Anda di halaman 1dari 2

La homogeneización de nuestros ecosistemas no aporta a la lucha contra el Cambio Climático

Fiorella Repetto-Giavelli, investigadora Centro Regional Fundación CEQUA

Hace un par de semanas atrás, la IPBES (Plataforma Intergubernamental Científico Normativa sobre
Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos) anunció que más de 1 millón de especies están al borde de la
extinción en el mundo, que la tasa de extinción de especies se está acelerando rápidamente y que la
biodiversidad se encuentra en una rápida declinación, mayor que nunca antes en la historia de la
humanidad. La IPBES reúne a más de 132 países miembro y cuenta con un panel multidisciplinario de
25 expertos, los cuales reúnen información científica de todo el mundo. El anuncio entonces se basa
en ciencia, por lo mismo muchos de nosotros hemos quedado impactados. Esto realmente está
sucediendo y demasiado rápido. El daño que le estamos haciendo a nuestra madre Tierra está
afectando a todo lo que nos rodea, y la naturaleza es esencial para la existencia del ser humano y para
su calidad de vida. Es decir lo que le hacemos a la naturaleza repercute directamente en nosotros
mismos.

Actualmente, es posible identificar el efecto antrópico sobre la naturaleza a través de la


“homogeneización biótica”, proceso que evidencia un incremento de la similitud entre regiones que
originalmente eran distintas. En este sentido, la relocalización de especies estaría modificando los
ecosistemas a favor de la homogeneización biótica, siendo reforzada a través de las invasiones
biológicas, las que aportan en gran medida a la pérdida de biodiversidad a nivel global.

¿Cómo podemos ver si esto de la homogeneización biótica realmente está sucediendo en Chile? A nivel
macro, es fácilmente observable a través de los monocultivos que han venido a reemplazar a la
biodiversidad. Por ejemplo en la zona central podemos pensar en las miles de hectáreas de cultivos de
paltos, o de viñedos, y hacia el sur en las millones de hectáreas de plantaciones forestales que
corresponden principalmente a monocultivos de pino radiata y eucalipto. Todas especies exóticas,
traídas desde muy lejos. ¿Y está sucediendo en nuestra región? Los invito a hacer el ejercicio de
observar las especies que rodean su día a día. Yo al salir de mi casa encuentro muchísimo diente de
león, una planta “cosmopolita”, es decir que la podemos encontrar en todo el mundo. Durante el
verano se cultiva y en todas las casas se consume abundantemente el ruibarbo, planta que proviene de
China (¡Si! ¡Del otro lado del mundo!), si salimos de pesca, en gran parte de nuestros ríos y mar
podemos encontrar salmones, los cuales tienen su origen en el Hemisferio Norte, al igual que el castor,
el visón y la rata almizclera. Estas últimas cuatro especies modifican nuestros ecosistemas de forma
importante, haciéndolos más parecidos a su lugar de origen y favoreciendo la pérdida de nuestras
especies nativas. Y así podemos continuar con una larga lista de especies que provienen desde muy
lejos y hoy es posible encontrarlas también en nuestra región.

La biodiversidad no es importante únicamente porque nos da nuestra identidad, porque es la base de


nuestra cultura y de quienes somos, sino también porque cada especie cumple ecológicamente una
función, y perder una especie es perder un lugar en la trama ecológica que no estamos claros de qué
forma impactará al resto de especies, incluyéndonos. Además está científicamente comprobado que
mientras mayor número de especies tengamos en un ecosistema, mayor es la resiliencia y la capacidad
de adaptación del ecosistema. Hoy en día ad portas de cambios significativos en el clima, que no
sabemos hacia dónde nos llevará, tener la biodiversidad suficiente para soportar perturbaciones
abruptas es la clave contra el Cambio Climático.

Por esto, el Centro Regional Fundación CEQUA realiza continuamente proyectos de investigación y
educación para la valoración de nuestra biodiversidad. Recientemente publicamos el Libro Coloreable
Flora Nativa de Mi Región, que realizamos en el marco del proyecto "Revalorando nuestra
biodiversidad: rescate y re-establecimiento de flora nativa en nuestras ciudades" financiado por el
Fondo de Protección Ambiental (FPA) (descargable en: http://www.cequa.cl/cequa/libros.php), con
esto buscamos que todos conozcan y aprecien a la biodiversidad que nos hace una región privilegiada.