Anda di halaman 1dari 6

Comisión Especial de Justicia y Paz

Informe de la visita de la Sra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de DDHH


de la ONU a Venezuela

Preparado por: Dip. Delsa Solórzano

La Sra. Michel Bachelet estuvo en Venezuela entre los días 19 y 21 de junio del presente
año. Esa visita había sido solicitada por las fuerzas democráticas de nuestro país desde hace
mucho tiempo. En efecto, incluso esta solicitud se realizó cuando aún ocupaba ese cargo el
Sr. Zeid Ra’ad Al Hussein, a quien debemos reconocer su compromiso con la causa demo-
crática y que siempre nos recibió con profundo interés.

Adicionalmente, debemos resaltar que conocemos al equipo técnico de esta oficina de Na-
ciones Unidas, debido a la innumerable cantidad de denuncias que hemos tramitado ante
ese instancia, por lo que podemos dar fe de su imparcialidad, profesionalismo y entrega.
Creemos prudente dejar sentadas esas bases para, de seguidas, tratando de hacer el análisis
más objetivo, proceder a desglosar cada uno de los aspectos vinculados a la visita de la Sra
Bachelet a Venezuela.

Ya hemos dicho que en distintas oportunidades habíamos invitado a la Sra. Bachelet a venir
al país. Esto, con base en su funciones y sus métodos de trabajo, que son definidos en este
breve párrafo: “Para llevar a cabo su amplio mandato de derechos humanos, el ACNUDH
actúa de manera objetiva frente a las violaciones de los derechos humanos en todo el mun-
do. Trabajar en la consecución de este objetivo, colabora con gobiernos, parlamentos, auto-
ridades judiciales, policiales y funcionarios de prisiones, instituciones nacionales de derechos
humanos, ONG y una amplia gama de otros actores de la sociedad civil, además de los
asociados de las Naciones Unidas, para crear conciencia y respeto de los derechos huma-
nos. El ACNUDH faculta a las personas para reclamar sus derechos y ayuda a los Estados a
respetar sus obligaciones en materia de derechos humanos”.1

Adicionalmente, es de destacar que la oficina de la ACNUDH, tiene un mandato expreso del


Consejo de DDHH de la ONU, donde “Solicita a la Alta Comisionada que prepare un infor-
me exhaustivo por escrito sobre la situación de los derechos humanos en la República Boliva-
riana de Venezuela que será sometido al Consejo de Derechos Humanos en su 41er período
de sesiones y al que seguirá un diálogo interactivo de mayor calado, y que presente oral-

1 Tomado de la Página WEB de ACNUDH https://www.ohchr.org/SP/AboutUs/Pages/HowWeDoIt.aspx



Comisión Especial de Justicia y Paz

mente al Consejo, en sus períodos de sesiones 40o y 42o, información actualizada sobre la
situación de los derechos humanos.”2

Dicho esto, debemos colegir que la Alta Comisionada de DDHH pudo venir a Venezuela
atendiendo la invitación hecha por la sociedad civi, por la Asamblea Nacional, por el propio
Nicolás Maduro o en acatamiento del mandato del Consejo de DDHH. Sin embargo, ella
decidió hacerlo atendiendo la invitación de Maduro, calificándolo como “Gobierno de Ve-
nezuela”. Asumamos que la razón fue facilitar su venida al país y prevenir que le fuera ne-
gado su ingreso por parte de los órganos de la dictadura.

Pasemos pues, de seguidas a analizar la vista de la Sra. Michelle Bachelet a Venezuela, así
como cada punto de su declaración.

En efecto, la sola visita es una demostración de que la situación en nuestro país es crítica y
amerita una presencia de esta entidad. Igualmente es también evidencia de que en Ve-
nezuela de violan gravemente los DDHH y eso es responsabilidad exclusiva del Estado. Va-
loramos de manera positiva este hecho, así como la permanencia de parte del equipo técni-
co de la Oficina de la ACNUDH, a cuyo compromiso y profesionalismo ya nos referimos ut
supra. Consideramos positiva también la posibilidad del establecimiento de una oficina per-
manente de la ACNUDH en Venezuela.

Resulta obvio que este equipo ha podido presenciar las consecuencias de la grave crisis que
hoy atravesamos y ello ha quedado plasmado en un informe elaborado recientemente, a
raíz de la visita del equipo técnico al país en el mes de marzo de 2019.

Dicho esto, pasamos de seguidas a referirnos a la declara de la Sra. Bachelet. Ella expresa
que cuenta con “el compromiso expreso del Gobierno para llevar a cabo una evaluación de
la Comisión Nacional para la Prevención de la Tortura”.3 En este sentido, vale la pena seña -
lar que aún estando presente en Venezuela la Alta Comisionada de DDHH, fueron sometidos
a desaparición forzada cuatro uniformados, entre ellos un general de la Aviación y dos co-
misarios policiales, quienes habrían sido detenidos el viernes pasado por el Servicio Boliva-
riano de Inteligencia (SEBIN). Igualmente hay serias denuncias de Torturas contra estos y

2Tomado de los documentos de la Asamblea General de la ONU http://ap.ohchr.org/documents/S/HRC/


d_res_dec/A_HRC_39_L1_rev1.pdf

3 Según el artículo 1 de la Declaración Universal contra la Tortura, aprobada por la Asamblea General de Naciones
Unidas el 9 de diciembre de 1975, encontramos que: “Para los Fines de esta Declaración, tortura significa todo acto
por el cual se inflige intencionadamente un intenso dolor o sufrimiento, físico o mental, por, o a instigación de, un
funcionario público, a una persona para fines tales como obtener de ella o de un tercera persona una información o
confesión, castigarla por un acto que ha cometido o intimidarla, a ella o a otras personas.”

Comisión Especial de Justicia y Paz

otros ciudadanos. Con lo cual, es claro que el “compromiso” asumido por la satrapía, quedó
solo en palabras vacías, como es lo habitual.

Igualmente, cabe destacar las torturas a las que ha sido sometido en particular el prisionero
político Vasco Dacosta, quien debe ser intervenido quirúrgicamente con carácter de urgen-
cia, por un tumor en un ojo, debido a las consecuencias de tales maltratos por parte del Es-
tado y aun estando en Venezuela la Sra. Bachelet, se negó el traslado a un centro de salud.
Igualmente es dable señalar que las torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes, no
han cesado ni antes, ni durante ni después de la visita, con ninguno de los prisioneros políti-
cos. Hechos como estos, configuran claramente una violación a los DDHH y en este caso
concreto, se trata de un crimen de lesa humanidad, que debe ser denunciado ante la Corte
Penal Internacional.4

Más adelante en su declaración, la Sra. Bachelet celebra la liberación, del Dip, Gilber Caro,
secuestrado político, quien según señala la Alta Comisionada “se encontraba en custodia en
el SEBIN”, afirmación ésta bastante particular, ya que la propia ACNUDH, con relación al
caso del Dip. Caro, en fecha 3 de mayo de 2019, destacó: “Su arresto no sólo se llevó a
cabo pasando por alto su inmunidad legislativa, sino que su ubicación no ha sido confirmada
por las autoridades. Esto constituye una desaparición forzada bajo la ley internacional”.5

Llama pues poderosamente la atención, que el Diputado Caro aparece en uno de los cala-
bozos de SEBIN (policía política de la satrapía) y no hay ninguna mención a este hecho, ni
tampoco se concatena con la anterior declaratoria de desaparición forzada. En este mismo
orden de ideas, debemos destacar que nosotros celebramos la liberación del Dip. Caro,
pero, el acoso contra el parlamento no se limita al secuestro de nuestro colega parlamenta-
rio, quien por cierto nunca fue presentado ante un tribunal y nunca fue allanada su inmuni-
dad parlamentaria (ni por la Asamblea Nacional, como en Derecho corresponde, ni tampo-
co fue sometido al irrito procedimiento que para con los demás parlamentarios ha seguido el
ilegal TSJ o la inconstitucional ANC). El acoso contra la Asamblea Nacional alcanza a toda
la institución de maneras diferentes, tal como consta en informe que fue entregado a la Sra.
Michelle Bachelet.

4 Esto, a tenor de lo establecido en el artículo 7, punto 1, literal F del Estatuto de Roma. Igualmente, el artículo 7,
punto 2, literal e, señala: “Por "tortura" se entenderá causar intencionalmente dolor o sufrimientos graves, ya sean
físicos o mentales, a una persona que el acusado tenga bajo su custodia o control; sin embargo, no se entenderá
por tortura el dolor o los sufrimientos que se deriven únicamente de sanciones lícitas o que sean consecuencia
normal o fortuita de ellas”.

5 https://lta.reuters.com/articulo/venezuela-onu-idLTAKCN1S90V8

Comisión Especial de Justicia y Paz

Igualmente, se saluda la liberación de los ciudadanos Melvin Farias y Junior Rojas, estos úl-
timos estaban en prisión por un altercado con un escolta de Maikel Moreno. Coincidimos con
la Alta Comisionada, sin embargo no tranquiliza el hecho de que faltan por liberar al rede-
dor de 700 prisioneros políticos venezolanos.

En cuanto a las reuniones sostenidas por la Sra. Bachelet durante su visita a Venezuela, qui-
siéramos destacar el hecho del reconocimiento de su parte a instituciones o representantes
del Estado que, a tenor de lo establecido en nuestro texto constitucional no gozan de legiti-
midad alguna6 . Nos referimos de manera particular a los casos de quien usurpa el cargo de
Ministro del Interior. Es el caso que, en fecha 8 de junio de 2017, previo informe emitido por
la Comisión Permanente de Política Interior y apegados estrictamente al texto constitucional,
se aprobó un voto de censura contra el para entonces ministro Néstor Riveroll y se destituyó
de su cargo. De tal manera que, en respeto a la legalidad interna, el Sr. Néstor Reverol no
puede ser reconocido como Ministro por ente alguno. Así mismo, tampoco puede ser reco-
nocida como legítima la llamada “Asamblea Nacional Constituyente,” porque de hacerlo, no
sólo se violenta el Estado de Derecho, sino que se legitimarían también sus írritas actuacio-
nes.

Por lo que respecta a las reuniones realizadas con las víctimas de violación de DDHH, de-
bemos destacar lo siguiente:

1.- Las audiencias fueron absolutamente insuficientes. No todas las víctimas fueron debida-
mente atendidas7. Somos absolutamente conscientes de la enorme cantidad de víctimas que
hay en el país, pero, el tiempo dedicado así como la atención y organización brindadas, no
se correspondieron con las necesidades de un caso como el venezolano.

2.- Todas las víctimas lo son del Estado, sin distingo de con quién simpaticen políticamente. La
separación entre víctimas simpatizantes del gobierno o simpatizantes de la oposición es ab-
solutamente alejada de los parámetros que deben cumplirse en materia de DDHH, ya que
únicamente el Estado puede violar tales Derechos. Cuando una víctima acude a nosotros, la
defendemos sin miramientos del color de su camisa partidista.

6 Sin menoscabo de que el mundo democrático y la Asamblea Nacional como ente no reconocemos a Nicolás Ma-
duro como Presidente de Venezuela, por no haber contado el proceso del pasado 20 de mayo de 2018 con los re-
quisitos necesarios para una elección libre.

7 El 6 de septiembre de 1979, arribó la CIDH a la Argentina con el fin de verificar la grave situación de violación de
DDHH en ese país como consecuencia de la dictadura que vivían. Permanecieron 2 semanas y predijeron atender
5580 víctimas.

Comisión Especial de Justicia y Paz

3.- En el supuesto caso de cualquier ciudadano que haya sufrido lesiones o la muerte por
parte de un particular, esto debe tratarse como un delito común y sus victimarios deben sufrir
todo el peso de la ley, en tanto corresponda en Derecho, pero, no puede ser tratado como
un crimen de DDHH, porque son absolutamente diferentes desde el punto de vista técnico.
En tal sentido, aun la falta de justicia en un caso como éste, es también responsabilidad di-
recta del Estado, cuya máxima jefatura usurpa hoy Nicolás Maduro.

Por otra parte, la Sra. Bachelet afirma que el 75% del presupuesto nacional es dedicado a
programas sociales. En tal sentido la invitamos a revisar el informe de la ONG Transparencia
Venezuela, que no sólo desmiente esa afirmación, sino que aclara con lujo de detalles la dis-
tribución del presupuesto nacional. En tal sentido, la señalada ONG demuestra que existe
una enorme opacidad en materia presupuestaria en el país. De hecho, no existe en Ve-
nezuela Ley de Presupuesto. De tal manera que, la afirmación hecha por los representantes
de Nicolás Maduro, no puede darse por cierta.8

Al mismo tiempo, debemos referirnos a la grave crisis humanitaria que afecta hoy a nuestro
país, la cual atribuye la Alta Comisionada, entre otras razones a las sanciones impuestas por
Estados Unidos al comercio de oro en nuestro país. En tal sentido, la Sra. Bachelet parece
desconocer lo siguiente: “El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacio-
nal, Carlos Paparoni, denunció el tráfico de oro del Arco Minero. /El parlamentario explicó
durante la reunión de la instancia legislativa que la venta de oro proveniente del Arco Mine-
ro a varias empresas por el Banco Central de Venezuela, no ha sido autorizada por la
Asamblea Nacional. / Indicó el diputado que con esta actividad no sólo se han cometido
delitos ambientales sino que además esos recursos están siendo malversados, mal utilizados
y se han prestado para la corrupción. / Indicó Paparoni que hasta diciembre de 2018, Nico-
lás Maduro ha vendido 73 mil kilos de oro aproximadamente. / Enfatizó que desde la
Asamblea Nacional “seguimos trabajando para que no se pueda vender un solo gramo más
de oro que sea utilizado por Nicolás Maduro y que los ingresos de los venezolanos sean
usados básicamente para mantenerse en el poder”. / Explicó que se logró detener la com-
pra de oro por parte de la empresa Noor Capital a través del BCV el 25 de enero de este
año. “Hoy vemos cuáles fueron las transacciones que se hicieron y quiénes fueron los que
compraron las 73 toneladas de oro durante el año pasado”. Igualmente señaló que las em-
presas que aparecen como compradoras son en primer lugar Noor Capital de Emiratos Ára-
bes Unidos con 27.298 mil kilos de oro, Goetz Gold con 21.886 mil kilos y Sardes Klyneth
Mandeler As con 23.904 kilos de oro. / El diputado reiteró el compromiso de proteger los
activos del país los mismos que aseguren nuestro futuro y evitar que sigan saqueando aque-
llos que hoy usurpan el poder en Venezuela. / Por su parte, la firma de inversión Noor Capi-

8 https://runrun.es/noticias/356841/transparencia-venezuela-gobierno-incrementa-la-opacidad-al-ocultar-el-monto-
del-presupuesto-2019-2/

Comisión Especial de Justicia y Paz

tal de Emiratos Árabes Unidos confirmó que compró tres toneladas de oro al Banco Central
de Venezuela el 21 de enero. / La empresa agregó que la adquisición del oro al instituto
emisor venezolano no fue una “operación ilegal”, pero dijo que se abstendrá de realizar
más transacciones.“. “ 9. Con esto, así como con muchas otras denuncias realizadas por el
Dip. Américo De Grazia, quien hoy se encuentra en calidad de huésped en la Embajada de
Italia en Venezuela, debido a que ha sido violentada su inmunidad parlamentaria por parte
de la satrapía de Nicolás Maduro, queda evidenciado, que el problema del oro en Ve-
nezuela no se debe a las sanciones impuestas, sino a la gran corrupción que opera en nues-
tro país.

Como corolario de todo lo anterior, debemos destacar que el liderazgo político venezolano
que milita en la causa democrática, está dispuesto a dar todos los pasos necesarios para res-
tablecer el sistema de libertades y el Estado de Derecho y de Justicia en nuestro país. Sin
embargo, debe quedar meridianamente claro que, únicamente el Estado viola DDHH y en
este caso, como ya hemos señalado a lo largo de éste análisis, la máxima autoridad y repre-
sentación de ese Estado en Venezuela, se encuentra usurpada por Nicolás Maduro Moros.

Finalmente, esperamos que el informe que será emitido el 5 de julio por parte de la oficina
de la ACNUDH, se encuentre apegado a criterios técnicos y a las constataciones que ha po-
dido hacer el equipo técnico de la señalada Oficina durante su estancia en el país.

Estaremos atentos a tal documento y elaboraremos un análisis detallado del mismo.

9 http://www.eluniversal.com/economia/32460/an-denuncia-trafico-de-73-toneladas-de-oro-del-arco-minero