Anda di halaman 1dari 2

UNIVERSIDAD JAVERIANA

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

ESTADÍSTICA INFERENCIAL

Elaborado por: Martha Lucía Jiménez Villamarín.

APROXIMACIÓN DE CIFRAS.

Por lo general, cuando se está trabajando con variables cualitativas, discretas que se expresan en
frecuencias, se requiere que las cifras se presenten en números enteros.

Ejemplo de ello es número de personas que viven en un barrio, numero de carros que transitan por la
calle, número de colegios, número de estudiantes…

En otras ocasiones, cuando se está trabajando con variables cuantitativas continuas, los resultados se
deben presentar con cifras decimales y, a veces se requiere una, a veces dos, tres o más cifras decimales.
Esto depende de la variable que se esté trabajando. Por ejemplo la estatura siempre se expresa con 2 cifras
decimales; las notas por lo general con un solo decimal, y la edad y el peso, aun cuando son variables
cuantitativas, se expresan en números enteros.

Existen dos tipos de aproximación básicos:

 Aproximación por defecto: es aquella aproximación que se hace reduciendo o “desinflando” la cifra.
Se utiliza cuando las cifras acompañantes son “pequeñas”:0 – 1 – 2 – 3 y 4.

 Aproximación por exceso: es la aproximación que se hace aumentando o “inflando” la cifra. Se hace
cuando las cifras acompañantes son “las más grandes”: 5 – 6 – 7 – 8 – y 9.

Ejemplo: Una estatura de 1,744 se debe aproximar por defecto, es decir, pierde su última cifra decimal
y quedaría 1,74. Si la estatura fuese 1,745 se aproxima por exceso; es decir la segunda cifra se “infla”, puesto
que la cifra acompañante es suficientemente “grande” para que le “regale” una unidad. Así la estatura
resultante sería 1,75.

Aproxime teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

 Verifique el tipo de variable para determinar si se requiere dejar la cifra entera o con decimales.
 Determine el número de decimales que requiere.
 Consulte siempre la cifra original. No haga aproximaciones sucesivas que pueden llegar a distorsionar
mucho la cifra original.
 Consulte la cifra que le sigue a la cifra que Ud. necesita aproximar; es decir, si Ud. necesita dejar la
cifra como entero mire solamente la primera cifra decimal. Si se requiere presentar la cifra con un
decimal, se debe consulta la segunda cifra; si es necesario dejarla con dos decimales, se consulta la
tercera cifra y así sucesivamente.
 Cuando este desarrollando unos cálculos que tienen operaciones sucesivas (por ejemplo el desarrollo
de una fórmula) trabaje con todas las cifras que arroje la calculadora y solamente aproxime el
resultado final.
Ejemplos: Si la cifra es 3,25846 y se requiere presentarla en entero se hace una aproximación por
defecto y la cifra quedaría como 3 puesto que la primera cifra decimal que la acompaña es 2 y ésta no alcanza
a aumentar la cifra sino que por el contrario la reduce puesto que ésta pierde todos sus decimales.

Si esta misma cifra se requiere con un decimal el resultado de la aproximación sería 3,3 puesto que el
5 que le sigue al dos permite hacer una aproximación por exceso, es decir, aumenta la cifra inicial.

Si la cifra se requiere con 4 decimales debe aproximarse como 3,2585 y si se requiere con 3 cifras
decimales se expresaría como 3,258 puesto que, en la cifra original (negrilla) la cifra que le sigue al 8 es una
cuatro, valor que no permite una aproximación por exceso.

Una cifra como 9,99999 quedaría como:

10,0000 si se requiere presentar con cuatro cifras decimales.


10,000 si se requieren 3 cifras decimales.
10,00 si se requieren dos.
10,0 si se requiere una
10 si se requiere en entero.

EJERCICIOS

1. Aproxime las siguientes cifras, eliminando uno a uno los decimales, hasta presentarla como valor entero:

0,753648 1099,9597993 3129,4545456 125,645323 2869,2334321

2. Utilizando la calculadora y aplicando las normas de aproximación, realice las siguientes operaciones,
presentando el resultado final con 2 cifras decimales, con una cifra decimal y en entero:

7 * 253  (33 * 48) 6 * 92


1 
7 *179  (33) * 7 * 364  (48) 
2 2
=

7 * 72 1