Anda di halaman 1dari 319

SAGRADA BIBLIA

NUEVAMENTE T R A D U C ID A

DE LA VULGATA LATINA
A L ESPAÑOL,
ACLARADO EL SENTIDO DE ALGUNOS LUGARES CON LA LUZ QUE DAN LOS
TEXTOS ORIGINALES HEBREO Y GRIEGO , É ILUSTRADA CON VARIAS NOTAS
SACADAS DE LOS SANTOS PADRES Y EXPOSITORES SAGRADOS,

POR

DON FELIX TORRES AMAT,


Dignidad de Sacrista de la Santa Iglesia de Barcelona.

DE ORDEN DEL REY N. S.

T o m o V-
■'WWWN

E L N U E V O T E S T A M E N T O .

SEGUNDA EDICION.

M a d rid : 1852.
EMPRENTA DE D. MIGUEL DE BURGOS.
SEÑOR.

PRESENTO á F. M. esta nueva versión de las Santas Escrituras,


formada de su Real orden, y bajo su poderosa protección. E l
augusto y religioso Padre de V. M. tuvo á bien encargarme esta
ardua empresa ; y se dignó ademas alentar mi timidez y justa
desconjianza de mis fuerzas, manifestando vivos deseos de que
la llevara al cabo9 y proporcionándome los medios para conse­
guirlo. E lji n que se propuso fu e facilitar mas d los españoles la
lectura, inteligencia y meditación de los Libros Santos. Porque
si el antiguo pueblo de Dios hallaba en ellos suave y sólido con­
suelo en medio de las aflicciones de esta vida, ¿cuánto mas le
hallaremos nosotros en la celestial y benéfica doctrina que nos
hizo patente el Verbo eterno, nuestro Divino Maestro y dulcísimo
Redentor ?
Dígnese pues V. M. recibir benignamente este pequeño fruto
de mis tareas > cogido en el retiro que la Providencia me ha
proporcionado en estos últimos años ; ya que me ha dispensado
la gracia de que salga al público recomendado con el augusto
nombre de V. M.
E l soberano Autor de la p a z derrame de lleno sobre V, M.
las luces de verdadera sabiduría , que despiden de sí los Libros
Sagrados ; y haga qu e , circuido siempre de ellas el excelso solio
de V. M . „ y difundidas por todos los ángulos de esta vasta M o­
narquía , brille en todos los españoles la C a r i d a d c h r i s t i a n a ,
la cual es el com plem entóídé la l'ey'r. y M driieo medio de poder
pasar tranquila y piadosamente los bfevés dias de nuestra p e ­
regrinación.
E l Cielo prospere dilatados años la importante y preciosa
vida de V. M. y de toda la R eal F a m ilia , p a ra gloria dé nues­
tra santa R eligión . y mayor bien del Estado.

S E Ñ O R .

á i?. c R .- . V . ó 4 í¿ ;
PROLOGO.

H a c e ya muchos anos que se deseaba en España una versión castellana de las


santas Escrituras hecha con aquella justa libertad con que se han traducido en las
demás naciones christianas , especialmente la italiana y la francesa. Y asi es que
fue recibida con singular aprecio la que publicó el R. P. Felipe Scio, Preceptor
de los señores Infantes, y después Obispo de Segó vi a , menos sujeta ya á los
modismos y sintaxis de las lenguas hebrea y griega, que las antiguas versiones de
Ferrara, V alera, e tc ., y depurada de muchas voces anticuadas y confusas que
. hacen pesada la lectura de aquellas. La nueva versión se esparció luego por todo
el vasto territorio de la monarquía española; y los sabios han hecho la debida
justicia al mérito del digno traductor, elogiando sus laboriosas tareas.
Pero cuando tradujo el P. Scio la sagrada B ib lia , y aun al tiempo mismo en
que , vencidos grandes obstáculos con la poderosa protección que le dispensaba el
augusto Monarca, comenzó á im prim irla, no juzgó prudente aquel sensato y sabio
traductor usar tanto como deseaba f y creía lícito , de la santa y racional libertad
en traducir, que se hahian tomado ya en su tiempo, como él mismo dice, en la
Disertación preliminar, " los hombres mas eminentes y que con mayor acierto y
»aceptación han becho sus traslaciones, sin faltar á la fidelidad de la traducción.’*
Estaba bien persuadido de que para trasladar literalmente y con exactitud muchas
expresiones de la B ib lia , era preciso variar á veces el giro y colocacion de las
palabras, sustituir las propias ¿ las metafóricas ó figuradas, que no tienen cabida
en nuestra lengua, y en fin no atenerse al número de las voces , sino al sentido
literal de toda la cláusula. Y en honor de la esclarecida memoria del ilustrísimo
Scio debo decir, que él mismo aseguró á uno de sus discípulos, en el dia antorcha
brillante do la Iglesia española, que si se ciuó demasiado á la letra material del
texto de la Vulgata, con perjuicio de la claridad y hermosura del estilo, y algunas
veces inadvertidamente hasta de la misma exactitud del sentido literal j fue por el
temor de chocar mas fuertemente con la opinion que reinaba entonces contra las
versiones de la Escritura en. lengua vulgar.
Asi me propuse traducirla desde el aílo de 1807, en que, no ya solo por gusto,
sino principalmente por superior disposición, consagré lodos mis estudios í es le
género de, trabajo , y con masj ardor desde 1 o..dej julio del ano de 1815 ,. en f que
nuestro religioso Monada; se:, digni¿ n^nifcsJwqte de;¡5¿i ¡Jlcal agrado
siguiese. ,en ,el._ encargo, que sobre el particular se me había hecho reinando su
augusto Padre, y pi'ocurase dar la posible perfección á l;i versión de la Biblia.
Tow. V. ... ■ . , ^
Con tan poderoso estímulo, pues > emprendí y he seguido con gusto esta árdua
tarea, desconfiando, s í , de poderla llevar al cabo , pero valiéndome de cuantos
medios me han sido posibles para satisfacer los deseos de ambos Soberanos.
A este fin he consultado las demas versiones castellanas ; y aunque en esta me
he determinado A hacer mayor uso del que han hecho otros traductores del
riquísimo tesoro de voces y frases que tanto ensalzan sobre los demas á nuestro
elegante y magestuoso idiom a, sin embargo he procurado hacerlo con cierta
parsimonia y moderación, no fuese que, ostentando esta abundancia, y olvidado
de su pureza, de su precisión y nervio, diese en el escollo de afectar un género
de elegancia profana, que, desdiciendo del espíritu de sencillez que hace tan
recomendables las santas Escrituras, desfigurase el sentido de la expresión sagrada,
ó á lo menos le degradase con tos mismos atavíos con que procurára engalanarle.
En una palabra, no he buscado en esta versión el ornato, sino únicamente evitar
el desalmo, bien persuadido lie que son dignos de reprensión aquellos que al
' ‘trasladar á otra lengua las palabras de la Escritura, se esfuerzan por ataviarlas
con béllesas de estilo, que muchas veces desdicen del original , y visten con
pomposos y profanos adornas la palabra de Dios, la despojan de lo que mas en
ella enamora, esto es, de aquella augusta sencillez con que nos revela los mas
sublimes misterios é importantes verdades.
La versión latina llamada VuTsáta es el texto que he traducido, valiéndome
dté la edición últimamente corregida por órden de Clemente VIH; en atención á
haberla preferido i otras muchás el concilio'de T ren to, declarando solemnemente,
déspues dé un maduro examen , que era auténtica , ó verdadera traducción de las
Escrituras sagradas, en todo To perteneciente á la creencia y costumbres; y
mandando que se venere corno regla infalible de la fe. Y es de notar que ha
merecido también la preferencia de los mas sabios protestantes, como Luis de
D ios, W a lto n , Millo y otros: entre los cuales Grocio asegura haberla tenido en
grande estima, "n o sotamente porque no contiene ninguna doctrina que no sea
»saludable j sino también por lá mucha erudición que eri ella sé encuentra (i)."
Mas como el sanio concilio de Trerito nó intentó derogar en hada el respeto
debido á los textos originólos hebreo y griego', dictados por el misma' Dios 7 creí
que debía consultarlos, y aclarar, por medio de un escrupuloso y detenido examen
de sus voces, muchos pasages oscuros de dicha V u lgata, que la escasez é índole
de la lengua latina no permiten expresar exactamente, asi como lo advirtieron ya
sari Gerónimo , san Hilario , saín Ambrósio , y otros santos Padres. " Trabajó és
' «esté oscuro ( dice él ilustrísimó M a ftíñ í) , por rio decir otra cosa r poéo
»agradable : pero trabajo que es necesario para' llegar á entender plenamente el
¿verdadero sentido de la Vulgata mism a, y fijar su exacta traducción.*' Por la
misma razón he consultada muchas veces las mas apreciables versiones francesas é
italianas; y en vista del justo y general aplauso éom qae se lee en toda Ita lia , y
' fuétü'&e’fellá, lár versión del citadií ArSobi'sjk^ de Florencia seSor ■ Marti ni-, de
.• 1111 ; l.j~: ;..v i ■■
' ! 1¡-- ■ ■
■ ;■
;!n >■ (» -vi. -
' ■
■■■ 1 .. , ¡■ I i!. •; * . * ■
>>••••; ' ’t¡ ■ : ■
(i) Crot. in ptoem. annot. adYet. lcsfáftt.-
VII
su mérito intrínseco, y sobre todo de los elogios que mereció del Sumo Pontífice
Pío V I , resolví tomarla por modelo, á fin de poder escudar con ella mi débil ó
ninguna autoridad , contra los que por ignorancia, 6 por malicia, me quisiesen
acusar de no ceñirme en todo á la letra del original, ,
He acudido tamilíen para mi empresa á las obras castellanas de nuestros
sabios y piadosos escritores del siglo decimosexto , que con razón suele llamarse
el siglo de oro de nuestra literatura , en las cuales se h a lla . traducida la mayor
parte de los Libros sagrados. Con la idea que concebí, al principien .4® formar una
versión castellana de la Biblia, que fucse): casi toda, ella , obra.de aquellos varonps
eminentes en .virtud y sabiduría, que veneramos como ,inaeslrps:, no .solamente en
las ciencias sagradas , sino aun en la perfección de nuestro idioma , fui recogiendo
cuantos versos de la Escritura nos dejaron traducidos los tr*s venerables Luises
Granada, León, y Puente, los dos Alonsos Rodríguez, y Orozco , santa Teresa,
san Juan de la C ruz, el venerable A vila, Rivadcneira, Márquez, Malón de Chaide,
Cáceres, Soto, Eslella, y algunos otros. Esta colección de textos traducidos me lia
servido muchísimo; porque sobre ser gran parte de ellqs. cqntijj’mfs .coji la ¡ le t ^
dp la Válgala.» aun los demas que tienen algo d e ,paráfrasis,m^ Jia n ;dado ^muicha,
luz para formar la traducción literal >,y me han autorizado para conservar algunas
palabras y modismos antiguos de que ellos usaron, por parearm e que dan á la
versión de la sagrada Escritura cierto aire majestuoso,, y aquella( yeperac¡pn,que*
suele tributarse á la antigüedad. Unicamente lie dejadQ de usar algunos qw*,
aunque propios y elegantes en el siglo decimosexto , no suenan ya bien, en los
delicados oidos dpi nuestro. Qon ,f»tp. crejj hahfijr., cyitado el principal d^lecjo ¡en
que. incurrieron los autores d eu u a versioUj de-la Escritura Liecha á fines del ,sigío
pasado, en la cual trasladaron muchísimos textos según se hallan parafraseados
en varios tratados de piedad. , 1
Ademas de las obras de los Padres espailoles del siglo X VI , he consultado las
versiones castellanas; antiguas y. modernas de tpda, la ^Biblia ^ ó (d ep a rte d e el 1^, dé
que ,liablo en e l;JQisaivso, prf¡imínai¡fg¡i^¡pTiSf:^Ae á la .del^ ^ntiguo^.TcStaniento:
pero; sobre todo he teni,d,q .sie^p^ ide^a^,la..api;f<áable .dpi, Jlustrípi.i^o. ¡Scio., ejn
cuyas erudiíajs flotas. h,e encontrad^ ¡mas dft: . vea la li^iduccio.u literal que yo
buscaba , , y, confirmadas .varias, re g la ste buena yusión , q^ie no pocas-veces siguió
el..mismo , y antes,había ¡adoptado el seSor M artíni, las cuales son las siguientes:
, L a. .¡He ¡trasladado á yece^, si, nombre ,prppio por. el prononxbre, ó al contrarip^
y también, el.;adverbio derjvaflo. po r, su t>nombre,: , asimismo los sustantivos, y
adjetivos por verbos ; y una concordancia (. de sustantivo • y adjetiyo por , do»
sustantivos, , ó;al revés.
; II.4 He omitido la traducción de las partículas c t , auiem , quidem, y otras,
donde se ve claramente que son redundantes 6 inoportunas, según el caracter de
nuestra ¡lengua, diferente en esto de las orientales. Tajnbjcn tJas. he traducido de
varios, nipdos., por n^íjyqr' abundancia que de ellas¡■ tiene nuestro idioma : por
ejemplo el tvau hebreo, que la V ulgala traduce oa.^i siempre e.t, es^indudable que
en castellano tiene muchas correspondencias : puesto que no solamente es partícula
na
■viii
de cónjúricion , sino de causalidad, de consecuencia, de afirmación, de con1.rapo.ti~
cion e tc ., equivalente á las nuestras pues , con que, con csío, también, aun, pero,
mas , élc.
III.a He usado varias veces del número singular por el p lu ral, ó al contrario.
Asimismo de un modo y tiempo por o tr o , tomando los participios ó verbos
equivalentes, y expresando en activa los pasivos, ó al contrario: como también un
verbo 6 nombre por una frase.
IV.* En muchos lugares no he podido traducir bien algunas pocas palabras
latinas sino pór medió de muchas castellanas, ó al contrario; y he variado su
construcción ó su sintaxis siempre que lo exige la naturaleza de nuestra lengua.
V.* En este caso también he traducido las palabras trópicas ó figuradas por las
propias, ó al contrario.
V I.a Alguna vez he interpretado según el texto hebreo 6 griego una palabra,
pór hallarla'oscufa ó equívoca en el latira, falto del correspondiente vocablo.
VII.® Para quitar la oscuridad que presenta frecuentemente la traducción
literal <5 gramatical del texto hebreo Ó griego, se tomó el autor de la Vulgata
(cómo lo habían hecho yá_ los Setenta Intérpretes al traducir el texto hebreo ) la
justa libertad de añadir alguna voz, que se sobreentiende claramente en el original;
pero no podía omitirse en el idioma latino. Esta misma libertad me he tomado al
trasladar del latín al castellano, como hizo muchas veces el señor S cio , y
muchísimas mas él seiior Martini.
" 'V ín .a' Algünái expresiones áe’ la Escritura lás he traducido, consultando las
palabras 6 ;el modo 'ton que ise refiere lo mismo en otro Libro sagrado. Asi la
expresión in 'semine ¿mó (Act. lII, a 5.) la he traducido, en uno de tu descendencia;
jorque de este modo 16 explicó san Pabló (Gal; III. 16). Por esta razón b€ añadido
de letra cursiva alguna palabra , cuando se halla en otro lugar de la Escritura en
que sé refiere lo itoismo. ■* v . ^
Ta‘1 eii:la versión caátellaha dé la Biblia’'cpie ’m e propuse' formar , y tales los
medios de que nié he Valid&¡ y las principales reglas que he observado. Estoy muy
distante dé lisonjearme1dfe qué Háyá' cdhségúidó'con: perfección lo que deseaba. La
¿inprésa es, rhuy árdua por todós!ireipte'étós'; y sblátiieiíte conocerá bien su dificultad
él que hágá'la experiencia de ponerse á traducir alguno de los* capítulos-que se
presenten coriToscuridad, Lá Vulgata latina ofrece mayor embarazo por ser "una
áíi'aduccion del hebreo y del griego j y fcoiiténéí ( tomo' ohscrVa el sabio Arzobispo
¿M artini) algfuhas oscúWdadcs;y ánfibólogia^ ,1nacidas ; dél sóló étnjJeiío que tuvo
M(él! traductor dé Seguir palabra' por'palabra él óri’girial:'1 .Sin ■embargo confio que
excitaré con mi ejemplo á otros de mas luces y talento á emplearse en trabajo
tan útil y aun' necesario, evitando los deiectos eh tjue yo precisamente habré
incurrido.
He dícbó trabajo tan útil y aun necesario; porqué im h c a lo ha sido tanto
como ¿hora, que1 vem osla singular actividad con cfftfcí cri’ Frariciá é Inglaterra se
reimprimen varias versiones caitellaiias de la Biblia ,‘y qüé eh Barcelona solamen­
te se han impreso diez mil ejemplares del Nuevo TcSlamerito, por cuenta de
IX
una Sociedad Bíblica extrangera. Y es de advertir que no solo se reimprimen
traducciones hechas por autores no cathólicos, como es la del Nuevo Testamento
que tengo á la vista, sin lugar de impresión , y solo con la fecha del año de 1817*,
sino que todas salen sin nota ninguna que aclare algo la inteligencia de varios
lugares que no puede entender el que ignora los diferentes usos y costumbres , y
frases 6 modismos de las antiquísimas naciones cuyos sucesos se refieren en los
idiomas orientales, tan diferentes de los europeos. Tales notas son sumamente
necesarias, y servirán de mucho consuelo al piadoso lector en aquellos Jugares de
la Escritura que Dios por sus altos designios, y para ejercitar nuestra humildad y
conservar la dignidad debida d su palabra, como dicen los santos Padres (1) , ha
dispuesto queden cubiertos con el velo de la oscuridad: velo que solamente
podrá descorrer algún tanto el hombre con los auxilios de la Divina sabiduría,
valiéndose de su propio estudio, y del trabajo y meditación de los que le han
precedido.
Ademas vivimos en un tiempo en, que la fe está sumamente amortiguada, y
son casi del todo desconocidos aquel respeto y humildad con que los antiguos
christianos se dedicaban á la lectura de las santas Escrituras. Cuando pues se Va
propagando, á manera de contagio, la loca presunción hija de la soberbia, que
causa esa tendencia general ¿cía la impiedad , de que se observan horrorosos
síntomas en las naciones mas cultas , ¿quién dejará de temer que el sencillo é
ignorante lector de la Biblia puesta en' lengua v u lg a r, se vea sorprendido y
seducido por las m alignas, pero solapadas y artificiosas sátiras y groseras impostu­
ras con que la irreligión pretende ridiculizar muchas de las verdades y sucesos que
se refieren en la sagrada Escritura? ¿ Y cuán fácil 110 será que en fuerza de repeti­
dos sarcasmos llegue á mirar los Libros sagrados como los escritos de Homero, los de
Osian , y de otros antiguos autores profanos? Asi los mirará el lector de las santas
Escrituras, aunque sea ilustrado, si su instrucción no va acompañada de la hu­
mildad con que deben leerse; y si no tiene presente que las dictó Dios, no para
enseñar á los hombres la ciencia que hincha ó engríe, sino la de la salvación, es­
to e s , lo perteneciente á la fe y á las buenas costumbres.
Para precaver pues tan grave daiío, he trabajado esta versión sin poner mas
que las notas precisas c indispensables. He podido excusar muchísimas, interca­
lando algunas veces en el texto castellano, con letra cursiva , una 6 dos palabras
que aclaran el sentido ¡ y que en rigor deberían hacer parte de la traducción li­
teral , pues no áfiaden ninguna idea nueva, sino que tan solamente expresan en
castellano alguna voz que pudo ó debió omitirse en los textos hebreo / griego 6
latino, atendido el diverso caracter de cada lengua. Asi lo hizo el Padre Scio
(I. Reg. I, v. 21.) poniendo entre paréntesis y daudatur el verbo cumplir. Véase tam­
bién el senor Marlini (Act. V. v. 20.) Y únicamente he dejado de poner en <life*-
rente letra alguna de estas palabras añadidas, cuando he podido apoyarme en la

(1) S. Aug. lib. II. De doct. clirisl. c. fi.— In ps. C IIL — Contra mend. c. ] 0 ._ S . Joann.
Clirys. lloro. XLIV. in cap. 23 . — S. Mailli. , cic.
X
respetable autoridad de los sabios traductores Martini y Scio. Como poniendo las
notas al pie de la página hay que repetir varias veces un» misma en distintos lu­
gares, resolví reunir muchas de ellas, en forma de diccionario, al fin del Nue­
vo Testamento f poniendo en su propio lugar únicamente aquellas que son abso­
lutamente necesarias é igualmente las mas breves , y las que solo sirven.para uno
á dos pasages de la Escritura, Este método, seguido ya por varios traductores de
los Libros sagrados , le he adoptado para que asi quede reducida toda la Bib.lia
& muy pocos volúmenes, á fin de que muchos , que no pueden comprar la costosa
versión del ilustrísimo S cio , la prefieran á las versiones que se imprimen sin no-
la ninguna, y quizá de autores sospechosos: cuya lectura ui e s . permitida á todos,
ni puede esperarse que produzca frutos de sólida piedad» ,
Tal es el verdadero motivo de publicarse ahora esta versión á pesar de la
repugnancia de mi amor propio, que se resiente de los muchos defectos que yo
n oto, y de otros muchísimos que una vista mas perspicaz no podrá menos de ob­
servar, Sin embargo, examinada en virtud de Real orden de i 3 de julio de i 8 i 5 por
nueve censores de singular erudición y sabiduría t instruidos especialmente en las
lenguas hebrea, griega y árabe, y muy versados en el estudio y meditación de los L i“
hros sagrados, y aprobada por el Ordinario primera autoridad eclesiástica del reino;
¿no podré prudentemente confiar én que sale á luz exenta á lo menos de todo error
sustancial? Mas cuando en la manera de traducir ó de explicar algún pasage ele
la Vulgata hubiese quedado aun, por inadvertencia, la mas mínima discrepancia
del sentir de la Iglesia cathólica, apostólica, romana, desde ahora me sujeto tiu“
milde á su corrección.
Finalmente , aunque procuraré que esta segunda edición salga correcta , no me
lisonjeo de poderlo conseguir á medida de mi deseo; y como tengo resuelto
poner al fin de la edición de toda la B ib lia , no solo una f e de erratas general,
sino también una nota de las equivocaciones que yo haya padecido; suplico A los
lectores se sirvan advertirme las que yo no baya observado. Comienzo por la
impresión del Nuevo Testam ento, por ser su lectura la de mayor utilidad para
los fieles, que en general no entienden la lengua latina , y para quienes especialmente
se ha formado esta versión.
Plegue al Señor que no queden frustrados mis deseos de facilitar mas por
este medio al común de los christianos la lectura y meditación de las santas
Escrituras, en que seguramente hallarán todas aquellas ventajas que les han
anunciado los santos Padres, y que en breves palabras comprendió san Ambrosio,
diciendo: "A lodos aprovecha la Divina Escritura: por cuanto cada uno encuentra
nen ella ó la medicina de sus llagas, ó la consol idación de su virtu d .” Omnes
ccdificat Scriptura Divina : in ed invenit unusquisqtie , quo aut vulnera sua curef ,
aut meriia confirmet. In. Ps. XLYHI. 2.
I l l f O TTB8 T & M Ü M T < 0 *
ADVERTENCIA
SOBRE EL EVANGELIO DE SAN MATHEO.

S a n Matheo, llamado también Leví, era natural de Galilea.


Elevado al apostolado desde el oficio de publicano, ó cobrador
de tributos, fu e el primero que escribió el Evangelio, unos seis
ú ocho años despues de la muerte del Señor. Escribióle en
Jerusálem en lengua hebrea, ó por mejor decir syriaca, que era
una mezcla de la hebrea con la caldea, que usaban entonces los
Judíos ; y lo hizo á petición de; los discípulos, y de órden de los
Apóstoles, en beneficio de los; Judíos que se convertían. Asi lo
dicen San Gerónimo De Ser. eccl.“ ¿tora Ir en. Lib. ///, c. i.r =
San Athan. In Synopsi, etc. San Matheo fu e despues d Ethiopía
á predicar el Evangelio.
EL, SANTO EVANGELIO
DE NUESTRO SEÑOR JESU-CHBISTO
SEGUN SAN MATHEO.

CAPÍTULO PRIMERO.

Genealogía de Jesu-Christo, su concepción p o r obra d e l E spíritu S a n to , y


su nacimiento.

1 J jibeti generationis Jeju-Christi f i- i vrENEAtoGiA 1 de Jesu-Christo hi­


lii David , filü Abráliam. jo de D a v id h ijo de Abraham.
2 Abraham genuit Isaac. Isaac att- a Abraham engendró á Isaac. Isaac
iem genuit Jacob. Jacob autem genuit engendró á Jacob, Jacob engendró á Ju­
Judam , ct fratres e/as, das, y á sus hermanos.
3 Judas autem genuit Pluxres, et Z a - 3 Jadas engendró de Thamar á Pila­
ram de Thamar. Pfiar es autem genuit res, y á Zara. Pharés engendró á Esron.
Esron. Esron autem genuit Aram, Esron engendró á Aram.
4 Aram autem genuit Aminadab. A - 4 Aram engendró á Aminadab. Ami­
minadab autem genuit Naasson. Naas­ nadab engendró á Naasson. Naasson en­
son autem genuit Salmón. gendró á Salmón.
5 Salmón autem genuit Booz de R a - 5 Salmón engendró de Rahab á Booz.
tiab. Booz autem genuit Obed ex Ruth. Booz engendró de Ruth á Obed, Obed
Obed autem genuit Jcsse. Jesse autem engendró á Jessc. Jessé engendró al rey
genuit David regem. David.
6 David autem re,x genuit Salomo- 6 E l rey David engendró í Salomon
nem ex ca quas fu it liria;. de la que fue rrmger de TJrías.
7 Salomon autem genuit Roloam. Ro~ y Salomon engendró á Rohoam. Bo-
boam autem genuit Abiam, Abias au— boarn engendró á Abías. Abías engen­
iem'genuit Asa. dró á Asá.
8 Asa autem genuit Josaphat. Jo- 8 A s i engendró á Josaphat. Josaphat
sapliat '-autem genuit Jóram. Joram aii- engendró á Joram. Jorám engendró á
terri genuit Oziam. : ' '' Ozías.
iy^tiziás nitiem genuit Joátham. Joa- 9 Ozías engendró á Joalham. Joatham
tham autem genuit Achaz. Achaz au­ engendró á Acliáü. Achaz engendró á
tem genuit Ezer.hiam. Ezechias.
i o Ezechtas autem genuit Manas- 10 Ezechiás engendró á M&hs5£é$; Ma-
sen. Manasses autem genuit Amon. nassés engendró á Amon. Amon engen­
Amoit aútém genuit Josiam. dró á Josías.
i í : Jüsias autem genuit Jechoniam, et 11 Josías engendró 4 Jecbfiñías, y á sus
fratres ejus in transmigradione Baby- hermanos cerca del tiempo de la trans­
lonis. portación de los judios á Babylonia.

i Véase en las Notas generales la palabra' Libro.


Toa. V.
2 S a n M atiti:o ,
12 E t p o s t transmigrafloncm^Babj' 13. Y despues que fueron Iranspor-
lonis: Jecfionias genuit Salathiel. S a - lados á Babylonia; Jecbóaías engendró á
lathiel autem genuit Zorobabel. Salalliicl. Salathiel engendró AZorobabel.
1 3 Zorobabel autem .ffenuít Abiud. A~ i 3 Zorobabel engendró á Abiud. A -
bind autem genuit Eiiacim. Eliacim biud engendró á Eliacim. Eliacim en-
autem genuit Azor, gendró á Azor.
14 Azor' autem génuit Sadoc. S a - . . i 4 Azor engendró á Sadoc. Sadoc: en-
doc autem genuit Achim. Ackim autem gendró á Achim. Achím engendró á
genuit Eliud. Eliud.
1 5 E iiud auteM genuit Eleazar. E - i 5 Eliud engendró á Eleaiar. Elea-
Jeazar autem genuit Mathan. Mathan zar engendró á Mathan. Mathan en-
autem, genuit Jacob. gendró á Jacob,
iG Jacob autem. genuit Joscph virum ■ 16 -Y Jacob engendró á Joscph, el es-
Maricc, de qua naius est Jesús, qui poso de M aría, de la cual nació Jesús,
vocatur Christus. . por sobrenombre Christo. 1
17 Ottiih-s i taque generationes ab A — 17 Asi son catorce todas las genera—
braluim usque ad David, generationes ciones desde Abraham basta David: y
quatuordecim-. e t . á David usque ad las de David hasta la transportación de
iransmigrationfim Bab-jlqnis,generatÍQ- los judíos 4 Babylonia catorce genera­
le s quatuordecim,-. el á iransmigr alione ciones: y también catorce las generacio-
Habylonis usc/ué ad, Cfiristum,.genera- nes desde la transportación á Babylonia
tiones quatuordecim. hasta Christo.3
- 1$ \Christi autem generatio sic eral: — 18 Pero el nacimiento de Christo fue
Cum esSct desponsala. maier ejus M a- de esta manera: Estando desposada su
ría Joscph, antequam. corwcnirerit, in- madre María con Joseph , sin que antes
venta .est in útero habens de Spiritu hubiesen estado juntos, se halló que ha-
Sancto. bia concebido en su seno .por obra del
Espíritu Santo. .
19 Joseph auttm oir ejus, cum esset 19 Mas Joseph su esposo, siendo, co-
ju s lü s ,, -tí nojlet cam tradúcete, voluit mo era, justo, y no queriendo infamar-
occuttc dimitiere eam, la 3, deliberó ..dejarla secretamente.
ao Ucvc autem éo cogitante, ccce an- 20 Estando él en este pensamiento, hé
gelus Domini.apparuit insom nis ei, di- aquí que . un ángel del Sefioí le a p a -
cens' Joseph f il i David ¡n o li Uniere ac- roció en sueíos, diciendo: Joseph liijo de
cipere Mariam conjugem tuarn: quod D avid, no tengas recelo en recibir á
enirn in ea natura est, de Spiritu San— María tu esposa en tu casa: porque lo
cío est. que se ha engendrado en su vientre, es
>. obra del Espíritu Santo.
2,1 Pariei autem Jilium -. et vocabis 21 Asi que parirá un hijo .á ,quien
nonten ejus JESUM; rpse enim salvum pondrás por nombre JEfitffi: puep,é] es el
faniei populwn suum á peccatis eorum. que ha de salvar á su pueblo ó lib rarh
• . de sus pecados. ■ v
22 Hoc autem. totum factum e s t, ut 22 Todo lo cual se hizo en cumplí-
adÍTnphrgtw' quod dictum est á D om i- miento de lo que prenunció el Señor
no per JfFQpfietam dicentem-, por el Profeta + que dice:
a 3 Ecce virgo in útero . h a b e b ite t a 3 Sabed que . una virgen concebirá
pariet umabuni nomen ejus y parirá un liijQ; á qui.en.pondrán por

1 Véase Nombre. 2 Véase Genealogía. En esta última traducción se alude á la obli­


-3 Ó-tambien-puede -traducirse;../ 110 que­ gación que los maridos, tenían, de delatará
riendo exponerla á la infamia, ele. Y según sus mugeres adúlteras. V. Adulterio.
otros expositores:^ no queriendo delatada. 4 Yéase ¿saíiw, K£T. x4-
C a p i t u l o II. 3
~Emmanuel, quod est interpretatum No- nombre Emmanuel, que traducido sig­
biscum Detis, nifica Dios con nosotros.
a 4 Exsurgens autem Joseph u som— 24 Con eso Joseph, al despertarse, hi­
no i fecit siguí prcecepit ei ángelus Do­ zo lo que le mandó el ángel del Se­
minio ei etccepif conjugem suam. ñor, y recibió á su esposa.
2 5 E t non cognoscebat eam doñee pe- 25 Y sin haberla conocido ó tocado
perit filium suum primogenitum : et vo- dio á luz su hijo primogénito 1 : y le
tavit nomen ejus Jesum. puso el nombre de Jesús.

CAPITULO II.

Adoracion de los M agos : huida de Jesús á E gypto ; cruel muerte de los


inocentes: Jesús, M a ría y Joseph 'vuelven de E g y p to .

1 Vyum ergo nalus esset Jesús in 1 H abiendo pues nacido Jesús en


Bethlehem Juda in diebus Herodis Bethlehem de Judá reinando Herodes, hé
regís, ccce Magi ab oriente venerunt Je— aquí que unos Magos 2 vinieron del
rosoljm am , oriente á Jerusalem,
2 dtcenies: Ubi est qui natus est rex 2 preguntando; ¿Dónde está el nacido
Judcrorum ? vidimus enim stellam ejus rey de los Judíos? porque nosotros vi­
in oriente, et ventmus adorare eum. mos en oriente 3 su estrella, y hemos
venido con el fin de adorarle.
3 Audiens autem Heredes r e x , tur- 3 Oyendo esto el rey Herodes, tur­
batus est, et omnis JerosoJj'ma eum. illo. bóse , y con él toda Jerusalem,
4 E t congregans omnes principes sa - 4 Y convocando á todos los prínci­
eerdotum, et Scribas populi, sciscitabaiur pes de los sacerdotes +, y á los Escribas
ab eis ubi Christus nasceretur. del pueblo, les preguntaba en dónde
babia de nacer el Christo ó Mesías.
5 At. illí dixerunt e i: In Bethlehem 5 A lo cual ellos respondieron: en
Jicdce: Sic enim scriptum est per Prophe- Bethlehem de Judá: Que asi está escrito
tam : ' en el Profeta í:
6 E t tu Bethlehem térra Juda, ne­ 6 Y tú Bethlehem tierra de Judá,
quáquam mínima es in principibus Ju­ no eres ciertamente la menor entre las
da : ex te enim exiet du.x, qui regat po- principales ciudades de Judá: porque de
pulum meum Israel. tí es de donde ha de salir el caudillo,
que rija mi pueblo de Israel.
7 Tune Herodes ctam vocatis Magis 7 Entonces Herodes llamando en se­
diligenter didicit ab eis tempus stellce, creto ó á solas á los Magos averiguó
quee apparuit eis: cuidadosamente de ellos el tiempo en
que la estrella les apareció:
8 et mittens Utos in Bethlehem, di— 8 y encaminándolos á Bethlehem, les
x it : lie i et interrógate diligenter de dijo: Id , é informaos puntualmente de
puero: et ciim inveneriiis, renuntiate lo que hay de ese n iñ o: y en habiéndole

1 Yéase Primogénito. 2 Véase Magos. bozas de partido ó capitales de Judá, pe­


3 Oriente no se refiere d la estrella, sino ro eres grande porque de lí há de nacer el
a los Magos. Mesías. Es de saber que las ciudades ó ca­
4 V. Sacerdotes — Escribas. pitales subalternas se distinguían por y.uiád'oa
5_Mielueas, cap. V. -, v. ■2., Joann. cap.- y o z griega que' significa millares, por tener
v‘ 43, ® Beüilehem eres pequeña un capitón de md hombres, por eso en Mi-
('mínima) en poblacion entre las ciudades ca- chías se lee m millibrrs Juda- '
A a
4 S a n M A T 11 E O.
m ihi, ut et ego veniens adorem eum. hallado, dadme aviso, para ir yo tam­
bién á adorarle.
g Qui cum audissent regem, abie- 9 Luego que oyeron esto al rey, par­
r u n t: ct ecce siclJa, quam viderant in tieron : y hé aquí que la estrella, que ha­
oriente, anteccdebat eos, usque dum ve­ bían visto en oriente, iba delante de
niens staret supra, ubi erat puer. ellos, hasta que llegando sobre el sitio
en que estaba el niño, se paró.
i n Videntes autem siellam gavisi 10 A la vista de la estrella se re­
sunt gaudío magno valde. gocijaron por extremo.
11 E t intrantcs domum, invenerunt 11 Y entrando en la casa, hallaron
puerum cum Mario, matre ejus, ctpro~ al niño con María su madre, y postrán­
cidentes adoravérunt eu m : et apertis dose le adoraron, y abiertos sus cofres,
thesauris suis, obtulerunt ei muñera, le ofrecieron presentes de oro, incienso
aurum , th u s, ei myrrham. y myrrha.
12 E t responso accepto in somnis ne 12 Y habiendo recibido en sueños un
redircnt ad Herodem, per aliam viam aviso del cielo para que no volviesen
reversi sunt in regionem suam. á Herodes, regresaron á su pais por
útro camino.
1 3 Qui clan recessissent, ecce ánge­ 13 Despues que ellos partieron, un
lus Domim apparuit in somnis Joseph, ángel del Señor apareció en sueños á
dicens: Surge, et accipe puerum, et ma- Joscph diciéndole : Levántate , toma al
trem ejus, et fuge in AEgyptum , et es­ niño, y i su madre, y huye á Egypto, y
to ibi usque dum dicam jtibi. Futurum estale allí hasta que yo te avise. Porque
est enim ut Hcrodes quccrat puerum ad Herodes ha de buscar al niño para ma­
perdendum eum. tarle.
*4 Qui consurgens, accepit puerum et 14 Levantándose Joseph tomó al niño
matrem ejus nocte: et secessit in j Í E — y á su madre de noche: y se retiró á
gyplum ; Egypto,
15 ci crat ibi usque ad obilum He— 1 5 donde se mantuvo hasta la muer­
rodis: ut adimpJeretur quod dictum est te de Herodes; de suerte que se cum­
á Domino per Propiietam dicentem: E x plió lo que dijo el Señor por boca del
jíEgypto vocavi filium meum. Profeta1: Yo llamé de Egypto á m í hijo,
16 Tune Herodes vídens quoniam illu- 16 Entretanto Herodes viéndose bur­
SU S esset ¿ Magis, iratus est valde, c t lado de los Magos, se irritó sobrema­
mitiens occidit omnes pueros, qui erant nera, y mandó matar ¿ todos los niños,
in Bethlehem, et in ómnibusfiníbus ejus} que había en Bethlehem , y en toda su
á bimatu et in fra , secundüm tempus comarca, de dos años abajo, conforme
quod exquisierat á Magis. al tiempo de la aparición de la estre­
lla que había averiguado de los Magos.
17 Tune adimpletum est quod dic- 17 Vióse cumplido entonces lo que
ium est per Jeremiam. prophetam di­ predijo el profeta Jeremías * diciendo:
centem :
18 f^ox in Rama audita e s t, plo- 18 Hasta en Raini se oyeron las vo­
ratus et ululains m ultus: Rachel p lo- ces , muchos lloros y alaridos: E s Ra-
rans filios suos, et noluit consolari, chel 3 que llora sus hijos, sin que­
quia non sunf. rer consolarse, porque ya no existen.
19 Defuncto autem Herode, ecce án­ 19 Luego despues de la muerte de He­
gelus Domini apparuit in somnis J o - , rodes, un ángel del Señor apareció en
seph in jíEgypta , sueños á Joseph en Egypto,

I Oseas, X I - 1. a Jer., X X X I iS. está sepultada.


3 Esto os, la tierra de Bethlehem donde
•Capítulo. III.
a o dicens'- Surge1, el accipB' puerum, 2,0 diciéndole: Levántate, y toma al
et matrem eju s, el vade in terram Is- n iñ o, y i su madre, y vele á la tierra
raül: defuncti suni enim, qui quacre- de Israel: porque ya lian muerto los que
bant ánimam pucri. atentaban, á la vida dcL niño.
a i Qui consurgens, accepit p u eru m et 2 i Joseph levantándose, tomó al niño,
matrem ejusy 'ct venit in< terram- Israel. y á su madre ,,y vino á tierra ,de Israél.
■22'1•jÁudicn 's autem quod. ArcJielaus ¡rc- ^22 Mas Oyendo que Archelao reina­
gñáret in Jtidcea pro Herodé paire ba en Judea en lugar de sxi padre 11c-
suo, timuit illa iré : et admonitus in rodes, temió ir allá: y avisado entre
tomn/s, scccssit in partes Galüa:a:. sueños, retiróse á tierra de Galilea.
E t neniens habitavit in civitate, a3 "Y vino i inorar en una ciudad
qticn -vocalur Nazareth: ut adimpterc*• llamada KazareIh: cumpliéndose de es-
tur >quod- dictum - est 'per- Prophttas: ie modo el dicho de los Profetas: Será
Quonium Nazarccus vocabitur. i : llamado Nazareno1.

CAPITULO III.

E l precursor Juan predica penitencia y bautiza.. Jesús ,quiso ser bautizado


p o r Juan ■y éntóiices es ciado ú bonocerpor H ijo unigénito de Dios.
■■■ -j ' ÍL1 ■+> h . i 'jJ’ ; 11
i 1 I n dichas autem ittis veníl Joan- i E n aquella temporada se dejó ver
nes Baptista prcedkans in deserto Ju— Juan Bautista predicando en el desierto
decaí, ■ -i, : de Judea 2,
a ei diceús i Púrnitentiam agitó: i ap- ■a- y' diciendo: Haced penitencia: por­
propinquavit enim regnum c.trlarnm: : que está cerca el reino de los cielos 3.
3 Hic est cmm, q itid iclu s est per 3 Esté es; aquel de quien se dijo 'por
IsMiarh prophetátri '■ dfiéniémi •f% x t:fa~ el- pixiffeta Isaías 4 : i i 's l a voz del que
mantis in deserto : Paraie viam Domi- clama en el desierto, diciendo: Pre­
n i : rectas facite semitas ejus. ■' parad el camino del Señor: haced dere­
chas sus sendas.
4 Ipse autem Joannes hábebat 4 Traía Juan un vestido de pelos de
tirnUMian dé piltít"cameTorüm ,é t koñám. cam ello, ■ y un' cinto de cuero á sus
pefliieani- circa •lütn&os' 'sitos i-esea ikiterA lom ós: y la comida suya eran langos­
ejus erat focustic el m il* silvestre. tas y miel silvestre ^
5 Tune exüaf- ad eum Jé'fó^otyma, 5 Iban pues á encontrarle las gen­
e¿ omnis Juda'-af et omnis -regió circa tes de Jerusalem, y de toda la Judca, y
Jordanem ; ■ : ’ ■■■".'! i ■ • dé toda, lá'ribera- dfel Jor-dan j •'<
„ 6.<í bapfizabaniur ab eo in Jorda- 6^ y recibían de él el bautismo en el
ne , confitentes peccata sua. Jordán, confesando sus pecados.
7 autem. muitqs, Pharisceorum 7 Pero como-,viese.venir i su .bautis­
tt Sadducatorum , -venientes ad bapti— mo muchos de los fariseos 6 y. sadd li­
sm um sutim , dLvit e is : Progenies vipc— ceos , di joles: ¡Oh raza de; víboras;

r Véase Nazareo. <¡a Véase Desierto. - 5 El sabio-y juicioso'Bochard demuestra con


3 Vcase la profecía del establecimiento de testimonios evidentes que entre los . par-
este m«o de .Tesu-Chrislo en Daniel, cap. ¡Vil. thos, griegos; y ontre los mismos hebreos usa­
v. 14. Véase Reino de los Cielos. ba de esta comida la gente pobre. ^Guillermo
4 I3' > XL¿ 3. Donde con la libertad con- Dampler reüere lo mismo de los pueblos del
cewdaálos cautivos'de Babilonia, se signifi­ reino de Tunquin en la Cbina.
ca la que nos trajo .nuestro divino. Redentor 6 La frasé griega t.6 uuzó pue­
Jesu-Clmsto. de significar que los Fariseos se oponían al
T om. V. A 3
6 . S ah M atheo .
rarum, quis dcmonstravit vobis fugcre u ¿ quién os ■ha ensenado que con solas
ventura ira? exterioridades podéis huir de la ira que
os amenaza?
8 Facite ergo fructum dignum pozni- 8 Haced pues frutos dignos de peni­
tcnt.icr. tencia.
9 jEt ne velitis dícere intra vos: P a *- • 9 Y dejaos de decir interiormente:
ircTíi habemus Abraham : dico enim. vo~ Tenemos por padre á Abraham ; porque
b is, quoniam potens est Deus de Ja- yo os digo que poderoso es Dios para ha­
pidibus istis suscitare filios Abráhw. cer que nazcan de estas mismas piedras
hijos á Abraham.
10 Jam enim, securis ad radicem ar~ 10 Mirad que ya la segur está apli­
borurn posita est. Omnis ergo arbor, qucc cada á la raiz de los árboles^ Y lodo ár­
non fácit fructum bonum, e.rcidetur!, ef bol que no produce buen, fruto, será cor­
in ignem mittetur. 1 ' ■ lado, y echado-al fuego.
11 Ego tjuidem baptizo r'Oí in aqua 1 1 Y o 4 la verdad os bautizo con a-
in pccniteniiam: qui autem post me ven- gua para moveros á la penitencia; pe­
lur us est, fortior me est, ctijus non sum ro el.que ha de venir 1 despues de mí,
dignus catccamenta portare ipse vos es mas poderoso que y o , y no soy yo
baptizubit in -Spiritu. Sancio, etigni, digno siquiera de llevarle las sanda-<-
liáS:a: él es quien ha de bautizaros en
el Espíritu Sanio, y en el fuego 3.
12: Cajits vtnlilabrum in mana sUa: 12 Él tiene en sus manos el biel­
et pcrmundabit aream suam.: e t,con- do: y limpiará perfectamente su era: y
grr.gabit friticum suum in Jiorreum, pa­ su trigo le meterá en el granero, mas
leas autem comburet igni incxtinguibili. las pajas qucmarálas en uu fuego -inex­
tinguible.
13 Tune venit Jesús « Galiicta in — i 3 Por e$te tiempo vino Jesús de,Ga­
Jordanem ad Joannem, ut baptizare- lilea al Jordán en Lusca de Juau, par?
' tur ab eo. ser de el bautizado.
■i 4 Joannes autem proliibcbat eum, Juan empero se resistía á ello, di­
dicens: Ego á te debeo baptizari , et tu ciendo: ¿Yo debo ser bautizado de tí, y
venis ad me? .. ; .tú vienes-á mí?, LÍ . , , ;
*5 Respondens autem Jesús, d ixíi ei: ■1 5 A lo cual respondió Jesús, dicien­
Sine modo; sic enim decet nos imple- do: Déjame hacer ahora; ,que asi, es co­
re omnem justitiam. Tune dimisii eum. mo conviene qu,e nosotros^ cumplamos
toda justicia Juan entonces condes­
cendió con él.
16 Baplizatus autem Jesús, confes- 16 Bautizado pues Jesús, al instante

bautismo que daba Juan. Y asi lo persuade un calzado que solo defiende la plañía del pie;
el caractery viciosde dicha secta: la severa calceus el que cubro el pie ; y la misma dife­
reprensión que íes (lió Jesu-Christo luego que rencia se ve en las voces griegas y
los vió venir : lo que dice S. Luc. cap. V il,, Sítattólwv-Entre los orientales hay la costumbre
v. 3oj y lo que-se lee mas abajo en este Evan­ de que el criado lleve el calzado con. que su
gelio , cap. X X I. v. aG. Tal vez aquí la pre­ amo entra en las casas ó en el templo , qui­
posición griega ¿ttí signiGca lo mismo qué con­ tándole el otro por si ha tocado alguna cosa
tra, como se ve despues, cap. XII- v. 26, sucia. 1
donde en la vulgata se traduce adversus se, , 3 Aqui hay la figura Endiadc. El substanti­
y también en S-- Luc. XI. 17 donde se tra­ vo igne bace las veces del adjetivo igneó , es
duce in con el senlidode contra. Véase Fa­ lo mismo que decir, con elfuego del Espíritu
riseos — Sadduceox. Santo , esto e s, con el fuego de su amor, etc.
1 El que se manifestará despues de mí. V. Marc. I. v. 8. Luc. I. v. 33.
a 0 de llevar su calzado. Solea significa 4 V. justicia.
C a p i t u l o IV.
tim ascendit de ctqua: E t er.ce , aperti que salió del agua, se le abrieron lo»
sunt ei cgcli: et vidit Spiritupi ¡JDei. des~ ciclos, y vió bajar al Espíritu de Dios
cendenlem sicut colunzbam ], ei. yam’e n- á manera de paloma, y posar sobre él,
tcmsúper se. ., ¡ ,,
17 E t ecce vox de cmiis dicens: Hic 1 7 Y oyóse una voz del cielo que
esi F iliu s meas dilectus, in quo müii decia-: Este.es mi querido Hijo, en quien
tamplacui. tengo puesta toda mi complacencia V

CAPITULO IV.

Ayuno y tentación de Jesa~Ghrislo ; vuelve á G alilea, y establece su residen­


cia en Capharnawn : em pieza su predicación y d ju n ta r discípulos, y es
seguido de mucha gente.
l T u n e Jesús ductus'est in desertum v i E n aquella sazón. Jesús fue con­
Spiritu, ut tentarétur á diabolo. ducido del Espíritu de Dios*&\ desierto
para que fuese tentado a llí por el dia­
blo.
2 E t cían jejunasset quadraginta die- 2 Y despues de haber ayunado cua­
t>u$, et quadraginta noctibus, postea esu- renta dias con cuarenta noches, tuvo
riit. hambre.
3 E t accedens tentator di.vit e i : S i 3 Entonces acercándose el tentador le
Filürs JDei es , dic ut lapides isti panes dijo : Si eres el Hijo de Dios, di que
Jiani. ‘ ' esas piedras se conviertan en panes.
4 Qui respondens di.-cit ■ . Scriptum est: 4 Mas Jesús le respondió: Escrito es­
Non in solo pane vwit fvomo, sed in tá 3 : Tío de solo pan vive el hombre,
omni verbo y quod procedit de ore D ti. sino de toda palabra q disposición que
sale de la boca de Dios.
5 Tune assumpsit eum diabolus in 5, Despues, de esto le transportó el
sanctam civitátem, ei statuit eum su— diablo á la santa ciudad de Jerusalem,
per pinnaculum templi, . - y le puso sobre lo alto del templo,
6 et dixit ei: S i JFiiius De i es, 6 y le d ijo : Si eres el Hijo de Dios
mitte te deorsum. Scriptum est enim: échate de aquí abajo, Pties está escri­
Quia angelis suis mandavit de te , et to'*1: Que le ha encomendado á sus án­
in manibus totlent ti r ne forte offeádas geles , ,los cuales te tomarán en las pal­
ad lapidem pedem tuum. mas de sus manos, para que tu pie no
tropiece contra alguna piedra.
7 A lt illi Jesús : .Rursum scriptum. 7 Replicóle Jesús: También está es­
est: Non tentabis Dominum Deum tuum. crito í : No tentarás al Señor tu Dios.
8 Iterum assumpsit eum diabó/us in 8 Todavía le ■ subió el diablo á un
montan, cxcelsum valde : et ostendit monte muy encumbrado: y mostróle
ei omnia regna m undi, et gioriam eor- todos Iqs reinos del mundo, y ,1^ gloria
rum •> ,-!■ ■ i ■>,.! de ellos , ,v
9 et dixit ei-, Hcec ópinia tibi dabo, .9 ,vy .Je (lijo: Todas estas, cosas, te da­
si cadens adord.op.ris me.- ■ ré, si postrándote delante de m í ijae ado­
rares. s

Settm. XC. \>. i i .


i En el teilo griego se ve claramente qúe Deut. VI. v. i6.
A 4
8 S an M A T n i o.
io Tune dicit ei Jesús i Vade Sa­ i o Respondióle entonces Jesús: Apár­
laria-. Scrifjtum cal enim; Domínum tale de ahí Satanás : Porque está escrito;
Jicum Uium adorabis, ct illi solí ser- Adorarás al' Señor Dio1* tuyo, y i él
viex. solo servirás ‘ .
' 11 Tune rcliquit eum díabolus: et t i Con eso le dejó el diablo; y hé
ecce angelí accesserunt, et minisírabant aquí que se acercaron los ángeles, y le
ei: servían.
12. Cum autem aiidissct. Jesús quod — 12 Oyendo después Jesús que Juan
Joannes traditus esset, seccssit in Gá— había sido encarcelado, retiróse á Gali­
lilccam.: lea :
i 3 rf relicta civitate Nazareih, ve- i3 y dejando la ciudad de Naza-
nit, et Itabiiavii in Capilar nauni marí­ reth, fue á morar en Capliarnaum, ciu­
tima , in finibus Zabulón et Ncphtha- dad marítima, en los confines de Zabu­
lím: lón y Nephthalím:
" t 4 ut adimplerctiir quod dirfum ést >‘ i 4 coñ' que vino A cumplirse lo que
per Isaiam proplietum: dijo el profeta Isaías ^:
15 Terra Zabulón ^et térra Nephtha- 1 5 El pais de Zabulón, y el país de
lim , via maris trans. Jordanem, Ga-~ Nephthalím, por donde se va al mar de
lilccá gentiúm , Tiberiadcs H la otra parle del Jordán,
la Galilea de los gentiles,
16 populus qui sedebai in tenehris, 16 este pueblo que yacía en las ti­
vidit iuccrrt mcignam: ct sedentibus in nieblas, ha visto una luz grande: luz
regiohc umbrcc-mortis, lu x orla est eis. que ha venido á iluminar á los que ha­
bitaban en la región de las sombras dé
Ta muerte.
1 7 Exinde tcepit Jesús pradkare , et 17 Desde entonces empezó Jesús á pre­
dicerc : Pccnitentiam agite-, appropinqua- dicar, y decirr Haced penitencia: por­
vit enim regnum cadorum. que está cerca el reino de los cielos.
1 8 AmbitTans autem Jésus ju x ta ma- — 18 Caminando un día Jesús por la
re Gaiilctcc, vidit duosffutres , Simo— ribera de) mar do Galilea, vió á dos
nem; qui' vocatur Petrus , r.t Andream hermanos, Sim ón, llamado Pedro, y
fratrem. eju s, mili'entes rete in mare, Andrés su hermano, echando la red en
(crant enim piscatores) el mar, (pues eran pescadores)
1 g e / ait illis : Vénite post me, et 19 y les dijo: Seguidme á h i t , y yo
faciam vos fieri piscatores Ivominum. haré que vengáis- á ser pescadores de.
hombres.
20 A t illi continuó relictis retibus, 20 A l instante los dos dejadas las
seduti siint cum. redés, le siguieron.
2 i E t procedens inde , vidit alios a i Pasando mas adelante , vió á
dúos fraires, Jacobutñ. Zebedóei, et Joan- otros dos hermanos, Santiago hijo de
nem fratrem ejus in naoi cum, Zededceo Zebedeo, y Juan su hermano recom­
paire eorum, refidehtes retía siia : et poniendo sus redes en la barca con Ze­
vocavii eos. ■;i: ' : bedeo su padre : y los llamó.
22 l i l i atiteiri statirn relictiíi retíbus 22 Ellos también al punto dejadas
ct paire\ 'sécuñ siñrt eúin. las redes y á su padre, le siguieron.
a 3 E t circuibat Jesús totam G ali- a 3 É iba Jesús recorriendo ioda la
¡ccam, docens insynagogis eot'um, ct G alilea, ensenando en sus sinagogas^ y
prcsdicans cuangclium regni: f t sanans predicando el evangelio ó buena nueva

, . f -.~'l
i Dm t., VI. v. i 3. i-i*?* reth- V. Mar.
j listo es al lago de Tibbríadcs ó Gpnézá»
G A P I T ü L O ' V. Q
omncm languorem, et omncm infirmila- del reino celestial: y sanando toda do­
lem in populo. lencia , y toda enfermedad en los del
pueblo.
24 JEt abiit opinio ejus in íotam 24 Con lo que corrió su Tama por to­
Syriam , ct obtulerunt ei omnes mulc da la Svria, y presentábanle todos los
habentes, variis langunribus, et iormen- que estaban enfermos, y acosados de va­
tis comprchensos, et qui dcrmonia, ha- rios males y dolores agudos, los ende­
bebant. , et lunáticos, et paraíjiicos, ei moniados, los lunáticos, los paralíticos;
curavit eos: y los curaba :
25 et secuta: sunt eum turbce mul­ a 5 é íbale siguiendo una gran m u­
ta7 de Galikva, et Decapoli, et de Jero- chedumbre de genios de Galilea, y D c-
.1oljrmis , ct de Juñara, ct de trans Jor- cápoli, y Jerusalem, y. Jadea, y de la
danem. otra parte del Jordán.

CAPITULO V.

Sermón de Jesu-Christo en el m onte: comienza con ¡as ocho bienaventuran­


zas. Los apóstoles son la sa l y la luz de la tierra. D ice que no vino ú des­
truir la L ey sino á cumplirla. Sobre las palabras injuriosas, la reconci­
liación , adulterio del corazon, escán dalos, indisolubilidad del m atrim o­
nio , juram ento , paciencia , amor de los enem igos, perfección
cristiana.

1 idens autem. Jesús turbas, «s- 1 JVTas viendo Jesús á todo este gen­
eendit in montem, et cüm sedisset, ac- tío , se subió á un m onte, donde ha­
cesserunt ad eum. discipuh ejus , biéndose sentado, se le acercaron sus
discípulos,
2 et opericns os suum, doeebat eos, 2 y abriendo su boca diiina £ , los
dicens: adoctrinaba diciendo:
3 Beati pauperes spiritu; quoniam 3 Bienaventurados los pobres de espí­
ipsorum est regnum coelorum. r it u 1 ; porque de ellos es el reino de los
cielos.

1 Se lia puesto el adjetivo Divina que , aun­ para hablar ó predicar un sermón el predica­
que ya está de letra cursiva a fin de denotar que dor abrió la boca. Ya hubo un antiguo filósofo
no se halla expreso en el texto, parece no hay que objetaba lo mismo á los cristianos; y ya
necesidad de añadirle para expresar el sentido entonces S. Agustín, Tcodoreto y oíros desha­
literal del Evangelista, ni evitar algún error ó cían esta insulsa y necia oüjecion , diciendo:
mala inteligencia; sin embargo, como seme­ que aquel modismo de que usó S. Malheo p e ­
jante expresión ó modismo de la lengua he­ nóla en el estilo y genio de la lengua' hebrea
brea no está en uso en la nuestra , sería re­ y otras del Oriente la importancia de lo que va
dundante , á no ser cuando á la palabra boca á decirse , la extensión del discurso, y también
Be le añade algún adjetivo , como divina, dul­ la autoridad y dignidad de la persona que ha­
ce, sonara, etc. Pudiera haberse traducido Y bla : modismo que vemos usado por Hornero
abriendo su boca los adoctrinaba , diciendo: varias v e c e s, y aun por algunos escritores
a no creer coaveniente prevenir á los lecto­ castellanos antiguos , y hasta por nuestros poe­
res sencillos contra la sátira ó impía mofa que tas modernos. Con el mismo lin de prevenir á
un incrédulo de nuestros días, cuyo veneno los lectores contra otras semejantes impías sá­
se ha esparcido por España, ha hecho contra tiras , se han puesto las mas de las palabras
la Divinidad de los Evangelios. Esta frase he­ que se ven intercaladas con letra cursiva, que
brea, ó circunloquio, muy propio y de mucha á primera vista parecerán sapériluas ¿t los lec­
energía y dignidad en el estilo oriental, se pro­ tores instruidos, los cuales realmente no nece­
pone como Jocucion pueril y ridicula', por la sitan de ellas.
¡ola razón de que es por demas advertir que, 1 V. Pobres.
io S an M atheo .
/t Beati mites\ quoniam ipsi possi- 4 Bienaventurados los mansos hu-
dcbunt terram. mildes: porque ellos poseerán la tierra ’ .
5 Beati, qui lugent: quantum ipsi con- 5 Hiena ven tarados los que lloran 5:
solabuntur. porque ellos serán consolados.
tí B eati, qui esuriunt ct sitiunt j u — 6 Bienaventurados los. que tienen ham­
jttitiam: quoniam ipsi saturabuntur. bre y sed de la justicia3 : porque ellos
serán saciados.
y Beati misericordes; quoniam ipsi 7 Bienaventurados los misericordiosos:
misericordiam conscqucntur. porque ellos alcanzarán misericordia.
8 Beati mundo corde: quoniam ipsi 8 Bienaventurados los que tienen pu­
Deum videbunt. ro su corazon; porque ellos verán *
Dios,
g Beati paciftci- quoniam filii De i v0- 9 Bienaventurados los pacíficos por­
cabuntur. que ellos serán 1lamadosf lujos de Dios.
10 Beati, qut persecutionempatiuniur 10 Bienaventurados los que padecen
propler justitiam: quoniam ipsorum persecución por la justicia 6 : porque de
est regnum ccclorum. ellos es el reino de los ciclos.
11 Beati estis thrrt maledixerint vo- n Dichosos sercis cuando los hom­
bis, et pcrsecuti vos fu erin t, ct dixe- bres por mi causa os m aldijeren, y o*
rini omne malum adversión vos men­ persiguieren, y dijeren con mentira to­
tíanles , propter me: da suerte de mal contra vosotros.
12 gaudete, ct exsultate, quoniam mer- 12 Alegraos entonces y regoe ijaos, por­
ces vestra copiosa, est in ccclis : sic que es muy grande la recompensa que
enim persecuti sunt prophetas, qui fu e— os aguarda en los cielos; del mismo mo­
runt ante vos. do persiguieron á los profetas que ha
habido antes de vosotros.
1 3 Vos estis sal ierra:. Quod s i sal 13 Vosotros sois la sal de la tierra7.
e.vanuerit, in quo salietur? ad nihi— Y si la sal se hace insípida, ¿ con qué se
lum valet ultra, nisi ut mittatur foras, le volverá el sabor? para nada sirve ya,
et canculeetur ab liomínibus. sino para ser arrojada y pisada de las
gentes.
14 Vos estis lux mundi. Non potest t /¡ Vosotros sois la luz del mundo.
civilas abscondi supra montera posita: No se puede encubrir una ciudad edifi­
cada sobre un m onte:
1 5 ñeque accendunt luetrnam, ct po- i 5 ni se enciende la luz para ponerla
nunt eam sub modío, sed super cande- debajo de un celemín , sino - sobre un
labrum,,ut luceat ómnibus, qui in domo candelero, á fin de que alumbre á lodos
sunt. los de la casa.
' 16 Sic luceat lu x vestra coram homi— iG Brille asi vuestra luz ante los hom­
nibus, ut videant opera vestra bona, et bres , de manera que vean vuestras bue­
glorificent patrem veslrum , qui in cce­ nas obras, y glorifiquen á vuestro pa­
lis est. dre que está en los ciclos.
i y Noli/e putarc quoniam veni solvere X7 No penséis que yo he venido A des­
Icgem,aut prop/tetas; non veni solvere, truir la doctrina de la l e y , ni de los
sed adimplcrc. profetas: no he venido á destruirla,
sino á darle su cumplimiento9:

t En especial la tle los vivientes, que es la 4 Los que viven en paz , y la procuran ú los
gloria. otros.
’a Los oprimidos y aflijídos, y los que llevan 5 V. Nombre. íi Por ser justos. 7 V. Sal.
una vida penitente. 8 Jesu-Chrislo dió cumplimiento á la Ley con
3 ó de ser justos y santos. su doctrina, con sus obrasy con sus preceptos:
G API T ÜLO V. H
j 8 Amen quippe dico vobis, doncc 18 Que con toda verdad os digo, que
trahseat cashim
et térra-, jota uiwm, aut antes faltarán el cielo y la tierra, que
unus apex non prceteribit á lege, do­ deje de cumplirse perfectamente cuanto
ñee omnia fiant. contiene la l e y , hasta una sola jola ó
ápice de ella.
19 Qttict'go solecrit unum de manda- 19 Y asi el que violare uno de estos
tis istis m inim is, et docucrit sic homi- mandamientos por mínimos que pa­
nes, minimus vocabilur in regno «e/o- rezcan , y enseílarc i los hombres á ha­
rum : qui autem fecerit et docuerii, hic cer lo m ism o, será tenido por el mas
magnas vocabilur in regno cailorum. pequeño, esto es por nulo, en el reino
de los cielos1; pero el que los guardare
y enseñare, esc será tenido por grande
en el reino de los cielos.
2 o Dico enim vobis, quia nisi ábun- 20 Porque yo os digo, que si vuestra
daverit justitia vestra plusquam Scriba- justicia no es mas llena y mayor que la
rum , ct Pharisccorum, non intrabiiis in de los Escribas y Fariseos, no entra­
regnum calor um. reis en el reino de los cielos.
a i Audistis quia dictum est aní/quis: 21 Habéis oído que se dijo á vuestros
Non occides: qui autem occiderit, reus mayores: Pío matarás : y que quien ma-
erif judicio, táre, será condenado á. muerte en juicio.
22 Ego autem dico vobis: quia omnis, 22 Y o os digo m as: quien quiera que
qui irasdíur fr a tr i suo, rcus erit ju ­ tome ojeriza con su hermano, merece­
dicio, Qui autem dixerit fr a tr i suo, ra­ rá que el jiicx le condene. Y el que le
en : rcus erit concilio. Qui autem dixe­ Uaniáre raca *: merecerá que 1c con-
rit, fatue-. reus erit gehenna: ignis. i-. dene ' el concilio. Mas quien le lia-
máre fatuo ■?: será reo del fuego 'del
infierno. . ■, . . . , 1
23 S i ergo qffers munus tuum a d 'a l- 23 Por tanto , si al tiempo de presen­
tare, et ibi recordatus fu er is quia fra~ tar tu ofrenda en el altar , a llí le acuer­
ter tuils liabet aliquid adversión le : das que tu hermano tiene alguna que­
ja contra t í :
34 relinque, ibi munus tuum ante al­ 24 deja allí*^mismo. tu ofrenda delan­
tare , ct -.vade' prius, reconciliari fra tri te del' aliar.j y .ve primero á reconci­
i 110: et- tune veuiens'.offeres muiius iüuml liar te con tiu hermano: y dcfcpucs vol­
verás á presentar tu ofrenda.
2 5 Esto consentíais adversario tuo a 5 Componte luego con lu contrario,
cito dum es in via eum e o i n c forte mientras estás con él todavía en, el ca­
tradat te adversarais ju d ici, ct ju d ex mino ; no sea que te ponga en manos
tradat .le, ministro i-et in carcerem 7nit— del juez j . y ■
el juez te .entregue- eji las
taris. ■: ■h r ; del a lgu acil: y te melan en la,corcel.
26 Amen dico tibí, non exies inde, do­ 26' Aáegúrole de1cierto, que de allí no
ñee reddas notissimum quadrahlem. saldrás, has-lá que pagues el último ma­
ravedí. .1 /
'27 Audistis quia dictum est aniiqttis: 27 Ilabeis oido que se dijo á vuestros
Non moechaberis. mayores: No cometerás adulterio.

dió cumplimiento ú las leyes ceremoniales ve­ á las judiciales dando cumplimiento áTo que
rificando el objeto y el fin de ellas, que era el ellas significaban y confirmando ló'que tenían
mismo Jesu-Cristo: á las morales vindican­ de derecho común y perpemo.
do su integridad é inteligencia contra los Es­ . 1 5 . Ang, Tracl, 122. in joan.
cribas y Fariseos que las hablan corrompido 2 Véase Raca.
con s u í tradiciones y falsa interpretación: y 3 Mentecato, ó impío.
. S an M atheo .
28 Ego autem dico vobis: quia omnis, 28 Y o os digo mas: cualquiera que
qui vide.rit mulierem ad concupiscendum mirare á una muger con mal deseo ácia
eam , ja m mcechatus est eam in carde ella, ya adulteró en su corazon,
SUQi-
29 Quod s i oculus tuus dextcr scan- 29 Que si tu ojo derecho es para tí
dalizat l e , erúc cum , et projice abs fe: una ocasioh de pecar1 , sácale y arrója­
expedit enim Ubi ut pereat Unum mem- le fuera de tí ; pues mejor te está él
brorum. tuorum , quám tohim corpus perder uno de tus miembros, que no
tuum mittatur in gehennam. que todo tu cuerpo sea arrojado al in­
fierno.
3 o E t si d extra manus tua scanda- 3 o Y si es tu mano dereclia la que te
lizat t e , abseide eam, et projice a is sirve de escándalo o india á pecar , cór­
t e ' expedit enim Ubi ut pereat unum tala, y tírala lejos de tí: pues mejor te
mémbrorum tuorum , quám totum cor- eslá que perezca uno de tus miombros,
pus íuuttí eat in gehennam. que no el que vaya todo tu cuerpo al
infierno.
3 1 Diclum est autem: Quicumqtie di- 3 i Hase dicho: Cualquiera que despi­
mfaerit uxorem suam , det ei libellum diere í su muger, déle libelo de repudio.
repudii.
- 3 2 Egú autem dico vobis: quia omnis, 3a Pero yo os digo: que. cualquiera
tfuv dimiserit uxorem. suam , éxceptd que despidiere ¿ su muger , si no es por
fornicationis causa, facit eam mcecha- causa de adulterio, la expone á ser adúl­
r i : et qui dimissam du'xerit, adulterat. tera; y el que se casare con la repudia­
da, es asimismo adúltero

3-3 lierum audistis qiiia dicfum est­ 33 También habéis oído que se dijo á
ar!(¡quis : ■
Non. pcvjurabis: redde's ■
autem vuestros mayores: No jurarás en falso:
Domino juramenta, tua. ■>>r i antes bien cumplirás los juramentos
hechos» al.Señor, •••.*•.. •.•»v.*\> «>•; ■ •1
- '3'>}: Egó autem dico vobis, non jutare 34 Yo os digo mas, que do ningún
otimino: mqite per caelum, quia thro- modo juréis sin justo motivó.: ni por
ñus D ei e s t ; el cielo, pues es el trono de D ios;
■35* beque per térfaní^ quia. scabellum 35 ni por la .ticrrai,. pues ’es la peana
tsV pedum <ejmt: ncepie /per Jerósoly- de sus pies . n i por Jernsalem .pórque ei
rñJam quiiitivitrts ejtt magríi regis i r. la-ciudad ó corte del ■ gran .rey:'A V ’
36 ñeque■per capiit tiuim juravéris^ 36 ni tampoco juraréis por vuestra
quia non potes unum ' capillum *álbum cabeza, pues, no está en vuestra. , mano
facete aut nigrum: - el hacer blanco 6 negro ü n solo-cabelló.
-'Sit; aut$mi\serrno' vexter) £st‘, .ests 3 7 Sea pues vuestro, modo dé hablar,
nón'j '• áóri: ¿/UGd -'autem h is : qbun$ári~ sí , sí i-ó noi, no : cjue do que pasa -dé es­
tiA$'óSt>y á málo c&t. )l -r : .'rir.jjjjír, 1 <!» to , de mal principio proviene 3. .. .. '
' 3 8 !'■Audi'Mf! >quia diciuni est: Ocutitm 3 8 ■Habeis oido qu'c’sc «dijo -4‘i Ojo •por
pro' oculo, ct •dentejrsi pro. >dente. ■ ¡¡ :: ojo j y diente por dieiite; >• '
3g Ego autem dico vobis, non. resis- 3 9 Yo empero os digo, que no ha­
1'eYt ‘ yfialó: 'jridá Si’ quts 1c pcrcukserit in gáis resistencia ál.agravio(..‘antes si al­
dexlerarft maxülam tuam ,' prasbe illi guno te hiriere en la -mejilla derecha,
et cflteram : vuélvele también la otra:

rII i »' ¡. I-'.I- I". ; . I , • • .‘ - v . ------n — ■ ■■ ; ;•. :: ,. ■


1 ¡Véase Escáldalo. aquel á quien se exije , ó de la ligereza ó irre­
a Porque todavía es muger del otro, aunque verencia (le alguno ó de ambos.
dejada ó divorciada de él. 4. Exod. , X X L v.oJ+ .— Lw. X XtV .
3 Proviene ó de la desconfianza de aquel v. 20.— Dcut. X IX . v- ai. 1.
que eiije el juramento:, ó dé la malicia de
CA P IT u LO VI. i3
4 0 E t e i, qui vu.lt iecum judicio cón- 40 Y al que quiere armarte pleito
tendere, el tur)team tuam íollerc, di- para quitarle la túnica, alárgale tam­
mitle ei et palliumi bién la capa:
4 1 et quicumque te angariaverit mille 41 y á quien le forzare á ir cargado
passus, vade eum ¿lio el alia dúo. mil pasos, ve con él otros dos mil.
4a Qui petil á te, d a e i: el volenti 42 A l que te pide, dale: y no tuerzas
mutuari á le , ne averlaris. tu rostro al que pretende de tí algún
préstamo1,
43 Audistis quia dictum e s l: Diliges 43 Habéis oido que fue dicho: Ama­
proximum tu u m , et odio habebis ini- rás á tu prójimo 1 , y (lian añadido ma­
micum tuum. lamente) tendrás odio á tu enemigo.
44 Ego autem dico vobis : Diligitc ini- 44 Yo os digo mas: Amad á vuestros
micos vesti os, benefaeite his, qui oderunl enemigos ; haced bien A los que os abor­
v o s: et orate pro persequentibus, et ca~ recen , y orad por los que os persiguen
lumniantibus vos-. y calumnian:
45 ut sitis filíi patris aestri, quí in 45 para que seáis hijos imitadores de
coslis est: qüi solem suum oriri fa cit vuestro padre celestial: el cual hace
super bonos ei m alos: et pluit super nacer su sol sobre buenos y m alos: y
justos et injustos, llover sobre justos y pecadores.
46 S i enim diligitis eos, qui vos dili- 46 Que si no amais sino á los que os
g n n t, quam mercedem, liabebitis? non- am an, ¿ qué premio habéis de tener?
ne et publicani lioc faciunt ? ¿110 lo hacen asi aun los publícanos?
47 E l si saluiaverilis fratres vestros 47 Y si no saludais á otros que á vues­
tantüm, quid amplius faeitis? nonne tros hermanos, ¿qué tiene eso do parti­
et ethnici hoc faciunt? cular? por ventura ¿no hacen también
esto los paganos?
48 Estate ergo vos perfeeti, sicut et 48 Sed pues vosotros perfectos, asi
pater vester coelcstis perfectas est. como vuestro padre celestial es perfec­
to imitándole en cuanto podáis.

CAPITULO VI .

Prosigue Jesas enseñando ; y trata de la lim osna, de la oracion, del a ja ­


no ,* dice que no debemos atesorar p a ra este mundo sino p a r a el cielo:
que nuestra intención debe ser rectal que.no se puede servir á D ios y a l
mundp j y hace v e r la confianza que debemos tener en la Providencia
divina.

1 A tíen d ite ne justUiam vestram f a - 1 G uardaos bien de hacer vuestras


- ciatis coram hominibus, ut oideamini obras buenas en presencia de los hom­
ab eis: alioquin mercedem non habebi- bres , con el fin de que os vean: de otra
tis apud patrem vestrum, qui in cm- manera no recibiréis su galardón de vues­
Tis est, tro padre, que está en los cielos.
2 Cüm ergo facis eleemosynam, noli 2 Y asi cuando das limosna, no quie­
iubá canere ante te, sicut Tiypocrilaifa~ ras publicarla á son de trompeta, como
ciunt in synagogis, et in vicis, ut kono~ hacen los hipócritas en las sinagogas, y
rificentur ab hominibus. Amen dico vo— en las calles o pla zas, á fin de ser hon—

1 Deut. X F . v. 8. a Lev. X IX . v. 18.


r4 San M T H E O.
b is , receperunt mercedem suam. rados de los hombres. En verdad os di­
go, que ya recibieron su recompensa.
3 Te autem focíente cleemosynam, nes- 3 Mas tú cuando des limosna, haz que
eiaí sinistraitua quid faciat de velera tu mano, .izquierda no perciba lo q u e
tu a : hace tu derecha:
4 ut sit eleemósyna tua in abscondi- 4 para que tu limosna quede oculta,
to, et pater titus, qui videt in abscon- y tu padre, que ve lo mas oculto, te re­
dito, reddet tibí. compensará en público 1.
5 E t citm oratis , non critíÁ sicut h i ­ 5 Asimismo cuando oráis, no habei»
pócrita: , qui amapt iñ syhagogis et in de ser como, los hipócritas, que de pro­
angulis plaiearum stantes orare, ut vi— pósito se ponen á orar de pie en las si­
deantur ab honránibus \ amen dico vo­ nagogas y en las esquinas de las calles,
bis, receperunt mercedem suam. para ser vistos de los hombres: en verdad
os digo, que ya recibieron su recompensa.
6 Tu autem citm oraverís, intra in 6 T ú , al contrario, cuando hubieres
atbiculutn tuum. , et elauso ostío, ora de o ra r, entra en tu aposento, y cer­
patrem tuum in abscondito: et- pater rada la puerta, ora en secreto á tu pa­
tmts, qui videt in abscondito, reddet tibí. dre , y tu padre , que ve lo mas secreto,
te premiará en público.
y Orantes autem , nolite rimltum to­ 7 En la oracion no afccteis hablar
qui, sicut ethnici; pulant enim. quod in mucho, como hacen los gentiles: que se
multiloquio suo exaudiantur. imaginan haber de ser oidos á fuerza
de palabras.
8 Nolite ergo assimilari eis: scit enim 8 No queráis pues imitarlos; que bien
pater vester, quid opus sit vobis, ante- sabe vuestro padre lo que habéis me­
quam petatis eum. nester, antes de pedírselo.
g Sie ergo vos orabitis: Pater noster, g Ved pues cómo habéis de orar * : Pa­
qui es in coelis : sanctificelur nomen tuum. dre nuestro, que estás en los cielos: san­
tificado sea el tu nombre.
id Adocniat regnum tuum. Fiat vo­ 10 Venga el tu reino. Hágase tu vo­
luntas toaysicut in cáelo, et in ierra. luntad, como en el cielo, asi también
en la tierra.
11 Pancm nostrum super substantia- 11 E l pan nuestro- de cada d ia 3 dá­
lem da nobis hodit. nosle hoy.
12 E t dimiite nobis debita nostru, si­ 12 Y perdónanos nuestras deudas, aíí
cut et nos dimiltimus debitoribus nos- como nosotros perdonamos á nuestros
tris, deudores.
i í E t ne nos inducas in tentatíohem. 1 3 Y no nos dejes caer en la tenta­
Sed libera, nos á malo. Amen. ción. Mas líbranos de mal. Amen.
14 S i enim dimiseritis hominibus pee- 1 4 Porque si perdonáis á los hombres
cata eorum: dim itid ct vobis pater las ofensas que cometen contra vosotros:
vester caelestis delicia vestra. también vuestro padre celestial os per­
donará Vuestros pecados. "

1 En el texto griego selee tí en mil idos por la Iglesia. Si Imóuiiov trae La etimo­
público : y asi lo tradujo el F. Granada. logía de aurlx , quiere decir sobresústancmh y
2 Lric. XI. v. 2. si la trae del verbo ejisifu , significa de cada dia,
3 El Sr. Arzobispo Martini traduce ■ :per sos­ esto es, el pan que basta para hoy, y viene de
tenlamento , pan» el sustento. En S. Ltic. XI. dia ei\ dia. Porque significa, entre oirás
v. i . en lugar de supr.rsubrdániialcni ,f]iic es cosas , venir después , suceder, seguir, y asi
como se traduce aqoijil .laúa la .palabra griega _ .lee mos jenJDemóstenes sTnon tápi el.mes-que en­
Í7tt4Ú?iav usó el traductor de la palabra quoti- tra V. el Diccionario de Escápula verbo Eo.
dianum, de cada día: ambos sentidos están ad-
C A. P I T ü lo vr.
i ó S i autem non dimiserílis homini- 1 5 Pero si vosotros no perdonáis á los
bus: nec pater vester dim itid vobis pee- hombres: tampoco vuestro padre os per­
cata vestra. donará los petados.
1 6 Cum autem jejunatis , nolite fieri 16 Cuando ayunéis, no os pongáis ca-
sicut hjpocrita: tristes: exfermhiarit rilristes como los hipócritas: que desfi­
enim faties su a s, ut appareant homi- guran sus rostros, para mostrar á los
nibus jejunantcs. Amen dico vobis, hombres que ayunan. En verdad os di­
quia receperunl mercedem suam. go, que ya recibieron su galardón.
17 Tu autem, cum jeju n a s , unge ca­ 17 T ú , al contrario, cuando ayunes,
pul tuum , et/adem íuam lava, perfuma tu cabeza, y lava bien tu cara1 ,
18 ne videerris liominibus jejunans, 18 para que no conozcan los hombres
sed patri tuo, qui est in abscondito: et que ayunas, sino únicamente tu padre,
pater tuus , qui videt in abscondito, que está presente 4 lodo, aun lo que
reddet tibí. hay de mas secreto: y tu padre, que ve
lo que pasa en secreto, te dará por ello
la recompensa.
19 Nolite ihesaurizare vobis f.hesau- 19 queráis amontonar tesoros para
ros in térra: ubi ccrugo, ct linea demo- vosotros en la tierra: donde el orin, y la
litur: et ubi fures cffodiunt, et furantur. polilla los consumen: y donde los la ­
drones los desentierran, y roban.
20 Tliesaurizate autem vobis fíiesait- 20 Atesorad mas bien para vosotros
ros in codo: ubi ñeque ccrugo, ñeque li­ tesoros en el cielo: donde 110 hay orin,
nea demolituri ct uhifures non cffodiunt, ni polilla que los consuma ; ni tampoco
nec furantur. ladrones que los desentierren , y roben.
21 Ubi enim est thesaurus tu u s, ibi 21 Porque donde está tu tesoro, allí
est ei cor tuum. está también tu corazon.
22 Lucerna corporis tui est ocultis 2a Antorcha de tu cuerpo son tus
tuus. S i oculus tuus fü eril simplex: lo~ ojos. Si tu ojo fuere sencillo, ó estuvie­
lum corpus tmim luádum crit. re limpio: todo tu cuerpo estará ilumi­
nado.
a 3 S i autem- ocultis tuus fuertt ne- 2 3 Mas si tienes malicioso ó malo tu
quam: iotum corpus tuuiip.* .tfifiebrosum ojo : todo tu cuerpo estará oscurecido.
erit. S i ergo lumen, quod in te e s t, te- Que si lo que debe ser luz, en tí es ti­
nebrec sunt: ipsve tenebrcc quanlcc eruni? nieblas : las mismas tinieblas ¿ cuán
i: 1' gráfidos serán?
24 Nemo potest duobus dominis servi- a 4 Ninguno puede servir á dos seiio-
re■ . aut enim unum odio haóebií, ei al~ •' res: porque ó tendrá aversión al uno, y
terum diligc.t:. aut ,unum sustmebit, el .amor ál otror ó si se sujeta al primero,
alterum contemnet. Non potestis Déo mirará con desden al segundo, No po­
servire ei.marrnuoncc. . , . ; déis servir á Dios y á las, riquezas.
a 5 ldeQÁdiqo..vobis,.ne..spíZfciti] si'tis ;; ,25 En razón de esto os digo, no os
animas oestree quid manducctis, ñeque acongojéis por el cuidado de hallar que
corpori vestro quid , induamini. Nonne comer,para sustentar vuestra vid a , ó de
anima plus est quám csca: et corpus donde sacaréis vestidos para cubrir vues­
plus quám vestimentum ? tro cuerpo. Qué ¿no vale mas la vida 6
el alma que el alim ento; y el cuerpo
que el vestido? .
a 6 Respicile volatilia cceli f quoniam, a6 Mirad las aves del cielo, cómo no
non serurit, ñeque m etunt, ñeque con- siembran, ni siegan, ni tienen grane­
gregant in "harrea. : et pater vester cas— ros : y vuestro padre celestial las a li-

I Véase Unción.
16 San M A1HEO
lestis pascit illa, Ifonne vos magis p lu - menta. ¿ Pues no valéis vosotros muclio
ris estis illis ? mas sin comparación que ellas ?
2 y Quis autem vestrüm cogitans po- 2 7 Y ¿ quién de vosotros á fuerza de
test adjicere ad staiuram suam cubi- discursos puede añadir un codo á su es­
lum unum? tatura ?
2$ E t de vestimenta quid solic.iti es- 28 Y acerca del vestido ¿á qué pro­
tis ? Consideróte Hita agri quomodo pósito inquietaros ? Contemplad los li­
crcscunt: non laborant, ñeque nent. rios del campo como crecen y Jloreccn:
ellos no labran, ni tampoco hilan.
ag Dico autem vobis , quoniam ncc 29 Sin embargo yo os digo, que ni Sa­
Salomon in omni gloria sua coopertus lomon en medio de toda su gloria se
est sicut unum ex istis. vistió con tanto primor como uno de
estos lirios.
30 S i autem fenum agri, quod ho- 3 o Pues si una ye rija del campo, que
dié est y et eras in clióantim miltitur, hoy es é Jlorcce, y maíiana se echa en
Deus sic vest il: quantó magis vos mó­ el horno, Dios asi la viste: ¿ cuánto
dica:fidei? mas á vosotros hombres de poca fe?
3 1 Nolite ergo solliciti csse, dicentes: 3 1 Asi que 110 vayais diciendo acongo­
Quid manducabimus, aut quid bióemus, jados: ¿Donde hallaremos que comer y
aut quo operiemur? beber ? ¿ Donde hallaremos con que ves­
tirnos ?
32 hcec enim omnia gentes inquirunt. 3a como hacen los paganos, los cuá­
Scit enim pater vester, quia his ómni­ les andan ansiosos tras todas estas co­
bus indigetis. sas; que bien sabe vuestro padre la ne­
cesidad que de ellas teneis.
33 Qucnrite ergo primurn regnum Det\ 33 Asi que, buscad primero el reino
et justitiam ejus ■■et hcec omnia adji- de Dios, y su justicia: y todas las de­
cientur vobis. mas cosas se os darán por añadidura.
34 Nolite ergo solliciti esse in crasii- 3 4 No andéis pues acongojados por el
num. Crastinus enim dies solicitas erit dia de m añana; que el dia de mañana
sibiipsi sufficit diei malitia sua. harto cuidado traerá por sí : bástale ya
á cada dia su propio atan ó tarea.

CAPITULO VIL

Concluye Jesús su sermón adm irable; advierte que no se debe ju z g a r m al


del prójim o ; y que no deben darse á los indignos las cosas santas i habla
de la oracion y perseverancia en e lla : de la c a rid a d : d é cuan estrecho es
el camino del cielo: dn jos falsos ‘p ro feta s: de que p o r los frutos se cono­
ce el árbol ¿ y del edificio fu n dado sobré p e ñ a , ó
" sobre /»Wnrij
arena: • f;

.N . olite judicare%ut non judüémim. , ’ N o juzguéis á los demas, si queréis


no ser juzgados.
2 In quo enim judicio judicavéritist 2 Porque con «1 mismo juicio que
judicabimini: et in (¡ua mensura mensi juzgáreis, habéis de ser juzgados: y con
fueritisy remetietur vobis, la misma medida con que midiereis, se­
réis medidos vosotros.'■ '
3 Quid autem vides festucam in ocu~ 3. Mas tú ¿ con qué cara te pones á mi­
lo fra tris i ú i : et trabem in oculo tuo rar la mota en el ojo de tu hermano: y
non vides ? no reparas en la viga que está dentro
del tuyo?
C a p i t u l o V I í.
4 Aut quomodo dícis fr a tr i tuo: Sine, 4 Ó ¿cómo dices á tu hermano: Deja
' ejiciam festucam de oculo^ tuo : et ecce que yo saque esa pajila de tu ojo: mien­
trabs est in oculo Iuo ? tras lú mismo tienes una viga eu el tuyo?
5 Hypocrila, cjice primüm irabem de 5 H ipócrita, saca primero la viga de
oculo tu o , et tune vidcbis ejitere festu­ tu ojo, y entonces verás cómo has Je
cam de oculo fra trís tui. sacar la mola del ojo de tu hermano,
6 Nolite daré sanctum canibus, ne- 6 No deis á los perros las cosas san­
que mittatis margaritas ves!ras ante tas, ni echeis vuestras perlas A los cer­
poreos, ne forte conculcent eos pedibus dos, no sea que las huellen con sus
m is , et conversi dirumpant vos. pies, y se vuelvan contra vosotros y os
despedacen.
7 P etite, et dabitur vobis : quenrite, et 7 Pedid, y se os dará: buscad, y ha­
invenietis : púlsate, et aperietur vobis. llaréis: llamad, y os abrirán.
8 Omnis enim qui petit, accipit; et 8 Porque todo aquel que pide, recibo:
qui quccrit, invenit: et pulsanti ape­ y el que busca, halla: y al que llama,
rietur. se le abrirá.
g A u l qms est e.x vobis homo, quem 9 ¿Hay por ventura alguno entre vos­
s i petierit filius suus panem , nunquid otros que, pidiéndole pan un hijo suyo
lapidem porriget ei? le dé una piedra?
■ o Aut s i piscem petierit, nunquid 10 ¿Ó que si 1c pide un pez, le dé
serpentem porriget ei? una culebra?
11 S i ergo vos, cum sitis m a li, nos- 11 Pues si vosotros, siendo malos ó
tis liona data daré filiis veslris: quanto de mala ralea, sabéis dar buenas cosas
magis Pater vester, qui in cailis est, á vuestros hijos: ¿cuánto mas vuestro
dabit bona petentibus se ? Padre celestial dará cosas buenas á los
que se las pidan ?
1 3 Omnia ergo quarcumque oultis ut ia Y asi haced vosotros con los de­
faciant vobis homines, ct vOsfacite Hits, más hombres todo lo que deseáis que
I Í í z c est enim le x , et Propheta;. hagan ellos con vosotros. Porque esta es
la suma de la Ley, y de los Profetas.
1 3 Intrate per angustam portam: quia 13 Entrad por la puerta angosta: por­
lata porta , et spatiosa vía e s t, qitcc du- que la puerta ancha, y el camino espa­
cit ad perdiiionem, et multi sunt qui cioso son los que conducen á la perdi­
inlrant per eam. ción, y son muchos los que entran por éi.
1 4 Quám angusta porta, el arcta vio. 1 4 ¡Oh que angosta es la puerta, y
e st, quee ducit ad vitam; ct pauci sunt, cuán estrecha la senda que conduce á
qui inveniunt eam ! la vida eterna: y que pocos son los
que atinan con ella!
1 5 Attcndiie á fa ls i 's prophetis, qui 15 Guardaos de los falsos profetas, que
veniunt ad vos in veslimcnlis ovium, in- vienen á vosotros disfrazados con pieles
irinsccus autem sunt lupi rapaces: de ovejas, mas por dentro son lobos vo­
races :
16 áfruclibus eorum cognoscetis eos. 16 por sus frutos ú obras los conoce­
Nunquid colligunt de spinis uvas, aut réis. ¿Acaso se cogen uvas de los espi­
de iribulis ficus ? nos , ó higos de las zarzas?
17 Sic omnis arhor bona fruetus bo­ 1 7 Asi es que todo árbol bueno pro­
nos facit : jnala autem arbor malos duce buenos frutos: y todo árbol malo
fruetus facit. da frutos malos.
18 Non potest arbor bona malos fr u ­ 18 Un árbol bueno no puede dar fru­
etus facere: ñeque arbor mala bonos tos malos: ni un árbol malo darlos
fruetus facere. buenos.
i g Omnis arbor, quee nonfacit fructum 19 Todo árbol, que no da buen fru-
Toar. V. B
i8 S is M ATHEO.
bonum , excidetur , et-in igncm miitetur. l o , será corlado , y echado al fuego,
20 Irjfur ex fructibus eorum cognos- 20 Por sus frutos pues los podréis co­
ceits eos. nocer.
a i Non omnis, qui dicít m ihi, Domi­ a i fío todo aquel que me dice, jOh
ne , Domine , intrabit in regnum ccelo- Señor, Señor! entrará por eso en el rei­
rum: sed qui facit voluntatem Pafris na de los ciclos : sino el que hace la vo­
m e i, qui in coelis est , ipse intrabit in luntad de mi Padre celestial, ese es el
regnum ca-lorum. que entrará en el reino de los cielos.
22 Multi dicent mihi in illa d ie : Do­ 22 Muchos me dirán en aquel dia del
míne , D om ine, nonne in nomine iuo juicio: ¡Señor, Señor í ¿pues no hemos
prophetavimus, et in nomine lito da:- nosotros profetizado en tu nombre , y
monia ejecimus , et in nomine tito vir- lanzado cu tu nombre los demonios, y
tules multas fecim us? hecho muchos milagros en tu nombre?
23 E t tune confilebor illis : Quia nun- 23 Mas entonces yo les protestaré: Ja­
quam novi vos : discedite á me, qui ope- mas os he conocido por m íos: apartaos
ramini iniquitatem. de m i, operarios de la maldad.
24 Omnis ergo, qui audit verba mea 24 Por tanto , cualquiera que escucha
hcec , ct facit ca, assimilabitur viro sa— estas mis instrucciones, y las practica,
p icn ti, qui crdijicavit domum suam su— será semejante á uu hombre cuerdo que
pra petram, fundó su casa sobre piedra,
2 5 ct descendit pluvia, et veneruni 25 y cayeron las lluvias, y los rios
Jlumina , ei Jlaverunt vcn li, ct irrite- salieron de madre, y soplaron los vien­
runt in domum illam , et non cecidil; tos, y dieron con ímpetu contra la lal
fúndala enim erat super petram. casa, mas no fue destruida: porque esta­
ba fundada sobre piedra,
26 E t om nis, qui audit verba mea 26 Pero cualquiera que oye estas ins­
htcc, ct non facit ca , similis erit viro trucciones que doy, y no las pone por
sUtl/o , qui ccdificavit domum suam su— • obra, será semejante i un hombre loco
per arenam: que fabricó su casa sobre arena:
27 ct descendit pluvia, el veneruni 27 cayeron las lluvias, y los rios sa­
Jlumina , ct Jlaverunt venti, et irrue- lieron de m adre, y soplaron los vien­
runt in domum illam , et cccidit, ct fu it tos, y dieron con ímpetu contra aque­
ruina illius magna. lla casa , la cual se desplomó, y su rui-
‘ na fue grande.
28 E t factum est: citm consummas— 28 Al fin, habiendo Jesús concluido es­
set Jesús verba hcec, admirabantur tur­ te razonamienlo, los pueblos que le oían
ba; super doctrina ejus. no acababan de admirar su doctrina.
29 E rat enim docens eos sicut potes- 25 Porque su modo de instruirlos era
tatem habens, et non sicut Ser iba: eo­ con cierta autoridad soberana1 , y no í,
rum et Phariscci. la manera de sus Escribas y Fariseos,

CAPITULO YÍIL

Jesús cura á un leproso, a l criado de un Centurión á la suegra de San


Pedro : sosiega a l m ar alborotado; y sana endemoniados.

1 C u m autem descendissét de monter 1 H ab ien d o bajado Jesús del monte,

1 La palabra soberana mírese como si fue- ga , que en la vulgata se iraducc ¿to­


ra del texto; porque realmente así lo exije testas.
la rigorosa y exuda significación de la voz gric-
C a p i t u l o VIIL i9
secuttz sunt cum turba; m ulliv: le fue siguiendo una gran muchedum­
bre de gentes:
2 et ecce leprosus venicns , adorabat a en esto, viniendo í él un leproso,
eam , dicens : Domine , s i vis , potes me le adoraba, diciendo: Señor, si tú quie­
inundare. res , puedes limpiarme.
3 E i extendens Jesús maman, tetigit 3 Y Jesús extendiendo la mano, le to­
eum , dicens : Valo. Mandare. E t con— có, diciendo: Quiero. Queda limpio. Y
fesfim mundata est lepra ejus. al instante quedó curado de su lepra.
4 E t ait illi Jesús : V id e, nemini di-~ 4 Y Jesús le dijo: Mira que no lo
.veris : sed vade , os!ende te sacerdoii, digas á nadie: pero ve á presentarte al
et offer m um is, t/uod proccepit Moyscs, sacerdote, y ofrece el don que Moyses
in testimonium i/lis. ordenó 1, para que les sirva de testi­
monio.
5 Cum. autem introisset Capharnaum, 5 Y a l entrar en Capliarnaum le salió
accessil ad eum Centuria, rogans eum, al encuentro un Centurión , y le rogaba,
6 et dicens : Dom ine, puer mcus ja - ti diciendo: Señor, un criado mío'5 es-
cet in domó paralyticus , et malé tor— lá postrado en mi casa paralítico, y pa­
íjuetur. dece muchísimo.
1 E t ait illi Jesú s: Ego veniam, ct 7 Díccle Jesús: Yo iré , y le curaré.
curaba eum.
8 E t respondáis Cent uno, ait: Do­ 8 Y le replicó el Centurión: Seror,
mine non sum dignus ut inires sub no soy yo digno de que tú entres en mi
teclum m cum : sed tantum dic verbot ct casa : pero mándalo con tu palabra, y
sanabituf puer mcus. quedará curado mi criado.
y Nam et ego homo sum sub potesta- g Pues aun y o , que no soy mas que
te constituías, habens sub me milites, un hombre sujelo á otros , como tengo
et dico huic : Vade , ct vadil : et alii , soldados á mí m ando, digo al uno:
V s n i, et venit; et servo meo, Fac hoc, Marcha, y él marcha: y al otro: Ven, y
et facit. viene; y 'á mi criado, Haz eslo, y lo
hace.
I o Audiens autem Jesús mt'ralus est, 10 Al oir esto Jesús mostró grande
et sequent.ibus se d ix il: Amen dico vo- admiración t y dijo á los que le seguían:
bis, non invení tantam fidem in Israel, En verdad os digo que ni aun en medio
de Israél he hallado fe tan grande.
II Dico autem vobis , quod m ulti ab 11 Asi yo os declaro, que vendrán m u­
Oriente, ct Occidente venient, ct rccitm- chos gentiles del Oriente y del Occiden­
bent cum Abraham , et Isaac , et Jacob te, y estarán á la mesa con Abraham,
in regno ccclontm: Isaac, y Jacob en el reino de los cielos:
12 filii autem regni ejicientur in te- ia mientras que los hijos del reino
nebras exteriores : ibi critJletus , et slri- (los judíos) serán echados tuera A las
dor dentium. tinieblas 3 ¡ allí será el llanto, y el cru­
jir de dientes.
13 E t dixit Jcfius Centurioni: Vade, i 3 Despues dijo Jesús al Centurión:
ut sicut credidisfi, fíat Ubi. E t sanatus Vete , y succdate conformo has creído,
est puer in illa hora. Y en aquella hora misma quedó sano el
criado.
14 E t cum venísset Jesús in domitm — 1 4 Habiendo despues Jesús ido i casa
Petri, vidit socrum ejus jacentem , et de Pedro, vió íí la suegra de éste en ca­
febricitantem: ma, con calentura:

I Ln'. X I I I 2 Véase Muchacho. 3 Véase Tinieblas.


B. 2
20 S a M M ATHEO.
15 et tetigit manum ejus, et dimisit 15 y tocándole la mano, se le quitó la
eam fe b r is, et m rrexit, et ministrabat calentura: con eso se levantó luego Je
eis. la cam a, y se puso á servirles.
16 despere autem fa d o , oltulerunt 16 Venida la tarde, le trajeron mu­
ei multos dccmonia Itabenles : et ejtcic- chos espirituados: y con su palabra echa­
bai spiritus verbo: et omnes male ha— ba los espíritus malignos: y curó á io­
tientes curavit: dos los dolientes-:
17 ut adimplerciur quod dictum. est 17 verificándose con eso lo que pre­
per Isaiam prophetam, dicentern : Jpse dijo el profeta Isaías, diciendo1: É l mis­
infirmitates riostras accepit: ct ccgrota- mo ha cargado con nuestras dolencias:
i iones riostras porlavit. „ y lia tomado sobre sí nuestras enfer­
medades.
18 Vidcns autem Jesús turbas multas — 18 Viéndose Jesús un dia cercado de
circum s e , jussit iré trans fretum, muclta gente, dispuso pasar A la ribera
opuesta del lago de Genezareth.
• 9 E t accedens unus Scriba, ait Mi,: 19 Y arrimándosele cierto Escriba, le
Magister, sequar te, quocumque i,cris. dijo: Maestro, yo te seguiré, á donde quie­
ra que fueres.
ao E t dicit ci Jesús: Valpes foveas 20 Y Jesús le respondió: Las raposas
habent. et volucres cccli nidos: Filius tienen madrigueras, y las aves del cíe­
autem homínis non habet ubi caput re­ lo nidos: mas el Hijo del hombre no
cline!. tiene sobre qué reclinar la cabeza.
21 A lius autem de discipulis ejus ait a i Otro de sus discípulos le dijo: Se­
illi: Dom ine, permite me pn'miim iref ñor, permíteme que antes de seguirte
et sepeliré palrem meum. vaya á dar sepultura á mi padre.
22 Jesús autem ait illi: Seqitcre me, 22 Mas Jesús le respondió: Sígueme
et dimitte mortuos sepeliré mortuos suos. t ú , y deja que los muertos ó gentes
que no tienen la vida de la f e entier-
ren á sus muertos *.
2 3 E l ascendente co in naviculam, se- s 3 Entró pues en una barca acompa­
euti sunt eum discipuli ejus : ñado de sus discípulos:
2 4 el ecce moius magmis facias est 24 y lié aquí que se levantó una tem­
in mar i , ita Ut navícula operirctur pestad tan recia en el mar, que las on­
fluciiims , ipse vero donniebal. das cubrían la barca, mas Jesús estaba
durmiendo.
3 5 E t accesserunt ad eum discipuli s 5 Y acercándose á él sus discípulos,
ejus, ct suscilaverunt eum, dicentes: le despertaron, diciendo: Seíior, sálva­
Domine, salea nos, perimus. nos , que perecemos.
26 E t dicit eis J esú s: Quid timidi 2G Díccles Jesús: ¿De qué temeís, oh
estis , módicarfidei ? Tune surgens, im­ hombres de poca fe? Entonces puesto en
pera vil venlis et m ari, et facta est tran­ pie, mandó á los vientos y al mar que
quilinas magna. se apaciguaran, y siguióse una gran bo­
nanza.
27 Porro homines mirati surtí, di­ 27 De lo cual asombrados todos los
centes: Qualis est hict quia venli ei que estaban allí, se decían: ¿Quién es
mare obediunt ci ? este, que losvientosy el mar le obedecen?
a 8 E t citm venisset trans fretum in 28 Desembarcado en la otra ribera del

lU a .U I l.v .^ c.lasis , se repite una misma voz en una cliusu-


2 Es lina frase proverbial en la cual , por la lu, pero en un sentido diferente.
elefante figura que los griegos Anlana-
G A PIT u l o I X ,' 21
fegionem Gcrascnoriim, ocurrerunl ei lago en el pais.de los Gernsenos 1, fue­
dúo habentes doemonia , de monumen- ron al encuentro de é l, saliendo <le Jos
tis excuntes , sccvi nimis , ita ut nemo sepulcros 2 en que habitaban , dos en­
posset transiré per viam. illam. demoniados tan furiosos que nadie ©sa­
t a transitar por aquel camino.
29 E l ecce clamaverunt, dicentes: Quid 29 Y luego empezaron A gritar, dicien­
nobts, et tib i, Jesu JFilii D ei? Venisti do: ¿Qu.é tenemos nosotros que ver con­
buc ante tempus torquere nos ? tigo , oh Jesús Hi jo de Dios ? ¿ Has veni­
do acá con el lin de atormentarnos an­
tes de tiempo ?
3 o Erat autem non longc ab Mis 3 0 Estaba 110 lejos de allí una gran
grex mallorum porcoram pascens, piara de cerdos paciendo.
3 1 Dcemoncs autem rogabant eum, 3 1 Y' los demonios le rogaban de esta
dicentes: S i ejicis nos hinc, mitte nos m anera: Si nos echas de aqu í, envía­
in gregem porcorum. nos á esa piara de cerdos 3.
32 E t ait Hlis : líe. A l illi excuntes 32 Y el les dijo : Id. Y habiendo ellos
abieruní in parcos t et ecce Ímpetu abíil salido entraron en los cerdos: y he aquí
taina grex per prceceps in mare : ct moi'- que (oda la piara corrió impetuosamen­
tui sunt in aquis. te á despeñarse por un derrumbadero en
el mar de Genezareth: y quedaron aho­
gados en las aguas.
33 Pastores autem fugerunt: et ve­ 33 Los porqueros echaron á huir : y
nientes in civitatem , nuntiavcrunt (mi­ llegados á la ciudad, lo contaron todo, y
nia , el de eis, qui dermonia habuerant, en particular lo de los endemoniados.
54 E t ecce tota, civitas exiit obviam 34 A l punto toda la ciudad saín') en
Jesu : et viso eo rogabant, ut transirct bnsca de Jesús : y al verle, le suplicaron
á finihus eorum. que se retirase de su pais.

C A P ÍT U L O IX .

Confirma Jesús su doctrina con nuevos m ilagros; curación de un p a ra líti­


co : vocación de S. Matheo : libra de un /lu jo de sangre á una m uger; re­
sucita á la hija d e J a iro : cura d dos ciegos y á un endemoniado mudo. B las­
fe m ia s de los fa rise o s:p a rá b o la de la mies y de los trabajadores.

1 E t ascendcns in naviculam, trans- 1 Y subiendo en la barca, repasó el


fre ta v il, et venit in civitatem suam, lago, y vino á la ciudad de su residen­
cia ó á Capliarnaum.
2 E t ecce qffe.rebant et' paralyticum ja - 2 Cuando lié aquí que le presentaron
centem in ledo. E i viáens Jesús fidem un paralítico postrado en un lecho. Y
illorum , dixil paralytico: Confide fíli, al ver Jesús su f e 4 , dijo al tullido:
remillunlur Ubi peccaia tua, Ten confianza hijo m ió, que perdona­
dos le son tus pecados.
3 E t ecce quidam de Seribis dixerunt 3 A lo que ciertos Escribas dijeron
intra se 1 fíic ólasphemat. luego para consigo: Esle blasfema.

1 Gergesenos ó Gadarenos. 4 La fe de los que le presentaban el paralíti­


,3 Yéase Sepulcros.— En<k)nonÍadox. c o , y también la de este, curao se ye de io que
3 Ku es de admirar que hubiese alli niaras de sigue. No se traduce su fe de ellos para 110 es-
cerdos, pues gran parle de los moradores del cluir la fe del paralitico. El manuscrito del pa­
pais no eran judíos. Joseplio cuenta á Gadasaen- dre Petisco d ice , laf i d<¡ los portadores.
tre las ciudades que Pompe yo quilo ¿los judíos,
T om. V , B 3
22 S A A’ M AT H £ O.
4 E t cum vidisset Jesús cogitaiiones 4 Mas Jesús viendo sus pensamientos,
eorurn , dixil. : Ut quid cogitatis mala dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros
in cordibus vestris? corazones ?
5 Quid est fa d lía s, dicei'e: DimiUun- 5 ¿ Qué cosa es mas fácil, el decir: Se
tur tibí pcccata tua : an diare \ Surge¡ te perdonan tus pecados: ó el decir: Le­
et ambula ? vántate y anda?
6 Ut autem sciatis , quia Filias ho- G Pues para que sepáis que el Hijo
minis habet potestatem in ierra dím íí- del hombre tiene en la tierra potestad
tendi pcccata , tune ait parali tico : Sur­ de perdonar pecados , levántate: dijo al
ge : iollc lectum luum t et vade in do­ mismo tiempo al paralítico: toma tu
mum tuam, lecho , y vete A tu casa.
7 E t surrexii,etabíit in domum suam, 7 Y levantóse, y fuese á su casa.
8 bidentes autem turba: timuerunt, et 8 Lo cual viendo las gentes queda­
glorificaverunt D eum , qui dedit pofes- ron poseídas de un sanio temor, y die­
iaiem talem hominibus. ron gloría á D ios, por haber dado tal
potestad A los hombres.
g E t, eum transiret inde Jesús , oidit. 9 Partido de aquí Jesús , vió A un
hominem sedenfem in telonio , Mat- hombre sentado al banco ó mesa de las
thccum. nomine. E t ait i l l i : Sequcre me. alcabalas, llamado Matíico. Y le d ijo :
E t surgens, seeutus est eum. sígueme. Y él levantándose luego, le
siguió.
10 E t factum est diseumbenle eo in 10 Y sucedió que estando Jesús A la
domo , ecce m ullí publicani et peceato- mesa en la casa de Matheo, vinieron mu­
res venientes, discumbebant cum Jesii, chos publícanos y gentes de mala vida,
et discipulis ejus. que se pusieron A la mesa á comer con
él, y con sus discípulos.
11 E t videntes Phariscei, diccbant dis­ 11 Y a l verlo los Fariseos, decian A sus
cipulis ejus: Quare cum publicanis et discípulos : ¿Cómo es que vuestro Maes­
peccaioribus manducat Magister vester? tro come con publícanos y pecadores?
12 A l Jesús aitdiens, a it: Non est 12 Mas Jesús oyéndolo, les dijo: No
opus valentibus medicas, sed male ha- son los que están sanos, sino los enfer­
bentibus. mos los que necesitan de médico.
13 Eunles autem discite quid est: Mi- i i Id pues A aprender lo que significa:
sericordiam volo , et non sacriftcium. Mas estimo la misericordia, que el sacri­
Non enim veni vocare ju sto s, sed pecca- ficio 1. Porque los pecadores son, y no
tores. los justos, & quienes he venido yo & lla­
mar ú penitencia.
1 4 Tune accesscrunt ad eum discipu­ 14 Entonces se presentaron A Jesús
li Joannis , dieentcs: Quare nos , et los discípulos de Juan , y le dijeron:
Pharisnri, jejunamus frequenter: disci­ ¿Cuál es el motivo por qué, ayunando
puli autem tui non jejunant ? frecuentemente nosotros y los Fariseos,
tus discípulos no ayunan?
i S E t ait illis Jesús: Nuntfuid pos- 15 Respondióles Jesús: ¿ Acaso los ami­
sunt Jim sponsí lugere quamdiu cum gos del. esposo pueden andar atlijidos ó
illis est sponsus? Venient autem dies llorosos mientras el esposo, está con
cum auferetur ab eis sponsus: et tune ellos? Y a vendrá el tiempo en que le*
jejunabunt. será arrebatado el esposo: y entonce#
ayunarán.
16 Nemo autem immittit commissu- 16 Nadie echa un remiendo de paño
rom panni rudis in vestimentum vetusi nuevo A un vestido viejo: de otra suer—

i Oseas VI. v. 6.
CiPITU ÚO I X . 2*á
tóllit enim pleniludinem ejus d vesti­ te rasga lo nuevo parte de lo viejo, y
menta , ct pejor scissura fit. se hace mayor la rotara.
17 Ñeque mitlunt vinum novum iri 17 jNí tampoco echan el vino nuevo en
utres eeteres: alioquin rumpuntur uirest pellejos viejos: porque si esto se hace
et vinum effundUur, et utres percunt. revienta el pellejo, y el vino se derra­
Sed vinum novum in utres novos mit- m a, y piérdense los cueros. Pero el vi­
tunt et ambo conservantur. no nuevo échanlo en pellejos nuevos y
asi se conserva lo uno y lo otro,
1 8 Hmc, ¿lio loquente ad eost ecce prin­ 18 En esta conversación estaba, cuan­
ceps unus accessif, et adorabat eum, di­ do llegó un hombre principal ó gtfe de
cens: Domine, filia mea modo defuñeta sinagoga, y adorándole, le dijo: Señor,
est: sed veni, impone manum litam su— una hija mía está á punto de m orir1: pe­
per eam , et vivet, ro ven , impon tu mano sobre ella, y
vivirá.
19 E t surgens Jesús, sequebaíur eum, 19 Levantándose Jesús, le iba siguien­
ei discipuli ejus. do cqu sus discípulos,
20 E i ecce mulicr, quee sanguinis J lu - 20 Cuando hé aquí que una muger,
xum patiebatur duodecim annis, acces— que hacia ya doce años que padecia un
tit retro, el tetigit fimbriam vestimenti (lujo de sangre, vino pordetras, y tocó
ejus. el medo de su vestido.
a i Dicehat enim inira se : S i fetigero 21 Porque decia ella entre s í: C011 que
tantiim vestimenium ejus, salva ero. pueda solamente tocar su vestido, me
veré curada.
3 a A t Jesús conversus, et videns eam, 22 Mas volviéndose Jesús, y mirándo­
d ixit: Confidc filia , fides tua te salvam la , dijo; Hija ten confianza, tu fe le
fecit, E t salva facía est mulier ex illa ha curado. En electo, desde aquel pun­
hora, to quedó curada la muger.
a 3 E t cum oenisset Jesús in damum a 3 Venido Jesús á la casa de aquel
principis, et vidisset tibicines et turbam hombre principal, y viendo á los tañe­
tumuttuantem, dicebat: dores de flautas ó música fúnebre y
el alboroto de la gente, decia :
2 4 rccedite: non est enim mortua 24 retiraos: pues no está muerta la
puella t sed darmit. E t deridebant eum. nina, sino dormida. Y hacían burla de él.
2 5 E t cüm ejecta esset turba, intra- a 5 Mas echada fuera la gente, entró,
«'/, et tenuit. manum ejus. E t surrexit y la tomó de la mano. Y la niua se le­
puella. vantó.
26 E t extil fam a hccc in universam 26 Y divulgóse el suceso por todo aquel
terram Mam. pais.
27 E t transeúnte inde Jesu, secuti sunt — 27 Partiendo Jesús de aquel lugar, le
eum dúo cceci, clamantes, et dicentes: siguieron dos ciegos, gritando, y diciendo:
Miserere nost/ i^ fili David. hijo de D avid, ten compasion de nos­
otros.
a 8 Cum autem venisset domurti, ac— 28 Luego que llegó á casa , se le pre­
eesserunt ad eum ececi. E t dicit eis Je­ sentaron los ciegos. Y Jesús les dijo:
tas: Credilis quia hoc possum facere ¿ Creeis que yo puedo hacer eso que me
vobis ? Dicunt e i: Ulique , Domine. pedís? Dícenlc : Si, Señor.

I La partícula modb de que se usa en el tex- mente no había muerto, consta del cap. V. de
to latino tiene aqui el sentido de propé: así lo S. Alare, v- , y d tl cap. VIH.- v 4X
Luc.
indica la griega í oí-i. la cual significa muchas ve- ■S.
Bes lo que está próximo á suceder; y que real-
B4
S an M A T HEO.
29 Tune tetigit ocitíos eorurn , dicens: 29 E n ton ces les locó los ojos, diciendo?
Secnndimt. Jidem vestrum fíat vobis. S eg im v u e stra fe asi os fea liccho.
3 0 E t aperti surtí oculi eorurn: et 3 0 Y se les abrieron los ojos: mas Je­
comminatus est illis Jesús , dicens : P'i— sús los conminó, diciendo: mirad que na­
dele ne quis sciat. die lo sepa,
3 1 lili autem exeuntes, diffarriaverunt 3 1 Ellos sin embargo al salir d e a llí,
cum in iota Ierra illa. lo publicaron por loila la comarca.
3 a Egresáis autem. illis , ecce obla Je- 32 Salidos estos, le presentaron un
runt ei hominem m ulum , dcemonittm m udo1, endemoniado.
habentem.
33 E i ejeclo darmonio, locutus est mu­ 33 Y arrojado el demonio, liabló el
tas , et miratxK sunt turboe, dicentes: mudo, y las gentes se llenaran de admi­
Nunquam apparuii sic in Israel. ración, y decían: Jamas se ha visto cosa
semejante en Israel.
34 Phariscei autem dicebant: In prin­ 34 Los Fariseos al contrario decian:
cipe deemoniomm ejicit damones. Por arte del principe de los demonios
empele los demonios.
35 E t circuibat Jesús omnes cwitates 35 Y Jesús iba recorriendo todas las
ct castella , docens in synagogis eorum, ciudades y villas, enseñando en sus si­
et prcediearts evangelium re¡'n i , et cu— nagogas , y predicando el evangelio del
rans omncm languorem, oí omne.m. in- reino de D io s, y curando loda dolencia,
firmUatem. y (oda enfermedad.
36 Fidens autem turbas, misertus 3 fi Y al ver acuellas gentes, se com­
est eis : quia crant eexati, et jacentes padecía entrañablemente 2 de ellas, por­
sicut oves non habentes pastorem. que estaban mal paradas, y tendidas
aqui y allá como ovejas sin pastor.
3 7 Tune dial discipulis suis: Messis 37 Sobre lo cnal dijo á sus discípulos:
quidem m ulta, operarii inileni paucL La mies es verdaderamente mucha; mas
los obreros pocos.
3 8 Rogate ergo Dominum messis , ut 38 Rogad pues al dueño d éla mies,
mittat operarios in messem suam. que envíe á su mies operarios.

CAPÍTULO X.

Misión de los doce A póstoles : p o testa d de hacer m ila g ro s} y las instruc­


ciones que les díó Jesús.

1 E t coneocafis duodccim discipulis 1 D esp u és de esto, habiendo convo­


s u is, dedil illis polestalcm spiriluum cado 4 sus doce discípulos, les dió potes­
immundorum , ut ejieerent. eos, et cura- tad para lanzar los espíritus inmundos,
rent omnem Janguorcm, el omncm infir— y curar toda especie de dolencias, y en­
mitatem. fermedades.
2. Duodeeim autcmApasiohtrum nomi­ a Los nombres de los doce Apóstoles
na surtí hcec. P/irnus, Simón, qui di- son estos. El primero, Simón, por sobre­
citur Petnis r et Andreas frater ejus, nombre Pedro, y Andrés su hermano,
3 Jacobus Zebedcei, et Joannes fr a - 3 Santiago hijo de Zebedeo, y Juan

1 La palabra griega K jyií significa .tordo, aun- energía que el latino misertm : porque deno­
que denota también el ser tundo. V. el Dic- la una compasion salida de lo mas íntimo del
ciotiftrin de Escápula. , coraron,
a CI verbo griego hyl-#¡y?W}x\ tiene mas
C a p i t u l o X. 3g
ter ejus r Philippus et Sartholoma:us, su hermano, Phelipc y Eartbolomé, Tilo­
Tilomas, et Malthams publicarías, J a - mas y Mallico el publicano, Santiago hi­
cobas Alphcci, et Tlmddmus, jo de Alpheo, y Tliadecr,
4 Simón Cliananceus, et Jadas Isca­ 4 Simón el Chananeo, y Judas Iscario­
riotes , qui ei iradidit eum. te, el mismo que le vendid.
5 Hos duodecim misit Je sus : prcr.ci— 5 A estos doce envió Jesús, dándoles
piens e is , dicens: In viam gentiam ne las siguientes instrucciones: No vayais
abieritis, ei in civitaies Samaritanorum ahora í tierra de gentiles, ni tampoco
ne intrcweritis : entreis en poblaciones de Samaritanos:
6 sed potiiis ite ad oves, quee peric- 6 mas id antes en busca de las ovejas
T U n t dormís Israel. perdidas de la casa de Israel.
7 E untes autem prccdicate, dicentes-. 7 Id y predicad, diciendo; Que se acer­
Quia appropinquavit regnum calorum. ca el reino de los cielos.
8 Infirmas euraíe, mortuos suscítate, & Y , en prueba de vuestra doctrina,
leprosos mundate, deemoaes ejicite: gra­ curad enfermos, resucitad muertos, lim­
tis acccepistis, gratis date. piad leprosos, lanzad demonios; dad
graciosamente lo que graciosamente ha­
béis recibido.
g Nolite possidere aurum , ñeque ar- 9 No llevcis oro, ni plata, ni dinero
gentum, ñequepeainiam. in zonis vestris: alguno en vuestros bolsillos:
i o non perarn in v ia , ñeque duas tú­ 10 ni alforja para el vi age, ni mas
nicas , ñeque calceamenta, ñeque vir- de una túnica y un calzado, ni tampo­
g am : dignus enim est operarius cibo co palo ú otra arma para defenderos:
suo. porque el que trabaja merece que le
sustenten. '
i i In ípiamcumque autem cwitaiem 11 En cualquiera ciudad ó aldea en
aut castellum intraveritis, interrógate que entrárcis, informaos quien hay en
quis in ea dignus sit: et ibi manete do­ ella hombre de bien ó que sea digno de
ñee exeatis. alojaros: y permaneced en su casa has­
ta vuestra partida.
12 Intrantes auiem in domum , saiu- 12 A l entrar en la casa , la salutación
tate eam , dicentes: Pase huic domui. ha de ser: La paz1 sea en esta casa.
1 3 E l si quidem fuerit domus illa 13 Que si la casa la merece, vendrá
digna , veniet pax vestra super eam: s i vuestra pas á ella: mas si 110 la mere­
autem non fuerit digna, p a x vestra ce , vuestra paz se volverá cqh vosotros.
revertetur ad vos.
1 4 E t quicumque non reeepcrit vos, 14 Caso que no quieran recibiros, ni
ñeque audierit sermones vestros: exeun- escuchar vuestras palabras, saliendo fue­
tes foras de domo, i/el civitate, exeuti— ra de la tal casa ó ciudad, sacudid el
te pulverem de pedibus vestris. polvo de vuestros pies.
1 5 Amen dico vobis : Talerabilius erii 15 En verdad os digo que Sodoma y
terree Sodomorum et Gomarrhccarum in Gomonrha serán tratadas con menos ri­
die ju d id i, quám illi civitcctu gor en el dia del juicio, que no la tal
ciudad,
16 Ecce ego müto vos sicut oves in 16 Mirad que yo os envío como ove­
medio luporum. Estote ergo prudentes jas en medio de lobos. Por tanto habéis
sicut serpentes, et simplices sicut co­ de ser prudentes como serpientes, y sen­
lumba:, cillos como palomas.
17 Caírete auiem. ab hominibus. Tea— 17 Recataos empero de los tales hom-
26 S an M atheo .
dent enim vos in tontiliis , et in syna- bres. Pues os delatarán A los tribuna­
gogis sais Jlagcllabunt vos : les , y os azotarán en sus sinagogas:
18 ct ad prwsidcs et ad reges ducc- 18 y por mí causa seréis conducidos
mini propter m e, in testimonium illis, ante los gobernadores y los reyes, p-ra
ct gcnlibus, . dar testimonio ele mí íi ellos, y i las na­
ciones,
19 Cum autem tradenl v o s, nolite 19 Si bien cuando os hicieren compa­
cogitare quomodo aut quid loquamini: recer, no os dé cuidado el cómo ó lo
d a b i t u r enim vobis in illa hora, quid lo— que habéis de hablar: porque os será
quamini'. (lado en aquella misma hora lo que há-
yais <le decir ;
20 non enim vos estis qui loquimini, 20 puesto que no sois vosotros quien
sed Spiritus Palris vestri, qui loquitur habla entonces, sino el Espíritu de vues­
in vobis. tro Padre , el cual habla por vosotros.
2,1 Tradet autem fra ier fratrem in 21 Entonces un hermano entregará á
moriera, et pater filiu m : et insurgent su hermano á la muerte, y el padre al
filii in parentes , et morte eos affkient: hijo: y los hijos se levanlar&n contra lo»
padres, y los harán morir:
22 ei eritis odio ómnibus propter no- 22 y vosotros vendréis á ser odiados
men mcum: qui autem perseveraverit de todos por causa de mi nombre: pero
usque in finem , hic salvits eril, quien perseveráre hasta el fin, éste se
salvará.
2 3 Cum autem persequentur vos in 23 Entretanto, cuando en una ciudad
civilate isla , fugile in aliam. Amen di- os persigan, huid 4 otra. En verdad os
cO vobis , non consummabftis civitates digo, que no acabareis de convertir á las
Israel t doñee venial Filias Jtominis. ciudades de Israel , antes que venga el
Hijo del hombre.
2 4 Non est discipulus super magis- 24 No es el discípulo mas que su
trum , nec servus super dominum suum: maestro, ni el siervo mas que su amo:
2 5 sufficit discípulo, ut sil sicut ma- 2 5 baste al discípulo , el ser tratado
gister ejus: el servo, sicut dominus ejus. como su maestro; y al criado, como su
Sipatrem familiasüeclzebub vocavcrunU amo. Si al padre de familias le han lla­
quanió magis domesticas ejus ? mado Beelzcbúb: ¿cuánto mas á sus do­
mésticos?
26 Ne ergo timueritis eos. Nihil enim 26 Pero por eso no les tengáis mie­
est operlum, quod non revelabilur ; ei do 1. Porque nada está encubierto , que
Qceultum , quod non scietur. no se haya de descubrir; 111 oculto, que
no se haya de saber.
27 Quod dico vobis in tenebris, dici- 27 Lo que os digo de noche, decidlo
ie in lam ine: et quod in aure auditis, á la luz del dí a: y lo que os digo al oí­
prcedicale super teeta. do , predicadlo desde los terrados.
2 8 E l nolite timere eos, qui occidunt ■28 Nada temáis á los que matan al
Corpus, animam autem non possunt oc- cuerpo, y no pueden matar al alma: te­
eidere : sed potiiis tímete eum , qui po- med antes al que puede arrojar alma y
test et animam ei corpus perdere in ge~ cuerpo eñ el infierno.
hennam.
29 Nonne dúo passeres asse veneunl: 29 ¿N o es asi que dos pájaros se ven­
et unus ex illis non cadet super terram den por un cuarto: y no obstante ni
sine paire vestro ? uno de ellos caerá en tierra sin que lo
disponga vuestro padre?

I Algua diase v eri vuestra inocencia.


C ap itu lo X. 27
3 o Vcstri alltcm capilli capitis om­ 3 0 Hasta los cabellos de vuestra ca­
nes numerati sunt. beza están todos coatados,
3 1 Nolite ergo iimere \mnltis passeri- 3 1 Pío teneis pues que temer: valéis
bus melíores eslis vos. vosotros mas que muchos pájaros.
3 2 Omnis ergo qui confitebitur me co~ 3 a En. suma; á todo aquel que me
rom hominibus, confifebor et ego cum reconociere y confesare por Mesías de­
coram Paire meo, qui in calis e s t: lante de los hombres, yo también le
reconoceré y me declararé por él delan­
te de mi Padre, que está en los cielos:
33 qui autem negaverit me coram ho— 33 mas d quien me negárc delante de
minibus, negaba et ego eum coram P a ­ los hombres, yo también le negaré de­
ire meo, qui in coelis est. lante de mi Padre, que está en los cielos.
34 Nolite arbitrar1 quia pacem vene- 34 No tenéis que pensar que yo haya
rim 7nittere in ferrami non peni pacem venido á traer la paa 1 á la tierra : no
mittere, sed gladium: lie venido á traer la paz, sino la guerra;
35 í’eni enim separare hominem. ad— 35 pues be venido á separar al hijo
versus patrerti suum , ct filiam adver- de su padre, y á la hija de su madre,
siis matrem suam , et nurum adversus y á la nuera de su suegra:
socrum suam :
3 G et inimid hominis, domestici ejus. 36 y los enemigos del hombre serán
las personas de su misma casa,
37 Qui amal patrem aut matrem plus 37 Quien ama al padre ó á la madre
qudm m e, non est me dignus: et qui mas que á m í, no merece ser mío; y
amaí filium aut ftliam super m e, non quien ama al hijo ó á la hija mas que á
est me dignus. m í, tampoco merece ser mío.
38 m qui non accipit crucem suam, 38 Y quien no carga con su cruz y
et sequitur me , non est me dignus. me sigue, no es digno de mí.
3 g Qui invenit animam suam , perdet 3 g Quien á costa de su alma conser­
illam : et qui perdiderit animam suam va su vida, la perderá: y quien perdie­
propter m e, invenict eam. re su vida por amor m ió, la volverá á
hallar, ,
4 ° Q úi recipit vos , me recipit: et qui 4 0 Quien á vosotros recibe, á m í me
me recipit y recipit eum. qui me misit. recibe; y quien i mí me recibe, recibe á
aquel que me ha enviado á mí.
41 Qui recipit prophetam in nomine 4 1 E l que hospeda á un profeta en
prop/ifitce , mercedem. prapheim accipiet: atención á que es profeta, recibirá pre­
et qui recipit justum in nomine justi\ mio de profeta; y el que hospeda i un
mercedem ju sti accipiet. justo en atención á que es justo, ten­
drá galardón de justo.
4a E t quicumquc potum dederit uni 42 Y cualquiera que diere de beber ¿
ex minimis istis calicem aquee frigidee uno de estos peque íiuelos un vaso de
tantiim in nomine discipuli: amen dico agua fresca 3 solamente por razón de
vobis, noñ perdet mercedem suam. ser discípulo mió, os doy mi palabra,
que no perderá su recompensa.

1 Toase Paz. — Causa. para denotar un beneficio pequeño ó que no*


% Frase hebrea que usamos tauibien nosotro* cuesta poco.
28 S.Á IT M a th e o .

CAPÍTULO. XL

Juan Bautista envía dos de sus discípulos á J esú s: lo que con esta ocasion
dijo Jesús sobre Juan á sus oyentes: ciudades incrédulas : el ju g o del
S eñores suave.

1 Jli i facium est, citm consummasset 1 !_jomo hubiese Jesús acabado de dar
Jesú s , prceupiens duodccim disdpulis estas instrucciones á sus doce discípu­
suis , transiit indc ut docerei et pra'di- los , partió de allí para enseñar y pre­
caret in civílatibus eorurn. dicar cu las ciudades de ellos.
2 Joannes autem eum ¿uidísset in vin- 2 Pero Juan habiendo en la prisión oí­
culis opera C hrísli, mittens dúos de do las obras maravillosas de Christo, en­
discipulis. su is , vió dos de sus discípulos á preguntarle:
3 ait M i: Tu es, qui venturus e s , an 3 ¿Eres tú el Mesías que ha de venir,
aliuni cxspeciamus ? ó debemos esperar á otro?
4 E t respondens Jesús aít illis : Em i­ 4 A lo que Jesús les respondió: Id y
tes renuncíale Joanní i¡uoe audistis, et contad i Juan lo que habéis oído, y visto.
vidísiis,
5 Carci vident, clcwdi ambulant, le- 5 Los ciegos ven , los cojos andan, los
prosi munduntar , surdi audiunl, moi— leprosos quedan limpios, los sordos oyen,
fu i resurgunt, paupercs cvangcli-cinlur- los muertos resucitan, se anuncia el
evangelio á los pobres:
6 et beatas e s t , qui non fu eril sean- 6 y bienáventurado aquel que no to-
dali-ahis in me. márc de mí ocasion de escándalo.
y lilis attlem abeuntíbus, ca’p it Jesús 7 Luego que se fueron éstos, empezó
dicere ad tur bas de Joanne : Quid exis­ Jesús á hablar de Juan , y dijo al pue­
tís ¿ti desertum videre ? arundincm ven­ blo: ¿Qué es lo que salisteis á ver en
to agilatam? el desierto? ¿alguna caña que á todo
vienlo se mueve ?
S Sed quid existís videre ? hominem 8 Decidme sino, ¿qué salisteis á ver?
mollibus vestitum ? Ecce qui mollíbus ¿ á un hombre vestido con lujo y afemi­
vestiuntur, in domibus regum sunt. nación? Y a sabéis que los que visten
a si, en palacios de reyes están.
. g Sed quid existís videre? prophetam? 9 En lin, ¿ qué salisteis á ver? ¿ á al­
Etiam dico 'vobis, ct plus quúm pro- gún profeta? Eso sí, yo os lo aseguro,
pheíam, y aun mucho mas que profeta.
j o Ilic est enim. de quo scriptum. est: 10 Pues él es de quien está escrito l :
Ecce ego mitia angelum, me.um ante f a - Mira que yo envío mi ángel ante tu
ciem laam , qui prccparabit viam tuam presencia, el cual irá delante de tí dis­
ante te. poniéndote el camino. /
11 Amen dico vobis, non surrexit Ín­ 11 En verdad os digo, que no ha sali­
ter natos Tnulierum majar Joanne Bap— do á luz entre los hijos de mugeres al­
iista : qui autem minor est in fegno cce- guno mayor que Juan Bautista: si bien
lorum , major est illo. el que es menor éh el reino de los cie­
los , es superior á él *. 1

1 M/tlfich. III. v. i . 3IV. 5. anticua ley con el sacerdocio ó profecía de la


2 S<i"ün se ve en S. Ltic. cap. VII. v. ü8 la ley de gracia: in regno cr-lnrum quiere decir
comparación no su liuce aquí de persona á en la Iglesia de ChrUto.y. Reino de los cielos.
persona , sino de ministerio ó profecía de la
C a p i t u l o XI »
29
i a A diebus autem Joan nis Baptis­ ia Y desde el tiempo de Juan Bautis­
la: usque m ine, regnum axlorum vita- ta hasta el presente, el reino de los cie­
patihir, et violenti rapiunt illud. los se alcauza á viva fuerza, y los que
se la haccu á s í mismos son los que le
arrebatan
13 Omnes enim prophctcc, et lex, 13 Porque todos los profetas, y la ley
usque ad Joannem , prophetaverunt: basta Juan , prenunciaron lo porvenir:
14 et si vultis recipere, tpse est E - 14 y si queréis entenderlo, él mismo
lia s , qui venta rus est, es aquel Elias que debia venir.
15 Qui habei aures audiendi, audiat. 15 E l que tiene oídos para entender,
entiéndalo.
16 Cui autem similem ccstimabo ge- 16 Mas ¿á quién compararé yo esta
nerationent istam ? Simffis est pueris raza de hombres? Es semejante á los
sedentibus in foro, q u i clamantes c o c e - muchachos sentados eil la plaza, que dan­
qualibus do voces á otros de sos compañeros
1 7 diaini : Cecinimus oobis, et non 17 les dicen: Os liemos entonado can­
saltaslis: lamentavimus, ct non plan- tares alegres, y no habéis bailado: can­
xistis. tares lúgubres, y no habéis llorado.
18 Venít enim Joannes ñeque man- 18 Asi es que vino Juan que casi no
ducans, ñeque bibens , et dicunt: Dcc- come, ni bebe, y dicen: Está poseído del
Tnonium habet, Demonio.
19 Venit F ilias hominis manducans, 19 lia venido el Hijo del hombre que
ct bibens, et dicunt: Ecce homo vora.v, come, y bebo, y dicen : Hé aquí un glo­
ct potator vin i, publicaaorum, et pecca- tón, y un vinoso, amigo de publícanos, y
torum amicus. E t justificóla est sapien- gentes de mala v id as. Pero queda la divi­
íia a filii& suís. na sabiduría justificada para con sus
hijos.
30 Tune ccepit exprobrare civitatibus, 20 Entonces comenzó á reconvenir á
in quibus faciac sunt plurimcc virtutes las ciudades donde se habían hecho mu­
ejus, quia non egissent pccnitentiam, chísimos de sus milagros, porque no
habían hecho penitencia.
21 Ver. i ibi Corozain, va: tibí Sethsai- 21 ¡Ay de ti Corozain! ¡a y de tíB cth-
da : quia , siin Tyro, et Sidoncfacía: cs~ saida! que sí en Tyro y en Sidon se
sent virtutes, quee fadee sunt in vobis¡ hubiesen hecho loa milagros que se han
olim in cilicio^ ct ciñere painitentiam egt's- obrado en vosotras, tiempo há que ha­
sent. brían hecho penitencia, cubiertas de ce­
niza y de cilicio 3.
aa Verumtamcn dico vobis: Tyro, ei 22 Por tanto os digo, que Tyro y S i-
Sidoni remissius erit in diejudicii, quám. don serán menos rigorosamente tratadas
vobis. en el dia del juicio, que vosotras.
a 3 E t tu CapharnauTn, nunquid us­ ^3 Y tú Capharnaum ¿piensas acaso lc->
que in ccclum exaltabcris? usque in in— Yantarte hasta el cielo ? serás, s í , aba­
fernum descendes; quia, si in Sodomis tida hasta el infierno; porque, si en So-
facía: fuissent virtutes, quee fadee sunt doma se hubiesen hecho los milagros que
in t e , forte mansissent usque in hanc en t í , Sodoma quizá subsistiera aun
diem. hoy dia.

1 V. Reino de los cielos. Otros traducen des­ ya no pertenece exclusivamente á los judíos.
de los' dias ó predicación de Juan Bautista 2 Ni aprobais ta aspereza del Bautista, ni la
hasta hoy, el reuio.de los cielos; ó el evangelio vida regular del Hijo del hombre.
es arrebatado coa ímpetu por los hombres que 3 Véase Cilicio,
vienen en tropas á oír la predicación de Juan:
3o S a n ' M a t h e o .
2 4 Vcrumtamen dico vobis, quia ter­ 24 Por eso te digo, que el pais de So-
ree Sodomorum remissius erit in die doma eti el dia del juicio será con me­
judir.ii, quám tibí. nos rigor que lú castigado.
25 In i lio tempore respondáis Jesús — 2 5 Por aquel tiempo exclamó Jesús
dixit •. Confíteor tibi, P ater, Domine diciendo: Yo te glorifico, Padre mió,
cceli et terree, quia abscondisii hcec á sa- Señor de cielo y tierra, porque has te­
pientibus et prudentibus, et revelasti nido encubiertas estas cosas í los .sabios
ea parvulis. y prudentes del siglo, y las has revela­
do á los peque ñutios.
£& lia Pater'. quoniam sicfiiit plací- 2 O Si , Padre mió , alabado seas: por
tum ante fe. haber sido <le tu agrado que fuese asi.
27 Omnía mihí tradita sunt á Paire 27 Todas las cosas las ha puesto mi
meo. E t nenio novit F iliu m , nisi Pater: Padre en mis manos. Pero nadie conoce
ñeque Patrem (¡ais novit, nisí Filáis , et al Hijo, sino el Padre : ni conoce ningu­
eui voluerit Filitis revelare. no al Padre, sino el Hijo, y aquel á quien
el Hijo habrá querido revelarlo.
28 Venite ad me omnes, qui labora- 28 Venid á mí todos los que andais
t is , et onerati estis, et ego refidam vos. agoviados con trabajos, y cargas, que yo
os aliviaré.
29 Tollite jtigam meum super vos, et 29 Tomad mi yugo sobre vosotros, y
discite á m e, quia mitis sum , et humi- aprended de mí , que soy manso, y hu­
lis cord e : et ínpcnietis réquiem, anima- milde de eorazon: y hallareis el repo­
bus -vestris. so para vuestras almas.
3 o Jugum enim meum suave e st, et 3 0 Porque suave es mi yu go , y lige­
onus meum leve. ro el peso mió.

CAPÍTULO XII.

Defiende Jesu-Christo á sus discípulos de la murmuración de los fa riseo s


con motivo de la observancia del sá b a d o ; cura á uno que tenia seca la
mano; y á un endemoniado mudo y ciego. Habla d el pecado contra el E s p í­
ritu Sanio. M ilagro de Jonás. N inw ilas. Reina del mediodía.

1 1 n illo tempore abiit Jesús per sa­ 1 X or aquel tiempo 1 , pasando Jesús
ta sabbalo - discipuli autem. ejus esu- en el dia de sábado por junto unos sem­
nentes cceperunt vellere spicas, et man­ brados , sus discípulos teniendo ham­
ducare. bre empezaron A coger espigas, y co­
mer los granos.
2 Phariscei autem videntes , dixerunt 2 Y viéndolo los Fariseos, le dijeron:
ei: Ecce discipuli tui faciunt quod non Mira que tus -discípulos hacen lo que
licet facere ■
sabbatis. no es lícito hacer en sábado.
3 A t Ule dixil eis: Non legistis quid 3 Pero él les respondió : ¿ No habéis
fecerit D a v id , quando esuriit , et qui leido lo que hizo David, cuando él y los
cum eo erant: que le acompañaban se vieron acosados
de la hambre ;

1 Esta frase no denota que lo que se va á re- transición , como las que usamos en castellano
ferir pcrieíienca á un mismo tiempo que lo ati- al comenzar á contar un suceso diciendo: en
eriormente dicho. Es solamente una mera cierta ocasion sucedió que, etc.
XII. 3i
4 <ju.QTn.odo íntravit in domum Del, 4 ¿ cómo entró en la casa de D ios, y
et panes proposit/onis comedit , guos non comió los panes de la proposirion 1 , que
licebat ei edere , ñeque his qui cum eo no era lícito comer ni á el ni ¿ los su­
crant , nisi solis sacerdotisas ? yo s, sino á solos los sacerdotes?
5 Aut non icgistis in lege, quia sab­ ■5 ¿ Ó no habéis leido en ]a ley, cómo
batis sacerdotes in templo sabbatum vio­ los sacerdotes en el templo trabajan en
la nt , ct sine crimine sunt ? el sábado, y con todo eso no pecan ?
G Dico autem vobis, quia templo ma­ 6 Pues yo os digo , que aquí está uno
jar est fue. que es mayor que el templo.
7 S i autem sciretis , quid est: Miseri— y Que si vosotros supieseis bien lo que
cordiam volo, et non sacrificium: nun— significa: Mas quiero la misericordia,
quam coñdcmnassetis innocentes. que no el sacrificio jamas hubierais
condenado á los inocentes.
8 Dominus enim est filiu s hominis 8 Porque él hijo del hombre es due­
etiam sabbati. ño aun del sábado.
g E t cum inde transisset, venit in sy - — 9 Habiendo partido de allí, entró en
nagogam eorum. la synagoga de ellos,
10 E t ecce homo manum habens ari- 10 donde se hallaba un hombre que
dam, ct interrogabant eum , dicentes: tenia seca una m ano; y preguntaron
S i licct sabbatis curare F ut accusarent á Jesús, para-hallar motivo de acusar^
cum. le , ¿Si era lícito curar en dia dé sá­
bado?
11 Ipse autem dixit illis ■QuSs crtt 11 Mas él les d ijo : ¿Qué hombre ha­
ex vobis homo, qui habeat ovem unam, brá entre vosotros , que tenga una ove­
et si ceciderit hcec sabbatis in foveam, ja, y si esta cae en una íosa en dia
nonne tenebit et leuabit eam ? de sábado, no la levante y saque fuera ?
in Quanio magis melior est homo 12 ¿Pues cuánto mas vale un hom­
Ove ? Itaqitc iicet sabbatis benefare. bre que una oveja? Luego es licito el
hacer bien en dia de sábado.
13 Tune ait homini: Ecetende manum, 13 Entonces dijo al hombre : Extiende
tuam, E t extendit, et restituía est sa— esa mano. Estirólar, y quedó tan sana
niiuti sicut altera. como la otra,
1 4 Exeuntes autem. Phariscei, consi— 1 4 Mas los fariseos en saliendo, se
lium faciebant ad versus eum , quomoda juntaron para urdir tramas contra él,
perderent cum. y perderle.
15 Jesús autem. sciens recessit inde: 1 5 Pero Jesús entendiendo esto se re-*
ct secuti sunt eum m ulti, et curavit eos tiró: y muchos enfermos le siguieron, y
omnes; á todos el los los curó :
16 et prmeepit eis ne manifestum eum. 16 previniéndoles fuertemente que no
facerent. le descubriesen,
1 7 Ut adimpieretur quod dictum est 1 7 Con lo cual se cumplió la profecía
per Isaiam prophetam , dicenfem: de Isaías , que dice 3 :
18 Ecce puer meus, quem elegi, di- 1 8 Ved ahí el siervo mió , á quien yo
lectus meus, in quo bene complacuit tengo elegido, el amado m ió, en quien
animar mece. Ponam spiritum meum mi alma se ha complacido plenamente.
super eum , et judicium gentibus nun— Pondré sobre él mi espíritu , y anun­
tiabit. ciará la justicia á las naciones.
i g Non contendet, ñeque clamabit, ñe­ i g No contenderá con nadie , no vo­
que audiet aliquis in plateis vocem ejus: ceará, ni oirá ninguno su voz ó gritar
en las plazas:

I Y. Pan. a Oseas VI. i>. 6. 3 Is. X L ll.v . i.


3a San M A T E S O
20 arundinem quassatam non con- 20 no quebrará la caifa cascada, ni
frin g et, et Unum f amigaris non extin- acabará de apagar la media que aun hu­
gueí, doñee ejiciat ad victoriam. judiyum: mea , hasta que haga triunfar la justi­
cia de su causa:
a i el in nomine, ejus Gentes sperabunt, 21 y en su nombre pondrán las pía-
clones su esperanza.
aa Tune oblatas est ei deemonium. fia— — 22 Fucle A la sazón traidoun ende­
bens, ccccus, et mutas, et curavit eum moniado 1 , ciego, y mudo, y le curó de
ita ut ioquereiur, et videret, modo que desde Juego comenzó A liablar,
y ver.
23 E t stupebant omnes turba: , ct di- a 3 Con lo que todo el pueblo quedó
ccbant: Nunquid hic est Filias David? asombrado, y decia: ¿Es este lal vez el
Hijo de David el Mesías ?
a 4 Phariscci autem audientes, dixe- 24 Pero los fariseos oyéndolo , dc-
ru n t: Hic non ejicit deemones nisi in cian : Este no lanza los demonios sino
Beelzcbub principe deemoniorum, por ohra de Beelzehúb príncipe de los
demonios.
a 5 Jesús auiem sciens cogitationes eo~ a 5 Entonces Jesús penetrando sus
ru m , dixit eis • Omne regnum divisum pensamientos, díjoles: Todo reino divi­
contra s e , desolabitur: et omnis chitas, dido en facciones contrarias, será desola­
vcl domus divisa contra s e , non slabit. do ; y cualquiera ciudad, ó casa dividida
en bandos, no subsistirá.
26 E t si satanas Satanam ejicit, ad­ 26 Y si satanás echa fuera á satanás,
versus se divisas est: quomodo «rga sta~ es contrario á sí mismo: ¿cómo pues Ua
bit regnum ejus ? de subsisLir su reino?
27 E t si ego in Beelzcbtlb ejido dee- 2 7 Que si yo lanzo los demonios en
m ones,filU veslri in quo ejiciant? Ideo nombre de Bcelzcbúb, vuestros3 hijos
ipsi jadices vestri erunt. ¿en qué nombre los echan? Por tanto
esos mismos serán vuestros jueces.
a 8 S i autem ego in spiritu De i ejido 2 8 Mas si yo echo los demonios Cn
deemones >tgilur pervenit in vos regnum ■virtud del espíritu de Dios, síguese
Dei. por cierto que ya el reino de Dios ú el
Mesías ha llegado á vosotros,
29 A ut quomodo potest quisquam in~ 29 Ó sino, decjdme; ¿cómo es posi­
ir are in domum fo r tis , el vasa ejus d i- ble que uno entre en casa de algún hom­
ripere , nisi priüs alligaverit fortem ? et bre valiente , y le robe sus bienes , si
tune domum itlius diripiet. primero no ata bien al valiente? enton­
ces podrá saquearle la casa.
3 o Qui non est mecum, contra me est: 3 0 E l que no está por m í, contra mí
et qui non congregat mecum, spargit. está; y el que conmigo 110 recoge, des­
parrama.
3 1 Ideo dico vobis : Omne peceatumei 3 1 Por lo cual os declaro: Que cual­
biasphemia remitíetur hominibus, spi— quier pecado y cualquier blasfemia se
ritas autem biasphemia non remitíetur. perdonará á los hombres , pero la blas­
femia contra el espíritu de Dios 110 se
perdonará tan fácilmente.
3 a E t quicumque dixerit verbum con­ Í2 Asimismo á cualquiera que habla­
tra Filium hominis, remitíetur ei : qui re contra el Hijo del hombre 3 , se le

1 V. Endemoniados. 3 Porque en esta biasphemia Uene muda


1 Vuestros exorcistas , ó también mis tlisci- parte la ignorancia.
C a p i t u o XII. 33
autem dixerit contra Spiritum Sanctum, perdonará; pero á quien hablare contra
non remitíclur ei, ñeque in Ttoc secuto, el Espíritu Santo, despreciando su gra­
ñeque in futuro, cia, no se le perdonará ni en esta vida,
ni en la otra ’ .
3 3 A ut facite arborem honam, et fr u — 33 ó bien decid que el árbol es bue­
ctum ejus bonum: aut facite arborem no, y bueno su fruto: ó si teneis el ár­
malam, et fructum ejus malumt siqui bol por m alo, tened también por malo
dem ex fructu arbor agnoscitur, su fruto; ya que por el fruto se cono­
ce la calidad del árbol.
34 Progenies viperarum, quomodo po~ 34 i Oh rata de víboras! ¿ cómo es po­
testis bona toqui, citm sitis m alí? ex sible que vosotros habléis cosa buena,
abundantia enim coráis os loquitur. siendo, como sois, malos ? puesto que de
la abundancia del corazon habla la boca.
35 Bonus homo de bono thesauro pro­ 35 E l hombre de bien del buen fondo
fe r í bona: et malas homo de malo the- de su corazon saca buenas cosas: y el
saurú proferí mala, hombre malo de su mal fondo saca co­
sas malas.
36 Dico autem vobis, quoniam omne 36 Yo os digo, que fiaría de cualquie­
verbum otiosum, quod locuti fuerint ho- ra palabra ociosa, que hablaren los hom­
m ines, reddent rationem de co in die bres , han de dar cuenta en el dia del
judicii. juicio.
Mee verbis enim tuis justificaberis, 3 7 Porque por tus palabras habrás de
et ex verbis tuis condemnaberis. ser justificado, y por tus palabras con­
denado.
38 Tune responderunt ei quídam, de 38 Entonces algunos de los Escribas y
Scribis et Phariscds, dicentes: Magi- Fariseos le hablaron, diciendo : Maestro,
ster , volumus á te signum videre. quisiéramos verte hacer algún milagro.
3 ^ Qui respondens ait illis : Genera— 3 g Mas él les respondió: Esta rara
tío mala, et adultera signum quccrit: et mala y adúltera pide un prodigio; pero
signum non dabitur ei, nisi signum Jo­ no se le dará el que p id e, sino el pro­
nes prophetce. digio de Jonás profeta.
4 0 Sicut enim f u ii Joñas in venire 4 o Porque asi como Jonás estuvo en
cetí tribus diebiis, et tribus noctibus; sic el vientre de la ballena tres dias, y tres
erit F ilius hominis in corde terree tribus noches; asi el Hijo del hombre estará
diebus, et tribus noelibas. tres diasj y tres noches en el seno de la
tierra.
41 y iri Ninivitce surgent in fu d ieb 4 1 Los naturales de Ninive se levan­
cum generatione isla, et condemnabunt tarán en el dia del juicio contra esta
eam: quia peenitentiam egeruni in prce— raza de hombres, y la condenarán: por
dicatione Jonce, Mt ecce plus quám Jo­ cuanto ellos hicieron penitencia á la
ñas hic. predicación de Jonás. Y con todo, el
que está aquí es mas que Jonás.
4 a Regina austri surget in judicio 4a La Reina del mediodía hará de
cum generatione isla , et candemnahit acusadora en el dia del juicio contra
eam: quia oenit afinibus terree audire esta raza de hombres, y la condenará*,
sapientiam Salomonis, et ecce plus quám por cuanto viao de los extremos de la
Salomon hic. tie rra 2 para escuchar la sabiduría de
Salomon , y con todo, aquí teneis quien
es mas que. Salomon.
1 Ano ser por un gran milagro de Dios; pues ■a Es un hipérbole. Quiere decir, de regio­
él mismo rechaza dé si la gracia del Espíritu nes muy distantes ; esto es, de la Ethiopia.
Santo.
T om, V . c
34 Sa n M ATHE o,
43 Cían, autem immundus spiritus . 43 Cuando el espíritu inmundo lia
exierit ab homine, ambulat per loca salido de algún hombre, anda vaguean­
arida, quccrens réquiem, et non invenit. do por lugares áridos, buscando donde
hacer asiento , sin que lo consiga.
44 Tune dicíl: Revertar in domum 44 Entonces dice: Toruaréruc á mi ca­
meam, unde exivi. E t veniens imenit sa , de donde he salido. Y volviendo á
eam vacantem , scopis mundatam, et ella la encuentra desocupada , bien
ornalam. barrida , y alhajada.
45 Tune vadit, et assumit septem altos 45 Con eso va, y toma consigo otros
spiritus securri nequiüres s e , ct miran­ siete 1 espíritus peores que é l, y entran­
tes habitant ib i: et fiunt novissíma ho- do habitan a l l í : con que viene á ser el
minis illius pejora prioribus. Sic erit et postrer estado de aquel hombre mas las­
generationi Jiuic pessimee. timoso que el primero 3 . Asi ha de
acontecer á esta raza de hombres per­
versísima.
46 Adhuc eo toquente ad turbas , ecce 46 Todavía estaba él platicando al
mater ejus ei fratres síabant foris, quee- pueblo, y hé aquí su madre y sus her­
rentes toqui ei. manos 3 estaban fu era, que le querían
hablar.
47 D ix it autem ei qUidam: Mece ma­ 4y Por lo que uno le di j o: Mira que
ter tu a , et fratres tui foris stant quee- tu madre , y tus hermanos están1 allí
rentes te. fuera preguntando por tí.
43 A l ipse respondens dícentisibi, ait-. 43 Pero él respondiendo al que se lo
Qucc est mater mea, et qui sunt fratres decia, replicó: ¿Quién es mi madre, y
m ei? quiénes son mis hermanos?
- 49 E t extendens manum in discípu­ 49 Y mostrando con la mano á sus
los suos, ' d ix it; Eccc mater m ea, et discípulos: Estos, dijo, son mi madre, y
fratres mei. mis hermanos.
5o Quicumque enim fecerit volunta-' 5 0 Porque cualquiera que hiciere la
teni JPalris m e i, qui in ccelis e st, ipse voluntad de mí Padre, que está en los
meus fr a te r , et soror, et mater est. cielos, ese es mi hermano, y mi her­
mana , y mi madre.

CAPÍTULO XIII.

Predica Jesús en p arábolas ¡ y descífraselas á los apóstoles: parábola del


sem brador, d el grano de m o sta za , de la levadura, del tesoro escondido,
de la p erla preciosa ? de la red llena de peces, K l p ro feta sin honor en
su p a tria .

1 I n iUo die exiens Jesús de domo, 1 E n aquel dia saliendo Jesús dé ca­
sedebat secus Triare. sa , fué y sentóse á la orilla del mar.
a E t congrégala: sunt ad eum turbee 2 Y se juntó alrededor de él un con­
multís, ita ut in naeiculam ascendens curso tan grande de gentes, que le fue
sederet: et omnis turba stabat in littore: preciso entrar en una tarca y tomar
asiento en e lla : y todo el pueblo esta­
ba en la rib era:

I V. Siete. Todo esto es como una parábola do del pecado,, vuelven á caer en él por su
¿enigma para denotar lo qye sucede á los que, criminal indolencia ó temeraria presunción,
habiendo salido por la gracia de Dios del esta- 2 V. Parábola. . 3 V. Hermanos,
GA PI T lo XIII. 35
3 ei ¡ocutus est eis multa, in parabo- 3 al cual habló de muchas cosas por
lis, dicens: Mece exiit qui sem inal, se­ raedlo de parábolas, diciendo: Salió una
minare, vez cierto sembrador, A sembrar,
4 E t dam seminat, queedam cecide- 4 Y al esparcir los granos, algunos ca­
runt secus viam, et venerunt volucres yeron cerca del camino, y vinieron las
ceeli, ei comederunt ea, aves del ciclo , y se los comieron,
' 5 A lia autem. ceciderunt in petrosa, 5 Otros cayeron en pedregales, donde
Ubi non habebant terram multam: ti liabia poca tie rra : y luego brotaron,
continuo exorta sunt, quia non habe­ por-estar muy someros en la tierra :
bant áltitudinem terree:
6 solé autem orto cestuaverunt: et 6 mas nacido el sol se quemaron: y se
quia non habebant radicem, aruerunt. secaron , porque casi no tenían raices.
7 A lia autem eeciderunt in spinas: et 7 Otros granos cayeron entre espinas,
creeerunt spina; , ct sujffocaoerunt ea. y crecieron las «spinas, y los sofocaron.
. 8 A lia autem ceciderunt in terram bo~ 8 Otros en. fin cayeron en buena tier­
nam , et dabantfructum, aliad ceniesi- r a , y dieron fruto, donde ciento por
m um , aliad .sexagesimum, aliud tri- u n o, donde sesenta, y donde treinta,
gesimum.
g Qui habet aures audiendi, audiat. 9 Quien tenga oidos para entender,
entienda,
. i o j Et accedentes discipuli dixerunt ei; 10 Acercándose despues sus discípu­
Quare in parabolis loqueris eis ? los le preguntaban: ¿ Por qué causa les
hablas por parábolas ?
11 Qui respondens, ait illis: Quia vo­ 11 E l cual les respondió: Porque á
bis datum est nosse mystcria regni caz-* vosotros se os ha dado el privilegio de
lorum: illis autem non est datum, conocer los misterios del reino de los
cielos: mas á ellos no se les ha dado..
13 Qui enim habet, dabitar ei, et la Siendo cierto que al que tiene lo
abundabit: qui autem non habet, et que debe tener, dársele há aun m a s, y
quod habet auferetur ab eo. estará sobrado: mas al que no tiene lo
que debe icner, le quitarán aun lo que
tiene l .
1 3 Ideo in parabolis loquor eis: quia 1 3 Por eso les hablo con parábolas:
videntes non videni, el audientes non porque ellos viendo no miran no con~
audiunt, ñeque intelligunt. sideran, y oyendo no escuchan, ni en­
tienden®.
1 4 JEt adimpletur in eis prophetia 1 4 Con que viene á cumplirse en ellos
Isaicc dicentis: Auditu audietis, et non la profecía de Isaías3 que dice: O i­
intelligetis: ct videntes videbiiis, et non réis con vuestros oidos y y no entende­
videbitis, réis; y por mas que miréis con vuestros
ojos, no veréis.
1 5 Incrassatum est enim cor populi 1 5 Porque ha endurecido este pueblo
hujus, et auribus graviter audierunt, et su corazon, y ha cerrado sus oidos, y
oculos suos clauserunt: nequando oi- tapado sus ojos: á fin de no ver con ellos,
deant ocülis, et auribus, audiant, et ni oir con los oidos , ni comprender con
carde intelligant, et convertantur, etsar- el corazon, por miedo de que, convir­
ncm eos. tiéndose , yo le dé la salud.

j <) lo que cree tener. Luc, VIH. v- 18, A a Si les propusiera la verdad desnuda la des­
los ingratos á la gracia ó beneficio de Dios se preciarían: por eso les hablo en parábolas;
les quitará en castigo aun lo que lian reci­ pero ni aun asi hacen caso de mi doctrina.
bido. 3 Js. VJ. i>, g . V. Profetas, — Maldiciones.
C2
36 S i » M A. T S E O .
16 Vestri autem. beati oculi quia vi- 16 Dichosos vuestros ojos porque ven,
dent, et áures vestrcc quia audiunt. y dichosos vuestros oídos porque oyen.
17 Amen quippe dico vobis, quia mul- 17 Pues en verdad os d igo, que mu­
i i proplietcc, et ju sti eupierunt videre qucc chos profetas y justos ansiaron ver lo
videtis, et non viderunt; el audire quee que vosotros estáis viendo, y 110 lo vie­
auditis, et non audierunt. ron ; y oir lo que o is , y no lo oyeron.
18 F'os ergo audite parábolam semi­ — 18 Escuchad ahora la parábola del
nante. sembrador.
ig Omnis qui audit verbum. regni, et 19 Cualquiera que oye la palabra del
non intelligit , venit m alus, et rapit reino de Dios ó del Evangelio, y no pa­
quod seminatum est in corde ejus: hic ra en ella su atención, viene el mal es­
est qui secus viam seminatus est. píritu y le arrebata aquello que se ha­
bía sembrado en su coraron: este es el
sembrado junto al camino.
20 Qui autem super petrosa semina­ 20 E l sembrado en tierra pedregosa,
tus e s t , hic est, qui verbum audit , et es aquel que oye la palabra de D io s, y
continuó cum gaudio accipit illu d : por el pronto la recibe con gozo:
21 non liabet auiem in se radicem, 21 mas no tiene interiormente raíz,
sed est temporalis: facta autem tribula- sino que dura poco: y en sobreviniendo
iione et persecutione propter verbum, con­ la tribulación y persecución por causa
tinuó scanda liza tur. de la palabra ó del Evangelio, luego
le sirve esta de escándalo.
22 Q ui autem seminatus est in spinis, 22 E l sembrado entre espinas, es el
hic e st, qui verbum aUdit , et soUicitudo que oye la palabra de D io s, mas los
sceculi i si ius, etfa lla d a divitiartím, suf- cuidados de este siglo y el embeleso de las
focat verbum t et sinc fructu efficitur. riquezas, la sofocan, y queda infructuosa.
2 3 Qui vero in terram bonam semina­ 23 A l contrario, el sembrado en bue­
tus est, hic est, qui audit verbum, et na tierra, es el que oye la palabra de
intelligit , et fructum affert, et facit Dios, y la medita, y produce fruto, par­
aliud quidem centesimum, aliud autem te ciento por uno, parte sesenta, y par­
sexageximum , aliud vero trígesimum. te treinta.
24 Aliam parabolam proposuit illis, ■—. 24 Otra parábola les propuso, dicien­
dicens : Stmile factum est regnum cae- do : E l reino de los cielos es semejante
lorum homini y qui seminavit bonum se­ á un hom bre, que sembró buena si­
men in agro suo: miente en su campo :
2 5 cum autem dormirent homines, a 5 pero al tiempo de dormir los hom­
venit inimicus eju s, el superseminavit bres , vino cierto enemigo suyo , y sem­
zizania in medio tritid , et abiit. bró zizaíía en medio del trigo, y se fue.
26 Cum auiem crevisset he.rba, et 26 Estando ya el trigo en yerba , y
fructum fecisset, tune apparuerunt et apuntando la espiga, descubrióse asi­
zizania. mismo la zizaíía.
2 7 Accedentes auiem serví p atrisfa- 27 Entonces los criados del padre de
milias , dixerunt e i : D om ine, nonne familias acudieron á é l , y le dijeron:
bonum semen sernínasti in agro tuo? Señor, ¿no sembraste buena simiente
Unde ergo habet zizan ia ? en tu campo ? Pues ¿ cómo tiene zizaíía?
28 E t ait lilis: Inimicus homo fioc 28 Respondióles: Algún enemigo mió
fecit. Serví autem dixerunt e i : Vis¡ imus, la habrá sembrado. Replicaron los cria­
et colligimus ea? dos : ¿ Quieres que vayamos á cogerla?
29 E l ait: Non: ne forte colligentes 29 A lo que respondió: No, porque no
zizan ia, eradicetis simul cum eis et tri- suceda que arrancando la zizaña, arran­
tipum. quéis juntamente con ella el trigo.
3 0 Sinite atraque crescere usque ad 3 o Dejad crecer uno y otro hasta la
C a p í t o l o XIII. 37
messcm, e.i in tempore messis dicam siega , que al tiempo de la siega yo diré
messoribus: Collígítc primum xtzanía, á los segadores: Coged primero la ziza-
et ullígale ea in fascículos ad combu— ña , y haced gavillas de ella para el fue­
rendum., triticum autem congrégate in go, y meted despues el trigo en mi gra­
horreum meum, nero.
3 1 Aliam parabolam proposuil eis di­ — 3 i Propúsoles otra parábola diciendo:
cens : Simile est regnum ccelorum gra­ £1 reino de los cielos es semejante al
no sinapis, quod aceipiens homo semi­ grano de mostaza, que tomó en su mano
naba m agro suo, un hombre y le sembró en su campo,
32 quod mínimum quidem est ómni­ 3 a el cual es & la vista menudísimo
bus seminibus: ciim autem. crecerií, ma­ entre todas las semillas: mas en crecien­
ja s est ómnibus oleribus, et f ií arbor, do, viene á ser mayor que todas las le­
Ha ut volucres cceli veníant, et habitent gumbres , y hácese árbol, de forma que
in ramis ejus. las aves del cielo bajan, y posan en sus
ramas.
33 Aliam parabolam locutus est eis. 33 Y aiíadió esta otra parábola. E l
Simile est regnum ccelorum fermento, reino de los cielos es semejante á la le­
quod acceplum mulier abscondít in f a ­ vadura , que cogió una muger y mez­
riña; satis tribus, doñee fermentatiim clóla con tres satos ó celemines de ha­
est totum. rina , hasta que toda la masa quedó fer­
mentada.
34 Hcec omnia locutus est Jesús in 34 Todas estas cosas dijo Jesús al
parabohs ad turbas: et sirte parabolis pueblo por parábolas, sin las cuales no
non loquebaiur e is ; solía predicarles:
35 ut impleretur quod dictum erat 35 cumpliéndose lo que habia dicho
per prophetam dicentem; Aperiam in el profeta1 : Abriré mi boca para ha­
parabolis os mcum, eructaba abscondi- blar con parábolas, publicaré cosas mis­
ta á constitutione mundi. teriosas qüe han estado ocultas desde la
creación del mundo,
36 Tune , dimissis tur bis , venit in 36 Entonces Jesús, despedido el audi­
domum: et accesserunt ad eum disci­ torio , volvió á casa: y rodeándole sus
puli ejus , dicentes: Edissere nobis pa­ discípulos, le dijeron: Esplícanos la pa­
rabalam zizaniorum agri. rábola de la z,izaña sembrada en el campo.
37 Qui respondens ait illis-. Qui sc- 3 y E l cual les respondió: E l que siem­
minat bohum semen, est F ilia s ho- bra lá buena simiente es el Hijo del
minis. hombre. .
38 Ager autem, est mundus. Bonum 38 E l campo es el mundo. La buena
«eró semen, h i sunt f ilii regni. Z iz a - simiente son los hijos del reino. La zi-
nia autem, f ilii sunt nequam. zafia los hijos del maligno espíritu.
3 9 Inimicus autem, qui seminacit ea, 3 g E l enemigo que la sembró es el
est diabohls. Messis cero, consummatio diablo. La siega es el fin del mundo.
Sícculi est. Messores autem, angelí sunt. Los segadores son los ángeles.
40 Sicut ergo colliguniur xizania , et 4 o Y asi como se recoge la zizaíía y se
igni comburuntur; sic eritín consumma- quema en el fuego, asi sucederá al fin
tione sccculi: del m undo:
4 1 mittc.t F ilia s hominis angelos suos, 4 i enviará el Hijo del hombre á sus
et eolligent de regno ejus omnia scan- ángeles , y quitarán de su reino á todos
daJa, et eos qui faciunt iniquitatem: los escandalosos, y á cuantos obran la
ma
maldad;
4 a eí miltent. eos in caminum ignis. 42 y los arrojarán en el horno del

I Sal. LXXFII. v. a.
Tom. V.
38 San M A T H £ 0,
Ibi eril J ich is, ei siridor dcntium. fuego. A llí será el llanto y el crujir tic
dientes.
43 Tune ju s li fulgebunt sicut sol in 43 Al mismo tiempo los justos res­
regno Patris eorum. Q ui habet aures plandecerán como el sol en el reino de
ciudicndi, audiat. su Padre. E l rjue tiene oídos para en­
tenderlo , entiéndalo.
44 Simile est regnum ccelorum tite­ — 44 Es taml>ien semejante el reino de
sauro abscondito in agro: quem qui in- los cielos á un tesoro escondido en el
venit homo, abscondil, et prcc gaudio campo, que si lo halla un hombre, lo en­
illius vadit, ei vendit universa quee ha­ cubre de nuevo, y gozoso del hallazgo
bet , el emit agrum illum. va, y vende lodo cuanto tiene , y com­
pra aquel campo.
4-5 Iterum simile est regnum coclorum 45 E l reino de los cielos es asimismo
homt'ni negociatorí, queerenti bonos mar­ semejante á un mercader, que trata en
garitas,. perlas finas.
4 6- Invertía autem. una pretiosa mar­ 46 Y viniéndole á las manos una de
garita , abiit, et vendidit omnia quoe ha— gran valor, va, y vende todo cuanto tie­
buii et emit eam. ne , y la compra.
7 Ilerum simile est regnum ccclorum 47 También es semejante el reino de los
sagena missee in m are, et ex omni ge­ cielos á una red barredera , que echada
nere piscium congreganti en el mar allega todo genero de peces :
48 quam , cum impleta esset, edú­ 48 la cu al, en estando llena, sácanla
cenles , et secus littus sedentes, elcge- los pescadores, y sentados en la orilla,
runt bonos in vasa, malos autem foras van escogiendo los buenos y los meten
miserunt. en sus cestos, y arrojan los de mala
calidad. .
49 Sic eril in consummatione sceculi: 4g Asi sucederá al fin del siglo: sal­
exibunt angelí, ct separabunt malos de drán los ángeles, y separarán á los ma­
medio justorum , los de entre los justos,
5 o et mittent eos in caminum ignís: 5 o y arrojarlos han en el horno de fuego:
ibi eril Jlctus , et stridor dentium. a llí será el llanto, y el crujir de dientes.
5 1 Intellexistis hoce omnia ? Dicunt 5 1 ¿ Habéis entendido bien todas estas
e i: ’Etia.m. cosas? S í, Señor, le respondieron.
5 a A it illis : Ideo omnis ser iba doctus 02 Y él añadió: Por eso todo doctor
in regno ccelorum, similis est homini bien instruido en lo que mira al reino
patrifam ilias, qui proferí de thesauro de los ciclos, es semejante á un padre de
suo nova, et velera. familias, que va sacando de su repuesto
cosas nuevas y cosas antiguas según
conviene.
53 Etfactum . e$it cum consümmasset 53 Concluido que hubo Jesús estas
Jesús parabalas is la s , transiit inde, parábolas, partió de a llí 1.
54 E t veniens in patriam suam , do- 54 Y pasando á su patria, se puso á
cebat eos m sjnagogis eorum, Ha ut ensenar en las sinagogas de sus natura­
mirarentur, el dicerent: Unde huic sa- les, de tal manera que no cesaban de
pientia haec , et oirtutes? maravillarse, y se decian: ¿De donde le
ha venido á este tal sabiduría, y tales
milagros?
55 Nonne hic est fa b ri filiu s ? Nonne 55 Por ventura ¿no es el hijo del ar­
mater ejus dicitur Maria\ ct fratres ejus, tesano a ó carpintero ? ¿ Su madre no es

1 Esto es, de Capliarnaum á Nazaretil, don- a La palabra griega rrx-toy parece que debe
de se crió. traducirse aquí carpintero, como la entendió
C A.PIT D 1. o XIV, 3p
Jacobus, el Joseph , et Sim ón, et Judas? la que se llama María? ¿JNTo son sus
primos hermanos Santiago, Joseph, Si­
món y Judas ?
56 et sorores ejus, nonne omnes apud 56 ¿y sus primas hermanas1 no viven
nos sunt ? Unde ergo huic omnia ista ? todas entre nosotros? Pues ¿de dónde le
vendrán á este todas esas cosas?
57 E l scandalizabantur in eo. Jesús 57 Y estaban como escandalizados de
autem dixit eis: Non est propheta sine él. Jesús empero les dijo: No hay pro­
honore, nisi in patria s u a , et in domo feta sin honra, sino en su patria, y en
sua. la propia casa.
58 E i non fecit ibi oirtutes multas, 5 8 En consecuencia hizo aquí m uy po­
propter incredulilatem illorum. cos milagros, á causa de su incredulidad.

CAPÍTU LO XIV.

Muerte de Juan B a u tista : m ilagro de los cinco p a n e s : Jesús camina y


hace caminar á San Pedro sobre las olas d el m a r; y sana á todos los
enfermos que se le presentan ó tócan su vestido.

, I n illa tempore audwit Herodes te- 1 P o r aquel tiempo Herodes el tetrar-


trarcha fam am Jesui ch a aoyó lo que la fama publicaba de
Jesús:
a et ait pueris su is: Hic est Joannes 2 y dijo á sus cortesanos: Este es Juan
B aptista: ipse surrexit á moríais, et el Bautista , que ha resucitado de entre
ideo viriuies operantur in eo. los muertos, y por eso resplandece tanto
en él la virtud de hacer milagros.
3 Herodes enim tenuit Joannem , et 3 Es de saber que Herodes prendió á
aJIigavit eum: ei posuit in carccrem pro­ J u an , y atado con cadenas le metió en
pter Herodiadem uxorem fra tris sui. la cárcel por causa de Herodías muger
de su hermano.
4 Dicebat enim. illi Joannes: Non li— 4 Porque Juan le decía: No te es lí­
ect tibi kabere eam. cito tenerla por muger.
5 E t oolens ilium occidere, timuit po- 5 Y Herodes bien queria hacerle mo­
pulum : quia sicut prophetam eum ha— rir , pero no se atrevía por temor del
bebant. pueblo : porque todos tenian á Juan por
un profeta;
6 D ie autem natalis Herodis salta- ■6 Mas éü la celebridad del cumpleaños
vit filia Herodiadis in medio, et pla- de-Herodes, salió á bailar la hija de
cuit Herodi. Ilerodías eu medio de la corte; y gustó
tanto á Herodes,
7 Unde cum juramento pollicitus est 1 que la prometió con juramento dar­
ei daré quodeumque poslulassct ab ca. la cualquiera cosa que le pidiese.
8 Á t illa prcEmonita á matre sua, Da 8 Con eso ella, prevenida' antes por
m ih i, inquil, hic in disco caput Joan- su m adre, Dame aquí , dijo , en una
nis Baptista:. fuente opiato la cabeza de Juan Bautista.

S. Justino mártir , escritor del siglo segundo, a Rabian dividido los romanos aquellos do­
que pudo haberlo oído de boca de los que tra­ minios en cualro partes, y 5 los soberanos
taron á S. Juan Evangelista, y otros discípulos que ponían allí como feudatarios no les per­
del Señor. mitían á veces el nombre de rey , sino que les
1 Las sobrinas de S. Joseph, creído padre daban el de telrarcha, voz tomada de los grie­
de Jesús, como notó S. Agustín. go que significa príncipe de una cuarta pane.
C4
4 r> S an M atheo .
9 E i contristatus est r e x : propter ju - 9 Contristóse el r e y : sin embargo en
ramentum autem, ct eos qui pariter re— atención, al juramento 1 , y á los convi­
cumbebani, ju ssii dar i. dados, mahdó dársela.
i o Misitque et decollavit Joannem in 10 Y asi envió á degollar i Juan en
carcere. la cárcel.
11 E t állalum est capul ejus in disco, 11 En seguida fue traída su cabeza
et datum est puella:, et atlulit matri en una fuente, y dada á la muchacha,
suce. qne se la preseutó á su madre.
1 2 E t accedentes discipuli ejus t tule- 12 Acudieron despues sus discípulos á
runt corpus ejus, et sepelierunt illud: recoger el cuerpo, y le enterraron, y
et venientes nuntiaoerunt Jesu. fueron á dar la noticia á Jesús.
1 3 Quod cum audisset Jesú s, secessit 13 Jesús pues habiendo oido aquello
inde in navícula., in locum desertum que Herodes decia de é l, retiróse de
seorsum: et cum audísscnt turba: , se­ allí por mar á un lugar desierto, fuera
cutas sunt eum pedestres de eivitaíibus, de poblado: mas entendiéndolo las gen­
tes , salieron de sus ciudades, siguién­
dole ¿ pie por tierra.
1 4 E t exiens vidit ttírbam multam, 1 /t Y Jesús al salir del barco viendo
et misertus est eis, et curaeit lánguidos tan gran gentío, se movió á lástima, y
eorum. curó á sus enfermos.
1 5 Vespere autem fa e to , accesserunt 15 A l caer de la tarde, sus discípulos
ad cum discipuli eju s, dicentes: De­ se llegaron á él, diciendo; E l lugar es
sertas est locus, ct hora jam prccteriit: desierto, y la hora es ya pasada: despa­
dimitte turbas, ut eunies in castella, cha esas gentes para que vayan á las po­
emant sibi escás. blaciones á comprar que comer.
16 Jesús auiem d ixit eis : Non habent 16 Pero Jesús les dijo: No tienen ne­
necesse ir é : date illis vos manducare. cesidad de irse: dadles vosotros de comer.
17 Responderunt ei: Non Tiabemus 17 A lo que respondieron: no tene­
hic nisi quinqué panes, el dúos pisces. mos" aquí mas de cinco panes y dos peces.
18 Q ui ait e is : Afferte m ihi ¿líos huc. 18 Díjoles él: Traédmelos acá.
19 E l cían jussisset turbam discum- ig Y habiendo mandado sentar á to­
bere super fenum , acceplts quinqué pa— dos sobre la yerb a , tomó los cinco pa­
nibus, ct duobus piscibus, aspiciens in nes y los dos peces, y levantando los
coslum benedixit, ei fregit, ei dedit dis~ ojos al cielo los bendijo, y partió, y
cipuiis panes, discipuli autem turbis. dió los panes á los discípulos, y los dis­
cípulos ios dieron 3á la gente.
20 E t manducaverunt omnes, et sa­ 20 Y todos comieron , y se saciaron, y
tura/,¿ sunt. E t tulerunt reliquias, duo- de lo que sobró recogieron doce canas­
decim cophinos fragmentorum plenos. tos llenos de pedazos.
21 Manducantium autem f u it nume­ 21 E l número de los que comieron
ras , quinqué m illia oirorum, exccptis fue de cinco m il hombres, sin contar
mulieribus, et parvulis. mu ge res y niños.
22 E i sialim compulii Jesús discípu­ 22 Inmediatamente despues Jesús obli­
los a$cendere in naviculam, et prtece- gó á sus discípulos á embarcarse, é ir á

1 Queriendo añadir la impiedad de cumplirlo sin añadir los dieron , la expresión que en la­
á la temeridad de hacerlo, por creer que de tín es tan clara que no puede equivocarse, es
lo contrario se desacreditaba con los convida­ equivoca en español, en cuya lengua los casos
dos , delante de quienes había hecho 1% pro­ de los nombres no se distinguen por su ter­
mesa. minación , sino por el articulo. Por esta mis­
2 Es ma« conforme A la'syntaxis castellana: ma razón se hace igual adición en el verso 36
y los discípulos ¡os dieron 4 la gente. Porque del capitulo siguiente.
C a p i t u l o X IV . 41
dere eum trans fretum , doñee dimitte- esperarle al otro lado del lago, mien­
ret turbas. tras que despedía á los pueblos.
a 3 E l dimissa turba, ascendit. in mon- s 3 Y despedidos estos , se subió solo í
tem solas orare. Vespere autem fa d o , orar en un m onte, y entrada la noche
solus erat ibi: se mantuvo allí solo:
24 navícula autem ín media mari 24 entretanto la barca estaba en me­
jactabatur JJactibus: erat enim contra­ dio del mar batida reciamente de las
rias ventas. olas, por tener el viento contrario.
a 5 Quarta autem vigilia noctisf cénit a 5 Cuando ya era la cuarta vela 1 de
ad eos ambulans super mare. la noche , vino Jesús ácia ellos caminan­
do sobre el mar.
a 6 E t videntes eum super mare am - 26 Y viéndole los discípulos caminar
bulantem, turbaíi su n t, dicentes: Quia sobre- el m ar, se conturbaron, y di jeron:
pkantasma est. E t pros timare clama— Es una fantasma: Y llenos de miedo co­
verunt. menzaron á gritar.
27 Statimque Jesús locutus est eis, 27 A l instante Jesús les habló, dicien­
dicens: Habétc ftdúciam : ego siun, no- do : Cobrad ánim o: soy y o , no tengáis
lite timere, miedo.
a 8 Respondáis autem Petrus dixit: 28 Y Pedro respondió: Sefior, si eres
Domine, s i tu es, jube me ad te venire tu, mándame ir ácia tí sobre las agua?.
super aquas.
29 A t ipse ait: J^eni. E t descendens 29 Y él le dijo: Ven. Y Pedro bajan­
Petrus de navícula, ambulabat super do de la barca, iba caminando sobre el
aquam ut veniret ad Jesum. agua para llegar á Jesús.
3 o Vidcns vero ventum validum, ti- 3 0 Pero viendo la fuerta del viento,
m uit: et curra ccepissct mergi, clamavit se atemorizó: y empezando luego á hun­
dicens• Domine, salvum me fa c. dirse, dió voces diciendo: Señor, sálvame.
3 1 E t continuo Jesús extendens ma— 3 í A l punto Jesús, extendiendo la
num , apprehendit eum : el ait illi: Mó­ mano, le cogió del brazo, y le dijo:
dica fidei¡ quare dubilasti? Hombre de poca f e , ¿ por qué has titu­
beado?
3a E t cum ascendissent in naoiculam, 3a Y luego que subieron á la barca,
cessavit ventas. calmó el viento.
33 Q ui autem in navícula erant, ve— 33 Mas los que dentro estaban, se
nerunt et adoraverunt eum t dicentes'. acercaron A él y ]n adoraron, diciendo:
r ere F iliu s D ei es. Verdaderamente eres tú el Hijo de Dios*.
34 E t cum transfretassent, venerunt 34 Atravesado luego el lago, arriba­
in terram Gennesaret. ron á tierra de Gennesaret,
35 E l cum cognovissent eum oiri loci 35 Y habiéndole conocido los morado­
illiu s, miserunt in uníversam regionem res de e lla , luego enviaron aviso pdr
illam , et obtulerunt ei omnes malé ha- todo aquel territorio, y le trajeron to­
bentes: dos los enfermos:
36 et rogabant eum ut vel fimbriam 36 y le pedian por gracia el tocar so­
vestimenti ejus tangerent, E t quicumque lamente la orla de su vestido. Y todos
tetigerunt} salvi fa c ti sunt. cuantos la tocaron, quedaron sanos.

1 Véase Noche. X X V I. v. 63.


a Así llamaban los judíos al Mesías. V. cap.
42 S an M a t h e o .

CAPÍTULO XV.

Condena Jesús las tradiciones humanas opuestas á los preceptos divinos.


Cura á la hija de la Chananea que d a muestras de grande f e ; r da de
comer en e l desierto a m ia g ra n muchedumbre de gente con siete panes
y algunos peces.

1 JL une accesserunt ad eum ab Jero- 1 ÍL11 esta sazón ciertos Escribas y Fa­
solymis Scriba:, et Pharisoei, dicentes: riseos que habian llegado de Jerusalem,
le dijeron:
2 Quare discipuli tui transgrediuntur 2 ¿ Por que motivo tus discípulo#
traditionem seniorum? non enim la - traspasan la tradición, de los antiguos,
i-ant manus suas cum panem, man­ 110 lavándose las manos cuando comen?
ducant.
3 Jpse auiem respondáis ait illis : Qua­ 3 Y él les respondió: ¿ Y por qué vos­
re et vos transgredimini mandatum D ei otros mismos traspasais el mandamiento
propter traditionem vestram ? Nam Deas de Dios por seguir vuestra tradición?
d ix it: Pues que Dios tiene dicho:
4 Hónora patrem, et matrem\ e t : Qui 4 Honra al padre, y á la m adre: y
maledixerit patri, eel m airi, morís tam bién: Quien maldijere á padre, ó
moriatur. á m adre, sea condenado á muerte.
5 Tros autem. dicitis: Quicumque dixe— 5 Mas vosotros decis: Cualquiera que
rit patri, orí mairi: Munus quodeum- dijere al padre, 6 á la madre: La ofrenda
tjue est ex me, tibi proderit ■
. que yo por mi parte ofreciere redunda­
rá en bien tuyo:
6 et non honorificabif patrem. suam, 6 ya no tiene obligación de honrar ó
aut matrem suam : et irrilum fecistis asistir á su padre, ó á sil madre: con lo
mandatum D ei propter traditionem que habéis echado por tierra el manda­
vestram. miento de Dios por vuestra tradición,
7 Ilypocritoc, bene prophetavit de vo­ 7 ¡Hipócritas! con razón profetizó de
bis fsaias , dicens: vosotros Isaias, diciendo1:
S Populus hic lafiiis me honorat: cor 8 Este pueblo me honra con los la
erntem eorum longé est á me. bios: pero su corazon lejos está de mí.
g Sinc causa autem colunt m e, do­ 9 En vano me honran, ensenando doc­
centes doctrinas et mandato, homimim. trinas y mandamientos de hombres a.
10 E l convocatis ad se turbis, dixit I o Y habiendo llamado á sí al pue­
e is: Audite , ct intelligite. blo , Ies d ijo: Escuchadme, y atended
bien d esto.
11 Non quod intrat in os, coinquinat II No lo que entra por la boca, es lo
homincm: sed quod procedit ex ore, hoc. que mancha al hombre; sino lo que sa­
coinquinat kominem. le de la boca, eso es lo que le mancha.
12 Tune accedentes discipuli ejus, di- 12 Entonces arrimándose mas sus dis­
xerunt ei-. Seis quia PJiariscci audito cípulos, le dijeron: No sabes que los Fa­
verbo lioc, scanda.li2.ati sunt ? riseos se han escandalizado de esto qua
acaban de oír?
13 A t Ule respondens a it: Omnis plan- 13 Mas Jesús respondió; Toda planta

1 1$. X X IX . v. i3 . mi le j, g bien inútiles para su «altado h.


a Que ó Lien son contrarios á la santidad de
C a p i t u l o XV. 43
iatto f quam non plantavít V a ler meus que mi Padre celestial no ha plantado,
ccdestís, eradicabitur. arrancada será de raiz.
1 4 Sinite ¿líos; cccci s u n t, et duces 14 Dejadlos: ellos son unos ciegos que
catcorum: caíais autem s i cerco ducatum guian á otros ciegos; y si un ciego se me­
procstei, ambo in fooeam cadunt. te á gu iar á otro c ie g o , entrambos caen
en la boya
1 5 Respondens autem Petrus d ix it ei: 1 5 A quí Pedro tomando la palabra le
JEdisscre nobis parabolam istam. dijo: Explícanos esa parábola.
16 A t Ule d ix it: A d h u c et vos sine 16 A que Jesús respondió: ¡Cóm o!
intelleciu estis? ¿tam bién vosotros estáis aun con tan
poco conocimiento?
17 Non in tellig ilis, quia omne quod 17 ¿ Pues no conocéis que todo cuan­
>n os in tr a t, in ventrem vadit, et in to entra en la boca pasa de a llí al vien­
secessum em íttitur? tre , y se echa en lugares secretos?
18 Quce autem procedunt de ore, dé 18 Mas lo que sale de la b o ca , del
corde exeunt, et ca coinquinant hominem: corazon s a le ; y eso es lo que mancha al
hom bre:
19 de corde enim excunt cogitatíones 19 porque del corazon es de donde sa­
m ala:, hormeidia, a d u lteria , fo r n ica - len los malos pensam ientos, los homi­
tion es, f u r i a , fa ls a testim onia, blas— cidios , adulterios , fornicaciones , hu r­
phem icc: to s, falsos testimonios , blasfemias:
20 htxc s u n t, quce coinquinant homi­ s o estas cosas sí que manchan al hom­
nem. Non lotis autem m anibus m andu­ bre. Mas el comer sin lavarse las ma­
care, non coinquinat -hominem. nos , eso no le mancha.
21 E t egressus inde J esú s, secessit — 2 1 Partido de aquí Jesús, retiróse ácia
in partes T y rí ct ¡Sidonis. el país de T yro y de Sidon.
22 E t ecce m ulier Chananoca á f i n i - 2a Cuando lié aquí que una m uger
bus illis egressa clam avit, dicens ei: Chánanca venida de aquel territorio em­
Miserere m ei, D om ine, f d i David: f i ­ pezó 4 dar voces, diciendo: Señor, hijo
lia mea. m ale á deemonio vexatur. de D avid, ten lástima de m í : mi hija es
cruelm ente atormentada del dem onio1.
a 3 Q u i non respondit e i verbum. E t 23 Jesús no le respondió palabra. Y sus
accedentes discipuli ejus roga&ant eum discípulos acercándose intercedíandicién-
dicentes: D im ilte e a m : quia clamat dole: Concédele lo que pide á fin de que se
post nos. vaya: porque viene gritando tras nosotros.
2 4 Jpse autem respondens ait: Non 24 A- lo que Jesús respondiendo dijo:
sunt m issus n isi ad oves, quce perie- Y o no soy enviado sino á las ovejas
runt domus Israel. perdidas de la casa de Israel.
25 A t illa v e n it, et adoravit eum, 2 5 No obstante ella se llegó y le ado­
dicens : D o m in e, adjuoa me. ró , diciendo: S eñ o r, socórreme.
26 Q u í respondens a i t : Non est bo— 26 E l cual le dió por respuesta: jVo
num sumere panem fílio r u m , et m itte- es justo tomar el pan de los hijos, y
re canibus. echarle á los perros *.
2 7 A t illa d ix it : E tia m D o m in e: nam 27 Mas ella d ijo : Es verdad, Seíor;
et calclli edii ni de m ic is , quce cadunt pero los perritos comen á lo menos de las
de mensa dominorum suorum. migajas que caen de la mesa de sus amos.

1 Esta muger que S. Marcos dice que era 2 Habla el Señor según el modo con que los
gentil,y no fenicia de nncion, era del l¡nage de judíos despreciaban á los gentiles ; y esta res­
Chdrtam cuyos descendientes habitaban en la puesta de la muger descubrió mas su viva fe
Phenicia deSyria; y por consiguiente era de un y humildad mas admirable á los judíos por lo
pueblo ólinage enemigo de loa hijos de Israel. mismo que era mirada como gentil y chinanea.
4á r San R1 A T 11 E O.
28 Tune rrspondt'ns Jesús , ait illi'. 28 Entonces Jesús respondiendo, le di­
O mutier , magna est fid es tua : fia t tibi ce: ¡Oh m uger! grande es tu fe: hágase
sicut vis, E t sanata est filia ejus e x illa conforme tú lo deseas. Y en la hora
hora. misma su hija quedó curada.
29 E t cirm transisset inde J e s ú s , cé­ — 2f) De a llí pasó Jcsiis á la ribera del
nit secus jrtare Galileece-, et ascendcns m ar de G alilea: y subiendo i un mon­
in m ontem , sedebai ibi. te , sentóse en él.
3 o E t accesserunt ad eum turba: m ul­ 3 o Y se llegaron A el muchas gentes,
ta; , habentes seeum jautos, careos, clau— trayendo consigo m udos, ciegos, cojos,
d o s , débiles, et alios m ultas: ei proje- baldados y Otros muchos dolientes y los
cerunt eos ad pedes e ju s , ct curavit eos: pusieron i sus pies, y curólos:
3 1 ita ut turba: m irareniuv, videntes 3 1 por manera que las gentes esta­
m ulos lotjuenfes, chiudos ambulantes, ban asombradas, viendo hablar á los m u­
arcos videntes: ct magnificabant D cum dos, andar á los cojos, y ver á los ciegos:
Israel. y glorificaban a l Dios de Israel.
32 Jesús a u iem , concocaiis diseipulis 3 a Mas Jesús, convocados sus discí­
suis t d ix it : M i ser cor turbae., quia tri­ pulos , d ijo : Me causan compasion es­
duo ja m perseverant m ecum , et non h a - tos p ueblos, porque tres dias hace ya
bent quod manducent: el dim itiere eos que perseveran en m i com pañía, y no
jejun os nolo, ne deficiant in via. tienen que co m er: y no quiero despe­
dirlos en ayunas, no sea que dczfallez-
can en el camino.
33 E t dicunt ei discipuli: Unde ergo 33 Pero sus discípulos le respondie­
nobis in deserto panes tantos, ut satu­ ron : ¿ Cómo podremos h allar en este
rem os turbam tantam ? lu g ar desierto bastantes panes para sa­
ciar á tanta gente ?
34 'Et ait illis J e s ú s : Quot habetis 34 Jesús les dijo: ¿Cuántos panes te­
panes ? A i illi d ixeru n t: Septem , et néis ? Respondieron; Siete, con algunos
paucos pisciculos. pececillos.
35 Etprcocepit tu rb a , ut discumbcrent 35 Entonces mandó á la gente que se
super terram. sentase en tierra.
36 E t accipiens septem panes , ct p is - 36 Y el cogiendo los siete p an es, y
ces , et gratias agens, fr e g i t , et ded.it los peces, dadas las gracias xó hecha ora-
diseipulis s u is , et discipuli dederunt po­ cio n , los partió y dió á sus discípulos,
pulo. y los discípulos los repartieron al pueblo.
37 E l comcderunt om nes, et saiura- 37 Y comieron lodos, y quedaron sa­
t i sunt. E t quod superfuit de fra g m en - tisfechos, Y de los pedazos que sobraron,
tis , tulerunt septem sportas plenas. llenaron siete espuertas.
'38 Erarit autem qui manducaverunt, 38 Los que comieron eran cuatro mil
quaiuor m illia hom inum , extra párvu­ hombres, sin contar los niños y xnugeres.
los et mulleres.
3 9 E t , dim issa turba} ascendit in 3 9 Con eso, despidiéndose de ellos,
naviculam : et venit in fin es Magedan, entró en la barca: y pasó al territorio
de Magedan.

C A P ÍT U L O XVI.

Fariseos y Sadduceos confundidos: corrupción de su doctrina: confe­


sión y primacía de San Pedro, que poco despues es justamente
reprendido .

. E t accesserunt ad eum Pharisoei et t A q u í vinieron 4 encontrarle lo» Fa-


Capitüi o XVI . 45
Sadduccci tentantes: et rogaverunt eum riseos y Sadduceos; y para ten tarle, le
ut signum de codo ostenderet eis. pidieron que les hiciese ver algún pro­
digio del cíela *.
S A t Ule respondens, ait illis: F a d o 2 Mas él les respondió: Cuando va lle ­
vespere d icitis: Serenum erit, rubicun— gando la noche decís á veces: H ará buen
dum est enim cmlum. tiem po, porque está el cielo arrebolado.
3 E t mane: Hodie tempestas , rutilat 3 Y por la m añana: Tempestad habrá
enim triste ccclum. h o y , porque el ciclo está cubierto y en­
cendido. . '
4 Faciem ergo cceli dijudicare nostis: 4 ¿Conque sabéis adivinar por el as­
signa autem temporum non potestis pecto del cielo: y n o podéis coíigcer las
Scire? Generatio m ala et adultera si­ señales claras de estos tiempos de la ve­
gnum quar.rit: et signum non dabitur ei, nida del M esías? Esta raza 6 genera­
n isi signum Jonce prophetev. E t relictís ción mala yt adúltera pide, un prodigio:
i ll i s , abiit, mas no se le dará ese que pide , .sino el
prodigio del profeta Jonás. Y dejándo­
los se fué. ■> ■
.
5 E i cum venissent discipuli ejus trans 5 Sus discípulos habiendo venido de
fr e tu m , obliti sunt panes accipere. la otra parte del lago , se olvidaron de
tomar pan.
6 Q u i d ix it illis; Intuem ini, et cánte­ 6 Y Jesús les dijo; Estad ajepta y
te á ferm ento Pharisccorum , et S a d - guardaos de la levadura de los Fariseos
ducceorum. y Sadduceos.
7 A t illi cogitabant intra se dicentes: 7 Mas ellos pensativos decian para con­
Q uia panes non accepimus. sigo r E sto lo dice porque no hemos traí­
do pan.
8 Sciens autem. J e s ú s , d i x i t : Q uid 8 L o que conociendo Jésus, dijo: Hom­
cogitatis intra vos modicce f i d e i , quia bres de poca fe , ¿qué andais discur­
panes non Habeiis ? riendo dentro de vosotros, porque no
teneis pan ?
9 Nondum intettigitis, ñeque recorda— 9 ¿ Todavía estáis sin conocimiento, ni
m in i quinqué panum in quinqué m illia os acordais de los cinco panes reparti­
hom inum , ct quot cophinos sumpsistis?, dos entre cinco m il hombres, y cuán­
tos cestos de pedazos os quedaron ?
10 ñeque septem panum in quatuor 10 ¿ n i de los siete panes para cuatro
m illia hominum ¡ et quot sportas sum ­ m il hom bres, y cuántas espuertas reco­
psistis ? gisteis de lo que sobró ?
11 Quare non intelligitis, quia non 11 ¿Cóm o no conocéis que no por el
de pane d i x í vobis: Cávete a ferm ento pan os he dicho: Guardaos de la leva­
Pharisccorum , et Sadducccorum? dura de los Fariseos y Sadduceos ?, i
1 2 Tune intellexerunt , ■ quia non d i— 12 Entonces entendieron que no quiso
xerit ca\>endum á ferm ento p a n u m , sed decir que se guardasen de la levadura
á doctrina Pharisccorum et Sadduccco­ qu¿ se pone en el p a n , sino de la doc­
rum . trina de los Fariseos y Sadduceos.
1 3 V m il autem Jesús in parles Ccc- — i 3 Viniendo despues Jesús a l territo­
sareas P h ilip p i: et interrogabat discí­ rio de Ceseréa de P h ilip p o , preguntó á
pulos suos , dicens : Quem d ia m t ho- sus discíp ulos; ¿Quién dicen los hom­
mines es se F iliu m hom inis? bres que es el Hijo del hombre?
1 4 A t ilh d ix e r u n t: A l i i Joanncm. i 4 Respondieron ellos: Unos dicen que

i Véase Fariseos, Sadduceos.


46 San M atheo.
Baptisfam , alii aufcm "Eliam, alii ve- Juan B au tista, oíros E lias, otros, en
ró Jérem iám , aút uñum e x proplietis. fin , Jeremías, ó alguno de los profetas.
1 5 Dir.it tllis Jesús: V d.T nUtcm]i/ucní 1 5 Díceles Jesús: ¿ Y vosotros quién
me'ess'e Hicitis ? ■ i ' > decís que soy yo ?
1 6 Tiespóndens Sim ón P é tn is dixil: 16 Tomando la palabra Simón Pedro
T u es C h ristu s, F iliu s D e i pivi. dijo: T ú eres el Christo ó M esías, el H i­
jo de Dios vivo.
1 r Rcspondcns autem. J e s ú s , 'd ixit ei: í 7 Y Jesús respondiendo, le d ijo : Bien­
B eatus est Sim ón D a r jo ñ a : quid cá~ aventurado eres Simón hijo de Joná:
ro , ei' tianguis non revelavit tibi, sed porque no te ha revelado eso la carne
P a te r n ie u s , qui in ca lis est. y sangre ú hombre alguno, sjno íni
P a d re , que está en los cielos.
1.8 E t ego dico tib i, quia tu e s' Pc~ 18 Y yo te digo que tú eres P e d ro , y
t r a s , ét super hanc petram ccdificabo que sobre esta piedra edificaré mi igle­
écetesiám méam't t í por teto itifÚri'hóñ'pf'tt- sia , y las puertas 6 poder del infierno
valebünt advcrshs' eam. ‘ no prevalecerán contra ella.
19 E t tibi daba claves rcgnicatlorum í 19 Y á tí le daré las llaves del reino
E t quorlmmque, ligaveris super ierram, de los cielos. Y todo lo que atares sobre
erit ligatum et in ccelis: et quodeumque la tie r ra , será, tam bién atado en los cie­
solveres super terram f erit solutum et los: y todo lo que desalares sobre la
in ¿aclis!; ' " '• tie rra , será tam bién desatado en los
cielos.
2 o T une prcecepit diseipulis s u is , ut 20 Entonces mandó á sus discípulos
nem ini dicerent quia ipse esset Jesús que á nadie dijesen que é l era Jesús
Christus. e l Christo ó M esías 1.
2 1 E x in d e coepit Jesús ostendere dis- 21 Y desde luego comenzó á manifes­
cipuiis s u is , quia oporteret eum iré J e- tar á sus discípulos que convenia que
rosolyrham , ét iríutta p o li a sehiori-^ fuese él á Jeru salen , y que a llí pada-
Í>lis, et Sa'ibis ', et principibus sacerdo- ciese m ucho de parte de los ancianos *,
fu m , et occidi, et tertia die resurgerc. y de los Escribas, y de los príncipes de
los sacerdotes, y que fuese m uerto, y
que resucitase al tercer dia.
a a E t assum éhs eum P e fru s, capit a a Tomándole á parte P ed ro , trataba
increpare illum. dicens : A b sit á te., D o - de disuadírselo diciendo: ¡A h Señor!
th iñ e ; non erit tibi hoc. de ningún modo : n o , no ha de verifi­
carse eso en ti.
a 3 Q u i conversas , d ix it Peiro: V ade a 3 Pero Jesús vu elto á é l , le dijo:
post me sa ta n a , scandalum es mihi: Quítatem e de delante satanás, que
quia non sopis ea qucc D e i su n t, sed ea, me escandalizas 3 : porque no tienes co­
qucc Iwmihum. nocimiento n i gusto de las cosas que son
\
de D io s , sino de las de los hombres.
a 4 T une Jesús d ix it diseipulis suis: a 4 Entonces dijo Jesús á sus discípu­
S i quis oult post me venire, abnrget se~ los : Si alguno quiere v e n ir en pos de
metipsum , et tollat crucem s u a m , et m í , niegúese á sí m ism o, y cargue con
sequatur me. ■ su cruz , y sígam e.
a '5 Q w ' enim vóluérit driimam suám ' a 5 Pues quien quisiere salvar su vida
salvam fa c e t é , perdet eam : qui autem obrando contra m í, la p erd erá: mas
perdiderit• ánim am sitam 'propter me, quien perdiere su vida por amor de m í,
im en iet eam, ■ la encontrará.

1 Pues debía antes padecer la muerte, y a Véase Anciano, Escriba, Sacerdote.


asi entraren su gloría. 3 Véase Escándalo.
C A.P I T U L 3 X V I I , 4y
26 Q uid ením prodesl homini., s im ú n - 26 Porque ¿de qué le sirve al hom­
dum uriíveisum lucrelur t animcc. vero bre e l ganar iodo el m undo, si pierde
suce detrimenium patíatur? A u t quam da- su alm a? Ó ¿con. qué cambio podrá el
bit homo commuiationempro anim asua? hombre rescatarla una vez perdida ?
27 F iliu s enim hom inis venturas est 37 E llo es que ebH ijo del, hombre ha
in gloria P a tr is su i- cum angejis suis: de ven ir revestido d i la gloria .de su
et tune reddet unicui.que secUridUm ope Padre acompttSado de, sus ángeles ,<4
ra ejus. ■ ju z g a r los hombres: .y entonces dará el
pago á cada cual conforme á sus obras.
a 8 A m en dico vobis, sunt quídam de ,28 En verdad os digo, que hay aquí
hic. stanlibus, qui non gustabunt mor— algunos que no han de m orir antes que
tem doñee videant F iliu m hom inis ve-, vean al Hijo del hombre aparecer ejri
nientem in regno suo. el esplendor de pu reino , v 1

C A P ÍT U L O XVII.

Transfiguración de Jesús ; curación de un lunático endemoniado : Jesús


paga e? tributo por s í ; j por Pedro con una moneda m^lagros^oiente,
, ;■ ,hallada . .

1 E t post dies se,r assum it Jesús P e - 1 S eis dias3 despues tomó Jesús con­
tru m , ei Jacobum , et Joannem fratrem sigo á Pedro , y á Santiago , y. á Juan
e ju s, ei ducit illos in montem excelsum su herm ano, y subiendo con ellos so­
seorsum :: j. ¡ ;, los á un alto^ mo nt e : \;v
2 et transfigúralas , est ante eos., E t 2 se, transfiguró en, s u p re $ e iicia,l)£
respíendiiit fa cie s ejus sicut sol: vesti­ modo que s u ‘rostro se puso resplande­
menta autem ejus fa c ía su n t alba s i­ ciente como ¡el sol, y sus vestidos blan­
cut ni:v. cos como la nieve.
3 E t ecce appamerunt illis Moyses et 3 Y al mismo tiempo les.,,aparecieron,
E lia s cum eo loquenles. Moyses y Elias conversando con él de
lo que debía padecer en Jerusalem .
4 Respondens autem P etrus, d ix it ad 4 Entonces Pedro, tomando la pala­
Jesum : D om ine, bonum est nos hic es~ b r a , dijo 4 Jesús: Señor, bueno es es­
s e : s i v is , faciam us hic tria taberna-* tarnos a q u i; si te parece, formemos
cu la , tibí un um , M oysi un u m , et E lite aqui tres pabellones, uno para t í , otro
unum . . . ’ para M oyses, y Qtro. para, Elias.
5 A d h u c eo , loquente, ecce nubes lu~ 5 Todavía estaba Pedro hablando, cuan­
eida obumbraoit eos. E t ecce vox de nu­ do una nube resplandeciente vin o á cu­
be , dicens: H ic est F iliu s m eus dilcclus brirlos. Y al mismo instante resonó des­
in quo m ih i bene complacui: ipsum de la nube una vos que décia: Este es
audite. mi querido H ijo , en quien tengo todas
mis complacencias: á él habéis de es­
cuchar.
6 E t audientes discipuli ceciderunt in 6 A cuya voz los discípulos cayeron
fa ciem su a m , et tim uerunt vahle. sobre su rostro en tie r r a , y quedaron
poseídos de un grande espanto.

1 Según muchos Sanios Padres habla aqui a Seis dias coinjtleios; pera ocho incom­
de la Transfiguración: segun otros de la Re­ pletos, como cuenta S. Lite. I X ^ 28, jnclu7
surrección , Ascensión , ó Venida del Espíri­ yendo el dia en que Jesús dijo eslo , y el otro
tu-Santo. r
en que Bubió al monte.
48' San MA T IE O ,
7 E l ácccssit Jesús , e i ietigil eos : di- 7 Mas Jesús se llegó á ellos, los tocó,
xitque e is : Surgite, ct nolite timere. y les d ijo : Levantaos, y no tengáis miedo.
8 Levantes autem oculos suqs , nemi— 8 Y alzando los o jo s, no vieron á na­
rtem oideru nt, n is i solum Jesum . die sino ¿ solo Jesús.
g E t desccndentibus illis de monte, g Y al bajar del m on te, les puso Jesús
prcecepit eis J e s ú s , d icen s: Nernini dt- precepto, diciendo: No digáis á nadie
x e ritis visionem , doñee F iliu s hom inis lo que hal>eis v is t o , hasta tanto que el
á moriuis resurgat. Hijo del hombre haya resucitado de en­
tre los muertos.
10 E t inierrogaverunt eum discipuli, xo Sobre lo cual le preguntaron los
dicentes-. Q uid ergo Scribat dicunt quod discípulos: ¿Pues como dicen los Escri­
Eliárrt oporteat primiim. venire? bas-que debe ve n ir prim ero E lias?
11 A t Ule respondens, áit eis: E lia s 11 A esto Jesús les respondió: E n
quidem, venturus est, et restituet omnia: efe cto } E lias ha de ven ir 1 antes de m i
segunda ceñ id a , y entonces restablece­
rá todas las cosas3:
12 dico autem vobis , quia .E lia s jam i a pero yo os declaro que E lias y a
vcnit, et non cognoaerunt e u m , s e d fe - vin o , y 110 le conocieron, si#o que hi­
ceriitii ití éú oiutcumque voluerunt. Sic cieron con él todo cuanto quisieron. A si
et F iliu s hom inis pausaras est ab eis¿ tam bién harán ellos padecer al H ijo del
hombre.
1 3 T une iníellexerunt discip uli, quia 1 3 Entonces entendieron los discípu­
de Joanne Baptista dixisset eis. los que les habia hablado de Juan Bau­
tista.
14 E t cum venisSet a d túrbam , a c- 14 Llegado al lu g a r donde le aguar­
céAsil ad etítn homo gtríibus provoluius daban las gentes, vino u n hom bre, é
ante eum , ' dicens : D om in e, miserere hincadas las rodillas delante de é l, le
filio m eo, quia tunaticus est t et male d ijo : Señor, ten compasion de mi hijo,
patitur : nam srepe cadit in ig nem , et porque es lunático, y padece mucho: pues
crebrú in dqVam • ■
••• m uy á menudo cae en el fu e g o , y fre­
cuentemente en el agua:
1 5 ( í obttilieam discipulis tu is , et non 15 y le he presentado á tus discípu­
potuériint curare eum. los , y no han podido curarle.
16 Respondens autém J esú s, ait: O 16 Jesús en respuesta dijo : ¡ Oh raza
generatio incrédula, et perversa, quotts- incrédula y perversa ! ¿hasta cuando he
que ero vobistum ? usqueqao patear vos? de v iv ir con vosotros? ¿hasta cuando
Afferte huc iílúin ad me. habré de sufriros? Traédm ele acá,
■17 E t increpacit illum J esu s, et exUt 17 Y Jesús amenazó al dem onio, y sa­
ab eo deemontum, et curatos est puer lió del m uchacho, el cu al quedó cura­
e x illa hora. do desde aquel momento.
18 Tune accesserunt discipuli ad Je­ 18 Entonces los discípulos hablaron
sum secreto, et d ix e r u n l: Quare nos á parte á Jesús, y le dijeron: ¿ P o r qué
non pofuim us ejicete illum ? ■ ■;1 ■ causa no hemos podido nosotros echarle?
1 9 D ix it illis Jesús : Propter ■incre- 19 Respondióles Jesús: Porque teneis
dulitatem vestram. A m en quippe di­ poca fe. Pues ciertam ente os aseguro
to vobis, s i habueritis ftd e m , sicut que si tuviereis fe, tan grande como un
granum •sinapis , dicetis m onti h u ic, granito de m ostaza, podréis decir á ese

1 Las palabras dé letra cursiva que siguen con que el Señor la daría, sería bien clara
á estas son necesarias para declarar el senti­ para los oyentes.
do" literal en la respuesta que dió Jesús; des­ 1 Haciendo entrar ¿ los judÍ03 en el reino
pues la que por el modo y tono de la voz del Mesías. — Apoc. X I. v. 3 *
C a p í t o l J XVI I T. 49
T ra n sí hinc illur. } et tran sibit, et n ihil m onte, Trasládate de aquí á a llá , y se
imposibile erit vobis, trasladará, y nada os será imposible.
ao Hoc autem genus non ejicitur n isi 30 Y ademas que esta casta de demo­
per orationcm , et jejun ium . nios no se lanza sino mediante la ora-
cion, y el ayuno.
a i Conversantibus auiem eis in G n- 21 Mientras estaban ellos en G alilea,
lilcea, d ix it illis J e s ú s : F iliu s hominis di joles nuevamente Jesús: E l Hijo del
tradendus est in m anus hom in um : hombre ha de ser entregado en manos
de los hombres.
aa ef occident eu m , et ieriia die re~ a a Y le m atarán, y resucitará al ter­
surget. JSt contristan sunt vehementcr. cer <lia. Con lo cual los discípulos se
afligieron sobremanera.
a 3 E t eum. oenissent Gapliarnaum, 2 'i Habiendo llegado á Capharnaum, se
accesserunt qui didrachma. accipiebant, acercaron á Pedro los recaudadores del
ad Pcirtim , et dixerunt ei: Magister tributo de las dos drachmas y le dije­
vester non soh'ii. didrachm a ? ron : ¿ Q u é , no paga vuestro M aestro
las dos drachmas?
a/f A i t : E tiam . E t eum intrassei in 2 4 Sí por cie rto , respondió. Y habien­
domum , prcevenit eum Jesús , dicens: do entrado en casa, se le anticipó Jesu»
Q uid tibi videtur, Sim ón ? Reges térras diciendo: ¿Qué te p arece, Sim ón? Los
« guidus accipiunt tributum vel censum? reyes de la tierra ¿ de quién cobran tri­
á filiis s u is , an ab a lien is? buto ó censo ? ¿de sus m ism os hijos, ó
de los extraños?
a 5 E t Ule d i x i t : A b alienis. D ix it a 5 De los extraños, dijo él. Replicó
illi J esú s: Ergo líberi sunt filii. Jesús: Luego los hijos están exentos.
26 U t autem non scandalizem us cost afi C011 todo eso, por no escandalizar­
vade ad m a re, et mitte ham um : ei eum los, ve al m ar y tira el am u elo , y co­
p isca n , qui prim as ascenderit, talle: el ge el prim er pez que saliere, y abrién­
aperto ore ejus-, invenies statcrem: dole Ja boca, hallarás una pieza de p la ­
illum sum ens, da eis pro m e, ct te. ta de cuatro drachm as: tómala, y dásela
por m í , y por tí.

CAPÍTULO XVIII.

Doctrina de Jesús sobre la humildad , sobre el pecado de escándalo, y so­


bre la corrección fraterna. Parábola del buen pastor. Sobre la potestad de
perdonar pecados: eompasion con los pecadores : y perdón de los
enemigos. Parábola de los diez mil talentos.

1 I n illa hora accesserunt discipuli ad 1 E n esta misma ocasion se acercaron


Jesu m , dicentes •. Q uis ¡ p u ta s , major los discípulos á Jesús, y le hicieron es­
est in regno ccelorum ? ta p re gu n ta ; ¿ Q uién será el m ayor en
el reino de los cielos ?
2 E t advocans Jesús parvulum , s ta - a Y Jesús, llam ando á sí á un niño,
tmit cum in medio eorum , le.colocó en medio de e llo s,
.3 et d ixit: A m en dico vobis, n is i con­ 3 y dijo: E n verdad os digo, que si no
vergí fu e r itis , et efjiciam ini sicut par— os volvéis y hacéis semejantes á los ni-
v u h, non intrabitis in regnum ccelorum. Sos en la sencillez é inocencia, no entra­
reis en e l reino de los cielos.

I Tributo que te pagaba por los judíos al templo. Véase Drachma.


Tosl V. D
5ó S an M A TU E O.
4 Quicumque ergo hnmiliaverit se si~ 4 Cualquiera pues que se hum illare
cut parvulus inte, hic est major in como esle nij'io, ose será el mayor en el
regno caelorum. reino de los cielos.
5 E t qui susceperit unum parvulum ta- 5 Y el que acogiere á un ni fio tal
lem in nomine meo , me. su scip il: cual acabo de d ecir, en nombre m ió, á
m í me acoge;
6 Q ui autem scandaliz.ave.rit unum 6 Mas quien escandalizare á uno de
de p usillis islis , qui in me crcdu.nl, estos parvulillos, qué creen en m i, me­
expedit e i ut suspendat.ur mola asm a­ jo r le sería que le colgasen dol cuello
ría in eolio eju s, et demergalur in p ro- una de esas piedras de molino que mue­
fu n d u m m aris. ve un asno, y asi fuese sumergido en el
profundo del mar.
7 V a' mundo á s canda lis. Nccesse est 7 ¡ A y del mundo por razón de los
enim ut veniant scandala: vcrumtamen escándalos ! Porque si bien es forzoso 1
va: ham ini i l l i , per que.m scandalum que haya escándalos ; sin embargo ¡ ay
venit, de aquel hombre que causa el escándalo!
8 S i autem m anus tua:, vel pes tuus 8 Que si tu mano ó tu pie te es oca-
scañdalizat te \ abscide e u m , et proji- sion de escándalo2 ú pecado , córlalos y
ce abs te : bonum tibi est ad vilam in— arrójalos lejos de t í : pues mas te vale
gredi debilem, vel claudum , quám duas entrar en la vida eterna manco ó cojo,
m anus , vel dúos pedes hubentcm. m ü ti que con dos manas ó dos pies ser preci­
in ignem ccternum. pitado al fuego eterno.
g E i s i oculus tuus scañdalizat te, 9 Y si tu ojo es para tí ocasion de es­
ente eum , et projice abs te ; bonum ti­ cándalo, sácale y tírale lejos de tí: me­
bi est cum uno oculo in vitam intrare, jor te es entrar en la vida eterna con
qudm dúos oculos habentem ttíiHl in un solo o jo , que tener dos ojos y ser
gehennam ignis. arrojado al fuego del infierno.
10 Videte ne contemnaiis unum e x i o Mirad que no desprecicis á alguno de
his pus illis i dico ením vobis , quia an­ estos pequeñitos: porque os hago saber
gelí eorum in ca;lis semper vident f a ­ que sus ángeles de guarda en los cie­
cían P a tris m e i, qui in ccelis est, los están siempre viendo la cara de mi
Padre celestial. ■
11 Venit enim F iliu s hom inis salvare 11 Y ademas el Hijo del hombre ha
quod pericrat, venido á salvar lo que se liabia perdido.
1 3 Q uid vobis videtur ? s i fu erin t ali­ 12 Si un hombre tiene cien ovejas, y
en i centum oves , et erraveril una e x una de ellas se hubiere descarriado, ¿qué
e is n o n n e relinquit nonaginfa novem os parece que hará entonces? ¿no deja­
in m onlibus, et vadit quccrere eam qucc rá las noventa y nueve en los montes,
erravít ? y se irá en busca de la que se ha des­
carriado?
1 3 et s i contigcrit ut inveníat eam: 1 3 y si por dicha la encuentra, en
A m en dico vobis, quia gaudet super verdad os digo que ella sola le causa
eam magis quám super nonagintd no- m ayor complacencia- que las noventa y
rcm , qucc non erraverunt. nueve que no se le han perdido.
14 Sic non est voluntas ante Patrem 14 A si q u e , no es la voluntad de
vestrum , qui in ccelis e s t , u t pereat vuestro Padre, que está en los ciclos, el
unus de pusiü is istis. que perezca uno solo de estos p cqueíilo í.
1 5 S i autem peccaverit ín te fra ter 1 5 Que si tu hermano pecare contra tí
tu u s, vade, ct corripc eum inier te et ó cayere en alguna cu lp a , ve y co rrígc-

i Atendida la malicia de lc¡¿ Lumbres. a Véase Escándalo,— Figura.


C a p i t u l I XVIII. 5i
ipsum so lu m : s i te audierit, lucratus le estando á solas con é l 1 : si te escu­
eris fratrem tu u m : cha , habrás ganado á tu herm an o:
1 6 s i autem te non a u d ierit, adhibe 16 si no hiciere caso de t í , todavía
tccum adhuc unum , vel d ú o s, ut in ore válele de u n a , ó dos personas, 4 fin de
duoritm , vel trium testium stet omrie que todo sea confirmado con la autori­
verbum. dad de dos ó tres testigos.
1 7 Quod s í non audierit eos: dic ec- 17 Y si no los escuchare, disclo á la
dcsicz. s i autem eccJesiam non audierit, iglesia: pero si ni á la m ism a iglesia
sit tibí sicut ethnicus et publicitmis, oyere, tcnle como por gentil y p u -
blicano
18 Am en dico vobis, quccaimqitc a lli 18 Os empeño mi palabra , que todo
gaveritis super terra m , erunt ligata et lo que atareis sobre la tie r ra , será eso
in costo: ei quocaimque solverilis super mismo alado en el cielo : y todo lo que
terram , erunt soluta et in cáelo. desatareis sobre la tierra , será eso mis­
mo desatado en el cielo.
19 Jlerum dico vobis , quia s i dúo e x 19 Os digo m a s : que si dos de vos­
vobis consenserint super terram., de otros se unieren entre si sobre la tierra
omni re qtuimcumque petierint, fiet illis para pedir a lg o , sea lo que se fuere, les
á Paire meo t qui in ccelis est. será otorgado por m i Padre que está en
los cielos.
a o Ubi- eni.m sunt dúo vel tres congre­ 20 - Porque donde'dos ó tres 3 se ha­
gan in nomine meo / ibi sum in medio llan congregados en mi nom bre, a llí
eorum, me hallo yo en medio de ellos.
21 Tune accedens Petras ad eum, di­ 21 E n esta sazón, arrimándosele Pe­
xit :■i Domine , quoties peccabit in me d ro , 1c dijo : Señor, ¿cuántas veces de­
frater meus, et dimiltant ei ? usque beré perdonar á mí hermano cuando, pe­
septies? care contra m í ? ¿ hasta siete veces ?
22 D icié i ll i Jesús Non dico tibí lis— 2a Respondióle Jesús: Pío' le digo yo
que septiés; sed usque septuagies septies. hasta siete ve ce s, sino hasta setenta ve­
res siete , ó cuantas le ofendiere.
2 3 Llco assim ílatam est regnum, cae— ,a 3 Por esto el reino de los cielos vie­
lorum hom ini regi, qui voliiit' rátionem ne á ser semejante á un rey que quiso
ponere cum ser vis, sitis, tomar cuentas á ^us criados. ¡
¿4 E í cúrri ccepisset rátionem púnete, 24 Y habiendo empegado i tomarlas)
oblaiüs est ei u/ius ; qui debebat é i d e- le fue presentado uno qúe 1c debía diez,
ecm m illia talenta, m il talentos.
2.5 Cum autem non liaberct unde red- 2 5 Y como éste no tuviese con qué
deret, ju s s il eum dom inas eju s vccnun- p a g a r, mandó su Sciiór qrie fuesen veíi-
dari\ 'et uxorem ejus t et filie s , et om­ didosel, y su muger, y sus hijos con toda
itía quce luibebal y et ■ reddi, - ■
1 ■:■-j > ; su hacienda, y se pagase‘asi la deuda +. -
26 Procidcns aulem ser cus ilic , or/i- 26 Entonces el cria d o , arrojándose A-
bat e u m , dicens : Patientiam habe in sus p ie s , le rogaba diciendo: ten un po­
me , et omnia reddam tibí. co de paciencia, que yo te lo pagaré todo/
a 7 Misertus autem domimis scrvi illius, 27 Movido el Señor á compasion de
dim isil eum j et debitum dim isit ci. aquel'criádo, le dio p o r‘lib re , y aun le
perdonó la detida, ' •. •
—---- L.'Vr; -■■■
---- 1 i„„. -_\_:____¡_!
1 Este precepto de la corrección fraterna a Véase Iglesia. — Gentiles — Publícanos,
obliga siempre que, habida razón de Ja perso­ 3 listo es , algunos pocos : no precisamente
na , lugar y tiempo, se espere que servirá de dos ni tres. l.o$ judíos suelen exigir que ícan
provecido al prójimo.. Es menester consultar diez personas. . -
también, para el modo de corregir, al decoro 4 Tal era la costumbre de los judíos, como
y fama del pecador en cuanto sea posible. dice Jc.tepíto v. 4 . Reg. IV . v.
D a
5a S¿» MA T H £ O.
a 8 Egressus autem, scrvus U le , in - 38 Mas apenas salió este criado de su
venit unum de conservis suis , qui de- presencia, encontró á uno de sus com­
bebat e i centum denarios: et ienens su f- pañeros que le debía cien denarios1 ; y
focabat eum , dicens : Red de quod debes. agarrándole por la garganta le ahogaba,
díciéudole : Paga lo que me debes.
atj E t procidens conservus ejus , ro - 29 E l compañero, arrojándose á sus
gabat eum , d ice n s: Patientiam haba in pies, le rogaba diciendo: T en tui poco
m e , el omnia reddam tibi. de paciencia conm igo, que yo te lo pa­
garé todo.
3 o lile auiem n o lu it: sed a b iit, el 3 0 É l empero no quiso escucharle,
m isit eum. in carcerem , doñee redde- sino que luc y le hizo meter en la cár­
ret debitum. cel hasta que le pagase lo que le debía,
■3 1 Videntes autem conservi ejus qucc 3 1 A l ver los otros criados sus compa­
fie b a n t, contristati sunt v a ld e : ct ve— ñeros lo que pasaba, se contristaron por
n eru n t, et narraverunt domino suo extrem o : y fueron á contar á su Señor
omnia qucc fa c ía fu eran i. todo lo sucedido.
3 a T une vocavit illum dominus suus: t3 a Entonces le llam ó su Señor, y le
el ait i l l i ; Serve nequam , omne debi­ d íjo ; ¡ O h criado in icu o ! yo te perdoné
tum dim isi tibí quoniam rogasti m e : toda la deuda porque me. lo suplicaste.
33 nonne ergo oporluit ct te m iscreri 33 ¿n o era pues justo que tú también
consc/ v i l u í , sicut et ego tu i misertus tuvieses compasion' de tu compañero,
sum ? como yo la tuve de tí ? ,
34 E t iratus dominus ejus tradidit 34 E irritado el Señor le entregó en
eum tortoribus, quoadusque rcdderet uní- manos de los verdugos, para, ser ator­
ver sum debitum. mentado hasta tanto, que satisfaciera la,
deuda toda por entero.
35 Sic et P a ter meus coelestis facíet 35 A si de esta manera se portará m i
vobis, si' non rem iseritis unusquisque Padre celestial con vosotros, si c&da uno
f r a t r i suo de cordibus vestris. no perdonáre de corazon á su hermano.

CAPÍTULO XIX.

Enseña Jesús que el matrimonio es indisoluble-, y aconseja la virginidad:


habla de la dificultad de salvarse los ricos ; y del premio de los que
renuncian p o r amor, de él á todas las cosas.

1 Jth t fa ttu m e s t, cum consummasset 1 ü a b ie n d o concluido Jesús estos dis­


J esús sermones istos, rnigravit á G ali­ cursos , partió de G a lile a , y vin o á loa
fara , et venit in fin e s Judcecc trans términos de Judea, del otro lado del
Jordanem , Jord án ,
. a el setutaé sunt eum turba: multa:, ei 2 á donde le siguieron gran muche­
euravit eos ibi. dumbre de gen tes, y curó a lii á sus en­
fermos.
3 E t accesserunt ad eum Phariscci 3 Y se llegaron á é l los. Fariseos para
tentantes e u m , et dicentes: S i licet ho~ ten tarle, y le dijeron: ¿Es lícito ¿ un
m in i dimitiere uxorem s u a m , quacum- hombre repudiar á su m uger por cual­
que e x causa ? quier motivo ?
4 Q u i respondens, ait e is : Non legís- 4 Jesús cu respuesta les d ijo : ¿ No ha-

1 Véate Denano.
C A P I T ti o XIX. 53
t i s , quia qui fe cii hominem ab initio, beis leido que aquel que al principio
masculum et fca n in a m fecit cas ? ct crió al linage h u m an o, crió un solo
d ix it : hombre y una sola m uger ; y que .ve
♦lijo:
5 Proplcr hoc dimittet homo patrcm 5 Por tanto dejará el hombre á su pa­
et matrem., el adheerebit u xo ri sute, et dre y á su m adre, y unirse lia 1 con su
erunt dúo in carne una. m u g er, y serán dos en una sola carne.
6 Itatjue ja m non sunt d ú o , sed una 6 Asi que ya no son dos, sino una so­
cara. Quod ergo Dcus co n ju n x it, homo la carne. Lo que Dios pues ha unido, no
non separet. lo desuna el hombre,
<] JDicunt illi: Q uid ergo Moyses man- 7 Pero ¿por qué, replicaron ellos, man­
davit daré libellum repitdii, el dim it­ dó Moyses dar libelo de repudio y des­
iere ? pedirla ?
8 A it i ll i s : Quoniam Moyses ad du - 8 Díjolcs Jesús- A causa de la dureza
ritíam cardís vestri permisit- i’obis d i­ de vuestro corazon os perm itió Moyses
mitiere uxores vestras: ab initio autem, repudiar á vuestras mugeres; mas des­
non f u i l sic, ■ de el principio no fue asi.
g Dico autem vobis t quia quicumque 9 A sí pues os declaro que cualquiera
dim iserit uxorem suam , n isi ob f o r - que despidiere á su m u g e r, sino en ca­
nicationem, et aliam. d u x e r it, moecha- so de adulterio 2 , y aun en este caso se
tur. et qui dim íssam d u x e r it, mcc- casare con otra, éste tal comete adulte­
chatur. rio : y que quien se casare con la divor­
ciada , también lo comete.
i o D icunt ci discipuli ejus : S i ita est 10 Dícenle sus discípulos: Si tal es la
causa hom inis cum iLXOi e , non expedí/- condicion del homhre con respecto á su
nubere. m u g e r, no liene cuenta el casarse.
i i Q ui d ix it i ll i s : Non omnes capiunt i x Jesús les respondió: no todos son
verbum islud , sed qiiibus da fian est. capaces de esta resolución, sino aquellos
á quienes se les ha concedido de lo alto.
i a Sunt enim e u n u ch i, qui de mn.tris 12 Porque hay unos eunucos que na­
Ulero sic n a ii s u n l: el sunt eun uchi, qui cieron tales del vientre de sus madres:
fá c ti sunt ab hom inibus: el sunt eunu­ hay eunucos que fueron castrados por
chi qui seipsos caslraveruni proplcr los hom bres: y cimuehos hay que se cas­
regnum cailonan. Q ui potest capere, traron en cierta manera á sí mismos por
capiat. amor del reino de los ciclos con el voto
dé castidad. A quel que puede ser capaz
de eso, séa lo 3.
15 Tune oblati sunt e i p a rv u li, ut — i 3 E n esta sazón le presentaron unos
m anas eis imponeret , et oraret. D isci- nifíos para que pusiese sobre ellos las
p u li autem increpabant eos, m anos4, y orase. Mas los discípulos cre­
yendo que le im portunaban, les reñian.
1 4 Jesús vero a it eis: Siniíe párvu­ 14 Jesús por el contrario les dijo: De­
los , et nolite eos prohibere ad me oeni— jad en paz á los n iños, y no les estor­
re : talium est enim regnum ceelorum. béis de ven ir á m í: porque de los que
son como ellos es el reino de los ciclos.

i El verbo griego significa m uger; que no formar» ya sino un solo cuerpo.


vgghrtiiisibitiir, le engrudará ó encolará ó pe­ 2 Véase Di\>nndo.
gará. El verbo viene de la raizxriXlz, que signi­ 5 Tal vez sd traduciría mejor. Aquel que se
fica cu latín gluten, en castellano engrudo, sienta capaz de esa resolución , tómela.
lig a , etc. Es una metáfora que denota la es­ 4 Véase Manos.
trechísima é indisoluble unión entre marido y
Tom. V . D 3
54 S ak M atheo.
i 5 E t cum impbsuissei eis m anus, 1 5 Y habiéndoles impuesto las manos
abiit indc. ó dado la bendición , partió de allí.
16 E t ecce unus a ccedem , ait illi, 16 A tercósclc entonces un hombre j o ­
Magistcr bone, quid boni fu cia m ut ha- ven que le dijo: Maestro bueno, ¿qué
beam vilam cctcrrutm ? obras buenas debo hacer para conseguir
la vida eterna ?
17 Q u i d ix it ei,Q u id me interrogas de 17 E l cual le respondió 1 : ¿Por qué
bono ? Unus est bonus, Deas, S i au­ me llamas bueno ? Dios solo es el bue­
tem vis ad vilam ingredi, serva m an- no. Por lo demas, si quietes entrar en
data. la vida cierna, guarda los mandamientos.
18 D icit i l l i : Qucc? Jesús autem di­ 18 D ijole é l , ¿qu é mandamientos?
x it: Non homicidium fa cics •- Non a d u l- Respondió Jesús; JNo m atarás: lío co­
tcrah'is : Non fa cics fu rtu m : Non fa l- meterás adulterio: No hurtarás: Pío le ­
sum teslimonium dices \ vantarás falso testim onio:
1 g Honora patrem tuum , et matrem 19 Honra á tu padre y á tu madre; y
tuam ■e t , D iligcs proxim um tuum si­ A m a á tu prójim o como á tí mismo.
cut teipsum.
;2o D icit illi adolescens: Om nia hccc 20 D íccle el joven: Todos esos los he
custodivi á juventuíe m e a , quid ad~ guardado desde m i juventud , ¿qué mas
huc m ih i decst ? me falta?
- 2 1 A it illi J e s ú s : S i vis perfectas esse, 2 1 Respondióle Jesús: Si quieres ser
va de, vende , qucc habes , et da p a u - perfecto, anda, y vende cuanto tienes, y
p eribu s, et Jiabebis tkesaúrum in ccelo; dáselo á los pobres, y tendrás un teso­
et v e n i, sequere me. ro en el cielo ; ven después, y sígueme.
22 Cum aiulissct autem adolescens 22 Habiendo oido el joven estas pala­
verbum , abiit trisiis : crat enim haberis bras, se retiró entristecido: y era que
m ultas posssessiones. tenia muchas posesiones.
a 3 Jesús autem d ix it diseipulis suis: a 3 Jesús dijo entonces á sus discípu­
A m en dico vobis, quia dives difficilé los : En verdad os digo, que difícilm en­
intrabit in regnum coclorum. te un rico entrará en el reino de los
cielos.
24 E t iterum dico vobis: F acilius est 24 Y aun os digo mas: Es mas fácil
camellum per foram en acus transiré, el pasar iin camello 2 por el ojo de una
quám divitem intrare in regnum cae— aguja, que entrar iin rico en el reino
lorum. de los cielos.
2 5 A u d itis autem h i s , discipuli mi~ a 5 Oídas eslas proposiciones, los dis­
rabantur v a ld e , dice ni e s: Q uis ergo po- cípulos estaban m uy m aravillados, di­
ierit salvus esse ? ciendo entre s i: según esto, ¿Quién po­
drá salvarse?
- 26 A spiciens autem J e s ú s , d ix it illisv- 26 Pero Jesús mirándolos blandamen­
A pu d h omines hoc imposibile est.: apud te , les d ijo: Para los hombres es esto
Deum autem omnia posibilia sunt. imposible : que para Dios todas las co­
sas son' posibles 3.
■27 Tune respondens P e tr u s , d ix it ei: 27 Tomando entonces Pedro la pala--

1 Segúni _Ia opinion del mozo, el cual le mi­ tenian mas á la vista los camellos se usase, del.
raba como á puroliombre. nombre de este animal, cuya joroba extraor­
,2 Frase hiperbólica pain pínnr la dificultad dinaria es un impedimento claro para poder
de alguna cosa. La voz griega Kcíultmíí ligníti­ pasar por un lugar angosto , etc. Marc. cap.
ca un animo I , y KájWtJb: uní cable ó maroma; X . v. a5 .- 1.
como entre los árabes, solía usarse de un ada­ 3 Con la gracia de Dios pueden los hombres*
gio semejante, poniendo al elefante en vez del 110 usar mal de las riquezas ¿y ganar con ellas
camello ¡ es probable que entre los judíos que el ciclo. .
C a p i t tr l o XX. £5
Ecce nos reliquimus o m n ia , et secutí b ra , di jóle: Bien ves que nosotros he­
sumas te: quid ergo eril n o lis ? mos abandonado todas las cosas, y te
hemos seguido: ¿cuál será pues nuestra
recompensa ?
a 8 Jesús autem d ix ii illís i Am en di­ 28 Mas Jesús le respondió: E n ve r-,
co vobis , quod vos qui secuti estis me, dad os digo, que vosotros que me ha­
in regeneratione, citm sederit F iliu s béis seguido, en el dia de la resurrec­
hom inis in sede m ajestatis suce , sede- ción un iv ersa l, cuando el Hijo del
bilis et vos super sedes duodecim } ju d i— hombre se sentará en el solio de su ma­
cantes duodecim tribus Israel. gostad , vosotros también os sentareis
sobre doce sillas, y juzgareis [ á las doce
tribus de Israél.
2 g E t omnis qu i reliquerit domumt a j Y cualquiera que habrá dejado casa,
vel fr a tr e s , aut sorores f aut patrem, 6 hermanos, ó hermanas, ó padre, ó es­
aut matrem , aut uxorem , aut filia s, posa , h ijo s , ó heredades por causa de
aut agros propter nomen m eitm , cenia— mi nombre , recibirá cien veces mas
plum a c c ip ie te t vitará ceternarra possi— en bienes m as sólidos, y poseerá des-
debit. puc.s la vida cierna.
3 o M ulii autem erunt p r im i1novissi- 3 o Y muchos que eran los primeros en
m i t et novissim i prim i. este mundo serán los ú ltim o s, y muchos
que eran los últim os serán los primeros.

; CAPÍTULO XX.

Parábola de los obreros llamados á trabajar en la viña. Jesús predice su


muerte y resurrección. Responde á la pretensión de la madre de los
hijos de Zebedeo. Da vísta á dos ciegos,
■1 & S im ile est regnum cctlorum hom ini 1 P o r q u e el reino de los cielos se pa­
p a trifa m ilia s, qui ex.iit primo mané rece á' u n padre de fam ilias, que al
conducere operarios in vineam suam. romper el dia salió á alqu ilar jornale­
ros para su viíia ,
2 Conventione autem fa c ía cum ope- a y aj usiándose con ellos en un dona-
rariis e x denario d iu rn o , m isit eos in rio por d ia , enviólos á su v iñ a 3.
vineam suam.
“3 E t 1 egressus circa •horám tertiam, 3 Saliendo despues cerca de la hora
vidit olios stanlcs in fo ro (diosos, ' de tercia 3 , se encontró con otros que
estaban mano sobre mano en la plaza',
■4 et d ix it i l l i s : l ie et vos in oineam 4 y di joles: Andad tam bién vosotros
m eam , ei quod ju s lu m fu c r it dalo vobis. á m i viñ a, y os daré lo que sed justo,
• 5 l i l i autem. abierunt. . Iferum autem 5 Y ellos fueron. O tras dos veces sa­
exiit circa sextam et nonam. horam- el lió á eso de la hora de sexta y de la
fe cit sirríiliier. - • llora de n ona: c hizo lo mismo,
6 Circa itiidecimam vero e x i it , et in - 6 Finalm ente salió cerca de la hora
venit alios"stantési et dicit illis: Quid Undécima, y vió á otros que estaban‘to­
hic statis tola dic otiosi ? davía sin hacer nada, y les d ijo: ¿Có­
mo os estáis aquí ociosos todo el dia?

1 La voz KplwjTíi que la vulgata traduceju - Jueces.


dieaníe.t, significa lambién gobernando. Vease 1 Véase Denario. 3 V ó ase Y/íV’í?.
D 4
56 S an M atheo .
7 Dicunt ei: Q uia ncmo nos conduxii. 7 Respondiéronle : Es que nadie nos
D icit illis : lie et vos in veneam meam. ha alquilado. D i joles: pues id también
vosotros á nri viña.
8 Citm scro autem. fachim, esset, di— 8 Puesto el s o l , dijo el dueño de la
cit dominus vinecc pi'Ocuralori s u o : V j- vina á s u mayordomo: L lam a á los tra­
ca operarios, et redde illis mercedem, bajadores, y págales el jornal , empe­
incipiens á novissimis usque ad primos. zando desde los postreros y acabando en
los primeros.
9 Cum venissent ergo qui circo, unde- 9 Venidos pues los que habían ido
cimam horam venerantt acceperunt sin- cerca de la hora un décim a, recibieron
gulos denarios. nn den ario cada uno.
i o y m íe n le s autem ei p rim i, arbitra- 10 Cuando al fin llegaron los prime­
t i sunt quod plu s essent accepluri: ac­ ros , se im aginaron que les dariau mas:
ceperunt autem et ipsi síngalos de­ pero no obstante estos recibieron igu al­
narios. mente cada uno su denario.
i i E t accipientes m urmurabani ad­ 11 Y a l recibirle m urm uraban contra
versas patrem fam ílias, el padre de fam ilias,
1 2 dicentes: H i novissimi una Jiord 12 diciendo; Estos últim os no han
fe ce ru n t, et [tares iUos nobis fecisti, qui trabajado mas- que una h o r a , y los has
portavimus pondus d ie i, et arstus. igualado con nosotros, que hemos so­
portado el peso del d ia , y del calor,
1 3 A t Ule respondens un i eorum r di­ J 3 Mas él por respuesta dijo á uno
x it : A m ice non fa ció tibi injuriam : de e llo s : Am igo yo no te hago agravio;
nonne e x denario convenís/i mecum ? ¿ no te ajustaste conmigo en un denario?
1 4 Tolle quod tuum e s t , et vade t vo­ 14 Tom a pues lo que es tu y o , y vete:
to auiem et huic novissimo daré sicut ei yo quiero dar á é ste , bien que seá el
tibi. últim o , tanto como á tí.
1 5 A u t non licet m ih i quod voló fa ce- 1 5 ¿ Acaso no puedo yo hacer de lo
re ? an oculus tuus nequam est, quia mió lo que quiero? ¿ó ha de ser tu ojo
ego bonus sum ? malo ó envidioso, porque yo soy bueno?
1 6 Sic erunt novissim i p rim i, el p ri­ 16 De esta suerte los postreros en es­
m i novissimi: m u llí enim suni vocalit te mundo serán primeros en e l reino de
pauci vero electi. los ciclos, y los primeros postreros: m u­
chos empero son los llam ados, mas po­
cos los escogidos
17 E t asccndens Jesús Jerosolymam, — 17 Poniéndose Jesús en camino para
ussumpsit duodecim discípulos secreto, et Jcrusalem , tomó á parte á sus doce dis­
a it illis: cípulos , y les dijo:
1 8 Ecce ascendim os Jerosolym am , et t 8 M irad que vamos á Jerusalem , don­
F iliu s hom inis tradetur principibus sa- de el Hijo del hombre ha de ser entre­
cerdotum , et Seriáis, et condemnabunt gado á los príncipes de los sacerdotes y
eum m orte, . á los Escribas, y le condenarán & muerte,
19 et tradent eum Gentibus ad ilh i- 19 y le entregarán á los Gentiles pa­
den dum , et Jlagellandum , et crucifigcn- ra que sea escarnecido, y azotado, y cru­
d u m , et ¿ertía die resurget. cificado, mas él resucitará al tercer dia3.
20 Tune accessit ad eum mater filio - 20 Entonces la madre de los hijos de
rum Zebedcci cum filiis s u i s , adorans Zebedeo se le acerca con sus dos hijos,
et petens aliquid ab eo. y le adora, manifestando querer pedir­
le alguna gracia.

1 Véase Elegidos. 2 Para entrar en su gloria.


XX. 57
2 1 Q ui d ix it ci : Quid vis ? A it i l l i : 21 Jesús le dijo : ¿Qué quieres? Y olla
D ie ul scdeant h i dúo f i l i i m e i, unus le respondió: Dispon que estos dos hi­
ad dcxteram. ítiam , et unus ad s i rus­ jos ni ios tengan su asiento en tu rein o,
tra m , in regno tuo. ano A tu derecha, y ot.ro á tu izquierda.
22 Respondens autem J e s ú s , dixit- 22 Mas Jesús les di ó por respuesta; No
Ncscilis quid petatis. Potestis libere ca­ sabéis lo que os pedís. ¿Podéis beber el
li cáliz de la pasión que yo tengo de be­
cem , quera ego bibiturus surrt ? D icunt
e i : Possum us. ber ? D íc c n le ; Bien podemos.
s 3 A t Ulis: Calicem quidem mnmz 23 Replicóles: M i cáliz sí que le be-
bibetis: sedere autem ad dcxteram meam bereis: pero el asiento i m i diestra ó
vel sim strá m , non est meum daré vo— siniestra nó me toca concederle 4 vos­
bis , sed quibus ,paratum est a Patre otros, sino que será para aquellos A quie­
meo. ■ ' ■■■ * nes le-ha destinado m i Padre.
a 4 E t audientes decem, indigriali sunt 24 Entendiendo esto los otros diez
de duobus frairibus. apastóles, se indignaron contra los dos
hermanos.
2 5 Jesús autem vocavit eos a d .s e , et 25 Mas Jesús los convocó d s í , y les
ait: Scitis quiá principes gehtium d o - dijo r fío ignoráis que los príncipes de
m inantur eorum : et qui ma/ores sunt, las naciones avasallan á sus pueblos r y
potestatem exercent in eos. que sus magnates- los dominan con im­
perio.
26 Non tía erit inter v o s : sed quicum - 26 No ha de ser asi cnlre vosotros:
que volucrií inter vos m a ja r,Jtet'i, sit sino que quien aspirare á ser m ayor en­
vester m iníster; i7 tre vosotros, debe ser vuestro criado:
27 et qui ooluerit inter vos prim us - 27 y que quiera ser entre vosotros
esse, erit vester servas:: ■ > el prim ero, ha de ser vuestro siervo:
28 sicut F iliu s hom inis non veriit mi­ 28 al modo que el Hijo del hombre no
nistrare, sed m inistrare, et daré ani— ha venido á ser servid o , sino á servir,
mam s u a m , redemptionem pro m ultis. y á dar su vida para redención de m u ­
chos1.
- 2 9 JEt egredientibu$¡ illis ab Jericho, 2 9 A l salir-de JerlchA, le fue siguien­
secuta est cum turba m ulla :'■ :■
■■j :r do gran ¿nultitud de gentes:
3 o. et ecce dúo cacti sedeniessecus viam, 3 o y. he aquí que dos ciegos sentados
audicruni quia Jesús trans ¡reí: et cía -1 á la orilla, del cam ino, habiendo oído
Tnaverunt , dicentes: Dom ine r misere— decir que pasaba Jesús, comenzaron á
t í nostri, f i l i i D avid. g r ita r , diciendo: ¡Señor! ¡hijo de Da­
vid ! ten lástima de nosotros.
- 3 i: Turba, autem increpabat éos u t ta- ' 3 1 Mas las gentes los reñían para que
cerent. A t i ll i m agis clam abaht, dicens callasen,: E llos no obstante alzaban mas
íes: D om ine, miserere nostrirf i l i David* él grito ,’difciendo-: ■
; Señor! ¡hijo de Da­
vi d* ! apiádate de nosotros,
3 a E t stetit Jesús , et vocavit eos , et 3 a Paróse á esto Jesús, y llamándo­
ait: Quid vullis ut fa cia m vobis?, los,^les dijo : ¿Q ué quereis que os haga?
-33 D icunt illi; D o m in e, u i aperian- ,33 SeiioPj le respondieron elíos , que
tur oculi n o stri.. se abran nuestros ojos,
34 M iserias autem. eorum J e s ú s , te - 34 Mo v i d o Jesús á compasion j tocó sus
tigit oculos eorum. E t confestim vid e- ojos. Y en el mismo instante vieron ¿ y
run t, et secuti sunt eum. se fueron en pos de él.

a Véase Is. L I V . r>. 10 .1La palabra griega da por el rescate de los cautivos. : 1
Xt/Tpov significa propiamente ol precio que se' 2 Nombre que daban los judíos al Mesías.
58, S an M a t h e o .

C A P Í T L’ L O XXI.

J&$i¿s ehtrá e/i 'Xentsctleüi !aclamado p o r Mesías : echa del ictthpfo á los
qüe estaban allí vendiendo: maldice á iuy& Jilguera yy confunde á sus
■ .... : . ¿mulos con parábolas y razones.

. x i l i í curn appropinquassent Jerosbfy- i A cercán d o se á Jérusalem, luego que


m is et venisseni.JSeihphagc ad. M oni llegaron á la x is t a de Betliphagé', a l
ten?., olivtti :' iurtG J esú s m isit daos dis* pie del Monte-de los olivos.1.: despachó
cÍf>UlQS,y. .[!■'■. ■ I >!>i.; ■
Jesús. & dos .discípulos, .
a dicens t eis < ;I f c ,in ;. cdstelluni, ‘Jfutxk a diciéndoles: Id á esa a ld ea , que se
contra vos, est, et 'statifn. itioenieds a si- ve en fren le de,vosotros ^y sin mas d ili­
parn a,lligatam, el pullinrt cum ea sol-- gencia encontrareis una asna a tad a, y
vite t et adducite m ihi: . '■
su pollino con ella; desatadlos, y traéd­
melos : V kU
. 3 ét M quis vobis aliquid 4 (xerit, di-* 3 que. si a lgtm a óa .dijere álgó', res­
cite quia . D om inus 'hisrapusn habet; -ei pondedle que los ha menester el Señor:
cOTtfesíiiíi.diffúttét eos.-. i;ü :... : y a l punto os los dejará' llevar.
4 ffo e autem totum factu m e st, uí 4 Todo esto sucedió en cum plim iento
adimplerelur quod dietum e s ip e r Pro- de lo que dijo el Profeta *:
plietam d i c e n t e m i •*" si V\ - 1 »
5 ;J)¡£Íte ■.filias Sion :■écce f e x 'tuus ve­ 5 Decid A la hija de Sion: m ira q u e
n it tibi; m ansuetus} .sédens. siípen a s i- viene ái t í tu rey Ilcnovdé mansedumbre,
n a m , el pullum filiu m subjugalis, ! ; ! sentado sobre un a asna y, 5u p o llin o ,h i^
jó de la .que c s tí acostumbrada al yugo.
,-6 Eurdes autem discipuli fveerunt si­ 6 Idos, loa discípulos hicieron lo que
cut prjr.re.pit i/lis Jesús. Jesús les m an d ó ,
7 E t adduxerunt a sin a m , et pullum : 7 y trajeron el a sn a , y el p o llin o : y
ei impoisueniint sUptif etís vestitneúta sua: los.aparejaron con' sus' vestidos; y le hi­
el eum desuper fe d e r e fecerunt. i ; > cieron sentar enrim a 3- . ’.v* ' .
: 8 Plurim a. auiem turba ¡ stñaneruni . '8 '.:.Y nn:a. gra'n.- muchedunibre de*gen­
v&tfimentet. 'sata ,in.-viav b lii aütcm c¿c-: tes' tendían por- el caiáinó sué vestidos:
debanl ramos de, arboribus, et sterne- otros cortaban ramos ú hojas de los ár­
bant in, via : ; ; ■; boles, y los ponían por dónde.habia'de
pasar :
9 turbe? •ctiilem , ¿¡ucc prxcccdabant, '•et 9 y ' tan to 1 las gentes q u e ' i han idelan-
qUce seqttebantun ckim abardj dicentes:* te., cdmü las que >'v enían d e tr á s c la m a ­
Hosanna, filfá >D a tiid :. benédmtus' qü i b a n ,‘diciendo: Hosanna salud y gloria
venit in nomine D om ini: hosanna in al bijo de D a v id : bendito sea el que
allissim is, ■... viene eri nombre del Seiíor: hosanna en
lo mas aho de Tos cielos.
■,i o E t ’ :cian. \íntrasset Jerosolymam, ■i o Entrádo que hubo á s i' en Jcru'sá-
commola est universa crvitas, dicénsr lc m , se conmovió toda- la 'c iu d a d 1!* di—1
Qtlis est hic ? . ¡ i r ; : íi ■
: • i. oí endo *'müclíós v ‘¿ Q aióh' es -^stc ?
¿ li.Populi;' aüiem¡ dicebaiit I lí c :est- - i V A ¡ Ió cjue >respondían v las gentes;

i Este monte estabn cerca del de Sion , en- 2 Isaías L X I 1- v. 11. — Zae. IX . v. 9.
tre el cual y la piuda/J, de .lcT<yisalem..,esl4 >a:cJí ■ 3 Piiede áer queíJesu-Christo taDduviesa'un
valle dq.Josapliat.;,:, , ■ . i í:;.■>/.' - rjit.® sobre oadfiluno,,M.éd¿e,<Hal»'uístri<xs- ,
C A P I T Ü lo XXI.
Jesús propheta á N azareth Galílcca-. Éste es Jesús, e l profeta de Nazareth
de Galilea,
12 E t intrabit Jesús in icmplum. Dci, i-a Habiendo entrado Jesús én el tem­
ct ejidebat omrtes {rendentes. et. ementes plo de Dios 1 ,'echú fuera de él ¿ todos
in templo: et mensas num ulariorum , et los que vendían a 111 y compraban : y
cafhedras vendeniiiim columbas et-ertit: derribó las mesas’ de los banqueros ó
cambiantes, y las sillas de los que ven­
dían las polomas para los sacrificios-
1 3 et dicit e i s : Scriptum, est: Dom us 1 3 y les dijo: Escrito e stá *: M í casa
mea domus orationis vocabitur ,• vos au— será llamada casa de *oracion i. mas vos­
iem fecisiis illam speluncam latvonurn. otros la teneis hecha una cueva de la­
drones.
1 4 JEt accesserunt ad eum cccci, et 14 A l mismo tiempo 'se-llegaron á él
chuuli in templo: ct sanavit eos. en el tem plo varios ciegos, y cojos: y
los curó.
. 1 5 Videntes autem principes sacerdo- 1 5 Pero los príncipes de los sacerdo­
tum j et Stribai, m irabilia, quee f e c i t , el tes y los Escribas; al v e r las m aravi­
pueros clamantes in tem plo, et dicentes: llas que hacia , y á lo s'lin io s que le
Hosanna filio D a v id in d ig n a ti su n t, '■ aclamaban efi ■ el lern p ío , diciendo: Ho­
sanna al hijo de D a v id : se indignaron,
iG r í dürcrunt ei: A u d is quid is tid í- 16 y le dijeron: Oyes tú lo que dicen
cuut ? Jesús autem d ix it e is : Utique: éstos? Jesús les respondió: Si por cier­
nunquam legislis : Quia e x ore infan— to: ¿pues qué no habéis leído jamas la
tium et laclenlium perfecisñ laudem ? profecía 3 : De ía boca de los infantes y
niños dé-pechó !es d e1donde, sacaste la
. :r ■ f : ¡. 'I ¡i; ¡:¡i ¡ . ' I «I m as perfecta alabanza ? ■
■1 7 E l rr.lieíis i l l i s , a b iitfo ra s extra -17 - Y dejándolos , se salió fuera de la
civítatem in B ethaniám : ibit¡ue mansit. ciudad á Bethania : y se quedó a llí.
1 8 Mane autem revertens in civita— 1 8 La manana siguien te , volviendo á
tcm , esuriit, la ciudad , tuvo'hanibré,
i g E i videns fic i ardorem unam seáis 19 Y viendo una higuera junto al ca-
viarn. , - venii ad ' eam :■et mlUl ■ ifiv&nit m iiw y se'acercó '‘á ’ ella :'’ ¿n la cual no
iñ ea nisi.folia tantum , 'et ait M i : N un­ hallando sino1 solamente Ho^aS , la dijo:
quam e x te fructus< nascatur in sempi~ Nunca jamas nazca de tí frutb. Y la hi­
ternurn, E t arefacta est continuo f i — guera quedó luego seca
culnea.
ao -Et oidenfe's discipuli, m irati sunt, ’ 30 Í.O que Viendo los discíp ulos, se
dicentes Quomodo continua aruit ? m aravillaron \ y decian : 1¿ Cómo se ha
secado en^!üii instante? ‘ ■ '• •
3 i Respondens autem J e s ú s , ait cis: a i Y respondiendo Jesús, les dijo: E11
, A m en dico vobis, s i fiabueriiis jid em , ct verdad os digo, que si teneis fe, y iio an­
non •hazsitaveritis, non solitm de ficu l- dáis vacilan d o , no solamente haréis es­
nea fa d e lis >:sed et’ s i 'inonti huic difte­ to de la h ig u era , sino que. aun cuando
ritis , T olie, H jactci ' té-iri mát e , jiet. digáis á‘ ¿sé moTíte ,■A rrán cale, y arró­
jate al m a r ; asi lo hará, ■ .
22 . E í omnia qiice'cumque'pctierilis in Y todiú Cüáiitó pidiércis'én la 'o ra -
oratione a ed en tes, aecipietis. cio n , como tengáis fe , lo alcanzareis.
a 3 E t ciim venisset in tem plum , ac~ -3 Llegado al tem p lo , se acercaron á
.hi.;1
! t ir..
l;: L'<£:'Xiyc:a;ifi;- i Saín. F U I. v . i .
3 hátos L V h v . '¡:'^ J e r e m : 'F I lv .ii: ~ 4 Yeaic if/g-rfí^d;1 >
6¡£> SiN M athio.
cesserunt ad eum docentem, principes el cuando estaba y a enseñando, los p rín -
sacerdotum, et séniores p o p u li, dicen- cipes (le los sacerdotes, y los ancianos 6
íes : I» ijtua polcstatc hacc fa c is ? E l senadores del pueblo, y le preguntaron:
qu is.tibid ed it hanc potestatem ? ¿Con qué autoridad haces estas cosas?
■ ¿ Y quién te ha dado tal potestad ?
2^ Respondens Jesús d ix it \eis : í n - .a'4 Respondiék» Jesús: Y o también
tcirogabo vos et ego unum sermonem: quiero haceros una p re gu n ta : y si me
í¡ítem s i dixeritis m ih i, et ego vobis d i- respondéis á e l l a , os diré luego con qué
cam in qua polcstate hccc Jacio. autoridad hago estas cosas.
. 25 Baptism us Joannis unde era t? e - 2 5 ¿ E l bautism o de Juan de donde
ca lo , an e x hominihus ? At, illi cogita-- era ? ¿del cie lo , ó de los hombres ? ¡Vías
bant ínter s e , dicentes: ' ellos discurrían para consigo, diciendo:
2(i S i dixerim iis, é ccclo, dicct nobis: ' 26 Si respondemos, del cielo , nos d¡'-
Quare ergo non credidistis illi? S i a u - rá : Pues por qué no habéis creído en él?
iem d ixe rim u s, ex: hom inibiis, time— Si respondemos, de los hombres, teñ e-
m us turbatn: omnes enim habebant mos q u e temer al pueblo: porque todos
Joannem sicut prophetam. miraban á Juan como un profeta.
ay 25/ responde ntes Jesu., dixerunt, z j Por tanto contestaron á Jesús, di-
Nescim ys. A it illis et ipse: Nec ego di- diendo: No lo sabemos. Replicóles éV
co vobis in qua potestate hete fació. en seguida: Pues ni yo tampoco os diré
á vosotros con qué autoridad hago estas
cosas.
_28 Q uid autem vobis videtur ? Homo 28 ¿ Y qué os parece de lo que voy á
quídam habebat dúos filia s , et acce- decir?. U n hombre tenia dos h ijo s, y-
dens ad p rim u m , d i x i t : F i l i , vade llam ando al p rim ero, le d ijo : H ijo , ve
hodie, operare in vinea mea; .h o y á trabajar en raí vina.
29 lile autem respondens, a i t :.Nolo, 2t) 1¿ él respondió : No quiero. Pero
Postea au tem , peenitentia m otus, abiit. después, arrepentido , fue.
3 0 Accedens autem ad a lterum , d ix it 3 o Llamando a l segundo, le dijo lo
sim iliter. A t Ule respondens, a it.- E o , m ism o, y aunque él respondió: V o y ,
dom ine, et non i v i t ; ■
, señor , no fu e :
3 1 quis e x dfiobus fe c it voluotatem p u - 3 1 ¿ cuál de los- dos ,hizo la voluntad
tris ? D icunt e i : Prim us.. D icit i l l i s del padre? E l prim ero, dijeron ellos.' Y-
Jesú s: A m en áico vobis, quia publica- Jesús prosiguió: E n verdad os digo,
ni, et meretrices prcccedént vos in regnum que los publícanos, y las rameras os pre-.
D ei, cederán y entrarán en el reino de Dios.
3 a V enit enim ad vos Joannes in vía i z Por cuanto vin o Juan á, vosotros
ju s tillo :, et non credidistis es publica- por las- sendas de l a . j usticiá , y no le
n i au tem , et meretrices crediderunt ei; creisteis; al mismo tiempo que los pu­
co? autem videntes , nec pecnitentiam bl ¡canos y las rameras le creyeron : mas
habuistis postea , ut crederetis ei. vosotros, ni con ver esto, os m ovisteis
. despues á penitencia para creer en él.
33 A lia m parabolam- a u d ite: , Homo. 33 Escuchad otra parábola: Érase uu
erat pater fa m ilia s , q u ip la n ta v it v i- padre de familias ¿que plantó una yiíía,.
m a m , et sepcm cirmndcd.it e i , et f o - y la cercó de vallado , y cavando hizo
dit in ea torcular , et ccdifu^ciyit jurrinx, o.n ella un l^g^ívedificrt una torpe , ac-
et locavit eam agricalis, et peregré,profe- rendóla despues íi, ciertos labradores , y.
ct,us est. . , se ausentó á un pais lejano.
34 Cum autem tempus fruciutim ap- 34 Venida ya la sazón de los frutos,
propinquasset, m.isii servas^sitos ~ad envió'SUS criatfoír'A "losr rcKteifOiS, páta-
agrícolas, ut acciperent fruetus ejus. -que percibiesen el friito dp ella. ,
35 E t agricQl<s,appre1whsiss¿rvisAej\tsr 3 5 . Mas los renteros , acometiendo á
C A PIT Ü L ) XXI. 61
alium ceciderunt, alium occiderunt, los criados, apalearon a l u n o , mataron
atíuTTi verá iapidaverunt. al o tro , y al otro le apedrearon.
36 Jterum m isil alies servas piares 36 Segunda vez envió nuevos criados
prioribus , et fecerun t illis sim iliter. en m ayor número que los prim eros, y
los trataron de la misma manera.
3 •j Novissimé autem m isil ad eos f i r 3 7 Por últim o les envió su h ijo , di­
lium su u m , d ic e n s V c r c h u n tu r filiu m ciendo para consigo: A m i hijo por lo
meurn. menos le respetarán.
38 Agricolee autem videntes filiu m , 38 Pero los renteros al ver al hijo,
dixerunt intra se : H ic est hceres, ve- dijeron entre sí : Este es heredero , ve­
niie ocddamus eum , et habebimus hev- nid , m atém osle, y nos alzaremos con
reditatem ejus. su herencia,
3 g Etapprehensum eum ejcccrunt e x ­ 3 g Y agarrándole le echaron fuera de
tra vineam , et occiderunt, la viñ a, y le mataron.
4 o Cum ergo venerit dominus vineüct 4 0 A hora b ien , en volviendo el due­
quid fa ciet agricolis illis? ño de la v iiia , ¿qué hará á quellos la­
bradores ?
4 1 A iu n t illi: M alos m ale p erdet; et 4 1 H a rá , dijeron e llo s , que esta gen­
vineam suam locabit a liis agrietáis, qui te tan m ala perezca miserablem ente1;
reddant e i fructum temporibus suis. y arrendará su viña á otros labradores,
que le paguen los frutos á sus tiempos.
4 2 D icit illis J esú s: Nunquam legistis 4a ¿ Pues no habéis jamas leido en las
in Scripturis : Lapidem quem reproba- Escrituras , les añadió Jesús: La pie­
verunt codificantes, hic fa ctu s est in ca- dra que desecharon los fabricantes, esa
p u l anguli ? A Dom ino .fa d u m est is- misma vino & ser la clave del ángulo?
tu d , et est m irabiJein oculis nostris. E l SeSor es e l que ha hecho esto en
nuestros d ia s , y es una cosa admirable
á nuestros ojos *.
43 Ideo dico vobis y quia auferetur a 43 P o r lo cual os digo, que os será qui­
pobis regnum D e i , et dabítur genti f a -> tado 4 vosotros el reino de Dios, y dado á
cienti /rucias ejus. gentes que rind an frutos de buenas obras.
44 É t qui ceciderit super lapidem is— 44 E llo es, que quien se escandaliza­
t u m , con/ringetur: super quem vero re ó cayere sobre, esta piedra , se hará
ceciderit, conleret eum. pedazos: y ella hará .311icos á aquel so-*
bre quien cayere en fl.d ia del ju icio . .
45 E t cum audissent principes saeer~ 45 Oidas estas parábolas de Jesús, los
dotum et Phariscei parabalas ejus} cogno- príncipes de los sacerdotes y los Fariseos
verunt quod de ipsis diceret. entendieron que hablaba por ellos.
46 E t queerentes eum tenerí , tim ue- 46 Y queriendo prenderle, tuvieron
runt turbas: quoniam sicut prophetam. miedo a l pueblo aporque era mirado co­
eum habebant. ....... mo, un profeta. -

1 Frase griega elegantísima por la cual se une xxx.J>; tíwJUru.


el adjetivo, cod el adverbio nacido de úl.Kwabf a Psabn, €XV 1I- y. %1 . Act. Iff. v. 11.
6a San M atheo,

CAPITULO XXII.

Parábola del rey que convidó á las bodas de su hijo. Si debe pagarse el
tributo a l Cesar, Doctrina sobre la resurrección. A m or de Dios y del
prójimo. C histo hijo y señor de David.

1 J ‘-¡ t respondens J esú s, d ix it iterum 1 ' .lin tro tan to Jesús, prosiguiendo la
in parabolis c i s > d icen s: plática, les habló de nuevo por parábo­
las, diciendo:
2 Sim ile fa ctu m est regnum caelorum 2 E n el reino de los ciclos acontece lo
hom ini regí, r¡ui fe cit nuptias filio suo. que á cierto r e y , que celebró las boda»
dé su hijo.
3 E t m isit seroos stios vocare invita- 3 Y envió sus criados á llam ar los con­
ios ad nuptias , et nolebant venire. vidados á las bodas, mas es los lio quisie­
ron venir.
4 Iterum. m isit altos seroos, dicens: 4 ¡Segunda vez despachó nuevos cria­
D icite in v ita tis: Ecce prandium meum dos, con orden de decir de su parte A
para-vi, tauri me i et a ltilia occisa sunt los convidados: Tengo dispuesto el ban­
et omnia parata .* venile ad nuptias, quete , he hecho m atar mis tem eros y
demás animales cebados, y todo está ¿
pun tó; venid pues á las bodas.
5 l i l i autem. ncglexerunt: et abíerunt, 5 Mas ellos no hicieron caso: antes
aliu s in villam s u a m , a liu s vero ad bien se m arch aron , quien A su gran ja,
negotiaiionem suam : y quíen á su tráfico ordinario :
ti reliqui vera iénuerunt seseos ejus, 6 los demas cogieron á los criados, y
et cohtumeliis ajfectos occiderunt, despues de haberlos llenado de u ltra -
ges, los mataron.
7 H exa u tem cu m audisset, iratus est: 7 Lo cu al oidó por el rey y montó en
et m issis exercitibus s ü is , perdidit ho­ cólera: y enviando sus- tropas, acabó
m icidas illo s , et civitatem illorum suc- con aquellos hom icidas, y abrasó su
cendii. ciudad.
.8 Tune ait seréis suis: Nuptia: qui~ 8 Entonces dijo á sus criados ;■t a s 1
dem parata: su n t, sed qUí invitati erant, prevenciones para las bodas están he­
non fu e r lint digtii : chas, mas los. convidados no eran dig­
nos de asistir á e lla s :
■9 ite ergo ad exitus viarum , et quos- 9 id pues d las salidas de los caminos,
cumque inveneritis, vocate ad nuptias. y á todos cuantos encontréis, convidad­
los á la s bodas.
io Et. egressi serví éjits in vias con- 10 A l puntó los criados saliendo á los
gregaverunt omnes quos invenefunt, m a­ caminos reunieron 4 cuantos hallaron,
los et bonos: et impletce su n i nuptice malos y buenos: de suerte que la sala
discumbentium. de las bodas se llenó de gentes que se
pusieron á la mesa.
■ 1 1 Intravit autem r e x ut oideret d is- 11 Entrando despues el rey á ver los
cu.mbcntes, et vidit ibi hominem non convidados, reparó a llí en un hombre
vestitum veste nuptiali. que no iba con vestido de boda.
1 2 E t ait i l l i : Am icc , quomodo huc j a Y d íjo le : A m igo , ¿cóm o has en­
intrasti non habens vesiem nuptialem? trado tú aqui sin vestido de boda? Pero
A t Ule obrnuluit. él enmudeció.
1 3 Tune d ix it rex m inistris: Ligatis i 3 Entonces dijo el rey á sus minis­
manibus etpedibus eju s, m ittiie eum in tros de ju s tic ia : Atado de pies y manos,
XXII. 63
tencbras exteriores : i ü erit Jlet.us, et arrojadle fuera á las tin ieb las: donde
stridor dentium. no habrá sino llanto, y cru jir de dientes.
i í M ulti enim sunt v oca li, pa uci ve­ 1 4 T an cierto es que muchos son. los
ro electi. llam ados, y pocos los escogidos.
1 5 Tune aóeuntes Phariscci, consilium 15 Entonces los Fariseos se retiraron
ínicrunt ut caperent eum in sermone. ¿ tratar entre sí cómo podrían sorpren­
derle en lo que hablase.
16 E t m iitunt e i discípulos suos cum 16 Y para esto le enviaron sus discí­
H crodia nis, dicentes.- Magistr.r, scim us pulos con algunos Herodianos 1 , que le
quia verax e s , et viam D e i in veritate dijeron : M aestro, sabemos que eres ve­
doces ( et non est tibi cura de aliquo: non ra z , y que ensenas el camino ó la ley
enim i espicis personam hom inum : de Dios conforme 4 la pura verdad, sin
respeto á n a d ie : porque no miras á la
calidad de las personas :
i y dic ergo nobis quid tibi videtur, li- 17 esto supuesto , di nos qué te pare­
cet eensum daré C itsa ri, an non ? ce de esto , ¿es ó 110 es lícito á los j u ­
díos , pueblo de D io s , pagar tributo á
C e sar1 ?
1 8 Cognita autem Jesús nequitia eo­ 18 A lo cual Jesús, conociendo su re­
rum , a it: Quid me tcntatis, hypocritcb? fin a d a m alicia , respondió : ¿ Por qué
me ten táis, hipócritas?
1 g ostendite m ih i num ism a census. 19 enseñadme la moneda con que se
A t illi obtulerunt e i denarittm. paga el tributo. Y ellos le mostraron
un denario.
a o E t ait illis J esú s: Cttjus est {ma­ s o Y Jesús les d ijo: ¿De quien es es­
go hcKc, et superscriptio ? ta im a ge n , y esta inscripción ?
a i Dicunt e i : Ccesaris. Tune ait illis: a 1 Respóndanle: De Cesar, Entonces
Reddife ergo qu.ee sunt Cetsaris Ceesari-, les re p licó : Pues dad i Cesar lo que
ct qucc sunt D e i , Deo. es de Cesar, y A Dios lo que es de Dios.
22 E t audientes m irati s u n t , et re­ 22 Con cuya respuesta quedaron ad­
licto eo abierunt, mirados , y dejándole se fueron..
In illo dic accesserunt ad eum — A quel mismo dia vinieron los
Sadduccei, qu i dicunt non esse resur- Sadduceos, que niegan la resurrección,
rectionem ; et interrogaverunt eum , á proponerle este caso:
2 4 dicentes: Magister t Moyscs dixit: 24 M aestro, Moysés ordenó que si al­
S i quis mortuus fu e r it non habens f i ­ guno muere sin hijos, el bermano se
lium , ut ducat fr a te r ejus uxorem case con su m u g e r, para dar succesion
illi u s , et suscitet semen fr a tr i suo. á su hermano.
25 E ra n t autem apud nos septem fret­ a 5 Es el caso que babia entre nos­
ires : et prim us , uxore ducta , d ifu n ­ otros siete hermanos. Casado el prime­
d a s e s t : et non habens sem en} reliquit ro , vin o á m o rir , y 110 teniendo suc-
uxorem suam fr a tr i suo. cesio n , dejó su m uger á su hermano,
26 Sim iliter secundus, et iertiust us­ 26 Lo mismo acaeció al segundo t y
que ad septimum. al tercera, basta el séptimo.
27 Novissimé autem omnium et m u- 27 Y despues dé todos ellos m urió la
lier defuñeta est. ■ m uger.
28 In resurrectione ergo cujus erit de 28 Ahora pues, asi que llegue la re­
septem u x o r ? omnes enim habuerunt surrección , ¿ de cuál de los síele ha de
eam. ser m uger, supuesto que lo fue de todos?

1 Véase Herodianos.
2 Príncipe exirangero é idólatra, ilegitimo y viólenlo.
64 S an M a t h e o.
29 Respondens autem J esú s, ait illis: 29 A lo que Jesús les respondió : M uy
"Err a lis , nescientes Scripturas, ñeque errados andais , por no entender las Es­
•virtuiem JDei. critu ras, ni el poder de Dios.
3 0 In resurrectione en im , ñeque nu- 3 0 Porque despues de la resurrección
b e n t, ñeque nubentar .- sed erunt sicut n i los hombres tomarán m ugeres, ni
angelí D e l in catlo. Jas mugeres tomarán maridos; sino que
serán como los ángeles de Dios en el
cielo.
3 1 D e resurrectione nulcm mortuo- 3 1 Mas tocante á la resurrección do
rum non legistis quod dictum est a Deo los muertos ¿ no habéis leído las pa­
diccnte vobis : labras que Dios os tiene d ich a s:
3 a Ego sum D eus Abraham., et D eus 3 a Y o soy e l Dios de A b ra h a m , el
Is a a c , ct D eus Jacob ? Non est D eus Dios de Isaac y el Dios de Jacob ? A ho­
mortuorum , sed viveniíum. ra p u e s , Dios no es Dios de muertos,
sino de vivos.
33 jEt audienlcs turbee, mirabantar 33 Lo que habiendo oido el pueblo,
in doctrina ejus. estaba asombrado de su doctrina.
34 Phariscei autem audientes quod — 34 Pero los F ariseos, informados de
silentium imposuisset Sadducctis , con- que había tapado la boca á los Saddu­
venerunt in u n u m : ceos , se m ancom unaron:
35 et interrogavit eum unus e x eis le~ 3 5 y uno de ellos , doctor de la ley,
gis doctor ¡ tentans eum : le preguntó para te n ta rle :
36 Magister, quod est mandatum ma~ 36 M aestro, ¿cu á l es el mandamien­
gnum in Lege ? to principal de la Ley ?
37 A it illi Jesú s: D iliges Dominion. 37 Respondióle Jesús: Am arás al S e -
D cum tuum. e x ioto carde tu o , et in to- iíor Dios tuyo de todo tu corazon, y
ta anima t u a , ct in tota mente tua. con toda tu a lm a , y con toda tu mente.
3 8 I I qc est m áxim um etprim um m an­ 38 Este es el máximo y prim er man­
datum. damiento.
3 9 Secundum autem sim ile est hu ic: 3 g E l segundo es semejante á este,
D iliges proxim um tu u m , sicut teipsum. y es: Am arás á tu prójim o como á t í
mismo.
4 o In his duobus m andatis universa 4 0 E n estos dos mandamientos está ci­
le x pendet , et prophetd:, frada toda la ley y los profetas.
4 1 Congregatis autem P h a risceis, in­ 41 Estando aqui juntos los Fariseosj
terrogavit eos Jesús , Jesús les hizo esta pregunta:
4a dicens: Q uid vobis oidetur de C/tri- 42 ¿Qué os parece á vosotros del Chris-
Jito? cujus Jilius est ? D icunt e i : David, to ó M esías? ¿de quién es liijo? D ícen-
le: de D avid.
43 A it illis : Quomodo ergo David in 43 Replicóles: ¿Pues cómo David en
Spiritu oocat eum D o m in u m , dicens : espíritu profético le llam a su Señ or,
cuando dice:
44 D ix it D om ínus Domino m e o : se­ 44 D ijo el Señor á m i S e S o r: siéntate
de a dextris m e is , doñee ponam ini- á m i diestra, mientras tanto que yo
micos tuos scabellum pedum tuorum ? pongo á tus enemigos por peana de tus
pies ?
45 S i ergo D avid vocal citm Dom i­ 45 Pues si David le llam a su Señor,
num , quomodo filiu s ejus est ? ¿cómo cabe que sea hijo suyo?
4i5 E t nemo poterat ei responderé ver­ 46 A lo cual nadie pudo responderle
bum : ñeque ausus fu it quisquam e x una palabra : ni hubo y a quien desde
illa die eum am plius interrogare. aquel dia osase hacerle mas preguntas.
CAPÍTULO XXIII.

Condena Jesús el rigor extremado de los fariseos en la doctrina que ense­


ñan al pueblo: habla de su hipocresía y soberbia : de las falsas explicacio­
nes que dttii d ía L e y : de la muerte violenta de los profetas ¿ y de la ruma
de Jerusalem.

i 1 une Jesús loaitus est ad turbas, 1 tLntonces dirigiendo Jesús su pala­


el -ad discípulos suos , bra a l pueblo, y á sus discípulos,
,2 dicens: Super cathedram. Moysi sc- 2 les dijo : Los Escribas ó doctores
derunt Scríbcc et Pharíscci. de la f e y y los Fariseos están senta­
dos en la cátedra de Moyséí.
3 . Omnia ergo qucccumque dix.erint vo­ 3 Practicad pues, y haced iodo lo que
bis , servóte , et facite : secundum ópe­ os dijeren: pero no arregléis vuestra
ra vero eorum nolite fa cere: dicunt conducta por la su ya ; porque ellos di­
enim et non faciunt, cen lo que se debe luicer y no lo hacen.
4 Alligant enim onera grama, et im~ > 4 E l hecho. es que v a n . liando cargas
portabilia, et imponunt in humeros bo­ pesadas, c insoportables, .y las ponen
rnínum. ; áigito auiem. suo nolunt ea mo— sobre los hombros de los dem as, cuan­
vae. do ellos no quieren ni aplicar la punta
de el dedo para moverlas.
5 Omnia vero opera sua faciunt ul vi- 5 Todas sus obras las hacen con el fia
deunlur ab hominibus: dilatant enim de ser vistos de los hombres: por lo
pbylactcria su a , et magnificant fim ­ mismo llevan las palabras de la L ey en
brias. filacterias mas an ch as, y mas largas las
franjas ú orlas de su vestido.
6 Amant autem.. primos reeubitus in 6 A m an también los primeros asien­
ecenis, et primas ■caí/tedras in syna- tos en los banquetes i y las primeras si­
g°¿‘ S , llas en las sinagogas,
.7 et salulatíones in foro, et vocari ab 7 y el ser saludados en la p laza, y
hominibus Rabbi. que los hombres les den el título de
Maestros ¿ Dadores.
8 ■ Vos autem nolite vocari Tuibbi: unus - 8 Vosotros por el contrario no liaheis
eft enim Mpgister vester, omnes. autem de q aereí ser saludados .Maestros: por­
vos fratres estis. ; que uno, solo, es-vuestro M aestro , y lo­
dos vosotros sois hermanos.
g E l patrem nolite yocare vobis super 9 Tampoco habéis de aficionaros ú lla ­
terrum: unus est enim Pater vester, m ar á nadie sobre la tierra p a d r e 1
qui in ccelis est. vuestro-, pues uno solo es vuestro verda­
dero Padre , el cu a l está en. los ciclos.
10 Ncc voeemini. magistri, quia Ma~ : i0\ JNi debeis preciaros de ser llam a­
gisfer vester unus est t Christus, dos Maestros; porque el Christo es vues­
tro único Maestro.
11 Qui major est vesírum , erit mini- 11 E n f i n , e l m ayor entre vosotros*
Stcr vester. ha de ser ministro ó criado vuestro.
12 Qui autem se exaUaverit} hutni— 12 Que quien se ensalzare, será hu­
habitur; et qui se humiUa verit, exetl— m illado: y quien se hum illare , será en­
tabitur. ________ _ salzado......... — - - .......................

j Los judíos solían l l a m a r *1 rábido 6 doctor principal <lé la sinagoga.


T om. Yr. £
66' S an 1W A T H E o,

13 ViV autem vobis Serila: et P h a ri- — i 3 Tero ¡ a y ttc vosotros Escribas y


S(vi hypocrifa:, quia clauditís regnum Fa riscos hipócritas! que cerráis el reino
ro'Iorum ante hom.incs: vos enim non . ele los ciclos á Jos homares: porque ni vos-;
iiilrutis, nec- introeuntcs sínitis intrare. oíros entráis, ni elejáis entrar 4 lo sq u c'
entrarían impidiéndoles que crean en mí.
j 4 Ven colis Scribec et Pharisoci hypo- 1 4 ¡ A y de vosotros Escribas y F ari­
erila:, quia comed¡fis domos viduarum, seos hipócritas ! que devoráis las casas
crationes tongas ora nie s p r o p te r hoc de las viu d as, con e l pretexto de hacer
amplius accipietis judicium. largas oraciones: por eso recibiréis sen­
tencia m ucho mas rigorosa1.- 1
j-5 Vas vobis Seriba: et Pharisctí hy~ 1 5 ¡ A y de vosotros Escribas y F a ri­
pOcrUa:, quia eircuitis -mare e.t aridam, seos h ip ó crita s! porque añdais girando
u t'fa cia l is unum proselytum; H citm por m ar y tierra , á trueque dé con verlir
fucrii factas ¡ facitis eum filium gehen- un gen til: y despues de convertido, le ha­
na- duplo quám vos. céis con vuestro ejemplo y doctrina digno
del infierno dos veces mas que vosotros.
1 6 V rt vobis dtices ra c i, qui dicitis, 16 ¡ A y de vosotros guias ó conducto­
Quieumque juraverii per iem pitan , ni- res ciegos ! que decís: E l ju rar uno por
h it e s t: 'qui autem ju ra v erit in auro el templo no es nada, rio o b l i g a mas
te m p lid e b e t. quien jura por el oro del tem p lo, está
obligado.
17 Stulfi et eareí'i quid enim. majus 17 ¡N ecios y ciegos! ¿qu é vale mas,
est , aitrum , an temphim , quod saneft- el oro, ó el tem plo, que santifica al
ftial aurum ? oro?
1 8 E t quieumque jurnverit in altar i^ j 8 V si alguno (decís') jura por el a l­
nihil es! : qiticumque autem juraverit ta r , no importa: mas quien járarí; pnr
in dono., quod est super illud, deleí. ■ la ofrenda puesta sobre él , ze hace
deudor.
1 $ Cccci? Quid enim majus est', do- 19 ¡C ieg o s! ¿-Q ilévale m as, lá ofren­
Tium an altare , quod sanctifiral doman? da-, ó el a ltar que fdntifioa la ofrenda?
fio Qui ergo jurat in aliari, jurat in 20 Cualquiera pues que jura por el
eo, et. in ómnibus qua: super illud sunt. a lta r, jura por é l , y por todas las co­
sas que se ponen sobre él,.
S i Et- quicwmquc juraverit m templo, 21 Y quien jura por el te m p lo , jura
jurat initio, et in eo qui. habitat- in ipso. por-él , y pór aquel Señor que le habita.
22 E l qui jurat itf ccelo, jurat in 22 Y el que jura-por el r ie lo , jara
thronq D e i, et in to qui sedet sitper eum, por el trono de D io s, y por aquel qúc
está en él sentado.
s 3 Vct vobis Seriba: et Phariscei hy- 23 ¡ A y de vosotros Escribas y F ari­
pocritce , qui dccimatis'mentham, et ane- seos hipócritas! que pagais diezmo has-
thumy et cyminum r etJ reíiqu/stis quce ia de la yerb a-b u en a, y del eneldo, y
graviora sunt Legis judicium , ct- m i- ■ del' com ino, y halieis abandonado las
sericordiam, et fidem-. Flcccoportuil. f a - cosas más esenciales de la L ey, la justi­
cere, tt’ illa non omitiere,.} " cia-, la miserirortl ¡a y l& buena íc. Es­
tas debierais observar, sin omiti r aquel las.
Due.cs' torcí ¡ excolantes' cltlicem, 24 ¡O h guias ciegos! qué coláis cuan­
camelum autem glutientes. to bebéis , por s i hay un m osquito, y os
tragais un- camello.

1 Porque aljusáis (le lijs cosas sanias paiu, vi avaricia.


C A; p J T U L ó X. XI Í Í. 6y
¡ ¡a 5 ycet vobis •Scríbce et .Pfutrisóci liy - a 5 ¡ A y de vosotros Escribas y F arí­
pocrittíti, quia m undatis quod deforis feos hipócritas ! que Limpiáis por defue­
est calicis et paropsidis r i tifus autem ra la copa y el plato; y por dentro en
plpni estis rapiña t et inm unditia. el corazon estáis llenos de rapacidad, é
inm undicia.
26 Phariscee ¿<tce, m anda priiis quod 26 ¡ Fariseo ciego ! lim pia prim ero por
i nius est calicis el paropsidis, udentro t.fia t la copa y el plato, si quieres que
id , quod deforis est , muiidum. lo de afuera sea limpio
2 7 F ’as vobis StTtfjcu el P lia risíti hy— 2 j ¡ A y de vosotros Escribas y F ari­
pocriftZ, quia sím iles estis sepulchris seos hipócritas! porque sois semejantes
dealbális , qucc á fo r is parent liomini- á los sepulcros blanqueados, los cuales
bus speciosti, i tifus vero plena sunt os— por afuera parecen hermosos á los hom­
sibits mortuorum, et omiti spurcilia. bres, mas por dcnlro están llenos de
huesos de muertos , de lodo género de
podredumbre.
28 Sic ct oos a fo r is quidem paretis 2$ A si también vosotros cu e l.e x te ­
Hominibus j u s t i ; intus autem p íen l es— rior os mostráis justos á los hombres:
tis hypocrisi, ct iniquitate. mas en el interior estáis llenos de hi­
pocresía, y de iniquidad.
29 V tt vobis Ser iba: et Pharíscci hy— 29 ¡A y de vosotros Escribas y F ari­
pocritcc, qui oedificatis sepulchra pro- seos hipócritas! que fabricais los sepul­
phetarum , ei ornaiis monumenta ju ~ cros de los profetas, y adorna is los mo­
storum , ■ numentos dé los justos,
3 o et dicitis: S i fu issem u s in diebus 3 0 y decís: Si hubiéramos vivido en
patrum nos/rorum, non essemus s o d í , tiempo de nuestros padres, no hubiéra­
eorum in san guiñe prophelarum., mos sido sus cómplices en la muerte de
los profetas.
. 3 1 Ilaque testimonio estis vobismeti- - 3 1 Con lo que dais testimonio contra
psis , quia fili.i estis eorum , qu i p ro- vosotros m isinos, de que sois hijos de
phetas ccciderunt, los que mataron 4 los profetas.
.. 3a E t eos im plete, mensuram patrum . 3 á Acabad pues de llenar la medida
cesfrorum. ;, . ,dc vuestros padres haciendo m orir a l
Mesías. ..\i
33 Serpentes , genim ina' pipem rum , 33 ¡Serpien tes, raza de víboras! ¿có­
quopiodo fugietis 4- judicio -gehenncu ? - mo sera posible que. eviteis el ser con­
denados al fuego del iiiiierno *?
34 Ideo, ecce ego mitto ad vos prophe- 3'4 Porque hé aquí que yo voy á en­
fa s , et sapientes, et ser ib a s, p t e x illis viaros profetas, y sa b io s,.y escribas , y
o ccid etiset. cruáfigetis ¡ et e x ,ei#¿/7a~ de ellos degollareis . á.,tinos, crucifica­
gellabilís in synagogis^estris;, et\pefr- reis á o tro s, á otros azotareis en vues­
$eijuffiún dp ciyitaie in civÜafetfrf > tras - sinagogas ,, -y1. los andaréis ■ persi­
. j " , í : í . ' . - ■ ■ 1- : ! ■ r -1 r i : ■ guiendo de ciudad en ciudad^»-., .
;. 3 ¿, fit super. vos, oto nis sanguís 35 para que recaiga sobre vosotros to­
ju stu s i qui effusus est super ferreim, á da la sangre, inocente derramada sobre
sa_nguine Abel, ju sti’ tisque ari sangui- la tierra, desde la sangre del justo A b el
P ?™-.^ac/iftficc.;, f i i (V,, Barat-hick f \quim hasta <la .sangre de. Z ailiárias*, hijo ,de

-^*^a.^mM^tu-co«i*oftiry.4o-'B«fán-ks-ac-— d r o - y ./ p .; jrSarvPablo y San-Bernabé X III.


ciones. 5o.
. a ; y i s A í & , ] j t f i e n i o , ¡ , 1 ; -,¡ •...*•> ~4 Si Juan Chrysóstomó eré fe que este Zacl li­
3 Ooiuo^l apostol Santiago, á quien hicie­ rias es aq-iel de quien se habla II. Par. v. 10.
ron cortar la. cabeza, Jet, X II. v . i . : á San Véase Templo y Altar.
Eüleban P'II. v. S j. : A San Juan y San
E 2
68 S an M A T H E O.
occidistis inter templum ei altare. B aracluas, ¿ quien matásteis cutre el
templo y el aliar,
36 A m en dico vobis, venient hcec o— 36 En verdad os d igo , que todas es­
m nia super generationem istam. tas cosas vendrán á caer sobre la gene­
ración presente *.
3 7 Jerusalem , Jerusalem , qua: occi- 3 ^ ¡Jerusalem ! ¡Jerusalem ! que ma­
dis prophetas, et lapidas eos qui ad te tas á los profetas, y apedreas á los que
m issi su n t, quoties voluí congregare f i ­ á tí son enviados, ¿ cuántas veces quise
lies titos, quemadmodum gallina con­ recoger á tus hijos, como la gallina re­
grega}- pullos sitos sub a la s, ct noluisti? coge ásus pollitos bajo las alas,' y tú no
lo has querido?
38 Ecce relinquelur vobis domus va- 38 Hé aquí que vuestra casa va á
stra deserta, quedar desierta *,
3 f) Dico enim vobis, iton me videbitis 3 9 Y asi os digo: en breve y a no me
am odó, doñee d ica tis: Benedictas qui veréis m as, hasta tanto que reconocién­
venit in nomine D om ini, dome por M esías d igáis: Bendito sea. el
que viene en nom bre del Señor.

CA PÍTU LO XXIV.

Predice Jesús la ruina de Jerusalem y del templo } y anuncia ú sus discí­


pulos lo que sucedería durante la promulgación del evangelio , y en su se­
gunda venida. Les encarga que esten siempre en vela para que lá segunda
venida no los coja desprevenidos.

1 E t egresus Jesús de templo, ibat. 1 Salido Jesús del templo, iba ya an­
iEl aceesseruni discipuli ejus , u t osten- dando, cuando se llegaron á él sus dis­
derent e i cr.dijicalioncs templi. cípulos1, i fin de hacerle reparar en la
fábrica del templo.
2 Tpse autem respondens d ix it illis: 2 Pero él les dijo: ¿Veis toda esa
Vid.et.is hcec omnia ? A m en dico vobis, gran fábrica ? Pues yo os digo de cier­
non relinquelur lúe lapis super lapidem , to , que no quedará de ella piedra so­
•qui non destruatur; bre piedra.
3 Sedente autem eo super Montem o li- 3 Y estando despues sentado en el
veti, accesserunt ad eum discipuli se­ Monte del o liv a r, se llegaron algunos
cretó, d icen ies: D ic nobis, quando litzc de los discípulos y le preguntaron en
erunt ? et quod signum adventus iui, secreto: D ín o s, ¿cuándo sucederá eso?
et ¡consummationis sccculi? I y cuál será la señal de tu ven ida, y
del fin del mundo?
- 4 E t respondens Jesús d ix it eis: V i- 4 A lo que Jésus les respondió: Mirad
dete ne <]uis vos seducát. que nadie os engañe.
- 5 M ulti enini venient in nomine meo, 5 Porque muchos han de ven ir en mí
dicentes: Ego sum Christus : et m ullos nombre , diciendo: Y o soy el Christo ó
scducent. M esías3 : y seducirán á mucha gente.
■- 6 A u dituri enim estis prcelia , et opi- 6 O iréis asimismo noticias de batallas,

• 1 Cerca de 4 ®ános despues sucedió la en­ de Dios había de librarlos del yugo’ o domina­
tera destrucción de Jerusalem. ción extranjera ; y asi es que llamaban liber­
2 Ciudad y templo serán arruinados. tadores de Israel á todos los que creían envia­
3 Les judíos creían que el Mesías ó enviado dos de Dios.
C a p í t u i o. XXIV.
niones prxliorum . y¿dete ne turbemini; y rumores de guerra. No hay que tu r­
Opartet enim hete f i e r i , sed nondum est baros por e so : que si bien han fie pre­
fin ís. ceder estas cosas, no es todavía esto el
térm ino.
j Consurget enim gens in geniem , ei 7 Es verdad que se armará nación
regnum in regnum , et erunt pestilcn- , contra nación ? y un reinó contra otro
tice, et fa m e s , et terratmolus per loca. re in o , y habrá pestes, y ham bres, y
terremotos en varios lugares.
, 8 Ilvec autem omnia initia sunt dolo- 8 Empero todo esto aun no es mas
rum . ' ■ que el principio de los males.
g Tune trádeht vos in tribulationcm, 9 E n aquel tiempo seréis entregados
et occident vos; ei eritis odio ómnibus á los magistrados para ser puestos cu
gentibus propter nomen meum. los tormentos, y os darán la m uerte: y
sereís aborrecidos de todas las gentes
por causa de mi nombre por ser discí­
pulos míos.
i o, JSt tana scandálizabuntur m ulti, 10 Con lo que muchos padecerán en-,
et invicem iradent, et odio habebant in- tonces escándalo, y se harán traición
vicem. ", unos A otros, y se odiarán recíproca­
1 .
mente.
i i E t m u lti pseudoprophetce surgent, 11 Y aparecerá u n gran número de
et seducenf multos. falsos profetas que pervertirán á mucha
gente.
- iü ,-S t quoniam : abundaba■ íniqt litas, 13 Y por la inundación de los vicios,
refrig éscetch a ritá s.im u lto ru m . se resfriará la caridad de muchos,
1 3 qui autem ,pérseveráverit usque in 1 3 Mas el que perseverare hasta el fin,
fin e m , hic salvus erit. fise se salvará.
’. i í E t, prccdicabitur hoc JEvangelium ¡ 4 Entretanto se predicárnoste E van­
rsg n i,ín, universo', orbé > iá testimóniám gelio del reino de D ios en todo el m un­
OmnífyiM gentibus;: .et vtunc ven id con- do?,. én testimonio para todas las nació—
sumínatio. , i: ■,: n es: y entonces vendrá el f in ..
j 5 Citm ergo vi&eritis abominationem 1 5 Según esto, cuando vereis que está
desoiatívnís, qucc dicta est; á D a n ie le establecida en el lu gar santo la abomi­
propheta, stantem in loco sancto: qui nación desoladora que predijo el profeta
le g it, intelligat; Daniel (quien lea esto-, nótelo bien):
1 § tufic qu i in. Judoca s u n t , fiig ía n t 16 en aquel trance los, que moran en
ad m ontes: Judea , huyan á los montes:
í.*_7 >-.et qui¡ in tecfp.,, non. descendat ¡io~
-i 7 * y el que está en' el tcrrado, no báje
lle%e.&liqtiid,¡de :df>7n o ¿üa.i .j l i,: , - ó ó ,efitrs .&, sacax cosa de sucasá;
>.' '
■í 8. eí $ui-Mi agrQ, non irccgrfatur to - i í y el qu.e se halle en el campo, no
llere tunicam suam . vuelva á coger su túnica (í ropa,
19 V # ,tm(em prvegnantibus et m i - ■. * 9 i P e ro a y de las ique esteh -« i cin ta
fjri¡e(íti¿¡mf ) -; 'i ! ; ; . V ,• ó crian d o y « o puedan, huir .apriáa en
-'I 1;(-■:'> \ Y ■ -] ■
; aq u ello s d ias!
20 Oretfft ¡autent- ift non ftai,fugfi. vesr1 20 Rogad pues cí D ios que vuestra
tra in ht'eme, vel sabbato : huida no sea en invierno ó Cn sábado
en qüe se piiede cam inar p oco:
21 erit enim tune tríbulatio magna, 21 porque será tan terrible la trib u -
quatis non f u it ab initio 'murídi usque. lacioií entonces , que no la hubo seme­
m o ñ o ,‘ttequefiét.' ' jante desde él principio dé] mundo hasta
a h o ra , n¿ la habrá jamas.
a a *Ét ñ isi breviatí fu isse h t dies illi i > y, á¡. no , acortarse, aquellos días,
Tom. V. E 3
7° S an M a t b e o ,
non f c r c t salva omnis ca ro : sed pro- ninguno se s a lv a r ía ; mas abreviar­
pier d e d o s breviabuntur dies illi. se han por amor de los escogidos.
23 Tune s i qitis vobis d ix e r it : Ecce 23 En tal tiem p o , si alguno os dice:
h'/c est Christus , aut ül'ic : nolite cre- el Christo ó Mesías está aqui ó alli, no
dere. le creáis.
a 4 Surgenl enim pseudochristi, ct 24 Porque aparecerán falsos christos y
pseudoprophei.ee , et dahunt signa m a­ falsos profetas, y harán alarde de gran­
gna , et prodigia, Ha ut in errorem in-~ des m aravillas y prodigios; por manera
ducantur ( s i fie r i p olest) etiam electi. que aun los escogidos (si posible fuera)
caerían en error.
25 Ecce prcedixi -vobis. 25 Y a veis que yo os lo he predicho.
26 S i ergo d ixerint vobis , Ecce in 26 A si aunque os d igan , B é aqui a l
deserto e s t , nolite exire ; ecce in pene- Mesías que está en el desierto, no vayais
tral ¿bus, nolite credere. a llá ; ó bien: M irad que está en la parle
mas interior de la ca sa , no lo creáis.
27 Sicut enim fu lg u r e xit ab Oriente, 27 Porque como el relámpago sale del
et paret usque in Occidentem : iia erit O rie n te , y se deja v e r en un instante
ei adven fus F i l i i hom inis. basta el O cciden te, asi será el adveni­
miento del H ijo del hombre.
2 8 Ubicumque fu e r it corpus, illic conr- 28 Y donde quiera que se hallare el
gregabunfur et aquilcc. cuerpo, a lli se juntarán las á g u ila s 1 .
29 Statim autem post tribulationem 29 Pero luego despues de la tribula­
dierum illo ru m , sol obscurabitur, ct ción de aquellos di as, el sol se oscure­
luna non dabit lumen suum , et s í ella: ce rá , la luna no alum brará y y las es­
cadenl de c«r/o, et virtutes coelorum trellas caerán del cielo , y las virtudes
com.movebuniur: ó los ángeles de los cielos tem blarán 1 :
3 o ct tune parebit signum F ili i homi­ 3 o Entonces aparecerá en el cielo la
n is in ccelo^rct tune plangent omines tri­ seííal del B ijo del hombre, á cuya vista
bus térra: : e l videbunt F iliu m hom inis todos los pueblos de la tierra pi’orumpirán
renientem in nubibus c a li cum virtute en llan tos: y verán ven ir al B ijó del
m ulla , el majestate. ' hombre sobre las nubes resplandecientes
del cielo con gran poder , y magestad:
Z i E t miitet angelos suos cum tuba, 3 1 E l cual enviará susvángeles , que á
et eoce m ag na : et congregabunt electos voz de trompeta sonora congregarán á
ejus á quatuor oen tis, á. sum m is coelo­ sus escogidos de las cuatro parles del
rum usque ad términos eorum. m u n d o , desde u n horizonte de cielo
hasta el otro.
32 A b arbore autem f ic i discite para­ 32 Tomad esta comparación1 sacada
bolam : citm ja m ram us ejus tener fue~ del árbol de la-higu era: cuando sús ra­
rit , el fo lia nata , scitis quia prope est mas están y a tiernas, y-brotan las bojds,
a sta s: conocéis que el verano está c e rc a :
33 ita et vos cum videritis hatc omnia, 33 pues asi también , cuando vosotros
scitoté quia prope est in ja n u ís. viereis todas estas cosas, tened por cierto
que ya el H ijo del hambre está para
lle g a r, qué está y « á la puerta.

1 Proverbio vulgar con que los hebreos de­ ave de rapiña.


notaban una repentina desolación. Parece 1 Semejantes expresiones son metafóricas,
que por cuerpo entendió Jesu-Cbrislo la po­ ó emblemáticas, y suelen usarse por varios
blación de Jerusalem , y por águila ai ejército profetas para signilicar alguna liorrcnda cala­
romano. Es de advertir que el nombre de midad de un país. Véase Tinieblas.— Figura.
águila signilica, según el texto griego, toda
C a p itu lo XXIV. 71
34 A m en dico vobis, quia. ñon prixtcr- 34 Lo que os aseguro es que 110 se
ibit generatio hcec, doñee omnia hcec acabará esta gen eración , hasta que se
fiant. ■cum pla lodo, e s o1 .
35 Coslum ct ierra tra n sib u n l, verba 35 E l cielo y la tierra pasarán , pero
autem mea non praeteribunt. mis palabras 110 fallarán.
36 D e die autem illa et hora nenio 36 Mas cu órden al dia y i la hora
s c it , ñeque ángeli coelorum , n isi solus nadie lo: sabe, n i aun los ángeles del
Pater, ciclo , sino solo mi Padre.
37 Sicut autem in diebus Noe , ila 3 y L o que sucedió en los días de Noé,
erit ct adventus F ili i hom inis : eso mismo sucederá en la veuida del
H ijo del hombre:
38 .sic.u.t enim erant in diebus ante 38 porque asi como en los días ante­
diluvium comedentes et bidentes, n u - riores al diluvio proseguían los hombres
bentes et nuptui tradentes , usque ad comiendo y bebiendo a , casándose y ca­
eum diem } quo intravii Noe in arcam, sando á sus hijos, hasta el dia mismo
de la entrada de lío é en el a r c a ,
3 9 cí non cognoverunt doñee venit d i- 3 9 y 110 pensaron jamas en el diluvio
luvium. , et tulit omnes : ita erit et ad­ hasta que le vieron comentado, y los
ventus F i l i i hominis, arrebató á todos: asi sucederá en la ve­
nida del Hijo del hombre. ,
4 o Tune dúo erunt in a g r o : unus 4 0 Entonces de dos hombres que se
assumetur , et unus relinquetur hallarán juntos en el campo , uno sera
tomado ó libertado, y el otro dejado ó
abandonado :
4 i .dua: malentes in m ola : una assu­ 41 estarán dos mugeres moliendo en
metur , et una relinquetur, un m olino; y la una será tomada o se
salvará , y la otra dejada y perecerá,
42 Vigilale ergo ,: quia nescitls qua 43 Velad pues vosotros, ya que no sabéis
hora Dom inus vester venturus sit. á que hora lia de venir vuestro Señor.
43 Illu d autem scilo le , quoniam s i 43 Estad ciertos , que si u n padre de
scíret paterfam ilias qua hora f u r ven­ familias supiera á qué hora le había de
turas e ss e t, vigilaret utique , et non $i- asaltar el ladrón , estaría seguramente
nerei perfodi domum suam , en vet a, y nú dejaría m inar su casa.
44 Ideo et vos estofe pnrati: quia. qua 44 Pues asimismo estad vosotros igu al­
nescitis hora , F iliu s hom inis venturas mente apercibidos: porque á la hora
est, que menos penséis, lia de ven ir el H ijo
del hombre.
Q uis , putas , est Jidelis servus, et 45 ¿Q u ién pensáis, que es e l siervo
prudens, quem constituit dominas suus f i e l , y prudente , constituido por. su
super fa m ilia m suam , u t det illis ci~ Seiíor mayordomo sobre su fam ilia, pava
bum in tempore? repartir á. cada uno el alim ento A su
tiem po?
46 B ea ta s Ule servu s, quem cum ve— 46 Bienaventurado el tal s ie r v o , á
nerit dominus e ju s , invenerit sic f a - quien, cuando venga su Señor, le hallare
cientem ; cumpliendo asi con su obligación
-■47 amen dieo vobis, quoniam super 47 en verdad osdigo , que le encomen­
omnia bona sua constituet eum. dará el .gobierno de toda su hacienda.

1 En la destrucción de Jerusalem, iigura del rpúyrú de que se usa a q u i, denota el comer


fin del mundo. de los brutos: de.donde viene el verbo cas-
2 Como brutos anímales. El verbo griego lellano tragar.
E4
^2 S an M atheo.
48 S Í autem d íxcrit m alus servus iíle 4 & Pero si este siervo fuere malo , y
incorde suo: M oram facit dominus meus dijere cu su corazon: M i amo no viene
veñire.: ■tan presto:
4g et coeperit pcrcutere conservas suos, 49 y con esto empezare á m altratar á
manducet autem et bibat cum ebriosis; sus consiervos, y á comer y bcLer con
los borrachos:
5 0 veniet dom inus seroi illius in die, 5 o vendrá el amo del ta l siervo en el
qua non sperat, ct h o ra , qua ignoi'at: dia que 110 espera, y á la hora que me­
nos piensa:
5 1 et divid et e u m , partemque ejus S 1 y le echará en liora mala * , y le
ponet cum hjpocriiis; illic erit J lc tu s , ut dará la pena que á los hipócritas ó
stridor denlium . siervos infieles: a lii será el llo ra r, y el
cru jir de dientes.

CAPÍTULO XXV.

Parábolas de las diez 'vírgenes, y de los talentos; en las que Jesús


manda estar en ,%>ela y ejercitar las buenas obras , para que no seamos
condenados en su segunda venida y último juicio .

1 T u n e sim ile erit regmim axlorum 1 XLntonccs el reino de los cielos será
dccem virginil/us: qum accipicntes lam — semejante á diez vírgenes : que tomando
pades s u a s , exierunt obviam sponso et sus lám paras, salieron á recibir al es­
sponscc. poso y á la esposa.
3 Quinqué áutem e x eis erant fatu a :t a De las cuales cinco eran n e cia s, y
ct quinqué prudentes: cinco p rud en tes:
3 sed quinqué fa tu c e , ácceptis lampa- 3 pero las cinco necias, al coger sus
dibus, non sumpserunt oleum secum. lám paras, no se proveyeron de aceite.
4 Prudentes verá acceperunt oleum in 4 A l co n trario , las prudentes junto
va sis suis cum lampadibus’. con las lámparas llevaron aceite en sus
vasijas.
5 Moram autem faciente sponso, dor- 5 Como el esposo tardase en ven ir, se
mitaverunt om nes, et dormierunt, adormecieron to d as, y a l fin se queda­
ron dormidas.
6 Media auiem nocte clamor fa ctu s 6 Mas llegada Ja media noche #e oyó
e s t ; Ecce sponsus v en it, exite obviam. una voz que g rita b a : M irad que viene
ei. el esposo, salidlc al encuentro.
7 T une surrexerunt omnes virgines 7 A l punto se levantaron todas aque­
illa :, ct ornaverunt lampades suas. llas vírgenes, y aderezaron sus lámparas,
8 Fatua; autem sapientibus dixerunt: 8 Entonces las necias dijeron á las
D ate nobis de oleo vestro: quia lampa- pruden tes: Dadnos de vuestro aceite:,
des nostree extinguurrtw, porque nuestras lámparas se apagan.
9 Responderunt p rudentes, dicentes: 9 Respondieron las p ru d en tes, di­
N e fo rte non íufficiat nobis- et voÓis, ciendo ■ ■No sea que este que tenemos

I Donde la vulgaia dice, et dividet eum, di- 1adoros de los contratos. Estos se ratificaban
ee el texto griego in^o-o/íé^ significa también dividiendo en parles la víctima. Véase Sacñ-
¿erá serrado : suplicio que se daba á los v io- , Jicio.
G a ir i t tj L-ó X.'X-V, 7$
ite potiiis ad vencientes, et emite po— no baste para nosotras y p á r a Vosotras,-
bis. mejor es que vayais á los que le ven­
den , y compréis el que os lalta,
io D um autem. irent em eré, veríit 10 M ientras iban éstas á comprarle,
spo n sus, et, quce parata, erant j intra— vino, e l e s p o s o ' y ’ las qu'e'estaban
verunt cum eo ad n u p tia s, et clailsd preparadas , entraron con el -á' las 'bo­
est /anua. ' ' ■1 ■'' - ' ' - das , y se cerró la ’ puerta,1- 11 ;
n- Nonissimé, vero veniunt et reliqúoc 11 A l cabo vinieron también las ¡otras
virgines, dicentes: D o m in e, Dom ine , vírgenes-, diciendo: ¡S e ñ o r , Señor í
aperi nobis. ábrenos.
12 A t Ule respondens, ait: A m en di­ 12 Pero él respondió, y d ijo : E n ver­
co vobis, nescio vos. ! dad os digo que yo no os conozco*
1 3 V igilale iia q u e, quia 'ncscitis ■diem\ 1 3 A si que , velad vosotros, ya que
ñeque horam, no sabéis ni' el d ia , ui la liora,
1 4 Sicut enim homo peregre profieis- — 14 Porque el Señor obrará como un
cens, vocavit servas su os, et tradidit hombre que yéndose á lejas tierra s, con—
illis bona sua. YOcóásus criados, y les entregó sus bienes,
1 5 U t u n i dedit quinqué ta len ta , a lii i 5- dando al vino cinco talentos, á otro
autem dúo, a lii vero u n u m , unicuique dos-, y uno solo á otro', á cada uno se­
secundüm propriam virtuiem , et profe- gún su capacidad , ,.y marchóse inmedia­
ctus est stalim . tamente.
16 A b iit autem qu i quinqué talento, 1 6 E l que recibió cinco talentos fue,
a e ce p e r a te t oper'atus est in e is, et lu - y negociando con e llo s , sacó de ganan­
eratus est alia quinqué. cia otros cinco.
1 7 S im iliter, ct qui dúo aeceperat, lu- 17 De la- misma suerte *, ; aquel que
cratus est a lia dúo. bahía recibido dos ,' gahó'otros dos. ->
1 8 Q u i autem unum aeceperat ,<abiens Mas el que recibió uno, fué é hizo
Jodit in terra m , et atíscondit pecuniam un hoyo en la tierra , y escondió el
dom ini sui. dinero de su señor.
i g P ost mulluTn vero temporis oenit 19 Pasado mucho tiempo volvió el
dom inus ser eorum illorum t et posuit amo de dichos criad o s, y llamólos A
rátionem cum eis. ■:! . ¡ ‘ cuentas.
20 E t accedens qu i quinqué talento, 20 Llegando el que' había recibido
aeceperat, obtulit alia quinqué talento, cinco talentos, presentóle otros cinco
dicens • D om ine, quinqué talento, ira d i- diciendo: Señor, cinco-fa-lentos mé en­
d isti m ih iy ecce alia quinqué superlú­ tregaste, hé aqur ©tros cinco m as, que
cralas sum . he ganado eon ellos.
- a i A it i ll i dominus e ju s : Euge , ser­ 21 Respondióle su a m o : M uy bien,
ve done, et .j id e lis , quia super pauca siervo b u e n o , siervo diligente , y leal;
f u is t i Jidelis f super m ulta te tonstiiuam , ya qué has sido fiel en lj> poco, yo- te
intra in gaudium dom ini tu i. . ■ > confiaré lo m ucho, ven i tomar par­
te en el gozo de lu señor.
23 Accessit a u tem , ct qu i dúo talenta 22 Llegóse despues el qae había reci­
aeceperat, et ait': D o m in e, dúo talenta bido dos talentos r y dijo: Sefior , dos
tradidisti m ihi} ecce alia dúo lucratus talentos me diste, aqui te traygo otros
sum. ^ dos, qué he granjeado con ellos.. 1
a 3 A it rlli dominus e ju s :, E u g e , ser­ 23 D íjoic su a m o : M uy bien , siervo
ve bone , el Jid elist quia <super pauca bueno y f ie l, pues has sido fiel en pocas
f u is t i jtd e lis , super m ulta te eonsti- cosas , yo te confiaré muchas inas , ven
tua m , m ira in gaudium dom ini tui, á participar del gozo de tu señor.
24 Aecedens auteiti et qui unum ta — 2'4 Por últim o llegando e l que había
lenturn aeceperat, ait: D o m in e, scio recibido un talento ,, dijo : Señor , yo se
7{ . ,'S'AJÑ MaT HíBO, )
quia, JiQfliQ-durus es^i jn e tisu b i -non!ser. eres, un hombre; de re d a condicion,
m in a sti, et. congregas ubi non, spar- que siegas donde 110 has sembrado , y
sisti: , recoges donde no has esparcido :
.25 et tim ens abíi, et abscondí ta len - \25 y asi , temeroso de p erderle, me
turn,, lij,um in ,1errq : pcct itabeb'i quod fu i .y\'escondi ttu 'talento. cu tie rra : aquí
iu w n é s t, I iq tienes lo ¡que. es tu y o i. . , •
26 Respondens autctn: dominusi ejuéf 26 Pero su amo , cogiéndole la p ala-
diocit, ei*:, Serve m a le .\et] piger, Iéciebas bra 'y le íe p lifií y.'dijo :. ¡ Oh siervo ma­
quia meto ubi non s e m i n o e t congrego lo, y perezoso ! t ú , sabias que yo siego
ubi non spursi: donde no siem bro, y recojo donde nada
he esparcido'; . '
27 oporluitergo te. committej'e peen-, 27 pues por eso misino debías haber
niam rncam nuTnjnulüriis^, ei fjcñidns ego dado .á lo s , banqueros 111i d in fim , . para
reccpíssem Utfqiie ;quod Tfteum est cum que yo á la vu elta recobrase .mi 1caudal
usina . t --■ con los íiilereses. »
-2 8 Tolile itaque ab eo talentum , ct 28. E a pues j quitadle aquel talento, y
date e i qu i habet dccem talenta: dádselo a l que tiene dies talentos :
29 om ni enim liabenti - dabiUir , et 29 porque, á q u ien . tiene , dársele ha,
ablindabit; ei fiutem qui non Jiabet, et y estará ; abundante .ó sobrado: mas á
tjuod videtur habere, auferetur abeo. quien no tiene , quitarásele aun aquello
que parece que tiene. . .1
3 o E t inutilem. servam cjicite in te - 3 0 A hora bien-, á ese siervo in ú til
ve.bra s exteriores ; illic erit Jietus , et arrojadle, á las tinieblas de á lucra: alii
stridor dentium. será e l llo ra r y e l cru jir de dientes.
3 i Cum auiem venerit F iliü s hominis - 3.i. Cuando venga;. pues * 1 Hijo ^del
in maj.&tate su&, et omnes angelí cum hombre con toda su.m agestad', y a c o m -
coi, tuna sedebit super,sedem m ajes la tís pañádo. de. todos sus. .ángeles , sentarse
fiuce: : ■', ■
' • ha «ntoncesAen e l trono de .su g lo r ia :
3 s ct congregabuntur ante eum o - 3 a y hará comparecer delante de él á
Tttnes gentes, et separabit eos ab invicem, todas las naciones, y separará á los unos
sicut pastor segregat oves ab liccdis: de los o tro s, como el pastor separa las
ovejas de los cabritos,:. . ‘.-.-.i-.
■33 e l : statuet oves quidem á dextnis . 33 poniendo' las oye jas 6 >sui derecha, y
s u i s , Iwbdos áutem ¿1 sijiistris. ; .1 > los tabritos á- la izquierda 1. v 1 \ > .
34 Tune dicet rcx h is, qui á dextris ■34 Entonces el i-ey dirá á los que
ejus erunt: Venite , benedicti P a lr is mei, estarán á su. derecha: V en id benditos
possidete paratum vobis regnum á con­ de mi Padre , á tomar posesion del rei­
stitu í ione mundi,. no c e l e s t i d l que .os está preparado des­
de el principio del muiido. ■ ;
3 5, É su rip i enim, ct dedislis mtfii man­ . 35 Porque yo tu v eiia m b rc, y ma disteis
ducare: silivi.j et dedistis mifei bibere: de comer i tu v e sed-, y me disteis de
hospes eram , el collegistis me: beber : era peregrino, y me hospedasteis:
36 n u das, et cooperuistis me: infir- 36 estando desnudo , me cubristeis:
m u s , et visitastis m e: in carcere eramf enfermo , y me visitasteis: encarcelado,
ct ttenistis ad mé. y .vinisteis á verm e . y consolarme.
37 Tune respondebunt ci j u s t i i dicen-i 37 A lo cual los justos le responde­
tes : Tiojnine, t/uando te vidimus. esu- rá n , diciejido: Señorj/¿cuándo té ‘ vimos
rientcm , et' pavimus le: sd icn tem , ei nosotros ham briento, y te dimos de co^
dedim us Ubi potum ? m e r : sediento, y le dimos de beber? >

1 E?ech.'X X X IPr v. 17.


Capitulo XX! VI. 75
38 Quando auiem te oidimus hospi- 38 ¿Cuándo te hallamos de peregrino,
i e m , et coJlegimus te: aut nudum, et y té hospedamos: desnudo, y te vestimos?
cooperuimús te? .■
3g Aut guarida te tádimus infiinmum, 3<) Ó ¿cuándo le vimos enfermo, ó en
aut in :carcere, et venimus.adtc? la cárcel, y fuimos á visitarte ?
. 4o- Et respondens rex , dicet illis r 40 Y el rey-en respuesta les-dirá: En
Amen dico vobis, quandiu fecistis uní ex verdad os digo, siempre que lo hicisteis
his fruiribus meis minimis, mihi fe­ con alguno de estos mis mas pequeños
cistis. i . . hermanos^ conmigo lo hicisteis.
4i Tune dicet et his qui a sinistris 4 1 A l mismo tiempo dirá á los que
erunt: Discedile a me, maledictiy in i- estarán cii la izquierda: Apartaos de mí,
gnem cctemum, qui paratas est diabalOy malditos , id al fuego eterno , que fué
el angelis ejus: destinado para el diablo, y sus ángeles
ó ministros
4a Esuriui cnim,et non dedistis mi­ 42 porque luve hambre, y.no me dis-«
hi manducare : sitivii >et non dedistis teis de comer: sed y no me disteis de
mihi potum: . :■11< -' beber:
43-, hospes bram, \et non collegistis. me: ■.‘.43 era'1péregririó, y rio me recogisteis:
nudu&y.et i nón\.cüoperuistis. meo ihfir— desnudó ( y nomine vestísteis :-enfermo- y
mus t et in carcere^ ét,' nop visitasstis me, encarcelado, y no me visitasteis.
44' Tunt res^ondebunt.ei-et ipsi, di— 44"'A ló que replicarán también los
lentes: Domine f quando te vidirmts\ esu- malos: ¡Señor! ¿cuándo te yimós ham-
riéñtem, ‘.aut. sitientem', atit-.hespitcm, biriéhto , ó' sediento j ó peregrino ó
aut nudum^.aut irijirmitTrUj; aut in .car- d e s n u d o ó enfermo, ó Encarcelado , ■ y
cere>-j etnon minisir.auimusviibi. A,\v''V ' « dejamos de asistirte’? '-' ’ ■■
4 5 Tune respendebit •iilís¡¡ ¡idiéeQS) 45 Entonces Ies responderá: Os digo
Amen dico vobis : quánd¡iu ■ non fecistis en véídad : siempre que dejasteis de ha­
uni de minar¿bus his, nec mihifecistis. cerlo con alguno de- estos mis pequeños
-II' ' 1 ;;•> <■im.,11 »> / i hermanos, de-jasteis- de hacerlo conmigo.
1 46| Et ibunt: 1ñi: i/i' [supplieiüirí' celcr— ■■^••Y. en cónsecuhncia'irán"estos alater­
num^ijusti\ autejTii-in vitanz ¿tiemamí!¡ no suplicio, y los justos á la vida eterna..
l"1r ¡jill lll) !]•••( i 1 M■ : j; =;rr1 ir’;. i: !

''C A P Í T Ü L Ó X X V I.

Cena de Jesús en Bethama^( (jpi\de una muger derrama sobre él balsa-


ff1 & , w Q k Á & b f o Á <¡fe (a
r'tyHGMfft de 1Jiifdgs., (Ifistffatpton, fie ia\ ^u^ka^i^tÁa^ Prxsiojt; ,d.e Jesus"^,
y sfíntet1cííí iCQn,tra■ e i del Synédr1o. Negaciones ¡ y penitenciade, ■
,! , i ' ■, - •>vi-i f -San Pedró^ \tV ^ w.'1' -.w.'v v-\- 1 :

1 E t fac.tum est'. cum, ctinsummas- 1 Y sucedió 1 q u e después dé haber


set' 'Jesús sermones hós ‘1omnes, ’ dixit concluido Jes lis' todoá estos rázoiiámien-
úiscipúlis steisi•''*! ;vj<. :j.‘; i;.'ilmwiít tos, dijo á sus diseí|>tiÍO!sY v'
a Sciiis quia post biduum Pascha 2 Bien sabéis que de aquí á dos dias
fiet , eé Fiiius’ hominis tradetur út cru- debe' rcelibrarse la P a s é u a y que' el
cifigatur. ■ >; >' H ijo del hombre será entregado á m uerte
de cruz. - ■

i Fórmula Ytfl&ir dé*qüe usatt lo^éstritijrés sagrádos para comenzar i tó'mar ¿tra vez ,cl hilo de
su narración. 1 ‘ ■ ■-‘i 1 ■.1 " 1 ,
h6 ‘ San M a t b í o .'
3 T une congregatl sunt principes sa~ '3 Al misino tiempo se ■juntaron los
c e r d o tu m e t séniores populi, in atrium príncipes- de los sacerdotes, y los magis­
principis sacerdoium , qu i diceíaiur trados del pueblo, cu el palacio del sumo
Caipluxs:.¡ i * ¡ ;:;í •■ 1 ‘ pontífice^ q u e ‘se.llainaba.'Cajphíís:
4 ei cónsiliiÍTri fcccrunt u tije s u m d o - 4 y tuvieron-consejó para hallar me­
JO t-encrent, et occiderent, ........... dió como apoderarse con mafia de Jesús,
y hacerle morir. .
5 Ditebant a uiem - Non in die festo, 5 Y de miedo de que se alborotara el
ne forte, tum ultus jieret in populo. . . pueblo, decian: No conviene que se ha­
ga ésto, durante la vfiésial t . . ' '
6 Cum auiem Jesús i csscf m Bellta-r — 6 A tan d o Jesús; en Beihaníá, eii casa
n ía in dúmüjSim onisicprosí^. i:! dé Simón el leproso,
y accessit ad eiim m ulier liabens áld - 7 se llegó á él una muger con un vaso
bastrum unguenti preliosi, ct effúdit su - de alabastro, lleno de perfum e ó u n ­
p£r caput:ipsius., recumbentis, güentó de gran preció , y derramólo
sobre la cabeza, dé Jesús; el cual estaba
á la mesa. .\ ■
:: 8t¡ bidentes auiem disterpuh', > . indigna ti . 8 A lguribs*7c.vlos\ discípulos ofl- ver es­
sunt dicentes : U t quid .perdiíio tiene ? ta l l ó llevaron 'muy; á iriaL diciendo • ¿A
que fiii esc desperdicio-j ■ ■
g Póttiit enim isiu d venundári m ul~ g cuan<lo.scpi»dó vender, esto e n m u­
l o , ct d a ri pauperibus. !• >: ¡: cho preció i y rdarse á'los pobres? ‘
,t ip , .Sciens autem, Jesus¿ ait/.-illLt : Qi¿id , mso' óuál. entendiendo Jesús, les dijo:
ma¡l&s)ti■ estisyimic .m ulieyi? ¡Opu¿>\enirh 2 Ponqiló>molestaisi<i «íta^muger j'y re^
bonum operata est in\Tne}: ■S Ji probaié Tá' 'que:, ftáfac ,'hiendo buena^ como
es i vía «branque ha hecho conmigo ? ‘
i i nam sémper pauperés habelís v o - ■■'i i pues á lospobres‘ lósteneis siempre
bi&cum ■Trie autem non semper: habelis. á manó ;■mas á m í no me teneis siempre,
_ i i Miltensi enim.Jitbc ungjicntum* hok 1 2 Y derramando ella sobre mi cuer­
it/, iooYpus-,' m m m , ad,\,sepeliendu}nme po ifeste' bálsa’mpv-'-lo' ha hcrvho como pa'ra
fctii.A • d i; :.-:Iíili . 'J'.'üij .1-. •<;*' d ¡aponer' 'de cintcma.no?. m í v»pinltúra. ,im
i 3 A m en dico vobis, ubicumque prce- 1 3 E n verdad os d igo, que do quiera
dicalum fu e r it ftoc Evangelizan ¿n loto . que se .predique este Evangelio , que lo
m undo, dicetur et quod liccc fe c it irí me- será "e n '' todo el m undo, se celebrará
moriam ejus. también en memoria suya lo que acaba
\ >. \ \ , "y dei í&cér. " ’v‘ , l . ' ”■
■t^ T uñ c abiit tínits 'de d'áodetímy 'qhi^ - 'Ví[ ‘É ntólités Jü'daV' Isc'arlotév ’i i\io' dé
diigébdtúr Judas ',$scar¿&esytiil>'':pi,ikci¿ >' los dote j'íué 'd 1 vérse"*'con ‘Íós '¿>Víhtítics
pes sacerdotuni-íy ^ ■ ( { '-v^v. > i . .i>l v'de^■vldi sacerdotésV'y 5lofe dijí)V^
1 5 et ait illis: Q uid vuUis m ihi t iiS J.¿Qué quereis d a rm e , y yo le pon­
et ego vobis cum tradamP A i illi. con— dré en vuestras manos? Y se convinieron
$tituzrunt c i triginifi argcriteos. con él en tre in ta monedas dé .plata
.ji €¡ - . cocinee qu&rebat t oppQrtunita-1 \\i6- Y desde?entóneos, .andaba buscando
tem ut eum traderni*. ¡f, ¡:íi■ ¡ coyuntura favorable para-hacer* la trai-r
.-•'•.i!» riC» :• i ir r f■‘‘ i --- 1 r.J. n iíii - uUwii.'^. \ 1 '-U ::
¡ t y-, P rim a ¡auiem die ■ a-z<ypiX>Tiim‘>fie- ~,if. Instando el pB’i iner d ii dft los,áíd^
tqsser&at ^iscipftli, ad, JesUjn, A\dié£ntf'$\ mos, acudieron los discípulos 4^vJesús y
U b i vis paremus tibi comedere Puscjui?. le preguntaron : ¿ Dónde quieres que te
dispongamos la cena de la Pascua ?

.i. La jVioz.gricga Ttvwis mas bien,sign, ificfi.aqui 4 Precio ^n^^seJavp,


nccc<iilddo que pordiosefo. * “ Í,xod. X.XI. v. 3 a. Víase SiCh. ,.,,: ,^^^ , l:.
XXVI. 77
1.8 A t Jesús d ix ít ; Jtc in eíoiialcm 18 JcsilS les respon dió: Id ti ta ciu d ad
ad quemdam , et dicite e i : Magister dt- en casa <)c íial períoni»’ , y d a d le 'e síc re ­
cit : Tcnípus mcum prope e st, apud fe cado E l 1M aestro d ic e : 'itíi' tiem po' íc
fació PascJia cum discipulis meis. acerca , v o y á c e le b ra r • en tu casa l a
P a sc u a co n m is discípu los,
19 E t fecerunt discipuli sicut consti- 19 H icieron pues los discípulos lo que
tuit illis J esú s, et paravcrunt Pancha. Jesús les o rd e n ó , y prepararon lo nece­
sario para la Pascua,
za Vesperé autem f a d o , discumb'eí'at 20 A l cae r de la tá rd e , púsose á la
cum duódecim disciptili$ sttis, mesa con sus doce discípulos.
21 E t edeníióus i/lfs d i x i t : A m en d i­ 21 Y estando y a comiendo , dijo : E n
co vobis f quia untís vestrum me traüi- verdad os digo que uno de vosotros me
turus est. " hará traición.
22 E t contristati v áld e, eacperuni sin- ■22 Y e llo s , afligidos sobremanera,
g u li dicere: tyumqut'd ego s iim , D o­ empezaron cada uno de por sí á pre­
m in e? ■ ■ r‘ guntar : ¡Seíio rí ¿soy acaso yo?
a 3 A t ’ipse respondería, ait ; Q u i' ih - ' ¿3 Y él en respuesta di j o: E l que
tingit mecitm manum iti parópside , híc mete conmigo su mano en el plato 1 pa­
me tradct. . <. ■ . ra mojar el p a n , ese es el traidor,
a.4 F iliu s quidem hominis 'vadit, s i - 24 En cuanto al Hijo del hombre, él
cut scriptum est de i ll o : vce autem ho- sé niaróha, conforme está escrito de él;
m ini illi, per quem F iliu s hominis frii- ‘pero ¡ ay de aquel liomhrc, por quien el
d eiu r: bonum erat e i, s i ríaius non Hijo del hombre será entregado: mejor le
fu is s e t homo Ule. , ' ' ' ,1 fuera a| tal si no hubiese jamas nacido!
a5 Respahdéns atitérn J ú d a s, qtii tra- 2 5 Y tomando la p alabra' Judas, que
■didit e u m , d te it:' JYu'mquiÜ ego sum , era el que le entregaba, di j ó : ¿Soy qui­
Rabbi? A i t i l l i ; tú 'd ix is li. zá y o , M aestro?.Y respondióle Jesús 4 :
T ú lo lias dicho, tú eres.
aG Ccr.nantibus autem eis, accepit Je­ 26 Mientras estaban cenand o, tomó
sús panvm , et bcn cdixit", ac fr e g if; dc- Jesús el pan , y le b e n d ijo , y p artió, y
ditque discipulis s u is , et a it: AccipHe, diósele á sus discípulos, diciendo: Tomad,
et comcdite :Jhoc est éorpus meiim. ' r: "y comed : este es mi cuerpo.
2.7 Ei. accipiéns cálfcem grtitras'tgrt, 27' Y' toteando el cáliz dió gratias, le
et dedit lilis ; ‘d icens: Bibífe \cx hbc o- bendijo, y diós'ele , diciendo: Bebed to­
'7tinesj ' " ' ' *■'1 dos de él.
a 8 H ic est enim sangtiis meus novi 28 Porque esta es mi sangre que será
'testam en té qui pro m ultis ejfundeiur e l sello del nuevo testam ento, la cual
in remissionem peccalorum............ será derramada pót muchos 3 para rem i­
sión de los pecados.
a g Dico autem vobis: JYdn óibám arrio- 29 Y os declaro que 110 beberé ya mas
do ide hoc ’g ehiminé p itis, 'usqúe in diem desde ahora dé éste frutó de ía Vid,
’■
i llurh, citm illuU 'bibarrí vóhiécúm,ñdvúm hasta-■ e l‘ diá cri "qué' 'beba con vosotros
in regno P a tris méi. ’ ' 1 ’’ ’ 11: - 1 ■ de el nuevo c á lii de ¿teliciáskn e l reino
do mi Padre,
3 o E t hymnq dicio , exierunt in M on- 3 o Y dicho el himno de acción de gra­
tem oliyelj. cias, salieron ácia el Monte de los. olivos.
— i-1-;: ■
■ ■ j'. |i ;|-|J 1 ■
■.; ..
_ i; ‘¡' !•; ........ ¡ -■
! >>■■
■, <i.. ¡i-- • ¡.
1 sietidóIrlité 'los convida- de cónierlós'díientalés. Y de esto se infiéré
aosliabnarnuchaíí fuentes ó platos, en lalin qué Jesús'ténia cercó' de si al traidor Judas.'
patilla o catinü , dp cada iuw dé las cuales lo - a Tal vez sin que lo oyeran los demás,
manan comida tres ó cuatro , segun el estilo 3 Ví-asc Muchos. Z a c h . XJJI- v. 7.
7$ ■ S A X M A T II £ O.
3 1; Tfj¡ne d/cit :illi§. Qmnps tjo.» 3 .i .Entonces .^íceles Jesús; Todos vos­
yyirtflq/ifim paiiem^m 111 me in isla no~ otros padeceréis escándalo por ocasion
r,c/r. S^v'ptum '.est. .Pereufiam pa~ de m í esta noche y me abandonarais.
storem, e¿, dispergenhu' oves g regís. Por cuanto c : li escrito: Heriré ál pastor,
y se descarriarán las ovejas del rebaño,
3 a Postquam auiem resurrcxero p rtt- 3 a Mas en resucitando yo iré delante
cedam vos in Galilacam. . de vosotros á G a lile a , donde solveré á
reunirás,
3 JRespondeos, aiifpm P c lr u s ,, áít illi: 33 Pedro, respondiendo, le dijo-: A un
E t s i omnes scanda.lizati fu crin t in jfy cuando toilos se escandalizaren por .tu
ego nanqiiam scandalízabor. ,, G a u s a n u n c a jamás roe escandalizaré
yo n i te abandonare
3 ^ A it illi Jesus ; A m en dico tibi, quia 34 Replicóle Jesús: Pues yo te asegu­
in hac i¡ocle antequam gallas cantet, ro con toda yerdad, que esta misma no­
ter me negabis. che antes que cante el gallo , me has de
negar 1 tres veces. .
, 35 A it illí P c t r n s : E tia m si.oporltlc- _,35 A lo que dijo Pedro: Aunque me
rit me mor i tecum , non te negaba. S i- sea forzoso el m orir co n tig o , yo no te
m iliter et omnes discipuli dixerunt* . negaré. Eso misino protestaron todos los
discípulo?.
36 Tune venit Jesús cum illis in v il- — 3 G Entretanto llegó Jesús con ellos
la m , quCS dicitur G elhsem ani, et ..di- á una granja llamada Gcthseman,!, y les
x it diseipulis suis: Sedete hic, tdonec dijo: Sentaos aguí., mientras, yo, voy
vadam illyfii etorerp. ¡ ( . ^ mas allá , y hago oracíon» ,
3 y E l assurnpto Petra e t,duofriis flliis 3 y y 1le,vándo^c.consigo á Pedro y á los
Z eb ed cci,, empit contr.istari ct mccstup dos hijos de Zebedeo, Santiago y Juan,
_esse, . ■■ ,,-f ( . .... , ¡' empezó á entristecerle y angustiarse *1
3 S Tune ait i lli s : T ristis cst anima 33 Y les dijo eulonces : M i alma sieute
mea usque ad mortem sus tíñete hic, et angustias mortales : aguardad a q u í , y
oigilate mecum, J velad conmigo*
,3 g E t progressus p u s illu m , procidit 3g Y adelantándose algunos pasos, se
in faciera suam,, picaps, el i^icens,: P a ­ postró en tierra jcaij<> sobre su
ter jn i,,.¿i possify’l e efiti i/rflflMair á. m e orando r y, ,di¡cieiido(: P^djrp v,iniq') si ,,es
ca lix isf-e; verumtftmen..-.Oftn sicuí ego .posi]íÍc , no -me , h a g ^ :
voló , sed sicut tu. : pero no obstante no se haga lo que yo
.* =, ■ • • • s! quiero ? , sino, lo que lü . ■ ;
4 o E t venit ad discípulos suos, et in- 4o V o lvió despues & sus discípulos , y
y e n it eos dormien/us, et dicit Petro: los halló durmiendo, y dijo á Pedro: ¿Es
Sic non potuistis una hora vigilare me-* posible que no hayais podido velar una
,ó / : horgt íoííjnigo ? .; . < c, , L;
4,i .Vigi^ate, et ,offite,tftt^ q v J n ir.etip ,^1 Velfid 3iy ÓPa¿| para «<!►cae^
in Jen^atfffnewti S p if if^ . qnide^, fírom? ^tentacio^, b i ^ gl Espi^ittf, cslá
pron to, mas la carne._es Haca. ,v.x
4 a Iterum secundo a b iit, et qrapit di­ 4 » Volvióse de nuevo por segunda vea,
cens,:.-Pater m i, si. non potfst-ffic ca lix y oró diciendo: Padre m ió, si no puede
. . 'in ..' -lllli ■ ■■
:i- - -■■
. ______________ - j ■
■■'■

i Marc, XIV. 3o. dice que la negación sintiese la amargura que inspira ualuralmenLe
de Pedro sería Jespuoa de cantar el 3alio una la proximidad de la muerte,
.tj»j!>¡,ipeyo. ,|p8 piros ílyaíge^tijif,! hablan dftl . ,.3 ;^1 yerbo .griego aq^ii^n Jugar de
'c,a nlo;^cl,'g^lio:ái],aii(^i)^ífe«'.^jflOjdeJ priifler » «Óíí>tj; esto es veUeh%yquisif{tft.^¿n~
canto.. 1 iu[, . o 1, t , gase ^resente.ique .la leDgifft hebrea ,no itienc
a Permitiendo que bienaventurada ; optativo ni subjuntivo, <jn los;Vgrb(}í... ,;!i
C A r I T TT T< O XXVI. 79
transiré n isi hibam illum , f a t volun­ pasar este calía fin f¡i;€’ yo l e ' , llá ­
tas fita. gase tu volúnlad. 1’ 1 ' '*
0 E t venit iterum , t t jm v n ff eos 4 /> l) ió d cíp u e s oÍr&'‘+ii¡ílTa ’j‘ y encona
dormíentes ■ : erant en im oculi eorum lió lo s d o rm id os : p o n iu e sus ojos e sta-
grovati. ilá'ir c a fg a d ó s "de siiefiit. 1' 11
44 E t' relictis illis , iterum a b iit, et 44 Y d e| 5 n d o l¿s,' íe r t t ir ó auh' á orar
oi fivit tertio, eumdem seimanem dicens. p o r te rr e r a \ c z , lrCpilíCjido las m ism as
p alah ra s- ^ .... . ' ' '
4 5 Tune venit ad discípulos s u o s , et 0 Kn seguida1VolyÍ'ó‘á’ ítis discípulos,
dicit illis: Dorm ite ja m , ct reqtiíeseite: y )fes dijo': TTomifcí aiiiita' y ilcícansad :
ecce oppropinquaQÜ h o ra , ct í i l i ú s Ao— lie aqui Ia; Hora; y ‘ cl H ija
mirtis tradchtr in m anús peécaÍorvmt del hombre va luego á ser entregado en
maídos ' ' *'
4 G Surgite, eamus : ecce appropiríqua- 4^ E a , levaiitabiV-vamois de ¿fqnii y a 1
vit qui'm e iradei. llc£a a<] uerqíie me Ká de ■entregar.
47 Adlntc eo loque n t e , ecce Judas 47 A u n no* habia’ a&lfc'adó de d e cir
un us de duofiticim v e n it, ¿t cum eo 'ittr- e s to , cnan do llegó J u d a s , u no de los
ha multa eum g/odifs \et' fú s fib u s , n iissi d é re , síjgiiidp 'dí; gi'an 'V ñ ultihid de gleii—
a priritipitius sacérdotiim t ct señioribus t«s' aítKaSás ''^bn ; tójiada¿'’ y Pon “palos,'
populi. • >**'• ••.»(.! i . . : rjuc VoíiTaíi ¿n'vi'atla's' p‘o r ' 'Tos s'^>rmfYpcá'
:‘ ¡ j,i t; ' •* »/i de !os sacerdotes, v ancian os )j's'e'r¡a¿léi-fs'
del püéTtV¿v ‘ ‘ ‘ •' ‘ l¡
45 Q ili aiiieni irádidit: eltm', dedit' '48 'Í íl fr a id ó r ié s líaliiá dado esta seííáí
i/lis. signum dicens' : r Qucrtíciimt/ite os- A q u el á q u ie n ‘y ¿ l?e£¿irti;\!séf'tsj:vá^e^u-
cu fa tú sfu ero , ipse e si'^ 1e'nete\)éUiAi."*’.
4 g % t cónfédtim áecedehs cíd^' JesirYn.,
dibrif: A v e , Riífó'i! U t óticúluttfs^M' climl^
5 o> jPixitquo illi J esús A r r iiíe ' tíd
quid 'i'entsi'i?. T u tic ac'cksgcriiVií'l 'ht nra-
iftis ihjeceruñt ití 'Jesi/m, j 'til iéMiíerunfr1
eum. . ‘ ' ■ ■ 1 [" ’ ■' ' ■ :
5 1 TLt rrce uñus í’.r his qtu'erant'ciiin
J e sú , éhrfenétéiití' ‘rkdh iM 1, ’ed.ebi’t i 1
tTiiim'sihim'yctpér(uífjnns
stícerdótíim, tiyiípútái'ié ttáríc\iii>hz'i‘Jií^,~ facerdotes, cortándole una oreja! v,“ ' ’
5.2 Tune a it jl/ i J esú s: Oóriénrtk^ ^ 5 a líntop^es Jesús le jlijo:. V uelve, ü i
diiim ' ’Wrtfíli "'in Ttieürti espada 5AÍá“ va 1na rpóttjii'e ‘fód¿s Ioíí ijite
enim , ‘ q u i ' defófertrii gládium , 'g la d ú ' se sirvieren de la c.£pada /vpr su própttp
periburíty *' , i ' " ’ ' autoridad^, á espada mórirím.V'
53 A n nt¡f¿r.ff ¿fifia"Wdíq, tiáüsúib''■'r#Si 33 u ¿Piensas 'pi'iÜilb aVudir S m i
g a fé PdW cm Weilih, 1 l 3atlre , y pom lri en el momento á mi
modo plusquam duódecim legiones* ¿ik- 1 disposición mas de doce h'eiones de ijx-
g?lorilntf '- u; " " f !'* ' (•:! /■ i.D :.»v •.<••?. \ •>«:, . r.»
'Óhiotriéc/¿ '‘é^go' 'fifyfili¿Áím,lu rw'tSt:JJi- t H líí^s' ¿V^rÁÍ>vs¿'cunijílir!án las
tiirás; s ^ u ii'l a s ' ciiaíes' conviene <¡uc
■»••• 'lli’ l.:-!»: ir ■
■■
■'. .f -J ••
suceda asi ? ” ' ‘ ...........
55 tn itla' hora' 3 ix ít Jesús turbis: — 55 L n acuella lipra- dijo Jes as á

Tarrityüdní’od lafronem'éh'Kjt'.i cuito, -gla- aquel"! r¿peV de geníésV (íortio íotifra mi

í Con la Jíalul>ra aníigo í¿ eclía Jesús' eri roütro irúnicameiite su horrorosa itisralilnct ó
ldoma. . - ■í- ... , , ■ ' ■
8o S an M a t h e o .
diis ct fu s lib u s tomprehcndere m e : quo- ladró n ó asesino habéis salido con espa­
tidie apud vos sedebam docens in tem ­ das y con palos á pren derm e: cada d ia es-^
p l o , ^ lyon jtyc tfn u istis, taba sentado e n tre vosotros enseñándoos
en el tem p lo , y n u n ca me pren disteis,
56 ffo c auiem {olufn fa ctu ra e s t, u t 56 V erd ad es que todo esto ha suce­
adimplererrfur Scriptura; proplieiarum . dido p ara que se c u m p la n las E sc ritu ra s
T u n e discipuli o m n es, relicto eo, f u — de los prole las. E n ton ces todos los dis­
gerunt. cíp u lo s , abandonándole , se hu yeron .
5,7 -At illi te n e n ia s J c s u m , d u x e ru n t 5 7 Y los que pren dieron á Jesús le con ­
a d Caipham prf^icipem saccrdotam , ub i d u jeron á casa de C a ip h á s ', que e ra sum o
Scribm et s e ^ e fe s % yiyenefanf. . , . , pon tífice en aquel año, donde los E scri­

■' ; -t:ií j.0 Ii i: f ' i' bas y los ancian os estaban congregados.
58 P étru s auicrp ^equebatur- eum a 58 Y Pedro' le iba siguien do de lejos,
lo n g t, usque ip p ffiu m ¡pj'.incipis sacer - hasta lle g a r a l palacio del sum o p o n tífi­
dotum . E l ingressus in tro , sedebat cum ce. Y habiendo entrado , se estaba sen­
m in is tr is , ut viüeret fin e m .' . tado con los s ir v ie n te s , p ara v e r e l pa­
radero de todo esto,
5 y Principes autem saccrdútum ., ei 5 y Los p rín cip es pues de lo s sacerdo­
om ne .confftium> i^yxerebant fa lsu m . te- tes, y todo e l c o n cilio andaban buscando
stim dniif rp. ^contfa Jesum i, , 710/:-, a lg ú n falso testim onio c o n tra Jesus, pa­
t i traderppi r ......... .,¡ , , ra con den arle á m u e rte :
60 et non invencrunt, cum m u lli J a l- 60 y n o le h a lla b a n suficiente p ara
s i testes accessisscnt, Novisstmc auiem. esto , com o q u ie ra qu.e m uchos falsos
v$n$.rufit, d ú o / a f y f c ¡ • testigos se hubiesen presentado. P o r ú l­
tim o aparecieron dos falsos testigos ,
s . ' 'i f-
1, f t -dixei;upt; ,-L JJfiYj d ix it : ■P o ssu m 6,1 y, d ijero n :. É ste . d ijo : Y o 1 puedo
¿és¿r}ii^e¿-ie)fof> !u^foeiet post iri^u u n i. d e stru ir e l templp^ D ios, jr reedificar­
L í' V le en t r e p s i a s . . ( ^ . •
6¿f ^ sprge.ns.l.ffnnceps ( SM craotam , r 62 Énto}y:e3lf , pon ién dole en-, ¡n$ cl.^
ait, ú t i l N i(ü¿ respondes a d e a , quee sun\o sacerdote , le d ijo : ¿ f'ío re s p o n d a
is ii adversum te testificantur? nada á lo que deponen co n tra t í ?
6 3 JcsiistftiUevi taccbat. E t princeps ,6 3 Pero. Jcsus perm anecí^ en silencio.
sacer¿diurn ait ú tf: A ¿juro Í.¿ per Y d íjo le .,e l,^ u ^ sace^dqtp:. Y o íe c p p -
vivúrh, lii dicas h o iis s i tu es ü h risíu s - ju rp d^;, ^a^r^e. dp Ó.ios .vivo, qtve nqs .^ i-
tui . ■ >'■- ,t\ . <> ■

■■'■
■ :»•> ¡'< .•> ■
<'
g^sV^Í ,tú. CFís, ó ’ Jflcsia^ el.

¿ ic ii ' tlji Jesús : „6^ RpspQiiu^lc T ú V<?(,fia s,,d i-


rúrntam cn dico vobis, amado vide bilis cho a y o s o y ; y a u n os declaro que Ye-r
F iliu m hom inis sedkntem á d e xtris vir~ reís despues á esté H ijo del h o m b re. que
tlitis D ei el venientem in nubibus. cceli. tuneas delante sentado á la diestra de la
r i^ag,e$tftd N
de yDios ^ c^ jr. .^o^e. las nubps
d c i : c i ? l 0 .l n , s

6 5 ' T im e princeps saccrdotum scidit 65 A la l respuesta * el sum o s a c e rd o te .


vestim enta sua,,^dicensi B laspfiei^avif: ra^gó,,su$ v e s tid u ra s , diciendq ^ ^ s fe - '
quid adhiic egenius testibúsr ecce núnc ■ m ado lia : ¿ tyu§ íiecesidajá teneirf^s y^.dc ^
aildistis blasphem iam : testigos ? v oso tros' mism os acabaiá í e o ir '
la blasfem ia con que se liaee H ijo de Dios:
66 quid vobis videtur ? A t illi respon- 66 ¿ qué os parece ? A lo que ^respon-

1 Despues de haberle pasado por la de Anás. ponder que s í , muy usada entre los hebreos
2 T ú lo dices , era fórmula modesta de res- y oirás naciones orientales.
CA P l T C t o XXVI. 81
denles d ixerurd: R cu s est mortis. dieron ellos diciendo: Bco es de m uerle;
67 T une erpueruni in facicm ejus e t , — 67 Luego empezaron & escupirle en
colaphis eum ceciderunt, a lii autem pal­ la cara y ü m altratarle A puñadas , y
m as in facicm, ejus dederunt, oíros d e s p u e s de haberle vendado los ojos
le daban bofetadas,
68 dicentes: Pr'Ophctizn, n o b is , Citm— 68 diciendo: CUristo, profetízanos, ad i­
s t e , tjuis est qui te percussit ? v in a ¿ quién es el que te lia herido ?
6q P etru s vero sedebat fo r is in atrio> 69 Mientras tanto Pedro estaba senta­
et accessit ad eum una a n cilla , dicens: do fuera en el atrio , y arrimándose á
E l lu cum Jesu Galilcco eras. él una criada, le di ¡o : Tam bién tú an­
dabas con Jesús el Galiléo.
70 A t ille negavit coram ómnibus, di­ 70 Pero él lo negó en presencia de to­
cens: Nescio quid dicis. dos, diciendo ; Y o no sé de qué te hablas.
71 E.vcunte autem illo ja n u a m , vi— 71 Y saliendo él a l pórtico , le m iró
d it eum alia a n c illa , et ait his qu i otra criada, y dijo á los que a lli estaban:
era ni ibi: E t hic eral eum Jesu N a za ­ Este también se hallaba con Jesús Na­
reno. zareno.
72 E t iterum negavit cum juram ento: 73 Y negó segunda vez afirmando con
Quia non itovi hominem. juram ento; No conozco á tal liombre.
E t post pussillum aecesserunt qui 73 Poco despues se acercaron los cir­
síaba n t, et dixerun t P e tr o : Vere ct tu cunstantes , y dijeron á Pedro : Segura­
e x illis e s : nam et loquela tua m am— mente eres tú también de ellos: porque
festia n ie fa c it. tu misma habla de Galiléo le descubre,
7 4 Tune ecepit dele star i et jurare quia 74 Entonces empezó á echarse sobre
non novisset hominem. E t continuó gal- sí imprecaciones y á ju rar que no había
lus cantavit. conocido á tal hombre. Y al momento
cantó el gallo.
7 5 E i recordatus est P e tru s oerbi Je­ 75 Con lo que se acordó P edro'de la
su , quod dixerat-: P riu s quám gallus proposicion que Jesús le había dicho :
ca n tet, ier me negabis. E t egressus f o — Antes de cantar el g a llo 1 , renegarás de
ra st Jlevit amaré. m í tres veces. Y saliéndose fuera, lloró
amargamente.

CAPITULO XXVII.

Judas se ahorca. Jesús es azotado, escarnecido 5 crucificado y blasfemado.


Prodigios que sucedieron en su muerte: es sepultado , y su sepulc/’o
sellado ; y custodiado.

, M a n , autem fa c to , eonsilium' in- ■ 1 V e n i d a la m añana, todos los prín­


ierunt qmnes principes sacerdotum et sé­ cipes de los sacerdotes y los ancianos del
niores populi adversas Jesum , u t eum pueblo tuvieron consejo contra Jesús,
m orli traderent. para hacerle m orir.
2 E t vinclum adduxerunt eum f et 2 Y declarándole reo de muerte le
tradiderunt Pontio P ilo to prccsidi. condujeron atado, y entregaron al pre­
sidente ó gobernador Pon do Pilato.

1 Habla del canto del gallo al amanecer ,;que es el que.se entiende siempre ai no se expresa
otra cosa. ' ■ . . .
82 S an M A T H E O.
3 T u n e videos J u d a s , q u i eum tr a - 3 Entonces J u d a s, el que le habia
d id it, tfUÓd d a m n a tu s esset , paeniientiaentregado, viendo á Jesús sentenciado,
d u ctits, retulil iriginta argentaos p rin - arrepentido de lo heclio, restituyó las
eipibus sacerdotum , et se n io riia s , treinta monedas de p iala á los prínci­
pes de los sacerdotes, y á los ancianos,
4 d icen s: P c c c a v i, tradens sangui- 4 diciendo : Y o he pecado, pues he
nern justum . A t illi di.xerunl.; Q uid ad vendido la sangre inocente. A lo que
nos? tu videris. dijeron ellos: A nosotros ¿que nos im­
p o rta? allá te las hayas.
5 E t projeclis argentéis in templo, re— 5 Mas él arrojando el dinero en el
ccssit, el abiens laqueo se suspendit, ■ tem p lo, se f u e , y echándose un lazo,
desesperado , se ahorcó,
6 Principes autem sacerdotum , acee- 6 Pero los príncipes de los sacerdotes,
p tis argentéis , d ix e ru n t: Non licet eos recogidas las monedas , dijeron : No es
miitere in cor&onam: quia pretium san— lícito m eterlas en el tesoro del tem plo,
guinis est. siendo como son precio de sangre *.
y Consilio autem inito , emerunt ex y Y habiéndolo tratado en consejo ,
illis agrum fig u li, in sepulturam perc- compraron con ellas el campo de un al­
grinorum. farero, para sepultura de los extrangeros.
8 Propter hoc vocaius est ager Ule, 8 Por lo cual se llam ó dicho campo
Ilaceldam a , hoc e s t , áger sanguinis, Hacéldama , esto e s , campo de sangre,
Usque in hodiernum diem. y asi se llam a hoy día,
g T un e impletum est quod dictum est' 9 Con lo que vino á cum plirse lo quC
per Jcremiam prophetam. , diccnfcm predijo el profeta Jerem ías, que dice1:
E t acccperunt triginia. argénteos p r e - . Recibido lian las treinta monedas de
iium. appreiiaii, quem appretiavcrunt á plata precio del puesto en venta , según
flliis Is r a e l: . , ■ ■ que t’ué valuado por los hijos de Israel:
io etd ed eru n t eos- in agrum figuli, iq y empleáronlas cu la compra del
sicut constitu.it m ih i Dom inas. campo de un a lfa re ro , como me lo or­
denó el Señor.
j i Jesús autem stetit ante prct:sidcmy 11 Fue pues Jesús presentado ante
ct interrogaba cum praises, dicens: Tu. el presidente, y el presidente le interrogó,
es rex Judccorum ? D icit Ule Jesús ; T u diciendo : ¿Eres tú el rey de los Judíos3?
dicis. Respondióle Jesús: T ú lo dices: lo soy.
1 2 E t citm acnissaretur á principibus 12 Y; por mas que le acusaban los
sacerdotum , et senioribus, n ihil res­ príncipes de los sacerdotes, y los ancia­
pondió nos , nada respondió.
1 3 Tune dicit Hit P ila tu s: Non audis 1 3 Por lo que p ilato le dijo: No oyes
quanta adversum te dicunt testimonia? de cuántas cosas te acusan?
1 4 E t non respondit ei ad ullum ver­ i 4 Pero él i nada contestó de cuanto
bum , ita ut mirare tur prccses vehe- le d i j o ; por m anera que el presidente
menter, " V quedó en extremo maravillado.
1 5 . Per. diem autem solemneni consue- > 1 5 Acostnbnbraba él presidente conceder
verat pr ceses populo, dim itiere uhum ■ < p o r r a z o íid e la 'fie s la de la pascua la li­
vinelu n í, quem voluissént: ¡ . ; bertad de un reo, á elección del pueblo:

1 Nótese la unión ile la hipocresía con la del cual decían los judíos que tenia el espíritu
mas horrenda y solapada malicia. de Jeremías. Finalmente puede decirse que es­
2 Tal vez se lee aliora Jeremías en lugar de ta profecía cslíi tomada parle de Jeremías j
Zachílrtas por error de los copian los ^ Pero parte- de Zacliíirias. Jerem. X X X II. v. r¡ . —~
oíros con mas fundamento opinan que es una Zac.h. XI- v. i i .
de las profecías de Jeivemíns que se conserva­ 3 ; E l!qu‘e ellos esperan tanto tiempo hace.
ban por tradición, y escribió despues Zuclu'iríus,
XXVir. 83
1 fi habebat auiem tune vinctum insi - 16 y teniendo á la sa7,011 en lá cárcel
gnem qui dicebafur Barabbcts. á uno m a v lamoso, llamado Barrabas,
ijr Congregatis ergo illis, dixit. P ila - 1 y preguntó Pilato á los que habían
fus : Qucm vuliis dimiftam vobis: B a ­ coucurrido: ¿ A quién queréis que os
rabbam , an Jesum , <¡ui dicitwr Chri— suel te, á Barrabas, ó á Jesus, que es
stus? llam ado el Christo ó Mes/as?
18 Sciebat enim quod per invidiam 18 Porque sabia bien que se le habían
tradidissent eum. entregado tos príncipes de los sacerdotes
por envidia,
19 Sederñc autem itto pro trihunali, 19 Y estando él sentado en su trib u ­
m isil ad eum uxor ejus , d i c e n s N ih il nal , le envió á decir su m u g er: Pío
tib i, et ju sto illi: m ulta cnítrí passa te mezcles en las cosas de ese justo :
sum liadic per vinum propter eum. porque son muchas las congojas que hoy
he padecido en sueños por su causa.
3 o Principes autem sacerdotum , et a o Entretanto los principes de los sa­
séniores persuaserurít populis ut petc- cerdotes , y los ancianos indujeron al
rent Barabbam , Jesum verá perderent. pueblo A que pidiese la libertad de
B arrabas, y la muerte de Jesus.
21 Respondens autem prccscs, ait illis : 21 Asi es que preguntándoles el pre­
Quem vultis vobis de duobus dim itti? sidente otra v e z , y diciendo: ¿ A quién
A t illi dixerunt: Barra&am. de los dos queréis que os suelte ? res­
pondieron ellos : á Barrabas.
a a D icit illis P U a tu s: Quid ígitu-r f a — a a Replicóles Pilato: ¿Pues qué he de
eiam de Jesu , qui d id tu r ChriMtis? hacer de Jesus, llam ado el Christo?
2 3 Dicunt omnes: Crucifigatur . 'A it a 3 Dicen lodos: Sea crucificado,4 V el
illis pratses: Quid enim m a lí fe cit? A t presidente: Pero ¿qué m al ha hecho?
illi magis clamabant dicentes: Crucifi- Mas ellos comenzaron á gritar'irías di­
gáfur. ciendo: Sea crucificado. '
2 4 Videras autem PU atus quia nihil 24 Con lo que viendo Pilato que nada
proficerct, sed magis tum ultus ‘fierei, adelantaba , antes bien que cada vez
acccpta nqua, lavit m anus corám popu-¡ crecía el tutmllttí; mandando traer agua,
/o, dicens: Innoccns égo sum <1 s a n - SC lavó las manos A vista -del puebla;
guiñe j u s t i hujus : vos videi'ítiS: ■ ' diciendo: Inocente soy yo de la sangre
d e esté justo : allá os íó 'Veáis- vosotros.
ai» J?¿ respondens uriiversus populus, ■25 A lo cual respondiendo' todo el-
d ix il: Sangitis ejus sil per no s, et super p u eb lo , di j o: Recavga su sangré sobre
filtos nostros. ¡: ; nosotros', y sobre nuestros hijos. ■
26 Tune difnisit illis B a ra b b a m : Je­ 26 Entonces les soltó á Barrabas : y
s u m a u te m jlag cllatiim tradidít eis ut á Jesus, despues de haberle hecho azo­
erucifigeretur. ! ta r , le entregó en sws manos para que
fúése crucificado.
• i i f Tune'vhiliÁts p rá síd is ^uscipientes" 2^ En seguida los soldados del pre­
Jesum in praitorium , congrégaverunt a d sidente, cogiendo á Jesus y poniéndole
eúWt universam coñortem; "■ ■ en el pórtico del pretorio ó palacio de
P íla lo t juntaron al rededor de él la
cohorte ó compañía toda entera:
a 8 E t exuentes eum , chlamydem coc- 28 y desnudándole, le cubrieron con
cineam ciraimdederunt ei; nn manto de grana 1
39 et plectenles coronani' de spinis, 29 y entretejiendo una corana de cs-

1 ó una capa 4e color carmesí, ¿ manera de púrpura real.-'


F a
84 S as M atheo ,
posuerunt super caput e ju s , ei a ru n d i- p in a s , se la pusieron sobre la cabeza,
nem in dextera ejus, E t gcnu jle.ro a n ­ y una caña por cetro en su mano dere­
te cum. , illudebunt ci, dicentes : A v e cha. Y con la rodilla hincada en tierra,
r e x Judcuorum. le escarnecían , diciendo : Dios te salve,
rey de los Judíos.
3 o E i e.rpucnics in eum., acceperunt 3 0 Y escupiéndole , tomaban la caña,
a ru n d in e m , et percutiebant caput ejus. y le herían £11 la cabeza,
3 1 E t jm stquam U luserunt ei, exue— 3 1 Y despues que a si se mofaron de
ru n t eum c h la m y d e , ct inducrunt eum é l, le quitaron el m anto, y habiéndole
vestim enlis e ju s , ct d u x c ru n t cum u t puesto otra vez sus propios vestidos, le
crucifigerent. sacaron á crucificar.
3 a E xeu n tes autem invencrunt homi­ 3 a A l salir de la ciudad encontraron
nem CyrencLum, nom ine Sim o nem: huno Á un hombre natural de C y ren e , lla­
angariaverunt u t tolleret crucem ejus, mado Simón , al cual obligaron á que
cargase con la cruz de Jesús 1 .
33 E t venerunt in locum , q u i dicitur 33 Y llegados al lu g ar que se llam a
G o/gotha, quod est calvaría: locus. G ólgotha 2 , esto es, lu g ar del calvario 6
de las calaveras,
34 E t dederiint ei vininn bibcre cum 34 a llí le dieron á beber vino mezcla­
fc lle m ix tu m . E t citm gusta s s e t , noluit do con hiel. Mas él , habiéndolo proba­
bibere. do , 110 quiso beberlo 3 ,
35 P o stq u a m autem crucifixerunt 35 Despues que le hubieron crucifi­
eum t dünsentnt vestim enta e ju s , so r- cado , repartieron entre sí sus vestidos,
ie m m itte n te s; u t im pleretur quod d i­ echando suertes : con esto se cum plió
ctum est per P rophetam dicentcm : D i- la profecía que dice ; Repartieron en­
viserunt sibi vestim enta m ea , et super tre sí mis vestidos , y sortearon mi tú ­
vestem m eam m ise ru n t sortem . ■ nica.
36 E t sedentes servabant eu m . 36 Y sentándose ju n to á él le guar­
daban.
37 E t im posuerunt super caput ejus 3 7 P u siéro n le tam b ién sobre la cabeza
causam ipsius scriptam : H ic e s t J esús estas palab ras que denotaban la cau sa de
REX JUDJEQRVM. su condena r io » : E s te es Jesús e l r e y
b e LOS Judíos.
38 T u n e eru d ftx i su n t cum eo dúo 38 A l mismo tiempo fueron crucifica­
la tro n e s: u n u s a d e x tr is , et u n u s ti dos con él dos ladrones: uno á la dies­
sinislris. tra , y otro á la siniestra.
3 9 Prcetereuntes au tem blasphcma— 3 9 Y los que pasaban por a llí le blas­
bant eum m overles capita sua ,, femaban y escarnecían meneando la ca­
beza , y diciendo :
4 o et dicentes: V alí q u i destruís tem - 4 0 O la, tú. que derribas el templo de
p lu m D ei, et in triduo illu d reedificas, Dios, y. en tres dias le reedificas, sálvate
salva te m e iip su m : s i F iliu s D e i es, á tí mismo : si eres el Hijo de Dios,
dcscende de cruce. desciende de la cruz.
41 S im ilíter ct principes sacerdotum. 4 1 De la misma manera tam bién los
M údenles cum scribis et senioribus, d i- príncipes de los sacerdotes , á una con
cebant : los escribas y los ancianos, insultándo­
lo , decian :
42 A lio s salvos fec.it, seipsum non 42 A otros ha salvado , y no puede
potest sa lv u m facere : s i re x Is ra e l est, salvarse á sí mismo : si es el rey de

1 Ayudándole á llevarla. ticiar a los facinerosos.


2 Gólgolha es voz hebreo-siriaca que viene de 3 No por su amargura , sino pov ser un cal­
n b j ^ y significa el lugar dondü solían ajns- mante que se daba á los ajusticiados.
C a p it ü l o XXVII. 85
dcscendáf rttínt de cruce, et credimus Israel, baje ahora de la cruz, y creeremos
ei • en e l :
43 mnfidit in D c o : Uberet mine , si. 43 él pone su confianza en Dios: pues
i’Ult e u m : d ix it enim,: Q uia F ilia s D e i si Dios le ama ta n to , líbrele ahora, ya
sum. que él mismo decia : Y o soy el Hijo Je
Dios.
4 4 Idipsum autem et 1airon es, qui 44 Y eso mismo le echaban en cara
crucijixi erant cum e o , improperabant aun lt>s ladrones 1 que estaban crucifi­
ei. cados en su compañía.
45 A sexta autem hora tenebrer. factcc 45 Mas desde la hora sexta hasta la
sunt super universam terrean usque ad hora de nona quedó toda la tierra cu­
horam nonam, bierta de tinieblas.
46 E t circa horam nonam dam avit 46 Y cerca de la hora nona exclamó
Jesus voce m agna, dicens : E l i , Eh\ Jesús con una gran v o z , diciendo: E li,
iamma sabaethani? hoc est: D eus meus, E l i , lamiúa sabaethani? eslo es; Dios
D eus m eu s, Ut quid dereliquisti me? mió , Dios mío , ¿ por qué me has des­
amparado ?
47 Quídam, autem illic sta n tes, et 47 Lo que oyendo algunos de los cir­
audientes , dicebant: E lia m vocat iste. cunstantes , decian: A E lias llam a éste.
48 E t continuo currens unus e x eis 48 Y luego corriendo uno de ellos to­
acceptam spongiam implevit aceto, et mó una espon ja, empapóla en vinagre,
imposuit a run din i, et dabat e i bibere. y puesta en la punta de una ca ñ a , dá­
base!» d chupar,
Cceteri vero dicebant: Síne, videa- 4 9 Los otros decian : Dejad , veamos
m us an veniat E lia s liberans eum. si viene E lias á librarle.
5 o Jesus autem iterum clamans voce 50 Entonces Jesus, clamando de nuevo
magna, em isit spiritum. con una voz grande y son ora , entregó
su espíritu.
5 1 E t ecce velum tem pli scissum est 5 1 Y al momento el velo del templo
in duas partes a summo usque deor- se rasgó en dos partes de alto á bajo, y
su m , et térro mota est, et petree seisser la tierra tembló , y se partieron las
su n t , p iedras,
S a ei monumento- aperia s u n t e t 5 a y los sepulcros se abrieron, y los
m ulta corpora sancforum, qui dorm ie- cuerpos de muchos santos, que habían
r a n t, surrexerunt. m uerto, resucitaron.
53 E t exeuntes de monumentis post 53 Y saliendo de los sepulcros despues
resurrectionem eju s, venerunt in san— de la resurrección de Jesú s, vinieron á
ctam civitatem , ei apparuerunt multis. la ciudad sa n ta , y se aparecieron á
muchos..
54 Ceniurio autem , et qui cum eo 54 Entretanto el centurión y los que
e ra n t, cusl.odient.es Jesum , viso térros con él estaban guardando á Jesus, visto
motu , et his qucc fiebant , timuerunt el terremoto , y las cosas que sucedían,
valde , dicentes: ere F iliu s D e i erat se llenaron de grande tem o r, y decian:
iste. Verdaderamente este hombre era Hijo
de Dios.
5 5 E ra n t autem ibi mulieres multen a 55 Estaban también a lii i lo lejos
longé, quee secutce erant Jesum a Ga~ muchas mugeres , que habían seguido á
Iileca, m inistrantes e i : Jesus desde G aliléa para cuidar de su
asistencia :

1 Aquí se usa la figura enalage ; y asi el sentido es uno de los dos ladrones.
F 3
86 S an M a t h e o .
56 ínter quas erat María Magdalena, 56 de las cuales eran M aría Magdalena
et María Jacabi ei Joseph mater t et y M aría madre dé Santiago y de Joseph,
m ater filíorum Zebedeci. y la madre de los hijos de Zeljedco.
5 7 Citm autem ser o fa ctu m e sse t, ve— 5 7 Siendo ya la r d e , compareció un
n ít quídam homo dives ab Arimatha:a, hombre rico natural de Arirnathéa, lla ­
nomine Joseph, qui et ípse discipulus mado Joseph, el cual era también dis­
erat Jesu. cípulo de Jesús,
5 8 H ic accessit ad P ila tu m , t í petiit 5 8 Este se presentó ¿ Pilato, y le pidió
corpus Jesu. T une P ila tu s ju s s it reddi el cuerpo de J esú s, el cual mandó P i­
corpus. lato que se le entregase.
5 9 E t accepto corpore, Joseph involvil 5 9 Joseph p u es, tomando e l cuerpo
illu d in sindonc m unda. de J e s ú s , envolvióle en una sábana
lim p ia ,
60 E i posuit illu d in monumento suo 60 y le colocó en un sepulcro suyo
novo, quod fxcidcrat in petra. J2f a d - que había hecho abrir en una p eñ a , y
volvit sa xu m magnum ad ostium m o- no había servido to d av ía ; y arrimando
nurnenti et abiit. una gran piedra, cerró la puerta riel
sep u lcro , y fuése.
6 1 E ra n t autem ibi María M agdale- 61 Estaban a lli M aría M agdalena, y
ne , et altera M a ría , sedentes contra la otra M aría, sentadas en frente del
sepulchrum. sepulcro.
62 A ltera autem die , qua: est post 62 A l dia sigu ien te, que era el de
Parasceven , convenerunt principes sa - despues de la preparación del sábadot ú
cerdolum ei Phariscei ad P ila tu m , e l sábado m ism o , acudieron juntos á
Pilato los príncipes de los sacerdotes y
los Fariseos,
63 dicentes; D o m in e, rem rdati s u - 63 diciendo : Señor , nos liemos acor­
m u s , quia seductor Ule d ix it adhuc dado que aquel impostor, estando toda­
vivens : Pos% tres dies resurgam. vía en v i d a , d ijo : Despues de tres dias
resucitaré.
64 Jube ergo custodiri sepulchrum ' 64 Manda pues que se guarde el se­
usque in diem iertiu m : ne fo rte veniant pulcro hasta el tercero dia : porque no
discipuli ejus , ct fu re n tu r eum., et d i- vayan quizá de noche sus discípulos , y
cant p le b i: Surrexit á mortuis ; et erit le hurlen , y digan á la p le b e : Ha re­
novissimus error pejor priorc. sucitado de entre los muertos : y sea el
postrer engaño mas pernicioso que el
primero.
65 A it illis P ila t u s : Habetis custo­ 65 Respondióles Pilato : A h í teneis la
dia rn , H et custodite sicut scitis. g u a rd ia , id, y ponedla como os parezca.
66 l i l i autem abeuntes, m uníerunt 66 Con eso yendo allá, aseguraron bien
sepulchrum , signantes lapidem , cum el sep ulcro , sellando la p ied ra , y po­
custodibus. niendo guardas de vista.

C A P ÍT U L O XXVIII.

Resurrección de Jesús: su aparición á las santas mugeres; aparécese tam­


bién á los apóstoles , y les promete su protección.

1 V e sp e re autem sabbatí, quce luce- 1 A v a n z a d a ya la noche del sábado,


scit in prim a sabbati , venit M aría a l amanecer el prim er dia de la sema­
Magdalene f et altera M aría, videre sc- n a ó domingo, vino M aría Magdalena,
pulchrum. con la otra M aría, á visita r e l sepulcro.
Capitulo XXVIII. 87
a E i ecce ierra motus fa ctu s est ma- 2 A este tiempo se sintió u n gran
gnus. A ngelus enim D om in i descendit terrem o to ; porque bajó del cielo un
de cceio * e t ' accedetis revblvií' lapidtm , A ngel del S e ío r: y llegándose-al sepul­
et sedebat super eum. 1 ■ ■
■:: ■ cro removió la piedra, y sentóse encima,
3 E ra t auiem aspectus ejus sicut f u l - 3 Su semblante brillaba como el re­
g u r, ct ■vestírnerrlum ejus sicut nr\v. lámpago, y era su vestidura blanca co­
mo la nieve,
í P rct timare autem ejus exterriti (y De lo cual quedaron los guardas tan
sunt cústodes, el fa e li sunt velu$ mor fui. aterrados , que estaban como muertos.
5 i Respondens- autem - A ngelus ■ ‘ d ix it 5 Mas el A ngel, dirigiéndose á la sm u -
rrm lieribu sN olite timere óos: scio enim, geres, les dijo: Vosotras no teneis que
quod Jesum , qui crúcifi¡cus estaquee— temer; que bien sé que venís en busca
r í t is : , ■ de Jesus, que fue crucificado;
6 non est lite : surrexit e n im , sicut 6 ya no está a q u i, porque lia resuci­
d ixit. y i n i t e , leí videie loaim , ubi p o- tad o, segun predijo. Venid, y mirad el
silu s erat Dom inas, ‘i ’ r>‘ ¿ .'¡•■na lu gar donde estaba sepultado el Señor.
7 E t citó cuntes diciie ^d'íscrpítlis- eftís 7 Y ahora id sin deteneros á decir á
quia surrexit: et ecce prcecedit vos in sus d iscípulos que lia resucitado ; y hé
Galilctam : ibí eum videbitis : ecce prce— aqui que va delante de vosotros A G a­
d ix i vobis. lilea : a lii le v e re is; ya: os lo prevengo
de antemano.
8 E l efeierunt citó de monumento cum 8 E llas salieron al instante del sepul­
ti morr. ei gaudió magno, cúrrenles nun- cro con ttüedo y con gózp grande , y
tíare diseipulis ejus. fueron corriendo á dar la nueva ¿ los
discípulos.
9 E t ecce Jesus occurrit illis , dicens: 9 Cuando hé aquí que Jesús les sale
Avete. Jila; autem, accesserunt, et tenue- al encuentro, diciendo: Dios os guarde;
riint pedes eju s, et adoraverunt eum, y acercándose ellas, postradas en tierr a,
abrasaron sus p ie s , y le adoraron.
xo Tune ait illis Jesus: Nolite tim e- 10 Entonces Jesus les dice: No temáis:
re: ¿te, nuntiate fratribus meis ut eant i d , avisad á mis hermanos para que
in G ahlceam , ibi me videbunt,. vayan á G álica, que alii me verán.
11 Qua: cum abiissent, ecce quídam 11 Mientras ellas iban, algunos de los
de custodibus venerunt in civitatem , et guardas vinieron á la ciu d ad , y conta­
nuntiaverunt principibus sacerdotum ron á los príncipes de los sacerdotes to­
omnia qua: fa cta fueran t, do lo que haliia pasado.
i s E t congregati cum sénior¿bus, con- 12 Y congregados estos con los ancia­
sdio accepto, pecuniam copiosam dede— nos , teniendo su consejo, dieron una
runt m ílitibus, grande cantidad de dinero á los sol­
dados ,
1 3 dicentes: Dicite quia discipuli ejus >3 con esta instrucción : Habéis de
nocte veneruntt et fu r a ti sunt cum, no­ decir: Estando nosotros durm ierdo, v i­
bis dormientibus, . nieron de noche sus discípulos, y le
hurtaron.
1 4 E t s i hoc auditum fu e r it a prcc- 1 4 Que si eso llegare 4 oídos del
sid e, nos suadebimus e i , et securos vos presidente, nosotros le aplacarem os, y
faciem us. os sacarémos á paz y á salvo.
1 5 A t i lh , accepta pecunia, fecerunt 1 5 E llo s , recibido el din ero, hicieron
Jicut erant cdocti. E t dioulgatum est segun estaban in struidos; y esta voz ha
verbum istud apud Judccos, usque in corrido entre los Judíos, hasta el dia
hodiernum diem, de hoy.
1 6 Undecim autem discipuli abierunt 16 Mas los once discípulos partieron
F 4
88 San M atheo.
in G alilctaiti, in montcm ubi constiiue-
para G aliléa, al monte que Jesús les
rat ü lis Jé sus. había señalado.
17 JEl videntes eum adoraverunt: quí­ 17 Y alli al verle le adoraron: si bien
dam autem. dubitaoerunt, algunos tuvieron sus dudas
18 E l accedens Jesús Jornias est eis, 18 Entonces Jesús acercándose les ha­
dicens: D ata est m ihi omnis potestas. bló . en estos térm inos: A mí se me
in cedo, et in térra: ha dado toda potestad en el cielo , y en
la tierra:
j 9 cuntes ergo docete omnes gentes, iij id pues, é instruid á todas las na­
baptizantes eos in nomine P a tria , et ciones en el camino de la s a lu d , bauti­
F i l ü , et Spiritus sancti: zándolas en el, nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu-Santo * :
20 docentes eos servare omnia qllct- 20 enseñándolas á observar todas las
cumque m andavi vobis. E t ecce ego vo- cosas que yo os he mandado. Y estad
biseum sum ómnibus diebus, usque ad ciertos que yo mismo estaré continua­
consummatíoncm swculi. mente con vosotros hasta la consuma­
ción de los sigltfs.

i Sobre la realidad del cuerpo. El verbo {¡riéndose principalmente alapostol Santo Tilo­
griego itKix’fxv es tiempo pretérito aoristo que mas. Joan. X X . v. 25.
tiene la significación de tiempo perfecto , im­ a De estas palabras deducen los SS. I‘P. una
perfecto y plusquam perfecto: y asi puede tra­ prueba de la Trinidad de las Personas Divi­
ducirse : Si bien algunas habían dudado, re­ nas , y dé la unidad de m naturaleza.
ADVERTENCIA
SOBRE EL EVANGELIO DE SAN MARCOS.

S a n M a r c o s escribió su Evangelio en R om a , d petición de los


Jíeles, según lo que había oido á San Pedro, quien se le aprobó
y le propuso con su autoridad á la Iglesia p a ra que le leyese,
como dice San Gerónimo (catal. ele Scrip. Ec.) Crcese que San
Marcos fu é discípulo de San P ed ro , y que es al que llama hijo
suyo a ljin de su prim era carta. San Agustín le llama compen­
diador de San Matheo; pues en efecto refiere casi las mismas co­
sas , aunque mas brevemente: con todo se extiende mas en cier­
tos p a r ages; y añade alguna vez en pocas palabras cosas muy
importantes . No están de acuerdo los expositores si escribió en
griego ó en latín. Se cree que le escribió deia el año ¿¡.5 de fesu-
Christo, i a despues de la pasión y muerte del Señor.
C >9 i

EL SANTO EVANGELIO
DE NUESTRO SEÑOR JESU-CHRISTO

SEGUN SAN MARCOS .

CAPÍTULO PRIMERO.

Predicación y bautismo de San Juan , Jesús después de bautizado eti el


Jordán , y tentado en el desierto , comienza d predicar el Evangelio en
Galilea . Vacación de San Pedro y de otros discípulos. Jesu- Christo obra
'varios milagros . (M ath . 3 , 4 ) 8 . L u c . 3 , 4 > 5 . Joann. i . 4 *)

i I m tíu m Evafígelii J e s u -C h r ís ií, i P r in c ip io del Evangelio de Jesu-


F ili i Dei, Christo , Ilijo de Dios,
a Sicut scriptum est in Isa ia propfte- a Conforme á lo que se halla escrito
po S an M abcos.
la : Ecce ego mitto angelum m eum ante en el profeta Isaías1 : Hé aquí que des-
fa ciem t u u m , qui prazparabit viam tuam pacho yo mi ángel ó enviado ante tu
ante te. presencia, el cual irá delante de tí pre—
. parándote el camino.
3 F 'ox dam antis in descrió: Parate 3 E sta es la voz del que clam a en el
viam D o m in i, rectas facite sem itas desierto: Preparad el camino del Señor,
ejus. hacedle rectas las sendas.
4 Fuit. Joannes in deserto baptizan s, 4 Estaba Juan en el desierto de la
et prctdicans baplismum. pamilentios in Judea bautiza ndo, y predicando el Lau-
remissionem peccatorum. . tismo de penitencia para la remisión de
los pecados.
5 E l egrediebatur ad cum omnis J11— 5 Y acudía á él lodo e\ país de Judéa, '
dcca: regio, et Jerosolymitm universi, ct y todas las gentes de Jerusalem; y ,c o n -
baptizabantar ab illo in Jordanis J lu - fesañdo sus pecados, recibían de su m a-
m tnc, confitentes pcccata. sua.t. . . 1,1 .. no el bautismo en c l.r io Jordán.
6 E t erat Joannes vestifus pilis ca - . 6 Andaba Juan vestido con un sato
m e li , et zona pellicea circa !umbos-ejus, de pelos de calnello, y traía un ceñidor
ct locustas et m el silvestre, edebat. E t de .enero á la cintura , sustentándose de
prccdicabat, dicens: langostas y miel silvestre. Y predicaba,
,■ d icien d o :
7 Venit fortior me post m e, cujus non 7 En pos de m í viene uno que es mas
sum dignus procumbens solvere corri- poderoso que yo , ante el cual no soy
giam calceamentorum ejus, . digno n i de postrarme para, desatar la
correa de sus zapatos.
8 Ego baptizaoi vos aqtia, lite vero 8 Yo os he1■bautizado con agua, mas1
bapti'zabit vos Spiritu sancto. , el os bautizará.con.el Espíritu, ^antú.
Et, fa ctu m est: in diebus illis venit — q Por estos días fué cuando vino
Jesiis á Nazareth GalUcecc, et baptiza- Jesús desde Nazarelh ciudad de Galilea,
tus est a Joanne in Jordane. y Juan le bautizó en el Jordán.
10 E t statim ascendens de arpia f vi- 10 Y luego al salir del a g u a , vio
dit cáelos apertos, et Sptr/fum tan/juam abrirse los cielo s, y a l E sp íritu Santo
cühimbam dcscendentem, et manentem descender en forma de paloma , y posar
in ipso. sobre él mismo.
11 E l vox fa c ta est de caTis: T u es 11 Y se oyó esta voz del cielo: Tú
F iliu s mcus dilectus, in te complacui, eres el Hijo mió querido 3 : en tí es en
quien me estoy complaciendo.
1 2 E t statim Spiritus c.xpuht eum in 12 Luego despues el mismo Espíritu
desertara, le arrebató a,l desierto,
1 3 E t erat in deserto quadraginta i 3 donde se m antuvo cuarenta dias y
diebus, ct quadraginta noctibus; et ten- cuarenta noches. A lli fué tentado de
tabatur a satana; eratque cum bestiis, satanás; y moraba entre las fieras, y los
et angelí ministrabant illi, : ángeles le .servían,
14 Postquam autem traditusest Joan~ 1 4 Pero después que Juan fué puesto en
nes, venit Jesús in, G aU hrqm , prcedi- . la cárcel, vino Jesús; á la alta C a lj-
cans Evangeiium regni D e i, lea , predicando el Evangelio del reino
de Dios,
Y5 et dicens: Quoniam impletum est i 5 y diciendo: Se ha cumplido ya el
iem pus , et appropinquavit regnum D ei , tiempo , y el reino de Dios, está cerca:

1 Is. XL. v. 3 . — Malrtch.'ITT. v . i . énfasis que tiene la partícula b puede tradu-


1 Én el griego sé lee ¡ y asi por el cirse tú eres mi Hijo el querido.
C a p i t u ,0 I. 91
pcemtemini, et credite Evangelio. haced penitencia , y creed al Evangelio.
16 E ií praieriens secus mare Galilmcc, 16 E n esto, pasando por la ribera del
vidit Simonem ct A ndream fratrem . m ar de G a lilé a , vió ¿ Simón y á su
e ju s , m itlentes relia in m are, ( erant hermano Andrés , echando las redes al
enim piscatores) m ar , (pues eran pescadores)
17 et d ixit eis Jesus : Venite post me, 17 y di joles Jesus: Seguidme , y yo
et fa cia m vos fie r i piscatores hominum, haré que vengáis á ser pescadores de
hombres.
18 E t protinus relid ís retibus, secuti 18 Y ellos prontamente abandonadas
Sunt eum. las redes , le siguieron.
19 E t progressiis inde pusillum , vidit 19 Habiendo pasado un poco mas ade­
Jacobum Zebedcbi, ei Joanncm fratrem lante , vió á Santiago hijo de Zebedéo,
e ju s , et ipsos componentes relia in navi: y á Juan su herm ano, ambos asimismo
en la barca componiendo las redes,
a o et slatim vocavit illos. E t relicto 20 Llamólos lu e g o ; y ellos dejando á
patre suo Zebedcco in navi cum merce­ su padre Zebedéo en la barca con los
narais , secuti sunt eum. jornaleros, se fueron en pos de él.
21 E t ingrediuntur CapJuimaiim : et 21 Entraron despues en Capharnaum;
statim. sabbaiis ingressus in synago- y Jesús comenzó luego en los sábados
g a m , docebat eos, 4 ensenar al pueblo en la sinagoga.
22 E t stupebant super doctrina ejus: 22 Y los oyentes estaban asombrados
erat enim. dacens e o s, (juasi potestatem de su doctrina : porque su modo de
habens, e i non sicut Ser iba:. enseñar era como de persona que tiene
autoridad, y no como los Escribas.
a 3 E t erat in sinagoga eorum homo 23 Había en la sinagoga un hombre
in spiritu ím m undo: et exclam avit, poseído del espíritu inmundo , el cual
exclamó ,
3 4 dicens : Q uid nobis, et ¿ ib i, Jesu 24 diciendo: ¿Qué tenemos nosotros
N a za ren c: oenisti per dere nos ? scio qui que v e r contigo? joh Jesus Nazareno!
s i s , Sanctus Dei. ¿ has venido á perdernos ? ya sé quien
e r e s , eres el Santo de Dios.
a 5 E t comminatus est e i J e s u s , d i­ 2 5 Mas Jesus 1 le conm inó, diciendo:
ce n s: Obrnidesce, et e x t de homine. Enmudece, y sal de ese hombre.
26 E t discerpens eum spiritus im— 26 Entonces el espíritu inmundo, agi­
m u n d tís, et exclam ans voce magna, tándole con violentas convulsiones * , y
e x iit ab eo. dando grandes alaridos, salió de él.
a j E t m ira tisu n t omnes, ita u t con- 27 Y quedaron todos atón itos, tanto
(¡uirerent inter se dicentes: Quidnam que se preguntaban unos & otros : ¿Qué
est hoc ? queenam doctrina Juv.c nova? es esto ? ¿ qué nueva doctrina es esta ?
quia in poteslaie etiam spiritibus im-~ £ l marida con imperio aun á los espíri­
m im áis im peral, et obediunt ei. tus inm undos, y le obedecen.
28 E tp ro cessit rumor ejus statim in 28 Con esto creció luego su fama por
omnem regionem Galilctce. toda la Galiléa.
29 E t protinus egredientes de sin a g o ­ — 29 A si que salieron de la sinagoga,
g a , oenerunt in domum Sim onis et A n ­ fueron con Santiago y Juan á casa de
drea: , cum Jacobo et Joanne. Simón y de Andrés.
3 o Decumbcbat autem socrus Sim onis 3 o Hallábase la suegra de Simón en

* 9 ue no que et padre de la mentira 2 La palabra tirx pay/ióí, de la cual -viene es-


publicara esta verdad, solo conocida del de- pasmos, significa convulsión,
mooio por conjeturas.
c>a S an M a r c o s .
febricitan s, et statim dicunt e i de illa. cama con calentura, y habláronle luego
de ella.
3 i E t accedens cle.vaoit eam , appre- 3 1 Y acercándose, la tomó por la ma­
Jiensa manti eju s: et continuo dim isit no y la le v a n tó : y al instante le dejó la
eam fe b r is , et ministrabat eis. calen tu ra, y se puso á servirles.
3 a Vespere autem fa d o cum occidisseí 3 a Por la tarde puesto ya el s o l, le
s o l, afferebant ad eum omnes malé ha- traían todos los enferm os, y endemo­
bentes, ct dctmonia habentes: niados :
33 et erat omnis civitas congregata 33 y toda la ciudad se había juntado
ad januam . delante de la puerta.
34 E t curavit m u llos, qu i vexa&an- 34 Y curó á muchas personas afligi­
tur cartis languoribus, et dermonia mul­ das de varias dolencias, y lanzó á m u­
ta cjiciebat et non sinebat ea loqui, quo- chos demonios, sin perm itirles decir que
niam sciebant eum. sabían quien era.
35 E t diluculo valde surgens egressus 35 Por la maííana m uy de madruga­
abiit in desertum locu m , ibique orabat. da salió fuera á un lu gar so litario , y
hacia a llí oracion.
36 E t prosecutus est eum Sim ón, ct 36 Pero Simón y los que estaban con
qu i cum tilo erant. él fueron en su seguimiento.
A7 E t cum invenissent e u m , d ixe­ Í j Y habiéndole h a lla d o , le dijeron:
runt ei: Q uia omnes queerunt te. Todos te andan buscando.
38 E t ait illis : E a m u s in próxim as 38 A lo cual respondió: Vamos á las
vicos , et cit’itales , u t et ibi pradicem : aldeas, y ciudades vecin as, para predi­
ad hoc enim veni. car yo también en ellas el evangelio '■
porque para eso he venido.
3 9 E t erat prcr.dica.ns in synagogis 3 9 Iba pues Jesus predicando en sus
eorum , et in om ni G a l Ucea, el deemo- sinagogas, y por toda la G alile a, y ex­
nia ejiciens. pelía los demonios.
4 o E l venit ad eum leprosus depre­ 4 0 V ino tam bién á él un leproso á pe­
caras eum : ei genu J lexo d ix it ei: S i dirle favor: é hincándose de rodillas,
ei's, potes me mundare. le d ijo : Si tú quieres, puedes curarme.
4 1 Jesús autem misertus e ju s , exten- 4 1 Jesus compadeciéndose de é l , ex­
Alt manum s u a m , ct langens eum , ait tendió la m ano, y tocándole, le dice:
i l l i , Volo : Mundare. Q uiero: Sé curado,
4 a E l citm d ixissei, statim discessit 42 Y acabando de decir esto, al ins­
ab eo lepra, et m undatus est. tante desapareció de é l la lep ra, y que­
dó curado.
43 E l comminatus est e i, statimque 43 Y Jesus le despachó luego, conmi­
ejecit illum ¡ nándole,
44 et dicit ei: V ide nem ini dixeris; 44 y diciéndole: M ira que no lo di­
sed v a d e, ostende te principi sacerdo- gas á nadie; pero v e , y preséntale al
tum , et offer pro emundatione tu a , quee príncipe de los sacerdotes, y ofrece por
prcccepit Moyses in testimonium illis. tu curación lo cyie tiene Moysés orde­
nado, para que esto les sirva de testi­
monio '.
45 A t Ule egressus easpit pra:dicare, 45 Mas aquel hom bre, asi que se fue,
et diffamare sermonem, ita ut ja m non comenzó & hablar de su curación, y á
posset manifesté introire in civitatem, publicarla por todas partes, de modo

1 De mi poder, j de mi observancia de la Ley. Lev. X IF . v.%.


C apitulo II. g3
sed fo ris in descrtis Jocis e s s e i, et cotí- que ya no podía Jesús entrar m anifies-
veniebant ad eum undique, tam enle en la ciudad, sino que andaba
fuera por lugares solitarios, y acudían
á el de todas partes.

CAPÍTULO II .

Cara Jesús á un paralitico en prueba de su potestad de perdonar pecados.


Llama a l apostolado á L eví ó Matheo , cobrador de tributos ; y reprime
con su doctrina el orgullo é hipocresía de los fariseos. (Math. 9, 12.
L u c . 5 , 6 ).

iterum, intravil Capharnaum 1 A l cabo de algunos días volvió á


post dies: entrar en Capharnaum :
2 et auditum est quod in domo esset, 2 y corriendo la vos de que estaba en
et convenerunt m u lti, ita ut non cape— la casa, acudieron muchos en tanto nú­
rent ñeque ad ja n u a m , et loquebatur mero , que no cabían n i dentro n i aun
eis verbum. fu e r a delante de la puerta , y él les
anunciaba la palabra de Dios,
3 Mt venerunt a d eum ferentes para- Z Entonces llegaron unos conducien­
lyticu m , qui d quatuor poriabatur. do á cierto p a ra litico , que llevaban en­
tre cuatro.
4 jEt citm non possent offerre eum illi 4 Y no pudiendo presentárselo por
prce turba , nudaverunt tectum ubi erat: causa del gentío que estaba al rededor,
et patefacient.es su&miserunt grabatum, descubrieron el techo por la parte bajo
in quo p a ra litica s jacebat. la cual estaba J esú s: y por su abertura
descolgaron la cam illa en que yacía el
paralítico.
5 Cum autem tndisset Jesús fidem il~ 5 Viendo Jesús la fe de aquellos hom­
Jorum, ait paralytko; F i l i , dim itlun- bres: dijo al p aralítico: H ijo , tus pe­
tur tibi peccata tua. cados te son perdonados.
6 Tlrant autem. ülic quidam de Scribis 6 Estaban alli sentados algunos de los
sedentes, et cogitantes in cordibus suis: E scribas, y decían en su interior:
7 quid hic sic loquitur? Blasphem at. '7 ¿qué es lo que éste habla? Éste
Q uis potest dimitiere peccata, nisi solus hombre blasfema. ¿Quién puede perdo­
D eus ? n ar pecados, sino solo Dios?
8 Quo statim cognilo Jesús spiritu 8 Mas como Jesús penetrase al mo­
suo , quia sic cogitarent intra s e , dicit mento con su espíritu esto mismo que
illis : Q uid ista cogitaiis in cordibus interiorm ente pensaban , dícelcs : ¿Qué
vestris í* andais revolviendo esos pensamientos en
vuestros corazones?
9 Q uid est fácili'us , dicere paralyticO: 9 ¿Q ué es mas f á c i l, decir al paralí­
D im itiuntur tibi peccata : an dicere: tico : Tus pecados te son perdonados: 6
Surge, tolle grabatum tu u m , et am — decir: LevánLate , toma tu ca m illa , y
bula? camina?
10 U t autem sciatis quia F iliu s ho­ 10 Pues para que sepáis que el que se
m inis habet potestatem in ierra dim it- llam a Hijo del hombre tiene potestad
tendi peccata, (ait paralyticd) en la tierra de perdonar pecados , Le­
vántate , (dijo al paralítico)
1 1 T ib i dico: Surg e, tolle grabatum n Y o le lo digo ; coge lu cam illa , y
tu u m , et vade in domum tuam. vele á tu casa.
94 S an M a r c o s .
12 E t statim sur re X ii Ule , e t , sub­ 13 Y al instante se puso en pi e, y,
íalo grabalo , abiit coram óm nibus , ita cargando ton su ram illa , se marchó á
Ut m irarenlur om nes , et honorificarent vista de todo el mundo , de forma que
D e a m , dicentes r Q uia mtnquam sic v i- todos estaban pasmados 1 , v dando glo­
dim us. ria á Dios decian: .Tamas habíamos visto
cosa semejante.
1 3 E l egressus est rursus ad mare: i3 O tra vez salió ácia el m ar: y todas
omnisque turba venicbal ad eu m ) et las gentes se iban en pos de é l , y las
doccbat eos. adoctrinaba.
1 4 E t cum prccixriret, -vidit Lev i A l ­ ¡4 A l paso vio í I.eví hijo de A lphco
pha', i sedentem ad telóníum , ct ait illi: sentado al banco ó mesa de los tributos,
Sequete me. E t surgens sccutus est y d ijo le : Sígueme. Y levantándose a l
eum. instante le siguió.
■1 5 E t fa ctu m e s t , cum acaimberct 1 5 Aconteció despues, estando á la
in domo illi a s , m ulti publican i et pee— mesa en casa de este , que muchos pu­
calores sim ul discumhebant. m m Jesu, blícanos y gentes de m ala vida se pusie­
ct diseipulis ejus: erant enim m ulti, ron k ella con Jesús y sus discípulos:
qui et serjuebantur cum. porque aun entre aquellos eran, no po­
cos los que le seguían.
16 E t Scri&cc et Pliariscei videntes 16 Mas los Escribas y Fariseos al ver
quia manducaret cum publkanis et- pec- que comía con publícanos y pecadores,
catoribus, dicebant diseipulis ejus : Qua- decian á sus discípulos; ¿ Cómo es que
re cum publicanis et peccatoribus m an- vuestro Maestro come y bebe con pu­
ducat ct bibit Magister vester? blícanos y pecadores ?
1 7 Hoc. audito Jesus ait illis : Non 17 Habiéndolo oido Jesus les di j o:
necexse liabent sa n i medico, sed qui ma­ Los que están, buenos no necesitan de
te liabent: non enim veni vOcare justas, m édico, sino los que están enfermos: asi
sed peccatores. yo no he venido á llam ar ó m nvenlir á
los ju sto s, sino á los pecadores.
1 8 E t erant discipuli Joannis el Pfui- — 18 Siendo tám bicn los discípulos de
risa:} je ju n a n te s : et veniunt , et dicunt Juan y los Fariseos m uy dados al ayuno,
i l l i : Quare discipuli Joannis et P h a r i- vinieron á p re g u n tarle : ¿ No nos dirás
sccorum je ju n a n i, tu i auiem discipuli por qué razón , ayunando los discípulos
non jeju n a n i? de Juan y los de los F ariseos, no ayu­
nan tus discípulos?
i<j E t ait illis Jesus • N unquid pos- 19 Respondióles Jesus : ¿Cómo es po­
sunt f i l i i nuptiarum , t/uamdiu sponsus sible que los compañeros del esposo en
cum illis est jeju n a re? Quanto tempore la s bodas ayu nen, ínterin que el esposo
liabent secum sponsum , non possunt está en su compañía? Mientras que tie­
jejun are. nen consigo al esposo, no pueden ellos
ayunar.
2 o Vém ent autem dies cum auferetur 20 Tiempo vendrá en que les quitarán
ab eis spo n sus: et tune jejun abun t in al esposo; y entonces será cuando ayu­
illis diebus, narán. ,
a i Nemo assumentum p ann i rudis as- 21 Nadie cose un retazo de paño nue­
suit vestimenta veteri: alioquin aufert vo 6 recio en un vestido v ie jo : de otra
supplementum novum á veteri, et majar suerte el remiendo nuevo rasga lo viejo,
scissura f i t , y se hace m ayor la rotura.

1 Esta es la significación del verbo griego Marcos usó de este verbo,' que esrnas expresi-
¿'(íá-jxt, del cual Ytene el nombre éxtasis. San vo que ei IfSxvftxizv que se lee en san MalUco.
C A .P IT U LO II I. p5
22 E t nemo m ittit vinum novum in 22 Tampoco echa nadie vino nuevo
utres veteres: alíoquin dirumpet vinum en cueros v ie jo s : porque romperá el
u tres, et vinum effundeiur , et utres pe~ vin o los cueros , y se derramará el v i­
ribun t: sed vinum novum in utres n o - no , y los cueros se perderán. Por tanto
vos Tnilti debet, el vino nuevo en pellejos nuevos debe
meterse.
23 E t fa cfu m est iterum cum D om i­ — E n otra ocasion, caminando el
nus sabbatis ambularet per s a f a , et Señor por junto á unos sembrados un
discipuli ejus ccnperunt progredi, ct v el- día de sábado, sus discípulos se adelan­
lere spicas. taron , y empezaron á coger espigas y
á comer e i grano.
24 Phariscei autem dicebant ei: Ecce, 24 Sobre lo cual le decían los Fariseos:
quid fa ciu n t sabbatis quod non licet? ¿Cómo es que hacen lo <jue no es lícito
en sábado ' ?
25 E t ait illis: Nunquam legistis quid 2 5 Y él les respondió: ¿No habéis vos­
fecerit D avid, guando necessitatem ha— otros jamas leído lo que hizo David , en
b u it, et esuriit ipse ei qu i cum eo erant? la necesidad en que se v i ó , cuando se
halló acosado de la hambre, asi él como
los que le acompañaban ?
26 Quomodo introivit in domum D e i 2C ¿Cómo entró en la casa de Dios en
sub -Abiathar principe sacerdotum , et tiempo de A biathar 2 príncipe de los sa­
panes propositionis m anducavit, quos cerdotes , y comió los panes de la pro­
non liccbat m anducare, n isi sacerdoti- posición , de que no era lícito comer,
bus, et dedit eis qu i cum eo erant? sino á los sacerdotes, y dió de ellos á los
que le acompañaban?
27 E t diccbat eis: Sabbatum propter 27 Y añadióles; E l sábado se hizo pnra
fiominem fa ctu m e s t , et non homo pro­ e l bien de el hombre , y no el hombre
pter sabbatum. para el sábado.
28 Itaque D om inus est F iliu s homi— 28 En fin , el Hijo del hombre aun
n i s , etiam. sabbati. del sábado es dueño.

C A P ÍT U L O III.

Jesús cura á un hombre que tenia la mano seca : es seguido de muchos


pueblos; elige á los doce apóstoles , y responde con admirable manse­
dumbre á los dicterios y blasfemias de los escribas. (M a th , 6 3 1 0 , 1 2 .
.......... L u c ,- 6 7 8 , 12 ).

\ E t introivit iterum in synagogam, i O t r a vez en sábado entró Jesús en


et' crat ibi homo ‘ habens m anum ari- la sinagoga1', y hallábase en e lla un
dam. hombre que’ ten íá seca una mano.
2 E t observabant e u m , s i sabbatis 2 ' Y ' l e estaban acechando si curaría
curaret, u t aecusarent illum . en dia de sábado, para acusarle.
3 E t ait hom ini habenti m áñum a ri- 3 Y dijo al hombre que tenia seca
dam : 'Surge in médium. la mano: Ponte en medio,
4 E t dicit cis: Licet sabbatis bene fa~ 4 Y á ellos les dice: ¿Es lícito en sá-

, 1 ‘Aquí se ve que el que tiene un celo que no cernbs jueces de to d o, y nos liace propensos
es según rienda, pensando defender la ley la á condenar.siempre las acciones del prójimo.
combate, y por seguir la letra dé ella con­ 2 Ó Abimeledi.
traría tu espíritu. El orgullo nos mueve á lia—
S a n M a r c o s .
96
cerc, an male ? animain salvara facere, hado e l h acer b i e n , 6 m a l ? ¿ s a lv a r la
an perdere? A t illi iacebant, v id a á una persona, ó quitársela ? M as
e llo s c a lla b a n .
5 i ?/ circumspidens eos cum ira con - 5 E n to n ces Jesú s c la v a n d o en e llo s
tris latas super ccvciiate coráis eorum, sus ojos Henos de in d ign a ció n , y d ep lo­
dicit h om in i: E x le n d e mamtm tuam. ran do la cegu ed ad de su corazon , dice
E t extendí! , et restituía est m anus a l h o m b re: E x tie n d e esa m an o. E x t e n ­
illi. d ió la , y q u ed ó le perfectamente sana.
6 E xeu n fcs autem P h ariscei, statim 6 P e ro los F ariseos salien d o de a lli ,
cum Herodianis consilium f a,debant ad­ se ju n ta ro n lu e g o en consejo con tra él
versas eum j quomodo eum perderent. con los H ero d ian o s, sobre la m anera de
p erd erle.
7 Jesús autem cum discipulis suis sc-~ 7 Y Jesús con sus d iscíp u los se r e tir á
cessit ad m a re: et m ulla turba á G a li- k la rib e ra d el m a r de Tiberiades : y le
tcca et Judoca secuta est e u m , file sigu ien d o m ucha ge n te de G a lile a
y de Ju d é a ,
8 et ab Jerosolym is , et ab Idumcea, 8 y de J e r u s a le m , y d e la Id um ea , y
et trans Jord an em : et qui circa T y ru m d e l otro lado d e l J o r d á n : ta m b ié n los
et S í donem , rriultiludo magna , aud ¿en­ com arcanos de T y r o y de Sid on , en gran
tes quce fa eieb a t , venerunt a d eum. m u lt i t u d , v in ie r o n 4 v e r l e , o yen d o la s
cosas q u e h acia,
9 E l d ix it discipulis suis Ut navícula t) Y a si d ijo á sus d is cíp u lo s q u e le
sibi deserviret propter tu rba m , ne com~ tu v ie se n d ispu esta u n a b a r q u illa , para
primerent eum , que el tro p e l de la g e n te n o. le o p r i­
m iese.
10 M ullos enim sanabat , tta ut irru- I o P u es c u r a n d o , com o c u r a b a , & m u ­
erent in eum ut illum tangerent quot- chos1, echábanse A p o rfía en cim a de é l , á
quot habebant plagas . fu i de lo carlo todos los q u e ten ían m ales.
1 1 E t spiritus im m un di eum illum II Y hasta los poseídos de e sp íritu s
videbant, procidebant ei, et clamabant in m un d os , a l v e r le se a r ro d illa b a n de­
dicentes : la n te de e l , y g r ita b a n d ic ie n d o :
1 2 T u es F iliu s Dei. E t ■vehementer 12 Tú eres e l H ijo de D ios. M a s él
comminabatur eis ne manifestaren! lo s ap e rcib ía con g r a v e s am enazas p ara
illum . q u e n o le descu briesen .
1 3 E t ascendens in montem vocavit — i 3 S u b ie n d o d espues Jesús á un
ad se quos voluit ipse: el venerunt ad m o n te ,lla m ó á sí ¿ a q u e llo s de sus dis­
eum. cípulos q u e le p lu g o :
14 E t fecit ut essent duódecim cum «4 y llegado s que fu ero n , escogió doce
illo: et u t mitteret eos prccdicare. para ten erlo s co n sigo , y e n v ia r lo s &
p re d ic a r ;
1 5 E t dedil, illis potestatem curandi 1 5 dán doles potestad d e c u r a r e n fer­
infirm itates , et ejiciendi doemonia. m edades, y de e x p e le r dem on ios :
1 6 E t imposuit S im on i nomen P e ­ 16 á saber : S im ó n , á q u ie n puso t i
tr u s : n om bre de P e d ro :
1 7 et Jacobum ZebcdcEi, et Joannetn 17 S a n tia g o h ijo dé Z eb ed éo , y Juan
fr a ir e m Jacobi , ei imposuit eis nomina h erm a n o d e S a n t ia g o , á q u ien es ap e lli­
Boanerges quod est F i lii tonitrui: d ó B oanerges, esto es , H ijo s d e l tru e n o
ó rayos :
t 8 Et A n d r ea m , et Philippum , ct 18 A n d rés, P h e lip c , B a r th o lo m é , M a -
Bartholom ccum , et M atihw um , ei T h o - t h é o , T h o m » s , S a n tia g o h ijo d e A lp h é o ,
m a m , ei Jacobum A lphcti, et T h a d - T h a d é o , y S im ó n e l C a n a n é o ,
dceum , et Sim onem Cananctum ,
C A P IT l LO I II . QJ

1 9 et Ju d am Iscariotcm , qui ct ira - 19 y .Tudas I s c a r io t e , e l m ism o que


áidit illum. le ve n d ió ,
20 E t vcniunt ad d o m u m , et conve— 20 D e aqu i vinieron, á la casa 1 , y
nit iieritm tu r b a , ita. ut ■
non possent co n cu rrió de n u e vo t a l tro p e l de ge n ­
ñeque punem manducare. te , q u e 111 siquiera p od ían to m ar a li­
m en to.
21 Et cüm audissent s u i, exierunt — 21 E n tr e ta n to algunos de sus d eu ­
lenere eum : dicebant en im : Quoniam dos que no creían en él, con estas n o ti­
in fu ro rem versus est, cias salieron p ara r e c o g e r le : porque de­
cia n que h ab ia perdido e l juicio,
22 Et, Ser ibas, qui ab Jerosolymis d e - 22 A l m ism o tiem p o los E scrib a s, que
scenderant, dicebant.: Quoniam R celze- lia b ia n lia jado d e Jeru salem , n o d u d a ba n
bub Jia.bet , ct quia in principe deemonio- d ecir : E s tá poseído de B e e lz e b ú b , y asi
rum ejicit deemonia . por arte d e l p rín cip e de los d em onios
es com o la n za los dem onios.
2 3 U t conoocatis eis t in parabolis di— 23 M as Jesus h ab ién d olos con vocad o,
ceibal illis : Quomodo potest satanas sa~ les d ecía ó refutaba con estos sím iles:
tanam ejicere ? ¿Cóm o puede satanás exp e le r á satanás?
24 E t s i regnum in se dividatur, non 24 P u e s si u n rein o se d iv id e en par­
potest regnum illu d stare. tidos c o n tr a r io s , es im p o sib le q u e sub­
sista e l ta l re in o a.
23 ‘E t s i domus super semetipsam d i- s 5 Y si u n a casa está d esun id a en
spertiatur , non potest domus illa stare. con trario s p a r t id o s , la ta l casa no
pu ede q u ed a r en pie.
26 E t s i satanas consurrexcrit in se- 2G C on q ue si satanás se le v a n ta con­
metipsum, dispertifus e s t, et non pote- tr a sí mi,cm o , está su reino en discor­
rít stare , sed fin em Itabel. dia , y no puede d u ra r, antes está cerca
su fin.
27 Nemo potest vasa fo r tis ingressus 27 N in g u n o p u ede e n tr a r en la casa
in domum diripe.re, n isi priits fortcm, d e l v a lie n te para ro b a rle sus alh a ja s, si
alligct, et tune domum ejus diripiet. prim ero n o ata b ie n al v a lie n te 3, despues
sí que pod rá saquear la casa,
28 A m en dico vobis, quoniam omnia 28 En ve rd a d os d ig o , añadió, que
dimittentur filtis hominum peccata , et todos los pecados se p erd on arán fá cit-
biasphemia: quibus hlasphemaver i n i : mente á los lu jos d e los h om bres, y au n
la s blasfem ias q u e d ijeren :
29 qui autem blaspliemavcrit in Spi— 29 pero el que blasfem a re co n tra el
ritum sanefum^ non luxbebit rem issio- E s p ír it u san to , n o ten d rá jam as p erd ón ,
ncm in cctcrnum , sed reus erit cvlerni sin o que será re o d e etern o ju ic io ó con­
delicti, denación + .
3 o Quoniam dicebant: Spiritum Ím~ 3 0 L e s decia ettto p orqu e le acu sab an
m undum liabet. de q u e estaba poseido d el e s p ír itu in ­
m undo.
31 E t vem unt mater ejus et fra tres: — 3 i E n tr e ta n to lle g a n su m ad re y
ct fo r is stantes miserunt a d cum mocan­ h erm a n os ó parientes : y quedándose
tes eu m , fu era á la puerta e n v ia r o n 4 lla m a r le .
3 a et sedebat circct eum turba: et d i- 3 2 E sta b a m u c h a ge n te sen tad a a l r c -

1 Se cree que era la de Pedro en Canliar- 3 Ib. v. 29.


naum. 4 Eslo g e , será sumamente diiicil su arrepen ­
a Mnt.th. XII, t'. 25. timiento.
Tosí. V , G
93 Sa K M a r c o s

cunt e i : E cce mater tu a , et fr a tr e s ta i d edor de é l, cu an d o le d ic e n : M ir a que


fo r is (¡uarunt te. t u m a d re , y tus h erm an os a h í fu e ra te
b u sca» .
3 3 E t respondens e is , a i t : Quce est 33 A lo que r e s p o n d ió , d ic ie n d o :
mater m e a , ct fra tre s m ei? ¿Q u ién es m í m a d re , y m is herm anos?
34 E i circumspiciens eo s, qui in cir- 34 Y d an d o u n a m irad a A ios q u e esta­
cuitli ejus sedebant, ait: E cce mater b a n sentados a l rededor de é l , d i j o : V e is
mea y et fra tre s mei, aqui á mi m ad re , y á m is herm anos.
35 Q u i enim fecerit •voluntatem D c í, 35 P orq u e cu a lq u ie ra q u e h iciere la
hic fr a te r m eus f ei soror m ea , et m a ­ v o lu n ta d de D io s, ese es m i h erm an o, y
ter est. m i h erm a n a, y m í m adre.

C A P ÍT U L O IV .

Parábola del sembrador , y su explicación. L a luz sobre el candelero. Se­


milla que nace y crece durmiendo el que la sembró. Otra parábola del gra~
no de mostaza. Tempestad en el mar apaciguada de repente.
(Matth. 5 , 7 , 10, i 3. Luc, 6, 8? 1 1 , 1 9 . Joann. 12.)

1 J L t iterum caepit docere ad m are: ei 1 V / l r a v e z se puso á en sen ar cerca


congrégala est ad eum turba m u lta , ita d el m a r : y acu d ió ta n ta g e n t e , q u e le
ut navim ascendens saderct in mar i , et fu é preciso s u b ir en u n a h arca y sen ­
omnis turba circa mare super terram tarse en e lla d en tro d e l m a r , estando
erat. todo e l au d ito rio en tie r r a á la o r illa .
2 E t docehat eos in parabolis multa, a Y les en señ aba m u ch a s cosas usan­
ei diccbat illis in doctrina sua: do de p aráb olas, y d ecía les asi con form e
á sii m an era de en señ ar:
3 A u dite: ecce c.viit seminans a d se— 3 E s c u c h a d : haced c u e n ta que salió
minandum , u n sem b rad o r á sem brar,
4 E t du m se m in a l, aliud cecidit cir­ 4 Y al e sp a rcir el g r a n o , p arte cayó
ca viam f et venerunt volucres a x li } ei ju n to al c a m in o , y v in ie r o n la s aves
comed erunt illud. d el cielo, y le com iero n.
5 A liu d vero cecidit super petrosa, ubi 5 P a r le c a y ó sobre p e d r e g a le s , donde
non habuit terram m u lta m : et statim h a b ía poca t i e r r a : y lu e g o n a c ió , por
exorium e s t, quoniam non habebat al~ 110 p od er p ro fu n d iz a r en e lla :
titudinem térra::
6 ct quando exortus est sol, exceslua- 6 m as c a le n ta n d o el s o l, se agostó : y
v it: et eo quod non habebat ra d icem ,ex- com o no te n ia r a íc e s , secóse.
aruit.
7 E t aliud cecidit in spinas: et a - y O tr a p arte c a y ó e n tr e espinas: y las
scenderunt spince, ct suffocaveriinl illud, espinas crecieron , y le a h o g a r o n , y asi
et fructiun non dtdit. n o dió fruto.
8 E t aliud cecidit in terram bonam: 8 F in a lm e n te , p a r te cayó en bu en a
et dabat fru ctu m ascendentcm , et cre- t ie r r a : y d ió fr u to e r g u id o , y a b u lta ­
scentem ; et affcrebat unum. iriginta, do ; c u a l á tre in ta p o r u n o , c u a l & se­
unum sexa g in ta , et unum cenlum. senta , y c u a l á cien to.
g E t dicebat: Q u i habet aures au - 9 Y d e c ía le s : Q u ie n tie n e oidos para
diendi , audiat, o í r , escuche y reflexione.
1 o E t cum esset singularis, interro- — 10 E sta n d o despues á s o la s , le pre­
gaverunt eum h i qui cum co erant duo- g u n ta r o n los doce q u e estab an con él,
decim , parabolam. la significación de la p aráb ola.
C A PIXÜ lo IV, 99
11 l£t dicebai e i s : PoÓis daíum est 1 1 Y é l les decía: A vosotros se os h a
nosse m ysierium regni D e i: illis au~ con ced id o e l saber ó conocer e l m isterio
tem , qu i fo r is 's u n t, in pai'abolis omnia d el re in o d e D i o s : p ero á lo s que son
fiu n t: extrañ os ó incrédulos, todo sé le s an u n ­
cia en parábolas 1 :
ia ut videntes videant , ct non videant: 12 d e m odo que v i e n d o , v e a n y no
et audicntes audiant, et non intcllígant: r e p a r e n : y o y e n d o , o ig a n y n o e n tie n ­
ne quando conoertantur , et, dim ittantur d a n ; p o r m iedo de lle g a r á co n v ertirse ,
eis peccata. y de q u e se les perd on en lo s pecados,
j 3 E t ait illis: Nescitis parabolam 1 3 D espues les d ijo ; ¿C onque vosotros
harte ? et quomodo omnes parabolas co- no enten deis esta p aráb ola ? ¿pites cóm o
gnoscet.is ? enten deréis todas las d em as?
■4 Q u i se m in a l, verbum seminal. 14 Escuchad: E l sem brador, es el que
siem b ra la p alab ra de Dios.
,i 5 H i autem s u n t, qu i cirea viam t 1 5 Los sem brados ju n to a l cam in o ,
ubi seminatur verb u m , et cüm a u d íe- son aq u ellos hombres e n que se siem b ra
rin t confestim venit, s o la n a s , ct a u ferí la p a la b r a , y lu e g o q u e la han oido,
verbum , quod seminatum est in cordi— v ie n e s a ta n á s , y se lle v a la p a la b ra
bus eorum. sem brada en sus corazones.
16 U t h i sunt sim iltíer, qu i super pe­ iG A ese m odo lo s sem brados en p e­
trosa sem in a n tu r: qu i cüm audierint d regales , son aq u ello s q u e oida la p a ­
verbum , statim cum gaudio accipiunt la b r a evangélica, desde lu e g o la re cib en
ilhid : con g o a o :
\ j et non liabent radtcem in se, sed 17 m as n o eclia raíces en e llo s , y asi
temporales su n t: deinde orta tribula- d u r a m u y poco: y lu e g o q u e v ie n e a l­
tione ct persecutione propter verbum, g u n a tr ib u la c ió n 6 p ersecución p o r cau ­
confestim scandalizantur. sa de la p a la b r a de D i o s , a l in sta n te
se rin d e n .
18 E t a lii sunt qu i in spinis se m i- 18 L o s otros sem brados e n tr e espinas ■
n a n tu r : h i s u n t, qu i verbum audiunt , son los que. o y en la p a l a b r a ;
1 9 et (crumnce scbculi, et deceptio di— 1 9 poro los afanes d e l s ig lo , y la il u ­
v itia ru m , et circa réliqua coneupiscen- sión d e las riq u ez a s, y los dem as ap e­
ticc introeuntes suffocant , verbum , et si- tito s desordenados á q u e d an en trad a
ne fr u c tu efficitur. ab o ga n la p a la b r a divina , y v ie n e i
q u ed a r in fru ctu o sa .
a o E t h i s u n t , qui super terram bo- 20 L o s sem brados en fin en bu en a
nam sem inati sunt qui audiunt ver­ tie r r a son los q u e o y e n la p a la b r a , y
bum , et süscipiunt, et fructificant, unum la re cib en y conservan en su seno , y
trig in ta , unum sexagin ta , et unum dan fr u to , q u ie n á tr e in ta p o r uno,
centum. q u ie n á sesenta, y q u ie n á cien to .
a 1 E t dicebat i ll is : N unquid venit lu­ 21 D e cíales ta m b ié n : ¿ P o r v e n t u r a
cerna u t sub modio p o n a tu r , aut sub se tra e ó enciende u n a lu z p a r a p o n e rla
lecto i1 nonne ut super candelahrum. po­ d eb ajo d e a lg ú n c e le m in , ó d eb ajo de
n a tu r? la cam a 3 ? ¿ n o es p a r a p o n e rla sobre
u n can d elero ?
a a Non est enim aliquid absconditum, aa jNada pues h a y aqui secreto , que

I En pena de su voluntaria ceguedad , y del los que no eran cristianos. Car. V. v. 19..
desprecio que hacen de mi doctrina. 'Véase Pa­ Cotos. I F . v. 5 . The&al, IV . v. 1a.
rábola . Los judíos llamaban extraño ó de afue­ 2 En que está recostado el que come. Tal es
ra á todo el que no era de la Ja d e a: y éste el sentido que ofrece la voz griega xAíw). Nos­
modo de hablar se usó despues para denotar otros diríamos debajo de la mesa. '
G a
ioo S an M . R C O 5.
quod non m anifestctur : nec fa c lu m est n o se d eb a m a n ife s ta r : n i cosa a lg u n a
occullum, sed ut in pa lá m veniai. q u e se h aga p a r a estar e n c u b ie rta , sino
p a r a p u b lica rse .
23 S i quis habet aures audiendi, a u - 2.3 Q u ie n tie n e bu en o s o íd o s, e n tié n ­
diat. dalo.
2 4 E t dicebat i l l i s : V ideie quid a u - 24 D e cía le s ig u a l m e n t e : A te n d e d bien
diatis. I n qua m ensura m ensi fu eritist á lo q u e v a is á oir. L a m ism a m ed id a
remetietur vobis , et adjicietur vobis. q u e h iciereis s e r v ir p ara los dem as, ser­
v ir á p ara vosotros , y a u n se os d ará
c o n creces,
a 5 Q u i enim habet, dabilur i l li: et s 5 P o rq u e a l q u e y a t ie n e , se le dará
qui non ha bet , etiam quod habet aufe— aun m a s : y e l que n o t ie n e , será p r iv a ­
retur ab eo. do au n de a q u e llo que parece q u e tie n e.
26 E t dicebat; Sic est regnum D e i , 2 6 D e cia asim ism o: E l rein o d e D ios
quemadmodum s i homo ja c ia t semen - v ie n e á ser á m a n e ra de u n h om bre que
iem in terra m , sie m b ra su h ered ad ,
a 7 et d o rm ia t , et exurgat nocte et 27 y y a d u e r m a , ó v e le n o ch e y d ia,
d i e , et semen germ in et , et increscaí el g r a n o v a b r o t a n d o , y crecien d o sin
dum nescit Ule. q u e e l h om bre lo ad v ierta .
2 8 Ultró enim térra fr u c iific a í , pri— 28 P o rq u e la tie r r a de s u y o p ro d u ce
mitrn herbam , deinde s p k a m , deinde prim ero e l tr ig o en y e r b a , lu e g o la es­
plenum fru m en tu m in spica. p iga , y p o r ú ltim o e l g ra n o lle n o en la
espiga.
29 E t citm produ.xerit fru ctu s, statim 29 Y despues q u e está el fr u to m ad u ­
miitit fa lc e m , quoniam adest m essis * ro , in m e d ia ta m e n te se le e ch a la hoz,
porque lle g ó y a el tie m p o de la siega,
3 0 E t dicebat: C u i assim ilabim us re- 30 Y pro segu ía d icie n d o : ¿A q u é cosa
gm im D e i? aut cui parabolai compara - com p ararem os aun el re in o de D ios?
bimus illu d ? ¿ó con q u é paráb ola le representarem os?
3 1 Sicut granum s in a p is , quod citm 31 Es com o e l g r a n ito de m ostaza,’
seminatum fu e rit in ie r r a , m inus est que cu an d o se sie m b ra e n la tie r r a , es
ómnibus seminibus , quce sunt in ierra: la m as pequ eñ a en tre la s sim ie n te s q u e
h a y en e lla :
3 a -et cüm sem inatum f u e r i t , ascen - 3s m as despues de sem brad o , sube y
d i t , ei f i t m ajus ómnibus oleribus, et se h ace m a y o r q u e todas las le gu m b re s,
fa c it ramos magnos , Ha ut possiñt sub y ech a ram as ta n g r a n d e s , que las aves
umbra ejus aves caeli habitare. d e l cielo p u ed en rep osar d eb ajo d e su
som bra.
33 E t talibus m ultis parabolis loque- 33 C o n m u ch a s p a r á la la s sem ejante»
batur eis verbum, prout poterant a u - & ésta les pred icab a la p a la b ra de D io sy
dire con form e á la cap a cid a d d e los oyentes:
34 sirte p a r abóla autem non loqueba- 34 y n o les h a b la b a sin parábolas: b ie n
iu r e i s : scorsum autem discipulis suis es v e rd a d q u e á p arte se lo d escifraba
disserebat omnia, todo á sus d iscíp u lo s.
3 5 E t ait illis in illa die cum sero — 35 En a q u el m ism o dia , siendo y a
esset fa c tu m : Transcam us contra. tarde , les d i j o : Pasem os A la ribera- de
en fren te.
36 E l dimitientes tu rb a m , assum unt 36 Y d esp id ien d o a l p u e b lo , estando
eum ita u t erat in n a vi: ct alia: naves Jesús com o estaba en l a b a r c a , se h i­
erant, cum illo, cieron con él á la v e la , y le ib a n
aco m p añ an do otros varios barcos,
3 7 E t fa c ía esi procélla m agna venti} 37 L e v a n tó s e en ton ces u n a g r a n te m -
C a p i t u LO V. I OI
el JIucfus mittebat in n a vim , ila ut im~ p esiad d e v ie n t o , q u e arro ja b a la s olas
pleretur navis. e n la b a r c a , d e m an era q u e y a ésta se
lle n a b a d e agua.
38 E t erat ipse in puppi super cervi­ 38 E n t r e tan to é l. estaba d u rm ie n d o
cal dormiens: ct excitant eu m y et di-~ Cfi la popa sobre u n cab ezal. D esp iér—
m n t i l l i : M a g ister, non ad te p e r ti- t a n le pu es, y le d ic e n : M a e s t r o , ¿ n o se
n e t, quia. perim us? te d a n ada q u e perezcam os ?
3 9 E t exurgens comminatus est ven­ 3g Y él le van tán d o se am en azó al
to , et d ix it m ari; T a ce, obmutesce. E t v ie n to , y d ijo á l a m a r ; C a lla t ú , so­
cessavit oentus: et fa c ta est tranquilli - siégate. Y a l instante c a lm ó e l vie n to :
tas magna. y so b revin o u n a gran de bon an za.
4o E i ait M is: Quid tim idi estis? nec- 4o E n to n c e s les d i j o : ¿ De qué te­
dum habetis fid em ? E t timuerunt t i - m é is? ¿có m o n o ten éis fe tod avía ? Y
more magno, ei dicebant ad alterutrum : q u ed a ron sobrecogidos de g r a n d e espan­
Q u is,-pu ta s, est is te , quia et ventus et t o , diciéndose unos ¿ o tr o s : ¿ Q u ié n es
m are obediunt e i? éste á q u ie n au n e l v ie n to y l a m ar
p r e s t í a ob ed ien cia ?

CAPÍTULO V,

Jesus expele los demonios de un hom bre,y les permite entrar en una piara
de cerdos. Sana á una muger de un envejecido flujo de sangre ; y resucita
á la hija de Jairo. (Matth. 8. Luc. 8.)

1 E t oenerunt trans fr e tu m m orís 1 P asaron despues a l otro la d o d e l


in regionem Gerasenorum. la g o a l ter rito rio de los G erasenos 1 .
2 E t exeunti ei de navi , statim o c - 2 Apenas d e se m b a r ca d o , le s a lió al
currit de monumentis horno in spiritu e n c u e n tr o u n en e rg ú m en o salid o de lo s
im m un do , sepu lcros 6 cuevas sepulcrales ,
■ 3 qui dojniciiium habebat in m on u- 3 e l c u a l te n ia su in o rad a e n e l l o s , y
TTientis j et ñeque catenis ja m quisquam. no h ab ía hom bre que p ud iese r e fr e n a r­
poterat eum ligare: le , n i au n c o n cadenas :
4 quoniam sccpe compedibus et catenis 4 pues m u ch a s veces ah erro jado con
vinctus , dirupisset cátenos, et compe- g r illo s y cadenas , h a b ía ro to la s cade­
des comminuissetf et nemo poterat eum n as , y despedazado lo s g r illo s , sin que
dom a re: n ad ie pudiese d o m a r le :
5 el semper die ac nocte in monumen­ 5 y an d aba siem pre d ia y n oche p or
tis et in montibus erat, cla m a n s, et lo s sepulcros y 'p b r ''los m on tes, g r ita n d o ,
concidens se lapidibus. y sajándose cott iigudas piedras.
6 V iden s autem Jesum á longe, cm- 6 E ste pu es v ie n d ó de lejo s á Jesus,
cu rrit , et adorávit eum : corrió á é l, y le a d o r ó :
7 et clamans voce magna d ix it : Quid 7 y cla m a n d o en a lta voz d ijo : ¿ Q u é
rniki, et tibi\ Jesu f i l i D e i altissimi? te n g o yo q u e v e r c o n t i g o , Jesus H ijo
adjuro te per D eu m , né me; torqneas. • d e l a ltísim o Dios? en n o m b r e d e l m ism o
D io s te con ju ro que n o m e atorm entes.
8 Diccbat enim illi: E x i spiritus im - 8 Y es que Jesus le d ecia: S a l, esp íri­
m unde ab hóminei t u in m u n d o , sa l de ese h om bre.

i País de la iribú Je M'anassés: otros leen Gadarenos.


Tom. V . G 3
loa S an M ARCOS.
g E t interrogabat eu m : Quod tibi ¡to­ 9 Y p r e g u n tó le J e s ú s : ¿ C u á l es l a
men e s t? E í dicit e i: Lcgio m ifti n o - n o m b re ? Y é l r e s p o n d ió : m i n om bre
men est , quia m u lti sumus. es L e g ió n , porque somos m uchos.
i o E t deprecabatur eum m u liu m , ne 10 Y su p lic á b a le c o n a h in co que no
se expelleret extra regionem. le echase de a q u el país.
1 1 E r a l autem ibi circa moniem grex 1 1 E sta b a pacien do e n l a fald a d e l
por eorum m a gn u s , pasee ns. m o n te v e cin o u n a g r a n p ia ra d e cerdos.
12 E t deprecabantur eum spirilu s, di- 12 Y los e sp íritu s infernales le ro ga­
centcs; M itíe nos in por eos ut in eos i n - ban , dicien do: E n v ía n o s á los cerdos para
troeamus, que va ya m o s y estem os d en tro de ellos.
1 3 E t concessit eis statim J e sú s• E i 1 3 Y Jesús se lo p e rm itió a l in sta n te.
excuntes spirífus im m u n di introierunt Y salien d o los e sp ír itu s in m u n d o s , e n ­
in porcas: ei magno Ímpetu grex prccci- tra ro n en los cerdos : y con g r a n fu r ia
pitatus est in mare ad dúo m illia , ct tod a la p ia ra , en q u e se c o n tab a n a l pie
sujfocatí sunt in m ar i. de dos m i l , co rrió á p recip ita rse en el
m ar, en donde se a n ega ron iodos.
1 4 Q u i autem pascebant eo s, fu g e - *4 L o s que los g u a rd a b a n se h u y e r o n ,
r u n t, ei nunlíaverunt in civitatem , et y tra je ro n las n u e v as á la c iu d a d , y á
in agros. E t egressi sunt videre quid las alquerías. L a s ge n te s salieron A v e r
esset fa c tu m : lo a c o n te c id o :
1 5 et veniunt ad Jesum ; et vident 15 y llega n d o íl donde estab a Jesús,
i llu m , tfui á deemonío vexabatur , s e - v e n a l q u e an tes e ra ato rm en tad o del
d e n fem , cestitum., ei sanee m entís: et dem on io s e n ta d o , v e stid o f y en su
timuerunt, sano ju ic io : y q u ed a ron espantados.
16 E t narraverunt illis , qui viderant, 16 L o s que se h ab ían h a lla d o p resen­
qualiter fa c tu m esset ei qu i deemonium te s les con taro n lo q u e h ab ía sucedido
hubuerat, et de porcis. a l endem oniado, y e l az ar de los cerdos.
1 7 E l rogare cceperunt eum ut disce- 17 Y temiendo nuevas pérdidas co­
deret de ftnibus eorum. m en zaron á ro garle que se retirase de
sus térm in os.
18 Cttmque aseenderet n a v im , ccepit 18 Y a l i r Jesús ¿1 em b arcarse, se puso
illu m ’ deprecan', qui á deemonio vexatus & s u p lic a rle e l q u e h ab ia sido atorm en ­
f u e r a t , ut esset cum illú: tad o d el d em on io , que le ad m itiese c u
su c o m p añ ía :
r g ct non adm isit eu m , sed ait illi: 1 9 m as Jesús 110 le a d m it ió , sin o que
V a d e in domum tuam a d tuos, et an— le d ijo : Y e t e á t u casa y con tus p a­
n uniia illis quania tibi D om inus fe c e - rien tes , y a n u n c ia á los tu y o s la gran
r i t , et m iserias sit tui. m erced que le lia hecho e l S eilo r , y la
m isericordia q u e h a usado con tigo.
2 0 E t abiit, et catfiit^prccdicare in D e - 20 F u ese aq u el h o m b r e , y em pezó á
eapoli, quanta sil# fccisscl J e sú s ; et p u b lic a r por e l distrito de D e cá p o li
omnes mirabantur,¡ cu an tos beneficios h a b ía re cib id o de
J e s ú s : y todos q u ed aban pasm ados.
2 1 E t cum transeendisset Jesús in 21 H ab ie n d o pasad o Jesús otra vez
n a v i rursum trans f r e t u m , comenit c o n e l b a rco A la op u esta o r illa , con­
turba m ulta ad eum, eí erat circa mare. c u r r ió g r a n m u c h e d u m b r e de ge n te á
s u e n cu e n tro ; y estando to d a v ía C11 la
r ib e r a d el m a r ,
a a E t cénit quídam de archísynagogis 22 v in o en b u sca de él uno de los
nomine Ja 'íru s: et videns cum , procidit gefes de la s y n a g o g a , lla m a d o TJ a ir o , e l
ad pedes ejus. c u a l, lu e g o q u e le v ió , se arro jó á sus
pies ,
C A PIT LO V. lo 3
s 3 E t depreeabatur eum m u ltu m , di~ 2 3 y c o a m uchas in stan cias le h a cía
cens-: Quoniam f ilia mea in extrem is esta sú p lica : M i h ija está á los ú ltim os:
e s t , veni, impone m anum super eamy y e n , y p on sobre e lla tu m an o p ara
ut salea sit, ct vivat. q u e sane , y v iv a ,
24 E t abiit cum tilo , et sequebatur 24 F u ese Jesús con é l , y en su se­
eum turba m ulla , ct comprímebant eum. g u im ie n to m u c h o tro p e l de ge n te que
le apreLaba.
25 E t m ulíer, qua: erat in profiuvio 25 E11 esto u n a m u g e r que pad ecía
sanguinis mutis duódecim , flu jo de san gre doce afios hacia ,
26 et fu e ra t multa perpessa á com - 26 y h ab ia su frid o m u ch o en m anos
pluribus medicis: et erogaverat omnia de va rio s m édicos , y gastad o tod a su
sua ,■ncc quidquam profecerat, sed ttui- h acien da sin e l m en o r a l i v i o , an tes lo
gis deterius habebat: pasaba peor :
27 oída la fam a de Jesú s, se lle g ó por
37 cum audisset de J e s u } venit in d etrás en tre la m u ch e d u m b re d e ge n te ,
turba retro , et tetigit oesiimentum ejus: y tocó su r o p a ,
a 8 dicebat e n i m Q u i a s i vel cestimen- 2 8 d icien d o pava consigo: C om o lle g u e
tum ejus tetigero, salva ero. i to c a r su v e s t id o , san are.
2 9 E t confesiim siccátus est f o n s san­ 29 E n efecto , de re p e n te a q u el m a ­
guinis e ju s : et sensit corpore quia so­ n a n tia l de san gre se le secó: y p e rc ib ió
nata esset a plaga . e n su cu erp o que estaba y a cu ra d a de
s u enferm edad.
3 o E t statim Jesús in semefipso eo- 3o A l m ism o tiem p o Jesús, con ocien do
gnoseens virtutem , qua; cacierat de illa, la v ir t u d que h ab ia salid o de él, v u e lto
conversus ad turbara t aicbat: Q u is tc - á los c ir c u n s ta n te s , d ccia : ¿ Q u ié n ha
ligit vestimenta mea ? tocado m i v e stid o ?
3 1 E t dicebant ei discipuli su i: V ides 3i A lo que respon dían los d iscíp ulos:
turbam comprimentem te , et dieis: Quis ¿Estás vie n d o la ge n te q u e te com p rim e
m e teiigit ? p o r todos la d o s , y dices ; ¿Q u ien m e h a
tocado ?
$2 E t circumspiciebat videre eam, 3a M as Jesús p ro segu ía m ir a n d o á
quec lioc fecerat. todos la d o s, para d is tin g u ir la persona
q u e h a b ía hecho esto.
33 Mulicr vero timens et tremens, 33 E n to n ces la m u g e r , sabiendo lo
sciens quod fa c tu m esset in s e , venit et q u e h ab ia exp erim en tad o en s í m ism a,
procidit ante e u m , et d ix it e i omncm m edrosa , y t e m b la n d o , se acercó, y
veritatem. postrándose á sus p ie s , le confesó toda
la verd ad .
34 lile autem d ix it ei: F i l i a , fid es 34 É l entonces le d i j o : H ija , tu le le
tua te salvam f e c i t : vade in p a c e , ei h a c u ra d o : ve te e n p a z , y q ueda lib r e
esto sana á plaga tua. de t u m a l,
35 jtd k u cea loquente, veniurrt ab a r - 35 E sta n d o a u n h a b la n d o , lleg a ro n de
chisynagogo , dicentes: Quiá. filia tua casa d el gefe .d e la syn ago ga á d ec irle
moriua est: quid ultra cr,ra.s M a g i- á é s te : M u r ió t u h ija : ¿ p a r a qué can ­
strum ? sar y a a l M aestro ?
36 Jesús autem audito verbo, quod 36 M as J e s ú s , oyen d o lo qué decían,
dicebatur , ait archisynagogo: N o li ti- d ijo a l gefe de la syn ago ga: N o tem as:
m ere: tantummodo crede. te n fe solam en te.
E t non adm isit qutmquam se se- 37 Y n o p e rm itió que le siguiese n in ­
q u i, n is i Petrum , et Jacobum, et Jo a n - g u n o , fu e ra de Pedro , y S a n tia go , y
nem fra tre m Jacobi. J u a n el h erm an o de San tiago.
38 E t veniunt in domum arckisyna— 38 L lega d o s q u e fueron á casa d e l g e -
G 4
io4 S an M a r c o s .
gogi, ct videt tu m u ltu m , et J le n fe s, ct fe de la sy n a g o g a , v e la con fusion , y los
cjulantes multum. gran des I loros y alarid os de a q u ella gen te.
3 g H i in gressu s, a it illis : Quid 1ur~ 3g Y en tran d o , les d ice ; ¿ D e q u e os
bam ini, et ploratis ? puella non est m or- aflig ís ta n to , y llo rá is ? la m u c h a c h a
tua , sed dorm it. n o está m u e r ta , sin o d orm id a.
40 E t irridebant eum . Ipse vero, eje— 4 0 Y se b u r la b a n de é l sabiendo bien
ctis óm nibus, assum it patrem. et m a- lo contrario . P e ro J e s ú s, h acién doles
trem pu ellcc, el qui serum erant, et in - s a lir á todos f u e r a , to m ó con sigo a l p a­
greditur ubi puella erat ja cen s. dre y á la m ad re de la m u c h a c h a , y k
lo s tres discípulos q u e estab an con él,
y en tró á donde la m u c h a c h a y a c ía .
41 JEt tenens manum puellcc , a it illi: 41 Y to m án d o la de la m a n o , le dice:
T alitha cum i t quod est interpretatum : T a lit h a c u m i 1 (es d e c ir , M u c h a c h a , le ­
P u ella (tibi dico) surge : v á n ta te ( y o te lo m a n d o ).
42 E t conjesiim su rrexit p u ella , et 42 In m e d ia ta m e n te se pu so e n p ie la
am bulabat: erat autem annorum duo~ m uchacha, y ech ó á a n d a r , pu es te ­
d ecim : et obstupucrunt stupore m agno. n ia y a doce añ os: con lo q u e quedaron
poseídos d e l m a y o r asom bro.
43 E t prcccepit illis vehem enter ut ne­ 43 P e ro Jesus les m an d ó m u y estre­
ma id s fir e t: e t d ixit d a ri illi m andu­ ch a m en te que procuraran q u e n a d ie lo
care. su p ie ra : y d ijo q u e diesen de c o m e r á
la m u ch a ch a ,

C A P ÍT U L O . V I.

Jesus obra pocos milagros en su patria, castigando asi su incredulidad.


Misión de los Apóstoles. Prisión y muerte de Juan Bautista. Milagro de
los cinco panes y dos peces. Jesus anda sobre las aguas; y cura tí muchos
enfermos. (Matlh. i 3 , i 4 * Luc. 4 * 9* Joann. 4 ; 6J.

1 J h i egressus in d e, abiit in patriam 1 ± artid o de aqu i, se fue á su p a tr ia 1 :


su am ; et sequebantur eum discipuli sui: y le seg u ía n sus d is c íp u lo s :
2 el fa d o sabbaio cccpit in sinagoga 2 llega d o el s á b a d o , com en zó á ense­
d ocere: et m u lti audientes adm iraban- ñar en la s y u a g o g a : y m u ch o s de los
tu r in dodrina e ju s , d icen tes: Unde o yen tes adm irados de su s a b i d u r ía , de­
Ituic Imc omnia ? et qucc est sapientia, cía n : ¿ D e d ón de saca éste todas éstas
qucc data est illi] et virtutes ta les, qua¡ cosas que dice ? ¿ y qué s a b id u ría es ésta
per m anus ejus efficiuntur? q u e se le h a d a d o , ¿ y d e d ó n d e tan tas
m a r a v illa s com o o b r a ?
3 Nonne hic est fa b e r , filiu s M arice, 3 ¿N o es éste a q u e l artesan o, h ijo de
fr a te r Jacob £, ct Joseph, et Judce} et M a r ía , prim o h erm a n o de S a n tia g o 3 ,
S im on is? nonne et sorores eju s hic no- y de Joseph, y de Judas, y de S im ó n ? ¿ y
biscum sunt ? ~Et scandalizabantur in sus prim as h erm an as n o m o ran aqu i en­
¿lio. tr e n osotros? Y e sta b a n escandalizados
de é l por la hum ildad de su nacim iento.
4 E i dhebat illis J esu s: Quia non est 4 M as Jesus les d e c i a : C ie r to que
propheta síne honore n isi in patria sua, n in g ú n p ro feta está sin h o n o r ó esti—

x TEhp K n ñ u 3 De Santiago el menor. Galat. I. 19.


2 Kitzúrulli, cu donde se luibia criado.
C a p i t u LO VI, io5
ct in domo su a , ct in cognationc sua. macion sino en su p a t r ia , e n su casa,
y e n su paren tela.
5 E t non poterat ibi virtutem uilam 5 Por lo cual no p o d ia T o b ra r a l lí
fa c e r e , n isi paucos infirm as im postlis m ila g r o a lg u n o grande, c u r ó solam ente
manibus cu ravit: a lg u n o s pocos enferm os im p onién d oles
las m an os :
6 e t m irahatur propter incredulitatem 6 y ad m iráb ase d e la in c re d u lid a d de
eoru m , et circuibat castclja in circuitu a q u ellas gen tes , y a n d ab a p re d ican d o
docens. p o r todas las aldeas d e l con torn o.
7 E t vocavit duodecim ; et coepit eos 7 Y h ab ien d o con vocad o á lo s doce,
m ittere binas, et dabat illis potestatem com enzó á e n v ia r lo s de dos en dos A
spirítuum im m undorum . predicar , d án do les potestad sobre los
e sp ír itu s in m u n d os.
8 E t prcccepit eis ne quid tallerent in 8 Y les m an d ó q u e n a d a se lleva se n
v ia , n isi virgam tantiim ; non peram , para el c a m i n o , sin o e l solo b á c u lo ó
non pan em , ñeque in zon a ecs, bordan ; n o a lf o r ja , n o p a n , n i din ero
e n e l c in to ó f a j a ,
9 sed cálcenlos sa n d a liis, et ne in— 9 con solo u n calzad o d e sandalia^, y
duerentur duabus tunicis sin m u d a de dos tú n ic a s 1 .
10 et dicebat e is : Quocumque introie- I o A d v e r tía le s a s im ism o : D on d e qu ie­
ritis in domum , illic m an ete, doñee ra que tom áreis posada , estaos a lii,
exeatis in d e: h asta s a lir d el l u g a r :
11 et quicumque non receperint vos, I I y donde q uiera q u e os d esecharen ,
nec audierint v os, exeu ntes inde, excu - n i q u isie re n escucharos , retirándoos de
tite puh-crem de pedibus vestris in tc s - a lii , sa c u d id e l p o lv o de vu e stro s pies,
tim onium illis. e n testim on io co n tra ellos.
1 3 E t exeu ntes prccdicabant ut patni~ 1 a D e e sta su erte saliero n á pred icar
tentiam a g eren t: exortando & todos á que h icie se n p e n i­
ten c ia :
i3 et deemonia m ulta ejicieban t, ct i 3 y la n za b a n m u ch o s dem on ios , y
ungebant oleo m ultes a g ro s, et sana­ u n g ía n á m ucho s enferm os con óleo , y
ban/. los sanaban.
i 4 E t audivit r e x H erodes (m an ifes- — 14 O y e n d o estas cosas e l r e y H ero­
tum enim fa ciu m est nomen e ju s ) et des (p u e s se b a b ia h ech o y a céleb re
dicebat .* Quia Joannes B aptista resu r- e l n om bre de J e s u s) d c c ia : S in d u da
rex it á m orfilis : et propterea virtutes que J u a n B a u tista h a resu citad o de e n ­
operantur in ¿lío, tre los m uertos; y p or eso tie n e la v ir tu d
de h acer m ilagros.
i5 A lii autem dicebant: Q uia E lias 15 O tro s d ecia n ; N o es sin o E lia s.
est. A lii ttero dicebant: Quia propheta O tro s em pero ; E ste es u n p ro feta, ig u a l
est ¡ quasi unus e x prophetis. & tos principales profetas 3 .
< 6 Quo audito H erodes a it : Quem ego }6 M as IJ erod es, h ab ie n d o oido ésto,
decollavi Joannem , hic á m o rtu is r e - d ij o : É ste es aq u el J u a n á q u ie n y o
su rrexit. m an d é cortar la c a b e z a , e l c u a l ha re­
su citad o de e n tre los m uertos.

i Esto es, no quería , por enusa de la dure­ Joan. V IL 7. — I I . Cor. X III. 8. Ve,ve
za de corazon de sus paisanos.— Mauh, X III. Pttdeo. y. Telo,
v. 58. Podría traducirse no convenía. Es una a Esto es con el vestido que lleváis.
frase común í. muchos idiomas el decir no pue­ 3 Puede traducirse según indica e l tu\toí¡riü-
do en lugar de no quiero- Y.esta. significación . g a este es.el p r o fe ta coni.(L.quien dice el pro­
tiene el verlio áí-ju/j.y.ci possum en varios lu­ feta prometido por Dios, (Peuter. XVIII)\<>
gares de la Escritura. A ct. IV . v. 20. — a lo menos uno de I09 ¡jraudes profetas.
i o6 S an M a r c o s .
i 7 Ipse enim H erodes m isit, ac te - — : 17 P orq u e es de saber que el d ich o
nuit Joan n em , et vin.xil eum in car ce- H erodes liab ia en viad o á p re n d e r íi
re propfcr H erodiadem uxorem. P hilippi Juan, y le ah erro jó en la cárcel por
fr a tr is su i, quia duxerat eam . am o r de H erodias, m u g e r de su h erm a­
n o P liilip p o , con la c u a l se h ab ía casado.
1 8 D icebat enim Jonnes H erod i; Non 18 Porque J u a n d ecía á H erodes : JNo
licet tibi habere uxorem. fr a tr is fui. te es líc it o te n e r por m u g e r á la que
lo es de t u h erm an o,
19 H erodias autem insid iabatur il/i: 19 P o r eso H erodias le arm ab a ase­
et volebat occidere eum , nec poterat. chanzas : y deseaba q u ita rle la v id a ,
pero no pod ia co n se gu irlo ,
20 H erodes enim m eluebat Joan nem, 20 porque Iíerod cs, sabiendo que J u an
sciens enm virum ju stu m ei sanctum era u n va rón ju sto y s a n t o , le tem ía y
et custúdiebat eum , et audito eo m ulta m ir a b a con re s p e to , y h a cia m u ch a s cosas
fa cieh a i, e í Jibenter eum audiehat. por su c o n s e jo , y le oía con gusto.
21 E t cion dies opportunus accidisset, 21 M as en fin lle g ó u n d ia fa vo ra b le
Herodes rtaialis su i ccenam fe c it prin — a l designio de H erodia s, en q u e , p or
cipibus, c t Iribunis , ci prim is Galiiadk: la fiesta d el n a c im ie n to de H erodes,
co n vid ó éste ¿t c en a r á los gran des de su
corle , y á los p rim evos cap itan es de
sus tro p a s, y á la gen te p rin cip a l de
G a lile a :
2 2 citmque- introisset filia ipsius H e— 2 2 e n tró la h ija de I íe r o d ía s , ba iló,
rotliadis , et salt-asset, ct placuissct H e­ y agradó tan to A H erodes y i los co n ­
r o d i, simulque recumbentibiis; re x áii vid ados , que d ijo el re y íi la m ucha­
pitcllce: Pete, a me quod vis, et dabo c h a : P íd e m e c n a n to q u is ie r e s , que te
tibi: ' > ■ ■lo d a n ? : '
• a 3 et juravit i l l i : , Q u ia qü idqu id. p c - a 3 y le añ adió con ju r a m e n to : S í: le
tieris dabo tib i , licet dim idium regni daré todo lo que m e p id a s , au n q u e sea
mei. la m ita d de m i rein o
2 4 Quce citm exisseí, d ix it m a iri succ: Y h ab iend o e lla s a li d o , d ijo á su
Quid petam? A l illa d ix it: Caput Joan- m adre: ¿ Q u e p e d iré ? R esp on dióle : L a
nis Haptisicc. c a b c w de J u a n B au tista.
2 5 Citmque introisset statim cum f e - 25 Y v o lv ie n d o al in sta n te á toda
stinaiioné a d regem, peti-vit dicens: V o ­ prisa á donde estaba e l r e y , le hizo esta
to lif protinus des m ih i ■ in disco caput d em an d a: Q u ie ro q u e m e des lu e g o en
Joannis Baptista:, un a fuen te la cabeza de J u a n B au tista.
26 E t contristatiis est r e x ; propter 26 E ) re y se puso triste ; m as en
ju s ju r a n d u m , et. propter sim ul discum - aten ción a l impío ju ra m en to , y á los
berríes, noluii eam contristare : que. estaban con é l á la m e s a , 110 quiso
d is g u sta rla :
2 7 sed. misso spiculatore pra'cepif a f— 27 sino que, e n v ia n d o 4 u n a labardero,
f e r r i eapuf i.e/tcs in disco. E t dtcoi/avil m an dó tra er la cabeza de J u a n en u n a
citni ih carcere , fu en te. E l alab ardero pu es le cortó la
cabeza en la c á r c e l ,
.28 el attulit caput ejus in disco: et 28 y trá jo la c u una fuen te , y se la
dedit illud pucllre , et puella dedil m a­ en tregó á la m u c h a c h a , que se la d ió
ir i sua:. á s u m adre.
2 9 Quo a u dito, discipuli ejus venc- 29 L o c u a l sabido , v in ie r o n sus d is -

i Expresión hiperbólica que denota un Vivísimo deseo de complacer A una persona.


C a p it u l o VI.
107
r u n t , et tulcrunt corpas e ju s , ct posue- c íp u lo s , y cogieron su cuerp o y le d ie ­
runt illud in monumento. ro n s e p u ltu r a .
3 o E t convenientes A posloll cid Je— — 3 o Los A p ósto les , pues ¿ de vuelta
su m , renuntiaverunt ei o m n ia , qucc c"e- de su misión reun ién dose co n J e s ú s , le
rá n t, et docuerant. d iero n c u e n ta de tod o lo que h ab ían
h e c h o , y ensenado.
3i E l ait ¿¿lis: Venite seorsum in d e - 31 Y él les d ijo : V e n id & retiraro s
sertum locum , et rcquiescite pusillum. co n m igo en u n lu g a r s o lita r io , y repo­
E ra n t enim qu i ccniebanl et redibant sareis u n p oquito. Porq ue eran lau tos
m idti: et nec spaíútm manducandt h a - los y e n tcs y v in ie u te s , q u e n i aun. tiem ­
bebani, po de co m e r les d ejab an ,
3 a Et ascendentes in n a vim , abic- 32 E m b arcán d o se pues, fu ero n á bu scar
m n t in desertum locum seorsum. u u lu g a r desierto p ara e star a l l í solos.
33 E t viderúnt eos abeunles , ct cogrio- 33 M as comQ a l irse los v ie ro n y o b ­
verunt m u lti; et pedestres de ómnibus servaron m u c h o s , de todas la s ciud ad es
dvitaUbus concurrerunt illue , ct proa- vecinas acud iero n p o r tie rra á a q u el si­
venerunt eos. tio , y llega ro n antes q u e ellos,
34 E t exiens vidit turbam multara 34 E n desem barcando v ió Jesus la m u ­
Jesus: et misertús est super eos, quia c h a gen te que le aguardaba-, y e n te rn c -
erant sicut oves non habentcs pastorem , ciéron sele con t a l v is ta la s entrañ as, p or­
ct coepit ¿líos docere multa. q u e an d ab an com o ovejas sin pastor, y a si
se pu so á in str u ir lo s en m u ch a s cosas,
35 E t cum ja m hora multa fie r ít , ac-~ 35 P e ro haciéndose y a m u y t a r d e , se
cesserunt d¿sc¿pul¿ ejus dicentes: D eser - lle g a ro n á é l sus d iscíp u los , y le d ijeron :
tus est locus h ic , et ja m hora prccUriit: E.-íte es u n lu g a r desierto, y y a es larde:
36 D im itte ¿lío s, ut ¿untes in p róxi­ 3G D e sp á c h a lo s , á l i n d e q u e v a y a n á
m as v illa s et oicos , . emarit sibi cióos, las alq u ería s y aldeas cercanas á com ­
qttos m anducad. p r a r que comer:
3 7 E t respondens ait i llis : D ate ¿llís 37 M as él les respo n dió: D a d le s vos­
vos manducare . E t dixeru n t ei: E m ites otros de com er. Y ello s le rep licaro n :
cm am us ducentis denariis p a n es, ct V a m o s p u e s , y bien es menester que g a s­
dabimus illis manducare . tem os doscientos denarios p ara com p ra r
p a u e s , si es qüe les habernos d e d a r al­
go d e com er.
3 8 Et. dicit e i s ; Q.uot panes liabdís? 38 D i joles J e s u s : ¿ C u á n to s panes le­
¿te, et videte. E l cian cognovissent y d i­ ñ éis? Id, y m irad lo. H ab ié n d o lo visto , te
cunt : Q uinqué , el dúos pistes. d ic e n : C in co , y dos peces»
39 E t prcecepit illis ut aecumbcre f a - 3^ E n to n ces les m an dó q u e hiciesen
verent omnes secundum conlubernía sn- sen ta r á todos sobre la y e r b a v e rd e d i­
per viride feenum . vid id o s en c u a d rilla s,
/,o E t discubuerunt ¿n partes per cen­ .{o A s i se sen taron rep artid os en cu a­
tenos, et quiriquagcuos, d r illa s de c ie n to en c te n to j y de c in ­
c u e n ta e n c in cu e n ta .
4 1 E t acccptis quinqué panibus, et dúo- 4 1 D e sp u es, tom ados los cin co panes,
bus pisetbus , ¿ntueiis in csr-Ium, bene- y los dos p eces, le va n ta n d o lo s ojos al
d ix it, et fr e g it panes , ct dedil discipu- c ic lo , los b e n d ijo , y p a rtió los panes,
i¿s s u is j ut ponerent ante eos: ct dúos y diólos á sus d is cíp u lo s , p ara que se
pisces divis ¿l ómnibus, los d is tr ib u y e se n : ig u a lm e n te repartió
los dos peces entre todos.
4 ^ E l manducavcriurf om nes, el s a - 42 Y todos c o m ie ro n , y se saciaron,
turati sunt.
43 E l suslu hru n t reliquias fm g m c n - *3 Y de lo que soltró recogieron /os
io8 S an M a r c o s .
toru m , duódecim cophinos plenos, et de discípulos doce can astos llen os d e peda­
piscibus. zos de p a n , y d e los peces.
44 E ran t autem qui manducaoerunt 44 Y eso que los q u e com iero n fueron
quinqué m ilita virorum . cin co m il hom bres.
■ 45 E t statim coegit discípulos suos — 45 In m ed iatam en te o b lig ó á sus d is­
ascendere navim , ut prcecederent eum cíp u lo s á s u b ir en la b a r c a , p ara q u e
trans fretu m ad Uethsaidam , dutn pasasen an tes q u e é l a l o tro lado d el la ­
ipse dim itterel populum. go á cia B e th s a id a , m ie n tra s é l despedía
a l p u eb lo .
46 E t ciirn dim isisset eo s, abiit in 46 A s i q u e le d e s p id ió , retiróse á o rar
m ontem orare. en el m on te.
47 E t citm seró esset , erat navis in 47 V e n id a la n o c h e , la b a r c a estaba
médio m ari , et ipse solus in térra. en m ed io d e l m a r , y é l solo en tie rra.
48 E t i'tdens eos laborantes in rem i- 48 D esde donde v ié n d o lo s re m ar co n
gándo (erat enim ventas contrarias eis) g r a n fa tiga (p o r cu a n to el v ie n to les era
et circa quartam vigiliam noctis venit c o n trario ) á eso de l a c u a r ta v e la de la
ad eos am billans supra m a re: et v o le- n oche v in o á cia e llo s c a m in a n d o sobre
bat prcet-eriré eos. ¡ el m ar: é hizo ad em an de p asar ad elan te.
A t illi ut vidcrunt eum am bulan- 49 M as e llo s, com o le v ie ro n c a m in a r
iem supra m a ré, putaoerunt ph an tas- sobre e l m a r , pensaron q u e era a lg u n a
m a essé, et cxdam averunt. fa n ta s m a , y le v a n ta r o n e l g r ito .
5o Omnes enim eiderunt ea m , et con- 50 Porq ue todos le v ie ro n , y se asus­
iurhati sunt. E t statim locutus est cum taron . Pero Jesús les h a b ló lu ego , y dijo:
eis, et d ix it e is : C on fdite , ego sum , B u en án im o , s o y y o , n o ten e is q u e tem e r.
nolite tim eret ¡ ;
5 1 E t ascendit ad illoS in n avim , et 51 Y se m e tió c o n ellos en l a b a rca ,
cessavit ventas.’ E t plus m agis intra se y echóse a l instante e l v ie n to . C o n lo
sfupebant : c u a l q u ed a ron m u ch o m as asom brados:
5 2 non enim intellexerunt de panibus: 52 y es q u e n o h a b ía n h ech o refle­
erat enim cor eorum obcoccaium, x ió n sobre e l m ila g r o de lo s panes: p o i ­
que su corazon estab a aun ofuscado.
53 E l cum tránsfrétassent, vencrunt 53 A tra vesa d o pues e l la g o , arrib a ro n
in terram G en esaieth , et applicuerunt. á tie rr a de G c n e z a re th , y abordaron a lli.
5 4 Cumque egressi essent de naci^'con­ 54 Apenas d esem b arcaron , cu an d o
tinuó cognovertfnt eum : lu e g o fue conocido.
55 et percurrcntes universam regio- 5 5 Y recorrien d o tod a la com arca em ­
nrm illa m , caperunt in grabatís eos, pezaron la s gentes á sacar en andas 4
qui se male habebant, circitmferre, ubi todos los e n fe r m o s, lle v á n d o lo s á d on ­
avcdfcbattt !ewn. esse, de o ían q u e paraba.
56 E l quocumque introibat j in vicos 5 f> Y do q u ie ra que lle g a b a , fuesen a l­
vel in v illa s, aut civitates, ih plate/s d ea s, ó a lq u e r ía s, ó ciu d ad e s, p o n ía n los
potie&dnt { infirmes , et dcprecabanlar enferm os en las c a lle s , s u p licá n d o le que
eum. , ut vel fim briam vesfomentt ejus les dejase to c a r siq uiera el ru ed o d e su
tangerent. E t quoiquol tangebant eum, vestido. Y todos cu an tos le tocab an , que­
salvi fiebant. d ab an sanos.
CAPÍTULO VI I .

Jesus reprende la hypocresía y supersticiones de los fariseos. F e grande de


la Cha nanea , por la cual libra del demonio á su hija . Cura d un
hombre sordo y mudo. (Mntlh. g , i 5).

, E t conveniunt ad eum P itar isccif 1 A cercáron se i Jesus los Fariseos,


ei quídam de Ser ibis, vertientes ab J e - y alg u n o s de los E sc rib a s ve n id o s de
rosolymis. Jeru salem .
2 E í cum vidissent quosdam e x d isci- 2 Y h ab iend o observado q u e algu n os
pulis ejus communíbus m anibus, id est de sús d iscíp u lo s co m ía n con m an os in ­
non lo tis , manducare p a n e s , vitupera— m u n d a s , esto es, sin habérselas la vad o,
■verunt. se lo vitu p e ra ro n .
3 Pharíscci en im , et omnes Judcci, 3 P o rq u e los Fariseos, com o todos lo»
n isi crebro lavarint m a n u s, non m a n - Ju d íos , n u n c a com en sin la varse á m e ­
ducant, tenentes traditionem seniorum: n u d o la s m a n o s , sigu ien d o l a tra d ició n
de sus m ayores:
4 et á fo r o n isi baplizentur , non ea— 4 y ' si h a n estado en la p la z a , 110 se
m edunt: et alia m ulta su n t, qucc i r a - p on en á com er siu la varse p r im e r o : y
dita sunt illis servare , baptismaia cu— o b se rva n m úy escrupulosamente olvas
licum , ct urccorum , et cerameniorum, m u ch a s cerem onias q u e lian re cib id o por
et lecloritm tr a d ic ió n , com o las p u rifica cio n es ó la—
vatorios de los v a s o s , de las ja r r a s , de
lo s u te n silio s de m e t a l, y de lo s lechos:
5 eí interrogaban/ eum P hariscei , et 5 p re g u n tá b a n le , p u e s , los E scrib a s y
Scribcc * Q uare discipuli tu i non am bu- F a rise o s : ¿ P o r q u é razón tu s d iscíp u lo s
lant ju x ta traditionem seniorum , sed 110 se con form an c o n la tra d ició n d e los
com m uníbus m anibus m anducant p a - a n t ig u o s , sin o que co m e n sin la sa rse
nem ? las m anos ?
6 ¿ ti Ule respondens ,• d ix it c is : S en e 6 Blas Jesus les d ió esta respuesta: ¡01 »
prophetavtt Isaías de vohís hypocn'iis, h y p ú c r ita s ! B ie n p ro fetizó de vosotros
sicut scriptum e st: P opulas hic, labiis Isaías 1 en lo que d ejó e s c r ito : E ste p u e ­
m e honora l , cor auiem eorum longé b lo m e h on ra con los la b io s , pero su co­
est a m e: razón está bien lejos d e m í :
’j in vanum autem me colunt, docen­ 7 E n v a n o pues m e h o n r a n , enseñan­
tes doctrinas , et prcecepta hominum . d o d o c tr in a s , y ordenanzas d e hom bres.
8 Jxelinquenfes enim m andatum D ciy 8 P o rq u e vosotro s; d ejan d o él m an d a­
tenetis traditionem hom inum , bapfism a- m ie n to de D i o s , o b se rv á is,co n escru pu­
la urceoru m , et calicum : ct alia sim í- losidad la tra d ició n de los h om bres en
lía his fa citis m ulta. la vato rio s de ja rr o s , y de v a so s , y en
otras m u ch a s cosas sem ejantes que hacéis.
9 E t dicebat illis: S en e irritum fa ­ 9 Y a ñ a d ía le s : B ella m e n te d estru ís e l
citis proeceptum JDeit ut traditionem ve— precepto de D i o s , p o r ob se rv a r v u e stra
stram servetis. . . . . . . ( tra d ició n .
10 M oyses enim. d ixit : H oñord pa­ 10 P o rq u e M o ysé s d ijo : H o n ra á' t u
trem ‘ tuum , et m aircm tuam , E t.’ Q ui pad re, y á t u m ad re asistiéndolos en un
m aled íxerit p a tri, vel m a tri, marte 7710- todo. Y : Q u ie n m a ld ije re a l padre, ó &
riatu r. la m a d re , m u era sin rem edio.
1 1 P'bs autem d icitis: S i d ixcrit ho~ 11 Vosotros al c o n tra rio d ecís : Si u n o

1 I s . X X I X . v. i3 . Es evidente qué no cul- pei'sticioso que hacían de esto, descuidando


Eaba Jesu-Christo á los fariseos por ta co.slutii- la observancia de los niandamieatos de Dias.
re de lavarse l&s manos, sino por el uso su-.
lio S AJf M a r c o s .
mo p a tr i, allí m a íri, Corban (quod est d ice á su p a d re , 6 á su m a d re , c u a lq u ie r
dortttm) quodcumque e x m e , tibi p r o - C o r b a n (e s to es el don.) quo yo ofrez ca
f u e r it: á D io s por m í , ced erá e n l u p rovecho:
1 2 et ultra non dim itlüis cum quid - 12 queda c o n cslo d esobligado d e h acer
qtiam. / acere patri suo, aut m a tr i , m as á fa vo r de su p a d re , ó de su m adre:
1 3 rescindenf.es verbum D e i per Ir a - 1 3 ab olien d o asi la p a la b ra d e D ios
ditionem vestram , quam tra d id istis: ct p o r u n a tra d ició n in v e n ta d a por vos­
sim ilia hujusm odi m ulta fa citis. otros m ism os : y á e slc te n o r hacéis m u ­
chas otras cosas.
1 4 E í udvocans iterum tnrbam , dicc- 1 4 E n to n c e s , lla m a n d o de nuevo la
bat illis : A ud ile m e om n es, et inielli— atención de el p u e b lo , les d ecía : E s c u ­
g ite : ch adm e t o d o s , y e n te n d e d lo b i e n :
1 5 Nih.il est extra hominem introiens 1 5 N a d a de a fu era q u e e n tr a en el
in eum , quod possit eum coinquinare, h om bre puede h acerle in m u n d o 1 , m as las
sed quce de homine proceduni, illa sunt cosas q u e p ro ced en ó soten d e l h om bre,
qua: communicant hominem. esas son la s que d e ja n m á c u la en el
hom bre.
1 6 S i quis habet aures audiendi, a U - 16 S i h a y qu ien ten ga oidos p a r a oir
diat. e sto , ó ig a lo y entiéndalo.
17 E t átm introisset in domum a tur­ — 17 D espues que se h u b o re tirad o de
ba , interrogabant eum discipuli ejus la gen te y e n tr ó en c a s a , sus d iscíp u ­
parabolam. los le p r e g u n ta b a n la sign ific a c ió n de
esta p arábola.
1 8 E t ait illis : Sic et vos impruden­ 18 Y él les d ijo : ¡O uc! ¿ta m b ién vos­
tes estis ? N on intelligitis, quia omne otros ten éis tan poca in te lig e n c ia ? ¿ P u e s
extrinsecus introiens in hominem } non n o com pren déis que todo lo que de afu e­
potest eum communicare: r a en tra en e l h o m b re n o es cap az de
c o n t a m in a r le :
1 g quia non intrat in cor e j u s , sed 19 su p u e s to q u e n a d a d ee sto en tra en s u
in ventrcm v a d it , et in secessutn e x it , corazon, s in o q u e v a á p a ra r en e l v ie n ­
purgans omnes escás? tr e , de d on de sale c o n tod as la s heces de
la com ida, y se ech a en lu gares secretos?
■a o Dicebat autem , quoniam quce de 20 M as las cosas, decia, que salen del
homine exeunt , illa communicant ho­ corazon d e l h o m b r e , esas son la s q u e
minem. m a n c h a n a l hom bre.
a i A b intus enim de corde hom inum 21 P o rq u e d e lo in te rio r d e l corazon
malee cogitationes proceduni , adulteria , d e l h om bre es d e d onde proceden los
fornicationes , hom icidiat m alo s p e n s a m ie n to s , los a d u lte r io s , la»
fo r n ic a c io n e s , lo s h om icid io s,
a a f u r i a , avarilice , nequiticn, dolus, 22 los h u r to s , las a v a r ic ia s , las m a ­
impudicitia f, oculus malus, blaspJiemia, licia s , los fr a u d e s , las deshonestidades,
superbia, stultitia. la e n v id ia y m ala intención, la b la s fe ­
m ia ó. m aledicencia , la so b e rb ia , la es­
tu p id e z ó la sinrazón.
23 Omnia. hcec m ala ab intus proce- a 3 T od os estos v ic io s proceden d el in ­
d u n t, et communicant hominem. terior, y esos son los q u e m an ch a n a l h om ­
bre , y de los que ha de purificarse.

1 El verbo griego correspondiente al coin- ciendo , y en el 20 diciendo xoivSt,


quinare de que usa la vulgata en eslc--ver- ^parece claro que las dos voces de- la vulgata-
siculo es 'tt'jvjüiiv.i , de jtowá-j , que significa communicare del v. 18 y cotnmunicaat del
coinquinare, contaminare, potlncre \ y usando v. 20 están puestas por contam inare, conta-
el griego del mismo verbo en el v. 18 d i- miiutiti; asi como el communicant del v, i5.
C á p i t d l O V I I. tu
í ¡4 E t inde surgen# abiit in fin es T y - — 2 ^ P a rtie n d o de aqu i se d irig ió ácia
r i ct S in o d is : et ingressus domum, ne- los confines de T y r o y de S id o n : y h a ­
m i nem voluit s c ir e , et non potuit Ja- b ien d o entrado en u n a casa, deseaba que
tere. n ad ie supiese q u e estaba a l i i , m as 110
p u d o encub rirse.
25 M ulicr enim statim ut audivit de 25 Porq ue lu e g o q u e lo supo u n a m u -
eo, c u ju sfilia habebai spiritum im m un-> g e r , c u y a h ija estaba poseída d e l e sp íri­
dum , in lr a v it , et procidit ad pedes t u in m u n d o , e n tr ó d e n tr o , y se a rro jó
ejus, á sus pies.
2 6 E r a t enim mulier gen tilis, Syro~ 26 E r a esta m u g e r g e n til, y S y r o fe n i-
phosnissa genere. E t rógabat eum ut c ia de n ació n . Y le s u p lic a b a que la n ­
deemonium ejiceret de f ilia ejus. zase d e su h ijá a l dem onio.
2 7 Q u i d ix it i l l i : Sin e priits saturar i 27 D i jóle J esu s: A g u a r d a que prim e-*
filio s: non est enim bonum. sumere pa-~ ro se sacien los h i j o s : q u e n o parece
nem filioru m , et mittere canibus. b ie n 'hecho e l to m a r e l p a n de los hi jos,
para ech arle á los perros.
28 A t illa respondit, et d ix it illi; 28 A lo q u e re p licó e lla , y le dijo:
(Jlique D o m in e , nam et ratc.lli come— E s ve rd a d 1 , S e ñ o r , pero á lo m enos los
dunt sub mensa de m icis puerorum. ca c h o rr illo s com en d eb ajo de la m esa las
m ig a ja s que d ejan caer los h ijos.
2 g E l a it i l l i : Própter hunc serm o- 29 D i jóle enton ces Jesus : P o r eso que
nem vade, exiit deemonium á filia tua. h as d ic h o v e t e , q u e y a e l dem on io sa­
li ó de t u h ija .
3 o E t cum abiisset domum su a m , in~ — 3 o Y h ab ie n d o v u e lto á su casa, h a lló
venit pucllam jacentem supra Jcclum, á la m u c h a c h a reposando sobre ía cam a,
et deemonium exiisse. y líb r e .ya d el dem on io.
3 1 E t iterum exiens de fin ibus Tyri, — 3i D e ja n d o Jesus ó lr a v e z lo s con ­
venit per Sidonem a d mare Galilccos fines d e T y r o , se fu e p o r los de S id on
inter medios fin es Decapolcos. á c ia e l m a r d e G a l i l é a , atrav e sa n d o el
te r rito rio de D ecú poli.
32 E t adducunt ei sur dum et m utum , 3s Y p resen táron le u n h om bre sordo
et deprecabantur eu m , ut imponat illi y m u d o , su p lic á n d o le q u e pusiese sobre
manum. é l su, m a n o para cui'arlé.
33 E t apprehendens eum de turba 3? Y apartán dole Jesus del bullicio de
seorsum , m isit dígitos suos in aurículas la gen te , le m etió lo s dedos e n las ore­
e ju s : et expu en s , tetigit línguam ejus: jas : y con" la s a liv a le tocó [a le n g u a :
34 et suspiciens in c a lu m , ingemuit, 34 y alzan d o los ojos a l cielo, arro jó
et ait i l l i : Ephplictha, quod e s t , a d a - un s u s p ir o , y d i jó le : E p h p h e t h á , que
perire. quiere d e c ir , abrios.
35 E t statim apertas sunt aures ejus, 35 Y al m o m e n to se le ab riero n los
et soluturn est vinculum lingucc ejus, et o íd o s , y se le s o ltó e l im p ed im en to de
Joquebatur redé. l a le n g u a , y h a b la b a cla ram e n te .
36 E t prcccepit illis ne cui dicerent. 36 Y m an d óles que no lo d ijeran á
Quantb autem eis prccdpicbat , tanto n a d ie . P e ro cu a n to m as se lo m an d ab a,
m agis plu s prccdicabant: con ta n to m a y o r e m p e ñ o lo p u b lic a b a n :
3 7 ét eo amplius adm ira ba n iu r, di­ 37 y tan to m as cre cia su ad m iració n ,
centes: S en e' omnia fé c it: et sur dos f e — y d ecía n : T o d o lo h a h echo b ie n : él ha
cit a udire, et muios loqui. h ech o o ir á lo s s o r d o s , y h a b la r i los
m udos.

1 La partícula mái , que en la vulgata se traduce u tiq u e , es no solamente de afirmación , sino


también de súplica.
na S an M a r c o s ,

CAPÍTULO VI I I .

Milagro de los siete panes. Jesús instfuye d sus discípulos. D a vista á un


ciego. Pedro le confiesa p o r Mesías. Les revela su pasión y muerte: repren­
de á Pedro 5/ los anima á llevar la cruz . (Matth. É>, i o , 1 5 } 16*.
Luc. 9 , i i , 14 , 17. Joann. 6 , 12).

1 I n diebus illis iterum citm turba 1 l o r aquellos dias habiéndose j uní ado
m ulta essei, . nec haberent quod mandu­ Otra vez un gran concurso de gentes a l
car e n t, •convoca t.is d iscipulis, a it illis : 'rededor de Je.sus , y.no .teniendo que co­
mer, convocados sus discípulos, les dijo:
2 M iserear super turbam : quia ecce 2 Me da compasion esta multitud de
ja m ' triduo sustinent m e, nec habent gentes: porque hace ya tres dias que
quód m anducent; es tan conm igo, y no tienen que comer;
3 et s i dim isero eos jcjunoÉ in domum 3 y si lds envió á sus casas en ayunas,
suam , dejicient in v ía : quídam enim e x desfallecerán en el cam ino: pues algu­
eis de longe venerunt. nos de ellos han venido de lejos.
4 E t respondcrunt e í discipuli sui: Un­ 4 Respondiéronle sus discípulos : Y
de tilos quis potérit hic saturare pañ i- ¿cóm o podrá nadie en esta soledad pro­
bus in solitudine P curarles pan en abundancia?
'5 E t ínterrogavit eos ■: Quot panes lu t- 5 Él les preguntó: ¿Cuántos panes te­
betisP Q ui d ix eru n i: Septem. néis ? Respondieron: Siete.
6 E t prcccepit.turbcc discum óerv super 6 Entonces mandó Jesús i la gente que
terram . E t accipiens septem p a n es, g ra ­ se sentara en tierra. Y tomando los sie­
fías agens fr e g it , et dabat discipulis te panes, dando gracias los partid, y
suis ut apponerent, et apposuerunt dábase los á sus discípulos para que los
turba7. distribuyesen entre la gent e, y se los
.repartieron.
7 E t habebant piseiculos p a u cos: et 7 Tenían ademas algunos pececillos:
ípsos b en ed ixit, ct ju ssit-appon í. * bendíjolos también, y mandó distribuír­
selos. .— : : :
& E t m anducavcrunt, et saturati sunt, 8 Y comieron hasta saciarse, y de las
et sustulerunt quod superaverat d e fr a g - sobras recogieron siete espuertas,
m en tis, septem sportas.
g E ra n t autem q u i m anducaverant, g siendo al pie de cuatro m il los qúe
q lias i quatuor millia*: et dim isit eos. habían com ido: en seguida Jesús los
despidió. >' ■ .
ío E t statim qsccrtdens navim cum 10 É inmediatamente , embarcándose
discipulis su is, -venit in partes D álm a— con sus discípulos, pasó al territorio de
nutha. D alm anutha,
ix E i exierun i P h ariscci, et cceperunt 11 donde salieron los Fariseos, y em­
conquirere cum e o , queerentes ab. illo■si­ pezaron á dispútar. con él i pidiéndole,
gnum de coala , tentantes eum. con el fin de tentarle, que les 'hiciese
ver algún prodigio del cielo. í
ia E í íngem isccns sp iritu , a itQ u id 12 Mas Jesús-, arrojando un suspiro de
generatio ista signum quetrit ? .¿dmen lo íntimo del corazon, dijo: ¿Por qué
dico vobis , s i dabitur generalioni isti pedirá esta raza de. hombres un prodigio?
signum . En verdad os d ig o , que á esa gente no
se le dará el prodigio que pretende.
C a p i t u l o VIII. Ii3
1 3 E í dimiUcns eos, ascendit iterum 13 Y d eján d olos, se em b arcó o tra v e z ,
n avim , et/-abiit trans fretu m . pasando á la rib e ra opuesta. < .
14 jE/ oblili sunt panes sum erc, et 1 4 H ab ían se o lv id ad o los d iscíp u lo s d e
nisi unum panem non habebant sccum h a c e r p ro visio n de p a n , n i ten ían m as
in navi. q u e u n solo p an con sigo en la ba rca .
1 5 E t prcncipicbat e is , dicens: Iridíe­ 1 5 Y Jesus los a m o n e sta b a , diciendo:
le , et cávete á ferm ento P ila r isctorum, E sta d a le r t a , y guardaos d^ la le v a d u r a
el ferm ento Hcrodis. de los Fariseos, y de la lev ad u ra de H e­
redes.-
16 E t cogitaban!, ad a ltc ra in im , ál­ 16 M as ello s d iscurrien d o cu tre s í, se
cenles: Quia. panes non hahemus. d ecian u n o a l o t r o : E n ve rd a d que 110
liem os tom ad o pau.
17 Quo c o g n it o a it illis J e su s: Q uid 17 L o c u a l h ab ién d olo conocido Jesus,
cogitatis, quia panes non hptbef.is? non- les dijo,: ¿Q ué andáis d iscu rrien d o sobre
dum cognoscitis nec inielligiim P adiiuc que no teneis. p an ? ¿ to d a v ía estáis sin
cAcatum habetis cor vestrum ? con ocim ien to n i in te lig e n c ia ? ¿ a u n está
oscurecido vu e stro co ra zo n ?
iS oculus hubeníes non vrdetis ? et 18 ¿tendreis siem p re los ojos sin v e r, y
aures habenlcs non a u d itis? Nec recor- los oídos sin p e rc ib ir? K i os acordais ya,
dam ini,
19 quando quinqué panes fr e g i . in icj d e cu an d o re p a r tí cin co panes e n ­
quinqué m illia r qiial cophinas.fragmen - tr e cin co rail h o m b res: ¿ c u á n to s cestos
torum plenos sustulistis ? D icunt e i : llen o s de las sobras recogisteis entonces?
Duodecim . D i c e n l e : D oce.
a o Quando et septem panes in q u a - 20 P u es cu an d o yo d iv id í siete panes
tuor m illia: quot sportas fragmentarum e n tre c u a tr o m il: ¿cu án tas espuertas sa­
tulistis? E l dicunt ei: Septem. casteis de los fragm en to s que sobraronP
D íc e n le ; .Siete, *
21 E t dicebat e i s : Quomodo nondum 21 ¿ Y cóm o e s , p u e s , les an adió, que
intelligitis ? to d a v ía no euten deis lo que os decia?
2 2 E t veniunt S efítsa id a m , et addu- — 23 H ab ien d o lle g a d o á B e lh s a iJ a ,
cunt ei ccccum , el rogabant eum ut illum presen táro n le u n c ie g o , su p licá n d o le que
tangeret. le tocase. .
23 E t apprchcnsa manu cccci , eduxit ■23 Y é l , cogién d ole p o r la m a n o , le
eum extra v i cum : ei e.vpuens in ondas sacó fu era de la a l d e a : y ech án d ole sa­
ejus im/Msitis manibus su is , interroga — liv a en los ojos p uestas sobre él las m a­
vit cum s i quid videret. n o s , le p re g u n tó si v e ía algo .
E t aspicicns , a it: Video homines 24 E l c ie g o , ab rien d o los o jo s , dijo;
velut ardores ambulantes. V e o an d a r á un os h om bres q u e 111c p a ­
recen com o árboles.
2 5 D einde iterum imposuit manus su­ 25 P ú so le segu nd a vez las m an os so­
per oculos e ju s : et ccepit videre: et re- bre los ojos: y em pezó á v e r mejor: y
stilutus, e s t, ita ut claré videret omnia. finalm ente recobró la v is t a , de suerte
que v e ía cla ra m e n te todos los objetos.
26 E t m isit illum in domum suam , _ 26 C on lo que le re m itió á su casa,
dicens - V a d e in domum iu a m : el s i in d icie n d o : V e te i tu casa: y si entras en
vicum introieris , nemini dixeris, e l l u g a r , á nadie lo digas.
2 7 E t egressus cal Jesu s , et discipuli — 2 7 D esde a llí p a r tió Jesus con sus
e ju s , in castella Cccsarecv P h ilippi '■et d iscíp u lo s por las aldeas comarcanas de
in vía interrogabat discípulos suos , d i­ C csaréa de P h ílip p o : y en el cam ino les
cens e is : Quem me dicunt esse homines? h izo esta p r e g u n t a : ¿ Q u ic ji d icen los
hom bres que soy yo ?
T om . V. H
w S an M a r c o s ,
28 Qui rcsponderurit i l l i , dicentes: 28 R e s p o n d ié r o n le : Q u ie n d ice que
Joannem B tip tisfa m , a lii E lia m ¡ a lii J u a n B a u tis t a , quien E l i a s , y otros c u
lieró quasi unum de prophetis, fin que eres com o uno de los antiguos
profetas,
29 Tune, dicit i llis : Wos vero quem 29 D íc e le s en ton ces: ¿ Y vosotros q u ié n
me esse d icitis? Respondes P e tr u s , ait d ccis q u e soy y o ? P e d ro respondiendo
c i : T u es Christus . por todos t le d i c e : T ú eres el C h risto ,
ó Mesías.
3 0 E t comminaius est eis, ne cui d i - 3o Y les p ro h ib ió rigo ro sam e n te el de­
ccrent de illa. c ir esto de é l á n in g u n o hasta que f u e ­
se la ocasion de publicarlo ,
3 1 Mt ca-pit docere eos, quoniam opor- 3i Y com enzó á d ecla ra rle s com o con­
fet F iliu m hominis p a ti m u lta , et re­ v e n ia que el H ijo d el h om bre padeciese
probar i á senioribus, et á sum m is s a - m u ch o , y fuese desechado p o r los -ancia­
cerdotibus , et Scribis f et occidi; et post n o s, y por lo s p rín cip es de los sacerdo­
tres dies resurgere. tes , y p o r lo s E s c r ib a s , y que fuese
m u e r t o : y q u e resucitase á los tres dias.
3 a E t palüm verbum loquebatur. E t 3a Y h a b la b a de esto m u y claram en te.
apprehendens eum P etru s t capit incre­ P e d ro en ton ces tom án d ole á p arte , co­
pare cum. m en zó i re p ren d erle respetuosamente.
33 Q u i conversust et videns discípu­ 33 P e ro Jesús v u e lt o c o n tra él, y m i­
lo c suos, comminatus est P etro t dicens: ra n d o á sus d iscíp u lo s para que aten­
V a d e retro me so ta n a , quoniam non sa - diesen bien ú la corrección , re p re n d ió
p is quce D e i s u n t , sed qua: sunt lio— ásp eram en te í P e d r o , d icie n d o : Q u ít a ­
m inum. tem e de d ela n te satanás, porque n o te sa­
boreas en las cosas de D i o s , sin o en las
de los hom bres.
3 4 E t convocata turba cum discipulis — 34 D espues con vocan d o a l p u e b lo con
s u is, d ix it e is : s i quis vult me sequi, sus d iscíp u lo s, les d ijo ú todos • si a lg u n o
deneget semetipsum : ct tollat crucem qu iere v e n ir en pos de m í, n iegú ese á sí
suam , et sequatur me. m ism o: y cargu e con su c r u z , y sígam e.
35 Q u i enim voluerit anim am suam 35 P u e s q u ie n q uisiere s a lv a r sxi v i ­
salvam fa c e r e , perdet eam : qui autem da á costa de su f e , la p erd erá para
perdiderit animam. suam propter jne et siempre-, roas q u ie n perdiere su v id a p or
EvangeliilTn , salvam fa c ie t eam. am o r de m í y d el E v a n g e lio , la p on d rá
e n s a lv o eternamente,
3 G Q u id enim proderit h o m í n i s i lu - 36 P o r cierto ¿d e qué le servirá á u n
cretur munclum to iu m , et detrimentum h om bre e l g a n a r e l n ir u d o e n te r o , si
anim a r sua: fa c ia t ? p ie rd e su alm a ?
3 7 A u t quid dabit homo r.ommutalio— 37 Y u n a ven p e rd id a , ¿ p o r q u é cam ­
n is pro anima sua ? b io podrá r e s ca ta rla ?
38 Q u i enim m e confusas f u e r it , et 38 E l l o es q u e q u ie n se avergon zare de
verba m ea , in generatione isla adultera m í y de m i d o c tr in a , e n m ed io .d e esta
ct peccatrice: et F iliu s hominis con/ u n - n ació n a d ú lte ra y pecadora : ig u a lm e n ­
deiur c u m , citm venerit in gloria P a ~ te se avergo n zará de él el I l ij o d el h om ­
tris su i cum angelis sanctis, bre, cu an d o v e n g a en la g lo r ia de su
P a d re acom pañado de los sanios ángeles.
3 9 E t dicebat illis A m en dico vobis, 3g Y les a ñ a d ió : E11 verd ad os d igo,
quia sunt quídam de hic stantibus, qu i que a lgu n o s de los q u e aqui e s t á n , no
non gustabunt m ortem , doñee videant han de m o r ir sin que ve a n la llega d a
regnum D e i veniens in virtute. del rein o de D io s ó a l H ijo del hombre
c u su m agos Lad.
CAPÍTULO. I X.

Transfiguración de Jesu s , quien cura despues á un endemoniado mudo.


Poder de la. J é , de la oracion , y del ayuno. Instruye á sus discípulos
en la humildad t y. en los daños que acarrea el pecado de escándalo.
(Matth. 5, 6, io , i 5 , 17, i8> Luc. 9, 11,. 1 4 , 17. Joann. 6, 12)1 :

1 post dies s e x assurntt Jesus 1 D e is d ías d espues to m ó Jesus c o u -


Petrum , et Jacobum , ct Jo a n n em : et sigo á P e d r o , y á S a n tia g o , y á J u a n : y
- ducit illos in montem exeelsum seorsum con du jo!os solos á u n elevad o m o n te, en
solos, et transfiguratus est coram i'psis. lu g a r , a p a r ta d o ,, y se tra n sfig u ró en p r e ­
sen cia d e ello s; .,.. , ■
, . . 1,
2 E t vestimenta ejus fa c ía sunt splen- 2 D e forma^ que sus vestid os ap arecie­
á e n iia , el candida nimts velut n ix , qua- ro n resplan d ecien tes, y d e u n can d or
lia fu llo non potest super terram can­ e xtrem ad o com o la n ie v e , ta n M a n co s
dida fa cere . que n o h a y la v a n d ero en e l m u n d o que
asi p u d ie s e ,blan q u earlos.
3 E t apparuit illis E lia s cum Moyse; 3 A l m isin o tiem p o se les ap arecieran
et erant lat¡uentes cum. Jesu. . '¡ - . E lia s y M o y s é s , q u e estab an co n v ersa n ­
d o c o n Jesús, ■ , ■ v
4 JEt respondens P e t r u s , a it Jesu: 4 Y P e d ro absorto con lo que veía , to ­
R n h h i, bonum est nos Me es se : et f a - m an d o la p a la b r a , d ijo á Jesús: ¡O h
ciamus tria tabernacula, T ib i unum , el M a e str o ! b u en o será q u e d a m o s aqui:
Moysi unum , et Elice unum* -hagamos fr e s . p a b e llo n e s , u n o p ara ,T í,
otro para M oysés i y otro p ara E lia s .
5 N on enim sciebat quid, diceret .■erant ■5 P orq iíe e l.n o sabia lo que se .d e c ía ,
enim timore exterriti, p o r estar lodos sobrecogidos ilcl pasmo.,
6 jE i fa.Ua est nubes o bumbrans eos: 6 E n esto se form ó un a n u b e que los
ei venit eox de n u be, d icen s: H ic est c u b r ió : y salló de esta nube un a v o z
F iliu s mcus charissim us: audite illum w d el Eterno P a d re que d ecia: E ste es
m i .H ijo c a r ís im o : escu ch a d le á e l. -
7 E t statim circumspicientes, n em i- 7 Y m iran d o lu e g o á todas p a r t e s , n o
nem amplius viderunt , nisi Jesum tan - v ie ro n con sigo á nadie m as que á solo
tian se cum. Jésus.
8 E t deseendentibus illis de monte, 8 E l c u a l , asi q u e b a ja b a n d e l m o n ­
prcccepit illis ne cuiquam qucc vidissent, t é , les orden ó que ^ n in g u n o con tasen
narfaúcnt :>nisi cimt l^ilius hom inis á 'lo q u e h ab ían v i s t o : sin o cu an d o e l H i -
morlüis resurrexerit. ,- '{ . jo d e l h om bre h u b iese resu citad o de e n ­
tre los m uertos.
9 Et verbum continuerunt apud se, 9 E n e fe c to , g u a rd a ro n en su pecho
conquirentes quid esset: Cüm ct m orluis e l secreto^ b ien que a n d a b a n d is cu r rie n ­
resurrexerit, . do e n tre sí qué q u e rría d e c ir con, aque­
lla s p a la b ra s: C u a n d o h u b iese re su cita­
d o de e n tr e lo s m u ertos:; . , .
10 E l interrogabant e u m , dicentes; 10 Y le p re g u n ta r o n : ¿ P u e s cóm o d i­
Q uid ergo dicunt Pharíscci ct Scribcd, cen lo s Fariseos y los E s c r ib a s , que ha
quia E lia m óportet■
venire prim um ? d e v e n ir p rim ero E lia s ?
11Q u i respondens: ait i l l i s : E lia s, 1 1 Y él les respon dió: E lia s realmen­
cüm venerti prim o, restituet om nia: et te h a de v e n ir antes de m i segunda ve­
quomodo scriptum est in í^iljurp, hom i- . n id a ,, y resta blecerá enton ces todas las
II 3
níí S an M a r c o s .
n i s , ut m ulta patiatur et coniemnatur. cosas 1 : y , com o está escrito a d el 1 Jijo
., . - r clel h o m b r e , h a Je p ad ecer m u ch o , y ser
v i fi pe lidiado,
1 2 Sed d ko vobis quia et 'Elias venit 12 S i b ien os d ig o q u e E lia s h a ven id o
(.et fcceru nt illi quacumque volueruní) y a en la persona del B a utista ( y h an
sicut scriptum est de eo, h echo con él todo lo que le s 'p lu g o ) se­
g ú n estaba j a escrito.
1 3 E t veniens á d discípulos súos, y i-' ' i 3 A l lle g a r A d onde estab an sus de­
d il turbara magnam circa eo s, et S c r i- m as d is cíp u lo s , v ió lo s rodeados de u n a
bas conquirentcs cum illis. g r a n m u lt itu d de g e n te , y á los E sc ri­
bas d ispu tan d o con ellos,
1 4 E t confestim omnis populus videns ií Y lodo el p u e b lo lu ego que v ió á
Jcsu m , slupéfactus est , et expoveiunt', J e s ú s , se lle n ó de asom bro, y de p avo r,
et accurrentes sahitabant eum ; r ■ y acud iero n todos corrien do á salu d a rle.
■i 5 "Et rinierrogávit e o s Q u i d inter vos 1 5 Y é l les p re g u n tó : ¿ S obre qué a l -
conquirilis? ' ‘ tercábais en tre vosotros?
i & E t respondens unus de turba, d i - ífi A l o que respondiendo u n o d e ello s,
x i t : Magister t attuli filiu m meum a d d ijo r M aestro , yo he traíd o á lí u n h i -
1c habentem spirilum jriutum : jo m ío pose ido de cie rto e sp ír itu maligno
' . que le hace quedar m u d o : .
' 1 7 qur ubicúmquc cum apprehenderit, 17 e l c u a l donde q uiera q u e !e torna,
allidit illu m , ct spumat, et stridet den- le tir a co n tra e l s u e lo , y le hace ech ar
tib u s, et arescit; ct d i x i discipulis tuis espum a por la boca, y c r u jir los d ientes,
ut ejicerent illu m , et non ¡voiucrunt* y q u e se v a y a secan do: p edí á tu s d iscí­
p u lo s q u e le lan zasen , y n o han podido.
18 Q u i respondens e i s , d ix it: O ge~ 18 Je sú s, d irigie n d o á lodos la p a l a -
neratio incrédula , quandiu apud vos bra, les d ijo : ¡O h ge n te in cré d u la ! ¿ h a s-
ero ? quandiu t'&í pa liar ? afferte illum t a cuán do h ab ré de estar e n tr e vosotros?
ad m e. ¿hasta cuán d o h ab ré yo de sufriros?
traéd m ele á m í.
jtg E t attiilcrunt eum. E t eum vidis~ 1 9 T ra jéro n se le , Y apenas v ió & Jesús,
set eu m , statim spiritus conturbavit U - cuan do el e sp ír itu em pezó á a g ita r le con
lu m r el elisus in terram , voliLtabaiur v io le n c ia : y tirán dose con tra el s u d o ,
spumans. se re vo lca b a ech an d o esp um arajos.
20 E t interrogaba patrem ejitS: Q u an - 20 Jesús p r e g u n tó 4 su padre: ¿c u á n -
tum temporis est e x quo ci hoc accidit? to tiem po hace que le sucede esto? D e s -
A t Ule ait: A b infantia: de la n iñ e z , resp o n d ió :
z i ct frequenter eum in igncTn , et in st y m u ch a s veces le h a p recip ita d o
aguas m isit, ut eum perderet: sed s i el demonio en e l fu e g o , y en el agua,
quid potes, adjuva nos, misertus nostri. á fin de acabar c o n él :■pero si puedes al­
g o , socórrenos, com padecido de nosotros.
32 Jesús autem ait illi: S i potes ere- 22 A lo que Jesús le d ijo : S i tú puedes
d e r e , omnia possibilia sunt credenfi. c r e e r , lodo es p osib le p ara el q u e cree.
a 3 E t continuó exclam an^pater pueri, a3 Y lu ego el p a d re d e l m u ch a ch o ,
cum I m r jm is ajebat: Credo, Domine; bañado en l i g r i m a s , e x c la m ó diciendo:
adjuva incredulitatem meam. ¡O h S eñ o r ! \ o c r e o ; a y u d a tú m i in ­
cre d u lid a d fortalece m i confianza.
24 E t citm videret Jesús concurrentem »4 V ie n d o Jesús e l tropel de ge n te que
turbam , comminaius est spiritui ira- iba. a c u d ie n d o , am en azó a l e sp ír itu i n -

1 Reuniendo i judíos y gentiles e a una misma fe. a h . L U I. v. 3 , , 4 -


C A P I T U ,o I X. 117
m u n d o , dicens i l l i : Sarde el muie spi- m undo, d icié n d o le: E s p ír it u sordo y
r ilu s , ego prcccipio tib í , e x i ab eo; et m u d o , y o te lo m a n d o , sal de este m o ­
ampliits ne introeas in eum. zo ■y n o v u e lv a s m as á e n tr a r e n el.
3 5 E t exclam an s , et multum discer- a 5 Y dan do u n g r a n g r ito , y atorm en ­
pens eum , e x iil ab eo, et fa c ía s est si— ta n d o h o rrib lem e n te a l jtW e n , salló de
cut mor tu u s, ita u t m utti dicerent: Q uia é l , d eján d o le com o m u e r t o , de suerte
mortuus est, que m ucho s d e c ia n : E s tá m u erto.
a 6 Jesus autem tenens m anum ejus, a 6 P e ro Jesus cogién d ole de l a m an o,
elevavü e u m , et surrexit. le a y u d ó á a lz a r s e , y se le v a n tó .
27 E t cüm introisset in d o m u m , d i- 27 E n tra d o q u e h u b o el Señor en la
scipuli ejus secreto intcrrogabant eum: casa donde m oraba, sus d iscíp u lo s le
Quare nos non pofuim us ejicere eum? p r e g u n ta b a n á solas; ¿ P o r q u é m o tiv o
nosotros n o le hem os p od id o la n z a r ?
a 8 jEt d ix it illis: ffo c genus in millo 2 8 R esp on dióles: E sta raza de demo­
potest ex ire, nisi in oralione , et jejunio. nios por n in g ú n m ed io puede s a lir, sin o
á fu e r z a de oracio n, y de a y u n o .
29 E t inde profecti prcctergredieban- 29 Y h ab ien d o m archado de a llí a tr a ­
tur G a lileta m : nec volebat quemqUam vesaron la G a lile a : y n o q u e r ía darse &
scire. con ocer á n ad ie.
3 o Docebat autem discípulos SUOS, et 30 E n tr e ta n to ib a in struyen do ' á sus
dicebat illis: Quoniam F ilia s hominis d iscíp u lo s, y les d e c ia ; E l H ijo d e l hom ­
tradelur in m anus hominum, et occident bre será en trega d o e n m anos de los
eum , et occisas tertia die resurget. h o m b r e s , y le d ará n la m u e r t e , y des­
pues de m u e rto re su c ita rá a l te r ce r dia.
3 1 A t illi ignoraban! oerbum: et tim e- 3 1 E llo s em p ero n o c o m p re n d ían co­
bant interrogare eum. mo podia ser esto q u e les d ecia , n i se
a tr e v ía n á p re gu n társe lo .
3 a~Et venerunt Capharnaum. Q u i cüm 3a E n esto llega ro n á C a p h a r n a u m . Y
dom i essen t, interrogabat eos: Q uid in estando y a en casa les p re g u n tó ; ¿ D e
via tractabatis? q u é ib ais tra ta n d o en e l cam in o ?
33 At. illi tacebant, siquidem in via 33 M a s ello s c a lla b a n , y es q u e h a b ía n
Ínter se disputaverant, quis eorum m a - ten id o en el cam in o u n a d isp u ta e n tr e
jo r esset. s í , sobre q u ié n de ello s e ra e l m a y o r
de todos.
34 E t residens vocavit du.odr.cim, et 34 E n to n ces Jesus sentándose , lla m ó
ait illis: S i quis vult prim us esse , erit á lo s d o c e , y les d ijo ; S i a lg u n o p re­
omnium novissim us, et omnium m i - te n d e ser e l prim ero , hágase" e l ú ltim o
nisfer. de todos, y el sie rv o de lodos.
35 3£t accipiens puerum statuit eum 35 Y cogien d o á u n n iñ o le pu so en
in medio eorum: quem eum complexas m edio d e e l l o s : y despues d e ab razarle,
esset, ait illis; d i jo le s :
36 Quisquís unum e x Jiujusm odípüe- 36 C u a lq u ie ra que aco gie re á u n o de
riá receperit m nomine m eo , me rccipit: estos n iñ os p o r am o r m ío , á m í me
et.. quicumque-m e susceperit , non ,me a c o g e : y cu a lq u ie ra q u e m e acoge , no
s u s c i p it s e d eum qui m isit me, tan to m e acoge á m í , com o a l q u e á
m í m e h a en viad o.
3 7 Respondit illi Joanncs, dicens: M a- 3 7 T o m a n d o despues J u a n la p alab ra ,
gister, vidimus qucmdam in nomine tuo ■le d ijo : M a o s t r o , hem os v isto á uñó
ejiciénlem dtíemonia , qui non sequitür qué- an d ab a la n z a n d o los dem onios en
n o s, et próhibuimus eum, t u n o m b r e , que 110 es d e n u e stra c o m ­
p a ñ ía , y se lo p rohibim os.
38 Jesus autem a i t : 'Nolite prohibere 38 N o h a y p a r a qué p ro hibírselo, r e s -
Tom , V . H 3
118 San Marcos.
cu m : ncmo est enim qui f a d a t viriutem pon d ió Je sú s: p u e sto que n in g u n o que
in nomine meo, et possit citó male to­ h aga m ila gro s en m i n om bre, podrá
qui de me. lu e g o h a b la r m a l de m í.
3 9 Q u i enim non est adversum vos, 39 Q u e q u ie n n o es co n tra r io vu e stro ,
pro vobis est. de v u e stro p artid o es.
4 o Quisquís enim poium dederit vobis 40 Y cu a lq u ie ra que os diere u n vaso
calicem aquee in nomine meo, quia C h r i- de a g u a en m i n o m b r e , á te n lo á q u e
sti estis: amen dico v ob is , non perdet sois discípulos d e C h r is to : en verd ad os
mercedem suam, d igo , que n o será d efrau d ado de su re­
com pensa.
4i E t quisquís seandaiizaverit unum 41 Y a l contrario a l que escan d alizare
e x his pusillis credentibus in m e, bonum á a lg u n o de csios p equ eñ itos que creen en
est ei magis s i ciraimdaretur mola, asi- m í , m u ch o m ejo r le“ fu era que le ala ra n
naria eolio eju s, et in mare mitierefur. a l c u e llo u n a de esas ruedas de m o lin o
que m u e v e u n asn o , y le ech áran a l m ar.
4 a E t s i scandalizaverit te m anus tua , 4 2 Q u e si t u m an o te es ocasion de es­
abscide illa m : bonum est tibi debilem c á n d a lo , c ó r ta la : m as te v a le el e n tr a r
ihtroiré ih vitam , quám duas m anus m an co en la v id a etern a , q u e te n e r dos
habentem iré in geh en na m , in ignem m anos é ir a l in fie r n o , a l fuego in e x ­
inextinguibilem : tin g u ib le :
43 ubi verm is eorum non m oritur, et 43 en d on de el gu san o que les 1 roe ó
ignis non extinguitur. remuerde su conciencia, n u n c a m u e re , y
e l fu ego que les quema n u n ca se a p a g a 1 ,
44 E t s i pes fu tiste sca n d a iiza i , a m ­ 44 Y si t u p ie te es ocasion d e pecado,
puta illum : bonum est tibi claudum in - c ó r ta le : m as te v a le e n tr a r cojo en la
troire' in vitam aiternam , quám dúos v id a etern a, q u e ten e r dos pies y ser ar­
pedes habentem -mitti in gehennam ignis rojado a l in fie r n o ,a l fuego in e x tin g u ib le :
inextinguibilis;
45 ubi verm is eorum non m oritu r, et 45 donde el gu san o q u e les roe n u n ­
ignis non extinguitur. c a m u ere, y el fu e go n u n c a se apaga,
46 Quod s i oculus tuus scandalizat 46 Y si t u ojo le s irv e d e escán dalo
t e , ejice eu m : bonum est tibi luscum in - ó tropiezo, a r r á n c a le : m as te v a le en­
troire in regnum D e i , quám dúos oca- t r a r tu e rto en el re in o de D io s , que
los habentem m itti in gehennam ignis: te n e r dos ojos y ser arro jado a l fu ego
d el in fiern o :
47 ubi vermis eorum non m oritur, ct 47 donde el gu san o que les roe n u n c a
ignis non extinguitur . m u e r e , n i e l fu e go jam as se apaga.
48 O m nis enim igne salietur , et omnis 48 Porq ue la sal c o n q u e todos, e llo s
victima sale salietur. victimas de la divina ju sticia serán sa­
lados , es el fu e go ; asi com o todas la s
v íc tim a s d eb en según la L e y se r d e sal
rociad as 3.
49 B on u m est s a l : quod s i sa l insitl- 4 9 L a sal de suyo es b u en a : m a s si la
sum f u e r i t , in quo illud condietis? H a - sal perdiere s u s a b o r , ¿ c o n q u é la sa­
hete in vobis sa l, et pacem habete inter zon aréis? T e n e d siempre en vosotros s a l
vos. de sabiduría y p ru den cia , y gu a rd ad
a si l a p az e n tr e vosotros,

1 Aqui se ve el relativo eorum sin antéce- frecuente en la lengua griega,


dente expreso, el cual habría de ser darnm- 2 Jerem. L X V l. v. 24.
íarum , 0 iüuc pi'ojectorum: idiotismo muy 3 hev. II. v. i 3 . Véase Sal.
CAPÍTULO X.

Enseña Jesús la indisolubilidad del matrimonio: los peligros de las


riquezas , y e l premio de los que dejan todas las cosas por seguirle.
Avisa de nuevo á sus discípulos que debia m o rir , y resucitar. Responde
á la petición de los hijos de Zebedéo ; é inculca otra vez la humildad.
D a la vista a l ciego Bartiméo. ( M a t t h . i 9 v L u c . 1 8 . 2 2 . )

? K t inde exsurge ns venit in fin es J a - 1 I p a rtie n d o de a l l i lle g ó á los


drEcc ultra Jordancm : et corweniunt Íte~ con fín es de Ju déa pasando por el país
rum turba: a d eum : et sicut consueve- que está a l o tro lado d e l Jordán : donde
ra t, iterum docebat tilos. c o n cu rrie ro n de n u e v o a l red ed or de é l
lo s p u eblos vecinos : y se puso o tra v e z
á e n s e ñ a r lo s , com o te n ia de costu m b re.
2 E t accedentes Phariscei interroga.- 2 V in ie r o n enton ces á é l un os F a r i­
¿an i eum : S i licet viró uxorem dim it­ seos y le p re g u n ta b a n p o r t e n t a r le : S i
iere : tentantes eum, es líc ito a l m arid o re p u d ia r á su m u g e r .
3 A t ille respondens, d ix it eis: Q uid 3 P e ro é l en respu esta les d ijo : ¿ Q u é
vobis prcecepit Moyses ? os m an d ó M oysés ?
4 Q u i dixeru n t: Moyses perm isit U- 4 E llo s d ije r o n : M oysés p e r m itió re­
bellum repudii ser ¡¿ere t et dimitiere. p u d ia r la , p re ced ie n d o e s c r itu r a le g a l
del repud io.
5 Quibus respondens Jiesus, a it: A d 5 A los c u ales re p lic ó Jesús : E n v is ta
duritiam coráis vestri scripsit vobis prcc- de l a du reza de v u e str o corazon os d ejó
ceptum istud. m an d ad o eso
1 6 A b initio autem creaturcn, mascu — 6 P e ro a l p r in c ip io cu a n d o lo s crió
lutn et feeminam, fe c it eos Deus. D i o s , form ó i u n solo h om bre y á u n a
sola m u g e r.
7 Propter hoc relinquet Aorno patrem 7 . P o r c u y a ra zó n d ejará e l h o m b re &
suurn et m atrem , et adhmrebit a d u xo­ s u padre y á s u m ad re , y ju n ta rs e ha
rem suam : .con s u m u g e r :
8 et erunt dúo in carne una. Itaque S y los dos n o c o m p o n d rán s in o u n a
ja m non sunt d u o f sed una caro, so la carn e. D e m an era q u e y a n o son
d o s , sin o u n a Sola carn e. ...
9 Quod ergo D eu s con jun xit, homo 9 N o separe pues e l h o m b re , lo que
non separet. D io s ha ju n ta d o .
10 E t in domo iterum discipuli ejus ■1 ó D espues eh. casa le ta ca ro n o tr a vea
de eodem interrogaverunt eum. sus d iscíp u lo s e l m ism o p a n to.
1 1 E t ait illis ; Quieumque dímiserit 1 1 . Y é l les in c u lc ó : C u a lq u ie r a que
uxorem su a m , et aliam d U xerit, adul- desech are á su m u g e r , y to m are o tra ,
terium committit super eam . . c o m e t e a d u lt e r i o contra, e lla ., ' :
1 2 E t s i u xor dim iserii virum suum , . 12 Y si la m u ger se aparta, de su m a ­
ct a lii nupserit, mcccliatur. rid o , y se casa con Otro, es adúltera.
t 3 E t offerebant illi párvulos ut tan - 1 3 Com o le p resentasen un os niños

1 El mandato de Moysés no fue que rcpu- gáse á nadie á divorciarse : había solamente
di asen á sus mugeres, sino que, en caso dejia- una tolerancia, y ésta para que no atentase el
cerlo, precediese la formalidad de Hacer una marido contra lá v ida ac súmuger.
escritura, etc* No habia ninguna ley que obU-
H4
12o S an M a r c o s ,
gcret ¿líos. D iscipuli autem com m ina- para que los tocase y bendijese, los
bantur offerentibus. d is cíp u lo s r e ñ ía n á los que 'venían á
presen társelos.
1 4 Quos cüm vidcret J e su s, indigne «4 L o que ad v irtie n d o J e s u s , lo lle v ó
tu lit , et ait i llis : Sinite párvulos venire m u y á m a l , y les d ijo : D e ja d que v e n ­
a d m e , et ne prohibueritis eo s: talium g a n á m í los n iñ os, y n o se lo estorbeis:
enim est regnum D ei. porque de los que se asem ejan á ello s
es e l re in o de Dios.
1 5 A m en dico vobis: Quisquís non re- »5 E n ve rd a d os d ig o , que qu ien n o
ceperit regnum D e i velut parvulus, non re cib ie re com o n iiio inocente el rein o de
intrabit in illud. D io s , n o e n tr a rá en él,
16 E l
complexans eos, et imponens 16 Y estrechánd olos e n tr e sus brazos,
m anus super illos, benedicebat eos. y pon ien do sobre ellos las m a n o s , los
ben decía.
17 Et cüm egressus esset in viam, 17 A s i q u e salió p ara ponerse en ca­
procurrens quídam genu Jtexa ante eum, m in o , v in o corrien d o u n o , y a r ro d illa ­
rogcibat eum : Magisier bonc, quid f a - do á sus pies , le p re g u n tó : ¡ O h b u eu
ciam ut vitam cclernam percipiam? M a e stro ! ¿q u é debo y o h acer p ara con­
s e g u ir la v id a etern a ?
18 Jesus auiem d ix it ei: Q u id me dicis 18 Jesus le d i j o : ¿ P o r qué m e lla m a s
bonum ? Nemo bonus , n isi unus Deus. b u e n o ? N a d ie es b u e n o , sin o solo Dios,
1 9 Prcecepta nosfi: N e adulteres, N e 1 g Y a sabes los m an d am ien to s que
occidas, N e fu r e r is , N e fa ls u m testimo- conducen á la vida: N o com eter a d u l­
nium d ix e r is , N e fra u d em fe c e r is t l í o - t e r io , N o m a t a r , N o h u r t a r , N o d e c ir
nora patrem tuum et matrem. falso te s tim o n io , N o h acer m a l á n a ­
d ie , H o n ra r pad re y m ad re.
20 A t Ule respondens, a it Hit: M a - 20 A esto respondió é l, y le d i j o : M aes­
g is ie r , hccc omnia observavi á juventute t r o , todas esas cosas las h e observado
mea. desde m i m ocedad,
21 Jesus auiem intuitus eum , dilex.it ai Y Jesu s, m irán d o le d e h ito en h i­
eu m , et d ix it e i : Unum tibi deest: va­ to , m ostró q uedar prendado d e é l , y le
d e , qutzcumque hctbes vende, et da p a u - d i j o : U n a cosa te fa lta a u n 1 : an da, v e n ­
perib us, et habcbis thesaurum in ccelo: de cu a n to tie n e s , y d alo á los pobres,
et veni ¡ sequere me, que asi ten d rás u n tesoro en. e l c ie lo : y
v e n d esp u es, y sígu em e.
22 Qui contristatus in verbo r abiit 2 a A esta p ro p u esta en triste cid o e l jo­
m ttrcns: erat enim habens m ultas pos— v e n , fuese m u y afligido, pues te n ia m u ­
sessiones. chos bienes.
2 3 E t circumspiciens J e su s, ait disei­ 2 3 Y ech an d o Jesus u n a ojeada a l re­
pulis s u is : Q uám diffieilé qui pecunias dedor de s i , d ijo á sus d is c íp u lo s : ¡ O h
habent , in regnum D e i íntroibunt! c u á n d ifícilm e n te los acaud alados e n tr a ­
rá n en e l re in o de D io s !
24 D iscipu li autem obstupescebant in 24 L o s d is cíp u lo s quedaron pasm ados
ver bis ejus. A t Jesus rursus respondens a l o ir tales p alab ra s. P e r o Jesus v o lv ie n ­
ait illis: F i l io li , quám dijficile est, con­ do á h a b l a r , les a n a d ió : ¡ A y H ijito s
fidentes in pecu n iis , in regnum D e i in - m io s , c u á n d ifíc il cosa e s , q u e los que
troire ! p on en su con fian za en las r iq u e z a s ,e n ­
tr e n en e l rein o d e D io s !
2 5 F a ciliu s est, cafnclum per foram en 25 M as fá c il es e l pasar u n c a m e llo

1 Para conseguir la perfección evangélica ¿ que Dios te llama.


C a p i t u l o X. 121
acus tran siré , quám divUetn intrare in p o r e l ojo. de u n a a g u j a , q u e e l e n tr a r
regnum JDei. u n n e o semejante e n .e l rein o de D io s.
26 Q u i magis adm irabantur , dicentes 2 6 C o n esto s u b ia de p u n to su asom ­
ad semetipsos: E t quis potest salvttS b r o , y se d ecían unos á o tr o s : ¿ Q u ié n
fic r i ? pod rá pu es salvarse ?
27 E t 'iniuens illas J e sú s , aiT; A pu d 27 P e r o J e sú s, fijand o e n e llo s la vis­
homines impossibile e s t, sed non apud t a , les d ij o : A los h om bres es esto im ­
D e u m : omnia enim possibilia sunt apud p o sib le , m as n o á D io s ; pues p ara D io s
Deum . tod as las cosas son p osibles,
28 E t ccepit e i P etrus dicere: E cce nos 28 Aqui Pedro to m an d o l a p alab ra,
dim isim us om nia, et secuti sum us te. le d i j o : P o r lo q u e h ace á nosotros, bien
ve s que hem os re n u n ciad o todas las co­
sas, y segu íd ote.
a 5 Respondens J e sú s , a it: A m en dico 29 A lo que Jesús r e s p o n d ie n d o ,d ijo :
vobis: N tm o est, qui reliquerii domum , P u e s y o os asegu ro que n a d ie h a y que
aut fr a tr e s , aut sorores, aut patrem, h a y a d ejad o c a s a , 6 h er m a n o s, ó h e r­
aut m atrem , aut filia s , aut agros, pro - m an as, ó p ad re, ó m a d re , ó h ijo s , ó
pter m e , et propter E van gelium , h ered ad es, p a r am o r de m í , y d el E —
v a n g e lio ,
3 0 qu i non accipiat centics tantum, 3 o que ahora m ism o en este s ig lo y
nunc in ternporc hoc , domos , et fra tre s, aun en m ed io de las p e rsecu cio n es, no
et sórores , et m atres, et filio s , et agros, re c ib a e l c ie n d oblad o p o r e q u iv a le n te
cum persecutionibus , et in serculo f u tu ­ de casas , y h e r m a n o s , y h erm an as , de
ro vitam (tlernam. m a d r e s , d e h ijos y h e r e d a d e s , y e n el
sig lo ve n id e ro la v id a etern a.
3 1 M ulti autem erunt p rim i novissi— 3 1 P e ro m u ch o s d e los que en la tier­
m i, et nooissimi primi. ra h ab rán sido los p r im e r o s , serán a lli
lo s ú ltim o s ; y m u ch o s de los q u e h ab rán
sido los ú ltim o s , serán los prim eros.
3 a E ra n t autem in via ascenderles Je- — 3a C o n tin u a b a n su v ia g e su bien d o á
rosoljm am : et prcecedebat illas Jesús , J e r u s a le m : y Jesús se les a d e la n ta b a , y
et stupebant: ct sequentes iimebant, E t estaban sus d iscíp u lo s com o a t ó n ito s : y
assumens iterum duódecim, ccepit illis le segu ían llen o s d e tem or. Y to m an d o
dicere quce essent ei eventura. á p a r t e de n u e v o á los d o ce, com enzó á
rep etirles lo q u e h a b ía de suced erle.
3 3 Q uia ecce ascendimus Jerosoly- 33 N o s o tro s , les d ijo , v a m o s , com o
mam. , et F iliu s hominis tradetur prin - veis,, á J e ru sa le m , d onde e l H ijo d e l
eipibus sacerdotum ,, e l Ser ib is, et senio­ h om bre será en trega d o & los p rin cip es
ribu s, ei damnabunt eum marte, et tra - d e los sacerdotes, y á los E scrib a s, y a n ­
dent eum gentibus: cian o s , q u e le con den arán á m u e r t e , y
le en trega rá n á los g e n t i le s :
34 el illudent e i , et conspuent eum, 34 y le escarn ecerán , y le escu p irán ,
et Jlagellabunt eum , et inlerficient eum: y le a z o ta rá n , y le q u ita rá n la v i d a , y
et tertia die resurget. a l te r ce r d ia resu citará.
35 E t accedunt ad eum Jacobus et 35 E n to n c e s oyéndole hablar de la
Joannes f i l i i Zebedcei, dicentes : M agi- resurrección se a rrim a n á é l S a n tia go , y
ster, volumus ut quodeumque petierimus, J u a n h ijos d e Z chedéo, y por medio de
fa c ía s nobis.
su m adre le h a c e n esta p e tic ió n ; M aes­
.■1 tro:, .q u isié r a m o s que. nos concedieses
todo cu a n to te pidam os. , v, .. > ,
36 A t Ule d ix it eis: Q uid vultis ut 36 D i joles é l : ¿ Q u é cósa deseáis que
fa c ia m vobis? ;
-oa.conccda ? v: \. ■
, ■
■> ¡
ij2 S aí í M a r c o s .
3 y E t dixerun t; D a nobis ut unus ad 3 7 C o n c é d e n o s , re sp o n d iero n , que en
dexteram tu a m , et alias a d sirtislram t u g lo ria ó glorioso reinado nos sen te­
tuam sedcamus in gloria tua. mos e l u n o á tu d ie stra , y e l otro á tu
sin iestra.
38 Jesus autem c it e is: Nescitis quid 38 Jesus les ^replicó : N o sabéis lo
p eta tis: poteslis bibere calicem, qucm que p e d ís : ¿ podéis b e b er e l c á liz de la
ego bibo ; aut baptismo, quo ego bapti­ pasión q u e yo v o y á b e b e r ; ó ser b a u ­
zar , baptizari? tizados con el b a u tism o de sangre con
que y o v o y á ser b a u tiza d o ?
3 9 A i illi di.xenint ei: Possumas. J e­ 3g R e s p o n d ié r o n le : S í que podem os.
sús autem. ait eis: Calicem quidevn, qitem P u es ten e d p o r c i e r t o , les d ijo Jesus,
ego bibo, bibetis ; et bapfismo ¡ quo ego que beberéis e l c á liz que yo b e b o : y
baptizar , baptizabim ini: sereis bautizados con e l b a u tism o con
q u e y o soy b a u tiz a d o :
4 o sed ere autem a d dexteram meam, 4 0 p cro eso de sentarse á m i diestra,
vel a d sin istra m , non est meum daré ó á m í sin iestra , n o está en m i a r b i­
vobis t sed quibus parátum est. tr io como hombre e l d arlo á vosotros,
sin o A quien es se h a d estin ad o por m i
P a d re celestial.
41 E t audienies decem , ccepcrunt in~ 41 E n te n d ie n d o lo s otros d iez d ich a
d ign a n de Jacobo , et Joanne, d em a n d a , d ie ro n m u estras de in d ig n a ­
c ió n co n tra S an tia go , y Juan'.
43 Jesus auiem voeans eo s , a it illis: 4a M as Jesus lla m á n d o lo s todos á sí,
Scitis quia h i , qui vid entu r principan' les d ijo : B ie n sabéis que los que tie n en
gentibiis, dom inantur e i s : et principes l a a u to rid a d de m a n d a r á las nacion es,
eorum potestatem habent ipsorum, las tr a ta n con im p e r io : y que sus p r ín ­
cipes ejercen sobre e lla s u n p od er ab­
soluto.
43 N on ita est auiem in vobis , sed 43 N o debe se r lo m ism o en tre vo s­
quicumque voluerct fie r i m a jor , erit ve­ otros , sin o q u e q u ie n q uisiere hacerse
ster m inister: m a y o r , ha d e ser vu e stro criad o :
44 ei quicumque volueritin vobis p r i- 4 4 y qu ien q uisiere ser en tre vosotros
ntus esse , erit omnium servas. el prim ero, debe hacerse sie rvo de todos.
45 N a m et Fítiu s hominis non venit Porq ue au n e l H ijo d e l h om bre
ut ministraretur e i ■
, sed ut ministraret, n o v in o á que le sirviesen , sin o á ser­
et daret anim am suam redempiionem v ir , y á d a r su v id a p o r la red en ción
pro multis. de m uchos.
4 6 E t venia ni Jericho , et proficiscente — 46 D esp u es de esto lle g a r o n á J e ri­
eo de Jericho , ct diseipulis ejus , el p ía - ch o : y a l p a r tir de Je rich o con sus d is­
rim a m ultitudine , filiu s Tim a;i M arti - cíp u lo s , segu id o de m u c h ísim a ge n te ,
metas, ccecus’i sedebat ju x t a viam men~ B artira éo el ciego , h ijo de T i m é o , es­
dicansJ ' ■ '~
J' 'i ¡ ta b a , sentado ju n to al' c a m in o p id ien d o
lim osn a.
47 Q u i citm aúdisset quia Jesus N ti­ 47 H ab ien d o oidó pu es q u e era Jesus
z a r enus e s t , ccepit clamare, et dicere: N azaren o el que venia., com enzó á d ar
Jesu f i l i D a v id , miserere mei. voces , d icien do : J e s u s , h ijo d e D a v id ,
te n m isericordia d e m í.
fy^ E t commiriabaniur e i m u llí ut ta - 48 Y re ñ ía n le m ucho s p ara que c a lla ­
ééréfc A P ¿He m tiltóm agis clamábat: F i l i ra. S in em b argo él a lzab a m u c h o m as
D a v id , miserere mei.' \ ‘ - * '•»*: e l g r i t o : I l ij o d e D a v id , te n com paston
'■■¿i!' r-,-i ír,Á> ^ í.- ■■ - d e m í;
4 g E t stans Jesus prceeepit illum w * 4 9 Parándose enton ces Jesus, le m a n -
CA PI TU LO XI, 123
tari. E ¿ vacant ccccum dicentes c i : A n i— *16 lla m a r . V le 11a m a ro n di ci éudol e: E a ,
mcequior esto: surge, vocat fe. b u e n án im o : le v á n t a t e , que te llam a.-
5 o Q u i projecto vestimenta suo e x i­ 50 E l c u a l, arro ja n d o su capa, a l ins­
liá is , venit ad eum. ta n te se pu so en p ie, y v in o & é l.
5i E t respondens Jesús d ix it illi: 5 1 Y Jesús le d ijo : ¿ Q u é quieres que
Quid tibi vis fa c ia m ? Ccccus autem di— te h a g a ? E l ciego le respondió: M aestro
x i i ei: R abbon i , u t videam. m ió , h a z que y o vea.
5 a Jesús autem ait illi; V a d e , fid es 5a Y Jesús : A n d a , que t u fe te h a
tua te salvum fec it. E t confestim vidit, curado. Y de rep en te v i ó , y le ' ib a si­
et sequebatur eum in via. g u ie n d o p o r el cam in o .

C A P ÍT U L O X I.

Entrada triunfante de Jesús en Jerusalem. Maldición de ki higuera. Los


negociantes echados del templo. Poder de laf e . Perdón délos enemigos. Los
príncipes de los sacerdotes confundidos. (Matlh. 2 i. Luc. Joann. 2,i.)

, E t cum appropinquarent Jerosóly— • i . C u a n d o ib a n acercándose 4' J e ru ­


mee ct Belhanicr, ad montem Olivarum, salem , a l lle g a r ju n to á B e lh a n ia , a l pie
m itlii dúos e x discipulis su is, d e l m o n te de las O l i v a s , d espacha dos
de sus d iscíp u lo s ,
a et ait illis; li e in castellu m , quod a ; y les dice: Id á ese lu g a r , que, ten eis
contra ■do.s e s t, et statim introeuntes il~ en 1Ven te , y lu e g o a l e n tr a r en
lite, invenietis pu llu m ligaium , super lla r é is a ú d o u n j lu n elitillO i* e n e l GuaI
quem nemo adhuc hominum sedit: sol- n ad ie h a m o n tad o h a s ta .ahora.' d esalad a
vite illu m , et adducite. le , y t r a e d l e . , Y i -
3 E t s i quis vobis d ix e r it; quid f a c í - 3 Y si a lg u ie n os dijere; <¡Q u é-h aceis?
lis ? dicitc, quia Dom ino necessarius est; responded que."él S eñ o r lo h a m enester:
ct continuo illum dirjiiMet huc. y a l in sta n te os le d ejará tr a e r acá.
4 E t aleantes invenerunt pullum l i - 4 L u e g o que fu e ro n h a lla r o n el p o lli­
gatum ante ja n u a m fo r is in bivio: et n o atado fu e ra d e la n te . d e u n a p u e r t ; i, A
solvunt eum,. d o s - c a i p i n o s en, una
la en trad a d e ■
encrucijada j y , \ l e , desataron. E
5 E t quidarrp d e t if ie sta n tiíu s dice- ' 5- Y algu n o s de lo s ¿¡ue. estab an a lli
bant lilis; Q u id faciti^ solventes pullum ? les d ije r o n : ¿ Qué hacéis,? ¿por qué
desatais ese p o llin o ?
6 Q u i d ixerun t eis siettj. preeceperat. 6 L o s d iscíp u los respon dieron co n fo r­
illis Jesú s, et dimiscrunt eis. m e á lo que Jesús les h a b ia m an d ad o,
y se^le dejaron* lle g a r . - - \.
l E t difxerunt pullum ad. Je su m ^ et p .. Y trajeron i í l p o llin o -á , Jesús: y [ha­
imponunt i l li vestimenta sua,, ai sedit,
b ién d ole aparejado con los vCStidos d®
super eum. ' ¡
ello s, m o n tó Jesús en. él.
8 M ullí.autem vestim enta■
su a strave- 8 IVÍuchos e n - segu id a ten d ie ro n sus
runt m v ia : a lii autem fro n d e s cctde~ vestid os en e l c a m in o : y otros c o rla b a n
bant de arboribits, ct sternebant in vial ram as ú hojas d e los árboles , y- la s es­
parcían p o r donde h a h ia d e .p a s a r Jesús.

na íii eneP !ct/‘ f oíclf y lab- cruzah dos caminos que vienen d e difércutee
. i sa la Trulgata, pueden signifi- lugares; por eso se lia añadido de le ira cursi-
* ® ^quo-forman al principio dos c a - va- enm/ciiWnvEft-et-HHiousOí'itfr del-paJre
r i° ! :le r mi?mo punto Para ¡r Petuco se traduce entre dos sendas. .
a dos parages, o también ej punto ea que se.
124 S an M a r c o s .
9 E t qui prccibant , et qui sequebantur, g Y ta n to lo s q u e ib a n d e la n te , com o
rlnmabant dicentes: H osanna: lo s q u e segu ían d e t r á s , le aclam ab an
d icie n d o : H osa n n a salad y ^gloria:
i o Benedictas qui venit in nomine D o - 10 B en d ito sea e l que vie n e en n om ­
m.ini: fíenedicium quod venit regnum bre d el S e ñ o r: B en d ito sea e l rein o de
patris nostri D a v id : H osanna in e x - n u estro padre D a v id q u e vem os lle g a r
celsis. ahora en la persona de su h ij o : H o­
sanna en lo m as a lto de los cielos.
ii E t introivit Jerosolymam in t e m - 11 A s i e n tr ó Jesus en J e ru sa le m y se
plurn: E t circujnspeciis ómnibus, cum fu e' a l tem p lo : d on de despues d e h ab er
ja m vespera esset hora, e.viit in B e ih a - observado por una y o tra p a r le todas
niarn cum duodecim. las cosas , siendo ya ta rd e, se salió á
B e lh a n ia con los doce.
ia E t a lia die cum exircnt á Betha- ~ i3 A l o tr o d ia asi q u e saliero n de
n ia , esuriit, B e tb a n ia , tu v o h am bre.
1 3 Cümque vidisset a longé ficu m k a - 1 3 Y com o viese á lo lejo s u n a h ig u e ra
bentem f o l i a , venit- s i quid fo rte inveni- con hojas , en cam in óse a llá p o r v e r si
ret in c a : et cum venisset ad cam} e n co n tra b a en e lla a lg u n a cosa: y lle ­
n ihil invenit prccter f o l i a : non enim g a n d o , n ad a en co n tró sin o follage: p or­
erat tempus ftcorum. que no era aun tiem p o de h ig o s
1 4 E t respondens d ix it e i : Ja m non 14 Y h ab lan d o á la h ig u e r a , le dijo:
amplias in cr.tnrnum e x te fru ctu m quis- N u n c a jam as com a y a n ad ie fr u to de t í.
quam manducet. E t audiebant diseipu- L o c u a l oy ero n sus d iscíp ulos.
li'ejus.' • ■ >
' r 5 - E t ifeníutii-Jerosolymam. E t cum 1 5 L le g a n pues ¿ J eru sa lem . Y ha­
irífroisset ih íetnplum, c&pit ejicere tren­ b ien d o Jesus en trad o en e l t e m p lo , co­
dentes et ementes in templo: et m e n ­ m en zó á e ch ar fuera á los q u e v e n d ía n
sa s num m ularioTum , et cathedras ven - y co m p ra b a n en e l : y d errib ó las m esas
dentium columbas evcrtít. d e los c a m b ista s, y los asientos d e los
q u e v e n d ía n p alom as para los sacrificios.
16 E t non sinebat ut quisquam trans- 16 Y n o p e r m itía q u e n a d ie tra sp o r­
f e r i ’ét vas- pér' iim p lu m : ' ■
■■ tase m u e b le 6 cosa a lg u n a p o r e l tem plo:
' i f e t ' decébate d icen s’ eis’ ■
: Nonne 17 y los in s tr u ía , d ic ie n d o : ¿ P o r v e n ­
scriptum t s t í 'Q u i a 'domus mea do- tu r a n o está e scrito * : M i casa seré lla ­
m us oratíoni.4 vocabítur ómnibus gen - m ada de todas las gen tes casa d e oracion?
tibus ? V os autem fecistis ea m •spelun— P e ro vosotros habéis h echo d é e lla u n a
. eam latronum. g u a rid a de ladron es.
18 Quo ándito, principes sacerdotum 18 S ab id o esto p o r los p rín cip es de los
et Scríbcc quór.rebant quomodo eum per- sacerdotes y los E sc rib a s, an d ab an tr a ­
derent: timebant 4 ñim ¿U fo, quoniam zand o el m odo d e q u ita r le la v id a se­
universa-ttírSa^ndinirá batúv -super' do­ cretamente • porque le te m ía n , vien d o
ctrina éjwt. M*1 «!'■! <>.■ Mi q u e to d o é l p u e b lo estaba m a r a v illa d o
J*| J !1 ■"■
■■./!. i'.--. ■ d e su d o ctrin a.
i'9 - E f cum- vesp'era fa c ta esset, egre- 19 A s i que se h izo ta r d e ,' se salió de
diebatur de civitate. la ciu d ád .
- s o É t cüm m ané tra n siren t, vidé - — 20 La m añ a n a sigu ien te repararon
ru n tficü m \dridafn fa c ta m á radiabas. los discípulos a l p a s a r , que la h igu e ra
se J ia b ú u seca d o d e raiz.
Si E t r é c o r d á l u s .Í c e t e o s d i x i t , ei: -a; 1: C o n J o c u a l acordándose PedroM tt

''..i 1•*- i i i- .i .

i Víase Higuera. 2 Is. LVI, v . — Jercrn. VII. v- 11.


G A P I T TJ O XI. I25
R a b b i, ecce ficu s , cui m aledixisti, aruii. r lo sucedido, le d ijo : M a e str o , m ir a com o
la h ig u e ra que m a ld ijiste je ha secado.
22 E t respondens Jesús, ait illis: Ha~ 22 Y Jesús tom an d o la p alab ra , les d i­
hete fidem D e i : jo : T e n e d con fian za en D ios \y obrareis
también estas m aravillas:
2 3 amen dico vobis} quia quieumque a 3 en verd ad os d ig o , q u e c u alq u ie ra
dixerit ftuic monti: Tollere, et miltere q u e d ijere á este m o n t e : Q u ít a t e de ah í,
*in m a re : et non hccsitaverit in corde y éch ate a l m a r ; no v a cila n d o en su co­
su o , sed crediderit, quia quodeumque razon , sin o c r e y e n d o , que c u an to d ije ­
d ix e rit , f í a t , ftet ei. re se h a de h a c e r , asi se hará.
Propter ca dico vobis, omnia qua:- 24 Por tan to os asegu ro , que todas
eumque orantes p c fiiis, .crédito quia ac- cu an tas cosas pidiereis en la oracion, te­
cipielis, et cvenient vobis. n ed viva te de c o n s e g u ir la s , y se OS con­
cederán sin fa lta .
25 E t cum slabitis ad o ra n d am , di~ 25 M as al poneros á o r a r , si ten eis a l­
mittite s i quid habetis adversas aliquem, go co n tra a lg u n o , perdonadle el agra­
ut et P a ter vester qui in ccelis e s t , d i- vio , ¿ fin de qué vu e stro P a d re q u e está
mittat vobis pcccata vestra. en los c ie lo s, ta m b ié n os perdone vu es­
tro s pecados.
26 Quod s i vos non d im iseritis: nec 26 Q u e si 110 perdon áis vosotros, tam po­
P a te r vester , qui in ccelis est , d im itid co vu e stro P a d re celestial os p erdonará
vobis peccata vestra. vu e stra s cu 1 pars n i oirá vuestras orn dones.
27 E t í cniunt rursus Jerosolymam. — 2 y V o lv ie r o n pues o tra v e z ft J e ru ­
E t cum ambularet in tem plo, accedunt sale m . Y paseándose Jesús p or el atrio
a d eum sum m i sacerdotes , et Ser iba:, exterior de el tem p lo instruyendo a l pue­
et. séniores .*■ blo , llégan se A él los p rín cip es de los sa­
cerd o tes, y los E scrib a s, y 'l o s ancianos:
2 8 et dieiint ei: In qua potestate hccc 28 y 1c d icen * ¿ C o n que au toridad ha­
fa c is ? et quis dedit tibi harte potesta— ces estas cosas? ¿y q u ié n te ha dado á tí
tem ut ista fa c ía s ? potestad d e h acer lo que haces ?
29 Jesús autem respondens , aít illis: 29 Y respondiendo Je sú s, les d ijo : Y o
interrogaba vos et ego- unum verbum, ta m b ié n os h aré u n a p r e g u n t a : respon­
et respóndete tn ihi: et dicam vobis in dedm e á e lla p rim e r o , y despues os d i­
qua potestafe hcec fa c iá m » ré con qué a u to rid a d h ago estas cosas.
3 0 B aptism u s Joannis, de codo erat, 3 o E l b a u tism o de Ju a n , ¿era del cielo,
an e x hom inibus? Respóndete m ihi. ó de los h om bres? R espondedm e á esto.
3 1 A t illi cogitabant secum , dicentes: 3i E llo s d iscu rría n p ara consigo , d i­
S i d ix e r im u s , de codo , d icet: Quare cien do e n tre s í: S i decim os q u e d e l cie­
ergo non credidistis ei? l o , d ir á : P u e s ¿ p o r q u e n o le creisteis?
3 a S i dixerim u s, e x hom inibus, t i - 3a S i decim os q u e de los hom bres, de­
mem us populum : omnes enim habebant bem os tem e r a l p u e b lo : pues todos c re ía n
Joan nem quia veré propheta esset, que J u a n h ab ia sido verd ad ero profeta.
33 E t respondentes dicunt J e s u : N e - 33 Y asi respondieron á Jesús, d icie n ­
scimus. E t respondens Jesús ait illis:. do : N o lo sabem os. E n to n c e s Jesús les
Ñeque ego dico nobis in qua potes tale re p licó : P u es ni yo tam poco os d iré con
hcec fa c ia m .' qué au to rid a d h ago estas cosas.
S an M a r c o s .

CAPÍTU LO XII.

Parábola de la viña plantada y arj'endada. Convence lesas á los fariseos


y sadduceos , redarguyendo los. Sobre p a g a r el tributo a l Cesar ; y sobre la
resurrección de los muertos. Christo } Señor de D a v id : Soberbia de ¡os es­
cribas : Ofrenda tenue de la viuda , preferida á todas las grandes oblacio­
nes de los ricos . ( M a t t h . a ij 2.2, Luc. 2 0 } a i).

I J tii ccepit illis in parabolis loqui* 1 U n segu id a com enzó á h a b la rle s por
Vineam pastinavit homo, et circumdc- p a r á b o la s ; U11 h om bre (dijo) p la n tó u n a
dii sepem ,. et fod it lacum , et cndifica— v iñ a , y la c iñ ó c o n c e r c a d o , y ca v a n d o
vil iurrim , tí locavit eam agricolis ¡ et h izo en e lla u n la g a r , y fa b ricó una
peregré profectils est. torre t y arre n d ó la á ciertos labrad ores,
y m archóse lejo s de su tierra.
a E t m isit a d agrícolas in tempore a A su tiem p o despachó un criad o á
serv u m , ut ab agricolis acciperet de los renteros p ara c o b ra r lo que debían
fr u c iu vinca. darle de el fru to de la v in a .
3 Q u i apprehcnsum eum cecidcrunt, 3 M as ello s a g arrán d o le le a p a le a ro n ,
et dim iserunt vacuum. y le d espacharon c o n las m an os va cías.
4 E t iterum , m isit ad tilos a liu m ser — 4 S e g u n d a vez les e n v ió otro criad o : y
v iim : et illum in capite vulneraverunt, á este ta m b ié n le d escalabraro n , c a r g á n ­
et contumeliis affecerunt. dole d e oprobios.
5 E t rursum aliu m m is it , et illu m 5 T e rc e r a v e z e n v ió á o tr o , a l c u a l m a ­
oc.eidcrunt: et plures a lia s q ito s d a m taron : tras éste oíros m uchos,: y d e e llo s
cadentes, olios vero occidentes. á un os los h irieron , y á o íro s les q u i­
taron la v id a ,
6 Ad/m e ergo unum habens filiu m 6 E n fin , á u n h ijo ú n ic o q u e te n ia y
clian'ssim um : et illum misit a d eos n o - á q u ie n am a ba tie rn a m e n te , se lo e n v ió
vissim um ¡ dicens: Q uia reverebuntur ta m b ié n el ú l t i m o , d icien d o : R esp eta­
filiu m meum. rá n tí lo menas á m i h ijo.
y Coloni autem dixerunt a d invicem: 7 P e ro los víiíado ves at verle venir se
H ic est lúeres : venite, Occidamus eum, d ijero n un os d otro s: É s te es el h erede­
et nostra erit Haereditas. ro: v e n id , m a té m o s le , y será n u e stra la
heredad.
8 E t apprehendentes eum , occiderunt: 8 Y asiendo de é l, le m a ta ro n , arro ján ­
el ejccernnl extra vineam. dole antes fu era d e la v in a .
g Quid ergo fa ciet D om inus vineoe? 9 ¿ Q u é h ará pues e l du eñ o de la v iñ a ?
V e n i d , et perdet colonos, et dabit vi­ V e n d r á , y perderá á aq u ellos ren teros,
neam aliís. y arren dará la v iñ a á otros.
10 Nec scripturam hanc legistis: L a — 10 ¿ N o h ab éis leíd o este lu g a r do la
pidem quem reprobaverunt eedificantes, E sc r itu r a 1 : L a p ied ra q u e d esecharon
hic fa c lu s est in caput a n g u li: lo s q u e e d ific a b a n , v in o A ser la p r in c i­
p a l p ied ra d el á n g u l o :
II d Domino factum est is tu d , et est n el Señ or es e l que h izo eso , y estam os
mirabiit: in oculis nostris? vie n d o con n u estros ojos t a l m a r a v illa ?
12 E t quccrebant eum tenere: ei t i - ■ 1 2 E n la hora m aq u in ab an com o pren­
muerunt turbam : cognoverunt enim quo- d erle : porque b ien con o cie ro n que á ellos

1 Psalm. C X V I I v. 1 1 . — h . X X I 'I I I . v. 1G.


C Ji P I T U o XII, 127
Ttiam ad eos parabolam. Tianc dixerit, h a b ía enderezado l a p a r á b o la : m as te ­
E t relicto eo abierunt. m ie ro n a l p u e b l o , y a s i , d eján d ole se
m arch a ro n .
i 3 Et miítunt a d eum quosdam e x — i 3 P e ro le e n v iaro n a lgu n o s F ariseos,
Plia risceis, et H erod ia n is, ut eum c a - y H erodian os 1 , p ara sorpren d erle en a l­
perent in verbo. g u n a expresión .
«4 Q u i venientes dicunt e i : Magister, 14 Los c u ales v in ie r o n y d ijéron le:
scimus quia verax es, et non curas quem - M a e s tr o , nosotros sabem os q u e eres hom ­
quam : nec enim vides in fa c ie m homi— bre v e r a z , y q u e n o atien d es á respetos
n u m , sed in veritate viam D e i doces: h u m a n o s: porque 110 m ira s la calid ad de
licet da ri tributum Ccesari, an non da - las p e rso n a s , sino q u e ensenas el c a m i­
bimus? n o d e D io s con lisu r a y según él es; ¿nos
es líc it o á nosotros pueblo escogido de
D io s el p a g a r tr ib u to á C e s a r , ó podre­
m os n o p a g a r le ?
15 Q u i sciens versutiam illorum , ait 1 5 Jesús p en etran d o su m a lic ia , d i joles:
illis: Q uid me ientatisP áfferte m ih id e - ¿ P a r a q u é v e n ís á te n ta r m e ? dadm e á
narium ut -videam. V er u n d en ario ó la moneda corriente.
A t illi attulerunt ei. JSt ait illis: 1 6 P re s e n lá ro n s e lo , y é l les d ic e: ¿De
Cujus est imago hcec, et inseriplio? D i ­ q u ié n es esta im a g e n , y esta in scrip ció n?
cunt e i : Cccsaris, R es p o n d ie r o n : d e Cesar.
17 Respondens autem Jesús d ix it illis: 17 E n to n c e s re p licó Jesús y d i joles:
Reddite igitur quce sunt Ccesaris, C a ­ P a ga d pues á C esar lo q u e es de Cesar;
sar i ; ei quce sunt D e i t Deo. JSt m ira— y á D io s lo q u e es d e D io s. C o n c u y a
bantur super eo. respu esta los d ejó m aravilla d o s.
iS E t vencruht ad eum Sadduccci, qui — 1 8 V in ie r o n d espues á e n c o n tra rle lo s
dicunt resurrectionem non esse: et inter- Sadduceos q u e n ie g a n la resu rrecció n ; y
rogabant eum dicentes: le p ro pusieron esta cu estió n :
1 9 Magister, Moyses nobis scripsif, ut 1 9 M aestro, M oysés 3 nos dejó ordena­
s i cujus fr a te r morluus f u e r i t , et d im i- do p o r escrito, q u e si e l h erm an o de u n o
serit u x o re m , et filios non reliquerit, m u e r e , dejan d o á su m uger sin hijos,
accipiat fr a te r ejus uxorem ip siu s , et éste se case c o n la v iu d a , para q u e n o
resuscitet semen f r a t r i suo. falte á su h erm an o descendencia.
2 0 Septem ergo fra tre s er a n t: ct pri — 20 E s to supuesto, eran siete herm anos:
m us accepit uxorem , et mortuus est non e l m a y o r se casó, y v in o á m o r ir sin hijos,
relicto semine.
a 1 E t secundas accepit e a m , et mor— 21 C o n eso e l segu nd o se casó con la
tuus est: et nec iste reliquit semen, E t v i u d a , pero m u rió ta m b ié n sin d e ja r su­
tertius similiter. cesión. D e l m ism o m odo e l tercero.
32 E t acceperunt eam sim iliter septem: 22 E n sum a, los siete su cce sivam e n te se
ét non reliqucrunt semen. N o vis sima casaron c o n e lla : y n in g u n o t u v o hijos,
Omnium defuncta est et mulier. A l cab o m u r ió la m u g e r la ú ltim a de
lo dos.
a 3 I n resurrectione ergo citm re s u n e - a 3 A h o ra pu es en e l dia de la re su r­
x e r in t, cujus de his erit u xor ? septem r e c c ió n , cuan d o r e s u c ite n , ¿ d e c u á l de
enim habuerunt eam uxorem. estos será m u g e r ? porque e lla lo fu e de
todos siete.
2 4 E t respondens J e s ú s , ait illis: 24 Jesús en respuesta les d i j o : ¿N o veis
Nonnc ideo erratis, non scientes S c r i- q u e h ab éis caido en e r r o r , p o r no enten ­
pturas, ñeque virtutem D e i? d er las E s c r itu r a s , n i e l poder de Dios?

1 Y¿asc I/erodianos. 2 D e u t.X X r.v . 5.


ia8 S an M a r c o s .
. 25 Cum enim a mortuis resurrexerint, 2 5 P orq u e cu a n d o h a b rá n resu citad o
ñeque nuberd, ñeque nubentur, sed sunt de en tre los m u e rto s , n i los hom bres
sicut angelí in calis, to m arán m u g e r e s , n i las m ugeres m a ri­
d o s, sin o que serán com o los án geles que
están en los cielos.
26 D e mortuis auiem quod rrsurgant, 26 A h o ra sobre que los m uertos h aya n
nón legistis in libro M o y si , super ru­ de re s u c ita r , ¿no h ab éis leírlo en el lib r o
in m quomodo dixerit illi D e u s , inquicns: de M o y s é s 1, com o D ios h a b la n d o con é l
E g o sum D eus A braham , ei D eus Isaac , en la z a r z a , le d i j o : Y o soy el D ios de
et D eus Jacob? . A b r a h a m , y el D ios de Isaac, y e l D io s de
Ja cob ?
Non est D eu s mortuorum , sed vi­
27 i'-j Y en verdad que Dios n o es D ios
var um. V os ergo multiim erraiis. de m u e r t o s , sino (le v iv o s . L u e g o estáis
vosotros en u n gran d e error.
E l accessít unus de Ser ib is, qui
28 — i 8 TJno de los E sc rib a s, que h a b ía
audierai ¿líos conquirentes , et videns oído esta d is p u ta , v ie n d o lo b ien que les
quoniam btne illis responderit, interro- h ab ia re sp o n d id o , se a r r im ó , y le p re­
gavit eum quod e.t£et prim um omnium g u n tó c u á l era el p rim ero d e todos los
mandatum, m an d am ien tos.
2t) Jesus autem respondí/, e í : Quia 29 Y Jesús le respo n d ió: E l p rim ero
prim um omnium mandatum e s t : A u d i de todos los m an d am ien tos es este: E s ­
Isra el, Dom inus D eus iuust D eu s unus c u c h a joli Israel; el S e ñ o r D io s tu y o , es
es t: e l solo D i o s :
3 o et diliges Dom inum Deum tuum 30 y a si am arás al S eñ o r D io s tu y o con
e x tolo corde tuo, et e x tota anim a tua , todo tu corazon, y con loda tu a lm a , y
et e x tota mente tua, et. e x tota oirtute con loda tu m e n te , y con todas tus fu e r­
tua, llo c est prim um mandatum , zas 3. E ste es el m an d am ien to prim ero.
3 1 Sccundum autem simile esl illi: D i­ 31 El segu nd o sem ejante a l p rim ero
liges proxim um tuum tanquam teipsum. es 3 : A m a r á s á tu. p ró jim o com o á t í
M ajus horum aliud mandatum non est. m ism o. N o h a y o tro m an d a m ien to q u e
sea m a y o r q u e estos.
3 a E t ait ¡Mi Ser iba : B en e Magister , 32 Y e l E sc rib a le d ijo : M aestro has
in veriiate d ix is ti , quia u ñus est Deus, d ich o b ie n , y con toda verd ad , que D ios
ct non est aliu s pra.ler cum. es u n o solo , y n o h a y otro lu cra d e él.
3 3 E t ut ditigutur e x tofo corde, e x to­ 33 Y que e l am a rle de todo corazon,
lo intellcctu, ct e x tota anim a , et e x to­ V con todo e l e s p ír itu , y con toda e l a l­
ta fo r titu d in e: et diligere proxim um m a , y con todas las fuerzas: y a l p ró ji­
tanquam seipsum , m ajus est ómnibus m o com o á sí m is m o , v a le m as que to­
holocautomatibus, cf. sacrificiis. dos los holocaustos , y sacrificios.
34 Jesus autem videns quod sapienter 34 V ie n d o Jesus que el letrado h a b ia
respondisset , d ix it illi: Non es longc á respondido S tfbiam en le, d i j o l c : N o estás
regno D ei. E t nemo ja m audebat eum lejo s del rein o de Dios. Y ya nadie osa­
interrogare. ba h acerle m as p regu n tas.
35 E t respondens Jesus dicebat, d o - _ 35 Y enseñan do y razon ando despues
cens in templo: Quomodo dicunt Scribce Jesus en e l t e m p lo , d ecía : ¿ C óm o d icen
Christum filiu m esse D avid? los E scrib a s que e l C h r is to ó Mesías es
liijo de D a v id ?
36 Tpse enim D a v id dicit in Spiritu 36 Sien do asi que el m ism o D a v id ins­
Sánelo: D i x it Dom inus Domino meo, pirad o d el E s p ír it u S a n t o , d ice 4 h a -

1 £xod. H I. v. 6. 1 Dait. VI. v. 4 * 3 Levit. X I X . v. iS . 4 Psalm. C IX . v. 1.


C a p i t u l o . XIII. 129
sbde á dextris m c is , -doñee ponam ¡ni— blando del Musías: D ijo el Señ or ú m i
micos tuos scabellum pedurn iuorum. S eñ o r , sién ta le á m i d iestra , hasla ta n ­
to que yo h a y a puesto á tus enem igos por
ta rim a de tus pies.
' 3 7 Tpse ergo D a v id d icit eum D o - 37 P u e s sí D a v id le lla m a su Señor,
minum^ e tu n d e est filiu s ejus? U t m u í- ¿ p o r d ón de ó cóm o es su h i j o ? 'Y el 11 u -
itt turba eum UbdnieY audhrit. ‘ ' ' 1 m eroso au d ito rio le oía cori. gusto.
3 S j E ¿ dicebat eis in doctrina sua: C a - 38 Y d ecía les en sus instruccion es:
vele á S críb is , qui vo/unt in stolis a m - G u a rd ao s de los E s c r ib a s , que h acen g a -
bulure., et salutari in fo r o , la de pasearse con vestidos rozagantes, y
. . de ser salu dados en la p la za ,
3 e> ct in prim is eaffhedris sedere in sy - 3g y de o cu p a r las p rim eras s illa s -e n
nagogis , et primos discubitus in ctr.nt'S: las syn ago gas, y los p rim eros asientos en
-!>■ ;i:-¡ ■.-'I los co n v ite s ' ■*- •
: /(O qui devorant domos viduarum sub 4 ° q u e d evo ran la s casas: de la s v iu d a s
obtvntu pralixcc oraiionis: h i accipient con el pretcsto de que hacen por. ellas
prolixius judicium . la rg a s oracio n es: estos serán casügados
11 cOn m as rigo r. ■ '■■
4,1 JSt ’sedens -Jesús- c,ontragazophila~ 41 E sta n d o -Jesús una w.z. sen Indo
cium , aspicictaiquom odo turba- jaettíret fren te al> a rca de -las ofrendas 1 , estaba
tés ir^ gazophilacium ,' ct m u lii divites m iran d o com o la g e n te ech ab a d in ero en
jaciabant multa . e lla , y m u ch o s ricos e ch ab an grandes
1 can tid ad es.
. 4 2 Cum- venisseí autem vidua u n a 4a V in o ta m b ié n un a v iu d a p o b re y la
p a u p er, m isit dúo m inu ta, 'quod esl C ual m etió dos b lan cas ó pequeñas m o -
qúaxirans'y "• f. . - 1 ' • 1 1 11 n e d a s q u e h acen ú n m a r á v fd i a , ■
. .
¡¡ 43 '!ie/, caTtoocans-' discípulos suos-, ■a it 43 y entonces co n vocan d o á sus d is c í -
iiiis:.A m en dico v ob is , quoniam ¡vidua p u lo s , les d ijo : E n verd ad os d ig o que
ha-e pauper plus ómnibus m isit, qu i m i- esta pobre v iu d a ha echado m as en ei
■serunt in gazophilacium. a r c a , que todos los otros,
i 44 'Omnes enim e x eo, quod abunda - 44 P o r cu an to los dem ás h an echado
hai i llis , m iscru n t ,- hefe vero de p e n u - a lgo de lo que les sobrab a : p ero ésta h a
r ía süa omnia quce Itabuit misit totiun dado de su m ism a- p ob reza todo lo que
pistum suum. r t e n i a , lodo su su sten to. >u

, , ¡ C A P ÍT U L O X III.

Projiecias de la .¡destrucción de Jerusalem , j de la segunda venida de Je-


«' h ■
' stifyseomla'sseñales (fue precederán. '(Mátth. 24. Luc. 19 , a i„) : -

ti-eum egréderetur de templo; ait . 1 Ai s a lir d e l te m p lo ¿ d i jóle u n o de


illi unus c.x discipulis su is : M agister , sus d is c íp u lo s : M a e str o , m ir a q u é p ie ­
oispice quales lapides, et quales siructürm, d ras 3, y q u é fá b rica tan asombrosa.
a - E V respondens J e s ú s : 'a it i l l i ': V ides a Jesús le d ió ’ p ó r re sp u esta : ¿V e s t o ­
h-as omnes magnas cedifttiationes ? Non dos esos m agn íficos .edificio»?-Pues serán
rehnqlietár ¡apis super lapidem q u i non de la) m odo d e stru id o s, que n o quedará
destruatur. ■’ 1 p ied ra sobre p ied ra. u

t Véase Gazopiulacio. piedras blancas de veinte y cinco rodos Je lar-


..2 .Veaae.jií*^r= Cuadrante-...— ----- . go_,..ocho..de. alto.,_y doce de pocho. Véase
á Josepho, Lib. X V . mitiquit. cap. X IV . también De btUo judaico. iil>. VI. cap. íá .
d w e ; componíase la.Jábrica del túmido de
T om , V . .
i3 o S an M a r c o s ..
3 E t cüm sedcret ’ in Mohie olivanim 3 Y estando sen tado en e l M o n té del
contra templum, interrogabant eum s e - o liv a r de cara a l t e m p lo , le p r e g u n ta ­
paratim P v iru s, et Jacobus, et J o a n - ron á p arte P e d r o , y S a n tia g o , y Ju a n , y
n e s , et A ndrea s : A n d rés':
4 D ic nobis 7 quando ista fien t? et quod 4 D ín o s , ¿ c u á n d o sucederá, eso? y ¿qué
signum erit, quando hete omnia in c i- señ al h ab rá de que. todas estas -cpsas es­
pient consum m ari? ■1 ■ . ,r - tán J. p u n to d e cu m p lir se ?
5 - 2?it respondens Jesus eerpit dicere 5 Jesus tom an d o la p a la b ra , les h a b ló d e
i l l i s :. Videte ne quis vos seducid: esta m a n e r a : M ir a d q u e n ad ie os engañe:.
6 . m ulti enim venient in nomine meo 6 porque m u ch a s .v e n d rán a r ro g á n d o se
dicentes , quia. ego sum.: et multos s e - m i n o m b re , y d icien d o 1 : y o soy el Me­
ducent, sías : y c.on fa ls o s prodigios seduci r¿ n á
D ta c h ^ f\ i ' a . •.-* -
y Ciim audieritís autem bella, . et ,opi^¡ 7 C u a n d o sin tiereis a la r m a s , y ru m o ­
niones bellorum , ne tim u eritis: oportet res de g u e r r a s , n o -os t u r b é i s ‘ p o r eso:
enim fute fie r i: sed nondum finís* porque si b ien h a n d e su ce d er estas cosas,
m as n o ha lleg a d o a ;m c<Sn e lla s el fin;
8 E x u rg e t enim gens contra gentem , 8 P u e sto q u e antes se arm ará n ació n
ei regnum <super \ regnum ,'e i . erti nt ter- c o n tra n a c ie n v y -, rein o .conti-a rein o;, y
ritm ólas per íoca, etfa rh es. Jnitium . dfi~ habrá-,tf crenxoLos eiuva,ria,s partas,\ y, b a m -
lorum hccc, ■J i!- .'in brts» . Y eato. n o .s e r á í'/ n a e L p d u c ip io 'd e
los dolores. .. ,.£ 1
g Videte autem vosmetipsos. Tradent y E n tr e ta n to vosotros estad sobre a v i­
eñim vo$ in comiliisi, ét in synagogis so fin orden á yiíestrtfsi m ism as, personas.
vapulabitis , et ante, p r ix sid e i' et • riges P o r cua^ilQ ' ba b eis de, ser llev a d o s á los
slabitis propter me¡ in iestim onium co n cilio s ó tribunales , y azotado 3.cn. las
SyiuagogaS] y :pi\eseiifatlos.por cau sa de in í
J-. • ti: > fi j 11 J « , '■ ’i i i ; i r ’ ii a n t e .lo s , gob eruado res .yirteyes., ip ara q.úé
:1 t: : I ■ ■ * "l l'■ • d eis déla ji te d e e llo s te .s lim Q n io definí
de m i doctrina . . >,,; ■’ . ■ ^ . ,.. ■ , ^ i ■ •,
i o E l in omnes genles primum' opor— ib M as p r im e r o , debo ser> p red icad o el
tet pfccdicafi EvangeJrumi-j ; ■ ■ ■ E v a n g e lio á todas las naciones. t
j i -E t ¡cifrn .duxeriniu vos tradenles^ •.ii r . C u a n d o puéSiil legare- e lv ca e o d e que
nolite preccogitar»^ quid loquaniini :i sed os lle v e n para en tregaros earttsus maiiós^
quod datum vobis fu e rit in ílla. hora, id n o d iscu rráis de an te m a n o lo q u e habéis
loquim ini: non enim vos estis loque ri­ de h a b l a r : sino h a b la d lo que os será
tes , sed Spiritus sanctus. in s p ir a d o -t n a q u el t r a n c e : porque no
sois entonces vosotros los que h ab íais,
y\ V , . r-, '■sino e l ^ C s ' p i r i t ú ' é a n t o . í . i n í - J í ' !V
1 2 Tradet auiem fr a ja r frá tjtem .siav >\/ a a \sEnAopoes, «1 herm 'ano^entrogará á la
m orfem , et pater filiu m : ct con sur gen t m u e rte a l h e r m a n o , y e l p ad re M liijo:
f i l i i in p á ren les , et mor te áfjicícrd eos. y se le v a n ta r á n , loe- h ijos c o n tr a 1 los p a­
■: III .' 'V - i- "i d r e s , y , le s q u ita r á n l a .vida.^ v , . \
1 3 E t eritis odio ómnibus propter nón .u 3 \',Yv<vosotros sereiá^aborrecid os - de
men nieum: Q u i autem susíinuerit in lo d o ‘e l n íu n d o poB,.causa .de,u:ii n om bre.
/inem.y^fíic'salvus eriti^i.n _¡ i-- . - f> M á s q u im ^ s t U V íe r c im n e íá perseverare
. ' : I. ■ , i:¡:. J i [1 . r, ; Lr¡ ; J1 í ' IJ 'er&Jia\f e liasta i el fin’,v eatóy£trá' sa lv o ,
1 4 Cüm autem videritis abominatio- i/t C u a n d o em pero viereis , la a b o m i-
n e m desoiationis, stantcm ubi non d e - - n a c ió n de la d esolación 3 , estab lecida

'• V . ; J I 1' .* i : . ', y ‘ \ "


1 £ phes. V. t'. 6 .— II. Thesal. II. i'. 3 . 2 Doniel IX . f>. 27.-— Víase Abominación,

i '
C a í i t u l o XIII. i 3í
bel (quilegit, intelligat'): lurte qui in donde m enos debiera ( e l que le a e ílo ,
Judcca sunt, fugiant in montes ; liaga reflexión sobre ello ) : entonces los
que m o ran en J u d c a , h u y a n á los m ontes;
j 5 et qui super tectum -r ne dcscendat 1 5 y e l que se en cu e n tre en el te r r a ­
in d o m u m , nec inlrotat ut lollat quid d o , 110 b aje á casa, n i entre á sacar de
de domo s u a : e l l a cosa a lg u n a :
16 el qui in agro e r it , non revertatur 1 6 y el q u e esté en el cam po, no tor­
retro tollere vestimentum suum. ne atras á to m a r su vestido.
vj Pee autem prregnanlibus, et nu— 17 M as ¡a y de la s que estarán en
triehiibué in illis diebus. ’ c in ta , y de las que criarán en aqu ellos
d ias !
1 8 Orate oeró ut hieme non fia n t. 18 P o r eso rogad á D io s que n o suce­
d a n estas cosas d u ra n te e l in v ie r n o .
1 f) E ru n t enim dies illi tribulationes 19 P orq u e serán tales la s tr ib u la c io ­
tales , quales non fu erit nt ab initio crea» n es de aq u ellos d ia s , cu ales n o sé h¡uí'
lurcc) quám-condidit D eus, usque nunc, v is to desde que D ios c rió a l nítuido,
ñeque fient, h asta el p r e s e n te , n i se verán.,
20 E t n isi breviasset D om inus dies, 20 Y si e l S eñ o r 110 h ubiese ab revia d o '
non fu isset salva omitís caro: sed pro■
- aq u ellos d ia s , n o se sa lv a ría h o m b re
pier electos, quos elegit , breviavit dies. a lg u n o : m as en g r a c ia de los escogidos,
q u e é l se e lig ió , lo s h a ab reviado ,
2 1 E t tune s i quis vobis dixerit: Ecce 21 E n to n c e s si a lg u n o os d ij e r e : V e
h k est Christust ecce illicn e crediderilis. aqu i el G h rísto , ó v e le a lli , n o le creáis.
2 2 E x u rg e nt enim. pseudochristi, et 22 Porq ue se le v a n ta r á n lalsos c h r is -
pseudopropheta:, et dubunt signa et tos y falsos p ro feta s, los cu ales h ará n
pórtenla ctd seducendos} s i fie r i potest, alarde de m ila g r o s y p rodigios p ara
cliam electos. s e d u c ir , si ser p u d ie se , á los m ism os
escogidos.
23 Pros ergo v idete: ecce preedixi vo­ 23 P o r tan to, voso Iros estad sobre a v i­
bis omnia. so: y a veis que os lo lie p rcd ich o todo
d f in de que no seáis sorprendidos .
24 Sed in illis diebus , post tribulatio- 24 Y pasados aq u ellos d ias de t r ib u ­
nem illam f sol contenebrabitur, et luna la ció n , el sol se o s c u r e c e r á , y la lu n a
non dabit splendorem suum : 110 a lu m b r a r á 1 :
2 5 et stella: ca li erunt dccidentes, et 2 5 y la s e stre lla s d el c ie lo , caerán ó
virtutes, quce in ccelis sunt, movebunfu¡\ am enazarán r u in a , y las potestades
que h a y en los cielos, bam b a le arán .
26 E t túne videbunt. F iliu m hominis 26 E n to n ces se v e rá v e n ir a l H ijo del
venientem in nubibus cum virlute m u l­ h o m b re sobre las n ubes con g r a n poder,
la , ei gloria . y g lo ria .
27 E t tune mittet angelas suos, et con­ 27 E l c u a l e n v ia rá lu e g o sus án geles,
gregaba electos suos á quatiior ventis, á y co n grega rá á sus escogidos de las cu a tro
summo ierran’t usque ad summum ca;li. p arle s del m u n d o , desde e l iillim o cabo
d e la tie r r a (liasta lá extrem idad d el cielo.
28 A ficu autetn discite parabolam. — 28 A p re n d e d 'a h o r a sobre esto u n a
Citm ja m ram us ejus tener f u e r i t , ei com paración tom ad a de la h igu e ra .
nata fu erin t f o l i a , cognoscitis quia in C u a n d o y a sus ram os retoñ ecen , y bro ­
proxim o sit cestas: ta n las h o ja s , con océis q u é está cerca
e l v e ra n o :

I Isaías X I I I V, ío .— E zechiel X X X I I . t*. 7. — J o d i í , v. 10.


I a
i 32 S an M ASCOS.
29 sic et vos cum videritis fittr fieri, 2<| pu es asi ta m b ié n c u a n d o vosotros
$uíote quod irt próxim a sii in ostiís. veáis que a co n lcce n estas c o s a s , sabed,
q u e el H ijo del hombre está c e r c a , está
y a á la p u e rta.
3 o Amen dico vobis , quoniam non 30 E n ve rd a d os d i g o , q u e n o pasará
transíbit generatio hcec , doñee omnia esta gen eració n , q u e 110 se h a y a n c u m ­
isla fiant. p lid o todas estas cosas
3 i Cociuixi ct térra transibunt, verba 3 1 E l c ie lo y la tie r r a fa lta r á n , pero
qufem, mea non iransibunt. n o fa ltarán m is p alab ras.
3 2. De die auiem itlo vel hora nemo
32 M as e n c u a n to a l d ia .(i á la b o ra
scit, ñeque angelí in codo, ñeque Filius, n ad ie sabe n a d a , n i los án ge le s en el
nisi Valer. c ic lo , n i el H ijo p a ra revelároslo^ sin o
el P a d re 2.
_33 Pídete, vigilóte, et orate : nescitis 33 E sta d pues a le r ta , v e la d , y orad,
tnijn /quando tempus sit, y a q u e n o sabéis cu an d o será el tiem po.
3¿ Sicut liymo, qui peregré profectus 5 /f A )a m an era de u n .h o m b r e , que
reliquii domum .suam, et dedit servís salien d o á u n v ia g e la rg o d ejó su casa,
suis potestatem cujusque operis, et j a - y señ aló á cad a u n o d e sus criados lo
nitori prcecepit ut vigilet, que d eb ía ;h a c e r , y m an d ó a l p o rte ro
que velase.
35 Vigilóte ergo, (nescitis enim quan- 35 V e la d pues también vosotros, (por­
d<¡ dominus domus veniut-, seró, an que n o sabéis cu an d o v e n d r á e l d uciio
media nocte, an galli canta, an maní) ¿ e la casa :■si á la t a r d e , ó á Ja in edia
n o c h e , ó a l c a n to d e l g a l l o , ó a l a m a ­
n ecer)
36 ne cum vencrit repente, inveniat 36 110 sea que v in ie n d o de rep en te,
vos dormienf.es. os en cu e n tre dorm idos.
3 7 Quod autem vobis dico f ómnibus 37 E n f i n , lo q u e á vosotros os d igo ,
d ic ,o V ig iló le . á todo® lo d ig o : V e la d .

C A P IT U L O X IV .

Principio de la pasión de Jesús. Ultima cena, e institución de la Euchd -


ristia. Oración en el huerto. E l Señor es presentado á Caipluís. Negación
de San Pedro. (M atth , 26. L u c . 26. Joann. 12 , i 3, 16 , 18.)

1 E r a t autem. P a sch a , ct A z y m a , D o» dias despues era la P ascu a,


post biduum : et qiurrebant. gum mi sa ­ cu an d o co m ien zan los A z y m o s 3 : y los
cerdotes, ct Scríbae, quomodo cum dolo p rin cip es de los sacerdotes, y los E sc r i­
tencrent, el occiderent. bas an d ab an trazan do com o p re n d e r á
Jesus co n en gailo, y q u ita r le l a v i d a -
2 Dicebant a u te m : Non in die festo, . 2 M as n o h a de ser, d ecían , en la fies­
ne fo r te tumultus fieret in populo . ta, porque 110 se a m o tin e eí p u eb lo .
3 JEt cum, esset Bethanict in domo S i - 3 H allán d o se J e s u s 4: en B etlia n ia en
monis feprosi., et recumberet, venit m u - casa de Sirtion e l le p ro so , estando á la
lier habens alabastrum unguenti nardi m esa , e n tr ó u n a m u g e r co n u n vaso 1

1 Ü11 la ruina de Jei’usalinn , imagen del latino. Véase Q»ioaii\


fin del muiulo. 3 Véase Jzynio.
a El -verbo conocer ó saber licne á veces la 4 Seis días antes, Joan. X I I . v . 1 . ___
sij’ialícaciuñ Tle mañifeslár ó enseñar, como 5 Es necesario en castellano añadir vaso,
el ’ítJ'su , y el scit de los lexios griego y porque -la- elipsis ó supresi.0^1 ele esta yozs que
C a p i t u : o X IV , i33
spicati preliosi , et fra cto alabastro ¡ e f - de alab astro lle n o ele u n g ü e n to ó per­
fadit. super caput ejus. fu m e 1 hecho de la espiga del nardo, de
m u ch o p r e c io , y q u ebran do el Vaso,
d erram ó el bálsam o sobré la cabeza
de Jesús,
4 E r a n t autem quídam indigne je r e n - 4 A lg u n o s de los presentes irritados
tes intra semetipsos, et dicentes : U t in te r io r m e n te , d e c ia n : ¿A qué fin
quidperdílio ista unguenti fu cta est? d esperdiciar ese p e r fu m e ,
5 Püterat enim unguentum istud ve~ 5 siendo asi que se podía ve n d e r en
nundari plus quám trccentís denariis, m a s de trescientos d e a a r io s , y dar el
et dar i pauperibus. E l frem ebant in d in ero á Jos p o b res? C on c u y o m o tiv o
eam. b ram a b a n co n tra e lla .
6 Jesús autem d ix it : Sinitc eam, quid 6 M as Jesús les d ijo : D e ja d la en paz,
illi malesti estis? JBonum opús opera- ¿por qué la m olestáis ? L a obra que h a
ta est in me. hecho con m igo es b u e n a y loable.
7 Semper enim pauperes hábeiis vo~ 7 P ues que á los pobres los teneis
biscum , et cum. volueritis , potest.Lt illis siem pre c o n vo so tro s, y podéis h acerles
benefacere: me autem non semper Iia - b ien cu an d o q u isiereis: m as ¿ m i n ó m e
betis. ten d reis siem pre.
8 Quod habuit h c e c ,fe c it: prarvenii 8 E lla ha hecho cu a n to estab a en su
itngere corpus metim in scpulturam. m an o : se b a an ticip a d o á e m b alsa m ar
m i cu e rp o para la s e p u ltu r a y hacerme
en vida este honor.
f) A m en dico vobis: Ubicumque prca— g E n verd ad os d i g o , q u e d o q u iera
dicatum fu e r it E van geliu m istud in que se p red icare este E v a n g e lio por
universo mundo } et quod fe c it hccc, n a r - todo el m u n d o , se con tará ta m b ié n en
rabitur in mcmon'am ejus . m em o ria ó alabanza de esta m u g e r lo
q u e acaba de hacer.
10 E t Ju d as Iscariotes unus de duo­ — jo E n to n c e s Ju das Iscariote uno de
décima a b i it a d summos sacerdotes, ut lo s-d o c e , salió á verse con los sum os
prbderet eum illis. sacerdotes, para e n trega rles á Jesús.'
1 1 Q u i audientes gavisi su n t: et pro- 11 L o s cu ales cu an d o le oyeron , se
m iserunt c i pecuniam se daturas. E t h o lga ro n m u ch o : y pro m etiero n d a rle
qucerebat quomodo illu m opportuné tra - dinero. Y él y a n o bu scab a sin o ocasion
deret. op o rtu n a p ara en trega rle.
12 E t primo die A zy m o ru m cuando — ■i ü E l p rim e r día pues d e lo s A zym o s
P ascha im m olabant, dicunt ei discipu­ e n que sacrificaban el cordero p a s c u a l1 ,
l i : Quo vis eam us, et parem us tibi ut d íc c n le los d is c íp u lo s : ¿ A d ó n d e q u ie ­
manduces P a sch a ? res que va ya m o s á p rep ararte la cena
de la P a s c u a ?

era usual en el lenguaje oriental , en el puede uugumtum traducirse perfume ; por­


nuestro dejaría obscura la expresión; pues pop que esta voz se aplica á cualquier sahume­
alabastro, no entendemos un vaso, sino única­ rio ó cosa olorosa , cuando se querqa ó re­
mente la piedra de que se hacéñ varias cosas. suelve en hum o, ó cuando mas á las pastillas
i La palabra ’tttguenio no es bastante pro­ hechas para quemar; pero no á las esencias
pia para traducir la latina unguentum , de olorosas, aceites, ó aguas de olor, y demás
que usó el autor de la Vúlgala , ni la griega que se usan sin aplicarlas al fuego. El tér­
fitpov que se lee en los Setenta • pero no se mino que podria sustituirse á ungiwnto, es
halla otra mas á propósito. Es verdad que tal vez bálsamo, 6 bien esencia olorosa. Véase
la voz pomada expresa en algún modo !ó Tinción. En el manuscrito llamado del Padre
que en nuestras costumbres ó éstilbs é q u *¿' Petisco.se traduce con utt alabastro de un­
vale á itHguentunt: perC rio corresponde á güento de espiga de ttárdo jhtty costoso; y
la voz griega; -y sobre *todo está contráida quebrado 'el alahasiro, etc.
á servir para el unto del cabello. Tampoco ' i Éxod. X l t . v. 18;— Véase Pascua.
Tom . V I 3
134 S a s M ARCOS.
x 3 E t m iitít dúos e x diseipulis suis, 1 3 T Jesus e n v ió d Jerusalem á dos
et dicit eis: Ite in civitatem , ct occur— de e llo s , d icién d o les: Id á la c iu d a d , y
ret vobis homo lageoam aquee Qajulans, en con traréis á u n h o m b r e que lle v a u n
$cquimini e u m : . cán taro de a g u a , s e g u id le :
1 4 et quocumque introierit, dicite, do­ 14 y en donde q u ie ra que e n tra re ,
mino do m u s , quia Magisier d ic it: U bi d ecid a l am o de la casa,, e l M aestro os
est refcclio m ea, ubi P ascha cum d i - e n v ía á d e c i r : ¿ D ón d e está la sa la 1 en
scipulis meis m anducan ? q u e he de c eleb ra r la cen a de la P a scu a
c o n m is d is c íp u lo s ?
1 5 E t ipse vobis demonstraba c& n a - 1 5 Y , e l os m os trará a u n a p ieza de co­
culum grande t slratum ,: et illic parale m e r g r a n d e , b ien m u e b la d a : p reparad­
nobis. ■, n os a l i i lo necesario.
1 6 E t abicrunt discipuli ejus „ et ve— 16 F u e r o n pues los d is c íp u lo s , y lle ­
nerunt in civitatem : ct inveneruht . si­ g a n d o á la ciu d ad , b a ila r o n todo lo que
cut dixerat illis, et paraveiunt Pascha, les h ab ía d i e b o , y d ispu sieron las cosas
para la Pascua..,
,1 7 y espere a u t c m f a c t o , venit tum ,1 7 P u e sto y a e l s o l , fu e Jesus a llá
duodeeirn. , . . , , 1 con los doce.
18 E l discumbentibus.eis, ct m a n d u - 18 Y estan d o á l a m esa , y com ien do,
cantibus, a i t ,Jesu s: A m en dico vobis, d ijo Je su s: E n ve rd a d os d ig o , q u e u n o
quia unus e x vobis tradet m e , qu i m a n - de v o s o tr o s , q u e com e c o n m ig o , me
ducat rnctum. h ará tra ició n .
1 g A t illi cccperúnt contristar i,\ ct di­ j 9 C o m e n za ro n en ton ces ello s á co n ­
cere ei singulatini: Nunujuid ego? tr is ta r s e , y á d ec irle u n o despues de
o t r o : ¿ S e r é y o acaso S eñ o r?
20 Q u i ait illis; U n u s e x duodecim, . 2 o É l . les re s p o n d ió : E s u n o de los d o­
qui intíngit mecum m anum in catino. ce , u n o q u e . m e te co n m igo la m a n o ó
moja e n u n m ism o p la to .
21 E l F íliu s quidem hominis cadit, si­ 21 V e rd a d , es que. eLI-Iijo d e l h om bre
cut scriptum est de eo: vet autem h o - se v a ó camina d -sti y í f i j c o r n o e s t á es­
m tn i illi, per quem F iliu s hominis tra - c rito 3 d e é l : pero ¡ a y de a q u el h om bre,
detur. Bonum. erat ei, s i non esset natus p o r q u ie n e l H ijo .d e l h om bre será e n ­
homo Ule. tre g a d o á la muerte ! M e jo r sería p ara
e l t a l h o m b r e , e l n o h a b e r n acido.
22 E t manducantibus i l l i s , aecepii — 2 2 D u r a n te la m esa, to m ó Jesus pan:
Jesus p a n e m : et bcnediqens f r e g it , et y b en d ioién d ole lo p a r t ió , y diósele , y
dedit eis, et a it : St¿Tjiiíe, hqc est cor- le s d ij o : T o m a d e s t e e s m i c u e r p o .
p u s meum.
23 E t accepto-.calice, gí'atias agens de­ 23 Y co gien d o el c á liz , d ah d o gracias
d il e is: ct bíberúnt e x ¿lio omnes. 1 se le a la r g ó : y b e b ie ro n todos d e él.
2 4 -E í ait illis: H ic est sanguis meus 2 4 Y a l dársele, d i jo le s : E s tá es la san­
no oí testam enti, qu i pro m u ltis effun- gre m ía el sello d el n u e v o testam en to,
detur. la c u a l será d erram a d a p o r m ucho s.
a 5 A m en dico vobis, quia j a m non a 5 En v e rd a d - os d ig o , que de h o y

1 Parece que estaría m ejor: dónde mi co­ no parece conveniente usar en este lugar,
medor, tinelo ó triclmio; ó quizá rc/eclorio de ninguna de las referidas voces. Véase el
que correspondería bien á rrfcctio mea? Pero Diccionario de la lengua Española.
aunque en algunos-, escritores buenos del si­ 3 En lo ajlo de la ¿asa, como lo indica la;
glo XVI se ty,ea usátías ‘algunas: de d ic h a s jo - etú|iolu^ia; dc la voz «vícyejju. V. Cenáculo.
c e s , y en el jnanuscrito del Padre Petisco 3 Psqlm, X L . v . j ,q . . ;
s e ‘traduce ¿dónde está mi ref¡torio , en qu e , 4 Y poj^ed,, JMiftííA* X 2CVI. v. a6. v
he de celebraj\ l¿ Pascua ? con todo
C a p i t e l o XIV. i 35
bibatn de hoc. gcmmínc v ii is , usque in m as n o be b eré de este fru to de la v id ,
diem illurriy cum illu d bibam novum in h asta el dia en que 1c beb a nuevo cu
tegno Dei. ' e l re in o de D ios. 1
2 6 E t liymno dicto exierunt iii M o n - “2 6 Y d ich o el h im n o de acción degra­
tem ólivarum. d a s salieron deia el M o n te del o liv a r,
2 7 E l ait eis J e s ú s : Omnes scandad 27 A n tes de partir d íjo les a u n Jesús:
liza b im in i in me in nocté isla : quia. T o d o s os escan d alizaréis p o r ocasion de
scriptum e s t: Percuiiarri paslarem , et m í esta n oche, segu n eslá escrito 1 : H e ­
dispergentur oves. riré a l p a s to r ,y se d escarriarán las ovejas.
28 Sed poxlijuam résllrr£;ccro ¡ pralj a.8 P e ro en re su citan d o m e p on d ré á
ccdam vos in Gaíílctam : :i v u e stra fren te en G a lile a en donde os
reuniré otra vez. ■
ag Petrus, a u tem ''tiiS'ílli) E l 's i 'o m ­ 29 P e d ro le d ijo entonces: A u n cuan ­
nes sa tn d a liza ii fu é r iñ t ¡ti le , sed non do fueres para todos los dem as n n o b ­
ego. ‘ je to de escándalo , no lo serás para m í.
3 o E t dit illi J e sú s: Arríen dico libis 30 Jesús le r e p lic ó : E n verd ad te d i­
quia tú Jiodié in nocie hac , priusquatii g o , q u e t ú , 'h o y m ism o en esta n oche,'
gallus oaeem bis dederit, ter me es ne— an tes de la segu nd a v e z que c a n t e 1 el
gaturus, .■■■*■::'in; f g a l l o , tres voces m e has de n eg ar.
d i ’ A t il/¿ am plias tóqüeéhtür: E t 3 i É l no ob stan te je alirm ah a m as y
oportueril me sim ul cómmori tib í, non' m á s eh ló d ic h o , aiíadien d o : A u n q u e m e
te negabó. Similile^ aiitem ei omnes d i - sea forzoso el m o rir c o n tigo , yo n o te n e­
cebant. garé. Y lo m ism o decian todos los deinas,
3 a E i oeniuht in prccdiúnt, cui nomen 3a E n esto lle g a n á la g r a n ja lla m a d a
GétJisemani. E t ait distipulis suis) Sé­ G eth sé m an í. Y d ice A sus d iscíp ulos:
dete h/c doñee orem. ’ 1 ■ Sentaos aqu i m ie n tr a sq u e y o h a g o o rá c io n ,
33 ‘ E t ¿sU iim áyP e lf ü m \ ' 'ét Jacobúrft., 3 3 ' Y llevá n d ose con sigo á P e d r o , y á
et Joannem secum ; et coefiii pariere, et- S a n tia g o , y á J u a n , com enzó á ate m o ­
tcedere. ’ ' 1:1 ■' ; '‘: ' rizarse y an gu stiarse.
34 E l ait itilis: T ristís est'¿ritm a'Atea H 'Y d i joles: M í a lm a s ie n te a n g u s tia s
usque ád mórtem: sustinete h'ic , e t v i- de m uerte: agu ard ad aq u í, y estad eii v e la .
gilate. >:¡ni <

3"3f [ S t ’c ^ f ^ o l ^ s 's is M ^ ü l q l ü r n ip r ó - 35 1Y apartándose u n poco ad élan te, se


cidit óAffér1 iérraM '• ‘eí bi áb'aí ,' ui ¿ i 'jfie- en fierrjg' y 's u p l í c a l a q ue, si ser
r i póssel, transiret ab eo h o r a :1 ' p u d ie se , se alejas** d e 'é l a q u ella h ora :
3 (i E t d ix it: A bba P a ter]'om n ia tibi 36 ¡ O h Padre, P a d re mió í ! d ecia, to­
passibilía siih t/b a risfér ’'cáíieátíCi Hiinc á d a s , las cosas te so n - p o sib le s, ap a rta de
me i sed'ñófíquoá'égtfvbló; ¿ed'qüóá T tu, m í este c á l i z , m as rio sea lo q u e y o q u ie ­
fí(;i(j| i:n , 3 i ! ’ >■[! e n (;>,■, if- r !
r o , sin o lo q u e tú .
3 7 E t venit, ef. invenit eos-dormierites. 3 7 V ie n e despues á los tr e s , y h a lló ­
E t a it ■Peírór S im tin , dorm ís? non p o - los dormido^. Y d ic ¿ á 'P e d r o : ¿ S im ó n 3,
tu isti ¡¿na hora vigilare?- t ú d u erm es? ¿ a u n ’h o h a s 'p o d id o v e la r
iin á’ liorá?- ' ' ■' ■■ >' .
< W ‘ fr¡giiote j-'r f onúrrt*<«* nori iñtrétis 38 V e la d , y orad p ara q u e too caigais
1ú ' tentríf/ ófiern: SpirítUs '‘ijú idem • p ro m -' en la ten tació n . E l e sp ír itu á la 1'V erdad
p tu s e s t, caro vero inftrtnút, ■ eslá p ro n to es esfo rza d o , p ero la carne
£ S .iU ca,_ ............... ............
1 Zacháríns X I II . v. 7.
Pero e s mas probable ;que hizo la repeti­
A l^ p o s creen qué Abha, jai. sVriápa que ción de una misrpa palabra parfi expresar
significa Padre , .designa ‘ aqüi' dignwiad y lio -’ mas afecto. " ’ ,
“ °r J■y R'ter la ñátftíraMza <Té htjb. Otros 3 N ótese que no 1c 'llama áqu í Pedro, nom­
opinan quo Jesús solamente dijo db'ba , y bre que. denpta, lirmeza ^ sVao Simón.
que San Marcos añadió la traducción latina.
I 4
S an M a r c o s .
3.g E t iterum abiens oravít, eumdem 3g Fuese otra vez i o ra r, repitiendo
sermonan dicens, las mismas palabras,
40 Et reversus, denuó invenit eos dor- 40 Y habiendo vuelto , los encontró de
mienfes, (erant enim oculi eorum gra— nuevo dormidos (porque sus ojos estaban
vati) et ignorabant quid responderent ei. cargados de sueño) y 110 sabían qué res­
ponderle.
4 1 E t venit terito , et ait illis: Dor­ 41 A l fin vino tercera voz, y les dijo:
mite ja m , eí vequiescite. Sufficit<• venit Ea, dormid, y reposad.....Puro basta ya
hora: ecce Fiiius hominis tradetur in la hora es llegada: y ved aqui que el Hijo
manus peccatorum, del hombre va á ser entregado en manos
de los pecadores.
4 a S u rg ife, cam us. E cce qui m e tr a - 4a Levantaos de aqui, y vamos; que
d e t, prope est. ; ya el traidor está cerca.
43 Et, ndhuc eo loquen!c, venit Judas — 43 Estando todavía hablando, llega
Iscariotes unus de duodecim, et cum eo Judas Iscariote uno de los d o c e , acom­
turba multa, cum gladiis et lignis , á pañado de mucha gente , armada con es­
summis saeerdotibus, et Seribis , et sé­ padas y con garrotes , enviada por los
nior¿Ous. príncipes de los sacerdotes, por los Es­
cribas, y por los ancianos.
44- Dedcrat autem iraditor ejus si- 44 traidor les había, dado una sena,
gnum eis, dicens: Ouenicumque oscu— diciendo: A quien yo besare, él es, pren­
latus fuero, ipse est, tenete eum , ct du~ dedle , y couducidle con cautela.
cite caute,
45 E t ciim venisset, statim accedens 45 Asi al punto que lleg ó, arrimán­
ad cum, ait:. Ave Jtabbi: et qsculatus dose á Jesus, le dijo : Maestro mió, Dios
est eum. te guarde: y besóle
46 A i illi manus injecerunt in eum, 46 -Ellos entonces le >echaron,las ma^os,
et temterunt eum. y le aseguraron.
47 Unus autem quídam de eiratm- 47 Entretanto uno de los circunstan­
siantibus cduee.n.t gladiiim, percussii ser~ tes (P ed rd f desenvainando la espada, hi­
vum gummi sacerdotis: et amputavit ib rió á un criado del sumo sacerdote : y le
Ji aurir.ulam, cortó una oreja. >
48 E t respondens Jesus, ait illis T a n - .48 Jfcstjs, en\^ro, toman,do la pa\al(ra,
quam ad lalronem existís cum gladiis les dijo; ¿Coe^o. si yo fuese algún.ladrón,,
et lignis comprehendere me?. habéis salido á ..prenderme ,con espadas
y con garrotes?
49 Quotidie eram apud vos in templo 4 9 Todos los dias estaba entre yosotro?,
doccns, et non me tenuistis. Sed ut im- enseñando en el templo , y ,no me pren--
pleantur Scripturce, . disteis, Pero es necesario que se cumplan
las Escrituras. , , V-■
5 o Tune discipuli ejus relinquentes _5o Entonces $us discípulos abandonán­
eum , om nes fu g eru (itn{ dole, huyeron lodos. 1; .
5 1 Adoiescens autem quídam seque— 5t Pero cierto mancebo le iba siguien­
batur eum amidas smdonc super nudo: do envuelto solamente con una sábana.
et tenueru nt eum. ó lien zo 3 sobre sus carnea: y los sp¡~
dados le cogieron, - -i

1 En el griego se lee áitíyu sufficit, ha- Judas aparentó un grande afecto ¿ cariño,
b et, peracVtm e s t, que son las frases que como ló denota también el verbo
usan los autores latinos. exosculatus que es aumentativo de yij’tiv y
'1 En el texto griego se repite la voz Rabbi,, one.ulari.
en Jugar de Ave, repetición que denota que 3 Véase Sábana,.
C A P I T xi L I XIV. i 3-
5 a A t tile rejeda sindone, m idas pro— 5a Mas él soltando la sábana, desnu­
fu g it ab eis. do se escapó de ellos,
53 E t adduxerurrt. Jesttm ad sum ­ 53 Jesús fue conducido á casa del su­
m um sacerdotem : et convenerunl omnes mo sacerdote, donde se juntaron todos
sacerdotes, et Ser iba: , et sénior es. los principales sacerdotes, y los Escribas,
y los ancianos,
5 4 P elr u s a u te m 'a longe. .im itas est 54, Pedro como quiera le fue siguien­
eum , usque intro in atrium sum m i sa­ do A lo lejos, hasta dentro del palacio
cerdotes ■' et sedebat cum fninistris ad del sumo sacerdote, donde se sentó al
ign em , ct ealefaeiebcit se. fuego con los criados, y estaba calen­
tándose.
55 S u m m i . (>eró sacerdotes , ei omrte. 55 Mientras tanto los príncipes de los
concilium , ■qna\rchantA adtfer.sns. Jesitm sacerdotes, con lodo el con cilio, anda­
tcstim onium , ut >eum morti traderent,■ ban buscando contra Jesús algún testi­
nec inveniebant» monio , para condenarle ¿ muerte, y nó
le hallaban.
56 M ulti enim testimonium fa ls u m 56 Porque dado que muchos atesti­
áicebant ad-versus e u m ; et convenienfia guaban falsamente contra é l, los tales
testimonia non erant. - . testimonios no estaban acordes n i eran
suficientes para condenarle á muerte.
5 7 E t quídam, surgeriles, fa ls u m te$ti— .57 Comparecieron en f in algunos que
monium fcrcban l adversas eum , dicentes: alegaban contra él este falso testimonio:
58 Quoniam nos audivimus cum. d i- 58 Nosotros le óimos decir: Yo destrui­
fxnlem.: E go díssolvam templuni liar, ré este .templo hecho de mano de los
Tíianu fa c tu m , et per triduum aliud non, hombres, y en Iros <lias fabricaré otro
m anafactum m dí/ical)ox i;. : sin obra de mano alguna.
5() E t non erat conveniens tesfim o- 5g Pero tampoco en este testimonio
tiium illorum. estaban acordes.
6 o E t exurgens summtts sacardos in 60 Entonces el sumo sacerdote levan­
m éd iu m , interrogavit Jesum , dicens: tándose en medio del congreso, interro­
N on respondes, quídqúarri a d e a , quce gó á Jesús , diciéndole : ¿No respondes
tibi objiciuntur ,ab Jiisf nada á los cargos que te hacen estos ? *.
6 > lile autem iac^bat, et nihíl respon- . , 6 11 Jesús empero callaba, y nada res­
dit. R u rsu m surñmus sa cerdas interro- pondió. Interrogóle el sumo sacerdote
gatiat eum , et d ix it c i : T u es Christus nuevamente, y le dijo: ¿eres tú el Chris­
f i l i u s D e i benedicti? to ó Mesías el IT.ijo de Dios bendito?
6 a Jesús auterfi4 /ifiit. ÍJZi.i E g o sum: et. 62 A esto, le respondió Jesús: Y o soy : y
videbitisr¡ F ’i liujn ftar^iinis:íi<redentetn. á a/gup dia veréis al H ijo del hombre sen-,
mniyptim. mn¿. lado á la diestra de la magestad d? Dips'L
nubibus cosli. ¡ y venir sobre las nubes del cielo.
63 Sum m us autem xacerdos scindens 63. Al puntó él sumo sacerdote rasgan­
vestimenta $tia , ait Q uid ad/iúc desíde- do vestiduras,, d ít e : ¿Qué necesidad,
ram us testes 0» ,y¡; :f, ,¡ tenemos ya de testigos? v- V ■, -.y»
_6(} A udiR iis ; hlasphe?aiaTn\:,quid Vobis 6'4 '.'Voíflktroíí núsmoshabeis oid ola b la s-
videtur . Qsii^ . •c<tttáep*wwe.f\iwtl femia: ¿qué os parece? Y .tedoe.elli>s,l£
eum esse reum {mortis. tJ; ; i(; ¡ ,; ¡r¡ j. condenaron,por ireo de muerte.' ^
6 5 , fEtcatperunt quídam qonspuere eumt 65- Y luego empezaron Algunos á escu­
et velare fq cie m e ju s, et colapfiis eum pirle, y tapándole, ,1a ca ra ,d á b a n 1e gol­
emdere, et dicere ei: Prophetiza: et m i - pes, diciéndole: Profetiza ó adivina quien
nistri alapis eum -cecdebant.------- ------ ----~ -te -Iwrdadar-r y io s "mi ni stri lcs~1 e d aba n'
de bofetadas. , - , (
' 6 6 .E í citm esset P etrus in atrio afeor- — ,66 lEu^retantQ,, hallándose Pedro aba-.
r3S .S an M A H C O S.
s u m , venit una e-x ancillis sn m m i sa ­ jo en e l p atio , v in o u n a d e la s criad as
cerdotes : d el sum o s a c e r d o te :
f><] et cüm oidisset Petrum ca.lefade.n~ 67 y vie n d o á P e d ro q u e se estaba ca­
lem se, aspiciens illum , a i t : E t tu cum le n ta n d o , c la vad o s en é l los ojos, le ' d i­
Jesu N azareno eras. ■ ce : T ú ta m b ié n an dabas c o n Jésus N a ­
.■ ■
n zareno,
68 A t Ule negavit , dicens i Ñeque scio, 68 M a s - é l lo n eg ó ¿ d icie n d o : N i le
ñeque novi quid dicas. E t cxiit fo r a s conozco , n i sé lo q u é ‘te dices". Y s a lié n ­
ante atrium , et gallus cantavit. dose fu era a l za gü aii ca n tó e l g a llo .
6 9 R ursu s autem cum vidisset illufn 6 9 R ep a ra n d o de n u e v o en é l-’la c ria ­
a n c illa , ca’p il dicere ciraimstantibus: da , em pezó á d e c ir á los circu nstan tes;
Quia hic e x illis est, S in d uda éste es d e aq u ellos.
70 A t Ule iterum negaoit. E t post pu- 70 M as é l lo ' n é g ó ' seglitíd a Vez. U i i
sillum rursus qui astabañ t, dicébant- p oq u ito d espues lo á ‘ qüe eétabati a l l i 'd é -
P etro : Veré e x illis es, nam et G a li- c ia n n u e v a m e n te á P e d r o : S eg u ra m en ­
Ictus es. te t ú eres de e llo s , pues eres tam b ién
G a lile o .
71 U le autem cotpit a nathematizarc, 7 1 A q u i -comenzó á fecharse m a ld icio ­
et ju r a r e : Q uia núscio hom inon isíum , n e s , y á ase gu ra r con ju ra m e n to : Y o no
quem dicitis. .1 conozco á esc h om bre de que h ab íais.
7 2 E t statim gallus iterum cantavit . 72 Y a l in sta n te 1 c a n t ó ' e l g a llo la
E t - recordaius est P etrus verbi , quod segu n d a vez. C o n lo q u e se acordó P e ­
dixera t ei Je su s: P r iu s quám gallas d ro de la p a la b ra (pie Jesús le h ab ia d i­
cantet b is, ter •me negabis. E t cccpít c h o : A n te s de c a n ta r e l g a llo p o r segu n ­
flere. d a v e z , tre s ve ce s m e, h ab rás y a nega^
do. Y com enzó á 'llora*- únfárgáriiéntc.¿
-* .'.V ' ' . V i ' , 'rl V '.1 ' v i 'iJ l r '■

C A P ÍT U L O XV.

Jesus-es presentado á P ila to , a zota d o, coronado de espinas , y crucificado


entre dós ladrones. Prodigios qué suceden en sa rnuerte ^y cóm üjiie sepül-
í í" <tcédoi (M atth .^ í- Liic. 22, a?.' J&anrú iBj'ig'). ■' 1[¡
■ . •; > '•>. v 1 I . '■ i f » i ¡ * :«y - v. ->v. S i , - / ' . ' \ i ' i ‘.

- 1 J h t confestim. múne consiliunt fán­ i Y lu e g o q u e am an eció , habiéndose


denles su m m i sacerdotes, cum sénior i - ju n ta d o p a r a d e lib e ra r los sum os sacter-
bUs f é t Ser ibis-, et universo concilio, vin - dotes ,-’ con lo s an cian os y lo s E sc rib a s,
déntes JtosUm;16 b *A W b < ,'et"IraAideTuM » y 'to d o ' él- con sejó ó sa n é d rin j átá ro ñ á
PffÁtoyb d ! ,’ ii) í;«. /: >ií;j,i J tN is y 1liWtt'é!gáíonl'vá'
1">j:> i: ;i i-’ ‘yiiUi*. 'tut'j t < P íla lo . ;, v ,n '
■ ü 'E t inlerfogaoit<tum P i l o t a s T u es a P ila t o le p f e g u í ít ó :' ¿Erés l'ú él t e y
r c x ' JúdtrorüM A t Ule responden#} ait de' lo s1'J u d ío s ? 'A q u e 'Jesüs''í-espojldien-
ifti: T u dicis. ■ r.- ■j;t¡“ no! d o , le d ijo : T ú lo dices lo ¿cty. ■" ' .
-i3f-í ^anitfsúbáfti eunit'.isamMí salerdó- ifóWD ■ lbs'^rttípfei-'dé'l{jsls á c e r á ¿ -
‘¡ ‘íMTl/HJ «O <ys»liü' ádU3kfeíh' enviilbfRos'^p,l?nÍosV ' ” 5
4 Pilatitá ’dtsaim!rurtum\ interro^aM'# 4 P ila t o v o lv ió VíbéVSínlétffc á ' í n t e r -
eum ; dicens ¿ Non-respondes quidquam? r o g a r le , dicieíido': ’¿ N0- respo n des'hada?
vidt idquárítisite a ó c u s k r i t i ■
> ■
- ■
''* 'I,,: m ir a de c u án tas cosas t e 'á t li s i n .
lífi
'i' I [ i J1^1, í J1,'

1 De esta p alab ra al instaiité'tiÓ 6é '.liall^ según se v e : K & ¿x «fiuriflOM d\txTj>p lydfirqte.


ctií'tlltéxtó’ áitíg^nscWreáptínileífcia, 1 ^ >' ' ' *' ‘‘
C a p i t u l o XV. \Z§
5 Jesús aitíem amplias níhil respon­ 5 Jesús em pero n ada mas c o n te stó , de
da , ita ut miraretur P ila tu s . m odo q u e P ila t o e staba todo m a r a v illa d o .
6 P e r diem autem festu m soiebai di­ 6 S o lía é l , p o r razón de la fiesta de
mitiere illis unum e.x vinctis, qucmcum- P a scu a , con ced erles la lib e rta d de u n o
que peiissent. d e los p re so s, cu a lq u ie ra que e l p u e b lo
pidiese.
7 E r a t autem qu i dicebatur Sarabbas, 7 E n tr e estos h a b ia u n o lla m a d o B a r -
qui cum seditiosis erat vinctus, qui in rabb ás, el c u a l estaba preso con otros se­
seditione fecerathom icidium . diciosos , por h a b e r en cierto m o tín co­
m etid o u n h om icid io .
8 JEt cum ascendisset turba , ccepit ro­ 8 P u e s com o el p u e b lo acudiese á esta
gare , sicut semper faciebat illis. sazón á p e d irle e l in d u lto que siem pre
les o to r g a b a ,
g P ila tu s autem respondit e i s , ct d i­ 9 P ila to les respondió, d ic ie n d o : ¿Q u e ­
x itV u ltis dimittam vobis regem J u - réis q u e os su elte a l re y de lo s J u d ío s?
deeorum?
io Sciebat enim quod per invidiam i o P orq u e sabia q u e los p rín cip es de
iradidissent eum sum m i sacerdotes. lo s sacerdotes se le h ab ían en trega d o p or
e n vid ia .
i ■ Pontífices autem concitaverunt tur- 11 M as lo s p o n tífice s in stiga ro n al
b a m , ut magis Harabbam dimiUeret p u e b lo á que pidiese m as b ie n la lib e r­
eis. ta d de B arrabb ás.
1 2 P ila tu s autem iterum respondens, 12 P ila t o de n u e v o les h a b ló , y les
ait i llis : Q uid ergo vultis faciam. regí elijo: ¿ P u e s que q u ercls que h aga del r e y
Judccorum? de los J u d ío s?
1 3 A t illi iterum clamavcrunt: Cruci- 1 3 Y ello s v o lv ie r o n á g r ita r : c r u c ifí­
fige eum. cale.
1 4 P ila tu s vero dicebat i l l i s : Quid 14 Y les d e c i a : ¿ P u e s q u é m a l es e l
enim m a li fe c it ? A l illi magis d a m a — que h a h e c h o ? M as ello s g r ita b a n con
b a n t: Crucijige eum. m a y o r fuerza : C r u c ifíc a le .
1 5 P ila tu s autem volens populo sa tis- 1 5 A l fin P ila to deseando co n te n ta r a l
fa c e r e , dim isit illis B arabbam , et tr a - p u e b lo , les s o ltó á B a rra b b ás; y á Jesús,
didit Jesum Jlagellis cccsum, ut cruci— despues de h ab erle h echo a z o ta r , se le
figerciur. e n tr e g ó para que fuese crucificad o,
ifi Milites auiem duxerunt eum in 1 6 L o s soldados le lle v a r o n entonces
atrium prcetorii, et convoeant totam co­ a l patio d e l p re to rio , y reun ién dose a l lí
horte™, toda la coh orte ,
i E t induunt eum purpura, ct im~ i f v is te n le un manto d e g r a n a A m a­
ponunt c i plectentes spineam coronara. nera de púrpura, y le ponen u n a coro­
n a de espinas en tretejid as.
- 1 8 E t caepcrunt salutare eu m : A v e rex i 8 C om enzaro n en seg u id a á salu d a rle
Judceorum. diciendo ■S a lv e , oh r e y de los Ju díos.
i g E t pcrcutiebant caput ejus arundi— i q A l misiono tietn p o h erian su cabeza
n e: et. conspuebant eum , et ponentes gc- c o n u n a caC a: y e scu p ía n le , é h in can d o
n u a , adorabarú eum. las ro d illa s le adoraban.
a o E t postquam illuserunt e i , exue—' so D espues do haberse asi m ofado de
runt illum pu rpu ra, et indutrunt eum é l, le d esn udaron de la p ú r p u ra , y v o l­
vestiméntís ■su is: et cducunt illum ut vié n d o le á p on er sus ve stid o s, le con du­
CfUcifigerenf eum. jero n á fuera p ara cru cificarle .
21 E t angariaverunt proetereuntem a i A l paso a lq u ila ro n á u n hom bre
quempiam , Simonem (Üyrenceum, ve— que v e n ia de u n a g r a n ja , llam ad o S im ó n
nicntcm de v illa , patrem A le x a n d r i C y r e n e o , padre d e A le ja n d r o y de R u fo ,
i 4o S an M ARCOS.
et JXufi, u t iolleret crucem ejus. o b lig á n d o le á que lle v a se la c r u z d e Jesus.
a a E ¿ perducunt illum. in Go/golha lo— 22 Y de esta su erte le co n d u cen a l l u ­
cum ; quod est interpretatum Calvaría; g a r llam ad o G ó lg o t h a , que qu iere d ecir
locus. C a lv a r io ú Osario.
a 3 JEt dabant ei bibere m jrrh a tu m vi­ a 3 A l i i le d a b a n á b eb er v in o m ez cla­
num. ■et non accepit, do con m y r r h a 1 r m as él n o quiso beb erle.
34 E t crucifigentes e u m , diviserunt 24 Y despues de h ab erle crucificad o,
vestimenta eju s, mMentes sortem super re p artie ro n sus r o p a s , ech an d o suertes
eis y quis quid tolleret. sobre la p arte q u e h a b ía de lle v a r cada
uno.
a 5 E r a t autem hora tertia: et cruci- a 5 E ra y a cumplida la h o ra de ter­
fix e r u n t eum. c ia 3 cu an d o le cru cificaro n .
26 E t erat títulus causa ejus inserí- a 6 Y estaba escrita la causa de su. sen­
p t u s ; R e x J u d m o rü bs. tencia co n este le t r e r o : E t b e y de los
J udíos.
2 7 E t cum eo crucifigunt dúos ¡airo­ 27 C ru c ific a r o n ta m b ié n con é l á dos
nes ; unum á dexíris t eí aliinn a sinig- la d r o n e s , u n o á su d e r e c h a , y o tro á la
tris ejus. izquierd a.
a 8 E t impleta est scriptura, qucc d i­ 2 8 C on lo q u e se c u m p lió la E s c r itu ­
cit : E t cum m iquis reputatus est. r a , q u e d ice 3 : Y fue puesto en la c la s e
de los m alh ech ores.
ag Et prcctercuntes blaspkema&ant ag Los que ib a n y v e n ia n b la sfe m a b a n
eu m , moventes capiia su a , et dicentes; de é l, m en ean do sus, cabezas, y diciendo:'
V a h , qui destruís templum D e i , el in i O l a ! 4 tú que. d estru yes e l tem p lo de
tribus diebus rccediftcas : D i o s , y q u e le réedificas en tres d i a s :
- 3 o salvum, f a c temetípsurfi, desccndcns 3 0 s á lv a te á t í m is m o , b a ja u d o de la
de cruce. c ru z.
31 Sim iliter et su m m i sacerdotes illu - 3 1 D e la m ism a m an era, m ofándose de
denles, a d alterutrum cum Ser ibis dice­ é l los p rín cip es de los sacerd o te s, con
bant: A lia s salvos f e c i l , seipsum non los E s c r ib a s , se d ec ía n e l u n o a l otro:
polest salvum facere. A otros h a s a lv a d o , y n o p u ede salvarse
á sí m ism o í.
3 a Christus rc.x Israé’l descendat nunc 3a E l C h r is to el re y de Israel descien ­
de cruce , ut videam us, et credamus. E t d a ah ora d e la c r u z , p ara que. seamos
qui cum eo crucifixi era n t, convitiuban- testigos de vista , y le cream os. T a m b ié n
iü r ei. los que estab an crucificad os con ét le
u ltr a jaban.
-33 E l fa c ía hora sexta , le nebro; f a - 33 Y á la h o ra de sexta, se c u b r ió to­
etee sunt per tolam terram usque in ho-~ d a la tie rr a de tin ie b la s h a sta la hora de
ram nonam . n ona.
34 E t hora nona cxd am a vit Jesus va~ 34 Y á la h o ra de n o n a excla m ó J e ­
ce m agna, dicens; E l o i , E lo i, lam ina sús d icien do en voz gran d e y extraordi­
sabaethani? quod est interpretatum; naria : ¿ E lo i, E lo i, lam in a sa b a e th a n i 6?

1 Se cree que era costumbre el dar esta 4 O'j^t, interjecion griega, que en la Vul-
bebida para disminuir el [ o m e n t o del ajus­ «ata se traduce vah, es expresión de quien
ticiado. Match. X X V II . v. 34. detesta una cosa.
Jesus ruó crucificado al fin de la hora 5 Se~ sobreentiende una interrogación, y la
tercia, y 'c e r c a de la hora sexta. llora de expresión es ít modo de sarcasmo.
tercia , y no . hora tercia quiere ei uso que 6 E lo i , es voz hebreo-caldea. S. M a-
se d ig a , tal vez contra la gramática , por­ tlieo us& de E li T 'e cshebreo-syi’iaca:
que puede mas que e lla , en todas las len­ dialectos comunes en Judea, en la cual no se
guas vivas.’ • .............. usaba el hebreo puro; No se sabe de qué ma­
3 Isaías L i l i . v. la . nera lo dijo el Señor.
C a p i t u l r XV. ,41
D e u s m eu s, D e u s m e u s , u t qu id derc- q u e s ig n ific a : D io s m ío , D ios m ío, ¿ p o r
liquisti m e? q u é m e has d esam p arad o?
.35 E t .quídam de círauíisfaníibiis a u - 35 O y é n d o lo algu n o s de los circu n s­
dien tes,, dicebant■
: Ecce Eííam . vacat. ,■ ta n te s , d ecian : V e d com o lla m a á E lia s.
,36 Currens autem un u s, et fmplens 36 Y corrien do u n o de e llo s , em papp
spongiam aceto , circu mponensque c a la - u n a espon ja en v in a g r e , y re v o lv ié n d o ­
m o , potam dabat e i , dicens: S in ite, v i- la e n la p u n ta de u n a c a ñ a , d áb ale A
deamus si, venial E lia s .a d deponendum b e b e r , d icie n d o : D e ja d que cobre a si al­
eum, , ¡ /¡ ., ,i .
■ gún a líenlo, y verem os á v e r si v ie n e
E lia s á d esco lga rle de la cruz.
37 Jesús auiem em issa voce m agna o y M as Jesús dan do u n g r a n g r i t o c s -
'expirávit. p iró . 1• ^
38 E l vehtm tem pli scissum est in 38 Y a l mismo tiempo el v e lo d el tem ­
d ú o , á surrimo usque deorsum. p lo se rasgó en dos p a r t e s , de a r r ib a
abajo.
3 9 Vide.ns ¡autem Centtnrio,, qui e x a d ­ 3g Y e l C e n tu r ió n , q u e estaba a lli pre­
verso slabat, quia sic clamans expiras- sente , v ie n d o q u e h ab ia espirado co n
set, ait: J^erc hic Jiorr^Q.yFilius, D e i erat. g r a n clam o r, d ijo : V e rd a d e ra m e n te que
este b o m b re .e ra -H ijo de Dios.
4 o E r a n t .autem et mulleres de longé 4o H a b ia t a m b ié n ,a llí varias m ugeres
aspicientes: inter quas erat M aría Mag~ que estab an m iran d o de le jo s ; e n tr e las
d a len e , et M aría ..Jacobi- minoris et cu a le s estaba M a r ía M a g d a le n a , y M a­
Joseph. m ú ler, el Salom e: r ía m ad re d e S a n tia g o el m e n o r, .y de
Jo se p h , y Salom é muger de Z.ebedeo-,
4 1 t í citm, esset in G alilira, srqneban- 4.1 que cu an d o estaba en G a lile a , le í e -
tur eum t et ministrabani ei j> Ct> olicc g u ia n , y le, asistía n cqri sus bienes, y
m atice , quce sim ul cum eo asccndcrant ta m b ié n otras m uchas, que ju n ta m e n te
Jerosotjrjnam . c o n é l h ab ian su bido á J eru sa lem ,
42 E t cum jam .sero essetfa c tu m (quia 4 ^, A l caer e l sol (p o r ser aq u el d ia
erat parasceve , quod est ante sabba­ la parasceve ó dia de preparación , que
tum) ; ■ : ■ 1. .precede a l sábado)
43 venit Joseph ab A rim athcea , nobi- 43 lú e Joseph de A rim a t.h e a , persona
lis decurió y qui et ipse er.at e.xpeclans ■ilustre y ,se c a d o r % el c u a l esperaba tam ­
regnum D e i , et audacter inirpivit • a d b ién e l re in o do D io s, y en tró denoda­
P ila tu m , et petiit corpus Jesu. d am en te á P i l a t o , y p id ió e l cu e rp o de
Jesús.
4 Í P ila tu s autem mirabatjur s i jam. 4 4 P¡ lato, adm irán dose d e que tan pron­
obiissef- E t accersito centm:ione, intér- to h u biese m u e r t o , hizo lla m a r a l C en ­
rogavit eum s i ja m mortuus e<s'set. tu r ió n , y le p re g u n tó si e fectiv a m en te
era m u erto.
45 E t cum cognovisset á centurione, 45 Y h ab iénd ole asegurado que sí e l
donavit corpus Joseph. C e n tu r ió n , d ió el c u e r p o á Joseph.

1 Dectirí^ significa ordinariamente un desti­ sultalio, curia , ^e t c . , y significa consultor 6


no ó em pleo militar. Pero sé ha traducido se­ senador.T por e io llamaban decuriones fde cu­
riado/- por -hallarse en 'Cicerón y ot i*ós autores ria) A los elnvirtílós p o r el «¿hado ;í las provin­
clásicos que se üam abanW íw rw ttf'í los maqú- cias ron autoridad para goliam arlas com o ma­
trados civiles , y curi/i el lugar donde se reu ­ gistrados. Ademas es conmn en las Biblias
ma el senuriri romcrrro. V es de creer-que-vlo— -casleHanas-antiguas el traducir srnrrdúr, y n n
sepli de Arímathca era senador ó magistrado decurión. En el mnnnscl isto del padre P e t iz o
du Ji-rúsiiton], y no dreurion tnilitnr, porque se traducé decurión; pero al inargeu so lee
la t o z griega ci>A-:ur/¡;, de que usó el evange­ consejero. . t
lista S. Marcos viene de cansiliitm , can-
i 4¿ S a n M a r c o s .
4 G Joscph auiem mercafus ¿indoncm , 46 Joscph com p rada u n a sában a, baj<í
rt deponens cum involvit sitidone, ct po­ A Jesus de la c r u z , y 1c e n v o lv ió en la
sa it eum in monumento, quod eral, r.r- sáb a n a , y le ' pu so en ’ u n sep u lcr o
cisum de peira , cf advolvit lapidem ad a b ie rto en u n a p e íía , y arrim a n d o u n a
ostium mónumenii. gran, p ie d r a , d ejó asi c o n e lla cerrada
la en trad a.
47 M aría auiem. M agdalene , et M aría 47 E n tr e ta n to M a r ía M a g d a le n a y M a ­
Joseph, aspiciebant ubi poncrclttr. ría m adre de J o s e p h , estab an obser­
v a n d o d on de le p o n ía n .

C A P ÍT U L O X V I.

Resurrección dé Jesus: aparécese á la M agdalena , y á los discípulos y


apóstoles j y eiwia d estos á bautizar y á predicar el Evangelio. Su ascen­
sión á los cielos. (Matth. 28. Luc. 24. Joann. 20.)

i- E t cum trahsisset sabbatum, Ma­ 1 í T pasada la ■


fiesta d e l -sábado, M a -
ría- M agdalene , et M aría Jacobi, et S a ­ ría M a g d a le n a , y M a r ía madre de S an ­
lome emerunt aromatá u t venientes un - tia g o , y S alom é com p raron arom as p a­
gerent Jesum. r a ir á e m b alsa m ar á Jesus.
a E t valde mam) una sabbatorum , v c - 2 Y partie n d o m u y de m a d ru gad a el
niunt ad m onum enium , orto ja m solé. domingo ó p rim e r d ía de l a sem ana*
lle g a ro n a l sep u lcro , salido y a el sol 1 .
3 E t dicebant ad invicem : Q uis rcvol- 3 Y se d ecían una á o t r a ; ¿ Q u ié n
•Dcl nobis lapidém ab ostio monumenit? nos q u ita rá la p ie d ra de la e n tra d a del
sep u lcro ?
4 E t respicientes viderunt revolutum 4 la c u a l re a lm en te era m u y gran de.
lapidem. E r a t quippc magnus valde. M a s ech an d o la v is ta , repararon que la
p ied ra estaba ap artad a. >
5 E t introeunf.es in monumentum vi— 5 Y en tran d o e n el sep u lcro 6 cueva
derivni juvenem sedenterri in dextris, sepulcral se h a lla r o n con u n jó v e n sen­
coopertuin stola candida , et obstupuc- tad o al la d o d erecho, vestid o de un
runf. b la n c o ró p age, y se quedaron pasm adas,
6 Q u i dicit i l l i s : Nolite expavescere: 6 P e ro el les d ijo : N o ten eis que asus­
Jesum queeritis N azarcm tm , crucifixum: taros : vosotras v e n ís á b u sc a r á Jesús
su rrex it, non est h ic , écce locus ubi po- N a s a r e n o ,q u e fú é c ru cifica d o : y a resu­
sucrunt eum.- c it ó , n o está a q u i, m irad e l lu g a r donde
le p u sieron . ‘ ........... ' '
7 Sed ite, díate diseipulis ejus , et Pe­ 7 P e ro i d , y decid á sus d iscíp u los, y
tr a , quia praecedit u o í in Galilceam : ibi especialmente á P e d r o , q u e él ir á d e la n ­
eum videbitis , sicut d ix it vobis, te de vosotros á G a l ile a : dojide le ve­
réis , segu n q u e os tie n e dicho.
8 A l illa: exeuntes , fu g eru n t de mo­ 8 E lla s salien d o d e l sep ulcro, echaron
numento , invaserai enim eas tremor el á h u ir , com o sobrecogidas que estaban
p a v o r: et nem ini quidquarri dixerunt: de p a v o r y espanto.: y 4 n ad ie d ijeron
timebant enim. n ad a en el camino: t a l era s u pasm o.

1 E l aoristo griego cbxríjlz'-irss significa nn á salir. De suerte que podría traducirse : al


tiempo no del todo perfecto • y asi puede salirdel sol,¡ó saliendo el sol.
entenderse de los rayos del sol cuando va
C a p i t u l 0 XVI. 143
g Surgens auiem mane ¡prim a sabbati, — g Jesus h ab ien d o resucitad o de n ía -
apparuit primo Marta: M agdalene , de llan a , e l domingo ó p rim er d ia tic la
qua cjcccrat septem dccmonta. . sem an a, se ap areció p rim eram e n te íi
IVJaHa M a g d a le n a , de la cual h ab ia
la n zad o siete dem onios.
io Illa vadcns m inliavit h is , qu i cum i o Y M a g d a le n a fué luego á d a r las
eo fu c r a n t , lugentibus et Jlentibus. llu e v a s á los que h ab ían andado con e i,
que n o cesaban de g e m ir y llorar.
11 E ¿ illi audicníes quia oiveret , et 11 L o s c u ales a l o ir ía d e c ir que v ív ia ,
visufr essf¡£ ab ea^, npn -credidcrunt^-. ■ y q u e e lla le h a b y yi^to, jk > la cre ye ro n .
1 2 P o s t liare auiem duobus e x tus am - 12 ¡Despues de esto se ap areció bajó ,
bUJríniibixs ióstensu's' est '.iri a lia efjigie} o tro áspectó 'á dos; i 'd'é ellos' , que íban-
C un tid a* kVzJ.viU&rft} r. .«'o v : dtí c a m i n o 'á i in a t c a s a á e cam po.
. i 3 ¿¿ illi ¿cuules nüntiaticrurii eptteris: i 3, los que v in ie n d o lu e g o , tra je ro n
nec illis crediderunt, ■. á los dem ás la n u e v a : p ero n i tam poco
Vi ‘ ■

■ ■ ' l I
los creyero n .
* ' i 4 'NovUisinir Veruñlbentibtts illis un-1i '4 E li ti)i! ap a re ció -á los once apóstol
deerm .apparu itctx't& profotivit¿mr.edu- < Ies. c u a n d o .e$íab an á tl a paesa:=y les dió
lilctfC T T \\cpry ^ . ( t u . q u i a .pji .^ jstrft con jSy. in c re d u lid a d y ,d u r e z a
iis¡ qui videranl qum resu rrexisse , jio n de corazon ; ^porque ;n o h a b la n creíd o
ir e d íá e h i'r it:'™ '' '' ' ' á los (fue lé b a b ia n v is to resucitado.
i 5 JEt d i x it •eis: Eunles) in m undum ;. i 5 P o r ú ltim o les d ijo : Id p or todo
Urfiver^pi-pra^i^i¿\£xxfflgcIiuT& orpni ,el m u n d o : p red icad ke l E v a n g e lio á to­
das las cí^aLuras. ^
i & ! 1qÍu í 'c'réáíderíf'f
baptizaJus f ü e - 16 E l que créyÉré, y 'se b a u tiz a re , se
r í t , salvus erit: qui vero non credide- s a lv a r á ; pero e l que n o c r e y e r e , ¿erá
r i t , condcmnabitur. ' ' ' ’c óñdeñadffi
*7 Signa autem eos qu i crediderínt, 17 A los que cre ye re n , acom p añ arán
tiujc seqiícijtun: lrt nomine- mea deemo— estos m ila g r o s : E n m i ncjjn-bie lan zarán
nia ejicienfc'lingtíi* Í6faíh#ur-4 tOvi$: ,J- lo¿* dcim ufios~ h ab la rán^niiciías le n g u a s :
1 8 serpentes tallent: et s i m ortferum 1 8 m anosearán las serpientes : y si a l -
quid . biberintv non. eis nqcebit: super ., ';g u ii lic o r v.enenoso bebier^iij n q les Jiará
cegtks' fnánks %rifytoñehti:f ét íeh e ItáSe—' 1 daiTo ■p o n d fS ii fas nVanos -sobre *los en­
bunt. ferm o s, y qu edarán estos curados.
i g E t D om inus ¡quidern Jesus post— 1 9 A s i e l S eñ o r Jesus despues de ha­
quam loculus est e‘i s , assümpfiis est in b e rles h ab lad o varias veces, fué elevad o
ccclum , et sedet á d extris D ei. á l c ié lo por su propia virtud, y está a lii
sen Lado, á la d iestra de D ios.
20 l i l i autem profecti '\)r<£ditm) 'eTT:trit 20 JÍf" sus d iscíp u los fueron, y p re d ica­
Uhiqiie , Dom ino esperan te ct serm o- ro n en todas partes , cooperando e l S e ­
ríem cohfirTÚáhle, sequeritibus signis. ñ or, y con firm an d o su d o c tr in a eoii los
m ila gro s que la ac o m p a sa b a n . ■
1 -Í4 ' :■
\vi m n i u v u u i i v n m i v i u i v 'i t v u m i i u w i w i w i i i i i u i i u i J i M M i i

ADVERTENCIA
SOBRE EL EVANGELIO BE SAN LUCAS.

S a n L u c a s era natural de Antiochía , y m édico, como nos. dice


San Pabloy Fité discípulo de este apóstol* d qiíipri acompañó en
los vlages. Asi le llam a sü estimado; y dice que es la. gloria de
Jcsa-Christo , y que es alabado en toda la Iglesia por su E va n ­
gelio. Escribió éste en griego , y ácia el año a 6 después de lá
muerte de JesiM-Christo^ según, San Gerónimo y .Qtros autores cita­
dos por Saronio y añadiendo á lo que habían dicho San Matheo
j San Marcos, eh éspécial lo perteneciente al' rtaéímiéritp dé Satn
Juan B au tista , y á la infancia dé lesu-CIiristó. P a d eció marti­
rio en P a tr á s, ciudad de A ch á y a , de 84 años.de ed a d , según
N iccp h oro , y el ¿() despues de muerto Jesu-Christo ; según Sari
Gregorio Nqzifinz^no. Nicepbu iib . a. c. 4 ^ Qre^. Naz. T.
1U Jul'13n¿! <.¡ ■) .1 '.'m ir,,t i’.v^ Al:1 V.vm >v. , Vi’.
. ' .■ ®* .'Mi'.Vui 'f\ ’ . V-’*.

EL SANTO EVANGELIO
DE MUESTRO SESOR JKSU-CURISJO
SEGUN SAN I.i:CAS.

..." ■
; CAPÍTU LO PR Í^ER p. V\W

E l ángel Gabriel anuncia el nacimiento de San Juan el


sus et Hijo de Dios, Vistia nuestra Señora á Santa Elisabeth. Cántico de ¿a
Virgen. Nacimiento de San Juan . Cántico de Zacharías. Los prodigios
qüeahtés y ~ ’

1 (Q uoniam qtiidem m u ltí conaíi sunt ' Y a que m u ch o s h an em p ren d id o


ordinarc narrationem , quce in nobis o rd e n ar la n arra ción de los suceso»
tompleta; su n t , reru n i : q u e se h an c u m p lid o e n tr e n o so tro s;
2 sicut tradiderunt nobis, qui ab in i- 2 con form e nos lo s tie n e n referido*
lio ipsi viderunf , et m inistrí fu eru n t, aq u ellos m ism os que desde su p rin cip io
serm o n is: h a n sido testigos de v is ta y m in istros de
l a p alab ra evangélica;
C A PITD lo r. 145
3 vistim est et m i h i , assecuto omnia. 3 p arecióm e ta m b ié n í m í, despues
o principio diligenter , e x ordine Ubi de h ab erm e in fo rm ad o de todo e x a c la -
scribere , optime Tkeophile, m c n le desde su p rim e r orige n , e scrib ír­
telos p or s u ó rd e n ,o h d ig n ísim o T e ó p h ilo ,
4 iit cognoscas eorum verborum, de 4 A fin de que conozcaa la verd ad d e
quibus eruúilus es, veritaiem. lo q u e se te h a enseñado.
5 F u i t in diebus H e r a d is , regís J u - —' 5 Sien do herodes r e y de Ju dea, h u ­
dcece, sacerdos quídam nomine h acha­ b o u n sacerdote lla m a d o Z ach árías, de
rías, de vice jib ia ; et uxor illi d e filía - la fa m ilia sacerdotal de A b ia , u n a de
bus A a r o n , et nomen ejus Elisabeth. i a q u ellas q u e servían p or tu rn o eri el /« m -
p ío ,c u y a m u g e r , lla m a d a E lis a b e th , era
igualmente d e l lin a g e d e A aro n .
6 E ra n t autem ju s t í ambo ante D eu m , 6 A m bos eran justos á los ojos de
incedentes in ómnibus m andatis et j u - D ios, gu a rd an d o , com o g u a rd a b a n , todos
stijicationibus D o m in i sine querela, los m an d am ien tos* y leyes dei Señ or
ir re p re h e n sib le m e n te ,
7 et non erat illis filiu s f eo quod e s - 7 y no te n ía n h ijo s, porque E lis a b e th
set. Elisabeth stcrilis , ei ambo proc.es- e ra e sté r il, y am bos de av an zad a edad.
sissent ín diebus suis. -
8 Fa ctu m est a u te m , cum sacerdotio 8 S u ced ió p u e s , que sirv ien d o é l las
fungeretur in ordine vicis suce ante fu n cio n es del sacerdocio e n órden al
D eu m , c u lto d iv in o , p o r su t u r n o , que era el
de A b ia , le c u p o en su erte,
• g secund'um. eonsuctudínem sacerdotii, 9 segú n el e stilo que lia b ia e n tr e los
sor/e e.viit ut incensum poneret, ingres— sacerdotes, e n tr a r e n e l te m p lo d e l Se­
sus in templum D o m in i:. ñ o r ó lugar llam ado Santo,
io et omnis multiludo populi erat 10 á ofrecer el in cie n so : y todo el
orans fo r is hora incensí. con curso d el p u e b lo estaba oran d o d e
p arte de á fuera en el átrío d u ra n te la
o b la cio n d el incienso.
i'i Apparuit autem illi A ngelu s D o ­ i i E n ton ces/se le ap areció á Z a c h á ­
m in i, stans a. dextris altaris incensi. rías u n A n g e l d el S eñ o r, puesto « n pie
á la d erech a d el a lta r d e l in cien so.
12 E t ¿o ch a ría s turbatus est videns, 1 2 C o n c u y a v is ta se estrem eció Za­
et tim or irruit super eum. ch á rías, y quedó sobrecogido de espanto,
1 3 A it autem a d illum A n g elu s: ne 1 3 M as e l Á n g e l le d i j o : No tem as,
timeas Zacliaria , quoniam exaudita est Z a ch á ría s, pu es t u o racio n h a sid o b ien
depreeatio tua : et u xor tua Elisabeth despachada tu verás a l M e sía s: y ta
páriet tibi filiu m , et vocabis nomen ejus m u g e r E lis a b e th te p arirá u u h ijo que
Joarmem■ ; será su precursor , á q u ie n pondrás pór
n o m b r e Ju an : ,
1 4 et erit gaudium, tib i , et exultaiio , 1 4 e l c u a l será p a r a t í o b je to d e gózO
et m ulti in nativitate ejus gaudebunti y d e jú b ilo , y _ im ich o s se re go cija rá n
e n su n a cim ien to :
iE> erit enim magnus coram Dom ino, 1 5 : porque ha de ser g ra n d e en li
ei vinum et siceram non bibet, et S pi­ presen cia d e l Señ or. N ó b eb erá v in o 1
ritu sando replebitur adhuc e x útero n i cosa q u e p u e d a e m b r ia g a r , y -será,
m atris sua: : lle n o d e l E s p ír it u san to ya desde el
sen o d e su m ad re : 1 íl,‘

i Num. VI. v. 3 ,— Levít. X ■t*. Q.


Tom. V . K
i4<3 S an L ucas .
i 6 et m ullos fdio ru m Isra el converUt j6 y c o n v e r tir á á m u ch o s de los h ijos
ad Dom ínum D eum ípsorum. de Israel a l-S e ñ o r D io s su yo :
17 E t ipse prccctdei ante illum in spi— 1 7 d ela n te d e l c u a l ira é l , re ve stid o
rílu et virtute E l ice: ut converlat corda d e l e s p ír itu y de la v ir t u d o celo de
patrum in fd io s , ci incrédulos a d p r u - E lia s 1 : p ara r e u n ir los corazones de los
dentiam justorum , parare Dom ino p le - padres ó patriarcas con lo s de los h ijos,
bem perfectam. y conducir los in cré d u lo s á la p ru d e n cia
y f e As. los antiguos justos, A fin de p re­
p a r a r a l S e ñ o r u n p u e b lo perfecto. j
i 8 Et
d ix it Zacharias ad A n g elu m • 18 P e ro Z ach arias respon dió a l A n ­
Unde hoc sciam ? ego enim sum senex, g e l : ¿ p o r d ón de p odré yo c ertifica rm e
ei u xor mea processit in diebus suis. de e s o ? porque j a soy y o v ie j o , y mi
m u g e r de edad m u y avan zad a.
í g E t respondens A ngelus d ix it ei: 1 9 E l A n g e l re p licá n d o le d ijo. Y o so y
Ego sum Gabriel, qui asió arde Dcum,: G a b r ie l, que asisto a l tron o d e D io s, de
ei missus sum loqut ad te , et hccc tibi q u ie n he sido en v iad o á h a b la r te , y á
evangelizare. tra e r te esta fe liz n u e v a .
20 E t ecce eris ta een s , et non poterís 20 Y desde alio ra quedarás m u d o , y
toqui, usque in diem quo hete jia n t, pro n o podrás h a b la r , h asta e l d ia e n que
eo q u id non credidisti verbis nieís, qua: su ced an estas c o s a s , p o r cu a n to n o h as
implebuntur in tempore suo. creid o A m is p a la b ra s , las cu a le s se
c u m p lir á n A s u tiem po.
21 El erat plebs expectans Z aclta - 21 E n tr e ta n to estab a el p u e b lo espe­
riam: ei mirabantur quod tardaret ipse ran do A Z a c h a r ia s , y m aravillá n d o se de
in templo, que se d etu viese ta n to en el tem p lo ,
2 2 E gressus auiem non poteral loqui 22 S a lid o en fin , n o podia h a b la r le s
ad ¡lío s, et cognoverunt quod visionem p a la b ra , de d on de con ociero n que h ab ia
vidisset in templo, E t ipse erat innuens te n id o en e l tem p lo a lg u n a v isió n . É l
i llis , et perm ansit m u tus. p ro cu rab a e xp licarse por s e ñ a s , y p e r­
m a n e c ió m u d o y sordo,
23 E l f.actum e s t , u l im pleii sunt dies 2 3 C u m p lid o s los d ia s de su m in is te ­
officii eju s, abiil in domum suam „■ r i o , v o lv ió á su casa:
24 post hos autem dics concepit E lisa~ 2 4 poco despues E lis a b e lh su esposa
beth u xor e ju s , ci oca titabal se m ensi- c o n c ib ió , y e stu v o c in c o meses o c u lta n d o
bus quinqué, dicens: e l p r e ñ a d o , d icien d o pa ra consigo:
2 5 Q uia sivfecit m ihi D om inus in die­ 2 5 E s to h a h ech o e l S eñ o r con m igo ,
bus , quibus respexit auferre opprobríum ah ora que lia ten id o á b ien b o rr a r m i
meum inler ¡tomines. op robio de d ela n te de los h o m b r e s 1 .
26 I n m en sea u tem se x to } m is sus est — 2 6 E sta n d o y a E lis a b e lh eii su sexto,
A ngelus Gabriel a D eo in .civitatem Ga~ m e s , e n v ió D ios a l Á n g e l G a b r ie l á N a -
lila:ce, cui nomen N a z a r e th , za reth c iu d a d d e G a l ilé a ,
,2 7 a d virginem desponsatam viro, cui ¿7 á u n a v ir g e n desposada con c ie rto

i: Malach. JV .y* 5.— JUatth,. JCT. i’. ¡ 4 - modo que hay también males ó aflicciones
a L a esterilidad , entre' io s h e b reo s, solía que parecen castigos los que ignoran las,
mirarse como pena de algún pecado oculto.— sendas siempre justas y sñbias de la Divina'
Véase Gen. X X IK - v . 3 i. El ser ejercitado P ro vid e n cia , y solo estiman los bienes del
con trabajos es muchas v eces un particular siglo presenil'. A noso iros no nos loca sino
beneficio ó gracia do Tlios ; así como lo es esperar sieñipre con confianza en la bondad
en otras e l ser librado de ellos ; cada una de D ios, que es nuestro am oroso padre, el
de estas gracias tiene su tiempo. Hay bienes - cu al salva á unos de un «nodo, y á otros
en este mundo que provienen de la injus- de o lro, S. August. in Luc.
liria ó ligereza de los juicios hum anos: al
C a p i t u l o I. l 4y
nomen erat Joseph, de domo D a v id t ct v a ró n de l a casa de D a v id , llam ad o Jo-,
ñamen v irgin is, Marta, seph, y el n om bre de la v ir g e n era M a r ía .
28 E t ingressus A ng elu s a d eam di— 28 Y h ab ien d o entrado el A n g e l á
,r it: A v e gratia plena : Dom inus tecum; donde e lla e sta b a , le d ijo : D io s te salv e
benedicta tu in mulierihus. ¡o h lle n a de g r a c ia ! el Seíior es con tigo:
b e n d ita U\ eres en tre todas las m ugeres.
. 2(j Qucc cum au disscl , turbatn est in 29 A l o ír ta le s p alab ras la v ir g e n sé
sermone eju s, et cogitabat qualis esset t u r b ó , y púsose á con siderar qué sig n i­
isla salutatio. fica ría u n a ta l salu tación .
3 o Tlf. ait A ngelus ei: N e timeas M a ­ 30 M as el A n g e l le d ijo : ¡o h M a r ía !
rín, inven isti enim gratiam apitd Deum : n o le m a s , porque has h a llad o gra cia en
los ojos de D ios:
3 1 Ecce conripies inútero, ct parres 3 1 S ábete que has de c o n ceb ir en tu
filiu m , et meabis nomen ejus J esü ¡h, seno j y parirás un h i j o , á q u ie n p on ­
drás por n om bre J e sú s .
3 a H ic erit m a g n u s, et F iliu s A l t is - 3a É ste será g r a n d e , y será lla m a d o 1
sim i vocabilur, ct dabit illi D om inus H ijo d el A lt ís im o , a l c u a l e l S eñ o r D ios
D eus sedem D avid palris e ju s : et re - dará el tron o de su padre D a v id : y rei­
gnabit in domo Jacob in oeternum , n ará en la casa de Jacob e te rn a m e n te ,
33 et regni ejus non erit Jims. 33 y s u rein o no ten d rá fin.
34 D ix it autem M aria ad A n g clu m - 34 Pero M a r ía d ijo a l A n g e l: ¿Cóm o
Qttomodo fiet islud, quoniam virum non lia de ser eso? pues yo no con ozco n i j a ­
cognosco ? m as conoceré v a ró n algu n o .
35 E t respondens A ngelus d ix it e i; 35 E l A n g e l e n respu esta le dijo: E l
Spttifus sanctiis supervenid in te,' et E s p ír itu santo descen derá sobre t í , y la
virtus A llis sim i obumbrábit tibi. Id eo - v ir tu d d e l A lt ís im o te c u b r ir á c o n sü
que et quod nascefur e x te sanctum , vo­ som bra ó fecundará. P o r c u y a causa el
cabilur F iliu s D ei . fr u to santo que de t í n acerá, será lla m a ­
do H ijo d e Dios.
36 E t ecce Elisabeth cognata tua, et 36 Y a h í tienes á tu p arie n ta E lis a b e lh ,
ipsa concepit filiu m in senectute su a : et qué e n su v e je z h a con cebid o ta m b ié n
hic mensis sextus est i l l i , qua: vocatur un h ijo : y la que se lla m a b a estéril,
stcrilis: h oy c u e n ta y a el sexto m e s :
3 y quia non erit impossibile apud 3y porque p ara D io s n ada es im p o sib le.
D eum omne verbum.
3 8 D i x it autem M a r ia : Ecce ancilla 38 E n to n ces d ijo M a r ía : l i e aqu i la
D o m in i, fia t m thi secundhm verbum escla va d el S e ñ o r , hágase en m í segu n
tuum. E l discessit ab illa Angelus. t u p alab ra. Y e n segu id a el Á n g e l des­
apareciendo se re tir ó de su presencia.
3 9 E xsu rg en s autem M aria in diebus —. 3g P o r aq u ello s d ias p a rtió M a r ía y
illis abiit in montana cum festinalione, se fue ap resu rad am en te á la s m on tañ as de
In civitatem J u d a : Jiidea á un a c iu d a d de la tribu de Judá:
4 o ct infravit in domum Zacharicr. , et 40 y h ab ien d o e n trad o en la casa de
salutavit Elisabeth. Z a c h a r ia s , s a lu d ó á E lis a b e th .
4 1 Et. faetn m est, ut audwit sa lu ta - 41 L o m ism o fue o ir E lis a b e lh la s a lu ta ­
iionem. María ■ E lisabeth, exultaoit in— c ió n d e M a r ía , que la c ria tu ra ó el niño
f a n s in útero ejus .* et repleta est Spiri­ Ju a n d ió salios de p la c e r en su v ie n tr e :
tu saiicto Elisabeth: y E lis a b e th se s in tió ile n a del E s p ír itu
s a n to :
4 2 ct exclamavit voce magna , el di— 4a y e x c la m a n d o en a lta voz, d ijo á M a-

1 Víase Nombre.
148 S a n L u c a s .
x i f : Benedicta iu inier muUcres, et be­ ria ', B en d ita t ú eres c n lr c todas lns m u -
nedictas fr u c ia s ventris tui, geres, y b e n d ito es el fr u to de tu v ie n tre .
43 E t unde hoc m ihi ut venial mater 43 Y ¿de dónde 4 m í tan to b ien que
D o m in i mei ad m e? v e n g a la m ad re de m i S eñ o r á visitarm e?
4 4 Ecce enim ut fa c ía est «’O.r saluta- 44 P u e s lo. m ism o í'u.e p e n e tra r la voz
tionis tute in auribus rnet's, exultavit de t u salu ta ció n en m is oidos, q u e d a r
in gaudio infans in útero meo. saltos de jú b ilo la c ria tu ra e n m i v ie n tre .
45 E t beata, qua; credidisti , ¡quoniam 45 ¡O h b ie n a v e n tu r a d a tú que has
perficientur ea, quet dicta sunt tibi « c re id o ! porque se c u m p lir á n sin fa lt a
Domino. la s rosas q u e se te h a n d ic h o de p arte
d el Sciior,
4 ?» E t ait M a r ía .- Magníficat anima 46 E n to n c e s M a r ía d i j o : M i alm a g lo ­
mea D om inum rifica a l S e ñ o r :
47 gt exu llavít spiritus meus in Dea 47 y mi e s p ír itu está trasp ortado de
salutari meo. gozo en e l D io s salva d o r m ió.
48 Quia respexit humilítaiem ancillce 48 P orq u e h a p u esto lo s ojos en la ba­
sua:: ecce enim e x hoc beatam me di~ jeza de su e sc la v a 1 : p o r ta n to y a desde
cent omnes generatíones. ah ora m e lla m a r á n b ie n a v e n tu r a d a to­
das las generaciones.
4 9 Q uia fe c it m ih i magna qu i potens 49 P orq u e h a hecho en m í cosas g r a n ­
e s t , et sanctum nomen ejus. des a q u el q u e es todo p o d ero so , c u y o
n o m b re es s a n t o :
5 o E t misericordia ejus a progenie in 50 y c u y a m iserico rd ia se derrama de
progenies timenlibus cum. gen eració n e n ge n eració n sobre lo s que
le tem en .
S 1 F e cit pútr.ntiam in brachio suo: di - 5 1 ITizo alarde d e l p o d er de s u brazo:
spersit superóos mente cordís sui. dcsliizo las m iras d el corazon d e los so­
berbios.
5 2 Deposuit potentes de sede, et ex a i- 5a D e r r ib ó d el solio á lo s poderosos, y
tavit humilesr ensalzó & los h u m ild e s.
5 3 Esurientes impleuit bon is; et d iv i- 53 C o lm ó de bien es á los h am brien to s:
tcs dimisít inanes. y á lo s ricos los d esp id ió sin nada.
54 Suscepít Isra el puerum suum , r e - 54 A cord án d ose de su m iserico rd ia,
rordaius misericordia: sua:. aco gió á Israel su siervo;
55 Sicut locutus est ad paires nostros, 55 se g ú n la prom esa q u e h iz o A n ues­
Abraham et sem ini ejus in sCLcula. tros padres , á A b r a h a m y á su descen­
d en cia p o r los siglo s de los siglos.
56 M ansil autem M arta cum illa qu a- 56 Y d etú vo se M a r ía con E lis a b e th cosa
s i mensibus tribus : ct reversa est in do­ de tre s m eses: y despues se v o lv ió ¿ su
m um suam, casa.
5 7 Elisabeth autem, impletum est tem - — 5 7 E n tr e ta n to le lle g ó á E lis a b e th el
pus pariendi , el peperit filium . tiem p o d e su a lu m b r a m ie n t o , y dió á
lu z u n h ijo .
58 JEi audicrunt vicin i et cognati ejus, 58 S u p ie ro n sus v e cin o s y p arien tes la
quia magnijicavit D om inus misericor— g r a n m iserico rd ia que D io s le h ab ía he­
diam suam cum illa , et congratula - c h o , y se c o n g r a tu la b a n c o n e lla .
bahtur ci.
5 9 E t factum, est in die ectavo, ve- 5g El dia o c ta v o v in ie r o n á la c ir­
nerunt circumcidere puerum , ci voca- c u n cisió n d el n i ñ o , y lla m á b a n le Z a c h á -

1 Escogiéndom e p or madre de su Hijo.


C A 3PITTT c. O I. I/Í9
hani eum, nomine patrís sui Zachariam. rías,, 1del nombre de su padre f.
6 o E l respondens mater ejus, dixit: 60 Pero su m ad re, oponiéndose, dijo:
cyuai]lídin j sed cocabitur üoíiríttcs. fío por cierLo, sino que se ha de llam ar
J u a n * ., ,
-61 ~Et dixerunt ad illam : Quia nemo 61 Di jíronle : ¿N o yes que nadie hay
est in '.cognatíone ,tUQ f qui vocetur hoc en tu fam ilia que-, tenga ese nombre ?
nomine. \ ¡ ■
62 Jnnuebant autem ptitri ejus > quem 62 A l mismo tiempo preguntaban por
vel¡el vacarí eum, seíías al padre del niílo cómo quería que
se le llamase.
63 E í posfulans pugillarenv scripsit, 63 Y él pidiendo la tab lilla ó recado
dicens: Joannes est nomen- ejus. JLt mí~ de escribir escribió a s i: Juan en su nonh ■
rati sunt uní-ver.ti. -■
. ,, .-¡i; bre. Lo que llenó á todos de admiración.
64 Apertum est QUlenl Mico os ejus, 64 Y al mismo puntó recobró el habla,
et lingua ejus, et loquebatur benedicens y uso de la lengua, y empezó íx bende­
Deum. cir á Dios.
G5 Mt factus est tiynor super ¡mines 65 Con lo que un santo temor se apo­
vitónos eorum:' et super omnia montana deró de todas las gentes comarcanas: y
Judaicé divulgabantur omnia verba ha;c: divulgáronse todos estos sucesos por to­
do el pais de las montañas de Judea:
66 et posuerunt omnes qui audierant 66 y cuantos los o ía n , los meditaban
in corde suo, dicentes: Quis , putas, en su corazon t diciéndose unos d otros:
puer iste erit? Elenim manus Domini ¿Quién pensáis ha de ser eslc niño? Por­
erat cum illó. que verdaderamente la mano del Señor
estaba con el.
6 7 S i Zacharias pater ejus repletas 67 Ademas de que Zacharias su padre
est Spiritu sánelo t ct prophetavit, di— quc<ló lleno del E spíritu san to, y pro­
cens : fetizó , diciendo:
68 Benedictas Dominus Deus Israel, 68 Bendito sea el Señor Dios de Israel,
quia visilavít, et fecit redemptionem pie— porque ha v is ita d o , y redimido 4 su
bis suve: pueblo :
,6 9 et ere.xii cornu saJutis nobis, in 69 y nos lia suscitado un poderoso Sal­
domo David, pueri sui. vador eu la casa de David su siervo ;
70 Sicut locutus est per os sanctoruni, 70 scgtm lo tenia anunciado por boca
qui á socculo sunt, prophetarum ejus: de sus sanios profetas, que han floreci­
do en todos los siglos pasados:
71 Saiutcm ex inimicis nosiris, et de 7 1 para librarnos de nuestros, enemi­
mana omnium. qui oderuni nos: gos, y de las manos de todo» aquellos
que nos aborrecen :
7 a Ad faciendam mísericordiam cum .7 a ejerciendo su misericordia con nues­
patribus nostris: ei memoran' testamen- tros padres, y teniendo presente su alian­
ti sui saneti, za santa 3 ,
73 Ju.y’urandum , quod juravit ad 73 confórme al juramento con que ju­
Abrakam patrem nostrum, daturum se ró á nuestro padre Abraham que nos
nobis ; otorgaría la gracia
74 Ut sine iimore, de manu inimíco- 74 de que, libertados de las manos de
rum nostrorum liberali, servíamus illi-, nuestros enemigos, le sirvamos sin temor,

1 Ho cousta que estuviese présenlo por la 2 Voz hebpeo-ayriaca que significa gracioso,
ley ni el lugar en que hubiese de hacerse p ió , etc,
esta coromonta do lu oírcn noú>iun , ni la per* 5 Genes, X V IL v>. j. — X X FI. *>. 9.—
sona que debía practicarla, X X X F . w . 11 jr 11,
Tow. V. K 3
15o. San ' E- tí CAS. ¡
7 5 in sanctiiate ■et jusfitia cofam - 7 5 ' con verdadera santidad y justicia,
ipso , ómnibus diebus nostris. aiité su acatam iento, todos los dias de
nuestra vida.
76 ~Et tu puer , propheia Altissimi vo- 76 Y tú ;oh n iñ o ! tú serás llamado
caberis: preciáis enim ante faciém Do1- el profeta del A ltísim o ¡ porque irás de­
mini parare vius ejtls : !: í 1, ¡ lan te d é l Señor ,'á preparar sus caminos,
7 7 Ad dandum scienliam saluiis pie- 77 enseñando la ciencia de la -salva-*
bi ejus, in remissionem peccatorum eo­ cion á su p ueblo, p a ta que obtenga el
rum - perdón de sus pecados, •
7 8 Per viscera misericordia Dei no—’ 78 por las entrañas misericordiosas de
$tri: in quibus visitavit nos i oriens ex nuestro Dios, que ha hecho que ese Sol
alio: - naciente ha venido 4 visitam os de lo
alto del cielo 1 ,
79 Illummare His, qui in tenebfis y et 79 para alum brar á los qué yacen en
in umbra mortis sedent: ad dirigendos las tinieblas y en la sombra de la muer­
pedes nosiros in viam pacis. te : para enderezar nuestros pasos por el
camino de la pa& 2.
80 Puer autem crescebat, et conforta- 80 M ientras tanto el niño iba crecien­
batur spiritu ; et erat iri desertis usque do, y se'fortalecía en el espíritu : y ha­
in diem ostensiones suce ad Israel. bitó en los desiertos hasta el tiempo en
que debía darse á conocer á Israel.

C A P IT U L O II.

Jesus, mace en Bethlehem: es manifestado p o r los, ángeles á los pastores;


y circuncidado al octavo d ia : cántico y profecía de Simeón. Jesús á los
doce anos disputa en el templo con los doctores de la Ley. Vive
en Nazareth 3 sujeto á sus padres. (Matth. 1 , 2.)

T .actum est autem in diebus illis, 1 P o r aquellos dias se promulgó un


exiit cdictum á C-ecsare Augusto , : ut edicto dé'Cesar Aúgústó'^iriandahdo eiri*
dcscribérelur úniversus orbis. 1 padronar ú todo el mundo.'
a Ucee descriplio prima, facía est á 2 Este luc el prinicr empadronamien­
prceside Syrice Cyrino: to hecho por Cyrino que despues fue go­
bernador de la S y r ia :
í et ibant omnes ut profiierentur, sin- 3 y todos iban á empadronarse, cada
gvJi in mam civitatem. cual 4 la ciudad de su estirpe.
4 Ascendil auiem et Joseph á Galiliea Joseph p u e s, como era de la casa y
de civitate Naiareih , in Judrram. in ci­ fam ilia de D a v id , Vino desde Nazarelh
vitatem Davidt qua: vocatur Bethlehem: ciudad de G alilea, á la ciudad dé D avid
eó quod esset de domo et familia David, llam ada Bethlehem , en Judea ,
5 ut profiteretur cum Maria desponsa- 5 para empadronarse con M aría su es­
tá sibi uxoré prccgnante. posa la cuál estaba en ciiila,
6 Factum est auiem t ciim essent ibí, 6 Y sucedió que hallándose alii, le lle ­
impléti sunt dies ut pareret. gó la hora del parlo.
7 E t peperit filium süum primogeni- 7 Y parió á su hijo primogénito , y en­
tum , et pannis eum invotvii, et recli- volvióle en pañales, y recostóle en un
navit eum in pra:sepio: quia non erat pesebre: porque no hubo lugar para ellos
eis locus in diversorio. en el mesón.

I Malach. 1(S. V. 2* 2 Y case Oriente,


C a p i t ir L O II. i5l
8 E l pastores erant in regione eadem 8 Estaban velando en aquellos contor­
vigilantes , f t custodíenles vigilias noctis nos unos pastores, y haciendo centinela
super gregem smirrv, ; .¡ ;. • , de noche sobre su grey.
i.g Etécce ¡Angelus' Domini $fetU jtix- 9 Cuando, de ijoaproyiso un Á n g e l del
taillos\ et claritay Dei circumfitl^it/illgs, Señor-aparecí ó-, junto á ellos, y cercólos
et timüerunt timore magno. : . ■ con su resplandor una luz d iv in a , lo
cu al los llenó de sumo temor.
: io. E t dixit illis: Angelus; Nólite ti­ 1 o D i joles entonces el Á n g e l: N o t e -
mare ; ecce enim evangelizo eobis gaU— ncis que tem er: pues vengo á daros una
dium jnaguum, quod cril pmr)i, populoi mipya de grandísimo gozo p a r a , todo el
' 1 : :v . ■: i: >y I . j - . j t .1 pueblo : .i ..... : t
.■II quía. naíus. est ■ .¡qí>&¿s Jipdie, Salvqr n y es, que hoy os ha nacido en la
tor , qui est ChriSlus Dominus , in ¡ci~ ciudadjde D avid el S alvado r, que es el
civitate David, Christo ó Mes/as el Señor, nuestro.
i.a E l Jioc vobis signum: Inveniefis 12 Y sírvaos de seña, que hallareis al
infantem pannis iwolutum, et positum niño envuelto en pan ales, y reclinado
in prasepio./ .¡-¡j •¡.-.•¡iu ;« '/ en un pesebre.
1 3 Mt súbito facía csi cutil, Angeló . i 3 A l punto mismo se dejó ver con
rmiltituda militice coelcstis, laudanlium el Á n gel un ejército numeroso de la m ili­
Deum,, et dicentium: i ¡ cia celestial, alabando á Dios, y- diciendo:
1 4 Gloria in altissimis Deo, ei in tér­ 14 G loria á Dios en lo mas alto de los
ra pax hominibus bona; voluntatis. , ciclos , y paz en la tierra á los hombres
de buena voluntad, .
1 5 Ut factum est , u# d^scefiserffni¡ ab — 1 í> Luego que los Ángeles se aparta­
eis Angelí iñ ccelumt pastores J.Qquefyan- ron de ellos y volaron- al cielo ; los pas­
tur ad invicem: Transeamus usque Be- tores se decian unos á otros: Vamos has­
thlehem , et videamits hoc verburn-, quod ta B e t h l e h e m y veamos este suceso pro­
factum est, quod Dominus ostendit nor digioso que acaba de suceder, y que el
bis. ■ . . . Señor nos ha manifestado,
, ; i6 E t vcnerunl fe stin a n te e tji^ e -r 16 V inieron.pues á toda priesa:,,y ha­
fie.Tiunt [yftfaripm , et Joseph , et _iitfan- llaron á M a r ía , y á Joseph, y al niño
tem ipositura. in prcesfipio, ' . reclinado en, el pesebre.
- 17 tridentes, autem cognoverfint de ver­ 1 7 , Y viéndole, se certificaron de cuan­
bo, quod diclum erat illis de puero hoc, to se les había dicho de este niuo.
18 E t omnes, qui audierunt, mirati 18 Y todos los que supieron el suceso,
sunt : et de .his, quce dicta erant ú pa- se’ m aravillaron: igualm ente de lo que
SÍoribus ad ipsos: , .......... los pastores les habían contado.
ig María autem conservabat ornma 19 M aría empero conservaba todas es­
verba-Tfcecj confci'ens in corde.sttp. ; tas cosas dentro de s í, ponderándolas en
su corazon.
30 E t reversi sunt pastores glorifican* a o E n fin los pastores se volvieron, no
tes et laudantes Deum, in ómnibus qua: cesando de alabar y glorificar á Dios por
audierant et viderant, sicut dictum est. todas las cosas que habían oído y visto, se­
(id illos. j ., ¡. gú n si; les habia anunciado por el Angel.
2 1 ,Et postquam consifmmati sunt-dies 21 Llegado el dia octayo en que,debía,
Otfo. ut circumcideretur puer : vocatum ser circuncidado el n iñ o :;,le fue puesto
est nomen ejus Jesús, quod vocatum. est ab por nombre Jesús, nombre que le puso
Angelo priUs quám in útero conciperetur. e l Á n g e l antes que fuese concebido.
22 E t postquam impleti sunt dies pur- ■ — . 22 Cum plido asimismo el tiempo de
galionis e.jus secund'um legem Moysit la purificación de la madre, según la ley
tulerunt illum in Jerusalem, ut siste- de M oysés, llevaron al niño á Jerusa-
rent eum Domino , ' 1 ... . Iem , para presentarle al S e ñ o r ,
K4
i 5é S a tí r L ucas.
2 3 ' sicut scripfitm est in lege Domini; 23 como esté escrito én la le y ' del S é -
Quia omne mastulinum adaperiens vu!~ i ío r : Todo váron -qne n&zca el prinier'o,
vam , sandum Domino vocabitur: será consagrado al SeüOT: "
24 et ut' darent Iwstiam secur/diíYn -"¿‘4 y p’Sra presentaí la ófronda de ¡un
tjuod dictum est in lege’ D o m in ip a r pár de tórtolas, 6 dbs pa1ommÍDs?,<fcómíi
turturum, aut ditos pullos;cólumbarúm. está también ordenado 3 cu la le y 'd e l
Señor.
s 5 E t ecce homo erat in Jerusalem, a 5 H abia á la sazón, en Jerusalem un
cui nomen Simeón, et homo iste justust hombre jiisto, y temeroso de Dios, llamado
et timaratus, e.rpectans cnnsolationem ÍHittétJn, el cuál esperaba dn dia en. dia
Israel, et Spiritus sanctus erat ili eo. la consolacion de Israel ó la venida del
Mesías, y el Espíritu san tí» m orabaen él.
E t responsum acceperát á Spiritu ’ 26 É b mismo E sp íritu santo le liabiá
'sanciO) non visurum se mortem, nisi revelado, que no habia de' morir antes
priüs mderet Christum Domini'. de vet* al Christo ó ungido del Señor.
£7 E t venit in spiritu in templum. E t -27 A si viii0‘ inspirado de el al templo*
cüm inducerent puerum Jesum páren- Y al entrar con el niño Jesús; sus pá-^
tes ejus, ut facerent secundhm constie- drés , pata practicar con 'él lo prescrito
tudinem legis pro eo: - por la ley:' ■
28 et ipse accepit eum in Ulnas sttá.t¡ 28 tomándole Siitítiíri“ 'Cii‘'sás brazos,
et bemdixit Deum , et dixit: béridijo A <Dios , diciendo :
29 Nunc dimittis servum tuum Domi­ 29- Ahora , Señor, ahora si (¡ue sacas
ne , secunditm verbum tuum in pace. en paz de este mundo á tu siervo, se­
gú n ‘tto'promeía, 11 t
"3d Quia videruht oculi m ei sálutarc 3 ov-Pórijiié' •yáv'inW: ojos * hañ v isto •al
tuum. 1i salvadóí'iqn é'hos’has'dadO'-:
3 1 Quod parasti ante fat.iem omniuni ' '3 1 A l cuál tienes destinado para ‘que,
populoruni: expuesto 4 lá vista de todos lósipueblos,
3 a Lumen ad revelationem gentium, 3 a sea luz brillante que ilum ine á los
et gloriam plebis Uitíe Israel. ’ '' gentiles', y lá'gTóriadé tu pueblo de isráél,
33 E t erat pater- ejus et mater miran­ '33 ’SU padre y su madre escucHabáii'eón
tes super his , qucc dkebantur de tilo. admiración las|Scosás «Juti de él sé decian.
34 E t benedixit illis Simeón , et dixit •3'4 ’Siiicieon :b'é» di jti'á.-entrambos J y\di-
ad Mariam matrem ejus: Ecce positus jo á M aría sii madre: M ira , este niño
est hic in ruinam, et in resurrectíohem qué v e s , está destinado para ruina, y
multorum in Israel ; et in sigmim , cui ¡iara resurrección dé muchos en Isra el4;
coritradicetur : y para ser el blanco de la contradiccion
de los hoTtnbrési ' ’ ■*-■
■■
■ f.‘
35 et tuam ipsius animam pertransi- 35 lo qué séri para tf.m ism á una es­
&it gladius, ut revelentur ex multis cór- pada que traspasará tu alm a, á fin de
dibus cogitationes. que sean descubiertos los pensamientos
ocultos en los corazones de muchos.
3 6 erat Anna prophetíssa, filia — 36 V iv ía énlonces una profetisa lla­
Pita miel de tribu Aser : hafc processe- mada A nna, hija de Phanuel de la' trib u
rat, in diebus mullís, et vixeral ciim, de A s e r 1: qué érárya de edad M uy avan­
viro suo annis septem á virginiiate sua. zada ; y lá fc ü h lc a s a d a desde la flor de
e l l a , vivió con su marido siete años.

1 Lévit. XII. ». S.— Exód. XII. v. a . — pobres.


Hum. V lH .v. 1 6 :■ 3 I t ’v ii. X I I . t*:
2 Esta era la. ofrenda que presentaban i 92 4 Isaías y 111. v. 14* '
GA Pi rb LO ' II. i 53
- 3 7 E t htrc viduá usque ádannos octo- - 3 7 Y habíase mantenido viuda hasta
ginta quatuor ■ quce. non discedebat de líos ochenta y cuálró de su edad, no sa-
templo y jejuniis et obsecrütionibus ser- 1 lleudo del tem plo, y sirviendo en él á
viens nocie ae die. ■, Dios dia y noche con aynnos y oraciones.
.rJSí ■hcec , ipsa Irora supervcniens, • 38 Esta pués, sobreviniendo á la mis­
■confitebatur \Domino: ci loquebatUf de ma hora, alababa igualmente al Señor:
illo ómnibus , qui- expectabánt redem- y hablaba de él á todos los que espera­
plionem Israel, ban le redención-de Israel.
3 9 E t ut perfecerunt omnia secundum 3g Y María y Joseph con el niño Je­
legem Domini, reversi sunt in Galilceam sú s, cumplidas todas las cosas ordena­
in civitaltm suam Nazareih. das en la ley del Seiíor, regresaron á
Galilea á su ciudad.de ISazarelh
, ¿¡ o Puer autem crescebat, et conforta- 4 o Entretanto el ¿in o iba creciendo, y
'batar, pleñus sapientia : et gratia Dei fortaleciéndose , lleno de sabiduría: y
erat in illo. la gracia de Dios estaba en él.
4 1 E t ibant párenles ejus per omnes — 4 i Iban sus padres todos los-aSos á
ánnos in Jerusalem, in die sólemni Jerusalem por la fiesta solemne de >la
Paschce. ; ’ Pascua. . . .’
‘ 42 cum facius esset annorum duo- 4 ^ Y siendo el m í o ya de doce aSós
•décim, ascendeníibus illis Jcrosolymam cumplidos., habiendo subido á Jerusa-
-secundum consuciudinem •die.ifesli, > lem según solian en aquella solemnidad,
43 consummatisqite diebus, cum redi- 43 acabados aquellos dias, cuando ya se
rent, remansit puer Jesús in Jerusalem, volvían, se quedó el niño Jesús en Jeru—
et- non. cogñoberunt párenles ejus. salem, sin que sus padres lo advirtiesen.
>44 Existimantes autem illum essé in • 44 Antes bien persuadidos de que ve­
’comiiatu, venerunt itér diei, et require~ nia con alguno de los de su comitiva,
bant eum inter cognatos, et notos. anduvieron la jornada entera buscándo­
le entre los parientes, y conocidos.
45 E t non invenientes, regrésst sunt 45 Mas pomo no le hallasen, retoma­
in Jerusalem y requirentes 'cum. ron á Jerusalem ■, en busca suya,
46 - E t factum est, post■tridiium irme- 46 Y al cabo de tres días 3 de haber­
rierúnt illum in templo sedentem in me­ le : perdido, le bailaron eil el templo,
dio dociorum , audiéntem illost et in- sentado en’ medio de los doctores, •<júe
ierrogantem eos. ora los escuchaba, ora les preguntaba,
47 Stupebant autem omnes, qui eum 4 7 Y cuantos le oían quedaban pas­
audiebant, super prudentia. et responsis mados de su sabiduría y de sus respuestas.
ejus. : j
4 8 Et. videntes admirati sunt, Et di­ 4 8 A l verle pues sus padres, queda­
xit mater ejus ad illum: F ili, quid f e - ron, maravillados: Y su madre le dijo:
cish nobis sic? Ecce pater' tuus et ego H ijo , ¿por qué te has portado así con
dolentes quccrebamus te. nosotros ? Mira como tu padre y yo llenos
de aflicción te hemos andado buscando.
- 49 E t ait ad illos: Quid est quod me 4 9 Y él les respondió: ¿Cómo es que
-quareóatis? Nesciebalis quid in his, qua: m e buseábais? ¿N o sábíais <jue yo debo
Patris mei sunt, oportet me esse ? emplearme en las cosas que miran al
-servicio de mi Padre?.......... -■
5 o Et ipsi non intellexerunt verbum, 5 o Mas ellos por entonces no compren­
quod locutus est ad eos. dieron el sentido de su respuesta.

} Muchos expositores entienden este ver­ te hebraísmo se ve Matth. XXVI. v. 63.—


sículo de ¡a ’vuelta de Egypto d Mazarelli. Mare. VIII. y. 3i.
2 Puede traducirse al tercer dia. Semejan-
1 54 S an Lu cas .
5 i E t áesteridii tu m eis, ét venit Na- 5 i En seguida se fue con ellos, y vi­
zareih: et erat subditas illis. Et matér no á Nazareth: y les. estaba sujeto. Y
ejus conservabat omnia verba haec in -su madre c o n s e r v a b a ) todas estas cosas en
carde suo. - . ■■ , . su corazon, •> . *■
5 a E t -, Jesus proficiebat sapientia, et ' ■5 a ' Jesu§ entretanto crecía en sabidu­
ccfate , et gratia apud Deum et ho- r ía , en' edad r , y en gracia delante de
Dios y de los hombres % ,

■ CAPÍTULO III.

Predicación y bautismo do s¿iñ J u a n : V a Jesús á s e r bautizado , y prodi­


gios que suceden. Genealogía de Jesus. (Matth. 3 ? x 4 y 17, 23 . Mare. i , 6.
Joann. 1).

■;i , U^'jino: autem quinlodecimo imperii x E i ano decimoquinto <lel imperio


Tiberii Cct:saris, procurante Pontio P i - de Tiberio Cesar, gobernando Poncio
láto Judcvam, tetrarcha autem Gali- Pilato la Judeá , sieudo Herodes le trá r-
Imce Herode, Philippo auiem fratre ejus chá 3 de la G alilea,y su hermano P h ilip-
tetrarchá ltura:cc} et Trachonitidis re~ po tetrarchá de Ituréa y de la provin­
gionis, et L y sania Abitínce tetrarchaf cia de Trachonite+, y Ly sanias tetrarchá
de A b ilin a ,
2 sub principibits sacerdotum Anna el 2 halláudose jum os sacerdotes Annás y
Caipha. ■far.ium est verbum. Domini su­ CaiphíLs.: .el Señor hizo entender- su pa­
per Joannem, Zacharicc jilium , in de-~ labra á Juan , hijó de Zacharias, cn cl
serio. desierto.
3 E t venit in omnem regioncm Jorda- 3 E l cual obedeciendo al instante v i­
n is, prccdicans baptismum poenitentioe no por toda la ribera del Jordán, pre­
in remissionem peccaiorum, dicando. un ^bautismo de penitencia para
la remÍ3Íoii de los pecados,-.
4 sicut scrfptum.est in Libro sermo- 4 como está escrito .en el Libro de las
mjan Isaice prophetccFox clamantis in palabras ó vaticinios del profeta Isaías í:
deserto: Parale viam Domini: rectas Se oirá la voz de uno que clama en el
facite semitas ejus .* desierto: Preparad él camino del Señor:
enderezad sus sendas:
5 omnis vallis implcbitur: et omnis 5 todo valle sea terraplenado: . todo
m ons, et collis kumiliabitür; et erunt m on te, y cerro allanado: y asi los ca­
prava in directa, et aspera in vias pla­ minos torcidos serán enderezados , y los
nas v ’ escabrosos igualados:
. 6 et videbit omnis caro salutare Dei. 6 y verán todos los hombres al Salva­
dor enoiado de Dios.
Dicebat ergo ad turbas quee exibant - 7 Y decia Juan Á las gentes que venían
ut baptiz.are.niur ab ipso: Gtnimina vir ¿ recibir su bautismo: ¡ Oh raza de- v ib o-

1 La voz griega Hiixt-* significa también la 3 Matth. X I K v. 1.


estatura, e l vigor, e le ., lo cual confirma la tra­ 4 Algunos creen que Trachonitc es olro
d ición de lu Iglesia de Oriente sobre la ma­ nombre que tenia Itttrca, y que asi e l et de
jestu osa presencia ó estatura del Señor. la Vulgala equivale ú id est.
2 Esto e s , al paso que crecia e n . edad, 5 Isaías X L - v ■3 .
manifestaba mas su sabiduría j gracia.
C a p i t u O III. IOS
pérarum, quis ostendit vobis fugere a ras t ¿quién os ha enseñado que asi podréis
ventura iraP h u ir de la ira de Dios que os amenaza?
8 Fadte ergo fruetus dignos pcenitcn- 8 Haced dignos frutos de penitencia, y
tice , et ne emperitis dicere: Patrem ha~ no andéis diciendo: Tenemos á A braham
bemus Abraham, Dico enim vobis, quia por padre. Porque yo os digo, que de es­
poíens est Deus de lapidi&us istis su­ tas piedras puede hacer Dios nacer,hijos
scitare filios AbrahaE. á. Abraham .
:g Jam enim. securis ad radicem ar— g L a segur está ya puesta á la rai&
borum posita est, Omnis ergo arbor non de los árboles. A si q u e , todo árbol que
faciens fructum. bonum, excidetur t et no da bueu fr u to , será, cortado, y arro­
in ignem rn.iite.tur. jado al luego.
10 E t interrogabant eum turba?» di— 10 Y preguntándole las ge n te s, ¿ Q ué
ceníes: Quid ergo faciemus? es lo que debemos pues hacer?
11 Respondens autem dicebat illis: 11 Les respondía, diciendo: E l que tiene
Qui habet duas túnicas, del'non liaben- dos vestidos, dé al que no tiene ninguno:
tit et qui habet escás, similitrr faeiat. y haga olro tanto el que tiene que comer.
12 Venerunt autem et publicani ut 12 Vinieron, asimismo publicanos á ser
baptizarentur, et dixerunt ad illum: bautizados, y le dijeron: Maestro ¿ y nos­
Magister, quid faciemus ? otros qué debemos hacer para salvarnos?
.1 3 A t Ule dixit ad eos; Nihil am - 1 3 Respondióles: N o exijáis mas de lo
plius, quám quod consíítutum est vobis, que os está ordenado.
faciatis.
*4 Interrogabant autem eum ei mili­ Preguntábanle también los solda­
tes, dicentes: Quid faciemus et nos? Et dos; ¿ Y nosotros qué harciüos? A estos
ait illis; Neminem concutiatis, ñeque dijo : No haga¡5 extorsiones á n adie, n i
calumniam faciatis: ct contenti estole: uséis de frau de: y conteníaos con vues­
st/pendiis vestris. tras pagas.
1 5 Existimante autem populo, et eo— 1 5 M as opinando el pueblo que quizá
gitantibus ómnibus in cordibus suis de Juan era el Christo ó Mesías, y prevale­
Joannc, ne forte ipse esset Christus: ciendo esta opiuion en. los corazones de
todos;
16 respóndit Joannes, .dicens ómni­ 16 Juan la rebatió, diciendo pública­
bus: Ego quidem aqua baptizo vos: ve- mente ; Y o en verdad os bautizo con aguft
niet autemfortior me, cujus non sum d fin de excitaros á la penitencia : pero
dignus solvere cúrrigiam calceamento— está para venir otro mas poderoso que
rum ejus: ipse vos baptízabit in Spiri­ y o , al cual 110 soy yo digno de desalar
tu sancio} et igni: la correa de sus zapatos: él os bautizará
con el E spíritu santo , y con el fuego de
la caridad.
17 cujus ventilahrum in manu ejus, 1 7 Tom ará en su mano el b ield o , y
ct purgabit aream suam, et congrega­ lim piará su era, metiendo despues el
ba triticum in horreum suum, paleas trigo en su granero , y quemando la paja
autem comburet igni inexstinguibili, ó broza en un luego inextinguible.
18 Multa quidem et alia exhortans 18 Muchas otras cosas ademas de estas
evangelizabat populo, anunciaba al pueblo en las exhortacio­
nes que le hacia.
19 Herodes autem. tetrarcha, cum cor- 19 Y como reprendiese al tetrarchá He­
riperetur ab illo de Herodiade Uxore rodes por razón de Herodías muger de
fratns sui , et de ómnibus mális"qucc su hermano Fíiilippo, y con m otivo de
fecit Herodes, todos lós males que habia h ech o ,
20 adjecit et koc super omnía, et in- 20 anadió despues Herodes 4 todos ellos,
clusit Joannem in carcere. el de poner á Juan en la cárcel.
1 56 . S an L ucas .
si Factum est autem cum baptizare- — 2 1 E n el tiempo en que concurría
tur omnis populus, et Jesu baptizato, todo el p u e tlo á recibir el bautismo,
et orante y apertura est ccelum; habiendo sido ta ni bien Jesús bautizado,
y estando en oracion, sucedió el abrirse
el cielo : >
2.1'ét descendit Spirilus sandus cor- 2 2 y bajar sobre él el E sp íritu santo,
porali spccie sicut columba in ipsum: ct cu forma corporal como de una paloma:'
vo.r de costofacía est: Tu es Filáis meus y se oyri del ciclo esta voz: T ú eres mi
dilectas , in te complacui mihi, hijo ainado, en tí tengo puestas todas
mis delicias.
2 3 TLt ipse Jesús erat incipiens quasi 23 Tenía Jesús al comenzar su minis­
nnnorum triginta , ut pulabaiur, jilius terio cerca de treinta ailos, h ijo , tomo
Joseph, qui fuit Jieli, qui fuit Mathat, se creía, de Joseph, el cual fue hijo de*
H e lí 1 , que lo fue de M alhat. -
24 quifuii Levi, qui fuit Melchi, qui 34 Éste íue liijo de L e v í, que lo fue
fuit Janne, qui fuit Joseph, de M elclíi, que lo fue de J á im e , que lo
fue de Joseph.
a 5 qui fuit Mathalhicc, quifuit Amos, a 5 Joseph fue hijo de Mathathias, que
qui fuit Nahum , qui fuit Ilestt ¡ qui lo fue de A m ós, que lo fue de ISahum,
fu it Naggc, que lo fue de H esli, que lo fue de Nagge.
26 qui fuit Mnhath, qui fuit Matha— 26 Éste fue hijo de Maha.th, que lo fue
tíiicc, qui fuit Semei, qui fuit Joseph, de M ath athias, que lo fue de S cm ci,q u e
qui fuit Juda , lo fue de Joseph, que lo fue de Judas.
2 7 qui fuit Joan na, qui fuit Ilesa, 27 Judas fue hijo de Jo an n a, que lo
qui fu/t Zorobabel, qui fuit Salathiel, fue de Resa, que lo fue de Zorababel, que
qui fuit N tri, lo fue de S a la th ie l, que lo fue de Nerí.
2 S qui fuit Melchi, qui fuit A ddi, qui 28 N erí fue hijo de M e lc h i, que lo fue
fuit Cosan, qui fuit Elmadan, qui fuit de A d d i, que lo fue de C osan, que lo
Her, fue de E lm adan, que lo fue de Iler.
29 qui fuit Jesu , qui fuit EUezcr, 29 Éste fue hijo do Jesús, que lo fue-
qui fuit Jorim, qui fu it Mathat, qui de E llexer, que lo fue de Jorim , que lo
fuit Levi, fue de M a lh a t, que lo fue de L e v í. -
3 o qui fu it Simeón, qui fu it Juda, 3 o Le v i fue hijo de Simeón, que lo fue'
qui fuit Joseph, qui fuit Joña, qui fuit de Judas, que lo fue de Jo sep h , que lo
Eliakim , fue de Jo n ás, que lo fue de É liakin .
3 1 qui fuit Melea, qui fu it Menna, 3 1 Éste lo fue de M e le a , que lo fue
qui fuit Mathatha, qui fuit Nathan, de M en n a, que lo fue de Mathatha, que.
qui fuit David, lo fue de N athan, que lo fue de David.
3 a qui fuit Jesse, qui fuit Obed, qui 3 a David fue hijo de Jessé, que lo fue
fuit Booz , qui fuit Salmón, qui fuit de O b e d , que lo fue de B o o z, que lo fue
Naasson, de Salm ón, que lo fue de Naasson.
33 qui fuit Aminadab, quifuit Aram, 33 Naasson fue hijo de Am inadad, que
qui fuit Esron, qui fuit Pitares, qui lo fue de A ra m , que lo fue de Esrom,
fuit Judce, que lo fue de Pharés, que lo fue de Judas.
34 qui fuit Jacob, qui fuit Isaac, qui 34 Judas fue hijo de Jacob, que lo fue,
fuit Abrahcc, qui fuit Thare, qui fuit de Isaac, que lo fue de A braham , qtie
Nachor, lo fue de T h a r e , que lo fue de Nachor.

1 Se llamó Joseph hijo de Ileli por razón de Por eso San Mullico, que describe la genea­
Marta Santísima su muger; y aqui hijo es lo logía de Jesús por los ascendióme* de San
mismo que yerno , a) jnodo que las nueras Joseph, usa del verbo ¿rmuit, y no delfuit
se llaman también fajas. Véase tiutk I. v. 11, que e* muy general- Véase Genealogía.
G A P I T ÍO L O ^ I V , 1 S7
35 qui 'flirt' Sárug'f qui fuit Ragaú\ 35 Noclior fue hijo de S a r ú g , que lo
<Jui fuii Phaleg , qui fuit Heber , qui fue de R a g a u , que lo luc de Phaleg, que
fuit Sale , lo fue de H e b c r , que lo fue de Salé.
36 qui fuit Cainan, qui.~fuit Arpha— 36 Salé fue liijo de Cainan, que lo fue
x a d , qui fuit Sem , qui fu it Noe , qui de Arpliaxad , que lo fue de Sem, que lo
fuit Lamech, ■> fue de Noé , que lo fue de Lamech.
3 7 quí fuit Mathtlsale, qui fuit He— 37 Lamech fue hijo de Mathusale, que
noch , qui fuit Jared, qui fuit Málaleel, lo fue de I ie u o c h , que lo fue <lc Jared,
quifuit Cainan, que lo fue de M alaleel, que lo fue de
Cainan.
35 qui fuit Hunos ,q u i fuit Seth , qui 33 Cainan fue hijo de H en ó s, que lo
fu it , A dam , qui fuit Dei. I. fue de S e th , que lo fue de A d a m , el
cual fue criado por Dios.

C A P ÍT U L O IV .

Ayuno y tentador}, de Jesu Christo en e l desierto. Predica en Nazareth .


V 't á Capharnaum donde libra á una. energúmeno.: cura á la suegra de
San Pedro^ y hace otros muchos milagros. ^Mat t h . 4 > 'j-, 8. Mare. 1, 6.
J'oann, 4)-

1 tf'csus autem plenus Spiritu Soneto 1 Jesus pues, lleno de E spíritu Sanio,
rcgressfis est á Jordane - ct ttgcbaiur a partió del Jordán : y fue conducido por
Spiritu in desertum 1 : el mismo E spíritu al desierto
a diebus quadraginta, et tc.ntabat.ur « 2 donde estuvo cuarenta d ia s , y alii
diabalo. Mt nihil Trianducavit in cLiebus era tentado del diablo. E n cuyos di as no
illis : et consummatis illis esuriif. comió nada : y al cabo de ellos tuvo
hambre.
3 Dixit autem illi diabolus; S i Filius 3 Por lo que le dijo el diablo: Si tá
Dei es, dic lapidi huic ut pañis fíats- eres el Hijo de D io s, di á esta piedra
que se convierta en pan.
4 JBí respóndit: ad '•illum Jesús .• Scri— 1 4 Respondióle Jesus: Escrito está No
ptum est: Quia non in solo pane vioit v ive de solo pan el hom bre, sino de to­
homo, sed in omni verbo Dei. do lo que Dios dice.
5 E t duocit illum diabolus in montem 5 Entonces el diablo le condujo á un
excclsum , et osiendií. illi ¡omhitt \regna elevado m onte, y le puso á la vista en
orbis rterreé iri- m omento>itemporis, un instante todos'los reinos de la redon­
dez de l a tierra,
6 ei'aft Mi* Tibi dabo potestatem hanc 6 y di jóle:- Y o te daré todo este poder
universám, et gloriam illorum: quia mi- y la gloria de estos reinos: porque se me
hi tradita sunt • et cui vola do illa. han dado á r a í: y los doy á quien quiero.
. 7 Tu ergo si adoraveris coram me, 7 Si tú quieres pues adorarme, será 11
erunl tua omnia. 1 todos tuyos. '
8 E t respondens Jesus, dixit. ilíi* Scri- 8 Jesus en respuesta le dijo: Escrito
ptúm est :■Dominum Deum tuum ado- está a : adorarás al Señor Dios tu y o , y á
rabis, et illi soli sermes. él solo servirás. '
9 dttxif illum in Jerusalem, et sta— 9 Y llevóle aun á Jerusalem , y púsole
tuit eum super pinnam. templi, et dixit sobre el pináculo del tem p lo , y di jóle:

1 Deuí. VIII. v. i.— Matth. IV. v. 4! 3 JOctti., VI. v, 1}.— X . v. 20.


1 58 - í S a 'W Lu c a s '.

illi: Si Filius Dei es, mitte U him Si tú eres él H ijo de Dios, échale de aqui
deorsum. abajo.
io Scriptum est enim quod Angelis 10 Porque está escrito 1 que mandó á
Suis Tnandavit. de te, ut conservent te: sus Angeles que-te guarden:
l i e / quia in mañibus lollent tet ríe 11 y que te lleven en las palmas de
forte-offendas ad lapidem. ptdem tuum. sus m an os, para que no tropiece tu pie
contra alguna piedra.
13 E l respondens Jesús, ait illi: Di - i a Jesús le replicó :■Dicho eslá tam­
cturn est ; Non tcntabis Dominum Deum bién 3 : N o has de tentar al Señor Dios
tuum. tuyo.
1 3 í / t.onsummata omni ieníaiione, 13 Acabadas todas estas tentaciones, el
diabolus rccessit ab illo, usque ud tem- diablo se retiró de él, hasta otro tiempo 3.
pus. 1 ' ’ *
1 4 E t regressus est Jesús in virluie .— 1 4 Entonces Jesús por impulso del
Spirilus in Galilccam , ei fama exiit per E sp íritu santo retornó á G a lile a , y cor­
universam regionem de illo. rió luego su fama por toda la comarca.
1 5 Et ipse docebai in synagogis eorum, 15 É l enseñaba en sus synagogas, y era
et magnificabatur ab ómnibus. estimado y honrado de todos.
16 Et'venit Nazarefh, ubi. erat nú- íf> Habiendo ido á N szareth donde se
trilus , et inlravit. , secundum consuetu- habia criado, entró,'segun'su costumbre,
dinem suam , die sabbati in synagogam, el dia de sábado en la synagoga, y se le­
el surrexit legere. van tó para encargarse de la leyenda e
interpretación. ■
17 E t traditus est illi Líber Isa ice 17 F u é le d a d o el Libro del profeta Isaías.
propltctcc , et ut révóluit librufny ifivenit Y en ab rién dole, halló el lugar donde
/ocum ubi scriptum erat: estaba e scrito 4 :
18 Spirítus Domini super me: pro- 18 E l E sp íritu del Señor reposó sobre
pter quod unx.it me , evangelizare pau- m i : por lo cu ál m e ha consagrado con
peribus misil met sanare contritos córde, su unción divina , y me ha enviado á
evangelizar ó dar buenas nuevas á los
pobres, á curar á los que tienen el co­
raron contrito,
ir) predicare■ capliviJi. rkmissíoncfh,)ct * 119' ó. anunciar libertad á los cautivos,
en-eis t’isum, dimitiere confráctos in rc~ y á los ciegos vista, & soltar á los que es-
missionem, pretdicare annum Domini tan oprim idos, á prom ulgar el ano de
attcphún, el diem retributionis. las misericordias del Señor ó del jubileo,
y . eli dia;,de. la ictribuflJoD.'■>
2 o Et-, cum plicuissét. librum, reddidit 20 Y arrollado, o cerrado r), libro, en -
ministro, et sedit. Et omniutn in syna­ tregóscle al m inistro, y sentóse. Todos
goga oculi e^ani-intenticntcs in, eum. en la synagoga tenían fijos en'éV los ojos.
a 1 Caepit autem' dicere ad illos: Quia 21 Su discurso le comenzó' diciendo:
hodie impleta ,cst hccc scriptura. in au— L a escritura que acabais de o ir, hoy se
ribus vestris. ha cumplido.
22 Et omnes teslimonium illi dabant, 22 Y lodos le daban elogios-y. estaban
et mifabantur.' in verbis. graticü ,' .quec pasmados de‘ las palabras tan - Herías de
procedebani ,de ore ip s iu s e l dicebant: gracia j que salían de sus labios y decian:
Nonne hic est filius Joseph? ■, , ,: ¿No es éste el hijo de Joseph él carpintero?

i l ’snhn. X C . v. ii. a TJei/t. VJ. v. iO. v e r que la m editación de las santas Escri­
S Toleró Jesús los insultos (lcl diablo, por­ turas ó de la Divina palabra y e l ayuno, son
que quería vencerle-, para nuestra instrucción , las m ejores armas coDira las tentaciones.
no non su divino p o d e r , com o Dios , sino 4 Is. LVI. v. 1.
con la humildad , como h o m b re; y hacernos
I V. 139
a 3 Et ait illis: ZJtíque dicctis mihi a 3 Díjolcs é l : Sin duda que me apli­
ftanc similitudinem: Medice cura te- careis aquel refrá n : Médico , cúrate á tí
ípsum,: quanta audivimus facía in Ca- m ism o : ¿odas las grandes cosas que lie­
pliarnaum , fac. et hic in patria tua. mos oído que has hecho en Capham auin,
hazlas también aqui en tu patria.
a 4 Ait autem : Amen dicO vobis, quia 24 Mas añadió lu e g o : E n verdad os
nemo prophefa acceptus est in patria d ig o , que ningún profeta es bien reci­
sua. bido en su patria.
• 2S In verilate dico vobis, multa: vi-¡ a 5 Por cierto os d ig o , que muchas v iu ­
duce erant in diebus Elias in Israel, das habia en Israél en tiempo de-Elías ■ %
quando c/ausum est calum annis tri-, cuando el cielo estuvo sin llover tres
bus y et mensibus se x , cüm facía esset años, y seis meses, siendo grande la ham­
james magna in Omni térra: : bre por toda la tierra:
26 et ad nullam illarum misSUS est 26 y ¿ ninguna de ellas fue enviado
Elias, nisi in Sarepta Sidonice ad mu- E lia s , sino que lo fue i una m uger v iu ­
lierem viduam. da- en Sarepta , ciudad gentil del terri­
torio de Sidon.
27 Et multi leprosi erant in Israh'l - 27 Habia asimismo muchos leprosos eri
sub Elistxo propheía : et nemo eorum Israél en tiempo del profeta Elíseo 1 : y
m itndafiis est nisi Naaman Syrus. ninguno de ellos fue curado por este pro­
fe ta , sino que lo fue Naam am natural
de Syria,
28 E t rcplcti silnt omnes in synagoga 28 A l oir estas cosas, todos en la syna-
ira, htxc dudientes... 1' ' ‘ ■- góga montaron en cólera.
- 29 E t sürrexerunt j et ejecerunt ittiim 29 Y levantándose alborotados le ar­
extra civitatem: et duxerunt illúm u - rojaron fuera de la ciudad : y condujé-
squc ad supercilium montis, super quem ronlc hasta la cima del monto, sobre el
civiías illorum erat oedifteaía, ut prce— cu al estaba su ciudad edificada, cou áni­
cipitarent cum. mo ele despenarle.
13 o Ipse autem iransiens'per médium 3 0 Pero Jesus , pasando por medio tic
illorum, ibat. ' 1 •. > ello s , iba su camino ó se iba retirando.
3 1 E t descendit in.Capharnaum civi- 3 1 Y bajó á Capharnaum , ciudad de
tatem Gali/cvce, ibique dócebat tilos sttb~ G alilea, donde ensenaba al pueblo en los
batis. dias de sábado.
32 Et stupebant in doctrina ejus, quia 32 Y estaban asombrados de su d cclri-
in potestaíe eral sermo ipsius. n a , porque su modo de predicar era de
gran autoridad y poderío.
33 E í in synagoga erat homo habens 33 Hallábase en la synagcga cierto
deemonium immundum, et exc/amavit hombre póseido d¡£ m i demotrio inm un­
voce magna, do , el cual gritó con grande v o z ,
34 dicens :■Sirte, quid nobis, ei Ubi 34 diciendo: Déjanos en paz.- ¿qué te­
Jesu Nazarene ? venisti perdere nos? nemos nosotros que ver contigo, oh Je­
scio te quis sisj.Sanciús Dei. ’ sus Nazareno? ¿h as venido á extermi­
narnos? ya sé quien.eres, eres el Santo
de Dios. t . \
35 El indepavil illúm Jesús, dicens: 35 Mas Jesus, increpándole le dijo: En­
Obmútescc, et exi ab eo. E t cüm proje- m udece, y sal de ese hombre. Y el de­
eisset illum deemonium in médium, m onio, habiéndole arrojado al suelo en
cxiit ab ¡lio, nihilque illum nocuit. medio de iodos , salió de é l, sin hacerle
daño alguno.

X III. Reg. XVII. ». 9 2 IVL Reff. V'. v. 14.


1 60 S an L ucas .
36 E t facfus est pavor in ómnibus, et 36 Con lo que todos se atemorizaron,
colloquebanlur ad invícem , diceriles : y conversando unos con otros, decían:
Quod est hoc verbum, quia in potestáte ¿Qtié es esto? É l manda con autoridad
et virluie imperat immundis •spirilíbiis, y poderío á los.espírilus in m und os, y
et excunl ? .:J> luego van fuera?
3 7 E t divúlgabatur fama de-tilo in 37 Con esto' se iba' esparciendo la fa­
omnem locum regionis. ma de su nombre por todo aquel país.
3 8 Surgens autem. Jesús de synagoga, — 38 Y saliendo Jesús de la synagoga,
míroivit in domum Simonía. Socrus au- entró en casa de Simón. Hallábase la
tem Sünánis tenébatur magnis febribiüs:< suegra fie Simón con u tía fuerte ca le n -
et rogaveújnt illum. pro ca. ■■ t ú r i: y suplicáronle por su alivio/ ',
3 g - E l stans :super illam, imfieravit. 3 g Y él arrimándose á la enferma,
febri: et dimisit illaun-Et' continuo sur~ mandó á la calentura que la dejase', y la
gens ministrabát illis. ' dejó libre. Y levantándose entonces mis­
mo de la cama se pi^so á servirles.
4 o Cum autem sol Ocddisset , omnes 4 o Puesto el sol, todos ios que. tenían
qui habebant infirmas variis lariguori+i enfermos de varias dolencias, se los traían.
bus., dncebant Ulos-ad eum. At\íHé sin- Y el loa cúraba con> poner sobre cada
gulis manus ímponens, curábat eos. ttno las matios. ■ •. »»\....
4 1 Exibant autem dtemouia á mullís, 4 1 13c muchos salían los demonios gri­
clamantia et dkenlia: Quia tu es Filius tando y diciendo: T ú eres el Mesías el
Dei; ct increpaos non sínebat ca loqui, Hijo de Dtos: y con amenazas les prohibía
quia sciebant' ipsum esse Chrisium. decir que sabían q u é él era el Christo.
4a Facía autem die, egressus ibat in 4 a Y partiendo luego qúe fue de dia,
desertum locum, ct turba: reqhircbant se iba i un lugar desierto., y. Jas gentes
eum, et venerunt usque \ad .ipsum: et le anduvieron buscando, y no pararon
detinebant illum ne discederet ab eis. hasta encontrarle: y hacian por detener­
le no queriendo que se apartase de ellos.
4?» Quíbus Ule ait: Quia et alüs ciei~ 43 Mas el les d ijo : E s necesario que
tatibus oportet me evangelizare ¡regnum yo predique tam bién á otras ciudades el
.Dei: quia ideo missus sum: r evangelio del reino de D iai:, pues- para
eso he sido enviado.
44 E t erat procdieans in synagogis 44 Y asi andaba predicando en las ty-
GaliícKce. nagogas de Galilea.

C A P ÍT U L O V.

Pi'cdi.ca J,e$us d$sflc ¡a barca de San Pedro ; pesca milagrosa de éste. Cu­
ración de ún leproso y de un,paralítico. F o ca d o n de San Matheo . P o r qué
no ayunaban los discípulos de Jesús. (Matth. 4 i 9. Mare. 1 , 2.)

1 F i c l u m est autem, cum turba: 1 Sucedió un día, qu e hallándose Je­


irruerent in eum, ■ ut audirent verbum sús junto a l lago de Genezareth 1 lai
D e i , et ipse stabat secus stagnum Ge- gentes se agolpaban al rededor de él, an­
nesareth. 1 ^ ; ' siosas de oír la palabra de Dios.
2 E t oídit duas naves stantcs secus -z E n esto vió dos barcas á la orilla del
stagnum: piscatores autem descende- la g o : cuyos pescadores habian bajado , y
rant , et lavaba nt retía, estaban lavando las redes.
3 Ascendens autem in unam navim, 3 Subiendo pues en una de e lla s , la

1 Ó mar de Galilea como le llama San Matheo cap. IV. v. 18. Véase ilfor.
C A PIT d i o V. i6r
qucc erat Simonis, rogavit eum á térra cual era de S im ó n , pidióle que la des­
réducere pusillum, E t sedens docebat viase un poco de tierra. Y sentándose
de navícula turbas. d e n tro , predicaba desde la barca al nu­
meroso concurso.
4 Ut cessavit autem Ioqui, dixit ad 4 Acabada la plática , dijo á Simón:
Simónem : Duc in allum , et laxóte G u ia mar ad en tro, y echad vuestras re­
retía vestra in capturam. des para pescar.
5 E t respondens Simón, dixit illi: 5 Replicóle Simón: .M aestro, loda la
Prar.ccptor , per toiam. noctem laboran­ noche hemos estado fatigándonos y nada
tes nihil ccpimus : in verbo autem tua hemos cogido: no obstante sobre tu pa­
laxaba rete, labra echaré la red.
6 E t cüm hoc fecissent: mnduserunt 6 Y habiéndolo hecho, recogieron tan
piscium miiltitudinem copiosam, rum— grande cantidad de p eces, que la red se
pebatur auiem rete eorum. rompia.
7 E t ánnueruni sociís, qui erant in 7 Por lo que hicieron señas 4 los com­
alia navi, ut venirent, el adjurarent pañeros de la otra barca, que viniesen y
eos, E t venerunt, et impleverunt ambas les ayudasen. Vinieron lu ego , y llena­
navículas, ita ut pené mergerentur. : ron tanto de peces las dos barcas , que
láltó poco para que se hundiesen.
8 Quod cüm videret Simón Peí rus, 8 Lo que viendo Simón Pedro , se arrojó
procidit- dd gemía Jesu dicens : E x i á i los pies de Jesus, diciendo: A pártale de
me, quia homo péccator sum., Domine. m í, Señor, que soy un hombre pecador,
. g Siupor enim circumdcderat eum , et 9 Y es que el asombro se habia apo­
omnes qui cum tilo erant, in captura derado asi de él como de todos los demaa
piscium , quam ceperant: que con él estaban , á vista de la pesca
que acababan de h a cer:
i o Similiter autem Jacobum et Joan- i o L o mismo que succdia á Santiago y
nem, Jilios Zebedasi, qui erant saetí á J u a n , hijos de Z ebedeo, compañeros
Simonis. E t ait ad Simonem Jesus: de Sim ón.-Entonces Jesús dijo á Simón;
Noli timere ex hoc jam homines eris ■No tienes que te m e r : de hoy en adelan­
«optens. te serán hombres los que has de pescar
para darles la vida.
- n i E t sübducfis ad lerram navibus, i i Y ellos, sacando las barcas i tie r­
relictis ómnibus secuti sunt eum. r a , dejadas todas las cosas le siguierou.
E t factum est, cüm esset in una — 13 Estando en una de aquellas ciu­
eivitatum, et ecce vir plenus lepra, et dades de Galilea, he aqui un hombre lo­
itidens Jesum , et procidens in faciem, do cubierto de lep ra , el cual asi que vió
rogavit-.eum , dicens: Domine , si vis, á Jesus, postróse rostro por tierra, y le
poles me mundare, rogaba diciendo: Señor, si tú quieres,
puedes curarme,
- i 3 E t extendéns manum , tetigit eum 1 3 Y Jesus, extendiendo la m an o , le
dicens : Falo : Mundare. E t confestim. tocó diciendo : Q u ie r o ; Sé curado. Y de
lepra discessit ab illo: repente desapareció de él la lepra;
■1 4 et ipse prwcepit illi ut nemini di- 14 y le mandó que á nadie lo contóse:
m'et ■ : sed , vade , ostende te sacerdote, p e ro , anda le dijo, preséntate al sacer­
et offer pro emundafione tua, sicut pra¡~. dote, y lleva la ofrenda por tú curación,
tepil Moysés, in (estimaniitm illis, segun lo ordenado por M oysés, $. ün de
que les sirva de testimonio.
i5 Peramhulabat autem magis sermo 13 S ia embargo su fama se extendía
de illo : et comeniebant turbas mutice cada dia m a s : por manera que los pue­
ut audirent t et citrarentur ait inftrmi- blos atadiaií en' tropas á o írle, y 4 sor'
tatibus suis, curados de sus enfermedades.
To*t. V ,
L
162 S ax L u c a s .
i6 Ipse autem secedebat in dcsertumt 16 Mas no por eso dejaba él de retirar­
et orabat, se á la soledad , y de hacer alli oracion.
i 7 J£i factum est in una dierum , et — 17 Estaba Jesús un dia sentado en­
ipse sed&bat docens. Et- erant Phariscei señando, y estaban asimismo sentados
sedentes, et legis doctores, qui venerant alli varios Fariseos y doctores de la ley,
ex omni tas/ello Galüccat, et Judccac, que habían venido de todos los lugares
et Jerusalem : ei virfus Domini erat de G alilea y de J u d e a , y de la ciudad
ad sanandum eos, de Jerusalem para espiarle', y la virtud
del Señor se manj leslaba en sanar á los
en Termos.
1 8 E t ecce viri portantes in lecto ho­ 18 Cuando he aqui que llegan unos
minem , qui erat paralylicus : et qucü~ hombres que traían tendido en una ca­
redant eum inferre, et ponere ante m illa á un paralitico: y hacían diligen­
eum. cias por meterle dentro de la casa en
que estaba Jesús, y ponérsele delante.
19 E t non invenientes qita parle 19 Y no hallando por donde introdu­
illum inferrent prce turba, ascenderunt cirle á causa del gen tío, subieron sobre
supra tectum , ei per légalas summise- el terrado 1 , y abierto el techo !e des­
runt eum cum lecfo in médium ante colgaron con la cam illa al medio delan­
Jesum, te de Jesús.
20 Quorum fidem ut vidit, dixit: 20 E l cu al viendo su fe-, d ijo : ¡O h
Homo rcmiftunfur tibi peccata tua, hombre! tus pecados te son perdonados.
21 E i wperunt cogitare Scribcc, ct 21 Entonces los E scrib as, y Fariseos
Phariscei , dicentes ; Quis est, hic , qui empezaron & pensar mal, diciendo para
loquitur blasphemias? Quis poiest di­ consigo: ¿Q uién es este, que asi blasfe­
mitiere peccata , nisi solus Deus ? m a? ¿Q uién puede perdonar pecados^ si­
no solo Dios ?
22 Ut cognovit autem Jesús cogita/to­ 22 Mas Jesús, que conoció sus pensa­
rres eorum, respondens, dixit ad illos: m ientos, respondiendo, les dijo; ¿Q u é
Quid cogitalis in cordibus vestris? es lo que andais revolviendo en vuestros
corazones ?
23 Quid est facilius dicere: Dimit- 23 ¿Q ué es mas fácil, d ecir: T u s pe­
tuntur tibi peccata ; an dicere; Surge, cados te son perdonados ; ó decir: Leván­
et ambula? tate , y anda ?
24 Ut autem sciatis quia Filius ho­ 24 Pues para que sepáis que el H ijo
minis habet potestatem in ierra dimil— del hombre tiene potestad en la tierra
tendi peccata, (ait paralytico) Tibi dico, de perdonar pecados, levántate (dijo al
surge, talle leclum tuum, et vade in p aralítico ), yo te lo m an d o , carga con
domum luam. tu cam illa , y vete á tu casa*
25 E t confestim consurgens coram Y levantándose al punto 4 vista de
illis , tutit leclum, in quo jacebat: ct todos, cargó con la cam illa en que ya­
abiit in domum suam} magmficans cía : y marchóse á su casa dando gloria
Deum. á Dios.
26 E l stupor apprehendit. omnes, et 26 Con lo cual todos quedaron pasma­
magnificabant Deum. E i rcpleti sunt dos , y glorificaban á Dios. Y penetrados
timore , dicentes: Quid vidimus mira~ de un sanio te m o r, decían: H oy sí que
bilia hodie. hemos visto cosas maravillosas.
27 E l post hete exiit, et vidit publi- — 27 Despues de esto, saliendo 4 fuéra,
cánum nomine L ev i, sedentem ad te- áciu. el lago de Genezareth, vió á un p ubli-

1 Por la escalera exterior de la casa, que subía hasta al terrado. V¿ase Tejado,
C APIT u to V. i 63
loniam, et ait illi : Sequere me. cano 1lamado L eví, sentado al banco óme~
sa de los tributos , y di jóle: Sígueme.
a 8 E t relictis ómnibus , surgens se~ 28 Y L eví abandonándolo todo, se le­
eutus est eum. vantó y le siguió.
39 E t fecit ei canvioium rnagmim 39 D íóle L e v í después un gran convi­
Levi irt domo sua; et erat turba multa te en su casa: al cual asistió un gran­
publicanomm, et aliorum t qui eam il/t's dísimo número de publícanos, y de otros
erant discumbentes. que los acompañaban á la mesa.
3 o Et murmurabant Phariscti et 3 0 D e lo cual murmuraban los F a ri­
ScribcC eorum , dicentes ad disc/pulos seos y los Escribas de los J u d ío s, di­
ejus: Quare cum publicanis et peccaio- ciendo á los discípulos de Jesús: ¿Cómo
ribus manducatis et bibitís ? es que coméis y beheís con publícanos,
y con gentes de mala vida 1 ?
3 1 E t respondens Jesús , dixit ad 3 1 Pero Jesús, tomando la p alabra, les
illos: Non egent qui sané sunt medico, d ijo : Los sanos no necesitan de médico,
sed qui male hábent. sino los enfermos.
3 a Non veni vacare justos, sed pecca~ 3 a N o son los justos, sino los pecado­
tares ad paenitentiam. res á los que he venido yo á. llam ar á
penitencia.
33 A i illí dixeruni ad eum: Quare 33 Todavía le preguntaron ellos; ¿ Y d e
discipuli Joannis jejunant frequenter, qué proviene que los discípulos de Juan
et obsecrationes faciunt , similiter et ayunan á m enudo, y o ra n , como tam­
Pharisccorum: tui autem edunt el bi— bién los de los Fariseos: al paso que los
bunt ? tuyos comen y beben?
34 Quibus ipse ait: Nunquid potes/is 3 4 A lo que les respondió é l : ¿ Por
filios sponsi, dum cum illis est sponsus, ventura podréis vosotros recabar de los
faceré jejunare ? compañeros del esposo el que ayunen en
los dias de la boda mientras está con
ellos el esposo?
35 Venient autem dies; cum ablatus 3 5 Pero tiempo vendrá en que les será
fuerit ab illis sponsus , tune jejunabunt quitado el esposo, y entonces será cuan­
in ÍUis diebus. do ayunarán.
3 6 Dicebat autem et similitudinem ad 36 Poníales también esta comparación:
illos: Quia nemo eammissuram á nova Nadie á un vestido viejo le echa un re­
vestimento immiítit. in vestimentum ve— miendo de pafío nuevo: porque, fuera
tus: alioquín et novum rumpit, el veleri de que el retazo nuevo raiga lo viejo, no
non convenit commissura á novo. cae bien el remiendo nuevo cu el vesti­
do viejo.
3 7 E t nemo mittit vinum novum in 3 y Tam poco echa nadie vino nuevo en
utres ve/eres: alioquín rumpet vinum cueros viejos: de otra suerte el vino nue­
novum utres, et ipsum ejfundetur , et vo hará reventar los cueros, y se derra­
utres peribunt; mará el v i n a , y echaránse á perder los
cueros:
38 sed vinum novum in Utres novas 38 sino que el vino nuevo se debe echar
mittendum est, et atraque conservantur. en cueros nuevos, y asi entrambas co­
sas se conservan.

i La envidia y la hipocresía son casi siem­ S veces un refinado orgullo que todo lo cri­
pre el orinen de la propeni-ian quo tienen tica, de lodo se escandaliza, de lodo se que­
muchos á murmurar, y censurar liasla las ja , y al fin se propasa liasta á indisponer á
acciones mas buenas y caritativas, como eran los inferiores contra los superiores. A. Greg,
las de Jesu-Christo. Bajo la capa de un falso Mftgn,
celo pur la perfección cristiana, se esconde
L 2
164 S an L u c a s ,
3 % E t nemo bibens veius, siatim culi 3 9 Del mismo modo, ninguno acos-
navuTii, dicit enim: Vtfus melius est. tumbrado íí beber vino a ñ e jo , quiere in ­
m ediatam ente del n u e v o , porque dice:
M ejor es el añejo.

CAPÍTULO vr.

Jesus defiende á sus discípulos , y redarguye á los E scrita s y Fariseos so­


bre la observancia del sábado : nombra los doce A póstoles: cura enfer­
mos ■y predica aquel admirable sermón en que declara los fundamentos
de la L ey nueva. (Matth. 5 , 7 , 10, 12, Mare. 2, 3, 4 * Joann. i 3).

1 J. acíum. est autem in sabbato se­ 1 A c o n t e c ió tam bién en el sábado lla­


cundo primo, cüm. transiret per sala, mado segundo-primero 1 , que pasando
vellebani discipuli ejus spicas, et man- Jesus por junto á unos sembrados, sus
áucabant confrifantes manibus. discípulos arrancaban espigas, y estre­
gándolas entre las m an o s, comían i o*
granos.
3 Quídam autem Pharisctorum dice­ 2 A lgu n o s de los Fariseos les decían:
bant illis : Quid facitis quod non licet ¿ Por qué baceis lo que no es lícito en
in sabbaiis ? sábado ?
3 E t respondens Jesus ad eos, dixit: 3 Y Jesús, tomando la p alabra, les
Nec hoc legistis quod fec.it David, respondió : ¿ Pues qué , no habéis leido
cüm esurisset ipse, et qui cum illo vosotros lo que hizo D a vid , cuando él,
erant: y los que le acompañaban padecieron
hambre;
: 4 quomodo íntraoit in domum Dei, ct 4 cómo entró en la casa de Dios , y
panes propositionis sumpsit, et mandu- tomó los panes de la proposición3, y co­
cavit, et dedil his qui cum ipso erant: m ió , y dió de ellos á sus compañero*
quos non licet manducare nisi tantüm siendo asi que á nadie se permite el co­
saccrdotibus ? merlos sino A solos los sacerdotes?
5 E t dicebat illis: Quia Dominus est 5 Y añadióles: E l H ijo del hombre es
FUius hominis y etiam sabbatü dueño aun del sábado mismo.
6 Factum est auiem ct in alto sab­ _ 6 Sucedió que entró otro sábado en
bato, ut intrarei in synagogam, et do- la synagoga, y púsose á enseñar. H allá­
ceret. E l erat ibi homo, et manus ejus base a llí un h o m bre, que tenia seca la
dextra erat árida. mano derecha.
7 Observabant autem Seriba: , et Pha- 7 Y los Escribas y Fariseos le estaban
riscci, si in sabbato curaret: ut inoe- acechando, Á ver si curaría en sábado,
nirent unde accusarent eum. para tener de que acusarle.
, 8 Ipse vero sciebai cogitaliones eorum; 8 Pero Jesu s, que calaba sus pensa­
ct ait homini, qui habebat. manum ari- m ien tos, dijo al que tenia seca la mano:
dam : Surge, el sta in médium. E t sur­ Leván tate, y ponte en medio. Levantóse
gens stetil. y se puso en medio.
9 Ait auiem ad illos Jesus: Interrogo 9 D i joles entonces Jesú s: T engo que
vos, si licet sabbaiis bene facere , an haceros una pregunta: ¿E s licito en los
maíi’ ; animam salvam facere, an per­ días de sábado hacer bien ó m a l? ' ¿sal­
dere? v ar á un hombre la vida ó quitársela?

1 Véase Sábado. 2 Véase Pan.


VI. i 65
10 E t circumspectis ómnibus dixit . io- Y «lando utna mirada á todos a l re­
homini: J'Sxtende manum, tuam. E t dedor dijo al hombre: Extiende tu ma­
extendit, et restituía est manus ejus. no. E ntendióla, y la mano quedó sana.
11 Jpsi autem repleti sunt insipien- 11 Mas ellos llenos de fu ro r, confe­
tia, et colloqiiebantur ad invicem, quid- renciaban entre s í , qué podrían hacer
narrt facerent Jesut contra Jesus. 1
. 12 Factum est auiem in illis diebus, — 13 Por este tiempo se retiró á orar
exiit in montem orare, et erat perno­ en nn m o n te , y pasó toda la noche ha­
ctan,? in oratione Dei, ciendo oracion á Dios.
1 3 E t cüm dies factus esset, vocavit 1 3 A si que fue de dia , llam ó á sus dis­
discípulos suod* et elcgit duodeeim ex cípulos: y escogió doce entre ellos (á los
ipsis (quos et Apostolos nominavit). cuales , dió el nombre de Apostóles) á
saber:
1 4 Simonem, quem cognominavit Pe- 1 4 Sim ón, á quien puso el sobrenom­
irum, et Andrcam fratrem ejus, Ja- bre de Pedro, y Andrés su hermano,
cobum, ct Joannem, Philippum, ct Santiago, y .Juan, Phelippe, y Bartholomé,
Bartholomceum,
1 5 Moithanan, et Thomam, Jacobum i 3 Matheo, y Thomas , Santiago hijo,
Alpha:i , et Simonem, qui vocatur Ze~ de Alpheo, y Simón, llamado el Zelador,
lotes,
i 6 et Judam Jacobi, et Judam Isea— 16 Judas hermano de Santiago, y Ju­
riolem, qui fu it proditor. das Iscariote , que fue el traidor.
- 17 Et descendens cum illis t stetit in 17 Y al bajar con e llo s , se paró en un
loco campestri, et turba discipulorum llan o, juntamente con la compaiiía de
ejus, et mullitUdo copiosa plebis ab sus discípulos, y de un, gnm áe gentío de
omni Jadcea, et Jerusalem, et maríti­ toda .la Judea., y en especial dé Jerusa-
ma , ct Tyri, et Sidotiis, l c n i , y del pais m arítim o de •T y r o y de
Sidon ,
18 qui venerant ut audirent eum, et 18 que hablan venido á oírle, y á ser
sanarentur a languoribus suis. E t qui curados de sus dolencias. Asim ism o los
vexabantur á spiritibus immundis, cu- molestados de los espíritus inmundos,
rabantur. eran también Curados. . '
19 E t o/nnís turba quocTcbat cum. lan- 19 Y todo e l mundo procuraba tocar-:
gere: quia virtus de illo exibat, et sa-, l e ; porque salia de el una v irtu d que
nabat omnes. daba la salud á todos.
20 E t ipse elevatis ocúlis in discípulos 20 Entonces levantando los ojos ácia
suos, dicebat ,* Beati paupcres; quia ve- sus discípulos, decia: Bienaventurados
strum est regnum Dei. vosotros los pobres, porque vuestro es el
reino de Dios.
a i Beati, qui nunc esuritis: quia sa~ a i Bienaventurados los que ahora t e -
turabimini, Beati, qui nunc Jlctis; quia:, neis hambre: porque Sereis saciados. Bien-,
ridebitis. - . . ■ aventurados los que ahora lloráis: por­
que reiréis.
22 Beati eritis cum vos oderint homi- 22 Bienaventurados sereis cuando los
nes , el cum sepáraverint vos, el e.vpro- hombres os aborrezcan, y os separen de
bravcrint,. ct cjeeerint nomen vestrum sus synagogattyy os afrenten, y abomi­
tanquam moium, propter Filium lio- nen de vuestro nombre como maldito,
minis. en odio del liijo del hombre,
2 3 Gaudele in illa die, et exultate: a 3 Alegraos en aquel dia , y saltad de
ecce enim merces vestra mulla est in gozo: porque os está reservada en el cic­
ceelo: seamdum liccc enim faciebant lo uúa grande recompensa: tal era el
Proplwtis paires eorum. trato que daban sus padres á los Profetas.
T om, V. L 3
166 S. á n neis.- . .
2 ¡ í ' F'er'untamén va:
nobis ■
divitibust 2.4 Mas i ay de vosotros los ricos! por­
quia habetis consolationejn veslram, que ya teneis vuestro coilsuélo en este
mundo,
s 5 V cb vobis', qui saturaii estis: quia 25 ¡ A y de vosotros los que andais har­
esurietis, Vae vobis, qui ridetis nunc; tos ! porque sufriréis hambre. ¡ A y de
quia. lugebitis et flebitis, ’ vosotros los que ahora reis! porque día
vendrá en que os lamentareis y llorareis.
a6 Ves dan benedixerint vobis homi— 26 ; A y de vosotros cuando los hom­
nes; secundum hcec enimfaciebant pseu- bres mundanos os aplaudieren! que asi lo
doprophetis paires eorum. hacían sus padres con los falsos profetas.
27 Sed vobis dito, qui auditis: Dili- 27 Ahora b ie n , á vosotros que me es­
ffite in ¿micos vesiros, benefacite his, qui cucháis digo yo: A m ad ¿ vuestros ene­
oderunt vos, migos 1: haced bien á los que os aborrecen.
28 Benediciie maledicentibus vobist et 28 Bendecid á los que os m ald icen , y
orate pro calumniantilms vos. orad por los que os calumnian.
29 E í qui te percutit in maxillam, 29 A quien te hiriere en una mejilla*
preebe et al/eram. E t ab eo, qui aufert preséntale asimismo la otra. Y á quien
tibi vestimerdum, etiam tunicam noli te quitare la capa, no le impidas que se
prohibere. te lleve aun la túnica.
3 0 Omni autem petenii te, iribue: et 3 0 A todo el que te pida, dale: y al
qui aufert qufík tua sunt, ne repefas. que le roba tus cosas, no se las demandes.
3 1 E l prout vultis ut fadant vobis ho­ 3 1 Tratad á los hombres de la misma
mines , et vos facite illis similiter. manera que quisierais que ellos os tra­
tasen á vosotros.
3 z E t si dilígitis eos, qui vos diligunl, 3 a Que si no amais sino á los que os
quce vobis est gratia? nam et peccatores am an, ¿qué mérito es el vuestro? por­
diligentes se diiigunt. que tamliien los pecadores aman á quien
los ama á ellos.
33 Et si benefeceritis his, qui vobis 33 Y si hacéis bien á los que bien os
benefadunt; qua: vobis est gratia ? si— hacen: ¿qué mérito es el vuestro? pues­
quidem et peccatores hoc faciunt, to que aun los pecadores hacen lo mismo.
34 E t si muiuum dederitis his, á qui- 34 Y si prestáis á aquellos de quienes
bus speratis recipere; qua: gratia est vo~ esperáis 'recibir recompensa ', ¿qué méri­
bis ? nam et peccatores peccaloribus fcc— to tenéis? pues también los malos pres­
neranlur, ut recipiant cequalia. tan á los malos, ¿1 trueque de recibir de
ellos otro lauto.
35 Veruntamcn diligite inimicos ve— 35 Empero vosotros amad & vuestros
stros: benefacite, et muiuum dale, nihil enemigos: haced bien, y prestad, sin es->
inde sperantes: et erit merces vestra. peranza de recibir nada por ello: y será
multa, el erilis filii Altissimi, quia ipse grande vu tstra recompensa, y sereis h i­
benignus est super ingratos et malos. jos del A ltís im o , porque él es bueno ó
benéfico aun para con los mismos ingra­
tos y malos.

1 Amad no sus errores, no sus fallas, no vuusiras expresiones ó palabras no respiren


su mala conducta, pero si á sus personas, acrimonia ni venganza, llasta ea el tono de
deseando vivamente su bien. Benifbu'h;, ha­ la voz con que los reprendáis lian de c o ­
ced bien á los enemigos, no un Lien que n o ce r vuestra buena intención. Orad por
los haga peores , que pueda contribuir á ellos para que Dios los convierta y conceda
aumentar sus extravíos , sino un bien que lo necesario para esta vida y para la otra.
sirva directa ó indirectamente para su con­ Tal es la pura celestial docliina de Jesu-
versión. Beuediuir•. bendecidlos, no hablán­ Clmsto en esta materia; no lu que de este
doles con blandura lisonjera, tímida, ó que pasage de San Lucas saca un escritor impío
los baga atrevidos, sino de un modo que y de mala fé .
C a p i t u l o VI. 1 Qy
36 JSstote ergo misericordes, sicut et 36 Sed pues misericordiosos, asi como
Pater vester misericors-est. tam bién vuestro Padre es misericordioso.
3 j Nolite ¡udicár.c, et non judicab'imi- 37 IN-o juzguéis, y no sereis juzgados:
nii. nolite eondemnareyct non condemná- no condenéis; y no sereis coúdenados.
birriini. Dirhiitite\ et dimit.tem.ini. Perdonad, y sereis perdonados.
38 Date, et dabif.ur vobis: mensuram 38 D ad, y se os dará: dad abundan­
bonam, ct canferlam, et coagüatam, et temente y se os echará en el seno una
superejjlaentem, dabunt in sinum ves - buena medida, apretada, y bien colma­
trum. Eadcm quíppe mensura, qua da hasta; que se derrame. Porque con la
mensiJueritis, rc.mrjietar vobis. misma,medida, con que midiereis & los
denotes, se' os medirá á vosotros’.
- 3 g Dicebat autem illis. et sitnilihidi— 3 g Proponíales asimismo esta semejan­
nem: Nunquid potest cmcus ccccum du- za: ¿Por ventura puede un ciego guiar
ccreP nonne ambo in foi'cam cadunt? á otro ciego ? ¿no caerán ambos en el
precipicio?
4 o Non est discipttlus super magi- 4 « No es el discípulo superior al maes­
strum perfectas autem .omnis erit, ¡si tro;, pero lodo, discípulo será perfecto,
sU sicut magister ejus. : como sea semejante á su maestro,
4 1 Quid autem o¿des festucam in ocu-r 4 1 Mas t ú , 1 por qué miras la mota en
lo, frairis ,tu i , trabern autem j queb in el ojo de tu herm ano, no reparando en
oculo tuo est, non consideras P la v iga que tienes en el luyo?
4 a Aut quomodo potes dicerc, fratri 4a Ó ¿con qué cara dices á tu herma-i
iuo: Fftfttcr-y.' sine^iciam festucarri &e n o : Hermano deja qu e1te quile. esa mo­
oatfq.JftOü ipse in. aculo tuo. trabem ¡non lía del ojo:: cuando tú mismo no echas de
videns ?, Hypocrita ,e. cjice; primum Ira—, v er la viga en el tuyo? H ypócrita, saca
bem de aculo tuo,: et tune perspícies Ut primero la viga de tu ojo: y despues po­
educas festucam de oculo fratris tui. drás ver cómo.has de sacar lá m ola del
ojo de tu hermano.
4 ^ Non est. , enim. arbor, bona i queti — 43 Porque 110 es arból bueno, el que
facit, fruetus. malos: ñeque arbor. mala\ da malos frutos: n i árbol malo el que
faciensfructum bonum. ¡ ■.t da frutos buenos.
.,¿4 Uvnaquccque enim-arbor . de.friictu • 44- Pues cada árbol por su fruto se co­
suo cognoscitur, Ñeque enim de spinis noce : Que no se cojew higos de los espi­
colligunt fteus:. ñeque ., de rubo vinde- nos:; n i de las zarzas racimos de uvas.
Tniant uoam .
,4 5 ¡Bonus homo de bot\o thesauro cor­ ,' 45 ,Ji;l hombre bueno del buen tesoro
áis suj,proferí bonum: e t,malas homo de su cora ion saca, cosas bu en as: asi co­
de jrtfalo thesauro proferí. malum, E x mo el mal hombre las saca malas del
abuiidantifi cn¿m yordis os loquitur. ■ mal- tesoro de su corazón. Porque d e -la
abundancia del corazon habla la boca.
46 Quid autem vacatis me Domine, 46 ¿.Por qué pues me estáis llamando,
Domine: et non facilis, qua: dico? Señor, Señor: siendo asi que no hacéis
lo q u e .yo digo?
. 4 / Omnis qui venit,ad me , et audit ’ 47 Q uiero mostraros 4 quien «s seme^
sermones m eosct, facit eos: ostendam jante cualquiera.que viene á. míy^y és-
vobis cui sijfiitis sit: £.üchja-,mis, palabras*, .y las practica:
48 similis est homini cedificantí do­ 48 es semejante á un hombre que fa­
mum , qui fodit in altum, et posuit bricando una ca sa , cavó m u y hondo, y
fundamentiipi super petram: inunda- puso los cimientos sobre peña viva ; ve­
ine Wtkyn facla.t illisum \ Jlumen nida .después una inundación, el rio des­
aomui ¿lli,¡ ef^non pfituit¡^eam’ mover, cargó todo el golpe contra !a casa, y no
fúndala enim erat super petram. , pudo derribarla, porque estaba fundada
sobre peña.
L 4
1 68 S an L u c a s .
49 Qlu' autem audit, et non fa cit: s¿~ 49 P e ro aq u el q u é escu ch a m is p ala­
milis est homini itdificanti domum suam b r a s , y n o las p r a c tic a : es sem ejan te á
super terram sirte fundamento: in quam un h om bre que fa b ricó su casa sobre
illisus est Jluvius, et continuo cecidit: tie rr a fofa sin p o n e r c im ie n t o : co n tra
et facía est ruina domus illius magna. la c u a l d escargó su ím p e tu el rio, y lu e ­
g o c a y ó : y fu e g r a n d e la r u in a de aque­
l l a casa.

C A P Í T U L O V IL

Sana Jesús al criado del Centurión, Resucita a l hijo de la viuda de N aim ,


Responde á ios mensajeros de Juan Bautista, Increpa á los jud íos, y los
compara á unos niños que juegan. Una muger le unge los pies. Parábola
de los dos deudores. (Matth. 3, 8, 9, 1 1, 26. Mare. 1, i 4 *
Joann. i . 1 I. 12).

1 vyiim autem impíesset omriia verha 1 C o n c lu id a toda su plática al pue­


sua in aures plebis, iniravit Caphar­ blo que le escuchaba, entró en C a p h a r­
naum, ..................... naum .
2 Centurionis autem cujusdam servus 2 H a llá b a s e a l li á la sazón u n C e n tu ­
male habens, erat moriturus: qui illi rió n que te n ia enferm o y á la m u e rte u n
erat pretiosus. criado á q u ie n eslim ab a m u ch o .
'i E t cum audisset de Jesw, misit ad 3 H ab ien d o oido h a b la r de J e s ú s , e n ­
eum séniores Judctorum , rogans eum ut v ió le a lgu n o s de Ida an cian os ó senado­
veniret, et salvaret serpum ejus, res de los J u d ío s , á s u p lic a rle que v i ­
niese á c u ra r á su criado.
4 A t illi cum venissent ad Jesum, r o - 4 E llo s en con secuencia llegado s qué
gabant eum sollicité, dicentes ei: Quia fu ero n á J e s ú s , le ro gab an con g ra n d e
dignus est ut ''hoc illi pra:stes : ém peño que condescendiese: E s u n s u g e -
t o , le d o éia n , que m erece que le llagas
este f a v o r ;
■ 5 diligit e.nim gentem noxtram: ci sy- 5 porque es afecto á n u e stra nación:
nagogam ipse a;dificavít nobis. y aun nos h a fa bricad o u n a syn ago ga.
6 jesús autem ibat cum illis. Et cum 6 Ib a pues Jesús con ellos. Y estando
jam non longb esset ó domo, misit ad ya cerca de la casa, e l C e n tu r ió n le en­
tum Centurio amicos, dicens: Domine, v ió á d ecir por sus a m ig o s : S e ñ o r , n o
noli vexari: non enim sum dignus ut te tom es esa m o le s tia : que 110 m érezco
sub tectum meum in/res ; y o q u e t ú en tres d en tro dé m i m orada:
"■7 propter quod et meipsum non sum 7 p o r c u y a razón tam p oco m e tu v e p o r
dignum arbitratus, ut venvrem ad te: d ig n o de s a lir e n persona á bu scarte: pe­
sed dic verbo y et sanabitur puer meus: ro d i ta n solo u n a p a la b r a , y san ará
m i c r ia d o :
8 nam et ego homo sum sub potestatc 8 pues au n y o q u e soy u n o ficia l sub­
constituios , habens sub me m ilite s e t a lte rn o , com o te n g o soldados á m is ór­
dico huic vade, et vadit; et alii veni, d en es: d ig o á este v e , y v a ; y a l otro
et venit; et servo meo fac hoc, et facit, v e n , y v ie n e ; y á m i criad o h az esto, y
lo hace.
9 Quo audito Jesús miratus est: et 9 A s i que Jesús o y ó e s t o , quedó como
conversas sequentibus se turbis, dixit: ad m irad o : y v u e lto á las m u ch a s ge n te s
Amen dico vobis/nec in Israel tantam que le s e g u ía n , di jo : E n verd ad os d igo ,
fidem inveni. que n i a u n en Israé'l h e h a lla d o fe - tan
grande.- x *'
C a f i t u io VIL 1 69
io Etreversi, qui mtssi fucrant, do- 10 Vueltos á casa los enviados, halla­
rrium , invenerunt servum } qui langue— ron sano al criado que habia estado en­
rat, sanum. fermo.
_ 11 E t factum est: deinceps ibat in ci- - 1 1 Sucedió despues, que iba Jesús ca­
oitatem. , quco vocatur Naim: ct ibant mino de la ciudad llamada ISaim : y coa
cum eo discipuli ejus, ei turba copiosa, él iban sus discípulos , y mucho gentío.
l a Cum autem appropinquaret portee 12 Y cuando estaba cerca de la puer­
civitalis , ecce defunctus efferebaiur filius ta de la ciu d a d , he aqui que sacaban á
Unícus matris suce: et hete vidua erat: enterrar á un d ifu n to, hijo único de su
et turba cwitatís multa cum illa . m adre, la cual era viuda : é iba con ella
grande acompañamien to de personas de la
ciudad.
1 3 Qiiam cum vidisset Dominus, mi-' 13 A si que la vió el S e ü o r, movido á
sericordia motus super eam , dixit illi: compasion, le dijo: N o llores.
Noliflcre.
14 E t accessit et tetigii loculum. ( H i 1 4 Y arrimóse y tocó el féretro. (Y los
autem, qui portabant, steterunt) E t ait: que le llevaban, se pararon) D ijo enton­
Adolescens, tibi dico, surge. . ces : Mancebo, yo te lo mando, levántate.
í 5 E l resedif, qui erat moriuus, et 1 5 Y Juego se incorporó el difun to, y
ccepit loqui. E t dedit illum matri sua.\ comenzó á hablar. Y Jesús 1c entregó á
su madre.
16 Accepit autem omnes timor: et ma— 16 Con esto quedaron todos penetrados
gnifteabant Deum, dícenles : Quia pro- de un santo temor: y glorificaban á Dios,
pheta magnus surre.til in nobis, et quia diciendo: U n gran profeta ha aparecido
Deus visiiaiñt plebem suam. entre nosotros, y Dios h a visitado á su
pueblo.
17 E l exiit hic sermo in unioersam 17 Y esparcióse la fama de este m ila­
JudcEam de eo, et in omnem circa re— gro por toda la Ju d ea, y por todas Las
gioncm. regiones circunvecinas.
18 E t nuntiayerunt Joanni discipuli 18 De todas estas cosas informaron á
ejus de ómnibus his. Juan sus discípulos. ' 1
19 Et convocai>it dúos de discipulis - 19 Y Juan llamando á dos de ellos, en­
suis Joannes, et misit ad Jesum, di— viólos &. Jesús para que le hiciesen esta
cens: Tu es. qui venturus es , an alium pregunta: Eres tú aquel que ha de v e ­
exspectamus? n ir á salvar al mundo, ó debemos es­
perar 4^otro?
20 Cum a,utem venissent ad eum eiri, a o Llegados & él los ta le s , le dijeron:
diq:erunt: Joannes Baptista misit nos Juan el Bautista nos ha enviado á tí pa­
ad te dicens : Tu es., qui venturus es, ra preguntarle: ¿Eres lú aquel que ha
an alium exspectamus? „de venir , ó debemos esperar á otro?
a i (In ipsa autem hora mullos cura— a 1 (E n la misma hora curó Jesús á
vit á languoribus, et plagis, et spiriti- muchos de sus enfermedades y llagas, y
bus malis, et ccccis mullis donavit vi— de espíritus m align os, y dió. vista á m u­
sum). chos ciegos).
aa E t respondens, dixit illis : Euntes - a a Respondióles pues' diciendo ; Id y
renuntiate Joanni <¡u<Z audistis, et vi- contad Á Juan las cosas que habéis oído
distis: Quia cccci videni, clatldi ambu— y visto: Como los ciegos v e n , los cojos
lant, leprosi mundantur, surdi au- andan , los leprosos quedan limpios , los
diuní, mortui resurgunt, pauperes evan- sordos oyen, los muertos resucitan, á los
gelizantur: pobres se les anuncia el Evangelio '

1 Isai. fCXF. v. 5----Véase Pobres. •— Evangelio.


i yo San L u c a s .
a 3 el beatas est quieumque non fuerit 23 y bienaventurado aquel que no se
scandalizatus in me. escandalizare*de mi proceder.
24 E t cum disccssissent nuntii Joan- — 2.{ A si que hubieron partido los-en-1
rtis, caepit de Joanne dicere ad turbas: viados dé Juan, Jesús sé dirigió al nu­
Quid existís in desertum videre? arun- meroso auditorio, *y hablóles de Juan en
dinem vento agilatam? esta forma.- ¿Q ué salisteis á ver en el de­
sierto? ¿algun a caña sacudida del viento?
2 5 Sed quid existís videre? hominem 2 5 ¿Ó qué es lo que salisteis á ver? ¿al­
moUibus vestimenlis indulum? Ecce qui gún hombre vestido de ropas delicadas?
in veste prefiosa sunt ei deliciis, in do- Y a sabéis que los • qüe visten preciosas
mibus regum sunt. ropas y viven en delicias, en palacios de
reyes están.
26 Sed quid existís videre? propfie- 26 E n fin ¿que salisteis á veV? ¿un pro­
tam? Utique dico vobis, ei plusquam feta? S í, cierlam en te, yo os lo aseguro,
prophetam.: y aun mas que profe la :
27 hic est, de quo scriptum est: Er.ce 2 7 pites él es dé quien está escrito11:
mitto angelum meum ante faciem tuam, Mira que yo envío delante de tí mi ángel}
qui prceparabit viam tuam ante te. el cual v aya preparándote el camino, :
2 8 Dico enim vobis: Major inter na­ 28 Por lo que os d ig o : E n tre los na­
tos mulierum propheta Joanne Baptista cidos de mugeres n ingún profeta es ma­
nemo est - qui autem minor est in re— yor que Juan Bautista: si bien aquel

gno Dei) major est illo. que es el mas pequeño en el reino de
Dios 2 , es m ayor que él.
29 E t omnis popuhis audiens et pu~ 29 Todo el pueblo y los publícanos, ha1*
blicani, justiflcaverunl Deum , baptiza— biéndole oído, entraron-en los designios
ti baplismo Joannis. de Dios , recibiendo el bautismo de Juan.
3 o Phariscei autem, et legisperiti con- 3 0 Pero los Fariseos y doctores de la
silium Dei spreverunt in semelipsos, le y despreciaron en daño de sí mismos
non baptizati ab eo. el designio d<* Dios sobre ellos, 'no ha­
biendo recibido dicho bautismo.
3 1 Ait autem Dominus : Cui ergo sí­ 3 1 Ahora bien , concluyó el Señor: ¿A
miles dicam homines generationis fui- quién diré que es semejante esta raza ¡de
jus? el cui símiles sunt? hombres? y ¿á quién se parecen?
3 a Símiles sunt piteris sedentibus in 3 a Parécense á los muchachos sentados
foro , et loquentibus ad invicem, et di- en la plaza, y que por vía dé juego par­
centibus : Cantavimus oabis tibiis, et non lan con los de en frente, y les dicen: Os
sailaslis: lafnehiavimus, et non pío- cantamos al son de la f l a u t a y n o'h a­
rastis. béis danzado: entonamos lainehtáfcionPs,
y no habéis llorado.
33 Venit enim Joannes Baptista, ne- 33 V in o Juan Bautista , qute ni comía
qué manducans panem , ñeque bibens pan, ni bebía v in o , y habéis dicho: E s ­
vinum, et dicitis: Decmonium habet. tá endemoniado.
■34 Venit Filius hominis manducans¡ 34 Ha venido el H ijo del hombre, que
ct bibens, et dicitis: Ecce liorna devora-* com e, y bebe como los demás., y decís:
tor, et bibens vinum; amieus püblica- He aqui im h o n ^ ré vo raz, y bebedor;
nurum, et peccatorum. amigo de publícanos y de gentes dé ma­
la vida, 1
35 Eljustificata est sapientia ab ómni­ 35 Mas la sabiduría de Dios ha sido
bus filiis suis. justificada por todos sus hijos.

1 Mahch. III. v. 1. a Véase lieino de Dios.


C a p i t tr 1 0 VIL 171
, 3 6 TXogabat auiem illúm quídam de — 36 R o g ó le u n o d e lo s F ariseo s q u e
JPhariseris ut manducarct cum illo. E i fu era á com er con é l. Y h ab ien d o e n tr a ­
ingressus domum Pharíscci discubuit. do en casa d e l F ariseo, se pu so á la m esa.
3 7 E i ecce muliert qucc erai in chila­ 37 C u a n d o he aqu i q u e u n a m u g e r de
te peccatrix , ut cognovit quod accubuis- l a c iu d a d , q u e era ó habia sido d e m a­
set in domo Püaristxi} attulit alaba- la c o n d u c í a , lu ego q u e su p o q u e se ha­
strum unguenii; b ia pu eslo á l a m esa en casa d el F a r i­
seo , tra jo u n vaso de alab astro llen o d e
b á lsam o ó perfume:
3 8 et sians retro secus pedes ejus, la~ 3 8 y arrim án dose p o r d etras á sus pies *,
crimis coepit rigare pedes ejus , et capil— com enzó á bañárselos con sus lá grim a s,
lis eapiiis sui tergebat, et osculabatur y lo s lim p ia b a c o n los cab ellos de su ca­
pedes ejus, et unguento ungebat. beza y los b e s a b a , y d erram a b a sobre
ello s e l p erfu m e.
3 g Videns autem Pharistrus , qui vo— 39 L o que .vien d o e l F arise o que le
caverat eum , ait intra se dicens; Hic s i h a b ía c o n v id a d o , d ecía p ara c o n sig o :
esset propheta , scirct utique , qucc, et S i este h om bre fu e ra p r o fe t a , b ie n co ­
qualis est m ulicr , quee tangít eum : quia- n o c ería q u ié n , y q u é t a l es la m uger
peccatrix est. q u e le está t o c a n d o : ó q u e es u n a m u —
g e r de m a la vid a .
4 o E t respondens Jesu s, dixíi ad i7- 4 0 Jesús respon dien do á su pensa­
: Simón , habeo Ubi aliquid dicere.
I u tti miento , d íc e le : S im ó n , u n a cosa ten go
A t Ule a it: Magíster, dic. que d ecirte . D i , M a e s tr o , respondió él.
4 i Dúo debitares erant cuidara fccne— 41 C ie rto acreedor te n ia dos deudo­
ratori: unus debebai denarios quinien­ re s: u n o le debía q u in ien to s denarioSj
tos , ei alius quinquaginta. y e l otro c in cu e n ta .
4 2 Non habentibus illis unde redde— 42 N o ten ien d o ellos con qué p a g a r,
reñí, donavit uirisque. Quis ergo cum p erd on ó á en tram bo s la deud a. ¿ C u á l de
plus diligit ? ello s d tu parecer le am a rá m as?
43 Respondens Simón dixit z y íE sii- 43 R esp on dió S im ó n ; H ago ju ic io que
mo quia i s , cui plus donavit. A t Ule a q u el á q u ie n se p erdonó m as. Y d i jó le
díxit e i: R edé judicasti. Jesú s. H as ju zga d o r e d á m e n te .
4 4 ¡Et conversus ad mulierem,' dixit 44 Y v o lvié n d o se ácia la m u g e r , d ijo
Sim oni: Vides hanc mulierem? Intrá— á S im ó n : ¿ V e s á esta m u g e r ? Y o e n tré
vi in domum tu a m , aquam pedibus e n t u c a s a , y n o m e has dado a g u a co n
meis non dedistí; hccc autem lacrymis q u e se la v a r a n m is p ies: m as ésta ha
rigavit pedes meos, ei capillis suis tersit, b añ ad o m is pies con sus lá grim a s, y los
L a e n ju ga d o con sus cab ellos.
45 Osculum m ihí non dedistí: hccc 45 Tú no m e has dado e l óscu lo de
ttuíem ex quo intravit, non cessavit p a z : pero ésta desde q u e lle g ó n o ha
osculari pedes meos. cesado de b esar m is pies.
46 Oleo caput meum non u n xisii: hcnc 46 T ú n o has u n g id o c o n óleo ó per­
autem ungüento unxü pedes meos. fum e m i cab eza: y ésta h a d erram ado
so b re-m is pies sus p erfu m es.
47 Propter quod dico tibi: Rcmittun~ 4? P o r todo lo c u a l te d ig o : Q u e le
tur ei peccata multa , quoniam dílexit son perdonados m ucho s pecados, p orqu e
multiim. Cui autem minus dimittitur, ha am ado m ucho. Q u e am a m enos aqu el
minus diligit. á q u ie n m enos se le perdona.
48 D ixit autem ad íllam : KemUtun- 48 E n seguida d ijo á la m u g e r : P e r­
tur tibi peccata. donados te son tus pecados.

' I Véase Convite.


172 SAH L u c a s ,
49 E l ccpperunt qui símul accumbe- Y lu e g o lo s con vid ad os em pozaron
bant, dieere intra se: Quis est hic, qui 4 d e c ir in te r io r m e n te : ¿ Q u ié n es éste,
etiam peccata dimiUit ? que ta m b ié n p erd on a pecados?
5 0 Dixü. autem ad mulierem: Fides So M as é l d ijo á la m u g e r : T u fe le
tua te saloam fe c it: vade in pace. h a s a lv a d o : v é le en paz.

C A P I T U L O V IH .

Parábola del sembrador. L u z sobre el candelera , E jerce Jesús su imperio


sobre el m ar , sobre los demonios , sobre una enfermedad incurable ; y so­
bre la muerte, resucitando á la hija de Jairo, (Matth. 5 , 8 , 9 , 1 0 , 1 2 ,
i 3 , 16, 26, Mare. 3 ? 4 5 5 * Joann. 12).

! J^f. facium est deineeps, ei ipse iter 1 A l g ú n tie m p o despues a n d ab a Je­


faciebat per civilales et cusidla, prcvdi— sús p o r las ciud ad es y aldeas p red ican ­
can s, ei evangelizans regnum D ei: et do, y a n u n c ia n d o el re in o de D io s :
duodccim cum U lo , acom pañado de los d oce,
2 ct midieres aliqutv, qucc erant cu­ 2 y de a lg u n a s m u g e r e s, q u e h a b ía n
rato- á spiritibus malignis, ct infirmila- sido lib rad as de los e sp íritu s m align o s,
tibus: Maria 7 qiuZ vocatur Magdalene, y curadas de v a ria s en ferm ed ad es: d e
de qua septem deemonia ext'erani, M a r ía , p o r sobren om b re M a g d a le n a , de
la c u a l h ab ía echado siete d em o n io s,
3 et Joanna uxor Chusca procuratoris 3 y de J u a n a , m u g e r d e C h u sa m a­
Herodis , et Susanna , et alia multa, yo rd om o de el r e y H erodes, y de S u san n a,
qucc ministrabant ci de facultatibus y de otras m u c h a s , q u e le asistía n con
suis. sus bienes,
4 Cum autem turba plurima convcni- 4 E n ocasion de u n gra n d ísim o c o n c u r ­
rent , et de civitaiibus properarent ad so de gen tes, que de la s ciudades a c u d ía n
eum , dixit per similitudinem ; presurosas 4 é l , d ijo esta p a r á b o la :
5 E.xiit qui seminat, seminare semen 5 S a lió u n sem b rad o r á sem b rar s u
suum: et dum seminat, aliud cecidit sim ie n te : y a l e s p a r c ir la , p arte c ay ó á
secus viam. , et conculcatum est, et vo~ lo la r g o d el c a m in o , d on de fu e pisotea­
lucres ceeli comederunt illud. d a, y la com iero n las aves d e l cie lo .
6 Et aliud cecidit supra petram •• ci 6 P a rte c ay ó sobre u n pedregal: y lu e g o
natum aruít, quia non habebat huma- q u e n ació , secóse p o r fa lta de h u m ed ad .
7*6771.
7 E t aliud cecidit ínter spínas, ct s i- 7 P a rto c a y ó e n tre espinas, y crecien d o
mul cxortcc spince sujfocaeerunt illud. al m ism o tiem p o la s espinas con e lla
■sofocáronla.
8 E t aliud cecidit in terram bonam: S P a rte finalmente c a y ó en b u en a tie r­
et ortum fecit fructum ceniuplum. llwc r a : y h ab ien d o n acid o dió fr u to á c ie n to
dicens damabat: Qui habet aures au- por un o. D ich o esto e x c la m ó en a lta voz:
diendí , audiai. E l que tenga o id o sp a ra escuchar, a tien d a
bien A lo que digo.
g Interrogabant autem eum discipuli 9 P r e g u n tá b a n le sus d iscíp u lo s , c u á l
ejus, quee esset fuve paralóla. era el sen tid o d e esta paríd>ola.
1 o Quibus ipse dixit Vabis datum 1 o A los c u ales respondió a s i : A vo s­
est nosse mys/erium regni Dei, cetens otros se os lia con ced id o e l e n ten d er e l
autem ín parabolis: ut videntes non m isterio d el re in o de D io s , m ien tras á
■VIII. I 73
deant, et audientcs non intelligant. los demas en castigo de su malicia;, se
Jes había en 'p aráb o la s: de modo que
viendo no echen de Yer, y oyendo no
entiendan.
11 Est autem hete parabala: Semen 11 A hora hien, el sentido de la parábola
est verbum Dei, es es te: X a sem illa es la palabra de Dios.
i a I,os granos sembrados á lo largo del
1 2 Qui autem secus viam, hi sunt qui camino significan aquellos que la escu­
audiunt; deinde venit diabolus, et tollit c h a n , s í : pero viene luego el diablo, y
verbum de corde eorum, ne eredenies se ta saca del corazon, para que no crean
saivi ftant, y se salven.
1 3 Nam qui supra petram; qui cum i3 Los sembrados en un pedregal, son
atídicrint, cum geíudio suscipiunt ver— aquellos que oída la palabra, reciben la,
bum: et tii radices non Jiabent: qui ad s í , con gozo: pero no echa raices en
tf.mpus credunt, et in iempore tentaiia— e llo s : y asi creen por una temporada, y
nis recedunt, , al tiempo de la tentación vuelven atrás.
1 4 Quod autem in spinas cecidit: hi . 14 L a sem illa caida entre espinas, son
sunt, qui audierunt, ct á solicitudini- los que la escucharon, pero con los cui­
buSy et diviiiis, et voluptatibus vita:, cun­ dados t y las riquezas y delicias de la
tes , suffocantur, et non referunt fr u ­ v id a , al cabo la sofocan, y nunca llega
ctum. á dar fruto.
1 5 Quod autem in bonam terram: hi 1 5 E n fin, la que cae en buena tierra,
sunt, qui in corde bono ct optimo au- denota aquellos que con un corazon bue­
dicnies verbum rclincnt, el fructum af— no y m uy sano oyen la palabra de Dios
f erunt in patientia, y la conservan con cuidado, y mediante
la paciencia dan fruto sazonado.
16 Nemo■aútem lucernám occendens, 16 Y añadió i 1$inguno despues de en­
operit eam vase, aut subtus lectum po- cender una antorcha la tapa con una
n it; sed supra candelabrum ponit, ut v a sija , ni la mete debajo d-fc la cama:
intrantes videant lumen, sino que la pone sobre un candelera,
para que dé luz á los que entran.
1 7 Non est enim oceulium, quod non 17 Porque nada hay o cu lto , que no
manifestetur ; nec absconditum , quod deba ser descubierto: ni escondido, que
non cognoscatur, et in palam ■venial. no haya de ser conocido y publicado.
18 Kidete ergo quomodo audiat/s. Qui 18 Por tanto mirad de qué manera
enim habet, dabilur illi; et quieumque oís mis instrucciones. Pues á quien tiene,
non habet, etiam quod putai se habere, dársele lia : y al que 110 tiene, aun aquello
auferetur ab illo. mismo que cree tener, se le quitará.
1 0~ ^enerunt autem ad illum mater ei — i g Entretanto vinieron á encontrarle
fratres ejus , ei non paterant adire cum su madre y primos hermanos , y no p u -
prcc turba. diendo acercarse á ¿1 á causa del gentío,
20 Hit nuntiatum est illi r Mater tua, 20 se lo avisaron , diciéndole : T u ma­
el fratres tui siant fo r is , voléntes te dre y tus hermanos están allá fuera, que
videre. te quieren ver.
a i Qui respondens , dixit ad eos Ma­ S1