Anda di halaman 1dari 92

103

26 Exposición Shugaten
La fiesta de los Sohin bonsái
…Bonsái Pasión 2 … Bonsái Pasión 3 … Bonsái Pasión 4 …Bonsái Pasión 5 … Bonsái Pasión 6 … Bonsái Pasión 9 … Bonsái Pasión 10 … Bonsái Pasión 11 …Bonsái Pasión 12 … Bonsái Pasión 13

…Bonsái Pasión 14 … Bonsái Pasión 15 … Bonsái Pasión 16 …Bonsái Pasión 17 … Bonsái Pasión 18 … Bonsái Pasión 19 … Bonsái Pasión 20 … Bonsái Pasión 21 …Bonsái Pasión 22 … Bonsái Pasión 23

…Bonsái Pasión 24 … Bonsái Pasión 25 … Bonsái Pasión 26 …Bonsái Pasión 27 … Bonsái Pasión 28 … Bonsái Pasión 29 … Bonsái Pasión 30 … Bonsái Pasión 31 …Bonsái Pasión 32 … Bonsái Pasión 33

…Bonsái Pasión 34 … Bonsái Pasión 36 … Bonsái Pasión 37 …Bonsái Pasión 38 … Bonsái Pasión 39 … Bonsái Pasión 40 … Bonsái Pasión 41 … Bonsái Pasión 42 …Bonsái Pasión 43 … Bonsái Pasión 44

…Bonsái Pasión 45 … Bonsái Pasión 46 … Bonsái Pasión 47 …Bonsái Pasión 48 … Bonsái Pasión 49 … Bonsái Pasión 50 … Bonsái Pasión 51 … Bonsái Pasión 52 …Bonsái Pasión 53 … Bonsái Pasión 54

…Bonsái Pasión 55 … Bonsái Pasión 56 … Bonsái Pasión 57 …Bonsái Pasión 58 … Bonsái Pasión 59 … Bonsái Pasión 60 … Bonsái Pasión 61 … Bonsái Pasión 62 …Bonsái Pasión 63 … Bonsái Pasión 64

…Bonsái Pasión 65 … Bonsái Pasión 66 … Bonsái Pasión 67

*
…Bonsái Pasión 68 … Bonsái Pasión 69 … Bonsái Pasión 70

*
… Bonsái Pasión 71 … Bonsái Pasión 72 …Bonsái Pasión 73
*
… Bonsái Pasión 74

…Bonsái Pasión 75 … Bonsái Pasión 76

*
… Bonsái Pasión 77 …Bonsái Pasión 78 … Bonsái Pasión 79

*
… Bonsái Pasión 80 … Bonsái Pasión 81 … Bonsái Pasión 82

*
…Bonsái Pasión 83 … Bonsái Pasión 84

…Bonsái Pasión 85

*
… Bonsái Pasión 86 … Bonsái Pasión 87 …Bonsái Pasión 88

*
… Bonsái Pasión 89 … Bonsái Pasión 90 … Bonsái Pasión 91

*
… Bonsái Pasión 92 …Bonsái Pasión 93 … Bonsái Pasión 94

COMPLETE SU COLECCIÓN
OFERTA PROMOCIONAL

*
…Bonsái Pasión 95
De 1 a 6 revistas = 6€ unidad De 7 a 24 revistas = 5€ unidad A partir de 25 revistas = 4€ unidad
Colección BP = 259€ (2002 a 2017) del nº2 al 95 (salvo nº1, 7, 8, 35) Gastos de envío de 1 a 6 unidades = 3€
Más de 6 unidades = Portes incluidos para península (Otros destinos consultar precio).
(En esta oferta no se incluyen los números especiales marcados con asterisco )
Puede realizar su pedido : Tel (34) 977 47 10 19 - Fax: (34) 977 41 10 24 info@mistralbonsai.com
Mistral Bonsai S.L. / Ctra N340 Km 1093 / 43894 Camarles (Tarragona) España.
2 Números especiales 13€ (11€ suscriptores)
103
Director:
Josep M. Miquel Recuperando una sabina en mal estado.
josepmaria@francebonsai.com Kawabe, Takeo.
Traducción y corrección: 2
Momoyo Nishiyama.
Aimée Díaz.
La vida con los bonsáis vista por una autora de Manga.
Administración: Hyakuman Yuuki.
Jordi Fontanet.
28
Redacción:
Isabel Hierro,
Juli Pascual, Reparación de un tejo.
Warren David. Kimiwada Isao.
maquetacion@mistralbonsai.com
36
Publicidad y suscripciones:
Warren David.
info@mistralbonsai.com Reforma de Juniperus de Toohoku.
Edita: Ramificación realizada con injerto de aproximación.
Jardin Press Kimura Masahiko.
jardinpress@bonsaipasion.com
47

26 Exposición Shugaten (Elegancia de otoño).


77

© Jardin Press
Bajo licencia de: Bonsai Sekai Dedicamos una gran parte de este número a la "reparación"
Tokio, Japón.
de los bonsáis.
Al contrario de lo que piensan los principiantes, un bonsái
nunca se "acaba". Con el tiempo los árboles envejecen, y
Impreso por: aparecen nuevas características que los hacen aún más in-
Jordi Dassoy, teresantes: la madera seca envejece de modo inesperado,
impressor
D. L.B. B-33252-2002 una rama se seca o se debilita y la acabamos cortando o
ISBN: transformando en madera seca, el crecimiento de las ramas
978-84-96291 -20-1
nos descubre formas aun más interesantes, el nebari se ha
ensanchado de manera espectacular...
Todo esto hace necesario emprender nuevos trabajos que
realcen continuamente las características de cada árbol.
Cambio de frente, de ángulo de plantación, injerto de nue-
vas ramas, etc.
La lista de trabajos sería interminable.
A diferencia de las otras obras de arte, los bonsáis cambian
Con la colaboración del incesantemente, y no terminan cuando el autor los deja de
Equipo Técnico de Mistral Bonsai. trabajar.
Al contrario, la experiencia de aprender a dejar paso a las
transformaciones inevitables de la vida es quizás una de las
enseñanzas más profundas que nos puede enseñar el cultivo
de los bonsáis.

1
Recuperando una sabina en mal estado
Kawabe, Takeo

Juniperus chinensis var. Itoigawa, en casa del Sr. Ishihara Shinji.


La foto está tomada el 21 de mayo del 2017.

Este trabajó empezó en abril del 2005, al Takeo. Al llegar, el Sr. Kawabe quedó impre-
recibir una llamada en la editorial. sionado por la belleza del árbol.
Una señora que vive en Tokio y que conoce El Sr. Kawabe llevó una hoja de papel blan-
nuestra revista nos explicó que tenía un co que colocó debajo de las ramas que agitó
Juniperus en casa de sus padres en Toohoku, con la otra mano.
y que quería trasplantarlo. De este modo pudo descubrir una gran
¿Era la temporada adecuada? cantidad de diminutos puntitos rojos que se
Les preguntamos si le daba el sol a su jar- movían, lo que denotaba que el árbol es-
dín, y por su respuesta nos pareció correcto. taba afectado por una gran plaga de araña
Visitamos a esta señora en el mes de mayo, roja. El Sr. Kawabe trató inmediatamente el
y encontramos unos preciosos Juniperus cui- árbol con un acaricida, y propuso plantarlo
dados por su padre, quien estaba jubilado en una maceta ligeramente más grande,
y que por problemas de salud ahora vive en para conseguir que aumentara su fuerza.
Tokyo. En realidad las raíces en la tierra no estaban
Su padre se vio obligado a deshacerse de ahogadas, ya que la tierra no estaba mal,
la mayor parte de sus bonsáis. En aquella SHURVXYLJRUHUDÁRMR\QRYHtDPRVSXQWDV
temporada estaba muy cansado y parecía blancas, como sería normal en esta tempo-
casi que no podía caminar. rada.
Al mirar este Juniperus de Itoigawa, vimos Había que realizar un trabajo de urgencia
que la tierra no drenaba bien, y les propu- para mejorar el vigor del árbol.
simos algunas formas de mejorar el drenaje El Sr. Ishihara Shinji, su propietario dio carta
de forma provisional, pero nuestros conse- blanca al Sr. Kawabe para que realizara
jos no dieron resultado. todos los trabajos necesarios.
$OÀQDOGHFLGLPRVSURSRQHUOHVTXHHVWHWUD- Al mismo tiempo que el árbol se recupe-
bajo lo realizara un profesional, y de este raba, el Sr. Ishihara parecía recuperar su
modo el árbol llegó a casa del Sr. Kawabe fuerza y su ánimo.
2
El Sr. Ishihara y el señor Kawabe encontrándose
al cabo de un año.
El Sr. Kawabe propone un cambio de maceta
(Hachimashi), plantándolo en una maceta un
poco más grande, sin realizar un verdadero
trasplante.
De este modo el árbol es más fácil que recupere
parte de su vigor.
La idea es que las raíces encuentren una tierra
ligera en la que puedan crecer con fuerza.

Los propietarios frente al árbol cuando


ya empezaba a recuperar su fuerza.

Trató con un eficaz acaricida las hojas afectadas por araña roja.
Al cabo de dos semanas del primer tratamiento, el árbol empezó a brotar.
3
El Sr. Kawabe llevó el árbol al taller donde realiza
todos los trabajos.
Una tierra muy compacta es la causa más
frecuente de que las raíces no crezcan bien.
Revisó el estado de las raíces y decidió
trasplantarlo en una maceta un poco más
grande, para que el árbol recupere su fuerza.
Creía que la tierra estaría compacta y en mal
estado, pero no estaba tan mal como creía.
Al final lo que tenía el árbol era un gran ataque
de araña roja, que duraba todo el verano.

Tamiza la akadama, de grano un poco grande.


El Sr. Kawabe utiliza una akadama siempre completamente seca.
4
Con unos palos de bambú, afloja la tierra del borde interior, para poder sacar el árbol de la maceta.

Saca el árbol tirando de la base del tronco.

El árbol ha salido de la maceta sin que se deshaga el pan de raíces.


Podemos ver que las raíces laterales no son muy vigorosas.
5
Deshace un poco las raíces del fondo, para ver si
puede quitar la tierra de esta parte.
La idea es no ocasionar un gran esfuerzo al árbol.

Estado del borde de la tierra. Estamos en el mes de julio, por lo que el color de las raíces laterales
debería ser más blanco. Antes de sacar el árbol de la maceta, viendo su aspecto ya sabíamos que
el estado de las raíces no sería excelente. La parte buena es que la tierra no está compactada.

Lo trasplantará en una maceta de cultivo, un poco más grande que la actual.

6
Casi no deshace la tierra de los lados, pero si que trabaja la parte superior de la tierra, que al estar
envejecida no deja pasar bien el agua. Así trabaja y peina con cuidado las raíces superiores.

En el fondo de la maceta de cultivo pone una capa de drenaje, de grano grueso.


Mirando el árbol, al lado de la maceta, se nos hace evidente que casi no ha tocado la tierra.

Esta vez no es necesario pensar mucho en el ángulo y posición de plantado:


simplemente lo planta en la maceta para que recupere su fuerza.

Llena cuidadosamente de tierra el espacio que queda entre el pan de raíces y la pared
de la nueva maceta. Lo primordial es aumentar la fuerza de esta sabina.
7
Después de colocar una buena parte de la akadama nueva, la hace entrar con la ayuda
de los palillos de bambú.

Es imprescindible que el árbol quede perfectamente ajustado a su nueva maceta.

Ata el alambre de cobre al borde de la maceta.

Con un solo alambre de cobre no podremos fijar bien el árbol: coloca un segundo alambre
que ata a la maceta de un modo parecido.
8
Coloca los dos alambres paralelos, y los retuerce con fuerza, para que el árbol quede
bien sujeto a su nueva maceta.

Por último, aprieta el alambre de cobre tirando con las tenazas.

Retuerce el alambre para ajustarlo con fuerza, de esta manera el árbol no se moverá en la maceta.

Después de fijar el árbol, repasa con los palillos para que no queden huecos dentro de la tierra.

9
Después del casi trasplante riega con mucha agua hasta que el agua sale casi limpia.
Después, durante dos semanas, lo cuida en un lugar resguardado del viento, donde se mantenga
una buena ventilación y humedad.

3 de agosto del 2017. Al cabo de dos semanas del trasplante, ya lo colocó en los estantes
debajo de una malla de sombreo. Poco a poco, el color del árbol iba mejorando.

Esta foto está sacada el 3 de agosto del 2017. Encima de las sabinas, colocada muy alta, vemos una malla de
sombreo, para evitar los golpes de calor en verano manteniendo la ventilación de las ramas. Esta sabina está
10
junto a los famosos tejos del Sr. Kawabe. La malla de sombrero mejora el color de las hojas de los árboles.
22 de septiembre del 2017. Después de pasar un verano muy caluroso, se nota la nueva brotación
en las puntas de las ramas.

Un año después de llegar a casa del Sr. Kawabe, se empieza a ver la mejora de las hojas.

21 de enero del 2018. El invierno ha llegado, y el color de las hojas oscurece.


Aún está en los estantes de los tejos. Es fácil ver que mejora rápidamente.
11
13 de abril del 2018. El color de las hojas nos indica que la brotación será buena.

Las hojas mejoran, al mejorar el vigor del árbol.


Esto nos indica que las raíces se están desarrollando bien dentro de la nueva maceta.
El crecimiento de las raíces de las sabinas dura hasta otoño, por eso, es factible realizar un segundo
trasplante a final de otoño.

12
23 de junio del 2018. Después de una ligera formación con alambre. El objetivo es que el sol llegue al
interior de las ramas. La idea es trasplantarlo en otoño con esta inclinación.

Vista del lado izquierdo. Las hojas de la parte trasera están más densas.

13
1 de diciembre del 2018.
Empieza la nueva formación de verdad.
Limpiar la madera seca del tronco con arena a presión

Antes de trabajar con la arena a presión, protege las hojas envolviéndolas con tela.
Así la arena no las dañará.

El Juniperus preparado en la caseta para el trabajo con arena.

14
El Sr. Kawabe se viste de buzo, con un traje hermético para impedir el paso de la arena.
Pero a veces aún entra un poco de arena.

Durante el trabajo de soplado de la madera. Vemos como trabaja en medio de una nube de arena,
a través de la ventana.
15
Utiliza un foco para ver un poco mejor como avanza el trabajo.
Pero todo y con el foco cuesta mucho apreciar bien el resultado del trabajo.

Al terminar el trabajo quita la tela que protegía las hojas de la arena.

Inmediatamente después del trabajo se duchará para eliminar los restos del polvo.

16
Cambio del aspecto de la madera seca.
Mayo del 2017, aún en casa del Sr. Tanaka.

Junio del 2018, antes de limpiar la madera con arena.

La madera después del trabajo con arena (Kezuridashi).

17
Segundo trasplante
Mirar bien hasta donde se puede quitar la tierra vieja

Después del trabajo con la arena la madera seca se distingue perfectamente de la parte viva.

Sacar de la maceta. Este es el momento más emocionante del trabajo, en el que vamos a ver
si se cumplen nuestras esperanzas.

Justo después de sacarlo de la maceta. No vemos la cantidad de raíces que esperábamos,


pero la tierra se mantiene sin deshacerse, lo que indica que las raíces están creciendo bien.
18
Se ven muchas puntas de raíces blancas.

Al peinar las raíces se secan muchas raíces finas, por eso las remoja con frecuencia.

Corta alguna raíz vieja y gruesa, innecesaria.

Con los palillos limpia con cuidado la tierra dura que se agarra con fuerza a la base del árbol.
Intenta quitar un poco más de tierra vieja que en el primer trasplante.
19
1 de Diciembre del 2018.
No quitar más tierra de lo necesario, pensando en
la seguridad del árbol.
Fijar el árbol a la maceta:
Trabajo imprescindible para acelerar el desarrollo de
las nuevas raíces.

El Sr. Kawabe cortando los pedazos de bambú que utilizará para fijar bien el árbol a la maceta.

Desgaja los pedazos de bambú con unas tenazas planas.


Es muy facial quebrar los pedazos de bambú en el sentido de las fibras de la madera.

Prepara palillos finos y suficientemente largos.

20
Clava el bambú para corregir el ángulo de plantación con más facilidad.

Coloca el árbol en la maceta, de modo que el bambú toque el borde de la maceta,


asegurando así el ángulo de inclinación deseado.
21
Clava en la tierra un segundo palillo de bambú, para poder atar el árbol sin dañar las raíces.

Utiliza un martillo para hacer entrar el bambú entre la tierra.

Ahora todo está preparado para poder fijar bien el árbol.

Prepara el alambre para sujetar el árbol a la maceta: pasa este alambre por los agujeros
del fondo de la maceta, y lo ata en los palillos de bambú.
22
Corta el alambre a la longitud necesaria para atarlo en los palillos.

Dobla el alambre de aluminio, de manera que pase por dos agujeros del fondo de la maceta:
preparemos tres alambres intercalándolos.

Cuando los alambres están preparados colocará un poco de tierra en el fondo de la maceta:
una mezcla de pomice y akadama de granos medianos.

Este trasplante no es un simple cambio de maceta como la vez anterior. Ha quitado bastante tierra
del fondo del árbol, por eso, después de la capa de drenaje hay espacio para poner un montículo
de tierra de cultivo. 23
Ha peinado más la tierra, y lo vuelve a plantar en su antigua maceta. Los palillos de bambú,
a los que ata los alambres, quedarán ocultos en el interior de la tierra.

Ata con fuerza los alambres, retorciéndolos sobre el bambú.

El árbol queda fuertemente fijado a la maceta sin dañar las raíces.

Después de fijar bien el árbol a la maceta, añade tierra, de modo que no queden huecos
entre las raíces o entre estas y la maceta.
24
Con la mano izquierda, comprueba que ya no entra más tierra en esta maceta.

Cuando acaba de añadir la tierra, aprieta un poco más el alambre, para acabar de fijar perfectamente
el árbol

Retuerce el alambre para ajustarlo con fuerza, de esta manera el árbol no se moverá en la maceta.
Tira de los alambres antes de retorcerlos.

En este momento esconderá las puntas de los alambres en la tierra.

25
Es importante que el árbol quede fijado perfectamente a la maceta, lo que podemos comprobar
levantando el árbol recién trasplantado por el tronco.

Alambra sin llegar a la punta de los brotes, que han crecido bien.

Esta vez, el ángulo de plantación es casi el definitivo. Por eso con unos tensores coloca las ramas
principales en su posición definitiva.
26
Después de trasplantar riega con mucha agua y continúan los cuidados normales.

Así queda el árbol después de estos primeros trabajos.

27
Así es como riego

En una clase de bonsái me La vida con los bonsáis vista


dejaron una regadera de cobre: por una autora de Manga
¡Que suave que sale el agua!
Autora: Hyakuman Yuuki.

¿Cuánto
Ya ¡Abre tiempo ha
voy… el grifo pasado
Butako! desde que
empezamos
a usar esta
manguera?

Regar Creo
así es que un
mucho año…
más
cómodo.

Regar con
manguera
Desde que es mejor,
llegué a Regadera además
tener más de puedo
30 bonsáis, escoger
no acababa como sale
nunca de Ducha el agua…
regar con la
regadera.
Cocina

El otro día
por error
Nooo!
engegué el
chorro
Vaya demasiado
susto. fuerte.

Splash!
Terraza

28
Este año el
verano fue
muy cálido
en Oomiya. Muchos días tenía que
El calor era regar tres veces, por eso
horrible. instalé esta manguera.
Qué calor!
Me muero!

Pero en
verano Y tiene
es casi suerte Es verdad los
normal de que que trabajan en
regar más trabaja una empresa o
de dos en casa… lejos de casa, no
veces al si no, no sé cómo pueden
día, no sé sé cómo regar.
de qué se regaría.
queja.

¡Pero y si hay
Así sí que un corte de
se puede agua o de luz! Me gustaría
Hay sistemas fáciles regar Realmente si que los que
de instalar, de riego incluso puedes regar tu trabajan
automático… estando es lo mejor. en casa se
Y no son caros! fuera de Es una de las acercarán al
casa. pocas ventajas abismo de los
Así sí de ser bonsáis.
autónomo.

Se controlan
con el móvil.

29
Ahora Luego entendí
estoy Sí que aunque pasen
empezando a La primera vez muchos años
comprender que escuché nunca se acaba de
el verdadero lo de los 3 aprender.
sentido del años, creí
riego… que era una
exageración…

¿No dicen
que se ¡Si que
precisan 3 tarda!
años para Hace ya
empezar a casi 7 años
aprender a que cuida
regar? bonsáis…

Vaya!

Aunque muchas
Ahora entiendo por veces no sepamos
que hay que mirar ver lo que sienten
Sí. el aspecto de cada los árboles. Pero a
árbol cuando voy a veces entendemos
regar a algunos.

Cuando Según
un árbol no bebe donde
mucha agua, viven, los
aunque esté bien árboles
de salud… es se secan
que la maceta de modo
está llena de distinto
raíces, y puede
que necesite un
trasplante
Por ejemplo,
los árboles Las plantas
recién Los
muy fuertes árboles
beben trasplantadas
drenan muy débiles
mucha beben
agua… bien aunque
no beban mucho
menos

30
Sí, pero Pero todo Al principio los aficionados seguimos lo que nos
hasta que esto ya está aconsejan en los libros o peor aún en internet.
no te pasa escrito en Regamos sin comprender bien el porqué…
a ti… los libros de hasta que nada va bien y es cuando empezamos
bonsái ¿no? a aprender.

Es como
conducir un
coche o leer cómo
se conduce.
Hay que acabar
conociendo el
estado de cada
árbol

Se aprende
Y no pasa eso solo con a cuidar
el riego sino con todos bonsái
los cuidados, abonado, repitiendo
trasplante, poda… el trabajo
Nunca acabamos de cada día.
aprender y esto es
lo interesante de los
bonsáis.

¿Le pasa Siete años para el


igual con ¡Pues ¡Tonto! riego, siete para
todos los vaya! Todo se el trasplante, siete
trabajos? aprende para aprender a
de forma podar, siete más para
simultánea. abonar bien, siete
para alambrar...
¡Ésta se muere
¡Vaya de vieja antes!
ánimos ¡Pobres
que me árboles!
das!

31
Un rincón precioso

¡Cada vez que hablo de bonsái


mis amigos me miran como si
fuera un bicho raro!
¿Seré demasiado pesada?
No, seguro que no.
Eso creo...

Voy a ¡Vale!
Descansas? descansar Vamos al
Yo quiero ir a museo de
pasear… bonsái de
Oomiya.

Yo
tengo La
El Museo de un entrada
bonsái de pase vale
Oomiya es el para menos
primer museo todo el de tres €
de bonsái del año
mundo.
¡Y esta tan solo a
5 minutos de mi
casa!

¡Y qué!
Cuando
muestra
su pase
hace una
cara…

Esta
se lo
cree.

32
cualquier momento
muchos bonsáis en
(1) Se pueden ver
Aparte de las
Ahora exposiciones
les voy a especiales, no hay Es
explicar ocasiones en las normal,
las tres que se puedan claro.
mejores ver tantos bonsáis
cosas del juntos como en este
museo. museo, además las
exposiciones solo
duran unos días.

2. Le gusta a todo
También

el mundo.
se explican
las palabras
que se usan
en bonsái,
Se lo pasan shari, jin,
bien tanto los nebari etc. en
aficionados al japonés y en
bonsái como los inglés.
que no lo son.

Hay de
todo
realmente impresionante.

Hay
3. La presentación es

muchos
¡Vaya! Pensaba árboles
que la Señorita que son
Hyakuman sólo verdaderos
se interesaba Este se llama tesoros.
por los bonsáis Chionomatsu.
pequeños. Tiene casi
500 años de
edad.

33
Hay árboles
que son Pero solo
verdaderas se puede
Es realmente estrellas en contemplar
un dragón el mundo del Higurashi, durante un
verde… bonsái, como Impresionante periodo
Seryu. Nunca limitado.
me canso de
verlo.

¡Que ¡Y ahora! En la vida


dice este Las tres ¡Pero de todo
loco! peores que pegas tiene sus
cosas habla éste! pegas…
de este
museo…

Claro, es
No. un museo
municipal.

Pero
hay que
No nos cumplir
podemos siempre
quejar de las reglas.
nada.

34
Hay muchos
funcionarios ¡Todo es muy serio!
Y tampoco Los sitios oficiales no
que aman el se hacen
bonsái, pero son como los jardines Pero la exposición
actividades de los verdaderos especial del Sr.
nunca saben que no estén
si se quedarán bonsaistas. Takeyama fue
planificadas impresionante
durante mucho con mucha
tiempo. antelación.

Entidad
Pública.
Entidad
privada.

Yo soy una ¡Aquí hay


novata en muchos
bonsái y recuerdos!
no puedo Llaveros,
criticar En el cosas
nada. museo hay nuevas
¡Menos tiendas
mal que donde ella
se da se deja el
cuenta! dinero.

Y no
podemos
dejar de
Siempre pasar por el
la mercadillo
atienden de la
muy Cooperativa
bien... de bonsái de
Oomiya.

¡Habíamos salido
solo para pasear, y
¡Hay que ya vuelve cargada!
aprovechar
las buenas ¡No tiene
ocasiones! remedio!

35
Reparación de un tejo

Taxus cuspidata, 65 cm. Es un árbol de yamadori, que debe tener más de 100 años, y que vive en
maceta desde hace casi 30 años.
El segundo tronco se ocasionó por la rotura de la madera seca del tronco que estaba podrida.
Mejorar la armonía entre los dos troncos es lo que quizás le dará valor como bonsái.
Pero de momento esto es solo una esperanza, desde el frente actual no se acaba de apreciar su
verdadero valor. El Sr. Kimiwada nos dice: me da pena que su propietario no lo supiera apreciar en su
justo valor. Notamos que el árbol ha estado descuidado viendo que los pinzados se han descuidado y
que las ramas se han alargado desordenadamente, secando los brotes interiores.
Es verdad que las ramas se bajaron con alambre pero no se dieron curvas bonitas.
El árbol no está nada compacto. El trabajo debe dirigirse a mejorar todos estos puntos.

El Sr. Kimiwada nació en 1944, en Ibaragui. Empezó a trabajar bonsáis cuando tenía 19 años,
aprendiendo las primeras nociones con los bonsaistas de su región.
En el año 2007 abrió su jardín Bonsaiwarakuan en la ciudad de Sodegaura, dedicándose
definitivamente como profesional.
Su dicho favorito es: Bienvenidos los árboles especiales o los que desprecia la gente. Con ellos se
pueden formar bonsáis verdaderamente interesantes y divertidos.
36
Con el frente actual se nota la separación de los dos troncos, pero desde este lado no se expresa bien
toda el potencial del árbol. Su idea es poner el frente por donde se cruza el tronco pequeño delante
del tronco principal, girándolo unos 35º en el sentido de las agujas del reloj.
El tronco pequeño que cruza puede inquietar a muchos, pero en cambio demuestra una forma
especial, que no parece imaginada por el hombre.
Con esta cara el movimiento del tronco principal también es mejor.

Es un árbol que parece de doble tronco, aunque en realidad el segundo tronco se separó al quebrarse
la madera seca del tronco. La formación del que ahora es el tronco secundario es lo que lo puede
convertir en un bonsái realmente interesante. 37
(1) Acortar las ramas demasiado largas,
para conseguir brotes interiores

Primero empieza quintando todos los alambres.

Corta las ramas largas hasta las primeras ramas laterales cerca de la base.

Los tejos, como las sabinas, en primavera son capaces de brotar con fuerza después de una poda como esta.

38
Recorta también las ramas que están más densas, buscando las ramas laterales inferiores.

Aclara también las ramas, reduciéndolas lo mas posible al hacerlo.

Así en primavera saldrán nuevos brotes que permitirán espesar las ramas.

39
Al crecer las puntas de las ramas sin control, muchos brotes interiores se secaron.
Ahora hay que cortar todas estas ramitas secas.

Después de podar. 58 cm. Aquí vemos el nuevo frente, girando el tronco e inclinándolo hacia adelante.
Así en el próximo trasplante de primavera lo plantará en esta posición.
40
(2) Limpiar

Pela la piel vieja de las venas vivas del tronco con un cepillo metálico suave, hasta encontrar
la piel fina, descubriendo así el color rojizo de la piel, típica de los tejos.

Con un cepillo eléctrico repule la piel fina del tronco, destacando aun más su color rojizo.

También limpia con un cepillo la madera seca del tronco.

Limpia el shari con un cepillo eléctrico, quitando la suciedad y alisando la madera.

41
(3) Alambrar

Antes de alambrar quita las hojas de la base de las ramas pequeñas,


para que pueda mover mejor las puntas de los brotes.

Alambra las ramas gordas con alambre de cobre de 2,6 mm.


De esta manera gira hacia adelante las ramas del tronco pequeño.

42
Alambra las ramas de grosor mediano con alambre de cobre de 1,6 mm.

Alambra las ramas pequeñas con alambre de 1 mm.

Alambra las puntas de las ramas con alambre de 0,8 mm.

Puntas de las ramas después de alambrar.

43
Levanta las puntas de los brotes. En los tejos las puntas de los brotes no se levantan
solas como es el caso en los Pinus thunbergii, por eso los levantamos con alambre.

Después de levantar.

Baja las ramas gordas traseras con la ayuda de un tensor, ya que no se podían bajar bien
solo con el alambre. Pone un tornillo al tronco para sujetar el tensor.

44
Al final de todo arregla las ramas del ápice.
Las ramas de este árbol no estaban bien alambradas ya que a pesar del alambre son muy rectas.
Intenta aprovechar las pocas curvas que dejó su antiguo propietario, pero no puede.
Por eso ahora lo ha de volver a alambrar tanto, lo que no les gusta nada ni al autor ni al árbol.

Rompe las puntas de la madera, para que las roturas se vean más naturales.
Estos detalles mejorarán el conjunto del árbol.

Todo es importante.

45
Antes del trabajo.

Taxus cuspidata después de trabajarlo, 58 cm.


Los tejos se forman muy rápidamente, como las sabinas, por lo que en dos años ya lo podremos ver
casi formado de nuevo.
La poda y el alambrado permiten el paso del sol y del aire, por eso en primavera veremos salir
muchos brotes interiores como estos.
Si salen bien estos brotes, podremos acortar más las ramas.
El segundo tronco cruza por detrás del tronco principal. Muchos se rasgarán las vestiduras al verlo,
pero en realidad este es el mejor frente del árbol.
Con la poda la altura del árbol se ha reducido 7 cm y el ancho se ha reducido 11.
Se empieza a ver la idea de compactarlo, aunque para continuar el trabajo de compactarlo habrá que
esperar a la aparición de los brotes interiores.
Como lo ha alambrado al principio del invierno, lo mejor será protegerlo en un invernadero hasta
mediados de marzo, para que no sufra a causa de las heladas. Poco o mucho el alambrado dificulta
temporalmente la circulación de savia del árbol.
Otra cosa: la maceta esta llena a rebosar de raíces y la poca tierra que queda está compacta como
una piedra. Todo esto se debe a la falta de trasplante, por eso lo trasplantará el mes de marzo, antes
de sacarlo del invernadero.
A partir de abril, si todo va bien, el árbol brotará con fuerza. En junio podremos confirmar la fuerza
del árbol, si vemos que continúa creciendo con fuerza y, podremos pensar en reducir de nuevo la
medida de las ramas. Para ello, frenaremos un poco los brotes de las puntas, para que la savia se
dirija hacia los brotes inferiores.
Es mejor evitar el sol directo en pleno verano, por eso lo protegerá un poco con malla de sombreo
hasta finales de agosto.
A partir de otoño, reducirá de nuevo la medida de las ramas aprovechando los brotes interiores
confirmados.
Normalmente quitará el alambre al final del otoño, y efectuará el siguiente alambrado en la próxima
primavera, para no tenerlo que proteger de nuevo en invierno.
Si todo va bien, este tejo crecerá con fuerza: los tejos crecen mucho y necesitan mucho abono.
Empezará a abonar un mes y medio después del trasplante, con abono orgánico suave.
Seguirá abonando hasta final de octubre.
Los tejos beben mucha agua. No hay que descuidar el riego pensando que es una conífera.
Si todo fuera bien, al final del próximo otoño, lo veríamos más compacto y con las ramas más densas.
46
Reforma de Juniperus de Toohoku
Ramificación realizada con injerto de aproximación
Autor: Kimura Masahiko

El mayor encanto de esta sabina es la madera seca en forma de shari.


La idea es aprovechar al máximo las cualidades naturales de este árbol.

47
Juniperus chinensis de la región de Toohoku. 37 cm.
Esta sabina se presentó a la exposición Nihon bonsai Taikanten, pero el Sr. Kimura quiere injertarlo
con hojas de la variedad Itoigawa, cambiando al mismo tiempo la forma del árbol.
Esta foto es de la parte trasera. Se ven las macetas que se han utilizado para injertar las espigas.

Un año después, las dos espigas injertadas sobre la parte viva del junípero ya han prendido,
y ya están a punto de separar.
48
Cortará también la base del segundo injerto, que hizo por si acaso el primero no funcionaba.
La savia ya discurre desde el tronco a la nueva espiga, porqué el injerto ha prendido bien.

Ya ha cortado la base de las dos espigas injertadas, quitando las macetas.

49
Antes de alambrar quita las hojas de la base de las ramas pequeñas,
para que pueda mover mejor las puntas de los brotes.

Elimina los brotes innecesarios que molestan al alambrar: son los brotes que salen en la base
de las ramas. Los Juniperus de Itoigawa crecen con mucha fuerza, las ramas pequeñas se abren
vigorosamente, pero en la base salen muchos brotes innecesarios.

Desplaza agrupándolos con la mano los brotes de las ramas innecesarias


que hacen difícil ver bien el árbol.

50
Después de cortar los brotes que salen de la base de las ramas pequeñas.
Se nota que el movimiento de la rama se ve más nítido. Nos queda mirar si alguna rama está de más.
51
(3) Alambrar

Después de terminar el aclarado de las ramas espesas y cortar los brotes irregulares,
vamos a mirar la manera de formar la ramificación del árbol con las ramas que quedan.

Con alambre de cobre del nº 8 (4 mm.) alambra dos ramas gordas.


Fija el alambre en una rama para alambrar la otra.

Anteriormente había limpiado los brotes innecesarios, por lo que ahora es más fácil de alambrar.

Comprueba la manera en como se distribuyen las ramas pequeñas.

52
Corta las puntas de las ramas largas (flecha roja).

Acorta también las ramas jóvenes demasiado largas.

De momento poda así, para esbozar una primera forma. Corta el alambre sobrante con un buen
corta-alambres. Así empieza a crear un volumen importante.
53
Forma una rama que atraviesa el tronco principal a medio camino.
Con la segunda punta del mismo alambre, alambra una rama gruesa que dobla hacia detrás.

Alambra casi hasta la punta de la gruesa rama.

Hacia la punta el alambre es cada vez más corto, y cuesta más doblarlo, por lo que se usan las tenazas para
darle forma con más facilidad. En esta foto usa las podadoras, pero esto no es lo que se suele hacer.

Cuando acaba de alambrar dobla la rama hacia detrás dándole torsiones.

54
Como vemos en la foto, la rama está doblada cruzando la madera seca del tronco.
Parece que quiere formar una rama trasera para conseguir una mejor profundidad.

Vista del tronco desde el lado izquierdo. Podemos ver la rama gruesa alambrada que cruza
por encima de la madera seca. La punta de esta rama queda hacia el lado trasero del árbol.

Coloca un segundo alambre en esta rama trasera, con alambre del nº 10 (3,2 mm.).

55
Coloca un tensor que sujeta a la madera seca para fijar la rama alambrada en posición.

La idea del Sr. Kimura es formar todo el árbol con una sola rama injertada.
Las ramas que salen hacia la derecha son del segundo injerto que realizó por si fallaba el primero.

El alambrado decide el aspecto futuro del árbol. Para ello no solo alambraremos las ramas principales,
sino todas las que se abren desde ellas.
56
Alambra hasta la punta de las ramas, sin pillar las hojas.

Alambra hasta aquí las puntas de las ramas pequeñas, de esta manera puede ordenar las puntas
de ramas simplemente moviéndolas un poco.

Por el medio de las ramas pequeñas hay que dar también unas formas un poco curvadas.

Da finas curvas, doblando hacia arriba y abajo e izquierda y derecha.

57
Reducir las puntas de las ramas

Primero dejamos crecer las puntas de las ramas, las hojas y ramas se espesan mucho: luego cortamos
las puntas demasiado largas. Es un truco imprescindible para formar bien los juníperos.

Al reducir la punta de las ramas las redondeamos.

Cortamos desde la base o desde las puntas los brotes que crecieron con fuerza desde la primavera.

58
En las ramas pequeñas salen numerosos brotes mal dirigidos, incluso desde la base.
Hemos de limpiar todos estos brotes irregulares.

Es difícil doblar el alambre de las puntas de las ramas, ya que el alambre de cobre
suele ser demasiado fuerte, por eso normalmente lo doblamos con las tenazas.

Pero para doblar las puntas del alambre, también podemos usar los corta-alambres.

59
Ha dejado las ramas del ápice para mantener la fuerza de la savia en la parte viva.
Según el Sr. Kimura, no usaremos las ramas de la punta, pero por si acaso ahora las dejamos.
En el futuro, cuando acabe la reforma, habremos de arreglar el ápice del árbol, ya que tiene un
movimiento demasiado fuerte.

Parte trasera después del primer trabajo de ramificación.


60
Un mes después...

Corta una espiga que se injertó por si acaso, pero que ahora encontramos que está seca.
Esta rama se ha secado probablemente porque la desplazó hacia atrás al alambrar, ya que estorbaba.
Seguro que en este momento se rompió la parte injertada sin darnos cuenta.

61
Un mes después de separar las espigas: vemos que continúan creciendo bien.
Ahora ya podemos cortar las ramas que quedan con follaje original del árbol.

Acaba de cortar las ramas viejas. Así acaba el “cambio de vestido” de este árbol, lo que en japonés recibe
el nombre de “koromogae”. Las ramas de la punta del ápice llevan las hojas antiguas, de la variedad de
62
Toohoku. Dejó estas ramas para mantener la circulación de la savia por las zonas injertadas.
Ha cortado la base de las espigas y sacado las macetas. Podando un poco las nuevas ramas y
arreglándolas un poco con alambre, se puede ver la primera forma de las ramas básicas del árbol.
Ahora empieza la formación de las ramas injertadas de la variedad Itoigawa. 63
Limpiar el jin
del ápice

La madera seca incluirá el antiguo tronco del árbol, de manera que se parezca a la madera seca
un tanto complicada de la parte inferior del ápice.

Corta una parte de la madera gruesa cerca del ápice, aprovechando las ramas secas que salen a su
lado. Podemos ver que la madera seca es toda dura, y que proviene del duramen del tronco de esta
sabina, lo que notamos por su color rojizo.

No podemos dejar un corte recto en esta parte, por eso rompemos la madera con la ayuda de unas
podadoras cóncavas.
64
Queremos que el jin se adelgace hacia el ápice, por lo que quiebra parte de la madera para afinarlo.

Después de romper la madera, quiebra y baja una parte para que se vea más natural.

Corta la madera con una sierra para poder embastar unas formas más naturales.

65
Con una sierra de sable, raspa la madera adelgazándola marcando el volumen de la madera
que queremos afinar.

Después del trabajo con la sierra eléctrica, quiebra la madera con unas tenazas rectas y tira de ella
para que se vayan arrancando pedazos, siguiendo las fibras.
De este modo el resultado será muy difícil distinguirlo del natural.

Ya ha roto la parte más complicada de la madera con las tenazas rectas.

66
Quiebra una parte de la madera con las tenazas.

Separa esta parte tirando de ella con las tenazas.


Según la parte en la que trabaja usa unas tenazas más grandes, pequeñas, e incluso unas cóncavas.

Con las cóncavas quiebra el jin desde la base , para que se afine hacia la punta.

67
Quiebra con mucho cuidado las puntas, afinándolas así de modo natural.

Ya ha acabado de romper y de eliminar la madera, llegando hasta la punta.


De esta manera queda una punta más corta en el ápice.

Cortar la punta del jin del ápice. Esta punta esté formada por las ramas del antiguo ápice que estaban
vivas. Ahora medita hasta donde lo debe recortar.
68
Con la sierra eléctrica marca la parte donde tenía previsto recortar el ápice.
La madera es muy distinta de la del viejo ápice de la parte inferior, ya que es más blanca
(está formada por la albura) y es blanda.

Este es el momento en el que corta con la sierra de sable.


Vemos como desprende partes innecesarias de la madera.

Vamos a quitar la parte de madera de color blanco que notamos en la punta de la madera que
acabamos de cortar. Así aparte de sanearla, la adelgazaremos como lo haría la naturaleza,
erosionando con el tiempo las partes blandas. 69
Tirando el ras fibras de la madera hacia abajo, va reduciendo la parte blanca que hay cerca del jin.

Cuando acabe el arreglo de la madera seca, alambraremos las ramas que vienen de las espigas
injertadas, de modo que esbocemos por primera vez la ramificación.

Al formar la ramificación, le daremos volumen dirigiéndola hacia arriba y hacia abajo.


Abre las ramas hacia los lados, en forma de abanico, pero debido al injerto,
70 casi todas las ramas salen al mismo nivel, lo que no permite formar bien el volumen.
Para dar volumen a la ramificación, alambra la rama hacia arriba, de modo que las ramas laterales no
salgan todas del mismo nivel.
Cuando el Sr. Kimura da forma a las ramas las hace descender con fuerza y separa los laterales.

Al separar las ramas laterales aumenta el volumen


de la ramificación.

Esta rama desciende casi en picado, para poder distribuir de esta manera las ramas laterales.
Es un truco típico de profesional para ganar volumen rápidamente.
71
Después sube las puntas de las ramas un poco hacia arriba.
Así queda la diferencia de altura para poder formar un buen volumen.

Pulir la madera seca. Afina la superficie con un cepillo eléctrico, para que quede más suave.

Es mucho más rápido y fácil trabajar con cepillos eléctricos.

72
Afina la madera formada por la vena viva, que acaba de pelar.

Esta parte de madera llevaba la savia hasta las ramas originales de esta sabina. Ahora la afina con mucho
cuidado. Mejora también el borde de la madera seca. Después de pelar la corteza, esta madera lleva aún
una gran cantidad de agua, por lo que, para secarla bien, la pintaremos con polisulfuro de cal. 73
Antes y después del
trabajo del jin del ápice

Antes del trabajo esta parte era muy espesa y pesada.

Después de cortar una parte de la madera seca del centro.

Después del trabajo. El movimiento está más definido y el jin parece más ligero.

74
21 de agosto del 2018. Juniperus chinensis. 70 cm. Después del primer trabajo de ramificación.
Ha cambiado las hojas de Toohoku por las hojas de Itoigawa, mediante el injerto de aproximación.
A partir de ahora, si lo cuidamos bien, las ramas y hojas mejorarán, formando un bonsái más
compacto, con un jin más ligero que antes.

Parte trasera hace un


mes, antes de separar los
esquejes. 16 de julio del
2018.

La parte baja del tronco (tachiagari) es muy bonita, tanto desde el frente como desde la parte trasera.
Desde ambos lados se ve bien la vena viva. El movimiento parece quizás más bonito desde la parte
trasera. Pero mirando el conjunto del árbol, con la imponente madera seca del ápice,
el Sr. Kimura ha decidido usar el frente actual.
75
26 Exposición Shugaten (Elegancia de otoño)

Esta exposición de celebró del 1 al 4 de noviembre del año 2018, en Ueno Green Club.
El Organizador es la Asociación Zen-nihon sohin bonsai Kyookai, la asociación oficial de Sohin Bonsai
de Japón. Este año llegaron árboles excelentes de todo el Japón, celebrándose el certamen más
importante de Kantoo.
Todos los árboles eran de una calidad impresionante, lo que nos hace ver la gran evolución que ha
habido en estos últimos años en Japón en el mundo de los mini bonsái.
Para los amantes de los bonsáis de pequeño tamaño de todo el mundo es un sueño poder ver esta
mítica exposición.
Era difícil ver un pequeño bonsái que no fuera por si solo una obra maestra.
76
Premio Sankeishinbun (Periódico económico Sankei). Premio Shuga. Sección de Tanakazari (más de 70 cm).
Propietario Orihara Shoji, de Yamato.
Árboles principales: Juniperus chinensis, 23cm. Gardenia jasminoides, Zantoxyllum becheyanum,
Kadsura japonica, Pinus pentaphylla. Planta de acento: Saxifraga fortunei var.incisolobata.

Premio Shuga. Sección de Tanakazari, menos de 70 cm. Propietario: Kaneko Sadaharu, de Isehara.
Árboles principales: Juniperus chinensis, 19 cm. Ilex serrata, Gardenia jasminoides, Chamaecyparis
obtusa, Premna microphylla, Pinus pentaphylla. Planta de acento: Ardisia japonica y Woodsia
macrochaleana, en la misma maceta.
77
Premio Shuga. Sección de Tanakazari, menos de 60 cm. Propietario: Watanabe Akio, de Yokohama.
Árboles: Juniperus rigida 16 cm. Crataegus cuneata, Acer buergerianum, Gardenia jasminoides,
Chamaecyparis obtusa, Pinus pentaphylla.
Planta de acento: Tsumerengue.

Premio Shuga. Sección de Tanakazari, menos de 50 cm. Propietario: Shintani Shuji de Koochi-Nagano.
Árboles: Pinus thunbergii 13 cm. Premna microphylla, Pyracantha angustifolia, Juniperus chinensis, Ilex
serrata, Tsumerengue, Fortunella japonica, Zelkova nire, Chaenomeles maulei, Chamaecyparis obtusa.

78
Premio Shuga. Sección de Tokokazari. Propietario: Suguiyama Takashi de Yokohama.
Árboles: Pinus pentaphylla, 18 cm. Acer palmatum.
Planta de acento: Gorteria difusa.

Premio Shuga. Sección de Minikazari (menos de 10 cm). Propietario: Washizu Katsuhiko de Koshigaya.
Árboles: Pinus thunbergii, 10 cm. Lagerstroemia indica, Ilex crenata, Fortunella japonica, Gardenia
jasminoides, Pinus pentaphylla, Juniperus rigida, Zelkova serrata, Pyracantha angustifolia, Premna
microphylla. Planta de acento: Veronica polita.
79
Premio Shuga y Premio debutante. Sección de Minikazari (menos de 7 cm). Propietario: Tanaka Ryoohei de
Hachioji. Árboles: Juniperus chinensis, 7 cm. Zantoxyllum becheyanum, Zelkova serrata, Lagerstroemia
indica, Ilex serrata, Hedera helix, Pinus thunbergii, Zelkova nire, Chaenomeles maulei, Cocculus orbiculatus.
Planta de acento: Veronica polita.

Premio Shuga. Premio Zen-nihon Sohin Bonsai Kyookai. Sección de Kifukazari. Propietario: Ono
Norihiko, de Kawaguchi. Árboles: Callicarpa japonica, Chaenomeles maulei.
Planta de acento: Astilbe thunbergii.

80
Premio Shuga. Sección de Bunjinkazari. Propietario: Kozakai Kenji, de Tokyo.
Árboles principales: Pinus thunbergii, Zelkova serrata.
Planta de acento: Fallopia japonica.

Premio Shuga. Sección de Sozakukazari (Kazari creativo) Propietario: Kozakai Kenji, de Tokyo.
Árboles principales: Trachellospermum asiaticum, Chaenomeles maulei.
Planta de acento: Acorus gramineus.

81
Premio Shuga. Sección de Kifukazari. Propietario: Andoo, Misao de Atsugui.
Crataegus cuneata 20 cm. Ligustrum ibota.

Premio Shuga. Sección de Tokokazari. Propietario: Suzuki Hajime de Machida.


Acer buergerianum. Trachelospermum asiaticum 20 cm.
82
Árboles destacados
de la 26 Exposición Shugaten
Normalmente en las exposiciones de mini-bonsái solo se premian
las presentaciones, pero hay algunos árboles individuales que nos
enamoraron.
Queremos presentarles excepcionalmente una pequeña parte de
estas pequeñas obras maestras.

Gardenia jasminoides, 16 cm. Chamaecyparis obtusa, 20 cm.


Propietario: Sato Yoshimasa. Propietario: Chiba Hiroshi de Yugawara.

Elaeagnus pungens, 18 cm. Acer buergerianum sobre piedra, 16 cm.


Propietario: Ooyama Masao de Takatsuki. Propietario: Kobayashi Akio de Tokyo.

83
Dyospiros rombifolia, 30 cm. Chaenomeles maulei, 17 cm.
Propietaria: Asano Shizuko de Kanuma. Propietario: Isozaki Shiguekazu de Tokorozawa.

Pinus pentaphylla, 11 cm. Malus X fuyuakane, 22 cm.


Propietario: Wakamia Yoshiyuki de Kawagoe. Propietario: Takahashi, Kazuo de Chigasaki.

Pourthiaea villosa, 15 cm. Crataegus cuneata, 18 cm.


Propietario: Iizuka Mitsuru de Isehara. Propietario: Koishikawa Akira de Isehara.
84
85
Les Semences du Puy
Semillas de arboles 1, Chemin Sainte-Catherine
43000 Le Puy en Velay (FRANCIA)
Arbustos Tel: 00 33 4 71 02 72 40
Plantas silvestres www.semencesdupuy.com

¡Síguenos en
Facebook!
Hazte fan de Bonsái Pasión
y participa en las encuestas,
concursos y más.

+ info en www.mistralbonsai.com
Ctra. Nacional 340, Km. 1093
43894 CAMARLES (Tarragona)
www.mistralbonsai.com
977 47 10 19

Tel.: 00 33 699 279 842


contact@autourdesarbres.com
www.autourdesarbres.com
Profesionales a su servicio
Centro Bonsái Colmenar

C/ Ávila, 43 Colonia Dos Castilla


(Entrada por la calle Santa Cecilia)
28770 Colmenar Viejo (Madrid)
Teléfono: 91 845 50 99
Móvil: 696 517 982
http://bonsaicolmenar.com/

Viveros Guzman

C/Joaquín Blume, S/N

Jardines, plantas, bonsáis. 29130 - Alhaurín de la Torre (Málaga)


VIGO : Finca la Paloma,
Avda. Arquitecto Palacios
frente C.C. Gran Vía. P.i. La Ermita, C.N. 340 (A7)
Tel.: 986 48 59 00 29603- Marbella (Málaga)
RAMALLOSA :
Carretera de Ramallosa a Gondomar Teléfonos: 952 411 351
Tel.: 986 35 45 45 / 952 898 451
www.casaplanta.com
http://www.viverosguzman.com/

Arjonabonsai Bonsái Granada

Ronda sur salida nº 2


TIENDA ONLINE
18008 GRANADA
www.arjonabonsai.com
Teléfono 958 89 08 91
info@arjonabonsai.com
Teléfono: 622 37 25 73
ESCUELA-TALLER
DOS HERMANAS (SEVILLA)
SUSCRIPCIONES BONSÁI PASIÓN
Suscríbase en nuestra web : www.mistralbonsai.com/esp/pub/index.asp

2019 (del nº 102 al nº 107) España: 40€ / Europa: 55,50€ / Resto países: 67,50€
Portes incluidos en el precio.

DATOS PERSONALES
Nombre y apellidos ...................................................................................................................................................................................
Dirección ........................................................................................ ......................................................................... CP ..............................
Población ....................................................................................... ................... Provincia ...................................País ...........................
Teléfono ...................................................... e-mail..............................................
nº D.N.I ........................................................

FORMAS DE PAGO
- Tarjeta de crédito (VISA - MASTERCARD)
Nº ....................../...................../........................../............................. Fecha caducidad.............../...............
Código de validez de la tarjeta .................... (Los tres últimos dígitos del nº en el reverso de la tarjeta)

- Orden de pago por domiciliación bancaria


Código de la entidad............... Oficina............... D.C............... Nº Cta.....................................................................................

- Transferencia bancaria: CAJAMAR - IBAN: ES07-3058-4036-0627-2000-1432

- Cheque bancario nominativo a Mistral Bonsai. (+3€) (Adjuntar cheque)

Firma:

Sr. Director ruego a Uds. se sirvan tomar nota de que, hasta nuevo aviso, deberán adeudar en mi cuenta con esta entidad los recibos que, anualmente, Mistral Bonsai le presenta
para su cobro. Sus datos serán introducidos en nuestro fichero automatizado cuyo responsable es Mistral Bonsai, S.L. Las finalidades del fichero son facturación, obligaciones
fiscales, contabilidad y envío de información comercial de Mistral Bonsai S.L. Usted tiene derecho a acceder, rectificar y cancelar esta información en los términos establecidos
en la legislación vigente, comunicándolo por correo a Mistral Bonsai, S.L., Ctra N. 340, Km. 1093, 43894 CAMARLES (Tarragona) España.

Pídanos de forma gratuita nuestro BOLETÍN DE PUBLICACIONES, donde encontrará los libros,
novedades y descuentos por ser suscriptor de Bonsái Pasión
www.mistralbonsai.com