Anda di halaman 1dari 6

En este espacio los estudiantes señalaran sus conocimientos preliminares sobre la Ética y

Deontología estableciendo una definición personal de estos términos, de igual forma 5


características que debe tener un profesional de la Ingeniería o Arquitectura para desempeñar
eficientemente su labor justifique. Es necesario que participe debatiendo los comentarios
realizados por sus compañeros al menos tres comentarios debe realizar para sustentar o refutar
los comentarios realizados.

Fecha de Evaluación: desde 06/06/2014 hasta 14/06/2014

valor de la actividad 15%

Llego el momento de trabajar de manera individual grabando un vídeo donde el estudiante como un experto debe
identificar una situación que se sale de la ética y las buenas costumbres inmersas en el ámbito laboral, indicar cual es
la acción que debe tomar la persona que se ve inmersa en esta problemática, sea ingenioso y a graduarse como
actor.

Importante
a) El estudiante debe aparecer en el vídeo y actuará como un experto, como todo ingeniero ético (Se evaluara
presencia).

b) El vídeo debe tener una duración máxima de 3 minutos y debe ser creativo.

c) Debe subirlo en youtube y enviarme el link por este foro.

e) Una vez que todos los participantes hayan enviado el vídeo, su tutor, (Yo, jejeje) creara una encuesta para que el
resto de sus compañeros, puedan seleccionar cual fue el mejor y este sera el mejor evaluado.

Cualquier duda, ya saben deben dirigirse al foro "¿Alguna duda? ¿Asesorate y Pregunta por aqui...?"

Espero sus excelentes y creativos vídeos, Adelante estimados estudiante;

Su tutor;

Ing. Eliezer Córdova

Tiempo para entregar la Actividad: desde 07/6/2014 hasta 19/06/2014 Ponderación:15%

Una vez leido el material descargable ofrecido, cada participante deberá realizar un ensayo de manera
individual sobre las leyes y reglamentos que rigen nuestra ética profesional como ingenieros y arquitectos;
dicho ensayo debe estar contentivo de tres hojas, además de su portada, titulo y bibliografía; asimismo
debe incluir citas con inferencias y estar redactado en tercera persona.

El ensayo debe ser subido para su posterior evaluación.

Ponderación: 10%

Inicio de la actividad: 25/06/2014

Fin de la actividad: 02/06/2014


Se denomina profesión liberal a aquella actividad personal en la que impera el aporte
intelectual, el conocimiento y la técnica.
Igualmente las profesiones liberales tienen una característica muy particular como lo es la
remuneración de quienes las ejercen, ya que teniendo en cuenta que no están
subordinados, su remuneración no es salario en los términos del código sustantivo del
trabajo sino que su remuneración se realiza mediante el pago de honorarios, lo que
supone que no existe un contrato laboral sino un Contrato de servicios, el cual esta
regulado por al legislación civil. En el caso que un profesional ejerza su actividad mediante
un Contrato de trabajo, si bien no dejan de ser actividades civiles propias de una profesión
liberal, si pierden su carácter de liberales, pues éstas suponen el ejercicio independiente y
la remuneración mediante honorarios, lo que no es dable en una relación laboral en la que
se configuran los tres elementos del contrato trabajo, contempladas en el artículo 23 del
código sustantivo del trabajo.
Si bien es cierto que ni la ley comercial ni la ley civil ha definido lo que es una profesión
liberal, la única norma que tímidamente define lo que es una profesión liberal es el decreto
3050 de 1997 que en su artículo 25 establece que: “Para efectos de la exclusión de que
trata el artículo 44 de la Ley 383 de 1997, se entiende por profesión liberal, toda actividad
en la cual predomina el ejercicio del intelecto, reconocida por el Estado y para cuyo
ejercicio se requiere la habilitación a través de un título académico”.
Igualmente la jurisprudencia en numerosas ocasiones ha precisado lo que de debe
entender como profesión liberal:
Prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales.
“A pesar de que ni el Código Civil ni el Código de Comercio definen lo que debe
entenderse por “profesiones liberales”, del Diccionario de la Real Academia de la Lengua,
confrontando los conceptos de “profesión” y de “arte liberal” y de acuerdo con la
concepción tradicional que se ha tenido de aquel concepto, puede afirmarse que son
aquellas actividades en las cuales predomina el ejercicio del intelecto, que han sido
reconocidas por el Estado y para cuyo ejercicio se requiere la habilitación a través de un
título académico.
De tal manera que para la Sala el objeto de la sociedad demandante, relacionado con las
actividades propias de las ciencias contables y la asesoría empresarial, se ubica
perfectamente dentro del concepto de “prestación de servicios inherentes a las
profesiones liberales”.
La referencia que hace el ordinal 14 del artículo 20 del Código de Comercio a “las demás
(empresas) destinadas a la prestación de servicios”, no debe entenderse, como lo hace la
Superintendencia de Sociedades, en el sentido de comprender absolutamente todas las
empresas destinadas a la prestación de servicios, sino que deben lógicamente entenderse
excluidos aquellos servicios que por otras normas son expresamente exceptuados de la
naturaleza mercantil, como es el caso precisamente de “la prestación de servicios
inherentes a las profesiones liberales”, de acuerdo con el ordinal 5º del artículo 23 del
Código de Comercio, salvo lógicamente, que el servicio inherente a la profesión liberal
esté, a su vez, tipificado en otra de las actividades o empresas que el artículo 2º del
Código de Comercio califica expresamente de mercantiles.
Para la Sala tampoco es cierto, como lo sostiene la superintendencia en la motivación de
los actos acusados, que el carácter no mercantil de “la prestación de servicios inherentes
a las profesiones liberales” dependa de la forma de dicha prestación, de tal manera que si
se presta a través de una empresa, como organización económica, o por medio de una
sociedad, ello implique que adquiere el carácter comercial, ya que la norma excepcional
contenida en el ordinal 5º del artículo 23 del Código de Comercio no hace ninguna
distinción al respecto y, según un principio generalmente aceptado, si la ley no hace
distinción, no le es permitido hacerla al intérprete”. (C.E., Sec. Primera, Sent. mayo 16/91,
Exp. 1323. M.P. Libardo Rodríguez Rodríguez).
El código de comercio ha definido expresamente que la actividades relacionadas con las
profesiones liberales no son consideradas actos de comercio o actividades mercantiles,
por lo que quienes ejerzan profesiones liberales no están obligados a inscribirse en
el registro mercantil.
Las actividades propias de una profesión liberal no serán consideradas actos
mercantilessiempre y cuando se ejerzan individualmente por cada profesional, lo que
quiere decir que si estas actividades son desarrolladas por una asociación de
profesionales o cualquier figura societaria, se convertirán en mercantiles con las
obligaciones propias consagradas en el código de comercio.
Profesión liberal para efectos tributarios.
El artículo primero del decreto 3032 de 2013 hace una definición precisa de lo que se
debe entender una profesión liberal para efectos tributarios, especialmente frente al
impuesto a la renta:
Profesión liberal: Se entiende por profesión liberal, toda actividad personal en la cual
predomina el ejercicio del intelecto, reconocida por el Estado y para cuyo ejercicio se
requiere:
1. Habilitación mediante título académico de estudios y grado de educación superior; o
habilitación Estatal para las personas que sin título profesional fueron autorizadas para
ejercer.
2. Inscripción en el registro nacional que las autoridades estatales de vigilancia, control y
disciplinarias lleven conforme con la ley que regula la profesión liberal de que se trate,
cuando la misma esté oficialmente reglada.
Se entiende que una persona ejerce una profesión liberal cuando realiza labores propias
de tal profesión, independientemente de si tiene las habilitaciones o registros establecidos
en las normas vigentes.
Como se observa, no hace falta tener título profesional para que se configure la profesión
liberal desde el punto de vista tributario.

Cuando oimos hablar por primera vez en nuestra vida sobre un colegio profesional, a la mayoría se nos
viene a la mente nuestro colegio, nuestra enseñanza primaria o universitaria y nos perdemos en
tribulaciones y divagaciones diversas sobre el contenido, función y alcance de los colegios profesionales.

Hoy, en nuestra sección de Conceptos de Economía vamos a hablar de los Colegios Profesionales, un
poco sobre su historia, su regulación y sus funciones principales dentro del tráfico mercantil.

Historia de los Colegios Profesionales

Los colegios profesionales se remontan a la edad media. Estos colegios nacen en Europa en el siglo XI con
la figura de los craft-guilds, como asociaciones de trabajadores que mezclaban intereses profesionales
con particulares. En España se comenzaron a impulsar desde los claustros de las universidades como
órganos de agrupación de profesionales en pro de la defensa de sus derechos. Los primeros colegios que
comenzaron a funcionar fueron los colegios sanitarios y actividades jurídicas.

Hasta el siglo XIX, los colegios profesionales aumentaron en número y profesiones, defendiendo una
posición cerrada y unitaria en el desempeño de la profesión. Se marca un punto de inflexión en este
momento, dado que la doctrina liberal que se impuso parcialmente, abogó por eliminar estas figuras. Los
colegios profesionales sobrevivieron los envites y comenzaron a adquirir todas las funciomes que tienen
hoy día, sin contar con todas las que ya han perdido en las modificaciones legislativas que se han llevado
a cabo en todo este tièmpo.

Regulación de los Colegios Profesionales

La legislación vigente de los colegios profesionales data de 1974, con la Ley 2/1974 de los Colegios
profesionales. Esta ley ha sufrido muchas modificaciones en el articulado desde su redacción pero
mantiene la misma estructura que poseía en origen.

La ley anterior define a los Colegios Profesionales como

Corporaciones de derecho público, amparadas por la Ley y reconocidas por el Estado, con personalidad
jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
Esta definición inicial les faculta para representar y defender a la profesión que tenga cada colegio como
representada, los colectivos de clientes y profesionales y actuar como intermediarios en las redacciones
de lso textos legislativos que les afecten.

Esta ley, marca la colegiación obligatoria para el ejercicio profesional que se regule por ley y además
incorpora a la normativa de los colegios el desempeño de las profesiones bajo libre competencia, el
cumplimiento de la leyes de defensa de la competencia y competencia desleal y por último se han
incorporado a los trámites de adaptación de requisitos de colegiación a las disposiciones de la Ley
Omnibus.

Colegiación y funciones de los Colegios Profesionales

Para acceder a una colegiación, debemos estar en posesión de la titulación exigida por la ley de nuestra
profesión y cumplir con los estatutos que tenga cada colegio. Esta colegiación se ha ampliado a las
sociedades profesionales, sin que en ningún caso, se pueda impedir la colegiación como tal de una
persona jurídica. Por otra parte, los colegios profesionales se pueden organizar mediante delimitaciones
territoriales sub-estatales. En estos casos, la colegiación en un colegio de rango menor, permite
desempeñar la profesión en todo el territorio.

Las funciones principales de los colegios profesionales son:

Todas las funciones que redunden en beneficio de sus colegiados y usuarios.

Todas las funciones que le encomiende la Administración Pública junto con la representación que se
otorgue a los colegios para el cumplimiento de las leyes

Actuar y participar en los Consejos u Organismos consultivos de la Administración en la materia de


competencia de cada una de las profesiones.

Estar representados en los Patronatos Universitarios y tener presencia en la redacción de los planes de
estudios y centros donde se impartan las titulaciones adheridas al colegio.

Designación de peritos judiciales para las materias que incumban al colegio, dentro de los miembros del
mismo.

Atribuciones de facultades disciplinarias dentro de la organización propia y estatutaria de los colegios.

Procurar la armonía y colaboración entre los colegiados, impidiendo la competencia desleal entre los
mismos. En esta línea deben impedir a la vez el intrusismo profesional y el desarrollo de la profesión en
competencia desleal.

Presencia en las juntas arbitrales y organismos de consumo.


Gestión de cobros de honorarios cuando el colegiado así lo solicite.

Visar los trabajos profesionales de los colegiados en los términos previstos en la propia ley.

Como podemos comprobar, la mayoría de las funciones tienen una misión educativa, formadora y dan
un formato de Derecho Público a una estructura idéntica a una asociación, con la salvedad que es
obligatorio e imprescindible para desempeñar la profesión.

El mantenimiento de los colegios profesionales cuenta con partidarios y detractores por igual, desde
dentro de los propios profesionales hasta el resto de la sociedad. En todo caso, se les señala como
estructuras muy rígidas que rara vez cumplen con las labores reales de defensa y protección de los
derechos de los asociados.