Anda di halaman 1dari 20

CAPÍTULO I

INTRODUCCIÓN

1.1. OBJETIVO Y ALCANCE DEL TRABAJO

El siguiente proyecto tiene por finalidad investigar la factibilidad de implementar un


nuevo método de voladura de rocas, como lo es la voladura a través de mantos de carbón, en
la Mina Paso Diablo, sector Baqueta, perteneciente a la empresa Carbones del Guasare S.A., y
ubicada en el Distrito Mara, Estado Zulia.
Esta investigación comprende la ejecución de una serie de voladuras, que permitan
obtener datos para analizar los factores más importantes, tanto en la optimización del arranque
del manto de carbón como de sus condiciones físicas en sitio. Los factores a ser evaluados
corresponden con: el tamaño de los fragmentos producidos, proyecciones de fragmentos de
rocas durante la voladura, dilución o contaminación del carbón con estéril, secuencia de
iniciación de la voladura, tipo de explosivo a utilizar, cargas para cada uno de los casos,
patrones de perforación, entre otros. Posteriormente es posible comparar el nuevo método con
los métodos de voladura existentes en la mina y de este modo elegir el diseño que reporte
mejores resultados.

1.2. JUSTIFICACION

Este tema de investigación surge de la necesidad de incrementar la producción de 5


millones de toneladas de carbón para el año 1998 a 5,5 millones de toneladas de carbón
estimadas para el año 1999.
Por otro lado, la inclinación natural de los mantos de carbón y la profundidad y carácter
del estéril, influyen todos en el método de minado y en el método de voladura empleado. En el
yacimiento Paso Diablo existen patrones de perforación variados ya que el sistema de
explotación actual requiere de hacer voladuras en cuñas para el destape de carbón (cuña
superior) y voladuras en cuña para la liberación de pisos (cuña inferior), así como voladuras en
frentes completos de estéril (full-face). Esto implica perforar a profundidades variadas. La
implementación del nuevo método de voladura se propone unificar esos patrones de perforación
y simplificar las labores, tratando de realizar perforaciones completas con una longitud fija y un
patrón de perforación estándar, perforar sobre pisos horizontales y por ende la eliminación del
uso de tractores para la construcción de terrazas para voladura, disminuir el tiempo de

3
perforación, incrementar el inventario de material volado, en otras palabras, incrementar la
productividad de los equipos y del personal que labora en la mina, disminuyendo así los costos
de producción del carbón. De esta forma sería posible tener mayores cantidades de carbón
disponible, para ser enviado al puerto y despachado a los clientes extranjeros, con lo cual el
carbón procedente de Guasare continúe siendo uno de los más competitivos en el ámbito
internacional.

1.3. ANTECEDENTES

Las voladuras a través de mantos de carbón, o también llamadas voladuras bajo manto,
se realizan desde el año 1989 en el Complejo Carbonífero de El Cerrejón, ubicado en la parte
noreste de Colombia. Este complejo es una asociación entre INTERCOR (filial de la EXXON) y
CARBOCOL (Carbones de Colombia) en una relación financiera 50:50. En esta área de 380
Km2 se estima la recuperación de 1,6 billones de Tm de carbón bituminoso de alta calidad.
El clima del área del Complejo Carbonífero de El Cerrejón, va de tropical a semiárido,
con un promedio anual de lluvias de 800 mm. La temperatura promedio es de 30 °C.
Prevalecen los largos períodos de sequía durante el año acompañados de cortas temporadas
de lluvia entre los meses de Abril -Mayo y de Octubre- Noviembre.
El modelo geológico, el tipo de roca entre los mantos, el tipo de equipo de perforación, y
la experiencia previa constituyen la base para el establecimiento del diseño de los patrones de
perforación y voladura. En El Cerrejón, para propósitos de perforación y voladura se consideran
tres tipos de materiales: roca dura, roca blanda y roca meteorizada.
La longitud del taco permanece constante para cualquier combinación de tamaño de
barreno, tipo de explosivo y material a ser volado, como se observa en las Tablas 1.1 y 1.2. Los
cuellos pueden cambiar cuando la longitud de la carga de columna es menor a 8 ó 10
diámetros. La sobreperforación se mantiene en 8 diámetros de carga. En el pasado, 15 a 20%
de la profundidad del barreno fue usada como sobreperforación.

Otros aspectos en el diseño de los patrones de perforación son:

• Se utiliza el patrón al tresbolillo para todas las aplicaciones.


• La relación espaciamiento/retiro es igual a 1,15.
• La dirección de ejecución de las voladuras es a lo largo del rumbo de las capas de carbón.
• Generalmente se realiza la voladura contra material volado.

4
Debido a que la dirección de la voladura es a lo largo del rumbo, la longitud de ésta es
orientada desde y perpendicular al rumbo. Dependiendo de la secuencia de explotación, y si es
posible, la longitud del área de la voladura es 1,5 veces el ancho.

Tabla 1.1. Aspectos para el diseño del patrón usando Emulsiones Explosivas:

Diámetro del Barreno Roca Dura Roca Blanda


mm in Patrón Cuello Patrón Cuello
229 9 6,6x7,6
(mxm) 4,7
(m) 7,4x8,5
(mxm) 5,6
(m)
251 9 7/8 7,0x8,0 5,1 8,0x9,2 6,1
311 12 1/4 8,1x9,3 6,3 9,3x10,7 7,6

Tabla 1.2. Aspectos del diseño del patrón usando ANFO (Ammonium Nitrate- Fuel Oil):

Diámetro del Barreno Roca Dura Roca Blanda


mm in Patrón Cuello Patrón Cuello
229 9 6,4x7,4
(mxm) 4,6
(m) 7,3x8,4
(mxm) 5,5
(m)
251 9 7/8 6,8x7,8 5,0 7,8x9,0 6,0
311 12 1/4 7,9x9,1 6,2 9,1x10,5 7,5

Para definir los límites del patrón, los contornos del terreno original son previamente
ubicados en un mapa. La cuadrilla de levantamiento coloca estacas para garantizar la posición
y profundidad correcta de los barrenos.
La perforación se ha establecido de manera tal que sean garantizados 4 metros de
perforación por debajo del piso del carbón, donde el manto de carbón intercepte el nivel de
sobreperforación, como se muestra en la Figura. 1.1.

5
Fig. 1.1 Esquema de Perforación en la mina El Cerrejón.

El procedimiento es como sigue:

• Perforan hasta el piso del carbón, revisando la diferencia entre Ht – Hp.


• Si Ht - Hp es mayor a 4 metros, perforan hasta una profundidad igual a Ht.
• Si Ht - Hp está entre 0 y 4 metros, perforan 4 metros por debajo del manto de carbón.
Ht = Profundidad marcada en la estaca en el patrón de voladura.
Hp = Profundidad hasta el piso del carbón.

Regularmente, la profundidad de los barrenos es revisada para compararla con la


profundidad del diseño.

1.3.1. El Diseño de Voladura

Como es bien sabido, el diseño de la voladura, está siempre en constante ajuste, lo cual
está reflejado en muchos cambios en la mina. Las condiciones especiales de la mina El
Cerrejón han dictado detalles particulares en el diseño de las voladuras. En esta mina los
conceptos fundamentales del diseño ideal han sido acompañados con las modificaciones
necesarias para las condiciones geológicas locales.
La presencia de gruesos mantos de arenisca, los cuales se hacen más competentes en
profundidad y entre algunos mantos de carbón, requiere de un gran esfuerzo para controlar la
fragmentación sin causarle daño alguno al carbón.
Básicamente, hay diseños diferentes de voladura para materiales duros y blandos como
se muestra en las Figuras 1.2 y 1.3.

6
Fig. 1.2. Diseño de voladura bajo manto en material blando usando 251 mm (9 7/8“) de diámetro
de barreno.

Fig. 1.3. Diseño de voladura a través de carbón en material duro usando 251 mm (9 7/8”) de
diámetro de barreno.

La Figura 1.2 muestra dos mantos de carbón conteniendo una intercalación de material
blando. La cuña superior por encima del carbón es material duro.
La Figura 1.3 muestra dos mantos de carbón conteniendo una intercalación de material
duro. La cuña por encima del carbón es de material blando.
Es de especial interés la carga por debajo del carbón. Por encima de dos metros del
nivel de pala los barrenos son cargados hasta el piso del carbón. Aunque el explosivo toca el
carbón en esta zona, no se han experimentado problemas de deterioro de las características

7
físico-químicas del carbón. Esto es probablemente debido a la cantidad y tipo de explosivo que
es usado y a que los 13 metros de material por encima del piso del carbón proveen de un
confinamiento suficiente para prevenir los movimientos relativos de las rocas.
Para distancias mayores a 2 metros, entre el piso de pala y el piso del carbón, se
introduce una variable de alejamiento entre el tope de los explosivos y el piso del carbón. Para
roca dura este alejamiento es incrementado gradualmente a 4 metros y a una profundidad de
7,5 metros de la superficie de la voladura. Para roca blanda, este se incrementa a 7,5 metros y
a una profundidad de 7,5 metros desde la superficie de la voladura.

1.4. GENERALIDADES

1.4.1. Ubicación Geográfica

El Yacimiento Carbonífero del Guasare, se encuentra ubicado en el piedemonte Oriental


de la Sierra de Perijá en el Sinclinal de Manuelote, al Noroeste del Estado Zulia. Dista unos 110
kilómetros aproximadamente de la Ciudad de Maracaibo en el Distrito Mara, y tiene
coordenadas geográficas N-1.215.000-1.225.000 de latitud norte y E 795.000-800.000 de
longitud oeste, respectivamente (Figuras 1.4,1.5, 1.6 y 1.7).
El centro poblado más cercano al yacimiento carbonífero (Mina Paso Diablo) es
Carrasquero, que se encuentra localizado aproximadamente a 53 kilómetros de la mina.

1.4.2. Accesibilidad

El acceso a la Mina Paso Diablo puede ser realizado transitando las vías asfaltadas de
Maracaibo a Carrasquero. Desde allí y hacia el campamento, transitando también por vías
asfaltadas, transitables durante todo el año y para todo tipo de vehículo.

1.4.3. Relieve

La región está caracterizada por un relieve de elevaciones pequeñas, constituido por


colinas suaves y redondeadas de suaves pendientes y limitadas por valles angostos de
pendientes suaves. Las colinas oscilan entre los 80 y los 250 metros sobre el nivel del mar; con

8
diferencias de cota entre el tope de los cerros y los valles adyacentes no superiores a los 80 m.
Se distinguen tres áreas con distintas elevaciones:
a.- Las zonas cuyas cotas superan los 250 m sobre el nivel del mar, con un relieve algo más
abrupto, carente de áreas planas y con cotas muy altas en relación con la excavación de la
mina, ubicadas al norte de Caño Planeta y nor-noreste de Caño Derecho.
b.- Los sectores relativamente planos se encuentran al este del área estudiada y parte de los
valles de los Caños Planeta y Colorado, con cotas generalmente entre los 100 m sobre el nivel
del mar.
c.- El sector que está propiamente ocupado por la mina, está constituido por colinas y valles con
elevaciones máximas de 200 m sobre el nivel del mar y una cota media de 150 m sobre el nivel
del mar.

1.4.4. Vegetación

Se distinguen dos tipos de vegetación: vegetación autóctona y otra alóctona originada


por la selección antrópica. La primera está constituida por bosques densos con ocasionales
ejemplares madereros, la cual ocupa aproximadamente un 60% del área en donde se
encuentra el yacimiento; y el segundo tipo de vegetación está conformada por pastizales y
pequeñas plantaciones de yuca, maíz, árboles frutales, etc.
En general, la vegetación de la zona es medianamente densa, la cual está constituida
por pastizales, arbustos y arboles de gran tamaño como lo son el Jabillo Hura crepitans y el
Carreto Aspidosperma polyneuro. Existen además zonas deforestadas en las cuales el uso de
la tierra corresponde a actividades económicas de los renglones agricultura y ganadería.

1.4.5. Clima

El clima es considerado Subtropical Húmedo, con una temperatura promedio de 28 ºC y


con mínimas y máximas registradas dentro del rango de 15 ºC a 40 ºC respectivamente.
Pluviométricamente está caracterizado por fuertes y torrenciales lluvias durante el invierno y
prolongadas sequías durante el verano.
La precipitación anual promedio, según estudio efectuado por CEH Ingenieros
Consultores C.A., es de 1.200 milímetros, siguiendo un régimen bimodal, siendo secos los
meses de Enero hasta Abril, de Mayo a Julio, Diciembre de lluvias moderadas y los meses de
Agosto a Noviembre de fuertes lluvias.

9
Fig. 1.4. Ubicación espacial de los principales depósitos carboníferos del país.

10
Fig. 1.5. Ubicación espacial de la Cuenca Carbonífera del Guasare y de los diferentes
yacimientos que la conforman.

Fig. 1.6. Mapa de ubicación geográfica del Yacimiento Carbonífero del Guasare, en donde se
señala el área de trabajo.

11
Fig. 1.7. Mapa de ubicación general de la Mina Paso Diablo.

12
1.4.6. Hidrología

La expresión del relieve refleja en gran parte la composición y la orientación de la


estratificación de las rocas sedimentarias, así como las principales estructuras geológicas; en
este sentido, se observan colinas de distintos tamaños, con su cuesta y contracuesta de
buzamiento, tal como aparece claramente definido al norte y este del área estudiada, en la Fila
del Norte paralela al Caño Planeta y a las colinas bajas adyacentes a las vías, entre Caño
Baqueta, Caño Izquierdo y Caño Derecho. Así mismo, se localizan alineamientos depresivos
coincidentes con trazas de fallas por donde drenan algunos caños, formando segmentos de
cauce recto y con cruces ortogonales.
La mayor parte del área, aproximadamente el 60%, posee drenaje de tipo dendrítico,
como una consecuencia de la unidad litológica; incluyendo tanto la roca quemada como la roca
no afectada por la calcinación
Los caños son de curso intermitente, presentándose en los principales (Planeta,
Colorado y Baqueta) un notable flujo; en los dos primeros se observan depósitos de travertino o
tufas calcáreas, dispuestas escalonadamente, a lo largo de todo el cauce, las cuales permiten la
formación de lagunas.
En general, el drenaje está correlacionado principalmente con la resistencia, la
permeabilidad y la erosión de los estratos de roca existentes, siendo éste de tipo dendrítico, de
moderada densidad y en su mayor parte de tipo estacional.

1.4.7. Geología Regional

En Venezuela, la Cordillera de los Andes forma dos ramificaciones: la Cordillera de


Mérida y la Sierra de Perijá, constituyendo ésta última los márgenes del Lago de Maracaibo y
terminando en la costa del Mar Caribe.
El Sinclinal de Manuelote está ubicado en el lado oriental del abanico que forman las
cadenas de la Sierra de Perijá; en donde la sierra está cubierta por los sedimentos del Terciario
Superior.
Durante los niveles del Cretáceo y Paleoceno se produjo en las rocas clasificadas
litoestratigráficamente como pertenecientes a las Formaciones Colón, Luna y Guasare, una
sedimentación de calizas, siendo más puras en el norte y con mayor contenido de material

13
plástico en el sur. Las calizas se presentan algunas veces en forma de intercalaciones con
areniscas y limolitas y otras veces como impurezas.
La tendencia de la sedimentación se desarrolla hacia sedimentos costeros y durante el
Eoceno, en la Formación Marcelina, se originan mantos de carbón donde predominan limolitas y
areniscas, en su mayoría de granulometría fina, las cuales contienen algunas pequeñas
intercalaciones de calizas fosilíferas.
El contenido de arena aumenta desde la base hacia el techo y el límite superior de la
formación está definido como un horizonte conglomerático (o de grava fina), el cual yace sobre
una secuencia de unos 30 a 40 m de areniscas. En el techo de dicha grava yace una arenisca
con concentraciones ferruginosas muy marcadas, y en la misma altura. Existen dos mantos de
carbón alóctonos menor de un metro cada uno, los cuales por definición pertenecen a la
Formación Misoa. Esta formación está constituida predominantemente por areniscas finas con
un contenido elevado de limo y con intercalaciones de limolita pura. En algunos lugares de la
base puede ser observado un banco marino con abundantes moluscos de barba gruesa típicas
de facies arecifales.
El relleno más reciente del Sinclinal de Manuelote consiste en el conglomerado basal y
la Formación Maracaibo del Terciario Superior, constituida por conglomerados, gravas, arenas e
insignificantes cantidades de limolitas y arcillas (Gonzalez de Juana et al, 1980).

1.4.8. Geología Local

En toda la Formación Marcelina existen en total entre 25 y 30 mantos de carbón; debido


a que algunos se unen o se separan en las diferentes partes de la cuenca, y por su vecindad se
distinguen 8 grupos de mantos marcados desde el muro hacia el techo, identificados con
números romanos.
Por otra parte, es posible distinguir tres grupos, los mantos inferiores del I al III, los
cuales son muy regulares y con espesores que generalmente no sobrepasan de los 2 m. Los
mantos intermedios del IV al VI de mayores espesores, y los superiores VII y VIII los cuales son
irregulares.
El Bloque de Baqueta o la parte norte de la Mina Paso Diablo, a ser explotado en los
próximos 10 años, contiene 17 mantos de carbón, del 4O al 8I ambos inclusive, cuyos
espesores suman 35 m y están contenidos en una columna estratigráfica de aproximadamente
200 m (Fig.1.8). Los carbones del grupo 9 y superiores afloran al este de un corredor de falla,
fuera del bloque a ser explotado.

14
La información geológica recopilada para el área de Baqueta, proviene de las
observaciones de campo en afloramientos, en plataformas, vías y caños, y por perforaciones
realizadas. El rumbo de los estratos es de N 10º E y a diferencia de Paso Diablo, permanece
constante en el área de mina. El buzamiento oscila entre 10 y 18 grados al este.
El límite sur del bloque a explotar está determinado por la falla normal de Baqueta, de
rumbo este-oeste y buzamiento alto al sur, cuya expresión topográfica es la misma Quebrada
de Baqueta.
El límite este está definido por el corredor de falla; éste es un sistema formado por dos
fallas inversas que atraviesan el depósito de norte a sur (Fig. 1.9), mientras que el límite oeste
lo determina la línea de afloramiento del manto 4O y/o la relación de sobrecarga económica del
manto en mención, que generelmante está por el orden de 7:1. El límite norte está definido por
los criterios mineros y la continuidad de los mantos.
En Paso Diablo existe un sistema de fallas subparalelas de rumbo N 45º O, espaciadas
entre 60 y 160 m; en el área de Baqueta el espaciamiento pareciera ser mayor, esto debido no
tanto a una simplificación de la tectónica, sino a la poca información que se tiene del área.
Los estratos que se encuentran en el área de Baqueta, corresponden a sedimentos de la
Formación Marcelina, la cual está constituida por limolita arenosa, arenisca de grano fino,
arenisca calcárea, mantos de carbón, eventuales niveles dolomíticos y superficialmente roca
quemada.

1.4.9. Geología Estructural

Las estructuras de la Cuenca de Maracaibo son complejas debido al levantamiento de la


Cordillera Andina y a la Sierra de Perijá. Este levantamiento ocurrió durante el Terciario Medio y
finalizó en el Pleistoceno. Estructuras más antiguas tales como la del Arco Pre-Mesozoico
también han influenciado el marco estructural y sedimentológico del depósito.
La Sierra de Perijá finaliza hacia el Norte y está cortada por un sistema de fallas mayor,
la Falla de Oca. El norte de la Sierra de Perijá fue afectado durante el Terciario Superior y el
Cuaternario por compresión que produjo fallas inversas, fallas de cabalgamiento y pliegues en
la secuencia sedimentaria.
Los flancos este y oeste de la Sierra de Perijá están truncados por fallas inversas
mayores. Estas fallas incluyen la Falla de Cerrejón Colombiana, en el oeste y la Falla del Tigre
en Venezuela en el este. La Falla del Tigre se corresponde con el sistema de Falla Ceiba-Perijá.

15
Fig. 1.8. Columna estratigráfica tipo de la Mina Paso Diablo.

16
Fig. 1.9. Sección Tipo de la Mina Paso Diablo en donde se observa la pared final limitada por la falla presente.

17
El área de estudio está ubicada justo al este de la Sierra de Perijá en el limbo oeste del
Sinclinal de Manuelote. Regionalmente está limitada por las Fallas de Santa Marta, Boconó, y
de Oca. La principal orientación estructural es N 35º E dirección del buzamiento.
Estructuralmente, se considera la Sierra de Perijá un levantamiento alargado entre la
depresión del Lago de Maracaibo y los valles de los Ríos César y Ranchería en Colombia. A
través de los períodos geológicos, ésta ha sido afectada por una serie de fallas y plegamientos
en sentido longitudinal, meridional y transversal. En general, es nítida la separación por
sistemas de fallas entre la cordillera y la fosa de hundimiento. La dirección predominante de
estas fallas es norte-sur hasta la altura de Machiques, haciéndose luego suroeste-noreste,
hasta el Río Palmar. Esta falla consiste en una verdadera faja de líneas de roturas, paralela
entre sí y en forma de escalones, originándose de esta forma una sucesión de bloques
levantados y hundidos, individualizados y definidos en el paisaje.

1.4.10. Estratigrafía

El Sinclinal de Manuelote está compuesto de unidades del Paleoceno las cuales son
divididas en las Formaciones Guasare, Marcelina y Misoa. La Formación Marcelina contiene los
mantos de carbón económicamente explotables.
En esta sección se analiza principalmente la Formación Marcelina, con breves reseñas
sobre las unidades infrayacente, Formación Guasare y suprayacente, Formación Misoa.

1.4.10.1. Formación Guasare

De edad Paleoceno, esta formación es la más antigua presente en la Cuenca


Carbonífera del Guasare. Descrita originalmente por Garner (1926; en Carbozulia, 1983), sus
características, contenido de calizas fosilíferas y su posición en el tope de las espesas lutitas de
Colón, han permitido su fácil reconocimiento por parte de autores posteriores.
Su localidad tipo se encuentra ubicada en el Río Guasare a 30 m del Caño Colorado,
sobre el borde occidental del distrito Mara, región nor-occidental del Estado Zulia.
Su extensión geográfica se reconoce en afloramientos a lo largo del flanco occidental de
la Sierra de Perijá, en las cabeceras del Río Misoa al este del Lago de Maracaibo y en la Isla de
Toas. También se presenta en los campos petrolíferos en el subsuelo del Lago de Maracaibo
(Léxico Estratigráfico Venezolano, 1970; en Carbozulia, 1983). Consiste principalmente de
calizas grises, calizas arenáceas, calcarenitas de granulometría fina a media y en menor
proporción, lutitas calcáreas gris oscura, con moderadas cantidades de materia orgánica.

18
Numerosas especies faunísticas de moluscos han sido reportadas (Sutton, 1946; Carbozulia,
1983).
En la Cuenca Carbonífera del Guasare su espesor varía entre 380 m en el Río Cachirí y
410 m en el Río Socuy, al norte del Río Guasare aflora una secuencia incompleta de 120 m.
La Formación Guasare, a la cual se le atribuye un ambiente de sedimentación en aguas
marinas someras, correlaciona hacia el sur con las Formaciones Barco y Catatumbo, de
ambiente salobre y paludal (González de Juana, 1980). Hacia el oeste enTerritorio Colombiano,
en el depósito de El Cerrejón, Camacho (1981; en Carbozulia, 1983), reporta capas masivas de
calizas fosilíferas intercaladas con capas de areniscas calcáreas y lutitas de la Formación
Manantial, de edad Paleoceno, de ambiente marino de aguas someras que infrayace a la
secuencia no marina de la Formación Cerrejón portadora de abundantes carbones.
Su contacto con la Formación Marcelina, suprayacente, se ha reconocido en numerosos
sondeos y se le atribuye transicional abrupto, ubicado en el primer carbón de medio metro que
infrayace a una caliza delgada.

1.4.10.2. Formación Marcelina

Esta formación es la de mayor interés geo-económico en el sector por ser el principal


reservorio de carbón, razón ésta por la cual ha sido sometida a exhautivos estudios geológicos
de superficie y del subsuelo, arrojando resultados positivos en cuanto a su condición geológica
para una minería a cielo abierto (Mina Paso Diablo) y en cuanto a las calidades físico-química
de sus carbones para uso siderúrgico y termoeléctrico.
Litológicamente, la Formación Marcelina está constituida por una variedad de rocas de
origen sedimentario que en su mayoría son clasificadas como de tipos Psanítico y Pelítico.
A continuación se ofrecen las características megascópicas más resaltantes de las rocas
presentes en la Formación Marcelina.

- Areniscas: Son de color gris claro a blancuzco, cuarzosas, de grano muy fino a medio,
angulares a subangulares, de buena a moderada selección, presentan 5% de micas y de igual
proporción feldespatos y plagioclasas. Contiene minerales pesados como, turmalina, biotita,
zircón, leucoceno, muscovita, casiterita, hematita y limonita; la matriz de estas rocas es silícea y
en algunos casos pelítica, localmente son calcáreas y generalmente de cemento silicio,
normalmente son de aspecto macizo y estratificado. También son como las areniscas líticas
(Pettijohn et al, 1972; Carbozulia, 1983), cuyas características texturales son similares a las

19
cuarzosas, diferenciándose de éstas por presentar fragmentos finos de carbón, limolita y chert
como parte principal de los constituyentes que la forman.
Estas características peculiares, le da a la roca un aspecto de “sal y pimienta”. Es
carente de matriz detrítica presentándose ocasionalmente a su vez una pseudomatriz de origen
pelítico; otro constituyente notable es la mica detrítica que tiende a concentrarse junto a la
materia orgánica carbonosa y a la fracción arcillosa, en los planos de estratificación,
impartiendo cierta brillantez a la superficie. Generalmente están depositados paralelamente a
los planos de estratificación.

- Areniscas limosas: Son de color gris oscuro, de granulometría fina, a veces micáceas,
con materia orgánica fina dispersa en la unidad, de aspecto macizo, en ocasiones son el
producto de bioturbaciones causadas por organismos animales que han alterado unidades
delgadas interestratificadas de lodolita y arenisca.

- Conglomerados: Los conglomerados constituyen un tipo litológico de gran importancia


dentro de la secuencia estratigráfica por presentar características indicativas de procesos o
eventos geológicos en condiciones de sedimentación, entre los cuales se encuentran los
siguientes más importantes:
• Asperones: También denominados conglomerados finos a gruesos. Están constituidos por
cantos rodados, bien redondeados de cuarzo y de alguno que otro constituyente secundario.
Algunos de los cantos pueden llegar a tener hasta 0,5 cm de diámetro, pero ésto no es muy
frecuente. Normalmente están embebidos en una matriz arenosa; pobremente
compactados, friables. El espesor es variable cercano a un metro o menos. Por el carácter
lenticular que exhiben pueden ser utilizados como niveles guía para correlaciones
estratigráficas. Este tipo de conglomerado es frecuente en la parte superior de la Formación
Marcelina entre los grupos IX al XI.
• Conglomerados Poligenéticos: Estos se encuentran constituidos por elementos detríticos
angulosos y en algunos casos subredondeados, mal seleccionados, bastos y de naturaleza
variable que consiste de cantos subredondeados a subangulares de limolita silicia
ferruginosa, de color marrón castaño, fragmentos de roca limolita y cuarzo. También pueden
presentar fragmentos de carbón de forma irregular y de lodolitas, los cuales frecuentemente
poseen una orientación vectorial (fábrica) bien definida. Son frecuentes en toda la secuencia
carbonífera lo cual indica las etapas de emersión y erosión de los estratos previamente
depositados. También se encuentran en menor proporción las brechas o ruditas.

20
- Lodolitas: Son de color gris oscuro a negro, y aspecto macizo a laminar, de fractura
subconcoidal a irregular; presentan materia orgánica y mica de tamaño fino bastante
diseminada; usualmente son las portadoras de fósiles animales, también presentan fragmentos
de plantas y en ocasiones plantas completas.

- Lutitas: Estas se encuentran con mayor frecuencia hacia la parte media y basal de la
Formación Marcelina; son de color negro poco carbonáceas fisibles, con espesores que oscilan
en decenas de centímetros hasta tres o más metros, son portadoras de fósiles y con moderadas
cantidades de micas y materia orgánica diseminada uniformemente.

- Arcillas: Son grises, untuosas, usualmente se presentan como unidades de poco espesor.
En la mayoría de los casos se encuentran de color marrón oscuro formando parte del piso de
los carbones como suelo arcilloso no estratificado, con abundantes raíces y restos
fragmentados de plantas.

- Roca quemada: Un fenómeno por demás interesante ocurrió en esta región, es la


autocombustión del carbón que ha dado origen a una amplia gama de rocas con características
diferentes a las originarias. El calor y los diferenciales de dilatación y contracción han dado
como resultado lo que se denomina “Roca Quemada”, que puede ser una suerte de
porcelanitas en el caso de las lutitas, una especie de ladrillo muy quebradizo en el caso de la
limolita, y en el caso de las areniscas se endurecen por cocción y cambian de color adoptando
tonalidades de rojizas a rosada. La roca quemada tiene una amplia distribución en superficie,
encontrándose en profundidades variables en orden de los 50 m.

- Carbones: Son de color negro mate a brillante, de fractura plana e irregular a concoidal, en
algunos casos es posible observar restos de materia orgánica en forma de turba en los planos
de estratificación (fusinita). Esta característica interestratificada con las partes brillantes (vitrina)
le dan al carbón un aspecto bandeado. Son limpios y duros cuando son de fractura concoidal y
ensucian al tacto y blandos cuando son de textura plana irregular.
En base a sus calidades y a características que exhiben dentro de la Formación, a la
presencia de raíces en el piso y la relación entre las rocas asociadas, los carbones de la
Formación Marcelina se consideran autóctonos.
Basados en las características químicas, los carbones de la Cuenca del Guasare
representan carbones bituminosos tipo A y B altos en volátiles, 632 y 633 según la clasificación
internacional.

21
La Formación Marcelina limita hacia el sur con las Formaciones Barco y Los Cuervos del
grupo Orocuá y hacia el noroeste con la Formación Cerrejón en Colombia. Esto permite concluir
que la orogenia de la Sierra de Perijá fue posterior a la sedimentación de los complejos
carboníferos que se extendió desde la Cuenca Cesár-Ranchería en Colombia pasando por el
Guasare, hasta el sur del Estado Táchira.

1.4.10.3. Formación Misoa:

La Formación Misoa fue descrita inicialmente por Garner (1926; en Carbozulia, 1983), en
la Serranía de Trujillo. Brondijk (1967; en Carbozulia, 1983) describe la Formación Misoa como
predominantemente arenosa, con arenisca de granulometría fina a conglomerática, en capas
compuestas potentes de hasta más de 100 m, las lutitas presentan laminaciones areno-limosas
y carbonosas, y concreciones de ferrolita arcillosa.
El contacto con la Formación Marcelina fue indicado por Sutton en 1946 como el muro
de unas areniscas masivas a unos 50 m de la desembocadura del Caño Santa Rosa en el Río
Guasare. Nogueira et al (1973; en Carbozulia, 1983), lo consiguieron discordante. Nogueira y
Leaño (1973) hacen especial énfasis en un conglomerado arenoso no muy grueso ubicado en
el muro de las areniscas gruesas descritas por Sutton. Ahora bien, Noriega y Leaño indican que
este conglomerado marca un cambio notable en el ambiente de sedimentación que revela un
período transgresivo general de la Formación Misoa.

22