Anda di halaman 1dari 6

10 mentiras sobre Venezuela / Febrero 2014

El sueño de Hugo Chávez de una revolución social en pro de los desfavorecidos y la falta de
información pesan mucho aún en la visión que se tiene de la realidad venezolana afuera. Es distinto
cuando se vive a pie de calle. Aquí expongo algunos de los tópicos errados más destacados acerca
de la situación en Venezuela.
1. El gobierno quiere la paz.
2. Hay un golpe de estado opositor en marcha contra el Presidente Maduro.
3. Los manifestantes están armados y son un peligro.
4. En Venezuela hay justicia.
5. No hay dudas sobre la mayoría electoral del gobierno.
6. En Venezuela hay libertad de expresión.
7. En Venezuela se respetan los derechos humanos.
8. Los empresarios obtienen ganancias millonarias a expensas del pueblo venezolano.
9. Venezuela ha prosperado con el Chavismo.
10. La oposición quiere acabar con el país.

1.- El gobierno quiere la paz


El gobierno bolivariano de Venezuela ha estado por años preparándose obsesivamente para afianzar
por cualquier vía su revolución. Cuenta con la milicia bolivariana de unos 120.000 voluntarios que
son formados y armados. En los barrios, los “colectivos”, militantes extremos, grupos paramilitares,
patrullan e intimidan a la población, y las FF.AA. cuentan con privilegios impensables en otros
países, ocupando además altos cargos civiles en el mismo gobierno. A todo esto hay que añadir la
inteligencia militar de la aliada Cuba que presta también servicios al gobierno. La justificación a
todo esto es la posible injerencia de EE.UU. para hacerse con las reservas de petróleo de Venezuela
y el golpe de estado contra el presidente Chávez en 2002.
A simple vista parece una razón objetiva, dados los atropellos internacionales que EE.UU. ha
perpetrado en otros países petroleros para defender sus intereses, pero esto se está haciendo a costa
de los derechos de los ciudadanos, recortando sus libertades, e impidiendo un sano escenario
democrático. Algo que es inexcusable.
¿Por qué no quieren la paz?
• Porque a la vez que el Presidente Maduro pide la paz, insulta, alienta y financia la lucha en
las calles contra quien se oponen al gobierno.
• Porque lo que está ocurriendo desvía la atención sobre los graves problemas por los que
pasa el país.
• Porque es la excusa para emprender nuevas medidas aún más duras en favor de la
profundización del ideario político de la revolución.
↑ Subir

2.- Hay un golpe de estado opositor en marcha contra el Presidente


Maduro
Las protestas que estamos viviendo empezaron en las calles con los estudiantes. Ellos se
manifestaban por la inseguridad que padece la población, pues tras 20 planes de seguridad, de 5.968
homicidios en 1999 se ha llegado a 24.700 muertos en 2013 según el observatorio venezolano de la
violencia. Más de 100.000 homicidios en la última década.

1
También protestan por al desabastecimiento que padecen los comercios debido a un control de
cambio que impide la salida de divisas del país pero que limita las importaciones, por ese motivo no
se encuentran medicinas o piezas de autos por poner sólo dos ejemplos. La producción interna ha
caído enormemente a causa de las expropiaciones de empresas estratégicas que no han conseguido
mantener su nivel de trabajo, y por la regulación por parte del gobierno, sin consultar con los
sectores productivos que aún no ha expropiado, de los precios de los productos básicos como la
harina de maíz, la leche y el pollo, lo que hace inviable producir sin pérdidas con los precios
marcados desde el gobierno. El índice de escasez en Venezuela en diciembre fue del 22,2% y pasó a
ser del 28,3% en enero según datos del Banco Central de Venezuela. Todo esto ha generado una
inflación admitida por el gobierno de un 56,2% sólo en el año 2013.
A los estudiantes se ha unido el resto de la población, y el llamamiento de Leopoldo López y María
Corina Machado a salir a la calle ha calentado el ambiente político lo suficiente como para que la
situación se saliese de control. La oposición, a través de Capriles, ex candidato presidencial, ha
pedido en todo momento que se respete el derecho de manifestación y que las marchas sean
pacíficas.
Resulta significativo que el gobierno asegure que está en marcha un golpe de estado de la derecha
con el apoyo de EE.UU. y no presente pruebas ni tome siquiera medidas contra ese país, algo que
sería altamente disuasorio ya que la mayoría del crudo exportado de Venezuela va hacia los
mercados de Estados Unidos.
¿Por qué no hay un golpe de estado opositor en marcha?
• Algunos manifestantes ejercen su derecho a expresar un cambio de gobierno, pero este es
un derecho democrático irrenunciable. La oposición está siendo perseguida, encarcelada y
en algunos casos torturada, no cuenta con armas ni medios de comunicación a su
disposición, y ha estado respetando en todo momento el juego democrático, haciendo valer
por los medios constitucionales sus requerimientos al gobierno.
↑ Subir

3.- Los manifestantes están armados y son un peligro


Muchos ciudadanos están armados en Venezuela independientemente de la ideología política que
profesen. La inseguridad que padece la población llega al punto de que puedes ser atracado en el
autobús para robarte el celular o en el mismo semáforo mientras esperas que se ponga la luz en
verde dentro de tu auto. La seguridad es extrema en las viviendas, hay vigilantes contratados en casi
todos los negocios y en las propias comunidades de vecinos, que suelen estar alambradas y
electrificadas.
Quien verdaderamente usa las armas son los “malandros” y los colectivos paramilitares de los
barrios. Las armas les llegan presumiblemente a través de su colaboración con el gobierno, y luego
son empleadas para el manejo de la droga o el sicariato.
¿Por qué se niega que los manifestantes están armados y sean un peligro?
• Durante las manifestaciones no se han recogido ni mostrado pruebas de armas portadas por
estudiantes y/o manifestantes. Los que sí han sido identificados por fotos y vídeos son
partidarios del gobierno infiltrados o enmascarados cuya identidad se desconoce. Es cierto
que ha habido destrozos, y que los estudiantes han quemado cauchos en las calles y tirado
piedras a los cuerpos de seguridad, pero el uso de la fuerza ha sido desproporcionado y no
ha habido por parte de los manifestantes respuesta armada que se haya demostrado.
↑ Subir

2
4.- En Venezuela hay justicia
La justicia está al servicio del gobierno en Venezuela. La separación de poderes no existe, y
aquellos jueces que no cooperan con el discurso oficial son encarcelados o enjuiciados.
La policía es incapaz de dar solución a los problemas de seguridad, y los delitos quedan impunes en
un 90%. De cada 100 homicidios sólo 9 sospechosos son detenidos. Esto hace que la delincuencia
sea una vía segura para los focos de pobreza que ven en ella una salida a su situación sin
consecuencias. La misma policía ha sido acusada en reiteradas ocasiones de estar en convivencia
con las bandas y ser partícipe de sus negocios.
La sociedad está polarizada entre adeptos y opositores al régimen, y bajo esta circunstancia las
asociaciones civiles de derechos humanos tienen serios impedimentos para realizar su tarea. Exigir
al gobierno que cumpla con su obligación de guardar los derechos de la ciudadanía implica ser
objeto de persecución y ser acusado de estar financiado por potencias extranjeras o por el imperio
(EE.UU.). De echo, recibir financiación de fuera del país está prohibido por ley. Aquellas que no se
alinean con la ideología del gobierno son simplemente sospechosas y puestas en el punto de
observación.
Instituciones como el defensor del pueblo no actúan en favor de los casos de denuncias de interés
general contrarias a las resoluciones del gobierno.
¿Por qué no hay justicia en Venezuela?
• Porque los jueces, los medios de seguridad, las entidades y las asociaciones civiles de
DD.HH. no realizan o no pueden hacer su trabajo.
↑ Subir

5.- No hay dudas sobre la mayoría electoral del gobierno


De la misma forma que el gobierno ha preparado a la población para un eventual confrontamiento
con una potencia extranjera, se ha asegurado de que los cambios en la reglamentación de los
circuitos de votos le sean favorables a través de las respectivas leyes aprobadas en la Asamblea
Nacional. Esta doble vía, la política y la militar, afianza su poder en favor de su ideario.
La influencia que el gobierno ejerce en los medios de comunicación, las prebendas a través de las
misiones (obras sociales) a los sectores de población más desfavorecidos, y la disuación de
implicarse políticamente que tienen los trabajadores de las empresas estatales como PDVSA a
cambio de mantener sus puestos de trabajo hacen que estos sectores de población tengan su voto
cautivo en función de lo que reciben del gobierno.
La oposición política es demonizada verbalmente en cadena nacional desde todas las emisoras de
radio y TV a la vez, e incluso en la misma Asamblea Nacional son agredidos verbal o físicamente o
inhabilitados según convenga.
Aún así, en las últimas elecciones, el gobierno ha ganado con un porcentaje de votos a favor
próximo al 2%.
¿Por qué hay dudas sobre la mayoría electoral del gobierno?
• Porque, como hacen otros gobiernos, aprovecha hegemónicamente su situación de poder
para obtener votos y perpetuarse.
↑ Subir

3
6.- En Venezuela hay libertad de expresión
El gobierno ha expropiado cadenas de televisión y otros medios de comunicación, ha sacado
emisoras de antena o ha comprado, a través de terceros, aquellos medios sobre los que no pudo
influir. Los medios impresos no pueden sacar su tirada a la calle porque no se les permite obtener
divisas para comprar papel, ya que el gobierno controla la producción de papel nacional y esta
producción es escasa. Estos días estamos viendo periódicos de 4 hojas muy limitados en
información por este motivo.
La situación hace que los propios medios se autocensuren para evitar mayores consecuencias, lo
que impide al pueblo de Venezuela tener un acceso adecuado a la información.
Los periodistas son acusados de incitar a la violencia y en algunos casos despedidos u obligados a
renunciar por contar lo que está sucediendo. Otros han decidido o han sido obligados a salir del
país.
El presidente de Venezuela aparece en radio y TV con frecuencia interrumpiendo la programación
habitual de los canales que están obligados a sintonizar con la cadena nacional; sólo en 2013 se han
contabilizado un total de 169 horas, osea, más de 7 días completos. Estos discursos se extienden
por horas y los contenidos son de índole variado, pero generalmente dispuestos a aleccionar y
cautivar a la audiencia, creando un clima de patriotismo revolucionario que sirve de justificación
para los actos que realiza el gobierno.
Las redes sociales y las páginas web sufren bloqueos a través de la empresa CANTV que canaliza
casi la totalidad del tráfico de Internet de Venezuela. Servicios como el acortador de direcciones
bit.ly o redes sociales como Twitter han lanzado comunicados exponiendo que han sido objeto de
bloqueos.
¿Por qué no hay libertad de expresión?
• Hablar en contra del gobierno trae consecuencias laborales, sociales y económicas, y en
algunas ocasiones pone seriamente en riesgo la vida de las personas que lo hacen.
↑ Subir

7.- En Venezuela se respetan los derechos humanos


Todos los países de Mercosur cuentan con un plan de DD.HH. que Venezuela no tiene y que se
niega a implementar pese a haber sido solicitado formalmente por Brasil y 150 asociaciones no
gubernamentales en 2012. Igualmente ha rechazado todas las propuestas que los países miembros
del consejo de Derechos humanos de Naciones Unidas le ha hecho en el marco del Examen
Periódico Universal (EPU) de ese organismo.
En 2013, alegando que la institución estaba politizada e iba en contra del gobierno legítimo,
Venezuela abandonó el Sistema de Derechos Humanos Interamericano dependiente de la
Organización de Estados Americanos (OEA). Con ello las víctimas venezolanas perdieron la
posibilidad de encontrar en instancias internacionales la justicia que les ha sido negada en los
tribunales locales. Venezuela deja pendiente el cumplimiento total de las 16 sentencias
condenatorias emitidas por la Corte Interamericana de DDHH entre 1995 y 2012.
Existen cerca de 40 venezolanos entre civiles y militares exiliados en países como Costa Rica y
Perú, entre ellos el exgobernador y exaspirante presidencial Manuel Rosales.
Los políticos de oposición, e incluso los jueces que hacen su trabajo, como en el caso de la jueza Mª
Lourdes Afiuni, son enjuiciados por delitos ajenos a sus funciones habitualmente con cargos y
argumentos sesgados sin posibilidad de procesos judiciales justos para justificar el discurso de que
en Venezuela no hay presos políticos. Las distintas organizaciones barajan distintas cifras, pero se

4
estima que hay entre 22 y 37 presos políticos en Venezuela. En algunos de los casos, no se presentó
una sola prueba de los hechos que se les imputan. El más reciente ejemplo es el de Leopoldo López
al que se acusaba de terrorismo y homicidio por las protestas estudiantiles del 12F, pero que sigue
encerrado en una cárcel militar a espera de Juicio del resto de imputaciones: instigación a delinquir,
intimidación pública y daños a la propiedad pública, lo que podría costarle hasta 10 años de
privación de libertad. Este político fue y sigue inhabilitado aunque la Corte Interamericana de
Derechos Humanos dictó sentencia a su favor.
Son muchos los casos de tortura de los cuerpos policiales y el ejército reportados y denunciados
ante organismos internacionales.
¿Por qué no es cierto que en Venezuela se respetan los derechos humanos?
• Porque existen paramilitares en convivencia con los cuerpos policiales que realizan el
trabajo sucio.
• Porque no hay separación de poderes ni libertad de expresión que garantice los derechos
básicos de los venezolanos.
↑ Subir

8.- Los empresarios obtienen ganancias millonarias a expensas del


pueblo venezolano
Con todo lo expuesto, cabría pensar que la solución está del lado de los delincuentes, que si no
hubiese ese problema todo lo demás se daría por añadidura. Prosperidad, abundancia y convivencia
pacífica...
Como he explicado, una parte importante del problema es la falta de control de armas, pero la
corrupción en casi todos los estamentos de poder y la falta de salidas económicas en un país cuyo
salario mínimo ronda en este momento los 3.000 BsF hace el resto.
Los que cuentan con cesta ticket, un complemento de alimentación que abonan las empresas, ven
incrementado su salario hasta los 4.100 BsF, una cifra que equivale a unos $351 ó 256€ al cambio
oficial actual.
Las medidas económicas del gobierno hacen que producir alimentos o cualquier otra cosa no salga a
cuenta, es caro y no hay dólares para poder comprar piezas o materias primas en el extranjero. Esto
genera una situación de mercado negro y de contrabando de extracción que encarece los productos
y algunos comerciantes están haciendo su agosto particular. Obviamente no son todos, y el control
de cambio de divisas y los controles de importación no estén funcionando hace pensar que quienes
se benefician más de ello son los mismos encargados de hacer cumplir esas medidas.
Es cierto que se ha incentivado el consumo, pero esto es algo temporal. Se intenta salir del dinero en
metálico comprando hoy a precio de hoy los productos antes de que suban o de que la moneda se
devalúe. La salida de dinero al exterior, buscando una moneda más estable, se realiza con tasas de
cambio de 75 BsF por dólar ó 100 BsF por Euro en el mercado negro, dadas las restricciones para la
adquisición de divisas. El incremento de esas tasas de cambio en el último año ha sido del 1.000%
sin tener en cuenta las devaluaciones.
¿Por qué no es verdad que los empresarios estén obteniendo ganancias millonarias a expensas
del pueblo venezolano?
• Con el poder adquisitivo de la población, y con los impedimentos a la importación y a la
producción, es muy difícil para las empresas venezolanas ser competitivas no ya en el
mercado exterior sino en el mismo país y obtener ingresos aceptables.
↑ Subir

5
9.- Venezuela ha prosperado con el Chavismo
La prosperidad de Venezuela en las primeras etapas de gobierno de Chávez es innegable. Se redujo
la diferencia de clases, aumentó la escolarización y mejoró el acceso a los recursos sanitarios, entro
otros logros sociales.
El discurso oficial es que estos logros son consecuencia de la revolución, pero Venezuela cuenta con
seguridad social desde 1944, cuando se funda el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, y con
una ley de educación pública gratuita y obligatoria promulgada en 1870; en el siglo XIX.
De un tiempo a esta parte, la situación está siendo otra. La política de venta de petróleo a países
hermanos a bajísimo coste aún con el precio del barril a $100, el más alto que se recuerda, la mala
utilización de los recursos y la corrupción, unidas al resto de problemas expuestos, están
consiguiendo que los programas de atención pública sean deficientes por la falta de ingresos.
Las aulas están masificadas, no cuentan con recursos necesarios y el presupuesto para las
universidades está congelado desde 2006. Las universidades públicas están fuertemente politizadas
y en lo referente a la preparación del alumnado prima en ellas la cantidad de egresados y no la
calidad de la educación.
Los hospitales públicos no cuentan con insumos ni medicinas para enfermedades como el cáncer, la
diabetes o la hipertensión, y la maquinaria con frecuencia se estropea y no es sustituida, impidiendo
dar los más elementales servicios médicos como ecografías o rayos X, o no pudiendo realizarse en
estos centros intervenciones que requieran máquinas de circulación extracorpórea por ejemplo.
¿Por qué no es verdad que Venezuela haya prosperado con el Chavismo?
• Por que lejos de lograr repartir su riqueza entre la población y hacer a todos los ciudadanos
partícipes de ella, acercando a las clases populares a un modo de vida de clase media, ha
rebajado las expectativas de la clase media hasta hacerla indistinguible de la clase popular.
El dinero ha cambiado de manos pero se ha hipotecado el futuro del país y no se han
resuelto los problemas de base.
↑ Subir

10.- La oposición quiere acabar con el país


La gente que está contra el gobierno son venezolanos y venezolanas que aman a su patria y a sus
compatriotas, pero que vive una realidad distinta a la que se promulga desde los medios oficiales.
Es la misma gente que en algún momento votó por Chávez y respaldó la revolución pensando que
ese camino sería el mejor para Venezuela, y que ha estado dando apoyo al gobierno hasta hace muy
poco. Esa gente vio con esperanza cómo alguien por fin ponía su mirada en los pobres de su país.
Esa gente ama las costumbres de su tierra y no querría vivir en ninguna otra parte que no fuera
Venezuela. Que es consciente de que se han hecho las cosas mal por ambas partes, por el gobierno y
por la oposición. Que desconfía en su mayoría de los líderes y sólo busca su espacio de prosperidad
para llevar una vida digna para ellos y sus familias. Es la gente que sí busca la paz.
Es es la gente que no se explica cómo con sus reservas petrolíferas, su clima privilegiado, sus tierras
fértiles y su minería, pasa escasez y necesidad.
¿Por qué la oposición no quiere acabar con el país?
• Porque, en una democracia, pedir un cambio de gobierno para Venezuela, a gritos, en la
calle, no es lo mismo que querer vender el país a una ideología u otra.
↑ Subir