Anda di halaman 1dari 2

ELEMENTO 7

DESCRIPCIÓN

El elemento 7 comprende en principio las cuentas que se utilizan para el reconocimiento de los
ingresos, vale decir, a los incrementos en los beneficios económicos producidos a lo largo del
período contable, en forma de entradas o incremento de valor de los activos, o bien en
decrementos de las obligaciones que dan como resultado aumentos del patrimonio neto.
Sostenemos que en principio el elemento 7 se identifica con el reconocimiento de ingresos, toda
vez que se exponen cuentas del citado Elemento que, en rigor, no suponen ingresos, sino que
por el contrario resultan siendo empleadas como cuentas “correctoras” o de “balance de
gastos”. Comprende las cuentas de gestión de ingresos por la explotación de la actividad
económica de las empresas y se clasifican de acuerdo con su naturaleza.

Ingresos o ganancias:

 Cuenta 70
 Cuenta 73
 Cuenta 74
 Cuenta 75
 Cuenta 76
 Cuenta 77

Cuentas de transferencia:

 Cuenta 78
 Cuenta 79

Cuentas de producción:

 Cuenta 71
 Cuenta 72

2. RECONOCIMIENTO

Se reconoce un ingreso en el estado de resultados cuando ha surgido un incremento en los


beneficios económicos futuros, relacionado con un incremento en los activos o un decremento
en los pasivos, y además el importe del ingreso puede medirse confiablemente. En definitiva,
esto significa que tal reconocimiento del ingreso ocurre simultáneamente con el reconocimiento
de incrementos de activos o decrementos de pasivos.

Los procedimientos adoptados normalmente en la práctica para reconocer ingresos ordinarios,


por ejemplo, el requisito de que los mismos deban estar acumulados (o devengados), son
aplicaciones de las condiciones para el reconocimiento fijadas en este Marco Conceptual,
generalmente tales procedimientos van dirigidos a restringir el reconocimiento como ingresos
solo a aquellas partidas que, pudiendo ser medidas confiablemente, posean un grado de
certidumbre suficiente.

2.1 Reconocimiento del Ingreso en Venta de Bienes

2.2 Reconocimiento del ingreso en la prestación del servicio


En general, los criterios para reconocer los ingresos en el caso de prestación de servicios se
encuentran regulados en los párrafos 20 y 26 de la NIC 18: Ingresos de Actividades Ordinarias,
que establece las siguientes consideraciones dependiendo de la estimación del resultado de la
prestación:

Estimado confiablemente

Si el resultado se puede estimar confiablemente, los ingresos asociados con la transacción


deberán ser reconocidos de acuerdo al grado de avance de la transacción a la fecha del balance.

No estimado confiablemente

Si no puede estimarse confiablemente el resultado, debe ser reconocido como ingreso en la


medida en que los gastos sean recuperables.

Que el resultado de una transacción pueda o no ser estimada confiablemente depende del
hecho que la empresa pueda cumplir con la totalidad de las siguientes condiciones:

a. Medir confiablemente el monto del ingreso.

b. Sea probable que los beneficios económicos asociados con la transacción fluyan a la empresa.
Si posteriormente surgiese una incertidumbre acerca de la contabilidad de un monto ya
incluido en ingresos, el monto incobrable, deberá reconocerse como gasto.

c. Puede ser medido confiablemente el grado de avance de la transacción a la fecha del balance.

d. Puedan medirse confiablemente los costos, incurridos para la transacción y los costos para
completar la transacción. En este sentido, en tanto se cumplan dichas condiciones,
independientemente del hecho que le hubieran pagado o no, o que no hubiese terminado el
servicio o no hubiera emitido comprobante de pago por no estar obligado; deberá reconocer el
ingreso.

2.3 Reconocimiento del ingreso por intereses, regalías y dividendos

Intereses Utilizando el método del tipo de interés efectivo (como se establece en el


párrafo 9 de la NIC 39).
Regalías Utilizando la base de Acumulación (o devengo) de acuerdo con la sustancia
del acuerdo en que se basan.
Dividendos Cuando se establezca el derecho a recibirlos por parte del accionista

3. ANÁLISIS DEL ELEMENTO 7

Agrupa las cuentas de la 70 hasta la 79. Comprende las cuentas de gestión de ingresos por la
explotación de la actividad económica de las empresas; se clasifican de acuerdo con su
naturaleza.