Anda di halaman 1dari 1

PROYECTO DE GRADO

“EL MUNDO Y SUS DEMONIOS” – Carl Sagan


Carlos Sebastian Castro Castro

El capítulo 1 ‘Lo más preciado’ explica la manera en que la ciencia es percibida por la sociedad
y las herramientas que se tienen en la actualidad para informar a la comunidad en general sobre
la razón de ser de los avances científicos, el origen, la relevancia, sus aplicaciones, su
metodología y sus actores principales. Este capítulo inicia narrando la experiencia entre el autor
Carl Sagan y el chofer que lo acompañó durante un día en sus compromisos, cuenta la
conversación que estos tuvieron y la manera en cómo aquel hombre percibía ciertas algunas
afirmaciones erróneas sobre la ciencia como la existencia de la Atlántida, la existencia de ovnis,
entre otros, así mismo, en cómo el autor desmentía dichas creencias y motivaba al chofer a
conocer aspectos, aplicaciones y estudios reales de ciencia. De esta manera inicia el autor a
exponer lo que él denomina pseudociencia, la cuál es básicamente la percepción de creencias
falsas, no comprobadas o simplemente delirantes de situaciones que para la mayoría de las
personas resultan incomprensibles, ilógicas o anómalas; a la vez que permite al creyente de esta
doctrina dar respuesta a sus dudas y satisfacer “vacíos” que la ciencia moderna no es capaz de
llenar.

A lo largo del capítulo se expone la idea de que es necesario educar a la sociedad en general
sobre ciencia y tecnología como contramedida a creencias pseudocientíficas que ganan cada vez
más terreno y aceptación en las creencias de la comunidad, y en ocasiones de la comunidad
política y científica misma. Considero que dicha educación se requiere de manera urgente y
certera en todos los niveles de formación académica y profesional, ya que considero la
aceptación de la ciencia como única herramienta para comprender nuestro entorno y las leyes
que gobiernan nuestra naturaleza. Conocer el poder y relevancia de la ciencia nos motiva a
promover y apoyar planes y políticas que permitan la investigación científica y, por ende, el
mejoramiento de la calidad de vida de las personas. Adicionalmente, la formación en ciencia es
fundamental para la sostenibilidad de toda civilización porque incentiva el crecimiento
económico, la sustentabilidad de la civilización a largo plazo, el desarrollo tecnológico y el
prestigio de la nación. Si pretendemos vivir en una sociedad próspera, amigable con el medio
ambiente, tecnológicamente desarrollada, sustentable en el tiempo, próspera y en paz,
debemos elegir la ciencia como único camino a la verdad.