Anda di halaman 1dari 6

DERECHO LABORAL

El derecho laboral (también conocido como derecho del trabajo o derecho


social) es una rama del derecho cuyos principios y normas jurídicas tienen por
objeto la tutela del trabajo humano realizado en forma libre, por cuenta ajena, en
relación de dependencia y a cambio de una contraprestación. Es un sistema
normativo heterónomo y autónomo que regula determinados tipos de trabajo
.

I. FUENTES DEL DERECHO LABORAL

CONSTITUCIÓN
En la Constitución se contemplan garantías y libertades que tienen los
individuos, y la protección de que gozan frente al Estado. En ella ha comenzado
a incorporarse derechos sociales que regulan garantías mínimas aseguradas a
los trabajadores, y frente a sus empleadores. Es así como empiezan a aparecer
en textos constitucionales principios y derechos laborales que adquieren el rango
normativo máximo: el constitucional. Es habitual que se refieran a temas como
los siguientes:
 Seguridad social.
 Jornada de trabajo, descanso semanal y vacaciones anuales.
 Indemnización ante despido injusto.
 Derecho al salario mínimo

NORMARTIVA DERECHO LABORAL

Derechos y deberes laborales básicos


Artículo 4. Derechos laborales.

1. Los trabajadores tienen como derechos básicos, con el contenido y alcance


que para cada uno de los mismos disponga su específica normativa, los de:
a) Trabajo y libre elección de profesión u oficio.
b) Libre sindicación.
c) Negociación colectiva.
d) Adopción de medidas de conflicto colectivo.
e) Huelga.
f) Reunión.
g) Información, consulta y participación en la empresa.
2. En la relación de trabajo, los trabajadores tienen derecho:
a) A la ocupación efectiva.

b) A la promoción y formación profesional en el trabajo, incluida la dirigida a su


adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo, así como al
desarrollo de planes y acciones formativas tendentes a favorecer su mayor
empleabilidad.
d) A su integridad física y a una adecuada política de seguridad e higiene.

e) Al respeto de su intimidad y a la consideración debida a su dignidad,


comprendida la protección frente al acoso por razón de origen racial o étnico,
religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual, y frente al
acoso sexual y al acoso por razón de sexo.
f) A la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida.
g) Al ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato de trabajo.
h) A cuantos otros se deriven específicamente del contrato de trabajo.

Elementos y eficacia del contrato de trabajo

Derechos y deberes derivados del contrato


Artículo 18. Inviolabilidad de la persona del trabajador.

Sólo podrán realizarse registros sobre la persona del trabajador, en sus taquillas
y efectos particulares, cuando sean necesarios para la protección del patrimonio
empresarial y del de los demás trabajadores de la empresa, dentro del centro de
trabajo y en horas de trabajo. En su realización se respetará al máximo la
dignidad e intimidad del trabajador y se contará con la asistencia de un
representante legal de los trabajadores o, en su ausencia del centro de trabajo,
de otro trabajador de la empresa, siempre que ello fuera posible.
Artículo 19. Seguridad e higiene.
1. El trabajador, en la prestación de sus servicios, tendrá derecho a una
protección eficaz en materia de seguridad e higiene.
2. El trabajador está obligado a observar en su trabajo las medidas legales y
reglamentarias de seguridad e higiene.

3. En la inspección y control de dichas medidas que sean de observancia


obligada por el empresario, el trabajador tiene derecho a participar por medio de
sus representantes legales en el centro de trabajo, si no se cuenta con órganos
o centros especializados competentes en la materia a tenor de la legislación
vigente.

Salarios y garantías salariales


Artículo 26. Del salario.

1. Se considerará salario la totalidad de las percepciones económicas de los


trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los
servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera
que sea la forma de remuneración, o los períodos de descanso computables
como de trabajo. En ningún caso, incluidas las relaciones laborales de carácter
especial a que se refiere el artículo 2 de esta Ley, el salario en especie podrá
superar el 30 por 100 de las percepciones salariales del trabajador, ni dar lugar
a la minoración de la cuantía íntegra en dinero del salario mínimo
interprofesional.

2. No tendrán la consideración de salario las cantidades percibidas por el


trabajador en concepto de indemnizaciones o suplidos por los gastos realizados
como consecuencia de su actividad laboral, las prestaciones e indemnizaciones
de la Seguridad Social y las indemnizaciones correspondientes a traslados,
suspensiones o despidos.
Artículo 27. Salario mínimo interprofesional.

1. El Gobierno fijará, previa consulta con las organizaciones sindicales y


asociaciones empresariales más representativas, anualmente, el salario mínimo
interprofesional, teniendo en cuenta:
a) El índice de precios al consumo.
b) La productividad media nacional alcanzada.
c) El incremento de la participación del trabajo en la renta nacional.
d) La coyuntura económica general. Igualmente se fijará una revisión semestral
para el caso de que no se cumplan las previsiones sobre el índice de precios
citado. La revisión del salario mínimo interprofesional no afectará a la estructura
ni a la cuantía de los salarios profesionales cuando éstos, en su conjunto y
cómputo anual, fueran superiores a aquél.
2. El salario mínimo interprofesional, en su cuantía, es inembargable.

II. PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO LABORAL

Los principios generales del Derecho del Trabajo son aquellas líneas directrices
o postulados que inspiran el sentido de las normas laborales y configuran la
vinculación de las relaciones de trabajo con arreglo a criterios distintos de los
que pueden darse en otras ramas del Derecho.

Los principios generales del derecho laboral tienen, por lo general, dos funciones
fundamentales:

 Fuente supletoria: cuando la ley deja vacíos o lagunas, y no existe


jurisprudencia, uso o costumbre aplicable, los principios de derecho del
trabajo entran como suplemento.
 Fuente interpretadora: sirven también para interpretar la normativa
vigente, cuando esta sea confusa o haya diversas interpretaciones
posibles.
A continuación se señalan algunos principios básicos del derecho laboral:
 Principio protector

El principio protector es el principio más importante del derecho laboral. Es el


que lo diferencia del derecho civil. Parte de una desigualdad, por lo que el
derecho laboral trata de proteger a una de las partes del contrato de trabajo para
equipararla con la otra, a diferencia del principio de igualdad jurídica del derecho
privado.
El principio protector contiene tres reglas:

o Regla más favorable: cuando existe concurrencia de normas, debe


aplicarse aquella que es más favorable para el trabajador.
o Regla de la condición más beneficiosa: una nueva norma no puede
desmejorar las condiciones que ya tiene un trabajador.
o Regla in dubio pro operarium: entre interpretaciones que puede tener una
norma, se debe seleccionar la que más favorezca al trabajador.

 Principio de la continuidad de la relación laboral


Este principio, reconocido a favor del trabajador persigue que las relaciones
laborales sean estables. Esto porque se ha concebido al contrato de trabajo
como una relación jurídica indefinida, estable y de jornada completa, de tal
manera que asegure la continuidad de la permanencia del trabajador en la
empresa, protegiéndola de rupturas e interrupciones y limitando las facultades
del empleador de ponerle término.
 Principio de supremacía de la realidad

No importa la autonomía de la voluntad, sino la demostración de la realidad que


reina sobre la relación entre trabajador y empleador. Así, ambos pueden
contratar una cosa, pero si la realidad es otra, es esta última la que tiene efecto
jurídico.
 Principio de buena fe
El principio de la buena fe es una presunción: se presume que las relaciones y
conductas entre trabajadores y empleadores se efectúan de buena fe. Por el
contrario, aquel que invoque la mala fe, debe demostrarla.

III. MATERIAS DE DERECHO LABORAL INDIVIDUAL


CONTRATO INDIVIDUAL DE TRABAJO

El contrato individual de trabajo es un convenio mediante el cual una persona


física se compromete a prestar sus servicios a otra persona (física o jurídica),
bajo el mando de esta a cambio de una remuneración. Para que exista este
contrato, se hace necesaria la presencia de tres elementos:

Subordinación jurídica. La subordinación jurídica es la relación de poder dar


órdenes que el trabajador debe acatar.

Poderes del empleador. El empleador tiene poder de dirección de la empresa,


poder de mando, disciplinario y sancionatorio, además del ius variandi.

Remuneración. El salario o remuneración, es el pago que recibe en forma


periódica un trabajador de su empleador a cambio del trabajo para el que fue
contratado. El empleado recibe un salario a cambio de poner su trabajo a
disposición del empleador, con independencia de que se le asignen o no labores
concretas. Es ésta la obligación principal de su relación contractual. Cuando los
pagos son efectuados en forma diaria, reciben el nombre de jornal.

En algunos países existe la figura del aguinaldo o paga extraordinaria. El


aguinaldo es un ingreso extra que percibe el trabajador, adicional a su
remuneración habitual. Algunos ordenamientos lo estipulan de desembolso
obligatorio para una fecha única, mientras que otros lo hacen en dos o más
fechas distribuidas en el año.
con su actividad laboral o con respecto al centro de producción (fábrica, taller,
empresa) o al empleador con el que están relacionados contractualmente.

Los sindicatos por lo general negocian en nombre de sus afiliados (negociación


colectiva) los salarios y condiciones de trabajo (jornada, descansos, vacaciones,
licencias, capacitación profesional, etc.).