Anda di halaman 1dari 2

Relaciones de la tercera edad (Elsa y Fred)

Durante casi toda mi vida he escuchado a las personas, en películas, leído en


libros que las personas de la tercera edad son personas que sufren mucho, que
son personas muy solitarias, y la verdad es que tiene un tanto de verdad, pues he
visto con mis ojos eso mismo.
Pero también he visto a parejas de la tercera edad que tienen una vida de pareja
espectacular, como si no les importará el qué dirán las personas más jóvenes o de
la misma edad que ellos, y tiene toda la razón del mundo, así es como debería de
vivir una pareja, despreocupados por el que dirán los demás de nosotros.
Pienso que muchas parejas adultas o de la tercera edad encuentran el verdadero
amor, creo que muchas de ellas comprueban las palabras de Eric Fromm «El arte
de amar» Que para desarrollar un amor maduro, sabio y responsable necesitamos
trabajar en cuatro dimensiones esenciales: el cuidado, la responsabilidad, el
respeto y el conocimiento.

El amor y las relaciones en personas de la tercera edad me parecen tan


importantes porque el ser humano es sociable por naturaleza, al ser humano le
agrada compartir con otras personas, participar en eventos y actividades. Leí en la
revista QUO ¨Para muchos resulta común asociar la adultez tardía con un
progresivo empobrecimiento de las relaciones interpersonales producto de la
disgregación familiar y la pérdida de roles en la sociedad, ocasionando un
aumento en la incomprensión del núcleo familiar y siendo excluidos de las
relaciones interpersonales.
Entrar en lo que se considera tercera edad no tiene por qué suponer el final de las
expresiones de afecto y sexualidad, porque lo único que cambia es la manera de
relacionarse. El ser humano es capaz de amar hasta su último instante; y esta
capacidad para dar y recibir amor es siempre un acicate para la vida.
Existen estudios que demuestran que los mayores que disfrutan de una vida
sentimental plena tienen mejores resultados en salud física y mental, además de
una mejor calidad de vida, independientemente de sus patologías asociadas.
La relación de amor en pareja se transforma en parte fundamental de la vida en
las personas mayores. Los abrazos, los besos y las caricias, así como el saberse
querido ofrecen una nueva dimensión a las personas en esa etapa, tanto si
hablamos de una pareja con largos años de convivencia como si se trata de una
nueva e ilusionante relación.
Conclusión.

Las personas de la tercera edad están propensas a sufrir de abandono, ya que


para las generaciones más jóvenes son personas desechables, la sociedad ya le
exprimió lo que tenía que ofrecer y ya no funciona para la sociedad servicial.
Entrar en esta etapa de la vida conlleva muchas depresiones, muchos altibajos, y
por eso es sumamente importante tener alguna relación interpersonal, porque
ellos son quienes apoyan cuando se siente mal el otro, llámese amigos, familia,
pareja, etc.
Me preguntaron si las personas de la tercera edad no sentían amor, y con esté
tema me doy cuenta de que es una etapa en la que el amor se puede vivir con
todos los sentidos del cuerpo, que se puede llegar a amar tanto a una persona en
esta edad, pues ya no se trabaja, ya no hay estrés, ni e estudia, y se puede pasar
el tiempo pensando o estando con aquellas personas.

A manera de aprendizaje me quedo con que nunca hay que ser egoístas con las
personas de la tercera edad, y siempre hay que estar atentos a ellos.