Anda di halaman 1dari 2

Beneficios del Yoga en el Embarazo

El yoga es una gran herramienta para mantener el cuerpo tonificado y mente clara y
relajada durante el embarazo crando un ambiente perfecto para que el bebe se desarrolle.
Las diferentes posturas ayudan aliviar la tensión en los músculos a la vez que las técnicas
de respiración trabajan profundamente a nivel energético y mental, liberando los miedos,
aliviando la ansiedad y calmando la mente. Una práctica regular de Yoga es necesario para
prevenir problemas comúnes durante el embarazo como el dolor de espalda, dolor en el
sciatico, insomnio, manos y pies hinchados, y también es de ayuda con la acidez, dolores
de cabeza, várices.

Una práctica saludable

El embarazo es un estado natural y transformador en la vida de una mujer. Es muy


importante que aprendas a escuchar a tu cuerpo y dejes que tu cuerpo te guíe a través de la
práctica de yoga. Debido a los cambios en tu cuerpo, por favor tené en cuenta lo siguiente
en tu práctica de yoga:

Flexibilidad: los cambios hormonales harán tu cuerpo más flexible para permitir el
crecimiento de tu bebé y para prepararte para el parto. Si sos nueva en yoga no te
sobreexijas -sólo llega al 80% de lo que te permita tu cuerpo y quedate ahí. Si ya tenes
experiencia en yoga, resistí la tentación de ir un poco más lejos de lo que tu cuerpo podía ir
antes del embarazo.

No te acuestes boca arriba: evitá acostarte sobre tu espalda mucho tiempo a medida que tu
bebé va creciendo (después de las semanas 12 -16). Es recomendable que te recuestes a
un lado.

Abdominales: evitá la presión en tu estómago. Dale lugar y espacio a tu bebé para que
crezca y se mueva.

Plegarse hacia adelante: al igual que en el punto anterior, dale espacio a tu bebé. Podés
hacer los pliegues pero mantené las piernas separadas para darle espacio a la panza.

Torsiones: tené en cuenta lo anterior también; dale espacio al bebé. Hay muchos tipos de
torsiones que ayudarán a abrir el pecho y no pondrán presión en el abdomen.
Flexiones hacia atrás: deben realizarse con mucho cuidado. Sólo deben realizarse para
abrir el pecho solamente. De otra manera, sobre exigiría a tu abdomen que ya se está
expandiendo, y podría poner mucha presión en tu zona lumbar.

Sentadillas: está bien si haces sentadillas altas.Sin embargo, evitá sentadillas profundas sin
soporte con un embarazo avanzado (32 - 34 semanas) ya que no es de utilidad para la
posición del bebé ya que trata de ocupar un lugar en la pélvis. Podés utilizar una silla, la
pared o realizarlo junto a un compañero.

Inversiones: generalmente, no se recomiendan durante el embarazo debido a la ubicación


del bebé y la placenta.

Mantené el cuerpo en movimiento, y la respiración también!: permitile a tu cuerpo moverse


para evitar cualquier molestia que pueda causar una postura estática. Tu respiración debe
fluir naturalmente. No retengas el aires o hagas algún pranayama contraindicado.

Y lo más importante: este es un buen momento para escuchar a tu cuerpo y a tu


respiración. Tomalo con calma, modificá o salí de de alguna postura que te esté causando
algún tipo de dolor. Si tenés alguna necesidad específica, no dudes en hablar con tu profe
de yoga.

Gracias por tomarte el tiempo para leer. Estamos muy contentos de que comiences tus
clases de yoga con nosotros. Y por favor, hacenos saber si algo en específico que podamos
hacer para hacer tus clases de yoga más comodas y agradables.

Saludos,
Romi de Latido Tierra