Anda di halaman 1dari 10

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE SAN MARTIN

JUZGADO DE PAZ LETRADO DE SORITOR – MOYOBAMBA

EXPEDIENTE : 0121-2017-FAMILIA
JUEZ : RODRIGO MANUEL GALARZA MOYA
ESPECIALISTA : WALTER TELLO PAREDES
MATERIA : ALIMENTOS (PRE Y POST NATAL)

SENTENCIA

RESOLUCIÓN NÚMERO OCHO -


Soritor, Veinticinco de Mayo del año dos mil diecisiete.

VISTOS: Es materia de autos, la demanda


interpuesta por doña ERLITA CORONEL VALQUI sobre ALIMENTOS,
contra don JEILIN DELGADO DELGADO en atención de señalarlo como
padre de su hijo concebido.

I. PARTE EXPOSITIVA:
1. Antecedentes:
1.1. Que, mediante formulario de demanda de fojas siete a diez presentado
con fecha Doce de Setiembre de Dos mil dieciséis, doña ERLITA
CORONEL VALQUI,interpone demanda de alimentos, contra don JEILIN
DELGADO DELGADO, a fin de que le asista debido a que lo señala
como padre de su menor hijo por nacer (a esa fecha), con los gastos
pre y post natales en la suma de Seiscientos Soles.

1.2. Admitida a trámite la demanda, en la vía del proceso único, mediante


resolución número uno de fecha Trece de Setiembre de dos mil dieciséis
que en autos corre a fojas once a doce; habiéndose corrido traslado de la
demanda, ésta no fue absuelta por el demandado conforme a ley
declarándosele rebelde mediante resolución Dos de fecha Doce de Octubre
de dos mil dieciséis que corre a fojas dieciséis, convocándose a las partes a
la audiencia única mediante la citada resolución uno, la misma que se ha
desarrollado en la forma descrita en el acta de fecha Dieciocho de Octubre
de dos mil dieciséis que corre de fojas veinte a veintidós y que se continúo
en el acta de la fecha que corre a fojas cuarenta a cuarenta y uno, al
haberse dispuesto la suspensión del proceso a pedido de la parte
demandante por resolución Cinco de fecha Treinta y uno de Octubre de
Dos mil dieciséis que corre a fojas veintiocho; siendo el estado de la causa
el de expedir sentencia que ponga término a la controversia.

2. Idoneidad del presente proceso:

Antes de entrar al análisis de la materia es de advertir que, la competencia


de los Juzgados Letrado para conocer los procesos de alimentos se
encuentra establecida en el segundo párrafo del artículo 547 del Código
Procesal Civil, concordante con el artículo 96 del Código de los Niños y
Adolescentes; del mismo modo, la legitimidad para obrar de las partes se
encuentra debidamente acreditada con el carnet de control materno
perinatal y Atención Integral Adulto Mujer ESPERANDO MI PARTO de la
demandante alimentista que corren de fojas dos a tres, de la copia de
ecografía de fojas cuatro a cinco y del acta de nacimiento de fojas treinta y
nueve donde las partes aceptan y reconocen al niño como sus padres;
siendo así, corresponde ingresar a evaluar el fondo de la controversia.

II. PARTE CONSIDERATIVA:


1. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DE LA SENTENCIA:
1.1. Contenido de la obligación alimentaria.-
Dentro de nuestro ordenamiento interno las normas legales que la
sustentan se encuentran plasmadas en el artículo 6 de la Constitución
Política del Estado, y en los artículos 472 (Modificado por la ley Nº
30292), 474 inciso 2, 481 del Código Civil, concordante con los numerales
92 (Modificado por la ley Nº 30292 ) y 93 delCódigo de los Niños y
Adolescentes, que: Reconoce: que es deber y derecho de los padres
alimentar, educar y dar seguridad a sus hijos, además definen los
alimentos y establecen la obligación alimentaria recíproca entre
ascendientes y descendientes y señala el criterio para fijar los alimentos,
esto es, se regulan por el Juez, en proporción a las necesidades de quien
los pide y a las posibilidades del que debe darlos, atendiendo además a las
circunstancias personales de ambos, especialmente a las obligaciones a
que se halle sujeto el deudor, y previene que no es necesario investigar
rigurosamente el monto de los ingresos del que debe prestar los alimentos.
Para este efecto y considerando que son mayores los elementos contenidos
como prestación para los niños, se reproduce el artículo 92 vigente del
Código de la Especialidad, subrayando aquellos elementos que son
considerados en el Código Civil; es decir, se entiende por alimentos “ … lo
necesario, para el sustento, habitación, vestido, educación,
instrucción, y capacitación para el trabajo, asistencia médica y
psicológica y recreación del niño o del adolescente.También los
gastos del embarazo de la madre desde la concepción hasta la etapa
de postparto”
1.2. El concepto jurídico de los alimentos radica en que éste viene a ser un
derecho humano de carácter fundamental, y el deber moral y jurídico más
importante que está contemplado en el segundo parágrafo del artículo
sexto de nuestra Constitución Política del Estado, cuando prescribe
que “Es deber y derecho de los padres alimentar, educar y dar
seguridad a sus hijos...”. Tanto más, siendo nuestro País –Estado- parte
de la Convención sobre los derechos del Niño, adoptada el veinte de
noviembre de mil novecientos ochenta y nueve, es de aplicación las
normas que desarrollan la situación jurídica de los niños, principalmente
el INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO, que tiene sustento en el artículo tercero
de dicha Convención así como en el Título Preliminar del Texto Único
Ordenado del Código de los Niños y Adolescentes; la aplicación de este
principio, conforme sostiene el connotado jurista Fermín Chunga Lamonja,
implica procurar el desarrollo integral del niño y adolescente en el seno de
una familia con amor, comprensión, felicidad y bienestar. Y máxime si el
Artículo I del Título Preliminar del Código antes señalado indica que se
considera niño a todo ser humano desde su concepción hasta cumplir los
doce años…”.
1.3. El carácter divisible y mancomunada de la obligación
alimentaria.- Las obligaciones son divisibles cuando se tienen por objeto
prestaciones susceptibles de cumplirse parcialmente. Tratándose de los
alimentos, la obligación es DIVISIBLE, porque su objeto puede cumplirse
en diferentes prestaciones. La obligación esMANCOMUNADA, cuando su
cumplimiento recae sobre dos o más personas. En ese orden de ideas,
podemos afirmar que la obligación de dar alimentos, es mancomunada
porque los ascendientes, descendientes y hermanos, tienen la misma
obligación de asumir los gastos de la manutención del familiar necesitado,
en cantidad proporcional a su caudal respectivo. Lo que conlleva a
establecer, que si uno de los obligados, fuera incapaz de pagar la pensión
alimenticia, por carecer de medios económicos, el otro verá incrementada
su obligación, en proporción a sus respectivos recursos. Lo que hace
concluir, que del carácter de mancomunidad de la obligación de alimentos,
surge la posibilidad del litisconsorcio pasivo necesario, que implica el
deber de demandar a todos los deudores o alimentantes, en el orden de
prelación que establece la norma.
1.4.- Obligación Alimentaria del demandado a favor del concebido por
gastos desde la concepción hasta la etapa de posparto.- Como punto de
partida en este aspecto se debe señalar que la obligación de brindarse
alimentos se deriva del principio de solidaridad familiar, que obliga a los
parientes a atender las necesidades vitales. Entonces, el vínculo del
parentesco es el que establece una verdadera relación alimentaria, que se
traduce en un vínculo obligacional de origen legal, que exige
recíprocamente de los parientes una prestación que asegure la
subsistencia del familiar necesitado. Esta relación de naturaleza
netamente asistencial, trasunta principios de solidaridad familiar ante las
contingencias que pueden poner en peligro la subsistencia física de uno de
sus miembros. Siendo que el demandado no ha cuestionado, ni
desvirtuado el vínculo que se le atribuye, y más bien lo aceptado y
reconocido en sus alegatos.
1.5. Estado de necesidad del concebido y de la madre gestante.- Es de
señalar, que conforme sostiene el Doctor Héctor Cornejo Chávez, por regla
general, este requisito del estado de necesidad debe estar probado; sin
embargo, cuando el acreedor alimentario sea menor de edad (en este caso
concebido a la presentación de la demanda) no necesita acreditarse su
estado de necesidad en razón de una presunción de orden natural que
emerge de su especial situación de persona en proceso de desarrollo; en
este caso, se presume el estado de necesidad de dichas personas porque se
trata de entes que siempre van a necesitar los alimentos para vivir y
desarrollarse adecuadamente. Además que el estado de necesidad de la
madre embarazada también se encuentra acreditado con las pruebas que
acreditan su estado de gravidez que corren de fojas dos a seis.
1.6. Posibilidades económicas del demandado.- La obligación de dar
alimentos puede permanecer como derecho latente, convirtiéndose en una
obligación jurídicamente exigible a solicitud de los titulares del derecho
alimentario. Para tal efecto, debe acreditarse la concurrencia de ciertas
condiciones o presupuestos básicos: las posibilidades económicas del que
debe prestarlo y la norma legal que establece dicha obligación y el estado
de necesidad del acreedor alimentario. Es muy difícil determinar las
posibilidades del que debe prestar los alimentos, razón por la cual nuestra
legislación ha señalado incluso que no es necesario investigar
rigurosamente el monto de los ingresos del que debe prestar alimentos.
(Art. 481 CC, segundo párrafo), lo que significa que el Juez si bien no
puede determinar la realidad, puede apreciar las posibilidades que tiene
el obligado.
1.7.- Rebeldía Si bien resulta cierto que la declaración de rebeldía
conforme lo establece el artículo cuatrocientos sesenta y uno del Código
Procesal Civil, causa presunción legal relativa sobre la verdad de los
hechos expuestos en la demanda; también resulta cierto que el juzgador
debe apreciar razonadamente los medios probatorios y valorarlos en forma
conjunta. Ninguna prueba deberá ser tomada en forma aislada, tampoco
en forma exclusiva sino en un conjunto, por cuanto que sólo teniendo la
visión integral de los medios probatorios se puede sacar conclusiones en
busca de la verdad que es el fin del proceso

2. FUNDAMENTOS FACTICOS DE LA SENTENCIA:


2.1. Fundamentos de la pretensión. – Mediante Formulario de demanda
de fojas siete a diez, doña ERLITA CORONEL VALQUI, interpone
demanda de alimentos, contra JEILIN DELGADO DELGADO, a fin de que
le asista con la suma de Seiscientos Soles por gastos en su condición de
madre gestante (pre y post natal),alegando que el demandado cuenta con
un ingreso de Dos mil Cuatrocientos Soles aproximadamente en forma
mensual y gastos mensuales aproximados de Trescientos soles, en su
condición de trabajar en Construcción Civil, vive en casa de familiares
propia y necesita comestible, habitación, vestido, educación, asistencia
médica y recreación; y cuenta con otro tipo de ingreso.
2.2. Conducta procesal del demandado. Que, el emplazado no obstante
haber sido debidamente notificado con la demanda y anexos –ver fojas
trece y catorce-, no ha cumplido con absolver la misma conforme a ley en
el plazo dado, conducta procesal que además de otras será apreciado por
este despacho para efectos de fijar el monto de lo solicitado, en ejercicio de
la potestad conferida por el artículo 282° del Código Procesal Civil,
concordante con el artículo 461° del mismo cuerpo legal;
2.3. Efectuada la valoración razonada y conjunta de todos los medios
probatorios incorporados válidamente al presente proceso, en virtud del
principio de unidad del material probatorio, y haciendo uso del criterio
previsto por el artículo 197 del Código Procesal Civil, se ha llegado a la
siguiente convicción:
Primero.- Que la demandante tiene derecho de Alimentos por su hijo
concebido, por parte del demandado dado a que este lo ha reconocido
como tal; consecuentemente, el demandado está en la obligación de
asistirle, conforme exige el artículo 92 del Código de los Niños y
Adolescentes. Por tanto, habiéndose determinado la existencia de una
norma legal que establece la mencionada obligación, corresponde
determinar el estado de necesidad de la madre del concebido y la
capacidad económica del demandado, presupuestos que exige el artículo
481 del Código Civil.
Segundo.- Que, si bien por regla general, debe estar debidamente
acreditado el estado de necesidad de los alimentistas; empero, estando a lo
glosado en el considerando 1.5 de la premisa normativa, en el presente
caso se presume el estado de necesidad por el estado de gravidez de la
madre acreditado en autos, por lo que corresponde fijar la pensión
acorde a las necesidades que corresponde a una etapa de concepción
hasta post natal. No obstante ello también han de merituarse que es un
hecho público y notorio que toda etapa pre y post natal ocasiona gastos
per se para la preparación del recibimiento de un niño a la vida y los
gastos de movilidad y otros que ello conlleva.
Tercero.- En lo que respecta a la posibilidad económica del obligado; es
preciso acotar que si bien es cierto que en autos el demandado tiene la
condición de rebelde al no haber contestado la demanda, resulta de
aplicación lo dispuesto por el artículo 481º del Código Civil en cuanto
establece que los alimentos se regulan por el Juez en proporción a las
necesidades de quienes piden y a las posibilidades del que debe darlos;
esto es, hacer uso de la potestad jurisdiccional de discrecionalidad para
fijar prudencialmente el monto de la pensión alimenticia demandada, ya
que además no es necesario investigar rigurosamente los ingresos
económicos del obligado. Considerando que la Remuneración Mínima Vital
es de Ochocientos cincuenta Soles a la fecha, suma que se considera como
mínimo de ingreso de un trabajador.
Cuarto.- Que asimismo, siendo la concepción un acto realizado por dos
personas corresponde a cada una asumir las responsabilidades del mismo;
sin embargo debe tenerse presente que es la madre quien asume las
mayores dificultades en esta etapa para asumir obligaciones debido a que
ella ha llevado el embarazo y debió tener mayor cuidado en su vida diaria y
laboral.
Quinto.- A la luz de los fundamentos precedentes se concluye, que la
pretensión que motiva este pronunciamiento, se encuentra amparada en
parte dentro de los supuestos legales que prescriben la obligación de
prestar alimentos contenido en el artículo 92 del Código de los Niños y
Adolescentes.
Sexto.- Que, se puede advertir que la parte demandante se encuentra
exonerada de aranceles judiciales por ser un proceso de Alimentos en
atención al artículo 562 del Código Procesal Civil, y que esta ha venido
actuando sin la asesoría de abogado rentado, por lo que estando a que las
costas y costos se establece por cada instancia conforme a la segunda
parte del artículo 412 del Código Procesal Civil, no corresponde su
reembolso;
Sexto.- Que, las demás pruebas actuadas y no glosadas en la presente
Resolución no enervan ni modifican en modo alguno los fundamentos
antes expuestos en la presente.

3.- JUICIO DE SUBSUNCION y RAZONABILIDAD :


Estando a los considerandos que anteceden se concluye que los hechos
debidamente acreditados se subsumen dentro de los supuestos de hecho
de las normas glosadas como fundamentación jurídica de la presente, por
ende debe ampararse la demanda, en este caso, en atención a los
considerandos señalados y por lo tanto fijarse los gastos del embarazo de
la madre desde la concepción hasta la etapa de postparto con un criterio de
equidad y proporcionalidad.

III.- DECISIÓN:

Por lo que, estando a las consideraciones glosadas, y de conformidad con


lo establecido en el artículo IX y X del Título Preliminar y artículos 92
(modificado por Ley Nº 30292) y 93 del Código de los Niños y
Adolescentes, concordante con el artículo 472 del Código Civil, apreciando
las pruebas con el criterio de conciencia y administrando justicia a nombre
de la Nación; FALLO:
1.- DECLARANDO FUNDADA EN PARTE LA DEMANDA, presentada
mediante formulario de fojas siete a diez de autos
sobre ALIMENTOS interpuesta por doñaERLITA CORONEL
VALQUI contra don JEILIN DELGADO DELGADO.
2.- ORDENO: Que el demandado JEILIN DELGADO DELGADO acuda a la
demandante por los gastos del embarazo de la madre desde la concepción
hasta la etapa de postparto con la suma ascendente de CUATROCIENTOS
Y 00/100 SOLES.
3.- Se hace de conocimiento del sentenciado JEILIN DELGADO DELGADO
que ante el incumplimiento de su obligación alimentaría establecida en
esta sentencia, será inscrito en el Registro de Deudores Alimentarios
Morosos, previo el trámite de ley; Y se le requerirá a pedido de parte el
cumplimiento de la sentencia en caso de incumplimiento, bajo
apercibimiento de la denuncia penal correspondiente.
4.- Sin costas, ni costos.