Anda di halaman 1dari 3

Componentes tangencial y normal de la velocidad y aceleración

Primero considérese una partícula que se mueve a lo largo de una curva contenida en el plano
de la figura. Sea P la posición de la partícula en un instante dado. Se une en P a un vector
unitario et tangente a la trayectoria de la partícula y que apunta en la dirección de
movimiento. Sea e’t el vector unitario correspondiente a la posición P de la partícula en un
instante posterior. Si se dibujan ambos vectores desde el mismo origen O, se define el vector
Δet= e’t - et . Puesto que et y e’t son de longitud unitaria, sus puntas se encuentran sobre un
círculo de radio 1. Si se denota por ΔƟ el ángulo formado por et y e’t, se encuentra que la
magnitud de Δet es 2sen (ΔƟ/2) Al considerar ahora que el vector Δet/ΔƟ, se advierte que a
medida que ΔƟ se aproxima a cero, este vector se vuelve tangente al círculo unitario, esto es,
perpendicular a et, y que su magnitud tiende a

En consecuencia, el vector obtenido en el límite es un vector unitario a lo largo de la normal a


la trayectoria de la partícula, en la dirección hacia la cual cambia et. Al denotar este vector por
en, se escribe

Puesto que la velocidad v de la partícula es tangente a la trayectoria, puede expresarse como


el producto del escalar v y el vector unitario et. Se tiene
Para obtener la aceleración de la partícula, se diferenciará con respecto a t. Al aplicar la regla
de la diferenciación del producto de un escalar de una función escalar, se escribe

Pero

Al recordar de ds/dt = v, det/dƟ= en, y del cálculo elemental que dƟ/ds es igual a 1/α , donde α
es el radio de curvatura de la trayectoria en P, se tiene

Las relaciones obtenidas expresan que la magnitud de la componente tangencial de la


aceleración es igual a la razón de cambio de la velocidad de la partícula, en tanto que la
magnitud de la componente normal es igual al cuadrado de la velocidad dividida entre el radio
de curvatura de la trayectoria en P. Si aumenta la velocidad de la partícula, at es positiva y la
componente vectorial at apunta en la dirección de movimiento. Si disminuye la velocidad de la
partícula, at es negativa y at apunta contra la dirección del movimiento. La componente
vectorial an, por otro lado, siempre se dirige hacia el centro de curvatura C de la trayectoria.
De lo anterior se concluye que la magnitud de la componente tangencial de la aceleración
refleja un cambio en la magnitud de la velocidad de la partícula, mientras que su componente
normal refleja un cambio en su dirección de movimiento. La aceleración de una partícula será
cero sólo si ambas de sus componentes son cero. En consecuencia, la aceleración de una
partícula que se mueve con velocidad constante a lo largo de una curva no será cero, a menos
que la partícula pase por un punto de inflexión de la curva (donde el radio de curvatura es
infinito) o a menos que la curva sea una línea recta. El hecho de que la componente normal de
la aceleración dependa del radio de curvatura de la trayectoria que sigue la partícula se toma
en cuenta en el diseño de estructuras o mecanismos tan diferentes como las alas de los
aviones, las vías de ferrocarril y las levas. Para evitar cambios repentinos en la aceleración de
las partículas de aire que fluyen por las alas, los perfiles de éstas se diseñan sin ningún cambio
brusco en la curvatura. Se tiene igual cuidado al diseñar curvas de vías de ferrocarril, para
evitar cambios bruscos en la aceleración de los vagones (lo cual podría dañar el equipo y ser
incómodo para los pasajeros). Por ejemplo, a una sección recta de la vía nunca le sigue de
inmediato una sección circular. Se recurre a secciones de transición especiales que ayudan a
pasar de manera suave del radio de curvatura infinito de la sección recta al radio finito de la
vía circular. Del mismo modo, en el diseño de levas de alta velocidad se evitan los cambios
abruptos en la aceleración utilizando curvas de transición que producen un cambio continuo
de aceleración.