Anda di halaman 1dari 4

 CONCEPTO DE EXTRADICIÓN:

La Extradición es un instituto que forma parte del Derecho Internacional Público, y que se aplica dentro del
Derecho Penal, este se trata de un proceso que impulsa una autoridad estatal para enviar a un sujeto a otra nación,
dejando que las autoridades de este segundo Estado puedan desarrollar un proceso judicial contra el individuo en
cuestión o posibilitando que la persona pague en este territorio una sanción ya establecida, así se puede, de esta
definición dar dos posibles fines para un proceso de extradición: El primero para perseguir un delito y otro para
ejecutar una pena o sentencia condenatoria
En Venezuela la extradición no está supeditada a la existencia de un tratado, pues la misma procede tanto desde
el punto de vista convencional como consuetudinario, bien porque esté consagrada expresamente en un tratado
suscrito sobre la materia o encuentre su base en los principios de solidaridad y reciprocidad internacionales que
obligan a los Estados a cooperar entre sí en la lucha contra la impunidad del delito.
 PRINCIPIOS QUE RIGEN EL PROCEDIMIENTO DE EXTRADICIÓN:
Al respecto, es preciso mencionar las reglas o principios que son aplicables en el ordenamiento jurídico
venezolano:
 Principio de no entrega de los nacionales: Este principio se encuentra establecido en el artículo 69 de
la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), el cual prohíbe la extradición de
venezolanos y venezolanas. Antes de tener rango constitucional, este principio ya estaba previsto en el
artículo 6 del Código Penal, según el cual la extradición de un venezolano no podía concederse por ningún
motivo. Así mismo, el artículo 345 de la Convención de Derecho Internacional Privado o Código
Bustamante, según el cual: “Los Estados contratantes no están obligados a entregar a sus nacionales. La
nación que se niegue a entregar a uno de sus nacionales estará obligada a juzgarlo”. Ahora bien, dado que
la aplicación del referido principio no pretende la impunidad del nacional del Estado requerido, sino hacer
efectivo el derecho que tiene todo Estado de imponer por sí mismo un castigo a sus nacionales, Venezuela
al adoptarlo, lo hizo de forma tal que no diere lugar a la impunidad de los venezolanos por crímenes
cometidos en el territorio de otro Estado.
 Principio de territorialidad: Este principio determina que se debe comprobar la comisión del delito
dentro del territorio del Estado requirente para así poder aplicar el procedimiento por extradición
 Principio de Doble Incriminación: Se trata de un principio básico de la extradición que hace referencia
a que para que pueda concederse la extradición de una persona es necesario que la conducta por la que se
solicita constituya un delito con arreglo a la legislación del Estado requirente y del Estado requerido. No
puede concederse si se trata de un delito excluido expresamente de la extradición por leyes o tratados, esto
siendo de suma importancia en materia de extradición. Al respecto, el artículo 6 de nuestro Código Penal
establece que “No se concederá la extradición de un extranjero por ningún hecho que no esté calificado
como delito por la ley venezolana”. Esta disposición guarda relación con el numeral 6 del artículo 49 de
la CRBV que establece que “el debido proceso se aplicará a todas las actuaciones judiciales y
administrativas y, en consecuencia: Ninguna persona podrá ser sancionada por actos u omisiones que no
fueren previstos como delitos, faltas o infracciones en leyes preexistentes”.
 Principio de no extradición por delitos políticos: En base a ese principio se prohíbe la entrega de sujetos
perseguidos por delitos políticos propios, relativos o conexos con éstos; al respecto, el artículo 6 del
Código Penal venezolano establece que no se concederá la extradición por delitos considerados como
políticos o conexos con hechos de esta naturaleza
 Principio de denegación de la Extradición en caso de pena de muerte, pena privativa de la libertad
a perpetuidad o superior a treinta años: El Código Penal venezolano, dentro de las excepciones a la
extradición de los extranjeros contempladas en el artículo 6 señala que: “No se acordará la extradición de
un extranjero acusado de un delito que tenga asignada en la legislación del país requirente la pena de
muerte o una pena perpetua”. Tal negativa se basa en la garantía constitucional de la inviolabilidad de la
vida, consagrada en el artículo 43 de CRBV que protege al extranjero sea cual fuere el delito cometido en
el otro país. Asimismo, el numeral 3 del artículo 44 de la CRBV señala que la pena “no puede trascender
de la persona condenada. No habrá condenas a penas perpetuas o infamantes. Las penas privativas de la
libertad no excederán los treinta años”.
 Principio de especialidad de la extradición: Según el cual, el Estado requirente se compromete a juzgar
al sujeto requerido sólo por el hecho por el cual ha solicitado su extradición y no por otro distinto.
 Prescripción de la acción penal o de la pena: Constituye otro aspecto de gran importancia en esta
materia, pues no se concederá la extradición si la acción penal o la pena han prescrito conforme a la
legislación interna del Estado requirente o la del Estado requerido.

 FUENTES DE LA EXTRADICIÓN:
En Venezuela no existe una Ley especial referente a la extradición, sin embargo, el Derecho Venezolano tiene
como fuentes de la misma principalmente a los Tratados Bilaterales o Multilaterales, los Principios de Solidaridad
y Reciprocidad Internacionales y la Ley Interna. Al respecto, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de
Justicia en su Sentencia N° 333 del 22 de marzo de 2000, observa lo siguiente: En Venezuela la institución
extradicional es reconocida y regulada por el Código Penal y Código Orgánico Procesal Penal, tratados
internacionales suscritos por la República con distintos países de la comunidad internacional, además de ser
reconocida conforme a los principios de Derecho Internacional”.
En este sentido, podemos establecer como fuentes de la extradición:
1.Tratados Bilaterales o Multilaterales: Los Tratados Bilaterales son los que ligan a dos sujetos de derecho
internacional, mientras que los multilaterales son los concluidos entre más de dos sujetos de derecho
internacionales, y sirven de sustento a la extradición principalmente los siguientes:

 Venezuela y Bélgica, suscrito en 1884


 España y Venezuela, suscrito en 1894
 Venezuela y Cuba, suscrito en 1910
 Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perú y Colombia, firmado en 1911
 Venezuela y Estados Unidos, 1922
 Venezuela e Italia, 1930
 Venezuela y Brasil, 1938
 Venezuela y Chile, 1965

2. Artículo 6 del Código Penal Venezolano: El cual establece:

Artículo 6. La extradición de un venezolano no podrá concederse por ningún motivo; pero deberá ser
enjuiciado en Venezuela, a solicitud de parte agraviada o del Ministerio Público, si el delito que se le
Imputa mereciere pena por la ley venezolana.

La extradición de un extranjero no podrá tampoco concederse por delitos políticos ni por infracciones
conexas con estos delitos, ni por ningún hecho que no esté calificado de delito por la ley venezolana.
La extradición de un extranjero por delitos comunes no podrá acordarse sino por la autoridad
competente, de conformidad con los trámites y requisitos establecidos al efecto por los Tratados
Internacionales suscritos por Venezuela y que estén en vigor y, a falta de estos, por las leyes
venezolanas. No se acordará la extradición de un extranjero acusado de un delito que tenga asignada
en la legislación del país requirente la pena de muerte o una pena perpetua. En todo caso, hecha la
solicitud de extradición, toca al Ejecutivo Nacional, según el mérito de los comprobantes que se
acompañen, resolver sobre la detención preventiva del extranjero, antes de pasar el asunto al Tribunal
Supremo de Justicia

3. Código de Bastamente en sus artículos del 344 al 381, excluyendo a los artículos 348, 360 y 378,
reservados por Venezuela
 EXTRADICION ACTIVA:

La extradición activa puede ser definida como el acto de petición del país requirente al país donde se encuentra
el individuo, es decir, cuando actúa el estado requirente solicitando a otro estado, es así como una extradición es
activa desde Venezuela, si este Estado (requirente) solicita a determinada persona que se encuentre en otro Estado
(requerido).

El artículo 3 del Código Penal venezolano, establece que: “Todo el que cometa un delito o una falta en el espacio
geográfico de la República, será penado con arreglo a la ley venezolana”.

La citada disposición consagra el llamado principio de la territorialidad de la ley penal venezolana y faculta al
Estado para conocer de los delitos cometidos dentro de su jurisdicción.

Por su parte, el Código Orgánico Procesal Penal, en su Libro Tercero, Título V, artículo 382, que el procedimiento
de extradición se rige por la Constitución, las normas de dicho Título, así como, por los Convenios y Acuerdos
internacionales suscritos por la República y el artículo 383 regula la Extradición Activa, de la manera siguiente:

Artículo 383.- Cuando el Ministerio Público tuviere noticias de que un imputado al cual le ha sido
acordada medida cautelar de privación de libertad se halla en país extranjero, solicitará al Juez de
Control inicie el procedimiento de la extradición activa. A tales fines, el tribunal de la causa se dirigirá
al Tribunal Supremo de Justicia, quien dentro del lapso de treinta días contados a partir del recibo de
la documentación pertinente y previa opinión del Ministerio Público, declarará si es procedente o no
solicitar la extradición, y en caso afirmativo, remitirá copia de lo actuado al Ejecutivo Nacional.

En este sentido, se establece que cuando se tuvieren noticias de que un imputado respecto del cual el Ministerio
Público haya presentado acusación y el Juez de Control haya dictado una medida cautelar de privación de libertad
se encuentre en país extranjero, el Juez de Control se dirigirá a la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo
de Justicia, a los fines de solicitar se tramite su extradición. Para ello remitirá al Máximo Tribunal copia de las
actuaciones que fundamentan su petición. Asimismo, establece que en caso de fuga de quien esté cumpliendo
condena, el trámite ante el Tribunal Supremo de Justicia le corresponderá al Juez de Ejecución.

 LA EXTRADICIÓN PASIVA:
Es un proceso a través del cual se sustancia la petición que hace un Estado a la República Bolivariana de
Venezuela, para que una persona le sea entregada privada de su libertad, con el objeto de ser sometida a un proceso
penal o para cumplir con una pena privativa de la libertad ya impuesta por las autoridades judiciales extranjeras.
Es decir, que la extradición pasiva es la que recae sobre el Estado que tiene albergada en su territorio a la persona
que ha de ser enjuiciada o a quien se le ha impuesto una pena en virtud de la cual haya sido condenada por la
comisión de un hecho punible efectuado por la misma en el Estado requirente.
En este sentido el COPP, en su artículo 386 referente a la extradición pasiva establece lo siguiente: “Si un
gobierno extranjero solicita la extradición de alguna persona que se encuentre en el territorio de la República
Bolivariana de Venezuela, el Poder Ejecutivo remitirá la solicitud al Tribunal Supremo de Justicia con la
documentación recibida”. De tal forma que la norma antes citada establece como competente para conocer y
decidir de tales solicitudes al máximo tribunal de la república, lo cual tiene su fundamento jurídico igualmente en
la CRBV, la cual en su artículo 69 consagra que: “Se prohíbe la extradición de venezolanos y venezolanas”,
garantizando dicha norma constitucional el principio de no entrega de los nacionales, al igual que el Código Penal
en su artículo 6, el cual prevé “La extradición de un venezolano no podrá concederse por ningún motivo; pero
deberá ser enjuiciado en Venezuela, a solicitud de parte agraviada o del Ministerio Público, si el delito que se le
Imputa mereciere pena por la ley venezolana”.
De acuerdo con las normas jurídicas anteriormente mencionadas se colige entonces que para que sea procedente
una extradición solicitada al Estado venezolano se deben cumplir con todos los principios que rigen la extradición,
pero especialmente con el principio de la no entrega de los nacionales, los cuales, a solicitud de la parte agraciada
o del Ministerio Público, podrán ser juzgados por las leyes venezolanas.
Por otra parte, es importante destacar que el órgano competente para declarar si hay lugar o no para conceder una
extradición es el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), específicamente de la Sala de Casación Penal, tal y como
lo establece el artículo 29, numeral 1, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (LOTSJ):
Artículo 29. Son competencias de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia:
Declarar si hay o no lugar para que se solicite o conceda la extradición en los casos que preceptúan
los tratados o convenios internacionales o la ley.
Igualmente, el COPP en su artículo 386 antes citado y el Código Penal artículo 6 señalan al TSJ como competente
para conocer sobre los casos de extradición, para decidir si proceden o no las solicitudes de extradición realizadas
a Venezuela por países extranjeros.