Anda di halaman 1dari 3

18

Propiedades del material 1

Resistencia a la tracción y deformación.


Cuando los materiales están expuestos a fuerzas, como la
tensión (fuerzas de estiramiento) y la compresión (fuerzas
de Aplastamiento), se deforman, es decir, cambian de
forma. El tipo de deformación depende del tipo de fuerza
que se aplica.
Cuando un material es sometido a tensión, su longitud
aumentará en cierta cantidad. Esto se llama extensión o
alargamiento. Es especialmente importante comprender el
rendimiento de los materiales en tensión, ya que su
resistencia a la tracción (capacidad para resistir la tensión)
suele ser menor que su resistencia a la compresión
(capacidad para resistir la compresión).
Elasticidad y plasticidad.
Algunos materiales pueden extenderse significativamente,
pero aun así vuelven a su forma original. La capacidad de
un material para hacer esto se llama elasticidad. La goma
es un ejemplo de un material muy elástico: puede
deformarse elásticamente en gran medida.
Si un material tiene una elasticidad muy baja y es fuerte,
los ingenieros dicen que es rígido. Si un material tiene
poca elasticidad y es débil, se lo describe como
quebradizo, es decir, se fractura (se rompe, debido a la
tensión) con mucha facilidad. El vidrio es un ejemplo de un
material frágil.
Algunos materiales pueden cambiar de forma
significativamente, pero no vuelven a su forma original.
Decimos que estos materiales son de plástico. A menudo,
la plasticidad se describe en términos específicos. Un
material que puede deformarse plásticamente mediante
martillado o laminado, por ejemplo, el plomo (Pb), es
maleable. Un material que puede extraerse (estirarse) en
una longitud larga, por ejemplo, cobre (Cu), es dúctil.
Etapas en deformación elástica y plástica.
El gráfico siguiente muestra el comportamiento de extensión típico de los
materiales dúctiles en las pruebas de tracción, donde una barra de muestra
está sujeta a una fuerza de tracción que aumenta progresivamente.

Puntos 0-1 La extensión de la barra es proporcional al aumento de la


tensión. Por ejemplo, cuando la tensión aumenta un 10%, la longitud
aumenta un 10%.

Punto 1 La barra alcanza el límite de proporcionalidad. Más allá de este


punto, la longitud comienza a aumentar a una velocidad ligeramente mayor
que la tensión.

Punto 2 Se alcanza el límite elástico. Más allá de este punto, la barra ya no


volverá a su longitud original. En muchos materiales, el límite elástico se
produce casi inmediatamente después del límite de proporcionalidad.

Punto 3: La barra alcanza su punto de rendimiento. Una vez que cede,


continúa aumentando en longitud, incluso sin un aumento adicional en la
tensión.

Punto 4 Esta es la máxima resistencia a la tracción (UTS) del material. Más


allá de este punto, aparece una cintura (una sección más estrecha) en un
punto a lo largo de la barra, lo que indica que está a punto de fracturarse.

Punto 5 Este es el punto de fractura, donde la barra se divide en dos.