Anda di halaman 1dari 2

El coloquialismo urbano rioplatense como forma de valorización de lo popular.

Resumen

En este segundo informe intentaremos una lectura reflexiva del capitulo “El coloquialismo
urbano rioplatense como forma de valorización de lo popular” del libro Poéticas de la
Transgresión de Viviana Gelado. Expondremos las ideas principales y el recorrido que
permite a la autora arribar a la tesis más importante de este apartado: El descubrimiento de
Roberto Arlt como la verdadera vanguardia argentina.

Situándose en Latinoamérica, década de 1920, Viviana Gelado se ocupará de analizar el


lugar de la cultura popular y sus formas de penetración en el espacio literario. Se abordará
el conflicto desatado entre aquellos interesados en sostener los límites entre cultura “alta” y
cultura popular, elaborando y defendiendo ciertas pautas que harían al “buen gusto”
literario y que lo consolidarían a través de un grupo de academias, suplementos de diarios
tradicionales, revistas especializadas, editoriales y demás medios prestigiosos.

Vinculado al conflicto entre cultura “alta” y cultura popular, se distingue un segundo


antagonismo muy importante que se reconoce en la oposición entre vanguardia, entendida
como antiintelectualismo, y realismo.

Para hacer referencia la situación histórica de nuestro país en el periodo estudiado,


podemos destacar fundamentalmente la presencia de Hipólito Yrigoyen como figura
sumamente relevante en la política de la época. Recordemos que hasta el siglo XIX el orden
político argentino era fuertemente conservador. El principio del cambio comenzara a fines
de siglo cuando surgen dos nuevos partidos políticos: la Unión Cívica Radical y el Partido
Socialista. Ambos partidos aparecían como una verdadera alternativa para terminar con el
orden conservador imperante.

Tras años de esfuerzo por alcanzar el poder y gracias a la puesta en práctica de la ley de
sufragio universal, el partido radical obtuvo el triunfo en las elecciones de 1916,
convirtiéndose Hipólito Yrigoyen en presidente de la nación. Nos interesa hacer referencia
a la llegada del radicalismo a la presidencia, fundamentalmente por el apoyo que este
partido recibió de los sectores liberales urbanos y de las clases medias urbana y rural.

En relación a la cultura popular, Viviana Gelado reconoce en Yrigoyen un antecedente


moderado del importante rol que desempeñará lo popular como representativo de lo
nacional y su consecuente legitimación oficial durante la presidencia de Juan Domingo
Perón en la segunda mitad de siglo XX.

Con respecto a las características de la sociedad de nuestro país durante el periodo


estudiado, es importante tener en cuenta el aporte extranjero, especialmente italiano, como
consecuencia del proceso de inmigración europea masiva comenzado a fines del siglo XIX.
En la década de 1920 los hijos de inmigrantes, alfabetizados en castellano, comenzaron a
reclamar un espacio dentro del ámbito cultural. Este sector social residía principalmente en
los suburbios, donde se concentro la vida sociocultural de los sectores populares y medios.
En estos espacios nacieron muchas palabras del lunfardo que surgen principalmente a partir
de italianismos que se incorporan a la lengua popular. Como ejemplos de estas
incorporaciones a la lengua pueden citarse palabras como laburo (trabajo – del italiano
lavoro) o mina (mujer – aféresis del italiano femmina)

No se debe perder de vista que el cosmopolitismo lingüístico de los inmigrantes italianos


asentados en los suburbios no era el cosmopolitismo legitimado por el patriciado local, lo
que explica que las manifestaciones lingüísticas de este sector hayan estado presentes
únicamente en la cultura popular.

Su español “macarrónico” era considerado, peyorativamente, un cocoliche. (244)