Anda di halaman 1dari 1

Meditación de honra al excluido

En este momento consciente y amorosamente dejo ir aquellas historias, secretos,


emociones y lealtades que originaron esta situación, aun cuando no las recuerde,
aun cuando no te reconozca, mi alma sabe que fuiste el primero en mostrarme lo
que había que sanar en el sistema familiar, mi alma y tu alma decidieron
encontrarse para sanarnos.

En este momento no se cuál es el origen, no sé quién eres, no sé qué ocasiono


tanto dolor para que lo mostraras de esta manera, solo siento la lealtad hacia ti
que nos une, este amor ciego a nuestro sistema familiar y por eso me paro a tu
lado para que todos, todos en la familia te puedan mirar, te puedan honrar, puedan
darte el lugar que te corresponde entre nosotros.

En este momento miro por igual a perpetradores y víctimas de mi sistema familiar,


aquellas historias de las que no se habla, que han dolido tanto que prefieren callar.
A todas las honro y las dejo donde pertenecen, en el pasado. A ti como el primer
excluido, estoy dándote tu lugar, en nombre de mi hijo@ te libero y me libero de
cualquier atadura de dolor, de enfermedad, en cualquier tiempo y espacio del
universo que nos pueda unir, y puedo mirar a las células de mi cuerpo, del cuerpo
de mi hij@ sanar, renacer, regenerarse y multiplicarse en y desde el amor a todo y
a todos. Hoy podemos tomar la salud y la vida como parte fundamental de nuestra
historia y dejar que se asiente su energía, su esencia en nosotros.

Ahora te miro con respeto y amor, ahora puedo reconocer tu sacrificio y tu


decisión de mostrarmos el amor a través del sufrimiento, gracias a tu decisión y a
la mía muchos sanaran y otros podrán vivir sin trauma ni dolor.

Gracias por tu servicio, por tu entrega, te honro infinitamente por lo que muestras
a todos, a mi especialmente, por lo que he podido aprender de ti, reconociéndome
san@, reconociéndote en tu historia de amor.

Ahora si puedo avanzar a lo que si es mío, a crear mi propia historia como sólo yo
la puedo, a liberar a mi hij@ de mirar y revivir esos sucesos, hacer la paz con todo
y todos, desde mi lugar y mirando hacia la vida, delante de mi, gracias...