Anda di halaman 1dari 26

Patrimonio de Mar:

Sabiduría y Memoria
en el Lafkenmapu

RECOPILACIÓN,
INVESTIGACIÓN
Y DISEÑO:

Cynthia Wells Bucher


Álvaro Silva Valdebenito

2016-2019
Patrimonio de Mar
Sabiduría y Memoria en el Lafkenmapu

Este libro que ahora lees, es un breve recorrido por la relación y el vínculo profundo Agradecemos profundamente a quienes nos compartieron sus
que han mantenido los habitantes humanos con el mar enseñanzas, vivencias e historias,
en este territorio costero, el lafkenmapu, desde la antigüedad hasta el presente. que son las voces y el alma de esta muestra.
Sabemos que faltan muchas voces,
Es un rescate ante el olvido, de una pequeña parte de la historia de este territorio, muchos relatos, tantas historias,
recopilada a través de valiosas conversaciones con quienes aquí habitan, otras versiones en esta recopilación…
conviviendo con los montes, con el mar, y con la vida tangible y también invisible,
presente en este hermoso territorio. Queda hecha la invitación a
interesarse, oír y valorar la memoria del territorio
Es un relato colectivo, armado de distintas voces, distintas memorias, guardada en nuestros abuelos y abuelas, familiares,
pero que finalmente van conformando la memoria y la historia del territorio. vecinos y vecinas de la costa, que son
la herencia de un pasado,
Este libro es un reconocimiento de aquellos valiosos conocimientos, el camino de este presente,
antiguos oficios y aquella sabiduría ancestral, Y del futuro que queramos construir.
que mantienen hasta hoy en día algunos habitantes costeros.
Y también
Pero también es un llamado urgente y de alerta para tomar acciones a mirarnos, mirar lo que nos rodea, y comprender que somos parte,
para su cuidado y protección. minúscula pero importante,
de este gran universo infinito.
• TERRITORIO DE MONTE Y MAR TERRITORIO DE MONTE Y MAR
AQUÍ ESTÁS, EN EL LAFKENMAPU LA VIDA EN EL LAFKENMAPU

Territorio costero del wallmapu, sector sur de un continente, Desde lo alto podemos ver el verde cordón montañoso de la cordillera
espacio de tierra adentro de una esfera casi cubierta de aguas, planeta costera; estuarios, ríos y esteros y sus caminos hacia el mar; las playas,
azul rodeando una gran estrella de luz, antü, el sol, la costa rocosa, el borde costero formando bellos y delineados dibujos
pequeño astro en esta inmensa galaxia, la wenuleufu, el río del cielo, con el inmenso océano. Y dentro de este territorio, una gran diversidad
una de las tantas incontables y desconocidas galaxias que forman este de ecosistemas, de bosques, de mar y de aguas dulces, cada uno con
universo infinito, el wallontumapu. una maravillosa diversidad de vidas, y todas interactuando entre sí.
Y aquí estás, en este lafkenmapu,
territorio de montes y mar.
QUEULE

MEHUIN

MISSISIPI
P. Maiquillahue
MAIQUILLAHUE

LAFKENAMPU DEL WALLMAPU ALEPUE

PAGUINEO
El Wallmapu abarca desde el río Aconcagua por el
CHAN CHAN
Norte, hasta el límite sur de Chiloé (Chilwe: lugar de P. Chan Chan

gaviotas), y de este a oeste, cruzando de océano a QUILLALHUE

PELLUCO
océano. Incluye de esta forma espacios de costa, valles, TERRITORIO COSTERO
DE LA REGIÓN DE LOS RÍOS
P. La Iglesia

cordillera andina y hasta el territorio donde sale el sol, CREADA EL AÑO 2007
Piedra Blanca YENEHUE

actual república Argentina. Es el territorio ocupado PICHICUYIN


P. Quemada
ancestralmente por el pueblo mapuche. P. Chungungo

PILOLCURA

En este Wallmapu, se distinguen diferentes territorios o P. Rocura BONIFACIO QUITAQUI

mapu, que son espacios tangibles y delimitables, pero

ONCOL
P. Curiñanco LAS MINAS

también son espacios espirituales. Cada territorio recibe CURIÑANCO

su nombre según sus características biogeográficas.


Pwelmapu (tierra del este), Gulumapu (tierra del oeste), LOS PELLINES
CALFUCO
EL LLIUCO

Inapiremapu (tierra de la nieve - cordillera de los andes), P. La Misión LA MISIÓN


CENTENILLA
EL MOLINO

Pikunmapu (tierra del norte), Willimapu (tierra del sur), P. Juan Latorre
LONCOYEN
PLAYA ROSADA

Wentemapu (tierra de arriba - valles de la precordillera), MORRO GONZALO


P. Numpulli
SAN IGNACIO
LOS MOLINOS
LOS ENAMORADOS
Lafkenmapu (tierra de mar). SAN
CARLOS P. Palo
Blanco NIEBLA
AMARGOS CARBONEROS
Y así otros subsectores, otros mapu. CORRAL
MANCERA I. DEL REY

LAS COLORADAS
LOS LILES LA
P. Ballena PALO MUERTO AGUADA FRONTÓN

El lafkenampu es un gran territorio de costa, que tiene P. Chaihuin


HUAPE

una geografía de vida particular. Llega al norte hasta el CHAIHUIN


P. Falsa Galera
río Bio Bio (fiwfiw: ave Fío) y al sur hasta el río Calle
HUIRO
Calle (kallekalle: flor callecalle), por el este la Cordillera P. Galera

de la Costa, por el oeste, el Océano Pacífico.

Mapa del Wallmapu hacia 1540.Se distinguen diferentes COLÚN

mapu, entre ellos el lafkenmapu, territorio costero.


P. Colún

SECTORES COSTEROS

En el mapa superior de la derecha, resaltado se ven los subsectores del territorio costero, que hoy corresponden a P. Hueicolla
HUEICOLLA

las comunas de Mariquina, Valdivia, Corral, y La Unión límites invisibles que a su vez forman las provincias de
Valdivia y Ranco, que a su vez conforman la actual Región de Los Ríos. P. Lamehuapi

El sector costero de la actual provincia de Valdivia (comunas de Mariquina, Valdivia y Corral), forman el mapa de la LA BARRA

fotografía satelital, territorio extenso de comunicación que mantienen hasta hoy en día sus habitantes, con un
centro común en la ciudad de Valdivia.
Los relatos de este libro provienen de la costa de la Comuna de Valdivia, cuyos habitantes comparten lazos familiares
e históricos especiales, pero interrelacionados con todo el territorio costero. Mapa de un sector del lafkenmapu, que hoy corresponde al sector costero de las
Entre el cordón montañoso costero de esta costa, se distinguen al Onkol, el cerro más alto, el cerro sagrado, desde comunas de Mariquina, Valdivia, Corral y La Unión, territorio intercomunicado por mar
cuya cumbre se puede ver en 360°, todo el alrededor. y tierra. La costa de la actual comuna de Valdivia, de Niebla a Pilolcura, es la unidad
sociocultural de donde provienen los relatos de este libro.
LOS NOMBRES, LOS LUGARES Fotografía satelital Landsat-Copernicus.

Puedes ver localizados en la fotografía satelital, algunos pocos nombres de sectores, puntas y ríos de este territorio costero; varios
de ellos aparecen en los relatos de este libro. ALGUNOS NOMBRES Y SU SIGNIFICADO
Algunos provienen de los antiguos nombres en mapuzungún, todos con significados que nacen de la observación, conexión y
conocimiento del territorio. Kalfuko: aguas azules Pilolkura: piedra horadada
Otros se han ido estableciendo y modificando a lo largo de la historia, vinculados a nombres o apellidos españoles (Niebla, Bonifacio, Kurüñamku: águila negra Wagra: quizás de wagda: huairavo
Punta Torres) o palabras descriptivas de los lugares (Playa Rosada, Los Enamorados, Punta del Ancla...). Lonkoyen: cabeza de ballena Pichikuyüm: playa pequeña
Muchos lugares son conocidos con más de un nombre. Lamewapi: isla de lobos marinos Pelluko: agua con choro maltón
También escuchando y preguntando a las memorias de los antiguos, se han podido conocer y recuperar algunos pocos nombres, hoy Wiro: el huiro ChanChan: terreno inundable o pasto.
casi en desuso. Wape: quizás de wapi: isla o claro de bosque Pangimew: donde el puma
Ñumpulli: quizás de ngionpülli: lugar de bahía Lliuwko: agua transparente.
“Hay varios que ya lo han cambiado, la gente que ha llegado o la “Me parece que todos los apellidos tienen su Kutipai: de un antiguo nombre Kurütripay
municipalidad. Cada lugarsito tiene su nombre y han ido quedando todo significado, como los lugares. Todas cosas
debajo no má’. Donde acá vivimos se llama la Punta del Ancla, mas allá está antiguas así, tienen su significado”.
la Wagra, y ahí está el estero Traiguen, y acá en Los Molinos está el Pulliwe, PALABRAS ESCRITAS CON EL GRAFEMARIO UNIFICADO DE MAPUZUNGUN
José Luis Cañicul Huichicoy
el Pellero, todas esas cosas que se han perdido”.
Luzvenia Beatriz Quinán Chicuy
EL LAFKENMAPU
EL LAFKENMAPU
EL LAFKENMAPU

SER MAPUCHE LAFKENCHE, TERRITORIO Y ENTENDIMIENTO Y HACE ESE CÍRCULO

Williches son los sureños, más allá están los pikunches, los más Ahí se iba pedir permiso para hacer el gillatun. Hay un bosque de canelo
norteños, nosotros aquí somos mapuche no más, mapuche lafkenche, ahí, y en ese lugar se pide permiso, entonces ahí nace un estero que es
aquí nos dividimos que los williches están más al sur, de Niebla para el el Rawe, la gente le dice San Ramón pero es el Rawe, baja a Cutipay y
otro lado del río, por ahí ya corren los williches, y verdaderamente llega el mar, y en el gillatun sube como neblina, y de nuevo llega al mar y
parece cierto... hace ese círculo. Ese es más o menos todo lo que encierra ese lugar.
Andrés Alba Alba Juan Huichicoy Chicuy

En la costa, en el valle y en la cordillera, hay diferentes geografías. La LA RELACIÓN CON EL MAR


costa tenemos la mar principalmente, en el valle todo es plano. También
se ve en los tejidos, el que sabe leerlo, lo va a entender. Y en cada lugar Todas las comunidades que han vivido cerca del mar en cierto modo
se hace diferente, comen de manera diferente… acá se come más han dependido del mar, y en este sector hay conchales que demuestran
que muchos años atrás nosotros hemos tenido la relación con el mar, y
pescado, acá no tenemos piñones, entonces obviamente que la Vista al mar y a Pilolcura desde Oncol, cerro más alto de
todavía la seguimos teniendo… y la importancia que tenía.
geografía influye en nosotros, y eso es también es el entendimiento que este cordón montañoso costero. Se puede ver hasta punta
de Queule por el norte y los volcanes por el oriente.
En el fondo, nosotros vivíamos del mar.
tiene cada mapuche.
Joaquín Ñanco Ñanco
Juan Huichicoy Chicuy
ONKOL, CERRO SAGRADO ANTIGUOS HABITANTES
Pero la comunicación entre los mapuche existió siempre. De los
lafkenche con la gente del interior, de los del norte con los del sur, Este cerro, el Onkol, la parte más alta del Onkol, desde antiguo nuestros Eso hay en todas partes, al lado del barranco, del cerro, en todas partes,
siempre existió la comunicación. Por eso somos un pueblo; que antepasados -como mi abuelo Pascual Alba Alba por ejemplo, que fue el seguramente hubieron poblaciones indígenas que se iban cambiando de
tenemos cosas distintas los del norte con los del sur y viceversa, pero último longko que vivió aquí en la zona, él era el hijo mayor del cacique sectores, iban avanzando. Tiene que haber sido de colonias de indígenas
somos el mismo pueblo. La gente está como marcada por los territorios. Felix Alba Huichamán- él decía que aquí estaba radicado, en esta parte, que habitaron acá por varios años, y hacían sus platos, sus cántaros, hay
Si empiezas a hilar fino empiezas a llegar al tema de los gnen, actúan toda la fuerza de la naturaleza, de lo que es nuestro ser como mapuche, restos de orejas de cántaros. Igual cuando se siembra aquí, en las
sobre ti, que son los dueños de los elementos. Y depende del lugar radicaba en esta forma de parte alta, ya que aquí es lo que llaman pampas se ara para sembrar, y se encuentran restos de cacharros.
donde vivas, así se va a marcar tu personalidad, y ahí entras en el tema treng-treng, o cerro sagrado. Delfín Retamal Antilaf
de la cosmovisión y de la espiritualidad… Pascual Alba Alba
Joaquín Ñanco Ñanco
Y para nosotros, los que todavía amamos esta tierra, son cerros que son
admirables. Tú puedes darte cuenta al llegar a la parte alta, puedes
mirar en 360º, y ver todo lo que te rodea, puedes ver lo que es los
estados del agua, ves las nubes éstas de vapor, ves el mar en estado
líquido, los ríos, los esteros, y allá en las altas cumbres, lejos, el volcán
Osorno con sus nieves eternas, blancas.
Pascual Alba Alba

ESPIRITUALIDAD

Siempre antaño los mapuches lafkenches subían acá una vez al año y
agradecían al chaw ngenechen, o ngen chen dicen otros, por todo esto,
por los lawenes que están acá al alcance de nosotros, el canto de las
Borde Costero: Playas, rocas y puntas. aves, por la belleza que nos rodea, por el agua, porque el agua es vital. Metawes (jarrones) encontrados en Pilolcura.
Fotografía de las playas La Misión Loncoyén, y sus puntas. Pascual Alba Alba
HACHITAS DE PIEDRA
EL LAFKENMAPU Mis tías, había una parte donde se sacaba el barro, era negrito negrito,
el barro se llama rofü, entonces tenía que ir una persona mayor de edad El hacha de piedra, esa que de repente aparece en el monte. La otra vez
que sepa hablar, entonces iba a pedirles… y el que llegaba pa callado e fue a andar por allá por el monte y ahí trajo un hachita de piedra, la
El territorio lafkenche, que para nosotros comienza en el río Misisipi,
iba a sacar no le servía, no le teñía nada nada, seña de que hay algo. perdieron, cuando hay niños lo toman y no le toman cuidado. Dicen que
para acá, hasta la salida del río Valdivia; porque todas estas
Andrés Alba Alba salen de los rayos, aparecen después que cae un rayo. Con esas hachitas
comunidades se comunicaba antes, los caminos todavía existen, porque
de piedra ¿cómo iban a voltear un palo? Los primeros que vivieron en la
siempre hubo comunicación entre las comunidades intermedias, y con
montaña.
las del sur y con las del norte. Entonces había una conexión completa
Yolanda Antillanca Antillanca
entre todo esto. Una conexión aparte de las conexiones de camino.
Joaquín Ñanco Ñanco
Yo tenía como cuatro hachas de piedra, después se me perdieron, no sé
qué pasaría, hachitas así de piedra, nada que se pueda cortar con esa,
En Cutipay se supone que ahí termina nuestro territorio como
quizás para qué serían, para cortar palos decían las viejitas antigua,
lafkenche. Ahí arriba en Cutipay Alto se juntaban antiguamente los
pero no creo que vayan a cortar madera con esas piedras. Y eran
longkos a tomar decisiones, y ahí es un espacio más de ngenpin, porque
hachitas, parecían hachitas, tenía como cuatro, que salían del roce,
aquí había mucho ngenpin, no había machi, se había perdido el kupal o
cuando teníamos papas antes. Y también fui a encontrar una piedra
nadie quería asumir su rol como machi, y los que tomaron el mando
donde hacían harina antes, donde molían maíz también, pero estaba
fueron los ngenpin y ahí se reunían. Y en la otra parte era en Pilolkura,
delgadita, cuántos años tendría de estar, después me la quebraron.
ahí eran las comunicaciones hacia Chan Chan, Mehuín, Alepué, de ahí a
Santiago Ancao Ñanco
Toltén.
Machi Fernanda Ñanco Alarcón
Estero en Onkol. Subían acá una vez al año y agradecían.

ESPACIOS SAGRADOS

Hay un lugar antiguo que es el gillatue, que está en San Ignacio, tú te


paras en la cabeza del águila y puedes ver todo lo que abarca el gillatue,
porque abarca hasta Curiñanco, se ve Curiñanco ahí, desde la punta,
arriba sí, y ves hasta Mancera, entonces todo esto abarca este gillatun.
Juan Huichicoy Chicuy

Y acá en Curiñanco mi abuela me contaba que ahí en el agua potable,


hay un cerrito, más allá de la escuela, donde los Liencura, ahí decía que
antiguamente las ñañas hacían yeyipun, y ahí cumplía una función mi
bisabuela Isadora Ñanco. Ahí mi abuela se juntaba con el machi Lorenzo
de Mehuín.
Subiendo la nieblina por los montes de la cordillera costera.
Machi Fernanda Ñanco Alarcón
La gente está como marcada por los territorios. Toki kura, hachas de piedra encontradas en el territorio.
ANTIGUOS
ANTIGUOS RASTROS
RASTROS
SITIO CONCHAL PIEDRA AZUL, +6000 AÑOS ** SITIO CHAN CHAN,+5000 AÑOS ***

Sitio arqueológico Conchal Piedra Azul. Se encuentra localizado en el Sitio Chan Chan 18 se ubica en la costa de la comuna de Mariquina,
Seno de Reloncaví, en la bahía de Chamiza, Comuna de Puerto Montt, X Región de Los Ríos. Se trata de un campamento con distintas áreas de
Región de Los Lagos, entre bosque y planicies costeras. actividad y larga temporalidad de ocupación fechado entre 5600 y
5000 años atrás. El sitio se encuentra sobre una duna y está limitado
El sitio corresponde a un montículo de "conchales" superpuestos, el hacia el interior por un denso bosque de temu y pitra, actualmente
más antiguo datado en 6.000 años de antigüedad. Sus habitantes fueron muy cerca de la línea de alta marea, a diferencia de cuando fue
grupos humanos canoeros cazadores-pescadores-recolectores. El sitio ocupado el sitio.
es el resultado del uso del espacio y de los recursos que ofrecía el medio
ambiente en el área del Seno de Reloncaví.

RESTOS DE FAUNA MARINA

Los restos hallados en el sitio demuestran que estos grupos se


dedicaron a la caza de mamíferos marinos y terrestres, la pesca, y
recolección marina y terrestre, con un acceso estable y continuo a los
recursos del litoral y del bosque.
SITIO MONTE VERDE, FECHADO +12.500 AÑOS *
Los restos de esqueletos de mamíferos marinos encontrados
El Sitio arqueológico Monte Verde se ubica en una turbera próxima al río corresponden a lobos marinos y cetáceos. Entre los abundantes restos
Maullín, Comuna de Puerto Montt, X Región de Los Lagos, en el arroyo de peces se han identificado jurel, merluza, róbalo, sierra y pejegallo.
Chinchihuapi, a medio camino entre la costa pacífica y las montañas
andinas. Es la ocupación más antigua del sur del continente, y una de las También varias especies de moluscos como caracol, almejas y lapas,
más tempranas de América, fechado para el final del Pleistoceno, cerca además de choro, choro zapato, cholga, ostra, loco, erizo, trochita y Playa de Chan Chan, vestigios de hace más de 5 mil años
de ¡¡12.500 años atrás!!. navajuela. La presencia caracol trumulco y de caracol piquilhue, que se de ocupación humana, y su relación con el mar.
encuentran por lo menos a 10 metros de profundidad, supondría el uso
Se ubica a unos 60 kilómetros de la costa, pero durante el Pleistoceno de "trampas" desde embarcaciones para la captura de estas especies, o UN CAMPAMENTO FAMILIAR
tardío, la costa estaba situada a unos 90 km, donde playas de arena, la práctica de buceo.
costas rocosas, y estuarios ofrecieron una amplia variedad de recursos El sitio demuestra una ocupación donde vivieron familias, alrededor
marinos. ARTEFACTOS DE PIEDRA TALLADOS fogones delimitados por piedras lajas, donde levantaron sus carpas de
cuero en forma de paravientos. Los numerosos fogones estaban
Producto del ambiente anaeróbico (sin oxígeno) de la turbera, se han Se han encontrado instrumentos con trabajo de borde (raspadores, cercanos unos de otros, existiendo además otros fogones más grandes,
podido conservar y rescatar numerosos restos orgánicos y vegetales. cepillos, tajadores), unifaciales (cuchillos, raederas, raspadores, cuñas), posiblemente utilizados para actividades comunitarias.
Entre éstos, restos de carpas de madera, chozas, pisos, braseros, lanzas y bifaciales (puntas de proyectil, cuchillos, cuchillo/raedera, raederas),
de madera, morteros, plantas medicinales y comestibles, huesos de elaborados a partir de basalto afanítico, basalto porfírico, riolita, Se hallaron en el sitio una gran cantidad de vértebras de peces, conchas
animales, pieles, tejidos blandos, huellas humanas, muchas obsidiana, cuarcita, granodiorita y granito. de moluscos, erizos y restos de huesos de animales marinos y terrestres,
herramientas de piedra, y otros materiales. (aves marinas y de tierra, zorros, coipos, pudu, lobos marinos, delfines y
Estos restos sugieren que el sitio estuvo ocupado todo el año y que los ballenas) dando cuenta del uso de los recursos provenientes del
elementos hallados fueron recolectados desde una amplia variedad de ecosistema marino, del bosque siempreverde cercano y del humedal
hábitats, incluyendo la costa y las montañas contiguo (antigua laguna costera hoy prácticamente desaparecida).

PRESENCIA DE ALGAS MARINAS Así también, gran cantidad de herramientas como cuchillos, raspadores,
raederas, puntas de proyectil, las que fueron trabajadas en talleres
Destaca la presencia de varias algas marinas, provenientes de la costa: cercanos a sus hogares. Los percutores y martillos fueron, en su
cochayuyo, Luche, pelillo, luga roja, luga cuchara, luga negra y huiro. Su mayoría, realizados con piedras redondeadas de serpentinita verde y
dispersión generalizada en braseros a través del sitio y su combinación negra, transportados desde Caleta Bonifacio, a 30 km al sur del sitio. Por
masticadas con otras plantas medicinales, sugieren su uso como último la escoria volcánica, traída al sitio o transportada por los ríos, fue
alimento y también como medicina. usada abundantemente para pesas de red flotante de distintos diseños.

Destaca el hallazgo de puntas de obsidiana gris o riolita, materia prima


proveniente del sector austral de Chaitén, ¡más de 500 km al sur de este
sitio! haciendo suponer que utilizaron botes para conseguir conectar
estos puntos tan distantes.

La mayor cantidad de las especies de peces extraídos son de orillas. La


existencia de congrio y corvina, peces de profundidad indica que
En orden: Punzones de hueso, Huesos de peces, Arpón de hueso
pudieron ser extraídos en temporadas cuando los cardúmenes se
Sitio Conchal Piedra Azúl. Fotografías: Gaete et al. (2000).
acercan a la costa (varazón de peces), o extraídas mediante pesca con
canoas. Se encontraron pesas de red y otros instrumentos para una
ARPONES, PUNZONES, ADORNOS función no determinada, posiblemente relacionados con la actividad
pesquera.
Vista microscópica de ejemplares arqueológicos de Cochayuyo y Los arpones encontrados fueron elaborados sobre hueso de mamífero
Luga Negra, algas halladas en el Sitio Monte Verde. marino, y presentan la particularidad de ser multidentados en uno o EL HOMBRE DE CHAN CHAN
ambos bordes. Corresponden a ejemplares de gran tamaño, 50 cm para
OTROS RESTOS MARINOS EN EL SITIO una pieza completa, y 14,2 cm para un ejemplar fracturado de bordes Un entierro de un individuo masculino adulto de contextura frágil,
dentados. hiperflectado decúbito lateral derecha, con su cabeza hacia el sur y
En el sitio se recuperaron restos de 5 especies vegetales provenientes mirando al oriente, asociado puntas lanceoladas, y datado en 5820 años
de ambientes costeros, probablemente de uso medicinal. Los punzones corresponden a piezas elaboradas sobre astillas de fue hallado en el sitio. Su cuerpo se colocó sobre una cama de cenizas o
mamífero marino o hueso largo de ave, con el extremo muy aguzado. se quemó el lugar de depositación y se le enterró cerca de 3 fogones
Otros recursos costeros, recogidos de las playas y transportados al sitio, Los adornos corresponden a dientes de lobo marino o zorro, los que pequeños, posiblemente rituales, cubriéndolo con pigmento rojo, y,
eran piedras discoidales hechas con herramientas de piedra, betún tienen una perforación circular en la base del diente, para colgar como cerca de sus manos entrelazadas (posiblemente atadas) se colocó como
utilizado como adhesivo para unir herramientas a ejes de madera, y partes de un collar o como aros. ajuar un raspador de basalto.
fósiles marinos.
** Gaete, Nelson et Al (2004). Una Mirada Al Modo de Vida Canoero del Mar Interior
* Dillehay, Tom et Al (2008). Monte Verde: Algas marinas, alimentos, medicinas y la desde Piedra Azul. Chungará , Arica, V. 36, P. 333-346. *** Navarro, Ximena (2004). Paisajes arqueológicos y territorialidad en la zona centro
Población de América del Sur. Science, 09 May 2008: pp. 784-786 Vol. 320, Issue 5877, Gaete, Nelson et Al (2000). Proyecto de Salvataje Monumento Nacional Piedra sur de Chile. Recuento actualizado de la historia prehispánica del área ubicada entre
DOI: 10.1126/science. 1156533 Azul. Informe primera etapa. Tirúa y Valdivia. Cultura-Hombre-Sociedad 8: 71-86.
RESTOS RELATOS
RESTOS Y RELATOS
LO QUE DEJARON ESCRITO LOS CRONISTAS SIGLOS XVI - XX EL CASTILLO DE NIEBLA (1645-1820): ** RELATOS EN LA AUTOBIOGRAFÍA DE PASCUAL COÑA, 1920***
LO QUE CUENTAN LOS OBJETOS
«Sal no había en aquel tiempo. Por eso se traía agua salada de mar y
Tanto las excavaciones realizadas en la década de 1990 como las con eso se sazonaban el caldo y toda comida».
labores posteriores de restauración permiten conocer hoy la
procedencia, variedad, antigüedad y características de la vajilla «También nos dirigíamos al mar a recoger lo que bota. Diversos
cerámica que utilizaron dentro del perímetro del castillo los ocupantes mariscos comestibles se encontraban allí: collofes con sus tronchos o
de la fortificación entre 1645 y 1820 (…) dicha cerámica es una amplia huiltes, y además lua y luche. Además buscábamos jaibas, apancoras,
puerta de acceso a las relaciones interculturales entre diversas machas, changayes, caracoles de mar y los choritos dalle y maico. A
poblaciones y territorios, con sus diferencias, tensiones y puntos de orillas de los ríos hay camarones y adentro, los llamados choros de ríos.
encuentro. También hay unas peñas de mar adentro, en cuyo costado había piures.
Cuando ya no había olas (sino baja mar), los hombres entraban hacia
En los años 2009 y 2010, Hermosilla y Bahamondes efectuaron 30 esas rocas y arrancaban los piures pegados en sus costados. En el mismo
sondeos al interior y exterior del recinto, totalizando 15m2 excavados. sitio había choros y locos. Todos estos mariscos echaban en su wilal».
El conjunto de restos que componen la vajilla analizada está dominado
por cerámica indígena sin torno (72,4 %), (…) lo cual resume de buen «A veces practicábamos también la pesca en la laguna budi. Los peces
modo la importancia de esta última para el funcionamiento de la se cogen con redes. Cuando se echa al río la red especial para lisas, se
Pintura del centro de la Ciudad de Valdivia desde la Isla Teja. coge esta especie, cuyo nombre mapuche (wi-trempe) ya está
fortificación. Más del 45% de todos los materiales arqueológicos
Claudio Gay, Año 1836. anticuado. A veces entra en esa red también un huaiquil y, como por
obtenidos durante las obras de restauración efectuadas entre 2013 y
Colección: Biblioteca Nacional De Chile. equivocación, un robalo. Además se fabrican redes para los llancanis,
2015 corresponden a restos de vajilla cerámica indígena y europea.
que tienen malla chicas. En esa red entran los pecesitos llamados
RELATOS DE LOS CRONISTAS ESPAÑOLES, SIGLOS XVI, XVII llancanis y también los pejerreyes y puyes o sardinas. Esta red se tiende
de la misma manera».
«(Es) la ciudad (Valdivia) muy regalada de pescado y no menos de «Los mapuches hacían ellos mismos sus redes. Mojaban los tallos de
mucho marisco que sacan los indios entrando no menos de doce linaza, después sacaban las fibras de su corteza y las torcían; así
brazadas debajo del agua. Es también grande recreación el ver muchos resultaban soguitas. Cuando había bastante cantidad de hilacha, tejían
brazos de ríos que vienen corriendo de diversas partes y llegan a la la red».
ciudad, que aunque son pequeños todavía andan a placer las canoas
por ellos lo cual es causa de que este la ciudad muy bien servida y
proveida, porque en las canoas traen los indios todo lo necesario como
es hierba, leña y muchos mantenimientos; y no menos deleite es ver
entrar tantas canoas por aquellos ríos hasta llegar a las casas».
Mariño de Lobera [1594] 1960, p. 321

«La otra embarcación muy usada en este reyno es de canoas: derriban Conjunto de base de cerámica utilitaria Mapuche y tres discos

LONKO PASCUAL COÑA.


un árbol grueso y alto, desvastan el tronco o plan que ha de servir de de Piedra. Excavación 1992-1993, Sector La Cocina. Colección:
quilla, cavan el corazón hasta dejar el plan de cuatro dedos de grueso y Museo de Sitio Castillo de Niebla. Foto: Juan Pablo Turén.
los costados poco mas de dos, y acomodan el hueco para buque, la
extremidad mas delgada para proa, y la mas gruesa para popa». «[En] la Estructura I, estudiada en 1993 y ubicada en la parte baja
Diego de Rosales [1674] 1877 Vol. I, p. 173-14 cercana al muro de defensa este […] se documentó la base de un muro
elaborado con bloques de piedra cancagua, asociada a una estructura
Evidentemente, las canoas cumplían una importante función para las de combustión a modo de cocina, que contiene abundantes
actividades de pesca, caza y recolección en diferentes ambientes, fragmentos de cerámica indígena, mayólica polícroma, clavos de
fluviales, lacustres y marinos. En el siglo XVII, los indios de la Imperial hierro, balas de mosquete confeccionadas en plomo, botones, hebillas
las utilizaban para la abundante pesca de la corvina, especie que se y otros artefactos semejantes […] gran cantidad de muestras de
captura por lo regular en zona de rompientes. carbón, y restos de utensilios diversos, estando a su vez en directa
Diego de Rosales [1674] 1877-78, Vol. I, p. 174.* asociación con los cimientos antes descritos […] una gran
concentración de fragmentos de madera quemada asociada a diversos
RELATOS DE NATURALISTAS Y MARINOS, SIGLO XIX restos tales como conchas y huesos con claras huellas de corte […] en
su mayoría carbonizados […] fueron encontrados grandes fragmentos Pascual Coña a los 80 años. Fotografía: O. Heffer Bissett.
En la costa del río Bueno, estas embarcaciones eran empleadas para de cerámica utilitaria indígena» Aguilera, 1994, p. 46-47. Archivo: Museo Nacional de Historia Natural de Chile.
acceder desde el interior por el río al mar y realizar actividades
pedestres de recolección de algas y mariscos en la playa «Una situación similar presenta el pozo 16, excavado en la presente «Esos peces se pescaban a veces mediante la red barredera de la resaca
Rudolf Phillipi 1865, p. 37. * década. Ubicado en la parte alta de la fortificación, […], presenta una que llega a la playa. Para esa forma de pesca había que tirar la red muy
alta frecuencia de restos cerámicos indígenas de gran tamaño –más de mar adentro. Los hombres se desnudaban y se internaban en la mar
Las canoas excavadas en un solo tronco se utilizaban para la pesca y 600–, con una densidad similar a la descrita en la Estructura I ya tirando la red detrás de sí, la desenvolvieron al paso que avanzaron,
calado de redes en el río Mehuín. mencionada. Gran parte […] corresponden a partes de ollas o challa, rodeando la resaca en semicírculo. Después de una vuelta de bastante
Vidal Gormaz, 1879, p. 167, 172. * jarros, escudillas y platos que pueden ser reconstruidos. Se distingue diámetro, salieron otra vez a la playa trayendo consigo un extremo de la
[…] la conformación de «un área de procesamiento intensivo de red, el otro lo sujetaban otros dos hombres que habían quedado
alimentos, donde junto con una importante densidad de desechos parados en la playa. Cuando los dos primeros ya han dado su
cerámicos con huellas de exposición al fuego, se registra la presencia de semicírculo por el mar y salen a la playa, entonces todos (los cuatro)
recursos cárneos y vegetales» Hermosilla y Bahamondes, 2010, p. 71. tiran, arrastrando la red fuera del agua».
«Hay también otro modo de pescar; se cogen los peces con anzuelos. El
proceder es el siguiente. Se ponen lombrices en un anzuelo de manera
que este pasa por todo su cuerpo; además se le amarra el anzuelo. Este
último está asegurado por medio de una soga con una varilla. esta
forma de pescar se llama pesca con anzuelo. Otras veces se pesca con
coigues puntiagudos. a tres palitos delgados de coihue, o también de
murtilla, se les hace punta y se los afirma con amarras a la extremidad
de otro palo más grueso. Fisga o tridente (harpón) se llama este
instrumento de pesca; con él se pican los peces desde la orilla del mar».

Wampo en el Museo de Cañete. Presenta popa, quilla y hueco «En nuestros días la vida ha cambiado; la generación nueva se ha
para remo, detalles que dan cuenta del fino trabajo realizado chilenizado mucho; poco a poco ha ido olvidándose del designio y de
por el pueblo mapuche. Fotografía: Patricia Muñoz la índole de nuestra raza; que pasen unos cuantos años y casi ni sabrán
ya hablar su lengua nativa. Entonces ¡que lean algunas veces siquiera
* Carabias, Diego, Et Al. (2010). Reflexiones en Torno Al Uso de Embarcaciones
este libro! He dicho».
Monóxilas En Ambientes Boscosos Lacustres Precordilleranos Andinos, Zona Centro- Restos Malecológicos (Mariscos) hallados en el Castillo, Lonko Pascual Coña
sur De Chile. Magallania (Punta Arenas), 38(1), 87-108 Excavación Van Meurs 1992;y restos de olla de greda (challa
** Urbina, Simón (2018). Vida cotidiana en el castillo de Niebla a través de las mapuche) recontruida, Excavación Hermosilla 2010. ***Extractos de: Coña, Pascual [1920] (2000). Lonco Pascual Coña ñi tukulpazugun.
colecciones cerámicas y cartografías históricas. Colecciones Digitales, Subdirección
de Investigación, Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.
Colección: Museo de Sitio Castillo de Niebla. Testimonio de un cacique mapuche. 7/ edición. Santiago: Pehuén. Texto dictado al
misionero capuchino Ernesto Wilhelm de Moesbach.
HISTORIA
HISTORIA YY MEMORIA
MEMORIA
LO QUE YO TE PODRÍA CONTAR ES MEZCLADO LA PÉRDIDA DEL MAPUZUNGÚN

Acá los mapuche siempre tuvieron mucho contacto con el español, Incluso a mí me hablaban en lengua, pero de contestar no puedo.
entonces fue más fácil perder todo. Estaba el Fuerte de Niebla, y Aprendí la lengua de mi abuelito; mi abuelito nunca nos hablaba en
después estaba La Misión, entonces fue más fácil que se pierda todo castellano, mi abuelito nos hablaba en lengua no más. Igual la mamá de
lo mapuche. O que se mezcle con lo español, o que llegue el mi mamá, también ella nos hablaba en lengua, nunca nos hablaba así en
cristianismo, todo eso. Entonces lo que yo te podría contar es castellano, sino todas las cosas nos hablaba en lengua; yo todo le
mezclado, y es lo que yo sé… entendía, y por eso yo comprendía las cosas, pero yo de contestarle no
Juan Huichicoy Chicuy podía.
Mauricia Matías Guarda

Aquí los viejitos conversaban antes y uno escuchaba nomás, pero a uno
no le conversaban en lengua, lo mandaban en castellano, en español no
más, pero ellos conversaban. Mi papá sabía romancear, mi mamá
también, pero es que nunca le enseñaron a uno, y uno como español ya
no quiere aprender ya (risas), después de grande uno lo siente no haber
aprendido. Así es la vida pos señorita.
Santiago Ancao Ñanco
Lonko Pascual Alba con doña Francisca Alba, 1923.
Se va heredando la historia…
En Los Molinos igual hablaban lengua, también algunos viejitos que
LAS HISTORIAS, LOS RELATOS quedaban, ya los renovales nuevos, ya no pudieron aprender, y la
lengua indígena la dejaron a un lado.
Todo eso me acuerdo, en eso solíamos estar, y contábamos cuentos, Isidora Ortiz Millapoco
historias que contaban los antiguos, y nosotros como niños
aprendíamos seguramente. Castillo de Niebla, conocido como Fuerte de Niebla. De hecho yo cuando tenía como 45 años vine a saber que mi vecino
Yolanda Antillanca Antillanca Construido en 1645-1672. Fotografía Anónima, 1922. Vicente Ancao hablaba mapuzungun, porque nunca lo habló, entonces
Archivo: Francisco Calaguala. la gente tiene muy escondida la cultura y no los culpo, porque fue por el
Y en las noches cuando llovía, estaba la finá de mi abuela, mi abuela tema de la discriminación, que a nosotros nos tocó más fuerte acá.
contaba y yo fíjate que casi nunca le tomé atención a lo que ella ALLÁ EN LA MISIÓN Joaquín Ñanco Ñanco
conversaba, imagínate tú que si yo le hubiera tomado atención le
hubiera contado todo lo que yo a vuelo de pájaro alcanzaba a escuchar, Allá en La Misión , allá hay una iglesia, estaba la casa de los párrocos y Claro, ya no se habla en lengua, porque todos los viejitos han muerto,
y que no se me ha olvidado nunca... estaba el internado, ahí llegaban los lugareños, indígenas que vivían antes había harta gente que hablaba en lengua, los viejitos todos
Luis Bravo Risco en ese tiempo, los internaban ahí y ahí los hacían trabajar en una hablaban en lengua de ellos, ahora nadie habla en lengua.
YO CONOCÍ A MI TATARABUELA huerta, y sembraban, parece que era repollo y zapallo. Las niñas Incluso ahora les da vergüenza, le da vergüenza hablar su lengua, si le
jóvenes las internaban ahí y trabajaban esas huertas. Y después el dicen mapuche o una cosa así les da vergüenza, no como antes, todos
Claro, yo conocí a mi tatarabuela, ella tenía como 140 años. Se llamaba cura cuando entró Lord Cochrane a Corral, se fue, abandonó... hablaban en su lengua, conversaban en su lengua y lo traducían, acá
Jacinta Huichicoy. Una vez pasamos con mi mami a alojar, porque antes Delfín Retamal Antilaf habían varios viejitos que hablaban pura lengua, y después lo traducían
no había más gente. Fuimos a Los Molinos, fuimos a comprar harina, mi al castellano, entonces uno sabía lo que estaban hablando, pero ahora
mami me llevó, a mi no me soltaba, pasamos a alojar donde mi abuela, Y allá también en La Misión, cuando íbamos pa Curiñanco con mi no po, nadie nadie habla su lengua. Por eso mi abuelita decía «cómo se
tatarabuela sería mía, porque mi mami le decía abuela a la viejita. abuelita pasábamos ahí a descansar ahí donde había una casa grande pueden avergonzar». Mi tía Jacinta, mi tía Isabel, hablaban bien la
Pasamos, yo todavía me acuerdo como si fuera ayer, hicimos una cama que era un convento, bueno parece que no está esa cosa, como yo no lengua indígena.
así a orillas del fuego, tenía una enorme cocina fogón, y después llegó he pasado por ahí, y ahí nos sentábamos nosotras con mi abuelita y Juana Huichicoy Paillalef
un hijo de él, hizo un velero que le llaman, unas sierras, lleva unas cinco conversaba mi abuelita, ahí en ese tiempo habían curas y monjas
sierras, después los ponía en un palo y después las sierras al medio, los ahí,… por eso es que se llama Misión, porque eran misioneros. Y esos Decía mi padre que habían más mapuche antes, pero nosotros fuimos
ensartó y después los echó a cocer. A mi me dio sueño, la viejita se puso tenían colegio también… y después la gente lo empezaron a desarmar cambiando la sangre de a poco… esos los mapuche que habían y los que
a conversar y se acordó del tiempo de los españoles. todo, y ahora está todo hecho pedazo. murieron, esa es la raza que dejaron sembrada.
Jerónimo Ñanco Ñanco Juana Huichicoy Paillalef Rosa Ñanco Ávila

Mapa de Valdivia, 1653. Expedición de Brouwer en el intento


de una ocupación holandesa por su puerto estratégico y sus Mapa de la República de Chile, año 1904 de C. Tornero.
minas de oro. Archivo: Biblioteca Nacional de Chile Restos de La Misión de Niebla, fundada en 1776 Provincia de Valdivia, una de las 24 provincias de la división
Sector La Misión. política administrativa de ese entonces.
LA NACIÓN MÁS RICA CAMBIANDO LA MENTALIDAD
HISTORIA Y RACISMO
Porque según dicen que la nación más rica era la nación chilena, por eso Se sienten avergonzados de sus apellidos, de cosas antiguas ya no se le
fue que los españoles llegaron, pero en una parte cometieron los No, de que yo recuerde esas cosas acá no se hacían ya, acá eso se puede conversar nada a la juventud, porque ya no le gustan, todas esas
españoles... porque pidió que le tomaran al dueño de la riqueza. Según perdió hace muchos años. Según me contaba mi madre que historias que se contaban antes. La juventud está en otra onda. Con la
dicen, les habían pedido que lo lleven vivo, porque él llevaba la corona antiguamente eso sí se hacía. Cuando ella era niña todavía, pero televisión se cambió, se está cambiando la mentalidad.
de oro. No me recuerdo cuál era el nombre del rey, del cacique, rey después se dejó de hacer eso por la razón de que se entendía que Delfín Retamal Antilaf
indígena, y les pidieron que tomaran a esa persona y que se lo llevaran entró como muy fuerte la parte españolizada acá, en Valdivia. Valdivia
vivo, y los españoles lo mataron, le sacaron la pura cabeza, y le llevaron se comenzó a formar, llegó mucha gente extranjera, mucha gente
la cabeza, y ahí fue que cometieron. europea, y como siempre ha existido eso de… podríamos llamarle Los más antiguos de nosotros yo creo que vivían más felices que
Por eso es que el oro se perdió, porque antes estaba a flor de tierra, y racismo, de que siempre estaban como tratando digamos a la gente nosotros. Ahora no po, porque todo es tecnología, quien no quiere
después se hundió, se enterró, y dicen que sólo cuando termine, cuando lugareña de apellido mapuche, tratándonos de indios, entonces eso tener un celular, o el celular más caro, televisores, quien tiene el
ya no quede más gente, ahí va a volver a reflotar... Mi abuelito solía fue, la misma gente mapuche se comenzó a avergonzar de eso, televisor más grande. Ahora la gente está más moderna, pero también
tener una paciencia pa’ estar conversando, pero me hablaba todo en entonces de eso la gente mapuche también se empezó a separar del la tecnología echa a perder a la persona, por ejemplo la persona en los
lengua, esa historia del oro en lengua me lo contó, era bonita su historia pueblo españolizado, del extranjero, no sé si como temor o por celulares está enviciada la persona. Por un lado es bueno y por otro es
cuando la contaba. vergüenza, pero eso sucedió. malo.
Mauricia Matías Guarda Galvarino Cañicul Huichicoy Juan Pichipil Aravena
HERENCIA SABIDURÍA
HERENCIA Y SABIDURÍA
LA TRADICIÓN DE LA GENTE ANTIGUA UNA VERSIÓN DE MANKEAN

La tradición de la gente antigua, los descendientes fueron ¿Ustedes han escuchado hablar de Mankean? fue un machi, hay un
aprendiéndole a los antiguos… montón de versiones, pero era un machi que estaba buscando piedritas
Luis Bravo Risco en la mar para echarle adentro a su kultrún, y se paró en una piedra y
unos dicen que le dijo al agua, si fueras mujer te haría el amor, otros
Entonces nosotros íbamos, hay un lugar que se lama Liwkura aquí, que dicen otras cosas, pero todos apuntan a lo mismo, que Mankean fue
son las piedras donde llega el mar, y sacábamos luche, jaibas, erizos, insolente digamos con el mar y con el agua. Entonces qué hizo el mar, lo
piures, caracoles, pejepeñas, y con todo eso nos veníamos surtidos. encantó y lo dejó ahí.
Nosotros nos íbamos con mi viejo. Juan Huichicoy Chicuy
Joaquín Ñanco Ñanco

Mi papi nos instruyó a nosotros en la pesca, la pesca y alga, de ahí nos xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
enseñaron, de ahí sacamos el arte de la pesca… y es como que tú lo
llevai en la sangre, de que sabí hacer la pega del mar, lo que es las algas, RESPETO Y CONEXIÓN
el buceo, y lo que es pesca en altamar.
Jaime Aravena Huichicoy Por eso la gente respeta harto la mar, porque seguramente sus abuelos
le dijeron que la respete, tal vez no le explicaron más. Sabían que tenían
Te olvidai todo todo, es bonita la pesca, es bonita… a mí me gusta. Yo que respetar la mar, porque era como acto y consecuencia. Si le gritan a
salía de cabrito con mi papá, yo empecé a salir a los 11 años a la mar, la mar, eso es evidente, si ustedes se ponen a gritar a la mar, la mar va a
llevo 43 años… y salí a trabajar con mi papá, me mareaba todo el día. Yo venir y los va a venir a tapar.
miraba el agua así no más, y me mareaba, y de repente me pasó y Juan Huichicoy Chicuy
quedé normal. Después aprendí a bucear, sabe que mis hijos ninguno se
marearon, mi hijo igual es fanático pa la pesca. Pero uno no le tiene miedo al mar, todo lo contrario, más respeto al
Oscar Teobaldo Collilef Collilef mar, y lo quiere más, porque son cosas de uno no más, uno sabe que el Don Nola devolviendo las jaibas pequeñas al mar. Respeto,
mar te puede dar o... entonces como pescador uno lo respeta. Es como conexión, gratitud y sabiduría.
una cariño mutuo, siempre respeto. Yo pienso eso, que el mar es algo
vivo y hay que quererlo.
Jaime Aravena Huichicoy GRATITUD

Un respeto también al mar. Si al mar hay que tenerle respeto, no Uno todos los días cuando se viene, traiga o no traiga pescado, da
temerle, pero un respeto, porque si yo respeto al mar nada me va a gracias al mar por haberle dado sustento diario, osea lo hace
pasar, pero si no lo respeto, algo me va a pasar. Esa enseñanza sería muy inconsciente, no es que lo grite, nada, es una cosa que te nace.
buena para la juventud que trabaja en el mar. Jaime Aravena Huichicoy
Onolasco Collilef Collilef
TRABAJO EN LA MAR
Si toda la gente lo sabe, que no hay que gritarle, por ejemplo si se hace
fuego a la orilla de la mar y se quema cochayuyo, llueve, y eso pasa. Hay hartas cosas que uno podía tomar memoria como empezó a
Entonces todas esas cosas igual la gente lo sabe, y lo respeta. Entonces trabajar, cómo empezaron los antiguos, como que de repente se olvidan
eso es conexión. de la gente antigua como trabajaba.
Juan Huichicoy Chicuy Onolasco Collilef Collilef

Son cosas que… no sé, algunas personas se olvidarán de su pasado, pero


por lo menos yo no. Yo me acuerdo perfectamente cómo hacíamos
Don Nola y su hijo Tibaldo nuestros trabajos, nosotros como estaba comentando, salíamos a la
Los descendientes fueron aprendiéndole a los pesca, cuando bajaba la marea íbamos a sacar moluscos, sacábamos
antiguos… cochayuyo, y mi mamá igual iba al mar con una de sus hijas, iban a sacar
el luche, mi mamá siempre trabajaba en el luche, sacando también
moluscos…. y ellos trabajaban y se mantenían con productos del mar,
tanto comercializaban como consumían productos del mar. Entonces de
UNA COSA PARA LA OTRA ahí se mantenía la familia.
Galvarino Cañicul Huichicoy
El mar digamos en mi juventud y en mi niñez fue algo muy importante
para mí, como le acabo de decir que el mar era como una cancha de Yo me metería al mar, a los 10 años ya andaba al lado de mi papá. Como
futbol. Actualmente para mí el mar es una belleza, y realmente a lo 8 años tendría cuando ya andábamos ayudándole a mi papá.. Éramos
mejor si me voy a vivir a otro lado, igual iré a ser feliz, pero no voy a nueve hermanos, claro que nos fuimos siguiendo casi todos, al año
poder estar mirando el mar. Aquí yo soy muy feliz. Tengo el mar ahí, a la Huairavo en el roquerío de la Playa. íbamos casi todos parejo… asique cuando bajábamos al mar, todos.
vista, que me vio crecer y que yo me manejé en el mar, entonces somos El sabio mensaje de los antiguos: Orlando Ávila Millahual
como una cosa para la otra. Así vivo el mar yo. Hay que tenerle respeto a todo.
Galvarino Cañicul Huichicoy Entonces mis hermanos mayores comenzaron por supuesto a trabajar,
HISTORIA DE UN BRUJO después yo me acoplé a ellos, y seguí haciendo los mismos trabajos que
ellos hacían. Trabajé en la pesca, trabajé en el campo. Cuando fui
Hartas historias, nos han contando hartas historias a nosotros, mi papá pescador después aprendí a ser buzo, saqué productos de mar
y mis tíos también. Por allá por San Juan, como a las 10 de la noche buceando, y mariscando también por las orillas, pa alimento y para
pasó un brujo, un pajarito, y uno de los caballeros que andaba, no eran negocio. Y como yo, habían muchas personas acá que vivían de lo
tíos míos, le dijo unos garabatos a ese pajarito… era un brujo, y dio una mismo, del mar.
media vuelta así, contaban ellos, y los dejó durmiendo toda la noche, Galvarino Cañicul Huichocoy
hasta el otro día. Ellos, igual que endenante cuando le estaba contando,
uno salta a tomarse un cafesito, pa estar calientito la guatita, las manos, De la edad de 14, 15 años ya era un hombre de mar ya, hasta los 50 más
y tipo 10, 11 de la noche salir a pescar de nuevo. Ellos estaban allí tipo o menos, hasta los 50 años. Y ahora estoy aquí.
9, 10, y pasó ese pájaro que era un brujo y los dejó durmiendo hasta el Elías Pérez Doamante
otro día, hasta la 10 del día, con el sol alto, a los seis. Eso nos contaban
ellos. Después pasó una persona y los despertó… era él mismo, ya
siendo persona después sí. Y eso uno, como decir, uno le cree a ellos, CONOCEMOS A LA MAR Y LA MAR NOS CONOCE
porque eran cosas que se la cuentan a uno como hijo pa que algún día…
El mar desde la ventana. Uno tampoco le puede decir garabatos a nada po, a ningún pajarito, por
Lo que pasa es que uno ama su trabajo, no me veo en otro rubro, no me
Aquí yo soy muy feliz, tengo el mar ahí a la vista, que lo mismo que nos contaban los abuelos y los papás.
gustaría, conozco todas las técnicas, viento, mar, conocemos a la mar, la
me vio crecer… Así vivo el mar yo. mar nos conoce a nosotros, nos llevamos bien.
Alejandro Bórquez Bravo Jaime Aravena Huichicoy
CONOCIMIENTO
CONOCIMIENTO YY SEÑALES
SEÑALES
LA BOA

La boa, es la mar que viene, la ola que viene de afuera, la ola viene pa
la orilla. Nosotros si venimos del Norte tenemos que traerla a este
lado. Si venimos de allá pa acá, la traemos al lado, a éste. Asique si nos
pasamos un poco, la mar viene ahí, nosotros pasamos un poquito pa
allá, porque nos vamos desviando… tenemos que traerla siempre a ese
lado, que nos venga golpeando siempre a ese lado.
Elías Pérez Doamante

Wenuleufu, el río de arriba.

EL PUNTO DE VISTA DE NUESTROS ANCESTROS

En cuanto a la visión del entorno, la brújula del mapuche se retrata en la Chukao en el bosque siempreverde del lafkenmapu.
esfera del kultrun, ahí tenemos nuestra brújula, y ahí tenemos bastante Lo que te dicen las aves, los animales, la tierra, los
para analizar: norte, sur, el mar, hacia donde van los muertos. Igual está árboles... Uno es capaz de leer eso.
el río de arriba, la vía láctea que era la wenuleufu, las estrellas,
wanglen, que son estrellas tutelares, que por ejemplo el lucero de la LEER LAS SEÑALES
mañana, el lucero de la tarde, que el mismo planeta Venus creo que es,
el fucha wanglen, y el de la mañana tiene otro nombre, wúñelfe. Y saber leer las mismas señales que te dan el canto de las aves, los
Entonces todo esto eran la temática del cielo, los vientos, las lunas, todo vientos… De repente yo sabía antes que venía tiempo bueno cuando
tenía una explicación desde el punto de vista de nuestros ancestros… los gusanos dejaban hartos grumitos de tierra acá arriba en la
La Boa. La mar que viene, la ola que viene de afuera. superficie, eso significaba que venía tiempo bueno, osea uno es capaz
Pascual Alba Alba
de leer eso. O si hay muchas telas de arañas circulando y se te pegan
TIENE QUE CONOCER LOS VIENTOS CUANTAS OLAS TIENEN QUE VENIR en la cara, tiempo bueno también. Entonces tu aprendes a interpretar
lo que te dicen las aves, lo que te dice los animales, la tierra, los
Tiene que conocer los vientos, el viento Norte, conocer el viento Sur, las Y cuántas olas son las que tienen que venir. Son todos cuidados que árboles, y ahí recién empiezas a entender realmente la cultura.
Travesías, como le decimos al Surweste, y este viento de cordillera, el tiene que tener un pescador. Son tres olas que siempre le dicen las tres Joaquín Ñanco Ñanco
viento Puelche. Es más peligroso el viento Puelche que el viento marías, pero la cuarta es la peligrosa, la última. Estoy en la caleta
Travesío. Si te viene un viento Travesía, o Norte, pongamos, el Norte te supongamos afuera, todavía no entro en la caleta, tengo de dejar pasar EL TIEMPO Y SUS SEÑALES
va a traer siempre a orilla, la Travesía siempre te va a tirar siempre a las tres, y la cuarta que pase, y de ahí puedo entrar o bien salir.
orilla de costa. Pero el viento Puelche te va a llevar ¡quizás a qué alturas Nosotros le decimos un sekío. Es igual idéntico que si usted va por una Por ejemplo decían que cuando el tiempo venía bueno, se escuchan
del mar!, y vas a ver puro cielo y mar, y no vas a encontrar adonde hay calle, hay un semáforo, rojo y verde, ¿cuál tiene que respetar usted? el los ruidos al sur.... el mar tiene sus señales, los truenos tienen sus
un lugar pa poder escapar. rojo, porque hay un peligro. Esta es la manera de un pescador. señales. Si truena hacia el sur, el tiempo viene bueno, si sale hacia
Eso es lo que tiene que saber toda persona para poder de repente Onolasco Collilef Collilef afuera y truena del cerro, el tiempo viene bueno, si el arcoíris aparece
ubicarse en eso, que habiendo Travesía tiene una esperanza ¿no cierto? en el mar, todavía queda lluvia... era una muestra que el tiempo viene
llegar a tierra … o alguien va a verlo y le van a ir a prestar auxilio. malo, que va a seguir lloviendo, pero si el arcoíris en la tarde salía hacia
Entonces ese también es conocimiento que tiene que tener todo el cerro, era tiempo bueno seguro, entonces tenían nombre, por
pescador. Claro hay mucha gente que le echa no más, anda sin rumbo, ejemplo el konpapael era trueno en el mar, el tripapael era la salida
pero no es eso. del trueno hacia afuera, hacia la cordillera, y así habían una serie de
Onolasco Collilef Collilef cosas…
Pascual Alba Alba
EL VIENTO TIENE QUE ESTAR DE ACUERDO Y LA MAREA
TODO SE CONSIDERABA PARA VIVIR Y PARA MORIR TAMBIÉN
El viento tiene que estar de acuerdo y la marea también, todo eso el
costeño no se le va po´, sabe. La gente entraba de esa manera a cortar, pero tenía que estar el mar
Nosotros cuando estábamos allá en Calfuco, y teníamos el negocio más o menos calmo, y tenía que coincidir con el tema de la marea
abajo del carbón, pa salir solía estar bonito el tiempo, helado en el igual, porque la gente sabe para dónde corre. Y dependiendo de los
invierno, el viento Este es helado, y de repente se empezaba a poner vientos igual, si hay viento Norte, o Norweste como le llamamos acá,
medio calientito, nos gritábamos «ya viene el Norte allá afuera», nos Saliendo de la Caleta de San Ignacio. no se iba a cortar, porque parte pa allá pa abajo, pero cuando hay
levantábamos ya, alcanzábamos a cargar el carbón y el Norte estaba Esperando las tres marías, y la cuarta, la peligrosa. travesía todo se viene pa acá, entonces la gente conocía todo eso.
encima, porque cuando viene Norte se empieza a entibiar el ambiente, Esta es la manera de un pescador. Osea la gente trabajaba con el tema de los vientos, con las fases de la
asique levantábamos la vela… en veces tiritando pa adentro también, luna… todo eso se consideraba para vivir, y para morir también.
porque si venía una racha muy grande nos iba a dar vuelta. Joaquín Ñanco Ñanco
EL PESCADO, LA MANSURA DE MAR Y LAS CORRIENTES
Cesar Silva Barrientos
Hay tiempos en que el pescado que ande no pica, hay que esperar
revoltura. Por ejemplo si hay 4, 5 días de Sur, el pescado se va pa
abajo, no se va arriba a la superficie, asique ahí ya viene la mansura de
mar, ya se va…
Elías Pérez Doamante

Y la pesca depende de las corrientes igual, de la Corriente del Niño, de


la Niña que le llaman. Nosotros con la del Niño tenemos pescado,
cuando llueve a nosotros nos va bien, pero si está mucho tiempo
bueno y se helan las aguas, el pescado se va a pique, a 50 metros, osea
el Niño nos trae plata y la Niña nos deja. La Niña en septiembre va a
llegar supuestamente, y ahí se va a ir el pescado, se va a 40 metros, Luna llena en el lafkenmapu.
poca lluvia. Si cuando hay tiempo bueno, el pescado no flota. La gente trabajaba con las fases de la luna.
El viento, las mareas, todo eso al costeño no se le va. Jaime Aravena Huichicoy
PERO SÍ PASÓ EL TRUENO, EL FRENTE PASÓ
EL KAWÜL PIKUN Y LA LLUVIA MAREAS PARA LA PESCA Y PARA MARISCAR
Nosotros teníamos muchas veces el temor de ponernos en ridículo,
Si hay el kawül pikun que le decimos, inevitable, va a llover, porque Para sacar moluscos, uno tiene que esperar a la marea a que baje. Para porque nos ridiculizaban, porque si nosotros decíamos por ejemplo,
viene viento del Norte con forma de arreboles, eso se llama kawül ir a pescar a la playa uno tiene que esperar a que comience después salió el trueno hacia la cordillera, va a mejorar el tiempo, esas son cosas
pikun en mapuche, el kawül por la enredadera, y pikun por el norte: que bajó la marea, que comience a subir, en ese momento uno iba a la de los indios, preocúpense de si subió el barómetro... pero si pasó el
vienen enredaderas cruzadas por el Norte. playa a pescar. trueno, el frente pasó, y pasó pal otro lado.
Pascual Alba Alba Galvarino Cañicul Huichicoy Pascual Alba Alba
LAABUNDANCIA
LA ABUNDANCIA DE
DE ANTES
ANTES
ABUNDANCIA DE PESCADO YA NO ESTÁ ABUNDANTE COMO ANTES

Si aquí cuando yo empecé en la pesca era niño, la playa grande quedaba Yo la única abuelita que tenía era mi abuelita Teresa no más, y con ella
blanqueando de sardina. Por ejemplo en la noche, con la marea de la conversaba… En esos años, serían sus 50 años cuando estaba la
noche, al otro día bajaba a la playa, estaba blanqueando la sardina abuelita, y la abuelita siempre decía, «la juventud de más adelante, esas
muerta, de tanta abundancia que había. Ahora nada. van a explotar todo, no van a dejar nada, van a botar la madera, van a
Elías Pérez Doamante pelar los campos, y van a explotar el mar»…
y así no más es, en el mar no hay nada, pa arriba en el monte ya no hay
Había abundancia de pescado. Tú donde botaras la red sacabas nada de palos… palos, reliquias nuestras...
pescado, ahora no, ahora es muy difícil sacar. Nosotros fuimos en la Juana Huichicoy Paillalef
mañana, sacamos como 100 pejerreyes, imagínate, con 100 pejerreyes .
no hace nada, tuvimos que venirnos… más encima anda mucho lobo, te
hace pedazo el material. Y pa mariscar, con un mariscador no más, nos arremangábamos, nos
Luis Bravo Risco metíamos. Pero hoy día ya no hay mucho porque lo tiene pa la venta, la
población aumentó y todos quieren ganar algo. Asique ya no está tan
Locos. Salían tremendas pelotas de locos, y varaban. abundante, como antes.
¡Unos locos que parecían platos! Cesar Silva Barrientos

SALÍA HARTO HARTO HOY DÍA… ES DISTINTO

Más, más había, sobre todo los locos, salían sus cuñas de locos, que le Eso hoy día está todo perdido, ya nadie siembra, y los que van al mar, es
llamaban. En esos años salían acompañados con caracoles de esos más que nada por generar dinero. Antes era más como para
grandes negros, y solían estar las pencotras botadas en la playa, alimentarse. Ahora el mar se explota para tener dividendos, y antes era
¡tremendas pelotas de locos! Y las lapas salían acompañadas con las sólo para alimentarse, es distinto.
jaibas, salía harto harto, y la gente ni los recogía, nadie lo recogía Ana Aravena Huichicoy
porque no lo necesitaban. Unos pocos no más recogían, todos no, y se
podrían en la playa, los pájaros lo comían, osea las pelotas se iban pa ¡CONVERSE CON UNA PERSONA DE EDAD!
adentro, volvían, las olas lo botaban porque nadie los recogía…
Y ahora no hay nada, puras guaguas, chiquititas, puras guagüitas. Ha cambiado Los Pellines, porque ya gente nueva hay po, pura gente
Juana Huichicoy Paillalef nueva, y que no es igual que la gente antigua ya. La gente antigua era
muy trabajadora y muy juiciosa pa su trabajo. Trabajaba muy bien,
BANCOS DE LOCOS, Y VARABAN Cardumen de sardinas. Alimento de sierras y otros peces. ahora no, muy distinto, y yo por eso en veces cuando converso con una
Antes tanta la abundancia, blanqueaban en la playa. persona joven, ¡converse con una persona de edad!, le digo yo, no
Y varaban también po’. Si era cierto que varaban, porque salían los converse con sólo el joven.
bancos de locos que le decían, y salían los locos unos sobre otros ¡Pero Sara Millahual Paillalef.
unos locos que parecían platos! Igual los erizos ¡Eran enormes… y LA GENTE LO QUE NECESITABAN NO MÁS
hartos!
Brígida Antillanca Ñanco Porque la gente antigua andaba más en la mar y andaba no como ahora
que la gente va a sacar marisco, loco, andan ¡tan acelerados que andan!
Y aquí estas mares nosotros sacábamos antes cuando salían los bancos Y antes era más tranquilo, la gente lo que necesitaban no más. Iban a
de arena, el banco de arena viene en la temporada en el verano, la pescar, sacaban un poco no más, lo que ellos iban a comer no más, todo
arena se allega a la orilla, y los locos venían arrancando pa que no los lo que era marisco, pescado, lo que necesitaban no más. Ahora no po,
aplaste la arena, y no tenían adonde arrancar más, llegaban a la luz y ahí porque ahora no dejan ni las guaguas, todo lo agarran, todos sacan,
los agarrábamos nosotros, ahí los agarraban los papá, las mamá. esos marisquitos chicos… ¡¡¡¡ay señor!!!!
Orlando Ávila Millahual Juana Huichicoy Paillalef

Los locos entre medio de los koyofes estaban arrumados así. Si el loco
antes tampoco tenía mucho aprecio, después lo empezaron a descubrir.
Toda esa abundancia se terminó ya, no hay.
Elías Pérez Doamante
“Artesanos grandes” con redes de cerco, frente a
BANCOS DE JAIBAS Y DE MARISCOS lanchitas de madera, los verdaderos artesanos, en el
mismo mar. Así que así se fue exterminando.
Antes tanto era, tanta la abundancia, que se hacían bancos de jaibas en
la arena. Usted pasaba, las jaibas varadas ahí, ¡pero era demasiado!
Bancos de jaibas y de mariscos. Y nosotros íbamos a escoger las más
LOS INDUSTRIALES Y LOS VERDADEROS ARTESANOS
grandes. Pero uno iba, y estaban las jaibas amontonadas, y eran esas
jaibas reinas, no las coinao, las coinao que se comen ahora, esa jaiba no Esto empezó más o menos a bajar cuando salieron los sardineros,
se comía. Solamente la reina. Y ahora no se escapan ni esas jaibas Machas, abundantes hace unos años, hoy
prácticamente extintas por la extracción porque también hubieron sardineros que trabajaban acá con lanchitas
pelúas, todo a la venta no más. chicas, que aquí en la bahía no más adentro sacaban, porque las
Ana Aravena Huichicoy; Leonel Aravena Huichicoy descontrolada.
sardinas estaban hecho pelotas, andaba abundante, y esos sacaban así a
LE ECHABAN LA CULPA A LA SIRENA pulso no más.

Pienso porque mis mayores conversaban, decían: de tanto tiene que Después ya vinieron los industriales, porque ahora hay artesanos que
mermaba la ración, le echaban la culpa a la sirena, porque la sirena es la están con redes de cerco y todo eso, ahora le dicen artesanos, pero los
dueña de la mar, y diosito la permite a ella, por eso que una vez no artesanos verdaderos artesanos, eran los que estaban con lanchitas
hubo pescado porque la gente botaba mucho el pescado. chicas de madera, que botaban una redesita chica así, la daban vuelta y
Entonces decía la gente «la sirena tiene la culpa», pero la sirena no, con un solo lance cargaban su lanchita… y de ahí vino la merma donde
porque diosito lo permite, por eso que se escaseo el pescado. Y yo vinieron los artesanos grandes.
pienso así, algún tiempo tenimos que pasar una hambruna, digo yo.
¿Cómo entonces se escaseo las cosas en la mar?, no hay locos, no hay Y más afuera le pusieron los industriales, pero los industriales
lapas, no hay otras cosas así. Tiene que acontecer eso, porque dios lo empezaron a hacer la embarrá, porque el industrial, saca 40, 80, 100
castiga a nosotros porque nosotros no podimos botar las cosas. Porque toneladas, entonces donde abarca en esos pelotones no anda pura
antes se desgranaban las lapas más grandes, y lo chiquitito se iba sardina no más que sacan, ahí anda corvina, anda jurel, anda pescá,
botando, y ahora que pasa, no hay nada po. Tantas cosas que tiene que anda todo eso, entonces como los industriales afuera necesitan la
pensar uno, tiene que pensar esas cosas porque tantos niños que van sardina, el resto eso que suben lo botaban todo. Así que así se fue
Jaiba reina. Estaban amontonadas, se hacían bancas de creciendo. exterminando.
jaibas en la arena. Rosa Ñanco Ávila Elías Pérez Doamante
MATERIALES Y TECNOLOGÍAS
MATERIALES TECNOLOGÍAS
NO PRONUNCIABAN ARTESANÍA TODO SE HACÍA MANUAL APRENDÍA EL OTRO Y TODOS AL FINAL

Antes no se conocía artesanía ni una cosa, nada, por si sólo la gente le Mi papá llevaba una pilgua, que esas se tejían igual con la ñocha. Esa la Si uno que no tiene cosas, el mismo trabajo le hace abrir entendimiento
nacía hacer un canasto, un chaiwe que le dicen eso así, eso le nacía de tejía mi mamá, porque antes no existían sacos, esas cosas, todo se pa hacer algo. Entonces le da esa idea, íbamos a manos a la obra y
su corazón así solito, porque sabían eso. hacía manual, los implementos de pesca era todo manual: los brinque aprendía, y el otro, y aprendía el otro ,y todos al final hacían lo mismo,
que se hacían con la ñocha, los jaiberos, nada era comprado, todo era porque era bueno.
Iban a sacar cosas en el monte, el esparto que sube arriba del palo, ese artesanalmente fabricado. Orlando Ávila Millahual
lo sacaban para hacer escobas, de ese hacía mi mamá y esa señora Rita Ana Aravena Huichicoy
que le decía, ¡pero bonitos! ¡lindos! Pero ahora no hacen de eso las TODOS TENÍAN LA MATERIA PRIMA PARA SEGUIR
señoras. Por eso yo aprendí de todas esas cositas, porque mi mamá
hacía de eso. Ahora no hay por aquí, tiene que ir por allá leeejos a sacar Recolectar, y no era gasto, no como ahora que hay que comprar
de eso. bencina, talco, cualquier cosa que se eche a perder ya es plata pa
mandarlo a arreglar, y antes no po, si se echaba a perder algo se dejaba
Mi papá mío hacia morteritos, iba a agarrar una madera así y lo hacía de lado y empezaba a hacerse de nuevo otro. Porque todo era
mortero, hacía platitos de madera así, pero no pronunciaba artesanía, artesanal, no había gasto. Y todas las cosas estaban, por ejemplo la
nada de eso... Mi abuelita hacía custiones de greda, esa hacía cantaritos ñocha estaba, asique todos tenían la materia prima pa seguir, y ahora
bonitos así, por eso yo le aprendí; yo no tengo greda sino habría hecho… no po, porque ahora queda en pana, y a veces no hay plata pa mandar a
pero tengo deseos de hacer. arreglar, y antes con puro ingenio las personas hacían sus cosas, y lo
Rosa Ñanco Ávila más bien que se vivía.
Juan Pichipil Aravena
LA GREDA
PURA INTELIGENCIA
La greda la sacaba en Calfuco, en un esterito donde hay un puente de
tierra; ese puente lo hizo diosito cuando hizo el mundo ¿no lo vieron Ñocha a la orilla de la playa. Y si algo le fallaba, se arreglaba, o se iba la boya, se perdía la boya, se
usted? Bonito. Ahí hay un puente de tierra y debajo pasa el agua, está Uno de los principales materiales para la fabricación de buscaba otra, se le rompía abajo el canastillo, se le renovaba.
medio carcomido, pero ese no se rompe, porque ese cuando dios hizo el aperos de pesca y recolección de algas y mariscos. Era pura inteligencia no más. Por eso que estudiando uno, la teoría y la
mundo, lo hizo. Y allá sale el agua, allá arriba está la greda, allá íbamos a práctica… va enseñando todo lo que uno puede hacer.
sacar, porque llevaba caballos mi abuelito y traía un buen tanto de a ÑOCHA DE MONTE, Orlando Ávila Millahual
caballo para hacer cántaros. Y platitos así, hacía de todas cositas esa NO HAY SIN BOSQUE NATIVO
viejita. ERA UNA ECONOMÍA,Y NO ERA TANTA BASURA
Rosa Ñanco Ávila Eso se saca en el monte, esta es ñocha nativa, de monte, y esta está en
la parte fresca, algunos le dicen de chupones, porque confunden el Y antes todo eso hacían los antiguos, hacían los morteros, hacían la
chupón con la ñocha, la que se planta no es esa tampoco, esa es más amasadera para hacer masa, la hacían de madera, hoy en día en plástico
tosca, entonces eso es que a veces se habla de ñocha y uno tiene que no más, en eso hacen masa, y hay que comprarla, por eso era una
dar la explicación adónde se encuentra, porque esa se encuentra en un economía.
bosque nativo, no en una forestal. Se pierde todo lo nativo en una Yolanda Antillanca Antillanca
forestal. Y eso es lo que pasa con la cuestión de las forestales, porque ni
la ñocha esa sale, y si no hay bosque nativo se pierden todas esas cosas; La basura, antes se botaba no más por ahí, claro que no era tanta basura
Doris Garay Liencura, Orlando Ávila Millahual como es ahora, no habían tantos deshechos, como el que hay ahora,
ahora existe tanto el naylon, y antes no existía, los envases en que
CORDEL DE ÑOCHA venían eran de fibra de ñocha, los sacos.
Delfín Retamal Antilaf
Y se usó también para hacer cordeles. Resulta que uno lo partía así en
hebras finitas, lo dejaba secarse, una vez que ya estaba seca, claro se
ponía media dura pero uno lo humedecía, así como que se ablandaba, y
lo torcía así con la misma mano, hacían cantidad de metros la gente
Artesa para hacer pan, Cuchara y Morteros antigua. Lo hacían para ir a tomar el caballo, para amarrar un vacuno,
de maderas nativas del monte. para enlazar una oveja, y también se usó para trabajar en el mar. Ese era
el cordel antiguo que hubo acá, antes que ya entre la tecnología de las
ferreterías.
MAESTROS DE LA MADERA Galvarino Cañicul Huichicoy

Acá mismo se fabricaban los cajones cuando moría gente, habían La ñocha también se usaba, se torcía y se hacía cordel, se hacían unas
maestros, si antes había gente que maestreaba: hacían estribos, hacían tiritas angostitas, y después con una tarabilla... tarabilla se llama una
cajones, hacían cucharones, morteros, hacían yugos, hacían ruedas de cosita que va dando vueltas aquí, y que lo va enrollando enrollando así,
madera... y quedaba justo... también puede torcer aquí en la mano, o también con
un palito así, lo vas pisando así, y los vas torciendo, haciendo cordeles…
ALGUNOS PALOS, LOS QUE NECESITARAN nosotros nunca torcíamos con tarabilla, torcíamos a mano...
Luis Bravo Risco
Antes estaba todo natural, en esos tiempos cortaban algunos palos que
necesitaban no más, pero ahora lo cortaron todo. Allá en el Huape había Me acuerdo que el finao Adolfo, que era un tío que yo tenía, que era Chaiwe: Canastón de Quila, Canasto de Voqui,
montaña, por eso andaban los leones, tantos leones, leonas paridas, entrecomillas muy buen tío, como cabro chico pa jugar con uno, así Canasto de Mimbre en proceso
leones, y ahora no hay nada porque todo lo cortaron, lo forestaron, hacía unas cosas tan finitas, porque el hombre estaba lleno de
todo pa arriba está forestado, y antes había harta madera, todo pa paciencia, y con eso pescaba, y con esa también hacía wilales.
arriba había madera, las gente no cortaban esa madera, cortaban lo En Los Pellines, él hacía unos wilales que le hacía flores, los hacía pero QUEDABAN PRECIOSOS SUS TRABAJOS
necesario... preciosos, hacía maravillas.
Ahora cortaron todo, hasta en la punta lo han cortado, le echan fuego. Joaquín Ñanco Ñanco Cualquier pedazo de metal, lo cortaba y hacía cuchillo. Y después los
Antes no era nada así, ahora lo pelaron. cachos de los animales cuando se descachaban, o cuando los mataban
Juana Huichicoy Paillalef NO SE PERDÍA NADA sacaban los cachos, y los colocaba en prensas, y los dejaba planitos los
cachos, y después a sus cuchillos les colocaba una tapa de cacho acá y
La luma, el tineo, son leñas buenas, de primera. De eso ya no se No se perdía nada. Se perdían los cordeles, tenía que hacer nuevo otra una tapa de cacho acá, y quedaba parejito. Y después iba a la playa, y
encuentra, ya no quedan tantas montañas nativas que formó el mundo, vez, eran de ñocha. Comprábamos también, porque había un caballero como siempre varaban esas ampolletas, con el gollete de bronce,
hay puras plantaciones no más. que hacía harto de esa, de 100 brazadas, un rollo tremendo, entonces lo entonces sacaba un pedacito de bronce, y al cacho le hacía unos
Ahora arriba es puro limpio no más, terminaron todo las nuevas matitas comprábamos, llegábamos y lo cortábamos no más, eran de 7 brazadas, hoyitos, ¡porque era pura paciencia ese hombresito!, y le hacía como
de palos nativos que eran antes: el pelú, el tineo, el laurel, el arrayán, el y de un dos por tres teníamos. Porque para hacerlo costaba también, una ranura y le metía una aplicación de bronce. Quedaban preciosos sus
pillopillo, la luma, todo eso limpiaron para hacer esas plantaciones; era dele torcer, dele torcer, cabreaba las manos, y cuando uno estaba trabajos, siempre hacía ese tipo de cosas. Yo con él aprendí a hacer las
ahora está todo limpio, todo limpio. apurado, uno se pone nervioso… cuerdas de tres hebras, y todavía las sé hacer.
Isidora Ortiz Millapoco Onolasco Collilef Collilef Joaquín Ñanco Ñanco
LUCHE
LUCHE
ALGAS QUE SE COMEN Y ALGAS QUE COMPRAN CURANTO DE LUCHE PARA VENDER

Pero hay que saber también de los alimentos que se comen, porque hay Íbamos al mar a sacar luche pa’ poder vender, ese era el negocio que
muchas cosas en el mar, que tampoco se comen. Por ejemplo, entre las vendíamos antes po’, luche. Hacíamos curanto en la tierra así, con
algas, hay una sola que se come, que es el luche, estoy hablando de las piedra. Mojábamos luche con agua, y lo poníamos en ese hoyo ahí, en
algas la cortita, el luche, la luga, el luche cambay y después viene el ese cuadro. Les poníamos helecho encima, y encima le poníamos saco
cochayuyo, el ulte, que es el tronco del cochayuyo; y esas son las algas, mojado, pa’ que pueda cocer el luche. Y le poníamos harta brasa encima
las otras no, las compran pa hacer cosméticos, y otras cosas, a China se po’, brasa pa’ que pueda cocer el luche.
va todo, desde allá lo mandan mucho más caro. María Purísma Antillanca Ñanco.
Juan Pichipil Aravena
Nosotros vivíamos mucho del luche cuando éramos chicos. Y la playa
ABUNDANCIA DE LUCHE Y KOYOF generalmente se usaba para hacer los curantos. La mayoría de las
familias de aquí de la costa cocían los curantos de luche en la playa, se
Sacábamos luche, cochayuyo, o koyof como le decíamos. De todo eso hacían fogatas, se juntaba mucha leña y se hacía un fuego para calentar
había, en abundancia. Harto. el arena, y también las piedras, porque las piedras van arriba, entonces
Brígida Antillanca Ñanco La recolección, agosto a noviembre, tiempo de luche. se metía el luche en el hoyo que hacían en la playa, y los tapaban con
sacos de harina, para que no pasara la arena, para proteger el luche que
RECOLECCIÓN Y DURACIÓN DEL LUCHE no se ensuciara con arena, lo tapaban con pangi de nalca, con paños de
harina, y luego le ponían las piedras, y después la arena caliente encima.
Es en el mes de agosto, hasta noviembre por ahí, ahí ya se empieza a El paño tenía que ser húmedo. Eran como de cinco metros los curantos
terminar. No se puede secar en el invierno, el mejor tiempo es en que se hacían, inmensos de grandes; cada familia hacía su curanto.
agosto, porque en junio, es mucho tiempo malo, y el luche mojado no Ana Aravena Huichicoy
se puede hacer curanto. Porque usted al venderlo, la persona que lo
tiene ahí se le echa a perder el luche. El luche para mantenerlo bien En ese tiempo habían unos hoyos, le ponían leña, quedaba todo el
bien, que dure, tiene que secar bien el luche, de ahí mojarlo, y de ahí carbón, lo tapaban con unas champas de tierra, con nalcas para que no
cocerlo, y ahí le dura un montón. le entre la tierra al luche. Cuando estaba listo, cocido, lo iban a vender a
Se saca, se limpia bien, se le saca toda la arenita, se seca. Yo cocía sacos Valdivia. Ahí ganaba plata la mujer...
de luche, y me salía sus 50, 60 panes de luche, en un saco. Depende del Francisco Jaramillo
porte que lo haga, porque un saco apisonado, puede hacer rendir, pero
el luche al aplastarlo con las piedras no rinde mucho, al aplastarlo baja. Pa’ podernos alimentar, mi papá solía ir a buscar luche en el puerto, y
eso luche lo hacía un pancito, y ahí lo vendía, y con eso podía ir a
Y depende del porte, si es chiquitito no demora mucho, porque yo
comprar un medio de harina.
Algas de tantas variadas formas, tamaños y colores en las cuando hacía uno grande eran dos horas que tenía que tenerlo con las
Olinda Antillanca Ñanco.
rocas del borde costero. Tan abundantes, ayer más que hoy. piedras.
Eliana Huichicoy Huichicoy Cuando estaba listo se iba a vender a Valdivia, se iba en la tardecita
TIPOS DE LUCHE remando, porque no había lancha en ese tiempo; ya se empezaba a
vender su luche en el malecón, antiguamente.
Es un luche especial, nicheo le dicen, cambay también, es uno que crece Era su sustento el luche, vivían del luche.
así largo, que en todas partes no sale sí. Ahora lo que hay más es el Isidora Ortiz Millapoco
luche rosa que le llaman, el mateado, ese que sale en medio de la luga,
pero también es rico ese. El luche, cuando está medio amarillo, ese
queda medio duro pa cocerlo, porque le pega mucho el sereno, el
sereno también lo jode en la piedra, queda duro pa cocerse. Y no tiene
que agarrarlo el sereno estando ya cortado. Tiene todo su sistema, su
cuidado.
Orlando Ávila Millahual; Doris Garay Liencura

LUCHE PARA ALIMENTO Y MEDICINA

El luche es tan rico para hacerlo de distintas maneras, el luche lo puede


hacer una sopita, con papitas, cebollitas, queda rica. Acá por la orillita
hay luche negro y el verde. Pa comer el negro, el verde no, es muy
fuerte, pero es muy bueno también como medicina. Ana Aravena Huichicoy sacando la arena al luche,
Onolasco Collilef Collilef para hacer curanto de luche. Eliana Huichicoy Huichicoy, haciendo pan de luche
en la playa de San Ignacio
Y VIVÍAMOS DEL LUCHE
PANCITOS DE LUCHE: UNOS 200, 300 PANES
Y vivíamos del luche las personas, sus señoras todos los que éramos
casados trabajaba la señora en el luche, puro luche no más, porque no Eso se agarra, se seca, cuando ya está un poco seco, uno busca leña y
compraban la luga en ese tiempo, nada. se hace un cuadro en la tierra, se le riega arena, así tanto de arena. Y
Elías Pérez Duamonte después de eso se le hace fuego, así un montón de leña se quema y así
rociado con agüita, se quema toda la leña y uno lo sacude con una
Carbón, koyofe, luche todo eso; todo eso yo lo vi trabajar y también rama le saca todo el pultren, deja las puras brasas limpiecitas. Pero
ayudaba, ayudaba a trabajar. Después cuando me junté con mi marido primero tiene que caldear piedras, y ahí donde esta ardiendo ese
trabajábamos en koyofe, en luche, hacíamos curanto de luche. fuego se caldean las piedras, y se tiene todo listo, los sacos, y pangue
Isidora Ortiz Millapoco de nalca. Uno limpia todo eso, deja las puras brasitas prendidas, y
encima se le pone el luche, y uno va tanteando con la mano, y deja
RECOLECCIÓN DE LUCHE bien hechito el cuadrito. Y de ahí se le ponen las hojitas de pangue,
encima, cuando uno ya pone el luche, y las piedras están caliente, y de Pancito de luche para guardar pal invierno, o para la venta.
Iban un día, volvían al otro. Estaban dos, tres días. De aquí de la Punta ahí se le ponen unos sacos limpiecitos mojados encima del pangue, y NICHEO CONGELADO
del Morro para atrás iban a buscar luche. con el peso del saco y de los pangue, y si tienen una lata de zinc se le
Iban a buscar agua y los lavaban en unos tremendos canastos con pone también encima, y encima de esa lata de zinc se le ponen las
orejas, colocaban ahí el luche y ahí mismo se estilaba, en los canastos. piedras y después se deja tapadito. Hasta al otro día uno lo deja bien El nicheo es ese, ese yo lo cuezo en olla. Lo recolecto, lo voy a sacar,
En el tiempo cuando hay luche, ahí las mujeres trabajaban, pescaban prensadito, y al otro día uno lo va a destapar, y está como un yeso después lo lavo bien, y de ahí lo cuzo en la olla, pero a fuego lento,
luche y ahí los cocían. Había unos fríos en los tiempos de Junio, Julio, cuando uno lo va a destapar, y con una tablita que tiene la medida, hay hasta que se cuece, lo dejo enfriar, lo embolso, y guardo congelado, y
por ahí, uno tenía que estar soplándose las manos. Ellas trabajaban. Se cuadrito que da cien panes de luche. Porque después se corta con así lo vendo. Yo entrego cuando me preguntan, si siempre me
pescaban dos a tres sacos, se iban tres o cuatro mujeres, traían un bote cuchillo, corta los pancitos con un cuchillo cortito. Hay unos de 200, encargan, y así los vendo. Porque no todos lo conocen así, pero es el
lleno de sacos de luche. Había harto. 300 panes. mejor luche, porque está con todo su sabor, uno lo cuece fresco.
Francisco Jaramillo Isidora Ortiz Millapoco Eliana Huichicoy Huichicoy
KOYOFE
KOYOFE
KOYOFE VERDE, AMARILLO Y EL ULTE MI ABUELO VENDÍA

Este es cochayuyo nuevo, este es el que tiene más vitaminas, saludable Mi abuelo vendía por allá por el año veintisiete. Antes trabajábamos
pal organismo. Este amarillo lo toma el rocío de la noche, cuando viene todos en cochayuyo aquí. Yo estuve dos años en puro cochayuyo, iba a
un poquito de agüita, pero tiene menos sí, porque bota lo negro que es. Bonifacio, y así en carreta y después lo dejaba pa’ que se amarilleé. Pero
La gente lo haya bonito porque es amarillo, por eso, la bonitura, nada ahora pagan barato, cinco mil pesos un mil. Antes había mejor precio
más, pero por lo bueno… Igual que los ulte, los ulte es lo más rico que que ahora, porque pagaban harto, y ahora como la coja la gente ya, no
hay. hay compradores buenos ya.
Onolasco Collilef Collilef Santiago Ancao Ñanco

HACIENDO ATADOS Y RUEDAS DE KOYOF

Si mi papá cortaba el cochayuyo, y nosotros tirábamos y tendíamos en


las piedras. Que había que tenderla en partes secas afuera, en donde le
pillara el sol. Y después también ya pa ayudar a acarrear. Mi papá se Sra. Doris con don Orlando, haciendo Koyof picado y ataditos
llevaba la carga más grande, con los hermanos mayores, y el más con el cochayuyo amarillo.
chiquitito una carguita más chiquitita, ¡total que todos inteligentes po!
Igual que las hormigas. ESE ES EL SECRETO
Orlando Ávila Millahual
Y el kofof igual cuando se procesa, igual queda con un poco de salitre
Con mi papá igual trabajábamos harto el koyofe cuando éramos chicos, porque uno le da a su tiempo, le va dando todas las etapas pa que
mi papá traía cargas de la playa, osea todos acarreábamos, de la playa, y pueda quedar amarillito, pa poderlo trabajar. Porque este koyof con un
usábamos harto la ñocha para amarrar, y hacíamos los ataditos, y poco de nublado se soba al tiro, y eso es porque tiene salitre, se soba
después hacíamos los paquetes. Mi papá hacía unos inmensos porque queda blandito así, eso nosotros le llamamos sobarse al
paquetes, eran como grandes, y esos también lo llevaban a Valdivia, se cochayuyo, y el koyof que no se ablanda cuando llueve, o está húmedo,
hacia la rueda de coyachuyo, se hacían muchas ruedas y después se es porque ya está lavado, no tiene salitre, no tiene nada. Ese es el
Tallos del koyof, koyofe o cochayuyo, hacía el paquete grande. Y ese también tenía buena salida, el koyofe. secreto.
de donde salen los ulte o lunfos. Ana Aravena Huichicoy Doris Garay Liencura; Orlando Ávila Millahual

EL VERDE TIENE TODA LA VITAMINA


Y trabajábamos harto eso nosotros, después que llegábamos de la CURANTO DE KOYOFE
escuela teníamos una cocina grande de paja, con un fogón al medio,
donde mi mami hacía las tortillas de rescoldo ahí, y nosotros haciendo Eso se hacía en las rocas, pero no es cualquier roca tampoco, hay que
Entonces ese verde que uno ve en el mar, ese tiene toda la vitamina. Yo los atados de koyofe, todos éramos chiquititos… buscar la parte que tenga las rocas medias encajonadas, ojala pillar un
digo: si la gente supiera se compraría todo el cochayuyo negro, porque Leonel Aravena Huichicoy, Ana Aravena Huichicoy cuadrado uno, hay que buscarlo, y sino hacerlo, completar lo que puede
ese tiene toda la vitamina. Yo creo que ahora último las generaciones estar un poco aislado, puede ser dos paredes, pero algunos le ponen las
del papá de uno empezaron a hacer, yo creo que alguno se le amarilló el Y ahí se trabajaba con el mar, era sacrificado, pero todo no era otras.
koyof en el mar y lo empezó a trabajar así y como le empezaron a aprovechable tampoco. Porque como el cochayuyo, el amarillo lleva un Orlando Ávila Millahual
comprar le siguieron la etapa de amarillar. proceso, entonces lo dejábamos tendido que venga la lluvia, y a veces la
Orlando Ávila Millahual, Doris Garay Liencura lluvia venía demás demás, como 3, 4 días, y estaba muy asoleado, se Igual se hacía, mi papá igual iba a hacer el curanto de koyofe, allá a las
blandeaba y se iba pa abajo po, se le concentraba el agua, se podría le piedras, ¡era un koyofe exquisito! Ahora le llaman cochayuyo, si siempre
EL KOYOFE NO ES AMARILLO, ES NEGRO llamábamos nosotros. Eso le decíamos, «se pudrió el koyof», y no servía ha sido koyofe. Igual mi papá lo sacaba, sacaba las matas más nuevas,
pa la venta. Total botarlo a los hoyos a las pieiras y cortar de nuevo. las cosechaba de la orilla, cuando bajaba el mar, y hacía un fuego ahí en
Pero ese tenía un proceso más largo sí, porque había que dejarlo Orlando Ávila Millahual las piedras, juntaba piedras, las calentaba, y después tapaba el
amarillar, porque el koyofe no es amarillo, es negro, entonces se deja en coyachuyo con pangui de nalca y encima las piedras, y entonces hacía
la pampa, ahí, al sol para que se vaya amarillando, cuando está amarillo, UNA COSA DE PRIMERA CALIDAD curanto de koyofe, que ese era un koyofe que igual tenía un valor
ahí se hace atado. agregado. Yo me acuerdo que igual llevaba a Valdivia sacos de ese
Ana Aravena Huichicoy Pero antes se compraba como una cosa de primera calidad el koyofe, en curanto, tenía buena salida.
cochayuyo. Se compraba por cantidad, porque nos hacían falta cómo Ana Aravena Huichicoy
ATADITOS, HACÍAMOS UNOS GRANDES llevarlo. Juntábamos harto, el que juntaba poco, 8 mil, 10 mil, 15 mil de
koyofe, de ahí pa abajo. Pero hoy en día ya casi nadie quiere comer
MEDICINA DE KOYOFE
El koyofe se agarra, se asolea un día en las piedras, y viene una garúa lo cochayuyo, quieren puro comer comidas especiales que venden en el
moja o una lluvia grande lo moja, y cuando sale el sol queda amarillito, supermercado, y ya el cochayuyo poco se utiliza ya.
Y hoy día esto es como una medicina, porque le baja la presión a la
llega a quedar blanco en partes. Se recoge, se guarda y después se sigue Orlando Ávila Millahual
gente, y la gente la mayoría está enferma de la presión y se vende harto,
trabajando, se hace un atadito. Nosotros hacíamos unos grandes ahora
es medicina. Cuando me ven llegar me agarran en Valdivia, me dicen,
se hacen unos chiquititos, así cuadraditos. UN MIL DE KOYOF PA NEGOCIO
«qué es buena esta cuestión», cuando voy abajo a la feria fluvial. Allá
Isidora Ortiz Millapoco
voy, y aquí vienen igual en camioneta a recibir. Lo compran el amarillo,
Eso lo llamábamos un mil, porque cada uno de esos ataitos llevaban 50
piensan que cuanto más amarillo es mejor, pero es mejor el negro, ese
antes, y de eso lo entregábamos por mil, ellos lo venden en hormitas
tiene toda la fuerza de la medicina del koyof, ¿no ve que tiene yodo? El
chicas. Antes lo vendíamos, tenía que ir sagradamente contado los mil.
yodo dice como que corta la fuerza de la grasa, algo así es la cosa.
César Silva Barrientos
César Silva Barrientos
Las medidas que el cochayuyo tenía, como casi medio metro cada atao,
se hacían royos grandes, que un caballo los cargábamos con un mil de
koyof, ¡se tapaba de las orejas a la cola po!, y llevaba un mil de koyof,
caballos grandes. Pero poco a poco se fue achicando, fueron
modificándose poco a poco, hasta que hoy en día apurado no alcanzan
ni a tener 20 centímetros los ataos, las unidades.
Orlando Ávila Millahual

IGUAL COMO SI HUBIÉRAMOS VENDIDO UN BUEY

Íbamos a Valdivia y llevábamos como unos diez mil de koyofe, ¡pero


vendíamos!... cuando vendíamos era igual como si hubiéramos vendido
un buey, porque el koyofe estaba bien pagado. Había un hombre que
recibía en Valdivia los koyofe y los vendía, y los sacaba pal’ campo, para
allá vendía bien, y cuando llevábamos harto koyofe, pedíamos quintal
de harina y una cajoná de cosas, entonces lo hacíamos bien. Era muy
Recolectando koyofe en San Ignacio. Venta de atados de koyofe en el Mercado Fluvial hoy.
inteligente mi viejo para hacer negocio.
Ese verde que uno ve en el mar, ese tiene toda la vitamina. Del Amarillo y del negro.
Sara Millahual
Si la gente supiera…
ALGAS A LA
OTROS VENTA
USOS Y OTROS
Y OTRAS ALGAS USOS
LO MÁS QUE TRABAJAMOS EL COCHAYUYO LA SOBREXPLOTACIÓN DEL PELILLO

Asique lo más que trabajamos el cochayuyo, verde en el verano, y se Yo creo que la sobreexplotación, lo han explotado mucho. Cuando sacan
deja amarillar pal invierno… ese es el fuerte porque es lo que más hay el alga, el pelillo que se dice, ahí pone el pescado, ahí va a poner sus
acá abajo. huevos, y como la gente el pelillo lo sacan, lo extraen y lo secan pa
Orlando Avila Millahual venderlo, entonces ahí sale el huevo, del pejerrey sobretodo, y se
muere, entonces por eso es que se saca menos cantidad.
Y el koyofe. ese amarillo lo compran y el negro igual, todo todo lo Luis Bravo Risco
compran. Yo trabajo en esta época, enero, febrero, marzo, abril, y de ahí
viene el invierno. NOS DA EL SUSTENTO AQUÍ LA MAR
Alejandro Zúñiga Huichicoy
El mar tiene que descansar para que nos dé, porque eso nos da el
Sacamos el cochayuyo de estos islones acá abajo. Mi sobrino se pone sustento aquí la mar, a los algueros que somos varios aquí y a los
dentro de un traje rana y ese va adentro, porque yo antes cuando llegué pescadores que salen
nadaba por todos esos islones, ahora ya no po, ahora me puede dar un Alejandro Zúñiga recolectando luga pañuelo, luego de una
calambre, no alcanzo a llegar. Y ahí los corta, y en veces con el mar sale varazón en Playa Loncoyén.
donde está plantado, y eso estamos al lado para recogerlo, y hacimos la
carga se podría decir. Lo dejamos en bodega. COMPRADORES DE LUGA/LÚA, KOYOF
César Silva Barrientos
Y la naturaleza es tan sabia, que se arranca sola, y vara, y la gente lo
EL CUIDADO DE LA RECOLECCIÓN DE COCHAYUYO saca, y a ellos les sirve el alga, la lúa más que nada, porque el huiro no lo
compran, y el cochayuyo es el otro, pero igual se pagan súper barato, a
Como siempre el cochayuyo se va forestando solo, y cada tres meses 100 pesos el kilo.
puede tener una cosecha, según como lo corte, según el cuidado que le Jaime Aravena Huichicoy
de también, porque si corta a barrer tampoco deja, porque nosotros
antes escogíamos el koyof, la mata adulta se cortaba, pero la chiquitita Igual que cuando llegó el camino, aquí todo se compró, la luga, el koyof
no se cortaba, se dejaba pa otro corte, por eso que siempre se cuidaba negro, porque llegan camiones de aquí para allá, y pasan en veces
porque era área de trabajo acá po. Porque de ahí salía la mantención pa vendiendo cuestiones, y ya si hay alguna cosa en apuro que hay que
la familia, se protegían las algas, entonces así trabajamos. comprar, traen las camionetas y se vende bien. Asique por el camino
Orlando Ávila Millahual hubo prosperidad aquí.
César Silva Barrientos Alejandro Zúñiga cargando los sacos de la lúa varada.
LO JUSTO Y LO NECESARIO NO MÁS Todo tiene una relación…
LUGA ANCHA, PAÑUELO, CUCHARITA
Uno tiene que cortar esas matas grandes de 6, 7 metros, la personas
Yo trabajé poco con la luga, pero me aburrí, se gastan las uñas, y cuesta
que va a cortar, a veces con la mar muy mala a veces corta a barrer, ABONO DE ALGAS PARA LAS HUERTAS
para venir a juntar, uno lo va juntando por hojas, pero donde hay
matas chiquititas, que esas están recién creciendo, y acá cuando vara, chiquitito no rinde nada. La luga la mandan pal extranjero para hacer el
solamente la mata grande, la chiquitita toda se pierde. Algunos tienen naylon, la cerca, los perfumes, lo mandan pa Japón, puras algas del mar, Y las algas como abono también, huiro y coyachuyo, koyof, y lamilla,
cuidado sí, sacan lo justo y lo necesario no más. algas de Chile, por eso Chile es rico. todavía se usa.
Alejandro Zúñiga Huichicoy Isidora Ortiz Millapoco Doris Garay Liencura

Luga también hay, pero bien poca. De la luga cucharita que le llaman no
ANTIGUA TÉCNICA PARA SACAR KOYOFE EN CURIÑANCO más, de esa hay acá abajo. Pero este año, el año pasado ya no se vendió
mucho, este año tampoco, más se está comprando la luga ancha, la luga
En el sector de Liukura en las piedras para abajo, estoy hablando de la pañuelo que le llaman, pero esa hay más pal lado de Los Molinos, pal
entrada sur de Curiñanco, hay unas piedras como bien adentro, otro lado, pa allá pal lado de Chaihuín, por allá hay más. Acá vara, pero
entonces la gente iba con un lazo largo, que la gente lo hacía, o era de lo que viene de allá viene a varar pa acá.
cuero, o era de ñocha, se hacía un lazo grande, entonces ellos se Orlando Avila Millahual
amarraban a la cintura y se dejaban amarrados a un árbol o a una estaca
y se iban con su cuchillo aquí, nadando, hasta la isla, llegan a la isla, LUGA NEGRA, LUGA VERDE
cortaban su cochayuyo, ellos sabían a qué día y a qué hora tenían que
cortarlo por el tema de las mareas, de la luna en el fondo, ellos sabían Esta es la luga ancha, pañuelo, la negra, la otra es la cortita, una verde.
cuándo tenían que ir a cortar y sabían lo que tenían que ir a cortar. Iban Es que ésta la pagan a 400 y la otra a 300 pesos el kilo, seca, pal otro día
adentro cortaban, se venían, iban a su casa y después se venían a la del rocío, pa que quede sobaita sí. Menos mal que está varando porque
playa, porque ellos sabían que de acuerdo a las mareas el cochayuyo el año pasado no varó nada de esto. Ahora lo botó todo aquí la mar,
tenía que venir a varar a la playa de Curiñanco. Era una manera de estuvo bueno. Se puede sacar de roca igual, eso hay que mojarse hasta Sra. Doris abonando su huerta con algas en Las Vertientes.
recolectar el cochayuyo. Y lo otro era esperar que vare, después de los la cintura, pero hay que tener traje, porque es demasiado el agua
temporales fuertes, el cochayuyo se devaniza. Yo todavía voy después helada. Algunos van a sacar con traje.
que hay un temporal. Alejandro Zúñiga Huichicoy
Joaquín Ñanco Ñanco BOYAS DE COCHAYUYO
VUELVE A LA ABUNDANCIA OTRA VEZ
Las usé harto cuando trabajábamos en el loco, puro cochayuyo no más,
amarrado como atado, el cordel, una amarra y al agua, Para hacer la
Pero ahora está sobreesplotado porque ya no queda. Si usted va a mirar
boya, cualquier cochayuyo, siempre que flote.
la piedras está un chonguito no más, es como hacer un daño. La misma
Onolasco Collilef Collilef
gente opina que algunos vienen con traje y arrasan con todo. Una, dos
veces que vienen, pero dejan peladas las piedras. Ni mariscos hay ahora.
Y todo tiene una relación, por ejemplo el cochayuyo que está en las PELOTAS DE COCHAYUYO PARA JUGAR
piedras, ahí hay una semilla que se gana, que el loquito, que el marisco,
todo, hay una cadena, y si uno ya corta demasiado ese Koyofe, los Mis amigos hacían unas pelotas tejidas, así lindas, Eduardo Galindo
moluscos, los mariscos, no van a tener donde resguardase, se alimentan hacía unas pelotas muy bien tejidas, César igual, quedaba igual que una
de ahí igual. Pero menos mal que todos los años en época de invierno, pelota redondita, no sabía dónde quedaba la punta, pregúntele a César.
como cinco meses acá, ahí se recupera todo, increíble, todo vuelve a la Queda bonita, y saltona. Con esa jugábamos.
abundancia otra vez. Yo jugué mucho en la escuela, pero con pelota de cochayuyo.
Alejandro Zúñiga Huichicoy Pelábamos el cochayuyo, las hacíamos con el puro corazón, livianitas,
pero saltonas, daba gusto jugar, jugábamos todas las tardes. Después
cuando llegamos a tomar una pelota empezamos a jugar fútbol, yo tenía
16 años, me llamaron pa jugar por Pabellón de Chile, ¡la hallábamos
Secando koyofe en la Playa La Misión.
tremenda pelota!
Ese amarillo lo compran, y el negro también. Vienen en camionetas.
Onolasco Collilef Collilef
Algunos cortan a barrer, otros tienen cuidado: lo justo y necesario.
LALARECOLECCIÓN
RECOLECCIÓN
ESTABAN LLENOS, DESPUÉS VINO LA EXPLOTACIÓN NO HABÍA RESTRICCIÓN LAMPAZO PARA SACAR ERIZOS

Estaban llenos, todas estas costas, para el norte pal sur. Cuando bajaba Antes no había restricción tampoco de los productos del mar. Si yo Antiguamente la gente en la costa usaba una herramienta que se
la marea quedaban los locos pegados, igual el erizo. Estas partes llenas quería comerme una docena de locos, los iba a buscar. Quería servirme llamaba lampazo. Era una vara larga y en la punta le amarraban un atao
de choros, locos en abundancia; se sacaba la concha, eran duros, se le unos erizos, los iba a buscar. de cáñamo, como cabello en la punta de unos 40 centímetros. Y como
empezaba a pegar al loco y quedaban blandos; con sal o con ceniza. siempre la juventud de la costa han sido buenos pal agua, se sumergían
Después vino la explotación. CANDELERO / VARA PARA ERIZOS y revisaban por ahí, sabían dónde habían estos productos. Entonces
Francisco Jaramillo después iban, arreglaban su vara, le amarraban el cáñamo, bajaban el
Los de Niebla y para allá, pa sacar el erizo se usaba el otro candelero, de cáñamo al fondo, y daban vuelta la vara arriba, y así lo subían, y en los
4 patas. Esa era una vara larga que usaban de luma, entonces tenía 4 cáñamos venían una cantidad de erizos, 5, 8, 10 erizos enredados en los
patitas ahí, también tenía lo mismo, unos palitos aquí, entonces el erizo cáñamos. Así se sacaba el erizo antes. Osea la gente del lugar acá. Claro,
estaba ahí, uno lo empujaba para abajo, y el erizo quedaba atrapado, y ¡si habían teorías para sacar productos!
así se sacaba pa arriba, después se sacaba otro, en ese tiempo estaba Galvarino Cañicul Huichicoy
lleno de erizo. Se sacaban 600, 800 erizos, cuando no había pescado se
trabajaba en el erizo de esa manera. A pura vara.

Para sacar erizos trabajaba con varas partidas, así cuatro puntas. De
luma tiene que ser. Se le ponen unos palitos cruzados acá, acá, y así
quedan las cuatro puntas. Esa es idea de la persona que le salió no más,
los inventos, a veces a uno le sale, y le sale bien.
Onolasco Collilef Collilef

Wilal para recolectar mariscos. Y las varas, se sacaban varas nativas por ahí, en las quebradas, varas
Fabricado artesanalmente con ñocha de monte. largas, de 5, 6 metros, y así la gente sacaba, de la orilla de las rocas
Ahora se usa quiñe,chinguillo, sacos, baldes… sacaba erizos antes, antiguamente. Ahora no po, porque uno va a
bucear así de orilla, y no se ve nada, no hay nada.
WILAL Y PILWA PARA RECOLECTAR Galvarino Cañicul Huichicoy

Y esto lo usábamos antes para ir a mariscar al mar, y esto me lo enseñó


mi papi, ahí poníamos los mariscos... Porque ya nadie me dice ya, Chiwas o jaiberos, con marcos de fiero, cáñamo tejido y red.
háceme un wilal, por eso es que yo no hago. El otro día fui pa arriba, y Los antiguos con marco de voqui o romerillo y tejido de ñocha.
pasé a ver una ñocha de esto, de monte, lo agarré, y por eso es que Con el mismo sacábamos jaibas y con el mismo sacábamos locos.
hice, si no no lo habría hecho ná… los chicos me dijeron ¿pa’ qué es
que llevas esto? pa hacer un wilal, les dije ¿qué es eso, wilal? CHIWAS O JAIBEROS PARA LAS JAIBAS Y LOCOS
Jérnónimo Ñanco Guarda
El jaibero se hacía de distintas maneras y portes. Antes se usaba la
Antes iban a mariscar la gente, sacaban harto marisco, que yo misma ñocha, el cordel se hacía de ñocha igual, antes no existían varillas de
iba a buscar donde yo nací ¿usted no conoce los wilales? mandábamos fierro. Con el mismo sacábamos jaibas, y con el mismo sacábamos locos.
a hacernos de todos portes, después íbamos a mariscar allá. Para las jaibas se le ponía carnada, pescados, y para los locos se le ponía
Yolanda Antillanca Antillanca Versiones de piureros o ganchazo para sacar piures. una jaiba muerta y quedaba toda la red llena de locos, por arriba y por
Se zambullía a pulmón, o se le ponía una vara de 7 metros. abajo.
Toda la gente hacía eso, toda la gente que vivía a orilla de costa hacía Salían así unas planchas de piures pa arriba.
eso, porque era indispensable para poder ir a mariscar, pa traer los Y pa sacar el loco se hacía un tejido de voqui y una piedrecita que lo
mariscos. CANDELEROS PARA SACAR CHOROS amarraban con pita, con ñocha, y los mandaba abajo los jaiberos o
Juan Pichipil Aravena chiwa, y así se sacaban locos. Se dejaba sus tres cuatro horas. ¡Si antes
Igual pa sacar choritos era diferente, tenían hartas puntas, una cuestión era tan abundante el marisco que ahora ni aparente como era antes!
Se trabajaba mucho la ñocha antiguamente, se hacía wilales, medio de fierro, grande así y una vara, y empezaba a empujar. En cada puntita Sabe que sin mentir ni cachiporreo, sacábamos unas pencas así de
redondito, las pilwas que eran medio cuadradas, del mismo material, se metían los choritos y después salían. Así sacaban en Niebla, en la locos, donde venían todos amontonados ahí. Nosotros le poníamos una
para echar productos, después, como bolsas. Playa Chica. pata de jaiba no más a ese asunto y lo mandábamos pa abajo, y después
Galvarino Cañicul Huichicoy Onolasco Collilef Collilef con cuidado pa sacarlo, por lo pesado, y no se cortaba el tejido porque
era soguita buena que hacíamos, dura. Era abundante, no había límite
PIURERO/GANCHAZO PARA SACAR PIURES Pero pa’ sacar choritos nosotros sacábamos con varas, una vara larga de pa sacar marisco.
luma que tenía dieciséis palillos, cinco adentro y once por fuera. Al palo José Luis Cañicul Huichicoy
Para sacar el piure, uno igual se zambullía a pulmón, pero iba con un hay que sacarle cinco ranuritas adelante aquí, entonces los palillos van
gancho metálico, un gancho con dos patas, entonces se sumergía y encajados, y esos palillos se envuelven con una manila, y por fuera van Bueno, ahora se les dice trampas, pero antes eran los jaiberos, o las
plantaba el ganchazo y tiraba ese gancho, entonces uno enganchaba la once, y esos tenían una puntilla de fierro. Pa’ hacer puntillas es difícil, chiwas, a eso se le ponía carnada de pescado; generalmente se usaba la
champa de piure, y lo despegaba de la piedra, y subía arriba con su nosotros sabíamos hacerlo, teníamos un fierro especial, con la mano se cabrilla, chincharro, y el robalo. El chalaco también, para poner la
champón de piure. cortaban en triángulo, entonces una punta se doblaba para acá y la otra carnada a las jaibas.
Galvarino Cañicul Huichicoy para allá. Y se puede hacer de lata también, y quedaba una puntita así. Ana Aravena Huichicoy
Después entró el buceo, la rastra y todo lo demás.
El piure igual los sacábamos, varas de 7 metros, le poníamos un gancho Luis Bravo Risco El brinque es cuando se pone en la chiwa, por ejemplo, esta es la chiwa
abajo en la punta, y con eso se sacaba. Era fácil si po, bueno, el que y este es el brinque pa arriba, y arriba se le pone un flotante, puede ser
sabía. Usted pincha con la vara pa abajo, y si no suena hay piure, si no Choros, trabajamos en los choros igual. Tampoco se buceaba. un palito seco, liviano, que de primera flota al tiro, o cualquier cosa,
suena cuando toca abajo, cuando toca en el fondo, donde hay piedras, Trabajábamos con unas varas 6 metros, 8 metros tenían unas varas. Es hasta un cochayuyo puede ser.
si no suena, es donde hay piures. Entonces ahí uno empieza de arriba cuando trabajábamos acá en la orilla en el río, pa acá. En la punta tenía Doris Garay, Orlando Ávila Millahual
con la vara a buscar y de repente de ensartaba, y esas fuerzas brutas 16 palillos, 5 por dentro, y 11 por fuera, entonces iban amarrados acá
salían así unas planchas de piures pa arriba. Asique en la mañana, arriba a un palo de luma. El palo de luma tenía como 3 metros de largo y Y nosotros sacábamos los locos con esos famosos jaiberos, pescábamos
antes de las 12, tenía un bote cargado. de ahí el palo de luma pa arriba llevaba una vara de lo más liviano de el pescado, después sacábamos las jaibas, y después las jaibas la
Elías Pérez Doamante pino Lleuque que solíamos traer del sur. Y con esa trabajábamos. poníamos encarnádas en eso, y lo dejábamos, por ejemplo íbamos a
Sacábamos en el día 3 sacos, 4 sacos, porque el choro en el río estaba botar en la mañana a las 6, 4 de la mañana y a la 1 de la tarde los
Y antes yo sacaba piures pa vender, con el sismo se perdieron, porque así tan alto. íbamos a recoger, ¡pero los locos estaban así un montón abajo del
bajó la tierra, porque a la subida donde empieza el corte de allá del jaibero! y otro arriba. Asique salían entre 40 y 50 locos según el ancho
camino, donde los Guarda hay unas piedras grandes que uno lleva una Él también salía a la vara, a los choritos, a trabajar con vara. El tío Cole del jaibero. Ahí se usaban unos grandesitos... pal loco eran unos
cañita de luma así, y uno empezaba a sacar, sacaba, yo solía cargar un también iba con un primo, en esos años cuando eran jóvenes. Sacaban chiquitos no más. Pero como le digo salían dos pelotas, una para arriba
caballo en cada marea, y llevaba mis 25, 30 ristras de piures pa 100, doscientas conchitas, y esas no las vendían por kilos, eran por y otra para abajo. A la jaiba se le hace un hoyito en la guata, y ahí el que
Valdivia, y ahora todo bajo del agua, asique ahora tiene que comprar cientos, 50 conchitas. En ese tiempo no habían buzos que se metieran a llega primero es el que come, los otros van a puro arrumarse ahí
los piures. sacar conchitas. encima. Asique ese era el sistema antiguo.
Santiago Ancao Ñanco Alejandro Bórquez Bravo Elías Pérez Doamante
CONSERVACIÓN Y COMERCIO
LAS RISTRAS, CONSERVACIÓN DE MARISCOS LAS MACHAS, MARISCOS QUE SE PERDIERON

¡Si la mamá también trabajaba en la mar po! Mi mamá también bajaba Las machas también, había macha antes, se arrancaron las machas
a mariscar, a sacar machas allá a la playa. Las machas se cocían un también, la gente misma tiene la culpa ¿no?, porque cuando cuecen
poco y se ensartaban y se vendían por ristras ensartadas las machas, machas en la playa, las machas se arrancan, capricho de la naturaleza.
cocidas. Las lapas también se sancochaban en ollas, unos peroles que Porque hacen fogata en la playa y van a cocer las machas ahí, y eso
tenían, y se ensartaba con unas ñochas que le llamábamos de monte, dicen que es la causa que se arrancan las machas. Al menos así
de quebrada, y se vendía por ristras. cuentan los antiguos la causa porqué se van las machas. También pasó
Orlando Ávila Millahual en Calfuco, también se perdieron, también hacían fogata para cocer
machas a la orilla del mar. Antes salía harta macha, uno sacaba medio
Se usaba una aguja de cobre, se machacaba, se le pasaba la ñocha. No saco casi de machas, al final de la playa era donde salían más, frente a
podía ser cualquier ñocha, tenía que ser la ñocha de monte, de los Guarda.
chupón, traerla, machucarla un poco, y dejarla oreando, y quedaba Santiago Ancao Ñanco
firme, y el loco no resbala, es diferente a la ñocha común y corriente,
tenía que ser ñocha de chupón. La macha igual, se perdió, esa salía en Curiñanco, en la playa, se hacían
Leonel Aravena Huchicoy tremendos bancos en la arena, donde iban a sacar con sacos. Dicen
Ristras de piures y cholgas en el mercado Fluvial. que venían a sacarla de Puerto Montt, de todas partes venían, con
Nosotros igual trabajamos toda la vida con mi mamá y con mi papá, camionetas a sacar. Se terminó por la explotación.
COMERCIO DE MARISCOS
todos colaborábamos en el trabajo, ya sea desconchando los locos, Joaquín Ñanco Ñanco
haciendo las ristras de locos. Nosotros con Leo salíamos a vender.
Sabe que cargábamos nosotros, ¿ha visto esos botes grandes que hay
Partíamos a Valdivia nosotros, mi papá nos iba a dejar a Niebla a la
en Los Molinos, esas chalupas grandes que hay ahí? Sabe que lo
lancha, nosotros éramos chiquititos y nosotros partíamos a Valdivia a
llenábamos, y quedaba tanto de fuera del agua el bote, y pasábamos
vender los locos, en ristras.
en veces dos días para llegar a Valdivia. Allá íbamos a entregar
Ana Aravena Huichicoy
mariscos. Lo vendíamos a los comerciantes, compraban pescado,
mariscos y después los revendían…
Hacíamos chingotes de 5 ristras cada chingote. Las ristras tenían dos
José Luis Cañicul Huichicoy
docenas de locos. Y eso tenía su precio. Algunos cuando estaba por
decir algo, 5 pesos la ristra, en esos tiempos serían 20 ristras, sacar la
Pero lo que usted me está preguntando del mar, ya po, se sacaba todas
cuenta, tanto tenía que pagar. Porque con 500 pesos uno compraba
esas cosas. Pero antes el loco se le gritaba en Valdivia en las calles,
cualquier cosa, quintal de harina. Antes valía la plata po. Era valiosa la
nosotros llegábamos a veces con los caballos cargados de locos allá a
plata antes. 20 centavos quería decir una chauchita, era valiosa. Ahora
Los Molinos, y pasábamos a buscar bote, y los locos nada que tapados,
nadie quiere por 20 centavos, uno lo ve y lo mira como la nada, que no
escondidos po, tiraditos adentro del bote no más.
vale. Y antes valían los 20 centavos.
Orlando Ávila Millahual Piures, tacas y choritos en la caleta de Los Molinos
Orlando Ávila Millahual

EL BUCEO Y DESPUÉS
BUCEO A PULMÓN, ESCAFANDRAS, HOMBRE RANA, BUZOS BUZOS, LA FIEBRE DEL LOCO, LA EXPLOTACIÓN AREAS DE MANEJO Y SINDICATOS

Cuando trabajábamos en la pesca, y nos tirábamos en la orilla en Frente, aquí abajito, si usted iba a pescar choros, usted sacaba sus tres Se cerraron todo lo que es orilla. Bueno, lo que hacíamos nosotros
cualquier parte, a bucear así a pulmón, a mirar si había loco, si había cuatro sacos, con unos candeleros. Después llegaron los buzos de San mismos que era sobreexplotación de los recursos bentónicos, que
erizo abajo, recorríamos todo hurgueteando el mar por debajo a orilla Vicente de Talcahuano, esos pescaban 20 sacos en el día. serían los choros, los erizos.. y se fueron cerrando varias, y se les
de costa. Entonces sabíamos dónde estaban los manchones de erizo, Francisco Jaramillo fueron dando a los sindicatos, y por eso motivo nosotros nos metimos
sabíamos dónde había loco. en los sindicatos.
Galvarino Cañicul Huichicoy Vinieron a invadir la costa, la fiebre del loco. Vinieron cabecillas que En los 90 no había nadie sindicalizado, entonces después del 90 todos
traía hasta 30 botes, máquinas, ahí empezaron a explotar el loco, nos sindicalizamos pa poder unirnos y tener un espacio más, porque
La primera que llegó aquí era la escafandra, después a los años vino el después ya lo empezaron a matutear. Total que lo pelaron. Ahí la fiebre había mucha depredación de lo que es bentónico, lo que es marisco.
famoso hombre rana en ese tiempo. Ahora es buzo no más. Existían los del loco fue la fiebre del loco. El ‘80, ahí fue la fiebre del loco. Habíamos muchos buzos. Como la corvina había desaparecido por la
buzos a escafandra, pero todos los costeros no tenían eso, ya eran los Después fue una tremenda sequía de locos, no hubo. Nosotros íbamos cuestión de los industriales, todos se dedicaron a bucear. Se trasladó
que tenían unas lanchitas, todavía con motores a parafina. Si así en el día con mucho esfuerzo pillábamos 50 kilos, locos desconchados, de la pesca al buceo.
empezó la cosa. y cuando estaban los botes esos abajo, los nortinos trabajaban todos Y ahora con lo que pasó con las áreas de manejo, como no hay
Elías Pérez Doamante los días, todos. Ahí en Lamehuapi había como un volcán de cáscaras. espacios pa bucear, quedan mínimos, entonces volvimos todos a la
Elías Pérez Doamante pesca. Pero la pesca sólo está quedando sierra, que es lo único que
Había unos con escalafandras también que le atornillaban arriba, y tenemos en este momento pa sustentarnos, que no es un pescado de
arriba de la embarcación habían dos echando aire pa abajo. El otro Asique fueron más estrictos, porque antes se ganaba plata, pero el rico exportación, es un pecado súper barato, de consumo nacional,
chantado sacando la taca, choros abajo. El año de las escafandras, eso llegaba y compraba chata y contrataban. Y pelaron la piedras por todas entonces no ganamos mucha plata, la plata es lo mínimo.
yo no me acuerdo, pero antes del terremoto estaban. Eso fue primero, partes. Y cuando se dieron cuenta, había que esperar el renuevo y Jaime Aravena Huichicoy
y después llegó el rana. había que poner en veda eso pa que más tarde, el que vive de la orilla,
César Silva Barrientos tenga pa comer. Y así está ahora, ahora está todo parcelado, de aquí
para allá un sindicato, de aquí para allá otro sindicato, estricto. Asique HISTORIA DE UN DÍA DE BUCEO
Después llegó un caballero aquí que trajo unas máquinas de buceo, y así fueron rasguñando todo, y cuando se dieron cuenta, no tenían en
ahí los más jóvenes empezamos y nos metimos a trabajar igual. Ahí qué ganarse la vida. Y ahí aprendimos nosotros, hubimos varios que nos metimos al agua,
trabajamos en los choros aquí en los ríos. Eso llegó… como el 65 llegó César Silva Barrientos yo me tiré poquito sí. Ahí tengo una historia, la primera vez que me
el buceo acá. tiraron de ahí de la Caleta el Piojo, me llevaron a la baliza que está al
Elías Pérez Doamante Luis Aqueveque Barría medio, ¿no sé si lo ubica esa baliza? Ahí me botaron, me metí para
Pescador artesanal y abajo, y los choros estaban amontonados, y empecé a sacar choros,
Buzo mariscador de la entonces de donde saqué yo, salen jaibitas, gusanitos, y todo eso, y en
Se sacaba libremente antes ¡pero salía loco! Ahora el mar está todo Caleta el Piojo, Niebla. ese tiempo había el pejegallo, un pescado pejegallo. Cuando terminé
afectado porque hay mucho buzo, y salió los trajes de buzo, fue como «No es la idea echar al estaba bien, y el pejegallo venía directamente al lente po, y como el
una plaga pal mar. Pero antes era libre, pero no habían buzos. Fue lo barrer, yo tengo que lente es de aumento, yo vi un tremendo pescado, y solté todo y me fui
mismo que pasó con las montañas: antes se trabajaba con hacha, a cuidar este recurso, pa arriba… y era un pejegallo, y me asustó… no ve que estaba toda
pura hacha, después salieron las motosierras, las montañas se porque yo trabajo para turbia el agua ahí, y cuando el agua se fue pa atrás, y aclaró y él venía,
desaparecieron. Claro, ¡se cortan hasta los palitos delgados pa la leña! mantenerme, pa vivir. venía frente a frente a mí, y yo vi como que venía un monstruo… así
Y todas esas cosas fueron siendo como plaga y fueron destruyendo Sino ¿qué le voy a dejar que de ahí ya terminó mi pega después… Pero pa la mar pa afuera
todo lo que había de bueno antes po. a mis hijos? bucié poquito, los de más afuera me contaban sus historias.
Doris Garay Liencura Sacar por tamaño, y Elías Pérez Doamante
respetar la veda
biológica».
PESCA
PESCADE
DE ORILLA
ORILLA
LA PESCA ARTESANAL ROBALO DE ORILLA

De la pesca artesanal, toda la vida se ha vivido de la pesca artesanal. Aquí, días como hoy, habían 5, 10 personas aquí en la playa sacando
Con la pesca nosotros somos independientes. robalos. Y todos sacaban. Sacaban robalos para el día, para dos días, o
Luis Bravo Risco para venderle a los que no iban a sacar robalos, o cambiárselos por
algún otro producto. Ahora ese robalo ya no sale, se han ido
PESCADORES DE PLAYA exterminando los productos de mar. De la abundancia y de la necesidad
actual. Es que realmente es así, es así.
La comunidad de Curiñanco eran más que nada pescadores de playa, y Galvarino Cañicul Huichicoy
eran agricultores en pequeña escala y ganaderos en pequeña escala,
eso se hacía acá.
Joaquín Ñanco Ñanco

Salía a veces robalo, chancharro, salía el rollizo, que es un pescado que


Chalacos a la olla.
se perdió, que había harto, la vieja que le decía… así que así
pescábamos, esa era la pesca así de orilla.
CHALACOS/PEJEPEÑA/PEJESAPOS CON VARA
Orlando Ávila Millahual
Igual habían otros pescados que habían debajo de la pieiras, quizá los
También sacábamos unos pescados que se perdieron hoy en día, que habrá oído nombrar, ese se llama chalaco, otros le dicen pejepeña, otros
por otros lugares dicen que están si po’. Uno le decíamos la vieja, un le dicen pejesapo. Y ese lo sacábamos con una vara, atábamos un
pescado negro, era grueso así, era bien tosco, le decíamos la vieja al anzuelo en la punta de una vara, y se buscaba dónde estaba, y le
pescado. Otro el pille, el toro, el chincharro, rollizo… todos esos picaban mandaban la agarrá, y salía pegado al anzuelo, y también lo vendíamos,
aquí en las piedras, en la orilla, roquerío. Pero ahora no pica nada po’. y lo conocían toda la gente pa acá, todos conocían el pescado, y era
Hay que ir a las playas pa que pique unos robalitos. Y bueno, pa la sierra sabroso, y cuando se cocía se ponía rojo, coloradito, un buen caldillo así,
salíamos en bote, pero de primera no había bote, no había bote. le ponían yerba buena, ¡quedaba bueno!
Orlando Ávila Millahual Orlando Ávila Millahual
Y la gente de aquí a veces saca sus lienzas, sus anzuelos y se van a tirar. El chalaco se extraía con una vara con un anzuelo, una vara de 5 metros,
La costumbre. 3 metros, se le ponía un anzuelo; y como el chalaco era abundante,
César Silva Barrientos
Buena pesca de robalos de orilla, en Playa San Ignacio. estaba encima de las piedras, subía y bajaba el mar y quedaban todos.
La gente de aquí a veces saca sus lienzas, ahora de naylon, Cuando bajaba la marea quedaban todos los chalacos pegados a las
y sus anzuelos, y se van a tirar… la costumbre. piedras, entonces con un palo con un gancho los sacaban. Ahora no hay
chalacos porque el gato de mar se los ha comido todos, exterminó el
chalaco.
PEJERREYES EN LAS POZAS Leonel Aravena Huichicoy

Cuando fui niño por lo menos, una abundancia tremenda. Que varaban Entonces se ponía una vara como de tres metros, larga, ahí se le
pescados acá. Solía pescar pejerreyes, de toda clase de pescados, y amarraba un anzuelo número 1, que algunos a veces lo hacíamos acá,
ahora, ¿donde vas a pescar pejerreyes de orilla? Ningún pescado, ni el se doblaba un alambre acerao, se le sacaba punta, se ajustaba, bien
pescado vieja se ve, ahora pejerreyes sale a red no más. Antes salían en similar al anzuelo comprado. Eso se amarraba en la punta de la vara ahí,
las pozas, cuando había marea baja quedaban en las pozas, ahí sacaban. con alambre. El pejepeña se cateaba dónde estaba, y ahora que el agua
No, si antes había abundancia, ahora no po. lo tapaba, iba con la vara y lo lanceaba ahí mismo, a la hora que estaba
Onolasco Collilef Collilef destapado se botaba al agua, ya no lo veía más, perdía la caza no más el
cazador. Entonces ese era otro pescado que salía aquí en la costa, y se
Rollizo, que es un pescado que se perdió, que había harto LA VIEJA DE ORILLA vendía, y harto que la gente que se han muerto lo conocía, porque
sabían que era bueno y le gustaba.
LIENZA DE ÑOCHA El otro pescado que era abundante era la vieja. Pa pescar la vieja era por Orlando Avila Millahual
la orilla no más, con lienza. Esa la iban a pescar con todo lo que es la
Se usaba de lienza, pero para eso no se usaba la ñocha que llegó panita del loco, lo sacaban y lo dejaban como 3 días, en un tarro lo Mi viejo me acuerdo que tenía una vara como de tres o cuatro metros,
después, se usaba una ñocha de monte que es igual que el chupón, dejaba mi papá, y cuando ya fermentaba, lo iba a tirar a la punta de la con un anzuelo grande para sacar los pejepeña, porque su caldillo
pero no da fruto, que alguien dice que es el macho del chupón, Wagra, porque ahí se pescaba las viejas, y llegaba con unos pescados así preferido eran los chalacos, entonces al viejo le gustaba ir a playa a
entonces uno toma esa hoja de ñocha, la saca, le saca todas las espinas de este porte, unos pescados exquisitos. Esos pescados ya pescar, y tenía suerte también para pescar, porque no es pescar y decir
y la deja secar, después está seca queda color del pasto, queda media desparecieron, yo creo que esta generación ya ni siquiera los conoce. yo voy a ir a pescar, yo voy a pescar, puedo estar toda la tarde y no
blanca, después le echas agua caliente y le empiezas a sacar hebritas, y Ana Aravena Huichicoy agarro niuno, pero el viejo tenía suerte para ir a pescar, él iba y siempre
con esas tu hacías un cordel bien finito. traía algo.
Joaquín Ñanco Ñanco La vieja era un pescado así gordo, que cuando picaba, llevaban medio Joaquín Ñanco Ñanco
saco casi, llegaban cargaditos, y ahora ninguna, se desapareció. Algunos
LIENZA DE ÑOCHA Y VARA le llamaban pescado negro ¡bueno pa los caldillos! Igual que el rollizo, Allá en Carcamo siempre solía haber harto chalaco, andábamos en el
¿lo conoce ustedes? chalaco, con un hermano que falleció hace años, y traíamos ensartados
Pa pescar aquí en las piedras, usábamos del tipo de eso tejido de César Ávila Barrientos una vara. Por la mitad estaba llena de chalacos, los traíamos entre dos.
ñocha. Y poco aguantaba sí, porque se gastaba el cordel en las piedras. Los días pal 18 de septiembre salen cuando está saliendo el luche. Salen
Se encarnaba el anzuelo y se largaba a los pozones y ahí iba el pescao a EL ROLLIZO EN LOS POZONES a comer afuera y ahí uno los toma. Pocos chalacos, unos le echan la
picar. Y cuando sentía los tirones, ahí le pegaba uno el tirón pa arriba, culpa al gato de mar, dicen que de eso se alimenta.
pero con una vara. El rollizo todavía entra en La Misión pa afuera, de altura parece que es César Silva Barrientos
ese pescado, no es de orilla. En veces entra a unos pozones y ahí pescan
Teníamos una vara, según la persona que lo va a manejar, tenía sus tres los viejos. Hay gente más dedicada que uno. Ahora yo creo que ya no se conoce el chalaco, era un pescado pero
metros, las varas, entonces la lienza estaba en el centro del agua, César Silva Barrientos exquisito, delicioso, para hacer un caldillo de chalaco era lo más
estaba botada en los pies, pa que no esté botada encima de las piedras exquisito que había.
la lienza con la punta de la vara bajaba, entonces el pescado picaba, CHINGUILLO PA LOS PUYES Ana Aravena Huichicoy
sentía el tirón y uno le pegaba la tirá pa arriba con la vara, y lo seguía
sacando. Pescado chico, no era pesao pa la vara, porque era una varita Aquí antiguamente había mucho puye en esta zona acá, se trabajaba
firme. con chinguillo, se le ponía un círculo grande así, un metro, y una malla
Orlando Ávila Millahual finita, y el puye viene por todo la orilla de la piedras y se le ponía una

Puyes
lata, lata blanca, pa que ahí viene el cardumen, y entraba al círculo, 100
gramos, y lo echaba en una cajita. Y así podía estar todo el día, podía
sacar 5 kilos, 10 kilos. Y ahora se desaparecieron los puyes.
Alejandro Bórquez Bravo
LOSLOS
BOTES,
BOTES, LAS CALETAS
LAS CALETAS
HABÍAN POCOS BOTES DESPUÉS SEMIQUILLA, CHATAS, FIBRA

Allá en Bonifacio habían botes, pero en ese tiempo habían pocos Las embarcaciones eran planas abajo, pero después empecé yo a hacer
pescadores, estaba el finao Antonio Quinán, don Cipriano Alba que semiquilla, una quilla que pegaba de atrás, y ahí llegaba, y hasta ahí
después se fue a Chan-chan, y un viejito Barrientos que llegaba ahí. también. Eran muy buenos pa la vela, los semiquilla. Y por eso me lo
Habían pocos botes antes, si después empezó la gente a pescar, se mandaban a hacer.
pescaba a pura lienza no más, de la playa, después hubieron varios
botes, la caleta de pescadores que es Bonifacio. Es bonito ¿no?. Ya empezaron las chatas, alcancé a hacer dos chatas, pero después se
Santiago Ancao Ñanco maleó la cosa, porque en tiempos del loco había mucha plata, y después
ya no, después ya no sacaban porque esto se puso en veda, los locos se
CESAR SILVA BARRIENTOS, MAESTRO puso en veda.

Entonces así empezamos a hacer botes. Y así el mismo trabajo enseña, Pero la gente paresque le ha tirado más por la fibra ahora, abajo en el
su manera de defenderse en el mar, como pa cepillar mejor la madera, Caleta de Bonifacio. Año 1998 puerto ahí tengo otro pariente, son Barrientos Alba, le fui a hacer un
cómo ponerla mejor, con más técnica, y me hice unas cuántas EL PROCESO DE LA MADERA bote, pero de repente le llegó una embarcación de fibra, unos que se
embarcaciones, en todas partes. Han venido de Pilolcura, de Bonifacio inflan, asique no sé si ocupará la embarcación. En el puerto de Pilolcura.
han venido con su madera, lo han llevado, y al Molino he ido a hacer En ese tiempo hacíamos un borriquete, llegábamos a la basa encima, lo César Silva Barrientos
embarcaciones también, porque eran de escasos en ese tiempo los hilábamos todo, y empezábamos a trabajar. Me queda un resto a mí de
maestros. Asique así nos animamos a hacer embarcaciones, y nos una sierra que le llamábamos, que la usábamos, era uno arriba y otro REMOS
hicimos maestros, y fue bien para toda la gente, porque después aquí a abajo, había que llevarse bien si el manejo. Todos de acuerdo, el de
casi toda la gente le hice después embarcaciones. Y aparte de eso ya se arriba y el de abajo, así hacíamos la madera, a fuerza no más. Nos
prosperó, porque ya teníamos embarcación de todos… Los remos de avellano. Avellanos todavía quedan por las quebradas. Las
criamos con esa rutina. Trabajábamos con garlopa, cepillo, taladros para manos llenos de callos cuando hacíamos remos nuevos, paresque
Cesar Silva Barrientos hacer los orificios, serrucho. lijábamos esos, los callos grandes, ahora manos de señorita (risas)
César Silva Barrientos donde no es el trabajo que estamos haciendo es de otra manera.
MAESTROS DE EMBARCACIONES EN EL LAFKENMAPU
Cesar Silva Barrientos
BOTES PLANOS Y ESPEJO, DE DOS PUNTAS
El primero que hizo un bote fue uno de acá de Calfuco Alto ahí, era como
novedad cuando tuvo un bote. Y ese arrejaba aquí en La Misión, ahí tenía Y lo otro, siempre los remos, siempre a los remos le poníamos cuero pa
Hacía botes planos, como esa chalupa, de dos puntas, después que no se gasten. Estos remos tienen 12 años, donde se gastan más,
su bote, arrejaban sí, porque tenían que estar mansa la mar pa salir. El empezaron a salir estos mochitos.
primero que tuvo bote. Y después tuvo otro, el finao José Millapoco, ese aquí, donde va la chumacera, y aquí, en el bote cuando mete la
Nolasco Collilef Collilef chumacera, antigua oxidada, se pone aquí pasaba mucho tiempo, se
lo hizo acá sí, lo hicieron acá mismo. Y después ya fueron teniendo bote
la gente también, fueron aprendiendo, interesándose en hacer bote. Y gastaba.
Tenía que ser atrás cerrado, así como adelante, por la causa de que una Alejandro Bórquez Bravo
quedó el puerto ahí, ahí quedaron las pozas donde solíamos tener botes mar si se espejo le podía mandar un golpe el mar y lo podía llevar por
antes nosotros ahí. Nosotros alcanzamos a tener bote. aquí por allá. Y ahora no po, ahora andan a máquina no más, arrancan,
Orlando Ávila Millahual VELAS
si viniera una mar medio dudosa, arrancan no más. En ese tiempo
andábamos a remo po, a puro remo y a vela. La vela antes era como el motor ahora, no había alcance a veces. La
Las embarcaciones también la hacían maestros acá, que sabían hacer César Silva Barrientos
embarcaciones, botes. Por lo menos me acuerdo de una persona, se familia de más recursos tenía vela, pero el resto no, a puro ñeque no más.
llamaba Carlos “Chunñi”. Otros que construían embarcaciones por acá Leonel Aravena Huichicoy
MADERAS: LLEUQUE O LINGUE
en Los Molinos eran los tales Esparza, de ellos me recuerdo poco. Esas
eran las personas que hacían embarcaciones. Comprábamos la crea, crea cruda, un bote echaba 20 metros, 20 metros
La embarcación hay que reunir la tabla larga por lo menos, siete metros. con foque y todo, ese era una vela, de crea, con cordeles de felástica
Galvarino Cañicul Huichicoy Aquí por lo menos a nosotros una embarcación chica no nos servía, que era echa por la ñocha, le llaman cáñamo ahora, ese era el cordel.
tenía que ser de 7, 8 metros. Y de esas maderas ya no hay ahora, pero Eso lo comprábamos, eso ya venía de fábrica, de la fábrica del cordel, y
Hacían los Esparza en Los Molinos, el otro le decían el Chunquel, era de en ese tiempo había. No todas las maderas son buenas, sobretodo el
Niebla y solía parar aquí en Los Molinos, pero el nombre no lo supe con esa era todos los bordes, como las velas era triangulares entonces
pino lleuque. Nosotros trabajábamos en eso y ahora no existe esa todo ese borde iba con cáñamo para que resista el viento, y cocido con
nunca. Después se fue pa Mehuín. Unos Jaramillo hacían antes, también madera porque ya se lo sacaron todo, porque si había un bosque, iba a
fallecieron pal terremoto. Lorenzo Jaramillo, allá en Mehuín. Viejitos ya, pita, con pita de saco le llamaban, pita de coser zapato, con esa. Y aún
sacar aquí, allá, lo sacaban con bueyes y lo llevaban pa Valdivia. ahora todavía hay de esas velas, pero ahora están con naylon. Antes a
pal terremoto ya tendrían sus 60 años ya. Cesar Silva Barrientos
César Silva Barrientos nosotros un cordel nos duraba 10 días, un mes, no ves que donde
quedaban mojado se podrían, había que cambiarlos, no es como el
Ellos mismos hacían sus embarcaciones, habían dicen en ese tiempo, en naylon ahora que los compran, el perlón, se hace pedazo la vela y queda
Yo conocí un abuelo que hacía unas embarcaciones preciosas, porque vida de mi abuelo, contaba que había madera lingue, con lingue lo hacían.
cualquiera hace un bote, pero no cualquiera le da una forma bien el cordel todavía, asique esa era la vida antigua antes.
Luis Bravo Risco
estilizada, y yo estaba aprendiendo con él y después me fui a estudiar a Se hacía el triángulo, y el triángulo no es un triángulo cualquiera
Valdivia. Él era don Artemio Maldonado, él era un buen constructor de También el lingue, pero había muy poco, eso en un tiempo echaron tampoco, no es por ejemplo un cuadrado que uno lo parte aquí, y salen
embarcaciones, muchos le mandaban a él a hacer sus embarcaciones, todo abajo esos lingues porque compraba Rudloff, pa curtir el cuero dos, no po, ese tiene un corte. Pa la parte de arriba de la vela, tiene que
porque eran muy especiales, de Bonifacio era él. parece. Pero tiene que ser una madera especial, larga, totalmente ser un metro menos, y las puntas, la del palo y la de la botavara, estos
Joaquín Ñanco Ñanco buena, y el lingue en veces se enchuequece, Entonces tenía que ser un son 6 metros y 6 metros, y esta lleva 5 metros no más. Es para que esta
árbol largo sin ningún efecto, ahí lo industrializábamos nosotros. cuestión no quede así recta, y arrastre la punta allá en el agua, tiene que
En el puerto teníamos una embarcación que se llamaba el RompeHielo, César Silva Barrientos quedar así la botavara, tiene que quedar levantadita porque el bote se
era chiquitito, como de tres metros. Si antes no habían embarcaciones hunde con el viento, la ola, y la vela no arrastre en el agua, y, al
grandes, todas eran chiquititas que los mismos viejos hacían. El bote cambiarla con el viento, tampoco pa que pase a traer a los tripulantes,
que tenía mi papá se los compró a un caballero en Los Molinos, se sino que a los tripulantes les tiene que pasar por encima de la cabeza pa
llamaba Ernesto Chaura. acá. Tiene hartas ciencias que no se saben, si cualquiera no sale a correr
Ana Aravena Huichicoy. Leonel Aravena Huichicoy un bote a vela con viento.
Elías Pérez Duamonte
Después había un maestro que todavía hacía bote, Cesar Silva, que
todavía está ahí, tiene la edad mía más o menos. Ese hacía botes, pa La Por eso yo siempre a mi hijo le digo mira hijo, tú tienes que tener tu
Misión, ese era maestro. Como la edad mía tiene. remo, tu motor, pero siempre una vela, por si de repente termina la
Orlando Ávila Millahual bencina, o el motor se te echa a perder, tienes vela, te va a ayudar el
viento, al lado que fuere, te va a ayudar el viento y te va a hacer llegar al
Aquí los que quedan son los Villanueva pa adentro, esos hacen lugar donde puedes llegar a un puerto o a una caleta, o a llegar a tierra.
embarcaciones, y ahí le mandan a hacer los pescadores, como siempre Así es la cosa.
la gente es movida. Uno se gana la vida ya de otra manera. Onolasco Collilef Collilef
Cesar Silva Barrientos
Nosotros igual usamos vela en estos momentos, pero para ayudarnos
Siempre se la mandaron a hacer a estos caballeros Los Villanueva. Se más que nada, la vela es como una cosa alternativa, generalmente
juntaban tres viejos y mandaban a hacer un bote. trabajamos motorizados. Las velas la hacemos nosotros mismos.
Ana Aravena Huichicoy Jaime Aravena Huichicoy
Caleta de Los Molinos y Caleta de Niebla.
ALIMENTOS DE TIERRA Y MAR

ALIMENTACIÓN
ALIMENTOS DE TIERRA Y MAR FOGONES Y TECHOS DE PAJA

Es una fuente de trabajo muy grande, y de alimentación igual, porque Antiguamente se usaban mucho los fogones. Los fogones eran fuegos
usted baja al mar y al tiro encuentra algo para hacer algo para comer, que se hacían en el suelo, se colocaba un muro de piedras, y ahí dentro
siempre hay alimento. se hacía un fogón. Se hacían unas casas de techos de paja, entonces se
hacía el fogón, y ese humo que quedaba dentro se escapaba por las
Se complementaba lo que uno sembraba con lo que uno sacaba del mar. pajas, por los techos. Pero ese humo, y esa caloría iba secando el
Siempre fue un complemento de alimentos, tanto del mar como de la tierra. pescado, y aparte de eso lo iba ahumando, y eso le iba a dando una
Ana Aravena Huichicoy firmeza a la carne, se secaba pero como podríamos hablar de un
charque. Entonces eso, una vez que ya estaba seco, lo guardaba en un
Porque antes nosotros sembrábamos mucho, con mi mamá, con mi sector donde no le de tanto la calor, y tenía pescado charqueado todo el
papá, sembrábamos las papas, las habas, las arvejas, lentejas, el trigo… invierno. No faltaba la comida. Después ese pescado cuando estaba
Toda la pampa, todo se sembraba, choclos, arvejas, habas, zanahorias, seco, ahumado, uno lo sancochaba y podía hacer guisos…
ajos, ¡los ajos por ristras! ¡Todo en abundancia! Y antiguamente se sembraba la papa por acá también, la papa se
Ana Aravena Huichicoy; Leonel Aravena Huichicoy cosechaba de acá mismo, la gente guardaba 10, 15, 20 sacos de papas Ruka de madera y cerco de palo en Bonifacio. Año 2000.
que cosechaban ellos mismos. Entonces ahí estaba la comida: estaba el
Entonces todas esas cosas se comían, cosas sanas. Y las cosas de mar… guiso de pescado y estaba la papa cocida, o la papa como quisiera EL FOGÓN, LA OLLITA DE FIERRO Y LAS COMIDAS
el luche, el cochayuyo, los mariscos, el pescado… y con eso nos criamos cocinarla. Esos eran los alimentos.
nosotros. Y afuera de los porotos, verduras, arvejas nuevas en el verano, Galvarino Cañicul Huichicoy ¡Hacíamos unas comidas ricas!, hacían sus ricas ollas de comida en esas
porotos en el verano, repollo… todo eso se sembraba, siempre. ollas de fierro, y todo en humo, no había admiración de eso porque toda
Brígida Antillanca Ñanco. la gente eran iguales, usted habría venido aquí y habría estado el fogón
allí y yo estaría cocinando, al lado de allí habrían estado en las mismas,
va allí, también están en las mismas, todos con su fogón.
Yolanda Antillanca Antillanca

Porque antes de esto no se conocían, de esas cocinas de fierro, puro


fogón, y todavía quedan de esas ollas de fierro que lo colgaban de arriba
que lo colgaban de las mismas casas, de unas cadenas.
Yolanda Antillanca Antillanca

Ponían una cadena frente al fogón y con un ganchito de alambre se


Semillas de las antiguas siembras, y exquisito luche con papas.
colgaba y a la otra oreja de la olla se colgaba, y le ponían fuego ahí
NO SE PASABA HAMBRE debajo, entonces hervía colgadita la olla ahí, no estaba nada planita ahí,
colgadita, hasta pa freir, colgaban la olla en la llamita y freían, andaba
Era muy abundante el producto de mar antiguamente, y acá nadie podía más rápido que el gas. Esas ollitas de fierro que habían antes…
pasar hambre estando a la orilla del mar, no se pasaba hambre, aunque Ruka mapuche, 1900 Archivo: Museo Histórico Nacional Orlando Ávila Millahual
no hubiera habido plata, no hubiera habido pan, pero habían alimentos
que consumir, y buenos. Las comidas más típicas eran papas con luche, papas con Kollof,
Galvarino Cañicul Huichicoy LA RUKA Y LA MANTENCIÓN DE LOS ALIMENTOS cochayuyo. Y mariscos cuando iba la gente al mar. Cuando sacaban
pescado igual.
Yo no sé cómo en realidad mis papás, siendo nosotros ocho hermanos, Y teníamos un fogón… éramos dos hermanos no más, y sentado uno en Carmen Antillanca Ñanco
nos criaron así, nunca pasamos hambre, que yo recuerde, nunca cada rodilla, y movía su rodilla, y mi vieja se sentaba al otro lado y
pasamos hambre. Desde niños nunca pasamos hambre, es que cantaba, tenía una voz preciosa pa cantar mi vieja, mientras se cocían SIERRA SECA AL DESAYUNO
sembrábamos mucho, siempre teníamos el pescado, el luche, el koyofe. las tortillas, y teníamos una zaranda arriba, porque mi vieja hacía queso,
Ana Aravena Huichicoy y en la zaranda secábamos ají en la zaranda, en la zaranda secábamos Nosotros como éramos hartos hermanos, acarreábamos en saco la
los quesos, en la zaranda se secaba el pescado, porque en el fondo la sierra y mi papá las limpiaba y la poníamos a secar afuera y se secaban
Y ellos crecían con puras cosas del mar, tenían 15 hijos, 14 hijos, y ellos ruca cumplía la función que cumple el frigider hoy día de la mantención al sol, se pasaban días y noches afuera. Entonces mi papá guardaba en
con puras cosas del mar, el cochayuyo, el luche, los locos, las lapas, de los alimentos. sacos, de esos de pita, donde venía el trigo, porque mi papá compraba
crecían todos sus hijos, no le faltaba nada. Joaquín Ñanco Ñanco trigo, entonces esos sacos lo llenaban de sierra seca, entonces el
Juana Huichicoy Paillalef desayuno nuestro era sierra sancochada con mayo papa, y tortilla de
Tu entrabas a la cocina, donde se ahumaba el pescado, los quesos, rescoldo recién hecha.
Si tú por ejemplo tienes papa, no te falta con qué llenar la olla, porque porque teníamos vacas igual, se ahumaba la carne, todo, y había unas Ana Aravena Huichicoy
tú en el invierno, por muy malo que está la mar aquí, varan choritos, ristras de charque, por el otro, pescado, y sacos… por eso te digo que LUCHE EN OLLA
varan almejas, varan cualquier cosa; tú vas, tiras un anzuelo en la playa nosotros nunca pasamos hambre.
y sacas robalo, tienes robalo, teniendo papas ¡tienes pa comer po! te Ana Aravena Huichicoy El luche en olla es cocido en la olla, ese se lava bien el luche que le salga
voy a decir sinceramente, la gente de Mancera nunca pasó hambre. toda la arena, y enseguida se planta en la olla, se cuece a vapor como se
Luis Bravo Risco Entre el humo y la sal se mantenían los alimentos, por harto tiempo, por dice, porque con la pura agua que guarda, porque uno estruja el luche
UNO MISMO LO GENERABA ejemplo tu salabas pescado, con harta sal no más, y lo dejabas secando, pero sin deso siempre le queda agüita, y por eso se cose a vapor y se va
y después se queda seco seco y duro, y no se echa a perder, mientras no revolviendo. Antes las mamás le echaban un poco de aji de color y ahí
Eran muy pocas las cosas que uno compraba antes, osea no eran tanto se humedezca, y como la ruca tiene un fuego todos los días, se revolvían el luche, en la misma grasa, pero eso era pal cocinado de la
las necesidades como ahora que si uno no va al supermercado a llenar mantenía, y después nos hacíamos unas tremendas cazuelas de pescado casa, no pa vender.
un carro, no come. Pero antes todo ese alimento uno mismo lo con repollo. ¡¡Exquisitas!! Orlando Ávila Millahual; Doris Garay Liencura
generaba, era una alimentación diferente. Joaquín Ñanco Ñanco
Ana Aravena Huichicoy LA SAL DEL AGUA DE MAR
Y sino también se secaban el piure, la cholga, esos productos aquí
LA COSTUMBRE DE COMER COSITAS DE MAR antiguamente se secaban también, se cocían y se dejaban colgados en La gente come murras verdes con sal, o manzanas, nosotros comíamos
ristras y esos se secaban, entonces uno se quería hacer una comida, se todo pero con agua de mar, porque esa era salada, entonces en vez de
Bueno, yo marisco, y pesco también, mi familia que va a buscar pescao. hacía una comida de cholga con repollo y cosas así, ¡exquisita! O el piure untarla en la sal, pescábamos un loquito, traíamos agüita y comíamos
Mariscan al frente de donde vivimos, cuando uno tiene deseos de lo mismo. murra, o los albaricoques, o cualquier cosa verde, las manzanas, todo
comer mariscos va a buscar no más. Buscamos lapa, erizos salen, varias Galvarino Cañicul Huichicoy con la mar.
cositas de ahí que uno está acostumbrada a comer cositas de mar Juan Huichicoy Chicuy
frescas, todo a la orilla. Porque antes los locos o los mañíos, todo eso se machucaba, le daban con
Luzvenia Quinán Chicuy un palito, lo pasaban por la lejía, por las cenizas, y hacían unas ristras de SI ESTÁN EN EL RECUERDO…
ahí, así como hay de esas de cholgas en Valdivia, quedaba como papita,
Todo lo que es alga, luche, cochayuyo, y pescado, traigo todos los días, y que cosa más rica, si hacían unas comidas, ¡hacíamos unas comidas ricas!, Hay platos que se están perdiendo, pero todo ese tipo de cosas están en
marisco. Uno en la casa 40% es consumo de mariscos al mes. Sacamos hacían sus ricas ollas de comida en esas ollas de fierro, y todo en humo, el recuerdo, y no es que esas cosas se hayan perdido, porque si están en
erizos y los fondeamos, y los vamos sacando de a poco. no había admiración de eso porque toda la gente eran iguales. el recuerdo, uno las puede seguir practicando.
Jaime Aravena Huichicoy Yolanda Antillanca Antillanca Joaquín Ñanco Ñanco
LAWEN
LAWENPARA SANAR
PARA SANAR
TODO ES LA MAR PARA NOSOTROS ARENA PARA LA SALUD

Llora en la mar dicen… o si tienes sarna, o pitra, anda a bañarte a la mar. Hay muchas cosas que el mar nos sirve a nosotros, la arena para la
Si te hiciste una herida, échate agua de mar. Todo es la mar pa nosotros. salud. La arena caliente se usaba para temas de luxaciones. Nosotros
Juan Huichicoy Chicuy por ejemplo necesitábamos para calmar dolores en alguna fractura,
colocábamos arena, y por ejemplo si tenías inflamaciones colocábamos
MEDICINA DEL LAFKEN arena tibia, y le echábamos gotas de agua salada, que no es lo mismo
que colocarla seca. Entonces nos sirvió como lawen.
Medicina, hay varias hierbitas que son. El que hay harto allá abajo, hay Joaquín Ñanco Ñanco
apio de mar, ortiga, manzanito de mar, cilantrillo, la nalca, el tronco de
la nalca que está a orilla de mar. Y el cochayuyo, tanto para medicina EL HUIRO PARA LAS QUEBRADURAS
como para comerlo igual, para alimento. También el huiro que sacamos
para abono, la lanilla, todo eso que vamos a buscar para abono. Luche Antes cuando se quebraba una persona el brazo, la pierna, el yeso que
también, que es lo principal, para alimento. Usos medicinales más que usaban antes era el mismo huiro, del mar. Y también con la yema del
nada, la arena, el agua, y hay unos barros que saco igual. Y las cáscaras huevo y el azufre, se hacía una crema, y eso se le ponía cuando ya se
de la lapa que se usa como lawen, como medicina, igual se usa la componía el hueso, enseguida venía la envoltura con el huiro. El azufre
estrella de mar, para medicina, y varios otros, el ulte, el tinilwe… produce caloría, el huevo cuando se seca también ayuda como a
Machi Fernanda Ñanco Alarcón Vacunos en Pilolcura. Agua salada para desparasitar animales. pegarse, y el huiro cuando se seca aprieta, igual que el yeso. Y la caloría
Y la arena, algas, moluscos, las yerbas y plantas a orilla, todo del salitre lo va concentrando y no le permite resfrío, y el huiro va
HIERBITAS DE MAR lawen de mar para sanar. bajando la hinchazón, porque siempre cuando se quiebra, hincha, la
herida hincha, los tendones, la carne, y eso el mismo huiro va
AGUA SALADA
La recolección de la medicina tiene que ir al mar para buscar ciertas apretando. Dejan ahí no pa toda la vida, sino que tiene su tiempo,
hierbas que hay sólo en el mar. Saco cuando lo necesito, pero igual voy puede estar unos 12 días lo máximo, y eso se renueva de nuevo con
Mi viejo tenía la costumbre se lavaba los pies siempre con el agua
dejando guardado seco, lo saco en luna llena, porque ahí está con toda cuidadito, se vuelve a empaquetar nuevo. Apretar tanto queda ajustada
salada, y siempre iba a buscar en bidones o en garrafas agua salada al
su propiedad, y en la mañana, tempranito. a los huesos. Esos eran los remedios antes para las quebraduras. Es un
mar para eso, y es saludable, porque tiene otros componentes que no
Machi Fernanda Ñanco Alarcón huiro que es anchito y tiene así más o menos la distancia, porque hay
tiene el agua dulce.
otros cortitos y hay otros redondos, que parece una hebra de plástico
Joaquín Ñanco Ñanco
Hay varias plantas que aquí en la ribera del mar por lo menos pero redonda, ese no sirve, es la hoja ancha, que se empieza a aplastar,
sacábamos pal remedio de las mujeres, pal sobreparto, eso está aquí a si se pone corta se pone otra, y ahí después un amarre de trapo. Asique
Lo otro para el tema de los animales, los caballos por ejemplo, porque
la orilla del mar, la mayor parte de acá. Ahí se usa, la sanguinaria, la así se hacía antes.
los caballos trabajaban, cuando las personas no sabían trabajarlos bien,
limpiaplata, la que le llaman el alfilerillo, todo eso está a la orilla del Orlando Avila Millahual
se les pelaba el lomo a los caballos, entonces nosotros llevábamos los
mar. Y así hay otras más. Lo que sé que eso va para las cosas del caballos al mar y los lavábamos con agua salada, y santo remedio, era
sobreparto. una de las técnicas. Y los animales vacunos iban solos a bañarse al mar,
Orlando Ávila Millahual porque a veces los animales necesitan desparasitarse solos, igual que
las gallinas cuando se lavan en el polvo, los pajaritos de lavan en el
Pero hay otros remedios, hay otras plantas que sirven pa otras cosas, la polvo, los animales a veces saben que necesitan desparasitarse solos y
soca pa la vista, del mar también, también está aquí abajo. Es una iban al mar. habían toros, unos toros medios salvajes que traían los
frutita que se da todos los años, yo creo que a lo mejor si algunas que vecinos de Quitaqui, porque aquí no había cerco, no había poste de luz,
saben yo digo ¿porqué no hacen mermelada de esa? Si quiera el no había nada, entonces muchos animales o conocían la gente, llegaban
cochayuyo lo hacen mermelada, y es dulce po. Está en el verano, acá y nos perseguían a nosotros, y esos toros a veces iban a la playa y se
cuando están cafecitas, deben tener olorcito de madura, asiqe esa es la bañaban ahí, iban en piño los animales y se bañaban en el mar igual.
soca y es para la vista. Y así hay harto remedio, en el mar po. Joaquín Ñanco Ñanco
Orlando Ávila Millahual
Y el agua salada se usaba el mar como antiparasitario para los animales,
Y antes las plantas medicinales también se protegían, no se rozaban, nosotros llevábamos los animales a bañarse a la playa, porque no había
donde había una planta que era remedio, como que los protegían en vez antiparasitario, para todo eso se utilizaba el agua.
de cortarlo y quemarlo. Joaquín Ñanco Ñanco Huiro, el yeso que se usaba antes.
Orlando Ávila Millahual

OTROS USOS DE MAR


BARRO A ORILLA DE MAR PARA TEÑIR ABONO DE AVES ARENA
Yo trabajo en la tortilla de rescoldo, entonces ahí yo estoy
Y hay un lugar prácticamente a la orilla de mar habían un lugar donde La piedra grande de don Orlando Caicaimo, hay anidación de aves, harto continuamente cambiando mi arenita también, entonces voy a buscar
había unos barros especiales para teñir, ese barro era para sacar el color abono de ave. Se usaba antes. arena. Todo eso nos sirve el mar, para todo eso nosotros que vivimos a
negro dentro de las anilinas que tiene la naturaleza, el barro era uno de Doris Garay Liencura la orilla del mar.
los elementos, y que es muy difícil teñir negro, mi vieja lo iba a buscar Luzvenia Quinán Chicuy
porque yo le ayudaba a tejer a mi vieja, entonces el color negro lo LOBOS MARINOS
hacíamos, le voy a contar la mitad del secreto no más, la raíz de nalca,
ese barro, y después venían otros elementos. Y más o menos por aquí Uso del lobo de mar: una botellita a la entrada del invierno. Y se come la
en mitad de la playa estaba el barro que sacaban para teñir negro. Y carne de lobo.
esos cerraron el sector donde sacaba barro mi vieja, mi vieja sabía teñir Joaquín Ñanco Ñanco
negro, de hecho cuando hacía mantas colocaba el negro ahí, y el negro
no se desteñía nunca. Sacaban el cuero pa hacer lazos, coyundas pa los bueyes, pero cuando
Joaquín Ñanco Ñanco. se cortaba no tenía más remedio, es muy grasosos, no es como el cuero
de animal. No cortándose se tiene pa aburrirse, pero cuando se cortó…
Ese lo sacábamos con mi mamá a la orilla de la playa, donde hay unas Onolasco Collilef Collilef
huellitas así, y donde las nalcas, el tronco de las nalcas, donde hay como
almácigos, entonces en esos hoyitos hay pocitos de agua, y ahí iban a El lobo es plaga. Según nosotros los artesanales desde el año 2000 que
sacar ese barro las señoras. Yo donde viví, donde corría un estero, es incontrolable. Se volvió plaga porque se prohibió la caza. En el año
íbamos a buscar allí, mi mamá nos mandaba a buscar, a sacar su barro, 80, 70, la gente cazaba lobos pa carná, pa medicina, pa hacer aceite, y
plomiiito el barro, bien negriiito, pero primero hay que hervir las nalcas, todo eso era vendible, y la carne igual se usaba pa carnada, tenía pa
entonces usted sacó ese tronco de nalca, en una olla de esas de fierro, sacar congrio, pa calar al dorado, y las lanchas cazaban en el mes, todos
las mas grandes, se echaba el tronco de las nalcas, y ahí le plantábamos cazaban lobos, entonces se mantenía. Hasta que se prohibió, no sé en
el hilado, enmadejado, quedaba plomo oscuro, así lo hacíamos qué año específico, por Sernapesca, y está como una especie protegida,
nosotros, ¡era boniiito! Rocas en Pilolcura donde anidan aves marinas. y se hizo plaga.
Yolanda Antillanca Antillanca Harto abono de ave, se usaba antes. Jaime Aravena Huichicoy
LAS RUTAS DE LA PESCA
ANTES A REMO O A VELA NO MÁS HISTORIA DE UN NAUFRAGIO

Y era distinta, claro, antes a remo no más, o a vela. Ahora no po, el Lo que a nosotros nos pasó es que varias veces se nos dio vuelta la
pescador está muy moderno, si no tiene lancha a motor, no trabajan, embarcación, como digo, éramos un grupo de jóvenes como muy
no sale, y antes nosotros no, lloviendo, nos pillaba un temporal por alocados, entonces antiguamente los botes se manejaban a la vela,
ahí, igual no más corríamos a la vela. ahora se ven pocos botes a la vela, pero usted lo conoce, lo habrá visto,
entonces antiguamente no se trabajaba con motores, los botes era a
Francisco Jaramillo
remo y vela, con los vientos uno aprovechaba los vientos y se movía
afuera en la pesca con los vientos. Y a nosotros cuando había vientos
HASTA MEHUIN POR EL NORTE, A LAMEHUAPI POR EL SUR fuertes nos encantaba estar afuera, corriendo la vela le decíamos
nosotros, muchas veces los botes no aguantaban y se daban vuelta. Ahí
Antes íbamos a Bonifacio remando, 3 horas, ya ahora motorizados, 20 quedábamos nadando, no faltaba quien nos iba a sacar. Y a nosotros
minutos. Y si nos pillaba el viento en contra, 5 horas, y con las manos también nos tocó salvar gente así. Lo último que me pasó como
llenas de ampollas, había que darle. Yo alcancé en ese tiempo a Y ASÍ SE TRABAJABA pescador fue que nos dimos vuelta con mi hermano mayor, con Luis.
trabajar, pero hay gente mayor que hizo Piedra Blanca, calculo Nos fuimos a trabajar pa abajo por la costa, por el lado de Puerto
Bonifacio a 8 km, Piedra Blanca son 20 km. Por ejemplo cuando íbamos a trabajar de aquí a Huiro pongámosle, esta Nuevo, eso es antes de llegar a Mehuín, entonces salimos a la mañana,
Jaime Aravena Huichicoy fecha la íbamos a trabajar allá, porque allá estaba el pescado, y allá detrás de morro, nos fuimos a sacar un pescado que se llama
estábamos enero y febrero, llegábamos el 15 de marzo acá, a Niebla, a chincharro, en la mañana con mi hermano. Pero afuera en la altura
A puro vela y remo, llegábamos a la bahía de Chan Chan, llegábamos había amanecido un viento que siempre se produce acá, sobre todoen
Los Molinos, todos los pescadores que habían aquí, cada uno a su
10, 20, 30 botes, y de ahí mismo hacíamos la pesca, de ahí la traíamos el verano, en la primavera y en el verano, y nosotros acá ese viento le
caleta, y ahí teníamos una carpita de la misma vela del bote, poníamos
a Valdivia a remo. De Chan Chan, y de este lado del sur, de Lamehuapi llamamos travesía, entonces en ese entonces cuando nosotros fuimos
dos remos cruzados en la playa ahí, y uno que se llama botavara larga, y ahí, estaba afuera, estaba como en la Punta Galera afuera, pero ya
para acá. ahí pasábamos tiempos malos, tiempos buenos ahí debajo, en el día
Elías Pérez Doamante estaba ese viento, había amanecido ese viento afuera en la altura ahí.
encerrado y cuando estaba bonito andábamos afuera; para conservar el Entonces nosotros fuimos a los chincharros pa llevar carnada para sacar
fuego usábamos unos troncos grandes que pillábamos, así los jaibas allá abajo, pa donde íbamos, pa Puerto Nuevo, y… mientras llega
¿Usted conoce Mehuín?, para allá íbamos: Uña del Ancla, La brava, poníamos, entonces por más que llueve no los apaga, no se apaga, y así el viento acá, pasaito las 11 sería, llegó el viento adonde estábamos
pero el verdadero nombre es Punta Torres, y más allá, hay un salto de conservábamos el fuego, afuerita, esa es la puerta de la carpa que le nosotros, la famosa travesía que le estoy hablando. Y echamos vela y
agua, le llamaban Traiguén ahora le llaman Playa Rosada; vamos en la quedaba, y afuerita estaba el fuego, ahí hacíamos caldillo de sierra, nos fuimos pa abajo, pal norte, la costa norte. Cuando nos fuimos de ahí
punta de allá, Culvén; la otra al lado de allá de la punta le llaman sierra asada, comíamos locos, lapas… la lapa estaba amontonada allá mismo a lo derecho pa abajo, teníamos que pasar por Curiñanco, por
Loncoyén, y de ahí recién va llegando a la Playa Rosada, esa es la por Huiro, encima, ¡¡¡lleno de lapas!!! Ahora va usted, no pilla eso. Bonifaco, y ahí frente en Bonifacio, hay un faro, frente al faro de
verdadera Playa Rosada; después está Centenilla, después La Misión, Nosotros nos veníamos del congrio cuando salíamos, de Chan Chan Bonfacio, pero afuera en la altura, ya el bote no aguantó más y nos dio
Calfuco, no tiene punta, es una playa no más, después una parte que le veníamos pa acá trabajando, Piedra Blanca, todo eso, según donde vuelta el viento. Como íbamos a la vela, y el marullo alto ya, y en esos
llaman La Olla, Carcámo le llaman, después llega a la punta de pillábamos hasta que llegábamos acá. Nos veníamos con temporales a lugares el marullo de travesía va hacia como a favor de la embarcación
Curiñanco, que tiene otro nombre, no recuerdo; Rocura, Bonifacio, allí las cuatro, las cinco de la mañana, con lluvia, y aquí la señora todavía hacia abajo, así pal norte, nos alcanzó un marullo, una ola, que no era
llegábamos, en veces a media noche y alojábamos allí; después viene alcanzó a esperar también, ella ya sabía ya cuando nos íbamos a venir, el marullo, era una ola alta, y nos fuimos sobre la ola a la vela como
la Punta Gruesa, y de ahí llega a una parte que se llama Pililín, y día bonito así como estaba, se le tenía dicho cuando ya el nublado íbamos, y nos alcanza una racha de viento, que era actualmente una
después Pichicuyín, de ahí a una parte que se llama Yenehue, de ahí a venga avanzando para acá ya, quiere decir que ya vamos a llegar, porque brisa, pero nosotros le llamábamos racha, y la racha de viento tomó la
una playa que le llaman Pelluco y de ahí hay otra punta grande que le vela y nos empujó. Entonces la embarcación, como iba sobre la ola,
en la noche vamos a tener norte, asique también quedaban peritas, y
llaman Cerro Quemado, y al lado de allá hay una caleta que se llama saltó delante de la ola, y la ola se nos fue detrás, y nos fue enterrando la
nos salían a encontrar a la playa, a ayudarnos a traer pescadito que
Puerto Nuevo, ahí también solíamos llegar, y llegábamos a alojar. Al embarcación, despareció la embarcación. Nosotros con mi hermano
quede pa la casa, y los sacos mojados que venían. Ese era el trabajo, lo mayor nos alcanzamos a tirar uno pa cada lado. Estábamos afuera en la
otro día salíamos a la pesca y volvíamos. Y al otro lado de allá hay una más bien que llegábamos sin brújula, sin ningún elemento, el puro tino
isla, la isla de Chan-Chan, había una gruta antes, una puntita alta altura, y ahí no llegábamos nunca acá, nadando. Eso eran como a las 12.
de uno no más, lo que se sabe los vientos, se sabe, todo igual, ¡cuándo En ese momento estaba el farolero de Bonifacio, que era Germán
donde hay una virgen, donde hacían procesión de católicos, y así nos perdíamos con neblina po! nunca.
después llegaba a una caleta que le llamaban Maiquillahue, y de ahí a Esparza, estaba en su faena, porque ahí había siempre un vigía, que ese
estaba siempre poniendo cuidado de lo que pasaba. Asique que dice
Mehuín. Cuando había viento bonito en el día estábamos allá, pero Porque también sabíamos la manera como navegar, no ve que la mar que vio la embarcación, la vela que iba afuera, en la altura, no se
cuando ya no había viento ahí, había que remar no más, y eso ya era siempre viene de fuera ¿cierto? Entonces la persona que sabe nunca se preocupó, guardó sus cosas, y su casa quedaba como a 200 metros del
un día y una noche, pa llegar de una caleta a otra, y así veníamos va a perder, se viene por la mar boa, mar boa le decían los antiguos, faro, y él iba a las 12 justas a su casa a almorzar, él vivía con la mamá,
costeando; cuando nos pillaba la noche, nos fondeábamos, y en el cuando nos enseñaban a nosotros, y a veces ellos querían dormir un joven también, hombre joven, a las 12 justas se fue a almorzar. Se había
mismo bote dormíamos; siempre andábamos trayendo frazadas de poco, cualquier cosa, «ya, ven tú, pásate acá atrás, sigue la pura boa no tirado a la cama un rato, porque dice que siempre lo hacía y cumplía su
lana, cuero pa dormir. más, no te vas a perder, sigue la boa, aquí tenís que salir», por ejemplo hora y ahí se iba a su trabajo de nuevo, entonces dice que cuando se fue
Y también íbamos pal Morro, pal sur; también conocí harto esas veníamos de Curiñanco, «tenís que salir justo a la bahía de Corral», y si a botar a la cama, quedó ahí pensando, y se acordó del bote, dijo «qué
costas: Chaihuín, donde hay un río pa dentro, Huiro... pasábamos con norte pa la bahía de Corral pa allá, éramos hombre fin habrán tenido los cabros que iban afuera». Se levantó, partió a su
José Luis Cañicul Huichicoy muerto, no ve que el temporal afuera. Así aprendíamos. faro y se fue a mirarnos, ya andábamos nadando nosotros, ya no estaba
la embarcación. Nos comenzó a buscar, hasta que tanto nos enfocó los
Esa plata ya la dejaban pal invierno los viejitos, iban a Valdivia, con el bultitos que andaban en el agua, ¿qué hizo el hombre? bajó al puerto
de Bonifacio, y ahí en el puerto de Bonifacio habían unos pescadores
viaje a Valdivia que se hacía, porque el último viaje que se hacía por
que esos ya sí tenían lancha a motor que eran unos tales familia Vera,
ejemplo allá de Huiro, porque Huiro era nuestra caleta, de ahí nos
que había por aquí al otro lado, al lado de Corral, asique estaban los
veníamos, y la última pesca que se hacía, esa se pasaba de largo pa
Vera ahí, y él era como una autoridad en el sector, él podía requisar una
Valdivia uno, a remo, y ahí iban las señoras en el vaporsito chico y embarcación para ir a salvar a otra embarcación, entonces le dijo «ya
esperaban allá, y allá esperaban el reparto como lo hacían, y le cabros, aquí vamos a tener que ir a hacer un salvamento afuera porque
entregaban las platas a las señoras y las señoras iban a comprar a la se dio vuelta una embarcación». Él no sabía quiénes eran las personas
pulpería, y eso era pal invierno. Así se trabajaba. que se habían dado vuelta, y salieron en la lancha a buscarnos, no nos
Elías Pérez Doamante pillaron, pasaron la tarde en la altura y no dieron con nosotros. Fue en
el mes de agosto, donde suele haber sol, ese sol pálido en el mes de
agosto, y esas travesías fuertes ya. El sol se estaba dentrando en el
horizonte cuando el Germán Esparza que era el farolero le dijo a la
tripulación «ya no los vamos a encontrar, no lo encontramos, asique nos
vamos, sino nos va a pillar la noche, para de aquí a que lleguemos a la
costa al puerto de Bonifacio». Se dieron la vuelta… iban de vuelta
cuando pasaron a dar con nosotros, y eso era casi la oración, ya el sol se
había entrado a esa hora, y pasaron a dar por casualidad con nosotros.
Morro Gonzalo y la lluvia entrando por el mar. Nosotros no contamos casi la historia. Pero de ahí salimos, así nos
escapamos de esa con mi hermano, y ahí mi hermano dejó el trabajo del
mar, se dedicó al campo, y yo me fui a trabajar a Tres Espinos, de rio.
Pero al final igual volví a salir al mar.
Desde Pilocura, las puntas hacia el norte. Galvarino Cañicul Huichicoy
LAS RUTAS DEL COMERCIO: VALDIVIA
A LOS GRANDES PUEBLOS RUTA A VALDIVIA POR EL MOLINO, A CABALLO Y A BOTE Allá en El Molino estaba don Vicente Barrientos, le decíamos don Vicho,
y él tenía un refugio, que en el fondo tenía el puro techo no más,
Llevaban su negocio, cochayuyo, carbón y todo tipo de cosas, desde Éramos como 5 comunidades que bajábamos, y todos al mismo lugar. entonces la gente pasaba a alojar allí, porque eran cuatro horas de viaje,
todas las localidades de la costa; Iban a los grandes pueblos, a Corral, Bajaba Los Pellines, bajaba Curiñanco, bajaba Bonifacio, Las Minas, llegábamos allá como a las siete de la tarde y dejábamos los bueyes, las
Valdivia, Osorno... y cada cual recorría sus huellas, sus caminos. Pilolcura, todos llegábamos a ese lugar, y era una sola calle no más, y carretas o los caballos, sacábamos los aperos de los caballos, y hacíamos
con una sola vía, y angosto, y los caballos mismos movían la tierra y las una cama ahí, y dormíamos sentados, o medios acostados, al lado del
RUTA A VALDIVIA POR MAR Y RÍO lluvias se la llevaban, cada tiempo más hondo, asique nunca lo fogón, porque había un fogón en la mitad, y ahí se juntaban todos los
dejábamos también, cuando se tapaba el camino se corría la voz para ir peñis, de distintas comunidades legaban po, gente de Pilolcura, gente
Se juntaban como tres viejos para ir en el bote. Mi papá siempre a abrir camino. de todo el sector, y alojaban ahí.
trabajaba con la familia Pichún y la familia Ñanco, y partían con el bote a Orlando Ávila Millahual Al otro día cada uno agarraba su bote que había arrendado y se iba a
Valdivia, con el bote cargado de jaiba, locos y luche. Y tenían que Valdivia. Si te encontraba la marea en contra, porque la marea a veces
hacerlo así porque un viejo no podía ir a Valdivia sólo, porque para ir a Los caminos estaban debajo de la montaña, huellas de camino, miraba corre en contra para acá, por la Teja Norte, eran dos horas bogando.
remo el trayecto era bastante largo, y cuando no tenían vela, porque no pa acá monte, miraba pa acá... esos caminos que habían antiguos, esos Ibas a vender tus productos al muelle, y después comprabas tus cosas
todos tenían vela, generalmente era a remo no más. Entonces tenían que se iba a Valdivia por Los Molinos Viejo le dicen, esa es otro molino que necesitabas, cargabas tu bote, dos horas bogando pacá, ensillabas
que ir más personas para que puedan remar. que hay pa allá, eso uno iba debajo del monte. tus caballos, o enyugabas tus bueyes, y te venías, y de ahí cuatro horas
Ana Aravena Huichicoy Isidora Ortiz para acá. En el fondo se echaban prácticamente dos días en ir a Valdivia.
Joaquín Ñanco Ñanco
Y nos íbamos pa’ Valdivia. En el bote pasábamos para allá, en el río, Dando vueltas de aquí de Los Pellines, por el lado de Punucapa,
remando con remos, y hasta que llegábamos allá en el muelle, Valdivia, pasábamos allá a El Molino, siempre se buscaba bote, pero después, se Llegaban a Valdivia, y ahí se vendía, y después a las 12 ya se venía uno.
y ahí nos compraban el negocio, luche, llevábamos escoba, escoba de tomó acuerdo entre todas las comunidades que se ponga una persona Tenía que venirse a Los Molinos, pasaba a ensillar sus caballos otra vez,
esparto, del monte. Era harto complicado, era leeejos. Alojábamos allá con unos 10 botes siquiera, 10 botes chicos, planos, para que le cargaba sus cosas, traía harina, todas sus cosas la gente, iban a comprar
po, nos veníamos al otro día. Nos veníamos en la tarde, y llegábamos arriende bote a las personas de acá po. Uno tenía que llegar ahí en sus cosas, y ahí nos veníamos. Y a veces nos pillaba el agua po’, la lluvia,
aquí en la noche. En la noche llegábamos. carreta, con caballo con su carga. Y antes no había donde alojar, se ¡Uh!, de allá mismo lloviendo, llegábamos lloviendo a la casa. Había una
María Purísima Antillanca Ñanco alojaba de a veces a orilla por ahí donde podía la persona, también se tremenda cuesta que subir a allá arriba en la subida de Los Molinos. Ese
tomó acuerdo de hacer un refugio, y ahí como había un aserradero, por era al lado de Punucapa, ese camino que estaba, al lado de Punucapa,
De aquí de Niebla a Valdivia eran 4 a 5 horas según la marea, y ahí la Compañía de la Cervecería Unidas que le llamaban, estuvo ahí en Los no acá en el otro Molino de Niebla.
alojábamos en el bote y esperábamos en la mañana a que amanezca, y Molino. Entonces por ahí, sufríamos bastante, con lluvia, echábamos Carmen Antillanca Ñanco
así toda la gente trabajaba de esa manera. siempre de tres días pa ir a Valdivia y volver. Así nos criaron, los papás, y
Elías Pérez Doamante después los papá también nos enseñaron a nosotros, y entramos al Pa ir de Curiñanco a Valdivia, se echaba 5 horas andando a caballo o en
mismo sacrificio. carreta, y allá en embarcación. Aquí no po, hoy día tenemos la micro,
Orlando Ávila Millahual hacemos cochayuyo, lo plantamos a la micro, adentro.
La constante César Silva Barrientos.
navegación en el río
Valdivia. En la foto, A caballo en
la antigua Huellas de camino. Pilolcura.
cervecería Estaban debajo de Antes si iba de a
Andwanter, frente la montaña, y los caballo, debajo de
al muelle, donde caballos mismos la montaña, por la
llevaban sus ventas movían la tierra. antigua ruta del
los habitantes Molino, detrás de
costeros. Punucapa.

EL MUELLE/FERIA FLUVIAL
Llegaban los botes, le plantábamos una guarillas así para que sobresalga Y ese se llevaba a Valdivia igual, a remo. Se iba a vender por saco. Después ya nos empezaron a recibir unas lanchitas, personas que
el bote así y llegábamos ahí al muelle, y ahí estaban los comerciantes Después cuando hubo una feria Valdivia en la costanera, ahí nos íbamos dedicaron, que tenían más dinero, o vendían animales y se dedicaron a
esperando, y llegábamos al precio, y al precio al que vendía uno primero y lo vendíamos, por piedras, osea por champas que le llaman, ahí la comprarse una lanchita y a comprarnos el pescado a nosotros, y ahí
ahí salían todos. Pero hacían romerías, todo lo que podían poner arriba, champa de piures según el porte la iba vendiendo. Eso casi lo hacíamos ellos se los revendían a los comerciantes que habían en Valdivia.
rumas de cochayuyo. Y ellos tenían también su bodega y vendían pa después últimamente, andaba con un caballero navegante que era Leonel Aravena Huichicoy
afuera po. Asique esa era la historia, se vendía el cochayuyo negro y el jubilado, y nos íbamos el día viernes en la noche, entonces vendíamos el
amarillo, de dos clases, y con esa platita era que compraban las cosas, la piure, la jaiba que llevábamos, el sábado en la mañana. Terminábamos No habían camiones ni nada, carretilleros, ustedes nunca los iban a ver,
mercadería pa traer pa acá. de vender y comprábamos las cosas en la feria y veníamos pa abajo, de eran unas carretillas que usaban ellos que dentraban hasta 200 sierras,
Orlando Ávila Millahual vuelta. y esas las repartían en el pueblo tirándolas, se metían adentro los
Elías Pérez Doamante hombres, tirando las carretillas a gritos por las poblaciones. Asique la
Bajaban abajo a comprar pescado al muelle. Las familias más grandes sierra la sacábamos nosotros, la llevaba la lancha que nos compraba, y
compraban sus dos sierras grandes, igual corvina; las personas más altas Entonces por eso que era diferente antes todo, era todo muy difícil, muy la lancha les vendía a ellos.
comían corvina, robalo, la lisa, el pobre comía sierras. Donde se vendía sacrificado, porque a veces estaba tres días en Valdivia, y como la Elías Pérez Doamante
más era el día sábado, porque las fábricas les pagaban a los mayoría de la gente de acá, desde Curiñanco a Niebla se trabajaba así,
trabajadores. Ahí en Valdivia solían haber 30 botes, chalupas cargadas entonces llegaba toda la mercadería al mismo tiempo, y se saturaba el Llevábamos botes cargados y lo vendíamos allá en el muelle, donde
con sierras, todas se vendían, los precios no eran altos. mercado y tenían que estar tres días pa poder vender su mercadería. vende la gente de Tralcao ahora vende su verdura ahí. Y el tema es que
Francisco Jaramillo Leonel Aravena Huichicoy todo eso se está perdiendo.
Joaquín Ñanco Ñanco
LAS RUTAS DEL COMERCIO: CORRAL
RUTA A CORRAL A REMO y toda esa gente hacía carbón trabajaba en el carbón la gente y cáscara AHORA ÚLTIMO LLEGARON COMPRADORES ACÁ
de palo, y eso lo entregaban en Corral, en los Altos Hornos que había en
Corral, toda esa mercadería lo llevaban pa Corral, en lancha, y la gente Y en Los Molinos antes no había comprador, eran de Corral, Amargos.
Nos sacábamos a remo de ahí mismo La Misión hasta mismo Corral y
en eso se dedicaba a trabajar, pero la gente de arriba del cerro. Y la Había que ir a Amargos, a entregar la mercadería. Después ahora último
con corriente en contra. Salíamos aquí como a las 9 y llegábamos a las
gente de acá abajo de la orilla de mar, trabajaba en el puro mar. llegaron compradores a Los Molinos, pero antes salían los motores de
tres y media por ahí, porque teníamos que esperar que pase el este, el
Juana Huichicoy Paillalef Amargos afuera a comprar a la bahía, y se entregaba la mercadería. En
sur de allá. Por ahí cerca del Molino había unas piedras, ahí
el mar se hacía la transacción, de embarcación a embarcación.
capeábamos, y ahí nos tirábamos pa la orillita, porque esa mansas
Nosotros teníamos ocho caballitos con los que llevábamos carbón a la Leonel Aravena Huichicoy
correntás pa abajo, tres, cuatro bogadores dan no más, pero no había
que mermarle, acostumbrados también. Y después nos íbamos del faro Compañía, había una Compañía allá en Los Molinos y esa compañía
compraba carbón, y entonces nos largábamos nosotros en bote, Antes la gente tomaba sus botes y se iba por Corral, por Niebla, a
ahí de Niebla, y nos botaba pa Corral, eran a la vista las corrientes ahí
comprábamos ahí mismo, había una pulpería, comprábamos ahí mismo vender sus productos. Había unas lanchas grandes y llevaban sus
del río, y así teníamos que sobrevivir, total pa comer teníamos que
y nos íbamos; pasábamos casi todo el día ahí esperando, que hagan corderos a venderlos y los cargaban aquí en la Playa Chica, y otros
hacerlo. Una vez nos dijo uno, lo trajimos de Corral a Amargos, «oiga
llegar los víveres los que compraban carbón en los Altos Hornos, ¿Usted elementos que se vendían además de la pesca, la pesca también se iba a
ustedes se entrenan harto pa la cuestión, cómo serán pa los golpes».
conoció los Altos Hornos? vender allá, porque antes no venían los pesqueros a comprarle en
Nos reímos nosotros…
altamar acá, cosa que hacen hoy día.
César Silva Barrientos
Joaquín Ñanco Ñanco
COMERCIO EN CORRAL

Corral era muy bueno en ese tiempo, era la comuna más próspera de
aquí de Valdivia, entraban tantos barcos, estaba la industria, y a
nosotros nos iba bien también, porque había movimiento, y había quien
nos comprara también, habían hartos almacenes donde traer las cosas.
Después del maremoto del 60 todo quedó debajo del agua.
Y esa fue la vida.
Cesar Silva Barrientos
Altos Hornos en Corral, 1956.
Llegando al Muelle de Corral, Corral Bajo, 1945.
Archivo Sergio Campos Valese
1950. Archivo Educarchile Archivo Herminio Aja P.
Memorias Siglo XX.
Memorias Siglo XX.

LAS RUTAS DEL COMERCIO: LA COSTA


LAS HUELLAS, LAS CAMINOS, CABALLOS, CARRETAS CAMINOS A ORILLA DE MAR

Esta era una montaña que llegaba hasta allá abajo. Yo me acuerdo Antiguamente
Del Molino a Niebla pasábamos de a caballo. Sí, porque por arriba no
cuando solía venir con la finá de mi mamá por aquí arriba, este era una las playas se
había camino. Osea antiguamente casi todas las playas se usaban como
usaban como
pura montaña, cuando la miraba pa arriba uno oscurecía, y pa bajar ese camino, porque había una terraza que ya no existe ya, porque el mar
caminos.
camino ahora ancho grande, esa era huella no más, este camino de aquí. como subió después del maremoto, se anegó todo.
Playa Chica
A caballo, porque no había camino, por huellitas no más se bajaba. Ese ¡En esos años no había camino ni pa caballo! Se pasaba de a caballo, pero
de Niebla
corte de allá , siempre ha estado ese camino, pero así pura pampa no con mucho sacrificio, porque no había camino como ahora. Entonces la en 1930.
más, camino no había, y ahí bajábamos a caballo nosotros, y allá en Los gente traficaba de Curiñanco a Niebla, pero con mucho sacrificio.
Molinos, de allá pa atrás, había otro camino, también huella no más. Esmerindo Avila Millahual
Puras huellas. Y así andaba la gente antes, con huellas no más de
camino. Y así andaban con su caballo, y si usaban carreta pero pasaban En Loncoyén hay una playa que se utilizaba como camino, porque uno
por encima de los palos… y ahora no po, ahora hay camino por todos para venir hacia Niebla, tenía que pasar por la playa, ahí había que pasar
lados, hasta por el monte hay camino carretero, pasan vehículos. cuando se recogía la ola, había que pasar soplado. De hecho a alguien se
Juana Huichicoy Paillalef le murió el caballo ahí, porque pasó la ola, y el caballo se mareó y se fue
para adentro, los animales se marean. Y se utilizaba como camino, era
Se llevaba la carga de a caballo, se traía las mercaderías de a caballo, y parte del camino, si pasábamos a orilla del mar con los caballos antes.
esos eran los transportes, carreta también. Pero los caminos eran muy Joaquín Ñanco Ñanco Don Ignacio Valdés
malos para las carretas, algunos tenían carretas, pero con dificultad. con sus bueyes en la
Orlando Ávila Millahua Porque camino no había, había una huellita no más de camino. Si se Playa Grande de
llevaba a Niebla también había que pasar pa’ Los Molinos, y no había Niebla, antes del
De a pie, de a caballo, en carreta, según la mercadería que llevara a vender. camino tampoco. Y en esas puntas pa’ allá, que son punta Pudihue y punta Maremoto.
Si llevaba harto luche pa’ vender, harto cochayuyo, se iban dos, tres Pellero, así se llaman las puntas para allá, antes de llegar a Niebla, había
caballos. En ese tiempo habían hartos caballos, toda la gente tenía hasta que pasar por arriba de las piedras a caballo. Por eso es que había que salir
cinco, seis caballos, porque se andaban de a caballo no más, y bueyes. a las tres de la mañana pa’ llegar al muelle de Niebla, pa’ ir a dejar las EL ACTUAL CAMINO DE LA COSTA
Brígida Antillanca Ñanco cargas. Pero había que salir a las tres de la mañana pa’ alcanzar vapor para
allá, porque había huella de camino. Y había que irse en caballo. Al final ya, cuando empezaron a abrir camino, este camino de la costa,
COMERCIO EN NIEBLA Juana Huichicoy Paillalef ya fuimos vendiendo los caballos, poco a poco, se fue entrando vehículo
chico pa acá, llegábamos antes a Niebla, íbamos con los caballos a
Cuando venían los sindicatos de las industrias de Valdivia venían acá, los
Niebla, y allá tomábamos locomoción, ya de vehículo. Después
dejaban acá en el muelle, y ellos recorrían hasta Los Molinos, en estos
empezamos a llegar ahí a Playa Rosada, seguían avanzando la
tiempos bañándose, iban y volvían. Y nosotros los atajábamos acá abajito
locomoción pa acá, las liebres, y a los años entró una micro chica, una
con un tambor de jaibas, y otro tambor de jaibas allá en la Playa Chica.
liebre, a correr a Curiñanco. Se sacrificó harto el hombre con su
Jaibas cocidas. Los cocíamos en esos tambores con leña ahí, y lo
máquina, en parte cuando quedaba pegado por ahí lo tirábamos a
vendíamos todo. Asique esa era otra entrada que había de los pescadores.
caballo, lo resbalábamos y tirábamos, y la gente se bajaba a empujar,
Elías Pérez Doamante
salíamos y avanzaba otro poco, pa allá de nuevo, despegada, pero
trabajó harto el hombre.
Habían cinco hoteles en Niebla, y toda la gente de San Ignacio, llevaban
Y ahí teníamos micro ya en la mañana y en la tarde, y ahí se fue
a Niebla a vender. Los locos, recogían todos esos locos y los llevaban a
vendiendo los caballos y se fue olvidando de los viajes. Y se fue
Niebla, los ristraban, sus 100 ristras de locos o lapas, los piures y las
terminando los viajes por este lado, la salida por este lado ya del otro
cholgas no lo compraban. La gente vivía de eso. Salían a las seis de la
molino. Y asique el caballero de los botes ya no fue haciendo plata
mañana, ya estaban allá, y puro caballo no más. Había que irse
tampoco, ya se terminó todo. Hoy en día ya está todo distinto, así es
temprano para pasar todas esas puntas malas que habían para allá; Pasajeros de Niebla abordando el vapor Pisagua que ahora se está viendo como una nueva vida, historia.
ahora ya no po, ahora ya nadie anda a pie. Adolfo Meyer, 1920. Archivo fotográfico Ellynor Orlando Ávila Millahual
Juana Huichicoy Paillalef Fehrenberg del Centro Cultural El Austral.
LA PESCA INDUSTRIAL
LA CORVINA DESAPARECIÓ POR LOS PESQUEROS A LAS REDES AHORA ARTESANAL LE LLAMAN A LOS SEMI-INDUSTRIALES REDES DE 200 METROS LOS INDUSTRIALES

Hace treinta años la pesca más abundante era la corvina, que Igual los supuestos artesanales que los llaman, no son artesanales. Nosotros prácticamente necesitamos que el pescado esté a 5 metros de
desapareció prácticamente en el ‘98 a 2000, por la cuestión de los Porque el artesanal trabaja solamente manualmente, no usa máquinas, superficie, a 10 metros, ahí pescamos nosotros. No así los industriales
pesqueros. Llegó la Pesquera de Corral, y desapareció la corvina, así eso es lo que nosotros como pescadores llamamos artesanales. Según que tienen redes 120, de 200 metros de profundidad. Entonces el
como por arte de magia, y la sacaron toda, o no la dejan dentrar. ellos son artesanales, pero usan redes de 80 metros, 100 metros, y lo pescado está a 100 metros, allá lo pescan...
Entonces nosotros que antes pescábamos aquí en la bahía de Corral, que nosotros tipificamos como artesanal es sin máquinas, pescar sin
Curiñanco, Bonifacio, seis meses al año, ahora ni en el año sacamos ni máquinas, pero la legislación como ha cambiado tanto ahora, artesanal ELLOS TIENEN TODO EL MAR A ESA ALTURA
10 kilos de corvina, de que llegó la Pesquera de Corral. le llaman a los semi-industriales.
En ese tiempo que se van a desovar afuera, deben sacarla los
La corvina desapareció, se extinguió según nosotros, pero eso es todo industriales, uno no ve, no sabemos, pero deben explotarla afuera,
debido a los pesqueros, a las redes, osea todo lo que es industrial, deben sacarla, porque ellos tienen todo el mar, es de ellos
nosotros artesanales... prácticamente a esa altura, pero la sierra no les sirve a ellos pa vender, a
ellos les sirve la corvina, todo lo que es pescado más duro. La sierra es
PESCADOS QUE SE PERDIERON como pescado desechable, y eso nos está quedando a nosotros,
pescado desechable como artesanales.
Y ahora como salen todos estos pesqueros que salen como a barrer el
mar, ya hay productos que no existen ya; la cabrilla ya se perdió, el UN DAÑO TREMENDO
rollizo, el robalo está muy escaso, el chincharro ya se perdió, el chalaco,
la vieja, son hartos pescados que ya no están, que se perdieron. Pienso que la mar se va a perder, porque pienso que está siendo muy
industrializada, se está metiendo mucho y no tiene consciencia de
POR LOS PESQUEROS, LAS SALMONERAS contaminación, y extraer mucho producto, porque lo que yo extraigo en
mis 30 años de pesca, ellos lo pueden hacer en una hora, esa es la
El que se ha perdido es el jurel, en todos lados se ha perdido, y ese es el diferencia, ese es el daño, es un daño tremendo y nadie le pone atajo a
que más comíamos. Habían más pescaditos antes, ahora lo que está eso.
abundando es la pura sierra no más. Yo encuentro por tanta cosa que
han hecho, andan los pesqueros, ¡tanto pesquero a la orilla!, las DESTRUYENDO LOS ECOSISTEMAS MARINOS
salmoneras que han puesto por ahí, yo creo que todo eso lo ha
perjudicado, por eso se ha ido terminando. En la actualidad hay muchos barcos industriales que vienen muy cerca
de la orilla, los vemos acá en la bahía, y hasta en lugares que legalmente
SE REDUJO NO MÁS A LA SIERRA no pueden estar… están destruyendo todos los ecosistemas marinos, y
no va quedando nada.
Hasta que lo redujo no más a la sierra, porque la sierra los pesqueros no
la sacan, porque no les conviene por el precio bajo, entonces eso nos
queda pa nosotros, eso es lo que está quedando en este momento,
hace como 15 años que estamos trabajando en la pura sierra.

Pescadores artesanales fileteando sierra en Caleta Los Barcos de pesca “artesanales” en el muelle y en faena de pesca
Molinos. Los verdaderos artesanales no usamos máquinaria, de sardina con red de cerco, vendida a la pesquera de Corral
solamente la suerte. BLUMAR para la fabricación de harina y aceite de pescado,
alimento para la producción de salmones en cautiverio. Buque industrial arrastrero subiendo su red a bordo.

EL VERDADERO ARTESANAL QUE SOMOS NOSOTROS

Porque los industriales trabajan de 5 millas hacia afuera, y el artesanal


tiene de 0 a 5 millas, entonces ellos tratan de meterse a la zona
artesanal, siendo semi-industriales pa poder tener captura, y eso nos
afecta a nosotros artesanal, siempre le va a afectar al verdadero
artesanal que somos nosotros, que pescamos sólo a lienza, beere, o con
trampa.

NO USAMOS MAQUINARIA, SOLO LA SUERTE

Pero nosotros usamos el arte de la trampa, red que es muy poco que se
Pesca Industrial Pesca Artesanal Pesca Artesanal está usando, y más que nada de línea de mano, lienza, y no usamos
y Semi-industrial maquinaria pa nada. Solamente la suerte.

1 a 5 millas marítimas: Área de Pesca Artesanal, con SOMOS ARTESANALES, SUSTENTABLES


embarcaciones de máximo 18 metros de eslora (largo) y 80 metros
cúbicos de capacidad de bodega. Nosotros vemos que nosotros somos artesanales, sustentables, yo soy
1 milla marítima: uso exclusivo de embarcaciones menores a 12 sustentable porque no le hago daño al mar, no saco lo que cría, no saco
metros de eslora. lo que es pescado chico, no hago daño, yo solo trabajo para vivir, para
5 a 12 millas: Área de Pesca industrial con embarcaciones sustentar a mi familia, y trato en lo posible de no hacer daño, la sierra
superiores a 18 metros de eslora, con sistemas de pesca chica nosotros no la tiramos, si no tiene medida la devolvemos al mar, Red de arrastre llena de merluza, además de otros peces,
tecnologizados (arrastre, palangre y de cerco). viva. Lo que no hacen los industriales, todo lo que no les sirve los matan aves y mamíferos marinos de “desecho”, dañando además
1 milla= 1.852 m *Ley General de Pesca y Acuicultura y lo botan. irreversiblemente el fondo marino y su vida.
DERECHOS ANCESTRALES
LOS PUEBLOS ORIGINARIOS Y EL MAR CARTA ABIERTA DE ASOCIACIÓN DE COMUNIDADES MAPUNCHE LAFKENCHE EN SOLICITUD
DE ESPACIO COSTERO MARINO DE PUEBLOS ORIGINARIOS (ECMPO), A LOS PESCADORES
Vestigios arqueológicos cerca de Puerto Montt (Monte Verde) de 14.600 años de antigüedad y en la costa de ARTESANALES DE LA REGIÓN DE LOS RÍOS.
Mariquina (Chan Chan) de 6.500 años, evidencian la milenaria relación del pueblo mapuche con el mar. El
Lafken Mapu, 2 de mayo del 2016.
lafken, más allá de brindarle el sustento también forma parte importante en el ciclo de la vida y el universo
mapuche. Las comunidades lafquenche informamos a la comunidad en general y en forma especial a los sindicatos
Hoy en día la humanidad moderna ha contaminado, devastado y explotado el mar. El impacto negativo de de pescadores, algueras y mariscadores, así como también a los no asociados a organizaciones pero que
ciertas actividades humanas en los océanos es evidente. hacen uso habitual del borde costero como forma de sustento, lo siguiente:

LA LEY LAFKENCHE Las comunidades mapunche hemos decidido solicitar la administración del borde costero según la ley
20.249 que crea el espacio costero de pueblos originarios, más conocida como “ley lafquenche”.
En el año 2008 se promulgó la Ley Lafkenche (Ley 20.249) que crea el Espacio Costero Marino de los Pueblos
Originarios (EMCPO) y reconoce a los pueblos indígenas su condición de habitantes del borde costero. Se crea Nuestro objetivo como asociación de comunidades mapunche lafquenche es proteger el ecosistema
con el fin de resguardar el uso consuetudinario que han ejercido desde tiempos inmemoriales, y con ello marino y costero de amenazas externas, de empresas contaminantes y de la sobreexplotación industrial.
también proteger el mar y conservar la biodiversidad. En ningún caso buscamos entorpecer posibles mejoras en el trabajo de todos los que hacemos uso del
Es una de las pocas leyes que otorga derechos efectivos a las comunidades, a quienes se dedican a la pesca borde costero, siempre de manera sustentable y con respeto por la naturaleza.
artesanal, recolección de algas y mariscos, y a quienes desarrollan economías de bajo impacto ambiental.
A diferencia de las áreas marinas protegidas, administradas por el estado, éstas son administradas por Nuestra mar, ya ha sufrido bastantes agresiones producto de la sobreexplotación y la contaminación de
comunidades locales, y permiten su uso regulado localmente. industrias que tiran sus desechos en el rio y que finalmente terminan en nuestras costas, y a pesar de esto,
todavía nos da el sustento a muchas familias costeras. Es nuestra intensión proteger lo natural que va
LA COSTUMBRE COMO FUENTE DE DERECHO quedando para asegurarle eso también a nuestras futuras generaciones.

Al poco andar nos dimos cuenta de que ninguna legislación vigente nos da seguridad ante estas amenazas:
El uso consuetudinario son las prácticas y usos tradicionales que realizan o han realizado en estos espacios los
ni la ley de pesca, ni la macro-zonificación del borde costero, por ejemplo. Fue entonces que decidimos
integrantes de una comunidad o asociación de comunidades, como una manifestación de la cultura. Ejemplos: echar mano a esta ley y contrariamente a lo que algunos piensan: no afecta los intereses de nadie que use
marisca, pesca, recolección de algas, espiritualidad, medicina y otros usos a escala de subsistencia. el mar para su sustento, solo le afectará a los grandes empresarios que quieren adueñarse y lucrar con el
mar, que es de todos.
QUÉ IMPLICA UNA ECMPO
Las comunidades que suscriben esta carta sabemos que nuestra solicitud de espacio costero incomoda a
Toda persona que trabaje o viva de la mar debe ser considerada en la solicitud y debe considerarse su uso algunos, especialmente inversionistas y gente con grandes intereses en el borde costero, pero nosotros no
consuetudinario aunque no sea mapuche. nos dejaremos intimidar por los que quieren boicotear el trabajo que estamos realizando. También
entendemos que todos los que vivimos del mar tenemos los mismos derechos de pescar, mariscar y sacar
Las comunidades administran el borde costero solicitado, presentando planes de manejo consensuado en algas, por lo tanto nuestro trabajo no pretende ser en absoluto egoísta, sino todo lo contrario: invitamos a
conjunto con los distintos usuarios del mar, con miras a establecer un equilibrio ecológico y de buen vivir todos a participar de esta solicitud de espacio costero marino (ECMPO) que se encuentra en pleno
humano sustentable. desarrollo.

Quedan momentáneamente paralizadas todas las concesiones que estén en trámite (como pasó con las ¿Puede esta solicitud perjudicar los usos actuales de pescadores artesanales y recolectores de orilla?
salmoneras que proyectaron instalar en 2016), las que pueden ser liberadas por los solicitantes. NO AFECTA a No, de ninguna manera el ECMPO impedirá que pescadores y recolectores sigan desarrollando su trabajo,
las concesiones marinas otorgadas con anterioridad (como las áreas de manejo de los sindicatos). así como tampoco impedirá que puedan ampliar sus espacios de trabajo a futuro.

Sólo en los casos en que un sindicato o asociación tenga una solicitud de Área de Manejo o Concesión
A QUIENES BENEFICIA UN ECMPO
Marítima en trámite, ésta quedará momentáneamente detenida por la solicitud de ECMPO. Sin embargo,
estamos abiertos a hacer modificaciones a nuestra solicitud, pudiendo excluirse estas áreas o bien
A todos los habitantes humanos y no humanos del borde costero, pues se busca mantener la disponibilidad de
incorporarse al Espacio Costero Marino mediante un acuerdo de uso con nuestra Asociación. Explicaremos
alimentos y biodiversidad. a continuación estas posibilidades:

Si un Sindicato o Asociación desea obtener su área de manejo o concesión de manera independiente, basta con
SOLICITUDES DE ECMPO
comunicar a nuestra asociación las coordenadas geográficas de su área o concesión, para que la excluyamos de
. nuestra solicitud. De esta manera, su área o concesión seguirá su curso sin impedimento alguno.
.
La otra posibilidad, es llegar a un acuerdo de uso con esta asociación, pasando a ser parte integrante de
nuestro ECMPO. La ley 20.249, que crea los Espacios Costeros y Marinos de Pueblos Originarios (Ley
lafkenche), contempla que, una vez otorgado un ECMPO, la asociación de comunidades debe establecer un
plan de administración del espacio. En este plan se deben definir los usos y los usuarios del espacio,
ECMPO pudiendo incorporarse otros usuarios, como sindicatos, asociaciones, o personas naturales. Estos usuarios
se incorporan mediante acuerdos de uso con la asociación de comunidades, sin importar que sean o no
Pilolcura -Corral COMUNA DE
mapuche.
VALDIVIA

Nuestra asociación está dispuesta a llegar a acuerdos con todos los interesados, ya sea por las solicitudes
en trámite como para futuras solicitudes, entendiendo que el mar es la fuente de sustento de nuestro
territorio, y que todos tenemos derecho de uso, siempre y cuando éste se haga de manera sustentable, es
decir cuidando el ecosistema. Si existiesen otros puntos que no hemos considerado o que desconozcamos,
pedimos comunicarlo para llegar a acuerdos. Invitamos a todas las organizaciones y personas naturales de
la costa a incorporarse y apoyar nuestra solicitud, que beneficiará a todos quienes vivimos del mar y lo
cuidamos para nosotros y para nuestros hijos.

Sin otro particular, saludan atentamente

COMUNA Comunidad Félix Alba Huichaman, Pilolkura. Comunidad Millalafken, Bonifacio. Comunidad Celestina
DE
CORRAL
Antillanca, Bonifacio. Comunidad Rayen Mawida, Las Minas. Comunidad Kiñewen, Curiñanco.
Comunidad Los Pellines. Comunidad San Ignacio. Comunidad Norche Domo, San Ignacio. Comunidad
Quinan Chicuy, Los Molinos. Comunidad Fey Tañi Mapu, Los Molinos. Comunidad Lof Michillanca, Los
Solicitud Ecmpo Pilolcura-Corral, ingresada en diciembre de 2015, Molinos. Comunidad Newen Mapuche, Niebla. Comunidad Segundo Maripan, Palo Muerto. Comunidad
con el fin de mantener las tradiciones y uso sustentable por parte de los habitantes Indígena Antillanca, Chaihuín. Comunidad Indígena Huillancamilla, Chaihuín. Asociación Indígena de
costeros, y proteger la mar y sus diversas formas de vida. buzos mariscadores pescadores artesanales y recolectores, Huiro. Asociación Indígena de Pescadores
Aún en proceso de tramitación. recolectores de orilla Likan Lafquen, Corral. Sindicato de Pescadores Artesanales Indígenas, Palo Muerto.
AGRADECIMIENTOS
Esta muestra se hizo con voces y relatos de antiguos habitantes de este territorio de Monte y Mar
quienes a lo largo de estos casi 20 años de recopilación de la historia de este territorio
nos han compartido su sabiduría, sus conocimientos,
mostrándonos las huellas y caminos de sus vidas.
No todos aparecen en esta muestra,
pero de alguna manera están en ella presente.

Les agradecemos infinita y profundamente en el alma por enseñarnos la memoria antigua


y la importancia de mantenerla presente, para saber el camino futuro a seguir.
Algunos ya han marchado por el camino del lafken,
pero permanecen vivos en estos relatos,
y en la historia de este territorio.

Conversaciones entre el 2016 y 2019


Herminia Doris Garay Liencura, Orlando Ávila Millahual, Nolasco Collilef Collilef,
Elías Pérez Doamante, César Silva Barrientos, Ana Luisa Aravena Huichicoy,
Misael Leonel Aravena Huichicoy, Jaime Aravena Huichicoy, Eliana Huichicoy Hichicoy
Galvarino Cañicul Huichicoy, Joaquín Ñanco Ñanco, Alejandro Bórquez Marcos,
Silvia Mireya Marcos Marcos, Francisco Bravo Risco, Juan Roa Olivares,
Pascual Alba Alba, Fernanda Ñanco Alarcón, Juan Huichicoy Toledo, Juan Huichicoy Chicuy,
Juan Pichipil Aravena, Tibaldo Collilef Collilef, Alejándro Zúñiga Huichicoy.

Conversaciones entre 2006 y 2007


Olinda Antillanca Ñanco, Jerónimo Ñanco Guarda,
Brígida Antillanca Ñanco, Clorinda Huichicoy Huichicoy, Esmerindo Avila Millahual,
Carmen Antillanca Ñanco, José Luís Ñanco, Yolanda Antillanca Antillanca, Orlando Ávila Millahual,
Doris Garay Liencura, María Huichicoy Liencura.

Conversaciones entre 1998 y 2001


José Luis Cañicul Huichicoy, Mauricia Matías Huichicoy, Sara Millahual Paillalef, Andrés Alba,
Pascual Alba Alba, Santiago Ancao Ñanco, Yolanda Antillanca Antillanca,
Juana Huichicoy Paillalef, Francisco Jaramillo, José Luis Ñanco, Rosa Ñanco Ávila,
Isidora Ortiz, Jerónimo Ñanco Guarda, Luis Bravo Risco.

También a los/as niños/as, hoy jóvenes adultos, que apoyaron la recuperación de su historia
en los talleres de historia local en las escuelas de Niebla y Curiñanco en el año 2000 y 2007,
quienes indagaron la vida antigua con sus familiares adulto mayores,
algunos extractos que aparecen en esta muestra.

Y a las comunidades mapuche organizadas en el territorio,


agrupaciones de pescadores y recolectores artesanales
en el camino por el itrofill mongen, el equilibrio.

Agradecemos muy especialmente también a


David Núñez, Jimena Jerez, Mario Pino, Ximena Navarro, María Eugenia Solari,
por su disposición a compartir sus conocimientos e investigaciones
que aportan a la comprensión de nuestra historia en este planeta.

A Felipe Araya y Elisa Montti de la escuela de buceo Vuelve al Océano, y a Pablo Reyes de Fundación
Ictiológica, por mostrarnos lo asombroso que habita donde nosotros no alcanzamos a ver,
y prestarnos sus maravillosos registros para el conocimiento, cuidado y protección de la fantástica
diversidad de vida marina y bellos paisajes del fondo del mar.
www.vuelvealoceano.cl - www.fundacionictiologica.org

A todo el equipo del Museo de Sitio Castillo de Niebla y en especial


a su director Ricardo Mendoza Rademacher
por su constante apoyo,
y por tender a hacer de este museo un espacio vivo, y abierto a la comunidad local.

Y a nuestras queridas amistades y familias por su incondicional apoyo, siempre.


.

¡¡GRACIAS!!

Minat Terkait