Anda di halaman 1dari 6

ESCUELA NORMAL DE EDUCACIÓN FÍSICA “Dr.

” EN CIENCIAS POLÍTICAS
Y SOCIALES “MARIO ROLANDO TORRES MARROQUÍN”

Catedrático: Enma Saray Ramos


Área: Ciencias y Tecnología de los Pueblos.
Estudiantes:
 Donal Sánchez
 José Machorro
 Leidy Súchite

Tema: Agricultura

Sección: “B”

Chiquimula, Quezaltepeque
INTRODUCCIÓN

La agricultura tiene una gran importancia en la economía de muchos países en


desarrollo debido a su significativa contribución a la producción interna y el empleo,
así como por su aporte a la seguridad alimentaria, esencial sobre todo para los
países menos industrializados. Mujeres y hombres participan en forma diferente en
las diversas actividades agrícolas, como la producción pecuaria o la de cultivos de
exportación. Dado que las repercusiones de la liberalización del comercio en estos
sectores no son iguales, sus efectos sobre mujeres y hombres también son
diferentes; pudiendo ampliar o reducir las disparidades de género existentes. Por
otra parte, dado que a menudo la formación y aptitudes de mujeres y hombres, así
como sus ingresos son distintos, también difiere su capacidad de respuesta ante los
cambios en las políticas. Así pues, la liberalización del comercio repercute en forma
distinta en las mujeres y los hombres porque son diferentes las respectivas
funciones de ambos en la agricultura y la posición que históricamente han tenido en
relación al acceso y el manejo de los recursos productivos.

La agricultura es la base de la seguridad alimentaria, los ingresos de exportación y


el desarrollo rural casi en todos los países en desarrollo. La FAO estima que la
agricultura sigue siendo la única fuente de ingresos de alrededor del 70 por ciento
de la población rural de menores ingresos del mundo, cuya mayoría son pequeños
campesinos. Los medios de subsistencia de millones de personas en el planeta
dependen de la agricultura, directa o indirectamente.
AGRICULTURA
La agricultura es la actividad humana tendiente
a combinar diferentes procedimientos y saberes
en el tratamiento de la tierra, con el objetivo de
producir alimentos de origen vegetal, tales como
frutas, verduras, hortalizas, cereales, entre
otros.

La agricultura es una actividad económica que


se encuentra dentro del sector primario, y en
ella se incluyen todos aquellos actos realizados
por el hombre, tendientes a modificar el medio ambiente que lo rodea, para hacerlo
más apto y así generar una mayor productividad del suelo, y obtener alimentos tanto
para el consumo directo o para su posterior tratamiento industrial generando valor
agregado.

La agricultura propiamente dicha tuvo su primer auge en la Edad de Piedra, en el


período Neolítico, aunque sus inicios retroceden a la prehistoria, desarrollada de
manera independiente por varias culturas. Los hombres que, hasta ese momento
en forma nómade, se apoyaron en una economía basada simplemente en la caza,
la pesca y la recolección, comenzaron a trabajar la tierra, dando nacimiento a la
agricultura y obteniendo sus primeros cultivos como el trigo y la cebada, e
incorporando a la ganadería como otra actividad fundamental para el sustento de la
vida en sociedad.

La adopción de la agricultura significó cambios estructurales dentro de las


sociedades que la incorporaron, ya que la mayor disponibilidad de alimentos
permitió el crecimiento demográfico, e hizo posible el desarrollo de una vida
sedentaria, convirtiéndose en sociedades cada vez más complejas, con una mayor
división del trabajo, nuevas normas de convivencia, y con mayor desarrollo de las
actividades artesanales y comerciales.

La agricultura llevada a cabo en forma indiscriminada e irresponsable puede tener


un impacto gravísimo en el medio ambiente. En las últimas décadas, se ha notado
un crecimiento preocupante en la producción intensiva a nivel industrial, y en la
utilización de diferentes químicos y fertilizantes que alteran los procesos naturales
de crecimiento en los alimentos y su impacto en la salud de los consumidores.

Tipos de agricultura
Se pueden clasificar a las diferentes clases
de agricultura teniendo en cuenta diferentes
criterios de análisis:

 Por los volúmenes de producción:

 Agricultura de subsistencia. Tiene


como objetivo obtener un nivel bajo
de producción, con la única finalidad
de alimentar a una comunidad estable y reducida de personas, por lo tanto,
no produce un gran desgaste en el suelo.
 Agricultura Industrial. Consiste en la producción de grandes volúmenes de
alimentos provenientes del suelo, propio de los países industrializados y en
vías de desarrollo. Está práctica tiene el objetivo no simplemente de
garantizar la satisfacción de las necesidades de la comunidad sino también
para comercializar el excedente, como ocurre con las exportaciones de
alimentos agrícolas en el extranjero.

 Por la importancia del agua en la producción:

 De Regadío. En este tipo de agricultura es


fundamental un sistema de riego aportada
por el agricultor, utilizando métodos
naturales o artificiales.
 De Secano. La humedad necesaria para la
producción es suministrada por las lluvias
y por el suelo, sin intervención del
agricultor.

 Según los medios de producción utilizados y su rendimiento:

 Agricultura Extensiva. El objetivo tenido


en cuenta no es tanto el rédito económico
sino el cuidado del suelo, ya que se
utilizan superficies amplias de tierra, pero
se obtienen niveles bajos de producción.
 Agricultura Intensiva. Se busca la
producción en masa en un espacio
reducido de suelo, siendo perjudicial para
el medio ambiente. Se utiliza generalmente en países industrializados.

 De acuerdo a la técnica utilizada y su objetivo:

 Agricultura Industrial. Esta forma de


producción tiene como finalidad obtener
magnitudes enormes de alimentos,
teniendo en miras su comercialización.
 Agricultura Ecológica. Esta forma de
agricultura tiene como prioridad la no
alteración del medio ambiente y el
cuidado del suelo, utilizando métodos y
tecnologías adecuadas.
 Agricultura Tradicional. Se caracteriza por utilizar técnicas y
procedimientos autóctonos de una región determinada, extendiéndose en el
tiempo y formando parte de la cultura del lugar.
CONCLUSIONES

1. La agricultura orgánica no certificada en los países en desarrollo es practicada


por millones de indígenas, campesinos y pequeñas granjas familiares que
producen para su subsistencia y para los mercados locales. Estos agricultores
hacen una importante contribución a la seguridad alimentaria regional: en
América Latina, representan más del 50 por ciento de la producción de maíz,
frijoles, mandioca y patatas; en África, la mayor parte de los cereales, raíces y
tubérculos; en Asia, el grueso del arroz. La mayoría de los agricultores disponen
de poca tierra y capital o, como mucho, poseen pequeñas chacras de menos de
2 hectáreas ubicadas por lo general en áreas marginales (laderas, áreas secas
o semiáridas).

2. Se estima que los niveles de pobreza aumentarán en regiones como África, por
ejemplo, a menos que se corrijan las desviaciones institucionales y políticas y se
modifiquen los mercados imperfectos que afectan a los pequeños agricultores.
La tendencia de los gobiernos es crear programas diseñados para acercar la
agricultura de las pequeñas granjas a la tecnología (de alto insumo) y a los
cultivos de mayor valor especialmente para los mercados de exportación, con el
supuesto que de esa manera se volverán más productivos y competitivos.
Históricamente, este enfoque ha pasado por encima de los pequeños
agricultores de escasos recursos mientras que las desigualdades que perpetúan
la pobreza quedan intactas.
E GRAFÍA

https://concepto.de/agricultura/