Anda di halaman 1dari 3

Capas de la hidrosfera

Capas de litosfera

Capas de la atmosfera
Civilización preclásica

El Período Preclásico (2000 AC al año 250) es una


etapa cronológica de la Civilización Maya, la cual
ocurrió en Mesoamérica. Se dio el invento de la
cerámica y comienza en ese momento una agricultura
floreciente. Durante este período se asentaron y se
crearon las sociedades y pueblos, antecesores de los
indígenas contemporáneos de Guatemala, que
habitaban parte de la extensa región llamada
Mesoamérica. Para su mejor comprensión ha sido
dividido en Período Preclásico Temprano -2000AC a 800AC-, Período Preclásico Medio -
800AC a 400AC- y Período Preclásico Tardío -400AC a 250. Este período fue una unidad
cultural que se extendía entre el valle central de México y el litoral del Pacífico en Costa
Rica. Se ignora cómo se llamaban aquellos habitantes y qué lenguas hablaban, pero se
conoce que tenían una cultura semejante, adoraban a los mismos dioses, y eran agricultores
que cultivaban maíz, frijol, calabazas, cacao. Para esto último utilizaban “sembradores”, es
decir, estacas o macanas puntiagudas, con las que horadaban el suelo para depositar las
semillas de sus plantas. Aquellos hombres ya elaboraban objetos de arcilla -ollas, tinajas,
comales, y hasta ídolos que representaban a sus dioses-. También fabricaban utensilios de
piedra, tales como metates con los que amasaban el maíz, de la misma manera en que
todavía se hace en la actualidad. Asimismo, tallaban puntas de pedernal y obsidiana para
sus lanzas. Tenían telares primitivos y tejían mantas y vestidos de algodón o de fibra de
henequén. Los pobladores de Mesoamérica construían viviendas de palos entretejidos con
cañas y barro -bajareque-, y las techaban con hojas de palma u otros materiales vegetales.

Civilización clásico

El Período Clásico (250 – 900) se refiere el período


cronológico de la Civilización Maya, durante el
cual ocurrió en Mesoamérica un gran florecimiento
de las manifestaciones artísticas, urbanísticas y
literarias. El foco principal del desarrollo cultural,
en este período, se encuentra en las Tierras Bajas.
Se divide en dos fases: Período Clásico Temprano -
250 a 550- y Período Clásico Tardío -600 a 900- . En el litoral del Océano Pacífico se han
descubierto ruinas en sitios cuyo tamaño y tipo de construcciones indican que fueron
principales centros políticos en la región. Son dignos de citarse, Balberta, en Escuintla, una
comarca económicamente importante por sus plantaciones de cacao, grano que servía
también como moneda.
Otros sitios en esa misma zona son Montana y Los Chatos, así como Palo Gordo, en
Suchitepéquez. En la parte final del Clásico sobresalió Santa Lucía Cotzumalguapa, donde
existió un Estado poderoso en cuyo ámbito se definió un estilo artístico propio, tal como se
observa en estelas, esculturas y otros monumentos. Esta región debió haber ejercido gran
influencia en la costa del Pacífico y en el altiplano. Los vestigios del complejo
arquitectónico de Bilbao, El Castillo y El Baúl, sitios estos que tenían más de seis
kilómetros cuadrados de superficie, hacen suponer que aquel fue uno de los Estados
mayores de Mesoamérica.

En el altiplano central, Kaminaljuyú conservó su importancia, aunque el sitio tuvo cambios


significativos en su evolución cultural. Su cerámica y sus construcciones sugieren una
posible intrusión de pobladores foráneos en el valle de Guatemala, ya que en algunas
tumbas se han encontrado objetos posiblemente procedentes de Teotihuacán, destacada
ciudad del Valle de México . Los mayas del Período Clásico se suele designar a los pueblos
que habitaron las Tierras Bajas del norte de Guatemala –Petén, Alta Verapaz, Izabal-, los
lugares vecinos de México –Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo-, Belice
y la región occidental de Honduras y El Salvador. Aquellos pueblos crearon una gran
civilización, según lo indican las ruinas de sus imponentes centros urbanos, como Palenque,
Yaxchilán, Bonampak, Piedras Negras, El Ceibal, Tikal, Uaxactún, Calakmul, El Mirador,
Caracol, Quiriguá, Copán y otros muchos. Los templos, palacios, estelas, inscripciones
jeroglíficas, objetos de cerámica, jade, etcétera, despertaron el interés de muchos estudiosos
de todo el mundo, desde el siglo XIX (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

C ivilización postclásica

Período Postclásico (900 al año 1525) es el último de los


período cronológicos en que se ha dividido a la Civilización
Maya, junto al Período Preclásico y el Período Clásico. El
Período Postclásico se divide además, para su estudio, en
dos etapas: Período Postclásico Temprano -900 a 1250- y
Período Postclásico Tardío o Terminal -1250 a 1525.

En el área maya, este período, se caracterizó por conflictos


internos e invasiones militares extranjeras. En las Tierras
Bajas centrales se produjo el asentamiento de poblaciones, medianas y pequeñas, alrededor
de los lagos, las más importantes de ellas se localizaban en las Islas Topoxté en Petén.

En el altiplano sucedió la expansión y consolidación militar, religiosa y económica de


quichés, cakchiqueles y tzutujiles, a expensas de otros pueblos de la zona.