Anda di halaman 1dari 134

]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

1
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

LOS 300 CONSEJOS

TOMO 4 de 6

2
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Introducción

El adjetivo principal de este libro JOVENES


PREDICADORES, los trescientos consejos, es una guía
de sermones que serán de mucha ayuda para la nueva
generación de los que ministran en la iglesia de nuestro
Dios y salvador Jesús.

Este libro nace de la petición de los pastores y jóvenes


interesados en las enseñanzas por este servidor, por
eso se han recopilado ordenadamente con el fin de que
ellos, los puedan tener a su disposición.

Estas enseñanzas constan de seis libros que contienen


cincuenta mensajes cada uno, llegando así a los
trescientos consejos.

Los nuevos predicadores deben de ocuparse en la


lectura de la sana doctrina, para que sean maestros en
la exhortación y en la enseñanza. Con la permanencia
de este aprovechamiento será manifiestos para todos el
Don que Dios le dio, sin descuidarlo y persistiendo en
ellas para salvación de sí mismo y de cada unos de los
que le puedan escuchar, este es el consejo del apóstol
Pablo al joven predicador Timoteo, él le dijo:
“Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la
exhortación y la enseñanza.
No descuides el don que hay en ti, que te fue dado
mediante profecía con la imposición de las manos del
presbiterio.
Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu
aprovechamiento sea manifiesto a todos.

3
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en


ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los
que te oyeren.” 1 Timoteo 4:13-16.

Una buena ocupación puede llevar a muchas almas al


conocimiento de la verdad y la vida. Esta es la
invitación de nuestro Dios y salvador Jesús, para la
nueva generación, que está siendo consumida por la
tecnología y el juego entretenido de ella, que lo lleva a
perder el tiempo en lo que no es provechoso. Por eso es
indispensable aprovechar bien el tiempo, porque los
días son malos, la biblia dice: “Aprovechado bien el
tiempo, porque los días son malos” Efesios 5:16.
Que mejor aprovechamiento que poder aprender las
buenas enseñanzas de la palabra de Dios.

Las citas Bíblicas se han escrito textualmente para


facilitar el aprendizaje, sin quitarle el objetivo
fundamental el cual es hacerlo sencillo y comprensible
para el nuevo creyente.

Buen aprovechamiento

4
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

“Acuérdense de quienes los han dirigido y les han


anunciado el mensaje de Dios; mediten en cómo han
terminado sus vidas, y sigan el ejemplo de su fe.
Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.” (Hebreos
13:7-8).

Dedicatoria

Primeramente a mi maestro y salvador Jesús el Cristo,


mi único y verdadero Dios.
A las iglesias Pentecostales y Apostólicas del nombre
del Señor Jesús en todo el mundo, a cada hermano por
sus oraciones y por cada pastor que con sus
enseñanzas han sido de inspiración en las
predicaciones recibidas y vividas en el evangelio de
salvación.

Gracias a cada país a donde llega este libro por su


apoyo y lectura de cada una de estas enseñanzas.
A mi familia querida conformada por mi amada esposa
Gloria Vergara, mis hijas: Shelby, y Sharon Delgado.

5
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Contenido

Los jóvenes predicadores.

Los 50 consejos de 300

1. Un joven forjado.
2. El orgullo.
3. Un solo cuerpo.
4. Una joven renovada.
5. A ti clamé, y me sanaste.
6. Confía y él hará.
7. Evita las malas conversaciones.
8. Eres un Instrumento Especial para Jesús.
9. El Ego.
10. ¿Amas a tu hermano o lo odias?
11. El Padre nuestro.
12. El acusador.
13. La seguridad del Cristiano.
14. Yo estoy contigo.
15. La Vida sin Jesús no tiene sentido.
16. Levántate y Resplandece.
17. Ven y Entrégame Tú Carga.
18. Dios es bueno y perdonador.
19. Los Inventores.
20. No calles.
21. La salvación perpetúa.
22. No hay otro.
23. No te olvides de Dios.
24. Los Deshidratados.
25. El Pastor y las Ovejas.
26. La Morada celestial.
27. ¿Que hablas de tu Pastor?
6
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

28. Huyendo de la Tristeza y el Gemido.


29. La Casa de Dios.
30. La Confesión.
31. Doce Motivos para Levantar las Manos a
Dios.
32. Las lágrimas no son eternas.
33. La Oración en Todo Tiempo.
34. Ora, Ama y Perdona.
35. Mi Bendición.
36. La Seguridad de Tu Felicidad.
37. Ferviente Amor.
38. Durmiendo Confiado.
39. Jesús oye y responde.
40. Invócame en el día de la angustia.
41. El que te amó primero.
42. La Vocación del joven Cristiano
43. Todo se puede obtener.
44. Las Rebeliones Borradas.
45. Las Voces de Júbilo.
46. Bendiciendo y siendo bendecidos.
47. ¿Donde Prefieres Morir?
48. Entregado al mentiroso.
49. Puedes tenerlo todo.
50. No retrocedas.

7
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Un joven forjado

Texto clave: “respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la


verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso
que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su
calzado; ÉL OS BAUTIZARÁ EN ESPÍRITU SANTO Y
FUEGO” San Lucas 3:16.

Pregunta: ¿Por qué hay jóvenes en la iglesia que tienen


muchos años y no se les ha visto un cambio en sus
vidas?

La forja es un proceso que consiste en cambiar la forma


de un metal caliente por medio de golpes de un martillo
pilón o por presión en una prensa.
En el curso del forjado, el metal se hace más denso y se
eleva sus propiedades mecánicas.

También se realiza el forjado a mano, este se realiza en


un yunque, donde se usa un mazo pesado para darle
forma al metal.

El siguiente procesos es el templado, este es un proceso


térmico que se emplea para incrementar la dureza de
las aleaciones de hierro.

Cuatro elementos necesarios para darle forma a la vida


cristiana, para su proceso de formación:

Herrero – Jesús
Metal – Creyente
Fuego – Presencia de Dios
Aceite – Llenura del Espíritu Santo
8
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

El Señor Jesús para darle forma y restaurar la vida del


creyente, debe saber que tiene que estar en las manos
de su Señor, para que este le de la limpieza que
necesita.

Hay muchos creyentes que no se dejan tocar del Señor


Jesús, pues ponen su mirada en otras cosas de este
mundo, aunque asisten a la iglesia su cuerpo está ahí
pero su espíritu o sus pensamientos no están
conectados con la palabra de Dios. La biblia dice:

“Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé


limpio. Y al instante su lepra desapareció.” San Mateo
8:3.

“Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he


hablado” San Juan 15:3.

Es así de sencillo, cuando dejamos que el Señor Jesús


nos toque y estemos atentos a sus palabras,
recibiremos un cambio en nuestro semblante por la
limpieza que ha hecho en nuestras vidas.

El proceso no termina allí, creo que una de las más


grandes dificultades para los creyentes es entrar en el
fuego de Dios. Un creyente para que reciba una buena
forja debe estar en el fuego de Dios, solo así recibirá la
forma que Dios quiere darle a su vida. Por algo el Señor
dijo por medio del apóstol Pablo:

“No apaguéis al Espíritu” 1 Tesalonicenses 5:19.

9
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de


Dios que está en ti por la imposición de mis manos” 2
Timoteo 1:6.

El aceite es el proceso de poder y dureza, por la que


tiene que pasar el creyente, mediante este proceso
recibirá la aprobación de Dios para ser su testigo y
hablar con denuedo la palabra de Dios, la biblia dice:

“pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre


vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en
Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último
de la tierra” Hechos 1:8.

“Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban


congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu
Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios”
Hechos 4:31.

Después viene la parte más importante que es la


prueba que dirá si el creyente está bien forjado en todo
este proceso, donde se convertirá en una
inquebrantable y útil herramienta en gloria y honra
para Dios, pasando por diferentes pruebas, el apóstol
Pablo dijo:
“En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un
poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos
en diversas pruebas, para que sometida a prueba
vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual
aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en
alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado
Jesucristo” 1 Pedro 1:6-7.

10
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Por esta razón hay creyentes que no han tenido un


cambio en sus vidas, porque cuando están en el
proceso de la forja o del yunque recibiendo los golpes o
el fuego de la prueba, escapan de las manos del herrero
y forjador de sus vidas, apagando el fuego de Dios sin
recibir una buena forja y endurecimiento en el aceite o
agua del Espíritu Santo de Dios, Jesús el que nos llena
de su gracia y amor. Juan el bautista invitaba a la
gente que se pusieran en sus manos, porque solo él,
tenía el poder de forjar sus vidas, y convertirlos útil
para el reino de Dios.

Dios les bendiga

11
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

El orgullo

Texto clave: “Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y


pensamiento de impíos, son pecado.” Proverbios 21:4.

Se refiere a la característica de alguien que tiene un


concepto exagerado de si mismo pudiéndolo llevar a la
soberbia. El orgullo es un sentimiento de valoración de
uno mismo por encima de los demás. El creyente que
usa esta palabra para así mismo, se puede decir que
esta en pecado, la Biblia dice: “Altivez de ojos, y
orgullo de corazón, Y pensamiento de impíos, son
pecado”. Proverbios 21:4.

El orgullo fue lo que llevo a uno de los Querubines de


Dios revelarse contra él, pues el orgullo fue
acompañado de la arrogancia y la soberbia, lo cual lo
alejo de Dios, la Biblia dice: “Tú, querubín grande,
protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí
estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas.
Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que
fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. A causa
de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de
iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de
Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh
querubín protector.” Ezequiel 28:14-16.

El orgullo de este Lucero de la mañana lo llevo a la


expulsión del cielo: ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero,
hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que
debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón:
“Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios,
levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me
12
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las


nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú
derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.
Isaías” 14:12-15.

Por eso todo aquel que haga algo con soberbia será
cortado de la presencia de Dios: “Mas la persona que
hiciere algo con soberbia, así el natural como el
extranjero, ultraja a Jehová; esa persona será cortada
de en medio de su pueblo.” Números 15:30.

Como vemos el orgullo es un mal que Dios aborrece, y


más cuando a acompañado de la soberbia y la
arrogancia, la Biblia dice: “El temor de Jehová es
aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal
camino, Y la boca perversa, aborrezco.” Proverbios 8:13.

Hoy en día hay iglesias orgullosas porque tienen


hermosos templos, una vez un creyente dijo: “estoy
muy orgulloso de mi iglesia. Pero la realidad es que Dios
no mira a un pueblo orgulloso: No verás a aquel pueblo
orgulloso, pueblo de lengua difícil de entender, de lengua
tartamuda que no comprendas.” Isaías 33:19.

Cuando alguien actúa con orgullo Dios le quitara todo;


será despojado de esa gloria, la Biblia dice: “Mas
cuando su corazón se ensoberbeció, y su espíritu se
endureció en su orgullo, fue depuesto del trono de su
reino, y despojado de su gloria.” Daniel 5:20.

No debemos gloriarnos de nosotros mismos, pero si


queremos glorificar algo, entonces debemos proclamar

13
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

la gloria de Dios, Pablo dijo: “Pero nosotros no nos


gloriaremos desmedidamente, sino conforme a la regla
que Dios nos ha dado por medida, para llegar también
hasta vosotros”. 2 Corintios 10:13.

El orgulloso toma la gloria que solo le pertenece a Dios,


y por ello es un gran pecado. No deje que el orgullo
entre a tu vida, dependamos enteramente de Dios. Y
siempre demos la gloria a nuestro Dios y salvador
Jesús.

Dios te bendiga

14
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Un solo cuerpo

Texto clave: “Pues por un mismo Espíritu todos fuimos


bautizados en un solo cuerpo, ya judíos o griegos, ya
esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber del mismo
Espíritu.” (1 Corintios 12:13).

No pensemos que somos los únicos que predicamos la


Doctrina correcta según las Sagradas Escrituras. En el
mundo existen muchos hermanos que han sido
bautizados en el nombre de Jesús como tú y como yo,
personas que hoy estamos agradecidas por ser
limpiados o lavados de nuestras inmundicias, lo cierto
es que a todos nos dio de beber del mismo Espíritu, la
Biblia dice: “Pues por un mismo Espíritu todos fuimos
bautizados en un solo cuerpo, ya judíos o griegos, ya
esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber del mismo
Espíritu.” (1 Corintios 12:13).
Este texto explica claramente mis hermanos que no
importa la denominación que seas, no importa el
nombre jurídico que tengas o numero de fichero que
seas, a todos se nos dio la libertad mediante la
invocación del nombre de Jesús, todos tenemos el
mismo vestido o revestidos por el bautismo de nombre
de Jesús: “Porque todos los que fuisteis bautizados en
Cristo, de Cristo os habéis revestido.” (Gálatas 3:27).
Jesús nos salvo, no porque tú seas de la mejor
denominación, no porque seas el mejor predicador o
tengas el mejor pastor, el mejor cantante, las mejores o
más iglesias: NO, NO, NO. El no nos salvo por las
obras, Él nos salvo por su MISERICORDIA: “El nos
salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos

15
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

hecho, sino conforme a su misericordia, por medio del


lavamiento de la regeneración y la renovación por el
Espíritu Santo,” (Tito 3:5).
No sé porque en este tiempo todavía hay unos Elías que
se creen los únicos, TÜ no eres el único, ustedes no son
los únicos, esto fue lo que Dios le dijo a Elías: "...He
sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos;
porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han
derribado tus altares, y han matado a espada a tus
profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para
quitarme la vida." (1ra Reyes 19:14)
La verdad Elías, venia tal como lo mencionaban los
capítulos anteriores, de experimentar una gran victoria,
y de hacer que muchos del pueblo se volviesen de su
mal camino, en pos de Dios. Sin embargo, el "celo por
Jehová" tal como él lo describía, le hacía pensar que
solamente él había quedado como real adorador, y fiel a
Dios. El Señor, le corrige y le dan una lección unos
versículos mas adelantes, diciéndole: "Y yo haré que
queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron
ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron. " (1ra Reyes
19:18).
Elías pensaba que él era solo, que nadie excepto el
experimentaba el "celo de Jehová", sin embargo el
Señor le está confirmando, que no solo habían uno o
dos más ¡Sino siete mil personas más! ¡Qué tremendo
error del profeta! Que tremendo error de muchas
denominaciones, SE CREEN LAS UNICAS… Hermanos
ustedes NO son los únicos que predican la SANA
DOCTRINA, Dios tiene pueblos en muchos países que
también están en pie de lucha, quitándoles las almas
cautivas al MALIGNO. Todo esto está sucediendo como
dice la palabra de Dios: “Y SUCEDERA QUE TODO
16
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA


SALVO.” (Hechos 2:21).

Usted debe acercarse a cualquier iglesia del nombre


con un corazón sincero sabiendo que fuiste lavado con
agua pura mediante el nombre de Jesús:
“acerquémonos con corazón sincero, en plena
certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado
de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua
pura.” (Hebreos 10:22).
Yo sé que muchos personas que dicen ser cristianas no
estarán de acuerdo con mis palabras, por su débil
conciencia, o porque cree que en su iglesia esta la
mejor Santidad. En una ocasión un hermano con su
familia cambiaron de pueblo o ciudad por motivos de
trabajo, su empleo lo llevo a laborar en una ciudad
donde no había una iglesia de su misma denominación,
pero si había otra que predicaba también el nombre,
ellos decidieron congregarse en esta iglesia del nombre,
ya que era la misma doctrina. Un día cualquiera se
encontró con un grupo de hermanos de su antigua
denominación y les conto que ahora estaba en
asistiendo a otra iglesia del nombre, la reacción de
estos hermanos no se hizo esperar y le injuriaron
diciendo que él era un rebelde, que no iba tener perdón
de Dios.
Llamar REBELDE a alguien porque haya cambiado de
membrecía, QUE LOCURA. Esto es lo que están
viviendo muchos hermanos hoy en día, cuando deciden
asistir a otra denominación del nombre son catalogados
como REBELDES. Hermanos USTEDES NO SON LOS
UNICOS QUE PREDICAN LA SANA DOCTRINA, no

17
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

erréis. La Biblia dice:

“Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el


mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas
para todos los que le invocan;…” (Romanos 10:12-14).

“y aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes


para prender a todos los que invocan tu nombre.”
(Hechos 9:14).

“a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han


sido santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos,
con todos los que en cualquier parte invocan el nombre
de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:” (1
Corintios 1:2).

En muchas ocasiones nos enfocamos en los apóstoles


de Jesús, como pasa hoy en día muchas personas se
enfocan es en su denominación, pero si hacemos un
estudio más centrado en lo que hizo Jesús después de
la resurrección nos encontraremos que él además de
enseñar a Pablo la SANA DOCTRINA, también les
enseño a más de QUINIENTOS HERMANOS en todo el
mundo. La pregunta que yo me hago es: Si cada uno de
ellos predico lo que Jesús le enseño, QUE NOMBRE
JURIDICO TENDRIAN SUS IGLESIAS, si cada uno de
ellos nació una iglesia del nombre serian más de
QUINIENTAS, ¿Usted qué piensa de esto?, pues le
invito a que lea:
“Entonces Jesús les dijo: No temáis. Id, avisad a mis
hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán.… (Mateo
28:10, 16,17).

18
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

“Después apareció a más de quinientos hermanos a la


vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya
duermen. Después apareció a Jacobo; después a todos
los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo,
me apareció a mí.” (1 Corintios 15:6-8).

“Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio


anunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lo
recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación
de Jesucristo.” (Gálatas 1:11-12).

Más de 500 personas vieron a Jesús después de Su


resurrección por el período de 40 días, siguió
enseñando la Sana Doctrina, como dijo Pablo: “el
evangelio anunciado por mí, no es según hombre; pues
yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por
revelación de Jesucristo.” (Gálatas 1:11-12). Y sabemos
que el apóstol formo muchas iglesias del nombre de
Jesús, y así como Pedro BAUTIZO EN EL NOMBRE, a él
también le enseño lo mismo el señor Jesús en persona,
practicaron lo mismo, ordenaron lo mismo:

“Y Pedro les dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno


de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de
vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.”
(Hechos 2:38).

“Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto,


Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino
a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, les dijo:
¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le
dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.

19
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos


dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan
bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al
pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él,
esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron
bautizados en el nombre del Señor Jesús. Y habiéndoles
impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu
Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. Eran por
todos unos doce hombres.” (Hechos 19:1-7).

“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados


en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su
muerte?…” (Romanos 6:3,4).

“Y esto erais algunos de vosotros; pero fuisteis lavados,


pero fuisteis santificados, pero fuisteis justificados en el
nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro
Dios.” (1 Corintios 6:11).

También Jesús se le apareció a su hermano Santiago


(Jacobo) y le ordeno lo mismo a Felipe, el cual bautizo a
los Samaritanos en el nombre de Jesús, donde también
hizo presencia Pedro y Juan, veamos:

“Después apareció a Jacobo; después a todos los


apóstoles” (1 Corintios 15:7).

“Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si


alguno os predica diferente evangelio del que habéis
recibido, sea anatema.” (Gálatas 1:9).

“Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el


evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se
20
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

bautizaban hombres y mujeres. También creyó Simón


mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con
Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se
hacían, estaba atónito. Cuando los apóstoles que
estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido
la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; los
cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que
recibiesen el Espíritu Santo; porque aún no había
descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente
habían sido bautizados en el nombre de Jesús.” (Hechos
8:12-16).

Todas estas iglesias tenían algo en común, todas y


todos predican el nombre de Jesús para el perdón de
los pecados, hoy en día todas están divididas en grupos
con nombres jurídicos diferentes, en aquel tiempo de
decía, LA IGLESIA QUE ESTA EN X parte: “a la iglesia
de Dios que está en Corinto, a los que han sido
santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con
todos los que en cualquier parte invocan el nombre de
nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro” (1
Corintios 1:2). …… Hoy en día no es así, hoy en día se
maneja con PERONERIA JURIDICA, y números de
FICHEROS, causando divisiones en el pueblo
CRISTIANO DEL NOMBRE, gracias a Dios por los que
están unidos en varios miembros, pero saben que
somos un SOLO CUERPO, pues por un solo sacrificio
todos fuimos comprados.

Mi Dios y salvador Jesús les siga bendiciendo

21
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Una joven renovada

Una mujer con una mente renovada Espiritualmente


tiene las siguientes medidas, (ver la foto), se viste de
acuerdo a la nueva mujer creada según Dios, en la
justicia y santidad de la verdad. Considerando su
conducta casta y respetuosa:

Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no


andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad
de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido,
ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos
hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después
que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la
lascivia para cometer con avidez toda clase de
impureza. Mas vosotros no habéis aprendido así a
Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él
enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. En
cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo
hombre, que está viciado conforme a los deseos
engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente,
y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la
justicia y santidad de la verdad. Por lo cual,
desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su
prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.
Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre
vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. El que hurtaba,
no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo
que es bueno, para que tenga qué compartir con el que
padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga
de vuestra boca, sino la que sea buena para la
necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.
Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual
22
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense


de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y
maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos
con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros,
como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.
Efesios 4:17-32.

Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros


maridos; para que también los que no creen a la
palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de
sus esposas, considerando vuestra conducta casta y
respetuosa. Vuestro atavío no sea el externo de
peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos
lujosos, sino el interno, el del corazón, en el
incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible,
que es de grande estima delante de Dios. Porque así
también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas
mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus
maridos; como Sara obedecía a Abraham, llamándole
señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si
hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza. Vosotros,
maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando
honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a
coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras
oraciones no tengan estorbo. Finalmente, sed todos de
un mismo sentir, compasivos, amándoos
fraternalmente, misericordiosos, amigables; no
devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición,
sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis
llamados para que heredaseis bendición. Porque: El
que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su
lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño; Apártese

23
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala. Porque


los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos
atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está
contra aquellos que hacen el mal. ¿Y quién es aquel
que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?
1 Pedro 3:1-13.

Deje su vieja manera de vivir, sea obediente y renové su


mente.

Dios te bendiga

24
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

A ti clamé, y me sanaste

Texto clave: “Señor Dios mío, A ti clamé, y me sanaste.”


Salmos 30:2.

Las enfermedades son una realidad, una realidad de


angustia y temor, una realidad para que conozcas a tu
sanador, el que llevo todas tus enfermedades, si estás
enfermo es porque no le has entregado tus dolores y
enfermedades al Señor Jesús, la biblia dice:

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió


nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por
herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras
rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de
nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros
curados.” Isaías 53:4-5.

Tú sanidad es Jesús, él fue quien llevo todos tus


dolores, el es nuestro Dios, solo clama a él y pide que te
sane, el salmista dijo: “Señor Dios mío, A ti clamé, y me
sanaste.” Salmos 30:2.

Que esperas para clamar a nuestro Dios y salvador


Jesús, el es la medicina para tú cuerpo y refrigerio para
tus huesos: “Porque será medicina a tu cuerpo, Y
refrigerio para tus huesos”. Proverbios 3:8.

Quizás muchas personas han ignorado tu enfermedad y


pasan por tu lado sin prestarse atención y te sientes
ignorado, pensaras que ya no tendrá solución, como
paso con aquel hombre que solo esperaba limosnas,

25
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

pero cundo se encontró con los que laman a Dios y


responde sus oraciones fue sanado, la biblia dice:

“Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena,


la de la oración. Y era traído un hombre cojo de
nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del
templo que se llama la Hermosa, para que pidiese
limosna de los que entraban en el templo. Este, cuando
vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les
rogaba que le diesen limosna. Pedro, con Juan, fijando
en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él les estuvo
atento, esperando recibir de ellos algo. Mas Pedro dijo:
No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el
nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al
momento se le afirmaron los pies y tobillos; y saltando,
se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo,
andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el
pueblo le vio andar y alabar a Dios. Y le reconocían que
era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del
templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto
por lo que le había sucedido.” Hechos 3:1-10.

Hoy podemos clamar a Dios por tu sanidad, si tienes fe


repite conmigo: Señor Jesús te entrego mis dolores y
enfermedades, me declaro sano por medio del poder de
tu nombre, amén.

Dios te bendiga

26
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Confía y él hará

Texto clave: “Si permanecéis en mí, y mis palabras


permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os
será hecho.” Juan 15:7.

En este día y siempre Dios quiere que confíes en él, no


pierdas la fe, sus palabras son una realidad, por eso te
pide que sigas perseverando, que sigas pidiendo por tu
salud, tú bienestar, por tu familia, tus hermanos y
amigos. Ten confianza que él te ayudará, él responderá,
la escritura dice:

“Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las


peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu
camino, Y confía en él; y él hará.” Salmos 37:4-5.

Dios sabe que has permanecido mucho tiempo en su


presencia y pensaras que todavía no recibes nada de lo
que le has pedido, deléitate, gózate y encomienda todos
tus sueños a Dios, sigue en el camino, sigue confiando
y todo lo que pidas será hecho.

Quizás hoy estés desanimado, desesperado, sin ganas


de hacer nada. No pierdas el gozo de Dios, sigue
adelante, sigue encomendado al Señor Jesús tu
camino, confía en él y él te concederá todas las
peticiones de tú corazón. Recuerda CONFÍA Y ÉL
HARÁ.

Dios te bendiga Siempre

27
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Evita las malas conversaciones

Texto clave: “No erréis; las malas conversaciones


corrompen las buenas costumbres”. 1 Corintios 15:33-
34.

El mensaje de Dios es que tengas mucho cuidado lo


que hablas y con quién hablas, porque las malas
conversaciones corrompen las buenas costumbres, es
importante tomar precauciones, para que no
contaminen tu vida. Las malas conversaciones
contaminan el cuerpo y al mundo, evitarlas es el
consejo de nuestro Señor Jesús:
Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La
lengua está puesta entre nuestros miembros, y
contamina todo el cuerpo, e inflama... Santiago 3:6.

Renova el Espíritu de tu mente y despójate de los vicios


de las malas conversaciones: “En cuanto a la pasada
manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está
viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos...”
Efesios 4:22-23.

Evita las profanas palabrerías para que tu felicidad no


tenga perturbaciones: “Mas evita profanas y vanas
palabrerías...” 2 Timoteo 2:16.

Dios te bendiga

28
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Eres un Instrumento Especial para Jesús

Texto clave: “El Señor le dijo: Ve, porque instrumento


escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia
de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel;”
Hechos 9:15.

Lo cierto es que habrán personas que te juzgarán por lo


que fuiste en tu vida pasada, otros pensarán que tú
nunca vas a cambiar. Yo te digo que no pongas
atención a sus comentarios, tú solo creé que eres un
instrumento especial para nuestro Dios y salvador
Jesús. No dependas de tus capacidades físicas o
intelectuales, siempre depende de ÉL. Dios te escogió
para grandes cosas, ya es tiempo que salgas de esa
banca, ya es tiempo que le creas a Dios, y seas de
bendición para este mundo que camina en oscuridad.

Siempre has pensado que no puedes, que otros son


mejores que tú, te recuerdo estás palabras: “Pues
mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos
sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos
nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para
avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió
Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo
menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para
deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su
presencia.”1 Corintios 1:26-29. Hermano eres un
instrumento especial para Dar a conocer el nombre de
Jesús, Lo crees?
Dios te bendiga

29
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

El Ego

Texto clave: “Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y


pensamiento de impíos, son pecado.” Proverbios 21:4.

Se puede definir Ego como orgullo de uno mismo. Son


aquellos creyentes que siempre usan la palabra MÍ, por
ejemplo: mi cuerpo, mi intelecto, mi vida, mi esposa, mi
hijo, mi felicidad, yo, etc. Son palabras que proceden
del Ego o orgullo.

Esta clase de pensamiento de primera persona es


pecado:

“Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y pensamiento de


impíos, son pecado.” Proverbios 21:4.

El consejo de Dios es que seas humilde, deja el ego, no


seas orgulloso, no seas de lengua difícil de entender, no
seas arrogante. La biblia dice:

“No verás a aquel pueblo orgulloso, pueblo de lengua


difícil de entender, de lengua tartamuda que no
comprendas.” Isaías 33:19.

Deja el ego y sé humilde, porque a los altivos Dios mira


de lejos:

“Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al


altivo mira de lejos.” Salmos 138:6.

“Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los


soberbios, y da gracia a los humildes.” Santiago 4:6.
30
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

“Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y


todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad;
porque: “Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los
humildes.” 1 Pedro 5:5.

Deja el ego, el orgullo, la soberbia, y revístete de


humildad.

Dios te bendiga

31
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

¿Amas a tu hermano o lo odias?

Texto clave: “Y nosotros tenemos este mandamiento de


él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.” 1
Juan 4:21.

Muchas veces escuchamos a los creyentes hablar mal


de sus hermanos en Cristo Jesús, le sacamos el cuero
cómo se dice aquí en la Argentina, la palabra de Dios
nos explica este mandamiento, si tú amas a Dios, ama
también a tu hermano, porque si lo odias, es como si
odiaras a Dios y serás un homicida:

“Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y


sabéis que ningún homicida tiene vida eterna
permanente en él.” 1 Juan 3:15.

El que no ama a su hermano está en permanente


muerte: “Nosotros sabemos que hemos pasado de
muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que
no ama a su hermano, permanece en muerte.” 1 Juan
3:14.

Si amas a tu hermano indica que amas profundamente


a Dios, porque has nacido de Dios y conoce a Dios, y su
amor está en tú: “Amados, amémonos unos a otros;
porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es
nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha
conocido a Dios; porque Dios es amor.” 1 Juan 4:7-8.

Demuestra tu amor con hechos, no con palabras, la


biblia dice: “Hijitos míos, no amemos de palabra ni de
lengua, sino de hecho y en verdad.” 1 Juan 3:18.
32
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Demuestra que verdaderamente amas a tu hermano, ve


y pídele perdón, disculpa, y ten paz en tu corazón.
Recuerda que: “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y
aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no
ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar
a Dios a quien no ha visto?” 1 Juan 4:20.

Demuestra tu amor y aleja de tú vida el odio, no seas


falso y mentiroso.

Dios te bendiga

33
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

El Padre nuestro

Texto clave: “Y no llaméis padre vuestro a nadie en la


tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los
cielos.” San Mateo 23:9.

Los sinónimos de padre son papá, creador, autor, Dios,


Señor, altísimo, Todopoderoso, etc. La realidad que
tenemos que entender es que uno es nuestro padre,
uno es nuestro papá, el está en los cielos.

Nuestro padre celestial tiene un nombre salvador, se


llama Jesús, el dijo: “Yo y el Padre uno somos. Entonces
los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle.
Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he
mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis?
Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no
te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo
hombre, te haces Dios.” Juan 10:30-33.

Los judíos trataron de apedrear al Señor Jesús, y esto


mismo te sucederá a ti, pues, somos aborrecidos por el
mundo cuando declaramos que Jesús es nuestro padre
celestial, Jesús dijo: Si me conocieseis, también a mi
Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le
habéis visto. Felipe le dijo: “Señor, muéstranos el Padre,
y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy
con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha
visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú:
Muéstranos el Padre?” Juan 14:7-9.

No podemos afirmar que tenemos un padre o papá en


Roma, porque nuestro padre, que es nuestro creador y
34
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Dios se llama Jesús. La biblia dice: “Todas las cosas


por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido
hecho, fue hecho.” Juan 1:3. Tú fuiste creado y salvado
por Jesús, nuestro padre celestial.

Dios te bendiga

35
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

El acusador

Texto clave: “Entonces oí una gran voz en el cielo, que


decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino
de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha
sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el
que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y
ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y
de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron
sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y
los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra
y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con
gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Apocalipsis”
12:10-12.

Alguna vez te han acusado por algo que nunca


hablastes o hicistes, pues, bueno no te preocupes
porque el acusador no duerme, el estaba en el cielo y
tenía en aflicción a los Ángeles de Dios, pero por medio
del sacrificio de Jesús en la cruz, triunfo y estos fueron
expulsados del cielo a la tierra: “y despojando a los
principados y a las potestades, los exhibió públicamente,
triunfando sobre ellos en la cruz.” Colosenses 2:15.

El problema es que ahora tenemos el acusador en


medio nuestro, está en la tierra, y no duerme, el
lamento es; ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar!
porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira,
sabiendo que tiene poco tiempo. Apocalipsis 12:12.

El sabe que tiene poco tiempo por eso entre más acuse
y busca acusarte, por medio de tu amigo, Hermano,
familia, compañeros, etc. No te preocupes, tú tienes tu
36
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

abogado, el sabe que no eres perfecto, por eso dijo:


“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no
pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos
para con el Padre, a Jesucristo el justo.” 1 Juan 2:1. Te
recuerdo que no estás solo, nuestro padre y Señor
Jesús está contigo para darte la victoria.

Dios te bendiga

37
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

La seguridad del Cristiano

Texto clave: “Por lo cual estoy seguro de que ni la


muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni
potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo
profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá
separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor
nuestro.” Romanos 8:38-39.

Cuando comprendemos lo que el Señor Jesús hizo por


nosotros y el poder que nos dió, podemos caminar con
seguridad. Esto expresa que no tenemos dudas, que no
corremos ningún peligro o riesgo, que él no falla. Este
es nuestro Dios, la seguridad que él nos da, nos anima
a enfrentar todas estas situaciones adversas que quizás
en otras condiciones nos llenarían de miedos.

La seguridad o confianza en Dios que es en nuestro


Señor Jesús, confirma que ninguna cosa creada nos
podrá separar del amor de Dios. Pero todo esto se debe
demostrar con hechos, tal como nuestro señor Jesús, lo
demostró, la biblia dice: “En esto hemos conocido el
amor, en que él puso su vida por nosotros; también
nosotros debemos poner nuestras vidas por los
hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a
su hermano tener necesidad, y cierra contra él su
corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos,
no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en
verdad.” 1 Juan 3:16-18.

Actuemos con hechos y enfrentemos cualquier cosa


creada con el poder del nombre del Señor Jesús. La
escritura dice: “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de
38
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús,


dando gracias a Dios Padre por medio de él.” Colosenses
3:17.

No tengas miedo, no temas a nada creado, Dios te dio


la seguridad del poder de su nombre.

Dios te bendiga

39
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Yo estoy contigo

Texto clave: “He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por


dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra;
porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he
dicho.” Génesis 28:15.

Que bueno es cuando un creyente entiende que no está


solo, porque tiene la seguridad que dónde quieres que
vaya Dios está con él. Dios cumplirá su propósito en ti,
el te sanará de cualquier enfermedad, tú no estarás
sólo en los momentos difíciles, el dijo: “No temas,
porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu
Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te
sustentaré con la diestra de mi justicia.” Isaías 41:10.

Tenemos la seguridad de su palabra protectora, sé que


muchas veces te has sentido sólo, el señor Jesús te
recuerda, YO ESTOY CONTIGO.

Dios te bendiga

40
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

La Vida sin Jesús no tiene sentido

Texto clave: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna;


pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino
que la ira de Dios está sobre él.” Juan 3:36.

Creer en el hijo trae un gran beneficio para nuestra


vida, una de ellas es que alejará la ira de Dios, y la otra
es que tendrás la vida eterna. El señor Jesús además
de ser el camino de la verdad y la vida, también es la
imagen misma de Dios. Es decir que si usted cree en el
hijo, es cómo si creyeras en Dios, porque el hijo y el
padre son uno, el dijo: “Yo y el Padre uno somos.” Juan
10:30.

Lo que nos indica que el hijo es el único camino para


conocer y ver la vida eterna, pues, Jesús es el
verdadero Dios y la vida eterna, Juan dijo: “Pero
sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado
entendimiento para conocer al que es verdadero; y
estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es
el verdadero Dios, y la vida eterna.” 1 Juan 5:20.

Si quieres ver la vida, sólo Dios es la vida y su nombre


es JESÚS. No hacerlo tendrás una vida sin sentido. El
señor Jesús dijo: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos;
el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho
fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que
en mí no permanece, será echado fuera como pámpano,
y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y
arden.” Juan 15:5-6…….. Dios te bendiga

41
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Levántate y Resplandece

Texto clave: “Levántate, resplandece; porque ha venido


tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque
he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las
naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti
será vista su gloria.” Isaías 60:1-2.

La luz vino a este mundo dónde muchas personas


andan en tinieblas, si usted quiere resplandecer, debe
levantarse y buscar la luz de Jesús, el dijo: “Yo, la luz,
he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí
no permanezca en tinieblas.” Juan 12:46.

Permanecer en el mundo, es permanecer en tinieblas y


en el pecado, buscar de Jesús, es permanecer en la luz
de su justicia y bondad. El dijo: “Otra vez Jesús les
habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me
sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de
la vida.” Juan 8:12.

Hoy solo te puedo recomendar que te levantes y


busques la luz de Cristo Jesús, para que resplandezcas
en medio de esta generación perversa: “para que seáis
irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en
medio de una generación maligna y perversa, en medio
de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;”
Filipenses 2:15.

Dios te bendiga

42
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Ven y Entrégame Tú Carga

Texto clave: “Venid a mí todos los que estáis trabajados


y cargados, y yo os haré descansar”. Mateo 11:28.

Nuestro Dios y salvador Jesús, hace está invitación a


todos los que tienen una enorme carga, personas que
están cansados de cargar con enfermedades, angustias,
problemas de deudas, judiciales, celos, pornografía,
alcoholismo, drogadicción, etc. Todas estas cargas
afectan nuestra salud mental, y Espiritual, por eso el
Señor Jesús te invita hoy que le entregues todas tus
cargas.

Quizás te preguntarás: Como entrego mis cargas a


Dios? Pues, te cuento que es muy fácil, sólo tienes que
venir a su presencia y creer que cuando la sientas serás
SANO Y LIBRE de tu carga. Te doy un ejemplo, había
una mujer que tenía una carga que la tenía ya
arrastrándose, ella se abrió camino en medio de
Muchas dificultades y obstáculos, ella se abrió camino
con su carga y llego a tocar a Señor Jesús y fue libre de
ese gran peso, la biblia dice: “Pero una mujer que desde
hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había
sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que
tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor,
cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la
multitud, y tocó su manto. Porque decía: Si tocare tan
solamente su manto, seré salva. Y en seguida la fuente
de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba
sana de aquel azote. Luego Jesús, conociendo en sí
mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la

43
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos? Sus


discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y
dices: ¿Quién me ha tocado? Pero él miraba alrededor
para ver quién había hecho esto. Entonces la mujer,
temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había
sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda
la verdad. Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; vé en
paz, y queda sana de tu azote.” Marcos 5:25-34, Lucas
8:43-48.

Ese azote o carga tú la puedes entregar hoy al Señor


Jesús, ven y esfuérzate, busca de su presencia y dile:
Señor Jesús hoy en medio de tú presencia, te entrego
mis cargas, limpio mi vida, declarando liberación,
amén.

Si usted le ha creído a Dios, ahora nada puede detener


tu bendición, esfuérzate y lava tus pecados, entrega esa
carga y serás libre de ella por medio de su nombre, la
escritura dice: “Ahora, pues, ¿por qué te detienes?
Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su
nombre.” Hechos 22:16.

Dios te bendiga

44
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Dios es bueno y perdonador

Texto clave: “Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador,


Y grande en misericordia para con todos los que te
invocan.” Salmos 86:5.

Entendemos que hay un Dios bueno y perdonador, lo


que en realidad muchos creyentes no entienden es que
Dios tiene un nombre, que es sobre todo nombre, que
fue dado a los hombres para el perdón de los pecados,
para salvación y obtener misericordia, pues él es
bueno, la escritura dice: “Y en ningún otro hay
salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado
a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos
4:12.

La realidad de esta palabra es que Dios es bueno,


perdonador y misericordioso, sólo con los que invocan
su nombre, estas son más que razones, por las cuales
hacemos todo, sea de palabra o de hecho en el nombre
de Jesús, está es nuestra identidad como cristianos, la
biblia: “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho,
hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando
gracias a Dios Padre por medio de él” Colosenses 3:17.

Sólo hay un medio para obtener lo bueno, el perdón y


lo misericordioso de Dios, es por medio de su nombre,
JESÚS, el verdadero Dios y la vida eterna, 1 Juan
5:20.

Dios te bendiga

45
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Los Inventores

Hoy les quiero hablar de los Inventores de males, son


esos creyentes murmuradores, personas que son
especiales en hacer afirmaciones inventadas como: tú
fuiste, yo te vi, tú eras, tú estabas con ella o con él, etc.

Quizás tú fuiste afectado por esta clase de creyentes,


que no tienen el amor de Dios, la biblia dice: “estando
atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad,
avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios,
contiendas, engaños y malignidades; murmuradores,
detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios,
altivos, inventores de males, desobedientes a los padres,
necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin
misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de
Dios, que los que practican tales cosas son dignos de
muerte, no sólo las hacen, sino que también se
complacen con los que las practican.” Romanos 1:29-32.

Hay que tener cuidado con esta clase de personas, ellos


tendrán una apariencia confiable, amigable, pero son
peligrosos, la escritura dice: “que tendrán apariencia de
piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.” 2
Timoteo 3:5.

Lo único que podemos hacer con esta clase de


creyentes es evitarlos, pues, ellos aman más el deleite
de inventar cuentos, chismosos y desleales. La biblia
dice:

“También debes saber esto: que en los postreros días


vendrán tiempos peligrosos.
46
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros,


vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los
padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables,
calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de
lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores
de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia
de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.
Porque de éstos son los que se meten en las casas y
llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados,
arrastradas por diversas concupiscencias.
Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar
al conocimiento de la verdad.
Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a
Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres
corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.
Mas no irán más adelante; porque su insensatez será
manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.
Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe,
longanimidad, amor, paciencia, persecuciones,
padecimientos, como los que me sobrevinieron en
Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he
sufrido, y de todas me ha librado el Señor.
Y también todos los que quieren vivir piadosamente en
Cristo Jesús padecerán persecución; mas los malos
hombres y los engañadores irán de mal en peor,
engañando y siendo engañados.
Pero persiste tú en lo que has aprendido y te
persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;
y que desde la niñez has sabido las Sagradas
Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la
salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
47
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para


enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en
justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,
enteramente preparado para toda buena obra.” 2
Timoteo 3:1-17.

Dios te bendiga

48
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

No calles

Texto clave: “Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de


noche: No temas, sino habla, y no calles; porque yo estoy
contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte
mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.”
Hechos 18:9-10.

El enemigo usará a los que menos tú te imaginas para


detenerte en tus sueños y propósitos evangelistas, tú
no temas sigue adelante, porque el único que juzga y te
da la victoria es nuestro señor Jesús.

Todo pasa cuando tú te dediques por completo a


predicar el evangelio, cómo lo hizo Pablo: “Y cuando
Silas y Timoteo vinieron de Macedonia, Pablo estaba
entregado por entero a la predicación de la palabra,
testificando a los judíos que Jesús era el Cristo.” Hechos
18:5.

El enemigo buscará llevarte ante los tribunales, la


biblia dice: “Pero siendo Galión procónsul de Acaya, los
judíos se levantaron de común acuerdo contra Pablo, y le
llevaron al tribunal,” Hechos 18:12.

Lo que tú tienes que hacer es no perder la fe, no temas,


porque nuestro Dios y salvador Jesús estará contigo, es
lo que importa. El hombre por medio del maligno
buscará callarte, buscara tu destrucción, tú solo sigue
adelante y no calles, en esta semana el enemigo buscó
callarme, y golpearme delante del tribunal, como a
Pablo: “le golpeaban delante del tribunal;...” Hechos

49
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

18:17.
Pero confío en el que dijo: “No temas, porque yo estoy
contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te
esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con
la diestra de mi justicia.” Isaías 41:10.

Sigue bautizando, sigue adelante y no calles, en este


pueblo Dios levantará una grande iglesia.

Dios te bendiga

50
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

La salvación perpetúa

Texto clave: “por lo cual puede también salvar


perpetuamente a los que por él se acercan a Dios,
viviendo siempre para interceder por ellos.” Hebreos
7:25.

Cuándo un creyente se acerca a Dios, por el único


medio y camino de salvación, Jesús el Cristo, nuestro
Dios, él le ofrece la salvación perpetua, es decir, una
vida en el cielo para siempre, en una mansión celestial,
la biblia dice: “” Juan 14:2.

Jesús es el único mediador, el que rescató a todos los


que creen: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador
entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se
dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio
testimonio a su debido tiempo”. 1 Timoteo 2:5-6.

El es también nuestro abogado, nuestro defensor, pues,


no somos perfectos: “Hijitos míos, estas cosas os escribo
para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado,
abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el
justo.” 1 Juan 2:1.

Por lo tanto no descuides tu salvación perpetua, evalúa


tú vida y mira cómo estás caminando en el camino
anunciado por Jesús y todo creyente oidor obediente:
“Por tanto, es necesario que con más diligencia
atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos
deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los
ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia

51
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si


descuidamos una salvación tan grande? La cual,
habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos
fue confirmada por los que oyeron,” Hebreos 2:1-3.

No descuides tu salvación perpetua.

Dios te bendiga

52
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

No hay otro

Texto clave: “Mirad a mí, y sed salvos, todos los


términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.”
Isaías 45:22.

Para ser salvos debemos mirar a uno que es Dios, usted


debe poner la mirada en Jesús, la biblia dice: “puestos
los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual
por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz,
menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del
trono de Dios.” Hebreos 12:2.

Lo miramos a él, para ser salvos, por medio de su


nombre, la escritura dice: “Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha
venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay
salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado
a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos
4:11-12.

Toda los términos de la tierra, se doblará ante su


presencia: Porque escrito está: “Vivo yo, dice el Señor,
que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua
confesará a Dios.” Romanos 14:11.

Porque sólo hay un Dios y no dos, ni tres, él se llama


Jesús, nuestro salvador, redentor, quién es la vida
eterna, quién es el Dios verdadero: “Pero sabemos que
el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento
para conocer al que es verdadero; y estamos en el
verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero

53
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Dios, y la vida eterna.” 1 Juan 5:20.


Cuando entendemos que no hay otro Dios, no hay otro
nombre dado a los hombres bajo el cielo para ser
salvos, entendemos que:

1. Debemos bautizamos en su nombre: “edro les dijo:


Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el
nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y
recibiréis el don del Espíritu Santo.” Hechos 2:38.

2. Pedir en su nombre: “Si algo pidiereis en mi nombre,


yo lo haré.” Juan 14:14.

3. Somos hijos de Dios: “Mas a todos los que le


recibieron, a los que creen en su nombre, les dio
potestad de ser hechos hijos de Dios” Juan 1:12.

4. Tenemos vida eterna: “para que todo aquel que en


él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de
tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo
unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se
pierda, mas tenga vida eterna.”… “El que cree en el Hijo
tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no
verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.”…
Juan 3:15-16 y 36.

5. Hacemos todo en un solo nombre: “Y todo lo que


hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el
nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por
medio de él.” Colosenses 3:17.

6. Toda rodilla se doblará: “para que en el nombre de


Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos,
54
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

y en la tierra, y debajo de la tierra” Filipenses 2:10.

Sólo hay uno que perdona pecados, un sólo Dios, un


solo salvador, su nombre es Jesús, y no hay otro.

Dios te bendiga

55
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

No te olvides de Dios

Texto clave; “Los malos serán trasladados al Seol,


Todas las gentes que se olvidan de Dios.” Salmos 9:17.

Una persona mala es aquella que no tiene a Dios en


sus planes, su vida, sus metas, su familia, etc. Por su
total olvido de su creador, la escritura dice: “Porque dos
males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de
agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas
que no retienen agua.” Jeremías 2:13.

Tú que te has olvidado de Dios, recuerda a donde serás


trasladado cuando mueras, ya es momento que le
busques arrepentido: “Pero tengo contra ti, que has
dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde
has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues
si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su
lugar, si no te hubieres arrepentido.” Apocalipsis 2:4-5.

No te olvides de Dios, no seas uno de esa gente mala.

Dios te bendiga

56
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Los Deshidratados

Texto clave: “mas el que bebiere del agua que yo le daré,


no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré
será en él una fuente de agua que salte para vida
eterna.” Juan 4:14.

Cuando la deshidratación llega al creyente está impide


que haga sus funciones normalmente, su cuerpo se
pone débil, ya no ora, no ayuna, no se congrega, no
ayuda en la iglesia.

El agua que Dios nos da nos hace saltar de alegría,


pero cuándo la dejamos de tomar, con seguridad
estaremos Deshidratados, la biblia dice: “¡Oh Jehová,
esperanza de Israel! todos los que te dejan serán
avergonzados; y los que se apartan de mí serán escritos
en el polvo, porque dejaron a Jehová, manantial de
aguas vivas.” Jeremías 17:13.

Cuándo un creyente se aleja de Dios, se debilita,


trayendo a su vida vergüenza, polvo o escasez, por dejar
la fuente de vida. El Señor Jesús es la solución a la
deshidratación, el dijo: “Si alguno tiene sed, venga a mí
y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su
interior correrán ríos de agua viva.” Juan 7:37-38.

Hoy en día tenemos que comprar el agua en este


mundo, pero el agua que el señor Jesús nos da es
gratuita, él dijo: “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio
y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de
la fuente del agua de la vida.” Apocalipsis 21:6.

57
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

La invitación de Dios es que vengas y sacies tu sed, la


deshidratación te tiene débil, no sabes que hacer para
salir de ese desierto que te encuentras, ven a Jesús, él
llenará tu vida de fuerza y alegría con su Santo
Espíritu. El nutrirá y restaurará tu cuerpo a un estado
completo y balanceado.

Dios te bendiga

58
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

El Pastor y las Ovejas

Texto clave: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a


ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como
quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con
alegría, y no quejándose, porque esto no os es
provechoso.” Hebreos 13:17.

La dirección y ministración de la iglesia está a cargo del


pastor, él es quien lleva el alimento al rebaño, el es
quién las guía, pero vemos que hoy en día se quieren
invertir las funciones, las ovejas son las que quieren
mandar y dirigir.

Las ovejas o creyentes están para obedecer a su Pastor,


ellas deben sujetarse con alegría, y sin quejarse, de lo
contrario no será provechoso.

Nuestro señor Jesús fue el mayor ejemplo de


obediencia, la escritura dice: “y estando en la condición
de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente
hasta la muerte, y muerte de cruz.” Filipenses 2:8.

Muchos creyentes en la iglesia no quieren obedecer a


su Pastor, porque no les parece o por tienen muchos
años en la iglesia y son causantes de divisiones, la
escritura dice: “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en
los que causan divisiones y tropiezos en contra de la
doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os
apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a
nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y
con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones

59
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

de los ingenuos. Porque vuestra obediencia ha venido a


ser notoria a todos, así que me gozo de vosotros; pero
quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el
mal.” Romanos 16:17-19.

No sirva al ojo, no agrade a los hombres desobedientes,


haga todo para Dios, pues él es quien nos dará la
recompensa, la biblia dice: “Siervos, obedeced en todo a
vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los
que quieren agradar a los hombres, sino con corazón
sincero, temiendo a Dios. Y todo lo que hagáis, hacedlo
de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la
herencia, porque a Cristo el Señor servís.” Colosenses
3:22-24.

Toda oveja o creyente obediente, glorifica a Dios: “pues


por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios
por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y
por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y
para todos;” 2 Corintios 9:13.

Por la obediencia purificaras tú propia alma: “Habiendo


purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad,
mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido,
amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;
siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de
incorruptible, por la palabra de Dios que vive y
permanece para siempre.” 1 Pedro 1:22-23.

Sea un creyente obediente en la iglesia, sujetarse a su


Pastor, y serás de gran provecho para nuestra Dios y
salvador Jesús. No es bueno que te estés quejando y
60
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

murmurando de tu Pastor, porque traerá para tu vida


muchas enfermedades y consecuencias de lepras en tu
vida, cómo le pasó a Aaron y a María, Dios les dijo:
“¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi
siervo Moisés? Entonces la ira de Jehová se encendió
contra ellos; y se fue. Y la nube se apartó del
tabernáculo, y he aquí que María estaba leprosa como la
nieve; y miró Aarón a María, y he aquí que estaba
leprosa.” Números 12:1-10.

Dios te bendiga y te libre de ser desobediente, causar


divisiones o de murmurar contra tú Pastor.

61
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

La Morada celestial

Texto clave: “Porque sabemos que si nuestra morada


terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de
Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en
los cielos.” 2 Corintios 5:1.

La morada que tenemos en este mundo es pasajera, no


me refiero a una casa o vivienda, por la cuáles todos
luchamos por conseguir o muchas veces pagamos un
alquiler para habitarla por cierto tiempo.

La Morada terrestre de la cual habla Pablo es nuestro


cuerpo, ella no es permanente, es solo un tabernáculo
de nuestro Espíritu.

El Señor Jesús habló de una Morada eterna, el dijo: En


la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no
fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar
lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar,
vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que
donde yo estoy, vosotros también estéis. Juan 14:2-3.

Está morada celestial es eterna, la terrestres es


temporal y ella no puede entrar al cielo. Dios nos
advierte que nos preocupemos por tener o adquirir la
morada celestial o cuerpo celestial, la biblia dice: Pero
esto digo, hermanos: “que la carne y la sangre no
pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda
la incorrupción. He aquí, os digo un misterio: No todos
dormiremos; pero todos seremos transformados, en un
momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final
trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos
62
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos


transformados. Porque es necesario que esto corruptible
se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de
inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido
de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de
inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está
escrita: Sorbida es la muerte en victoria.” 1 Corintios
15:50-54.

Para ser revestidos y poder entrar a nuestra habitación


celestial, debemos estar vestidos Espiritualmente, la
biblia dice: “Y por esto también gemimos, deseando ser
revestidos de aquella nuestra habitación celestial; pues
así seremos hallados vestidos, y no desnudos.” 2
Corintios 5:2-3.

Sólo hay un camino para ser vestido, ese camino se


llama Jesús, el dijo: Jesús le dijo: “Yo soy el camino, y
la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”
Juan 14:6.

El camino para no ser ayados desnudos o en


vergüenza, es ser revestidos, la única forma es lavar los
pecados de nuestra alma mediante el bautismo en su
nombre, la escritura dice: “porque todos los que habéis
sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.”
Gálatas 3:27.

Dios nos dio una garantía de su promesa, para estar en


la morada celestial, está garantía es su Espíritu, la
biblia dice: “Más el que nos hizo para esto mismo es
Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu.” 2

63
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Corintios 5:5.

Así, que tenemos la seguridad de recibir nuestra


morada celestial que es el cuerpo eterno, nuestra
habitación celestial: “Pero dirá alguno: ¿Cómo
resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán?”
1 Corintios 15:35.

Preocúpate por tu morada eterna en el cielo, la biblia


dice: “Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales;
pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los
terrenales.” 1 Corintios 15:40.

Dios te bendiga

64
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

¿Que hablas de tu Pastor?

Texto clave: “María y Aarón hablaron contra Moisés a


causa de la mujer cusita que había tomado; porque él
había tomado mujer cusita. Y dijeron: ¿Solamente por
Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por
nosotros? Y lo oyó Jehová. Y aquel varón Moisés era
muy manso, más que todos los hombres que había sobre
la tierra. Luego dijo Jehová a Moisés, a Aarón y a María:
Salid vosotros tres al tabernáculo de reunión. Y salieron
ellos tres. Entonces Jehová descendió en la columna de
la nube, y se puso a la puerta del tabernáculo, y llamó a
Aarón y a María; y salieron ambos. Y él les dijo: Oíd
ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta
de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con
él. No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa.
Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por
figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué, pues,
no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés?
Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos; y se
fue. Y la nube se apartó del tabernáculo, y he aquí que
María estaba leprosa como la nieve; y miró Aarón a
María, y he aquí que estaba leprosa. Y dijo Aarón a
Moisés: ¡Ah! señor mío, no pongas ahora sobre nosotros
este pecado; porque locamente hemos actuado, y hemos
pecado”. Números 12:1-11.

Muchas veces como creyentes no estamos de acuerdo


con las decisiones del pastor, y quizás nosotros
también estamos tomando las decisiones equivocadas
como es la Murmuración.

65
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Las murmuraciones contra el ministro de Dios traen


sus consecuencias, una de ellas es la lepra. Aaron era
el hermano mayor y María la menor, lo que nos explica
esta palabra es que los creyentes antiguos influyen en
los nuevos para murmurar contra el ministro de Dios.

Ustedes deben tener mucho cuidado con estas


Murmuraciones, porque la lepra en el creyente significa
impureza, es decir que ella le impedía ser parte del
pueblo de Dios, en este tiempo te impedirá entrar en el
reino de Dios.

Mi consejo para ti es que no murmuré contra tú Pastor,


si tienes desacuerdos con él, mejor habla con él, orar, o
sé obediente sujetándote, como dice la escritura:
“Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos;
porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han
de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no
quejándose, porque esto no os es provechoso”. Hebreos
13:17.

Obedece y no actúes locamente, recuerda que la lepra


te aleja del Reino de Dios.

Dios te bendiga

66
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Huyendo de la Tristeza y el Gemido

Texto clave: “Y los redimidos de Jehová volverán, y


vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre
sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la
tristeza y el gemido”. Isaías 35:10.

La tristeza es un sentimiento de dolor anímico


producido por un suceso desfavorable. Ella puede llegar
a nuestra vida por una desilusión amorosa, perdida de
un empleo, muerte de un familiar o amigo, inclusive
una mascota, también se puede manifestar por la
noticia de padecer una enfermedad, sensación de
inferioridad, etcétera.

Lo cierto es que la tristeza y el gemido pueden huir de


tu vida, todo dependerá de ti, El señor Jesús dijo que él
la puede cambiar en gozo, y pone cómo ejemplo a la
mujer cuando tiene dolores de parto, una vez que da a
luz no se acuerda de su dolor, la biblia dice: “De cierto,
de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y
el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis
tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer
cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora;
pero después que ha dado a luz un niño, ya no se
acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido
un hombre en el mundo. También vosotros ahora tenéis
tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro
corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.” Juan 16:20-
22.

Si pasas hacer parte de los redimidos tendrás el gozo

67
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

eterno. Recuerda que el que nos compró y rescató se


llama Jesús, la biblia dice:

“Porque habéis sido comprados por precio;...” 1 Corintios


6:20.

“Por precio fuisteis comprados;...” 1 Corintios 7:23.

El señor Jesús nos redimió del pecado y la maldición:

“quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de


toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio,
celoso de buenas obras.” Tito 2:14.

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por


nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el
que es colgado en un madero)” Gálatas 3:13.

Nuestro Dios y señor Jesús, es el único que puede


cambiar tu lamento y gemir en alegría, la biblia dice:
“Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio,
y me ceñiste de alegría. Por tanto, a ti cantaré, gloria
mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré
para siempre.” Salmos 30:11-12.

Busca tú gozo eterno en Dios, él es el único que puede


cambiar tu vida de tristezas y llantos en alegría.

Dios te bendiga

68
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

La Casa de Dios

Texto clave: “Aunque un ejército acampe contra mí, No


temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado. Una cosa he demandado a Jehová,
ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los
días de mi vida, Para contemplar la hermosura de
Jehová, y para inquirir en su templo. Porque él me
esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me
ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca
me pondrá en alto. Luego levantará mi cabeza sobre mis
enemigos que me rodean, Y yo sacrificaré en su
tabernáculo sacrificios de júbilo; Cantaré y entonaré
alabanzas a Jehová”. Salmos 27:3-6.

La victoria sólo se logra permaneciendo en la casa de


Dios, permanecer en su Santo templo todos los días de
nuestra vida entonando alabanzas, hace que tengamos
la cabeza en alto.

El esconderá nuestra alma en su tabernáculo en el día


que venga el mal, por eso es necesario anhelar estar en
la casa de Dios, buscarle, trayendo nuestro cuerpo y
espíritu a su presencia, este es nuestro culto con
entendimiento, la biblia dice: “Así que, hermanos, os
ruego por las misericordias de Dios, que presentéis
vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a
Dios, que es vuestro culto racional.” Romanos 12:1.

Para permanecer en la casa de Dios, tenemos que


buscarlo, llamarlo, venir a él, la escritura dice:

69
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

“Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle


en tanto que está cercano.” Isaías 55:6.

“Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo


os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me
buscaréis de todo vuestro corazón.” Jeremías 29:12-13.

Para permanecer en la casa de Dios debes acercarte a


él, para poder contemplar su hermosa presencia, y
purificar Tú corazón, la biblia dice: “Acercaos a Dios, y
él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos;
y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros
corazones”. Santiago 4:8.

En la casa de Dios aprendemos a caminar en este


mundo sin temor.

Dios te bendiga

70
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

La Confesión

Texto clave: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel


y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de
toda maldad.” 1 Juan 1:9.

La confesión es una declaración de fe, de alguna culpa,


pecados o ofensa, acompañada de arrepentimiento.
Respecto a los pecados la confesión sólo debe ser
dirigida a nuestro Dios y salvador Jesús, nunca se debe
confesar a los hombres, pues el único que puede
perdonar los pecados es Dios, él le expreso a una
mujer: “Tus pecados te son perdonados.”
Lucas 7:48.

El Señor Jesús perdono a está mujer pecadora todas


sus faltas contra Dios, esto según las sagradas
escrituras no le era permitido a los hombres, por eso
los que estaban con él se preguntaron: “¿Quién es éste,
que también perdona pecados?” Lucas 7:49.

En la iglesia católica los hombres dirigentes pueden


perdonar los pecados, y poner castigos, no se deje
engañar, confiese sus pecados solo a Dios, Jesús dijo:
“Yo y el Padre uno somos.” Juan 10:30.

Él es Díos mísmo, él es quien puede perdonar tus


pecados, el hombre no tiene esa autoridad. Usted debe
saberlo: Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico:
“Hijo, tus pecados te son perdonados. Estaban allí
sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban
en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias

71
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?”


Marcos 2:5-7.

Sólo Jesús puede perdonar tus pecados, que esperas


para venir a él, a confesarte y limpiar toda tú maldad?

Dios te bendiga

72
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Doce Motivos para Levantar las Manos a Dios

Texto clave: “Quiero, pues, que los hombres oren en todo


lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.” 1
Timoteo 2:8

Siempre que Levantemos las manos a Dios, es una


señal importante para el cristiano, veamos algunas:

1. Extendemos nuestras manos para buscar respuesta


de Dios: “Y le respondió Moisés: Tan pronto salga yo de
la ciudad, extenderé mis manos a Jehová, y los truenos
cesarán, y no habrá más granizo; para que sepas que de
Jehová es la tierra. Pero yo sé que ni tú ni tus siervos
temeréis todavía la presencia de Jehová Dios. El lino,
pues, y la cebada fueron destrozados, porque la cebada
estaba ya espigada, y el lino en caña. Mas el trigo y el
centeno no fueron destrozados, porque eran tardíos. Y
salido Moisés de la presencia de Faraón, fuera de la
ciudad, extendió sus manos a Jehová, y cesaron los
truenos y el granizo, y la lluvia no cayó más sobre la
tierra.” Éxodo 9:29-33.

2. Levantamos nuestras manos para bendecir:

“Después alzó Aarón sus manos hacia el pueblo y lo


bendijo; y después de hacer la expiación, el holocausto y
el sacrificio de paz, descendió.” Levítico 9:22.

“Alzad vuestras manos al santuario, Y bendecid a


Jehová.” Salmos 134:2.

73
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

3. Levantamos nuestras manos cuando ofrecemos a


Dios nuestros diezmos, votos, ofrendas, primicias, en
agradecimientos por sus bendiciones, sin desamparar a
su ministro o pastor, no se debe hacer el cualquier
iglesia, sino en la iglesia de Del nombre de Dios y
salvador Jesús: “Y allí llevaréis vuestros holocaustos,
vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda
elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras
ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas
y de vuestras ovejas; y comeréis allí delante de Jehová
vuestro Dios, y os alegraréis, vosotros y vuestras
familias, en toda obra de vuestras manos en la cual
Jehová tu Dios te hubiere bendecido. No haréis como
todo lo que hacemos nosotros aquí ahora, cada uno lo
que bien le parece, porque hasta ahora no habéis
entrado al reposo y a la heredad que os da Jehová
vuestro Dios. Mas pasaréis el Jordán, y habitaréis en la
tierra que Jehová vuestro Dios os hace heredar; y él os
dará reposo de todos vuestros enemigos alrededor, y
habitaréis seguros. Y al lugar que Jehová vuestro Dios
escogiere para poner en él su nombre, allí llevaréis todas
las cosas que yo os mando: vuestros holocaustos,
vuestros sacrificios, vuestros diezmos, las ofrendas
elevadas de vuestras manos, y todo lo escogido de los
votos que hubiereis prometido a Jehová. Y os alegraréis
delante de Jehová vuestro Dios, vosotros, vuestros hijos,
vuestras hijas, vuestros siervos y vuestras siervas, y el
levita que habite en vuestras poblaciones; por cuanto no
tiene parte ni heredad con vosotros. Cuídate de no
ofrecer tus holocaustos en cualquier lugar que vieres;
sino que en el lugar que Jehová escogiere, en una de tus
tribus, allí ofrecerás tus holocaustos, y allí harás todo lo
que yo te mando. Con todo, podrás matar y comer carne
74
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

en todas tus poblaciones conforme a tu deseo, según la


bendición que Jehová tu Dios te haya dado; el inmundo
y el limpio la podrá comer, como la de gacela o de ciervo.
Solamente que sangre no comeréis; sobre la tierra la
derramaréis como agua. Ni comerás en tus poblaciones
el diezmo de tu grano, de tu vino o de tu aceite, ni las
primicias de tus vacas, ni de tus ovejas, ni los votos que
prometieres, ni las ofrendas voluntarias, ni las ofrendas
elevadas de tus manos; sino que delante de Jehová tu
Dios las comerás, en el lugar que Jehová tu Dios hubiere
escogido, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, y el
levita que habita en tus poblaciones; te alegrarás
delante de Jehová tu Dios de toda la obra de tus
manos.” Deuteronomio 12:6-18.

4. Levantamos nuestras manos en señal de dedicación


en el templo la oración a nuestro Dios:

“Luego se puso Salomón delante del altar de Jehová, en


presencia de toda la congregación de Israel, y
extendiendo sus manos al cielo, dijo: Jehová Dios de
Israel, no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos ni
abajo en la tierra, que guardas el pacto y la misericordia
a tus siervos, los que andan delante de ti con todo su
corazón; que has cumplido a tu siervo David mi padre lo
que le prometiste; lo dijiste con tu boca, y con tu mano lo
has cumplido, como sucede en este día. Ahora, pues,
Jehová Dios de Israel, cumple a tu siervo David mi padre
lo que le prometiste, diciendo: No te faltará varón delante
de mí, que se siente en el trono de Israel, con tal que tus
hijos guarden mi camino y anden delante de mí como tú
has andado delante de mí. Ahora, pues, oh Jehová Dios

75
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

de Israel, cúmplase la palabra que dijiste a tu siervo


David mi padre. Pero ¿es verdad que Dios morará sobre
la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos,
no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo
he edificado? Con todo, tú atenderás a la oración de tu
siervo, y a su plegaria, oh Jehová Dios mío, oyendo el
clamor y la oración que tu siervo hace hoy delante de ti;
que estén tus ojos abiertos de noche y de día sobre esta
casa, sobre este lugar del cual has dicho: Mi nombre
estará allí; y que oigas la oración que tu siervo haga en
este lugar. Oye, pues, la oración de tu siervo, y de tu
pueblo Israel; cuando oren en este lugar, también tú lo
oirás en el lugar de tu morada, en los cielos; escucha y
perdona. Si alguno pecare contra su prójimo, y le
tomaren juramento haciéndole jurar, y viniere el
juramento delante de tu altar en esta casa; tú oirás
desde el cielo y actuarás, y juzgarás a tus siervos,
condenando al impío y haciendo recaer su proceder
sobre su cabeza, y justificando al justo para darle
conforme a su justicia. Si tu pueblo Israel fuere derrotado
delante de sus enemigos por haber pecado contra ti, y se
volvieren a ti y confesaren tu nombre, y oraren y te
rogaren y suplicaren en esta casa, tú oirás en los cielos,
y perdonarás el pecado de tu pueblo Israel, y los
volverás a la tierra que diste a sus padres. Si el cielo se
cerrare y no lloviere, por haber ellos pecado contra ti, y
te rogaren en este lugar y confesaren tu nombre, y se
volvieren del pecado, cuando los afligieres, tú oirás en
los cielos, y perdonarás el pecado de tus siervos y de tu
pueblo Israel, enseñándoles el buen camino en que
anden; y darás lluvias sobre tu tierra, la cual diste a tu
pueblo por heredad. Si en la tierra hubiere hambre,
pestilencia, tizoncillo, añublo, langosta o pulgón; si sus
76
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

enemigos los sitiaren en la tierra en donde habiten;


cualquier plaga o enfermedad que sea; toda oración y
toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu
pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su
corazón, y extendiere sus manos a esta casa, tú oirás en
los cielos, en el lugar de tu morada, y perdonarás, y
actuarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos,
cuyo corazón tú conoces (porque sólo tú conoces el
corazón de todos los hijos de los hombres); para que te
teman todos los días que vivan sobre la faz de la tierra
que tú diste a nuestros padres. Asimismo el extranjero,
que no es de tu pueblo Israel, que viniere de lejanas
tierras a causa de tu nombre (pues oirán de tu gran
nombre, de tu mano fuerte y de tu brazo extendido), y
viniere a orar a esta casa, tú oirás en los cielos, en el
lugar de tu morada, y harás conforme a todo aquello por
lo cual el extranjero hubiere clamado a ti, para que todos
los pueblos de la tierra conozcan tu nombre y te teman,
como tu pueblo Israel, y entiendan que tu nombre es
invocado sobre esta casa que yo edifiqué. Si tu pueblo
saliere en batalla contra sus enemigos por el camino que
tú les mandes, y oraren a Jehová con el rostro hacia la
ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que yo edifiqué a
tu nombre, tú oirás en los cielos su oración y su súplica,
y les harás justicia. Si pecaren contra ti (porque no hay
hombre que no peque), y estuvieres airado contra ellos, y
los entregares delante del enemigo, para que los cautive
y lleve a tierra enemiga, sea lejos o cerca, y ellos
volvieren en sí en la tierra donde fueren cautivos; si se
convirtieren, y oraren a ti en la tierra de los que los
cautivaron, y dijeren: Pecamos, hemos hecho lo malo,
hemos cometido impiedad; y si se convirtieren a ti de

77
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

todo su corazón y de toda su alma, en la tierra de sus


enemigos que los hubieren llevado cautivos, y oraren a ti
con el rostro hacia su tierra que tú diste a sus padres, y
hacia la ciudad que tú elegiste y la casa que yo he
edificado a tu nombre, tú oirás en los cielos, en el lugar
de tu morada, su oración y su súplica, y les harás
justicia. Y perdonarás a tu pueblo que había pecado
contra ti, y todas sus infracciones con que se hayan
rebelado contra ti, y harás que tengan de ellos
misericordia los que los hubieren llevado cautivos;
porque ellos son tu pueblo y tu heredad, el cual tú
sacaste de Egipto, de en medio del horno de hierro.
Estén, pues, atentos tus ojos a la oración de tu siervo y a
la plegaria de tu pueblo Israel, para oírlos en todo
aquello por lo cual te invocaren; porque tú los apartaste
para ti como heredad tuya de entre todos los pueblos de
la tierra, como lo dijiste por medio de Moisés tu siervo,
cuando sacaste a nuestros padres de Egipto, oh Señor
Jehová. Cuando acabó Salomón de hacer a Jehová toda
esta oración y súplica, se levantó de estar de rodillas
delante del altar de Jehová con sus manos extendidas al
cielo” 1 Reyes 8:22-54.

“Se puso luego Salomón delante del altar de Jehová, en


presencia de toda la congregación de Israel, y extendió
sus manos. Porque Salomón había hecho un estrado de
bronce de cinco codos de largo, de cinco codos de ancho
y de altura de tres codos, y lo había puesto en medio del
atrio; y se puso sobre él, se arrodilló delante de toda la
congregación de Israel, y extendió sus manos al cielo, y
dijo” 2 Crónicas 6:12-13.

“Y a la hora del sacrificio de la tarde me levanté de mi


78
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

aflicción, y habiendo rasgado mi vestido y mi manto, me


postré de rodillas, y extendí mis manos a Jehová mi
Dios, y dije: Dios mío, confuso y avergonzado estoy para
levantar, oh Dios mío, mi rostro a ti, porque nuestras
iniquidades se han multiplicado sobre nuestra cabeza, y
nuestros delitos han crecido hasta el cielo. Desde los
días de nuestros padres hasta este día hemos vivido en
gran pecado; y por nuestras iniquidades nosotros,
nuestros reyes y nuestros sacerdotes hemos sido
entregados en manos de los reyes de las tierras, a
espada, a cautiverio, a robo, y a vergüenza que cubre
nuestro rostro, como hoy día.” Esdras 9:5-7.

6. Levantamos las manos en humillación y adoración a


Dios:

“Bendijo entonces Esdras a Jehová, Dios grande. Y todo


el pueblo respondió: !!Amén! !!Amén! alzando sus
manos; y se humillaron y adoraron a Jehová inclinados
a tierra.” Nehemías 8:6.

“Levántate, da voces en la noche, al comenzar las


vigilias; Derrama como agua tu corazón ante la
presencia del Señor; Alza tus manos a él implorando la
vida de tus pequeñitos, Que desfallecen de hambre en
las entradas de todas las calles.” Lamentaciones 2:19.

7. Levantamos las manos en señal a Dios para pedir


fortaleza para nuestras manos:

“Porque todos ellos nos amedrentaban, diciendo: Se


debilitarán las manos de ellos en la obra, y no será

79
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

terminada. Ahora, pues, oh Dios, fortalece tú mis


manos.” Nehemías 6:9.

“He aquí, tú enseñabas a muchos, Y fortalecías las


manos débiles” Job 4:3.

8. Debemos levantar nuestras manos en el nombre de


Dios: “Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré
mis manos.” Salmos 63:4.

9. En el día de la angustia debemos levantar a él las


manos:

“Al Señor busqué en el día de mi angustia; Alzaba a él


mis manos de noche, sin descanso; Mi alma rehusaba
consuelo.” Salmos 77:2.

“Mis ojos enfermaron a causa de mi aflicción; Te he


llamado, oh Jehová, cada día; He extendido a ti mis
manos.” Salmos 88:9.

10. Dios adiestra nuestras manos para el día de la


batalla: “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra
mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra”
Salmos 144:1.

11. La orden de nuestro Dios y Señor Jesús es que


levantemos en todo lugar nuestras manos santas:
“Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar,
levantando manos santas, sin ira ni contienda.” 1
Timoteo 2:8.

12. Levanta tu frente, levanta tus manos y adora a tu


80
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Dios y salvador Jesús, porque si no lo haces llegar el


tiempo en que el enemigo buscara la manera de poner
su marca en tus manos: “Y vi tronos, y se sentaron
sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las
almas de los decapitados por causa del testimonio de
Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían
adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron
la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y
reinaron con Cristo mil años.” Apocalipsis 20:4.

Hermanos levanta tus manos en señal de victoria y


adoración, gratitud, reconocimiento, fuerza y victoria a
Dios nuestro Señor Jesús, no te canses de darle esta
honra, no te debilites busca siempre a la piedra de
nuestra salvación, no dejes de congregarte, juntos y en
armonía podemos mantenernos en victoria.

Mí amado Dios y señor Jesús te siga bendiciendo

81
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Las lágrimas no son eternas

Texto clave: “Los que sembraron con lágrimas, con


regocijo segarán.” Salmos 126:5.

Éste tema es para todas las madres, esas madres que


sufren mucho por sus hijos, mujeres que son
maltratadas, mujeres que se sienten tristes y que en su
soledad solo les queda sacar sus lágrimas de lo más
profundo de su ser.

Mujer que has pasado por muchas angustias y


dificultades que te hacen llorar en esta vida, yo hoy te
digo que así como la vida termina toda lagrima también
un día terminará para siempre, está es la esperanza de
todos los cristianos, Dios dijo que él enjugara toda
lagrimal y más nadie te hará llorar: “Y oí una gran voz
del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con
los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su
pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.
Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no
habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor;
porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba
sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas
las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son
fieles y verdaderas.” Apocalipsis 21:3-5.

Dios un día terminará con todas tus lágrimas, solo


sigue adelante y persevera en el camino de la verdad y
la vida eterna.
Dios te bendiga

82
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

La Oración en Todo Tiempo

Texto clave: “orando en todo tiempo con toda oración y


súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda
perseverancia y súplica por todos los santos;”
Efesios 6:18.

La oración constante no se detiene, no espera que estés


bien para dejar de orar, ella debe ser en todo tiempo, es
decir estés bien o angustiado, debemos seguir orando
por los santos, con toda perseverancia y súplica.

Nuestro Dios y salvador Jesús quiere que no pares, no


dejes de clamar en su nombre, el dijo: Orad sin cesar.
1 Tesalonicenses 5:17.

Hermanos sigamos unidos en oración, en todo tiempo,


en todas las iglesias, en todo lugar, recuerda que esta
es la confianza que tenemos en él, que si pedimos
alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si
sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que
pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le
hayamos hecho.
1 Juan 5:14-15.

No paremos de orar mutuamente los unos por los otros,


velemos en oración y súplica

Dios te bendiga

83
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Ora, Ama y Perdona

Texto clave: “Y cuando estéis orando, perdonad, si


tenéis algo contra alguno, para que también vuestro
Padre que está en los cielos os perdone a vosotros
vuestras ofensas”. Marcos 11:25.

Recuerda que si tienes alguna raíz de amargura contra


alguno debes primero demostrar tu amor, perdonar,
para que tú oración no tenga estorbo.

Tus oraciones deben ser sin tropiezo y santidad, para


ello debemos perdonar las ofensas, la escritura dice: “y
haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo
cojo no se salga del camino, sino que sea sanado.
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie
verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de
alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de
amargura, os estorbe, y por ella muchos sean
contaminados;” Hebreos 12:13-15.

No dejes que el enemigo contamine tú comunicación


con Dios. Ora, Ama y perdona, para que recibas de
Dios lo mismo desde el cielo, una respuesta de tú
oración con el amor de su perdón.

Dios te bendiga

84
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Mi Bendición

La realidad que yo tengo en Dios mí señor Jesús, es


que él es mi bendición, yo no le pido a los muertos y
menos a una imagen de ellos, yo solo confío en el único
que resucitó de los muertos y tiene vida por sí mismo,
se llama Jesús de Nazareth.

La biblia dice: “No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros,


Sino a tu nombre da gloria, Por tu misericordia, por tu
verdad. ¿Por qué han de decirlas gentes:¿Dónde está
ahora su Dios? Nuestro Dios está en los cielos; Todo lo
que quiso ha hecho. Los ídolos de ellos son plata y oro,
Obra de manos de hombres. Tienen boca, mas no
hablan; Tienen ojos, mas no ven; Orejas tienen, mas no
oyen; Tienen narices, mas no huelen; Manos tienen, mas
no palpan; Tienen pies, mas no andan; No hablan con su
garganta. Semejantes a ellos son los que los hacen, Y
cualquiera que confía en ellos. Oh Israel, confía en
Jehová; El es tu ayuda y tu escudo. Casa de Aarón,
confiad en Jehová; El es vuestra ayuda y vuestro
escudo. Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová; El
es vuestra ayuda y vuestro escudo. Jehová se acordó de
nosotros; nos bendecirá; Bendecirá a la casa de Israel;
Bendecirá a la casa de Aarón. Bendecirá a los que
temen a Jehová, A pequeños y a grandes. Aumentará
Jehová bendición sobre vosotros; Sobre vosotros y sobre
vuestros hijos. Benditos vosotros de Jehová, Que hizo los
cielos y la tierra. Los cielos son los cielos de Jehová; Y
ha dado la tierra a los hijos de los hombres. No alabarán
los muertos a JAH, Ni cuantos descienden al silencio;
Pero nosotros bendeciremos a JAH Desde ahora y para

85
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

siempre. Aleluya.” Salmos 115:1-18.


Yo no alabo a los muertos, ellos no pueden hacer nada,
mi bendición viene del que vive desde ahora y para
siempre.

Deja ya de buscar ayuda en las imágenes, no seas


cómo ellas, MUERTOS.

Deuteronomio 28:2 dice: “Y vendrán sobre ti todas estas


Bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová
tu Dios.”

Dile NO a las Imágenes, se obediente y adora a Dios en


Espíritu y en Verdad, que Jesús el Cristo: "Bendito sea
el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha
bendecido con toda bendición espiritual en los lugares
celestiales en Cristo" Efesios 1:3.

y no se te olvide de dar bendiciones a tu Dios: “Cuando


hayas comido y te hayas saciado, bendecirás al SEÑOR
tu Dios por la buena tierra que Él te ha dado.”
Deuteronomio 8:10.

Dios te bendiga

86
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

La Seguridad de Tu Felicidad

Texto clave: “Pero alégrense todos los que en ti confían;


Den voces de júbilo para siempre, porque tú los
defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre.”
Salmos 5:11.

Un creyente feliz es aquel que tiene su confianza en el


nombre de su Dios y Señor Jesús. La seguridad en él
llenará tu vida de júbilo, es decir de gritos de felicidad.
Los que no tienen su confianza en el nombre de Jesús,
son los que viven quejándose y lamentándose, la biblia
dice: “Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi
cilicio, y me ceñiste de alegría.” Salmos 30:11.

Dios te puede desatar de tu tristeza y convertirla en


gozo eterno, la escritura dice: “Y los redimidos de
Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo
perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y
alegría, y huirán la tristeza y el gemido.” Isaías 35:10.

La seguridad de mi felicidad eterna está puesta en el


nombre de mi Dios y Salvador Jesús, hoy te invito que
invoque su nombre, pues él es quien nos defiende de
todo aquello que quiere producir en nosotros la tristeza,
Jesús dijo: “Estas cosas os he hablado, para que mi
gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.”
Juan 15:11.
Entrega tú tristeza y dolor a Dios, y el te hará sonreír
de nuevo. Él es la seguridad de tú felicidad.

DIOS te bendiga

87
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Ferviente Amor

Texto clave: “Y ante todo, tened entre vosotros ferviente


amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.” 1
Pedro 4:8.

Antes de otras cosas primero debes tener en tú vida


Cristiana Ferviente Amor, es decir demostrar tu
entusiasmo y admiración por el Señor Jesús, siguiendo
el ejemplo de su amor y compromiso con tu prójimo
mediante el perdón a los que te han ofendido,
ayudándoles en sus necesidades con hechos, la biblia
dice: “En esto hemos conocido el amor, en que él puso su
vida por nosotros; también nosotros debemos poner
nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene
bienes de este mundo y ve a su hermano tener
necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el
amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra
ni de lengua, sino de hecho y en verdad.” 1 Juan 3:16-
18.

Ser ferviente de amor es no mirar la ofensas, ser


ferviente de amor es buscar la reconciliación con mi
hermano, mi hijo, mi esposa, esposo, amigo, familia,
etc., Esto es lo que me alejará y cubrirá de muchos
pecados, el amor que es el vínculo perfecto, la escritura
dice: “soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos
a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera
que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y
sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el
vínculo perfecto”. Colosenses 3:13-14.

El ferviente amor consiste en amar a Dios y a tus


88
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

hermanos, los creyentes que no han solucionado sus


problemas con alguien que los ofendió, la razón es que
no tiene ferviente amor, no hierve el amor dentro de su
ser en buscar la paz, recuerda el mandamiento que
tenemos del Señor Jesús: “El que ama a Dios, ame
también a su hermano”. 1 Juan 4:21.

Para concluir haz todo con ferviente amor, con


entusiasmo y admiración por la obra de Dios, no dejes
que tu amor deje de hervir dentro de tu ser, la biblia
dice: “Todas vuestras cosas sean hechas con amor.” 1
Corintios 16:14.

El Ferviente Amor es la seguridad de que nada te podrá


separar del Señor Jesús, la multitud de cosas que
vendrán no podrán separarte de Dios, la escritura dice:
“Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida,
ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente,
ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra
cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es
en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 8:38-39.

Dios te bendiga

89
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Durmiendo Confiado

Texto clave: “En paz me acostaré, y asimismo dormiré;


Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.” Salmos
4:8.

Muchas personas en el mundo quizás en este momento


no tienen el privilegio de dormir en paz y menos dormir
confiado. Para obtener está paz debemos poner nuestra
confianza en el Señor Jesús, no en el mundo, la
escritura dice: “Porque él es nuestra paz, que de ambos
pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de
separación, aboliendo en su carne las enemistades, la
ley de los mandamientos expresados en ordenanzas,
para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo
hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar
con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las
enemistades”. Efesios 2:14-16.

El medio para dormir en paz y seguros se llama Jesús,


la biblia dice: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz
para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;”
Romanos 5:1.

El mundo trae para tú vida aflicción, angustia,


insomnio, Jesús es el único que puede traerte paz, la
escritura dice: “Estas cosas os he hablado para que en
mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero
confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33.

En esta noche no estés afanoso, pídele a Dios que te


proteja, que duermas en paz, dale gracias por tu día y
ten la seguridad que él guardará tu vida del mal, la
90
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

biblia dice:
“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras
peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con
acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo
entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros
pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7.

La escritura dice en el Antiguo Testamento que Jehová


te hace vivir confiado, entendemos que Jehová es el
salvador, y el nombre del salvador debajo el cielo dado
a los hombres en el Nuevo Testamento se llama Jesús:
“Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los
edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.
Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro
nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que
podamos ser salvos.” Hechos 4:11-12.

Sólo Jesús es nuestra paz y solo Jesús nos hace vivir


confiado. Y recuerda que Dios no es Dios de confusión,
sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,
1 Corintios 14:33.

Dios te bendiga

91
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Jesús oye y responde

Texto clave: “Tarde y mañana y a mediodía oraré y


clamaré, Y él oirá mi voz.” Salmos 55:17.

Tú oración de la tarde es oída por Dios


Tú oración de la mañana es oída por Dios
Tú oración de la noche es oída por Dios

Tus oraciones son oídas por Dios y son respondidas, el


dijo:

“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os


abrirá”. Mateo 7:7.

“Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando,


creed que lo recibiréis, y os vendrá”. Marcos 11:24.

Tú clamor de la tarde es oído por Dios


Tú clamor por la mañana es oído por Dios
Tú clamor por la noche es oído por Dios

Tú clamor además de ser oído por Dios es respondido,


el dijo; Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré
cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías
33:3.

Nuestro Dios y salvador Jesús oye y responde, no dejes


de orar, no dejes de clamar, Dios responderá, el dijo.:
“Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún
hablan, yo habré oído.” Isaías 65:24.

El atenderá tu oración, el atenderá tu clamor, el


92
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

atenderá la voz de tu súplica, la biblia dice: “Si en mi


corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no
me habría escuchado. Mas ciertamente me escuchó Dios;
Atendió a la voz de mi súplica”. Salmos 66:18-19.

No pongas tú confianza en el nombre, no clames a él,


eres bendecido cuan oras y clamas a nuestro Dios y
salvador Jesús, el escucha y responde, en el está
nuestra confianza: “Bendito el varón que confía en
Jehová, y cuya confianza es Jehová.” Jeremías 17:7.

Dios te bendiga

93
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Invócame en el día de la angustia

Texto clave: “E invócame en el día de la angustia; Te


libraré, y tú me honrarás.” Salmos 50:15.

Siempre que tenemos problema y estos nos angustian,


lo primero que hacemos es buscar ayuda en nuestros
familiares o amigos, etc. Nunca llamamos a Dios, que
es lo que deberíamos hacer primeramente como
cristianos.

Debemos tener la confianza que cuando le llamemos él


responderá, está es su promesa, el dijo: “Clama a mí, y
yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas
que tú no conoces.” Jeremías 33:3.

Cuando llamamos a Dios, él oirá tus palabras y


responderá: “Y antes que clamen, responderé yo;
mientras aún hablan, yo habré oído.” Isaías 65:24.

Dios te escucha, aunque usted no lo ve, él te librará de


todas tus angustias, sus oídos están atentos a tú
llamado:
“Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus
oídos al clamor de ellos. La ira de Jehová contra los que
hacen mal, Para cortar de la tierra la memoria de ellos.
Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus
angustias”. Salmos 34:15-17.

La condición de sus respuestas es llamarlo de todo


corazón, en su nombre, o con el acuerdo de tus
hermanos en Cristo:
“Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo
94
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me


buscaréis de todo vuestro corazón.” Jeremías 29:12-13.

“Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid,


y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.”
Juan 16:24.

“Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de


acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que
pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los
cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi
nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” Mateo 18:19-20.

Llama a Dios en oración en el nombre de Jesús, con


todo tú corazón, o con la ayuda y acuerdo de tus
hermanos, en tus necesidades y verás la respuesta de
Dios, pues en medio de ti esta la presencia del
verdadero Dios y la vida eterna, JESÚS. 1 Juan 5:20.

Cuando entendemos que el nombre de Dios es Jesús, y


lo llamamos por su nombre, él responderá, el dijo: “Si
algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.” Juan 14:14.

Llama a Dios en el nombre de Jesús y verás que


responderá a tu llamado.

Dios te bendiga

95
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

El que te amó primero

El que te amo primero no fue tu novio o novia, no


fueron tus padres, no fue tu amigo, o tu familia.

El que te amó primero se llama Jesús, por eso Nosotros


le amamos a él, porque él nos amó primero. 1 Juan 4:19.

Cuando reconocemos y testificamos este amor con


hechos, este amor se verá reflejado para con todos
nuestros hermanos: Si alguno dice: “Yo amo a Dios, y
aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no
ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar
a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este
mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a
su hermano.” 1 Juan 4:20-21.

Muchos dicen ser cristianos, dicen amar a Dios, pero


sus frutos de odio, divisiones, chismes, celos, envidias,
demuestran lo contrario. La biblia dice: “En esto se
manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo
aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano,
no es de Dios. Porque este es el mensaje que habéis oído
desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No
como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y
por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y
las de su hermano justas. Hermanos míos, no os
extrañéis si el mundo os aborrece. Nosotros sabemos que
hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los
hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en
muerte. Todo aquel que aborrece a su hermano es
homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida
eterna permanente en él. En esto hemos conocido el
96
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

amor, en que él puso su vida por nosotros; también


nosotros debemos poner nuestras vidas por los
hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a
su hermano tener necesidad, y cierra contra él su
corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos,
no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en
verdad. Y en esto conocemos que somos de la verdad, y
aseguraremos nuestros corazones delante de él; pues si
nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro
corazón es Dios, y él sabe todas las cosas. Amados, si
nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en
Dios; y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de
él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las
cosas que son agradables delante de él. Y este es su
mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo
Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha
mandado.” 1 Juan 3:10-23.

Estás palabras son para ti, tú qué dices tener el amor


de Dios, pero que eres del maligno, qué permaneces en
muerte, que eres un homicida, tú que no cumples el
mandamiento de Dios, de amarnos unos a otros.

Recuerda que el que ama a Dios ame también a su


hermano.

Dios te bendiga

97
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

La Vocación del joven Cristiano

Texto clave: “Soportándoos unos a otros, y


perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja
contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así
también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas
vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.” Colosenses
3:13-14.

La vocación de todo creyente es el vestirse de amor y


humildad, para que puedas soportar a los hermanos
difíciles, no te estés quejando por su forma de ser,
controla tu irá, ten paciencia con él, ten paz, conserva
la unidad y llena tu vida de amor que es el vinculo
perfecto, el apóstol Pablo dijo: “Yo pues, preso en el
Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación
con que fuisteis llamados, con toda humildad y
mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a
los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del
Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu,
como fuisteis también llamados en una misma
esperanza de vuestra vocación;” Efesios 4:1-4.

Ahora ya sabes cuál es tu vocación como cristiano, no


es la nacionalidad, el color de piel, la raza, etc. es el
amor de Dios, este es el vínculo perfecto, es el
mandamiento nuevo del señor Jesús: “Un mandamiento
nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he
amado, que también os améis unos a otros.” Juan 13:34

Dios te bendiga

98
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Todo se puede obtener

Texto clave: “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis


orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.” Marcos
11:24.

Sabias que todo se puede obtener mediante la oración


en el nombre de Jesús. Así que deja ya de pedirle a
santa Claus y a los reyes magos.

Ten la seguridad que si pides en el nombre de Jesús, lo


recibirás, esa petición vendrá. Jesús dijo: “Si algo
pidiereis en mi nombre, yo lo haré.” Juan 14:14.

Este gozo solo se cumple cundo usted aprenda a pedir


en el nombre del Señor Jesús, quizás hasta ahora no
has recibido nada, y la razón de todo esto es porque no
has mirado con fe el nombre del Señor Jesús, el dijo:

“Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid,


y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.” San
Juan 16:24

“Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es


posible.” San Marcos 9:23.

Solo cree y veras que todo se puede obtener

Dios te bendiga

99
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Las Rebeliones Borradas

Texto clave: “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por


amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.”
Isaías 43:25.

Las Rebeliones contra Dios nos separaba de su gracia y


amor, esta acta que nos separaba él las borró, las quitó
con su muerte en la Cruz:
“anulando el acta de los decretos que había contra
nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio
y clavándola en la cruz,” Colosenses 2:14.

Para que se haga efectiva en tu vida debes aceptarla


mediante la fe y las obras de obediencia, borrando
todos tus pecados en el bautismo de su nombre:
“Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y
bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.”
Hechos 22:16.

Si quieres vivir una vida nueva y no un año nuevo,


busca borrar tus pecados y vivir una vida nueva en el
gozo eterno de Dios: “De modo que si alguno está en
Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he
aquí todas son hechas nuevas.” 2 Corintios 5:17.

Sea feliz entregue sus cargas a Jesús, el quiere borrar


tus pecados, tus rebeldías, tus iras, errores, para que
vivas una nueva vida.

Dios te bendiga

100
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Las Voces de Júbilo

Texto clave: “Pero alégrense todos los que en ti confían;


Den voces de júbilo para siempre, porque tú los
defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre.”
Salmos 5:11.

La palabra júbilo significa gozo, regocijo o alegría; esta


es la verdadera confianza de los creyentes, ellos
siempre se regocijan en el nombre de Dios. En estas
fiestas del mundo quizás a muchos se les acabó el gozo,
la alegría se les volvió angustias.
El creyente sigue entrando con alegría en la presencia
del Señor: “Entrad por sus puertas con acción de
gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid
su nombre.” Salmos 100:4.
Seguimos por siempre en el gozo del Señor Jesús, la
Biblia dice: “Estad siempre gozosos.” 1 Tesalonicenses
5:16.

Nos gozamos en su presencia dándole gracias por las


victorias y alabanza debido a su nombre, entendiendo
que nuestro jubilo y trabajo en él, no es en vano. La
escritura dice: “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos
da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Así
que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes,
creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que
vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” 1 Corintios
15:57-58.

Seguimos firmes creciendo en el gozo del señor, dando


voces de júbilo por siempre.

101
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Bendiciendo y siendo bendecidos

“La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade


tristeza con ella.” Proverbios 10:22.

Las bendiciones de Dios vienen por la fidelidad de los


creyentes, ellas no añaden tristezas cuándo las das,
ellas son:

1. Las Primicias: “Honra a Jehová con tus bienes, Y con


las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus
graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de
mosto.” Proverbios 3:9-10.

2. Los Diezmos y Ofrendas: “Traed todos los diezmos al


alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en
esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las
ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros
bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también
por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de
la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice
Jehová de los ejércitos.” Malaquías 3:10-11.

3. Dar generosamente con alegría tus ofrendas: “Pero


esto digo: El que siembra escasamente, también segará
escasamente; y el que siembra generosamente,
generosamente también segará. Cada uno dé como
propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad,
porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios
para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de
que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo
suficiente, abundéis para toda buena obra; como está
escrito: Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece
102
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

para siempre. Y el que da semilla al que siembra, y pan


al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera,
y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que
estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual
produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.
Porque la ministración de este servicio no solamente
suple lo que a los santos falta, sino que también abunda
en muchas acciones de gracias a Dios;” 2 Corintios 9:6-
12.

Dar no añade tristeza, ser fiel añade muchas


bendiciones; porque Dios ama y bendice al dador
alegre.

Dios te bendiga

103
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

¿Donde Prefieres Morir?

Texto clave: “Porque ninguno de nosotros vive para sí, y


ninguno muere para sí. Pues si vivimos, para el Señor
vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues,
sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.”
Romanos 14:7-8.

Esta frase sólo puede ser entendida para los que


decidieron seguir al Señor Jesús, los que viven
haciendo su voluntad, sólo así podemos estar seguro de
nuestro destino espiritual; el apóstol Pablo dijo: “Porque
para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.”
Filipenses 1:21.
La muerte es una realidad para todo ser humano, se ha
dicho que nadie puede vencer la muerte, pues le
informó que la muerte si se puede vencer.
Usted puede decidir para quién quiere morir en esta
vida:
Morir en el mundo y para el mundo es vergüenza y su
paga por el pecado es muerte eterna, la escritura dice:
“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de
Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”
Romanos 6:23.

La muerte en el pecado es una vergüenza eterna, es


como vivir para nada; como una nube sin agua,
llevados en este mundo sin rumbo fijo; cuyo fin de
estas personas son la oscuridad eterna, la Biblia dice:
“Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo
impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos;
nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los
vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y
104
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

desarraigados; fieras ondas del mar, que espuman su


propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales
está reservada eternamente la oscuridad de las
tinieblas.” Judas 1:12-13.

Pablo tiene toda la razón morir en Cristo es ganancia


eterna, pero morir en la vida terrenal y en las
tradiciones del mundo es una vergüenza eterna, la
Biblia dice: “el fin de los cuales será perdición, cuyo dios
es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo
piensan en lo terrenal. Mas nuestra ciudadanía está en
los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al
Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la
humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo
de la gloria suya, por el poder con el cual puede también
sujetar a sí mismo todas las cosas.” Filipenses 3:19-21.
Es necesario morir en Cristo Jesús para vestirnos de
inmortalidad; la Biblia dice: “Porque es necesario que
esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se
vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya
vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de
inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está
escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh
muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?”
1 Corintios 15:53-55.

Morir es una realidad, morir en el pecado una


vergüenza; morir en Cristo Jesús es una victoria; usted
decide donde prefiere morir?

Dios te bendiga

105
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Entregado al mentiroso

Texto clave: “Me ha entregado Dios al mentiroso, Y en


las manos de los impíos me hizo caer.”
Job 16:11.

Muchas veces nos ha pasado con nuestros amigos o


familiares más cercanos; en medio de un montón de
problemas en nuestras vidas en vez de darnos palabras
de ánimo y de consuelo, lo que hacen es causarnos más
problemas.

Job nos enseña de esta clase de amigos, él dijo:


“Muchas veces he oído cosas como estas; Consoladores
molestos sois todos vosotros. ¿Tendrán fin las palabras
vacías? ¿O qué te anima a responder? También yo
podría hablar como vosotros, Si vuestra alma estuviera
en lugar de la mía; Yo podría hilvanar contra vosotros
palabras, Y sobre vosotros mover mi cabeza. Pero yo os
alentaría con mis palabras, Y la consolación de mis
labios apaciguaría vuestro dolor. Si hablo, mi dolor no
cesa; Y si dejo de hablar, no se aparta de mí. Pero ahora
tú me has fatigado; Has asolado toda mi compañía. Tú
me has llenado de arrugas; testigo es mi flacura, Que se
levanta contra mí para testificar en mi rostro. Su furor
me despedazó, y me ha sido contrario; Crujió sus dientes
contra mí; Contra mí aguzó sus ojos mi enemigo.
Abrieron contra mí su boca; Hirieron mis mejillas con
afrenta; Contra mí se juntaron todos.”
Job 16:2-10.

Es fácil criticar, pero difícil creer y dar palabras de


aliento.
106
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

DIOS permite estas pruebas y angustias en nuestras


vidas para edificación y no para mal.

El enemigo busca quebrantar nuestras vidas con la


mentira, el manda sus flechas en palabras
envenenadas; para afligirnos a pesar de no haber hecho
nada, el dijo: “Me rodearon sus flecheros, Partió mis
riñones, y no perdonó; Mi hiel derramó por tierra. Me
quebrantó de quebranto en quebranto; Corrió contra mí
como un gigante. Cosí cilicio sobre mi piel, Y puse mi
cabeza en el polvo. Mi rostro está inflamado con el lloro,
Y mis párpados entenebrecidos, A pesar de no haber
iniquidad en mis manos, Y de haber sido mi oración
pura.” Job 16:13-17.

Job nos enseña que los hombres disputarán en sus


razonamientos, unos te condenaran, otros te
defenderán. Pero tú lo único que tienes que hacer es
derramar tus lágrimas ante Dios, él es nuestro testigo
en los cielos y nuestro testimonio en las alturas. Sólo él
dará el pago, la Biblia dice: “Mas he aquí que en los
cielos está mi testigo, Y mi testimonio en las alturas.
Disputadores son mis amigos; Mas ante Dios derramaré
mis lágrimas.” Job 16:19-20.

Nuestra alma de cierto se angustia, se entristece dentro


de nuestro ser, usted debe aconsejar a su alma y
decirle: “¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas
dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de
alabarle, Salvación mía y Dios mío.”
Salmos 42:5.
Si te encuentras en alguna dificultad, y eres señalado

107
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

por tus amigos o familiares, sólo habla con Dios y


espera en él. Sólo recuerda: “Muchas son las aflicciones
del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. El
guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será
quebrantado. Matará al malo la maldad, Y los que
aborrecen al justo serán condenados. Jehová redime el
alma de sus siervos, Y no serán condenados cuantos en
él confían.” Salmos 34:19-22.

Dios te bendiga

108
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Puedes tenerlo todo

Texto clave: “Tan torpe era yo, que no entendía; Era


como una bestia delante de ti. Con todo, yo siempre
estuve contigo; Me tomaste de la mano derecha. Me has
guiado según tu consejo, Y después me recibirás en
gloria. ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera
de ti nada deseo en la tierra. Mi carne y mi corazón
desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es
Dios para siempre. Porque he aquí, los que se alejan de
ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se
aparta. Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el
bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, Para
contar todas tus obras.” Salmos 73:22-28.

Que bueno es comprender que la mayor riqueza en este


mundo es tener a Dios y su hermosa presencia... Usted
puede tener mucho dinero, puede que tengas mucho
trabajo, diferentes ocupaciones, etc. Y crees que estas
bien, que no te hace falta nada, pero la realidad es que
tienes un gran vacío, si te haz dado cuenta ese vacío
solo lo puede llenar el SEÑOR JESÚS. Si lo tienes a él,
lo tienes todo. Te diré que estarás completo, la Biblia
dice: “y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza
de todo principado y potestad.”Colosenses 2:10.

Con Dios estarás completo.

¿Qué esperas para venir a él?

109
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

No retrocedas

Hola Dios te bendiga, se que haz pasado un año con


muchas luchas y pruebas y sí todavía estás pasando
por algún problema, una situación complicada,
preocupado por una prueba, estás angustiado, pasando
tiempos difíciles, recuerda que Dios te dice hoy: “No
tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes,
que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre
te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano
derecha”. Isaías 41:10.

Tu Dios nunca te dejara solo, así que no tengas miedo,


no te desanimes, viene un nuevo año, vienen nuevas
luchas.... Quizás con temblores, con furia, tu solo
recuerda que Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto,
no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se
traspasen los montes al corazón del mar; Aunque
bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a
causa de su braveza. Del río sus corrientes alegran la
ciudad de Dios, El santuario de las moradas del
Altísimo. Dios está en medio de ella; no será
conmovida.
Dios la ayudará al clarear la mañana. Bramaron las
naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se
derritió la tierra. Jehová de los ejércitos está con
nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Venid,
ved las obras de Jehová,
Que ha puesto asolamientos en la tierra. Que hace
cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que
quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el
fuego. Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré
110
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.


Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Salmo 46:1-11.

Hermano no te desanimes ten FE y sigue hacia


adelante: Escucha lo que te mando: “Esfuérzate y sé
valiente. No temas ni desmayes, que yo soy el Señor tu
Dios, y estaré contigo por dondequiera que vayas.”
Josué 1:9.

No retrocedas sigue en este nuevo año peleando la


buena batalla de la FE. Y si eres uno de los que este
año se desanimo y haz retrocedido, créeme que haz
desagradado a Dios, el dijo: "y si retrocediere, no
agradará a mi alma." Hebreos 10:38.
Todavía estas a TIEMPO DE LEVANTARTE, Levántate,
porque esta es tu obligación, y nosotros estaremos
contigo; esfuérzate, y pon mano a la obra. Esdras 10:4.
DIOS TE HA DADO EL PODER, ahora es tu obligación,
porque tú no estás solo, no tengas miedo, que yo estoy
contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy
quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te
sostendré con mi justiciera mano derecha. Isaías 41:10.

Si quieres que la verdadera luz te alumbre deja ya de


dormir, deja esa vida sin sentido, despierta, no sigas en
esa vida de muerte, no sigas siendo del mundo,
recuerda que Jesús te dio la libertar: "Por lo cual dice:
Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos,
Y te alumbrará Cristo. Efesios 5:14.

Dios te bendiga

111
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Glosario

Adoración: Es la obligación que toda la creación de


Dios tiene, de darle a El todo honor, gloria, alabanza y
honra porque El es el santo y divino Creador. La
adoración es debida solamente a Dios (Exo. 20:3; Mat.
4:10; Apoc.22:9). Jesús, siendo Dios en la carne (Juan
1:1,14; Col. 2:9), recibió justamente adoración (Mat.
2:2,11; Juan 9:35-40; Heb. 1:6).

Arrepentimiento: El arrepentimiento (griego metanoia,


literalmente "cambiar de mente") significa volverse,
cambiar: en el N.T. se refiere a volverse del camino del
pecado. Somos llamados por Dios para abandonar el
pecado. De hecho, Dios manda a todos los hombres en
todas partes que se arrepientan de sus pecados (Hech.
17:30). La paciencia de Dios nos lleva al
arrepentimiento (2 Ped. 3:9) como también Su
misericordia (Rom. 2:4).

Ayunar, ayuno: Ayunar es privarse de alimentos por


un período determinado con un propósito específico, a
menudo espiritual. Es una práctica bíblica que
involucra el "debilitamiento" del cuerpo con el propósito
de "fortalecer" el espíritu, destinado a producir una
alerta espiritual. Es interesante notar que el pecado
entró en el mundo a través de Adán y Eva por el acto de
desobediencia que consistió en comer lo que no debían
(Gén. 3:6). En el N.T. se nos llama a ayunar (Mat. 6:16).
Vea también 1 Rey. 21:27; Salmo 35:13; Hechos 13:3; 2
Cor. 6:5).

112
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Comunión: No hay una definición específica del


término en el N.T.. Sin embargo, somos llamados a la
comunión unos con otros (1 Juan 1:3), con Jesús (1
Cor. 1:9), con el Padre (1 Juan 1:3), y con el Espíritu
Santo (2 Cor. 13:14). La comunión implica compartir
intereses, deseos, motivaciones, emociones y objetivos
comunes. Requiere compartir tiempo en comunicarse,
ocuparse uno de otro y realizar actividades conjuntas.
La noción de comunión tiene una connotación de
intimidad. Como cristianos, tenemos fraternidad
?calidad de hermanos y por tanto comunión unos con
otros debido a nuestra posición en Cristo, ya que todos
somos redimidos y compartimos un conocimiento
íntimo y personal de Jesús. Asimismo, compartimos
una fe (Hechos 2:42), una esperanza (Heb. 11:39,40), y
una necesidad (2 Cor. 8:1-15).
El término griego para comunión es (koinonia). Un uso
muy importante se refiere a compartir la Cena del
Señor o eucaristía (1 Cor. 10:16).

Condenación: Puede referirse tanto al acto de declarar


culpable a un hacedor de maldad, como al consecuente
castigo inflingido. Sin Jesús, todos quedamos
condenados ante Dios no solamente por el pecado de
Adán (Rom. 5:16-18) sino también por nuestro propio
pecado (Mat. 12:37). Sin embargo, "Ahora, pues,
ninguna condenación hay para los que están en Cristo
Jesús... porque la ley del Espíritu de vida en Cristo
Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la
muerte" (Rom. 8:1-2). Los cristianos han escapado a la
condenación porque son perdonados en Cristo.

113
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Conversión: Indica la acción de volverse del mal hacia


Dios. Dios convierte (Hechos 21:19) a los perdidos en
salvos, a los no regenerados en regenerados. Esto se
produce a través de la predicación del Evangelio (Rom.
10:14; 1 Cor. 15:1-4) y resulta en arrepentimiento
(Hech. 26:20) y una nueva creación (2 Cor. 5:17). Hay
una lista de los frutos de la conversión en Gál. 5:22-23.

Convicción: Es la obra del Espíritu Santo, por la cual


una persona es capaz de verse a sí misma como Dios la
ve: culpable, mancillada, y totalmente incapaz de
salvarse a sí misma (Juan 16:8). En un incrédulo, la
convicción del Espíritu Santo revela la pecaminosidad y
trae temor. En el creyente, la convicción del Espíritu
Santo trae conciencia de pecado y resulta en su
confesión y limpieza. Esta convicción el producida por
el Espíritu Santo (Juan 16:8), el Evangelio (Hech. 2:37),
la conciencia (Rom. 2:15), y la Ley (Santiago 2:9). La
convicción de nuestros pecados nos lleva a la cruz. Nos
muestra nuestra necesidad de perdón.

Discípulo: La palabra proviene de la misma raíz que


"disciplina" y se refiere a un alumno o seguidor de una
religión, persona o movimiento. Como cristianos,
debemos ser discípulos de Jesús (Luc. 14:26,27). En la
Biblia, es la denominación más frecuente de los
cristianos. Seguimos en la enseñanza que Jesucristo
impartió y en el ejemplo que dio. Un discípulo es un
convertido, pero no todos los convertidos son
discípulos. Como discípulos, hemos de cargar nuestra
cruz cada día (Mat. 16:24). Esto significa vivir por El y
de ser necesario, morir por El (Mat. 16:25) y, desde

114
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

luego, vivir vidas santas y sin mancha delante de El y


de nuestro prójimo.

Elección, Elegidos: Los elegidos son aquellos llamados


por Dios para salvación. Esta elección ocurrió antes de
la fundación del mundo (Efe. 1:4), y es conforme a la
voluntad de Dios, no a la del hombre (Rom. 8:29-30;
9:6-23) porque Dios es soberano (Rom. 9:11-16). La
doctrina de la elección es enfatizada por los calvinistas,
quienes asimismo sostienen la doctrina de la
predestinación.

Escrituras: El término es un sinónimo de la Biblia; por


tanto, se refiere, en sentido cristiano, al conjunto de los
39 libros del A.T. y los 27 libros del N.T. Cada uno de
ellos es inspirado, libre de error, y completamente
exacto en los temas que trata. La Biblia completa,
aunque escrita por muchos autores humanos a lo largo
de centurias, es completamente coherente y armónica
en todas sus enseñanzas; esto se debe a que toda la
Biblia fue inspirada por Dios (2 Tim. 3:16).

Evangelio: El término es una transliteración del griego


euaggelion , que significa "buena noticia". Es la buena
noticia del perdón de los pecados y la reconciliación con
Dios a través de Jesucristo. Pablo da la siguiente
descripción en 1 Corintios 15:1-4: "Además os declaro,
hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual
también recibisteis, en el cual también perseveráis; por
el cual, asimismo, si retenéis la palabra que os he
predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.
Primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí:

115
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las


Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer
día, conforme a las Escrituras..."
El Evangelio proviene de Dios (Gál. 1:10-12), es el poder
de Dios para salvación de todo el que cree (Rom. 1:16),
es un misterio ahora revelado (Efe. 6:19), y es una
fuente de esperanza (Col. 1:23), fe (Hech. 15:7), vida (1
Cor. 4:15), y paz (Efe. 6:15).

Fe: La palabra fe (del latín fides, creer, confiar) se


utiliza en la Biblia con dos sentidos principales. En el
primero, es sinónimo de confianza firme: "Es, pues, la
fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que
no se ve" (Heb. 11:1). Como tal, es un don de Dios
(Rom. 12:3) y viene por el oír la Palabra de Dios (Rom.
10:17). La fe es el medio por el cual la gracia de Dios es
otorgada al creyente que confía en la obra de Jesús en
la cruz (Efe. 2:8). Sin fe es imposible agradar a Dios
(Heb. 11:6). Es por fe que vivimos nuestra vida de
cristianos, "El justo vivirá por la fe" (Hab. 2:4; Rom.
1:17). En el segundo sentido, fe es sinónimo de
doctrina, o conjunto de verdades históricas y
conceptuales que configuran la fe cristiana: "me ha sido
necesario escribiros para exhortaros a que contendáis
ardientemente por la fe que ha sido dada una vez a los
santos" (Jud. 3).

Gracia: La gracia puede definirse como el favor


inmerecido, aquello que se otorga sin mérito por parte
del que lo recibe. La gracia de Dios es Su libre acción
para beneficio de toda la creación en general (gracia
común o providencia) y de los creyentes para la
salvación (gracia especial o salvífica). Se distingue de la
116
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Justicia y de la Misericordia. La justicia consiste en


recibir lo que se merece; la misericordia, en no recibir
lo que se merece. Por medio de la gracia salvífica
recibimos la vida eterna, algo que obviamente no
merecemos. Pero debido al amor y la ternura de Dios
manifestadas en Jesús crucificado, recibimos la gran
bendición de nuestra redención.
La gracia es el Gran Regalo Aportado por Cristo e
Inmerecidamente Apropiado por nosotros. La gracia
salvífica no requiere, y de hecho descarta, todo mérito
humano. Es debida a Dios y dada por El, debido a
quién es El, y no a quienes somos nosotros. Es el medio
de nuestra salvación (Efe. 2:8-9). Ya no estamos bajo la
Ley, sino bajo la gracia de Dios (Rom. 6:14). Vea
también Hech. 15:11; Rom. 5:2,15-20; 2 Cor. 9:8; 12:9.

Iglesia: La palabra procede del griego ekklesia, que


equivale al hebreo qahal, y significa asamblea,
congregación de los que han sido llamados. El término
se emplea en dos sentidos, a saber, la iglesia visible y la
iglesia invisible. La primera está compuesta por todos
cuantos dicen ser cristianos y se congregan. La iglesia
invisible es el verdadero cuerpo de creyentes, aquellos
que son verdaderamente salvos; ningún hombre puede
ver en los corazones para distinguir entre unos y otros,
por tanto la composición de la iglesia invisible sólo es
conocida por Dios.
La verdadera Iglesia de Dios no es una organización
terrenal con gente y edificios, sino una entidad
sobrenatural integrada por aquellos que han sido
salvados por Jesús. La Iglesia verdadera abarca todo el
período de la existencia del hombre sobre la tierra, y a

117
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

toda la gente que ha sido llamada a ella. Nos hacemos


miembros de la iglesia, el cuerpo de Cristo, por la fe
(Hechos 2:41). Somos edificados por la Palabra de Dios
(Efe. 4:15,16), disciplinados por Dios (Mat. 18:15-17),
unificados en Cristo (Gál. 3:28), y santificados por el
Espíritu (Efe. 5:26,27).

Infierno: El infierno es el lugar del futuro castigo


eterno de los condenados, incluyendo a Satanás y sus
ángeles caídos. Hay varias palabras que suelen
traducirse "infierno" en la Biblia: Hades, un término
griego, es la morada de los muertos que comprende el
estado intermedio, entre la muerte y la resurrección
(vea Mat. 11:23; 16:18; Hechos 11:27; 1 Cor. 15:55;
Apoc. 1:18, 6:8). Corresponde aproximadamente al
hebreo Sheol , el lugar de los muertos (no la tumba,
que corresponde al hebreo keber y al griego mnema). A
esta morada intermedia van tanto justos (Salmo 16:10,
30:3; Isa 38:10) como impíos (Núm. 16:33; Job 24:19;
Salmo 9:17). Gehenna , palabra griega que corresponde
al hebreo ge-hinnom, "valle de Hinom" (Jos. 15:8). Era
un lugar donde antaño se hacían sacrificios de niños y
otras cosas abominables. Asimismo, también fue una
fosa común donde los cuerpos eran arrojados y
quemados (2 Rey. 23:13,14). Posteriormente se empleó
para designar el lugar de eterno castigo; Jesús mismo
la usó en este sentido (Mat. 5:22,29,30; Mar 9:43; Luc.
12:5). Normalmente se traduce "infierno", y en Mat 5:22
el Señor lo llama "infierno de fuego" (gehenna tou
pyros). El infierno es un lugar de fuego eterno (Mat.
25:41; Apoc. 19:20). Fue originalmente preparado para
el diablo y sus ángeles (Mat 25:41). Será, efectivamente,
la morada eterna de los ángeles rebeldes (2 Ped. 2:4),
118
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

pero también de todo hombre que rehúse arrepentirse y


reconciliarse con Dios por medio de Cristo (Apoc. 20:15;
21:8). Esto ocurrirá en el juicio final, donde asimismo
la muerte y el Hades serán abolidos (Apoc. 20:14).
Algunos cristianos y muchos sectarios (por ejemplo, los
Testigos de Jehová) rechazan la noción de un lugar de
castigo eterno; hay que recordarles que, según la
Biblia, quien más habló del tema de la condenación
eterna fue nuestro Señor Jesucristo mismo; si no
aceptamos creer lo que nos advierte sobre este asunto,
?cómo podemos tomar seriamente el resto de su
enseñanza?

Inspiración: Es la acción por la cual Dios guió a los


autores humanos de la Biblia; la doctrina de la
inspiración establece que la redacción de las Escrituras
se realizó bajo la influencia directa de Dios. Esto no
significa negar el estilo propio de cada autor humano y
de cada libro de la Biblia. Dios no anuló la personalidad
de Sus siervos, sino que más bien la empleó para Su
propósito de revelarse a Sí mismo a través de la obra de
ellos. En consecuencia, la Biblia está libre de errores y
presenta con exactitud y autoridad la enseñanza de
Dios (2 Tim 3:16). Como tal, es una revelación que
proporciona, de la fuente suprema que es Dios mismo,
un conocimiento adecuado de Dios, la creación, el
hombre, la salvación y el futuro. Nos muestra el plan de
salvación a través de Jesucristo, y el hecho de que no
podemos salvarnos sino por El.
El argumento más fuerte a favor de la inspiración
divina de la Biblia proviene del examen de las profecías
del A.T. concernientes a Jesús y cumplidas en el N.T.

119
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

(Luc. 24:27-45). Debido a que la Biblia es inspirada,


sus palabras son inquebrantables y verdaderas (Juan
10: 34-36), eternas (Matt. 24:35; 1 Ped 1: 22-25),
enteramente confiables (Salmo 119:160), vivas y
capaces de penetrar el corazón del hombre (Heb. 4:12).
Por esta razón, la inspirada Palabra de Dios realizará
todo lo que El se ha propuesto (Isa. 55:11).

Ira: Bíblicamente, es el juicio divino sobre el pecado y


los pecadores. No significa meramente una actitud
impulsiva de Dios ante la impiedad, sino que connota el
odio, la repulsión, y la indignación de Dios ante el mal.
Dios es amor por naturaleza (1 Juan 4:16); no
obstante, en Su justicia debe castigar el pecado. La
ejecución de este castigo es llamada la ira de Dios. Se
manifestará en su temible plenitud en el final Día del
Juicio, cuando aquellos que hayan rechazado la
salvación serán enviados al lago de fuego para su
eterno castigo (Mat. 25:31-46; Apoc. 20:11-15).
Además, está presentemente manifestada en menor
medida contra los inicuos (Rom. 1:18-32) en el
endurecimiento de sus corazones.
La ira se describe como la furia de Dios (Núm. 32:10-
13), como siendo acumulada (Rom. 2:5-8), y como muy
grande (Zac. 7:12). La liberación del creyente de la ira
de Dios es a través de la expiación de Cristo (Rom. 5:8-
10). "Dios no nos ha dispuesto para ira, sino para
alcanzar salvación por medio de nuestro Señor
Jesucristo" (1 Tes. 5:9).

Juicio: La palabra juicio (griego krima) se refiere al acto


de evaluar las acciones de alguien; por extensión se
refiere asimismo al castigo o condena resultante de
120
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

dicho acto. Existen varios juicios mencionados en el


N.T.: El juicio de los pecados del creyente (Juan 5:24),
el juicio de la persona del creyente (1 Cor. 11:31,32), el
juicio de las obras del creyente (2 Cor. 5:10), el juicio de
las naciones (Mat. 25:31-46), y el juicio universal (Apoc.
20:11-15). Probablemente estos dos últimos sean un
mismo juicio.
No hay juicio para el cristiano con respecto a su
salvación (Rom. 8:1). Fuimos juzgados en Cristo, en la
cruz, hace casi 20000 años. Sin embargo, como
cristianos seremos juzgados según nuestras obras (1
Cor 3: 10-15; 2 Cor. 5:10), muy posiblemente con
grados variables de recompensa. Sin embargo, cabe
reiterar que este juicio de nuestras obras no afecta el
hecho ya consumado de nuestra salvación.

Justo, Justicia: La justicia consiste en hacer lo


correcto, y en un contexto legal en dar las debidas
recompensas o castigos. Es justo, pues, que cada uno
reciba lo que merece. Dios es misericordioso, pero
también es justo (Deut. 32:4, recto) y debe castigar el
pecado. Merced a la gracia de Dios, la justicia cayó
sobre Su Hijo, de modo que la misericordia nos
beneficiase a nosotros, los que creemos en Cristo.

Manifestación. Manifestar algo significa “mostrar,


revelar, estrenar, hacer evidente, o hacer claro.” Una
manifestación es un hecho o un ejemplo de manifestar.
Primera de Timoteo 3:16 dice, “Dios fue manifestado en
carne.” Este libro usa la palabra manifestación para
describir cualquier método, modo, papel, o relación por
lo cual Dios se revela a Sí mismo al hombre. Así

121
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

entonces, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo son


manifestaciones de Dios más bien que personas,
porque la palabra personas contiene connotaciones
extrabíblicas de personalidades individualizadas que la
palabra manifiestación no contiene.

Mal: Puede definirse como la rebelión en contra de


Dios. Es aquello contrario a la voluntad de Dios.
Existen males naturales (diluvios, tormentas,
hambrunas, etc.) y males morales (adulterio, homicidio,
idolatría, etc.). Los males naturales son una
consecuencia de los males morales. El pecado de Adán
hizo que el pecado entrase en el mundo y permitiera
diluvios, tormentas, hambrunas, etc. El mal se originó
con la rebelión de Satanás (Isa. 14:12-14 Eze. 28:11-
19) pero es continuado y perpetuado por el hombre
(Mat. 15:18-19).

Mediación, Mediador: Un mediador es alguien que


interviene entre dos partes, que las aproxima y facilita
su reconciliación. La palabra "mediador" no figura como
tal en el A.T., pero sí el concepto. Dios entregó la Ley a
través de un mediador, Moisés (Gál. 3:19), quien fue un
tipo del mediador definitivo y verdadero, Jesús. La
palabra mediador (griego µ , mesites) ocurre sólo unas
pocas veces en el N.T.: 1 Tim. 2:5; Heb. 8:6; 9:15;
12:24. Es en el N.T. que la verdadera naturaleza de la
mediación es entendida en la persona de Jesucristo. El
es el mediador de un mejor pacto (Heb. 8:6). Jesús fue
capaz de tornarse nuestro mediador al hacerse hombre
(Juan 1:1,14) y morir como nuestro sustituto (1 Ped.
1:18,19; 2:24). Así, El nos reconcilió con Dios (Efe.
2:16).
122
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Mesías: Es la transliteración de la palabra hebrea que


significa "ungido". Es el equivalente del término
neotestamentario "Cristo", que significa lo mismo.
Jesús, como el Mesías, fue ungido por Dios (Mat. 3:16)
para llevar a cabo su triple ministerio de Profeta,
Sacerdote y Rey. Como el Mesías, ha librado al creyente
de las ataduras del pecado y le ha dado vida eterna. En
tal sentido, el Mesías es un Libertador, ya que nos ha
liberado. El Mesías fue prometido ya en el A.T. como
proveniente de la descendencia de la mujer (Gén. 3:15).

Misericordia: La misericordia es la disposición a no


ejecutar la justicia cuando ésta es punitiva, el acto de
condonar un merecido castigo. Debido a nuestra
pecaminosidad merecemos la muerte y eterna
separación de Dios (Rom. 6:23; Isa. 59:2), pero el
mismo Dios proveyó la expiación por nuestro pecado, y
de esa manera nos mostró Su misericordia. Es decir
que Dios no entrega al cristiano a la consecuencia
natural del pecado de éste, la cual es la condenación.
Es por la misericordia de Dios que Cristo "se hizo
pecado" en nuestro favor (2 Cor. 5:21) y cargó sobre Sí
el castigo que merecíamos (Isa. 53:4-5). De este modo,
nos salvó de la condenación. Dios nos salvó según Su
misericordia (Tito 3:5) y se nos llama a practicar
nosotros mismos la misericordia, como un don de Dios
(Rom. 12:8). "Acerquémonos, pues, confiadamente al
trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar
gracia para el oportuno socorro" (Heb. 4:16).

Monoteísmo: Del griego monos, uno y theos, Dios. La


creencia de que existió, existe y existirá un único Dios

123
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

en todo el universo. No hubo dios alguno antes que El,


ni lo habrá después de El. La Biblia enseña claramente
el monoteísmo: Deut. 6:4; Isa 43:10; 44: 6-8,
45:5,14,18, 21-22; 46:9; 47:8, etc. La Biblia enseña el
monoteísmo estricto. Solo tres religiones importantes
del mundo son monoteístas: el judaísmo, el
cristianismo, e islam. Los judíos y los musulmanes ven
la doctrina de la trinidad como un rechazamiento del
verdadero monoteísmo. Los creyentes de la Unicidad
también rechazan al trinitarismo como un abandono
del monoteísmo bíblico.

Necio: En la Biblia, quien odia o desprecia a Dios; una


persona moralmente débil, quien desoye los consejos de
los sabios y utiliza lo que Dios le ha dado con fines
egoístas. Es lujurioso (Prov. 7:22), haragán (Ecle.
10:15), no teme a Dios (Prov. 14:1), odia el
conocimiento (Prov. 1:22), y es justo en su propia
opinión (Prov. 12:15). Como cristianos, hemos de evitar
la necedad (Efe. 5:4). Vea también Ecle. 7:25; Prov.
3:35, 10:8.

Ocultismo: El ocultismo (de "oculto") pretende emplear


para el provecho propio fuerzas que están escondidas
del común de los hombres pero que pueden ser
utilizadas si se sabe cómo. Involucra prácticas
condenadas por Dios, como la astrología (Isa. 47:13), el
hacer maleficios (Deut. 18:11), la consulta de espíritus
(Deut. 18:11), la magia (Gén. 41:8), la hechicería (Exo.
22:8), la brujería (Deut. 18:10), y el espiritismo (Deut.
18:11).
Las prácticas ocultas como el empleo de tablas "Ouija",
la adivinación por naipes de Tarot, los horóscopos, y las
124
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

sesiones espiritistas deben ser completamente evitadas


por los cristianos, pues además de ser peligrosas para
la salud mental y espiritual, son una abominación ante
Dios. Por el contrario, el rechazo abierto de tales cosas
es una manifestación de una conversión sincera a la
Palabra del Señor (Hech. 19:18-20).

Oración: La oración es tanto un privilegio como un


deber cristiano, a través de la cual, mediante la
intercesión del Espíritu Santo (Rom. 8:26) nos
comunicamos con Dios. Es la forma en que
presentamos nuestra confesión (1 Juan 1:9), pedidos (1
Tim. 2:1-3), intercesiones (Sant. 5:15), acciones de
gracias (Fil. 4:6), etc., a nuestro santo Dios. Se nos
manda orar (1 Tes. 5:17).
Algunos requisitos personales para la oración son un
corazón puro (Salmo 66:18), fe en Cristo (Juan 14:13),
y orar conforme a la voluntad de Dios (1 Juan 5:14).
Podemos orar de pie (Neh. 9:5), de rodillas (Esd. 9:5),
sentados (1 Crón. 17:16-27), inclinados (Exo. 34:8), y
con las manos (1 Tim. 2:8).

Omnipotencia: Un atributo que sólo Dios posee.


Significa que El tiene todo poder.

Omnipresencia: Un atributo que sólo Dios posee.


Significa que El está presente en todas partes a la vez.
Debemos notar que esto es más de simplemente la
capacidad de aparecer dondequiera en cualquier
momento o la capacidad de estar en muchos lugares al
mismo tiempo.

125
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Omnisciencia: Un atributo que sólo Dios posee.


Significa que El tiene todo conocimiento de todas las
cosas, incluyendo la preciencia.

Pacto: Un pacto es acuerdo entre partes. El acuerdo,


según las costumbres del Cercano Oriente antiguo,
consta de cinco partes: 1) Identificación de las partes
involucradas, 2) Un prólogo histórico en el cual se
establece el valor de la parte dominante sobre la base
de sus actos, 3) las condiciones del acuerdo, 4) las
recompensas y castigos relacionados respectivamente
con el cumplimiento o la violación del pacto y 5)
formulación de los documentos en la cual cada parte
recibe una copia del acuerdo (por ejemplo, las dos
tablas de piedra de los Diez Mandamientos).
En definitiva, los Pactos que Dios ha establecido con el
hombre resultan en nuestro beneficio. Recibimos
bendiciones eternas mediante el Pacto de gracia (para
estudio adicional vea Gén. 2:16, 17; 9:1-17; 15:18;
26:3-5; Gál. 3:16-18; Luc. 1:68-79; Heb. 13:20).

Pecado: El pecado es todo aquello contrario a la Ley de


Dios, que expresa Su santa voluntad. Por ejemplo, si
uno miente, comete pecado. ? Por qué? Porque Dios ha
ordenado no mentir (Exo. 20:16). Al hacer lo que Dios
ha prohibido, uno peca. Además, si uno deja de hacer
lo que Dios ha mandado, también peca (Sant. 4:17). En
ambos casos, el resultado es la separación eterna de
Dios (Isa. 59:2). El pecado es iniquidad (1 Juan 1:3) e
injusticia (1 Juan 5:17). El pecado lleva a la ceguera
espiritual (Juan 9:41) y a la muerte (Rom. 6:23).

126
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Pablo trata del pecado en la carta a los Romanos. Allí


demuestra que todos, judíos o no judíos, están bajo el
dominio del pecado (Rom. 3:9). Pablo prueba que el
pecado no es simplemente algo malo que se ha hecho,
sino, básicamente, una condición del corazón humano
(Rom. 3:3:10-12). En la carta a los Efesios, Pablo afirma
que "somos por naturaleza hijos de ira" (Efe. 2:3). Sin
embargo, "Cristo, cuando aún éramos débiles, a su
tiempo murió por los impíos" (Rom. 5:6).

Pentecostal: Cincuenta días después de la muerte y


resurrección de nuestro Salvador y Señor Jesucristo,
Dios derramó su Espíritu Santo sobre un grupo de
gente reunida en el aposento alto en Jerusalén (Hch.,
cap. 2). Ese día en que la iglesia nació, fue llamado "El
día de Pentecostés (Hch. 2:1).
El apóstol Pedro predicando dijo que esta experiencia
gloriosa no era sólo para aquella generación, sino para
toda persona, en cualquier tiempo y lugar que buscara
de Dios. Porque la promesa es para ustedes, y para sus
hijos, y para todos los que estén lejos (Hch. 2:39).
Nosotros nos identificamos con todo lo relacionado a
ésa experiencia de recibir el Espíritu Santo por eso la
Iglesia es "PENTECOSTAL". Por lo que vivimos:
1. Una experiencia personal con Dios.
2. Poder para ser sanado, liberado de vicios, y ser
transportado a una dimensión más allá de
simplemente vivir.
3. Gozo dentro de tu alma, que brota como ríos de
agua viva.
127
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

4. Paz que sobrepasa todo entendimiento.


5. Conocimiento de la doctrina Apostólica; las
mismas doctrinas primitivas que practicaban los
discípulos de nuestro Señor Jesucristo.

Perdón: El perdón es el acto deliberado de pasar


completamente por alto una ofensa, como si nunca
hubiese existido. Es un concepto central de la fe
cristiana, como lo muestra el hecho de que existen en
la Biblia tres términos hebreos y cuatro griegos para
expresar la idea de perdón. Ningún otro libro sagrado
excepto la Biblia enseña que Dios perdona
completamente los pecados. En las Escrituras se dice
claramente que el perdón de Dios es tan pleno que el
"olvida completamente" nuestros pecados cuando
otorga su perdón (Heb 10:17). Dios es quien toma la
iniciativa de perdonar (Col. 2:13).
Según la Biblia, existe un solo pecado por el cual
Jesús dijo que no había perdón del Padre, a saber, la
blasfemia contra el Espíritu Santo (Mar. 3:28; Mat.
12:32). El contexto de esta declaración indica que este
pecado consiste en atribuir a los demonios o espíritus
impuros lo que en realidad es obra del Espíritu Santo.

Para que el hombre reciba el perdón se requiere


arrepentimiento (Luc. 17:3-4). Para que un Dios santo
otorgue el perdón, se requiere derramamiento de sangre
(Heb. 9:22; Lev. 17:11). Nuestro perdón se basa sobre el
sacrificio de Cristo en la cruz (1 Juan 1:7; 2:12). Como
cristianos, se nos llama a perdonar de manera tan
plena como nosotros mismos hemos recibido el perdón
de Dios (Mat 6:12; Col. 3:13).

128
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Presciencia: Es el conocimiento anticipado de las cosas


que ocurrirán; la presciencia es un atributo de Dios. El
pasado, presente y futuro son todos en un sentido
"presentes" en la mente de Dios. El habita en la
eternidad (Isaías 57:15) y tiene conocimiento infinito
(Isaías 41:22,23). Por tanto conoce todas las cosas de
antemano. En el N.T. el término puede significar
asimismo "causar que algo ocurra"; vea 1 Ped 1:2,20.

Unicidad: En referencia a Dios, la Unicidad significa el


estado de ser absoluta e indivisiblemente uno, o uno de
valor numérico. También, puede haber una unicidad
entre
Dios y el hombre y entre el hombre y el hombre en el
sentido de unicidad de mente y de propósito. Este libro
usa el término Unicidad (con mayúscula) para significar
la doctrina de que Dios es absolutamente uno en el
valor numérico, que Jesús es el Dios único, y que Dios
no es una pluralidad de personas. Así entonces la
Unicidad es un término moderno básicamente
equivalente al modalismo o al monarquianismo
modalístico.

Reconciliar, Reconciliación: La reconciliación


involucra un cambio para bien en la relación entre dos
o más personas, antes distanciadas o enemistadas. En
teología, se refiere a un cambio de esta clase en la
relación entre Dios y el hombre. Somos por naturaleza
"hijos de ira" (Efe. 2:3) y enemigos de Dios (Efe. 2:11-
15). Sin embargo, "...fuimos reconciliados con Dios por
la muerte de su Hijo..." (Rom. 5:10). A casa de la
muerte de Jesucristo, la relación del cristiano con Dios

129
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

experimenta un cambio favorable. Nos tornamos ahora


capaces de tener comunión con El (1 Juan 1:3), lo que
antes no nos era posible. Así, somos reconciliados con
El (Rom. 5:10-11). Una grave consecuencia del pecado
es que nos separa de Dios (Isa. 59:2), pero esto ha sido
atacado y solucionado en la cruz; fue logrado por Dios,
en Cristo (2 Cor. 5:18).

Redención: Redimir significa rescatar a alguien de la


esclavitud. A menudo implica pagar un rescate, un
precio que hace posible la redención. Los israelitas
fueron redimidos de Egipto. Nosotros fuimos redimidos
del poder del pecado y de la maldición de la Ley (Gál.
3:13) a través de Jesús (Rom. 3:24; Col. 1:14). Fuimos
comprados por un precio, que fue el del sacrificio de
Jesucristo (1 Cor. 6:20; 7:23).

Tentación: La tentación es aquello que nos mueve a


pecar. Dios no puede ser tentado (Sant.1:13). En
cambio, nosotros podemos ser tentados por nuestra
lujuria (Sant.1:13-15), codicia (1 Tim. 6:9), falta de
examinarnos a nosotros mismos (Gál. 6:1), y el
presuntuoso orgullo de la vida (1 Juan 2:16), entre
otras causas. Dios no tienta a nadie (Sant. 1: 13),
mientras que Satanás es el tentador por excelencia.
Tuvo éxito con Eva, al hacerle primero dudar de lo que
Dios había dicho, al insinuar que El había mentido, y al
excitar el apetito de la mujer (Gén. 1-6): saciaría su
hambre, le daba placer y le abriría la mente. Satanás
ha seguido tentando a todos en sus deseos más
primarios (comida, bebida, sexo), como en su codicia,
orgullo y ambición, para que desobedezcamos a Dios.
Mucho después del episodio del Edén, intentó el mismo
130
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

procedimiento con Jesús, pero aquí fracasó


ruidosamente (Mat. 4:1-11). Jesús nos enseñó a orar
para ser librados de la tentación (Mat. 6:13) ya que el
Señor es capaz de librarnos de ella (2 Ped. 2:9). Dios no
ha de permitir que seamos tentados más de lo que El
sabe que podemos resistir (1 Cor. 10:13). Por tanto, en
Cristo realmente tenemos el poder de resistir a Satanás
(1 Ped. 5:18). Ya no estamos inermes, y el diablo nada
puede contra nosotros si nuestra voluntad, fortalecida
por el Espíritu Santo, no cede a la tentación.

131
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

Bibliografía

Biblia Devocional De Estudio. 1991


La Liga Bíblica.
La Santa Biblia. 1960
Sociedades Bíblicas En América Latina
La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)

La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)

Reina Valera Gómez (© 2010)

Reina Valera (1909)

Sagradas Escrituras (1569)

Diccionario WEBSTER

Diccionario TEOLOGICO

Todos los escritos están apoyados con la escritura


inspirada por el Espíritu Santo y el uso de varias
escrituras de los hijos de Dios, para provecho de todo
aquel creyente lector de la palabra de Dios.

FIN

132
YÜxwç WxÄztwÉ
]™äxÇxá ÑÜxw|vtwÉÜxá

Otros libros del mismo Autor:


1. Haciendo Discípulos.
2. Sobre toda Carne.
3. Pasos Indispensables para la Salvación.
4. Temas de Unicidad para jóvenes.
5. Indiscutiblemente.
6. Doctrinas Cristianas (Tomos 1).
7. Doctrinas Cristianas (Tomos 2).
8. Doctrinas Cristianas (Tomos 3).
9. El Hijo de Dios.
10.Los Dos Bautismos.
11.¿Qué Creemos?
12.Las Maquinaciones de Satanás.
13.El Poder del Cristiano
14.La Gracia.
15.El Diacono y la Diaconiza.
16.¿Cómo ganar almas?
17.El libro Negro.
18. El camino a la inmortalidad.
19. ¿Cómo explicar el camino de la salvación?
20.Las enfermedades con propósitos.
21.Tratados metódicos 1,2 y 3.
22.Jóvenes predicadores – los 300 mensajes.

133
YÜxwç WxÄztwÉ
_t Çâxät zxÇxÜtv|™Ç

134
YÜxwç WxÄztwÉ