Anda di halaman 1dari 5

El impuesto sobre la renta está catalogado como una de las principales fuentes de ingreso para la

economía de este país aunque no siempre se sabe con claridad quien y como se paga o que tanto
nos afecta como contribuyentes en realidad.

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LISR_301116.pdf

https://satgobmx.com/ley-isr-impuesto-la-renta/

El fundamento legal del pago del impuesto lo encontramos en la Constitución de los Estados
Unidos Mexicanos, en su artículo 31, fracción IV el cual establece que: “Son obligaciones de los
mexicanos el contribuir para los gastos públicos, así de la federación, como del Distrito Federal o
del Estado y Municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las
leyes”. Las características de las contribuciones son: Proporcional: La proporcionalidad radica,
medularmente, en que los sujetos pasivos deben contribuir a los gastos públicos en función de su
respectiva capacidad económica, debiendo aportar una parte justa y adecuada de sus ingresos,
utilidades o rendimientos. Conforme a este principio, los gravámenes deben fijarse de acuerdo con
la capacidad económica de cada sujeto pasivo, de manera que las personas que obtengan ingresos
elevados tributen en forma cualitativamente superior a los de medianos y reducidos recursos.
Expresado en otros términos, la proporcionalidad se encuentra vinculada con la capacidad
económica de los contribuyentes que debe ser gravada diferencialmente conforme a tarifas
progresivas para que en cada caso el impacto sea distinto no solo en cantidad sino en lo tocante al
mayor o menor sacrificio reflejado cualitativamente en la disminución patrimonial que proceda, y
que debe encontrarse en proporción a los ingresos obtenidos.1 Equitativo: La equidad radica
medularmente en la igualdad ante la misma Ley tributaria de todos los sujetos pasivos de un
mismo tributo, los que en tales condiciones, deben recibir un tratamiento idéntico en lo
concerniente a hipótesis de acusación, acumulación de ingresos gravables, deducciones
permitidas, plazos de pagos, etc., debiendo únicamente variar las tarifas tributarias aplicables de
acuerdo con la capacidad económica de cada contribuyente para respetar el principio de
proporcionalidad antes mencionado. La equidad tributaria significa, en consecuencia que los
contribuyentes de un mismo impuesto deben guardar una situación de igualdad frente a la norma
jurídica que los establece y regula.2 De este precepto constitucional doctrinalmente dan origen a
cuatro principios constitucionales en materia tributaria. Las limitaciones que se advierten son las
siguientes: (i) las contribuciones deben establecerse para cubrir los gastos públicos, lo que da lugar
al principio de destino al gasto publico, (ii) deben estar contenidas en una ley, lo que da 1 Calvo,
Enrique, Tratado del Impuesto Sobre la Renta, Tomo I, Pág. 116 2 Ibidem Pág. 118 origen al
principio de legalidad, (iii) la contribución debe establecerse de manera proporcional, limitación
que inspira el principio de proporcionalidad, y (iv) debe establecerse, también, con criterio de
equidad, limitación que sugiere el principio de equidad.

http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lcp/tellez_y_r/capitulo3.pdf
PREDIAL
IV. Los municipios administrarán libremente su hacienda, la cual se formará de los rendimientos
de los bienes que les pertenezcan, así como de las contribuciones y otros ingresos que las
legislaturas establezcan a su favor, y en todo caso:

a) Percibirán las contribuciones, incluyendo tasas adicionales, que establezcan los Estados sobre
la propiedad inmobiliaria, de su fraccionamiento, división, consolidación, traslación y mejora así como
las que tengan por base el cambio de valor de los inmuebles.

Los municipios podrán celebrar convenios con el Estado para que éste se haga cargo de algunas
de las funciones relacionadas con la administración de esas contribuciones.

b) Las participaciones federales, que serán cubiertas por la Federación a los Municipios con
arreglo a las bases, montos y plazos que anualmente se determinen por las Legislaturas de los
Estados.

c) Los ingresos derivados de la prestación de servicios públicos a su cargo.

Las leyes federales no limitarán la facultad de los Estados para establecer las contribuciones a
que se refieren los incisos a) y c), ni concederán exenciones en relación con las mismas. Las leyes
estatales no establecerán exenciones o subsidios en favor de persona o institución alguna respecto
de dichas contribuciones. Sólo estarán exentos los bienes de dominio público de la Federación, de
los Estados o los Municipios, salvo que tales bienes sean utilizados por entidades paraestatales o
por particulares, bajo cualquier título, para fines administrativos o propósitos distintos a los de su
objeto público.

Los ayuntamientos, en el ámbito de su competencia, propondrán a las legislaturas estatales las


cuotas y tarifas aplicables a impuestos, derechos, contribuciones de mejoras y las tablas de valores
unitarios de suelo y construcciones que sirvan de base para el cobro de las contribuciones sobre la
propiedad inmobiliaria.

Las legislaturas de los Estados aprobarán las leyes de ingresos de los municipios, revisarán y
fiscalizarán sus cuentas públicas. Los presupuestos de egresos serán aprobados por los
ayuntamientos con base en sus ingresos disponibles, y deberán incluir en los mismos, los
tabuladores desglosados de las remuneraciones que perciban los servidores públicos municipales,
sujetándose a lo dispuesto en el artículo 127 de esta Constitución.

Los recursos que integran la hacienda municipal serán ejercidos en forma directa por los
ayuntamientos, o bien, por quien ellos autoricen, conforme a la ley;
su artículo 31 establece como una de las obligaciones de los mexicanos, la de “contribuir para los
gastos públicos, así de la federación, como del Distrito Federal o del estado y municipio en que
residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes”.

En ese tenor, las contribuciones son la principal fuente de ingresos en el estado moderno. El
término “contribución” es una expresión genérica que engloba a todo ingreso que auxilia a
sufragar los gastos del estado; entraña -en esencia- toda aportación económica que se realiza a
favor del estado para que éste pueda realizar sus atribuciones, como son entre otras, la
prestación de servicios públicos en beneficio de la comunidad.

La legislación fiscal no define el término “contribución”, pues únicamente se limita a mencionar en


el artículo 2 del Código Fiscal de la Federación (CFF) que las contribuciones se clasifican en
impuestos, aportaciones de seguridad social, contribuciones de mejoras y derechos.

Por tanto, el impuesto predial es una especie de contribución o tributo cuya naturaleza consiste
en gravar la propiedad o posesión inmobiliaria, sin perjuicio del destino del bien, sea para
vivienda, despacho, oficina pública, edificio o local comercial.

Ahora bien, como se dijo, el propósito fundamental de toda contribución, es la prestación de


servicios públicos en beneficio de la comunidad a cargo de los órganos del estado.

Actualmente, los estados y municipios son los principales responsables de proveer cada vez más
los servicios básicos a la población. La educación, los servicios de salud y la seguridad pública
son su obligación y la tendencia es hacia una mayor descentralización.

Lógicamente, para que esos servicios básicos se puedan ofrecer y además, con calidad, se
requieren mayores ingresos, siendo el impuesto predial un elemento que puede contribuir a ello
de manera importante.

En su origen, el municipio se concibió como la pieza clave del federalismo, pues funge como el
orden de gobierno más cercano a la gente, aunque en esos inicios, esa primera organización se
concibió sin influencia política, capacidad institucional o facultades recaudatorias y de gasto.

Fue con el paso de los años y diversas reformas constitucionales efectuadas los últimos 25 años,
que se fueron descentralizando en favor de los municipios, diversas funciones y
responsabilidades, entre ellas, la recaudatoria, como se expone enseguida.

http://gaceta.diputados.gob.mx/Black/Gaceta/Anteriores/61/2012/feb/20120221-IV/Iniciativa-
10.html

https://finanzaspracticas.com.mx/finanzas-personales/etapas-de-la-vida/alquiler-o-compra-de-
vivienda/el-pago-de-impuesto-predial?print=y

La tenencia vehicular es un cobro anual que realiza el Gobierno Federal durante los primeros
tres meses del año.
Por lo que, dependiendo de la marca, línea, características del vehículo, valor del mismo y modelos
a partir de 1995 se cobra determinada cantidad.
¿Por qué la pagamos?
Este gravamen creado en 1961, fue aplicado por decreto presidencial por Gustavo Díaz Ordaz
para financiar los Juegos Olímpicos de 1968 que en ese entonces se vio forzado a implementar
este impuesto de emergencia con carácter “temporal” puesto que el país necesitaba recursos para
ser una digna sede de las Olimpiadas.
Cuarenta años después de este decreto, el impuesto se sigue cobrando y los fondos son
destinados a los gobiernos de los Estados a excepción de algunos que lo han quitado.
Se dice que la tenencia tendrá que mantenerse sobre todos los vehículos hasta que no se tengan
recursos que puedan destinarse a los Estados.
Impuestos que se pagan en México por cada automóvil sin contar el pago de la tenencia
vehicular
Por cada auto se pagan:

 IVA (Impuesto al Valor Agregado) aplicado a los materiales y piezas para el ensamble del
automóvil.
 IVA aplicado al servicio de traslado en madrinas de las plantas a las concesionarias.
 IVA al comprar el automóvil en la agencia.
 ISAN (Impuesto Sobre Autos Nuevos).
 Impuesto por pago de derechos para placas, tarjeta de circulación y calcomanías.
 Pago de Licencia para conducir.
 IVA aplicado a la póliza de Seguro contra robo y accidentes.
 Impuesto por verificación de emisiones contaminantes.
 IVA por gasolina
 IVA aplicado a las refacciones, (limpiadores, llantas, batería, molduras, tapones, etcétera)
 IVA sobre accesorios adicionales (alarmas, película anti-robo, rines, radios, bastones anti-robo,
etcétera)
 IVA por circular en autopistas.
 IVA sobre mantenimiento y servicio del auto (cambio de aceite, afinación, frenos, revisión de
niveles, descomposturas, etcétera)
 “Baja” del auto después de venderlo al cambiarlo de propietario.
 Reeplaqueo

Impuesto por tianguis

http://intranet.e-hidalgo.gob.mx/NormatecaE/Archivos/archivo75.pdf

REGLAMENTO DE MERCADOS PARA EL MUNICIPIO DE ACATLÁN, ESTADO DE HIDALGO.

Artículo 3.- Compete al Ayuntamiento dictar en cualquier tiempo las disposiciones reglamentarias
o administrativas, con el fin de establecer las políticas para la prestación del servicio público de
mercados y el comercio que se ejerce en la vía pública. En el Municipio de Acatlán, Hidalgo, se
fomentará el comercio organizado y establecido, procurando evitar la instalación de puestos fijos y
semifijos así como el ambulantaje, con el fin de brindar en forma óptima y ordenada el servicio
público de mercados en los locales, establecimientos o espacios públicos previamente autorizados
o concesionados. Los Regidores comisionados en materia de Mercados, ejercerán sus funciones de
conformidad con lo que establece la Ley Orgánica Municipal del Estado de Hidalgo.

CAPÍTULO VIII DE LOS MERCADOS DENOMINADOS SOBRE RUEDAS Artículo 34.-

53 artículos y uno tansitorio.

dof http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5148162&fecha=25/06/2010

tenencia