Anda di halaman 1dari 490

liA a i S l i l A

V U JL G A T A L A T IN A

T R A E V C tíiÜ X ESPAÑOL, Y ANOTADA CONFORME AL SIiKT¡[K> DE LOB SAKTOS PAMES


' T EXPOSITORES CATUÓLICOS,

|50t t í o ífiu o . Se. ©fitópo Se tpvict

DON PHELIPE SCIO DE SAN MIGUEL,


tx ^ P ro v in c ia l del O rden de las E scuelas P ia s de C&3UU&, y P receptor d& nuestro
aug u sto TAonííTCd D* Fz-Twa/fodo F//> siendo P ríncvpz d$ A stu ria s ,

s j b ^N&'Ssu

CUARTA EDICION.

TOM O X I. BEL A N T IG U O T E S T A M E N T Ó ." '

L O S DOCE P R O P E E T A S ME NOR ES,


Y L O S L IB R O S I. Y I L D E L O S M A C E A B E O S.

© a < a ts )^ a ^ a
IMPRENTA DE D. EDUARDO BAEZA, CALLE REAL, fí.° 4 2 .
3
ADVERTENCIA
SOBRE LAPROPHECÍA

O s é a s , el prim ero de los doce Prophetas M enore$f llamados así por


ser m uy breves los escritos, que nos dexáxon, fué contemporáneo de
Isaías, de Joél, de Abdías, de Amós, de Jonás, ;y de M icheas, y p ro -
phetizó casi por un siglo entero en los tiempos de Osías, de Joathan,
de A chaz.^ji dje-EzeebíQs, Reyes de Ju d á, y de Jeroboam ÍI Rey de
Is ra é l; y según el testim onio de S. Gerónymo y de otros fué el p r i ­
m ero, que dió principio á este sagrado m inisterio en tre todos loa
Prophetas, cuyos escritos nos han quedado. Despí/eirque.Xas/dicz tr i­
bus de Israél se separaron del reyno de Judá, el SeñorníF^por-^so
dexó de conservar en ellas alguun forma de Iglesia, anunciándoles su
palabra por la predicación de sus Propbetas, con el fin de sostener á
sus escogidos en la profesion de la a lia n z a , que tenían hecha cod
Dios, de preservarlos da los m ales, que inundaban aquel reyno, y de
salvar sus reliquias. Y asimismo para que arguyesen y condenasen á los
impios, predicando contra las injusticias de los poderosos, y-contra la
general corrupción de co stu m b res, que se había propagado en el
pueblo; llamándolos á p en iten cia, y espantándolos con los terribles
juicios de Dios, q ue les amenazaban; y últim am ente para que suplie­
sen el defecto del m inisterio ordinario de ios Sacerdotes y Levitas,
qiie enteram ente habia cesado entre ellos, ya que por la pacien­
cia del Señor conservaban aun su nom bre, y las insignias de ser su
pueblo.
La coleccion de doce Prophetas Menores en un libro se atribuye
com unm ente á Esdras. El E spíritu Santo por boca de Jesús hijo de
Siróch, A utor del Eclesiástico, hizo este elogio de estos doce P ro ­
phetas M enores, d iciendo! : Q<te los huesos de los Prophetas M eno-
\
\ U ccít\ l u x * 12,
A ADVEKTE8CU.

res reverdezcan en sus sepulchroi', porque ellos han fortificado & J a ­


cob, y le fian rescatado por la firm eza de su fe . El órden en que e s ­
tán colocados en nuestra Biblia V ulgata estos P rophetas está tom ado
de las Biblias Hobréas, Mas en.la V ulgata antigua ántes da S. G e-
rónym o están puestos según el órden, que tienen en la edición de loa
l x x . que es diferente. Algunos Expositores m odernos1, que han
exumiciado con m ayor cuidado este punto, han creído, que atendien­
do ai órden chronológico riguroso, la serie de los Prophetas M a ja ­
res y M enores es en esta forma:
1 J okas comenzó á prophetizar en el reyno de Israél en el tiem po
de Joás ó de Jeroboam II su hijo. E l objeto de su Prophecía es
la conversión de Ni ni ve.
2 Osiías prophetizó en tiem po de Jeroboam II Rey de Israél, y
de Ozíaa Rey de Judá. Su Prophecía m ira á uno y otro
pueblo.
3 Amos prophetizó por el año 23. do Ozfas Rey de Judá; y se d i­
rige su Prophecía á Ioí reynos de Judá y de Israél.
4 I s a í a s empezó en el a ñ o de la m u erte del mismo R ey Ozfas, y
continuó en los re y no dos-de Jnathán, Acíiaz y Ezechfas.
5 BÍicheas prophetizó en tiem po de estos tre s últim os R oyes; y
en sus vaticinios mira principalm ente á Israél y á Judá.
6 Ñ achí prophetizó en tiem po de Monassés; y tuvo por objeto d
N i ni ve.
7 SopaüXfAS vaticinó baxo de Josías R ey de Judá, á cuyo pue­
blo dirigió su Prophecía.
8 J bsqmias empezó á prophetizar en el año 13. de Josías, y con­
tinuó hn¿ta después de la ruina de Jerusaíém por N übuchódo-
nosór. Su Prophecía m ira principalm ente al reyno de' Judá.
. 9 J oel publicó su Prophecía á los principios del reyuado de Jo a -
kim , y mira al reyno de Judá.
10 H abacuc pertenece al mismo reynado, y se dirige á los hijos de
Judá y á Jos Ch&ldéos.
1 1 D a n ie l prophetizó desde los primeros años de la cautividad
hasta Cyro. Su Prophecía contiene la sucesión de* las M oaar-
chías, y el establecim iento del reyno eterno de Jesu-C hristo.
1 2 E z e c h j e i empezó el añ o 5. de la transm igración de Jechónías, y
continuó hasta el 27. dei mismo. Su Prophecía es acerca de los
hijos de Judá.
13 A bdías prophetizó despues de la ruina de Jerusalém por N abu-
chóiionosór. Y su objeto es ídum éa.
14 B aiicch en el año 5. de ¡a ruina de Jerusalém . Mira d los hijos
de Judá y de Israél.
i V íate la B iU . tíe C a rrier. P r tf, sobre Oséas.
ADVERTENCIA. 5
15 ággeo empezó en el año 2 . de Darío hijo de Hystaspe. Su P ro-
phecfa m ira á los hijos de Israél y de Judá.
1 6 Z a c e a r ía s (Jos meses despucs da Aggéo. Y su Prophecfa m ira i
Israéí y á Judá,
17 M alacihas es del tiempo de Nehemías; y m ira á Israél y á Judá.
E n tre los que escogió el Señor para este ministerio fué muy se­
ñalado Oséas, cuyas Prophecías se contienen en este Libro, y m iran
á dos puntos principóles, esto es, 6 la Ley, y al Evangelio. En el p ri­
m ero hablando freqíientem ente en la persona de Dios, le rü p re se n u
como un esposo justam ente irritado, que desecha de sí á la Synugoga,
y ta trata como una adúltera, que ha faltado á ta fe que le debía:
para lo qual hace unas terribles invectivas contra sus idolatrías, y
señaladam ente contra la de los becerros y Baaíes: volviendo también
de quando en quando su discurso ó la trib u de Judá, bien que con
menor vehemencia en sus reprehensiones, por haber ella perseverado
en el servicio y en la alianza do Dios; pero no dexa por eso de anun­
ciarle, que vendría Sennachéríb á la Judéa: y que por últim o ías dos
tribus de Judá y de Benjamín serian llevadas cautivas á.ia Chüidéa,
de donde el Señor haría, que volviesen otra vez ¡i la amada p atria, y
al esercrcia'de sü antigua religión. Intim a al reyno de Sam arla su
próxim a reprobación, su últim a ruina y dispersión, haciéndole ver,
que de nada le servirían los socorros y medios hum anos, eu que
ponía todos sus esperanzas. ~
En el segundo prom ete la gracia de Dios á las reliquias de los
verdaderos fieles, y á los que sinceram ente se arrepintiesen: al c u e r­
po del pueblo su últim a conversión y restablecim iento baxo del E van­
gelio; y ú todo el verdadero Israéi espiritual, que se había de form ar
indiferentem ente de todas las naciones del mundo, paz, salud, rege­
neración, y la eterna é íntim a unión con su Dios por Jesu-Christo
R ey y Esposo de su Iglesia. Estos dos puntos son tratados de dos
diferentes muñeras en un estilo pathético, y tteno de sentencias c o r­
tas y vivas en los tres prim eros Capítulos con brevedad y obscuridad
por medio de dos figuras: y en el resto del L ibro en térm inos mas
claros, y en discursos mas seguidos.
f>

LA P ROP HE CÍ A
D"E 0 SÉA;S, .

C A P Í T Ü l i O I*
■ftt'-SéHor m m d a ;4 'Ü s á w , que tom£ por m vger ■&unft rftm era, y qtue &dos
.hijos y una h ija q\ie tu,vo de e lla , les ponga njyjiibrejs que deslar^n lo.Q
.quiere hacer .coa «fi ppteblo. Conversión,de ívs/jL'ntilvs,, y reunión de los dos
pueblos de J u d á y d e Jsruél,

1 w erbum D nm im t q m d .1 .1; alabra del Señor que vi­


•factum esl ad Osee filium .Beerí, no á .Oséas hijo de ;Beeri, en los
in diebm Q zh st Jo a lka n , A cka z, -dias de Qzfas, de Joatháo, de A -
/ Í s ’c/ifíi’ m q u m Jada, et in d ie- cház, de.E zediías, Reyes de J u d á ,
.6mí Jeroboam filii Joas regis y en los dias de Jero b o án 1 hijo de
U rqél. Jods Key de :lsraél.
% P rincipium ¡oquendi Oomi- 2 ;El principio de !o que habló
rti iñ Osze: et d ix it 'D om inas ad el Señor por Oséas *: y. jjixo «1
Osee' V a d e , sume tibi uxorern Señor á Oséas:- -ffer y. toma por
:fornit',aiií>a>j,m, et fac tibi filias m uger ó una pública ra m e ra 1, y
facniG atim w il 5 quia- fornieans haz tuyos los hijys de sus fornica­
fitrnfánvitur Ierra á D om ino. ciones'1: porque la tierra fornican-
do fornicará contra el .Señora.
i Este fgié Joroboátn, --segando de este;roas iiatigqo .de 'todos .aquellos , rciiyos es­
¡nombre., hijo de Joús ; ir. liaj. xiv. IB, critos nos ban quedado.
powjua el primero que causi el cisma ó la 3 Por mugar legitima.: de manera , que
,*s para¿ten délas (lie* tribuí, rué.hijude no le mandó , ,que se mezclase con una pau-
IfybálU, ul. fiej . xi. ;2D. Nombra i osio, y gí.-r ramera , cuino tal; sipo que tomara una
no á los otros ques la sucedieron ; poique que lo hiibia sido , y se casara con ella.
aloan.¿ú el rayando da todas los que hubo i De ta que fue prostituía , y sus hijos
lmta la mina de¡ rcyno do Isra«l, la qwal llevarán siempre sobre si scjnejant.o notn;
aconteció el alio ¿ísio del reynado da íüzc- porque esta no so borrará en la boca del
chias iv. Reg. svrn, 10. Por loque lubien- pueblo , aun desunes de caíada. Así S. Ge-
da corrido noventa atias desde el principio isóny.uo y otros Padres. 0 también : Toma
d?l reyniülo de Oíías basta «1 sexto de E ie- jmuamontis con ella los liijos de su prostitu­
chías, se ve i|!ie 0.;iiaa ¡>ro¡>heti*& todos e s ­ ción . 6 que tuvo durante su mala vida;
tas aííos : y así id cree .comúnmanto , que porque estos serán figura de Israfcl, el quat
e.ur Pro pítela Uegi é la edad du ciento y mo volverá las espaldas, y so prostituirá i
quinse aTtos. los ídolos.
1 Qiiiinio el Sr*r¡r>r comenzó á hablar á 6 P orque la tie rra de Israél con el ma­
Oséas, le dixo. Otros lo explican así: Por yor exceso y desenfreno idolatrará y aban­
0;ías comunzó el Soñar á hablar 1 los Pro*- donará al Seiior,
plietas; porque como hemos dicho es el
CAPÍXCLO I* 7
3 E l aU it, el accepit Gomer 3 Y fué, y lom ó á' G om er'
ftliam Debelaltn: el com eptl,. e t hija: de Delielaím: y concibió, y
peperil ei filium.. parióle un hijo.-
4 É t á ix it' Domimts ad etim:■ 4> Y" le dixoel Señor ó él: Lla­
Vaca nomen ejus Jezraheli quo- ma su nom bre Jezrahél: porque
rtiam adkuc • m oáicum , ei visitaba todavía un reeo, y yo visitaré* la
sanguiñetn Jezrakel' super do- san g re'd e J t'z ru h é i9 sobre la casa
m um Je h u \ el quie&cere fáciatn' dé Jbín V y h a ré cesar el reyno de
regnum áom ús Israel. la casa de Israél.
o E t ' in illa' die- centeram 5 Y en aquel dio q u e b ra r
arcum: Israel" in m l l c Jezrahel. ■ ré ^ el arco de Israót en el valle
de .íezraliéls.
6 ' E i conccpü a d k u c , el pe­ 6 ' Y concibió otra vez, y pa­
peril filiam. E t d ix it ei: V om rió una hija. Y i&' dixo;: Llama s u ¡
no m m ejus Absque' misericordia: nombre Sin im serícardik6:-porque
guia non addam ttílra misereri ’ dé aquí adelante no tendré yn m i-
dom tíi Israel,., sed ottivione obli- sericordia de lá caaa de- Israél^ sii>o

I ' Algunós pretenden , que todo esto P ero ' este P rin c ip e impio despues de haber
acaebíó 4 Oséas en Vision; pero comunmen­ quitado-la vida a -los sacerdotes de Baal , j
te )oí¡ Pa<tréS' é lñ tír p r íte s son de sentir, destruido su-teiúpíó, ss'diú á la idolatría eo- ■
que todo ello pas6 como aquí -se to d e r o , y too1los Oíros'Tí tfTte9:-<!eiIsriiél sus'predeceso­
que tío hay oosa dtsurdeiiaiiá , quatulo Dins res: y quando-ex&cutó ias'firdeue# de Dios1, ■
t i manda ; Éómó'Yeraádéramentfi no la ■hay castigando los éscesios (Té Ácíil)- y Úiv'J'éxa- 1
etc-que le ordenara ■torifar por legitima m u - b é l'i la serie'ttU tua do sus actiones da bic-si
ger S una ram eía. Y esto lo confirman c o n - claro S entender; que na tanto lo'hizo pur
el mismo hecho de declararse a q u ílo s nom­ tb ed eíP r ó Dios, como por¡lav satistáceion 1
b res de rtictia naugor, y de sus h ijo s; lo it su ambición y crueldad. C on#' si ¿ixera:
qiial no se hace en las parábolás y narracio­ Yo to mando destruir la casa tie A óib, si
nes puram ente sim bólicas "|Q J Gómér quie­ causa do'la idolatría, iv. Reg. xxu -i-2 . « s .
ro d ecir' coitsum im iento , significando ‘ la Pues tú- que-'' ta has imitado en la impiedad,
próxima ruina dél reyiW. de Israél: y C3'72"T» paga la misma pena. -
en d ual , áoi ■masas ; d p a n e s cí<¡ higos, ■ 4 1 A batiré sus fuerzas , dé m anara que '
que representaban ¿ Jesrah él y á Sam aría, no pueda defenderse ni hacer-frente ú sus
las quaU s habían - de perecer á n a mismo enemigos.'
tiem po.' 5' Aquí se itisínVia alp in a batalla en q u o 1
3 Yo lom aré venganza. ' fuéron derrotados los Israelitas por ios Ás-
5 V istearé U san-gre que derram ó Jehú syrios; iv: Heg.: xviim 9. -1i , los qualt’»
e n Jcirah ú l sobre sus descendientes, Jé zra - aprovechándose de 5a vicítoria; sitiaron dos- ■
liél era una de las principales ciudades d e l : piles i S a m a r ía ; y d estn ijin d o !» ' hicieren ■
réyno do Israél; Zacharias, qnarto Roy de- que cesase el réyñó de Isra ti ó de las diez
la familia de Jehíi, hijo de J c n ilo n n ÍL 'q n e ' trib u s. A cerca dé éste valle véase1Josué ;
¿ la sazón re ju a b a , será m uerto por Sclúm/, SVlt; 1 É. et Judie'.' ■vi. 83.'
y á esté trasladaré yo el reyno de Israel, y - 0 Éf H ebíéo r o i T n i í ? £ ó -rü h k d m a h ', -
con esto cesará la linca de Jéhú iv. Reg* una de quieri no se ti'cnS piedad; Tío»», n .
i t : Wo fts fácil concebir; quo Dios trate aquí 2S. porque bastantes Veces los be perdona­
con tanto rig o r á la casa de Jcht'i, por la do, y hé disimulado sus atroces excesos. A ‘
sangre que derram ó Jeirab ú l; habiéndolo la letra; De olvida ¡os o lv id a ré :^por mu oh o ■
hecbo por órden su y a ,'y premiándolo; por tiem po. ílá s esto no se opone al reaUnbk'ci-
esto con el reyno hasta la q uarta genera­ miüuto de íira ó i, y á su reconciliación.
ción. “Véase el i r . dé los Beyes is . y x.
8 IA PROPHECÍA DE CS¿AS.
visear eorum. que en teram ente los. olvidaré.
7 E l dom ui J u d a miserebor, 7 Y me apiadaré de la casa
at salvabo eos in Domino Deo suo: de Judá V y los salvaré en el Se­
el non salvabo eos in areu, et gla- ñor su D¡oss: y no los salvaré con
dio, et in bello, et in equis, et in arco, ni con espada, ni con pelea,
equilibm, ni con cabal los, ni con caballeros.
8 E l ablaciavit eam, gtim eral 8 Y destetó á la que se lla­
Ábsgue misericordia. E t concepü, maba Sin m isericordia, y concibió,
el peperit filium. y parió un hijo.
9 E t dixil: Voca nomen ejus 9 Y dixo: Llama su nombre
Non populas weus: quia vos non N o pueblo m ío3: porque vosotros
populus meus , el ego non ere no ííoÍr mi pueblo4, y yo no seré
vesler. vuestro.
10 E t erit num erus fíliorum 1 0 Y será et núm ero de los
Israel quasi arena m aris, qum s i­ hijos de Israél “ como la arena de
tie m ensura est, et non m im erabi- la m ar, que es sin m edida, y no
tu r. E t a erit in loco ubi dicetur será contada. Y en el lugar en
ets: Non populus meus «os: dice- donde se les ha dich o 0: No pue­
tu r ei$: F ü ii Dei vivenlis. blo m ío7 vosotros: se- Ies dirá: V o­
sotros sois hijos del Dios vivo.
11 E t congregabunhir filii 11 Y se congregarán en uno
J u d a , et fú ii Israel p a r iíe r: et los hijos de Judá, y los hijos de
ponent sibimet capul u m u n , el Israél*: y se elegirán tina sola Ca­
ascendent de térra : guía magnas beza, y subirán de la tierra*: pues
dies Jezrahel. grande es el dia de Je z ra h é l10.
1 Porgue la casa de Judá ha perm ane­ v en o de Itabylonia, no 1'orrbíÍTon sino nn
cido en mi culta y servicio. solo pueblo, que obedecía ;i Zorobabel; pe­
2 Por mi mismo m ilagrosam ente. Asi ro m ira principalm ente al reyno espiritual
fuá quando el Angel mat& en una noche de los C hristianos, que se com pondría no
ciento y ochenta y cinco mil Assyrios. r r. solo de los Judíos é Is ra e lita s, sino tam bién
S ñ g . xix, 35. de los Gentiles.
■ 3 E n el Hebreo lo n g h a m m í. 0 .Un solo caudillo ú cabeza que es J e -
4 No seréis mí pueblo , ni yo vuestro su-C hristo. T su b irá n de la íítr í'a , saldrán
Dios ; porque os reprobaré , desecharé y de su cautiverio, no estarán ya mas abatidos
ap artaré de mí. íiaxo el poder del demonio.
5 Y el nuevo pueblo que yo form aré da 10 La partícula 12 k i, no siem pre es cau­
■verdaderos israelitas, de verdaderos hijos de sal, sino muchas veces afirm ativa como en
A braham , y que se compondrá do todas las este lugar, y equivale 4 sane 6 corte. E l
naciones del m undo, s e r i innum erable según d ia de J e zra h é l, que se in terp reta eimii-nle
mis prom esas, fíe n . xxn. 4 í . G alat. t i . Ifi. d¿ Dios. Grande ciertam ente será aquel día
6 E l lu tu ro por el p retérito. R om . ix. en que todo esto se verificará por la E ncar­
25. y los LSI. Éópíflíi, d iclu m cst. nación de! Hijo de Dios. PlicJc tam bién en­
7 La esposieion de este l u j a r se puede tenderse de los Chrisiianos , considerados
v er en la i. de S. P e d r o ii. 4 0. -como simiente £> hijos de Dios. Y é este mis­
8 Esto se refiere i los dos reynos de mo sentido so puedo reducir el llebréo en
■Tuiá y de I s r a é l , quando m ello s del c a u ti- donde se Ise Isra h é l.

a Rom. ix. SE.


9

■CÁPÍTULO II. ,
tlem io n de Israél y de Judá. R eprolacion de S am aría y de su* hijos. Res-
tallecim iento de Israelí .

1 ¡P íciíe fratribus vesíris: 1 J -ie c id á vuestros h erm a­


Populus mcust et sorori veslrcc, nos: Pueblo mjo: y á vuestra h e r­
M iserico rd ia s consecuta. mana, La que alcanzó m isericor­
dia'-
2 Judicate m atrem vesíram, 2 Juzgad á vuestra m adre,
judicale: quoniam ipsa non u x o r juzgad!^: porque el ia no es m i
mea, et ego non «íV ejus. A u fera t muger®, ni yo su marido. A parte
fornicationes &uas á facie suaf et sus fornicaciones de su 'cara*, y
adulleria sv.a de medio uberum sus adulterios de en medio de s«3
suorum . pechos.
3 Ne forfé expolien i eam n u - 3 No sea que la despoje y des­
áa m , et slatuam eam sccundüm nude ®, y la ponga tal como el dia
dficrn^ n á iim tá t^ ^ tííS Í ;éf ponatn que nació5: y ia dexe com oui) d e­
eam quasi solüudinem, ti s/aííiam sierto, y ia ponga romo tie rra sin
cam velui ié rra te itw iam , et in- camino, y lp haga m orir d e sed*.
lerftciam eam sUi.
4 E t filíorum íí/iíts non ííitse- 4 Y no tendré misericordia de
r€Í>or iiíoniam filii fom kcU ionum Sus hijos: porque son hijos de fo r-
4 E ste versículo es muy obscuro. Se le Teprobnrla y desecharla ele mi.
pueden dar entre otros esios dos sentidos: ■1 Que se,disponga ella á una verdadera
TA , Oséas , y los otros verda¡W os fieles, castidad y pureza, arrojando de sí lodos los
decid ¿ vuestros herm anos , á aíjueHos quo atractivos y medios provocativos de indu­
se llaman pueblo ro lo , y S vuestras herm a­ cir á o tro s'4 que ím iteirsus abom inaciones.
nas las que han alcanzado m isericordia: ju z­ ii, 33. i\r. 30. Liaron fo rn ica tio n es
gad y argüid & vuestra madre la Sinagoga, y adulloi-ias, todos aquellos adornos; des­
Que me ha faltado i ! a íó , y s í ha prosti­ nudez v m ovimientos licenciosos , de que
tuido í los Ídolos. O tam bién: Vosotros-los «san las mug«ves m alas, para uUalier y pro­
de Judá, llamad á vuestros herm anos los de vocar élos incautos; y en estos se re p re se n ­
las diez tribus: paehlo roso; esio es, no ten ­ tan los ritos y m aneras supersticiosas con
gáis por desesperada su salud; exhortadlos que los Israelitas adoraban los ídolos. Eslas
•y convidadlos á penitencia, haciéndoles pre­ diez tribus se-parartas de Judá, rep re sen tan
sentes las obligaciones que tienen¿ los que los hereges y cismáticos , separados de la
han de llenar el honroso titule de pueblo Iglesia Calhólica. S. G erókym o.
tnio: del mismo modo 6 vuestras herm anas, 5 Privándola de todas mis gracias espi­
p ara que se pongan en oslado de que yo me rituales y tem porales , y reduciéndola á la
apiade de ellas, y puedan en trar en el nú­ m ayor m iseria ; abandono. E zecu . x v i . 39.
m ero de las que han alcanzado misericordia. x x iil. 20 . 20 .-
2 Condenad los excesos ile vuestra m a­ 6 Véase E z e c íu e l x v i . i .
dre la Synago&a; ó de Samaría y de ias diei T Con el ardor de n i ira , sin mezcla
tribus; 6 de toda la nación. alguna de gracia ó consuelo. Je rem . ii. 15,
5 Porgw e ella me ba faltado S !a fé que Ezjsch. xxll. 34. Amo9 viu. 1). 13. .
m e prometió, y por esla tengo determinada :
JOMO X I. s
10: LA PROPHECÍA DE OSEAS..

S U tit. nícacion1;.
5 Quid fornicata est mater- 5 Porque fornicó la m adre (Je-
eorum i confusa- est qu& concepit- ellos* fué' deshonrada la que los
eos: qúia d ixitv Vadam post ama* concibió* porque díxo:-. I r é m pos:
tores meos, q u i d ant pane& m iki, d e mis amadores-^. que m e dan
et aquas:. meas, lanam m ean\. et panes, f mis aguas;, m i lana, y mi,
linum- m eum ,, oleum- m eum , e t linoi mi a c e jte , y mi bebida..
go tum m eu m i
G- Propter- hoc ecce ego se- 6 P or esto h e aquí yo cerca­
piam v.iam tuam spinis, él sepiam ré tu camino con espinos3, y la
eam mac.eriá, e t semitas suas non cercaré cor paredes^- y no h a l l a r á ,
invenid;. sus senderos»-
T" E i se q w tu r amatares suos, 7 E irá en pos'de sus-am ado­
et non- apprehendet eosi et qim ret res* y: no log alcanzará: y k)3 b u s­
eos, el.non invcniel, etdicel: Va­ cará, y no Jos hallará* y dirá: Iré,,
dam , el reverlar ad viru m meum y volveré ó mi prim er m arido4;
. prior em: quia bem m ih i era t tune porque mejor m e iba entónces que.'
magis quánt raime.-- ah o ra,.
8-‘ E t hcee* nescivii; q uia ego & Y no supíi r^Ha;. que' fúf, yo^
dedi ei- fm m e n tu m , et vim im , et el que lé dí,el trigo, y- e l vino, y
oleum- e t argenlum. muUiplicaoi el aceyte,. y el que^ fe di: mucha-
ei, ei anrurn, qum fecrrunt BaaL plata y oro, que ofreciéron á BáalV
9, ideirco conver l a r e l su- 9 Por esto yo m udaré de con­
mam frum entum m eum in tempo- ducta,. .lom aré mi trigo & su tiem^
re sao, et vinum meum in tempo* p o 8, y. mi vino á su, tiempo, y li­
re nao, et liberabo lanam meam e t b rará im J a n a 7'y mi lino, .ios que-
linum .m eum , quee operiebant igno- cubrían su ignom inia..
m iniam-ejas,
10 É i nune- revelaba slultU 10 - Y n'norjv m anifestaré ?i i j
liam éjiis in- oculis. a m a to n m locura* á los ojo& de sus* amado-
1 > De una m ug«r prostituida , á quien siuo volvorse-ú a ii, su prim er esposo -t y pe«-
sus hijos im itas en sus idolatrías - diema perdonólo sus desvíos*
2 • P arece que debe tom arse en> sentido, 8-! De que abu saro n , para fabricar ido--
activo , corno, si dixera: Da Jos ¡dolos y-puo- lo s , y tauiJjien para honrarlos.;.
hlos. idó latras, á los quales debo ta aban-- 6" En e! que yo tenga • determinado, 0->
dancia de todos-los bienes que poseo.- Vóase ■ tarahiun -, si- tiempo de in siega y cosecha,
J fln E W A S x l i v í 1 7 . para ponerlo todo «a manos, do sus e u e tn i-'
3 : D erram aré so b m ti. mí indignación,', gOí. E z f c ii . x s in . 23,
y lo eeraaré pop todas-partes con tam as mi­ 7 r VóasO' la M p U io ld <1- los Romanos,-
sarías y-aflicciones , quo- no. hallarás el ca­ m i. 20. Las ci'iatui'js en.cierto- sentido p u -
rmino para ir en .pos de eso s, . á quieoes lú - (!(;con' viclutH-tii en¡ servia i aquellos quO ’
arnas taa. ciegam ente; y-au n q ue los bus­ defbonrun al- Criador; y S¿ G eiíAntiiq o b --
q u e s , no lós hallarís * porqua en nada te ■ serva .y dice : Que los- tales- son digaos de 1
podrán ayudar n iso c o rro r. quo recouoscan en In miseria á aquel Bien -
4-- ‘Hasta qua viéndose burlada , y-.des- ■ hechor ^ ifuu no quisiéroa reconocer oa J*,.
vaneadas. toda* sus esperanzas ¡ «saiga en la abundoncia.
c u s o tf , y vea que no tiene otro recurso,. 8 Sus excesos y desórdenes.
'CAPÍTULO TU 11
pjt/s: ef vir n on eruel tara de w a - r e s 1: y 'nadie la-sacará 3e tni -aja­
nu mea: no:
11 E l vessare Jaciara omne 11 H liaré cesar todo su go-
gaudinm ejus, solemnitatem éjus, zo !, su solemnidad, gu Neoménia,
Pteomeniam éjus, sabbatum ejt($, et •su sábado, -y lodos sus dias festi­
onmia festa témpora t.jus. vos. ■
12 -Et -corrum-parn vineatn 12 Y destruiré su v iñ a 3, y su
ejus, e t ficum ejus: de quibns di- higuera; de las que d iio : Estos son
ai!'. Mercedes 'hm, mea? ^unl^fptas mis galardones, ios que rae diéron
■dederunt m h \ amatares m e i : el mis amadorfes': y la convertiré en
ponam eam in ■saltum, ¡et xomedet un'bosque, y la comerá la bestia
■mm béslia agri. del campo.
13 -El v ;silabo super eatn dies 13 Y visitaré' sobre ella los
Haatim , quibns accendebal meen- dias de Baal, en los que quemaba
■smííi, el o rm b a tu r inaure sua, et incienso, y se ataviiíba de sus zor-
monili suo, el ibat post amaíúres cilios®, y 'de sus sartas, y se iba en
suos, et m ei o'ilm scebaíitr, dicit ^pos de sus amadores, y se olvidaba
Dominus. de mí, dice el Señor.
li P ro p ter h o c , tcce -ego 14 'Por tanto he aquí yo la
laclabo jeam-,—tii—dueam eam in á tra h e ré 1, y la llevaré al desier­
soliiudinem: ét loquar ad cor ejus, to : y la hablaré al corazon,
15 E t dabo ei vinüores ejus 15 ¥ le daré sus -viñadores
e x eodem loco, et vallera Achor del .mismo, lugar % y el valle de
(id aperiendam spem-. ct tanet £0í A diór s para en trar en esperanza:
1 V éase lo que se b j dicho en él v. 5. ■un lugaT , en donde no vea ni oiga i atrio,,
2 Sus ¡iestas , q ae eran dias de alegría que á m í ; y allí le Uabiiiré palabras suaves’
-pública: Warner, x. 10. y Ep observaban de consuelo. E n ló que se encierra una
an n entre las dien t r ib u s , i imitación de la -promesa de la ley de g racia, y de la voca­
de Judú. tu. 'líe;/- s u , 32. ción á la Iglesia Chrisüaaa, Caíto es fro -
S -Cotí pedrisno , y correrías de enem i­ qüentalivo de lacio , que -es lo misino que
gos y otras grandes calamidades. allicio.
.4 lo s dioses que adoro me hairBado to - -8 Así como en otro tiempo quando mi
flos estos galardones y premios en pago de 11061)10 salió de Egypto, ]e di por caudillos á
mi buena correspondencia. Moysés y A ntón, y Josué, para que 'le go­
5 ■Vengaré scverisi-coameiíte los días que bernaran é instruyeran, y quando vuelva de
em pleé en serv ir á los ídolos. Babylonia le daré á Rsdrfts, Nebcmias ,"2o-
6 MS. 3. E safum aba .para ello s, ¡J robabél, ctc. del mismo modo en -el tiempo
e feytose oon iw alcnrde. T írm ínos tomados del Mesías les daré loa Apóstoles, y otros -sa­
de tas m ugeres desenvueltas, que se ador­ grados Ministros y Doctores, que ser&n fíe­
nan para strab er & los hombres , significán­ los Israelitas, y cultivarán n i viü».
dose con ellos la pToftision de los Israelitas 8 Y así-como c iz a lle do Aehór, despu.es
en sos idolatrías. , B a a l se u rn a aquí -por de ba'ber sido purificado con el castig* del
lodo ídolo. ■sacrilego Acán, Jo s u é vu. a s . fué para Is-
7 Y después "de "haberla -así afligido y raél un valle am en o , y el principio de toda
heího , que por este camino conoica s u b t - su felicidad , y del cumplimiento de lo q u e
ro r y desvario ; yo la alraberé á mi dulce­ ■espiraban: asi también el castigo de los sa­
m ente por mi misericordia , para que se crilegos Judíos que dieron la m uerte á Jesu-
convierta á mí ; la saCBtfc fuera del tumulto Chrisíü, será par» los verdaderos Israelitas
y disipación en que se baila ; la llevaré & el principio do su fiime- esperania, de coa-
12 LA PROPHECJA DE OSÉAS*

ju x ta dies juveniutis su ce , et y c a n ta rá 1 allí según los días de


ju x la dies ascensionis sum de su mocedad, y según los dias tía
térra M g yp ti. que salió de tierra do Egypto.
1G E t erit in die illa, ait Do~ 16 Y acaecerá en aquel día,
minus: vocálnt m e : Vir meus: el dice el Señor: me llamará:. M ari­
vocabil me ullrá, B m ii. do caio: y no me llam ará mas
-B a a li’. ‘
T í E t auferam nomina B a a - 17 Y quitaré de su boca los
lim de ore ejus, el non recorda­ nombres de Baales: y no se acor­
ba ur ultra nominis eorum. dará mas del nombre de ellos®.
18 E t percutiam cwn eis fea-r 18 Y haré alianza entre ellos
in die illa, cura bestia agri, en aquel dia, con la bestia del
el cum volucre cosli, et cwn reptí- cam po4, y con el ave del cielo, y
li terree: el arcrm , et gtadium, et con el rep til de la tierra: y q u ita ­
bellam conlcram de ierra: ei d o r­ ré de la tie rra el arco, y la espa­
m iré eos faeiam fiducialiler. da, y la g u e rra 3: y h a ré q u e d u e r­
man ellos con toda seguridad.
19 E t sponsabo te m ihí in . 19 Y te desposaré conmigo
sem pilernum : el sponsabo U m ih i para sie m p re 6: y te desposaré con­
in justilia, et juüicio, et in m ise­ migo en JusLicia, y juicio, y en
ricordia, et in miserationibus. m isericordia, y en clemencia.
20 -Et sponsabo te m ih í in 20 Y te desposaré conmigo
fide: et seies quia ego Dom inus. en ¡<T: y sabrás que yo soy el Se­
ñor.
21 E t erit in die ilki: E x a u - 21 Y será en aquel dia: O iré,
Siam , dicit D om inus, exaudiam dice el Señor, oiré á los cielos ®, y
ovios, et üli exaudient lerram. ellos oirán á la tierra.

seguir la salud por los méritos de su Divino 5 Véasa lo dicho en I s a u s xr. B. 7 .


Salvador. 6 Se expresa en esto'el desposorio indi­
i Como quando en su juventud, 6 quan- soluble y eterno de Jesn-C hristo con Su
do coroenzó i formar un cuerpo de nación, Iglesia, i ¡a qual revistió rte verdadera justi­
pasudo el m ar R o s o , celebró can alegres cia, y coronó con su gracia y misericordia,
p a c io n e s la señalada y prodigiosa vicloria, cumpliendo A favor suyo y con la mayor fi­
qtíe le había dado Dios sobro Pbaraóa y los delidad todas las promesas , que le tenia
E g ip cio s, ( hechas. ¡Sachar, viu. 8. Rom. h e . 3. 7. Tal
3 Et Hebróo Saetí m ió, Baal sig - es el caudal, que le dio el Esposo en dote, 6
ni/icá señor, 6 m arid o ; mas por quanto este el precio con que compró para sí el Esposo
nom bre habia aillo profanado , aplicándolo ú é su Esposa ia Iglesia. Ad T it. iu. a,
los ídolos; quiere y inunda el Señor, que su 7 Observando con inviolable fidelidad
pueblo no le Hume on adfjlünta con el nom­ mi alianza y mis promesas.
bre de B a a li, sino Isch í, esposo mío, 8 liaré que todas mis criatuvas estén
m a rid o m ió. prontas para socorrer tus necesidades, y
S H aré, que no se oiga jamás de la boca que lluevan sobrd Jezrnhól, esto e s , sobra
de tilos el nombre de ídolo alguno. mi pueblo, las bendiciones, y abundancia
4 T.a exptiBíeioti de este ns ysterio se pu e- de todos los bienes que se nos comunican ¡i
do ver en la de !a visión, que fué mostrada todos por Jesu-G hrisio.
i S. Pedro, A cto r, x .
CAPÍTULO II*

■22 E t (erra exaudiet írílicum , 22 Y la tie rra oirá al trigo,,


et y al vino, y al aceyte: y esta» co­
et oleum: et hoic q xa u -
dient Jezrahel. sas oirán á Jezrabéi.
23 E t seminábo eam m ihi in 2 3 Y lá sembraré* para raí
en la tierra, y me apiadaré de'
térra, et miserebor ejus, quce fu it
Ábsqm misericordia. aquella que se llamó Sin m iseri­
cordia.
2 4 E t a dicam N on populo 2 4 Y diré al que llam é N o
meo: Populus meus es tu: et ipse mi pueblo: Mi pueblo' eres tú: y
dicel: Deus meus es tu. él dirá: Mi Dios eres t ú a.
1 Poblaré el mundo del nuevo pueblo S í. en donde nos manifiesta el Apóstol, que
compuesto do mis fieles y escogidos. Jerem . en este lu ja r se coalieno la prom esa tiela*
SSSJ. 37. ZiCBAR. X. fl. Yooaoioa de los Gentiles i-la- fé.
2 Véase la E p itto la & los Romanos ix.
a R om án, ji» 29. i. P e ír í it. 10..

C A P ÍT U L O III.
E l Señor ordena nuevamente al P ropheta, que tome o tra mugar adú ltera, y:
que le espere muchos dias: significando en esto, que lo s hijos de Isra él, dei--
pues dé estar mucho tiempo sin R ey, y sin sacrificios,.por últim o se
convertirían al Señor.

1 M hi d m t D om inm ad me: 1 Y m e díxo el Señor á m í:'


Adhuc vade, el dtíige muliercm Ye «un, y ama A una m uger am a­
dilectam amico et aduüeram: $it¡- da de su a m i g o y adúltera: así
tit düigit D om inm fiUos Isra el, como el Seuor* ama á los Hijos de
et ipsi respídunt estí déos alienosf Israél, y ellos vuelven los ojos á
tí diligunt vinacia uvarum . dioses ágenos, y aman el orujo de
las uvas3.
2 E t fodi eam m iñi quinde- 2 Y la to m é 1 pora mí por
í MS. 3. A m igada. De su marido, á 3 El Hebréo los fiascos, (> bo­
no obstante faltó á la té. Convienen tellas de las «o«m, del vino. En !o qne so
q u ie n
por la m ayor parte los In térp retes, que esta insinúa la disolución de la vida , quo de or­
m iigor es diferente de la quo so refiere en dinario acom pasa álaidol& tria: E xo d . xxxir.
el Cap. i. Suponiendo, quo habia m uerto 3U; el i. C orinlh, x. 7, asi como la pros­
su marido, quando Dios manda al Propbeta, titución suele ser inseparable de la gloto­
que la tome por m uger: aunque otros sien­ nería y em briaguez.
ten, que no la tomó por m uger , como des­ ■i- Algunos entienden; que esto no fué
pués verem os. para tenerla por m uger, sino para apartarla
2 Al modo que Dios am a á los hijos de de su mala vida: el verbo [odio, asi como
Israél, al mismo tiempo ■que estos vuelven el Hebréo ITI3. c a rá h , significa tam bién
eus ojos i los ídolos, y se van en pos de eoítíprar. Véaso el G íncs. t.. 5, y que esio
una» deidades vanas, instiles y nocivas. que te daba , era para que se sustentase un
1A PftOPHE&ÍA UB O S ÍiS .

■vítn ■■■argtn'teih et coro■ftor&e&.-tf quince-Sidos de p la ta 1, ^ por un


.dimidio coro h o rd ei^. coro de cebada 5, .y medio ,coro de
■ceba 3a.
3 E l d ix i ad,-,eam Bies m u i- .8 Y le dixe: Muchos dias me
4a$ expectabis ,me ; non fo rnica- aguardarás59; no fornicarás, ni te
-Íiín's. 0/ «ííh eris viro'- sed et ego desposarás con o tra: y Cambien yo
.expeeíabo te. ;te aguardaré á :tí.
4 Qdia d h s m tilíos sccEe&wfií & Porque muchos días estarán
:f¡üi IsraSl sitié rege, et sitié p rin ? los liijos .de israél sin IReys, y áin
■cipe-, fít sitii saorificio, et $iné a l- ^Príncipe, y sin sacrificio, .y sin ed­
ia r i, et siné ephod, et sm¿ ílu i- itar, <y sin^phód,, y sio th erap h i-
r a v liim . :íie9.
5 E t 3 post lime ■remrleniur ¡5 Y después de esto volverán
filu Israel, el qumrent Dom inum los hijos de ísraé!, y buscarán al
B u u m , eí D avid regem Señor.su Dios, y i David su R ey':
¡suitm: et paoebunt -ad D om inum , y se acercarán ;c on iem or* al.S e-
>año; con lo que se {¡a S fn tead er , qus era pensar ya en -otro esp o so , porque no bas
fiinj porsima muy vil , ya por .sur lodo ello de tener otro , que S tu Dios : ,yo tam bién
-un í cc^.a (|i!Ly corta* y ya tam bién porgue :lc estaré e sp e r a n d o ,.y quando -.te vea p u ti-
,*I(pan de cebada-era ip-jy grosero , y so la- íicadu -ya , y muy arrepentida de lo pasado,
jvii;(it(3 jsa"f vja para los r u s pobres .y m ise- matonees te -tomaré par-esposa.
frabltí3 do! puebla. Pero ás torio eí contesto, A -.Esta .es ;la .íieohracion de lo que se
¡y dü lo gil O el Señor querU que por citi» so irc¡ircíGMtai);i. en esta figura ; esto « s , del
rep resen tase . parece gue la tomA , para des­ estado del pueblo , que por sus idolatrías y
pués por ¡álíiipD desposarse con eSla ; y (jue pecados estiitia' separado de -la ¿m istad y
f^stu que lo daba, era como un doto , según -trato con Dk>s , sin reyno , d í íorm a tic Te-
sseoaium brabaa Jiauor los antiguos con .tas pública , .y sin exercicio de verdadera .reli­
^¡¡«¡se Basaban. A est¿ jo David compró gión , hasta su conversión m ediante ila ^ ra -
á MichM : ii. Ueg, m , y Jaco!» en cierta ma- ,eia de Dios por -Jesu-Christo * lo.que-se <ve-
,-aora á Raipi&l y á Lía. Ganes, sx ix . -18, riricará cum ptidanirnle ea -el -íln del mundo.
< • MS. 3. ■P o r g u in ie ¿pesantes. ;Que ¿En el sacrificio , a lta r , y ephod , nom bre
i-equivalen i ciento y once reales d e; ¡volton .do.TQstíiio sa c e rd o ta l, Jijsod. -xxTtn. í . se
y seis maravedís. ;comprehendc todo c! .m iaisterio de la íg le -
3 Un coro .y msdio de cebada. Véanse r f l i a . P or .r/ier^ p/ujieí.^iinos .entienden lo»
:lot. ¿í&meror si. 32. El Ilebróo , un cho- íChftrubin&s t ,y en «Has el arca , y la pro­
m é r , y un iethéc. En esto so d e c la ra , -que tección del SeBor : otros lo explican de los
el SetIor:CB.muiiir,Q escasamente sus gracias íd o lo s, de-los becerros ,de o ro , de -Banl, y
,b su p u eb lo , teniéndolo entonces como á rde fitt'os it que estabao acostum brados; por­
prueba., :y aíl: Riéndolo., para .putifiparlo , y que a noque por úllim p ae; .apartaron, lie la
;p.í>¡i qug se.apartase, lie sus papados &idola­ idolatría , no jj o r eso rtríbutaban ii pió* uu
tría? , hasta.gnu llegase.el cumplimiento da :Seívício puro , compeles.ificontfsce en.el,día,
los iíe m p o i, -y que, .pc¡r, so Encarnación se 5 Al Musías, bijo y deseeniliento delU a-
coi»;m,icas,e con tu^la [>iouilud in los hom bres,r ■v¡4 , su Rey, y Salyadp;-. Véase ,4 J eremías
■8 . .Para.que yo te despose , Reñirás que ■xxx. 9. EzECtupi. x i n y ,,2 S ,
.esperar muchos días ; porque quiero probar 6 Gonverlidos al Señor ^ -uiíraráu d sn
•y Ter oíí.tu,),-te portas. E ntretanto lo ,q u e Diytuo R edentor con -el m ayor Tespeto , -y
**s,de,.¡v-jcur.ar e s ,-abstenerte de esos tr a - a d o r a r ía y adm irarán su bondad, largueza
jtosilicitof.cn que has andullo, destetraudo . y m ise ric o rd ia , que b aasad o con ios .suyos,
4 e tu co_fa¿on to lo el amor de los ídolos: no ■comprándolos con el precio 3e -su Sangre,

* JEnfChiel. -X5HT. 23.


CAPITULO 111» 15-
i f a $ bonum ejus - in¡ novissOno- fio r,,y á '8U& bienes eir el fia de
dierum* tos días. J
qu a d m a m ó p o r to d o s; pero'éstcr prinoi- ci« !s,.n lfm del mundo;-
pálmenle' se rá en- la po slrim ería: d k Ib»

C A P ÍT U L O IV .
Et'P'ropKetil reprehende los atroces pecador de Israért4níiinándili¡ ló é jm c io s1
dé.. D ios, E x h o rta 4 Judá-d que no im ite los pecados de la s dies tribus-i. sobre’
las qxtales- habían de m n ir U xriUes castigos,-

f J& udité verbum D om iní fí- ^ C ^ íd ia t palabra de 1^Señor,..


Mi Isra el'r quia judiciüm D ó m w Hijo» de Israél, porque-el S eñ o r
no- cum hahitatoribu» térrozinon-'- va: &ftflcer'jjm io* \soo los inora-
est enim- vemtdsi. et non e s ím i- dórea: de 1 á -titira : porque no hoy
serkordia ^ éb non est scientia D el mdad»>iií'b'ay;BÚsericor<lÍa»'Rieo-''
in ierrer;. w e ir» íe n to ;d é D io s; en 1á tierra V
% M ^ é d ie tñ m ^ e í mendacitími. 2 1.a rtíaldícion, y :menUra, f
'- et' komicidhi'm e t fu r tm n , e r hornietdio, y lofeo; y adulterio la
adulterina» in u n d a w rim t, et san» im m d á ro n V y un homicidio se to--
guié sanquinem Utiqit. ca con otro lioáricidio 'v
3 ' Bropter hoe lugebW ierra, 3. P or eslo se culutará la t¡cr­
eí inflm abitur. om nisr qui ftaíii-- ra'#i y e iífe m a rá todo el q g e :fíio-
tai in ¿ct, in. deslía agrh et in vo- ta e n eSlír,,cotila'bestia d d cam-tio,.
lucre ecetí: .sed- $t pisces m aris y c o n d a v í-d e l-c ie'o : ■y aun ios
congregabunlw. peces de la mar* serán recogidos
4'. Vérum iam ew unusquisqufr 'S in embargo no die ju zg u e7,-
m n fadicettefr non argualur vir: n‘n á nadie se ..reprehenda: p o rq u e1
$op}ilu& eniffi tiius s k u t hi, guí : t u 1pueblos-es-cocao aquellos-, q u e ‘
■ í 1 P orque «V-SeBór!ll<¡n<S 'tpié argüir y* - Párfi’ [íftrotwri 6 perccerAn- á uua. Los *
condenar'* en juicio £ los moradoras de Sa— ■¿ ix ; FáH ar <í%¿ -ó '-nMi'iíáiu ■
m aria. El ífebréo: jPíp^ío d Jého-aáh^ " 7 ■ Que ntnguoo b» íenuonHíia á querer-
3 : Ni flonocimíenlo práctico do üios para cdnlender c o n é ste p iv filflo rebelde , para-
resiii-larl^, serv irlo , y. adorar su justicia y - : d o n íe n c title y ;rPiiticirle- á la iÍio h í porque-'
providei(;¡¡;.' 'todo seráin&üV, puesto que tiene iios;idia do
3 Lisia inundada [ida vuesira - tie rra resistir é la voiumáds tle’Dios -declarada por
maldiciones, perjurios, homicidios; etc.1- el sumo Sátícrdalc, D eu lero n . x v n . 2. Vt> ‘
4* Píi. hbrnicidió sn 'alca«*a- á otro;' P o r ' me 4as habré .«¡oivél. j t i o - ya con palabí-aa^’
sa n g u ij se puedo entender tam bién en g e - ni con reprehensiones, de que ut> hace caso,
noríil et 'pooaáó, que m atá al- almavestó to d o •• Eino: cíiií'severos castigo* y terribles :aK ic--
llano de maldades -j éccesoM •, no se ven siuo cionW , que los harán entrar en «ordura: Y
dos&rJrnes por todas partes-, estís-3eniú(o es muy coiiíor«a® á lo qué »*■'
5 Uéscripoion de una CJttrpma y univer- dice un ol r . !*•
salllüsalacioD. J ehem . iv, 23. x u . *...
16 fcA PROPHECÍA BE OSEAS,

contradicunt m cerdoti. contradicen a! Sacerdote.


5 E t corrues hodie, et cor- 5 Y caérás h oy1, y caerá ta m ­
ruet eliam propheta tectm : noete bién el propheta contigo: de no­
lacere feei matr-em tuam. che hice callar á tu madre.
6 ConiieuÜ populas m eus, ed 6 Calló mi pueblo®, porque
qudd non habuerit scientiam: quia no tuvo sa b e r: porque tu des­
tu scientiam rep u listi, repelíam echaste la ciencia3, yo te desecha­
te , ne sacerdotio fungaris mihi: ré á tí, para que no exerzas raí
et oblita es legis Dei luí, oblivi- sacerdocio: y pues olvidaste la ley
scar fitiorum tuorum et ego. de tu Dios, yo tam bién me olvi­
d aré de tus ¡tijoé.
7 Secundüm m ultitudim m eo- 7 Según se m ultiplicáron
ruin sin peccaverunt m ih i: glo~ ellos*, así multiplica ron sus peca­
ria m eorum in ignominiam com- dos contra mí: su gloria la tro c a­
mutabo. ré en ignominia.
8 Peccata populi m ei come- 8 Comerán los pecados de m i
dent, et adJniquitatem eorum su- pueblo \ y á la maldad de ésle
blévabunt animas eorum. levantarán sus almas.
9 E t “ erit s k u t populus, sio 9 Y seríi tal el Sacerdote co­
sacerdos: et vi silabo super eum mo el pueblo6: y visitaré sobre él
«tas ejus, et eogitaíiones ejus red* sus caminos, y le tornaré sus pen­
dam ei. samientos.
10 E l comedenl, et non saíu- J.0 Y comerán, y no se sacia-

\ L uego, luego p erecerás, Israél, y 5 Ellos so alim entan y enriquecen con


contigo perecerán tam bién tus falsos pro­ los sacrificios, que mi pueblo ofrece por sus
phetas : tu re y no caerá en una tenebrosa p ecados; y así lojos de oponerse ís ellos, y
ro ch a de miserias y de males. Esto se re­ de cortarlos con sus am onestaciones y re ­
fiere al triste cautiverio á que serian con­ prehensiones, los entretienen y fomentan
ducidos: tal ves los Assyi’ios entraron de con su disimulo y mal exeraplo, para que
noche , y lom aron á Samaría. creciendo estos , se aum enten también los
a Pareció por carecer de la v ita lu* de sacrificios, y por consiguiente sus intereses.
mi palabra , y por faltarle el conocimiento Pecado se pone por la victima ú hostia ofre­
práctico de mi ley, v. I . cida por el pecado, n . C orinth. v . 21. Pue­
3 E sto parece que se ha de aplicar se- de tam bién exponerse en otro sentido: Se
Heladamente á los Sacerdotes, en yo princi­ tragan los pecados (k* mi pueblo disimulán­
pal empleo es am aestrar j enseñar á otros, dolos; y los cargan sobre sí y sobre su con­
h e títe ro n . xxxm . (0 . Maí.aCu, h . 7. P u e­ ciencia, por no, reprehenderlos.
de tam bifti hacer alusión esla expresión al 6 P o r esto el Sacerdote sin ninguna con­
hecho do Jeroboam , el qual después del sideración ni respeto á sil sagrado m iniste­
cisma estableció S acerdotes,' tomándolos de rio ser4 envuelto en le general desolación, y
la gente iufima del pueblo, y personas, que será tratado del mismo modo, que el común
no eran de la tribu de Levi. Véase ni. ü eg . del pueblo; y vengaré sobr« él el desarreglo
Xl!. 31. 32. dw sus obras, y le pagaré conforme la me -
■4 Quanio yo log hice crecer mas , lle­ rczcan sus designios y sus obras. La? penas
nándoles de honras , de hijos y de bienes. corresponderán á sus pecados. E s un He­
E sto pertenece tam bién á los Sacerdotes. braísm o.

a / ío í. jiiv . 2.
CAPÍTULO i r , IT
ra h tin lv r : fornicnti su n t, et non r á n 1: fornicáron*, y no cesáron:
cessaveruni: quoniom Dominum porque abancíonúroti al Señor sin
dereliquerunt in non custodirndo. respeto.
11 l\,-/nicatÍ0i cí vinum , el 11 La fornicación*, y el vino,
ebrielás a u fe r m l cor. y la erobriíiguüz quitan el cora-
zon\
12 Pojjuííís meas m h'gno suo 12 Mi pueMo en su leño p re ­
iíiterrogamt, et baculus ejus a n - guntó*, y s» b áculo5 se lo dccia-
nunfiavil ei: spirilus enitn fo rn i . ró: porque el espíritu de fornica­
e a lio m m decepit eos, et fornieali c ió n 7 los engañó, y fornícAron
aunl á Deo suo. contra su Dios.
13 Saper capila m ontium 13 Sobre las cimas de loa
sacrificábant, ct super colles ác~ m ontes sacrificaban, y sobre los
cendebanl thymiama: subtus quer- collados quem aban perfumes: d e-
cum, et popuhrn, et (erebinttium, b aso de la encina, y de! álamo®, y
quia bona eral um bra ejus: ideo del lerebintbo, porque les era
fornicabunlur v e s ír w , et agradable su sombra: por c í o se
sportsas vestrw a d u ltera erttni. fornicarán vuestras h ijas9, j vues­
tras esposas serán adúlteras.
14 N on visilabo supvr filias 14 No castigaré á vuestras
vestras cúm fuerint fornicaiw., et bijas quando se fornicaren, ni á
í u p e r s p o u s a s u e sfr a s c ü m a c h d - vuestrus esposas quando a d u ltera ­
íeravcriid: ijuoniam ipsi cu m m c- r e n 10: porque ellos con la sra m e ra s
reíridhun coH'os¡ao.’¡antur, et cum tenían trato , y íjacuficuban con
effeminalts sacrificübant, et p o p u ­ los afeminado.-, y el pueblo sin en ­
las non intclliijcns vapulabil, tendim iento ¿<erá castigado11.
e
1 Se entregarán i lütlo gínero Ja vicios ta s , como hem os visto en Ezech. x si, 2 1 ,
y desórdenes ; pero no hallarán la hartu ra y 6 ais. 6. E su lla g o . MS. S. E su
«alisraccioji, que buscan y d esean ; porque w aralo.
sola la justicia es la tjuo puede saciar á loí 7 Su Ciega pasión A los ritos sacrilegos
gue la cu ltiv an ; y la codicia por otra parle de J;t idolatría por la qual violaron la honra
siendo ían insaciable, quanto mas procura, debida i su Dios. I sai. il iv , 20.
ía tista c e rs e : lanío es m ayor el ham bre, 8 HS. C. E so el pobo.
que padece. S. Gerósvmo . 5 Castigaré vuestra idolatría , abando­
2 C a y í r o n , y so cn 're gó ro n p e rdi dam en ­ nando á v u rstras bijas y m u jeres para que
t e al vatio cu lto <io los ídolos. so prostituyan con la mayor ignominia y des­
S Tanto la del cuerpo como la del espí­ vergüenza. A aiosvii. 17. O tam bién: P erm i­
ritu , -qual es lá idolatría. Lo que se confirma tiendo, que los Assyrios quotido las lleven
evidentem ente con el excm^lo de David, de cautivas, abusen de ellas i vuestros mismos
Salomón, y rie Samsím. ojos.
4 Corrom pen la voluntad, y turban la 10 Lea daré rienda s u e lta , disimulando
razón. y callando, aunque se em pleen en estos
5 E n ve* de buscar el oráculo de su tratos ilícitos y vergonzosos, deshonrándose
Dios, pava pedirle eorsejn en sus dificultade's, ó sí misuins y á vosotros; y esto én prna do
consulta i los Idolos hechos de m adera; y de vuestros tratos ilícitos con m ugeres de mal
las varas 6 biculos de los agoreros y magos v i í i r , ó con hombres aun peores que estas.
oye las respuestas, E x o d . vn. 42. Lo mismo Que no quiso en ten d er, ó darse por
hacían por medio de la suerte de las sae- entendido, cerrando les ojos 4 la luz.
TOM O S I 3
18, LA PROPHECÍA DE O SÉtS.

15 S i fornicaris tu Israel,. tS Si tú , Is ra é l1, fornica?, á:


flan delinquat saltem Juda\ et no* lo ménos no peque Judá: y n o e n -
lile ingredi in Caígala i el m treís en Gálgata, ni subáis á B e-
ascenderítis in B tlk a e m ¡ neqye j ti- ■ th a v é n ,. ni jareis: Vive t?í¡ S eñor V
ra v m tist: V ivti Dom im s.-
16 <?ucwícírt sicul vacca lct~- 16* P órqae como lasciva se-
sem tem declinam t Israel:., nunc desvió Isra é l3: ahora los apaconta-
pascet m i. O om inust q rn si agnurrt rá-el Señor, como á un . cordero >
in la ü tu d in e . en lu g ar ancho*..
17 Particepi idolorum E- 17 Ephraim ¿ participante* dé ­
p h r a m , dimitte tu m . los ídolos, déxale..
1 8, S'eparaíam, est convivium 18 Et tiene bu- c o n v ite 'a p a r­
eorum t foraicatiane fo r n k a ti simí: te®, fornicó sin .cesar’: sus protec­
d ü e x e rm t- aberre ignom iniam tores^ 1se - complacen , en . cubrirle
protectores eju s.. de. ignominia;.
19 L ig a vit <¡um sp iritu s in 19 Le ató el viento en sus
alis sw s, et confundenlur á sa- alas*: y ellos serán confundidos'
crificii&.suis,.. por sus sacrificios.,
4 ■ Va e l pueblo da Israél- & Gdígala y á '■ 5 O Judá apártate- de E phraim ó de-
Bethavéa á adorar lo s falsos dioses: tú , J u - I s r a é l, no le sigas, ni: im ites en.el .com ercia >
<li', no te ¡miles en la - impiedad. E n esto; que tiene con los ídolos. .
lagares estaban los. becerros de o ro , quo 6 Se han separado do lí, form ándose su -
hiíti Jeroboam.. B otA -avén as el misino pue­ religión, cerem onias, y convites sacrilegos,
blo qiíe SaCheí; mas por q u a n ta U íík e ts ip - diversos de los tuyos; y asi no quieras, ten er
nilica ca.su de S ío s, Gcnet. x xviii. i t . 13. parte en ninguno de sus excesos.. E l Hebréo
y .esta lugar .había sido, profanado,co.n, la ido­ C3X2D ")D , í h óe&ítía corrom pió. F ü k -
latría de los becerros;- ni.- R e jr x n . 29. los r a r . A fedeciéss su vinal- co a lo que se sig -
Prophetas le nom braron frcqüentem cute niiica la .corrupción g.eneral en, todo lo que
Ííáf ^ffiüíw,.e5ti} es, casa , de ídolo ó. de* va­ perteneció ni servicio de Dios. Isai. i. 22.
nidad. 7 Se ban entregado á toda suerte do -
2 > Dando al (dolo el nom bre inefable del idolatría con el m ayor desenfreno. .
Sefior ; ó- ta m b ié n : No .tom éis en vuestra : 8 ■ Sus P rincipes j los que babian de s e r ­
boca m i.aotabre inefable p ara ju ra r por él, virle de escudo * le han cubierto de: ignom i­
al mismo tiem po-,quo perseveráis adorando.. n ia , promoviendo la idolatría y sus desór­
£ invocando los. falso* dioses. denes. O tro s: Les falsos dioses.,
3 i MS. 3.- R a velio ía , F eiih au , A lvrco­ 9 . Al viento se dan alas 'por met£ptiora
dera atoreió, C. R . C errera re u a tó . Ha para- significar su velocidad.* El; viento 6
«acudido, e l.y u g o , y s e . ba ido siguiendo sus... torbellino de la divina indignación .le a r re - -
desvarios y antojos. batará y llevará velozmente ¡ para dcxarlo ■
í Los d eia en g ro sar de m a n e r a , que disperso, por varías regiones, y particular­
ábuaden d e . lodo ,■ y v ivan-com o gusten.; m ente por las provincias.de los Assyrios i y
p ara que despaes sirvan de cebo ;i los A s- q u ed arla cubiertos de confusion y de igtto-
i j r i o i : al tno io que se dexa engordar u n > miaiii por los- sacrificios quo ioipiatnenls ■
cordero en un campo libre y ancho , para . ofrecen á los ídolos.
despues degollarle. .
C A P ÍT U L O Y
E l Señor castigará A Israél por sus m aldades, y am enaza también á los de
Judá. A los unos y. á lo so lro s será in ú til lodo socorro humano, teniendo á
.D ios ,por enemigo hasta-que ellos se conviertan.

i A i udiíe hoc sacerdotes, el 1 U ¡d esto, ó Sacerdotes1, y


altendite domus Israel, el domus -estnd atentos, casa de Israél, y ca-
regis auscultóte'.-quid vobis ju d i- sa del Rey % encachad: pues para
ciuín ést, quoniam laqueus facti vosotros es el'juicio'1, por qtrciiito
eslts speciíiatíoni, cí rete expan~ lazo fuisteis:pura loa que debíais
sutn super Thabor. ser atálayas, y red extendida so­
bre el Thabór.
2 Til victimas declinasfis in ■ 2 Y ¡as víctim as hicisteis caer
p r o fu n d u m : et ego -eruditor en el abysm o1: y yo les he itis-
om nium eorum. truúio 6 todos ellos8.
3 Ego scio EphrG tm , et I s ­ 3 Yo conozco á "EphríJÍmB, y
rael non esí abstondüus á me: 110 m e es desconocido 'Israél: pues
quia nuncfornicalus esi E fh ra im , ahora fornictt E p h ra im 1', fie con-
coniaminalus esl IsraHL tum inó ísra é i.
4 Non dabuni cogitaltones 4 río aplicarán sus pensa­
suas u t recerta n lu r «cí Dcum m ientos para volverse á su Dios:
su m r. quia spirüus forn-kaí'io- porgue el espíritu de forojcccip»
num in medio eorum t et D om i- e s tá a «n medio de ellos, y no cd-
num non cognoveranl. nociéron al Señor.
4 Estos eran los Sacerdotes intrusos,'am bición ¿ in te ré s, 'los hacéis caer en Lo
establecidos por Je ro b o am , los quates no profundo de la maldad y del abysm o. Otros:
eran de la estirpe y casa de Aavón, Hacéis que ofrezcan á los Idolos las víctimas
2 En esta expresión se com prehenden qaa debían consagrarse al verdadero Dios.
les Oficiales, Ministros., :y Consejeros del Otros úc otros varios m o d o s, porque este
Uey que. formaban el gobierno. lugar es obscuro.
a P orque el Señor quiero en trar con 5 F ís r r a r . :E yo v a ró n de castigo d toa­
vosotros á c a r g o s , 7 con Llenaros ; pues en dos e lh s , Mas 7 0 q u e soy el Juez soberano
vez de ser unos atalayas y centinelas del os baró dar cuerna estrecha de todas 'vues­
pueblo , le habéis arm ado lazos y tendido tras m aldades, y os castigaré con el mayo*
redes con el fin de oprim ir y despojar íi los rigor por ledas tila s,
¡nocentes, como lo hacen los caladores eri tí Tenco bien conocidas las malas m a­
el Thabór para prem ier las (leras y las aves. ñas y a rle s du E p h ra ím . E sta era la prin­
Sjjecw íafíojií,'esto-íis, iis , j a i specnlátifini c ip a l, y por ella s e entiende el re jn o de
s e s lr a í u n t comníU-i. las dicf, trib u s , y..lo icistno por Istaél.
i MS. 3. P e rfv n d á r ü n . En lo que se 7 Se ha entregado al culto de los ídolos;
hace alusión á olro modo de cazar. Se ca­ 1c que pv.ede entenderse particularm ente de
van buyos profundos, y cubriéndolos con ra ­ los-b ecerro s de ovo, que hiio fabricar y
mas y tie rra , quedan disimulados, y las fie­ adorar Jeroboam ,
ras al pasar se h u n d e n , y quedan pulsas en 3 Porque la corrupción do sus obras , y
lo hondo. E sto es lo que vosotros bucéis con propensión á la idolatría ofuscan la raion,
los de este pueblo, s*crÍGc ándelos a vuc-stra y uo ven ellos en medio de la lus. .
20 L i PROPHECÍA DE OSÉAS.

5 E l respondcbií arrogantia 5 Y se m ostrará la arrogancia


Israel in facie ejus: ei Israel, et de Israél en su c a ra ': é Isroél y
E phraün ru sn t in iniquilate sua, E phraim caerán en su m aldad,
r u ft etiarn Judas ew n eis, . caerá tam bién Judá con ellos.
6 In gregibus i,'iris, el in ar~.. G Con sus rebaños, y con sus
n w a is suis vadent ad quarendutn vacados irán á buscar al Señor: j
D om inum , et non invenicn t: ahla- no le h a lla rá n 5: se retiró de ellos.
lus est ab eis.
7 In dom inum prm varicati 7 Contra el Señor prevaricá-
sunt, quia filias alim os genuerunt: ron, porque engendróron hijos e x ­
ntíwc devorabit eos mensis cwm tra ñ o s5: a h o ra -e n «n mes serón
parlibus suis. consumidos con quanto tie n en 4.
8 Ctangüe buceiná in Gabaa, 8 Tocad la bocina Ven Gabaa,
ti¿ba in Rama: ululate itt fíelha- Ja -tro m p eta en Ramo: aullad en
ven, post tergum lu u m Benjam ín. ' Betiiavéu, tras tus espaldas, B en­
jam ín.
9 E p h ra ím in dcsolatione erit 9 E phraím será en desolación*
in di<¡ correplionis: in tribubus en el día del castigo: en las t r i ­
Isra el osíendi /ídem. bus di* israél m ostré fifi id idad7.
1 0 Factt sunt principes Juda 10 Los Príncipes de Judá se
quasi assumenlcs term inum : su - han vuelto cortio los que traspasan
p er eos ejfundam quasi aquam térm in o s8: sobre ellos d e rram a ré,
i Y !a desYcrjiicTtia oon que desprecian 4 Un breve espacio de (iempo bastará
á D io s, se descubrirá en su c a r a , quo los p»ra acabar con e llo s, y con cuanto tienen.
condonará', haciendo ver á lodos sus delitos O la m b ic n : Cada mes experim entarán mil
I9A 1. t i t . 9. O Lambían: La pena que sufri­ desastres y correrías de enem igos, que los
rá este pueblo ap ó stata, corresponderá á la consumirán á e ilo s , y devorarán todas sus
osadía y desvergüenza} son que lia pecado haciendas y bienes.
contra su Dios, 5 R epresentación de una repentina ir ­
a El Señor los ha buscado , convidado y rupción de enemigo , de la q u alse daba avi­
llamado por sus Prophetas , pero inútil­ so á lodos desde lugares a llo s, como eran
m ente : y así que sea cumplido el plazo, estos de B enjam ín, que confinaban con el
que tiene señalado p ara usar con ellos de reyno de las diez tribus. J ie tk -a u é n en tre
m iserico rd ia, le b u sc ará n , y pretenderán £ pitra ina y Benjamín ; Io su e t u . 2. xvm .
aplacarle con sacrificios y ofrendas ; pero l í . como s i d r e r a ; Estad a le rta , vosotros
todo s é rí in ú til, porque no los oirá , en pe­ los de Benjamín , y los de J u d á , por el pe­
na de su obstinación y dureza. ligro que también os amenaza : dad aviso
3 Como una m uger adúltera , que losdiciendo, que los A ssjrios están ya sobre el
tiene de otro que de su marido. P o r estos reyno de Israél.
Lijos bastardos se entienden prim eram ente 6 Será asolada, en el dia que te n 30
los engendrados fuera de legítimo tnitrím p- destinado para su castiga.
nio, ó por adulterio: en segundo lugar aque­ 7 El cum plim iento de esta am enaza d a-
llos ¿ quieaes aunque de legitimo m atrim o­ rú fe de la verdad , que los he anunciado
nio, los padres con el cxemplo y con las pa­ por mis P rophetas.
labras enseiiaban la id o latría, apartándolos 8 Semejantes se ban bocho i aquellos
del culto del verdadero Oíos: y en tercer que por dar m ayor extensión ú sus tierra-i,
lu g ar los que tenían de m ugeres idólatras, roban las de luí otros, cpia confinan con
con quienes les estaba prohibido conlraher las sn ja s, y en Itigar de asistirles, se e n ­
m atrim onio. grandecen- con la ruina de sus lierman- 59.
CAPÍTUtO T .

iram tneam. como a g u a 1, mi saña.


11 tVi/ttmrtíain jsa/ícns esl E - 11 E phraím sufre agravio4,
phraim , fractus judicio: quonfam quebrantado en juicio: porque co­
coepü abire post soreles. menzó ó seguir Jas inm undicias.
12 E t ego quasi linea E - 12 Y yo, conu* polilla para
phraim : et quasi puiredo dornui E p h ra ím s: y como carcoma para
Juda. la casa de Judá.
13 E i vidit E ph ra ím languo- 13 Y vió E phraira su enfer­
rem suum , et Juda vinculum m e d a d y Judá sus cadenas: y se
smim: et abiit E p h ra ím ad fué E phraim .nl Assyrio, y envió
íu r , et m isit ad regem ultorem: et al R ey vengador*: pero este no-
ipse non poterit sanare vos, nec podrá sanaros, ni podrá desataros
solvere poterit á vobis vinculum . las cadenas.
14 Quoniam ego quasi lecena 14 Porque yo como león p ar* '
E p k ra im , ct quasi catulus leonis E phrñim , y como cachorro de
dom ui Jada: ego ego capiam, et leo» para la casa de Judá: yo, yó■
v a d a m : to lla m , et non est qui h a ré la presa, y m e iré*: la tom a­
eruat. ré, y no hay quién me la saque.
18 Vadens revertar ad locum 15 Me iré y volveré á mi lu ­
m eam : doñee defícialis, et queera- g a r 7: hasta que desfallezcáis, y
lis faciem meam. busquéis mi faz.
Véase el D eai. x ix . 11. xxvit, en donde Plu'il Rey de Assyria, pág&tidole cada aña
Dios prohíbe, quo se m uevan los términos mil talentos: y sobre Judá, quando A chál
ó m ojones puestos por los antiguos. Aquí su Llfty imploró y solicitó los socorros de
se condena la impiedad de los Principes de Tlteglalliphalasár, véase tam bién el iv. dd
Judá, que trasladaron ú los ídolos el culto io* Reyes xvn. 17.
del verdadero Dios; como io hieiéroa A chúi, 5 T h ég lath p h alasát, para que viniese-
ManasÉs y otros. en su socorro, y le ayudase i veogar sus
1 Como una inundación 6 diluvia de ag rario s.
agua, que todo lo cubro y arrebata. G Término tomado de las fieras, que
3 E s oprimido, y padece rail injurias y quando hacen alguna presa , corren con
violencias por la ty ran ía de sus Príncipes ello, y uo hay quien le í de alcance, ni se
y Reyes; y esto lo perm ite «1 Seiior en la saque de c a tre las garras. Como si dixera;
pena de haber rielado ú su Dios, y e n tre - No o-¡ canséis en buscar socorros im m anos,
gádose i la inmundicia do los ídolos. que de nada os aprovecharán, teniéndomo
3 Le iré consumiendo poco á poco con á mí por enemigo.
males y desastres, hasta que por último Y Os negaré los socorros de- mi pre­
quede deshecho y destruido enteram ente. sencia, gracia y protección-, como s i fuera
4 Y quando Israél vea el mal que pa­ á ocultarm e en las alturas y estarm e en
dece, y Judá las ataduras de la llaga que mi throno del E m pyreo, sin volver á vo­
le aOige, buscarán socorros de pueblos ex­ sotros ni una sola m irada, hasta que ab ru ­
traños, y los com prarán con grandes su­ mados del peso da la tribulación y trabajo),
ma», pero será lodo inútil; porque no habrá entréis en cordura, conozcáis vuestros exce­
quien pueda aplicar medicinas á sus males. sos, y os convirtáis á mí, y me busquéis ar->.
Sobre Israél víase el ív. de h t Reyes i r . rep-etuidos sinceramente..
i®. 30. qwantlo co'oapcó la proltecion do
.LA PttOPHECÍA BE CSÉAS.

• « C A P IT U L O v i.

P.OTmedio,de las tribtdaciones^s-’ convierten al Señor Israél, y Ju dá. Ame­


n a z a s .delJSañor contra los mism os.

ir ?
1 J n iríbulatione suá mané 1 JCin sti tribulación1 p o r la
¿consurgent ad me: .Femíe, et re~ ;in anana se leva otarán .4 Y e-
verta m vr ad Dominum: jiid , y volvámonos al Señor:
2 Quia ipse cepit, et sanabit 2 Porgue él nos tom<Vy nos
nos: pecurtid^ et curabü nos. ;sanar& h erirá, y nos curará*.
3 Vivificabic ■« nos .posí ,duos .3 Nos dará !la viiia despues de
■dies: in die lerlia suscitabit nos, .dosd ías4: al tercero dia.no^cesucí-
.et mvcmus .in ;conspectu ejus. ta rá , y viviremos en su presencia.
S c ie m u s, sequemurque u t cogno- Conoceremos al y le segui­
.scam us D o m in u m : quasi difucit- rem os para conocerle. Como el
lum pr& paratus est e g r m u s ejas, ,alva está ^preparada su «salidae, y
,et veniet quasi imher nobis tem~ ¡vendrá á.nosotros así como la llu ­
jporaneus, el serolinus terree. via tem prana, y tardía de la tie rra .
4 Q uid faciam Ubi JEphmímH 4 .¿Q ué,te h aré á t í 9, Ephraim ?
1 P arece <¡ue este es un ‘disonrso del e te rn a m e n te «on él-en la glo ria, P a re c e que
tpiieblo , que da. m uestras de su arvepem i- la tu v o en v ista el .A póstol. I. C orinth.
,«líenlo, en coiiscqiicncla de lo (¡na queda ya x v . i .
.dicho en el Cispitulo precedente. e ,E stá d ecretad o ab (B ienio. E l N a ci­
2 E s un fji;liraíi!iii>. sin tardanza y con m ie n to d e e ste J)iv in o 'T U ¡icnior , íju e sald rá
grande fervor se convertirán á mi, y ^ h o r ­ d el sen o d el P a d r e , para de sc e n d er á la
rándose,unos ,á otro», .dirán: Tío perdam os tie r r a . E s te D ivino N acim iento s e rá com o la
■tiempo;..porgue lo es y a , 4 » que n o s :volva- ■luz de la auvora , q u e d is ip a rá .la s tin ie b la s
.me» al Señor m uy do .veras. E ste cautiverio do la ig n o ra n c ia y del pecado , a lu m b ra rá á
y males que padecemos , no nos vienen de los h o m b re s.c o n el íx-splandor -de su e x e m -
los Reyes que nos han .trabido cautivos,á plo y d o c tr in a , y fe cu n d ará .sus a lm a s,
estas tierras, sitio d elS eíío r, fjue bu querido ,eocuo la llu v ia fertiliza ;i la tie r r a ,e n el oto­
castigar nuestras abominaciones 6 idolatrías. ñ o , d esp u és de h a b er recibido .en su sen»
E l .es el que nos ¡in herido y llagado ; pues la s s e m illa s , p ara que .broten.; y en la p r i -
61 será tam bién el quu ligará con yendas .m a v e ra p a ra quo.-crí7,e¿ra lns p la n ta s , y lle -
nuestras llagas y h erid as, si nosotros coa ,veo á s a io n los trin o s queden si tie n e n .
verdad y sineuridad le b uscam os, ¿ im p lo ­ 6 E s ta s son p a la b ra s .de un p a d re lleno
ram os su miicríeo.rdia, ,de a le cto íicia n« p u eü lo e stra g a d o , in g ra to ,
3 Nos hirió; el futuro por el p retérito . y re b e ld e . Como si d ix e ra : ¿Q ué m e queda
i E n breve tiempo nos librará de nues­ ya q u e U;teer , q u e no baya bnclio por vos—
tras m iserias. E sta es una .prophecía de la ,o iro s, para atralieros á t n í , y reduciros á
resurrección de Jesu^Cliristo al tercero día; iíuarza de benelicios? Véase Is a i. v. Vos­
pBrqne todos sus escogidos resu citarán , y otros ¿ todo habéis correspondido con con­
■ vivirán , baxo de su cuidado y protección,, tinuas rebeldías é i narval i m tlos, y si alguna
y con la firme esperanza de rey n ar despucs .vez habéis hecho sem blante de convertiros
■ a i. C o rin lh . s v . í .
CAPÍTULO V I. 23

quid faciam tibi Juda? misericor­ ¿qué te h aré á tí, Judá? vues­
dia vestrw quasi nubes matutina', tra m isericordia, como rm b ed e )a
et quasi ros mané periransiens. m añana,-y-com o-roció de la m a ­
drugada, que pasa.-
5 P ropter hoc dolam in p ro - 5 Por esto los he acepillado
plielis, oecidí eos in verbis oris p o r loa P ro p íretás', los he m u e r­
mei: et jud id a tua quasi lu x egre- to con las palabras de mi boca: y
dientur. tu s juicios como lu z ’ saldrán*. .
6 Q uia * ■m isericordtam vo- 6- P orq u e misericordia quiera,
lui, et non sa crificiu m ,, el scien- y na sacrificio V y- conocimiento de
tiam D éi plüsquám holocausto. Dios'V.mas que holocaustos.
7 Jpsi autem sicut A dam . 7 Más ellos así como Adam *
íransgressi $unt pactum ,t ibi p r e ­ traspasaron mi ■alianza, allí pre-
varicad su n t in me.- varicáron contra mí®,
8 Galaad civilas operanlium 8 Galaad, ciudad de fragua­
idolum , supplantata sanguine. ■ dores de ídolos, iu u u d ad a7 de la ’
sangre.*
9 E t qua si fauces* virorum * 9 ' Y como fauces d¿ ladrones*,
í m i, de servirm e y de tem erm e í no ha ■ vayan'acom pañados dé uñ in tério r .afecto,
sitio con firmeza ni perseverancia. La ju s­ tem or y piedad Acia Dios y de caridad ácia
ticia y picJail que habéis m osteado, ha sido lo ; pi-Aí irnos.
sem ejante á aquellas nubes y roclo de la Jjv I ' cxinocimienío "práctico d t Dios.
m añana , que á lo» prim eros rayos del Sol ü EL prim er pecador de tcftlos los hom­
enteram ente se desvanece y se saca. Aquí b res, que im spasó el precepto que j o le p u ­
m ise ric o rd ia se pono en lugar de ju s tic ia , se: de donde se sigúiA la-general corrupción
6 san tid ad , étimo se observa tam bién en : y maldición, de todo-el género hum ano. Job.
m uchos lugares de ta E sc ritu ra / XXil, 33-,- ISA!.' X1.IU. 27.
1 MS.' 0. i o s dnlé. P or esto se v e ra ­ 0 E n 1a transgresión do mi alianza mos­
mente os he reprehendido, amenazado y cas­ traro n su rebeldía contra mí.
tigado por mis-l’rophetas, para desbaratares ■ 7 El H ebreo: A feada. Ciudad sacerdo­
y enderezaros como un pedazo de m adera tal y santa-, se ba convertido en albergue
Heno da nudos y torcido:- y he perm itido, de iá idolatría y de la abom inación , pues
que por anunciaros m is palabras y am ena­ es lá m nretra de todas las supersticiones ido—
zas, ios hayais afligido, perseguido y conde­ iátrieas , y está llena de la sangre inocente,
nado á m uerte; m . R s j. s i s . 17. J e u e m . i. quo en ella se ha derram ado , y que será
■(0, et n . C orinth. x. 5>. 6. O tros entienden causa de su üUima ruina. Aquí Galaad se
esto de los falsos pro piletas, matándolos con toma por todo su territo rio í> p rovincia, <¡ut>
las palabras' de mí boca* haciendo alus ion eom.prelfendia varias pueblos de la otra par­
é a q u e l l o s q u e hizo m orir Elias con fuego te del Jordán.
baxado' del ciclo. - 3 ' MS. 3. L a s aloauelás. Sus ftmcés 6
2 Y se hará á todos tan clara como la garganta es .como -ta .délos lad ro n es, que
l u í del Mediodía . ta ju sticia de la sentencia nunca se ven hartos de sangre: es cómplice,
y condenación , que he pronunciado con­ 6 tiene parle con tos Sacerdotes , que ponen
tr a tí, hom bres emboscados en el camino , que va
3 Te he condenado, sin hacer cuenta de gichcni á Jerusaiém , para que asalten y
de tus sacrificios ; porque yo no me pagó de m aten á los que dé allí van at te m p lo , para
la e ile rio r pompa y aparato de tus holo­ adorar en él al Señor en las principales
caustos y servicios; ¡o q u e busco es , que Gestas del año. P uede s e r , que estos S acer-

* i. H ej- rv . 3 J . Eeeles, ív, 17. S la tth . « . 13. et, s u . T.


M IA PROPflECÍA DE OSÉAS.

latronum , particeps saccrdolum, tiene pnrte con loa Sacerdote»,


in via iníer/icim tum pergenies de que motan en ei comino á los que
Sichem : quia scclus operali sunt. v¡¡n de Sichéna: porque maldad
o b rá ro n ’.
10 In domo Isra el vidi hor~ 10 E n la casa de Israél vi una
rcndum : ibi fornicalioncs E - cosa h o r r e n d a a l l í las fornicacio­
phraim : contamínalas est Israel. n e s3 de E phraim : se contaminó
Israél.
11 -Sed et J u d a pone messem 11 Y tú tum bíen, Judá, p re ­
tibi, etim convertero captivitalem para mies p ara tí, hasta que yo
populi tnei. m elv a mi pueblo del cautiverio*.
dHea puestos pot Jero b o am , se sirvieseii los l x s . P ues tú , Judá, qus bas im itado la
de los de Galaad , para asesinar á los que impiedad de js r a e l adorando ¡dolos, len e n ­
freqüentaban el templo da Jerusalóm , tendido, que serás tratado por tus enem igos
-I Yo comparo las violencias de estos como el trijii, que quando está en saion cao
Sacerdotes íi un latrocinio, por<|‘i© verda­ á ia hoz del segador: hasta que yo ha¡;a vol­
deram ente son airosos. O la partícula g u ia ver á mi pueblo de B.ibyloaia , despues que
no es caus.il, sino afirm ativa, como en oU'os haya gemido m uchos años en un duro y triste
lu g ares: verdaderam ente cosas atroces y cautiverio. O tam bién: Tú crees , que po­
horrendas han executsdo. drás sem brar, segar, recoger tus mieses y
2 M i. 3. Vida n e g r e g u ra . F e r r . Vi frutos oon toda quietud y sosiego ¡ pero no
tucied'ad. será oslo asi sino quando vuelvas de B ab y -
í Los becerros de oro, que fabricó Je­ lonia, despuas de estar ¡>Ui cautivo setenta
roboam de la tribu do E n h ra iia , y las hizo niíos. E l Uebréo: “ 7 T 3 fp Hll?, también Ju-
aflorar primero á loa de su trib u , y despues d¿ p uso m ies p a ra tí, participó de tu idola­
ú todas las oirás d ejsraé!. tría ; habiendo yo quitado la cautividad de
i Esto se lia de ju n ta r con las palabras mi pueblo, ó sacádole do la esclavitud y
que preceden: So contam inó I s r a í l : y tú servidum bre de E gypto, y obrado en su
tam bién, J u d fy así cí H ebreo, el Ctiáldéo y favor tantos prodigios.

C A P E T IT L © V II.
E l Señor reprehende la du reza del pueblo, y su confianza en los socorros d i
naciones p ro fa n a s, que se con vertirían en su ruina.

1 \ ¿ iim sanare vellem Israel, 1 Vj^uando yo quería sanar á


reveíala est iniquitas E p h ra im , Israél, se descubrió la maldad de
t i «laíííia Sam aría, quia operali E phraim , y la malicia de Sam a­
su n t m endacium i et fu r ingres- ría*, porque hiciéron m e n tira ’:
Quando yo con mis palabras y avisos 2 Han dado culto á los dioses falsos.
q u ería corregir los pecados de mi pueblo, Dios había querido ex tirp ar «1 culto de Baal
se manifestó su impiedad y d u reia, que te­ y la idolatría, valiéndose para esto de Jehú;
nia escondida en su c o raio n ; de m anera que pero este despues de haber destruido el culto
esto m ism o, que había de ser su rem edio, de llaal, á instancias de ios principales de Sa­
ba contribuido por su malicia á hacerle peor m a ría , y por la misma raio n de nna im pla
y mas obstinado. y sacrilega política, que había movido á J e -
9M( tí
CAPITULO V II. O

sus est spoH ans, laíruncúhts así el ladrón cnlró para despojar­
foris. le, por fuera et ratero *.
2 E t ne ’forté dicant in cor- 2 Y porque tul vez no digan1
dibus suis om m m malitiam eorum en sus corazones, que.yo he te ta ­
me record a tu m : nunc tircum dc- do en memoria toda la malicia de
derunt eos adinvenííones sucb, co- ellos: ál presente los cercáron * sus
ram facie m e a fa c lw sun'L obras, delante de nií han sido h e ­
chas.
3 Con su m alicia1 diéron pla­
3. In m aliiia m a l& lificaw-cer fil Key: y con sus m entiras á
runl rcgem: et ñt mendacüs suis los Principes *.
principes. 4 Todos odú!teros \ tom o
4 Omnes adulterantes( horno encendido por. el hornero:
$i clibanus succensus á cúqitenic: c e s ó un poco la ciudad de la m ez­
qmevit paululüm emitas á com - cla de la levadura, basta que es­
mistione fermcnii, doñee ferm en- tuvo todo Fermentado.
iarelur totum. 5 Son los dias de nuestro
0 Diss rcgÍ£~ iiostri: caeperunt B e y 7: empezáron ios Príncipes

raljoam i levantar los Macarros de oro, con 4 lle n o su covaíon de perversidad y


el fin de apurtfir S 1os Israelitas de ir á malicia asín lié ron ¿ Jeríiboain , á Jehu i á
Jcrusaltni ú adorar al verdadero Dios , y d<iv los oíros R e y e s , que los in d u jero n al culto
que con esto no tu viesen ocasion do tratar de lo£ 5rlnlos* - ..
con los habitadores lie Judá , y de volver á 8 F s esto una repetición de lo mismo.
unirse cod ellos ; mantuvo ea pie los hacer- <1 T odos e sto s iilóUUi.'üs, á scm ü jam a do
tos y la idolatría , haciúndose rebelde ú un h o rn o e n ao m i.d o , na re sp ire n si¡¡t> tina
D ios, y usando para esto cié mucho arte y ard ie n te ;>asian da ciu regavse ni culto da lo=i
disimulo. YÉase el I/ib. i v .d e los Reyes, ídolos. Ciiliüó un poco de tiesapo e;i la c iu ­
x. íS. dad esla C erm íntacion , quando a !. principio
1 Por esto Israél será robado y despo­ del rey n ad o «3o Jatiú destru y ó á B.ial , 6
jado, tanto en su interior por los poderosos, h iío m a ta r á sus S acerd o tes ; pero poco des­
que son los tyranos dom ésticos; como fuera p u é s ei m ism o p e rm itió , que los idólatras
de poblado, por las correrías y entradas de fu e ra n espaveiendo la la v a d u ra de su idola­
bus enem igos. tr ía , y de n u ev o volvió i c o n ta m in arse lodo
.2 Y porque no crean, qo« yo pata cas­ e l p u eb lo .
tigar sus pecados traygo á k memoria ios 7 Estas son voces del pueblo: iío y es
que cometiéron cr¡ oíros tiempos; reflexio­ el d ia , dicen , en que nuestro cumplo
nen ellos mismos., y vuelvan ios ojo# sobre años , ó en que fué enthronizada: dia que
sí, y se hallarán por todas partes rodeados debemos celebrar can grande Tiesta y rego­
de Us iniquidades, que ni presente están co­ cijo. Los Cortesanos a sisu n 4 su mesa ,1o
metiendo á mis -mismos ojos. aplauden , victorean, y brindan por sa­
8 Como otros tantos lasos y redes para lud bebiendo c o n e s e e s o , basta que llenos
no poder escapar de mis inicios. P ro e . v. de vino , fuera de s í , fie burlan del verdade­
22. El Hebréo puede tam bie» exponerse de ro R io i, ofreciendo libaciones ¿ lo s ídolos.
eáta manera: Y no piensan, ni sd cuidan de Y ei Bey mostrándoles buen sem blante, los
que yo guardo la memoria de todas sus mal­ aplaude y acompaña , buTliudose como ellos
dades, que dentro de poco los abrum arán; de la religión , y de Dios. La palabra i l l u -
porque todas esUn presentes A mis ojos. sor se toma CU las E scrituras por un impío
P eto parece mejor el primer sentido de nues­ ó lib ertin o , que se mofa de lu religioa y de
tra Yulgata, la piedad.
TOMO XI. £
26 LA PROPHECÍA DE OSEAS.

principes furere á vmo: extendit enfurecerse con el vino: extendía


m anum stiam cum illusoribus. su mano con ios escarnecedores.
6 Q uia app licm ru n t quasi ■ 6 Porque aplicaron su cora-
clibanum eor suum , cúm insidia - zon* como horno, m ientras él loa
retu r eis: tola nocte dorm im t co- acechabasí toda la noche durm ió
quens eost mané ipse succensus el que los cuece, á la rnufinna «I
quasi ignis flam m a. íirismo ard e como fuego de llama.
7 Omnes cakfa cti sunt qua­ 7 Todos se caltínUiron’ como
si clibanus, et devoraverutit j u - horno, y devoróron á sus Jueces:
dices suos: omnes reges eorum tados ¡ms Reyes cavéron: no hay
cecideruni: non est qui clamet í» en tre ellos quien clam e á nal.
eis ad me.
8 Epkra'im in populis tpse 8 Epliraim mismo se mezclaba
com m iscebalur: E p h ra im fa c- con ios pueblos1: E phraim ge tor­
íws est subcinericiits pañis , qui nó pan, que se cuíích ai rescoldo,
non reversaiur. al que no se le da v u eltaa.
9 Comederunt alieni robar 9 Coraiéron los extraños su
ejus, el ipse nescivU: sed et cani fuerza, y ¿1 no lo supo*: y aun se
effusi su n t in e o f et ipse igno- ha cubierto de canas’, y ól no lo
ravit. entendió.
10 E l humilxabilur supérhm I s ­ 10 Y la soberbia de Israél
rael in facie ejus: nec reversi su n t será h u m illad a8 á vísta de él: y no
üd D o m in u m -J)eu m su u m r-eí--non- -eu volvieron al Señor su Dios, ni
qucBSierunt eum in ómnibus his. lo buscaron5 en todas estas cosas.
1 P arece que se describen aquí las m a­m ercios con los pueblos profanos, cuyaJ
las artes do quo se valió Jahú para perver­ idolatrías y vicios im itaba,
tir á lodo el Pueblo, Luego pues que v i6 la 5 F e r r a r . T arta sin riv u e U a . Que por
pasión dominante do los principales , y quo un lado queda quem ado, y por otro crudo.
1* propensión de lodo et pueblo It arre b ata­ Así Israel está abrasado por un lado de su*
ba á seguir la idolatría , buscando ellos mis­ abominaciones y dcsóiMenos ; y crudo por
m o s,'a u n sitL incentivos, los ídolos para otro, oslo es, im penitente, ciego, obstinado,
ad o rarlo s, asegurado del buen suceso se y sin procurar volverse á o í con un sincero
echó A dorm ir , como lo hace el panadero arrepentim iento.
despues que enciendo su h o rno, m iüntras 6 P or esto los Assyrios y oíros pueblo»
que se cuece el p a n : y quando los vió ya a entraron en las tierras de Ephraim , las sa­
todos en la disposición , que él buscaba , se quearon y d estru y ero n ; y esto no ha bas­
quitó del todo la m áscara , y m ostró mayor tado para hacerle volver de su letargo , y
y m a s ardiente pasión p o T el culto de los que conozca quát es la verdadera causa do
Idolos. Todos estos versículos soa muy obs­ los males que p ad ece: se ha cubierto de
curos. c a n a s, estando ya vecino á su fin ; poroB »
2 F ü n iu n . En, <ií aselador. ¡o entiende ni conoce./
3 Todos fuéron abrasados do este m is­ 7 P e r u a ii. Caneza.
m a incendio, y arrasteiro n 3 sus G oberna­ B E l mismo por sus ojos verá como et
dores á que fueran unas impios como ellos. Seüor con las plagas , que descargue sobr*;
Todos los Reyes , que sfteediérott & Jchíl é l , abate su so b e rb ia ; mas no por eso ífl
im itaron su impiedad , y no hay efltre eljoj dSTápor entendido, ni se convertirá i ti,
ni uno siquiera, qua Ure rotsono^ea 6 iñ v o - adorando la muño que le aflige.
(jae como á su verdadero B roi, 9 M3. 6. lio l dem andudiéron.
4 P o r medio da tratad o s, a lian iei 'j c $ -
CAPÍTULO VII. 27
11 E t facías c$i Ephrarm 11 ¥ se ha íornndo E phraím
quasi columba seducía non habens como paloma engañada sin tener
cor: JEgypiúm invocabant, ad Á s - corazonl: A E gypto llamaban, frié­
syrios abierunt. ronse para los A ssjrios.
12 E t d a n profecti fuerint, 12 Y quando se hubieren ido,
expandam super eoí rete meum: extenderé mi red sobre ellos: los
quasi votucrem ccsli detraham eos, haré caer como & una ave del cie­
ecedam eos secundúm audilionem lo, los h eriré según lo han oído
eoelús eorum. elIo3 en sus congresos
13 V cb eis, quoniam rcccsss- 13 Ay de ellos, porque se
r u n t á me: va sta b u n tu r, quia apartúrori de mí; destruidos serán»
p re v a ric a n sunt in m e: et ego porque se rebelaron contra m í: y
redemi eos: et ipsi locuti sunt yo los re d im í3: j ellos habtáron
contra me mendacia. contra m í m entiras.
14 E t non clam averunt ad 14 Y no han clamado ellos á
me in corde suo, sed uhdabant m í de corazon» sino que aullaban
in cubilibus suis: super triticum en sus lechos*: sobre el trigo y
et virnm rum inabanl, recesserunt sobre e i vino rum iaban, se a p a r­
d me. taron d e mí,
^-e g o — e r u d i v i é o s , e t 15 Y yo los am aestré, y fo rti­
c o n f o r t a v i b r a c h i a e o r u m : et i n fiqué s u s 'b ra z o s 11: y contra m í
me c o g i t a m r u n t m a l U i a m . pensáron malicia.
16 R w e rsi sunt ict cssent 16 Quisiérpn de nuevo sacu­
ábsque jugo: facli sunt quasi ar~ d ir el yugo®: se 'v o k íé ro n como
cus d u lo m s: cadent in (¡ludio arco f a l í o ’: caerán á espada los
principes eorum , á fa r o te tingum P rin cip es3 de ellos por el fu ro r
$ua¡. Ssta subsannalio eorum in de su lengua. Tal fué el escarnio

1 Como palom a flaca y sencilla, que no oídos: y por lo dem as no lev an tab as sus
sabe defenderse, y es túcilmcnlc engañada, pensamientos í otra cosa, que á pedir abun­
ba perdido del todo la cordura é inteligencia. dancia 4e ]>au y tic vino , y solam ente se
E n lugar tic recu rrir á su Dios por socorro, cuidaban de lim a r el v ie n tre , y contentar
Implora el de los Egypcios y de los Assy- sus .apetitos y pasiones desordenadas.
r io s ; y estos mismos serán la causa de su 5 V di fuerzas y .medios para que ven­
ra ia a . cieran á sus enem igos: mas en lu g ar do
2 Conforme las amenazas , que JBoysés serm e .agradecidos se T ebeliron contra m i,
y los otros P rophetas han intimado de mi y se Tolviéron á los Ídolos. E l H cbrf*
parle ü todo el Ayuntam iento ó Congrega­ MY1D» , c e ñ í, ó ligue.; los am e.
ción de Israél. De-ut. i i v n . ix v m . et iv. 6 Es un H ebraísm o. E l verbo r e u f r j i
lie g . xvn. 13. su n t por el adverbio ite r u m . S a c u d ir t i
' 3 librándolos m uchas veces de sus ene­ yu g o ; seguir á ios hijos de Belial, sin cono­
migos y do las m iserias; mas ellos rebeldes, cer ley n i freno.
blaspbcm áron contra m í, atribuyendo su sa ­ 7 Que se vuelve contra aquel quo lo
lud na ú m í, sino á sus Idolos. m aneja. Véase el P sa lm . Lxzvit. 57.
* A u lla b a n en su t angustias , implora­ 8 De los Assyrios: p o r t i fu r o r , por las
ban como los Gentiles con grandes clamo­ desatinadas, tem erarias ¿in so le n te s blasphe-
res el socorro de sus dioses . creyendo que m iaí, que lian vomitado co n tra mí.
i t u o m de gritos los moverían , y serian
m
28 LA PRÓPBECÍA DE Osé&s.

ierra JEgyptL, de ellos en tierra.de- Egypto*1.


I No es esto en ellos cosa nu&va ; es motf» estando en Egypto , en d<md4 a d o r í-
una costum bre, que tenían m uy antigua: ya ron tam bién aquellos ixIoLas. .
*b oteo tiempo m í escarnecieron del mismo

C A P ÍT U L O V III.
fylQS d i P fO phcl& j liltlVíC di. p ’l {'hlO (le Tsr&'él SUS- prót&ifíi@§
eíos, por sh rebelión y separación d e l reyno da Judá, por sus alian zas c o r
los. pueblos profanos., y por el desprecio de su ley: y (¿un asimismo '
amenace á Judá.

í ' Mn guitüre tuo sil iuóa


quasi aqiiila suner domutn Domi-
1 EüJCíu tu garganta haya una
tro m p e ta 1 como águila sobre lá
«í: pro éo qudd transgres si sunt casa ífél Señor: porque quebranta­
físdus meum,..si iegem meam prae- ron, mi alianza, y violaron mi ley.
varicaii sunt.
2 Mé invocttbunl: Deus w.cus 2 ' M e invocarán1:" Dioa mió,
cognovimus íe Israel. ios do Israél to liemos conocido.
3 . Projécii í srael bonum, ini- 3 D esech ó 'Israél eí bien*: le
tntéus persequétiir eum. perseguirá el enemigo.
& Ifisi recjnaverunt,. el non 4 Ellos reynáron^, m as rre>
e x me: Principes e x iU e r u n t, et por mí: fúéron P rincipes5, y yo do
1 Soa tu garganta -ccrm» uua1 u u ia petáT ¡Vbaríí cautivo.
queiavise 4 lodos, que el enemigo- como u n í Y no solo por esto, sino qu e ellos, de
¿guita sobro la presa Tiene A do tarse caer su propio m ovi m ien to y ca p ric h o , sin - co n ­
itttprovisamcnte sobrB la «asa dot Seiíñr, s o ­ sultar mi vol un tad , m e sp er ar mi m an d a­
bre in tierra santa, prim ara sobre las tierras miento ü p e rm i s o , se ban puesto R e y e s í
de las diez -tribüS'. y después do la s olra3 su modo, se parándose del re yn o le gi tim o da
dos, y al [in sobre el mismo tomploi y todo la linca de David;, b ie n q u e esto fufi por
lo saq u eará, abrasará y destruirá. L oque u n a s e c r e ta pr ovi de nci a mia, Cap. xu r. 1 1 ,
puedo entenderse de Sanoachúvib, do S al- ct mi. fíctf. x.s. 3 J . O tambion : aunquo yo
m a n a s ir , y últim am ente do Nabusii&do- res o lv í, (}uo Jero boam y J d m fu e ra n .. R e y e s
- ivosór. de las d ic i trillas-, y aun el últ im o fuó co n ­
2 ■ Quando so vieren en angustia, y que sagrado por mi P ro p he t a; esto no obstante
son lievudos cautivos; entóneos mo llam a­ t o l o i ostos rc yn ár o n .por su propia am b i­
ran ,-y q u errá s que yo les socorra, dioien- ción,, y no s e n t a r a i s ó rde ne s y voluntad;
do, que ellos son Israel, eslo es, bijoa y y mi piiublo se s o m e t ió .á . s e m e j a ii U s Prfn-»
bírederos' dn Jacob, y que tie n e n . conocí- c i p c i s i a - co u su lt ar m c . .
m isolo da mi y do mi ley . 5 Los lio tratado como si no los hubiera
3 Pero dw echaré yo sos clamores; p o r- jamas crirr;cilla, y asinaiarno los he desecha­
qna si aculen á mí, as movidos dc¡ un puro do, porque han abusado del poder qu.o yo
¡niedo servil, quando no bal tan recurso en los di, empleándolo contra mi. Pueden tam ­
Ies IiouiIh’cs; y despues que ban abandonada bién entenderse estas palabras de Selúm
m i'culto, mi fo, la. religión, y la piedad con prineipídmciite, ó de Manahém hijo do Gadi,
q¡ic me debían servir, P o r esto negará yo y .dophacco, todos los quales usurpS roala
á Israel mi protección,,-y fe etitre{¡ar6, par;t borona por a a a -guta t jranía<
que sea presa del Assyrio su enemigo,
CAPÍTULO YIIT. 39
ftott: coguouí: arq&ntum &uum,..et los reconocí» de su plata y de su
m r u m suum fecerunt sibi {cióla, o ro * ’se Eormóron ídolos para pe­
u t iñterírent: recer:
5 p r o fa tM est vilulus i m s , 5 Derribado ha sido tu becer­
Sam aría, iraius esl fu ro r meus r o 1, Samarlo, se ha encendido mí
i« eos. Usqucqvo non polerunt furor, corara elios. ¿H asta quánáo
emundari? no podrán purificarse3?
6 Quia e x Israel el ipse est: 6 Porque éi ciertnraenfe es
a riife x fectí ü iiim , et non esl de Is rs ¿ l': artífice io fabricó», y
Deus: quantum in a ra n m ru m te­ no es Dios: poique como telas de
las erit ititulas S a m a riá , araños será el becerro de Samaría.
7 Quia verítum sem inabunf, 7 Porque viento sem brarán, y
et turbim m metenl: culmus slans torbellino segarán 5: no lia y en. él
non est in eo,. germen iioía faciet espiga d e re c h a s, lo.que naciere no
hará harina: y, si la hiciéro e x tra ­
farinam : q m d el si fé c e r ita líe n i
comedenl eam. ños la comerán..
8 . Devoratus est Isra'ék nunv 8 Devorado ha sido Israel: se
factus ail in nationibus quasi vas ha hecho él ahora-entre Sás nacio­
im m undum . nes r como vaso inmundo.
9 Q m a ~ fp s t 'ascaiderünt ad í) P orq u e ellos subiéron ñ AIV
A s s u r , onagcr sofilarius sibi: s ú r a, el qual es como asno silves­
E phraím muñera d tderuní am a- t r e 9 , que anda solo: los"de. L -
toribus* phraim diéron dones- á. sus Em a ­
d o r e s-10.
10 SetTeí cüm m e m d e con- 10 Mas d e sp u é s. que habrán
d u xerin t nationes, m m c congre- asalariado las naciones” , yo cn-
1 Demás de esto em plearon b u . oro y sa syrios.
pista en ha&er Ídolos, con. que me han irri­ 3 E s un modo proverbial do hablar, sb
tado y fabricado su ruina. han aplicado A cosas v a n a s, y no tendrEiii
9 Tus becerros serán- echados por tie r­ otra cosecha-, que su dañ-o -y su ruina.
ra, y t ú ; por eUo-í serás tam bién destruida. 0 Todo su trabajo será in ú til, y de ¿I
SI Hebréo; Ta becerro le h izo a le ja r, ir oo sacarán ningún fru to ; y si yo por nii
cautiva, (í S u m a ria . O tattibiün: Tu becerro bondad les conoedo argtsnos bienes tem po­
ha stíío (Teoado lejo i, á la Assyria. Era rales , t-llns no harán tnas qye recogerlos,
costumbre dé los vencedores llevar en para que vengan á bacefse dueños dé ellos
triumpho loa ídolos'de los ¡mebíos vencidos. sus enemigos los Assyrios.
3 Como si rtixera : ¿ líusia quándo du­ 1 Las mismas naciones cuya alianza y
rará esa su i'.;floxfb!e pertinacia un idolatrar socorros ha solicitado, le m irarán con des­
y adora* los b ecerros!" precio, y como ia cosa mas intnnndii. ‘
4 Porque ojia ídolo del becerro obra 8 Los Israelitas sacudiendo e! yugo de
es de I s r a é l, quo ]>rimeramente lo-recibió la ley , y p ara, vivir á su libertad , acudie­
en Egypto adorando A Apis : y despees en ron á loí Assyrios implorando su proleccion;
el desierto , en doodu Moysés lo reduxo á y para tenerla papaban mil talentos al aüo
polvo, y ahora iillimumcnlB ha sido reno- ii aquellas, qno creían ser sus- amigos, iv.
radft por Jeroboaiti-; pero no tendrá mas Kw f. 1. 4 9 / £-m. 3 .
subsistencia , que una tela de arañas . quo 9 F jík b a r. Cebro,
con un soplo se derriba : en nada os podrá 10 BIS. 3. A sus a m orioi.
valer contra el faro r y e ií t c i l* de los Aa- 11 MS. 3. Condicionáron. Despues que
30 IA PROPHECÍA DE OSÉAS*
galo eos: et quiescent paulisper ab tonces los congregaré: y re sp ira ­
onere regis, el p rim ip u m . rán un poquito de la carga del
R ey, y de ios Príncipes.
11 Quia m ultiplicavit E- ií Porque hizo Ephraim m u­
phra'ím aliaría ad peccandum: chos altares para pecar se hizo
facían sunt ei a m in d d ic tim . él aras para e rra r.
12 Scribam ei multíplices le­ Í 2 Yo le había prescrito m u ­
gas meas, quce nelut alienes com­ chas leyes*, que lian sido rep u ­
pútala! sunt. tadas como extrañas.
13 Hostias offerent, m m o la - 13 Hostias ofrecerán, dego­
bunt carnes, et comedent, et Do- llarán carnes para sacrificio, y las
m inus non suscipiet eas: nune com erán, y el Señor nn las re ci­
recordabünr iniquitalis eorum, et birá: aiioru se acordará de. la m al­
visitabit peccata e o ru m : ipsi in dad de tillos, y visituní sus peca­
J E g yp lim com ertrntur. dos: ellos á Egypto ae tornarán®.
14 E t oblitus est Israél fac~ 14 Y se olvirló israél de su
ioris sai, el a-dificavit delubra: et H acedor, y edificó tem plos'': y J u ­
Ju d a s multiplicavit urbes m u n i- dá m ultiplicó ciudades fuertes: y
tas: el m ittatn ignem in civitales enviaré fuego á sus ciudades", y
ejus, el devorabü mdes Ulitis. devorará sus edificios.
i fu eria da dinero hubieren llaaiado á otras am enazas , que fulminó Dios en el D eu ter.
Daciones . y srniulad.imnnic á los Egypuios, XXVII. XXVIII.
yo los reeoaffú <í todos en Samaría y e» oirus 2 Yo les di u n $ran wfimero da leyes,
ciuJailcs, y por :»l:;utuigmno lo3 tiexavú —-cuya observancia les hubiera sido muy pro­
p irar da osle pesado tributo , que pagan al vechosa; pero ellos las ban mirado como ex -
B ey Jo Assyria y k sus Principes, porque se ttafias, sin cuidarse tic guardarlas,
. los llevarán todos cautivos á sus tierras. T o­ 3 Despiies de tomada Samaría por los
do esto llene uu sentido irónico. Se dan Assy.rlos, muchos de los Israelitas, que pu­
otras exposiciones ú este v ersículo, que es dieron esrapar de sus manos, se acogieron
obscurísimo. :6 Egypto, y allí pereciéron. Cap. i* . 6.
i A proporeion de las aras 6 altares, 4 Templos profanos 6 los ídolos. So
que ha erigido Ephraim á los dioses falsos, edificó muchas ciudades fu e rte s, poniendo
m ultiplicará yo mis leyes penales, y ios de­ en ellas la confianza de su seguridad, y no
cretos severos de mi justicia c o n tra .é l.. que en su Dios. Is m . x m . 8. 9.
las ha despreciado, y mirado como si ú Si no 5 Véase el L i i . iv . de los R ú y tt xxy,
le to caría. E a lo qu» s» hace .alusión ü las

C A P IT U L O BX*
D ios reprueba los sacrificios y ofrendas de los Isra e lita s; les in tim a «na
grande carestía; su dispersión entre las naciones, y su ú ltim a desolación,
porque están obstinados en su .m aldad.

1 J\fo H Imtari I s r a e l , noli u o te alegres, I s r a é l do


4 Como hacen los pueblos profanos, dancia de g raso s, que ves eo las e r a s . so»
presum iendo, que tu idolatría quedará sin ol (rulo y recom pensa de tu prostitución
en lig o , ó orejando neciam ente, quo la abiui- A los Idslos.
CAFTCLO IX . 31
exultare sicuí popull: quia fo rn i- quieras regocijarlo coma los p u e ­
catus es ó Deo tuo, dilexisli m er- blos: porque has abandonado á tu
cedem super omnes arcas trilici. Dios, am aste la p a g a 1 sobre todas
las eras de trigo..
2 A rea el torcular non p a - 2, La era y el lagar no les da­
scel eos, e£ vinum m m tietu r eis. rán el sustento*, y ei \in o le»
fa lta rá 3.
3 N on habilabunl in (erra 3 No m orarán en la tie rra del
Domini: reversas est E p h ra ím in Señor'1: se tornó E phrüím ü Egyp-
JEgyplum , el in. A ssyriis polktlum t o 3, y entre los Assyrios comió lo
eomedit. impuro»
4 N on libabunl Domino v i- 4 No ofrecerán: libaciones-de:
num , et non placehunt ei: sacrifi- vino «1 Señor®, n i le serán1 agra­
cia eoríirn quasi pañis lugcntium. dables’: sus sacrificios como el pan
Omnes, qui comedenl eum, ccmía- de los que están fie lu to s. Porque
tn in a b u n liir: quia pañis eorum todos los que le comieren, se con­
animes ipsorum , no» inlrabit in taminarán:; pues el pan de ellos
dom um D om m U -- para su alri^a5, tío en trará en la
casa del Señor.
. 5 Quid facielis in die so- 5 ¿Qué haréis en el dia solem -
¡ m n i, íra die festim iaiis D om i­ n s 10,, en el dia de la fiesta del Se­
ni? ñor?; " ...
1 Puede tam bién significarse el culto,, esto serfi fuera del lugar sn que yo lo lengo>
que daban á los dioses con danzas- y otros, ordenado por mi l«y, L evii. sin. 3. Dewíer..
festines junto á las eras y lagares, como X i!. 6 .
para darles gracius por lu abundancia de 1 F e r t ia r , JVo te asaborarán á £l .
sus cosechas. Cap. u- S'. 8 I 'b rb a h , De luíosos. Lo que haca
2 Pero Tivis engañados; porque estos, alusión á las banquetes , que se celebraban
no han sido frutos, que os han dado los en los funerales entre las tuiciones de los
Ídolos, sino yo; y así, en pena do que i Gentiles; y los Judíos que asistían 4 ellos,
ellos les dais las gracias, y no S ini, os quedaban-inm undos por siete dias. Véase lo
llegará á rallar lodo esto.. que se dice sobre esto jyám , stx. n . 44.
3 ' Pues no cogerán: nada, quando espe­ ÍG..
ran una grande cosccUa- 9 Porque guando me o Trocen sus sacri­
U P orque serán llevados cautivos á una ficios, !o hacen no por liorm m iie,. sino para
tierra extraña á !a Assyria. hacer sus convites, y contentar su gula:
5 E l pretérito por el futuro : Se acoge­ Cap. Yin. 13. ZACtun. vil. o. y asi guár­
rán á Egypto los que escaparen de las ma­ denselos para si; porque íalcs sacrificios no
nos de los A ssyrios, que so llevarán c a u til tianen: entrada en mí templo, ni me son ag ra-
vos á los otro s; y puestos entre ello s, so dables. Pí-aoerli. xv. Ó. también:: Porque
verán precisadas p-ftr ia ham bre ¿ com er y apenas tendrán, lo.suficiente para poder vi­
m antenerse de los m anjares mas viles y gro­ vir, y hallándose cautivos,, estarán m uy te­
seros , de viandas ofrecidas-á los ídolos , y jos del tomólo en donde debiau ser cfrecidoi-
de otras, que la. ley les prohíbe., los paues.
6 Porque no lendiün vino, para, poderlo 10. Quando esleís en vuestro eautiverío,
liacer, ó si lo tienen-, no me serán agrada­ ¿qué bareis en los días tía Pasqua, y en lai
bles: las miraré como inm undas , en aten­ otras liestas solemnes del Señor; quando. ea
ción á la impiedad de las personas, quo me lugar do celebrarlas, vuestros señores, que
las hacen; Cap. y m . {3. y también porque queráis ó no queráis, es oi) li garúa á un duro.
LA FltOPUBCÍA DE OSÉAS,
C Ecee cniin prófecti su n t á 6 Porque he aquí escapáron 1
v a sh ta te : JE g yp lm congregabitde la desolación*: Egypto los re ­
«i)*, M m p h is sepeliet eos: desi- cogerá8, iW m pbis ios sepultará:
derabije argentum <orum urtica ia plata que cotidiciáron hortiga
hprediiafo't, tappa- in tubernacuiisI,i heredará lampazo en las tie n ­
eorum. . • das de ellos;
7 Venarunl dies vm la lio n is, 7 Vinieron los días de la ví-
vetiem ni.dies rclrilmtionis: s^itots
síta", viniéron los dias d e fla paga:
Israel slultum prophetam, insa- sabe, ó ls r a é í6, que tu propheta
num virum spintualctn, p r o p k r es un f a tu o , y tu varón espiritual
fíiuUiluáimm iniquitalis tu cc f et un insensato, ó causa de la m uche­
muUUudinetn ameníice. dum bre da tu im ldad, y de la m a -
chcdim íbre de lu locura.
8 Speoulator B ph ra im cum 8 La atalaya de E phraim pa­
Reo meo: propheta iaqueus ruin ai ra con mi D ios7* el propheta se
fdclus est su per omnes t-ias cjust lia vuelto lazo para ruina sobre
irisan;o. in domo Dei ejus. todos sus caiíiiiios, locura e s la
casa de su Dios0.
' 9 P rofundé a peceaverunt, 9 Profundam ente pecáron%
stcut ijí disOxts Gabaa: venar dabi~ como en los (lias de Gfibaa10: se
y penoso trabajo en tales días? O tam bién: por la experiencia, (¡ue fueron Taños y lo -
¿Qué harois on tale.i dias, q u a n d o __ -oos-íos-falsos prophetus, quo te anunciaban,
bró destruido y echado de esta ti e r r a , p r i­ etc. Los t u s . traslaiíívon: Será afligido
vándoos dfl vuestros banquetes en que aho­ Isra é l como unprophnla- ftí-rias >, como u n
r a profanais mis fiestas, conviniendo en di­ hombre agitado de i¿ji e s p ír itu . En c!
solución y em briaguez, lo yue os había de Kebvéo se lee: Va-ron de e s p íritu , esto es,
*er motivo du una alegría santa y moderada? inspirado; ó propheta de viento y vano.
I El pretérito por el futuro; E sca p a rá n 7 El propbeUi, el Sacerdote. q«e debía
algunos. V íase el v. 3. ser el centinela, la atalaya, el guarda de
a Los qiic se libraren del estrago, que Israál para con su Dios, se le ba conver­
ir in haciendo ¡os Asáyrios por.todas partes. tido con sus promesas lisonjeras y vanas en
3 Se Bonjreüarán en Kgypio para re~ laao y tropiezo, para que caiga y se preci­
fngiarss, y 'será para perecer. Es una ex­ pite on los mayores pecados y -abomina-
presión ílcb.-éa. Cap. iv. -8. eiones.
í 'Las borti^as , lampados y otras ptan- S ¿Quil puede ser m ayor, <¡ae substi­
U s selváticas cnlrariD ú 'lo m a r posesion de tuir el culto de unos becerros al dal verda­
sns riiagüificos palazos y cas.is , que ullos dero Dio i? El IJcbrio: Odio en la casa de
fabricároj) á costa ds nric(ia plata , poique í-it Dins\ domo si disera: ¡,Vez hasta dónde
tf'f'diiVin siu m oradores. !k;'¡i el odio, que tienen á la casa de su
s 1 tn¡Irán los (lias de tu castigo. Dios?
C isra-jl, no vivas engaüpdo; los dias, que 9 Su iniquidad no es superficial, Sino
lim o destiíiadijs para v isitarte y c a s- que penetra lo íntim o de su coraíon: tan
tígmi?., veiidráfi iuego sobre ti: ti» urcas á corrompido ie tiene.
esos tas vanos y locos prophetas, quo quie­ 10 (Juando viol&ron por sti lascivia , y
ren sor tenidos como inspirados, y te au n a­ fueron causa de la m uerte de la m uger del
rían loda felicidad. E l Seüo.r perm ite esto S Levita: J u d ie , xix. x i. á quando pidióron
causa (ie tug muchas abominaciones y locu-' Rey, y dexiron á Dios. Y á todo esto com­
f i í . O también: S ab ris, Israél, y conocerá» para bu idolatría.
a Ju d ie, xtx. 23,
CAPÍTULO IX , 33
tu r iniquüatis eorum , eí visitabit acordará de la m aldad de ellos, y
peccata eorum . visitará sus pecados.
10 Quasi m a s in deserto in- 10 Como uvas eo desierto b a ­
veni Isra e l : quasi prima poma ilé á Israel *: como los prim eros
ftculnece in cammine ejws vidi pa­ frutos de la higuera* en lo alto
ires eorum : ipsi autem íntrave- de ella, vi á los padres de ellos:
runi ad Buelphegor, et abalienaii mas ellos entraron á Beelphegór %
sunt in confusionem, et facii sunt y se enageuárort'1 para su confu­
ábominabiles sicut ea, qua¡ dile- sión, y se hiciéron abominables»
xerunt. como aquellas cosas que amáron,
11 E phraím quasi avis avo- 11 La gloria de E phraira vo­
lavit, gloria eorum á p a rtu , el ab l ó 8 como ave, sus hijos6 desda el
ulero, et á concepto. nacer, desde el seno m aterno, y
desde su concepción.
12 Qndd et si emitrierint 12 Mas aun si criareu sus
filios suos, absque liberis eos fa - hijos, h aré que queden sin hijos
ciam in hominibus: sed et ece eis e n tre los hom bres': pero ay de
eiim recessero ab eis, ellos quando me ap artare de ellos8.
13 E fh r a im , u t vidi, Tyrus 13 . Ephr;nm , á lo que vi, era
$rat fundata in puichriludinet et otraTyro.funiíücio en h erm o su ra9:
Ephraím educet ad inierfectorem mas E phraím sacará sus hijos al
filios suos. m a ta d o r’0.
14 Da eis Domine. Quid da~ 14 Dales, Señor: ¿Qué les
bis eis? Da eis vulvani sine libe­ daría? Dale» vientres estériles, y
ris, et ubera arsniia. pechos en ju to s11.
1 Yo tomé en lsraÉ! u n singular con­ tribus , k quien intima D ios, que cesará da
tentam iento en sus principios quando él me m ultiplicarse por sus idolatrías y pecados.
e ra fiel, como quando un cam inante hall» 6 Porque los- hijos de ellos perecerán
algunos racimos do iivns en un !ug¡ir desier­ luego que salgan & ver la luz de este m un­
to , 6 algún (ruto adelantado antes de la es~ do: 6 en el mismo vientre de sus m adres
tacion; Isa i. xxvm. 4. M ica. t u . i . pero quandn ya oslarán form ados: ó estando aun
él luego se inficionó , y vosotros le imitas­ en em brión, luego que fueren concebidos, ó
teis, y seguís necios imitándole hasta el pre­ impidiendo que lo se a n , luciendo del iodo
sente. estériles á las m adres.
2 Los p rim ero s fru to s , las brevas. 7 P or m uerte violenta, de peste 6 ham ­
3 Adoraron á Bcelphcgór, ídolo í a los b r e , 6 i cuchillo. Jori x x y i i . 14. ó no d e ­
JSoabitas, que era ei P napo do los Griegos jándolos llegar á edad m adura.
y de los noraanos. JVáin. xxv. 1. etc, 8 Qiíando yo llegare á abandonarlos en­
i ¥ se enagenáro'fr de tai para su con­ teram ente,
fusión é ignom inia; 6 se apunaron de mi, 9 Todo el pueblo de Israél , como yo
para adorar nn ídolo im puro y execrable. fui testigo por mis propios ojos, parecía otra
S E s una. transposinion (¡ m etalhesi? Tyro en seguridad, riquezas , poder y glo­
H ebréa. La gloria do Epliraim voló como ria , y mucho mas poc su religión. E z e c b .
u n ave í prontam ente se dcsvímecerS y aca­ X X V I . X X V I l . X X Y I I l .
bará. Llama g lo ria de JSpliraim la prodi­ 10 Los entregará al vencedor , que los
giosa multiplicación de sus h ijo s, con quo hará m o rir; ó los sacarft á cam paña contra
Dios la habia honrado sobre las otras nueve el enemigo, que los degollará,
tribus. Genes, x ly u i. 19. Pueda tam bién ■I i F e r r a r . Slurckos. Os pido y ruego,
entenderse esto de lodo el pueblo de las diei Señor, que les deis las penas, quo m erecen;
TOMO X I, 5
u IA PEOPHECÍA DE OSEAS.

1S Omnes a nequüice eorum 15 Todas las m aldades1 de


in Galga!, quia ibi exosos habuit ellos en G algál5: porque allí loa
ios: propter malitiam a d in vm iio - tom é en aversión: por la m alicia
num eorum de domo mea ejiciam de sus obras los echaré de mi ca­
ios: non addam u t diligam eos, sa3: nunca mas los am aré, todos
Ofniws .priñcipes eorum recedentes. sus Príncipes son apóstatas..
1 8 ; P&rcassus est E p h ra im „ 1-6 Herido ha sido E phraim ,
radico eorum • exsiccata est: fru~ la raiz de ellos se secó*:-no-harán
ctum nequáquam fa d m t. Quód mas fru to .. Y si tuvieren hijos,
t í si genuerint, mlerficiam am an- m ataré lo que m as.am an ; sus en­
lis im a u k r i eorum. trarías.,
1 7 ' Abjiciel eos Deus meus, 17.' Los - desechará - mi Dios,
guia non audierunl eum: et erttní; porque no le-oyéron: y andarán
vagí in nationibm.-. vagQS^entre las naciones.
pero no dexeis, que salgan h luz sus L ijo s ,. en dónde-m a‘d e lir a n pidiendo Rey , i. Reg.
6 5 ue lleguen á criarse : serü menor mal, x i. .1 4:. y^por esto allí fué en donde comen­
que no que perezcan tan desastradam ente, cé yo tam bién á m irarlos con bastió. Véase
después qua hayan , j a llegado ,4 edad per­ el C a p .iv. 1 5,
fecta. a - No los m iraré como h ijo s , como mi
í ; Una.granáo -pasión de sus -idolatrías y pueblo; los echaró du mi tierra.
vioios abominables. í Falló su fecundidad, Puedo tam bién
3 Porque allí comenzáron á adorar á : entenderse ia trib u de Ephraim , y aun to­
Baal y Astai-útb; J u d ie , 111. ,7 . i i . allí fuá . das las otras , pues se dism inuyéron.
I . Jteff. v iíc. 6 . .

C A P ÍT U L O X.
Dios*reprehende la in fidelid a d de Israél: le in tim a sus ju icio s y la extrem a
desalación de.su reyn o. .L as,dos casas de Isra él y de J u d i pagarán la pena
de sus m aldades.

1 1 F M$ frondosa Isra el, fr u - 1 I , Is ra é l vid frondosa*, fruto


4¡tus adeequatus est ei: secundüm correspondiente - llevó: según la
multitudm em fru clü s sui m uí ti- m uchedum bre de su fruto m u lti­
plicamt altaría, j u x l a ttberlalem plicó altares, según la abundancia
de su tierra abundó en sim ula-
térras s m .e x u b e r a v il simulachris..
chros.
2 ■ Divisum ■ e s l ' cor eorum , 2 . Tienen dividido su corazon*,
l El Rehré» p p i i , i;a « t» Tque sola­ b eneficios, ha ahusado de esta misma abun­
mente tiene hojas. E i sentido do !a Vulgata dancia, y la ha convertido contra m í , mul­
parece mas conforme & lo míe después so tiplicando sus sacrilegas idolatrías ; al paso
<¡¡cc: Yo be hecho á Israél como una vid ó mismo , que yo le colmaba de bienes,
T i f i a frondosa , y la he colmado de frutos y 2 Queriendo unir el culto do ios dioses
d í bendiciones. Peco israél ingrato á mis vanos con el que á mí se me debe. O tam -
CAPÍTCtO X . 35
n unc interibunt: ipsé confringél sí- ahora perecerín: él québrará ‘las
m ulachra eorum f depopüIM üur estatuas de ellos, derrocará sus
aras eorum. aras.
3 Quia nnnc dieenti Non esl 3 'P orque ahora d irá n 1: No
re x nobisi non enim (imemus Do- ■¿tenemos Rey*, por quanto no te ­
minutn: el r e x quid faciet nobist memos-ai : Señor: ¿y qué h ará el
¡Rey p o r nosotros?
4 Loquim ini verba visionis 4 Hablad palabras de visión
inutilis, et fenelis fa-dus^ p.t ger­ 'inútil, y haced alianza5: que el
m inaba quasi arnariludo judicium juicio brotará como yerba am arga
super sulcos a g ñ . sobre los surcos del campo.
5 Vaccas Belhaven colucrunt 5 .Los moradores de Samaría
habilatores . Sumarios: quia lu x il adoráron las vacas -de B elhavén3:
super sum populus ejus, et <xd\tui porque so pueblo hizo duelo so­
tju s super ■cura exullaverunt in bre é l $ quarido fué transportado
gloria e ju s , q uia m igravit ab de él, y tam bién sus Sacerdotes5
eo .
que se .habian regocijado por su
■gloria,
6 Siquidem j t ipse in Assur .6 íPucs él tam bién 'fué trans­
delatus est, m unus regí ultori: portado á Asaúr, dádiva al R ey
confusio E phraím capiat, et con~ vengador6: E p h raim será cubierto
b ien , sus pareceres están divididos y encon­ na ti daños irreparables.
trados. Unos quieren, f]ui> so procure apla­ 3 Los becerros do -oro que., eran ado­
car al Rey de los Assyrios con presentes; rados en Béthavén. El líc b r é o : P o r las
c lic s , que *o le declare la guerra ,.y llamar becerras de B ctíi—arén tvm crún los m ora­
cu su socorro á los £gy pe-ios, Syrios y J u ­ dores di1- üum .'ii'ía , porque serín la causa
díos, y alistarse con ellos coolra el enemigo de su m itin. Asi loa llama por desprecio.
com ún. E r a un ído’.o que pusieron er¡ la ciudad de
-1 Porque <lcsds luego, que se vean cer­ Bethél baxo la figura do un becerro.
cados y estrechados por todas p artes, di— 4 -Del becerro; porque no merece ya lla­
ríin: El Rey , que ten em o s, es como si no marse pueblo de Dios. Tfúm. xxt. 29.
le tuviéram os; porque no puede defender­ 5 O los que guardan lo que pertenecía
nos ni libram os. Por otra parte Dios está ¡i los Sacerdotes: se alegraron; es una iro­
irritad o , y no botaos procurado reconciliar­ nía: se lam entarán y llorarán, viendo des­
nos con t i ; y a si, aunque ttiviúnimos un vanecida y perdida (oda su gloria. Otros se­
B ey valeroso, ¡.do qué nos aprovcebarla , ú gún el-sentido mas obvio: Los que antes se
qué podría hacer en favor nuestro , tenien­ alegraron, llorarán.
do ii Dios por contrario? Suponiendo , quo 6 Los becerros serán ¡levados á la Assy-,
los Israelitas dicen esto , después de ver to­ ría, y se hará de ellos un presente i Pbul
mada su Capital, y prisionero su 'R uy. su R e y , á quien los Israelitas tom arán por
3 Repetid las vamis promesas que os nn protector y defensor. Véase el Cap. v,
ban hecho vuestros falsos proplwtas con 43. Mas q'jnndo vean, que lodo esto no bas­
sola una apariencia de verdad; ajustad tra­ ta para librarlos de su últim a ruina, e n tó o -
tados, y haced alianzas quantns quisiereis ces quedará -aíreotado E phraím , que fué el
con pueblos profunos, que todo esto nada os autor de la idolatría de los becerros; y Heno
aprovechará ; porque la venganza y castigo de vergüenza todo I s r a é l, por haber seguid#
dol Seiior ven d rán , y se m ultiplicarán so­ su propio capricho para adorarlos , y con­
b ro voüotrog, así como la cicuta j o t r a s descendido con la impiedad del Rey contra
y erb as am argas, nocivas y vcucnosas se su Dios.
m ultiplican en los sembrados y le» ooasio-
36 LA PROPHECÍA DE OSÉAS,

fundetur Israél in volúntate


de ignominia, y será Israél con­
sua. fundido por sus antojos.
7 Transiré fecü Samaría re- 7 Samaría hizo que desapa­
gern s m m quasi spumatn su~ reciese su Rey, como espuma so­
per facAem aguce, bre la superficie del a g u a 1.
_ 8 E t dkpcrdeniur excelsa 8 Y serán destruidas las a l­
idoli, ¡leccatum Isra el: lappa, et turas del ídolo*, el pecado de Is ­
tribuías ascendct super ara$ raél: lampazas y abrojos crecerán
eorum: el dicent m o n tib u s O p e - sobre los altares de ellos: y dirán
TÜe n o s a ; et collibus: Cadile su - á los montes: Cubridnos8; y ó los
per nos. col la Jos: Caed sobre nosotros.
9 E x h diebus Gabaa pecca- 9 Desde los dias de Gabaa pe­
vit Israel, ibi stsierunl: non co m - có Is ra é l4, allí estuviérou: no los
prehendel eos in Gabaa prózlium alcanzará la pelea de Gabaa con­
super filias iniquiíatis. tra los hijos de iniquidad.
30 J u x ia desiderium meum 10 Según mi deseo los castiga­
corripiam eos: congregabunlur s u ­ r é 11: se reunirán las naciones* con­
per eos populi, cúm co rrip im tu r tra ellosl <;uando serán castigados
propter duets iniquiuu.es sitas. por sus dos m aldades’,
11 E phraim vitula docta d i ' 11 E phraim becerra avezada
ligera irituram , el ego tr a n s id á am ar la parva®, y yo pasé sobre
super pulchritudinem colli ejus: la herm osura de su cerviz: subiré

1 to s pecadas é idolatrías de Samaría voconducto para hacerlo; mas quando hayan


lian sido causa de que su reyno desaparez- ' llenado lo medida de sus maldades, yo apa­
ca y se deshago, coa la misma facilidad que garé mí ira onti el castigo justo de todas sus
se deshace ia espuma sobre el agua. prevaricaciones.
2 Los. lugares altos on que pseaba Is­ 8 De las provincias de los Assyrios.
raél adorando los ídolos, O por el p ern io se 7 Por sus dos becerros; por el despre­
puede entender el objeto i instrum entos de cio que han hecho de mi, y por sus idola­
Jj idolatría, trías: por sus m ucha; m aldades. El Hebr.
3 Palabras de desesperación, y da quien A su alarse en sus dos sulr.os; aludiendo á
teme m ayores males que la misma m uerte. los dos becerros y & las dos ciudades en que
4 Desde el suceso de Gabaa,- Ju d ie, n x . los adoraban, Dan y Di-ihél.
xx, esto es, poco después de la m uerto de 8 Como una novilla lozana, acostum bra­
Josué cemenznsteis á adorar i Baal, á As- da ii trillar las roicses en la era, apetece es­
taróh y al ídolo de Micas, Ju d ie, xvu, i . y ta labqr, ya porque os de poca fatiga, y se
desde entftnces habéis permaniícido obsiina- yo líbre y sin yugo; y ya parque no lleva
das on vuestras idolatrías. PuesHencd enten­ b o zal, y puede comer y taartarsa como
dido, que ahora no será como entonces, quiera al mismo tiempo. Üowtcr. x¡cv. 4.
quando la guerra fué solamente contra A este modo israél querría gozar do mis ben­
aquellos Impíos de Gabaa, y contra unat so­ diciones, sin llevar el yugo de mi obedien­
ja tribu de Benjamín; porque ahora se en­ cia y de mi ley; mas yo pondré un yugo
cenderá contra todüs, y será mucho mas mucho mas pesado, quo será el de los A ssy-
atro í y funesta que aquella, porque consu­ rios , sobre su hermoso y erguido cuello:
mirá á todo Israel. Hijos de in iq u id a d ; es yo domaré la lozanía da Ephraim , y Je
un Hebraísmo: hom bres perversos. echató un freno para sujetarle y llevarla
5 Ellos pecan, como si tuvieran un sal- como y á donde me parezca.
a h m a t u . 4 9. [a h . s i u i . 30, A poealyp■ vi. 1 6 , b /lid io , xx,
CAPÍTULO X . 37
á&cindam super E p h r a m , ara- sobre E phraím , arará J u d á 1, Ja­
bit J u d a s , confringet sibt sulcos cob abrirá sus surcos.
Jacob.
12 Sem inate* vobis in j u - 12 Sem brad para vosotros en
siitia, et metile in ore m ísencor- ju stic ia 5, y segad en boca de m i­
diw, innóvate vobis nóvale: lem ­ sericordia 3, renovad vuestro b a r­
pas aulem requirendi Dominum , becho: pues tiem po es de buscar
cñm venerit qui docebil vos j u - al Seiior, hasta que venga el que
stiiiam . os ha de enseñar la justicia.
13 Arastis im pietatem , ini~ í 3 A rasteis impiedad*, segas­
quifaiem messuistis, comedistis fru - teis iniquidad, comisteis fruto de
gem tnendacii: quid confisus es in m entira": porque confiaste en tus
vüs tuis, in multitudine fo rtiu m caminos, y en la m uchedum bre
tuorum . de tus valientes. <
14 . Consurget tum ultos in p o ­ 14 Se levantará alboroto en
pulo tuo : et omnes m u n ü io m s tu pueblo3: y todas tus fortifica­
tizos vaslabuntur , sicut vasta- ciones serán destruidas, como fué
íus e s llj Saíffía«a á domo ejus, desecho Sálmana por la casa: del
q u i ju d ic a v fi' B a a l in die pr<Bliit que juzgó á Baal eu el dia de la
m atre super fiiios aliisá. pelea, estrellada la m adre so b ra
sus hijos8.

1 E n vista do esto escarm iento, Judá ídolos: segásteis in iq u id a d ; porque oí fruto


éeharA ¡a mano al arado, y se aplicará al onlsuariu do U impiedad es la corrnpcioq de
culto dol verdadero Dios; y muélaos de las las costumbres: os habéis alim entado de i a i ,
Cíe* tribus, que aquí so cniicndoo baso el vanas esperanzas que os han dado vuestros
nom bre de Jacob, vendrán á unírsele, y falsos prophelas: habéis confiado en vuestros
ayudarle á labrar la viña del Seíior, y á consejos y providencias; y habéis puesto
adorar con ella al Dios de sus padres. Toda vuestra seguridad en vuestros brazos, y en
Ja qual se vsriftcó en «1 reynado del piadoso lo bien fortificado de vuestras ciudades.
Szeohias. S. G eró n im o . S MS. 3. F ru to de n eg a tiva ,
2 Sembrad obras de justicia, y recoge- G Quando el Assyria te invadiere, des<.
reis £ su tiempo frutos de m isericordia, y m anlelare tus ciudades fuertes , pasare á
Dios os seré propicio: preparad vuestros cuchillo á tus valientes, hiciere prisioneros
corazones, que son como una tierra seca, á otros para llevárselos cautivos, y te Ira-fJ
por medio de la verdadera penitencia, para tare como trató Gedeón á Sálmana Rey d®t"
que Dios bagu caer sobre ellos la Uuría co­ los Madianitas, y á todo su pueblo. Jw ít'c.
piosa de sus bendiciones y de su gracia: y un.
«•«conoced, que no podéis buscar útilm en­ 7 P o r el e jé rc ito , por la fam ilia, sierros
te al Señor; sino par medio d é la fé'en aquel y soldados de Gedeón, que destruyó á Baal
Messías que esperáis, que es el que ha de y derribó todos sus altares; J u d io . vi. 3 3 ,
im prim ir en vuestras almas la verdadera pie­ y lo pasó todo, á cuchillo, sin distinción de
dad y justicia, y como Maestro único y Au­ saxó, edad ó calidad de personas; del mismo-
tor de ella. modo te tratará á ti Salmanasár Rey de los
■ 3 Es u n Hebraísmo; esto es, según las Assyrios.
obras de justicia que hubierais hecho, me­ 8 Modo proverbial de hablar para sig -
diante la misericordia y gracia del Seiior. niñear una mortandad general. Véase ¡e l
* Cultivasteis la im piedad adorando Génesis xxxii. M .
» Jerem . ív, 3. b Ju d ie , viii. i a .
38 IA PROPHECIA DE OSÉAS,

. 15 Sic -fe.cit rvabis Bethel, ó 15 E sto os hizo B eth él* ,-en


facie .molida} , n cq u ü ia rzm ve~ vista d e-vuestras perversas J n a l-
stra m m . . dades.
I -& tár lo debeis.á Bethftl: quiere decir, ,-sl paso.de-vueslras' idolatrías.
.£ los Idolos que allí ,habeis,*dorado. Esteres

■CAI* Í - T U L O■r X I .
E l S e ñ o r d a e n rostro á los Isra elita s con.su .in g ra titu d : les am enaza to n
:su cautiverio á la A ssy ria ; pero íes declara,, que por-su gran m isericordia
f.TioJos acabaría de¿ todo, sino que los recogería y restablecería.

f"’
1 & k u t -mané transiU; per- ‘i A_jomo pnsó una m añana'*,
ftfa n sití r e x Israel. Q uia puer así pasó el Rey de JsraéI. Por
/Israel, et d ik x i fiíí»: et ex quanto Israél era niño*, y yo lo
JE gyulo3 to c a d ftlium meum, .amé: y de Egypto llamé ,á ,mi
liijoS
! !2 Vócaueruní eos, '-.sic abí- 2 Los llam áron’', tonto mas
,é fu n t á [avie ' eorutnr Baalim se alejaron de su presencia: ofre­
im nolaban'^et sinmlachris sacrifo­ cían víctimas á Baal, y hacían.sa-
caban
. . r
t. . . .. ..criíicios á los,ídolos*.
i Osoe , últim<vHej-d*1a3-áteE--tribal;" ."désfíii'es de doscientos años 1c saqué de allí
siemio: tributario de SalmanasSr R sy do [os cor) asom brosos efectos ti« mi poder, y prue­
A ssyrios, im plori el,.socorro do Sua ú S a- bas m uy repetidas :¡e mí particular predi­
bacóu R oy de Egypto > con ct fin de sacudir lección; y haoicndole pasar el m ar Roxo, le
, el yago tjiie tenia sobre si, Lo que sabido puse en posesion de l a :tie r ra , que yo tenia
por Satm anasir , invadió las tierras de Is­ protnelida ñ sus padres.
r a e l, y (tespues de un sitio de tres años .lo­ 3 Estas palabras jiac.en alusión á las qne
mó á S am aría,.y se llevó cautivo todo ,su en nom bre de Dios flixo Moysés á P baraón,
pueblo, TOilo esto,ac.iocíó en los principios y se refieren en el JZxñdo iv. ;Dcxa sa lir &
del reynaiio -de Oíüc- Y así este Rey fué m i h ijo p u ra que me sirva: pero lodo esto
.como una aurora , que después de lan o eb e ,solam ente foé ñgura de lo que después b a -
.l-e.'imfciia j y- largas aflicciones, apareció á bia (le cum plirse, quando Jesu-G tiristo huyó
íe¿ Israelitas , y los llenó de bnénaá ospe- & E gypto, y después volvió A salir de él, co­
ra nías con la.IIqv .que habla bocho con el mo lo declara S. Matitgo h . citando este
Rey <le Eíy.pt».; pera desapareció luego, mismo leí limón io del Propheta.
porque Sflimaoisár le hiio prisionero, la i Mis Proplielas Moysés , Samuél y
irianiió iitiitár S* vida , y puso' fin a! reyno otros , que yo de liempo en tiempo les en ­
de. 1m¡'.tici tribus. viaba, Iob am onestaban y exhortaban i pe-
-2 ‘lití el principio, quando esta pncblo niiencin, y S que adorasen á Dias sinccra-
parecía mu niño, que estaba ccñido á sola la •¡nonte: pues narra esto los saqué yo de E gyp-
fiEiíilía- de Jacob , A q ‘iíc;i di el-notttbrc ,de . to ; pero ellos no los escucharon , y se se ­
Isr.icl, le moiU’é quam o le amaba: te bice pararon de mi ofreciendo sus cultos y sacri-
pasar íiE g yp to , en donde yo había estable­ .ficios á los ídolos.
cido á inspph por Ministro y G obernador da 5 MS. 3. A les dotados.
aquftils ilación. AUi ercció y so aum entó, y
a M a lih a i n. 15.
CAPI 1 0 LO X I. 39-
3 E l ego quasi n u trk iu s 3 Y yo como ayo de E -
E p hraím , poriabam eos in bra• p h r a ir a 1, los tra h ia en mis b r a ­
chiis meís, et nescierunt quód cu ­ zos: y no- cóDOciéroa ■q u e yo ios
raren» eos. cuidaba V-
4: Jn funiculis Adam traham - 4: C on; cuerdas de Adam los
eos, in vinculis charitatis: et ero n tr a h c r é \ con lazos de caridsídi y
eis quasi exaltans- jv g u tn ’ super seré para ellos como • quien alza
m anillas eorum: et declinam- ad- yugo sobre sus quixaíl<is v: y de­
eum u l vesceretür- • cliné á él pura que comiese
Non revertelur in terram ' 5 ¿ No--‘ to rn a rá >á *la:- tisrro de
JE gypti, et A ssur ipse reos ejus: E gypto -, sino q«e el m^moí'Asv-
quoniam nolueruni convertí. ■' gúr será su Rey: por quanto no
se quisiéron convertir. •
6 5 Cmpit gladiús m cm ta tib u s tí Cometízó ’ Ia- espada eti ‘us
ejus, et conszimet electos ejus, et ciudades, y consum irá A’ sus es-*-
eomedet capita eorum . ■ cogidos V y-devorará la s 1 cabczas
de ellos *U
7 ' E l populas meus pendebit1 7- Y ’ mi pueblo estará «uspeu-
ad ‘reditu m meum : jugum au-> se esperando qiie yo' vuelta: iñns
tétn imponeiur eis sirnul, quod non - yugo >i una les será puesto, qüe
auferetur. . no será quitado V-

I ' Véasfi «1 i. 3I.'SÍS.II. -ti. El lesu -C liristó con los suyos, yáío'sibitiénilo-
H ebrio ‘iJ T O n n ’MiVl > y yo e n te ñ i ií fca- 1os para'-que no caigan;' y yá corrí’gi'é'n'dBlos
H a r A E p h raím .: aruhvosarüénte- eonio padre, y ayudándolos
2 Su mostraron ingratos y desconocidos & levantar, (manilo los ve caídos;'y ya filial­
i todos mis beneficios. m ente alimentándolos e»u el inestimable
3 ; Esto es i propias de ftom&res ; :pues Maná de la divina Eucliúnstia.
según los Griegos- Adam es aquí apelativo. 6 ■ fío to rtia rd el' cuerpo de lu nafeioti,
Quise ganármelos con ludas aquellas; cosas, aunque algunos particulares de ella volvie­
que son propias para atrah er y cautivar los ■■ ron. Cap. ix . 3. <¡.-
corazones de los hom bres: unas veces con 1 V ■ Sus tuerzas y defensas en qnc ellos
doloves'y alííeuiQueV; y otras con m uestras confian, tanto poV lo que m ira i'¡a toriiiica-
de mayor' amor , hasta 'enviarles el matiá cion de sus ciudades, como al valor de los
del cielo, procuré reducírlos-á lo que era. hom bres.
justo ; pero lodo Toé in ú til: siempre tercos, 8 ; Sus príncipe&'y caudillos. E l Hebreo:
siempre Inflexibles, no han querido conver­ Y co m n m irla sh a á causa de sus consí^ns:
tirse i mí. Por tanto no volverán ya mas i¡ de las medidas quc 'éllos tomau sin to rn a r
H g y p l# , de doudo una-vez los saqué; pero conmigo, ■
sarán usciavos de’lo s■A ssyrios.■ 9 ’ E sperando á ver si yo m e' yusivo.'Scii
4 ; Tomada la traslación de los luljrado- é l , pura favorecerle y soeofrerio , en vui
res qu:e quitan el cabéstco’ y yugo á los b u e­ de convertirse él á m i','-y buscarm e con
y es, para que descansen y coman. E a m u­ eincéro arrepentim iento ; lo que uo quiere
chas partes unesu los bueyes por el cuello, iiacer: y por eso á tddos sin osce'pcinn . Ies
y desde e ly u g o cuelga una cutiría con que pondré un yugo perpetuo de esclavitud y
les atan y embarazan la boca. líe sobre tas cautiverio. E l- Hebreo : P ueblo suspenso',
qvrixadasj que apretaba sus q tfsad as. afligido, ú ea'nsn do h&licí'se rcbclaib) nmi—
5 . P re sc u tü e , ó le envié el m aai para ir a mi ; 'y ‘a l A ltísim o le Ñam aban mis
quo comiese. Toílas estas expresiones nos PrópUetaj'-: á im a no ensalzó , -y no hubo
dan una excelente idea de la bondad que usa uiw que le diera s l<>ria: 6 tam b ién , y no
40 U PnOPHECÚ DB OSEAS.

8 Quomodo <* dabo te E ~ 8 ¿Qué haré de t i 1, E phraim ,


phraim , prokgam te Israél? quo- seré tu protector, Israél? ¿pues
modo dabo te, sieut Adam a, po- qué te he de tra ta r como á A da-
nam te, u t Seboim? Convcrsum m s, te he de poner como á S e-
est m me cor meum, pariíer con- bofm? Se ha trastornado dentro de
túrbala est peenitudo mea. mi mi corazon, juntam ente se ha
conm ovido mi arrep en tim ien to * .
9 Non faciam furorem irte 9 No executaré el furor de
mece: non convertar u t d isp n d a m mi ir a 3: no me volveré para des-
E phraim : quoniam Deus ego, et tru ir á Ephraim : porque yo soy
non homo: in medio tu i sane tus, Dios, y no un hombre: el eanto
et non ingrediar cimtaiem. en medio de tí, y yo no en traré
en la Ciudad \
10 Post D om inum am bula- 1 0 A ndarán en pos del Se­
bunt: quasi leo rugiet, quia ipse ñ o r 6: bram ará como león: porque
hnbo ni siquiera uno quo levantara la ca­ sentencia qne he pronunciado.
beza , para oír las am onestaciones de mis 3 MS. 0. E l accdamienio. No te trataré
P rophetas. con todo el furor de mi ir a , ni con todo el
1 En visía de esto, ¿qué he de hacer de rigor de mi justicia, do m annra que del todo
ti, E phraim , y cómo le ho rie tratar? ¡.per­ quedes destruido, fio me puedo resolver A es­
maneciendo 16 obstinado en irritarm e can to; porque yo soy Dios , y no u n hombre:
lu s desafueros; será bien que yo emplee mi e sten o conoce término ni modo en sus ven­
poder en salvar 4 un pueblo tan in g rata1! Yo ganzas: mas yo templaré la misericordia con
asi lo haría ; poro tus horrendas abom ina­ la justicia, acordándome de que yo he mo­
ciones , que cslin pidiendo venganza , me lo rado en medio de v o sotros, y que vuestros
impiden : * pero he dé tratar yo á un pue­ padres me ban honrado y adorado por el es­
b lo , ú quien tanto he tim ado, cuuio en otro pacio do tantos siglo-;.
tiempo ú aquellas ciudades pccodoras, que no 4 Vor tanto si os queréis arrepentí r sin­
dexé rastro de-ellas ni de sus m oradores? ceram ente, aun ahora que tcncis el enem igo
Gen. x ts. a i . D cut. x ix jh . 10 , Hl. ¡Ah! Mis á las puertas de Samaría, yo har£ que se r e —
entrañas se conmueven y se enternecen á la tito, y que no entre en vuestras ciudades.
eonsideractou de los males que te están pre­ Mas veo, que con todo esto perraansceréi»
paradas: y como quü me arrepiento d é la inlloxthlcs y arrimados á vuestros ídolos y
sentencia pronunciada contra t í ; Jeiuím. supersticiones: por lanLo entrar-i, y se cum ­
im ií. 30. L am enl. i. 20. pero al mismo plirán en vosotros todas mis am enazas,
tiempo no Jíallo satisfacción ni contenta­ 5 Y quando vieren bram ar airado al
miento en este arrepentim iento; porque tú león i y que con sus bramidos los llena do
no piensas en convertirte á m i, y quitarm e t e r r o r , y que estos llegan hasta los cabos
pí azote de las m anos. D io s, en quien no de la tierra , se convertirán al S e ñ o r, y 1©
cabe ni mudanza ni arrepentim iento, se aco­ b u sc a rá n ; y entonces haré yo quo vuelvan
moda á los sentim ientos y lenguagB de los luego do Egypto y de la A ssyria, para que
h o m b re s, representando aqui dos personas ocupen nuevam ente sus antiguas posesiones.
d iferen tes; la d« Ju e / , á quién la justicia En todo e s to , que según la letra puedo
pide la venganza y castigo de los agravios aplicarse á la lib ertad , que concedió Cyro
quo han sido hechos á su bondad ; y la de á los Judíos é Israelitas , para que volvie­
Padre m isericordioso, 4 quien el am or y ran á la .Tudéa . se ve claram ente , quo el
ternura inclinan , é que no tra te al hijo r e ­ sentido prophético y verdadero m ira al es­
belde con el rigor que m erece su ingratitud tablecimiento de la ley nueva. Jesu-Chrislo
y alevosía. sofrió como un cordero ; píTO resucitó como
■.! Me he sentido como arrepentido de la el león de la trib u i e J u d d , y con sua

i Gen, s is . 21.
CAPÍTOLO, XI. u

rugietf el form idabunt ftlií maris. él m ism o rugir,á % y tcü tlrán m ie­
do los hijos de l a LjrHn:r. . ,; >■,
11 E t avolabunt quasi avis ■ 11 Y. volarán* dé Egypto co­
e x JEgyplo, et quasi columba de m o ave, y como paloma tie rra
ierra A s sy rio ru tn : et collocabo de ios Assyrios: y los pondré en
eos in domibus súis, dicit D ominus. sus casas, dice el Señor, , ;■
12 Circumdedit me, in nega- 12 Me cercó liplm tim con
tione E phraím , el in dolo do­ reniego, y con engaño la casa de
rmís isra ck Judas oulem testis Isro él3: mas Judá, dando testim o -
deseendü cw n Deo, el cum san - nio* descendió con-Dios, y es fiel
ctis fidelis. con los Santos.
.bramidos llenó de asombro la tie rra y los á la verdad, y le ha sido fie l, sipiiondo las
m ares , quamio haciendo basar sobre sus pisadas dé los Santos P útnarchds y P ro p b e -
Apósloics las l!¡im¡>i ríe su Divino E spíritu, tas ; y j i o t esto aunque destruiré abara el
derram ó por medio de ellos hasta las ex­ reyno de las úiex t r i b u s s p m antendrá aun
trem idades dpi mundo la luz de su sabidu­ el de ‘Jurií por algunos años: lo <;úe tam bién
r ía , haciendo que en ¡os oídos de lodos re­ se insinúa cu él Hebreo: Véase lo que sobre
sonasen los m íenos de 's u palabra. Ageo esto practicó. EzeChias en el Lib. M.. de loi
U. 6. 7. U ehr. sri. 26. P a ra l x s ix . xxx. 1. 5. ete.'ix x n '. 2 ) .
: í F e h r . ¿fotj!.!-tra. í D ando testim onio á la vevdr.d ; des­
■2 3ÍIS. 3. f i m esccrsehan. cendió, ha andado coa Dios, bu eonservado
í i $ Pero cnlr? [.amo une vuelvo á castigar pora su servicio , te lia guardado fidelidad,
vlos delitos de l¡rnél, porgue me tiene «indas siguiendj) las pisadas de sus padres. La con­
las m anos. p¡u’;i que no ns-e ton Í¡1 de mise­ cisión que usa O séas.en sus expresiones le
ricordia. Encanvicliado en nesarrao Ituin el liace muy obscuro, y ha dado ocasión &lo s
aíao r , servicio ¡Trullo q u e m e es debido, InU rprelos, á que vayan mas íiién'adivinan­
me le ofrece engañoso y fingido, al puso que do ó conjeturando , que minando con ló qtie
« ti" to d o cniregHilo.i la vanldnd de su sid o - quiso decir. En el texto Kebróo es este ver­
■los. Mas no así Judá,-que no habiendo per­ sículo el prim ero del Capítulo siguiente.
dido de vista á su D io s, lia dado testimonio

C A P IT U L O X I I .-
Cqsligtis del Señor contra toda la casa de Jacob por sus in fidelidades é
in gratitu des. Promesas y amenazas á Ephraim.
0 . ---------------

i)M pascit ventum , 1 E p h r a i m se apacienta del


eí sequUar ÓÉétum: to(a die.m en- vien to 1, y sigue el ardor: todo el
dacium, ei vqstilatem muUipK- dia acum ula m en tira y estrago:
cat: éi'foddus cum A.ss\jws él ha hecho alianza con los. Assy­
eí aleum in /Egy¡kurti fcrebat. rios, y llevó su aceyte á Egyptó*.
í :MS, 8. Ttigc vien to , ge funda en va­ y hace tratados ilícitos con pueblos .profanos.
nas e sp ero n e s, y en medios frívolos y tan 2 Presentes de excelente a c e jlc y do
¡dañosos,, coítoi,es el solano, visillo abrasa— otros frutos de .quo abundaba la tierra de
d or, en la tierra de Asia: sigue sin cesar en CliAnaán, con el fin de ganarse la amistad
„su m alicia, creyéndose seguro contra los del Rey de E gyplo, y solicitar sus socorros.
juicios de Dios; y para esto busca alianzas, iy. lleg. XYti. i . x x . 13,
JOMO XI. 6
LA PROPHECÍA DE OSÉAS.
2 Judicium ergo D om tni cum 2 Así pues juicio del Señor
Juda, et visitaíio super Jacob:, con J u d á 1» v visitación sob re J a -
ju x ta vías ejus, el ju x ta adinven? cob: aeg.{in sus. caminos, y según,
tiones. ejus reddeí ei.. sus obras le dacá*..
3 In útero * supplantavü fr a - 3.. E n ,el senom aterno-tom ó por
trem suum:. et in fortüudine sua¡ el calcañar á su h erm ano3:.y con
directus est cum angelo * b u fortaleza, luchó con, e l Angel..
4 E t in v a lu ith ad- angelum, 4. Y- prevaléciófcontra el A n­
et confortáius est: ft¿vit, et roga- gel,, y- fué- esforzado:, lloró, y le
vit eum: Bethel invenit- eum,. rogó en. BethéL le halló, y alíí
el ibi ¡ocultis- esl nobiscum. habló con nosotros*..
6 E l : D ominus Deas exerci- Í5 Y el Señor, el Dios dé loa
tuum.t ¡Dominus; m emoriale ejus. exércitos, el Señor está- siempre
en.su. memoria*.,
6 E l tu a d 1üeu m -lu u m conuer- 6 Y tú conviértete á- tu: Dios:
téris: m iseñcordiam et jud iciu m guarda la misericordia y- la equi­
eustodi, elspera in Deo iuo semper., dad, y espera siem pre en tu Dios.
7 Chanaam, in m anu ejus sta- 7 Chímaau, en cuya mano una ba­
lera d o lo sa c a lu m n ia ra . dilem L lanza engañosa V araó la c a lu m n ia \
I Lo que lie dicho en loor de Judá, no* pudo mas que- el Angel, se humilló 4 él, y
es por disculparle-da todo defecto, pon^io con lágrim as le pidió su bendición, y que le
aun él tiene su s-g ran d es vicios. Acuiquc asistiera y defendiera de la ira de su .her­
Ezechías su Rey era un P ríncipe muy reli­ mano; dáodoos á.vosotros con. esto ejem plo
gioso; esto-do obstante re in a b a n en-el pue­ de la^sumlsion qus. d otéis m ostrar si Señor.
blo m uy grandes desórdenes. "Por cato dice i Quando so le apareció en, aquella es­
el Señor, q u a por quanto s® conservaba en cala mysiiea, y lo bendixo, conGrtcand« sus
él su verdadero^, culto, se contentaría por promesas hechas en él á toda su posteridad.
entonces con reprehenderle, am onestarlo y-- Genes, xxsv. 8.
amen ajerie, y se quedaría todo cu palabras: S-: Y el S eñ o r, el Dio í de los ex<¡rcilo$
m as que pDr So que- m iraba á las diez tribus, fué siempre el Dios do Jacob, que le tuvo
que se habían bcc.bo insensibles S loria.cor­ siem pre co su m em oria, amándole y ado^
rección, i indignas de su m isericordia, lle­ rándole de todo su corazon. Pues tú, israél,
garía i las obras, y. las castigaría desdu.lue­ sigue ios pasos de Jacob lu.padre, conviér­
go severam ente, proporcionando. la .pena ¿ tete ¿ tu Dios, solo Reí, guarda sus-m anda-
la gravedad de sus culpas, y á la.m alicia d e ­ míoiHos, adórale en espíritu y verdad, y pon
sús designios y-pensamientos.. en él toda tu confianza. Puede tam bién ser
3 ; E stas dos bislorias parece' que aquí seel senLido: h h vvá .. es su nom bre, por el
tndie-an, para, dar en . cara á Israél con su ([u,‘¡I es conocido.
ingratitud, d espués-de htfber recibido del 6. Pero Israél degenerando de su padre,
Sctiur-íau grandes beneficios, como son los se. ha vuelto un. Cbánanóo, se ba. hecho un
<¡.ue sitan figurados en la elección do Jacob, vil m ercader, entregándose á tratos ilícitos,
y- reprobación de Esaíi su hermano, y en. íi fraudes y á avaricia. K z e c i i . x v i , 3 , Los
haber librada Dios ú Juco!) de lodos los C liinanios so em pleaban, en contratar en
males non .que-lo Isahia probado y exírcltar- compras y ventas, y abundaban de lodos
do. Todo lo qual puede verso en. el G euef. les vicios, que suelen acom pañará los idóla­
Kiv, 23. ¡ijsxii. 2'!. 28. tras, y mas en esta profesion; por lo qu#
:i E ita circunstancia no se declara en. el la palabra .Chinanéo se toma por u n m er­
G iiu iiit, y Oséas pudo saberla por tradición cader,, y [renuentem ente tam bién por un
ó por revelación, como advierte S* Gííírú- en g u ú a d sr,.
tíysio. No obstante, que Jacob en su. lueíia 7 Quiso oprimir & los inocentes con c a -
a G enei. ,x z r . 2 S, b. Genes, ix x u . - i-í,.
CAPITULO 'XII. *3

8 E t d ix it E phraim : T e - 8 ¥ dixo Ephraim : Em pero


rum lam en dtves effeclus sum , in - yo he llegado á ser rico1, rae he
veni idolum mihí: omnes labores adquirido u n ído'o: en lodos mis
m ei non invenieríi m ihi iniqui- afanes no se hallará que yo huya
tátem, quam peccavi. cometido injusticia.
9 E t ego Dominus Deus tuus '9 "Pero yo soy el Señor Dios
e x térra JBgypti, adhut sedere te tuyo desde la tierra de Egypto*,
faciam in tabernaculis, sicut in aun te dexaré reposar en tus lien -
diebus fesim latis. das, como en ios dios festivos.
10 E t loculus sin» super 10 Y hablé por los Prophetas1,
prophetas, et ego visiom m tnnUi- y yo m ultipliqué visión, y por m a­
plicavi, et m m anu prophciarwn no de los P rophetas me he hecho
assiinilatus sum. conocer.
11 S i Galaad idolum , ergo 11 Si en Galaad hay ídolo*,
fr u s tr á erant in Galgal bobits luego en vano habia quien sacri­
tmmolantes: nam el altaría eorum ficase á los bueyes en Gaigál: pues
quasi acervi super sulcos agri: los altares de ellos como los mon­
tones sobre los sulcos del campo:
12 F u g ita Jacob in regionem 12 H uyó Jncób á tie rra de
SyricB, et servivil Israel in u x o - Syria*, y sirvió Israél por tener
lumnias y con toda so efle de injusticia. 3o figuras, de sem ejanzas, sentencias y
I Los Prophetas me ta n repetido fre­ doctrinas graves te las hiciesen c o n o cer, y
cuentem ente, que huya de Wda injusticia, te m anifestasen tu u y á las claras q u il era
y del culto -vano de los Molos;, poro aunquo mi voluntad : torio para que temieses mi
no los he creído, y aunque he adorado los justicia , y fiases en oii bondad. P a ro a! fin
becerros de o r o . no por eso be desudo de lodo ha sido inútil.
llegar á ser rieo. E n lo demás los medios de 4 Si habéis visto por experiencia , quo
q u i me he valido p ara adquirir, no son tan el becerro que lia sido adorado en Galaad,
injustos como me están vociferando estos no ha sido mas quo u n ídolo ; 6 como eu
P rophetas. Palabras todas dB una conciencia el Hebréo FIN , una cosa v a n a , iniqua y
perdida y cauterizada; porqué para los ava­ engañosa , que no ha podido defender ¿ los
ros no hay medios, aunque sean los mas Galaaditas ; ¿ por qué multíplioais inútil­
vergoniosos, que no tengan por lícitos, con mente Ídolos en Gaigál , y les evigis altares
tal que de algún modo puedan dar satisfac­ para ofrecerles sacrificios en tanto núm ero,
ción á su insaciable sed, de amontonar y de quo igualan ya á los m ontones de piedra,
guardar el thesoro. que se ven sobre lo* campos ? £ Creeis qu*
3 Prosigue haciéndole presentes los b e­ por esto oslareis mas seg u ro s, y que ase­
neficios que habia recibido del Señor; Yo gurareis asi mejor su protección sobre -vos­
soy, 1c dice, tu Dios, que tiieo contigo mi otros f Yivís muy engañados, tanto os li­
alianza en el Sioai, luego que te saqué de brarán los unos como Los o tro s ; y tened
tie rra de Egypto: si te convirtieres á mí, y por c ie rto , que serán lá causa de vuestra
la guardares fielmente, aun te dexaré vivir ruina inevitable.
y reposar en tus moradas con toda seguri­ 5 Como si disera: Acordaos del prim er
dad, y con la misma alegría que m ostrabas viage que hif.o Jacob á la Mesopotnmia, po­
en los dias roas solemnes de tus fiestas, y de bre y destituido de todos los medios: acor­
tus regocijos. daos como se puso á servir por leo er por
3 Yo soy el quo te hablé por mis P ro ­ nniger í R achél, y á ser pastor y guardar
phetas , haciéndoles ver muchas cosas ve­ ganado por Lia; y ved como le hice yo vol­
nideras , para que de p alab ra, y por ver rico, y Heno d i hijos y de ganados d«
a Genes, x iv m . 5.
IA PROPHECÍA DE OSÉAS.

rem , et in 'uxorem servavü. m uger, y por ten er m uger guardó


el ganado'1. 1
;¡i" 13 l a propheta* autem ed u - 13 Y por medio de un P r o ­
' x i l Dominus Isra el de JEgypto: pheta sacó el Scfior ¿i Israél de
et in propheta se^vatus esí. Egypto: y lo salvó por medio de
un Propheta.
i b :A d r iráciindiam me p ro - 14 A enojo me provocó E -
vócaüit 'Ephraim in a m a riiu - praim con sua am arg u ras’, y su
dinihus suis, el s'anguis fijas sn- sangre sobre él vendrá, y sus insul­
per eum vm iet, et opprobrium tos se los tornará á él su Señor.
ejus f ésiiluet ei Dominus suus.
aquella tierra, librándolé dü todos los peli­ 4 Se hizo pastor de Lailán.
gros, y d« la ira y venganza de su herm ano. 2 Mas ye; o [[uq por lodos estos tan seña­
Acordaos de 'com o ós saqué de Egypio por lados beneficios, Israel no ha becho sino
mano dü M oysés, y da como par él misino irrita r mi enojo , .llenando iní corazon do
os gua.rdé quando pasasteis el m ar Roxo, en am argura can sus idolatrías y locuras. P or
el Si nal y en el desierto por qaarenta años, tanto tsraól tendrá su m erecido, y á propor-
■uo-obstants que me disteis Laníos motivos, cioti de ios insultos que me ha liecho , ió rá
p ara que os destruyera y exterm inara. Acor­ tumblcn ia paga y retribución que yo ío da­
daos pues de todos *stos, b a n d id o s f eqos- ré á su tiem po.
'trad m é vuestro agradecimiento.
a E xo d . jíiy. 21. 22.

C A P ÍT U L O X I 15.
E l P roph eta htice ver lá in g ra titu d del pueblo de I s r a é l, por la qual en los
tiem pos pasados había sido ca stig a d o , y lo seria aun m as en lo venidero.
' . Pr omes a de $u libertad.

i m 1,
invasit Israel, et d tliq u ü in B a a l, el te rro r ocupó á Israél, y pecó en
' ét m ortaus est. Baal, y murió.
. 2 E t n u ncaddiderunt ad péc- 2 ¥ ahora tornaron á pecar*:
candum: feceruntque sibi confia~ y se hiciéron simulachro de su
tile de argento suo quasi sim üilu- p la ta ’ como figura de ídolos, to -
dinem idolorum, factura a rtifi- do es hechura de artífices: á es-
1 Quando Jeroboam despnes de haberse 6Ior: alióse él en. Isra él: yerro en B aal: y
dividido el rey n o de Isra£l del de Judá, p ro - m u r ii . Por Baal se significa aquí en g ene-
puso á jas otras nueve trib u s, que adoraran ral el culto dado i qualquieva ídolo,
lo sb ecetro s, intimidadas estas lo obedjciáron; 2 Ellos han acumulado pecado sobro
y no contenías con esto dieron también eul- pecado, 6 ídolos sobre ídolos,
t o é otros muchos ídolos, lo que las laiio m e-, , 3 Fnndiórou su plata para kaccr ídolo*
rccedoras de m ucrlc temporal y eterna. E ~ . soinejimtes ¿ tos do los Gentiles. En el H eb.
■p h ra im se toma aquí por iero.boam, que e ra se añide C3 j 'Q r U , de su invención ó ca­
t e esta tribu, como se colige del Hebreo, en p rio h o ,
donde se lee: A l h a lla r de E p h ra im , tem~
CAPÍTULO X lU. 45
cum toium esl: his ipsi dicunt: lm ~ tos dicen ellos *¡ Los que adórala
fíioíate hómines vítulos adorantes. los b ecerro s sacrificad hom bros.
3 Idcirco erunt quasi nubes 3 Por esto serán como Dube
m atutina, et sicui ros matutinas de la m añana1, y como rocío m a­
prceteriens, sicul pu M s lurbine tutino que pasa como-el,.polvo que
raptas ex areat ei sícut fum us arrebata el viento de la era, y co­
de fum aria. 1 mo humo de chimenea.
4 E g o a antem Dominus Deus 4 Mas yo soy tu Dios desde
tuus ex ierra /EgypH: et S k u m tierra de Egypfco: y no conocerás
absque me nesties, et salvalor non otro Dios sino á raí, y' no hay sal­
estprceterm e. vador sino yo.
5 Ego eognovi te íw deserto9 5 Yo le conocí en el desierto,
in térra solitudinis. en una tierra yerma'*.
6 Ju x ta pascua sua a d im - 6 Jun to á sus pastos se llená-
pleti sunt, e t'sa tu ra d sunl: et le- ron, y h a rta ro n 4: y alzáron su co-
vaverunt cor su u m , et obliti razon, y se olvidaron de mí.
sunl mei,
1 E t ego ero eis quasi lecena,•■ . 7 Y yo seré para ellos como
sieut pardus in via A ssyrw ru m . leona6, como leopardo en el cam i­
n o 'd e los Assyrios^
8 Occurram eis quasi u rsa 8 Los asaltaré como osa á
raptis catuUs, el dirum pam in ­ quien han robado sus cachorros,
teriora jecoris eorum: et con- y rom peré lo interior de sús en -
sumam eos ibi quasi leo, bestia traín a: y los consumiré a llí6 como
agri scindst eos. león: la baatia del campo los des­
trozará.
9 Perditio tua Israel: tan- 9 Tu perdición, Israél, de t í 7:
1 A tos Israelitas dicen á ia tim a n los mismo tas díT la misma abuadanoia y hartu ­
impíos sacerdotes: Antes se ofrecían los be­ ra ios hizo ingratos, feroces é indómitos ; j
cerros al Dios ele Isi-iiéi; peto habiendo sido por esto me olvidaron. D eut. vn¡. 1 3 . x*xl|.
elevados estos i la dignidad de dioses, si io .
q^ereis honrarlas como es debido , a ta c a d ­ 5 Os abandonaré por entero i la fiereza
les, victimas hum anas, P salm . cv. Este sen­ de I0.5 Assyrios, que sefíin para vosotros c o ­
tido es conforme á Io slx k . que trasladaron: mo las fieras mas druales, y se os echarán
¿Sacrificad,, hombres: porque los becerros encima p a ra . devoraros,. y para b eb er da
[altaron', y ,al B abréo, en donde so lee: S a ­ vuestra propia sangre,
crificando hom bres, besarán, adorarán, ti ,6 En el camino que va i la Assyria.
ios becerros. Otros lo explican asi: O hom ­ 7 No tienes que buscar la causa de fu
b res, que urtorais los becerros , inmoladles tu in a y perdición en otro , que en tí mismo;
. víctimas. tu se ie é s& s, desárdenes y maldades t© (a
2 Véase lo dicho en el Cap. t i . 4. han Irahido.: yo no be deseado otra cosa,
3 Te reconocí por ini hijo, le amó, y la que ayudarlo y socorrerte ; pero tú me lo
di muchas pruebas do mi am o r, cuidándote lias impedida con lus abominaciones , y me
y provejéndoie de todo en un lugar esLécil. has puesto el azote en las m an o s, para ijue
E s un Hebraísmo. te castigue.
* En la tierra fértil, y deliciosa que JO'
a. f í a i. s l u i . lt.
LA PROPHECÍA DE 0SBA.S.

íummodo ín me a u xiU im ■irnim. •solo en mí est* tu socorro.


10 Ubi mi r e x .m á x i­ 1 0 ¿En dónde está tu Rey?
me nunc sateet te in ómnibus u r- ahora ¡es el tiem po de que te sal­
bibus tuis: et In d ices tu i, de ve en todas tus ciudades: y tus
quibus dixistú D a m ih i regem ■*, -Jueces, de quienes dixiste: Dame
et prir\dipes. B ey y P rín c ip e s1.
11 Dabo Ubi.regem m fu ro re 11 Te fiaré R ey en mi furor,
meo, et auferam in indignatione y te lo q u itaré fin m i indignación*.
mea.
12 C dligata‘ est i n i q u i t a s 12 Atada está la maldad de
E phraim , abscondüum peccatum .Ephraim , y guardado su pecado3.
ejus.
13 Dolores p a rlw U n iis ve- 13 Dolores le vendrán de m u ­
ñient ~ei: ipse film s non sapiens: ger que esta de parto: él.es un h i­
nwnc enim no» stabit in contri- jo insensato4: ,pues no subsistirá
lione filiorum. .aliora en el destrozo de sus hijos.
14 De m m u mortis libéralo 14 Del poder do la m u e rte 6
eos, de morte redimam eos b : ero Jos libraré, los redim iré de la
mors tua ,ó m ors, morsas tuus m uerte: seré tu m uerte, ó m u er­
ero inferne.: consQiatio abscondila t e 0; seré lu mordedura* ó infier­
¿si ab o.cutis msis. n o T: e! consuelo está escondido de
mis ojos8*
I Tíi_, desechándome á mí,, me pediste golpes de mi venganza, no podrá resistir de
R e y , para que fuera ¡leíante de t í , y te modo alguno á la pena y dolor quo le cau­
.salvara do tus enemigos ; i. fíe?. v iu , 20. y sará ver el destrozo y ruina de sus hijos.
m e pediste asimismo Gobernadores , Conse­ 5 Pero no quieto quitar toda esperanza
jemos y ¡tfinísiroa , quo te anudasen en el do salud á up pueblo, i quien yo fie amado
gobierno: pnes ese Roy y .esos Consejeros tan tiernam ente: yo le libraré del poder da
son los qtiB ahora te han de salvar , los quo la m uerte: te sacaré del mismo scpulchr*.
han de librar tus ciudades del furor de los Lo que se cumplid primero porC yro, quan­
Assyrios. do juntam ente cotí los Judíos les concedió
3 ‘Muchos Reyes te he dado en mi in­ libertad; pero mas cumplida y perfectam en­
dignación , que exerciíron sobre tí la auto­ te por Jesu-C bristo, de quien Cyto era fi­
ridad , que tiránicam ente habían usurpado; gura.
y ahora tam bién te quitaré en epi enojo el 6 Que esto ann según la letra perte­
último ftey que tendrás, nezca al Messías, nos lo dice S. P a b lo en
3 Sellada está toda tu maldad , para quo la i, d los C oritiikios xv. í¡4. aplicando á
no se pierda, ni olvido ninguna de quantaa .Josu-Cliristo este lugar que alega, según la
has com etido; reservados están todos tus versión de los I.X&. E l SeBor con su m uer­
pecados en el secreto d.o mi justicia, para te trium phó de la m uerte y del infierno: do
castigarlos en el tiempo que tengo yo de­ la muflfle resucitando i nueva vida glorio­
terminado. sa; y del infierno, llevando consigo las at­
-t Si este pueblo no fuera insensato, inas dc-loi Santos Padres, que estaban en
vithtiloso amenazado de un estrago tan ter­ el geno de Abraham, Véase el citado lugar
rible, procuraría por todos ios medios apar­ del Apóstol.
tarle de si; pero de nada de esto se cuida, y 7 ticrtí tu estrago, ó tu ruina,
esto es lo que menos piensa: y así quando 8 Estas parecen palabras do O séas : N»
llegue e¡ tiempo de ejecu tar yo I03 terribles -veo cosa, que me pueda consolar, O e s tí
a i. Reg. r n i. S. b I. Corinth. SY. 54, Hebrceor, II. 14.
CAPÍTULO 5 H I, 47
15 Quia ipse ínter fra lres dí~ 15 Porque él entre los berm a-
videt: adducel urentem ventum B08 hará, división1: tra h erá el Se­
Dom inus de deserto ascendintem: ñar viento quem ador que se levan­
et sitcabü venas ejus, et d'esol'a- tará del desierto; y secará las ve­
btí fontem ejus, et ipse diripiet nas de é!, y agotará m manantial;
tkesaurum omnis vasis desíde- y di mismo saqueará el ibesoró
rabilis. de toda alh aja aprecibble^
aun le jo a el dia del' consuelo. Y da la razón: sirve para confirm ación-del p rin cip al, qu»
de esto en el versículo siguiente. hemos Ja Jo: A rrep en tim ien to será encu­
I E l in fie rn o , el sc p u lc h ro , ó una bierto- de m is ajos: no - me arrepentiré ja ­
m uerte sangrienta dividirá un herm ano de mas d i esta p ro m esav u i’de su cumplijniun­
o tra. El Seuor byrú venir el exército de los; to 1: él' entre lo s' herm anos c r tc c ré i
A ssyrios, que como un viento abrasador lo Ephraim entre las otras tribus: Jfes«-C ím s-
quem ará todo basta la -ra ir, todo lo secará, to en su. Iglesia: B eb r. n . H . aludiendo al
ha»ta el mismo origen de la fuente , pues nom bre de Kphraím , y i la bendición, que ¡é
hará, que cese enteram ente el reyno de I s - dio Jaeoív. Gens$. x l i . 5 2 . e tc . j t t v in . I 9 k
raél. E l H ebréo admite otro sentido , que

...... ..C A P Í T U L O - X I V . .
Ruina de S am aría. E x h o rta el Señor á su pueblo a quo se c o n v ie r ta : y le
promete grandes lim e s en sw retorno.

1 P e r e a t Sam aría, quoniam


ad am arüudinem coneitavü Deurn
1 P<
i - c r e z c a S am aría' , por
quanto ó am argura movió á w
m u m : in gladio pereant, p arvuli Dios: á espada perezcan, sean es­
eorum elidaniur, et falos ejus d i- trellad o s’ sus párvulo?, y sean
scindantur. abiertas sus m ugeres preñados1.
2 Convertere Isra el ad D o- 2 Conviértele, Israél, al Se­
m inum Deum tu a m : quoniam ñor tu Dios: jo r q u e caíste por tu
corruisti in iniquitate lúa. maldad *.
3 Tolliie vobiscum verb a , et 3 Tomad con vosotros pala­
converiimini ad D o m im tm : et b res* , y convertios a! Señor; y
dicite ei: Omnem anfer m iquilo- decidle: Q uita toda iniquidad8, r e ­
tem, accipe bonum: et reddem us cibe este bien: y te ofreceremos
1 rro p h ccia de la ruina do) reyno de- í Caerás en'tan grandes miserias.
Isra¿!. Samaría e ra la Capital y Corte de 5 No os pido sacrificios ni ofrendas: to
sus Üeyes. Perceeríi Sam aría, que con sus que quiero qne me presenteis, es una sin­
abominaciones irritó ¡i su Dios, cera conrp.sion de vuestros pecados, fervoro­
2 M3. 0. Drachtitxtdii». MS. 3. Embar­ sos ruegos para obtener mi perdón, j repe­
rados. tidas acciones de reconocim iento y de gra­
3 Abiertos sas vientres, para que pe­ cias.
rezcan ellas sin.rem cdio, y asimismo el fru­ 0 Perdónanos por tu gracia, acepta es­
to, que en ellos lleven. lis vaticinio de lo tos verdaderos testimonios j «rectos t!c nues­
que liabia do suceder, y na mal deseo. tra conversión.
48 LA PROPHECÍA DE OSÉAS,
vítulos labw'rum noslrorum. sacrificios de n u estro s labios S
"4 Assur non salvabit nos, su ­ 4 Assúr nó dos salvará®, no
per equum non asccndemus, nec subiremos en caballos, ni diremos
dkem us u ltra : BU nos Ir i opera en adelante: Dioses nuestros, las
m anuiim . n o sírarum : quia ejus, obras de nuestras manos: porque
qui in le e s t, miserebens p u - tendrás- m isericordia-de aquel p u ­
pilli. - pilo que en tí reposa.
5 Sanaí>o coniriliones eorum , 5 Sanaré las liogas de ellos,
diligam eos svonfanee: quia aver- ios am aré por pura gracia: por­
sus est fu ro r meus ab eis. que mi furor se lia apartado de
elloss.
6 E ro quasi ros, Israel ger- 6 Seré como rocía?., Israél
minabil sieul liliu m , et erumpet brotará como el lirio, y su raiz
radico ejus ui Libani. arrojará como las del Líbano.
7 jln m t ra m i eju s, el erit 7 Se difundirán sus ra m a s y
quasi oliva gloria ejus, et odor su gloria será como la dei olivo *,
ejus ut Libani. y su olor como el del L íbano0.
S C onvertm tur sedentes in 8 Se convertirán sentados á
ym bra ejus: v iv m t tritico, et ger- la sombra de é l 7: se alim entarán
mmabitni q m s i vinea: memoriate con trig o 8, y brotarán como la
ejus sieul v im m Libani. v iñ a 5: lo m em oria de su nombro
como vino del Líbano.
1 Sacrificio de alabanzas. U ebr. x m . Ift. 4 Yo baró caer sobre Israél el reeío de
‘PsaZiíí. SMX. 23. E n lugar dó sacrificios do mis gracias y bendiciones cckstiolcs , y con
b ecerros, te los ofreceremos verdaderos y cIIhs crn ceri, y será fecundo en frutos (le
espirituales íío alabsnias y de acciones do buenas obras; arrojará suaves olores do vir­
gracias. tudes, y echará hondas raíces, como los Ar­
2 lío pondremos mas nuestra confianza boles del l,iha«o, para después tocar con su
en el socorro ui en el poder do los hom bres, punU hasta los cielos, tirina ó inmoble con­
sino en el vuestro solamente : no confiare­ tra lodos los em bates de los vientos.
mos en la caballería de los E gypcios: no 5 Se extenderán sus ramas: su belleza,
diremos á tas obras y hechuras de nuestras gloría, fecundidad y lozanía será como la
manos : Vosotros sois nuestros dioses. Asi el dei olivo, rodeado y coronado de frutos y d»
Hebreo y el Griege,' Esperam os por tanto, bojas. Figuras hermosas de la reJencion y
que os apiadareis de. nosotros , viéndonos gracia de Cln’isto.
destituidos de lodo so co rro , am paro y de— 6 lil de los árboles arom áticos, que se
Icnsa. ' crian en el Líbano; ó como el del incienso;
3 E sta s í respuesta , que les da el Se­ porque J.íSavoí en Griego y en Hebréo sig­
ñor , viéndotos sinceram ente arrepentidos, nifica tam bién ut incienso.
y en ella leí anuncia, (juC con la venida del 7 Y reposarán ¿ la som bra, baso la pro­
Messías ios libraría del mayor enemigo que tección del Salvador. Así S. Gbb ÚNYjío .
.tenían, que era el peoudo. Yo, dice, despucs 8 Bax.o de estos symbolos se insinúa y
de haberlos castigado, y liecBo que por este prom ete la Divina EncbíSrislia.
medí» se conviertan ñ mi, cerraré sus heri­ . 9 Se extenderán , su m ultiplicarán por
das, y CBvaié sus liag as: yo por pura bon­ (oda la siiperQcie de la tie r ra , y su uom bre,
dad, misericordia y gracia mia, que no m e- ó el o'íor de su buen nombre y.de sus vir­
¡recea, los restituiré S mi amistad ; porque tudes llegará á ledas p a r te s , cómo al del
cesará enteram ente mi enojo, y me reconci­ suave y oloroso yíuo , que se haca en el
liaré perfectam ente con ellos. monte Líbano.
CAPÍTULO X I? , m
9 E ph ra im quid m ihi .ul­ 9 E p h tíijm l* ¿qué tengo ya
tra idolal ego exaudiam > et d i - que hacer .con los ídolos? jo le
rigam cum ego u t abietcm viren- o iré 5, y yo le enderezaré como
Umx ex me fruclus íuus inventos abeto verde: de m í fué hallado tu
esL fruto.
10 Quis sapiens, et intelliget 10 ¿Quién es el sabio1, y en ­
ista? intelligens, ét scieí k m ? qúia tenderá estas Cosas? ¿el entendido,
recia mee Dom ini, e t'ju s ti am bu' y sabrá ebto? porque los caminos
labtm t m eis: prm m rícatores vero del S eñor gon rectos S y los ju s­
corruent in eis. tos andarán por ellos: mas los p re ­
varicadores caerán en ellos.

1 Dirá en tonces: Qu6 tengo yo y a q u e quienes el mismo ScBor comunicáro sh lu í,


ver con los ídolos í Nú adorará ni reconoce­ para que los entiendan. Como si dixera:
rá otro Dios , que al verdadero. Muy pocos serán, los del pueblo de Israél,
2 Po le o iré cntúnces , y le enderezará, que entiendan , croan y abracen estas cosas.
para (pie se levante d e r e c h o , y crezca como 4 Su palabra , su doctrina , su ley es
u« iiennoso y siem pre verde a b e to : y yo le Santísima y m uy saludable-á tos hombree:
daré mi giacia , para quo lleve abundantes los justos ayudados de la gracia cam inarán
frutos de buenas obras. por ella síri tropiezo ; pero esta misma ser i
8 M ysterios son estos m uy escondidos y ocasión de ruina y de perdición 4 los impíos
«ublim es; como lo son. lodos los arcanos de por su misma malicia é infidelidad. P ro ti.
la providencia , sab id u ría, obras y juicios i , 39. Loe. n . 3 4 . 11. C o rin lk. II. {6. et
del Señor, i Quién p o d rí com pretenderlos? i. P e t r . it. 7 ,
w v y p o c o i serán; y aquellos solam ente, i

TOMO X I, 7
ADVERTENCIA
SOBRE LA PROPHECÍA

D E J O É L .

-l-^¡q se safo prepígamente1el tieuipo en que prophctizd J o é l hijo d é1


Photuéf. M uchas P a ire a é In té rp re te s creen, que fué por el mismo
tiem po que Oséas; bien que su sp ro p h e c ía s no m iran sino solam ente
á los doa tribus de Judá y de Benjamín* á las que anuncia una h o r­
rib le y universa} carestía y Kajjibce; ocasionada dé una extreroa se­
quedad; y dé «naíltuvia ex trao rd in aria dé insectos, que veDdría so­
b re lá tie rra ; .y que todo lo d estru iría y asolarlo. Y aupque J e re ­
mías* liace o tra ’descripción de igual carestía, q u e afligió á aquel r§y-
no al.principio d é lre y n a d o de Jo;ik.im: pero com paradas las circuns­
tancias dé esta con otrfli q ne nos refiere el Propheta A m ó s \ las b a -
llárémos mas conformes estas dos; y esta últim a aconteció en el rey-
nado dé O iíás: y así parece, que Joél prophetizó por aquel' tiem po..
A ntes pues que llegcra el terrib le azote, convida á toda edad y con­
dición dé personas á que lloren, gim an y se hum íllen en lü presencia:
dél Señor con ayunos* rogativas y penitencia; prometiéndoles de
parte suya; que si así ló hacián, tem plaría el Señor e l rigor dé aquel
castigo,- y por óUimo Iós libraría en teram en te de él,- resarciendo lag
pérdidas-pasadas de muchos años,- con una fertilidad extraordinaria.
P ero ló que principalm ente prom ete á la Iglesia en estilo prophé-
tíco, es lá abundancia de los dones del E sp íritu Santo bavo de! M és­
alas, de lo^ qualés aquellos bienes tem porales eran solamente una'
señal y como prenda: y a! mismo tiempo prophetiza; que el m undo
quedará libre do tódos los males, que h ab rán-acaecido en él tanto
ántes de la venidá dó Christo al juicio universal, como en el tiempo
de ella,,p o r lá final condenación y sentencia, que pronunciará contra-
todos los enemigos dé Dios, lá-qual describe cori la m ayor energía y
viveza; á la que sucederá despues lá perfecti redención^ santificación!
f : felicidad'eterna d¿ los escogidos en el reyno de los cielos.
i i Cap, u t . 3 , Cap. í t . 6. ele.
IA P R O P H E C ÍA

DÉ JOÉL.

C A P ÍT U L O I .
,3oél anuncia á la Judéa una careslía y hambre, que resultaría ¡le 'una‘ex­
tremada sequedad., y de una plaga de langosta,: ¡exhorta á todos & la peni­
tencia. Dia terrible que vendrá después Se esta jpHmerá plaga.

1 V e r b u m fio m in i quod fa - 1 P a l a b r a del SeBor, que <v¡-


tíu m est ad Jo él filium Phatuel. ©o á J o é l1, h ijo d e Phatué!,
■2 Audite hoe senes, et a u ri- 2 Oíd esto* ancianos*, y es­
lías perciplte omnes habitáíores cuchad, todos los moradores de ia
terree: si factum est istud in tierra®: ¿Si acaso avino tal como
diebus veslris, n u t 4n -diebu$ ,pü- -esto en vuestros dias, ó en ios dias
tfu m véstro ru m l de vuestros padres?
3 Super hoc film vesiris 3 Dé esto hablaTeis á vuestros
narrate, ct filii vestri /iliis suis, hijos, y vuestros hijos é sus hijos,
et filii eorum generalioni altera. y los hijos de estos á la otra ge­
n e ra c ió n 11.
4 Residuum eructé cotnedü 4 Lo qug üexó la oruga com iá;
locusta, et residuum locusta co- la langosta, y lo que dexó la la n ­
medit bruchus, et residuum bru- gosta comió el pulgón5, y lo que
cht eomedil rubigo. dexó el pulgón comió la roya8. „
5 E x p e rg isd m in i e b r ii, et 5 Despertaos, ébrios, y llorad,
flete, et u M a te omnes, qui bibüis y aullad, todos los que bebeis vi­
1 S. E p ifh an io en las Vidas de los lo que signiQca la le tra . Otros lo c j q í 'i e a u
P ro p h eta s, S. U o r o tu e o en sus Syíiopsts, como figuras de los trabajos y calamida—'■
y S. Isid o ro fíe o r í« « ío b iííi Palr-um Cap. des, que habían de venir sobre los Judíos, -■
XLtt. dicen, que fué de la trib u de R u b é n ,. y de aquellos que se Vos habían de causar:'1
7 que nació en BclLor6n. cn donde tam bién indicándose, que la prim era plaga les h a-:
m urió, y fué enterrado. bia de venir de los Cháldóos: la segunda
2 Los quales por su grande edad batí ■de tos Persianos: la tercera de los suceso­
visto y oído muchas cosas. res de Ak’xandro, y señaladam ente de A n-
3 De la tie r r a de Jud3. tiocbij Epiphaues: y la q u a n a de los Roma­
4 A los que vayan viniendo. nos. Los mus creen, que' acaeció lo uno, y
5 MS. 0 . E l bruco. FisnRAn. E l la - que al mismo tiempo se figuraba también
g o stin . MS. 3. Lo quo sobró o! gasan^ co­ lo que despues habia de ser.
m ió el arbe, elc. el ¡/alegue, ele. el haeil: 6 Un gusanillo de nator rojo, 4 quien
conservando los nom bres Hcbvéos, Los por eso se da este nom bre, 6 el de róyate­
nom bres Hebréos T D H n, E S U n, la. Se cria en las espigas de las wiesee.
r U IN n pa interp retan diversamente. Mil­ quando están & punto de -granar, y las tala.
icho* P adres 6 Intérpretes lo entienden por Y aun el nom bre Latino lo indica.
52 LA. PROPHBCÍA »B JOBL.

twium m du/cedi'ne: Quoniam pe- no con gusto: porque fué quitado


r iü ab ore vesíro. de vuestra b o cal.
6 Gens enirn ascendit super 6 Porque una gente fu erte y
terram meam , fortis ,ct m m t- sin núm ero vino sobre mi tierra*:
merabids; deniss ejm u t denles sus dieutee como dientes de león;
ieonisi et motares ejus u t catuli y stis muelas como de cachorro
honis. de leo».
7 Posuit vineam meam m 7. Convirtió mi viña en un d e ­
deseríwn, et ficum tnm in decor- sierto; y descortezó mi h ig u e ra 5:
ticavit, núdans spoHavit eam , el la desnudó y despojó toda, y la
projecii: albi facti shuí ra m i ejus. derribó: sus ram as se toroáion
blancas*.
8 Ptange quasi virgo acari­ 8 L a m é n ta te 8 como una don­
cia sacco super virurn puberla- cella* cubierta de saco por ei e s ­
íis suce. poso de su prim era ed a d ’.
9 P eriii sacrificium , et li- 9 Faltó de la casa del S eñor
batio de domo D om ini: luxe- e! sacrificio y la libación®; se e n ­
ru n t sacerdotes m inistri D o - lutaron los Sacerdotes M iniitros
títini, del S e ñ u r v.
10 Depopttlala est regio, tu - 10 Desolado está el campo,
x il humus', quoniam devaslatum Moró la tierra: porque destruido
est triticum , confasum est vi- fué el trigo, el vino se perdió, fal­
num , etangmt oleum. tó el aceyte.
11 Confu si sunt agrícolas, 11 Confundidos están los la­
ululaverunt viniíores super f r u ­ b rad o res10» diérou voces los viña­
m ento , el h o rd eo , quia periií dores por el trigo y la cebada,
messis agri, porque pereció la mies del campo.
12 Vinea confusa est, et fi- 1 2 La viña se perdió, y la h i ­
cus elanguil: malogranaU.tm, et g u e ra se secó: el granado, y la p al­
palma, et m alum , el om nia lig n a 1 m a, y ei m anzano, y todos los f o ­

1 Esta apóslropbe y « iio ríac io n mira que sea virgen, 6 de que está casada.
á aqaeiios Israelitas, que entregados á una 7 Qua desposó luayo que estuvo en
vida voluptuosa, vivían olvidados Je Dios y edad de poderlo tener por esposo: 6 quo
de sus obligaciones, representada en la dul­ eslaudo prometida, se le murió ásitcs de e s­
zura del. vino. t a r casada con Él.
2 Í5or esta gente en u a sentido se en ­ 6 La extrem a carestía impide qvo se
tienden tos insectos de que La bocho men­ hagan las acostum bradas ofrendas de ¡tan,
ción. P ro t). xxk. 25. 26. y en otro la beli­ vino, aceyte, o te. E xó d . i s ü . 40. L e v it,
cosa ii:jcion de ios Cbáldios, ni. 1,
3 Síi pueblo. M.u t u . xxi. 19. 9 Ya por ver interrum pido c! servicio
4 Porque despojadas de la corteza se del Sefior; y ya tam bién porque ellos m is­
secaron, Todo esto conviene á las langos­ mos carecidn del mamen i mien'.d ordinario,
tas, y asimismo é los Cliáldéos. fallan Jo iiu ofrendas y los üaerificios.
. 5 Lam éntate tú, leruaalútn, 6 Jud';a. 10 Tristes y cotifusos, viunio que d e s -
. <¡ l a palabra H e b rÉ « n 7 irO bslhuiáh p u asiie muchas fatigas y sudores se d es­
BigniBsa la muger jóven, prescindiendo de vanecían lodos los frutos de sus trab ajo s.
CAPÍTULO 1. 53
agri aruerm í'. quia confusum est boles del campo se secáron: y se
gaudium ó filiis hominum. ha desvanecido elgozo dé los h i­
jos de los hom bres*. ¡
13 Accingite vos, et plangite 13 Ceñios5, y llorad, Sacerdo-»
sacerdotes, ululale m m istri alla- tes; dad voces, M inistros de! altar:
ris: mgredimini, cúbate in sacco entrad, dormid en saco, M inistros
m inisiri Dei mei: quoniam in - de mi O íos: porque faltó de La casa
teriit de domo D d vestri sacri- de vuestro Dios el sacrificio y la
ftcium, et libado. libación.
14 Sanctificaie a jejunium , 14 Santificad el santo ayuno',
vocate c w tu m , congrégate se­ convocad al pueblo, congregad los
nes omnes habilalores terree in ancianos4, todos los moradores de
domum Dei ws¡rf‘: et clamate ad la tierra á la casa de vuestro Di«s:
Domimim: y clamad ai Señor:
15 A , a , á f d le il quia 15 íAy, ay, ay del día'! pues
prope est dies Dom ini, et quasi cerca e sti el dia deU Señor, y
vas lilas á ■potente veniet. vendrá como estrago del poderoso*.
IG Num quid non coram ocu- 16 ¿Qué no han faltado A
lis vesiris aiwtenia perierunt de vuestros ojos de la casa de nuestro
domo Dei nostri, laititía, et e x u l­ Dios los alim entos % )a alegría y
tado? el regocijo?
17 Com putruorunt jum enta 17 Las bestias se consumen en
in stercore s u o , demolüa sunl sus establos*, destruidos son loa
ftorrea, dissipatae suní apothecce: g raneros3, derribadas son las des­
quoniam. confusum est trüicum . pensas: porque se perdió el trigo.
18 ¿Quid ingemuit animal, 18 ¿Por qué gimió la bestia,
m ugierunt greges arinenti? Quia y b ra tn á ro n '0 las vacas del hato?
1 Faltó la alegría con que solían cele­ pueblo ingrato. El din en que Jem salóm se­
b rar las Gestas, la sie ja y la vendimia. IsAt. rá entregada á las llamas; y |irioeipalm ents
xvi. 40 . Jehbm . xLvtn. 3. aquel cu que los ripro-boj oirán la senten­
2 Ceñios de sacas , vestios de luto. cia íinal de condenación.
3 F e r r a r . A p lazad ayuno. Intim ad un 7 ¿Pues no üabeis visto ya tom o bao
santo a ju n a , empleándoos al mismo tiempo faltado, etfi. El prelórito por el futuro , g«-
en fervorosas ro g ativ as, y en eiarcicios de gun estilo profiliético. Vosotros mismos por
piedad y devoción. Aquí el Proptauta m ues­ vuestros ojos vereis Callar , etc. Yéase acri­
tra quál debe sor el oficio de los Ministros ba el v. 13.
düléefior quando amenaza uua calamidad 8 Porque no bailando que comer en lo í
pública, para precaverla; ó quitado ha va- campos, parecían de ham bre en los establos.
nido , para ap lacarle, y que use de su mi­ En el H eb. se lee n n ' n S l j a IT in r iV P S
sericordia. -1Í721Í el grano tú p u d rió dtbaxo de tu s te r­
4 En este nom bre se incluyen los Ma­ ro n e s1. ol grano que se sem bró, (altándote
gistrados y ios Jueces del pueblo. humedad para b rotar , se pudrió debato di>
5 ¡O dia de sas tr ado ! ¡O tiempo calami­ las terro n es.
to s o : E s un Hebraísmo. 9 MS. 6. Los a lfo lis. C. R, Lot a lh o liet.
C Como calamidad y desastre que enría 19 MS. 6 . B m u tila ro n .
el Dios y S eío r Todopoderoso sobre n a
a ln.fr a u , 15.
tA PaOÍffKCtA t>B JOÉL.

m n M paMith -éis: tá d M gHg'és JPolque óoitíenon ¡pasto1: y áü n lo a


.pcMrtíin disfiw íértm i. rebaños éé i as ■Atejos peréciéfon.
19 A d u D o m m ^lámabó: 19 A tí, Snñor, clamaré: p o r-
tpíiiiltjm s Cóntédií speciosa que <ií fuego * .comió Tó herm oso
M tti, et flammá .succendii.omnia del d e sie rto ^ y la ■'llama abrasó*
Ikjm'refjioztis, iótíos los árboles del campo.
20 f¡éd e t >besli(É <a{jri, qtínsi 2 0 'Y aun tus m ism as b estias,
tír e a sítíe ñ s ¿hlbtént, SuÉpe&éfúút .com ouna ttéin*asedienta<3e llu v ia4,
ad le: quoniam cxsicca li su n t á t í luvjm tiron la cabí-zn^ p ó rq u a
fo h tes aquarum , el ijfnís devora- -se sccáron la s fu e n te s cié ;lás aguas,
v it speciosa d m r t L y el ftieigo dev o ro la h erm o su ra,
del 4éSier,to.
I P a sc u a , pascw te, .como se dice en 4 F iíb u a r. A flam eó.
,e t P i a l . L x x v iit, J 3 . O vespM cu& ejw ). 5 U a .c a m p o q u o e s t á sem b ra d o .
. 2 La íPtiuedad y [alta rie a g u a . como si 6 Y coa suShr.ttniilos -y''bali<Ii>s te pide a
■fuerdun fu e g o , en esto se representan 103 ({líelos socorras. /Estas e g re sio n e s m ues-
tCháldéas que lo talarán todo. , ,^ 4 r a a el horror de ia .calamidad. >
í E l HaLrrid; Los pasto s, las majadas.

■ C A P ÍT Ü L fr l í .
D c s r tp e io n /le la calam idad que am enaza al pueblo., exhortando á todos á
tfffr'dádéí-a ‘p bm tencia. Promete a l pueblo la récohcüiacióh con el Señor., y la
efu’s ión de su D ivino E sp íritu . Señales que anunciarán el dia terrible del Se­
ñor. Q u a lq k ic r a q u e le in vócate .será salvo.

1 añile tuba in Sion, u lu - 1. d o n a d l a trom peta en Sión’,


late tn monte sánelo meo, con- -dad alaridos eri mi santo m onte,
turbeniur omnes habiiatores te r - estrem ézcanse lodos los m orado­
m : Quia veñil dies Domini, qnia res de la tie r r a 51; Porque viene el
prope est. día del S e ñ o ra, pu¡ís está cerca.
- ‘2 Dies Im e b ra ru m , et ca- 2 Día de tinieblas y de obs­
liginis, dies nubis, ét ta rb in h : curidad, dia <íe nub,e y de to rb e ­
quasi m a m expansión super llin o 1: -como el alba1’ que se d e rra ­
tm níes ¡p&pahs m u lta s, et fo r - ma sobre los m ontes un p u e b lo
1 Como para dar señal j aviso dé que quo.le h a a sid o hechos. En un sentido mas
se ajercabji la plaga de los ¡osoctos , 13c ¡oo .prineipiil describe aqui el P ropbeia la es-*
fiíu.M de la iri'ixpeion de -Ies (¡báldaos, para paníosa -y terrible venida del Señor ¿ ju zg ar
que toibs .si; á p tre ja ic a y- reourriesca á ,al miiíido en e! últim o día.
Dios , itnplovando.-su cletnaneia, y p ro ca- 4 De pravísim a calamidad. Puede tam­
r.iaiio aplaear su justa cólera con «¿ras de bién hacer .alusión á las nubes de langosta,
piedad y de verdadero arrepentim iento. Véa­ y de otros insectos que dexa referidos , las
se también Apocahjp. IX. 13. quales por su m ultitud cubrirían el ayre , y
2 De la t i e r r a , en especia! de Judá. obscurecerían la luz del dia.
.3 Bti que vengará todos los agravíen 5 Como la luz del alba ó de la m añana,
c a p Ít ü i o i i ;.

ti$i similts $i non fu tí a p rit t- numeroso y fuerte*:' semejante 4'


cipio, et post $um noiy erit m í- él: no! fué1 desde e l principio, y'
qu$ in armo? generationis el. ge~ (Jespqes de él no será' e n añop de
w m tio n is , generación * y de generación-
3; faciem ejus íg n ü m - 3 ArU'e. la faz dé éíJ jfyégo dp-
rans, et post eum exurens (lave­ v o r a d o r y en- pos- dé é f lljjrtia1
rna: qyasi h a r m voluptaíh té r ­ Abrasador^ te fierra delante d c é l¡
ra eora.ni fiüj. el' post eum. so- corüí) un jard in 1 dé delijcin!»; y err
Itíudo d m r lir ñeque est qui e(fu- pos- de é l1un desierto- asolado, y
Q iatm m .- no hay quien escape de éi.
4: Q u a s i aspee tus- equorum r 4 ' La vista déelUw como vista:
w p w tu s eorum: et qttasi equites de caballos1: y como gente dé á
sic current. caballo así correrá».-
5 Sicut' sonit.us quadrigarunv 5 ’<- Como ruido de carros3 sal'--
super capUa m onlium exsílíetit, fctrén sobré Iíis cum bres de Jos*
sicut sonüus■flammcs ignis de- monjes, como sonido1de Ijátaa.ffs-
voranlis stipulam', velút populus fuego qu.mdo ^tierna la pnjj*0; e te ­
fortis p m p a r u tu s ad- proelium.. rno pueblo fu erte' ordenado parir
ia b a’aüíi,-
6 A facie ejus cruem fnm tur 6 ! A su presencia: serán ptor-
popiüi: omnes: vultos redigentur meqtínlos los; pueblos: lodos ¡as cíi-
in oilam. ras se purarán tales como un ¡rollad-
7- Sicut fortes curren ti quasi 7' C orrerá ti como fuer tes co-*
v ir i bellátores qscm denl m u r u m : m o hom bres de guerra Wífálórán1
viri in viis suis g ra d íe n tiir, et el m uro: ellos seguirán sus cniBi-
n,on. declinabunt á ’ ssm itú suis. ngs, y no se desviarán de - su» ve­
redas.
8 Umtsquisque fra trem suum 8 Nadie est recitará & su her--
non coarctabit, singuli in calle■ m a n o 9, cada tino andará por su
1 Así en poco lie m p o s o vorá cubierta' 5 t a i langostas quiodó se iev««tim d n '
toda la 1Ju d ia de un exéreito innum erable un eampo ^ a r a ‘echarse sobre otro liatón u n ’
de guerreros esforzados. Tales Cuúrou las eslTtttirtío m uy1 g r a n d e c o m o si mncs;ss'
buestss de los CháWÁosi ■ aves baticraft á un mismo liemjíü sus ala-;, -
2 En muchas gent-raeiones ó siglos. 6 W8. 3. y F e r b . C o u o já . C- B. X a ■
3 ' listos inserios . r lo mismo los C b il- r a w a s e a t,
d é o s, por donde paseo , todo lo destruirán- 7 Huí color de: una olla : dotVígrid.is y '
y asolarán : 'l o f[i»e Antes di; su llegada era tcaspilladas del te n o r y doí hambrfi. I s a i . -
un delicioso y hernioso jardín , luego q u e xn¡. 6. N.mun. 11. 10 . Es un Meliráisitír;.
1hubieran picado por a llí, rum iará reducido 8 MS. 6. Como ardides. Es- una fies—
Aun espantoso desierto, y no habrá (juícn cripoion da la rapide* , vjilor y denuedo ve» ¡
escape de sus manos. que los (jhildéos guardündo una ri£;nf¡-isíaj
4 La que ¡-'ualmcntc conviene íí las 1:1n- disciplina m ilitar en sus m archas y com ba­
gostas y S los Glial'lioi hacienda sus corre­ tes-, entrarían en las ciudades , las saquea--
rías. Aftooál, u ¡ <t\ La velnciJ t J y rapidez ' rían y destruirían.
de sus conquistas igualará í¡ la de una U'O- 9 ' C on'usía ex p resió n se 'e x p lic a 'e l b uen 1
pa ligera de 1 caballo, que va recorriendo ■ ó rJt:n j; d e strez a de lodos; ■
56 LA PÚOPHECÍA 0 3 JOÉL

siió ambulabunh sed et per féne- calle: y aun caerán por las vénta-
strss cadent, et non demolientür. ñas, y nó se lastim arán4.
9 Ürbem ingredientur, m 9 E n trarán en la ciudad1, coi-
m a rá c u r r e n t domos conscendent, rerán por el m uro: subirán por
per fenestras intrabunt quas i las cosas, por Ihs ventanas entra -
Jfur. rán copio la d ró n .''
J 10 A fd tie ejus conírem uü 10 Delante de él ge estrem e-
térra, m olí sunt c a li: sol et ció la tierra*, se conmoviéron los
luna a obtem braii s u n t , el sleltce cielos: él sol y' la luna se obsc,urc-
reíraxerunt splendorem suum . c ié r o n \ y las estrellas retiráron
- su resplandor,
11 E t Dominus dedil vócem 11 Y el Señor dió su voz an -
süaítt ante faciem exercilus sui: te la faz de su hueste E: porque sus
quia mulla sunl nim is castra tropas son innum erables, lasq u n -
cjms, quia fo rtia et faciéntia les son fuertes, y e jec u ta n sus
terbum ejusti : ma^nus enim dies - órdenes: porque m uy grande y e s-
Domint f eí lerribilis válde: et pantoso es el dia del Señor: ¿y
quis sustimbU eum? quién lo podrá sostener?
12 Nunc ergo dicit D om i- 12 Ahonj pues dice el Señor5:
ñus':' C om ertim ini ad me in to~ Convertios á m í de todo vuestro
to corde vesiro in je junio, et in corazon, con ayuno y con llanto,
flelu, el in planctu, y con gemidos.
13 E t scindite corda ve- 13 Y rasgad vuestros corazo~
s íra , et non vestim enta u esíra, nes, y no vuestros vestidos, y con-
e¿ converlim ini ád D o m i n u m vertios al Señor Dios vuestro:
Deum vesírum : quia benignus c porque benigno y clem ente es,
et misericors est, patiens él m uí- paciente y de mucha misericordia,
tas misericordias, et prcestabüis y que se dexa doblar sobro eí
super m aiííia. m a l7. '
4 E n qne se m aestra su agilidad y p r e - grande que cansaría en ia Judéa el azote da
ten cia de ¡mimo. Si al e n trar por una ven- los insectos y de los ejércitos de los Chál-
(atia c a y e re n , ó se dexaren caer de ella, uo dios , es una vivo imágen de 1» que acaece-
se h erirán ó lastim arán. O tros exponen esto rá al fin del m undo, quando estará el Se­
de diferentes modos. El Bfibréo puede tra s- ñor para venir &juzgarlo,
la d a rse : Se m i r a r á n p o r m edio de las et~ i MS. 3. flegregUrecíe.ron,
p o d a » , 6 se echarán sobre las espadas , y 5 Como un Capitán para alam ar á sus
no será n heridos-, porque sus corazas los soldados, A dando sus órdenes para que e n -
defenderán y preservarán. tren en batalla. O tam bién : Este exército
2 MS. 3, P or la « ¡¡lo a r r u a n . Re p re - será como no trueno ó voz del Seftor , con
gestación de lo que habian de hacer los que se buró oir y entender de los Judíos r c -
Ch&ldéos al echarse sobre un a ciudad para bcldes.
tom arla por asalto. 6 Antes que todo esto se cum pla.
3 A su venida. Todo esto , que como 7 E l flebréo: Se a rrepiente sobre el
hemos dicho rep resen ta la ruina y horror m a l que ba amenazado enviar. Si se le p re -
a Is.ai. s in . ío . E a e e h iü . xxxn. 7 . Tnfra ,iu. 13. M aíthm i xxiy. 2 í . ¿Torcí x m . 21.
Lucas xxi. 23. b Jeretn. s k i . 7. Amós y. 18. Sophon. i. 15.
o P ia lm , lx x iv 5, Joann . iv. 2.
CAP1TOLO u . 57
14 Q u h scit si convertaiur, 14 ¿Qü>én f-i se volverá,
t í ignoscat, et rdinqnal posl $e y perdonará y lis.taró en pos de
benedkiionsm , sacrificüm , et li­ sí bendición, sacrificio y libación
bamen Domino Deo vesíro? para el Señor Dios vuestro?
15 C a n iti a tuba in Sion, lü Sonnd la trom peta en
jsanetificate jejunium , vocale cm- Sióti, santificad un santo ayuno,
tum , convocad á ju n ta,
16 Cotigregale populum , san- 16 Congregad el pueblo, san ­
ctijicate ecciesiam, coadúnate se­ tificad la Iglesia \ congregad los
nes, congregáis párvulos, ei mu­ ancianos, juntad los párvulos y
gentes libera'. egrediaíur sponsus los niños de pecho: salga el espo­
de cubili suo, et sponsa de íh a - so fuera do su lecho3, y la esposa
lamo suo. de su thnlnmo.
17 Inter vesíibuhim et altare 17 E üii'c el atrio ^ y el altar
plorabunt sacerdotes m inislri llorará i) los Sacerdotes . M inistros
D o m in i, et dicen!: Parce D o­ del Señor, y dirán: Perdono, Se­
mine, parce populo Uiom . el ne ñor, perdona ó tu pueblo: y no
des kcredilatem tuam úí o p p ro • des tu heredad* en oprobrio, pa­
brium u t dom ineniur eis naílo­ ra que les dominen las naciones:
nes: quare dicuni in populis: Ubi por qué dicen .en los pueblos: ¿En
est Deus eorum? dónde está el Dios de ello3 ‘T*"'
18 Zela'ns est D ominus ter- 18 El Señor m iró con z elo r
raííi swiffi, eí pepercii populo suo: su tierra, y perdonó á su pueblo.
19 E l respondit D ominust el 19 Y respondió el S e ñ o r8, y
d ix it populo suo: Ecce ego m il- di so á su paiebió: Hó aquí yo os
tam vobis [rum entum , et vinum , e n v ia r é ^ i ^ ? , ;y viíio, y aceyte, y
Tiene con verdadaras ligrim as y arrepenti­ 6 lug.it llamado Santa, y el altar Ü3 los ho­
miento, se le desarma fácilmente, se le q ui­ locaustos, el qual oslaba destinado para quo
la el axoic de l»4 manos, y no pone en e je ­ en él orasen los Sacerdotes, Ministros del
cución sus amenazas. M a lilia aquí se loma SeEor. lizEC íi. v in . 1 5 ." -
. por a fpicliü. S. G brónvjio. S Tu pueblo , que.es como tu herencia.
■1 E l Seüov por su infinita piedad no O Véase el Picsím.. c t m . 2.
macla de consejo ni Je Tol'ínUil, coa a rre ­ 7 Esta os una declaración de los efectos
pentimiento y disgusto de no Haber acertado de la oración que preceáe. El Seiíor se con­
en lo que ánms habla resuello , como acon­ movió , perdonó A su pj&ekio , y m ostró su
tece en los hom bres; sino que convierte los ardiente amor y icio ájTavor suyo en vista
efectos de su rigor en los da su benignidad y de las aflicciones que padecia por sa propia
dem encia. Yéaso D aniel iv . S. , contra los pueblos profanos que la
2 Intim ad al pueblo, que lodos se p u ri­ ''p re te n d ía n ofuscar.
fiquen, y que purificados y arrepentidos de ' Hablando poT boca del P ro p b eta.
#us pecados vayan ¡ti Lompío , y postrados 9 Os volveré los frutos que os lian ro ­
en la presencia del Señor imploren íu d e ­ bado los insectos y los Cbáidéos. Esto se
m encia. -Extid. xix. 10. 22. cumplió á ta letra después que volvieron
3 Véase el Cap. i. v. 4 4. lo que decla­ dei cautiverio de S a b y lo n la , pues el Señor
r a , quo en tiempo de penitencia se han de les dió años m uy fértiles , y los colmó de
oTitar a«o las diversiones y deleytcp lícitos. riqueias y de bienes.
, 4 E l espacio que había en tre la Basílica,
a S u p r a i. 1 4 .
TOMO X I . 8
LA PROPHECÍA DE JOÉE.
e í ' o t a , . ei replebitn in i eis: el sereíg’abastecidos de ello:' y nunca*
non dabo' v o s u ltr a o p p ro b riu m : mas- os daré en vituperio' á las
m gentibus. g en tes1.
20 E t eum y q u i ab' a q u ilo n e 20 Y alejaré dé vosotros á
est, p ro c u l fá c ia m á vo b is: e t aquel que es del Septentrión*: y
expellam eum in te r r a m in viam ,. le arró jate á tierra despoblada y
e t de$ertam ; fa c ía n ejus co n /ra yerm a: su faz al m a r del O riente,
m a re O riéntale,., et ex trem u rn ejus y su ex trem o al m ar mas remoto:,
a d m are novíssim um i- et a scen d et y subirá su hedor, y subirá su
fpetor e jm , el ascendet p u tr e d o corrupción, porque obró con so­
eju s, q u ia su per-be egít. . berbia.
21 N o li tim en; ie r r a , e x u lta ■21 No, tem as, tie r ra , g ó zate'
et loriare:- q u o n ia m ■ m a g n ifica vit y alégrate: porque el Suiior h a .
D o m in m u t facer et. hecho cosa» magníficas..
22 N o fü t tintero a n im a !’a r e ­ 2 2 :. No tem áis, beslias del
gio nis: qu ia germ in a v e n ‘.ni sp e - campo: porque brotó lo herm oso'
tio s a d u e r l i, qu ia iignum - a ttii- del desierto®, porque el árbol did
U t.fru c tm n situ m , f ic u s / e t v in ca su fruto,, la higuera y la vina bro­
d e d e n m t v ir tu le m su a m . ta ron con todo su vigor.
23 E t (M i S ion e x u lla le ; e i ¿¿V Y vosotros, hijos de Síón,.
laslam ini in D om ino D eo vestro : goziios y alegraos en el Señor
qn ia d e d il vo b is d o c to r e m ■ ju !3¡os vuestro: porque os dió el
stitiae, et descendere fa c ie t a d i'os Doctor, de la Justicia ^ y hará des­
im brem m aiu tin u in ei s e r ó tin a m: cender á vosotros lluvia tem p ran a8
sie u l in principio.' y tardía, í¡sí como ol principio.
24 E t im p le b u n ta r a rew f r u ­ 24 ¥ se llenarán las eras de-
m en to, el re d u n d a b u n l lo r c u la r ia trigo, y rebosarán los lagares d e ­
vin o , el oleo. . vino y de aceyte»
25 E t r e d d iim ■vobis a n u o s,. 25- Y 03 recom pensaré los.1
q?ios co m ed it lo cu sta , b ritch u s, años; que comió la langosta,, el
et ru bigo, .et e m e a : fo r lil.u d a mect- pulgón, y la roya, y la oruga: mi
J ‘ En muchos tiem pos: La paíabra uííi'rt- la ¡angosta , es cosa sabida , que algunas ■
se lia dé tom ar aquí en este sentido, como veces-suels levantarla un viento impetuoso,
■eis otros muchos lu^arss de !a E scritura, y dar cari el!;i eis ¡u.> m ares , en donde a r - •
2 />sí S eptentrión, ; ai CaíiWso , :'¡ Na- rojmla por las ondas ;i la ribera suele oca­
bíic!i0;l«H0.-ór. Juiui.’ii. l. 1 1 . ¡c. 2 2 , Otros sional' pestilencias , inQcionando e la y r e con<
lo entienden t.iiabien do H«loréruest ;»i¡tiien su mal olor.
.TúJUn sor t i la cabeaa. Ahuyentaré y haré 3 ■ Portille los campos van 4" cubrirse de
salir loiiiiíi sus trripas dé-lo?'térm inos de la yerba , y dé stt «utigaa ¡reseura y belleza.
Jii lé.i: esparciré et cuerpo principal de 8u ■•Véase el C n p :\. i o.
oxércita f>or-lugare* despoblados, y desier­ i Os davA el Dóclor. ET Hcbréo con
tos.^ Su vanguardia por el m ar M iierto: su émplaasis n T T D r P ilíi, ^ aquel D o cto r, al
rf-UBuardiu por el‘M edtíerr4neo, al Ponien­ Hé'siaí, ,ci solo Maestra, que os enseñará
t e eu donde term ina la. Júiióa: Y-sus rmdá- ¡;r-'verdadera justicia , y os santificará. -
ven)$ quedarán tendidos , y am ijjr-áu Je sí 5 ■ A ■sus tiempos la lluvia ■de doctrina? ,
\m?taednr intolerable: todo esto para ab:itir del;» salud, y los (rulos de su» dones y gra- ■
su,.o.rgíiLlú.6 insolencia.. Entendido esio ' Je . c i« espirituales.,
c a p it u l o ti

m agna, guam m isi in vos. exército te rrib le 1, que yo envié


-contra vosotros.
2 6 E t comeietis vescentes, et :26 Y comeroís ábiiiidaníemcri-
salurahimini'. et laudabilis no- te * ,'y 08 h artareis: y loüreis el
meri Domini Dei vestri, qui fe - nom bre del Señor Dios vuestro,
cU mirabilia vobiscum, et non que hizo maruviliüs con vosotros:
confundetur populus meus in •y minea jam as ser£i coiifur¡d¡do mi
sem piiernum . pueblo.
27 E t scietis quia in medio "27 Y sabréis que yo-estoy en
Isra el ego sum: et ego Dominus medio de Israél: y yo el S^nor
Deus v e s te r , et non est a m - Dios vuestro, y tío hay mas: y
plius: et non confundetur p o ­ nunca jañaas será confu adido mi
pulus m eus in ceíernum, puebío.
28 Et erit post h&c: Effan* 28 Y a ca e ce r á de^pues de es­
dam spiriium meum a super om - to: D erram aré m i E spíritu sobre
jjcm carnem: et prophelabunt toda C!irnes: y propbetfizarán vues­
filii vtsiri, et film Q 'slrw. senes tro s hijos* y v u estra s hijas: v u e s­
veslri somnia soynniabúnt, et ju - tros- ¡meianos soñarán sueños9,
venes ■vestri visiones videbunt. y vu estros jóvenes verán v is io n e s.
29 Sed et super servas vieos, 29 Y aun tam bién sobre mis
et ancillas in diebus illis effun- . siervos y siervas en .aquellos dias
dam spiriium meum, d erram aré m i -E s p irita e.
3 0 E t dntif) prodicjis, in cíe­ 30 Y d a r é , prodigios en el
lo , el in ierra , sanguinem , et cielo ’, y en la tie rra , sangre", y
ígnem, et vaporean fa m i. fuego, y vapor do humo,
31 5oíb conw rietur in ¿ l Ei Sol se convertirá en
nébras, ,et luna in sanguim m : tinieblas, y la Luna en sangre:
.antequam venial dies Domini ántes que venga el grande y es-
4 Aquel exército te rrib le , que yo envié extraordinarias en sueños y visiones m y s-
eo u lra v o so tro s, p ara c astig a ra s p o r todas tsri»sas. Desde este versículo comienza el
Y uestras alevosías 6 infidelidades, Cap. in . cu el texto llubréo.
. 2 Comeréis abundantem ente hasta liar - 6 No solo sobre los Gentiles-, sino en
,taros. Idiotismo Hebr&o. general sobre todo* aq u e llo s, que j o sacaré
3 D erram aré ri,i (a p iritu en el dia de de la servidum bre del pi-cado, p ara que rae
P en teco stés, y por muchos tiampos visible­ sir v a n con mas amor y-fidelidad.
m ente sobre los A costóles, y sobre todo 7 Comenzároa e s!.a; á verse en la P a­
género du hom bres, sin distinción de s e \6 , sión de Je su -C h risto , se raultiplieiron nn
de edad 6 de nación. Véanse' ios ¡lechos la última ru in a de Jtrusatécn ; y se anuncian
A postólico; ii, 1?. en donde S, P e d r o alega tam bién los espantosos , que precederán i
*sle lugar du Joél. la veaida dal Señor al juicio.
4 No solamente loa de vuestro pueblo, 8 Mortandad causada por U*¡ guerras:
iíno tam.bien los hijos convertidos, que ha­ fuego , ray o s, y otros m eteoros del avre,
bían sido del puebla fie las GenLiles, cemo y por Hllirao un diluvio universal de fuego,
■ ,#e declara en «1 versículo «¡guíente. que lo reducirá todo á humo .y c e s n a , Véa­
5 Les declararé mi voluntad y cosas muy se T iib o d o u eto .
a J s a i. stiv,. B. A ctor, n, i 7 .
> S a c a r a n . )0 , M a l l h x i ix iv . 2 9 ..3 f « r c i iu i. \ l . £ « « s x x t, 3 6 .
60 IA PROPHECÍA DE JOÉL.
wagnus, el horribilis, pant030 dia del Señor.
32 E i erit: omnis qui itivo- 32 Y acaecerá: todo el que
caveril nomen Domini * , salvus invocare e l nombre del Señor, se­
erit:-quia in monte S b n , et in rá salve»: porque estará la salud
Jerusakm erit salvada, sieul d i- en e! mortte de Sióti1, y en J e r u ­
ccit Dom inus, et in residáis gaos saiém , como díxo el Señor % y en
D om inus vqeaverit. los residuos, que habrá llam ado el
Señor \
t En la iglesia de Josu-CIiristo. pueblo de los Ju d ío s, que al Sn del mundo
2. Como h a dicho en muc-buj lugares, llam ará el S e ñ o r, y los convertirá í sL
3 ¥ en los r e s i d u o s , quu q n c d a i e a dol R om . xi. 2 5 . V íase GEftoiívjiQ,
a- Román., tl. i í „

'C A P Í T U L O III. '


MI Señor anuncia sus espantosos ju ic io s, y en especial el últim o y eterno:
cu el valle-de Josapfiát. Fuente de salud, que m anará de la casa del Señor.
L a Judéa será habitada^

1 %£uia ecce in diebus illts, . 1 J t orque he aquí en aque-


eí in tempore illo cum convertero líos .días, y co aquel tie m p o 1»
captiviicUem Ju d a ,-el Jerusalem ; -quando yo levantaré el cautiverio
de Ju d á y de Jerusaiém ;
2 Congregado ótnnes §entesr 2 Ju n ta ré todas las gentes, y
eí deducam ea$ in vallcm Jo- las llevaré al valte de Josaphát*:
saphal: et disceptabo cum eis y allí disputaré con ellas1 en fa-
t Esto ea jiaríe y en figura se puede parece despreciable. E l Señor, dicen, h*
entender de la veagania do Dios sabré las de juzgar 4 lodos los hom bres en algún lu -
cnemig 03 do su pueblo, después, que vol- gar dol ron mío: ¡.pues- en dónde m ejor, ni
vieron del cautiverio- de Babyionia; poro mas pava el intento, que 4 la vista de aqueí
principalmente, debe referirse & los juicios, en donde el mismo Juez por su Pasión y
que Dios b a r í sobre los enemigos- de su M uerte obró !a salud1 de tndo el m undo, y
Iglesia, y señaladam ente al último y n ñ i- en. el que luí: jun^udo, sentenciado, y c ru -
versal en su últim a venida. cilicado |>or los impíos? Oteas muchas in te r-
3 Jusaphát quiere decir J u ic io d el S t - prefaciones se dan i este lugar que om ito;
í o r : y aquí manjGestamenUi dice el P ro - porque la que dftmos aquí, es ¡a que siguen
pheta, que el Señor ha de congregar todas com unm ente los l’a:lres 6 In térp retes. D i-
las unciones del mundo para juzgarlas. Los con qus este valle se llamó asi del nom bre
l s i . las versiones Syrlaea y las dos A rúbi- de Josapliát Rey de Ju Já, por haber erigido
gas, y otros muchos Intérpretes lo trasladan en él un arco fcnumphul, después de la vic-
eomo nom bre propio de uu valle, q<ie hay loria,, <jue' consiguió de. tos Ammoniias é
entre Jerusaiém y el m oníe de las Olivas, Iduméos. lú P a ra lip . xx. 20,
por medio del qual co rría el torrente de SF Convenceré y eo:t fundiré en juicio á
Cedrón; y son de sentir, que Jcsu-C hristú lodos los incrédulo!, impíos y pecadores, q u C
lia de hacer el juicio de todo' el mundo s o - deulaváron guerra á ni i Iglesia, y la despe —
b re este valle, dando por apoyo de este su daiérou y dividieron inhum anam ente,,
sentir uoa razón dé congruencia, que n.o
«ABÍroLO m . 61

ihi super populo meo, et hers- vor de Israél raí pueblo, y de m í


düale mea I s r a e l,. qitos disper- heredad, que pusiéron dispersa
ser uní in nationibus, el tcrram entre las naciones, y repartiéron
m a m d m seru n t. m i tierra.-
3 E t super populum m eum 3 ¥ sobre mi pueblo echáron
imseritnt sortemi el posuerunl suerte*: y pusiéron3 al niño en
p u é n m in p r o s tíb u lo e t pueHatn barde),., y vendiéron la doncella
vendiderunl pro vino u t biberent. por vino para beber.
4 Verwn quid m ihi ei vobis 4 ¿l\*ro qué tengo yo que ver
T y r u s , el Sidon, el onmis ter- con v o so tras3 , Tyro y Sidón , j
m inus Pal&sihinorum? num quid todo ei térm ino de Palestinos?,
ultionem vos reddelis mihi? et s i ¿por ventura quereis vengáros so­
uleiscimini vos contra- m e , cito bre mí? y si os vengareis contra
velociler reddam vicissitudinem m í, luego en breve tornaré yo ¡a
vobis super capul veslrwn. vez á vosotros; sobre vu-estra c a ­
beza.
5 A rg m tu m enim m e u m , el 5 Porque vosotros 03 llevas­
a-urim tulistia : U desiderabüia teis mi~ plata y mi oro: y mis co­
mea, ei pulchsrrim a in tu lk lis in sas apreuiabies y ■hermosag las me-^
delubra 'oesIra. tisteis en vuestros tem plos.
6 E l filios Juda, et filios Je- 6- X vendisteis los hijos de J a ­
rusatem m ndidistis flliis Grosco- da y los hijos de Jerusalém á los.
rarn, ut longe facer elis eos de Ilijos de los G rifo s ) para alejar­
fmibits suis. los de sus térm inos.
7 Ecce ego susr,itabo eos de 7 lié aquí yo los levantaré
í Ss hscc a’.nsion á la (¡tie tichó AmSn (3© ella. P o r cxemplo ds esto pono á lo s T f -
iobrc el pueblo de los Judius: IisniR n m. rios, Sidoniós y FhitUih&o* , que fueron los
7. ó íi la que echarían los í'.íml'lóa-s jwra re - qjie- mas señaíáron su ó-1io y crueldad eoa
partirse las personas y bienua di; los Judies: los Judias. í sai, xiv. J eremías x r,rn .
eaultvos: íignvándose en lodo ésto et juicio, etc. ¿.Qué motivo habéis tenido partí perse­
qnfi hará el Señor de Ioj impíos por su ava­ guir á mí pueblo, de qus yo suv el P rotector,
ricia ó injusticia. pretendiendo p o lo ste medio vengaros ríe m i,
3 F é m u r , Y diéro n 'il niiio por e r r a ­ como si jo os hubiera liadlo algún.agrario?
ría. Aqvii se insinúa el destino,- que harS dé Pero cita tem eraria presunción vuestra va
l*s misinos por su'iascivia y glotonería, E s­ luego á recaer solire vuestras cabalas: los
tas palabras pueden tener dos sentidos : 6 múradaves de mi pueblo, mis escogidos se­
quo elfo* mismos abusaban lie estos jóvenes, rán vuestros Jueces , y os condenarán estos
trastornando el orden a a titn l; ó que los e s - conmigo , y entregarán 4-i»i ¡«gales malos
jionian. en lugares públi'ios para que oti-os para que os atOL-meutea sin (in, Pueda tam ­
abusasen p o ru ñ a ¡nfa¡ue y abominable codi­ bién exponerse: ¿Son astas las gracias , quo
cia del interés; que de esto les resultaba. E a me habéis dado por los beneficios, que os
estos vicios, que aquí se señalan , se cora- bo hecho? ;,tiabeis querido m ostrar asi vues^
]i!chentlen todos los otros do que el Sefirtr ha tro reconocímianto persiguiéndome á mí en
da argüir en su juicio al m undo, 6 sea 4 lo* mis siervos1!
impíos. 4 E s un Hebraísmo; quiere decir: Ten»
3 ■ Y no solamente argüirá en general ádisteis los moradores de Jerusalém y de la
todos lo» impíos, sino en particular & carta Judéa á los .Gentiles, para que los llevasen ■>
itastcm, reyno, provincia, familia é individuo léjos do sus tierras.
m LA PRO'PÉECÍ.i j>E jOEL.

Toco, in quo »é*ididistis eos: et dél lugar ¡en que los vendisteis*i
éonvcrtám rctr.ib'íilrone'm vesiram y vuestra paga volveré .contra
ín cu puf ves trufo. iVu'éfttpA cabeza.
8 E t vendani filios vestros, 8 Y ,v enderé vuestros hijos y
et filias ves tras in manibus fí- vuestras hijas por m in o de los h i­
lio rtm Juda, et venundabunt eos jos fie Juda, y los -verterán á los
Sübm s genti lonrp.nqux, quia Sibéos, pueblo apartado , porque
Dominus lo m tm e s t.' e! Señor hab ló s.
9 Clamatc. hoc in gentibus, 9 Publicad eslo en tre las g e n ­
sancfificate bnllum, suscítate ro - t e s 3,, san lificaos p a ro la g u e rra 4,
bustos: accsdant, ascendünt atunes fiespertad á los vniientos, llégue.n-
,viri beUalores, ss, suban todos losí'.-impoones.
10 Concídite. a rrtra vw /ra 10 Convertid vuestros ara^
in gladios, el 'ligones ves/ros in 4os en espadas, y vuestros azado-
lanceas. In firm m dicat: Quia fo r- nes en lanzas. E lfh c o díga: F u er-
tis ego sum. .te soy y o '.
lí Erumph'n, eí vmüp, om- 11 Salid fuera, y venid to-!.)-s
ties gentes de circuitu. et congre- las gentes del contorno, y congre­
gainini: ifji oc-mmim'e faciet Do- gaos:'allí h ará .Dios caer tus va­
m inus -robustos tuos, lientes “.
1 2 Gosisurgatit, et áscendant 12 f-ov,■'intense, y vayan las
gsntes in vatlsm Josaphat: quia gentes al valle de Josaphát: por­
ibi sedebo u t ju d ie s ni om nes gen­ que alií me ¡sentaré p;ira juzgar á
tes in circuitu, todos las gentes al contorna*.
13 M itlüe* falr.es, quoniam 13 Echad las hoces9, porque
m aturavil messis: venile, et d e- m adura está la mies: venid, y des­
scendik, quia p tm u m est turca- cended, porque Meno eslá el la­
lar, exfuberant torcularia:' quia g ar5, rebosan Jos l.ig.ires porque
rnultiplicata est malitia eorum. se m ultiplicó la malicia de ellos.
14 Populi populi in valle con- 14 Pueblos, pueblos11 en el
1 Los haré resu citar del lu g ar en que ■ S Aun los -mas C h ile s y (lucos se es­
los oprimisteis, y pagareis la'p ers del-tallón. fuercen y tilictuen para romar las turmas,
Yo os pondré en sus tn an ss; ellos oí juzga­ lisonjeándose do poder entiar en lid, y de
rán j entregarán á Ins eneiatgos infernales ..venoor.
par» vuestro eterno lorm íiuio. C MS. 6, Faro, Oíos aoobdar tu i a r r t -
2 Y la setitencra, quo Lia jiL-onanciado el z ia d ü i.
Señor, sevá irrevocablo. 7 De todas partes, de lodo el mundo.
3 E sta es una manera irónica con que 8 MS. 3. T ended el hocino. Orden que
el Sifior exhorta ¡\ sus epMinigos á convo­ da el Señor á sus Santos Angeles. Véase S.
car Loilas sus Inmsíüs y lu arias eontra él y M a th e o xiii. :39, i \ . Aponahjp. xiv. 1 5 .
contra su Ig lesia, para q u eto d as & una sean 9. La malicia del muiido llegó al colmo,
vencidas y desenlias. Is a i. viii. 9 . 1 0 . Apo~ llenó su medida.
eály pt X 'f'- t :4 - ■10 C. R. L as prem ideras.
4 MS. 6. ¡ffonet U t. Intim ad g u e r ra , -M Es un Hebraiümo: Muchos, muedoí
aparejaos para e lla . ./ jpucblos, todos l*s pueblos dol mund*.
a Apoealyp, xiv. IB.
CA PÍTU ta III. 63'
cíjtíoms: quia ju x ta est dies Do­ valle de la matanza*: porque cer­
mini in valle conci&ionis, cano está el dia del Señor en el
valle de la matanza.
15 S o l a et luna obtenebrati 15 El-Sol y la Luna se obs­
sunt, et slelloz rctra xerm t spian- curecieron5, y 4as estrellas re ti­
dorem suum . raron su resplandor*
16 E t b Dominus de S im 16 Y el Señor rugirá® desde
rúgíel, et de Jerusalem dabit Sión-\ y desde Jcrttsnlém dará sil
vocem suam: et movebmtur cgbIí, voz: y se moverán los c ie lo s y la
et térra: et Dominus spes po- tierra: mas el Señor es la esperan­
puli $ u i e l fortitudo filiorum za de su pueblo, y la fortaleza de
Isra el los hijos de Israél.
17 E t scietis quia ego Do­ 11 Y sabréis que yo soy el
minus Deus vesler habitans in Señor Dios vuestro, que moro en
Sion monte sancto meo: et erit Sión mi monte santo: y Jerusaiém
Jerusalem sm eta, et alieni non será santa", y ios extraños no pa­
transibitnt per eam amplias. sarán mas por ella.
18 E t erii m die illa: stilla- 18 Y acaecerá en aquel dia:
burit montes dulcedinem, et co'Jes destilarán* los montes dulzura8,
fiuent lacíei et par omnes rioos y los collados manarán lee!te: y
Juda ibunt aquén: et fons de por todos los arroyos de .IiKÍá9
domo Domini ejredietur , et ir- correrán aguas10: y de In cosa del
rigabit torrente)n spinarum. Señor saldrá una fuente11, y re­
gará el arroyo de las espinas1*.
1 De J o s a p liá t, en donde se h a rá el 8 Q u e d a r á p u r i f i c a d a , y i ¡0 h a b r í e n
úUimo y etern o ex term in io de los im píos. e lla y a m a s m e z c l a d e l iy in ie tita s y do p r o ­
2 Se&ales i[ue p reced er/m al últim o f a n o s . H e br. x s i . 2 2 . .■ijjoen’y j j. x - . n . 1 5 .
ju icio . IUattm . s Xív . 2 9 , L u c . XXI. 2 5 . O 7 D e s c rip c ió n de ios b ie n e s y felicidad
tam bién; E s ta rá n los im píos ta n a tó n ito ? y d e l a w d a c i e r n a . E n t ó n e e s s e c u m p l i r á p e r ­
asom brados en a q u el d la f (jue p ara ellos f e c t a m e n t e l a p r o m e s a , q u e D i o s h ¡7.0 ;i s u
todo s e rá o b s c u rid a d , y no re g is tra rá n sino p u e b l o , de q u » l e davia u n a t i e r r a , íjue
tinieblas por led as p a rte s. I saí , x u í . 10. m a n a r í a l e e b e y m iel.
Aasós viü . 9. S M iel. E l Hebreo; Moslo,
3 MS. JíiiirÓ . R u g i r á com o el letin 9 De ¡iq uilla patria bienaventurada.
d e la trib u de J u d á ; A p o ea lyp , Y. 5 . c ita n ­ 10 G o s o s y d e l e y t e s i n e f a b l e s ,
do conaoeon un rugido espantoso á tndo el Del ttira n o de D io ? , y del C ordero
mu-ido á co m p a re ce r ea su ju ic io . J i:k e h . s a ld rá u n t o r r e n t e ó r io d t b ie n e s , q u e l!c-
x í v . üO. Amós i. 2 . ó p r o n u n c i a n d o la 1 e r - n a r i los c o r a z o n e s d e a q u e ll o s c iu d a d a n o s ,
ril)l:’ sontm icia c o n t r a los reprobos^. lib re s ya de los p e lig ro s ú q u s e stab an e x ­
i Desde su elev ad o y m a je stu o so tb ro - p u e s t o s e n e s t a t r i s t e v i d a . V é a s e el A p o -
n o , q u e e sta rá en el n jr e á 1» vista de Síón. c a ly p . x x i. * 5 , x x ti, i .
y de Jertisiiléró. 421 E l H e b r e o : E i « o í i e de Selim , q u e
6 Se e stre m e c e rá n , q u an d o oygari aquel e s t a b a e n el t e r r i t o r i o d e M o a b , N u m . x x v .
te rrib le rugido del león do J u d á ; p e ro al 1 . J o s u é i i. 1 . M i c a . t i . 5 . e n d o n d e s e
m ism o tiem p o , qu& todo se e stre m e c e rá , los c r i a b a n m u c h o s d e e s t o s á r b o l e s , ó s e a n
ju sto s y escocidos pon d rán aleg res su esp e­ c e d ro s ; cu y a m ad era p o r s e r incorruptible
ra n z a en su D irín o S a lv a d sr, el q u al los lle ­ p u e d e s im b o li z a r la in m o r ta lid a d y gozo
n a rá de Corta] c íü , e t e r n o de los b i e n a v e n t u r a d o s . O tr o s d i c e n ,
a S w p rs ti. i o . 3 1 , b J e r e m . xxv . 30. ¿irnos t. a.
u la p r o p íi b c Í a de jo é l .

19 JEgyplus in desolationem 19 Egypto quedará desolado1»


trit, et Idumwa in. descrfum per- y la líJaraéa 'será convertida en
ditionis: pro ed qitód inigue ege- desierto de perdición: porque tra -
rint in filios Juda, et eff iider int táron con injusticia á las hijos de
sangmnem innocsnietn in térra Judá, y derramáron la sangre ino­
sua. cente* en su tierra.
20 E t Jud&a in ceternum ha- 20 Y la Judéa* siempre será
bitabitur, el Jerusalem m gene- poblada, y Jerusalém en genera­
rattonem et gsnerationem. ción y generación.
¿1 E t mundabo sangmnem 21 Y limpiaré la sangre de
eorim , quem non tnundaveram: aquellos' quo no hnbia limpiado:
et Dominus commorabüur in Sion. y el Señor morará con ellos en
Sión.
q u e era estfinT, d e sie rto y árido p o r la v e - 3 Y la Jerusal&rn c elestia l,
eíadad del lago de íiodomiL, y que no c ria b a 4 Y v engaré por cu te ro la sangre de mi*
sin o jú n e o s y cardos ó espinos : q u e es el ju s to s v e rtid a p o r los im píos. O tam bién;
sentido de la V u lg ata, V éase á E z e c h ie l P u rific a ré A m i Ig lesia de todas su s m anchas,
XLVII. I . 'S . de q u e no csluríin lib re s s u sm ie ro b ru s m ié n -
i Todos los enem igos de la Ig le sia , Iras viyan en el m undo: y el Señor m o ra rá
figurados en lo s E g y p cio s é I d u m é is . p e rp e tu a m e n te co n sus fieles en la Gtsleatísil
3 De los Santos M irty ro s de fib rislo . J e r u s a lé m .
65

ADVERTENCIA
SOBRE LA PROPHECtA.

DÉAMÓS.

A .m is, como él mismo dice, Fué uno de loa Pastores de Thécue, pue­
blo d§ la tribu de Jud;í, que distaba como unas dos leguas de Bethle-
faéni, Dios le s a c ó de entre el ganado como á otro á David, y llenándole
de au Espíritu hizo que.prophetizase en Israél dos años ántes del ter­
remoto, quando reynaba Jorobonm hijo de Joás en las diez tribus, y
el año 23 de Ozías Rciy de Judá, Sus prophecías tienen grande con­
formidad con las de Oséas, tanto en el tiempo, como en las personas á
quienes iban enderezadas, que principalmente fuéron las diez tribus,
y asimismo eD el argumento de ellas. Amós pues intima prim eram en­
te los juicios de Dios á diversas naciones profanas que confinaban con
el reyno de Israél, por las persecuciones que este habia sufrido de
ellas: y debites se vuelve contra el mismo Israél, amenazándole de
tin final y próximo exterminio; declarándole, que esto era por sus
idolatrías, violencias, injusticias, disolución y u n iversal corrupción de
que estaba inficionado todo el pueblo: confirmando sus prophecías con
diversas visiones, que claramente significaban lo mismo; y consolándo­
le por último con la promesa de la salud y restauración eterna de
¡os residuos quequedarian de los escogidos por la gracia del Messias,
El estilo de Amós es muy sencillo, y sus comparaciones muy
conformes al exercicio en que se ocupaba. No.se advierte en él aque­
ja de imágenes y fuerza de expresión que en otros Prophetas
y Líbg&s sacados; pero resplandece y sobresale la divina Sabiduría
que hablaba por su boca, San Agustín1 dice de este Propbeía, q«V
aunque no hizo estudió de parecer eloqüente, esto co obstante dió
bien claro ¿ entender que estaba lleno de sólida sabiduría, y que
tampoco le faltaba aquella eloqüeocia que convenía á su ministerio.
Amós tuvo mucho que sufrir por Jas reprehensiones, prophecías
y amenazas que pronunció contra el pueblo de Israél. Amasias sacer­
dote de Bethél, Cap. v ii.'IO . le persiguió y afligió cruelfsimamente:
y u n a s hijo de Amasias, ie hizo por último quitar la vida. La Iglesia
celebra su memoria como d e u q M ártir el dia 31 de Marzo.
*T * Cap* Til,
A(/w v XI* «1
IA PRO PH ECÍA
r

C A P ÍT U L O r.
S I PTopheta in tim a tos-ju icio s de THos<á los S ijrio s\ VhUisthéós , T'yribr,
ffluméos y A m m onitas, principalm ente por las persecuciones y agravio» qué
habían hecho á tu pueblo.

, i W'erba Amos, qui futy in i JPalabras de Arnóg* que


pastoribus de Thecue: quce vi- fué uno de los pastores de T hé-
dit super Israel in díebus Ozi&. c u e a,. de lo que v¡ó sobre Israéi-
rfíjfís Juda, et in diebus Jero- en tiempo de Oztas Rey de Judé;.
b'ouitt- filü Joas regis-Israel ante- y en tiempo dé Jeroboam® hijo de-
d m s annosa terrwmotus. Joás R'oy de Israél, dea-años ¿mies-
del terrem oto41..
3 ' E t dix-itb : Dóminos áe % Y dixo: Ei Señor rugirá*
Sion rugüt, ei de Ja rm ahm tía - desde S i ó n y désde Jerusnlém:
Ut vocem suam el luxeruní spe- dará su vozry se enlutó lo- mas-
ciosa. pastorum, et ex-siccatus esl hermoso de los pastores \ y se se-
vertex' Cártneli. có la>cumbre da! Carmelo®.
3-: E m dicit' Dominus: S u - 3 Es lo -'¡ice ei SefiorrPor tres-
per tribus seslerihus Damasci, maldades9 de Damasco, y pos t a
fs E s te no f u i el p ad re de Isa ía s, e s e r i- s u e n te ra d ü s o k c ío n .
M óndase m u y d ife re n te m e n te en -H í'b rú o n ao 6 . E n dorrlii resido y tie n e su ifiroRO.
y -o tro n om bre-; D"1QjÍ es n u e stro i’¡vj¡-,i>(;ta: 1 Tí 's e o tsb ritá n de Uno los herm oso!
el padre de Isaías,- Los l * s . e n a m b o j p a n o s y p ra d e ría s, en donde tte n c a -su s c a * -
c aso s Ap.tó;. tiaitaa los p a s t e e s . E l H éb réo : ' Las m o r a - ■
3 Ciudad .de Ju JS c o m í dexam os n o tad o d a s: en lo q u e s e e n tie n d e la g ra n d e r u i n a 1
en la A éLv crlenáa. Húclio,; s ie n t e n , q u e fu i y e stra g o q u e h arían e n la T ie r ra Sania, los •
n a tu ra l de T iiécu e en la T rib u de Ü abuloa A ssy rio s y C ftildées,
ó¡^n U de A sé r, diciendo q u e re c ib ió el e s - 8- De Is ra é l, q u e es aq u í fi^nradó p o r e lt
j>.iritu de prophecía e a la S arcaria , d e d o n - C arm elo , m o n te m uy fértil y delicioso,
da rué cebado p o r A m asias S acerd o te i!e B e - 9 Atfiii se ton¡n el níiraero d e te rm in a d o
H ie l, viéndose obligado i re fu g ia rs e en Ju d á. p o r el indi-íerinina J : i .P o r m uchas m aldades •
3 E l FOgUQílcs do c3te n o m b re . q u e lia ciirovlido In Syria,- c u y a cap ital o ra
4 Del qu al se ljace ta m b ié n m en ció n -o n D a m asy o , yo ta i:as (i ¿i¡n's sin re m is ió n ; pero
Z a c a r ía s x iv . G. E sto le m tn o to a c o m e tió so b í» íoilo par-la ¡;r:ieldad q u e ha usado con--
e i aíio v e in te y cinco d el re y n a d o de O m ^ ; mi p u eb lo «n Guland.- Y esto puede haeac ■
y -asi Amós com enzó 4 p re p lio tiz a r e l v ein te a lu sió n & lo q u e usó HiunÓl» que se re fie re •
y«tres dal m ism o. en ei ty ; Rog. v m , 13.' x . 3 2 . s i n , %, A U h
5 D e sfo g a ri su ira e o o t r a i n s en em ig o ?,' se e i c rib o s ie m b re co n .A ..
fulm inará c o a tra ellos la s e n te n c ia final de
a-, l a c h a r , n .v . 5 . b. is .v . JO. V ei'l. tu ..) # : ;
CANTOLO U 6Í
tí super quatuor non conurlam qunría * no la convertiré1: jorque
eum : eb quid triturm erint in trüláron con carro» de hierro ú
plaasfris ferréis G a laad . G alaad.
4 E t millam tgnem in do- 4 Y enviaré fuego contra la
vríum Azaél, U devorabü domos «asa de AzaéP: y devorará los pa­
Uenadad. lacios de Benadád.
B E t conieram w ctem D a - 5 Y quebraré los cerrojos‘ de
m asci: et disperdüm habitatorem Damasco: y exterm inaré el mora­
d e campo id o íi, et (menlem dor del campo del ídolo®, y al <jue
sceptrum de domo vduptatis: et ocupa el íe tro " de la casa del pla­
íransferetur pópulus S y r m Cy- c e r7: y el pueblo de Syria será
renem f dicit Dominus* transportado á Cyrene6, dice d
Señor.
6 ffuec dicit Dnmiñus: Super 6 Esto dice ■ci Sefior: Por tres
tribus sceleribm G az® , et super maldades de Gaza, y por lo q n ar­
quatuor non converím n eum: tó ta no la convertiré9: porque se
q u M iranstuleriní ca p im ia tem llevaron cautiva toda la gente"*,
p erfed a m , m í concluderent eam para encerrarla en la Idtiméa.
in ldumesa.
7 E t mídam i(¡mm in m u- 7 Y enviaré fuego sobre el muro
ru m Gasee, et fcvcraOü arfes ejus, de Gaza, y devorará sus edificios,
1 P o r la s'iltiiM y r m j i r , r,9n q.sc "ha 5 Las llanuras de 1<? superc<Uciosa Da­
p u e sto el sello .i t.iia s . l-’t i.úinf-ro sard in al m asco eo c tedas sus ojwos de delicias ju nta-
p o r ct o r d in a l, emu > m a .i fieijlien lem eiU e m i'nif co a s'i Koy y fám i’ia.
los I le b r é o s ; y 6? iKH’dt! v er P /.n :. vt. í ü . G 'AIS. &. Al lunerbjr de p s ñ e r i o . F e r -
¡Otros lo ex;ifmen : P a r tre s y q u a lro m a l­ R a s . Í¡fí¿ f-» { ía « « r á tijo .
d a d e s , eslo e s , p o r sicLc , ó w^i-sus lim ­ 7 Dol Ilujíii- en d o n d o t i e n e t o d a s sus d e -
e ta s m aldades no inufU ró yo mi sen te n c ia tiw ;« .
c o n tra ella. 5 F.1 ííelji'éo n T p , íl K i r a , tfirritorio
2 No v e v ac a rr las pena3*y c a s tir^ s [¡no (le l:i M r di .i: tvr. lieg . xvs. E, y asi no sa
te n g o ileere'.'ülos co n tra i :i casti­ <íe!>e cciüíim dir r,on la Cji'«q¿.‘ ’!<: A frica. E s ­
garé s ia recu rso , •:oiuíj M erece. SX' eclií nü t o se r e f i e r e á Tl iog bÜ i;jíiat¡:sU -, qt i e to ; aó
se inQ eie q u e d e b u t s <U’. «¡i te rc e r t^-cailo i i ! ; ln ia i: ; o j y ira s la d á s n a h a b i t a d o r e s a
com alido y p e rd o n a d o , p ro te ste ct S eñ o r, aqitif) piit.-, iv . li e g . x v i. f>.
q u e DO p a r ito n n i r t qií jLrl-a; p o rq u o i'sio. .9 e n v»'< áa las cir.c.t) jipincipiilc*
■repugna á la innúui! y iri:serie<ird¡;i í!c 1 G,;- íiuiiüÍC5 6 siiLí-ítpjühí lie lo j i-'n-lisihét.s: lo ­
R o r , al B sora’.iísnlo elt- üi t.'co h cíIíécío u , y rias las qit»:;Js se n o m b ra n aq u í A «i'ritpcínn
1 Id q u e él miásno m a r ü i j 3 a a P r d r o , d i- de !a fisLi?: y se dio», que s^l’íüh ileíirE id ss
c iá n d o le, que perAuütisr .i >u h erm an o rio ro c ío Düiyiiscti; jh'i'O -p:i11: : í n ■?n « p o rq u e
solam ente siulu , s ii'i 'v i.-n 1:! v ¡ w ; fíe te , á tedos lo? iííí lii'a i! t¡;io h:í;):si, poííiíio b a ­
é siem p re qnu lo . p* d«bc te n e r ' b o r a laí in an o s. sin jxüniirútm dt; scxf> n¡
ta m b ié n p re s e n te ., que Vi p i d o n a el do edad, !oí ¡wbiasi voiiriuiu a los Itíum éos,
prendo sietnpro q;;c nos ve a .'r'-)>?nüdf.s, ¡int-.lacal»!'!S oni-nii^c:# s u y o s, p a ra f¡úo Síu
p e ro no siem p re la pena tc u n v ira l q u e m e - esperan*» á c lU w rt'iii les alU gioran, é Iii—
Tece , coiao v im o s ;¡ue h ií'i (n-h SVnid. c iíf a a tc o ? r u n a vida p e o r q u e 1* m ism a
5 C ontra sil fívi¡¡',tu j íl. :¡^: ndu í,ivs. Va n iu f r íe . jtíssri!. s x v . s l v ü . Véase S. G k r ú -
liabia m uerto lia/.?:*!, y inyu n b a su liiji> r;y i:o .
Be.nadAJ. Yéasít iv . i ' ^ r . xiíi. £fj. 10 ftin disüiieipit de edad, eondieion ni
4 M 5. 3. Ei e s t i m a d o . Toda la fu e rz a , f.t ió , ú en perpetua ó irvevooül)le c sc la -
re p a ro y d e fe n sa de la S y r n . vstud,

68 LA PBOPHSCfA BE AMÓS.

8 E t disperdam habitatorem 8 Y destruiré al morador dé


de Azoto, et íenentem sceptrmn Azoto, y al que ocupa el cetro de
de Ascalons: et convertam ma- Agestión: y tornaré mi mano sobre
meam super Anearon, et Accarón, y perecerán los residuos
peritmnt rcliqui Philislkinorutn, de los Phüisthtíos1, dice el Señor
dicit Dominus Deus. D¡03.
9 Hatc dicit Dominus: Super 9 Esto dice el Señor: Por tres
tribus seeleribus T y r i, el super maldades de Tyro, y por la quar-
qitalm r non comerían i cwm: eó ta no !¡i convertiré: porque encerré-
quod concluscrinl captioilatem ron toda la gente del cautiverio
psrfecíam m ídumcea, et non en !a Iduméu, y no se acordaron
sitU recordad feederis fratrum . de la alianza como de hermanos*,
10 Eí mittasn ignem in ma­ 10 Y enviaré fuego sobre el
nan Tyrit 6t devorabit ades ejus. muro de Tyro, el qual devorará
sus edificios.
11 E w cúM l Dominus: Super 11 Esto dice el Señor: Por
tribus seeleribus Edom, et super tres maldades de Edóra. y por la
quatuor non convertam eum : eó- quarta no le convertiré: porque
quod perseculus sil in gladio fra * persiguió á cuchillo á su herm a-
trem suum■,et viofaverit miserie or- n o \ y violó la misericordia que
diam ejus, et ím u srü ukra fu ro - íe dt:biav, y llevó adelante su fu­
rem suum, el indignatmnein suam ror*, y guardó su saña hasta la
servaverit usque in (inem. flll.
Mittam ignetn in The- 12 Enviaré fuego sobre The1-
Miau, et deoorabü ccd’ss B u s - roáo8, el qual devorará loa edifi­
rce. cios do Bo$¡raT.
13 ffcec dicit Dnminur. Su - 13 listo dice el Señor: Por
per tribus seeleribus fliorum A m ­ tres maldades de los hijos de Am-
mán,. el m per quamor non con­ mórt, y por la quarta no le con­
vertam eum: cb quod dissecuerií vertiré: porque hizo abrirlas pre­
prcegnanies Galaad ad dilatan- ñadas de Galaad8 para ensanchar
dum ¿erminum suum , su térm ino5.
i A Getli- y o íro s ¡m eblos de ro e n o r toda oeasion el im p lacable ódcO' quo u n *
co n sid eracin n . vez iialiia concebido co n tra Ja c o b .
3 £>«? tratado quo h ieiéro n D avid y 6 Cúul-nl p rincipal do la Id u ro é a .
S aloraon con UirAtu R ey de Tyro* y q u e s& 7 E sta b a B o jra situ a d a en los confine*
lla m a b a n h e ria a ao s por a m istad , n . Kcg. de los lilu m ó o s y de los ftfoabíías.
v . H . e l u i . Reg. r . t . ix . 13, V éase S. 8 P a re c e a lu d irs e aq u í ú lo q u e hizo
G ehóhym o. H aas R e y de los A m m onitas en tiem p o de
3 A le í is ra e lita s q u e p ro c e d ie ro n do S a ú l, con los m o ra d o re s de J a b e s de G a ­
Jac o b h erm an o de E í a ú , p ad re de los Iilu - l a a d , com o se pu ed e v e i en e l l. cíe ¡ o í Re~
m éo s. ífcr»t. « t u . 4 0 . D*ut. « n i . 7. yes:xi. bien q u o ¡illi no ie hace m ención de
A T oítyi los olioios, a fe c to s y resp eto » lo c r u e l c irc u n sta n c ia , q u e aq u í se re fie re .
d e s an g re y de n a tu ra le z a , á qjje e stá obli­ E i H e b río : Sobre hender, ó rom p er
gado. montes-do Ghilhct.
a Sobro Isra é l sin fin ni té rm in o ), y en 9 P a ra q u e faltan d o los m o ra d o re s de
CAPÍTULO I, &9
11 E l succmdam tgnem in 14 Y encenderé fuego en el
muro Rabba: et deoorabit cedes muro de Rabba *: y devorará sus
ejus in utulatu in die belli, el in edificios con alaridos en «I dia del
turbine in die commolionis, combate, y con torbellino en el
dia de la conmocion \
15 E t ibit Jiíelckom in ca- 15 E irá en cautiverio M et-
fttivüaiem, ipse, et principes ejus cli<íin\ él y sus Principes á una,
simuí, dicit Dominus. dice el Señor.
aquel te rrito rio , so b re el qual siem p re Ra­ & Q uando los enem igos se d e x arán c ae r
bian sido sus p re te n sio n es, J u d ie , x i. 41. im p e tu o sam e n te , á m a n e ra de to rb e llin o ,
lo pudieran aiiadir 4 sus posesiones. V éanse y ([uuntlo asom brados y a te rra d o s no s a b rím
Is a i. x r . J b r s m . xL ii, y E z a c u , x xv. y <jué h a ce rse , ni c{ué partido to m a r,
«obre ¡Ifeickólti á Jkm sm ias en e l ; Lulo 3 M olo de loa A m m anitas, el m ista»
citado ií. 13. q a e M olóch. Los t i x . Irá él son sus sac e r­
t E ra la M etrópoli de los A m iu o n itss. dotes y P rin c ip e s, que le a d o rab an .

f C A P IT U L O II.
Juicios-del Snñor contra los M oabitas, contra los de Ju dá, y de las d iez írí-
bus; y su castigo por tu s in g ra titu d es é id o la tría .

1 s i ese dicit Dominus: S u ­


per tribus sceleribus Moab,, et
1 E,t„ dice el Señor: Por
tres maldades de Moñb, y por la
super quaiuor non converiam quarta no le convertiré: porque
e u m : ed quúd meenderii osm q-fieraó los huesos dei Rey d e Id u -
regís lduma>ce usqus ad cin&rem, ñiéiíl, hasta que fuéron reducidos
á ceniza.
2 E t miltam ígnem in Moab, 2 Y enviaré fuego sobre-
et devorabit cedes Carioth: el ma­ Bíoáb, que devorará Jos edificios de
rte tur in sonitu Moab, in clan- Cítrióth1: y MoSb3 morirá con es­
gore íu Ihk truendo, con ruido de trom peta.
3 E t disperdam judicem de 3 Y destruiré al Juez de en
medio ejus, et omnes principes ejus medio da é l y m ataré con él á to­
ínterficiam cum eo, dicil Dominus. dos sus Príncipes *, dice el Señor*
4 ¡imc dicit Dominus: Super 4 Esto dice el Señor: Por
tribus sceleribus Juda, et super tres maldades de Judá, y por la
1 , E ste pudo ser el q u e ju m a m e n te con 2 Q ue a lg u n o s tra sla d an com o a p e la ti­
Jo rá m y Josap h át peleó- oo n tra los M o ab i- vo <¡s la s c i u d a d e s ; p ero a q a í es n o m b re 1
tas¡ i r . Reg. n i , y estos irrita d o s por esto propio d« la C apital de lo s M oab i ta s .
m o stra ro n su cru el ódio c o n tra é l a u n d e s - 3 F Moab s e rá d e stru id o e n tre e l es­
pues de sn u iu o rle, d e se n te rrá n d o le , y r e ­ tru e n d o y fu ro r de la g u e rra .
duciendo á c en iías su cad áv er. E ste hecho i Al R ey . )v . R eg . i, i .
ío la m e n te s e re fie re en e ste lu g a r de la Es­ s A los iirinciptiles de Jtloab..
c ritu r a . S. GCRÓHYalO.
7$ «.A PROPHECÍA m más.
<$ufiEíttor fktft cówxrfám m m : guaría no le convertiré: porque
eo quod ahjecenl kqv&t Domini, rie s e di.ó !a ley del Señor, y no
e[ m-avdata ejus no« m slodkril: guardé sos metndamienlos: pues
:di!m¡)ervnl etvm eos Mola sua, tos engaíiáron sus -ídolos1, en pos
jpost qitw übierm t paires vorum.. de’ Ies qitoles íiübinn ido ios padres
de ellos*,
5 E í mHfom ñjnrm ñí Juda, & Y enviaré fuego sobre Judá,
,cl (Umrabit cedes Jerusalsm, y devorará los edificios de Jera-
ealém.
6 ff(se dicil Dominus: S u - 6 Esto dice el Señor: Por tres
per tribus seeleribus Isra e l, el maldades de Isr£H5!, y por la quar-
■snperquatuar «on convertam-eum: ta no le convertiré: por quanlo
pro eo fjuod vendideril pro a r- vendié al justo® por plata, y al
■gériio ju s tu m , et pauperem pro poBre por unos zapatos*.
m heam m íis..
7 QtU conterunt super piií- , 7 Los que quebrantan sobre
yerem (erres capúa pauperwny ei e! polvo de la tierra las cabe-
viain humiüum declinant: el fi- sas délos pobres3,-y tuercen el
Ims ac pater ejus íerunt ad jrnd- camino de los humildes: y el hijo
la>n, ut malar m i nomen sanclum y su padre fueron á la doncella %
para deshonrar mi santo nombre.
8 E l super msíimenlis p i- 8 Y sobre ropas? prendadas7
ghoratis accubmrunt ju x ta omne se sentaron A eomer cerca de to-
#kar,¿: ci üinum damnatorum bi- do altar: y el vino de los pesiados^
¿IeVaí ia d&mo fíei ¿ui. . -bebieron en la casa de su Dios.
í) Ego a a u ü m exterminavi 9 Y yo exterminé delante de
A m orrkxum á facie eorum: cu- ellos5 al Amorrbéo, cuya altura
ju s abitado, cedrorum alliludo era como altura de cedros'6, y
1 N S. 3. S u s m n u te ría s . ídolos, se s ien tan á las m esas so b re la p e les,
2 Dcídti Salomón sa itUr<Hli:xo la ido]a- y lech o s, ([v¡e lian sarad» jmr fuerza á los.
*ría e n ’ Joriisilpift ; y aunque .algunos H e- pobres, ^uo eran sin deudores por prenda/
ye» san lu í íiíció ro si^ is esfiierxds paru e x - liasta que los i»a«-.ien. ExaA. x n i. 9 6 . Oent.
tinguirla, no pudiAron acabar coa e!!.i basta v x iv . 3 J , O UmbiídL Oun emplean «n lo*
lá cau tm .!.rl (Je R sbylonia. convtlns, <[uc celebran en honor de sus id o-
3 f.n ju sticia dei inocente .y del pobre'. lo<r, las ra p iñ a s, qu<* han hecho cobre los pi>»
4 P o r n a iulerós de. posa n m ¡U . El b re s ó í¡¡qü«íiI(ís , a g ravando estos dos p e c a -
lé llo KclsriS»; P o r w n p a r de sa-iul.'ifiits. (los iíc vióleiiüia y de id o la tría el u n o coa
8 Los tiiie ll ’lics (i'j subófbi.i oprim en, el otro.
¿ frapallim y abainn á los >ic.sva!¡!Íos, p r i - S .flam pradó con pi’jias y m u lta s ie ju s-
s' íik Njíos >íe !;■: vfcüin y (ier^ybo. í;>a x í iv . t a s , tjiio iai¡)ot!Í¡in .í los in o c e n tes,
■g! O tros exponün el si'gnisJi) mii’m tjr o :Y 9 Qrcituio ciitrárm i en la P a le stin a ,
sil tiü ’.ar y convei’s a t con iu g ín ie 10 l ii «sin una ox¡)r«s¡on Ii.vpeihfiliea,
p o b ix y h u m ild e . p ara sigoifb/ar , q u o eran de ima e sta tu ra
8 Par;! violar'a ambón, y abusar de e!la agigantada y’ c\Lraor;!in.!ría , como so pueda
fion ¡a c a to s «bom uiabie*. y cr'e^ los Xúwr. s u t. 34.
7 Y c'.-lebfamío los banquetes i e s u s
.* JVkwio*. x h . 3 4 . Dculpr, i», 24 .
e s t r i l o T f. Tf

ejus, et' fbrtí's ipse quasi quercur. fuerte él como una encina: y qun- '
et contri vi [rucíim ejus dcsuperr b ra n íé s u -fru to por a r rib a 1, y rá s-
et ratüces ejus sublcr. ruicss por abo^o.-
10 Ego* su ííi, qui ascmdere 1;0 f Yo soy e r q u e os hice Emití*'
tos feei áS ierra siEgifpti, et du~ da titr r a de Ejiypío. y os guié'
x i DOS' m deserta quadraginta por e! desierto quarent'o años, pa­
annis ut possiderilis terram ra que poseyeseis- te tierra dcF
Amorrhwí. A rn o n H ^ o :
11 E t suscitavi de fiUis ve~ 11 Tí de vuestros hijos levan-'
stHs in prophctas, el de juve- fé P rophetas, y K azarébü9 (fe-
ñibus vestrfs Nazarenos: num - vuesíroí jóvenesr¿pues no e? es­
quidnon ita-est filii Israel dicit to «sí, Hijos-de Israél, dice el S e-J
Dominus?' ñor?
12 E t propinaffilis Nazareéis 12‘ Y daréis á bcüer vino fi­
vinum: et p ro p h d h mandabtlis, los Naziiréos®, f á los Proplintiis
dícentes:- Ne prophelelis; mondareis; diciendo: No propbe-
tíceis.
33 Ecce ego sfridebo tubler 13 n b aquí'yo rechinaré d e - ,
tros, sicut slridet plam trum <mw- b a x a d é vosotros^, cómo re ch in a
stum [ceno* un trarro cargadí) dé h en o 6,
14 E i peribit fuga a veloce, i \ Y lá fuga no--servirá' ni'
et fortts non oblinebit virtütém ve!6z% y el fu erte en vano hiirá*
$uam¡.et robustas non salvctbit sus esfuerzos, y el valiente no sal*.,
animam suam: vará su aíma:
15 Et tenens' afeum non' 15 Y el que maneja el arca;
stabitj el veloz pedibus suis non no-subsistirá, y el ligero no se ’
sutvabitur,- et ascensor equi no»- salv ará7 por sus pies, y el gincte*
salüábit animam íuaw: no salvará su alma:
16 E t robuslus corde inter 16 Y el mas valiente de cora-
fortes■nudus fugiet in illa die, zon entre los campeones tu n rá ;
dicit Dominus* desnudó en aquel dia, diee ^ Se­
ñor.
1 E s o t r a lo cución p ro v e rb ia l H íb ré a p o r el p re té rito . 11
p a ra significar u o a e n te ra desolación. J ob 4 Mé haruis re c b in a t trotl" eT peso do
JV lil. 16. láiliT ¥ , 24, M.iLAGEl- iv . 1. v u estras m ald ad es, e l quul m e será ¡n su p o r-
2 P ersonas oons;i"ral.'is p e c ü lh rm e n te ta b la , y como (¡Cíe rae o b lig a rá 'ú g rita r, t- irt^-
i'o b r a s p le d a á-y pure*a de yida. V éaosp lim aro s castigos te rrib le s , q4e irrem isib le ^ -■
ló s JViím. vi. rocote e x p e rim e n ta re is.
3. Que 1 íes c s l i p ro h ib id o , i í í t i .'u . 3 . S' Ef fle b ré o : Dé gavillas de trijo .
obligándoselo á b e b e r co n tra su voto,' y q u e ­ 5 Y aun el m as lib e ro ' no podrá hui¥. -
b ra n ta n d o mi le y en esta p a rte . E t Tuluro ' í H 5, ti. jYím-ju.H'rríí.'
* E aw it. i i y . S I . D e u t e r , t h i ..2¿
n IA PROPIIECfA »E AMÓS,

C A P ÍT U L O III.
D a el Señor en rostro a.los Isra elita s con sus m aldades ¿ in g ra titu d , habien­
do sido un pueblo escoijido y amado de é l, y le in tim a , que serán pocos los
que de ellos se salven de las calam idades gue les vendrán.

1 -tkudite verbum , q m d lo- 1 K J i d la palabra1 que ha


fcuíws est Dominus super vos, hablado H Señor sobre vosotros,
filii Israel: super omnem coy na- hijos de Israél: sobre todo el lina-
tionetn, quam eduxi de ierra ge que saqué de tierra de Egyp-
JEgypti, dicensi ■lo1, diciendo:
2 7'antummodo vos cognovi 2 Solo os conocí á vosotros de
esc ómnibus cognalionibus terreo: todos los linngea de la tie rra 3:por.
idcirco visitaba super dos omnes eso os visitaré* á vosotros sobre
iniquilatus vestras. todas vuestras maldades.
3 Numquid ambulabunt dúo 3 ¿lJor ventura andarán dos
parüer, nisi convenerit eis? junios®, si no lo conciertan entre si?
4 Numquid ru g id leo in saltu, 4 ¿Rugirá acaso ei león en el
nisi habuerit protdam? numquid bosques, si no tuviere presa? ¿por
Úabü ctxlulus leonis vocei/t de ventura dará rugido en su cueva
eubili suo, nisi aliquid apprehen~ el Icoucilio,. si no apresure alguna
deril? cosa?
5 Numquid cadet avis in la- í> ¿Por ventura caerá el ave
queum terree absque aucjupe? num- en el lazo sobre la tie r r a 1, si no
guid auferetur laqueus de ierra hoy quien lo arme? ¿por veritora
antequam quid eeperü? se quitará el lazo de tierra antes
de haber cogido algo?
1 O id l a p a l a b r a d u ra y 't e r r ib le , q u e 6 R esponde á u n a s e c re ta o b je c ío n , qn#
*1 Señor ha h i b ’ado c o n tr i v o so tro s. la liacsn 4 Amós: ¿Si tú e re s p a s to r , quién
S B e aquí se vé, q u e esto m ira ta m b ié n te b a m etid o ¿ s e r V ro p b e la í V éanse los
a l re y n o Jo Judá , y p o r c o n sig u ien te á toda vv. 6 . 7 . 8. E l lcon p ro rru m p e en ru g id o s
la nacinn H eb réa. q u a n d o q u ie re o c h arse sobce la p re s a . A sí
S Os escogí e n tre lo th s la s n acio n es (¿uando Dios am enaza , es q u e va a p a re ja n ­
p a ra haceros u n p u eb lo p e c u lia r m ió , y por do el cu m p lim ien to da lo q u e j m e n a i a , No
e sto minino v u e s tra in g ra titu d y desl(;a!lad en v ano ru g o el lcon de Judá".
e s tanto m as d ig n a do ser co n d en ad a ; d b u - 7 E l ave q u e vuela por el a y re c a e rá en
í w . rti. 0 . s . <5. p o rq u e los pecad o s de e l lazo p u e sto en tie r r a por disposición del
ig n o ra n c ia , q u e y e disim ulo en ios o tro s, c a la d o r . Se a rm a u n la to p a ra p render u n a
en vosotros son de' p u ra m alicia ó in e x c u sa ­ a v e , y no se q u ita h a sta que se ha a s e g u ­
b le s . EZHCII. I X . 3 2 . rad o a lg u n a p re s a : del m ism o modo loe m a ­
4 C astig aré. Es idiotism o H e b ré o . le s , q u e v e n d rá n so b re v o s o tro s , oo se rá n
5 No puede h a b e r eom pafiia en donde no c a s u a le s , sino dispuestos por u n á expresa
h a y concord ia. V osotros o» h ab éis ap artad o p ro v id en cia y ju icio D io s, q u e m in e a d a -
da m i s e rv ic io ; y asi cu puedo yo c ü n tin u a - i a de te n e r su efecto .
tos mi am istad y p ro te c c ió n .
C A P ÍttttÓ III. 13
; 6- S i clángct tuba in civttate, 6 ¿So'rtári lá trompeta en'una
M populus non cxpavesceí ? $i ciudad Y y él pueblo tío se í:?!re­
érit malum in civil ate, quod Do­ meceré? ¿habrá aígun m^l en !a
m inus non fecerit? ciüfJíid*, que el Señor do b a ja
hecho?
7 Quia «o» faeit Dominus 7; Porque no hace el Señor
Deus verbum, nisi revelaverit se- Dios cosa alguna sin haber reve­
cretum íuiují ad servas suos lado su secreto á sus siervos los
prophetas. Propfcctas1.
8 Leo rufjiel, quis non time- 8 El león rugirá*, ¿quién tío
hit? Dominus Deus loculus est, tem erá5? el Señor Dios ha habla­
gwís non propheta bit? do®, ¿quién no prophetizará?
9 Auditum facile in cedibus O Hacedlo oir en las casis de
’A zoii, et in mdibus 4 erm ¿Eoy- 'Azoto7, y en las casas de la tie r­
ptii el dicile: Congregamini &iper ra dtí Egypto: y decid: Congregaos
montes Samaría:, et vid ele insa­ sobre ios montes de S am ará, y
nias mullas in medio epts, eí vez muchas locuras* en medio de
ealumniam palíenles in penelra- elhi.'-y á ios que padecen calumnia
libus ejus. en lo interior de ella.
10 E t nesderiint facere re- 10 .¥ uo supiéron hacer lo
efum, dicit D om inus, thesau- recto, dice eí Señor, acumulando
rizantes iniquüatem, eí rapiñas maldad y rapiñas en sus casas.
in adünts suis.
11 Propterea hmc dicit Do­ 11 Por tanto esto dice el Se­
minus Deus: Tribulabitur , eí ñor Dios: Trillada, y cercada será
circuíetur ierra: et detrahelur la tie rra 9: y tu fuerza quitada se­
ex .te for!$u¡ffi?lüQt et il iripien - rá de tí, y tus casas serán sa ­
queadas.
—L-. "i ¡ - r f - j ' .
■■: ' e stá n do c en tin ela m e m a n d a , qu o os in tim e sus a m e n az a s,
, 'a p s a n ^ w h ' u n a ’ tro n íp é la , q u e el enem igo ¿cóm o podré yo c a l la r , sin am o n estaro s a»
1 rs S 'íc e f é a , se cóivmucvo y llena de es p au la su p arle? V éase el C ap . v i i . <0.
'ío f lo ' e l p u e b lo : así’ d e b ería is h a ce r voso- T C om o si d íx e ra : Y a q u e m i p u e b lo no
-tro s' al; o ir] a $ ’ am enazas de D io s, q u e os tien e co razon, ni oídos p a ra o ir á m is P r o -
'i n t i í n á p o r ’boca de su P ro p h eta . p h e ta s; llám en se los G entiles p a ra q u e s e a n
1 2 "Calamidad , aflicción , trabajo v • etc. te stig o s y Ju ec e s de la ju s tic ia y ju ic io , q u e
E ste mal sé ha de entender 'de la puna. b a ré sobre él. Á so l» e ra o n a do las cinco
3 P a ra q u e q aan d o vcaii el cu m p lim ien ­ ciudades p rin c ip a le s p e rte n e c ie n te s á lo*
to , conozcan que;tf[uelli) les viens de l a m a - P tiilislb iits. f
no del Sefior (w r'sú s pecados: y asi quacHOj, . 6 M uchos d e só rd e n e s , Vicios, Idolatría».
los F ro p b e ta s les an ian n o en 5eu n o m b re d e lf 8- T r í b u l o , a t, significa p ro p ia m e n te
Señor', los e sc u e b e ij.y 1creúní:V £'cw }viertan,’ ( f i l i a r ., D e donde p o r m e lá p h o ra se <i:ce
y p ro c u re n ap la ca rle con lág rim as , y cqn trib ula ti» , onis, la trib u la c ió n .. Se alude
ru e g o s y p en iten cia. en e s ta p* presió n al modo con q u e ge t t j_
4 F e b u a r . í.f>on m n y l U . lia n las m ieses^ en las e ra s, ¡sigDÍflcindose
5 ¿P ues q u in to m as debe 6cr tem id o D ios en ello el # itio ? |q a e pondrían los Assyñfcs í
quitado am enaza? S a m a ría , j e i | g t ¡ande e stra d o , q,ue h arían
6 - Si Dios rao d e sc u b re su s s e c re to s , y en su pueblo.**;’
TOMO XI. . ■ io
n t i raOPHECÍA DE AMÓS.

12 Eme dicit Domim&t Quo- 12 Esto dice el Señor: Como


modo si eruat pastor de ore leo- si un pastor saca de la boca del
ni$ dao crurat aut exiremum león la» dos piernas, ó la punta*
auriculv: sic eruentur fifii I s ­de una oreja: así serán librados
rael, qui habitaat in S am aría irn
los hijo» de Israél que moran en
plaga,Jecluli. et in Damasci gra- Samaría en el rincón de un lecho,
baU ó en ¡a cama de Damasco®-
13 A u d i l e e t contestaimm 13 Oid, y protestad en la casa
in domo Jacob dicit Dominus de Jacob, dice el Señor Dios de
Dewt exercituum: los e jé rc ito s 3:
1.4 Quia.in die cum visitare.i, 14 Porque el dia en que co­
coepcro prcevaricaiiones Israel menzare á visitar las prevaricacio­
m p tr m m vistfabo, et super a l­ nes de ísraél,.sobre él visitaré, y
taría Béihel: et amjnilabunlur sobre los altores de B e t b é l y se­
cornua aliaris et cadent in rán cortados los ángulos de! altar*,
terram. y caerán en tierra.
15 E t pereuliam domum 15 Y heriré la casa de invier­
hiemalem. m m domo wsliva: et no con la casa de verano*: y pe­
pfíribunt dom m ebúrneos, et dis- recerán las casas de mar OI7, y
swabimtur cedes m ulla, dicü Da- muchos ed i Ocios serán derribados,
m inus. , dice el Señor.
t MS. 3. O e l ti e r n o d e l o r e ja . 6 : Iccho.
0 el to n t ito . Como si a rre b a ta n d o u n Jeou 3 P a la b ra s e n d e re z a d a s ú los P ro p lie ta s ,
1 uDii p v s ja , e l p a sto r le v a s ig u ie n d o , y y á los v e rd a d ero s fíelos.
ni eabo solam ente puede s a c a r de s u s d ie n ­ * D e stru irá todos los lu g a re s i in s tr u ­
te s 7 g a rra s !o q u e e l m ism a leOn h a b ia de m e n to s de la id o la tría , haciendo v e r & lodos
d o ta r com o inútiL: asi h a rá n lo s A ssy rio s su falsed ad , y q u e ella es la p rin c ip a l c a u s a
cua S a m a ría , lo p asarán todo á Curso y d e la Tuina del p u eb lo .
san g re y soto p e rd o n a rin fi Ibs m as p o b re s 5 - Los re m a te s d é los q a a tr o in g u lo s
y viles, ó á los .que u n a e n ferm ed ad te n g a hech o s en. lo s a lta re s de los ídolos, i sem e ­
postrados en u n a cam a. ja n z a de lo s q u e h ab ia e s e l a lta r del v e r­
2 E stas palab ras son m u y o b s c u ra s , y dad ero D ios, j^ x o d . x x v n . 2 .
se explican en d iv erso s s en tid o s: A lo s q u e tí E s to m ir a a l uso de las perso n as po ­
d u erm an descansados, .y s in el m e n o r re z e - d e ro sa s , q ue p ara m a y o r com odidad te n ia a
lo en m edio d e las doUeias, y Gonüados en y tie n e n en sus casas viviendas d e in v ie rn o
la protección do D am asco, y en q u e e sta será y do v e ra n o . J u d i e , t x v i . 2 2 .
p a ra ellos un lu g a r de asilo y de s e g u rid ad . 7 L la m a d a s.-a sí, ¿ p o rg u e C itaban c u ­
E n el H ebreo no se is e D am aleo , sin o q a e b ie rta s con ta b la s de m a r f il, 6 p o rq u e habí»
s é .re p ite lo m ism n : Y e n el án g u lo d e u n a d am o » de 61. i[ |. I te g . %ít \. 39,

C A P ÍT U L O IV .
Am enazas contra S am aría. Los h ijos de Isvaél por no h a is r s t enmendado
c<m los castigos pasados, su frirá n nuevamente otros, m ayores. E xh ortación
á la pen iten cia.

A udite verbum hoc m e- Eiscuchad esta palabra, ya-


capí reto iv.
ríe pingues, quas estis in monte cas gruesas, que estáis en él mon­
Samaría:' quee calumníam facitís te de Samaría que hacéis agra­
egenis, et confringitis pauperes: vio á los menesterosos, y oprimis
quee dibüis dominis vestris: Affer- ü los pobres: que decís á vuestros
te, el bibemus. generes4: Dadnos, y .beberemos.
2 Juracit .Dominus Deus in 2 Jaró el Señor Dibs por su
sánelo s«o: guía ecce dies venient 'Santo Y que van á -venir días so­
super vos , el tevabunt vos m bre '-vosotros, ,y ob alzarán sobre
contis, et reliquias vestras inoltis -picasV fpondrán un ollas hirvien-
fercentibus. cio vuestros residuos.
3 E l p&r aperturas exsibitís al­ 3 Y saldréis por las'brechas'
tera corítra atieram, el projiciemi- una á par de otra®, y sereis echa­
n i in Armón,-dicit. Dominus. das á Armón, dice erl Señor.
4 Yenite ad Bethel, eí im ­ 4 Id ó Bethél, J cometed im­
pié agite: ad Galgálam, et m ul­ piedades7: áGáJgíila, y aumentad
tiplícale pr$m ricaliatm n i et a f ■ prevaricaciones: y trahed por !a
ferte mane victimas vestras, tri­ mañana vuestras víctimas, cu ¡09
bus diebus decimas vestras. ir e s dias vuestros diezmos*.
5 E t sacrifícate de fermén­ 5 Y ofreced "Síiciiíicio de loor
talo laudem: et vocate volunta- «on pan fermentado*: y ílatnad-
f 4 V o so tro s, m o ra d o re s de S am aría , r i­ :Son e n sa rta d a s en larg o s a sa d o re s p a ra a s a r­
cos y poderosos. E l 11e lirio TU.'2n lYHÍDt la s, y el re sto :p u e íto en ollas h irv ien d o
e a c o s de- l i a s d n : en donde b a b ia p asto s p o ra co cerse. E n lo q u e s e significan Las g ra ­
m u y a b u n d an tes y gruesos» vísim as a tlic d o n e s q u e p ad ecerían por ]¿
a Q u e .so lic itá is y m ovéis ¿ v u estro s R e­ c ru e ld a d id c los A ís jtío s , ta n to los p rin c ip a ­
yes j P rín c ip e s é lodo g én ero de-excesos y les de S a m a ría , com o lo com ún y m a s b axe
disoluciones : quo sois Los .m aestro s y con­ d el pueblo,
seje ro s de to d o s lo a d esó rd en es q ue T ffjn a n 5 ;Q ue a b rirá n los enem igos en vuestro»
en tu C orte. Osis, v u . O ta m b ié n : Dadnos m u ro s por u n a y o tra p a rte .
p erm iso de h a c e r lodo lo q u e q u e ra m o s; q u e 6 E s ta e x p resió n va con alusión i la -se-
a si b e b e r e m o s , esto es., lo ro tta r o m o s y s a - in e ja n ia de la s Yacas: os sac a rá n atados de
q n e a re m o s lodo. Así S ais G ku ÓM'MO. dos en d o s, p a ra lle v a ro s c a u tiv o s'á la A r­
P o r sv.sa n ta N o m b re , ó por si .m ism o. m e n ia , llam ad a asi de A'rám hijo de Sem .
i C lavarán las cabezas de ios m as pode­ C otéjense los lu g a re s d el x. 2 2 . J e -
rosos del p u eb lo so b re p ic a s , y l&vantSn- B1SM. LI. 27. ÜZECHIEL 111. S. I i ,
do las, ta s llev arán y m o s tra ra n p o r toda la 7 T é rm in o s iró n ico s. Id eo h o r* b u e ­
ciudad: y el resto del ■pueblo -ínfim o será n a á Belh£I , y co n tinuad tíoii v u e stras
consum ido ¿ sa n g re y á (uego d e n tro de las id o la tría s , b asta lle n a r la m edida ó colm o
eiudades, .de sus casas , y de las cuevas á de v u e stras c u lp a s. V éase S. M a t u r o * * n i.
4oude »e re fu g ia ro n : al m odo quts se e ch a n as¡. E sto s das lu g a re s ftran los prin c ip a le s de
«n « n a olla & h e rv ir 6-cocer Loe peces q u e se l a id o latría p ú b lica de U tsdiez trib u s. Cap.
p re n d e n con an zu elo . E ste es el sen tid o del t . s . n i. R e g-. s u . 2 7 . O s e . iy. 15. n r . i a .
H ebvéo, en donde so le e IY¡2!‘3 , y os lle v a ­ 8 A im itación d e la s tre s fiestas solei»--
r á í n anz.usíys. O íros: E n paves as, y lies de P a scu a , P e n te c e s te s y da los T a b e r­
i r a p o s t e r i d a d , lo m en o s co n sid e ra b le de. n ácu lo s , o rd en ad as cada a ñ o por la Ley,
vo so tro s, en «Has. O tros: E n b a r q u illa » de E x o d , h u í . 44. en las q u a le s'se em p le ab a
p e u a d o r . J e r w i . xvi . 1 6 , H a iu c . i . i t . u n a c ie rta e sp ecie de diezm os en b a n q u e te s
15. P u ed e tam b ién la p rim era p arle expo­ sagrados. D e u t e r . n y . 2 2 .
n e rse de este m odo, siguiendo eon la sem e­ 9 Y o freced á v u e stro * Ídolos pao con
jan za de las vacas, de las qualcs las carnes lev ad u ra ea sacrificio d e loor ó de acción de
L¿ p r o p h e c Ía ds am ós.

rías nblalfonts t et annuntiate: las, y publicadlas como ofrendas


sis enim voimstis filii Israel, di­ voluntarias; pues a$f !o quisisteis,
cit Dominus Dms. 'hijos dó Isruéi, dice el Señor
Dios*.
6 Unch el ego dedi vohts 6 Por lo qtiü! os. di yo denta­
stupQrcjn deníium in cunciis urbi- ra * or¡ todas vuv'strüs ciudades, y
bus vexiris, et indijenliam pam m escasez de pun en todos vuestros
in ómnibus locis v e s t r i s e l non lugares: y no os habéis vuelto á
esiis raversi ad me, dicit Dominus. mi, dice el Señor.
7 Eyo quoqus prohibid á vo ­ 7 Yo también os quité la llu­
bis imbrem, cum a dhm tres mea­ via quando ¡mu fallab;m tres m e­
ses superesuní usqut ad messwn: ses -hnata-lu eostxha3: é hice que
et piui super unam civitalem, llovioso sobre una ciudad, y sobre
et super alteram .civitalem non otro ciudad no lloviese: una parte
plui: pars una compiuta esl; el tuvo lluvia; y 1» otra» sobre qua
pars, super quam m n plm t aruil. no dí lluvia, quedó seca.
8 E t vem ntni dut& et tres ci~ 8 Y vinieron dos y tresciuda-
vitales ad unam civitalem ut bibe- des fi una ciudnd á beber agua, y
rent'aquam f et now sunt saliatce: no se saciaron: y no ;os volvisteis
et non rc-lisiis ad me, dicit Dominus. á mí, dice el Señor.
!) Pcrc/ss>a vos in mnio uren­ 9 Destruí yo con viento abra­
te, et ia m rugm e, mullitudinem sador r\ y con añublo la muche­
hortorum ‘•'¡'a:rorum, ei vinearum dumbre do vuestras huertas, y de
vestrarvut: olívela vtslra, et ficeta vuestras viiins: vuestros olivares»
vestra. comedit trucaz el non re- y yuestros higuerales comió la
dislís ad me, dicit Dominus. orugo: y no os volvisteis á mí, di­
ce el Señor.
10 M isi ín vos moríem in t>ía 10 Os envié mortandad en la
JEgyfdi, percussi in gladio jave- jornada de Egypto*, m até á cu-
f r a o íó s t sien d o así quo j o os te n g o m an d a­ tin , com o la quo h u b o en tiem po de E lias y
d o , qu«,sa.l;> á m í m o lo o frezcáis. c e n c c ñ o .- d e E lis io , i n . íicff. x vii. et iv . liey. t i .
L e v it. II. 1 h ; TU. -13. 3 Los Iros m e sts de q u e se hace ro c * -
i Y v a n a g lo ria o s, llamfiniJoUs o f r e n d a t CÍon, e ra n A b ril, M ayo y J u n io , y p or n o
u n íiíf tiíirís s . O U m b ic n : H aced p re g o n a r, llo v e r m indos eílos quando era m as n e ­
q u s lad o el que (ju icta b uccr se m e ja n te s cesa ria se sec a b an las espiga» sin h a b e r c u a ­
o fren d a s , las íiaga en tJíe s días y lu g a re s, jad o o! g r a n o , y fa lta b a la cosecha,
Ííiír a «Jülóvdun d<¡ Dios. E l H iíbréo: Y ofr e ­ 4 MS. 3* Coit .fmchtLsou é con (iiiMirí-*
ced confusion rU l e v a d u r a , (fe pan con le­ l l u r a . FlvftliAR, Con i d r o p e s í a y son ti f ie n .
v a d u ra , y tíam /j d, p r e g o n a v o frendas e o - 5 Q u an d o ,fu isteis á b a sc a r el so c o rro .
,5o h a e s alu sió n ¡5 lo q u e so p ra c ­ O s e . v ti. H . 1 2 . P u ed e ta m b ié n tra s la d a r­
tic a b a en el tem p lo del S e ñ o r, por !o quo se com o un n e b ra is m o ; Coma á lo* K g y p -
m ira á lo í s a c n ííe io s ú o fren d as V olunta­ cios. Vúase el E x o d . i r . 3 . (J. P u ed e l* ¡a -
ria s . M m . i.- 1 0 . b icn e n te n d e r s e , qu an do d e sp u é s de h a b e r
E MS. 6 . A z e d í a . E t S e b r é o : L i m p ie z a salido do E g y p lo los c u s tig i Dios d e m u c h a s
de d i e n t e n : de m a n e ra que no te n g á is que tn sn e ra s : ó de la d e rro ta que padeció Is ra é l
lim p iaro s loa d ie n te s; in d ic in d o se u n a c a r e s - d é lo s S jr ¡ a s ó S o rian os, y do U infección
.a A y g m u s ¡i. 1 6 . ;
CAPÍTUtO IV. 77
nes vestros usqus ad captioílatcm chillo vuestros jóvenes hasti el cau-
¿quorum veslrorum: et ascsndere tivet lo fie vuestros caballos: y la
feci putrcdinem caslrorum w stro- infección de vuestros cadáveres
rmn in nares vestras: et non re- hice subir á vuestras nances: y no
disti$ati me, dicit Oomimis. os volvisteis á mí, dice e! Señor.
11 Subvertí tos a , sicut suh- 1¡ Os trastorné, corno tras­
vertü Deus Sodomam et Go~ tornó Dios A S.'doma y ó Camor­
morrhatii , et facii esíis quasi ra, y fuisteis com¡> tizón nrreba-
larris raplus ab irwtndw: el non tatlo de un incendio1: y no os volr
redistis ad me, dicit Dominus. visteis á mí, dice el Señor.
12 Quapropler hese faciam 12 Por lo qual-esto horé yo con­
tibi Israel: postquam autem fuco tigo*, Israél: mas después que te
fecero tibi pm parare in occur~ hiciere esto a tf, aparéjate, Israél,
sum Üei tui israél. para salir al encuentro á tu Dios.
13 Quia ecce formans mon­ 13 Pues he aquí ai|uel que
tes, et creans ventum, et m n n n - forma los montes, y que cria el
lians homini eloquium suum , fa- viento, y que anuncia al hombre
cíens maluiinam nebutam t et gra- su palabra, que produce la niebla
diens super excelsa ierras: Domi­ r ie la mañana % y el qu&anda so*
nus Deus exercUuum n ornen bre las alturas de la tie r r a 4: el
ejus. Señor Dios de los exércitos su
nombre1.
del a y r e , cau sad a p o r los c a d iv e re s q u e u n s a rc a sm o . P a c d é ta m b ié n e x p o n erse
(jccd-íron tendidos en el cam p o , V éase el iv, en o tro sentido; Y despnes q u e h u b ie re s y a '
i e los Renes x iii. Y á esto p a re ce alu d irse e x p e n m e n u tlo todo e sto , p ro c u ra desde
«n las expresiones sig u ie n tes, h a s ta el eraw- luego d isp o n erle p ara a p la ca r y s o s e g a r a n
ti v e r i o de íes cab& lt os ; p a rq u e de aq u ella ind ig n ació n con u n sincúro a rre p e n tim ie n to
b a ta lla no q u e d íe o n á loa tic Is ra e l sino so ­ q u e e x cite mis e n tra ñ a s de m isericordia pa­
los oiDcneiilB. ra p e rd o n a rle . S. G ER Ó N va^en am bos s e n ­
1 A pónas escapasteis m u y pocos, com o tid o s.
u n tizón que s s a rre b a ta tic miadlo de u n 3' El H e b re o i* ¡5 ^ i n ? nur> ', e t q u ,r
iacendiO ; luinicar.do y á medio q u e m a r. h a t e el alba o b s c u rid a d ; esto e s , c o n v ie rte
3 Vi sudo q u e loilo eslo de nada ha s e r­ la lu í en tin ie b la s ,
vido, a p re ta rá m as Ja m uño, y tísv iarú so­ i El quo con s u so b e ra n o p o d e r a b a le
b r e tí m ay o res calam id ad es. Y luego q u e el org u llo r la s o b e rb ia de los h o w b re s .
h u b ie re s e x p erim en tad o lodos estos efecto s 6 A quel que tien e p o r n o m b re ; E i S t -
de mi ju s tic ia , disponte y ¿ m ía te a¡ p a o d e í ñ o r Dio» de los c x é r c ittu ; ese m ism o e s
p a ra h a c e r fre n te á tu D ios. E s te p a re c e c o n tra q u ien tie n e s tú que c o m b a tir.
a Gene», s ix . 2 4 ,

C A P ÍT U L O V.
E l Propheta liara la s calam idades que vendrían sobre Isra él, exhortándole
a convertirse j j buscar a l Señor , p a ra poder librarse del castigo que le ame­
n aza. E l Señor declara, que m ira con hastío la» solemnidades y sacrificios
. . . de aquel pueblo.

verbum istud, quod Eiscuchad esta pala-


LA PROPHECÍA DB AMÓS.

,ego levo super vos planctum. Do­ b ra 1 con que yo formo lamentación
mus Isra'élcecidit, .et .nonabjiciel sobre vosotros. .La Cíisa de Israél
u t re sur gal. ■cayó:!, y rco-se.levantará mas.
2 Virgo Jsr-ael projecia est 2 Xa virgen de Israéla echa­
ín terram .suam, ,no» <$í qui su­ da ha-sido-sobre su cierra, no hay
scite t eam. quien la levante.
3 Quia .hivc d k ü ¡Dominus 3 Worqne.esto dice el Señor
Deus: Urbs, de qua egredicban- Dios: La ciudad de donde salían
Ju r miUe, relinguenlnr in ea cen- mil, ciento quedarán en ella *: y
í«m: el de qua ¿grediebantur cen- de la quo salían ciento, quedarán
tu m , relinquentur in ea decem .en ella diez en.,la casa de .Israél.
,in domo Israel.
4 Quia hcec .dicit Dominus A Porque esto dice ^el Señor
domui Israel: Quaritc m e , ,el ó Ifi casa de Israél: Buscadme, y
vivetis. .viviréis.
5 E t nolite quoarere H d h d , 5 Y no ¡busquéis á Belliél1,
et in Galgalam noíite m tra rc, et ni entreis en Gálgtila, ni paséis ¡i
in Bersabee ,non transibitis: quia Bersabee: porque Gíilgala en cau­
GaJgala captim .ducchir, el Be~ tiverio ir á G, y Betiiél os será inú­
litel erit inuiiiis. til7.
. 6 . Quarite ¡Dominum, et vi~ 6 Busca¡1 ,al Señor, y vivid:
vite: ne forte.cómburalur ut ignis .no sea que arda así como .fuego 1a
domus Joseph, et devorabü, et casa de Josejp.h®, y que devore á
non erit q u i‘extinguat Bethel. Bethél, y no haya quien lo apague.
7 Qui convertios in absin- 7 Los que trocáis en axenjo
thium judicium , el justiliam in el juicio6, y abandonais la justicia
ierra relinquilis. sobre la .tierra.
8 Facientem arcturum , et 8 Al que crió el arcturo1®y el
orionem, el convertentem ir* mane orion11, al que cambia en mañana1*
Iwebras, ¿t .diem in ,noctem mu~ las tinieblas, y muda el dia en
í E s tá e n d ec h a quo ¡v o y á c a n ta ro s. g a l d e h ; serille v a d n r:n c a u tiv e rio .
i E l re y n o de las diez ¡tribus será des­ 7 E n nada os podrán a y u d a r los ídolos
tru id o , y no vol.v.eríi mas- á le v a n ta rse . q u e adoráis en B ulliél. O tam b ién : Q u e d ará
3 ■ E x p resió n íle b ré a : l a 'airqaíi de Is­ v a c ia , deso cu p ad a. ií¡ H eb réo : S e r á en n<*-
r a é l sirv e p ara signrfjcar u n estado, ilo r« - .da; será ile sb e u h a íi red ucida á jia d a ,
c ie n tc , que se .conserva en su p rim eru li­ 8 Do las dien trib u s , de las q u a le s la
b e rta d y e sp le n d o r. :Is a i. x n i, 13. i l v h , i . p rin c ip a l .e ra la de .E p h ra im , u n o de Eos hi­
i S erá tal el estrag o q u e p ad ecerá Is­ jo s de Jo se p h ,
ra é l, q u e apén as q u e d ará en su s ciudades el 9 -FEitRAn. Siele. e s t r e l l o . P e rv a rtis ia
d iíz m o de su s m o rad o res. ju s tic ia ., llenando de a m a rg u ra al q u e la tie­
5 E sto s lu g ares e ra n e n to n c es m u y fr e - n e , y se ja .negáis, y a b aa d o n a is la ju s tic ia
qüéatíulos de las g en tes d e las diez trib u s .so b re la tie rr a .
p a r r a r o n de Los Ídolos q u e e n 'e llo s U n ía n 10 . F e r r a r , l o s bolv ie nies p o r ad e lf a
sus tem plos. Cap. ív. 4 . v n t. 14. j u i c i p . E sto es: f í m e a d al q u e cri6 la osa.
6 E n el H e b ré o hay a lu sió n e n tre el i i De am b as co n stelaciones babla J o b i i .
n o m b re d e la ciudad G il h á d y el v erb o H w .12 M uda la n o c h e en Luz. y claridad.
CAPÍTULO V. 79
tantem: qui vocal aquas maris a , noehe: el que llama las aguas de
el ejfundü tas super fáciem Itr - la mar Y y las derrama sóbrela
ree: Dominus notnen est ejus. haz do la tierra: el Señor es su
nombre.
9 Qui subridtt vastüatem su* 9 El que sonriéhiiose derriba
per robustum, eí dépopulalionnn al robusto, y entrega á saco al
super p o ien im afferL - poderoso’..
10 Odio hab'uerufít corrfpkn- 10 Aborreciéroir al que loa
íem in porta: et loquentem per- corregía en lá puerln', y abomi­
feete abominad sunt. naron al que hablaba lo justo V
11 Ideirco, pro ed guód di- 11 Por tanto; porque despor
ripiebalis pauperem, et prazdam jabais al pobre, y l e 1quitabais io :
électam tollebatis ab eob i domos mas escogido “i edificareis casas de
quadro lapide cí non ■ piedras quadradas, mas no mora­
habitabilis in cis: vincas plan- reis en ellás: plantareis viñas muy
tabitts amantissimas, et non bi- n petéc idas % mas no bebereis vino
belis vinum earum. de ellas.
í 2 Qúia cognovi m ulta' scer 12 Porquesupe vuestras m u­
lerá vestra, el fortia peccala ve- chas maldades, y vuestros gran das
■ílra: hostes ju síi accipimies m u- - pecados7: enemigos de lo justo*,
iims, eí pauperes deprimentes in qué recibís, y a premiáis dádiva at
porta: pobre en la p u e rta ’:
13 Ideó prudens in tempore 13 Por eso el prudente callar
illa lacebii, quia tempus malum- ró eo ¡ aquel tiem pol0, porque e» 1
est. ■ tiempo millo.
14 Qumrile bonum, 'eí non» 14 Buscad el bien, y no el
malum , ut vivalis: el eril Do­ mal, para que viváis: y será con
m inm Deusexercituumvobiscum% vosotros el S§ñor Dios de los exér-
sicut dixístis. citos, como habéis dicho” .
15 Odite c malum, et diligiíe; 15 Aborreced et mal, y amad
1 H aciendo q u e s u b a n 1vaporea , y qtits g a de t r i g o ; lo poco' 'q u e te n ia p a ra s u s - -
después se re su elv a n en llu v ia p a ra re g a r te n ta rs e .
la superficie de la lio rra . e D esead as ; p recio sas , e x c e le n te s.
2 1 Como por ju g u e te d a rrib a todo et 7 Q ue h an lleg ad o a l colm o , ó que han
p o d e r y orgullo de ios quo le re s iste n . E l ’ llen ad o su m e d id a . •
H c b río : E l g u e e s f a e r z a r o b a d o r sob re 8 Sois e n em ig o s de la ju s tic ia .
f u e r t e , da m a y o r'e s fu e río á u n o s , p ara q u e 9 E n el Ju zg ad o q u e estab a c e rc a de la :
d e rrib e n ú otros a u n q u e sean fu e rte s . p u e rta p rin c ip a l d é la s ciudades.-
3 E n los co n cu rso s públicos q u e so so­ 10 Los v erd a d ero s fieles, ios q u fllsi e o -
lía n te n e r ju n to i las p u e rta s de las c iu d a ­ nooiendo c la ra m e n te q u e padecen aqitellas
des. E s un H e b ra ísm o .1 calam idades p o r tos pecados p ú bticos, ad o ­
4 A los P r o p h e ta s , q u e en n o m b re de' ra rá n en silen cio y p aciencia la ju stic ia de
D ios los re p re h e n d ía n , y los e stre c h a b a n y Dios sin m u rm u ra c ió n n i esu án d aio , y sé
am enazaban . I s a ía s rx ix . rH b u m iü a rü n »n su p re s e n c ia .
5 Lo m ejo r que tc a ia . E i H e b ré o : C a r- i 1 Como Le U a m ais, 6 decís q u e es , t i -
■ I n f r a u . 6. b S opban . i. ( 3 , e P i z l m , x e v i. íO . fio « u tn . K d. 9 .
80 £A PROPDECÍA DE AMÓS»

bonum, et comtiluite m porta e l bien, y restableced la jaslíria


judicium\ si forte misereatur Do­ en la puerta; si acaso el Señor Dios
minus Deus exercituum reliquíis de los ejércitos tendrá misericor­
Joseph. dia de los residuos de .íoseph.
16 Propterea k m dicit Do­ 16 Por tanto esto dico el Se­
minus Deus exercituum domina- ñor Dios de tos exércUos, el dorbí-
tor: In ómnibus pialéis planclus: n.idor: En lorias las plazos habrá
éí in cundís, quoi foris sunt, di~ llanto1, y en todos los lugares de
cetur vce, vos: et vocabunt agri- fuera, ay, ay: y llamarán á este
colam ad luctum ,' ei- ad pian - duelo al labrador*, y á llanto á
ettim eos, qui scim t %t(w¡er<}. los que saben plañir *.
17 E l ín omnihiis vméis erit 17 Y en todas las viñas habrá
planctus: quia perlransibo tñ m e­ lam ento': porque posaré por me­
dio tuif dicit Dominus. dio de tí, dice el S t;üor\
18 V<e ® , desiderantibus diem 18 Ay de tos que desean el
D o m in i: ad quid eam vobis? dies dia del Señor6: ¿para qué lo de­
Domini isla, tenebrce, et non lu x. seáis7? Este dia del Señor os.se­
rá tinieblas, y no luz.
19 Qaomodo $i fufjiat vir d 19 Como si un hombre huyen ­
facie konis, eí-seca rral ei ur~ do de la vista de un león, diere
su y. el inyredmiiíY- do mam, ti in- cafy-iin oso5, y entrando etuttoss,
nitalur mantí \sua 'sujier p arte- y ¿layándose con su ¡^airáÉSKjja
tem, et mordcat m m coluber. parecióle-mordiese uiw ctvlijpra.’
20 Numquid non tenebrw diss 2 0 ¿Pues no es tiniéfelSs \c!
Domini, el non lu x: et caiigo, día del Señorp, y no luz: y obscu­
et non splm dor in ea? ridad e*n él, y no resplandor? ,jj
■" 21 O di >> ,el projcci fesiivila- 21 lie aborrecido y desechaijo^P
í u ves iras: el non capiam •Mo­ muestras fiestas: y no me será gfá~ '
rera m íu u m vestrorilm. ■*
tp el olor de vuestras juiitas1®. ■
■ :* t
B&ajcáíiinos de s e r su p u e b ló ; y com o d e - le s a n u n c ia n los P ro p lie la s , re sp o n d en : V en­
*ea¡* quo lo s e a p a ra v o s o tro s , a u n q u e va­ g a , ven g a e se dia del Señor cton quo con­
nam ente!, p o rq u e n o q u e ie is d csav la w a la tin u a m e n te n o i estáis a ro e im a n d o . V éasa
vida.- lSA I. V. 1(1. jERIiM. XVII, 15.
4 P o rq u e desecha!? todas mis e x h o rta - 7 Ul q u id ea m .V Q his desi deraii s?
e io n e s y avisos. 8 E sto s ju icio s de Dios serán , in e v ita -
3 Como á u n píiblice y g e n eral la m e n to . b l e s : el q u e esc a p ará de u n mal d a rá en
3 VéaSe J ureulas [x . -17. otrjo m as te rrib le . J ob xx . 14. I sa i .
4 E n lu g a r do las aleg res « a n d o n es que 1 8 . JliUliMUS XLVill. 4 4 .
j e a c o s tu m b ra n c a n ta r en el tiem p o do la 9 T odo será h o rro r en e ste dia, lodo ti­
v e n d im ia , no se o lriti sin o ¡a ra e alo s y ala-: n ie b la s: no h a b rá lu x .n i consuelo en £1.
rid o s , viendo d e stru id a s las viñ as. 40 No m e s e rá n ag ra d ab les los sac riíir
5 Como p a ra liacer u n a g e n e ra l e i c c n - cios , q u e en ellos m e o fre c e rá s,. L e v it.
«ioo d e ju s tic ia . E x o d , n . 4 . s u . 1 2 . XX.V1. 3 1 .
fi D e a q u e llo s q u e b u rlá n d o se de lo q u e
a ' J e r t m . x s x , 7 . JoVl. 1 1 . H . Soph on. i. i ? .
)» /» { /■ . H . Jerem. t i . 3 0 . M a l a s b . i. 4 0 .
catÍtüío v. 81
122 Quod si óbíuleritis m ik i 22 Y sim ctífrecicreis vues-
■húlocautcmaia, ei muñera ve éIr al tros holocaustos y vuestras dones,
non suscipiam: ei vola pingumtri no ios recibiré: ni m iraré á loa
isís/rortwí ííow vespicww. votos de vuestras grosura?.
23 Aufer á me tumuíium ear- 23 Aparta léjos de mí el ru í-
Hiinum tuorim : et caníiea hjrce do'de tús-cantús-’: y los cantares
tuee «on awdf'am. de tu ivr;)* «o los oiré»
24 E l revelahilitr quasi nqna, 21 Y será descubierto él jrn - ‘
judiciitm, #l jm lilia quasi (orrens c ío a así como ftgsia, y ia justicia
fortts. ' corno tórrenle impetuoso.
2o N vm quida hostias et sa- 25 ¿Por ventura me ofrecís-
crificivm obtulisíis mihi in' deser-* 'teis hostias11 y sacrificios en el,,d<j-
to quadraginta annis, domus I s - aierto en quarenta años, «asa ds
raiiP. israél?
26 E l porla$tis ia lm ia cu lu m 26 Y llevasteis la tieíida pa-
Hotoch vesiro, et imaginem ido- ra :Vuestro Molónh, y la imagen
Ivrum vestrorum, sidus Dsi ve- dé vuestros’ ídolos, ia estrella de
striy qu& fécistis votes, ‘ Vütesfcró Dios, cosas que os hicia-
. •= te is 0.
27 E t migrare vos fáciam 27 Pues os haré transportar
<tran$ Damascum, dicit Dominus, mas allá de Damasco6, dice el Se-
D m s emercüuumt nomen ejus, cor, el Dios de-los exércitos su
íiombre.
I Las c an cio n es sag rad as o ran u*t«i p¡<r- los o frecíais „ sino ra ra -voe , no p o r eso m e
te del c u lto , q u e s e dalia ai S e ñ o r; y e ste q u e ja b a ; p a rq u e lo q u e yo p rin cip alm en te
la s desecha como co n tp m in ad as , y llen as d e q u ie ro y pido e s , el sacrificio in te rio r del
im piedad y de h ip o c re s ía . eorazotr , la p u re z a y ju stic ia : de! h o m b re.
. 2 F ü e h a r . F p s a l m e a m e n l o de í-iw P u ed e ta m b ié n dársele « tro s e n tid o , q u e
$ 4iy ía s . u n e m e jo r con to q u e se dice en el Tersicul®
í Y h a r é , q u e mi j u s t i c i a d e sc a rg u e s ig u ie n te : j E n q u a re n ta a ñ o s , que e s tu -
*obre Li, to m o raía inundación de agua , ó v isteis .p ereg rin an d o p a r el ú e a ie rto , m e
4.m a n e ra de un¡i im p etu o sa avenidn. E l H e - o frec iste is sacrificio s ■> no por c ie r to ; ántog
bre o : Í23U ÍD O 'Q D IX'”^ y.démete c a e r , d b ie n llev ab ais la tien d a dü M olácíi y de otros
re v u é lv a s e , como a g u a s el ju ic io * . falsos diosos i q u ien es adoraba!#.
4 S o ten ien d o asiento e s ta b le , y e s tá n - 5 I d o lo s , q ue v o sotros os fo rjasteis,
do en c o ntin u as m a r c h a s , 'n o leniísn c o m o - Y dase el £ e« » i. *7111. 2-1. et 1 . Pai'.aiyp.
didad p ara po d erlo ti*cer eon re g u la rid a d ; y xx. í . A d o r . v n . '13.
asi ios dice D io s: lío o b stan te., p e n o - a a 6 A Ia .A ssy m .,.iV - Reg. xsrit. 6 . 3 3 .
a A c t o r . v ii. 4 2 . ■

C A P ÍT U L O V i. '
A yes tristes y terribles sobre los soberbios, sobre ios que w iu e n e » d elicias, <¡j
sobre todo et pueblo de Isra él lleno de arrogancia.

i Y « a. optílenti estis i i\.y ds vosotros los que yí-


a /.i i í í f v i. 2 4 . \ . .. ,
TOMO XI, 11
82i LA PUOPHECÍA DE AMÓS.,

íii Sion, et confiditis in monte vis en la-opulencia; en medio de


Samaría: optimates capita po~ Sión-Vy. confiáis en- el m onte d&
pulorum , ingredientes . pompaticé ' Sam aría:: loa M agnates?, cabezas
damum Israel.. de los; pueblos, que entráis c o q ;
pompa en lá c a s a b e Isra é l1.
2 \ Transite m Chalane; et 2 Pasad á Chal&ne^ y m irad,
dete , et He inde in Emath ma- y desde allí: id á Em áttí la gran-,
gnam: el desccndite in Getk Pa- de*, y descended á G eth de los
tíB sth in o ru m e t ad óptima quee- PateaUüQoSj.y á -los mejores rey -
qtye regna horum: si tatior ter­ nos de estos-1: si es mas ancho el
minas eorum termino, vestra.est.. térm ino de ellos, que vuestro té r­
mino; ■
3 Q ui separati estis in diem 3- Los que estáis reservado»
m a lu m : el appropinquatis solio para el dia malo*: y os accrcais
iniquitatis,: al solio de In iniquidad.,
4 ; Qui dorm itis in lccii&<ebur- 4; Los que dormís sobre le~
.neis, et lascivitis in stratis ve- clios de m arfil,, y. os divertía en
stris: qui Comediíis. agnum do vuestros lechos: los que coméis el
grege,. et vittd o s.d e m edio. a r -
cordero.de la grey®, y los becer­
menti. ros de en m edio de la vacada.
5 Qui c a n te , ad ■vooem psal- 5 Los que cantais á la voz d d ;
terü:: sicut David putaverunt se psalterió*: creyéron te n e r in stru -
1 : E sto s triste s a n u n cio s van e n d erez a ­ le n la s , q u e las v u e stra s , ni sus té rm in o s m a -
d os, no m énos & los Ju d ío s, q u e á los I s r a e ­ y o n ‘5, [i*e el q u e yo p o r mi bondad os bo
lita s; pues los p rim ero s se r e p r e s e n ta n - e n c o n ced id o .'
« lu ía n te de Si6n , .y las seg u n d o s .en el de S C apital de la S y rla, quo u a o s q u i e r e n , .
Sam aris,. Sa a d m ira en e ste C apitulo u n a c !a - q u e sea ,1a. ciudad de A le p o , llam ada en o tro
{jiiencía m uy «Mida en b o c a d e - u n - f a s t n r , tiem p o A áü o o tiía •, de AntLuchA, que la re ­
p e ro d iv in a m e n tc -ln sp ira ilo . S. A tlG üst. Lib. n ovó. H a b ia o tra ■E iñ á tk n u 'u o r , quo d e a-
i t i d e . D o a t r . € h r i s t . - Cap. v il. El. íle b ré o : p u e s se llam ó ta m b ié n E piphnnia.- S t e p ü a -
A y de Jo* r epos a dos en ¡ S ita ; d é lo s q u e : » o L ib . ii. de Urtíituit, y otros G eó^ rapbos ■
viven en S ión sin- el m e n o r rezelo ,. e n tre g a ­ h a ce n m en ció n de q iia tro E p ip h an ía s, y de
dos ti las delicias d iez.A n tio o M as-eft'd iv ersas p r o tin c ijs ,
S E l H e b ré o : JVo»í5r«iíos c a l e s a d s e s - fi . EL lex to H ebróo:. ¿Si m e jo r e s man q a s
i a t d o t ge nles : vosotros , poderosos, y g r a n ­ los r e y n o s esto»! ■
des , que ocupáis el ■p rim e r lu g a r en estos 7 D estinados p a ra el dia de c alam id a d
dos pueblos de Ju d á y de Is ra é l. y de cautivisrio , y q u e os vais « cercando í
%- Q ue os p re sen tá is en las ju n ta s >ó . estar, s u je to s á u n im p e rio in ju sto y ty ra n o ,
a y u n ta m ien to s d e sp u e b lo , llen o s de fau sto y com o es ol de-los A ísy rio s. E l. H eb réo : Los
de soberbia.. A si.ta m b ie n lo s lx x ..E 1 O e B ré o ; quo a l e j a ú el d i a malo: -los q u e .e c h á is .y
Y v í n i é r o n é ellos, la c a f a de I t r a é l , com o alejais d e v o so tro s todo pensam iento y te m o r
su ele a lo*, desvalidos y . m en estero so s f r e - • de lo s ju ic io s de D ios:-j/ a ile ja s ÍL íti «is ie n to
q tia n ta r las casas, de los poderosos, p a ra jrn-: d é i n i q u id a d ; y cad a dia vivis m as d a a sie n ­
p lo ra r su p ro lc c c ío a y so c o rro . t a en U r a p i ñ i / in ju stic ia y violencia..
i Ciudad m u y ta n tig u a de la C h á ld é a ,. 8, E l cer d fír o M S }o r y m as g ru e so ; y lo
(íflnüs. x . 1 0 . ocupada^ y tal vez asolada j m ism a, so ■ka de' e n te n d e r e n e l segundo
p p r los A ssyrios, 1sa.í, t . 9 . s líiii. i 3. P a­ m iem b ro .-
sad , le9 d ic e ,á re c o n o ce r y co n tem p lar, esas 9 E l H eb réo ; L o s que g q n g e a is acom­
j o t r a s , ciudades la s -m e jo re s d e todos esos, p a ñ a n d o a l n e b e h g é n ero de iü s lra m e n w
id ju o s , y Yetf si sou atas h erm o sas y o p u - m ú sic o .
CAPÍTULO VI. 83
hahftrc vasa c a n tk l méritos de música1 como D;ivií!.
6 Bibenles vinum in ,phta~ 6 Los que bebían vino en co­
lis, et optimo ungúento -detitrnti: pas**, y Se ungian con el mejor
etn ik il patiebantur super contri- ungüt“nlo: y nada se dolían por el
tione Joseph. ¿«quebranto de Joseph
7 Quapropter nunc migra- 7 Por lo qual saldrán ahora á
bunt in cap!te irammigrantiumi ía fren te de los queürán cautivos*:
et auferetur faciio la&cmenlittm. y se destruirá la gamito- de los la s­
civo*.
8 Juravü a Dominus Deus 8 Juró el Señor Dio3 por stt
in anima su a , dicit Dominus vida, dice el Señor Dios de los
Deas exerctíuuin i Detestor ego exéreitos: Yo detesto la soberbia
superbiam Jacob, et domos ejus de Jacob, y aborrezco sus casas, y
odi, et tradam emíaiem cum ha- estregaré la ciudad con-sus m sra-
bitatoribus suis. ■dores.
9 Qudd sireliqui fuerint de­ 9 Y si quedaren diez hom ­
cena viri in domo u n a , et ipst ares en una casa *, ellos también
morieniur. morirán*.
10 Et'tóllei, m m propinquus 10 Y le tomará su pariente,
suus, el comburet eum, ut efferat y le quemará ^ara sacar fuera de
ossa de domo:et dicet ei, qui in casa los huesos7: y dirá a! que es­
penetralibus dom úsesl-. Numquid tá en lo mas interior de la casa:
adhuc est penes te? .¿Hay aun alguno contigo?
11 E t respondebii: Finís esi. 11. Y responderá: No Tiay. Y
I Y sí se les hae« c arg o de-esto a b u so , los fu e ra d í poblado en t i s e p u lc h ro de su s
c re en que satisfacen , dioionilo, q u e David •padres. Los íla b ré o * no q u e m a b jn lo s 'c a iií-
ro a n e ji tam b ién in stru m e n to s m úsicos; . v e re s sino en u n a ex tre m a necesidad , com o
tien d o a s í.tju e D avid los e m p leab a c a ala­ l a q u e a q u í se*«descrilw . Y asi lo h a rá c o a
b a r á Dios, y ellos piov e l c o n tra rio los ap li­ to d o s , :b a sta quo ^n ed e , solam ente uno , á
c an p ara que sirv an de in cen tiv o á sus pa­ q u ie n p re g u n ta rá , si a u n h a y a lg a n o tro
ilo n e s y deley tes. im u trlo q u e q u e m a r ; y quando o y g a , quo
3 MS. 3. Con d e r r a m a d e r a s . No con y a no h a y , le d ir á : P u e s c a l l a , y no, to m es
m oderación , sino con e l m a y o r e ic c s o . ■ei n o m b re del SerLor e a t u boca p a ra la ­
% P o r la ex trem ad a aflicción en q ue m e n ta r tu s m iserias. Como si dix$ra : No
veían 4 sus h erm an o s todos ki» de las diez c r e a s , -que a h o ra e s el tiem p o de a c o r d a r­
trib u s . Se hace aq n l alusión á la d u reza con n o s. q u e som os el pueblo de Dios, y de r e ­
que ira tá ro n á Joscpb su s h e rm a n e s, q u a n ­ c u rrir ¿ é l , pues p a re ce , q a s e n te ra m e n te
do te vendieron á los E ^ y p cio s. nos ha-olvidado , y q u o no n o s m ira sino con
h Serán los p rim ero s y m as señ alad o s ' ojos do c ó lera y de ju s tic ia , Q uando después
e n el c astig o , así com o l o 'h a n sido en las de h a b erlo perdido to d o , se p ierd e ta m b ié n la
honras y en los pecados, e s p e ra n ia y el re s p e to , que se d e b e I D ios,
5 E scapando do la espada del en em ig o . es lle g a r al colm o de la s desgracias d e esta
6 M o r i r á n de p e ste ó de h a m b re . vida , y un p rincipio de la s calam idades da
7 Y el p arien te m as c erca n o irá lo m a n ­ la o tra . Se dafi v ario s sen tid o s á e stas p a la ­
do á eada uno d e esto s qu o m u rie re n , y lo b ra s ; p ero n o so tro s h e m o s seguido la ex­
( p e in a rá , .paca que no inficione el a y ra , y posición , q u s le s do S. Q b b ó k tm o .
■ toará los huesos de ]a casa p a ra c a t e r r a r -
a /« t-itn . u . U ,
**
84 LA PROPÜECÍA. DK AMÓS»,
E l dicit eh Tace¡ et non recor­ le dirá: C illa, y. m HagaViueocioir
r e r á nominis Domini. deí, nombre del, Señor.
12 Quiaecce Dominus m an- 12 Porque ha aquí el Señor
dabi¿t et perciiliet domum ma- dará sus órdenesl, y herirá la ca­
jorem ruinis, $ domum mino- sa mayor con ruinas, y la casa
r¿m, scissionibusi meuor con aberturas.
13 Numquid> currere queu.nl 13 ¿Acaso pueden correr los
in petrís cqui, aut arari potest caballos entre 1"& piedras, ó pued¡e
in buba lis, quoniam eomierlislis ararse con búfalos1, por quanto
inamaritudinem judiciwn, et fru - Cromasteis-en amargura el juicio®,,
cium jm titm inabsinihium? y el fruta de justicia- en.axenjo?
14 Qui l&lamini in nihiio: qui.. 14 Los que os-alegra is sobpe
dicitis: Numquid non in fortiiu- la nada ios que clecis: ¿Pues na
dine nostra assumpsitnus nobts tíos hemos panado el poder por
cortina? nuestra fuerza?
1.5 Ecce enim suscilaho su­ Jo Mas he aqui levantaré una
per vos domus Israel, dicii Do­ gente “sobre vosotros casa de Is*
minus Deus exercituum, gen lem : el raél, dice el Señor Dios de los exór^
canlerct dos ab introilu íiniallí, citos: y os acabará desde k entrada-
usqm a i terrentein deserli. de Em áth, hasta el arroyo del de­
sierto...
\ Todos e sto s m a te s v en d rán |for dispo­ que h ab éis o p rim i'jo y a g ra v ia d o .
sición del S e ñ o r, q u e los en v ia rá ¡gu arn ien ­ i So b re los íd o lo s, ijue solutrisnlo so n -
te so b re gran d es y p eq u eñ o s. p u ra vanidad y nn d a, i. Co ri n ih , > n ¡. s o ­
2 E l H eb réo : Con bueyes; y s e e n tie n d e b re v u e stro p o d er y riq u e z a s, que líenos de
det m iem bro p re c e d e n te , en l u g a r e s )>-drc- o rg u llo -c rié is d e b e r é . v u e s tra in d u stria , y
goao$, E \ ■búfalo es n aiuralm E tite a m m i l ' d:!a E a e m de v u e stro s b ra z o s.
fiero, silv e stre , in d ó m ito , en esp ecial los 8 A los A ssy rio s, ijiie d e stru irá n todas
.que se crian en et A frica. V osotros siguiendo la s ciu d ad es de h s <lí«a trib u s: y á los
eso cam ino..esealiro ío ,..y m atiletiióiuiM ; e n CiiAtdéos, q u e aso larán ta Jnd-éa- desde c!
esa g e n e ra l corm pCion de v u estras coslurti — u n té rm in o h a sta el o tro , de todo lo q u e
b r e s , d o os acoii)odnreis á llev ar el yugo do poseeis desde E m á th , q u c - e s ií 'e n v u e stro s
m is divinos M andam ientos. confines á la p a rto SetsLen'.rioiiaí, h a sta el-
S H abéis p ervertido y l r n t o r n a d o to;las-arro y o del d e sie rto 6 de líg y |:to , íY íiíh íí *.
las leyes de -la ju sticia , convirtiejido sus xxxiv, 5. J o s c e s t ; 4.. (jue está en los de 1¿-
b uenos efectos e n a m a rg u ra .; y d o lo r. da ios m crid io n ü l.

C A P IT U L O V IJ.
Afnós refere, tres visiones que t u v o en las dos prim eras le m uestra Dios dós
diversos azotes con que quería castigar á su p u e b lo p e r o á ruegos del Pro*
ph eta suspende dar la sentencia fin a l , que le retid a en la tercera v isio n ¡'
A m asias acusa ante ei Rey á A m ós, á guien procura p ersu a dir, que salqu-
de los términos dé israél"; pero A m ís le aedarü'M . misión, que tenia del S e-
ñpr , anunciándole sus ju ic io s ,, tanto g c n e ra íé t■■corno:. p a r tic tü a m contra,-
el inismo A m m ía s, . ■

Use ostendil.mihi Domi- (3to me mostró ■el Señor


CAPÍTULO TU i 8.5
ñus D eus: eftce fíclor lovuslce Dios: y he aquí el hacedor1 de la
m principio^ germinan tium seroti- langosta al prin&iptQ, quando la
m' im bris, et ecos serótinas post lluvia tardía hace brotar los pim-
íonsionem Regís.- pollos; y-he aquí, la üuvia tardía
despues* (Je la si«ga„del ®ey.4.;
. 2 ' E t fucímn est1. cñm con- r % Y acaeció quando acabó de
mmmasset comedera karbani lerr.v, comer la yerba de la tierra V (U^*
dtxix Domine . Deus-, propítius xe:S eñor Dios; ruégofce que te n ­
eslo, obsecro; qitis suscitaba Ja - gas demencia:-¿quién levantará a ’
cok, quia parvutus est? Jacsb*, parque eítíiextenuado?
3 Misertus esl Dominus su- 3- Tuvo el Señor mteericonfíá
per hoc: Non erit, d ixit Da- sobre esto-; No seré0, di-xo el Se~
mímss. ñor. .
4' Hese ost-'mdii mik'i Dominus 4 listó- rae raostrd el Señer
Dcusx et ecce vocabat ju d k m m Dios7: y lie aquí e l'S e ñ o r.. Dios
ad igntm Dominus Deus: ct de- llamaba él juicio paca friego*, y
voravU abysw tñ1multam , e t co- devoró uti grande abysnio", y
1 V |, -dico AímVs, al S e ñ o r Loiraar u n(lió á P b a l ioil U le n io s ; y s e re tir ó i su
gran J e e jé rc ito de la n g o sta s :, y oRvIart'e reynov w . U s g , x v , ü á la e s-la c ip o s tetó»*
so b re ia lloara; d<5 Israftl a-l principio-"de la q -u e s a d a c e m iin m e tu e í ts ta . p rim e ra vi­
p rim a v e ra , quando desp u és de h a b e rse s e ­ sió n , q u e t.uvo A tnás. .
gado la p rim era yerb a p a ra servicio de! R e y ; 2 Y vino la lluvia lardií! desjines (te lia~
viene l¡i lluvia lar-din, y Lacc b r o t a r , y q ue bersf; se güilo la -p rim era y e rb a p a ra «so del
ss cria lá nueva p ar» uso fiel resto dc-L p u e ­ U ey , .ybroi-ó o lra nueva-. • ,
blo . A si-se solía p ra c tic a r, de m an era q u e la 3 Gwaiwio acabó la. laogostá^ de.,'com pr
p rim era yerb a , q u e so seg a b a al p rin cip io e sta sepünila y e rb a , qtie lia b ia nucido.-
,<]« I;¡- p rim a v e ra , era pa-ra Vis c ab a lle rira e ;.Cóiíio podrá volver I s r a é l , so b fe si
del lie y.-; y lii.q u q .u w is - y se c ria b a ., d e s - d e sp u é s de bu tan. tu rrib le azoto- con que
piies de s e g a d i a q u íila , doirla-* lluvias q u e le has a b a tid o y h um illado? F e iiíu h : P ó r ~
sobrevenían , e ra p ara alim en to del ganado q u e p e q u e ñ o d i. • ■
úol resto del pueblo. Yiti p rim e ra m e n te s E l H e b re o : S í a r r e p i n l í ó . -Véase el
A m ós la y e rb a m uy lo z a n a , y e n m n e b i C renes, v i. 6 . - .
abundancia": en la quo se significa el estado 6 No p e re c e rá p o r esta ve*.
flarerieiU G 'diíl r c jn o d e 'I s r a tl. -Vió q u e esla - 7- E s ta e s; L a-segunda visión , -que dé
filé segada p o r el Itc y : en lo (¡u« se r e p re ­ p a rte del Scfior luvo A tü^s. . ;
sen ta á B eoadád R ey de S y r i a q u e hizo no 8 Los c ie e u to r e s de s u :ju s tic ia , p a ta
peque ños malea y daíins i ios Isra e lita s, iv.. veagar- sus a g ra v io s; e s p a rc í ühJ o , el. ince-íi.-
Jíe<7 . vi. vit. Vió-como d esp u es de « sl-o -re- dio de la g u e rra -p o r - lodo Isra é l. K ilo S"a
toíió la y erb a oon nueva ptijauía-; esto e s, in fiero á T e iíla ih p liala sár R ey do- los . t í s y -
q n o el reyno de Isra é l volvió s o b re sí on el- r io s , q u e lle n o de fu ro r s e .e e h ó so b re el
l'e j nailo de íe ro b o a m M, V úaso.el w , de ios re y n o d e las- diez trib u s.- y se-lievó c au tiv a
R e y e s xiv, fiilvV ió com o a s u m ió ya la -y e r­ u n a g ran d e pai'.te.de e ltü s : tv.. Ueij-, x v . ' 2ÍL
b a crecida y ló ia tirr, sb eeh&ron sobre- clla> y la m ism a s u e r te h u b ie ra 'cabido :á los de­
p a ra p acerla y c o rla rla inm ensos- e x im io s m as m-Díos-bo -se 'h u b ie ra .in o lin a d o S misc-r
de lanR ostas, en las que- se fig u ra» las U ues-- rioo'vdia p o r la s m statieias y t!iégo*;del P r o -
te s1de-Pliul Ttey de los A ss y n o i . q u e in v a - plicta.- ...
fliéron e lT ey n o tlc Israél en tiem p o de M a-. = 3 O lago J é agitas,.^P asó á o u iliillo u n "’
n sh é m ; ijhló n ees e l P r o p l t e l a im p lo ró -la - n ü m e ro crecido' (te is ra e lita s ', y se lk>vt> ■
m isericordia del Saúor-eti- fiivor sii-yo ; y cl- cau tiv a o tra g ra n d e .p a rte de ellos. Las agwas
SoiSor-le- prom etió . q u e por a q u ella vez u o e» la E scrilura> son fre q iie n te m e n le Sfm bolo.
lo d e stru iría . Y a s L f u é ; po-rque ÍIunabÉ ra de la m u ltitu d d d p u e b lo t'■
'85 LA PROPHECÍa »e a*i<>8.
}m áií -sm ul partem. consumió Asimismo una parte.
o E t dixú Domine 'Deus 5 Y dixe: Señor Dios, ruégo-
■guiesct, obsucro: qws suscitabit ¡te, que ceses .ya: ¿quién levantará
jfacob7 quia parmihtg est? á 3<¡cob, porque está extenuado?
6 fflisertiis cst Dominus su- 6 ‘Tuvo el Señor misericordia
per ftoc: 5stí et isíud .non ¡erit, sobüc esto: Tampoco ;esto será1,
,dixit ‘Daminus Deus. d ix o d Sefu-r .Dios.
. ”7 Hmc ostendü mihi Do■* 7 E*to me mostró * el Señor:
¿ttímis: et ecce Dominus stans -y vi, que el Señor estaba sobre
•super tíiuním Utum, et in ma- un muro embarrado, y en su m a­
ní/ 'ejus trulla ccemenlarii. no una llana de albañil,.
8 ¡El dixit Dominus ad me: 8 Y me dixo el Señor: ¿Qué
¡Quid -tu vides Amo*? Et disci: vés 16,» Amós? y dixe: Una llana de
TruUam ccementarü. E í dixit Do- albañil. Y dixo el Señor: He aquí
.mirms: ;Ecce ,ego ponam irultám yo dexaré^-la-llnna de albañil.en
jn medio poputi mo,í Israel' non medio de ;mi pueblo de Israél: no
Aibjiciam ultra superinducerc eum. ;le em barraré ya mas.
9 Et demolientur excelsa idoli, 9 Y -serán demolidas las altu-
et sanciiftcalionfis h ra e l desola- ras del ldolo\ y destruidos los
¡burilun r,l ¿onsurgam super do~ santuarios de Israél: y marcharé
w'um Mwboam in gladio. sobre ;la casa de Jeroboam® con es­
pada.
1.0 Et misil Amasias 'sacer- ’ 10 Y Amnsías Sacerdote de
.dos Belhel ad Jeroboam regem Is- líethél * envió á Jcroboam Rey de
raél, dibens: ftebeltavit contra te Israél, diciendo: AmtSs se ha con-
Amos itb medio domus lsraíH: nón jurado contra t í 7 en medio de la
poterit térra susiinere d iv e rs o s .casa de Israél: no podrá la tierra

^ Mi Utfnpoco d e e sta Te* p e re c e rá Is ­ p r e ta « o m u tim c n to d e esto .otro tuodo: l e s


r a e l. a lta re s d e los ¡dolos, q ue los descendiente*
2 -T ercera prisión .de Amós , en quo el de Isa ac llam an ra n a m e n to sus san tu a rio s.
S eñor se le m o stró en figura (le u n a lb a S ii, . 0 ta m b ié n : Sus rid ícu lo s s a n tu a rio s, to ­
q u e teniendo en su m ano nn » lla n a , d aba de m á n d o le I sa a c com o o pclativo.
cal í una pared p ara fp rliflcaria , y re p a ra r B Esta íiiú J e io h o a m II . hijo de J a á ),
stis q u ie b ra s. P e ro ni m ism o tiem po vió, y n ieto de lo h ú .
q u e !>¡í.s desatado >u o b ra , esto e s, privando S l)c los ídótos ó b e c e rro s q u e se ado­
tí ü:,i de su p ro tecció n y asiatcncin, ra b a n en C ctíiíl.
lo aban d o n ó al fu ro r de sus en em ig o s. 7 Atiiós kb ha co n ju rad o c o n tra ti, y con
,3 Q u e d a rá esta p a re d d e sc u b ie rta , -y ex- ■sus.discursos sediciosos co n m u ev e al p u e ­
pu esta ó todas las inclem encias fie l o s t i e j n - b lo , turTjündo la p u í p ú blica. No hay q u ie n
pos, y fin alm en te c a e rá . .Lo q u e in d ic a , quo p u e d a s u frir lo ijue vom ita de su b o c a, jm 'l
raí p u e b lo p riv ad o de rai g ra c ia y d efen sa tú c o a tiem p o n o a cu d e s i a ta ja r el m a l,
s e r - p resa de los A ssyrjos. b a y -q n e te a ie r q u e es lo Bt: a lb o ro te , y p a re
4 Tóelos los lu g a re s quo h an d e stin ad o ,en u n a re b e lió n de el# ra d a . Ei p rim e ro quo
i sus id o la tría s, a q u e llo s m ism os en q u e J a ­ .dice q ue .lia de m o rir A espada es J e ro b o ain ,
cob a u li^ u a u ien le a d o ró y sirv ió i su D ios. y q u e tra s d e esto s e rá Ite ra d o Is ra é l cau­
E n eV H ebréo se Ifte: Y to> a l t a r t s de I s a i c tiv o , y tra n s p o rta d o á o tra s reg io n es e i -
se-rdndesiruiAós-, to q u e ta m b ié n s e in te r ­ U itliM ,
CAP1TÜI.0 v il*. 8T
sermones ejus. soportar todas1sus palabras.
, 1 1 H ac enim dicit Amos: In ' 1 1 Porque esto- dice Amós: .
gladio moríetur Jeroboam; et Is­ A espada morirá Jeroboam*, y
raél capíivüs- mígrabit: de ierra- cautivo1 será transportado - Israél:
sua:: dé 8u tie rra :
12' E i d ix ü Amasias ad 'Amos: 12 Y díxo Amasias á Arnés:;
Qui vides, gradere, fáge in ter- Tü’:que tienes visiones Vvete, hu­
ram Ju d a : et -comedé ibi panem, ye para lá liérra de Judá: y come
et prophetabis ibi. allí1tu pan, y allí prophetizáras;
13 Ei in Bethel non adjicies 13 Y en Iktliél no tbro’es mas*
ultra u t ‘ propheles: quia sancíifi- á : prophetizar: porque sanluario'
catio regis est,- et dómus regni es(.■ es del Ri’y, y cusa es dél reyno,
14 Respondiíque jIíhos; et di- 14 Y respondió Anaósyy díxo1
x ti ad AmasiamvIVon m m P r o - á Amasias: No soy- JProplietü ;nrv
phetai et non suni’filias Propíle­ soy hijo de Propheta; sino qúe yo-
la: sed armentariús- ego sum vel^ guardo unas vacas, y voy repelan­
licans syr.omoros. do ca&ra higos V
15 El talit me Dominus cum 15 Y mé tómtí el S<?nor cjüüii-
sequerer grégem: el d ix it Dominus doiba tras el ganado, y trie díxo et.5
ad me:. Vade propheta a d ' popu- Señor: Yé á proplielizar 6 raí pue­
tum meum IsraéU blo de Israél.-
tG Et nunc audi verbum Do­ 16 Y ahora5escucha la pn!.a--
mini: T u dicisx - Non prophetabis lira del Süñor: Tú. diees: Píqv'pro-
super Isra éi, et' non stiltabis íu - phetices sobre Isra é l, ni deslites *"
per donmm idoli. BObre la casa dél ídolo.
17 Propter Itoc h m dicil 17 P or tanto e&to dice el Se­
Dominus: tfxo r■ tua in civitale ñor: Tu muger fornicará4 en la
1 ' A m asias h a b la m e n tira en esto q u o ' mo c s'd é c e a tfc ni seg u ro p a ra tí quo p r o -
alega co n tra Amós p a ra in c ita r al lts y con­ p he tic e s c o n tra é l.
tr a é l. .Amós s o la m e n te h a b ía habí,ido d e la 3 ' Como si d íx era: 'M í prim era- profesión '
fam ilia, esto es, del h ijó d e Jp ro b o a m , y n a no fué de P ro p fié ta ,' ni m is p a d re s' toe c riS -
de él m ism o, v. 9 . V éase el L tú . tv , cíe los ■ r o a 'p a r a tsLo: Mi crapleo ha sido siem pre y
líi tj es x . 90, xv. S. 9. 1 0 / es al p re s e n té de- g u a rd a r v acas,' y'anda r r e ­
2 E sto p a r le s quo s e d e b e e n te n d e r e n p-elan d o y pieaB Íd los c ah rab ig o s p ara a li­
«entido irón ico . T ú q u e nos ■v ie n c a aq u i á m e n ta rm e yo con su fru to . P e ro el S eñor '
am e d re n ta r con tu s v isiones y am enazas: lú - m e tom ó d é e n tr e 1 el gtm ádo, y m e euvió á
que te nos''vendes cóiuo u n P r o p iie u e n v ia ­ p ro p h e tiz a r so b re Is ra é l. E l c a brah ig o e r a ’
do ó inspirado de D ios; si tie n e s ‘c o rd u ra ; y á rb o l coniuii-en." la P a le stin a su tra to es
qm ores se g u ir mi consejo-, to r¡us tien es q u e 1 g ro sero ,- y n o 1m ad u ra» sino s e pitra c o a i-i c i­
h a c e r e s, c a rg a r con to .b a ta , y esc a p arlo ta s uñas-de h ie rro .
de aq u í para la UcYra de Jdiiá. AHÍ, q u e e s - 4 FEjin.'' G egieii’- higo* <osost y esto vie­
Mi donde- * son ■estim ados:'' los verd ad ero s.1- n e á sig n ific a r la p a la b ra ¡Sycomoro, q u e es ■
l’ro p h e ta s, podrás co m e r tu- pan c o n : to d a g rie g a , y q u ie re decir M g tt' fá tw o , y es se-.-
s o s ie g o ; y ' p ro p b e iiia r- q u a n to q u isie re s.' ra e ja n te , ó ta m ism a qvto el c a b ra h ig o .
P o rq u e aquí én ' Bétb&l»’. qtie ísá im p in g a r 5 No d estiles o ráculos,' á la teuneva qué'
destinado p o r ol Ite y a l cu lto de los b e c e r­ so d fs iila e l-a g ü a dé iaa n u b e s; iiO v aticines
ro s , y al .q u e profesa esp ecial d ev o eío n , y ealániulitiiés'.“Véase' E z e c e k t s i , 2 .
en donde p o r t o c o m an tien e su re sid e n c ie , ■ 6 Serát ab an d o n a d a por1ta i, y; se «ntrfr^ •
LA rRGPHECÍá. DE AMOS.

fornicabUnr: et fiiit tuí, et film ciudad: v tus hijos y =tuíi tííja« á


titas i>i gtadio cadente eí humus Giuihillo caerán, y tu tierra con
día funículo m rtühir. et Ju in cuerda pera medida': y tú m ori­
térra ■poUúta m o rim s, el h r a é í rás, en tierra manchada \ é Israél
captivas migrabü de Ierra sua. saldrá cautivo de su tierra.
g a r i .tt los A ssyrios, p a r a s a lv a r por e ste m e ­ 1 P a r a re p a rtírse la los v en ced o res.
d i a l a vida-, 0 m a s b i e n : S erá d e s h o n r a d a ;y S :K n pats de id ó la tra s ¿ G e n tile s .
v io le n U Ja p o r e s i. D 5 4 y r a Q ( is .

C A P IT U L O 'V I O . -
$1 Señor en visión m u cstra a l í*ropheta la final y terrible ru in a , que am e-
n a ja b a .á Jsraét por .su s ex to rsio n es,.a va ricia , fraudes é id cla tria : amena-
zfaidoU ai -mismo tiem po de p riv a rle de toda lux, y dei consueto de su p a la -
' * ir a en m ed io .de sus mayor-es ctílam idades.

1 Mlcec ostendit mihi Do­ 1 E s t o me mostró el Señor


minus Beusi el eece uncinus' po­ Dios; y ví u» garabato para coger
mar uní. fru ta s1.
2. Eí diosit: Quid tu vides 2 Y dixo: ¿Qué vés tu, A mis?
Aiitos? ' E t dixi: Uneínum po- Y .dixe: ü íi garabato para frutas.
m pram .:> É l diebit Dominus ad Y me dixo el Señor: Venido es el
.mev ‘Veniv 'finis\ ‘supér poputum fin sobre mi pueblo c!e lsra<5¡: no
tnoutn Israel: non adjiciam m I- le dtíxaré ya pasar mas adelante*.
íra 'u i periranséam eum.
:i É l stridebunt cardines tem- 3 Y rechinarlo los quicios del
p liin die illa, diéit Dominus Deus’. templo en aquel dia3, diee el S e­
multir ^m orjeplur i J ft omni lo,co ñ o r,Dios: muchos morirán: e n lo ­
projicietur siienlium, do lugar habrá largo silencio*.
' h.
i Es im a var* arm ad a en el r c m a ic :de . B elb él, y ta n to s lo;, alarid o s y U n ic a tos do
n o g a ra b ato ó garfio, p a ra p re n d e r y ab;nc;ir los q u e ulli p e re c e rá n , q u e se e s tr e m e c e ría
tas ram as de los á rb o le s, y poder a lc a u ia r ta s p u e rta s del m ism o te m p io .
la? fn ilíis quiLiiilo e stán en sa/o n . Et H eb réo ; i P o rq u e <i<u;darü todo desolado y sin
lin canatUMo de f r u í a de p ercu to ; en don­ m o ra d o re s. Un el H e b ré o se Icé e ste v e rsi-
de, se.uotíi ta m b ié n la .ana)í>gia,y. alusión un­ c u lo .d e esta m a n e ra : F atiUarán, ios can­
ir é ia .pülabrüt-i'íp ¡tiiüs,; eslío , -y kits, tar ex de p a ú i í i o en aqual rifa: y los aleg ro !
fin; dando i e n te n d e r por el p rim e ro , q u e . y festivos c a n ta re s (¡u í se a c o stu m b rab a n *ir
o slab a yeom». el Tin d e !,p u e b lo ;.y s ig tilíic ia - .'inLes en los palacios y casas de los p o d e ro ­
dase por e! garfio ó c an a stillo la m o rtan d a d s o s , so c o n v e n irán atjHcl día ií u triste s la -
y. c au tiv erio que p ad ecería. , metilosi, aullidos y alaridos, m u l i i p l i c ó s t
a N o <le (la x a r é q u e pase m as a d elan te el c u e r p e m u e r lo -en todo l u g a r , -hecho s i­
«a, su 3 ;esceso s, -na, Jo s d isiin u l^ rí. -ya m as, le ncio: no s e podrá;» e n te rra r los cuerpo»
lgs c astig a ré con elrraay o r r i g o í . : . . con las h o n ras y pom pa ffinebro aco stu m ­
3 St-rin ta n g ran d es J o s -gritos de lo» b ra d a s; seríin echados cu [osos, todos d«
e n e m ig o s,q u an d o - e atre ii;. en ei. tem p lo de r.irjnLoa, biti lam en tarlo s n i endecharlos.
CAPÍTULO VIIT, 89
4 A udi le hoc qyti conlerüis 4 Oid esto los qne oprimís al
pauperem, el deficere facitis ege^ pobre, y los (¡ue hacéis (!esf¡¡llecer
nos ternv, á los menesterosos de ía tierra,
5 Bicentes: Quando transibií 5 Diciendo: ¿Quindo pasará
inews/s, et vemmdaMmus merces: el mes, y venderemos los géneros1;
et saMwtum, et aperiemus fru - y el sábado para abrir los grane­
m m tum : u t im m inm m us men- ros, para achicar la medido, y
suram, et augeamus sictum, el aum entar el sieio*, y substituir
suppounmus s/aieras dolosas, balanzas falsas,
6 Ut possüteamus m argen­ 6 Para hacernos dueños de
to egmos eí pauperes pro cal- los pobres con la plata \ y de loa
ceainentis, et quisquillas frum entí necesitados con un par de sanda­
vendamus ? lia?, y vender ias aechaduras del
trigo?
7 Juravit Dominus in super- 7 Juró el Señor contra la so­
biam Ja cob: Si ohlitus fuero berbia de Jacob: No, no me olvi­
usqu? ad fine-M oinrúa o p e r a daré hasta el -íiii de todas las obras
eorum. de. ellos4.
8 N um quid super isfo non 8 ¿Pues qué no se estremece­
C0Mtno :fíhií;iv ie r r a , eí lítgdñí rá la tierra sobre esto®, y no pla­
omnis habítalo?- ejus : et ascend-H ñirá todo el que mora en ella: y
quasi flu s i as universas, el e jk ie - saldrán todos asi como, un rio
t u r , et d ijlu íl quasi r im s JE - grande, y será ti ech fulos y corre­
gypH? rán como el rio de Egyplo?
9 E t erU m d k illa , dicit 9 Y acaecerá en aquel dia,
Dominus D eu s: occidet sol in dice el Señor Dios: se pondrá eí
M eridie, et lensbrti&m's faciam sol al Mediodía3, y haré cubrir de

1 La Kftnmeniüi 6 el « 'im e r dia de la p o r u n p a r di* 7-apalos; y a u n aquello que


lu n a 6 del in.-s, q u e « in e rv a b a n co alo fes­ se habia de d e se c h a r, com o son la s a ec h a ­
tiv o Vos tl-’bréo s: M k iie .ii.iih . 1 5 . 1 6 . el d u ra s del trig o , lo te n d e re m o s con esti­
s&bado, el (li;i s'iptiíno ilii l;> Feroana, que m ació n .
e ra de reposo. O íro s en tie n d en p o r ines, el 4 F ó rm u la de ju ra m e n to , como en o tros
d e TiSi-í ó sép tim o , que plisaban casi e n te — m uchos lu g a re s. No sea yo q u ie n s o y , si
r a m e n tt on furia*, / > « ! . x x m . *24. e tc . E s ­ m e olvidare., etc .
tos ho m b res avaros se q u e ja b an Je que h u ­ 5 A la -v ista de e stas m aldades 6 in ju s ­
b ie se ta n ta s fiestas, 6 de q u e d u ra se n la n ío tic ia s, y do las te rrib le s calam idades q u e be
tie m p o l¡ts .h‘l ¡vjbs *le T iiri; jio rq u e no po­ de e n v ia r so b re e lla ; todos su s m o fa d o re s en
d ían en ta le s di as em p learse cu sus frau d es n ú m e ro m uy creeido s e rá n cebados de les
y Ventas iUvitas. confines de ella, y llevados c au tiv o s, y q u e­
2 F f . h p . . P a r » e m p eq u ru 'itcr.r b a n e g a . d ará d e stru id a j a so la d a , com o quando el
klS. 3. De ar la . El pesa p a ra a u m a n ta r el Hilo in undando los i:sm¡>9S, y re lirá n d o s o
p re c io á los que co m p rab an ; porqwc en to n ­ despwes los dexa cu b ie rto s de c ic n o , h a sta
c e s no papaban ¿ d in ero c o n la iu s , sino por q u e todas sus aguas e n tra n en e l « la r. E n oí
- m oneda de pi;¡¡i>. H e b re o las p alab ras fluviK-s u n ix er s tí » , d i­
S De esle modo ob lig arem o s á los m ise­ c en rio de luda e íía , h tie rr a .
ra b le s é que p o r falta de dinero se nos v e n ­ 6 Las h o rrib le s y g in e stas cíi!amidade«
d a n por estila vos, y ten d rem o s u n esclav o q ue v en d rán so b ro olios los lia rá n p e rd ír el
TOMO X I . 12
LA PftOrHEcÍA DE, AMÓS.

tprram in die luminis:. tinieblas -la, tierra, en su mayor'


lu z 1:
10¡ E t a converlam- féstiviia- 10? Y 'trocaré vuestras fiestas
vesíms in iuctum,. el omnia en llanto, y todos vuestros cánti­
cantica-vestra in plánetum t e t in~ cos en-lamento: y echaré saco so­
dücam super omne- dorsum us- bre todas vuestras espaldas, y cal­
sírwm saccum, et super' omne vez mesadura sobre todas vuestras
caput calvilium: et po.nam eam cabezas: y l¡i pondré5 como llanto
quasi luctum- unigmiíi,.et, navis- de un hijo- ánico 3, y sus postrim e­
sima ejus. quasi dieni a m a m m , rías como dia amargo..
11 Eccs dies veniuntt dicit 11 He aquí: vienen los dias,
D o m in u s e t millam- famem in- dice el Señor: y enviaré hambre
terram: non famem partís, ñeque sobre la,tierra: no hambre de pao,,
siltm aqiiüc,. sed audiendi verbum ni sed d é agua, sino de oir. la pa­
Dominio labra del Señor.4.
_12 Et, commovebuntur d ma- 12: Y se conmoverán de mar
ri usque ad mare, el ab Aquí- á m a r8, y desde el Aquilón hasla
lúne usque ad Orientern : circni- el Oriente: discurrirán buscando =
Iwnt quwrenln verbum Domini, la palabra del Señor, y d o la h a­
el non invenicnt. llará tu,
13 In die illa, deficie.nl vir- 13 En aquel dia desmayarán
gines pulchrce, et. adolescente sin . de sed las vírgenes hermosas, y;
sili... también los mancebos6.
14 Qui ju ra n t in delicio Sa­ 14 Loa que jurun por el pecado
maría! f. el dicunl: Vivü Deus de S.amaría% y dicen: Vive lu Dios*
s e n tid o , de m a n e ra q a e en medio d i la m a­ nú^T-iia.
y o r claridad dpi rli.i so cveerán e sta r onvm-l- 5- Desde el m a r M uerto h a sta el M edi­
t o s e n las mas densas tin ie b la s. Yéasn Jo b te rrá n e o . .listo m ism o acaeció á ta S ?aai;oga
V, ISAl. XIII, 1 0 , LIX. » . 1 0 . JüISBM. después de h a b e r desechado ol M essius , l a 1
XV. 9 . JORI-, 1t¡. 11 q ual d isp ersa por toda la ik-rru sin P ro p h ctn
1 O eiif.el (lia.rnás claro , M uchos padrea y s in S a c e rd o le , a u n aliara se íis:l!a sin lúa
e ipU can esto (le.las tinieblas q u e acaeciero n : y sin f;uia p a ra poder e n te n d e r t! v erdadero
en la m u e rte de Jtisu -f.liristo .. sen tid o d é l a s san tas lis c rílu ra s . S. G l5 n 6 -■
2 V éase J ob i . SO. J e r r m . v r. 2G. y NVMO.
pon d ré ¡i Samuriu , ó á la h ija de Is ra é l. . 0 Por- los eTectos ile tui a rd ie n te ira ,
3 U S. 6 . l)c u n fijo sen iw r o. q u e d arán sin refrig erio alguno da oonsgelo
■ 4 Dios ;m ieaa/,a á estos d esp reciad o res y aun las v írg en es tie rn a s y los j ó v e n e s - i u o - ■
p e rseguidoras.d e sus verd ad ero s P ro p h e ta s , . c e n te i dei p u eb lo ya p ro sc rito . O s e a s . i i . 3.
q u e llenaría ti ora p o en que ellos m ism os, 7 P o r los b e c e r r o s , y por otro s ídolos
viéndose sin .re c u rso y en la m ay o r c o n ste r­ de S ain aría , q u e san., el o b je to c in s lr u -
nación , los b u sc a ría n -in ú tilm e n te ;■ y- así m onto d o s u pecado.
q uedarían sin s a b e r que h acerse , y por si S M uchos creerá q u e los Isra e lita s h acían
m ism os ae b u scarían su ru in a y p erdición. proCesion de a d o ra r al verdadero Dios b a so
Y en esto se c o n tie n e la -a m e n az a - c o n tra d e -a q u e lla s fis u ra s ; estando p rohibido i
aquellos Judíos q u e no re o ib ié ro n t í p a la - a q u el pueblo an tic u o .hacerlo debuxo de to ­
ijí-i Eiiltótancia! daí P a d re j el V erbo hecho da im ag en sen sib le , p o r las razones .que e x ­
c arn e. E í « s í eum n o n r e c e p e r u n t . S. G e - p licad los P a d re s é In té rp r e te s y su b en los .
1W i>.h-. 6. i. MacAalacr. i. ¿1,:..
CAPÍTELO VIII. 91

iu m Dan: ti v m l vía Bersabee, de Dan1: y vive el camino dü'Ber-


et cadent, eí non resurgent Mi­ Sítbeé% y caerán®, y no se levan ­
rra. tarán jom as.
T b e ilo g o s C ath61ieos: las (¡líales no m ilitan de los b e ce rro s do o ro,
resp ecto del püeblo C lirisliatw : y así es ca­ 2 La p ereg rin ació n q u e L aciaa d B e r -
lum nia de los P ro te sta n te s acu sa r de ido­ •sab cc. Cap. y, 5 A ctor, n . 2. XYin. 3S.
la tría t¡ uso d í ellas en el.m odo que lo a u ­ 3 Se acab ará p a ra siem pre el re y n o de
toriza la Iglesia Cnlh&licn. E x ó do x x x n . A. las üie-* trib u s , sin re c u rs o ni esperanza-al­
fl. e t i t . 7 ieg. x. 1 6 . 21). O s e a s i v , -IS. c a n a i e volver ¿ .le v a n ta rse .
' A E a ¡a ciudad de Dan ^íué .puesto.w no

tC A P ÍT IT -L D IX . .
Venganza del Señor sobre su pueblo de Isra el. Su ru in a y dispersión . Resta*
bhcim iento.de la casa de D avid. L ibertad y restablecim iento de los 7tijas
■üc Israel.

.1" W idi Dominum síanlem 1 al Señor* que estaba


■super altare , et d ix it: Percute 'sobre el a |ta r’, y diso: Hiere en
cardinem, el commovpantw su- el quicio’, y estremézcanse los
pcrliminariii : am ritiá enim in díntfles: porque avaricia en la ca-
.capite on-nmrn, el no?>s$Umtm eo­ "bszn* de- todos, y m liaré á espada
rum in g ludio inip.rficiam: non hasta el ínfimo d e :el!oss: ninguno
erü fuga da. f¡u¡iv.w, el non escapará6. Huirán, y ninguno de
salvabilur ex eis qu i fugeriL los que huyere se salvara.
2 Si* descender i nt usque ad '2 Si dtíscicndttíren1 hasta el
infernum , índe m anas m m educet infierno6, de allí los sacará mi
eos.: et si axcunderint usque in mano: y si subieren hasta el cie­
eoilum, indi- delraham eo;. lo9, de allí los arrancaré.
3 E l it abscondíu fuerint in 3 Y si se escondieren en la
vertice Carmdi, inde serntans au- cima del Carmelo, los iré buscan­
feram ¿eos: el $i celaverint se ab do y sacaré de allí: y si se escondió
1 E n visión propbétfc'a y ro y sterio sa. r¿ ó despedazaré en la cabeza de todos
S Unos lo entienden del a lia r de los holo­ $Uos, com enzando p o r su R ey.
caustos q u n Itabin en Jerttsalém : y o íro s del 5 H a sta los m as viles y d e spreciables.
de B ethól, en r,l q ua se sacrificaba <•! b e ce rro S Serán m u y pocos los quo escap en . E s
á los ídolos; Eignilieándose en lo que despues u n a expresión b y p erb ó lica.
se diee su ru in a , la de todo culto idolátrico 7 Con estas te rrib le s locuciones 'y am e­
j profa&o, y ju n ta m e n te la del R eyno de las nazas da i e n te n d e r e l P ro p h e ta , q u e n in ­
íte z trib u s. guno de aquellos que e sta b a n destinados
B P o r el quicio y dintel se entienden las p ara s e r víctim as de la ju stic ia d iv in a , po­
p u e rta s, y p o r e sta s todo a q u el lu g a r d e sti­ dría evitaT su rig o r p o r m as ditigeuuias que.
nado al culto da los dioses. hiciese para te n e r.e sc a p e .
* P o rq u e no hay. uno que n o esté d o m i- 8 H a sta las cav ern as utas profundas.
flído de la avaricia. E l H eb réo : ¥ le* c e r í a - 9 H as la loa u fo n íet encum bradas.
a PiaJm. csuvm , 8.
92 LA PROPHECÍA DE AMÓS.
ocmííí ííifJí's in profundo maris, ren d ein js ojos en lo profundo de
ibí mandaba serpenli, et mor dé­ la mar, allí mandaré á lu serpien­
bil eos. t e 1, y los morderá.
4 E t si abierínt in m pliviía- 4 Y si fueren en cautiverio
tem eorum irdmicis suis, ibi man- delante de sus enemigos, aü¡ m an­
dabo gladio, ei occidet eosi et a daré á la esptúh, y los matará: y
ponant amias mcos super eos in pondró mis ojoü sobre ellos para
malum, et non m bonum. daña, y no para bien.
5 E t Dominas Deus exerci­ o Y el Señor Dios de los
tuum, qui tangii terram, et ta- exércitos, el quo toca la {.ierra, y
bescel: et luqebunl omnes habitan­ queda seca5: y se enlutarán todos
tes in ea: et ascendí sicut rivus los moradores do ♦ella, y subirá
ornáis, et dcfluet sicut fluvius ella como todo rio, y se hundirá
JEgypti. como el rio de Egypto,
6 Qui (sdi/isat in m ío as- 6 El quo fabrica en c! cielo
eensionem su a m , et fasciculum su subida*, y fundó sóbrela tier­
S’íüíjj super terram fundavü: qui ra su hacecillo1: si qua llama las
votai aquas ín arisb , et ejpun- oguas de ¡a m ar5, y las derram a
di i cas super faciem terree, D o­ sobro la hoz de ia tierra, el Señor
minus nomen ejus. es su nombre.
7 Numquid non ut fiYú¿Ethio- 7 ¿Pues vosotros, hijos de Is­
pum vos estis mihi ■filií Israel, rael, no sois tales pura conmigo,
aü Dominus? numquid non I s ­ corno I oíí hijos do los Ethíopes*,
raél ascendere fed de térra / E - dice el Soñar? ¿pues no hice yo
gypli: eí Palce-sihinos de Cap- salir á Israél de tierra de Egypto:
\ Al dragón , así los k x i . á alguno do lum bres com o unos E tliíop us, os considero
los m o nstru o s m arin o s. Los H eb reo s ponían yo com o ti tales. Ni teneis lim p ocu qué ¡lle­
los peces b u el n ú m e ro óe los re p tile s y g a rm e, que yo por mano do mi siervo Moy-.
s erp ien te* . sés os saqué de E gypto para poneros en
2 E ¡to dice aquel S e ñ o r, q u e á la m en o r posesion de lu tierra p ro m e tid a . Tam bién
in sin u ació n híteo csirn m ecer la tie rra , tra s ­ Saqué (i los Pulusthinas (ie la C;) padocia, y -4
to rn a fus vüyaos. Cap. v n i. 8. los Syrios do C yrerii;, y les di la tierra, qu*
3 Ei que (ídifVcó io-j cielo s, que son co­ ahora poseen, Pero así como tntíos estos
m o unas esíeras 6 gradad por donde se su b e me son enojosos por sus idolatrías y ríelos,
á su re a l pnU eio , y ul th ro n o de su g lo ria. por los qnales no dexaré da castigarlos ; d#l
4 Coma sobro u n a basa puso todo el con­ mismo modo lo haré con vosotros, y aun
ju n to A agreg ad o de los elem en to s, m e te o ­ con mucho mayor rig o r; porque habéis a s a —
ro s , y lanías c ria tu ra s u n v a ria s, de ta n di­ dido á vuestros grandes pecados e! del ma­
fe re n te s rju.ilíf'üdes j esp e c ie s, etc. y or desconocim iento 6 ingratitud, (juo sa
3 V éase el Cap. v, S. y e l Cap. v m . y. lia conocido en el mundo. Yo no soy acepta­
5 . Com para e s t e e s t r a g o eon las in u n d a c io ­ dor de personas: velo sobre las acciones da
n e s causada* pot' las aguas de la m » r so b re lo d o s ; desdeñaré y castigaré sin recurso S
la tierra, todas las naciones pecadoras, sean las que
ü f.omd si d i x e r i : No os g lo riéis de t e ­ fu e r e n ; y quitaré de la tierra todos ios r e y -
n e r por p a d re á A bruham , quando b íib ie n - nos, qiítí me declararen la guerra. Auu.ias i.
do degenerado de su g ra n d e fé, y Tualtoos 7. J e r e m . x i x . I I . x x x i . 3 6 . 3 T ,
p * ra "Hti por la c arru p c io n ,'de v u e s tra s co s-
4 Je re m . i « y . H , b S«pí*« v , S.
CAPÍTULO IX , 93
p&dócta, et Syros de Cyre- y á los Palestinos de Cappadocia,
n $? . y á los Sytos de Cyrene?
8 Eccn oculi Domini Deí 8 He aquí los ojos del Señor
gfipea* regnuva puccans, et con- estáu sobra el reyno pecador, y
ísrcun iliad á fack (erra: ve- lo destruiré-de la hnz déla tierra:
yiíin/íiíiieJi cünipyí'iis íioíí cou- fio obstante destruyéndolo no des*
teratn domutn Jacob, aicU Do~ truiré del todo1 la casa de Jacob,
Bimws. dice el Señor.
9 Ecce enhn mándelo ego,. 9 Pues he aquí yo mandaré,
et cmcaiiani in omni‘nis gaút- y haré que la casa de Israél sea
tus domum farad!, sk u t concu- agitada* entie todas las gentes,
tiiur trüicum in cribro: et non como se criba el trigo en un harne-
cadet lapillus supor terram. ro, y rio caerá en tierra ni urca
piedrocita3-
10 In gladio m orkntiir omáes 10 A espada morirán todos
pcccaíores populi mei : qn4 di- ios pecadores de ibí pueblo: los
cnul: Non appropiriqu&bU, el non que-dicen: No se acercará, .ni ve&-
veniet super nos malnm. , drá el mal aobre nosotros..
11 In die illa* mscitabo tu- 41 En aquei diíT iova litaréel
‘bernacutum David, qttod cecidil: tabernáculo de Davids, que cayó:
et reisdificabo aperturas muro- y repararé los portillos de sus mu'-
r«m «jiti, <t£ ea, ques enrrueranf-, ros, y repararé lo que había cai-
imlauraho: et rnv.d¡¡icabo itlud dr>ra: y lo reedificaré como en los
sicitt in áie.bíis tinlitjuü. días antiguos’.
12 Ui possidi'.ani reliquias 1.2 Para que posean las reli-
IdumoBm, et oimies nalioms, co qui¡»s de ia Idusnéa*, y todas las
quod ilwocatum sit nornen imu-n naciones; porque mi nombre lia
■í No la d e stru iré e n te ra m e n te , le s en o lla.
9 Q;se sea d isp ersa y d e rra m a d a . . • 5 La Gíssa, el r e y n o d e D avid. L ee, i..
3 Un grano por peijueESo tiue sea: el p a l- 3 2 . Fué restab lecid o p rim ero el r e jn o te r a -
v o , la s p a ja s , y lado lo vano é inútil se lo p n ra i por Gyro., y despues el e sp iritu a l y
lle v a rá el viento. P s alm . j . i . S in g tin o de v erd ad ero p o r C bristo.
m is escogidos p e recerá a u n q u e so h a y an de C El re y n o de fiavid fiié cuenco j t c m -
c rib a r en ei m ism o h a rn e ro de aflicciones y p o ra l; pero el del Messins es e te rn o ,
tra b a jo s tem porales con loa im píos y ré p ro - T Q uando no eo conocía la idolatría , ni
bo s. otro Dios , q u e el vei-dadoro: quando Üore-i
i E l C om entario d e este lu g a r lo te ñ e — cia la I t í . l a ju s tic ia , y la pureza do c o s­
m os en el C oncilio, q u e c c le h riro n loa A póa- lu m b re s en mi p u e b lo ,
toles en J e ru s a líra , como se re fie re en loa 8 P a ra que eí rc m a n e a te de los ídum éos
Beohos AposlúHcits xv, 16, en el que S a n - ím planabies enem igos dt> Is ra e l, y to d a s las
t u g o a ie g i esto lu g ar p a ra co n firm ar la naciones de los G entiles sean su porcion j
vocacion do los G e n tile s : y así todo esto s e h e re d a d , in co rp o rad as en su Iglesia , la q u a
h a de e n te n d er del edificio y establecí tn ie n - de! nom bro de su Kcy , C abeza, E sposo y
to e sp iritual de la Iglesia de .Tesu-Chriüto, Salvador, s e r i llam ada la Ig le sia de J e s u -
figurada p o r la £íeri(i« ó ta be rn áúulo , í¡» C h v isto .
D a v i d , y de la in co rp o ració n de los G o n tl-
a A c t o r , i v . I tt.
94 XA fUOPnECÍA DE AUTOS»

eos: dicU Dominus facienssido invocado «sobre -ellos! dice él


ha>c. Señor hacedor de estas cosas.
13 Ecce dies wertiunt, .dicit 13 He aquí vienen los dias1,
Dominus: et comprehmdet arator dice.el Señor: y alcanzará el que
m m orem , et calcator u va mil- ara al que siega, y el que pisa las
tenfem semen: el stülabunt mon~ uvas al que siembra: y los montes
tcsdufcedinem *, eí_ omnes cotíes
ídestilarlín dulzura, y todos los,co­
.culii erunt. llados serán cultivíjíios.
14 E t convertam captivilatem 14 Y levantaré el cautiverio
populi m n Israel: el (Bdipcabunt
-de,mi pueblo de ísro é l'iy edifica­
.cimiaks desertas, et inh abita- rán las ciudades abandonadas *, y
bunl: et .plantaburd Alineas, el bi-
las habita-rfin: y ’ plantarán viñas,
6ent vimim earum:et faoínnl hor­y bebeiSn el vino de ellas: y harán
cos, et comedenl fructus eorum. huertos, y comerán las frutas de
.ellos.
15 E l plantábo eos super 15 Y los plantaré sobre su
humum suam: et non evellam eos tierra:, y nunca mas los arrancaré
ultra de, ierra sua , quam dedi de su tie rra 4, que les di, dice el
eis, dicit Dominus Deus tutís. Señor Dios tuyo.
1 E n lo que aquí ;se dice se re p re s e n ta ¿dos los b ien es.
la abundancia de b e n d ic io n e s , co n su elo s y 4 E s ta s palab ras dan c la ra m e n te á e n ­
gracias e sp iritu a le s, q u e d e rra m a ría et Se­ t e n d e r , com o lQíHX[ttiean los Santos P a d re s,
ñ o r so b re su Ig le sia , y so b re su s.fieles. V éa­ q u e todo esto p e rte n e c e at re y n o e sp iritu a l
se e l L e e ií. jts v i. S. do Jc su -C h risto ; p u es s a b e m o s , q u e los J u ­
2 L ib ra ré á mi pueblo de Isra é l del c a u ­ díos fu ero n arra n c ad o s por T ito .d e la Judéa,
tiv erio del dem onio y d el p ecad o . y asi pertnaneeeráQ b asta el iin del m undo.
1 Iglesias por to d o ,ct m u n d o , y v irirá n .D a k ie l ix .-ú ll.
( n í a m ay o r p a z, j . e a j a ab u n d an cia d e lo -

* Jói'l. n i. í í .
95
ADVERTENCIA
SOBRE LA rR O P H E C U

DE ABDÍAS.

A.bdfas} que se interpreta Siervo de Diost m se sabe precisamente"


en qué tiempo prophetizó. Los Hebréos e® su Cánon ponen en quar-
to lugar su Prophecía, por lo que-muchos son de sentir, que vivió
por- los mismos tiempos que los que preceden, y en el reynado de
Ozías,,San Gerónymo dice, que este ea el mismo que alimentó á ios
fien Prophetas, que se habían ocultado en cavernas.'por librarse del
furor de Jczabél: y si esto es asi, floreció en el reynado dé Achób, y
mucho ántes que Ozíns. El mismo San Gerónymo hace mención del
sepulchro de este Propheta, diciendo, que en su tiempo ora venerado
en Sebasto, juntam ente con el de Eliséo, y con el de San Juan B au­
tista, y que Dios ios honraba con freqüentes é insignes milagros.
El argumento de la Prophecía de Abdías, comprehendida eri vein­
te y un versículos, mira principalmente á los lduméos, á los qualea
amenaza de-parte de Dios, y anuncia los males que les debían venir,
por el modo inhumanc>‘Con que habían tratado á los Judíos, én vez
de acudir á su socorro, y de asistirlos como á hermanos- Prophetiz;»
ssimismo la ruina de la idolatría, f el establecimiento, del reynó es­
piritual de Jesu-Christo y de su Iglesia.
CAPÍTULO UNICO.
V aticina la ruina de los ldum éos p o r su orgullo contra los hijos de J a co i.
' Restablecim iento de estos, y del reyno del S e ñ o r .

i V ü b ' Abdica. Hese dicit J V ision de Abrías'. Esto


Dominus D w s <td E d o m : Au~ dice el Señor Dios á Edom*: N o-
d tíu tn » aíitÍJt'í'üííis « Domino, eí . sotros hornos o icio la [wlabra del
legaimn aif genles m hü: S u r - Señor, y envió-su Lt?g;iflo á las
gile , et cansargainus adversas getUe*3:L«v;mtaosf y vamos con­
eum in pncliitm. tra é! e;t batalla*.
'2 ÍCcsg parmdum dedi te 2 Mim que te he liecho pe­
in ganli'ms: eontempiibilis tu. es quen uei<* cutre Uis nn dones: tú
valde. eres despreciable en extremo*.
3 Sapfrbia coráis tui e x - 3 La soberbia de tií corazon
tulü t e , habüanim t'n scismris te ha engreído á tí, quo moras en
p e tra ru m , exaHanlem soltura las aberturas du b s p^finsBT que
tttum: qúi dici-s in corda Uto: elevas tu asiento: qu-i dícds en tu
Quis deirahel me in terram? corazón: ¿Quién me derribará en
tierra?
4 Si exalta(us fueris u i aqui- 4 Si te remontares como águi­
ía, et si in k r sidera posueris la 7, y si pusieres tu'cidn entre las
nidum luum: inde detraham te, estrellas: de allí te derribaré, dice
dicit Dominus. el Sefior.
A Vision p ra p h é tic a, q u s tuvo A bdías, puos d a l a ru in a y cau tiv erio de los Jud ío s;
6 proplicciü Jo A bdías. y por aquí se in fie re , quo A bdias p rc p h o liíü
2 A los IdtiinAos, lin a je de E s a ú . ántes de ia u n a y du la o tra .
3 E sto se lia de lu er c a tre p arén th esis: 5 'El pueblo ile las ldum éos e ra p e q u e ­
T o Abdias y oíros P ro p h e ta s , en tien d e á ñ a y do poea re p u ta c ió n en com paración da
lé a la s, Jerem ías, y Amós, q u e p ro p b e tiz i- ■los o tro s: y el te rre n o , quo o c u p ab a su p r in -
ro n co n tra la Id u m é a , bentos oidó las ro c a s íip a ilo , estab a d espoblado, y lleno de ro c a s
y palab ras del S eñ o r c o n tra la Id u m é» , y la y m o n ta ñ a s.
fe n te n c ía , q u e tiene fulm inada c o n tra ella; 0 MS. 6 . E n los e s q u i a r o s de ¡ a s p e n -
y com o ha enviado sus m ensagcro9 á los ñ a s . T e c re e s in a c ce sib le, y que el enem iga"
Cliáldéos y o tro s p u e b lo s, p a ra que v e n g an á n o p o d rá d e sa lo ja rte de los lu g a re s altos y
c o m b a tirla . e sc a rp a d o s en q u e m o ras, y q u e tie n e s por
4 C o n tr a Sd óm . E sta s g e n te s se e x h o r­ im p e n e tra b le s. S a n G e ró n tm o .
ta n y alientan unas á otra» p ara esta e x p e ­ 7 V éase á eslo propósito u n a co m p ara­
dición. La d e stru cc ió n de la ld u m é a , com o ción sem e ja n te e n J e r e m ía s í l i s . 1 C.
»e vé p o r los o tro s P ro p h e ta s , acaeció d e i-
a J e re m . x l i x . 1 4 .
CAPÍTULO I¿ ' ,97
5 Si fures inlroissmt ad fe, . 5 Si ladrones hubieran entra­
si ladrones per noctem, quo- do ó tí, .si robadores de noche,
modo contkuüsas? norme, furati ¿eómo. hubieras callado? ¿no te
essenl sufficisntia siiri? si vinde- hubiera» ^rtfoido, jo que íes- bnstá-
miatores introisssnt ad te, ntim- ra? sí vendimia flores hubieran en­
quid sallem racernum nliquissent, trado á tí, ¿no to hubieran" dexa-
Ubi? siquiera uu racim o1?
6 Qüomodo scm ta ü sunt Ssaü, 6 ¿Éii qué modo escudriñaron á
imesíigaveruni abscondita ejus? Esaú, investigaron sus escondrijos?
7 Usque ad (erminum emi- 7 Te e-eh¿ron hasta log-confi­
serunt. le: omnes viri f.ederis nes*: todos los va roñes tu s aliados
tu i illuseruni tibi: iiivaluerunt te se burlaron: se le vanaron con»
advBrsitm fe viri pads tute: qui tra tí los varones de tif>j paz: los
comedunt tecum, ponmt insidias q¡ie comen contigo pondrán ase­
subter le: non est prudeniia in chanzas debaxo de tí: fio hay en
eo. él cordura.
8 Numquid a non in die illa, 8 ¿Qué acaso en aquel din,
dicit Dominas , perdam sapinn- dice el Señor, no destruiré !os sa­
tes de Idum w a, et prudentiam bios de Iduméíi, y el saber del
de monte Esau? monte de Esaú?
9 .Et Lmehmt fortes tui á 9 Y temerán tus valientes? del
meridie, ui iniereat vir de m on­ mediodía®, do modo que morirá to ­
te Esaii. do varón en eí monte de Eisaú. ■
10 Propíer b inU'rfecl.iomm, 10 Por la mortandad, y por ei
et propt&r iniquUaíem in fratrem agravio que hiciste á tn hermano

1 C. IS. CKfMWTMW*- Tifbusrio. Son tre s A quellos m ism os q ue creías tú ser tus am i­
eniílhcirís. Si h u b ie ra n e n tra d o di1 nocltfi en g os, »;on q u ie n e s le co n fe d eraste p a ra ir
lu casa unos -ladrones p ara ro b a rln , i.corao c o n tra los Judíos y c o n tra J u m sa té m , S q u ic -
no e s ta d a s nim io, y no to a tre v e ría s n i si­ HflS tra ta b a s con la m ayor « u n íia n ia , y q ue
q u ie ra íi c h ista r, de tom o'1 q u e le q u iiascn c o m ían contigo en una mes:!; esos m ism os
la vida-! ¡.Viits (¡ufe será quauilo los C h aim as s e r io los quo se h n rta rá n , y los quo se v o l-
« n lre n de taann arcuada en lu s té rm in o s, y vi’i'j.n co n tra ti, y ta a rm a rá n lazos p a ra que
lo llenen lo rh á sa n a re y fuego? ¿oótno e n - o i g a s cb ellos. Y1líi úo subíils p ro v e n ir todo
tónces tnnJtfis ¡UU'.nlo p ara q u e ja d o , ni aun est»; p o rq u e to p liv a ró do sa b id u ría , y n o
siq u ier» p a ra m over Lus labios'! D em ás de flu irá eu la Id u m éa n o bonabre e u erd o qo©
e sto , si eiHrAnm míos lad ro n es cu lu Ciis.i, pueda d a rte n n 1 c an si'jo sa lu d a b le p a ra r e ­
se-llcvatrian lo q u ! le s c o n te n ta se ; p ero no sistir al en em ig o , ó p ara quo puedas e d ita r
6C lo lle v a ría n lodo, siom pre d exartan alg u ­ tu to tal ru in a y ox fcrn iiiiio.
n a eosai asi ;:ntno los q u e vendim ian otta 3 Y sn llen arán do te m o r y c o b ard ía to ­
v iñ a , siem p re dexan Algunos racim o s 6 r e ­ dos lu s o a n ip ó o n c t y valiolités , p a r tic u ja r -
b uscos, q u a q u ed an «scotididos cnlvc U s bo- m om e los que tnorati éoín el M odiouia. E i
ja s; p tr o qtiím lo vengan los C bíildéos, tcnlo. U i'bréo: Tus fu-orles de T h e m á n , «unibro
lodo lo o scu d riñ aríin , no halirA esoom iili!, do u n a ciudad y p ro v in cia ilii la Iii’iüióa ¡ícia
q u e no rep¡vslrm y re b u s q u e n ; le d e sp o ja ­ Cl M ed io d ia; 'y f ilo síV:'Í! <'u trtrilo
r a n en teraaiciu e,. q u e no h ab rá en torta la IdutíiÉa uu h 'ü n t r a
2 T e ocharán fu e ra de lu s té rm in o s. fie e o ra io n q u e b aga fren ie á los CSlálddos.
a I s a ú s x ik . U i. C o H n th . i. 1 0 . 1) G enes, x x v ii. Í 2 .
TOM O X I . 13
r
M LA PROPHECIA SE ABDlASi

tü u m ’ Jacob, operiet te confu-- Jacob1; serái tú cubierto de con-'


fio, et peribis m mternum.. fusión, y perecerás para siempre.
11 In die cum stares adver- 11 El dia que'«alisté contra
sus eum, quando capiebant. alhni é i % quando-loa extraños1 llevaban
e&ercitüm ejus , et' eoctranei in- cnutivo-sd éxércitoS y los extraños
grediebantur portaséjus,.et auper entraban' por sus puertas,y echa-
Jerumlém mittebant sortera: tu- b an -su erte sobre Jerusaléra tú
quoqne eras quasi uwis ex eis. también oras como uno dé ellos,
12 El m n despides m die 12: Y no te burlarás en el dia
fratris lui, in die pe,raf¡rihatio— d&tü hermano?, en el'dia desudes-
nis ejus: et' non falaberis super- tiérro: ni te alegrarás sobre los h¡-
0 o $ Juda in die- perditionis eo- jos de Judá en ei día que se perdié-
rum : et non maywficabistos hmrn ron: ni se gloriará tú baca en eí
in die anguslúp. din de lá angustió,.
13 Ñeque mgrediéris portam' 13' Ni entrarás ■por ía puerta
poputí mei in die ruinm eorum:: de*mi pueblo en el dia de su ru¡~
ñeque despides et tu in matis ejus. n a 7: ni te burlarás tú tampoco de
ín die w&iiiatis ílliu s:' et: non sus-males en el dia de su désola-
em iüerisadtersüs exercitum:ejus: cion: ni serás enviado8 contra su
in die m stüalis illius: exército en el din 'de su derrota.
14 ¡Seque stubis in : exilibus- 14, Ni te pararás á las salidas
«í interficias eos qui fú g m r if: et para matisr á los que huyeren9: y
non conclttdes reliquos‘eji^s in die ■¿Jos que quedaren de ellos no los;
tribulationxs.. encerrarás en el dia de su tribus-
lácion10..
< A "lo s Is ra e lita s y Ju d íos d e sc e n d ie n tes : e sta s p a la b ra s , p a re c e s e r « n ir b s eon la s ■
d é Jacob , h e rm a n o de E sa ú , p a d re ■di; los ú ltim a s del v. 1 o. Y p e r e c e r á s p a r a s i e m - ■
'tdiiítiéos, p r e , y en a d e la n te no te b u r la r á s , eto,
2 P iié ié tam b ién tra s la d a rs e : T e lo e s - O íro s ex p o n en e l v e rb o d/'spicio on la sig—
ta b a s m!rini}o, viendo lo t[u e plisaba p o r 61, n ificacio n de m i r a r destín iu>, l a y a r a lt o I®
y apacentand o tu s oj<is com o con u n -o b je to ■ q i e e s l i m as b a s o : Y tíi destio tas» íiHas ■
ro cas en que h ab itas , no te estarás re c re a n -
S Los flh á lfléo s. q u e n o t e n i a n c o n él do dn ver oprim ida á J e r u s a lé tn , y com o
n irtju n d co n ex ió n , ui en lace de p a re n te sc o son f i l u d o s cautivos a Tlabvlonia sus m o-.
ni descendencia ootno tú . r.'uloi'es> que son tu s h e rm a n o s. O tra s da»
i liá g e n te da g u e rra , ju n ta m e n te con o tra s in te rp re ta c io n e s á esie lu g a r que es ■
S edéelas su R e y , V éase J er em ía s x s i i t . i . 5 . obscuro.
5 P a ra re p a rtir ja p re sa y despojos quo - 7- Hiicicndo un cu erd o con los Cháldéos:
e n c o n tra ro n en ellaV E l P ro p b e ta h ab la en ■ i> p ara en riq u ecerse, de sus despojos,
e ste yersienio y en los sig u ien tes de J e n i - 8 N i sertls env ia do p o r los Cb&liléo» •
sílC -n com o si y» h u b ie ra .sid o tom ada y para quo s isa s el a lcan cc <le los que van h u -
a rrn in a d a , y por esto c re e n m uchos q u e yendo, El H e b ré o : jVí se e c h a rá n tu s m a - ■
prophetizó d esp u és q u e se b iio d u e ñ o de ella n o s en su su b sta n c ia , c a sus b ien es.- F e i -
ÍJabachftdon o só r; p e ro esto nada p n io b a , t u . Y na se t e n d i e r a n tu s mano* en t u
p o rq u e los P ro p b e la s a c o stu m b rab a n h a - « u e r.
hl.rr de las cosas v en id eras com o si ya h u - 9 E sp e ra n d o al paso A los Judíos <jue
blcraii pasad o . v ay an h uy en d o p a n m a ta rlo s.
ü . El. m ejo r sen tid o qvtft pu ed e darse i . ; 4 0 -C ortándoles el p a so , e m ín d o io s par» ¡
CAPÍTULO :J. 99
1 í> Quoniam jv x ia est - dies 15 Porque cercanofstá él flifl
Domini ;$uper omnes gentes: sic­ del Si’ñor sobre todas lis gen les1:
ut fecisti, fiet Ubi: retribiuionem .asi como‘hiciste, se 'ha £á'contigo;
tuam convertet i» capüt tuum. tu galardón* tornará él sobre tú
cabeza.
16 Quomodo mijin bibisUs 16 Porque de la manera ^ u e
super moníf-m sanctum.meum, bi- bebisteis sobre mi santo m onte’,
bent omnes gentes jugiter, et bi- beberán <íe continuo todas las gen~
bent, et ábsorbetmnt, et erunt tes: y beberán y tragarán, y serán
quasi non sint. como si no fueren,
17 E l i» monte Sion erit sal­ 17 Y en el monte de Sitín1,
vado, et erit sancius: et posside- halará snlvírmt nto, y será santo*:
■bit domus Jacob eos qui se pos- y iíi ca?a de Jacob poseerá á -los que
sederant. la habían poseído®.
18 E t erit domus Jacob ig- 18 Y será la casa de Jacob
nis, el domus Joseph flawma, fueyo7, y la casa de Joseph llama,
et domus Esaü slipula: et suc- y la casa de Esfiü paja seca: y se
cendenlur in eis t et devoraburíl­ encenderán ¡en ellos, y ios consu -
eos: et non erunt reVq¡ii& domus mirán: y ño qutifíaráu reliquias de
Esañ, quia Dominus locuíus est. la casa de Esaú, porque el Señor
habló.
13 Et hereditabunt h i , qui 19 Y los que están ácia el
ad ausírum swní, monte i» E - Mediodía* se harán dueños del
s a ü , et qui in campcstribus monte de Esaú, y los da íás cath-
q n e n a p u e d an e sc a p a r,, y p a ra h a ce rlo s 6 O espues ilcl c au tiverio se h iciéró n due?-
prisio n ero s. Sos del te rrito rio d« lós lilu m é o s . M oabitas,
i Véase JbUismias x x v . x sv ii. A m m oiiitas , V iúlislhúos y C ulhéos vv, 19.
S Lo qne m ereces por los m alea q u e 2 0 . 2 1 . V éase Uimbien el n . de. ¡o í 3IachaK
has hecho á los Ju d ío s. x. P e ro e sto m ira p rin c ip a lm e n te » J c s u -
3 Asi com o vosotros lo s de m i p u e b lo , C h risto y & sus A póstoles, que saliero n de
qu e m ofabais sobre, m i san io m o n te, b e b ía - Sión., y su jetan d o todas tus n a cio n es al n u e­
teta la a m a rg u ra del cáliz de Mi iva ; del vo re y n o . lo e sta b le c iero n con su p re d ic a ­
m ism o modo b e b e rá n y tra g a rá n todas sus ción , c o n sus ex em p to s y su s a n a re . S. G b -
h eces todos v u estro s en em ig o s , que á su RÓNYMO.
tieío p o s e r io e n te ra m e n te d e stru id o s. J e - 7 Judas M achabóo é ílir c a n o s u b y u g a ­
BB.U. S i . 2!>. s l i s . -12. ro n S los Id u m éo s, y los ob lig áro a á toilos á
4 F i í r r a r . j C. ü . y c n g lw lir á n . Vos­ c irc u n c id arse , com o re ite re J o s e p e io Lib,
o tro s, Id u m io s , q u ed areis cau tiv o s; m as los x m . Á n tiq iU t. Cap. x yii. y Lib. iv , B e l li
Judíos tem lrán su lib ertad en tiem po de C y - Cap. vi. con lo que dexáron de s e r ld u ra é o s,
t o , volverán íiS ió n , y allí vivirán con sosie­ y pas&ion á s e r Ju d ío s; p ero e sto tie n e tu ­
go , y e x p e rim e n ta ría so b re si la p ro tecció n g a r m a y o rm e n te q u a n d o c en v e rlíd o s p o r los
del Señor. A póstoles á J e s u -C h ris to comeoz&ron í lla­
fi ¥ u n i santo el m o n t e , p o rq u e en él m arse C b ilstian o s. P o r casa- de Joseph se
será reedificado et te m p lo . P e ro todo esto en tie n d en los de las diez trib u s , q u e se in —
no e s , sino figura de la felicidad e sp iritu a l corpor& ron con el p u eb lo de loe Judíos des­
que Je3u-C hi’isLo habia de tra h e r á su Ig le ­ p u é s de sn C autivaría.
sia. O íro s ; Y n ü i s e r á el s e w ío , m o ra rá el 3 Los q u e m e ra s ¿cía la p a rte A u stra l 6
S a lv a d o r, el H esitas. d t l M« diodia.
100 LA PBOPHECfA DE ABDHS.
Philislhiúiirí et possidebunl re~ piñíis d e los'.Fililísthéos:.y posee­
gionctti. ■Mpkraim, et regionem rán el íorriíorio de Ephraim , y el
Sam aría : et Henjamin possidcbit territorio de Samaría: y Benjamín
Galaad. poseerá á Galaad.
20 E t transmigralio exer- 20 Y el cautiverio de este
ciltis hujus filiQrum Israel, exército de los hijos de Israél \
umnia loca-. >C hananaorum usque todos los lugares da los Chánanéoa
ad Sarepíam : el transm igrado hasla Sarepta: y el cautiverio de
Jeritsalcm , . quce in Bosphoro Jerusaléra, que está en el Bóspho-
est, possidebit civilates a u stri. r o 5, poseerá lus ciudades del M e­
diodía.
21 E t ascendent saloatores in 21 . Y subirán salvadores* ol
moYxiem .Sion judicare montem monte de Sión á juzgar el monte
Esaü: et erit Domino regnum. de Esaü: y quedará el reyno del
Señor*.

1 L rs díoz (E¡bii9 , lu e g o q u e lo g re n lá J e r u s a lo im 511 a en E s p a ñ a h e r e d a r á n 4


lib e rta d y vuelvan 4 su n a tria , p o s e e riu t o ­ c iu d a d e s del- 31er id io n .
dos liTs lu g a re s -d e los C hán.iíiáos. S ai'ep ta 3 E sto seg ú n la le tra y en p a rte pnedo
e ra u n a ciudad de los Siil6u¡os. e n te n d e r s e de los M aohábéos ; 1 . Machab.
2 Unos lo e n tie n d e n del"" de- T h ra c ia , y . 3 , pero espirit-ualineute y en lodo su sen~
o tro s del C im erio , y o tro s del de Cádiz. E n tido se re d o ro i los A póstoles y o tro s Mi­
e l H cbrÉo s e le e : E n S e p h a r d d , q u e p ro b a ­ n is tro s d e J e s u -C liris to , q u e debían a n u n ­
b le m e n te se ria n o m b re de u tia ciudad en la c ia r el E v a n g e lio , y c o n d en a r la im piedad
Cb&ldéa. A u n q u e p a re ce c ie rto p o r lo q u e de los H e b re o s y de los G e n tile s. 1. Tim oíh,
leeqaos on las H isto rias, q u e m u ch o s Ju d ío s IT. 1 6 .
desde la cautividad B ab y ló aica fu é ro n d ía— I Y e lS e S o r re y n a rü en e ste u u e v o p u e ­
persfas p o d a s provincias de i O ccid en te, « u n blo p o r ¡a fé y v e rd a d e ra re lig ió n .
de lá i de Espóiia. E b b rah ., Y c a p i i v e r o d«
101
-ADVERTENCIA SOBRE LA PROPHECÍA

■ DE JOÑAS.

J o n á s , cuyo nombre se interpreta paloma, nació en Gethophér de


la tribu de Zabulón, y prophetizó por los mismos tiempos que los
precedentes, esto es; quando Jeroboam II. rey naba en Samaría. Es
el misme de quien se hace mención en el Lib- t P. de los Reyes x iy ,
25, y el que escribió está ProphecíoVSu padre se llamaba Amathi,
como refiere tam&i^B Jósephp*,-y convienen todos los Padres. En la ^
íímpl 8”' f ftf69ntf8 a,,'WarrHión que hace de todos sus sucesos se oculta
Ia subirme inteligencia déla Muerte y Bestirreccion del Salvador, co-
mó el mismo'Salradar 10 demuestra V A primera vista más parece /E i
una historia que prophecí i; pero los Prophfetas no solamente vatici- \vy(!
liaban con las palabras, sirio también con los hechos. El;sentido his­
tórico se saca de las palabras: y el mystico de las cosas que significan
las palabras, llevando siempre por guía la exposición de los Santos
Padres y Expositores Cathólicos.
Dios envió á este Propheta á que predicase penitencia á los de
Sífnivé; Capital del grand,e: Imperio, de los Assyrios. A! principióse
resistió á ia misión, por lo que fué ajnonestado y castigado por el
Señor; pero despues habiéndose salvado milagrosamente, pasó á N i -
liive, en donde en cumplimiento de sü ministerio intimó á sus m ora­
dores la próxima ruina de la ciudad. Esta amenaEu y predicación
produxo el efecto de una humillación y penitencia pública: y suspen­
diendo Dios por algún tiempo la execucion de sus amenazas, Jonás
descubrió otra tanta flaqueza en acomodarse á este efecto de. la divi­
na misericordia, quanta habia mostrado para ir como instrum ento y-
pregonero de su justicia; fué por el mismo Señor severamente repre­
hendido. Es entre los Propiietus el que solamente fué enviado á los
Gentiles; En tiempo de S. Gerónymo se veía su sepulchro en la P a -
leeíina, y se honra su memoria en ia Iglesia el dia 25 de Septiem bre,

a M a ltn . x il. 40.


A PROPHECIA DE JOÑAS.
C A P ÍT U L O I ,
Jonit., enviado .por Dios á p red isa r.e p n tra Ninive., huye por m ar: y levan-
ta n io d Señor una orande tem pestad, los m arineros descubren que Jonás era
la causa ás e(ia\ ét mismo lo confiesa , y por propia senlenaia es echado en
la m ar y cesa la torm enta •

1 H ti factwn est. verbum Do­ 1 X vino palub'ra del Sefictr


mini cid Jonam jilium Amathi, .á Jppás1 liijo.de .Amathi1, diciendo:
diccng:
2 Surge, el rodé in Níninm 2 Levántate*, y ve .á Jííniva'
civiiaiem gran<Um, eí praedica xíudsid grande, y predica .en ellaí
in ea: guia .ascendil maliliu ejus porque*.subió su mal ¡cía delantp
coram jne. de mí.
3 E l m r r fx it Joñas, ut fu - 3 y se levantó Jooás para
geret in T h a n is á facie Domini, htiir*,á Tharsis7. de la presencia
el descendil in Jvppen, ,e.í inve- del Señor*, y dys^endió á .loppe*,
nii .navtem e u n tm in 'fikarsi$: y halló uo navio que iba á T hár-
et dedil m ulum ejus* et deseen- sis: y di.ó su flete, y entró en él
dit in eam u t iret cum eis , in para ir.eo.o ellos á Tliársie huyenr
Tharsis á facie Domini, do del Señor.
4 Dominus auíem mi$i¿ ven- 4 .Mas el Señor envió un vien -
twn magnam in m an: el facía ,to recio en la mar:, y se movió
esl tempestas magna in mari, eí gran torm enta eo la mar, y el na-
1 La conjunción in d isa el c a rá c te r de P a r a b ü ir p o r mar..
F ro p h elit, com o se n e ta an :ctrOslugaT«e,. 8 De ia l i m a de Is ra é l, en donde e] S e­
2 Q ue significa verdad', siendo a u a en ñ o r h a b ia lixado su ta b e rn á c u lo . O se pueda
esto sem ejiipte ú J esu -C b risto , liijo de to m a r com o un m odo di? b a lita r, tom ado de
e te rn a verdad . ■los esnlHvos , q u e se liuyen furtW aroeriie del
3 E s un H e b ra ism o , com o ya liem os serv icio de sús s e ñ o r e s ; signiS cánduse en
advertido en o iro s lu g a re s : Vé luego sin d e ­ .esto-, q u e Jo n ás ib a h u y e n d o p a r no cu m ­
te n e rle . p lir el m a n d am ien to del S e ñ a r, E s ta p b ra fe
""‘i C apital de la A-ssyria, y M átrópoli de «ufar d e l a n t e d e l S e ñ o r , ó a s i s t i r • d e la n te
su Im p e rio . V éase el Gene.t. ¡c.-ío . H . .del S e ñ o r , n o .significa o tra cosa, q u e e sta r
5 Sus pecados estén, clam ando r pidien­ ocupado eo cosas d e su servicio., com o los
do y v e iig a n ia. Estos son p rin c ip a lm e n te q ue e stá n .e n p ie d e la n te de sus s e ñ o r e s , en
aqnellos que se co m eten sin re m o rd im ie u to , . acción de e x e c u ta rp ro n la ra e n te sus A rdeues.
■ m .vergüenza y con escándalo.. 9 .' C éleb re p u e rto de m a r ep la P a le s tin a .
6 . La caasa q u e to r o el P ro p b e la p ara E n lengua H e b re a se llam ab a lapho, y h o y
e sta faga se d e d a d a e» el (7 o p .iv , 2 . e n tre los T u rco s q u e la dom inan J a f a , de J í t
7 C o m u m n c n t e s e c r e e , q u e e r a l a c i u ­ p b é t hijo d e N oí.
d a d d e T b a r s o e n ia Giiicia, O t r o s t r a s la d a n :
CAPÍTULO I . 103
tlUvis perkUtabalur conferí. vio estaba & rieegó de estrellarse1.
5 ’ E t lim uem nt nautcs, et 5 Y los marineros tuvíérnn
cfamaverunl viri ad De.umsuum: miedo, y cado uno clamó á'sü Dios:
et miserunt vasa, , quoe' eranl‘ in yecháron en la mar los eqüip'ages
navi, in mare, nt aUemarelur ab qüé trabiaii en el rinvío para ali­
eis: et Joñas descendit ad inte­ gerarle de su peso: mas .Tonás h a­
riora naces, et' dormiebat sopo- bía descendido al fottdo* del navio,
re gravi.. y dormía con profifndo sueño.
6 E f accessit ad¡ eum guber- ■" 6 Y se llegó á él el pililo, y
nator, et' dixil ei: Quid1 tu so- le dixo: ¿Cómo té estás tú con tan
pore déprimeris?' surge r invoca' pesado sueño? levántate, invoca &
Üeum t u i m , si forte’ recogitef tu Dios, si por ventura Dios ctii-
Deus de nobis^et nú»ípereamits» dárá de nosotros; y que no perez--
camos.
7 ' E t diccií vir a d : collegám 7 Y dixo cada uno ñ su com­
sítum: Venite, et mUtámus sories, • pañero*. Veíiid, y echemos suer­
e t’sciamus- quare- hocm atum sit tes Y T sepamos' por qué nofi ha'
ríobis. Et miserunt sortesVet ee- acaecido este mal. Y echaron suer­
eidit sors 'super Jortafti. < tes: y cayó la suerte cobre -lonas.
8 E t' dixerunt ad eúm: /«• 8 Y le dixéron: Dinosk, ¿por
dica nobis cujus causa malutn qué nos ha acaecido este mal? ¿qué
istud sit nobis? quod est opus oficio tienfs? ¿quál es tu tierra,
lüum? qu& terta tua, et quo ya- y á flóiideit vas? ¿ó de quól pue­
dis?- vel e x 'quo populo es >u?: blo eres tu?
9 E t d ixit a l eos: líebrm ts 9 Y lea dixo: Yo soy Hebréo,
ego m m , et Dómmum D m m coeli y yo térrió al Señor Dioedel cielo6,
ego timeo, qüi fecit tnare vi aridam. que hizo !n má-r y la tie rra *.
1 0 ’! E i ti muer un t v iritim o re 10 Y los hombros teniiéron'
m agno; et dtxeruní ad eum: m uchoT, y le dixé'on: ¿Pues por
Quid hoc fccisli?’ (cognoverunt qué has hecho esto8? (porque eti-
1 E l H eb réo i Pensó de s e r quebrada., 4 P a ra "poder c o le g ir por su s re s p u e s ta s,
3 : E l Hebrfio : A ios o jíííiiíu s. F e k h a !1 . y de sn e x erclcio , patria- y c am in o que lle ­
A 'r inc one s de ¡* n íiu e. ■ v a b a , si e ra un h o m b re Imjiio ó m al e m ­
3 1 R econociendo q u e a q u ella te m p e sta d p le a d o , 6 9! ib a á h a c e r e ste viage con al­
no era o rd in aria n i n a tu ra l , so sp e c h aro n gú n d esig n io .
qu e dentro d el navio habia a ^ u n o que e ra ' 3 La re lig ió n q u e profeso v e " m a n d a ,
lé o de ¡ilgun g ra v e peoado ; y re c u rrie n d o que no tem a ni sirv a ni a d o re A o tro que á •
é¡ sus medios su p ersticio so ) , CL'hároa su e r­ él so'o , quo es el Dios v e r d a d e r o .^
te s par& saber q u ie n p o d ría s e t : y el Seftor, $ A la le tra : L a á r i d a , la tie rra .'
qiie es el dueño de las s u m a s , P rt: v. x v i. 7 V iendo e l p o d e r de D io s , que ib a en '
3 3 .1sin apro b ar el medio de que se v alían , seg u im ien to de a q u el h o m b re que huía de
hizo quL- cayese sobre; Jonás Las s u ertes é l , y tem ien d o s e r e n v u e lto s en e l' m ism o 1
divinatorias p ara d e sc u b rir utia cosa tu m lu c astig o .'
son ilicilas y superslici&sn* , á no s e r q u e 8 ¿O cóm o t a s tenido osadía de ofender
in terv en g a u na especial inspiración ó m an­ á un Dios tan g r a n d e , desobedeciendo i )a '
dam iento del S eñor p ara ello. V ia se t t caso q u e la La, iua:idado ? ■
q u e se re fie re en J o soe t il í 4 .
104 tA PROPHECÍA DE JONÁS.
enim viri quod ti facie Domini tendiérori los hombres que huía de?
fugerét, quia indicaoerat eis.) la cara de Dios, porque él se les
había dado á entender.)
11 E í dixerunt ad eum: Quid 11 Y le dixéron: ¿Qué hare­
fa cim u s lihi, et cessabil mare á mos de tí, y se nos quietará la
nobis? qitia mare ib ai, el intu~ mar? porque fa ra¡ir se iba levan­
mescebat. tando, y embravecien-lo.
12 El dixit ad eos: Toüite 12 Y Ies díxo: Tomadme, y
me, et mittüe in mare-, et ces- echadme en la m ar1, y la mar se
sabit mare á vobis: sció enim ego os quietará: que bien sé yo que
quoniam. proptar me tempestas por mí ha venido sobre vosotros
k m fjratifhs venti super vos. esta grande tormenta.
13 "Et remir/abant viri ut .13 Y remaban/ los hombres*
revcrtarentur ad ariclam, eé non para tornar á la tierra, y no po­
vakbnnt: quia mare ibat, et in- dían: porque la mar iba subiendo,
tumescebat super eos, y embraveciéndose contra ellos.
14 Et ciamaveruni ad Do­ 14 Y clamaron ¡il Señor, y
minum, el íUxcrunl: Q um um us dixéron: Tu rogarnos, Señor, que
Domine, m pereamus in anima rio perezcamos por la vida de es­
v ir i ist'ius, et nades super nos te, hombre*, y fio hagas caer sobre
íanguinem innoc.entem: quia tu nosotros la sangre inocente: por­
Domine, sla u voluisti, fecistú que tú, Señor, lias hecho, así co­
mo has querido.
lo E t tuUrunt Jonam , et 15 Y tornaron á Jotiíis, y lo
miserunt in m are: el sletit m a­ echaron en la mar: y cesó luego
re á fervore sitó. el furor de la m ar4.
10 E t timuerunt viri limare 10 Y concibiéron los hombres
magno D om inum , et immolave- un grande temor ai Señor ®, y ofre--
i P.sto lo üíxd por in stin to p a rtic u la rguvaila en. jo n á s .a rro ja d o al m a r , se aplacó
d el S e ñ o r , conociendo q u e p o r este medio la divina . indignación , cesó el fu ro r de la
q u e ría fjnc e sp ía se su fa lla . id o latría y de la p erlid ia , y nació en el inun­
8 Pava v e r si p o d ría n g an ar la tie r r a , y do la p e rfe c ta paz y Ivam im lidad, U Té v e r­
s a lv a rs e , fin n ecesid ad , (Ib e c h a r á Jonás en d a d e r a , y lii bou versión dn los G e n tile s,
la m a r. com o vem os aquí que se c o n v in ie ro n e sto s
3 Qufi no nos Rustiques p o r la m u e rte m a r in e r o s , Lestigos de las m aravillas ^ u e
de e ste hoiiiítre, que á n o so tras en nada nos a ü t o b ra b a la o in ni p o tencia dei S e ñ o r .'
h a ofendido: y Ur.ibievi p o rq u e asir(jui> á ti g Y iendo este nuevo prodigio , esto e s,
h a üesobctii.'cido, á unstjivos no toca e n te n ­ tra n q u iliz a rse re p e n tin a m e n te la m ar ; re ­
d e r en e sta c jiu m , ni jnr-parla. Bien vés que c o n o ciero n , q ue t*l v erdadero Dios e ra el de
esto lo ti¡ij;cui!is en visto ib la q u e tú mism o ■lonás y el de los HcIh'éos : y con esto a b ra ­
n o s d e claras por to s oliras , y por tu pa­ z aro n Inepio en su corazon su fé , su te m o r
la b ra y |>o¡‘ la s e n te n c ia , q u e él noisiao ha y c a llo . ÍA egirnn á 1» p la y a , y le o fríc iS -
p ro n u n c ia d o co n tra sí. von s a c rific io s , pron:etimi(Ío ir á o frec é rse ­
4 MS. 6 . De ste bolHm ienío. P o rq u e r e ­ lo s ch i‘! tem p lo de ,Tcms;t!éii;, conform e a l
cibí 6 luego en su seno la p ren d a q u e q u e ­ voto q u e ellos tu rn a n Ucclio en medio la
n a Dios q u e '.o fi'.rsn d« lran i|u íl¡d :id y b o - b o rra s c a .
n a o ia . Cosí La m u s tíe tie J e s u -Q iris to , f i-
CAPÍTULO I . 105
rtm í ftoííías Domino, el t w r i t n í ciéron víctimas o! Señor, é liicié-
eoía. ron votos.

C A P ÍT U L O II.
Vn grande pez te tra g a á Jon ás, en cuyo vientre hace pracion al Señor, e x ­
poniéndole su extrem a aflicción; y el Señor después de estar a í í i Joñas tres
d ia s , m iluyrosíitnentt le salva y echa e n t ie r r a .

1 S h t prceparavit Dominus 1 Y
1 tenia 'dispuesto e) Señor
ptscem grandem ut deglutiret Jo- un graudü pez1 que se tragó á
nam: el eral Joñas® in venlre Jonás: y estuvo Jonás en el vien­
piséis tribus diebus , et tribus tre do! pez tres dias y tres no­
noctíbus. ches.
2 E t oravit Joñas ad Do- 2 E hizo Jooás oracion al Se­
minutn. Dmm suum de venlre ñor Dios suyo desde el vientre del
piscis, ' P’-%
3 E l dixil: C l a m m h de 3 Y dixo: En mi tribulación
tributatione meit ad Dominum, et llaraé si Señor, y me o y ü j : del
exaudivú me: de venlre inferí d a - seno de! sepulehro exclamé, y oís­
mavif ei exaudistí roeoni mciun. te mi voz.
4 E t projm sli mu m profun- 4 Y me echaste en lo profun­
dufíi in cor de aviris, eí flamen do en el corazon de la m a r’, y ia
circumdfidil nie: oí?i m $ Qurgites corriente me cercó: iodos tus r e ­
tui, el fluclus luí super me tran- molinos, y tus ondas pasaron sobre
sierunl. mí.
5 E t ego dioefc Abjeclus swm 5 Y yo dixe: Arrojado he sido
á conspectu ocülorwn íworiím: de la vista <íe tu s .o jo s p e r o aua
1 No co n sta qna! fuese e sto . C o m u n m en ­sinevo fu g itiv o ,' á q u ie n Dios ha b ia p u e sto e a
t e se c ree qtie fi¡6 u m b a lle n a; p ero m uchos a q u e l e stre c h a e n c ie rro . Así S. P a c l jiío .
no adm ití-n estu o p in ió n , diciendo, q u e ni la 2 Y asi e ste cántico debe mir-fltsc com o
g a rg a n ta ut c! v en trícu lo de « n a b allen a os de n n a acción de g ra c ia s q u e daba a! S e ñ o r,
iu ficie n tc capacidad p ara poder p a sa r y con­ a se g u ra d o de q u e le s a c a ría salvo do a q u ella
te n e r tin hombre* e n te ro ; y p o r esta razo n .se p risió n en q u e l& te n ia .
in c lin a n á q u e foc un uan m a rin o , ó m ía 14- 5 E n raedio de la m a r , y ea to m a s p ro ­
m ía , Lo q u e nos linee m u y poco si caso; fu n d o , q u e es en d o n d e s u e le a e s ta r lo*
p o rq u e el g ran d e m ilag ro q u e o b ró Dios coa m o n stru o s q u e se c ria n on e lla.
J o n i s , no con vistió cu q u e se b u Ilaru un ia 4 Luego q u e fui echado eu la tn a r, c re í
m a r u n p e j ta m a ñ o q n c lo p u d iera tra b a r que vos m e habiais a b an d o n a d o , y q u e m e
e n te r o , y c o n te n er en sti v ie n tre ; sino en ib a is al p-unlo A q u ita r la vida; pero v u e s tr a
. q u e después de h a b e rle devorado no le a b o - lo z am aneció s o b re m i, y m e h ic isteis cono­
■ gara con su c a lo r, no le im pidiera re s p ir a r , c e r q u e rae sa lv a ría is, y q u e m e d e sa ría is
y te m a n tu v ie ra allí tre s días , no p a ra ali­ con vida, p a ra ir & ad o raro s « a v u e stro s a n ­
m en tarse' c o a é l , sino com o n a cautivo 6 to tem plo-
a i í a t l h . m . 4 # , e t XTi. í . L u c a n . SO b P s a lm . c u s . K. i. C a rin íh . x t . 4 .
TOMO XI.
LA PBOPHEClA DE IONÁSV

mrumtamm ru rsu j videbo* tenx- reré otra; vez tu santo templo;,


plw nsanctnm tuum , *1
6 Circumdedemnt * m eaquat' 6 M& cercáronlas aguos has­
usque ad animam: abyssus vatla- ta, el al tna*:. el íibisrao^ me cercó,,
vif me,pelagus operuUcapvtmeum,. el piélago-cubrió mi cabeza *.
7 A i extrema montium de- 7 Descendí hasta (as raíces d e 1
tcendh farros vedes, conclusemnt los montes*:: los cerrojos de ¡a
me in cetemumi- et■mblavabh de tierra me encerráren, para siem­
corrtipfmne vitam meamt Do- pre l>: mas tú preservante dfe la cor­
tnine Dnis mam.. rupción mi vidas, Señor Dios-mio.
8 ; Cum <xngn$tiareiur in me 8, Qtiíincfó mi alma se angus­
anima mea.,, Domini rtcordatus. tiaba dentro de mí, me a cordé^ del
mm' ut mniat ad tu oratio mea Séñorí para que llegue á tí mi;
Qd; (em.plum snnctum iuum. oracion & tu santo tem pío'.
9 Qui custodiunt vanitates. 9,- Los que inútilmente obser­
frusira,_ mísericordíam suam de- van cosas vanoSj.abaudonan su mi­
relinquunt. sericordia*.
10 Eqa< aufem m eoce lañ­ 10 Mas. yo con voz dé loor te
áis immolabo Ubi', quoecumqve ofreceré á tí sacrifiíno: pagaré al
t’ot)íV. reddam: pro* salute D o­ Señor, todo lo que he prometido
mino. . por mi salud..
11 Et- dixit Dominus. piscii. 11 Y el Señor mandó al pez:
e tc v m u it J o w m m. aridam. y vomitó á Jonás en tierra*.
< ; H asta c re e r q u e m e i b a n .e lla s ,á sofo­ m ío . E l P ro p h e ta .n o tanto..-parece que p ro ­
car y ,q u lu r la v id a . . n u n c ia e sta s palabras..en p erso n a p ro p ia , co­
2 C. U. Ju n c o se enguedij<¡ d m i c a b e - m o en la d e J e s ii-C h rislo , y guiado d e l m is­
s o . El lís b ré n : .J un eo a p r e ta d o á m i ca­ m o e s p íritu , q n e puso en boca dts D avid las
l e t a : en lo .q u o so re p re s e n ta ufo h o m b ro s ig u ie n te s , q u e les .so n m uy p a re cid as, y
q u e s e - s a e r a h o ^ ad n dé un rio , con los c a ­ m ira n S u n m ism o o b jeto: JVo p e r m í í i r á i
bellos enn-irtadvis. on o v a s , y , o t r a s , y e rb a s . q u e l a s a n io d í a la c o r r upe ion. V éase el
que s e c ria n en et f o n d o .. • P ta ím . xv, 10.
3 : P o rq u e los .peces g ran d es s u e le ti:im s- 0, A líie l.o , re p re s e n ta d o por el .tem plo
c a r estos lu g a re s como m as p ro fa n d a s . d e J e ru sa ló m .
i L o - q u e e x p lic a - la . im posibilidad del 1 Los id ó la tra s, y los q u e sig n en los v a ­
P ro p h e ta p a ra salir d e llu g a r e n q u e e sta b a nos y nocivos d e le y te s , abandon.in -íi D io s,
e n ce rrad o . P u e d e ta m b ié n sig n ificarse los q u e es en q u ie n los h o m b re s pueden, b a ila r
c av e rn a s ó concavidades al pie de d ich o s m ise ric o rd ia . O tr o s : S o n . c ru e le s p ara sí
m o n ta s, las q u a le s sirvBn d e g u a rid a s á los m ism os; son sus m a y o re s en em ig o s. .
cetáceos y o tro s g ran d es p e ce s, y de donde 8 E n tie rra s e c a . E s co sa in c ie rta ei» ■
dp m ngitn rabilo h u b ie ra podido s a lir Jo n ás, q u e p lay a:, p arece m as v e risím il, que f u i
sí Dio-» m iln sro ’üinm ntc no le h u b ie ra sanado. no lejos de Ji>pe. E s to co n v ie n e con p ro p i* -
&. Ei líe b ré o : E hiciste s u b i r ó alzaste daJ i a q u e l, «cuya B gura e ra J o n á s , ,
rnis v'frfcs d e l s e p u lc r o , i Jfthováh, Dios .

a,; Psalm. x x v n r._ í.


CAPÍTULO III.
'H¡1 SeñoY.manda de nuevo á Jonás que va ya n N ln iv e t .é in tim e aUí su j u i ­
cio, Joñas Da y cnmpte su com ision . Los N in in ita s compungidos con « i pre­
dicación, haceti,penitencia pública, ,y D ios revoca su am enosa,

1 E t fa c tu m w t verbum Vo- 1 X vino otra Tez paiábi?p


m t» í ad Jonam secundo, dicens: del Señor á Jonás, diciendo:
2 Surge, et vade ín JViniven 2 Levántate, y ve á Nloive
civitatem m agnam : eí prcedica ciudad-grande: y predica en ella
in ea prasdicationem, quam vgo el .sermón gue yo te digo.
loquor ad te,
3 El surrexit Joñas, 'et nbiit 3 Y se levantó Jonás, y partió
in N in w m ju x ta verbum Domini: ■para Ninive, según !a palabra dei
et Ninive erat civitas magna Hi­ Señor; Y Nínive era una ciudad
ñere Irium dii’rum. g ra n d e 1, á tres di as de CfíminoV
4 E t coapit Joñas introire 4 Y comenzó Joníis á entrar
tn civitalem itinere diei^unius', et •en la ciudad, andando por ella*
c1amavit,,et dixil: Adhuc quadra~ un dia: y clamó, v dixo: Aun qujj-
ginta dies, el Ninive subvertetur.. renta dias^, y 3Vínive será des­
t r u i d a ..
b E t a erediderunt viri Nini- 5 Y los Ninivitas creyéron
vit<B in Deum1. et pr&dicaverunt en Dios’: y publicaron ayuno, y
jejunium, et vestid sunt saccis á se vistieron de sato* desde ei ma­
majore vsq m ad minorem. yor hnstfi el menor.
6 E t pcrvenit verbtim ad re- 6 Y llegó la palabra7 huata í ‘I
gem Ninive: el surrexit de solio Rey de Ninive8: y se levantó de
1 E l Hehrfto C iu d a d g r a n d e de Dioí: x i t . 3 4 . dice q u e la ciudad de N inive p eca­
esto e s , grdnde en e x tre m o , g ra n d ís im a , y d o ra fu é d e s tr u id a , y edificada en su lu g a r
ootho lu eupitdl de la G en tilid ad . Los H e­ la N inive ai-rep eiu id a. E n los i s i . sin diida
breos explican U g ra n d e ia de las cosas añ a­ ■por e q u iv o cació n y descuido de los c o p ia n ­
diendo esle n o m b ra . te s se le e aq;ii: A u n t r o dias.
2 Cuyo « ¡i'tu iio p n rece s e ria com o de 5 E n su p a la b ra y a m e n a ia intimad;) y>ot
u n a s v einle leg u as tiuúslvas , esto es , de b a ca d e iu P ro p h p la. E l p rodigio que Dios
q u a tro e ie n to s y óclum la e sta d io s, y su d iá - hubia o b rad o oou Jo n ás., y que p ro n fuiuftnte
m eiro eterno y cin c u en ta esta d ía s. se d iv u lg aría p o r to d as p a rle s . p re p a rb lus
5 .Junás pred.có r,n la p rim ara p a rto de coroiones. de los NinivUas p ara que diese»
1* ciudad lo q u e puOo a n d ar un día. créd ito é su p red icació n , y se c o n v irtie s e n
* fíe ütjui d q u a r e n t a dins'. lo q u e efec­ <¡ Dios s in c e ra m e n te . Véase. S. L u g as k ,
tivam ente s e h u b ie ra nutn|ilido, si los Tfini- 3 2 . y S. M a tu b o i ' i . 41-
vitas no h u b ie ra n re c u rrid o A la p en iten cia. Ü U S. 6. A lm arfvgat.
De m uñera q u e esta am enaza y p rn p b ecía T Y llegó la nueva , la tio tio ía .
e ra condicional., au n q u e el Sf'ftor no se lo S A ia sazón era R ey de Miníve S a rd a -
tuibia revelado ;i J o n í s , com o lo a cred ita el n íp u la , seg ú n u n o ; ; y seg u u o tr o s , Plm l
miánio -sueeso. S, A u o s tis de C iv il, Li b, tu padre.
a i l a t l h c s i n i . i i , ! « ( .. » . 3 í .
108 LA PRÜFESCíA DE JONÁS,

«üo, el ábjecü vesdmeníwn siííjmi su throiio, y se despojó de su ves-


d se. ct indutus cu saeco, t i . se- litio1, y-se vistió de saco, y se sen-
dU in ciñere. tó sobre ceniza,
_7 clamamt, et dixit in N i- 1 Y dió voces y díxo en N íni-
nive e x ore regis et principum ve de órden del Iley, y de sus
ejus, dicens: fflomine$t et jum en- principales Ministros: Hombres, y
ía. el boveSyCt pécora non gu- bestias, y bueyes y ganados no
stem quidquam: ncc pascantur, el gusten cosa alguna1: ni pazcan, ni
aqiiam non bibant. beban asna.
8 E t operianíur saccis ko- 8 Y Jos hombres, y las bestias
minas, et ju m en ta, el clamertf vislnn sacos3, y clamen ¡il Señor
ad Dominum m fo rlilu d m e , ct con ahinco, y conviértase cada
converíaíur uir d ma sna mala, un» de su mal camino*, y de la
eí ab inh[uitaí<!, quee est in tna- iniquidad que hay en las manos
nibus eorum, de ellos*.
9 Q u isa se il si converiatur, 9 ¿Quién sabe si se volverá
et ignoscat D e u s, et reoerialur Dios*, y nos perdonará: y sise
<j furore ires suca f. et non pg- aplacará del furor de su ira, y no
ribimus? [, , pereceremos?
10 E t vidit Deus opera eo- ÍO Y vió el Señor las obras
runi, guia con ver si sunt de yia de ellos7: como se apartaron de su
sua mala: e.l misertus est Deus mal-camino: y tuvo Dios m iseri­
super mulirig.m, quain loculus cordia acerca del mal que había
ftieral ut facerel eis, et «on fecit. hablado que les haría, y no lo
Ijíío .

i . Ss despojó del m a n to R eal , y de to ­ s o lic ita r de Dios el p erd ó n c o n m a y o r a h in ­


das 1as dom as in sig n ias de su a u to rid a d . c o . S.ix G ebóm y m o ,
2 C i a m a v i l , e l p re g o n e ro p ú b lico . No t Q u e e ra n de v erd ad era y s in ce ra c o n ­
c o n sta por q u in to tie m p o : v e risím ilm en te v e rs ió n : y mnyidu á c le m e n c ia , suspuudió
serio p o r n n dia e n te ra . E s te m ievo e s p e s - el- castigo con q u e las Iiabia a ra cu a in d o ; h a s ­
líc u lo ds h a c e r a y u n a r a u n h a sta las m is— ta q :ie volviendo p o to después á re c a e r en
uias bestias , serv ia p ara e x c ita r á tos h om ­ ios vicios y pecados a n tig u o s , el R ey con
b re s á m a y o r c o m p u n ció n y p e n ite n c ia , toda su fam ilia y su ciudad c a p i t a l , fu ero n
T h k o d o r b to . d e stru id o s p o r los B abylonios y M odos, iv.
3 Los h a m b re s como aco stu m b rab a n en Jíejf, í f . 19. El S eñ o r nos propone esto
tiem po fio llan to público , y las b e stias sin e je m p lo do sin cera co nversión de los R in i-
a iju illo s a rre o s y ad ornos con q u e la s cu­ vítas pava q u e liaeieudo con ella un cotejo
b ría n o rd in a riam e n te . d e la n u e s tr a , vosm os si tie n e a lg u n a re la ­
i Se a rre p ie u ta de su m ala vida. ción con la de este p u eblo. P ide cotí v ersión
3 E n sus designios y su s o b ra s. de co razo n , y fru to s dignos do p e n ite n cia :
i P a re c e dudan de la rem isión tici la pe­ q u ie ra q u e no s lleg u em os í él con g ra n d e
na y a u n de la c u lp a ; p o rq u e a u n q u e no f tí, hum ildad y confianza ; que llo rem o s, g í-
pueden fa lta r las p rom esas de D io s, el h o m ­ tmrmos y clam em o s, haciéndolo u n a s an ia
b re bo puede sa b e r si cu m p le las c o n d ic io ­ violencia q u e-le sua a g ra d a b le : y q u e n u e s ­
nes q u e pide la p ro m e sa. P e ro e sta m ism a tra p e n iten cia no consistí* en a p arie n cia s y
duda , f> reselo y tem o r e stim u la A los íiin l- firo;nesas v a n a s , sino en a cc lones.contrari**
v ü 3 j ú hueer ¡ñas rig o ro sa p e n ite n c ia , y i á (»iio aq u ello i¡ue nos apartó do su « m ista d .
a Je re m, i v i l l . -H . J o f í . u , 14,
109
CAPÍTULO IV .
Jonás, apesadum brado en vist<i de la mim ricordict que D ios h ábitt u .socio con
los N in iv ita s, se lam enta am argam ente; pero et Señor le reprehende, y con
et ejem plo de una pituita, que en poco tiempo se secó y pereció, le d a una
lección, y corriga de su error.

4 Í ? í affliclus est Joñas af~ 1 Y Jonás tuvo utta grande


flictione magna, et iraius esi, aflicción, y se enojó5:
2 E t oravit ad Dominum, et 2 Y oró al Señor, y dixo:
d ixit: Obsecro Domine, numquid Uuegoto, Señor, ¿no es esto lo
non hoc esl verbum meum, m m que yo me rezehiba, quan<io aua
adhuc essem in térra mea? pro- estaba en mi tierra? por esto rae
pter hoc prueoceupavi ut fuge- adelanté á huir ó Thíirsis: Porque
rem in Tharsts. Scio enitn quia sé que tú eres un Dios clemente
tu J)m s ckmens, et miserkors es, y misericordioso, paciente y de
paliens, et muttee miseralionis, et mucha piedad, y que perdonas los
irmocens super malitia, pecados.
3 E í mine Domine, talle qtiae- > 3 " Y -ahora, Señor, ,ruégete
jo animam meam á me: quia me- q u e me quites la vida: p orque m e ­
llar est mihi mors qtiam vüa. p r me 'es i ¡i m uerte que la vida.
r 1 l?areee cosa e x tra ñ a , que J o itís m o s - blo: y al enojo y lib e rta d q u e m o s tró , p a re ­
tra s e este p esar y enojo, ¡v)r¡[uo Utos no ce s em e ja n to á la J e M oysés, q u a n d o d e cía
e je c u ta b a e l m al, qutf p o r s;i b aca h a b ia al S eñ o r: Q ue 6 p erd o n ase al p u e b lo , ó la
am enaiíido co n tra la ciudad. floonustmenle b o rra s e íi él de su L ib ro : E x a d , x t x i t , 3 2 ,
Be c ro e , que esto nacia da q u e ¡10 v e v ü ltia - ó ¡i la de S . P a b l o q u ando d ix o , q u e d n s e a -
dose su am enaza, toraia q u e lodos le tü n - b a so r ¡inalUeraa por s alv a r á los J u d ío s,
¿ ría n com o u n P ro p h n ia falso, y se lo h u r - q u e e ra n sus h e rm a n o s. R o m án . 1 1 , 3 , A
]a ria n . Y así dicen ios E x p o sito res, quo J o - lo quo sa añado, quo el m ism o Jesu-O U ristor
ttis lo q u e deseaba e ra , quo Dios no p e rrto - lloró por la m ism a c au sa s o b re .Terusaíém.
base á los N inivitas, a u n q u e arre p e n tid o s, Todo lo qual ju stilio a la conducta de J o n is
la pena tem p o ral pro n u n ciad o c o n tra iillos: en esto la n ío . E i la exposición, apoyad;» e n
¿ l u m a n e ra q u e un J u e i m anda a ju stic ia r ú lli au to rid a d de ta n groiulo D octor com o 5,
u n asesino, no o b stan te q u e lo voa s in e c ra - G e h ó n v sio , no e sc lu y o el sentí cío do la o tra ,
m e n ta a rre p e n tid o : b ien quo esto p ro c e d ía tjue p a re ce con fo rm e S todo el con tex to del
de un zelo in d iscreto , y d e u n fin vatio de C ap itu lo , a u n q u e d e sc u b re la im perfcccioíi
m irar por su lionrii. S a s G b k ó n tm o fuú do del P ro p b e tn , puya re p u g n a n c ia á e sta m i-
s e n tir, q u e Jo n ás viéndose enviado ú p re d i- slon se m anifiesta ' y a desde el p rin c ip io de
e a r á los G en tiles, y q u e estos á su p re d ic a - e ste L ib ró , no o b s ta n te q u e pudo ella n a c e r
clon se co n v irtíéro n h penitenciar y q u e p o r de los m o tiv o s, q u e e n c ie rra n los dos s e n -
o tra p a rte los de. su pu eb lo p e rm a n e cía n c e - tidos, q u e d e sa m o s d e c la ra d o s. O tros d ic e n ,
da dia m as obstinados y su m erg id o s en el q u e lo q u e b iso J o n is , no fué p o r ro z e lo de
eleno de los vicios, ten ien d o do olio un g r a n - q u e le tu v ie ra n por falso p ro p h e ta , sino p o r
de pesar, creyó que e ra lle g a io el tiem po zelo, a u n q u e algo in d isc re to , de la gloria de[
anunciado por M oysés on que Dios d e s - D ios, quo c re ía »er ofendida por e sta m u -
e cbando á su p u eb lo , le su b stitu iría o tro o í - danza; y p o r afecto 5 su p u e b lo , q u e 4 la s a -
tra ñ o , qual era el de los G en tiles. Dculer, . io n no le m a enem igo m as p o ia ro s o q u e te-.
x ix ii. 2 1 , Y asi el p e sa r, q u e m o stra b a J o - m c r, q u i el Im p erto da A ssy ria, com o #1,
ñ á s, no era de que ni S eñ o r p e rd o n w o á ios Buceso lq, a o tíd itó poco tiem p o d espués..
Pflin i vitas, tía o ds q u e re p ió b a ie 4 su p u c -
110 U PROPHBCÍA de jo r u s.

í E t dixií Dominus', T u - 4 y dixo éíséñorí ¿Crees t i l 4


tasne bene irasceris fu?. que tienes Tazón para enojarte?
5 ¡Et egressu$ est Joñas de 5 y salió Jonás-de la Ciudad.
cm íate, et sed.it contra O rkntem y-se sentófrente á tu p'terta’O rien-
civitatis: et fecit sibimet -tm bra- tal de la ciudad: y se hizo allí una
culum ibi, -et seicbal subíer Ulud CiibíTño, y se estaba sentado baxo
m umbra, doñee videret quid nc- de élla á 'la sombra, hasta ver qué
d d tr e l dvitatú .acontecería á !a ci<iíla¡¡ \
6 E l prceparavit Dominus '6 T preparó él -Señor Dios
Deus hederam, et >aseendit super una yedra®, y üubió -sobre la ca­
caput Janee, ‘Ut esset 'ttm brasu- beza de ¡Jonós, para hncer sombra
per capul ejus, et protegeret m m , íi su cabeza, y ,cubrirle, porque es^
jaboraverat enim: et Jostalm est .■taba muy ‘fatigado1 y Jonflstuvo
lonas super íhedera, :¡ostitia ■muy grande ;gozo por aquella y e­
■magnq. dra.
7 E l paraw t 'Deus ‘Vertnem 7 Y al otro dia ai rayar tfcl
.ascenso düncuti in crastínum: t i alba envió Dios un gusano: y picó
percussit hederam, ,et exarurt. ;la yedr% y se'Secó’,
8 Et .cum orlas fuissel soí* 8 Y quando hubo -solido él
proecepit Dominus -vento calido, Sol, hizo el Señor venir un viento
et urenli: et percussit sol *uptr ■caliente'* y abr¿s¡idor: é hirió el
.caput Jonw, el cesíuabat: et _pe- Sol r o í t i í la cabeza de Jonás, y se
iivit ariTíBT $ua¡ ut morerelur, el abrasaba: y demandó ci*n 'toda su
.dixit: M dius est mihi morí, (¡uam alma ia raueTte7, y dixo: Mejor
vivere. mo es morir, que vivir.
9 E l dixit p o m in m ad Jo- 9 Y dixo t-l Señor á Joníg:
u a m : Putosne bene irasceris tu ¿Crees l ú que tienes rnzon p;ira
super hederá? E t 4 ^ it- Bene enojarte ;por lajea ra? Y «lixo: R a­
.irascor ego usque ad mortern. zón teii^o -para estar disgustado
hasta desear la mueite*.
I ¿Te p arece que es ra io n a b le lu «nojo?c o m ú n en L ev an to , q u e d tu I r o llam a p a l -
:K1 'Protpbeta no resp o n d í, ni Bun -re c o n v e ­ m a C h r i s l i , -6 ríc 'iitio . E l Si'ñor m ilagrosa­
nido por el S eñ o r. S. GERÓfiY.wo dice, ,que m en te -titeo c re c e r en una nanlie esta p lan ta,
con su silencio a p ro b ó la .m iseriisardia, que de m riñera q u e pudo c u b rir del todo á Jonás
hahia usado el S e ñ a r to n los WmivitaSi p ero con su so iE b ra.
del versículo sig u ien te y del 9 paree» in fe ­ 4 P o r el tra b a jo de la predicación, p o r
rir s e ,.q u e s u silen cio proeeitiu de a lg u n r a - el c alo r, y p o r la congoja y a n g u stia de su
senU m i«nto .y e n o jo , qu* s u u c o n serv ab a, .co r;iío n .
h 1 Si pasados los quftrenl.t dias la d es­ 5 R oyó la r a ií en aquella noche.
tr u ía , ó 1c en v iab a algún o tn - M itig o , p a ra 6 ;E l H e b ré o : rp 'itf'H n , «n
no q u e d a r ¿i a cred itad o do u;i im p o s to r, ó v í v a l o sol aun s u t i l ; esto es . m ía g ra n d e
de u a falso p io i' ¡itrtü. calm il c a ú s a la del viento solano. O tros:
1 Así traslad ó S an GrcuÓNYSío, su b stitu ­ Un v i e n t o r.úluvo fv-erte,
yendo á la -▼<« llebrfc.1 | i p p k ik a i á * de 7 Deseó .m o rirs e ; -pidió á D io s, que !•
sÍEnificacm n in c in rla , u n a (¡lanía conocida. q u ita s e de e ste m u iiJo .
Los l s x , tra sla d aro n : Un:t c a la b n c e ra . Los S De m a n e ra , q u e a u n lu m ism a vida
m odarnos c re e n , q u e .es luí a rb u s to ,muy :me c an sa y da enojo, P a la b ra s .de ¡un # o ra -
CAPÍTULO IV.* 111
10 E t: d ix iti Z)ómtnÚ5;^ Tu 1 0 f Y dixo el Señor: Tú te due­
áoles- super hederám, in qua non1 les por la j^edra, en que n o1traba-
laborastí,-necfíie feci&tr ut cresce- jaste, ni lá hiciste- crecer1: laque
rel: qum sub una noete n ata es(r en una rtoehe nacióVyj en una no­
ct sub una nocle peviiL che peteciói ■
11 E t' ego non: par eam N i- 11/ ¿YT yo no perdonaré á N í-
n i w cwitati- magnat, in quam nV nive ciudad grande; en la que hay
plus quam cenium viginli- mitlia- mas de ciento jf veinte mil hom­
hornimm, qui- nesoiunt quid &ü bres^ qu e ;do disciernen lo que hay
inter dextercun et sini$lram suamf, entre su derecha y su izquierda %
e (’jumenta^ multa?. y- mtiehas> bestias?
zon poseído -d e triste z a ‘ y m e la n c o lía ; pero-1 Ja»' q u e ja s y ' m u rm u ra c io n e s dé los Judíos 1
no- i t reb eld ía a lg u n a c o n tra D ios. T én g ase c o n tra lo s G en tiles á q u ie n D ios llam aba al
p re se n te lo -q u e so b re esto- dexam os dicho * c o n o cim ien to -d e l'E v an g e lio ,' déitando á ellos
e n la n o ta al en-’ í u in c re d u lid a d . N in ív e , e n 1vez de ser
,1 Tít le r f í t e í f j , y, m u e stra s este s e n tí-, ag rad ecid a á la s n iíse rie o rd ia s-d c 1' D ios , las -
m ien to T p o r v e r q u e so h a secad o 'im a. vil" olvidó e n le ra aie a L e ^ y’volvió i s a s p rim e ra s
y e rb a , p p iq u e ta-ao o m o d ab a y s e r v ia ; y no* d e só rd en e s. Eov lo q u e despernándose á su
m o stra rá s com pasion de u n a ciudad tan g r a n - - tiem po la m e re c id a v e n g an z a del' S e ñ o r, A r -
d e , en que s o to s lo s q u e n o :-h a n ,lle g ad o .aU bao és-se hizo d u e flo d e ' a llá , y e t i n c ó r r e ^ -
u so de la ra io n ; ni saben d is c e rn ir-e n tre " lo > b le S a rd á n a p a lo -se co n denó .i sí m ism o j se r
b u en o y l o m a l o , ni qu&l es su d e re ch a 6 su - consum ido en la s- lla m a s dé su palacio non
izquierda!, ascien d en a l n ú m e ro =de cien to y- lo m ás p ré e io so , ■q u e -te ñ ía . In tim a m e n te ,'
v ein te m il alm as. Los m as ex p lican :esto de ' con fo rm e á 'ljis p ro p h e c ía s dé Sophcnías y de
los p á rv u lo s. N aU um ; N in iv e fu é e n te ra m e n te ’ d e s tr u id a
9 . E l H e b rú o ; H i j a de u n a : n o c h e : E l p o r N a b o p o la s ir; R ey de B a b ilo n ia , Asi fe
le n tid o es el m ism o .- vé, q u e la paciencia - de Dios es b a sta c ie rto 1
3 ■ F e r r a » . M ás f u e d o te m i í a r i a s . Q ue tie
' m p o , y q u e la im piedad t r a s to r n a - y :d e s - '
»on-obras de m is m a n o s, y q u e ' no m e h a n t r g y r l o s m a y o re s E sta d o s, -
ofendido.- E sta s q u e ja s d u JonSs s y m b o liia n ■
112
ADVERTENCIA
SOBRE LA PROPHECÍA

DE MIGHÉAS.

IVfichéas, que nació en M orasthi 6 Mareso, pueblo cercano de He-,


J)rón en la tribu de Judá, fué contemporáneo de Isaías y le es tam ­
bién muy parecido en el argumento, expresiones y estilo de sos
prophecías. En ell;is deseubre y reprehende severamente la idolatría, y
los otros pecados de Judá y de Israél, y por ellos les intima los ju i­
cios de Dios, y su próxima ruina por los Assyrios y Cbáldéos. Y vol­
viéndose despues al residuo de los verdaderos fieles, les promete por
una parte, que Dios tos libraría del cautiverio de Babylonia: y por
otra la salud-eterna de toda la Iglesia, que se formaría de todas las
naciones por medio del Salvador. Vaticina con términos rauy expre­
sos el Nacimiento de Jesu-Christo, el lugar donde cacería, su reyno,
la yocacion de tos Gentiles, la gloria y felicidad eterna de la Iglesia,
y el total exterminio de todos sus enemigos.
La Iglesia bonra la memoria de Michéas como de M ártyr el dia
15 de Enero: y S. Gerónymo en el Epitapíiio de Santa Paula dice,
que en su tiempo se vein su sepulchro en Morasthi: y Sozomeno re ­
fiere, que en ei imperio de Theodosio el Grande fué revelado á Ze-
beno, Obispo de Eieutherópoli, el’lugar donde yacia su cuerpo.
No se debe confundir con otro Michéas, que vivió en tiempo de
Ach&b y de Josaphát, cerca de ciento y cincuenta años Sutes que és­
te. n i . Req. x x ii, 8,
113

LA PROPHEClA

DE MICHÉAS.

C A P ÍT U L O I .

MieJiéas descHbe el ju ic io que h a ría Dios de su pueblo, haciendo venir con­


tra, éi á lo s A ssyrios; por los quales las d iez tribus serian disipadas; y él
.férmino de Ju d á asolado con irrupciones de enemigos, que llegarían hasta
Jerusalénu

1 Werbum D om ini, quod 1 x alabra Sel Señor, que


Jad uní esl ad Michaam M ora- vino á Michéas de Morastbi, en
ístkUen, in dtebus Joalhan, Achaz, los días de Joatháu, de Acház, y
•«/ Ezechios .regum Juda,: quod v i- de Ezechias, Reyes de Jiidá: la
dit super Saincin'am, et Jerusalem. que vió1 sobre Sainaría y Jerusa-
lém 4.
2 Auditea poptüi omites , et 2 Oid, lodos los pueblos®, y
attendat (erra, et pleniludp ejus: esté atenta la tierra* y quanto hay
et sit Dominus Dem vobis in en elh: y el Señor Dioí 9ea testi­
lestm , Dominus de Im plo san* go contra v o s o t r o s el Señor des­
cío suo. de su santo templo.
3 Q uiab ecce Dominus egre- 3 Porque él Señor va á salir*
dietur de loco sito: el descendeí, de bu l u g a r : y descenderá, y ho ­
eí calcabií super excelsa térra, llará sobre las alturas de la tierra*.
4 E t consumentur montes 4 Y se consumirán los mon­
subías eum: el vallas scindentur tes debaxo de él: y los valles se
steuí cera á facie ig n is, et sicut derretirán como la cera delante
aqum, qu® d em rm n t in pmeeps. del fuego, y como las aguas que
corren por un despeñadero.
A Que le fué m ostrada i revelafia. g a r , q u an d o h a ce q u e se Tea una nueva
2 S obre el re y n o de las di o* trib u s, ob ra de su p o d e r. C astigando T uestras m al­
3 M anera figurada de lla m a r ú todas IaB dades b a r í a la rd e de su p o d e r, que parecía
« m i a r a s , p nra q u e compurcECíia , y sean te la r com o escondido.
testigos del'so lem n e ju ic io , q u e Dios q u ie re <5 Se m o s tra rá ensalzado s o b re toda g ra n ­
h a c e r ele su pueblo. D e u t e r . s s x íi. I . P s á l m , deza m u n d a n a : h o llará y a b a tirá á todos lo i
■u. i . Tsai. i . 2 . Amós n i. 9. q u e con org u llo p rp te n d sn re s istirle . Amó»
* Os convenza deí"vuestros pecados , 6 iv . iS . T odos loa d*t p u e b lo de Is ra é l, g ra n ­
Isra e lita s y Judíos. d es y p e q u e ñ o s, riso», 7 pobre* s e r ía igual­
S S e d i c e t q u o s a l e e l Se G o v d e s u l u - m e n te a rru in a d o s.
a b m t e r . x ix » . 1. U a i. i. a. Itat. IIT I. S I,
'iOMQ I I , U
114 LA. PROPHECÍA DB MlCHKAS.

5 In scékre Jacob - onme ■ o Por la moldad de Jacob*


istud. et in peecatis domus Israel, todo esto, y por los pecados de I.i
Ovoñ scelus Jacob? nonne S a - casa de Israél.'¿Oufll es la maldad
m ar’a ? et qué excelsa Judcp? 1de Jacob? ¿no es Snirinria? ¿y q u i-
nonna Jerusqletn?.' les las alturas* de Judá? '¿no es
Jenw dém ? ‘
6 Et ponam Samariam quasi 6 : Y pondré ñ Samaría como
acerbum iapídum ■in agro? cum monton de piedras en el campo,
pjnntatur <vtnea: el detraham in qnanrlo.se■pl-n'ntn una viña*: y nr-
vallenir lapide* ejus, j t fm dam en- rojaré sus piedras en el valle* y
lo ejus revelaho*. sur cimientos descubriié. .
7" E t omnin- aeulptüia- ejus 7" Y todas sus tstetuap serftn
tmcM imlur, etromms mercedes ejus - destrozadas.'y todas sus ■diidiwis'
comburentur iqnet et omnia id ola ■qitf'mndns en fuejin, y destruiré
efva ponam in perdifionem'. quia. ' todos rus ¡dolos: -porque bu hnn
de mercedibus-meretricis congre* recogido del precio de In ramera,
gafa sunt, et usque-' ad merce- y-en p:iga d« la ramera se torna­
dem meretricis- reverienlur. rán.
8 Super bar, plangq.m , et 6 Snbre-esto plañiréb, y daré
ut>dabo: vadam sp o liifm , el nu~ alaridos’. andaré despojado* y des-
dus: farJam planclum vt>luf draco - uudo; daré haullidos como dedrn-
m m , et luctum quasi struthionum sronr*^r, y .tamentog. como, de aves­
truces.-
9, Quia-desperata e$t plaga 9 Porque desesperada ■es su
ejus, quia.vemt usque ad Judam, , Haga®, pues h:¡ llegado hasta Judá*,
1 De las d iez‘trib u s: y lo mismo, so e n ­ p u e b lo s .p ro fan o s, y p o r h a b er-c o n se n tid o e a
tien d e por Isra é l. l>ues es la r a i l y su s id o la tría s , se le 'd e s v a n e c e rá n é iTán de
origen de ta n ta s idolatría^ y pecados (le los e n tre la s m a n o s , del m ism o modo^ q u e !o t
rfi-ytios d s Isra e l y Ab J u d á ? ¿ n o son sus a d q u irió . Los b ie n e s d e la ra m e ra S am aría
dos ciuiaílírs principales., sus R uyes , su< p a s.irá n á las m anos de o tra ra m e ra , esto e i,
P rin cip es y s u s .C o r íc s a n o s t '■ á TÍÍhíve 6 4 los. A ssy rio s, que d e stru irá n el
2 C. R . t a s . e j j í í í s o i . ■ re y n o de I s r a e l . ■
S P a ra esto se re c o se n en m ontones de 5 ■■■P a la b ra s del P rn p h e ta . (jue-sc e n c a rg a
p ie d ra s . que liay en un e n m p » , y d e sp u c s de ¡a m e n ta r las irm-eriae públicas.
se- p lanta le Y Ü a. P o f» lo mt'imo h a ré yo O ■ C iib ie rlo .d e a n d ra jo s, y m edio d e f íis -
ctMiiijjo, S a m a ría ; le d e stru iré to d a , se a r ­ do p a ra m a n ife star el dolor do m i.c a ra z o h .
rancarán,, las p ied ras de lo í cim ien to s de tu s V éase I saías x t . 9 . ‘
fidiílr.ios , y ec'.as «i reh o g arán en m o n to n es 7 ■Los d rag o n es 6 serp ien tes-' (jusndo
en el valle , q u e tien es v e c in o ,.y se p la n ta ­ co m b aten con los e le p h n n te s , y se ven d i
rá n vifta'; en el sillo m ism o , q u e a h o ra veneiila , dnn esp an to so s alarid o s : v. lo m is­
oíiupas. V ía se el -L ibro iv,. de lo t . M e t j n m o te en i’nía d e 'lo s a v e s tru c e s , (¡t;e qunnilu
xvii. G. se ven lloridos d a n tam b ién tris le s .y la m e n -
4- MS. 3. ■£,' t o d a * « itS 'rfen af.-lS lH eb r¿o : («bies ír i to s . -
S u s recompensas', los fru to s de s» p ro s titu ­ 6 Su id o la tría ; y por- e s ta .e l■o s tra } * ,
ción. E s estila coíBun 3e lm P r o p ic i a s H a ­ r¡«o e n -e lli h a ría n los A ssy rio s.
l l a r fornicación y ad u lterio i la id o la tría . tt O esp u e'í-q u e Salraanasiir- Hcy de las
Sus h ita r a y r i q n m * . q u e c re ía h a b e r a d ­ A ssvrios d e stru y ó la S am aría el uiño sex te
q uirido. por sus . trato.j y ligas illcilas , con . du £ íü u ¿ is s , vino te ia f ie h é r íb su ce so r i *
CAPÍTULO 1. í 15

ietig it portam popiili tn éi u squ s iia penetrado la puerta de mi pue­


a d Jeru salem . blo hístn Jeriisalém.
10 Jn :G d k nolite annuntia- 10 No lo publiquéis en Gctli
re, lacrymis m ploreíis, in domo n o lloréis lctgrimo'8, en la casa del
Pulveris puh'tre vos compergite. Polvo4echad polvo sobre vosotros’.
11 E l transite vóbís, habi- 11 Y vjte tú \ inorada hermo­
tatio pulchra, confusa ignominia', sa, cubierta de ¡griomidíi: no saiié
non est -efjnssa quea habita t in l.i que moni en lu salida: la casa ve­
esoiht: plancimn d o m a s vitina ac- cina tüiiM'ó luto por vosotros, la
cipiet ex vobis, qua: s te tit sibim et, que se sostuvo por sí misma.
12 Quia mfírtnaía est in bo- Í2 'Porque: debilitada es para
num, quee habitat in amar iludí- elb¡¡:n s, la que mora en amargu­
ni'/jüs: quia descendil malum á ra s6: porque él'BQsl descendió dél
Domino in porlam Jerusalem, Señor1 hasta la puertu de Jerusa-
lé m ,
T »m uU us qu adrig a t M u-
Í3 13 El estruendo de los carros
p o r is h a b ita n ti L a c h i s : p r in c i- Sen'de espanto pora el morador de
p iu m p eceati est p ica S ion , q u ia Lachis: origen de pecado es á la
in te in ven ta su n t s e d e r a Is~ hija de Sién, porque en tí se han

Salrnanasár ,'el catorce del mism o E ie c b u s , lia c i u d a d , y de donde feria d e rrib ad a : e a


y entró en lu Jmiéa , tomó amebas ciuda­ l u g a r de dice é l u g a r de s a lid a ,
des , y poso sitio i'.Torusalém ; pero su rxór- p o r el g r a n c o n c u r s o d e l o s q u e e n t r a b a n y
cito L'u¿ d ^ m iid o por un Angel ii»l Señor, s a l í a n , lo q u a l "rio p o d r í a n b a t e r l u e g o q u e
iv, ]ie¡}. x v m , x i x . los A^’ vii.rs e n t r a s e n á l i n t e r c o r r e r í a s p u r
1 has e a lu m i ii a d e i , q u e p a d e o t r e i s s « - s o s t ú ri B Í n ii s : > n v e i rio llf-llaíf, e s t o e s , c a s a
r á n t a n h o r r i b l e s , q u e s e r i a de d e s e a r , q u e d e Dios, dii-c n i 2 , 6 ca sa de t o p a -
n o l l e g a s e n Vi oido s de lo s de G e i h , y ííd 'v acia n, p u r g u e Ui:is In a b a n d o n a r í a com o
o tr o s ÍMiitisliitos ■c a p it a l e s e n e m i g o s v u e s ­ u n luiíav iisiim ndo: e n lu ;: a r r ie R rtm tífk, e s to
t r o s , p u r a q u e n o t m i m p l i a s e n , ni o s l a s e s , íií íxj -íi .s '«lico 'Uúróth , 6 a m a r ­
a u m e n ta r e n con sus intuitos y escarnios, n . g u r a s. p or las f r a u d e s q u e e x p e r i m e n t a r í a n .
¡ley. i. SO. P o r t a n t o r e p r i m i d ios s e n t i ­ 4 Ve eau iiv a , c area d a de o p ro b rio . E s
m i e n to * de v u e s t r a s 1m i s e r i a s p o r n o d a r q u e un H e b ra ísm o p a ra g ó g in o : tr a n s ite vob is,
r e i r á vuestros enem igos, p o r t r a m i t e . V éanse ios C a n ta r m i . S. T i ,
2 Q u a n d o ve á is r e d u c i d a á po lv o v u e s ­ i m i r t ó I te r m o s a , S u m a ria , que ocupas
t r a ci u da d. lia sitio diiiieioso : é irás c u b ie r t a de ig n o ­
3 C^mo se acostumbra en tiempo de pú­ m i n i a , de confusión y vergüenza , eorao
blica miseria y calamidad, Jiírsííí. t i . 2 6 . salen los que son Unvadns cautivos. La que
En el Hebreo se leen como nom bres pro­ m o ra en lo?, c o n fin e s : ios habitante? de S a -
pios, los i]u(; ei Intérprete I,atino trasladó n aan , se ju u Rím Gisni'iNYMO . no Tnérou lle ­
como apelativos. T!e se nombran en otro lu­ vados en cau tiv erio p o r T h e g la th p h a la s ir,
gar de la Escritura, y por esta razón pare­ pero irs n a h o ra aiuy en b re v e . Y la casa
e s , qu* lo» lornió el l’ roptiela por albinia v e c in a , la casa de lif'ih-li aezél h ará J j í í o
alusión al sentido de su prdr:h''OÍ¡i ; j asi en po r v o s o tra s , y p en cará á su seguridad.
logar de E phr aim ., est(' es, f e r t i l i d a d , diets 3 13¡i perdido las fuerzas p a ra p r o e u r it
"nSííi oslo es. p o íso , p.ira si^niliear, que es:» su salu d ,
tribu tan poderosa seria (Instruida y reducida 6 1.a que m o ra en Eam ótfa. Se e ip ú M
£ ceulia: en lugar de S a m a r í a , que quiere todo esto <1l- o tras m u tlja s m a n ír a l.
ie e ir l u g a r p t a n la d o d t c i r u e l o s , dice 7 Llegó t i te rrib le astuto e nviado por el
"l'IW i S a p h í r , esto es, Julio, dando á en­ ScTier, estando el enem igo haciendo
tender ta gloria i que Labia itubido aqu«- c e rre ría s , y deelrtiyA náale ta i* .
116 lk PROPHECÍA, BE MfCHÍSAS.

rae!; hallado tas maldades dé Israél1;


14 Propterea dabit enlista­ 14 Por tanto enviará mensa-
rías super herediíatem Gelh: do- geros á lós herederos- do Gelh*:
mus mendacii in deceplionem re- cas» de mentira * para engaño* de
gibus Israel. l&s Reyes dé Isrnéf.
15 Adhuc hvredem adducam Ib ' Aun te traheré á tí here­
tibi qum habitas in Máresai u s- dero, ía que moras en M aresa4:
que, ad Odoliam veniel gloria, Is ­ hasta Odolám llegará Id gloria* d e ■
rael. Israél \
{/■ 16 Decahare, et londere su ­ 16 Mésate tüs en bellos, y tra s­
per filias deticiarum tuarum: di­ quílate por lós hijos de tus deli­
lata calvititm tuum sicút agui- cias0: ensancha tu calva así como-
lm quoniam capiwi dupli sunt íg u ila7: porque llevados son cau­
te. tivos lós que proceden de tí,
< Se eirá eo-Lachis e l e s tru e n d o -d é lo ss o. c a rré , quií-les h a b ía n prom etido o o a tra lo » '
c a rro s' de S e n n a c h é rib , q u e la lle n a rá do A ssy rio s,
a so m b r o , p o r h a b e r sido la p rim e v a , q u e 4 Clarem os v e n ir lo s A s s jr i o s , que so-
aprendió la id o latría d a lo s S a trta rita n o s , y cnsei>orear»n de ti y de tu s-b ie n e s, T am b ién ’
con su e je m p lo p e rv irtió A J e r u s a lé m . E l p a re e ? .h a b e r escogido el P ro p lie ta ts la c iu ­
H ebreo : Unce- a l c a r r o c o r r e d e r e s , c a lía ­ d a d , p o r la alu sió n e n tre el n o m b re de h e re ­
nos ó m uías , y huy o si p u e d es de los A s- d ero ¿ ..h e re d a d y. M aresa. Cap. ii. 4, J o ­
s y r io s , que v icnea-S p p n e rts s itio ,.ív .H & g . su é x v . i i ,
x v i i i . IA, í Es u n a a n t í la -ignom inia y
2 E nvía si .g u s ta s tus- m e n s .ia e r o s .E l o p ro b rio da Tsraél so b re OtJóíam. Yé'asc J o -
H e b ré o : Q 'n i T t y puede tra sla d a rse ríjkí xv. 3 5 , E t ílé b ré o p u e d e teoev otro s e n ­
b ie n : T u s . d á d i m s , p a ra so lic ita r la a m is ­ tido.- fl a u ta A i a l á w l l e g a r á el h e re d ero , q u e '
tad y socorro de la s c ia d ad e s d é lo s R iilis - es t e g l p r i a <le 'I sr a el: esto es, h a sta Jo ro *
Lhéos, y d e o tro s p u eb lo s c o n tra los A ss y - s a lé m , ciudad de la resid en cia gloriosa d r ■
rip s : pero e n tie n d e , q u e todo s e rá in ú til. Dfos en su tem p lo , y c orlo de los R e y e s de
E a el Llebréo se l#e 713 i l l i m o , ciudad d ev su p u e b lo .
la dependencia de G eth . E l In té rp r e te L atí— 6 V ístete de lu to p or la m u e rte y cauti­
no trasladA la p a la b ra Mures nheík, que sig ­ v erio do tu s h ijo s, qu? eran tus delicias. .
nifica fte re d á ri; y p o r cila p u ed en e n te n ­ 7 Q tia n io esta de m u d a , y pierde la p lii-
de rse las ciudades .y, p u eb lo s de los P h i- m.i de la cab eza, le queda' toda pelada. E!
listhcos. S eñ o r p ro h ib ía h a c e r toda, esto ú los Judio»
3 E l Hfebréo 3 í'(3 tí dé Ác'hsíbh, com o ■ p arque-eran m u e stra s e x te rio re s ite do lo r, q u e ■
nom bre propio. J o su é x¡x. 2 9 . Ju die , r. 3 ( . i . so lían p ra c tic a r lo s,G en tiles en sus c alam i­
Mtcuis-As.escogió e sta v oz, qu.e sijinífiea ra e n - d ad es: y el F ro p h Jta lo que q u ie re aquí sig­
lir a , com o se; tra sta d a en la V u l^ a U , p ara n ifica r es-, q¡ie su . dolor seria tan excesivo,
sig n ific a r, q u e.lo S :P h ilistb éo s Cuitando á lo q u e no podrían h a ü a r «nuestras su íic ien ic s ■
trjita d o , no. d arían ¿ J o s R ey es de Is ra é l <¡1 p a ra p o d erle d e c la ra r, Yüaso T hkobohetjo .

C A P Í T U L O -II...
MI Prophaía anuncia la maldición de fíins, y una ex trem a -desolación á fos
Israelitas.por *»*• in iu sticia s é infl& eti& ain. Prom esa ■del restablecim iento
- y- reunión da Isra é L ..

i; W-.iv qui coijif.alis im tfiki 1 x a y de los que pensáis co-.


CAPÍTULO l í .
et operamini matum ¡n xutiiti- sas ÍRÚt-ües, y maqíiínnis lo malo
&«s vesh is‘. in luce matutina, fa - en vuestros lechos !¡ á la luz de Ifi
ciunt illud, quoniam contra Dcum nreñana lo! hacen, porque contra
est mavii/s ■eorum. Dios es !o muño de ellos*.-
2 E í cvncypierunt agrosy el- % Y coíliciároti ios campos* y-
violente r t u lñ m i, el rnpnerunt- los tjuUí'iren por füerzn, y robaron
úxmos: et caltm nm bm lur viruw , las cosa*:-y op rim iéron al h om b re,
et domum ejus, virum , el here- y á su cosa; al hom bre, y ó su h e ­
diíalem ejus; r e d a d 3.
3 Jdcircó hcec dkU Damnus: 3 Por-tanto esto* dice e! So­
Ecc&■ ego cogito super fainiliam ñar; ííe aquí 'q u e yo pienso el
istam tnalum: unde non auferetis*mal sobre esta famüfa1': el
no sacudiréis de vuestras-’ oervi-
colla Desírfí'i eí non ambulabítis
superbi, quoniam tempus p e n i- ces3, ni andaréis erguidos, porque"
traum est. el tiempo es muy malo3.
4 Jn die illa sumetun super' 4 Es) aquel dia os tom neen-
vos parabolai et cantabitut' can-por fábula ó vofolros7: y os can­
tkum cum sua vü a te, dícenlium: tarán con placer unfi canción, y
se o í dirá: Nosotros- hemos sido
Üepopulalione vasiati sum m i pars-'
del todó desolados: !a s u e rte 9 do
populi mei oommutata ' es!'i" que­
mado recedet á me, cum rever- mi pueblo se ha cambiado, ¿cómo
talur, qui regiones riostras d i­se r e tir a r á 'd a mf,- puesto que
vida!?■ vuelve el que fih dé réparlir
nuestro? oampob?
5 Propier- hoc non erit tibi- § Por esto no tendrás íá quien
miíim s funieulum soríis in catu mida con cuerda las porciones
Domini.- eti la junta del S eñor9.
6 Ne loquaminlloquenles'. Non 6 No habléis ios que habíais:
1 E s un a wk'osm: que no' ocupáis v u e s - ' m ofando da v u e stra s miss-rias.
vrbs pensam ien to s; lin o en fo rm ar-d esig n io s 5 La h e ríd a d de m i pueb lo fi<rsido dada
p e rv e rs o s, a u n quan d o os tv tira is por las á e x tra ñ o s . E sto s son lá m a n lo s de Sam uria
noches i d escan sar en vuesLr;is ta m a s , p ara y 'd e J e ritsa lé m . ¿C6mo puede s e r verdad
ponerlos en e x ecu cio n a l o lro d ia hicgo q ue • lo q o e nos v a tic iB a fian 'n iie stv ü s'falso s p r o -
am anezca. p h c la s ,- dic.iéh d o n o í, q u e so T ttir.iria n !los
2 Sus designios, m a q u in acio n es y cona­ A ssy rio s; qu an d o v em os, que ban vuíU q, j
to s. E l U ebrúo: P o r q u e tie ne n en i a ma no e s tin re p a rtie n d o f n t r s sí n u ffS ro s ('am pos-
el p o d e r . j posesiones^ Y éase el £í6'. iv. d t los
3 ' E xcogitando m edios in ju sto s y violen­ x v ii. 3 . i i .
to s p a ra o p rim ir con calu m n ias á v u e stro s 9 D e a q u í a d a ta s te no h ab ré quien re ­
próxim os, y al/.-ivos can sus h o cicu d as. p a r tí la tie r r a e riíre ttis'c iu d a d a n o s, c á n w
+ ' E sto^ m ed itan d o e n v ia r u n a te rrib le á n le s solía hacerse"; p o rtito q o e d a rís priv ii-
o#lamida<l'Contra este pu eb lo . da de todo lo ' q u e p a se e s. Son p a la b ra s da
3 So podréis lib raro s del yugo de escla-- la J u d ía y de la Sam aría íi si m ism as. O
vilu d , yo p o n d ré so b re vo so tro s. ta m b ié n : Q n e iu re is p rivados de luda fu e rte
6 E l tiem po es en ex trt'm o c alam ito so . y po rcio n en la Ig le sia y pueblo ác D ios: y
7 M ientras q u e vosotros esle ís-'h ac ie n d o ‘ la scñ.il de esto s e r í el qile sereis. ccíiados d a 1
«llielo por los ¡rab ajo a, quo <te todas p a rte s la tie r r a san ta ; - .
a c e r c a r á n , v uestros ememígoa se c s m r in
118 ■LA PBOPHFCÍA UE ; MlCHÍlAS.

siiflabií. super istos, non¿9ompre~ "No-destilará sobro esfoi, n o ;les


. fiendu confmio. alcanzará Ir confúsion1.
.7 DiGit<domus , Jacob: N um - ,7 Dice . la casa de ; Jacob9:
. quid ahbreviatus-est S p m tw Do~ ¿Pues qti<5 se ha abreviado el Es-
mi ni, ,aut tales su n f. cogítationn . pirita, de! Señor*, ó" líiles-son eus
ejus? Nonne verba me a* bona- sunt -pensamientos'? ¿Qué mis ■palabras
. eum eo,-.qui. redé ■graditur? : no son buenas4. pnra corrnquel que
(camina con-rüc!ihjd?
8 E t é contrario populus . 8 Y mi pueblo por el contra­
mcu,<t in adversarium , conm rre- llo se levantó contra mí como
, x i l : . d?,super túnica paUiurn -enemigo: trasoír ( ú n ic a quitasteis
. susíuíísfí’s: et eos ,.q u i. (ramibant la capa, y á íiquelíos ■qiif'-pp^nhíMi
simplicilcr, convertistis. ín btUum, quietnmente los -estrechasteis á
í g u e rra 8.
9 ‘M idieres populi mei ejeci - 9 Echasteis las. mu ge res de mi
. slis de domo ddicianim suarum: pueblo de la casa, de-su reposo ?:
1 - O .vosotros P ro p iic ía s ,- encargado»-del c ra lilc io sa d ía v m afdad en v osotros el r e ­
j S eñor p a ra .a n u n c ia r S-pein p u eb lo los m ales, s istir y o p oneros íi m is l’ro p b e ta s? ¿ C re é is
.q u e le lian de v e n ir; no p e rd á is, el tiem p o q u e la viiU.il y ¿itiloriilud de mi e sp íritu , qua
..en q u e re rle p e rs u a d ir, p,ues se m o stra rá , in ­ .-en lorio ( i■’mpi> (os ha m ovido á p red icar-m i
dócil y sordo í lodos v u estro s avisos y-pr&— p a la b ra , se lia aco rtad o 6 debilítenlo d e -m a -
dicciones. C reed c ie rta m e n te , , quo scrfin . ñ e ra , que i -l)¡i ced er y a c o m o d a rse * v ues­
echadas *1 a y re lodas v u e stras ra b o n e s, y tro s a iiio jo s-; Cap. n i . 8, J e b e n . v j, f l .
que no liarán la m e n o r m ella en sus co razo ­ xx. 7 ., 9 . L;t c au sa de todos los m ales y am e­
n e s , para-q u e v u elvan so b re sí, t.lle n o s de n a z a s , q u e os an u n cian , está en v o so tro s, y
.co n fú sio n y ,v erg ü e n z a , s e . co n v iertan . al S e - no en m í,: y por. lam o in ju s ta m e n te os q u e ­
, í o r . Y para q u e no dudéis do lo; q u e os de­ já is de m is -l’ro p tiela s, com o si ellos fu e ra n
cim os, oíd, oid cóm o se explica la o s a de los a u to re s de lodo «1 m o l, que viene so b re
J a c o b . Se lid de s n p o n e r, q u e habla aquí vo so iv o í. TSA'AS XTilt. 2 1 . jEtllíM . 7V iri«,
o tro P ro p h e ta , ó, algún boinhve e u e r d o .i u i . 13. Si sois .fieles y obed ien tes í mi pa­
M ichéas. Auu'is, Jo él, ele. la b ra no oiréis de su boca sino p¡oi>ic.ínl
2 UI H eb reo : La llamada , casa d i Jatob'. de (rrucias y do. b e n d ic io n e s y u ijn q te -s e a ii
la que so lam en te lic u é el n o m b re .d e (¡asa p ecad o res , si sois capaces do c o rre c ció n y
, do JacoB. . de a rre p e n tim ie n to , ctl<w m ism os os indica­
i ¿T an e strec h a s n o s p in tá is-la s e n tra ­ rá n los m edios o p o riu n us paro q u e de re ra s
rías ele a quel S eñor llen o de ro is e rie o rd ii, os co n v irtáis.
que d ccis, q u e nos lia da d e s tru ir ü todos íí A los q u o vivían en pa* y sosiego sin
n o so tro s, siendo su p u eb lo í ¿Cubo, q u e no . o fen d er i n a d ie , lo? h ab éis obligado á que
te » g a otro p en sam ien to so b re n o so tro s, sino se pnngan en d íffo s a y com batan , con el
afligirnos y m a ltra ta rn o s con ol rig o r, q u e fin de o p rim irlo s , y do echaros . so b ra sus
nos e s u i s am enazando y g ritan d o á cada b ie n e s . Al ífc b ré o se In puede d a r tam bién
p a so l e sle sen i ido : >I¡ pueblo en otro tiem p o se
A E s ta es re s p u e s ta en boca del S eñ o r, enipleab-t en g u e rra s ju s ta s c o n tra sus e o e -
. dic ie n d o :'Q u e e m p ic aría su b o n d a d .y m ise­ iniR os; m a s :vosotros por al c o n tra rio sola­
ric o rd ia c«n los q u e le fuesen Heles, y c a ­ m en te . o.‘ em p le áis.ah o ra en ro b o s y a s e íi-
m inasen con re e lilu d y sen cillez; pero q u e- n a lo s : d t-spojais-dd vesiido y de la capa á
csto no potíia verificarse con u n p u eb lo in - los que pa'iaa to n sosiego y sin re b e lo , y
g ra to , re b e ld e , y (pie so la m e n te se em p lea­ q u e vuelven de una pelea , c re y en d o qu*
ba en in ju s tic ia s , ra p iñ a s y violencias. Se­ y a no. tien en qu^ te m e r.
pan r l H e b re o se pued* dar ta m b ié n este 8 De las,casas en donde c en sus marido»
« tro K n tid o á to S p .cste lu s a r : ¿E s. cosa q ue é hijos Itabian pasado la vida c o a gustu y
díjíti.1 , ó casa d e Jaco b ; ó uo e s u n a e x i - con sosiego.
c a p ít c l o II. 119
é-ptirvulit earum • inlistis1táudetn de los párvulos dé ellas qiíitastei*
meam in perpeluitm. mi loor pora siempre *.
10 ■ Sitrgüe, et ite> quia non 10 1 levántaos, é idos, porque
habetis híc reqUiemi propter im~ no teneis aquí reposo *: porque
m undiVan -ejus corrumpatur pa- por su impureza serñ inficionada
íredine pp.ssinxt. dé una horrible'corrupción..'-
1 í ! Ulinam non essmi iyír ha- 1J Oxáló fuera yo ut) hom­
bens spirituni, el inendacium - po- bre que no tuviese espírilu a, y
tius ioqaerer\ s'illaho ■Ubi in vi- qae ántes hablase metuiro: desti­
num,,et m ebrietuiemt et erit super-' laré sobre tf vino,- y embriaguez:
quem sliHaiur populas isle. y será este pueblo - sobre quien
se destila/
1 2 : Congregatione congregaba * 12 ‘ Yo le congregaré todo
Jacob tolum te : ia unum con- juntó,, ó iliicob en uno recogeré
ducam reliquias Jurar;! , pariter ■" las-reliquias dé Isrst'l, lo por-iríré
ponam iíiutn quasi gregem in ovi- jo rito como rebnño en el aprisca1,
l i , quasi pecas in medio cau- como ganado en medio de las cifi-
la ru m , tumulluabuniur á m ul- jadas, liarán grande- estruendo por
titudine homiiinm. la muchedumbre de los hom bres5.
13 Ascendet enhn pandens 13 Porque subirá delante do
tíer a n k eos: divide.nl, el trans- ellos el que les abriré el camino7:
1 A partándolos (le sus m adres los p ri— - p r o p h f t a d e l pur.ltlo este; Si yo fu e ra u n va­
vastéis de la-ed u cació n ,. t]i¡t¡ les «Liban, e n ­ no y falso p ro p ’a eta , que anunciara- c o s a s -
señándoles ¿ lo a rm e ; te m e rm e y d a n n e g ra ­ g ra ta s al palad ar J e e ste p u e b lo , e n to n c e s ■
cias; y (Oí hicisteis id ó latras. s e ria u n p ro p lieta do su gusto y a p ro b a ció n .
2 I n f i c i o n a d a : Sis i i o b r c e n l i e m l e l a (ier­ i A lgunos ex-piieon- esto de-los B ey es il«
r a r e i i r i é n d o í - S a l a d v e r b i o d e l u g a r hit Ju d á y de Isvaél , q u e s e ria n llevados c a u - '
» 5 » i , ' q < ! p r- s t i p o c a í p a l a b r a s i n i e s . V o s ­ tiv o s con su p u eb lo : p e ro a q u í s t e n c ie rra '
otros e stab ais c o a se s iid o s e n q u e p e r m a n e ­ u n a pro m esa E v a n g é lic a de !n re u n ió n de la
c eríais aquí g u íe lo s y s o seg a d o s e n m edio Eslcsia u n iv e rsa l b a s o del rc y n o de J e s u -
d i todos -tu catro s d eífin le iie s; p e ro n o ,'n o . C b risto . J h r e h i'a s x x x i. iO . I Í /u c i j. ix x v it.
s e r á 'asi , p o r q u e p r o n l i i o m i t e ' s e v is t o d o s S I. K e u n iré p e rfe c ta m e n te . E s ta ú llim a y
I te ra d o s c au tiv o s. Unos h o m b re s u n m a lv a ­ n u m e ro s a co n v ersió n letiilrá todo el lleno
do* n o p u e d e n - o c u l a r u n a t i e r r a U n S .in u , d e su. cu m p lim ien to ai fin del m u n d o , J^orí*.
q u e h a n p r o f a n a d o n o n (. a u l a s i n m u n d i c i a » ; ik . as.
j «sí oo*vte»e, q ue quede c u b ie rta 'd o la in ­ 5 M 3. 6 . E n l a O M i e r i f a . :
m unda s a n a re do su s c ru e le s m o ra d o re s. tí Como aco n tece en los g ra n d e s c o n c u r­
3 ' ¡Oxalú q u e y o n o f u e r a , c o m o v o s ­ so s, q u a n d o m u ch o s ¿ povfia q u ie re n e n tr a r
o t r o s d e c í s , tiD h o m b r e d i v i n a m e n t e i n s p i ­ p o r u na m ism a p u e rta : en lo q u e se e sp lic*
r a d o , y q u e niis . p t e d i e e i o ü e s f u e r a n / u n a s y el fe rv o r c o n q u e 'a c u d irá n á a listarse en las
in g e r id a s po r u n e sp íritu do te m o r ó d e m e - b a n d e ra s de J e s u - C h r is to .."
lan cv ili ul . p e r o n o s o n - a s i , í i n o o r á c u l o s m u y 7 E l b u en 'T a s l o r ,' q u e los g u ia rá y
c i e r t o s y v e rr t -a d é r o s. . D i o s m e m a r i d a a n u n - a lu m b ra rá -'co a la lu £ de-su g ra c ia , ro m p ie n ­
c i n r o v e o s a s t r í a l e s y t e r r i b l e s : ure-it-ntaros. do las p risio n e s ' y p u e rta s , q u e lo s te d ia n
el eáli?.' d e m i r a , p a r a ' q u t í l e b e b a ; - ; hasta.- e n ce rrad o s,, y esclav o s del pecado-y det de­
etohri.ig»roE co n s u s h e c e s ; p a ra v o so tro s, m onio , ' p a ra q u e p o r ú ltim o e n tre n en la
q u e sois su p n e b lo p a ra v o s o tr o s lo liene- c e le slla l • l e r n s a l é m ; to n e l que »erá-su. C a­
d e s t i r i a d o . J E l H e b r e o : S í algu.no,,’g u e ato- b eza sii-U e y -'j su P a s to r ; M uchos- e i¡io n e a
e« « ienlo, y m i n t i r t i m e n t i r a , fe 1 esto e n . gen « ral del' e ita b l« c im i« ü to da la
p r o p h e l i t a r e p t r nift» 5 p o r r i d r á ; y t i r á Ig le sia , S. G í r * ^ t j ( 0,
1^0 LA PROFHECVA DE MICHÉAS.

ióimí porfam , et ingredieniur forzarán, y pasarán la puerta, y


por eam: et transibü rex eorum «niraríin por ella: y pasará su
ooram eis■, Dominus m mpile Rey delante de ellos, y el SelLor
toruui, á*ía cabeza de>-el!os.

C A P ÍT U L O m .
¿ 7 P rophila-reprehende y am enaza á Jn.s Jueces üs la casa de ■;Jacob p o r
..«lis violaticias é injusticias: y tam bién á los falsos prophetas y sacerdotes*
'Declara q.ae p o r lo s pecados de tos G randes ven d ría la ruina de toda Ifi
n a c io B ,

1 Mj í dijcn Audite p rin­ 1 X dixe: Oid Príncipes íle


cipes Jacob, al duces domus I s ­ Jacob, y Caudillos1 de la casa de
rael: Nu-raquid non veslrum est Israél: ¿Pues no os toca á vosotros
scire -juditoum, so^er1 to que es justo,
2 Qui odio habeíis bom m , 2 Los que aborrecéis el bien»
.él diligüis matum: qui violenler y amnis el iri i!: los que por fuer­
tollitis pelles eorum desuper eis, za quitáis sus cueros de encima
.el carnem eorum 4esuper ossibus (le ellos-1, y >su.carne-de sobre sus
jeorum? huesos?
3 O ni c omederuni carnetn .3 Los que comiéron la carne
populi msi, et pi'Uem eorum de- de mi pueblo \ % desolláron de
suptr excoriaveruíil: eí ossa eo- sobre ellos el cuero: -y quebraron
tu m confrsgeruat , el concide- ■sus huesos, y los partieron como
r w ¡ í sicut in lebelet e( quasi car- eíi la caldera, y como carne en
nem in medio ollcs, medio rie una olla,
4 Tune clamabunt .ad Do~ 4 Entonces clamarán al Se­
mmum, et non exaudict eos’ ct ñor ", y no los oirá: y esconderá
faijscondd faciem suam ab eis in .su cara de ellos en nquel tiempo;
tempore ülo; sicut nequiter cge- ,por quauto ellos obraron perver­
r uní in adinmniionibns suis. samente según sus caprichos.
5 Bote dicit Dominus super 5 Esto dice el Sp-ñor sobre los
prophetas, qui sedúcuni populum prophetas qiu; engañan á ,m¡ pue­
meumt qui mordent dentibus suis blo: que muerden con sus dien-
et prmdieant pacenv, et si quis non lesS y predican paz: y si alguno
dederit in ore eorum quippiam, no diere .en su boca alguna co sa ,
1 MS. 6 . J f guiones . .5 E n e t fila d é lo s jsiicios.de D io s , **
a ¿L a L ey de Dios , .y lo q u e .es ju s to q u e c a s tig a rá tortas e sta s m aldades.
p a r a j u i K í u ' c o a í u r i u t í í o l l a ' ! J e t i e m . v. i. S . i Q uo h aciendo s e m b la n te de d u lzu ra y
3 V o s o tro s , 6 M a s n a ta s , qu o no solo d e b e n ig n id a d , son u nos .lobos c ru e le s.
esq u iláis , sitio quo desolláis al p u eb lo . 7 E l H ebréo a n t x ó y } n '" í Ó i no di*<-
4 Sas b ie n e s , su s u b sta n c ia . V éase la r e t o i r e f « te e o a lg u n a e e w .
iiiv e c U ia q u e h ace E z e c h ie l x s í i v , g.
CAPÍTTJIÜ 1H« 121
sanctificant super cwm p rm - tienen por saütidnd el moverte
linm. g u e rra 1.-
6 Pro pterea nox vobis pro 6 Por tanto os eerá á vosotros
visione eril, el tembr<s vobis pro noche en fugar de visión, y tinie­
ém n a tio w . et occambct sol su ­ blas en vez de -revelación H y se
per pr-opkelus i et úblssiabKübitiit' pondrá el Sol sobro Jos prophetas,
super eos dies. y se obscurecerá1 el dia sobro
ellos.
7. E t confu n d m tu r qui v id m t 7 Y se avergonzarán los qns
visiones, et cnnfuudenm r divini: ven visiones, y .confundidos sorén
et operient omnes cull>is sugs, quid !cs adivinos: y todos cubrirán -sus
non est responswn D ei rostros \ porque no hay xcsij.r,es­
ta de Dio?.
8 Verum fam m repletas 8 Mas yo lleno estoy do for­
sutn fortüudine spiriius ffomint, taleza tiel lígpínEu del Señor \ de
judicio, el viriufe: vi fnv.ancieni juicio, y de virtud; pora íirimicinr
Jacob scelm suatn, et Is r a d pcc~ á Jacob su .maldad!, y á Israél su
catum suum, pccaüo.
9 Audite hoc -principes do­ 9 Oíd esto vosotros, P rínci­
mus Jáco’t, et judiers dvmus Is ­ pes de la casa de Jacob, y Jueces
rael: quia ahomí)iami7ii J'M¡iciutnf de ,ía casa de líi^ éh porque des­
et omitía recia perMriüis. deñáis el jeicio, y trastornáis toda
justicia.
10 Qui tfdipxaíis Sion 4n san- 10 Los que edificáis á Sióti
guinibus , et Jerusalem in mi- Gfín sangre4, y á ,Jerusalém rcon
quilate. injusticia.
11 Principes a líftíS in w m - 11 Los Príncipes de ella por
neribus jtidicabaui, ct meerdútes cohechos juzgaban, y sus sacerdo­
ejus in ¡wrcede doubant., etpro- tes por -salario enseñaban, y sus
í A la le tra : 'S'<nEi/iitafti ics d e claran .petos tu rm a n o s: cam ino d e re c h a m e n te , y
u n a g u e rra (fiie.llaarin s m i u , aiB cnüziintlo- desem peño reí oficio d«í P ro p h e ta d c l v c r - -
le s con m alas y tra b a jo s cu n o m b re del Se» duderu Dios con la m a y o r r e c titu d y l i r s -
ñ o r , come» á unos re p ro b o s ó ¡nipios, pieüa ; y así puedo a rg ü ir y r e p re h e n d e r c o a
2 E n vez du lu prosperidad-y paz que toda 'lib e rta d los p e ta d o s y vicios de ¡os
falsam en te a n u n c ia n , c¡finalidad y m iseria ■G r.indes de la n a c ió n ,
q u e se g u ra m e n te te n d ré is ; j s c r i o s t o . c n G Los q u e fa b ric á is Ins ■magníficos e d i-
ta l e % tr*m o , q u e en inadio de la luz dui Oía :!ícios de Sifit)'con ¡a s a n g re ü e los p o b re s.
« o verán ni s a b r iu h a c e rse . J iír e m , s v , ■Por « í i j r r i , se e n tie n d e.e n la E s c ritu r a to ­
9, A mós v iiií 9 . da vio len cia, e x to rsio n ó in ju s tic ia q u e «e
3 MS. 3 . E a n n c g r e g ite te r d . liar.c al p ró x im o , s e a c,on d e rra m a m ic iU o d o
t De v erg ü en za y i;oníusioii , p o rq u e se s;ins:ve ó sin e lla . P u e d e a co m o d a rle e l s e n -
h a rá n patcn les ¿ todos ios h o m b re s sus m a­ :tí íio d e e sto s p a la b ra s , & los q u e con el m a ­
la s a rte s y sus e n g añ o s. y o r uliiui'.o p ro c u ra n la s p riu ie ra s d ig c id a d e 3
i Yo M ieb é a s, guiado por e] E s p íritu E c le siástic a s :p a ra p a rie n te s y a m ig o s , sin
d e D io s , no fa isilic o , ni tu e rz o so palab ra;- a te n d e r i q u e sean idóneos y dignos de o c u ­
no m e touev en m iras lie in te re s e s ni do r e s - p arlas, ó n o .
» Ezech. xxti._27, Suplían, m . a. '■
T O U Q X I. 46
m - IA PflOPaBCÍA BE MICHÉ V8.

p h ekt ejus ttt pecunia divina- prophetas por dinero adivinaba


ba.nl: et super Dominum rtquie- y sobre el Señor ge apoyaban? dK
m b a n t , dieentes: Numqmd «on c¡endor¿Pues<jné no está el Señor
Dominus in medio- nostrúm?' non en medio de nosotros? no vendrán
renim í super nos muía. mates sobre nosotros.
12 Propter Jwo, causa ve- 12- Por tanto por culpa vues­
sir.i, * Siott quasi ager arabUur, tra orada será Sión como un campo,
ti JerusaUm quasi acerbus lapi- y será Jerusalém como montan de
dum eriti et, moas templi in e x ­ piedras, ,y el monte del templo co­
celsa silvarunh mo tina selva muy alta *.
4 T odos etilos ab u so s son eao rm ea y ca­ p e sa .P a re c e p o r esta conclusión q u e el o b je ­
paces de,trastO E nar la R e p ú b lic a , y p e rv e r­ to de esta P r o p i c i a es la ru in a dé J e r a s a -
tir la R e lig ió n ; y p lu g u ie ra a l S eü o r no lé m por K abuchádonosór. O tros la aplican á
f o r tín , ellos ta n freqüc.níea. la del tiem po de lo i IU c o a n o s...
2 ' S erá c o n v e n id a c a u a bo stju e m u y e s -
• Jerem. xkyi. 1?,

C A P IT U L O I V .
A nuncia M ichéas el restablecimiento de*Sión: y que se reunirán a llí las mi'-
dor»es, donde gozarán de sum a paz- Consuela á loa Judías, que de a llí á p o co
habían j l e i r ca»ticos, con la prom esa de su felicid a d ven idera, y^ del total
exterm in io de su s enemigos:

1 ' E t erífr Iñ novissimn dié- 1 Y acaecerá: Eri ¡Os últimos


n m erit mo»ís domus Domini dias el monte de lá casa de Dios
será fundado sobra la cima délos
p m p a ra ttís iñ verilee montium>
montes, y ensalzado sobre lo? co­
et süblimis super colksi et ftuent
ad eum populi. llados: y correrán á él'los pueblosr.
2 E t pm pem bunt gentes m il - 2 % üe ■apresuraran muchas
loe , el dicent: Venife, , ascenda-
gentes, y difrán: Venid,1subamos
mus a im o n k m D o m ini, ei adal monte del Señor, y á la casa del
domnm Del Jacob: et doceMt nos Dios de Jacob: y nos enseñará sus
ds rJis su»,5, el ibitnus- in setm-
eammos, y marcharemos en sus
ft's ejus: qtiia de Sion 'egredieiur
vuredus: porque de Sión saldrá ia
tes, el verbum Domini d« Je- Ley, y la palabra del Señor de
rm ahm . JeniBalém*.
3 Et jiidieabü inler populas 3 Y juzgará, entre muchos
l ‘ E=tos tres primero*! versos an leen en -2 ■ Alii'Jo S ]o* Apástela* <¡uc ví’üibií ron»
ls * i. il. -2. en donde querían ya e t i c a d o s . en Sión.el E spifítu, Sanio , y desde allí s;i-
Los Santos PurlrM aplican esta P rap ticcía ti Üéron á promulgar y anuttaiac ú todas.la*
inilslíísia df -uua en el sen tid o , nanioní-s la palabra del Evangelio , y la X ír .
lite ra !. saiud#l)le de Jesu-C bristo.
•c a p ít u l o i r .

'inultos, él corripiet gentes fortes pueblos, y castigará á naciones


vsque in íongHí^títín-i: eí eoncident poderosas hasta léjos*: y converti-
gladios t uos in vorneres, et rán-sus espadas en rí-jas de arados,
htisias suas in ligones: non -sume/ y-sus la ttm e» azadone?: no em­
gm s adversüs geníem gladium, et puñará e&ptida gente contra gen­
-non disoent ultra belligerare. te, ni se ensíijarín -mas para
hacer guerra.
4 -Et sedehií m r sublus viUm 4 Y cada uno se sentará de-
&lam, et subtus /íc « m m am , et baxo de su vid, y debaxo de su
■non evit qui deterreaí: quia es higuera5, y no habrá quien cause
Domini exercituum l o c u t u m temor: pues lo Iva pronunciado por
esL su boca el Señor de‘toa exércitoa*.
3 Quia omnes populi arnbu- 5 Porque 'todos 'los pueblos
■labunt unmquisque in nomine Dei andará»4 cada uno en el nombre de
siíj: nos autem am bulabim w in su ©ios: mas nosotros and aremos
nomine Domini Dei nostri in ceíer- en el nombre del Señor Dios nues­
4ium eí ullra. tro para siempre y mas ai¡ás. .
6 In die iila, d itit Dominus, E» aquel 'día®, dice el Se­
.congregado ctaudicanlem: et eam, ñor, reuniré aquella que coxeaba:
quam ejeccram, cotligatn,-ei quam y -recogeré aquella que ya habia
afflixeram: desechado, y afligido:
,7 /í’f a ponctm ctaudicanlem 7 Y reservaré para residuos á
in reliíjuias: et eam , quiv la­ Id que coxeaba: y la que era afli­
bor averat, in (jenlem robustamh : gid» \ para formar un pueblo ro­
■</ regnabit .Dominus super eos busto®: y tfeynará el Señor sobre
1 "El Señor ju íg 6 y reynft so b re n a c ió - Synngoga se llam a coxa , p o rq u e tinas T i­
oes podero sas y re m o ta s , a rra n c an d o lo» ces a d o rab a al v erd ad ero D io s , y o tra s i
e rro re s y tos nicíos de los ínikstos de lus S a ú l : y po r-cslo fué rep u d iad a como u n a
g o m e s: y fundó su Ig le sia en c a n d a d , dan­ m u g e r infiel., y .castigada sev e ra m e n te por
do la paz á los fieles d e .e lla . ei Se&or.
5 E n io q u e se significa la ,p a z y segu­ 7 MS. 3 . £ la d e la n d v r a .
ridad e sp iritu a l de la Ig le sia fcaio d e l re y n o 3 De e sta q u e ta n to h a cexeado en todoi
de ¿esu -C b risio . J u r e m . x s i , 10. Z a.gua R. sus ..pasos, y q u e p o r esto fué tau afligida,
u i. t o . s a lta r é las re liq u ia s, le d aré hijos, q u e for­
1 Lo pvom elié; y .a sí tío jm ede fa ita r.' m a rá n u n p u eb lo de hom bres v a le ro so s, y
% Todos la s .pueblos infteU s lim e n su de coraxon ju u y firm e . T ales íu é ro n los
re ligión y dioses p a r tic u la r e s , u n w d e u n A póstoles y a lto s .m uchos Judíos , de los
m oda , y o tro s de o tro p ero n o so tro s no q u a le s se form ó ta p rim e ra Ig le sia en J e r t i -
tendrém oli ni sdoraréiBO* , sino í¡ u u n soto salé m . listo s d esp u es s e e x te n d iéro n por to ­
q u e es til v e rd a d ero , M i c h e a s p o r e sp íritu do el m undo , y lo s u je ta ro n y re d u x é ro n
pT O phétieose pone y c u e n ta en ei n ú m e ro con su predicación S re c ib ir el yugo de le s u -
de los servidores y D iscípulos fieles de J e s u - C b ris io , m o stra n d o ia m a y o r constancia y
C kristo. firm e z a , y confirm ando con su sangre la
5 P o r todos los siglos de los siglos. v e rd a d de la fé y d o ctrin a q u e p re d ic a b an .
6 E n el tiem po del Messíns re c o g e ré a a Según a lg u n o s, en la que coxea/m se figura
el aprisco d e m i Ig le sia i « lis fie le s , po­ é Siírn ó J u d á ; y en la afli g id a íi Sainar?» 6
b re s , c o io s , .afligidos j d e scarriad o s. La la s dies trib u s ,
t Sophon. m . i# . b Lani* . v n . 4 * . l a s . I, ja.
**
m LA PHOPHEÉÍA T>B MÍCÜÍíAS,

tnonte Sion, e x hoc nurtc ei usque ellos en el m eato fie Sí<5nv desda
in celemum. ahora y hasta en o! siglo.
8 E t tu tu rris grcgis nebu­ 8 Y tú, torro ¡ii‘l):ilosa1 d e l
lo s a ftlhv S ion usque ad té veniel: rsbíiño de la hij.i d¿ S ió n ', hasta
et venial potesías p rim a # regnum ó íí veticlj'á3; y voikIcA el prim er .
film Jerusatem , im perio, el re yna de ¡a hija de Je-
rusa i<5m.
9 Ñuño quare m & rore con - 9 ¿Ahora por q u é te encoges*
trahdriü? nutnquid rex non est do tristeza? ¿¡¡cíisí) no tienes ílé y ,
tibí, cvii consitiafius lu u s periií, ó pereció tu consejero, pues te
quia comprehmdit te dolor sicut tom ó dolor corno á la que está de
parturiealein? parto?
i O Dole, et satage filia Sion 10 D uélete, y airia con afan,
quasi paríim ena: quia mmc egre­ hija da Sióut como la que está de
d i eris da civil ate, et kabilabis in parto": porque ahora saldrás de
régione, el vswes usque ad B a - la ciudad, y morarás en el campo*,
b tfhw m : ibi tiOeraberis, ibi re d i - y llegarás hasta B.ibylomu: allí se ­
met ¿e 1D oniim s de m ana inim í- rás librada, allí ¡e rescatará- el
corum íuorum. Señor de la m.mo de tus enem igos.
11 E l nunc congrégalas su n t 11 y ahora muchas g en tes,
super U (¡mies m ulíaz, quts d i- se han reunido conUn tt% q u e d ¡-
cunl: L o p iik lu r i et aspiciaí in Gen: Sea apuJread-is: y nuestro
Sion ocalus dosier. ojo vea la ruina de SúHi®,
1 2 Ip si am em ' non coynove- 1 2 Mas ellos «¡o conocieran
ru n i cogilaiifmes Domini, et non .Jos pensam ientos dal Señor, ní
intdlexeru h t constlium ejus: quia entendieron su consejo: porque los
$ So d¡c3 esto p er u n a to rre que. h a b ia fisl C o n se je ro , q m u d o i su liorapa a p a r e ­
allí m uy iiliu , «(:.ie pari-cla esco n d er su p im ­ c e r á s o b re la (Ie rra .
ía e n tre la* n¡ibt:s. Jíl i l í b r é o ; L a forta le­ 5 O si q u i e r a m i ; b ie n , du é le te y a l l í -
za , ó \a roca , ríe la hija de Siún : pura sig ­ í;«te al p ré sen la , p áes m otivo 'litm e s p a ra
nifica r lu scg ü íiiJjd <lo los Relés r<scogidoi c!l» , & »rslü <ie los tra b a jo s q u e van á v a n ir
en la iglesia. so b re ti c a uíflautW ei'ia y dtripersion q u e p¡*-
2 Kn el l u ^ r que se reliev e en el G e- d t c ; r i s : miis vcnrJrú tu R e J e n l a r , y (c s a ­
nezi ítx x v . 2 ¡ . vecino ;i la ciudad de J c r u - c a r á d e la e sclav itu d en quo c sta ríis g im ie n ­
sa ’Om , (jiií d o s e le s f u i llam ado:. L a p u e r ta do. Todo Jo q u e HCaeíiú á los Judíos en B a -
de la s o v e ja s ¡í de! <¡atvi$o \ Nehií.m, iii. i . bytoniii ora fig u ra do la libert-dil y re s c a te
y pi):1 oaia s j en tien d e toila U dicha c iu d a d , q u e !ia!>iun do lo g ra r p o r .le s u -C b m lo , com o
qu e es fis u ra da la Iglesia , en la q u e e stá n ta n ta s vecus d e sa m a s ya a d v ertid o .
y se ¡usniissien cu salv o todas sus o v ejas. 6 E n u n país e t t r a t i g e r o ; y e s ta rá s e n
3 ¡Ja» i a tí iíb ruir & el r e * n o de D i Vid; com o vago , y sin ¡isienLo liso .
p e e s a n n i f ii c pui'eeiii e s t a r « b a t i d o , s e r á r e s ­ 7 Un e jé r c ito de tro p a s in n u n ia ra b le s
t a b l e c i d o i1ii ií ¡iür el e s p i r i t u a l y e t ü r n a de q u e rocogift S eu o acítd ríb p a ra v e n ir c o n tra
J e s u - C b r i s i n . I / j c . t. 3 3 . Je ru sa lé m , eorao n d ü lte ra ó Id ó la tra .
4 C onsuélale, no gim as n i llo re s, q u e l a 8 D e stru y á m o s la , pe re zc a . Gsa de e sta
R o y di tu o s u d o no Ira. p a re c id o , a u n q u e ex p re sió n ; p o rq u e e ra la p e n a o rd iu a ria quo
te n g a a parien cias rte eso , p o r e l c au tiv erio so d a b a & las a d ú lte ra s.
de B .ibyloiiía: s e rá re stab lec id o ea lí por 9 Y d e le jté m o n o » viendo la ru in a da
J e s o -C b ris to , lu y tildad cr» B e y e te ra o , y lu S1óu,
CAPITULO IV, 125
congregant eos quasi fcetmim arcce. recogió como el heno en ia era \
13 S u r g e , et tritura filia 13 . le v á n ta te , y trilla, hija
Sion: quia cornu I m m ponam cíe S ííjíi’: porque do hierro haré
fe rre u m , et undulas titas ponam yo tu l m t a \ y las- uiíüs haré de
aereas: el com im nw s populo s m al - b ro n ce4:'y dtísinermrarás mlícitos
tost et iníerpcies Domino ra p i­ puebius, y gíicnfrcíjris al Señor*
ñas eorum , eí foriítu^inctn eorum los-robos di; i:llos, y la fortaleza
Domino univers® terree.- de ellos al< Síjnorde to Ja la tierra.
1 Como las g avillas de las m ieses p a ra 8 E sta é s : re p re se n ta c ió n de lo que
*er trillad a » . Bierr notorio e í lo q u e acaeció e x e e u la b a co n : los pueblos enLrci'aílos á la
í l e x ércíto d e Siiciuachérib ; pues u n A ngel .maihnma-. pues las p e rso n as e ra n e n tr e g a ­
e n u n a n o c h e m aló cien to y o ch en ta y cinco das á t i m u e rte , y su s b ie n e s c o nsagrados al
mil A ssyrios. E sto e ra Figura de lo que J e s u - S eñ o r. D eut. i i v i i . 2 8 . J o s u é v i . 17. 19 .
C h rb to H aría con. todos- los enem igos de su Asi lo p ra c tic a ro n los H e b rio s con los d e s­
Ig le s ia , ú la q u al purifica y lim p ia , to ­ pojos de ios A ssv rio s. J oseph o A-n-tiq, Lib.
m ándolos por in&Lrumenlos- p a ra ux.ercitar' *. Caji. mi. Q u iera lodo esto decir: T e d a ré
'so p acien cia. ftie ria s y fin n ezu p ara q u e d e stru y a s á lo­
2 C onsum e y d e stru y e á tus' en em ig o s, dos tu s enem igos , y con la elicacia cíe tu
.A tribuye i. !a ig lesia lo q u e J e s u -C b ris to su 1 p red icació n triu n jjilies de todu el poder del
Cabe?,a Uatie por ella. raurido, avasalles lo;Sus las n a cio n es, ab alas
3 F ir m e , ir r e s is tib le ;to m a d a la 's e tn c ’- la id o la tría , y d e rrib e s sus templen; profa­
j*n*a de los. to ro s , ffuando lu c h a n y com ­ n o s . d e stru y as el re y n o dei dem onio y d e l
b a te n u n o s con o íro s, pecad®, y-consagres al c u lto . h o n ra y g lo ria
4 T om ada la ti ablación de los b u e y e s , dei S aú o r de todo el u n iv e rs o la^ o fren d a s
q u e a c o stu m b rab a n enlTar en la s e ra s p ara q u e le liarán los p u eb los q u e i ¿1 se co n ­
i r i lls r la m ies. D éut. x xv. 4. v e rtirá n '.

C A P ÍT U L O Y .
E l Propheta va ticin a el ñitio de Jentsalém , y la n tina de su rayna; pero
a l mismo tiem po consuela á sus moradores con la prom esa del nacim iento
del M essias, que le d a ría v icto ria sobre todos sus enemigos, y d estru i­
r ía por sí m im o todos los ídolos.

1 I v u n c vas'aberís filia la - 1 A h o r a serós destruiiJa


íroms: obsidionem posuerunt s u - hija de iadron*: cerco pusiéron
per nos, in virgo, percutienl ma~ sobre nosotros: con -v a ra herirán
xillam judiéis h r a é l la m exilla del Juez da lsru él.
2 E t a tu Betkl&fiem E p h ra - 2 Y tú, íiethlehum Ephratas,
4 F fiR n in . S erá s alfonseada. J s r k m . m . o . 10 . E s ta es la exposición de
2 Jeru sa lé o i, ciu d ad ilcna d e ra p iñ a s yS. G bkóxymo . O tro s dan d iv e rso sen tid o í
¿ e in justicias. Es u n H e b ra ísm o , T u s e n e - •estas p a la b ra s, ap licán d olas á B a b ilo n ia .
w ig o í loa Cháldéos Ytmdrün, lo p o n d rán s i­ 3 Como si d ije r a : E sto s son los m ales
tio , y te to m arán ; y al J -jíz de I s r a é l ; oslo q u e p ad ecerá íe ru s a ló m . P e r a tú , B e th le -
«s, á Sedecias su R ey lo h a rá n los m ay o res b em do J u d á , q u e a h o ra e re s u u p e q u eñ o
« ltr a je s , y tra ta rá n con el m a y o r d esp recio . pue-bio, co m p arad a uou o tra s g ra n d e s e iu -
a lía tíh . II, 6, Jttunn. v n . 1 2 ,
m LA PTlOrnECU SE 3IICa¿AS.

ia papwjfa* -és in millibus Juda: pequeña eres entre toi m illa r es


-ex i t m ihi ¿gredietur q u i sit do- d .‘ Judá de tí tne saldrá el que sea
tm inalor in Israel,* el tgressus dominador en Israél \ la salida
-ejns ab im lio , á diebus a:larn i ' <Ju él d>‘sde el principio, desde los
4at¡s. días de la-eternidad'.
3 Propter>hoc d abiteos usque .3 -Por esto los abandonará
■ad te m p u s, in quo p a r lu rim s hasta el tiem po en que pariré
.parte!: et re!, ¡quij: fra tru m ejus aquella que ha d e parir*: y las
.conveiii-enli.tr ad ¡Mas Isr&éL .reliquias de su s hermanos se reu -
uirán con loe hijos de Isr a é l1.
4 E t sta M t, et pasw t in fo r - 4 'Y él estará firm e, y pasto­
‘íihtdiné Domini, ia sublim ante reará en la ‘fortaleza del Señor %
-nom iné Dom ini Dei sui: et con- en .la sublimidad del nombre del
yertentur: quia nimc m agnificar Señor su HDios: y se convert irán;
bitur usque ad lerm inoj I e r ­ porque ahora será engrandecido
ras. hasta.ios téríninos de la tierra,
5 E t erit iste p a x i eum ve~ o Y este será p a z T: quando
-dades de J u d á , se rá s la m a y o r (le to d a s en g e n erac ió n e te rn a d el sen o d e l C a ir e ; p o r-
.g lo ria , y e l o rig e n .d e todos los b ie n e s q u e qjie no será p u ro h o m b r e , sino H o m b te
,b an de v e n ir s o b re J e r u s a lé m ; p o rq u e e n ti D ios, á quien el m ism o P a d re por e te rn o
.h a d e n a c e c e lg ra n d e R e y J e s U rC lm s m .rAi1a~ d e c re to .tiene o rd e n a d o q u e sea el m e d ia a t-
.do e l Propheta,J5p?vraírea que, e ra o tro n o m ­ .ro de. lodos.log h o m b re s.
b re q u e ella te n ia , Genes, x x * v . ,{j(S par,a 4 P a ra c o n c lu ir.e s ta s p ro m e sas p e rm i­
.-distinguirla de o tra q u e había e n la trib u de tirá Dios q u e su pueblo e stá su je to á p rín ­
Z abulón. J.osuu a x i x . 3 0 , P a rv u lu s se e n ­ cip es y señ o res e x tra ñ o s , enem igos s a y o s ,
tien d e pop ulu s. De toifus los P ro p h ela s solo h asta q u e la V irgen Alaria dé i luz á J e s u -
M i c h e a s e s e l q u e s tñ a ló el l u g a r on d o n d e ■C h ris to , seg ú n las m ism as p ro m e sas. Gc~
(labia de n a c e r e! M ^ s s i a s ; y ;io r este te x to n es. tu . 45. Is a !, v ii. 4.
' -i esco n d iero n lo s -ü seríb as iV U e io d ís, q u a n - 3 Y quando-las reliquias de lo s h c r m a —
xl.o les p re g u n tó , dónde habia de n a c e r ei -ñas del C liris tu , hijos de Los P a tria rc a s y de
.C jiristo, cojjno ^refiere S. M a t h e o i t . 6 , So lo s ProplieLas en la f ó y <?ti «I e sp íritu , m
d e b e n o ta r q u e el E v a n g e lista ,ale g * ..este re u n irá n epu los A p ó sto le s , quo serán los
, le 3lim onio de! Pro p ile ta , no p re c isa m e n te v e rd a d ero s Is ra e lita s.
por las m ism a ; p a l a b r a s , sino |io r el sentido G Y él Salvador h ará firm e y c o n sta n ­
do ellas; pues dice asi: Y í<¿, J}e(hlehe.m, te m e n te el oficio de líu en pastor , es t a i do
íie r r a de Ju d á , no eres la m a s p equeña siem p re en pié y en vela p ara g u a rd a r é
e n tr e ia s p rin cip a les de 4u 3 á . los su -y o í, arm ad o de la fortaleza q u e re c i­
:( E sto t í , e n tr e las - ( J iu /ia r g u ia s ó b irá de .su P a d re p ara p -ro te^c rlo s, como
potnpaíiias de mil lip m b rcs.d o a rm a s e» q u e co rresp o n d í' .á U ipagestud del n o m b re d i­
esta b a dividida la trib u :de ,.Iudá; ten ien d o vino. V las ovi-jj-is q u e s¡£nif!rqn á e ste Di­
enda u n a de estas -&n C om andante ó -Qui- vino ¡’iuitiir vivirán en U m ayor pa*, so sie ­
( t arco. J u d ie . v¡. -15, e l i P a ra lip . jíu , go y acgíitid-jd: p o rq u e d tii'.ro de brevo
2 * . Z a c a h . i x . 7 . La p alab ra H eb rea c a T T i tie m p o , e it'i e s . eu a q u el q u e el P a d re le
«lajihlm significa m illa res ; y .iam b iea lie n s ¡ir(iri'ía¡lo p a ra que converse c o n lo a
P r ín c i p e s ó p rin cip ales: .y e ste ú ltim o b « o - h o m b re s , su n o m b re será conocido , en­
tido sigue 8 ak M a th e o . g randecido ’i ^ o rille a d o po r.io d a la re d o u -
2 E l m isin o S. M a tu ü o lo e n tie n d e de di‘í de la liiii-nfa.
J e s u 'C i M Í s l o , ■7 Sqví n u estra p a z , y el fu n d a m e n to ,
3 E s te , q u e según la c a rn e , y como el A u to r , el C onservador del reposo y pa*
te jo y desc e n d ie n te d e D avid, .n acerá en C5p ¡ritu al de la Ig lesia. Is a i. u . 6 . Ephes,.
B eihleliem , com o os he dich o, tie n e o tra ji. M . í F . 3 3 . Colot, i l l . ,{S,.
CA I’ílÜ L O . T , m
nerit A ssyrins1,ín- krn in i ne* yinicre el Assyrio á -m festra tier­
slram;■ et q m n d o eukáverii in r a ’, yquando hellare nuestras"ca^
domibus rnstris ■: et suscilabimus sus: y levaíituremos contra éí s ie ­
superaam seplein-pas/oresy.ei ooio te pastores,-y1ocho hom bres priñ*'
primates {tomines. cipaiefí-
§ El pascení lerram Antur 6> Y pacerán la tier ra i ' de A s-
in glctdbi el Urram Nfiitrod - in sár con espada’ y- l a - tierra de
lancéis ejus: et libar ab Assur Nemrúii con sus lanzas: y nos libra­
cum venerit in lerram nosfram, rá-‘de Aspúp después^ ue: hubiere
cum ealcaveril in fin ib u s «o- venida á nuestra tie r r a 9, y hoH í-
slrisi re en nuestros térm inos. ;
7 E t erunt reliquia Jacob 7 Y seríin las reliquias de Ja­
in medio populorum muliorxm cob-en medió de mochos’pueblos*,
quasi ros á D&mino, et quasi com o el rocío del Señor, y corab
siükB super herbam., quce non Iü lluvia sobre la- yerba: que na
mpectat virum, et non prwsíola- aguarda á hombre, y nada espera
tur fiiios hominum, da los hijos de los hombres.
8' E t eruni reliqum Jacob in 8, Y -seráírlos residuos de Ja­
gentibus in medio popular um--mul- cob onti-e las gentes en ■medio de
torum, q m si leo in-jum entis sil- m uchos pueblos, com o ei león e n -
1 Y en caso de q u e esl^a sea asaltad a por 3 D e stru irá n el re y n o de S atanás y lodo
s u í eneinígOBvla te n d rá p ro v ista de sull c ien ­ el'poiltív del m iin d o con la espada de -la di­
to-núm ero de defensores y M inistros su y o s, v in a p d ljb ra.-
(jiie v e la rá n p o r su conservación como fieles 3 P o rtiu c el S eñ o r en castigo de n u e s­
líc rv o s dei P a sto r de tos P a s to re s . E n 'el tra s penados p e rm itirá que estam os sitjelos
J s s y r i o e s lí r r fijfitradoi los-«um iB o*-d<! Ia p o r aVgifn tiem po á los A ssyrios, C hí-ldios,
Ig le sia . En-los n ú m ero s siete y ot.tio se s ig ­ P e r s a s y por fin á los R om ano?.
nifica* indtítei'iiiiiu'iñiuciiLe' m u ch o s P a s to ­ 4 Los A p ó sto les y pre d ic a d o re s E v a n ­
re s , Eccles. x i. 2 . y en -esto s lo s 1 A ¡tósl*les, g élico s, q tie serán com o u n a s re liq u ia s qü'é
y oíros varo n es apo stó lico s, q u e con su p re ­ Di-os p ara g lo ria de su n o m b re se p a ra rá
dicación-; y ro a ' lo e s p a la p e n e t-íe n u de d ei c u e rp o ’de la S y n ag o g a.-rep ro b ad a, sal»-
dos Blas ilc lu divina p a la b ra , h a b ía n d e -s u ­ d ra n y se o x te n d e rá n por lodn ¡a tie n -a . y
je ta r los R ey es (lo los A ssyrios: de los G rie - e n m edio de m tic h a s p u e b lo s G n stilé s s e rá n
- gos, d-e ios R o m a n o s , e le . par.i q u e’ e sto s com o u n ro cío ó llu v ia m » y deseada- y ro u
mism o», desp u és.d e-in co rp o v aJo a en el r e ­ SU' « e lc stia l d o c trin a y con el osém p!o de
baño do Jesu -C h T isto , fuesen sus p rin cip ales u n a vida irrep ru b fin silnle fe riili 7.arúo los
y m as fu e rte s d e fe n so res. Según la letra--sa co razo n es de los le r r c n o í, p ara que den. f u ­
p u ed e e x p o n er este lu g ar de esta raq u era: sionados y copiosos fru to s de justicia-, Y es­
Y después qu® e í A ssyrió húbie.rf; veuido 4 ta s co n v ersio n e s q u e h a r'in no. se de!?ei ¡in á
n u e s tr a tie rra , to m ad o 3 J c ru s a lc m v a r r u i ­ la in d u stria d é lo s tiu ro líres, nó se harúi'. i
nado n u e stra s casas, y q u e n as-h u b iiire Lio— f u e n a de élo q iie n cia, dfi s a b id u ría ó p e r s u a ­
vado cautivos & K atiy lo n is ; 1el Sé i! oír movido sión huin¡ina, ni da d iscu rso s estu d iad o s:
4 piedad le v a n tará c o n tra él á Gyro , y oln )s sino por o b ra m ila g ro s a , por la eficacia du
m uchos P rin cip es y R e y e s , q:tii i!eiari;>i'án. la-divina g ra c ia , q u e se d e rra m a rá a h u r.-
e l im perio 4e los A ssyrios y á I la b ílo a n ,.c n - d& ntctnenic so b re lo s.c o ra z o n es de-los-G en*
j q p rim e r R ey fu é Nemróíl: Y C y ra será tiles, eoino qu an d o llu e v e en los d e sie rto s,
el p ro te c to r d<! lo s' Ju d ío s, Igs pondrá *'n l í - m o n tes y pAramos, que nd tie n e n o tra a ^ n ’a
b e rta d j y n o tic ia r á á los A ssyrios en o slad o ’ q u e lt- itél Cíelo. J ó b - s ís v iu . 2 S , á 7 . P »«ií«. ■
de que pu ed an volver raa» i d& siruir á la cv* 1 S,
J u d ía ..
128 IA PROMIüCÍA DH M1CHÉAS,
w r u m , eí quasi cati&Uis foánis ír e l¡is bestias de las selv a s1, y
in grerjibus p?coram i qui cum com o el cachorro del león en tre
íro n ikrií, et conculcaoeril, el ce- loa hatos íle las ovejas: que q u a n ­
perit, non -est qui eruat. do pasare, y hollare* é hiciere
presa, no habrá quien se la-quite.
9 E xa lta h ivir m anns lúa su ­ 9 Será tu m ano4 ensalzada
p er hestes luos, et omnes inimici sobre tus enem igos, y todos tas
itii iñteriíiunt. enem igos perecerán.
1 0 E t erit in die illa, dicit 10 Y acaecerá en aquel dia,
■ Dominus: Auferam equos titos de dice t;! Sonon Q uitaré tus caballos
medio tui, et disperdarn quadri- cíe m edio de ti, y destruiré tus
gas lúas. c a ir o s *.
11 E l p c r d a m c iv ila te s ( e r r a 1 1 Y arruinaré las ciudades
tú (£ , et d e s l r m m o m n ss m u n ilio - de tu tierra, y destruiré todas
n es l ú a s , et a u fe r a m m a leficia las fortolezan, y quitaré las h ech i­
d e m a n u ta n , crd ivin a tiG n .es n o n cerías de tu mano, y tío habrá eu
c r u n i in te. tí adivtnaciivnes,
12 Et per iré faciam sculpti- 1 2 Y hnrti pcrccfr tus sim u ­
lía tua, el siaiuas lúas de medio lacros y tus ídolos de medio de
(uú et non adora'ns ultra opera tí: y nunca mas adorarás las obras
mant/uf» luarwn. de tus manos.
13 E t eve'kun- lucos íuos de 1 3 Y ístranearé tus bosques
medio tui: et conicram c¡vi(ales de m edio de tí'1, y reduciréá pol­
tuas. vo to s ciudades.
14 E t far.iam in fitrore et J4 Y con faña é indignación
in indignatíone uliioiiem in ómni­ liaré venganza -en todas las gentes
bus genlilms, q a s non audierunl. que no o y ér o :is.
4 E s to s mismos c s l a r i n armriiloi de u na Iiillav su seg u rid ad j d e fe n sa : no se v o lv e ii
fu erza ir r c s ií’ili'iO tld <1íí í>ít>s, p¡mi o tas .Liii¿la aq u í « los Ídolos, á las s u -
■veiiucr y alHi'fyr yl diablo, ;il ¡oiindü y ¡t p e rsliu iím e s, á la v a lid a d : en mí po n d rá lo -
lodos SUí etifinlgns. ü . C u r i n l h . .4. 5, S. d;i su ccinfiiioüt, ase g u ra d a de -qtm con sola
I . J o a s s . v. i . !i. A Uí un os a p lic an e sl» al la v irtu d da mi e sp íritu a tc a n iá rú la vic to ria
tie m p o de los tom ándolo ú la de todos su s en em ig o s. O séis i . 7 . Z A ctun.
le tr a . tv . o . „
2 E t pod er Je C h risto y de su ig le s ia . i Quo c o n sag raste í los ídolos, D vuter.
3 Despojaré á mí da fuerzas x v i. S I . Tus c iu d a d e s d e s lr u ir 6 e n ellas
m u n d n n a s; hurft q u e r e n u n c ia ¡i lodos los to d a la su p erstic ió n é id o la tría .
medio» mu tul a l u s cjiic Í b e n m ta n perj in li - 5 Los p u e b lo s q u e no q u isiero n o ír o i
cialca, y c a q u e pre te nd ía cita -nec ia men te o b s d e c e r a lE v a n g e lio . il. Thessal. v n , 8.

C A P ÍT U L O T I»
J u m o de Dios con su pueblo., din&nlc en cara con su enorme in g r a t it u d , y
mostrándole ct único medio rfr aplacarle, que <!.<; t;i ji*nitr:acia. I n tim a á los
im píos y obstinados su últim a destilación.

1 & u d i( e qua¡ D o m in m lo- 1 O i d Jo que dice el S e-


CAPITULO V I. m

9u iiu r : S u rg e , conlende jadicio ñor': Levántate, y disputa en ju i-


adversum montes, et audiant col- c ió 4 contra los m o n to s, y oigan
íes vocem tu am . los coda (Jos tu voz.
2 A ud ia n t montes ju d m iim 2 Oígan el juicio del Señor
Domini, et foriía fundam enta ter- los m ontes, y los cim ien tos fu er-
rce: quia judicium D om ini cum tes de !d tie r r a 3: porque juicio
populo suo , et cum Israel dijudU del Señor con si¡ pueblo, y se h a -
cabitur. r«i justicia con Israél,
3 Popule. * mrns quid feci 3 ¿Pueblo m ío, qué te h ic e ,
tifo', ani quid m okslus fu i tibi? ó en qué te fui molesto? respón-
responde m ihi, . dem e.
4 Quia e d a z i te de ierra 4 ¿Por qué te saqué de tierra
'JEgypti, et de domo servientim t de fig jp to * , y te lil>ré die La casa
liberavi te: et ¡nisi ante faciem de servidum bre; y envié delante
tuam Moysen, et .áüron, et M a - de tí A Moy«és, y á Aaron, y á
tia m ? 1 M a ría 5?
5 Popule & m m s memento 5 Pueblo m ío, mira que te a-
gueeso quid cogilaverit Jialach cuerdes de lo que n iaqíiin ó 6 contra
re x ■ Moab , el quid responden! tí Bslách R ey de Moab, y qué k¡
ei Balaam ftlius Beor, de Setim respondió Balaam hijo de B eór,d es-
usipfe ad Oalqalam , u t cogno- de S c tím T hasta Gáigala, pava que
aceres ju.siitias Domini. conocieses las justicias del S e ñ o r 8.
6 Quid dignum ajferam Do~ 6 ¿Qué cosa digna ofreceré
mino? curvaba gsnu Dco excel - al Señor? ¿doblaré la rodilla*, ál
1 V o s o tro s , p u d rio s , d e íc ea d ic n to » de 9 La q u al te n ia la m b ía n el den de p r o -
I s r a é l , oid lo (¡u t m e dice el S n 'io r. p h c c ia . C arao si. d ix e ra : Os í!i p o r Caudillos
2 S Í ic u e a s pava v e n tila r la c au sa del u n a s p erso n as t a l e s , q u e tío la s h u b ie ra is
S e ñ o r co n tra m i p u eb lo in g ra to y re b e ld e , podido d e se a r m e jo re s. La Iglesia tom ó de
convida á esie ju icio ¡i todas, la¿; c r ia tu r a s , e ste lu g a r los Thrcnfís , llenos de te rn u ra ,
Como m iínns in sen sib les qua é l , para <¡ue q u e s e c a n ta n en el oficio del V ie rn e s Santo,
ellas sen te n c ió n osti; p le y lo . fíap. i. 2 , Dev,- com o o b sequio fú n eb » e á la m u e rte del S a l-
te r . x x x n . 7. ! s a i . i. -2. E s u e n p ro s o p o - vaciar. .
p e y a . P uedo uiiu b ten e n te n d e rse , q u e llam a 6 Rol ís'sig n io q u e to rtn á c o n tra tí,
¿ los tnont¿:s p a ra q u e den testim o n io c o a - V éan se los JV úm cr. s x i i . x x ijt. s x iv .
tr a el pueblo , p o iq u e c» ellos solia e ste e r i - 7 A c u érd ate de lo q u e pasó, desde S.elim
g ír a lta re s á los id o le s: y p o r m c to n y h iia , b a sta Gá)gala : desde q u e tú mo d e se c h aste ,
le s m ism os .ludios qun m o ra b a n en los m o n - y te fuiste en pos dé B eeljihegór , Is’um . xxv.
te s ; p o rq u e ia provincia de la Ju d éa era m u y 1 . j ccnao vo n o o b s ta n te le s u f r í, y no l«
m o n tu o s a . A ie só iic u m c n te se e n tie n d e n b a - a b a n d o n é b a sta q u é p o r ú ltim o te h ice e n -
xo la figura de m o iiícs , ¡os m as poderosos t r a r en la tie rra do C atiaau ; y re c aT é ^ co n -
j principales de a q u ella n E tío n . tig o mi c o n cierto "en G ü g a la por medio do
3 Los valles desde donde co m ie n za s á la c irc u n c isió n 1. J o e u e iü . i . v. 2.
«levarse los m o n ics. ] 6 La in fin ita m isericordia del S c fio r, y
4 T ú no puedes h a ce rm e el m e n o r c arg o la fidelidad con q ua cum plió todas sus p ro -
de q u e te haya faltudo en ñ a d í , p u e s p o r e l m esas.
c o n tra rio yo te ii<j colm ado á t i d e í n n u m e - 9 E l P ro p b c la in tro d u c e al p u e b lo , cob­
ra b le s beneficios. m o deseando h a lla r u n m edio re rd a d e ro d«
a J e re m ía it. 4 . b N ú m tr . i s n . 23.
TOMO XI. *7
130 LA PROPHBGÍ a ' d B MICHÉAS,

so ? num quid offeram ei holocau- Dios Excelso? ¿por ventura le


tomata, el vítulos anniculos? ofreceré holocaustos, y becerros
de un aííü?
7 N um quid p la c a ri po(e$tDo~ 7 ¿Pues qud, puede el Süñor
tninus in mülibus a r iv tu m , a u l aplacarse con m iliares de carne­
in m ultis mülibus hireorum p in - r o s ó con m uchos millares® de
guium? num quid dabo prim oge- gruesos mochos» de cabrío? ¿ó le
ftitum meum p ro scelere meo, f r u - ofreceré ral prim ogénito 3 por m i
ctu m ven iris m ei p ro peccalo a n i • m aldad, el fruto de mi vientre
mes mece? por el pecado de mi ¡sima?
8 Indicabo Ubi o homo q u id 8 Te m ostraré, ó hombre, Jo
sit bonunt , eí quid Dominus r e - que es bueno, y lo que te dem an­
quirat á te: Ulique facere ju - da ei Señor*. Esto es, que hagas
d ie iim , eí diligere m isericordiam f justicia % y que ames la, m iseri­
et sollicitum am bnlare cum Deo cordia, y que cam ines solícito coa
tuo. tu D ios9.
9 Vqx D om ini a d civüatem 9 La voz del Señor clama á
clarnat , et salas erit timentibus la ciu d a d 7, y tendríin salud los
nomen t w m : A udite tribus , et que tem en tu nombre*: O id, tr i­
quis approbabit illud? bus, ¿mas q u ié n 9 aprobará esto?
1 0 Á dhuc ignis in domo im - 10 A u n el fuego está en casa
p n Ihesauri iniquitalis > et m m ~ del im pío, los tiiesoros de m ald ad 1",
p o d e r a p la c a r al S e ñ o r , y re c o n ciliarse con U p . I I . 12.
é l. E l te x to H eh réo : m i t ' D T pX H Q 3 ¿ e m 6 E l HcbTÓo: Y que le h w n ü te s andan­
qué p reca n d ré et Jefw vd h ? CD Tp sig n ific a do con ¡w Dios.
^Te$€7ittx-TSú 6 com parecer, 7 E l S eñ o r viendo lo q u e m e rece su
4 E s ta c-i re s p u e s ta del' P ro p U eta. p u eb lo p a r sus p e c a d o s , le am o n esta p o r
8 E l E e b ré o : ¿ Pues qué se a g ra d a rá b o c a de sus P r o p ic i a s . d ic ié u d o lc : Q ue le ­
el S e ñ o r , e tc . d e d ies m illa res de a rro ya s m a su s te rrib le s ju ic io s q u e le e s tin a m e ­
de a c e y íe ? n a z a n d o , y q u e no los te n ;» por acusos, si­
3 P a ra ser sacrificad o com o v ic tim a 1, al no p o r efecto de su providencia y ju s tic ia ,
m odo q u e s e sacrificab an i M olócb.1V éase el p a ra q u e se a rre p ie n ta y le b u s q u e .
L e v it. x v iu . í . c t tu . lleg. x i. 5 . ct iv . Iteg. 8 L oí ijuo le tem en á t í , 6 S e ñ o r.
XI1II: t t j . Í S il. I. 11. JeÍIUM. VI. 2 0 . XIX. ü . 9 Como si i'iixera: P e ro la lástim a e s r
A mos v . 2 2 . q u e s e rá n m uy pocos los q u e se a p ro v ech a­
i Lo q u é te serfi ú til y provechoso» pat;a rá n de m is avisóte, y de la d o c trin a q u e a q u í
lo g ra r re c o n c ilia rte con Dios si de v e ra s lt> les do y . A lgunos le e n el H e b ré o : Oid la
d e se a s. v a r a , y q u ien la aplazó. Oid el castigo , y
6 P rim e ra m e n te e m p le a rte e n 'o b ra s de q u ié n es el q u e io b a rá v e n ir á su tiem po
ju s tic ia , des pues e je r c ita r le 'e n las de m ise­ s o b re v o so tro s sin re c u rso .
ric o rd ia , p a ra q u e el S eñ o r la tenga de ti: y 10 Como si d is e r a : D espués do ta n to s
ú ltim a m e n te v iv ir con el in ^ jo r cu id ad o , e s ­ avisos y re p re h e n s io n e s , todavía c o n se rv a n
ta n d o siem p re m uy a le rta , p a ra no p e r d e r en sus casas estos h o m b re s a v a r o s , lo que
3a p rim e ra g racia recibida en e l B au tism o , han a d q sirid o p o r m edios ilícitos é injusto s;
í la se g u n d a p o r m edio de! Sacram en to do po ro todo lo q u e asi h an re c o g id o , se los
la re c o n c ilia c ió n . A cerca de este te m o r con c o n v e rtirá en fuego q u o los d e v o ra rá á ellos
q u e hem os de e s ta r sie m p re a te n to s i o b ra r y & sus c a sa s. J a c o b v . 3 . E l Q ebrÉ o: ¿ A u n
n u e s tra s a lu d , v éan se los P ro D. x s v m . 1 4 . h ay en la cetra del im pío th e to ro i de i í t -
y S. P ablo i . CorinlJi. i . 12. y 4 lo s P h i - j i tiH a ia f
CAPÍTULO V I. 131
sara m inor irce plena. y la medida m en or1 llena de ira,
11 N um quid justifícalo sia- 11 ' ¿Por ventura daré por ju s­
teram im piam , et saccelli pondera ta la balanza injusta \ y los falsos
dolosa? pesos del saq uillo5?-
12 Tn quibiis dimíes ejus re - 1 2 Con las quales cosas los
p leti sunt iniqui((tt6) et habitantes ricos de ella* están llenos de in­
in ea loquc.bantur m endacium , et justicia, y los que moran en ella
lingua eorum fraudulenta in ore hablaban m entira, y la lengua de
eorum. "r ellos engañosa en la boca de ellos.
1 3 E t ego ergo cwpi p ércu - 13 Y así yo también com en­
tere te perdí tione super pcccatis cé á castigarte con desolación por
tuis.- tu s pecados*.
1 4 T u comcdes , el non sa - 14 T ú comerás, y no te harta­
turaberis: et humiliatio tua in rá s5: y tu hum illación en m edio
medio /tí.*': et apprchendes , ei non de tí: y echarás m a n o 7, y no'saj-
saivabis : et quos sa lv a v e ris, in Yarás, y ios que salvares, los en­
g la iiu m dalo. tregaré í la espado.
1 5 Tú® scm inaM s, et non 15 Tú sembrarás, y no se g a ­
metes: tu zakabis olivatn, et non rás: tú prensarás ia aceytuna, y no
tingeris oleo', el m u stu m , el non te ungirás coa ei óleo; y.ei m osto,
iibes vinum . y no beberás el vino.
16 Ei tu sio d isli p m c e p ta 1 6 ¥ guardaste los m anda­
A nirif el omne opus domus Achab, m ientos de Am ri, y todos los usos
et ambulami in vahm taiibus eo­ de la casa de Achal»*, y anduviste
rum , ut darem le in pcrdiUonem, en los antojos de elios para que yo
et habitantes in en in síbilurn: et te abandonase d perdición, y á e s­
opprobrium populi mei p o rta - carnio á los moradores de e lla 0: y
bilis. llevareis la a fm ita '0 de mi pueblo.
i Q tjanlo c erce n á is á la s m ed id as, ta n to 7 De tu s h ijo s, de ttis fru to s y b ie n e s,
le s añadís d e la ira divina b a ila q ue e sta lle­ pretendiciw fflbsalvyrlas; p e ro no lo lo g ra rá s ;
gue k s u colm o. ó a u n q u e io lo g re s, p o r ú ltim o h a ré q u e p e ­
3 ¿ P re te n d e s acaso q u e yo dé , y pase re z c a to d o al filo de la c&pada en em ig a. E l
p o r ju s la s y cab a le s las b r a m a s y pesos fal­ H eb reo se puede tra s la d a r: E n g e n d ra r á , y
sos y engañ o so s de qne^usais-? ¿ó c re cls q u e no p a rirá ; y lo que p a r ie r e , á la espada
pued en sci1 de mi agrado e sio s v u estro s fra u ­ lo entregaré,
des é injuslioiaV? D eu ler. jü iy . 1 3 . 8 Las id o la tría s , q u e in tro d u x é ro n e stos
3 O bolsa en quo g u a rd a b an la s p esas. R e y e s im píos, m , Reg. x v i. 2 5 . 32 .
i Los poderosos de .levnsalóm . 9 E n Jei'ttsalfiín, tu s m o ra d o re s : es ená­
B II » p a ra ré b n sla d e stru irte d íl lodo. lage de persona.-
E l.H eb réo : y yo t a m b ié n te h ie n e n f e r m a r <0 T ú , ó Je ru sa lé ra , se rá s m ofada , y
ó e n flaq u ecer, h irién d o lo , asoiAnJ,oie por la s escarn ecid a de todos los pudb lo s, Y vosotros
pecados. los m o rad o res de ella s u friré is e l ign o m in io ­
6^ Seguirás en esa in saciab le codicia q u e so castigo , que m e re c e ís , por h a b e r p ro fa ­
to c ie g a ; p ero no h a lla rá s la h a rtu ra q u e nado con v u e stra s id o latrías e l glorioso ti­
b u sca s. T ú m ism a s e ria ta c au sa de la m i­ tu lo d e s e r u n p u e b lo p c c u lia rm e n te esco­
n a ; de m a n e ra q ue n o tie n e s q u e e c h a rla ni gido y co n sag rad o i m i,
que cu lp a r á otro s,
a D c iííiró n . x i y i i I. 3S. e .'

132 LA PROPHECÍA DE MÍCKÉA9.

CAPITULO- V II.
Corto número de ju sío s eti la casa de Jacob. A m enazas del S eñ o r. E speran ­
z a en sus m isericordias. R estableeim iento.de Jeruxalém y de toda la cas a de
Jaeob, y sw m a ravillosa lib erta d .

1 W <B m ih i , quia fa ctu s 1 A y dé m í, porque estoy


sum sicut qui colliyü in au~ tal. como el que recoge en el o to -
itímno ra e m o s vinditmiau jioji est fio los rebuscos de la ven d im ia1:
b&trus ad cowe&enUum, pra¡co~ no hay racimo* para comer; higoa
quas fieus desideravii anim a mea. tem pranos3 deseó mi tilma*.
2 P erití sanctus de térra, 2 Faltó ei santo de la tierra,
et rectus in hominibus non esl: y entre !o$ hombres no hay uno,
omnes in sanguino insidiantur, que sea recto5: todos ponen ase­
v ir fratrem su u m a d moríem chanzas ó la sangre, cada uno an­
venatur. da á caza de su hermano para
matarla.
3 Málufn m anuum siíeírww 3 El mal que ellos hacen fe
dicunt bótiunv. Princeps poslulat, llaman bien G: el Príncipe ex ig e, j
et jadeos in reddendo esl: et ma~ el Jaez oslá para satisfacerle: y el
gnus locuíus est desiderium a n i­ G rande7 m anifestó el deseo de su
m a su®, ct coniurbavcrunt eam. alm a, y la llenaron de turbación.
4 Q ui optúnus in eis e,stt & El mejor® entre d io s e s co-
1 F e r r a r . A p a ñ a d u r a s . G . TL. R acim a - Judíos c arn ales , rjuo p re te n d ía n h a ce r v a le r
d u ra s. Ea in terjo u lan ito q u e j a y do l a - su ju stic ia p o r sola l;i c o rte z a do 1¡i le y .
m e n tó . Como el que rer.age: Como «sí q u e O L lam an b ie n el mal q u r hactm ; q u e
d espués de recogidos los f r u t o s , y h e ch a la es el m iy o f tr a s to r n o , q u e puede davse. E l
vendim ia, anda reb u scan d o lo que h a q u e ­ .Principo, e x ig e [o in ju s to , y el. J u e z , que
dado. S í lam en ta el P ro p h e ta de quo después tie n e p iiasis p ara b a s a r ju s tic ia , está pronto
de U n io s a v is o s y am e n aía s d o h ab ía cogido para comk*sr,ñndi!f o s a él en lodos sus c a ­
n in g ú n fruto ; pi:e>> e n irs la u to s ap en as b a­ p ric h o s . E ste lu g a r es m u y o bscuro , y no
ila b a uno , q u e sig u iese et cam ino d erech o es mas claro en el texto o rig in a !, q u e p u e ­
de lo ju sto . de in te rp re ta rs e de e sta m a n e ra : P a ra h a ­
2 MS. 6 . No hay ¡¡rumo. cer m a l r.*n su s m anos , en vez cié hacer
3 MS. 6, Figos cochos. l i e n : el P rincipe exig e lo in justo ; y el
4 Soiii tas b re v a s, 6 los h ig o s , q u e p ri­ J u c s e s ti pronto p ara n o n d e sc e n d e r, ú p a ra 1
m ero M a d u r a n ,'y i'slos son pocos csi com ­ h a ce r in ju stic ia par la paga ,.p o r el cohe­
paració n de los in m im a ra b le s de q u e se c a r ­ cho ó reco m p en sa í¡ue e sp e ra . % .
ga despues la h ig u e ra . Deseó m i alm a vor 7 El poderoso ¡ue.íjt) que a b re su boca
la p ro n ta conveir.iioii de alguno de lo» M ag ­ p a ra p ro ferir lo <^ie a p etec e , sea tu e rto 4
n a te s de! p u e b lo ; p ero no lo he lo g ra d o . O d e re c h o , halla p ro n to al Jluez, q u e satísfac*
ta m b ié n : U e buscado e a tre el pueblo como su deseo; y así lien en JIcaa de coitXusion to ­
u n a coss sin g u la r y r a r a , an h a m b re de da t* tie rr* . .El eam se re fie re i a n im m , ó
fríen ; p e to ba sido in íitü .ro i trabaj. 0 ... acaso ii ie rra del v. 2,
5 T éase I s a ía s tjt-vj,.®. Todo esto no ss 8 Til m énos m a lo , 6 el inénos injusto.
de e n te n d e r ab so lu tam en te de lodos, sino Cómo se debe e n te n d er esto , ya lo (lexa-
de c ia rla oíase de h o m b re s , esto es , de los mos ad v ertid o c a la uota, al v. i .
C A P ÍT U L O T i l . Í33
quasi p a liu ru si et qui recnts, míj cambrón *: y el q ue es recto,
quasi spina de sepe. Dies specu- como espino de cerca. V ien e e l
iaíionis tu<s, visiíuíio tua vm il: dia de tus centinelas®, tu visita:
nuric erit vastilas eorum. ahora será lo destrucción de ellos*.
5 Noliie credere amieo : -el 5 N o os creáis del a m ig o 11, ni
notite conociere in duce i ab ea os fiéis en el C audilloB: de aque­
qucB dormit in sinu tuo, cus!odÍ lla, que duerm e en tu sen o6, guar­
claustra oris tui. da los canceles de tu bo:;a.
6 Q u ia « filius contum diam 6 Porque el hijo ultraja al
facit p a h i, et filia consurget a d - padre, y la hija se levanta contra
versüs ma/rem suam , m irus a d - su madre, la nuera contra su su e ­
v trsú s sonrum suam : et inim ici gra: y los enem igos del hombre son
homims b domestici ejus. sus domésticos
7 Ego aaiem ad D omínum 7 Mas yo al Señor miraré,
•aspiciam, expsctabo Deufíi saloa- aguardaré á Dios mi Salvador®:
lorem rneim: audiet me Deus meus. me oirá mi Dios.
8 Nit laiteris m ím ica mea 8 No te h uelgues, enem iga
super vief quia ceeidi'. consur- mía, sobre rní, porque c a í9: m e
gam , cum sedero in tenebris, levantaré quando estuviere sen ta ­
D om inus lu x mea est. do en tinieblas, el Señor es mi luz.
9 ir a m ... Dom ini porlabo , 9 Llevaré sobre m i la ira del
guoníarn peccavi ei, dom a ca u - S ea o r19, porque pequé contra él*
sam meam jadicel, et facial jn - hasta que ju zgu e m i causa, y se
dicium me mu: educeí m t in lu- declare á m i favor: m e sacará á
í MS- 0. Cama p a liza. Qu¡; lastim a y te a c a rré e grav ísim o s te a lcs.
punza al q u e le to c a , y solaeiciU o os liueno 7 Vé 0;e S- IiI.vtkeo x. 2 t . 3 6 . en d o n ­
purii el fu ese, de se cita e ste m ism o la g a r.
2 E l lieinpo do lu castig o , fjiie ie tie n e n 8 M icub .vs y todos Jos otros fieles vien­
anunciado los ProphG U s, llam ados A talayas do q u e no. h a y q u e esmerar mida de los hom ­
ó C entinelas dcL S eñ o r. E li',c u . m . i7 . b re s , nos volveremos al Suíior: á él ora ­
XXSIIt. 7 . O s e e IX. 8 . r e m o s , y de él solo esp e ra re m o s eí re¡ao dio.
3 L uego será, E! H ebréo D r D 'U l S , ta 9 No triu m p lic s so b re m is m alas , ó so ­
p erp lc x id a d t conf-nsion y e x tre m a a n g u stia b e rb ia B a b y lo n ia , viénrtftnvc: a batida , q u e
de ellos; porque no s a b rán q u é h a c e rs is , ni todavía me le v a n ta ré , y q u u id o estft en m e ­
.qué p a rtid o lo m ar. dio de las tin ie b la s del c a u tiv e r io , el S e ío r
i F a lta rá la fé y s e g u rid a d , a u n e n tre s e rá tni lu z ; él mtí co usolarú , y p o r ú ltim o
los m as coreanos , y e stre c h a m e n te un id as. rae co n ced erá la liherLad-. P a la b ra s de la
S Asi se llam an en la sag rad a K scriLura Ig lesia , y de los q u e ponen en Dios to d a s u
aquellos, que por g rado 6 au to rid a d son c o ­ confianza co n tra los insultos de todos sus
m a la s cabezas y d ire c to re s do o tr o s : tales e n e m ig o s- ■ ,
so n , el m arido resp ecto d e .la m u g e r, el p a - 10 Lo que a h o ra padfizeo es un ju s to cas­
<Jr« respecto del h ijo , y el P ría e ip e re sp ec ta tigo de lo q u e h e pecado c o n tra é l; pero e s l»
de los vasa-Uos, e le . P salm . l t i . 1 4 . P ro v. no q u ita, q u e ju z g u e tni c a u s a , s e n te n c ie á
XVI, 28. a v u . 9. mi f a v o r, y ven g u e la inju stic ia y c ru e ld a d
G D e t u m ism a m u g e r , h q u ien n o des­ con que mo has tratad o sia h a b erte yo o fe n ­
c u b rirá s los seurotos de tu c o ra z o it, l ) e u t . dido en n a d a.
m u , S. por tem o r do q u e los p u b liq u e , y
* J fo líítff ií x . 2 ( . b Z M : v r 35.
13-i LA PROPHECÍA DE M1CHEAS,

cem, videbo jusiiíiam ejus. lu z 1, veré su justicia \


10 E í aspiviet inimica mea , 1 0 Y !o verií mi e n em ig a 1, y
et o p erkiu r con fusione, qua¡ d i - será cubierta de confusion la q ae
cil ad me: Ubi est Dominas Deus rae clíce: ¿En dónde está el Señor
tuus? O m li mei videbunt in eam: Dios tuyo? Mis ojos mirarán á
ntinr, erit in conculcationem ut e lla k: ahora será ItoHada com o e l
lutum platearían. lodo de la plazas.
It D k s , u i mdifiecntur m á ­ 11 El dia “ en que se resta­
cenos tuce, in die Uta longe fiet blecerán tus ruinas, en aq uel dia
lex. alejada ser,1 l;i ley.
1 2 In d¡e illa et usque ad te 12 En aquel dia vendrá de
veniet de ¿ ssiir , et usque ad ci~ Assyria ana hasta t í s, y hasta las
vítalas manilas', el á cim iatibm ciudades muradas: y desda las c iu ­
m xtnüh usque ad fla m e n , et ad dades muradas hasta el rio, y del
m are de m a ri, et ad montem de un mar al otro mar, y de uu m o n --
monte. te t\ olro monte.
1 3 Et térra erit m desolationem 13 Y lo tierra quedará deso­
propter habitatares suas, et p ro ­ lad a7 á causa de sus moradores, y
pter fn ic b v n cogiiationuin eorum. por el fruto de sus pensam ientos.
14 Pasee populum íuutn in 1 4 Apacienta á tu pueblo con tu
virga lú a , fjregem heredítatis tuce cayado’*, la grey de tu heredad á ios
habitantes solos in salta , in medio que moran solos en el bosque en m e­
Canneli: pascentur tí asan et Ga-r dio del Carmelo: pacerán en Basán
laad ju x ta dies antiquos. y Galaad según los dias antiguos.
1 Me lib ra rá de ios millos y m ise ria s en tru id a por las ab o m in ubloí o b ra s de su s
q u e mG hallo su m erg id a . m o ra d o re s, y p o r !« crtialifad c an q u e h an
2 La ju stic ia y castig o , f£no h a rá do mis tra ta d o a! p u eb lo del SeAor.
irispiacubtns enem igos. 8 E ste es un apiiitropfie. quo linee el
3 B¡¡l)ylort¡a:.ó scRiin o íro s, la Id u n iú a: Proph& la, volviéndose A D ios, im p lo ran d o SU
p u ed e e n te n d erse nnn y o tra . m ise ric o rd ia , p ro tcccio n y b fid ic io n e s so ­
¿ La m tr.iráii y co n te m p larán to d a de b re su p u eb lo . p a ra quaudo volviese del
alto a b a^o : yo pn esta en lo alto del m o n te c a u tiv e rio de B ab y lo r.ia. Todo la ijual m ira
de_Si6n, la eo tilcm p ísrá ab atid a , y hollada p rin c ip a lm e n te al re sta b le c im ie n to de ia
com o el b a rro de las c j IIcs . Ig lesia por J e s u -C liristo , cóm o cada u n »
5 V endrá t i d ia en C jin : s e rá n re e d ific a ­ fá c ilm e n te podrá e n te n d e r por sí m ism o,
dos los m u ro s d e rrib a d o s de J e ru sa lé m , y tr a je a d o á la m em o ria lo tnuclio, que dc~
en <iiie c esa rá la d u ra ley y ju g o , q u e ten ia xam os ya notado so b re e sto. T om a tu cay a­
p u e sto el ven ced o r s o b re n u e stra s cerv ices. do, S e ñ o r, y reco g e lu s o v ejas, quo a n d an
6 Se re c o s e rá n tu s hijos de lodo e! im ­ ta n 'd e s c a rria d a s : vuélvelas íi tu rt;di 1, p ues
p e rio de Iris A ssjtío í., y volverán á lí y ¡i tu s al cab o son lu y a s y compadécete- do « lia s,
ciudades fiin-tus y m u ra d a s, p ara re e d ific a r­ pues las vés ir solas por m ontes y por sel­
la s }■ p o b la rla s de n u ev o h asta el vio E u - v as, e x p u esta s ¡i U n io s p e lig ro s, sin te n e r
p h ra le s , q u e e ra et té rm in o , quo Dios puso q u ie n las g u ie. A paciéntalas por tí m ism o, y
á la tie rr a s a n ta , J o s u é i. í , desde el m ar llév alas á los pastos a b u n d a n te s del C arm elo,
de G alilea hasta el M ed iterrán eo , y d esde el de Basáii y jo G alaad, como en tiem po de
m o n te Li'.juno b asta los m o n tes de la A rab ia David y Salom ón, qu an do ta n p a te n te m e n te
P e tr é a , q u e e ra n su s eoniines p o r los qu iltro m o stra b a s, q u e e ra s tú e! q u e p a sto rea b a s á
p iin U s c a rd in a le s d e l m u n d o . tu p u eb lo .
7 Y la tie r r a de los Ch&ldéoa s e rá d e 3-
CAPÍTULO VII* 135
15 Secundüm dies cgressionis 15 Según los días de to salida
tuce de térra JEgypii oslendam de l¡¡ tierra de Egypto, lo haré
ei mirabilia. ver m aravillas1.
1G Videbunt j /entes, et con- lí> Lo v¡;rón ¡as gentes, y se­
fundentu r super ocnni fo iiü u d in e rán confundkbs con todo su p o ­
sua: ponent mcinum super os, d e r 5: pondrán la mano sobre (a b o ­
aures eorum surám erunt. ca, serán sordas las orejas ¡le eüos.
1 7 Lhi{}ant pulverem sicut 17 El polvo lamerón’ como las
serpentes, velul reptilia ierres per- serpientes, como los reptiles de la
turbabuntur in cedibus suis: Do- tierra se estre mecer/u i dentro
m inum Deum nostrum fo n n id a - de sus casas: al Señor Dios nues­
bunt, et litnebuni te. tro respetarán, y te temerán.
1 8 Qute a Deus simüis tui, qui 1 8 ¿Quién es, ó D io s, sem e­
aufars iniqnilaltm , et transís pee- jante á ti, que quitas l;i maldad
calum retiquiarum herediialis tuce? y olvidas el pecado de lus reli­
non im m ittet u ltra furorem suum , quias de tu heredad? no enviará
quoniam vokns misericordiam est. mas su furor, porque es amador
d e m isericordia,
19 R evertetur, et miserebitur 19 Se tornará, y tendrá m i­
n o s tr i : deponet iniquilales rio­ sericordia de nosotros: sepultará
stras, et projiciei in profu n d u m nuestras maldades, y echará en
m aris omnia peceata riostra. el profundo de la mar todos n u es­
tros pecadosa.
20 Dabis verilalem Jacob, 2 0 Hnríis verdad con Jacob 1,
miserÍGordicim Abraham: qu<s ju - con A biaham misericordia: com o
rasti pairibus nostris ó diebus a n - lo juraste íi nuestros padres desde
tiquis. los dias antiguos.
1 E s ta es re s p u e s ta del S eñ o r á las fer­ d o se oye u n grande y e sp a n to so tru e n o .
vorosas p leg arias <!«1 P ro p h e la . No d u d es, 3 Q u ed aran a te rra d a s y cosidas con la
le dice, cié mi d eclarada p ro tecció n so b re m i tie rr a . S a b ré esta ex p resión véase lo d ic to
p u e b lo . Q uando le saq u e de la esclav itu d de en I s a í a s x t i x . 2 3 .
B a b jlo tiia , re p e tí re á tuvnr suyo' mis' m a ra ­ 4 E l P ro p b et» com o fu e ra do sí, c o n ­
v illas, como qiuindo le hice salir de tie rr a tem p lan d o eti la in te rio r de su e sp íritu Ja
de E g y p to . A u nque n o fa lla ro n e sta s g u a n ­ red en ció n del g é n ero h um ano por el JVfessias
do el S eñor le sacó ilcl cau tiv erio de B a b y - p ro m e tid o , ex clam a engaitando la in fin ita
lo n ia , la s q u e aq u í se d en o tan p rin c ip a lm e n ­ p iedad, bondad y b e n ig n id a d de un D ios,
te, son las q u e o b ró e a el esta b le c im ie n to q u e en su ben eficen cia no tie n e lím ite s , y
d e su Ig le sia , q u e d e sú ro n m u y a lra s & to ­ es inliuiLo eu sus m ise ric o rd ia s.
llos ios p o rtem o s y p rodigios, q u e se viéron. 5 E n lo que h ace alu sio u a l. e jé r c ito da
e n E g ip to . Ptaaraón su'raergído en el a bysm o p ro fundo
a H 9 . g. Se ensordai'án. Y q u ed arán del m a r R o lo . ___
a turdidas y aso m b rad as las n a c io n e s , a! 6 C um plirás" B elm ente'"la-pro m e sa , q u e
v e r que todo su poder y conatos so n in ú tiles h ic iste con ju ra m e n to i Jacob y á A b ra h a m ,
p a ra im ped ir la g ran d e o b ra del S e ü o r. d e la g ra n d e m iserico rd ia, q u e h a b la , da
S orprehcndidos todos ellos no o sarán abrí» u s a r con su p o sterid ad , re sca tá n d o la d e todos
su boca, y a u n su s oídos q u e d arán e m b a rg a — sus pecados p o r el U lessias.
¿O S^el grande eso an lo - Ar.nRi*n ffiinn —
136
ADVERTENCIA
SOBRE 1,4 PROrHECÍ*.

D E NAHÚM.

JL/espues que el Señor suspendió sus.juicios sobre N ínive, por haber


dado .ella muestras de su arrepentim iento á lo predicación de Jonás;
. volvió de nuevo á sus antiguos pecados, tanto aquella ciudad, com o
tocio el im perio de los Assyrios del que era la capital, consum ándo­
los por la opresion y crueldad con que trató al pueblo de Dios. Por
t lo que el Señor levantó al Propheta N ahúm , que ora de Elc<íse,pue-
'b lo d e la Galííéa, en la tribu de Simeón, d ;dq ue en tiem po de San Ge~
rtínymn aun se veían Ins ruinas, pura quo pronunciase el últim o é
irrevocable decreto d e su destrucción por los Chal.¡eos y Modo?. El su­
m ario de esto Prophecía es, q ue el Dios Eterno, glorioso y om nipo­
ten te, por zeln de su Magestad ultrajado, y de su pueblo oprimido
por los ÁRsyriO', y por otros m uchos pecados y violencias, que estos
habían comWido, liaría perecer dentro de poco tiem po aquella tan
antigua, poderosa y floreciente Monarchfa. Nahúm describe la ex e cu -
cion de esta sentencia, y la representa vivam ente con todas su s c ir ­
cunstancias, para asegurar mas y mas al pueblo de Dios, y para con ­
solarle de ios males, que de eüa; había sufrido. Como anos veinte y
cinco años dsspues de la predicación de Jonás fué tornada N ínive, y
casí destruida enteram ente, reynando en olla Sardan 'palo, qim por no
caer en manos de sus enem igos se quem ó á sí m ism o dentro do su
palacio. Volvió á restablecerse en los rcynados siguientes, hasta que
NabopwlasíVr, General prim eram ente d el-esé rc ito , y después R ey de
los BabyIonios y de los Assyrios, padre de Nabuchodonosór, la lom ó
y arruinó de! lodo, jun tam en te con A styages abuelo de Cyro. V éase
E s t r a b ó n y Josepho*.
En el Cap. u . Ü. habla Nahúm do las calamidades do Jacob; y así
se cree com unm ente, que prophetizó quando Samaría había sido ya
destruida por los Assyrios: y San Gcrónymo es de sentir,^ que vivió
y escribió después de la guerra de Sennachérib contra Egypto y la
Judéa, y que esta guerra y á las blasphcm ias de R abiares hace
..alusión en el Cap. i. 9 . 11. 13. 15. y en él //■ 1 3 . Y así por aquí se
"v'é, que esta Prophecía de la destrucción de N ín ive e& la misma de
que se ha hablado en el Libro de T obías3.
^ L ib • XYI. 2 A n tiiju ií. L ib. s. 3 Cap. liv. 6.
137

LA PROPHECIA DE NAHÚM.

C A P ÍT U L O i .
E l Propheta, áespucs dtt en salzar el.poder, ju sticia y benignidad d el Señor,
propketiza la ruina inevitable del im perio de los Assyrios, faro, consuelo y
alivio del pueblo de Dí-os, á qüien c ííti tanta crueldad habían ellos oprim ido.

1 %ymts Ninive: Liher v i- 1 V e r tía de N fn iv e ’: Libro


sionis ISahum Elcescei. de la visión* de N ahúm Elceséo*.
2 Deus m n iila ío r, et ulci- 2 Et Señpr ea un Dios zela-
scem Dominus: utciscem Dominus,- d o r \ y 'vengador: el Señor vengar
el haberts fttrorem: utciscens D o - dor, y que se arma de saña: ei
tninus in ho&tes s m s , eí irascens Señor yengador de sus adversarios,
ipse inimicis suis. y r:l que guarda su ira para sus
enem igos.
3 Dominus paííens, et m a ­ 3 El Señor es paciente *, y de
gnas foriüudine, et m undans non grande poder, y limpiando no hn-
faciel imocentem . Dominus ín tem ­ rá in ocen te6. El Señor marcha en-,
pestáis, ct lurMne vive ejus, et n é ­ tre la tempestad y el torbellino, y
bula puláis pedum ejus. dcbüxo de sus pies nubes de polvo7,
4 lncrepans m are, et exsicans 4 El que amenaza ó la mar%
1 P ró p h ec U de am enazas y de m ales 6 No p e rm itirá , q a e el pecador q iis Js
c o n tru N in iv e . I s a i . x iti. 1 . J e ü b s u a s i s i u . sin c a s tig o , Y este disim ulo y su frim ien to ,
3 3 . N in iv c e t a la c a p ita l d e l im p e r io d e los q u e a h o ra tie n e con Jiin iv c , ca e s p a ra qiia
A ss y rio s , d e sp e e s so v é a, q u é es lim pia é ino cen te;
2 De la revelación lisc h a ú N ahúm . ám es p o r e l.'eo n ira n o , después de h aberla
3 V ía s e líl a d v e rt e n c i a p r e l im i n a r . to lerad o m ucho tiem p o , et e a m p i a r y te r ­
4 Q ue no p u e d e s u f r i r la s in ju r ia s h e ­ rib le castigo-, que « e d i t a r á en ella, h ará
c h a s á b u s ¡lijos p o r los A s s y r io s : y q u e p o r c o n o ce r á todo e l m u ndo la enorm idad de
e s to lo s c a s i i g a r i c o n el m a y o r r i g o r . So sus delitos. E l tex to H ebreo lee así nj5¿1 iib
r e p i to ír e s v e c e s la p a la b r a v w t g a d u r , p a r a y lim piando no lim piará', dé n in ­
íifíD Ífic¡ir la o c r ü d u tn b r e > o¡ r ig o r c o n q u e gún modo úarít por inocentes i, las culpado*.
v e n g a ría su s a g ra v io s . Ai'tiidí a q u i el l’ro p h e ta u n a descripción del
5 ■ Q u e ñ;i tm ich ü s l a r g a s , y s u f re m u c h o im p etu o so y re p e n tin o m ovim iento » fu ro r
tie m p o , a v is a n d o , am cn aí.ü n d o y d a n d o lu ­ con q u e los C háidéos y M e d ís enviados p o r
j a r a l p e c a d o r , p u ra q u e v u e lv a s o b r e si y Dios co n tra los A ss y rio s , se e c h a ría n so­
*6 a r r e p ie n ta -; p e r o c u a n d o e s ie h a lle n a d o b r e estos sin q u e n a d ie les h iciese re sis­
s o m e d id a , n o h ay q u ie n im p id a la c x « * u - ten cia.
eio n d e su ju s ti c ia : y a u n q u e p a r e c e , q u e 7 Se form arán en el a y re n u b e s de pol­
bo vé p o r lo m u e b o q u e to le r a y d is im u la , vo , eoo el que le v a n tarán sus hueste i q u a n ­
al c a b o d e x a c a e r de lle n o s o b re Él le s e f e c ­ do hagan sus m archas p recipitadas,
to» d e su e n o j o , y d e s c u b r o y p o n e e n c la ­ 8 ■ ¡US. 3. SennuíiM e c o n íro f a -mar. L*
r o lo á e U m a lic ia de su e p e n s a m ie n to s y q u e m u estra Jn om nipotencia deil S e fio r, a lu ­
d e s ig n io ;. diendo 4 lo q u e faiio con los Isra e lita s en «1
TOMO X I. 48
138: > tflOPHECfjL. DE NAHÚSli

fííiíííí 'e t omnia- flúm ina a d ' de­ y la seca: 7 e! que fodó» los ríos
set tum dedücens. Infirm aíus est- convierta en un désierto. Sé e ste ­
Bá$an< el Cármelus: el flós L i- rilizó 1 Bfjsán y el Carmelo: y se
bani elanguif.' marchitó lá flor del Dbnno.'
5 M ontes■ eommolt ' sunt a b . ü Los montes fembláron de
eo . et calles desolad su n t: et to n - é l 1,' y lo? collados fúéron desola­
íremuit térra a- fa cieeju s, et or~ dos: y se estrem eció lá tierra á
bis> et omnes, habitantes m en, . su p resen ciáis su redondez, y lo­
dos los que morair erv e lla .. *
6 ' Ante faciem- imh'gnaiionis- 6 ¿Aíite lü faz-dé-su indigna­
ejus quis stabü ? : et quis resi­ ción quién subsistirá? ¿y quién re-
ste} in ira furoris ejm?- indigna- sis!irá ■á lá Ira dé su furor? su
lio ejus . effüsa est u tig n is: ei pe? indignación se derramó com o fu e­
tres. di$solul<g sunl ab' eo.. go: é h iz o se lié ¡1diesen las peños..
1". Bónus- D ominus , et con- 7 B uena es el- SpfiOr, y co n ­
fortans in die trihulatianis :: et: fortador en el dia de- la tribulación:
ssiem -sper antes in se: - y que conoce * ‘á los que - en él e s ­
peran.
8 E t m diluvio • prcvtereuníe, 8 : Y con iwindacion im petuo­
consummationem faciet loci ejus : . sa hará consumar ion del lugür r!c
et immicos ejus persequeñltír ter aquella y tinieblas perseguí-¡in
nebros. ¿ sus en em igos" ..
9: Q uid cogilads contra Do- 9 ¿Qué maquináis* contra el
tninum? consvmmationem ipse fa ­ Señor? él m ismo hará consum a­
ciet: non consurget duplecc, trib u - ción: no se levantará dos veces la
1alio . tribulación.
1 0 Q uia ticu íi spin a se in - 10.. Porque como las espinos

irnar Tí o í o , p ara que le p asasen , to io s ellos 5 T in ieb las d e O tarc.bipn:


i píe en x u to , A tónitos, ellos y so rp reh n n d id o s, no sab rán
f ; Otea prueba .de!s» e ra n p n i l é r p ) i e s qué cam ino to m a r, ni qué bneerse.
¿ u n a m ín im a insinuación su y a q u e d a rá n e s ­ C .' ¿Qué co n se jo , qué partido podréis tft-
tériles ? m arch ito s y secos lo s-m o n tes nías m e r parsi p o n eras ti c u b ie rto (tul brazo te r -
fro n d o so s, com o lo e ra n . el B aíán , ©1. C ar— ~rtWe- del Seílov? No n e ce sita rá <lcscarg,ec
nació y c! L íbano. segtm rio golpe so b re v o so tro s, pues al pri­
2 C onfirm ación de lo m isin o .. ’-’ífJ m evo q uedareis, todos a te rra d o s; O tam b ién :
3 Tiftne u n p a rtic u la r.cu id a d o , y se d e ­ ¿Q ué p en sam ien to s y designios son los quo
clara p ro te c to r de. los, que eu éL p o n e n toda andats fra g u a n d o -c o n tra el S e ñ o r y co n tra
su confianza.-. bu pueblo? ¡.No e stáis c o n te m o s con h a b e r
i Lo. tra s to rn a rá é ¡miDcUri todo , sin d e stru id o la S a m a ría , y de b a b ero s llevarlo
5!ifí: t:aya qsilen pueda1d e te n e r la im p etu o sa cau tiv a una g ran p a rte de las die?, trib u s;
flo n ie n te de, su ira . E n lo q u e e n tie n d e el- sitio q u e p re te n d é is a u n d e stru ir £ J rr tis a -
o x éreito de los B abylonios y los-M’edos, que tim , y las o irá s dos, que ban quedado'; Pío,
i m a n e ra de e s p a n to s a - a r e n id a -e n tra ría n - ~no s a r i así com o p en sáis: Dios d e stru irá al
p or la tie rra de los A *syriosk lo a so la rían t o - fin /i Nínive," H abla de S en n an liérlb , y da
J<), y se iia ria a d iieíio i.d c su C apital N in iv e, Rabsace.s su G en eral , cuyas b l a s f e m i a s
la1que d e slriiin a ii s o le ra m e n te . j s i i ; s x v n u . co n tra el v erd ad ero Dios se .refieren coa ex­
19. ‘ ten sió n c a Is a i. i . 18. í i j ü i i . 4 2 .:
f®ÍPÍTDLO 'I,

■viccm m npléeturU vr , sic conri- ■se en tré te x en 1 unes con otras, así
vium eorvm par i ler potantium: ellos-quando beben juntos en eu»
consum eníur quasi siiptila aridi- con vites1: serén consumicios como
late plena. paja Mona-de sequedad.
■11 E x ‘le e x ib il cogüans con­ 1 1 D e tí •sa ¡d rá e l que; pienso má 1
tra ■Dominum m aüiw m : mente •contra el S eñ o r5r ct que revuel­
pertrocíans -prosvcricalimem. ve en -su corazon prevaricación \
12 Haec dicit ‘D ominus: S i 12 Esto dice-el Señor: A u n ­
perfecti fuerini, et ila plures, sic que sean fuer tes' *, y en tanto n ó -
quoque cUtondenlury et p ertra n s' m er o ;a u n así se rín cortados,;y
ibit: a fflix i te, el non affligam le pasará ": te á ilig f% -y no te fííli-
ultra, * g ¡ i é !dtí aquí adeiaiite.
1 3 -E in u n c conlerarn virgam 13 Y ahora quebrantaré su
ejus de dorso tuo, el vincula lúa varo de U ^espinazo * , y romperé
disrum pam . lu scad en as.
1 4 'E l ¡prm ipiet super te Do­ 14 Y mandará acerca de lí el
m inus, non sem inabitur ex no­ Señor *, y no lia b ra m a s si m iente
mine tuoam plius: de dontv Dei tui de tu nomhre: de la casa de^lu
4 F e f.h a h . R eirávades. 6 Se d e sv a n e ce rá todo a q u el gran d e
3 V osotros, ó A ssy rio s; -q u an d o llen o s•ap a ra to d e e ié r c ilo , y e l m ism o S e iw a é h é -
de confianza e stá is in su ltan d o á J e ru s a lé tn , ríb p a sa rá h u y en d o de la Judóa 4 1a A 'ssy-
y celebrand o con co n v ites y em b ria g u e ce s ría , y de este m u n d o a M n íic r n o ; asesinado
vuestra victo ria, como si ya A tu v ie r a is en p o r sus m ism os h ijo s. E l H e b ié o n^iQ TU T,
v u e stras cían o s; entóneos po strad o s en tie r­ a u n q u e fa tíjie o s , tan u n id o s y 'conforróes
ra por U im provisa n ia a o d e » n A ngel, iv . e n tre si en <1 d esignio do d e stru ir ft 3 e r u -
Heg. xix. 13. como haces de esp iao s b ien saléns, y ta n m uclm s y en ta n to n ú m e ro ;
alados y en red ad o s unos c«n u lro i, ó com o ■esio ño o b s ta n te s o r ín co rtad o s, e tc . Se dan,
poja m uy sec a , a rd e re is y sercis consum idos o tro s im tchovsenL idos a l B é b r í o .
del Fuego de la d iv in a y c rig in z a . 'Y lo m is­ 7 Yo U afligí ya b a sta n te m e n te , 6 í c -
ino a ra e c e rá STiiníve, que sera to m a d a pi>r ru sa lé m , p o r m ano de Tos A ssyrios con lo*
los C h á ld é o s y M edos, quan d o yosoItos Da­ m u ch o s m a le s, q u e h a n becko e n la Judéa*
dos eu la fortaleza y seg u rid ad de v u e stro s p o r lo q u al no q u ie ro afligirte ya m as por
m u r o s , esle ís sin el m en o r rezelo e n tre g a ­ m a n o de los la ís m o s.
dos á b a m ju e tes, com ilonas y e m b ria g u e ­ 8 La v ara iltvsu ty ra n ia , el yu g o , que
ces. D iooo n o Sir.ULO e sc rib e Lib. n i. H ü t. os ten ían p u e sto , iv . Reg. i v i . 7 . 8.
■que así acaeció p u n tu a lm e n te . 9 Y e ! d e creto , q u e d ará -el S eñor con­
9 De tí ta ld r á , ó M iníve, S e n n a eh é rib t r a tí, 6 S en n acb itrib , es q u e 'n o q u e d en de
eon el designio de d e stru ir ¡i J e iu s a lé m , y ti h ijo s, q u e p.uedan p ro p a g a r tu n om bre y
de a rru in a r el tem p lo del S eñ o r en el r e y - fam ilia. Tf ast fu é p o rq u e su hijo A sjav h a-
nudo d e Ezecliias, q u e rié n d o se la s a p o sta r dún, q u e fu é s u sucoso t , h abiéndose hecho
con el mismo Dios, in fam e :y odioso p o r sus vicios y 'm aldades,
■4 ¡P ensam ientos llen o s d e m alicia y de fué despojado del c e tro , que e n o p u iib d e s-
perfidia. El te x to ’H eb réo : Ctmsullar imjoío: p u e s -N ab u ch id o n o só r C hildéo: y de est»
lo q u e sin duda alude A R a b ia te s . to o d o a c a b ó su fam ilia, y el im perio pasó i
B A unque sean tan fu e rte s , y s e h allen los n itr a d o s . O tam b ién : T después de esta
t í o pertrech ad o s de todo, q u e nada les fal­ s ie g a , q u o -se va é h a c e r de ti, .6 R ey é im ­
te , y u n io s en n ü m ero , q u e Ies Judíos no p erio de A ssy ria, > . t a , no p o d ré í y a vol­
pued an s e r com parados con ellos; esto n o v e r á re p o n e rte en tu an tig u o e sta d o , & di­
o b stan te t e r í n segade» eo a n m om ento con feren cia de l i s cam p o s, q u e después da se­
la m ism a facilidad con que s e c o rta la y e r­ gados *e v u elv en ¿ se m b ra r.
b a 6 el cabello.
9*
140 LA PEOPHECÍA DE ríATUJM,

iníerficiam sculptüe, ú covftalile, Dios exterminará los sfmulttcbror,.


ponam seputchrum lu u m , <ju>a y los ídolos de fundición1: ];i liaré
inhonoratus es, sepulchro tu y o 5, porque eres iih-
f¡im ea.
15 Ecce super monte» pfrf'es l o Htí aquí sobre ios montas
' evangelizantes, et anmivciantix pa* los pies del que evangeliza, y ;nmn~
cem: celebra Ju d a fésiivitates iuas, ci;¡ la pazv: celebra, Judá, tus Oes-
et redde vota lúa: quia n on ad~ tas’,. y cum ple tu s votos: porque
j i m l ultra ut perlranseal in le nunca mas pasará por tí. Belíal®:
Jhlial: unim rsus inleriit. culeram ente pereció.
. ^ Los pTOpheCaí en Jas d escrip cio n es, 1 D escripción d e ta a ie g ris del pueblo
q u e baccn de la s ru in a s d e [os citado» lla­ del S eñ o r i la n u ev a de la ru in a ñft Ins A s-
g ares, afladen co m u n m en te el exteituíD io s jrio s ; m ediante la tjtml podría- él en piiz,
'd e [os ídolos, ro m o -cau sa de la ru in a . seguridad y aleg ría d e d ic a s e 4 s erv ir ;it Se­
S S en n ach éríb fui- asesinado por ftis ñ o r, y d arle gracias pbr un beneficio-tan se ­
m ism os bijos en el tem p lo de N esr6 ch .su ñ a la d o .
dios a! tiem po de e sta rla ad o ran d o ; iv, Reg. 5 MS, 3 . P asqua, Ju iiá , t m Pasquos.
x n . 37. [g.w. iix v ii. 3 8 . y alli quedó t e a - ' 6 E l c ru e l y so b erb io A ssyrio, ejup .l.*—
dido sin d arle ie p u U u ra , c la ró la g u e rra al m ism o Dios. D efiní q u ie ­
.3 T e re tira s te huyendo- Til y vor$oiuorr re decir hombre it'n y u jo ; el q u e no c ono­
sám en te ila ¡a Judéa,. ce ni adm ite Treno de ley ni de razó n .

« A a » ÍT lT L O IT*
N ahúm describe la tom a, taco y ru m a de fiín ioe: la dispersión- y cautiverio-
de sus m oradores,.en pena úc Id que habían afligido al pueblo de Dios, y de
tu s ra p iñ a s y violencias*

1 & scendil qui dispergat 1 O n b tó el que trastornará


coram te, qui cuslodial obsidio- delante de tí, el que estrechará tu*
némi contemplare viam , conforta cerco1: reconoce4 el cnnihio, re­
tumbos?robora virtulem m id e. fuerza tus lomos, fortifica mu cho­
ta víilor.
2 Q uia red d M it Dominus ¡m- 2 Porque torrtS el Señor k
perbiam Jacob, sieul superbiam soberbia de Jacob, com o la, sober­
Israel: quia vaslalores dtssipave- bia de israél *: porque d estrü id r-
4 De aquí A poco tiem po saldrá co n tra m odos: P o rq u e el S eüor abatió la s o b e r­
l i , 6 N in iv e , el R ey de los Cbfildéo*, q n e te b ia d o Ju d á j la do I s r a é l , ¿cóm o daxarA
d e a t í a i r í , y ito v n r> eanlivos tu s h ijo s , sin sin' (instigo la de los A ssy rio s, q u e hran
que tú pued as re s istir ú su furo r. (Í«í5lruido y tillado su am ada viíia? O tro s en
2 Pí>n espiiis en los cam inos p ara t|ot> lo sem illo p asiv o : Portjm t i)ios h u m illará l¡i
(trísen de su lle g a d a , á rm a te dú fo rtaleza, so b erb ia y orgullo de los A se?ríos , que-ge
pon en órdén tu g e n te , y a p aréjale para ffi.-ti m ostrado ta u c ru d o s u-j i t » &'i¡oli y cim
recibirle., une todo serS in ú til c o n tra su l i r a í l , ilcjtrnyenU o y acolando toda s;i liuc—
"f<;ror. Es lina, ivotiía. t,i. O tros tra sla d an la p alabra jííij, , por
3 E&lü T crsioulo1 se c if o n c de d iíe r io s W i ¿i’ju iti ó yt&r¡a £1 S cüor re s titu ir» ■
ffJtPÍT Dto IV 14-1
n m l eos, ei propagmes eorum res los dísípáron, jr dañáron suS
eorrnptrtínt ; vástagoV1.
3 Glypsus fortium ejus igni- 3 E) escudo do sqs Vali^ntes^
ilist v iri excrcitüs in corcineis: es de fuego*, sus guerreros con
ignem hahenm currus in di?, pvre- ropas dü púrpura*: Iiis riendas dé'
parationis e jv ^ ct ayitatorcs eon- sus enrres de fuego en; et día de
sopiit stinU- la reseñíi y sus? cocíieros ador­
m ecidos8.
4 In ilmeribus Conturba! i 4 En sus marchas pe.rdiérotV
s u r tíq u a t l r i g a collisoe sunt in e! órd en 7: los carros- dieron (¡nos-
pialéis i aspectus eorttm qttasi contrí! otros en ¡as piíizii*: la visi­
lampodes quasi fulgura- di- ta de ellos*como lámparas*, romi>
scurrentia.- relám pagos8 que van de pai te .i1
P 'J ttíN :
5 Kecordabitvr fbrtiuní swo- 5 Se acordará db sus vn i¡en ­
fu m , rven t m itineritws swsx tes ID, se precipitarán por los cr--
velociter aseendent muros ejus, m inoa11: denodadamertte escalarSii’
H prmjtarabitar, umbraeulum-. gas muros,* y se a p a r a r á la cu­
bierta
6 Portes fiuvioi'um apertis 0 Se abriéron las puertits rfs
$ttnl , et (etnplum ad' solum d i - los r ío s 11, y el tem plo derribada
J ie o b y ú Is ru ii su an ticu a gloria y liber*- las calles p a ra q u e puedan pasar su# ts a r r o v
tíid ; y e ste sentido es conform o á los t s x . dé m u ñ era q u e tro p e z a rá n ,-y por s e ra u lti--
que traslad aro n : E l Soñor Jiu frí !a if/'iio— t«d so ifn p ed irín ios unos á los’ otros.
de Jacob , asi. como la ig n o m in ia S Y a por fuvoi- . q u e so v e ría 'p in ta ­
de lira é l- do cu sttS ro stro s y ojos , que al p a re ce r a--^'
I C. R - Tíesíórpáron sus m ugrones. ro ja m u c en tellas de lu e g o ; y ya por el
Sus h'ijos, fam ilias cas.is, p o s e s io n e s , e tc . resp lan d o r de las a r m a s , que d e slu m b ra ria a
3 Es! a e s « n a d escrip ció n - d el ojia ralo y q u ita ría n la v ista á les q u e las m irasen.
"con que los T.liáUlíos e n tra ría n en !a A ssy - 9 Í¿1 H e b re o : Y !c t n';v,iaa, a s i. lloiiia
viii, - y ¡;f>n¡drii)ii el sitio ¿N in iv o su C apital. h ip e rb ó lic a m e n te las lan íü .s, (Jardos y'otras--
Alcjunos lo ciilicm teft dé los A fsyrios. a rm a s a rro ja iliíu s hechas de abeto-, fuérort-
3 Sus escudos is n tersos y b¡‘uüidoSi qpu envenenados. Fcív h ab . Tulignito.t.-
'ÍS’critlcs ilc lós r a jo s d é P S ó l p a re c e rá q ue 10 Él IU-y d& lía b i'io n ia alenta-i A A sus
a m j a n fuego. C apitanes y C aáipeoues á la b a u ila , U,imat¡~-
i Color que usaban m uebo los B ab y lo - do 4 c;ida uno p o r su piopiti níimbctí., s r ~ -
K ios, m ay o rm en te «n tiem po dé g u e rra , co­ gun e! estilo de los g randes G i'n n a le s .
m o se pued e v e r oo Ü z iíc u , x xm . i i . P o rq u e el fu ro r v a rd o r ¡n’. lü a r i(i>»
5 lie su « x é ra to p ara eslu expedición. a rre b a .a rá fu e ra de si-, p ara --venir p re n p ii» —*
6 Gomo eraiiriagailos de fu ro r se a r r o ­ dam en te co n tra N ín iv e , y sin g u a rd a r ói jen--
ja rá n intrépidos en medio del enem igo , sin a ta o arla y a sa lta rla .
’ la m en o r ap reh en sió n dé! p i-lijro . O tro s t i - 12 L-as cnúquinai de g u e rra ItatHadas tia j-'
pliean esto’de los A ssyrios; lo q¡n- si í,e si^« e í i d a t , dusile donde citan d o ¡V c u b ie rto . s*
se babrS de d e cir, q u e Naliúni, coceo su elen a c e rv a ría á los m o ra s p ara batirlo* y a b iií.
lós P roplietas, pasó re p e n tin a m en te de !os la b re c h a.
C fiildéos á los A ssyrios. 13 AJswoos esp lican esto en sentido m i!--
7 MS. S .'já r r u a f t po ¡- iiis plazas; V en­ ta[)hár¡co; P o r lin a b ie ría s esisni y ¡x iieo tei
d rá n on ta n crecido n ú m ero . que no podrán las p u e rta s de K .nive. p o r !ns qu ales to lia n
g uardar órdén en sus ttiarclsíis: y quando salir en g ran n ú m e ro mis ci.udadattoa, como
d e t i e n e n a lg u n a c iu d a d , s e rá n e stre c h a ! la s aguas d e « n rio . P e ro e o m u m n e n te se
m ,L A Í R O tf B E C Í A D E JT A n ÍM *

T U ÍU M i. íbasta el su d o * .
7 F t .miles captivus ,a ld u - 7 Y el .soldado ¡fué llevado
,cíus est'. et aneUlm ejus .m ina- cautivo V y sus fiervas eran lie-
bantur -gementes u t columba, -vadas1-gimiendo como ¡pirtomas,
M urmurante* in .cordibus suis - lamenW> tidose en-sus corazones
8 E t ‘N inive quasi piscina ■8 Y Nínive como estanque do
■aquarum aqn<B ejus: ipsi vero fu - ;a g u a s* -Ins ítguas de ella: mas ellos
,<jfTu«í: slaie, sta ie,M non u t qui rhuyéron6: deteneos, deteneos, mas
¡reveriatur, oo hay quien lornt,1.
9 -Diripite .argentum, .diripite :9 'Robad la pinto, robad el
t&urum*. el'n a n esl finís d ivilia - oro’: y no hay:fin denlas riquezas
,rum e x .ómnibus vasis .desidera- >de todo .género de .alhajas apre-
iijilibus. | ciabJes.
1 0 fíhsipata e s t, el scissa, tO Destruida os, y quebran­
M dilacérala: et cor tabescens, et tada ¡y despedazada: y >el corazon
dissolutio geniculorutn, el defectio .desmayado, y descoyuntam iento
in cu n d ís renibus: et facies de rodillas8, y-desfallecim iento en
mnnium eorum rsicut .nigredo ítodos los riñones; y las caras de
¡o í/te . todos ello s9 .como la negrura.de
,1a olla.
11 Ubi est habtfüculunz ieo- 11 ¿Dónde está la morada de
tium, et pascua catulorum leo- iios leon es,0, y los pastos de bu9
rtum, ad quam ivit lea u t m - leoncillos, ó donde iban á reposar
.gre&eretur illuc, catulus .leonis, el león y el leonciltq, sin haber
..entiende del .sucesa.lpistuo qu o pu5oá£5¡nlve -tro de la c iu d a d e ch aráu á h u ir - Sus C otnan-
e n m anos (le los t’ IxYiúéos, y q u e m as d eb e .d a n te s le s .g rita rá n re c ia m e n te p ro c u ra n d o
.a trib u irs e á u n p a rtic u la r .j.uicio D ios, d e te n erlo s ; ^pero será en vano , porq u e u in -
que á la fuerza ni in -iu stria d e l*s h o m b re s. .g u o o se p a ra rá ni o b e d ec e rá su s ó rd e n e s,
, ( 't r e n u n H f . r o d o t o Lii>. i. y D í o í i o r o t i l - 7 Los Cbál d é o s , .q u a .m u tu am en te s«
111 . q u e du!|»ies de t e jiír los C.hiiilfcos si ti a — .e x h o rta n k s a q u e a r la c iu d a d .
, da i Niiiive tlus u ñ as con p o to su ce so , el T i­ 8 V éasc:IsA iA 3 x m . 7 . ^í-
g r i s de re s u lta d s una grajide c o n tin u ació n 9 Como el hollín. V éase J oel h . 9,
,de Unvias salió de m adre., inundó la c iu d a d , - 40 Pascua: g erm in ació n /fem enina á e p a t-
7 di ó con ta n to im p elu so b re su s m u ro s, r tm s , u a , u k ííí, casu b u en n p ara p a sto do
q u e d e rrib ó .veinte e sta d ía s de ellos , y asi ab estias, c o n c e rta d a .c o » JViflice q u e se so­
fra n q u e é y .facilitó U e n tra d a á ios e n e m i­ b re e n tie n d e , j í,q u ie n se re fie re .el re lativo
gos. . } « « » , q u e luego se.sig u e . se tía becbo
1 Y éaso lo die}to en «i Cap. i. <4. .aq u e lla Famosa K íniv?., q o e era lu C orte da
2 E l H e b rio : Y la Hei¡n& fu é e a u liv a - u n Im p erio Latí p o d e ro s o , y lan sob eran o
i a : le f u i mandado descender del th ro n o , y d e sp ó tic o 1! Es un surc(¡smo con que el
d c ia r todas la s insignias d e su a u to rid a d . P ro p h e la in su lta e l .o rgullo dt* los A s s jiio s .
O íro s .traslad an .subir , esto ("s, s a lir , p ara ¿ Q u é :e s , les d ic e , d« ¡iquilla o rgullosa R í-
s e r llevada p risio n e ra . Los a n tig u o s l o t n l - ;n i» e , en donde .com o en .tinos ¡tastos delicio­
io n la voi Ile b ré a Ü ;H flu u ts d b h , .com o s o s , ah u n d u ^ te s y ^oiiisnis m o rab an su*
p ro p io de la R cyria <■r Mínivc, solierbios b e y e s .con sus .hijo s, a tim e n lá n -
3 .Como m in arla de o v e ja s, E x o i . i n . ). dOEc con las p re sas y rp- jiojos de todo el
i É l He-JnOo: E a titnclu su spechat. m u n d o , y á donde re tí lin d ó s e d e sp u é s, no
6 Y éase lo que se h a dicho y. 6. babia q u ien p u d iese por fu erza sacarlo s ni
C lo s de Ninivo al v e r al cn cm ig e den - d e rrib a rlo s de la posesión en q u e eitabdB Í
CAPÍTULO II. 143
el non est qui extéf real? quién los espante?
12 Leoeqpit sufficitnlcr ca - 12: El león M óm ó ló bastante
tuh's suis-, et necavit letenis- m is: ’ para süs cachorros*, y mató para
et impíevil prcedá spelúncaá suas¿ sus-léonas: é hinchió sus cuevas*
sí cubile su u m ' r a p i ñ a de. presa, y su gurí riel a de robos.
1 3' Eece ego ad té, dicit O ó- 13' H em e aquí contra tí» dice
mífiMs>exercitunm , et succendam el Señor de los e sé r c ito s1, y e n -
usque ad fum um quadrigas tuas, cénderé hasta en hum o tus car-
fit leitneulos tuos comedét gládiusi ros, y espada comerá tus' ieonci-
ei exterminaba de (erra' prcedam líos: y arrancaré de líi tierra tu
tuam, et m n -a u d ü iu r u ltra vox~ presa, y no será mas- oidá la voz
nunciorum tüorum; de tus m ensageros.
4 ' Sym bólo d d R sy de los A ssyrios. A cu ch illo : indo esto q u e has am ontonado ro -
2 Todo lo q u e b a sta b a p ara sus h ijo s, y ' liando á los otros., sefá despojo del enem igo,
p ara sus tn u g e re s y concubinas,- en cu y as m anos té e n tre g a ré ; y no sn oirá
3 ' F e r r a r : ' Sic* ¡ta ra d o * ,y tu s m oradas • tn ís la vaz <ie t» s naens¡igpvc>s “pará in tim a r
de a rre b a la d ú ra : tu s a m e n az a s, d e c la ra r la g iie rra , i im poner
■}'■ P u e s ya q u e no h a y quien te echo-; iriliLilosá U s - o tr a s n a eio n eí. P u e d e n e stas
de la posesion cu q u e e stá s, h e m e aquí c o n - ú ltim a s palab ras s e r alu siv as á las te rrib le s
t ía tí d eclarán d o te la g u e rra . Yo h aré qu o 1 blasp h en fias’d c ft& biaces enviado de Satina­
se c o nvierta en hum o trfd o 1e ste poder y a r - c h é r ih p a r a in tim a r la re n d ic ió n d e Je ru s a -
TOgancia en q u o confias: lu s hijos 1 p e re c e rá n ^ létn: iv. J té j. s í i n , 4 6 . 1 9 .

C A P Í T U L O 'I I I ¿
D escripción dé l a toma y ru in a d é - N ín iv é por sus ennrmés ‘pecados; sin que
sus fo rta lezas, ni la muchedumbre de sjí p u e h b , m e i v a l o v de sus Capitanes
la p u e d an libtar, ■

1 cftuVaí síi)i£/m«íim,' í - A y de ti ¡ ciudad sñiigui-


u m eírja m endacü dilaeeratiom n aria1, llena toda de m entira. y
plmcr. non reccdít á te rapiña. • de estrago2: no se apartará de tí
lá rapiñas.
2 Vox ftdgetti, et vnx ímpetus 2 Y oz de a z o t e \ y voz dé ím -
rolce-, et equi frem enlis , el qua- petu de roedíí, y de cu bal lo q u e
drigee ferventü, et equitis aseen- relin ch a5, y de carro"■encendido,
dénlis: y dé caballería que avanza:
3 E t micantis gládii, .et fu l- 3 Y dd espada r«íuLietilti% y
g u ra n lis • Aas/te, et muUUudinis. do lanza- relum brante, y - de m u-
interfat® , et graws ru in ® : nec chédumbre de m uertos7', y de gran-
1 MS^ S. De los omvxiQs-, D é 'la c ru e l ' m as vivos c o lo re s. '
■j sanguin aria N ín iv c .. 4 E stru e n d o de látigos y <ie:r u e d a s e t n .
2 E o donde no se Tirilla verdad ni ju s ti- re p re se n ta c ió n viva de U fu rio sa en tra d a do
c ia , sino que so lam en te rc y n a n :en e lla los.- los Cháídéos v en ced o res en N ínive.
fra u d e s, las ex to rsio n es y v io len cias. 5 MS. 6. Córaióto.
3 N unca dezar&s tu s úsalas m añ as. E n pocas - ' 0 F e r h a r , Y la tiro r de e$pad*.;
p a la b ra s in s in ú a las cn u sss do la d e s tr u c - ’í '■ U S. 3. £’ p a g o d&’m ueri».
cio it de M inive, q u e1 desp u cs piola c o a los <
144 LA PS^PHOCÍA DE WAHÚM.

est fiáis cadaverutn, et corruent in de estrago: no tienen 6a los cadá-


e&rporibus suis, veres, y caerán los unos sobre tas
otros.
4Propter m ultitudinem fo r - 4 Por las muchas fornicaciones
w kalion u m merelricis »¡veciosse, dala ram era1, bella3, y agraciada*
et grata;, et habentis maleficia, quce y que tien e echtzns. que vendió las
vendtdü gentes in fornicatw dbits genios coa sus fornicaciones \ y
suis , et familia* in male/iciis ¿uis: lasfrirailías con sus malefieíos:
5 E c c e » ego ad te, dicit D o­ <> líe m e aquí contra tí, dice
m inus exercituum , et revelaho p u ­ el Señtvr dé los oxércitos, y des­
denda tua in facie hta , £t o - cubriré tus ignominias en tu cara%
stendam gm tibas midilaícm im tn , y mosLrartí á Itis gantes tu d esn u ­
«f regnis ignominia»} tuam. dez, y á los rey nos tu oprobrio.
6 E t projiciam super te abe- 6 Y liaré caer-gabré .tí tus abo­
m nationes, et caiilumaHh le a ffi- minaciones., y te cubriré de a fren ­
eiam, et ponam te in e x m p lw n . tas, y t<3 pruidré por escarmiento*
7 E t erit: amnis, qni vide- 7 Y acaeceré-: todo el que te
rit fe, resi¡vil á le., et (lie sí: Va- viere, so retirará de t í *, y dirá:
staía est Ninfoe: quis comm&vebit Pffnivtí ha sido asolada: ¿quién m o­
super te ca p u i? . unde quesram verá l.i cabeza6 sobre tí? ¿d ed ó n ­
<eonsolator?.m Ubi? de te buscaré un consolador?
8 N 'im quid melior es A k x a n - 8 ¿tíre* tú ai:n!-‘o mejor que
¿tria pop u lo ru m , qiice habitat in Alexandría la de ios p u eb los1, que
flum im bus, aqu(B m circuí tu ejus: . tiene su asiento entre rio s6, aguas
cu jus divilias, m a re : aq'.uv, m u ri á su rod-edor: cuyas riquezas son
ejus? h mar5: sus murallas sou las aguas?
I JS s r c p r e s c n ’. a J a N in iv c c o m o u u a » ■ » - lu d . l?A t. SLVHI, a . ! . JntlKM. 1111. 2S ,
Im m u j e r . i ( i i j !i b i¡ ii¡ ;íc i3 e p r o ,> lilw d o ú lo s E>/tiG H . 1V 1. 37.
í í í j I o í y ¡i ¡o :lo g é n e r o ile i n f a m e » y v e r g o n - 5 Cúiuo u nión .eslá llen o (te asom bro s
j .i w j j , t ia h ín t ti a p u f l a d o c o n d e -b o rro r, viendo tu c astigo espantoso.
s u biriü y r,s i;(ii,ilo 4 o í r o s ¡ m i c h o s p u e b l a s íi S ¿Quién mn*ú:nil» l:i ctiliM a m o s tra rí,
i i i i . i u r s¡i im ijic J iiil y ( i c s i i r d f t i e s , - v e n d i é n - q y c lieno com paaion do'Lus tlcsgracias? £ s
d u lcís <¡t; c í i e m o d o , y e n t r e g á n d o l o s á l u s u » fiebr¡iism o. Jo b x v i. 5. JKnfcu. x viii.
C i i i l d á o s p a r a q u e tiiY U 's e ü p a r l e « u s u c a s t i ­ 1 0 . O irá s veces p o r esla ex p resió n so s i j -
g o , c o i n o í o h a b í a n to n il lo e n s u s e x c e s o s . P u e ­ nittfta ricsprecin.
r i l H í¡;ili!íC srse t a m b i é n l a s a r l e s y p r & c U - 7 li! Ilencéo: J t i No Amán; la qti.il d e s -
«M-i <|iio u ia tiH ¡m c !i a lr u iv rv los p u e b l o s , y pUPS -fui! llLttnydii A loxandrí.'i. Jsm ím . x lv ( .
« U h 'S C n n n s u d o m ii ii ií , [.¡t v o z htihizas p n .e - 2B, p a r e c í quo fiiú d íso la d a esta ciudad
út (j!ilB n;li*rs« c u StíiUido, p r o p io ; p o r q u e lo s p o r Sennaelidrib R ey de A ssyi'in. Y asi dice
j i > j y r i o s e r a u i m i r f a iíu js o s e n e s l » a r t e , aliaiii r l i; r<j,ili ei ¡i: T ú , Níui vo?» q u e <lt;slruia'
} ic ii i dii v a u iiU -’! y ri* m a l d a d . ic A A leiu m iria , s e ta s á la par d e stru id a por
¡ l i s i o e s lu i/u e s i g n i f i c a el n o m b r e d e los díftldí-os.
A u tíif. S Eoíle»ila del Kilo , q u e dividido en Vi­
3 Q u é c o n (*1 p i * :l e * l« fie p r o t e c c i ó n . , rio s o.iitia> s, la curca y bufia : al Septentrión
l i v o r , c o m e r c i o y o i r á s s« m a j a n t e s c o r a o d i - litine el M ed iterrán eo , y al M ediodía la la ­
.d a 'l e s , i 'c u p ó r e y n o s y c s la c l.c s , y s e s o m e ­ g u n a Ma re é tic a .
t i ó ! OÍ p u rtb iíM . •9 Su g ra n d e com ercio m a rítim o .
1 T n .‘x p o n c ir é á u n a a f r e n t o s a c s e l « r i -
* h a i. g,
6 A P i r o io m . 145
•9 JElhiopia fortitu do ejus, et 9 Su fortaleza era la EthiópiV ,
sí'gyptuSf et non est finís: A frica, y el Egypto que no tien e fin5: el A -
et Libyes fuerunt in au xñio (no. fnca y la Libya fuéron en tu ayuda3.
10 Sed et ipsa m tr a m m i - 10 Mas el'a sin embargo fué
gm íion sm ducta esl in captíoila - llevada11 cautiva á tierra extraña:
tem p a rv u li ejus d is i suni in sus píirvu'oi fdéron estrellados en
¿apila om/rium viarum , ■et super las entradas de todas las calles, y
inrlylos ejus n m eru nt sort&m,, et soí>re los nobles de ella echaron
omnes opti/n aks ejus .confícci sunt suerte", y todos sus M agnates fué-
in eompedibus. ron m etidos en cepos»
i t E t tu ergo im briaberis, 11 Pues tú* serás también
et eris despécta: el tu qiiceres a»~ embriagada y despreciada*: y 14
x iliu m ab m ím ico. pedirás socorro al enem igó­
1 2 Omnes m uniiiones tu # sic­ la Todas tus fortalezas" co ­
u t fiá is cuín g ro u is sais: si con - m o la higuera con sus brevas: sí
■cussob fu erin t, cadent in os c o - se sacudieren, caerán en ia boca
m edenlis. del com edor'.
13 Ecce p o p u lm tuus m ii' 13 Mira que tu pueblo es co ­
iteres in medio tui: inim ieis tuis mo de m ugeres en medio de t í 10:
adaperlione p m d e n tu r portee ie r­ las puertas de tu tierra se abrirán
res t i t á n d e v o m b i t ignis ve d es patentes á tus enem igos, devorará
tuos. ei fuego tus cerrujos u t
1 4 Aquam propter óbsidki- 1 4 Abastécete de agua para quan-
ne&i fcaun din , exlrus munido - do fueres cercada 15, repara tus
nes taasi inira in lulum, et cal­ fortificaciones: entra en el barro, y
ca, súbigens teñe laterem. písalo, amásalo para hacer ladrillo.
i L a q u e l i o y s e lla m a A b isy n ia, y M 9 Da a q u e l que e s ti debaxo de la h i­
o tro tiem po estaba su jeta al E g y p to . g u e ra , y con la buc» a b ie rta , esperando qua
S C uya p o b la d o s , p oder y riquezas son c aig an los higos p ara com erlas.
inm ensas. 10 Todos tu s soldados y d e fe n so res, p e r­
3 Se en tien d e la p ro v in cia situ a d a e n tre ' dido el v slo r , p a re ce rá n com o o tra s ta n ta s
,1a M arm íric a y el E g y p to . m u g a re s tincas; de m a n e ra que tu s enem igos
* Se ni H e v ad a ; seg ú n estilo pro p b ético . e n tra rá n p o r to d as tu s p u e rta s sin el m en o r
V éase Jeíiem . . x t y . 10 . itnpedim ento ni re s iste n c ia .
5 E ch aro n s u e rte s p a ra re p a rtirlo s y 1 1 Todo a q u ello c u q u e a b u ra fondas ta
tom arlos por cseíuvos. s e g u rid ad .
6 O gran d e ciudad tic Tíinive. - 12 fla z te provisíon de todo lo n ecesario ,
7 B eberás h asta las h e ri’s e! cáliz a m a r­ p ara s o ste n e r u n larg o asedio: llena de agua
go de la ira de D o s ; y te v e ris ta n d e s­ tu s c is te r n a s , haz ladrillos p a ra T e p a ra r
preciada y a b a tid a , que p ed irás so co rro á bien ta s m u ro s , q u a lo lo será in ú til; p o r­
tu s m ism os e n e m ig a s , á a q u ello s m ism os q u e al m ism o tiem p o q u e e stés em pleada
q u e tú áni-es d e sp reciab as. E l líe b ré o : Te en estas fa e n a s , e n tra rá el C hildfio, y lo
esconderás, b u scarás algein lu g a r re tirad o p a s a r í todo á san g re y fuego; te d e v o ra rá y
donde poder esconderte , llen a do te m o r y co n su m irá como la langosta la s y e rb a s y
de vergüenza. fru to s do la tie rr a . J o e l i . 4 . Ni te a p ro v e ­
8 Todas tu s fortaU aas serán d e rrib a ­ ch ará que ju n te s u n g ra n d e n ú m e ro de com ­
das , 6 caerán sn m an o s de los en em ig o s, b a tie n te s y de tro p a s a u x ilia r e s , q u í parez­
flon la m ism a facilidad cs>n qwe caen las b fe — c an u n ex ército de la n g o s ta s ; puM no por
Tas de una h ig u era q u an d o , e s ti n m a d u ra s y eso d e ia x is d e p e ie e tr .
lle u d e n el árb o l.
TOMO XI. 19
146 IA PROPHEfiÍA DB NAHÚaí.

1 5 Ib i comedet te ignis : p s ■ 1 5 A llí te com srá fuego: p e ­


ri&ís gladio, deoorabit (e ut bru~ recerás á cuchillo, te tragará c o ­
Chus: congregare u t bruchus: mwí- m o pulgón: am ontónate com o p u l­
tiplkare u t hsu sia . gón: m ultiplícate com o langosta.
1 6 Plures fecistí negotiatio- 1 6 Mas fuéro;) lu s negocia­
fíís tuas quam siellm sint cosli: ciones, que son Jas estrellas de! cie­
bruckus cxpansus est, el a m la vit. lo el pulgón se extendió, y voló.
17 Custodies tu i quasi locu­ 17 T u s guardas son como lan­
sta: et p a rcu tí tu i quasi lomsioz gostas*: y tus párvulo.; como lan­
locustarum , quas considunt ia se- gostas de langostas*, que hacen
pibus in die frigoris: Sol ortus esl, asiento en los vallados* en tiem po
et avolatw'wní, et non est cogni- de frió: saíi6 el Sol, y se le v a n ti-
lus locus earwti ubi fu crin t. ron, y no fué bullado el lugar ea
donde ellas estuvieron.
18 D o rm ita veru n t pastores 1 8 Durmiéronse tus pastores*,
tui, r e x A sm r: sepelieníur p r in ­ ó R ey de A ssur: enterrados serón
cipes tuii lalitavit popukis tuus ta s Príncipes: se escondió tu pue­
in montibus, et non est q u i con­ blo por los montes*, y no hay quien
gregue. lo jun te.
19 N on est obscura contritio 15 N o es oculto tu quebranto/,
tita, pessima est plaga l ú a : omnes tu llaga es maligna®: todos ios que
qui audierunt auditionem tuam , oyéron tu fama batieron las ma­
eompresserunt m anum super te: nos sobre t í 9: ¿porque á quién no
quia super quem non Iransiit ma~ traspasó siem pre tu malicia?
litio, tua semper?
1 Hüs buscado in n u m e ra b le s a rle s y m a­ p e ro ¡siego q u e p o r la M añana sale ol S o l , y
n e ra s de e n riq u e c e rlo c o n tu s tráficos y n e ­ c o m ien za'á c a le n ta r, le v a n tan el v u e lo , y n o
g o c ia cio n e s; p ero toda» tas riq u e z a s q u e has d o ta n ru s tro da si en el lu g a r en que poc*
acum ulado , so n sem e ja m o s ai pu lg ó n ó á Sutes e stu v ie ro n .
3a la n g o s ta , q u e e n u n m o m e n to se v6 c u ­ 4 M S. 5 . E n las sc íu ra s.
b r ir la tie rr a c o a su m u c h e d u m b re , y e n : 5 Sa desan id aro n , y e siu v ié ro n m aflo
o tro d e sa p a re c e , y n o se h alla ni sola u n a so b ro m ano los q u e h ab ían de v e la r en ta
e u a q u e l m ism o lu g a r q u e Anlcs c u b ría . I!l d e fe n sa ; y p o r esto así com o e stá n a h o ra se­
H e b ré o : M ultip lica ste tu s m ercadttrcs so­ p u ltad o s en e m b ria g u e z y e a su eñ o , la sa ­
bre la s estrellas del nielo. E s u n a e x p re ­ la rá n d e sp u é s en la tie rn a dego llad o s p o r
sión h ip e rb ó lic a , y e l sen tid o e l m ism o. los C b íld é o s.
2 T u s C apitanes y g u e rre ro s rjue h a b la n G Se escondió: Se e sco n d erá tu p u e b lo
de d e fe n d e r le , y lodo el re sto y vulgo de a l p rim e r ru m o r q u e oiga de la H e g a ia del
ciudadanos e n la p rim e ra ocasion qu u se le» enem igo : h u irá á esco odersu p o r los m o n ­
p r e s e n te , le a b an d o n a rá n y d ex arú a d e ­ tes , y no h a b rá q u ien los re c o ja y llam e á la
s ie r ta . co m ú n defensa d e la p a tria .
3 Como u n g r a n ie ex éro ito dn lan g o stas. 7 T u e stra g o y calam idad s e rá p a te n te
E s u n a ex p resió n sem ejan te ú a q u ella o tra 6 todo ol m u n d o . E l H e b r e o : No to l­
¡os cielos de los cielos, est# es, los m as al— < d a d u ra p a r » ta quebranto,
tos cielo s. O íro s in te rp re ta n langostas tie r ­ I T ien e m u y m ala c u ra . E t R eliréo : Se
n a s it p e q u e ñ a s , en ten d ien d o el vulgo do encrudeció tu h e r id a : qu-anlnt oyéron oí­
soldados ó c iu d jd a n o s su b o rd inad o s i a q u e­ da , q u in to s o irá n la fam a ó n u e ra de tu
llo s (fue llam a G uardas; esto e s, C ap itan es, r u in a . E s u n H eb raísm o .
C om andantes , G o b ern ad o res. T odos e s to s , i) E s u n H eb raísm o ; B aliéro n la s m anos
d ic e , te a b a n d o n a rá n , com o las lan g o stas en se ñ a l de a le g ría , viendo ech ad a p o r tie r ­
q u e en las b o ra s irla s de la s n o ch es del in ­ r a a q u e lla ty r a n ía , q u e c o n tin u a m e n te e i e r r
v ie rn o e stá n de a sie n to en sotos -v rallados? ciaa ¿ o b re to d a s lo s n u e h la a.
1H

A D V E R T E N C IA S O B R E L A P R O P H E C ÍA

DE HABACÚC.

17
X j s incierto el tiem po fixo, en que prophetizó K abacúc, que en lo s ix e . se
llam a Ambacoum, aunque se cree com unm ente que fue contem poráneo de
Jerem ías. Fot1 su m ism a P rop h ecía se v é , que esto fué en los ülíitno3 tiem ­
pos (ie la grande pacíuncia con q u e su frió foios los pecados de su pueblo, y
poco antes de su íiltim a desalación por io s Ch&ldéos. Está P rophecía está
concebida parte en térm inos de pred icción , y parle tam bién en forma de m e­
ditación . P orque el P ropheta después de hab^r mostrado un extrem o pesar
e n vista del noLabío sufrim iento con que Dios toleraba las abom inaciones de
u n pueblo sum ergido en todo género de im piedad, de vicios y desórdenes,
por los quales le ¡snuncia su últim a ruina por los Oriáldcos; se v u elv e d esp ués
á m aravillarse do q u e D ios ensalzase tanto, é h iciese Gorecur y prosperar á
lo s B abylouins, -nación im pía, violen ta, t y rám ea, soberbia y disoluta en sum o
grado, encargándole la execu cion de sus juicios sobre las otras nacion es.
P ero e l Señor por medio de una visión lo reduce á ¿1 y á todos los (leles al
e je r c ic io l a tú y de la paciencia, que debían ser su ím ico apoyo e n todas
su s calam idades, esperando ios efectos de sil íusVicia sobre aqu ellos pueblos
idólatras y tn-jlvatíos. El Prophetív descansando enteram ente -en la divina n o ­
lun tad y providencia, celebra en un adm irable y raysterioso Cántico las gran­
d es y m aravillosas obras, q u e h izo e l Señor antiguam ente e n favor de su pue­
b lo, y m anifiesta cierta fé de qu e igualm en te le libraría ahora de los malea
presen tes que padecía, y lu ego su red en ción por el Messías: por lo que lleno
su espíritu do júbilo se'derram a en alabanzas y acciones de gracias.
P or el v , 6 , del Cap. i. se v é , q u e com o hem os d ich o, :prophetizó antes
del cautiverio de Babyloriia; y por esto m uchos orcen que este H abacüc n o
e s aquel de q u ien se hace m e n tío n en el Capítulo ú ltim o d e ©aniel; y que
hubo dos P rophetas de este nom bre, asi como tam bién ;los hubo d el de M i-
chéas y Abdlas. O tros por e l contrario «on S . G erónym o son de sen tir, q a e
era el m ism o, y que pudo m u y bien llevar la comida á D aniel, aun qu e en
edad y a m uy avanzada.
La Iglesia venera la m em oria de H abacfic el dia 18 de E nero; y Sozórae-
n o refiere \ que su cuerpo fu é descubierto en Ceila, doce m illas distan te d e
E leu teróp oiis, en los tiem pos d el gran T heodosio, de lo qual se hacé m en­
ción en el M artyrologio liomano en dicho dia. San Isidoro, E piphanío y D o -
roth éo dicen , que nació e n e l cam po de B etbsacór de la tribu d e Sim eón.

1 i r t . Tlí. CflJ. XII5.


148
LA P R O P H E C Í A

DE HABACÚC.
CAPÍTULO I.
S I Prophcta se lamenta^ de la extrem a Sisolurion del pueblo, y le cttittneia'su'
ruina por el Chdldéo- Se m ara villa de que el im pío tuviese buen suceso, y
prevaleeiese contra el justo; y de que el Señor hubiese encargado á los CMC-
d to s la ejecución dé tus ju icio s sobre el pueblo ds los Ju d ío s, y sobre otros.

1 T /n u s , quod vid it Ha~


lacuc Propheta. T r o p h eta 1.
2 Usquequo Domine clamaba, 2 ¿Hasta quándo,.SeBor, clá -
eí non exaudies? vociferabor a i m a r é \ y no otrús? ¿daré voces á
te vim patiens, et non salvabis? lí en la violencia que sufro*, y no
m e salvarás?
3 Quare osiendisti \nihi in i - 3 ¿Por qué me haa ñiostradó
guitatem ,.et laborem, videre prce- iniquidad y trabajo*, poniendo d e-
dam, et-injustitiam contra me? et lanío do mí robos é injusticias? y
factum est judictum , et contra fué hccho ju icio0, y ta contradi-
dictio p o im tio r. cion prevaleció.
í Prupter Koc raceratá est 4. Por esto es quebrantado la;
leas, el n m pervenit usque ad fi- ley 6, y el juicio no llega á su fin:
nem judicium : quia im pius p r a - por quanto el im pío puede mas
vatel adversüs jusluin, propterea que d justo, por eso:sale el jtficio
egreditur júdicium pttrverswn^ trastornado.
5 Aspicile a in g m iitm s, el5- P
videie: adm iram ini, et obstupe- nes, y ved: maravillaos, y espati-
scih'. quia opus factum est in die^ taos \ porque obra fué hecha en'
t P.rophecísi triste y d u ra que- rev eló q u e en todos los ju ic io s vence la ' p re p o te u —
D ios á Ila h a c ú c. I s a i . xi i i. 13. cía, el íavror, el cob ech o .
3. L am entos del P ro p h e ta por los g r a n - y. P o r e$lo nuda se d eterm in a- seg u n
<Jcs pecados d e lp u e b lo , q u e p a re c ía disím il- le y j d e re ch o , ni tien e' efecto . e l fia de la.
la r y to lerar el S eñ o r. le y , q u e es dar S cada uno lo que es suyo;
3 H a b la.e n n o m b re dé tódós--los verdar- p o r esto el im pío o p rim e al iooceaLe, y lo *
d6ros isra elitas. O'M Tnbien: viéndom e a l o r - dás las cosas audan tra s to rn a d a s,
m en tad o y lleno de congoja, p o r'la s iñ ju s ti- T E ? tí p a re ce re sp u e sta del Snfiór á las
cías, lagravio s, y m aldades q u e se « s tin c o - q u e ja s y la m e n tas dél P ro p h e ía , to m o si di-
m etiendo d elan te de mis o jo s. x e ra ; Yo por a lg ú n tiem po bu disim ulado y
i 0 p ie si* n de tos b u e n o ; 6 in o c e n te s. d excito sin castigo las violencias de tos m a­
lí Coreo si d ite ra ! Y las causas q u e se los; p ero c re e , q u e no siem p re las (iisim ula-
deeiden, no son á favor de la ju s tic ia ; sino.: x i , i n les b ien de iiqví á ppeo las castigará
■ A cto r . i i i i . i i :
CÁ^'ÍTÜ -O I .

¡ití* veslris , quod nemo eredeí vuestros (lias, qtie rt&die Ir» creerá
cürn nar r a li tur. quüiidu ser;i 'contacta.
6 Quia ecce ego suscitaba 6 Porque he aquf yo‘levanta­
ChaldcBos f gentcm arnaram , et ré’ á los CliátdíSos. gente a mar fia'1’
vvlocem, am bvfánlem m p er latí- y veloz, que onda sobré la anchu­
tudinem l e ñ é , ut posíideat luber- ra dt¡ ¡á tierra, para apoderarse
nacula non sua. de'tiendas ¡¡o suyas
*7 HorrM Us, et lerrihffis esl'. 7 Horrible y espantosa es: de
eos' semetipsa ju d m u m , et onus cila misma saldrá' e! juicio, y sü
ejus egredieiur. carga *.
8 L m o re s paráis er/ui ej>s, 8 Sus cabiilius rnits ligeros qüé
el vciocJores tupis vespertinis; ?l leopardo?, y mas corredores qüe
dilfundcnlur equües ejus: equi íes Ioí lobos de n och e4; y se esparci­
namque ejus de longé venient, t>o - rán sus cobaltos; pües s *g- caballe­
labunt quasi aquila festinans ad ros vendrán dfe íé jo s6» votarán co~-
cumedendum. rao águila al echarse á la presa6.
9 Omnes ad' p m d a m venienl, 9 Todos vendrán á la" pres¡>,
faeies eorum venias urens: el con­ íj cara de cílo3 viento quemador7:”
gregaba quasi a rm a n * , eaptivi- y amantonarün cautivos com o1are­
tatem. na.
10 /? / ipse de reg ib u s t r i u m - JO’ Y él" trium phará d é lo s-
p h a b i l , eí ty r u n n i r k lic u ir ejus- reyes, y se mofará de los p o te n ta -:
e r u n t: ipse su p e r wnnern m u n i- dos; él se reirá-de toda fortaleza,
ítoíiem ridehü , eí comporlabit y levantará b atería s1', y la tomará .*
aggerem, el capiet eam,
11 Time muta&üitr spiritus, 11 E utónces se mudará s u :
con U nto rig o r, que ap en as lo c re e rá n los lisio s. L o b - ix i.. tra sla d aro n : ’O ^ú tejo i k i j
que despees, v in ie re n ijuatido lo o y ero n c o n ­ Tv,új í.ú&m»; t í ; 'A p aC íaj, m as veloccs que
ta r . Pon los ojos- en esas n acio n es q u e no lubosde A ra b ia ; esló e s , rob ad o res,, tom án­
m e conocíéro u , y m ira com o la.; be tra ta d o . dose el n o m b re do Arabe eom ó ap elativ o ,
P u e s si e sto .b e hecho con e lla s, ¿q.úc te p u - a l modo q ú e se tom u el de Chan/inéo por
xece que buré con u a p u eb lo , ■q u e t>o p a ­ m e rc a d e r, el de Chdldéo por aüivino¿ el de
re c e h a b e rm e co n o cid o , sino p ara d esp re­ lieocíú p o r u n estú p id o , e l de G riego por
ciarm e? Los l x x . tra sla d aro n : Ycd, b u rla ­ h o m b re de m alú fe; y a jí de alvos.
dores ie mí y de mi le y . Y del m is m o m o­ $ Lo (fue se ha de e n te n d e r d« la. cab a­
do lo cila S an P a b l o jécío;-. sin .. A l. sin lle ría de tas naciones- c o n fe d erad a s, ó de la
d u d a porijíiC le y e ro n eu vez de q u e totriuvian ellos á su sueldo.
C 'I S U i tluft tenem os a h o r a .■ $’ Q ue h a m b rie n ta vuela, a p re su rad a ­
1 L e v a n la rú , y hur.É v e n ir so b re él á los m e n te en b u sca de a n a pre’s a , p a ra a rro ja r­
Chú'didos, g en te fiera, in h u m a n a , á g il, y. s e so b re «lia.
d ie stra , qiíe re c o rre todas la s tU ita á p a ra 7 T a la rá n y d e stru irá n todo lo ijué.se.
alzarse con ellua, Ies ponga p o r dc-lar.Lo, ro m o un viento s o ta -
2 Dé casas y posesio n es ag en a s. n o , que lodo lo co n su m e y a b ra sa .
r a - E n tóda's sus-em presas y violencias no 8 P iab u eh id o n o só r R ey d e B a b y lo n ía .
c o n su ltará o tra ley tú razó n q u e su volun­ O E i H e b rio : F am ontonará polvo: él
ta d . y pondrá la e x ec u c io n en la fiicrza j to m a rá las cíaduilcá f u e r te s , y l a i r e d u c irí
poder d e .s u -b ra s o , « » :m v n to n e s de poWü. ■
* E I B e b r í o l i m i m á t aguzados, m a s-
150 LA PROPHECÍA DE HABACÚC.
et pcrtra n sib it ; eí co rm et : hese
corazon \ y pasará, y caerá: ta le s
est fo riñ u d o ejus dei sui. el poder de aquel su dios.
12 N um quid non tu á p r in ­ 12 ¿Mas qué no eres tú d e sd e
cipio Domine. Deus m e a s, sánele el principio, Señor D ios m ío, santo
m eus, et noti mariemur? Domine m ió 1, y no moriremos? Se ñor, pa­
in judicium pom isti eum: et fo r - ra juicio le has destinado: y le has
tem u t corriperes , fu n d a s ti eum.fu ¡¡dado en poder, para castigarnos.
1 3 M u n d i sunl acutí tui, ne 1 3 Lim pios son tus ojos, no
videas maluni, ot respkere ad in i - puedes ver el m al; ni podrás m i­
quítate >n non poteris. Q uare re- rar la iniquidad3. ¿Por qué te vuel­
spicis super imqna agentes, et ta ­ ves á m irar6 sobre los que hacen
ces devorante itnpio jusiiorem se? m al, y te estás callando quando tra­
ga el im pío al mas justo que é l?
1 4 E l facies ftomines quasi 14 Y harás que los hombrea
pisces m a r ií , el quasi rcptile non sean com o tos peces de la m¡ir", y
habens principian. com o los r e p tiles1 stii caudillo.
15 . Toíum in hamo subleva- 1 5 Todo lo alzO con el anzue­
v il, tra x it itlud in sagena sua, lo, lo arrastró con su barredera T(
\ D esp u és d e h a b er h ech o to d as s u s 3 P e ro como torta m aldad sea d e sa g ra ­
g ra n d e s conquistas , y s u jetad o á su im p erio d a b le i v u e stro s ojos , po? m ar,ora q u e d o
m i;clíos p m 'ti'n s . v o lv erá ¡i B a b i lo n ia ; y n in g ú n m odo podéis a p ro b a r lo que es mato:
p e rd ie n d o (*1 sen tid o y c o rd u ra q u e án te s te ­ ¿ có m o p e rm itiréis y s u friré is con p a cien c ia ,
n ia , se lle n a rá de- o rg u llo , y c r e e r á , q u e q u e los C liib ié o s . Iinm brcs perv ersísim o *
lo d o lo.de!'!: ;'i I-i fuerza de su b ra z o , y A y sin ru S tro .d e p ie d a d , a tro p e lle n , pisen y
la p ro le c c ia n de Tíci su d io s, Itm ó n c e s será o p rim a n á los Ju d ío s , que a u n q u e pecado­
a b a tid a sti s o b e r b ia , y ?e¡m'¡¡rto d e ! c o m e r- re s son m enos im pías & m ju sto s q u e los C liil-
c io y tra to con los h o m b re s , s e rá obligado déos ?
á v iv ir en las selvas <:ou l¡ts fieras. V éase A P a re c e q ue p ro te g e s , y le has d e cla ­
D a k . i v . 2 7 . Sí). V n ! tTuál es el p o d e r, y de rad o á favor d e estos m a lv a d o s , p e rm itié n ­
q u é 1c hit servido el a n u ’iifo 'lo aquel su dios d oles, e le .
e n q uíeti can'ia'.>;i. S. GKP.6xy.no. O tro s e s ­ 5 P a re c e q u e h a b éis d e su d o é la d iscre ­
po lien esta> ú ltim a : p u l i r á s de e ste modo: ción de e ste ty r n n o , quo s u je le pueblos y
T a l y ta n sir.-üü!;: es el p oder de aquel q ue n a c io n e s , como se p ren d en los poces con el
verdadct'an'í'íiLií es su Difis , y qu« puede a n zu e lo y con las red es. O¡l ech ad o su s r e ­
com o Ib p arezca , ensaisiivlo ú a b a tirle . d es, y lodo lo h a b a rrid o y allegado, p a ra fo r­
2 P a la b ra s del Propiiuín ¡il Sefior enm a r ct g ran d e im perio q u e a h o ra o c u p a . P o r
n o m b re de todo el piicl-de: ¿fío s o is, S e ñ o r, esto llen o de, o rg u llo so e stá v a n o g lo ria n d o
e l que desde el pTtnBiyiio r o s e sc o g iste is y de su s c o n q u istas , c re y en d o q u e las debe
se p a ra s te is . pnru q u e fuésem os u n pueblo todas á su v alen tía , f u e rz a , in d u s tria y p r u ­
de v u e stro «m or y e n riíic , y co n sag rad o p e - d e n cia ; y n o se a e o r d a r i d e vos , p a ra r e ­
cu liavroente á s e rv iro s y a d o ra ro s, p a ra q u e c o n o ce r , q u e so lam en te & vos es á q u ie n
o s c onociésem o s por el S anto y v erd a d ero todo lo d e b e. I s a i . 7 . <3. Y si a s i l a
D io», q u e solo ímeíle san tific arn o s ú d iferen — c o n se n tís q u e sig a ech ando sus r e d e s , no
ci* de o tros d i o í t í , de c?‘os Ídolos im p u ro s, q u e d a rá g e n te , q ue no e x p e rim e n te los efec­
q u e lójos de sanliíie.ar , co n ta m in an á su s to s de su s ty la n ía s y v io len cias.
ad oradores? Bien conocem os q u e h ab éis fo n ­ 6 D e la m a r q ue son los peces , porq u e
dado ese g ratu la im p e rio , y le h a b éis dado n o tie n e n píes: ó de la tie r r a , q u e p o r no
p o d e r p a ra c a stig a rn o s p o r im e s tro s p e ca ­ te n e r caudillo á cu y a so m b ra puedan a b ri­
dos; p e ro no p a ra d e stru irn o s , y q u e del l o ­ g a rs e , son p re sa d e l p rim ero q u e la s p re n d e
do p e re zc a m o s, com o éi p re te n d e , con u n 6 los d e v o ra .
e x te s o de ty ra n iii c o n tra ria i y u e stra c o n ­ 7 MS. 3 . Co* s u a ía ré h a . C. R. A I j a -
dición y v o lu n ta d . naga.
CAPÍTULO I .

tí congregavit ín rete suum. S u ­ y lo recogió en su red. Por esto se


per hoc laníabUur et exullabit. alegrará y se gozará.
1 6 Propterea immolabit sa­ 4 6 Por esto ofrecerá víctim as
gena s»®, el sacrifieabit red suo: á su barredera, y sacrificará á su
guia in ipsis ¡ncrassüia esl pars red: porque por eUfJ9 foó engrosa-
ejus, et eibus epts d a d a s. da su porción', y grata su vianda.
17 Propter koc ergo exp a n - 1 7 Por esto tiene tendida su
dií sagenam iitatn, et semper in - red barredera, y nunca cesará de
Urfiosre gentes non parcet. hacer estrago en ¡os pueblos.
| E l im p e rio y dom inio q u e el l l e j N a - p o rc io n q u e le p e rte n e c ía á é l.
b u c h b d o n o ió r h e re d ó de su p a d r e , como-

C A P ÍT U L O ti.
E l P ropheta declara como el Señor le respondió en m an gu stia, y le m a n ió
que escribiese m v isió n , y que esperase con paciencia. M uestra que el Im p s*
rio de los Cháldéos será a n uinaao por sus violencias, rapiñ as, disolu cion ít
y abominables id o la tría s.

1 S u p e r cus'odiam meam 1 H i t a r é sobre m í guarda \


stabo , et figam gradum super y afirmaré el pie sobre la m ura­
fnunitiorit'.m: et contcmplabor, u f lla: y estaré alerta, para ver lo q u e
videam quid d k a lu r tnihif el quid se m e díga, y lo que he de res­
re$pondeam ad arguentem me. ponder ai q ue me reprehenda.
2 E t r e s p o n d a m iki Dominus,. 2 Y me respondió el Señor, y
et dixit: Scribe visum , el explana díxo: Escribe lo que ves, y ex tién ­
eum super tabulas, u t percurrai delo sobre tablas5, para que se
qui legerit eum . pueda leer corrientem ente.
3 Quia adkuc visus procal, 3 Porque la visión aun está
et apparebit in finem, et non mea- lé jo s3, mas á la fin aparecerá, y
4 Como si d ís e ra : No en tien d a v erd ad e­ 3 E sc ríb e lo c la ra y d is tin ta m e n te . V éa­
ra m e n te la razón q u e puede te n e r el S e ü o r, se I s a i . m i . 4 . x x x . 8 . A n tig u a m e n te e s­
p a ra e n tre g a r su pu eb lo ú un. ty ra n o ta n c rib ía n con punzones e a ta b lilla s de b o s e n ­
c ru e l som a el Ch&ldéo , y q u e 1c a flija , o p ri­ c erad a s.
m a , y d c slru y a ; p ero no por eso q u iero fal­ 3 Lo quo has visto a u n ta rd a rá en cu m ­
t a r e a u n ápice i la obligación en q u e m e plirse ; p ero o re e , q u e in fa lib le m e n te sa
h a puesto de e s ta r de c e n tin e la , com o P r o - c u m p lirá . E sto se g ú n la le tra m ira i | a
p h e ta s u y o : I b a i. x x t. 8. como D octor y ru in a del im p erio d e B a b y to u ia , y á la l i ­
P a s to r del re b a tió q u e m e lia encom endado, b e rta d q u e co n ced erla C yro á ios J u d ío s: lo
p a ra am o n estarle , re p re h e n d e rte , y am e­ q u a l n o ten d rá e fe c to , sino despues de lo*
n a za rle. Y e n tre U n to e sta ré a le rta como s e te n ta años del c au tiv erio . P e ro s e ^ u n el
c entinela, p a ra ver si mi1 da a lg u n a luz a c e r­ e sp íritu p e rte n e c e a l M essías , q u e con s u
ca de la J u d a qua lo h e p ro p u e s to ; y ta m ­ v enida lib ra ría al m undo de la serv id u m b r*
b ié n , qué es lo que le ten g o d e re sp o n d er; d el dem onio y del p ecado. S egún e l A p ó i-
p o rq u e tem o q u e L abré m erecido su ju s ta to l lle b r, x, 3 5 . se p ro m e te la ú ltim a yebí»
rep re h e n sió n , p o r h a b erm e excedido en m is d a de C h riito .
q u e ja s y la m e n to s. V éase S. G e ró h y m o .
m * LA PTIOPTIECÍA DE HATUCÚC,

iietur . S i moram fecerií, empecía no faltará. Si tard are1, espéralo?


íllum : q>tia venieus vcniet,, et non que el que ha de venir vendrá, y
,tardabi/. no se tardará.
4 Ecca <fui incredidus est, á Mira que el que es incré­
non e rit recta anim a ejm m se- dulo, no tendrá en sí mismo una
melipso: ju slu s autem 8 in ¡¡de sita alma derecha9: mas el justo en &u
,vive¡, £é v lvim 2.
5 E t quomodo vinum p o ta n ­ 5 Y como .engaña el vino al
t e s (huípil: sic erit v ir superbus, que lo bebe: así será el hombro so­
s i non decorabiluri qui dU atavü berbio, quo quedará sin honor*':
■quasi infernas anim am su am . et .el qimí ensanchó su altna* corno
ip se qu asi m ors , et non adirn- el infierno: y él es como la m uer­
p letu r: et congregabit a d se omnes te que no se harta: y congregará
■gentes, el coacervaba a d se omnes ó sí á todas las gentes, y amonto­
■populos, nará á sí todos los pueblos.
6 N um quid non omnes is li 6 ¿Qué acaso no será él la fá ­
su p e r m m p a r a f>olam sumen!, eí bula de todos estos, y la conversa­
loquelam amiíjmaium ejus: et d i- ción de sus enigmas*'? y Se les d i­
.cetur: Vve ei, qu i muUiplicat non rá: i Ay de aquel que acrecienta
su a l usqncquo et aggravQ t con tra lo que no es suyo) ¿hasta qu&ndo
se densum lutum? amontona contra sí el denso lodo7?
7 Num quid non repente con- 7 ¿Acaso no se levantarán8 da
su r g m t qui m ordean t te: et su~ repente los que te morderán: y no
scitabuntur lacerantes le, el eris se despertarán los que te despeda-
1 A unque le parezca quo ta rd a , n o ,d e s ­ b u ch A d o n o só r, q u e em briagado de la pro s­
confíes ; p o rq u e io d n b ita b í« ra e n tc v e n d rá peridad de su fo r tu n a , lleno do f u r o r , todo
en el litsmpo rju í está d e te rm in a d o . lo tu rb a y c u b re de confusion , á la postea
2 E t que descuafin tfu la p ro m e sa de condenado á v ivir e n tre las liaras , s e rá la
í)to s, no tiene en sí uua alipa ju s ta : e s te n o fábula y el e sc a rn io d e todo el m undo ; y
puede ser de su a g rad o , Asi lo tra s u d a r o n poco después su hijo lía lta ss á r em briagado
;los t,x x . y taanliíiin lo a lo g a S . P a u l o fí o - eotno é l , p e rd erá la vida y el im perio,
tninn . i. f7 . G'i’/it- ( I I . 1 I . 5 Su in saciab le coúicin y am bición.
3 C reyendo con viva y firm e fé en el 6 La h arún el o b jeto de s u i diptios pi­
-Messias, ten d rá U virla de gracia y de ju s ti­ c an tes y a m a rg o s , y de su s triste s en d e ­
cia en el tiem p o [irís e n te ', y la vida e te rn a chas y cat’.c io n e í. E stas e ra n llam adas enig­
e n el siglo v e n id ero . E s ta f é d e q u e h ab la m a s; porsjue co n stab an de alegorías y com ­
aq u í Iía u a c u c , m ira en g e n eral i las p ro m e­ p aracio n es o b scu ras.
sas de llio s. Véase el Cari. xi. de la ¡¡pif­ 7 Así son lla n u ía s las riq u e z a s, y el oro
ióla du S. P a b lo ti ios ffí-bráusj y en p a rti­ y la plata , q u e tío son o tra cosa q u e tie rr a
c u la r á la p ro m esa del Divino R ed en to r J e s u - a rn u n lla Y bkm ea, q u e el e r ro r de los h o m ­
■Chrislo. b re s lia h echo e s tim a b le s ; y que frequcEti-
£ Vem os rjue e! vino e n ca ñ a al q u e lo tem eu te son ocasión de perdición al que ¡a*
iie b e : al principio p arece a le g ra rle y c o rro ­ reco g e con eodicia.
b o ra rlo ; p ero si lo b e b e con o s c e s o , d ¿ con 8 i o s P e rs a s y los Medos , que a ca b a rá n
él en t i e r r a , lo bocc p e rd e r la razó n y e n ­ con los B abyloníos. Las que le m orderán,
fu re c e rs e , y por últim o le c u b re de in fam ia com o h acan les p e rro s de c a ía ,
‘j do ignom inia. Use h o m b re so b erb io JJa -
* Joann. m . 3 0 . R o m era i . \ 1 . G alat. i i. I I . R ebrm or. i . 3 8 .
b A P Ís trto h . 153
in rapinam eist zarán, y serás presa de ellos?
8 Quia tu spóliasti gentes 8 Por quanto tü despojaste
m ultas, spoliabunt te om nes , qui á muchas gentes, te despojarán
reliqui fu erín t de populis p ro ­ todos los que quedaren de ios p u e ­
p te r sanguinem hominis et iniqui- b los', por la sangre del h o m b re5,
tatem terree eivitatis , et om nium y por el agravio de la tierra de la
hábitantium in ea, ciudad, y de todos sus habitantes.
9 Vos qui congregat avariliam . 9 ¡Ay de aquel que amontona
m alam dotnui suas, ut sit in e x ­ avaricia maligna para su casa, para
celso nidus ejus, et liberari se p u - q ue esté en alto su nido, y piensa
ta i de m a m máli. librarse de la mano del roaMI
1 0 Cogüasti confusionem do- 1 0 Pensaste confusion para tu
tnui lufs, concidisti populos inul­ casa, asolaste m uchos pueblos, y
tos, et peccavit anima tua. pecó tu alma.
1 1 Quia lapis de pariete cía- 11 Porque la piedra desde la
m a lit : ct lig m m , quod Ínter ju n - pared clamará y el m adero, que
cturas cedificiorum e s t , respon- está entre las junturas de la fá­
debit. brica, responderá.
12 Vos 0 qui adip.cat civita- 12 ;Ay del que edifica ana
tem in sanguinibus, el p m p a r a t ciudad’ con sangres, y del que
u r b m m iniquilatef asienta sus muros con injusticia!
13 N um quid non kcec sunt á 13 ¿Acaso no son estas c o ­
Domino exercituum? Laborahunt sas® del Señor de ios exércitos?
enim populi in multo ig n e , et Por quanto trabajarán los pueblos
gentes in vücuw n, et deficient. con m ucho fu ego7, y las geates en
vano, y descaecerán8.
1 ' lo » quo p u dieron lib ra rs e de tu s m a ­ u n m odo p ro v e rb ia l.
nos y crueld ad . 5' L a ciudad de B a b ilo n ia con la s an g re
2 P o r la m u e b a san g re h u m an a que. has d e los p o b re s é in o cen tes oprim idos.
d e rra m a d o , p o r los u ltrag e s y .agravios que 6 ¿C rees tú , q n e n o ban de v e n ir sobro
h a s liecbo á toda la t i e r r a , y señ alad a m eu te ti todos esto s m a le s, q u e te e stoy a n u n cian ­
3 l a de l u d í , ú la ciudad de Je iu s a lé m y á do, y q u a te tien e ap arejado? a q u el S eñor ¡j
todos sus m o rad o res. c u jo b ra io n o h a y q u ie n resista"! T e n por
3 De! q u e q u ie re le v a n ta r su casa con c ie n o , q ue los P e rs a s y M edos iiicen d iaráu
riq u e z a s y b ien es m a l ad q u irid o s, crey en d o á B a b y lo n ia , y q u e a cu d irá n los tuyos e a
q u e por este m edio la pondrá á salvo de to ­ gran d e n ú m e ro i q u e re r a p a g a r e l fuega;
do riesg o y calam id ad . T ú , N ab u ch ó d o n o - pero tra b a ja rá n in ú tilm e n te , se c a n s a rá n , y
■6r, asi lo p e n sa ste; p ero no h iciste o tra co­ a! cabo lo d n s a rá n a rd e r todo. O ta m b ié n :
s a q u e alle g ar conEusion y d esh o n ra p ara Tku p o r c ie rto , q u e ta n to s m illa re s , que
t u c asa y fam ilia ; p o rq u e e s c ru ta s te m il tra b a ja n en r e p a ra r tu s m u ro s , eo a lis ta r
vicilencias y c ru e ld a d es, q u a u io su je ta ste m áquinas ó in g en io s p a ra d efensa d» la c iu ­
m u ltitu d de pueblos. dad, no lineo;! o tra co sa, q u e a p a re ja r a b u i -
* Y a u n q u e no h a b ie ra o tro s q u e diesen d a n te s m a te ria le s p a ra el g ra n d e in c e n d io ,
testim o n io co n tra tí; las m ism as piedras y q u e la ¡'.ot>smnirá toda u n ta ra .
m aderos de tu s palacios y casas alzarán el 7 O parü r.iutfiio luego.
g rito , y d irá n & todo el m u n d o , q u e h a n si­ 8 F krríh. Se z-íanarám.
do h achas de tu s violencias y ra p iñ a s.
a E sech. m i t . 9. JVitfiwm m i 1.
TOMO XI. 90
LA. PROPHKCÍA M BABACÚC*
1 4 Quia rep kb ilu r térra, ut 14 Pues la tierra se inunda-
cognmcnní (ihriam Domini, quasi .r á 1, como la m ar se cubre de
a jíící opiricntes m are. aguas, pjra que conozcan la g lo ­
ria del Señor.
1 5 Tes (¡ui potum iat amico lí> ¡Ay del que da íí beber á su
suo m iven > f d $uumt eí inebrians am igo, y mezcla a llí su h iel, y le
u i an¡}!C;ih‘ n>¿iUa(em ejus. embriaga pura ver su dísnur-ez1!
l.Ts Ñ epkíns es ig m m in id pro 1G S u voz de g lo ria 3 estás lle­
gtoria: b?bs tu quoque , et con- no fio ignominia:.bebe tu tam bién,
SQpiri:: cirm m dabit (e cáliss d e x - y adormécete *: te cercará el cáliz
tercv Domini, sí vomitus ignom i­ de la diestra del Señor, y vóm ito
n ia supvr ijloriam tnam . de ignominia sobre tu gloria.
17 Q iüainiquitas L ibani ope- 17 Porque te cubrirá la maN
riet re, ti vasíitas anim alium de - dad del L íbano1, y el destrozo de
terrehü eos de sanguinibus /so- los animales los espantará de las
minuM, íf- m quiiate- (erra , et sangres de los hombres*, y de la
c i v ü n í i s e í oinnium habitam iam maldad de fa tierra, y de la ciu ­
in na, dad, y de todos sus moradores.
:í8 Q u id ' prodest sculptile, 18 ¿Qué aprovecha la estatua %
quia saiipsii illud fictor suus, que entalló su artífice, un sím u -
confiante, et imaginem fálsam ? quia lachro, y mía figura® falsa? Coa
speravii in figmcnlo- fictor ejus todo confió su artífice en su hechu­
u l facer?i siutulaehra m uta. ra, en la imftgen muda que forjó.
19 Y a qui dicit iigno: E .v - 1 9 ¡Áy doi que dice ai m ade­
pergisceret S u r g e la p id i taeentv. ro: Despierto: A la piedra m uda,
num quid ipée docere poterü? Ecee levántate! ¿por ventura él podrá*
1 Sui'á o u K .'rta la tie rr a de B ubytonia 5 C »i rán so b ro ti las violencias y p ro ­
de ciulí-itin! Inm ensa t3i( P e rs a s y M udos, fan acio n es, que h as (¡secutado en la J u d é a ,
q u e á m a n e ra Ju ‘n u -J n c io n loilo lo a n c j'a - en J e n is a ló c i y e:i su te m p lo , lí l tem plo es
r/m y nvv;«ssi;iii; of !U; Cito «iodo conocerán- llam ado IJbuno, i>ori(ue e sta b a c u b ie rto to ­
todos, que ;L!¡uf;l oí o! lirazo o m n ip o te n te do de m ad eras Jal L íbano. V cansu S z s c o .
del S o iio í, «im -Lf¡ ia g lo ria do- s u n o m b re x t l i . 3. y Z a c h a r . x¡. 4,
casíigu et>;i íaiUo y se v e rid a d á sus 6 E l dostro/.o. qne h a rá n los P e rs a s y
enem igos. M edos, sobándose com o Jieras so b re los
2 Gsia ps tins B ju ra d e la* m a la s a rles: CliáHiíiH ;iara ü e sp e d a ia rlo ? , uo lc^ d c i a -
con (lúe los B ab jiu n in s en g aitab an y a l r a - r á en estallo <le que p u edan p e n sa r en a d e ­
hian S sí á oíros P rin cip es y pu eb lo s, p ara la n te en n u ev o s e stra g o s, ro b o s, ete .
despojarlos y re d u c irlo s á un* v ergonzosa T E s u n a irrisió n de la vana confianza,
esclav itu d , q u e ponían los Cbátüéos en su s Ídolos.
3 lín voz, do 1a glociii, que c re ía s g a n ar­ g O ro e n tiro ía ; p o rq u e no-lo es ni p u e ­
te . rociSiiíiVi uiv! ¡iíiiii p ro p o rcio n ad a i tu de s e r de fa v e rd a d era D eidad; ó p o rq u e
delito, jiu ís (juí’!l.ir¡i* lifiio de a fre n ta y de rep reg u n ta lo q a e n o es. V óase so b re esto
ig n o m in ia . Bffíwrá't el vino am arg o de la di­ lo q u e se h a dicho en J e r e m ía s j . 8.
vina im ltiínacum , y 'u b e b erás h asta las lie - 9 ¿P odrá él acaso em cila r, decir ó avi­
c es. fis lc le h a rá v o m itar todo lo m al iid - s a r á su artífice cosa a lg u n a , q u e le s e a útil
quiriifrt, y tro c a rá ti! ¡'lo ria p re se n te en el 6 daii&sa, q u an d o no es o tro , que tin a pie­
m *yor desprecio , a b atim ien to y d esnudez. d ra 6 leño c u b ie rto de o ro 6 de p lata, sin
4 EIS. 3 . E apon$o¡m(tle. E l H ebréo: e s p íritu , s ia vida, sin litilid o ?
y f ucáarús d escubterl» norgonsosam siile.
CAPÍTULO II# 155
Míe coopertus est auro, eí a rg tn - enseñar? Mira que éí está cu b ier­
t a et m n is s p ir ilu s non est m vi- to de o ro jf de plata, y vo hay en
setvibus sus entraSas espíritu alguno.
2 0 DomtVms « autem in tem- 20 Mas el Señor ea su santo
pío sancfo suo: sfíeaf á fctcie ejus tem p lo ‘acalle toda la tierra ante
om nis térra. acatamiento.
1 P e r » no asi n u e stro Dios y S eñ o r, q u e todo lo dispone y g o b ie rtia . 7 arito c u r o n c a -
Iten e s u asien to y el th ro n » d e su g lo ria e a :ta m ie n lo so p o s tra hu m ilde te d a la tie r r a , y
lo s c ie lo s, d esde donde com a Du año s o b e - .to d o q u a n to h a y en e lla,
rano de tod as la s «osas to d o lo re c o n o ce ,
K P saltrt. X. S.

C A P ÍT U L O III.
C racion deJldbaeúe, en la q u e hace mem oria de las m a ra villas ti d S m o r á
fa vo r de su pueblo. Se aflige a v is ta de su desalacíoir. y sejan m et'-i son la
esperanza del .socorro, que le concederá el ile m r ,

1 O RÁ TIO 1 ORACION

BÁBÁCUC p r o p h e t j s d e l p r o p h e ta habacúg

PRO IGNOJtANTlIS. POR LAS IGNORAÍÍCUS

2 d o m ín e a u d m auditio- 2 S e ñ o r , oí ta afumcto *. jr
«cm tuam , et tim ui. tem í.
1 E s n m y siu g u la r la n u m e ra c ió n y d i - -pide al S e ñ o r ,- q n c los pee.íuías j t 1', c íte n lo
visión del p rim ero y seg u n d o v ersícu lo d e n o im p id ie sen ó re ta rd a s e n rl ru p í^ im iiíiito
e ste C apitulo, Se cu en ta y -n u m e ra p o r p r i - <Je la p ro m e sa de l¡i gt-an-ie cii¡v. ;1? i.i.lic -
ra e r versícu lo et titu lo ó en íg rap lie: O rafia d enoion; porrjuo esto •C ántico ü o:\;?lii¡í d i
H abacuc Propheltc pro ig n o ra n tiit', lo q u a l H a b a e ú e .c n d!ct&rac;i de ¡«s : ;i Iros
e n nin g u n otvo lib ro n i-c a p itu lo de t# ;la la ó In té rp r e te s anti-guos, no e o s v i o t r n cq -
B ibliu s e o b serv a: y com ienza el cap ítu lo p o r t í a , qu o u n a de Jats m as b i : i. ':;:H ri y c.l ira s
el v e rsícu lo seg u n d o ; y a u n e ste dividido p ro p h e c ía s d el M c s s ia s ; y k irsí.:: jir.t; (le
•oro o en dos con in te rv a lo d e lin cas d is lm - Jos t x x . no p a re c e , -q u e (¡níri‘c !t:tr.if¡ri«r
t a s : lo q u e ta m p o c o . su ced e . re g u la rm e n te . o tra cosa. A lgunos E x p o sito re s ; í :;íi; .«
No es fácil n i a n n :c o n je tu ra r la c a u s s : ñ e ro la le tr a h a b la d e la ¡ib crlad . tjuí; imhícímí;»
n o dexa de so r cosa sin g u la r." P o r los p e c a - G yro S lo s J u d io # ; y el e sp íritu in c ü i reír*
dos del p ueb lo . Son llam ad o s .ignorancia*, S la re d e n ció n del g é n ero h um an# p o r I r s . i -
au n q u e c r a s a s , afectadas y v o ln n tarin s; p o r- (¡h risto , S. G e h ó s t iio defiende ia f in i a s r s
q u e n in g ú n pecado d exa d e ir a c o m p a sa d o s en te n c ia a u n en el sentido lita -í :1 .
de alguna ig n o ra n c ia ó e r r o r . Si tc ÍL cíJo - 2 Lo q u e m e h as m o stra d o r re v e ia ío ,
tiara y p o n d e ra ra el h o m b re -c o rso d e b a, y q u e m * h a llen ad o tod¡» de ndniivacs-iii. de
Ja m a lic ia , fealdad y daños d el p e ca d o , y s o rp re s a , y de e sp a n to . Scflor , c u 2i;>íM «ata
q u in to irr ita c o n tra si p o r él la ira del S e - g ran d e o b ra de v u e stra b o n d a d y o ta m p o -
f lo r , c ie rta m en te n o p e c a ría . E n e l H eb réo te a c ia en el tie m p o , q u e teucifl seíni5::,'c. Y
se le e nW ffüT x ' . q u e m u ch o s en tien d en de a u n q u e los pecados de vuestro p u e h 1.! j>■!?■:>-
u n to n o 6 in s tru m e n to m ú s ic o , q u e no c o - c c , q u e la q u ie re n im p e d ir, é i 1c s:-'o.t;>s
n o c e m * s , seg ú n el q u al s e d e b ía c a n ta r e s te r e ta r d a r , qu an d o á v ista de e!!>js c«tn*ier«-if-
C ín tic o . V éase el P ia lm . v it. 1 . E l P ro jjtte la irrita d a ju s ta m e n te , acoriííog e u tin c e s , t;uti
v*
156 LA PROPHECÍA DB HABACÚC,

Domine opus íuum m medio Señor, tu obra en medio de los


annorum vivifica illud: años dale vida *: >
I n medio annorum notum En medio de los años la ha­
facies: cúm iratus fueris, mise - rás notoria: quando te enojares,
rico rd m recordaberis. te acordarás de tu misericordia.
3 Deus ab A ustro veniet, et 3 D ios vendrá del A ustro, y
sanctus de monte Pharan: el Santo del m onte de Pharán *:
Operuit m ío s gloria ejus', et La gloria de él cubrió los c ie ­
laudis ejus plena est ierra . los: y la tierra llena está de su loor3:
sois un Dios llen o d e m ise ric o rd ia . E n ta nion ; y a si lo ex p lican en u n sen tid o a le g ó ­
versión de los l í x . e l p rim e r v ersícu lo dice ric o d is tin ta m e n te , se g ú n el diverso s e n ti r ,
asi: Domine audi-ui aud ílio nem tu a m et q u e tie n e n , de C y ro y de D a río , q u e I saías
íim u i , to n sid era vi opera tu a et exp a m , y o tro s P ro p h e ta s c o m p aran al asno y al ca­
ilítrrrrt: e x tr a me fa elu s su m : y S. A g u s ­ m ello , ó de los dos te sta m e n to s de los dos
t ín con o tro s P a d re s en tie n d en esto á la la d r o n e s , y f e Me ys i s y E lia s el dia de la
le tra d e l m y ste rio do la E n c a rn a c ió n del T ran sfig u rac ió n ,
V e rb o , cuya g ran d eza llenó do pasm o al San^ 3 E l p ro p h e ta aquí con alusión á lo q u a
to P ro p h e ta , quando D ios se- lo m o stré cu Dios habia h eeh o en (avor de su pueblo
visión. quan d o le dió la le y s o b re el Sínai, y le c o n -
■I P o r e sta o b ra se e n tie n d e todo el n ay s- duxo por e l d e sie rto , describo a d m ira b le m e n ­
le rio de n u e s tr a R ed en ció n , e sto es, ia E n ­ te lo q u e h a ría á favor del n u e v o , q u e e sta ­
c a rn a c ió n , P asió n y R esu rrec c ió n de J e s u - b le c ería fp o r la venida y E n c a m a c ió n d e l
C h risto , y la p redicación d el E v an g elio d é la V erbo E te rn o . Q u iere d e c ir, q u e a q u e l m is­
n u e v a l e y , con la q u e c e sa ría la a n tig u a . m o Dios, q u e en o tro tiem po se dió á c o n o ­
E s ta o b ra es la qt;c pide al ScSor q u e la h a - cer so b re el Sínai y so b re el P h a rá n , q u e
S « v iv ir ó vivifique: q u ie re d ecir, q d e la h a­ e stá n ;il'M ediodía de la Ju d éa ; Deu.t. i s x n i .
g a salir á luz , ó c u m p ia en media Ae los 2 . se d ex aria n u e v a m e n te v e r de a q u ella
años; esto es, en la p len itu d de los tiem p o s, m ism a p a rte , esto e s, en B eth lch e m , q u e e s ­
ó en m edio de la se m a n a , c o n fo rm e á la P r o - tá al M ediodía de Jé ru sa lé m . E n el H e b ré o y
p b e cia de D a n i e l . Los l i s . tra s la d a ro n e n lo s l x x . se lee T kem dn, q u e e ra la capi-
a q u í: E n m edio de dos anim ales, 6 de dos v i- ta l de la Id u m éa, á la que p e rte n e c ía u n a
' d a s ; p o rq u e se le e ¡¡wmv' , y ÍJuSv, serás g ra n p a rte del d e sie rto , y en donde la s e r ­
tonocído-, q n a n io se a cercaren los años piente de b ro n c e , q u e por órden de Dfos le ­
terá s cunocido : quando lleg a re el tiempo v an tó M o y s é s , dió la vida á m uchos H e -
te r ü i m anifestado. P e ro la p rim e ra le c ció n b ré o s . N u m e r. x x i. 4 0 . E í m onte P h a rá n t
es la q u e sigue S. G erúnyíw o y Ja Ig le sia q u e los l x x . llam an dentó ó som b río , fuS
R om ana en el Oficio del V iern es S anio , y e n en donde vino el e sp íritu pro p h étíeo sobro
el Iie sponso rjo de la Lección sexta de la o c­ los s e te n ta J u e c e s. Ibid. t¡. 2 5 . E l i s i ó n ,
ta v a d e ¡a N a tiv id a d , 6 de la C ircu n cisió n . figurada p o r el Sínai, tuvo p rincipio ta n u e ­
Los m x . sin d uda en vez de i n ^ f l O ’J U , va ley e l dia d e P c n te c o ste s, en q u e e l E spí­
en medio de los años vivifioaLa , le y ir o n r itu Santo descendió so bro los A póstoles y
Q t t n Q 'J I I ? , entre dos a nim ales. La que otro s D iscíp u lo s, q u e fu e ro n los fu n d a m e n -
m u ch o s e n tie n d e n de u n b u e y y u n asn o , . tos de la. nu ev a Ig le sia . O tros explican est»
co n fo rm e a l v aticinio de I s a ía s t. 3 . al uso se g ú n la le tra , de C y ro y de D arío , que v e n ­
de la Ig le sia en las lu g a r e s , que h em o s a le ­ d rían de la P e r s ia y de la M edia, q u e re s p e c ­
gado, y S que fueron da esta opinion S. A g u s­ to de la Gháldéa e stá n a l M ediodía, p a ra p o ­
t í n , S- ítE K ó tm io , el N a c ia n c jih o , S. C í - n e r e s lib e rta d á los Ju d ío s. A quí e n .e l H e ­
k ilo Je ro so ly m íta n o , S. A m b ro s io , S. P a ü - b réo se lee sélah, y en los l x x . diapsalnta,
littro y o tro s. P e ro los m odernos co m u n ­ q u e no se halla sino en esto Cántico y en los
m e n te se a tie n e n á la le tr a del lle b ré o , fu n ­ {■salmos; s o b re lo qual v ía se lo notado en el
dados en q u e no se dlee e n e l E v an g elio ni P sa lm . til. 3 .
u n a sola p a la b ra de esta c irc u n sta n c ia , ni 3 Q uando descendió sobre el Sínai: y
h a y quien h a b le de ella án tes del siglo v. esto mism o p u b licáro n y c an tá ro n le s.A n ­
es. el q u e d ic e n , fcue tuvo o rig e n e sta o p i- geles an el N acim iento do J e s u -C h ris to , el
CAPITULO 111, m
4 Spíendor ejus u t lu x e rit : 4 Su claridad com o la luz se~
cortina in manibus ejus: r á !: rayos de gloria en sus manos1:
Ibiabscondita est fortitudo ejus: A llí está escondida su fortaleza5:
5 Ante faciem ejus ibit mors, 5 D elante de su rostro irá la
m uerte.
E t egredietur diabolus ante Y saldrá el diablo delante de
pedes ejus. sus pies*.
6 SteiÜ, eí meiwus es¡ lerram . 6 Se paró, y m idió la tierra*.
Aspeccit, et dissoluit gentes: et M iró, y descoyuntó las gen­
coniriU su n t montes m m l ú tes y fuéron reducidos á polvo
los Eiontes.del siglo*.
Incurvati sunt calles m undi, Se encorvaron los collados del
ab itiw rib u s oslernüaíi$ ejus. mundo, por los caminos de su
eternidad.
7 P ro iniquitate vidi tentoria 7 Por la maldad vi las tien ­
¿Ethiopice, tu rb a b m tu r pclles tér­ das de Elhiópia-, se estrem ecerán
ras M adian. las pieles de la tierra de Madián*.
go al con la san tid ad de su T iá a , d o c trin a , le y é ro n 1 Í T d a b h á r , p a la b r a , en vez de
m ilagros. M u erte, R esu rrec c ió n , A scensión 1 2 7 dabher , p is te ó m u erte.
j conversión de tos G e n tile s , b a ria re s p la n ­ 5 A lude á lo quo liizo J o su é , p a ra r e p a r ­
de ce r m aravillosam ente la s a b id u ría , om ni­ tir Ea tie rra p ro m etid a e n tre las doce trib u s ,
p o te n c ia , y bondad de Dios p a ra con los d esp u es de h a b e r d e rro ta d o , su jetad o y a h u ­
h o m b re s , p a ra q u e toda la tie rr a sin cesa r y en tad o á todos los e n e m ig o s, quo q u e ría n
la en salzase, e sto rb a r su e n tra d a y esta b le c im ie n to e s
1 La de su do ctrin a y exem plo p ara d es­ aquellos lu g a re s . E n esto se significa la m i­
te r r a r todas tas tin ie b la s del e rro r, sión de los A postóles p o r toda la tie rr a , p a ra
2 O tro s : Clavos du ro s tfn í« .í manos. p re d ic a r la d o ctrin a E v a n g é lic a , y tr i u r a -
6e alude c ie rta m e n te i la C r u z , en cuyos p b a r de toda la sab id u ria m undana , y del
brazos se ria clavado J e s u -C h ris to p ara d e s­ p o d e r del siglo ¡ q u e so m etiero n al yugo
tru ir todo el im perio do la - m u e r te y del su av e de la le y de g racia; lo q u e so s y m b o -
dem onio, Y a l l í , en e sta C r u z , esLi e n ce r­ liza en lo s m ontes y callados, que aquí so
rad o todo su poder y fu e rz a ; p o rq u e no tie ­ n o m b ra n . Y éase S. L u cas iu . 6 .
ne el C ltnstiano arm a m as poderosa , q u e 6 M iró con ojos de m iserico rd ia á ta n ­
la^Cruz, que re p re sen ta á Jesu -C h risto c ru c i­ tos pueblos y g e n te s , que e staban esclavos
ficado, p ara triu m p h a r de todas la s te n ta cio ­ b a so e l p o d er ty rin ic o d e l p e c a d o , dol qual
nes y enem igos. los re sca tó con su sa n g re .
3 Los lxx . fliso amable su fortaleza. 7 A n tig u o s . ó desde el principio d e l
4 Con su m u e rte v en cerá á Ea m u e rto y m u n d o . E s u n H e b ra ísm o . De s « eternidad:
al d e m o n io , y lo s llev ará d e la n te de sí en q u an d o se puso en c a m in o , y descendió ol
tríu m p h o , como u n o s despojos i p risio n e ro s E te rn o p a ra h a c e rs e h o m b re .
de g u e r r a : q u e b ra n ta rá el poder del infier­ 8 De los M adíanitas guando hicíS ron p e ca r
no , sacando de sus g a rg a n ta s u n a m u ltitu d á v u estro p u e b to , y q u e adoras# á B eelpbegór
in n u m e ra b le de H eb réo s y do G entiles que su d io s: S é , Dios m ío , lo q u o hicisteis con
ec con v ertirán á la fé. Su h a ce aq u í alusión e llo s , N u m e r. x x v , ) . pues los d e rro ta s te is
al. Señor quando conducía i su pueblo p o r p o r m ano de Jo su é . O tros lo aplican á la
e l d e s ie rto , que h acia ir d elan te de sí al v icto ria de G edeón so b re los m ism os. Ju d ia .
demonio y á'la muerte, como e je c u to r e s t i . v il. F u e s esto m ism o habéis de h a c e r
d e su ju stic ia c o n tra los Is ra e lita s in créd u ­ c o n los CháldSos por m ano de C yro y de los
lo s , ú co ra ra los C b án an éo s, q u e p re te n ­ P e rs a s . A este m ism o modo tríum pM r<m los
diesen im pedirlos el p aso. Los ltcx, tra sla ­ A póstoles de la id o latría con la p e n e tra n te
d a ro n : Delante de 41 ir á p a la b r a : y asi espada de la diTina p a la b ra . E l te rrito rio d*
158 la p h o p h e c Í a de h a b a c ú c *
8 Num qurd in fluminibus ira- 8 ¿Acaso, Señor, fué tu enojo*
itis es Domine? a ni in fluminibus contra loa ríos, ó contra los rios
fu ro r tuus? vel in m ari indigna- tu saña, ó tu indignación contra la
tío i w ? mar?
Q ui ascendes super equos tuos: Tu que subes sobre tijs caba­
et quadrigce. tum sálm tio. llos: y tus carros son salvación.
9 Susckans suscitaos arcum 9 Tú de cierto despertarás tti
íu un t, juram enta iribubus quce arcosf según los juramentos que
lo c u lu s est hablaste á tas tribus:
Fluvios scindes terree: Tú abrirás iosriog de la tierra:
10 Viderunt te, et do lu eru n t 10 Te vitkon los m ontes, y
montes: (¡urges a q m r u m tra n siit. se estrem eciéron 3: el remolino de
las aguas .pasó.
D vdh abyssus vocem suam i El abysmo dió su voz: la pro­
alíitudo i.-mnus s m s levaoiL fundidad alzó sus raímos.
1.1 Sol, sí Um% síeterunl in I t El Sol y la Luna se pará-
habitáculo suo. in luce sa yú la ru m ron en su estancia*, marcharán á
tu a ru m , iUmt in spiendore fu lg a - la luz de lus saetas, a! resplandor
raniis Uaam tu®. de tu lanza, que relumbra.
H adián íb Üíühh con el n o m b re de EUiiópia :co para d e rrib a r ú los E ^ y p o io s . en c u m -
e n el A '.ríá . n . 4 5. 2 1 , y en los N ú m er. pl i atien to de la s p ro m esas, que te n ía is h e ­
x ti. I . y así en <'¿Lc lu í t a r , p o r tiendas de chas á n u e stro s p a d re s. P a ra est» m ism o
E th ió p iu , y n í í f e í ó pabellones de M udidn, a b riste is los m a re s, y d etu v isteis las c o rrie n ­
so en tie n d en los M a d la n ita s , n o m b rad o s tes de los rio s. Q uando dividisteis el J o rd á n ,
a q u í como o ncini^os de! p u e b la de D io s , y u n a p a rle de sus a g u a s, levantándose í m a ­
com o lis u ra de los qne s e o p o n d rían ü la n e ra de u n i n n u t e , seu tia com o con dolor
predicación y d o ctrin a de! E v an g elio , el peso de v u e stra m an o, quo le lenia c o n tra
í Y o», Dina taio , q u an d o salv a ste is á sil n a tu ra l com o colgado en el e y re ; y la,
T ücslro pisoblft jior e) m ;u’ R oxo , y le h i­ o tra p arte se re tiró y corrió preu h jiW iíatn cn -
cisteis pasar por ei J íirJ 'm , o b ra steis Cn ellos te , p ara d u r paso f> vu e stro p u e b lo . Sus
a q u ello s asom brosos p ro d ig io s , n o p o rq u e ondas os ten d ían las m anos, m ostrándose s u ­
estu v ieseis unitjudo con n q iu 'ilas c ria tu ra s , je ta s ú v u e stro im p erio , y cumo parn s u p li­
sino por saív;¡r á v u e stro p u eb lo , y c a stig a r c a ro s, que le s d e ia so is libre y d e se m b a ra z a ­
á sus enumt-’os. EsHótices h aciendo jilat-dc da la c o rrie n te , q u e á n ie s te m a n . T oda e s ta
de vu e stra pinir: ra il roncho oslríieitdo, pa­ es u n a e¡ccc!?nte d escripción ó re p re s e n ta ­
re c ía quo o»uIi.iis inil¡tinado con el m iírno ción p o é tic a, y p o r ella se signilic-i la te r­
m a r y con ei lio . Y lo m ism o h a ré is con los rib le v enganza, q u e liará el S irioi1 de todos
Cháldfios, (¡iic d e stru iré is por m ano de C yro, sus enem igos , partie.uíarm uutc en el fin del
p a ra sac a r de e s c la n tu d á v u e stro pu eb lo . m u n d o , en el q u e a rre a rá to d a í sus c ria tu ­
Y quando v e n ía is i salv arn o s por v u e stro ra s , p ara q u e v e n g u en sus agravios com o
M essías, no nos tra b e rc ís g u e r r a , sino paz, desjm cs se d eclara. Ma.hu. iv . 49.
m ise ric o rd ia y salu d píir todo e) m u n d o , e n ­ 3 V iero n los m o n te s tu poder en esta.*
v iando k los Santos Apóstoles para a n u n c ia r­ m a ra v illa s, y se e strem ec ie ro n .ti v e r, quo
la p o r teda la tie rr a . E ílo s d e c la ra rá n la re tira d a s las aguas d e su lech o , daban paso
g u e rra al v ;r;io y á la id o la tría , q u e a te r ­ lib re i su p u e b lo . E l a b js tn o ha beebo e s ­
r a r á n y ab;¡‘ irá n , d e ste rra n d o estos niales te n d e r su ru id o a! e sta r su sp en sas sus a g u a s ,
del m u n d o , iiu los cabullas se synvbolixau y lev an tán d o las á lo alto comí') in o s ta ñ a s ,
los A póstolas y P red ic a d o ra s A postólicos: tj ilu rg e s a q u p ru m . MS. 3. E l chorran d f
eft el ca rro tira d o de q u a tro cabullas los a t/tta t. F e r h a t i . Bal/don do a g u a s ,
q u a tro E van g elistas, i Se p a ra ro n al m andam iento de Jo su é ,
2 A rm asteis vuc&tro b razo de fu e rte a r» á cuyo s u fts o p a re ce h a c e rs e aq u í a lu sió n .
CAPÍTULO 111. 159
12 In frem iíu wnz\üc&-te te r- 12 Con estruendo hollarás la
ram: in furore obs(upefacie$ gen­ tierra1: y espantarás con furor las
tes. gentes.
13 Egressm es m salutem- popu- 1 3 Saliste* para salud de tu
li í«í, in sahttem cum Chrisio itio. pueblo, para salud con i» Clirigto.
Percussfsli capul de domo H eriste i a cabíz;i río la casa
impiñ denudasti fandamenlum del impío*: descubriste su cim ien­
ejus usque ad coltum. to hasta el cu ello ít-
1 4 M aiedixisti sceptris ejus, 14 M aidixiste su s cetro s', á
capiti bellalorum ejus,. vm ieníibus la cabeza fíe sus guarreros, que
u t turbo ad dispergendum me. ViHiijHv com o un. torbellino para
destronarme.
E xultado eorum sicut ejus,. El regocijo de ellos como el
qui devorat pauperem in aOs- de aquel que devora al pobre ea
condüo. se cr eto s.
15 Viam■fecisli in m a n equis 15 Camino hiciste en ia mar
tais, in luto uquarw n mullarwn.- á tus' c a b a l l o s e n el Iodo de
m uchas.aguas V
1 6 A u d iv iy el coniurbatus 16 O í, y se conm oviéron m is
est venfer meus: d voce contre- entrauas: á la voz se e s tr e m e c ió
m uerunf labia mtct:- ron mis i(¡bios®.'
J o su ii x. 12'. y su s enem igos los A m orrhéos c a b c i.i; ó dfl alto íi b sxo , d errib á n d o le á
e a vant>' p re te n d ie ro n h u ir del fu ro r de él con todo su pod*>r, y todo sii < 'xcrcito.
v u e stro s ra y o s, con m íe los p e rseg u ía s. Los 5 H aciendo q u e tod;i su em presa y a p a ­
L S I. E l Su i y la Luna, se i¡ia«.((¡-»ic¡'t>íi. en ra to con <j'«V p e rsig u ió ü v u e stro pueblo se
t u órden. T its saetas m archarán- con su volviese c o n tra é l , y (nose uausa de su ru i­
tu s , y con eí i ’ssjjía n d o r ái¡ ius arm as n a , y do la <¡e lodns sus g u e rre ro s . A lg u ­
brilla n tes. nos a p líc a n o s lo al A tilechrislo.
1 Cun el estru en d o Jo e sp an to sas tr u e ­ 6 O s e a : La tilegria de e llo s , quando
nos y pedrisco , quo lan zarás sobro la tie r­ r í i r o a á los Isra e lita s cerrado* por uua p a r­
r a , y con. q u e a te rra rá s á los m o ría le s, y te d e tos m o n te s , y piir otra de !a m a r, c r e ­
h a rá s e stre m e c e r todas las gentes i y en d o q u e no po d rían ellos escapar ciu su s
2 E n la co lu m n a de ruego, guiando á m a n o s, fué sem e ja n te á 'l a de un lüilron,
v u e stro -p u e b lo p ara salv a rle, p o r m edio de- q u e h allan d o á un cam in an te desapercibido
vu e stro ungido M oysés, d e A a ro n , y de Jo ­ en mi lu g a r r e tir a d o , sin salida y sin qua
sué: y lo haréis co n tra B ábylonia p o r m edio nadir, !e p u ed a s o c o rre r , so echa sobro él,
do C yro, A q u ie n tam b ién llam a su Christo le m ata . y lo d e sp o ja ..
é Ungido cu I s a ía s íía*. 1 . los quales fu é - 7 V éase el A pvcalyp. s i s . í i .
ro n escogidos y d estinados p o r Dios p a ra 8 E n el pro fu n d o da las a g u as del m ar
este m in iste rio . Dios e n tra rá en ju ic io con Ito x o . E n lo q u e se re p re s e n ta n las angus­
el m undo de ¡os im pías p a ra salu d de los tias , aflicciones y tra b a jo s , q u e padecen las
ju s to s, ju n ta m e n te con Je su -C b risto d q u ien ju s to s. Aquí pone fin tla b u c ú c é su C ín trco .
dió abs«iuto poder p ara ju z g a rle J o a n n . v . S He o id o, S e ñ o r, c o a ta n to a so m b ro y
27, Alude á M oysés, p ero com o figura de espanto lo que m e h ab éis re v e la d o , q u e mi
C hristo v erd u d íro S alvador y Ju ez u n iv e r­ a lcai tuda se ba conm ovido: son cosas ta u
sal del m undo. tsrrib iiís las que Habéis pro n u n ciad o , q u e
3 A P b a ra ó n , i B altassar, al A trtecb ris- al cseueli-ir v u estra v o z , inis labios y dien ­
lo , al dem onio, cabezas ó caudillos Je ios tes do te.-nor se batial» y d a b an unos con
im píos, y i iodos sus dom ésticos y fam ilia, o tro s. Tosnai-is, S eñ o r, el p a rtid o , por n o
qu e son los m ism os im píos. s e r te í t i j o de e sta g ran d e trib u lao io n , que
* L e c u b riste de ig n o m in ia d* pies á h a de v en ir so b re mi p u eb lo , q u e m e q u ita -
160 I A PROPHECÍA DE BABACfifí.
Ingrediatur p u tre d o in óssibus Entre la podredumbre ed m is
m m , el subter me scateat. huesos, y brote dentro de m í1.
Ut requiesoam in die tribula- Para reposar en el dia de la
tio n h : u t ascendam ad populum angustia: para subir á nuestro
accinclum nosirum . pueblo* que está apercibido.
17 Ficus enim non florebtti 17 Porque la higuera no flo­
et non erit germen m vineis. recerá®: y las viñas no brotarán.
M e n iü tu r opus ólivcet et arva Faltará el fruto de la oliva:
non afferent cibum. y los campos no darán el manjar4.
Abscindeiur de oviti peeu s: et Apartada será la oveja dei
non erü a rm m tu m in prmsepibus. aprisco*: y no habrá vacas en los
pesebres.
1S Ego autcm tn Domino 1 8 Mas yo en el Señor me go­
gaudebo : et exultabo in Deo Jesu za ré8: y m e regocijaré en D ios m i
meo. J e sú s7.
19 Deus Bom inus fortitudo 1 9 El SeBoi* D ios es mi for­
mea: et ponet pedes meos quasi taleza e: y p o n d r á m is pies com o
cerw rum . de ciervos.
E t super excelsa mea deducet T el vencedor me conducirá á
me victor in psalmis c a n e n tm , m i sobre mis alturas cantando
psalmos.
seis de e ste m u n d o , y me ech aseis en ei s c - S a lva d o r, ío m o Seyéron lo s IXX. u a r í p t
p u lc h ro , p a ra s e r alim en to da los m u e rto s . [ac’j , y el ChSldéo y el S y ro ; p o rq u e lo q a e
A llí d e sc a n sa ría y re p o saría en p az, y rai a l ­ s e rev eló al P ro p h e ta fu é , q u e se habia de
m a soria recib id a en «1 Seno de A braiinm en e n c a rn a r el V erbo de D ics, p o r cuyos mé­
c om pañía de aq u ellas valero so s cam p eo n es ritos h a b ia de v en ir la s a lu d , no so lam en te
de m i p u e b lo , q u e p u sie ro n en vos to d a su á los Ju d ío s, sino tam b ién £ todo el m undo;
c o n fia n z a , y q u e arm ados de fé y de *e!o p ara q u e en la o b ra y en el n o m b ro fuese
p o r v u e s tra g lo ria , em p u S á ro u la e sp ad a, y el J e s ú s, esto es, el Salvador ó R e d e n to r de
d e rro lá ro n ta n ta s veees á sus e n em ig o s. E s ­ todo el m undo. Asi S . A g u s t ín .
te lu g a r es m u y o b s c u ro , y se le dan m u ­ 8 S o b re él solo pou d ré todo mi apoyo;
chas y diversas in te rp reta c io n e s. 61 m e d a rá lig ereza sem ejan te á la de los
i C onsum a m is e n tra ñ a s, E i Ilc b ré o : c ie rv o s, p ara que c o rra sin tropiezo por el c a ­
Me ettrem eci dentra ¿te m í. m ino de sus m a n d a m ien to s. Y m e d ará fuerza
-2 Los lk x . fie m i p e r e g r in a c ió n , y lo p a ta c o m b a tir, y quando m e h u b ie re ta m ­
m ism o S. G e rú n y sio . E l tex to H eb réo se in ­ b ién c o n ced id o U v ic to ria d e s p u e s d e l c o m b a ­
te r p r e ta con m u eb a v aried ad . t e , rae en salzará so b re Jos m ontes e te rn o s del
3 E s u n a d escrip ció n de los e stra g o s , c ie lo , de que los de la Ju d éa so n s o lam en te
q u e h a d a n en ta J u d é a los B ab ylo n io s. u n a fig u ra, p ara o frec e rle cánticos de e t e r ­
4 Los fru to s, qn? sirv en p ara alim en to , nas acciones de g racias. E sto á la le tra se
a P c re e e rá n 6 fa lta rá n e n te ra m e n te . p u ed e e n te n d e r do la lib e rta d concedida 5
6 Mas a u n q u e todos estos gravísim os los lu d io s por C y ro , p a ra que v o lviesen é
m ales n a tu ra lm e n te deben c a u sa rm e á mí ia J u d é a , com o cada imo lo p u ed e ap licar
y á todos los v erd ad ero s fiolej u n g ra n d e p o r si m ism o fácilm ente: pero en el sentido
sen tim ien to y p e sa r; esto no o b sta n te nos p rin cip al au n lite ra lm e n te se c sp lie a de to ­
consolarem os con la c ie rta esp iran ?,a de la do e l g ra n d e y herm oso coro d s los escogi­
lib e rta d , q u e nos llen e p ro m e tid a el S eíio r. dos, q u e e n tra rá n en triu m p h o en el cielo
Cap. ii. 4 . en com pañía d el q u e les dió fu e rz a s, p ara
7 E l Ic tú rp r e le L atino no layó como q u e venciesen y trim n p h a s e n , y p a ra qui>
a b o fa se le e eo el H eb reo ISTE??, m i salud; e te rn a m e n te le c eleb rase n y a la b ase n e a
sino con o tro s p u n to s, ‘JNytV m i Jesús ó los ciclos.
í61
ADVERTENCIA
SOBBE LA PROPHECtA

DE SOPHONÍAa

Sophonías Tué áel -campo de SabaTáth en la tribu de -Simeón, y


de una familia muy ilustre; pues su ascendencia se expresa en estos
términos: Sophoriias hijo de Cusi, h ijo d eG o d o tía s, hijo de A m arías,
hijo de Esecias ; el qual según todas las conjeturas es el B e y Üe Judá
tíe este nombre- 'Vivió y prophetizó, segitn San Kpiphanio, contra
Judá y Jerusalém en tiem po del piadoso R ey Josías, y pocos años
antea del cautiverio de Babylonia, juntam ente con otros m uchos, que
con sus fuertes y vivas reprehensiones y amenazas procuraban redu ­
cir á penitencia á aquel pueblo obstinado, para prevenir los juicios’
del Señor, que le amenazaban. Este es el principa! argum ento de es­
ta Prophecía, en Ja qiyj el Propheta anuncia la próxim a desolación
de la Judéa y de Jerusalém por los Cháldéog, en pena de las idola­
trías, tyranías, violencias, é impiedades, que reynaban en todos los
estados del pueblo, á quien procuraba exhortar eficazmente á con­
vertirse. D espues se vuelve á ios verdaderos fieles y escogidos, y los
consuela, prom etiéndoles, que serian librados de estos males; y ta m ­
bién les anuncia la salud eterna por Jesu-C hristo, el qual recogería
sh Iglesia de entre todos los pueblos det mundo, ía santificaría, ben­
deciría y glorificar ia eternam ente con la ruina y exterm inio total
de todos sus enem igos; y que de esta ruina seria como un preludio
la de N ín ive, y la de los Philisthéos, Moabitas, A m m onitas, E th ío -
pes y Assyrios, que también vaticina.
La Iglesia celebra la memoria de Sophonías el dia 3. de D iciem ­
bre.

TOMO XI. SI
t A PROPHECÍA '

DE SO P E O MÍAS.
' ^-rpii’ftgi’q^Qinifc

C A P ÍT U L O I .
Sophonías vaticin a la p ró x im a desolación de Jerusalém por lo.t C h áliios,
en castigo de sus id o la tría s, y otros enormes pecados.

i 1<e r b m Domini, quod fa~ 1 IT alabra del Señor, que vi­


etnm est ad Sopkoniam filium no á Sophonías hijo-dé Güsi; hijo
Chusi, filii P odolm , filii A m a- dtí Godo lías, hijo- tie Amarías, h i­
ri&, filii E zecia, in diebus Josíae jo de Ezecías, en los días de J o-
filii. Amon regis Judce. s ía s \ hijo, de Anión R ey de Judá.
2. Congregans congrégalo om~ 2 Y o juntaré por entero to ­
nia á facie terree, dicit Dominus: das las cosas de sobre la haz de
la tierra*, dice el Señor:
. 3 Congregans hominem, eí pe- 3 Juntando al hombre, y la
cus, congregans volaiiíia c id i, bestia, juntando- las aves del c ie ­
et pisccs m a m : el rumas im pio- lo, y lós peces de ¡a mar: y su ce­
ru m erttnt: et disperdam homines derán las ruinas de ios impíos®: y
á facie lerr<Bt dicit D om inus. exterm inará á los hombres de la
haa de la tierra, dice el Señor.
4 E t exten ia m raanum meam 4 Y extenderé mi mano sobre
super Judam , el m p er om m s h a - J u d á1, y sobre todos loa m orado­
hilan!er, Jem sa h in : et disperdam res de Jerusalém: y exterm inaré
de loco hoe reliquias B a a l , et n o ­ de este lugar las reliquias5 de
mina Q&Uuomm cum sacerdo­ Baal, y los nombres de sus m inis­
tisas'. tr o s 8 con los sacerdotes:
í De aq u í se v é , q u e propUetízA al m is­ 3 P e re c e rá n los im píos, que m e v o iv íé -
ino tiem p o que Jerem ías^ J e r u x l v s . i. £ '; e - ro n las espaldas , y se fo íjo r. on pos de los
f.iíts, nom b ro q u e en la V u lg sla se to rea a;juí ídolos, v . e. E l Flebréo; Y los tropiezos con
i3e la versió n de Sos l x x . en la q u e se llam a los im píos, p e re c e rá n los ídolos, y todos los
así aJ R ey E r ,c e lia s ; com o se pueíle v e r ob jeto s é in stru m e n to s de la id o la tría , que
por e l te x to líc -b réo , en donde n o h a y v a­ par.» los h o m b res so n otro s ta n to s tropiezos,
riación alg u n a. y la e au sa da su ru in a . iJ íw íe r . v » . 25.
5 Ecf,Oíícr¿ c o t i d m ay o r cuidado y a te n ­ KZECfi. siV. 3 . T.
ción lo'los los bom bi'os y b e s tia s , ele. de la 4 E u la q u e se com prcbcndiu ta m b ié n
■Indéa . v , í 2 , p a ra que u nos perezcan cotí la trib u de B enjam ín. '
la espada ¡ y o tro s sean llfcvndos cau tiv o s. 3 Todo lo que h a quedado de culto ido­
E s ta C3 uno especie de am plificación Iré — látrico después de la refo rm a q u e íiizo el
q ü e ü lo cu los P ro p h eta s. Jyr.EM, IV, 2 5 . Ile y Josfos. iv. fleg. xkiíi. 3. A. 3.
X it'.'s. O se . ( t . Iü tle b té o : T a la r tala~ C E sto s adem ás de la custodia do! te m ­
r é : h a rá uu to ta l ejü crm m io . plo , e ac tü d iu ti las lá m p a ra s , q u e m a b an el
CAPITULO I . 163
5 E i eos, gtti a&oranl svpsr 5 Y á aquellos que adoran
m m m ilitm m cceli, et adoran!, sobre los terrados la -m ilicia del
el ju ra n t in Domino et ju ra n t c ie 'o 1, y adoran *, y juran por el
in Melchom, Señor, y jüran por Melchom.
6 E t qui avertunlur de post .6 ¥ á los que dexon de se­
tergutn D o m in i, et qui non guir al Señor, y & los que no bus- .
quossierunt Dominum, nec investi- cáron al Seíior, «i íe procuraron
g&verunt eum. hallar.
7 S ik te á fdcie D om ini Dei: 7 Cnllífl delante del Seuor
quia ju x ta esí dics Domini, í^ mü D io s1, aporque cerca está el dia
prcaparavit D om m us hostiam, del Señor, porque aparejó d S e­
sanctificavil zocatos suos. ñor víctim a11, san liü có 5 á sus lla­
mados.
8 E t erit : íu die hostias Do­ S Y acaecerá: en el dia de la
m ini visitaba super p rin cip es, et víctima del Señor visitaré sobre
super fdios regis, et super omnes, los Príncipes, y sobre los hijos del
q u i: in d a ti sunt veste peregrina : S e y , y sobre todos los que visten
ropas extfab geras6:
9 E t visitaba super omnem, 9 Y visitaré aquel dia sobre
qui arroganter ingreditur^ super todo el que entra soberbiam ente
limen in die ilUn qui com pknt sobie el u m b ral7: los que llenan
dom um Domini D ñ sui iniquitate, la casa del Señor su Dios d e mal­
et dolo. dad y de engaño,
10 E t e rit in die illa, dicit 1 0 Y h a b rá en aquel día, d i­
Dominus , v o x clamoris ó, porta ce el S eíio r, m ucho clam o r desde
piscium , et uluíatus a secunda, et la p u e rta de los p e c e s 4, y aullidos
ia c te n s e , y asistían á los -sacerd o tes, como cahjps. xsx. 17.
lo insinúa la p a la b ra HeUréa de leí <í A u so do los C haldéos, E gypcioií, T y -
ra iz 1 1 3 3 , encendió , quemó : d t donde te ­ rio s y o tro s pueblos pvoía-nas, á quienes
n em os la p a la b ra quemar, im itab an en el tra g e y en la im piedad. P a rd ­
\ Los a stro s d el cielo. ee q u e aquí ss indican los C ortesanos y otras
3 Q ue m ezclan el servicio del v erd ad ero p e rso n as p rin c ip a le s.
Dios eou el de los ¡dolos. Sobro Mclcfa&m 7 Lleno de fasto en el tem plo del S eñor:
véase lo que se h a no tad o en el £ c m (. x y ih , A m ó s v i. i , y haciendo ofrendas de lo qun
2 1 .. y en el i. P a ra tip . s s . ( I . Jerf.m . b a u ro b a d o á o tr o s , lo llenan de inju stic ia y
x l i i , 1. Amós i . 1 5 . vi. 2G. de en g añ o . ES iltb r á o : Y en aquel a*í:t i i -
3 A dorad con h u m ild ad y re sp eto los iita r é sobre todozlos que asaltan lu p u e r -
juicios de D io s; y ven erad lo s sin m u rm u ra ­ Ííi, los (JUÉ lim a n dc r <1b<’ y ds í- Ih'iff7t>>lií$
ción ni con trad icció n . casas de sus s e ñ o r e s : en lo q u e pareeo no­
4 Una g ran d e m a ta n ia , como se aco s­ ta rse la a v a ric ia , vio lencia, 6 inju stic ia do
tu m b ra p ara los g a n d e s convites. lo s M inistros in fe rio re s de ju s tic ia , los q u á -
5 E s u n a hypdiage l i t a r í a ; ín ítía B Ü les d e poder a b s o lu to , y sin q u e n in g u n a
¿<i«e*¡'jíca!os, convidó á e ste b a n q u ete á los p u e rta e stu v iese c e r r a d a , e n tra b a n en las
que tiene em plazados ó destinados p ara q u e c a s a s , p a ra ro b a r y h a c e r m il in ju sta s ex­
asistan á é!:'S los Cbá’.áéos , á las ave» da torsiones , tom ando p a ra ello varios p re -
rapiS a y á las lia ra s, i la s q u ales e n tre g a rá te x to s.
los m oraderes de la Ju d éa. I s a i, x ík iv . 6. 8 Un g ran d e estru en d o y a lg azara en la
JERE3Í. X tV l. 1 0 . E z E C n ; XIXIX. A l . A p a - to m a de JerusalC m p o r los C búld6os, que
m LA PROPfi&CÍA BE; SOPHONÍAS.

contritio magna a coUtíms. desde la- segunda, y grande que­


branto desde Jos c o lla d o s1.
11 Titúlale habitatores Pilan 1.1 A ullad, moradoreB; de P i­
wntieuU omni$ populus Cham an, la ’! todo el pueblo de Chánaarn ca­
dtspm erun t omnes, involuli ar~ lió, pereciéfon todos los que esta­
genio. ban envueltos e tip la ta .
12 E t erit in tm p o re illo: . TL será en aquel tiem po:
scrutabor Jerusalem in -.lucernist yo escudriñaré á Jerusalém con la
et visitp&o super viros^ defixos in vela eftda matio ’ í y visitaré-Ios-
fecibus suis : qut d k u n t ib cordi- varones que están clavados en SU3-
brn suis: Non faeiet bene Dom i­ h e c c s 1*: que dicen en su corazon:
nas, . et non faeiet mptU,. . El. Señor ni liará bien, ni hará
mal.
13 E t erit forlitudó eorum 1 3 ' Y í será la substancíá!ide
in. direptionem, et domus eorum elíos para despojó» y sus c a m p a *
in df.sertum : el cedificabunt do­ ra ser desierto: y labrarán casas*
mos a t el non habitaUnmt: et plan­ y no las habitarán: y plantarán
taban t vineas, ei nonM bent vi~ viñas, y no beberin el viao de
w m earu m .. cílas*
XI, Junio. esl- diés -■ B m i n i 14, Cérea está el dia grande
magnuSf ju x ta est et velox n i- del Señor, cerca está y m ucho cor­
mt's: vox diei Domini am ara, ír i- re: amarga Ia¿voz del dia del Señor’,
en lrS ro n por la p a rle de e stas des p u e ria s. co stu m b res c o rro m p id a s .'& íe e -*¡i* ?■ E ñ -
-ÍE ru m ,-x s six v 3 . S a b ré e sta p u c ría :de los vueltos-en pliitdt los so c re ía n m uy
p eces v ía se el n . de lós P a ralipúm . x x tiii. seg u ro s, p o r ten o r m ucisas riq u ezas.
4 4. N e h e ii. iti. 3 . q u e os ta m b ié n llam ad* 3 Harfi qu o los e ie c u in re s de m i ju s t i -
p r im e r a , ZAcnAR. x iv .-IO : á iJIfeteneia de cía n o de'xen rincón ni sótano en J?'rusal6m ;
\&»egunda< de q u e so h a b la d e s p u é s , y so­ q u e n o rc c o n o ia n y registrón- p a ra saq u e a r»
b r e la q ual. véase J jíb e u . x& xk. 3 . y elXí!>. lo lo d o , y llev árselo .
iv . JiSyes i i : i . l í . 4 A la m a n e ra q ue se (lia n los lic o re s
< Los collados de G sréb y G o ath ü , J É - q u e se condensan, quaniio no son trasegados
x x n . 3 9 . al P o n ie n te de J c ru sa lé m , ó m udados de « n a vasija 4 o tra : .Ie m í j i ,
u’iíotide'hab ién d o le acogido ¡as J u d ío s , se XLvui. í Isig n ifici'm d o su por esto la .inm en­
echaron encim a los Ck‘A Idóos, é h iciero n a n . sidad d e riq u ezas am on tonudas en Jertisa.-
g ran d e destrozo on-ellos. lém ; p o rq u e en m uchas años no h a b ía sido
2 Se cree co m u n m en te j q u e p o r estaesta ciudad to n a d a ni s a q u e a d a: ó m as b ie n ,
e xpresión se en tien d e ol y alio profundidad l a e stu p id e z , y la in sen sa ta seg u rid ad y
do M eló, q u e e sta b a d e n tro d e la ciudad e ii- sosiego de sus m o ra d o re s; y i esto p a re c e n
i.re dos m o n tes 6 eo lia as. Los. G riegos por "rífe'rirse las p a la b ra s , q u e se s ig u e n , pro­
esta, ruísro a:rsio n le lla ra iro n tyropeoni co­ ferid as p o r aquellos profanos, quD n e g ab a n
m o si dLxéramos; molde de hacer qiteíOé; y la pro v id en cia de D ios , ó no se c u id a b an de
es ve risím il, q u e c erca de él m o n ise n los ‘eliá.
q u e te n ía n tien d as de toda' s u e r te de b u j e ­ 8. Rus riq u e ía s , en q u e c re e n , q u e c o n ­
ría s , ropas, e tc . m ju o p a re ce in sin u arlo d e s - sisto toda sti fu e rz a , -y lotfa in deff-nsa.
p iies, diciendo: C hánaan calló; esto es, c e ­ 6 M<< s i o irán sino hTTii'nloi y grito»
só lodo el c o n e rc io . O tro* ex p lican esto en ll'onos- de am a rg u ra en c sj ■_* i!íu espantoso de
' gen eral de lodos los Ju d ío s, íi q u ie n e s llam a la venganza duí Seílt¡r,
C hüüanéos, por h a b er im itado su im piedad y_
a Airioí v. 1 r.
CA FÍTtEO I, 165
buUbiitir ibi: fórtis: - et fuerte sé verá apretado en él1.
15‘ Bies a irce dies illa} dies 1=5 l ) i a ¡ d e ira aquel día \
trihvbutioms et angustia, d k s ca~ día de tribulación y decoogoja, día
la m ta íis et m iseria, dies tem bra- de calamidad y de miseria; díci de
rtim el caligims, dies -nébulas et tinieblas y d e ' obscuridad, dia de
turbini$,. nublado y de tem pestad.
16 D m -tu tii e et clangoris su- 46 l)ra de trom peta y d e a l -
p er ' chilates '■m uniíás, ■et super gazara sobre las ciudades fuertes,
angulas excelsos. y-soferelcsrincaries olfrósV
■ 11 tít tribulabo - h o m im s , et 17 Tí oprim iré á los hom ­
ambulabuni ut cceai, quia Domino bres \ y andarán como ciego?,
peccaverunt: el ejfundelur san- porque pei:árón contra eUSeñor, y
guis eorum sicut humust et cor- será derramadíirla sanare de ellos
pora eorum sicut stercora. >com o polvo, y sus- cuerpos como
basuras.
18 Sed h et argenium . eorum, 1 8 ' Y ni Ja plata ni el oro de
et aurunt eorum non poterit li­ ellos los podrá librar en ef dia de
berare eos in día ir& Dothini: ia la fra de 1 Señor: con el fa eg o dé su
igne zeli ejus ■devoraNlur omnis zelo será toda la tierra devorada^
ierra , quia eonsummalionem cum ■porque cO't priesa * hará consum a­
festinatiom faciol Gunc4is habitan- ción de todos los xiue m sra tv e» la -
tibus. lerram . tierra*
1 D esm ay arán los m is v alien tes , y níi h a cerse dueiios de e llas y de sus to r r e s . E s -
po d rán p o n e rse á c a b ic rto del m il q u e ven ta s so a aqftti llana « la j r intentes b án g u lo s
y a s o b r ü ju caluma. altos-, porque son los lu g a re s de las ciad a»
•2 E s ta re p e tic ió n es p a ra sig ú ifiear la d es m u fortificados c o a to rr e s y coa b a ­
gvauderó- de lu ca'am idaú y e strag a q ae so­ lu a rte s .
b re v e n d ría , La Ig le sia en. el Oficio d e difun­ i L len ará ds- confuslon y de c o n g o ja , y
t o s aplica todo esto ai te rtib io dia del ju icio ándaríin como ciegos, sin c o n s e jo , y sin sa­
f itia !; y 8 . G u tiü n y t.ü d ic e , q s e to d o e s u n a bor q u é-'h acerse,
im ágen d a :tquei día. 5 L u eg o , lu e g o lle g a rá é l dia q u e tie n e
3 De espantoso sonido de tro m p e ta s; dedestin ad a p a ja el e x te rm in io 'y ru in a (la t o - ■
rin d a , y de vofce» desentoDaciai de los q u a dos los m o ra d o te s d é l a tie rr a d e J u d á . •
' e n tra rá s en las ciudades m as f u e r a s , p a ra
a J e r m . n i . 7 . Jcí’l u , . J n w s y^ í 8. b Exech. vi). í 9 . /n/ralit. 8.‘

C A ^ itV íjü f II.


E l P ropketa anuncia al pueblo su exterm in io, y le exh orta á o?ación y pe­
nitencia ántes que llegue el dia terrible dei ju ic io del Señor.' Destrucción de
los P h iiisth íosy M óabilas, Amm<>nilas,' W,hiopcs, y, A ssyrios,

i C onventie , congregamini 1 ^ " etiid ju n to s, congregaos1,


1 P i r a p ro c u ra r a p a c ifa n r :il S e ñ o r, y lig rim a s y a rre p e n tim ie n to ,
desarm ar s u ju s ta có lera c o a v u estras
ÍGS LA FF.GÍIÍECÍA CE SOPKOKÍá S*

Qp.m non amábfflr. pueblos no am ables1:


2 P rhisquam panal jitssio 2 A ntes que la órden tja ig a
gurM putoerem tra n se im k m diem , esta d io 9 como polvo quo pasa
r.ntequum venial super vos ira óntes que venga sobre vosotros la
furoria Domini, anlequnm venial ira del. furor del Señor, á n tesq u e
s/íper vos dies indignaliom s Do~ -venga sobro vosotros el dia de la
&iini> indignación del S:jíior.
:3 Q ’.m ríle Dom inum omnes 3 Buscad al Señor tGdo3 los
taanítttsli ierra., .-qui ju d ic h m ejus hum ildes de la tierra *, los que
t'síis o p e ra li : qumrile jm tu m , hiibeis gaardíido sus preceptos.:
q u m 'iit m anstistum í si quomodo buscad al justo \ buscad al m an­
abscandamini in die ftiro ris D o- so: por si podéis poneros &cubier­
m m i. to el dia del furor del Señor.
4 Quia -fiara tk slru c ta erit, 4 Porque destruida será Ga­
t í Áscaton in deser tu m , A zotutn za®, y Ascalóa quedará yerm a,
in meridie e jic ic n í , et Accaron á Azoto asolarán en el M ediodías,
cradicabiiur. y Accarón será desarruygada,
5 Va} qui habitatis fnnicu~ 5 ¡Ay de los que moráis so­
lam mariSy gens perditorum : v e r - bre !a.cuerda d é la m ar*, gente
bmn Domini super vos C h a m a n de perdición*! la palabra del S e-
ierra P hühlhinorum , et disper- üor contra vosotros, C hánaén9
datn tu, ila ui noü sit inhabital$r> tierra da los Phílisthéos, y te aso­
laré, sin que quede morador.
G E t erü fum e alus m aris r e - 6 Y será la cuerda de la mar
.guies paslGrumt et caulat pecorum: moradi) de pastores, y «priscos d&
reses:
1 ISiieiíra in d ig n a de mi ricior. Los Ij Xü . G Los ChúMéos qs c o lla rín de v u e stras
¿>ii> discipliit ¡, (tfisurregUidi. -ciudades y fo rtalezas, no valiéndose do e n -
3 A ínas qua el decreto p ro n u n ciad o p o r y aü ss y cslro ta g ciiias, sino á f a e n a viva, y
í ü j s ch"?;'í> vosotros tra ig a atiuel (lia tr<¡- i la luz del Mttdiodia. Y si esto h ará el g e -
jvicr.do. q u e ói a rre b a te i lodos en u n m o - flo r con u n o s pueblos infieles, que no lo c o -
tiifn tn , eo-sio un ro ^ c n tin » ¡irac&n, fjne b a r­ n o c ié ro n ; ¿qué iie a o q u e e s p e ra r a q u el S
re el píiivo de la SiijiLH'fiíie díi la tie ira . .Quien ta n to lia favorecido, y le ha sido tan
;¡ Qnatido se ex h o rta ú lo ; p ecad o res & ingr.ito?
q u e biijq iu ja á Dios y !c a m e n , s¡: k s «<1— 7 Sobre la c o sta del Ile d ü o rrá n fio , en
p ie rte (¡ue hagan lo q u e ánters no h acían : ío o d e estab a ei tev rilo rio de los PtiilisLhóos.
p e ro quando ;¡e <¡ifc esto mismo ¡í los ju sto s, i. R sg, 3 í ’t. i t . 13. E z iíc ii. s x v . 16,
.es p a ra tiuc pongan cada día m ay o r d ilig en ­ 8 E l ÍIübrÁo: De la fc iiíe de Cerethim ,
cia en b u sc a rle y am able, a u iriín ttn d o los (]'jü ? ra una pro v in cia de la Paiostina ácia
grm!os <!c am o r y (le íu s'io ia . C onform e á .ol Siudiodin, y p o r o lía s e entiende toda la
esto so (¡ido en el ApocaL x x il. L'í que es ila c ió n , E i [lü é rp re le L atino lo trasladó c o -
j u *!<> ju stifiq ú ese a u n . E l guu es santo PJ3,apc*at¡yo; p o rq u e en so niiütno n o m b re
sa n lifu iu esj atín. se hace a lu tio n á la suevie que bnbiau do
4 ha justicia, y la b u m ild ad . Así se o i - (i'iier: Grnle de p erd ició n , 6 destinada á
p rts a e n .e l Ile b ré o y en ios lx x . p erd ició n ,
5 Los fh ilia lb é o s , c u ta s p rin cip ales c iu - 9 G hánanéos, á los qualos p e rte n e c ía n
díalos y provincias s e h allan n o m b rad as en lo s P b ilislh é o s. J o s u é s in . 3,
e ste lu g a r.
CAPÍTULO' H . 167
7 E í erit fánioulus ejus „ q u i 7 Y aquella c í m d i será J s
rem anserit de domo J u d a : i'n p a - aquel que quedare d s la casa de
scentur, in domibus Ascalonis ad J u i ó V a l l í apacentarán, en las
vesperam requfosccnt: quia v isi­ casas do Asceldn- por la noche dor­
taba eos Dominus Deus eorum, mirán: pirque los visitará el S e ­
t el a u r t i t caplimtalem eorum. ñor su D ios9, y qüítará el ca u ti­
verio de tíios.
8 A u í i d opprobrium M oab, .8 Oí el denuesto de M oáb 3,
et blasphemias ftliorum A m m á n ' y tas blasphemias (fe los I1ÍJ03 de
qhice exprobraveriml, populo meo, Arrimón; con que insalíáron 6 mí
ét magnifican su n t■ super .té r ­ pueblo; y se ei]grn«d£cíóronv so­
minos eorum. bre los términos de elioa.
9 Propierea viva ego t dicit 9 Por im ito, vivo yp, dice eí
Dominus exercituum Deus Isra el , Señor de los e sér cito s, el D ios de
quia Moab ul Sodoma e r it , et ftlii Israél, quo Moáb será.com o Sodo-
Atnmon quasi G o m o rrk a , sicci - ma, y ios hijos do A m m ón como
tas spiaarum , ei acervi salís, et Gomorrha, aridez do e s p in a s\ y
áeserhtm ttsq u cin aiternum: re- rrsonlones da sal®, y desierto pora
UquicB populi tnei diripient eos, et siempre: las reliquias7, de mi p u e­
rasfdui g m l is ' m m possídebunt blo los soquearán, y los que queda­
Mas. ren de mi gente serím sus dueños.
10 Uos eis evenitH pro super­ 1 0 Esto les acontecerá por su
ita suít: quia ’ilasphemaverunt, el soberbia: porque blasphesYiár&n, j
magnifican snn( super p o p u lm i Be engviéron contra el pueblo de!
Domini exerciluum . Señor do ios exércitos.
11 HárrVMis Dominus super 1 1 Espantoso el Soñor ccotra
eos, eí atlenuabit otums déos ter- ellos, y consumirá* á todos los
reí: et- adorabiíul eum v iri de dioses do la tierra: y le adorará»’
1 Y así se verificó, pues so a p o d eraro n ASDl-1! V2,
de la Pales Lina ¡os S!achA¡)6os, i . Mac/tali. ■ 5 O c o íd o un cam po lleno da h o rtig a s , y
v, uJt. s : .8 4 . A iíduü 19, y la dostiaérorL de espinos secos. '
pava pastos de ganados. . 6 P a r t e o la s a g a a s salnias- del m ar
2 P ortju e el SiíTior com padecido de la- Eliici'to y del de G alilea inundarán los cisni-
tristft sucvfr. de su pueblo, 1o m ira rá con pos di," IVIofib y de A.raííióa, y.ios deriarán E s ­
ojos de piedad, y hará q»e C jro les conceda té rile s y r e d u c i d o s á im d e sie rto .
¡ E i lib e rta d de volver ¡i la J.u léa. 7 Todo esto se cu m p lió -d esp n es íi la le­
8 Los in su lto s con quo os ■escarn ecían tr a en los tiem p o s de los J ía e iilh c o s . ,
los M oubitas y á ::i ’.; k'-u ¡:. ívS- , (piando ios 8 D e s tr u irá , a n iq u ila rá los d io ses, la
G iiid é o s eiHráruQ en J íru s u lé m , y la tó a iá - id o la tría do toda la tie rr a . E s to , y lo que
ro n : y. por esto to m aré » loa m ism os Ctiál— d ísp u cs ío nñíiilú w n v ie n c p ro p ia m e n te i
déos por íliiiisiro s y ex ecu to rea de mí ju s ti­ íe su -C íirís'.o y á la p redicación de sus A p a s­
cia, y serü n .ic s q u a castig u en su in h u m a n i­ tóles y D iscípulos. S’. G e rü k y jio .
dad. J e tieh , s l v ih . A mos n . V éase ío s e i ' iio 0 Y l s adorarán cu todo ci m uiide. To­
A n liq . Lib. x . Cap, x!. llas las islas, Ies n acio n es disir.ittes v iii-
4 E x len d ié ro a su s térm in o s, e n trá n d o se tra>n;irin;is. I 3 A.1 . s s m , í , J s a E i!. x x v . ‘j j ,
p o r los de mi pueblo, lo s que ellos le u s u r­ et 1 . Mtíchal, t. i.
paron y se upropi&ron. E z E c a . x s sv . 12.
Í68 LA PSOPHEGÍi. DB SOPHONÍAS.

loco $ue, omnes insulcB gentium . cadü uno deBde bu lugar,: M a s tas
islas de- Ifis gen tea-
12 S e d e t vas /Elhiopes Ínter - 12 '5T vosotEDslos-déiEthidpia1
fecti gladÍQ,meo .eritis. ínorireifr también .á i i r í espada*.
l í l E t extcndet m am im suam 1 3 Y cxtendera-BUzma-Qocon.-
super Aquüonent , et perdel Assur; itta el Aquilón, y destruirá á A s-
et panel speciosam in soliludinem, 8úrs: y lomará á la hermosa Ven
et in invium , et quasi deserlum . soledad, y. en despoblado, y com o
en.un yermo.
14 E t* accubabunt ia medio 1 4 Y sestearán los ganados
ejus greges, omnes bestia! gentium : e n m e d io de ella, todas las bestias
éí onocrolalus, et erieius in -Im i- de las gentes *, y el onocrótalo’, y
nibus ejus m orabuníurt v o x c a n - el erizo morarán en sus umbrales'':
tanlis itt fcneslra, corvas in super* voz de cantos en eus .ventanaa®, y
liminari, quoniam aUemábo r@~ cuervo en-sus dinteles % porque
b u ru ju s. debilitaré la fuerza de ella*9.
15 ffcec est civitas gloriosa 15 Esta es la ciudad gloriosa
habitans in con/tdeníia : q u a dt~ q ue moraba con confianza: la que
xebat in corde .sao: Ego s im , et decía en,su corazon: Y o soy, y fu e­
ewtra me non: est alia amplias: ra. de rpí no ha y otra mas: ¿cóm o
q w m odo fa cta est i» deserlum ha sido cambiada en desierto, ea
. cubile bes(ix? o m n is , qui transit guarida de bestias? todo el que p a ­
p e r eam y sibüabií, et mpvebü m a - sare por ella, silvará, y moverá su
nw u suam . m an o1*.
■! E s to p e rte n e c e a l sen tid o da lo q a e 8 De av es cam pesinas-y. n o c tu rn a s, V éa­
se dicc e a ¡es vv. a . y 1 0 , y -el v ersícu lo se I s a í a s i h v . 1 1 .
p re c ed e n te e i com o u n a digresión q u c :h a co 9 H arán sus n ido; en lo s fro n tisp ic io s •#
el l’rafrhoU . . adornos de las p u e rta s.
£ A espada -da los Ghíikléos q u e e n v iaré 10 E l íle b ré o : P orque desnudó el cedro
j o la m b tc n c o n tra .vosotros. V ía se J e r j í j i . Ae ella , F i s m i A R . P orque íw a la rz e deseth-
x l v i . 3 . E z E c n . x x k . M ',y. . tr ii.- C . R . P orque su, m aderacion de ce­
3 La A ssyria. " dro será d escu b ierta ; p orq u e e n tre g a d a la
i E l H e b ré o , el Cbáldéo.;yVlos l í x . p o ­ ciudad & las lla m a s , el fuego c o n su m irá to ­
n e n el n o m b re propio , y el In ­ das sus m a d e r a s , ad o rn o s , arte so n a d o s; por
té rp re te L atino trasladó sá sTgiiifieado. V éase m a n e ra q u e no q u e d a rá n sino a lgunas t u i ­
T o s . xiv, a . I s a ía s x, o . Ji>s. u í. i . N a h u m . n as da toda e l l a , p ara m orada de las fieras
i . 1 i. 13. j ’ de las av es cam pesinas.
íí V e cin a s, q u e lle v a rá n su s g-ímados á 1 1 flstirá la u n a m ano con la o tra , ó la
p a ce r en e l te rre n o m ism o , que úntes o c u ­ e x te n d erá pnra se ñ a la rla con el dedo , y
p a b a Tííniye. d e c ir: Kst.i es a q u ella s o b e r b ia f íin iv e , qua
fi V éase so b re e sta s fieras lo dicho en el se creía s e c u r a , y d espreciaba á todas las
I.emt. xr. 18. Is a ía s x>y, 3 3 . o tra s , p ersu ad id a qoo era la ím iccrcindad
7 MS. 3 . E n tu s p la n ch a s. M o rarán g ran d e que habió en el m u n ilo , etc .
d e n tro de sus casas.
a /s a i , x x siT . 1 | .
€APÍTTJI,0 IIT.
T.I Prophefa rcprehm Se los pecados de Jcrusalém , y de les g u éla gobiernan*
T'Consueta'al resto de ios fieles, prometiendo libertad , san tificación , p a z y
seguridad ev fa m r de, Sión.

1 W <B p r o v o e a i r ix , et r e - 1 ¡ A y de íí, c iu d a í provo­


d e m p la c iv ila s , colu m b a . cativa*, y rescatado, ó palomal
2 Non r n d m t v o c m , et non .2 No escuchó voz1, ni recibió
suscepil disciplinam : in Domino amonestación: no confió en el S e ­
non est confisa, üd Deum suunt ñor, no se acercó á su Dios,
non appropinqum ü.
3 Principes a ejus m m eiio 3 Sus Príncipes en medio de
ejus quasi leones rugientes: ju d i- ella como leones rugientes *: strs
ces ejus tupi vespere , non relin- Jnoces como lobos nocturnos*, no
quebanl ¿n mané. dexaban para la mañuna.
4 P ropketa ejus vesani, v iri 4 Sus Proplietas hombres lo­
infideles : saúerdotes ejus pollue- cos', sin fe: sus Sacerdotes profa­
r u n t sanctum , injurié egerunt naron el Santuario, obraron injus­
contra tegem. tam ente contra la L ey.
’ 5 iío m ín u i j u s tu s in m edio 5 El Señor justo en medio de
e ju s n o n faciet in iq u ita te m : m a n é ella* no hará cosa injusta:, m aña­
m a n é ju d ie >um s u a m dabít in l u - na, m añana7 dará su juicio á luz,
4 ¡Ay de t í , ciudad de Joriinalém , A 5 f u r io s o s y ¡e m e ra rio s en fingir p r o -
q u ie n ta n ta s veces re sca tó y el S eñor plieoías de su c ap ric h o , en vem lerlas cuino
Ue tan grandes peligros y calam idades , y si fu esen v e rd a d e r a s , y aun en sosten erlas
q u e no por eso l e bas dado por e n ten d id a, con ei m a y o r d escaro y a rro g a n c ia .
ni cesa*! de provocar é irr ita r su ira conti­ 6 E í S eñ o r, q u e es ju s to , y q u e h a es­
n u a m e n te con tos_ id o latrías y a hom i n a ció ­ cogido A Je ru sa le m por la g a r ile s u re s id e n -
nos! ¡Palom a estúpida y sin c o n se jo , p ara eia y de su m anifestación en el m u n d o , no
e v ita r 'Loslazos q u e le p o n e n , p ara e o r e - pu ed e seg ú n su ju s tic ia dexar sin castigo
ild íte en ellos* y a rru in a rte ! 0 > e a s v n . -11. s e m e ja n te s m aldades.
dá1este m ism o títu lo á Sam aría. A quel lu ­ 7 L ttego, lu eg o v e n g ará sas agravios, y
g a r sirv e de ilu stració n a! p re sen te . E l H e­ h a rá u u castigo e x etn p lar so b re JeruíftVSni,
b r é o : ¡A y de la sucia, y contam inada de y U n p a te n te , que será n o to rio ñ todas las
la ciudad Palom a ! O tros traslad an la p a ­ n acio n es. J?uedc ta m b ié n cipoo-ei se de esta
la b ra H ebréa rO T io n a h , oprim idora , e n ­ m a n e ra : Cada m añana',- lodos los d ! .ij..p o r
gañadora. b o c a de sus P ro p U etas los está ad v in ie n d o
2 Voz da P r o p lie ta ;, ni quiso ap ro v e­ de fu s ju ic io s , y am en azando con lülos, po­
c h arse de sus avisos y re p re h e n sio n e s. n iéndoles d elan te los c a s tig o s , q u e ha h e ­
3 C oraoU eoncs furiosos y rabiosos a r­ cho con o tras naciones p a ra lla m a rlo s á pa-
r e b a ta n , despojan y o p rim en al pucbiO. n ite n c ia ; p ero todo es i n ú l í i , porquo esto
4 Que ham b rien to s tic todo el (Uj se p u eb lo p e rv e rso y en d u recido , no entiende
ecban de noobe so b re la p r e s a , y se la d e - ni sab e lo q.ue es a v erg o n za rse ni a r re p e n ­
v orun toda sin dexaT n ad a. E l H e b ré o : JVo tir s e sin ce ra m e n te de sus pecados. J e r e j i .
d e x a rá n hueso p a ra la m a ñ a n a , coa lo 11!. 3.
q u a se explica su in saciab le codicia.
a L'zecfí. x s u , 2 7 . M chece m . H .
TOMO X I
170 JA PROPHECÍA DE SOPHONÍAS.
cem, et non ahscondetur: nescivit y no se esconderá1: mas el mal­
autem iniquus confusionem. vada no conoció- vergüenza.
6 D isperdidí gentes,, et dts&i- 6 Yo-exterminé las naciones*
p a ti sunt anqxdi earumv desertas y fúéroa- destruidos loa ángulos
feci vias eorum , dum non est qui de ellas’:, dexé: desiertas sus calles,
transeat : desoíate sunt cmtates- y n o hay quien pase’:., desoladas
eorum, non remanente viro, ñe­ están sus ciudades,, hasta no que­
que uüo habitalore. dar hombre» ni morador alguno.
7 Dixi: Aflam en' timébis me, 7 Dixe: Por fin me temerás,
suscipies discíplinamz eí non p e ti- recibirás mi amonestaciónh: y no
bit h á b ü a cu h m ejus propter perecerá su habitaron, en vista
omn-ia in quibus visüavi eam : ve- de todas las cosas con que la visité:
rum tam en dilucida surgm íes cor - pero levantándose de mañana per-
m p eru n l omnes eogitaliones suas. virtiéron todos sus pensamientos.
8 Quapropter expecla me, di» 8 Por tanto espérame, dice el
cil Dominus, in die resurrectionis Señor, en el dia venidero de mi
mecB in fu tu ru m , guía ju d iciu m Resurrección®, porque mi senten-
4 ■ E l H eb réo : No desfallece, no fa lta rá ,, dice Gasta el fin del C apítulo. Así lo e n te n -
se cu m p lirá. dióroa- los P a d re s a n tig u o s , y aun los m is­
2 Sus to rre s y fortalezas ,, en q u e m as m os J leb réo s p o r testim onio de. S. G esió-
confiaban. V éase ¡o q u e se b a d ic h o a r r ib a mtmo, P or ta n to , q u ie re d e cir: Y a q u e to ­
Cap. i. i 6 . La p a la b ra U e b ró a 17123 80 dos mis avisos y c astigos hastía a h o ra han
in te rp re ta ta m b ié n , P rin cip es, ¡eñor-bi. sido in ú tile s contigo , iV J e r u ía l é t» ; ye re ­
5 Y no h a b rá q u ien pase pac cita s. c o g eré p u e b lo s y- n a cio n es q u e v e n g an so­
4 Yo c r e ía , q u e .d c sp u e s de ta n to s avi­ b re t í , y te d e stru y a n e n te ra m e n te ; p o r q u o
sos que he dado á J e r u s a lé ra p o r m is P r o - e ste e s mf ju icio y sen te n c ia final é ir r e ­
ptieLas, despues que h an -v isto á los Ch&l— v o c a b le , d e rra m a r so b re li- J u d é a , y so b re
déos so b re la J u d i a , y como la h a n d e s­ todos sus m o rad o res todo el fu ro r de m i ir a ,
tru id o y aso la d o ; e n tra ría eLla. p o r-ú ltim o y h a c e r q u e toda su (¡erra, a rd a y sea con­
en c o rd u ra , v o lv ería s o b re sí , se a p ro v e ­ su m id a al fuego de mi zelo. S ean m uy po ­
c h a ría de estos avisos y e sc a rm ie n to s , g e ­ cos los q ue e sc a p e a de e s ta se v e ra ju stic ia
m iría y llo ra rla sus- d e sa rreg lo s y pecados q tie yo h a ré con mi p u e b lo ; p o rq u e he
p a su d o s , m e b u s c a ría p o r la p e n ite n c ia , y aban d o n ad o á to d a e s ta nación p ú r s a du ­
c o m e n z a d a á d a r alg u n as m a e s tra s do quo reza á un. sen tid o re p ro b a . C ero con e sto s
m e te m e , p a ra d e sa rm a r d e e ste modo tni pocos q u e e sc a p arán de esta com ún desola­
ju s tic ia , y lo g ra r con su a rre p e n tim ie n to , c ió n , e sta b le c eré o tra n u e v a e n el. tiem po
q u e yo no p erm itiese 4 sus enem igos q ue v en id ero , q u e m e s erv irá con verdad y fi­
no d e x a íe n de ella piedra so b re p ie d ra . Mas. d elidad. H azlo s a b e r todo á lo s v erd a d ero s
n o ha sido así eom o p a re cía j u s t o , Antes f ie le s , j d lle s , q u e e speren el cu m p lim ien ­
bien por el c o n íra rio , p o r esto m ism o p a ­ to de todo esto el dia de raí R e s u rre c c ió n ,
rece que se h a n em peñado en c o rro m p e rse q uan d o yo m ism o d esc e n d eré ■ át v o so tro s,
m as y m as e¡ida dia. E s ta es u n a a n th ri >- y vestido de v u e s tr a ctirnc-, despOes q u e rna
p o p a th ia . O tam b ién : Cada illa al paso que h ayan quitado ignom iniosam ente- l a vida e n
vo lia p ro c u ra d o darlos m a y o re s m u e stra s u n a cru z:, re s u c ita ré glorioso a l te rc e ro d ia ,
rie m i m isericordia , ellos co a m a y o r e m ­ y p o r e l m érito de mi. Pasión, a lc a n z a ré do
peño han hecho asiendo en sus m ald ad es. Y m i P a d re u n corazon y esp íritu n u ev o no
así.' e x p erim e n tarán ios efectos de m i v o n - so lam en te p a ra los J u d io s , s in a ta m b ie n p a ra
fi'iiiía. todos los pueb lo s de la tie rra.. O tros e n tie n ­
5 So p h o n ía s , el estilo de los P r o ­ den tam b ién el dia del juicio-fina!. E s p é ra m e
p ín e te da aq u í un vueio, y pasa é tra ta r del corno á J u e i sev ero en el día d e l ju ic io , en
M e?sías, á (fuien-pertencce- totio lo que se el dia on que p o r v irtu d m ia re s u c ita rá n lo ­
c a p Ítt ü o in . 171
me&m mí congregetn (¡entes, et cía es Tecoger las naciones, y reu ­
colligam regna : eí effundam Sti- nir los re y nos: y derram aré sobre
p er eos indignalionem meam» ellos mí indignación, toda la ira
omnem iram furoris tneii in igne de mi furor: porque con el fuego
enira a z t i i m i devorabüur omnis de m í zelo será devorada toda ia
térra. 'tierra.
9 Q uia tune reddam populis 9 Porque enlónces daré á los
labium electum , u t invocent pueblos labio escogido1, para que.
omnes in nomine Domini, et ser­ todos invoquen el nombre del S e­
vían t ei humero m o . ñor, y le sirvan coa un solo h om ­
bro*.
1 0 Vjítra fktm ina JE ihio- 1 0 D esde m as allá de los ríos
pice, indé supplices m ei, filii d i­ de E th ióp ia, desde allí mis adora­
sper sorum meorum deferent m u ­ d o res3, los hijos de mis dispersos*
íais m ihi. m e traherán sus dones.
1 1 I n die illa non confun- 1 1 En aquél dia no serás con­
Úéris m p e r cu n d ís a d im én tio n i- fundida por todas tus obras, coa
bus tu is , quibus prcevaricata es que prevaricaste contra mí*: por­
in me\ quia tune auferam de me­ que entónces quitaré de en medio
dio tui magnüoquos m p eriim luce, de tí los que te lisonjeaban en tu
et «on adjicies e x a lta n amplius soberbia % y no te engreirás mas
in monte sanólo meo. por causa de mi santo m onte.
1 2 ¡Et üerelinquam ín medio 1 2 Y dexaré en medio de t£
io s lo s m u e rto s, E l Ile b rS o : P o r tanto e s - b a so de on sólo yu g o . V éase é¡ ZACHAR. v i i .
p e r a d m e , dice J e h o v á , para- el Aia que yo it.
m e leva n ta r i p a r a despejar ; pa rq u e tn i 3 D esde lo s pueblos m as d ista n te? y
j u ic io , mi d e creto c s ti dado p a ra recoger ág en o s do m i conocim iento y e re c n c ia , seré
la s g e n te s , e tc . Que se p u e d e re d u c ir al y o serv id o y a d o ra d o . Isa», x t h i . 7 . A ctor.
m ism o se n tid o . t u i. 37.
4 Desdo el día de m í resurrección e s * í H is esco g id o ?, esparcidos por todo el
te rm in a rá la id o la tría , m u d a ré lodo el s e m ­ m a n d o . V éase San J uan x i. 3.
b la n te d é la tie r r a , se h a b la rá u n nuevo le n - 3 .H abla de los q u e -se habian da co n ­
g n ag e , p u ro y desconocido b a sta e n tó n e e s, v e r tir del Ju d aism o , los quiilcs por e l b a u ­
c o n que todos con u n corazon y con u n m is­ tism o q u e d an lim pios do la ignom inia de sus
m o e sp íritu re c ib irá n e l yugo su av e de ia id o la tría s , y o tro s pecados com etidos autos
n u e v a le y , inv o can d o , a lab an d o , y ad ornado de é l , y lo m a n tu e rz a s , p a ra tío volver á
á u n solo y v erd ad ero Dios del cielo y de la ello s.
tie rr a . E s to q ue liivo principio ci d ia de C T u s so b erb io s M a e s tro s , E sc rib a s y
P o n té e o sle s , se { n ife c c io o a ria l On del m u n ­ P U a risé o s, q u s se liso n je a n y fo m e n ta n en
do con la co nversión g en eral de los Judíos á tu s «ítivos . p en sam ien to s , p ersu ad ién d o lo
J e s u -C b ris to ; y m as p e rfe c ta m en te despuas q u e esti'i seg u ra solo con te n e r ta s ra n ¡>ve-
d e la « s u r r e c c ió n u n iv e rs a l en Iíl vida v en i­ ro g a tiv a de m i p re s e n c ia , y del tem plo e n
d e ra , en donde no h a b rá ¡¡¡«o u n m ism o e s­ flue lie fisado m i re sid en c ia . J e r e h . í n . í .
p íritu , n n solo lab io , y u n a sola le n g u a , p a ra P o ro le n por c ie r to , q u e no te pcrüi'.liré y a
b en d ecir y dar g lo ria á Dios por toda la gloriai'Le v a n a m e n te en lo m a te ria l de «su
e te rn id a d . í(qo está fundado eu mi -san io m o n te ; p ues
3 Son « » solo Ji^-nlro: T írm in o lom ado hnr6 q u e ‘: dul i.nJr» í;->¡í! uiik> p o r los CUál-
do u n a y u n ta de b u ey o s , com o {juien dietí, d i o s , y d c íj'u f s por iv¡s llo raa n o s.
a S u p ra i. j s .

tu
ÍJJL PROPHECÍA, » í SOPflONÍÁS
fu i populum p a u p erem ,... el ege- un pueblo pobre y menesteroso.*:
num: et sp era b m t in nomine D o­ y esperarán ea e l nombre (leí S e ­
m ini. ñor.
13 , Reh'quiíü Israel- non fa - 13 Lfjs reliquias -de Israél. no
tient iniquüalem , . neo loquentur harán,injusticia V h í hablarán m en­
tnendüciutn, et non invenielur in tira, y no será hallada en la boqa
ore eorum lingua dolosa: quoniam de ellos lengua engañosa: porque
ip&i pascentur , et aceubabunt, ,et serán ellos mismos apacentados, -y
non ei'ií qui e%terrea(.[ sestearán, j no habrá quien ios es­
p ante,.
1 4 L auda filia S i o n : jubila 14 Da loor, bija dé Sión 3:
Israel: helare, et exulta in om ni canta ...Israél: alégrate y gózate de
CQrde filia Jeru&alem.. todo corazon, hija de Jerusaléra.
lo Ábsiulit D o m n u s ju d i- 1 5 El. Señor ha borrado tu
cttitn tm m , a v e r tü ' mímicos tuos' con d én acion \ ah u y en tó 11 tus ftnei-
re x Israel Bominus in medio tui, m igos: R ey de Israéls, . el Señor
non timebis m alum u ü r a .. en medio de tí-,.n u nca mas tem a­
rás mal.
16 ln die illa dicelur J é ru - 1 6 En aquel dia se dirá á J e -
$Qlem: Noli tim ere : 5Yor¡, non rusalétn8: No temas: Sión, no se
dixsolvantur m anus tuce. d escoyunten-tus m anos”.,
17 Dominus Deus t m s in 17 El Señor Dios tuyp.en.mer
medio tu i fo r tis , ipse salvabit: dio do tí .elfn orte, é í te salvará: se
gaudebit super te in loetilia, site- gozará sobre tí con alegría 10, calla-
1 E a t u g a r d e ese tem plo' m a te ria l l e - v u elto de B abylonia , no volyt6 o tra vez á
T atuaré otro e sp iritu a l, m as n ob le y m as’au - c a e r 'e n id o latría , com o s e ha dicho oteas
fu s to , q u e s e r í mi Ig le sia , 6 la c o n g re g a ­ yecos.
c ió n , de los fieles , de l a q u e et te m p lo de 3 E x h o rta á ésta n u ev a Ig le sia , estando
Salom ón soUraenLe era u n a lis u ra ; y en vez a u n en 9u cu n a, ú que se aleg re y regocije
de esos tus floberhios M a s iv o s y D octores pov 1» g ran d e dieha q u e g o i a , y á quo dé
q u e atiora' te-en^añaiiv. sacaré de li m ism a las m as ren d id as gracias S su D ivino b ie n ­
b iirs hum ildes y pobres pescad o res, y otros hecho?,
d e los q u e parezcan m as vites y d e sp rec ia ­ i ' Los p e ca d o s, p o r tos q u a le s m orecias
b le s p ara .piedras Fundam entales-de este E d i ­ e te rn a eo n d etu cio u . T us enem igos: los de­
ficio. O también-. De e n tre el pueblo d e I s ­ m onios, los vicios, la m u e rte , el yugo pesa­
ra e l c a rn a l re p ro b a d o , y de e n tre el género do de la ley a n tic u a.
bcipiuiio to d o 1perdido i salv aré mis trelcs y S MS. 3. y F s m i. E'wijmfji-í) iiicíieiíH j'o ,
e s c o g id o s , po b res y m iserab les seg ú n el 0 Ló que conviene- á J e s u -C b ris to .
m undo, I s a i . x i r . 3%. Z a c i i a u . x i. t | , 7 P a ra p ro te g e rle y p a ra sa lv a rte . Véase
Slll. 9, S .'M a turo . « v n í . ú!t.
a E sto s Celes en tresacad o s de Is ra é l, 3 A i a n u ev a J eru sa lé m M ilitante.
reen g en d rad o s que sean por el E sp íritu S a n ­ 9 B uen á n im o : no h a y q u e d e sm a y a r;
to , vivirán en pureza., sianeridnil 6 in o c e n ­ p e rs c v e riu id i en lo conintuadn , y en una
cia, com o v erd ad eras ovejas del re b a ñ o do fé vívú, ó aco m p asad a del m m iplim ionto de
J e s u -C b rls tn , q u e ¿1 mismo a p a c e n ta rá con las o bligaciones d e.bueiros clicisi-ianñs; y nt>
su pa la b ra üe vida y de v erd ad , y.qtK: b a so hay <jue tcinfii1 que ven ga mal ¡lo p arto de
de so so iab ra y custodia e sta rá n á c u b ie rto los c ru e le s i¿ ranos, (juu h: per.-igu.cn.
de lodos los justillos de sus e nem ig o s. E sto ■JO E n li tendrá to jo su, c o n te n ta m ie n to
según la le trra lo exponen rauchos (leí p u e - y a le g ría , y en am aíte- y h a c e rte bieo.
Wo de los J u d ío s, q ue despues de b a b o r
C A F Írü L O I tií 173
b it in díkGtfone stsa; exu ltaba su­ rá por su anror se regocijará so­
p e r te in laude. bre tí con loor3.
18 N ugas, qui á tegs resesne- 1 8 Yo recogeré los v a n o s3 que ‘
ra n l, congregaba., quia- ex , te se habwu apartado fie la ley¿ por­
eranh « í non u ltra habeas super que tuyos eran: para que no paj
eis opprobrium . dezcas mas coofusion á causa de ’
elfos.
19 Ecce ego interficiam o- 1 9 ' H é aqtií yo mataré á todoü
mnes, qui ufftrxeruni te m tempore aquellos, q-ueto nfligiéron e n a q ú e f:
Ufo: ■el salvaba claudicaniem : et tiem po Yy salvaré fi l'fl que eo x ea -
eam * quce e.jecia foerat, congre- b íia: y recogeré aquella que liabia
gahoi el p o m m eos in laudem ; et sido desechada: y los pondré' por
«n n ornen, in om ni térra confu­ loor, y por renombre en toda ía
siones eorum . tierra dé la confusion-de ellos.'
20 In tm p o r i- ñ k ¡ , quo ad- 20 En aquel- tiempo en que
duoam vos', eí in tem p o re , quo os traheré-®: y en el tiem p o 1 eo
congregaiió vos: dabo enim vos in que os recogeré; porque os daré
n ornen* et in laudem ómnibus po­ por renombre, y por loor & todos
pulis ierra?, cw n convertero capti- los pueblos de !¿i tierra,. quando
vitatem vestram. com tn . om lis tornare7 vuestro cautiverio delan­
vestris, dicit Dominus. te dü vuestros ojos, dice el Señor.
i SfirA S m e y co n stan te, ó h a lla rá todo en’ u n m adero h s a D ivino R e d e n to r; por lo
eu reposo cu a m a rte . Jerísm . x x s ii. qual fueron rep ro b ad o s y dispersos p o r toda-
13ZECH..XI. /10 ...O tam bién;. D isim ulará tu s cV m undo. A. esloa p ro m e te , q u e 1 al fin de
fa lla s p ortel am o r que te te n d rá .1 los tiem p o s, quan d o - todas las gen tes bayan
2: Y d ará g racias á sir l'adrC , q u a n d o te entrado- cu la- Igioaia , se co n v ertirá n ' y
TCíi p elear v alero sam en te por su n o m b re y a b ra za rá n la fé de Jes u -C h ris to , por la q u a l
p o r su gloria*. m o stra rá n u n ¿ d o m u y a rd ie n te : por m ane­
3r A q u i'n w j/o í se tonaa'po’r nugace's. Té ta' q u e se les c o n v ertirá en gloria y'eB loor
re c o g eré ¿ aq u ello s que s e 1 Tuáron tra s la la ignom inia, quo p o r su infidelidad su fra n
vanidad do Los ídolos, y que se bioiérnn tan . a h o ra c u tre todí’s !uí naciones por- áondu
■vanos com o aquello m ism o q u e añ o ra b an ; an d an ellos [lerynm ados.
p o rq u e ta y tis érate, 6 deí n ú m e ro de tu s e s - 6 Sií h a ’ds s u p lir: Todo ésta cum pliré:
cogidos. En. el H eb réo no se íc e la p a la b ra ó-del v ersícu lo -p re c ed e n te : í íe aq u i yo ma*-
ítttffw, y elisentiilo-es c ítc ; ,4 ío* fa stid ia ^ , ta ré ;| .e lc : .
dvs, 6 tr i s te s ,'p o r eí ti™ ipq, por. su largo 7 Según lá Icl.rn ss yiseíd e n te n d e r esto
c au tiv erio , zo n g reg a rí en mi ig le sia; 6 pa~ de la lib e itn d v.onundiiir, por Cyro íi los deí
l a q u e vuelvan á la JudcEr. El In té rp re te c au tiv erio : seg ú n el e sp íritu «1c la le tra m iJ
I.aliíio desó la m ism a p a la b ra , a u n q u e e a t a to lo esto i la iib o r u d , q u e c o m p ró Jesu ^
o tro sentido, C hristo é su Iglesia h próoio. Je su s a n g re ;
4 He aquí yo m a ta ré í íii's lyrarm s y y tahibien k !a q u s !i: concedió en tiem po de
p e rs e g u id o re s , yo los- e x te rm in a ré & todos.- lo» Rmpi'Píiiiures C h ristianos,’ . despties dtf
S obre Lado en e l 1 ju ic io -final p ro n u n ciaré habfer Caitado los ly r a n a s 1v io le n to s, q.ue. la
sen te n c ia te rrib le de m u e rte e te rn a co n tra p ersig u iero n ; y á la que por ú ltim o í la Gil
el pueblo de todos los im p ío s .: del siglo cohooiícrA á los Ju díos, quando
Ü rs E s lo p u c d e m irar á los Judíos in c ré - sean todos ¡B¡'»rporados en ella por ráftiio' de
dulos y obstinados, que p o r últim o p u s itro n Jesu-CíiL'islo, y de uu-i canveM ion s in e e ta .
m

ADVERTENCIA SOBRE LA PROPHECÍA

A g g é o , que com unm ente se cree haber nacido en Babyloriia, y pro­


bablem ente, que fué de la tribu de Leví, por quanto San Isidoro,
Epiphanio y D orothéo dicen, que fué enterrado en el sepulchro de
los Sacerdotes, volvió á la -Judéa con Zorobabéi, y prophetizó el año
segundo de D arío, hijo de H ystaspes, á los Judíos que volviéron del
cautiverio. F u é este solo el que con D aniél, Zachárías y M alacbías
alcanzó la libertad que Cyro concedió á los Judíos. En estos P rop be-
ta s quiso el Señor que cesase enteram ente la prophecía en su pueblo
basto los tiem pos de Jesu-C hristo, para que con m ayor, ansia codi­
ciase su venida: y com o fuéron ios últim os del antiguo T estam ento,
por eso como mas inmediatos mostraron ai M essías con m ayor clari­
dad, y le señaláron como con el dedo.
A ggéo com enzó á prophetizar dos-m eses ántes que Zacbárías*, y
se em pleó en exhortar al pueblo á que se aplicase con todo em peño y
fervor á reedificar el tem plo, y á restablecer el puro j verdadero cu l­
to y servicio de D ios, que por el descuido que había habido en eata
p arte, eBtaba interrum pido y profanado de m uchas m aneras con v i­
cios y costumbres m uy perversas. Por todo lo qual le habia castiga­
do el Señor con la grande sequedad y carestía que se habia ex p eri­
m entado en los años precedentes. Por esto m ismo el Propheta le re­
prehende severam ente, convidándole ú penitencia, poniéndole á la
vísta los juicios pasados de D ios, y fortificándole con las promesas de
su gracia. Pasa despues á consolar á los fieles, que estaban con gran
pesar y congoja al ver este segundo tem plo, muy inferior al prim ero
en la m agestod y m agnificencia de su fábrica: pero les asegura, que
para este.segundo estaba reservada la incomparable gloria de la venida
de Jeau-Ghristo en carne, que era establecido por el Padre, y decla­
rado R ey eterno de todo el m undo, el qual abatiría todo el poder
q u e se opusiese al suyo, y glorificaría perfectam ente á la Iglesia, del
que era solam ente sombra aquel m aterial edificio.

C ap. 1 . 1 .
175
LA PRO PH ECÍA

DE AGGÉO.
CAPÍTULO I .
E l P ropheta reprehende el descuido- de los. Judíos en edificar el templo del
Señor: les declara,, que-por esto-los h a b ia Dios, castigado los, anos pasados, y
los exhorta, á que se apliquen á esta, obra*. M ovidos con esta: exhortación,
le obedecen, y él tes asegu ra de la asistencia y, bendición, de Dio$,

1 a
In amo secundo^ D a r ii 1 ü í a el año segando de Da­
río Rey en el sexto me3 *, el
regis, in ffimse sexto, in die- « na
mertsw, faclum est verbum Do­ dia primero del mes, vino palabra
mini m manu Aggcei propfiatCB ad del Señor por maco, de Aggéo
Zorobabéi filiwn SalátUiel, dueem Propheta á Zorobabéi8 hijo de
Juda, el a i Jesum, filiwn Jose- Salathiél, Príncipe de J u d á \ y á
dee, sacerdotem magnum, - dicens: Jesús % hijo de Josedéc,. suma Sa­
cerdote, diciendo:
2 líese ait Dominus ex.erei- 2 Esto es lo que dice el Señor
tuum, dicens: Populus iste dicií: de los exércitos: Éste pueblo dice:
fíondum venit tempus domús D o­ No es llegado aun el tiempo® de
mini ce dificandcB* que la casa del Señor se edifique.
3 E l factum esc verbum D o ­ 3 Y vino palabra del Señor
mini in manu Aggcei propheta,. por mano de A ggéo Propheta, d i­
dicensi cien d o ^
< De D a r lo , R ey de los P e rs a » ,, hijo, p in : p e ro s e c re to s m an ejes y c alum nias de
de H ystaspes. V éase el i. de E st) r a s v. su s e n em ig o s e n a g e n á ro n el ánim o de C yro,
a E l de E lá b j. sexto del a lio -sa cra , y y p o r su ó rd e n tu v ié ro n q u e in te rr a m p ir la
ú ltim o del co m ú n , q u e en p a ite c o rre s p o n ­ o b r a ; y, la m ism a p ro b ib ic io n c ó n tin u ó b a x o
do a l A gosto;, e l día u n o ó p rim ero del m es. d el re y a a d o de C am byses su ce so r de C yro,
Los H ebréos asan, fre q ü e n te m e n te d e los h a sta el de D arlo , h ijo .d e H y s ta s p e s , en
c ardinales p o r los o rd in ales. q u e el S eñ o r m andó i Aggéo ,. q u e ie¿ diese
3 E ste e ra el P rin cip e de la trib u de en c a ra c o a su in acció n ,y fc la ld a d , pues h a ­
Judá , de la fam ilia d e D avid , n ieto de J e - b ía n olvidado e n te ra m e n te la fá b ric a del
« M u ía s ,.6 hijo de S alatb iél. i. E s c n . ). S. tem plo , al paso q u e con e l m a y o r calos
4 G o b ern ad o r del p u eb lo de los Judíos aten d ían & la b ra r su s cam pes y yiñas , y á
p u e s ta p o t los R eyes, de P e rs ia después q u e h a c e r y ad o rn a r casas p a ra sí.
ellos volviéron d e B ab y lo n ia- 6 P re te x to s con q u e q u e ría n d a r c olot
3 O Jo su é de !a. fam ilia de E l e a x á r .é á su descuido , al tiem po m ism o q u e tanto,
hijo de J o s e d é c , q u e o ra su m o S acerd o te a te n d ían á sus pro p ias com odidades.
élites del cautiverio» t. P a ra lip . vi. 1 5 . 7 Lo que precede fué dicho do p a rte do
Luego q u e los Judíos- volvíéroo d e B a b y lo - Dios S Z orobabéi y i Jesú s : e sto q u e aquí,
nía se aplieéron á lev an tar el a lta r y el te m - s e re fie re va dicho á todo e l pueblo,.
a i. E id r m v . i .
m U P R O P H W íÍA DF AGGÉO.

A -Numquid tem p m vóbis est 4 ¿Con q ue tenéis vosotros


ul.<hábiteHs in domibús laqutalis, tie m p o 1.para, morar en casas'ar~
M domus ista deserta? .tesoiradas'Y y egta casa será d e-
■ sierts?
Ei rEí mmc hcec dicit DomU 5 Y Ahora est» dice el Señor
t«iís exe rc itu u m : P m ite corda de los exércitos: Poned vuestros
,t?estra super v i as w slras. corazones sobre vuestros caminos*.
6 Seminastis 11 frw lm m , et '6 Sembrasteis m ucho, y e n -
iníulislis p a r m i : com edislis , t i cerrasteis poeoí: .comisteip, y do
non estis sa lia li : bibisti», el.non .os saciasteis: bebiste^, y no os em -
inebrian-, oparuistis vos, et ^briagoateis6: os cubristeis, y n o 09
non eslis calefacti: eí qui mcree- calentasteis: y el que recogió Ba­
ríes congregamt, misil cas in sa c- .larios6, los puso un. saco roto.
cutum pertusnm .
...7 Em e d m t D ominus exerci- 7 'E sto dice ei Señor de íos
tuumi Ponile corda .vesira super exércitos: Poned vuestros eor M o­
vías veslras: nes sobre vuestros caminos:
8 Ascendke in m o n lm , p o r- 8 Subid al m onteT: t-raHed.
taíe ligna, el wdificate, dom um :-et maderas, y labrad la casa: y me
. acceptabüis m ihi erit, eí glorifica- será agrad a ble, y seré glorificado6,
bor, dicit D ominus. dice el Señor.
9 Respexistis ad amplius, eí 9 Esperabais lo mas, y -ved
,es ce füctum esl mínus: eí in tu - que os< vino lo rodéaos*: y lo nve-
lisiis in domum, el exu ffla vi illud: listéis.en vuestra casa, y yo lo d i-
quam oh causam , d icit Dominus sipé en un soplo: ¿por qué razón,
exerciluum ? quia c/dw ts m m dice el Señor de los exércitos.
(hise/'la est, et vos fesim alis u n u s - porque raí casa está abandonada,
-W tsgm in domum suam . y ia prisa que mostráis cada uno ■

r |JL L 5lf*A t.U » f jftfci a y i^ v o — k -- B— - « ■ -v -


bendiciém luos y defen diéndoos; y en él ine
q u e debían e m p lear c.n ello.
.2 JUS. 6 . E ncabriadas. s ííív u iií y h o n ra ré is.
3 C onsideradClU vYU
u e'iíHV
stro wvtiw1
d e sc u' 1'!
id"o 1, y0 el d*****
o s- 9 Stí^unv la m_u e stra , quo veiais en los
hübcis b u th o de m í, y-ccm eso cam pos, csiier.u>ais una graniio cosecha; pe-

£ D euter. x s y iii. 33. Micha® v u ÍS .


CAPÍlULO I .

$ T 10 P ropter hoc super vos 10 Por esto se prohibió á I03


:fr<ihibih’ swní emli m darent r o - cielos que diesen agua pura voso­
r m , el térra prohibita esl ne da~ tros, y se prohibió á la tierra que
$et germ m smtm: diese su fruto:
.1 1 'Et vocavi siccitalem super lí Y 'ü am é la sequedad* so*
lerram y el super montes, et super bre la tierra, y sobre los m ontes,
trüicum , et super vinum, et super y sobre el trigo, y sobre el vino, y
oteum, et qutxcwnque proferí h u ­ aobre el aceyte, y quanto produ­
mus, et super kornines, ét super ce la tierra, y sobre los hombres4,
jum enta, e isu p e r omncm laborem y-sobre la sb estia s, y sobre toda
m anuum . labor de manos*.
V2 E i audivü Zorababel fi­ 1 2 Y oyó Zorobabéi hijo do
lms Salathiel, eí Jesús filius Jo - Salathié!, y Jesús hijo de Josedéc,
se/hc sacerdos m agnus, et omnes sum o Sacerdote, y iodo ei resto
reliquia populi v o c m Domini del pueblo la voz del Señor su
Dei sui, et verba Aggan propke- Dios, y las palabras de Aggéo Pro­
íce, sicut misil eum Dominus Deus pheta,. así como el Señor ssu Dios
eorum ad eos: ct tim uil populas le envió á ellos: y tem ió el pueblo
á facíe Domini. ante la faz del S e ñ o r \
13 E t d ix it Aggmus nuntius 13 Y A ggéo, uno de los en ­
D om ini de n n n im Domini, popu­ viados del S eñ or8 habló, diciendo
lo dicens: Ego vobiscum sum, d i - al pueblo: Y o soy con vosotros, di­
cil Dominus . ce él Señor.
1 4 E t suscitavil Dominus spi- 14 Y movió el Señor el espí­
rilum Zorobabd fliii Salüthiel , (lu­ ritu de Zorobabéi hijo de Saia-
cís J u d a , et spiritutn Jesu filii th iél, Príncipe de Judá, y el e s ­
Josedec sacerdolis m ar,ni, el spi- píritu de Jesús hijo de Josedéc,
ritum reliquorum de omni populo: sum o Sacerdote, y el espíritu del
et ingressi s u n t , el faeichant opus resto da todo el pueblo: y viniéron,
in domo D om ini exerciluüm Dei y hacían obra en la casa del S e ­
sui. ñor de los exércitos su D io s 0.

1 E ste rilid a d . La causa por el efecto. 5 Uno de los P ro p h e ta s del S e ñ o r. E l,


2 Y por esta sequedaii se o rig in aro n las H ebréO: E m b a ja d o r de Jehox>4 en ta em -
e nferm edad es, quo s e n co n sig u ien tes en los lascada i e Jeková; enviado p o r el S eñor á
h o m b res y en las b estias. su p u e b lo , p a ra d e cirle de su p a r te , q u e
3 Y so b re ludo ¡o que c u ltiv ab ais y la ­ s o lo faítaria su asisten cia.
b ra b a is, fallándoos agua p ara re d a rlo . 6 A p a re jab a n m a te ria le s p ara c o n tin u a r
* O jó con sam o re sp eto y hum ildadla fáb rica; p o rq u e A esta n» se poso m ano
la s órdenes del S eñ o r, y las o b ed eció , te­ h a sta el m es n o n o , com o se dice e n el Ca­
m iendo m ayores castigos, i. E sdk . y. 2, p itu lo sig u ien te en los vv. 3 . 19.

TOMO XI. 23
178 LA PROPHECÍ a DE AGGÉO.
/

C A P ÍT U L O H .
E l Señor alienta á lo s Judíos, que trabajaban en ta fábrica del tem plo, con
la promesa de que el fifessías e n tr a ría en él, y con la de la predicación del
E vangelio , que se anun ciaría por todo el mundo. A la construcción del tem plo
preceden ¿os castigos d e l Señor; y á la m ism a siguen sus bendiciones.

1 M n die vigésima et quarta 1 ¿ \ veinte y quatro dias del


m¿nsi¡¡, in sexto mense-, in atino raes, e» el sexto m es, en el aña
secundo D arii rejis. segundo de Darío Rey *.
Ú I n séptimo m ense, vigesimd ti En el séptimo mes*; á vein ­
el priniá m ensis, factum est ver- te y un días tít?l mea, vino palabra
h a n Domini in m anu A ggm p r o - (leí Señor por mano de A ggétt
pheicB, diccns: Propheta, diciendo:
Lo'juere ad Zorohabel ftlñim 3 Habla á Zorobabél hijo de
Satalkiel, dttcem J u d a , el ad Je- Suhithiél, Principe de Judá, y á
swn filium Josedcc sacerdoicm Josus hijo de Josedéc, aumo S a ­
m agnum , eí ad reliquos populi, cerdote, y al resto dei pueblo, d i­
dicmx: ciendo:
1 Quis in vobis esl derelictus, k ¿Quién ha quedado entre
qui viáil dom um islam in gloria vosotros* que haya visto esta casa
sua prim a? el quid eos videtis en su primera gloria? ¿y quál os
'liana nitnc? num quid non iía est, parece esta ahora? ¿acaso no ea
quasi non sil in oculis veslris? ei¡u ante vuestros ojos, así com o
si no fuera?
5 'El nuna confortare Zoro- 5 Pues ahora, Zorobabél, ten
iiflíjíí, dicil D o m in u s: et confor­ buen ánimo, dice el Señor: y ten
tare Jesu fUii Jusedee sacerdos buen ¿mino. Jesús hijo de J o se-
m aque, et confortare omnts popu- dée, sumo Sacerdote, y ten buen
lus te rrw , dicit D om inus exerci- ánim¡)f todo el pueblo de la tie r ­
t m m : H facitñ (quoniam ego vo - ra, dice el Señor de los exércitos:
biscum sum , dicit Dominas exer- y trabajad \ (pues yo soy con vos-
í E sto se b a do u n ir con.to q u a se dice in fo rm a r m uy b ien & los o t r o s , que no In
fii et 'versículo placed,,*cils; Y ka cíu n ábra; lu b iíin alcan zad o , com o q u e h a b ía n m ediado
esto e s, e o ra c n ié ro a á roeogor y p repara» Jos s ete n la años del c au tiv erio . ¿Q uién h a y .
i n a ts m k ’s, p e ra continuiir la lúbrica .d<;l Jes dice A ggko , de los q u e e n tre vosotros
'liimplo h n e m im p id a tanto tie m p o . V iase el conouiíiion t i tum plo a n tig u o , que si le co m ­
Cap. i . i . p a ro con e sta , q ue « to r a so va ó c o n s tr u ir,
2 Q ue ourresponíle on p ir t c ¿ n u e stro íh) lo icn"¡> por do pono valor y d e s p r e c ia ­
S eptiem bre. b le, y no llore du p e n a, al v e r (juñuto se h;i
3 E n tre los in d io s se c o n serv ab a» a u n m enoscabado la antigttít grandeva y m a j e s ­
a y u n o s m u y an cian o s, q u e h ab ían conocido tad do acu e lla o b r a , l¡t m av o r y mas ¡ter­
hi inuíínificcucia y explcu:lor del p rim er te m ­ m in a del inundo? i, E s n ti. m , í-3. .
plo iVbrioado por Sa'.on:á;s, y estos podían 4 No E floseis en lu o b ra com enzada, con-
C A P Í T tL O m 179
eituum.) otros, dice el Señor d¡e los ex ér-
citos.) 1
6 Verbum quod pe-pigi-v-obis* 8 La palabra que concerté
cum c im egrederemini de térra coi) vosotros quíuido salíais íle l¡*
JE g y p ti: et spirilus meus erit in tierra de Egygto: y mi E spíritu
medio v e strú m , nolite timere. estará ea medio de ?osotros, no
tem áis.
7 Quia hcBc dteU Dominus 7 Porque esto dice el Señor
exercituum a : A dkuc um un roo- de los exércitos; Aun falta un po­
dicum f s í , eí ego commovebo c&- co1, y yo conm overé’ el cielo, y
lu m , et te rra m , et mare , et a ri- , la tierra, y ia mar, y todo el uni­
dam. verso.’
8 E t movebo omnes gentes: e t 8 Y moveré todas las gentes®:
V E N iE T D e s i d e r a t v s cunctis r v e n d r á e l D e s e a d o 11 de to ­
genlibus '■et implebo domum istam das las gentes: y henchiré esta ca­
g lo ria , dicii Dominus eccercüuum. sa de gloria3, dice el Señor de ios
exércitos.
9 M eum esÉ argentum , et 0 Alia es la plata, y mío as
meum est a u n m , dicit Dominus el oro0, dice el Señor de ios exór-
exercituum . citos.
1 0 M agna erit gloria dormís 10 Grande será l?i gloria do
istiua n o v is m m plus quám primee, esta últim a casa, m is que la d*
lin u ad la con lodo ferv o r y em peño. O tros 4 El H ebreo: E í deseo. Los i s s . Lo es­
' s e g ú n la diversa p u n tu a c ió n ju n ta n esto coa cogido dü todas las gentes: el que s e rá el
lo p rim ero del v ersículo siguiente: Haced am or y delicias de todo el m undo.
l-a p a la b ra, cum plid de v u e stra p arte lo q u e 3 P o rq u e e n tra rá en él m achas v eces, y
tenéis prom etido en el c o n c ie rto , q u e hice lo Ü eü.w i <le la gloria de su p re sen c ia , flfu -
con vosotros , q u an d o os saqué de la tie rra chtw Ualaínos p re te n d e n e x p lic ar e s to , d i­
rie E g y p to ; q u e yo de m i p a rte no fa lta ré ¿ ciendo: Q ue la g lo ria do este segundo te m ­
lo q u e entónces os o frecí. plo so b re el p rim ero consistió , en que m a ­
í . A u n falta, u n poco de tie m p o , en q u e chos He je s Idolatras e im á ro n á él p resen ­
yo pondré en m ovim iento los cielos y la tes; lo que no sucedió con el p rim ero . Peyó
tie r r a , y v e n d ri el Deseado de iodas í« j Dios afl$ h.-iee ver por lo claro, q u e la glotia
n a c io n e s . E slu p rophccia precedió poco m as do este secu n d o no consistía en a dornos pfR-
de q u in ie n to s años 4 la venilla del M esvias, ciosos e x te rio re s , como iam udiaiaraetH o in ­
á la qua! m ira todo e sto . Se d ic e , que fal­ s in ú a .
taba poco tie m p o ; p o rq u e q u in ien to s años <t Si yo q u is ie r a , q u e m e c o n stru y ese is
lo era en la re a lid a d , com parados con el u n tem plo w aa m agnífico y con udornos aun
q u e ha b ía c o rrid o destín el principio del m as preciosos , q¡ie los del p r im e r o ; raio es
m u n d o , con eí que p a s a m b a sta d fin Je a r o , y m u es la p la ta , y pudiera m uy
q u e es llam ado la ú U im a hura en 3. J u a n , fácilm en te duros q u a n to n e ce sita se is para
). E p U t. ti. 18 . y m uebo m as con la e t e r ­ lev an tarlo : ^pero la g loria d e e ste segundo
nidad , resp ecto do la q u al ¿p an as pueden no está ín e s to , sino en que ba de s e r s a n ­
llam arse esos «ños u n p u n to 6 uo m om ento, tificado con la p resen cia , d o c trin a y m ila­
S MS. 5. E yo fa ré ijí-típer el cielo. gros de a q u e l, q u e be do e n v ia r, p a ra que
S Y éase la exposición de todo esto nn tra ig a la paz y la saS’.ut X todas las n a cio n es
S. P a bl o , que alega este lu g a r , seg ú n los del u n iv erso , el q u al es Jes u -C h ris io .
lx x . en la E pisíola 4 los [lebréos x ií, 2 0 .
a /lebr& or. x n . 38 .
4i5,J LA PROPHECÍA AGGÉO,

dicit Dominus e x e rc itu u m : et in* la p rim era 1, dice el Señor de loa.


loco ts h dabo p a o rn ^ dicit D om i - exércitos: y en este lugar dáré yo
m is exerctluum . íi> paz,,dice ef SeñoF de los ex é r-
cftos.
11 In vigesifnü et quarta noni 11 A' veinte y quatro dfás <fél
ííjíftSíi-, in atino $$cundo Darii mes -nono, en el año segundo- del
regt's, factum est verbum Domini R ey Darío, vino palabra del Señor
ad Aggamm prophetam , dicens: á A ggéo Propheta, diciendo:
12 E&C dicit Dominus e x e r- 12 Esto dice el Señor de los
c h u u tñ : Interroga. sacerdotes ts- exércitos: Pregunta á los Sacerdo-
t j m , d m n st- t e s ’ acerca de la ley,-.diciendo:
13 S i tulerit homo carnem 13-' Si un hombre íleváre car.-
sanctificaiam m ora vestimenti ne santificada en la orla de su
s u i, et leligeril de summitate ejus vestido, y con su ala íoeáre pan,'
p a n c m , au( pulm entum , aut v i- 6 vianda, ó vino, á > c e y te , ú otra
n u m , aul oleumf„ a u t omnem ci- eosa de comer, ¿quedará acaso
bum-: num quid saMctifieabintr? santificada? Y respondiendo los Sa~
Responderles autem sacerdotes, cerdotes, dixéron: No \ .
á ix e r u a t : Non.
1 4 E l d ix it A ggam s: Si teti- 1 4 Y díxo Aggéó: Si e l ' que
gerit poUutus in anima ex o m n i - fuere inmundo por razón de un ;
bus h is , numquid conlammabitur? m uerto, locare alguna de todas
E t responderunt sacerdotes , et estas cusas, ¿quedará ella inm un-
dixsruül'.Conlamiricibitur^ da? Y rcspotidiéron los Sacerdo-:
tes, y dixéron: inmunda quedará.
15 E t respondU A gg m u s,.et lo Y respondió A g g éo \ . j
dlscil: Sic populus is'.et et sic gens dixo: A sí este pueblo, y así esta
ista ante- faciera m eam , dicit D o- gente delante de m í, dice el Señor¿
í ' V é ase .Í¿ a i . ü , 4 ..xi., 6 . , Dan,, is . 27- t o , to cáre 4 alguna de.los cosas so b re d ich a s,
y S. Pab^O i. C oriath. <n. E plw s. 11. 1 4 . ¿ q u e ja r á e sta in m u n d a ? R esponden los S a -
S P rt¡¡vHla A !us SscCTdotes, á q u ie n e s c e rd o te s, que s í: y b i e n p o n j u c asi estaba,
to cab a .restituida!' acc rc a de las Ju d as , q u e d eclarad o en la le y . JVwmísr.. xtx , ( 3 . 27.
o c u rría n sob.rc la.. L c f . D eu ter. a. 10, i i . 4 E s ta es la a p lic a c ió n , q u e hace e l .
xxxm . 40. P fo p h e ta de la seg u n da re s p u e s ta , d é l a ■
3 P rim e ra d a d a : Si uno llev are en u n q u al se in fiere tam b ién la de la p rim e ra ,
cabo «Je su m anto u n p e d aio de c a rn e , de V osotros ofrecíais victim as y sacrificios, qae
la í¡ue lia. sido consagrada ú D io s , y q u e p o r al cabo e ra n san io s en si m ism o s; porq u e
.so contacto dexa sanlilieada , a q u ella ro p a , ecan ofrecidos á D ios; p ero no por eso to­
do m a n e r a , q u e no se puede ap lic ar i o tro s n ia n v irtu d de co m u n icaros su santidad , ni
u s o s , sin h a b e r sido p rim ero puriG cada: d e-haceros puros y b u e n o s en su p resencia;
L e v it. v(. 2 7 . si e sta ro p a así santificada to - p o rq u e ib an acom pañados de m uy m alas
c á re ü o tra q u a lq u ie r CDsa, ¿la d e x a ri ta m - disposiciones de v uestros co ra zo n e s: y por
b ien santificada c o a ^ a c o n t a d o ? R e s p o u - e sta ra io n e ra n p a ra vosotros como unos sa~
den los S a c erd o te s, que n o : y resp o n d en orificios .in m u n d o s; í Sa m a n e r a , tj>io e! qtto
bren ; porq u e aq u ella ropa santificada no te - tía to cad a u n cu erp o m uerto , queda m m un-
n ia v irtu d de co m o n icar á o tra s cosos s.u do , y com unica su inm undicia á lodo, lo qute
santidad. Segunda d u d a : Si un o q ue es in - toca. .
m undo por h a b e r locado S u b cu erp o muer-*
cüpÍtclo ir,-
minas-, et'sic omne opus m anuum y así toda obra de láa manos de
e o r im i el omnia quos obtulerunt allos: y todas las cosas que ofré-
iii'j contamínala erunt , ciéfon allí, serán" contami nadas. -
18 E i nun cp o n ité cordá ve- 16: Y ; ahora poned vuestra
sfra ú die hac e tsu p ra , antequatn aténcíon desde est'y día y atf/is,
ponerelur lapis - super lapidem ■m óntes que se pusiera piedra sobre
témpto Domini. piedra en el tem plo del S eñ o r’.
17 Cüm accederetis ad acer- . 1 7 Quando-os acercabais á ut; :
«um viginti m odíorum , et fierent montón de veinte celem in es*, y
d e u m ie t intrareíis - ad tórcular, se tornaban diez: y entrabais al
« í e&primereiis quinquaginta la- lagar para sacar cine-tienta canta­
r í n a s , etfiehant ¡viginti.-■ rus, y no salían Rías (te veinte,
18 P e m w st* vos oen/o ur«rt- J8 Qs herí con viento quem a-
terr et aurugine , et grandine omnia ddr; y ; con añubló y con pedrisco 1
opera m anuum vestrariim : et non todas la s obras de vuestras manos: •
fu ü in ■voiwV, qui reverteretur ad y no hubo entre vosotros quien
m e , dicit Dominus.- se volviese ¡í roí, dice el Señor.
1 9 Póniie corda vesica e x die 19 -' Poned vírestra atención*
itíá f et in fü tu r u m , á tíre vigesi~ desde este din y en lo venidera,
ma et quarta noni m m ís : á die9 desde el dia veinte y qualro d e l '
guá fundam enta jacta sunt templi mes nono: desde el dia en que se,
D&mini , poniíe super cor vestrum . echaron los cim ientos del tem plo
del Señor,, parud vuestra atención.
2 0 Numquid jam semen - i n 2 0 ¿Ño veis que aun no brota
germine e s t: et adhuc vinea, et lá sim iente: y que la viña, y la h i-
f i c u s , et m atogranatum , et lignum . güera, y el granado, y el árbol de
olivos non flpruit? e x d i é i s l a b é - oliva no están autí en flor? desda
nedicam. este dia yo daré mi bendición V
1 Y p a ía confirm ación de sstó infamo • edífieaT m i- te m p lo , y por o íro s pecados y
volved-loa-ojos a l liem po pasado UasU el dia ta ita s vu estro s,
v ein te y q u a tro det m e s ‘nov en o , en que h a - 1 E sto ha sido así h a sta ahora ; pero no
b e is comoDiado á reed ificar el tem p lo ; c o a - s e íá e a a d elan te . T en ed c u e n ta desde e l dia
íid e ra d na poco so b re Io 'ijiie 'o í hu acaecido, ■v ein te y c u atro -d e l m es noveno, eo que a»*-
y no hallareis sino p ru e b a s de q u e yo e sta b a re p e n tid o s de lo pasado , habéis co m e n tad o
eotOnees enojado con v osotros, á d a r m u e stra s de q u e i,cT a te n d e í," 'ile i/cras
2 Qü-aíiaií us acercabais á u n m o n to n k mi c u lto , y ¿ s e rv irm e y h o n ra rm e , a p li-
de gavillas de trig o 'a cin a d iis, o s p a re c m q u e cámióos con ferv o r á edificar m i tem plo , y -
d e ja ría n de si v e in te -fa n e g a^ ; p ero la e g o v e ré is, q u e o tro sem b lan te tien en vu estro s
q ue se tendía !a m ies cd la e ra , y So trilla - cam pos y cos'eefci&a. Y ó -re c o m p e n sa ré 'a h o ía *
b a , no Balian sino diez: y lo m ism o o sE C on-- vuestro z e lo , com o c astig u é án te s v u e stra -
.teció con el vino. D em as d e esto eaviii eo - d e sid ia.
la n o s, n ie b la s, p ie d ra , q u e asolasen v u estro s 4 Como si di*era v u e stras sem illas e s -
cam pos, vifias y o liv a íe s: mas no p o r o s o ' lio aun g u ard ad as1 en vuestros g ra n e ro s , ó
os disteis por en ten d id o s, ni b u b o q u ien r e - si e stán c u b ie rta s de ti e r r a , no lian a p u n -
H exíonase, que todo esto os venia p o r v u e stra lado todavía. Y lo m ism o sucede con v u e s-
n egligencia y Qoxeóad e n m i serv icio , y en- tías-T ifias -, y dem ás itb o le s fr u ta le s , que
a A m ot iv. 9.
182 LA PROPHECÍA J>E AGGÉO.

21 jEí factum est verbum D o * 21 V vino palabra del Señor


m ini secundó ad Aggasum in v i­ segunda vez ó A ggéo á loa veinte
gésima el guaría m ensis, dicensi y quatro dias del m es, y le dixo:
2'i L o qw re ad Zorobabéi d u - 2'2 Habia á Zorobabéi P rínci­
cem J u d a , dicens : Ego movebo cae- pe de Judá, y dile: Y o m overé á
luni parüer et terram. una el cielo y la tierra
2 i £ t subtier/am solium regno - 2 3 Y trastornaré el solio de los
m u , et conteram fortitudinem reynos*, y quebrantaré la fuerza'
regni gentium: el subverlam qua- dél reyno de las gentes: y trastor­
drigam , et ascensorem ejus: et naré el tarro, y ai que subo en
descenderte e q a i, el ascensores eo - él: y caerán los caballos, y sus ca ­
r u in : vir in gladio fra tris sui, balleros*: cada uno á la espada de
su hermano
24 In die illa , dicit Dominus 2 4 En aquel dia, dice et S e-
exercü u u m , «ssim au i te Zoroba- ñor de los exércitos, te to m a r é s,
bel 3 fili Salathiel serve m eus, d i­ ó Zorobabéi hijo de Salathiéf,
cit Dominas: el panatn te quasi siervo mió, dice él Señor: y le
signaculum , quia te eíegi, dicit pondré como on sello, porque á
Dominus exerciluum . tí le esco g í6, díco el Señor do los
exércitos.
to d a v ía na batí m o v id o : era e! m es noveno, varia su familia , y d e nna d e sus d e sc e n ­
q u e c orresp o n d e en p a ria á n u e stro N oviem ­ d ie n te s por línea re c ta n a c e rla «1 Salvador
b r e : al p re se n te no veis señ a l n in g u n a , ni del género hum an o , p o r am o r p a rtic u la r í»
la puedo h a b er de u n año f é r t i l : pues yo os p re d ilecció n q ue le t e n i a , lo q u e explica p o r
digo q u e lo serA , y m u c h o ; p o rq u e le d ará u n térm in o p ro v e rb ia l, diciendo, que le te n ­
yo mi bendición , p o r q u an to h a b éis c o m e n ­ d ría á ¿I como u n anillo con q u e se sella.
zado ya á c o n stru ir mi te m p lo . Catol. v u i . 6 . J h r e M . XXK. 2 4 .
1 Yóase lo dicho en el v, 7. 3 C a t r ín m u e rto s en tie rra .
2 Asi se v e rificó ; porque Dios p o r m e­ i P e re c e rá . E sto puede a lu d ir A las
dio de los G rie g o s, d e stru y ó el im p erio de g u e rra s civiles de los R om anos.
los P e rs a s , ai que e stab an su jeto s los Judíos: í! Te en salzaré. Véase el elogio do Zo­
los R om anos d e s lr u jé ro n á los G rie g o s, y ro b a b é i. E ocl. XL1X. 1 3 .
se deblIH iron e n tre sí «on m uchas y s a n ­ 6 P a ra q u e de lí naciese el M essías y
g rie n ta s g u e rra s civiles. E n m edio de este Salvador del m undo. S. G ehónyiho m i r a é
tra s to rn o y desolación da tam o s im perios, Zorobabéi carao figura da J e s u -C h ris to .
p rom ete el Señor á Z o ro b a b é i, q ue culis er~
183

ADVERTENCIA
S O B R E LA. P I t O P B E C U

DE ZACHARÍAS.

■ hacharías, que m uchos In térpretes tliccn que fué Sacerdote, viv ió muchp
tiem po en líab ylon ia, y en edad ya avanzada volvió á la Judéa con Xnroba-
b é l, enviado particularm ente por el Señor casi al m ism o tiem po que A ggéo,
■puraalentar í» los Judíos á proseguir y conclu ir la restauración del tem plo,
y el restablecim iento dei cuito de Dios. P or lo que el argum ento de estos dos
.Prophetas es Lino m ism o, bien que ei Espirito Santo, ..que había guiado á
A ggéo á una sim ple y sumaria predicación, quiso variar de estilo- crí Zach si­
rias, m anifestándole m uchas visiones de u n sentido m uy alto y m ysterioso,
que fuesen com o otros tantos retratos de las doctrinas y prophecías quo d e ­
bía proponer. El fin ds las unas y de Ir.s otras .es, representar con la m ayor
viveza á los Judíos, ai fin del m inisterio de los Prophetas, la maravillosa con­
ducta que Dios habia usado en lo pasado con su pueblo en la gracia, salud,
libertad y correcciones con quo ío habia procurado ganar, y traher ácia si; v
tam bién con los castigus severos y destrucción de sus enem igos, Lo que m e­
diante una verdadera conversión y piedüd constante podía tam bién esperar
para lo venidero, así en lo temporal hasta el MessUis, como en lo csp irilu U
despues de su venida. Sacharías describe muy expresam ente ei N acim iento
del Salvador, juntam ente con su Pasión y. M uerte: su R eyno y Sacerdocio:
la venida dei E spíritu Santo: La virtud d el E van gelio, y la vocación de So;;
tíen liles; y la resLraracion, justificación, y glorificación eterna de su Iglesia.
D e ídñ qnalcs gracias da promesas m uy ciertas á los verdaderos Israelitas se ­
gún el' espíritu: como por el contrario á las Judíos carnales, ingratos y e n e ­
m igos de Jesu -C b risto, les amenaza con ia desolación de su nación y ciudad
por Tos Rom anos: y la reprobación de ia alianza de D ios con ello s hasta el
tiem po establecido.para su última conversión; la qisal feria acompañada de la
extirpación de toda idolatría, superstición, mala doctrina, y falsos doctores:
y por últim o del mismo A ntechristo, el qual es aquí claram ente señalado.
A lgunos son de sentir,.quo este ZocfiSrías hijo de Barachías, y nieto de
Á d do, es el mismo de q u k n Jesu- C bristo dice en S . HVlathéo 1, que fué m u er­
to entre el tem plo y el altar, fundados en las mismas palabras dei Señor:
.Desde la, -sangre de Abét et jun io has tu la ■‘¡tingre d s Z a c h a r ía s h ijo de B a -
rachias: en las qnalcs es señalado com o aquí Cap. i. í . por hijo de k a r a ~
chías: y se com prehenden todos los tiem pos, desde ei prim ero hasta el filti-
•mo,. Pudo su ccacr l<i m uerte de Zaebárias, qsnm io los H eb reos trabajaban
aun en la fábrica del tem plo, y ántes que se hiciese su solem n e dedicación,
despues de la qua! sola-neute á ios Sacerdotes era lícito entrar c a aquel lugar.
V éanse los Hniand. Ací. ÓVmt:U»\ dia 6 de Septiem bre. P e r o S , Gcrónymo.
no es de esta opinión, y puede verse sobre S. JStiahéo ya citado,
1 Cap. x s i u , 35.
LA P R O P H E C Í A

D E Z A C E A R IA S ,.

C A P ÍT U L O l.
¿Zacháríaz sxhnria á Ion Judíos á que se conviertan al Ssñor, y á que no
im iten á sus padrea, que faéron castigados por haber despreciado los a v iso s
Jle las Prophatas. Propone das visiones, de tas quales la una representa La
, restauración de la Iglesia , y la otra la destruc ñon de sus enemigos.

1 J tn mense o cta w in anno :1 ,I^n el mes oct<w íl del se -


-secundo D arii reg ís, factum est gundo año del R ey Darío y vino
verbum Domini ad Zachariam , palabra iM Señor á ZacháríA
f i i u m Barachiip, filii Á d d o , p ro - P rop heta3, hijo de Barachías, h i-
■phetarn, dicen s : jo de AiMo, y le tlixo:
2 Ira tu s tst Dpminu s super 2 ííl Señor h;i estado irritado
paires vestros iracundid. de enojo contra vuestros padres.
3 . E l dices ad eos : Hoec dicit 3 Mas les dirás á esto s4: A sí
■Dominus e x e r c itm m : Convertí- dice el Señor de los exércitos:
m in i ad ?ne a, ait Dominus exer- Volveos á m í, dice el Señor de
cititum : et converl&r ad vos, d i- Jos exércitos, y yo m e volveré á
x íl Dominus encere i tm m . vosotros", dice el Señor de los
exércitos. •
4 No süis sicut paires ve$(rit 4 N o seáis como vuestros p a -
.ad <¡uos elamabanl prophetcB p rfa ' dres, á ios que exhortaban los
■r.es, dicentes: Ha¡c dicit Dominus primeros Prophetas, diciendo: E s -
.exerciluum: Convertimini de viis to dice el Señor de los exércitos:
tyvstris maft'í, et de cogitationibus Convertios de vuestros malos ca -
veslris pessimis: et non audierunt, minos, y de vuestros designios
ñeque a ttm d e rv n t ad me , dicit m¡ilvndos: y no oyéron, ni me e s -
.D om inus. cucharon, dice el Señor.
\ E s te m es en p a rte c o rre sp o n d e A la asi e ste :n ;sin o so llam a en ol i. de Esd& as
L una de O c tu b re . Y así se vé que Z a d iá m s t , i. hijo rtc íit Ido.
com enzó á p ro p h etizar dos m eses d esp u es -A Q ue ■ího s -js hijos ó descendientes,
qu e Aggéo. A g Oíüi i . 1. '5 P*lra m iraros con piedad, p erd o n a ro s,
■2 E l m ism o D arío hijo de Ily s ta sp e s . y ¡iinniiíriis A raí am o r. N osotros no p o d e -
3 lis te e ra Uijo de Ilaraetaías niuto de mos voiver n la am istad non Dios sin su s o -
.A d d o , segú n estilo de ¡os lleb réD S , q u e no c o rro ; por eso le debem os podír s in c e s a t,
■sueloii poner distinción e n tre hijo y a ie io . Y que no apm ’te su ro stro de n o so tro s.
a Tsai. lio . 13. x x s i. G. *L7. 2 2 . Jercm . lu . 12. Enech. x v m . SO. xxjun. 4.1. Osee
í i y . 3. Jo'ü u , 1 2 . M alas A. m . 7.
CAPÍTUIO i. 185
& Paires v ti tr i ubi sunt? el 5 ¿Vuestros padres* en dónde
propheicB numquid m sempiler- esl fin? ¿y los Prophetas vivirán
num vivent? aca&> para siempre?
6 Verumtamen verba mm, et 6 Puíti mis palabras’, y mis
legitima mea, quce maridaoi ser- preceptos, que mandé á mis sier­
vis m m propheiis, numquid non vos los Prophetas, ¿por ventur*
comprehenderunt paires' vestros? no alcanzaron á vuestros padres?
et comersi sunt, et dixerunt; Sis- y se convirtiéron, y dixéron: Co­
u t cogüavit Dominus exercituum mo pensó el Señor de los exérci­
faceré nobis secundüm tías no- tos hacer con nosotros según
slras, et secundüm adinventiones nuestros caminos, y según nuestras
riostras fecit nobis. obras, así lo hizo con nosotros.
7. I n die vigésima et quarta 7 A veinte y quatro días del
undecimi mensis Sdbath, in anuo mes undécimo Sabáth5, el año se­
secundo Darii, facium est ver- gundo de Darío, vino palabra del
lum Domini ad Zachariam íllium Señor á Zachárías, hijo de Bara-
Jiarachia, filii Addo, prophetarn, chías, hijo de Addo, Prdpheta, y
dícens: dixo:
8 Vidi per noctem, et ecce 8 Tuve do noche una visión,
vir ascendens super eqm m r u - y fas aquí un hom bre1 montado
4 iQ aé se ha hecho de vuestros padres,asi se verificó; porque despues de Malachias
de aquellos que despreciaron lodos mis avi­ uo envió mas Propbeta alguna a Los H ebréos,
sos, y todas ias amenazas que les intimé por 2 IJor el mismo suceso podéis conocer
boca de mis Prophetas? ¡,^o sabéis. que le ­ qu&n Yaiias Tuiéron lss predicciones, quo
dos ellos ó peieciferon con la espada, ó fuú- hicieron á vuestros padres sus falsos p ío—
ron llevados cautivos1? ¿Y aquellos falsos pbetas; y por el contrario no podéis dudar,
jirophctas que tes anunciaban toda prospe­ que toilas las palabras y amenazas que in­
ridad, no luviéron el mismo paradero, des­ timé contra los transgresores de mi Ley,
mintiendo los sucesos las vanas prom esas, por aquellos que y o le s enviaba, todas, to­
con que los entretenían y halagaban'? Pues das se cumpliécon. Por ra a im a , que a b rie n ­
sírvaos esto de escarm iento , pava no im itar do los ojos á los repelidos aiotes, que e x ­
la inítciibiüilud y obstinación de vuestros perim entaron vuestros padres, conociérun
padres , si no quereis ser envueltos en-los por últim o, que era mi mano la que los
mismos castigos. Otros explican ei segando castigaba, y se arrepintiéron y confesaron
m iembro de oUa manera: ¡,T qué so han he­ au culpa.
cho aquellos verdaderos P rophetas, que en . S Que corresponde á la Luna del rae»
nombre <Ie Dios les deeian lo que había de de E nero. to s Hebréos en el tiempo de sii
venir sobre ellos? ¿No -veis como llegaron á cautiverio tom íron de los Cbáldéos varios
tallar casi enteram ente, y como Dios en pe­ usos; y entre otros los nombres de loa me­
na de su dufeza los entregó i nnos propbe- ses; y estos mismos guardaron despues, y
tas m entirosos, que los engañasen? Aque­ conservan ana el fliu de hoy.
llos m urieron, y nosotros lumbiem m orire­ t Un Angel en forma hum ana, v. n .
mos. ¿Creéis que Dios os ha de estar siem - que comunmente se cree haber sido S. Mi­
'p re enviando P rophetas, pava haceros co­ gué!, como que era el p:oiector de la S i ­
nocer su voluntad, su enojo, sus amenazas, nagoga, P.VN, x. 21. xii. {. Montadi) i-obre
y pata que os exhorten á pcnilencia1! no *m cabaliv bermejo. MS. 3. /íoano: m ani­
por cierto; que Dios en ylsta d.el sfcusa que festando con esto, quo estaba pronto pura
hacéis de tantas gracias y m ise riw tü a s . ce- acudir al socorro de an pueblo, y para e i e -
s a ri de comunicarlas; y os dexará sin lus en cutav una terrible venganza sobre todas las
manos de vuestro consejo y ceguedad. Y naciones, que habían concurrida á oprim ir-
TOMO XI. 24
186 LA ÍH O fH fieÍA D* ZACHARIAS,
/w»m, ei ipse stabat inter myrtvta, sobre u d caballo bermejo.. y é l es­
qua trant in profundo: et post taba parado en unos myrtos* que
m m equi ruftf varii, otó?.. había en un hondo:' y en pos dfe
él caballos bermejos1, manchados-
y bl&ncos.
9 E t áixii Quid sunt ist)\ 9 : Y dixe: ¿Qué'son estos, ser
domine mi? et d ix it a d m& A n ­ ñor mió?’y me dixo el Angel, que
gelus , qui loqucbatur in me: Ego hablaba conmigo*: Yo ta. mostra­
osíendam tibi quid sint lime. ré; qué-cosas son estas.
10 E l responda vir,. qiii ¿la­ 10 Y respondió el hombre,,
bal inter m yrtela, et d ix it’. ís li que estaba parado entre los m yr-
sunt, qm s m s it Domintts ut pe- tos, y dixo: Estos son los que en­
rambulent terram . vió el Señor á recorrer la tie r r a l
11 E t responderm e Angelo 11 Y rcsporidiéron a) Angel'
Domini, qui stabat inter m yrteta, del Señor, que eslaba parad» en­
et é ix e m n lt Perambutümmus ler­ tre losrayrtos, y dixéron: Hemos
ram r et ecce omnis térra habüa.- recorrido la tierra, y he aquí to­
tur, ti'quiescit. da la tierra está poblada, y en;
reposo4.
13 E t respondít Angelus Do­ 12' Y respondió* el Angel dál
mini, et dixit'. Domine exerci- Señor, y dixo: Señor de los exér­
iu u m usquequo tu nen miserebe- citos, ¿hasta quándo no ¿e apia­
t i s Jerusalem, et- urbium Juda, darás de Jerugülém; y dé las ciu­
Jpiibus iratus es? h te ja m seplua- dades de Judá con las que estás
yesim us a n m s est. enojádo?'Eite año es ya el septua­
gésimo*.
13 E t respondU Dominus 13 Y. respondió el Señor al
Angelo-, qui loquebakw in me Angel*, que hablaba conmigo pa-
le. E iia b a í l píiíre *ne» nsjríp.>¡ 6 sea a r ­ & todos estos p u e b lo s, que e stá n al re d e d o r
ra y a n es 6 m u rta s. Esto hace ver, q u e tras­ de la J ú d é a .
ladado en espíritu á Tiabylonia, lavo allí la 4- Toda está quieto, rada uno se es t i i>n
visión, que aquí se relien ;, por las circuns­ í q casa, atendiendo á sus propios negocios:
tancias, que la acompafían. y así nad& bay (¡no tem er, ni habrá
4 MS. 3. E n ero s. C. R . H overos. Mon­ esto rb eíi lo:-; Jum os la continuación d é l a ,
tados da oíros tantos Angeles en figura hu­ fíbvica df'l tem plo, ó que les haga el menor
m an». que representarían á los Angeles Cus­ darlo, S, G sró k tm o .
todios do diversos pueblos y naciones, v. S S. Mijjuél drio: E s el- septuagésim o.
Los .varios colores J e los caballos Estos síte n la anos no son los del cautiverio,
ban el diverso carácter de dichas naciones, que vaticinó Jeubsta.8 XTiv. ltu. sino los de
qne citaban á su car^o; y particjlurm cnte* la destrucción del templo y tain a do J e ru -
la buena ó mala disposLion de sos corazo­ salécn, que se debían contar desde el prin­
nes para con los Hebri-'W. S. GfiróNYMO. cipio del asedio, y no desde el (Jn, eomo
2 Es un H eb raisr ■>. E l <j»e me explica­ ios contaba el pueble. Esto se prueba oc-n
ba interiorm ente lo que yo veía exterior*- lo que se lee en A cueo i. a . jImti es lie -
m ente. Comunmente s e entiende, Q u e este gaií\j ol tiempo, etc. que os el de la deso-
fué el Angel Custodio de Zacháríaa, V asi lo laoion.
entendió é interpretó tam bién S. Gerónvmo, C P a ru c¡,uc tu e -lo biciesc e n te n d e r.
3 lisios son los Angeles, que presiden
CASpfotlO i . 187
verla lona, wrba consolatoria, labras buenas, palabras de conso­
la c ió n 1.
14 E t dixit ad me Angelus, 1 4 Y díxorae el A ngel, que
qui ioquebatur m -m : Clama, d i­ hablaba conmigo: Clama, diciendo:
cen?, H cbg dicit Dominus exerd- Esto dice el Señor de loa e x é r e i-
íuum'. Zelatüs sunt Jerusalem. a , tos: Zelé á Jerusalém y á Sido
et Sion zelo magno. con grande zelo*.
j'S E t irá magna ego irascor 15 Y coa ira grande estoy yo
super gentes opulentas: quia ego enojado con las naciones podero­
iratus sum parum, ipsi veré ad- sas: porque yo estaba algo enoja--
juverunt in malum. do, mas ellas la han agradado p a ­
ra mal.
16 I ’ropterea Iwc dicit Do­ 1 6 Por tanto esto dice el S e -
minm". Revertar ad Jerusalem in fior: m e volveré ácia Jerusalém
snisericordtís: et domus mea a d i- coa m isericordia': y m i casa será
ficabitür in ea, aü Dominus exer- edificada en ella, dice el Señor
citüum: et perpendiculum exten- de los exércitos: y la plomada se­
delur super Jerusalem. rá tendida sobre Jerusalém.
17 Adhuc clama, dicens: B m 1 7 Giama aun, diciendo: Esto
dicit Dominus exerciluum: Adhuc dice el Señor de los exércitos: Mis
affluent civitaies mece bonis: el ciudades aun abundarán de b ie­
consolabilur adhuc Dominus Sion, nes: y el Señor aun consolará á
ét eligét adhuc Jerusalem. Sión, y aun escogerá á Jerusalém.
18 E tleva v i o culos meos, eí 1 8 Y alcé mis ojos para m i­
viílt: et ecce quatuor corm a. rar: y yí quatro astas'.
19 E t d ixi ad Angelum, qui 1 9 Y dixe at A ngel, que h a­
Ibquebalu'r in me: Quid sunt blaba conmigo: ¿Qué cosas son e s­
kasc? E t dixit ad méi Eme stmí tas? y me dixo: Estas son las as-
4 MS. 3 . Conortosaí. á Sión, y aun «acogeré á Jerusalém , para
2 Amo á Jerusalém entrañaTilemenle, y hacerla de'nuevo lugar de mi residencia.
siénto’m dy mu oh o verd een qiiánta crueldad 4 Los Generales de esército llerábaa
la ban tratado y afligido sus violentos y a n a punta de hierro-levantada sobre el yel­
poderosos enemigos. To bien estaba un po­ mo ; y en !a E scritura se sim boliza por el
co enojado con ella, y quería castigar sus . a s ía ó cresta, el poder y el m ando: aquí se
fealdades, pero con alguna moderacioa co­ representan aquellos p u eblos, que por los
mo correspondía á tai raí ser ¡cor (lia: pero quatro puntos del mundo rodeaban la- tier­
ellos se enfurecieron aiu térm ino ni medida, r a sa n ta , y habían sido implacables enem i­
y la han apremiado más de lo que-era justo gos de los Hebréos , persiguiéndolos , apre­
y debían. Mo se conluviéron en los limites miándolos, y concurriendo i su opTestoa y
<íe mi voluntad, que yo les m anifesté; ántes ru in a , y. Tales fuéron los Moabitas,
los trospasáron todos por una secreta per­ AmmonUas, Idam&os, Pbilislhóos y Chál-
misión mía. I s m . XLYI1. 6. déos. Algunos d ic e n , que-estas quatro astas
3 P a ta m irar á Jerusalém con sem blan­ representan las quatro M onarchias, que
te benigno y risueño: y será de nuevo ree­ habían afligido á los Ju d ío s, y las afligirían
dificada jn n ta m e n te c o n in ité m p lo . Rebosa­ hasta la venida del Messías. D a s. ii. 3 7 .
rán en bienes «sis ciudades, consolaré aun vil. 3.
a I n fr a vni. 2.
r*
188 1 A PROPHECÍA DE ZACHAUIAS.

c o r m a , qum ventilaveru nt Ja~ tas, que aveníárón á Judá, y á


dam , et Israel, et Jtru salem . Israél, y á Jerusalém .
2 0 E t ostendit m ihi D om inus 20 Y m ostróme el Señor
qu atuor fabros. quatro obreros*.
2 1 E t dixv. Q uid is ii veniunt 21 Y dixe: ¿Qué vienen á h a -
(acere? Q ui aü , dicens: ffoee su nt cor estos? Y él riitj respondió, d i­
cornua, qum veruilaverunt Ju dam ciendo: Estas son los astas, que
p e r singulos viro s, et nemo eorum aventóron á los varones de Judá
levavit. caput suum: et vem ru n t uno por uno, y ninguno de eÜQ3
isti dclerrers e a , u t dcjúiiant alzó su cabeza’: y estos viniéron
cornua gentium, qum levaveru nt p;ira (¡terrarios, para derribar las
cornu super ttr r a m Ju d a u t di~ astas de las gentes, las que levan­
spergerent eam. taron su fuerza contra la tierra
de Judá á fin de arruinarla.
.1 Quatro Angeles en traga de m enestra­ 2 Sin que ninguna de'elios pudiese le­
les, carpiatcros , herreros, etc. y armadas v antar cabeza. Se puede referir esto i los
tJlí instrum entos propios para derribar .Imitas humillarlos; 6 á sus enemigos heridos
poder Je aquellas naciónss. por los Angeles P ro tecto res.

CAPÍTU LO II.
G loria de Jerusalém, y muchedumbre de sus habitadores; Dios será su ínit-
ra lla . Serán castigados ¿os enemigos de Isra él. Muchos pueblos vendrán á
Sión á servir o í Señor, que h a b ita rá en medio de ellos.

1 £ W Uvavi oculos meo$t et 1 A alcé mis ojos, y miré: y


vidi: et ecce «í'r, et in m anu ejus he aquí un varón, que traía en su
funiculus m'ensoruffl. mano una cuerda de medidores*.
2 E t d ix i: Qud tu vadU ? E t 2 Y d ix e ’: ¿A dónde vas tú?
d ix it ad me: Ut m etiar Jerusa- Y me dixo: A m edir á Jerusalém ,
lem, el videam quanta sü la titu - y á ver quánta es su latitud, y
do ejus, et quanta longüudo ejus. quánta su lon gitu d 3.
3 É t ecce Angelus, q u i loque- 3 Y he aquí el A ngel, que
balu r in me, egrediebalur, et A n - hablaba c o n m ig o \ salia fuera, y
gelus alius egrediebalur in occur~ otro A ngel le salia al encuentro8.
sum ejus.
4 E t d ix it ad e u m : C u rre, 4 Y le díxo®: Corre, habla á
{ Como la cuerda de tpie se valen los I s a i . l i* . 2. 3, i s - í . I I . ^
arquitectos para m edir los edificios. 4 H ií aquí el Angel de fui Guardia.
2 Y yo le pregunté i aquel varón. 5 Diferente de este y de San M iguel.
5 El sitio 5 ue ha de ocupar. Se te p re - 6 Al de tui Guardia, para í[ue me lo tú­
senla. en esto la prodigiosa extensión de la c¡«ss entender á mí.
Iglesia, que habia da fundar Jesu-Christo.
CAPÍTULO I I ,

loquen ad puerum tslum, dtcens: ese mancebo V y di le: Sin muros


Absque maro habüabiíur Jerusa­ será habitada Jerusalém 1 á causa
lem pro; muUitudine hominum, et de la muchedumbre de hombres,
jumentorum in medio ejus. y de bestias, que habrá eu medio
de ello.
5 E t ego ero e>\ ait Dominus, 5 Y yo le seré, dice el Señor,
murus ignis in circuí t u : et in un muro de fuego8 al rededor: y
gloria ero in medio ej!i$. seré glorificado en medio de ella1.
6 . O, o fugiíe de (erra Aquí-r 6 Ha, ha, huid de tierra dei
lonis, dicit Dominus: quoniam in Aquilén*, dice el Seíior: porque
quatuor venios cceli disper&i vos, os eché dispersos6 á los quatro
dicit Dominus. vientos del cielo, dice el Señor.
7 O Sion, fuge ques habitas 7 H uje, ó Sión, tú que mo­
apud fdiam Baby lonis. ra s7 cerca déla hija de Babylonia:
8 Quia hmc dicit Dominus 8 Porque festo dice el Señor de
exercituum: Post glortam misit los exércitoi: Después de la gloria *
¡us ad gentes, quee spotiamruni me.eiivió á Jas gentes, que os des­
vos: qui ertim ietigerü d o s , tangil pojaron: porque el que os locare,
pupillam oculi mei: toca la niña de mi ojo:
1 A Zaehárias, 4 quien llama mancebo, de íu estro s pecados. Y asi a h o ra , que te­
no por respeto á la edad, sino i su condicion néis abiertas las puertas de mi m isericor­
y estado. dia, no perdáis la oeasion , ni .despcrdicieis
3 Asi se verificó despues ; porque c re - la coyuntura, que os proporciono de volver
ei6 Lanío el núm ero de sus pobladores, que & vuestra p a tr ia , en donde os colm aré de'
fué necesario añadir á la antigua oír» nueva bienes. De lo centrarlo os alcanzarán los
ciudad. Josepiiq £ib. t i , B a tíi Cap . i v . A l- males, que vendrán sobre esa gente, cuyo
guoos interpretan las palabras abitjue m u­ exterm inio tengo decretado.
ro , fu era de los m uro*, como se trasladan 7 Repetición de lo mismo, ¡lija de í l a -
oirás sem ejantes, que se leen en Josué xyii. bylonia , es lo mismo , que Babylonia. Es
S. pero el sentido primero debe preferirse, un Hebraísm o.
por lo que inm ediatam ente se dicu en el ver­ S Después que Jerusalftm sea gloriosa­
mículo siguiente, listo m ira principalmente m ente restablecida , aie enviar,-i el Señor
á la multitud innum erable de líeles, que ha­ contra esas gentes, que te afligieron y m al-
blan de ser llamados á ,1a Iglesia ii& Je su - trji.áron, para castigarlas y (jCLHírlas ífcba.t»
Cbri&to por la predicación de su Evangelio. de tos pies. Asi se verificó' puntualmente,
S Con este muro de fuego yo la (iefen - según ta letra, como dexatnos ya explicado
deré y ahuyentaré á sus enemigos, de m a­ en varios lugares. Pero en el sentido prin­
n era, que no pnertan abrir brecha «n ella. cipal, habla aquí el Angel en nombre del
4 Y mi presencia por gracia, por espí­ Verbo E terno encarnado, y dice: Mi Padre
ritu , y por virtud la colmará de gloria. Los E terno, despues de mi Esftltaciou y Ascen­
lx x . Yo seré su g lo ria . sión i los cielos , me enviará 4 predicar á
o Exhorta i lodos los Judíos , de las las gentes por mis Apóstoles, y sujetarán y
«Juales m uchos por comodidad y respetos conquistarán para mi Iglesia aquellos m is­
carnales permanecían a ú n e n B abylonia, á mos pueblos , que os dospojáron y persi­
que volviesen á la Judéa. Y b aso de esta guieron con el m ayor encono; y i los r e ­
figura, ¿ todos los escogidos ¡S que dexen el b eld es, que les resistan y los declaren la
mundo y su eornipeion para reducirse á la guerra, les haré conocer, que tocar á mi
Iglesia de Jesu-CUristo. Iglesia, es tocarme á mí en las niñas de los
5 Porque ese destierro y dispersión, ojos. Modo proverbial para significar una
que lie hecho de vosotros, ha sido ea pena cosa, (¡ue se estima y guarda mucho.
l '$ d IA PROMUfCÍA BB ®VCHAB.tAS.

U (Juta étxc ego levo manum 9 Porque he aquí yo alzo mi


Meam 'super eos, H k m ni p m d cs mano sobre ellos, y serán presa de
Jíis, qui serviebaftí sibil él cogno- los que fuéron sus esclavos: y cq-
jsceifs quia Dominas edaereiluum nocereis* que el Señor dé los exér-
m isil me. jeitos me ha enviado.
10 L a u d a , et itelare filia 10 Da loor* y alégrate, hija
Sion: quia ecce ego venio, et ha- dé S ión1: porque mira q u e jo vea-
fiHabo in medió 'tui4 ait Dominus. go, y moraré en medio de tí, dice
e l Señor.
H El applieabiititur gentes 11 Y se allegarán muchas gen-
multce ad Dominum m die íña, e t tes al Señor en aquel dia, y s e ria
£ru n tm ih i in popU lüm /et habita- mi pueblo, y moraré en medio de
bo in medió tui : et scies quia D o - tí: y sabrás, que el Señor de los
inmws exercituum fnisil m í ttd te. exércitos rae ha enviado á tí.
12 E t possidebit Dominus 12 Y poseerá el Señora Judá*
Ju-dam partem s m m in ierra como á porcioo suya en la tierra
samíiftcalá: et eligel adhuc J e - santificada y escogerá aun á Je-
rttsalem. roealém \
13 Sileát omhis caro á facié 13 Calle toda carne ante el
Domini: .quia consurreveit de ha~ acatamiento del Señor: porque se
Mtamlo soneto suo. h a levantado de su santa morada B.
4 Caota hynmos de alabanza y.d« -ao- 5 Adore toda la tierra -cocí el mas pro­
.ciones de gracias, .mostrando tu regocijo por fundo respeto los incom prehensibles juicios
la presencia, f¡»vor y gloria de tu Dios, des- de D io s, el qual después -de tantos años
pites que bas vuelto de tu cautiverio. Lo que perm itió , que los -hombres estuviesen
fltie principalm ente debe entenderse de la baxo el poder y lyranía del demonio , de la
E ncam ación del V erb o v p ara salud del gé­ m uerte y del infierno , y en los que pare­
n ero humano. cía estar como dormido; por último desper­
2 Tendrá á su? escogidas i que son lostó sus agigantadas fuerzas, y las empleó e a
Verdaderos Judíos espirituales) por pueblo trium phar de lodos sus enemigos por medio
*uyo propio y p e c u lia r, y como á tales de su Hijo U nigénito, í quien, envió dei
los am ará , gobernará y guardará. JJa'otí. cielo é la t i e r r a , para redim irla y salvarla
' ÍÍSSlVr 9. p.or los méritos de su Pasión y M uerte. Véa­
■3 E sta tierra es figura de ia Iglesia. ■ se S. &ERÓKÍMO.
. 4 Pava finar en ella su residencia*

C A P ÍT U L O I I I .
Zachür ías describí otra visión , por la que en la persona del Sacerdote Jesús
da ei Seü.<.ir una segu rid ad de la renovación de su g ra cia p ara con su pueblo;
y Juntamente ana prom esa de la ven id a del M essías. p ara fiindár y p u rifi­
car su Igheíip, y hacerla g o za r de la verdadera p a z y eterno reposo.

i E t o&tmdit mihi D om i- 1 1 me mostró el Señor á


ñus Je.sum sacerdoiem magnuni Jesiis sumo Sacerdote, que estaba
CAmpLo n i. m
sfantem roram Ángela Domini, et co pie delante delAngel del- Señor,
Satán stabat á dexiris ejus uf y Satáa estaba á bu derecha para-
aúversárelur ei. oponérsele
2 E t d ixit Dominus ad Sa~ 2 Y dixo el S eñoreé Satáií:
tan: Increpet Dominus in te S a ­ El Señor te increpe % 6 Satán: y
fan: et increpet Dominus in te,- te reprima el Señor, que ha en­
qui elegit' Jerusalem: numquid cogido á Jerusalétn; ¿ pues no es
non isle fo rró est erulus de igne? este un tizón que ha sido Bacado
de! fuego?
3, E t Jesús erat indutus ve- 3 T Jésus- estaba vestido d é1
stibus sordidis: e t stabat anle /a - rapas sucias S y estaba en pie d e ­
ciem angelí. lante del Angel.,
4 Qui respondit:, et ait ad 4 El" qual respondió * y Ka--
eos, qui stabant coram se, dt- blii á lós que estaban en su pre­
censi Aufertc vestimenta sórdida sencia 6, diciepdo : Quitadle las
ab eo. E t d ixit a d eum; Ecce ropas1s u c i a s Y le dixo á él : MK
abstuli a te iniquitalem tuam, et ra qüe fie quitado de tí tu malí-
indui le mutatoriis. dad, y te be hecho vestir ropas
de fiesta8.
1 P ara-acusarte, y hacerle cargos. El se le représenla aquí como acabado -de-lle­
BeSor m uestra A ZacMríaa en este visión l a ' gar de Babylonia ea- sum a pobi&za-;' y ya'
elección , que había hecha del sumo Sacer­ por et estado de r e o e n que se-le considera,
dote J e sú s, ó Josué hijo de Josedéc , para cargado de Ies pecados del pueblo. Les yes-*-
que juntam ente con Zorofe&bel atendiese al l:dos su iio sso n ordinariament-3 symbolo de!
restablecim iento y gobierno- de los Judíos, p ecado, así como por el coctrario-loí liü!^-
no obstante IA oposicitm del demonio , y de píos y blancos lo son-de la justicia é ino­
los enemigos del pueblo de Dios. Y esto es cencia. E zü cú . xvi. * . 1 0 . Á poval. d i.
lo que se representa en este Juicio. i» ; ¥i). 14, No se dice aqot de qííé->eíi;adós
2 S. Miguel i qtte representaba á Jesu - le acusaba el dcm fm iovpor los que proteo»-
C hrislo, y bacía sus veces e n -e s te juicio. ilia, que qafidase excluido d a la iionva d e ­
Olios entienden , que era el mismo Señor el tener parle en el restablecim iento dül p ü e -
q u e hablaba en tercera p erso n a, como fr« - blo. S. GenAsvaio y otros Intérpretes sort­
qiientetneiRe se halla en la E scritura : Con­ ee s e n tir, que esto e ta p o r haberse casado
fúndate mi Padre , S atanás, y to llene de con una m uger exlrangera , y tolerado qne
oprobric. O tam bieti: Yo te mando callar, los J u d o s , después que yolviSron de I?a!¡y-
y que desistas da esa ■maligna* instancia, lonra , biciesm-Ao mismo contra ía probibi-
que estás haciendo cen tra tni Iglesia en su ‘ cion dé la Ley ; y que por esto1tenían i r r i ­
oabeza; pues debes ten er entendido, que tado al Señor. TnEODottti'r'o dice , que los
tncn¡0 escogido i Jerusalém , para restable­ pecados de qtie era acusado el sumo Sacer­
cer en ella mi cu lto , y ser adorado por todo dote , eran' los de todo el puehlo.
el m undo. E ste Jesús con k>: pocos que 5 ■ E sto ruÉ> ni Angel S. Miguél.
han quedado. son como un ti'.ou , que á G A a lia s Angeles m enores1, que se eofi-
medio quem ar s<s saca y preserva de na- sidoran uqut como Ministros suyos.
grande incendio : los q u a mi gracia j: elec­ T Las maldadsis del pueblo, por la s q u a -
ción ha reservado dei l u e g o de mis juicios, les el demonio pretendía que fuese conde­
por el que be hecho pasaf á todo el cuerpo nado.
de mi pueblo: Amos iv. \ t. Jiomotn. s t. S. $ M etalarim vestes sig n ifican lasro p as
y por esto s e ri firme é invariable el decreto preciosas, q«e están reservadas, para v es­
de mi gracia , quo yo he- dudo ¿ favor suyo. tirla s ) usarlas en las días mas ¿estivos y
3 MS. 6. Sosanne. F iírb . E stulta. solemnes. E n estas so syrciboliia la gracia,
. 4 V iles, rasgadas y sucias , ya porque y las virtudes y dones del Espíritu Santo,
m IA PROPHECÍA DE ZACEABAS.

o E t d ix it: Ponile cidarim 5 Y dixo: Forredle una tiara


mundam super caput ejus. E t limpia sobre su cabeza* ¡Y pu-
posutrunl cidarim mundam super siéron una tiara limpia íobre su
■capul ejus, et induerunt eum ve- cabeza, y le mudáron de vellidos:
$tibus\ el Angelus Domini slabat. y el Auge! del Señor estaba en pie.
6 E t contestabalur Ángelus 6 Y el Angel del Señor hacia
Domini Jc su m ,'dicens i esta protesta* á Jesús, diciendo:
7 Hose dicií Dominus tocerci~ 7 Issto dice el Señor de los
tuum : S i in viis meis ambufaveris, ejércitos: Si anduvieres en mis
ét cusiodiam meam cu&lodieris: tu caminos3, y guardares mis ob-
auoque judicabis dom um meam. íervoncias11: tú también iuzgiirás
H custodies alria m ea, et dabo ti­ mi cusa , y guardarás mis ¿trios,
bí ámbulantes de h is , qui nune y te duré algunos de estos que es­
hic asm tunf. tán aquí * que vayatl contigo.
8 A udi Jesu sacerdos m agnet 8 Oye, J c p u s , sumo Sacerdote,
tu et ámtci tui, qui habüani coram tú y tus amigos* que moran delan-
■ Véase S. L u c a s x v . L os l i s , t r a s l o a r o n
de esclavas del demonio pasan í ser hijas
de Dios. Se dice , qus fu é despojado de su,
Trofír'pvi, íi í n i c a t a l a r , p r o p ia d é l o s P o n ­
tífic e s . in iq u id a d ; esto es, de ia de los hom bres de
1 Véase e! E x id o x x v u tr 4 . 37. E steque se había cargado ; pues 61 era un Cor­
Je sú s, soberano Pontífice , bíjo deJoscdéc, dero sin mancilla, en cuya boca no fué h a­
era figuro , no solamente e s el nom bre, sino llado en g añ o : ó tam bién de la mortalidad
tam bién eo la Serie de lo que aquí se refie­ de su cuerpo, que era cu su origen el efecto
re , de Jesu-Christo Salvador de los hom­ y la pena del pecado.
bre». De las cosas que aquí se d icen , unas 2 US. 3, A frontó.
ie convienen como i enhena de su Iglesia, 3 S i tó , ó Jesús, con tus'descendientes
y otras i la Iglesia como cuerpo su jo . El observareis Fielmente mis leyes, y manda­
Propheta vé en espíritu , que el demonio m ientos, y del mismo modo cuidareis, que
opondría todas sus fuerzas, para impedir el re ­ sean observados por los detnas; no solamen­
medio y salud del género hum ano ; y-vé ai te tendreis el supremo mando y autoridad
mistno tiempo , como dando Dios poder á en lo sagrado, sino tam bién seréis conside­
este espíritu in fern al, para quo por medio rados como príncipes de mi pueblo. Y así
de sus m inistros hiciese m orir en una Cruz fué ; porque despues de la vuelta de B aby-
á su Hijo U nigénito; estos mismos esfuerzos lonia, ei suprem o dominio y autoridad entre
se volverían contra 61, parque perdería to­ los Judíos permaneció en los Pontificios, co­
do el im perio, que habia adquirido sobre mo afirma Jnsisi'ao li ó . xi. A n íiq u it. Cap.
los hom bres por la desobediencia del p r i­ ir . habiéndolo asi ordenado los Reyes de
m ero; Jo a sn . x v i , 30. Y asi Oíoslos salvfi P ersia, á quienes todos estaban sujetos y
de la ly ríink de este ángel cruel , corno se subordinados ii. E sd k , i x . 36.
saca u n liaon Ú.& en m edio dal fuego. De— * Lo que y o he mandado observar.
reas de esto Jesu-Christo pareció cubierto 5 De estos Angeles que están aquí con­
de ropas sucias , quando se revistió de la m igo, para que te acompañen, asistan y de­
forma de un esclavo, en su Circuncisión, y fiendan. lísto que aquí se dice en un sentido
en toda la serie de su Pasión y M uerte, espiritual, pertenece á Jesu-C hristo eu sus
Iterando sobre si nuestras enferm edades, y Apóstoles y Discípulos, que llenos del E s­
hasta h acerse.p o r nosotros pecado, como pirito de Dios, le conquistaron tantas, alm as,
dice el Apóstol ii. C orinlh. v, 2 l r I s a i a s y al Bu del mundo juntam ente con él han
l i i k '6. Pero fué despues revestido de unas do ser los Jueces de todos los ham bres.
ropas preciosas en su persona , quando re ­ M a t tü . x u . 2 ». Lt-c. sx ii. 3 0 .
sucitó: P h ilip . n . o. y en la de su Iglesia 6 Compañeros tuyos, otros Sacerdotes
por ol Bautismo , por cuya virtud las filmas, inferiores, los Prophetas y otros amigos tu -
CA *ítO LO I» , m
te, quia viri porlcndcntes sunt. te de tí, porque son varones de
Ecce enim ego a d w c a m * s& n- Mira que yo HARÉ VE*
p o rten to
VÜM M EU M O M V N T IIM . N ÍR .4 M I SIESIYO e l O R IE N T E ’ .
9 Quia ccce lapis , qutm de- 9 Porque he aquí la piedra
d i coram J e su : super iapidem quYí puse delante de Jesús': sobre
« « « in septtm ocuü sunt : tcce ego -esta ¿nica piedra liay siete ojos*:
ccdabo sculpluratn ejus , ait Do- lie nqui yo la labraré con cincel*,
minu¿ eaerciiuum ; et auferam dice el Señor de . los exércitos: y
iniquiiatem Ierres Ültus in die quitaré ia maldad de aquella tier-
un a . i a * en un
10 Jn die Ula, dicit Dominus 10 Kn aquel dia, dice el Se­
cxercituu m , vocabit vir amicum ñor de los ejércitos, llamará cada
suum sublcr viiem ., eí subler uno á gu amigo debaxo de su vid,
ficutn. y debaxo de su -higuera8.

yos quo Viven y eonvi'i'san contigo > eomo lo , y uña srola Iglesia. Vcáso el Ptalma
ion Aggío, Zscbórias, flíaltieíiias, Zorobahél, sviit. 4 6. Isaías tsxvjij. 16.
E iü ras, Neíiemias, etc. 4 JTay siete cjos s o b ro e lla , q u e s o n los
i ííe presagio, MS. 0. Aíengudares'. s ie te D o n e s del E s p ír itu S a n to , d e q u e Tué
Huo presagian ó váliciisati; pues esto signi­ ll c a o J e s u - C tir t s i o , y tie rríiin 6 p o r s u
fica el verbo purtendó-, tV, de Ja Vuigata. 'I g le s ia : ó su » lo s s ie te Ks¡>lriUi9 d e lo s pri*>
E l lit’bi-úo: h e prodigio , que en sus pro­ •m e ro s, Q ue v e ia n e n s u c u s to d ia 'y d c tc iif a .
mesas y ncrioiifts son nnn íffio l’é imagen C a p . iy . t o . A f t o e . v. 6.
del rcílíi!i;<’í',i¡]iÍL'tilo, que quiero bacer <tc 5 Form ando'su vt.tcrpo por mi mismo en
mi Iglüsiu ¡mr el Mtrssius. Kntre varias, in - el seno »ic «na Furísim a Virgen , lle u a c ío
terprKlaGini'iCü que se dan ¿ oslo palabra, su aliua de toila la plcnitod (Je -mi E spirita.
parece l<i m is c¡Voiln»i¡i in ijue a<tm damos. O tam h itn : l.ubrarO Su cuerpo con los eU -
¡L Haré que mi U'jo i’iuieo nuzca cu el \o s , espinas, aretes, eru*. bt!7.a , cavdena—
mundo , aiinini'' en íovma (3c siervo , como les, llagas v licvidaf!, eoii ijiie desde la plan-
u n nuevo Sol de justicia. La palabra nOÜ?. la de los pies liasta io :il!o <lo la cabeia s c ri
' *¡ o ric n ta , rs súbetunlivo, corcio se vé por atribulado puta sulisfaccr por nuestras cul­
loa t \ x . 7,'vc n \ r , ' i > .y no participio. Todos pas, 1 SA1. l . 6.
ios antiguos lícbfíop y iodos ío* InLcrprp- 6 De todo el ipiiiido.
tes Clirisii ¡lucís. roisíiesíiirtipSninips, qué en 7 En el momento mismo de su m u erte,
este n ó m b rese siyusílea el M rssias, y el borrada la sentencia do eoitdenacioii, pro-
Cbáldéo !o iraeladit pov e! niiíiuo nom bre. nuficiüd;i contra los hombres , perdonaré
La palabra flcbvéo tsemrij ■también significa - quanto está de mi p a rto , todos los pecados
pim pollo ¿V «Hiero ¡ [ir-ro el sentido es el de lodo <■! jnundiJ.
mismo. Véase ÍíA'AS. iV. 2. 8 Mndo proverbial , eon que se significa
3 Sabemos (futen es cu la lífc ritu ra olla abundancia , p al y seguTidad que tendrían
que os lluiiiítilo fre p ie d ra fu n d a m e n ta l, ¡f los verdaderes fieles en el reynado <le Je sa-
la p i e d r a nvfjV-laT ; -pnrquo íohrc ella so Cfnisto , vencidos por él lodos los enemi­
m antiene Indo ei edificio (te 1;* iglesia en go?. Muchos Padres b«n creido , quo JesHt
g e n e ra l, y cada alma en pariirnlur ; y el en este Capitulo es et toismo Jesu-Cbrist*
que c í a n un» piedra angular , que une y :.>jn en el sentido literal, y no Jesús e) bíjo i*
ata das paredes , reuv¡i6 t u un solo cuerpo Jo s c d é e , a a n isiréndot» como. fijU Ji ll»
i los Judíos y í los Gentiles. F ita p ied ra Jesu-Christo.
t i- ú n ic a , porque do hay siuo un sola Cfcri*-
» Lucm i. YS,

TOMO XI. 35
194 LA PROPHECÍA DE ZACHAr Í a S,

C A P ÍT U L O IV .
E l Señor muestra al Propheta ¡m candelera can dos olivos, qiut destilaban
aceyle para mantener ln lu z de las siete lám paras de aq iid candelera. Los
dos 'olieoi fija ra n á Jtsu s y á Zorobabéi, d qual habia de concluir la fá­
brica del templo.

1 E t reversas est Angelus, 1 1 volvió el A ngel1 q u e


qui loquebatur in me, ct suscita- hablaba conm igo, y me despertó»
vit me, quasi virum, qui sascita- com o A uii ho m b re á q u ie u se le
ittrd eso m n o stto . desp ierta do su su iiñ:>.
2 E t dixit ad me: Quid tu 2 Y m e 'd iso : ¿Qué es lo q u e
vides? E l d ix ;: Vidi, et ¿cce can- lú ves? Y dix:': M iré, y vi un
delabrum anreum tolum, el lam­ dtílero lodo d j oro, ynfcu lám p-ira
pas ejus super capul ipsius, el sobre la cabt-zi de él*, y sus sie te
acple/n lucerna ejus supitr illnd: an to rc h as sobre é!: y siete cana­
et s ip lm irtfusona luce m is, quai les para las antorchas, q ua e s ta ­
tranl super capul tjus. ban sobre su cibuzíi.
3 E l U tm olioee super ilhtd: 3 Y dos olivos sobre é l u t i f >
una á dextris (ampadís, el una á á la derecha de la lám p ara, y o tio
sinisíris ejus. ó su izquierda.
4 Et respondí, el ajo ad J n - 4 Y respondí, y digo al A ngel
_gelain,m qúi loquebatur in me, di­ que hablaba conm igo, diciendo:
cens: Quid sunt hese , domine mi? ¿Qué cosí'-s son estas, se ñ o r mii»?
I Lo que dS i e n te n d e r, que entre es­ te so exprim e dul fruto del olivo, que o«
tas visiones mediaba ul¡;im espacio do lirtn- conm su tuenie viva y perenne ; asi todos
p o , ea eS qtie el l*ro[iheLa quedaba esuno eslos :!üncs y gracias proceden de que Je su -
« t i l i c o y suspenso, rumiando y conside­ G!:i'íblo fué uncido y consagrado Ruy y S u-
rando lo que habia visto en la p reced iste; cridóle eterno. Las siete ¡ám parai ó an ­
y de esta suspensión ó embargo de ios se n ­ torchas son Us diversas operaciones de sa
tidos 1c b a d a volver el A n^el, para ijuis. E spíritu en los líelos; y el principal uso de
atendiese con cuidado á lo que so le mos­ estas, os derram ar la lu í y resplandor de
trab a cu la siguiente. la palabra de Dios por todo ct mundo, p arí
3 El Hebreo: Y len teja , ó concha; disipiir las tinieblas del error. L o siieíe tá ­
esto es, un vaso c6ni;avo y redon':o llano ñales son tos diversos medios con que la
de aceylc, desde dando se levantaban sii-te virtud mystica y espiritual de iesu-C lirislo
ram o s, ó brazos, 6 m echeros , y por ellos se comunica ó sus m iem bros. E ste camleki-
sirte canales 6 tubos , por tos quítles desdo ro de oro figuraba et templo, que se d rh ia
la concha se comunieaba ePaceylo í oír .i fabrin.ar; y loados olivos representaban A
tantas lámparas 6 antorchas, qua. tenia en­ Z«robab¿l y íi Jesús , que debían atonder
cima. P or el candelero se emienda la ■peculiannenie á todo lo quo fuese neoesiria
aia, que tiene por CübM.i á Jcsu-C brU to, «I . pora su construcción.
qual recibió del Padre la plenitud do su Ki~ % Sobre su tronco: uoo i un Indo, y
p irítu , significado por el aeeyie, para comu­ otro 6 otro del ctuidelero; y estos olivo*
nicarlo y derram arlo sobre su Iglesia. dcsiitabnn el accyte que era necesario para
J o ís n , i. )8 . m . 34. A d o r . U. 33. Yóase m antener Us létuparm .
*1 Apocalyp, i. ( a , * « . 23- Y como el acey-
CAPÍTULO 1Y. 195
§ E t responda A mjdus, qui 5 Y respondió e! Angel que
toquebatur in me, et dixit cd me: hablaba conmigo, Y medíxo: ¿Pues
Numquid nescis quid mn¡ hisc? qué no sabes qué es eslo? Y dix.e:
E l dixii Non, domine rn>. Ño( stífi(jr mió.
6 .Eí respondil, et ait ad me, 6 Y respondió, y me habló,
dicens-. Efoc esc verbum Domini diciendo: Esta es !a palabra del
ad Zorobabd, dicms: Non in Señor que dice á Zarobabél *: No
exercitu, ncc in robore, sed in con exército, tú con fuerza, sitio
spiritu meo, dicit• Dominus exer­ con mi Espíritu, dice el Señor de
cituum. los ex-ércitos.
7 Quis tu mons magne eoram .7 ¿Quién eres tú, ó gran
ZorohaLét? in planum: el educet monte*, delante de Zorobubél?
lapidem primarium, et exaquabit serás allanado9: Y sacará la pie­
graliam gralim ejus. dra primario, é igualará su gracia
á la gracia de aquel.
8 E t factum est verbum Do- 8 Y vino á raí palabra del Se­
m ini ad me, dicens: ñor, diciendo:
9 Manus ¿orobahü funda- . 9 L íís manos de Zorobábél ci-
verunt domíini islam, el tnamis ineiitiíron esta casa, y sus mano»
ejus perficient eam: et scietts quia kt ¡¡cubarán: y sabréis que el S¡¡-
Dominus exercituum misit me ad íior de los exércitos me ba envia­
vos. do á vosotros4.
10 Quis enim despexü dics 10 Porque ¿quién despreció*
1 Lo que has visto perLeuecfi á ¡Joroba- nos todos tus intentos, Que qu-crais ó no,
b61, el qual concluirá la. fábrica del tem ¡ito. Zovahaiiil levantará; el templo sobre los ci­
no por ind u stria ni, v irtu d v u e stra , sino por m ientos, i¡tic están ya e c h a d o s ,y tendrá la
e l fevor de Dios, que le a sistirá y a ju d a rá gloria do acahirlo, oomo lo ha comfliizado,
en todo. Los Jm iios, Inaso qui! voiviérnn de v. f). O tro s: Y tendrá la g'oria , de qtie este
B ab y lo n ia, e ch aro n la3 pim ientos p ara e l - secundo iguak* y exceda al prim ero, ya quo
s u e v o Gdiñcio (k>l te m p lo ; p ero tiivií:ron na hn adornos do oro , de m aderas , y do
quo d esistir do lo co m en tad o , á eausu.de ia piedras preciosas; pero st en lu incom para­
o poíicion de los pueblos vecinos; y aliara ble prerosaíiva , de que será consagrad®
d ice, q u e Zurobíihél co n tin u aría- la fáb rica, con la pvttFCAcia del Messía». E l Hebreo:
y q u e nada e s to r b a d a , que la llevase á per­ y socará la piedra capital con (llgaí<lrn^
fección. Véase el i. d« Iís o u a s 3. '4. 5. S. ó u q c c í ¡ r i e alegría:' gracia , g r á c i l <í olio:
E sto prinoipálm enlo m ira úl e stab lecim ien to y continuará h ffihüja sobre la primera
de la Iglesia d j .Itísu-i’ lifisto. - p ie d ra , que puso con grandes aclamaciones
2 ¿.Quiénes sois vosotros, aunque gran­ y voces de nlegrhi, i. E s d h . iit. 8 . «te. j
des, fu m e s y poJcvosus, loíos los que in­ experim entará visiblemente la protección d«
tentan impedir A 7¡orob:ibét ia construcción Dios sobre sí-, para concluirlo. Pie dra pri~
Ael templo? Este m ante syuibuliza <i Sana- m a r ta se llana^. la prim era y la lYilima. Y
b alit y á los Saonaritanoí, que oran los que quando puso la'priraera piedra lodos repi -
Wfc# quo todos procuraban estorbarla, Y <“n titroft mil acU m acioncs, y mosiráron su
otro sentido ca figurado el demonio y todos aU-giia. Váase. E s d r a s .
í u í MiristfOo, que Lnteuti'ivt-n p.lr'gar la I jle - H Quando vinreis, que todo lo q'ie o* .
*ía en su misma cana, ú impedir que so difio ae cumple iinntualm rntc, conoceréis
propagase. que jo sor un Proplieta verdadero . J quo
S E n lla n u ra s^ríis reducido. To to e! Señor nie Ua enriado 1 vosotros.
ab»tiró y hum illaré, y liaré quo salgan va- í t Quién üay entre tosotro» que A l»g
196 LA PfiOPHECÍA D* ZACEARÍAS,

parvos?'ct Itufabuntur, et vidéb»nt • lüs fila s1' cortos?1 pues #e alégra*


lapiden stannm m in tnamt Zo- rár>, y ver,1n la piedra* de estaño
wbafjtil,' Séptem isti■ oenfí sunt ■en ia mnnode Znp.obribél. Eflos son
Domini, qui discurrúnl in uni- los siete ojos de! Señor V que re ­
versam farrean. corren toda íá tíérra.
Í1 E l respondí, «í d ix i (id 11 Y respondí*,, y. le dixe:
m m t Quid sunt duts ~ottvm istm ¿Qué son esfos dos olivos á T.i de­
od deoaieram. candelabrí,. el ad recha del candilero, y &lá izquier­
sini$(ram ejus? da de él?
12 E t respondí secundo-; et 12 Y hablé segunda vez', y
d ix i ad eum: Quid, sunt dute le díxe: ¿Qué son los dos- racimos*
»ptc(s olivarim, qum sunt ju x ta de fos olivos, que estíin junto á ló#
dúo rostra aurea>_ in quibus sunt dos picos de oro*, en qye están
suffusorin ex- an-ro? los canales dé oro?
13 orí ad m e , d iu m : 13 Y me respondió, diciendo:
Numquid nescis quid sunt hcec? ;,Pt!ps qtté no-sabes lo qaees esto?
JEt dixi: Non, domine mi, . Y dixe: No, señor mió,.
14 E l dixif: Isii sunt duo 14 Y díxo: Estos son dos h i­
füii oki, qui m sistunt Dominaiori jos del aeeyte®, que estíin delante
universa te r m .. del Dominttdoc.de toda la tierra’.
principios , Tiendo quSri poco se adelantaba gunta <>U'i vez lo m ism o, aunque «sanJo ile
cada dia un ] ^ [áb rica, ro -se im ag in ó . 6 otras expresiones.
que no llegaría j st] perf.?cc>nii, 6 quo sa­ O O ram as carüarlas de sil froto.
n a obra d® muebofl años7 Pites este mismo 7 JIS. 3. Las alousar. Por osla descrip­
■se alegrará ahora, y verá AZorohabúl atco - ción pc-reoe quo en el fonílu rió la concha ó
> der con la m ayor solicitud íi 61¡a, y que en vaso superior iinbin dos piso» que sobresa­
poco tiempo la perfeccion-a y concluye. lían, y por ellos sr común icnbn el aneóte £
1 Dias cortos en la E scritura se llaman las. siete canale.4 ú l:ibos de las siete i .i Hi­
«[ucllos, en (ina se hace pono; y p o re lc o n - ■ paras,
’lrarlo ira s grctntlQi ó lleno?, los de gran­ 8 lí; un íTffbrMsmn. Dos yn^tdo?., esto
des acontecimientos. es. Jí^iis y Zorobabá!; jiorquft (d primero lo
2 "Por esta p if^ín ? p a ire e fjiie debo en - ttnbia sitio, quando filó con&igrado Pontífi­
te n d e rte la c n erd a con su -plom o do f|« e ce; y-el r«gnndn. nomo Príncipe del pue­
u san los albafiiles. " blo, !o era • también en la persona de stis
S Esta es la rar/m y confirmación de m ayores ile la estirpe’ de los líe je s do Ju d i.
lorio, P orque la providencis del Seilor qtis Vfiase el v. 2 .
Tela atentam ente sobro torio, acuíirü partí— 9 Lo? (¡ñatfs sen como.fieles Ministro»
cularmcntft ¡l Zffrobabél . para que- acabe y cier-ito res (Ib sus.Á rdencs. I5n seatido
esta obra hecha ü gloria d el Seilor. Sobro alesórhío quieren tmn^, que cslos rep re­
eslos siete ajos , véase lo qtie besam os ya sentaban ¿Ríovsés y A R!.hi<!, como ap are-
-advertido Cap. ni. 9- . eiéron con Jesns en su arloriosa transñ^ttra-
i Dtxe ú p re g u n té . E n este sentido se 'íion. Otros con S, G eriinvito son de sentir,
usa m uchas re c e s el verbo respondio, q»c fipurülMn á EoóbIi y á KIms; y con esto
S Parece que el'Aniíel no le reripondiA parece ser riei toílo-coiifornin to (fue s e le s
I k ír o al p u n t o s i n ' (Inda para e sc ila r y (íi> el Apocal, h , 4, I d J n t h itm itiaios al
tnoTcr más til enriosídad y deseo de saber lector.
io> epo KJuVdo significaba. T por eso lo p ro - -
197
CAPÍTULO Y.
E í Propheta vé un lihro (¡ue-vuela, sobre-el qw il j e r á i i ;« ir a d o s los m alói.
Vé una miu/er, que se llama la im piedad'geniada sobre un w iío . (¡de se sella
«on m a m asa'dé plomo. Dos tn’i g e n s con a la i frasía^am e$te vaíO 'á la ífcr1*
t a d i Sennaar. . '

r i w conversus sum, el l¿~ i ' X me volví, y alcé rnfs


vaci aculo* meas: et vidi, eí ecce ojo?: y miré, y vi un voTúmen * que
Volumen volans. iba vo.!¡indo. ■
2 E l dixit ad mé: Quid tu 2' - Y me dixo: ¿Qué ves tú? Y
vides? El dixk Ego video volu­ dixeí Yo veo un volumen que vué-
men volansr lonqxiudo- ejus vigin- l i t ; y es de veinte codos de largd,.
ti oubilonm ,.el latíludo ejus de^ y. d¿ díez codos dé ancl.-ó.
«em cubilonm.
3 E t dixii ad mei Iltvé e&é 3 Y me dixo: Esta es'la.maf-
mabdirtio r . quce egviditur super dícion que sn|e sobre !á haz d e'
faciem omnis t e n ®: quid omnis íóUa la tie rra 5: porque-'todo la­
fu r, s i m f ihi ■wripi-wn est,,judi- drón3, asi como esü» aiít' escritb,
cabilur: et omnis jttm ns, ex ftac será juzgado: y todo el "(futí ju ra 1,,
similifar j¡ti¡cab>iur. será asimismo, juzgado por él.
4 Educam M uí!, dicit Domi­ 4 ‘ Lo socaré5, dice el Señor
nas exercihmm : el veniel ad de loa exérc¡ los: y vendrá á la ca^
domum fú r is , íí ad dómitm ju- Síi dol inrlriín, y á la casa del que'
ranlis tu nomine meo mcndaciier: jora en mi nombro falsa motile: y
él commarnbifur in mtdio doinús morara ea medio de su ensn, y la
ejus, et cotisuMitl eam , et liqna coasumirá iVella, y á sus maderas,
ejus, et lapides ■ejus. y: bus picdriss.
5 E t egressus est ángelus, 0 Y salió fuera el Augel que
qui loquebasur in me: et dixü ad hablaba cononigo: y rae dixo: Alza
I MS- S. Un proceso. R: Í^Jl cartel. Jlicia.'
O libro, según fo usaban ios antiguos-, ¡lo­ 3 ST¡i lo q ae' se enliendcn Ibs Lransjra-
mo eslos ornti. il¿ persa mino, qua « d i e s ti­ sor«s do i.oJos los m andam ientos’de !a fo -
ban desarrollabas, cnn la 8jUacii)n' tío tm gunda tabla, ó- <iao son perlcne-cienics al
I»f<(ucfl(> vieiiio ¡íaroeia que volaban. Est« próximo. ' '
representaba id da ta Lév, y los juicios de 1 En falso, v. 4. En lo (¡ue so com pre-
Dios sabré fti pueblo, pronunciados por los bentlen lo»de la prim era la b ia , 6 que tni-
■prophetrts: et-vucln He él «unificaba su e£ e- rán h1 bonoi" c¡o Oíos. El Hebréo : Porque
pucíoh pronta y tinivrrífl1; y s;i U icaiio, la todo el qitc h a r ía , como eslá fscriio eti et :
Kra.v(!(ia',1 y larga líiiractnn i^ue tendrían. volúm/tn da la u n a - p a r te , ípreí latado* y
Lo* i k . traslailárbn u na /ios volantr.. sin todo el que júra, en falso , io n io c s ii o i-
di*da porque leyeron ’jV 'lr «a Uipar de crilo en ut de la o tra i t e ñ í lalado.
y 4 Gil» purecc aludi-rso en et Jjio - 3- A la vista de lodo el el voli’i-
«al. *l¥, 4 4. ííl sentido es ol misma. nsen i ni** mencionado , y e i íc u ta r í toda»
‘2 La m aldizion de Dios, quG va i <ler- lo?, cnstigoü q ac a-ué! s? oourteacn con ira
ramurse sobra loda U liersa de Israál-y <Ju mi pueblo.
198 LA PROPHECÍA DE JUCHARIAS.

Míe: Leva oculos itios, et vide quid tus.ojos, y inirn q u é o# eso q ue


(S Í koc, quod egredilur, sale1.
6 E i dixi:. Quidnam est? E t C Y díüc: ¿Qué co^ii us? Y
aUi Uaec est amphora eqredkns. díxo: Esttí os un c á n ta ro q ue sale*.
E t dixit'. B<%c est ocultis eorum Y <Ii,\o: SCste es el njo de ellos en
in universa turra. torJü lii tii'n ii3.
7 Et ecce. talmtiun phm bi 7 Y vi q u j Inihinn un talen*
portabalur, ct ecce mvlier una to de p5.0'n n v, y v( ¡i una m u g er
sedens in medio a'nphortt-, sentada «n in c lín di;! cántaro.
8 Et dixit: Hasc t&t impietas, 8 Y d iv t: íistü t:s la im jiie-
E t projecü eam in ni"dio áwpho- dnd Y lii ochó <:;i m edio del cá n ­
rce, et misil massain plamheam in ta ro . y p ino !n masa de p'oino
os ejus. sobre su boca ®.
9 E t tevavi oculos meos, et