Anda di halaman 1dari 128

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA, CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES

PORTADA
CARRERA DE DERECHO

LA VULNERACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DE CELERIDAD Y ECONOMÍA


PROCESAL DENTRO DE LOS PROCESOS ADMINISTRATIVOS

Proyecto de investigación previo a la obtención del Título de:

ABOGADO

Delgado Ortiz Edgar David

TUTOR: Dr. Juan Cristóbal León Asqui. Msc.

Quito, Mayo - 2016


DEDICATORIA

Este trabajo quiero dedicarlo a mis padres que han sido el pilar fundamental durante toda la
vida, a mis tíos primos (a) por estar siempre pendiente, y de manera muy especial
inspiraron mi dedicación, a mis amigos por su apoyo incondicional y superación de éxitos;
quiero dedicarlo a mis abuelos: ENMA VICTORIA NAVARRETE FIGUEROA y PEDRO
PABLO ORTIZ WILLIAMS, que han sido mi principal motivación, dejándome como un
legado sus enseñanzas de esfuerzo que dejo encendida la luz brillante para que sea la
claridad en las épocas oscuras, recordando siempre su inmensa alegría a mi vida.

ii
AGRADECIMIENTO

Mi eterno agradecimiento a Dios, por estar siempre presente en cada paso que he dado, a
mis maravillosos padres por haberme dado la vida y confianza; a mis hermanas ALVA
DOLORES ORTIZ y HOLGER DELGADO LOOR, por su apoyo incondicional cuando
más lo necesite que inyectaron en mi la alegría de vida y seguir adelante; un
agradecimiento a la FUNDACION “FEPAL” representada por los Abgs. LUIS SEGOVIA
ORTIZ y WALTER SEGOVIA ORTIZ, quienes me guiaron con sus conocimientos en mis
estudios Superiores, con quienes he compartido momentos de alegría y dificultades; al
SEÑOR DR. CRISTOBAL LEON Msc., por sus sabios consejos en estos años de estudios
y brindarme la fortaleza necesaria para alcanzar mi objetivo; un agradecimiento a mis
amigos (a) compañeros de la UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR,
“FACULTAD DE JURISPRUDENCIA”, por su apoyo incondicional para culminar los
estudios y cumplir mi objetivo; a la FUNDACION DE DESARROLLO Y VIVIENDA
SOCIAL COMUNITARIA “EDGAR DELGADO ORTIZ representado por la Abg.
DIANA MARIBEL VILLACIS ACOSTA, por sus apoyo incondicional en la culminación
de este proyecto y en todos los momentos más difíciles de mi vida gracias mil gracias.

iii
DECLARATORIA DE ORIGINALIDAD

Quito, Marzo de 2016

Yo, Edgar David Delgado Ortiz, en calidad de autor del proyecto de investigación, con
cédula de ciudadanía No. 1713151019-8, libre y voluntariamente DECLARO, que el
trabajo de Grado titulado: “La Vulneración de los Principios de Celeridad y Economía
Procesal dentro de los Procesos Administrativos”; autorizo a la Universidad Central del
Ecuador, es de mi plena autoría, original y no constituye plagio o copia alguna,
constituyéndose en documento único, como mandan los principios de la investigación
científica de ser comprobado lo contrario me someto a las disposiciones legales pertinentes.

Es todo cuanto puedo decir en honor a la verdad.

Edgar David Delgado Ortiz


C.C. 171315109-8
Tel: 0998424851
E-mail: ab.edgardelgado@hotmail.com

iv
AUTORIZACIÓN DE LA AUTORIA INTELECTUAL

Yo, Edgar David Delgado Ortiz, autor del proyecto de investigación, con cédula de
ciudadanía No. 1713151019-8, titulado “La Vulneración de los Principios de Celeridad
y Economía Procesal dentro de los Procesos Administrativos”; autorizo a la
Universidad Central del Ecuador, hacer uso de todos los contenidos que me pertenecen o
parte de los que contienen esta obra, con fines estrictamente académicos o de investigación.

Los derechos que como autor me corresponden, con excepción de la presente


autorización, seguirán vigentes a mi favor, de conformidad con lo establecido en los
artículos 5, 6, 8; 19 y demás normas legales pertinentes de la Ley de Propiedad Intelectual y
su Reglamento.

Quito, marzo de 2016

Edgar David Delgado Ortiz


C.C. 171315109-8
Tel: 0998424851
E-mail: ab.edgardelgado@hotmail.com

v
APROBACIÓN DEL TUTOR

vi
APROBACIÓN DEL TRIBUNAL DE GRADO

Los miembros del Tribunal de Grado aprueban el informe de titulación “La


Vulneración de los Principios de Celeridad y Economía Procesal dentro de los
Procesos Administrativos”; de acuerdo con las disposiciones reglamentarias emitidas
por la Escuela de Derecho de la Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y
Sociales de la Universidad Central del Ecuador para títulos de pregrado.

Quito, marzo de 2016

PARA CONSTANCIA FIRMAN:

TRIBUNAL DE GRADO

--------------------------- .--------------------------

PRESIDENTE VOCAL

-------------------------

VOCAL

vii
ÍNDICE DE CONTENIDOS

DEDICATORIA ..................................................................................................................... ii
AGRADECIMIENTO ........................................................................................................... iii
DECLARATORIA DE ORIGINALIDAD ........................................................................... iv
APROBACIÓN DEL TRIBUNAL DE GRADO ................................................................. vii
ÍNDICE DE CONTENIDOS ............................................................................................... viii
ÍNDICE DE FIGURAS ......................................................................................................... xi
ÍNDICE DE TABLAS ......................................................................................................... xiii
ÍNDICE DE GRÁFICOS .................................................................................................... xiii
RESUMEN ........................................................................................................................... xv
ABSTRAC ............................................................................................................................ xv
INTRODUCCIÓN .................................................................................................................. 1
JUSTIFICACIÓN ................................................................................................................... 2
GLOSARIO ............................................................................................................................ 3
CAPITULO I .......................................................................................................................... 5
EL PROBLEMA .................................................................................................................... 5
DIAGNOSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL............................................................................... 5
PREGUNTAS DIRECTRICES...................................................................................................... 5
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA ......................................................................................... 6
FORMULACIÓN DEL PROBLEMA ............................................................................................ 7
OBJETIVOS ............................................................................................................................ 7
OBJETIVO GENERAL............................................................................................................... 7
OBJETIVOS ESPECIFICOS ........................................................................................................ 7
PROGNOSIS .......................................................................................................................... 8
CAPÍTULO II ......................................................................................................................... 9
MARCO TEORICO ............................................................................................................... 9
ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACION .................................................................................. 9
FUNDAMENTACIÓN TEORICO – DOCTRINARIA ....................................................................... 9
FUNDAMENTACIÓN LEGAL .................................................................................................. 10

viii
HIPOTESIS ........................................................................................................................... 12
DETERMINACION DE VARIABLES.......................................................................................... 13
VARIABLE INDEPENDIENTE .................................................................................................. 13
VARIABLE DEPENDIENTE ..................................................................................................... 13
ESQUEMA DEMOSTRATIVO ................................................................................................. 14
TITULO I ............................................................................................................................. 14
1.1 El Derecho administrativo ........................................................................................ 14
1.1. 2 Reseña histórica del Derecho Administrativo en el Ecuador ......................................................... 16
1.1. 2. 1 Antecedentes Históricos del Tribunal Contencioso Administrativo en el Ecuador. ................... 20
1. 1. 2. 2 Creación de las Unidades Judiciales Contencioso Administrativas en el Ecuador. ................... 23

TITULO II ............................................................................................................................ 26
2.1 PROCESO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO ................................................................... 26
2.1.2 ETAPAS DEL PROCESO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO .............................................................. 26
2.1.3 ANALISIS DE LOS JUICIOS CONTENCIOSOS ADMINISTRATIVOS EN RAZON DE LOS TIEMPOS DE
CADA ETAPA PROCESAL ........................................................................................................................... 47

CONCLUSIÓN .................................................................................................................... 60
3.1 FUNDAMENTACIÓN LEGAL ............................................................................................ 61
3.1.2 ANALISIS DEL PRINCIPIO DE CELERIDAD Y ECONOMÍA PROCESAL EN LA LEGISLACION
ECUATORIANA ......................................................................................................................................... 61
3.1.3 ANALISIS EN LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR. ................................................ 63
3.1.4 ANALISIS EN EL CODIGO ORGANICO DE LA FUNCION JUDICIAL ..................................................... 66
3.1.5 ANALISIS EN LA LEY ORGANICA DE GARANTIAS JURISDICCIONALES Y CONTROL CONSTITUCIONAL
................................................................................................................................................................. 68
3.1.6 COMPARACIÓN DE LA LEGISLACIÓN ECUATORIANA CON OTRAS LEGISLACIONES DE
LATINOAMERICA EN CUANTO A CELERIDAD Y ECONOMIA PROCESAL. .................................................. 73

CAPÍTULO III ..................................................................................................................... 79


METODOLOGÍA ................................................................................................................. 79
POBLACIÓN Y MUESTRA...................................................................................................... 79
APLICACIÓN DE LOS MÉTODOS ............................................................................................ 80
MÉTODO DEDUCTIVO .............................................................................................................................. 80

MÉTODO ANALITICO ........................................................................................................... 81


MÉTODO SINTETICO ................................................................................................................................ 82
MÉTODO EXEGETICO ............................................................................................................................... 82

MÉTODO COMPARATIVO .................................................................................................... 83


MÉTODO HISTÓRICO ........................................................................................................... 84
MÉTODO SOCIOLÓGICO ...................................................................................................... 85

ix
MÉTODO DESCRIPTIVO ....................................................................................................... 85
TECNICAS E INSTRUMENTOS DE INVESTIGACION ................................................................. 86
TECNICA DOCUMENTAL ........................................................................................................................... 86

TRATAMIENTO DE LA INFORMACIÓN .................................................................................. 86


TÉCNICAS DE CAMPO .......................................................................................................... 86
LA OBSERVACIÓN................................................................................................................ 87
LA ENCUESTA ...................................................................................................................... 87
EL CUESTIONARIO ............................................................................................................... 88
DISEÑO DEL CUESTIONARIO ................................................................................................ 89
OPERACIONALIZACION DE VARIABLES ................................................................................. 90

CAPÍTULO IV ..................................................................................................................... 91
PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN ........................................... 91
ANALISIS E INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS .............................................................. 91

CAPÍTULO V ...................................................................................................................... 99
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES ................................................................... 99
CONCLUSIONES................................................................................................................... 99
RECOMENDACIONES ......................................................................................................... 100

CAPÍTULO VI ................................................................................................................... 101


PROPUESTA ..................................................................................................................... 101
JUSTIFICACIÓN .................................................................................................................. 101
OBJETIVOS ........................................................................................................................ 102
OBJETIVO GENERAL ............................................................................................................................... 102
OBJETIVOS ESPECIFICOS ........................................................................................................................ 102

BENEFICIARIOS ................................................................................................................. 102


BENEFICIARIOS DIRECTOS ...................................................................................................................... 102
BENEFICIARIOS INDIRECTOS .................................................................................................................. 103

FACTIBILIDAD ................................................................................................................... 103


DESCRIPCION DE LA PROPUESTA ....................................................................................... 104

BIBLIOGRAFIA ................................................................................................................ 108


ANEXOS ............................................................................................................................ 111

x
ÍNDICE DE FIGURAS
Página

Figura No. 1 Tamaño de muestra. ........................................................................................ 79

xi
ÍNDICE DE TABLAS
Página

Tabla 1 .................................................................................................................................. 91
Tabla 2 .................................................................................................................................. 92
Tabla 3 .................................................................................................................................. 93
Tabla 4 .................................................................................................................................. 94
Tabla 5 .................................................................................................................................. 95
Tabla 6 .................................................................................................................................. 96
Tabla 7 .................................................................................................................................. 97
Tabla 8 .................................................................................................................................. 98

xii
ÍNDICE DE GRÁFICOS
Página

Gráfico 1 ............................................................................................................................... 91
Gráfico 2 ............................................................................................................................... 92
Gráfico 3 ............................................................................................................................... 93
Gráfico 4 ............................................................................................................................... 94
Gráfico 5 ............................................................................................................................... 95
Gráfico 6 ............................................................................................................................... 96
Gráfico 7 ............................................................................................................................... 97
Gráfico 8 ............................................................................................................................... 98

xiii
TEMA: “La Vulneración de los Principios de Celeridad y Economía Procesal dentro de los
Procesos Administrativos”

Autor: Edgar David Delgado Ortiz

Tutor: Juan Cristóbal León Asqui Msc.

RESUMEN

La Constitución garantiza la realización de la justicia a través de un sistema procesal


basado en los principios de simplificación, uniformidad, eficacia, inmediación, celeridad y
economía procesal, en donde se harán efectivas las garantías del debido proceso. El
principio de celeridad persigue obtener resultados de manera eficiente y oportuna, al igual
que el principio de economía procesal, que busca obtener resultados óptimos en el menor
tiempo posible, con el mínimo esfuerzo y los menores costos, es decir, evitar gastos
innecesarios. Es de conocimiento de todos los profesionales del derecho y demás usuarios
de las Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo, que estos procesos suelen
tardar años para la conclusión del trámite procesal y en recibir una sentencia, de esta
manera queda en evidencia que se está incumpliendo con los principios establecidos en el
artículo 169 de la Constitución, no hay que dejar a un lado, lo que prescribe la citada Carta
Magna cuando expresa que no se sacrificará la justicia por la sola omisión de formalidades,
pero frente a estos hechos cabe la pregunta ¿La justicia que tarda, es verdaderamente
justicia?.

PALABRAS CLAVE: PRINCIPIO DE CELERIDAD / PRINCIPIO DE ECONOMÍA


PROCESAL / DEBIDO PROCESO / CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO /
PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES / SISTEMA PROCESAL

xiv
TITLE: “The violation of the principales of urgency and procedural aconomy within
administrative proceses”

Author: Edgar David Delgado Ortiz

Tutor: Juan Cristobal León Asqui Msc.

ABSTRACT

The Constitution ensures justice through a procedural system based on the principles of
simplification, uniformity, efficacy, immediacy, urgency and procedural economy, in which
the guarantees of due process are made effective. The principle of urgency seeks to obtain
results efficiently and in a timely manner, alike the principle of procedural economy, which
seeks to obtain optimum results in the leas time possible, with the minimum effort and
costs, this is avoid unnecessary expenses. All law professionals and other users of the
Judicial Units of Contentious Administrative matters know that these processes usually take
years to complete the procedural processing and to obtain a verdict, this it becomes
apparent that the principles enshrined in Article 169 of the Constitution are being violated;
we cannot leave aside the provisions of the aforementioned Charter when it states that
justice shall not be sacrificed for sole omission of formalities, but against these facts there
is room to ask- justice delayed true justice?

KEY WORDS: PRINCIPLE OF URGENCY / PRINCIPLE OF PROCEDURAL


ECONOMY / DUE PROCESS / CONTENTIOUS ADMINISTRATIVE /
CONSTITUTIONAL PRINCIPLES

xv
INTRODUCCIÓN

A partir del 2008 con la expedición de la Nueva Constitución de la República, el Ecuador


se transforma en un Estado Constitucional de derechos, teniendo como cúspide de la
jerarquía normativa a la Constitución, pues así lo determina el primer párrafo del artículo 1
de la Carta Magna, en donde establece: “El Ecuador es un estado constitucional de
derechos y de justicia”, a su vez el artículo 172 de la Carta Magna refiere que:

“Las juezas y jueces administrarán justicia con sujeción a la Constitución, a los


instrumentos internacionales de derechos humanos y a la ley. Las servidoras y
servidores judiciales, que incluyen a juezas y jueces, y a los otros operadores de
justicia, aplicarán el principio de la debida diligencia en los procesos de
administración de justicia. Las juezas y jueces serán responsables por el perjuicio
que cause a las partes por retardo, negligencia, denegación de justicia o
quebrantamiento de la ley”.

Es deber de las juezas y jueces administrar justicia aplicando los principios establecidos en
la Constitución, y estos son los que señala el artículo 169 de la Carta Magna:

Art. 169.- El sistema procesal es un medio para la realización de la justicia. Las


normas procesales consagrarán los principios de simplificación, uniformidad,
eficacia, inmediación, celeridad y economía procesal, y harán efectivas las
garantías del debido proceso. No se sacrificará la justicia por la sola omisión de
formalidades.

El principio de celeridad y economía procesal es muy poco aplicado dentro del proceso
contencioso administrativos, resulta común ver apilados procesos de muchos años atrás a la
espera de ser despachados.

Existe una frase cotidiana que dice “La justicia tarda pero llega”, pero frente a esto cabe la
pregunta ¿La justicia que tarda es verdaderamente justicia?

1
JUSTIFICACIÓN

Por medio de la presente investigación pretendo realizar un análisis profundo sobre la


aplicación del principio de celeridad y economía procesal dentro del proceso Contencioso
Administrativo, así podemos evidenciar que no en todos los procesos se aplica lo
establecido por nuestra Constitución de la República. Por lo delicado del tema y la
afectación que ha causado en los usuarios de las diferentes Unidades Contencioso
Administrativas, se justifica su estudio.

El presente trabajo investigativo adquiere importancia por el aporte que se pretende


realizar con la consecución de los objetivos planteados, evidenciando las falencias dentro
del proceso contencioso administrativo.

El estudio de factibilidad realizado para el desarrollo del presente tema, nos proporciona
suficiente material bibliográfico, sustento legal y doctrinario que hacen posible enmarcarse
en un análisis profundo que permite sustentar científicamente los objetivos planteados.

Por su contenido, los beneficiarios de esta investigación son entre otros, los administrados
en general, puesto que el proceso contencioso administrativo se creó precisamente con la
finalidad de proteger, precautelar los derechos de los ciudadanos frente al poder estatal, a
más de esto resulta beneficioso para los estudiantes, los catedráticos, los operadores de
justicia y todas aquellas personas que sientan interés por acrecentar su conocimiento en esta
materia.

En cuanto a la utilidad teórica y práctica de esta investigación, su razón de ser se encuentra


en el análisis y profundización de los fundamentos y postulados propuestos, los cuales son
base de la presente investigación, culminando con una propuesta tendiente a equiparar la
brecha existente entre las prerrogativas Estatales y los administrados, en cuanto a las
condiciones procesales se refiere.

2
GLOSARIO

1. ORALIDAD.-“Por oposición a escritura, dícese del método procesal en el cual la


palabra hablada constituye el modo de expresión.” (Couture, 1991, pág. 435)

2. PRINCIPIO DE INMEDIACIÓN.- “Es un principio del procedimiento por


cuanto, una vez implantada en un tipo de proceso determinado rige la forma en que
deben actuar las partes y el órgano jurisdiccional, establece la forma y naturaleza de
la relación entre los intervinientes y le da una nueva concepción a la sucesión
temporal de los actos procesales.”

3. EL PRINCIPIO DE PUBLICIDAD.- “Nació como una garantía para los


ciudadanos frente al poder de los gobernantes y aunque modernamente tiene otros
objetivos que la doctrina y la jurisprudencia se ha ocupado de precisar, su fin
esencial sigue siendo, que el pueblo tenga la oportunidad de controlar el ejercicio de
la potestad jurisdiccional el principio de publicidad, bien entendido, constituye un
instrumento de democratización de la justicia que contribuye a su mejoramiento.

Este principio es un complemento de la oralidad que sirve para dar a conocer los
conceptos jurídicos a toda la sociedad, en lo cual, desde luego, ésta tiene interés.
Desde ése ángulo la opinión pública será un medio de control de los órganos
jurisdiccionales. Ésta funciona en la misma forma en un proceso escrito, cuyos
ejemplos claros son las vistas en los recursos de casación y en los procesos de
responsabilidad civil contra los jueces.”

3
4. MOTIVACIÓN.-“El juez no puede limitarse a declarar con lugar la demanda, la
contrademanda o las excepciones, o a imponer la condena al acusado, sino que debe
razonar su solución…” con la motivación el juez explica la posición de las partes y
al mismo tiempo resuelve la contravención presentada, le explica a éstas la razón, el
motivo de dicha sentencia. Con su razonamiento, el juez persuade a las partes de
que su sentencia está bien dictada, lo que a la vez le sirve a la parte vencida
impugnarla. Una correcta motivación, hará que la sentencia se mantenga incólume.

De esta manera se evitan arbitrariedades y se permite a las pares, usar


adecuadamente el derecho de impugnación, contra la sentencia para los efectos de
segunda instancia, planteándole al superior las razones legales y jurídicas que
desvirtúan los errores que condujeron al juez a su decisión. Porque la resolución de
toda sentencia es el resultado de las razones o motivaciones que en ella se
explican.”

5. PRINCIPIO DE CELERIDAD Y ECONOMIA PROCESAL.- “La


celeridad obliga a las administraciones públicas a cumplir sus objetivos y fines de
satisfacción de los intereses públicos, a través de los diversos mecanismos, de la
forma más expedita, rápida y acertada posible para evitar retardos indebidos. Este
principio le impone exigencias, responsabilidades y deberes permanentes a todos los
entes públicos que no pueden declinar de forma transitoria o singular.”

6. DEBIDO PROCESO.- El debido proceso es un principio jurídico procesal según el


cual toda persona tiene derecho a ciertas garantías mínimas, tendientes a asegurar
un resultado justo y equitativo dentro del proceso, a permitirle tener oportunidad de
ser oído y a hacer valer sus pretensiones legítimas frente al juez.

4
CAPITULO I

EL PROBLEMA

DIAGNOSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL

En nuestro país los procesos contenciosos administrativos, es decir, todos aquellos


procesos que puede interponer tanto las personas naturales como las personas jurídicas
contra los reglamentos, actos y resoluciones de la Administración Pública o de las personas
jurídicas semipúblicas, que causen estado, y vulneren un derecho o interés directo del
demandante.

“En las últimas cuatro décadas, el Tribunal Distrital de lo Contencioso


Administrativo funcionaba con seis jueces que atendían en dos salas. Esta situación
conllevó a la acumulación progresiva de causas. Hasta 2011 se acumularon
12.297. En 2012, 3.234 adicionales. Y en el transcurso de 2013, al menos 2.000
procesos más. Lo que da un total de más 17.500 causas represadas.” (S.A, 2013)

Durante los últimos años iniciar un proceso contencioso administrativo resulta todo
una travesía, con estas cifras no cabe duda que se está pasando por alto lo que prescribe la
Constitución de la República en cuanto al principio de celeridad y economía procesal, ya
que resulta común ingresar a la Unidad Contencioso Administrativa, antes Tribunal
Distrital de lo Contencioso Administrativo, y encontrar los procesos represados o en el
archivo, mientras que los usuarios esperan una respuesta.

PREGUNTAS DIRECTRICES

¿Afecta los derechos de las partes procesales la falta de aplicación de los principios de
celeridad y economía procesal en los procesos Contenciosos Administrativos?

5
¿Está causando perjuicios tanto económicos como sociales la falta de aplicación de los
principios de economía y celeridad procesal a las personas naturales y jurídicas que
mantienen procesos contenciosos administrativos?

¿Resulta necesaria la implementación de nuevas Unidades de lo Contencioso


Administrativo en el país?

¿La actual administración de justicia de las Unidades Judiciales de lo Contencioso


Administrativo cumplen a cabalidad con los principios constitucionales?

¿La creación de nuevas Unidades de lo Contencioso Administrativo descongestionaría la


administración de justicia en esta materia?

¿La justicia que tarda es verdaderamente justicia?

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Dentro de la Constitución de la República se encuentran estipulados los principios que


rigen la administración de justicia, es así que el artículo 169 de la referida Carta Magna
consagra los principios de simplificación, uniformidad, eficacia, inmediación, celeridad y
economía procesal, sin embargo se han suscitado controversias en torno a la aplicación de
estos últimos principios, especialmente en cuanto a los procesos Contenciosos
Administrativos se refiere, ya que es conocido por todos aquellos profesionales del derecho
y usuarios de las diferentes Unidades de lo Contencioso Administrativo que la
sustanciación de un proceso puede llegar a tardar años.

A fin de lograr la correcta aplicación del principio de celeridad y economía procesal, es


necesario identificar cuáles son las falencias y plantear soluciones acordes a la realidad
jurídica ecuatoriana, puesto que actualmente los tiempos establecidos para cada etapa
procesal no se están cumpliendo.

6
FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

¿Al no cumplirse con los términos establecidos para la tramitación de los Juicios
Contenciosos Administrativos, se está vulnerando los principios constitucionales de
celeridad y economía procesal?

OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

Descongestionar la administración de justicia en las Unidades de lo Contencioso


Administrativo, a fin de evitar la acumulación de causas y propender a un sistema de
justicia verás y oportuno.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

 Identificar las falencias dentro de los Proceso Contencioso Administrativos, en


cuanto a celeridad y economía procesal se refiere.
 Analizar el cumplimiento que se le da a los principios y derechos garantizados en la
Constitución para las partes procesales, dentro del Proceso Contencioso
Administrativo.
 Buscar soluciones prácticas para evitar la acumulación de causas en la Unidad
Judicial de lo Contencioso Administrativo.

7
PROGNOSIS

La elección del tema y elaboración del presente proyecto se basa a la falta de celeridad
procesal que podemos evidenciar en las distintas Unidades de lo Contencioso
Administrativo, lo cual retarda los procesos que se sustancian en estas Unidades, llegando a
una demora de varios años para su resolución, perjudicando no solo a las partes procesales,
quienes acuden en busca de justicia, sino también al propio Estado Ecuatoriano.

8
CAPÍTULO II

MARCO TEORICO

ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACION
El Derecho Administrativo surge en Francia como resultado de la Revolución Francesa,
pues en aquel tiempo se consideraba que cuando se trataba de juzgar al Estado no existía
independencia de poderes, haciendo de esta manera que los juicios sean injustos para los
administrados, de aquí surge la separación de poderes brindándole de esta forma
independencia a la Función Judicial. En la actualidad se ha establecido normativa legal que
permita regular las prerrogativas con las que cuenta el Estado, pretendiendo de este modo
que los juicios sean imparciales, pero ahora nos encontramos frente a una nueva
problemática, la cual implica que los procesos duran años, pese a que contamos con
normativa legal establecida en la Constitución de la República del Ecuador, Código
Orgánico de la Función Judicial y demás leyes.

Frente a esta problemática considero de gran trascendencia realizar la presente


investigación a fin de determinar soluciones concretas, cabe recalcar que no existen tesis o
proyectos de investigación que contengan el mismo enfoque y solución que brindo a al
problema que actualmente aqueja a la administración de justica en materia contencioso
administrativa.

FUNDAMENTACIÓN TEORICO – DOCTRINARIA

Comenzaremos por definir lo que implica la administración pública, esto nos permitirá
obtener un mejor entendimiento del problema, me permito citar a continuación:

“La Administración Pública es aquella función del Estado que consiste en una
actividad concreta, continua, práctica y espontánea de carácter subordinado a los
poderes del Estado y que tienen por objeto satisfacer en forma directa e inmediata
9
las necesidades colectivas y el logro de los fines del Estado dentro el orden jurídico
establecido y con arreglo a este.” (Quisbert, 2016)

Como podemos apreciar la administración pública tiene por objeto satisfacer en forma
directa e inmediata las necesidades colectivas y el logro de los fines del Estado dentro el
orden jurídico establecido, es decir, el Estado debe velar por el interés colectivo de todos
los ciudadanos, de este mismo modo encontramos en legislaciones similares como la de
Colombia que establece:

“Artículo 209.- La función administrativa está al servicio de los intereses


generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad,
eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad, mediante la
descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones.

Las autoridades administrativas deben coordinar sus actuaciones para el adecuado


cumplimiento de los fines del Estado. La administración pública, en todos sus
órdenes, tendrá un control interno que se ejercerá en los términos que señale la
ley.” (Constitución Política de Colombia, 1991)

De esta manera concluimos que no solo en nuestra legislación encontramos principios que
garantizan una adecuada administración de justicia, lo importante del Derecho Comparado
es sacar lo mejor de otras legislaciones para aplicar en la nuestra.

FUNDAMENTACIÓN LEGAL

Con la finalidad de garantizar una adecuada aplicación de la justicia y


preservar los derechos que tiene cada ciudadano para acceder a la misma, la

10
Constitución de la Republica establece una serie de principios bajo los cuales debe
regirse el sistema procesal, consagrados en el Art. 160 que establece:

“Art. 169.- El sistema procesal es un medio para la realización de la justicia. Las


normas procesales consagrarán los principios de simplificación, uniformidad,
eficacia, inmediación, celeridad y economía procesal, y harán efectivas las
garantías del debido proceso. No se sacrificará la justicia por la sola omisión de
formalidades.” (Constitución de la República del Ecuador, 2008)

En la actual administración de justicia podemos encontrar que los principios de


celeridad y economía procesal no se cumplen a cabalidad, problemática que se
evidencia primordialmente en el sistema judicial contencioso administrativo, ya que
los procesos pueden llegar a durar años, causando perjuicios económicos a los
administrados.

El Código Orgánico de la Función Judicial al igual que la Constitución establece que


el sistema procesal es un medio para la realización de la justicia, así los encontramos
en el referido cuerpo legal:

“Art. 18.- SISTEMA-MEDIO DE ADMINISTRACION DE JUSTICIA.- El sistema


procesal es un medio para la realización de la justicia. Las normas procesales
consagrarán los principios de simplificación, uniformidad, eficacia, inmediación,
oralidad, dispositivo, celeridad y economía procesal, y harán efectivas las
garantías del debido proceso. No se sacrificará la justicia por la sola omisión de
formalidades.” (Código Orgánico de la Función Judicial, 2009)

Pese a que existe legislación vigente que regula y direcciona la administración de


justicia, esta queda solo en teoría pues en la práctica no cumple con las expectativas
de los administrados, quienes acuden en busca de justicia y terminan esperando años

11
por una respuesta. El artículo 20 del Código Orgánico de la Función Judicial
establece:

“Art. 20.- PRINCIPIO DE CELERIDAD.- La administración de justicia será rápida


y oportuna, tanto en la tramitación y resolución de la causa, como en la ejecución
de lo decidido. Por lo tanto, en todas las materias, una vez iniciado un proceso, las
juezas y jueces están obligados a proseguir el trámite dentro de los términos
legales, sin esperar petición de parte, salvo los casos en que la ley disponga lo
contrario.

El retardo injustificado en la administración de justicia, imputable a las juezas,


jueces y demás servidoras y servidores de la Función Judicial y auxiliares de la
justicia, será sancionado de conformidad con la ley.” (Código Orgánico de la
Función Judicial, 2009)

Las palabras del precitado artículo llevadas a la realidad terminan siendo una utopía, ya
que la administración de justicia no resulta ni rápida, ni oportuna, pues una vez iniciado el
proceso son las partes procesales quienes se encargan de dar impulso y en muchas
ocasiones sin obtener resultado alguno, lo cual difiere notoriamente de la teoría, en donde
se establece que una vez iniciado el proceso, las juezas y jueces están obligados a proseguir
el trámite dentro de los términos legales, sin esperar petición de parte. El solo hecho de
encontrar juicios que duren años merece un análisis que nos permita determinar la
problemático y sus posibles soluciones.

HIPOTESIS

La actual infraestructura de la Unidad Judicial Contencioso Administrativa con sede en


Quito, no permite cumplir con los principios de celeridad y economía procesal establecidos
en el artículo 169 de la Constitución de la República del Ecuador, pues su jurisdicción
abarca gran cantidad de provincias, por lo cual es necesario que el Consejo de la Judicatura
emita una Resolución creando una nueva Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo

12
con sede en Ambato, facilitando de este modo el acceso a la justicia a los habitantes de
provincias cercanas y evitando que tengan que viajar a Quito, a su vez descongestionaría la
Unidad Judicial Contencioso Administrativa con sede en Quito.

DETERMINACION DE VARIABLES

VARIABLE INDEPENDIENTE

La sustanciación de los juicios contenciosos administrativos no cumple con los tiempos


establecidos en la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa.

VARIABLE DEPENDIENTE

Vulneración del principio de celeridad y economía procesal establecidos en el artículo 169


de la Constitución de la República del Ecuador.

13
ESQUEMA DEMOSTRATIVO

TITULO I

1.1 El Derecho administrativo

Para tener una mejor ilustración de lo que significa el Derecho Administrativo, vamos
a revisar algunas definiciones:

“Derecho administrativo es aquella rama del Derecho público que regula la


actividad del Estado, la función administrativa y la relación entre los particulares y
el aparato público.

En otras palabras el derecho administrativo es aquel que regula la relación


jurídica entre el administrador (Estado) con los administrados (individuos).” (S.A,
2015)

La función del derecho administrativo se entendería que está en estrechar el vínculo


existente entre la administración, que son todas aquellas instituciones de carácter público
que brindan servicios a la comunidad y los administrados, que son todas aquellas personas
que forman parte del Estado.

Otro concepto de Derecho Administrativo que nos permite ampliar nuestra comprensión,
expresa:

“En sentido amplio el derecho administrativo corresponde al conjunto de las


normas del derecho privado y del derecho público que se aplican a
la administración en su gestión de los servicios públicos y en sus relaciones con
los particulares. En un sentido más restringido, pero admitido comúnmente,
el derecho administrativo se extiende exclusivamente a las normas que derogan
el derecho privado y que son por tanto normalmente aplicadas por las
jurisdicciones administrativas.

14
Es el conjunto de normas legales, doctrina y técnicas que regulan la actividad de
la Administración Pública en cuanto se relaciona con los administrados o en
cuanto unos órganos de aquélla se relacionan entre sí con motivo de la
función administrativa, primando siempre el interés público sobre el particular. No
forma parte de éste el estudio de las figuras jurídicas de derecho privado que, en
frecuentes ocasiones, utiliza la Administración Pública para satisfacer
determinados intereses propios de un organismo o entidad administrativa. De ahí
que no pueda afirmarse que Derecho administrativo es aquél que regula la
actividad administrativa. La esencia diferencial del Derecho administrativo radica
en la nota de preeminencia que favorece a la Administración Pública situándola en
un nivel superior al administrado en cuanto aquélla realiza actividades
de interés general. En definitiva, el Derecho administrativo es el Derecho
público común y general.” (S.A, 2015)

En esta definición podemos notar que se considera en un inicio las normas del
Derecho Privado, pero acto seguido nos habla de que el derecho administrativo se extiende
exclusivamente a las normas que derogan el derecho privado, y que se aplican con
regularidad en las jurisdicciones administrativas, también podemos encontrar que la
Administración Publica no solo se relaciona con los administrados sino también entre sí, a
causa de la función administrativa. La administración pública tiene como característica
primordial que prevalece el interés público sobre el particular, ya que realiza actividades de
interés general, beneficiando a todos los administrados.

Para obtener un mejor entendimiento investigamos el origen de la palabra


administración, y es así que encontramos que etimológicamente se deriva del latín “ad” y
“ministratio” que significa „servir‟.

Finalmente analizaremos el concepto de Derecho Administrativo tomado como


antecedente de la renombrada página de Apuntes Jurídicos:

“La Administración Pública es aquella función del Estado que consiste en una
actividad concreta, continua, práctica y espontánea de carácter subordinado a los
poderes del Estado y que tienen por objeto satisfacer en forma directa e inmediata
15
las necesidades colectivas y el logro de los fines del Estado dentro el orden jurídico
establecido y con arreglo a este.” (Quisbert, 2016)

Analizadas que han sido estas definiciones de Administración Pública, podríamos


concluir que es una rama del Derecho que regula la administración pública, que contribuye
en la relación entre la administración (Estado) y los administrados (particulares), y las
relaciones existentes entre las instituciones de la Administración Pública.

1.1. 2 Reseña histórica del Derecho Administrativo en el Ecuador

Los inicios del Derecho Administrativo en nuestro país, es preciso realizar


una reseña histórica, desde la promulgación de las primeras leyes que regulan la
organización administrativa, así tenemos:

“Una de las primeras leyes que se promulga en el Ecuador, a poco de separarse


éste de la Gran Colombia es, precisamente, la de Régimen Político de los
Departamentos, dictada por la Convención de Riobamba el 28 de septiembre de
1830 para regular la organización administrativa y distribuir las atribuciones entre
los funcionarios departamentales y provinciales; a partir de ella se dictaron trece
leyes de régimen administrativo, la última de ellas codificada en 1960 (Suplemento
del Registro Oficial 1202, de 22 de agosto de 1960) y sobre cuya vigencia aún se
discute.

Todas estas leyes tuvieron como denominador común el limitarse a regular la


organización administrativa de las instituciones del Estado; fueron, en la práctica,
los orgánico-funcionales de la administración pública, pues las normas
procedimentales que en ellas se incluyeron fueron escasas y aisladas y nunca
llegaron a configurar un verdadero procedimiento administrativo. Este hecho es
muy decidor y revela el carácter de nuestro ordenamiento jurídico administrativo.

16
El Derecho Administrativo es, sí, el derecho que regula la organización de la
administración pública; pero es, sobre todo, el que brinda a los ciudadanos los
instrumentos necesarios para proteger sus derechos frente a las posibles
arbitrariedades de la administración. Desconocer esto refleja una concepción
acerca del gobierno y de la autoridad que está muy alejada de los presupuestos
básicos del Estado de Derecho y, en el caso ecuatoriano, nos muestra a las claras
que las estructuras constitucionales adoptadas por el país a partir de la
independencia, no pasaron de ser un barniz que cubría una mentalidad autoritaria
que el fin de la Colonia no hizo desaparecer.” ( Dr. Juan Pablo Aguila, 2005)

Con la cita precedente podemos constatar que el Estado ecuatoriano ha sufrido


cambios en los últimos tiempos, si bien es cierto, contamos con leyes que respaldan el
acceso a la Justicia por parte del ciudadano común cuando enfrenta un proceso legal contra
el Estado, pero existen desventajas en los procesos antes mencionados.

“El Ecuador adoptó las instituciones democráticas más en sus formas que en sus
contenidos; la independencia mantuvo inalterable la manera de entender la
relación entre el gobierno y los ciudadanos, que siguió sujeta al esquema colonial
de patrón-siervo, en el que el primero manda y el segundo obedece, el primero
ejerce el poder y el segundo debe resignarse a cumplir lo que se le ordena; esto
hace que, en la medida en que el sistema no funciona sobre la base de los derechos
y la igualdad de oportunidades, sino a partir del favor y la concesión, la actividad
administrativa sea concebida, no como la prestación de un servicio, sino como una
forma de ejercicio del poder en la que participan, cada uno a su nivel y con una
parcela de dominio sobre los demás, desde el Presidente de la República hasta los
funcionarios colocados en el último lugar de la estructura jerárquica.

Aún hoy, pese a los indudables avances que ha habido en la materia, la noción de
Estado de Derecho pugna por salir de los límites del papel en el que está escrita la

17
Constitución, pues los ecuatorianos no la perciben como propia ni asumen su
condición de ciudadanos; los intereses siguen primando sobre las reglas de juego
objetivas y el afán de salirse con la suya prevalece sobre el respeto a las normas
básicas de la convivencia.

Esta falta de una cultura de Estado de Derecho ha incidido negativamente en el


desarrollo del Derecho Administrativo ecuatoriano y explica la escasa atención que
se le ha prestado en los programas de enseñanza universitaria y la exigua
bibliografía nacional sobre la materia (hasta hace no muy poco, los
administrativistas ecuatorianos eran abogados que, fundamentalmente por haber
prestado sus servicios en el sector público, habían aprendido en la práctica las
instituciones y los principios de esta rama del derecho).” ( Dr. Juan Pablo Aguila,
2005)

El progreso de un Estado implica un trabajo conjunto de todos sus habitantes, pero


por sobre todo, el nivel de educación que se le brinde a las nuevas generaciones, lo mismo
ocurre en el ámbito del Derecho Administrativo, cómo es posible que esperemos ver
mejoras en este campo del Derecho Administrativo cuando en las aulas universitarias
constituye una materia de segundo plano, quizá sea este el motivo por el cual no contamos
con suficiente bibliografía nacional. En nuestro país existe una falta de cultura, no solo en
el ámbito del Derecho Administrativo, sino en el campo del Derecho en general, pues el
ciudadano común no tiene noción de cómo se llevan a cabo los procesos judiciales, en
muchos casos ni siquiera tienen idea de cuáles son sus derechos fundamentales.

Al respecto de la historia del Régimen Contencioso Administrativo, el Dr. Juan Pablo


Aguilar manifiesta:

“En el Ecuador, solo a partir de las reformas constitucionales de 1905 se crea una
jurisdicción contenciosa administrativa, que se asigna al Consejo de Estado. Sin

18
embargo, la existencia de un órgano encargado de decidir sobre las cuestiones
contencioso administrativas no significó que el recurso fuera efectivamente
utilizado por los ciudadanos; si bien convendría confirmarlo revisando los
informes de labores del Consejo de Estado, al parecer la tarea de este último como
tribunal contencioso administrativo fue mínima, cuando no inexistente.

El Tribunal Fiscal, creado en 1959 mediante Decreto Ley de Emergencia 10,


publicado en el Registro Oficial 847, de 19 de junio, fue el primer tribunal
contencioso administrativo que funcionó efectivamente; la Constitución de 1967
mantuvo ese Tribunal y creó otro, con el nombre de Tribunal Contencioso
Administrativo; un año después se publicó en el Registro Oficial 338, de 18 de
marzo, la Ley 35, de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, que estableció un
procedimiento judicial claro y detallado, muy superior a las insuficientes
regulaciones que hasta entonces contenía la Ley de Régimen Administrativo.

Uno de los problemas que debieron enfrentar los autores de la Ley de la


Jurisdicción Contencioso Administrativa fue la falta de un procedimiento en sede
administrativa, falta que trataron de suplir con la inclusión de artículos como el 59
(nulidad de actos y procedimientos administrativos) y el 76 (no suspensión de actos
administrativos), que pese a no referirse a temas propios del procedimiento
judicial, resultaban indispensables para el funcionamiento de la nueva jurisdicción.

La expedición de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa coincidió


con el inicio de un período caracterizado por una considerable multiplicación de
normas relacionadas con la administración pública. Para enfrentar este proceso de
crecimiento se contaba con recursos jurídicos más bien limitados. A inicios de la
década del setenta, a más de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa,
la legislación administrativa del Ecuador se reducía a la citada y ya para entonces
anticuada Ley de Régimen Administrativo, que como hemos dicho se limitaba a
organizar la estructura de los ministerios y demás instituciones públicas y nada o
casi nada decía sobre temas fundamentales, como el procedimiento administrativo;

19
una Ley de Licitaciones que regulaba de manera limitada y embrionaria la
contratación administrativa; y una Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa.
Obviamente, temas del Derecho Público que habían tenido especial desarrollo
contaban con regulaciones propias: tributos, finanzas públicas, régimen seccional;
todo esto, a más de las inevitables normas dispersas para el funcionamiento de
varias instituciones del Estado.” ( Dr. Juan Pablo Aguila, 2005)

De esta forma se podría decir que con la promulgación de la Ley de la Jurisdicción


Contencioso Administrativa, se dio inicio para la expedición de múltiples leyes
relacionadas a la administración pública, así podemos citar a la Ley de Licitaciones, actual
Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, la Ley de Servicio Civil y
Carrera Administrativa, actual Ley Orgánica del Servicio Público (LOSEP) y demás Leyes
y Reglamentos de Derecho Público.

1.1. 2. 1 Antecedentes Históricos del Tribunal Contencioso Administrativo en el


Ecuador.

Los primeros lineamientos histórico-jurídicos en materia contencioso


administrativa, tiene sus inicios en el sistema jurídico Francés, es por eso que el Derecho
Francés, especialmente en el ámbito administrativo se ha convertido en una guía
fundamental para la formación de nuestro sistema jurídico.

El 26 de marzo de 1929 se expide la Carta Política, estableciéndose nuevas


competencias para el Consejo de Estado, determinadas en el artículo 117, numerales 2,7 y
10, a saber:

 Declarar, por acción popular, la nulidad de los decretos o reglamentos que


dictare el Poder Ejecutivo en contravención a la Constitución y a las leyes de
la República.

20
 Dar curso a las denuncias que se presentaren acerca de la violación de la
Constitución y las leyes, y preparar las acusaciones contra el Presidente de la
República y los altos funcionarios, y los recursos de queja contra los
Ministros de la Corte Suprema.

 Ejercer la jurisdicción en lo contencioso-administrativo, en la forma y casos


determinados por la Ley.

El 5 de marzo de 1945 se expide la nueva Constitución Política, con la que se


creó el Tribunal de Garantías Constitucionales, órgano que vino a sustituir al Consejo de
Estado, determinando en el artículo 160 numeral 8 del cuerpo legal citado como
competencia de este Tribunal, la de ejercer jurisdicción contenciosa-administrativa en la
forma que determine la Ley.

El 31 de marzo de 1946, se expide la Carta Fundamental del Estado, con la que


se suprime el Tribunal de Garantías Constitucionales y se restablece el Consejo de Estado,
atribuyéndole la competencia de conocer y decidir en las cuestiones contenciosas
administrativas, conforme lo establecido en el artículo 146 numeral 8.

El 2 de Septiembre de 1959, la Comisión Legislativa, codifico la Ley de


régimen Administrativo, en la cual en su artículo 112 inciso primero, establece que al
Consejo de Estado le corresponde ejercer la jurisdicción en lo contencioso administrativo.
Estableciendo además en la Disposición Transitoria, que los asuntos contenciosos
administrativos se tramitarán de manera breve y sumariamente conforme a las
disposiciones dicadas por el Consejo de Estado. Esta disposición es vigente hasta la
promulgación de la Ley de lo Contencioso Administrativo.

La constitución política del 23 de mayo de 1967, crea el tribunal de lo


contencioso Administrativo, como rama de la Función Jurisdiccional, hasta esa fecha no se
lo había establecido en ninguna Constitución. Lo que se procedió a realizar con esta

21
Constitución fue la división de la Función Jurisdiccional, estableciendo las siguientes
ramas:

 De lo Judicial
 De lo Contencioso

En el boletín oficial No. 1 del año de 1976, nace el Tribunal Contencioso


Administrativo, Órgano Jurisdiccional de la República del Ecuador, que tiene como función
principal la de promover la expansión del Derecho Administrativo, de la Jurisprudencia y la
Doctrina.

Con fecha 18 de julio del 2012 el Consejo de la Judicatura expide la Resolución


No. 084-2012, mediante la cual se crean seis Salas Temporales en el Tribunal Distrital de lo
Contencioso Administrativo No. 1-Sede Quito, a fin de que estas Salas sean las encargadas
de tramitar las causas retrasadas.

Es necesario e importante dentro de este punto, considerar que el Tribunal


Contencioso Administrativo con sede en Quito actualmente se denomina Unidad Judicial
de lo Contencioso Administrativo conforme se encuentra establecido en la Resolución No.
054-2013 del 11 de junio de 2013 del Pleno del Consejo de la Judicatura, Resolución que
fue reformada en parte por la Resolución no. 061-2013 de 28 de junio de 2013, la cual de
manera general determina que las Salas del Tribunal Contencioso Administrativo Sede
Quito, será sustituidas por la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo con sede en
Quito..

22
1. 1. 2. 2 Creación de las Unidades Judiciales Contencioso Administrativas en el
Ecuador.

Las Unidades Judiciales Contencioso Administrativas han sufrido varios cambios a


lo largo de estos años, tanto en su organización interna como en su nombre, pues antes se
llamaba Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo, para ampliar nuestros
conocimientos sobre este tema vamos hacer un recorrido de los antecedentes históricos.

“Iniciando por los antecedentes más recientes, debemos recordar que la


Corte Suprema de Justicia mediante la Resolución de 05 de noviembre de
1993, publicada en el Registro Oficial No.310, durante la presidencia de Sixto
Durán Ballén, resolvió determinar las Jurisdicciones de los Tribunales Distritales
de lo Contencioso Administrativo y de lo Fiscal, creados por el Congreso
Nacional mediante Reformas Constitucionales.

Tomando en cuenta que la Constitución de la República del Ecuador


conceptualiza al Consejo de la Judicatura, como el órgano de gobierno,
administración, vigilancia y disciplina perteneciente a la Función Judicial, en
este sentido, cabe determinar que es el Pleno del Consejo de la judicatura el
organismo facultado para crear, modificar o suprimir salas de las cortes
provinciales, tribunales penales, juzgados, y juzgados de paz, para a su vez
establecer el número de jueces necesarios para tales organismos; por lo tanto
haciendo uso de esta facultad otorgada por el marco jurídico ecuatoriano, el
Pleno del Consejo de la Judicatura, aprobó el funcionamiento de los
tribunales provinciales y distritales bajo la modalidad de Sala Única como un
nuevo modelo de gestión; el objetivo que persigue el Pleno del Consejo es mejorar
la atención y conformación de tribunales a través del sorteo para cada causa
ingresada para el conocimiento de las salas y tribunales.

Por lo tanto el 11 de junio del 2013, se implementó un nuevo modelo de


gestión judicial, el Pleno del Consejo de la Judicatura, aprobó mediante

23
Resolución No. 054-2013, la creación de la Unidad Judicial en Materia
Contencioso Administrativa con sede en la ciudad de Quito, y por lo tanto las Salas
1 y 2 del Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo pasan a la Unidad
Judicial en Materia Contencioso Administrativo en Quito.

Sin embargo posterior a la Resolución No. 054-2013, el Pleno de la


Judicatura considera pertinente emitir una nueva resolución que perfeccione el fin
de este nuevo modelo de gestión.

La Resolución No. 061-2013, de l1 de Julio del 2013, determina que la nueva


Unidad Judicial estará compuesta por los jueces de lo Contencioso Administrativo,
y su competencia territorial englobará un total de 12 provincias las cuales son:
Pichincha, Bolívar, Carchi, Chimborazo; Cotopaxi; Imbabura; Napo; Orellana;
Pastaza; Santo Domingo de los Tsáchilas; Sucumbíos; y, Tungurahua.

Así mismo, los jueces que conforman la Unidad Judicial Contencioso


Administrativa, tendrán los deberes y atribuciones determinadas en el artículo 217
del Código Orgánico de la Función Judicial, y la Ley de la Jurisdicción
Contenciosa Administrativa.

La resolución del Pleno del Consejo de la Judicatura determina la necesidad de


crear un Tribunal interno que será conformado de entre los jueces que integran la
Unidad Judicial, ya que a este Tribunal, le corresponde realizar el sorteo por el
cual se designará al juez competente de la causa en cuestión; sin embargo cabe
mencionar que las causas que se encuentren en estado de plena tramitación, según
la Resolución No. 054-2013 deberán re-sortearse para conocimiento de los nuevos
jueces.

En resumen se suprimen las Salas 1 y 2 del Tribunal Distrital de lo Contencioso


Administrativo No. 1 con sede en la ciudad de Quito, para crear la llamada Unidad
Judicial Contencioso Administrativo, derogándose de manera expresa la
Resolución No. 084-2012, en la que se crearon las seis Salas de Jueces Temporales
en materia contencioso administrativo, emitida por el Pleno del Consejo de la
Judicatura de transición de fecha dieciocho de junio de dos mil doce y publicada en

24
el suplemento del Registro Oficial 767 de 15 de agosto de 2012.Finalmente el 9 de
Julio del 2013, y con la presencia de las principales autoridades de control y de la
administración de justicia, Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura,
inauguró la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo, con sede en Quito
que se encuentra en funcionamiento hasta la fecha.” ( Villalba Fiallos, 2014)

Si bien es cierto que con la promulgación de la Resolución No. 054-2013 mediante


la cual se crea la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo con sede en la ciudad
de Quito, se da un paso para tratar de descongestionar el despacho de causas aglomeradas
en las antes llamadas Salas 1 y 2 del Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo
No. 1 y despachar las nuevas causas que día a día ingresan, pero se debe tomar en cuenta
que la Resolución No. 061-2013, de l1 de Julio del 2013 determina la competencia
territorial que engloba la nueva Unidad Judicial, estableciendo de esta forma cuales son los
que están a su cargo por provincias, y que son: Pichincha, Bolívar, Carchi, Chimborazo;
Cotopaxi; Imbabura; Napo; Orellana; Pastaza; Santo Domingo de los Tsáchilas;
Sucumbíos; y, Tungurahua. Como indique, la Resolución No. 054-2013 es tan solo un
paso del largo recorrido que hace falta para regularizar el problema de la administración de
justicia en esta materia, ya que en la práctica, desde mi percepción, no se ha solucionado el
problema de la aglomeración de causas.

25
TITULO II

2.1 PROCESO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

2.1.2 ETAPAS DEL PROCESO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

En nuestro país el procedimiento contencioso administrativo se rige por la Ley


de Jurisdicción Contencioso Administrativa, que establece los términos para que se
tramite cada etapa, que son las siguientes:

 Presentación de la demanda
 Calificación de la demanda (Citación)
 Contestación a la demanda
 Apertura de la causa a prueba
 Audiencia de estrados (a petición de parte) y/o Alegatos
 Sentencia.
 Ampliación o Aclaración
 Recurso de Casación

Realizaremos un análisis de cada etapa de este procedimiento comenzando con la


presentación de la demanda:

26
PRESENTACIÓN DE LA DEMANDA

Para dar inicio a la tramitación de una causa se debe presentar la demanda en cualquiera de
las diferentes Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativas, antes conocidas
como Tribunales Distritales de lo Contencioso Administrativo, los cuales se encuentran
distribuidos en cinco provincias. En el presente proyecto se analizarán causas sustanciadas
en las diferentes Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo distribuidas a nivel
nacional.

De conformidad con el Art. 24 de la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, que


indica contra quienes se puede presentar la demanda:

“Art. 24.- La demanda se podrá proponer contra:

a) El órgano de la Administración Pública y las personas jurídicas semipúblicas de


que proviniere el acto o disposición a que se refiera el recurso.

b) Las personas naturales o jurídicas a cuyo favor derivaren derechos del acto o
disposición.” (LJCA, 2001)

Para que la demanda sea calificada debe contener los requisitos establecidos en el
Art. 30 de la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa que son:

“Art. 30.- La demanda debe ser clara y contener:

a) El nombre del actor e indicación de su domicilio y lugar donde deben efectuarse


las notificaciones en la ciudad de Quito, sede del Tribunal, y dentro del perímetro
legal.

b) La designación del demandado y el lugar donde debe ser citado.

27
c) La designación de la autoridad, funcionario o empleado de quien emane la
resolución o acto impugnado.

d) Los fundamentos de hecho y de derecho expuestos con claridad y precisión.

e) La indicación de haber precedido la reclamación administrativa del derecho, en


los casos expresamente señalados por la ley, ante los funcionarios competentes, y
su denegación por parte de éstos.

f) La pretensión del demandante.

g) La enunciación de las pruebas que el actor se propone rendir.

En esta clase de juicios no se podrá cambiar o reformar la demanda en lo


principal.”

Es indispensable cumplir con todos los requisitos establecidos en el Art. 30, de no


hacerlo se corre el riesgo de que la demanda se mande a completar en el término de 5 días,
o caso contrario se procederá con el archivo.

A su vez es necesario acompañar ciertos documentos a la demanda, estos son los


constantes en el Art. 31 de la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa que son:

“Art. 31.- Al escrito de demanda deben acompañarse necesariamente:

a) Los documentos justificativos de la personería cuando no se actúe en nombre


propio, a menos que se haya reconocido dicha personería en la instancia
administrativa.

b) La copia autorizada de la resolución o disposición impugnada, con la razón de


la fecha de su notificación al interesado, o, en su defecto, la relación
circunstanciada del acto administrativo que fuere impugnado.

28
c) Los documentos que justifiquen haber agotado la vía administrativa y que el
reclamo ha sido negado en ésta.

Se entenderá haber negativa si transcurrieren treinta días sin que la autoridad


administrativa que pudo dejar sin efecto el acto lesivo, haya dado resolución
alguna, salvo el caso que la ley señale un plazo especial.” (LJCA, 2001)

El citado texto se encuentra concordante con el Art. 38 de la Ley de


Modernización, que me permito citar a continuación:

“Art. 38.- Los Tribunales Distritales de lo Contencioso Administrativo y de lo


Fiscal, dentro de la esfera de su competencia, conocerán y resolverán de todas las
demandas y recursos derivados de actos, contratos, hechos administrativos y
reglamentos expedidos, suscritos o producidos por las entidades del sector público.
El administrado afectado presentará su demanda, o recurso ante el tribunal que
ejerce jurisdicción en el lugar de su domicilio. El procedimiento será el previsto en
la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa o el Código Tributario, en su
caso. No se exigirá como requisito previo para iniciar cualquier acción judicial
contra las entidades del sector público la proposición del reclamo y agotamiento en
la vía administrativa. Empero, de iniciarse cualquier acción judicial contra alguna
institución del sector público, quedará insubsistente todo el reclamo que sobre el
mismo asunto se haya propuesto por la vía administrativa.” (Ley de Modernización
del Estado, 2014)

Una vez presentada la demanda el Juez determinara si esta es oscura, irregular o


incompleta, en caso de serlo ordenara al actor que aclare, corrija, concrete o complete su
demanda, para esto le Ley le otorga el término de cinco días, en caso de que el actor no lo
hiciere, el Juez rechazará la demanda y notificará al interesado y a las autoridades
demandadas con el correspondiente decreto. En caso de que el actor no esté de acuerdo

29
podrá solicitar una prórroga del término que no excederá de ocho días, el Juez, haciendo
una excepción, concederá un término mayor de acuerdo a las circunstancias especiales que
se invoquen.

CALIFICACIÓN DE LA DEMANDA

Como ya se indicó en líneas anteriores, una vez presentada la demanda según sorteo
el Juez avoca conocimiento y verifica que esta cumpla con los requisitos establecidos en el
Art. 30 y Art. 31 de la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, cumplidos estos
requisitos y siguiendo el curso normal de la tramitación, la demanda es calificada y el Juez
ordena la citación conforme lo establece el Art. 33 de la Ley de Jurisdicción Contencioso
Administrativa que señala:

“Art. 33.- Presentada la demanda, el Magistrado de Sustanciación dispondrá que


se cite al funcionario representante de la dependencia administrativa, de la que
haya emanado (sic) el acto o resolución que motiva la demanda, y se le entregue la
copia de ésta.

Si el acto administrativo proviniere del Ejecutivo, o si, en general, la acción se


propusiere contra el Estado o sus instituciones, la demanda se citará al Procurador
General del Estado.

La demanda contra las otras personas que integran la administración local dentro
del régimen seccional o contra los establecimientos públicos y personas jurídicas
semipúblicas, se citarán a sus personeros legales, sin que sea menester contar con
el Procurador General del Estado, quien, no obstante, tendrá las atribuciones del
supervigilancia que le confiere la ley.

El Ministro de Sustanciación dispondrá se haga conocer la demanda presentada a


la persona natural o jurídica en cuyo favor derivare el acto o resolución

30
administrativa que se impugne, y a fin de que pueda hacer valer los derechos que
les concede el Art. 25 de esta Ley.

Nota: Inciso final agregado por Decreto Supremo No. 1077, publicado en Registro
Oficial 392 de 17 de Septiembre de 1973.” (Ley de Modernización del Estado,
2014)

Según ordena el artículo precedente, se citará directamente al Procurador


General del Estado cuando la demanda se propusiera en contra el Ejecutivo,
mientras que si la demanda es propuesta contra las instituciones que integran la
administración local dentro del régimen seccional o contra los establecimientos
públicos y personas jurídicas semipúblicas, o aquellas que tienen personería jurídica
propia, se deberá contar con el Procurador General del Estado, para que supervigile
el juicio, al respecto el Art. 6 de la Ley Orgánica de la Procuraduría General del
Estado contempla:

“Art. 6.- De las citaciones y notificaciones.- Toda demanda o actuación para


iniciar un proceso judicial, procedimiento alternativo de solución de conflictos y
procedimiento administrativo de impugnación o reclamo contra organismos y
entidades del sector público, deberá citarse o notificarse obligatoriamente al
Procurador General del Estado. De la misma manera se procederá en los casos en
los que la ley exige contar con dicho funcionario. La omisión de este requisito,
acarreará la nulidad del proceso o procedimiento. Se citará al Procurador General
del Estado en aquellas acciones o procedimientos en los que deba intervenir
directamente, y se le notificará en todos los demás de acuerdo con lo previsto en
esta ley. Las citaciones y notificaciones se harán en la persona del Procurador
General del Estado o de los delegados distritales o provinciales del organismo. De
no existir tales delegaciones, las citaciones o notificaciones se harán directamente
al Procurador General del Estado, en la forma prevista en este artículo. El

31
Procurador comparecerá directamente o mediante su delegado. El Procurador
General del Estado podrá delegar por escrito el ejercicio del patrocinio o defensa
del Estado y de los organismos y entidades del sector público, a funcionarios de la
Procuraduría General del Estado; y, a asesores jurídicos, procuradores,
procuradores síndicos y abogados de otras entidades del sector público. El
delegado que actuare al margen de los términos e instrucciones de la delegación,
responderá administrativa, civil y penalmente, de modo directo y exclusivo, por los
actos u omisiones verificados en el ejercicio de la delegación. El ejercicio de
acciones legales y la interposición de recursos administrativos, por parte del
Procurador General del Estado o sus delegados y los representantes legales de las
instituciones del sector público estarán exentos del pago de tasas judiciales y de
toda clase de tributos. La intervención del Procurador General del Estado o su
delegado, no limita ni excluye las obligaciones de las máximas autoridades y
representantes legales de los organismos y entidades del sector público, para
presentar demandas o contestarlas e interponer los recursos que procedan
conforme a la ley.

Art. 7.- De la representación de las instituciones del Estado.- Las entidades y


organismos del sector público e instituciones autónomas del Estado, con personería
jurídica, comparecerán por intermedio de sus representantes legales o
procuradores judiciales. El patrocinio de las entidades con personería jurídica y
entidades autónomas de conformidad con la ley o los estatutos respectivos, incumbe
a sus representantes legales, síndicos, directores o asesores jurídicos o
procuradores judiciales, quienes serán civil, administrativa y penalmente
responsables del cumplimiento de esta obligación, en las acciones u omisiones en
las que incurrieren en el ejercicio de su función, sin perjuicio de las atribuciones y
deberes del Procurador.” (Ley Orgánica de la Procuraduría General del Estado,
2004)

Como podemos darnos cuenta el Art. 6 de la Ley Orgánica de la Procuraduría


General del Estado que toda demanda o actuación para iniciar un proceso judicial,

32
procedimiento alternativo de solución de conflictos y procedimiento administrativo de
impugnación o reclamo contra organismos y entidades del sector público, deberá citarse o
notificarse obligatoriamente al Procurador General del Estado, mientras que por otras parte
el Art. 7 de la prenombrada ley señala que las entidades y organismos del sector público e
instituciones autónomas del Estado, con personería jurídica, comparecerán por intermedio
de sus representantes legales o procuradores judiciales, es decir, que para estos casos no es
necesaria la citación al Procurador General del Estado, pero esto no le exime de sus deberes
y atribuciones.

CONTESTACION A LA DEMANDA

Una vez que los demandados han sido citados por tres ocasiones, tendrán el
término de quince días, contados a partir del día siguiente de la entrega de la tercera
citación, para contestar la demanda y proponer excepciones dilatorias y perentorias,
de las que se creyeren asistidos, conforme lo dispuesto por el Art. 34 de la Ley de
Jurisdicción Contencioso Administrativa que dice:

“Art. 34.- El demandado tendrá el término de quince días para contestar la


demanda y proponer conjuntamente todas las excepciones dilatorias y perentorias
de que se crea asistido.

El mismo término concederá el Tribunal al funcionario o empleado, que tenga a su


cargo el archivo en donde se encuentre el expediente administrativo, para que lo
remita.

Si el funcionario o empleado responsable no remitiere el expediente administrativo


al tribunal, éste podrá insistirle imponiéndole multa de veinte a cincuenta sucres
por cada día de retardo, o atenerse a las afirmaciones del administrado, de
juzgarlo procedente. Para el efecto, el interesado indicará al funcionario o

33
empleado que tenga a su cargo el archivo en donde se encuentre el expediente
administrativo.” (Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, 1968)

Se debe aclarar que existe una contradicción puesto que el Art. 34 que acabo de
citar señala que el demandado tendrá el término de quince días para contestar la demanda y
proponer conjuntamente todas las excepciones dilatorias y perentorias de que se crea
asistido, pero se debe considerar que cuando la parte demandada es el Ejecutivo o alguna de
sus Instituciones, se debe citar al Procurador General del Estado, por cuando es el quien
representa al Estado en el ámbito judicial, y este tendrá 20 días para contestar la demanda,
para un mejor entendimiento cabe citar lo manifestado por el Dr. Ernesto Velásquez en su
Obra “La Nueva Justicia Administrativa: Diagnóstico de Derecho Contencioso
Administrativo y Fiscal en el Ecuador”, quien menciona:

(…) el Estado y las Instituciones del sector público tienen veinte días para
hacerlo, ello en función de aplicar la norma dirimente que se publicó en el
Registro Oficial 323 de 27 de noviembre de 1985, dictada por el extinto
Tribunal Contencioso Administrativo, el mismo que uso su facultad
dirimente para resolver la contraposición existente entre la Ley Orgánica
del Ministerio Público, que en su Art. 23 concede el término de veinte días
al Estado y sus instituciones para contestar la demanda, período diferente al
de quince días que ordena el art. De la Ley de la Jurisdicción dictada con
anterioridad a la Ley del Ministerio Público, rigiendo desde entonces esta
disposición con fuerza obligatoria (…) (Velázquez, 1995, pág. 185).

Con esta aclaración entendemos que el término que tienen las Instituciones Públicas
incluido el Procurador General del Estado es de 20 días, dentro de los cuales podrán
analizar las pretensiones y en general la demanda presentada por la parte actora, para de
este modo proponer la excepciones de las cuales se creyeren asistidos.

34
Como norma supletoria a la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa
encontramos el Código de Procedimiento Civil que deberá ser observado en algunos casos,
como por ejemplo al momento de contestar la demanda, puesto que en el Art. 102 señala:

Art. 102.- La contestación a la demanda contendrá:

1. Los nombres completos, estado civil, edad y profesión del demandado,


comparezca por sí o por medio de representante legal o apoderado, y la
designación del lugar en donde ha de recibir las notificaciones;

2. Un pronunciamiento expreso sobre las pretensiones del actor y los documentos


anexos a la demanda, con indicación categórica de lo que admite y de lo que niega;
y,

3. Todas las excepciones que se deduzcan contra las pretensiones del actor.

La contestación a la demanda se acompañará de las pruebas instrumentales que


disponga el demandado, y las que acrediten su representación si fuere del caso. La
trasgresión a este precepto ocasionará la invalidez de la prueba instrumental de la
pretensión.

El juez cuidará de que la contestación sea clara y las excepciones contengan los
fundamentos de hecho y de derecho en que se apoya, y los requisitos señalados en
los números de este artículo, y, de encontrar que no se los ha cumplido, ordenará
que se aclare o complete. Esta disposición no será susceptible de recurso alguno.
(Código de Procedimiento Civil, 2005)

En la contestación a la demanda, el demandado expondrá los fundamentos de hecho


y de derecho de sus excepciones, se referirá a todas las impugnaciones de las pretensiones
del actor, enunciará las pruebas que pretende rendir y señalará domicilio dentro del
perímetro legal en la ciudad de Quito.

35
Cabe señalar que si el demandado no contesta la demanda en el término señalado, se
continuara con el proceso sin su presencia y este será declarado en rebeldía, pero si este
comparece en cualquier estado que se encuentre la causa, será oído, en otra clase de juicios
no podría ni ser oído, pero se trata del Estado, entonces tiene esa prerrogativa.

APERTURA DE LA CAUSA A PRUEBA

Con la contestación a la demanda y una vez que se corra traslado con esta al actor,
el Juez en la misma providencia hará conocer a las partes la apertura del término
probatorio, el cual tendrá una duración de diez días, según lo establecido en el Art. 38 de la
Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, que señala:

Art. 38.- Con la contestación de la demanda se mandará notificar al actor, y en la


misma providencia, caso de haber hechos que deban justificarse, se abrirá la causa
a prueba por el término de diez días, en el cual se practicarán las diligencias
probatorias que se solicitaren. Cuando la controversia versare exclusivamente
sobre cuestiones de derecho, contestada la demanda se notificará a las partes, y sin
otra sustanciación el Tribunal pronunciará sentencia en el término de doce días.
(Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, 1968)

En razón de que el Código de Procedimiento Civil, como norma supletoria para este
tipo de procesos, se presenta como medios de prueba los establecidos en este cuerpo legal,
a excepción de la Confesión Judicial, que no podrá pedirse al representante de la
Administración Pública, pero en su lugar, la parte contraria puede solicitar por escrito las
preguntas que quiera hacer, mismas que serán sometidas en vía de informe por las
autoridades o funcionarios de la Administración, a quienes conciernan los hechos

36
controvertidos. Según establece el Código de Procedimiento Civil cada parte está obligada
a probar los hechos que alega, así lo dispone el Art. 144 que dice:

Art. 114.- Cada parte está obligada a probar los hechos que alega, excepto los que
se presumen conforme a la ley. Cualquiera de los litigantes puede rendir pruebas
contra los hechos propuestos por su adversario. (Código de Procedimiento Civil,
2005)

Los medios probatorios establecidos en el Código de Procedimiento Civil son:

Art. 121.- Las pruebas consisten en confesión de parte, instrumentos públicos o


privados, declaraciones de testigos, inspección judicial y dictamen de peritos o de
intérpretes.

Se admitirá también como medios de prueba las grabaciones magnetofónicas, las


radiografías, las fotografías, las cintas cinematográficas, los documentos obtenidos
por medios técnicos, electrónicos, informáticos, telemáticos o de nueva tecnología;
así como también los exámenes morfológicos, sanguíneos o de otra naturaleza
técnica o científica. La parte que los presente deberá suministrar al juzgado en el
día y hora señalados por el juez los aparatos o elementos necesarios para que
pueda apreciarse el valor de los registros y reproducirse los sonidos o figuras.
Estos medios de prueba serán apreciados con libre criterio judicial según las
circunstancias en que hayan sido producidos.

Se considerarán como copias las reproducciones del original, debidamente


certificadas que se hicieren por cualquier sistema. (Código de Procedimiento Civil,
2005)

37
Evidentemente lo establecido en el artículo precedente debe ser acoplado al
procedimiento contencioso administrativo, ya que existen algunas excepciones como lo es
la Confesión Judicial, de igual manera considero que al tratarse de procesos eminentemente
documentológicos, es muy poco probable que lleguen a utilizarse medios probatorios como
las grabaciones magnetofónicas, las radiografías, las fotografías, las cintas
cinematográficas, pero lógicamente de ser el caso la ley prevé su utilización.

De igual forma el Tribunal podrá disponer la práctica de pruebas de oficio que


estime pertinentes, así lo dispone el Art. 40 de la Ley Orgánica de Jurisdicción Contencioso
Administrativa en concordancia con el Art. 118 del Código de Procedimiento Civil que
expresa:

Art. 40.- El Tribunal podrá también disponer, de oficio y antes de sentencia, la


práctica de las pruebas que estime pertinentes para la más acertada decisión del
asunto controvertido.

Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, publicada en el Registro Oficial 338 de 18 de


Marzo de 1968.

Art. 118.- Los jueces pueden ordenar de oficio las pruebas que juzguen necesarias
para el esclarecimiento de la verdad, en cualquier estado de la causa, antes de la
sentencia. Exceptúese la prueba de testigos, que no puede ordenarse de oficio; pero
si podrá el juez repreguntar o pedir explicaciones a los testigos que ya hubiesen
declarado legalmente.

Esta facultad se ejercerá en todas las instancias antes de sentencia o auto


definitivo, sea cual fuere la naturaleza de la causa. (Código de Procedimiento Civil,
2005)

38
Considero de suma importancia la potestad del Tribunal de poder disponer de oficio
y antes de la sentencia la práctica de las pruebas que estimen pertinentes, esto ayuda a que
los jueces puedan tener un mejor conocimiento de la causa materia de la Litis y despejar
todas sus dudas para de esta manera emitir una sentencia de manera imparcial.

AUDIENCIA DE ESTRADOS

Una vez concluida la etapa probatoria, el Tribunal dictará sentencia, pero de así
considerarlo las partes podrán solicitar audiencia en estrados. Si bien es cierto esta
diligencia no se considera propiamente una etapa dentro del Procedimiento Contencioso
Administrativo, pero considero que debe ser analizada, ya que en algunos procedimientos
no se presenta pero en otro si, la petición de esta Audiencia tiene fundamento en lo que
establece el Art. 41 de la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, cuyo texto es el
siguiente:

Art. 41.- Concluido el término de prueba, el Tribunal dictará sentencia, dentro de


doce días. En el tiempo que decurre desde la conclusión del término de prueba
hasta la expedición de la sentencia, podrán las partes presentar informes en
derecho o solicitar audiencia de estrados, para alegar verbalmente. En los informes
en derecho o en la audiencia en estrados no podrán plantearse cuestiones extrañas
a los asuntos materia de la litis. (Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa,
1968)

La Audiencia de estrados tiene como finalidad que las partes puedan presentar sus
alegatos de manera oral, motivada y convincente, a fin de reforzar la tesis planteada y
desvirtuar lo expuesto por la contraparte, las partes pueden alegar verbalmente todo aquello

39
que se esté ventilando dentro del proceso, no se podrá plantear nada ajeno a las cuestiones
materia de la Litis.

El Dr. Ernesto Velásquez, al respecto de esta diligencia, dice:

“los abogados deben tener presente que la audiencia no es un debate sino una
exposición de puntos de vista de las partes sobre la controversia judicial, por ello
no pueden hablar sino una vez cada parte”. (Velázquez, 1995, pág. 204)

Es decir en la Audiencia el Abogado patrocinador de cada parte expondrá de manera


oral un resumen del proceso, lo cual permitirá que los jueces tengan una mejor
comprensión del punto de vista de cada parte, el secretario sentara razón y elevara un acta
con las intervenciones realizadas, lo cual formará parte del expediente y será considerado
por los jueces al momento de dictar sentencia. Cabe indicar que los alegatos también se
pueden presentar de manera escrita.

SENTENCIA

Con la sentencia concluye esta etapa del procedimiento contencioso administrativo,


en general todos los incidentes que se suscitaren durante el juicio al igual que las
excepciones dilatorias como las perentorias se resolverán en sentencia, para esto se necesita
la votación del Tribunal conforme lo establece el Art. 43 de la Ley Orgánica de Jurisdicción
Contencioso Administrativa:

40
“Art. 43.- Para que haya resolución del Tribunal se necesita dos votos conformes,
por lo menos. Si por discordancia no pudiere obtenerse mayoría, se llamarán tantos
Conjueces cuantos fueren necesarios para formarla.” (Ley de Jurisdicción
Contencioso Administrativa, 1968)

En caso de no existir consenso en el Tribunal se llamarán a todos los Conjueces que


fueren necesarios, y firmarán la resolución todos los magistrados y Conjueces que hubieran
realizado la votación, aun quienes hayan sido de opinión contraria a la mayoría, y se hará
constar los votos salvados, al igual que en el libro que está a cargo del Presidente del
Tribunal como lo señala el Art. 45 de la Ley Orgánica de Jurisdicción Contencioso
Administrativa:

“Art. 45.- En el Tribunal habrá un libro que estará a cargo del Presidente, y en él
constarán los votos de los magistrados o conjueces que se separen de la mayoría;
votos que se redactarán al tiempo de dictarse la respectiva resolución y serán
suscritos por todos los magistrados o Conjueces, y autorizados por el Secretario. Se
dará copia autorizada de estos votos a quien lo solicite, a su costa.” (Ley de
Jurisdicción Contencioso Administrativa, 1968)

Serán los Jueces quienes hubieren hecho la relación de la causa los encargados de
resolverla, pues son estos Jueces quienes tienen el conocimiento suficiente y han estado
presentes durante la sustanciación del proceso, a excepción de algunos casos en concreto
como señala el Art. 46 de la Ley Orgánica de Jurisdicción Contencioso Administrativa:

“Art. 46.- Los magistrados ante quienes se hubiere hecho la relación de una causa,
serán los que la resuelvan, excepto en los casos siguientes:

a) Pérdida o suspensión total de las jurisdicción, menos en el de licencia que no


exceda de un mes.

41
b) En los de imposibilidad física o mental, o de ausencia fuera del territorio del
Estado, que pasaren de un mes. Ejecutoriada la providencia en que se llama a un
Conjuez, intervendrá éste hasta que se resuelva la causa, salvo las excepciones
establecidas en los incisos anteriores, o el de estar impedido de ejercer la profesión
de abogado. Se entenderá resuelta la causa, para los efectos de este artículo, ya sea
que se falle los puntos sometidos al conocimiento del Tribunal, ya sea que se
declare la nulidad del proceso.” (Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa,
1968)

Bajo ninguna circunstancias el Tribunal podrá revocar o alterar el sentido de la


sentencia pronunciada, pero si podrá aclararla o ampliarla, si alguna de las partes lo
solicitará dentro del término de tres días, serán los mismos Magistrados y Conjueces que
formaron parte del Tribunal que resolvió la causa quienes lo compongan para conocer las
solicitudes de aclaración, si la sentencia fuera obscura, o ampliación, si se hubiere omitido
decidir sobre costas o no resuelto alguno de los puntos controvertidos, previo escuchar a la
otras parte. De esta manera se puede evitar cualquier tipo de manipulación de la sentencia
que resulte perjudicial para cualquiera de las partes, haciendo de esta forma que prevalezca
el principio de imparcialidad.

AMPLIACION O ACLARACIÓN DE LA SENTENCIA

Si bien es cierto el Tribunal no puede revocar ni alterar la sentencia, una vez que
esta ha sido pronunciada, pero las partes pueden solicitar dentro del término de tres días la
ampliación o aclaración de esta, así lo establece el Art. 47 de la Ley de Jurisdicción
Contencioso Administrativa que cito:

42
Art. 47.- El Tribunal no puede revocar ni alterar en ningún caso, el sentido de la
sentencia pronunciada; pero podrá aclararla o ampliarla, si alguna de las partes lo
solicitare dentro del término de tres días.

El mencionado artículo guarda concordancia con lo que establece el Código de


Procedimiento Civil, que dice:

Art. 281.- El juez que dictó sentencia, no puede revocarla ni alterar su sentido en
ningún caso; pero podrá aclararla o ampliarla, si alguna de las partes lo solicitare
dentro de tres días.

Cualquiera de las partes procesales puede pedir aclaración o ampliación de la


sentencia, previo escuchar a la otra parte, la aclaración tendrá lugar si la sentencia fuere
obscura, mientras que la ampliación, cuando no se hubiere resuelto alguno de los puntos
controvertidos, o se hubiere omitido decidir sobre costas, así lo determina el Art. 48 de la
Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa.

Respecto a quienes deben conocer las solicitudes de aclaración y ampliación, queda


contemplado en el Art. 49 de la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, que dice:

Art. 49.- Los Magistrados o Conjueces que hubieren formado parte del Tribunal
que resolvió la causa, serán también los que lo compongan para conocer de las
solicitudes de aclaración y ampliación del fallo expedido.

43
La enciclopedia Jurídica Omeba, en el Tomo I, página 285, expone La obscuridad o
claridad de un concepto es cuestión puramente idiomática que el juez deberá examinar con
cuidado, a fin de evitar abusos en el ejercicio de la aclaratoria.
Es decir, el Juez tiene la facultad de decidir si la aclaración es o no pertinente, mientras que
la ampliación solo se referirá a los puntos controvertidos que no consten en la sentencia y
las costas procesales de ser el caso.

LA CASACION

El recurso de Casación en este caso procede contra la sentencia dictada por los
jueces de la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo, y se propone en la Corte
Nacional de Justicia que actúa como Corte de Casación en todas las materias, a través de
sus salas especializadas.

El recurso de casación se debe fundamentar en las causales establecidas en el Art. 3


de la Ley de Casación, mismo que dice:

“Art. 3.- CAUSALES.- El recurso de casación sólo podrá fundarse en las siguientes
causales:

1ra. Aplicación indebida, falta de aplicación o errónea interpretación de normas de


derecho, incluyendo los precedentes jurisprudenciales obligatorios, en la sentencia
o auto, que hayan sido determinantes de su parte dispositiva;
2da. Aplicación indebida, falta de aplicación o errónea interpretación de normas
procesales, cuando hayan viciado el proceso de nulidad insanable o provocado
indefensión, siempre que hubieren influido en la decisión de la causa y que la
respectiva nulidad no hubiere quedado convalidada legalmente;

44
3ra. Aplicación indebida, falta de aplicación o errónea interpretación de los
preceptos jurídicos aplicables a la valoración de la prueba, siempre que hayan
conducido a una equivocada aplicación o a la no aplicación de normas de derecho
en la sentencia o auto;
4ta. Resolución, en la sentencia o auto, de lo que no fuera materia del litigio u
omisión de resolver en ella todos los puntos de la litis; y,
5ta. Cuando la sentencia o auto no contuvieren los requisitos exigidos por la Ley o
en su parte dispositiva se adoptan decisiones contradictorias o incompatibles.”
(Ley de Casación,, 2004)

El recurso de casación podrá interponerse por la parte que haya recibido


agravio en la sentencia o auto. No podrá interponer el recurso quien no apeló de la
sentencia o auto expedido en primera instancia ni se adhirió a la apelación de la
contraparte, cuando la resolución del superior haya sido totalmente confirmatoria
de aquélla. No será admisible la adhesión al recurso de casación, El recurso
deberá interponerse dentro del término de cinco días posteriores a la notificación
del auto o sentencia o del auto definitivo que niegue o acepte su ampliación o
aclaración. Los organismos y entidades del sector público tendrán el término de
quince días.

Los requisitos para interponer el recurso de casación son los establecidos en el


Art. 6 de la Ley de Casación que cito a continuación:

"Art. 6.- REQUISITOS FORMALES.- En el escrito de interposición del recurso de


Casación deberá constar en forma obligatoria lo siguiente:

1. Indicación de la sentencia o auto recurridos con individualización del proceso en


que se dictó y las partes procesales;
2. Las normas de derecho que se estiman infringidas o las solemnidades del
procedimiento que se hayan omitido;

45
3. La determinación de las causales en que se funda; y,
4. Los fundamentos en que se apoya el recurso.” (Ley de Casación,, 2004)

Para la calificación se tomaran en cuenta que concurran las circunstancias


establecidas en el Art. 7, que me permito citar:

Art. 7.- CALIFICACION.- Interpuesto el recurso, el órgano judicial respectivo,


dentro del término de tres días, examinará si concurren las siguientes
circunstancias:

1ra.- Si la sentencia o auto objeto del recurso es de aquellos contra los cuales
procede de acuerdo con el artículo 2;
2da.- Si se ha interpuesto en tiempo; y,
3ra.- Si el escrito mediante el cual se lo deduce reúne los requisitos señalados en el
artículo anterior.

El órgano judicial respectivo, con exposición detallada de los fundamentos o


motivos de la decisión, admitirá o denegará el recurso. (Ley de Casación,, 2004)

Cuando concurran las circunstancias señaladas en el artículo antes citado, se


aceptará el Recurso de Casación y se notificará a las partes, una vez elevado el proceso a la
Corte Nacional de Justicia, la Sala respectiva en el término de 15 días evaluará si el
Recurso de Casación ha sido debidamente concedido, y en la primera providencia declarara
si admite el proceso a trámite, y procederá conforme o previsto en el Art. 13 de la Ley de
Casación, en caso de no admitir el recurso a trámite se devolverá el proceso al inferior.

46
2.1.3 ANALISIS DE LOS JUICIOS CONTENCIOSOS ADMINISTRATIVOS EN
RAZON DE LOS TIEMPOS DE CADA ETAPA PROCESAL

 JUICIO No. 8019-2001-N.R

JUDICATURA: TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO


ADMINISTRATIVO – DISTRITO QUITO

ASUNTO: IMPUGNACIÓN

ACTOR: JOSÉ LUIS PRADO CARRILLO

DEMANDADO: COMISARIO DEL DISTRITO METROPOLITANO DE


LA ZONA NORTE, ALCALDE Y PROCURADOR
SÍNDICO DEL MUNICIPIO DEL DISTRITO
METROPOLITANO DE QUITO.

FECHA Y ETAPA ACTIVIDAD

El señor José Luis Prado Carrillo presenta su demanda


26 de Marzo del 2001 ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo
Presentación de la demanda Distrito de Quito, en contra del Comisario del Distrito
Metropolitano de Quito Zona Norte Señor Doctor Álvaro
Páez Benalcazar; por sus propios derechos y por los que
representa; demandando la nulidad de la Resolución No.
126-CMZN-NSC de 07 de septiembre del 2000 emanado
por el anterior Comisario del Distrito Metropolitano de
Quito Zona Norte Señor Doctor Eduardo Hermosa y la
Resolución No. 0099-CMZN-NSC del 25 de Enero del
2001, emanado por el actual Comisario ahora
demandado.
El Tribunal de lo Contencioso Administrativo.-Distrito de
5 de Abril del 2001 Quito.- Primera Sala.- Califico la demanda presentada
Calificación de la Demanda por el señor José Luis Prado Carrillo, por ser clara y

47
reunir los requisitos previstos en los Art. 30 y 31 de la
Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa y ordeno
citar a los demandados con el contenido de la demanda y
calificación de la misma, para que contesten y propongan
las excepciones de las que se crean asistidos.
Lunes 9 de Abril del 2001.- Citación al demandado
9, 11, 12 y 16 de Abril del Comisario del Distrito Metropolitano de Quito Zona
2001 Norte.
Citación Miércoles 11 de Abril del 2001.- Citación al Alcalde del
Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, por no
haber sido encontrado en persona, le dejan en el
domicilio designado para el efecto.
Miércoles 11 de Abril del 2001.- Citación al Procurador
Sindico del Municipio del Distrito Metropolitano de
Quito.
Jueves 12 de Abril del 2001.- Citación al Alcalde del
Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, por no
haber sido encontrado en persona, le dejan en el
domicilio designado para el efecto.
Lunes 17 de Abril del 2001.- Se entregan las ultimas
boletas de citación tanto al Procurador Sindico como al
Alcalde del Municipio del Distrito Metropolitano de
Quito.
El lunes 14 de Mayo del 2001 el Comisario del Distrito
14 de Mayo del 2001 Metropolitano de Quito Zona Norte, el Alcalde y
Contestación a la demanda Procurador Sindico del Municipio del Distrito
Metropolitano de Quito contestan la demanda y presentan
las excepciones. Adjuntan un expediente administrativo.

48
19 de Septiembre del 2001 Mediante providencia el Tribunal de lo Contencioso
Apertura de la causa a prueba Administrativo.-Distrito de Quito.- Primera Sala apertura
la etapa probatoria por el término legal de diez días.
25 de Septiembre del 2001 El actor señor José Luis Prado Carrillo presenta su escrito
Pruebas del actor de prueba.

Previa notificación a la parte contraria y atento a los


escritos de prueba presentados, el Tribunal de lo
27 de Septiembre del 2001
Contencioso Administrativo despacha la prueba del actor
Despacho pruebas del actor
y ordena las diligencias pertinentes.

Los señores Gral. Paco Moncayo Gallegos Alcalde del


Municipio del Distrito Metropolitano de Quito y el Dr.
2 de Octubre del 2001
Carlos Jaramillo Díaz , Procurador Metropolitano, dentro
Pruebas de la parte demandada del término de prueba que se encuentra decurriendo y
previa notificación a la parte contraria solicita la práctica
de las diligencias que consideran pertinentes.

3 de Octubre del 2001 Previa notificación a la parte contraria y atento a los


Despacho pruebas de la parte escritos de prueba presentados, el Tribunal de lo
Contencioso Administrativo despacha la prueba de la
demandada
parte demandada y ordena las diligencias pertinentes.

9 de Marzo del 2002 Petición El actor José Luis Prado Carrillo, por ser el estado de la
del actor de autos para resolver causa, solicita a los señores Ministros disponer pasen
autos para resolver
20 de Junio del 2002 El Tribunal de lo Contencioso Administrativo.-Distrito de
Quito, por ser el estado de la causa y atento a la petición
Autos para resolver
del actor, notifica a las partes para autos y sentencia.
10 de Enero del 2003 Sentencia El Tribunal de lo Contencioso Administrativo.-Distrito de
Quito.- Primera Sala.- Dicta sentencia.

49
 JUICIO No. 21559-2010-N.R

JUDICATURA: TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO –


DISTRITO QUITO
ASUNTO: DESTITUCIÓN
ACTOR: MARCELITA AGRIPINA MACIAS
DEMANDADO: GOBIERNO MUNICIPAL DE SANTO DOMINGO,
ALCALDE Y PROCURADOR SÍNDICO, DIRECTORA DE
RECURSOS HUMANOS DE DICHO MUNICIPIO.

FECHA Y ETAPA ACTIVIDAD


23 de Febrero del 2010 La señora Marcelita Agripina Macías presenta su demanda
Presentación de la ante el Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo
demanda con sede en Quito, en contra del Gobierno Municipal de
Santo Domingo legalmente representado por la Ing. Edith
Verónica Zurita Castro y el Dr. Juan Carlos Nariño
Bustamante, en sus calidades de Alcaldesa y Procurador
Sindico respectivamente, y contra la señora YASHMARA
KATIUSKA BENALCAZAR PALADINES en su calidad de
Directora de Recursos Humanos de dicho Municipio, el acto
jurídico impugnado es el Memorando RH-02351-2009 de
fecha 26 de noviembre del 2009, recibido el 26 de noviembre
del 2009, a las 12h07, en donde se hace conocer la voluntad
del Gobierno Municipal de Santo Domingo.

50
15 de Marzo del 2010 Previo calificar la demanda el Tribunal ordena a la actora
Completar la demanda Marcelita Agripina Macías, en el término de 5 días de
cumplimiento a lo preceptuado en el literal b) del Art. 31 de
la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa, además
determine con claridad la razón social de la institución
demandada e indique donde deberán ser citados los mismos.
22 de Marzo del 2010 La actora solicita al amparo de lo dispuesto en el Art. 32 de la
Solicitud de prórroga Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa que se le
para completar la otorgue una prórroga de 20 días para cumplir con la
demanda providencia en la que se ordena completar la demanda.
13 de Abril del 2010 El Tribunal Distrital No.1 de lo Contencioso Administrativo
Contestación del Primera Sala, de acuerdo a lo dispuesto en el segundo inciso
Tribunal a la solicitud de del Art. 32 de la Ley de Jurisdicción Contencioso, le concede
prórroga de la actora una prórroga de 5 días para que cumpla con la providencia en
la que se ordena que complete la demanda.
20 de Abril del 2010 La actora Marcelita Macías completa la demanda y adjunta la
La actora completa la Resolución impugnada, objeto de la presenta acción
demanda administrativa, misma que está debidamente certificada.
12 de Mayo del 2010 Por cumplir con los requisitos formales previstos en los Arts.
Calificación de la 30 y 31 de la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa
demanda el Tribunal admite a trámite la demanda, y ordena citar a los
demandados con el contenido de la demanda y auto recaído
en ella, a fin de que conteste en el término de 20 días.
28 de Julio del 2010 Mediante Comisión de fecha 28 de Julio del 2010 se cita a los
Citaciones demandados: Alcalde, Procurador Sindico y Directora de
Recursos Humanos del Municipio de Santo Domingo y el
Procurador General del Estado.
7 de Septiembre del 2010 La Ing. Verónica Zurita Castro, Dr. Juan Carlos Mariño

51
Contestación a la Bustamante e Ing. Yáshmara Katiuska Benalcazár Paladines
demanda en sus calidades de Alcaldesa, Procurador Síndico y Directora
de Recursos Humanos del Gobierno Municipal del Cantón
Santo Domingo, como lo justifican con sus respectivos
nombramientos, contestan la demanda y proponen las
excepciones de las cuales se creen asistidos.
17 de Noviembre del La Procuraduría General del Estado a través Dr. Néstor
2010 Arboleda Terán, Director Nacional de Patrocinio, da
contestación al recurso de plena jurisdicción o subjetivo
Contestación de la PGE
propuesto por la señora Marcelita Agripina Macías.

17 de enero del 2011 La actora Marcelita Agripina Macías solicita a los Señores
Jueces de la Primera Sala del Tribunal de lo Contencioso
Solicitud de la actora de
Administrativo de Quito, de conformidad al Art. 38 de la Ley
apertura de causa prueba
de Jurisdicción Contencioso Administrativa, abrir la causa
prueba de esta causa.
23 de agosto del 2011 Con las contestaciones dadas a la demanda se notifica a la
parte actora Marcelita Agripina Macías y por existir hechos
Apertura de la causa a
que deben justificarse, se recibe la causa a prueba por el
prueba
término de diez días.
6 de septiembre del 2011 La Ing. Verónica Zurita Castro y Dr. Juan Carlos Mariño
Bustamante, en sus calidades de Alcaldesa y Procurador
Prueba de la parte
Síndico del Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal
demandada
del Cantón Santo Domingo, dentro del término de prueba que
se encuentra decurriendo y previa notificación a la parte
contraria solicita la práctica de las diligencias que consideran
pertinentes.

52
6 de septiembre del 2011 La Lcda. Diana Narcisa Luzuriaga Veintimilla en calidad de
Directora de la Unidad Administrativa de Talento Humano
Prueba de la parte
del GAD Municipal del Cantón Santo Domingo, como lo
demandada
justifica en el nombramiento que adjunta al proceso,
comparece y explica que en los actuales momentos es ella
quien se encuentra ejerciendo el cargo de la Dirección de la
Unidad de Talento Humano, en consecuencia la señora Ing.
Yáshmara Katiuska Benalcázar Paladines, contra quien se
planteó también la presente acción, ya no está frente a dicha
dependencia, razón por la cual ya no se contará con la misma
en lo posterior. A su vez se adhiere a la prueba presentada por
los representantes judiciales del GAD Municipal del Cantón
Santo Domingo.
6 de septiembre del 2011 La señora Marcelita Agripina Macías presenta su escrito de
prueba, encontrándose dentro del término de prueba y con
Prueba de la parte actora
notificación a la parte contraria.
6 de septiembre del 2011 El Tribunal Distrital No. 1 de lo Contencioso Administrativo
Primera Sala, dentro del término de prueba que se halla
Despacho de Prueba de
decurriendo, previa notificación a las partes, despacha los
la parte actora y
escritos de prueba presentados por los demandados y por la
demandada
actora.
6 de septiembre del 2011 El Abogado Marcos Arteaga Valenzuela, Director Nacional
de Patrocinio, delegado del Procurador General del Estado,
Prueba de la PGE
dentro del término de prueba que se encuentra decurriendo,
(demandado)
presenta su escrito de prueba.
6 de septiembre del 2011 El Tribunal Distrital No. 1 de lo Contencioso Administrativo
Primera Sala, dentro del término de prueba que se halla
Despacho de Prueba de
decurriendo, previa notificación a las partes, despacha el
la PGE (demandado)

53
escrito de prueba presentado por el demandado Procurador
General del Estado.
28 de Julio del 2012 La parte actora Marcelita Agripina Macías por ser el estado
Autos para sentencia de la causa solicita autos para sentencia.
31 de Octubre del 2012 El Tribunal Distrital No. 1 de lo Contencioso Administrativo
Contestación a la Primera Sala, previo atender la petición presentada por la
petición de la actora actora, y dado que, desde el despacho del escrito de prueba
presentado por el demandado Procurador General del Estado,
de fecha 6 de septiembre del 2011, hasta la presente fecha, no
han sido retirados los oficios contentivos a la prueba
solicitados por la referida entidad, se requiere al demandado
que en el término de 48 horas, se acerque al Tribunal a retirar
los mismos, y así considerarse evacuada legalmente dicha
prueba, bajo prevenciones de que si no lo hace, en atención al
principio de celeridad consagrado en el Art. 169 de la
Constitución, se proseguirá la causa prescindiendo de dicha
prueba.

27 de diciembre del 2012 La actora solicita al Tribunal dictar la correspondiente


Petición de sentencia sentencia.

28 de enero del 2013 El Tribunal Distrital No. 1 de lo Contencioso Administrativo


Primera Sala, atento el escrito presentado por la actora y dado
Contestación a la
el estado de la causa, pasa autos y notifica a las partes para
petición de la actora
sentencia.
15 de febrero del 2013 Los demandados La Ing. Verónica Zurita Castro y Dr. Juan
Carlos Mariño Bustamante, en sus calidades de Alcaldesa y
Informe en derecho
Procurador Síndico del Gobierno Autónomo Descentralizado

54
(demandados) Municipal del Cantón Santo Domingo, de conformidad con lo
que dispone el Art. 41 de la Ley de Jurisdicción Contencioso
Administrativa y siendo el estado de dictar sentencia,
presenten su informe en derecho.
11 de marzo del 2013 El Tribunal Distrital No. 1 ordena que se agregue al proceso
Providencia el informe en derecho presentado por los demandados, hecho
que sea, se vuelvan a pasar autos para resolver.
15 de mayo del 2013 Los demandados con fundamento en el Art. 41 de la Ley de
Audiencia de estrados Jurisdicción Contencioso Administrativa solicitan ser
(demandados) escuchados en Audiencia de Estrados.
11 de julio del 2013 La actora en su escrito manifiesta, que no habiendo la parte
Escrito actora demandada adjuntado al proceso hasta la presente fecha el
expediente administrativo concerniente a su persona, adjunta
su HISTORIAL LABORAL, en donde consta que fue afiliada
al Gobierno Municipal de Santo Domingo por el lapso de 10
años, e insiste que se resuelve su causa.
5 de septiembre del 2013 El Tribunal Distrital No. 1 de lo Contencioso Administrativo
Providencia Primera Sala, hace conocer a las partes que su juicio No.
17801-2010-21559 en razón de resorteo de causas le ha
correspondido la numeración No. 17811-2013-0574. Atento
al pedido formulado por los demandados señala para el día
martes 1 de octubre del 2013, a las 9H00, para que tenga
lugar la audiencia de estrados solicitada.
1 de octubre del 2013 A la Audiencia de estrados solicitada por la parte demandada,
Audiencia de Estrados compareció el Dr. Javier Fierro, con oferta de poder o
ratificación de los demandados, por la parte actora la Ab.
Glendy Zambrano, también con oferta de poder o ratificación.
El demandado Procurador General del Estado, pese a estar

55
debidamente notificado, no compareció. La Sala concede el
término de 3 días a los defensores para que legitimen su
intervención.
4 de octubre del 2013 La actora aprueba y ratifica en todas sus partes la
Legitimación actora intervención de su defensora Ab. Glendy Zambrano en la
Audiencia de Estrados celebrada el 1 de Octubre del 2013.
8 de Octubre del 2013 La actora Marcelita Macías amparada en la Ley de
Alegatos (actora) Jurisdicción Contencioso Administrativa presenta su escrito
de alegato.
13 de Junio del 2014 El Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo No. 1
SENTENCIA administrando justicia, en nombre del pueblo soberano del
Ecuador (…), desecha la demanda presentada por la señora
Marcelita Agripina Macías y confirma la legalidad del acto
administrativo impugnado.

 JUICIO No. 320-2005

JUDICATURA: TRIBUNAL DISTRITAL No. 2 DE LO


CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DE
GUAYAQUIL

ASUNTO: DESTITUCIÓN

ACTOR: KATIUSKA SULAY CAÑIZARES VERA

DEMANDADO: HOSPITAL “DR. JOSE CEVALLOS RUIZ”,


DIRECTOR PROVINCIAL DE SALUD DEL
GUAYAS, PROCURADOR GENERAL DEL ESTADO.

56
FECHA Y ETAPA ACTIVIDAD
15 de julio del 2005 La señora Katiuska Sulay Cañizares Vera presentó su
Presentación de la demanda demanda ante el Tribunal Distrital No. 2 de lo Contencioso
Administrativo de Guayaquil, en contra del Hospital “Dr.
José Cevallos Ruíz” representado por su Director, Dr.
Ernesto Agustín Muñoz Beneras, contra la señora Elvia
María Falcón Ortega de Cajas, Administradora del referido
Hospital, y, al Dr. Javier Carrillo Ubidia, como Director
Provincial de Salud del Guayas, por sus propios derechos y
por los que representa, solidariamente, solicitando se deje
insubsistente la Resolución adoptada por la señora Elvia
María Falcón Ortega de Cajas, Administradora del
Hospital de Yaguachi “Dr. José Cevallos Ruiz”, la misma
que realizo el despido intempestivo, indicando de manera
tajante que ya no podía seguir laborando en dicho Hospital,
cesando en sus funciones a la actora.
28 de Julio del 2005 La demanda presentada reúne las formalidades de ley, por
Calificación a la demanda lo que se le acepta al trámite establecido en el Capítulo
Cuarto de la Ley de Jurisdicción Contencioso
Administrativa. Se concede a los demandados el término
de veinte días para que contesten la demanda, propongan
excepciones, señalen casillero y remitan copia certificada
del respectivo expediente administrativo. Se ordena se cite
a los demandados.
Citación a los demandados Los días 26, 30 de agosto y 2 de septiembre del 2005, se
citó por Boleta a Carrillo Ubidia Xavier, Director
Provincial de Salud del Guayas.
En Guayaquil, los días 25, 31 de agosto y 1 de septiembre
del 2005, se citó por Boleta al Delegado Provincial de la
Procuraduría General del Estado.
A los señores Elvia María Falcón Ortega y Dr. Ernesto

57
Agustín Muñoz Beneras, Administradora y Director,
respectivamente se les citó en el Hospital “Dr. José
Cevallos Ruiz”.
El Director Regional del Guayas de la Procuraduría
15 de septiembre del 2005 General del Estado, Sócrates José Vera Castillo, dentro del
Contestación a la demanda término legal da contestación a la demanda y propone
excepciones.
30 de septiembre del 2005 El Dr. Javier Carrillo Ubidia, Director Provincial de Salud
Contestación a la demanda del Guayas, conforme acredita con su nombramiento, da
contestación a la demanda y señala casillero judicial.
La actora señora Katiuska Sulay Cañizares Vera, realiza
24 de octubre del 2005 observaciones a las contestaciones presentadas por los
Solicitud de apertura de demandados, y solicita: que de acuerdo al Art. 37 de la Ley
prueba (actora) de Jurisdicción Contencioso Administrativa se declare en
rebeldía a los demandados señores Dr. Ernesto Agustín
Muñoz Beneras y a la señora Elvia María Falcón Ortega de
Cajas, Director y Administradora del Hospital “Dr. José
Cevallos Ruíz”, ya que pese haber sido legalmente citados
no han contestado la demanda dentro del término
concedido para el efecto, a su vez solicita abrir el término
de prueba de conformidad a los que dispone el Art. 38 de la
Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa.
14 de marzo del 2006 El Tribunal Distrital No. 2 de lo Contencioso
Apertura del término de Administrativo de Guayaquil, a petición de la actora y de
prueba conformidad con lo establecido en el Art. 37 de la Ley de
Jurisdicción Contencioso Administrativa, declara en
rebeldía al Dr. Ernesto Agustín Muñoz Beneras y a la
señora Elvia María Falcón Ortega de Cajas, Director y
Administradora del Hospital “Dr. José Cevallos Ruíz”, y
de conformidad con el Art. 38 de la Ley de Jurisdicción
Contencioso Administrativa y por haber hechos que

58
justificar, se ordena abrir la causa a prueba por el término
de diez días.
El Dr. Javier Carrillo Ubidia, Director Provincial de Salud
3 de abril del 2006 del Guayas presenta su escrito de prueba y adjunta
Prueba demandado documentos para que sean tomados en cuenta al momento
de resolver.
3 de abril del 2006 La actora Katiuska Sulay Cañizares Vera presenta su
Prueba actora escrito de prueba.
5 de abril del 2006 La actora dentro del término de prueba y con notificación a
Prueba actora la parte contraria solicita la práctica de algunas diligencias.
7 de abril del 2006 La actora dentro del término de prueba y con notificación a
Prueba actora la parte contraria solicita la práctica de algunas diligencias
y adjunta fojas útiles al proceso.
12 de abril del 2006 El Tribunal Distrital No. 2 de lo Contencioso
Despacho de prueba Administrativo de Guayaquil provee las diligencias
probatorias solicitadas por las partes.
6 de febrero del 2007 La actora de acuerdo al estado del proceso, solicita que se
Autos para resolver declare concluida la etapa de prueba y solicita autos para
sentencia.
El Tribunal Distrital No. 2 de lo Contencioso
2 de abril del 2007 Administrativo de Guayaquil, declara concluido el término
Autos para resolver de prueba, y expide autos para dictar sentencia, e indica
que las partes podrán presentar sus alegatos o solicitar
Audiencia de estrados en el término de doce días.

20 de abril del 2007 La actora haciendo uso de su derecho presenta el


Alegatos (actora) correspondiente escrito de alegatos.
18 de diciembre del 2009 El Tribunal Distrital No. 2 de lo Contencioso
Sentencia Administrativo de Guayaquil resuelve declarar con lugar la
demanda propuesta por Katiuska Sulay Cañizares Vera.

59
CONCLUSIÓN

El análisis se ha realizado en razón del tiempo que toma en sustanciarse el proceso


Contencioso administrativo. Según lo que determina la Ley de Jurisdicción Contencioso
Administrativa el proceso comienza con la presentación de la demanda, así lo establece el
Art. 30 de la referida Ley, la calificación de esta da paso a la citación, si el Juez ordena la
aclaración de la demanda, el actor tendrá el término de 5 días según dispone el Art. 32 de la
Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa para completar su demanda, una vez
calificada la demanda y citados que sean los demandados, estos tendrán el término de 15
días para dar contestación y proponer excepciones, cuando la controversia versare
exclusivamente sobre cuestiones de derecho, contestada la demanda se notificará a las
partes, y sin otra sustanciación el Tribunal pronunciará sentencia en el término de doce
días, en caso de existir hechos que deban justificarse el Juez abrirá el periodo de prueba por
el término de 10 días. Concluido el término de prueba, el Tribunal dictará sentencia, dentro
de doce días. En el tiempo que decurre desde la conclusión del término de prueba hasta la
expedición de la sentencia, podrán las partes presentar informes en derecho o solicitar
audiencia de estrados, para alegar verbalmente. En los informes en derecho o en la
audiencia en estrados no podrán plantearse cuestiones extrañas a los asuntos materia de la
litis.

Se ha realizado el análisis de los procesos signados con los No. 8019-2001-NR, mismo que
inicia el 26 de Marzo del 2001 y concluye con la sentencia el 10 de enero del 2003,
mientras que el Juicio No. 21559-2010-NR inicia con la presentación de la demanda el 23
de Febrero del 2010 y concluye el 13 de Junio del 2014, por otro lado el proceso No. 320-
2005 inicia el 15 de julio del 2005 y concluye el 18 de diciembre del 2009; cada uno de
estos procesos ha tenido una duración de dos años el primero y cuatro años los dos últimos,
según el procedimiento establecido en la Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa el
juicio no tendría una duración mayor a 60 días, tomando en consideración el tiempo de las
citaciones y demás, alcanzaría una duración de hasta 90 días, cosa que en la realidad no
sucede, como nos damos cuenta en estos tres juicios escogidos al azar, los tiempo que
transcurren para obtener una sentencia son mayores a un año.

60
TITULO III

3.1 FUNDAMENTACIÓN LEGAL

3.1.2 ANALISIS DEL PRINCIPIO DE CELERIDAD Y ECONOMÍA PROCESAL


EN LA LEGISLACION ECUATORIANA

A fin de garantizar una adecuada aplicación de la justicia y preservar los


derechos que tiene cada ciudadano para acceder a la misma, la Constitución de la
Republica establece una serie de principios bajo los cuales debe regirse el sistema
procesal, pues así lo establece el Art. 169 que cito a continuación:

“Art. 169.- El sistema procesal es un medio para la realización de la justicia. Las


normas procesales consagrarán los principios de simplificación, uniformidad,
eficacia, inmediación, celeridad y economía procesal, y harán efectivas las
garantías del debido proceso. No se sacrificará la justicia por la sola omisión de
formalidades.” (Constitución de la República del Ecuador, 2008)

Es deber del Estado garantizar a los ciudadanos una adecuada y eficiente


administración de justicia, esto permite un equilibrio social, además asegura la
estabilidad jurídica tanto a los nacionales como de extranjeros, al respecto, el
Código Civil establece:

“Art. 18.- Los jueces no pueden suspender ni denegar la administración de justicia


por oscuridad o falta de ley.” (Código Civil, 2005)

61
Es deber de los jueces actuar según lo establecido en la legislación vigente, como
indica la cita anterior ni las juezas ni los jueces podrán suspender o denegar la
administración de justicia, no solo debería establecerse por oscuridad o falta de ley, sino
que, bajo determinación circunstancias, el sistema procesal es el medio por el cual el
ciudadano común busca resarcir los derechos que considera han sido vulnerados, y enfrenta
el aparataje estatal, confiando en que se haga justica, sobre este particular el Código
Orgánico de la Función Judicial señala:

“Art. 18.- SISTEMA-MEDIO DE ADMINISTRACION DE JUSTICIA.- El sistema


procesal es un medio para la realización de la justicia. Las normas procesales
consagrarán los principios de simplificación, uniformidad, eficacia, inmediación,
oralidad, dispositivo, celeridad y economía procesal, y harán efectivas las
garantías del debido proceso. No se sacrificará la justicia por la sola omisión de
formalidades.” (Código Orgánico de la Función Judicial, 2009)

Cabe señalar que los principios bajo los cuales se rige el sistema procesal, terminan
existiendo solo en teoría, puesto que no son llevados a la práctica en su totalidad, en
especial los principios de celeridad y de economía procesal, puesto que es de conocimiento
público que quien presenta una demanda sabe la fecha de cuando inicia su juicio pero
desconoce cuándo terminara y cuánto tiempo tendrá que esperar, un ejemplo de esto es la
noticia publicada en el diario El Expreso que dice:

“…El Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo donde tres jueces deben


atender las demandas presentadas en cinco provincias, con un promedio de 54
cantones…” (Diario El Expreso, 2010)

62
Como podemos darnos cuenta, el país vive esta situación desde hace muchos años,
pese a que en la actualidad se han realizado esfuerzos para mejorar las condiciones de la
administración de justicia, esto no constituye una solución definitiva, de la noticia antes
mencionada me llama la atención los comentarios de algunos jueces, mismo que cito:

“Una de las formas de tener a la justica arrodillada es tenerla como la tienen”


sostiene el Juez Segundo de Garantías Penales de Guayas, Luis Santana, al
referirse al ínfimo presupuesto que el Estado asigna a la Función Judicial para
atender sus necesidades.

Con él concuerda el Presidente del Quinto Tribunal de Garantías Penales, Gabriel


Noboa Icaza, al asegurar que el Ecuador tiene el cálculo de gastos más bajo del
mundo para la justicia, que en este Gobierno subió al 1%. De allí, dicen los dos
funcionarios se derivan los problemas por los que atraviesan las Cortes de Justicia,
especialmente las de Guayas.” (Diario El Expreso, 2010)

Si bien es cierto al cabo de estos últimos años la inversión para la administración de


justicia ha mejorado, pero a pesar de ello termina siendo insuficiente, y la repercusión de
esto recae en los administrados e incluso en los propios jueces, en los primeros porque
acuden en busca de justicia y se encuentran con un sistema lento y poco eficaz, viéndose
obligados a esperar incluso hasta años por una sentencia, y en el caso de los jueces,
secretarios, ayudantes judiciales y demás servidores públicos que prestan sus servicios al
sistema judicial, resultan presionados por las partes interesadas, cuando en realidad sale del
alcance de sus manos, ya que diariamente ingresan decenas de demandas, por lo cual no se
dan abasto para su despacho.

3.1.3 ANALISIS EN LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR.

Vivimos en un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático,


soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico, así lo establece la

63
Constitución de la República, que es norma fundamental y prevalece por sobre todas las
demás leyes, según prescribe el Art. 424 que cito:

“Art. 424.- La Constitución es la norma suprema y prevalece sobre cualquier otra


del ordenamiento jurídico. Las normas y los actos del poder público deberán
mantener conformidad con las disposiciones constitucionales; en caso contrario
carecerán de eficacia jurídica.

La Constitución y los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por


el Estado que reconozcan derechos más favorables a los contenidos en la
Constitución, prevalecerán sobre cualquier otra norma jurídica o acto del poder
público.” (Constitución de la República del Ecuador, 2008).

En cuanto al orden jerárquico de aplicación de las normas legales vigentes en


nuestro país, establece el Art. 425:

“Art. 425.- El orden jerárquico de aplicación de las normas será el siguiente: La


Constitución; los tratados y convenios internacionales; las leyes orgánicas; las
leyes ordinarias; las normas regionales y las ordenanzas distritales; los decretos y
reglamentos; las ordenanzas; los acuerdos y las resoluciones; y los demás actos y
decisiones de los poderes públicos.

En caso de conflicto entre normas de distinta jerarquía, la Corte Constitucional,


las juezas y jueces, autoridades administrativas y servidoras y servidores públicos,
lo resolverán mediante la aplicación de la norma jerárquica superior.

La jerarquía normativa considerará, en lo que corresponda, el principio de


competencia, en especial la titularidad de las competencias exclusivas de los
gobiernos autónomos descentralizados.” (Constitución de la República del
Ecuador, 2008)

64
En cuanto a la aplicación de las normas legales, encontramos que dentro del orden
jerárquico la Constitución de la República ocupa el primer lugar, es decir, que los
principios, deberes, atribuciones prescritas en ella deben ser tomados en cuenta antes que
los prescritos en otras leyes, referente al tema de la presente investigación, que es el
principio de celeridad y economía procesal, la Constitución establece:

“Art. 169.- El sistema procesal es un medio para la realización de la justicia. Las


normas procesales consagrarán los principios de simplificación, uniformidad,
eficacia, inmediación, celeridad y economía procesal, y harán efectivas las
garantías del debido proceso. No se sacrificará la justicia por la sola omisión de
formalidades.” (Constitución de la República del Ecuador, 2008)

Como podemos apreciar, la Constitución consagra dentro de sus principios el de


celeridad y economía procesal, con lo cual no solo beneficia a los administrados, sino que
también se favorece a síii misma, evitando gastos de recursos en trámites largos, molestos
que en algunos casos son innecesarios. Los responsables de dar cumplimiento a los
principios establecidos en la Carta Magna son los jueces, juezas y demás servidores y
operadores de justicia, como así lo determina el Art. 172 de la Constitución, que dice:

“Art. 172.- Las juezas y jueces administrarán justicia con sujeción a la


Constitución, a los instrumentos internacionales de derechos humanos y a la ley.

Las servidoras y servidores judiciales, que incluyen a juezas y jueces, y los otros
operadores de justicia, aplicarán el principio de la debida diligencia en los
procesos de administración de justicia.

Las juezas y jueces serán responsables por el perjuicio que se cause a las partes
por retardo, negligencia, denegación de justicia o quebrantamiento de la ley.”
(Constitución de la República del Ecuador, 2008)

65
La responsabilidad del perjuicio causado a las partes por el retardo, negligencia,
denegación de justicia o quebrantamiento de la ley, recae directamente sobre las juezas y
jueces, quienes son los encargados de la administración de justicia, es por eso que
considero que estos servidores públicos juegan un rol fundamental al momento de buscar
soluciones.

3.1.4 ANALISIS EN EL CODIGO ORGANICO DE LA FUNCION JUDICIAL

Con la finalidad de que la administración de justicia sea rápida y oportuna se


han establecido principios como el de celeridad, establecido en el Art. 20 del Código
Orgánico de la Función Judicial, mismo que cito a continuación:

“Art. 20.- PRINCIPIO DE CELERIDAD.- La administración de justicia será rápida


y oportuna, tanto en la tramitación y resolución de la causa, como en la ejecución
de lo decidido. Por lo tanto, en todas las materias, una vez iniciado un proceso, las
juezas y jueces están obligados a proseguir el trámite dentro de los términos
legales, sin esperar petición de parte, salvo los casos en que la ley disponga lo
contrario. El retardo injustificado en la administración de justicia, imputable a las
juezas, jueces y demás servidoras y servidores de la Función Judicial y auxiliares
de la justicia, será sancionado de conformidad con la ley.”

Este principio debe ser aplicado para todas las materias, eso incluye a los procesos
Contencioso Administrativos, y establece que una vez iniciado el proceso, las juezas y
jueces están obligados a proseguir el trámite dentro de los términos legales, es decir dentro
de los términos establecidos en la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, sin
esperar petición de parte; del análisis de los juicios que realizamos durante la presente

66
investigación pudimos apreciar que los tiempos establecidos para la sustanciación de cada
etapa procesal no se cumplen a cabalidad, dando como resultado juicios que duran años.

Como hemos analizados en líneas anteriores las juezas y jueces administrarán


justicia con sujeción a lo establecido en la Constitución como norma fundamental dentro
del sistema jerárquico, pues así lo determina el Art. 425 de la Constitución y son los
directamente responsables de cada proceso, al respecto el ERJAFE manifiesta:

“Art. 114.- Responsabilidad de la tramitación.

1. Los titulares de las unidades administrativas y el personal al servicio de la


Administración Pública Central que tuviesen a su cargo la resolución o el despacho
de los asuntos, serán responsables directos de su tramitación y adoptarán las
medidas oportunas para remover los obstáculos que impidan, dificulten o retrasen
el ejercicio pleno de los derechos de los interesados o el respeto a sus intereses
legítimos, disponiendo lo necesario para evitar y eliminar toda anormalidad o
retraso en la tramitación de procedimientos. Los titulares de las unidades
administrativas y el personal al servicio de la Administración Pública Central tiene
la obligación de recibir todas la peticiones o solicitudes que se dirijan a la
Administración Pública Central, sin perjuicio de que éstas satisfagan o no los
requisitos establecidos en las normas aplicables. Adicionalmente, los titulares de
las unidades administrativas y el personal al servicio de la Administración Pública
Central en la tramitación de los procedimientos administrativos no suspenderán el
curso de dicho procedimiento por la falta de requisitos formales, en cuyo caso
solicitarán de oficio al ciudadano que complete su petición o escrito, siendo
obligatorio el despacho del procedimiento administrativo.

2. Los titulares de las unidades administrativas y el personal al servicio de la


Administración Pública Central no exigirán a los interesados o ciudadanos, para
efectos del despacho de los escritos o peticiones otros requisitos que los
establecidos en la ley o norma reglamentaria correspondiente. En cualquier caso,
los titulares de las unidades administrativas y el personal al servicio de la

67
Administración Pública Central no podrán negarse a recibir los escritos y
peticiones de los ciudadanos.

3. Los interesados podrán solicitar la exigencia y cumplimiento de esa


responsabilidad a quien corresponda.” (ERJAFE, 2002)

El fin común tanto de la Constitución como del Código Orgánico de la Función


Judicial es simplificar tanto los procesos administrativos como los procesos judiciales, esta
se entendería como la naturaleza del principio de celeridad procesal, pues una vez que el
proceso se simplifique dará como resultado que la administración de justicia sea más rápida
y oportuna, tanto en la tramitación y resolución de la causa, como en la ejecución de lo
decidido, conllevando así un menor gasto en el impulso de cada causa, tanto público por
parte de la administración, como privado por parte de los interesados.

3.1.5 ANALISIS EN LA LEY ORGANICA DE GARANTIAS JURISDICCIONALES


Y CONTROL CONSTITUCIONAL

Para realizar un análisis de los principios de celeridad y economía procesal


en la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, es
necesario conocer el objeto y finalidad de esta ley, así debemos decir que tiene por
objeto regular la jurisdicción constitucional, con el fin de garantizar
jurisdiccionalmente los derechos reconocidos en la Constitución y en los
instrumentos internacionales (ratificados por el Ecuador) de derechos humanos y de
la naturaleza; y garantizar la eficacia y la supremacía constitucional.

68
Además de los principios establecidos en la Constitución, se debe tener en
cuenta los principios de la justicia constitucional, establecidos en el Art. 2 de la Ley
materia de estudio, que dice:

“Art. 2.- Principios de la justicia constitucional.- Además de los principios


establecidos en la Constitución, se tendrán en cuenta los siguientes principios
generales para resolver las causas que se sometan a su conocimiento:

1. Principio de aplicación más favorable a los derechos.- Si hay varias normas o


interpretaciones aplicables a un caso concreto, se debe elegir la que más proteja
los derechos de la persona.

2. Optimización de los principios constitucionales.- La creación, interpretación y


aplicación del derecho deberá orientarse hacia el cumplimiento y optimización de
los principios constitucionales.

3. Obligatoriedad del precedente constitucional.- Los parámetros interpretativos de


la Constitución fijados por la Corte Constitucional en los casos sometidos a su
conocimiento tienen fuerza vinculante. La Corte podrá alejarse de sus precedentes
de forma explícita y argumentada garantizando la progresividad de los derechos y
la vigencia del estado constitucional de derechos y justicia.

4. Obligatoriedad de administrar justicia constitucional.- No se puede suspender ni


denegar la administración de justicia por contradicciones entre normas, oscuridad
o falta de norma jurídica.” (Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control
Constitucional, 2009)

El numeral 2 del artículo precedente establece la optimización de los principios


constitucionales, mimos que constan en el Art. 169 de la Constitución de la República y son
principio de simplificación, uniformidad, eficacia, inmediación, celeridad y economía
procesal; estos dos últimos constituyen materia de la presente investigación, y como

69
podemos darnos cuenta la Ley de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional
orienta para que la creación, interpretación y aplicación del derecho que este encaminado al
cumplimiento de los principios constitucionales antes mencionados, a su vez también
establece principios procesales como veremos a continuación:

“Art. 4.- Principios procesales.- La justicia constitucional se sustenta en los


siguientes principios procesales:

1. Debido proceso.- En todo procedimiento constitucional se respetarán las normas


del debido proceso prescritas en la Constitución y en los instrumentos
internacionales de derechos humanos.

2. Aplicación directa de la Constitución.- Los derechos y garantías establecidas en


la Constitución y en los instrumentos internacionales de derechos humanos, serán
de directa e inmediata aplicación por y ante cualquier servidora o servidor público,
administrativo o judicial, de oficio o a petición de parte.

3. Gratuidad de la justicia constitucional.- El acceso y el servicio de la


administración de justicia constitucional es gratuito, sin perjuicio de la condena en
costas y de los gastos procesales a que hubiere lugar de conformidad con el
reglamento que la Corte Constitucional dicte para el efecto.

4. Inicio por demanda de parte.- Salvo norma expresa en contrario, los procesos se
inician por demanda de parte.

5. Impulso de oficio.- La jueza o juez tiene el deber de impulsar de oficio los


procesos constitucionales hasta llegar a su conclusión, salvo en los casos
expresamente señalados en esta ley.

6. Dirección del proceso.- La jueza o juez deberá dirigir los procesos de forma
activa, controlará la actividad de los participantes y evitará las dilaciones
innecesarias. En función de este principio, la jueza o juez podrá interrumpir a los
intervinientes para solicitar aclaraciones o repreguntar, determinar el objeto de las

70
acciones, encauzar el debate y demás acciones correctivas, prolongar o acortar la
duración de la audiencia.

7. Formalidad condicionada.- La jueza o juez tiene el deber de adecuar las


formalidades previstas en el sistema jurídico al logro de los fines de los procesos
constitucionales. No se podrá sacrificar la justicia constitucional por la mera
omisión de formalidades.

8. Doble instancia.- Los procesos constitucionales tienen dos instancias, salvo


norma expresa en contrario.

9. Motivación.- La jueza o juez tiene la obligación de fundamentar adecuadamente


sus decisiones a partir de las reglas y principios que rigen la argumentación
jurídica. En particular, tiene la obligación de pronunciarse sobre los argumentos y
razones relevantes expuestas durante el proceso por las partes y los demás
intervinientes en el proceso.

10. Comprensión efectiva.- Con la finalidad de acercar la comprensión efectiva de


sus resoluciones a la ciudadanía, la jueza o juez deberá redactar sus sentencias de
forma clara, concreta, inteligible, asequible y sintética, incluyendo las cuestiones
de hecho y derecho planteadas y el razonamiento seguido para tomar la decisión
que adopte.

11. Economía procesal.- En virtud de este principio, la jueza o juez tendrá en


cuenta las siguientes reglas:

a) Concentración.- Reunir la mayor cantidad posible de cuestiones debatidas, en el


menor número posible de actuaciones y providencias. La jueza o juez deberá
atender simultáneamente la mayor cantidad de etapas procesales.

b) Celeridad.- Limitar el proceso a las etapas, plazos y términos previstos en la ley,


evitando dilaciones innecesarias.

c) Saneamiento.- Las situaciones o actuaciones afectadas por la omisión de


formalidades pueden ser convalidadas por la parte en cuyo favor se establecen.

71
12. Publicidad.- Los procedimientos previstos en esta ley serán públicos, sin
perjuicio de las medidas especiales que tome la jueza o juez para preservar la
intimidad de las personas o la seguridad del Estado.

13. Iura novit curia.- La jueza o juez podrá aplicar una norma distinta a la
invocada por los participantes en un proceso constitucional.

14. Subsidiaridad.- Se tomarán en cuenta los demás principios procesales


establecidos en la legislación ordinaria, en la medida en que sean compatibles con
la naturaleza del control constitucional.”(las negrillas me pertenecen) (Ley
Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, 2009)

En cuanto a economía procesal se refiere el numeral 11 del Art. 4 de la Ley


Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, que establece las reglas
que debe tener en cuenta la jueza o juez al momento de administrar justicia, y estas son:
concentración, celeridad y saneamiento, la primera consiste en reunir la mayor cantidad
posible de cuestiones debatidas, en el menor número posible de actuaciones y providencias,
la segunda, celeridad, señala que la jueza o juez debe limitar el proceso a las etapas, plazos
y términos previstos en la ley, evitando dilaciones innecesarias; la última, que es el
saneamiento, establece que las situaciones o actuaciones afectadas por la omisión de
formalidades pueden ser convalidadas por la parte en cuyo favor se establecen.

Concluimos que el principio de economía procesal busca economizar recursos, que


en este caso son los medios con los cuales se da atención a los procesos; al respecto
encontramos dos tipos de recursos primordiales, el humano y el económico, el primero hace
posible la atención y despacho de cada proceso judicial, mientras que el segundo va de la
mano con el primero, puesto que todo servidor público debe percibir un salario por la labor
realizada, y por ultimo encontramos los recursos técnicos que son los materiales e insumos
con los cuales cada servidor realiza su trabajo.

72
3.1.6 COMPARACIÓN DE LA LEGISLACIÓN ECUATORIANA CON OTRAS
LEGISLACIONES DE LATINOAMERICA EN CUANTO A CELERIDAD Y
ECONOMIA PROCESAL.

El Derecho Administrativo como tal es una institución que tiene su origen en


Francia, pues este país fue el primero que gozo de jurisdicción contencioso-
administrativa; cabe recalcar que el sistema francés de control jurisdiccional de la
actividad administrativa constituye una de las principales construcciones jurídicas de
estos últimos siglos, y ha influido enormemente en el desarrollo del Derecho Público
continental europeo y latinoamericano; por este motivo considero de gran
trascendencia realizar un análisis desde los inicios del Derecho Administrativo,
puesto que sin este precedente Latinoamérica no contaría con una jurisdicción
contenciosa administrativa como hoy la conocemos.

Una vez que la Revolución Francesa se consagro, proclamó la exigencia de


que las distintas autoridades administrativas ajusten su actividad a las normas
legales, así nació el sistema administrativo y el Principio de la División de Poderes,
referente a lo último Albarez Gendín y Blanco Sabino explican:

“Incurren los juristas franceses en un grave error en la interpretación de la


doctrina de la separación de Poderes, sin darse cuenta de que esta separación
conlleva la de funciones que no puede ejercer un mismo poder; administrar y
juzgar, error que acogen publicistas modernos franceses de inicios de siglo; como
Berthélemy, al decir que la justicia administrativa es la organización jurisdiccional
mediante la cual el poder Ejecutivo impone el respeto al Derecho, o de distinto
país, como Andereades, que al combatir a Arthur – quien propugna por una
separación de los tribunales administrativos respecto de las autoridades
administrativas-, manifiesta que este desconoce el principio esencial del Derecho
73
Público Francés, que atribuye a la autoridad administrativa la competencia
exclusiva para conocer de las dificultades contenciosas, que dimanan de sus actos.”
( Instituto de Estudios Políticos, Madrid 1961)

La independencia de la Administración frente a los Juzgados, resulto la idea


principal en el pensamiento revolucionario, misma que fue formulada de modo categórico
por los tratadistas hasta nuestros días.

Pese a que la mayoría de la doctrina considera que esta separación tajante entre la
administración y la justicia se debió a la desconfianza de los revolucionarios hacia los
Parlamentos Judiciales, alguna opinión minoritaria consideraba, por otra parte, que la
prohibición que se impuso al Poder Judicial de que se inmiscuya se debió principalmente a
la aceptación del principio según el cual: “juzgar a la administración es también
administrar, principio que hace a la jurisdicción administrativa partícipe de la acción
administrativa” (Mairal A. Héctor, 1984, págs. 58-59)

Cuando el particular sufre una lesión en sus derechos, siente que no tiene una
instancia imparcial ante quien acudir, puesto que la propia administración termina siendo
Juez y parte, era por eso necesaria una separación entre la Administración y la Jurisdicción
Ordinaria, al respecto Jesús González Pérez dice:

“El particular que sufriera una lesión en su esfera jurídica como consecuencia de
la actividad administrativa, no tiene otro camino que deducir sus reclamaciones
ante órganos encuadrados en la propia Administración, órganos que en un
principio eran puramente administrativos, para devenir en jurisdiccionales después
de una lenta y progresiva evolución, que llegará a consagrar, junto al principio de
la independencia de la Administración respecto de la jurisdicción ordinaria, el
principio no menos importante de la independencia de los órganos de la

74
jurisdicción administrativa respecto de la Administración activa”. (González
Pérez Jesús, 1954, pág. 15)

En la actualidad la separación de la autoridad administrativa y judicial se justifica,


ya no como en antaño, es decir, por la desconfianza en los Juzgados, sino por estimarse que
los Juzgados ordinarios carecen de la aptitud suficiente para conocer las causas
contencioso-administrativas, referente a este particular Villanova explica:

“Para juzgar los litigios administrativos hace falta un conocimiento exacto del
Derecho Administrativo, de la manera de funcionar los servicios públicos y de las
necesidades prácticas que se imponen a ellos. Y se estime que los Tribunales
judiciales, por el hecho de que han estado durante largo tiempo alejados de los
asuntos administrativos, no poseen en realidad este conocimiento.

Además lo contencioso-administrativo impone a menudo al que juzga un papel


pretoriano a causa de las lagunas de la legislación administrativa. Y los tribunales
judiciales, que manejan habitualmente la legislación de derecho privado, que es
una legislación completa y codificada, sienten el respeto a la ley escrita y parecen,
por consiguiente, mal preparados para un papel pretoriano.” (Royo Villanova, ,
S.A, pág. 873)

Resulta de suma importancia la idoneidad de los órganos jurisdiccionales, pero esto


no resta importancia a su independencia. De poco servirían unos órganos jurisdiccionales
cuyo personal gozará de una inmejorable preparación técnica, e idonea sino tuviera
independencia.

“En Francia y en virtud de la separación de poderes y de la desconfianza hacia el


poder judicial, lo contencioso-administrativo se encomendó a la administración
activa. Más se comprendió después que la separación de poderes implicaba no solo

75
una separación de órganos sino también de funciones. Entendiéndose que si los
tribunales judiciales no podían juzgar a la administración, esta no podía desde el
punto de vista de la separación de funciones ejercer la función jurisdiccional. Y
tanto menos podía la Administración ejercer esta función cuanto era Juez y parte en
su propia causa. Por ello hubo necesidad de distinguir la Administración activa y la
Administración contenciosa, excluyéndose a la Administración activa de lo
contencioso-administrativo” (Royo Villanova, , S.A, pág. 873)

Con esta reseña, y toda vez que hemos realizado un breve recordatorio de los inicios
del Derecho Contencioso Administrativo, lo cual fue base fundamental para la actual
administración de justicia, en cuanto a juicios que involucran a la Administración y a los
particulares, continuaremos con el análisis de los principios de celeridad y economía
procesal en las legislaciones latinoamericanas, un ejemplo de esto es Colombia, que plasma
los principios con los cuales se debe tramitar los procesos judiciales en la Constitución
Política de Colombia la cual que manifiesta:

“Artículo 209.- La función administrativa está al servicio de los intereses


generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad,
eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad, mediante la
descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones.

Las autoridades administrativas deben coordinar sus actuaciones para el adecuado


cumplimiento de los fines del Estado. La administración pública, en todos sus
órdenes, tendrá un control interno que se ejercerá en los términos que señale la
ley.” (Constitución Política de Colombia, 1991)

Al igual que la Constitución ecuatoriana que en su Art. 160 establece los


principios que regirán la administración de justicia, la legislación colombiana
también establece principios dentro de los cuales constan el de economía y
76
celeridad, con este fin, se podría entender que se da cumplimiento a los fines del
Estado y garantiza una eficiente y adecuada administración de justicia.

Al igual que Ecuador y Colombia, la constitución Chilena garantiza el debido


proceso, dentro de los cual se encuentran los principios de celeridad y economía
procesal, referente al procedimiento administrativo chileno citare al Dr. Juan Carlos
Ferrada Bórquez quien manifiesta:

“ En este sentido, se establece un procedimiento concentrado, breve y sumario, en


el que la etapa de discusión se limita al recurso, reclamación o demanda el
particular y la contestación del órgano administrativo recurrido denominada en
muchos casos informe, una vista de la causa oral ante la misma Corte y
eventualmente un probatorio, que sólo excepcionalmente de lugar el tribunal. Esto
limita la posibilidad de discusión del asunto controvertido a los escritos
presentados por las partes y la audiencia ante el tribunal, pero careciéndose de una
confrontación más fundada de las posiciones jurídicas sustentadas por las partes,
especialmente en cuanto al establecimiento de los supuestos de hecho que
constituyen la base del ejercicio de la potestad administrativa.

Como se puede observar, el procedimiento establecido en estos casos no tiene una


extensión y profundidad acorde, en muchos casos, con la gravedad y entidad de las
cuestiones debatidas en juicio, las que por su complejidad requieren en muchos
casos un procedimiento de neto conocimiento. Ello hace que un sector de la
doctrina plantee que este procedimiento no es el más apto para este tipo de
conflictos, ya que privilegia en demasía la concentración y celeridad en el juicio,
más que la profundidad en el debate y análisis del caso” (Ferrada, 2011, págs.
266-267)

77
Como podemos apreciar no solo en nuestra legislación existe prerrogativas de
las cuales se beneficia el Estado, también en otras legislaciones se evidencian
problemas similares, como por ejemplo la falta de debate, en nuestra legislación se
abre un debate en la etapa de alegatos, si las partes solicitan Audiencia de Estrados,
solo entonces pueden exponer sus argumentos de manera oral frente al Juez, es
decir, en esta etapa las partes procesales pueden conocerse en persona. A diferencia
de otros procesos, en este, no existe una etapa conciliatoria en donde se brinda a las
partes la oportunidad de mantener una conversación directa, exponer sus
pretensiones, buscar alternativas y por ultimo llegar a un acuerdo dentro del
proceso, lo cual quizá suene descabellado, pues una de las partes procesales es una
entidad pública perteneciente al Estado, pero tampoco debemos olvidar los
benéficos que presta la mediación, como un medio alternativo de solución de
conflictos, en los cuales el Estado con sus Instituciones Públicas no es la excepción.

78
CAPÍTULO III

METODOLOGÍA

POBLACIÓN Y MUESTRA

La presente investigación está dirigida hacia Abogados en libre ejercicio profesional,


Usuarios, servidores públicos de la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo No. 1
de la ciudad de Quito, Provincia de Pichincha, con la finalidad de obtener una visión
imparcial, real y directa de la problemática que ha generado la falta de aplicación de los
principios de celeridad y economía procesal dentro de los procesos contencioso
administrativos.

Por razones de economía de recursos es necesario trabajar con un porcentaje menor a la


población, es decir, una muestra.

TAMAÑO DE LA MUESTRA

Figura No. 1 Tamaño de muestra.

POBLACIÓN MUESTRA
Abogados en libre ejercicio profesional 10
Usuarios de la Unidad Judicial de lo 10
Contencioso Administrativo No. 1 de la
ciudad de Quito, Provincia de Pichincha
Servidores Públicos de la Unidad Judicial 5
de lo Contencioso Administrativo No. 1 de
la ciudad de Quito, Provincia de Pichincha
POBLACIÓN : 3 MUESTRA: 25

Autor: Delgado Ortiz Edgar David

79
APLICACIÓN DE LOS MÉTODOS

Para la consecución de la presente investigación fue necesaria la aplicación de varios


métodos los cuales son:

MÉTODO DEDUCTIVO

Deducir en términos simples quiere decir ir de lo general a lo particular.

Al respecto PEREDA nos dice:

“Cuando el científico comienza su trabajo en una teoría y a partir de ella,


aplicando razonamientos lógico-deductivos, acaba ampliando precisando o
corrigiendo dicha teoría, está utilizando lo que se llama el método deductivo”.
(PEREDA, S. , 1987, pág. 41)

Se pueden apreciar otras definiciones del referido método como la siguiente:

“El método deductivo es un método científico que considera que la conclusión se


halla implícita dentro las premisas. Esto quiere decir que las conclusiones son una
consecuencia necesaria de las premisas: cuando las premisas resultan verdaderas y
el razonamiento deductivo tiene validez, no hay forma de que la conclusión no sea
verdadera”.

Mediante la utilización del método deductivo hemos podido tener una mejor apreciación de
la situación de los Abogados en libre ejerció profesional y los usuarios de la Unidad
Judicial de lo Contencioso Administrativo No. 1 de esta ciudad de Quito, provincia de
Pichincha, quienes son los directamente perjudicados por la falta de celeridad de celeridad
y economía procesal en la sustanciación de sus proceso.

80
MÉTODO ANALITICO

Para profundizar y obtener mejores resultados dentro de la investigación hemos analizado


por partes el motivo del presente estudio ocupando para esto el Método Analítico, para
tener un mejor entendimiento es necesario determinar su significado, así tenemos:

“El Método analítico es aquel método de investigación que consiste en la


desmembración de un todo, descomponiéndolo en sus partes o elementos para
observar las causas, la naturaleza y los efectos. El análisis es la observación y
examen de un hecho en particular. Es necesario conocer la naturaleza del
fenómeno y objeto que se estudia para comprender su esencia. Este método nos
permite conocer más del objeto de estudio, con lo cual se puede: explicar, hacer
analogías, comprender mejor su comportamiento y establecer nuevas teorías.”

Para YEPEZ Armando se debe seguir un proceso para la efectiva consecución del método:

“El método se concreta por medio del siguiente proceso: observación de la


problemática, descripción, critica; se descompone en partes, se enumera, ordenan y
clasifican; acciones estas que permiten un proceso de conocimiento claro y
profundo, después de lo cual se pasa al siguiente método” (Yepez Armando,, S.A,
pág. 91)

Utilizando este método se descompuso el tema con la finalidad de estudiar de manera


separada las variables que forman parte de la problemática, para así determinar los
aspectos relevantes que permitan encontrar soluciones concretas y definitivas al problema.

81
MÉTODO SINTETICO

Este método es complemento del método analítico, partiendo del significado de lo que es la
síntesis:

“La síntesis significa reconstruís, volver a integrar las partes del todo; pero esta
operación implica una superación respecto de la operación analítica, ya que no
representa sólo la reconstrucción mecánica del todo, pues esto no permitirá
avanzar en el conocimiento; implica Llegar a comprender la esencia del mismo,
conocer sus aspectos y relaciones básicas en una perspectiva de totalidad. No hay
síntesis sin análisis sentencia Engels, ya que el análisis proporciona la materia
prima para realizar la síntesis.

Una vez que sabemos que es síntesis podemos definir el método sintético:

“El método sintético es un proceso de razonamiento que tiende a reconstruir un


todo, a partir de los elementos distinguidos por el análisis; se trata en consecuencia
de hacer una explosión metódica y breve, en resumen. En otras palabras debemos
decir que la síntesis es un procedimiento mental que tiene como meta la
comprensión cabal de la esencia de lo que ya conocemos en todas sus partes y
particularidades.”

MÉTODO EXEGETICO

Considero que este método es de gran ayuda para la aplicación de la Ley, puesto que nos
permite la interpretación y explicación de la norma de la forma como el legislador la
elaboro, esto nos permite determinar su alcance, su definición es la siguiente:

82
“El Método exegético es el estudio de las normas jurídicas civiles artículo por
artículo, dentro de éstos, palabra por palabra buscando el origen etimológico de la
norma, figura u objeto de estudio, desarrollarlo, describirlo y encontrar el
significado que le dio el legislador Aplicado en Roma y desarrollado en el Edad
media.”

MÉTODO COMPARATIVO

En el transcurso de la investigación el presente método me permitió comparar nuestra


legislación con la de varios países como Francia, Chile, Colombia, en cuanto a los
principios de celeridad y economía procesal, lo que contribuye para ampliar la gama de
posibles soluciones que se debería darse a la problemática planteada, y de modo general
este método ayuda a compartir las experiencias obtenidas en cada país con la aplicación de
su legislación a fin de buscar mejoras, lógicamente deben tomarse en cuenta el ámbito
social, pues las condiciones de vida en Europa y Latinoamérica no son las mismas. Yépez
define el método comparativo de la siguiente manera:

“Este método nos permite establecer comparaciones jurídicas, semejanzas y


diferencias, con las similares que rigen en otros países y por supuesto evidenciar la
bondad de ellas en su aplicación, como experiencias válidas para nuestra
sociedad.” (Yepez Armando,, S.A, pág. 93)

La aplicación del presente método puede ser a nivel nacional e internacional e incluso a las
diferentes disciplinas jurídicas que no son parte del derecho, como veremos a continuación:

“El método comparativo se aplica a todo el derecho, por lo tanto, puede aplicarse
no sólo al derecho interno o nacional, sino también al derecho extranjero, e

83
internacional; a todas las fuentes del derecho; y a todas las disciplinas jurídicas. Es
decir, incluso puede aplicarse al derecho empresarial, corporativo, minero, de
transportes, de la regulación, de las organizaciones, axiología jurídica,
investigación jurídica, sociología jurídica o del derecho, criminología, entre otras
tantas. Por lo tanto, podemos afirmar que el método estudiado no sólo se aplica a
todas las ramas del derecho, sino también a todas las disciplinas jurídicas que no
son ramas del derecho.”

MÉTODO HISTÓRICO

El método histórico beneficia al investigador, porque a través de la información que reposa


en los archivos, puede trasladarse al pasado, a fin de cometer los mismos errores en el
futuro, su definición es:

“El método histórico-jurídico es esencial en la elaboración, interpretación y


aplicación de normas jurídicas. Como método de la ciencia del Derecho puede
identificarse en su estructura un conjunto secuenciado de procedimientos que
constituyen pasos para la solución de problemas profesionales. La formación
histórica del jurista no debe limitarse a transmitir conocimientos sobre hechos
pasados, para comprender el presente y el futuro: sin renunciar a esta pretensión
cultural, debe articular un sistema de acciones y operaciones de enseñanza-
aprendizaje dirigidas a formar el método histórico-jurídico que le permite ser un
profesional más competente desde su modo de actuación. El objetivo de este trabajo
es concebir la formación histórica del jurista desde un método particular de la
Ciencia del Derecho.”

Dentro de la sociedad para poder lograr avances es necesario tener pleno conocimiento de
la historia, para de esta manera poder visualizar los errores cometidos en el pasado. La
formación del jurista debe orientarse a concebir avances para el Derecho, que por ende
supone beneficios a la sociedad.

84
MÉTODO SOCIOLÓGICO

El presente método es utilizado para analizar los hechos que se ha venido desarrollando a lo
largo de los años dentro de la sociedad y nos sirven como base para reunir datos y sacar
conclusiones que contribuyen como aporte para realizar nuevos avances dentro del campo
del Derecho. Como a continuación veremos:

“El método sociológico es la aplicación de conceptos y técnicas de investigación


para reunir datos y su tratamiento para sacar conclusiones sobre hechos sociales.
Su validación última está dentro de la filosofía de la ciencia y de la filosofía del
conocimiento y es sobre la cuestión racionalismo o empirismo. El primer
planteamiento de sus reglas fue hecho por Durkheim (1895) y es básico considerar
a los hechos sociales como cosas y basarse en los principios de la lógica.”

MÉTODO DESCRIPTIVO

La descripción como tal nos sirve para explicar de manera detallada y ordenada sobre un
hecho, persona, situación, etc., en el caso particular que nos ocupa este método nos permite
evaluar ciertas características que se presentan como consecuencia de la falta aplicación de
los principios de celeridad y economía procesal dentro de los procesos contencioso
administrativo como por ejemplo el drama que viven los usuarios al plantear una demanda
y esperar por años la sentencia, la finalidad de este método es:

“El objeto de la investigación descriptiva consiste en evaluar ciertas características


de una situación particular en uno o más puntos del tiempo. En esta investigación
se analizan los datos reunidos para descubrir así, cuales variables están
relacionadas entre sí.”

85
TECNICAS E INSTRUMENTOS DE INVESTIGACION

TECNICA DOCUMENTAL

El presente proyecto de investigación se sustenta primordialmente en la información


contenida en libros de Derecho Administrativo, artículos académicos, revistas, ensayos,
análisis de juicios. En relación a la normativa legal empleada primordialmente tenemos la
Constitución de la República del Ecuador, la Ley de Jurisdicción Contencioso
Administrativa, Ley de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, Estatuto de
Régimen Jurídico Administrativo de la Función Ejecutiva, la información obtenida de estas
fuentes será complementada con el trabajo de campo.

TRATAMIENTO DE LA INFORMACIÓN

Para el procesamiento de la información obtenida y su presentación ilustrativa, a fin de


lograr una mejor ilustración de las cifras y tendencias obtenidas, utilizare gráficos a manera
de pasteles.

TÉCNICAS DE CAMPO

La investigación de campo se realiza directamente en el medio donde se presenta el


fenómeno, en nuestro caso en la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo de
Quito. Para una satisfactoria consecución de los fines, utilizaremos algunas herramientas
como son:

86
LA OBSERVACIÓN

“La observación es un proceso cuya función primera e inmediata es recoger


información sobre el objeto que se toma en consideración. Esta recogida implica
una actividad de codificación: la información bruta seleccionada se traduce
mediante un código para ser transmitida a alguien (uno mismo u otros). Los
numerosos sistemas de codificación que existen, podrían agruparse en dos
categorías: los sistemas de selección, en los que la información se codifica de un
modo sistematizado mediante unas cuadrículas o parrillas preestablecidas, y los
sistemas de producción, en los que el observador confecciona él mismo su sistema
de codificación.” (María Soledad Fabbri, s.f.)

La observación directa nos permite identificar de manera adecuada la problemática dentro


del entorno en el que se presenta, evidenciando los factores que hacen posible la
persistencia del problema, para de este modo proponer planteamientos que aseguren una
adecuada solución al problema.

LA ENCUESTA

“La encuesta es una técnica de adquisición de información de interés sociológico,


mediante un cuestionario previamente elaborado, a través del cual se puede
conocer la opinión o valoración del sujeto seleccionado en una muestra sobre un
asunto dado.

En la encuesta a diferencia de la entrevista, el encuestado lee previamente el


cuestionario y lo responde por escrito, sin la intervención directa de persona
alguna de los que colaboran en la investigación.

87
La encuesta, una vez confeccionado el cuestionario, no requiere de personal
calificado a la hora de hacerla llegar al encuestado. A diferencia de la entrevista la
encuesta cuenta con una estructura lógica, rígida, que permanece inalterada a lo
largo de todo el proceso investigativo. Las respuestas se escogen de modo especial
y se determinan del mismo modo las posibles variantes de respuestas estándares, lo
que facilita la evaluación de los resultados por métodos estadísticos.” (Jesus Ferrer,
2010)

Por medio de la aplicación de la encuesta podemos recabar información tendiente a


identificar los factores del problema. A más de esto, una vez tabulados los datos
obtenidos en la aplicación de esta útil herramienta, podremos manejar cifras y
gráficas para ilustrar de mejor manera los resultados.

EL CUESTIONARIO

“El cuestionario es un instrumento básico de la observación en la encuesta y en la


entrevista. En el cuestionario se formula una serie de preguntas que permiten medir
una o más variables. Posibilita observar los hechos a través de la valoración que
hace de los mismos el encuestado o entrevistado, limitándose la investigación a las
valoraciones subjetivas de éste.” (Jesus Ferrer, 2010)

Consiste en realizar una serie de preguntas enfocadas en lo que se quiere obtener, para la
presente investigación, estas preguntas están enfocadas hacia Abogados en libre ejercicio
profesional, Jueces, servidores públicos y usuarios de la Unidad Judicial de lo
Contencioso Administrativo de Quito.

88
DISEÑO DEL CUESTIONARIO

La encuesta que realizaremos está dirigida a un grupo de personas relacionadas con el tema
de la investigación como son Abogados en libre ejercicio, Servidores Públicos y usuarios
de la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo del cantón Quito, provincia de
Pichincha; para esto utilizaremos diferentes tipos de preguntas como son:

a) Preguntas cerradas
b) Preguntas de selección múltiple

Esto nos proporcionará información veraz y efectiva, ya que el encuestado puede brindar su
respuesta de manera clara y concisa.

89
OPERACIONALIZACION DE VARIABLES

Variable Variable Técnica o Número de Dimensión


Independiente Dependiente Instrumento Ítem

La Vulneración del
sustanciación principio de
de los juicios celeridad y
contenciosos economía
administrativos procesal
no cumple con establecidos en
los tiempos el artículo 169
Encuesta Guía Ámbito Legal
establecidos en de la
la Ley de Constitución de
Jurisdicción la República
Contencioso del Ecuador.
Administrativa.

Falta de
aplicación del
Provocación de
principio de
daños y
economía
Encuestas Guía Ámbito Legal
perjuicios a los
procesal
administrados.
durante la
sustanciación
de los procesos
contenciosos
administrativos

90
CAPÍTULO IV

PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN

ANALISIS E INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS

1. ¿Considera Usted que se está aplicando correctamente el principio de celeridad y


economía procesal en los procesos contencioso administrativos?

Tabla 1

ITEM No. %
SI 3 12%
NO 22 88%
TOTAL 25 100%

GRAFICO No. 1

SI
NO

Gráfico 1
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANÁLISIS

Del total de los encuestados el 88% considera que no se está aplicando correctamente el
principio de celeridad y economía procesal en los procesos contencioso administrativos,
frente a un 12% que considera que si existe una correcta aplicación de estos principios.

91
2. ¿Cree usted que la demora en la tramitación de los juicios contencioso
administrativos repercute en la economía de los usuarios?

Tabla 2

ITEM No. %
SI 23 92%
NO 2 8%
TOTAL 25 100%

GRAFICO No. 2

SI
NO

Gráfico 2
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANÁLISIS

En cuanto a la demora en la tramitación de los juicios contencioso administrativos el 92%


de los encuestados cree que el retardo de estos procesos repercute en la economía de los
usuarios, frente a una minoría del 8% que consideran que no existe afectación. Como
podemos apreciar de la totalidad de los encuestados la gran mayoría ha podido constatar la
afectación económica que sufren los usuarios al no poder recibir un oportuno despacho de
sus requerimientos, y mucho más al tener que esperar largo tiempo para poder culminar sus
procesos con la sentencia.

92
3. Indique que aspectos influyen para que no se pueda dar cumplimiento al principio
de celeridad procesal

Tabla 3

ITEM No. %
Falta de legislación vigente 5 20%

Inexistencia de suficientes Unidades Judiciales 18 72%


de lo Contencioso Administrativo

Carencia de impulso procesal por parte del 2 8%


actor

TOTAL 25 100%

GRAFICO No. 3
Falta de legislación vigente

Inexistencia de suficientes
Unidades Judiciales de lo
Contencioso Administrativo

Gráfico 3
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANÁLISIS

Respecto a la pregunta realizada a los encuestados en donde se solicita que seleccionen de


una lista que aspectos influyen para que no se pueda dar cumplimiento al principio de
celeridad procesal, encontramos que el 72% opina que se debe a la Inexistencia de
suficientes Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo, mientras que el 20%
creen que se debe a Falta de legislación vigente y por último el 8% considera que es por
carencia de impulso procesal por parte del actor.

93
4. Según su experiencia y conocimiento, cual es el periodo de tiempo que se tardan
actualmente las Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo en dar por
culminado un proceso, es decir, desde la presentación de la demanda hasta dictar
sentencia.

Tabla 4

ITEM No. %
2 a 9 meses 1 4%

1 a 2 años 1 4%

2 a 4 años 16 64%

5 años en adelante 7 28%

TOTAL 100 100%

GRAFICO No. 4

2 a 9 meses
1 a 2 años
2 a 4 años
5 años en adelante

Gráfico 4
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANÁLISIS

En base al conocimientos y la experiencia de los encuestados, se determinó que el 64%


coinciden en que las Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo se tardan en dar
por culminado un proceso de 2 a 4 años, seguido de 28% que opinan que pueden tardar de 5
años en adelante, y por ultimo obtuvimos un resultado del 4% de los encuestados que
consideran que las Unidades demoran de 2 a 9 meses y de 1 a 2 años en dictar sentencia.

94
5. En qué porcentaje considera usted que los jueces de las Unidades Judiciales de lo
Contencioso Administrativo aplican los principios de celeridad y economía
procesal durante la sustanciación de los procesos.

Tabla 5

ITEM No. %
100% 0 0%

50% 3 12%

25% 8 32%

Menos del 20% 14 56%

TOTAL 100 100%

GRAFICO No. 5
100%
50%
25%
Menos del 20%

Gráfico 5
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANALISIS

La mayoría de los encuestados consideran que los jueces de las Unidades Judiciales de lo
Contencioso Administrativo aplican los principios de celeridad y economía procesal en un
porcentaje menor al 20% sobre 100%, seguido de un 32% que considera que los
mencionados principios son aplicados en un 25% sobre el 100%, el 12% piensa que se
aplica en un porcentaje del 50%, y ninguno de los encuestados cree los principios de
celeridad y economía procesal sean aplicados en un 100% durante la sustanciación de los
juicios.

95
6. Considera Usted que implementar la mediación en los procesos contencioso
administrativos descongestionaría la administración de justicia en esta materia

Tabla 6

ITEM No. %
SI 19 76%
NO 6 24%
TOTAL 25 100%

GRAFICO No. 6

SI
NO

Gráfico 6
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANALISIS

Frente a la pregunta que propone implementar la mediación en los procesos contencioso


administrativos como una forma de descongestionar la administración de justicia en esta
materia, el 76% de los encuestados respondió que sí están de acuerdo, mientras que el 24%
de los encuestados dijo que no está de acuerdo, es decir, que una abrumadora mayoría de la
población encuestada, entre Abogados en libre ejercicio profesional, servidores públicos y
usuarios de las Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo están de acuerdo con
que la mediación es una forma de evitar la acumulación de procesos y viabilizar la
administración de justicia.

96
7. Considera usted que las Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo que
existen en la actualidad son suficientes para cubrir la demanda de los usuarios.

Tabla 7

ITEM No. %
SON SUFICIENTES 4 16%
NO SON SUFICIENTES 21 84%
TOTAL 25 100%

GRAFICO No. 7

SON SUFICIENTES
NO SON SUFICIENTES

Gráfico 7
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANALISIS

El 84% de los encuestados considera que las Unidades Judiciales de lo Contencioso


Administrativo que existen en la actualidad no son suficientes para cubrir la demanda de
los usuarios, cifra que representa a la mayoría de la población encuestada, y evidencia la
inconformidad y malestar que genera la falta de Unidades donde puedan sustanciarse
procesos contencioso administrativos, y una minoría representada por el 16% de los
encuestados considera que si son suficientes.

97
8. Estaría de acuerdo en que se implementen más Unidades de lo Contencioso
Administrativo en el país.

Tabla 8

ITEM No. %
SI 23 92%
NO 2 8%
TOTAL 25 100%

GRAFICO No. 8

SI
NO

Gráfico 8
Elaborado por: Delgado Ortiz Edgar David

ANALISIS

La mayoría de los encuestados, con un 92%, están de acuerdo en que es necesaria la


implementación de más Unidades de lo Contencioso Administrativo en el país, mientras
que el 8% considera que no es necesaria la implementación de más Unidades, como
podemos apreciar las cifras obtenidas reflejan la necesidad de que se creen más Unidades,
con lo cual se descongestionaría la administración de justicia, al menos en esta materia.

98
CAPÍTULO V
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
CONCLUSIONES

 Pese a que los principios de celeridad y economía procesal se encuentran


determinados en la Constitución de la República del Ecuador, normativa legal con
supremacía dentro de nuestra legislación, y en el Código Orgánico de la Función
Judicial, así como en otras leyes, la estructura organizativa de en materia
contencioso administrativa no permite una correcta aplicación de dichos principios..

 La inadecuada distribución de los Tribunales y Unidades de lo Contencioso


Administrativo ha generado un retraso en la tramitación de los procesos, puesto que
las causas se acumulan sin recibir despacho.

 Como había mencionado en líneas anteriores la incorrecta distribución de los


Tribunales Distritales de lo Contenciosos Administrativo, hoy denominadas con en
el caso de Quito Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo ha, generado
una gran afectación a los administrados, puesto que muchos deben realizar largos
viajes desde el inicio hasta la culminación del proceso, ocasionando gastos
económicos, abandono de las causas, o incluso desistir de plantear la demanda, por
cuanto el acceso a la administración de justicia conlleva ingentes gastos y esfuerzo
para los administrados.

 Las etapas procesales contempladas en la Ley de Jurisdicción Contencioso


Administrativa no establecen dentro del proceso una Junta de Conciliación a fin de
fomentar el dialogo entre las partes procesales, y concluir el proceso de forma
anticipada.

 Pese a que contamos con una Ley de Arbitraje y Mediación, en nuestro país no se
ha fomentado de manera directa y abierta la mediación como forma de solucionar
los conflictos existentes entre el Estado y los administrados.

99
RECOMENDACIONES

 En razón de que no existe una adecuada estructura organizativa en materia


contencioso administrativa se debe realizar un estudio de la distribución de los
Tribunales y Unidades Contencioso Administrativas.

 En vista de la acumulación de causas, generando un retardo en el despacho de las


mismas, es necesaria la creación de nuevas Unidades de lo Contencioso
Administrativo, empezando por descongestionar la Unidad Judicial de lo
Contencioso Administrativo No.1 con sede en Quito, materia de estudio de la
presente investigación.

 Dentro de mi propuesta está la creación de una Unidad Judicial de lo Contencioso


Administrativo con sede en Ambato, pero considero que deben crearse más
Unidades en esta materia en todo el país, y re sortear las causas existentes, de esta
manera se evitaría el abandono de causas y se brindaría un mayor acceso a la
justicia a los administrados, sin necesidad de realizar largos viajes que conllevan
ingentes esfuerzos y gastos económicos.

 Contemplar la inclusión de una Junta de Conciliación dentro de las etapas


procesales, a fin de fomentar un dialogo entre las partes y llegar a una anticipada
culminación del proceso con resultados satisfactorios tanto para el actor como para
el demandado.

 Fomentar la mediación como primera opción para solucionar los conflicitos


existentes entre el Estado y los Administrados, a fin de garantizar una pronta y
oportuna conclusión de los procesos, evitando a las partes largos y demorosos
litigios.

100
CAPÍTULO VI

PROPUESTA

JUSTIFICACIÓN

La propuesta de la presente investigación busca contribuir a la solución de la actual


problemática que existe en la sustanciación de los juicios contenciosos administrativos,
pues la normativa legal que se aplica a estos procedimientos data de una ley promulgada y
publicada en 1968, si bien es cierto, a lo largo de los años se ha realizado reformas a la Ley
de Jurisdicción Contenciosos Administrativa, así encontramos la promulgación del Decreto
Supremo No. 1077, publicado en Registro Oficial 392 de 17 de Septiembre de 1973, en
donde se reafirmó la autonomía del antes Tribunal de lo Contencioso Administrativo; en
1992 con la reforma constitucional, publicada en el Registro Oficial 93 del 23 de diciembre
se suprime al Tribunal de lo Contencioso Administrativo creándose en su lugar los
Tribunales Distritales de lo Contencioso Administrativo, con asiento en las principales
ciudades del país: Quito, con dos salas, Guayaquil con una sala, Cuenca con un sala,
Portoviejo con una sala, y últimamente se incrementó una sala en la ciudad de Loja, pero
esto no ha sido suficiente, puesto que no se han considerado los índices de crecimiento
poblacional, y por ende el aumento de causas, es por eso que en los tiempos actuales se
puede evidenciar que la actual Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo de Quito
tarda de 3 a 5 años en dictar sentencia, por lo cual considero necesaria la creación de una
nueva Unidad de lo Contencioso Administrativo en la ciudad de Quito provincia de
Pichincha misma que es competente en Pichincha, Bolívar, Cotopaxi, Carchi, Chimborazo,
Imbabura, Santo Domingo de los Tsachilas, entre otras, con esto se contribuirá a
descongestionar los procesos acumulados, ya que hasta el 2011 se acumularon 12.297; en
2012 fueron 3234 y en el transcurso del 2013 al menos 2000 procesos quedaron pendientes
de despacho, esto contribuiría a que se viabilice la aplicación de los principios de celeridad
y económica procesal prescritos en la Constitución de la República del Ecuador.

101
OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

Proponer la creación de una nueva Unidad de lo Contencioso Administrativo en la


ciudad de Ambato, provincia de Tungurahua a fin de viabilizar la aplicación de los
principios de celeridad y economía procesal prescritos en la Constitución de la República
del Ecuador.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

 Descongestionar la administración de justicia con el oportuno despacho de los


procesos contenciosos administrativos.

 Distribuir los procesos contenciosos administrativos a fin de acercar la


administración de justicia a los usuarios precautelando el principio de economía
procesal.

BENEFICIARIOS

BENEFICIARIOS DIRECTOS

Por ser una propuesta de carácter legal, está enfocada a quienes tienen interés como
son los Jueces y servidores públicos de la Unidad de lo Contencioso Administrativo de la
ciudad de Quito provincia de Pichincha, pues contribuirá al descongestionamiento de dicha
Unidad, a su vez también son los Abogados en libre ejercicio profesional y los usuarios los
beneficiarios directos.

102
BENEFICIARIOS INDIRECTOS

La creación de una nueva Unidad de lo Contencioso Administrativo en la ciudad de


Ambato, provincia de Tungurahua, beneficia a los habitantes de todas las provincias que se
acogían a la Unidad de lo Contencioso Administrativo de la ciudad de Quito, provincia de
Pichincha, como son: Pichincha, Bolívar, Cotopaxi, Carchi, Chimborazo, Imbabura, Santo
Domingo de los Tsachilas, entre otras, pero el mayor beneficio es que cada ciudadano
pueda confiar en acceder a la justicia de manera veraz, rápida, oportuna y apegada a los
principios constitucionales.

FACTIBILIDAD

La creación de una nueva Unidad de lo Contencioso Administrativo en la ciudad de


Ambato, provincia de Tungurahua resulta factible por cuanto hemos evidenciado el estado
de acumulación de causas que existe en la Unidad de lo Contencioso Administrativo de la
ciudad de Quito, a más de esto se debe considerar que la justicia debe estar al alcance de
cada ciudadano de nuestro país, frente a esto resulta inimaginable pensar que para presentar
una demanda y acceder a la administración de justicia el ciudadano común debe realizar un
largo viaje, como por ejemplo de la provincia de Bolívar a Quito, alrededor de 5 horas, y
estos viajes persisten durante la sustanciación de todo el proceso hasta su culminación, la
cesación de esta Unidad permite acercar la justicia a los ciudadanos, descongestionar la
actual administración y cumplir con los principios de celeridad y economía procesal
establecidos en la Constitución de la República del Ecuador.

103
DESCRIPCION DE LA PROPUESTA

CONSEJO DE LA JUDICATURA

CONSIDERANDO:

Que, dentro de las atribuciones del Consejo de la Judicatura, en el numeral 1) del artículo
181 de la Constitución de la República del Ecuador está el definir y ejecutar las políticas
para el mejoramiento y modernización del sistema judicial.

Que, el artículo 254 del Código Orgánico de la Función Judicial determina que el Consejo
de la Judicatura es el órgano único de gobierno, administración, vigilancia y disciplina de la
función judicial, que comprende: órganos jurisdiccionales, órganos administrativos,
órganos auxiliares y órganos autónomos.

Que, el artículo 264 del Código Orgánico de la Función Judicial, determina entre las
funciones del pleno las siguientes: 8. En cualquier tiempo, de acuerdo con las necesidades
del servicio de la Función Judicial: a) Crear, modificar o suprimir salas de las cortes
provinciales, tribunales penales, juzgados de primer nivel y juzgados de paz; así como
también establecer el número de jueces necesarios previo el informe técnico
correspondiente. b) Establecer o modificar la sede, modelo de gestión y precisar la
competencia en que actuarán las salas de las cortes provinciales, tribunales penales,
tribunales de lo contencioso administrativo y tributarios juezas y jueces de primer nivel,
excepto la competencia en razón del fuero. Una misma sala o juzgador de primer nivel,
podrá actuar y ejercer al mismo tiempo varias competencias. c) En caso de que, del informe
técnico correspondiente, aparezca que existe en forma transitoria en determinada rama de la
actividad judicial o en una localidad un número muy alto de causas sin despacho, podrá
crear salas o juzgados temporales que funcionarán por el periodo de tiempo que señalará o
hasta que se despachen las causas acumuladas; en estos casos se procederá al nuevo sorteo
de causas para asignarlas a estas salas o juzgados temporales; y, d) Crear, modificar o

104
suprimir direcciones regionales o provinciales, las cuales funcionarán de forma
desconcentrada.

Que, el artículo 3 del Código Orgánico de la Función Judicial, determina: (…) los órganos
de la Función Judicial, en el ámbito de sus competencias, deberán formular políticas
administrativas que transformen la Función Judicial para brindar un servicio de calidad de
acuerdo a las necesidades de las usuarias y usuarios; políticas económicas que permitan la
gestión del presupuesto con el fin de optimizar los recursos de que se dispone y la
planificación y programación oportuna de las inversiones en infraestructura física y
operacional; políticas de recursos humanos que consoliden la carrera judicial, fiscal y de
defensoría pública, fortalezcan la Escuela de la Función Judicial, y erradiquen la
corrupción.”;

Que, el artículo 17 del Código Orgánico de la Función Judicial, determina: “La


administración de justicia por la Función Judicial es un servicio público, básico y
fundamental del Estado, por el cual coadyuva a que se cumpla el deber de respetar y hacer
respetar los derechos garantizados por la Constitución, los instrumentos internacionales de
derechos humanos vigentes y las leyes. …”;

En ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales por unanimidad:

RESUELVE:

Artículo 1.- Crease una Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo No. 7 con sede
en la ciudad de Ambato, provincia de Tungurahua, cuya competencia en razón de territorio
serán las siguientes provincias: Cotopaxi, Chimborazo; Bolívar; Napo; Orellana; Pastaza;
Sucumbíos; y, Tungurahua. Los Jueces que conforman la Unidad Judicial de lo
Contencioso Administrativo con sede en la ciudad de Ambato, Provincia de Tungurahua,
tendrán los deberes y atribuciones que determina el artículo 217 del Código Orgánico de la
Función Judicial, y las contempladas en la Ley de la Jurisdicción Contencioso
Administrativa.

105
Artículo 2.- Previo concurso de mérito y oposición se designará a los jueces que
conformarán la nueva Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo con sede en la
ciudad de Ambato, provincia de Tungurahua.

Artículo 3.- La nueva Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo con sede en la


ciudad de Ambato, provincia de Tungurahua mantendrá igual estructura organizativa y
funcional de la Unidad Judicial de lo Contencioso Administrativo con sede en la ciudad de
Quito, provincia de Pichincha.

La Dirección General del Consejo de la Judicatura, dispondrá a la Dirección Nacional de


Personal la contratación del talento humano necesario para el funcionamiento adecuado de
la Unidad Judicial; y, la Dirección Financiera de la institución entregará los recursos
económicos necesarios para su creación.

DISPOSICION FINAL

UNICA.- Esta resolución entrara en vigencia a partir de su aprobación, sin perjuicio de su


publicación en el Registro Oficial.

Dado en el Distrito Metropolitano de Quito, en la sala de sesiones del Consejo de la


Judicatura, a los veinte y ocho días del mes de marzo del año dos mil dieciséis.

Gustavo Jalkh Roben

PRESIDENTE

CONSEJO DE LA JUDICATURA

Dr. Andrés Segovia Salcedo

SECRETARIO GENERAL

CONSEJO DE LA JUDICATURA

106
Certifico que el Pleno del Consejo de la Judicatura aprobó esta resolución a los veinte y
ocho días del mes de marzo del año dos mil dieciséis.

Dr. Andrés Segovia Salcedo

SECRETARIO GENERAL

CONSEJO DE LA JUDICATURA

107
BIBLIOGRAFIA

TEXTOS

1. Couture, Eduardo. (1991). Vocabulario jurídico, con referencia al derecho procesal


positivo vigente uruguayo. Buenos Aires. Ed. Depalma

2. González Pérez, Jesús. (1954). “Consideraciones sobre el Contencioso-Francés”,


Revista de Administración Pública No. 15. Madrid. Instituto de Estudios Políticos.

3. Mairal, Héctor. (1984). Control Judicial de la Administración Pública”. Buenos


Aires. Editorial Depalma.

4. Pereda (1987). Psicología Experimental. I. Metodología . Madrid: Editorial


Pirámide.

5. Yepez, Armando. (2013). “La investigación Científica en Derecho”. Quito,


Segunda Edicion, Editorial Fragua

6. Instituto de Estudios Políticos. (Madrid 1961). Revista de Administración Pública


No. 35 . Instituto de Estudios Políticos, 10-11.

108
CÓDIGOS O LEYES

1. Código Civil. (2005). Código Civil, publicado en el Registro Oficial Suplemento


No. 46 del 24 de junio.

2. Código de Procedimiento Civil. (2005), publicado en el Registro Oficial


Suplemento 58 del 12 de julio.

3. Código Orgánico de la Función Judicial. (2009). Registro Oficial Suplemento No.


544 del 9 de marzo.

4. Constitución de la República del Ecuador. (2008). Publicada en el Registro Oficial


449 del 20 de octubre.

5. Constitución Política de Colombia. (1991).

6. ERJAFE. (2002). Estatuto del Regimen Juridico Administrativo de la Funcion


Ejecutiva, Registro Oficial No. 536 de 18 de marzo .

7. Ley de Casación, (2004). Ley de Casación, publicada en el Registro Oficial


Suplemento 299 del 24 de Marzo .

8. Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa. (1968), publicada en el Registro


Oficial No. 338 de 18 de marzo.

9. Ley de Modernización del Estado. (12 de Septiembre de 2014), publicada en el


Registro Oficial 349.

10. Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional. (2009),


publicada en el Registro Oficial Suplemento 52 del 22 de octubre.

11. Ley Orgánica de la Procuraduría General del Estado. (2004), publicada en el


registro oficial No. 312 del 13 de abril.

109
LINKOGRAFIA

1. Doctrinas de Derecho Administrativo. Disponible URL


http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/derechoadminist
rativo/2005/11/24/dispersion-de-la-legislacion-administrativa-causa-inseguridad-
juridica. Consulta realizada el 20 de enero de 2016

2. Control de legalidad de los actos administrativos por medio de la regulación


jurídica del recurso de lesividad en el campo contencioso administrativo . Obtenido
en la URL http://www.dspace.uce.edu.ec/bitstream/25000/3196/1/T-UCE-0013-Ab-
86.pdf Consulta realizada el 25 de enero de 2016

3. Las técnicas de investigación: la observación. Disponible en la URL:


http://www.fhumyar.unr.edu.ar/escuelas/3/materiales%20de%20catedras/trabajo%20de
%20campo/solefabri1.htm Consulta realizada el 10 de febrero de 2016

4. "La Administración Pública" Disponible en la URL


http://jorgemachicado.blogspot.com/2012/03/adpu.html Consulta realizada el 20 de
febrero de 2016

5. Redacciòn de noticias La Hora. Disponible en la URL


http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101533085#.VZ2wEbXD92k
Consulta realizada el 10 de marzo de 2016

6. Página Enciclopedia Jurídica. Disponible en la URL http://www.enciclopedia-


juridica.biz14.com/d/derecho-administrativo/derecho-administrativo.htm Consulta
realizada el 13 de marzo de 2016

7. Derecho Administrativo Disponible en la URL


https://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_administrativo Consulta realizada el 15 de
marzo de 2016

8. Ley de Jurisdicción Contencioso Administrativa Disponible en la URL


http://www.oas.org/juridico/PDFs/mesicic4_ecu_juris.pdf Consulta realizada el 17 de
marzo de 2016

9. Tecnicas de Investigacion Disònible en la URL


http://metodologia02.blogspot.com/p/tecnicas-de-la-investigacion.html Consulta
realizada el 18 de marzo de 2016

110
ANEXOS

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS POLITICAS Y SOCIALES

ESCUELA DE DERECHO

TEMA: “LA VULNERACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DE CELERIDAD Y ECONOMÍA


PROCESAL DENTRO DE LOS PROCESOS ADMINISTRATIVOS”

ENCUESTA

1.- ¿Considera Usted que se está aplicando correctamente el principio de celeridad y


economía procesal en los procesos contencioso administrativos?

SI NO

2.- ¿Cree usted que la demora en la tramitación de los juicios contencioso administrativos
repercute en la economía de los usuarios?

SI NO

3.- ¿Indique que aspectos influyen para que no se pueda dar cumplimiento al principio de
celeridad procesal?

 Falta de legislación vigente


 Inexistencia de suficientes Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo
 Carencia de impulso procesal por parte del actor

111
4.- Según su experiencia y conocimiento, cual es el periodo de tiempo que se tardan
actualmente las Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo en dar por
culminado un proceso, es decir, desde la presentación de la demanda hasta dictar sentencia.

 2 a 9 meses
 1 a 2 años
 2 a 4 años
 5 años en adelante

5.- En qué porcentaje considera usted que los jueces de las Unidades Judiciales de lo
Contencioso Administrativo aplican los principios de celeridad y economía procesal
durante la sustanciación de los procesos.

 100%
 50%
 25%
 Menos del 20%

6.-Considera Usted que implementar la mediación en los procesos contencioso


administrativos descongestionaría la administración de justicia en esta materia

SI NO

7.- Considera usted que las Unidades Judiciales de lo Contencioso Administrativo que
existen en la actualidad son suficientes para cubrir la demanda de los usuarios.

 SON SUFICIENTES
 NO SON SUFICIENTES

112
8- Estaría de acuerdo en que se implementen más Unidades de lo Contencioso
Administrativo en el país.

SI NO

113