Anda di halaman 1dari 5

BORGES Y LOS OVNIS

27 agosto, 2019

“¿Cómo van a ponerse de acuerdo personas de Canadá, de Rusia, de Hungría, de


América del Sur, para inventar una misma ficción?”, le contestó Jorge Luis Borges al
periodista rosarino Carlos Del Frade cuando lo interrogó sobre los ovnis, hace 38
años. Las respuestas del escritor no son las de un escéptico.

Borges y Del Frade. En el Hotel Crillón de Rio Cuarto, a fines de 1981. El Congreso de la FAECE
tuvo lugar durante los días 4, 5 y 6 de diciembre de ese año.

Podrían haber estado conversando sobre “una pequeña esfera tornasolada de casi
insoportable fulgor”. Pero no hablaban de El Aleph, la representación que Jorge Luis
Borges sitúa en el sótano de la casa de Beatriz Viterbo en la calle Garay, lejos del Cielo.
El tema podría haber sido el planeta espejo que es y no es la Tierra descripta en Tlön,
Uqbar, Orbis Tertius (1940). Pero tampoco: esa fantasía abrumadora que transforma a
Tlön en un sitio verosímil tiene más que ver con el planeta Ummo, un invento que,
como todo buen ufólogo sabe, es ajeno al fenómeno ovni. O a los mundos angelicales
y diabólicos de Swedenborg, tema que Borges había abordado poco tiempo antes, en
una conferencia que dictó en la Universidad de Belgrano el 9 de junio de 1978.
¿Qué pensaba Borges, entonces, sobre los platos voladores?

En 1981, Carlos Del Frade logró conversar con el autor de “Historia de la eternidad”
(1936) en un hotel de Río Cuarto, provincia de Córdoba. El periodista, con 18 años de
edad, participaba en el Quinto Congreso Nacional de Ovnilogía organizado por la

1
delegación de Río Cuarto de Federación Argentina de Estudios de la Ciencia
Extraterrestre (FAECE).
El escritor visitaba casualmente la ciudad cordobesa y el pichón de periodista, cuando
se enteró que se hospedaba en su hotel, le fue a preguntar a Borges lo que a nadie,
hasta donde sabemos, se le ocurrió preguntar (*). Por entonces, Del Frade era ufólogo.
Era parte del grupo Investigación de Vida Extraterrestre (IVE) y estaba allí para hablar
sobre un extraño “ser de las montañas”. Le faltaban algunos años para ser el
periodista, el escritor, el diputado por el Frente Social y Popular (FSP) en la Provincia
de Santa Fe que es ahora.

En 1983, Del Frade escribió:

Indiscutiblemente, el fenómeno ovni constituye, duda de por medio, uno de los hechos
más enigmáticos de nuestro tiempo.

Un misterio que hace preguntar acerca de su existencia y, desde luego, de su


procedencia. Se constituye de esta manera en un elemento intelectual y es imperioso
para los pensadores de nuestro tiempo tomar alguna actitud al respecto.

Podemos disentir con él, pero Jorge Luis Borges representa uno de los ejemplos más
claros de aquella búsqueda del hombre por encontrar las respuestas a las preguntas de
todas las épocas. Sus conceptos, por sobre toda su obra, merecen atención y más
cuando habla sobre los ovnis y los seres extraterrestres.

“…ojalá sea cierto, porque imagínese que tiene que haber seres tutelares que nos
ayudan. Creo o trato de creer; por otra parte me parece muy raro que personas de
países tan distantes se pongan de acuerdo para urdir semejantes fábulas, además,
¿por qué no?

Sería un hecho verosímil, y desde luego benéfico, ya que nadie supone que sean
enemigos, y si fueran enemigos también serían mejor (N. del E.: mejores) porque
éticamente ellos serían superiores, desde luego que científicamente lo son. En cuanto a
mí, no siento la menor duda de que sea así y ojalá sea así, y ojalá se sienta su presencia
muy pronto, ya que somos un mundo enloquecido, y ellos podrían salvarnos, es una
esperanza, y no es una esperanza tan inverosímil, yo creo que no, yo creo que tenemos
derecho de creer en eso. ¿Cómo van a ponerse de acuerdo personas de Canadá, de
Rusia, de Hungría, de América del Sur, para inventar una misma ficción?”.

El reportaje completo fue publicado en la revista Temas de Rosario en 1981. Solo


accedimos al párrafo incluido en el Boletín Informativo Año V Nro 5 (1983) de la
Federación Argentina de Estudios de la Ciencia Extraterrestres (FAECE).
(*) Apostilla de Néstor Berlanda: parte de los rosarinos que asistieron al Congreso,
organizado por ya fallecido Mario Luis Bracamonte, presidente del Círculo Ovnilógico
Riocuartense y delegado local de la FAECE, se alojaron en el Hotel Crillón, donde se
hospedaba Borges. Estaban, aparte de Del Frade, Sergio Rinaldi, Orlando
Mastruantonio y el propio Berlanda. Según el original que aun archiva del Grupo IVE,
la entrevista tuvo lugar el 5 de diciembre de 1981. ¡Muchas gracias por el aporte!

2
RELACIONADAS
Por qué soy de Borges
El Señor de Ummo ha muerto
Queremos leer “Pablo Katchadjian desprocesado”
La Novena Conspiración

3
4
¿Cómo ayudar a Factorelblog.com? Compartiendo nuestras publicaciones,
siguiéndonos en Twitter o en Facebook, suscribiéndote para recibir notificaciones de
cada nueva publicación o convirtiéndote en anunciante. Si te gustaría hacer otro tipo
de aportes, enviá un comentario privado aquí o al mail: aagostinelli@gmail.com