Anda di halaman 1dari 44

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA

LA MOLINA
FACULTAD DE PESQUERÍA

PROYECTO DE TESIS:

BIOACUMULACIÓN DE CADMIO Y COBRE EN CONCHA DE


ABANICO Argopecten purpuratus EN LAS BAHÍAS DE PARACAS Y
SECHURA, VERANO 2017

EJECUTOR: B.Sc. Mariano Giampier Cabanillas Torpoco

ASESOR: Mg.Eng. María Cristina Miglio Toledo

CO ASESOR: Mg.Sc. Ivan Loaiza Alamo

La Molina, 2017

1
ÍNDICE

ACRÓNIMOS ............................................................................................................................. 4

I. INTRODUCCIÓN ............................................................................................................... 5

II. JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN ................................................................... 7

III. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN ........................................................................ 9

IV. FORMULACIÓN DE LAS HIPÓTESIS ....................................................................... 10

V. MARCO TEÓRICO .......................................................................................................... 11

V.1 Características biológicas generales de A. purpuratus ............................................... 11

V.2 Poblaciones naturales .................................................................................................. 12

V.3 Hábitat ......................................................................................................................... 12

V.4 Ecofisiología de la especie .......................................................................................... 12

V.5 Sistemas de cultivo y sus características ..................................................................... 13

V.6 Características generales de las zonas de muestreo .................................................... 13

V.6.1 Bahía de Paracas .................................................................................................. 13

V.6.2 Bahía de Sechura ................................................................................................. 16

V.7 Ecotoxicología del cadmio.......................................................................................... 20

V.7.1 Características generales...................................................................................... 20

V.7.2 Comportamiento en el medio ambiente ............................................................... 21

V.7.3 Toxicidad en organismos acuáticos ..................................................................... 22

V.8 Ecotoxicología del cobre ............................................................................................ 22

V.8.1 Características generales...................................................................................... 22

V.8.2 Comportamiento en el medio ambiente ............................................................... 22

V.8.3 Toxicidad en organismos acuáticos ..................................................................... 23

V.9 Normativa ................................................................................................................... 23

2
V.9.1 Consumo humano ................................................................................................ 23

V.9.2 Agua .................................................................................................................... 23

V.9.3 Sedimento ............................................................................................................ 24

V.9.4 Factor de Bioconcentración ................................................................................. 24

VI. METODOLOGÍA ........................................................................................................... 26

VI.1 Ubicación de la zona de estudio .............................................................................. 26

VI.2 Diseño experimental ................................................................................................ 27

VI.2.1 Recolección y procesamiento de Argopecten purpuratus ................................... 27

VI.2.2 Recolección y procesamiento de agua y sedimento ........................................... 29

VI.2.3 Análisis químico de cadmio y cobre ................................................................... 30

VI.3 Factor de bioacumulación ....................................................................................... 31

VI.4 Análisis estadístico .................................................................................................. 31

VII. CRONOGRAMA ........................................................................................................... 33

VIII. PRESUPUESTO ......................................................................................................... 34

X. COLABORADORES ........................................................................................................ 36

XI. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ........................................................................... 37

XII. ANEXOS ........................................................................................................................ 43

3
ACRÓNIMOS

ACF: Aguas Costeras Frías


AES: Aguas Ecuatoriales Superficiales
ANOVA: Analisis de Varianza
ANZFA: Australia New Zealand Food Authority
ATS: Aguas Tropicales Superficiales
ATSDR: Agency for Toxic Substances and Disease Registry
BCF: Bioconcentration Factor
CCL: Cámara de Comercio de Lima
CCME: Canadian Councial of Ministers of the Environment
CE: Comunidad Europea
CONAM: Consejo Nacional del Ambiente
CPPS: Comisión Permanente del Pacífico Sur
DSNPA: Direccion Sanitaria y de Normatividad Pesquera y Acuícola
EPA/USEPA: United States Environmental Protection Agency
ERL: Efecto de Rango Bajo
FAO: Food and Agriculture Organization
GEL: Generally Expected Levels
Idexcam: Instituo de Investigacion y Desarrollo de Comercio Exterios de CCL
IMARPE: Instituto del Mar del Perú
ISQG: Interim Sediment Quality Guide
MINAM: Ministerio del Ambiente
OEFA: Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental
OME: Ontario Ministry of Enviroment
PNUMA: Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente
SANIPES: Organismo Nacional de Sanidad Pesquera
SPHERE: Systemic Physiological and Ecotoxicological Research
SQG: Sediments Quality Guide
UNALM: Universidad Nacional Agraria La Molina
UPLA: Universidad de Playa Ancha
WHO: World Health Organization

4
I. INTRODUCCIÓN

La producción de concha de abanico a nivel mundial se ha incrementado de manera sustancial


(Lovatelli et al., 2008) por la gran aceptación que tiene en los mercados internacionales como
Francia, Holanda y Estados Unidos (Cavero-Cerrato y Rodríguez-Pinto, 2008), y la concha de
abanico peruana no es la excepción, pues su producción en el Perú se encuentra in crescendo.
Siendo el mar peruano uno de los más productivos a nivel mundial, también muestra las
propiedades idóneas para llevar a cabo las actividades de cultivo de concha de abanico. En
consecuencia de esta idoneidad de la condiciones ambiental y oceanográficas para el desarrollo
de esta especie es que la producción de alrededor de 7000 toneladas en el 2001, paso a
aproximadamente 85000 toneladas en 2013 (Mendo et al., 2016), además, según Idexcam, en el
2016, se llegó a exportar 4 323 toneladas (CCL, 2017), siendo gran porcentaje de la producción
resultado de actividades acuícolas, principalmente de las desarrolladas en Bahía de Sechura,
cuya producción para el 2013 tuvo una participación del 80% a lo largo de la costa peruana.
Asimismo, la actividad maricultora de concha de abanico en la Bahía de Paracas tiene una
participación significativa en la producción de estos bivalvos debido a que se encuentra próxima
a uno de los principales bancos naturales (Mendo et al., 2016), además se trata de una zona
“tradicional” de cultivo de esta especie.

Al tratarse de una especie con demanda comercial creciente a nivel mundial, es importante
realizar estudios que verifiquen la inocuidad de este alimento. Loaiza et al (2016) indican que
para el verano de 2016 algunos individuos de Argopecten purpuratus analizados mostraron
concentraciones que excedían los niveles máximos residuales de cadmio para consumo humano
en la zona sur de la Bahía de Sechura. Vale tener en cuenta que ambas bahías tienen la presencia
de puertos en los que se embarcan y desembarcan productos de la minería e hidrocarburos, entre
otros.

Algunas de las posibles causas de un incremento en la bioacumulación de cadmio y cobre en


esta especie son los contaminantes de origen antrópico como los que proceden de las descargas
de efluentes, transporte marino, pesca industrial, pesca artesanal, embarque y desembarque de

5
minerales e hidrocarburos, además de los que llegan por aguas de escorrentía o por medio de
ríos.

Por esta razón es necesario evaluar en ambas bahías la bioacumulación de metales trazas en
individuos de Argopecten purpuratus, cuya producción es destinada al consumo humano en el
mercado nacional e internacional, asi enriquecer la data de metales para estas dos zonas del
litoral peruano, data que actualmente es muy limitada; además es necesario determinar la calidad
de las zonas en las que se desarrolla esta actividad y si existen diferencias en los niveles de
bioacumulación de los tejidos comestibles de Argopecten purpuratus respecto a su zona de
cultivo; asimismo, evaluar si la concentración de estos metales se encuentra dentro de los
niveles permisibles según la legislación nacional e internacional.

6
II. JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

En el mundo hay muchas zonas de desarrollo urbano que se ubican cerca de los ecosistemas
costeros, los cuales pueden ser afectados por efluentes de origen industrial, actividades
portuarias y de la escorrentía urbana, que a menudo contiene altas concentraciones de metales
potencialmente tóxicos (García et al., 2013). Además, el rápido desarrollo industrial ha dado
origen a una fuerte degradación de los ecosistemas marinos, esto incluye a los recursos
hidrobiológicos, de los cuales dependen las comunidades asentadas en las zonas costeras y
litorales de los países (Acosta y Lodeiros, 2004). El desarrollo industrial ha llevado a crear
infraestructuras para llevar a cabo actividades antropogénicas (por ejemplo: MiskiMayo en la
Bahía de Sechura; Puerto General San Martín en Paracas), que son fuentes de contaminación
para sus ecosistemas.

La mayoría de las industrias actuales producen, usan y/o desechan compuestos metálicos;
Acosta y Lodeiros (2004) señalan que estos compuestos metálicos causan fuertes impactos en
los ecosistemas acuáticos.

Los elementos inorgánicos pueden presentarse como tóxicos cuando tienen determinados
niveles en el organismo de un individuo. Por otro lado, algunos son fundamentales (siempre en
las dosis recomendadas) en las funciones fisiológicas de los seres vivos; Cornelis et al. (1993)
los clasificaron en 3 categorías: esenciales, no esencial y tóxicos. Empero, los elementos
clasificados como esenciales pueden ser perjudiciales para la salud si se tiene un excesivo
consumo del mismo; por ejemplo, el cobre es un elemento esencial para el crecimiento y el
desarrollo de los organismos; no obstante, las concentraciones de este metal en el ambiente
marino se han incrementado, debido a actividades antropogénicas, lo que causa efectos
deletéreos en la biota (Gallardo, citado por Acosta y Lodeiros, 2004), estos efectos no solo
perjudican a la biota, sino también para los consumidores de estos individuos expuestos a estas
concentraciones dañinas de metales.

La toxicidad de los metales traza dependen de la biodisponibilidad de las formas químicas y


físicas del metal (Allen y Hansen, citados por Espinoza et al., 2003). En metales como el cadmio

7
(Cd), Zinc (Zn) y cobre (Cu), el ión metálico libre es la forma más disponible y al mismo tiempo
es la forma que produce más toxicidad en los organismos (Espinoza et al., 2003).

El consumo de moluscos constituye un aporte de metales potencialmente tóxicos para los


humanos. Aunque es muy poco probable un envenenamiento agudo por la ingesta de estos
animales, si podrían constituir un riesgo de intoxicación crónica, en especial para los habitantes
de comunidades costeras (Regoli y Orlando, Guzman-Amaya, citados por Sobrino-Figueroa et
al., 2007), tomando en cuenta de que existen reportes de daños graves a la salud por la ingesta
de mariscos contaminados con metales, como el caso de la enfermedad de Minamata, Japón,
donde se presentaron alteraciones mentales entre los pescadores, las que fueron atribuidas a las
altas concentraciones de mercurio presentes en moluscos y peces. (Sobrino-Figueroa et al.,
2007)

Los pectínidos concentran metales en sus tejidos en niveles superiores comparados con otros
moluscos, lo que constituye un riesgo para los consumidores de estos recursos. (Sobrino-
Figueroa et al., 2007)

Por lo expuesto, se hace necesaria la investigación sobre la bioacumulación del cadmio y el


cobre en individuos de Argopecten purpuratus, especie que tiene una gran demanda a nivel
mundial, la cual está siendo atendida significativamente por la concha de abanico peruana.

8
III. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

Objetivo general:

- Evaluar la bioacumulación de cadmio y cobre en Argopecten purpuratus cultivadas en


las bahías de Paracas y Sechura, durante el verano de 2017.

Objetivos específicos:

- Determinar y comparar la bioacumulación de cadmio y cobre según tallas entre las


bahías de Paracas y Sechura.
- Determinar y comparar la bioacumulación de cadmio y cobre entre musculo, gónada y
manto de Argopecten purpuratus cultivados en las bahías de Paracas y Sechura.
- Determinar el factor de acumulación de cadmio y cobre en Argopecten purpuratus con
respecto a los sedimentos y agua para ambas bahías

9
IV. FORMULACIÓN DE LAS HIPÓTESIS

Ha0: La bioacumulación de cadmio y cobre en Argopecten purpuratus no presenta diferencias


significativas entre los individuos cultivados en Sechura y los cultivados en Paracas

Ha1: La bioacumulación de cadmio y cobre en Argopecten purpuratus presenta diferencias


significativas entre los individuos cultivados en Sechura y los cultivados en Paracas

Hb0: La bioacumulación de cadmio y cobre de los tejidos analizados de Argopecten purpuratus


cultivada en Sechura y Paracas no presenta diferencias significativas entre sí

Hb1: La bioacumulación de cadmio y cobre de los tejidos analizados de Argopecten purpuratus


cultivada en Sechura y Paracas presenta diferencias significativas entre sí

10
V. MARCO TEÓRICO

V.1 Características biológicas generales de A. purpuratus

Una de las características principales de esta especie es su concha orbicular, la cual posees dos
valvas desiguales siendo una más convexa que la otra, también presentan estrías radiales, que
son los surcos que se observan en las valvas. Estas estrías van de 24 a 26 por valva (Guzmán et
al., 1998). Así mismo, cada valva posee orejas que son desiguales. La coloración externa de la
valva puede variar entre rosado y púrpura oscuro, habiendo también individuos de color naranja.

Masa visceral
Músculo aductor
Pie

Gónada
masculina
Branquias
Gónada
femenina
Manto
Valva

Figura 1. Anatomía interna de Concha de abanico. Elaboración: Propia

Las branquias son de color marrón pálido (figura 1), que además de la función respiratoria,
tienen la función de atrapar el material alimenticio. Es un molusco hermafrodita funcional que
puede expulsar gametos de ambos sexos casi al mismo tiempo. La gónada de este animal
presenta dos zonas: la de color cremoso que contiene esperma y la de color naranja que contiene
los óvulos (figura 1). Mendo et al. (1987) indican que la talla media de madurez sexual es de 63
mm. Su ciclo biológico comprende cuatro fases: huevo, larva, juvenil y adulto. Según Wolff
(1988), Argopecten purpuratus es un desovador continuo que presenta picos de desove
reflejados parcialmente en el patrón de reclutamiento.

La concha de abanico, cuyo nombre científico es Argopecten purpuratus, posee la siguiente


posición sistemática: Phylum Moluscos, Clase Bivalvia, Subclase Pteriomorphia, Superorden
Eutheriomorphia, Orden Pectinoida, Superfamilia Pectinoidea, Familia Pectinidae, Género
Argopecten, Especie Argopecten purpuratus (Mendo et al., 2016).

11
V.2 Poblaciones naturales

Este molusco se distribuye demográficamente desde Corinto, Nicaragua hasta la IV región en


el norte de Chile (Mendo et al., 2011). En el Perú existen numerosos bancos naturales de esta
especie, tales como los de la Bahía de Sechura e isla Lobo de tierra en Piura, Los Chimus y el
Dorado en Chimbote, Guaynuna en Casma y bahía Independencia y Bahía de Paracas en Pisco,
entre otros. (Mendo et al., 2008)

V.3 Hábitat

Se encuentra generalmente en aguas costeras. Esta distribuido verticalmente entre 3 y 60 metros


de profundidad, y en los bancos naturales se encuentran entre 10 y 20 metros (Bermúdez et al.,
2004), en fondos que van desde el fango blando hasta la arena endurecida y fondos de conchuela
con algas y cascajo. La concha de abanico no se distribuye homogéneamente, principalmente
por la diferencia en la calidad de sustrato o suelo y por la influencia de factores oceanográficos.
Se encuentran en aguas de temperaturas entre 13°C y 20°C (Bermúdez et al., 2004). El pH en
el que esta especie se desarrolla es de 6.8 a 7.9, y la salinidad óptima es de 35 por mil.
(Kanagusuku, 2009)

V.4 Ecofisiología de la especie

Los factores ambientales influyen drásticamente en los procesos fisiológicos de la especie. La


respuesta fisiológica (crecimiento, reproducción, excreción, etc.) ante la exposición de algunos
de estos factores (como salinidad, temperatura, oxígeno disuelto, alimento, etc.) tiene un valor
importantísimo en el manejo de los cultivos marinos.

Estos animales se alimentan mediante la filtración, siendo su alimento principal el fitoplancton,


prefiriendo las diatomeas o “microalgas pardas” (Bermúdez et al, 2004).

Los cambios oceanográficos, como son los eventos El Niño y La Niña, conllevan grandes
alteraciones en las respuestas fisiológicas de la especie. Tarazona et al. (2007) señalan que,
durante El Niño de 97-98, la tasa de crecimiento fue casi tres veces mayor a la observada durante
La Niña; además, la producción somática de la población analizada fue 10 veces mayor, y la
tasa de renovación anual P/B (Producción somática anual/Biomasa media anual) fue el doble

12
que durante La Niña (99-2000); según los autores, sus resultados demuestran los efectos
positivos de El Niño sobre el crecimiento y producción de la concha de abanico.

V.5 Sistemas de cultivo y sus características

Existen dos sistemas de cultivo para la concha de abanico: el cultivo suspendido y el cultivo de
fondo. Generalmente en zonas menores a los 10 metros de profundidad se usa el cultivo de
fondo, mientras que a profundidades mayores a 10 metros se usa el cultivo suspendido.

Es importante tener en cuenta que el sistema de cultivo más utilizado en la Bahía de Paracas es
el de fondo, porque responde a la poca profundidad que tiene la Bahía de Paracas. La Bahía de
Sechura tiene una dimensión mayor que la bahía antes mencionada, empero, las profundidades
son de pocos metros, por lo que se opta, al igual que la Bahía de Paracas, a usar el sistema de
cultivo de fondo. Es importante saber que existen zonas en Sechura donde predomina el uso de
sistema suspendido, por las grandes profundidades que tienen las zonas concesionadas (p.e. la
zona concesionada a NEMO Corporation SA)

Los sistemas suspendidos y de fondo presentan diferencias no solo operacionales, sino también
en cuanto a la fisiología, el rendimiento y la productividad del recurso. Por ejemplo, las
variaciones diarias del peso somático y reproductivo en dos niveles de profundidad (en el fondo
y a 5 metros del fondo) están determinadas, esencialmente, por las diferencias en los valores del
flujo de materia orgánica particulada, y la concentración y flujo de la clorofila a en ambas
profundidades (Cabrera et al., 2011).

V.6 Características generales de las zonas de muestreo

V.6.1 Bahía de Paracas

La importancia de la Bahía de Paracas radica principalmente en su alta productividad marina y


en la diversidad de hábitat y especies que posee. La zona marino-costera de la Bahía de Paracas
se encuentra en la Provincia de Pisco, Región Ica, en el litoral peruano, entre los 76°5’ y 76°25’
Oeste, y entre los 13°38’ y 13°53’ Sur. En esta área descansan y se alimentan especies de aves
migratorias y residentes. Esta bahía es un lugar de notable concentración de algas
macroscópicas, invertebrados marinos y peces, y es la alta productividad primaria, generada por

13
el afloramiento de masas de agua y la corriente de aguas frías, la que sustenta esta concentración.
(Solano et al., 2007).

V.6.1.1 Características oceanográficas y ambientales

- Temperatura del Mar: Las investigaciones muestran que en promedio en julio-agosto se


presentan temperaturas superficiales máximas entre 17.75°C y 19.5°C con un promedio de
18.77°C. las temperaturas superficiales mínimas observadas en este periodo se vieron en la
zona de Punta Paracas, con 17.75°C (Solano et al., 2007)
- Oxígeno disuelto: Según un estudio realizado por el IMARPE en el 2010, la concentración
de OD en la superficie marina de la bahía vario de 2.22 a 11.01 mg/L.
- Vientos Paracas: es un fenómeno físico de especial importancia. Es una brisa marina que
se presenta al Sur de Pisco y que alcanza a veces velocidades excepcionales (superando en
ocasiones los 20m/s). Los vientos Paracas se presentan con mayor frecuencia e intensidad
en los meses de agosto y septiembre. Estos podrían ser significativos aportadores de
material particulado.
- Hidrografía: Esta zona está bajo la influencia del Río Pisco, cuyas aguas se dirigen hacia la
bahía, lo cual disminuye el porcentaje de salinidad. Esto tiene lugar principalmente en los
meses de verano, tiempo en el que se presentan las máxima descargas. Durante el invierno
predominan aguas relativamente frías provenientes del sur del litoral peruano. Cabe señalar
que el Río Pisco, como casi todos los ríos costeros del Perú, tiene un régimen muy irregular
y torrentoso (Solano et al., 2007).
- Corrientes: en la zona litoral de la Bahía de Paracas, la distribución de las corrientes marinas
superficiales tiene direcciones variables, con predominante dirección Sur, en los puntos
frente a la desembocadura del Río Pisco, Islas Ballestas y Punta Paracas. En zonas donde
la profundidad llega a los 15 metros se presentan corrientes con dirección Norte y frente a
la sección comprendida entre la Pampilla y playa Loberia se tiene la dirección hacia el
Oeste. En el frente occidental del bloque de islas comprendidas entre el grupo Chincha e
Isla San Gallan, se aprecia con mayor énfasis la atípica dirección Sur. Es probable que el
componente del vector Sur se deba a la existencia del fenómeno Eddies, el cual es un gran
remolino o movimiento circular que rodea la barrera de isla, y que interactúa con el sistema
de corrientes al interior de la Bahía de Paracas (Solano et al., 2007).

14
- Sustrato bentónico: los sedimentos de esta bahía comprenden texturas limosas, limo-
arcillosas, arcilla y fango, que son asociadas a bajas intensidades de corrientes. Según la
clasificación de la FAO, edafológicamente se presentan los suelos de tipo Arenasoles,
Fluvisoles y Leptosoles (Solano et al., 2007)

V.6.1.2 Fuentes potenciales de contaminación

En el distrito de Paracas funcionan diversas industrias (pesqueras, manufactureras, petroleras,


etc) (figura 2), siendo las de mayor importancia la de procesamiento pesquero, debido a su
volumen de producción y descarga de residuos integrales líquidos, los cuales vienen
disminuyendo la capacidad de carga de la bahía. Se han realizado diversos estudios en la
Paracas, los cuales concluyen que viene siendo afectada por la contaminación causada por las
actividades industriales (Cabrera, 1999)

Se debe tomar en cuenta que en 2003, año en el que ingresa el proyecto Camisea, se desarrolla
el proyecto de APROPISCO, mediante el cual los efluentes tratados son lanzados por un emisor
a 13 km afuera de la Bahia de Paracas. (IMARPE, 2010)

Según PNUMA y CONAM (2007), las fuentes de presión para la Bahía de Paracas son:

- Dinámica demográfica
- Industria pesquera
- Pesca artesanal
- Turismo
- Actividades energéticas (operaciones de carga y descarga)
- Actividades metalúrgicas y de fundición
- Actividades de manufactura
- Agricultura
- Trafico marino y terrestre

Generando presiones como descargas de efluentes y material orgánico y tóxicos en magnitudes


y formas de las que se tiene poco conocimiento, además se depositan residuos sólidos no tratados
en la costa, se efectúan emisiones a la atmósfera, etc.

15
Figura 2. Fuentes potenciales de contaminación. Fuente: Informe CDSP, 2004

V.6.2 Bahía de Sechura

Esta bahía es considerada de gran importancia por la gran biodiversidad que presenta y la alta
productividad biológica que aloja sus aguas. La Bahía de Sechura está ubicada en el litoral de
la provincia de Sechura, región Piura, de 5°12’ a 5°50’S y entre 80°50’ y 81°12’W. En esta
masa de agua se desarrolla principalmente la maricultura de concha de abanico Argopecten
purpuratus, además se lleva a cabo la actividad extractiva artesanal de recursos bentónicos y
demersales. En sus costas ocurre el desembarque y producción de harina de pescado; asimismo
se desarrollan actividades del sector minero y energético (explotación de petróleo, gas y
fosfatos); también actividades turísticas que repercuten en la economía de las poblaciones
aledañas, así como en la nacional (Morón et al., 2013).

16
V.6.2.1 Características oceanográficas y ambientales

- Temperatura: La temperatura superficial a lo largo del año, en condiciones normales,


fluctúa entre 14 y 24°C, teniendo los valores más altos para el verano del hemisferio sur, y
los más bajos para el invierno. La temperatura puede tener variaciones significativas ante
la presencia de eventos como El Niño o La Niña; así sucedió en el Niño 97-98, en el cual
se registraron temperaturas de 26.5°C y 28.8°C en el interior de la bahía. En años Niña se
pueden registrar temperaturas menores a 15°C en superficie y menores a 14.5°C cerca al
fondo (IMARPE, 2013).
- Salinidad: La Bahía de Sechura presenta generalmente salinidades propias de las ACF
(34.9-35.0 ups), empero, debido a la configuración de la misma, la poca remoción de agua
en el interior y las descargas continentales en la costa, estos valores pueden variar.
- Oxígeno Disuelto: Las concentraciones de la bahía pueden variar moderadamente a través
del año, registrando concentraciones en un rango de 2 a 6 mL/L en la superficie, y de 0.2 a
4 mL/L cerca al fondo (IMARPE, 2013).
- Dinámica de circulación: Las aguas que alimentan la bahía ingresan por la zona central y
subsuperficial de la misma. Estos flujos generalmente no llegan a la orilla de playa por la
poca profundidad por lo que parte de estas aguas se bifurcan en la misma capa
subsuperficial, por los bordes norte y sur de la costa, así da forma en algunos casos a
pequeño remolinos por la convergencia con flujos en sentido contrario. Otra gran parte de
las aguas subsuperficiales de ingreso afloran por la zona central, la cual es caracterizada
generalmente por presentar los valores más bajo de temperatura y oxigeno superficial. En
la superficie predominan los flujos de salida de la bahía, principalmente por la zona del
centro y norte, mientras que en las zonas costeras así como en la capa sub superficial,
también se pueden originar remolinos. En ocasiones, se puede observar ingreso de agua en
la capa superficial por la zona de Pta Aguja, extendiéndose hasta Pta Tric Trac, donde
convergen con las agua de salida, originando un remolino superficial de sentido horario
(IMARPE, 2013).
- Morfología del fondo marino: El relieve del fondo marino de la bahía muestra isobatas
paralelas a la costa. La topografía muestra que se alcanzan profundidades de 80 metros.

17
- Granulometría y texturas sedimentarias: Los sedimentos que con más frecuencia se
presentan son del tipo arena, arena-limoso, limo-arenoso, aunque también se presentan
areno-arcilloso y rocoso (Morón et al., 2013).
- Fosfatos: Las concentraciones tiene valores entre 3.5 y 4 ug-at/L en superficie, y se elevan
ligeramente en las capas subsuperficiales; estas concentraciones bajan considerablemente
ante la presencia de las AES o ATS (Morón et al., 2013).
- Silicatos: Presentan alta concentración en condiciones frías alcanzando valores ligeramente
mayores a 20 ug-at/L en superficie para el invierno, con valores ligeramente más altos en
la capa subsuperficial (Morón et al., 2013).

Los mayores contenidos de materia orgánica (alrededor de 7%) están asociados a sedimentos de
granulometría más fina (como areno limosos, arcillo limosos y limo arenosos), ubicados a poca
profundidad, cerca de la costa frente a Tric Trac y hacia el oeste, como también en la zona
central de la bahía, entre 20 y 50 metros de profundidad. Los contenidos de carbonato total
tienen una distribución similar a la de materia orgánica y a la de sedimentos de granulometría
más fina, aunque en las zonas de cercanía de estos sedimentos y los de textura de arena también
se observan contenidos más elevados. Los altos contenidos de carbonatos en los sedimentos
tienen relación a depósitos de origen biogénico, como los fragmentos de conchas de bivalvos o
gasterópodos (Morón et al., 2013).

V.6.2.2 Fuentes potenciales de contaminación

En la bahía de Sechura se encuentra una zona de amortiguamiento, la que es un área expuesta a


recibir todos los factores de contaminación generados por los desagües domésticos y por algunas
de las empresas pesqueras industriales y flotas pesqueras; esta área está comprendida entre los
sectores de Parachique y Puerto Rico donde le corresponde una milla marina, y entre las zonas
de Matacaballo y Parachique donde le corresponden 2 millas marinas y en las que se pueden
encontrar bancos naturales de moluscos bivalvos como concha de abanico y palabritas,
mayormente en estadio juvenil, y donde se encuentra prohibida su extracción para
comercialización por no contar con un control sanitario frecuente por parte de las autoridades
sanitarias pesqueras (Oficina de comunicaciones e imagen institucional, citada por Quijada,
2016)

18
La contaminación por petróleo es una amenaza potencial, pues desde Bayóvar se atienden los
embarques de petróleo y allí confluye el oleoducto Nor Peruano. Este lugar ha sido identificado
por la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS, 1981) en su inventario de Fuente
contaminante con un área de riesgo ya que el movimiento y operaciones de embarcaciones de
gran tonelaje, los tanques de almacenamiento, los procesos de abastecimiento de crudo y
derivados, convierten a esta en un área propensa a derrames accidentales. (MINAM, 2016)

La bahía de Sechura está expuesta a diferentes agentes de contaminación (figura 3) como:

- Efluentes líquidos y emisiones pesqueras


- Sanguaza y residuos oleosos de la flota pesquera
- Contaminantes de la actividad petrolera y minera
- Residuos líquidos y sólidos de poblaciones aledañas
- Residuos orgánicos de pobladores, pescadores y de actividades relacionadas con el
cultivo de concha de abanico
- Contaminantes de actividades antropogénicas en la cuenca del Río Piura.

IMARPE indica que en el área de Bayóvar y la ensenada de Sechura, se pueden observar que
algunas zonas presentan altas concentraciones de fosfatos, silicatos y nitritos (producto de
efluentes marinos); este incremento induce a una rápida proliferación de algas y fitoplancton, lo
que lleva al desarrolla la eutrofización.

En 2013, la Asociación de Pescadores Artesanales y Acuicultores de Puerto Rico y autoridades


del Centro Poblado de Puerto Rico informaron a la OEFA sobre la problemática ambiental de
la bahía de Sechura, ocasionada por el transporte de fosfatos realizado por la Compañía Minera
Miski Mayo SRL y solicitaron que se tomen medidas sobre al respecto.

19
Figura 3. Ubicación de las principales fuentes de contaminación en la Bahía de Sechura. Fuente: IMARPE,
2007

V.7 Ecotoxicología del cadmio

V.7.1 Características generales

El cadmio es un metal encontrado en el medio ambiente, asociado con el zinc, plomo y cobre.
El cadmio puro es un metal suave de color blanco-plateado. El cloruro de cadmio y sulfato de
cadmio son solubles en el agua. El cadmio es emitido al suelo, agua y aire por la minería y el
refinado de metales no ferrosos, la manufactura y aplicación de fertilizantes fosfatados, la
combustión de combustibles fósiles, y la incineración y eliminación de desechos. Este metal
puede acumularse en organismos acuáticos y cultivos agrícolas (ATSDR, 2012). El cadmio es
una elemento traza no esencial que resulta toxico para la biota acuática a elevadas

20
concentraciones (CCME, 1999). La mayor parte del cadmio usado en Estados Unidos es
extraído como un subproducto durante la producción de otros metales como zinc, plomo o cobre.
El cadmio también es recuperado desde las baterías usadas. El cadmio es usado para la
manufactura de baterías (83%), pigmentos (8%), revestimientos y enchapados (7%),
estabilizadores para plásticos (1.2%) y aleaciones sin hierro, dispositivos fotovoltaicos, entre
otros usos (0.8%). Los fertilizantes fosfatados son la mayor fuente de entrada de cadmio a los
suelos agrícolas (EPA, 1985). La concentración natural de cadmio en los fosfatos oscila de 3 a
100 ug/g (EPA, 1985). Algunos pueden contener por encima de 300 mg Cd/kg (Alloway y
Steinnes, 1999).

V.7.2 Comportamiento en el medio ambiente

En el agua, el cadmio existe como ion hidratado o como complejos iónicos con otras sustancias
orgánicas o inorgánicas. Sus formas solubles migran en el agua. Las formas insolubles son
inmóviles y se depositan y absorben en los sedimentos. La formación de complejos de cadmio
con iones cloruro, en agua de mar normal, incrementa con la salinidad hasta que el cadmio exista
casi totalmente como formas de cloruro (CdCl-, CdCl2, CdCl3-) con una porción menor como
Cd2+. En ambientes reductores, el cadmio precipita como sulfuro de cadmio en la presencia de
iones sulfuro. Se han reportado niveles elevados de cadmio en fuentes de agua en áreas vecinas
a industrias emisoras de cadmio históricas y actuales. Los organismos acuáticos acumulan
cadmio y posiblemente entre en el suministro alimentario de las personas. Las personas que
pescan en aguas locales deben ser cautelosas y acatar cualquier aviso (ATSDR, 2012).

En el suelo terrestre, mayormente, el cadmio se une fuertemente a la materia orgánica donde


estará inmóvil en el suelo y será absorbido por la vida vegetal y, eventualmente, pasara a ser
parte del suministro de alimenticio. En el aire, el cadmio (sea óxido, cloruro o sulfato) existirá
en el aire como partículas o vapores (provenientes de procesos a alta temperatura). Este metal
puede transportarse largas distancias en la atmosfera, donde se deposita (seco o húmedo) sobre
el suelo o agua (ATSDR, 2012).

21
V.7.3 Toxicidad en organismos acuáticos

Los efectos bilógicos adversos del cadmio en la Base de Datos de Efectos Biológicos para
Sedimentos incluyen disminución en la abundancia de invertebrados bentónicos, incremento de
la mortalidad, cambios en el comportamiento, entre otros (Environment Canada, citado por
CCME, 1999).

V.8 Ecotoxicología del cobre

V.8.1 Características generales

El cobre es el primer elemento del grupo IB de la tabla periódica, y muestra cuatro estados de
oxidación: Cu(O), Cu(I), Cu(II) y Cu(III). Es un metal rojizo que se presenta naturalmente en
las rocas, el suelo, el agua, el sedimento y, en niveles menores, el aire. Es un elemento esencial
para los organismos vivos, teniendo en cuenta un correcto nivel de consumo, pues ante altos
niveles de consumo, el cobre puede presentar efectos tóxicos. El cobre puede encontrarse en
plantas y animales, así como en humanos; en altas concentraciones pueden encontrarse en
animales que se alimentan mediante filtración, como los mejillones y ostras. (ATSDR, 2004)

V.8.2 Comportamiento en el medio ambiente

ATSDR, en 2004, indica que el cobre puede entrar al medio ambiente a través de liberaciones
provenientes de actividades mineras tanto de cobre como de otros metales, y de fábricas que
hacen o usan cobre metálico o componentes de cobre. También puede entrar al ambiente a través
de los vertederos residuales, aguas residuales domesticas como industriales, uso de combustibles
fósiles, producción maderera, producción de fertilizantes fosfatados y de fuentes naturales
(polvaredas de sedimentos, volcanes, vegetación en descomposición, incendios forestales, etc).

El cobre disuelto puede ser transportado en aguas superficiales sea como compuestos de cobre,
cobre libre o, más probablemente, cobre ligado a particulares suspendidas en el agua. Aunque
el cobre se une fuertemente a las partículas y sedimentos suspendidos, hay pruebas que sugieren
que algunos compuestos de cobre solubles en agua entran en agua subterráneas (ATSDR, 2004).

22
V.8.3 Toxicidad en organismos acuáticos

Los efectos biológicos adversos del cobre en la Base de Datos de efectos biológicos para
Sedimentos incluyen decrecimiento en la diversidad de invertebrados bentónicos, reducción de
la abundancia, incremento de la mortalidad y cambios en el comportamiento, entre otros
(Environment Canada, citado por CCME, 1999)

V.9 Normativa

V.9.1 Consumo humano

- La Resolución Directoral N° 004-2017-SANIPES-DSNPA, indica que los valores de


cadmio (Cd) en Moluscos Bivalvos no deben superar a 1.0 mg/Kg de peso fresco.
- El Reglamento (CE) N° 1881/2006 en la sección 3: Metales, se señala, entre otros
metales, el contenido máximo de cadmio para productos alimenticios, indicando
particularmente que el contenido máximo de cadmio para Moluscos Bivalvos es de 1,0
mg/kg peso fresco, presentando la condición de ser productos alimenticios incluidos en
las categoría c) y f) de la lista del art. 1 del Reglamento (CE) N° 104/2000, según
proceda.
- Australia New Zealand Food Authority (ANZFA), en 2001, propone Niveles
Generalmente Esperados (GELs, en inglés) para Cobre con valores Medios (5 mg/kg) y
de 90° percentil (30mg/kg).
- Según Australia New Zealand Food Standards Code (2016), el nivel máximo para
cadmio es de 2mg/kg, aunque también se indica este valor aplica para Moluscos
excluyendo ostras de draga y vieiras.
- La Comisión del Codex Alimentarius (integrada por FAO y WHO), en 2008, señala
como nivel máximo de concentración de 2 mg/kg para el cadmio en moluscos bivalvos
marinos, aunque también señala este no aplicaría a ostras y vieiras

V.9.2 Agua

- Los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua para Actividades Marino
Costeras, Sub Categoría 1: Extracción y Cultivo de Moluscos Bivalvos (C1), señalan
valores para cadmio (0.01 mg/L) y para cobre (0.0031 mg/L) (DS 015-2015-MINAM).

23
V.9.3 Sedimento

- Canadian Council of Ministers of the Environment (2001), desarrolló un procedimiento


técnico denominado Guía de Calidad de Sedimentos (SQG en inglés) en donde se
indican Guías Provisionales de la Calidad de los Sedimentos (ISQG, en inglés) para
cadmio (0.7mg/kg en peso seco) y cobre (18.7 mg/kg en peso seco)
- Alarcón, en 2003, señala los criterios de concentración de metales en sedimento
propuestos por el Ministerio Ambiental de Ontario (1991), indica que para cadmio es de
1.0µg/g y para cobre es de 25µg/g.
- Long et al. (1995), establecieron tres rangos de concentración de efectos biológicos
adversos delimitados por los percentiles 10° y 50° (siendo el 10° percentil llamado
Efecto de Rango Bajo-ERL, en inglés) para cadmio (1.2µg/g), y para cobre (34µg/g).
Castro y Valdés (2012) señalan que la Universidad de Playa Ancha, en 2002, estableció
ERL para cadmio (1µg/g), y para cobre (23µg/g)

V.9.4 Factor de Bioconcentración

- En Canadá, un Factor de Bioconcentración (BCF, en inglés) de 5000 se considera como


crítico. (Albert, 1997)

En la Tabla 1 se recopilan los valores máximos de los metales traza en estudio, asi como otros
criterios de interés

Tabla 1. Niveles máximos de metal es traza y otros criterios de caracterización de calidad


Cadmio Cobre Referencia
1.0mg/kg - RD N° 004-2017-SANIPES-DSNPA
1.0mg/kg - Reglamento (CE) N° 1881/2006
Consumo
- GEL= 5mg/kg ANZFA, 2001
Humano
2.0mg/kg - Australia New Zealand Food Standards Code, 2016
2.0mg/kg - Códex Alimentatius, 2008
Agua 0.01mg/L 0.0031mg/L DS 015-2015-MINAM
ISQG= 0.7mg/kg ISQG= 18.7mg/kg CCME, 2001
ERL= 1ug/g ERL= 34ug/g Long et al, 1995
Sedimento
ERL= 1ug/g ERL= 23ug/g UPLA, 2002
1ug/g 25ug/g OME, 1991
BCF 5000 5000 Albert, 1997

24
25
VI. METODOLOGÍA

VI.1 Ubicación de la zona de estudio

El estudio se llevará a cabo en zonas de cultivo de A. purpuratus las Bahías de Paracas y


Sechura. En la Bahía de Paracas se tomarán dos estaciones de muestreo en Playa Atenas
(Estación 1: 13°49’19.6”S, 76°17’54.6”O; Estación 2: 13°49’19.56”, 76°17’47.04”O); en la
Bahía de Sechura, se trabajará una estación de muestreo en la zona Sur, en los alrededores de
Parachique (Estación 3: 05°43’58.2”S, 80°54’17.8”O). En estas estaciones de muestreo se dará
la toma de muestras bióticas y abióticas considerando las áreas de cultivo de cada zona (Figuras
4 y 5)

Figura 4. Imagen satelital de las estaciones de muestreo en Bahía de Paracas, Ica, Perú.
Fuente: Googlemaps, Junio-2017.

26
-

Figura 5. . Imagen satelital de la estación de muestreo en Bahía de Sechura, Piura, Perú.


Fuente: Googlemaps, Junio-2017.

VI.2 Diseño experimental

Las actividades de recolección y procesamiento de muestras biológicas se realizarán en paralelo


en ambas bahías por dos equipos de trabajo siguiendo los procedimientos explicados a
continuación.

VI.2.1 Recolección y procesamiento de Argopecten purpuratus

Se recolectarán aproximadamente 250 individuos de A. purpuratus en la temporada de verano


en ambas bahías. La recolección se dará en dos fechas: Enero y Marzo de 2017; considerando
así el antes y el después de la ocurrencia de fuertes lluvias.

27
Los individuos de A. purpuratus cultivados en sistema de fondo serán recolectados mediante
buceo semiautónomo (con compresora de aire). La recolección será llevada a cabo con el apoyo
de un buzo artesanal. Para la extracción se debe tener en cuenta que los individuos deben tener
tallas similares, por lo que se procederá a realizar una biometría en la embarcación con la
finalidad de mantener muestras homogéneas. Se recolectará por lo menos 3 réplicas (compuesta
de 6 a 10 individuos dependiendo de la talla hallada) por estación de muestreo, y la recolección
de estos individuos será a una profundidad no mayor a los 20 metros.

Los individuos capturados y seleccionados serán mantenidos en bolsas plásticas de densidad


media, y serán colocados en contenedores aislados provistos de hielo y refrigerantes con la
finalidad de mantener las muestras vivas mientras dure la faena de recolección. Al finalizar esta
tarea, los organismos serán transportados vivos a la planta de procesamiento de productos
congelados de Acuicultores Pisco S.A. (Pisco) y de Acuicultores Pisco S.A. - iPrisco (Sechura)
donde serán congelados a -25°C; las muestras de Paracas serán transportadas a Lima para su
procesamiento y las de Sechura serán procesadas en la misma planta.

El procesamiento y preparación de muestras de tejidos se realizarán en el Laboratorio de


Recursos Hidrobiológicos de la Facultad de Pesquería de la UNALM en Lima; en las figuras 6
y 7 se muestran las etapas de obtención de tejido y secado de muestras.

Los individuos recolectados serán medidos, obteniendo: longitud valvar (mm), usando un
“vernier” de 0 a 150 mm metálico digital de aprox 0.01g; peso total (g), peso de partes blandas
(g), peso de gónada (g) y peso de músculo aductor (g), con una balanza digital Adam ABC Plus
con aprox 0.01g.

Los microviales de 1.5mL donde se almacenarán los tejidos a analizar serán pesados en una
balanza analítica Sartorius con aproximación a 0.0001g y codificados de manera previa a la
disección con marcadores indelebles. La limpieza de lugar de trabajo, y también la de los útiles
de laboratorio serán con agua acidulada con HCl para evitar contaminar las muestras.

En la disección, se extraerán músculo aductor, gónada y manto de cada individuo, los que serán
depositados por separado en microviales codificados para luego ser pesados con el tejido

28
húmedo en la balanza analítica, después serán secados en la estufa Memmert a 60°C por aprox.
96 horas, y luego serán pesados nuevamente.

Descongelamiento Sacar muestras


(con agua)
Embandejado
Embandejado

Escurrimiento Secado

Biometría Enfriado

Disección Pesado
(extracción del tejido a analizar) (tejido seco)
Traslado a Sellado de microviales
microviales (con parafilm)
Pesado
Almacenamiento
(tejido húmedo) (T° ambiente)

Figura 6. Obtención de Tejidos Figura 7. Secado de Muestras Bióticas

VI.2.2 Recolección y procesamiento de agua y sedimento

Las muestras de agua se tomarán directamente del fondo en una botella oscura de 1L de
capacidad con ayuda del buzo. Se considerará 3 réplicas para cada análisis por estación de
muestreo. Las muestras se trasladarán a la planta donde se mantendrán a una temperatura de –
5°C hasta su transporte a Lima y procesamiento.

Se recolectarán muestras de sedimento en triplicado mediante buceo autónomo en una isobata


menor a los 10 m de profundidad con el uso de un corer de 10 cm de largo con 4” de diámetro,
el cual será introducido aproximadamente 10 cm en el sedimento, luego esta muestra será
depositada en una bolsa y cerrada con un precinto de seguridad. Todas las muestras serán
envasadas en bolsas de plástico y almacenadas a bajas temperaturas para su transporte.

29
El procesamiento y preparación de muestras abióticas recolectadas en la Bahía de Paracas serán
llevados a cabo en el Laboratorio de Recursos Hidrobiológicos de la Facultad de Pesquería de
la UNALM.

Los microviales donde serán depositados los materiales a analizar serán pesados en la balanza
analítica y codificados. La limpieza de lugar de trabajo, y también la de los útiles de laboratorio
serán con agua acidulada con HCl en pro de evitar contaminar las muestras de diferentes
replicas, estaciones y periodos.

Para el agua, entre 150 y 250 ml serán filtrados con la ayuda de una bomba de vacío, los filtros
serán secados en la estufa Memmert a 60°C por aproximadamente 96 horas utilizando pequeños
envases para evitar su contaminación, luego de esto los filtros serán pesados en la balanza
analítica y envueltos en papel aluminio para su transporte. En el caso de los sedimentos, estos
serán depositados en los microviales codificados, se registrará el peso húmedo, luego serán
secados en la estufa a 60°C por aproximadamente 96 horas, después se registrará el peso seco.

VI.2.3 Análisis químico de cadmio y cobre

Las muestras serán enviadas al laboratorio de Systemic Physiological and Ecotoxicological


Research (SPHERE), es cual se ubica en el Campus Groenenborger de la Universidad de
Amberes en Bélgica, para realizar la determinación de los metales objetivos de esta
investigación. Para este análisis, se usará el Método 200.3 de la USEPA -1991 - de
determinación de metales trazas con espectrofotometría de masa inductivamente acoplada (ICP-
MS) o un ICP de alta resolución (HR-ICP-MS).

Las muestras van a ser secadas en un horno microondas técnico; luego, pesadas y digeridas con
Ácido Nítrico al 69%, después serán secadas a 110°C por un lapso de 30 minutos. Luego se
añadirá 0.1 m de peróxido de hidrogeno para después ser secadas durante 30 minutos más, hasta
llegar a completar su total digestión a 110°C, para su posterior análisis con espectrometría de
masa inductivamente acoplado.

El resultado de las concentraciones de metales serán reportadas en las siguientes unidades:


microgramos por gramo (µg/g) de peso húmedo y seco de tejido y sedimentos; y microgramos
por litro (µg/L) de agua.
30
VI.3 Factor de bioacumulación

El factor de bioconcentración (BCF), también llamado factor de bioacumulación en el estudio


de Calderón y Valdés (2012).

Con la información obtenida se calculara el factor de biacumulación con relación al agua y al


sedimento, de acuerdo a las formulas presentadas por Albert (1997) y Mountouris et al. (2002).

Según Albert (1997):

Corganismo
BCF= Cagua

Donde: Corganismo: Concentración total del metal en el organismo

Cagua: Concentración total del metal en el agua.

Según Mountouris et al. (2002):

Cbiota
BCF= Csedimento

Donde: Cbiota: Concentración total del metal en la biota

Csedimento: Concentración total del metal en el agua o sedimento.

VI.4 Análisis estadístico

La normalidad de errores y homogeneidad de varianzas será evaluada para los diferentes datos
colectados. Dependerá del resultado de estas evaluaciones el uso de pruebas paramétricas o no
paramétricas para comprobar si existen diferencias significativas entre las conchas de abanico
cultivadas en las bahías de Sechura y Paracas, respecto a la concentración de cadmio y cobre en
los tejidos.

En caso de trabajar con pruebas paramétricas, el utilizado en este estudio será el diseño factorial,
pues se analizarán dos factores (tejido y estación de muestreo), utilizando como variable
respuesta a la concentración de cadmio y cobre (por separado), para su respectivo análisis. Se

31
aplicará el análisis de varianza (ANOVA) para determinar si existen diferencias significativas
entre las diferentes variables respuesta respecto a los tejidos y estaciones. Si se encuentran
diferencias significativas entre los valores, se procederá a realizar una prueba de Tukey para
identificar la distribución anatómica de los metales analizados en Argopecten purpuratus.

Si el análisis estadístico necesitara de pruebas no paramétricas para realizar esta investigación


se usará la Prueba de Kruskall-Wallis.

Los niveles de cadmio y cobre en agua serán comparados con los de la normativa nacional
(Estándares da Calidad de Agua) señalada en el marco teórico.

Los niveles de cadmio y cobre en los tejidos (músculo aductor, gónada y manto) serán
comparados con los de la normativa nacional e internacional señalada en el marco teórico.

32
VII. CRONOGRAMA

En la Tabla 2, se presentan las actividades a realizar durante la presente investigación.

Tabla 2. Cronograma de actividades


Periodo
Actividades programadas 2016 2017 2018
Dic Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Ene Feb Mar Abr May Jun
Recopilación de información
referente
Contacto con instituciones y personas
vinculadas al estudio
Elaboración del marco teórico
Planificación de primer muestreo
Primer muestreo y procesamiento de
muestras
Planificación de segundo muestreo
Segundo muestreo y procesamiento
de muestras
Recolección de muestras procesadas
Envío de muestras a laboratorio en
Bélgica
Procesamiento de muestras en
Bélgica
Análisis de resultados
Redacción de tesis
Revisión de tesis por asesora
Sustentación

33
VIII. PRESUPUESTO

En la Tabla 3 se presenta el detalle de los costos de la presente investigación.

Tabla 3. Presupuesto estimado


Precio Precio
Cantidad Unidades Descripción unitario total Financiamiento
(S/) (S/)
Equipos
4 Días Utilización de traje de buceo completo 10 40 Acquapisco SAC
4 Días Utilización de embarcación pesquera 50 200 Acquapisco SAC
4 Días Utilización de GPS "Garmin" 60 240 Laboratorio RH y MA
2 Días Utilización de cámara acuática 120 240 MACOPS-Paracas
1 Unid Balanza analítica aprox. 0.0001g 0 Lab. RH y MA, FAPE
1 Unid Vernier digital aprox. 0.01cm 100 100 Lab. RH y MA, FAPE
1 Unid Balanza digital aprox. 0.01g 50 50 Lab. RH y MA, FAPE
1 Unid Estufa 0 Lab. RH y MA, FAPE
1 Unid Sistema de filtración bomba de vacío 0 Lab. Acuicultura, FAPE
Materiales
25 Unid Frascos blancos 250 ml 2 50 MACOPS-Paracas
4 Unid Bandejas de plástico 25*35cm 0 MACOPS-Paracas
2 Unid Estuches de disección 20 40 MACOPS-Paracas
2 Unid Porta microviales 15 30 MACOPS-Paracas
4 Unid Empaque refrigerantes grandes 8 32 MACOPS-Paracas
12 Unid Empaque refrigerantes pequeños 3.4 40.8 MACOPS-Paracas
1 Unid Contenedor aislado cap. 60l 200 200 MACOPS-Paracas
4 Rollos Papel aluminio 7.2 28.8 MACOPS-Paracas
10 Rollos Papel toalla 2.5 25 MACOPS-Paracas
18 Unid Botellas oscuras 1 litro 1 18 MACOPS-Paracas
15 Caja Filtros GF/F 47 mm y 0.7 µm 4.4 66 MACOPS-Paracas
4 Unid Probetas 500ml 35 140 MACOPS-Paracas
1 Unid Mortero 60ml 18 18 MACOPS-Paracas
1 Rollos Parafilm 150 150 MACOPS-Paracas
3 Unid Cajas de tecnopor 33 99 MACOPS-Paracas
500 Unid Bolsas ziplock pequeñas 0.15 75 MACOPS-Paracas
500 Unid Bolsas ziplock medianas 0.2 100 MACOPS-Paracas
200 Unid Bolsas ziplock grandes 0.25 50 MACOPS-Paracas
2 Unid Pisetas 15 30 MACOPS-Paracas
34
Precio Precio
Cantidad Unidades Descripción unitario total Financiamiento
(S/) (S/)
1 Unid Corer 4 pulgadas 5 5 MACOPS-Paracas
100 Kilos Hielo industrial 0.4 40 MACOPS-Paracas
1 Unid Masking tape 1 1 MACOPS-Paracas
2 Unid Cinta de embalaje 1 2 MACOPS-Paracas
3 Cajas Guantes 30 90 MACOPS-Paracas
1 Pack Precintos de seguridad 8 8 MACOPS-Paracas
8 Unid Placa Petri 8 64 MACOPS-Paracas
8 Unid Marcadores 3 24 MACOPS-Paracas
1 Bolsa Paños absorbentes 15 15 MACOPS-Paracas
5 Unid Cucharas de plástico 0.1 0.5 MACOPS-Paracas
40 Unid Bolsas de basura 0.2 8 MACOPS-Paracas
3 Bolsas Microviales 1.5ml (x500unid) 35 105 MACOPS-Paracas
Servicios
4 Días Congelamiento de muestras 50 200 Acquapisco SAC
180 Análisis Procesamiento de muestra, Bélgica 32 5760 MACOPS-Paracas
50 Unid Copias de fichas 0.05 2.5 MACOPS-Paracas
Viáticos
8 Días Alojamiento en Atenas (4 personas) 40 320 Acquapisco SAC
8 Días Alimentación 15 120 Propio
Transporte
8 Pasajes Lima-Cruce Pisco 30 240 MACOPS-Paracas
8 Pasajes Cruce Pisco-Lima 30 240 MACOPS-Paracas
2 Viajes Cruce Pisco-Atenas 50 100 MACOPS-Paracas
2 Viajes Atenas-Cruce Pisco 50 100 MACOPS-Paracas
4 Viajes Atenas-San Andrés-Atenas 50 200 MACOPS-Paracas
1 Traslado de muestras a Bélgica 650 650 MACOPS-Paracas
Total 10357.6

35
X. COLABORADORES

El Proyecto de investigación de Doctorado MArine MAcrobenthic COmmunities associated to


Peruvian Scallop Argopecten purpuratus culture (MACOPS): structural and functional
diversity, feeding ecology and contaminant del M Sc. Iván Loaiza de la Universidad de Gante
y Universidad de Amberes en Bélgica en convenio con la Universidad de UNALM – Facultad
de Pesquería financiará los análisis químicos de metales. Este proyecto se viene realizando en
la Bahía de Sechura por dos años consecutivos, la finalidad de ampliar las investigaciones es
poder completar una línea base ambiental de las zonas productivas de concha de abanico como
es Paracas.

Los gastos de muestreo (embarcación, apoyo de buzo, alojamiento, congelamiento de muestras)


constituyen una colaboración de Acuicultores Pisco S. A. ACQUAPISCO S. A. de San Andrés
Pisco.

Los gastos de transporte, alimentación y de materiales para el muestreo y procesamiento de


muestras serán financiados por el Equipo de la Universidad Nacional Agraria La Molina
(UNALM).

36
XI. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Acosta, V. y Lodeiros, C. (2004). Efecto del cobre en juveniles de bivalvos (Tivela


mactroides) provenientes de ambientes con diferentes niveles de contaminación.
Departamento de Biología, Escuela de Ciencias. Universidad de Oriente, Venezuela.
2. Albert, L. (1997). Contaminantes ambientales y criterios de evaluación.
En: ECO. Introducción a la toxicología ambiental. p. 101-20. Metepec; ECO.
3. Alcázar-Zamora, J., y Mendo-Aguilar, J. (2008). Crecimiento y supervivencia de
juveniles de Argopecten purpuratus en sistemas de fondo y suspendido en la zona de
Casma, Perú. Ecología Aplicada, 7(1, 2), 71–80.
4. Astdr. (2004). Toxicological profile for Copper. U.S Public Health Service, Agency for
Toxic Substances and Disease Registry, (September), 121–189.
https://doi.org/doi:10.1201/9781420061888_ch106
5. Astdr. (2012). Toxicological profile for Cadmium. U.S Public Health Service, Agency
for Toxic Substances and Disease Registry, (September).
6. Australia New Zealand Food Authority. (2001). Generally Expected Levels (GELs) for
Metal Contaminats. Additional Guidelines to máximum levels in Standard 1.4.1 –
Contaminants and Natural Toxicants. Disponible en:
https://www.foodstandards.gov.au/code/userguide/documents/GELs_0801.pdf
7. Australia New Zeland Food Standards Code. (2016). Schedule 19: Maximum levels of
contaminants and natural toxicants. Australia.
8. Avendaño, R. E., Riquelme, C. E., Escribano, R. y Reyes, N. (2001). Sobrevivencia y
crecimiento de post-larvas de Argopecten purpuratus (Lamarck, 1819) en Bahía Inglesa,
Chile: efectos del origen, distribución en la bahía y bacterioflora larval. Revista Chilena
de Historia Natural, 74(3), 669–679. https://doi.org/10.4067/S0716-
078X2001000300012
9. Bermúdez, P., Maidana, J., Aquino, H. y Palomino, A. (2004). Manual de cultivo
suspendido de concha de abanico. FONDEPES. Lima.
10. Cabrera, C. (1999). Compatibilidad Ambiebtal de la Indutris de Harina de Pescado en
Paracas – Pisco. En: Rev. del Instituto de Investigación (RIIGEO), FIGMMG-UNMSM
Vol. 2, N.º 03

37
11. Cabrera, P. y Mendo, J. (2011). Variación de la condición somática y reproductiva de
la concha de abanico (Argopecten purpuratus) y su relación con las variables
ambientales, en la Bahía de Sechura, Piura. Proyecto FINCYT. Universidad Nacional
Agraria La Molina. Perú.
12. Calderón, C., y Valdés, J. (2012). Contenido de metales en sedimentos y organismos
bentónicos de la bahía San Jorge, Antofagasta, Chile. Revista de Biologia Marina Y
Oceanografía, 47(1), 121–133. https://doi.org/10.4067/S0718-19572012000100011
13. Cámara de Comercio de Lima. (2017). Perú dejaría de exportar hasta 3 000 toneladas de
conchas de abanico. Disponible en:
http://www.camaralima.org.pe/principal/noticias/noticia/peru-dejaria-de-exportar-
hasta-3-000-toneladas-de-conchas-de-abanico/729.
14. Camino, A. M., Leon, W. y Mendo, J. (2011). Crecimiento de postlarvas de concha de
abanico (Argopecten purpuratus, Lamarck, 1819), en relación a la profundidad frente a
la zona de Parachique – Bahía de Sechura, Piura. Proyecto FINCYT. Piura, Perú.
15. Canadian Council of Ministers of the Environment. (2001). Canadian sediment quality
guidelines for the protection of aquatic life: Summary tables. Updated. In: Canadian
environmental quality guidelines, 1999, Canadian Council of Ministers of the
Environment, Winnipeg.
16. Canadian Council of Ministers of the Environment. (1999). Canadian Sediment Quality
Guidelines for the Protection of Aquatic Life: Cadmium. In: Canadian Environmental
Quality Guidelines. Disponible en: http://ceqg-rcqe.ccme.ca/download/en/231
17. Canadian Council of Ministers of the Environment. (1999). Canadian Sediment Quality
Guidelines for the Protection of Aquatic Life: Copper. In: Canadian Environmental
Quality Guidelines. Disponible en: http://ceqg-rcqe.ccme.ca/download/en/234
18. Castro, G. y Valdés, J. (2012). Concentracion de metales pesados (Cu, Ni Zn, Cd, Pb)
en la biota y sedimentos de una palya artificial, en la bahía San Jorge 23°S, norte de
Chile. Laboratorio de Sedimentología y Paleoambientes, Instituto de Investigaciones
Oceanológicas Facultad de Recursos del Mar, Universidad de Antofagasta, Chile. En:
Lat. Am. J. Aquat. Res., 40(2): 267-281
19. Cavero-Cerrato, P. y Rodríguez-Pinto, P. (2008). Producción sostenida de moluscos
bivalvos en el Perú: acuicultura y redoblamiento. En A. Lovatelli, A. Farías e I. Uriarte

38
(eds). Estado actual del cultivo y manejo de moluscos bivalvos y su proyección futura:
factores que afectan su sustentabilidad en América Latina. Taller Técnico Regional de
la FAO. 20–24 de agosto de 2007, Puerto Montt, Chile. FAO Actas de Pesca y
Acuicultura. No. 12. Roma, FAO. pp. 209–218.
20. Comisión Europea. (2000). Reglamento (CE) N° 104/2000 del Consejo de 17 de
diciembre de 1999 por el que se establece la organización común de mercados en el
sector de los productos de la pesca y de la acuicultura. Diario Oficial de las Comunidades
Europeas, 21/01/2000, L17, págs. 22-52.
21. Comisión Europea. (2006). Reglamento (CE) N° 1881/2006 de la Comisión de 19 de
diciembre de 2006 por el que se fija el contenido máximo de determinados
contaminantes en los productos alimenticios (Texto pertinente a efectos del EEE). Diario
Oficial de la Unión Europea, 20/12/2006, L364, págs. 5-24.
22. Decreto Supremo N° 002-2008-MINAM. (2008). Estándares Nacionales de Calidad
Ambiental para Agua. Ministerio del Ambiente. Diario Oficial El Peruano. Perú. 31 jul
23. EPA, 1985 a
24. Espinoza, C., Diaz, R., y Zuñiga, M. (2003). Toxicidad aguda y crónica de cobre y
cadmio sobre dos especies de mitílidos: Perumytilus purpuratus y Aulacomya ater.
Ciencia Y Tecnología Del Mar, 26(2), 73–78.
25. FAO y WHO. (2008). Documento de trabajo con información y para los debates sobre
los contaminantes y las toxinas de la NGCTA. Programa conjunto FAO/OMS sobre las
normas alimentarias. Comité del Códex sobre contaminantes de los alimentos. Segunda
Reunión. La Haya. Países Bajos
26. García, A., P. Bernárdez & R. Prego. 2013. Copper in Galician ria sediments: natural
levels and harbour contamination. Sci. Mar., 77(Suppl. 1): 91-99.
27. IMARPE. (2007). Estudio de línea base del ámbito marino de la Bahia de Sechura (14 –
28 Enero 2007). Lima.Perú.116p.
28. IMARPE. (2010). Bases Técnicas para el Ordenamiento Pesquero y Acuícola de la
Bahía de Paracas. Instituto del Mar del Perú. Perú.
29. IMARPE. (2010). Informe Nacional Sobre el Estado del Ambiente Marino del Perú.
Informe de Consultoria. Convenio IMARPE-CPPS. Callao. Perú.

39
30. Jacinto, M. (2014). Propuesta de un Sistema de Indicadores Ambientales y
Socioeconomicos en la Zona Marino Costera de Pisco-Paracas. Tesis de Maestria.
Universidad Nacional de Ingeniería. Lima. Perú
31. Kanagusuku, K. (2009). Evaluación de los bioincrustantes presentes en sistemas de
cultivo suspendido de Argopecten purpuratus (Lamarck, 1819) “concha de abanico” en
la bahía de Samanco - Chimbote, 53(9), 1–47.
https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
32. Loaiza, I., De Troch, M. y De Boeck, G. (2016). Organ distribution and food safety
aspects of trace metals in Peruvian scallop Argopecten purpuratus and macrobenthic
associated community from Sechura Bay and Illescas Reserved Zona, Piura-Perú. Ghent
University, Department of Biology, Marine Biology. Ghent, Belgium.
33. Long et al. (1995). Incidence of adverse biological effects within ranges of chemical
concentrations in marine and estuarine sediments. Environ. Manage, 19(1): 81-97.
34. Lovatelli, A., Farías, A., y Uriarte, I. (2008). Estado actual del cultivo y manejo de
moluscos bivalvos y su proyección futura. Factores que afectan su sustentabilidad futura
en América Latina. FAO Actas de Pesca y Acuicultura 12.
35. Mendo, J., Wolff, M., Carbajal, W., Gonzáles, I., y Badjeck, M. (2008). Manejo y
explotación de los principales bancos naturales de concha de abanico (A. purpuratus) en
la costa Peruana. Estado Actual Del Cultivo Y Manejo de Moluscos Bivalvos Y Su
Proyección Futura: Factores Que Afectan Su Sustentabilidad En América Latina, 101–
114.
36. Mendo, J., Wolff, M., Mendo, T., y Ysla, L. (2016). Scallop Fishery and Culture in Peru.
Developments in Aquaculture and Fisheries Science, 40, 1089–1109.
https://doi.org/10.1016/B978-0-444-62710-0.00028-6
37. Mendo, J., y Wolff, M. (2003). El impacto de El Niño sobre la producción de concha de
abanico \textit{Argopecten purpuratus} en Bahía Independencia, Pisco, Perú. Ecologia
Aplicada, 2(1), 1–7.
38. Mendo, J., Ysla, L., Orrego, H., Miglio, M., Gil-Kodaka, P. y Solar, A. del. (2011).
Manual técnico para el repoblamiento de concha de abanico en la Bahía de Sechura. En:
Bases científicas y tecnológicas para incrementar la productividad del cultivo de concha

40
de abanico en áreas de repoblamiento en la Bahía de Sechura. Proyecto FINCYT-
UNALM. Perú.
39. Morón, O., Velazco, F. y Beltran, L. (2013). Características hidrográficas y
sedimentológicas de la Bahía de Sechura. Inf Inst Mar Perú. 40 (3-4): 150-159. ISSN
0378-7702
40. Mountouris, A., Voutsas, E., y Tassios, D. (2002). Bioconcetration of heavy metals in
aquatic environments: the importance of bioavailability. Marine Pollution Bulletin, 44,
1136–1141.
41. PNUMA, CONAM. (2007). Informe sobre el Estado del Ambiente. GEO BAHIA
PARACAS-PISCO.
42. Quijada, M. (2016). Identificacion y cuantificación de Coliformes totales y Escherichia
coli en las zonas de amortiguamiento Las Delicias y Parachique en la Bahía de Sechura-
Piura. Tesis de grado. Universidad Peruana Cayetano Heredia. Perú
43. Resolución Directoral N° 004-2017-SANIPES-DSNPA. (2017). Ejecución del
Programa de Control de Moluscos Bivalvos. Organismo Nacional de Sanidad Pesquera.
Perú. 31 mar
44. Resolución Ministerial N° 176-2016-MINAM. (2016). Plan de Prevención y
Mejoramiento de la Calidad Ambiental de la Bahía de Sechura. Perú
45. Sánchez, G. (2012). Aplicación de los Estudios Ecotoxicologicos para evaluar los
Efectos de Contaminantes en los Cuerpos de Agua. Instituto del Mar del Perú. Callao.
Perú. The Biologist (Lima), 2012, vol. 10, ene-jun, Suplemento Especial.
46. Soborino-Figueroa, A., Cáceres-Martínez, C., y Rosas-Cedillo, R. (2007). Evaluación
del riesgo por consumir moluscos contaminados con cadmio, cromo y plomo.
Hidrobiológica, 17(1), 49–58.
47. Solano, D., Mendoza, V., PNUMA, y CONAM. (2007). Informe sobre el estado del
Ambiente: GEO Bahía Paracas - Pisco, 164.
48. Tarazona, J., Espinoza, R., Solís, M., y Arntz, W. (2007). Crecimiento y producción
somática de la concha de abanico (Argopecten purpuratus) en Bahía Independencia,
Pisco (Perú) comparados entre eventos El Niño y La Niña. Revista de Biología Marina
y Oceanografia, 42(3), 275–285. https://doi.org/10.4067/S0718-19572007000300008

41
49. Wolff, M. (1988). Spawning and recruitment in the Peruvian scallop Argopecten
purpuratus. Marine Ecology Progress Series, 42(May), 213–217.
https://doi.org/10.3354/meps042213
50. Mendo, J., Yamashiro, C., Rubio, J., Kameya, A., Jurado, E., Maldonado, M., et al.
(1989) Evaluación de la población de concha de abanico (Argopecten purpuratus), en la
Bahía Independencia, Pisco, Perú, 23 de setiembre - 9 de octubre de 1987. Informe.
Instituto del Mar del Perú - Callao. No. 94. p. 65.
51. Guzmán, N., Saá, S. y Ortlieb, L. (1998) Catálogo descriptivo de los moluscos litorales
(Gasteropoda y Pelecypoda) de la zona de Antofagasta, 23°S (Chile). Estud. Oceanol.
17: 17-86.
52. Bermúdez, P., Maidana, J., Aquino, H. y Palomino, A. (2004) Manual de cultivo
suspendido de concha de abanico. AECI/PADESPA – FONDEPES. Lima, Perú.
53. EPA. (1985) Cadmium contamination of the environment: An assessment of nationwide risk.
Washington, DC: U.S. Environmental Protection Agency, Office of Water Regulations and
Standards. EPA 440485023.
54. Cornelis R., Borguet F., De Kimpe J. 1993. Trace elements in medicine. Anal. Chim.
Acta. 283:183-189

42
XII. ANEXOS
Tabla 4

43
________________________________________
Mg. Eng. María Cristina Miglio Toledo
Patrocinadora

________________________________________
Ms. Sc. Iván Loaiza Álamo
Co-patrocinador

________________________________________
Ms. Sc. Rubén Darío Miranda Cabrera
Jefe de Departamento de Manejo Pesquero

44