Anda di halaman 1dari 138

"Entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que

quieres oir, lo que oyes, lo que crees entender y lo que entiendes, existen nueve
posibilidades de no entenderse." Anónimo

Palabras de Bert Hellinger:

“La vida te aleja de las personas que amas, hasta que comprendes que no somos
este cuerpo, sino el alma que él contiene. La vida se ríe de ti tantas veces, hasta que
dejas de tomarte todo tan en serio y te ríes de ti mismo. La vida te rompe y te
quiebra en tantas partes como sean necesarias para que por allí entre la luz.

La vida te enfrenta con rebeldes, hasta que dejas de tratar de controlar. La vida te
repite el mismo mensaje, incluso con gritos y bofetadas, hasta que por fin escuchas.
La vida te envía rayos y tormentas, para que despiertes. La vida te humilla y
derrota una y otra vez hasta que decides dejar morir tu EGO. La vida te niega los
bienes y la grandeza hasta que dejas de querer bienes y grandeza y comienzas a
servir. La vida te corta las alas y te poda las raíces, hasta que no necesitas ni alas ni
raíces, sino solo desaparecer en las formas y volar desde el Ser. La vida te niega
los milagros, hasta que comprendes que todo es un milagro. La vida te acorta el
tiempo, para que te apures en aprender a vivir. La vida te ridiculiza hasta que te
vuelves nada, hasta que te haces nadie, y así te conviertes en todo.

La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar. La vida te


lastima, te hiere, te atormenta, hasta que dejas tus caprichos y berrinches y
agradeces respirar. La vida te oculta los tesoros, hasta que emprendes el viaje,
hasta que sales a buscarlos. La vida te niega a Dios, hasta que lo ves en todos”.
En este artículo te quiero transmitir las bases de la Sistémica, para que las puedas
aplicar en cada decisión que tomes en tu proyecto.

Antes de explicarte las leyes sistémicas, es necesario que entiendas que es la


Ciencia Sistémica… seré breve.

¿Qué es la Visión Sistémica?

La denominada visión sistémica, es una manera diferente de ver las cosas, una
manera amplia de entender la realidad. Una vez la incorpores a tu vida ya no veras
nada de manera aislada, tendrás la certeza de que tanto tu como tu proyecto
pertenecéis a diversos sistemas más amplios y a su vez tenéis subsistemas, el
universo es fractal.

Todo está conectado entre sí en una malla de multiconexiones, de manera que la


forma tradicional de análisis que te han enseñado, basada en fragmentar para
entender, queda totalmente obsoleta. Ya no puedes seguir viendo la realidad a
trozos, no basta con analizar el asunto que te interesa de manera aislada, debes
entender también las interconexiones, la relación con los otros elementos y
sistemas, y no solo en presente, también hay que entender el pasado y aprender a
proyectar el futuro.

“Lo importante es invisible a los ojos” El principito.

Vivimos en una realidad multidimensional y cuántica, aunque hay quienes se


niegan a verlo, pero ignorar la ley de la gravedad no te exime de su influencia, así
que cuanto antes aprendas las leyes sistémicas, antes podrás dirigir tu proyecto
hacia donde deseas.

Definición de Sistema: Conjunto de elementos, interconectados entre si en relación


dinámica, con un objetivo común.
Todo vive

Todo en el universo es energía, sonido y vibración, por lo tanto todo está vivo, en
interrelación dinámica y en continuo cambio. Para entender cómo se influencias
los elementos, debes percibir y considerar la energía de todas las cosas, presentes y
pasadas, solo así tomaras las decisiones correctas, y para esto es imprescindible
activar sensores que quizás tenías en letargo…intuición, sensibilidad, percepción,
etc. Solo es cuestión de empezar a ponerle consciencia y de practicar, al igual que
un musculo, lo desarrollaras rápidamente con el uso.

Objetivo común

Cada sistema tiene un objetivo principal hacia el que todos los elementos se
orientan y se ordenan. Sin la consciencia de objetivo no puede haber orden, ni
éxito, ni evolución para tu proyecto.

Lo que no decides conscientemente, lo decide tu inconsciente, o lo que es peor, el


inconsciente colectivo.

¿Has escrito cuál es el proposito (o misión) de tu proyecto?

¿Te has planteado cuál es el objetivo de cada uno de los principales sistemas a los
que perteneces (personal, pareja, familia, social, etc)?

Campo

Llegados a este punto, te tengo que informar de que tu sistema proyecto


profesional tiene su propia inteligencia central, llamada campo (campo cuántico,
campo sistémico o campo mórfico genético), que lo gestiona y vela por el
cumplimiento de las leyes sistémicas.
Es este campo el que decide sobre el funcionamiento de tu proyecto, generando
dinámicas ocultas, así las llamamos, que finalmente se materializan en la realidad,
en forma de síntomas o consecuencias, negativas o positivas a tus intereses.

Todos hemos visto, por ejemplo, un cardumen de peces moviéndose al unísono y


en formación armoniosa, ¿quién los dirige?, es precisamente el campo del sistema
que forman el que los gestiona, están todos íntimamente conectados a el y cumplen
los designios de manera automática.

En el caso de los sistemas profesionales, el proceso es más dilatado en el tiempo, lo


cual dificulta el poder determinar la causa efecto, es por esto que a menudo
tenemos un problema en nuestro proyecto y no sabemos el origen (causa raíz),
incluso muchas veces simplemente no nos lo preguntamos, ya que a menudo
confundimos causa con efecto.

Conecta con el campo de tu proyecto y determina su estado de salud

Recuerda que los sistemas están vivos, y por lo tanto tienen un nivel de salud
determinado

¿Tu proyecto está sano y vital o débil y enfermo?

Ahora ya podemos pasar a las leyes o también llamadas fuerzas sistémicas.

La primera fuerza es la Jerarquía, significa que quien llega primero al sistema tiene
prevalencia ante lo que llegan después, y en ese orden de llegada cada quien tiene
su fuerza unica y particular que lo define ante el mundo dewde el lugar que ocupa.
Cuando esta fuerza es transgredida (ej.: hijo que quiere ocupar el lugar de pareja
con mamá) se pierde la fuerza personal y las implicaciones sistémicas crean
conflictos que pueden pasar incluso a generaciones siguientes con consecuencias
de sufrimiento que pueden llegar en algun momento al cuerpo físico en forma de
enfermedades cronicas.

La segunda fuerza es la pertenencia, nos sentimos que pertenecemos al clan, al


grupo (cualquiera que sea) y, esto significa la capacidad incluso de defender al clan
hasta con la propia vida para mostrar nuestra pertenencia.

La tercera fuerza es el equilibrio, aqui existe una tríada entre el Tomar-Dar-Recibir.

AMOR Y FUEGO

"Me gustaría agregar algo sobre el amor. Hay un dicho: El amor es una fuerza del
cielo. Concretamente el dicho dice: El fuego es una fuerza del cielo cuando se la
cuida con esmero. Cuando se la suelta enciende un fuego mortal.

El fuego del amor, con el cual iniciamos una relación, cuando se lo suelta se
convierte en un incendio mortal. Entonces lo llamamos separación o algo parecido.
Resulta curiosa la fuerza que actúa por detrás cuando ese amor original se da
vuelta. Y sin embargo se trata de ese mismo amor original, sólo que del otro lado.
El odio es el amor desilusionado, él viene de la misma fuente".

BERT HELLINGER

Mirar sistémicamente las relaciones es observar cómo el amor y el desamor se han


expresado en la familia, cuando un observador lo hace con inclusión y respeto
reconociendo y asintiendo las implicaciones que son nudos sistémicos pierden
fuerza en nuestra vida, constelar no es resolver de gratis, es asumir un compromiso
con la vida para hacerlo diferente, bienvenidos los que vayan sumando, incluida la
PNL porque es base de los movimientos y los anclajes que traemos y que se dan en
el trabajo, comprender cómo el Análisis Transaccional en los estados del Yo hacen
vida en todos los roles que desempeñamos y vivimos es indispensable para
comprender en donde somos niños, adultos y padres.. Todo es una expresión del
sistema que nos sustenta, así aprendimos, así se vive y darse cuenta es cambiar....
La persona que se acerca a un trabajo sistémico, a su vivencia y aprendizaje ya
tiene la fuerza de sus linajes para emprender cambios.., hay quien duda y lo
pospone y es esta persona la que más es llamada, esta persona vive circunstancias o
las ha vivido siendo expresiones del sistema buscando inclusiones y aceptaciones...
Los nuevos movimientos en constelaciones son sin dramas, son movimientos de
las nuevas constelaciones del espíritu. La PNL enseña que solo desde el nivel
transpersonal se pueden hacer cambios hacia abajo en lo personal

(nuestro entorno familiar, laboral, organizacional) son comprensiones sistémicas,


luz en la sombra.🌻

Las nuevas constelaciones familiares

Brigitte Champetier de Ribes Directora del Instituto de Constelaciones Familiares


- INSCONSFA

Las Constelaciones Familiares son las herramientas correspondientes a un


pensamiento, y conforme evoluciona este pensamiento, va evolucionando la
herramienta. La técnica de representar a una persona desconocida o una
abstracción, y recibir información de esta representación, es antigua. Y la técnica
se adapta a la visión del que la utiliza. En una primera etapa, Bert Hellinger
actuaba como psicoterapeuta, inspirado sobre todo por el Psicoanálisis y la
Gestalt, en las que el psicoterapeuta tiene el poder y el conocimiento. Los
representantes estaban bajo sus órdenes. No tenían autonomía de movimiento. Se
buscaba una imagen sanadora para el cliente. La constelación era una
representación fija, inmóvil, únicamente dirigida por el Constelador (y por el
cliente cuando colocaba a cada representante). Este modelo de psicoterapia duró
unos quince años, y sigue siendo presente en la constelación con muñecos. Cuando
nos hemos situado frente a algo más grande que lo dirige todo, lo quiere todo
como es, y lo mueve todo con amor, ya no podemos ser nosotros los que movamos
a los representantes o los hagamos hablar. A finales de los noventa Bert Hellinger
abandonó el modelo de psicoterapia, mostrando que la vida es mucho más que
psicoterapia, y que distintas fuerzas dirigen nuestras vidas; fuerzas muy superiores
a nosotros, que nos orientan continuamente hacia la unificación y el amor. La
constelación hace aparecer muchas de estas fuerzas, y sólo el movimiento
impulsado por ellas es el que provoca la sanación. Y Hellinger entendió que esto
se reflejaba en el hecho de que los representantes tienen un movimiento autónomo
e involuntario que guía la constelación hacia un desenlace imprevisible que será
fuente de sanación para todos. Observó que si los representantes estaban
centrados y sin intención, se movían espontáneamente de un modo muy lento hacia
una solución inimaginable por el constelador. Al principio llamó a este
movimiento “movimiento del alma”. Paralelamente, hasta más o menos el año
2003, estuvo abriéndose fenomenológicamente a la conciencia moral. A partir de
entonces pudo comprender que nuestra fidelidad en forma de conciencia moral
limita nuestra entrega a la vida y a la sanación, y que la sanación es siempre un
movimiento de reconciliación más allá de esa conciencia moral. Una fuerza
superior a todos lo mueve todo: desde la conciencia moral y sus consecuencias
trágicas hacia la sanación y la felicidad de los seres humanos. Todo está movido
desde el amor, al servicio de la vida, por el amor del espíritu. Entonces Bert
distinguió entre movimiento del alma y “movimiento del espíritu”: el movimiento
del alma que abarca a los representantes es un movimiento arcaico que muestra la
dinámica inconsciente en la que el cliente está atrapado, atrapado en una
intrincación, consecuencia de la conciencia moral; el movimiento del espíritu es el
movimiento que surge después, a menudo a raíz de una frase sanadora, y lleva
hacia una reconciliación y la sanación. Se consideraba como un movimiento
externo al sistema humano, como un movimiento del campo del espíritu. Ese
espíritu o gran conciencia que lo piensa todo y conforme lo piensa lo crea, es el
pensar a la vez que lo pensado. Se pudo entender que el movimiento del Espíritu
pertenecía tanto a Algo más grande, a esa Gran Conciencia o al Vacío Creador
(como se quiera llamar), como a la Humanidad y a todos los sistemas humanos.
Ya no buscamos una imagen, sino un movimiento; y además un movimiento de
reconciliación. La sanación entonces es la sanación que necesita todo el sistema
familiar. Es la sanación buena para todos. No hay sanación individual. Desde el
libro El Manantial del 2002, Hellinger dice cómo constelar: dejar actuar al campo.
Y en varios momentos, por ejemplo en el librito sobre las Constelaciones del
Espíritu, dice que las “antiguas” constelaciones son constelaciones de muerte, son
peligrosas para el constelador, y, si bien permitían una sanación a primera vista,
creaban a posteriori nuevos desórdenes al no respetar a los sistemas familiares,
con nuevas consecuencias negativas para la familia del cliente. ¿En qué no
respetaban los sistemas familiares? El constelador se creía el sanador. Por un
lado, aplicaba “su” solución, y por otro lado, no respetaba el orden: se permitía
mover o hacer hablar a los ancestros y pedía al cliente que faltase también al
respeto a sus familiares, moviéndolos. Por supuesto sin darnos cuenta de ello,
creíamos que era lo correcto… En las Nuevas Constelaciones Familiares vemos
que la energía de sanación está en el cliente y en el campo. Y esa energía de
sanación se despliega cuando la persona sintoniza con la vida como es. El
constelador se pone al servicio del vacío creador y ayuda al cliente a asentir a
todo como es. EL CENTRO Las nuevas constelaciones (del espíritu, cuánticas,
etc.), es decir, las constelaciones desde el Centro, son los nuevos instrumentos que
surgen espontáneamente del campo si nos dejamos llevar, si estamos centrados…
Es el requisito para practicar estas constelaciones y movimientos. Este
centramiento o apertura a lo más grande, a la nada, al vacío, al amor del espíritu,
demanda práctica y sobre todo crecimiento interior, tanto por parte del
constelador como por parte de los representantes. No todo el mundo puede
representar. Pues si el representante o el constelador no están centrados van a
manipular, proyectando sus necesidades; y el resultado va a ser peligroso para el
cliente, y, por resonancia, peligroso para ese mismo representante y para el
constelador, por ser el responsable de lo que haya ocurrido. EL GRUPO En la
constelación hay dos planos presentes simultáneamente: el de la realidad presente
con el constelador, en el que el cliente podrá hacer o decir algo, y otro nivel
atemporal y deslocalizado en el que se mueven los representantes empujados por
la energía de sanación. La constelación, los representantes, el cliente y el
constelador están guiados por las fuerzas de sanación del campo que se acaba de
formar. El grupo se pone al servicio de la vida del constelado y se entrega también
a las fuerzas de sanación o movimiento del espíritu. Desde el principio de la
constelación, todos los presentes están tomados por esas fuerzas de sanación y se
dejarán llevar por ellas. Algunos se sentirán impelidos a participar, sin saber para
qué ni a quién van a representar; otros sentirán que tienen que permanecer en su
silla, representando a alguien. Uno a veces siente que ha representado a varias
personas, o simultáneamente o una tras otra. Todos recibirán sanación. Todos los
presentes, los que representen y los que se quedan sentados. Y también reciben
sanación los que no están. Primero los familiares de los constelados, y los que
vibran especialmente con ellos. En segundo lugar, de un modo más lento, podemos
ver que la onda expansiva de cada constelación consigue alcanzar al resto de la
población. LOS REPRESENTANTES La dificultad de la representación radica en
saber distinguir la información dramática o psicodramática (que es muy fácil
percibir, pero impide toda solución profunda y provoca fácilmente reacciones de
histeria colectiva, en la que las proyecciones personales dominan) de la
información profunda, corporal y fenomenológica, del campo. Los representantes
están en un silencio interno absoluto, apenas perciben emoción. Sólo un
movimiento extremadamente lento los dirige, sin que puedan percibir hacia dónde
va hasta que finalice ese movimiento. La calidad de su centramiento determina la
calidad de la constelación. Ser representante es el resultado de una actitud interna
ante la vida: saber entregarse a una dirección más allá de lo emocional, de la
intención y del control, por muy buena que sea la intención de fondo. El
representante se entrega a una fuerza sutil a la que no controla y en la que confía.
Nadie le puede decir donde colocarse, lo que hacer, ni pedirle que diga algo. Sería
una “usurpación” del papel del movimiento del espíritu. EL CONSTELADOR El
constelador estará en la actitud de representante de sí mismo, totalmente centrado
y se dejará abarcar por el movimiento que su centro le pida. Todo lo que decida
viene dirigido por su conexión. Un constelador sin conexión no puede dedicarse a
las nuevas constelaciones. El constelador tiene la responsabilidad de que todos
actúen desde el centro. Su propia conexión es lo que dará la fuerza y la fluidez a la
constelación. Ya no tiene la posibilidad de intervenir sobre los representantes.
Éstos están dirigidos por el movimiento del espíritu. El papel del constelador es
acercar a cada uno de los presentes al recogimiento necesario para que se pueda
dejar mover por estas fuerzas. Todo se olvida, no hay hipótesis, no hay reglas.
Sólo existe la fenomenología y el no hacer. Fenomenología significa descubrir lo
que realmente hay. No hacer es no hacer nada voluntariamente, es dejarse guiar,
es permanecer en silencio, conectado y a la espera. Esta fuerza sutil, que
llamábamos “movimiento del espíritu” y ahora “fuerzas del campo” o “fuerzas de
sanación”, es la única que sana. Está totalmente dirigida hacia las
reconciliaciones y reinclusiones que van a crear sanación. A veces al final, hay
información importante para el cliente. El constelador tiene que seguir
protegiendo al cliente y sentir si es oportuno dar alguna información. La
devolución para que sea útil para el cliente tiene que ser esencial y muy centrada.
Como es humano, y se puede proyectar sobre el cliente, el constelador tiene que
estar muy vigilante de sus propias contra transferencias. Su trabajo personal de
crecimiento tiene que ser permanente.

Abordaje terapéutico

Cualquier persona que se dedique a la ayuda debe aprender a escuchar el mensaje


más allá de las palabras del consultante. En la terapia sistémica al problema o
conflicto que trae el cliente se le denomina “Tema” y es la situación que abordará
el consultante y el éxito del proceso implica que dicho tema se encuentre bien
delimitado ¿Sabes cómo expresar tu tema para una intervención sistémica? ¿Te
gustaría saber cómo delimitar el tema a tratar de tus clientes?

Algunos aspecto de lo que conocemos del trabajo de Bert Hellinger han sido
tomados del Psicodrama de Jacob Levy Moreno, en el cual surgía el “protagonista”
que proponía la situación para dramatizar. En constelaciones familiares, el
consultante plantea la principal situación que se desea constelar, el
“tema” ¿Sabías que no todos los temas presentados se pueden trabajar?
¿Cómo saber qué tema se puede tratar?
Cuando el consultante está conectado con sus sentimientos , puede que no sepa
expresarlo con palabras, pero se siente conmovido. Suele ser un claro indicio de
que se encuentra en sus sensaciones y sentimientos, donde ya ha iniciado un
proceso personal.

Cuando se genera en el grupo una “cohesión o reverencia colectiva”, los


participantes han entrado en un espacio interno de reflexión y respeto. Todos hacen
silencio y se mantienen centrados. Es síntoma de que todo el grupo está
sintonizado con el “tema”

El “tema” o la situación no emite ningún juicio de valor , se refiere a un hecho o


situación concreta, definida en pocas palabras, sin dar tantos rodeos. En estos casos,
el deseo para constelar está enfocado en sanar verdaderamente y no por simple
curiosidad.

No se pretende “sanar” una situación con una terapia, sino que se tiene el firme
deseo de observar y comprender a un nivel profundo, algo que se ha vuelto
repetitivo en su vida. Una terapia sistémica familiar no puede ser usada como un
“salvavidas” no fueron desarrolladas con esa finalidad.

¿Qué temas son preferibles no constelar?

Los que se hacen por curiosidad, cuando el consultante dice que simplemente
desea ver qué hay en la situación.

Los que se hacen con muchas expectativas, usándolo como una tabla de salvación.
Creyendo que con una terapia resolverá su vida, manteniendo la misma actitud.

Los que pretenden “sanar” una enfermedad

Situaciones en las que se pretende hacer terapia a otra persona, sin su autorización.
Cuando alguien trae a su pareja para que lo constele, sin ésta haberlo solicitado.

Aquellos que se derivan de los “juicios y culpabilización” de otra persona por


parte del consultante. Por ejemplo, “ necesito que constele a mi pareja porque no
me quiere ”

Aquellos que pretendan modificar la condición sexual de una persona.

Donde el consultante venga hablando despectivamente de otro terapeuta o


profesional de la ayuda.

Aquellos que ya han realizado muchas terapias por el mismo tema y no terminan
de “ ver que es lo que hay ”

La idea es comprender que las terapias sistémicas familiares no pueden tomarse a


la ligera y requieren cierto “recogimiento interno”, que ayuda a que lo que se
manifieste en la constelación sea un proceso de crecimiento y reconciliación
interna.

Yo libero a mis padres de la sensación de que han fallado conmigo...

Yo libero a mis hijos de la necesidad de traer orgullo para mí, que puedan escribir
sus propios caminos de acuerdo con sus corazones, que susurran todo el tiempo en
sus oídos...

Yo libero a mi pareja de la obligación de completarme. No me falta nada, aprendo


con todos los seres todo el tiempo...

Agradezco a mis abuelos y antepasados que se reunieron para que hoy respire la
vida...
Los libero de las fallas del pasado y de los deseos que no cumplieron, conscientes
de que hicieron lo mejor que pudieron para resolver sus situaciones dentro de la
conciencia que tenían en aquel momento...

Yo los honro, los amo y reconozco inocentes...

Yo me desnudo el alma delante de sus ojos, por eso ellos saben que yo no escondo
ni debo nada, más que ser fiel a mí mism@ y a mi propia existencia que,
caminando con la sabiduría del corazón, soy consciente de que cumplo mi proyecto
de vida, libre de lealtades familiares invisibles y visibles que puedan perturbar mi
Paz y Felicidad, que son mis únicas responsabilidades.

Yo renuncio al papel de salvador, de ser aquel que une o cumple las expectativas
de los demás...

Aprendiendo a través y sólo a través, del AMOR... bendigo mi esencia, mi manera


de expresar, aunque alguien no me pueda entender.

Yo me entiendo a mí mism@, porque sólo yo viví y experimenté mi historia;


porque me conozco, sé quién soy, lo que siento, lo que hago y por qué lo hago.

Me respeto y me apruebo.

Yo honro la Divinidad en mí y en ti... Somos libres. "

(Antigua bendición Nahuatl, escrita en el siglo VII en la región central de México,


que trata de perdón, cariño, desapego y liberación.)

Bienvenidos a mi persona... EN 3 MESES MÁS CUMPLIRÉ 90 AÑOS. ESTO ES


LO QUE SIENTO Y PIENSO A PROPÓSITO DE ESTO...

*Cuando hemos alcanzado un alto nivel de consciencia, con la edad y la renuncia a


la seducción, desanudamos las amarras que nos ligan al cuerpo, y sin negarlo,
sabiendo que es el templo donde hemos habitado, respetuosos dejamos de
considerarlo nuestra identidad. A pesar de habernos programado para vivir una
larga vida, sabemos que estamos ya mucho más cerca del fin que en años
precedentes. Somos capaces de captar la hermosura del tiempo que pasa. Cada
segundo de vida nos parece un regalo sublime.
Como los que sufren una enfermedad terminal, conscientes de que disponemos de
un tiempo limitado, cesamos de atenernos a planes importantes: nos contentamos
con lo que somos, no con lo que seremos; con lo que tenemos, no con lo que
tendremos. Dejamos de apegamos a lo superfluo, permitimos que se esfumen las
esperanzas, y al cesar las esperanzas cesa el miedo. Todo es un obsequio: las
pequeñas satisfacciones, los sutiles mensajes de los sentidos, el cariño que nos
baña como un bálsamo el corazón, los encuentros amables con otros seres humanos,
la capacidad de servir de ayuda a los demás. Cada día es un buen día.

Envejecer no es ni decaer mentalmente ni convertirse en una ruina. Si nos hemos


preocupado de mantener la salud de nuestro cuerpo evitando drogas y alimentos
nocivos o tomados en exceso; si nos hemos preocupado de hacer cada día un poco
de ejercicio, de meditar o contemplar, de seguir aprendiendo cosas nuevas, de
desarrollar frente a la impermanencia una plácida humildad, conservaremos hasta
el último momento la lucidez juvenil; gracias al estado angélico que nos produce la
disminución del deseo sexual, la vejez es una maravillosa etapa de nuestra vida.
Quizá la mejor... Libres de angustias, de ambiciones, de posesiones inútiles, de
ilusiones irrealizables, del deseo de ser reconocidos; capaces de amar incluso a
quienes nos detestan, de aceptar los ataques y las críticas con simpatía, de silenciar
el intelecto, de abrirnos en todas direcciones, de ayudar a los otros a liberarse del
sufrimiento, aunque más presentes que nunca sabemos vivir como si ya
hubiéramos desaparecido, gozar del supremo placer de crear artísticamente por
amor a la obra y no por amor al aplauso, de colaborar en la mutación de la
sociedad, de trabajar por un mundo mejor y, sobre todo, de encauzar a los jóvenes
hacia el despertar de la Consciencia.( Alejandro Jodorowsky )

¿Por qué hablamos de choque biológico y no psicológico?

Cuando se vive un evento de choque biológico, algo cambia. Antes todo estaba
bien, pero en un único instante, todo ha cambiado.

La Nueva Medicina Germánica dice que todo síntoma (físico, psíquico,


comportamental o existencial) ha sido precedido por un instante de un conflicto
muy fuerte que lo tomamos de una determinada manera. Ese instante es
inesperado, dramático, no tiene solución y, sobre todo, no se puede expresar.
Podemos contar la anécdota o la historia que nos ha pasado incluso con lujo de
detalles. ¿Quién no se acuerda de haber contado una fuerte discusión o un
determinado problema? Y ¿Cambió algo? La mayor parte de las veces no. Incluso,
después de haber pasado unos días, la persona se enferma. La enfermedad es el
resultado de un gran estrés vivido que necesita salir al exterior para disminuir la
tensión acumulada.

Por ejemplo, unas personas se discuten y se dicen cosas duras. Una de ellas, al
cabo de un día, le aparece un fuerte resfriado. La otra tiene un fuerte dolor de
barriga y acaba con diarreas. ¿Qué ha pasado en el cuerpo de ellas? Han
somatizado de manera diferente y ¿por qué? Porque sus mapas mentales son
distintos, lo que quiere decir que han tenido experiencias según sus
necesidades. Han aprendido a vivir en circunstancias diferentes, por ello, las
respuestas también lo serán.

El cuerpo tiene un poder inmenso para enfermar y también para sanar.

Cuando se vive un evento de choque biológico algo cambia . Antes todo estaba
bien y en un único instante todo ha cambiado.

· ¿Qué ha sido lo que se instaló en la psique de la persona en ese instante? Un


auténtico torbellino que baja como un rayo desde la cabeza al cuerpo; y dentro de
ese maremágnum, un gran cóctel químico (neurotransmisores) y de sensaciones
corporales. Es un momento de confusión, de pérdida de la conciencia, como si una
parte de la película de la vida se cayera.

· ¿Os ha pasado que de repente, en esos instantes de conflicto, no podemos


describir exactamente lo que ha ocurrido? Es lo que llamamos un fotograma
desaparecido. Desaparece de nuestro consciente, pero queda en el cuerpo, ya que
este tiene memoria y registra de todo lo que vivimos.

· Y ¿cómo se recupera la memoria? Bajando al cuerpo, sintiendo, observando las


sensaciones corporales que hoy serán las mismas que las que vivimos hace mucho
tiempo atrás.

Te propongo un ejercicio para acceder a la memoria del cuerpo. Se trata de oír lo


que está ocurriendo y no hacer nada más que dejar que se vayan transformando por
sí solas.

Puedes comenzar por recordar un evento impactante, de cualquier tonalidad,


como miedo o alegría. Visualizarlo y colocarte como si lo estuvieras
reviviendo; dejándote sentir todo lo que venga a tu cuerpo. Puedes sentir
muchísimas cosas como: calor, frío, cosquillas, nudos, nauseas, temblores,
tensión, apretón, lágrimas, garganta apretada, dolores… Tú puedes seguir con esta
lista. Todo lo que vives se transforma después de unos minutos, más o menos
dos o tres. Si al mismo tiempo, los pensamientos invaden la cabeza, el proceso del
cuerpo se detiene y toca volver a empezar.

A veces se conectan las sensaciones a las emociones y nos desbordan las


respuestas somáticas que aparecen. Se nos hace muy grande lo que sobreviene pero
si confiamos en nuestro cuerpo y en la transformación que este puede producir,
todo va a desaparecer.

Leyes sistémicas, órdenes o fuerzas del amor

Actualmente hay infinidad de Consteladores Familiares que realizan un trabajo


profesional excelente, cada uno de ellos está haciendo lo mejor que sabe y
reconozco que cada consultante que visita a un Constelador Familiar tiene tanta o
más responsabilidad que éste. Esto ocurre por lo que dice el propio Bert Hellinger
acerca de los órdenes de la ayuda: “Ayudamos de igual a igual”. Es decir, de
“adulto a adulto”. Esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué fallos podemos cometer
como consteladores familiares? ¿Qué errores cometes cuando te estás iniciando
como Constelador Familiar? ¿Cuáles son los 5 peores errores que hacemos como
constelador?
¿Cuáles son los preceptos fundamentales en la ayuda sistémica?La ayuda es una de
las profesiones más bonitas que pueden existir, requiere gran vocación de servicio.
Además de desarrollar destrezas y habilidades que implican empatía con el que que
busca ayuda. Todo constelador familiar tiene conocimientos de los órdenes de
ayuda que propuso Hellinger y que son los preceptos principales por los que se rige
nuestro hacer profesional.
Órdenes de ayuda de Bert Hellinger:

Dar sólo lo que tienes y tomar sólo lo que necesitas, sólo puedes reconocer las
dinámicas del cliente si has sanado tus propias dinámicas de lo contrario no podrás
identificarlas en el otro.

Nos sometemos a las circunstancias, y sólo se interviene hasta dónde ellas lo


permitan: la misma dinámica la marca la pauta. No podemos ir más allá de dónde
los representantes o el mismo consultante quieran ir.

Ayuda de igual a igual: Percibimos al consultante como un adulto con un potencia


capaz de asumir las responsabilidades y los pasos de su propia vida. Por lo tanto,
no le tratamos como a un niño.

La empatía sistémica, Miramos con amplitud al sistema del cliente. Nos


posicionamos de lado del excluido, ausente o del rechazado.

El amor a toda persona tal como es: Aceptamos al cliente con respeto y vemos más
allá de sus dinámicas, comprendiendo que sus actitudes son consecuencia de sus
implicaciones sistémicas.

Si nos regimos por estos principios está claro que haremos un buen
acompañamiento como constelador familiar. El problema empieza cuando no
logras integrarlos en tu vida, porque lo entiendes de manera conceptual pero no de
manera práctica.¿Cuales son los errores más habituales que puedes cometer como
constelador familiar?

Permitir que el cliente le haga juicios de valor a sus padres o a sus seres
queridos: Es importante que el cliente se enfoque en los hechos acontecidos en su
sistema familiar y no en sus lecturas mentales de cada uno de los miembros del
sistema. Porque el consultante busca llevarte a su terreno, que te posiciones de su
lado para justificar su parálisis. La mejor manera para evitar esta situación, es
pedirle que te hable de él, de lo que siente y que reconozca lo positivo del otro.

Soberbia: Creerte que tienes todo el control sobre lo que ocurre, la falta de
humildad puede cegarte de tal manera que la constelación puede que quiera ir por
un lado y tu no seas capaz de reconocerlo. Es decir, que tienes tu hipótesis y dejas
de lado a los representantes y lo que es peor al mismo cliente.

Tratar al cliente como si fuera un niño: Creer que tienes que cuidarle, consolarle y
asumir la responsabilidad por él. De esta manera te conviertes en “un mejor padre
o madre” En este caso es importante que te preguntes ¿Para quién necesitas asumir
ese papel? Lo que suele haber detrás de ello es deseo de reconocimiento. Esto suele
generar a la larga que tus clientes se enojen contigo.

Criticar el trabajo de otro Constelador: Pueden que vengan algunas personas


hablando mal de algún constelador con el que hicieron un trabajo anterior. En este
caso deberías preguntarte ¿Quién garantiza que no lo hará conmigo también? En
estos casos suele ser que el cliente no quiere asumir responsabilidades culpando al
otro de su propia inmovilidad. Mi recomendación es que le envíes con el mismo
constelador del que viene para que resuelva el asunto.

Tener ideas preconcebidas o juicios del cliente: Si te mantienes aliado al cliente,


en su historia de victimización o por el contrario, en la aversión o exceso de
empatía por él. Es muy probable que eso nuble tu visión sistémica y no seas
objetivo para ver lo esencial.
Como puedes ver el trabajo como Constelador Familiar, requiere ante todo una
profunda humildad y respeto ante lo siguiente:

El sistema del cliente

El cliente

Tu propio sistema

Y por tus colegas consteladores.

Los órdenes del amor en la pareja se fundamentan en las leyes de todo sistema
familiar: el derecho a pertenecer, el respeto a quienes llegaron primero y el
equilibrio entre dar y recibir.

Respetar el orden del sistema es asumir que la pareja es primero que los hijos y,
como tal, debemos honrar su presencia en nuestras vidas. Sin embargo, antes que
la pareja están los padres; al respecto dice Bert Hellinger (padre de
las constelaciones familiares) será inútil trabajar sobre la relación de pareja
mientras uno de los dos no esté en armonía con su madre.

En la relación de pareja buscamos lograr aquello que quizás no hemos logrado en


el amor hacia nuestros padres. Pero no se logra si en primer lugar no comienza a
fluir el amor hacia los padres.

La madre es el origen de toda relación de amor; si no tomas a la madre y la honras,


no habrá otra relación que sea mejor. Cuando logras tomar a la madre, has asumido
también tu propia historia y estás listo, lista, para una relación madura.
No obstante, hay que recordar en todo momento que en las relaciones de pareja
cada quien trae su propia historia y cuando esto se acepta y se respeta, se tiene
fuerza para construir una historia compartida.

Una pareja se forma con dos seres adultos que se pueden mirar de igual a igual.
Ninguno es más grande o pequeño que el otro. Pero al estar en pareja también nos
implicamos con su familia, con su historia y con sus relaciones anteriores.

Con base, también, en lo que nos dice Hellinger: “una de las bases de una vida de
pareja exitosa entre personas diferentes es que consideren que tienen el mismo
valor. Para cada uno eso consiste en reconocer y decir al otro “te necesito”. Y
haciéndolo, los miembros de la pareja, velan por la armonía entre dar y recibir.
Cuando cada uno toma lo que el otro le da, nadie es mejor o menos que el otro. Se
instaura una igualdad, una equivalencia y el orden se establece”.

Las relaciones de pareja prosperan cuando hombre y mujer se reconocen como


diferentes y, al mismo tiempo, equivalentes. Si se miran cara a cara como
pares. Tomar a la otra persona tal como es, es tomarla con sus fortalezas y
fragilidades, tal como tú deseas que te tome, tal como eres.

¿Cómo amar a mi pareja?

ECONOCIENDO que tiene sus propios intereses

ACEPTANDO su propia manera de ser

ESCUCHÁNDOLA sin interrumpirla

ENFOCÁNDOTE más en sus virtudes que en sus defectos

CONFIANDO en que hace lo mejor que sabe

RECONOCIENDO sus esfuerzos


DEMOSTRANDO con palabras y con hechos
PARA TOMAR A TU PAREJA Puedes repetir estas palabras: Te amo y me
amo. Honro a tu familia y honro a la mía. Respeto a nuestras parejas previas y les
doy un lugar eN mi corazón porque vinieron ante e hicieron un lugar para que
nosotros estemos juntos.

ÓRDENES DEL AMOR ENTRE PADRES E HIJOS Y DENTRO DEL CLAN

Orden y amor
El amor rellena el envase del orden. El amor es agua, el orden la vasija.
El orden recoge, el amor fluye. Orden y amor actúan en acorde.
Así como en un canto las notas se adecuan a las armonías, El amor se amolda al
orden. Así como el oído resiste a las disonancias, aunque Se las expliquemos, A
nuestra alma le cuesta el amor sin el orden.
Algunos tratan el orden como si no fuera más que una opinión, Sujeta al cambio y
a la conveniencia de cada cual.
Sin embargo, el orden nos es predeterminado. Actúa, aunque no lo entendamos.
No lo creamos sino que lo hayamos. Lo percibimos, tal como el sentido y el alma,
Por sus efectos.
Los diferentes órdenes
De los efectos, pues, deducimos los órdenes del amor y de los efectos deducimos
las leyes que hacen que en el amor iremos ganando o perdiendo. Así es como se ve
que relaciones de la misma índole obedecen a los mismos órdenes, por ejemplo la
relación de pareja. Y que relaciones de otra índole obedecen a otros órdenes. Por lo
tanto, los órdenes del amor difieren entre hijos y padres y las demás relaciones
dentro del clan. Son de una forma particular en la relación de pareja y de otra
forma diferente en la relación de la pareja con sus hijos. Y son distintas también
entre nosotros mismos y ese todo que nos abarca y que evidenciamos a nivel
religioso o espiritual.
Padres e hijos
El primer orden del amor entre padres e hijos es que los padres dan y los hijos
toman. Los padres dan lo que ellos mismos han tomado anteriormente de sus
padres y lo que en la actualidad, toman de su pareja. Los hijos toman en primer
lugar a sus padres como padres y en segundo lugar toman todo lo que, además, los
padres les puedan dar. A cambio, los hijos dan más tarde lo que han recibido de sus
padres a otros, particularmente a sus propios hijos.
Aquel que da tiene el permiso de dar porque antes ha tomado y aquel que toma
tiene el permiso de tomar porque más tarde dará. El que llegó primero debe dar
más, porque ha tomado más. El que llegó después debe tomar más aún. Luego,
cuando haya tomado lo suficiente, le tocará dar al que llega después de él. Y de
esta forma todos, los que dan y los que toman, se integran al mismo orden y siguen
la misma ley. Este orden es válido también para el dar y el tomar entre los
hermanos. El que estaba primero tiene que dar al que vino después y el que llegó
después debe tomar del mayor. El que da, ha tomado anteriormente y el que toma,
deberá dar en el futuro. Por lo tanto, el primer hijo da a los siguientes, el segundo
toma del mayor y da a los que le siguen y el más joven toma de los mayores. El
hijo primero da más y el hijo menor toma más, por lo que cuida a menudo de los
padres en su vejez.
Conrad Ferdinand Meyer describe de manera gráfica este movimiento de arriba
hacia abajo en un poema:
La fuente romana
Asciende el chorro y al caer, riega por completo El cuenco marmolado de la
fuente, Que a su vez, envuelto en aguas, desborda Y fluye hacia un segundo cuenco;
Éste prodiga, de tan hinchado, al tercer cuenco Su marea y cada cual a la vez
toma y ofrece, Vierte y descansa.
Honrar
El segundo orden del amor entre padres e hijos y entre hermanos consiste en que
aquel que toma debe dar la honra al que le ha dado y a lo que ha recibido. Aquel
que toma de esta forma, alza hacia la luz lo que ha recibido hasta que ese
resplandor ilumine al que ha dado, aunque luego siga fluyendo hacia más abajo,
como la fuente romana cuyo cuenco inferior, bañado en aguas, espeja el cuenco
superior y más allá, el cielo.
El tercer orden del amor en la familia es el orden de precedencia, similar al dar y
al tomar de arriba hacia abajo, del anterior al posterior. Por consiguiente, los
padres tienen la precedencia sobre los hijos y el hijo mayor sobre sus hermanos.
El río del dar y del tomar, aguas abajo, así como el paso del tiempo entre antes y
después no pueden ser detenidos, ni dar vuelta atrás, ni cambiar de rumbo, ni
invertir su impulso. Por tanto, los niños se encuentran siempre por debajo de los
padres, el posterior quedando después del anterior. El dar y el tomar, así como el
tiempo, sólo puede fluir hacia abajo, jamás aguas arriba.
La vida
No se trata, en cuanto al dar y al tomar de los padres e hijos, de un objeto
cualquiera sino, esencialmente, del dar y tomar de la vida. Al dar la vida a sus hijos,
los padres les obsequian con algo que no les pertenece. Pero junto a la vida, les
ofrecen su propia persona, tal como son, sin restar ni añadir nada. Por eso, dando la
vida de esta forma, los padres no pueden agregarle nada ni dejar nada de lado, ni
conservar nada para ellos mismos. Y de la misma manera, al recibir la vida de sus
padres, los hijos no pueden agregarle nada ni restarle nada ni rechazar nada de lo
que, con esa vida, les toca. Además de la vida reciben a sus padres. Son lo que son
sus padres.
Los órdenes del amor exigen que el hijo tome su vida tal y como los padres la han
dado, es decir como un todo y que asienta a ellos tal y como son, sin más deseos ni
resistencias ni miedo. Ese tomar es un acto humilde, que incluye el asentimiento a
la vida y al destino, tal como me es determinado a través de mis padres, la
aceptación de los límites que me son asignados y las posibilidades que me son
abiertas, el sí a las intrincaciones en el destino de esta familia, en su culpabilidad,
en su carga o su facilidad, sea lo que sea. Podemos sentir en nuestro interior los
efectos de ese tomar. Sentimos lo que ocurre cuando nos imaginamos arrodillados
ante padre y madre, profundamente inclinados en el suelo con los brazos hacia
delante y las palmas ofrecidas al cielo. Les decimos:”Os honro”. Luego nos
incorporamos, les miramos a los ojos y les agradecemos por el regalo de la vida.
El rechazo
Algunas personas opinan que algo maléfico podría colarse en ellos si tomasen a
sus padres de esta forma entera y eso les asusta. Como por ejemplo una
particularidad de los padres, una discapacidad, una culpa. Entonces, se cierran
también a las buenas cosas de los padres y no toman la vida como un todo. Muchos
de los que se niegan a tomar a sus padres de manera entera, buscan equilibrar esa
carencia. Aspiran entonces a la realización personal y a la iluminación. Sin
embargo, detrás de estas exploraciones se encuentra la búsqueda secreta del padre
y de la madre que no se ha podido tomar. Pero el rechazo de los padres implica el
rechazo de sí mismo y, por consiguiente, una sensación de ceguera, de vacío y de
fracaso en la realización.
Algo particular
Falta aún tomar en cuenta algo más. Es un secreto. No puedo darle ningún
fundamento razonado. Pero al hablar de ello, sube en mí un asentimiento inmediato.
Cada uno de nosotros experimenta la presencia, en su interior, de algo particular
que no le viene de sus padres. A eso, debemos decir “sí”. Puede ser algo ligero de
llevar o algo difícil, algo bueno pero quizá algo malo. No lo podemos escoger
nosotros. Sin embargo, sea lo que sea lo que hacemos u omitimos hacer, a favor o
en contra de qué, estamos cogidos al servicio de algo, lo queramos o no. Lo
vivimos como un deber o una vocación que no se radica en nuestro mérito, ni
tampoco en nuestra culpa, aún si se trata de algo difícil o incluso cruel. Estamos
sirviendo, cualquier sea la situación.
Las buenas dádivas de los padres
Los padres no sólo nos dan la vida. Nos alimentan, nos educan, nos protegen, nos
cuidan, nos ofrecen un hogar. Y conviene que lo tomemos así, como lo recibimos.
Es una manera de decirles:”Lo acepto todo, con amor”. Y a continuación,
decimos:”Lo tomo con amor”. Esa es una manera de tomar que lo equilibra todo,
porque los padres se sienten respetados. Entonces, ofrecen con aún más ganas.
Cuando tomamos así de los padres, por lo general es suficiente. Claro que hay
excepciones, lo sabemos todos. Puede que no recibamos todo lo que deseamos ni
en la cantidad que deseamos. Pero así es suficiente. Cuando el niño es adulto, les
dice a sus padres:”He recibido mucho y eso es suficiente. Lo llevo todo hacia mi
vida”. Entonces, el hijo se siente satisfecho y rico. Y puede añadir:”Lo demás, lo
hago yo”. Es una buena frase, que nos emancipa. El hijo dice a sus padres, a
continuación:”Ahora os dejo en paz”. Así, se libera de sus padres y sin embargo
los guarda dentro de él y los padres guardan a su hijo. Pero cuando el hijo dice a
los padres:”Me tenéis que dar aún más”, entonces se cierra el corazón de ellos. Ya
no pueden dar con tantas ganas ni pueden dar tanto, porque el hijo reivindica. Él
mismo, incluso cuando recibe algo ya no lo puede aceptar, porque de hacerlo tiene
que renunciar a sus exigencias. Cuando un hijo persiste en sus exigencias frente a
sus padres, no se puede liberar de ellos. La exigencia ata el hijo a sus padres. Y a la
vez, esa atadura hace que los pierde y los padres también pierden a su hijo.
Lo que es personal de los padres
Además de lo que son y dan, los padres llevan consigo lo que se han ganado
como mérito o lo que han padecido como pérdida. Esto les pertenece
personalmente. Los hijos participan de ello de manera indirecta pero los padres no
pueden ni tienen el permiso para pasarlo a los hijos y los hijos no pueden ni tienen
el permiso para tomarlo de los padres. Aquí, cada uno es el artesano de su felicidad
o desgracia.
Si un hijo se atribuye los beneficios y las aspiraciones personales de sus padres
sin haber proporcionado un esfuerzo propio ni vivido los obstáculos y el dolor de
su destino, es como si reivindicara algo como siendo suyo sin pagar el precio por
ello.
Cuando alguien de una generación más reciente se hace cargo de algo difícil en
lugar de otro de una generación anterior, el proceso vivificador de dar y tomar en
la familia se vuelve en contra de él. Eso pasa cuando un hijo toma la culpa de uno
de sus padres, o una enfermedad, un destino particular, un compromiso, una
injusticia. La carga pertenece a la persona de la generación anterior como parte de
su destino y de su dignidad, bajo su responsabilidad. Y cuando ella la acepta y que
nadie se la quita, esta carga puede ser fuente de mucha fuerza y de mucho bien. A
la persona le pertenece decidir si luego desea brindar el provecho de ese bien a un
descendiente, esta vez sin exigir el precio que por él ha pagado.
Ahora bien, si un más joven se hace cargo de un destino difícil en lugar de uno
más mayor, aunque fuese por amor, entonces se entromete un descendiente en el
destino personal de un antecedente, restándole a él, como a su destino, fuerza y
dignidad. A consecuencia, les queda a ambos, del provecho de las dificultades,
sólo el precio a pagar.
La arrogancia
El orden del dar y tomar en la familia se encuentra puesto con las patas arriba
cuando un más joven, en lugar de tomar del más mayor y honrarle, se empeña en
darle algo como si le fuera igual, o incluso superior. Eso se da cuando padres
toman de sus hijos e hijos dan a sus padres lo que éstos no han tomado de sus
propios padres o de su pareja. En ese caso, los padres toman como si fueran niños
y los hijos dan como si fueran padres. Y el fluir natural del dar y tomar de arriba
hacia abajo se invierte y mueve contra la gravedad de abajo hacia arriba. Un tal
don, al igual que un arroyo intentando correr aguas arriba, no llega a su destino.
Hace poco estuvo en uno de los grupos de trabajo una señora cuyo padre era ciego
y cuya madre era sorda. Ambos se complementaban bien. La mujer, sin embargo,
opinaba que le tocaba cuidarles. Constelamos la familia, de la manera que suelo
utilizar para traer a la luz algo oculto. Durante la constelación, la hija se comportó
como si fuera ella la grande y los padres los pequeños, aunque la madre le haya
dicho: “ Yo puedo con tu padre ” y que el padre le haya dicho:” Yo puedo con lo
de tu madre y no te necesitamos ”. La mujer estaba muy decepcionada. Se la había
vuelto a colocar en su sitio de niña. La noche siguiente, no consiguió dormir y me
pidió ayuda. Le dije: “El que no consigue dormir, piensa que tiene que cuidar
de alguien ”. Luego le conté la historia de un joven que en Berlín, después de la
guerra, cuidaba de su hermano muerto, para que las ratas no lo comieran. El niño
estaba totalmente agotado por velarle. Se le acercó un hombre amable y le dijo:”
De noche, las ratas también duermen ”. El niño se durmió. Y la noche siguiente,
la mujer también durmió mejor.
Cuando un hijo infringe el orden de precedencia en el dar y tomar, se castiga
mucho, a menudo con fracaso y caída y sin reconocer la culpa y el vínculo con la
infracción. Al dar y tomar de manera inapropiada, infringiendo el orden aunque sea
por amor, el hijo no percibe su arrogancia y piensa hacer bien. Pero el orden no se
deja dominar por el amor. Porque antes del amor actúa en cada alma un órgano de
equilibrio que ayuda los órdenes del amor en el mantenimiento de su armonía y
justicia, aunque sea al precio de la felicidad y de la vida. Por lo tanto, la lucha del
amor contra el orden es el comienzo y el fin de todas las tragedias y sólo existe una
vía de escape: comprender el orden y seguirle con amor. Comprender el orden es
sabiduría y seguirle con amor es humildad.
La comunidad de destinos
Padres e hijos constituyen juntos una comunidad de destinos donde cada cual es
dependiente del otro en muchos aspectos y donde cada uno debe contribuir, en
función de sus posibilidades, al bien común. Aquí, todos dan y toman. Los hijos
incluso dan a los padres, por ejemplo cuando cuidan de ellos en su edad madura y
con todo derecho los padres esperan y toman de sus hijos.
El clan
La segunda relación importante para nosotros es la que surge de la relación con
nuestros padres ya que no sólo pertenecemos a nuestros padres sino que, además
de pertenecer a sus clanes respectivos, somos del clan constituido por los de ambos
padres. Un clan se comporta como si estuviera sujetado por una fuerza que une a
todos los miembros, así como por un sentido interno de equilibrio y orden que
actúa en todos los miembros igualmente. Aquel individuo que esta fuerza vincula
al grupo y que ese sentido toma en cuenta, pertenece al clan. Y aquel individuo que
esta fuerza descarta y que ese sentido no ampara más, deja de pertenecer al clan.
Por lo tanto, se puede detectar, por el alcance de la fuerza y del sentido interno,
quien pertenece a ello.
En regla general, son parte del clan los siguientes: · El hijo y sus hermanos,
muertos o nacidos muertos, abortados o abandonados. · Los padres y sus
hermanos, los muertos, los nacidos muertos o abortados así como los hijos nacidos
fuera del matrimonio y los medio hermanos. · Los abuelos. · A veces
incluso uno u otro de los bisabuelos · Pertenecen también personas sin
relación de sangre, entre otros los que han hecho sitio para alguien en el clan, por
ejemplo las parejas anteriores de los padres o de los abuelos así como todos los que,
con su infelicidad o muerte, han traído provecho a alguien en el clan.
La vinculación por el clan
Los miembros del clan están vinculados entre sí como si compartieran una
comunidad de destinos en la que el destino difícil de uno de ellos les afecta a todos
y les induce a querer compartirlo. Cuando, en una familia, un hijo muere a
temprana edad, alguno de sus hermanos le quiere seguir. A veces incluso los
padres o los abuelos quieren morir para seguir a un hijo o nieto muerto. Cuando un
miembro de una pareja fallece, el otro a menudo le quiere seguir. Interiormente, los
vivos dicen al muerto:” Yo te sigo en la muerte ”. Muchos de los que tienen una
enfermedad que amenaza su vida, cáncer por ejemplo, o que tienen accidentes
graves, o que intentan suicidarse, se encuentran bajo la presión del vinculo de
destinos y del amor ciego, diciendo en su interior:” Te sigo ”.
A eso se añade la fantasía de que el uno puede remplazar al otro, es decir hacerse
cargo del sufrimiento, expiación y muerte de otro, liberándole de un destino
trágico. La frase interna que actúa detrás de ese comportamiento es:” Mejor yo
que tú ”. Cuando un niño ve que un miembro de su clan está gravemente enfermo,
dice en su interior:” Mejor enfermo yo que tú” . O cuando un niño ve que otro
lleva una culpa grave encima, por la cual debe expiar, dice entonces:” Mejor expío
yo antes que tú ”. O cuando un niño ve que alguien prójimo se quiere ir o morir,
dice en su interior:” Mejor desaparezco yo antes que tú ”. Lo llamativo en eso es
que son los más jóvenes los que quieren remplazar a otro en el sufrimiento,
expiación o muerte, es decir los niños, pero se da también dentro de las parejas.
Es de notar sin embargo, que este proceso se desarrolla de manera ampliamente
inconsciente, sin que los implicados en él puedan percibirlo, ni los que actúan de
reemplazantes ni los que supuestamente se benefician de esa ayuda. Pero aquel
que conoce los vínculos entre destinos, puede liberarse de ellos. En las
constelaciones familiares, esos vínculos aparecen con una claridad asombrosa.
La integridad
Estrechamente unida a la vinculación se encuentra la preservación de la integridad
dentro del clan. Es decir que un sentido interno de orden, presente en cada
miembro del grupo de una manera potente vela para que cada cual, perteneciente al
clan, se quede, incluso más allá de la muerte. El clan abarca tanto a los vivos como
a los muertos, generalmente hasta la tercera generación pero a veces también hasta
la cuarta o quinta generación. Cuando un miembro se pierde para el clan, sea
porque le fue retirada la pertenencia, sea porque fue olvidado, crece dentro del clan
una necesidad irresistible de recuperar la integridad perdida. Y esto se produce
cuando un miembro perdido es representado y traído a la vida por un descendiente,
a través de una identificación.
Este proceso se desarrolla también a nivel inconsciente, llevando la carga de
restablecer la integridad en primera línea a los niños. Os daré un ejemplo
característico en ese sentido. Un hombre casado se enamora de otra mujer y dice a
la suya:” No quiero saber nada más de ti ”. Si tiene hijos con su nueva esposa,
uno de ellos representará a la primera mujer, luchando contra el padre con el
mismo odio que la mujer abandonada siente, o quizás alejándose del padre con la
misma tristeza que ella lleva. Pero tanto el niño como los padres, ignora que él la
está “recordando” y validando.
La responsabilidad en el clan
En el clan, lo hemos visto, los inocentes responden por los culpables. Así, la
injusticia hacia el más mayor o la injusticia del más mayor se transforma en algo
bueno y equilibrado por el más joven. Más que todos, los niños son llamados
primero, por una instancia superior, para restablecer el equilibrio. Esto se debe a
que, dentro del clan, reina un orden de precedencia que impone al ancestro estar
antes que el descendiente y al descendiente servir al que es mayor, dejando que el
descendiente sea sacrificado para el bienestar del ancestro. Con respecto al
restablecimiento del equilibrio, no existe equidad en el clan como es el caso entre
iguales.
Un derecho igual de pertenencia
Pero sí que existe en el clan una ley de base que otorga a todos por igual el mismo
derecho a la pertenencia. Sin embargo, en muchas familias, algunos miembros se
ven rehusado ese derecho. Cuando un hombre casado tiene un hijo fuera del
matrimonio, a veces dice su mujer:” No quiero saber nada de ese hijo, no pertenece
aqu í”. O cuando una persona de la familia ha tenido un destino difícil, como la
muerte en el parto, eso asusta a los demás miembros que la dejan marginada, como
si no formara parte del todo. O cuando un miembro tiene un comportamiento
discrepante, le dicen los demás:” Eres una deshonra para nosotros, ya no eres de
los nuestros ”.
En la práctica, mucha de la moral presuntuosa implica que el uno dice al otro:”
Tenemos más derecho a la pertenencia que tú ” o bien “ Tú tienes menos derecho
a pertenecer que yo” o entonces “ Te has jugado tu derecho a la pertenencia ”.
Ser bueno no significa más que “Yo tengo más derecho ” y ser malo quiere decir
“ Tú tienes menos derecho”.
A los niños muertos o nacidos muertos se les niega a menudo ese derecho, por el
hecho que se les olvida. Es posible también que los padres den a un niño nacido
después el nombre del hermano muerto. Con eso le dicen al niño muerto :”Ya no
perteneces aquí, tenemos un reemplazante para ti”. El niño muerto pierde hasta
su nombre.
Cuando los miembros del clan niegan a un ancestro el derecho a la pertenencia por
alguno de los motivos mencionados, algún descendiente, bajo la presión de su
sentido interno de equilibrio, le imita y se identifica a él, sin darse cuenta y sin
poder defenderse de ello. Todo rechazo de un miembro hace surgir en el clan un
impulso irresistible hacia la búsqueda de la integridad perdida y la compensación
de la injusticia, con alguien imitando y representando al excluido. Con eso tiene
que ver el que miembros que sobreviven a alguien muerto prematuramente viven
con frecuencia un sentimiento de culpa, porque les parece injusto estar vivos. Para
compensar la injusticia, restringen su vida pero no entienden el por qué.

En el clan rige un orden arcaico que incrementa la desgracia y el dolor en vez de


impedirlos. Cuando, bajo la presión de una necesidad ciega, un descendiente
desea compensar retroactivamente un suceso del pasado en lugar de su ancestro,
entonces el mal no tiene fin. Este orden conserva su fuerza mientras permanece
inconsciente. Pero si resalta a la luz, podemos realizar su propósito de otra
manera y sin las consecuencias dolorosas. Entonces, intervienen otros órdenes
más en el proceso que, en relación con la compensación, dan a los descendientes
los mismos derechos que a sus antepasados. Llamo esos órdenes, los órdenes del
amor. Sin embargo, al contrario del amor ciego que busca responder a lo difícil
con lo difícil, este amor es sabio. Compensa de un modo sanador y da un término
al dolor, con algo bueno.
Lo entenderéis con unos ejemplos. Primero en relación con la frase:”Te sigo” y
luego “Mejor yo que tú”. Cuando alguien dice esas frases interiormente, le pido
pronunciarlas en presencia de la persona interesada, a la que quiere seguir o para
la cual está dispuesta a sufrir, a expiar o a morir. Al mirar a esta persona a los
ojos, ya no consigue decir la frase porque se percata de que esta persona también
ama, y que no puede aceptar aquella propuesta. El paso siguiente es poder decir a
la persona:”Tú eres el grande y yo el pequeño. Me inclino ante tu destino y acepto
el mío, así como me toca. Dame tu bendición si me quedo y si te dejo ir - con
amor”. Así, se encuentra vinculado a esta persona con un amor mucho más
profundo, habiendo abandonado el deseo de seguirle o de hacerse cargo de su
destino. Y aquella persona se transforma en un protector amable en lugar de
amenazar la felicidad de su descendiente.
Cuando alguien quiere seguir a un muerto, por ejemplo a un hermano muerto a
temprana edad, entonces le puede decir:”Eres mi hermano, te respeto como mi
hermano. Tienes un lugar en mi corazón. Me inclino ante tu destino tal como fue y
me mantengo fiel a mi destino, tal como es”. Con eso, los muertos se acercan a los
vivos y les cuidan con amor en vez de que los vivos se vayan hacia los muertos.
Si acaso un niño se siente culpable por estar en vida cuando su hermano está
muerto, le puede decir:”Querido hermano o hermana, tú estás muerto, yo sigo
vivo un poco más, luego me moriré”. Entonces se acaba la arrogación con
respecto al muerto y gracias a esto, el niño vivo puede seguir con su vida sin sentir
culpa.
Cuando un miembro del clan se ha visto excluido u olvidado, se puede recuperar
la integridad del grupo reconociendo y respetando al excluido. Esto es,
primeramente, un proceso interno. Luego, una segunda esposa podría decir a la
primera:”Tú eres la primera, yo la segunda. Reconozco que has hecho sitio para
mí”. Si la primera mujer ha sido perjudicada de alguna forma, la segunda puede
agregar:”Reconozco que has sufrido un daño y que tengo un marido a costa tuyo”.
Puede añadir:”Por favor, sé amigable conmigo si tomo a mi marido y lo guardo, y
sé amigable con mis hijos”. En las constelaciones, podemos ver cuánto el rostro
de la primera mujer se relaja al mismo tiempo que asiente, porque se siente
respetada. Con eso, el orden está restablecido y ningún niño necesita
representarla.
Ahí donde reinan los órdenes del amor, se acaba la responsabilidad del clan para
las injusticias ocurridas, porque la culpa y sus consecuencias permanecen con
quienes les corresponden y, en lugar de la ciega necesidad de compensación por el
mal, generando más y más dolor, se impone la compensación por el bien. Esto se
da cuando los más jóvenes toman de los mayores, cualquier sea el precio, y
cuando les honran sin cuestionar lo que hayan hecho, y cuando el pasado, bueno o
malo, puede permanecer en el pasado. Los excluidos reciben entonces el derecho a
la reintegración y, en lugar de causarnos angustia, nos brindan su bendición. Al
concederles un lugar en nuestro corazón, que les corresponde, nos encontramos en
paz con ellos y nos sentimos completos y enteros por tener con nosotros a todos los
que nos pertenecen.

Nota aparte:

los bloqueos sexuales, por Menchu Mendoza

Tantra y Constelaciones: un enfoque común, una práctica complementaria.

Todos nuestros programas condicionados e inconscientes están encerrados en


nuestra sexualidad. Redefinir el sexo es redefinir lo que significa ser Humano.

El propósito del deseo sexual (cuando no se trata solo de instinto para la


procreación) es, además del placer físico,la búsqueda de unión con nuestra
parte divina.
Pero en general esta intención pura se desvía a causa de nuestros bloqueos
emocionales y nos quedamos sólo con la parte más superficial y limitada del
sexo , obviando la más profunda, satisfactoria y de mayor alcance.

Los miedos y la falta de información y de conocimiento de la verdadera


naturaleza de nuestra sexualidad son las causas principales de desviación de la
Naturaleza humana. A partir de esto derivan todos los demás problemas,
creando una enorme desarmonía en el mundo.

¿Qué entendemos por Tantra?

Según el Tantra, el universo Uno se manifiesta al nacer, por la unión cósmica


de los principios masculino y femenino (el yin y el yang) . Está compuesto de
consciencia y energía en movimiento y se rige y funciona bajo las leyes del
Amor o fuerza de cohesión (unión).

En Tantra se denomina Shiva al principio masculino y Shakti al femenino.

Cuando Shiva y Shakti se encuentran, es decir, cuando hay un encuentro


sexual consciente entre dos personas , se produce un Intercambio vital (como
vida), un intercambio espiritual (de contacto con lo divino) y un intercambio
amoroso (como realización consciente de la Vida). ¡Eso es el Tantra!

¿Cómo se experimenta?

Vivir esta experiencia de unión requiere una actitud de presencia plena, de


atención consciente , de apertura a lo que es. Así, nuestro Ser más profundo
puede manifestarse a través de nosotros. Esto se consigue mediante una
constante mirada blanda (técnica usual de toma de contacto tántrico).
Mantener nuestra Presencia en esta celebración de unión es conectar con la
esencia misma de la Vida , una indescriptible fuente de placer.
El Tantra es un camino, “el camino tántrico”. En él buscamos experimentar y
explorar esta danza de las energías complementarias, utilizando todos y cada
uno de los aspectos de nuestra alma, de nuestras energías sutiles para que se
vuelva así a la danza del Espíritu.

En una relación Tántrica es imprescindible la presencia o atención al


momento presente. Esta nos sitúa en el corazón, en el que nos mantenemos si
nuestra mente está en silencio . Cuando nuestra mente está en silencio,
produce una vibración de unidad o Yo puro, así podemos lograr sentir de una
manera antes desconocida y que ya nunca podrá ser olvidada. Las relaciones
basadas en la única búsqueda de placer pierden su sentido con la introducción
de este nuevo paradigma tántrico/cuántico.

El ritual tántrico tiene como finalidad devolvernos a nuestra verdadera


naturaleza y poder humano. Aquí es tan importante el camino como el final,
son lo mismo.

Las técnicas para la maestría no son sino facetas, lo necesario es dejarse fluir
en el río de la vida, compartiendo. La mujer es la iniciadora para transmitir
este enfoque porque somos naturalmente Tántricas, portadoras de vida, de
transcendencia para elevar el placer y convertirlo en la expresión más elevada.

La finalidad de esta práctica es atraer la luz del espíritu que somos y vivirla a
través del cuerpo, lo que se llama espiritualizarnos mediante la unión sexual
consciente .

Esto pasa por la disolución y liberación de los bloqueos energéticos que


encontramos en el cuerpo y que han sido producidos por diferentes causas
(educación, creencias, herencia, etc.) y creados a nivel psíquico.
Estos bloqueos pueden manifestarse como falta de confianza, timidez, dolores
físicos, miedos, ansiedad, dependecia emocional, etc.

La práctica Tántrica representa una respuesta en la búsqueda de nuestra


Esencia. Es un camino de transformación hacia nuestro origen donde lo
divino se unifica con lo humano, espiritualizándolo. En este camino, no
obstante, podemos encontrarnos con algunas memorias que nos impiden vivir
plena y sanamente la sexualidad . Estas memorias pueden revelarse y
solucionarse mediante las Nuevas Constelaciones Sistémicas.

Bases comunes entre Tantra y Constelaciones

Hay elementos comunes en la práctica de las Nuevas Constelaciones


Sistémicas (NCS) y el Tantra: la Presencia o atención plena , la respiración
consciente y el movimiento espontáneo del cuerpo, guiado por la fuerza del
Espíritu.

Al igual que en Constelaciones, en la vivencia tántrica tratamos


de transformar la energía inconsciente bloqueada en consciencia . Así,
entramos en el eterno ahora más allá de los sentidos y de la mente, allí donde
no hay dualidad.

Los Órdenes del Amor , base con la que se practican las NCS, son válidos
para todas nuestras relaciones, mucho más allá de nuestra persona y de
nuestra familia.

Podemos lograr un desarrollo espiritual personal a través del Tantra


mediante el desbloqueo y la liberación energética que proporcionan las
Nuevas Constelaciones.
En la práctica de las NCS podemos ver las influencias que nos afectan. Se
descubren las memorias inconscientes y, al sacarlas a la luz, se crea una
dinámica que armoniza el sistema y permite avanzar hacia la resolución y
liberación de los bloqueos que nos impiden vivir plenamente.

Visualización

Para empezar a visitar nuestros espacios interiores, te propongo una visualización


de escucha de sensaciones corporales , porque cuanto más consciente te hagas de
lo que se vive en tu interior, con más calma vivirás lo que ocurre en tu vida.

¡Bienvenido a la escucha de tu cuerpo! Haz clic en este ejercicio y se tú quien en


cada instante se regala aquello que te faltó.

[audio src="https://mx.ivoox.com/es/ejercicio-descripcion-visualizacion-
sensaciones-estimulos_md_30289440_wp_1.mp3"] Ir a descargar
DINERO, MADRE Y VIDA SON ENERGÍAS EQUIVALENTES.

Como tratamos a la. madre, así nos trata la vida y el dine ro.

Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero.

Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional.

Tomar a ambos a la vez permite que el éxito profesional fluya en nuestras vidas. Y
este éxito está unido a la prosperidad económica.

Tomar sólo un poco a los padres tiene como consecuencia no ser capaz de dar
mucho a los demás, y por lo tanto la respuesta del Universo será también pobre,
mezquina.

Tomar a todos como son, significa tomar a todos los excluidos, rechazados,
perpetradores y despreciados, de las dos ramas, que los conozcamos o no.

Tomar a todos como son, significa también querer a la gente difícil de nuestra
propia vida, a los perpetradores económicos, a los prepotentes, a los tiburones y
usureros, etc. y agradecerles ser como son.

EL DINERO VIENE DE LA MADRE.


En la madre, durante los primeros nueve meses de nuestra vida, hemos conocido la
abundancia de la naturaleza y su imperfección. Al tomar conscientemente a nuestra
madre, reanudamos el fluir de la abundancia en nuestra vida.

En la pareja, observamos que la abundancia depende de la actitud de la mujer. Si la


mujer respeta a su marido, el marido tendrá éxito y prosperidad.

Para las personas solteras, éxito y prosperidad dependen de cómo han tomado a su
propia madre.

La abundancia es un movimiento del espíritu, para el que agradece toda su vida


como es.

EL DINERO, SÍMBOLO DE VIDA, necesita ser aceptado como es, reconocido,


querido, respetado.

También necesita ser destinado a la vida. Necesita ser recibido para ser dado de
nuevo, a cambio de otro servicio que mejora nuestra vida.

por Brigitte Champetier de Ribes. Bert Hellinger. Trabajo terapéutico en


Constelaciones Familiares Sistémicas.

La enfermedad desde el Transgeneracional

Se concibe de una manera totalmente distinta, y se atribuye a un conflicto que


oculta una carga emocional el que aparezca un síntoma. La primera de las Leyes
Biológicas habla de que antes de que se instale un síntoma la persona ha vivido una
situación de choque biológico. Esta es una situación inesperada, dramática, sin
solución y sin expresión que estará condicionada por nuestros programas o huellas
iniciales o lo que es lo mismo que decir que reaccionamos a las situaciones según
los aprendizajes realizados en la vida y que estos pueden estar en nuestra infancia,
el nacimiento, el embarazo, la concepción o traemos las vivencias de nuestros
antepasados.

El momento de choque biológico es como un instante en el que cae un rayo y


atraviesa la psique, la mente, el cerebro y corre por todo el cuerpo. Es un instante
en el que ocurre algo tan fuerte que la persona se encuentra en confusión total
incluso es como si perdiera de su intelecto el momento en el que ocurre.

¿Por qué hablamos de choque biológico y no psicológico?

Porque no se deben a preocupaciones psicológicas ya que éstas no generaran un


síntoma. Y porque estas situaciones en la naturaleza son totalmente reales. De esta
forma, los animales viven circunstancias de peligro que surgen ante eventos
dramáticos, inesperados y que no tienen solución. Un ratón es sorprendido por un
gato que le persigue. En su huida sentirá que le falta el aire para poder escaparse de
las garras del felino, ya que lo tiene que usar para poder estar en mejor disposición
para salvar la vida. En el momento en que siente “me falta el aire y me voy a morir”
sus pulmones activan un mecanismo que consiste en proporcionarle una ayuda
haciendo más pulmón.

Cuando el peligro ha pasado el tejido que ha crecido (más pulmón) desaparece


mediante una infección o queda enquistado. Si un animal en plena naturaleza sufre
de inanición porque no hay comida el hígado empezara a crecer haciendo más
células con el objetivo de almacenar mejor todos los nutrientes de los que dispone.
Si una hembra pierde una camada devorados, porque se los sacan o los matan,
activará rápidamente sus ovarios con el objetivo de poder reproducirse nuevamente.
Los animales no entienden de supermercados o de duelos, y cuando viven un fuerte
estrés que pone en peligro su vida, desarrollan síntomas como medida inequívoca
de salvar la vida o perpetuarla.

Los seres humanos usamos nuestra mente no solo para pensar. El intelecto nos
sirve para razonar, calcular, medir, planificar y también para ponerse en la
situación, aun cuando éstas no han ocurrido, o sea imaginar, conjeturar, suponer o
creer, como por ejemplo creer que algo que es pensado por el cerebro es real,
cuando la realidad es la de cada uno. Esto ha llevado a que en algunas
circunstancias sintamos estrés de una determinada tonalidad porque lo estamos
imaginando y para nuestro cuerpo es igual que sea real o figurado .

Cuando vivimos estados de estrés, igual que los animales ponemos en marcha
nuestros programas biológicos para poder sobrevivir y las respuestas vienen desde
nuestra parte más arcaica. El cerebro arcaico nos da la oportunidad de solventar
nuestras historias mediante la enfermedad, que es la que va a evacuar el estrés
vivido. La razón por la que ocurre de esta manera es puramente evolutiva. Cada
zona del cerebro se encarga de responder de forma instantánea a los conflictos que
nos podrían llevar a la muerte. Un conflicto psicológico no es un estrés de vida o
muerte para el cerebro.

Igual que los animales, los hombres…

A un hombre le dicen cada día que fumar le va a matar. Un día siente un poco más
de tos y se preocupa porque siente miedo a morir. Al cabo de un tiempo le
diagnostican un cáncer de pulmón. Igual que el ratón ha hecho más pulmón para
poder tener un margen y respirar mejor.

Una mujer se entera de que a su hija le ha abandonado la pareja y le deja con 3


niños y sin dinero. Siente miedo a que se vayan a “morir de hambre”. Se activa el
mismo programa del hígado haciendo más células.
Una mujer se entera de que su hijo de 32 años está escondido porque le buscan
para “ajustar cuentas”. Siempre ha estado metido en líos pero ahora ella no le
puede ver, no sabe si está bien o no y siente que lo pierde. Activa el mismo
programa ante la pérdida de un hijo que es hacer más células ováricas.

Todas estas enfermedades aparecen con un sentido concreto. Es el llamado sentido


biológico y se va a corresponder exactamente la manera de vivir el conflicto con
el síntoma resultante. Ante la sensación de falta de comida no se activará el ovario
o ante la pérdida de un hijo no se activará el hígado, sino que siempre seguirá una
lógica biológica específica.

Todo en la Naturaleza es perfecto. La enfermedad no es un error o una desgracia.


Es un estado que si lo comprendemos lo podemos trascender. Para ello se requiere
cambiar.

https://www.descodificacionbiologica.es/instante-del-choque-biologico/

El dinero y las órdenes de la abundancia, Brigitte Champetier de Ribes

Dinero, madre y vida son energías equivalentes.


Como tratamos a la madre, así nos trata la vida y el dinero.

Los órdenes de la abundancia son los siguientes :

Asentir a todo como es y a todos como son y agradecer todo como es y a todos
como son, aunque todavía no entendamos. La abundancia es la respuesta del
universo, del sistema familiar y del espíritu al que está al servicio de la vida,
agradeciéndola como es, con la muerte y con el sufrimiento también.

Nuestras vidas forman parte de grandes movimientos de compensación y de


reconciliación. Es a lo que tenemos que asentir.

El siguiente orden de la abundancia dice « tomar », tomar todo como es, tomar a
todas las personas como son, formar parte del movimiento de la compensación de
la vida, equilibrando el dar y tomar.

El dinero que recibimos es la compensación a nuestro buen dar. El buen dar


empieza con los padres : cuando « tomamos » a nuestros padres, o sea, cuando
aceptamos recibir incondicionalemente todo lo que nos dieron nuestros padres,
necesitamos devolver, por agradecimiento, pero a los padres no les podemos
devolver lo mucho que nos han dado, por lo que instintivamente nos giramos hacia
los demas, pareja, trabajo, y a ellos damos lo que tomamos de los padres. Esto es el
buen dar. Y el entorno nos lo compensa y agradece con la abundancia.

Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero.

Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional

Tomar a ambos a la vez permite que el éxito profesional fluya en nuestras vidas. Y
este éxito está unido a la prosperidad económica.
Tomar sólo un poco a los padres tiene como consecuencia no ser capaz de dar
mucho a los demás, y por lo tanto la respuesta del universo será también pobre,
mezquina.

Tomar a todos como son significa tomar a todos los excluidos, rechazados,
perpetradores y despreciados, de las dos ramas, que los conozcamos o no.

Tomar a todos como son significa también querer a la gente difícil de nuestra
propia vida, a los perpetradores económicos, a los prepotentes, a los tiburones y
usureros, etc. y agradecerles ser como son.

Y el último orden de la abundancia dice « respetar al anterior ».

Resumiendo, nuestra abundancia está ligada a nuestra capacidad de amor


incondicional y agradecimiento incondicional también. Se traducirá en nuestras
vidas, primero por nuestro amor y respeto a la madre y a todas las mujeres de
nuestro sistema familiar, y en segundo lugar por nuestro amor a los difíciles,
rechazados, prepotentes, violentos y otras personas moralmente « incorrectas ».

Ese amor tiene su reflejo en nuestra capacidad para decir « gracias por ser como
eres » a cualquier ser humano.

El dinero viene de la madre.

En la madre, durante los primeros nueve meses de nuestra vida, hemos conocido la
abundancia de la naturaleza y su imperfección. Al tomar conscientemente a nuestra
madre, reanudamos el fluir de la abundancia en nuestra vida.

En la pareja, observamos que la abundancia depende de la actitud de la mujer. Si la


mujer respeta a su marido, el marido tendrá éxito y prosperidad.
Para las personas solteras, éxito y prosperidad dependen de cómo han tomado a su
propia madre.

Las herencias

La herencia fue acumulada gracias al respeto de una mujer por su marido (abuelo,
bisabuelo, etc). La herencia puede estar bloqueada porque ningún descendiente ha
mirado, honrado y agradecido a esa mujer.

El orden entre padres e hijos dice: los padres dan y los hijos toman.

Lo que dan los padres siempre es un regalo. Deben ser honrados y agradecidos por
lo que han dado. El hijo que exige algo de los padres pierde a sus padres.

La culpa y los MÉRITOS pertenecen al que actuó y sólo a él.

Un padre no tiene ninguna obligación de dar algo a sus hijos. El hijo no tiene
ningún derecho de exigir algo de sus padres.

Los padres dan siempre a todos sus HIJOS por igual, a todos los que estén en su
lugar de HIJOS, y sólo dan a esos HIJOS.

En las herencias el orden sistémico se respeta inconscientemente de un modo


contundente: el hijo que reemplaza a un hermano muerto excluido o a un aborto
olvidado recibirá dos partes de herencia, la suya y la del excluido; el hijo que
sustituye a un tío, padre, abuelo, no recibirá nada ya que no vive como hijo....

Las deudas

Tener deudas o hipotecas es un modo de pagar un daño, de equilibrar una culpa no


asumida. Puede ser nuestra o, más frecuentemente, pertenecer a un ancestro con
quien tenemos una fidelidad o una intrincación.
Avaricia

« Tengo muy poca energía para vivir, no la tengo que malgastar ». El dinero es el
equivalente de la vida, la persona siente que su soplo de vida se apaga, tiene que
ahorrar al máximo su dinero-energía.

La ludopatía

Mejor es jugarse el dinero antes que jugarse la vida. La ludopatía en la que el


jugador pierde una y otra vez es un sustituto de suicidio.

La crisis pertenece a un campo superior al servicio del cambio. La dirige el


movimiento del espíritu. Es pura energía, al servicio del amor y de la vida. En la
crisis el movimiento del espíritu se despliega, prodigando su fuerza y su amor al
que quiere ver y cambiar.

La abundancia es un movimiento del espíritu, para el que agradece toda su vida


como es. El dinero, símbolo de vida, necesita ser aceptado como es, reconocido,
querido, respetado. También necesita ser destinado a la vida. Necesita ser recibido
para ser dado de nuevo a cambio de otro servicio que mejora nuestra vida.

mayo 2012
Dramas o tragedias repetitivas

Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes


"Imaginamos a ese drama anterior, aunque no sepamos de qué se trate, a distancia
delante de nosotros, hacia el pasado.
La persona está delante.
Primero va alternativamente representando el drama y representándose a sí misma hasta
poder sentir.

Entonces, desde su lugar la persona honra el sufrimiento que se produjo, con todo su
corazón.
Amor y respeto profundo.
Cuando lo sienta, dice algunas de estas frases, muy lentamente, esperando la reacción
del drama antes de decir otra:

“Os veo. Veo el dolor.


Ahora todo ha terminado.
Ya está todo pagado.
Ya podéis descansar en paz.
Gracias por ser nuestros ancestros.”
Cuando perciba que el drama ha muerto, se girará para avanzar hacia la vida."

*** La agresividad***

Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes

Si la agresividad de los demás, dirigida a otros, me desestabiliza, me da miedo o me


paraliza es que me devuelve a mi propia agresividad reprimida. Me dice que no se
gestionar mi agresividad.

Si mi agresividad me desborda o bien, la disfruto y no le quiero poner límite, esta


situación me muestra que estoy preso de un trauma infantil, o que vivo la agresividad
que otros no se atrevieron a asumir (por ejemplo, la agresividad larvada que existió
entre mis padres y no se atrevieron a enfrentar, la víctima de una agresión que no se
atrevió a defenderse, etc.).

Y después de agredir a otro, necesariamente me voy a agredir a mi mismo con el


sentimiento de culpa, depresión, algún fracaso, síntomas físicos, etc.

Este ejercicio me permite dar a mi agresividad el espacio que necesita en mí. Nuestra
supervivencia tiene una gran deuda de gratitud hacia la agresividad de nuestros
ancestros.

La agresividad es una reacción de supervivencia frente a un abuso de la vida.

Donde el amor herido no pudo llorar, surge la agresividad. Detrás de toda agresividad
hay un inmenso dolor bloqueado, a la espera de ser reconocido.

La terapia no pasa por revivir el trauma ni expresar la agresividad. No haríamos más


que volver a traumatizarnos y aumentar la carga emocional de la ira y de la culpa.

Empiezo amando y honrando mi agresividad, con este ejercicio. Después quizás


necesite hacer ejercicios como “Integrar el trauma”, “Cuando una emoción nos desborda”
o “El movimiento puro” representando la agresividad, y “Ordenar nuestra vida” para
dejar la agresividad en el pasado.

Después de centrarme, imagino dos lugares, uno enfrente del otro. En uno imagino mi
agresividad, en el otro estoy yo.

Primero averiguo lo que sienten ambos, me pongo alternativamente en mi agresividad,


luego en mí, durante un minuto, me dejo llevar por el movimiento, no por la emoción.
Para conseguirlo me centro mucho.

Vuelvo a ponerme en mi agresividad, durante más tiempo. Cuando noto el movimiento


estancado, vuelvo a representarme a mí.

Le digo “veo el dolor que está detrás de ti”. Y me dejo llevar por el movimiento.

Si al cabo de diez minutos no se ha producido el abrazo, lo dejo y retomo el ejercicio


dentro de una semana. Entre tanto hago uno o dos de los ejercicios sistémicos señalados.
Si he podido abrazar mi agresividad, disfruto de su fuerza y de su amor, me doy cuenta
que su ira ha desaparecido y es todo amor.

***La triangulación: alianza sistemática contra una persona***

Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes


"A veces no podemos evitar aliarnos con una persona, en contra de otra. Nos
ocurre involuntariamente, casi cada vez que nos juntamos con esa persona. Por
ejemplo, el padre con su hija, contra la madre, y luego podremos quizás observar
la alianza contraria: madre e hija contra el padre.

Se produce cuando un adulto no consigue vivir una relación de a dos sin


introducir una tercera persona. En nuestro ejemplo el padre no consigue
relacionarse con su mujer sin introducir a su hija, y al introducir a la hija, la utiliza
en contra de la madre: hacen frente común contra la madre.

Estas triangulaciones muestran la presencia de un excluido. El manipulado, el


triangulado (aquí la hija) representa a un excluido que, al no ser reconocido - aquí
por el padre-, parasita la relación padre-madre. Y el sistema manifiesta su
presencia a través de la hija.

Se puede hacer uno solo (haciendo uno de todos los papeles), aunque es más fácil
entre tres o cuatro personas.

La persona se imagina a sí misma, a su aliado, y a la tercera persona, la


despreciada por los dos primeros.

Se pone en cada uno para sentir la posición y el movimiento si lo hay. Así puede
observar cuales son las relaciones entre los tres.

Ahora añade o imagina a un excluido detrás de su aliado, y se da cuenta de lo que


cambia. Va a permanecer un tiempo en el excluido y en sí misma, hasta que pueda
sentir amor de nuevo hacia el excluido, reincluirlo y soltarlo. Hasta que el excluido
se vaya, con gusto.
Después, observas como la relación con tu aliado ha cambiado.

Ahora miras a la persona a la que menospreciabas y también vives el cambio que


se ha producido.

Para terminar, experimentas la nueva relación entre los tres. El despreciado y el


excluido ya han salido del campo de exclusión y las dos primeras personas han
salido del campo de la manipulación.
A veces uno podrá averiguar quién era el excluido."

Visualización para un momento de agotamiento, de no saber qué hacer o


cómo actuar.

Saludo a mi inconsciente con mucho respeto, le doy las gracias por lo que hace por
mí, de día y de noche, sin descanso, velando por mi bien.

Pido respetuosamente y cariñosamente a mi inconsciente que encuentre tres


recuerdos que me ayuden a sentirme mejor aquí y ahora. Le pido que me dé una
señal de sí (un movimiento involuntario o una sensación) cuando los haya
encontrado. Gracias.

Pido a todas las partes de mi inconsciente que observen estos recuerdos, para
aprender de ellos. Cuando hayan aprendido cada una algo de estos tres recuerdos,
pido al inconsciente que dé la señal del sí. Gracias.

Pido a mi inconsciente que extraiga del pasado los recursos y aprendizaje que
contienen estos recuerdos, y los ponga en el aquí y ahora: cuando esté hecho, que
me de la señal. Gracias.
Pido a mi inconsciente que permita que estos recursos y aprendizajes me
acompañen durante el resto de mi vida. Gracias."

Acoger a las partes que sufren Brigitte Champetier de Ribes

Visualización para sanar una emoción o un estado de ánimo bajo.

- Saludo a mi inconsciente con mucho respeto, le doy las gracias por lo que hace
por mí, de día y de noche, sin descanso, velando por mi bien.
- Saludo a todas las partes de mi inconsciente, les digo todo mi cariño, les digo mi
respeto, les digo mi agradecimiento por todo lo que hacen por mí. Doy las gracias
en particular a las partes que han conseguido su liberación.

- Pido a las partes liberadas de mi inconsciente que saluden con mucho respeto a
las partes que están sufriendo ahora. Pido a todas las partes de mi inconsciente que
acojan con mucho cariño las partes que empiezan a buscar su liberación. Pido a
todo el inconsciente que hagan sitio a las partes que sufren, que las comprendan,
que las acepten, que confíen en ellas y les den las gracias por estar ahí.

- Pido a TODAS las partes de mi inconsciente que durante 2 (cinco, o diez...)


minutos de reloj a partir del momento en que diga AHORA se miren las unas a las
otras con amor y con confianza, de modo que las partes que sufren se sientan
queridas y comprendidas.

“AHORA”…
Cuando recibo la señal de que el tiempo ha sido cumplido:
¡GRACIAS!
* Corte de dependencia ***

Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes

Más ejercicios en: www.insconsfa.com

1. IDENTIFICACIÓN DEL OTRO


Piensa en una persona de la cual crees ser dependiente o con la cual te sientes
excesivamente involucrado, puede tratarse de una situación, una cosa, un trabajo,
un lugar que ya pertenece al pasado y de lo que no consigues deshacerte. Imagina
que la tienes frente a ti, de pie. Ahora aproxímate a ella y da una o dos vueltas a su
alrededor, observándola detenidamente. Experimenta las sensaciones que te
produce su cercanía. Percátate de todos tus sentimientos sobre todo de aquellos que
consideres excesivos.

2. MATERIALIZACIÓN DEL VINCULO


Aléjate un poco de esa persona y vuelve a situarte enfrente suyo, a una distancia de
dos metros aproximadamente. Ahora haz que tus sensaciones de estar conectados
se materialicen en un lazo físico de unión. Podría ser una cuerda, una cinta, un haz
de luz o cualquier otra cosa que parta del cuerpo del uno al del otro. Fíjate bien en
ese vínculo, de dónde parte, cómo es su grosor, su dureza, su forma en general.
Evalúa como sería vuestra relación sin ese vínculo, como te sentirías tú sin ese
vínculo, pero no lo deshagas todavía.

3. INTENCIÓN POSITIVA Y BENEFICIOS DE LA RELACIÓN


Pregúntate por las cosas que te satisfacen de esa persona, por aquellos valores que
la hacen especial para ti y qué beneficios te supone contar con su apoyo.

4. CREAR EL YO EVOLUCIONADO, YO IDEAL O YO DEL FUTURO


Ahora, aproxímate a un metro del otro y, a tu derecha, creas una imagen
tridimensional, lo más nítida posible, de ti mismo. Imagínate tal como serías si
hubieses evolucionado más allá de tu nivel actual de realización hasta donde tú
sabes que puedes llegar.

Ese otro tú ya ha resuelto los asuntos que estás abordando ahora. Es nutriente y
protector, y puede darte lo que realmente necesitas.

Además de esos valores, añádele a esa imagen de ti mismo aquellas cualidades que
más aprecias de la otra persona. Siente cómo sería tu Yo Evolucionado si
poseyeras, además de los valores que ya tienes, los que resultan tan evidentes en el
otro.

5. TRANSFORMANDO LA CONEXIÓN CON EL OTRO EN CONEXIÓN CON


UNO MISMO
Ahora vuelve a centrar tu atención en la persona que estaba frente a ti. Vas a
imaginar un instrumento cortante (un cuchillo, unas tijeras ... ) y, cuando te lo diga,
y no antes, vas a cortar de un solo tajo ese vínculo material que habías creado.
A continuación notarás que el trozo de ese vínculo que corresponde al otro se
introducirá en su cuerpo hasta que no quede rastro material de él.
Tú, entonces, vas a orientarte hacia la imagen de tu Yo evolucionado y a conectarte
con ella mediante el trozo que te queda a ti, creando una unión como la que tenías
con la otra persona.
¿Estás preparado? Toma el instrumento cortante y corta el vínculo.

Repasa las instrucciones anteriores, paso a paso, cerciorándote de que se van


realizando adecuadamente.

Ahora vas a ir aproximándote a la imagen de tu Yo evolucionado, dejando que el


vínculo se encoja y os acerque, hasta que te fundas con dicha imagen. Disfruta,
durante el acercamiento y la fusión, del logro de ser dependiente de alguien en
quien puedes confiar plenamente: tú mismo. Recibe de ti mismo lo que habías
deseado de la otra persona y lo que suponen todos esos valores y cualidades de tu
propio ser evolucionado.

6. FÍJATE AHORA EN LA OTRA PERSONA


y percátate de que ahora estáis ambos en mejor posición para llevar una relación en
que los dos tendréis un mayor sentido del uno mismo. Que esta nueva perspectiva
os permite estar incluso más presentes y libres uno frente al otro. Imagina una
situación concreta que vas a vivir con esa persona, y valoras los cambios que
experimentas.

Interpretar nuestros sueños ***

Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes

Interpretar nuestros sueños o cualquier incidente (pérdida de llaves, avería,


accidente…)
Para comprender lo que nos quiere decir un sueño.

También sirve para recibir información de cualquier incidente (pérdida de llaves,


avería, accidente…)

Sólo lo que te acuerdes de tu sueño pide ser identificado y escuchado.

Los sueños repetitivos o los sueños desagradables son los que piden interpretación
o constelación, según el caso. Los demás sueños son como constelaciones, realizan
su proceso sin nuestra participación consciente, cuanto menos interferimos más
eficaces son…
Por lo que testarás, con el péndulo, o cualquier otro método, el permiso o la
conveniencia de trabajar un sueño.

1.- Identificar los símbolos del sueño.


Entonces, identificas las partes de tu sueño que te han impactado más, por más
absurdo que parezca. Por ejemplo: una sensación, una parte de un objeto, el no
poder gritar, una persona presente que se parecía a alguien, etc.

Aquí también averigua con tu péndulo los símbolos significativos. Para empezar,
selecciona un número máximo de 2 o 3 símbolos.

El sueño utiliza símbolos, la metáfora es su lenguaje.

Vamos a ver como leer esas metáforas.

Incluso cuando aparecen personas reales, esas personas son metáforas de algo para
ti, o bien no se trata de ellas sino de una faceta de ellas…

2.- Colocación de los símbolos


Escribes el nombre de cada símbolo en una hoja de papel, y dispones estas hojas en
un semicírculo, a tu derecha. El primer papel a la izquierda es para ti.

3.- Representar los símbolos


Ahora vas a ponerte en un símbolo, lo sientes, tú eres él, sientes tu cuerpo, tu
mente, tus emociones transformados en ese símbolo. Te haces las preguntas
siguientes, anotando las respuestas que te vienen automáticamente, sin razonar.

¿Qué veo, oigo, siento? siendo este símbolo, ¿con qué lo asocio?
¿Para qué sirvo, cual es mi función? ¿Para qué sirve lo que está pasando ahora?
Apuntas lo primero que te viene. Vuelves a preguntar ¿Para qué ¿ Hasta llegar a un
objetivo superior.
¿Cuáles son mis cualidades intrínsecas?
¿Hay alguna oposición, diferencia, conflicto entre yo y a%lgún otro símbolo?
¿Cuáles es la situación en este sueño desde mi punto de vista de símbolo?
Después haces lo mismo con el símbolo siguiente.

4.- Diálogo con cada símbolo


Ahora vas a dialogar con cada símbolo. Te pones en uno y haces las preguntas
siguientes a otro, y te pones en ese otro para sentir su respuesta o su reacción.

1.- ¿Qué reprocho a cada uno de los demás símbolos? ¿Qué necesito de cada uno
de ellos?

Cuando dice que alguno le sobra: Piensa lo bien, en el fondo sí que te sirve para
algo, descubre ese algo.

2.- Si no existieras ... sentiría, sería…

Si fueras distinto, un poco más tal, un poco menos cual ..., me gustaría más
porque ...
En ti valoro...., me doy cuenta que te necesito por ...
5.- El regalo
Cada símbolo va a hacer un regalo a todos los demás.

Tú recoges el regalo de cada uno, y con una respiración profunda lo integras en


una parte de tu cuerpo.
Sueñas un último episodio del sueño, lo más libre y mágico posible, en el que
todos los símbolos se quieren, conviven y son felices juntos.
6.- Integración del mensaje del sueño
Se recogen todos los símbolos entre las dos manos abiertas. Se ven y sienten cada
uno.
Se acercan las palmas de las manos de modo que los símbolos se funden en uno
solo. Observas y disfrutas de este nuevo símbolo.

Rodeas tus manos de tu aura, o las envuelves de tu color preferido, o mandas un


haz de energía desde tu frente hasta tus manos.

Ves el color, la forma, el peso, la textura del nuevo símbolo, escuchas su mensaje y
lo integras lentamente y profundamente en tu pecho, en cada una de las células de
tu cuerpo, respirando profundamente, con la boca abierta.

Más ejercicios en: www.insconsfa.com

"Nuestro destino es colectivo, nuestra responsabilidad es individual.


Nuestro destino es un eslabón necesario para todos los sistemas a los que
pertenecemos. Y tenemos la libertad y la responsabilidad de aceptar, o no, y
asumir, o no, ese destino.

Alcanzamos nuestra mayor fuerza y fluidez dentro de nuestro destino cuando


asentimos a él y asumimos nuestra responsabilidad en todos los actos de nuestra
vida.
De tres en tres. Primer turno:

La persona que decide empezar reparte los papeles, alguien hace de ella, alguien
hace de su destino y ella misma hace de su responsabilidad.

Al cabo de unos minutos, cuando el movimiento se ha detenido, la persona dice a


la que la representaba: “Ahora yo soy yo y tú eres mi responsabilidad”. De esta
manera, en respuesta a la información que acaba de recibir, la persona puede tomar
una nueva decisión, como la de mirar su responsabilidad, caminar con ella o
abrazarla, mirar su destino, asentir o agradecer etc.
Si la responsabilidad o el destino estaban tumbados o mirando a un muerto,
significa que la persona tiene que ver a un muerto antes de poder asumir y avanzar.

(Recordaremos que los representantes se dejan mover, no pueden tomar iniciativas,


ni en gestos ni en pensamientos, están movidos por la resonancia del Gran Campo,
por algo más grande. Sólo la persona que hace de sí misma puede pensar, hablar o
actuar)"
*** Aumentar mis recursos *** Brigitte Champetier de Ribes

"Visualización para un momento de agotamiento, de no saber qué hacer o cómo


actuar.
Saludo a mi inconsciente con mucho respeto, le doy las gracias por lo que hace por
mí, de día y de noche, sin descanso, velando por mi bien.

Pido respetuosamente y cariñosamente a mi inconsciente que encuentre tres


recuerdos que me ayuden a sentirme mejor aquí y ahora. Le pido que me dé una
señal de sí (un movimiento involuntario o una sensación) cuando los haya
encontrado. Gracias.
Pido a todas las partes de mi inconsciente que observen estos recuerdos, para
aprender de ellos. Cuando hayan aprendido cada una algo de estos tres recuerdos,
pido al inconsciente que dé la señal del sí. Gracias.
Pido a mi inconsciente que extraiga del pasado los recursos y aprendizaje que
contienen estos recuerdos, y los ponga en el aquí y ahora: cuando esté hecho, que
me de la señal. Gracias.
Pido a mi inconsciente que permita que estos recursos y aprendizajes me
acompañen durante el resto de mi vida. Gracias."
*** Ordenar nuestra vida ***

Ejercicio Brigitte Champetier de Ribes

Más ejercicios en: www.insconsfa.com

"Poderosa herramienta que nos libera de los patrones pasados y dinamiza el


momento presente. Se puede repetir después de haber vivido algo importante que
tarda en hacerse pasado.

1. Elegir un comportamiento rutinario


2. Primero eliges una acción sencilla, “neutra”, que repites todos los días de tu
vida, como lavarte los dientes, ducharte, etc.
3. Observar la localización de las imágenes
Presente

Recuerda o imagínate hoy haciendo esta acción.

¿Dónde está la imagen, aunque sea vaga?

Con tu mano señala dónde ves la imagen: delante de ti, cerca, lejos, a la derecha, a
la izquierda, detrás de ti, dentro de tu cuerpo, etc.

Pasado
Ahora imagina que te acuerdas de hace una semana, tú con esta acción ¿dónde
está la imagen del recuerdo?

Con tu mano señálala en el espacio.

Ahora imagínate hace un año, haciendo esto, ¿dónde está la imagen?

Ahora imagínate hace 10 años, luego hace 20 años, luego en tu adolescencia,


luego en tu infancia. ¿Dónde está cada imagen?

Adaptas estos plazos a tu vida, para cubrir cada etapa importante.

Futuro

Ahora imagínate dentro de una semana con esta acción, ¿dónde lo ves?

Haz lo mismo para dentro de un año y dentro de cinco.

4. Cambiar el orden de tu vida


Cambiar esta organización temporal de tu vida, realizada por nuestro cerebro,
significa una modificación muy profunda que desequilibra toda la estabilidad
conseguida gracias a nuestras adaptaciones, protecciones y fidelidades.

Lo haremos pues con sumo cuidado. Y el resultado será una gran liberación que
observaremos a medio y largo plazo, a veces a corto plazo.

Estaremos atentos a cualquier molestia que se presente, será la señal de que no lo


podemos dejar como está y seguiremos las propuestas indicadas para mejorar la
sensación.

Respetar lo que hay

Digo lo siguiente:

Honro la organización actual de mi vida.

Le doy las gracias por ser como es.

Pido respetuosamente a mi inconsciente (o guía, o energía superior, o…) que


guarde en un lugar seguro y totalmente disponible todos los aprendizaje que hice
gracias al orden actual de mi vida, de modo que pueda utilizar estos aprendizajes
cada vez que los necesite, gracias.

Se espera unos 4 o 5 segundos.

El proceso

Imaginas todas estas imágenes como fotos en una única cinta, que empieza donde
tu nacimiento en el pasado y acaba dónde tu muerto, allá en el futuro.

Observas todas las vueltas que da la cinta.

Ahora, si eres diestro, levantas el brazo izquierdo a la horizontal hacia la izquierda


y dices a tu inconsciente:
Querido inconsciente que ordenes toda mi vida del modo más cómodo y
productivo para mí, para mi mayor bien y desarrollo.

Por ejemplo, poniendo todo mi pasado a lo largo de mi brazo izquierdo y más allá,
y mi futuro, delante y hacia la derecha.

Mira (sin ver ninguna imagen especial) tu pasado a la izquierda, tu futuro delante,
durante unos segundos, para observar cómo te sientes. Tienes que conseguir estar
totalmente cómodo con el cambio.

Si notas un malestar pide lo siguiente a tu inconsciente:

Querido inconsciente, que adaptes esta reorganización con la mayor flexibilidad y


creatividad para mi mayor bien.

Si hace falta, se le pide que ponga los recuerdos desagradables en blanco y negro
y muy pequeños, los recuerdos buenos, con color, luz, grandes, y si es necesario,
más a la vista.

5. Mejorar la percepción de nuestra vida


Da una nota de 0 a 10 al pasado, al presente y al futuro.

Ahora vamos a realizar cambios de percepción para que la nota llegue al máximo
que hoy puedes alcanzar.

El pasado: míralo con profundo respeto y agradecimiento, aunque hoy todavía no


entiendas todo.

Llénalo de un color salmón, o de otro color si te es más agradable. Y evalúas la


sensación que ahora te produce tu pasado, de 0 a 10.

El futuro: observarás que se ha modificado solo. Conviene que esté en el campo


visual derecho. Su representación es más imprecisa que el pasado, puede contener
obstáculos que se respetarán. Se introduce todo lo que lo puede volver más
atractivo: profundidad, luz, colores, calor, sonido o música, olor o perfume,
paisajes.

Y evalúas la sensación que ahora te produce tu futuro, de 0 a 10.

El presente: por fin se vuelve a la imagen del presente delante de nosotros. La


modificamos si hace falta para que resulte lo más grande, luminosa y atractiva
posible: modificar los colores, poner la imagen quizás un poco difuminada, o al
revés muy clara, introducir calor, aire, algo en movimiento, sonido, olor, también
objetos, paisajes, personas, como en un patchwork.

Hasta que resulte lo más atractivo, estimulante o esperanzador posible.

Observas que tu pasado ya no está delante de ti como antes, ya no se impone. Tu


presente ya puede ser totalmente creativo. Y cuando necesitas algún recurso, tú
mismo decides mirar hacia ese pasado y lo que te enseñó.

En cuanto a tu futuro se ha liberado también. Y cuando miras tu presente ves de


reojo el futuro, como un estímulo, como lo que te engancha hacia delante.
Y evalúas la sensación que ahora te produce tu presente, de 0 a 10. Y te quedas
con esa sensación.

El ejercicio ha terminado.

6. Observaciones sobre el desorden


A menudo un momento duro del pasado se quedó en frente de nosotros, en la zona
del presente, porque había mucho que aprender de ese momento. Pero esto hacía
que tendíamos a repetir ese momento.

Para otros la adaptación a algo difícil se hizo enterrando en el suelo el recuerdo o


la etapa correspondiente. O ocultándola detrás de nosotros. Fue un modo de
protegernos pero nos impidió todo aprendizaje de esa etapa.

Otros momentos fueron vividos de un modo tan intenso que el recuerdo aun
estaba dentro del cuerpo: imposible tomar distancia de ellos, imposible abrirse a
algo nuevo, estábamos llenos de ese pasado.

El futuro en vez de estar a la derecha estaba a la izquierda, como algo que ya pasó.
O sea, no tener futuro.

O bien el pasado estaba en la zona derecha, invadiendo el futuro: nuestro futuro


era repetir el pasado.
Se trata de respetar la jerarquía natural que dice que el que llegó primero necesita ser
honrado por el que llegó después.
Nuestra pareja irá mucho mejor cuando hayamos respetado esa jerarquía natural.

Nuestros hijos también. Pues sí no hemos agradecido a una antigua pareja, uno de
nuestros hijos la tendrán que representar, viviendo todas sus vicisitudes amorosas sin
darse cuenta, y además sintiéndose más como un amigo o novio de uno de su padres que
su hijo, con las consecuencias desastrosas que tiene esto.

Si eres mujer, imaginas a tus parejas a tu derecha, la más reciente (la última) junto a ti,
la más antigua (la primera) la más alejada.

Si eres hombre, imagina a tus parejas a tu izquierda, la más reciente la más cerca de ti,
la más antigua (la primera) la más alejada de ti.

Miras a tu primera pareja, le dices algo así:

“Gracias por tu amor. Fue muy grande. Te quise mucho. Ahora todo ha terminado y
todo lo que aprendí contigo lo llevé a las demás parejas. Gracias por haber hecho sitio.
Estás libre, estoy libre. Conservo para ti un cariño especial. Te deseo lo mejor“.

Y vas repitiendo esto a cada una de tus antiguas parejas.

Si hubo sufrimiento con alguna de tus parejas, si sigues enfadada/o añades:

“yo te elegí, para todo lo que pasó.

Asumo el daño que yo te hice, y asumo las consecuencias.


Dejo contigo tu parte de responsabilidad.”

Y ahora mirando tu pareja actual, le dices:

“Tú eres el último. Gracias por estar conmigo. Gracias por tu amor. Te amo tal y como
eres.”

Ahora necesitas honrar a todas las parejas anteriores de tu pareja actual. No debes
preguntarle sobre ellas. Imaginas a las que sabes, y si sientes que pudo haber habido
alguna más la añades.

Frente a la primera pareja de tu pareja actual:

Inclinas la cabeza ante ella.

Luego le dices “Tú eres la primera y siempre serás la primera. Gracias por haber hecho
sitio para las siguientes parejas y para mí.”

Luego a las siguientes parejas de tu pareja, de una en una mejor:

Inclinas la cabeza ante ella.

Luego le dices “Tú eres la segunda, (la tercera, la cuarta) y siempre lo serás. Gracias por
haber hecho sitio para las siguientes parejas y para mí.”

Quizás notes que las antiguas parejas se han ido, ya no pesan. Tú y tu pareja actual ya
podéis tener una mayor intimidad, ya estáis disponibles el uno por el otro.
*** El guía es el corazón ***
Nuestro corazón dirige toda nuestra actividad, desde el cerebro y sus pensamientos,
hasta cada una de nuestras células… La meta del liderazgo del corazón es la
armonía interior del individuo y la armonía entre los humanos.

Con esa práctica, ponemos en acción El amor del espíritu. En el ejercicio anterior
ejercitábamos la mirada del amor, en éste activamos la fuente física del amor, del
crecimiento y de la onda de expansión del amor.

Tomar conciencia de nuestro corazón y vivir desde ahí se convierte en un modo de


vivir lejos del estrés, del individualismo y de las emociones destructivas, un modo
de estar presente, adulto, en el amor, la fuerza y la alegría de vivir, un modo de
estar en sintonía con todo.

Nos ayudará especialmente en los momentos difíciles, cuando necesitamos ser


creativos, tener fuerza, ayudar… y nos permitirá disfrutar de la vida en cada
instante.

Vivir desde el corazón físico nos permite participar en el fortalecimiento del


campo mórfico del nuevo paradigma.

"Haces una expiración larga y profunda, y sigues respirando lenta y profundamente.

Ahora tu atención va suavemente hacia tu corazón físico, hasta que puedas


percibirlo o simplemente que imagines percibirlo. Sentirás como si estuvieras
respirando desde el corazón, o imaginas que lo percibes. Y todo el tiempo seguirás
teniendo la atención puesta en el corazón, con mucha ligereza.

Poco a poco sentirás un cambio por todo tu cuerpo.

Una sonrisa se dibujará sola en tu rostro. Todo tu cuerpo sonríe.


Tu espalda se erguirá, incluso es posible que sientas que te echas un poco hacia
atrás. Es el movimiento que tu pecho necesita para tener más amplitud, y así la
energía de tu corazón se extenderá más todavía.

Sientes que el centro de tu cuerpo, la sede de tu conciencia y de tu fuerza es el


corazón, no es ni el cerebro ni el vientre, es el corazón…

Tus pensamientos cambian. Te haces más presente.

Tus emociones también. Se transforman en emociones de inclusión, de alegría y


respeto.

Tu mente se abre. Tu energía aumenta y tu percepción se transforma. Percibes lo


que sienten los demás.

Tu capacidad sanadora crece inmensamente, tanto para ti como para los demás."

Los 13 consejos del Dr. Hamer para sanarse *

1- No dejarse ganar por el pánico


El entrar en pánico hará que la central de comandjos ejecute un programa, y
establecerá el programa donde deba. En ese momento, la persona pierde la
conexión funcional coherente del cerebro.

Muy a menudo, la gente muere en pánico. La persona no debiera entrar nunca en


pánico ni hacer entrar en pánico a los demás. Hay que tener un enorme cuidado
con el entorno y especialmente con quien recibe de nosotros. ¡AMENSE! Ámense
ustedes mismos y también ámense entre ustedes. AMARSE tiene un doble sentido
de gran valor terapéutico. Si uno se ama a sí mismo, primero, no hará ningún
conflicto consigo mismo, ni de desvalorización, ni de culpabilidad. Si se ama a los
demás entonces no hará ningún conflicto con los demás.

NO ENTRAR EN PANICO significa que el enfermo nunca debe asustarse y QUE


LOS TERAPEUTAS JAMAS deben asustar al enfermo. De lo contrario, hasta un
resfriado se vuelve incurable, ya que provocará una generalización. Entrar en
pánico es comprarse un boleto de ida.

Por ejemplo: decirle a una madre en tono lo-siento-mucho-señora-mi-más-sentido-


pésame-lamentablemente-tengo-malas-noticias, que su hijito tiene leucemia es un
asesinato. ¡Porque la leucemia no es una enfermedad! ¡Es el primero de cinco
pasos biológicos naturales de regeneración de la sangre después de un conflicto
cuya respuesta biológica fue una anemia!

2- Soportar la vagotonía
Alrededor de las 22 hs se desencadena normalmente el impulso máximo de la
vagotonía. El nervio vago es el más poderoso nervio del organismo: no hay manera
de vencer al sueño. Ese es nuestro ritmo ancestral: el hombre es un animal diurno,
en su código biológico de comportamiento antiguo de cuatro millones de años, está
grabado que debe cazar, recoger frutos, actuar de día y reposar de noche. Es
durante la noche que todo está automatizado para que el organismo concentre su
trabajo en el tubo digestivo.

Tenemos menos actividad cerebral, cardíaca, respiratoria. Es normalmente por la


noche que toda enfermedad se hará más insoportable porque es durante esa
vagotonía el cerebro repara mejor y puede haber más edemas. Se puede hacer algo
para reducir esos edemas para que sea mas soportable pero sólo reducirlos porque
si se impide que actúen, nunca se logrará la reparación, puesto que los elementos
re-constitutivos no llegarán a reparar.

Si la vagotonía es muy fuerte, la cabeza puede sentirse caliente al punto tal que uno
puede ducharse la cabeza y tener los cabellos prácticamente secos sin necesidad de
usar el secador, simplemente por la termogénesis de conductibilidad. Esto sucede
cuando la cabeza está “aplastada” por edemas biológicos: en ese momento, HAY
QUE AYUDAR.

3- Todas las noches, hacer el balance diario


Hay que saber si no se ha “trabajado” demasiado durante el día. Si es así, reposo
obligatorio el día siguiente (para las enfermedades importantes como el cáncer,
fibromialgia, artritis, etc…). La persona debe curarse. Puede hacer muchas cosas,
pero debe ocuparse de su enfermedad por encima de todas las cosas. No debe
esperar QUE ALGUIEN O ALGO LO CURE, hay que motivarse.

Hay un doble mensaje en esto. Debe ocuparse de sí-mismo, que haga un repaso de
su jornada en su cabeza, interesarse en la vida, que tome notas, que haga ese
balance. Si hizo demasiado, debe reposar al día siguiente porque de lo contrario
entra demasiado en estrés, en actividad, con lo que el cerebro vuelve a la
simpaticotonía deteniendo la vagotonía. Allí se detiene la curación.
4- Todas las mañanas tomar un lápiz y planificar su día
Hay que respetar el plan y prever al menos 6 horas de reposo además de la noche.
Estas son las reglas para los grandes enfermos y tienen que luchar contra sus
angustias. El que está en silla de ruedas querrá siempre asistir a muchas reuniones
para demostrar y demostrarse que puede hacer lo que todo el mundo. ES UNA
REACCION DE ESCAPE, es un juego perverso. HAY QUE CONCENTRARSE
EN SU CURACION porque ésta es posible. Hay que evitar entrar en el estrés de la
acción.

Con 6 horas de reposo, además de la noche, tenemos suficiente vagotonía. El


cerebro tiene una fuerza extraordinaria para curarnos a pesar de todo lo que
hacemos contra eso (entre los miedos, las peleas, los mensajes deprimentes o
terribles que recibimos durante el día y a causa de las acciones).

5- Hacer siempre lo absolutamente necesario primero


Si eso sobrepasa 3 horas de esfuerzo físico o psicológico, hay que detener lo
superfluo y descansar, con el corazón alegre porque estamos haciendo lo que
corresponde para curarnos, y no lo contrario. La mayor parte de la gente se
deprime, se desmoraliza, tienen miedo de descansar: tienen el ESTRÉS DE SU
PROBLEMA, DE SU DECREPITUD Y ESE ES UN CONFLICTO
SECUNDARIO MUY FUERTE. “YA NO PUEDO HACER NADA, NO SIRVO”.

Hacer lo absolutamente necesario primero va a permitir a la persona probarse que


existe todavía, pero hay que cronometrar el tiempo. La persona enferma quiere
demostrar que puede hacer, pero si pasa 3 horas físicas o psicológicas, debe
detenerse. Lo mejor es leer lectura liviana, divertida, ver películas divertidas y
pueden verla cuantas veces quieran si las alquilan. Es la terapia por la risa, puesto
que si se detiene en los noticieros, con guerras, accidentes, o películas de muerte,
de violencia, inconscientemente se sobre-estresa con imágenes liminales y
subliminales.

DURANTE LA RECUPERACION , ME OCUPO DE MI, ME AMO, ME CUIDO,


ME MIMO. ES VITAL. ES LA MANERA DE CURARSE. No alcanza con
decodificar y aceptar (a veces sí) sino que hay que respetar la reparación también.

6- Rechazar todo enfrentamiento


Recriminar, discutir con su entorno es uno de los mayores dramas que garantizan
la recaída o la imposibilidad de curarse. “Necesito de ustedes, de su ayuda y no de
su oposición permanente”. Porque uno sustrae calorías y fuerzas de las que
necesita el cerebro para reparar y al monopolizar la energía para combatir
generalmente el enfermo está expuesto al juicio de quienes lo rodean, y estos no
saben nada, solo hablan por hablar y el enfermo no zafa, no sale del estrés.

Aquí reproduzco una frase que Claude Sabbah atribuye a su abuelo: “Si la gente
que no tiene nada que decir se callara, habría un gran silencio en la superficie de la
Tierra. Son siempre los que no saben nada los que cacarean”.

Acá estamos hablando de una elevación en el nivel de la conciencia humana.

7- Privilegiar el reposo nocturno


El ser humano es un ser diurno. Todos sus ritmos biológicos básicos están
programados sobre la base del ritmo solar. Por supuesto, puesto que la noche para
el enfermo es normalmente el momento de mayor dolor, y en algunos casos con la
angustia inconsciente de “¿Despertaré o moriré?”, es bastante difícil mantener esos
ritmos. Hay que desdramatizar eso. Además, puesto que no han hecho demasiado
durante el día, no están lo suficientemente cansados para dormir bien de noche.
Entonces, no hay que dudar en modificar el horario de sueño. Debe privilegiarse el
reposo nocturno en la medida de lo posible pero, si eso no es fácil, no hay que
dudar en quedarse despierto hasta las 2 ó 3 de la mañana, mirando documentales,
tomando uno que otro café (el café también reduce el edema cerebral). De ese
modo, el enfermo sabe que por un buen rato no pueden dormir entonces aguantan
hasta donde pueden: cuando pasan el período habitual de gran vagotonía, y después
de haberse dado el gusto de trasnochar leyendo, escribiendo, pensando sanamente,
positivamente, sin estrés…allí se van a dormir y se levantan al mediodía.

Después, a medida que mejoran, vuelven paulatinamente, una hora por día, a su
horario normal.

8- Comer sanamente y liviano


Ensaladas, frutas, cosas crudas, o cocinadas a la parrilla, para que sea fácilmente
asimilable. Si come mucho, digerir le consumirá muchas calorías y es mejor
guardar lo más posible para la curación.

A EVITAR ABSOLUTAMENTE: EL ALCOHOL EN VAGOTONIA.

9- Sanarse normalmente si aparece el dolor


Puede tomar remedios alopáticos y homeopáticos como es de costumbre, eso no
pondrá la curación en peligro.

10- Esperar pacientemente la verdadera mejoría


Si uno no se deja asustar por los pequeños o grandes inconvenientes de la
reparación y espera tomando el mejor reposo posible, la mejoría va a llegar. Si se
pasó el punto culminante de la fase de reparación, la persona tendrá tantos edemas
que puede haber manifestaciones molestas, como dolores, vértigos, fiebre si los
edemas están en el tronco cerebral, malestares. Esto NO DEBE ASUSTAR A LA
PERSONA : no se trata de cosas graves sino de esfuerzo de reparación. Hay que
esperar pacientemente sin poner en marcha la idea de “estar sonado” sino no hay
cura.

Es el principio de la persona que tiene edemas en sus fibras y que con ello se
agrava durante un tiempo su dificultad motriz en una esclerosis múltiple, por
ejemplo. Debido a nuestra cultura ancestral basada en la apariencia de las
enfermedades, esto nos lleva a tener pánico, ir al hospital urgente, perfusión de
corticoides en grandes cantidades, lo que cambia a la persona porque bombea todos
los edemas y deja de doler…pero no está curada y el proceso va a comenzar quizás
con más violencia.

11- Jamás permanecer mucho al sol o con la cabeza cerca de una fuente de calor
El calor multiplica por cuatro el tamaño del edema cerebral. En ese momento, se
ejerce una enorme presión y se corre el riesgo de una crisis de epilepsia fuerte. En
general, se recomienda al gran enfermo de evitar ponerse al sol durante un año,
incluso en el mar. Puede estar bajo la sombrilla, bañarse pero hasta ahí nomás.

Si la cabeza está cerca de una fuente de calor, lo mismo. CONVIENE PONER


HIELO SOBRE LA CABEZA.

El Dr. Hamer menciona un caso típico: el hombre de negocios que tiene serios
inconvenientes porque su empresa está muy mal en diciembre. En enero, su esposa
e hijos se van de vacaciones al mar por un mes. El 15 de enero, el hombre
soluciona su problema y salva su empresa. Va a reunirse con su familia a la playa y
se pone a tomar sol: lo que él no sabe todavía es que acaba de salir de un conflicto
psicológico de pérdida de territorio. Por supuesto, como ninguno de nosotros de
hecho, no hace la relación entre el dolor de cabeza, su conflicto y el sol que le está
agigantando los edemas. Tiene su crisis en la playa misma y sale de allí en
ambulancia.
12- Si el problema es muy importante, helar las partes dolorosas y la cabeza
Si duele el hígado por ejemplo, hay que poner hielo sobre el hígado y también en el
lugar del control neuronal del hígado en la cabeza, es decir sobre el tronco cerebral,
debajo de la nuca, en la parte superior del cuello. Si el frío no calma el dolor en el
órgano, entonces hay que poner calor sobre el órgano, PERO SOBRE LA
CABEZA SIEMPRE FRIO, SIN EXCEPCION.

Se recomienda comprar esos “cold hot pack” y tener siempre 4 a mano: 2 en el


congelador, 2 sobre la persona, que hay que cambiar a cada hora. Si es muy
violento, poner hielo en ambos lugares y hacerse un baño de pies caliente, la
diferencia de temperatura va a hacer que el líquido circule de manera mecánica y
por lo tanto reducirá un poco el edema.

13- Nunca calmar demasiado los síntomas


Se pueden tomar analgésicos o anti-inflamatorios para hacer soportables los
síntomas. Los síntomas se detendrán por sí solos cuando la central de comandos lo
decida. Mientras haya síntoma, es que es necesario que esté. Es de capital
importancia.

Por ejemplo si usted se clavó un vidrio en el pie, le dolerá mientras cicatrice y


estará sensible, pero justamente es para que no agrave la herida (si no le doliera
seguiría caminando sin cuidar la herida y no permitiría que se cure: esa es la
función del dolor).

No hay que olvidar nunca que el cerebro no se equivoca JAMAS. Si hay dolor es
porque el cerebro dice: “A reposar”. Hay que respetar esa inteligencia innata que
nos ha permitido sobrevivir desde hace tantos millones de años
* Integración de polaridades. Integración de partes en conflicto ***

Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes

Más ejercicios en: www.insconsfa.com


- Ritual muy poderoso que se podría realizar muy a menudo con mucho beneficio.

- La reconciliación de polaridades es lo que crea la mayor energía y la mayor


fuerza de cambio en nuestras vidas.

1. Identificar las polaridades no integradas.


Masculino /femenino, lógica/emoción, racional/intuitivo, creencias
infantiles/creencias adultas, pasado/futuro, dependencia/autonomía,
confianza/desconfianza, izquierda/derecha, sumisión /autoridad, agresividad
/ternura, etc.

2. Sentir las dos polaridades.


Se coloca una polaridad en la palma de cada mano.

Mirando la palma izquierda, averigua como es esta polaridad:

Su forma, tamaño, color, material, temperatura.

Luego hace lo mismo con la otra polaridad, en la mano derecha.

Después, imagina que se pone en una de las polaridades, se transforma en ella y


responde a esas preguntas:

¿Qué veo, oigo, siento? siendo este parte, con qué lo asocio.
¿Para qué sirvo, cual es mi función? ¿Para qué esta función? Hasta llegar a un
objetivo superior.
¿Cuáles son mis cualidades intrínsecas?
¿Hay alguna oposición, diferencia, entre yo y la otra polaridad?
¿Cuáles es la situación desde mi punto de vista?
Ahora hace lo mismo con la otra polaridad.
3. Diálogo entre las dos polaridades.
Imaginas el diálogo entre las dos polaridades

Te reprocho…

Si no existieras ...
Si fueras distinto, un poco más tal, un poco menos cual ..., me gustaría más
porque ...
4. Identificar la misión común de las dos partes.
Sin mirar ninguna de las dos polaridades, la persona identifica esta misión común y
la comunica a cada parte, se la explica hasta que ambas reconocen y aceptan la
intención positiva de la otra.

5. Aceptar la otra polaridad


De nuevo las dos polaridades se hablan:

En ti valoro...., me doy cuenta que te necesito por ...


Obtener un acuerdo congruente de las dos partes para combinar sus recursos y
alcanzar los objetivos de cada una de ellas y la misión común. Por lo general, las
partes habrán dudado o se habrán indispuesto la una contra la otra por no tener esos
recursos. Por esta razón parecen extrañas y sin control.
6. Integración
La persona va a acercar lentamente las dos manos, hasta que las dos polaridades se
fusionan, y vas observando en qué se han transformado las dos partes.

Ahora va acercando sus dos manos a su pecho, hasta integrar en su cuerpo esta
nueva realidad, consciente de la transformación de cada una de sus células y
dejándose invadir por la nueva energía que le embarga.
La solución intentada en vano.

Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes


"Tres personas o uno sólo haciendo alternativamente los tres papeles.

A veces tenemos un objetivo, una meta, que no conseguimos alcanzar por muchos
esfuerzos y soluciones que hayamos intentado: adelgazar, cambiar de hábitos, etc.
Este ejercicio es particularmente poderoso con los problemas de los pequeños,
cuando los padres se desesperan porque no saben qué hacer cuando el bebé come
mal, duerme mal; cuando el hijo en edad escolar no tiene éxito o tiene cualquier
comportamiento anómalo.

Los tres papeles o tres lugares son:

El problema
Las soluciones intentadas en vano
El Yo cuántico de la persona o del padre o madre de la criatura
En caso de estar uno solo, la secuencia es la siguiente:

Representar el problema, hasta que se quede inmóvil, en la postura y el lugar que


sean.
Representar “las soluciones intentadas”, sin pensar, sin intención. Dejándose
llevar por el movimiento. Tomando conciencia de todos los lugares en los que mira,
ahí están sus fidelidades y las razones de su fracaso. Por lo común la solución
intentada no ha mirado el problema. Se para cuando entra en algo repetitivo o
cuando se detiene ella misma.
Representar el yo cuántico.
Primero leer lo que sigue:

El yo cuántico decide mirarlo todo. Mira el problema y todo lo que le rodea, con
agradecimiento. Mira la solución intentada y sobre todo a cada uno de los lugares
donde ella miraba, ahí están excluidos necesitados de ser vistos y agradecidos.
El yo cuántico decide despedirse del pasado. Se despide con agradecimiento de
todo lo que ha estado mirando antes.
El yo cuántico decide elegir la vida. Diciendo en voz alta “elijo la vida” se acerca
al problema y se deja mover, hasta que sienta que llega a la vida con el problema
transmutado.
Ahora representar el yo cuántico, sin intención, sin palabras, dejándose guiar
solamente por el cuerpo.

En caso de ser 3 personas, la persona por la que se hace el ejercicio hará de su


propio Yo cuántico.
Si alguien mira mucho en el suelo, se pone un objeto (cojín, chal,…)
representando a ese muerto."
*** Sanar la herida ***

Más ejercicios en: www.insconsfa.com

Tomate mucho tiempo para responder a cada pregunta, para experimentar las
respuestas con imágenes y sensaciones.

RECUERDAS A ESTA PERSONA con quien quieres sanar algo. Puede ser una
relación actual o pasada, padres, hermanos, amigo, pareja etc. Primero recuerdas lo
que te atraía de esta persona, y como fue la historia global de esta relación.

SUS ASPECTOS BENÉFICOS. Ábrete a los beneficios que recibiste de esta


relación, piensa en las necesidades que pudiste satisfacer. Sin crítica, sin juicio.

SUS SOMBRAS. Ábrete ahora a los aspectos negativos, insatisfactorios,


frustrantes de esta relación. No busques coherencia, ni valoración de tus recuerdos,
sólo lo que viviste.

¿CUÁLES SON TUS REACCIONES A ESTAS INSATISFACCIONES? ¿Qué


sentimientos provocaron en ti?

¿QUÉ NECESIDADES INSATISFECHAS pueden representar o despertar estos


sentimientos? Tomate el tiempo de analizar los sentimientos provocados por las
insatisfacciones de la relación.

¿CUÁL PUEDE SER LA HISTORIA DE ESAS NECESIDADES


INSATISFECHAS? ¿Desde cuando las llevas en tu vida?

SIENTE TU CUERPO HASTA QUE TE COMUNIQUEN ALGO: deja que estas


necesidades frustradas tomen forma dentro de ti. ¿A qué se parecerían si tuvieran
consistencia, forma? Contacta con esa forma y pídele que te diga algo. Si no te sale
nada de modo espontáneo, imagina la forma que podrían tomar si aceptasen
presentarse en uno de tus sueños.

TUS QUEJAS AL COMPAÑERO. Ahora considera tus quejas, lo que te duele de


lo que hace o no hace esta persona con respecto a la satisfacción de esas
necesidades tuyas. ¿Cuál es la actitud de la otra persona que más te haya hecho
sufrir: su frialdad, incomprensión, intolerancia, etc.?

¿NO SERÁ ÉSA TU ACTITUD INTERNA FRENTE A TUS PROPIAS


NECESIDADES? No será que en el fondo de ti mismo te haces a ti mismo lo que
te duele que te hagan los demás?

ACOGE A TU HERIDA, permite que salga de su escondite, descubre su misión,


su belleza, y déjate llevar por la emoción y el agradecimiento ante su belleza.

¿ACEPTAS QUE TIENES UNA PARTE DE RESPONSABILIDAD con respecto


a esta parte de ti mismo? ¿Qué cosas concretas puedes hacer para satisfacer tus
necesidades? ¿Quieres pedir algo concreto a alguien? ¿Qué te gustaría afirmar,
expresar, cambiar o crear para atenderte como lo necesitas, para sanar tu herida?

APAGA ESA ESCENA Y ENTRA EN UN ESPACIO DE AMOR Y


COMPASIÓN HACIA TÍ MISMO. Acepta tu vida y tus dificultades, mira la luz y
la belleza que están detrás, siente la luz que se expande dentro de ti.

Siente como está luz brillante te llena, te inunda, inunda todo tu cuerpo, toda tu
vida, inunda tus necesidades, dando un nuevo relieve a todos los momentos de tu
vida, y siente la confianza que tienes, la confianza en la vida como es, en ti, la
seguridad de que cada día eres más tú.
*** Lo esencial ***

"Nuestras expectativas o deseos suelen impedir que sigamos el movimiento del


espíritu que nos quiere guiar hacia lo esencial para nuestra vida.

En grupos de 3 personas.

La persona representa “lo esencial para su vida”, alguien la representa a ella, y la


tercera persona representa “las expectativas” de esa persona.
Y dejamos que se desarrolle la constelación en silencio"
Ver a los padres como una unidad
Brigitte Champetier de Ribes

"Donde tengo la mirada tengo la


intención. Si sólo miro a uno de mis
padres como progenitor, el hecho es
que no lo veo como progenitor… Para
ser mi padre o mi madre, necesita al otro. Yo soy hijo de dos, de una unidad
llamada padres, aunque estén separados o muertos.

Si miro sólo a uno de mis padres, les separo como pareja y no puedo estar en mi
lugar de hija o de hijo.
Cuando miro a ambos a la vez, mi intención es un movimiento del espíritu y lo
que hubiera entre mis padres se sana. La fusión entre ellos se vuelve a realizar,
permitiéndome fusionarme como hijo con ellos.

Si no se consigue este “tomar a los padres desde el espíritu”, habrá que realizar
previamente el ejercicio “Encontrar nuestro lugar”.

Tres personas.
Tú tienes a tus padres enfrente de ti. No hay un lugar preciso para ellos, cada uno
se irá moviendo según lo sienta.
Mirándolos te das cuenta que quieres a cada uno de un modo distinto.

Vas a tomar una primera decisión, que sólo tú puedes tomar: decidir querer a los
dos de la misma manera, renunciar a tu preferencia, renunciar a tu relación
individual con cada uno de ellos y elegir relacionarte con los dos a la vez.

Ahora una segunda decisión: mirarlos a los dos a la vez. Te colocas de modo a
que los veas a ambos a la vez sin tener que mover los ojos.

Y la última decisión: honrar a los dos a la vez.

Ahora te dejas llevar por el amor que te embarga para los dos a la vez. Ya no
existe tu padre o tu madre, son sólo tus padres."

Para ayudar a alguien que está mal *

"Lo podemos hacer en visualización.

Sintonizamos con el "Sí, asiento a todo".

Colocamos al excluido con quién la otra persona está vinculada.

Nosotros nos ponemos enfrente, a distancia y mucho mas pequeño que el excluido.
Y reverenciamos a este excluido, de rodillas o incluso tumbados boca bajo.

Honramos su sufrimiento, su vida inconclusa, su destino. Sin desear nada ni decir


nada, sólo respetar al que no fue respetado.

Al cabo de un tiempo nos retiramos.

Integración de polaridades. Integración de partes en conflicto

Ritual muy poderoso que se podría realizar muy a menudo con mucho beneficio.

La reconciliación de polaridades es lo que crea la mayor energía y la mayor fuerza


de cambio en nuestras vidas.

1. Identificar las polaridades no integradas.


Masculino /femenino, lógica/emoción, racional/intuitivo, creencias
infantiles/creencias adultas, pasado/futuro, dependencia/autonomía,
confianza/desconfianza, izquierda/derecha, sumisión /autoridad, agresividad
/ternura, etc.
2. Sentir las dos polaridades.
Se coloca una polaridad en la palma de cada mano.

Mirando la palma izquierda, averigua como es esta polaridad:

Su forma, tamaño, color, material, temperatura.

Luego hace lo mismo con la otra polaridad, en la mano derecha.

Después, imagina que se pone en una de las polaridades, se transforma en ella y


responde a esas preguntas:

¿Qué veo, oigo, siento? siendo este parte, con qué lo asocio.
¿Para qué sirvo, cual es mi función? ¿Para qué esta función? Hasta llegar a un
objetivo superior.
¿Cuáles son mis cualidades intrínsecas?
¿Hay alguna oposición, diferencia, entre yo y la otra polaridad?
¿Cuáles es la situación desde mi punto de vista?
Ahora hace lo mismo con la otra polaridad.

3. Diálogo entre las dos polaridades.


Imaginas el diálogo entre las dos polaridades

Te reprocho…

Si no existieras ...
Si fueras distinto, un poco más tal, un poco menos cual ..., me gustaría más
porque ...
4. Identificar la misión común de las dos partes.
Sin mirar ninguna de las dos polaridades, la persona identifica esta misión común y
la comunica a cada parte, se la explica hasta que ambas reconocen y aceptan la
intención positiva de la otra.

5. Aceptar la otra polaridad


De nuevo las dos polaridades se hablan:

En ti valoro...., me doy cuenta que te necesito por ...


Obtener un acuerdo congruente de las dos partes para combinar sus recursos y
alcanzar los objetivos de cada una de ellas y la misión común. Por lo general, las
partes habrán dudado o se habrán indispuesto la una contra la otra por no tener esos
recursos. Por esta razón parecen extrañas y sin control.
6. Integración
La persona va a acercar lentamente las dos manos, hasta que las dos polaridades se
fusionan, y vas observando en qué se han transformado las dos partes.

Ahora va acercando sus dos manos a su pecho, hasta integrar en su cuerpo esta
nueva realidad, consciente de la transformación de cada una de sus células y
dejándose invadir por la nueva energía que le embarga.
Cuando hablamos de las víctimas vivientes, es decir aquellos que se sienten
víctimas, por ejemplo, víctima de sus padres o víctima de las circunstancias,
podemos ver que ellos no pueden transformarse.

Quien se aferra a su rol de víctima no puede transformarse.

En la terapia no es posible ayudar a quien se lamenta “Ay, pobre de mí, cuantas


cosas me han pasado”.

Permanece prisionero de su papel de víctima.

Mientras que si él dice:


“Sí, así fue” yo aprendí algo de eso y pude sacar fuerzas y le saco provecho”,

Se convierte en un sujeto activo.

Entonces él sí podrá dejar atrás aquello que sucedió.

Bert Hellinger
Por Janny Alvarez

POR QUÉ MI MAMA NO ME DIO ENERGIA?


Porque ella no la recibió de su propia madre, por consiguiente no la tenía en ella
misma, para entregármela a mi. "Damos lo que tenemos".
Generalmente no podemos dar energía de vida a nuestros hijos, que no hayamos
recibido de nuestra propia madre.
Si yo no recibí un maternaje apropiado, óptimo, donde todas mis NECESIDADES
EMOCIONALES, AFECTIVAS estuvieran cubiertas, me costará maternar a mis
hijos, ya que no recibí energía de vida de mi madre, mi madre tampoco tuvo
energía de vida para maternarme como debío hacerlo.
El DOLOR, el BLOQUEO, la CARENCIA de dicha energía, se arrastra de
generación en generación, y si hoy quiero que fluya para beneficiar a mis hijos y a
mi misma, debo liberarla, desde ascestras a descendientes.
El bloqueo está en el pasado, en las infancias de nuestras anscestras. Recordemos
que en la infancia damos a nuestros hijos la energía de vida para desarrollarse en
su vida de adulto, y si no la damos sabiamente, ENFERMAMOS,
BLOQUEAMOS ese influjo.
Cada generación que no recibió sabiamente dicha energía de sus madres, se queda
mirando hacia el pasado, esperando esa energía, desprotegiendo a la descendencia,
no nutriendo a la descendencia.
Muchas madres, SIGUEN ESPERANDO el amor que no recibieron de su madre,
no logrando cortar el cordón sanamente, cuando hacemos esto, estamos
desprotegiendo a nuestros hijos. Debemos sanar este aspecto. Mientras yo esperé
amor de mi mamá siendo una adulta con hijos, debo saber que no estoy nutriendo a
mis hijos, quedándome en un estadio infantil. Creando una CADENA de
DESNUTRIDOS EMOCIONALES.

AHORA TRABAJEMOS CON LAS MUJERES DE NUESTRO CLAN:


- Imagina y visualiza, aunque no la conozcas, a tu bisabuela. Imagina que una luz
poderosa la sostiene, abajo de tu bisabuela está tu abuela. Tu bisabuela le dice a tu
abuela: no puede estar disponible para ti como debí estarlo, no pude maternarte
como debí hacerlo, no tuve la energía de vida que necesitaba. "Lo siento". Ahora
estoy presente y pued es tomarme de un modo diferente, puedes tomar mi energía.
Tu abuela respira y se llena de esa energía.
- Tu bisabuela le dice: Se que te hice falta, sé que no te cuide como debería
haberlo hecho, sé que de un modo inconsciente te hice daño, pero ahora estoy aquí
para reparar el daño, ahora estoy presente para ti y puedes tomarme. Tu bisabuela
abre los brazos enormes y la toma a tu abuela entre sus brazos. La llena de energía
de vida, esa que no supo darle cuando fue niña. El amor en estos momentos fluye
entre ellas dos. Ahora en estos momentos está ingresando esa energía. Ahora tu
abuela recibió esa energía, ahora puede girar hacia la vida y ver a tu madre.
- Imagina y visualiza ahora a tu madre, ella en estos momentos está por recibir la
energía de vida que no recibió siendo niña, la visualizaras pequeñita, justo en el
momento que tuvo que recibir el amor de su madre y no lo recibió, simularemos su
infancia.
- Su mamá, tu abuela, le dice: Hija, no pude estar disponible para ti como tú lo
necesitaste "lo siento" Sé que me necesitaste de un modo diferente, sé que no te dí
el amor que hubieras querido, sé que te hice sentir desprotegida, sé que no te tuve
paciencia como debí haberte tenido, sé que te hice falta. Se que necesitaste más
dulzura de mi.
- Ahora estoy presente como me necesitas tener, puedes tomarme. Tu abuela
extiende los brazos y la toma a tu madre de una manera profundamente amorosa.

Así es como liberamos, pasa la energía de vida.


- Tu madre ahora se gira y puede mirarte a ti. Recordemos que ella se quedó
detenida esperando el amor que no recibió de su madre, tu abuela, se quedó
detenida en una psiquis de niña. En estos momentos ya tiene la energía de vida
para darte. Ahora es una mujer madura, ahora es una madre "no una niña carente"
es una madre abundante. Ahora que es una m ujer madura puede entregártelo a ti.
- Visualiza como baja la energía de vida, de mujeres poderosas, luminosas,
amorosas. Tu madre está apoyada por su madre, tu abuela está apoyada en su
madre. Ahora te toca el turno a ti.
- Tu madre ya es una mujer, ya salió del estadio de niña al recibir esa energía de
su propia madre, ahora puede mirarte a ti, antes no podía mirarte porque seguía
esperando esa energía de su madre y estaba en estadio de niña.
- Tu mamá te dice: hija, no pude estar contigo como debería haber estado, no pude
ser la mamá que hubieras querido, no pude protegerte como te hizo falta "lo
siento" "lo lamento". Sé que te hice falta en muchos momentos que me necesitaste
atenta. "Se que te hice daño, lo lamento" no tenía la energía para maternarte como
te lo merecías "Lo siento" Quiero reparar este dolor que te causé por no protegerte.
Ahora estoy presente para ti, porque crecí, maduré, puedes tomarme. Tu madre
extiende los brazos, te toma, te abraza fuertemente. Ahora puede dejar de mirar a
su madre, pidiendo que la siga maternando, para maternarte a ti. Dejó de ser una
niña, ahora es una mujer, tu madre, ella te protege a ti. Deja de mirar el pasado,
para mirarte a ti, el pasado solo la respalda, pero sus ojos ahora están puestos en ti.
*Siente como ingresa esa energía de vida en ese abrazo, siente como ingresa en tu
cuerpo.
*Siente como esa energía de vida te hace crecer, madurar, fortalecerte, brillar.
Dejas de ser un niñ@, pidiendo que te maternen, dejas de sentirte carente y
desprotegido, para convertirte en un adulto empoderado, fuerte. Siente esa energía
de vida en cada célula de tu cuerpo.
Ahora agradeces a tu mamá, a tu abuela, a tu bisabuela está entrega. Las miras, y
les dices: gracias a todas!!
Ahora mira al futuro, mira hacia delante, a la vida....

LA EVOLUCIÓN DE LAS NUEVAS CONSTELACIONES FAMILIARES.


Otro aspecto que fue olvidado por muchos de nosotros era la preocupación
constante de Bert Hellinger por tomar distancia con el cliente, por no entrar en
contra transferencia, por evitar el drama actuando lenta y silenciosamente.
Olvidábamos que la compensación adulta, la que reintroduce los órdenes del amor
en toda su vigencia, es una decisión personal y libre de la persona. Es una decisión
de reconciliación, de respeto, de inclusión o de rendición que el mismo constelador
había de vivir primero.
Quien ponía orden en el sistema familiar del cliente era el constelador, ignorando
el enfado creciente de los sistemas familiares de sus clientes y del suyo propio. Los
órdenes del amor, sin el respeto de la pertenencia de todos por igual, creaban
nuevos excluidos, nuevos desequilibrios y nuevos sufrimientos. La comunidad de
destino entre clientes y consteladores hizo que las consecuencias de la falta de
respeto, aunque inconsciente, de los profesionales a los sistemas familiares y
ancestros empezaron a tener consecuencias dolorosas para estos mismos
profesionales.

Hacia el 2003, Bert Hellinger llegó a la comprensión de la función de la conciencia,


como regulador social y no como voz de Dios. Es importante recalcar que fue el
primer filosofo capaz de salir del campo del bien y del mal para observarlo sin
culpa y concluir que la conciencia moral no alberga ninguna voz metafísica, que la
conciencia es únicamente un instrumento de cohesión al servicio de la
supervivencia de los grupos a los que pertenece cada persona. En efecto, cada vez
que una persona se aleja del grupo al que pertenece, - grupo que le daba seguridad
e identidad hasta entonces -, se dispara en ella una reacción hormonal muy
desagradable, una emoción a la que hemos dado el nombre de culpabilidad o mala
conciencia reacción que desaparecerá en cuanto la persona renuncie a su afán de
autonomía y vuelva a pertenecer como antes. Para la conciencia, todo lo que
favorece la expansión del grupo de pertenencia que sea es el Bien y será declarado
Bueno y lo que pone en peligro la supervivencia de ese grupo será el Mal. Lo que
anima la buena conciencia no es la inclusión de ese grupo pequeño en algo mayor,
no, sino que es lo que le permitirá sobrevivir tal cual es, dentro de los limites
diseñados en el pasado. Toda apertura a algo nuevo es vivida por ese grupo como
una deslealtad a los orígenes, la mirada al presente es castigada y sólo el pasado es
valorado e identificado como Bueno. Para subsistir, el grupo de pertenencia
necesita ser distinto de los demás y luchará por no cambiar, manteniendo una
identidad inmutable, buscando ser más fuerte que los grupos colindantes.

A través de estos comportamientos macrosociales de pertenencia podemos


reconocer la impronta que la tribu, en la que la humanidad ha vivido durante miles
de años, grabó a fuego y sangre en el inconsciente humano. La conciencia es una
herramienta de cohesión de la tribu. Todavía tenemos todos sus reflejos inscritos
en nuestras células. La conquista de la autonomía y la libertad individual necesita
de la purificación de cada momento de nuestra vida. Con el tiempo la impronta de
la conciencia se diluirá y en su lugar asistiremos a la instalación de la primacía de
otros centros de decisión, como el cerebro del corazón2.

Cuando Bert Hellinger se da cuenta que la buena conciencia está siempre al


servicio de la confrontación y de la compensación arcaica, descubre el amor del
espíritu y su movimiento. El amor del espíritu es el amor y el respeto a cada uno
como es, haya hecho lo que haya hecho. Es el amor a todo como es. Para ese amor,
no hay nada que cambiar, todo es como tiene que ser. Todo es pensado, creado y
movido por la misma Conciencia, por el mismo amor. Todo está bien. Entonces
Bert Hellinger formula así el orden de pertenencia: todos tienen el mismo derecho
de pertenecer. Independientemente de lo que hayan hecho. Ese orden del amor es
el orden del amor mayor. Dicho de otra manera, el orden de pertenencia es el orden
de la conexión con el amor del espíritu, necesariamente presente en la vida
humana.Es necesario distinguir entre la compensación arcaica que sólo aumenta el
sufrimiento y la compensación adulta que reconcilia los opuestos.

La compensación arcaica se basa en la dinámica “yo por ti” que aparecerá cada vez
que alguien o un grupo se hayan opuesto a una de las cuatro fuerzas. La
compensación que equilibra las polaridades y las reconcilia se ve entonces dirigida
por la buena conciencia, repitiendo y agravando los dramas y tragedias del pasado
o creando nuevos sufrimientos. Al “yo por ti” de la compensación arcaica, se
sumará el “yo como tú” de la fidelidad arcaica que es el lastre de todo campo de
pertenencia como es el sistema familiar.

La compensación adulta es una decisión personal de reconciliarnos con los


opuestos, de fusionar las polaridades, de unificar lo dual, es decir, lo separado.
Porqué en esta unificación o reconciliación ya estamos de nuevo viviendo la
sintonía con la vida como es. La ley de la compensación buena también funciona
aquí. En cuanto uno suelta una resistencia al amor, el vacío cuántico lo equilibra
con un regalo de amor, con un cambio para mejor su vida va a recibir algo nuevo,
una nueva probabilidad se va a materializar.

PODEMOS RECORDAR ESTA VISUALIZACIÓN DE BERT HELLINGER

TRAS EL 11 DE SEPTIEMBRE 2001

Cierra los ojos.


Imagina que andas conmigo en el reino de los muertos.
Miramos a los muertos, a las victimas y también a los asesinos, los miramos a
todos. Allí están, juntos.
Quizá se están mirando unos a otros, de ser humano a ser humano.
Las víctimas miran a sus asesinos, Y los asesinos miran a sus víctimas, hasta que
se dan cuenta que los otros son seres humanos, exactamente como ellos mismos.
Los asesinos abren sus corazones a sus víctimas, y las víctimas abren sus
corazones a los asesinos.
Entonces, apartan la mirada,
Y miran a lo lejos, tan lejos como el horizonte,
Y se inclinan.
De repente son conscientes de que, ambos víctimas y perpetradores, están en
manos de fuerzas mucho mayores que ellos. Ambos realizan que están al servicio
de algo mayor y están totalmente a su merced, mucho mas allá de sus propias
intenciones o sus miedos, esperanzas o proyectos.
También podemos imaginar lo que pasaría si los supervivientes, si las familias de
las víctimas y de los asesinos mirasen hacia el horizonte, y se inclinasen frente al
secreto que está mas allá de nosotros y se rindiesen a el completamente.Y nosotros
ahora nos inclinamos, junto con todos ellos, ante lo que es más grande.

* Resolver un conflicto * Brigitte Champetier de Ribes

"Ejercicio para sanar un conflicto o una tensión, con cualquier persona, con un
grupo, un asunto, una clase…

Se hace uno solo.

Esta herramienta adaptada de la PNL transforma la tensión en algo siempre mejor


para ambos. Los resultados son sorprendentes.

Defino dos lugares: uno para mí y otro para la persona, el asunto o el grupo con
quien tengo el conflicto.
Me coloco en mi lugar, imaginando delante de mí la persona con quien estoy en
conflicto. Resumo en una frase o una palabra lo que siento.
Me pongo en la otra persona, mirándome a mí. Y espero unos 10 o 15 segundos.
No más.
Vuelvo a ponerme en mí y me doy cuenta que algo ha cambiado ya.
Voy de nuevo en el otro, y así alternativamente, no más de 10 a 15 segundos en
cada lugar. No dejo que se transforme en una constelación, sólo se espera un
movimiento en cada paso. Solamente cuando estoy en mí puedo expresar o decidir
algo.
En algún momento surgirá abrazo, emoción o sensación de que se ha acabado.
Suele ser necesario un mínimo de tres vueltas."

*Recoger las joyas del pasado*


Ejercicio de Brigitte Champetier de Ribes
www.insconsfa.com
"Para reforzar un objetivo, una creencia, para vencer dudas sobre la propia
capacidad.

Definir la línea del tiempo: dibujar una línea en el suelo, señalando donde estarán
el pasado (1) y el presente (2), poniendo un papel (3) en el suelo para el momento
en que haya conseguido el objetivo y otro papel (4) para un momento posterior en
el que ya podrá vivir el efecto del objetivo conseguido.

Definir el objetivo, desde el presente, lugar (2). Describirlo con todo detalle, verlo,
sentirlo. Aclarar las creencias que lo sustentan.

Vivir el objetivo conseguido, en el lugar (3) viendo, escuchando, haciendo y


sintiendo mentalmente la realización del objetivo.

Vivir las consecuencias del objetivo conseguido, en el lugar (4), vives los
resultados de haber conseguido este objetivo.

¿Cuáles son les recursos que faltan para que el objetivo se pueda conseguir más
plenamente?
Fuera de la línea del tiempo, mira el punto 3; pensando en qué aspectos tuyos
necesitan ser reforzados, en cuanto a la consecución de este objetivo: tus actitudes,
tus capacidades, tus creencias, tus valores, tu identidad o cómo te defines a ti
misma, tu sentido de la vida.

Buscar experiencias de referencia en el pasado, como mínimo tres. Buscas tres


momentos del pasado en qué te sentiste al máximo de tus capacidades. Das un
nombre a cada experiencia pasada, y pones un papel para cada una en la línea del
tiempo entre tu presente y tu pasado.

Revives cada experiencia de referencia. Ponte en la experiencia más reciente,


cierras los ojos y la revives plenamente, viendo, escuchando, haciendo y
sintiéndolo todo mentalmente. Haces lo mismo con las anteriores.
Cuando llegas a la última, vas a revivir de nuevo cada experiencia, yendo esta vez
hacia el futuro, e integrando las joyas de cada experiencia dentro de tu cuerpo
siempre con el mismo gesto: recoges estas joyas del suelo y las integras en tu
corazón, repitiéndote: gracias a mi mismo por estas capacidades, por estos valores,
por ser así, y por la misión que me he dado .

En el presente (2) observar el objetivo y vivir el cambio que se ha efectuado en


cuanto a tus actitudes, tus capacidades, tus creencias, tus valores, tu identidad o
cómo te defines a ti misma, tu sentido de la vida.
Andas ahora por el futuro, entras en (3) y luego en (4) dándote el tiempo de vivir y
sentir el cambio."
Este ejercicio nos va a permitir encontrar paz con personas a las que no soportamos
y también nos ayudará a sacar un gran provecho de esta situación. Es para realizar
con personas que no son de nuestra familia. Por ejemplo con un presentador de la
tele que no soporto, o con un político con quien me pongo nerviosa, o con
imágenes que no aguanto de personas haciendo daño a otras o a animales.

Visualiza la escena en la que alguien hace daño a otro.


Mira al perpetrador y dile: “lo que rechazo de ti es lo que oculto de mi”.

Al cabo de un tiempo, miras a la víctima y le dices “gracias”.

Visualiza a la persona que no soportas, dile: “en ti me encuentro a mí mismo/a”.


¿Qué es lo que no soportas de esta persona? Defínelo en una sola palabra, como su
altivez, su alegría, su egoísmo, etc.
¿Y tú qué haces con tu…? Y te das cuenta que esta persona hace de espejo para ti,
o bien porque en efecto tú también tienes o haces lo mismo que ella, o bien porque
no te lo permites nunca, porque era mal visto cuando eras pequeña…

En caso de que no te lo permitas, mira a la persona y dile “te envidio”.

Y te dices “ahora decido permitirme ser … durante cinco minutos al día”.


*** La finalidad de mi malestar ***
Brigitte Champetier de Ribes
www.insconsfa.com

"En momentos de crisis, se puede hacer este ejercicio varias veces al día, es muy
sanador.

Se utiliza con un malestar persistente, reiterativo o especialmente limitante como


una angustia, una culpa, un miedo indefinido…

Localizas en tu cuerpo donde está el malestar, qué forma tiene, hasta donde
afecta…
Lo saludas, le agradeces estar aquí porque sabes que está al servicio de tu vida.

1. Los objetivos parciales


Preguntas ahora a tu guía: ¿Para qué ese malestar?
A los dos o tres segundos, tienes la respuesta y la tomas tal cual, al pie de la letra.
Puede ser algo concreto o una metáfora.

Ahora imagino que he conseguido este objetivo. (Tres segundos).


Vuelvo a preguntar a mi guía ¿cuál es el objetivo siguiente que tiene ese malestar
para mí?
De nuevo imaginas totalmente conseguido ese objetivo, aunque no sepa lo que
signifique…
Y a los tres segundos repites la pregunta al guía sobre el objetivo siguiente.

2. El objetivo último: el bienestar esencial


Hasta que en un momento dado, sientes que has alcanzado la finalidad última del
malestar: sensación profundamente diferente de bienestar, alegría, confianza,
fuerza, etc. Se trata de un estado de bienestar al que Bert Hellinger llama
metaemoción.
Si no estás seguro, preguntas a tu guía si has alcanzado esta finalidad última del
malestar.

Cuando la has alcanzado, la expandes por todo tu cuerpo.


Agradeces al malestar por estar al servicio de ese bienestar. Ese bienestar forma
parte de tu esencia, es tu forma de ser y estar presente en el mundo.

Llenas el lugar donde se encontraba el malestar con esa nueva sensación. Es


posible que no toda la sensación desagradable desaparezca.

3. El trauma que te separó del bienestar esencial


A ese bienestar le preguntas: ¿Qué edad tienes?
Y antes de tres segundos te vienen a la mente varios números. Te quedas con el
número más pequeño: la edad en la que perdiste ese bienestar…
Sin pensar, ni analizar, pides a tu guía que te lleve a ese momento de tu infancia.
En tres segundos estás en esa remota época, frente a algún conflicto que en ese
momento no pudiste integrar.
Sin saber de qué se trató, dices ¡Por favor que reciba ahora mismo todos los
recursos que necesito para franquear esa prueba con mi bienestar íntegro!
Soy uno con mi bienestar y con el crezco hasta el día de hoy.
En unos segundos sientes que has vuelto a hoy.

4. Transformación de los objetivos parciales


Miras con gratitud tu bienestar esencial y frente a cada objetivo parcial dices:
Que te llenes ahora de mi bienestar esencial adulto hasta transformarte.
Al cabo de unos pocos segundos algo te dice que ya se ha cumplido, ese objetivo
parcial se ha transformado y lo percibes.

Ahora repites lo mismo con el objetivo anterior.


Hasta llegar al malestar primero.

5. Sumergirse en el bienestar esencial


Ahora miras lo que queda del malestar original y lo llenas de ese bienestar esencial
adulto, y te das cuenta que ahora sí, todo se ha transformado (2).

Expandes esta nueva sensación por todo tu cuerpo y más allá de tu cuerpo.
Si puedes te quedas unos minutos recogido, en silencio, disfrutando profundamente
de ese nuevo estado"

Adaptación del magistral ejercicio de PNL Transformación Esencial creado por los
Andreas (1).

________________________________

(1) ANDREAS Connirae y ANDREAS Tamara: La transformación esencial: Un


revolucionario proceso para alcanzar nuestra identidad esencial. Ed. Gaia, Madrid
1998.

(2) Si no fuera el caso, si quedase una parte de malestar o hubiera aparecido un


nuevo malestar durante el ejercicio, se vuelve a empezar el ejercicio con el nuevo
malestar. La sanación será más potente todavía.
La Fuerza De Mi Amor Y De Tu Amor Cambiarán Al Mundo.

AMA A UN HOMBRE
CUANDO CUYA ALMA LLAME A LA TUYA CON TOTAL CLARIDAD

Si quieres cambiar el mundo… ama a un hombre… realmente ámalo…

Ama al hombre cuya alma llame a la tuya con claridad


al hombre que te ve… al que tiene suficiente coraje como para tener miedo…

Acepta su mano y guíala suavemente hacia el fondo de tu corazón donde él pueda


sentir tu calidez y descansar… y quemar su pesada carga en tu fuego…

Míralo a los ojos… encuentra a sus padres y abuelos y esas guerras donde sus
espíritus lucharon… en tierras lejanas en tiempos remotos… encuentra sus dolores
y peleas y tormentos y culpas sin juicio… y déjalo todo ir… suéltalo… siente su
carga ancestral…

lo que busca es un refugio seguro en ti… déjalo derretirse en su firme mirada


sabiendo que no necesitas espejar esa furia… porque tienes útero… una puerta
profunda y dulce… para lavar y renovar viejas heridas…

Si quieres cambiar el mundo… ama a un hombre… realmente ámalo…

Siéntate delante de él… en la plena majestuosidad de tu femineidad… en el aliento


de tu vulnerabilidad… en el juego de tu infantil inocencia… en las profundidades
de tu muerte…
invítalo a florecer… suavemente entregada… y permite que su poder masculino de
un paso hacia ti… y nadar juntos en el útero de la tierra en silencioso saber…

y cuando se retire …porque lo hará… escapando asustado a su cueva… reúne a tus


abuelas en torno a ti… envueltas en su sabiduría… escucha sus tiernos susurros…
calmando tu asustado corazón infantil… invitándote a la quietud… y esperar
pacientemente su retorno… siéntate y canta junto a su puerta… una canción de
remembranza… de que puede calmarse una vez más..

Si quieres cambiar el mundo… ama un hombre… realmente ámalo…

no engañes a su pequeño niño…con astucias y artimañas y seducción y brujería…


sólo para dejarlo atrapado en una red destructiva de caos y odio mas terrible que
todas las guerras que pelearon sus hermanos… eso no es femenino... es
venganza…es el veneno del linaje corrupto… del abuso de las eras… de la
violación de nuestro mundo…

eso no le da poder a la mujer… sino que la reduce mientras lo castra y nos mata a
todos… y si su madre no lo pudo sostener muéstrale una verdadera mujer ahora
dale sostén y guíalo con tu gracia y profundidad… ardiendo en el centro mismo de
la tierra...

no lo castigues por sus heridas que no responden a tus necesidades o a tus


criterios… llora dulces ríos por él… lleva toda esa sangre de regreso a casa…

Si quieres cambiar el mundo… Ama a un hombre…realmente ámalo…

Amalo hasta desnudarte y sentirte libre…


Amalo hasta abrir tu cuerpo y alma al ciclo de nacimiento y muerte…
Y agradécele la oportunidad… mientras danzan juntos a través de furiosos
vientos… y bosques silenciosos…
Sé tan valiente como para ser frágil… y déjalo beber de los suaves y
embriagadores pétalos de tu ser…

Déjale saber que puede sostenerte… pararse y protegerte… déjale caer en sus
brazos confiando que puede tomarte… aún si te han dejado caer miles de veces
antes… enséñale a rendirse… rindiéndote… y únete al dulce vacío del corazón del
mundo..

Si quieres cambiar el mundo…Ama a un hombre… realmente ámalo…

anímalo… nútrelo… permítele… escúchalo… dale sostén… dale sanación…


y tú… a cambio serás nutrida… sostenida y protegida… sé brazos fuertes y
pensamientos claros y flechas apuntadas… por que él puede… si lo dejas ser todo
lo que sueñas…

si quieres amar a un hombre…amate a ti misma…ama a tu padre… ama a tu


hermano… a tu hijo… a tu ex pareja… ama desde el niño a quien has besado por
primera vez… hasta el último por quien has llorado... agradece los regalos de tu
camino… hasta este encuentro con el que tienes frente a ti ahora… y encuentra en
él la semilla… de todo lo que es nuevo y solar…
una semilla que puedes nutrir para ayudar a plantar y cultivar un nuevo mundo
juntos…

LAUREN WILCE

Oración a los ancestros

Visualiza a tu familia y respira profundo antes de hacer esta oración centrándote en


tu corazón)
Hoy me encuentro feliz de volver a verlos y desde mi corazón abro mi amor y alma
a este movimiento. Mamá y Papá gracias por la vida, sin ustedes no estaría aquí
viviendo este maravilloso regalo. Gracias, Gracias, Gracias.

Abuelos y Abuelas sus experiencias llegaron a mi a través del amor que viaja en la
familia, se que pagaron un precio alto, gracias por todos los dones que me han
dado en amor. Gracias por sus sacrificios, gracias por llevar esas cargas tan
pesadas, solo para que mi camino sea más ligero hoy. Con ustedes los grandes y
maravillosos abuelos y abuelas dejo lo que no me corresponde cargar, y ahora solo
me voy con lo mío.

Querid@s ancestr@s hola soy yo ____________ hoy que los veo, quiero decirles
que les doy un lugar en mi corazón y en esta familia. Que los honro y amo. Y que
sin juicio veo sus vidas como un hermoso camino de aprendizajes que llego hasta
mi, para traerme el más maravilloso de todos los regalos la vida y la familia. Los
amo.

A todos los que hicieron un gran bien o un mal a mi familia les bendigo y también
les doy un lugar ustedes pertenecen porque son parte de nuestra historia familiar.
Gracias

A todos los que no fueron vistos o se alejaron les digo ustedes también pertenecen.

Y a esos que mi corazón mira sin yo saberlo les digo: Los veo y honro el destino
que su alma tomo. Honro lo que hicieron, y desde el silencio de mi corazón me
identifico tanto con ustedes, que he querido seguir sus pasos. Hoy veo que sus
pasos fueron maravillosos asi como fueron y que no hay nada que hacer. Yo solo
soy el pequeño y me corresponde hoy tomarlos en su grandeza. Gracias, Gracias,
Gracias.
Hoy voy a la vida, con toda su fuerza y tomo todo de ustedes. Caminando a mi
felicidad escucho sus bendiciones y logro sentir en mi interior una alegria que
proviene de todo su amor.

(Visualiza a toda tu familia frente a ti y has una reverencia honrándolos y siente y


recibe sus bendiciones)

Cristina Carbonell

LOS CUATRO MIEDOS DE LA VIDA


Tomado de Kapulli y Temazcal, antigua sabiduría Tolteca.

Miedo a la Soledad
Hay dos opciones que se pueden considerar:
La primera es que el ego trabaja en su banal causa de hacerte creer que realmente
estás sólo, que tu estás unido a los demás con el fin de sentirte protagonista de la
vida y encontrar el reconocimiento, en todos los niveles que te imagines, en la
familia, en la pareja, en el grupo de amistades, en el trabajo y en la sociedad.

La segunda opción es que el Espíritu desea que recuerdes que eres parte de una
Totalidad.
Que tú siempre estás unido a la energía integradora de Dios, que se manifiesta en
una llama interior que tú posees, una luz que debes expandir. Cuando le das fuerza
a esa luz interior, comienzas a mirar con los ojos de tu corazón y empiezas a ser
consciente de que siempre tienes compañía. Es la compañía con tu ser interior y
con tu Creador Supremo. Llegarás a comprender que la soledad es una maravillosa
oportunidad de la vida para compartir contigo mismo; y justamente en este
momento, empezarán a aparecer aquellas personas que vibrarán con tu misma
sintonía e intensidad.

Miedo a la Escasez
Superarel miedo a estar escaso, sin dinero u oportunidades para ser cada vez más
abundante, requiere de un trabajo contigo mismo. Debes darte la oportunidad para
considerar que tus emociones sientan ese “deseo de merecer lo mejor para tu vida”.
El sentimiento de víctima, es una señal de que el fantasma del miedo está
invadiéndote. Hay una palabra de siete letras que, cuando la repites, empieza a dar
claridad al estado de abundancia que hoy tienes.
Esta palabra es “GRACIAS”. Cuando agradeces por todo cuanto tienes en este
momento y por lo que llegará a ti, comienzas a ser perceptible de todas las cosas
que Dios te ofrece cada día. Gracias Dios por abrir los ojos este día de hoy, por
poder respirar un día más. Gracias por la cama donde duermo, por las situaciones
que parecen adversas; pero me dejan sabiduría. Gracias Dios por la sonrisa que me
regaló esa persona que no conozco. Gracias Dios por tener trabajo, por la comida
caliente, por la taza de café. Agradece y, en poco tiempo, todos tus deseos
comenzarán a materializarse.

Miedo a la Enfermedad
La enfermedad es un desequilibrio de tu estado de conciencia. Cuando empiezas a
sentirte débil, está claro que perdiste tu fortaleza interior. “Enfermedad”, es una
palabra compuesta del latín “in-firmus”, que significa “Sin Firmeza”.

Si comienzas a erradicar las auto-culpas, estarás dejando las cárceles del saboteo
mental y te liberarás de estas ataduras.

El filósofo Platón dijo: “mente sana en cuerpo sano”. Piensa positivo respecto de ti
mismo. La enfermedad se contagia, como se puede contagiar la salud. Reconcíliate
con el pasado, perdona íntimamente en tu corazón todos los sucesos de dolor y
llena tu corazón de alegría y paz. Permanece también en silencio, porque Dios te
hablará en este espacio de meditación.
El remedio para la enfermedad es el Amor. Te darás cuenta que, de todos los
medicamentos, el amor también crea adicción. Conviértete en un “adicto al amor”
y estarás cada vez más sano y lleno de vitalidad. El mundo necesita que estés
saludable, para poder cumplir tu rol de ser un gestor de cambios en este mundo,
que necesita curar su alma.

Si hay algo de lo que podemos estar seguros es que, cuando Dios lo disponga,
partiremos de esta vida. Cuando el médico nos da la primer nalgada para que
comencemos a respirar, se activa la cuenta regresiva; ese tic-tac que nos indica que
vamos yendo hacia el día que debamos parar. Es por eso que la vida es un
constante “Pre-parar”, es decir, una invitación a trascender en cada instante vivido,
hasta que llegue tu turno de “parar”.
Miedo a la Muerte
Cierra tus ojos un momento e imagina que hace una semana que has muerto y que
estás en el cementerio visitando tu propia tumba. Miras tu lápida y lees tu nombre,
tus fechas de nacimiento y de partida de este mundo. A continuación, piensa en
cuál es la frase que escribiría la humanidad acerca de ti, en tu propia lápida.¿Qué
dirían de ti? ¿Que fracasaste en muchas de las áreas de tu vida?; ¿Que la gente
agradece que hayas partido, porque les hiciste la vida amarga?; o ¿Que sienten
profundamente tu partida y que dejaste un espacio vacío en la humanidad, que
nunca nadie podrá llenar?
Escribe en un papel que es lo que deseas que quede grabado en la piedra, cuando
partas de este mundo. Trabaja, día tras día, para acercarte a este enunciado que
declaras. El miedo a la muerte se supera, cuando tu meta es proyectarte en la
Trascendencia de tu amor sin condiciones, que vivirá en la memoria y los
corazones de quienes hiciste contacto en la vida.

TALLER CONSTELACIONES FAMILIARES

¿Te ha impactado tu constelación familiar? ¿Y ahora qué sigue?


Cuando te realizan una Constelación Familiar, suelen quedarte muchas dudas
y algunas veces no tienes dónde aclararlas o a quién preguntarle. He pensado en ti,
creando una lección introductoria a las Constelaciones Familiares, es mi regalo de
navidad para ti (Es Gratis)
Las Constelaciones Familiares han marcado la diferencia en mi vida, así como la
de muchas personas alrededor del mundo y algunas veces luego de ser constelado,
surgen muchas dudas. ¿Quieres saber qué hay más allá de la constelación
familiar? ¿Cómo se aplican los órdenes del amor?
Estoy segura que te gustaría comprender en profundidad lo observado en
tu constelación familiar, por eso quiero abrirte la puerta para que
puedas experimentar por ti mismo una de nuestras 100 lecciones
de constelaciones familiares.
¡Sí quiero ingresar a la primera lección! ¿Qué lograrás con esta lección?

Comprender las dinámicas observadas en tu propia constelación familiar

Realizar actividades que te permitan interiorizar tu propias constelaciones

Reflexionaras sobre las dinámicas del árbol familiar y sus consecuencias

Tener una visión más amplía de las Constelaciones Familiares

Conocerás nuestro modelo de lecciones

Al yuxtaponer la engañosa perspectiva científica moderna del corazón como mera


bomba de sangre, con la versión histórica del corazón como símbolo del amor y
centro de sabiduría innata y carácter humano, es fácil darse cuenta que clichés
como “te amo con todo mi corazón” o “mi corazón reboza de alegría” son sabias
referencias poéticas de verdades ancestrales que el paradigma cuántico de la
energía está desvelando y ya ha comprobado biológica y científicamente. A grado
tal que la relevancia del corazón como el órgano más importante del cuerpo está
siendo reivindicado incluso por sobre el cerebro humano.

El Corazón: Órgano De La Verdad Humana

Mucha gente piensa que el corazón es sólo una bomba de sangre, pero nada está
más alejado de la realidad. Para los antiguos egipcios el corazón era un órgano de
la verdad. El corazón es capaz de decir la verdad sobre cómo nos sentimos o si lo
que pensamos es cierto o equívoco. Cuando mentimos, por ejemplo, nuestro
corazón se acelera. De hecho, el corazón humano tiene neuronas, similares a las
del cerebro, y el corazón y el cerebro están interconectados, creando un todo
emocional simbiótico. El cerebro humano no es la única fuente de emociones. El
corazón y el cerebro trabajan juntos en la producción de emociones.

El corazón humano está adquiriendo cada vez mayor relevancia en el ámbito del
conocimiento. El revolucionario Instituto HeartMath, que trabaja desde los años
1980’s, realizó experimentos sumamente relevantes hace dos o tres años. Fue así
como el corazón empezó a tomar relevancia como el órgano más importante del
cuerpo humano, incluso superando al cerebro.

De acuerdo a las investigaciones del Instituto HeartMath, el campo


electromagnético que proyecta el corazón humano hacia fuera puede llegar hasta
una distancia de cinco metros. El cerebro también tiene un campo
electromagnético, pero es mucho más pequeño. Esto es muy importante porque la
información y la energía se transmiten a través de esos campos electromagnéticos
toroidales. Esa es la forma que tiene el corazón de enviar información primero al
ADN humano y después a todos los sistemas del cuerpo (endocrino, linfático,
circulatorio, digestivo, etc.). El corazón también transmite información al lóbulo
frontal del cerebro, y lo más curioso es que el envía información con una
anticipación de 4.5 segundos. El corazón puede anticiparse a lo que va a pasar,
antes que el cerebro. Y del corazón depende toda la salud física y psicológica del
ser humano.

La Coherencia Cardíaca

Todo ser humano debería buscar lo que el Instituto HeartMath llama “la coherencia
cardíaca.” De ella depende que la información que el corazón transmite a través de
su campo electromagnético sea una información coherente. La coherencia cardíaca
se logra gracias a las emociones coherentes (que no es necesariamente lo mismo
que emociones negativas o positivas).

Cuando el corazón recibe emociones coherentes transmite información coherente a


través de su campo electromagnético. Al transmitir información coherente, los
sistemas del cuerpo funcionan de manera coherente; si se transmite información
incoherente, los sistemas del cuerpo se vuelven incoherentes y el organismo puede
enfermase tanto físicamente como mentalmente. El ser humano no puede darse el
lujo de tener emociones caóticas e incoherentes.

“El corazón debe experimentar emociones coherentes, pues sus campos


electromagnéticos afectan de manera directa el ADN y todas las células de todos
los sistemas fisiológicos. Por ello es necesario abandonar el ego y sus
negatividades o exaltaciones caóticas y vibrar con emociones coherentes buscando
la coherencia cardiaca (o resonancia) para poder comunicarnos de manera
eficiente.” (Carlos Delfino en Libre Conciencia)

El campo magnético del corazón está acoplado a campos de información que no


están limitados a las clásicas barreras de tiempo y espacio. Estas evidencias vienen
de rigurosos estudios experimentales que investigan la hipótesis de que el cuerpo
recibe y procesa información acerca de eventos futuros antes que estos realmente
sucedan. Los resultados de dichos estudios proveen sorprendentes datos que
muestran que tanto el corazón como el cerebro reciben y responden a pre-estímulos
de información acerca de eventos futuros. Además, hay indicaciones de que el
corazón recibe información intuitiva antes que el cerebro y que el corazón envía
diferentes patrones y señales al cerebro, y así lo determina.

La Coherencia Cardíaca Y El Universo Interconectado


De todas las teorías científicas del universo que emergieron del siglo XX, la más
relevante —y útil al ser humano— es la que dice que todo el universo está
interconectado y en coherencia. Coherencia implica orden, estructura, armonía y
alineación con y entre sistemas, ya sean átomos, organismos vivos, grupos sociales,
planetas o galaxias.

La mayoría de las personas saben lo que es sentirse en estado de armonía o en un


estado alterado. Cuando nuestro corazón, mente y cuerpo se encuentran en un
sentimiento de unidad, logramos ingresar en un estado donde nos sentimos
conectados no sólo con lo más profundo de nosotros mismos sino con los demás,
incluso con la Tierra. Llamamos a este estado de conectividad interna y externa:
coherencia.

Coherencia se refiere a la totalidad, donde el todo es más que la suma de las partes
individuales. Para que un sistema funcione debe tener la propiedad de coherencia
global, en este caso nuestros sistemas físico, mental, emocional y social. Sin
embargo, la eficiencia de la energía y el grado de coordinación en las acciones de
cualquier sistema puede variar ampliamente, saliendo del estado de coherencia.

Esto es justamente lo que el premio Nobel de química, Ilya Prigogine, llamó


“sistemas alejados del equilibrio” estableciendo las leyes particulares de los
mismos. Los seres humanos vivimos en uno de esos sistemas, también conocido
como “la matrix” o “la cárcel del alma.” La buena noticia es que se puede escapar
de este sistema y también se pueden lograr cosas tan maravillosas e inconcebibles
para el paradigma materialista-mecanicista, que eso sería un peligro para la élite
global que controla este sistema.

¿Por Qué La Medicina Occidental Aún No Reconoce El Conocimiento De La


Emoción Coherente Del Corazón?
La medicina tradicional occiental no acepta este conocimiento por encontrarse
anclada al paradigma mecanicista-materialista en que la ciencia tradicional se
fundamenta. Esto lo saben bien los biofísicos experimentales que trabajan en el
nuevo paradigma científico cuántico-holográfico, que es un paradigma que
concluye —de manera científica— que la materia no existe en sí, sino que es
energía de baja densidad.

Para la ciencia cuántica, todo es energía, y debe abordarse como tal. Y el hecho
que todavía sigamos anclados en la inercia del viejo paradigma mecanicista de la
materia se debe a que las élites que controlan el planeta lo siguen promoviendo
como vehículo para impedir que el ser humano pueda dar el salto cuántico que
permita la ascención de la conciencia.

El Nuevo Paradigma Científico

Para el nuevo paradigma cuántico-holográfico, también conocido como paradigma


de la energía, el ADN humano no sólo produce proteínas. Pjotr Garjajev, un
científico ruso que estudió la la totalidad del genoma humano, afirma que el ADN
es un sistema cuántico macroscópico que se regenera. De acuerdo a esto, el
reconocido físico Sir Roger Penrose y el médico Hameroff establecen que la
conciencia no surge de la complejidad neuronal, sino que la conciencia es todo lo
que hay, y se asienta en todas las células del cuerpo.

“Penrose y Hameroff trabajaron juntos y descubrieron que en cada una de nuestras


células, y no solamente en las neuronas, sino también en el citoesqueleto que son
los microtúbulos de polímeros que están en cada una de nuestras células, allí se
asienta la conciencia de forma cuántica. Así que todas las células de nuestro cuerpo
piensan, y también las que están en el campo bioenergético. El alma está en todo el
cuerpo, está en el campo bioenergético, y a su vez el campo bioenergético está
entrelazado con el vacío cuántico, es decir, con la conciencia absoluta. Ese es el
paradigma que estamos tratando de difundir.” (Carlos Delfino en Libre
Conciencia).

Gracias a estos fundamentos de la nueva ciencia cuántica de Penrose y Hameroff,


el catedrático ruso Dr. Konstantin Korotkov pudo desarrollar el método Korotkov
VDG para ver la conciencia. Para ello, inventó una cámara llamada “Cámara
Kirlian” que es capaz de fotografiar energía solamente, a la cual agregó un método
de visualización por descarga de gas (VDG). Es decir que descargando un gas y
tomando la foto con esa cámara logró fotografiar el alma (término religioso) o la
conciencia (término científico) humana al salir del cuerpo.

Emociones Negativas Intensas Son Un Riesgo Para La Salud

La relación entre el cerebro y el corazón puede verificarse al observar cómo la


perspectiva mental y emocional determina la salud —especialmente la salud del
corazón. La ira intensa, por ejemplo, eleva cinco veces el riesgo de ataque al
corazón, y tres veces el riesgo de derrame cerebral.

El dolor intenso después de la pérdida de un ser querido incrementa el riesgo de


tener un ataque al corazón. El día siguiente a la pérdida el riesgo es 21 veces mayor,
y se mantiene seis veces más alto que lo normal por algunas semanas.

Estudios también muestran que la gente expuesta a experiencias traumáticas, por


ejemplo, veteranos de guerra, damnificados por desastres naturales o financieros,
registran tazas más altas de problemas cardíacos que la población general.

Una Actitud Positiva Puede Reducir El Riesgo Ataque Al Corazón

Así como las emociones negativas tienen el potencial de dañar el corazón, las
emociones positivas pueden sanarlo. En un estudio, de cerca de 1,500 personas con
alto riesgo de padecimiento de arteria coronaria, aquellos que reportaron ser
alegres, relajados, satisfechos con la vida, llenos de energía, redujeron en un tercio
eventos coronarios como ataques de corazón. Aquellos con el riesgo más alto de
eventos coronarios registraron una reducción de cerca del 50% de riesgo.

Otros estudios han reportado que:

El bienestar psicológico está asociado con la reducción consistente de riesgo de


padecimiento coronario del corazón.

La vitalidad emocional puede proteger a hombres y mujeres de riesgo de


padecimiento coronario del corazón.

Pacientes alegres con padecimientos cardíacos viven más que los pacientes
pesimistas con padecimientos cardíacos.

Personas muy optimistas tienen riesgo menor de morir por cualquier causa, así
como riesgo menor de morir por un ataque al corazón en comparación con
personas negativas.

Terapéutica De La Coherencia Cardíaca

Las investigaciones del Instituto HeartMath han demostrado que los cambios en el
ritmo cardíaco, llamados también variabilidad de ritmo cardiaco (VRC), reflejan el
estado emocional del ser humano. De acuerdo a esta lógica, todo ser humano debe
alcanzar lo que se conoce como la coherencia cardiaca:

Encontrar el propio patrón de ritmo (la estructura en los cambios de pulsos en


períodos de tiempo y no el pulso cardiaco en un momento específico), sin
racionalizarlo y tener una técnica para volver la VRC a la normalidad. Esto se
puede lograr mediante los ejercicios que promueve el propio Instituto HeartMath, y
también con terapia de sonido, con música, cantos, solfeggios, sonidos ancestrales
y la frecuencia 432 Hz.

Debemos buscar la coherencia cardíaca para proteger la salud, ya que todo el ADN
está en resonancia con las ‘ondas de sonido’ del corazón. El corazón debe también
experimentar emociones coherentes para que el campo electromagnético toroidal
pueda entrelazarse con el Vacío Cuántico, y con la totalidad del universo, para
facilitar así el proceso del despertar de la conciencia y salir definitivamente de la
mátrix materialista-mecanicista en que vivimos.

Fuente: Mente Alternativa

Movimiento de la energia sexual (dos personas consteladores)

Para que sientas tu energía sexual, haz este ejercicio: toma las plantillas,

1. E.S. Biologica-fisica

2. E. S. Mental

3. E. S. Emocional
4. E. S. Espiritual-Energética

5. Energía Perpetradora

Pones las plantillas una al lado de la otra (sin saber cuál es cuál, puedes poner
papelitos debajo de cada una con los nombres aleatoriamente), y la plantilla
perpetradora al frente de ellas.

Luego sin pararte en alguna aun, observas y percibes en tu cuerpo cuál de esas te
llama más la atención y cuál menos, entonces te colocas primero en la que menos,
percibes las sensaciones en tu cuerpo y luego en la que más, percibes las
sensaciones, pasas a las otras que no tomaste en cuenta, no te pares en las del
perpetrador todavia. Anota lo que sientes en cada plantilla sin revisar cuál es su
nombre, vas a sentir al máximo y es posible que sientas excitación, es normal, la
energia esta presente.

Luego de eso te paras en las de el perpetrador, percibes su energia y teconectas con


ella y desde alli observas a las otras, y percibes cuál te atrae más y cuál menos,
anotas.

Luego vas a colocar en este orden las plantillas, una arriba de la otra.

Abajo, la que más te movió, excito, genero fuerza. Luego las otras y de último la
que menos te gustó. Te paras allí y percibes, anotas.

Ahora colocas la del perpetrador encima de las otras y vuelves a percibir y sentir, y
comienzas tu trabajo de ordenar, sanar, amar, integrar
Y ahora si vas a revisar cual fue cada una y lo que sentiste, para tomar consciencia
de como se mueven tus energias.

Es un ejercicio que se hace con otra persona si es constelador mejor, de confianza


por lo que se puede mover, ya que el otro constelador será el perpetrador y actuará
en consecuencia para mover la energia necesaria para mostrarse, equilibrar y sanar.
Desde lo terapéutico totalmente.

Al aprender tu cuerpo a reconocer la energia sexual, la puedes comenzar a utilizar


de manera equilibrada para manifestar en tu vida, para atraer aquello que requieres
estar en sintonia, es la energia manifestadora por excelencia...

Frases

"Quédate en tu cabeza y estás muerto" (A.R.)

Si solo usas tu mente para sentir, tu corazón deja de latir (m.t.)

EL DINERO, UNA CONVERSACIÓN CON ESTA SORPRENDENTE


ENERGÍA.

1.- ¿De qué depende nuestra cuenta bancaria?

Es posible que todavía no lo hayas descubierto, pero todo está en función de lo que
sucedió en la familia, de su historia.

El árbol genealógico forma nuestra CONCEPCIÓN DEL DINERO y del territorio.


Desde la infancia, la familia inyecta en nuestras mentes sus deseos en forma de
temores. Por tanto pregúntate sobre esos temores y tal vez puedas responderte la
pregunta.
2.-Nuestra sociedad tiene una actitud extraña respecto al dinero: lo quiere y lo odia
a la vez.

El dinero en nuestra sociedad tiene mucho que ver con el pecado. El dinero es un
poco como un espejo, como el cuerpo que lo carga todo. Le han lanzado todo tipo
de proyecciones negativas y está todo sucio. Cuando considero que el dinero es
algo sucio, entonces me prohíbo ganarlo.

Cuántas veces hemos escuchado “¡qué asco de dinero!”, incluso una coplilla suena
“…el dinero, el que inventó los dineros castigo se ha merecido…”. Algunas
familias transmiten generación tras generación la creencia de que es incompatible
ser rico, con triunfar en otras facetas de la vida, como el amor.

3.- Hay quien dice que el dinero da la felicidad.

La felicidad no es dinero, no es un objeto. Es un don que se da al otro.

Lo importante es sentirse con el derecho a la prosperidad, no poner límites a lo que


se puede poseer o no. El límite de lo que poseo es un límite mental, igual que las
fronteras entre los países, cuando sé que todo lo que hay en el Universo es de todos
por igual.

4.- ¿Qué hay de malo tener dinero en el banco por si vienen las vacas flacas?

El dinero es como la sangre, si no circula provoca enfermedades. Hay personas que


establecen la prioridad en el ahorro, en no gastar ni un centavo. Son las personas
que no invierten, sólo acumulan. La obesidad sería un síntoma de esa disposición.
Es lo que ocurre cuando tenemos mucho dinero guardado pensando en el futuro,
donde el miedo al futuro no es otra cosa que desconfianza en el presente.

5.- ¿Tan malo es acumular dinero?

Añada un ejemplo para poder entenderlo

¡Va contra nuestra prosperidad acumular! Es preciso dejar un espacio, un vacío,


para que cosas nuevas lleguen a nuestra vida. Deshacernos de todo lo inútil que
arrastramos, limpiemos los cajones, los armarios, el cuarto de trabajos, el
garaje…Demos lo que ya no usamos.

Hay un buen ejemplo en el funcionamiento de tu corazón. Bombea sangre sin parar


durante toda tu vida y nunca guarda nada…vacía para poder llenarse nuevamente.
Por cierto, hay un cuento muy sabio que te aconsejo leer este cuento: Usted ha de
dar toda el agua primero.

6.-Pero lo que escuché decir a mis padres es: “no tires nada, que más tarde puedes
necesitarlo”

La actitud de guardar un montón de cosas inútiles nos encadena. No son los objetos
guardados los que estancan nuestra vida sino el significado de la actitud de guardar.
Cuando se guarda, se considera la posibilidad de falta, de carencia, se cree que
mañana podrá faltar, y que no tendrás manera de cubrir esas necesidades. Con esa
idea, le estás enviando dos mensajes a tu cerebro y a tu vida: que no confías en el
mañana y que piensas que lo nuevo y lo mejor no son para ti.

7.- ¿Cuál es el aspecto positivo del dinero?


Para tener dinero hay que aprender a amar el dinero, sabiendo que es una energía
que puede ser mal o bien empleada. El Diablo es el símbolo del dinero mal
utilizado y Dios simboliza el buen uso del mismo. Comienza por ponerle un precio
a tu hora de trabajo, es decir de vida.

8.- De lo que dice, deduzco que tenemos que ganarnos la vida

La vida no se gana, se vive. Decidirnos a dejar la infancia que es un continuo pedir


y convertirnos en adultos que es un continuo sembrar.

9.- ¿El dinero puede identificar nuestro nivel de conciencia?

Sí. Hasta que no ganamos dinero usando nuestro talento creativo no podemos
considerarnos adultos. En general, vivimos en una sociedad infantilizada y como
niños sólo sabemos pedir (pedimos al Estado-papa que solucione todas nuestras
preocupaciones)

10.- Pero no me negará que vivimos en una sociedad basada en el consumo.

Consumimos porque creemos que hay un vacío en nuestro interior y lo llenamos


comprando compulsivamente. Incluso llegamos al coleccionismo cuando las cosas
se salen del tiesto. Si quieres saber lo que significa el tema del coleccionismo
pincha aquí, no me apetece repetirme.

11.- ¿Todo el dinero tiene el mismo valor?


Te contaré lo que dice Alejandro Jodorowsky: “el dinero tiene un valor económico
y otro emocional”. No vale igual el dinero de una herencia que el dinero del
emigrante. No es lo mismo el dinero del nuevo rico, que el del avaro. Hay mucho
dinero distinto: el dinero aristócrata, el culpable dinero católico, el orgulloso dinero
protestante o el dinero incestuoso.

12.- Temo quedarme en la miseria, ¿qué puedo hacer desde la perspectiva de la


psicogenealogía y la psicomagia?

Un ejemplo de la psicomagia consiste en que si temes quedarte en la miseria, te


envían a mendigar a una ciudad para que vivas tu miedo y así lo superes. Viajas a
una ciudad que esté a unos 200 Km. de la tuya en autobús, pero sin dinero para
volver…con lo que vas a tener que mendigar para recaudar el suficiente dinero y
así poder pagar el billete de vuelta. (Un acto que nos obliga a enfrentarnos a lo que
más terror nos provoca)

13.- Podría darme un último consejo respecto al dinero

Dice un proverbio chino: El ayer es dinero gastado. El mañana es dinero por venir.
Usa, pues, el día de hoy, que es dinero en efectivo.

Alejandro Jodorowsky