Anda di halaman 1dari 10

Los escritores larvatorios Disertaciones sobre la Alt Lit.

Por: Elizabeth Piceno.

Todos los días nos enfrentamos a la curiosidad y necesidad de asomarnos a las


redes sociales, pues estas se han convertido en parte importante en nuestra vida
personal, sean un hábito o necesidad, hoy día, navegar en ellas es una de las
actividades que abarcan la mayor cantidad de tiempo de nuestras formas de ocio.
Como escritores y siendo partícipes de una nueva generación en la que Facebook,
Twitter, Instagram, son parte de nuestra forma de percibir el mundo, me parece vital
hablar sobre lo que los escritores y estudiosos de la literatura comunicamos en ellas.
Pero, si vamos a hablar de la literatura, ¿por qué comenzar mencionando las
redes sociales y lo que circula ellas?; por la misma razón o lógica por la cual
debemos considerar que gran parte de la literatura que escribimos y leemos se
encuentra digitalizada, y por la existencia de revistas en formato electrónico. Los
escritores publican su obra en blogs o en grupos de Facebook de manera periódica,
y esperan ansiosamente comentarios o likes que midan la simpatía por aquello
escriben.
Creo la literatura dentro del ámbito electrónico es ya no sólo una realidad sino
también una necesidad para muchos jóvenes creadores. La presencia del arte
literario en las redes es innegable; basta darse una vuelta por páginas grandes
instituciones académicas como la UNAM que ofrecen descargas gratuitas de cientos
de libros de escritores reconocidos, así como revistas de índole académico que
hacen difusión y crítica literaria y lo difunden a de manera electrónica.
También opino, aunque algunos me juzguen como tradicionalista, que la
literatura, aún dentro de sus nuevos términos y formas de difusión no puede, no
fijarse o reproducirse dentro de los medios electrónicos irresponsablemente, sobre
todo si hablamos de las aportaciones de las generaciones actuales de creadores y
críticos literarios.
Lo anterior, va al caso porque he observado el nacimiento de una nueva
tendencia de expresión en el internet, la Alt Lit. La necesidad de analizar este
fenómeno surge de mi naturaleza como crítica literaria y comunicóloga, así como
de mi gusto por la lectura y el análisis de la literatura. Pienso que la buena literatura

1
alimenta el espíritu creativo del ser humano, y siguiendo la línea filosófica de Mijaíl
Bajtín donde la palabra habla y hace trascender lo humano, opino que aquello que
creamos enuncia la belleza no sólo del mundo, sino también la de nuestro espíritu.
Por ello, a partir de mi experiencia y vida en las letras literarias, remito a un
proverbio árabe, que es para mí, premisa fundamental de existencia y permanencia,
no sólo en nuestro acontecer diario, sino también en nuestra voz y escritura: No
abras los labios si no estás seguro de que lo que vas a decir es más hermoso que el silencio;
a mi parecer esta premisa debe ser aplicable al arte, el cual estoy segura, no se
crea ni se genera por osmosis, ni por espontaneidad; sino embelleciendo nuestra
capacidad creativa por medio de la lectura asidua y la escritura creativa.
Más allá de la falta del ejercicio de la lectura, en términos reales, encontramos
la Alt Lit, como un género de escritura que evidencia un problema complejo, en la
manera de expresarnos sobre todo en la escritura como ejercicio crítico y
profesional, pues a mí parecer esta refleja caos, indefinición y vacío intelectual que
son según Gilles Lipovetsky las características de la hipermodernidad, es decir la
era del vacío en la que vivimos.
Para hablar sobre cualquier tema es importante remontarse al origen del
mismo, sobre todo si buscamos hacer una crítica, en mi caso no busco realizar un
ataque en sí mismo a este término, sino conformar una reflexión sobre la manera
en la que nuestra generación de jóvenes escritores pretende expresarse.
A mi parecer este término, y sobre todo su utilización en las expresiones
escritas en México, es una muestra de la clara dependencia e influencia que las
corrientes literarias norteamericanas, no sólo ya sobre nuestra escritura, y además
deja ver algo más grave aún, el hecho de que seguimos colonizados culturalmente,
cuestión se muestra en el contenido de un discurso literario de baja calidad.
Puedo decir, en principio, que mi disgusto con la alt lit, tiene que ver en
primera instancia con la manera tan vaga en que este término justifica la utilización,
y tal vez valemadrismo, con en el que algunos de sus autores usan y crean
“licencias” poéticas, para construir un conjunto de palabras que puede llamarse de
cualquier forma menos literatura.

2
Mi crítica entonces, no es hacia la existencia de la Alt Lit como forma de
expresión, sino el tipo de recursos de los que nuestros escritores en se valen de la
creación o existencia de nuevas corrientes expresivas para denominarse a sí
mismos escritores, sin realizar o tener los méritos necesarios o competencias
comunicativas que da por sí misma la lectura continua y asidua de poesía, narrativa
y prosa, que a mi parecer son puntos clave para la escritura.
No busco o no pretendo que todo lo escrito en las redes, o fuera de ellas, tenga
el tono, estilo o ritmo de los grandes escritores mexicanos como Octavio Paz, o
Carlos Pellicer, pero si despertar una conciencia sobre la forma en la que algunos
aprendices de escritores utilizan, incorporan modas y tendencias literarias.
Una de las características de la Alt Lit es principalmente su intento estético por
no ser literatura de canon; en ella podemos decir muere la metáfora a favor de un
acto comunicativo inmediato, que se da por medio de la red, premisas que
establezco a partir del análisis de cientos de muros compañeros escritores que han
publicado sus contribuciones dentro de esta tendencia. La mayoría de estos
creadores no buscan siquiera comunicar, sino tan solo ganar likes y estar a la moda,
para mantener esa pose que esta tan de moda entre muchos de los jóvenes
universitarios hoy, la pose de ser culto, y al ser, la mayoría de las veces producto
de una pose, afirmo que la alternative literature es una moda no literatura, pues:
La literatura posee un valor semántico y de significado, y un valor formal o de
expresiones lingüísticas. El común denominador de ambos valores está en la intención.
La intención semántica se refiere al suceder ficticio, sólo hay literatura cuando ambas
intenciones se juntan. […] sin intención estética no hay literatura; sólo podría haber
elementos aprovechables para hacer con ellos literatura; materia prima, larvas que
esperan la evolución de creador. Reyes: 87
El uso indiscriminado del verso libre en Alt Literature no es funcional, a mí
parecer, para llamar poesía a un tipo de prosa que, aunque es expresiva no se
caracteriza por tener una función poética como tal, hablo en particular de la poesía,
porque es el género donde más autores escriben, a su modo de ver Alt Lit. Como
muestra de lo que algunos escritores entienden como Alt Lit, expondré a
continuación algunos fragmentos de esta corriente, para hacer un pequeño análisis
comparativo con poesía mayor, pretendo con ello argumentar en mi perspectiva, el

3
porqué de la intranscendencia o fallida pretenciosidad de la Alt Lit, en la cual
aprendices de escritores juegan a ser poetas malditos, claramente sin lograr,
acercarse mínimamente a grandes autores como Baudelaire.

Como muestra, el siguiente texto: En Manhattan, sobre la calle 29, cruzando


la avenida, sobre las vías, hay una pequeña playa de Tao Lin.

Te saliste de la escuela/te rendiste en la vida/tuviste cáncer o algo así entonces te quitaron


la piel/hubo problemas con tus nódulos linfáticos/fuiste a mi lectura en el barrio chino y
vomitaste/tuvimos escritura creativa/escribiste sobre un perro que era un robot triste/yo escribí sobre
un niño triste y un calamar gigante/ahora tú eres un electricista/porque las deudas de la universidad
te arruinaron/juegas mucho un videojuego en la computadora/subiste de peso/dices que ya no
revisas tu correo/te doy dinero para los cigarros te rendiste en la vida, te digo/tú dices que no. Tao
Lin.
Como es visible y leíble, la existencia de lógica o distribución de una armonía
semántica en ella es prácticamente nula, y además se caracteriza por la falta de
coherencia en sus imágenes, esto aunado a la intención de dar una estructura de
versificación en algunos escritos sin justicación, termina por convertir a la poética
de la alt lit en un caos; esto debido a que su contenido, en mi opinión parece fijarse
a modo escritura automática, dando como resultado una sobre adjetivación en pos
de una función expresiva maximizada, como si el vertir nuestros enunciados de
pulsión erótica o tánatica de forma insolente y en ocasiones hasta vulgar
construyera a un buen literato.
Junto con esta afirmación llego a un punto medular de mí trabajo: No crítico el
uso o existencia de la alt li, pues si pensamos su existencia enfocados en los límites
de su propio terminología, podemos dar cuenta que efectivamente se trata de una
forma de expresión alternativa a la literatura pero nunca literatura, por ello el hecho
de que estudiantes de literatura y letras, creación literaria y afines se mofen de ser
creadores literarios crear literatura dentro de los esquemas de la alt lit deja mucho
que desear y es bastante cuestionable.
Esto, porque creo que no es, y nunca será lo mismo, mencionar que nuestra
influencia Literaria es Tao Lin, que afirmar que nuestra inspiración literaria es
Octavio Paz, Olga Orozco, Carlos Pellicer o Xavier Villaurrutia. Creo que todo

4
escritor debe ser un lector competente, basta abrir los ojos y leer un fragmento de
Piedra de sol, para dar cuenta de lo que hablo, para sentir y vibrar el verdadero arte
literario, ese que se conforma de belleza, armonía, espiritualidad y sobre todo de un
significado trascendental e innovador para la vida humana.
Voy entre galerías de sonidos/ fluyo entre las presencias resonantes/voy por las
transparencias como un ciego/ un reflejo me borra, nazco en otro/oh bosques de pilares
encantados/bajo los arcos de la luz penetro/ los corredores de un otoño diáfano.
Voy por tu cuerpo como por el mundo/tu vientre es una plaza soleada/tus pechos dos
iglesias donde oficia la sangre sus misterios paralelos/mi mirada te cubre como Yedra/
eres una ciudad que el mar asedia/una muralla que la luz divide en dos mitades de color
durazno/un paraje de sal rocas y pájaros bajo la ley del mediodía absorto. (Paz, 2008:58)
Creo que en general el problema de la alt lit tiene que ver con su
conceptualización, más allá de los tópicos, tropos o temas que se manejan, su
problema tiene que ver con la forma en que su discurso no brinda algo nuevo, lo
cual la convierte en una movimiento que está destinado a no tener trascendencia, y
lo que es aún más preocupante es el hecho de que los jóvenes que incursionan
dentro de esta tendencia piensen que escribir en esta línea es crear vanguardia sin
tomar en cuenta los pilares de la construcción literaria que son: estructura, armonía,
belleza y sobre toda creatividad.
Paradójicamente uno de los principales argumentos para defender la Alt Lit o
su discurso es precisamente el hecho de no considerarle como tal literatura. Si bien
para muchos no puede juzgarse literatura como tal, sin duda alguna para quienes
nos dedicamos a las letras y su crítica, la existencia de este tipo de escrituras,
representa todo un reto en la medida en que no sólo nuestros actos hablan por
nuestas palabras, sino en el hecho de que también en nuestras palabras se expresa
y habla nuestro espíritu.
La alt literature es parte de un fenómeno cultural que da cuenta de lo que Gilles
Lipotvesky consideró una característica por excelencia de la modernidad: el vacío.
En este caso se trata de un vació disfrazado de expresión que va de la mano con la
necesidad del ser humano de ser aceptado dentro de una sociedad o movimiento,
aunque el contenido o pensamiento que sustente a estos de estos carezca de un
sentido lógico o al menos ético. Podrían inclusive algunas de las composiciones en

5
esta tendencia ser un símil a la idea que Mario Benedetti plasma en su libro Memoria
y Esperanza; Un mensaje a los jóvenes.
Esa canción de hoy, habitual y pegadiza con sus trovas y salmodias, con sus tangos y sus
coplas, con su samba y particularmente con su rock, puede desarrollar como motivo
efusiones de amor, destellos de alegría, clamores de protesta, pero también simplemente
difundir un estribillo monótono y pueril que nada dice y sólo sirve para aletargar al oyente
[…] se vapulea con razón a la televisión basura, pero nadie se ocupa de la canción basura,
que paulatinamente va desgastando la veta sensible a los jóvenes (Benedetti, 2006:51).
Para ejemplificar de una forma más práctica aquí el fragmento de lo que
considero una canción basura, que puede ser una afirmación muy fuerte, pero
pensémoslo bien, ¿En qué cuestión difieren este tipo de letras a algunos
escritos de alt lit? Leamos las siguientes composiciones y encontremos la
respuesta:
Me cacho las fotos/ también los vídeos y como negarlo/ deje abierto el facebook vergüenza
no tengo/ pero no me alegro/ yo estaba de aquellas fumando y cogiendo/ la vida viviendo
yo no lloro.
Pa’ que me lo fumo solo/ mejor contigo lo rolo/tu tan fresca, yo tan cholo/ volando como el
Apolo en un viaje sideral/ porque esta madre es in-total/por las dos hasta el final/ ella tiene
que capear/ que a los dos les pertenezco/ que las dos tienen su puesto. Los mensajes del
Whatsapp, Cartel de Santa.
No es necesario hacer un análisis exhausto para concluir que lo anterior no
es literatura, en principio por que los interpretes son un grupo popular y como es
notable esta canción, está cargada de rimas asonantes y de lo que en análisis del
discurso llamamos lugares comunes, además de que el lenguaje y el vocabulario
utilizado son de bajo tono bajo y de uso común. En concreto no podemos llamar a
este tipo de creaciones, poesía.

A continuación, un texto contenido en el blog Mis poemas Alt Lit de Luis


Eduardo García, que confirma la constitución pueril y aletargadora de la escritura
Alt Lit.
Estaba navegando en redtube/en porntube/en xtube/cuando recordé/que tenía un bebé en
el congelador/Corrí a sacarlo/y le di un abrazo muy fuerte/Gú,gú. El nene azul/me pidió
una canción/y subí todo el volumen: un negro/con la verga tan grande como un
calamar/taladraba a una asiática/y lo juro/ sonaba casi a Vivaldi.

6
Creo que el contenido del escrito anterior habla por sí solo, pues las palabras
que tejen su discurso significados tienen intrascendentes, creatividad; y en mi
opinión sólo deja ver las limitaciones de una generación de escritores larvarios y
de personas comunes, que al igual que la mayoría del público televisivo,
influenciado por la modernidad comercial, gusta de lo inmediato y disfruta de la
apariencia de la imagen y el ruido en estribillos le cantan a un tipo de libertad que
les ha sido heredara seductoramente por medio de un discurso publicitario
cautivador, pero que a mi consideración, son tan sólo la muestra de una libertad
inexpresiva.

Tal inexpresión es también parte de una colonización cultural, como ya lo había


mencionado, y toda colonización implica de una u otra forma una venda que no dejá
expresar a nuestro ser aquella diferencia que es particularmente humana, es decir:
el derecho a sentir y pensar de forma alterna. Una de las principales debilidades de
la Alt Lit y que estoy segura que la harán un fenómeno perecedero, es precisamente
el hecho de que no hay una propuesta transgresora en el nivel de contenido o
estético, además de que los escritores o autores que dicen formar parte de este
movimiento, se encuentran dispersos de tal forma que no se puede considerar su
escritura como perteneciente a una identidad definida.

No hay una propuesta la caracterice como un tipo de literatura alternativa, más


que la premisa de la libertad de expresión, porque si bien los autores buscan romper
las estructuras tradicionales de la literatura, considero que los autores con el
contenido temático de su Alt Lit, así como el de todos los poemas alt lit que he leído
se han olvidado de algo vital para que una corriente literaria sea reconocida como
tal. Esto es, proponer en las nuevas creaciones, experiencias sensitivas y jugar con
el lenguaje de tal manera que esa corriente nos haga vibrar y experimentar el
mundo, de tal manera que podamos pensar la experiencia humana de otra forma
alterna a la realidad que vivimos.

Por ello, y es claro que la alt lit no brinda ni sus autores construyen en ellas,
contenidos temáticos que puedan trascender nuestra existencia hoy, pues no

7
problematizan la realidad, no interrogan al lector o le dan posibilidades de pensar
el mundo de una forma distinta.

Basta echar una mirada a los denominados “mejores poemas de la Alt Lit”,
para dar cuenta de sus letras encharcadas en lugares comunes, clichés y discursos
mal construidos para mostrarse como poetas malditos, esto da al traste con
cualquier tipo de defensa sobre estar construyendo algo verdaderamente
alternativo. Y más aún pierden y han perdido su tiempo porque un enunciado
fundamental sobre la existencia y creación de la Alt Lit en Estados Unidos, tiene
como premisa de justificación sobre su falta de forma y estética precisamente la Alt
Lit no es literatura.
Y dentro de la lógica en la cual me siento responsable sobre escribo y leo, me
permito terminar con uno de los más grandes poetas, inspirador y transgresor, que
marcó el paso del romanticismo al simbolismo, iniciador de la literatura moderna,
ello con el fin de que algo de su voz resuene en nuestras palabras, me refiero a
Charles Baudelaire.

Al lector

La necedad, el error, el pecado, la mezquindad


Ocupan nuestros espíritus y minan nuestros cuerpos,
nosotros alimentamos nuestros amables remordimientos,
Como los mendigos nutren su piojera.

Nuestros pecados son testarudos, nuestros arrepentimientos cobardes;


Nos hacemos pagar con creces nuestras confesiones,
y volvemos alegremente en el camino fangoso,
creyendo con viles lágrimas lavar todas nuestras manchas.

En la almohada del mal está Satán Trismegisto


Quien mece largamente nuestro espíritu encantado,
y el rico metal de nuestra voluntad
se ha todo vaporizado por este sabio químico.

¡El Diablo es quien empuña los hilos que nos mueven!


A los objetos repugnantes les hallamos encantos:
Cada día descendemos un paso hacia el infierno

8
Sin horror, a través de las tinieblas que apestan.

Igual que un pobre libertino que besa y muerde


el seno maltratado de una vieja ramera,
robamos al pasar un placer clandestino
que exprimimos muy fuerte como una naranja seca.

Apretado, hormigueante, como un millón de helmintos,


en nuestros cerebros se agita un tropel de Demonios,
y, cuando respiramos, la Muerte a nuestros pulmones
desciende, río invisible, con sordas quejas.

Si el estupro, el veneno, el puñal, el incendio,


Todavía no han bordado aún con sus singulares dibujos
el cañamazo banal debe nuestros tristes destinos,
ello se debe,¡ ay!, a que nuestra alma no es lo bastante atrevida.

Pero, entre los chacales, las panteras, los linces,


Los monos, los escorpiones, los buitres, las serpientes,
Los monstruos chillones, aulladores, gruñidores, rastreros,
En la infame casa de fieras de nuestros vicios,

¡Hay uno más feo, más malvado, más inmundo!


Aunque no hace aspavientos ni lanza ni agudos gritos,
convertiría con gusto a la tierra en un despojo
y en un bostezo se tragaría el mundo;

¡Es el aburrimiento! – con los ojos inundados de llanto involuntario-


sueña con caldasos mientras se fuma una pipa.
Tú, conoces, lector, a ese monstruo delicado,
-hipócrita lector, -mi semejante, -mi hermano! / (Baudelaire, 1999: 100-101)

Bibliografía:
 Bajtín, M. (2005). Estética de la creación verbal. México: Siglo XXI.
 Baudelaire, C. (1999). Las flores del mal. Madrid: Clásicos Selección.
 Benedetti, M. (2006). Memoria y esperanza. Un mensaje a los jóvenes.
Madrid: Alfaguara.
 Gardner, H. (1993). Mentes Creativas. Paidós: Barcelona.
 Paz, O. (2008). La estación violenta. México: FCE.

9
 Reyes, A. (2009). La experiencia literaria y otros ensayos. Madrid: Fundación
Santander.

Referencias electrónicas:

 Tao Lin. En Manhattan, sobre la calle 29, cruzando la avenida, sobre las vías,
hay una pequeña playa. Recuperado:
http://poesiasub25.com/2015/08/14/10-poemas-de-la-alt-lit-norteamericana-
que-debes-leer-ahora-mismo/ [Consulta: 15 de diciembre del 2015].

 García, E. Mis poemas Alt Lit. Recuperado:


https://hombreaproximativo.wordpress.com/ 2014/11/03/mis-poemas-alt-lit-
por-luis-eduardo-garcia/
 Esquivias, S. M. T. y Muriá, V. I. (2001). Una evaluación de la creatividad en
la Educación. Recuperado: www.revista.unam.mx/vol.1/num3/art1/>
[Consulta: 20 de noviembre de 2015].

10

Minat Terkait