Anda di halaman 1dari 15

UNIVERSIDAD INCA GARCILASO DE LA VEGA

Facultad de Ciencias Farmacéuticas y Bioquímica

LABORATORIO N°2: “FRONTIS SANGUÍNEO”

Curso: Análisis Bioquímicos y Clínicos I

Docente: Q.F. Flores López, Oscar Bernuy

Ciclo: VIII

Sección: “1/A”

Turno: Mañana

Integrantes: Gabriel Romero, Luz.

Noa Ataypoma, Milagros.

LIMA – PERÚ
2019- II

ÍNDICE
1. Problemas 1

2. Objetivos 1

3. Marco Teórico 2

3.1 Técnicas de realización de frotis sanguíneos 2

3.1.1 Técnica del cubreobjetos 3

3.1.2 Técnica del portaobjetos 3

3.2 Precauciones que se deben tener con esta técnica. 5

3.3 Factores que determinan el grosor del frotis sanguíneo 6

con la técnica de la porta objetos

3.4 Características de un frotis sanguíneo 6

4. Antecedentes 8

5. Procedimiento 8

5.1 Materiales 8

5.2 Parte Experimental 9

5.2.1 Toma de Muestra 9

5.2.2 Frontis Sanguíneo 11

6 Resultados 12

7 Conclusiones 12

8 Recomendaciones 12

9 Referencias Bibliográficas 13
1. PROBLEMA

¿Cómo se realiza un frotis sanguíneo y para qué?

Un frotis de sangre es un mecanismo científico que consiste en el extendido


de una gota de sangre en la superficie de un portaobjetos o de un
cubreobjetos, con el fin de analizarla posteriormente.

El frotis sanguíneo se utiliza para el estudio de las características citológicas


de las células de la sangre, lo cual permite valorar el funcionamiento general
de la médula ósea a través de sus componentes celulares, lo cual implica la
evaluación de las líneas eritrocíticas, leucocitaria y megacariocítica,
determinando anormalidades en forma, tamaño, color e inclusiones
citoplasmáticas, dando una medida cuantitativa y cualitativa de los elementos
que lo conforman

2. OBJETIVOS
- Aprender la técnica correcta para realiza un Frotis Sanguíneo.
- Conocer las diferentes tinciones utilizadas en dicha práctica.
- Conocer los diferentes métodos.

1
3. MARCO TEÓRICO

Podemos definir el frotis sanguíneo, o extensión sanguínea, como una fina


película de sangre extendida sobre un portaobjetos, de modo que las células
sanguíneas estén dispuestas en una capa. La finalidad de la extensión
sanguínea es la observación al microscopio óptico de las células presentes
en la muestra.

Las extensiones sanguíneas se pueden realizar de forma manual o de forma


automática. En esta práctica se utiliza la técnica manual del portaobjetos,
también llamada técnica de los dos portaobjetos.

3.1 Técnicas de realización de frotis sanguíneos

Los frotis sanguíneos pueden realizarse mediante técnicas manuales o


técnicas automáticas. La técnica manual más utilizada es la técnica del
portaobjetos. Otra técnica manual que veremos es la técnica del
cubreobjetos.

En cuanto a las técnicas automáticas, éstas se llevan a cabo mediante


extensores automáticos. Estos dispositivos pueden ser de dos
tipos: Spinner y Autoslide.

Un Spinner es una centrífuga que realiza frotis sanguíneos por


centrifugación. Cuenta con un plato específico para porta objetivos que
alcanza velocidades muy altas en muy poco tiempo. Se coloca una gota de
sangre en un portaobjetos y se somete a centrifugación, obteniendo una fina
capa homogénea de células. Cuenta con el inconveniente del posible
hemólisis de los hematíes debido a la fuerza centrífuga.

Un Autoslide es un extensor automático como tal, llevando a cabo, de forma


mecánica, la técnica del portaobjetos. Dependiendo de la complejidad de su

2
construcción, el Autoslide puede hacer la extensión, fijarla y teñirla. Además,
pueden tener la posibilidad de acoplarse a algunos contadores
hematológicos.

3.1.1 Técnica del cubreobjetos

Es una técnica manual poca o muy poca utilizada. Se usan dos cubreobjetos
en lugar de los portaobjetos de la técnica manual más utilizada. Se deposita
una gota de sangre en el centro de un cubre y se coloca otro cubreobjetos
encima. La colocación debe favorecer la separación, por deslizamiento, de
ambos cubres en sentidos opuestos, es decir, el cubreobjetos que se coloque
encima debe estar girado con respecto al de debajo.

3.1.2 Técnica del portaobjetos

Es la técnica de elección en la práctica clínica. Se utilizan dos portaobjetos,


uno de ellos de canto esmerilado. Se coloca una pequeña gota de sangre en
el lateral de un portaobjetos, que se extenderá a lo largo del mismo con la
acción del portaobjetos esmerilado. Éste se desplaza sobre el portaobjetos
normal arrastrando la gota hasta que quede totalmente extendida. Para ello
debe formar un ángulo de 30-45º con el portaobjetos horizontal sobre el que
se extiende la muestra.

3
1. Se deposita, con una pipeta pasteur, una gota pequeña de sangre en un
extremo de un portaobjetos.

2. Cogemos el portaobjetos esmerilado y lo ponemos en perpendicular en el


otro extremo del portaobjetos horizontal. Dibujamos un ángulo de 30-45º en
dirección a la gota de sangre y retrocedemos hacia ella sin despegarlo del
portaobjetos horizontal. Solo nos detendremos en el preciso instante en el
que el extremo del portaobjetos esmerilado tome contacto con la gota de
sangre.

3. Moveremos muy levemente la porta esmerilado, de izquierda a derecha,


hasta que la gota de sangre se distribuya completamente en el canto. A
continuación, moveremos la porta hacia el otro extremo, arrastrando la
sangre y creando el frotis sanguíneo.

4. Antes de llegar al final del extremo levantaremos el portaobjetos de canto


esmerilado.

5. El frotis sanguíneo está hecho. Las variables que veremos a continuación


determinarán si está bien hecho o no. Si está bien hecho podremos fijarlo,
teñirlo y visualizarlo al microscopio óptico.

4
3.2 Precauciones que se deben tener con esta técnica.

 El material debe estar completamente limpio y desengrasado. No es una


preocupación para el laboratorio clínico y biomédico de un gran hospital,
donde los portaobjetos se desechan. Pero para el laboratorio de un centro de
estudios, con presupuesto muy limitado, la limpieza y reutilización de los
portaobjetos está a la orden del día. Si un frotis sanguíneo no es digno de
ser fijado y teñido, la porta se echa a una cubeta con una disolución de agua
con lejía al 10% y unas gotas de desengrasante.

 Uso adecuado del portaobjetos. Esté recién limpio o nuevo a estrenar, el


portaobjetos se deberá manejar sujetándolo por los bordes. Los guantes
pueden tener suciedad, grasa o restos del material que estemos usando. Si
tocamos abiertamente la superficie del portaobjetos, es posible que el frotis
sanguíneo no salga correctamente aun cuando ejecutemos la técnica
debidamente. En el caso de no usar guantes, que estaría doblemente mal
hecho, si tocamos la superficie de la porta, éste se verá contaminado con la
flora bacteriana de la piel y la grasa presente en la epidermis.

 En una punción capilar se debe desechar la primera gota. Si se va a realizar


un frotis sanguíneo a partir de sangre capilar, es conveniente desechar la
primera gota.

 Sangre venosa anticoagulada con EDTA. Si la sangre procede de una punción


venosa debe estar anticoagulada con EDTA, ya que es el anticoagulante que
guarda mejor la morfología celular. El frotis sanguíneo debe realizarse antes
de dos horas desde el momento de la extracción, debido a que el efecto del
EDTA sobre los leucocitos puede provocar hinchamiento nuclear con falso
aumento de los neutrófilos cayados y vacuolización citoplasmática.

5
3.3 Factores que determinan el grosor del frotis sanguíneo con la técnica del
portaobjetos

Existen una serie de factores que determinarán el grosor del frotis sanguíneo
sobre el portaobjetos:

 Cantidad de sangre: La cantidad de sangre que depositemos sobre la porta,


en forma de gota, es primordial. Si la gota es gruesa y con mucha cantidad,
la extensión será larga y con mayor espesor. En cambio, si la gota es
pequeña la extensión sanguínea será corta y fina.

 Hematocrito: Es la parte porcentual de la fracción hemática respecto a


la sangre total. En muestras con variaciones importantes de hematocrito es
posible que nos veamos obligados a modificar el ángulo de ejecución de la
técnica del portaobjetos.

 Ángulo de ejecución: Un ángulo mayor de 45º, entre el portaobjetos


esmerilado y el portaobjetos normal que se sitúa de forma horizontal, supone
un frotis sanguíneo más grueso y corto. En cambio, si el ángulo de ejecución
es menor de 45º el frotis sanguíneo estará formado por una extensión fina y
larga.

 Rapidez: La velocidad a la que ejecutamos la técnica también tiene mucho


que decir al respecto. Independientemente del resto de variables, la
velocidad de ejecución debe ser constante y adecuada. A mayor rapidez
mayor grosor de la extensión, y a menor rapidez, la extensión será más fina.

3.4 Características de un frotis sanguíneo

Un frotis sanguíneo ideal debe cumplir una serie de requisitos:

 No debe cubrir toda la superficie del portaobjetos.

 Su espesor debe ir disminuyendo desde el inicio hasta el final.

6
 La sangre debe ir dispuesta en una sola capa de tal modo que no queden
huecos a lo largo de la extensión sanguínea.

 Las bandas laterales deben ser lisas.

 Los bordes laterales de la extensión deben estar separados de los bordes de


la porta 1-2 mm.

Además, un frotis sanguíneo realizado mediante la técnica del portaobjetos


presenta tres zonas claramente diferenciadas:

 Cabeza: Es la zona inicial de la extensión. Si atendemos a las características


que debe presentar un frotis sanguíneo ideal, la cabeza será la zona con
mayor grosor. De hecho, los hematíes pueden estar formando más de una
capa.

 Cuerpo: Es la zona intermedia de la extensión sanguínea y la más adecuada


para el estudio de las células. Existe una adecuada proporción de leucocitos
en esta zona.

 Cola: Es la zona final del frotis. En ella los hematíes se disponen en forma
de mosaico, deformados, y homogéneamente coloreados. Los leucocitos
dispuestos en esta zona suelen ser los más grandes (monocitos y
granulocitos).

7
4. ANTECEDENTES

George Richards Minot nació en Boston (Massachusetts) el 2 de diciembre


de 1885. En 1914 fue ayudante en la Escuela de medicina de la Universidad
John Hopkins, Baltimore. Estuvo bajo la dirección de William S. Thayer.
Realizó investigaciones sobre la sangre que luego le servirían a William H.
Howells que investigaba la coagulación de la sangre.

En 1915 centró sus trabajos en las diversas formas de anemia y de forma


especial en la llamada “anemia perniciosa”. Entonces no existía tratamiento
para esta enfermedad que acababa matando a quien la sufría. Sólo se
disponía del hierro para tratar algunas anemias y la transfusión de sangre
fresca. Teñía con anilina, que introdujo Paul Ehrlich, los frotis de sangre para
observar la morfología de las células rojas, blancas, así como de las
plaquetas. En los casos de anemia perniciosa se fijó en que había una
disminución progresiva de glóbulos rojos con un aumento de su tamaño.

5. PROCEDIMIENTO

5.1 Materiales:

Alcohol de 96%

Algodón

Portaobjetos

8
Ligadura o torniquete

Agujas

Capuchón

Tubos de muestra de sangre

Bata / guantes

5.2 Parte Experimental:

5.2.1 Toma de Muestra

Primero instalamos al paciente Posteriormente palpamos la vena


de una manera cómoda sobre a que vamos a puncionar, y
una mesa y luego colocamos limpiamos la zona con alcohol de
la ligadura a 10cm del sitio a 96°.
puncionar y le pedimos al
paciente hacer puño.

9
Antes de puncionar observamos que
el que el bisel este hacia arriba; en
ángulo de 530º para atravesar la piel y
luego disminuir el ángulo para no
atravesar la vena y sacamos la
muestra.

Al final tenemos la muestra y


etiquetamos la muestra con nombre
completo del paciente, número de
afiliación, fecha y hora.

10
5.2.2 Frontis Sanguíneo

Inmediatamente se
En seguida colocamos extenderá a lo largo del
una gota de la muestra portaobjeto con la acción
en el portaobjeto. del portaobjeto
esmerilado

Al final tenemos el frotis


sanguíneo.

11
6. RESULTADOS

- Se obtuvo la muestra de frontis sanguíneo, se utilizó la técnica adecuada


para esta práctica y se cumplió con el objetivo que era aprender a realizar
una extensión sanguínea o frotis sanguíneo cumpliendo todas las normas de
bioseguridad.
- además, es necesario de tubos que no sean tapa rosca, para colocar con
mayor facilidad la gota de sangre.
- cabe recalcar que, para un resultado más óptimo de debe realizar un solo
movimiento en una sola dirección (sin regresar).

7. CONCLUSIONES

- Esta práctica ayudó a aprender cómo realizar un estudio de laboratorio muy


básico pero muy importante,
- El examen e interpretación del frotis de sangre es esencial para determinar
la Etiopatogenesis, así como el seguimiento y control de una serie de
enfermedades incluyendo condiciones hematológicas.
- El frotis sanguíneo es un estudio muy fácil de realizar, pero muy importante ya que
ayuda al diagnostico de diversos trastornos que pueden afectar a las células
sanguíneas y por consecuencia al organismo, estas enfermedades pueden incluir
anemias, leucemias, trastornos plaquetarios, trastornos inmunes, etc.

8. RECOMENDACIONES

 Al realizar el Frontis Sanguíneo, este no debe cubrir toda la superficie del


portaobjetos.
 La sangre debe ir dispuesta en una sola capa de tal modo que no queden
huecos a lo largo de la extensión sanguínea.
 Al momento de realizar la práctica hay que tener mucho cuidado con los
objetos punzo cortante ejemplo (agujas) o material biológico (la sangre).
 Antes de realizar la práctica debemos tener previo conocimiento y con ayuda
del profesor para poder realizar la práctica.

12
 Su espesor debe ir disminuyendo desde el inicio hasta el final.
 Las bandas laterales deben ser lisas.
 Los bordes laterales de la extensión deben estar separados de los bordes de
la porta 1-2 mm.

9. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

- Frotis de sangre [Internet]. Maryland: University of Maryland. Medical


Center;2017.en:
http://www.umm.edu/health/medical/spanishency/articles/frotis-de-sangre
- Ángel G., Ángel M. Interpretación clínica del laboratorio. 7 ed. Colombia:
Médica Panamericana, 2006. xxviii + 702p.
- Rodak B. Hematología: fundamentos y aplicaciones clínicas. 2 ed.
Rondinone S, trad. Buenos Aires: Médica Panamericana, 2004. 884p.

13