Anda di halaman 1dari 4

LA LÚDICA EN EL DESARROLLO DE UNA SOCIEDAD

Presentado por:
JULIANA MARIA GONZALEZ DIAZ

Presentado a:
MG. EDUARDO ANTONIO PEREZ RESTREPO

ESPECIALIZACION EN LUDICA EDUCATIVA


FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN, HUMANIDADES Y ARTES
CARTAGO, MAYO 5 DE 2019
LA LÚDICA EN EL DESARROLLO DE UNA SOCIEDAD

Desde la infancia, las primeras palabras que un niño aprende y entiende con mayor
facilidad es “Juego”. Frases diarias en la vida de un niño están alrededor de esta
palabra, “quiero jugar”, “¿jugamos?”, “estoy jugando”, frases que estan por encima
de cualquier otra circunstancia dentro de la vida de los pequeños. El autor Cagigal
(1981) afirma que los pequeños usan esta palabra con tan gran facilidad que no
tienen dificultades en usarlas, sin errar su enfoque en el contexto social. Se puede
decir que juego o jugar es algo primordial en el ser humano, difícil de definir por su
uso constante y tan natural en las sociedades, una acción que se emplea durante
toda la vida consciente e inconscientemente.
Por su parte, se puede usar la definición de Huzinga (2005) que se refiere a la lúdica,
concepto muy cercano al juego, como una actividad complementaria del desarrollo
del ser humano dándole sentido a la vida, enriqueciendo diariamente, una palabra
que esta como función cultural dentro de una conexión social. Es que la lúdica es
una manera de vivir la cotidianidad proporcionando del desarrollo de las aptitudes,
las relaciones y el sentido de humor de las personas. Así mismo, Motta (2004)
plantea la lúdica como un procedimiento pedagógico, un acto dentro de los
profesores, que a su vez son la segunda “casa” de los niños durante su crecimiento
y desarrollo cognitivo, social y espiritual. Por ende, es relevante plantear la siguiente
pregunta: ¿Qué importancia tiene la lúdica en el desarrollo de las sociedades?
Siguiendo este orden de ideas, un ejemplo claro para ver la lúdica en el desarrollo
de sociedades son las “Ciudades Lúdicas”, que parte de la base de que el ocio y la
recreación son derechos fundamentales puesto que no son pensadas solo en el
acceso a las practicas lúdicas como recreación, sino que también dan un proceso
de sensibilización y concienciación de las personas que deben decidir en estos
procesos, es decir las que se orientan hacia la generación de condiciones y
oportunidades para que las personas accedan a las practicas que posibilitan el
desarrollo humano y por ende, ciudadano. Es así, que las ciudades lúdicas como lo
expone Abad (2011) en su trabajo “La ciudad lúdica: interpretación creativa de los
espacios urbanos a través del juego” presentan una importancia en el desarrollo de
sociedades porque se basa en la búsqueda de vínculos de integración,
comunicación, participación y socialización de los involucrados mediante el uso de
características lúdicas en el espacio público. Ejemplos como la implementación de
mesas de pin pong en un solar en estado de abandono, al igual que los juegos y
talleres en espacio público mediante el uso de colores, números y formas
geométricas para la infancia destinando un desarrollo fuera de la escuela y casa
donde los niños y adolescentes pueden presentar una repelencia.
Además, siguiendo con las ciudades lúdicas, el “playground Buga Garden Show de
Rainer Schmidt (2005)” en Munich, Alemania crea un espacio de juego con
materiales naturales y coloridos para la interpretación infantil del espacio,
generando de esta manera un desarrollo social porque hace que los niños y niñas
abran las vías de comunicación entre ellos, están dentro de una pequeña sociedad,
respetando limites viales.
Un ejemplo muy colombiano de como la lúdica influye en el desarrollo de una
sociedad, por así decirlo, se da en los centros comerciales de nuestras ciudades,
donde existe un espacio llamado “Diver City, una ciudad divertida” que no es más
que una simulación de una sociedad desarrollada pero con características infantiles,
para que los niños a través de los juegos aprendan como se convive en sociedad y
como se dan las diferentes interacciones de la misma por medio de un juego de
roles, donde los niños toman un rol en una sociedad infantil simulando la sociedad
actual. Es así como se ve que en final de cuentas se puede por medio de la lúdica
generar una enseñanza de una mejor sociedad cuando este juego es guiado con
base en los buenos valores.
Otro aspecto importante de la lúdica en el desarrollo de sociedades es el uso de
esta para fortalecer la convivencia escolar, un lugar donde se presentan situaciones
de agresividad verbal, física y social, por la constante interacción entre diferentes
niños con un crecimiento social y personal cambiante para cada niño o niña. De esta
manera, la lúdica mediante el juego tiene un desarrollo social de los niños ya que
permite que el uso de estrategias de convivencia se mezclen dentro las actividades
lúdicas para darle a los pequeños una idea, no directa sino mediante lo que les
gusta (el juego), para la conciliación, la apropiación y el respeto de los derechos
humanos. Todo esto, evidenciado mediante las diferentes estrategias lúdicas que
mejoran la percepción de la disminución de conflictos en la convivencia después de
los juegos lúdicos, es claro siempre que dichas actividades le dan a los niños y niñas
una explicación correcta de lo que se debe hacer o no dentro de una sociedad, en
este caso particular la de un salón de clases.
Por su parte está la socialización política en niños de primera infancia mediante lo
lúdico, lo cual desarrolla el primer símbolo de relación entre sujetos, generando un
encuentro con los valores, actitudes y aproximaciones afectivas que enmarcan un
sistema social y político dado que el niño a través de lo lúdico crea una relación de
espacio, trabajo en equipo, respeto por el otro, toma de decisiones mediante el
modelaje de la relación de poder y social. Así mismo, estos talleres alternativos
donde la metodología es la lúdica evidencia el desarrollo social mediante los
elementos de diversidad, empoderamiento y sensibilidad que conforman la
socialización política en los seres humanos. Todo esto puesto que la socialización
política permite que el niño y la niña afronten a futuro la relación social dentro de los
conceptos políticos y de leyes que enmarcan un marco para cualquier sociedad.
En conclusión, la importancia de lo lúdico para el desarrollo social está basado en
que esta alternativa de talleres generan en los participantes un entendimiento de
conceptos claves para exhibir en una sociedad, es decir, los niños, niñas,
adolescentes van a clarificar la idea de los espacios, el respeto y conocimiento de
los derechos fundamentales, el orden y la jerarquía social, la sana convivencia, el
desarrollo afectivo como una participación colectiva, los afectos entre personas y lo
más importante la comunicación asertiva entre los que serán más adelante el
presente de una sociedad. De esta manera, se puede decir que la importancia de la
lúdica para el desarrollo social se basa en que es el juego la puerta para que los
niños y niñas se abran al conocimiento de las correctas acciones sin impedimentos
educativos como lo son las clases magistrales.

Bibliografía
Abad, J. (Septiembre de 2011). La Ciudad Lúdica: interpretación creativa de los espacios urbanos a
través del juego. Revista Creatividad y Sociedad, 39.

Diaz, Y. (2011). La dimensión lúdica como potenciadora de la socialización política de los niños y
niñas en la primera infancia. Red Childwatch.

Huzinga, J. (2005). Homo Ludens: el juego y la cultura. México: Fondo de Cultura Económica.

Motta, C. (2004). Fundamentos de la educación. Colombia: Cerlibre.

Posso, P., Sepulveda, M., Navarro, N., & Laguna, C. (2015). La lúdica como estrategia pedagógica
para fortalecer la convivencia escolar. Lúdica pedagógica(21), 163-174.