Anda di halaman 1dari 11

La supervisión de los Circuitos Educativos

como instrumento critico para la descolonización

Sin descolonización la política educativa es letra muerta

Una constante del pensamiento colonizador ha sido crear justificaciones


para el despojo y la violencia. Justificaciones que se basan en un esquema
de oposiciones binarias que opera bajo la
racionalidad de “o estás conmigo o eres mi enemigo
mortal” donde la escuela no escapa de esta batalla
de ideas, por el contrario es el centro del debate en
que esta en pugna tres modelos educativos, que se pueden identificarse
claramente en área de combate en una esquina se encuentra dos
concepciones vinculadas que hacen énfasis una en los contenidos por lo
que es conocida como la bancaria y la otra en los resultados denominada la
manipuladora, ambas se identifican en desarrollar una pedagogía
autoritaria y paternalista, donde el educando es solo
un objeto por lo que su creatividad es bloqueada, su
participación es mínima y controlada, su criticidad es
bloqueada y a veces evitada. Por tanto ambos
modelos de la educación son colonizadores del ser social hasta el punto de
castrale el libre derecho de pensar.

En el mismo orden de ideas se puede evidenciar que la mayoría de


nuestras escuelas están plagadas de la enseñanza de la historia tradicional;
para un ejemplo cada mes que llega el mes de octubre se puede observar

1
cuadernos y carteleras repletos de imágenes conteniendo tres carabelas, o
si no un pequeño grupo de hombres europeos con caballos, armas, perros y
un cura portando una cruz en alguna costa caribeña acompañados por un
conjunto de indígenas arrodillados entregando perlas, oro y frutas..., nada
mas lejano de la realidad esa imagen de sumisión, aun nos preguntamos ¿A
16 años del decreto del “Día de la Resistencia Indígena” el pensamiento
colonizador cabalga en las maestras y maestros?
Igualmente sucede con otros temas de nuestras
historia que han sido fragmentados, simplificados y
tergiversados. Pero así mismo acontece con la
enseñanza de la geografía en los liceos cuando se
les dice a las y los adolescentes que gozamos de dos estaciones climáticas
obviando que somos un país intertropical con dos períodos bien definidos,
o cuando se les habla de los minerales se toca someramente el petroleo y
el hierro, obviando que poseemos 17 minerales de los 19 que mueven la
maquinaria industrial, militar y científica del mundo. Cabe mencionar que
tenemos un currículo chucuto porque para nada se imparte Educación
Petrolera o minera desde el nivel inicial hasta el universitario, siendo
nosotros un país petrolero o minero, siendo esta nuestra mayor fortaleza
ante el mundo económico, por algo somos la corona del tablero del ajedrez
capitalista; entonces ¿Qué sucede con el profesor o la profesora de
educación media que también va en el tren de la colonización? Ahora no es
hora del culpa a los docentes que provienen de “Los de abajo” si no de los
ideólogos del sistema educativo venezolano que edificaron el pensamiento
colonizador del puntofijismo como fueron Arturo Uslar Pietri, José Manuel
Siso Martínez, Luis Manuel Peñalver, Rafael Fernández Heres, Leonardo
Carvajal, Rafael Arraiz Luca, y otros de infortunio.

2
Mientras tanto en la otra esquina se ubica una concepción revolucionaria
por ser liberadora y transformadora que se caracteriza por tener una
pedagogía critica, donde el sujeto es el estudiante y su creatividad es
altamente estimulada, la participación es enormemente activada, la
criticidad es de gran medida estimulada, por tanto este modelo educativo
es totalmente descolonizador del ser porque busca liberarlo de las cadenas
que lo quieren oprimir al sistema capitalista que lo
quiere dominar. Tales fueron los educadores libres
pensantes como Simón Rodríguez, Argelia Laya, Luis
Cipriano Rodríguez, América Bracho, Luis Brito García,
ademas de otros y otras que han recorrido el mundo de nuestras aulas del
saber, porque ellos emprendieron la enseñanza de una historia insurgente y
de una geografía que respondiera a una nueva geometría del poder.

En atención a este último enfoque el docente supervisor/supervisora deberá


visitar el aula de la maestra y del profesor, revisar con delicadeza,
gentileza, con atención y sin imposición alguna acceder a la planificación
de la asignatura y al plan de evaluación de la misma, asimismo agudizar el
sentido para evitar los gazapos, porque mucha sangre ha corrido siguiendo
la lógica que busca que justos prevalezcan sobre injustos, civilizados sobre
bárbaros, desarrollados sobre salvajes, libres sobre esclavos. Esta dinámica
de pensamiento instituye, en resumidas cuentas, doctrinas políticas de odio
y/o amistad que son fundamento básico de la violencia (especialmente
colonizadora), sin dejar la posibilidad mínima de intermedio alguno.

3
Solo así la supervisión desde la concepción descolonizadora realizara su
encomiable labor misionera del acompañamiento pedagógico liberando la
causa de los dominados, de los oprimidos, siempre inspirado su trabajo
como investigador científico social, lo cual se recoge en sus escritos (actas,
informes y sistematizaciones) de una indiscutible calidad humana. En el
acercamiento interdisciplinario de la sociología de la educación, de la
historia de una educación liberadora y la pedagogía critica, la antropología
del saber, la filosofía de la educación, nos hace redescubrir el
funcionamiento de esa ideología colonial con sus dimensiones mística,
mesiánica, política y utópica, desnudando cada vez mas la verdad de los
cinco personajes emblemáticos de la Conquista: Colón, Losada, Oviedo y
Baños, Fray Aguado y Fray Simón: el descubridor, el
conquistador, el cronista y los misioneros. Es decir, se
trata de comprender, a través de un análisis interno del
discurso dominador, cómo los actores componen y
recomponen sus identidades simbólicas e intentan
legitimar su acción y empresa colonial. Aunque comparten todos los
prejuicios del colonizador, hay diferencias notables entre el exterminador
de Losada y los misioneros Pedro, maravillados a veces estos dos últimos
por las culturas indígenas a la que no lograron comprender ni entender en
su totalidad.

Para lograr comprender y profundizar lo que hemos venido


narrando en esta parte te invitamos supervisora y
supervisor a la lectura de la obra de Enrique Dussel, Luis
Bigott, Gustavo Gutiérrez, José Rafael Núñez Tenorio,
Ignacio Ellacuria, Carlos Lanz, quienes han tomado posición

4
de trinchera en este debate de ideas con una óptica grandilocuente ante
aquellos que se preparaban a celebrar cada año en nuestraamérica “la
gran hazaña” de 1492. El descubrimiento ha sido, al mismo tiempo, una
ocultación: por la violencia se ha encubierto a los pueblos que habitaban las
Américas, sus culturas, sus lenguas, sus personas y sus filosofías.

No es casualidad que la enseñanza del territorio se hizo siempre con mapas


editados por la maquinaria foránea del capitalismo igualmente los libros de
geografía nos decían que el polo norte poseía temperaturas mas frías y era
mas grande, hoy sabemos que es todo lo contrario de
cara al sur. Y en la geografía nacional siempre se nos
obvio la importancia productiva de los núcleos agrícolas
de los campesinos pobres en el abastecimiento de las
urbes, la distribución injusta de la tenencia de la tierra
tanto en el campo como en la ciudad, ademas nunca se
nos explico las razones de la desigual política de la red vial de penetración
agraria que estaba dirigida al servicio de la infraestructura de aquellos
centrales agrícolas de quienes eran propietarios los Amos del Valle y el
Estado burgués, originando así la falta de carreteras que atendieran las
necesidades de comunicación e intercambio comercial de las familias
campesinas pobres con los núcleos urbanos.

Descolonización del pensamiento: una alternativa para la


liberación de la escuela y del quehacer de la supervisión

5
Dentro del argot educativo nos encontramos con distintos términos que nos
llevan a hacer memoria y revisar sus connotaciones. Entre estos se
encuentra descolonización, el cual nos lleva de inmediato al término
colonización, pero ¿Qué conocemos por colonización y descolonización.
Según la literatura marxista del mundo de las Ciencias Sociales, se refiere:

• A la colonización como “la acción de ocupación territorial, por parte


de un Estado extranjero”, de un territorio alejado de sus fronteras
para explotarlo y dominarlo administrativa, militar y económicamente,
ademas del sometimiento de una población hasta el nivel de
oprimirla.

• Mientras que descolonización es el acto de “supresión de la condición


colonial de un territorio”. Es decir, la descolonización es el proceso de
independencia política de una colonia o territorio en relación con la
nación extranjera que lo dominaba.

En la contemporanidad, se ha impuesto un pensamiento colonial que se ha


mostrado de generación en generación; y una de las formas de transformar
este pensamiento, es partir de un diálogo de saberes y de culturas que
implica la participación directa de los docentes de aula, directivos y
supervisoras y supervisores educativos en la organización, programación,
ejecución de reglas empíricas, revisión, comparación y reorganización de
las leyes que rigen la educación en la escuela.

6
La interpretación de este hecho no se explica únicamente por una
hipotética deficiencia en la metodología didáctica empleada por la mayoría
del profesorado, aunque esta puede ser uno de los posibles motivos. Debe
considerarse, también, las evidentes dificultades que supone la enseñanza
y aprendizaje de una materia, como es la historia regional así como la
geografía local, por tres tipos de causas:

1. En primer lugar, porque la historia regional forma parte del contexto


cultural y social que ejerce, se cree que de una manera determinante,
una gran influencia en la concepción que los estudiantes tienen de
esta materia.

2. En segundo lugar, por la enorme complejidad y nivel de abstracción


que tiene la ciencia histórica; de esta manera, se podrá fortalecer la
identidad cultural y social de un pueblo partiendo desde una cohesión
histórica arraigada a un nuevo pensamiento transformador y
descolonizado a fin de desmontar las hegemonías y asimetrías
coloniales.

3. Y en tercer lugar, la geografía local observa, estudia, analiza y trabaja


con el territorio significativo y directo al estudiante, por tanto es el
espacio físico donde se propician un conjunto de relaciones
económicas, culturales, políticas, sociales, comunitarias, biológicas,
educativas, y geográficas, todas a la vez, de forma dialéctica. Donde
juegan un rol estelar la familia, comunidad, escuela y las

7
organizaciones sociales, ademas los ejes territoriales, entre ellos los
ejes comunales.

En el mismo orden de ideas, si se revisan las estrategias metodológicas que


tienen y aplican los docentes se puede ver que se desarrolla una axiología
empírica, dinámica, crítica (negociar qué valores son menos pertinentes
para el diálogo) e interventora (con capacidad de participar socialmente) y
no prescriptivista, para poder visualizar un cambio en el movimiento
colonialista del docente de la escuela y/o el liceo, poniendo especial énfasis
en la descolonización del pensamiento, tomando como enfoques
emancipador y critico que lleven a la transformación del aprendizaje de la
historia regional y la geografía critica de lo local que a su vez sustente las
proyecciones de la independencia en las variables del territorio como
perspectiva que se hace también ostensible dentro de una plataforma de
partida de las nuevas iniciativas de integración regional e institucional.

Al mismo tiempo, se puede aseverar que habrá aprendizaje en la medida


en que haya estructuras epistemológicas que las
posibiliten y procesos históricos reales como el enfoque
de la historia insurgente, situados desde los cuales se
enfrentaran las posibilidades para la transformación en
los contextos regionales y locales.

De tal manera, lo que se pretende es desmontar una ideología catedrática


de la enseñanza de la geografía para solamente conocer espacios

8
sometidos a la política del hinterland de la dependencia, es decir como
zona de influencia de un puerto, o la existencia alrededor de una ciudad o
de una infraestructura logística al servicio de una economía de puerto o de
extracción mas no de desarrollo de los pueblos dependientes. En este
sentido, entendiendo la urgencia de pensar la Descolonización del Estado
como horizonte necesario de los procesos de liberación de los pueblos que
buscan construir capacidad para gobernar su territorio soberano. El cada
vez más evidente caos sistémico, en el que las dinámicas propias de la
economía del mundo capitalista se manifiestan en las tensiones del sistema
interestatal, mientras el capital continúa reconfigurando las economías
periféricas, destruyendo derechos logrados por los pueblos en lucha por
construir sus Estado-Nación.

Igualmente pasa con la enseñanza de la historia regional parceladas de


manera segmentada-memorística y no en todas las vertientes a que esta
nos podría mostrar y desde luego la generación de nuevas didácticas para
la enseñanza de la historia regional en sentido que no sea solo para el
conocimiento local sino para trascender hacia la historia regional
latinoamericana y mantener así la unidad dentro del continente.

Por tal razón se propone un enfoque centrado en la descolonización del


pensamiento, específicamente, del docente de la escuela y/o liceo, para
alcanzar la transformación del aprendizaje de la historia regional, logrando
así el cambio colonialista que supone dará paso a la afirmación de la
identidad cultural-social y que éste, a su vez, proyectará una recuperación

9
del pensamiento critico independiente donde tendrá lugar la creación de un
nuevo modelo o movimiento complejo de la descolonización.

Al mismo tiempo, se tiene que producir conocimiento propio desde la


cultura. Todo esto en una dirección que permita salir de la civilización
occidental moderna capitalista para la transformación del aprendizaje de la
geografía critica-local y de la historia regional, que se manifieste
principalmente una propuesta soberana y que cambie la forma de pensar
del docente de aula, del cuerpo directivo y de las y los docentes que
ejercen la supervisión, rompiendo con el punto de vista objetivista y
estructuralista (colonialista), ya que el interés principal es el cambio del
colonialismo que supone dará paso a la afirmación de la identidad cultural-
social latinoamericana dentro de la desintegración colonial y afianzar la
descolonización de los pueblos en virtud de un cambio equitativo, y que
este a su vez, proyecte una recuperación del pensamiento critico
independiente el cual dará lugar a una creación de un nuevo modelo o
movimiento complejo de la descolonización del individuo, para comprender
su propia identidad cultural, más allá de los límites herméticos de las
rígidas identificaciones; de esta manera, se podrá fortalecer la identidad
cultural y social de un pueblo partiendo desde una cohesión histórica
arraigada a un nuevo pensamiento transformador y descolonizado a fin de
desmontar las hegemonías y asimetrías coloniales. De igual manera, se
espera que las y los docente fortalezcan y desarrollen las aptitudes y
conocimientos cultural propios de los territorios que sean necesarios para
transformar el pensamiento de la historia regional y de una geografía
critica-local.

10
Por tanto, es importante la transformación o redirección de lo que debe ser
la didáctica para la enseñanza de la historia regional y de la geografía local
por parte de los docentes de aula de manera que contribuya al
conocimiento y comprensión del territorio significativo del estudiante, luego
el estudio y análisis de otras regiones del país, y de otros países y culturas
del mundo de hoy.

De este modo, el enfoque geohistorico (la Historia y la geografía) ha de ser


un instrumento para ayudar a valorar al territorio, las localidades y regiones
y los demás países como los nuestros que han vivido aislados por razones
históricas, económicas y políticas, con el fin de contrarrestar esta situación
y fomentar la comprensión hacia otras sociedades vecinas tales como
nuestra Latinoamérica y el Caribe.

En resumen, nunca olvides querida supervisora y estimado supervisor que


provienes de “Los de abajo” y por mas que alcances obtener papeles de
posgrado y doctorado siempre seras visto como “Los de abajo” de Mariano
Azuela a la hora de la santa cena de los Amos del Valle; así que comienza a
descolonizarte para que puedas descolonizar.

Saludos de Jhon Hernández

11