Anda di halaman 1dari 18

ESPÍRITU SANTO LIBÉRAME, INSPÍRAME Y DIRÍGEME

NOS ENCOMENDAMOS AL ESPÍRITU SANTO

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del

Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe

una misma adoración y gloria y que habló por los profetas.

Consagración al Espíritu Santo

Recibid ¡oh Espíritu Santo!, la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser, que os

hago en este día para que os dignéis ser en adelante, en cada uno de los instantes de

mi vida, en cada una de mis acciones, mi director, mi luz, mi guía, mi fuerza, y todo el

amor de mi corazón.

Yo me abandono sin reservas a vuestras divinas operaciones, y quiero ser siempre

dócil a vuestras santas inspiraciones.

¡Oh Santo Espíritu! Dignaos formarme con María y en María, según el modelo de

vuestro amado Jesús. Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. Gloria al

Espíritu Santo Santificador. Amén

Recibo tu amor, recibo tu vida, rompe toda cadena de desamor, rompe toda cadena de

enfermedad y muerte, en el nombre de Jesús. Derrama tu gracia, tu paz, tu bendición

sobre nosotros.

ORACIONES PARA EMPEZAR TODOS LOS DÍAS

E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh si me dieras bendición, y ensancharas mi término, y si tu
mano fuera conmigo, y me libraras de mal, que no me dañe! E hizo Dios que le viniera lo que pidió. 1 Cro
4,10
ORACIÓN DE RENUNCIA Y LIBERACION

En tu nombre Jesucristo, yo (dí tu nombre completo) de manera personal y a nombre de mis antepasados.

Renuncio a satanás, a todas sus fascinaciones, seducciones y mentiras.

Renuncio a toda práctica de brujería, magia blanca, negra, de cualquier color, santería, hechicería o vudú.

Renuncio a toda limpia con huevo, yerbas, bálsamos, vino, sangre o fuego.

Renuncio a todo pacto, reto, sello, alianza o consagración al demonio; a conjuros, perjuros, maleficios e
invocaciones diabólicas.

Renuncio a toda maldición, mal deseo, envidia, odio, rencor, resentimiento, codicia, avaricia, soborno, robo,
fraude, despojo o enriquecimiento ilícito.

Renuncio a todo acto de orgullo, soberbia, prepotencia, vanidad y egolatría.

Renuncio a todo rito de iniciación chamánica, espiritista, espir itualista, masonería, filosofía rosacruz,
dianética y a toda secta o sociedad secreta.

Renuncio a todo conocimiento de la nueva era, creencia en la re-encarnación, esoterismo, metafísica,


meditación trascendental, yoga, a todo acto de curanderismo, a las operaciones espirituales, hipnotismo con
regresiones, baños con flores, especies, yerbas, sangre de animales o humana o con otras substancias con
fines mágicos.

Renuncio a toda lujuria, aborto, adulterio, homosexualidad, bisexualidad, incesto, violación, p ornografía,
bestialismo, promiscuidad y prostitución. A todo lo que yo u otras personas hayan hecho ilícitamente para
controlar, nulificar o desbordar mi sexualidad.

En el nombre de Jesucristo, renuncio al culto y veneración a la llamada "santa muerte" o al vampirismo, a


todo encantamiento, invocación y evocación de muertos, a espíritus custodios, guardianes, cósmicos,
protectores, espías, vigilantes, a seres espirituales nombrados "maestros de sabiduría", o a cualquier otro
ser maléfico en forma oculta o manifiesta.

Renuncio a todo acto o juego de mediumnidad, a la ouija, al control mental, al manejo del péndulo, a
instrumentos para encontrar "tesoros ocultos" o dinero enterrado.

Renuncio también a toda clase de adivinación, sortilegio, lectura de cartas, café y caracoles, a toda forma de
astrología, horóscopos o cartas astrales.

Renuncio a los amuletos y talismanes, a las herraduras, pirámides, cuarzos, imanes, agujas, sábilas o ajos con
moños rojos, imágenes de santos mezcladas con tierra de panteón, velas y veladoras de colores "curadas",
fetiches y representaciones de mi persona de cualquier material y forma que se encuentren enterrados o
sean manipulados por mí mismo u otras personas.

Renuncio a toda forma equivocada de "medicina alternativa" que bajo engaños haya ritualizado mi ser al
demonio.

En el nombre de Jesús, renuncio a toda comida o bebida mezclada con brujería que haya yo ingerido, y a
todo lo que haya sido tirado, rociado o untado en mi cuerpo, ropa, zapatos, casa, trabajo, negocio o
cualquier pertenencia u objeto que esté cercano a mí, que haya sido maldecido o consagrado al mal.

En el nombre de Jesucristo denuncio, renuncio y echo fuera de mí a todo espíritu de traición, destrucción,
muerte, esclavitud, ausencia de Dios, miseria, mendicidad, soltería, infelicidad matrimonial, viudez,
orfandad, amargura, envejecimiento o muerte prematura, persecución, problemas con las leyes o la justicia
humana, esterilidad, humillación, rechazo, insomnio, deseos de suicidio, aislamiento, locura, s oledad,
neurosis, depresión, obsesión, miedo, angustia, debilidad, enfermedades crónicas, invalidez, ceguera,
sordera, mudez, falta de olfato, imposibilidad de saborear la comida, insensibilidad, celos, inconformidad,
incapacidad para vivir, conseguir o conservar un trabajo, una pareja, un matrimonio o una familia.

En el nombre de Jesús denuncio, renuncio y echo fuera de mí todo espíritu de alcoholismo o de cualquier
otra adicción, de mal carácter, de falta de memoria, de falta de control y dominio de mi s er, irrealidad,
inconsciencia, envidia, abandono, gula, suciedad, desorden, malos olores crónicos en mi cuerpo, ropa o
casa, de falta de fe, esperanza y caridad, de falta de interés en la vida, de desprecio a la eucaristía y de
aborrecimiento o flojera para tener vida de oración. Corto, destruyo y nulifico los medios a través de los
cuales fueron hechos los daños antes mencionados, si fueron veladoras, fotos, ropa, tijeras, agujas, fetiches,
entierros, lo que haya sido.

Renuncio a lo que en forma consciente o inconsciente haya yo hecho o haya sido hecho por otra persona en
mi nombre para obtener poderes, dinero, éxito, buena suerte o pretender saber el futuro, o bien para
conseguir el amor y la salud propios o ajenos, o tener dominio y control sobre persona s, objetos, animales,
lugares, espíritus y fuerzas de la naturaleza.

Nulifico los efectos de cualquier práctica contraria al compromiso adquirido a través de mi bautismo, de
fidelidad y reconocimiento a Jesucristo como mi único Salvador, a los Sacramentos, a la Virgen María y a la
iglesia católica.

A lo que impida el ejercicio de mi sentido común, capacidad de juicio, entendimiento y voluntad.

Echo fuera de mí todo aquello con lo que haya intentado sustituir el amor y la confianza de Jesús. Renuncio
al rechazo de mis padres desde el instante de mi concepción y durante mi vida en el seno materno.
Renuncio al mal que me causaron por intentar abortarme: con yerbas, sustancias químicas o con objetos
punzo cortantes. Renuncio a todo el rencor que tengo si fui da do en adopción o abandonado sin haber
conocido a mis padres biológicos o a maldiciones recibidas durante mi gestación.
Nulifico por las llagas de Jesús todo mandato de fracaso, muerte en vida y suicidio que hay en mí por estas
causas, la incapacidad para aceptar el amor de Dios, para aceptarme a mí mismo o a las personas, para
estudiar, trabajar y ser feliz.

Renuncio a todo lo que sea contrario a la salud, el respeto y la dignidad que como templo del Espíritu Santo,
necesita todo mi ser y que esté impidiendo relacionarme con Dios, conmigo mismo (a), con mi entorno en
una forma sana, tener una familia unida y un trabajo digno y bien remunerado.

Porque Jesucristo se manifestó para deshacer las obras del diablo: habiendo denunciado, renunciado y
echado fuera de mí todos los espíritus del mal, los envío atados y amordazados a los pies de la Santa Cruz y
les prohíbo regresar.

Habiendo nulificado todos los efectos, causas y consecuencias, tomo autoridad, en el nombre de Jesús, para
que caigan todos los bloqueos , tinieblas y barrer, las que satanás construyó a mi alrededor y le ordenó a
todo ser demoníaco que despojó a mi familia o a mí mismo (a), que nos devuelva, lo que nos quitó.

Padre Santo, te lo ruego, sana toda mi vida, toda mi historia personal, perdóname, ayúdame, libérame,
bendíceme.

Padre Dios, acepto que Tú seas mi Padre, Jesucristo mi Hermano, la Virgen María mi Madre, porque hoy, yo
(dí tu nombre completo) les pertenezco para siempre.

A través de Tu Santo Espíritu, guíame para la reparación de todas las faltas que cometí y enséñame a amar
Tu Voluntad. Gracias Padre.

Amén, amén, amén

ORACIONES CONCLUSIVAS

Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido,
luz que penetras las almas, fuente de mayor consuelo. Tú le das al hombre la sabiduría y la creatividad para
cuidar del jardín y ser señor de lo creado.
Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo; tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de
fuego; gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos. Danos la sabiduría, la ciencia, la inteligencia y
la fuerza para conquistar la tierra prometida. Permítenos conocer tu Palabra, creer en tu Palabra, proclamar
y vivir por tu Palabra.

Entra hasta el fondo del alma, Divina Luz, y enriquécenos. Mira el vacío del hombre si tú le faltas por dentro,
mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento. Nos llamas a ser luz del mundo y sal de la tierra,
inspira nuestro camino, guía y prospera nuestra misión en esta tierra . Consagramos nuestra mente, corazón
y nuestras manos para poder recibir esa vida en abundancia que Cristo compró con su sangre preciosa. Esa
abundancia de pan, de peces, de vino, de bendiciones que recibimos para poder repartir a los que más lo
necesitan.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo. Doma
el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero. Tu perdón limpia el corazón y aclara nuestra visión, para
que como hijos amados, consagrando nuestro servicio y vida a ti, podamos experimentar tu favor, tu gozo y
tu prosperidad, rompiendo cadenas de maldad, y recibiendo las bendiciones del cielo para nosotros y
nuestra descendencia.

Reparte tus siete dones según la fe de tus siervos. Por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito; salva
al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Danos Espíritu Santo un Vino nuevo, que supere todo lo
conocido, haznos nacer del agua y del Espíritu para poder realizar las obras que desde antes nos has
confiado y mandado a realizar, haznos dadores alegres, llénanos para poder compartir de todos los dones
que quieres que repartamos a nuestros hermanos. Confunde la mente del malvado, desbarata sus planes de
destrucción contra mí, líbrame del lazo cazador, y concédeme cumplir mi misión en esta tierra, siendo fiel en
lo poco y en lo mucho, por Cristo nuestro Señor, Amén.

__________

DÍA PRIMERO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.

"Génesis, 26 1.

Hubo hambre en el país, -ésta no se debe confundir con la primera hambruna que hubo en tiempos de
Abrahán- y fue Isaac a Guerar, hacia Abimelec, rey de los filisteos. 2.Se le apareció Yavé y le dijo: «No bajes a
Egipto, quédate en la tierra que yo te diga. 3.Serás forastero en esa tierra, pero yo estaré contigo y te
bendeciré. Pues quiero darte a ti y a tus descendientes todas estas tierras, cumpliendo así el juramento que
hice a tu padre Abrahán. 4.Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y le daré todas esas
tierras. Y por tu descendencia serán bendecidas todas las naciones de la tierra, 5.como premio a la
obediencia de Abrahán, que guardó mis leyes y cumplió mis mandamientos y preceptos.» 6.Isaac, pues, se
estableció en Guerar. 12.Isaac sembró en aquella tierra y cosechó aquel año el ciento por uno. Yavé lo
bendijo 13.de manera que se fue enriqueciendo día a día hasta que el hombre llegó a ser muy rico."
Aquí estoy Señor, necesitado de ti, urgido de ti, mi necesidad me conduce a ti, mi hambre me prepara para
tu manifestación, descubro que tú mismo eres mi respuesta a mi necesidad, a mi pobreza, a mi miseria, tú
mi riqueza, tu mi tesoro. Permanezco en ti, sabiendo que me guiarás, me sustentarás, me pastorearás, me
proveerás, tu favor está sobre mí.

Espíritu Santo, don de Dios al alma mía, pensando en Ti, la emoción y la admiración me embargan. No
encuentro modo de expresar la felicidad íntima que me inunda al saber que eres mi huésped dulcísimo y
vida divina en mí.

Como aguas que desbordan, mi alma queda anegada en el amor, la calma y el deleite de contemplarte. Me
quedo como atónito ante tanta condescendencia; pienso en tu belleza siempre superior a cuanto se pueda
decir o imaginar; pienso en tu inagotable riqueza de gracia, de dones, de virtudes, de felicidad, de frutos y
de beatitud.

Pienso en tu tierna bondad que te impulsa a habitar en mí. Tú tienes todo, tú puedes todo, tú quieres darme
todo. Quedo, Señor, en un estado de conmovida admiración a pesar de mi miseria que me hace ser el último
de la tierra. Te bendigo, te adoro, te doy gracias, te pido todo. Dame todo, oh, Espíritu Santo.

ü Rezar tres veces el Gloria en honor de la Santísima Trinidad, y terminar con las oraciones finales para todos
los días.

__________

DÍA SEGUNDO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.

"Josué, 1 1.

Después de la muerte de Moisés, Yavé habló a Josué, hijo de Nun y ayudante de Moisés, y le dijo: 2.«Ha
muerto mi servidor Moisés; así que llegó para ti la hora de atravesar el río Jordán, y todo el pueblo pasará
contigo a la tierra que yo doy a los hijos de Israel. 3.Yo les doy todos los lugares donde pongan sus pies,
como se lo prometí a Moisés. 4.El territorio de ustedes limitará al norte con el monte Líbano; al sur, con el
desierto; se extenderá al oriente hasta el río grande, el Eufrates, y al occidente, hasta el Mar Grande.

5.Mientras vivas nadie te resistirá. Estaré contigo como lo estuve con Moisés; no te dejaré ni te abandonaré.
6.Sé valiente y ten ánimo, porque tú entregarás a este pueblo la tierra que juré dar a sus padres. Por eso,
ten ánimo y cumple fielmente toda la Ley que te dio mi servidor Moisés. 7.No te apartes de ella de ninguna
manera y tendrás éxito dondequiera que vayas. 8.Leerás continuamente el libro de esta Ley y lo meditarás
para actuar en todo según lo que dice. Así se cumplirán tus planes y tendrás éxito en todo. Yo soy quien te
manda; esfuérzate, pues, y sé valiente.

9.No temas ni te asustes, porque contigo está Yavé, tu Dios, adondequiera que vayas.» 10 .Josué ordenó a
los secretarios del pueblo: 11.«Recorran el campamento impartiendo esta orden: Junten bastante alimento,
porque dentro de tres días pasarán el Jordán y entrarán en posesión de la tierra que les dará Yavé, nuestro
Dios.»"

Espíritu Santo, Dador de los dones, Espíritu de Verdad, amor y santidad, que procedes del Padre y del Hijo y
en todo son iguales, te adoro y te amo con todo mi corazón. Me dispongo a recibirte, todo mi ser tiene sed
de ti, Ven a purificarme, limpiarme y santificarme, me rindo totalmente a ti, reconozco mi pequeñez, mi
pecado, mi debilidad. Me presento delante de ti totalmente necesitado y débil para que tú obres en mi vida
con poder. Reconozco que en mi debilidad se perfecciona tu poder, tu gracia me basta.

Ven, Espíritu Santo, Llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor,
tu Espíritu. Que renueve la faz de la Tierra.

Oh Dios, que llenaste los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo; concédenos que, guiados por
el mismo Espíritu, sintamos con rectitud y gocemos siempre de tu consuelo, para poder consolar a tu
pueblo, para poder amar a tu pueblo y para poder compartir con tu pueblo los dones que tú nos confíes.

Tu que lo aclaras todo Espíritu Santo, Tu que me aclaras todo, que iluminas todos los caminos para que yo
alcance mi ideal. Tu que me das el don Divino de perdonar y olvidar el mal que me hacen y que en todos los
instantes de mi vida estás conmigo.

Quiero en este corto diálogo agradecerte por todo y confirmar que nunca quiero separarme de Ti, por
mayor que sea la ilusión material. Deseo estar contigo y todos mis seres queridos en la gloria perpetua.

Gracias por tu misericordia para conmigo y los mios. Gracias Dios mio.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Rezar tres veces el Gloria en honor de la Santísima Trinidad, y terminar con las oraciones finales para todos
los días.

__________

DÍA TERCERO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.

Isaias 3, 10

"Digan: «Feliz el justo, pues comerá el fruto de sus obras»"


"Salmos, 144 1.Bendito sea el Señor, Roca mía, que mis manos adiestra para el combate y mis dedos para la
batalla, 2.él es mi refugio y mi baluarte, mi fortaleza y mi libertador, mi escudo en que me amparo, él
humilla los pueblos a mis pies. 3.Señor, ¿qué es el hombre para que de él te acuerdes? ¿qué es el hijo de
Adán para que en él pienses? 4.El hombre es como un soplo, sus días como la sombra que pasa. 5.Señor,
inclina tus cielos y desciende, toca los montes para que echen humo. 6.Envía tus relámpagos, dispérsalos,
tira tus flechas y cáusales estragos. 7.Desde lo alto tiéndeme tus manos, sálvame sacándome de las aguas
profundas y de manos de los hijos de extranjeros, 8.cuya boca dice falsedades y su diestra es una diestra de
perjurio. 9.Oh Dios, quiero cantarte un canto nuevo, y tocar para ti en la lira de diez cuerdas, 10.a ti que das
a los reyes la victoria, que salvas a David, tu servidor de la espada que mata 11.# 12.Aquí están nuestros
hijos como plantas que van creciendo desde su niñez, nuestras hijas son columnas angulares esculpidas en el
frontis de un palacio. 13.Están nuestros graneros muy repletos, rebosantes de toda clase de cosechas;
nuestras ovejas se cuentan por miles, por mill ares se ven en nuestros campos; 14.nuestras bestias viajan
muy cargadas. No hay hoyos en los muros ni rendiciones, ni gritos de lamento en nuestras plazas.
15.Dichoso el pueblo que esta suerte tiene, dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor."

Génesis 45,"3.José dijo a sus hermanos: «Yo soy José. ¿Vive aún mi padre?» Ellos quedaban tan aterrados
de verlo que no podían responderle. 4.El les dijo: «Acérquense», y se acercaron. «Yo soy José, su hermano,
el que ustedes vendieron a los egipcios. 5.Pero no se apenen ni les pese por haberme vendido, porque Dios
me ha enviado aquí delante de ustedes para salvarles la vida. 6.Ya van dos años de hambre en la tierra, y
aún quedan cinco en que no se podrá arar ni cosechar.

7.Dios, pues, me ha enviado por delante de us tedes, para que nuestra raza sobreviva en este país: ustedes
vivirán aquí hasta que suceda una gran liberación. 8.No han sido ustedes, sino Dios quien me envió aquí; El
me ha hecho familiar de Faraón, administrador de su palacio, y gobernador de todo el pa ís de Egipto.

9.Vuelvan pronto donde mi padre y díganle: «Esto te manda a decir tu hijo José: Dios me ha hecho dueño de
todo Egipto. 10.Ven a mí sin demora. Vivirás en la región de Gosén y estarás cerca de mí, tú, tus hijos y tus
nietos, con tus rebaños, tus animales y todo cuanto posees. 11.Aquí yo cuidaré de ti, y nada te faltará a ti, a
tu familia, ni a cuantos dependen de ti, durante estos cinco años de hambre que aún quedan."

Espíritu Santo, Dador de los dones, te deleitas en colmarnos de tus bendic iones, pides obediencia, y ordenas
a la bendición que nos dé alcance. Me dispongo a recibirte, lléname con tu presencia de vida, cólmame con
tu fuego purificador y santificador, recibo cada uno de tus dones, cada una de tus gracias, consciente de que
es para bendecir a mi familia y a mi comunidad, a todos tus hijos. Me presento, me deleito en tu pr esencia
sanadora, liberadora, restauradora.

Aprendo a descansar en ti, a confiar en ti, a abandonarme en ti. Aviva el fuego de tu Espíritu en mí, hazme
un Adorador en Espíritu y Verdad. Ven Espíritu Santo, Llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el
fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu. Que renueve la faz de la Tierra.

Señor sigue fluyendo en mi vida como un río, que tus aguas sanadoras me cubran, me sanen, en el cuerpo,
alma y espíritu. Me consagro a ti, mis ilusiones, sueños, pasiones, acciones están totalmente consagradas a
ti. Que todo don que me confíes sea para alabarte más, ser más fiel, ser agradecido, porque sin ti nada
puedo hacer, pero contigo soy más que vencedor; aún en la debilidad soy fuerte, aún en la enfermedad, soy
sano, en la tristeza tengo el gozo del Espíritu Santo.
Tu que lo aclaras todo Espíritu Santo, que nos guías a la verdad absoluta que es Cristo, tú que iluminas
nuestros ojos espirituales para conocer, amar y servir a Jesús, me dejo llevar por ti, todos mis sentidos y
acciones se sujetan al Espíritu Santo. He aquí tu esclavo, Señor, hágase en mí según tu Palabra. Cada paso
que doy, cada pensamiento que tengo, cada intención en mi corazón la coloco a los pies de Cristo. Espíritu
Santo, embriágame de ti, de tu exquisita presencia, enamórame de ti, sedúceme, tómame por completo, me
consagro totalmente al Espíritu Santo. Recibo el Vino Nuevo del Espíritu Santo, que es oportuno, abundante
y exquisito. Dame la sabiduría para buscarte, conocerte y amarte cada día más.

Gracias por tu misericordia para conmigo y los mios. Gracias Dios mio.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

__________

DÍA CUARTO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.

"Deuteronomio, 28 1.Y si tú escuchas de verdad la voz de Yahveh tu Dios, cuidando de practicar todos los
mandamientos que yo te prescribo hoy, Yahveh tu Dios le levantará por encima de todas las naciones de la
tierra, 2.y vendrán sobre ti y te alcanzarán todas las bendiciones siguientes, por haber escucha do la voz de
Yahveh tu Dios. 3.Bendito serás en la ciudad y bendito en el campo. 4.Bendito será el fruto de tus entrañas,
el producto de tu suelo, el fruto de tu ganado, el parto de tus vacas y las crías de tus ovejas. 5.Benditas serán
tu cesta y tu artesa. 6.Bendito serás cuando entres y bendito cuando salgas. 7.A los enemigos que se
levanten contra ti, Yahveh los pondrá en derrota: salidos por un camino a tu encuentro, por siete caminos
huirán de ti. 8.Yahveh mandará a la bendición que esté contigo, en tus graneros y en tus empresas, y te
bendecirá en la tierra que Yahveh tu Dios te da. 9.Yahveh hará de ti el pueblo consagrado a él, como te ha
jurado, si tú guardas los mandamientos de Yahveh tu Dios y sigues sus caminos. 10.Todos los pueblos de la
tierra verán que sobre ti es invocado el nombre de Yahveh y te temerán. 11.Yahveh te hará rebosar de
bienes: frutos de tus entrañas, frutos de tu ganado, y frutos de tu suelo, en esta tierra que él juró a tus
padres que te daría. 12.Yahveh abrirá para ti los cielos, su rico tesoro, para dar a su tiempo la lluvia
necesaria a tu tierra y para bendecir todas tus obras. Prestarás a naciones numerosas, y tú no tendrás que
tomar prestado. 13.Yahveh te pondrá a la cabeza y no a la zaga; siempre estarás encima y nunca deba jo, si
escuchas los mandamientos de Yahveh tu Dios, que yo te prescribo hoy, guardándolos y poniéndolos en
práctica, 14.sin apartarte ni a derecha ni a izquierda de ninguna de estas palabras que yo os prescribo hoy,
para ir en pos de otros dioses a servirl es."

Daniel 3, 49.Pero el ángel del Señor bajó al horno junto a Azarías y sus compañeros, empujó fuera del
horno la llama de fuego, 50.y les sopló, en medio del horno, como un frescor de brisa y de rocío, de suerte
que el fuego nos los tocó siquiera ni les causó dolor ni molestia. 51.Entonces los tres, a coro, se pusieron a
cantar, glorificando y bendiciendo a Dios dentro del horno, y diciendo:
52.«Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres, loado, exaltado eternamente. Bendito el santo nombre de
tu gloria, loado, exaltado eternamente. 53.Bendito seas en el templo de tu santa gloria, cantado, enaltecido
eternamente. 54.Bendito seas en el trono de tu reino, cantado, exaltado eternamente. 55.Bendito tú, que
sondas los abismos, que te sientas sobre querubines, loado, exal tado eternamente. 56.Bendito seas en el
firmamento del cielo, cantado, glorificado eternamente.

57.Obras todas del Señor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 58.Angeles del Señor,
bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 59.Ciel os, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle
eternamente. 60.Aguas todas que estáis sobre los cielos, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle
eternamente. 61.Potencias todas del Señor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 62.Sol y
luna, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente.

63.Astros del cielo, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 64.Lluvia toda y rocío, bendecid al
Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 65.Vientos todos, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle
eternamente. 66.Fuego y calor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 67.Frío y ardor,
bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 68.Rocíos y escarchas, bendecid al Señor, cantadle,
exaltadle eternamente.

69.Hielos y frío, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 70.Heladas y nieves, bendecid al Señor,
cantadle, exaltadle eternamente. 71.Noches y días, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente.
72.Luz y tinieblas, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 73.Rayos y nubes, bendecid al Señor,
cantadle, exaltadle eternamente.

74.Bendiga la tierra al Señor, le cante, le exalte eternamente. 75.Montes y colinas, bendecid al Señor,
cantadle, exaltadle eternamente. 76.Todo lo que germina en la tierra, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle
eternamente. 82.Hijos de los hombres, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 83.Israel,
bendice al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 84.Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor, cantadle,
exaltadle eternamente.

85.Siervos del Señor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 86.Espíritus y almas de los justos,
bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. 87.Santos y humildes de corazón, bendecid al Señor,
cantadle, exaltadle eternamente. 88.Ananías, Azarías, Misael, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle
eternamente. Porque él nos ha arrancado del infierno, nos ha salvado de la mano del la muerte, nos ha
sacado del horno de llama abrasadora, nos ha rescatado de en medio de la llama. 89.Dad gracias al Señor,
porque es bueno, porque es eterna su misericordia."

__________

DÍA QUINTO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.

"Salmos, 128 1.Canción de las subidas. Dichosos todos los que temen a Yahveh, los que van por sus caminos.
2.Del trabajo de tus manos comerás, ¡dichoso tú, que todo te irá bien! 3.Tu esposa será como parra fecunda
en el secreto de tu casa. Tus hijos, como brotes de olivo en torno a tu mesa. 4.Así será bendito el hombre
que teme a Yahveh. 5.¡Bendígate Yahveh desde Sión, que veas en ventura a Jerusalén todos los días de tu
vida, 6.y veas a los hijos de tus hijos! ¡Paz a Israel!"

3 Juan 1:2

Amado, ruego que seas prosperado en todo así como prospera tu alma, y que tengas buena salud.

Salmo 37,4

"4.ten tus delicias en Yahveh, y te dará lo que pida tu corazón."

Jeremías 32,

"17.«Ah, Señor Yavé, tú has hecho los cielos y la tierra con tu inmenso poder y con l a fuerza de tu brazo.
¡Para ti nada es imposible!"

"37.«Yo los reuniré de todos los países adonde los empujé cuando estaba tan enojado, indignado y
encolerizado. Los haré regresar a este lugar y haré que vivan seguros en él. 38.Ellos serán mi pueblo y yo
seré su Dios. 39.Y les daré un solo corazón y una sola manera de vivir, para que guarden siempre mi temor,
para bien de ellos y de sus hijos después de ellos. 40.Pactaré con ellos una alianza eterna y no dejaré de
acompañarlos para hacerles favores. Infundiré mi temor en su corazón para que no se aparten de mí. 41.Me
alegrará hacerles bien, y los plantaré sólidamente en esta tierra, con todo el empeño de mi corazón.» 42.Así
dice Yavé: «Así como mandé sobre este pueblo tanta desgracia, así traeré sobre ellos todo el bien que ahora
les prometo. 43.En aquel tiempo comprarán campos en este país que ustedes consideran como un desierto,
al quedar sin hombres ni animales, a merced de los caldeos. 44.De nuevo se comprarán campos y se
firmarán contratos con sellos y con testigos, tanto en las tierras de Benjamín y en los alrededores de
Jerusalén como en las ciudades de Judá, de la llanura, de los cerros y del sur. Pues yo haré volver a sus
cautivos.» Palabra de Yavé."

AMOS 9,13

«Vienen días en que todavía se estará cosechando el trigo cuando ya será tiempo de arar el campo, y en que
aún no se habrá acabado de pisar las uvas cuando ya será tiempo de sembrar el trigo. Por montes y colinas
correrá el vino como agua.

GENESIS 27 "27.Él se acercó y lo besó. Y cuando Isaac sintió la fragancia de sus vestidos le bendijo así: "Oh, el
olor de mi hijo es como el olor de un campo fértil que el Señor ha bendecido. 28.Dios te dé el rocío del cielo
y la fertilidad de la tierra y abundancia de trigo y mosto. 29.Que los pueblos te si rvan y las naciones se
inclinen ante ti. Sé señor de tus hermanos e inclínense ante ti los hijos de tu madre. Maldito sea el que te
maldiga y bendito el que te bendiga""

__________

DÍA SEXTO
Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los día s.

"Salmos, 126 1.Cuando el Señor hizo volver a los cautivos de Sión, nos parecía estar soñando; 2.nuestra boca

se llenaba de risa y nuestra lengua de gritos de alegría. Entonces entre los paganos se decía: "¡Qué grandes

cosas no ha hecho el Señor por ellos!" 3.Sí, grandes cosas ha hecho el Señor por nosotros, rebosábamos de

gozo. 4.Haz que vuelvan, Señor, nuestros cautivos, como riachuelos en tierras áridas. 5.Los que siembran

entre lágrimas cosecharán entre gritos de alegría. 6.Se van, se van llorando lo s que siembran la semilla, pero

regresarán cantando trayendo sus gavillas."

Job 8,5

"5.Mas si tú a Dios recurres e imploras a Sadday, 6.si eres irreprochable y recto, desde ahora él velará sobre
ti y restaurará tu morada de justicia. 7.Tu pasado parecerá insignificante el lado de tu espléndido futuro."

"11.que bien me sé los pensamientos que pienso sobre vosotros - oráculo de Yahveh - pensamientos de
paz, y no de desgracia, de daros un porvenir de esperanza. 12.Me invocaréis y vendréis a rogarme, y yo os
escucharé. 13.Me buscaréis y me encontraréis cuando me solicitéis de todo corazón; 14.me dejaré
encontrar de vosotros (- oráculo de Yahveh -; devolveré vuestros cautivos, os recogeré de todas las naciones
y lugares a donde os arrojé - oráculo de Yahveh - y os haré tornar al sitio de donde os hice que fueseis
desterrados)."

Josue 14, "6.Se acercaron los hijos de Judá a Josué en Guilgal, y Caleb, hijo de Yefunné el quenizita, le dijo:
«Ya sabes lo que le dijo Yahveh a Moisés, el hombre de Dios, de ti y de mí en Cadés Barnea. 7.Cuarenta años
tenía yo cuando Moisés, siervo de Yahveh, me envió de Cadés Barnea a explorar esta tierra y yo le di un
informe con toda sinceridad. 8.Los hermanos que habían subido conmigo desanimaron al pueblo, pero yo
me mantuve fiel a Yahveh mi Dios. 9.Aquel día Moisés hizo este juramento: "Te juro que la tierra que ha
hollado tu pie será heredad tuya y de tus hijos para siempre. Porque has sido fiel a Yahveh mi Dios." 10.Pues
ahora mira cómo Yahveh me ha conservado con vida según lo prometió. Hace 45 años que Yahveh le dijo
esto a Moisés, cuando Israel iba por el desierto, y ahora tengo 85 años. 11.Todavía estoy tan fuerte como el
día en que Moisés me envió. Conservo todo mi vigor de entonces para combatir y para ir y venir. 12.Da me
ya esta montaña que me prometió Yahveh aquel día. Ya entonces supiste que hay en ella anaquitas y
ciudades grandes y fuertes. Si Yahveh está conmigo, los expulsaré, como me prometió Yahveh.» 13.Josué
bendijo a Caleb, hijo de Yefunné, y le dio Hebrón por heredad. 14.Por eso Hebrón sigue siendo hasta el día
de hoy heredad de Caleb, hijo de Yefunné el quenizita, por haber sido fiel a Yahveh, Dios de Israel. 15.El
nombre primitivo de Hebrón era Quiryat Arbá. Arbá

Espíritu de fortaleza, que has dado a l os mártires la fuerza de morir gozosamente por la causa de Cristo
Señor, infunde en mí este don divino en toda su intensidad.
Sacude mi pereza e indolencia, hazme fuerte para emprender todo lo que el Señor me pide, sin reparar en
sacrificios o fatigas, para gloria tuya y en beneficio espiritual y material de todos los hermanos.

Dame la fuerza de continuar con ardor, sin cansarme, sin abandono, sin posibilidad de descuidar lo que he
comenzado.

Dame firmeza y energía para defender intrépidamente la Iglesia, para afirmar ante todos la integridad de la
fe y la verdadera obediencia al Papa y a los Obispos.

Dame el arrojo sobrehumano del apostolado, que yo persevere hasta el final aunque sea a costa de
cualquier sacrificio o martirio del alma o del cuerpo. Espíritu divino, rodéame con tu omnipotencia,
sosténteme con tu vigor y penétrame de tu invencible fortaleza.

ü Rezar tres veces el Gloria en honor de la Santísima Trinidad, y terminar con las oraciones finales para todos
los días.

__________

DÍA SÉPTIMO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.

Isaías 41 "4.¿Quién lo realizó y lo hizo? El que llama a las generaciones desde el principio: y o,

Y ahveh, el primero, y con los últimos yo mismo. 5.Ved, islas, y temed; confines de la tierra, y

temblad. Acercaos y v enid. 6.El uno ay uda al otro y dice a su colega: «¡Animo!» 7 .Anima el fundidor

al orfebre, el que pule a martillo al que bate en el y unque, diciendo de la soldadura: «Está bien.» Y

fija el ídolo con clavos para que no se mueva. 8.Y tú , Israel, siervo mío, Jacob, a quien elegí,

simiente de mi amigo Abraham; 9.que te así desde los cabos de la tierra, y desde lo más remoto te

llamé y te dije: «Sierv o mío eres tú, te he escogido y no te he rechazado»: 1 0.No temas, que contigo

estoy yo; no receles, que y o soy tu Dios. Y o te he robustecido y te he ay udado, y te tengo asido con

mi diestra justiciera. 11.¡Oh! Se av ergonzarán y confundirán todos los abrasados en ira contra ti.

Serán como nada y perecerán los que buscan querella. 12.Los buscarás y no los hallarás a los que

disputaban contigo. Serán como nada y nulidad los que te hacen la guerra. 1 3.Porque y o, Yahveh tu
Dios, te tengo asido por la diestra. Soy yo quien te digo: «No temas, yo te ayudo.» 14.No temas,

gusano de Jacob, gente de Israel: y o te ay udo - oráculo de Y ahveh - y tu redentor es el Santo de

Israel. 1 5.He aquí que te he convertido en trillo nuevo, de dientes dobles. Triturarás los montes y los

desmenuzarás, y los cerros convertirás en tamo. 1 6.Los beldarás, y el v iento se los llev ará, y una

ráfaga los dispersará. Y tú te regocijarás en Y ahveh, en el Santo de Israel te gloriarás. 17 .Los

humildes y los pobres buscan agua, pero no hay nada. La lengua se les secó de sed. Yo, Yahveh, les

responderé, Yo, Dios de Israel, no los desamparar é. 1 8.Abriré sobre los calveros arroyos y en medio

de las barrancas manantiales. Conv ertiré el desierto en lagunas y la tierra árida en hontanar de

aguas. 1 9.Pondré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivares. Pondré en la estepa el enebro,

el olmo y el ciprés a una, 20.de modo que todos v ean y sepan, adviertan y consideren que la mano

de Y ahv eh ha hecho eso, el Santo de Israel lo ha creado."

Espíritu de verdad y de luz, llama y calor de la luz, luz beatísima, aclara y disipa de mi mente las so mbras del
error y de la duda.

Irradia e ilumina con perfecta claridad lo más íntimo del alma. Haz que yo rechace siempre cada error; que
adhiera fuertemente a la verdad según las enseñanzas de la Iglesia; que ande en tu esplendor.

Vestido de tu santa luz, haz que yo permanezca siempre en tu verdad y pura claridad.

Rezar tres veces el Gloria en honor de la Santísima Trinidad, y terminar con las oraciones finales para todos
los días.

__________

DÍA OCTAVO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.


"Isaías, 49 1.¡Oídme, islas, atended, pueblos lejanos! Yahveh desde el seno materno me llamó; desde las
entrañas de mi madre recordó mi nombre. 2.Hizo mi boca como espada afilada, en la sombra de su mano
me escondió; hízome como saeta aguda, en su carcaj me guardó. 3.Me dijo: «Tú eres mi siervo (Israel), en
quien me gloriaré.» 4.Pues yo decía: «Por poco me he fatigado, en vano e inútilmente mi vigor he gastado.
¿De veras que Yahveh se ocupa de mi causa, y mi Dios de mi traba jo?» 5.Ahora, pues, dice Yahveh, el que
me plasmó desde el seno materno para siervo suyo, para hacer que Jacob vuelva a él, y que Israel se le una.
Mas yo era glorificado a los ojos de Yahveh, mi Dios era mi fuerza.

6.«Poco es que seas mi siervo, en orden a levantar las tribus de Jacob, y de hacer volver los preservados de
Israel. Te voy a poner por luz de las gentes, para que mi salvación alcance hasta los confines de la tierra.»
7.Así dice Yahveh, el que rescata a Israel, el Santo suyo, a aquel cuya vida es despreciada, y es abominado de
las gentes, al esclavo de los dominadores: Verán los reyes y se pondrán en pie, príncipes y se postrarán por
respeto a Yahveh, que es leal, al Santo de Israel, que te ha elegido.

8.Así dice Yahveh: En tiempo favorable te escucharé, y en día nefasto te asistiré. Yo te formé y te he
destinado a ser alianza del pueblo, para levantar la tierra, para repartir las heredades desoladas, 9.para decir
a los presos: «Salid», y a los que están en tinieblas: «Mostraos». Por los camino s pacerán y en todos los
calveros tendrán pasto. 10.No tendrán hambre ni sed, ni les dará el bochorno ni el sol, pues el que tiene
piedad de ellos los conducirá, y a manantiales de agua los guiará. 11.Convertiré todos mis montes en
caminos, y mis calzadas serán levantadas. 12.Mira: Estos vienen de lejos, esos otros del norte y del oeste, y
aquéllos de la tierra de Sinim. 13.¡Aclamad, cielos, y exulta, tierra! Prorrumpan los montes en gritos de
alegría, pues Yahveh ha consolado a su pueblo, y de sus pobres s e ha compadecido.

14.Pero dice Sión: «Yahveh me ha abandonado, el Señor me ha olvidado.» 15.- ¿Acaso olvida una mujer a su
niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ésas llegasen a olvidar, yo no te
olvido. 16.Míralo, en las palmas de mis manos te tengo tatuada, tus muros están ante mí perpetuamente.
17.Apresúrense los que te reedifican, y salgan de ti los que te arruinaron y demolieron.

18.Alza en torno los ojos y mira: todos ellos se han reunido y han venido a ti. ¡Por mi vid a! - oráculo de
Yahveh - que con todos ellos como con velo nupcial te vestirás, y te ceñirás con ellos como una novia.
19.Porque tus ruinas y desolaciones y tu tierra arrasada van a ser ahora demasiado estrechas para tanto
morador, y se habrán alejado tus devoradores. 20.Todavía te dirán al oído los hijos de que fuiste privada: «El
lugar es estrecho para mí, Cédeme sitio para alojarme.» 21.Y dirás para ti misma: «¿Quién me ha dado a luz
éstos? Pues yo había quedado sin hijos y estéril, desterrada y aparte, y a éstos ¿quién los crió? He aquí que
yo había quedado sola, pues éstos ¿dónde estaban?»

22.Así dice el Señor Yahveh: He aquí que yo voy a alzar hacia las gentes de mi mano, y hacia los pueblos voy
a levantar mi bandera; traerán a tus hijos en brazos, y tus hijas serán llevadas a hombros. 23.Reyes serán tus
tutores, y sus princesas, nodrizas tuyas. Rostro en tierra se postrarán ante ti, y el polvo de tus pies lamerán.
Y sabrás que yo soy Yahveh; no se avergonzarán los que en mí esperan. 24.¿Se arrebata al valiente la presa,
o se escapa el prisionero del guerrero? 25.Pues así dice Yahveh: Sí, al valiente se le quitará el prisionero, y la
presa del guerrero se le escapará; con tus litigantes yo litigaré, y a tus hijos yo salvaré. 26.Haré comer a tus
opresores su propia carne, como con vino nuevo, con su sangre se embriagarán. Y sabrá todo el mundo que
yo, Yahveh, soy el que te salva, y el que te rescata, el Fuerte de Jacob."

Espíritu purificador, purifícame de cada mancha. Santifícame y dame las virtudes de Jesús, sus mismas
intenciones y disposiciones interiores. Seas en mí el mismo Espíritu de Jesús. Comunícame hacia Jesús el
mismo amor con el que el Padre ama a su Hijo divino y dame la misma atracción que el Padre siente hacia su
amadísimo y carísimo Hijo Jesús.

Rezar tres veces el Gloria en honor de la Santísima Trinidad, y terminar con las oraciones finales para todos
los días.

__________

DÍA NOVENO

Comenzar con las oraciones preparatorias para todos los días.

Lucas 5, 1 La gente se agolpaba junto a é para escuchar la palabra de Dios, mientras él estaba a la orilla del

lago de Genezaret. 2 Vio dos barcas junto a la orilla, pues los pescadores se habían bajado y estaban lavando

las redes. 3 Subiendo a una de las barcas, la de Simón, le pidió q ue se apartase un poco de tierra. Se sentó y

se puso a enseñar a la gente desde la barca. 4 Cuando acabó de hablar, dijo a Simón:

-Boga lago adentro y hecha las redes para pescar.

5 Le replicó Simón:

-Maestro, hemos bregado toda la noche sin cobrar nada; pero, ya que lo dices, echaré las redes.

6 Lo hicieron y capturaron tal cantidad de peces que reventaban las redes. 7 Hicieron señas a los socios de
la otra barca para que fueran a echarles una mano. Llegaron y llenaron las dos barcas, que casi se hundí an.
8 Al verlo, Simón Pedro cayó a los pies de Jesús y dijo:

-Apártate de mí, Señor, que soy un pecador.

9 Pues el estupor se había apoderado de él y de todos sus compañeros pro la cantidad de peces que habían
pescado. 10 Lo mismo sucedía a Juan y Santiago, que eran socios de Simón. Jesús dijo a Simón:

-No temas, en adelante pescarás hombres.

11 Entonces, atracando las barcas en tierra, lo dejaron todo y le siguieron.

Espíritu santo, te suplico de iluminar mi mente con la claridad de tu luz, necesa ria para mí y para los que a
mí se dirigen, y de sostener mi débil voluntad con gracias de amor y de fortaleza.

Divino santificador, condúceme a la cumbre de la santidad, por medio del trabajo continuo, paciente, dócil a
tus premuras.

La santidad eres tú y yo debo dejarte vivir en mí, favoreciendo tu obra de perfección.


Divino renovador, renueva todo, elimina cada mal, cada peligro, cada maldad, haz todo nuevo en mí,
purifícame, hazme todo santo.

Divino vivificador. Alma de mi alma, dame la fuerza de testimoniar y glorificar siempre, junto a ti, el Hijo
divino y de vivir para su gloria y de morir en su amor.

Divino donador, dame tus dones para contemplar a Dios en la luz de sus misterios, para comprender el
verdadero valor de la vida, y de las cosas, y para amar a todos con pura caridad como si ya estuviera en el
cielo. Gracias. Amén.

Padre, si es posible aparta de mi este cáliz, más no se haga mi voluntad sino la tuya

Espíritu Santo si es posible aparta de mí este cáliz, más no se haga mi voluntad sino la tuya

Jesús Amado, si es posible aparta de mí este cáliz, más no se haga mi voluntad sino la tuya.

Recibo tu gracia, tu gracia me basta, se que en mi debilidad se perfecciona tu pod er, en mi pobreza se
manifiesta tu riqueza, en mi enfermedad: tu sanidad. En mi soledad tu presencia que llena todo vacío. En mi
humildad, tu grandeza

Estoy abierto a tu gracia, recibo tu favor, tu presencia que es vida en abundancia, que es plenitud, recibo
como Abraham, Isaac y Jacob tu bendición y prosperidad. De lo que yo haga hoy, hablarán mis generaciones,
serán benditas y heredarán el gozo, la paz y la bendición que tú me das. He aquí la esclava del Señor, hágase
en mí según tu Palabra.

Hoy se completaron los días de Pentecostés, aleluya; hoy se reproducen los felices gozos, cuando el Espíritu
Consolador bajó sobre sus Apóstoles, aleluya; hoy, rayando el resplandor del divino fuego, reposó el Espíritu
Santo en forma de lenguas sobre ellos, aleluya; hoy les hace fecundos en palabras, les inflama de su amor y
les llena de' sus innumerables carismas, aleluya, aleluya.

Números 6,"24.«¡Yavé te bendiga y te guarde! 25.¡Yavé haga resplandecer su rostro sobre ti y


te mire con buenos ojos! 26.¡Yavé vuelva hacia ti su rostro y te dé la paz.»"

ORACIÓN

Oh Dios, que habéis instruido en este día los corazones de los fieles con la sabiduría del Espíritu Santo,
dadme el sentir rectamente con este mismo Espíritu, y gozar siempre de su consolación. Por Jesucristo
Señor nuestro, tu Hijo, que vive contigo y reina en la unidad del mismo Espíritu Santo, Dios por todos los
siglos de los siglos. Amén.