Anda di halaman 1dari 2

América Latina: Diferencias culturales que potencian

sus oportunidades

A pesar de la volatilidad de la economía mundial, América Latina mantiene un clima


favorable y estable para los negocios. El mercado Latinoamericano ofrece hoy
oportunidades puntuales en materia de inversión, desarrollo de mercados financieros,
introducción de nuevas tecnologías, desarrollo energético, infraestructura y varios rubros
más.

Este hecho pone a la región en la mira de los inversores de todo el mundo. Para muchos la
región constituye un mercado nuevo, exótico, diferente e incluso desconocido. Claramente
esto no significa que sea imposible instalarse con éxito en cualquier país latinoamericano,
sin embargo, las estrategias adecuadas para hacerlo no son tan evidentes. Conocer la
cultura del país y del mercado que se desea conquistar y desarrollar habilidades para
gestionar las diferencias culturales, será fundamental para dar pasos sólidos y aprovechar
realmente las oportunidades que ofrece este mercado gigantesco.

Entre los países de América latina hay varios aspectos similares, pero también muchas
diferencias que hacen que cada país sea único. Para entender o definir los distintivos
culturales de América Latina, es inevitable tomar como punto de partida la conquista de los
españoles en América, quienes impusieron su propio tipo de civilización en los pueblos
indígenas. La conquista fue impulsada por el catolicismo con el respaldo no sólo del Papa y
de las monarquías ibéricas, sino también de todo el sudoeste de Europa trayendo consigo
imposiciones burocráticas, iglesias, colegios, cortes e incluso la propia inquisición española.
Este proceso integró en América Latina varias características propias de la cultura española
y mediterránea en general: comportamientos extrovertidos, locuacidad, volatilidad, amor
a la argumentación y a la retórica, expresión abierta de las emociones, uso del lenguaje
corporal, tiempo para generar confianza, entre otras. El machismo y las convicciones
religiosas, son también algunas características culturales en parte heredadas de esta época.

Todas estas características están aún presentes en la región, aunque de forma heterogénea.
“Sería un grave error actuar bajo el pensamiento de que todo Latinoamérica es lo mismo”.
La cultura brasilera, por ejemplo, se vio altamente influenciada por pueblos africanos, lo
que se ve reflejado en la informalidad en que se relacionan las personas, en la música, etc.
La cultura peruana tuvo una mayor influencia de los pueblos indígenas y una alta migración
de japoneses lo que impulsó la importancia de la jerarquía y de mantener buenas relaciones
dentro de un grupo determinado. En Chile, la migración alemana también reforzó en esta
cultura los principios jerárquicos y conservadores, mientras que en la cultura argentina
están presentes muchas costumbres de origen mediterráneo que hacen que hoy sea la
cultura más individualista y con mayor número de descendientes europeos en la región
(85% de la población).

Estas diferencias tienen un impacto directo en la forma en que se vive, se trabaja y se hacen
negocios en cada país. La estrategia de acercamiento deberá ser diferente y apropiada para
cada mercado. Utilizar un estilo de comunicación adecuado para la cultura con la cual se
desea hacer negocios, es un punto crítico para ganarse la confianza de sus potenciales
clientes y socios comerciales, sobre todo cuando se sabe que la confianza es uno de los
criterios más importantes que la cultura latinoamericana en general tiene en cuenta para
elegir un socio, cliente o proveedor internacional.