Anda di halaman 1dari 7

UNIVERSIDAD DE LA HUASTECA VERACRUZANA

CAMPUS POZA RICA

Auditoría
Administrativa

L.A.E.T. ARTURO ONORIO RAMÍREZ


TRES PASOS CLAVE PARA PROTEGER
TU REPUTACIÓN PROFESIONAL

MTRA. MARÍA EVELIA GARCÍA ORTÍZ


CATEDRÁTICO

MAESTRÍA EN ADMINISTRACIÓN DE
RECURSOS HUMANOS
FICHA TÉCNICA

Nombre de la revista: Equipos y Talento.com

Número: 12

Periodicidad: Mensual

Año y fecha de edición: 2015, 03 de diciembre

Temática: Recursos Humanos

Artículo de la Revista: Tres pasos clave para proteger tu reputación profesonal.

Editorial: Equipos y Talento

Nota: Para debatir acerca de la reputación fuera y dentro de nuestro lugar de trabajo, el autor
cita a Beth Kaplan, el ex presidente y directora de operaciones de Rent the Runway, quien
habló para el blog de la Escuela de Negocios Wharton sobre la importancia de proteger su
reputación.
TRES PASOS CLAVE PARA PROTEGER TU REPUTACIÓN PROFESIONAL

Tu reputación es sin duda tu activo social más valioso: una buena reputación te ayudará a
conseguir situarte más cerca de la gente con la que quieres hacer negocios. Una mala
reputación, sin embargo, puede perseguirte como una sombra que se entrometerá en tu camino
cuando menos te lo esperas. Así empieza el artículo que Will Yakowicz publicaba la semana
pasada en las páginas de Inc.com.

Para debatir acerca de la reputación fuera y dentro de nuestro lugar de trabajo, el autor
cita a Beth Kaplan, el ex presidente y directora de operaciones de Rent the Runway, quien
habló para el blog de la Escuela de Negocios Wharton sobre la importancia de proteger su
reputación.

Kaplan, que permanece en el consejo de la compañía, explicó cómo gestionó su reputación


con éxito a lo largo de su carrera en diferentes empresas como Rite Aid, Procter & Gamble y
Bath & Body Works. Echa un vistazo a sus consejos:

1. Saber cuándo es el momento abandonar

A veces la imagen de la empresa para la que trabajas puede amenazar tu reputación. En


1999, siendo Kaplan vicepresidenta ejecutiva de marketing y merchandising en Rite Aid, estalló
un escándalo contable. Tres (de los cinco) altos cargos de la compañía terminaron en la cárcel.
Kaplan intentó guardar las distancias y se esforzó por salvar el barco que se hundía, hasta que
un amigo le preguntó "Tienes una gran reputación, ¿por qué te quedas en un lugar que no la
tiene?". Fue una llamada de atención sobre el riesgo de asociación con aquella empresa y su
mala reputación. Al día siguiente entregó su renuncia.

2. Vete con elegancia

Cuando decidas que es hora de dejar tu puesto, tienes que ser muy consciente de cómo lo
haces. Una mala salida puede hacer mucho daño, así que recuerda "salir con elegancia", dice
Kaplan. "Cómo salir es tan importante como la forma en la que has entrado", añade.

Las reglas básicas para salir con elegancia, dice Kaplan, comienzan con la
transparencia. Necesitas hablar con tus colegas ejecutivos y miembros de la junta, explicando
tu decisión de forma clara y respetuosa. Tu reputación se somete a un juicio continuo y, como
líder, debes estar a la altura en tiempos difíciles o situaciones incómodas. Pregunta cómo
puedes ayudar a la transición y busca la forma de terminar lo que empezaste. A modo de
ejemplo Kaplan cita a uno de sus colegas, que a través de una última charla/conferencia,
resumió todo lo que quería comunicar sus empleados.

El tiempo es también crucial. Dos semanas es el mínimo. Tus empleados son los que
sufrirán los cambios, así que asegúrate de dejarlos en buenas manos.

3. Muestra tu agradecimiento

Mira tu salida como una última oportunidad para establecer contactos. Aunque pueda
parecer innecesario, eso significa que tienes que decir gracias. Antes de irte, muestra tu
agradecimiento a todos los que te ayudaron, especialmente a tus empleados. Nunca se sabe
quién va a estar en la cima en unos años, el becario que te traía el café podría construir la
próxima empresa de éxito. "Ser agradecido con la gente es una acción muy poderosa", dice
Kaplan. "Te prometo que, en nuestro mundo de contactos profesionales, tu reputación es más
importante que cualquier otra cosa, y eso marca la diferencia”.
OPINION PERSONAL

La reputación es el patrimonio más preciado que tenemos tanto personas como


empresas, esta se construye con base en nuestra conducta y acciones diarias, así que debemos
ser conscientes de que cada uno de nosotros somos responsables de la imagen que la sociedad
tiene de acuerdo a la percepción que les hayamos generado, ya que nuestra imagen se
encuentra en la mente de los demás y esta fue creada por lo que percibieron cada vez que
tuvieron contacto con nosotros, es muy importante que sepamos que la percepción de cada
quien se convierte en su realidad personal y que para cada individuo las cosas serán lo que
parecen aunque en verdad no lo sean. Así que si por ejemplo tenemos el hábito de llegar tarde al
trabajo al cabo del tiempo nuestra imagen será de impuntuales y aunque tratemos de
modificar esa mala costumbre será difícil eliminar esa etiqueta que previamente nos colocamos
a través de nuestros actos.

Por tal motivo es que es de vital importancia que le demos el verdadero valor que la
reputación tiene, ya que como lo dijo el escritor suizo Jean-Jaques Rosseau, la reputación de un
hombre es como su sombra, que unas veces le sigue y otras le precede. Si es que actualmente
nos encontramos buscando empleo será importante que pensemos en algunas personas que
podamos utilizar como referencia y que puedan hablar de nuestra reputación laboral, para eso
es primordial que hayamos convivido de forma cotidiana y cercana con ellas en nuestro más
reciente empleo y que puedan confirmar destrezas, experiencia y capacidades desarrolladas en
el desempeño del mismo. Las referencias sirven para proporcionar todos los detalles de
empleadores anteriores respecto a cómo desempeñamos el trabajo, desde los grandes desafíos
hasta los pequeños detalles del día a día que marcan la diferencia y que demuestran nuestra
personalidad como empleados.

La gran mayoría de los empleadores han decidido retirar una oferta de trabajo tras
recibir referencias dudosas. Por lo que podemos ver además de tener una excelente reputación
será fundamental seleccionar cuidadosamente a las personas para que sean nuestras
referencias y hablen con conocimiento de nuestra reputación profesional; no debemos
proponer amigos personales como referencias laborales ya que al ser cercanos a nosotros en
el ámbito personal su objetividad podría ser cuestionada por quien desea contratarnos

Es necesario que antes de facilitar los datos de las personas para este fin les solicitemos
su autorización y verifiquemos que realmente conozcan nuestros logros profesionales, también
debemos pedirles que nos apoyen en el proceso de búsqueda de empleo, dedicándole tiempo y
concentración a la llamada que recibirán.
Nuestra reputación entrará en acción cuando logremos que un grupo de personas sean
capaces de hablar de forma verídica de nuestra trayectoria profesional generando coherencia
para nuestro entrevistador cuando llegue el momento de cruzar datos y logre unir lo que le
hemos dicho con lo que los demás han visto que hemos hecho generando así credibilidad.

Una buena referencia laboral garantiza una mayor posibilidad de éxito, denota seriedad y
agrega un valor importante, especialmente, cuando confirma logros, resultados y cumplimento
de objetivos además de que será un significativo aval de nuestra reputación como
profesionistas
WEBGRAFIA

YAKOWICZ, Will., (2015) “Tres pasos clave para proteger tu reputación profesional”, Equipos y
Talento.com obtenido el día 11 de diciembre del 2015, desde
http://www.equiposytalento.com/noticias/2015/12/03/tres-pasos-clave-para-proteger-tu-
reputacion-profesional

Minat Terkait