Anda di halaman 1dari 11

Liceo Politécnico Profesor: Luis Ganz Contreras

Paulina von Mallinckrodt Módulo: Procesamiento de Información Contable – Financiera.


Colegios Inmaculada Concepción Correo: luis.ganz@liceopaulina.cl

Guía N° 1 “Principios Contables”

Objetivos: Interpretar Principios Contables Generalmente Aceptados a través de clase expositiva y análisis de guía de
contenidos; promoviendo la disposición.

Objetivos básicos de la contabilidad y características de la información financiera.

El objetivo de la contabilidad es proveer información cuantitativa y oportuna en forma estructurada y


sistemática sobre las operaciones de una entidad, considerando los eventos económicos que la afectan, para permitir a
ésta y a terceros la toma de decisiones sociales, económicas y políticas.

Las características cualitativas de la información cuantitativa pueden resumirse en:

 Significación: Es la relación estrecha que existe entre la información y la realidad que ésta representa, para la
que además se requiere veracidad de los datos y comparabilidad de la información.
 Confiabilidad: Es la característica esperada por el usuario, para la que se requiere objetividad y verificabilidad
de la información.
 Utilidad: Requisito que involucra que en el todo se destaque la información relevante, en forma oportuna,
incluyendo aquellas operaciones aún no finiquitadas.

Los Estados Financieros: Son el medio por el cual la información cuantitativa acumulada, procesada y analizada por
la contabilidad, es periódicamente comunicada a aquellos que la usan.

Se consideran Estados Financieros Básicos:

 Balance General o Estado de Situación Financiera: Corresponde al patrimonio resultante de la diferencia,


a una determinada fecha, entre los recursos (activos) y obligaciones económicas (pasivos).
 Estado de Resultado: Que indica cómo, por la operación de la entidad económica, ha variado dicho
patrimonio durante un período específico (ejercicio financiero).

Con el objeto que tales estados tengan las características cualitativas ya señaladas y puedan ser
entendidos por terceros, es necesario que sean preparados con sujeción a un cuerpo de reglas o convenciones
previamente conocidas y de aceptación general. Estas reglas son llamadas “Principios Contables de Aceptación
General”.
De esta forma la contabilidad descansa en principios que son la base sobre las que se han ido
construyendo los pilares que la sustentan y que se han definido para una mejor interpretación de los hechos
económicos, ellos son:

Principios Contables

1
1. Equidad:
La equidad entre intereses opuestos debe ser una preocupación constante en Contabilidad, puesto que
los que se sirven de, o utilizan los datos contables, pueden encontrarse ante el hecho de que sus intereses
particulares se hallen en conflicto. De esto se desprende que los Estados Financieros deben prepararse de tal
modo que reflejen con equidad los distintos intereses en juego en una entidad dada. Este es un principio
fundamental al que está subordinado el resto.
Ejemplo:
En una empresa hay 3 socios; los cuales son: César, Manuel y Carlos. César tiene el 45% de las acciones, Manuel el
35% y Carlos el 20%. Si las utilidades ascienden a S/.100, César recibe S/.45, Manuel S/.35 y Carlos S/.20. Por tanto se
están repartiendo las utilidades de los accionistas equitativamente.

2. Entidad Contable:
Los Estados Financieros se refieren a entidades económicas específicas, que son distintas al
dueño o dueños de la misma.
Ejemplo: El Sr. John es dueño de una disquera. John quiere comprarse una casa en la playa, para eso gasta el
sueldo que a él le corresponde en la empresa. En otras palabras: “La empresa no asume sus gastos
personales” porque John es considerado como tercero.

Este principio da a entender que la empresa o persona jurídica, desde el punto de vista contable, y su dueño o dueños
son diferentes, ya que ésta a través de sus estados financieros refleja las operaciones económicas ejecutadas en con
relación a su giro o negocio, lo que es muy diferente a los gasto propios del dueño de la empresa. En otras palabras,
todo lo que el dueño ha aportado a la empresa (capital), mientras ésta se encuentre en actividad, pertenece a esta
última y el dueño solo participará de las utilidades que se generen en el negocio.

3. Empresa en marcha:
Se presume que no existe un límite de tiempo en la continuidad operacional de la entidad
económica y, por consiguiente, las cifras presentadas no están reflejadas a sus valores estimados de realización.
En los casos en que existan evidencias fundadas que prueben lo contrario, deberá dejarse constancia de este
hecho y su efecto sobre la situación financiera.

Ejemplo:

La empresa se presume en existencia permanente salvo especificación en contrario, por lo que las cifras de sus
estados financieros representarán valores históricos o modificaciones de ellos, sistemáticamente obtenidos.

Cuando se emiten estados financieros, se asume que una entidad continuara con sus operaciones por un periodo
razonable de tiempo a menos que se exprese lo contrario, ya que si se diera tal situación, las cifras carecerían de
sentido desde el punto de vista económico.

Como no existe un límite de tiempo en la continuidad operacional de una empresa, ciertos bienes son considerados,
para su registro, con un valor económico desde el punto de vista de su utilización, por ejemplo, una determinada
empresa incurre en un desembolso para contar instalaciones que solo son útiles a su giro. Mientras exista continuidad
operación en la empresa, dicha instalación es considerada como un recurso económico que posee, y aun cuando se
puede contabilizar la instalación como un gasto, este monto se debe activar como una inversión.

2
La idea es que nadie crea una empresa pensando en que con el tiempo cesarán las funciones para la cual fue creada.
Por esta razón si se compra un teléfono con una línea telefónica, exista la posibilidad de pensar que solo el aparato debe
activarse, pues si la empresa cesara, dicho aparato es susceptible a que el dueño se lo lleve. En cambio la línea telefónica
quedará en el bien raíz, razón por la cual se contabilizaría como gasto. Si se aplica este principio como su filosofía lo
indica, se debe activar el valor de ambas cosas, sin prejuicio de que la línea debe activarse como un derecho y el teléfono
como un equipo que formara parte de su activo fijo.

En general, la adquisición de los activos fijos de la empresa se enmarca fielmente en este principio contable, puesto
que estos activos permanecerán en la empresa durante toda su vida útil, es por ello que la adquisición de dichos bienes
se debe contabilizar a valor histórico, sin prejuicio de la reajustabilidad a la cual son sometidos, para reflejar su valor
contable actualizado.

4. Bienes Económicos:
Los Estados Financieros se refieren a hechos, recursos y obligaciones económicas susceptibles de ser
valorizados en términos monetarios.

Los estados contables se refieren siempre a bienes económicos, es decir, bienes materiales e inmateriales que
poseen valor económico y por ende susceptible de ser valuado en términos monetarios.
Ejemplo:
Una empresa cuyo giro es "venta y arriendos de generadores de electricidad", contabiliza todos sus hechos
económicos traducidos a moneda (pesos) los que presenta en sus estados financieros (balance general y estado de
resultados). Sin embargo, si al cierre de los estados financieros advierte la inminente llegada de una crisis energética y
no tiene como valorizar el aumento que significará en sus ingresos esa situación, el contador debe reflejar este hecho
en los estados financieros, pero sólo en las notas anexas a éstos. Obviamente esto no tendrá una valoración monetaria.
En definitiva, la contabilidad registra los económicos reales y no presunciones de acontecimientos o intenciones que
pueden o no ocurrir.

3
5. Moneda:
La Contabilidad mide en términos monetarios, lo que permite reducir todos sus componentes heterogéneos a
un común denominador.

Generalmente la moneda de curso legal del país.

Para reflejar el patrimonio de una empresa en los estados contables, es necesario elegir una moneda y valorizar los
elementos patrimoniales aplicando un costo a cada unidad. Generalmente, se utiliza como común denominador a la
moneda que tiene curso legal en el país en que funciona el ente o empresa.

Este principio establece la necesidad que requiere la contabilidad de medir monetariamente todos los recursos y
obligaciones de una empresa, con el fin de reducir la diferencia o similitud que experimente cada uno de ellos, esto es,
tratándose de los recursos de una empresa se pueden encontrar bienes de naturaleza tan distintos como lo son el dinero
en efectivo, las mercaderías, maquinarias y derechos, entre otros. En fin, en la medida que cada uno de ellos se
cuantifique monetariamente, es posible expresarlos bajo un común denominador que en la actualidad es el peso.

No obstante, si la naturaleza de las operaciones de la empresa justificara la necesidad de llevarlo en otra moneda,
existe la posibilidad de solicitar autorización del Servicio de Impuestos Internos para ello.

Es necesario señalar que la empresa realiza transacciones en otro tipo de unidades económicas como por ejemplo
en unidades de fomento (U.F.) o en dólares (US$), obligatoriamente debe realizarse la conversión a pesos ($) para
contabilizar la operación.

6. Período de tiempo:
Los Estados Financieros resumen la información relativa a períodos determinados de tiempo, los que son
conformados por el ciclo normal de operaciones de la entidad, por requerimientos legales u otros.
La empresa se ve obligada a medir el resultado de su gestión, cada cierto tiempo, ya sea por razones
administrativas, legales, fiscales o financieras. Al tiempo que emplea para realizar esta medición se le llama periodo, el
cual generalmente comprende doce meses, y recibe el nombre de ejercicio.

Llamado también periodo contable, ejercicio contable o ejercicio económico. El estudio referente a los estados
contables debe supeditarse a un periodo fiscal corto: esto nos dará una mejor visión de la empresa para una oportuna
toma de decisiones en el futuro.

Como indica el principio estudiado, toda empresa es regulada por las exigencias legales como por la necesidad de
entregar información periódica, en lapsos llamados ejercicios que normalmente no exceden de un año. Como ejemplo,
se cita que los estados de financieros entregan información relativa a periodos determinados de tiempo, como lo es,
cada 31 de diciembre para el caso de estados financieros anuales. Ello en consideración a que también existen
presentaciones de estados financiero trimestrales, semestrales y otros, según las exigencias de los organismos
controladores de cada empresa.

Independiente de la fecha en que una empresa inicio sus actividades, los estados financieros para efectos legales de
calcular los impuestos por pagar, deben cerrarse al 31 de diciembre de cada año (normativa del Servicio de Impuestos
internos).

4
7. Devengado:
La determinación de los resultados de operación y la posición financiera deben tomar en consideración
todos los recursos y obligaciones del período, aunque estos hayan sido o no percibidos o pagados, con el objeto que
de esta manera los costos y gastos puedan ser debidamente relacionados con los respectivos ingresos que generan.

Este principio se refiere al reconocimiento de los ingresos económicos y los costos y gastos que derivan dichos ingresos.
La idea es que no se produzca una diferencia momentánea en cuanto a la adquisición del bien y el momento de su pago,
es decir, si una empresa adquiere un bien o un servicio en una fecha determinada y efectúa su pago posteriormente,
dicha operación debe quedar reflejada en los libros en el instante de la adquisición y no cuando se extingue la obligación
contraída, lo cual se realiza cuando ocurre el desembolso.
La perfecta correlación entre los egresos e ingresos se reconoce también en el caso de los gastos realizados
anticipadamente, ya que éstos deben ser contabilizados en una cuenta de activo, para posteriormente ir amortizando
las cuotas en el periodo que dicho gasto cubrirá. Así también, ingresos que se reciben en forma anticipada deben
contabilizarse en una cuenta de pasivo, para ir reconociendo los ingresos a resultados en los periodos que corresponda.
Ejemplo:
Si se contrata la mantención anual de una máquina que fabrica artículos que se venderán en la empresa en un año, no
se debe contabilizar el total de dicho pago en una cuenta de resultados, aun cuando en definitiva será un gasto. Lo
correcto, según este principio, es que se contabilice el gasto en una cuenta de activo transitorio "gastos anticipados" y
se amorticen mensualmente las cuotas que corresponden al año de vigencia. De esta forma se estará reconociendo el
gasto en cada periodo que la maquina genera los ingresos respectivos.

Otro ejemplo: la factura por el cobro del servicio telefónico que corresponde al consumo de enero, llegará a la
empresa los primeros días de febrero. Ante esta situación y de acuerdo a este principio, el gasto debe contabilizarse en
el mes que se realizó (enero), independientemente de la fecha en que será cancelada la factura (febrero), por tratarse
de un gasto realizado en el mismo mes en que se produjeron los ingresos asociados.

8. Realización:
Los resultados económicos sólo deben computarse cuando sean realizados, o sea, cuando la operación que
las origina queda perfeccionada desde el punto de vista de la legislación o prácticas comerciales aplicables y se
hayan ponderado fundadamente todos los riesgos inherentes a tal operación.

Este principio persigue fundamentalmente prevenir la aceptación de una operación, mientras ella se perfecciona o
completa a entera satisfacción del consumidor o adquirente de los bienes y servicios de que se trate. En otras palabras
el objetivo de este principio es no anticipar resultados, aun cuando exista un alto grado de seguridad de que la operación
será perfeccionada a futuro. En consecuencia, cuando la empresa realiza un pedido para su contabilización, la cual será
posible sólo cuando la venta esté completa, es decir, cuando la empresa reciba los bienes y servicios adquiridos con la
debida documentación de respaldo.

5
9. Costo Histórico:
El registro de las operaciones se basa en el costo histórico (producción, adquisición o canje), salvo que para
concordar con otros principios se justifique la aplicación de un criterio diferente. Las correcciones de las
fluctuaciones del valor de la moneda, no constituyen alteraciones a este principio, sino meros ajustes a la
expresión numeraria de los respectivos costos.
Las transacciones y eventos económicos que la contabilidad cuantifica se registran según las cantidades de efectivo
que se afecten o su equivalente o la estimación razonable que de ellos se haga al momento en que se consideren
realizados contablemente.

Estas cifras deberán ser modificadas en el caso de que ocurran eventos posteriores que les hagan perder su
significado, aplicando métodos de ajuste en forma sistemática que preserven la imparcialidad y objetividad de la
información contable.
Si se ajustan las cifras por cambios en el nivel general de precios y se aplican a todos los conceptos susceptibles de
ser modificados que integran los estados financieros, se considerará que no ha habido violación de este principio, sin
embargo, esta situación debe quedar debidamente aclarada en la información que se produzca. Toda compra se debe
de registrar en el momento de su realización con los costos de factura.
Este principio manifiesta la necesidad de contabilizar los bienes adquiridos y los producidos a su valor costo. Sin
embargo, las fluctuaciones de valores originadas por la inflación provocan cambios en el caso de los bienes adquiridos
en distintas épocas, lo que requiere de ciertos mecanismos de ajuste (corrección monetaria) para expresar el costo de
los bienes en valores uniformes. Esto no significa reemplazar el valor de costo por la utilización de un criterio distinto,
sino mantenerlos actualizados de acuerdo al nuevo valor de la moneda o valor de reposición actual del bien.

10.Objetividad:

Los cambios en activos, pasivos y patrimonio deben ser contabilizados tan pronto sea posible medir esos
cambios objetivamente.
La objetividad consiste en evaluar contablemente las actividades económicas y financieras en que participa la
empresa. Deben registrarse las operaciones en el momento que se tenga sustento de que esta ocurrió y cuando exista
certeza de su valor. Se puede observar esta situación cuando dos entes independientes uno del otro observan lo mismo
frente a un hecho económico. Los Principios de Contabilidad tienen como objetivo fijar el sistema que permita obtener
información que cumpla con los requerimientos de los usuarios.
En este principio se puede acordad que los activos, se refieren a los recursos con que cuenta una empresa, el pasivo
a sus obligaciones; y el capital al patrimonio, a la propiedad o derechos que tiene el dueño sobre la empresa. Ahora bien,
el principio analizado debe apuntar permanentemente a los numerosos cambios que pueden sufrir estos, lo cual significa
que dichas fluctuaciones no tienen que reconocerse en forma inmediata, sino que debe existir una base de medición
suficientemente confiable, es decir, verificada objetivamente.
Como ejemplo se puede citar que la empresa debe realizar una gestión de cobranza a sus deudores (cumpliendo
todas las instancias de cobro), con el fin de determinar objetivamente qué parte de la deuda podrá recuperarse
dejándola reflejada en el activo y cual no será recuperable, para imputarla a gasto, castigando el activo. De esta forma
se reflejado en el ejercicio, el cambio producido en el patrimonio por la pérdida que producirán las deudas que no serán
canceladas por los clientes.

6
11.Criterio prudencial:
La medición de recursos y obligaciones en la contabilidad, requiere que estimaciones sean incorporadas para
los efectos de distribuir costos, gastos e ingresos entre períodos de tiempo relativamente cortos y entre diversas
actividades. La preparación de Estados Financieros, por lo tanto, requiere que un criterio sano sea aplicado en
la selección de la base a emplear para lograr una decisión prudente. Esto involucra que ante dos o más
alternativas debe elegirse la más conservadora. Este criterio no debe ser afectado por la presunción que los
Estados Financieros podrían ser preparados en base a una serie de reglas inflexibles. En todo caso los criterios
adoptados deben ser suficientemente comprobables para permitir un entendimiento del razonamiento que se
aplicó.

Este principio apunta a que la contabilidad no se limita a contemplar o aplicar reglas inflexibles, ya que pueden
originarse ciertas operaciones que admiten dos o más opiniones para su análisis, las cuales reúnen la condición de ser
técnicamente aceptables. Frente a esta realidad, el principio estudiado establece que ante ellas, deberá elegirse la más
conservadora.

Ejemplo:

Un tesorero tiene bajo su responsabilidad la emisión de los comprobantes de ingreso, para documentar la recepción
de dinero. Dicho funcionario conoce perfectamente el consumo de estos comprobantes de acuerdo al comportamiento
de su uso en el tiempo. El criterio prudencial es un principio que va en resguardo de los intereses de la empresa y en
consecuencia, lo prudente seria que el tesorero no esperara que el stock se agotara para solicitar un nuevo
abastecimiento al proveedor, de manera tal, que no detenga sus funciones de recaudador por falta de formularios
señalados, y que esta situación podría poner en serio riesgo financiero a la empresa.

En este mismo contexto, imaginemos a un contador que debe decidir si el gasto que originó la implementación de una
nueva planta de producción, lo contabiliza a una cuenta de gasto o a la cuenta de activo "Gastos de organización y puesta
en marcha". Si se decide por contabilizar a gasto, la utilidad de ese periodo se verá disminuida en un monto importante.
En cambio, si elige contabilizar a activo, el gasto puede amortizar hasta en un plazo de seis años. Cualquiera de la dos
formas de contabilizar es correcta, pero si el contador aplica un criterio conservador, debiera inclinarse por un criterio
conservador, debiera inclinarse por activar el gasto y autorizarlo en el tiempo. De esta forma evita una fuerte
disminución en el resultado del ejercicio, permitiendo con ello presentar un balance con un resultado aceptable, dando
a la empresa la posibilidad de acceder, sin mayores problemas, a un endeudamiento externo para su mejor
financiamiento.

7
12.Significación o importancia relativa:

Al ponderar la correcta aplicación de los principios y normas, debe necesariamente actuarse con sentido
práctico. Frecuentemente se presentan situaciones que no encuadran con los principios y normas aplicables y
que, sin embargo, no presentan problemas, debido a que el efecto que producen no distorsiona los Estados
Financieros considerados en su conjunto. Desde luego, no existe una línea demarcatoria que fije los límites de lo
que es y lo que no es significativo, y debe aplicarse al mejor criterio para resolver lo que corresponda en cada
caso, de acuerdo con las circunstancias, teniendo en cuenta factores tales como el efecto relativo en los activos,
pasivos, patrimonio, o en el resultado de las operaciones del ejercicio contable.
En la aplicación de los principios contables y normas particulares se debe actuar necesariamente con sentido práctico.
Esto quiere decir, que ante el hecho que se den situaciones de mínima importancia, estas se dejarán pasar por alto.
No existe un acuerdo que determine la línea exacta de separación entre los hechos que son importantes y los que no
lo son, dejando de esta manera la decisión al juicio y sentido común del profesional contable.
La contadora deberá pasar por alto situaciones que no revistan demasiada importancia, aplicando el mejor criterio de
acuerdo a las circunstancias teniendo en cuenta diversos factores, como el efecto relativo en el activo, pasivo,
patrimonio o en el resultado de las operaciones.

En algunos casos existen operaciones en donde la aplicación de la técnica contable, implica un excesivo desarrollo
laboral, en consecuencia que las cifras a registrar son irrelevantes. Frente a este tipo de acontecimientos la empresa
adopta un procedimiento práctico, aun cuando no sea apegada a la teoría contable.
Ejemplo.
La adquisición de útiles de escritorio de escaso valor contable, mientras estos no se consuman, son considerados
como un recurso o activo de la empresa y se imputan como gasto en la medida que se van utilizando. Sin embargo, la
aplicación de este principio permite que la cantidad desembolsada se registre inmediatamente como gasto, evitando de
esta forma incurrir en altos costos para controlar este tipo de bienes.
En conclusión, el costo de controlar y registrar el hecho económico, debe ser menor del costo económico
propiamente tal.

8
13.Uniformidad:

Los procedimientos de cuantificación utilizados deben ser uniformemente aplicados de un período a otro.
Cuando existan razones fundadas para cambiar los procedimientos, deberá informarse de este hecho y su
efecto.
Si una empresa realiza cambios constantes en el método que utiliza en cada periodo corto, dificultará la interpretación
y comparación de los estados contables; así como también, mostrará variaciones notables en los resultados
presentados.
Este principio confirma, en caso de ciertas operaciones, la aplicación de dos o más procedimientos técnicamente
aceptables, aun cuando tengan distinto efecto en el resultado económico. Sin embargo, es necesario que se mantenga
indefinidamente el procedimiento adoptado. Con el fin de que dichos resultados sean medidos sobre una base común.
Esto es de especial importancia desde el punto de vista de los usuarios externos, ya que la información podría verse
afectada por cambios en la metodología aplicada que no sea de su conocimiento. Sin embargo, este principio no implica
que dicho procedimiento deba mantenerse inflexible a través del tiempo, puesto que pueden existir razones fundadas
que justifiquen el cambio, lo cual deberá divulgarse junto con informar el efecto en el resultado del ejercicio.
Ejemplo.
Si ponemos a dos Chef a preparar la misma receta, solo vamos a poder comparar ambos platos y definir cual queda
mejor preparado, en la medida que ambos hubiesen utilizado exactamente los mismos ingredientes, mezclando
primero, luego sazonando, para después aplicar el mismo tiempo de cocción. Si este procedimiento lo respetan
uniformemente ambos Cheff, se estaría en condición de comparar los platos y definir el mejor.
De la misma forma, el contador debe respetar uniformemente los criterios de contabilización, de manera tal que al
observar un rubro en particular, se pueda comparar su valor en el tiempo y sacar conclusiones concretas. De lo contrario,
si un mes o año se contabilizara de una forma y en otro mes o año se procediera diferente, las conclusiones y decisiones
serian incorrectas.
Sin prejuicio de ello, si el cambio es justificable y conveniente para la empresa, debe quedar explicado el cambio de
criterio en las notas anexas a los estados financieros.

9
14.Contenido de Fondo sobre la Forma:
La contabilidad pone énfasis en el contenido económico de los eventos, aun cuando la legislación pueda
requerir un tratamiento diferente.

En ciertos casos, la aplicación de diferentes disposiciones legales en determinadas operaciones, puede encontrarse en
controversia al punto de vista económico, ya que por ejemplo, existen algunos desembolsos realizados por una empresa
que para ella son o representan un gasto y que, sin embargo, no son reconocidos por la legislación como tal. En efecto,
la empresa registra el gasto, pero a la vez para satisfacer los requerimientos legales, realiza los ajustes extracontables
correspondientes. No obstante, no siempre es aplicable este principio en toda su extensión, puesto que en algunos
casos, la ley, a través de normas dictadas en virtud de ello impone el tratamiento contable a aplicar.

Ejemplo.

Un empresario le asigna un sueldo a su conyugue que trabaja efectivamente en su empresa. Para la empresa el
pago de dicha remuneración es un gasto y lo imputa en una cuenta de pérdidas que rebajará la utilidad del periodo. En
cambio el Servicio de Impuestos Internos no reconoce ese gasto como tal, con el fundamento de que el cónyuge y el
empresario forman una sociedad conyugal, por lo que se presume que en definitiva los dineros ganados por ambos,
incrementan el mismo fondo social.

Ante esta situación la empresa debe realizar un ajuste extra contable, para cumplir con la normativa vigente y
tributar (pagar el impuesto) sobre los valores en cuestión. Para tal efecto, se agregaría al resultado del ejercicio el monto
anual de éste sueldo, determinándose el monto final sobre el cual se deberá pagar el impuesto. En otras palabras, dichos
sueldos son un gasto contable pero no tributario.

15.Dualidad económica:
La estructura de la contabilidad descansa en esta premisa (partida doble) y está constituida por: a) Recursos
disponibles para el logro de los objetivos establecidos como meta y b) Las fuentes de éstos, las cuales también son
demostrativas de los diversos pasivos contraídos.

Este principio tomó como premisa la partida doble que es la ecuación fundamental en contabilidad, esto es, el activo
que representa los recursos con que cuenta toda institución (lo que la entidad tiene a su favor), es igual a su pasivo
(derechos que tienen terceros sobre ella) más el capital (derechos que tienen los dueños)

Esta igualdad es mantenida toda la vida económica de la empresa, es decir, si aumenta el activo obligatoriamente
aumenta el pasivo, si hay una cuenta que se carga tiene que haber otra que se abone.

16.Relación fundamental de los Estados Financieros:


Los resultados del proceso contable son informados en forma integral mediante un Estado de Situación
Financiera y por un Estado de cuentas de resultados, siendo ambos necesariamente complementarios entre sí.
El Balance General no es otra cosa que la formulación de la igualdad que debe existir entre los activos y pasivos,
además del patrimonio de una entidad en una fecha dada.
El estado de resultados, en cambio, se refiere a las variaciones experimentadas por el patrimonio de la empresa,
como consecuencia de las operaciones ejecutadas durante un periodo o ejercicio.
Por otro lado, este estado financiero analiza cómo se obtuvo el resultado del ejercicio en cuanto a las operaciones
del giro de la empresa (explotación) y las operaciones que no dicen relación con su giro (fuera de explotación).
Los estados financieros se complementan entre sí, no se puede sacar una conclusión si no se leen en forma conjunta,
incluyendo las notas anexas.

10
17.Objetivos generales de la información financiera:

La información financiera está destinada básicamente para servir las necesidades comunes de todos los
usuarios.
También se presume que todos los usuarios están familiarizados con las prácticas operacionales, el lenguaje
contable y la naturaleza de la información presentada.
"La información financiera está destinada básicamente para servir las necesidades comunes de todos los usuarios.
También se presume que los usuarios están familiarizados con las practicas operacionales, el lenguaje contable y la
naturaleza de la información presentada".
Toda la información proporcionada por la contabilidad, debe ser elaborada con la mayor aproximación a la realidad
de los eventos ocurridos en una entidad, pues comprende que ella es útil para todos sus usuarios. Sin embargo, cierta
información adicional puede ser requerida para atender las necesidades específicas de un determinado usuario. Es cierto
que para utilizar la información que proporcionan los estados financieros, estos deben estar capacitados para
comprender su estructura y contenido, con el objeto de interpretar correctamente la situación económica y financiera
de la entidad tratada, pero aun así, deben explicarse más detalladamente algunas partidas importante de los estados
financieros. Esta función se debe cumplir a cabalidad en las "Notas a los estados financieros".
Los estados financieros básicos hoy en día son: Balance general, Estado de Resultados y Estado de Flujo de Efectivo,
pero ninguno de ellos se podría comprender en forma clara si no existieran las "Notas a los Estados Financieros" las
cuales son un complemento a los tres anteriores.

18.Exposición:

Los Estados Financieros deben contener toda la información y discriminación básica y adicional que sea necesaria para
una adecuada interpretación de la situación financiera y de los resultados económicos del ente a que se refieren.
Ejemplo:
La posibilidad de participación accionaria de una empresa en otra entidad, es una operación que no puede ser valorizada
en los estados financieros. Para proporcionar a los usuarios mayor exactitud, están las "notas explicativas". Éstas forman
parte integral de los estados financieros y están destinadas a facilitar su lectura, aclaración, e interpretación.
En este principio se generan las "Notas a los Estados Financieros" comentadas en el principio anterior.

11