Anda di halaman 1dari 4

ARQUIDIÓCESIS DE VALENCIA

PARROQUIA “CRISTO REY”


GUACARA

RITUAL PARA LLEVAR


LA COMUNIÓN A LOS ENFERMOS.
PARA EL MINISTRO EXTRAORDINARIO DE LA
SAGRADA COMUNIÓN

ABRIL 2017
ORACIÓN. RITOS INICIALES.
Ministro: Señor, Dios Padre bondadoso, te pedimos con fe viva que el
Cuerpo de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que nuestro hermano (a) (El Ministro se persigna y saluda a los presentes, en ningún momento debe alzar la mano
acaba de recibir, le conceda la salud corporal y la salvación eterna. Por como el Sacerdote).
Jesucristo Nuestro Señor. Amén. Ministro: En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.
Todos: Amén.

RITO DE CONCLUSIÓN. (El Ministro se persigna, sin trazar la cruz en SALUDO.


el aire).
(iniciar con uno de los siguientes saludos).
Ministro: El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro Ministro: La Paz del Señor a esta casa y a todos los aquí presentes.
y nos salve, tenga piedad de nosotros y nos de su paz. Hermanos, bendigamos al Señor, que nos invita
Amén. (o bien) benignamente a la mesa de la Palabra y del Cuerpo de
(o bien) El Señor omnipotente y misericordioso, Padre, Hijo y Cristo.
Espíritu Santo, nos bendiga y nos guarde. Amén.
Todos: Bendito seas por siempre, Señor.
ACTO PENITENCIAL.
(Se inicia el acto diciendo una de las siguientes invocaciones).
Hermanos, para participar con fruto de esta celebración,
Ministro:
comencemos por reconocer nuestros pecados.
Al comenzar esta celebración, pidamos a Dios que nos
conceda la conversión de nuestros corazones; así
(o bien)
obtendremos la reconciliación y se acrecentará nuestra
comunión con Dios y con nuestros hermanos.
Humildes y penitentes, como el publicano en el templo,
(o bien) acerquémonos al Dios justo, y pidámosle que tenga piedad
de nosotros, que también nos reconocemos pecadores.
Jesucristo, el justo, intercede por nosotros y nos reconcilia
con el Padre. Abramos, pues, nuestro espíritu al
(o bien)
arrepentimiento, para acercarnos a la mesa de la Palabra
(y del Cuerpo) del Señor.
El Señor ha dicho: “El que esté sin pecado, que tire la
primera piedra”. Reconozcámonos, pues, pecadores y
(o bien)
perdonémonos los unos a los otros desde lo más íntimo de
nuestro corazón.

6 1
interprete que el Padre les va a enviar en mi Nombre, les enseñará todas (Breve pausa de silencio, continuar con una de las siguientes fórmulas)
las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho. Les dejo la paz, Fórmula 1 Fórmula 2 Fórmula 3
les doy mi paz. La paz que yo les doy no es como la que da el mundo. Todos: Yo confieso ante Ministro: Señor ten Ministro: Tú que has sido
Que no haya en ustedes angustia ni miedo. Dios todopoderoso y misericordia de enviado a sanar los
Ministro: Palabra del Señor. ante ustedes hermanos nosotros. corazones afligidos: Señor,
que he pecado mucho de ten piedad.
Todos: Gloria a ti, Señor Jesús. pensamiento, palabra, Todos: porque hemos
obra y omisión. pecado contra ti. Todos: Señor, ten piedad.
(O bien: Jn 15,3-7)
Ustedes ya están limpios gracias a la palabra que les he anunciado, pero Por mi culpa, por mi Ministro: Ministro: Tú que has venido
permanezcan en mí como yo permanezco en ustedes. Una rama no culpa, por mi gran culpa. Muéstranos, Señor, tu a llamar a los pecadores:
puede producir fruto por si misma si no permanece unida a la vid; misericordia. Cristo, ten piedad.
Por eso ruego a Santa
tampoco ustedes pueden producir fruto si no permanecen en mí. Yo soy María, siempre Virgen, a Todos: Y danos tu Todos: Cristo, ten piedad.
la vid y ustedes las ramas. El que permanece en mí y yo en él, ése da los Ángeles, a los Santos salvación.
mucho fruto, pero sin mí no pueden hacer nada. Al que no permanece y a ustedes hermanos, Ministro: Tú que estás
en mí lo tiran y se seca; como a las ramas, que las amontonan, se echan que intercedan por mí sentado a la derecha del
al fuego y se queman. Mientras ustedes permanezcan en mí y mis ante Dios, nuestro Señor. Padre para interceder por
palabras permanezcan en ustedes, pidan lo que quieran y lo nosotros: Señor, ten piedad.
conseguirán.
Todos: Señor, ten piedad.
Ministro: Palabra del Señor.
Todos: Gloria a ti, Señor Jesús.
Ministro: Dios todopoderoso y eterno tenga misericordia de nosotros,
(Si se juzga conveniente se hace una breve explicación del mensaje contenido
perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
en las lecturas). Todos: Amén.

PROFESIÓN DE FE: (Si se juzga conveniente, se dice el credo).


LITURGIA DE LA PALABRA.
RITO DE LA COMUNIÓN. LECTURAS: (Hacer las del domingo)
(El Ministro de pie, inicia la oración con una de las siguientes palabras). (O bien: 1Co 11,23-26)
Y ahora, todos juntos, invoquemos a nuestro Padre Dios Yo he recibido del Señor lo que a mi vez les he transmitido. El Señor
Ministro: Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan y, después de dar
con las palabras que Cristo nos enseñó:...
Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su gracias, lo partió diciendo: “Esto es mi cuerpo, que es entregado por
(o bien) ustedes; hagan esto en memoria mía.” De igual manera, tomando la
divina enseñanza, nos atrevemos a decir:...
Llenos de alegría por ser hijos de Dios, digamos copa, después de haber cenado, dijo: “Esta copa es la Nueva Alianza en
(o bien) mi sangre. Todas las veces que la beban, háganlo en memoria mía.”
confiadamente la oración que Cristo nos enseñó:...
El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones Fíjense bien: cada vez que comen de este pan y beben de esta copa están
(o bien) con el Espíritu Santo que se nos ha dado; digamos con fe proclamando la muerte del Señor hasta que venga.
y esperanza:... Ministro: Palabra de Dios
Todos: Te alabamos Señor.
4 2
(O bien: 1Jn 4,16-17) Todos: Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre;
Así hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor, y venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el
el que vive en el amor, vive en Dios y Dios en él. De esta manera se cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas,
hace realidad el amor en nosotros, para que en el día del juicio tengamos como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes
confianza; porque nosotros somos en este mundo tal como es caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.
Jesucristo.
Ministro: Palabra de Dios (a continuación, el Ministro hace la genuflexión, toma la hostia y, elevándola un poco, la
muestra al enfermo diciendo:)
Todos: Te alabamos Señor.
EVANGELIO. (del domingo; el Ministro no signa ni besa el libro) Ministro: Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a la Cena del Señor.
Ministro: Escuchad hermanos, el Santo Evangelio según San ... Todos: Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra
tuya bastará para sanarme.
(O bien: Jn 6,53-57)
Jesús les dijo: “En verdad les digo que si no comen la carne del Hijo COMUNIÓN ESPIRITUAL.
del Hombre y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes. El que Todos: Yo quisiera Señor, recibirte con aquella pureza, humildad y
come mi carne y bebe mi sangre vive de vida eterna, y yo lo resucitaré devoción; con que te recibió tu Santísima Madre, con el Espíritu y
el último día. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera fervor de los Santos. Amén.
bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo
en él. Como el Padre, que es vida, me envió y yo vivo por el Padre, así Ministro: El Cuerpo de Cristo.
quien me come vivirá por mí.” Enfermo: Amén
Ministro: Palabra del Señor. ACCIÓN DE GRACIAS.
Todos: Gloria a ti, Señor Jesús.
(Momento de silencio o si se juzga conveniente, hacer una oración: Alma de Cristo)
(O bien: Jn 14,5-7) Alma Cristo, Santifícanos;
Entonces Tomás le dijo: “Señor, nosotros no sabemos adónde vas, Cuerpo de Cristo, Sálvanos;
¿cómo vamos a conocer el camino?” Jesús contestó: “Yo soy el Sangre de Cristo, Embriáganos;
Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me Agua del costado de Cristo, Lávanos;
conocen a mí, también conocerán al Padre. Pero ya lo conocen y lo han Pasión de Cristo, Confórtanos;
visto.” ¡Oh buen Jesús!, Óyenos;
Ministro: Palabra del Señor. Dentro de tus llagas, Escóndenos;
Todos: Gloria a ti, Señor Jesús. No permitas, que nos apartemos de ti;
Del enemigo malo, Defiéndenos;
(O bien: Jn 14,23-27) En la hora de nuestra muerte, Llámanos;
Jesús le respondió: “Si alguien me ama, guardará mis palabras, y mi Y mándanos a ir a ti, Para que con tus Santos te alabemos por los siglos
Padre lo amará. Entonces vendremos a él para poner nuestra morada en de los siglos. Amén.
él. El que no me ama no guarda mis palabras; pero el mensaje que
escuchan no es mío, sino del Padre que me ha enviado.” Les he dicho
esto mientras estaba con ustedes. En adelante el Espíritu Santo, el
5
3