Anda di halaman 1dari 6

PRINCIPIOS DE HENRY FAYOL

DIVISIÓN DEL TRABAJO

La correcta delimitación y división de funciones es


primordial para el buen funcionamiento de la empresa. Se
debe explicar claramente el trabajo que cada colaborador
debe desempañar. Además, se debe aprovechar la
especialización del personal para aumentar la eficiencia Se
aplica a muy diversos aspectos del proceso productivo y a sus
repercusiones sociales. Sobre todo, está estrechamente ligado
a la división de la sociedad en categorías sociales, a la distinción entre trabajadores
manuales e intelectuales, entre ciudad y campo, etc.

EJEMPLO:
En las organizaciones puede hacerse de tres maneras:

 Se puede dividir el trabajo en distintas especialidades personales; así, se piensa


en los contables, los ingenieros, los científicos, los médicos y la variedad de
especialidades que existen en las organizaciones y en la vida cotidiana.

AUTORIDAD / RESPONSABILIDAD

A pesar de que el cargo otorga la autoridad formal, no


siempre se tendrá obediencia si no existe la capacidad de
liderazgo. Por ello, es necesario tener la capacidad de dar
órdenes y que ellas se cumplan. La autoridad conlleva
responsabilidad por las decisiones tomadas.
De acuerdo con este principio, la autoridad y la
responsabilidad deben ir de la mano. Significa que solamente puede responsabilizar a un
individuo particular por un trabajo que se le asignó, si también le dio la autoridad suficiente
para descargar esa responsabilidad No es correcto responsabilizar a una persona por un
trabajo en ausencia de autoridad. De acuerdo con Fayol, “el resultado de la autoridad es la
responsabilidad. Cuando la autoridad se usa, la responsabilidad nace automáticamente.”
EJEMPLO:
Por ejemplo, el Gerente General de una compañía ha duplicado la meta de ventas para el
siguiente año. Para lograr este objetivo, debe darle autoridad al Gerente de Ventas para
contratar nuevos representantes de ventas y realizar publicidad de acuerdo con la
necesidad. Si la autorización para llevar a cabo estas cosas no es proporcionada, el
Gerente de Ventas no puede ser responsabilizado por no alcanzar la meta.
DISCIPLINA

Cada miembro de la organización debe respetar las reglas de la


empresa, como también los acuerdo de convivencia de ella. Un
buen liderazgo es fundamental para lograr acuerdos justos en
disputas y la correcta aplicación de sanciones. La disciplina es
esencial en cualquier trabajo exitoso. Fayol considera que la
disciplina significa obediencia, respeto de la autoridad y
observancia de las reglas establecidas.
Ejemplo:
Por ejemplo, si los empleados rompen su promesa de trabajar a su mayor capacidad,
equivaldría a una violación de su obediencia. O si un gerente tiene autoridad de realizar
ventas al crédito, pero únicamente ofrece esta facilidad a sus familiares y amigos,
equivaldría a ignorar su respeto por su autoridad.

.
UNIDAD DE MANDO

Cada empleado debe recibir órdenes de un sólo superior. De esta


forma, se evitan cruces de indicaciones a modo de fuego
cruzado. La unidad de mando es uno de los catorce principios de
gestión de Henri Fayol. Este principio establece que solo debe
haber un superior para un subordinado. Es decir, un empleado o
trabajador no debe tener muchos jefes o superiores Si un
empleado o subordinado tiene que trabajar bajo la influencia de muchos jefes o superiores,
esto crea una situación confusa, un dilema y un desorden. Esto también afecta la eficiencia
general, la productividad y el beneficio de la organización.
Ejemplo: Cuanto más se especialicen las personas, con mayor eficiencia desempeñarán su
oficio. Este principio se ve muy claro en la moderna línea de montaje.
UNIDAD DE DIRECCIÓN

Se debe generar un programa para cada actividad. Todo objetivo de


tener una secuencia de procesos y plan determinado para ser
logrado. Además, de contar con un administrador para cada caso.
Es esta la condición necesaria de la unidad de acción, de la
coordinación de fuerzas, y de la convergencia de esfuerzos.
Un cuerpo de dos cabezas es, en el mundo social como en el mundo animal, un monstruo.
No vale la pena de que viva. Es necesario no confundir Unidad de dirección (un solo jefe,
un solo programa) con Unidad de mando (un agente no debe recibir ordenes sino de un solo
jefe). La unidad de dirección de crea mediante una buena constitución del cuerpo social; la
unidad de mando depende del funcionamiento del personal"
Ejemplo

Las operaciones que tienen un mismo objetivo deben ser dirigidas por un solo gerente que
use un solo plan
SUBORDINACIÓN DEL INTERÉS PARTICULAR AL
GENERAL

Deben prevalecer los intereses de la empresa por sobre las


individualidades. Siempre se debe buscar el beneficio sobre la
mayoría. El interés de un subordinado o de un grupo de
subordinados no debe prevalecer sobre el interés de la empresa;
esto significa que el interés de la familia debe predominar sobre
el interés de los miembros. Se deben hacer a un lado la ambición, el egoísmo, la pereza y
todas las pasiones humanas que afectan el desarrollo de una organización.
Ejemplo:
Si un gerente se encuentra en la posición de tomar una decisión que podría dañarlo
personalmente pero cuyo resultado beneficia a la empresa, lo correcto sería que tome la
decisión. Por el contrario, si una decisión ayuda al gerente de manera personal pero resulta
en una pérdida para la empresa, dicha decisión nunca debería de ser tomada.

REMUNERACIÓN ADECUADA Y EQUIDAD

Todo empleado debe tener clara noción de su remuneración y


debe ser asignada de acuerdo al trabajo realizado. Los beneficios
de la empresa deben ser compartidos por todos los trabajadores.
Lo habitual es que la remuneración adquiera la forma de un
sueldo o salario mensual. Esto quiere decir que, al final de cada
mes, el trabajador recibe una remuneración fija por las tareas
realizadas. Más allá de lo estable que pueda resultar la remuneración, la suma percibida por
el individuo puede variar cada mes al incluir variables como el premio por recentismo o las
comisiones por venta. Ejemplo:
Supongamos que las cosas marchan bien y la compaña está logrando buenos ingresos. En
tal situación, la remuneración de los empleados debiera incrementarse sin que éstos siquiera
deban solicitarlo. Si esto no se hace, los empleados dejarán la empresa a la primera
oportunidad y se tendrá que incurrir en gastos de contratación y entrenamiento de nuevo
personal que significarán una pérdida para la empresa y una merma en la eficiencia.

CENTRALIZACIÓN
Toda actividad debe ser manejada por una sola persona. Aunque
gerentes conservan la responsabilidad final, se necesita delegar a
subalternos la capacidad de supervisión de cada actividad. Fayol
creía que los gerentes deben conservar la responsabilidad final
pero también necesitan dar a su subalterna autoridad suficiente
para que puedan realizar adecuadamente su oficio. El problema
consiste en encontrar el mejor grado de Centralización en cada
caso. Sin usar el término “centralización de autoridad”, Fayol se
refiere al grado en que la autoridad está concentrada o dispersa.
Las circunstancias individuales determinarán el grado que “dará la mejor producción
general”.

Ejemplo:
Las gobernaciones locales acatan y dependen de las órdenes del gobierno nacional.

JERARQUÍA
El organigrama y jerarquía de cargos debe estar claramente
definidos y expuestos. Desde gerentes a jefes de sección, todos
deben conocer a su superior directo y se debe respetar la autoridad
de cada nivel. La jerarquía está formada normalmente por un grupo
singular y de poder en la parte superior con los niveles posteriores
por debajo de ellos. Este es el modo dominante de organización
entre las grandes organizaciones; mayoría de las empresas, los
gobiernos y las religiones organizadas son las organizaciones jerárquicas, con diferentes
niveles de gestión, poder o autoridad
Ejemplo:
Las decisiones en cuanto a la determinación de objetivos, políticas y expansión del negocio
deben permanecer en manos de los superiores. Mientras que la autoridad para comprar
insumos y dar permisos a los empleados debe ser delegada a los subordinados.

ORDEN
Cada empleado debe ocupar el cargo más adecuado para él.
Todo material debe estar en el lugar adecuado en el momento
que corresponde.
Los materiales y las personas deben estar en el lugar adecuado
en el momento adecuado. En particular, cada individuo debe
ocupar el cargo o posición más adecuados para él. Al dividir el
orden en “material” y “social”, Fayol sigue el sencillo adagio de
“un lugar para todas las cosas y todas las cosas en su lugar”. Esto es, en esencia, un
principio de organización en el arreglo de cosas y personas.
Ejemplo:
Si una organización no trabaja de forma ordenada, habrá caos. Mantener el orden material y
social asegura que todos en la organización conozcan su lugar de trabajo, lo que cada quien
debe hacer y de donde debe obtener el material requerido. Consecuentemente, todos los
recursos en la organización serán utilizados apropiadamente.

EQUIDAD:

Todo líder debe contar con la capacidad de aplicar decisiones


justas en el momento adecuado. A su vez, deben tener un trato
amistoso con sus subalternos.
Los administradores deben ser amistosos y equitativos con sus
subalternos. La lealtad y la devoción deberán obtenerse del
personal mediante una combinación de amabilidad y justicia por parte de los gerentes
cuando traten con los subordinados.
Ejemplo: Un obrero termina 10 unidades de un producto en un día. Otro obrero que es
pariente del supervisor completa solo 8 unidades, pero recibe la misma remuneración que el
primero. Esto viola el principio de equidad. El segundo obrero debería recibir menos
remuneración que el primero.

ESTABILIDAD
Una alta tasa de rotación de personal no es conveniente para
un funcionamiento eficiente de la empresa. Debe existir una
razonable permanencia de una persona en su cargo, así los
empleados sentirán seguridad en su puesto.
Los administradores deben realizar un esfuerzo por reducir la
rotación de personal. Naturalmente, si hay demasiada
rotación, se perderá mucho tiempo en capacitación y
entrenamiento y subirán los costos. A los costos de
reclutamiento y selección se debe sumar el aumento en errores y defectos en la producción
y el sentimiento de inestabilidad en los empleados. La retención de empleados productivos
debe ser prioritaria.
EJEMPLO: Entre menos rotación, mejores son las ganancias.
Una alta rotación significa un aumento de los costos de reclutamiento, selección,
capacitación, entrenamiento, rechazos por productos defectuosos.

INICIATIVA: Se debe permitir la iniciativa para crear y llevar


a cabo planes, dando libertad a los subalternos para que
determinen cómo realizar ciertos procedimientos. Junto con
esto, se debe tener en cuenta que en ocasiones se cometerán
errores.

Los empleados deben tener la suficiente libertad para planificar


sus labores y llevarlas a cabo, siempre dentro de los límites de
la autoridad y disciplina. Los gerentes deben abandonar su falso sentido del prestigio para
alentar la iniciativa en los empleados y animarlos a expresar nuevas ideas. Esto motiva el
interés y el involucramiento de los empleados, lo cual crea un valor agregado para la
empresa y termina por convertirse en una fortaleza para la organización.
Ejemplo:

Google, Apple y Amazon son algunas de las empresas que han implementado este principio
de Fayol. En Google, los desarrolladores e ingenieros tienen un tiempo para distraerse y
relajarse mientras piensan en ideas innovadoras que puedan convertirse en productos para
Google. Lo mismo sucede en Apple y Amazon. Al alentar la iniciativa de los empleados, el
nivel innovador de esas empresas es elevado.
ESPIRITU DE EQUIPO
El trabajo en equipo siempre es indispensable. Se debe
promover el trabajo colaborativo, que también ayuda a generar
un mejor ambiente laboral.
e acuerdo con este principio, el administrador debe esforzarse
continuamente por desarrollar un espíritu de equipo,
cooperación y unidad entre sus subordinados. Para lograrlo, el
primer paso es utilizar la palabra “nosotros” en vez de “ustedes” al hablar con ellos.
El espíritu de equipo es la unión entre la gerencia y los empleados de la empresa, que lleva
a que una organización se sienta orgullosa de lo que hace logrando lealtad de sus
empleados y clientes. Contribuye a la cultura organizacional y crea una atmósfera de
confianza mutua y entendimiento.

Ejemplo:

La cohesión entre los empleados es una fuente de gran fortaleza para la organización y una
cualidad en los negocios exitosos. El espíritu de equipo le da una verdadera ventaja
competitiva a la organización porque significa que los empleados son entusiastas, están
motivados y harán lo que sea por la empresa o la gerencia.