Anda di halaman 1dari 550

A c e rc a d e l autor:

Gilberto Sotelo Avila,


obt uvo en 1959 el título de Ingeni ero
Civil y en 1961 el g rado d e M ae st ro en
Ingeni ería (Hidráulica) en la Facultad
d e In ge nier ía d e la Universidad Nacio­
nal Autó no m a d e M éxico. En 1961 y
1962, tr abajó como In ve st igad or Asis­
tente p o r un p e río d o de seis meses en el
labo rat orio d e Investigacion es Hidráu ­
lica y Mecán ica de Suelos en la Un iv e r­
sidad Técnica Fed e ral d e Zurich y p o r el
mismo p e río d o en el Lab or atorio F ed e ­
ral de obras Hidráulicas de Karlsruhe.
P ost eriorm en te, du rante diez años fue
proyec tista d e obras hidráulicas en la
S ecre ta ría d e Recursos Hidráulicos y en
la Comisión d e l Río Balsas.
D esde 1959 ha impart ido d if e ren ­
tes cáted ras de hidráulica, tanto a nivel
profes ional como d e p o s grado en la
Facultad de Inge ni ería d e la Universidad
Nacional Autó no m a de M é x ico y desd e
1967 es pro f eso r e in ve st igad or de
tiempo completo en dicho centro de
estudios. Ha publicado más de 3 6 tra­
b ajos s o bre dife ren tes temas de investi­
gación y ha co la bo ra do en otras obras
originales relacio nad as con su especiali­
dad. Actu almente es je f e del Dep art a­
mento de Inge ni ería Civil Topográfica
y G e o dési ca en la División Profesional
de la pro pia Facultad.
HIDRÁULICA GENERAL
Volumen I

Fundamentos
HIDRÁULICA
í' '

GENERAL
V o l . 1

F U N D A M E N T O S

G IL B E R T O SO TELO Á V IL A

Profesor Titular de la Universidad


Nacional Autónoma de México

B LIMUSA
NO RIEGA EDITORES
M ÉXICO • España • Venezuela • Colombia\
La presentación y disposición en conjunto de
HIDRÁULICA GENERAL VOL. 1
son propiedad del editor. Ninguna parte de esta obra
puede ser reproducida o transmitida, mediante ningún sistema
o método, electrónico o mecánico (INCLUYENDO EL FOTOCOPIADO,
la grabación o cualquier sistema de recuperación y almacenamiento
de información), sin consentimiento por escrito del editor.
Derechos reservados:
© 1994, EDITORIAL LlMUSA, S.A. de C.V.
GRUPO NORIEGA EDITORES
Haldetas 95, C.P. 06040, México, D.F.
Teléfono 521-21-05
, Fax 512-29-03
Miembro de la Cámara Nacional de la Industria
Editorial Mexicana. Registro número 12Í
Primera edición: 1974
Primera reimpresión: 1976
Segunda reimpresión: 1977
Tercera reimpresión: 1979
Cuarta reimpresión: 1980
Quinta reimpresión: 1981
Sexta reimpresión: 1982
Séptima reimpresión: 1984
Octava reimpresión: 1985
Novena reimpresión: 1987,
Décima reimpresión: 1989
Decimaprimera reimpresión: 1990
Decimásegunda reimpresión: 1991
Decimatercera reimpresión: 1992
Decimacuarta reimpresión: 1993
Decimaquinta reimpresión: 1994
Impreso en México
(12938)
TSBN 968-18-0503-8
A Rosario
Gilberto
y Lucía Ingrid
L o s lib r o s d e m e c á n ic a d e flu id o s , u sa d o s a c tu a lm e n te c o m o te x to s
e n lo s cu rsos d e l m is m o n o m b re y en lo s c u rso s in t r o d u c t o r io s d e h id rá u ­
lica , fo r m a n u na la r g a lista . S in e m b a rg o , la m a y o r ía n o so n ob ra s o r i­
g in a le s e s c rita s e n e s p a ñ o l, d ifíc ilm e n te se a d a p ta n a lo s p r o g r a m a s d e
e s tu d io v ig e n te s en la s fa c u lta d e s y es cu ela s d e in g e n ie r o s d e n u es tro s
p a íses, y a d em á s, ca si in v a r ia b le m e n te , o fr e c e n u n t r a ta m ie n to m u y a m ­
p lio , c o n la id e a d e q u e e l m a t e r ia l p r e s e n ta d o p u e d a a d a p ta rs e a lo s
c u rso s d e c u a lq u ie r r a m a d e in g e n ie r ía a n iv e l p r o fe s io n a l y , a v e c e s , d e
p o s g r a d o . E l o b je t o d e e s ta o b ra es p r o p o r c ib n a r a l e s tu d ia n te d e h a b la
c a s te lla n a e l g r a d o d e e s p e c ia liza c ió n q u e se r e q u ie r e h o y d ía y , p o r e llo ,
h e tr a ta d o d e in c o r p o r a r en u n t e x t o d e h id r á u lic a d e n iv e l p r o fe s io n a l
lo s fu n d a m e n to s d e la m e c á n ic a d e flu id o s q u e tie n e n a p lic a c ió n d ir e c ta
a lo s p ro b le m a s q u e a ta ñ e n a l in g e n ie r o c iv il.

L o s m é to d o s d e a n á lis is d e la m e c á n ic a d e flu id o s se basan; e n lo s


p o s tu la d o s fu n d a m e n ta le s d e la fís ic a , en la s técn ica s d e l a n á lis is m a te ­
m á t ic o y en re s u lta d o s e x p e rim e n ta le s . E s to p e r m ite e s ta b le c e r ec u a c io ­
n es d é n a tu r a le za g e n e r a l, e n c o n tr a s te c o n la h id r á u lic a e m p íric a , cu y as
fó r m u la s c o rr e s p o n d e n a u n á re a lim ita d a d e e x p e r im e n ta c ió n y , p o r
ta n to , re q u ie r e n e x tr a p o la c io n e s q u e d e b e n t o m a r s e c o n c ie r ta r e s e rv a .
D u ra n te m u c h o s a ñ os lo s m é to d o s d e a n á lis is se b a sa ro n en e l e s tu d io
d e l e q u ilib r io d in á m ic o d e v o lú m e n e s d e c o n tr o l in fin ite s im a le s y en e l
m o v im ie n to in d iv id u a l d e la s p a rtíc u la s . L a s e c u a cio n es o b te n id a s d e
e s ta fo r m a d e a n á lis is so n d e t ip o d ife r e n c ia l y p e r m ite n o b te n e r s o lu ­
cio n e s p a r a casos p a r tic u la r e s , sin im p o r t a r la c o m p le jid a d n i la d iv e r ­
s id a d d e c o n d ic io n e s d e fr o n t e r a q u e se en c u e n tre n en la p rá c tic a .

E n la ú ltim a d é ca d a h a s id o im p o r ta n te e l n u e v o e n fo q u e d e la m e ­
c á n ic a d e flu id o s b a s a d o en e l a n á lis is d e v o lú m e n e s fin it o s d e c o n tr o l.
E s to h a fu n d a m e n ta d o y s is te m a tiz a d o lo s m é to d o s d e a n á lis is y a tra ­
d ic io n a le s en Iq h id rá u lic a , la cu a l se h a o c u p a d o p r in c ip a lm e n te d e l f l u j o
u n id im e n s io n a l.

E n es té lib r o n o se p re sen ta n d e s a r r o llo s y e c u a cio n es d ife r e n c ia le s


prólogo

que se consideran tradicionales en esta especialidad (p o r ejemplo, la


ecuación de Navier-Stokes), sino aquellos conceptos, métodos y ecuacio­
nes que me parecen importantes para el ingeniero civil. Con este fin,
he hecho énfasis en diferenciar las bases y las limitaciones que tienen
las ecuaciones derivadas.

E l texto fue preparado para impartir el primer curso semestral de


hidráulica para estudiantes de ingeniería civil. Los temas y el orden
de los mismos se adaptan al program a actualmente vigente en la Facul­
tad de Ingeniería de la Universidad JSTacional Autónoma de México.

El principio de continuidad, las ecuaciones del movimiento, la ecua­


ción de la energía para el flujo permanenteKy la ley de la cantidad de
movimiento se desarrollan ampliamente en la solución de problemas del
flu jo de líquidos. De esta manera, se trata de qué el estudiante com­
prenda claramente las propiedades de los líquidos, ' las leyes que rigen
su movimiento y adquiera la habilidad necesaria para resolver proble­
mas prácticos.

Los cinco primeros capítulos se dedican a la presentación de los


principios fundamentales que abarcan la estática, cinemática y dinámica
de líquidos. Se obtienen las ecuaciones fundamentales del tipo más ge­
neral para flu jo no permanente y se particularizan para el permanente.
E n el capítulo 5 se presentan las leyes de similitud más importantes en
la experimentacióm Con el fin de hacer una rápida aplicación de la teoría
y como antecedentes del flu jo en tubos y canales, los capítulos 6 y 7
tratan principalmente de orificios, compuertas y vertedores de pared del­
gada. Después, en el capítulo 8, se presenta la resistencia al flujo en
conductos a presión como introducción al análisis de sistemas de tubos,
tratado en el capítulo 9. E l capítulo 10 expone la teoría del flu jo con
potencial como un modelo matemático para la solución de numerosos
problemas de ingeniería civil. Finalmente, en el capítulo 11 se propor­
ciona una introducción a los aspectos importantes del empuje de un
flujo sobre un cuerpo, de interés no sólo en la hidráulica, sino también
como base para entender el empuje de viento sobre estructuras.

E n hidráulica, la presentación tradicional de las leyes de similitud


suele hacerse con base en el análisis dimensional. Sin embargo, consi­
dero que de esta manera el estudiante se preocupa más por entender
el procedimiento matemático que la esencia de la teoría de la semejanza.
P or esta razón he incluido la metodología del análisis dimensional en un
apéndice al final del libro, tratándolo como una herramienta matemática
básica para el investigador que desea sistematizar un nuevo experimento.

En el Apéndice B se trata la teoría semiempírica de Prandtl-von


K árm án para flujos viscosos turbulentos a fin de complementar los as­
prólogo 9

pectos teorícesele la resistencia al flujo tratados en el capítulo 8. Ade­


más, en la presentación de los temas de cada capítulo, he tratado de dar
preferencia a los aspectos básicos, dejando én segundo término los as­
pectos puramente informativos. De esta manera, n o , será necesario que
el profesor abarque todo el contenido, sino lo s , puntos qué son funda­
mentales, dejando que el estudiante, poi sí solo, aprenda a manejar la
información en la solución de nuevos problemas. Considero que el pro­
pósito principal de este volumen ps sentar las bases de la hidráulica,
haciendo énfasis en el flujo permanente en estructuras hidráulicas, para
poder continuar, en un segundo volumen, las aplicacióhes a problemas
de ilujo permanente a superficie libre.

La presente obra es el producto de un largo proceso de adaptaciones


y cambios. Éstos se deben, por una parte, a la experiencia adquirida en
quince años de enseñanza devla materia a nivel profesional así como de
posgrado, y en la práctica simultánea de la ingeniería hidráulica tanto
en sus aspectos aplicativos, como de investigación. Por otra parte, son
la consecuencia de las distintas reformas hechas en años recientes en
los planes de estudio de las carreras de ingeniería.

He tratado que la obra sea la continuación lógica de los primeros


cursos de mecánica, es decir, estática, dinámica y posiblemente de la
mecánica del medio continuo. Se supone que el lector también ha estu­
diado el álgebra, cálculo vectorial y las ecuaciones diferenciales elemen­
tales. Los operadores de campos vectoriales se tratan como parte del
texto. Además, se proporcionan soluciones numéricas apropiadas para
su programación en computadoras, teniendo en cuenta la gran impor­
tancia de dichas máquinas y que cada vez es más fácil disponer de ellas.

Se presentan numerosos ejemplos, completamente resueltos, para acla­


rar los conceptos y m ostrar su aplicación a problemas específicos. Al
final de cada capítulo se incluyen piob’emas para qpe los resuelva el
estudiante. Se ha tenido cuidado de t\ itar problemas que tienen solu­
ciones estereotipadas, a fin de propiciar ei desarrollo de esa habilidad
analítica que debe poseer el ingeniero para resolver los diversos proble­
mas encontrados en la práctica. De este modo, sin demérito en la pre­
sentación de fundamentos, se intenta cerrar la brecha existente entre
teoría y práctica. P or ello se espera que el libro sea también útil al
ingeniero que ejerce su profesión, ya que encontrará en él los fundamen­
tos de la hidráulica, así como información de tipo práctico.
C’ J
En un libro de este tipo, es difícil hacer el reconocimiento de todas las
fuentes originales usadas pero, hasta donde ha sido posible, éstas se
citan en la Bibliografía de acuerdo con el orden en que aparecen en el
texto. Pido disculpas por las omisiones que, obviamente, son involun­
tarias. (
p rólogo

, N o quisiera terminar sin dejar constancia de mi profundo reconoci­


miento aL Prof. José Luis Sánchez Bribiesca, pionero en enseñanza de la
hidráulica moderna en México, quien ha trazado el sendero a seguir me­
diante sus investigaciones en la Facultad de Ingeniería de la Universidad
Nacional Autónoma de México.

También doy gracias al Dr. Enzo Levi por su calidad humana, sabias
enseñanzas y por los valiosos consejos que me ofreció durante la prepa­
ración del manuscrito.

Finalmente, expreso mi agradecimiento al Instituto de Ingeniería de


la Universidad Nacional Autónoma de México por el interés mostrado
en la publicación preliminar de esta obra en form a de apuntes, que per­
mitió usarla de inmediato en la docencia; y también a aquellos profe­
sores de la asignatura en la vFacultad de Ingeniería de la Universidad
Nacional Autónoma de México que me han hecho diferentes observa­
ciones y comentarios respecto a la versión final de la misma.

P R O LO G O A L A S E G U N D A R EIM PRESIO N

El autor agradece la aceptación que ha tenido el libro, tanto en México


como en los países de Latinoamérica, al grado de agotar las impresiones an­
teriores. He recibido muchas cartas y observaciones personales de colegas
nacionales y extranjeros, de estímulo y apoyo por el trabajo realizado, lo
que agradezco profundamente.
En esta nueva reimpresión se han corregido, hasta donde fue posible, los
errores tipográficos de las anteriores. Asimismo, al final del libro, se han in­
cluido los resultados obtenidos en la solución de los problemas de número
impar de cada capítulo. í
Extiendo mi agradecimiento a los ingenieros Juan José Muciño y Arturo
Manuel Monforte por él esfuerzo realizado en las soluciones de los problemas
incluidas en esta reimpresión.

, El autor

Ciudad de México
Contenido
PRÓ LO G O

C A P IT U LO 1. P R O PIE D A D E S DE LOS FLUIDOS

1.1 Introducción, 15 x .
1.2 Fuerzas que actúan en el interior de un fluido, 18
1.3 Temperatura, 21 /-
1.4 Densidad y peso específico, 21
1.5 Viscosidad, 23
1.6 Compresibilidad, 28 -
1.7 Presión de vaporización, 29
1.8 Tensión superficial y capilaridad, 30
1.9 Procesos y propiedades térmicas de los gases, 32
1.10 Velocidad de las ondas sonoras en el seno de
un fluido, 35
Problemas, 36

C A P IT U LO 2. H IDRO STÁTICA

2.1 Introducción, 39
2.2 Ecuaciones fundamentales, 39
2.3 Dispositivos para la medición de presiones
hidrostáticas, 44
2.4 Empuje hidrostático sobre superficies planas, 45
2.5 Empuje hidrostático sobre superficies curvas, 53
2.6 Principió de Arquímedes, 58
2.7 Condiciones de equilibrio de los cuerpos
en flotación, 60
2.8 Equilibrio del movimiento, 63 '
2.9 Fuerzas capilares, 66
Problemas, 68

C A P ÍT U LO 3. CINEMÁTICA DE LOS LÍQ UID OS

3.1 Introducción, 87
3.2 Los campos de un flujo, 87
contenido

3.3 Los campos vectoriales de velocidad, aceleración


y rotacional, 88
3.4 Clasificación de los flujos, 96'
3.5 Métodos para describir un flujo, 99
3.6 Línea de corriente, trayectoria y tubo de flujo, 100
* 3.7 Concepto'de gasto o caudal, 103
3.8 Función de corriente, 105
Problemas, 108

C A P IT U LO 4. ECUACIONES FUND A M E NTALES DE LA


H ID R A ULICA

4.1 Aspectos generales, 111 J


4.2 Métodos de lanálisis, 112
4.3 Ecuación de continuidad, 114
4.4 Ecuación de la energía, 121 ;
4.5 Ecuación de la cantidad de movimiento, 131
4.6 Sobre la aplicación de las ecuaciones de energía
y de la cantidad de movimiento, 133
4.7 Dispositivos de medición y de aforo, 136
4.8 Pérdida debida a una ampliación brusca de
sección. Fórm ula de Bórda-Cam ot, 139
Problemas, Í69

C A P IT U LO 5. SIM ILITUD DINAM ICA

5.1 Aspectos generales, 183


5.2 Similitud geométrica, 185
5.3 Similitud cinemática y dinámica, 186
5.4 Leyes de similitud, 188 v>
5.5 Planeación y construcción del modelo, 196
Problemas, 197

C A P IT U LO 6. ORIFICIOS Y COM PUERTAS

6.1 Ecuación general de los orificios, 203


6.2 Coeficientes de velocidad, contracción y gasto,
en orificios de pared delgada, 204
6.3 Pérdida de energía, 208
6.4 Orificios de grandes dimensiones o cargas
v pequeñas, 209
6.5 Orificios con contracción incompleta, 211
6.6 Orificios con descarga sumergida, 212
contenido

6.7 Compuertas, 213


6.8 Orificios de pared gruesa, 220
6.9 Orificios de form a especial, 226
6.10 Perfil de chorro en orificios de pared delgada, 228
6.11 Orificios bajo carga variable, 230
i .Problemas, 232

C A P ÍT U LO 7. V ER T ED O R E S >

7.1 Introducción, 241


7.2 Vertedores de pá'red delgada, 241
7.3 Vertedores de pared gruesa, 266
7.4 Vertedores con cresta redondeada, 269
Problemas, 272 ^

C A P ÍT U LO 8. RESISTENCIA A L FLUJO E N CONDUCTOS


A PRESIÓ N v.

8.1 Aspectos generales, 227


8.2 Fórm ula de Darcy-Weisbach, 278
8.3 Investigaciones experimentales sobre las
pérdidas por fricción en tubos, 279
8.4 Resistencia al flujo en tubos comerciales, 281
8.5 Tubos de sección no circular, 291
8.6 Fórmulas empíricas de fricción, 292
8.7 Pérdidas locales, 296
Problemas, 317

C A P ÍT U LO 9. ANALISIS DE SISTEMAS DE T U B O S

9.1 Introducción, 323


9.2 Dispositivos de aforo en tuberías, 323
9.3 Conducto sencillo, 329 A
9.4 Sistema de tubos en paralelo, 342
9.5 Redes abiertas, 345
9.6 Redes cerradas, 352
9.7 Diámetro económico, 365
Problemas, 368

C A P ÍT U LO 10. FLUJOS CON P O T EN C IAL

10.1 Introducción, 405


14 contenido

10.2 Ecuaciones fundamentales, 407 ~


10.3 Propiedades de la función potencial y condiciones
de frontera, 411
10.4 Métodos gráficos para uná red de flujo
bidimensional, 415
1(^.5 Métodos numéricos de solución, 424
10.6 Métodos de solución analítica, 440
10.7 Analogías, 462
Problemas, 463

C A P IT U LO 11. EMPUJE DINÁM ICO DE U N FLUJO SOBRE


UNCUERPO 471

11.1 Aspectos generales, 471


11.2 Conceptos fundamentales, 472
11.3 Arrastre por fricción, 476
11.4 Arrastre total de cuerpos bidimensionales, 478
11.5 Arrastre total de cuerpos tridimensionales, 484
11.6 Sustentación y vibración, 488
11.7 Em puje de viento sobre estructuras, 493
11.8 Em puje hidrodinámico sobre pilas de
puente, 498
11.9 Cavitación, 499
Problemas, 500

APÉNDICE A ANÁLISIS DIM ENSIO NAL 507

A .l Introducción, 507
A.2 Sistemas de unidades, 507
A.3 Factores de conversión, 511
A.4 Análisis dimensional, 513
Problemas, 522

APÉNDICE B TE O R ÍA DE LO S FLUJOS VISCOSOS 527

B .l Concepto de cada límite y rugosidad superficial, 527


B.2 Flujo laminar, 529
B.3 Flujo turbulento, 532
B.4 Leyes de resistencia al flujo turbulento, 538
Problemas, 543 '
REFERENCIAS 544
SOLUCION DE L O k PROBLEMAS IMPAR ES 549
INDICE ALFABÉTICO 559
1

PROPIEDADES DE LOS FLUIDOS

1.1 Introducción

1.1.1 Características de los fluidos

De acuerdo con el aspecto fínico que tiene en la naturaleza, la materia


se puede clasificar en tres estados: sólido; líquido y gaseoso, de los cuales
los dos últimos se conocen como fluidos.
A diferencia de los sólidos, por su constitución molecular los fluidos
pueden cambiar continuamente las posiciones relativas de sus moléculas,
sin ofrecer gran resistencia al desplazamiento entre ellas, aun cuando éste
sea m uy grande.
La definición anterior implica que si el fluido se encuentra en reposo
en su interior no pueden existir fuerzas tangenciales a superficie alguna,
cualquiera que sea su orientación, y que dichas fuerzas se presentan sólo
cuando el fluido está en moviniiento. P or el contrario, un sólido en reposo
sí admite fuerzas tangenciales a las superficies — en igualdad de condicio­
nes— , las cuales producen desplazamientos relativos entre sus partículas
con uña magnitud perfectamente definida. Si el sólido es elástico y la
fuerza no rebasa una magnitud llamada de fluencia del material, aquél
recupera su form a original en el momento en que cesa la fuerza aplicada.
Otra característica peculiar del fluido es que, como no tiene form a propia,
adquiere la del recipiente que lo contiene.
Con las consideraciones anteriores aparentemente resultaría claro dis­
tinguir los sólidos de los flu id o s; sin embargo, hay substancias cuya cla­
sificación no es fácil, como por ejemplo el alquitrán, que a pesar de tener
aspecto de sólido su comportamiento corresponde al de un fluido. En efec­
to, si se coloca sobre el piso un bloque de dicha substancia, después de un
período largo sé notará que el material sufre lentamente un cambio en su
forma. P or otra parte, ciertos sólidos llamados plásticos fluyen cuando la
fuerza tangencial que se aplica rebasa cierta magnitud.
Los fluidos poseen una propiedad característica de resistencia a la ra­
pidez de deformación, cuando se someten a un esfuerzo tangencial, que
explica su fluidez. Esta resistencia llam ada viscosidad no sigue las mismas
leyes de deformación de los sólidos, es decir, los esfuerzos tangenciales
que se producen en un fluido no dependen de las deformaciones que experi­
menta, sino de la rapidez con que éstas se producen. Todavía más, la ley
15
16 propiedades de los fluidos

de variapión entre los esfuerzos tangen­ mita sin presentar una superficie libre.
ciales y la rapidez con que ocurren las Sólo en estas condiciones el gas logra su
deformaciones es distinta según el tipo de equilibrio estático.
fluido que se trate; por ejemplo, en los La clasificación anterior se basa epPla
llamados newtonianos el esfuerzo tangen­ propiedad llamada compresibilidad, es
cial es directamente proporcional a la ra­ decir, en su comportamiento bajo la ac­
pidez de la deformación angular a partir ción de esfuerzos de compresión (pre­
de valores cero iniciales, siendo los casos siones). En general, los líquidos se pueden
más comunes el agua, el aire y algunos clasificar como incompresibles. P or ejem­
aceites minerales. Portel contrarío, en los plo, en el caso del agua la reducción media
fluidos llamados no newtonianos la varia­ del volumen por cada kg/cm2 de presión
ción entre esfuerzo tangencial y rapidez es aproximadamente del 0.005 % del vo­
de deformación angular no es lineal, pues lumen original. Por el contrario, los ga­
depende del tiempo de exposición al es­ ses son muy compresibles bajo la acción
fuerzo (s u agitación) y de la m agnitud del dé grandés presiones, pero si los incre-
mismo. Es el caso del betún, los compues­ méñtos de presión y temperatura en el
tos de celulosa, las colas y grasas, pintu­ flujo sori peqüeños, los gases se pueden
ras de aceite, jabones, gomas, alquitrán, considerar también incompresibles; tal
etcétera. es el caSo del aire en movimiento cuando
Otras substancias como las mezclas em­ no existen cambios importantes en su tem­
pleadas en la inyección de suelos (lim o, peratura y cuando las velocidades son in­
bentonita, arcillas, etc.) presentan un com­ feriores al 40 % de la velocidad del sonido.
portamiento que corresponde a los sóli­
dos, en tanto el esfuerzo no alcanza un
1.1.2 El fluido como un medio continuo
cierto valor inicial, pues a partir de éste
se comportan como fluidos; Dichas subs­ A pesar de las diferencias señaladas, una
tancias se consideran dentro del tipo de í buena parte del estudio del comportamien­
fluidos de Bingham (también conocido to de sólidos y fluidos, sometidos a un
como plástico ideal). Otros cuerpos (m e­ sistema de fuerzas, es común a ambos, ya
dios pulverulentos, suelos, asfalto, plásti­ que si en el análisis de su comportamiento
cos, etc.) poseen propiedades intermedias se omite la naturaleza aleatoria de su dis­
entre las de un sólido y un fluido. tribución molecular, los sólidos y los flui­
Fuera de la clasificación general los flui­ dos se pueden considerar medios que po­
dos pueden dividirse en líquidos y gases. seen continuidad en todas sus propiedades
Considerando que un líquido cualquiera y ser estudiados bajo esta suposición.
tiene un volumen definido que varía li­ E l análisis riguroso del comportamien­
geramente con la presión y la tempera­ to de un fluido debería considerar la ac­
tura, al colocar cierta cantidad de aquél ción individual de cada molécula; sin
en tm recipiente de m ayor volumen, adop­ embargo, en las aplicaciones propias de la
ta la form a del mismo y deja una super­ ingeniería el centro de interés reside sobre
ficie libre o de contacto entre e l ,líquido las condiciones medias de velocidad, pre­
y su propio vapor, la atmósfera u otro gas sión, temperatura, densidad, etc., de ahí
presente. N o sucede lo mismo si una can­ que en lugar de estudiar por separado la
tidad igual de gas se coloca en el reci­ conglomeración real de moléculas, se su­
piente, pues este fluido se expande hasta pone que el flujo es un medio continuo,
ocupar el máximo volumen que se le per­ es decir, una distribución continua de ma-
introducción 17

íeria sin espacios vacíos. Tal suposición al caso extremo de que los resultados tu­
es normalmente justificable debido a que' vieran poca identidad con el fenómeno
el número de moléculas consideradas en real. La omisión de algunas propiedades
esta situación es muy grande y la distan­ de los fluidos — como la viscosidad— dio
cia entre ellas muy pequeña. Por esta ra­ lugar al llamado flu jo ideal, que formó
zón en el desarrollo de Iqs siguientes capí­ una ram a de la mecánica de fluidos la
tu los aveces será necesario proponer la exis­cual hoy en día se conoce como hidro­
tencia de un elemento pequeño o partícula dinámica.
del fluido, la cual tendrá que ser suficiente­ E l avance técnico en los últimos años
mente grande para contener muchas mo­ y la ampliación de los campos de interés
léculas. del hombre en nuevos problemas han dado
lugar a la creación de un gran número deu
ramas de la mecánica de fluidos, a tal
1.1.3 Mecánica de fluidos
grado que resulta difícil definir una con-
Es la ciencia en la cual los principios v vención que establezca los límites de apli­
fundamentales de la mecánica general se cación de cada una de ellas. Sin embargo,
aplican en el estudio del comportamiento el campo de interés de un ingeniero civil
de los fluidos, tanto en reposo como en restringe el número de temas de esta cieif-
movimiento. Dichos principios son los de cia principalmente al estudio del movi­
la conservación de la materia y de la ener­ miento de los líquidos.
gía, y las leyes del movimiento de Newton. De ahí que la hidromecánica se pueda
Debe aclararse que dentro del estudio de establecer como una rama importante que
fluidos compresibles se aplican también estudia las leyes del equilibrio y movi­
algunas leyes de la termodinámica. miento de los fluidos incompresibles,
Con las leyes que resultan del estudio espeéialmente los líquidos. Cuando las
,.de la mecánica de fluidos, mediante el leyes y principios de la hidromecánica se
análisis matemático y la experimentación, áplican ál estudio del flujo de agua en es­
se está en posibilidad de explicar los fe­ tructuras que interesan directamente al
nómenos observados y predecir, por lo ingeniero civil, surge entonces la discipli­
menos de manera aproximada, el compor­ na conocida como hidromecánica técnica
tamiento de los fluidos bajo una serie de o hidráulica.
condiciones especificadas. E l objeto de este libro es presentar, des­
Desde los primeros intentos para llevar de un punto de vista moderno, los aspec­
agua de un lugar a otro sin emplear reci­ tos más importantes de la hidráulica, así
pientes, el hombre se interesó en la mecá­ cómo también los puntos comunes de la
nica de fluidos. Sin embargo, por siglos mecánica de fluidos en cuanto a líquidos
sus conocimientos los obtuvo a base de se refiere. - ■ ,
observaciones* tediosos tanteos y empiris­ Además de describir en este capítulo las
mo, con soluciones muy restringidas. A propiedades más importantes de los flui­
partir del siglo x v in los matemáticos y dos newtonianos, se presentan los valores
fisicomatemáticos intentaron dar respues­ numéricos que cuantifican dichas propie­
tas analíticas a muchos problemas del dades usando como ejemplos el agua y el
movimiento de los fluidos, que lograron aire. Se recomienda la lectura del Apéndi­
gracias a una serie de suposiciones sim- ce A en la parte correspondiente a siste­
plificatorias; sin embargo, esto condujo mas de unidades.
18 propiedades de los fluidos

1.2 Fuerzas que actúan en el interior de cífico o unitario o simplemente esfuerzo


un fluido en el punto P ; esto es, se define como
esfuerzo en el punto P, al límite siguiente:
Si en un fluido en movimiento se aísla
idealmente un volumen V C (lim itado por AF dF
la superficie cerrada SC, como se indica S = lim = ——
AA-»0 “A
en la Fig. 1.1a), por la acción del me­
dio que rodea al volumen V C se generan
fuerzas de diferente m agnitud y dirección Sus dimensiones son: f S l = C F L ~ 21, ge­
distribuidas sobre toda la superficie SC, neralmente kg/m2 o kg/cm2.
las cuales se designan como fuerzas de En general, además de la fuerza AF,
superficie. actuará un par transmitido desde los alre­
Se considera sobre la superficie S C un dedores al elemento superficial. Sin em­
elemento de área AA, que encierra al pun­ bargo, en el límite, el par debe desaparecer
to P y sobre el cual actúa la fuerza de haciendo igualmente válida la definición
superficie AF. La magnitud y orientación anterior.
del elemento AA se pueden representar El esfuerzo no sólo depende de la posi­
por AA, vector normal a dicho elemento ción del punto P sino también de la orien­
que, por convención, es de dirección posi­ tación de AA en dicho punto. En general,
tiva hacia afuera del volumen VC . Evi­ la fuerza AF en P podrá descomponerse
dentemente, la fuerza AF será tanto más en dos componentes: una normal AF„ y
pequeña como reducida sea el área AA. Si otra tangencial AF* (F ig. 1.1b) que siguien­
el elemento AA se reduce indefinidamente do la definición, generarán un esfuerzo
en su magnitud, siempre alrededor del normal a y otro tangencial x (o cortante),
punto P, la relación AF/AA entre la fuerza respectivamente. Los esfuerzos o y t a s u
y el elemento de área se aproxima a un vez, se pueden representar por sus compo­
valor límite que se designa esfuerzo espe­ nentes según tres direcciones coordenadas

a) Fuerzas de superficié y de cuerpo. bj Componentes normal y tangencial


de la fuerza de superficie.

Figura 1.1
fuerzas qu e actúan en el interior de un fluido 19

elegidas y, a menudo, se considera que el de un fluido en reposo (o de un fluido


esfuerzo normal es positivo cuando se tra­ ideal o no viscoso, en movimiento) no ac­
ta de una tensión y negativo cuando es túan fuerzas tangenciales sobre el elemen­
compresión. to dé superficie considerado, en el punto P
Además de las fuerzas de superficie, en actúa exclusivamente una fuerza AF nor­
cada punto del volum en V C actúan las mal al elemento de superficie y paralela al
fuerzas de cuerpo que pueden ser de dife­ vector AA. Es claro que dicha fuerza será
rentes tipos: de peso, electromagnéticas, tanto más peqüeñá como reducida sea el
etcétera. área AA del elemento considerado. Si AA
Estás fuerzas se refieren a la unidad se reduce de magnitud indefinidamente
de masa y se expresan por el vector (siem pre alrededor del punto P y cón las
M = X i + Y j + Z k, referido a un siste­ restricciones de continuidad en el fluido),
ma de coordenadas Cartesianas. P or ejem­ la relación AF/AA entre la magnitud de la
plo, si actúa exclusivamente la fuerza de
fuerza y del área se aproxima a un valor
peso y el eje z coincide con la vertical del
v límite que se designa como intensidad
lugar, las componentes de la fuerza de
de presión o, simplemente, presión; esto
cuerpo son:
es, se define como presión en el punto P
al límite siguiente:

AF dF
~ P = hm
dA
donde g es la aceleración local de la gra­
vedad.
Se considera nuevamente el elemento de donde el signo negativo implica que la
área AA que encierra al punto P, de la fuerza A F produce un esfuerzo de com­
Fig. 1.2a. Si se acepta a priori que dentro presión. Las dimensiones de la presión

Figura 1.2
20 propiedades de los fluidos

corresponden también a las de un esfuer­ carece de sentido degfr que la presión


za I F L ~ 2 3, actúa en cualquier dirección o en todas
Aparentemente la presión no sólo de­ direcciones, pues se trata de una magni­
pende dé la posición del punto sino tam­ tud escalar. La magnitud, dirección y sen­
bién de la orientación del vector diferen­ tido de la fuerza que la presión geiáera
cial de superficie que se considere. Sin quedan definidos a partir del elemento
embargo, la presión en un punto es una de superficie que se emplee; es una me­
magnitud escalar y, por lo tanto, es inva­ dida de distribución de la fuerza sobre
riante cualquiera que sea la orientación cualquier superficie asociada a ella.
del elemento de superficie para definirla Aun Cuando existen diferentes instru­
(sé observa que ha quedado definida como mentos para m edir la presión, en realidad
el cociente entre dos escalares). sólo sirven para determinar la diferencia
E n efecto, considerando cualquier ele­ que hay entre la presión de un punto del
mento de superficie dA representado por fluido y la atmosférica, de ahí \que ésta
el vector dA y definido a través del vector se emplee comúnmente como presión de
unitario n = eos a* i + ces ay j -f- eos as k, referencia,:esto es, como cero arbitrario
referido a un marco cartesiano de coorde­ de la escala de medida. La diferencia de
nadas; la dirección es norm al al elemento presiones registrada por el instrumento
dA, de tal modo que dA = d A n (cosa*, de medición se llama presión relativa o
eos ay, eos a*, son los cosenos directores manómétrica, pv».'
respecto de x,y,z, del vector n ) (Fig. 1.2b ). La c o n d ic ió n de p r e s ió n absoluta
En ausencia de fuerzas tangenciales, la ■— cero— existe sólo en el vacío, ya que
fuerza de compresión norm al al elemen­ al no haber moléculas del fluido tam­
to dA quedará definida como sig u e: ; poco hay colisiones moleculares. Cuando
el cero de la escala de presiones corres­
dF ~ p dA n ponde a estas condiciones la presión me­
dida se llama absoluta, pai, o sea
Si p fuera una magnitud vectorial ten­
dría como componentes px, py, pe, de tal Pat ~ Pa + pm
manera que las componentes de ¡a fuer­
za dF se podrían determinar de igual mo­ donde pa representa la presión atmosférica
do a partir dé éstas componentes, o tam­ del lugar, la cual no es constante (inci­
bién con la ecuación an terior: so 2.2.1) pues depende principalmente de
la elevación sobre el nivel del m ar y de fac
d.Fx = px dA eos a* — p dA eos a* tores meteorológicos. Sin embargo, para
la gran mayoría de las aplicaciones er
dFv = py dA eos <Xy = p d A eos Uy
ingeniería no son de importancia los cam
dFz = p¡¡ dA eos a* =■ p dA eos a* bios de presión atmosférica de un luga]
a otro y, por lo mismo, la variación de h
por lo cual px = py = pe = p ; esto es, la presión absoluta para una de tipo mano
presión en un punto es independiente-del métrico o viceversa. N o sucede lo misme
área utilizada para definirla y es función en el caso de u n flu jo de gases donde
escalar de las coordenadas de tal punto. resulta necesario considerar presiones ab
Conviene insistir que la presión en un solutas y, por lo mismo, conocer la pre
punto no debe confundirse con la fuerza sión atmosférica local.
resultante de su intensidad; asimismo, La unidad más utilizada para la pre
densidad y peso específico 21

sión es el kg/cm2. Las presiones de gran N Desde un punto de vista matemático la


magnitud se expresan en atmósferas, atm densidad en un punto queda definida
(1 atm = 1.013 kg/cm2), o bien en kg/m2. com o:

1.3 Temperatura i

La magnitud de la temperatura se pue­


donde AM es la masa de fluido contenida
de relacionar con la actividad molecular en el elemento de volumen A7; que rodea
que resulta de la transferencia de calor. al punto. Nuevamente aquí, Av se redu­
Las escalas de m edida se definen en tér­ ce de tamaño alrededor de un punto,
minos de la expansión volumétrica de hasta aquel valor en que todavía el
ciertos líquidos, comúnmente el mercu­ fluido se considere un medio continuo
rio; como un ejemplo se puede tomar la ( v e r 1.1.2 ).
escala de temperatura Celsius o de grados Estrechamente asociado con la densi­
centígrados, la cual se estableció de modo dad está el peso específico y que repre­
que el punto de congelación del agua senta el peso de fluido por unidad de
corresponda al cero de la escala, y el de volum en; son sus dimensiones [ F L - 3 ].
ebullición, en condiciones estándar a 100°C. Ambas propiedades p y y se relacionan
El cero absoluto de cualquier escala de mediante la ley y — gp, en que g designa
temperatura se fija por la condición de que la aceleración local de la gravedad, que
cese la actividad molecular, producto de la resulta de aplicar la segunda ley de New -
transferencia de calor. En la escala de gra­ ton a la unidad de volumen de fluido.
dos centígrados el cero absoluto corres­ Otra form a de cuantificar la densidad
ponde a —273°C, pero por conveniencia o el peso específico de un líquido se hace
se ideó una segunda escala de tempera­ refiriéndolos a los correspondientes al
tura absoluta asociada a la primera, que agua, esto es
se conoce ¡como escala K eivin; de este
modo, °K = 273 + °C. Como ciertas mag­
nitudes físicas dependen de los efectos ter- - Pagua Yagua
mostáticos y termodinámico*. además de
la temperatura y calor equivalentes en se conoce como densidad relativa y no
energía mecánica, su energía calorífica tiene dimensiones.
usualmente se mide en joules dentro del También se utiliza el concepto de vo­
sistema métrico absoluto y en B T U para lumen específico o volumen ocupado por
el sistema inglés absoluto. la unidad de m asa; esto es, queda defini­
do como el recíproco de la densidad

1.4 Densidad y peso específico _ i


P
La densidad p representa la masa de
fluido contenida en la unidad de volumen ; y tiene como dimensiones [L ® M - 1 ].
en los sistemas absoluto y gravitacional La densidad de los líquidos depende de
sus dimensiones son [ M L ~ S] y ÍF T 2 L ~ 4], la temperatura y es prácticamente inde­
respectivamente. pendiente de la presión, por lo que se pue­
22 propiedades d e los fluidos

den considerar incompresibles ; en cam­ que las propiedades varían por el conteni­
bio, en los gases, varía con la temperatura do de sal o de sedimento; por ejemplo, el
y la presión que actúa, de acuerdo con agua de m ar con el contenido normal de
la llam ada ecuación de estado de los ga­ sal, de 3.5 % a 4°C, tiene una densidad
ses perfectos (v e r 1.9). En ambos casos P = 104.76 kg seg2/m4 y un peso especí­
el peso especificó dep'ende, además, de la
fico y = 1 028 kg/m®.
aceleración de la gravedad local.
En la Fig. 1.4 se muestra la variación de
En la Fig. 1.3 se muestra la variación de
P y Y del aire-con la temperatura-para la
P y y del agua Con la temperatura, a la
presión atmosférica a nivel del m ar y
presión atmosférica a nivel del m ar y
la aceleración estándar de la gravedad. la aceleración estándar de la gravedad.
Los valores estándar para p y y son: Los valores estándar para el aire corres­
ponden a 15°C; valen p = 0.125 kg seg2/m4
P- 101.97 kg seg2/m4; y = 1 000 kg/m3 y y = 1.225 kg/m3, es decir, el aire es;
aproximadamente, 815 veces más ligero
que corresponden al agua pura a 4°C. (L os que el agua. (L o s datos utilizados para
datos para dibujar la Fig. 1.3 fueron to­ dibujar la Fig. 1.4 fueron tomados de la
mados de la referencia 1). Debe señalarse referencia 2 ).

Figura 1.3. Densidad y peso específico del agua para temperaturas que se
hallan entre —20 y 100°C, a la presión atmosférica al nivel del mar.
\ viscosidad 23

Temperatura, en °C

Figura 1.4. Densidad y peso específico del aire para temperaturas que se
hallan entre —20 y 10O°C, a la presión atmosférica al nivel del mar.

1.5 Viscosidad dv
t = p ( 1. 1)
dy
La viscosidad de un fluido es una me­
dida de su resistencia a fluir, como resul­ De acuerdo con dicha ley, el esfuerzo
tado de la interacción y cohesión de sus tangencial es proporcional al gradiente
moléculas. transversal de velocidades d v / d y - La cons­
Si se considera el movimiento de un tante de proporcionalidad p es una mag­
flujo sobre una frontera sólida fija, donde nitud característica de la viscosidad del
fluido y se conoce como viscosidad diná­
las partículas se mueven en líneas rectas
mica o simplemente, viscosidad.
paralelas, se puede suponer que el flujo se
De acuerdo con el perfil de velocidades,
produce en form a de capas o láminas de
mostrado en la Fig. 1.5, es claro que el
espesor diferencial cuyas velocidades va­
esfuerzo cortante generado entre el fluido
rían con la distancia y, normal a dicha
y la pared es m ayor al que hay entre las
frontera (Fig. 1.5). capas de fluido adyacente. Los llamados
Según Newton, el esfuerzo tangencial newtonianos se comportan conforme esta
que se produce entre dos láminas separa­ ley; en cambio, en los no newtonianos es
das una distancia dy, y que se desplazan distinto, pues en este grupo quedan com­
con velocidades ( v ) y fv + (d v / d y ) dy 1, prendidos diferentes tipos (Fig. 1.6). En
vale los casos extremos se encuentran: el flui­
24 propiedades de los fluidos

Figura 1.5 Sobre la viscosidad de un fluido.

do no viscoso con viscosidad fx = 0 y, el


elástico, con viscosidad ¡x = oo. 1 poise = 1 ■
cm seg
Las dimensiones de la viscosidad diná­
mica, en el sistema absoluto, son I M L -1 Para el sistema gravitacional es más co­
T - 1 ] y, en el grávitacional, ÍF L ~ 2 T i. Para mún la unidad:
el sistema absoluto centímetro-gramo ma­
sa-segundo, la equivalencia es gm/cm seg,
que es utilizada como unidad de viscosi­
9 8 .0 6 6 5 ^ -
nr cm seg
dad cinemática en este sistema y es cono­
cida como poise en honor de Poiseuille: La viscosidad dinámica és función, prin-

Figura 1.6 Tipos de comportamiento reológico


de un fluido.
viscosidad 25

cipalmente, de la temperatura y la pre- los conceptos de masa y fuerza. En (el


sión. La dependencia respecto de la sistema CGS se emplea comúnmente la
presión es prácticamente despreciable unidad
para los líquidos y pequeña o desprecia- :
ble para la m ayoría de los gases y vapo- 1 _ cm2 _ t m2
res, a menos que la presión resulte muy stokes — 1 —— — .0001
grande. E n tanto que la viscosidad de los
líquidos disminuye con :1a temperatura, E l coeficiente v presenta características
la dé -los gases áumenta. semejantes a las de p. .
E n la Fig. 1.7 sé muestra la variación En la Fig. 1.8 se muestran los valores de
de p del agua y del aire, con la temperatu- v para el agua y el aire, en función de la
ra. (S e ha dibujado con datos tomados temperatura y a la presión atmosférica al
de la referencia 3 ). nivel del mar, con datos tomados de la re-
Para los cálculos prácticos es más con- ferencia 3.
veniente relacionar la viscosidad dinámica p>e acuerdo con la Ec. (1.1), el esfuerzo
del fluido y su densidad, con la fórm ula tangencial en cualquier punto de un flui­
do puede desaparecer en alguno de los ca-
v _ JV ( 12) sos siguientes:
P ' a ) Si se desprecia la acción de viscosi­
dad (flu id o no, viscoso).
donde v es la viscosidad cinemática. b ) Si la distribución de velocidades es
La ventaja de usar esta nueva propie- uniforme ( v = constante) y por tanto
dad es evidente, ya que sus dimensiones 'dvj'dy = 0 ; sucede cuando el flujo es tur-
son [ L 2 J - 1], esto es, independientes de bulento y el efecto,viscoso es despreciable.

Temperatura, en °C
Figura 1.7. Viscosidad dinámica del agua y del aíre a la presión atmosférica al nivel del mar.
26 propiedades de los fluidos

Figura 1.8. Viscosidad cinemática del agua y del aire a la presión atmosférica del nivel del mar.

c) En un líquido en reposo donde la ve­ dv


= 15
locidad en cada punto (y como consecuen­
~dy
cia d v /d y ) vale cero.
Para y = 0, v = 0; d v/d y = 15 seg-1 en­
Problem a 1.1. Un líquido con viscosidad
tonces, el esfuerzo tangencial vale
dinámica de 1.5 X 10“ ® kg seg/m2 fluye
sobre una pared horizontal. Calcular el
dv
gradiente de velocidades y la intensidad t = (x .= 0.0015 X 15;
del esfuerzo tangencial en la-f rontera y en dy
puntos situados a uno, dos y tres centí­
metros desde la misma (Fig. 1.9), supo­ c x = 0.0225 kg/m2
niendo: a ) una distribución lineal de ve­
locidades, y b ) una distribución parabólica el cual es constante para el resto de los
de velocidades. La parábola tiene su vér­ puntos, ya que dv/d y no depende de y. !
tice en el punto A y el origen 'del sistema Solución b ) . La ecuación de la parábola
de ejes está en B. debe satisfacer la condición de que la ve­
Solución a ). Para la distribución lineal locidad sea cero en el punto B sobre la
de velocidades, la relación entre la veloci­ frontera, siendo la velocidad :
dad y la distancia y, es v = 15 y ; el gra­
diente de velocidades es J v = 0.45 — 500 (0.03 - y f
viscosidad 27

por lo que el gradiente de velocidades re­ líquido. La velocidad tangencial del cilin­
sulta d v/d y — 1 0 0 0 (0.03- y ) . dro interior es

E n la siguiente tabla se presentan los ) X -2it-


X 0.122 — 0.767 m/seg
resultados para r. “60

dv dv Se puede escribir que el par motor aplica­


' y V x = 0.0015-----
:m m/seg - dy kg/m2 dy do es igual al resistente
seg-1

0 0 30 0.045 0.09 = t(2jt.r x 0.3Q)r


0.01 0.25 20 0.030
0.02 0.40 10 0.015
0.45 0 0.000 esto es, con r — 0.122 m para el cilindro
0.03
interior, el esfuerzo cortante sobre dicho
cilindro vale v
El esfuerzo tangencial vale cero en el pun­
to A, donde ocurre la velocidad máxima. 0.04775 0.04775 . , ■
t = ------ = ------------ = 3.21 kg/m2
r2 (0.122)2
Problema 1.2. Uñ cilindro de 0.122 m de
radio gira concéntricamente dentro de
y el gradiente de velocidades sobre el ci­
otro cilindro fijo de 0.128 m de radio, am­
lindro interior es
bos con 0.30 -m de longitud. Determinar
la viscosidad del líquido que llena el espa­
dv 0.767
cio entre ambos cilindros si se necesita = 128 seg'
un par motor de 0.09 kgm para mantener ~dr~ ~ 0.006
una velocidad angular de 60 rpm en el ci­
lindro móvil. y la viscosidad será :

Solución. El par motor se transmite al ci- __L _ = 0.00251 kg seg/m2


lmdro exterior a través de las capas del d v/d r 128
28 propiedades d é los fluidos

1.6 Compresibilidad el cambio asociado en el volumen (o den­


sid ad) por unidad de volumen (o densi­
La compresibilidad de un fluido es una d a d ), siendo una medida directa de la
medida del cambio de volumen (y por lo compresibilidad del fluido. Sus dimen­
tanto de su densidad) cuando se somete siones son las de un esfuerzo C F L - 2 ]. E l
a diversas presiones. 'Cuando un volu­ signo negativo de la Ec. (1.3) indica una
men v de un líquido de densidad p y pre­ disminución en el volumen v al aumentar
sión p se somete a compresión por efecto la priHión p.
de Una fuerza F, como se muestra en la La m ayoría^de los fluidos poseen un
Fig. 1.10, la .m asa total del fluido p v m ódulo de elasticidad volumétrica re­
permanece constante, es decir, que lativamente grande' que depende de la
temperatura. Esto Significa que ocurren
d ( p v ) = p dv + v d p = 0 variaciones pequeñas de volumen o de
^densidad inclusive para variaciones gran­
De donde resu lta: des de presión, y salvo en aquellos fenó­
menos en que se producen incrementos
P violentos de presión y temperatura (golpe
de ariete, flujos a gran velocidad, flujos
dv dP
con transferencia de calor), en los restan­
tes casos no son de importancia. Lo ante­
Al multiplicar ambos miembros por dp,
rior es particularmente cierto en los lí­
se obtiene ■-
quidos porque se consideran incompre­
sibles.
dp dp
= + (1.3) E l módulo de elasticidad- volumétrica
dv/v dp/p del agua varía principalmente con la tem­
peratura, como se muestra en la Fig. 1.11
La cantidad E v se conoce como módulo
(con datos tomados de la referencia 4)
de elasticidad volumétrica del fluido y es
donde el valor de las condiciones están­
análogo al módulo de la elasticidad li­ dar es 2.09 x 108 kg/m2, es decir, aproxi­
neal empleado para caracterizar la elas­ madamente 100 veces más compresible
ticidad de los sólidos. P or tanto, el mó­ que el acero; en cambio, para el aire el
dulo de elasticidad volumétrica se define valor estándar resulta de 0.000 105 X 108
como el cambio de presión dividido entre kg/m2, esto es, 20 000 veces aproximada­
mente más compresible que el a g u a ; sin
embargo, la variación depende de la natu­
raleza del proceso termodinámico que se
efectúa, indicado en la sección 1.9.
Es común designar la compresibilidad
corno el recíproco del m ódulo de elasti­
cidad volumétrica : (3 = 1/£,-, de dimensio­
nes ÍL 2 F ~ 1 1.

Problem a 1.3. Encontrar la variación de


volumen que experimenta 1 m3 de agua a
20°C cuando se somete a un incremento
Figura 1.10. Compresibilidad de un fluido. de presión de 20 kg/cm2.
presión de vaporización. , 2?

Figura 1.11. Módulo de elasticidad volumétrica dei agua.

Solución. Be la Fig. 1.1 i se tiene que entonces no sólo se presentaría un equi­


el módulo de elasticidad volumétrica del librio entre el aire y las moléculas dei
agua a 20°C es É v = 2.225 x 1G4 kg/cm2 y, líquido sino que también habría presión
por la Ec. (1.3), la variación de volumen parcial del aire, sumada a la del vapor de
resulta: agua. Al haber este equilibrio la tempera­
tura — del líquido y del gas— es la misma,
>hp 1.00X20 con lo cual la. presión parcial del vapor
=-0.000899 m®
"2.225 x l O4 es justamente la presión de vaporización
del líquido a la temperátura dada. ;
Las moléculas que dejan el líquido dan
1.7 Presión, cíe vaporización . lugar a la presión de vaporización, cuya
magnitud es la misma mediante la cual
Todos los líquidos tienden a evaporar­ escapan las moléculas. Cuando la presión
se al cambiar su estado líquido por gaseo­ de vaporización es igual a la presión par­
so; es decir, que en la inmediata vecin­ cial del vapor encima de la superficie, y
dad de la superficie libre de un líquido además se establece el equilibrio en el in­
algunas de sus moléculas escapan hacia tercambio de moléculas, se dice qúe el
el medio por encima de dicha superficie. gas está saturado con el vapor. E l valor
En la misma manera, si la superficie libre de la presión de vaporización, para la cual
permanece en un nivel fijo algunas de las esto ocurre, se llama presión de satu­
moléculas libres regresan al líquido y pue­ ración.
de alcanzarse un equilibrio en el inter­ L a vaporización puede producirse tam­
cambio cuando es igual el número de las bién con la ebullición del líquido, durante
que salen y las que entran. la cual escapan sus moléculas formando
Si es aire el gas que hay en el medio, vapor, para luego establecer el intercam-
30 propiedades de los fluidos

bio con las del gas. Para que la ebullición reducción de presión hasta un valor me­
ocurra se debe alcanzar el equilibrio en nor que la de ebullición. Un aumento sub­
el intercambio de moléculas debido a un siguiente de la presión puede causar bur­
incremento en la temperatura, hasta lo­ bujas de vapor o de otros gases que
grar la presión de vaporización (a l igualar colapsan, derivándose de aquella grandes
o exceder la presión total aplicada sobre fuerzas de impacto.
la superficie libre) o bien por una reduc­ En la Fig. 1.12 se muestra cómo la pre­
ción de la presión total en el interior del sión absoluta de vaporización del agua
líquido, hasta que sea igual o menor a 'la pura varía con la temperatura en gra­
presión de vaporización. dos C. Sin embargo, debe advertirse que
"Este fenómeno se presenta en la prác­ las impurezas del agua, como sales y gases
tica cuando en un escurrimiento ocurren disuéltos,modifican los valores indicados,
grandes descensos locales de la presión, aumentando las presiones de vaporización
por debajo de la atmosférica. Es el caso para una temperatura dada, de suerte que
de las grandes caídas de presión en los la cavitación aparece para presiones, por
álabes de las turbinas hidráulicas que con­ debajo de la atmosférica, más pequeñas
ducen, a pesar de las bajas temperatu­ que las que se obtienen de la figura. Es
ras del agua, a la formación de vapor común aceptar valores prácticos de la pre­
cuya aparición y consecuencias se conocen sión absoluta de vaporización (p ara las
como cavitación. temperaturas, norm ales) del orden de 0.2
a 0.3 kg/cm2 (0.2 a 0.3 x 10* kg/m2) es
decir, presiones negativas por debajo de la
atmosférica de 0.7 a 0.8 kg/cm2 (0.7 a
0.8 x 104 kg/m2).

1.8 Tensión superficial y capilaridad

Alrededor de cada molécula de un lí­


quido en reposo se desarrollan fuerzas
moleculares de cohesión, que actúan den­
tro de una pequeña zona de acción ríe
radio r. Las moléculas del líquido que
se encuentran a una profundidad mayor
que r producen fuerzas de atracción que
sé com pensan; lo contrario acontece con
pW— r— -i—— ----- ----- ----- — ——i— —L.—
0 20 40 60 80 100 las moléculas qüe se encuentran dentro
Temperatura, en °C de la capa de espesor r en la proximi­
Figura 1.12. Presión absoluta de vaporizáción dad de la superficie libre. Dentro de esta
del agua. capa se ejercen fuerzas resultantes de
cohesión en dirección hacia el líquido,
Efectos semejantes al de ebullición ocu­ por lo reducido de las fuerzas de cohe­
rren si un líquido contiene gases disuel- sión del medio que se encuentra encima
\ tos. Si la presión del líquido es reducida de la superficie libre (p o r ejemplo, aire).
lo suficiente, los gases disueltos se liberan Estas fuerzas impulsan a las moléculas
en burbujas, para lo cual es necesario una inferiores a un movimiento ascendente,
tensión superficial y capilaridad 31

TABLA 1.1. Tensión superficial aguá-aire

T, en °C O 10 20 30 40 50 60 80 100

■a, en g/cm 0.0769 0.0754 0.0739 0.0725 0.0709 0.0692 0.0673 0.0638 O.C

que sólo es posible al desarrollarse un tra­ dios y las temperaturas usuales. Ambas
bajo por el movimiento de las moléculas, tablas se form ularon con datos de las re­
equivalente ah incrementó de energía po­ ferencias 1 y 5.
tencial ganado por lasxmismas. La tensión superficial hace inestable la
La resultante de las fuerzas de cohesión superficie plana de frontera en que se
cuya dirección es perpendicular a la su­ ejerce, lo cual queda demostrado por la
perficie libre del líquido o a la de contacto form a esférica que adquiere una gota de
entre dos líquidos que no se mezclan, se líquido cuando se libera hacia el aire y
equilibra por la acción de las componentes trata de adoptar la mínima superficie ex­
verticales de la fuerza que se genera sobre terior de configuración estable para su
dichas superficies; medida por unidad de volumen.
longitud perpendicular a una dirección es­ Si un líquido está limitado por una pa­
pecificada. Esta fuerza se conoce como red sus moléculas son atraídas no sólo por
tensión superficial, se designa por o y tie­ las fuerzas del medio superior, sino ade­
ne las dimensiones [ f L - 1 ]. más por las de la propia pared. Si las fuer­
La tensión superficial tiene la misma zas moleculares de la pared son mayores
magnitud en todos los puntos de la super­ que las de las moléculas vecinas de líqui­
ficie de frontera o intercara y es indepen­ do, éste se extenderá sobre la pared ;
diente de la dirección (o sólo dependiente es decir, la moja. Si acontece lo con­
de los medios a ambos lados de la super­ trario (p o r ejemplo, con el m ercurio) el
ficie de frontera) y de la temperatura. líquido repele a la pared y entonces no
En la tabla 1.1 se presentan los valores la moja. Ambas situaciones se muestran
de a para los medios agua-aire en térmi­ en la Fig. 1.13 donde puede observarse
nos de la temperatura y, en la tabla 1.2, se
muestran los valores para diferentes me-
TABLA 1.2. Tensión superficial de contacto
entre algunos fluidos

Fluidos o, en g/cm
Benceno-aire 0.0295
Mercurio-aire 0.47 ,
Mercurio-agua 0.0401
Alcohol etílico-aire 0.0258
Alcohol etílico-agua 0.0023
Aceite de oliva-aire 0.0327
Aceite de oliva-agua 0.021
Tetracloruro de carbono-aire 0.0272
Aceite lubricante-aire 0.0357 a 0.0387
Aceite crudó-aire 0.0238 a 0.0387
M ercurio-vidrio 0.4-8
Figura 1.13. Formas de la superficie de contacto
Agua-vidrio 0.077
entre líquido-pared-aire.
32 propiedades de los fluidos

que en el punto de contacto entre la pared no se pueden explicar con base, exclusiva­
y el líquido las tangentes form an un án­ mente en consideraciones mecánicas como
gulo 0. las anteriores. La adición de la temperatu­
E l ángulo 0 de contacto se puede ob­ ra, como una variable en el sistema, im­
tener a partir de las condiciones de equi­ plica utilizar las ecuaciones de estado y
librio de la tensión superficial, sobre las las leyes de los procesos termo dinámicos
fronteras de los tres medios. En la Fig. 1.14 para describir completamente dichas pro­
se muestran las tensiones superficiales c12 piedades.
(gas contra líquido), o13 (gas contra pa­ Para cada estado interno la condición
re d ) y or23 (líquido contra pared), actuan­ de una substancia es única y queda des­
do sobre las superficies de fro n tera; la crita a través de sus propiedades. Se
ecuación de equilibrio es emplean dos clases de relaciones en la de­
terminación de los estados de una substan­
<*13 “ °23 = «12 COS 0 cia : en primer lugar, la ecuación de estado
que se refiere al mínimo número de pro­
piedades o condiciones necesarias para
determinar tanto su estado como otras
propiedades; en segundo, la ley del pro­
ceso mediante ei cual se produce el cam­
bio de condiciones y propiedades de un
estado a otro, de acuerdo con el control
efectuado que puede ser a temperatura y
presión constantes, transferencia de calor
nula, etc.
Ecuación detestado de un gas perfecto.
Las ecuaciones de estado para la mayoría
Esta condición es conocida como ley de de los líquidos son muy complejas y sólo
capilaridad y permite el cálculo de 0 si se pueden expresarse para un número limita­
conocen las tensiones superficiales de los do de condiciones, especialmente cuando
tres medios. Si el término cls — <% de la es necesario expresarlas incluyendo va­
ecuación anterior — conocido como ten­ rios efectos, tales como presión, tempera­
sión de adherencia— es m ayor que c12, tura, volumen, etc. De ahí que resulte más
entonces no existe condición de equilibrio práctico el empleo de tablas y gráficas de
y la pared es m ojada por el líquido al sus propiedades, más que las propias ecua­
adquirir 0 el valor cero. Si ff12 > <*13 — a28 ciones de estado pues, por fortuna, en los
y además positivo, el ángulo 0 es agudo líquidos estas propiedades varían poco con
como en el caso del agua. Si la tensión de la temperatura.
adherencia es negativa, es decir, o23 > <x13, Las ecuaciones de estado para gases son
el ángulo 0 es obtuso (0 > 90°) como en el complejas para condiciones cercanas a su
caso del mercurio y vidrio, para el que punto dé condensación. Aproximaciones
0 = 138°. útiles se obtienen sólo para condiciones
diferentes a las del punto de condensa­
1.9 Procesos y p ropiedades térmicas de ción, y particularmente para aquellas cuyo
los gases comportamiento corresponde a'l de un gas
perfecto, esto es, aquel que sigue la ecua­
Xas propiedades térmicas de los gases ción de estado de los gases perfectos.
procesos y propiedades térmicas de los gases 33

P — g R 0 pT = R p T (1.4) p 14 000
P ~ g R 0T ~ 9.8 X 29.27 x 310
donde
'. = 0.15744 k g s e g V m 4
g aceleráción de la gravedad, en m/seg2
p presión absoluta, en kg/m2 Procesos termodinámicas de los gases per­
T temperatura absoluta, en grados K fectos. La adición de una pequeña canti­
R0 una constante característica de cada dad de calor a un sistema produce un
gas, igual al trabajo en k g m que debe estado transitorio de eventos muy comple­
desarrollarse para incrementar a un jos, dado que la temperatura y presión
grado K la temperatura de un kg del varían de un punto a otro en tanto que el
gas, a presión constante (su s dimen­ sistema alcanza una nueva condición de
siones son k gm / k g °K y vale 29.27 equilibrio. Se ha visto que sólo las condi­
para el aire) ciones inicial y final del estado termodiná-
P densidad del gas, en kg seg2/m4 mico se caracterizan po r una temperatura
uniforme única. En consecüencia, un sis­
además, R = g R 0. tema que sufra cualquier cambio físico no
puede, en general, ser considerado homo­
Se ha encontrado que los resultados géneo, esto es, un sistema con temperatura
experimentales concuerdan perfectamente uniforme en su interior y en equilibrio
con los obtenidos de la Ec. (1.4) para la térmico. Sin embargo, si los cambios que
mayoría de los gases reales. ocurren en cualquier periodo finito son
infinitamente pequeños, el sistema se man­
tendría continuamente en estado de equi­
Problema 1.4. Calcular la densidad del
aire: a) a la presión atmosférica a nivel librio y, por lo mismo, se puede considerar
homogéneo. La gran ventaja teórica de
del mar y a 15°C; b ) a 1.4 kg/cm2 de pre­
dicho proceso (infinitamente lento) reside
sión absoluta y 37°C.
en que éste es reversible, es decir, puede
ser realizado en cualquier orden sin afec­
Solución a ). Si la presión absoluta del
tar los resultados.
aire a nivel del m ar es 1.033 kg/cm2
A continuación se describen los proce­
(10 330 kg/m2 y la temperatura de 15°C
sos y las leyes más importantes de los ga­
corresponde a 288°K, entonces de la
ses perfectos.
Ec. (1.4) y con R„ = 29.27 resu lta:
a ) Proceso a volumen constante. Los
cambios de temperatura o de presión se
p 10 330
realizan sin cambiar el volumen del g a s ;
P ~ g R 0T ~ 9.8 x 29.27 x 288 - esto es, el volumen específico
= 0.125 kg seg2/m4 v, = constante

lo cual coincide con el valor obtenido b ) Proceso a presión constante. Se co­


de la Fig. 1.4. noce también como isobárico y se efectúa
sin cambio en la presión del g a s ; esto es,
Solución b ) . Como la presión de 1.4 kg/ de la Ec. (1.4) se tiene que
era2 es igual a 14 000 kg/m2 y la tempera­
tura de 37°C corresponde a 310°K, por V*
— == constante
tanto, de la misma Ec. (1.4) se obtiene:
34 propiedades de los fluidos

c ) Proceso a temperatura constante. La representación gráfica de los proce­


También llamado isotérmico, representa sos ánteriores se presenta en la Fig. 1.15
un proceso en el cual la adición de calor a través del sistema de variables indepen­
al gas produce cambios de presión y, ade­ dientes-^ y vs.
más, una transformación de esa energía
calorífica en trabajo inecánico proporcio­
nado por el gas. De la Ec. (1.4)

p
— == R T = constante
' V P ■■■

p Va — constante

d ) Proceso adiabático (sin transferen­


cia de calor). En este proceso no hay adi­ 0 V‘ p . '
ción de calor al gas, Q = 0. Si el proceso Figura 1.15. Plano p—Vs.
es adiabático reversible (sin transferen­
cia de calor y sin fricción) se denomina
Se define como calor específico C , de
isentrópico y es válida la siguiente ecua­
un gas a la cantidad de calor necesaria
ción:
para elevar en la unidad de temperatura
a la unidad de masa. Esto es:
— = constante (1-5)
; p*

donde k es una constante característica


de cada gas, que vale 1.4 para el aire.
e ) Proceso politrópico. En general, se S ie n d o su s d im e n s io n e s u s u a le s
puede tener una relación entre la presión k cal/kgm °K o kJ/kgm°K.
y el volumen para cada uno de los pro­ E l calor específico depende del proceso
cesos precedentes: por el cual se añade el calor, siendo de
particular interés los valores correspon­
dientes a los procesos de volumen cons­
p v ” = — = constante ( 1.6 )
tante ( Cj,) y dé presión constante (C¡,). Se
p"
pueden, además, demostrar las siguientes
donde el exponente n adquiere un valor relaciones:
distinto de acuerdo con el proceso que se
trate: 1 Cp = C V + R (1.7)

n = 0 (proceso isobárico)
n = 1 (proceso isotérmico)
n = k (proceso isentrópico)
n = oo (proceso isométrico)

( 1.10)
La Ec. 1.6 se conoce como ecuación poli-
trópica de estado de los gases perfectos.
velocidad de las ondas, sonoras 35

donde « es el mismo exponente de Id ecua­ Solución. R 0 posee el mismo valor si las


ción para el proceso isentrópico. unidades son kgmm/kgm°K, por tanto
El módulo de elasticidad de un gas
depende de la naturaleza del proceso ter­ R = g R 0 == 9.S X 29.27 =
mo dinámico con que se efectúe él cambio — 286.846 kgm m2/kgmseg2 °K
de presión. Si el procesó es isotérmico,
5.846 X 1.4
la Ec. (1.4) se puede expresar en form a Cp —
0.4
logarítmica como
- 1 003.96 kgmm2/kgmseg2 °K
ln p = ln p + ln (R T )
286.846
C v= -=717.115 kgm rn2/kgmseg2 °K
cuya diferencial (con R y T constantes) es 0.4

o bien
dp dp
P p Cv= 1 003.96 J/kgm°K = 0.240 caI/gm°K

Por tanto, de acuerdo con la Ec. (1.3), el C v= 717.115 J/kgm°K = 0.171 cal/gm°K
módulo de elasticidad para una compre­
sión isotérmica es
1.10 Velocidad de las ondas sonoras en
el seno de un fluido
p dp
(i.ii)
B' = w r p Las perturbaciones de presión, como las
o seá igual a la presión absoluta. ondas sonoras, se transmiten en el interior
Si la compresión del gas es adiabática de un fluido — en todas direcciones— mo­
y reversible (isentrópica), la form a lo­ dificando la densidad del mismo por efec­
garítmica de la ecuación correspondien­ to de su compresibilidad. De la Ec. (1.3)
te es la magnitud

ln p — k ln p = ln (constante)
(1.13)
cuya diferencial es
representa también una propiedad del flui­
dp _ dp do, cuyas dimensiones son [ L T - 1 ], donde
p p
c velocidad de las ondas sonoras, en
Por consiguiente, para una compresión m/seg '
isentrópica se obtiene que Ev m ódulo de elasticidad del fluido,
en kg/m2
p dp P densidad, en kg seg2/m4
( 1 .1 2 )
Se demuestra que c representa justa­
Problema 1.5. Calcular Cp, C v, E vi y E m mente la velocidad o celeridad con que se
para el aire, considerando que R 0 = 29.27 transmiten las ondas sonoras dentro del
k g m / k g °K y « = 1.4. fluido.
36 propiedades de los fluidos

E n los líquidos el valor de c depende Substituyendo en la Ec. (1.14) resulta que


principalmente de la temperatura; eñ los
gases, los cambios de densidad causados
por ondas de presión ocurren prácticamen­ c —\ ¡ 1.4 x 9.807 x 29.27 x 288 = 340.20m/seg
te sin fricción y adiabáticamente. Usando
el m ódulo de elasticidad volumétrico isen- Es posible comprobar que con una velo­
trópico (E c . 1.12) se obtiene: cidad del aire, de 50 m/seg, su densidad
aumenta 1 % , es decir, que prácticamente
permanece incompresible; con 100 m/seg
I Kp
c = %• ,e n m / s e g aumenta 4 % y, con 200 m/seg 16 % . Para
T p velocidades mayores el aire debe consi­
derarse compresible, pues ocurren otros
Las magnitudes de p y p (e n kg/m2 y fenómenos que no pueden despreciarse.
kg seg2/m4, respectivamente) están rela­
Comparando el valor de c para el agua
cionadas por una ecuación de estado. Así,
y el aire, se observa que á medida que au­
de la Ec. (1.4), la anterior para un gas*,
menta la compresibilidad del fluido, dis­
perfecto, se puede escribir como sigu e:
minuye la velocidad de las ondas de so­
nido.
c = VKgRoT ( i -14)

Lo cual demuestra que la velocidad del


PRO BLEM AS. -
sonido en un gas perfecto depende sólo
de su temperatura. 1. Explique la diferencia entre un fluido real
y uno ideal.
Problem a 1.6. Calcular la velocidad de 2. En el océano la presión a 8 000 m de pro­
las ondas sonoras en: fundidad es de 1050 kg/cm2. Suponiendo
un peso especifico en la superficie de 1 025
kg/m3 y que el módulo de elasticidad pro­
a ) Agua, a una temperatura de 4°C.
medio es de 23 000 kg/cm2 para es|;e inter­
b ) Aire, a una temperatura de 15°C, valo de presiones, calcular: a ) el cambio
k = 1.4 y R 0 = 29.27 k g m / k g °K . de densidad entre la superficie y la profun­
didad de 8 000 m ; b) el volumen y peso
Solución a ) . Para el agua en condiciones específico a esa profundidad.
3. Indicar en la Fig. 1.5 el punto en que es
están dar: máximo el esfuerzo cortante, explicando su
afirmación.
E v = 2.10 x 108 kg/m2 (F ig. 1.11) 4. Una flecha de 15 cm de diámetro gira a
1800 rpm en un rodamiento estacionario
P = 101.97 kg segV m 4 (F ig. 1.3) de 0.30 m de longitud y 15.05 cm de diáme­
tro interior. El espacio uniforme entre la
De la Ec. (1.13) resulta que flecha y el rodamiento está ocupado por
aceite de viscosidad 1.755 x 10~3 kg seg/m2.
Determinar la potencia requerida para ven­
/2.1 X 10» . . cer la resistencia viscosa en el rodamiento.
c = V t o I 5r = 1435 m /s e g Nota: Potencia = fuerza x velocidad.
5. Un aceite combustible, cuya viscosidad es de
Solución b ) . La temperatura absoluta del 0.0303 kg seg/m2, fluye dentro de una tubería
' cilindrica de 0.15 m de diámetro. La velocidad
airee s en todos los puntos de radio r está dada
por la ecuación v = 6.4L(R2—r2)/(x (m/seg),
T = 273 + 15 = 288°K donde R es el radio de la tubería en m.
problem as 37

Calcular la intensidad del cortante viscoso 0.366 kg/m2 y el inicial o de fluencia (a par­
en los puntos cuyo radio es r = R/2. tir del cual se inicia el movimiento) es de
6. Fluye aire a 4°C y 1.055 kg/cm2 de presión 0.244 kg/m2, encontrar la razón con la cual
absoluta a lo largo de una superficie de varía el esfuerzo cortante con el gradiente
terreno plano, con un perfil de velocidades de velocidades, c) ¿Cuál sería la viscosidad
semejante al de la Fig. 1.5 y que en la inme­ dinámica si el fluido fuera newtoniano en
diata vecindad del terreno/sigue la ecuación lugar de no newtoniano?
10. Un tanque cerrado de acero rígido tiene un
v = 40 y — 856 ys volumen de 5 m3. ¿Cuántos kilogramos de
agua puede contener el tanque a 150 kg/cm2
donde y es el desnivel entre la superficie del de presión y 4°C de temperatura?
terreno y el punto, en m, y v la velocidad, 11. Para probar la resistencia de una tubería
en m/Seg. Determinar el esfuerzo cortante larga, a una presión de 40 kg/cm2, se tapan
sobre el terreno. sus extremos y después se bombea agua al
7. Una película uniforme de aceite con visco­ interior hasta alcanzar la presión propuesta.
sidad de 1.4 poiseS y de 0.025 mm de espe­ Suponiendo que el tubo no se dilata longitu-
sor separa dos discos montados coaxialmen­ v dinalmente, calcular el peso del agua intro­
te, de 0.20 m de diámetro. Ignorando el ducida por la bomba. La longitud de la
efecto de las orillas, calcular el par motor tubería es de 2154 m, el diámetro interior de
necesario para que un disco gire con velo­ 0.55 m, el espesor de la pared de 14 mm, el
cidad relativa de 400 rpm respecto del otro. módulo de elasticidad del agua 21 000 kg/cm2
8. Un bloque cúbico de 0.20 m de arista y 25 kg y el acero de la tubería de 2100000
de peso, se deja resbalar sobre un plano in­ kg/cm2.
clinado 20° respecto de la horizontal, sobre 12. Una llanta de automóvil con 0.041 m® de
el cual existe una película de aceite de volumen, se infla a 1.76 kg/cm2 a nivel del
2.2 x 10-4 kg seg/m2 de viscosidad y 0.025 mm mar (E = 10°C). a) Calcular la presión en
de espesor. Determinar la velocidad a la que la llanta cuando se conduce a 3 700 m so­
descenderá el bloque, considerando la hipó­ bre el nivel del mar y a la misma tempera­
tesis de distribución lineal de velocidades. tura; b ) Calcular la presión cuando se con­
9. a) Escribir la relación de esfuerzo cortante duce en el desierto a 52°C; c ) Calcular la
para el plástico ideal de Bingham, equiva­ masa de aire en la llanta.
lente a la Ec. (1.1) de un fluido newtoniano. 13. A partir de la densidad del agua, a presión
b ) Un plástico ideal de Bingham se coloca atmosférica al nivel del mar y 20°C, calcular
entre do? placas planas paralelas, separadas su densidad y gravedad específica a 1000
3 mm, una de las cuales se mueve en direc­ kg/cm2 y 94°C, suponiendo que la velocidad
ción paralela a su cara con velocidad de del sonido permanece constante. (Realizar
3 m/seg. Si el esfuerzo cortante que se des­ los cálculos hasta la tercera cifra significa­
arrolla sobre la cara de la placa móvil es tiva).
2
BIDROST ÁTICA

2.1 Introducción

La estática de fluidos estudia las condiciones de equilibrio de los flui­


dos en reposo, y cuando se trata sólo de líquidos, se denomina hidros-
tática. Desde el punto de vista ^de ingeniería civil es más importante el es­
tudio de los líquidos en reposo que de los gases, por ló cual aquí se hará
mayor hincapié en los líquidos y, en particular, en el agua.

2.2 Ecuaciones fundam entales

2.2.1 Ecuaciones de Euler . ,

Se considera idealmente un elemento de fluido en form a prismática que


encierra al punto P, donde la densidad es p y la presión p (F ig. 2.1). H a­
biéndose elegido un sistema de coordenadas con el eje z vertical, conviene
orientar los lados de la partícula según los ejes del sistema, de tal ma­
nera que la presión se incremente en magnitudes diferenciales y genere
las fuerzas indicadas en la Fig. 2.1.

39
40 hidrostática

Si la fuerza de cuerpo por unidad de tante en todos los púntos contenidos en


masa de la partícula e s M = : X í + Y j + Z k 1un mismo plano horizontal.
el equilibrio de las fuerzas en la direc­ De las ecuaciones anteriores se deduce
ción x implica que finalmente que

dp = — p g dz = — y dz (2.3)
(p — Va dx) dy dz —
5 En general, la ecuación fundamental de la
estática de fluidos (E c. 2.3) no se puede
■ — (P + Va -5 ^ - d x ) dy dz + integrar a menos que se especifique la
dx
naturaleza de p. En la determinación de
p X dx dy dz = 0 la presión se trata entonces por separado
a los gases y a los líquidos.
Al simplificar y hacer idénticos razona­
mientos en las restantes direcciones coor­
2.2.2 Atmósfera estándar
denadas, se obtiene el sistema de ecua-1 '
ciones Por considerarlo de interés en ingenie­
ría, aquí sólo se analizará el caso de las
3P y propiedades estáticas del aire atmosféri­
— — = pX ( 2.1a )
dx co próximo a la superficie terrestre ( tro­
posfera, cuyo espesor aproximado es de
11000 m ). Siendo el aire un fluido com­
( 2.1b )
dy presible, su densidad es función de la
presión y la temperatura; y, puesto que
3P z es un gas perfecto, la ecuación de estado
( 2.1c)
P (1.4) relaciona la densidad con la presión
y la temperatura.
conocidas como las ecuaciones estáticas
de Euler. Si se considera que la única fuer­
P
za de cuerpo es la debida al campo gravi-
P g R 0T
tacional terrestre, sus componentes son:
X = Y = 0, Z = — g, y de las ecuaciones Esta ecuación, substituida en la (2.3), con­
anteriores se tiene: - duce a

^ - = 0 ( 2.2a )
dx

La Ec. (2.4), que se conoce como ecuación


( 2.2b )
dy de la aerostática, permite determinar la
variación de presiones dentro de un fluido
dp
_ = - P g = - v ( 2.2c ) compresible en reposo si se conoce la tem­
peratura como una función de z.
De acuerdo con mediciones realizadas
Así se concluye que la presión dentro en la troposfera se, ha encontrado que la
de un fluido en reposo varía solamente variación de la temperatura (en °K ) es
con la coordenada vertical z, y es cons­ lineal con la altura z, según la relación
ecuaciones fundamentales 41

T = T0 — a z (2.5) Combinando (2.8) y (2.9) la relación en­


tre presión y densidad es
don de:
1/(1 - R ü a )
a es el decremento de temperatura
por cada metro de incremento en la
P
= ( -) / 2 10)
( .
Po
altitud z ; i
T0 la temperatura estándar al nivel del A nivel del m ar las características de la
mar (z = 0 ), en °K. atmósfera internacional estándar se han
elegido (Ref. 4 ) como sigue:
La diferencial de la Ec. (2.5) es

dT p0 — 10 333 kg/m2
(2 .6 )
a ' To = 15°C = 288”K
Substituyendo la Ec. (2.6) en la (2.4) re­ Yo = 1.225 kg/m3
sulta
Po = 0.125 k g s e g2/m4
dp 1 dT
Ro = 29.27 m/°K
P R aa ~¥
a = ' 0.0065°K/m
cuya integral es
Con los valores anteriores las Ecs. (2.5),
ln p = - ■InT + C (2.7) (2.8), (2.9) y (2.10), conducen, respectiva­
R0a mente, a las llamadas ecuaciones de la
La constante C de integración se obtiene: atmósfera estándar que permiten determi­
para las condiciones estándar a nivel del nar sus propiedades, a saber:
m ar: z — 0, T = T0 y p = p0; por tan­
to, con la Ec. (2.5) la (2.7) se escribe a s í: T
= 1 — 2.26 x 1 0 "5z ( 2.11a )
~^
ln — = Pa_
Po = (1 - 2 .2 6 x I 0~ s z ) 5-258 ( 2.11b )
Po
La relación entre presión y altitud z, es
P
P az 1/Rf>a = (1 - 2.26 x 1 0 -5z ) 4-258 ( 2.11c)
= (1 -4 4 ) ( 2 .8 ) Po
Po
Pa
La relación densidad-altitud se puede = (— y-285 (2 .l i d )
Po
derivar de la ecuación de estado (1.4)
para un gas perfecto, con ayuda de las
El valor máximo estándar para z en las
Ecs. (2.5) y (2.8). E l resultado es
Ecs. (2.11) es de 10 770 m. Se observa que
la Ec. (2 .l i d ) corresponde a la ecuación
Y - p I I de un proceso politrópico (E c. 1.6 ), donde
Yo Po T (2.9)
n = 1.235.
1 Las Ecs. (2.11) son importantes en pro­
V To v az -------1) blemas relacionados con la cavitación
= (1 ■ _ _ ) R 0a
Po T0 1o cuando hay necesidad de comparar la
42 hidrostática

U.O \}-i V.O V.V i,


£f' JL
' P,' Po

Figura 2.2. Variación con la altitud dé la pre­


sión atmosférica y de la densidad del aire en
la atmósfera estándar.

presión de vaporización con la presión 2.2.3 Solución para los líquidos


atmosférica del lugar, o bien en el cálculo
E n el caso de un líquido (p = constan­
de la densidad del aire o en el de presiones
te), es posible integrar la Ec. (2.3) como
absolutas.
sig u e:
En la Fig. 2.2 se muestra la representa­
ción gráfica de las Ecs. (2.11b) y (2.11c)
para el intervalo de altitudes entre 0 y h z = constante (2.12)
4000 m sobre el nivel del mar, y la aproxi­
mación que ésta proporciona es suficien­
La Ec. (2.12) se conoce como ley de Pas­
te en la solución de problemas de inge­
cal y permite calcular la distribución de
niería. presiones hidrostáticas en el seno de un
Por ejemplo, la elevación media sobre líquido en reposo. Esa presión depende
el nivel del m ar de la ciudad de México exclusivamente de la coordenada z, es de­
es de 2240 m. En la Fig. 2.2 se observa que cir, de la altura de cada punto respecto
pa/p 0 = 0.76 y, con p0 = 10 333 kg/m2, la de un nivel cualquiera elegido.
presión atmosférica estándar es
Para dos puntos: el 0 coincidiendo con
p „ = 0.76 x 10 333 = 7.863 kg/m2 = la superficie libre del líquido y otro cual­
= 0.786 kg/cm2. quiera de elevación z (Fig. 2.3), resulta
ecuaciones fundamentales 43

vale a la producida en la base de una


columna de agua de 10.33 m de altura.

La presión absoluta en el punto conside­


rado es

p — Pa + Y ( z0— z ) (2.13)

donde pa representa la presión atmosféri­


ca sobre la superficie libre del líquido y
(z 0 — z ) 1.la profundidad del punto consi­
derado. En la Ec. (2.13) p corresponde a
la presión absoluta del punto de que se
trata y se mide a partir del cero absoluto
de presiones. La presión atmosférica local Figura 2.3. Distribución de presiones
depende de la elevación sobre el nivel del hidrostáticas en un líquido.
mar del lugar en que se encuentra el lí­
quido, y su valor estándar está dado por Existen casos en que el líquido no es
la Ec. (2.11b) o bien en la Fig. 2.2. homogéneo, como las soluciones salinas
Es más común m edir la presión hidros- de concentraciones variables o líquidos
tática utilizando como valor cero de refe­ estratificados de temperatura variable. En
rencia a la atmosférica local. L a presión estas condiciones, el equilibrio sólo es po­
así medida se llama manométrica y las sible si los líquidos menos densos quedan
unidades más usuales son kg/cms o bien, arriba de los más densos.
kg/m2. En tales casos se pueden aplicar las
La Fig. 2.4 ilustra los diferentes niveles Écs. (2.12) o (2.13) para cada nivel, deter­
de referencia para m edir la presión; la minando la presión como se indica en la
atmosférica estándar a nivel del m ar equi- F ig . 2.5 ;

_ s
_ Presión atmosférica
al nivel del mar

Presión atmosférica local _____

(n e g a tiva )} Pasión manométrica


1.033 kg /cm 2 . |
10.33 m de agua =
760 mm de mercurio <2
1 atmósfera
Presión absoluta

Cero absoluto (vacío total)

Figura 2.4. Unidades y escalas para la medición


de presiones.
44 hidrostática

Figura 2.5. Distribución de presiones hidros-


táticas en líquidos de diferente densidad.

2.3 Dispositivos para la medición de pre­ te, lo fuerza a elevarse dentro del tubo
siones hidrostáticas v hasta alcanzar la columna una altura h
que equilibra la presión atmosférica; se
Se han utilizado varios dispositivos para expresa a s í:
la medición de las presiones producidas
por un líquido en reposo con base en la Pa - Yhs h
Ec. (2.13), llamados comúnmente manó­
metros. donde yHg es el peso específico del mer­
curio (13 595 kg/ms). A nivel del m ar y
a la temperatura de 15°C la presión atmos­
2,3,1 Manómetros simples
férica es de 10 333 kg/m2; entonces, la
Los más importantes son el barómetro correspondiente altura barométrica del
y el tubo piezométrico. El primero es un mercurio es ' ,
dispositivo para m edir la presión atmos­
férica lo c a l; consiste en un tubo de vidrio 10 333 _
lleno de mercurio, con un extremo cerra­ h = —^--------= 0./6 m
13 595
do y el otro abierto, sumergido dentro de
un recipiente que contiene dicho elemento
E l tubo piezométrico se utiliza para me­
(Fig. 2.6).
dir présiones estáticas moderadas de un
líquido que fluye dentro de una tu bería;
consiste en un tubo transparente de diá­
metro pequeño, conectado al interior de
la tubería mediante un niple y con el otro
extremo abierto a la atmósfera (F ig. 2.7a).
La altura h de la columna piezométrica,
multiplicada por el peso específico del lí­
quido en la tubería, determina la presión
en la misma para el punto de contacto con
el piezómetro. Cuando se desea medir la
presión media en una sección, se utiliza
La presión atmosférica, ejercida sobre una instalación como se muestra en la
la superficie del mercurio en el recipien­ Fig. 2.7b.
em p u je hidrostático sobre superficies planas 45

b) Disposición de tomas piezométricas en la


sección transversal de un tubo

Figura 2.7. Medicipn de presiones


en una tubería.

2.3.2 Manómetros diferenciales Pa = y2 z2 — YiZi


El manómetro diferencial abierto (fig u ­
H ay también manómetros cerrados .apara­
ra 2.8) consiste en un tubo transparente
tos comerciales provistos de un sistema
en form a de U, parcialmente lleno de un
mecánico de aguja y carátula graduada
líquido pesado (comúnmente m ercurio).
donde se leen directamente las presiones.
Uno de sus extremos se conecta de mane­
ra perpendicular a'la pared que confina el
flujo del recipiente que lo contiene. E l otro
extremo puede estar abierto a la atmós­
fera o bien con otro punto de la pared, en
cuyo caso el manómero mide- la diferen­
cia de presiones entredós dos puntos. La
diferencia de niveles de la columna del
líquido .en el manómetro diferencial indi­
ca la diferencia de las cargas de presión
ejercidas sobre los extremos de la colum­
na. Por ejemplo, en la Fig. 2.8 el peso es­
pecífico del líquido en el recipiente es Vi y2
y, el del líquido en el manómetro, y2. Sien­ Figura 2.8. Manómetro diferencial abierto.
do pA la presión manométrica en el pun­
to A del recipiente, la presión en la sec­
ción de contacto B de los líquidos es 2.4 Em puje hidrostático sobre superficies
planas
P b = Pa + Yi h
Se considera un recipiente con un líqui­
Por otra parte, ps = y 2 z 2 y, al igualar do en reposo, donde una de sus paredes
ambas ecuaciones, resulta tiene una inclinación 0 respecto a la hori-
46 hidrostática

zorxtal, como se indica en la Fig. 2.9. Sobre Las coordenadas (xzc,y*) del centro de
esta pared se delimita una superficie de presiones se obtienen cuando se iguala
área A para la cual se desea conocer la la suma de los momentos estáticos de las
fuerza resultante debida a la presión hi­ afeas diferenciales respecto de los ejes x
drostática, así Como su punto de aplica­ y y, con el producido por la fuerza resul­
ción o centro de presiónes. tante. Para el eje X tenemos que
La fuerza resultante sobre la superficie A
será: Pyk — // yyzdA
.i
P = jj pdA = y j j zdA (2,14)
donde la integral representa el momento
estático del volumen de la cuña de pre­
es decir, el volumen de la cuña de distri­ siones respecto del eje x. De aquí se dedu­
bución de presiones ábcd está limitada por ce que yic coincide con la ordenada dé la
el área A. La integral que aparece en la proyección K ' del centro de gravedad S,
Ec. (2.14) es el momento estático de] área de la cuña.
respecto de la superficie libre del líqui­ Se puede dar también una interpreta­
do y se puede expresar en términos del ción distinta y para ello se substituye
área A y de la profundidad de su centro z = y sen 0 en la ecúación an terior:
de gravedad za. E l empuje hidrostático es
P y.k = Y sen 0 // y 2 dA (2.16)
entonces

P = j A zg (2.15) donde la integral es el momento de iner-

Figura 2.9. Empuje hidrostático y centro de


presiones sobre una superficie plana e inclinada.
em p u je hidrostático sobre superficies planas 47

cia del área A respecto del eje x el cual En la tabla 2.1 se, presentan la posición
es también del centro de gravedad, el área y el radio
de giro de las figuras más usuales.
4 = // y2 dA = 4 + A ya 2
Problem a 2.1. Calcular el empuje hidros­
tático y el centro de presiones sobre la
en que 4 es el momento de inercia del
pared de 2 m de ancho de un tanque de
área respecto de un eje eentroidal para­
almacenamiento de agua, para los siguien­
lelo a x ; 4 puede también expresarse como
tes casos: a ) pared vertical con líquido
4 = r i A, donde 4 es el radio de giro
de un solo lado (Fig. 2.10); b ) pared in-
de A respecto del eje eentroidal paralelo,
a x. Por tanto, si se substituye la Ec. (2.15)
en la (2.16), con Zo = yo sen 0, resu lta:

yk = :--------- b yo (2.17)
yo

Obsérvese que el centro de presiones se


encuentra por debajo del centro de grave­
dad del área. Aunque tiene importancia
secundaria, se puede calcular en form a
análoga a x*:

P,Xic = y sen 0 JJ x y dA Figura 2.10. Distribución de la presión hidros-


A tática sobre una pared vertical.

La integral de esta ecuación representa el clinada con líquido en ambos lados (fig u ­
producto de inercia IxVt del área respecto ra 2.11a ) ; c ) pared vertical con líquido en
del sistema de ejes x-y; por tanto ambos lados (Fig. 2.11b).

Solución a ). En la Fig. 2.10 se muestra


la distribución de presiones hidrostáticas
del agua sobre la pared vertical. La pre­
sión total para y = 1 ton/ms, según la
Generalmente, las superficies sobre las
que se desea calcular el empuje hidros­ Ec. (2.15), vale
tático son simétricas respecto de un eje
, , h ,h * , ' 2.42
paralelo a y. Esto hace que I xy = 0 y que P = y b h ~ = yb ~ =1 X 2 X-y —
el centro de presiones quede sobre di­
cho eje. P = 5.76 ton
Un procedimiento gráfico para determi­
nar yk se presenta en la Fig. 2.9: sobre G ’ E l empuje hidrostático es igual al volu­
se levanta una norm al G'M a la superficie men de la cuñade distribución de pre­
de altura 4 ; la intersección de la perpen­ siones.
dicular a la recta M con la superficie La profundidad del centro de presiones
señala la posición de K ’. Se deja al lector según la Ec. (2.17) y las características
la demostración ¡del procedimiento. v indicadas en la Fig. 2.10, vale
hidrostática

TABLA 2.1 Centro de gravedad, área y radio


de giro de las figuras más usuales.
em p u je hidrostático sobre superficies planas 49

Figura 2.11. Empuje hidrostático sobre una


pared inclinada o vertical con líquido en
ambos lados.

hs X 2 h 2f Para el triángulo á la derecha, se tiene


z* = 12 h + T2 = T3 h = 1-6 m que

Este valor también es el de la profundidad


P2 = y b
del centro de gravedad de la cuña de dis­ 2 sen 0
tribución de presiones.
aplicada a la distancia y*2 desde el pun­
Solución b ) . La distribución de presiones to A, resulta
es lineal en ambos lados y de sentido con­
trario, siendo la distribución resultante
como se muestra en la Fig. 2.11a. , sen 0
En la misma form a que en la solu­
ción ( a ) , el empuje hidrostático sobre la E l empuje total está representado por
pared es el volumen de la cuña de distri­ la cuña som breada:
bución de presiones de ancho b, indicada
con el área sombreada, la cual se puede h ? -h ¿
P = Pi - P 2 = y
determinar calculando el área del triángu­ 2 sen 0
lo de presiones de la izquierda menos el
de la derecha. (2.42 — 1.4a)
= 1 X 2 -2 - _ _ _ L = 4.388 ton
Para el triángulo a la izquierda 2 x 0.866
Tomando momentos de las fuerzas respec­
P l= = y t2
2^~~Q
sen b to del punió A, obtenemos

aplicada a la distancia ykl, desde el pun­ 2 hi


Pn y k = y\b - h *- X
to A, entonces 2 sen 0 3 sen'

= i hí — yb
A i-W 3 )
3 sen 0 2 sen 0 sen 0
50 hidrostática

Substituyendo el valor de P, y* se puede las caras % y a2, del muro mostrado en la


despejar y escribir en la form a Fig. 2.12.

K i K - h./ Solución. Los empujes están representa­


yk = dos por las áreas de las cuñas sombreadas.
sen 0 3 sen 0 -h¿~ — h.r

2.4 L916
= 1.649 m P^ = - y b a ? =
0.866 3 x O.É

Solución c ). Para el caso de la Fig. 2.11b = — x 1 X 1 X l 2 = 0.5 ton


es suficiente hacer 0 = 90° en las ecuacio­
nes anteriores, resultando
D — y bu —
P2 ai +
- —h a2 —
u 2_ h 2
P = yb 2■= 1 X 2 X
= 1 x 1 -í—t_¡L 2.2 = 4.4 ton
2.42 — 1.42
X ------ = 3.8 ton
Los centros de presión coinciden con los
de gravedad de las áreas de las cuñas, a
sab er: ,-
y k = Zk = K - —31
* u h l
h * -h ¿
2 ' 2 '
1 2.4 1.4 Zkl = — « i = — x 1 = 0.667 m
y, = 2.4 - = 1.428 m
3 .2.42 - 1.4
Para el centro de gravedad del área
Problem a 2.2. Se desean obtener los em­ trapecial de la cuña de presiones 2, se
pujes hidrostáticos por unidad de ancho, puede usar la ecuación indicada en la ta­
así como los centros de presiones sobre bla 2.1.

Figura 2.12. Empuje hidrostático sobre un muro


de contención.
e m p u je hidrostático sobre superficies planas 51

.. «2 % + 2h 2.2 1 + 6 0 _
Vio = — —------- — = -— ---------. = 1.2eJ m z, en m
3 fll + h 3 1+ 3
P, en ton 0.0 4.5 12.0 22.5 36.0 52.5
' / h — a1 \
ZkZ = « i + y%2 sen 0 = aj +■ yk2 ^ ^
E l empuje hidrostático sobre toda la
pared corresponde a Z4 = 6 m, y vale P4 =
= 1 + 1.283- j j - = 2.166 m = 52.5 ton. C a d a p a r t e s e r á e n to n c e s
P/4 = 13.125 ton. Mediante una gráfica se
obtienen las áreas iguales del trapecio,
Problema 2.3. En la Fig. 2.13 se mues­ anotando a escala, como ordenadas, los
tra una páred vertical, metálica, de ancho valores P , = 13.125 ton, P 2 = 2 X 13.í¿5 =
b = 3 m y altura de 5 m, qüe se desea cons­ = 26.25 ton, etc., en la parábola, para ob­
truir para que vierta el agua con una car­ tener ios puntos 1, 2, 3, 4. Analíticamente
ga z0 = 1.00 m. La cuña de distribución de §e obtienen las profundidades de estos
presiones de form a trapecial se desea di­ puntos ab despejar zt de la ecuación an­
vidir en 4 partes iguales para ser sopor­ terior:
tada por 4 largueros de dimensiones igua­
les. Determinar la carga que soportará
cada lárgüero y las posiciones adecuadas
Yb
de los mismos.
Para z0 = 1 m
Solución. E l empujé hidrostático en un
punto i, a la profundidad z%, es entonces: Ps1 — P 1 = 13.125 ton z1 = 3.\2 m

P*2= P 1+ P 2= 26.25 ton z2=4.3Q m


Pi = y b — (¿i + zo)' = y b — — P¡.3= P 1+ P2+ P 3= 39.375 ton zs = 5.22m

Pz; r-~rP\ + P 2 + P;>+ P-i — 52.5 ton z.i - 6.00 m


cuya distribución es parabólica, como se
muestra en la Fig. 2.13; las coordenadas La profundidad z% de los largueros coin­
de sus puntos son cide con la del centro de gravedad de cada

V 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 /7 7 7 ^ V 7 ,
Figura 2.13. Distribución de em pujes hidrosíáticos
sobre una pared vertical.
52 hidrostático

una de las áreas parciales y se puede calcu­ las ecuaciones anteriores. En este proble­
lar con la ecuación correspondiente de la ma la fuerza resultante sobre la compuer­
tabla 2.1, resultando así (R ef. 6 ), ta es
62
2 h y* ; , 8/2l P = 1 X 3 X — = 54 ton
z*.=— — - - K k + m ) — (/c + m — 1) 1 JL
3 -\/n + m
y las profundidades de los cuatro lar­
(2.19)
gu e ro s: ‘
donde
z,ki = 0.3333 X6 = 2 m
k número de orden del larguero con­
tado desde el canto superior de lá Zic 2 — 0.6095 x 6 = 3.657 m
compuerta hacia abajo;
z** = 0.7893 x 6 = 4.736 m
n
z¡t4 = 0.9346 x 6 = 5.608 m
m (h / z o f — l ’ '
Algunas ocasiones conviene descompo­
n número de largueros. ner el empujé hidrostático sobre una su­
perficie en una componente vertical y
Para este problem a:
otra horizontal, como se muestra en la
Fig. 2.14.
m = ------ - i — - = 0.1143

z* = — 6- U k + 0.1143)S/s —
3 V4.1143
3/
— (k + 0 .1 1 4 3 -1 ) 1
3/
Zh = 1.972 [(& + 0.1143) -

- (k- 0.8857) /al Figura 2.14. Descomposición del empuje hidros­


tático sobre una superficie plana.
De esta ecuación resulta
La componente vertical es
k 1 2 3 4
Pz .= Y // é eos 0 dA
zh, en m 2.243 3.742 4.775 5.618 A

donde eos 0 dA es la proyección del ele­


Este procedimiento se generaliza para mento de superficie dA sobre un plano
cualquier form a de distribución de pre­ horizontal. Esto es, Pz es el peso de la
siones y cualquiera que sea el número de columna vertical del líquido que se apo­
subdivisiones de la fuerza resultante. ya sobre el área A. E l punto de aplicación
Cuando la altura de la compuerta es de esta fuerza queda en el centro de gra­
igual a la carga h, basta hacer z 0 — 0 en vedad de dicha columna.
em p u je hidrostático sobre superficies curvas 53

Se observa que si 90a < 0 < 180°, enton­ 2.5 Em puje hidrostático sobre superficies
ces eos 0 < 0; esto significa que P¡¡ está curvas
dirigida de abajo hacia arriba y que la
columna de líquido no existe físicamente, Cuando es curva la superficie sobre la
pero las presiones son ascendentes. que se ejerce presión hidrostática, ésta se
La componente horizontal’ de P v a le : puede proyectar sobre un sistema triorto-
gonal de planos coordenados, convenien­
temente dispuesto, de manera que uno de
1 p* —
■ySf zsen®dA ellos coincida con la superficie libre del
líquido. Así, se procede a calcular el empu­
donde sen 0, dA es la proyección del ele­ je hidrostático por separado sobre cada
mento dA sobre un plano vertical. Por proyección.
ello, Pa es el empuje hidrostático que ac­ Si los planos de las coordenadas x-z y
túa en la proyección de la superficie A, y-z son verticales y el x-y coincide con la
sobre un plano vertical y, por tanto, se superficie del líquido (Fig. 2.15a), las com­
localiza en el centro de gravedad de la ponentes del empuje hidrostático sobre la
cuña de presiones. superficie curva 1, 2, 3, 4, son:

Problema 2.4. Determinar el empuje hi­ P . = Y // z dA, = y ( z g ). A . (2.20a)


drostático P 2, del problema 2.2, en térmi­
nos de las componentes vertical y hori­ Ps, = Y J7 -z dAy = y (zg )„ A y (2.20b)
zontal. Av

PZ = Y / / z d A z = y Za Az (2.20c)
Solución. La componente vertical es igual
al peso de la columna de líquido, es decir,
donde A», Ay, A*, son las áreas de las p r o - )
yecciones de la superficie sobre los tres
, ( ai + h \ planos de coordenadas; (z a ), y (z a )y la
P2, = Y b I — - — \ a2 eos 0 =
profundidad del centro de gravedad de
dichas proyecciones y za la profundidad
= 1 x1 .2 x 0.416 = del centro de gravedad de la superficie
curva en el espacio. La Ec. (2.20c) indica
= 1.83 ton que Pe es igual al peso de la columna de
líquido soportada por la superficie curva, y
La horizontal es Za la altura de dicha columna coincidente
con su centro de gravedad (F ig. 2.15a).
. f aí + h \ En la misma forma, las coordenadas del
Pix = y b y — - — j a2 sen 0 = centro de presiones sobre cada proyección
de la superficie curva son (Fig. 2.15a) :

=, x l (i T 1) 2-2xá =4ton Para la proyección Ax :

El empuje total resultante vale yle = ( 2.21a )


(a 0 . =
(z a )xA , (Z a )xAx

°2 = V F 2*2 + P 2J2 = V l-8 3 2 4- 42= 4.4 ton Para la proyección A v :


/

54 hidrostático

h fuerzas en el espacio, no siempre es posi­


( á ') „ = ( 2.21b )
(Z o )y Ay ( zg)„ A v ble obtener una fuerza resultante única
sino que además puede haber un par.
donde Á 1 proyectar la superficie curva sobre
los tres planos de coordenadas puede su­
Iv momento de inercia de Am respecto ceder que algunas partes de ella se super­
de y pongan, partes que se suprimen en la de­
terminación de Px o Py, ya que se eliminan
h,¿' producto de inercia de Ax respecto
las presiones horizontales que resultan.
de y y 2
Éste es el caso de la proyección de la su­
7* momento de inercia de Av respecto perficie curva A B C (d e la Fig. 2.15b) sobre
de x el plano yz, ya que resulta como proyec­
IM producto de inercia de Av respecto ción la superficie A 'C '. En el caso de la
de x y z Fig. 2.15c la componente P z del empuje
hidrostático sobre la superficie AB, según
Como sucede en cualquier sistema de la Ec. (2.20c) es igual al peso del volumen

7777P77777777777777777777777777/
(c) <
Figura 2.15. a, b, c
em p u je hidrostático sobre superficies curvas 55

imaginario de líquido que soportaría la vale al peso de la columna virtual de líqui­


propia superficie. do sobre esa superficie, como se muestra
en la Fig. 2.16. Sobre la superficie A G
Problema 2.5. Determinar el empuje hi­ existe un empuje vertical P^, descendente,
drostático y el centro de presiones sobre que equivale al peso de la columna real
la superficie cilindrica AB, m ostrada en la de líquido sobre dicha superficie, como se
Fig. 2.16. muestra en la misma figura. La resultan­
te de ambas fuerzas es igual al empuje
Solución. La componente horizontal del vertical total ascendente sobre toda la su­
empuje hidrostático sobre la superficie ci­ perficie; esto equivale al peso de la colum­
lindrica, de ancho b, es igual al área som­ na virtual de líquido encerrado por la su­
breada del trapecio, es decir, de acuerdo perficie AG B , y aplicada en el centro de
con las Ecs. (2.20) vale gravedad del área encerrada. Resulta

?* = Y & Z) ( Zo + - y ) Ps = Y b ~ I f ; e = 0.2122 D
8

y su posición corresponde a la profundi­


E l empuje total sobre la superficie será la
dad del centro de gravedad del trapecio:
resultante de las dos componentes:

D 3zo + 2 D
Zk = — ------- — ---- b Zo
3 2zo + D ; 7 ; p = y p ® 2 + pss

La componente vertical del empuje se Esta fuerza debe ser radial al cilindpo.
puede obtener siguiendo este razonamien­
t o : sobre la superficie B G se ejerce un Problem a 2.6. Determinar el empuje hi­
empuje vertical PS1, ascendente, que equi­ drostático sobré la compuerta radial mos­

Fígura 2.16. Empuje hidrostático sobre una


superficie cilindrica.
56 hidrostática

un vertedor.

trada en la Fig. 2.17a para los datos h =


1.5m ; R = 3 m ; y a ¡= 15°; el ancho de
Zfc = — x 1.5 = 1.00 m
compuerta es b = 5.00 m.
Ps = ybAi23
Solución. De la geometría de la Fig. 2.17b
se deduce lo siguiente: E l área del sector 012 e s :

c = R sen a = 3 X 0.25882 = 0.776 m Va R 2 P = Va 32 x 0.59931 = 2.697 m2

y para el sistema de ejes indicado, la ecua­ E l área del triángulo 012 v a le :


ción del segmento es
V2 R 2 sen p = V2 x 9 X 0.5641 = 2.538 m2
x2 + z2 = R 2 = 9
E l área del segmento 121 es, por tanto,
De aquí se encuentran las abscisas de los 2.6 9 7-2 .5 3 8 = 0.159 m2.
puntos 1 y 2, substituyendo sus ordenadas
E l área del triángulo 123 e s :
Zi = 0.776m; x r— 2.898m
Va a h = V2 x 0.943 x 1.5 = 0.707 m2
Zz — 2.276 m ; x2 = 1.955 m
Finalmente,,el área sombreada A 123 vale:
a = Xi — x2 = 0.943 m
A 12S = 0.159 + 0.707 = 0.866 m2
Z2 2.276
taño = = 1.1642 P s = 1 X 5 X 0.866 = 4.33 ton
x2 1.955

8 = 49°20'17" P = + P2 = 7.098 ton


P = 8- a = 34° 20' 17" = 0.59931 rad tan 6 = 0.7698; 6 = 37° 35'
P . = xh y b h s = Va X 1 X 5 X 1.52 = (
La distancia d con respecto al centro de la
= 5.625 ton compuerta vale:
em p u je hidrostático sobre superficies curvas 57

2 3,5
— h -• c sen 0^= --------- = 0.7778, o sea 0X =
^ ^__________________ 4.5

, 0X = 51° 4' = 0.891 rad 3


T + ( 4 - ) í t f ” s e n f , )
03
sen — = sen 25° 32' = 0.43104
como fácilmente puede comprobarse to­
mando momentos con respecto a O ; subs­ eos 0* = 0.6284
tituyendo los valores, resulta d = 2.308 m.

eos - J = eos 25° 32' = 0.90233


Problema 2.7. La compuerta ilustrada en
la Fig^ 2.18 tiene 12 m de longitud y las
dimensiones indicadas. La distancia hori­ ab = 4.5 (1 — eos 0X) = 1.672 m
zontal entre el centro de gravedad de la 0.46
compuerta y la articulación vale 1.92 m. v sen 02 = = 0.1373, 02 = T 53',
Despreciando la fricción en la articulación
y en los sellos, determinar el peso W que eos 02 = 0.9905
debe tener la compuerta para lograr el ^ = 3.35 X 0.9905 = 3.318 m
equilibrio estático.
La distribución de.presiones varía lineal­
Solución. Según la geometría de la com­ mente : de cero en la superficie a 3.5 y en
puerta, se tiene que la articulación, y 3.96 y en el punto más

Figura 2.18. Compuerta de segmento sobre


un cimacio.
58 hidrúslática

bajo de la compuerta. Las componentes ,. / 4sen3(01/2)\ 0X ,


del empuje hidrostático que actúan sobre = r ‘0 - [ 1- ( 1- 3 W ¡ á é ; ) i c° sT H
la compuerta, por cada metro de ancho
de la misma, valen = 4.5-{l — [ 1 —

■,:P n = Vz (3 .5 )2íY = 6.125 ton 4 X 0.43.04- , osaa3}=


Y . 3 x 0.891—3 x 0.7778 / ^ '
E l empuje P ei es el peso del volumen = 0.6698 m
de agua del triángulo a o b )
Por tanto,
y Vi\ab ño = 0.5 x 1.672 X 3.5 = 2.926 ton 2.926x0.557-1.146x0.6698
= 0.484 m
menos el del segmento ob (tab la 2.1) : ^ ' 1-78
Y Vi ( r x2 ex — r * sen ©i) = 1.146 ton v Finalmente,

3.35 2x 3.964 -3.5


siendo entonces
3.5 + 3.96
-1.709 m
P „ = 2.926 — 1.146 = 1.78 ton
Tomando momentos con respecto a la ar­
P*2 = y (3.5 4- 3.96) 0.46 - 1.716 ton ticulación:. -

W
1.78 X 0.484 + 6.125 X 1.1 6 7+ - y X 1.92 =
Pí2 = ± ( 3 . 5 + 3.96) 3.318 = 12.376 ton
= 1.716 x 0.235 + 12.376 x 1.709
La localización de estas fuerzas es como
W = 84.653ton
sig u e:

2.6 Principio d e Arquímedes


zx = — — = 1.167 m \
En el caso de un cuerpo sólido cual­
„ 0.46 2X 3.96 4- 3.5 n^ c quiera flotando en Un líquido (Fig. 2.19)
- T 3.5 + 3.96 = ° '235m existe un estado de equilibrio debido a que

En el cálculo de Xi el pesodel volumen


de agua del triángulo a o b tiene un bra­
zo de palanca respecto de o que vale

y X 1.672 = 0.557 m

y el del segmento ob (tabla 2.1) :

4 Se r f ( 6 , / 2 ) Y n e,
r , - [ r. - r, ( ] eos — =
principio de arquímedes 59

el líquido ejerce sobre el cuerpo una pre­ y el de la plata 10.3 g/cm3, determinar
sión ascendente de igual magnitud que el los porcentajes" a que se han ligado dichos
peso propio del cuerpo, que se puede calcu­ metales.
lar a partir de los resultados del subca-
pítulo 2.5. Solución. E l peso específico del agua a
En efecto, se ob.seryá que las compo­ 4°C es 1 g/cm3 y, de acuerdo con la
nentes horizontales: de las fuerzas de pre­ Ec. (2.22), el volumen de la pieza es
sión hidrostática se eliminan sin existir v = 53.96 — 50.70 = 3.26 cm3; su peso
resultante horizontal alguna. Sólo existe específico yp = 53.96/3.26 = 16.55 g/cm3.
la componente vertical P g, la que se de­ E l porcentaje x, de oro puro de la pieza
termina del equilibrio del cilindro vertical resulta de plantear la ecuación
de sección transversal horizontal dA„, li­
mitado por la superficie A que encierra 19.25* + 10,3 (1 - x ) = 16.55
al cuerpo. Sobre el punto 1 actúa la fuerza
elemental padA¡,; y sobre el punto 2 la \ Se obtiene * = 0.70, es decir, 70 % de oro
fuerza elemental (pa + y z ) dÁe. La resul­ y 30 °/o de plata.
tante de las fuerzas verticales ascenden­ El principio de flotación es la base del
tes e s : hidrómetro, aparato utilizado para medir
el peso específico de un líquido (Fig. 2.20).
P* = / / lipa, + Y z ) dAz — Pa, dAzh = Consiste en un tubo de vidrio cuya sec­
Az ción transversal tiene una área a, cerrada
en su extremo superior y que en su extre­
= Y J/ zd A z
Az mo inferior remata en un bulbo lastrado
de volumen> 0 con objeto de que su cen­
La integral es igual al volumen v* de la tro de gravedad sea lo más bajo posible
parte del cüerpo en flotación que se en­ y el hidrómetro flote verticalmente.
cuentra debajo de la superficie libre del
líquido; esto es:

P¡t = Y üs (2 .2 2 )

La Ec. (2.22) es la interpretación ma­


temática del conocido principio de Arquí­
medes : "T o d o cuerpo sumergido en un
líquido experimenta un empuje vertical
ascendente igual al peso del volum en de
líquido desalojado." E l punto de aplica­
ción de dicho empuje coincide con el cen­
tro de gravedad del volumen desalojado
y se conoce con el nombre de centro de
Figura 2.20. Hidrómetro.
flotación o de carena.

P ro b lem a 2.8. Una pieza de oro y plata, Conocida la profundidad (hasta el ni­
aleados en cierta ley, pesa 53.96 g fuera vel O ) a que se sumerge el hidrómetro
del agua y 50.7 g dentro de ella. Si el peso dentro/ de un líquido de peso específico
específico del oro puro es 19.25 g/cm8 conocido y, para otro líquido dicha pro­
60 hidrostática

f un didad será diferente si su peso especí­ 1 r


fico y1( es también distinto, Si el peso total ~2 ~4 ^
del hidrómetro es G, se cumple que
Según la Ec. (2.15) la presión total so­
G Y! O,, -r a i ) bre la compuerta e s : P — y b h z a ; la pro­
fundidad de su punto de aplicación, según
Para el primer liquido v 0 = ------- ; enton­ la Ec. (2.17), será:
es resulta que ^
h2
Zk — Za 4-
12 zo
Yi
Para el equilibrio de momentos alrededor
Así, con esta ecuación se puede graduar de O se tiene que
una escala de longitudes l, sobre el tubo
de vidrio, para una relación conocidh
( Pa — W ) X = PZk
y/Yi y usarla después para otros líquidos.
Esto es,
Problem a 2.9. E l orificio rectangular de
dimensiones b X h (Fig. 2.21), practica­
do en la pared vertical de un recipiente, se bh
cierra con una compuerta de iguales di­ PZk
mensiones ; dicha compuerta está conec­ Pn — G 3CD 2 W
tada a una palanca y unida rígidamente _ L
por otra a un tambor cilindrico hueco de
diámetro D, longitud L y peso W, de tal Substituyendo los datos del problema, se
manera que al subir el nivel del agua en tiene * = 0.84 m
el recipiente se abre la compuerta giran­
do el sistema alrededor de O. ¿Cuál debe
ser la distancia OC^ = x, de modo que ello 2.7 Condiciones de equilibrio de los cuer­
ocurra para za = 25 cm ; D = 39 cm; pos en flotación
L = 60 c m ; h =' 40 c m ; b — 30 c m ; W =
= 25 kg? E l equilibrio de un cuerpo flotante se
clasifica en tres tipos.

Estable. Una fuerza actuante— por ejem­


plo el empuje del oleaje o del viento—
origina una inclinación lateral, pero cuan­
do aquélla cesa el cuerpo vuelve a su posi­
ción original. Este tipo de equilibrio lo
tienen los cuerpos de centro de gravedad
bajo.

Solución, DespreciandÓ el peso corres­ Inestable. La fuerza actuante origina el


pondiente a la palanca 001( el empuje ver­ volteo brusco del cuerpo (zozobra), el cual
tical sobre el tambor es después recupera una posición más o me-
condiciones de equilibrio de los cuerpos en flotación 61

nos estable. Este equilibrio lo tienen aque­ Al producirse una fuerza ocasional el
llos cuerpos cuyo centro de gravedad es barco se inclina un ángulo 0 y pasa a ocu­
alto. par la posición mostrada en la Fig. 2.22b;
Indiferente. La fuerza, actuante origina el punto G 1 pasa ahora a la posición G /.
un movimiento de rotación continua del P or efecto de las cuñas sombreadas
cuerpo, cuya velocidad (es directamente — una que se sumerge y otra que emerge
proporcionaba la magnitud de la fuerza por encima de la línea de flotación— se
y cuya duración es la misma que la de origina un movimiento producido por las
dichá .fuerza. Este tipo de equilibrio lo po­ fuerzas F-^ y F 2. El empuje ascendente to­
seen cuerpos cuya distribución de la masa tal B, en su nueva posición G /, es la resul­
es uniforme (p o r ejemplo, la esfera con tante de B en su posición original y las
posición, de flotación indiferente; el cilin­ fuerzas F t = I 2 por efecto de las cuñas.
dro cuya posición de flotación es indife­ É l momento de la fuerza resultante con
rente con su eje longitudinal en la direc­ respecto a Gx será igual a la suma alge-
ción horizontal). *■ braica de los momentos de sus componen­
Las condiciones de equilibrio de un tes, por lo cual se cumple que
cuerpo flotante se explican con claridad
utilizando como ejemplo un barco (com o
el mostrado en la Fig. 2.22a) cuya super­ n — (2.23)
ficie de flotación muestra una form a si­
métrica con un eje longitudinal y otro Al elemento de volu m en: y dÁ — x tan QdA,
transversal. La rotación alrededor del pri­ corresponde un momento de desequili­
mer eje se conoce como balanceo y, del brio d M = y x? dA tan 0; el momento de
segundo, cabeceo. la fuerza B con respecto a 0 es entonces:
En la posición de equilibrio (sin fuer­
zas ocasionales) sobre el barco actúa el • / = y tan 0 j ’j ’ x2 dA = y tan 0 h (2.24)
peso W ejercido en el centro de grave-_ A
dad G, además del empuje ascendente del
líquido B que actúa en el centro de flota­ donde L representa el momento de iner­
ción o de carena, Gx. Ambas fuerzas son cia del área de la sección del barco a nivel
iguales, colineales y de sentido contrario. de la superficie de flotación ab con res-

Figura 2.22. Estabilidad de un barco.


62 hidrostática

pccto al eje longitudinal z del mismo que Las alturas metacéntricas empleadas, en
pasa por 0. el diseño de barcos son: para barcos de
Substituyendo la Ec. (2¿24) en la Ec. veía, 0.90 a 1.50 m ; para barcos de guerra,
(2.23) resulta que 0.75 a 1.30 m ; para barcos cargueros, 0.60
a 0.90 m ; y para barcos de pasajeros,
Y tan‘0 1~ 0.45 a 0.60 m (R ef. 7 ). El área de la super­
B ficie a nivel de la línea de flotación vale:

además, siendo B = Y'hj, donde t)0 es el A = (3LB


volumen desplazado por el barco, sé ob­
tiene donde

tan 0 /, B ancho máximo del barco


(2.25)
/-■ longitud máxima del barco
(3 coeficiente que para pontones varía
El par de fuerzas B y W producen un mo­ entre 0.80 y 0.95 ; y, para la mayo­
mento M ± = W h sen 0, que tratará de vol­ ría de los barcos cargueros, entre
ver al barco a su posición original o de 0.75 y 0.85.
voltearlo más, hasta hacerlo zozobrar.
Para predecir el comportamiento del Cuando la inclinación del barco se debe
barco es importante conocer la posición a una carga asimétrica Q, como se indica
del punto m, de intersección de B en G lt en la Fig. 2.22c cuya condición de equili­
con el eje y del barco inclinado; punto qué brio es con 0 pequeña, se tiene que
se denomina metacentro y la altura meta-
céntrica se indica con h. A medida que h BhQ = Q x l
aumenta es más estable la flotación del
cuerpo, es decir, más rápidamente tratará y la altura rhetácéntrica vale
de recobrar su posición original.
E l equilibrio es estable si el punto m
Ql
queda arriba del punto G (h > 0 ) y es ines­ h =
table si m queda abajo de G ; por tanto, B 6
la estabilidad del barco exige que sea
h > 0, esto e s : Problema 2.10. Estimar las condiciones
de estabilidad del cajón cuyas dimensio­
nes se indican en la Fig. 2.23: peso W =
h — — ~ — h0 = — h 0 > 0 (2.26) 2.88 ton; altura del centro de gravedad,
sen 0 sen 0uo
medida desde la base del cajón, 0.30 m.
Siendo 0 pequeño, sen 0 ^ tan 0 y en­
tonces Solución. Estabilidad respecto del eje A-A.

El momento de inercia del área de flo­


(2.27a) tación respecto del eje A-A e s :
sen 6

1.8 X 43 _ A
K < (2.27 b )
= 12— =
equilibrio del m ovim iento 63

1.94
hB = —— - 0.1 = 0.57 m > 0
2.88
(también estable)

2.8 Equilibrio d e l movimiento

\Como se ha mencionado/ en ausencia


de movimiento relativo entre las partícu­
las líquidas o entre partículas líquidas y
sus fronteras, los líquidos no están suje­
tos. a esfuerzo cortante. Esto es cierto
cuando el líquido está en reposo, pero tam­
bién cuando está sujeto a un movimiento
úniformemente acelerado después que se
ha establecido el equilibrio relativo. En
el último caso, el líquido se comporta
como un cuerpo rígido en m ovim iento;
esto es, en equilibrio estático.
Por ejemplo, sea un recipiente lleno de
un líquido de peso total W , que mediante
Figura 2.23. Cajón flotante, un cable que se desliza sobre una polea sin
fricción es levantado por un peso W r > W
y la profundidad de flotación: (Fig. 2.24). Si se desprecia el peso del ca­
ble y el efecto de fricción, y se satisface
W 2.í la tsegunda ley de Newton, entonces
c = = 0.4 m
YA 1 X 1.8 X 4
w x+ w
W x— W =
La distancia entre el centro de grave­
dad G (del cajón) y el centro de flotación,
donde ( W x + W )/ g representa la masa de
vale h0 = 0.3 — 0.2 = 0.10 m.
las partes que se mueven y a la aceleración
La altura metacéntrica, según la Ec.
de las mismas, la que vale
(2.26), es

W j- W
9.6
h = ■0.10 = 3.23 m > 0 w x+ w
Z88
y si h representa el tirante del líquido den­
Esto es, el cajón es estable por lo que se tro del recipiente, la presión sobre el fon­
refiere al volteo alrededor del eje trans­ do es
versal.
Y h (W í — W\
Estabilidad respecto del eje B -B .

4 X ü
Ib = _____ ■= 1.94 m4 P = Yí 1+
W 1- W'
Wj + W )
64 hidrostática

Al principio las partículas del líquido, en


la proximidad de la pared y del fondo, se
mueven más lentamente que el recipiente
hasta que (p o r viscosidad) el movimiento
se transmite a la totalidad de las partículas
y todo el líquido gira alrededor del eje del
cilindro como si fuera un cuerpo rígido.
Esto significa que a la distancia r del eje
cada partícula posee una velocidad tan­
gencial v = cor, dónde oí representa la ve­
locidad angular (d e rotación) del recipien­
te. Dicho movimiento tiene las caracterís­
ticas de un vórtice forzado (Cap. 10).
Se observa que la distribución de presio­
Las fuerzas de cuerpo corresponden a
nes sigue siendo lineal y es equivalenteKa
que el peso específico del líquido se incre­
las reacciones reo2 eos 0 = x a 2, así como
reo2 s e n 0 — y a 2, en las direcciones x y y,
mente al valor
respectivamente, de tal modo que dichas
fuerzas s o n : X = x a 2, Y = y a2, Z — — g,
W 1- W
Y 1 + Por tanto, las ecuaciones estáticas de Eu-
w, + w
ler (E c . 2.1), se escriben así:

Se considera ahora un recipiente cilin­


drico de radio i?, lleno de líquido, que gira
- i - » + r f = 0
alrededor de su eje vertical (F ig. 2.25). pdx

Figura 2.25. Recipiente en rotación.


equilibrio del m ovim iento 65

nR2h = xR2H - i n R 2 ( H - z0)


_ J - J ^ l + y O ,2 .= 0
p dy
Donde, í xR2( H — z0) corresponde al vo­
lumen obtenido por la rotación de la su­
*• .. perficie parabólica meridiana. Se tiene,
pdz
finalmente

Si se multiplica la primera ecuación por H + zo


dx, la segunda por dy, la tercera por dz y, h = (2.30)
se suman, resulta
y de aquí, H = 2 h — z0, que substituida en
peo2 x dx + peo2 y dy — y dz — dp la Ec. (2.29), al despejar z0, se obtiene

co2 R?
La integración conduce a z0 = h —
4g
(JO2
9 - (x 2 + y2) ~ y z = p + C Esta ecuación se aplica en los dispositivos
utilizados para medir la velocidad angu­
lar de cuerpos en movimiento de rotación;
o bien, con r2 = x2 .+ y2 en general, las propiedades de este movi­
miento tienen diferentes aplicaciones en
to2 r- la industria y en la agricultura.
- YZ = p + C (2.28)
Problem a 2.11. E l movimiento del agua
Entonces, tanto las superficies equipre- en determinada curva de un río origina
sionales como la superficie libre del líqui­ una sobreelevación h de su nivel en la
do, son paraboloides de revolución. La orilla exterior, como se muestra en la fi­
constante C resulta de la condición de que, gura 2.26. Determinar la sobreelevación h
para el punto de altura z = Z0 y radio r —0 de la superficie libre transversal del agua
que se halla sobre la superficie libre del considerando que la velocidad V de las
líquido, p==Po- Entonces, se obtiene partículas es la misma en todos los pun­
tos (R ef. 8 ).

P = Po + P- + y (z 0— z)

o-
y con z = H ; r — R ; p = p0, resu lta:

co2R 2
H - Z 0= (2.29) Figura 2.26. Sobreelevación del nivel en la curva
2g de un río.

~ Cuando el recipiente no se mueve, la al­ Solución. En la dirección x la fuerza de


tura alcanzada por el líquido en el mismo cuerpo es la producida por la fuerza cen­
vale h. El volumen del líquido permanece­ trífuga que vale
rá constante antes y después de iniciarse
el movimiento de rotación, lo que expre­ V2
X =
sado matemáticamente d a :
66 hidrostático

En la dirección z la fuerza de cuerpo es


* = Ü ln -* L
la del peso propio y vale Z = — g.
g Ri
E l sistema de Ecs. (2.1) se escribe en­
tonces o bien, si se mide la elevación h se puede
calcular V como sigue:

p d x x gh
V =
1 -dp In ■
= 0
p dz Ri

Multiplicando la primera ecuación por dx Para Ri = 5 m ; iL> = 25 m y V = 1.69 m/seg ;


y la segunda por dy, al sumar se obtiene h = 0.47 m.

I V2 2.9 Fuerzas capilares


dp + dx — g d z = 0
P x En las zonas de la superficie libre de un
líquido con curvatura, las tensiones su­
Para la superficie libre p — constante;
perficiales que sobre ella actúan tienen
dp = 0, p o r lo que resulta
una resultante en la dirección normal a la
superficie, la cual se designa como fuerza
V2
gdz = dx capilar.
x Para obtener esa resultante, en la figu­
ra 2.27 se presenta de manera esquemática
Al integrar, tomando en cuenta la condi­ un elemento de superficie dA, limitado
ción de frontera de que para x — R lt z = 0, por los elementos de línea ds y dn, da­
se obtiene dos por los ángulos dQx y d02 así como los
V2 x radios de curvatura r1 y r2.
z = I n ——
g Ri Suponiendo que los ángulos son peque­
ños, la fuerza resultante en la dirección
La elevación es entonces : radial vale

Figura 2.27. Presión capilar sobre un elemento


de superficie.
fuerzas capilares 67

p ds dn = a ds dQ1 + a dn dd2 m ar el llamado menisco cuya form a es


cóncava hacia arriba, como se muestra en
y con la Fig. 2.28. Sobre el menisco un punto
cualquiera A queda a la distancia r del eje
dn <¿5 del tubo y, a la altura z, sobre el nivel de
dQ1 = d% =
' í-2 la superficie del líquido. Si Yi es el peso
específico del aire y Y2 el del líquido, en el
resulta punto A! localizado en la intersección de
la vertical que pasa por A con el nivel
de la superficie original del líquido, se­
gún la Ec. (2,31) y la ley de Pascal se ten­
p- ^ r H r ) <2J1) drá la presión dada por la ecuación
donde p es la presión de curvatura cuyas
dimensiones son [ F L ~ 21 y el término v Va = Y2Z = a ( - J _ + - L )
\ '2 /

\ — rx
( ■
+ — r2 /
) Si se considera que z ~ z« y se hace
rx = r2 = r, con r — jR/cos 0, se obtiene
es la curvatura media del elemento de
superficie. R
r Y2 Z0
0 = -r- Y2 Zo = r—
Problema 2.12. Determinar la altura z0 a
la que asciende el agua dentro de un tubo
De esta ecuación se puede calcular o si se
capilar de radio 0.05 cm, por efecto de la
mide Zq, pues 0 se obtiene de la condición
tensión superficial del líquido (Fig. 2.28).
geométrica
/ R
Az = r (1 — sen 0) = ------ — (1 — sen 0)
eos 0

De la misma ecuación se tiene también

2a
Z0 - ■eos 0
y2R

donde se observa que z0 es inversamente


proporcional al radio del tubo.
Aproximadamente, el menisco adquiere
la form a de una semiesfera para un tubo
Figura 2.28. Líquido dentro de un tubo capilar. capilar de radio pequeño; entonces 0 = 0
y, de la ecuación anterior, resulta
Solución. Si un iu b o capilar cilindrico
de radio R se introduce en un líquido que 2a
Zo .=
moja sus paredes, el nivel dentro del tubo y2R
se elevará por encima de la superficie libre
del líquido una cierta distancia, para for­ que es la expresión buscada.
68 hidrostático

Para agua-vidrió, a = 0.077 g/cm; y i =


1 g/cm3 y R = 0.05 cm, resulta z 0 = rz =
= 3.1 cm.
Cuando el líquido no m oja la pared del o bien,
tubo ( el m ercurio) se produce entonces
una depresión, pues queda el menisco dz
(convexo) debajo del nivel de la superfi­ Y Z dz = o
cie del líquido y su concavidad es ahora
hacia abajo. En esa situación el ángulo 0
Por otra parte, si r± d<j> = ds = d z /sen <j>,
es m ayor que n/2 y los resultados ante­
de aquí resulta dz/rx = sen <f> d(j> y se
riores pueden ser igualmente aplicados.
puede escribir yz dz — o sen <j>d<j>, cuya in­
Cuando se introducen en el agua dos
tegración conduce a yz2/2 — — a eos <f> + C.
placas paralelas separadas se demuestra
Siendo <¡> = 0 para z — 0, la constante de
que la Separación a (en cm ) se puede ob-
integración vale C — o y, asimismo para
r. . . , 0.15k Z = h, $ = 90° — <7>0, se obtiene
tener con suficiente exactitud: z0 = ------- ;

0.05 yh2
para aire y alcohol, z0 = = o [1 — eos (90° — <^0) ] =
~~2~

Problem a 2.13. Determinar la altura h a = cr(l — sen^.0)


la que asciende un líquido por encima
de la cresta de un vertedor de pared del­ De este modo la altura h sobre la cresta
gada, por efecto de la tensión superficial del vertedor (Fig. 2.29b) que alcanza la
(Fig. 2.29 y Ref. 9). superficie libre del líquido por efecto de
la tensión superficial, antes de producir­
se el vertido, resulta de considerar que
«A, = 0 en la ecuación anterior, a saber:

2a
h í
=
Y

Para los medios agua-aire, a=0.077 g/cm;


Y = 1 g/cm8, h vale
Figura 2.29. Corrección capilar en una pared
vertical.
2 X 0.077
.= 0.392 cm
Solución. Al introducir una placa plana
vertical dentro de un líquido de peso es­
pecífico y, la superficie libre adopta una
PR O B LE M AS
fc n h a cilindrica cóncava hacia arriba, en
la proxim idad de la placa. De acuerdo
1. Determinar:
con la Ec. (2.31; para r2 = oo y de la ley
a) la altura h que se alcanzará en el baró­
de Pascal, la presión en un punto del lí­
metro de la Fig. 2.6 (al utilizar agua en
quido cerca de 1* placa, sobre la horizon­ lugar de mercurio) si se encuentra a una
tal que coincide con el nivel original del presión atmosférica de 736 mm de Hg y
líquido, vale ' , a la temperatura de 4°C.
problem as 69

b) la altura barométrica, si la temperatura


del agua se eleva a 20°C y 80°C. I—

Las magnitudes del peso específico y la pre­


sión absoluta de vaporización del agua para
las diferentes temperaturas son :
(■
4°C 2o°c ; 80°C

Y, e íi Jcg/m8 1000 998.2 971.8


pabs, en k g / m 2 63 236 4830

2. La presión dentro de un conducto se mide


con un manómetro de mercurio abierto en
forma de U, como sé muestra en la figura.
Calcular la variación Ah (en m m ) que se
' presenta en el mánómetro si éste Se mueve
hacia abajo la distancia a (en mm). 4. Determinar el trabajo W efectuado para
mover un émbolo, de superficie a, sobre una
distancia l de uñ tubo que une dos recipien­
tes dé superficies Áj y A 2, llenos de un
líquido de peso específico y hasta el mismo
nivel antes de mover el émbolo. Es despre­
ciable la fricción entre las paredes del ém­
bolo y del tubo.

3. Un recipiente abierto en ambos lados se en­ 5. La compuerta plana que se muestra en la figu­
cuentra en equilibrio estático sobre un ém­ ra tiene las dimensiones L =2.5m ; 5 = 10m
bolo inmóvil; el recipiente tiene un peso de y eleva el nivel aguas arriba hasta H = 23 m.
16 kg y se compone de dos partes cilindricas Determinar: ,
con diámetros D = 0.50 m y d = 0.30 m. De­
terminar el volumen mínimo de agua que a ) la resultante T de las fuerzas de tensión
debe verterse sobre la parte superior del del cable que mantienen la compuerta en
recipiente para que éste flote sobre el ém­ la posición indicada;
bolo. La fricción entre ambos es despre­ b) el momento máximo de flexión M so­
ciable. bre la compuerta;
70 hidrostático

c) la fuerza de reacción RÁ sobre el apoyo ros de ancho a = 1.8 m, apoyados sobre las
inferior. viguetas ¿. Determinar:

T a) el empuje total P del agua sobre toda la


compuerta;
b) la magnitud de la reacción R 2 en el pun­
to A ;
c) el momento flexionante sobre las vigue­
tas B.

6. La compuerta rectangular giratoria de di­


mensiones L — 2 m y B = 3xn, obtura la
\ salida de agua del recipiente cuyo nivel es
f l = 4m.

a) Determinar a qué distancia x desde el


borde inferior de la compuerta debe lo­
calizarse su eje de giro, para que al abrir­
se tenga que vencerse únicamente el 8. La compuerta rectangular — de la fig u r a -
momento por la fuerza de fricción en tiene las dimensiones: h = 1.8m; b = 2.4m;
el perno o. c = 0.4m; pesa 2 ton. Se desliza sobre un
b) Calcular el momento M T debido a la fuer­ plano de inclinación 9 = 70° y sirve para
za de fricción si el diámetro del perno es obturar el conducto de una presa. Conside­
d = 150 mm y el coeficiente de fricción rando que el coeficiente de fricción es 0.35,
es f = 0.2. determinar la magnitud de la tensión T ne­
cesaria para mover la compuerta cuando el
nivel del agua alcanza la elevación de 62 m.

7. La compuerta de la figura tiene por di­


mensiones 9.3 x 31 m y se encuentra articu­
lada en el punto O, además de estar apo­
yada en A. Se piensa estructurar — como
se muestra en la figura— formando table­
problem as 71

9. La compuerta rectangular —mostrada en la


figura— tiene las dimensiones H = 4 m y
B = 6m (ancho) y sirve para contener el
agua en un recipiente. Determinar la mag­
nitud P del empuje^ total debido al agua; la
profundidad x á que deben colocarse las
viguetas para que soporteñ el empuje de
manera que se distribuya con la misma in­
tensidad ; por último, el momento flexionan-
te M de cada vigueta suponiendo que se
encuentran sólo apoyadas en sus extremos.

11. Un ducto rectangular de dimensiones H x C


se proyecta construir en una presa para ali-

10. Una válvula de mariposa, de diámetro


D = lm , obtura un tubo con un ángulo 9=45°
respecto de la horizontal, para cerrar el
paso del agua del recipiente A al B. Calcu­
lar el momento necesario para abrir la vál­
vula (en el sentido contrario al de las
manecillas del reloj), considerando que el
coeficiente de fricción es 0.2 en el pivote
' de diámetro d = 0.15 m al centro de la.;
válvula. El cálculo será para cada una de
las dos condiciones siguientes:

a) el tubo debajo de la válvula está lleno


de aire a la presión atmosférica;
b) el mismo tubo está lleno de agua con
las alturas H 1 = 1.2 m y Ha = 2m.
72 hidrostática

mentar una turbina. Para posibles repara­ c) la fuerza T necesaria para levantar la
ciones del propio ducto o de la turbina es compuerta cuando el nivel sea H + AH.
necesario obturar el ducto con una serie El peso total de la compuerta es W = 150 ton;
de viguetas especiales de medidas h x B = el diámetro, D = 0.6 m, de los rodillos,
= 1.2 x 3.4 m, cada una de ellas provistas ' d = 0.3 m; el coeficiente de fricción interna
de 2 pares de rodillos en sus extremos. de los rodillos f = 0.01, el diámetro de los
( pernos d ~ 0.3 m ; b 0.1 m y el ángulo
a) Determinar las, fuerzas de empuje hidros­ a = 120».
tático del agua, Pj y P 7, sobre la primera
y séptima vigueta, así como el momento
flexionante én las mismas.
Determinar las distancias Ah± y Ah7 entre
el centro de presiones y el centro de gra­
vedad para la primera y séptima viguetas.

12. Calcular la magnitud y posición del empuje


hidrostático sobre la compuerta circular
mostrada en la figura.

13. La compuerta que controla las descargas


sobre un cimacio tiene una altura H — 6 m
y ancho B = 30 m. En la parte superior tiene
una compuerta giratoria superior que puede , 14. Una compuerta debe girar automáticamente
incrementar el nivel del agua en AH = 1.5 m. para dar paso al agua cuando su nivel es
Determinar: H 1Si 6 m. El eje de giro es O y el diámetro
del rodillo d = 0.4 m, con un coeficiente de
a) los empujes hidrostáticos horizontales P t fricción / = 0.2. El ancho de la compuerta
y P2 sobre la compuerta plana cuando se es B — 8 m y su ángulo de inclinación a =60°.
baje la compuerta giratoriá y cuando ésta Determinar:
se levante;
b) la distancia x entre los dos sistemas de a) la distancia x a la cual debe estar situa­
rodillos, de tal manera que sea igual do el eje de giro de la compuerta, si
la fuerza sobre ellos cuando se baje la aguas abajo existe un nivel H 2 = 3m ;
compuerta giratoria, siendo la distancia b) la fuerza P transmitida a los soportes
a = 0 2m ; en el momento del volteo.
problem as 73

15. La compuerta articulada (ver la figura) tie­ a ) Calcular la magnitud del peso G nece­
ne las dimensiones L x B - 3 x 4 m y so­ sario para mantener cerrada la compuer­
porta los tirantes'de agua ^ = 5 m; H 2= 2m. ta, siendo H :- . 2 m - y . h = 03 m.
Determinar: b) Determinar la magnitud de la fuerza R
que se produce en la articulación Á.
a) la reacción R Á que se produce sobre el
apoyo A ;
b) la magnitud de la tensión T necesaria
para mover la compuerta, considerando
despreciable la fricción en la articulación.

17. La tapa A está sujeta a presión contra


un tubo cilindrico horizontal de diámetro
D = 1.20 m, con la ayuda de un gato B co­
locado en su centro. El tubo está lleno de
agua hasta lá mitad. Determinar :

a) La fuerza P de presión que debe ejer­


16. La compuerta mostrada tiene por dimensio­ cer el gato para detener la tapa ;
nes B x 5 = 1 x lm , se articula en A y b) la posición x del gato para la cual dicha
está conectada a un brazo rígido que sopor­ fuerza sería mínima y calcular también
ta un peso G a la distancia r = 1.4 m. la magnitud P de dicha fuerza;
74 hidrostático

c ) la presión de vacío pv en el recipiente, 19. La compuerta dé sector (mostrada) tiene un


radio R = 4.5 m, soporta un tirante de agua
f í = 3 m y gira alrededor del punto O. Su
peso es W = 1 ton/m localizado a la distancia
' c = 0.6 m ; además, a — 4 m y b = 0.3 m.
Calcular la fuerza T de reacción sobre' el
púnto A en la compuerta por metro de lon­
gitud.

necesaria para sostener la tapa si se de­


seara eliminar el gato: v

18. En ocasiones se utilizan compuertas, como


las mostradas en las figuras, para mante­
ner un nivel constante de la superficie del
agua. Para calcular su equilibrio, aquí se
desprecia la influencia de la caída de pre­
sión en la proximidad del canto superior
de la compuerta, así como la fricción origi­ 20. a) Determinar las componentes horizontal
nada en su movimiento. Determinar las y vertical del empuje debido a la presión
condiciones de equilibrio en el instante en hidrostática que actúa sobre la compuer­
que se inicia el movimiento. ta radial de la figura, así como el valor

Problema 18
problem as 75

de la resultante y su inclinación respec­ 22. La compuerta horizontal mostrada en la fi­


to de la horizontal. gura tiene las dimensiones D = 0.8 m y an­
b) Determinar la fuerza F necesaria para cho 5 = 3 m.
abrir la compuerta, despreciando su peso.
El radio de la compuerta es R = 2 m y su a) Calcular el empuje total P sobre la super­
ancho b = 3 m. ficie de la compuerta expuesta a la pre­
sión hidrostática, así como el momento
respecto al centro de la misma, para
H = 1 m.
b) Calcular las mismas magnitudes si la
compuerta gira un ángulo de 180°.

//////y»
Problem a 20

23. La compuerta cilindrica mostrada tiene un


21. Una compuerta radial cierra la apertura la­ diámetro D = 1.2 m, una longitud L — 16 m,
teral A del recipiente; consta de dos partes pesa 40 ton y desliza sobre un plano incli­
que tienen un radio = R 2 = 1 m y un an­ nado a 70°. Calcular el empuje total P so­
cho b = 1 m. Determinar: bre la compuerta y el ángulo de inclinación
, del mismo respecto de la horizontal, así
como la magnitud de la tensión T necesaria
para izar la compuerta cuando el nivel aguas
abajo adquiere las elevaciones A y B.

a) la fuerza total P dé la presión del agua


sobre la compuerta y el momento M de
esta fuerza con respecto al eje de la com­
puerta, el cual se encuentra localizado a
la profundidad H = 2.5 m desde la super­ 24. Determinar la fuerza F que presiona a una
ficie libre; esfera de acero (y = 8 ton/m3) cuyo radio
b) él radio R 2 para que el momento respecto es R = 100 mm y que obtura a una tubería de
al centro de la compuerta fuese cero succión a través de un orificio cuyo diáme­
(manteniendo R 1 = 1 m). tro d = 125 mm. El émbolo tiene un diá-
76 hidrostática

metro D = 350 mm y la fuerza con que em­ del sector se encuentran en el mismo plano
puja es P ■= 400 kg. El asiento de la esfera horizontal colocado a la distancia h = 1 m
está colocado abajo del eje del cilindro a la sobre la superficie libre del agua. Determi­
distancia hx = 0.5 m y, por arriba de la su­ nar:
perficie libre del depósito, a la distancia
h2 = 6.5 m ; ía tubería de succión está llena a) la fuerza P que actúa sobre los cojinetes
de agua. > del eje de rotación cuando está cerrada
la compuerta y el ángulo de inclinación
respecto de la horizontal.
b) la fuerza N con que presiona la com­
puerta sobre el fondo;
c) la fuerza T necesaria en la cadena para
levantar la compuerta (el coeficiente de
fricción en el eje es 0.3).

26. Determinar el ancho de la base B del muro


de contención del problema 2.2, el cual se
construirá de concreto de peso específico
yc = 2.4 ton/m3, dé mañera que se satisfagan
las siguientes condiciones: a) la resultante
de los empujes hidrostáticos y del peso pro­
pio debe caer dentro de la base B ; b) dicha
resultante, descompuesta en una fuerza nor­
mal N y una tangencial T, debe producir
esfuerzos de compresión obtenidos de la
fórmula de la escuadría :

N „ Ñe
132/6

25. Una compuerta radial de radio R = 5 m y


longitud L = 4.5 m soporta un tirante de N Ne
agua H = 3.5 m. Para permitir el paso fe ~B /32/6
del agua la compuerta,se levanta por medio
de una cadena girando alrededor de un ambos positivos e inferiores a 20 kg/cm2
cojinete horizontal de diámetro d = 150 mm. (esto es, no debe haber tensiones). En éstas
El peso de la compuerta es G = 3 ton y su ecuaciones e es la excentricidad de la nor­
centro de gravedad está colocado a un ra­ mal N, o sea la distancia entre el centro
dio r = 0.75R. Cuando la compuerta está de gravedad G de la base y el punto de apli­
cerrada, el eje de giro y el borde superior cación de N ; c) N o debe haber deslizamien­
to para lo cual T < u N, donde u coeficiente
de fricción de valor 0.75.

27. En la compuerta radial del problema 2.6


calcular la magnitud de las fuerzas que de­
ben soportar los brazos de apoyo superior e
inferior (Fig. 2.17a), de modo que soporten
la misma carga (existen 4 brazos, dos en
cada extremo de la compuerta). Calcular
también la inclinación necesaria en el brazo
inferior para dichas condiciones, si la del su­
perior es 0 = 45°.
problem as 77

28. Determinar el empuje hidrostático sobre la h - hx — — 3 m ; a = 0.943 m; a' = 1.5 m;


compuerta radial mostrada en la figura, la compuerta tiene la misma geometría
para los datos siguientes: ftx = 5 m ; fc2= 2m ; que la del problema 2.6 ( R = 3 m ; b = 5 m;
a = , 15°).

29. Determinar el empuje hidrostático, por me­ bajo de la cortina se construyó una panta­
tro de ancho, sobre la superficie parabólica lla impermeable. Calcular el momento de
del muro mostrado en la figura cuya ecua­ volteo de la cortina respecto del punto O,
ción es z = 4x2. considerando las subpresiones sobre la base
de la cortina, de acuerdo con los valores
que se indican en la figura. Hacer los
cálculos por metro de longitud de cor­
tina.

30. Una cortina de concreto tiene las siguientes


dimensiones: 1^ = 12 m; H Q= 3 m; a —1 m;
b - 2 m; el tirante, aguas abajo, Il2 =
= 3 m. Considerando que el terreno es per­
meable, para prevenir la infiltración por de­
78 hidrostático

31. Determinar la resultante de los empujes ver­ se puede suponer uniformemente distribui­
ticales sobre la esfera mostrada en la figura' do y con un valor de 300 kg; su peso espe­
para los datos: d = 0.£ m ; R = 0.5 m ; h = cífico es 7.5 kg/m3. Si el nivel del agua en
= 4 m. el lado del mar coincide con el de la articu­
lación, determinar el incremento máximo
Ah, del nivel del agua en el lado del que
la compuerta puede tolerar antes de abrirse.

33. Un recipiente tiene un orificio circular en


el fondo que está obturado por la cuña có­
nica mostrada en la figura. Calcular:
a) la magnitud de la presión total sobre las
superficies lateral y de la base del cono;
b) la fuerza con que presiona al cono de
peso W sobre el piso del recipiente.

Problema 31

32. Las descargas de agua desde un estuario


están controladas por una compuerta circu­
lar de 0.90 m de diámetro, articulada en su
tope superior. Cuando la compuerta está
cerrada tiene una inclinación de 80° respecto
de la horizontal. El peso de la compuerta

34. ¿Cuál es el valor del empuje sobre la esfera


de la figura, si las dos secciones del depósi­
to están totalmente aisladas una de otra?
problem as 79

V
— —-Trpr
r
_ Agua 3m ~
------- - : . /-
------ J ~
--- 7 ' — 1
“ “ f l f
O flm l — -
p = 0.38kg/cm2 ( 2 ) — — i 1:— r* i-
Aceite 1.5 m Bomba
4.5 m

' V 1 "
Densidad relativa = 0.85

Problema 34 -

35. El peso específico de un iceberg es de 915 se Utiliza para soportar flotadores en el


kg/m3 y el del agua del océano es de agua y realizar estudios de corrientes ; tie­
1028 kg/m3; si de la superficie libre del océa­ ne sección cuadrada 7.5 cm de lado y 1.50 m
no emerge un volumen del iceberg de 30000 de longitud. ¿Cuántos kilogramos de plomo
m3, ¿cuál es su volümen total? (peso específico 11200 kg/m3) debenjmir-
se a uno de los extremos de la pieza para
que flote verticalmente con 30 cm fuera
del agua? '

36. Determinar la profundidad c a que se su­


merge el cajón rectangular sólido de la figu­
ra, cuya superficie horizontal es de 4 x 6 m,
su altura a = 3 m y su peso W = 45 ton. 38. ¿Cuántos m3 de concreto ( y = 2.4 ton/m3)
deben cargarse sobre un bloque de madera
(y - 0.6 ton/m3) de 10 x 1 x 1.5 m para que
se hunda en el agua?
, r
- 3 ^ 6 7-+-

" '1 1

Problema 36

39. Determinar la posición del centro de grave­


dad que debe tener un cajón cilindrico cu­
yas dimensiones se muestran en la figura
(peso W=24 ton) y que requiere para su es­
37. Una pieza de madera (y = 0.651 ton/m3) tabilidad una altura metacéntrica h = 1.5 m.
80 hidrostática

Problema 39
V

40. En el agua, tal como aparece en la figura, por debajo de la superficie superior,
está situada una pieza de madera que pesa objeto estable?
500, kg y tiene el centro de gravedad 0.50 m

41. Calcular la altura metacéntrica del cuerpo de flotación indicadas,


mostrado en la figura para las condiciones

U .J-—---------- 1.5m --------- H " ------ ’’


I o.5 m 0-5 m

Problema 41
problem as 81

42. Un pontón se va a construir con tambores puente está cargado. ¿Qué distancia s se
' de gasolina de 0.5 m de diámetro en los requiere para una altura metacéntrica de
ejes verticales. Los tambores tienen sus ejes 0.9 m, cuando GGX = 1.2 m? G representa
distantes 1.8 m a lo largo de cada borde del el centro de gravedad del cuerpo y G1 su
puente y se sumergen 0.75 m cuando el centro de carena.

43. Un Ianchdn tiene forma de un paralelepípedo céntrica para la rotación alrededor del eje
rectangular de 9.2 x 24.5 x 2.45 m ; pesa 500 x/así como determinar si es estable. Cuan­
ton cargado y tiene su centro de gravedad do el lancbón gire 5o alrededor de este eje,
a 3 m del fondo. Hallar la altura meta- ¿cuál será eí par de equilibrio? .

-2 4 .5 m -

Problema 43

44. Un barco pesa 4000 ton y en agua salada mersión disminuye a 6.30 m. ¿Cuál será el
(y - 1025 kg/m3) tiene un calado de 6.60 m. calado d del barco en agua dulce?
Al descargar 200 ton la profundidad de in­

Problema 44
82 hidrostático

45. Un túnel submarino de sección circular de a ) la sumersión a del flotador en el agua


concreto reforzado, y con un diámetro inte­ si el peso propio del puente con el flota­
rior D = 3 m y espesor 5 = 250 mm, se de­ dor es G = 30 ton;
tiene (contrá la fuerza de flotación) por me­ b) el asentamiento h del puente con una
dio de cables distribuidos por pares a cada carga P sobre el mismo, de 10 ton.
6 m, según la longitud del túnel. Obtener
la tensión de los cables suponiendo que el
peso de balasto y rieles es de 500 kg/m;
, el peso adicional de túnel es G = 1000 kg
\ en el tramo de 6 m ; y el peso específico del
concreto es de 2.5 ton/m3.

47. Una esfera de diámetro D = 150 mm con un


peso W = 0.5 kg se sumerge en un recipien­
te. Por efecto de la fuerza de flotación ob­
tura un tubo de diámetro de d = 100 mm

Problema 47
46. Un puente giratorio (flotante) se apoya so­
bre un flotador cilindrico de diánjetro D =
= 3.4 m, dentro de una cámara de diámetro Determinar el máximo desnivel H tolerable
= 3.6 m. Determinar: para impedir el paso del agua del tubo al
recipiente.

48. Un barco pesa 1800 ton y tiene una sección,


a la altura de la linea de flotación, tal como
se muestra en la figura. El centro de carena
está 1.5 m por debajo de la superficie libre
y el centro de gravedad 0.6 m por encima
de ella. Calcular las alturas metacéntricas
respecto de los ejes x y y. Determinar tam­
bién la altura metacéptrica con relación al
eje A — A, que forma un ángulo de 35° con
el eje x, como se muestra en la figura.
problem as 83

Problema 48

49. Dos recipientes unidos por el cable, según


muestra la figura, se mueve uno hacia arri­
ba y el otro hacia'hbajo. El que sube cón-
tiene 81 de agua con un tirante de 20 cm ;
el que baja contiene 13 l de agua con un
tirante de 30 cm.
¿Qué presión actúa en el fondo de los reci­
pientes, si se desprecia el peso de los mis­
mos y el del cable?

> 0.20 m
Problema 50

51. Un tanque cilindrico tiene 1.83 m de altura,

0)

-D / 2 —1

v i

Ti
1.4 m
El tubo de mercurio en U de la figura, gira |
alrededor de un eje vertical que pasa por ,'c
i .
O; a) calcular la velocidad angular cuando
la diferencia de niveles entre los tubos es ----- 0.91 m
0.20 m ; b) ¿Cuál es la altura original de
la columna de mercurio? Problema 51
84 hidrostático

0.91 m de diámetro y un tirante de agua de 55. Un recipiente que tiene la forma de un pa­
1.4 m. raboloide de revolución está lleno de agua.
¿Con qué velocidad angular co debe girar al­
ni Si gira con una velocidad angular cons­ rededor de su eje, de modo que se tire la
tante de 20 rad/seg alrededor de su eje, mitad de su contenido?
calcular la superficie del fondo que se
descubrirá. ,
b) ¿Qué velocidad angular se necesitaría
para que no derrame agua?
; c ) ¿Cuál es la presión en él fondo del tan­
que, en C y B, si gira con <o = 6 rad/seg?

52. Un recipiente cilindrico cerrado de radio R


lleno de líquido, de peso específico y, gira
alrededor de su eje (horizontal) con velo­
cidad angular <o constante. Determinar las
superficies de presión constante y dibujar Problema 55
el diagrama de presiones para la sección
vertical del cilindro.

56. ¿Con qué velocidad angular máxima <b pue­


de girar, un recipiente semicónico de altura
2a (lleno hasta la mitad de líquido) sin que
53. El mismo cilindro del problema 52 se en­
se derrame?
cuentra con su eje vertical y tiene una al­
tura h. Se halla lleno de líquido hasta la
altura 3/4 h. ¿Con qué velocidad angular «o
debe girar alrededor del eje vertical, de
modo que el punto más bajo de la superficie
libre del agua quede a la altura h/4? De­
terminar la distribución de presiones en las
paredes, a partir de p„, en la superficie libre.

b ~ 2a—H
54. Un recipiente cónico con eje vertical y vér­
Problema 56
tice hacia abajo, radio de la base a y altu­
ra h, se encuentra lleno dé agua. AI girar
alrededor del eje del cono con una velo­
cidad angular co, ¿qué volumen del líquido 57. Un recipiente cilindrico cerrado tiene un
se tira si la superficie libre tiene como lí­ tubo piezométrico conectado, está lleno de
mite los puntos A y B y para que esto un liquidó de peso específico y y además
suceda cuanto debe valer co ?

Problema 54 Problema 57
problem as 85

alcanza el nivel h en el tubo piezométrico. 59. Qué diámetro de tubo de vidrio se necesita
Si el recipiente gira alrededor del eje ver­ para que el nivel del agua en su interior no
tical, determinar la velocidad angular <o se vea afectado por la acción de capilari-
para la cual se presenta cavitación en el ^ dad, en un valor superior a 0.5 mm.
cilindro, o sea cuando la presión p = pv( pv
presión de vaporización del líquido).
60. Una burbuja de aire asciende verticalmen­
te en el agua. A una profundidad de 12.2 m
¿Cuál es la presión en el interior de una su diámetro es dé 5.1 mm. ¿Cuál es el diá­
gota ,de agua de 0.05 mm de diámetro a 20°C, metro que tendrá cuando alcance la super­
si en su interior existe la presión atmosféri­ ficie del agua, sobre la cual ejerce la pre­
ca estándar de 1.033 kg/cm3? sión atmosférica estándar?
3
CINEMATICA i'DÉ LOS LÍQUIDOS

3.1 Introducción ,

Antes de presentar los métodos de análisis en la dinámica de líquidos,


para su comprensión es necesario estudiar algunos conceptos y ecuacio­
nes importantes en la cinemática^de los mismos.
La cinemática de los líquidos trata del movimiento de sus partículas,
sin considerar la masa ni las fuerzas que actúan, en base al conocimiento
de las magnitudes cinemáticas: velocidad, aceleración y rotación.

3.2 Los campos de un flujo

Un campo de flujo es cualquier región en el espacio donde hay un flui­


do en movimiento, a condición de que la región o subregión del flujo
quede ocupada por el fluido.
En cada punto del campo de flujo es posible determinar o especificar
una serie de magnitudes físicas, ya sean escalares, vectoriales o tensoria-
les, que forman a su vez campos independientes o dependientes dentro
del flujo. y
Un campo escalar se define exclusivamente por la magnitud que ad­
quiere la cantidad física a la cual corresponde; ejem plos: presión, densi­
dad y temperatura.
En un campo vectorial, además de la magnitud, se necesita definir una
dirección y un sentido para la cantidad física a la que corresponde; esto
es, tres valores escalares. La velocidad, la aceleración y la rotación son
ejemplos de campos vectoriales. Finalmente, para definir un campo tenso-
rial se requieren nueve o más coinponentes escalares; ejemplos : esfuerzo,
deformación unitaria, y momento de inercia.
Las magnitudes físicas de los campos escalares y vectoriales de un cám-
po de flujo son — en general— funciones de punto y del tiempo, ya que
su magnitud puede variar no sólo de un punto a otro sino también (en
un punto fijo ) de un instante a otro.

87
88 cinemática de los líquido:

3.3 Los campos vectoriales de velocidad, como una función escalar del tiempo (Fig.
aceleración y rotacional 3 .2); esto es :

3.3.1 El campo de velocidades s = s (t )


E l análisis del movimiento de una par­
E l vector velocidad de una partícula
tícula del fluido que recorre una curva
fluida se define como la rápidez temporal
se puede hacer de dos maneras distintas
del cambio en su posición. Si la partícu­
(R ef. 10) :
la P 0 de la Fig. 3.3 sé desplaza siguiendo la
a } por el conocimiento del vector de po­
trayectoria C, descrita en cada instante
sición r, de la partícula, como una fun­
por el vector de posición de la partícula
ción véctoriál del tiempo t (Fig. 3.1).
r — x i + y j + z k, la velocidad queda de­
finida por la expresión:
r = r ( t) = * i + y j + z k

donde, i, j, k representan los vectores uni- v


tariós según tres ejes de coordenadas or­
togonales cualesquiera y (x , y, z ) las pro­
yecciones de r según dichos ejes. Estas donde dv representa el vector diferencial
proyecciones son cantidades escalares y de arco, sobre la curva C, que recorre la
funciones del tiem po: partícula en el tiempo dt.
La velocidad es, entonces, un campo vec­
x = x (t ); y = y (t ); z = z (t ). , torial dentro de un flujo y, al desplazarse
la partícula según la curva C, es un vector
b) P or el conocimiento de la curva que tangente en cada punto a la misma que,
recorre la partícula y la función camino en general, depende de la posición de la
recorrido-tiempo. En este caso la posición partícula y del tiem po:
de la partícula se determina por la longi­
tud dely camino recorrido, siguiendo la v = v ( r, t) '
curva (a partir de un punto origen A ),

s = slf)

s< 0

Figura 3.1. Representación del movimiento de Figura 3.2. Representación del movimiento de
una partícula según la curva r = r (t). una partícula según la curva s = s ( t).
campos vectoriales de velocidad, aceleración y rotación 89

ds J í dx Y ( dy Y í dz Y
^ drliit) + U ) + \1¡)
Si s representa un vector unitario, tan­
gente en cada punto a la trayectoria de la
partícula y, además es función de s, la ve­
locidad también se puede expresar así:

ds
(3.2)
~dt dt

donde ds se conoce como vector diferen­


cial de arco y vale ds — d s s.
Figura 3.3. Posición y velocidad de una partícula
referidas a un sistema cartesiano de coordenadas
rectangulares.
3.3.2 E l campo de aceleraciones
E l campo vectorial de aceleraciones es
La velocidad, en términos de sus com­
derivado del de velocidades pues el vec­
ponentes según los tres ejes coordenados
tor aceleración de una partícula en un
elegidos, se puede escribir:
punto se define como la variación tempo­
ral de la velocidad en ese p u nto; esto es :
V = ya i + Vy } - f Vsk

dv d 2r
Entonces, dichas componentes son funcio­ (3.3)
nes de la posición de la partícula y del ~dt dt2
tiempo, a saber:
La aceleración no tiene una orientación
dx coincidente con la trayectoria de la par­
Va, - v x ( x , y , z, t) = — — (3.1a) tícula, como resulta con la velocidad; de
dt
acuerdo con la definición de derivada to­
dy tal y en base a las ecuaciones (3.1), sus
Vy - Vy (x, y, Z, t ) = — — (3.1b) componentes, según los tres ejes de coor­
denadas cartesianas, s o n :

v* — vz (x, y, z, t) = - 4 ^ - (3.1c)
dt dVt, dVx
_ dVx _ ( :—' + V y ---------b Vz 3f i ) +
x dt \ dx dy /
Puesto que la magnitud del vector dv es
(3.3a)
I I I dv
dv \ = d t — ds,
dt
dVy i 'dVy 'ÓVy 'QVy \
a¡,— — — — I v-z— b VV ~ b v¡¡~X— I +
donde ds es el elemento diferencial de
dt \ dx dy dz /
arco sobre la trayectoria, resulta que la
magnitud de la velocidad es + ( f r ) : < 3 J b )
90 cinemática de los líquidos

dvi, / 'dVz 'dvz d v e\


Es interesante conocer también la mag­
a*:=— ----= 1 v x:-------- b v „ ------- -+ Va------- +
dt \ dx dy dz )
nitud de las componentes de la acelera­
ción en cualquier punto de una trayecto­
ria. La distancia s, medida desde un origen
arbitrario, siguiendo la trayectoria, corres­
ponde a una coordenada cu rv ilín e a lo ­
las cuales son función de punto y tiempo.
cal, a lo largo de la cual se pueden de­
La aceleración de las partículas del fluido
sé . puede considerar como la superposi­ terminar las propiedades del flujo. En
ción de dos efectos: cada punto de lá trayectoria hay una
1.i En el instante t se supone que el cam­dirección n, normal a la tangente local,
po es independiente del tiem po; en estas que define la dirección de una coordena­
circunstancias la partícula cambiará de da independiente llamada coordenada n o r­
posición en ese campo y su velocidad su­ m a l p rin cipal. Ésta es colineal con el radio
frirá variaciones en los diferentes puntos instantáneo de curvatura local de la tra­
del mismo. Esta aceleración, debida a yectoria, cuya dirección positiva es del
cambio de posición, se llama co n ve ctiva centro de curvatura hacia el punto en con­
y está dada por las expresiones conteni­ sideración. Una tercera dirección de otra
das en los primeros paréntesis de las ecua­ coordenada se define corno la d irección
ciones (3.3a), (3.3b) y (3.3c). b in o rm a l lo ca l ( o c o n o rm a l) b, que es
2. El término de los segundos parénte­ normal, tanto a s como a n. En relación
sis no proviene del cambio de posición de al sistema cartesiano, estas tres coorde­
la partícula, sino de la variación de la ve­ nadas también se pueden representar por
locidad en la posición ocupada por la par­ el sistema de vectores unitarios ortogo­
tícula al transcurrir el tiempo. Se llama nales s, n, b ; el primero tangencial a la
aceleración loca l. curva en cada punto ; él segundo en la di­

Y Centro instantáneo de curvatura

*>
Figura 3.4a. Correspondencia entre el sistema
cartesiano de coordenadas y el sistema de vec­
tores unitarios; distribución y gradiente de ve­
locidades sobre la normal principal.
campos vectoriales de velocidad, aceleración y rotación 91

rección de la normal principal local de la


trayectoria; y,' el tercero, según la binor-
mal de la misma (Fig. 3.4a).
De este modo, los vectores unitarios s, n
y b definen un triedro regular en cada
punto de la trayectoria ; y cualquier vec­
tor asociado a un puntó' de la curva puede
referirse a este sistema local de coorde­
nadas curvilíneas, escribiéndolo como una
combinación lineal de los tres vectores
unitarios. Los tres planos fundamentales
(definidos por el triedro) se conocen Figura 3.4 b. Cambio en s al producirse
como: plano osculador (aquel cuya nor­ el recorrido As.
mal es b ), plano normal (cuya normal es
s) y plano rectificador (cuya normal es n ). mál principal de la curva y hacia el in­
Los vectores s y n se encuentran en el terior de la misma. P or tanto, los vecto­
plano osculador, el cual contiene también res ds/ds y v*ds/ds tendrán idéntica
al radio de curvatura. Esto significa que el dirección, pero sentido contrario al Consi­
movimiento en el punto considerado está derado positivo para n. Resulta entonces :
en dicho plano y, además, el radio de cur­
vatura en la dirección de b es infinito. 2ds |ds¡ ) .
v2~ ~ — v 2^ ~ n '
La velocidad expresada en términos de s as ds
a través de la Ec. (3.2), es función de la
--'
distancia recorrida 5 y del tiempo t ; la ace­
leración entonces e s : ...... Por lo que respecta a (F ig. 3.4b) con
■•■■■■■. ds
|s| == 1, resulta también
dv d , . dv ds ds
_ =_ (í, s ) = _ s + ( _
dt ' A6
dv
(3.4)
~dt ds ds As-»0 As As-»Q As

Al pasar de un punto P a otro P ' (Fig. 3.4b), A0


sen-
el vector unitario s será s + As ; conserva
2
== lim --------------■ r
hm A6
-------
su magnitud, pero modifica su dirección.
As->0 A0 tó -»0 As
En el intervalo Ai la partícula habrá re­
corrido la distancia As sobre la curva. La
variación de s a lo largo de s es
En el límite, sen ( A0/2)/( A0/2) = 1; en­
ds As tonces :
— = lim —
ds As->0 As
Idsl , A0 d0
= hm ------
de donde resulta que, en el límite, As (y ds As-»0 As ds

también — ) queda dirigido según la nor-


Además, siendo ds = r d0, donde r es el
92 cinemática de los líquidos

radio de curvatura en el punto P, se tiene v-


a„ , (3.5c)
que r

1 É l signó menos para la componente nor­


ds . r mal en la Ec. (3.5c) significa que dicha
componente tiene sentido contrario al con­
La Ec. (3.4) se convierte entonces en siderado como positivo para íi. E l plan­
teamiento de muchos problemas en la
dv v2 ._ „ . práctica se hace suponiendo el flujo como
a = a„ + a„ = — -— s — — n (3.5a)
i dt r unidimensional, para el cual es muy con­
veniente el empleo del sistema de coorde­
Esto muestra que el vector aceleración se nadas y de componentes de la aceleración
encuentra en el plano osculador y sólo aquí planteado (Refs. 10,11 y 12). Final­
tiene componentes en las direcciones tan­ mente, la componente en la; dirección de la
gencial y normal. P or tanto, la compo­ binormal e s :
nente de la aceleración, en la dirección del ai, —"0 (3.5d)
tercer vector unitario b, vale cero. Esto
implica que en la inmediata vecindad del Suele convenirse en expresar la ecuación
punto P existe variación de la velocidad vectorial (3.5a) en otra form a: sumando
únicamente en las direcciones s y n, más y restando el término
no a lo largó de b. Ello se debe a que n
se ha escogido en la dirección de la nor­ . - ( , l\ \
mal principal. 9 ii V 2 / dn

La magnitud de la componente de la ace­ en la componente a„ (E c . 3.5c), resulta:


leración tangencial es entonces

■_ dv dv ds dv
s~ dt ~ ds dt + ~d t '
entonces, la form a vectorial de las ecua­
dv ciones 3.5b, c y d también es
óv
v +
ds

O bien, con . = grad(4 - ) - ’’ (| s - + - r ) n +


ÓV
d , Va ■ dv + (3.6)
dt

donde
la componente tangencial resulta

(3.5b)

y la componerle n o rm al:
campos vectoriales de velocidad, aceleración y rotación 93

no existe componente de este vector en la del flujo ; por esta razón se le conoce tam-
dirección b. ¡ bién como campo vorticoso.
Resulta conveniente intentar una repre- ,
sentación física del vector rot v, semejan­
3.3.3 E l campo rotacional
te a la presentada en la Réf. 13. Como en
Además del campo de aceleraciones existe el caso del cuerpo rígido, el movimiento
otro campo vectorial derivado del de velo­ de la partícula puede producir rotación
cidades : el rotacional que evalúa la rota­ local en la misma, además del movimiento
ción local de una partícula y se define ma­ de traslación. La rotación pura se puede
temáticamente por el determinante estudiar localmente — prescindiendo de la
•traslación—r- a, través del movimiento de
rotv = i. i j k giro alrededor de ún eje instantáneo que
3 3 pasa por el centro de gravedad de la par­
3
tícula y con base en el movimiento de dos
: dx 3y dz
~rvx Vy. vz líneas ortogonales en form a de cruz, defi­
nidas por los puntos PQ RS, que giran
como un cuerpo rígido. E l punto P 0 se lo­
cuyo d esarro llo es
caliza mediante el vector de posición r0
referido a un sistema de coordenadas con
/ dvz d.vv \ . / dva, 3 v* \ cualquier orientación, pero cuyo origen,
rotv — ^ 3 y . dz ) 1 \ dz d x ) por comodidad, se encuentra en el eje ins­
tantáneo de rotación. E l punto P se halla
en el extremo de uno de los brazos de la
i+ ( l r - ^ ) k <” b > cruz y en la infinita vecindad de Po y se
localiza mediante el vector de posición r,
que también es función, tanto de punto de tal manera que el vector que los une
como de tiempo y es una medida de la ro­ es ( r — r0) : - dv.
tación o vorticidad de la partícula dentro La velocidad v, tangencial a la trayec-

Figura 3.5. Rotación de una partícula.


94 cinemática de los líquidos

toria circular que siguen los extremos de rot v = ( 2 o v i .-f- 2u>v j + 2 co2k ) = 2 co
esas líneas ortogonales ( y, por consiguien­
te, en el punto ? ), corresponde a la de Esto es, el vector rot v es paralelo a co y
traslación propia de ese pu nto; y en gene­ perpendicular en cada punto a v. Resulta
ral, es distinta de la que corresponde a P 0. conveniente insistir en que los campos de
Al producírse la rotación el vector v se pue­ aceleración y rotación se derivan del cam­
de calcular en términos de la velocidad an­ po de velocidad y, conocido éste, se pue­
gular co = dQ/dt (variación del ángulo de den determinar los otros dos. Además, es
rotación 0 con el tiempo) y de un vector factible expresar al vector aceleración en
unitario w paralelo al eje instantáneo de función del vector rotacional. Con refe­
rotación con el sentido indicado en la
rencia al sistema de coordenadas ortogo­
Fig. 3.5 (d e acuerdo cotí la convención
nales s, n, b, el movimiento se produce
normal para la variación de 0), como el
sobre el plano que contiene a s y n ; y la
producto-vectorial; a s ab er:
velocidad v se distribuye a lo largo de n
de acuerdo con un movimiento instantá­
v = cú w X d r = m X d r
neo de rotación, según la le y :

donde u» = w w se conoce como vector tor­


bellino.
Por tanto, resulta que
El vector rotacional se obtendría a partir
rot v = rot m X d r del determinante

cuyo desarrollo conduce a rot v = s n b


9 9 9 9
rot v = rot i j ' k (co r ) b
3s / dn db dn
ffla, % Cüz
cor o o ■
dx dy dz

= rot [ ( © , dz — cozdy) i + (co* dx — a>xd z) j dv


donde — 0, puesto que no hay varia­
+ (cúxdy — (úydx) k ] d b
ción de v a lo largo de b. Desarrollando
De ahí que, de acuerdo con su definición la derivada y tomando en cuenta que
co — v / r y d r/d n — 1, resulta
rot v es igual al determinante:

k 7 dr 9 co \
rot v =
9 - r ^ r + r-^ -)h
J L ^ _ íL
dx dy dz

( coydz— onzdy) ( azdx—mxd z ) ( o)xdy— K>vdx) Vr 9)

Desarrollando el determinante en la mis­ Esto significa que el vector rot v tiene


ma forma y, tomando en cuenta que co es -.una sola componente en la dirección de la
independiente de d r , al desarrollar las de­ binorm al; además, el producto vectorial
rivadas parciales indicadas se obtiene que : rot v x v es :
campos vectoriales de velocidad, aceleración y rotación 95
s n b La velocidad v alrededor de la super­
/ V dv ficie del cilindro es v0 ='■
■— 2 v0 sen 0.
a ) Obtener la ecuación de la aceleración
0 O
- ( 7 + ■dn
V ó 0 del aire/ para puntos que quedan sobre el
eje x = — 3R, x = — 2R y X = — R.
( v dv v b ) Si v0 = 1.8 m /seg; R — 0.25 m, calcu­
rot v x v = — v | — + t—— I n
\ r , ' dn j lar la aceleración para x = — 2R.
c ) Determinarlas componentes tangen­
Por tantb> la Ec.j (3.6) también se escribe cial y normal de la aceleración para 0 = re,
en la form a 0 = 3n/4 y 0 = x/2.
;v2 \ 0^
(
~ Y ~ \ + ro tv X v + - ^ - ( 3 . 8 ) Solución a) De acuerdo con la Ec. (3.3a)
la componente a¡, de la aceleración (dado
La aceíeracióV en un punto está form ada que la velocidad sólo depende de x, (no
por la componente grad (v 2/2 ) que corres­ del tiempo ni de y ) vale:
ponde al moVimiento de traslación p u r a ;
la componente rot v x v que equivale al dvx _ dv„ dx 3 v»
movimiento de rotación (llam ada acelera­
üx ~ dt dx I T ~~" dx Vx ~~
ción de Coriolis) ; y la componente d^'jdt
que corresponde a la aceleración local.

Problema 3.1. E l viento sopla horizon­


talmente con velocidad uniforme v0 y, de
Para x = — 3 R :
modo independiente del tiempo, contra
una chimenea vertical de radio R. Supues­
to el flujo irrotacional, la variación de ía r 2 / R 2' R4 \
velocidad sobre el eje x, en la proximidad a- - 2vo{ ~ 2 7 W + 243W ) ”
del punte de estancamiento (Fig. 3.6), que­
da determinada por la expresión : v® = vo
a ?( 1 9 16 V“
^1 (E c. 10.65a con y = 0). 243 R 243 R / 243 R
(Ref. 14). Para x ~ — 2R :
y

2r R2 R* V . .. 3 Vo
a* = 2 v o J W + ~ 3 l W / = ~ T6~R

Para x = — R (punto de estancamiento):


n 2/ R2 R4 \ n

Figura 3.6. Esquema aclaratorio del Solución b) De acuerdo con los datos
problema 3.1. para x — — 2 R, ax vale:
96 cinemática de los líquidos

3 1.82 3 x 3.24 Problem a 3.2. A, partir de la Ec. (3.7b)


16 0.25 16x0.25 encontrar las componentes del vector ro­
tacional para los flujos permanentes cuyos
ax = — 2.43 m/seg2 campos de velocidad s o n :

Solución c ) De acuercjo con la Ec. (3.5b) a ) vx — A (x + y ) ; = — A {x + y ); .


la aceleración tangencial es
b ) vx = 2 A x z ; vv = A ( c 2 + x2— z2) ;
0 (v r ) .0 (sen2 0)
- V2 (2 v0)2 c ) v x = A y 2 + B y + c; vv — 0; v¡, = 0.
0s 0s
Solución a ) (ro t v ) x = 0
= 2 v02 (2 sen 0 eos 0) — —
C)5 (ro t v)„ = 0

\ , + V ( dVy d vx \
y, puesto que ds = R dQ,
( r ° t v ) - = ( ^ r - á r )
i
= ( - A - A ) = - 2 A
as = 4 sen 0 eos 0
R
Solución b ) (ro t v)^ = — = 2A z
En la misma forma, de la Ec. (3.5c), dz

dvx
ve2 4 v02 (ro tv )j, = = 2A x
Cln — dz
~R~ R

substituyendo los valores para v 0 y 0, re­ ( r o t v )j -- = 2A x


dx
sulta que
Solución c) (ro t v )* = 0
a, = ^ X = - ■— sen 0 eos 0 = 51.84 sen 6 eos 0 (r o t v )„ = 0
0.25

4 X 1.82 d vx
sen2 0 = 51.84sen2 ©' (ro t y ) g = —
dn — ~dy
~025
= - (2 Ay + B ) ' *
Para 0 = Jt; sen 0 = 0 y eos 0 = — 1;

as = 0 y an = 0 3.4 Clasificación de los flujos

Existen diferentes criterios para clasifi­


Para 0 = — ; sen 0 = 0.707 y eos 0 = — 0.707 car un flujo. Éste puede ser permanente o
4
no permanente; uniforme o no uniform e;
tridimensional, bidimensional o unidi­
as= — 51.84 x 0.707 X 0.707 = -2 5.92 m/seg2
mensional ; laminar o turbulento; incom­
51.84 (0.707) 2 = 25.92 m/seg2 presible o compresible; rotacional o írro-
tacional; etcétera. Aunque no los únicos,
Para 0 =>Jt/2, sen 0 = 1 y eos 0 = 0; sí son los flujos más importantes que cla­
as = 0; an = 51.84 m/seg2. sifica la ingeniería.
clasificación de flu jos 97

En general, las propiedades de un fluido uniform idad o no uniform idad del flujo
y las características mecánicas dél mismo cuando se refiere a la variación de la velo­
serán diferentes de u n punto a otro den­ cidad media en la dirección general del
tro de su cam po; además, si lascaracte- movimiento.
rísticas en un .punto determinado varían E l hecho de que un flujo sea permanen­
cf£un instante a otro, el flujo es no per­ te no significa necesariamente que éste
manente. P or el contrario, será un flujo sea uniforme ; pueden así ocurrir las cua­
permanente si las características en un tro diferentes: combinaciones posibles.
punto permanecen constantes para cual­ E l flujo puede clasificarse en tridimen­
quier instad te; o bien, sidas variaciones sional, bidimensional y unidimensional.
en ellas son muy pequeñas con respecto Es tridimensional cuando sus característi­
a sus valores medios y éstos no varían cas varían en el espacio, o sea/ que los
con el tiempo. gradientes del flu jo existen en las tres
Un flujo dado puede ser permanente direcciones; éste es el caso más general
o no, de acuerdo con el observador. Por de flujo. Es bidimensional cuando sus ca­
ejemplo, ei,flu jo alrededor de la porción racterísticas son idénticas sobre una fa­
aguas arriba^ de una pila de puente será milia de planos paralelos, no habiendo
permanente para un observador colocado componentes en dirección perpendicular
sobre la pila, pero no permanente para un a dichos planos, o bien ellas permanecen
observador que flote sobre el agua. constantes; es decir, que el flujo tiene
El flujo permanente es más simple de gradiente de velocidad o de presión (ó
analizar que el no permanente, por la com­ tiene am bos) en dos direcciones exclusi­
plejidad que adiciona el tiempo como va­ vamente. Es unidimensional cuando sus
riable independiente. Sin embargo, en la características varían como funciones del
práctica el flu jo permanente es la excep­ tiempo y de una coordenada curvilínea en
ción más que la regla; no obstante, mu­ el espacio, üsualmente la distancia medi­
chos problemas se pueden estudiar supo­ da a lo largo del eje de la conducción.
niendo que el flu jo es permanente, aun E l flujo de un fluido real no puede ser
cuando existan pequeñas fluctuaciones de completamente unidimensional debido al
velocidad o de otras características con el efecto de la viscosidad, ya que la veloci­
tiempo, siempre qué el valor medio de dad en una frontera sólida es igual a cero,
cualquier característica permanezca cons­ pero en otro punto es distinta de cero;
tante sobre un intervalo razonable. sin embargo, bajo la consideración de ya-
Si en un instante particular el vector lores medios de las características en cada
velocidad es idéntico en cualquier punto sección, se puede considerar unidimensio­
del flujo, se dice que el flujo es uniforme. nal., Esta hipótesis es la más importante
Esto se expresa por ’d r/'ds = 0, donde 3s en hidráulica, por las simplificaciones que
es un desplazamiento en una dirección trae consigo.
cualquiera. En caso contrario, el flujo es La clasificación de los flujos en laminar
no uniforme y los cambios en el vector y turbulento es un resultado propiamente
velocidad pueden ser en la dirección del de la viscosidad del flu id o ; y no habría
mismo o en direcciones transversales. distinción entre ambos en ausencia de la
Este último tipo d e — no uniform idad— misma. E l flujo laminar se caracteriza
siempre se encuentra cerca de fronteras porque el movimiento de las partículas se
sólidas por efecto de la viscosidad; sin produce siguiendo trayectorias separadas
embargo, en hidráulica suele aceptarse la perfectamente definidas — no necesaria-
98 cinemática de los líquidos

■'/7 //////////7 7 //7 777/>Y7////////////s 77777777777777777777777777777777777777

Figura 3.7a. Esquema del flujo laminar. Figura 3.7b. Esquema del flujo turbulento.

mente paralelas— sin existir mezcla ma­ el exterior. En la práctica, sólo en los pro­
croscópica o intercambio transversal en­ blemas de golpe de ariete es necesario
tre ellas. Si se inyecta colorante (d e la considerar que el flujo de un líquido es
misma densidad que el líquido) dentro compresible.
de un flujo laminar, éste Se mueve como Cuando en ún flujo el campo rot v ad­
°mn filamento delgado que sigue las trayec­ quiere en alguno de suS puntos valores
torias del flujo (F ig. 3.7a). distintos de cero, para cualquier instante,
Eri un flujo turbulento, las partículas el flu jo se denomina rotacional. Por el
se mueven sobre trayectorias completa­ contrario, si dentro de un campo de flujo
mente erráticas, sin seguir un orden esta­ el vector rot v es igual a cero para cual­
blecido (Fig. 3.7b), Existen pequeñas com­ quier punto e instante, el flujo es ir rota­
ponentes de la velocidad en direcciones cional. Si se exceptúa la presencia de sin­
transversales a la del movimiento general, gularidades vorticúsas, en el caso general,
las cuales no son constantes sino que fluc­ el movimiento de un fluido ideal se púe-
túan con el tiempo, dé acuerdo con una de suponer irrotacional. Los efectos de la
ley aleatoria, aun cuando él flu jo general viscosidad del fluido constituyen la causa
sea permanente. Esto se explica por el He­ principa! dé la presencia de dichas singu­
cho de que la permanencia respecto del laridades. Sin embargo, el flujo irrotacio­
tiempo se-refiere a los valores medios de nal ocurre con bastante frecuencia en los
dichas componentes en un intervalo gran­ problemas de la práctica; y sólo será ne­
de. Las componentes transversales dé la cesario entender con claridad el concepto
velocidad en cada punto origina un mez­ físico de irrotacionalidad.
clado intenso de las partículas que consu­ Si bien el término rotación implica un
me parte de la energía del movimiento por giro de partículas, esto no significa que
efecto de fricción interna y que también, es rotacional todo movimiento efectuado
en cierto modo, es resultado de los efec­ de acuerdo a una trayectoria curva o bien
tos viscosos del fluido. que todo movimiento rectilíneo es irrota­
Un flujo se considera incompresible si cional.
los cambios de densidad de un punto a Ciertos escurrimientos se pueden con­
otro son despreciables; en caso contrario, siderar macroscópicamente como irrota­
el flujo es compresible. Los líquidos y ga­ cionales. En otros casos, a pesar de exis­
ses a bajas velocidades pueden ser consi­ tir trayectorias curvas; la distribución de
derados incompresibles. E l flü jo de un velocidades puede ser de form a tal que las
gas con velocidades entre 60 y 90 m/seg líneas medianas o las diagonales de una
se puede considerar incompresible siem­ partícula, de form a rectangular, no modi­
pre que no exista intercambio de calor con fican su orientación durante el movimien­
métodos para describir un flu jo 99

Figura 3.8a. Flujo lineal irrotacional.

to; el flujo es/ obviamente, irrotacional. nal se debe satisfacer que : rot v = 0 ; y
Esto se representa esquemáticamente en por tanto, resulta
las Figs. 3.8 y 3.9 en las cuales el vector
rot v sería normal al plano del papel ( R ef.
15). V dy dz } V dz dx )
En el capítulo 10 se demuestra que el
m o vim ien to^ un fluido ideal (incompre­
sible y no viscbso) se considera irrotacio­ \ 0* , /
nal. El movimiento a bajas velocidades,
ro tv = ( t — t ) i 4- ( f — t ) j + k = 0
de un fluido viscoso, es generalmente ro­
tacional.
lo cual demuestra que el flujo es, efecti­
vamente/irrotacional.
Problema 3.3. Demostrar que el flujo,
cuyo campo de velocidades se indica en
seguida, es irrotacional 3.5 Métodos para describir un flujo

vx = { 2 x + y + z ) t Con el fin de obtener la representación


completa de un flujo, es necesario deter­
vy = (x — 2 y + z ) t
minar la posición de cada partícula en
Ve = (x + y ) t cada instante y después encontrar la velo­
cidad en cada posición, a medida que el
Solución. Para que el flujo sea irrotacio­ tiempo transcurre.

Figura 3.9a. Flujo curvilíneo irrotacional. Figura 3.9b. Flujo curvilíneo rotacional.
100 cinemática de los líquidos

E s posible estudiar el movimiento de 3.6 Línea de corriente, trayectoria y tubo


las partículas mediante dos m étodos: el de flujo
euleriano o local y el lagrangiano o m o­
lecular. Se supone que en un instante t0 se
M étodo euleriano. Consiste en determi­ conoce el campo de velocidades v, de un
nar las características cinemáticas en cada flujo.
punto de un flujo y en cada instante, sin
considerar el destino que tenga cada f Z ■

partícula individual. Elegida la posición


de una partícula en el espacio, sus carac­
terísticas cinemáticas son funciones del
tiempo, a saber :

v = v (r , t) *.

J M to d o lagrangiano. Consiste en deter­


m in a d las características cinemáticas del
movimiento de cada partícula, en cada
instante, siguiendo su recorrido. Identi­
ficada una partícula por su posición ini­
cial r0 ( * 0, y0, Zo), en el instante t = tQ, en
otro instante cualquiera t, la misma par­
tícula se encuentra en la posición r (x , y,
z ). Entonces la posición de la partícula se Figura 3.10; Concepto de línea de corriente
y trayectoria.
tiene conocida en cualquier instante si el
vector de posición r se determina como
función del tiempo t y la posición inicial Se define como línea de flu jo o de corrien­
te toda línea trazada idealmente en el
r 0; o sea
interior de un campo de flujo, de manera
que la tangente en cada uno de sus pun­
r = r ( r 0, t )
tos proporcione la dirección del vector
velocidad correspondiente al punto mis­
Las componentes de la velocidad de la m o (F ig. 3.10). Con la excepción de even­
partícula, identificada en el instante ini­ tuales puntos singulares, no existe posibi­
cial por el vector de posición r0, se obtie­ lidad de que dos líneas de corriente se
nen de las Ecs. (3.1), donde obviamente intersequen, pues ello significaría que en
la diferenciación debe hacerse consideran­ el punto de intersección existieran dos
do a r0 constante. vectores v distintos.
Aparentemente el método lagrangiano, Se observa que esta definición se refiere
tiene aspectos m uy convenientes; sin em­ a las condiciones de un flujo no perma­
bargo, las ecuaciones generales del movi­ nente en un instante particular. Al cam­
miento, deducidas con este método, son biar de un instante a otro la configuración
difíciles de resolver por su naturaleza no de las líneas dé corriente será, por su­
lineal; es pues más sencillo utilizar el mé­ puesto, distinta; con el punto de vista
todo euleriano y será preferido en el des­ euleriano se obtiene una serie de líneas
arrollo de los siguientes capítulos. de corriente dentro del flujo para diferen­
línea de corriente, trayectoria y tubo de flu jo 101

tes instantes. De la definición de línea de mina superficie de flujo o de corriente.


corriente, el vector diferencial de arco ds Si la curva C es cerrada, la superficie de
y el vector velocidad son paralelos, de ma­ corriente form ada adquiere el nombre
nera que de la Ec. (3.2) se puede escribir: de tubo de flujo y, el volumen encerrado
por esta superficie, el de vena fluida.
ds = v dt : La trayectoria de una partícula es la
línea que une los puntos de posición suce­
que representa la ecuación diferencial de sivamente ocupados por dicha partícula
la línea de corriente. Esta ecuación, en tér­ en el transcurrir del tiempo (Fig. 3.10).
minos de sus componentes, es Las ecuaciones diferenciales de la trayec­
toria s o n : ^
dx = v« dt
dx dy
/ . v. dy = V y dt ; .
v „ {x ,y ,z ,t ) vv (x ,y , z, t )
dz = Va dt
dz
(3.10)
o bien, para el instante tQ considerado, se v* (x , y, z, t )
pueden escribir de la manera siguiente:
Este concepto corresponde al tratamiento
dx dy bajo el punto de vista lagrangiano ; si el
flujo es permanente, las líneas de corrien­
Va (x ,y , z, t0) Vj, { x , y , z , t 0)
te coinciden con las trayectorias.
dz
(3.9)
Va (x ,y ,z , t0) Problem a 3.4. Determinar la ecuáción de
las líneas de corriente de un flu jo perma­
que forman un sistema de tres ecuaciones nente, bidimensional, simétrico respecto
diferenciales. del eje y, dirigido en sentido contrario al
positivo del mismo (F ig. 3.12), que choca
contra una placa horizontal contenida en
el plano x-z, cuyo campo de velocidades
está definido por las componentes

; v* = 3 x

Vy — — 3 y

ve == 0

Solución. De acuerdo con las Ecs. (3.9),


la ecuación diferencial de las líneas de
corriente es
Se considera ahora, dentro del flujo, la
curva C cualquiera de la Fig. 3.11 (que
dx dy
no sea línea de corriente) y las líneas de
corriente que pasan por cada punto de esa ~3x -3 y
curva. La totalidad de estas líneas están
contenidas en una superficie que se deno­ Cuya integración conduce a la ecuación
102 cinemática de los líquidos
'i

y dx _ dy
x + t0 — y + t0

Al integrar se obtiene la ecuación >

ln (x + t0) = — ln ( —y + t0) + ln c

o bien
Figura 3.12. Flujo tridimensional contra
una placa.
. ( * + t0) ( t0 — y ) = C
ln x = — ln y + ln c
Esto es, la familia de líneas de corriente
o bien queda representada por una familia de hi­
pérbolas. Para determinar la línea de
xy = C corriente, que en el instante t0 = 0 pasa
por el punto A ( — 1, — 1), es suficiente
que es la ecuación de las líneas de corrien­ substituir en la ecuación anterior las coor­
te y corresponde a una fam ilia de hi­ denadas del punto y la condición t = t 0= 0
pérbolas rectangulares, asintóticas a los con lo cual ,se obtiene
ejes x y y.

( - 1 ) ( + 1) = C
Problem a 3.5. E l campo de velocidades
del movimiento de un fluido está definido
esto es, C = —1
por las componentes

vx = x + t La ecuación de la línea de corriente bus­


cada es
v» = — y + J

Vs = 0 xy — 1

Determ inar: Solución b ) Para determinar la ecua­


a ) la ecuación de las líneas de corrien­
ción de las trayectorias se utilizan las
te y, en particular, aquella que en el ins­
Ecs. (3.10) pero substituyendo a las com­
tante^ = 0 pasa por el punto A ( — 1 ,— 1). ponentes :
b ) La trayectoria de la partícula P, que
en el instante t = 0 se encuentra en el
punto A ( — 1,— 1) (R ef. 16).

Solución a ) Debido a que la componen­


te v* = 0 y, a que en vx y vv, interviene el
tiempo t, el flujo es bidimensional y no
permanente. Las Ecs. (3.9) de las líneas
de corriente, para t = t0 constante, se sim­ Este sistema de ecuaciones se puede tam­
plifican a la form a siguiente: bién escribir como
concepto dé gasto o caudal 103

donde n se define como un vector unitario


norm al a la superficie en el punto P ,cu y o
sentido positivo se establece por con­
vención.

el cual es un sistema de ecuaciones linea­


les no homogéneo, con coeficientes cons­
tantes, cuya solución es

x = C,e* — t — 1

y = C , e ' - ‘ -i- í - • 1

Para determinar la ecuación de la trayec-


toria/üel punto P, que en el instante t = Ó
se-éncuentra en el punto A ( — 1, — 1), es Figura S.13. Concepto de gasto.
necesario determinar la magnitud de las
constantes C1 y C2. Para ello, es suficien­ La velocidad v que corresponde al pun­
te substituir en las ecuaciones anteriores to P tiene eii general una dirección dis­
t = 0, x — — 1 y y — — 1, con lo cual tinta a la de JA.
se obtiene Ct = C 2 = 0. Para la trayectoria En un intervalo dt, el volumen de fluido
buscada resulta que atraviesa el elemento de superficie dA
queda determinado por el producto esca­
x = — t— 1 lar de los vectores: el diferencial de arco
y = t -l ds sobre la línea de corriente que pasa por
P y el vector diferencial de superficie JA.
Eliminando a t, la ecuación de la trayec­ Entonces, considerando que Js = v dt,
toria buscada es el volumen de fluido que pasa a través del
elemento dA v a le :
x + y = — 2
J v = Js ■ JA = v • JA dt
que corresponde a la ecuación de una rec­
ta, distinta de la hipérbola encontrada E l flujo de volumen a través de toda
para las líneas de corriente. la superficie S queda definido por la
ecuación

3.7 Concepto de gasto o caudal


Q = ~ // v ’ JA (3.11)
En la Fig. 3.13, un elemento dA, de la
superficie S (lim itada por la curva C ) y cuyas dimensiones son [ L 3 r _1l. Este flu­
que contiene al punto cualquiera P, se jo de volumen se conoce como gasto o
puede representar por el vector diferencial caudal.
de superficie: Si en un flujo la superficie S se escoge
de modo que las líneas de corriente sean
dA — dA n normales a ella en cada punto, de la
104 cinemática de los líquidos

Ec. (3.11) el gasto se puede calcular de y para y = 1.5 m vale


la manera siguiente:
Q = 4.5 m8/seg
Q = SS v dA (3.12)
Problem a 3.7. En la descarga de la com­
puerta, m ostrada en la Fig. 3.14, las velo­
Se llama velocidad Media, a través de
cidades del agua medidas en la sección
la superficie S dé área A, al promedio
dé la misma tienen las magnitudes y
calculado a s í:
direcciones indicadas. La compuerta tiene
3 m de ancho y su abertura es de 1.50 m.
Calcular, en form a aproximada el gasto
V = (3.13)
total, en m 3/seg (R ef. 17).

y equivale a suponer que la velocidad se Solución. E l gasto puede calcularse, como


/distribuye uniformemente sobre toda la,, primera aproximación, multiplicando cada
^/superficie, con un valor constante V y en velocidad por la distancia normal An ~ Ay
dirección perpendicular a la misma.. eos 0, y sumando los valores resultantes
de Aq. P or tanto, el gasto por unidad de
Problem a 3.6. En el flujo mencionado ancho de compuerta es
, en el problema 3.4, determinar el gasto,
por unidad de ancho, del chorro que pasa q = 2 A q = 2 (V A n ) = 3 x 0.30 x eos 28° +
a través de una superficie horizontal lo­
calizada a y = 1.5 m y limitada por las + 3.6 X 0.30 X eos 22° + 3,3 X 0.30 X
abscisas x = — 0.50 m y * = 0.50 m. X eos 16° + 3 X 0.30 X eos 8° +

Solución. E l vector velocidad para el flu­ + 2.4 X 0.30 eos 2°


jo es
q = 4.3585 m3/seg/m
v = 3xi — 3y j
Q - 3 x 4.3585 = 13.076m3/seg
y el vector diferencial de superficie es
Puesto que v(A y eos 0) = ( v eos 0) Ay =
dA = — dx j = y» Ay, el cálculo anterior no es más
que una aproximación de la integral
Haciendo el producto escalar indicado en
Q = 3 jVa, dy. P or lo cual, si se dibujan
la Ec. (3.11), ésta se escribe como
las componentes horizontales de los vec­
0.50 tores, según se indica en la Fig. 3.14, el
Q = / 3 y dx área limitada por la curva obtenida, mul­
-0 .5 0 tiplicada por el ancho de 3 m de la com­
puerta, representará un valor más preci­
donde los límites de integración corres­
so de Q.
ponden a las abscisas. La integración efec­
De la Ec. (3.13), la velocidad ‘media en
tuada con y = cíe, conduce al siguiente
la sección vale
resultado:

0.50 Q 13.076
Q = 3 y 1x1 = 3 y
—0.50 F = x = t 7 t r = 2-906m/s' g
fu n ción de corriente 105

-.15 m \ e Angulo respecto _ .


J e la horizontal A n -A y c o s -e ,
Ó.30 m Velocidad, en
m /se g
(¿ = 3 J v ,d y

, 0.15 m ~ F * 2A
/ / / / / Z / 7 ^ 7 7 7 '/ / a Z //V /V //
Figura 3.14, Descarga de la compuerta del problema 3.7.

3.8 Función de corriente lar. Estas dos ecuaciones definen una


doble familia de superficies de flujo a tra­
Se considera, en un instante determina­ vés de las funciones y y %, llamadas de
do, un flujo no permanente, tridimensio­ corriente, escogidas de tal manera que
nal incompresible, viscoso o no viscoso, sean mutuamente ortogonales. En el pun­
rotacional o irrotacional; asimismo, un to P de la Fig. 3,15, sobre una línea de
tubo de flujo form ado por dos sistemas corriente, los vectores grad ip y grad % son
diferentes de superficies de flujo cuyas normales a las superficies o|> = constante,
intersecciones coinciden obviamente con X = constante, respectivamente. Puesto
líneas de corriente, como se muestra en que y es tangente a ambas superficie en P
la Fig. 3.15. Evidentemente esta misma y, por lo mismo, perpendicular a ambos
consideración es válida para un flu jo per­ vectores, se debe satisfacer que
manente en cualquier instante.
La solución de las ecuaciones diferen­ v = g r a d 4* X grad % (3.15)
ciales (3.9) de las líneas de. corriente, per­
o bien, por definición de gradiente y de
mite determinar la geometría de éstas y se
producto vectorial (R ef. 18).
puede expresar a través de dos relaciones
independientes de la fo r m a :
„ ... 3 ^ Dx D^ 3X ,
v„ ------------------------- (3.15a)
y (x , y, z ) = F (3.14a) Dy Dz Dz dy

D4> DX DX
_ % {x ,y ,z ) = G (3.14b) vy (3.15b)
Dz dx 'dx Dz

en que F y G representan dos funciones D4> DX dy DX


v* = (3.15c)
diferentes que adquieren un valor cons­ dx dy dy dx
tante cuando se desea definir la geome­
tría de una línea de corriente en particu­ La substitución de estas componentes, en
106 cinemática de los líquidos

las jecuaciones diferenciales de la línea de JW _


(3.17b)
corriente 3.9 y las superficies de frontera, dr
permiten determinar las funciones ip y x
para cada flujo. Para el flujo bidimensional la ecuación di­
En el caso de un flujo bidimensional, la ferencial de la línea de corriente, según
familia de planos paralelos (sobre los cua­ el sistema de Ecs. (3.9), es
les la configuración del flujo es idéntica)
se hace coincidir con el sistema de super­ Vxdy — Vydx — 0
ficies % = constante, dónde el eje z es per­
pendicular a dicha familia. Con esa dispo­ Substituyendo las Ecs. (3.16) en esta ecua­
sición, el vector grad x es el mismo vector ción, se obtiene
unitario k y la Ec. (3.15) sería:

v = grad a[) x k

cuyas componentes son:

8^
Va, = (3.16a)
8y

8*0
Vy = — (3 4 6 b )
dx

en coordenadas polares (Fig. 3.16)

Figura 3.16. Componentes de la velocidad para


1 84» un flujo plano en coordenadas cartesianas y
(3.17a)
polares.
fu n ción de corriente 107

dQ = d\p = v dn
dip = dx + dy = 0
dx dy
por lo cual el gasto entre dos líneas de
O bien, por definición de gradiente corriente ^ y % e s :

dy --- grad • ds — .0
q = [bp] = ip2 - ^ (3.19)
Así, obviamente, el vector diferencial de
arco sobre una línea de corriente es per­
La Ec. (3.19) indica que el gasto que
pendicular a grad ip y, la ecuación de la
circula entre dos líneas de corriente es
línea será rp (x , y ) = constante, cuya re­
igual a la diferencia de los valores que ad­
presentación es una familia de líneas de
quiere la función de corriente en esas lí­
corriente como se muestra en la Fig. 3.17.
neas.
Cada línea de corriente no es más que la
intersección de la superficie ip que corres­
ponde con el plano coordenado x-y.
Por otra parte, si n es un vector unita­
rio en la dirección normal a las líneas de
corriente, por definición de derivada di-
reccional se tiene n u e: ■vp = constante

grad ip\• n =
dn

Pero, toda vez que grad i f y n son para­ o


lelos, grad ip • n es igual al módulo de Figura 3.17. Familia de líneas de corriente.
grad ip; el cual, de acuerdo con las ecua­
ciones (3.16), vale
Problem a 3.8. Determinar la función de
corriente del flujo bidimensional del pro­
blema 3.4 ; ver, además, si éste es rotacio­
nal. Calcular también el gasto por unidad
de ancho que fluye entre las líneas de
= X Vy + V* = V corriente que pasan por los puntos A { 1, 1)
y 5 (2 , 2).
Entonces:
Solución. De la misma manera que el pro­
blema 3.7, se tiene:
■9i|>
(3.18)

Vj, = — — = 3 x
Sin embargo, de esta ecuación, v dn es dy
el gasto que pasa entre dos líneas de
corriente y ip + d rp (Fig. 3.17) por uni­ v„ = - — = - 3 ,
dad de ancho normal al plano del flu j o ;
esto es ip = 3 vy + f ( x ) + C
108 cinemática de los líquidos

1> = 3 xy + f ( y ) + C 3 / (* )
= 0
Í ( x ) = f (y ) = 0 : dx

y, finalm ente: y, asimismo, f ( x ) = constante; entonces

= 3 xy + t v v = — Z'A'xPy

Solución b ) . La omponente única de rot v


que es la ecuación de la fam ilia de líneas
es
de corriente que corresponde a una fam i­
lia de hipérbolas rectangulares> xy = cons­
r ; d.V» dVx A
tante.1Asimismo, [ro t v ]* = 0, por lo que el f rot v i = — ------:------— = — 6 A xy —
flujo es irrotacional. La línea de corriente
que pasa por el punto A e s : t¡>A = 3 + C ;
2 B y ■-/■■0 ■-
y por el punto B : % = 12 + C ; entonces
el gasto entre las dos líneas de corriente se concluye que e! flujo es rotacional.
porhm idad de ancho, según la Ec. (3.19),

q = \|^b ~ ipA = 9
PRO BLEM AS
1. El campo de velocidades de un flujo está
Problem a 3 A La componente v* de la ve­ definido a través del vector v = — a y i +
locidad en un flu jo incompresible bidi­ + a x j ; en que a es una constante. Se desea
mensional, está dada por v® = A x * + B y2. determinar:
a ) Encontrar la ecuación para la com­
a) la función de corriente y la ecuación de
ponente Vy de la velocidad, suponiendo las líneas de comente;
que en y = 0, v„ = 0 para cualquier valor b) si el flujo es rotacional.
de x.
b ) ¿Es el flu jo irrotacional?
2. El campo de velocidades de un flujo está
dado por v = ó x i + 6 y j — 7 í k.
Solución a ) . De la Ec. (3.16a) se tiene que
a) Determinar la velocidad en un punto
3-,¡> '’x = 10m ; y = 6m ; cuando t = 10seg. Di­

Vz — " — = A xs + B y2 bujar, aproximadamente, un conjunto de
, , .
líneas de corriente para el flujo en el
instante t = 0.
integrando resulta: b ) Determinar el campo de aceleraciones
>del flujo y la aceleración de la partícula
en el punto e instante antes especifi­
ip = A x 3y + y B y3 + f ( x ) + C x cados.

3. a) Dado el campo de velocidades: v = 10 i +


De la Ec. (3.16b) se tiene + (x2 + ya) j — 2 y x k ; determinar la
aceleración y su magnitud en el punto
(3 ,1 ,0 ).
vy = -------:— = — 3A x y + ------ — b) Dado el campo de velocidades: v = (6 +
dx * dx + 2 x y + í2) i - (x y 2 + 101) j + 25k;
determinar la aceleración del punto (3,
Para y = 0, vv — 0 ; esto e s : 0, 2) y en el instante t - 1.
problem as 109

4. a) ,En los campos de flujo de los problemas a) Agua saliendo desde una manguera de
y 1 y 2, determinar si son rotacionales o incendio.
irrotacionales.. b) Flujo en un río.
c) Flujo en una aguja hipodérmica.
d) Vientos atmosféricos. .
b) Demostrar que las,siguientes componen­
e) Flujo de un líquido viscoso a poca velo­
tes de velocidad representan un flujo
cidad, dentro de un tubo pequeño.
irrotacional.
f ) Flujo de un líquido de poca viscosidad,
a velocidad relativamente grande, en un
va = (2.x + y + z ) t
V. Vy = ( x ~ 2 y + z ) t tubo de gran diámetro.
\ ;v*.= (* 4 -
’ 8. Las componentes de velocidad en un campo
de flujo tridimensional incompresible están
dadas por vx = 2 x; vy = —y ; vs = —¿. De­
5. Clasificar ios siguientes flujos como perma­ terminar la ecuación de la línea de corriente
nente o no permanente, uniforme o no uni­ que pasa por el punto (1, 1, 1).
forme. Donde haya duda, especificar las V

condiciones para que el flujo sea como el


lector lo establezca. 9. Un campo de velocidades está dado por
v = —xi + 2 y j + (5 —z) Íí. Encontrar la
a) Agua en una manguera de jardín. ecuación de la línea de corriente que pasa
b) Agua ^Fluyendo a través de los chiflones por (2,1, 1).
de un rociador de jardín.
c) Flujo a lo largo del chiflón colocado en
el extremo de uña manguera de jardín. 10. Encontrar la ecuación de las líneas de
d) Flujo de gases en la descarga de la to­ corriente para el flujo v = — 3 y2 i — 6 x j,
bera de un cohete, así como la de la línea que pasa por el
e) Flujo del agua sobre un vertedor de cres­ punto (1, 1).
ta ancha en un río.
f) Líquido descargado por un orificio en un
tanque pequeño. 11. E l campo de velocidades de un flujo bidimen-
g) Gasolina en la línea de combustible de sional está dado por vx = — y/b2, vy = x¡cfi.
un automóvil: 1) que corre en la ciu­ Comprobar que la elipse (x2/a2) + (y2/b2) =
dad; 2) en una autopista. = 1 es una línea de corriente.

12. El campo de velocidades de un flujo está


6. Clasificar los siguientes flujos como uni, bi dado por v = 6 x i 4 6 y j — 7í k. ¿Cuál es
o tridimensionales; la velocidad en el punto x = 10 m ; y = 6 m ;
cuando t = 10 seg? Dibujar, aproximadamen­
a) Flujo de agua sobre un vertedor ancho te, un conjunto de líneas de corriente para
de un río. el flujo en el instante f = 10 seg.
b) Flujo en la curva de un río.x
c) ¿Qué flujo se aproxima más al unidimen­
sional: el de un fluido no viscoso a-tra- 13, Determinar el gasto (por metro, en la direc­
vés de una curva en un tubo rectangular ción z) a través del cuadrado de vértices
o de un fluido viscoso a través de una en (0,0), (0,1), (1,1), (1,0), debido al cam­
curva en un tubo cilindrico? po de velocidades v = (16 y —- 12 x) i +
+ (12 y — 9 x ) j.

14. La distribución de velocidades entre dos


7. Clasificar los siguientes flujos como lami- placas planas, separadas una distancia a =
nar o turbulento: = 0.60m, está dada por v = 3 (a2/4 — y2)
110 cinemática de los líquidos

(en m/seg), donde v es la velocidad a una a) Las componentes vm, vy de la velocidad


distancia y, desde un plano que queda a la en (0,0) y (2,1);
mitad de la distancia entre las dos placas. b) el gasto entre las líneas de corriente que
Encontrar una expresión para la función de pasan por esos puntos.
corriente y dibujar las líneas de corriente.

19. Dado el campo vx = 2y; vy = 2; determi­


15. En un flujo bidimensional alrededor de un nar la función de corriente para este flujo
cilindro circular (Fig. 10.40), el gasto entre y esquematizar el aspecto de las líneas de
lincas de corriente es de 0.31/seg. A una corriente, en el semiplano superior, haciendo
gran distancia desde el cilindro las líneas que la constante en la función de corriente
dé corriente están separadas 5 mm y, en un sea igual al cero.
punto próximo al cilindro, están separadas
3 mm. Calcular la magnitud de la velocidad
en esos dos puntos. 20. La distribución de velocidades en la des­
carga de una hilera de álabes se muestra
V en la figura. Suponiendo que la velocidad es
16. Si la distribución de velocidades en un duc- uniforme en la dirección perpendicular al
to cilindrico está dada por v/v0 = 1 — (r/r0)n, plano ilustrado, calcular la velocidad media
tlonde\r0 es el radio del ducto y v0 la velo­ y el gasto por unidad de ancho.
cidad etielcentro, encontrar el gasto y la ve­
locidad media V, como funciones de v0 y n. 2

17. Describir el flujo dado por las siguientes


funciones de comente:
J
a) ap = — 20 y
b) ^ = 10*
c) = 5.v— 8.66 y
d ) ' ij) = x2

18. Dada la función de corriente: 4’ = y — x, de­


terminar
4
ECUACIONES FUNDAMENTALES BE ::
LAHÍDRÁÜLICA . ”\ . v -
; 4.1 Aspectos generales

4.1.1 Principios básicos en el análisis

En la mecánica de fluidos los njétodos de análisis consideran la capa­


cidad de un flujo pata transportar materia y el mecanismo por el que
cambia sus propiedades de un lugar á otro, para lo cual se establece como
axioma que en los fluidos se satisfagan los principios básicos de la me­
cánica del medio continuo, a sab er:

\ a ) Conservación de la materia (principio de continuidad).


\b) Segunda ley de New ton (im pulso y cantidad de movimiento).
¡c ) Conservación de la energía (prim era ley de la termodinámica).
d ) Segunda ley de la termodinámica.

E l principio de la conservación de la materia o del transporte de masa


permite derivar la primera ecuación fundamental o de continuidad, que
admite diferentes simplificaciones de acuerdo con el tipo de flujo de
que se trate o de las hipótesis que se deseen considerar.
La segunda ley de New ton establece la relación fundamental entre la
resultante de las fuerzas que actúan sobre una partícula y la variación en
el tiempo de la cantidad de movimiento. De acuerdo con la form a en que
se aplique, puede conducir a dos ecuaciones: la primera (componente es­
calar según el flu jo ) llam ada dé la energía, permite calcular las diferentes
transformaciones de la energía mecánica dentro del flujo y las cantidades
disipadas en energía calorífica que, en el caso de los líquidos, no se apro­
vecha. La segunda, de tipo vectorial llamada del impulso y cantidad de
movimiento, permite determinar alguna de las fuerzas que producen el
flujo si se conoce el cambio en la cantidad de movimiento y las restantes
• fuerzas.
En la dinámica de fluidos (especialmente en el flujo de gases) el aná­
lisis requiere, además, la inclusión de leyes termodinámicas referentes
al tránsporte de calor debido al flujo y, para ello, el principio de la con­
servación de la energía'perm ite derivar una ecuación que relaciona la
presión, densidad/ temperatura; velocidad, elevación, trabajo mecánico y
la cantidad de calor comunicado al flujo (o el que éste cede). Esta ecua-
A' . -í’ 4- jr ' -t£.V -•
112 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

ción admite simplificaciones importantes Esa parte de la energía de la corriente se


al analizar el flujo de líquidos, al punto en transforma en otro tipo de energía que
que se obtiene la misma ecuación de ener­ en los problemas de hidráulica se consi­
gía que resulta de la ecuación componen­ dera como energía perdida en el movi­
te de l a ' cantidad de movimiento en la miento y, por supuesto, es necesario de­
dirección del flujo, iLa segunda ley de terminar. !
la termodinámica tiene menos interés en
el flujo de líquidos. ~
4.1.3 Método experimental
Puesto que el interés principal de este
libro es estudiar el escurrimiento de líqui­ E l tratamiento de un flu jo con base
dos/se considera suficiente la obtención exclusivamente en el análisis matemático
de las tres ecuaciones fundamentales de es insuficiente para resolver todos los pro­
la hidráulica a partir de los dos primeros blemas, si no es con el auxilio de métodos
principios y es el objeto de este capítulo. experimentales. E l planteamiento racio­
nal de un experimento permite continuar,
complementar o substituir el análisis en
4.1.2 Flujo con potencial
aquellos puntos en qué la solución mate­
Otro método aplicado a la solución de mática se tom a imposible o muy comple­
problemas en la dinámica de fluidos y ja, a tal grado que para obtenerla, sea
que se presenta en el capítulo 10, consiste necesario conceder hipótesis simplificato-
en la elaboración de uñ modelo matemá­ rias; éstas, además de restar generalidad
tico basado en considerar ia existencia de a la misma, pueden llegar a falsear resul­
un flujo con potencial. Para este tipo tados al punto en que ellos no tengan
de flu jo la hipótesis consiste en tratarlo semblanza alguna con la situación real
como irrotácional* lo que constituye la del problema.
base de la hidrodinámica clásica, una rama Debido a su importancia, la teoría de
de la mecánica de fluidos que ocupó la ia semejanza, básica para el método ex­
atención de eminentes matemáticos como perimental, se presenta en el capítulo 5.
Stokes, Rayleigh, Rankine, Kelvin y Lamb.
En una gran cantidad de problemas prác­
ticos de interés en la hidráulica, ésta su­ 4.2 Métodos de análisis
posición puede ser aceptada debido a que
el agua posee una viscosidad muy pequeña Los métodos de análisis en la mecáni­
y se acerca a la condición de fluido ideal. ca de fluidos se basan en; una extensión
En otros problemas, es necesario consi­ ( de los puntos de vista lagrangiano y eu-
derar los efectos viscosos y estudiar las leriano, para describir un flujo, referidos
fuerzas de fricción originadas por la tur­ ahora a regiones dentro del mismo sobre
bulencia que acompaña al movimiento. ' las cuales se satisfacen los principios fun­
Una parte de la energía de la corriente damentales enunciados en el inciso 4.1.1.
se utiliza para vencer las fuerzas de re­ En el análisis lagrangiano los principios
sistencia originadas por estos efectos o básicos se aplican a una cantidad definida
las debidas a cambios en la geometría de de materia que ocupa cierta región del
la conducción ( cambios de dirección, am­ flujo y que recibe el nombre de sistema.
pliaciones, reducciones, e t c .); también se Éste puede cambiar de forma, posición y
utiliza en órganos de cierre (válvulas, condición térmica dentro del flu jo pero
compuertas, etc.) para regular el gasto. debe contener siempre la misma cantidad
métodos d s análisis 113

de masa en cualquier instante que se con­ continuidad; si se aplica la segunda ley


sidere. La finalidad de tal análisis será de Newton, se obtiene la ecuación diferen­
predecir el estado del sistema, esto es, cial de Navier-Stokes, cuya derivación
determinar sus propiedades siguiendo su puede consultarse en la Ref. 18. En este
movimiento en el espacio dentro del flujo. capítulo se presentan la ecuación diferen­
Se utiliza invariablemente en la mecánica cial de continuidad y las ecuaciones del
del cuerpo rígido donde el sistema se co­ movimiento para un volumen de control
noce como cuérpo Ubre y en la termodiná­ diferencial orientado según una línea de
mica donde se le llam a sistema cerrado. corriente; tienen utilidad posterior en la
Aunque a primera vista parece razonable solución de algunos problemas locales de
utilizar el ¡análisis lagrangiano, éste se flujo. Sin embargo, el intento de una inte­
aplica sólo en casos especiales debido a la gración general tom a las soluciones muy
dificultad física y matemática para iden­ complejas y, por lo mismo, de poca uti­
tificar los sistemas de fluidos, a medida lidad práctica. P or otra parte, de acuerdo
que pasan por las distintas configuracio­ con la naturaleza del problema la infor­
nes de frontera. Además, el tipo de infor­ mación requerida con frecuencia se refiere
mación suministrada por esta form a de a resultados gruesos de las características
análisis no siempre es el que se necesita. en el conjunto, más que a las variaciones
El segundo método de análisis tiene de un punto a otro.
aquí mayor aplicación; se llama euleriano La integración aproximada de las ecua­
y estudia el flujo con base en el análisis ciones del movimiento dentro de una vena
de un volumen adecuado de fluido lla­ líquida, simplifica la solución y equivale
mado volumen de control fijo respecto de a utilizar volúmenes finitos de control. E l
un sistema coordenado y de form a y mag­ procedimiento consiste en suponer que
nitud constantes, i E l contorno de dicho el movimiento de un líquido — en cual­
volumen se llama /superficie de control. quier conducción— se estudie como si
En el análisis se considera el intercam­ fuera una vena líquida limitada, tanto en
bio de masa, energía y cantidad de movi­ el caso de conducciones forzadas o a pre­
miento, a través de las fronteras del vo­ sión (tu berías) por las paredes rígidas de
lumen de control que puede ser de tamaño frontera, como en el caso de conducciones
diferencial o de magnitud finita. E l pri­ abiertas ( canales) i en parte por paredes
mer tipo ha sido tradicional en la mecáni­ rígidas y en parte por la superficie libre
ca de fluidos cuando se aplica a volúme­ del líquido en contacto con la atmósfera.
nes de control de tamaño muy pequeño En estas condiciones, la frontera de la
—de dimensiones Ax, Ay, Az— que en el vena líquida admite cierta deformación
límite expresan las condiciones en el pun­ parcial o totalmente y el problema se re­
to de coordenadas (x , y, z ) encerrado por duce a estudiar el movimiento a lo largo
dicho volumen. Este tratamiento equivale de una sola dimensión (unidim ensional),
á describir las características del flu jo en que corresponde a la dirección en que se
un punto fijo (x, y, z ), observando el mo­ produce el flujo, eliminando con ello Jas
vimiento instantáneo de una partícula del complejidades del tratamiento tridimen­
fluido de masa diferencial representada sional. De este modo, las variables carac­
por el punto considerado. terísticas del flujo (velocidad, gasto, pre­
Al aplicar la ley de la conservación de sión) se representan a través de la media
la materia, al volumen de control diferen­ de los valores que hay en los puntos de
cial, se obtiene la ecuación diferencial de una misma sección transversal de la con­
114 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

ducción y las magnitudes de dichos pro­ en los subsiguientes capítulos. Eri las
medios concentrados en el centro de gra­ ecuaciones se incluyen los coeficientes de
vedad de la sección. De este modo, hay corrección necesarios para tomar en cuen-
variación de los mismos sólo en la direc­ tá la distribución real de velocidades en
ción del movimiento general y en el tiem­ una sección y se evalúan sus efectos.
po, aun cuando existan cambios en el
área de una sección a otra (q u e pueden
también depender del tiem po). La direc­ 4.3 Ecuación de continuidad
ción en que ocurre la variación rio es ne­
cesariamente rectilínea sino a lo largo del
4.3.1 principio de conservación de la ma­
eje del conducto. Esto equivale a estudiar
teria
el escurrimiento sobre la línea de corrien­
te hipotética que coincide con dicho eje, y De acuerdo con éste, de la masa de flui­
los valores medios de las características do que en la unidad de tiempo entra a un
en un punto sobre el mismo serán repre­ volumen especificado dentro del flujo, una
sentativos de la sección que contiene al parte se queda almacenada en su interior
punto tratado, mediante términos correc­ y el résto sale del volumen. Si el volumen
tivos que, tomen en consideración la dis­ que se estudia es de form a y magnitud
tribución/ real de velocidades en toda la constantes (volum en de control), el alma­
sección. / cenaje no puede ser indefinido.
E n este capítulo se establecen las ecua­ Matemáticamente es preferible tratar
ciones fundamentales de la hidráulica, re­ con la cantidad neta de masa que sale y
feridas al flujo unidim ensional; ellas s o n : que entra, sumadas algebraicamente; así,
la de continuidad, 1a. de energía y la de el principio de la conservación de la mate­
impulso y cantidad de movimiento. Para ria, aplicado a un volumen de control fijo
el establecimiento de estas ecuaciones no completamente arbitrario dentro del flu­
se hace distinción entre flujo laminar y jo, se expresa en la form a siguiente:
flujo turbulento, pues en ambos casos son
válidas. En el capítulo 8 correspondiente Cantidad neta de masa
a la teoría de la resistencia al flujo se dará que atraviesa la superficie
+
m ayor importancia a esta manera de cla­ de frontera del volumen,
sificar los flujos. Análogamente, puesto en la unidad de tiempo.
que las ecuaciones obtenidas para el flujo Rapidez de variación
unidimensional se refieren al movimiento de la masa contenida = O
de un líquido real dentro de la vena lí­ en el volumen
quida, la clasificación en flujos — rotacio­
nal e irrotacional— basada en el tipo de
deformación de cada partícula, carece Este principio se aplica lo mismo a un
de aplicación en estas ecuaciones. volumen de control de tamaño diferencial
En la deducción de las mismas, las que a uno finito, de lo cual se deriva la
pérdidas de energía antes mencionadas llam ada ecuación de continuidad.
se tomarán en consideración empleando
una fuerza de resistencia, que comprende
4.3.2 Ecuación diferencial de continuidad
las fuerzas viscosas y de fricción, sujeta
a una valuación empírica o semiempíri- Si bien esta ecuación no tiene rnucha
ca. Su importancia y efectos se exponen aplicación en los problemas de flujo uni­
ecuación de continuidad 115

dy
13pv*
2 c»x

Figura 4.1. Derivación de la ecuación diferen­


cial de continuidad.

dimensional en hidráulica, aquí se presen­


ta su derivación para ser utilizada en los — (pv* — i ■ ^ V" d x ) dy dz =
dx
problemas de flujo con potencial. Para
obtenerla se aplica el principio de conser­ dpvx
■dx dy dz
vación de la materia al volumen de con­ < dx
trol diferencikl, m ostrado en la Fig. 4.1
(de lados dx, dy, dz). P or un razonamiento semejante, la can­
En el centró de masa P del volumen tidad neta de masa que atraviesa las ca­
considerado corresponden los valores p y ras normales al eje y es:
v como funciones de punto y del tiempo,
o bien, el producto pv como función vec­ dpVy
dx dy dz;
torial. dy
Al pasar a las caras normales al eje x,
que limitan al elemento de fluido, la fun­ y, la que atraviesa a las normales al eje z :
ción pv se incrementa y decrementa en la
misma cantidad: dpVz
-d x dy dz.
dz
dpv*
■dx,
■dx Finalmente, la rapidez de variación de la
masa contenida en el volumen elemental
donde él subíndice x indica la componente es
de la función pv según x. De este modo, 0
■(pdx dy d z );
considerando positiva la masa que sale del dt
volumen y negativa la que entra, la canti­
dad neta de masa que atraviesa estas ca­ de tal manera que el principio de conser­
ras e s : vación de la masa establece lo siguiente:

0pv*
(pv* + d x ) dy dz ■ - dx dy dz + dx dy dz +
3* dx dy
116 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Problem a 4.1. Un flu jo incompresible per­


+ - ^ pVa- dx dy dz + ~ ( p d x dy d z) = O
dZ dt manente, con simetría axial respecto del
eje Z ( Fig. 4.2), está limitado por una su­
y, puesto que el volumen elemental esco­ perficie sólida ( con la misma sim etría)
gido no cambia con el tiempo, la ecuación cuya form a está definida por la ecuación
anterior se puede simplificar y resulta : zt ^ — b (r , radio medido desde el eje z, y
b úna constante) y tiene un campo de ve­
BpV® dpVy dpVz dp locidades dado por las componentes en
= o coordenadas cilindricas: vr = a r ; v = 0;
'dx + 3y ' 3z" dt "v* = — 2 a z . 6
(4.1a)
O bien, recordando que a ) Demostrar que se satisface la ecua­
ción diferencial de continuidad.
dpv* dpVy dpv¡¡
div (p v ) = + +
dx dy ~dz~ • b ) Determinar la expresión para el gas­
to a través de la sección horizontal A-A
la ecuación anterior también se expresa y de la sección cilindrica B-B.
en la form a
c ) Determinar la velocidad en el punto
dP P ( r = z = 1.5 m ) cuando Q — 10.64 m 3/
div pv + = 0 (4.1b)
dt seg (R ef. 20).

Las Ecs. (4.1a y b ) son dos form as de


expresar la ecuación diferencial de conti­
nuidad, que es la más general para un flu­
jo compresible no permanente ; admite las ,
siguientes simplificaciones:

a) Flujo compresible permanente

(d p /d t = o)
div (p v ) = 0 (4.2)
Figura 4.2. Flujo del problema 4.1.
b ) Flujo incompresible no permanente
(p = constante)
Solución a ). E l campo de velocidades,
definido?en coordenadas cilindricas, equi­
d iv v = 0 (4.3)
vale a las siguientes expresiones en coor­
denadas cartesianas
c) Fluj^ incompresible permanente
0P
( p = constante, -------= 0) . vx = a x
d>-
vv = ay
div v = '0 '
Vz = — 2 a z
igual que la ,Ec. (4.3) para un flujo
incompresible, sea o no permanente. Resulta entonces que
ecuación de continuidad 117

div v = a + a — 2 a = O Problem a 4.2. Determinar, para los si­


guientes campos de flu jo incompresible,
esto es, se satisface la ecuación de conti­ aquellos que satisfagan la ecuación de
nuidad (4.3) y se verifica que el flu jo es continuidad e indicar cuáles son rotacio­
incompresible. , nales (típicos de un fluido viscoso) y
Para los restantes puntos conviene más cuáles irrotacionales (típicos de un fluido
utilizar las coordenadas polares. no viscoso).

Solución b ) . Para la sección horizontal a) v , = ( x — 2 y ) t; vv = — (2 x + y ) t


A-A, el gasto es
b) v * = x 2 cos y , v v = — 2 x sen y

V b /z c) v„=x+y; v v = x—y
- y
Q = — 2 n r ( — 2 a z ) dr d) vw= l n x + y ; v v = x y — ------

e) VE1 flu jo indicado en el problema 3.2a.

y /b /z Solución a ). E n todos los casos la ecua­


Q A xaz ¡y — 2nab ción a satisfacer es la (4 .3 ):

dv, _ _ . dvv
Para la sección cilindrica B -B se tiene: dx dy ~
div v = t — t — 0
b/r* '
[ b/t* d vv . dvx
Q= | 2 jt r (a r ) d z = 2 % a r2 [ z ] = — 2 t; = — 2t
d 0 dx dy
o '
Q = 2'jt a b , [ r o t v ] a; = 0; frotvlj^O; ..[rotv],=

c) Para el punto P : — ( ^ Vv _ V
' dx dy )
b = zr* = 1.5 X 2.25 = 3.375 m2 [ro t v ] s = — 2 t + 2 t — 0

y, considerando el valor de Q, se tiene en­ E l flujo es no permanente, incompresible


tonces que e irrotacional.

10.64 Solución b ) .
,= 0.502 seg'
2 itb 2x3.1416 x3.375
dVx dVy
= 2 x eos y ; = — 2 x eos y
por tanto, la magnitud de la velocidad dx dy
en el punto P, es:
div v = 0
V = V v r2 + v,2 = a V r 2 + 4 z2 = dVy .d.V,
— 2 sen y ; ------- = — x2 sen y
= 0.502 \/2.25 + 4 x 2.25 dx . dy
v = í.684 m/seg [rot v]¿ = (x 2 — 2 ) sen y =£ 0

c
118 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

E l flu jo es permanente, incompresible y todas las secciones. Las velocidades en


rotacional. Cada punto de una misma sección trans­
versal poseen un valor medio V , que se
considera representativo de toda la sec­
Solución c ).
ción y de dirección tangencial al eje de
la vena.
dVy
= l; = — 1; div v = 0 Se considera el volumen elemental de lí­
dx ~dy quido— mostrado en la Fig. 4.3— limitado
dv,, dv. lateralmente por la superficie que envuel­
= i; = 1; rot v = 0 ve a la vena líquida, así como por dos
~dx ay secciones transversales normales al eje de
la vena, separadas la distancia ds, donde
E l flu jó es permanente, incompresible e
s representa la coordenada curvilínea si­
irrotacional.
guiendo el eje de la vena.
La cantidad neta de masa que atraviesa
Solución d ) . la superficie de frontera, del volumen ele­
mental en estudio, es :
dv m = J_ dv„ __ 1
dx x dy ~ x t/ , _ d ( p V A )
p V A + -----------------ds
ds
div v = x

d (p V A )
no satisface la ecuación de continuidad, - PV A = ds
por lo cual no puede existir un flu jo in­ ds
compresible con el campo de velocidades
y, la rapidez con que varía la masa dentro
propuesto.
del mismo> es d (p A d s )/ d t . Por tanto,
el principio de conservación de la masa
Solución e ). En el problema 3.2a se de­ establece que
mostró que el flujo es rotacional para el
campo de velocidades propuesto; A dem ás:
d ( p V A ) :ds + — (p A d s ) = 0 (4.4)
ds dt
dv. dvy
= A', = — A; div v = 0
dy

luego, el flujo es permanente, incompre­


sible y rotacional.

4.3.3 Ecuación de continuidad para una


vena líquida

La vena líquida mostrada en la Fig. 4.3


está limitada por la superficie 3 (qu e ge­
neralmente coincide con una frontera sóli­
da, ó por ésta y una superficie libre) y por
las secciones transversales 1 y 2, normales Figura 4.3. Ecuación de continuidad para
al eje que une los centros de gravedad de una vena líquida.
ecuación de continuidad 119

Sin cometer prácticamente error se pue­ que es la ecuación de continuidad para una
de aceptar, en la m ayoría de los proble­ vena líquida donde se produce un flujo
mas, que la longitud ds del elemento no permanente y compresible. Un ejem­
de volumen considerado, no depende del plo clásico de su aplicación lo constituye
tiempo. Éste puede salir de la derivada el problema de golpe de ariete. En pro­
del segundo término de la ecuación an­ blemas de flu jo no permanente a super­
terior y simplificarse con; el que aparece ficie libre (tránsito de ondas de avenida
en el primero, de lo cual resulta: en canales y de mareas en estuarios),
donde se considera que el líquido es in­
d (p V A ) + d (p A ) _ Q compresible, desaparece el último término
(4.5a) de la Ec. (4.5d),
ds c)t
Si el escurrimiento es permanente las
Recordando que p, V , A son funciones derivadas con respecto a t que aparecen
de s y t, al desarrollar las derivadas par­ en la Ec. (4.5a) se eliminan y esta ecua­
ciales indicadas se obtiene: ción ‘resu lta:

d (p V A )
pA ZL + f V dA_ + VAJ¡L + = 0 (4.6a)
ds ds 3 s < ds

04 dp o bien,
+ p — -------h A —— = 0 (4.5b)
dt dt
p V A = constante; (4.6b)
o bien, con V = d s /d t:
Si, además, el fluido es incompresible:
. dV / 0 4 ds ' dA
PA + P I —---------;----- + V A = constante (4.7a)
0s \ ds dt dt

dp ds dp Esto significa que es constante el gasto


+ 4 (4.5c)
ds dt que circula por cada sección de la vena
líquida en un flu jo permanente; o bien,
Dividiendo la Ec. (4.5c) entre p A y recor­ que para dos secciones transversales 1 y 2
dando el desarrollo de la derivada total, de la misma, se cumple lo siguiente :
resulta entonces:
Q = V x A x = : V %A 2 (4.7b)
dV 1 dA 1 dP
= 0 Problem a 4.3. En la Fig. 4.4 se muestra
ds A dt p dt
(4.5d) la bifurcación de un tubo circular que tie-

Va

D a — 0.15 m D,¡ = 0.30 m


Du = 0.05 m
Figura 4.4. Flujo en la bifurcación del problema 4.3.
120 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

ne los diámetros indicados. E l agua que


jiD d
escurre dentro del tubo, entra en A y sale Qd = V D = 10.8 X 0.785 X
en C y D. Si la velocidad media en B es de
0.60 m/seg, y en C es de 2.70 m/seg, calcu­
X 0.0025 = 0.021 m3/seg
lar las velocidades medias en A y D ; el
gasto total; y el gastó en cada ram a de
Esto es, el gasto total vale
la tubería.
Q = Qc + Q d — 0.021 + 0.021 =
Solución. La ecuación de continuidad
(4.7) aplicada a la vena líquida, conside­ = 0.Ó42 xn3/seg
rada en la Fig. 4.4, conduce a que:
que comprueba el resultado anterior.

Próblém a 4.4 En la contracción del duc-


4 ' " 4 to, m ostrado en la Fig. 4.5, encontrar la
relación que debe existir entre d y s para
de donde proporcionar una aceleración uniforme de
la sección 1 a la 2. Suponer que el flujo
es permanente y unidimensional (R ef. 12).
VÁ = O -ó O ^ ^ ) = 2 . 4 0 m/seg

En form a an álo ga: ;

k D j>
+ v„
4 “, 4 ' '" 4
,„ / 0 .3 0 \ 2 _/0.10\*
Vo = ( 0^05) (oT05/ =
= 2 1 .6 - 10.8 = 10.8 m/seg
Figura 4.5. xEsquema aclaratorio del
E l gasto total es — yproblema 4.4.

nD I iíD o kD d Solución. Considerando que el flu jo es


Q = Vj = Vo + Unidimensional, las velocidades en cada
4 ’ “ 4 ’ v 4 : sección transversal, normal al eje del con­
Q = 2.4 x 0.785 x 0.0225 = 0.042 m 8/seg ducto, quedan representadas por la velo­
cidad media V . La aceleración para flujo
El gasto por el tubo C es entonces: permanente es (E c. 3 .5 a ):

d
kD o
Qo = V o- = 2.70 X 0.785 X ds < £ ) - *

X 0.01 = 0.021 m s/seg y, para ser uniforme a lo largo de la con­


tracción, se requiere que sea constante.
y, el gasto por el tubo D, el siguiente: Integrando resulta
ecuación de le ener íá 121

Va ' bles; al flujo de líquidos— a partir de la


~ 2 ~ = ^ 5 + C2 segunda ley de Newton. Para ello es ne­
cesario considerar las fuerzas que se opo­
donde C1 y C2 son dos constantes que se nen ai movimiento, las cuales desarrollan
obtienen de las condiciones de frontera, un trabajo mecánico equivalente a la ener­
a saber: . ¡ gía disipada al vencer dichas fuerzas.
Cuando se aplica la segunda ley de N e w ­
para 5 = 0; V= V X;
' y ,2
C2 = - ~ - ton a un elemento diferencial de masa de
líquido, en la form a dF = dm a, se obtie­
nen las ecuaciones del movimiento — a lo
V 22- Y a ­
para s = L) V . = V 2; Cx = 2L ■ largo de una línea de corriente— para el
flujo de un líquido real, no permanente;
puede generalizarse para una vena líquida
Luego: .
en flujo unidimensional. La derivación de

V2 = (V2* - v xz) i - + y ,2 dicha ecuación corresponde a las condicio­


nes particulares del movimiento según el
sistema natural de coordenadas explicado
Por otra parte, de la ecuación de conti­ en el subcapítulo 3.3 al derivar las compo­
nuidad i nentes de la aceleración dadas por las Ecs.
(3.5), con las características del movi­
miento en la form á ahí explicada.
Para el plantéo de las ecuaciones es ne­
cesario establecer el equilibrio dinámico
de las fuerzas en las direcciones tangen­
cial, normal y binormál, que actúan sobre
que, substituidas en la ecuación anterior, el elemento líquido (m ostrado en las figu­
resulta ras 4.6), con la fuerza de peso como única
fuerza de cuerpo. Dicho elemento encierra
al punto P, en el cual existen lós valores
^ v' < w v'!- v?) t +v‘ v, p, p, t (velocidad, presión, densidad, es­
y, de aquí, la relación buscada e s : fuerzo de fricción). Las. componentes de
las fuerzas que actúan sobre el elemento
en la dirección + s son las siguientes:
a) La fuerza de superficie resultante de
d dl^ ( d ^ / d Z - D - 4-1 un gradiente de presiones en la dirección
L del m ovim iento; para la dirección positiva
de la coordenada curvilínea s (Fig. 4.6b)
es
4.4 Ecuación de la energía

4.4.1 Ecuaciones" del movimiento ( p - y | f is) inih~


Si no se incluyen los efectos termodiná-
micos en el flujo ni la adición o extrac­
~ ( p + T - f r * ) ‘f c ¿ í , =
ción de energía mecánica desde el exte­
rior (bom ba o türbina), es posible derivar
= -----— — ds dn db
las ecuaciones del; movimiento -=-aplica­ Ds
122 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Figura 4.6 a ). Elemento de líquido en un campo de flujo.

b ) La fuerza de superficie, debida a la La segunda ley de Newton — aplicada al


resistencia al movimiento, se puede eva­ elemento— ■establece que la suma de estas
luar en términos del esfuerzo tangencial fuerzas es igual a la masa del elemento,
de fricción t, el cual varía únicamente en multiplicada por la componente a, de la
la dirección n dado que en la inmediata aceleración dada por la Ec. (3.5a). Puesto
vecindad del punto P no hay variación de que en todos los términos que representan
la velocidad eñ la dirección b. Esta fuer­ fuerzas aparece el volumen del elemento
za e s : ds dn db, resulta entonces:

(x + — dn\ ds db —
\ 2 dn / [ - J f +^ - ^ § - ] isdndb =
(x — - ^ — d n ) ds db = dn ds db
\ 2 dn / dn \

c ) La componente de la fuerza de cuer­


po, debida al propio peso del elemento. Dado que p ds dn db representa la masa
Con eos 0 = dz/ds, v a le : del elemento, si los términos de la ecua­
ción anterior se dividen entre aquella,
cada término representará una fuerza por
— p gd s dn db eos 0 = — p g d s dn db Z unidad de masa. Resulta entonces que
ds
ecuación de la energía 123

N ota : Las dimensiones del elementó son ds, dn y dh, medidas a través de su centro; v, p, p y x, los
valores medidos en P. v

Figura 4.6 b ). Componentes de las fuerzas que actúan sobre el elemento.:

1 dp 1 librio dinámico del elemento, ahora en la


p ds p dn ^ ds dirección de la norma! principal a la línea
de corriente, sobre la cual la componen­
te de la aceleración está dirigida en sen­
35 V 2 7 dt tido negativo de n y está expresada por la
Ec. (3.5b) y donde, además, no existe fuer­
za de fricción. R esu lta:
ésta es la primera ecuación diferencial del
movimiento. E l primer término es debido
al gradiente de presiones en la dirección — ^ dn ds db — p g ds dn db
dn .... dn
de la línea de corriente; el segundo, la
fuerza de resistencia causada por la fric­ v3
ción interna y que induce la disipación de = — p - — — ds dn db
energía; el tercero, la fuerza de peso (to ­
das estas fuerzas son por unidad de m a s a );
dónde r es el radio local de curvatura
finalmente, el cuarto término (segundo
de la línea de corriente. Dividiendo entre
miembro) es el cambio de energía cinética
P ds dn db, se tiene:
(aceleración convectiva) que experimenta
la unidad de masa a lo largo de la línea
de corriente; y, el último, la aceleración 1 *z v" t A Qt, A
ó S = - ----- (4.8b)
local de la misma. P dn dn r
La Ec. (4.8a) se ha derivado por simpli­
cidad para un elemento de área trans­ La Ec. (4.8b) permite determinar la dis­
versal constante. Sin, embargo, el mismo tribución de la presión en la dirección de la
resultado se obtiene si el elemento es di­ normal principal de la línea de corriente,
vergente (R ef. 12). si se conoce la distribución de v sobre la
En la misma form a se establece el equi­ misma. Es válida para el flujo compre-
124 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

sible permanente o no permanente y sus / v2 \ dv


= grad — J + ro t vxv q— — (4.9)
diferentes términos representan a las fuer­
zas por unidad de masa.
En el caso de que la línea de corriente
4.4.2 Ecuaciones del movimiento sobre
sea de curvatura despreciable ( r — co), el
una línea de corriente
segundo término de la Éc. (4.8b) vale cero.
Finalmente, del equilibrio dinámico se­ Es importante el poder efectuar la in­
gún la dirección de 1a binormal, resul­ tegración de la Ec. (4.9a) a lo largo de
taría: una linca de corriente. Sin embargo, debi­
do ai carácter tensoriaí del esfuerzo de
1 dp dz_ fricción t, dicha integración es compleja
= 0 (4.8c)
p db db si no se hacen consideraciones simplifica-
torias.
debido á que ai — 0 Ec. (3.5c). La ecua­ Puesto que los términos de la Ec. (4.9a)
ción (4.8c) es válida para el flujo perma­ representan fuerzas por unidad de masa,
nente o. no permanente y süs términos al dividir la misma entre g dichos térmi­
también representan a fuerzas por unidad nos expresarán ahora fuerzas por uni­
de masa. dad de peso. Haciendo esta operación con
Si se trata del flujo de líquidos los efec­ Y = p g, y ordenando, resu lta:
tos térmicos no tienen influencia en p
y, además, es común que los cambios de - — (z + — + - Í - ) +
p y t, con la posición del punto, sean más ds \ y - 2g J
importantes que los que pueda experimen­
+ - 1 dv (4.10a)
tar p (au n en golpe de ariete). Por tanto,
dn l Y / g dt
las Ecs. (4.8) para el flujo de líquidos se
pueden escribir en la form a: Si, además, los términos de la ecuación
anterior se multiplican por ds, los resul­
tantes expresarán los trabajos mecánicos
ds \p / ^ ds dn \p/ realizados por. las fuerzas (p o r unidad de
peso) a lo largo de la línea de corriente, o
d ( V 2 \ dv bien, las energías equivalentes (también
(4.9a )
ds \2 ) dt por unidad de peso) :

(4.9b) _9 _
dn \ p) dn \ r
ds
( - í + v ) * +

- ^ ( 7 ) - ^ = ° ( 4 '9 c ) + ' ^ r ( ’7 ) * = 7 ‘l f ' í s < 4 -10b)


Todavía más, considerando las ecuacio­ La integración de esta ecuación sobre
nes (3.6) y (3.8), la form a vectorial de las una línea de corriente conduce a q u e :
ecuaciones del movimiento (4.9a, b, c ) es
(R ef. 12): « + £ + rí L _ f
Y 2g hdn \ y /

- grad ( ? - + g z ) + J L ( l - ) , = 1 ■ds
e J, dt.
ecuación de la energía 125 '1

P or lo que respecta a la componente


El término
- J,
í —dn í\ -y l/ ds se interpreta dada por la Ec. (4 .9 b ), es interesante la
como la energía, por unidad de peso, uti­ integración para el caso en que las líneas
lizada para vencer las fuerzas de fricción de corriéníe fuesen rectas o de curvatura
y que sé transforma en energía calorífica despreciable, en un flu jo permanente. Para
110 aprovechable en el movimiento. Por este caso, r = » o muy grande y dicha
esta razón se considera una pérdida de ecuación e s :
energía que se designará por hr. De esta
manera, la'E c. (4.10) será: d

'óv
dn ( v +gz) =
o

t+£ + Á + fc - c ( 0 - i f . ds
y. ■ 2g g J, dt P or. tanto, la integración en la direc­
ción de la normal a la línea de corriente
(4.11) conduce a :
donde C ( t ) es una constante de integra­
ción que es función únicamente del tiem­ b z — constante (4.15)
po. Esta es la ecuación del movimiento
pata una línea de corriente en un flujo
de un líquido real (rotacional) no perma­ lo cual significa que la presión se distri­
nente ; asimismo, relaciona las diferentes buye de manera hidrostática en la direc­
transformaciones de la energía por unidad ción de la normal principal. Un resultado
de peso a lo largo de una misma línea de análogo se obtiene para la componente en
corriente. Su form a diferencial, equiva­ la dirección de la binormal.
lente a la Ec. (4.10b), es
4.4.3 Ecuación de la energía para una.
\ _ i dv
VZ + -? +
y 2g
+ hr
)~ g
z dt
vena líquida

v E l considerar que los valores de z, p, p,


(4.12)
hr y v, sobre una línea de corriente ideal
La Ec. 4.11 admite las siguientes sim­ que coincidiera con el eje de una vena lí­
plificaciones : quida, fueran representativos de cada sec­
a) Si el flujo es permanente, la integral ción, no implicaría un error apreciable y
de la Ec. (4.11) desaparece y C ( í ) = C x la Ec. (4.12) sería igualmente válida
(constante). para la vena líquida de la Fig. 4.3. Esta
consideración es suficientemente precisa
V 2 por lo que respecta a los términos que
+ hr - C, (4.13)
2g contienen las cuatro primeras magnitudes,
pero será menos exacta en lo que se re­
b ) Si en el flujo, además, no hay fric­ fiere a los que contienen a v. En efecto;
ción/la Ec. (4.13) toma la expresión: al existir una distribución de velocidades
en la sección, que además se aparta del
= C, (4.14) valor medio V (Fig. 4.7), se comete un
error en el cálculo de dicho válor medio.
Puesto que en las ecuaciones (4.11) y
que es la ecuación de Bernoulli para una (4.12) el término v2/2g representa la ener­
línea de corriente. gía .cinética que posee la unidad de peso,
126 ecuaciones fundamentales de la hidráulica
/
Distribución uniforme

Figura 4.7. Distribución de velocidades en una sección.

la que corresponde al peso del líquido qué c> / p


—— ( z + — + a —
V2 f \
b hr j =
atraviesa el área dA en la unidad de tiem­ ds \ y 2g )
po s e r á : y v d A v2/2g. En la misma forma,
la energía cinética que posee todo el peso ;■ 1 Dí-IE
(4.18)
del líquido que fluye a través de una sec­ g dt
ción de la vena líquida, en la unidad de
tiempo, es y V A a V 2/2g, donde a corrige que es la ecuación diferencial de la ener­
el error de considerar el valor medio de gía para una vena líquida, llamada tam­
la velocidad. Se debe entonces satisfacer bién ecuación dinámica. Si esta ecuación
lo siguiente: se integra entre dos secciones, 1 y 2 de
la vena líquida, se obtiene:

-ir
V2
Y VA
=í í l r TVdA 1 P l V i2
7" 2g
Puesto que y representa el valor medio
del peso específico en toda la sección, re­ m v )
+ Zhr+ ds (4.19)
sulta que g Ji dt

es decir, la ecuación general de la energía


2 •
■ -t I W " '•" > para una vena líquida, donde 2 hr repre-
1
Por un razonamiento análogo con el úl­ senta la disipación de energía interna del
timo término de la Ec. (4.12), se tiene flujo, entre las secciones 1 y 2, que ade­
más, incluye la constante de integración
C (t )v \ :
. P V p -V A = jj vpvd A

4.4.4 Interpretación de la ecuación de la


energía

Con el objeto de entender m ejor las di­


Los coeficientes a y (3 se conocen como ferentes aplicaciones de la Ec. (4.19), es
coeficientes de Coriolis y de BousSinesq, adecuado hacer una interpretación física
respectivamente. Con estas correcciones de los diferentes términos que intervienen
la Ec. (4.12) resulta a s í: en ella. E l análisis de cada uno de sus
ecuación de la energía 127

términos muestrk que corresponden a los ,p 2 , V /


Z>2 d 1
“ — (4.21)
de una longitud o carga. E l término z, Y 2g
medido desde un plano horizontal de re­
ferencia, se llama carga de posición; p/y P V2
es la carga de presión -, a V ‘2/2g la car-
2 ■ *'- Y 2g
ga de velocidad) 2 hT la pérdida de energía por unidad de peso que tiene el lí­
quido en una determinada sección, la cual
dPv1 es medida desde el pláno horizontal dé
carga y , ds la carga corres-
g Ji dt referencia, la Ec. (4.20) se simplifica así:
pondiente al cambio local de la velocidad.
La Ec. (4.19) establece las relaciones
entre las diferentes transformaciones de H 1 = H 2 + 2 hr (4.22)
la energía mecánica del líquido, por uni­
dad de peso del mismo IF L / F l. La carga Ep una determinada sección la energía de
de posición es la energía potencial; la un volumen v del líquido, respecto del
cargá de presión es la energía correspon­ plano horizontal de referencia, e s :
diente al trabajo mecánico ejecutado por
las fuerzas debidas a la presión; la carga E = yHv
de velocidad es la energía cinética de toda
la vena líquida; la pérdida de carga es la y, por definición de energía y potencia, en
energía transformada en otro tipo de ener­ esa sección esta última v a le :
gía (transferencia de calor) que, en el caso
de los líquidos, no es utilizable en el mo­ dE dv
vimiento; y, finalmente, la carga corres­
p = ~ d r = y B ~ár
pondiente al cambio local de la velocidad
es la energía utilizada para efectuar di­
Además, por definición de gasto, la ener­
cho cambio.
gía del líquido en la unidad de tiempo,
ó&V
a) Si el flujo es permanente, — = 0 esto es, su potencia, vale

y la Ec. (4.19) se reduce a la expresión: P = yQH (4.23)

Pi V-,2 do n d e:
zx + - + - 7 4- p2
2g 7 ’
(4.20) y Pes° específico del líquido, en kg/m8;
2
+ a2 II + 2, H energía total respecto del plano de re­
2g ferencia, en m;
b ) Si, además, no hay pérdida de ener- Q gasto en la sección considerada, en
2
m 8/seg;
gía, 2 hr = Ó y los coeficientes cq = a2 ■= 1,
la Ec. (4.20) adopta la form a llamada P potencia del líquido, en kg m/seg.
ecuación de Bernoulli para una vena lí­
quida, esto e s : Esto es, si se multiplican ambos miembros
de la Ec. (4.22) por y Q, para el flujo per­

+ ^ + II manente, esta ecuación se puede también


expresar en la form a
y 2g
128 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

diente a cada sección. Al mismo tiempo


P x ú P, + 2 P r (4.24) se pueden hacer ias siguientes generaliza­
ciones.
Una interpretación física de cada uno de 1. La línea de energía no puede ser hori­
los términos de la Ec. (4.19) para una con­ zontal o con inclinación ascendente en la
ducción forzada con édcurrimiento no per­ dirección del escurrimiento, si el líquido
manente, se muestra en la Fig. 4.8, la cual es real y no adquiere energía adicional
tendría validez para un instante determi­ desde el exterior. La diferencia de nivel
nado. Con este esquema se pueden Hacer de la línea de energía en dos puntos dis­
las siguientes definiciones. tintos representa la pérdida de Carga o di­
1. La línea de energía une los puntos sipación de energía por unidad de peso
que indican en cada sección la energía de del líquido fluyente.
la corriente. 2. La línea de energía y la de cargas
2. La línea de cargas piezométricas o piezométricas coinciden y quedan al nivel
gradiente de cargas de presión, une lo£ de la superficie libre para un volumen de
puntos que marcan en cada sección la líquido en reposo (p o r ejerrplo, un depó­
sito o un embalse).
suma de las cargas z + ~ P ° r arriba del
3. En el caso de que la línea de cargas
plano de referencia. piezométricas quede en algún tramo por
De acuerdo con estas definiciones la lí­ debajo del eje de la vena líquida, las pre­
nea de cargas piezométricas está separada siones locales en ese tramo son menores
de la línea de energía, una distancia ver- que la presión cero de referencia que se
. , V2 1 f 2 3¡3U , utilice ( comúnmente la presión atmos­
tical a 1 I as, correspon-
2g g h dt férica). ,

-d s

Figura 4.8. Interpretación de lá ecuación de la energía para una conducción forzada.


ecuación de la energía 129

En la Fig. 4.9 se muestra la disposición es la energía neta por unidad de peso


de las líneas de energía, y de cargas piezo- que cede o se transmite al líquido por
métricas, de una instalación hidroeléctrica efecto de la m áquina; tiene signo positivo
donde el flujo es permanente; la turbina en la Ec. (4.25) cuando el líquido cede
aprovecha la energía disponible H a, i>. En energía (tu rb in a ) o negativo cuando la
la Fig. 4.10 se muestra el mismo esquema, recibe (b o m b a ). Aún más, si P n es la po­
pero en este caso se trata de una insta­ tencia nominal de la máquina y t) s ú efi­
lación dé bombeó. Para los dos casos la ciencia, entonces
Ec. (4.19) se escribe como sigue:
Pn
Ha , = (4.26a)
t] Y Q
Zl — Z 2 + a2 b S +
2g 1
si se trata de una turbina ; y
+ 2 hr + Ha, 6 (4.25)
riP„
Ha. i = (4.26b)
En la instalación hidroeléctrica la turbina YQ
queda generalmente muy próxima a la sec-
2
ción 2 y el término 2 hr es despreciable. si es una bomba.
6 En él caso de una conducción a super­
Por lo que respecta al término lío, 6 éste ficie libre en escurrimiento continuo (f i ­
se ha empleado en la Ec. (4.25) como una gura 4.11), con líneas de corriente de cur­
energía cedida o añadida al flujo y tiene vatura despreciable y paralelas, es más
las dimensiones de una longitud. En efec­ adecuado m edir la carga de posición des­
to, por definición de potencia (Ec. 4.23) de el plañó de referencia hasta el punto
tenemos q u e : más bajo de la sección transversal, esto
es, hasta la plantilla del canal. La carga
P de presión coincide con el tirante y de la
Ha , =
T q sección, es decir, con el desnivel entre

Figura 4.9. Líneas de energía y de cargas piezométricas en una instalación hidroeléctrica.


130 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

la superficie libre y la plantilla, siempre


como — = d eos 0, en que d es el tirante
que^ sea pequeño el ángulo 0 de inclinación
de la plantilla. Esto equivale a considerar medido en dirección perpendicular a la
que la distribución de presiones es hidros- plantilla del canal; o bien, siendo y eos 0 =
tática y que no existen componentes de la
aceleración normales a la dirección del = d , ~ — y eos2 0, donde y es el tirante
flujo.
medido verticalmente. De este modo, la
suma de las cargas de posición, presión y
velocidad es

V2
H = z + d eos 0 -i— - — (4.27a)
2S
o bien
V2
H = z+ y eos2 0 + — — (4.27b)
2g

donde V representa la velocidad media en


la sección1 perpendicular a la plantilla
Figura 4.11. Cargas de posición, presión y de ve­ correspondiente al tirante d.
locidad en un escurrimiento a superficie libre.
La pérdida de energía que se produce
al escurrir un líquido real puede deberse
Finalmente, la carga de velocidad se no sólo al efecto de fricción entre las par­
mide desde el nivel de la superficie libre tículas del líquido y las fronteras que con­
del agua hasta la línea de energía. En el finan a la vena líquida, sino — además— al
caso de que sean los ángulos 0 > 10°, efecto de separación o turbulencias indu­
la carga de presión es distinta y se ¿valúa cidas en el movimiento al presentarse obs-
ecuación de la cantidad de m ovim iento 131

táculos o cambios bruscos en la geome­ lineal cantidad de movimiento de la masa


tría. E l primer tipo de pérdida se conoce de fluido, es decir:
como pérdida de energía por fricción;
es proporcional a la longitud de recorrido d (M v )
F = (4.28)
y suele adquirir gran importancia en es­ dt
tructuras largas. El segundó tipo de pér­
dida se conoce como pérdida menor y se Las fuerzas externas son de dos tipos:
concentra en el sitio mismo en que se ori­ a ) Fuerzas de superficie que actúan so­
gina. bre la masa de fluido y, a su vez, pueden
, ser (subcapítulo 1.2):
Fuerzas Fp, normales a la frontera de la
4.5 Ecuación de la Cantidad de movi­ masa, que se pueden evaluar en términos
miento de las intensidades , de presión sobre la
misma. Conviene aquí observar que la pre­
La ecuación de la cantidad de movimien­ sión comprende, además de la presión es­
to en un cuerpo libre o volumen de control tática, la dinámica ejercida por el flujo.
se deriva de la segunda ley de Newton. Se Fuerzas Fr, tangenciales a las fronteras
conoce como la cantidad de movimiento de la masa, que se pueden medir en tér­
de un elemento; de masa M al producto de minos del esfuerzo tangencial sobre la
ésta por su velocidad. P or tanto, la se­ misma.
gunda ley de Newton establece lo que b ) Fuerzas de cuerpo Fc, generalmente
sigue. las de peso propio.
La suma vectorial de todas las fuer­ La masa que fluye en la unidad de tiem­
zas F que actúan sobre una masa de fluido po, a través de un elemento de superficie
es igual a la rapidez del cambio del vector dA de la que encierra al volumen de con­

Figura 4.12. Derivación de la ecuación de la cantidad de movimiento para un volumen de control.


132 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

trol (m ostrado en la Fig. 4.12), es pv • dA. Si en esta ecuación se considera que el


Se reduerda que la magnitud del vector flujo ocurre únicamente a través de por­
d k es igual al área del elemento de super­ ciones de la superficie SC, siendo los vec­
ficie ; su dirección normal al mismo ele­ tores velocidad aproximadamente norma­
mento ; y — por convención— positivo si les a la sección (con valores medios para
se dirige hacia afuera del volumen. Por v y p), la primera integral de la Ec. (4.30)
tanto, pv • dA es positivo si el fluido sale para cada porción de la SC, es de la forma
del volumen, dado que el producto escalar siguiente:
tendría ese signo, y negativo en caso con­
trario.
v p v dA p v2dA =
La variación en el tiempo, de la canti­
dad de movimiento a través del elemento
dA, será entonces

pv (v • d A ) v
donde (3 es el mismo coeficiente de correc­
En cualquier instante la masa de un ele­ ción de la Ec. (4.17). De este modo, la
mento diferencial es pdv, donde la densi­ Ec. (4.30) resulta asi :
dad del elemento depende del instante que
se considere y de la posición del mismo : -Fp + Ft + F c = 2 ( p Q P V ) +
dentro del volulnen de control. La canti­
i (4.31)
dad de movimiento de dicho elemento de
volumen será entonces: v pdv.
E l cambio total de la cantidad de movi­ + i H f L vpd"
miento en el tiempo, en todo el volumen
de control, será entonces: llamada, ecuación de la cantidad de m ovi­
miento, y es la más general que pueda
obtenerse para un volumen de control fijo.
E l término 2 (p Q (3V ) corresponde a la
suma de las cantidades de movimiento del
(4.29)
total de partes de área en que se ha di­
vidido la superficie de control. La última
! r integral representa la variación que en el
tiempo experimenta la cantidad de movi­
La Ec. (4.29) aplicada al volumen de miento de la masa contenida en el volu­
fluido — de la Fig. 4.12— fijo respecto men de control. Si el flujo fuese unidi­
de un marco de referencia, conduce a que mensional el cuerpo libre estudiado sería
como el que se muestra en la Fig. 4.3 y la
integral de la Ec. (4.31) se podría calcular
F„ + Fr + F c = V p (v • d A ) +
como sigue:
(4.30)

- " - f r E / '* - í r \ ¡ L vp d v = i r \ ¡ L veiAds =


o sea, la ecuación de la cantidad de mo­
vimiento para un volumen de control fijo. = ~ s r í / dsl \ ¿ viA = ^ i ~ h l‘o d s
sobre la aplicación de las ecuaciones 133

y la Ec. (4.31) para el flujo unidimensio­ Las fuerzas debidas al esfuerzo cortan­
nal sería te se consideran como la acción de la fric­
ción desde la frontera hacia el líquido
Fp + Fr + Fc = S (p Q p V ) + y, en ocasiones, puede ser difícil eva­
luarlas.
(4.32) c ) Las fuerzas de cuerpo pueden ser
de cualquier tipo pero, en general, serán
' fuerzas debidas al peso del volumen de
control y aplicadas en su centro de gra­
Si el flujo es permanente la integral en vedad.
las Ecs. (4.31) y (4.32) vale cero. Si ade­ d ) V representa el vector velocidad me­
más de permanente es incompresible, p es dia del gasto Q que atraviesa una cierta
constante y la Ec. (4.32) resulta: porción de la superficie de control; se
considera aplicado en el centro de grave­
Fp + F r - f F0 = P 2 ( Q Í ? V ) (4.33)
dad y en la dirección normal a las porcio­
nes de área de la SC. De esta manera, cada
ecuación vectorial que obviamente se pue­ producto Q (3V que integran el término
de escribir a través de sus componentes, S (Q p V ) de las Ecs. (4.31) ó (4.33) será
a saber: un vector con la misma dirección que V
y con el sentido que lleva el flu jo al pasar
Fpx + Fr, + F CX = p 2 (Q ,8 y , ) sobre (4.33a)
la porción de área analizada. Ade­
F „ + Fry + F cv = p 2 (Q p V y) más del signo que les corresponda en la
(4.33b)
suma, según la dirección y sentido de V,
FPz + Fr, + = p 2 (Q pse deberá y , ) afectar
(4.33c)
cada término con un
signo: positivo si el gasto sale del volu­
La Ec. (4.33) será la ecuación de la can­ men de control y negativo en caso con­
tidad de movimiento de m ayor aplicación trario. Finalmente, (3 representa el coefi­
en este lib r o ; para ello conviene observar ciente de Boussinesq para corregir el
los siguientes p a so s: efecto de considerar una velocidad media
a ) Se elige el volumen de control con la en lugar de la verdadera distribución de
amplitud que tenga interés en el estudio velocidades sobre la porción de área.
y se trata como un cuerpo lib re ; dicho
volumen debe estar completamente lleno
de líquido. 4.6 Sobre la aplicación de las ecuaciones
b ) Las fuerzas dé superficie Fp y Fr se de la energia y de la cantidad de
consideran acciones debidas a la presión movimiento
y esfuerzo cortante, respectivamente, que
se aplican desde el exterior hacia el V C Las ecuaciones de la energía y de la can­
(las acciones del líquido sobre sus fron­ tidad de movimiento se aplican de ma­
teras son iguales pero de sentido opues­ nera diferente y, si se hace correctamen­
to). Por lo que respecta a las fuerzas de te, ellas describirán un flu jo con idénticos
presión éstas pueden ser de tipo estático grados de exactitud. Sus principales di­
y dinámico y, en ocasiones, conviene se­ ferencias se encuentran en su estructura:
pararlas en la fo r m a : mientras la ecuación de la cantidad de
movimiento es Vectorial y engloba fuerzas
Fp = Fpe + Fpá totales y condiciones externas— sin tomar
134 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

en cuenta los cambies internos de ener­ vena líquida es como la mostrada en la


gía— la ecuación de la energía es por el Fig. 4.13, con un valor medio V, de la ve­
contrario escalar y toma en cuenta los locidad. Si se considera que la velocidad
cambios internos de energía y no las fuer­ en un punto cualquiera de la sección se
zas totales y condiciones externas. puede determinar con el valor de la me­
En muchos casos, una de las dos ecua­ dia, más una fracción de la misma, se
ciones es suficiente para el análisis de un puede escribir q u e :
problem a; la elección entre ellas depende
que sean las fuerzas totales o la energía v = V + k V = (1 + k ) V
del flujo la que se necesita en la solución.
En otros casos, por el contrario, la na­ en que — 1 < fc < 1, siendo k una función
turaleza del problema es tal que resulta de punto.
necesario usar las dos ecuaciones si­
multáneamente para estudiar la solución
completa. ’
En general, cualquiera que sea el sis­
tema de ecuaciones por usar, éste se de­
berá plantear entre secciones finales con
condiciones de frontera perfectamente de­
finidas, es decir, entre aquellas secciones
Figura 4.13. Distribución de velocidades
de la conducción en las que se conozcan
en una sección.
con exactitud los valores de la energía de
posición, de presión y de velocidad y, por
Entonces, el coeficiente de Coriolis v a le :
lo misma, la energía total.
Estas secciones son las siguientes.
a ) La superficie libre del líquido, en un
recipiente al cual se conecta el conducto. - í B A r ) ' " -
b ) La sección final de un chorro des­
cargado por un chiflón a las condiciones
atmosféricas ( o dentro de un espacio lle­
- W i+ k y M -
no de gas a presión constante).
c j Secciones intermedias de una con­ = T í í . ( i + 3 k + 3k2 + k s) dA
ducción a las cuales confluyen o se bifur­ o bien,
can ramales, donde la energía sea común
para todas las ramas.
También es conveniente conocer la im­
(4.34)
portancia de los coeficientes de Coriolis
y Eoussinesq que afectan, tanto a la ecua­
+M / , ‘u + 4 íí / , ‘m
ción de la energía como a la de la cantidad
de movimiento. Dada su magnitud, por P or otra parte:
las Ecs. (4.16).y (4.17) se observa que ésta
depende principalmente de la form a que
tiene la distribución de velocidades en la
sección considerada.
A= v i í / dA=
Suponga que la distribución de veloci­
dades en una sección cualquiera de una
= jj (1 + k ) dA = A + jj k dA
sobre la aplicación de las ecuaciones 135

Se deduce que la integral JJ k dA debe

valer cero. Además, para k < 1, k3 ~ 0 ;


así resulta que

1 + r í í k2'dA ' ( 4-35)

En la misma forma, (3 resu lta:


un error de consideración, sobre todo en
aquéllos escurrimientos, aun turbulentos,
P= i £ a + ^ iM =
en que existan problemas locales de se­
paración o de otra índole, que modifiquen
completamente el perfil de velócidades
= j \ b i + 2 k + k ”>d A = respecto del uniforme.
A menos de ser indispensable, es común
suponer que ambos coeficientes valen 1
= I+ x í í * " y que son más importantes otros factores
— de índole estimativa— que el error que
Si se combina esta ecuación con la (4.35),
por este concepto pueda cometerse.
se deduce que
Cuando se conoce: por medición directa
a — 1 la m agnitud de la velocidad en diferentes
P ~ 1 + — J— (4.36) puntos de una sección, a cada punto se le
considera una área de influencia AAi
y es suficiente calcular a para conocer de (Fig. 4.14) y, tanto la magnitud de la
inmediato a (3. velocidad media como la de los coeficien­
Se observa que por ser k < 1, los coefi­ tes, se puede determinar por incrementos
cientes a y (3 son siempre mayores de 1. finitos en la form a aproximada
En el caso de escurrimientos donde la
distribución de velocidades se aproxima F ~ - í — 2 Vi AAi (4.37)
a la m ediaj(escurrim ientos turbulentos), A i=i
los valores de a y p se aproximan a l ; y
en caso contrario (escurrimientos lami­ 2 y*3AAi (4.38)
nares), « y |3alcanzan los valores máximos A v s i=1
de 2 y 1.33, respectivamente. Sin embar­
go, en el caso de escurrimientos lami­ p s J — s y*2 AAi (4.39)
nares, la carga de velocidad es pequeña A V2 " 1
en comparación con las restantes. i
La evaluación de los coeficientes a y § donde n es el número de elementos AAi
requiere, obviamente, el conocimiento pre­ elegidos. Es más, si los incrementos de
vio de la distribución de velocidades en área AAi, son todos iguales, las ecuaciones
cada sección; en la mayoría de los pro­ anteriores se simplifican a la manera si­
blemas de hidráulica los escurrimientos guiente :
son turbulentos y es común considerar
que a ~ |3~ 1. Sin embargo, debe tenerse V ~ — 2 ví (4.40)
presente que es posible Inducir con ello :v . n i==1
136 ecuaciones fundaméntales de la hidráulica

mismo donde se desea efectuar la medi­


a ------- 2 V»3 (4.41)
ción. A pesar de ésto, mediante un diseño
n ys í=i
adecuado del dispositivo, se pueden re­
ducir dichos problemas al mínimo posible.
2 v ? (4.42) En el inciso 2.3.1 se mostraron algunos
n V 2 *-n
dispositivos para m edir los valores me­
dios de la presión en la pared o en una
sección del conducto. En el caso de que
4.7 Dispositivos de medición y de aforo
se desee medir la presión en un punto
dentro de un líquido, Se utiliza la sonda
4.7.1 Sondas de presión, tubos de Pitot
de presión (F ig. 4.15a), que consiste en un
y de Prandtl
.tubo doblado en ángulo recto, con orifi­
Existe una serie de aparatos y dispo­ cios de entrada en la ram a horizontal cor­
sitivos para la medición de las caracterís­ ta, localizados a una distancia igual a tres
ticas de un flujo, como presión, veloci-v veces el diámetro del tubo a partir del
dad, gasto, etcétera, cuyas mediciones se extremo ojival del mismo.
interpretan con base en las ecuaciones fun­ U n tubo doblado, como el de la figu­
damentales. ra 4.15b, se conoce como tubo de Pitot-, si
Guando se desea m edir la presión o la el extremo abierto del tubo se coloca en
velocidad en un punto del interior de un un punto dentro de un líquido en movi­
líquido en movimiento, se! presenta la di­ miento, en dirección normal a la corrien­
ficultad de que la introducción de cual­ te, la diferencia de nivéles Ah entre las
quier aparato, dentro del escurrimiento, ramas verticales de un manómetro de
produce distorsiones del flujo en el sitio mercurio (o bien directamente de un

a) Sonda de presión

777777777Z7Z77Z77777777777777777777~

b) Tubo de Pitot

Figura 4.15. Medidores de presión y velocidad.


dispositivos de m edición y de a foro 137

tubo piezométrico) mide la carga total


p v2 Y 2g y \ y )
¡- —— , en el punto considerado.
7 2g
Debido a que en el punto extremo del y con p { = p2 se tiene además
tubo (punto 2 de la Fig. 4.15b) el cual se
coloca dentro del flujo, corresponde a un
punto de estancamiento (velocidad v 2= 0), v1 = ^ 2 g A h ( - ~ l)
la carga de presión en dicho punto se
puede determinar á partir dé la ecuación
Por ejemplo, se desea determinar la velo­
de Bernoulli aplicada sobre una línea de
cidad del agua en un punto, mediante un
corriente horizontal, a saber:
tubo de Prandtl, donde se ha registrado
una diferencia de niveles en el manóme­
Vi tro de mercurio (y m = 13 595 kg/m3),
P 2 = Pi + Y
2g Ah s= 8.9 cm.
De la última ecuación se obtiene
Para qüe se satisfaga el equilibrio estático
con el manómetro de mercurio, se debe
cumplir: ^ = ^ 1 9 .6 x 0 . 0 8 9 ( ^ - 1 ) =

p2 = ymAh + y h = 4.687 m/seg

donde yn es el peso específico del líquido


en el manómetro. 4.7.2 Molinete y rotámetro.
De esta manera se conoce p2, midien­ Otro dispositivo para medir la veloci­
do h y Ah, y se puede determinar v, si se dad del agua en conductos de grandes di­
mide también la presión estática pp mensiones es el molinete hidráulico, que
Un aparato que permite hacer la medi­ consta de úna hélice pequeña conectada a
ción directa de la velocidad, es el conocido un cuerpo fuselado. Éste, a su vez, queda
tubo de Pranail (Fig. 4.15c) que combina sujeto a una barra graduada para saber
el funcionamiento de la sonda de presión la, profundidad del punto en que se desea
y del tubo de Pitot, de manera que se pue­ hacer la medición (Fig. 4.16).
de medir directamente la carga de velo­ Al producirse lá rotación de la hélice el
cidad vx2/2g. Para satisfacer el equilibrio dispositivo eléctrico contenido en el cuer­
estático, entre las columnas del líquido y po fuselado envía una serie de señales :
del manómetro, se debe cumplir con lo si­ luminosas a una lámpara o acústicas a un
guiente: audífono.
E l molinete se calibra previamente en
Pi un canal de aguas tranquilas de manera
que se tenga una curva que relacione el
■y
número de impulsos registrados, con la ve­
locidad del flujo. Este dispositivo es de
I I
■y gran utilidad para el aforo en conductos
forzados de gran diámetro o en corrientes
Pero, además, p3 = p4 + ymAh y por un naturalés. Del conocimiento de la distri­
proceso de eliminación tenemos que: bución de velocidades en la sección, se
138 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

puede determinar la velocidad media, el Q = A eV e = A V


gasto, los coeficientes de corrección a y p,
etcétera. donde A e es el área del tubo a la entrada;
Un medidor de lectura directa de la ve­ V e la velocidad del flujo en la m ism a; A
locidad es el rotámetro, m ostrado en la el área variable del tubo transparente; y
Fig. 4.17. Consiste de un flotador conte- V la velocidad. La velocidad V del flujo
— dentro del tubo— cambiará con el área
del mismo al ascender o descender el flo­
tador, estrangulando el área en que se
encuentre.
Conocida la geometría del aparato se
puede calibrar en la fábrica, de tal manera
que sobre mna escala graduada se lea di­
rectamente el valor de la velocidad V e. E l
gasto que sale por el tubo puede regresar­
se nuevamente a la corriente mediante un
segundo tubo paralelo al primero. Para
asegurar que el flotador no se adhiera a
las paredes del tubo transparente se cons­
Entrada truye con una serie de muescas que lo
hacen girar en presencia del flujo, de
m odo que su eje se desliza siempre sobre
el del tubo transparente.
Existen otros dispositivos de tipo eléc­
nido dentro de un tubo transparente, de trico o electrónico para m edir la velocidad
diámetro variable desde la entrada hasta de un flujo. Dentro de ellos se encuentra
la salida. Por la ecuación de continuidad, el anemómetro de placa caliente, de gran
el gasto que entra al tubo es sensibilidad y precisión;
pérdida debida a una ampliación brusca de sección 139

4.8 Pérdida debida a una ampliación cero, de la ecuación del impulso y canti­
brusca de sección. Fórmula de Borda- dad de movimiento resulta:
Carnot

p1A 2- p 2A 2 = — Q ( V 2~ V 1)
La ampliación brusca de la sección en
un tubo trae consigo una pérdida de ener­
gía por efecto de la separación del líquido o bien
de las paredes y la formación de grandes (4.43)
turbulencias, que es de índole diferente
a la de fricción. Para calcular la pérdida = ( v 2- F J = Y l ( V 2- VJ
se usan las tres ecuaciones fundamentales ' Y g A 2< g
de la hidráulica.
Para la aplicación de las ecuaciones se Por otra parte, de la ecuación de ener­
considera el volumen de control lim itado: gía entre las secciones 1 y 2, se tiene
aguas árriba por la sección 1 dentro ya que':
de la zona de am pliación; aguas abajo por
la sección 2 suficientemente alejada de la
ampliación donde ya el líquido ha recupe­ + Ahr
rado una distribución uniforme de las ve­
locidades ; y lateralmente por la pared del
Podemos escribir que la pérdida de ener­
tubo (Fig. 4.18).
gía vale
En la sección 1 actúa la presión p1 y la
velocidad media del líquido es La pre­
sión total en esta sección está cómptiesta M ,r = J ± Z H . + Y t l I ¿ (4.44Í
por la suma de las presiones sobre la su­ Y 2g
perficie central de área A, más la corres­
pondiente a la zona de separación. En la Substituyendo la Ec. (4.43) en la (4.44)
sección 2 dominan la presión p2 y la velo­ se obtiene:
cidad V 2. 1
Considerando una distribución unifor­ ^ . h A v ,_ -v l) + v ' ^
me de velocidades y esfuerzos de fricción 2g
140 ecuaciones fundamentales de la Hidráulica

Al simplificar, la pérdida de energía resul­ b) Un amortiguador consiste de un ci­


ta finalm ente: lindro de 7 cm de diámetro, dentro del
cual se desliza un émbolo de 8 cm de lar­
( V 1 - V 2) 2 gó, con un espacio entre ambos de 1 mm.
A hr = (4.45a)
2g E l cilindro está lleno de aceite cuya vis­
cosidad es de 1 poise. Calcular la veloci­
Esta ecuación se Conoce como fórmula de dad del pistón y el gasto del aceite cuan­
Borda. Del principio de continuidad. do actúa sobre el pistón una fuerza de
18 kg.

Solución a ) Para el flujo permanente


d v /d t = 0. P or continuidad d v /d x = 0,
y la Ec. (4.45a) se transforma a
para cualquier valor de x, siendo v = / (z).
Si las placas son horizontales, dz/d x = 0.
Con estas consideraciones ja Ec. (4.9a),
aplicable en este caso, se simplifica en la
form a
En aquellos casos en que no existan datos
más ¡exactos para calcular una pérdida de
energía local, se puede u sar la ecuación
de B orda para obtener un resultado apro­ dx dz .
ximado. Esto puede hacerse extensivo a
los flujos a superficie libre. Por otra parte, de la Ec. (1 .1 ):

Problem a 4.5. Considere un flujo lami­ dv


nar bidimensional y permanente, entre
dos placas paralelas horizontales (Fig.
4.19), el cual se produce por el movimien­
to de la placa superior — de velocidad U por lo que
en da dirección x— con la placa inferior
fija y el eje z vertical. op , d2v
(a )
a) Determinar la distribución del es­ “ á V 3 zr =
fuerzo tangencial y de velocidades sobre
el eje vertical; las velocidades máxima y Además, puesto que las líneas de co­
m ed ia; el gasto por unidad de an cho;
rriente son rectas y, por lo mismo, su ra­
y los coeficientes a y |3, para el caso en que
dio de curvatura es infinito, ya que
V = 0.
d z / d z ^ 1, de la Ec. (4.9b) resulta que

dz y

cuya integración d a :
Figura 4.19. Flujo laminar entre placas
paralelas. P = — yz + f ( x )
pérdida debida a una ampliación brusca de. sección 141

Esto significa que la distribución de pre­ La velocidad máxima se presenta para


siones coincide con la presión hidrostática z — a/2 y vale
en la dirección normal al flujo. P or tanto,
dp/dx es independiente de z y puede escri­
v = . £ - ( - J e.)
birse como dp/dx. 8g \ dx /
De este modo, al integrar dós veces la
Ec. ( a ) resulta Por lo cual, la Ec. ( e ) también se puede
expresar a s í:
dp zr
■ h ~ ,
(f)

Con las condiciones de fro n tera: para


De las Ecs. ( c ) y ( d ) la velocidad media
z = 0, v ’= 0 y para z — a ,v = U, se obtiene
y el gasto por unidad de ancho son

_ Uz az dp / z\
(b ) v = . ? - (- d L ) = i
a 2\i dx \ a/ 12g V dx ) :

Por definición, la velocidad media es :


q 12|X \ dx )

v = i r [ £ i _ 4 £ : 4 L ( 1_ i . \ u = Para el segundo tipo de flujo, la ley de dis­


a Jo i a 2p dx \ a / J
tribución de velocidades se escribe tam­
' a* dp_ bién en la fo r m a :
(c )
i2 ¡r dx
— = ó ( — ------ — )
y el gasto por unidad de an ch o : V \a a2 )

Ua a3 dp De la Ec. (4.16) el coeficiente a es


q = Va = ( d)
~~2~ 12¡r dx

Si dp/dx = 0, el flujo se conoce como


flujo de Couette, donde, de acuerdo con
la Ec. ( b ), la ley de distribución de velo­
cidades es lin e al: v — V z/a, y la veloci­
dad media y el gasto unitario son V = U/2
y q = Ua /2, respectivamente.
Cuando dp/dx 0, pero U = 0, se tiene
un flujo laminar entre placas fijas cono­ Integrando y tomando límites resulta que
cido como flujo bidimensional de Poiseui-
lle, donde la distribución de velocidades
a = 1Í543
es parabólica de acuerdo con la Ec. ( b ) : 140

En la misma forma, de la Ec. (4.17) se


i ’ = <•> puede calcular P :
142 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

J0 \ a
3a 6 Í T a? /p
v l 5
= 3.1416 X 7 ( 3 7 L 1 3 1 ) =

Q = 3 cnr!/seg
Solución b ) Debido al movimiento, el acei­
te es forzado a fluir entre las paredes del y el gasto total de aceite:
cilindro y del pistón. E l espacio entre am­
bas paredes es muy pequeño si se compara Q = 105 + 3 = 108 cm3/seg
con el diámetro del pistón, razón por la
cual el flujo puede ser tratado como si Por último, el valor final de la velocidad
las superficies fueran paralelas. del pistón s e r á :
La presión sobre la superficie del pis-
1on \ a l2 108
vp = U = = 2.81 cm/seg
0.785 X 49
4P 4 X 18 000
P = = 468 g/cm2
n d2 3.1416 x 49 Problema 4.6. Determinar la velocidad
media y los coeficientes a y [i en un con­
y el gradiente de presiones sobre la longi­ ducto cilindrico donde se produce: a) un
tud del pistón de 8 cm es escurrimiento laminan cuya distribución
de velocidades sigue la ley
dp 468
— 58.2 g/cm3
dx I T
~(i)
Suponiendo — inicialmente— desprecia­ h ) Un escurrimiento turbulento cuya dis­
ble la velocidad t/xlel pistón, con g = 1 tribución de velocidades sigue la ley
poise — 0.00102 gseg/cm 2, de la Éc. ( d )
resulta/

En ambos casos vmi es la velocidad en


el eje d e l tubo; R el radio del m ism o; y
/ 0.001 X 58.5 \
= 3 .1 4 1 6 x 7 y = R — r la distancia a la pared de los
V 12 X 0.00102 / puntos de radio r y velocidad v (Fig. 4.20).
Q - 105cm3/seg
Solución a ) La velocidad media es
La velocidad aproximada del pistón es
entonces
nR2 Jo ““ L \jR / J 2
105
vP= U = - -=2.73 cm/seg
0.785 x 49 La ley de distribución de velocidades se

a)
escribe en la form a :
con este valor de U, de la Ec. ( d ) el incre­
mento de gasto e s :

El coeficiente a :
pérdida debida a uha ampliación brusca de sección 143

Turbulento

Laminar
-
conducto^
Eje del

V ///////7 7 7 ////7 7 7 7 7 ,' :


Figura 4.20. Esquema ilustrativo del problema 4.7.

La ecuación para la distribución de veloci­


dades puede expresarse como

L - 60 / y V /7
V ~ 49 V R /

De la Ec. (4.36) el valor aproximado de E l coeficiente de Coriolis a resulta de la


(5es Ec. (4 .1 6 ): ,

p - 1 + J _ J _ = 1.33

Solución b ) La velocidad media V , resul­


ta de su definición, a sab er:
a =1 .0 6

Jo
= 2 , r vrd r
Esto es, un valof próximo a l .
De la Ec. (4.36) el valor aproximado de
donde r = R — y, dr = — dy. Haciendo P es
caso omiso del signo menos, se tiene q u e :
P = i + 1-063~ 1 = 1.02

( i ? ^ y ) ( | - ) V7dy = ;
Problem a 4.7. En una sección de una tu­

Í
B / 6A 1 /7 v 8 /7 \ bería cilindrica (0.46 m de diám etro) se
midieron las velocidades que se anotan en
. V A - ) rfV la segunda columna de la tabla que se
muestra abajo — contra las relaciones r /R
esolviendo la integral resulta a s í: en la primera columna— donde r es el ra­
dio del punto en consideración y i? el
radio de la tubería. Determinar la veloci­
V = 49
60 Vmíx dad media y los coeficientes a y p.
144 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Vi Q = F A = 1.53 x 0.1662 = 0.254m 3/seg


m/seg ve Vi
Problem a 4.8. Una bomba se utiliza para
0.05 1.615 2.608 4.212
abastecer un chiflón que descarga directa­
0.15 1.610 2.592 4.173
mente a las condiciones atmosféricas el
0.25 1.605 2.576 4.134
agua tomada desde un depósito (com o se
0.35 1.590 2.528 4.020
muestra en la Fig. 4.21); la bomba tiene
0.45 1.585 2.512 3.982
una eficiencia t] — 85 % y una potencia
0,55 1.560 2.434 3.796
0.65 de 5 H P cuando descarga un gasto de
1.545 2.387 3.688
57 lt/seg. B ajo estas condiciones la pre­
0.75 1.505 2.265 3.409
0.85 1.420 2.016 2.863 sión manométrica leída en el punto 1 es
0.95 1.280 1.638 2.097 Pi — 0.05 kg/cm2. Determinar la línea de
energía y la línea de cargas piezométricas,
Total 15.315 23.556 36.374 así como también indicar los valores nu­
méricos de las elevaciones de las dos lí­
Solución. Observe en la tabla que iguales neas/en lugares apropiados/ tomando él
incrementos de la relación ( n / R ) 2, signi­ valor de a = 1 (R ef. 17).
fican iguales incrementos de áreas A4{ ;
así, es posible la aplicación de las Ecs. Solución. La velocidad media en la tu­
(4.40), (4.41) y (4.42). bería y en el chiflón ,- y las correspondien­
Con n = 10 la velocidad media es tes Cargas de velocidad son :

0.057
= 1'53m/seg = 1.814 m/seg;
A 0.785 x 0.04

Los coeficientes a y (3, como sig u e:


_V t2_ (1.814)
= 0.168 m
19.6
36.374
= 1.015 0.057
10 x 1.533 Ve = = 3.226 m/seg;
0.785 X 0.0225
23.556
= 1.006 Va2 (3.226 ) 2
10 x 1.532 = 0.531 m
~2g~ ~~ 19.6

De acuerdo con la Ec. (4.36), (3 sería:


Si la lectura de la presión manométrica
en el punto 1 es pt — 0.05 kg/cm2, la carga
1.015
= 1+ = 1.005 de presión en ese punto (inmediatamente
antes de la bom ba) e s :

que es prácticamente el mismo valor antes


Pí 0.05 x 104
obtenido. = 0.5 m
Si el área del tubo e s : y fóóo

... A = 0.7854 x 0.46a = 0.1662 m2 De acuerdo con la Ec. (4.26b) (1 H P = 76


kg m/seg), la bomba incrementa la ener­
El gasto en la tubería será: gía del líquido en la cantidad siguiente:
pérdida debida a una ampliación brusca de sección 145

Figura 4.21. Instalación del problem a 4.8.

rr T¡ P x 76 " 0 . 8 5 x 5 x 7 6
H* ■------ r— = = 5.667 m deO al = 1 0 -9 .1 6 8 = 0.832 m ;
yQ 1000 x 0.057 O s

La elevación de la línea de energía (E t ) de 2 a 3 ,1 hr = 14.835 - 13.891 = 0.944 m.


y de cargas piezométricas ( E v) en diferen­ 3
tes puntos del conducto e s :
Las líneas de energía y de cargas piezo-
métricas se indican en la Fig. 4.21.
Punto 0, E t = 10 m ;
E P = 1 0 -0 :1 6 8 = 9.832 m. Problem a 4.9. Dos tanques de agua (fi ­
gura 4.22) están conectados por una tu­
Punto 1, E t = 8.5+0.5 + 0.168=9.168m ; bería de 1 220 m de longitud y 0.25 m de
E v = 9.168 — 0.168 = 9 m. diámetro. E l nivel en el recipiente superior
está a 37 m por encima del nivel del tan­
Punto 2, E t = 9.168 + 5.667=14.835 m ; que inferior. E l gasto que transporta la
tubería es dé 0.128ni3/seg. Determinar:
Ep = 14.835 - 0.168 = 14.667 m
a ) la pérdida de carga total (energía dis­
ponible para ser d is ip a d a ); b ) la presión
Punto 3, Et = 13.36 + — - = 13.891 m ; que existe en lá sección, a la mitad de la
2g tubería, si dicha sección se encuentra a
E p = 13.891 - 0.168 = 13.723 m. la misma elevación que el nivel del tan­
que inferior, siendo que la mitad de la
Las pérdidas de energía en cada tra­ energía disponible se piérde desde el tan­
mo s o n : que superior hasta dicha sección.
146 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

p , = O i atmosférica)
V, = 0

= 37m jL -

¿z2= 0
— F, = 0
jb2 = : 0 (atmosférica)

Figura 4.22. Esquema de la instalación del problema 4.9.

Soluciona) Considerando que <xr = a2 = 1, Efectuando operaciones y despejando ps,


la Ec. (4.20) de la energía se puede apli­ resulta que
car entre los tanques 1 y 2, con el plano
de referericia coincidiendo con la super­ p3 = 18 153 kg/m2 - 1.815 kg/cm2
ficie libre del tanque 2:
Dicha presión, obviamente, cambia si Cam­
bia z3.
37 + 0 + 0 = 0 + 0 + 0 + |/zr
Problem a 4.10. a ) Un chorro de agua es
2 hr = 37 m descargado desde un chiflón con un diá­
i
metro efectivo d' — 0.075 m y una veloci­
Esto es, el desnivel total de 37 m se con­ dad V = 23 m/seg. Calcular la potencia
sume en pérdidas de energía. del chorro.
b) Si el chiflón es alimentado por una
Solución b ) Si el área del tubo e s : tubería desde un almacenamiento cuyo
nivel se encuentra 30 m arriba del chiflón,
A = -í- (0.25 )2 = 0.0491 m 2 calcular la pérdida de energía en la con­
ducción y la eficiencia de la misma (fi ­
gura 4.23).
la velocidad media en el mismo vale
Solución a ) E l gasto descargado por el
0.128
chiflón v a le :
F , = Ó l 4 9 l = 2-6° 7m /seS

En la misma forma, la Ec. (4.20) apli­ Q - — d2V = 0.785 (0.075 ) 2 x 23 =


cada ahora entre el tanque 1 y la sección 3 4
(con A hr = 18.50 m entre am bos), permite = 0.102 m3/seg
calcular la presión ps, como sig u e:
y la energía total en la base del chiflón es
(2.607 )2 igual a la carga de velocidad en la bo­
37 + 0 + 0 = 0 + ~ + ~ ~ ~ + 18.50
quilla:
pérdida debida a una ampliación brusca de sección 147

V2 (2 3 )2 y la eficiencia del sistema es entonces:


H = —— = — — = 27 m
2g 19.6
Pr 2 754
■n x 100 = ----------
La potencia del chorro en el chiflón, de 1 Pt 3 060
acuerdo con la Ec. (4.23), vale
t) = 90%
Pr = 1 000 X 0.102 x 27 = 2 754 kg m/seg
La pérdida de energía es Ah = 30 —
- 27 = 3m .
y su equivalente en caballos de vapor e s :

Problem a 4.11. E l ancho de un canal rec­


2 754 tangular abierto se reduce de 1.80 m a
Pr = ■ 75 = 36.72 C V
1.50 m y la plantilla se eleva a 0.30 m de
la primera a la segunda sección (Fig. 4.24).
E l tirante en la primera sección es de
Solución b ) La potencia teórica que debe
1.20 m y la caída en el nivel de la super­
proporcionar el sistema, para H = 30 m,
ficie libre hasta la segunda sección es de
y el mismo gasto, es
0.08 m. Determinar el gasto Q, de agua
en el canal, despreciando las pérdidas de
Pt = 1 000 x 0.102 x 30 = 3 060 kg m/seg energía.

Figura 4.24. Flujo en la contracción de un canal.


148 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Solución. E l área hidráulica en las sec­ ^ 19.6x1.513x 4.666


ciones 1 ¡y 2 e s : (1.20 -0 .3 0 -0 .8 2 )
4.666-1.513

A 1 — 1.20 X 1.8 - 2.16 m2;


Q = 1.874 m3/seg
A i2 = 4.666 m4 ¡
Problem a 4.12. E l agua fluye en un ca­
A2 = 1.50 x 0.82 = 1.23 m2; nal rectangular de 3 m de ancho como se
muestra en la Fig. 4.25. Sin considerar las
A22 = 1.513 ra4
pérdidas de energía, calcular el tirante en
la sección 2.
De la ecuación de Bernoulli resulta que
Solución. E l área hidráulica, la carga de
V i • V ./ velocidad y el gasto en la sección 1 son:
yi + — — = Az + y2 +
2g 2g
A x = 3 x 1.20 = 3.6 m2
pero
V? 4.9a
= —-—- =■ 1.23 m

Vi = ,
Q_ V, =
Q
(2g 19.6

Ai Q = 4.9 x 3.6 = 17.64 m3/seg

entonces De la ecuación de Bernoulli resulta que

Q2 Q2 V i Vi
y r+ = Az + y2 +
2g 4i 2g A ¿ * * * r + --¡r = * + -w
Vi
Despejando Q 2.4 + 1.20 + 1.23 = y2 +
2g

_ j 2 g A 22 A .2 o bien
( j i — Az — y 2)
* 4.a —
A\ — A_
Q2
De acuerdo con los datos
,y2 + 2g (3 ) 2 y22
= 4.83 m

Fj — 4.9m/ség

v__ ^

Figura 4.25. Flujo en la caída de un canaL.*'-'-


pérdida debida a una ampliación brusca de sección 149

Con los datos y, ordenados los términos, to 1 en la descarga del chiflón y otro
se obtiene la ecuación arbitrario 2, sobre la misma línea de
corriente, es
y23— 4.83 y£ 4- 1.764 = 0
y s V 2
la cual, por la regla de signos de Descar­ Z ‘ + ^ F = Z ! + - 2F ( a )
tes, posee dos raíces reales; es decir, son
los tirantes representados por: y de esta ecuación

y2 = 0.65 m V 2 = V x — 2g (z 2—Zi) = F12—2 g y (b )

y2 = 4.75 m Además, si x representa la distancia hori­


zontal entre 1 y ,2 ; y la distancia vertical
que satisfacen la ecuación. Sin embargo, con los subíndices x y y ; las componentes
el valor correcto debe ser y2 = 0.65 m, de la velocidad m edia; y 0 el ángulo de
pues éste es. menor que ylt lo cual ocurre
inclinación en la Salida del chorro respec­
al acelerarse el líquido cuando pasa de la to de la horizontal ; entonces para encon­
sección 1 a la 2. La explicación de la exis­ trar a y en términos de x y 0 se deben
tencia de dos tirantes se aclarará debida­ usar las leyes de la cinemática. Las rela­
mente en el capítulo 3 correspondiente a ciones entre las componentes de veloci­
la energía específica, en el Vol. 2. dad en los puntos 1 y 2 están dadas por

Problema 4.13. Para el chorro de líquido V 2a = V lm.


que se muestra en la Fig. 4.26 se desea
determinar la ecuación de su trayectoria V 2v = V h - g t
cayendo libremente. Si se desprecian los
Las coordenadas del punto 2 son
efectos viscosos con la atmósfera, el estu­
dio de la form a del chorro se puede hacer
con base a la form a de la línea de corrien­ ' /' ^ ;
te central. y = V Xyt - l g t *

Solución. Debido a que todo el chorro se Eliminando a t de las ecuaciones anterio­


encuentra en contacto con la atmósfera, res, se obtiene para y, la ecuación del
!se tiene que p1 = p2 y la ecuación de Ber- perfil del chorro que es de form a para­
noulji (con /zr = 0 ) aplicada entre el pun­ bólica, a saber:
150 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Vr„ X2 y,,con estos resultados, la ecuación del


y= (c )
perfil del chorro es

5.196 , 9.8 x2
Pero V ly/ V lx = tan 0; y V ¿ = V ,2 eos2 6.
De este modo, la substitución de la ecua­ y ~ 3 ~ X\ 2 ~9
ción anterior en la E c . ( b ) conduce a : y = 1.732 x — 0.544 x2

= V V>I - 2S ( * t a n 8 — 2y f
Para y = — 0.90 m resulta que
y, g)
(d) : -x2 - 3.184 x - 1.654 = 0

Cuando 0 = 0, las dos ecuaciones anterio­ La distancia x a la que el chorro toca el


res se simplifican a la form a siguiente: piso es

'r r r t ( e) \X = 1 . 5 9 + V ( L 5 9 ) 2 + 1.654 = 3.63 m


y = ~ 2 v;
La velocidad del chorro para x = 3.63 m ;
y = — 0.90 m se puede obtener de la
Ec. ( b ) o de la Ec. ( d ) (es más sencillo
utilizar la prim era).
En tales ecuaciones se puede substituir
V x por Q /A 1. Con ello, estos resultados
se utilizan para aforar el gasto descar­ V = V (6 > 2- 19.6 ( - 0.90) = 7.32 ih/seg
gado por un tubo o un orificio — si se
miden directamente las coordenadas del Problem a 4.14. La Fig. 4.27 muestra la
eje del chorro— con la aclaración de qüe descarga de un recipiente cuyo nivel per­
los gastos sólo son aproximados, pues en manece constante. E l tubo vertical con el
estos desarrollos no se considera la in­ cual se efectúa la descarga posee un es-
fluencia de la fricción con el aire que pue­ trangulamiento a la altura Ze. Determinar
de llegar a ser muy importante. las condiciones necesarias para que exis­
P or ejemplo, si el chorro de agua (fi ­ ta flujo del recipiente R a la tubería.
gura 4.26) es descargado por un chiflón
con un ángulo de inclinación 0 = 60°, a Solución. De acuerdo con la ecuación de
una velocidad V x = 6 m/seg, calcular la Bernóulli, para el tubo principal la ecua­
ecuación del chorro y la distancia hori­ ción siguiente v a le :
zontal requerida para que toque el piso
a 0.90 m abajo del chiflón, así como la . P a , V 02 Pe
velocidad del chorro en el punto mismo Zo H H —z— = ze H h
Y 2g y
en que alcanza el piso.
Las componentes vertical y horizontal V 2
(a)
de la velocidad del chorro, en la boquilla 2g Y 2g
del chiflón, son respectivamente:
donde pa representa la presión atmosférica
V lx = V 1eos 0 = 6 X 0.5 = 3 m/seg
del lugar. Esta ecuación se puede también
V ly = V 1 sen 0 = 6 x 0.866 = 5.196 m/seg escribir en la form a siguiente:
pérdida debida a una ampliación brusca de sección 151

Figura 4.27. Instalación del problema 4.14.

V a ~ Pe V e2 - V 02
y 2g:
(d )
Por otra parte, de la ecuación de coñti-

(------------ i H
nuidad resulta que A2 A? \

\>A VA Ai A i)
Ve= V0=
Ae /l„ Pa — Pe
> 0; por tanto, para que -------------- > 0,
es necesario que
con lo cual, la Ec. ( b ) se transforma a
/ A2 A2 \
Va — Pe V 2 / A2 A2 \ , . H > (Zo — Ze)
\A i ~ A i)
y 2g \ A e2 ¿o2 ) (Z° ^
(c)
E l hecho de que — — > 0 significa
Además, de la Ec. ( a ) se obtiene Y
Pe Pa , . ,
que -------< — —; es decir, que en el es-
, F 02 V2 Y Y
H = Z0 + — — = - r —
2g 2g trangulamiento se produce una presión
por debajo de la atmosférica. Si en esta
y, por tanto, en la Ec. ( c ) tenem os: sección se conecta un tubo que coínuni-
152 ecuaciones fundamentales d e la hidráulica

que a otro recipiente lleno de agua, hasta se produzca succión en el estrangulamien-


el nivel Zr, se form ará un gradiente por to. Además, la cafga de succión máxima
Az queda limitada por el hecho de que
efecto de la presión ——- < E l lí-
Y Y las presiones menores que la presión de
quido alcanzará la sección estrangulada si vaporización (sección 1.7) originan bur­
i Pa— Pe bujas de vapor de agua que pueden con­
la diferencia de cargas de presión ------
ducir a la separación de la vena líquida
es m ayor que Az = Z e- Z r, o sea se debe de las paredes del tubo. Se puede suponer
cuniplir: en la práctica que esto ocurre con valo­
res de cargas de succión entre 7 y 8 m.
Con base en este principio funcionan
Pa Pe
> Az „varios aparatos de uso común, como los
atomizadores de líquidos y, dentro del
campo de la ingeniería, la llamada bomba
Si se substituye esta condición en la ecua­
eyectora, cuya instalación se presenta en
ción ( d ) , despreciando As/ A 02, resulta
i a Fig. 4.28. La bomba se hace funcionar
antes de abrir la válvula de descarga y,
una vez que en el manómetro de vacío
se lee la presión negativa y se alcanza la
carga de succión necesaria, se procede a
o bien, debe cumplirse que efectuar dicha maniobra.

- — ■ > JA Z + (Z 0 - Z e) Problem a 4.15. Las pilas de un puente


(e ) están separadas una distancia, centro a
Ae * H
centro, de 6.10 m. Aguas arriba, cerca del
La ecuación anterior indica la relación puente, el tirante es de 3.05 m y la veloci­
que debe haber entre las áreas, para que dad media de 3.05 m /seg; y en una sec-

Antes de abrir'la válvula se arranca


la bomba y se lee en el manómetro
de vacio la presión negativa
necesaria,

Corte a través del


dispositivo eyector A

Figura 4.28. Instalación de una bomba eyectora en un pozo.


pérdida debida a una ampliación brusca de sección 153

Figura 4.29. Esquema aclaratorio del flujo


del problema 4.15.

ción de aguas abajp, el tirante medido es J.000 x 6.1


(3.052 — 2.902) — FP =
de 2.90 m, Despreciando la pendiente del
cauce del río y las pérdidas de fricción,
encontrar el empuje dinámico F P sobre 1000
■56.745 (3.208 — 3.05)
cada pila (Fig. 4.29). "978"

Solución. Se elige un volumen de con­ F P = I8 0 7 k g


trol — con ancho de 6.10 m normal a la
comente— y limitado por las secciones 1 En la ecuación anterior se ha consi­
y 2 de la Fig. 4.29. E l gasto que entra por derado la acción de la pila sobre el agua.
la sección 1 y sale por la 2 es : E l empuje del agua sobre la pila es de la
misma magnitud pero en la dirección in­
Q = 6.1 x 3.05 x 3.05 = 56.745 m 3/seg dicada en la Fig. 4.29.

por lo que la velocidad en 2 se rá : Problem a 4.16. Como se muestra en la


Fig. 4.30, los tirantes a una distancia pe­
queña, aguas arriba y aguas abajo, de una
F * = 6T f ? 9 = 3 2 0 8 m / S e B compuerta deslizante que descarga agua
a un canal horizontal, son y1 = 2.40 m y
Suponiendo que en las secciones 1 y 2
la distribución de presiones es hidrostá­
V2
tica, de la ecuación de la cantidad de mo­
vimiento (4.33) ( F t = 0 ) aplicada en la
dirección de la corriente resulta que

YByS
■~F, =

■ Q i V z -v ,)

Substituyendo datos y despejando F v, re­


sulta entonces:
154 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

y2 = 0.60 m. E l canal es de sección rectan­ Aplicando la ecuación de la cantidad de


gular de 3.00 m de ancho. movimiento pará el volumen de control
a ) Despreciando las pérdidas, calcular de ancho unitario limitado por la plantilla
el gasto que descarga la compuerta. del canal, la superficie y las secciones t
b ) Determinar el empuje total P c, sobre y 2, además con Pi — p2 = 1, se obtiene:
la compuerta. í
ye- yi Yq
-P e = (V z -V , )
Solución a ) De la ecuación de Bem pulli Y— “ Y- T
se tiene que :
donde q es el gasto por unidad de ancho ;
y ,2 vi -
2.40 + — V = 0.60 + — — esto es, V = — y, por tanto, da
2g 2g

JZ = 1.80
2g 2g

De la ecuación de continuidad, por otra 11.04


pa rte: Substituyendo los', datos, con q =

3 X 2.4 V x = 3 X 0.6 V 2 = 3.68 m 3/seg/m entonces:

'5 .7 6 -0 .3 6
y entonces Po = 1 0 0 o (
) -
V i __ 1A V i X 1000 X (3.68)2
2g 2g ( — ------ — ) = 973 kg
9.8 VO.60 2.40/ 6

Por tanto, con los resultados de ambas y el empuje total es


ecuaciones, resulta que
973 x 3 = 2919kg
V i V i V i
—2 - — = 15 —2 _ = 1.80
2g 2g 2g En el capítulo correspondiente a orificios
y compuertas (capítulo 6 ) se comprueba
luego entonces que para una compuerta deslizante, en
función de la abertura el tirante es

yi - V 2g ( ^ ) = 1.534 m/seg y2 = C0a

Q = A 1V 1 = 3x2.4x1.534 = 11.04 m3/seg . ?2 0.60


= 0.98 m
Ce 0.611
Solución b ) De la Ec. (2.15) las fuerzas
totales por unidad de ancho sobre las sec­ Suponiendo que la distribución de pre­
ciones 1 y 2, debidas a la presión (supues­ siones sobre la compuerta es hidrostática,
ta hidrostática) s o n : el empuje total vale ;
pérdida debida a una ampliación brusca de sección 155

es decir, m ayor que el calculado como es igual y de sentido contrario. La fuerza


fuerza hidrodinámica. dinámica en la dirección del chorro con
Q 0 = A 0 V 0, será a s í :
Problema 4.17. Para un chorro de agua
incidiendo sobre una placa inclinada un
F* = F sen 0 -= ~ Q0V 0 sen2 0 =
ángulo 0 respecto de la dirección del
chorro (F ig. 4.31a), se desea conocer la
fuerza dinámica ejercida por el chorro = 2 Y ¿o sen2 0 (c )
contra la placa. 2g.

Solución. Pára un chorro libre, la presión Se puede calcular la repartición de los


estática es la misma en todos los puntos gastos ^ ! y Q 2 por la aplicación de la ecua­
de contacto con la pla ca; de este modo, ción de la cantidad de movimiento en
las velocidades s o n : la dirección tangencial a la placa sobre la
cuaf no existe fuerza de fricción. Esto e s :
y 0 = V 1 = V2 (a )
('p O iV 1 - P Q a V a) -
Por otra parte, se desprecia la fricción — p V 0 Q 0 eos 0 = 0 (d )
entre el líquido y la placa, ya que no exis­
ten fuerzas paralelas a la misma. Con un La ecuación de continuidad indica que
volumen de control como el mostrado en
la Fig. 4.31a, la fuerza que la placa impo­ Oí, = Q í + Q ‘i (e )
ne al flujo, en la dirección normal a la
misma, se puede determinar de la ecua­ Tomando en consideración las Ecs. ( a ) y
ción de la cantidad de movimiento (4.33), ( e ) en la ( d ) , resulta que:
para |3 = 1, que es :

Qi = +cos0) (f)
, F =' p Q 0 V 0 sen 0 = — QoF osen0 (b )
g '
Q ^ - y - d - c o s O ) (g)
Luego,.la fuerza del chorro sobre la placa

a) Incidencia de un chorro contra úna placa. b ) incidencia de un chorro normal a la placa.


Figura 4.31.
156 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Figura 4.32a. Incidencia de un chorro contra Figura 4.32b. Incidencia de un chorro contra
una placa Circular. un cangilón.

Si el chorro incide en dirección normal a


= 2 2g (1 — eos 0) (j)
la placa, 0 = 90° (Fig. 4.31b); de las ecua­
ciones anteriores se obtiene:
El valor máximo de F se obtiene para
F = F X =~— Q 0V 0 = 2 y A 0- ^ ' ( h ) 0 = 180°, de lo que resulta:
g 2g

" F '= 2 — Q q V q = A y (k )
g : 2g

Esto es, lo doble de la fuerza para el


Si la placa es redonda y pequeña, y el chorro normal a la placa ( Ec. h ).
chorro incide normalmente sobre su cen­ Los valores de F, obtenidos con estas
tro de gravedad, todas las partículas de ecuaciones, apenas difieren de los medi­
agua saldrán con el mismo ángulo (fi ­ dos experimentalmente. Las diferencias,
gura 4.32a). La fuerza total que la placa según Reich, son del orden de 4 a 6 %
le impone al chorro vale (R ef. 9)í
Por ejemplo, se desea calcular la fuerza
F = -Q 0( Y o ~ V 0c o sO ) = ejercida por un chorro de agua con velo­
g cidad de 30 m/seg y un gasto de 1.3 m8/
Lo2 seg, sobre una placa, con un ángulo de in­
= 2 y A 0— — (1 — eos 6) (i) cidencia 0 = 60°. Determine la fuerza:
2g
a) cuando la placa no se m ueve;
Cuando la desviación se haga a un ángu­ h ) cuando la placa se mueve en la direc­
lo 0 > 90°, la fuerza dinámica aumenta ; ción del chorro con una velocidad de
es él caso del cangilón de una rueda Pelton 15 m/seg. :
(Fig. 4.32b) donde la fuerza F, de la ecua­
ción ( i ) vale: a) De la Ec. ( b )

1 000
F =f — Q 0V 0 ( l — eos 0) = F = - t -— X 1.3 x 30 X sen 60° = 3 446kg j
g 9.8 i
pérdida debida a una ampliación brusca de sección 157

De las Ecs. ( f ) y ( g ) el gasto se reparte en Solución. Se pueden aplicar las ecuacio­


la forma siguiénte: nes (4.33á y b ) para determinar la magni­
tud de la fuerza F. Considerando despre­
ciable el peso propio del volumen de
Qx = (1 + eos 60°) = 0.975 m3/seg control, las fuerzas de superficie que obran
sobre él son los empujes totales en las
secciones (1 ) y (2 ), además de la fuerza F
Q2 = (1 — eos 60°) = 0.325 m3/seg
repartida sobre la superficie lateral. Así,
para la dirección x, se tiene q u e : ,
b) Al desplazarse la placa con velocidad
de 15 m/seg, la velocidad efectiva de im­ — Fa, + Pi Ax — p2A 2eos 6 =
pacto es = p Q ( V 2CO S 0- FJ (a)

V = 30 - 15 = 15 m/seg y para la dirección y, será:

La fuerza normal es entonces: — F y + p, A 2sen 0 = pQ ( — V 2sen 0 + 0)


(b )
Entonces, la resultante F e s :
i ' = ^ X 3 446 = 1 723 kg '
F = V f F T T ? = ¡ P2 Q2 (TV +
Problema 4.18. E l cambio en la, cantidad -1- V 2 — 2 V x V 2 eos 0 ) +
de movimiento, de un líquido que se mue­
ve dentro de un tubo, induce fuerzas sobre + Pi A x2 + p22 A i -
el mismo. En el caso del tramo de tubería
mostrado en la Fig. 4.33, el líquido llega — 2 p x p2 A x A2 eos 0 +
con velocidad V 1 a través del área A x y + 2 p Q ^p1V 1A 1 +
sale con velocidad V 2 a través del área A %,
después de cambiar de dirección según el + P2 V 2 A 2 - (p 2 A2 +
ángulo 0. Se desea determinar la fuerza F
impuesta por el tubo al líquido, para mo­ + Pi V 2 A i ) eos 0 ]| 1/2 (c )
dificar las características del m ovim iento;
así como F» y F v, sus componentes en las Pero, de la ecuación de continuidad, re­
direcciones x y y indicadas; sulta ;
158 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

y “ = ' Z “ Fl '■ •‘ • ( ‘ - m í (g )

que al substituirla en la Ec. ( c ) se obtiene La fuerza que el líquido impone al tubo


es igual y de sentido contrario a F, por lo
cual es de mucha importancia en el aná­
F = | p2 Q 2 F x2 ( l - 2 - j -e o s 0 + lisis estructural de los apoyos de un con­
ducto a presión.
P or ejemplo, el tramo de tubería de la
„+ ^ "b ^ "b P2 —
Fig. 4.33 está contenida en un plano verti­
cal, de diámetros D1= 1.83 m, D 2= 1.22m;
,el gasto Q =8 .5 m3/seg ; el ángulo 0 = 120°;
- ( p‘ ^ + Pi^ r ) cose] + y la presión p1= 2.72kg/cm2. La pérdida
de carga en el codo es 0.5 V 2 / l g y el des­
■ ^ ■ 4 + ( - r ) ’ ( ^ ) ’- ■ nivel entre las secciones 1 y 2 es de 3 m.
Determinar la fuerza total impuesta por
el líquido a la tubería, considerando des­
preciable el peso.

Asimismo, se puede determinar la direc­


Las velocidades en las secciones 1 y 2
ción de F en términos de F x y F y.
son:
Si el tubo es de sección constante, en­
tonces A 1 = A2 y la Ec. ( d ) se reduce a :
8.5 8.5
— 3.232 m/seg
2.63
— ( 1 .8 3 ) 2
'F = { 2 p Q 2 ( l - c o s 0 ) ( PÉ 12+ p 1+ p 2) +

+ ^ ^ [ l + ( í i ) 2- 2 Í i c „ s 0 ] } ' ' ( e ) 8.5 8.5


V, _ £ = = 7.272 m/seg
' A, LT7
| ( 1.22)2
y si, además, 0 = 90°, la fuerza para un
tubo de área constante es
Aplicando la ecuación de Bernoulli, entre
las secciones 1 y 2, resulta que
F = | 2 p Q 2 ( P y 12 + p1 + p 2) +
3 | 2.72 x 104 [ (3.23) Pz
+
(f) 1 000 19.6
+ ^ [ . + ( g ) - i r
(7.27 )2 (7.27)2
Cuando existe contracción en el tubo + 0.5.
19.6 19.6
( A 1^ A 2) pero éste es de eje recto (0 = 0),
la Ec. ( d ) se reduce a la form a: Pz
3 + 27.2 + 0.533 = + 2.702 + 1.356

F = < P2Q 2V : + 2 p Q 2 P1+ P 2 “


H ' - Z Y Pz
= 26.68 m
/ A, A2
Pí t 2 + p^ p2 = 2.668 X 104 kg/m2 = 2.668 kg/cm2
pérdida debida a una ampliación brusca d e sección 159

De las Ecs. ( a ) y ( b ), para eos 120° = — ri


= — Ó.5 y sen 120° = 0.867, se tiene:

Fx = p1A 1— p2A 2 eos 0— p Q ( V 2 eos .0— V i)

F* = 2.72 X 104 X 2.63 + 2.668' X 104 x


Figura 4.S4. Empuje dinámico sobre el chiflón
1000
X 1.17 x 0.5 + x 8.5 x del problema 4.19.
y.o

X (7.277 X 0.5 + 3.23) Solución. De la ecuación de Bernoulli, en­


tre las secciones 1 y 2 colocadas al mismo
E* = 93 101 kg nivel y con descarga a las condiciones at­
mosféricas, resulta:
Fv = p2A 2 sen 0 + p Q V 2 sen 0 =
Pi V i* vy
= 2.668 (1Q4) (1.1/) (0.867) +
7 2g 2g
1 000
+ (8.5) (7.27) (0.867) Por otra parte, de la ecuación de conti­
9.8
nuidad se tiene:

Fy = 32 531 kg
— (0.30)2
La fuerza total, que también puede ser r , - V - 4 v - 0 J m ) .v
calculada directamente de la Ec. ( d ) , vale
‘ * ¿ ( o V
4
F = V E / + F y2 = V2= 9Vi

= V (9 3 101Y + (32 531 ) 2 = 98 621 kg Substituyendo, en la ecuación de Ber­


noulli, nos d a :
El ángulo de inclinación de F, respecto
de la fuerza Fv, es :

a-= ang
o ' : tan
+ Fv > *tan
— = ang 325^31 = 19 16
2 X 9.8 X 20.7
= 2.25 m/seg
Su punto de aplicación se encuentra en
el cruce de las líneas que representan el V 2 = 9 x 2.25 = 20.25 m/seg
eje de la tubería, antes y después de las
secciones 1 y 2. y el gasto será
Problema 4.19. Calcular la fuerza diná­
mica del agua sobre el chiflón mostrado Q = 0.0708 x 2.25 = 0.159 m 3/seg
en la Fig. 4.34, cuando la presión mano-
métrica, en la sección 1, es 2.07 kg/cm2. Para calcular F se puede aplicar la Ec. ( a )
Se desprecian las pérdidas de carga en el del problema 4.18, haciendo ps = 0 (por
chiflón. ser la descarga a la atm ósfera) y 0 = 0.
160 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

0.226
-F = p Q ( V 2~ V 1) - P lA, = X V2= = 12.79 m/seg
0.01767

X 0.159 (20.25 - 2 . 2 5 ) - 2.07 X 104 X 0.341


v . = = 4.82 m/seg
0.0707
X 0.0708 ,

Aplicando la ecuación de Bernoulli, en­


F = 1 1 7 3 .5 kg tre las secciones Jf y 2, resulta que

Problem a 4.20. Calcular la fuerza diná­ Pi Vi* J2 _ J l


m ica'del agua ál fluir en la bifurcación y 2g y 2g
(Fig. 4.35), la cual está contenida en un
plano horizontal. Despreciar las pérdidas
de carga. Pa = Pi + y = 1.7 X 104 +
2g
(3.41 ) 2 — (12.79 ) 2
Solución. Las áreas en las tres seccio­ + 103'
nes s o n : 19.6
p2 = 0.925 X 104kg/m2

A x = — (0.46)2 = 0.1662 m2
Con la ecuación de Bernoulli, entre las
secciones 1 y 3, se obtiene p3

A 2 = — (0.15)2 = 0.01767 m2
Pr , TV _ Ps Vs
y '2g Y 2g
A 3 = — (0.30 ) 2 = 0.0707 m 2
= 1.7 X 104 +
Ps = Pl + v ( i ^ ) - - 7
las velocidades respectivas, las siguientes:
r (3.41 ) 2- (4.82) 2
0.567 [ 19.6
y ‘ = “ M 662“ = 3-41m/Seg p3 = 1.641 x 104kg/m2

O:, = 0.226 mV^S


O. 0.341 m3/seg

= 1.7 kg/cm2 (7 > -

| Q¡ = 0.567 ms/seg

Figura 4.35. Bifurcación referente al problema 4.20.


pérdida debida a una ampliación brusca de sección 161

Proyectando las fuerzas según el eje x + 1.641 X 104 (0.0707) 0.707]


y considerando el cambio de cantidad de
movimiento, sé obtiene: De donde

Fv = 1687 kg
F* = — ( — Q2V 2 eos 60° + Q3V 3eos 45°) —
g :
La fuerza dinámica total es:
— (p 2Ao eos 60° — p3A s eos 45°)

Substituyendo valores, resulta: F = y íF i + F i

F = 1830 kg
103
F x = - Z _ [ - 0.226 X 12.79 (0.5) +
9.8 ■
Problem a 4.21. En la instalación de gran
+ 0.341 X 4.82 (0.707)] - velócidad, m ostrada en la Fig. 4.36, calcu­
lar el momento flexionante en los puntos
— [0.925 X 104 ( 0.01767 ) 0 . 5 - A y B, así como la presión que debe existir
— 1.641 x 104 (0.0707) 0.707] en B si se desprecian las pérdidas de car­
ga. Determinar, también, la potencia de la
Por tan to: bomba si su eficiencia es del 80 % .

F . = 708.6 kg Solución. E l área de la boquilla del chi­


flón y dé la tubería son, respectivamente:
Análogamente, proyectando las fuerzas
según el eje y, además de considerar el Ao = 0.25 X 0.07 = 0.0175 m2
cambio en cantidad de movimiento, se
tiene: At = Z (0.30)2 = 0.0^7068 m2

F y = — [ — (?2 V 2 sen 60° — El gasto es


g
- Qs V 3 sen 45° - ( - Q, V , )] - Q = 40 X 0.0175 = 0.700 m8/seg
— ( — Pi Ai + p 2 A 2sen 60° +
y la velocidad media en la tu bería:
+ p3A 3sen 45°)
0.700
Substituyendo valores, se obtiene lo si­
guiente: V * = {C07Ó68' = 9-9Om/seg

103 También, las cargas de velocidad son


Fy = [-0 .2 2 6 X 12.79(0.866)-
Vi (4 0 )2
- 0.341 x 4.82 (0.707) + 0.567 x = 81.63 m
2g 19.6
X 3.41] - [ - 1.7 X 104 (0.1662) + Vi (9.90)2
= 5m
+ 0.925 X 104 (0.01767) 0.866 + ~2g~ 19.6
162 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

transición
V„ z= ,40 m /seg

Figura 4.36. Instalación del problema 4.21.

La presión en la sección, antes del chiflón, Pb


— 76.63 + 6 = 82.63 m
se calcula cómo sigue:

Po Vt2_ .
1 ____ V? pB = 82630 kg/m2 = 8.26 kg/cm2
Y + 2g 2g
pe Ve2 Vt2 que es la misma en todo el tramo horizon­
tal de la tubería, que coincide con B.
Y 2g 2g
La carga que debe vencer la bomba e s :
pe = 76630 kg/m2

que es la misma en el punto A, ya que se


Hb = — + + 1 = 82.63 +
han despreciado las pérdidas. En la mis­ Y 2g
ma forma, la carga de presión en B e s :
+ 5 -f- 1 — 88.63 m
pB V t2
= 6 +
y + 2g así, la potencia de la bomba será entonces:
pérdida debida a una ampliación brusca de sección 163

YQ H b 1 000 X 0.700 X 88.63 Las constantes y Q /g y pAt valen :


P =
75 ti 75 x 0.8
VQ 1000 x 0.700
= 1034 CV = 71.43
9.8

La fuerza que el agua impone a la tubería pAt = 76 630 x 0.07068 = 5 414 kg


en el chiflón se calcula de la ecuación de
la cantidad de movimiento, como sigu e: Así, de la ecuación de la cantidad de mo­
vimiento
YQ
pcAt — F >= { v . - V t Y
5 414 — F v = - 71.43 x 9.91

YQ F x = 6 121.9 kg
—F = ( V c- V t ) - p o A t
v F2 — 5 414 = 71.43 x 9.91

1 000 x 0.700 F 2 = 6 121.9 kg


-F = (4 0 -9 .9 0 )-
~9v8
Para el otro cámbio de dirección, en forma
-76630 x 0.07065 análoga se tiene que „
F =■ 3264 kg
pAi = 82 630 X 0.07068 = 5 840.3 kg
Debido a que la dirección de esta fuerza F x = F2 = 5 840.3 kg
coincide con la del tubo, además de que
la fuerza debida al cambio de dirección Puesto que las acciones del agua sobre la
pasa por el punto A, el momento flexio-
tubería son de sentido contrario, el mo­
nante en A vale cero. mento flexionante en B e s :
E l cálculo de las fuerzas en los cambios
de dirección conviene hacerlo, en térmi­
Mb = - 3 264 x 6.33 + 6122 X 6.33 +
nos de sus componentes, en las direccio­
nes de las ramas" de la tubería y de acuer­ + 5840 x 2 — 6122 x 2
do con la nomenclatura indicada en la
Fig. 4.37 para el punto A. M b — 17 327 kg m

Problem a 4.22. E l empuje D en la direc­


ción del flujo sobre una pila cilindrica de
diámetro d, construida en un canal de an­
cho a donde el flujo tiene una velocidad
uniforme v0 en la sección 1-2, se puede
determinar indirectamente midiendo la
distribución de velocidades e n : una sec­
ción 2-4, aguas abajo y próxima a la pila,
tal como se muestra en la Fig. 4.38. La
energía (sin considerar pérdidas) se supo­
ne constante al pasar de la sección 1-3 a
la 2-4+ .. '
Figura 4.37. a ) Determinar la magnitud de ese empu­
164 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

' y A / / A í y / / / / / / / / / / A / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / A :y / / / / /

Figura 4.38. Flujo del problema 4.22.

je D sobre la pila por unidad de longitud Para la sección 1-3 la presión media
de la misma, atendiendo a las modifica­ es p0 y los coeficientes a = (3 = 1, por te­
ciones que sufre la distribución de velo­ ner una distribución unifórme de veloci­
cidades. dades. Para la sección 2-4 la presión media
b) Defiñidq el coeficiente de arrastre es p y los coéficientes a y P, distintos de
por la ecuación: uno, por lo cual es necesario calcular su
valor. Para la zona central la velocidad
D se distribuye según la ley lineal siguiente:
CD =
i p v 02d vnx

calcular su magnitud en términos de d/a 2d


y el valor que tendría si d /a -* Q . 0 - 4 )
y para las zonas laterales es constante, es
Solución a ) De acuerdo con la ecuación
de continuidad se debe satisfacer que decir, de v a lo r: v =
2d
1 --
v 0a = v1 (a — 4d ) + 2 vx d
Resulta más sencillo calcular primero P,
v„ a partir de la Ec. (4.17), como verem os:
2d
1 - dx +
a

Obviamente, la velocidad media en las sec­


ciones 1-3 y 2-4 debe ser la misma, es V0
dx
decir:
A 1- 2
a
1 )
/ J

04
V = i’„
P =
y el gasto por unidad de profundidad:
v0a. ■ . ..'.í * - )!
pérdida debida a una ampliación brtísca de sección 165

Efectuada la integración con los límites


señalados, insulta entonces que -D = P vo2 a ( y ~ y ? )

Substituyendo ahora P, calculado anterior­


3 — 8—
mente, y haciendo las simplificaciones ne­
cesarias, se tiene finalmente el em puje:

i - 3 ±a

04
L ■ ■■■" ' "
y de la Ec. (4.36), un valor aproximado
para a es ; D ~ ~3 p V °3 d

. - )’
a = 3p- 2
Solución b ) De acuerdo con la definición
Usando la ecuación de la energía (con indicada para el coeficiente de arrastre,
hhr = 0 ), aplicada entre las dos ecuacio­ éste vale
nes, se tiene a
d
1- 3
Po ,v < / p v02
-4- ----------- = -4- C t ------- CD = ±
Y 2g y 2g

y de a q u í:
Si d/a 0, esto es, si el ancho a es muy
P = Po + P - j - ( l - a ) grande, entonces

Finalmente, de la ecuación de la cantidad Cd - + y


de movimiento, aplicada en la dirección
del flujo y al mismo VC, se tiene lo si­
guiente : D - > — p v02d

po a — p a — D = P v 0a ( $ v 0 — v0) Conviene comparar estos valores con los


obtenidos experimentalmente, para un nú­
substituyendo el valor de p, calculado an­ mero de Reynolds comprendido entre 104
teriormente, resulta y 105 en el subcapítulo 11.4. Observe que
en este problema ha sido necesario utili­
y
zar las tres ecuaciones fundamentales
p0a — p0a — p — —- a ( 1 — a ) — D =
para un volumen finito de control.
= Pv02a ( P — 1)
Problem a 4.23. E l rociador mostrado en
o bien la Fig. 4.39 suministra agua que es descar­
gada tangencialmente desde los chiflones,
en los extremos opuestos de un brazo cuya
-D = pv02a ( p - y - i - ^
longitud es de 2R = 0.60 m y gira alrede­
dor de su centro. La velocidad relativa
y con a = 3 (3 — 2, se obtiene de descarga V en el chiflón es de 6 m/seg
166 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

y el diámetro de cada chiflón es de 13 mm. T = 2 fR = 0.488 x 0.6 = 0.292k g m


a ) Calcular el par m otor producido cuan­
do el brazo es estacionario y la magnitud La fuerza F es entonces
de la fuerza F, necesaria para mantener
esta condición, b ) Encontrar una expre­
sión para el trabajo realizado por segundo
y la eficiencia del dispositivo cuando se
permite que el brazo gire con velocidad
periférica u. c ) Si la velocidad relativa de Solución b j Cuando el brazo tiene una
descarga del chiflón se mantiene en 6 m/ velocidad periférica ti, la velocidad abso­
seg, calcular el valor de u para desarro­ luta del chorro es v -u ; la fuerza debida a
llar la potencia m áxim a; así como deter­ la reacción del chorro vale entonces:
minar el trabajo realizado por segundo
y, además, la eficiencia bajo estas condi­ , Yav
i = — — - O - - u)
ciones. V

E l trabajo — por segundo— de un chi­


flón es

W. y av
( v — u )u

y dos veces para los dos chiflones.


Siendo ( v — u ) la velocidad absoluta de
los chorros, existe una energía cinética
Figura 4.39. Rociador que ilustra el problema
4.23. ) —-p o f segundo— que se pierde por la ve­
locidad con que descargan los chorros.
Dicha energía v a le :
Solución a ) De la ecuación de la canti­
dad de movimiento, la fuerza dinámica
que impulsa a cada chiflón es Yav ( v — t í)2
E 0= 2 —

YO
/= — (v -0 )
La energía total abastecida en cada segun­
do al rociador es entonces:
Siendo a el área de cada chiflón y
Q --- va el gasto descargado por el mismo, 2 y av
lá fuerza será: E t = W + Ea = — [(v - u )u +

Y flV 2 1000 X ti (0.013) 2 X ( 6 ) 2 + i ( v - t t ) 2]


/=
g ' 9 .8 X 4

/ = 0.488 kg

Por lo cual, el par m otor es Luego, la eficiencia vale


pérdida debida a una ampliación brusca de sección 167

2 y av
(v — u )u
2u
T) =
l y a v ^ v 2— v + u
g

Solución c ) Asimismo, la poténcia es :

2yav
V P = •(v — u )u

Para un valor dado de v, la potencia será


un máximo para aquel valor de u que haga
máximo a ( v — u )u . Derivando e igualan­
do a cero, tenemos que Sojución. E l problema corresponde a un
flujo no permanente. De la Fig. 4.40 se
deduce que
[ ( v — u)u \ = v — 2 ti = 0
du
— dz = 2 ds
y para la potencia m áxim a: u = v/2 =
= 3 m/seg, que v a le : Entonces, con a = p = l , A/*r= 0 , V-¡=V<z y
Pi = Pz> de la Ec. de la energía (4.19), para
2y a v flujo no permanente, resu lta:
P = — —— (v — u )u =

dV
2 x 1000 x x (0.013) 2 x 6 Zx = Z2 + - i f ds
(6 -3 )3 g Ji dt
9.8 x 4
Puesto que V es constante en cualquier
W = 1.463 kg m/seg
sección del tubo, se tiene a Z V /'d t inde­
pendiente de s, lu eg o :
Asimismo, la eficiencia máxima es

1 dV ' \ l dV
2u 2u
Y] = = 0.667 g dt g dt
v + u 3u

esto es; aproximadamente, el 66.7%. P or otra parte, por definición, se tiene que

Problem a 4.24. Determinar la ley que ds 1 dz


V =
relaciona la oscilación z con el tiempo, en dt 2 dt
el tubo en form a de U — mostrado en la
Fig. 4.40— cuya sección transversal es dV 1 (Pz
constante, si el movimiento se inicia cuan- dt Y ~1F
do z = z^íx y se desprecia la fricción del
líquido. y resulta asimismo, que
168 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Para t = 0, z = z . ; entonces, en la solu-


£ * 4 - " cion,

z . =
es decir, la ecuación diferencial que rige
el fenómeno.
Si el periodo de una oscilación es T =
La solución general es del tip o :
T
, para í = — , entonces
z = A sen (coi) + B eos (roí) ro
2” 2s 4
z = 0 y, en la solución,
donde A y B son dos constantes y ro =
^ rol i
es la frecuencia de la oscilación.

En efecto, la ecuación diferencial se satis­


sen — := 1 y eos — = 0, entonces A — 0
face con esta solución, a sab er:

dz y la solución se reduce a
= A coeos (coi) B co sen (coi)
dt
z = B eos (ro í)
<Pz
— — A ro2 sen (roí) — B ro2 eos (cot )
d t2 Para í = 0, z = zm&K y , de la ecuación an­
terior, B = zmix; la solución final e s :
Por tan to:
Z = ZmáxCOS ( ® 0
— A co2sen (r o í) — Boy2 eo s roí +
Siendo la gráfica de oscilaciones una cose-
+ A ro2 sen roí + B ro2 e o s roí = 0 noide (F ig. 4.41).

Figura 4.41. Gráfica de oscilaciones del agua en un tubo U.


problem as *69

PROBLEMAS -y
b ) vx = 6 x + x y e) v_ =
x2 + y2
1. Resuelva los siguientes incisos:
c ) vx — x2 + x f ) vx = 2x y2
a ) Explique los principios básicos en el aná­
lisis del flujo de líquidos. 4. Considerándo la definición de las componen­
b ) ¿En qué consisten los métodos experi­ tes de velocidad, y haciendo el desarrollo de
mentales? ' las derivadas, demostrar que la Ec. (4.1a)
se puede escribir en la form a:
c ) Explique el concepto y utilización de vo­
lumen de control. aP
d ) ¿Cómo, se relaciona el volumen de con­ + o div v = 0
dt
trol con el flujo unidimensional?
5. Un fluido compresible fluye de tal manera
2. En un flujo bidimensional incompresible la que el vector velocidad, en cada punto, es
componente vx de la velocidad está dada proporcional a su vector de posición r res­
por vx - A xa + B y2, a) Encontrar la ecua­ pecto del origen del sistema coordenado
ción para la componente vr suponiendo que (v = k r). De la ecuación de continuidad del
en y = 0; v = 0 para todo valor de x. b ) ¿Es problema 4, determinar la ley de variación
el flujo irrotacional? de la densidad con el tiempo. Calcule la
consjtante de integración, considerando que
3. Determinar la componente vv de la veloci­ Para f = 0, p = po.
dad (con la diferencia de una constante adi­
6. En el difusor circular —mostrado en la fi­
tiva) para los siguientes flujos bidimensio-
gura— el flujo de la sección 1 a la 2 es per­
nales e incompresibles; indicar cuáles son
manente e incompresible y se puede suponer
irrotacionales.
unidimensional. Calcular dV/ds y la acelera­
ción V(dV/ds) en función de s, V v d-¡ y 6; y
a ) vx = *2 d) v* = hacer una representación gráfica de V /V 1
x2 + y2 y de (V d V ¡d s) / ( V f / d J , contra s/L.

7. Por el interior de un gran conducto circular seg). Determinar la velocidad medía con que
de 0.3 m de diámetro fluye agua con veloci­ el agua sale por las tuberías de 0.05 m de
dades que siguen la distribución señalada en diámetro.
la figura, según la ley v = 0.0225 — f2 (en m/

0.05 m B- V

Figura del problema 7.


170 ecuaciones fundamentales de la Hidráulica

8. Como se muestra en la figura, por un con­ máximos del gasto por unidad de longitud
ducto de sección rectangular entran 0.5 m3/ del conducto.
ség de agua. Dos caras del conducto son
a) ¿Cuál es el valor de la velocidad media
porosas: por la cara superior se añade agua en la sección de salida del conducto, si
a mi gasto, por unidad de longitud, de dis­ ' tiene 1 m de longitud y el área de la sec­
tribución parabólica; mientras que por, la ción transversal igual a 0.1 m2?
cara frontal se pierde agua con una distri­ b ) Determinar en el caso anterior la posi­
bución lineal del gasto por unidad de lon­ ción a lo largo del conducto donde la
gitud. En la figura se dan los dos valores velocidad media sea la máxima.

0.03 m 3/,seg/m

9. Calcular, de manera exacta, los valores de 0 ciones de velocidad verificadas con moline­
para los dos casos presentados en el pro­ te, en los diferentes puntos del canal (mos­
blema 4.6. trado en la figura) el cual alimenta una
planta hidroeléctrica. Determinar el gasto,
10. En la tabla de abajo se muestran las medi­ la velocidad media y los coeficientes a y 0.

Velocidades en m/seg

\ Veri.
\ 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9
Horiz.

A 0.29 0.50 0.80 1.00 0.95 0.82 0.99 0.84 0.52 0.30
B 0.14 0.50 0.85 1.00 0.99 0.90 0.98 0.89 0.52 0.15
C — - 0.40 0.85 0.98 0.91 0.98 0.97 0.90 0.41 ------
D ------ __ 0.75 0.90 0.82 0.88 0.83 0.80 0.40 ------
E ----- ---- ---- 0.80 0.65 0.75 0.66 0.65 ---- ----

Distancias desde la orilla izquierda, en m


o o. o o o o o c

i® 0J5 X B/x1
0.80
~~ ~~
A
J 1.50 lj\ f
1 „ ,, 0.7 i
•i ' ^
£ 2.80 E X— -4i

Figura del problema 10.


problem as 171

11. Un chorro de agua es descargado por un en la medición tiene un y = 850 kg/m3.


- chiflón, de 2.5 cm de diámetro, en dirección Calcular la velocidad V para Ah = 0.25 m y
vertical y ascendente; suponemos que el, el gasto en la tubería.
chorro permanece circular y que se despre­
cian las pérdidas de energía durarjte el as­
censo. 1
a ) Calcular el diámetro del chorro, en un
punto a 4.60 m sobre la boquilla del chi­
flón, si la velocidad del agua al salir es
de 12m/seg (considerar que ¿1 coeficien­
te de Coriolis a = 1).
b ) Determinar la presión que debe leerse
en el manómetro M, si el diámetro en la
tubería es de 0.10m y el desnivel (Zj — z0)
es de 0.40 m. Considere despreciable la
pérdida de energía entre las secciones 0
y 1.
c ) Si el chorro forma con la horizontal un
ángulo de 45° y se desprecia la fricción 13. En d sifón — mostrado en la figura— calcu­
con el aire, determinar la altura máxima lar la velocidad del agua, el gasto y la pre­
que alcanzará y la magnitud de la velo­ sión en la sección B, en el supuesto de que
cidad en ese punto. las pérdidas fuesen despreciables.

14. En la tubería (mostrada en la figura) se


ha aforado un gasto de agua de 6 m3/min
cuando la carga es H = 10 m.

a) Calcular las pérdidas, a través del sis­


tema, como función de la carga de velo­
cidad K V*/2g.
b ) Suponiendo que en el extremo de la tu­
bería se coloca un chiflón cuya boquilla
tiene un diámetro de 0.05 m, calcular el
gasto y la presión en la sección justo
arriba del chiflón; para ello considere
que las pérdidas en la tubería son:
4 y l2/2g + 0.05 ¡V g H g y que H = 7 m.
12. En una tubería de 0.30 m de diámetro es­ En este caso, V 1 y V 2 son las velocidades
curre agua; para medir la velocidad se ha del agua en la tubería y en el chiflón,
instalado un tubo de Pitot —como se mues­ respectivamente.
tra en la figura— donde el líquido empleado c ) Calcular la potencia del sistema.
172 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

15. Si la bomba — de la figura— desarrolla 5 CV . 17. La velocidad en el punto A, de la figura, es


sobre el flujo, ¿cuál es el gasto? de 18 m/seg. ¿Cuál es la presión en el pun-
4 to B, si se desprecia la fricción?

18. a ) Si las pérdidas entre las secciones 1 y 2


del problema 4.12 son 0.5 kg m/kg; de-
; terminar los dos tirantes posibles en la
16. En el sifón (mostrado en la figura) hx = i m, sección 2.
h2 = 3 m, Dj = 3m, D2 = 4 m ; las pérdidas b ) Si en este mismo problema el canal se
que ocurren son de 1.6 V//2g y constituyen estrecha hasta 1.80 m de ancho en la caí­
el 10 % antes de la sección 1. da en la sección 2, determinar los dos
a ) Determinar el gasto y la presión en la posibles tirantes.
sección 1.
19. Un aceite fluye por el tubo circular de 0.20 m
b ) Suponiendo el flujo sin fricción, desde A
hasta B, determinar la presión en B si de diámetro, que se muestra en la figura;
el flujo es permanente y el gasto es de
éste es un punto de estancamiento (velo­
0.114 m3/seg. El peso específico del aceite
cidad cero).
es 770 kg/m3. La presión y condiciones de
elevación son p¿ = 0.56 kg/cm2; hA =1.50 m;
pfi = 0.35 kg/cm2; hB- 6.10 m. Determinar la
dirección del flujo y la disipación de energía
entre los dos puntos A y B. (Las presiones
dadas son manométricas.)

Figura del problema 19.


problem as 173

20. Una bomba eleva agua desde un cárcamo, a de agua es de 0.6Qms/seg. Suponiendo una
través de un tubo vertical de 0.15 m de diá­ eficiencia del 87 %, calcular la carga neta
metro. La bomba tiene una tubería de 0.10 m que actúa sobre la turbina.
de diámetro, cuya descarga horizontal está
3.25 m arriba del nivel del cárcamo. Al bom­ 22. En el sistema mostrado (en la figura) la
bear 0.036 kg/cm2, en el manómetro del lado bomba BÚ debe producir un caudal de 160 lt/
de la succión de la bomba áe lee — 0.324 kg/ seg de aceite — cuyo peso específico es
cm2 y del lado de la descarga 1.8 kg/cm2. 762 kg/m3-— hacia el recipiente D. Suponien­
do que la pérdida de energía entre A y B es
El manómetro colocado del lado de la des­
carga está 1.50m por arriba de el del lado de la de 2.50kgm/kg y entre C y D es de 6.50
kgm/kg, determinar:
succión. Calcular la potencia que la bom­
ba entrega al agua. a) ¿qué potencia en CV debe suministrar la
bomba, ál flujo?
21. Una turbina genera 600 CV cuando el gasto i>) Dibujar la línea de energía.

Figura del problema 22.

23. Una bomba de flujo axial eleva él agua des­ tra en la figura. Si el gasto requerido es
de un canal y la descarga hacia una zanja de de 3.785 m3/min y la eficiencia de la bomba
riego cuyo nivel se encuentra 1.5 m por en­ es del 65 %, determinar la potencia aproxi­
cima del nivel del canal, tal como se mues­ mada que requiere el motor.

F igu ra.del problema 23.


174 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

24. Una tubería ha sido diseñada para dotar de por encima dé la montaña, siguiendo la
agua potable a una ciudad. El diseño origi­ superficie del terreno y facilitar la repara­
nal consistía en un túnel a través de una ción en el caso de un temblor (suponer
montaña entre los puntos 2 y 4; de acuerdo que la montaña es de 1 200 m de altura
a dicho'diseño, no hay bombas en la región y que se puede representar por un trián­
mostrada en la figura. La presión en el gulo isósceles).
punto 1 de este diseño fue de 7kg/cm2 y
en el punto 5 de 3.5 kg/cm2, debido a la Explicar por qué es necesaria una estación
fricción en la tubería. El gasto es de 28 de bombeo para esta segunda alternativa y
m3/seg y la tubería es de 3 m de diá­ calcular la potencia que las bombas trans­
metro. mitirán al agua para el gasto antes seña­
a ) Hacer un esquema dibujando las líneas lado (de 28 m3/seg). La presión (manomé-
de energía y de cargas piézométricas en­ trica) de la tubería eñ la cima de la montaña
tre los puntos 1 y 5', suponiendo que el (punto 3) no debe quedar abajo de la at­
tubo es horizontal. mosférica. Dibujar las líneas de energía total
b ) Estudios geológicos posteriores mostra­ entre los puntos 1 y 5 para las dos alter­
ron que una falla atraviesa el túnel, pon nativas, suponiendo que la presión en el pun­
lo cual se decidió construir la tubería to 1 es de 7 kg/cm2.

25. El agua de un gran depósito, como se mues­ en forma de chorro libre mediante una
tra en la figura, tiene su superficie libre boquilla. Para los datos proporcionados,
5 m arriba del tubo de salida. Según se ¿cuál es la potencia en caballos de vapor
muestra, el agüa es bombeada y expulsada requerida por la bomba?

D = 0.10
_ ‘T 5 111_____ ü = 0.20 ni

' Bomba

Figura del problema 25.

26. Si la eficiencia global del sistema y la tur- produce para H = 60 m y Q = 30m3/seg?


bina (de la figura) es 0.8, ¿qué potencia se
problemas 175

D = 0.20 m
27. Despreciando la fricción en la tubería (mos­ p = 3 kg'/cnl-
trada en la figura) calcular la potencia — en ¡) = 0.10, m
caballos de vapor— desarrollada en la turbi­
na T, por el agua procedente de una tubería 8 m/seg
a 3 kg/cm2 de presión.
Figura del problema 27.

28. El agua fluye en un canal rectangular de La superficie del agua se levanta 0.09 m so­
3m de ancho con un tirante de 0.09 m; el bre la porción que se eleva del canal. Calcu­
fondo del canal se eleva gradualmente lar el gasto despreciando los efectos de
0.06 m, tal como se muestra en la figura. fricción.

29. El agua entra a un difusor cónico — como el presa, es de 3.70 m, como se ve en la fi­
del problema 6— con una velocidad V 1 = gura; el gasto es de 1.12 m3/seg por cada
= 12.20 m/seg. El difusor cambia de un metro de ancho de la presa. Determinar:
diámetro D1 = 0.15 m a D2 = 0.30 m, en una
longitud de 1.40 m ; el incremento de presión a ) el tirante y2 al píe de la presa, suponien­
medida es 0.81 p V-^/2. Suponiendo que la do despreciables las pérdidas;
presión a la entrada del difusor es de 1.5 kg/ b ) la fuerza horizontal resultante del empu­
cm2 (man), calcular la fuerza longitudinal je dinámico del agua, por cada metro de
resultante del agua sobre las paredes del ancho, sobre la cara aguas arriba de la
difusor. presa; comparar la fuerza con la que
se obtendría supuesta una presión hidros-
30. El tirante en un río, aguas arriba de una tática.
176 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

Bomba dé 12 CV
B - c Chorro libre

zm
D = 0.20m ¿> = 0. 10;

JL

.Figura del problema 32.

31. Calcular la fuerza que produce el flujo de 33. El agua entra en una tubería desde un reci­
agua sobre la curva y la boquilla del chiflón, piente de grandes dimensiones y después de
mostrados en la figura; el agua abandona abandonarla incide sobre un álabe deflector
la boquilla como un chorro libre. El volu­ que desvía el chorro a 90°, según se muestra
men interior del conjunto del codo y de lav en la figura. Si sobre el álabe deflector se
boquilla es de 115 litros y todo el conjunto desarrolla un empuje horizontal de 100 kg,
está contenido en un plano horizontal. ¿cuál es la potencia en caballos de vapor,
desarrollada por la turbina si antes de la
misma la presión es de 3 kg/cm2?

j) = ‘i k g / c m 2

^ j------- 1) = 0.15 m

Figura del problema 33.

32. Una bomba extrae agua de un recipiente, 34. Determinar las fuerzas componentes Fx y Fy,
como se muestra en la figura. La bomba necesarias para mantener en reposo la caja
añade, al flujo 12 CV, ¿Cuál es la fuerza de distribución mostrada en la figura. No
horizontal que desarrolla el flujo sobre el considerar las fuerzas debidas a la presión
soporte D ? Despreciar pérdidas en las tuberías.

(¿ = 0.21 m ’ /seg
V = - m /se g
1.5

(¿ = 0.2-1 m->/seg
V= 3.(1
m /se g

() = 0.30n h /s é g
V = 1.8m /se g
(¿ = 0.33m ’ /seg
V = 3m /se g
Figura del problema 34.
problem as r 177

35. La superficie fija (mostrada en la figura) área total es A = 0.056 m2. En la sección 2
divide el chorro de agua, de tal manera que se considera que el agua se ha mezclado
0.0285 m8/seg fluye en ambas direcciones. totalmente.
Para una velocidad inicial del chorro, de
a) Calcular la velocidad media del escurri-
14 m/seg, encontrar las componentes Fr
míento en la sección 2.
y Fy de la fuerza requerida para conservar
b ) Determinar el gasto total y el incremen­
la superficie en equilibrio; desprecie para
to de presión, pi2— pv suponiendo que la
ello las resistencias de fricclóíi.
presión del chorro y de la corriente se­
cundaria es la misma ^en la sección 1.

37. Una tubería horizontal de 6m de diámetro


tiene un codo reductor que conduce al agua
a una tubería de 4 m de diámetro, unida a
45° de la, anterior. La presión a la entrada
36. Una bomba de inyector de agua tiene un del codo es de 10 kg/cm2 y la velocidad de
área de chorro A0 = 0.0047 m2 con una ve­ 15 m/seg. Determinar las componentes de la
locidad V c = 215 m/seg, que entra a úna fuerza que han de soportar los anclajes del
corriente secundaria de velocidad V é = 3 m/ codp. Despreciar las pérdidas en el codo y
seg, en un tubo de sección constante cuya el peso del líquido dentro del mismo.

38. ¿Qué fuerza propulsora se ejerce sobre la miento de este chorro como sistema de
vagoneta de la figura?, ¿cuál es el rendi­ propulsión?
178 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

-D " 7 5 mm
V — 10 m/seg

Figura del problema 38.

39. En la figura se tiene un distribuidor de gas- v


to; obtenga una ecuación que relacione Q.,/Q1
con 0. Además, calcule la fuerza F que obra
sobre la placad si Q.¿ es el 80 % de Q. El
conducto es cuadrado, de lado B.

Figura del problema 39,

40. Se pide calcular el empuje dinámico resul­


tante sobre la bifurcación mostrada en la
figura, donde:

D 1 = 0.46 m Qi = 0.567 mVseg


Z>2 = 0.15 m
Do = 0.30 m Qa = 0.341 m3/seg

Los ramales 2 y 3 descargan a las condicio­


nes atmosféricas.

0.567 m 3/seg
Figura del problema 40.
problem as 179

1. La tubería mostrada cambia su diámetro longitud L = 4 m. El gasto descargado por


de D1 = 1.50 m a D 2 = 1 m y conduce un la máquina es Q — 5.5m3/seg; el desnivel
gasto de agua Q = 1.8 ms/seg, siendo la pre­ H = 3m. La pérdida de energía en el difu­
sión p = 4 kg/cm2. Despreciando la pérdida sor se puede calcular de la ecuación
de energía debida al cambio de diámetro,
calcular la fuerza dinámica F a que está (t'i - v 2p
h = 0.25
sujeta la pieza que sirve para realizar la 2g
transición.
Calcular la fuerza dinámica producida so­
bre el difusor.

igura del problema 41.

2. La tubería mostrada cambia bruscamente


del diámetro D t = 300 mm a D.¿ = 200 mm
y transporta el gasto de agua Q = 0.28 m3/
seg. La presión que se lee en el manóme­ Figura del problema 43
tro M, sobre la sección A, es p = 1.5 kg/cm3.
Considerando que la pérdida de energía por
el cambio de geometría se puede calcular
de la expresión: 44. En el dispositivo, indicado en la figura, se
tiene la siguiente geometría: d = 50mm,
D ■= 100 mm, r = 400 mm y en el manómetro
Ah = 0.5 í 1
M se lee la presión p = 10 kg/cm2.

determinar la fuerza dinámica que se pro­ a ) Calcular la fuerza dinámica ejercida so­
duce por dicho cambio. bre el chiflón y la que afecta la unión
en la sección B.
b ) Calcular la fuerza dinámica total ejerci­
da sobre el dispositivo y el momento
flexionante que actúa en la sección B.

Figura del problema 42.

■3. Una turbina hidráulica descaiga el agua al


canal de desfogue a través de un tubo de
succión que tiene la forma de un tronco
de cono, el cual se inicia con un diámetro
d = 1 m y termina con D = 2 m , siendo su 45. En la bifurcación, mostrada en la figura,
180 ecuaciones fundamentales de la hidráulica

D = 1.2 m; d - 0.85 m ; el ángulo 0 = 45°;


y la presión p = 50 kg/cm2. El gasto total
es Q = 6 m3/seg de agua y la bifurcación
está contenida en un plano horizontal.

a ) Calcular la fuerza dinámica que se pro­


duce.
b ) Calcular dicha fuerza, si p = 70 kg/cm2.

48. Una füeda Pelton es alimentada por dos


chiflones que descargan agua con la disposi­
ción mostrada en la figura. Los diferentes
diámetros son d0 = 120 mm, D,2 = 275 mm
y D 1 = 400 mm. La bifurcación está conte­
nida en un plano horizontal, siendo la pre­
sión p = 50 kg/cm2 y el diámetro del chorro
Figura del problema 45 en la descarga d = 0.895 d0. Considerando
despreciables las pérdidas de energía, desde
la sección A hasta la descarga, determi­
nar la fuerza dinámica:

46. La bifurcación mostrada en la figura tiene a ) la total del conjunto, hasta la sección A;
la siguiente geometría: D = 3m, d = 2 m, b ) de la rama superior;
0 = 60°, con un gasto total de agua Q = c ) de la rama inferior.
= 35 m3/seg y una presión p = 30 kg/cm2.
Calcular la fuerza dinámica considerando
que la bifurcación está contenida en un pla­
no horizontal.

47. En el cambio de dirección mostrado, d = 49. Un túnel para agua tiene una sección cua­
= 200 mm, r = 600 mm y el gasto de agua drada de 0.30 m por 0.30 m y opera lleno.
Q = 125 It/seg, siendo p = 2 kg/cm2. Se realizó una prueba del flujo, con un ci­
Calcular la fuerza dinámica y los momentos lindro (como se muestra en la figura) con
flexionantes producidos sobre las imiones. la misma longitud que el ancho del túnel,
problem as 181

encontrando que hay una diferencia en las la sección 2 la distribución de /velocidades


cargas dé presión: de 0.217 m de agua en­ es como se muestra gráficamente en la fi­
tre las secciones 1 y 2; además, se deter­ gura. Encontrar, por métodos gráficos, los
minó que la presión es uniforme a través coeficientes « y (5 en la sección 2 y la fuerza
de cada una de ellas. En la sección 1 hay de arrastre sobre el cilindro. r
una velocidad uniforme de 3.05 m/seg y en

flu jo f .1 .8 3 m / s e g _ L Perfil de
■— 0 .3 0 .m — m — g - - ^ v e l o c i d a d e s en 2

V777777777¡^V 777777777777777777777777777777777777777s
777777777777777777A
—» |4 .2 7 m /s e g ( —

Figura del problema 49

: V
50. Como se muestra en la figura, el agua fluye b) De la ecuación de la cantidad de movi­
con velocidad F0 en un tubo con una tapa miento, el empuje sobre la tapa es igual
ciega y lo hace hacia el exterior a través al requerido para deflectar el flujo a án­
de los chorros laterales, en ángulo recto con gulos rectos, respecto de la dirección ori­
la línea eje de la tubería. El área total de ginal, como también igual a la. fuerza
los chorros es la misma que la de la sección necesaria para destruir — del todo— la
transversal de la tubería. Las entradas ha- componente original de adelante, es de­
f cía los chorros están redondeadas para evi- cir: Q P V = A p V02.
:¡ tar una pérdida de energía. -Examinar los
j¡ siguientes argumentos y resolver las apa-
| rentes contradicciones entre las dos conclu­
siones.

i a) Al aplicar la ecuación de Bemoulli, en­


tre B 'y C, se encuentra que la presión
en B es la atmosférica. Aplicando la mis-
í ma ecuación, éntre C y la región D de es­
tancamiento, se encuentra que la presión
sobre la tapa es pV02/2, por lo que el
empuje sobre la tapa es A pV02/ 2, donde
A es el área de la sección transversal
del tubo.
5
SIMILITUD DINAMICA
5.1: ■ Aspectos generales

En mecánica de fluidos el riguroso tratamiento matemático de los pro-


/ blemas, con base exclusivamente qn los métodos analíticos, no siempre
permite llegar a la solución completa, a menos que se planteen hipótesis
\ simplificatórias que, además de restar generalidad a la solución, pueden
llegar a falsear los resultados a tal grado que no tengan relación alguna
con el comportamiento real del fenómeno. P or otra parte, debido a la
variedad de problemas, muchas veces resulta difícil establecer las condi­
ciones de frontera previas a cualquier solución matemática. E n otros ca­
sos, las soluciones analíticas se deben plantear de tal manera que no se
ignóren lo s aspectos físicos del fenómeno y que determinados puntos de la
respuesta queden supeditados a la experimentación.
! Los modelos hidráulicos han encontrado creciente aplicación para con­
trolar y m odificar diseños analíticos de estructuras hidráulicas. Mediante
e l uso de modelos físicos es posible experimentar a costos relativamente
bajos y con economías substanciales de tiempo, hasta obtener cofidiCiones
óptimas.
Lo anterior en ningún caso significa que una técnica substituya a la
otra. Sería un error suponer que una serie de resultados y de reglas sen­
cillas obtenidas de la investigación experimental supla un tratamiento
racional del mismo, pudiendo ocurrir que dichos resultados tuvieran vali­
dez sólo en el intervalo de valores para el cual se efectuaron las medicio­
nes. Además, aun cuando fuera posible hacer un estudio exhaustivo del
fenómeno, resulta necesario tomar en consideración una serie de factores
de índole apreciativa que limitan la extrapolación y generalización de las
respuestas.
La adecuada combinación del análisis matemático y la verificación
experimental permite superar esos obstáculos, restringiendo las hipótesis
a aquellas cuya experiencia y razonamiento físico han mostrado no tener
serios efectos sobre las características esenciales del fenómeno.
Mientras el tratamiento empírico recalcá el desarrolló algebraico de mía
fórm ula deducida de la investigación.experimental, a menudo con poca \
justificación física, el análisis racional intenta una solución completa para
\ - la función correcta y las constantes numéricas involucradas. P or otra par­
te, la mecánica de fluidos emplea los principios del análisis dimensional
183 vi
184 similitud dinámica

para incorporar las variables, que la ex­ por K line: “ Si dos sistemas obedecen al
periencia ha demostrado como esenciales, mismo grupo de ecuaciones y condiciones
• en una expresión adimensional básica, sis­ gobernantes, y si los valores de todos Jos
temática y matemáticamente ordenada; parámetros y las condiciones se hacen
asimismo, toda vez que sea posible se idénticas, los dos sistemas deben de exhi­
desarrolla, al menos aproximadamente, la bir comportamientos similares con tal de
interrelación funcional de los diferentes que exista una solución única para el gru­
miembros de esta expresión. Por último, po de ecuaciones y condiciones.”
la investigación experimental suministra Los principales parámetros adimensio­
las constantes numéricas y la verificación nales de utilidad en la dinámica de fluidos
esencial sobre la exactitud del análisis'; se obtienen de las ecuaciones del movi­
también trae consigo el estudio de las miento de los fluidos. N o obstante lo an­
características del flujo aunadas a las pro­ terior, si se conocen las variables impor­
piedades del fluido y a las condiciones de tantes’ que intervienen en un problema, el
frontera o geometría del mismo. Así, por llamado análisis dimensional constituye
ejemplo, el estudio experimental completo un procedimiento sencillo y puramente
del empuje de un flujo sobre un cilindro matemático para determinar los paráme­
(Pro b. 4.22) significaría variar la veloci­ tros más aplicables en cada caso (su ex­
dad Vo y utilizar varios fluidos de distin­ plicación se presenta en el Apéndice A ).
tas características, así como cilindros La experimentación se basa en la cons­
de diferente diámetro, para determinar el trucción y operación de un modelo reduci­
coeficiente de arrastre en cualquier con­ do a escala cuyo tamaño se supedita a
dición imaginable. Una investigación en factores como espacio disponible, capaci­
este sentido representaría un trabajo for­ dad de las instalaciones del laboratorio,
midable casi imposible de realizar; sin costo del modelo, efectos de escala, etcé­
embargo, una planeación adecuada de las tera. Para la operación se requieren los
combinaciones de las diversas variables aparatos y dispositivos que midan las ca­
que ocurren en cada problema permite lle­ racterísticas hidráulicas del escurrimien-
gar a generalizaciones realmente extraor­ to: gastos, velocidades, presiones, tiem­
dinarias con el menor esfuerzo, costo y pos, etcétera. ’
tiempo; muchas veces con una presenta­ En general, la similitud va más allá de
ción muy simple. Para este caso particu­ los aspectos superficiales de similitud geo- j
lar es suficiente estudiar la variación del métrica, con la cual erróneamente se con- j
coeficiente de arrastre, mediante :a sim­ funde; aquélla debe entenderse como la
ple variación del parámetro adimensional corresp ondencia conocida y usualmente
— llamado de Reynolds— que involucra to­ limitada entre el comportamiento del flu­
dos estos factores, para obtener una rela­ jo estudiado en el modelo y el flujo real,
ción sencilla. con similitud geométrica o sin ella. La
La técnica seguida para encontrar las similitud rara vez es perfecta debido a que
combinaciones posibles se apoya en el em­ comúnmente es imposible satisfacer todas
pleo de parámetros adimensionales for­ las condiciones requeridas para logradla.
mados con las diferentes variables del pro­ En este capítulo sólo se presenta la deri- ¡i
blema, que permite la transposición de los vación de las leyes de similitud más co- I
resultados de un modelo físico a la estruc­ muñes y sus aplicaciones en el estudio j
tura real. La teoría de la similitud que experimental de los sistemas de flujo más j
satisface esta necesidad fue establecida importantes; sin embargo, no significa i
similitud geométrica 185

que se haga una exposición completa de , _ Hp ^ Bp Sp ____


las técnicas de investigación. Éstas pue­ 6 ~~ ~ H m ~ ~~Bm ~ ~ S r ñ
den ser tan variadas como los problemas
que presentan los diferentes flujos que donde le es la escala de líneas que cuan-
ocurren en la naturaleza o en las estruc­ tifica el tamaño relativo de los dos sis­
turas hidráulicas, especialmehte por las temas. ’
aportaciones de la matemática estadística Una consecuencia de la similitud geo­
que permite hacer una plarieación adecua­ métrica exacta es que la relación de áreas
da de laá;pruebas y una interpretación y volúmenes en ambos sistemas se puede
más racional de los resultados experimen­ expresar en términos del cuadrado y del
tales. En elltís interviene una amplia varie­ cubo de le, esto- e s :
dad de factores sujetos a la exactitud en
, la construcción del m odelo; apreciación
( de las mediciones por el operador; pre-
\ cisión del instrumental que se utiliza; los
efectos de escala y, desde luego reconocer
que no existe similitud absoluta sino, más Vm
bien, varias similitudes imperfectas y sus­
ceptibles a emplearse según se requiera.
En algunos casos, es factible que la si­
La técnica seguida en la selección/tanto
militud geométrica exista sólo en lo que
de las leyes de similitud como de las
se refiere a las dimensiones sobre planos
escalas, en la construcción, medición y
horizontales y las dimensiones verticales
operación de los modelos, así como en la
pueden quedar distorsionadas con otra es­
interpretación de los resultados experi­
cala de líneas (com o es^ elcasodelos
mentales, constituye por sí misma una
i modelos de ríos o de puertos) donde el
disciplina que, por su extensión, no es
conservar la misma escala de líneas en las
posible incluir totalmente en este capítulo.
tres direcciones significaría tener tirantes
muy pequeños en los modelos. Se tendrían
5,2 Similitud geométrica así, por ejemplo, escalas de líneas de di­
mensiones verticales y horizontales, como
sigue:
Considere dos flujos, como los mostra­
dos en la Fig. 5.1, que se designarán como
modelo y prototipo., Mientras que el pri­ , _ Hp _ S,
mero tiene, en general, dimensiones me­ , " H m Sm
nores que ni segundo y es el que se re­
produce en el laboratorio, el segundo
representa la estructura real por construir.
La similitud geométrica implica, de un
modo estricto, que sea igual la relación La similitud geométrica se extiende tam­
de todas las longitudes homologas en los bién a la rugosidad superficial de las pa­
dos sistemas. Esto es, si dentro de los flu­ redes que limitan al flujo, pues si el
jos ciertas dimensiones se seleccionan y, modelo tiene un tamaño igual a un déci­
además, se designa con ,p al prototipo y mo del prototipo ( l e = 10), entonces la
con m al modelo (F ig. 5.1), la similitud altura de las proyecciones de las rugosi­
geométrica significaría, por ejemplo, que dades-deben estar en la misma relación.
186 similitud dinámica

-==="----- --
■Um = ñ®

b) Prototipo

Figura 5.1. Similitud dinámica entre dos flujos del modelo y el prototipo ( a y b).

Esto es difícil de lograr en la práctica, o con ella. La similitud dinámica implica


por lo que en ocasiones es necesaria una que haya similitud geométrica, o bien,
distorsión geométrica en la dimensión lon­ distorsionada, además de que sea la mis­
gitudinal dé la conducción respecto a las ma la relación de las fuerzas dinámicas
otras dos dimensiones, con objeto de lo­ en puntos homólogos.
grar la misma relación de pérdidas de En la similitud dinámica, al igual que
energía en ambas estructuras. en la similitud geométrica, existen esca­
las de velocidades, de fuerzas, tiempos,
densidades, viscosidades, etcétera, que
5 .3 S im ilitu d cin em ática y d in ám ica miden la relación entre las característi­
cas de los flujos o propiedades de los
La similitud cinemática entre dos siste­ fluidos utilizados en los mismos y reféri-
mas de flujo se interpreta como la se­ das a dps puntos R homólogos, que se de­
mejanza geométrica entre las líneas de signarán con el símbolo hasta ahora uti­
corriente de ambos flujos, sin distorsión lizado, pero añadiendo el subíndice e
similitud cinemática y dinámica 187

(escala). Por ejemplo, pe, pe, ve se refieren preponderante se compara con la de iner­
a las propiedades de los fluidos que se cia, lo que da origen a tres parámetros sin
utilicen en el prototipo y el modelo. Estos dimensiones y otro más que no relaciona
fluidos pueden ser distintos en ambos sis­ propiamente fuerzas, sino los efectos de
temas. La escala ge se refiere a las acelera­ la aceleración local con la substancial. Es­
ciones de la gravedad que pueden consi­ tos parámetros se pueden obtener de las
derarse distintas entre el ■sitio donde se ecuaciones del movimiento de los flui­
localiza el prototipo y el lugar donde dos o directamente de la -segunda ley de
se prueba el m odelo; sin embargo, se acep­ Newton.
ta én general que g e = 1 debido a la poca Los distintos términos de la ecuación
variación de g con la latitud geográfica y del movimiento. (4.8a) representan las
la elevación sobre el nivel del mar. Ader fuerzas,— por unidad de masa— que in­
más, por definición, sabemos que: tervienen en un flu jo ; esta ecuación es,
obviamente, válida para los dos siste­
mas. vSubstituyeñdo en dicha ecuación al
ve = (5.1a) esfuerzo tangencial r, en términos de la
viscosidad absoluta y del gradiente de ve-,
locidades en la dirección normal (E c. 1.1)
' t. = — : (5.1b) ( t = qi d v/'dn ), y suponiendo que p es
Ve
constante, para el modelo se tiene que:

Qe = AeVe (5.1c)
1 dp,r. ^ p» Vm
Pm dSm Pm Z tlm
= ( 5-l d )
te
dZ m _ d ( Vm2 \ 0Vm
~ gm 9sm ~ ~0 sro \ ~ 2 ~ /

Con las definiciones de escala antes dadas,


la ecuación equivalente para el prototi­
po es
Pe

El movimiento de un fluido se explica


por las ecuaciones del movimiento que V Pe le / \ Pm dSm ■
consideran a las fuerzas, por unidad de
masa, más importantes que intervienen 4. / f-8V6V/ ^ \
en el flujo. N o obstante, de acuerdo con , \pe/e2 / \ Pm ’d U m 2 /

el problema particular que se desee estu­


diar, cada fenóméno se caracteriza por la
importancia de una fuerza determinada
cuya influencia es preponderante en el
movimiento y que prácticamente elimina
a las restantes, ejerciendo su acción so­
bre la fuerza de inercia.
En general, la importancia de la fuerza
188 similitud dinámica

Si se divide cada término entre v e2/ l e, que fuerza de inercia p v2


es el que corresponde a la fuerza de iner­ Eu =
fuerza de presión Ap
cia, se obtiene:
fuerza de inercia vi vi
Re =
i ?El + fuerza viscosa ¡r/p
Pe Ve Pm dSm

Pro d 2 Vm fuerza de inercia _ v2


Fr= -
( "•
ó
V e le / Pm 3 n m2 fuerza gravitácional gl

d Zm _ d ( v , n 2/ 2 )
aceleración local l
- ( # ) d=m dS,n
fuerza de inercia v t
le \ dV.
(5.2)
é ) 5.4 Leyes de similitud
Los términos entre paréntesis, de esta
El primer parámetro de los obtenidos
ecuación, relacionan las diferentes escalas
arriba se llama número de Euler y rige
utilizadas y es igualmente válido utilizar
en aquellos fenómenos donde son prepon­
los recíprocos (exceptuando el últim o).
derantes los cambios Ap de las presiones.
Por ejemplo, igualando el primero con el
Con p = y/g y h = Ap / y ,'s e escribe co­
que corresponde al de la aceleración con­
múnmente así:
vectiva (d e valor 1), se tiene que

v2
Pe Ve2 Eu = p (5.4)
= 1 Ap
Pe
y, por definición de escalas, resulta lo si­
Parámetro que tiene importancia en fe­
nómenos de flujo ocasionados por un gra­
guiente :
diente de presiones donde la densidad y
la aceleración del fluido intervienen pri­
Pp v P pm V m
(5.3) mordialmente en el fenómeno y las fuer­
zas viscosas pierden importancia; es de­
cir, el movimiento depende de la form a
Esto es, para que haya similitud dinámica, del flujo, con una configuración práctica-
por lo que respecta a la fuerza de presión, rnente invariable de las líneas de corrien­
es necesario que el parámetro E u = pv2/p te.-Esto ocurre en problemas de flujo a
sea el mismo en el modelo y en el proto­ presión como en las tuberías, orificios,
tipo. En general, p representa la diferencia válvulas, compuertas, distribución local de
de presiones Ap, entre dos puntos del flujo presiones sobre un obstáculo, etcétera.
o entre un punto y la presión atmosférica. E l segundo número se llama de Rey­
Este parámetro es adimensional y es la nolds y se acostumbra escribir:
relación entre la fuerza de inercia y la de­
bida al gradiente de presiones. vi
Re = ------ (5.5)
Por medio de un razonamiento análogo
se obtendrían cuatro parámetros adimen-
sionales, a s ab er: , Es válido en aquellos flujos a poca velo­
leyes de ' similitud 189

cidad donde las fuerzas- viscosas son las


C S (5.7)
más importantes. Un número de Reynolds v '
grande indica una preponderancia mar­
cada de las fuerzas de inercia sobre las donde l representa una dimensión típica
viscosas, Como ¡— por ejemplo— el flujo del cuerpo obstruyendo el flujo y v una
turbulento, en que la viscosidad tiene es­ velocidad típica dentro del flujo. Este nú­
casa importancia y el fenómeno depende mero es importante en flujos relacionados
sólo del número de Euler. Cuando éste es con la formación de vórtices, movimiento
pequeño, pero lá viscosidad es importante, de ondas, efectos de vibración en cuerpos
el fenómeno depende de ambos números. colocados en un flujo, etcétera, y repre­
El númeró de Reynolds se usa a menu­ senta la raíz cuadrada de la relación de
do como el criterio de semejanza en lá una fuerza hidroaerodinámica (qu e actúa
prueba de modelos de naves aéreas, cuer- para restaurar el equilibrio en da confi­
/ pos sumergidos en un flujo, medidores de guración de un flu jo ) y la fuerza de iner­
gasto, transiciones en conductos, etcétera, cia *de la masa oscilante del fluido.
' en los cuales las características del flujo Como ya se había señalado, para lograr
están sujetas a efectos viscosos. similitud dinámica es necesario que los
El tercer número se llam a de Fronde y números antes definidos resulten iguales
en general se representa como la raíz cua­ en el modelo y en el prototipo. En la prác­
drada de la relación de fuerzas, es decir: tica no se pueden satisfacer todos los pa­
rámetros de manera simultánea y se da
preferencia a aquel o aquellos que tengan
Fr = — — (5.6) mayor importancia en el flujo.
V g l
Sistemas a presión. En este caso, los cam­
El número de Froude tiene importancia bios de presión se deben a una combina­
en flujos con velocidades grandes que ción de los efectos dinámicos producidos
ocurren por la acción exclusiva de la gra­ por la aceleración, viscosidad y gravedad.
vedad; tal es el caso del flujo turbulento En el caso común de un flujo de densidad
a superficie libre, donde los efectos vis­ constante, el efecto de gravedad es una
cosos son despreciables. A m edida que distribución de presiones hidrostáticas,
superpuesta a una presión variable debida
aumenta el número de Froude, m ayor es
la reacción inercial de cualquier fuerza, a otros efectos, de ahí que el número de
Reynolds sea el más importante y deba
en tanto disminuye, m ayor es el efecto de
ser igual en modelo y prototipo, esto es :
la fuerzá gravitacional. Cuandó el flujo es
horizontal, la acción del peso desapare­
Vp lp Vm lm
ce y con ella la influencia del número
de Froude. V V:

Finalmente, en aquellos problemas de o bien


flujo no permanente en los que la perio­
dicidad del fenómeno es importante, el
número llam ado de Strouhal caracteriza
su acción. Si se considera que la frecuen­ donde v e es la escala de velocidad y ve
cia del fenómeno periódico es / = 1/í, se de viscosidad cinemática; resulta enton­
tiene que ces lo siguiente:
190 similitud dinámica

Ve Ve de viento de presión variable, donde es


(5 .9 )
le P e le posible lograr velocidades hasta de 30 m/
seg, a una temperatura de 15°C.
La escala de tiempos es
Solución. Suponiendo que el túnel de
le le2 viento se opera a 30 m/seg, se puede ob­
U = (5.10) tener la densidad del aire, requerida por
la condición de que el número de Rey­
nolds sea igual en los dos sistemas. Para
La de aceleraciones/
la temperatura de 15°C las escalas de vis­
cosidad, de ambos fluidos, de velocidades
Ve
üe = _7 l (5 .1 1 ) y de líneas son, respectivamente:
"77 leS

Vp 1.18 X 1 0 -4
La de fuerzas viscosas Ve = = 0.59 x 102
■Mm 2.0 X 10-®

IV (5 .1 2 )
_Vp_ ' 3
= 0.1
F e — Wle (le — Pe le 3
Vm 30
h 0.15
y, por último, la de presiones te = = 5
0.03
F« Por tanto, de la Ec. (5.9) resulta:
Pe =■ (5 .1 3 )
Pe le2
Me (0.59 X 1Q2)
Al utilizar el criterio de semejanza de Pe — = 1.18 X 102
Ve le 0.1 X 5
Reynolds puede demostrarse que las fuer­
zas gravitacionales se anulan y no tienen, Debido a que la densidad del agua es
por tanto, efectos sobre jas característi­ pP = 101.87 kg seg2/m4, la del aire debe ser
cas del flujo. Sin embargo, en la mayoría
de los estudios con modelos el número de 101.87
Pm = Y5T~ = °-8633 ks seg2/m4
Reynolds varía desde 1 X 10° a 20 x .10®,
1.18 X
por lo cual la utilización de este criterio
de semejanza es poco usual en la práctica.
Como la densidad del aire a presión at­
mosférica estándar es 0.125 kg seg2/m4, el
P ro b le m a 5.1.Un dispositivo de investi­ túnel debe controlarse con una presión
gación se encuentra sostenido por una de 6 atm, aproximadametíte, para alcanzar
barra cilindrica de 0.15 m de diámetro, la la densidad deseada.
cual a su vez está sujeta a una lancha
y sumergida verticalmente en aguas pro­ De la Ec. (5 .1 2 ) la escala de fuerza es
fundas a 15°C, donde la velocidad, por el
movimiento de la lancha, alcanza 3 m/seg. (0.59 X 10a')2- _ ir
Se desea determinar la fuerza de resisten­ 6 ~ 1.18 X 102 “
cia en la barra (inducida por el movimien­
to ) con un modelo geométricamente si­ La fuerza de resistencia en prototipo será
milar, de 0.03 m de diámetro, en un túnel entonces:
leyes de similitud 191

F p = 29.5 F m n olds), se pueden igualar las Ecs. (5.9)


y (5.14), entonces la escala de líneas sería:
Problema 5.2. Un aceite con viscosidad
cinemática de v = 0.14 cm2/seg fluye en uñ
tubo de 0.76 m de diámetro a una veloci­
Para la similitud dinámica de las fuer­
dad media de 2.44 m/seg. ¿A qpé velocidad
zas de gravedad y viscosas, simultánea­
debería fluir agua en un tubo de 0.076 m,
mente, la escala de líneas queda sujeta a
para que exista similitud dinámica, si la
la selección de los fluidos en ambos sis­
viscosidad cinemática de la misma es de
temas o viceversa. Así, se tiene el caso del
0.01 cm2/seg?
flujo de infiltración a superficie libre de
üña presa. Debido a que el intervalo de vis­
Solución. Si los subíndices 0 y w deno­
cosidades cinemáticas en los líquidos co­
tan aceite y agua respectivamente, se tie­
munes es m uy limitado, usualmente es
ne que Re„ = Rew
difícil satisfacer la condición anterior a
mehos que el modelo se construya prác­
V nD n V wD v
ticamente del mismo tamaño que el proto­
tipo.
o/bien En la m ayoría de los flujos a superficie
244 X 76 V K x 7.6 libre (canales, vertedores, salto hidráuli­
0.14 0.01 co, compuertas, válvulas, ondas superficia­
les, modelos marítimos, etcétera) los efec­
y , = 244 x ?£ * . g g L = 174
tos viscosos carecen de importancia y el
7 .6 X 0.14 efecto de fricción provoca pequeños cam­
bios en el aspecto dinámico del flujo. Pue­
V w = 1.74 m/seg de ser así que el número de Fraude sea
la ley. de similitud escogida, cuidando tan
Sistemas a superficie Ubre. En este caso, sólo de que el de Reynolds se encuentre
la presión relativa (m edida a partir de la dentro del intervalo necesario para que
atmosférica en un punto cualquiera) no se tenga el mismo tipo de flujo en ambos
se puede modificar arbitrariamente sin sistemas. En algunos casos debe procu­
afectar la geometría de la superficie lib re.1 rarse reproducir la rugosidad: en el mo­
Como la fuerza de gravedad es la más delo para que haya similitud en los efec­
importante, el número de Fronde debe ser tos de fricción; por ejemplo, cuando se
igual én el modelo y el prototipo, o sea: trata de canales, ríos y estuarios (en los
que es necesario producir grandes rugo­
sidades para lograr esa sim ilitud) se re­
quiere gran experiencia y buen juicio para,
V ge h interpretar los resultados.
Si conforme al número de Fraude úni­
La escala de velocidades, suponiendo que camente se necesita la similitud, la ecua­
gp = grn> SS ción (5.14) es válida y la escala de tiem­
pos e s :
Ve = V T • (5.14)
te = V ¡ e (5 .1 5 )
Si las fuerzas viscosas tuvieran importan­
cia ( simultáneamente el número de Rey­ la de ¡gastos será:
192 sitnilitud dinámica

Qe = Ve Ae = Z//2 (5.16) tiene una resistencia total de 1.81 kg cuan­


do se. mueve a 1.53 m/seg en un tanque de
de aceleraciones, água dulce. Esta resistencia incluye, tanto
la de fricción y presión sobre la superficie
ae = ge = | del casco en contacto con el agua, como la
debida al oleaje. La resistencia por fric­
y de fuerzas ción o de superficie se determina a partir
de la fórmula experimental:
Fe = Pele3 ge = Y e te 8 (5.17)
x — kvn
Problem a 5.3. Determinar las escalas, de
donde:
velocidad» gasto y fuerzas, para un modelo
construido a escala le = 100 de una obra
k coeficiente ;
de excedencias que descargará un gasto de
n exponente variable de acuerdo ,cón
10 000ms/seg. ' v
el acabado de la superficie;
v velocidad del barco, en m/seg;
Solución. E l fenómeno que se presenta
t esfuerzo de fricción sobre el casco,
está sujeto a la ley de Froude, por lo que en kg/m2.
si se aplica la Ec. (5.14) la escala de velo­
cidades resu lta: El barco en agua salada tiene una re­
sistencia, por fricción de 4.39 kg/m2 a
Ve = V lÓ O = 10 3 m/seg, siendo n = 1.85. Para el modelo
en agua dulce los valores correspondien­
p sea, que para obtener las velocidades del tes son 1.465 kg/m2 a 3 m/seg y n = 1.9.
prototipo se necesita multiplicar por 10 Calcular: a ) la velocidad del prototipo
las velocidades medidas en el modelo. para las condiciones del m odelo; b ) la
De la Ec. (5.16),la escala de gastos v a le : potencia que debe proporcionarse a la hé- x
lice del barco para el agua salada, de peso
Q e = lOO5'2 = 100000 específico 1030 kg/m3, suponiendo que
hay en la hélice una eficiencia del sefénta
entonces el gasto que deberá fluir en el por ciento.
m odelóos
Solución. Por tratarse de un fenómeno a
superficie libre, la ley de similitud que
Qm= ^ = 0.1 m3/seg = lOOlt/seg debe usarse es la de Froude. Para una
100 000
escala lineal U = 134/4.27 = 31.4, de la
Ec. (5.14), la escala de velocidades es:
La escala de fuerzas, para ye = 1», de la
Ec. (5.17) resulta ser
v„ = y/T, = V "3 L 4 = 5.6
, F t = l X lo o 3 = 1000000
y la velocidad del prototipo s e r á :
Problem a 5.4. Un barco tiene una longi­
tud de 134 m y un área del casco en con­ vp = 5.6 x 1.53 = 8.57 m/seg
tacto con el agua de 2 320 m2. Un modelo
del mismo, con una longitud de 4.27 m, De la fórmula de resistencia de fricción
leyes de similitud 193

o de superficie aplicada al m odelo; con y la fuerza de resistencia total en el proto­


t — 1.465 kg/m2 ; v = 3 m/seg; n = 1.9, tipo :
resulta:
F t = 27 105 + 71 292 = 98 397 kg
1.465
0.182
El trabajo mecánico — por segundo—
que debe realizar el barco para vencer esta
El área m ojada del casco en el modelo resistencia es
será entonces
Tm = 98 397 x 8.59 = 845 233 kg m/seg .
2 320
Am — = 2.35 m2 y la potencia que debe proporcionarse a la
(31.4)2 flech a:

Sin considerar la resistencia por presión,


la fuerza de resistencia por fricción, en el P = ^0.7 X 76 = 1 5 m H P
modelo a 1.53 m/seg, vale:
Los resultados anteriores son válidos
Fr ¿ 0.182 x 1.53a-® X 2.36 = 0.96 kg cuando existe similitud geométrica exacta.
En ocasiones, para evitar la influencia de
Por lo que-la resistencia por oleaje es, en la tensión superficial cuando el tamaño
este caso : del modelo es muy pequeño, es necesario
distorsionarlo, es decir, forzar a una es­
F 0 = 1.81 — 0.96 = 0.85 kg cala de dimensiones verticales distinta de
las horizontales. E l hecho de que el nú­
Para y <t = 1 030/1000 = 1.03, de la ecua­ mero de Froude sea igual para el modelo
ción (5.17) la escala de fuerzas es: y el prototipo, sigue siendo válido, esto e s :

F e = 1.03 X (31.4)3 = 31 888 Ve


= 1
y la fuerza de resistencia por oleaje, en el V g e le
prototipo, es y con gP = gn

Fp = 0.85 X 31 888 = 27 105 kg v, = \/Z7 (5.18)

Con x í= 4.39 kg/m2; v — 3 m /seg; te = \/17» (5.19)


n — 1.85; de la ecuación de resistencia a
la fricción vemos q u e :
Qe = VeAe= \/JZ lev U = U ' 2 U ( 5.20)

4 39
Fe — pe lev leí? ge — Je lev íet? (5.21 )
k = (s)1^ = 0,575
Problem a 5.5. Resolver el problema 5.3
y la fuerza de resistencia por fricción, tomando en cuenta que Un = 100, lev = 50.
para Vj, = 8.59 m/seg en el prototipo, vale
Solución. De la Ec. (5 .1 8 ) la escala de
Fr:= 0.575 X (8.59 j 1-86 X 2 320 = 71 292 kg velocidades es
194 similitud dinámica

la semejanza en las máquinas hidráulicas


Ve = V5Q = 7.07
rotatorias (bom bas y turbinas). Es fre­
cuente suponer que la semejanza en cavi­
De la Ee. (5.20) la escala de gastos e s :
tación existe si el número es el mismo
para dos condiciones de flujo cavitante,
Q e = 50®^ x 100 = 35 355
si bien esto no ha sido plenamente com­
probado.
luego, el gasto del modelo debe ser:
E l número de E uler admite otras va­
riantes de acuerdo con el tipo de flujo
10 000
Q» = 0.283 m3/seg que se trate. Si es compresible, la densi­
35 355 dad depende de los cambios de presión de
acuerdo coi! la ley dada por la Ec. (1.13),
siendo el cuadrado de 1a. velocidad del so­
Casos especiales. E l número de E uler se nido :
utiliza frecuentemente a s i:
Cp
dpp
2Ap 2
C« — (5.22a)
pV 2 Eu que para el modelo sería:

^ - E j r e s t e caso recibe el nombre de coefi­


ciente de presión. E l número de cavita­ ( * - ) ( * ¿ )
\ pe / X dpm /
ción es una form a del coeficiente de pre­
sión cuando se utiliza un origen de re­ Se puede, entoñees, escribir que pe/ p e = c e2,
ferencia para m edir la misma. Es factible o bien cP^p/p. de manera, que substitu­
que la presión de referencia sea la de yendo en el número de E uler se define
vaporización o la de cavitación; esto se otro número, importante en los fenóme­
puede representar como nos de compresibilidad, que recibe el nom­
bre de número de Cauchy. Tomando en
P Ptet consideración la Ec. (1.13) se acostum­
(5.22b)
P v~j2 bra escribir en términos del módulo de
elasticidad volumétrico del fluido, E v,
Si la presión de vaporización es el origen esto e s :
de referencia, entonces:
pv2
Ca = (5.23)
c2 Ev
V — Pv
(5.22c)
Pvy 2
o bien, en la form a conocida cómo núme­
ro de M a c h :
y si el origen es la presión de cavitación,
entonces resulta que
Ma = (5.24)
Pe V E v/p
ac - (5.22d)
pv*/2
Este número es el cociente de las fuer­
E l número de cavitación se emplea como zas de inercia entre las fuerzas elásticas, y
parámetro adimensional para establecer relaciona propiamente la velocidad carac-
leyes de imilitud 195

terística del fluido y la celeridad con que jua fuerza debida a la tensión superfi­
se transmiten las ondas del sonido en el cial no se incluye normalmente en la deri­
mismo; es importante en fenómenos rela­ vación de las ecuaciones del movimiento
cionados con la compresibilidad de los (E c . 4.8). Sin embargo, si dicha fuerza es
gases. En el aire esto ocurre para veloci­ importante, puede obtenerse el número
dades del viento superiores a 150 m/seg, llamado de Webér.
o sea, números de Mach mayores que
Ma = 150/360 ~ 0.4.
A excepción de los casos de flujo no per­
manente, en especial problemas de golpe
We = ~ £ r <5 2 5 a >
de ariete, la semejanza basada en el núi o bien:
mero de Mach tiene pocas aplicaciones en
W e=*rrZ— ' (5.25b)
los ensayos con modelos hidráulico. Aun
en los problemas de golpe de ariete rara V
W p l
vez se usan modelos en tal sentido, de­
bido a que éstos se estudian m ejor ana­ La ley de W eber raramente se emplea en
líticamente. E l ensayo aerodinámico en las pruebas con modelos. Aquellos casos
túneles de viento con velocidades super­ en que las fuerzas de tensión superficial
sónicas ha conducido a una aplicación in­ gobiernan el movimiento (c o m o la s ondas
tensiva del parámetro. capilares en pequeños canales y el movi­
miento capilar en los suelos) no tienen
Problema 5.6. xUn cohete que vuela a ve­ trascendencia en los problemas de inge­
locidades correspondientes a un número niería hidráulica.
de Mach, Ma = 3, en aire estándar (15°C) Los efectos de la tensión superficial al­
se desea estudiar por medio de un modelo gunas veces interfieren como factores in­
a escala le = 10, en un túnel de viento a deseables en los m odelos; sin embargo,
-40°C. ¿Guál es la velocidad a la que vue­ en la m ayoría de los flujos de líquidos la
la el prototipo? tensión superficial raramente afecta el flu­
jo y en los modelos de ríos, por ejemplo,
éstos deben ser lo suficientemente grandes
Solución. De las Ecs. c = V dp/dp = para minimizar la influencia de dicha fuer­
za. El papel de la tensión superficial en la
= a/ E v / p ; c — V k g R 0T y (5 .2 4 ); con
cavitación no ha sido completamente es­
Tm = 273 — 40 = 233 resulta:
tudiado.
En el caso de sistemas a superficie libre
Mav~ M a m= - —- = - - — 3 con poco tirante y baja velocidad, en que
\ j K g R aT,n V K g R 0Tp llegara a tener importancia la tensión su­
perficial, la ley de similitud se ría :
vm= 3 V I . 4 X 9.8 X 29.27X 233
Ve2 Pe te _ J
vm=918m /seg
Oe

' con TP = 273 + 15 = 288


y la escala de velocidades

vP= 3 V I -4 X 9.8 X 29.27 X 288


v„ = l 020m/seg.
196 similitud dinámica

la de tiem pos disponibilidad de espacio y suficiente cab­


dal de agua.
N o existen reglas específicas para elegir
te = lé*/2 V Pe/O e (5.27)
la escala de un modelo hidráulico, a pesar
de ser uño de los factores más importan­
y, por último, la de fuedzas:
tes en la planeación del modelo. Una bue­
na práctica es la de procurar siempre que
Fe = Oe le (5.28)
exista semejanza geométrica exacta, a me­
nos de haber razones de peso para optar
La validez simultánea de las leyes de
por modelos distorsionados.
Froude y W eber no es posible; esto es, ño
Los planos del modelo, lo más aproxi-
se puede lograr semejanza dinám ica' en
‘ mado posible, evitan los errores con el
fenómenos — por ejemplo— de la descar­
consiguiente ahorro en el tiempo de cons-
ga de un vertedor u orificio con cargas
v tnicción. Aquellos pueden ser esquemas y
bajas.
bosquejos para construcciones más ó rne­
La similitud dinámica en lá maquinaria nos rutinarias, o bien planos minuciosa­
hidráulica se establece con los paráme­ mente detallados de las porciones más
tros a dimensionales obtenidos en e l Apén­ importantes y críticas del modelo.
dice A. E l modelo no necesita ser estrictamente
Las aproximáciones en las leyes de si­ igual al prototipo; si las superficies"sobre
militud y la s dificultades inherentes a la las cuales fluye el agua se reproducen en
similitud geométrica exacta, se Conocen su forma, el modelo usualmente cumpli­
comúnmente con el nombre de efectos de rá Con su cometido. Los modelos para
escala, los cuales pueden tener muy di­ vertedores pueden construirse de lámina
versos orígenes. La estimación aproxima­ metálica sobre bastidores. Los lechos de
da de dichos efectos no es posible si se ' ríos o canales se pueden m odelar con mor­
construyen modelos de diferente tamaño tero de cemento sobre tela metálica o
,y se comparan los resultados obtenidos, construyendo sobre plantillas las disposi­
deduciendo con ello la verificación o apro­ ciones adecuadas de grava y arena. E l uso
ximación de la ley de similitud utilizada. de los materiales plásticos es particular­
Para complementar este capítulo se mente apropiado para la simulación de
recomienda la lectura del Apéndice A. conductos de acero o manipostería para
facilitar la observación visual.
Las escalas distorsionadas son emplea­
5.5 P laneación y construcción del m odelo das cuando es necesario apartarse de la
similitud geométrica para servir objetivos
Desde el punto d ist de la economía, definidos y limitados. Generalmente se
el modelo debe ser tan pequeño como sea debe recurrir a la distorsión de los mode­
posible y, aún así. obtenerse resultados los de canales fluviales, puertos y estua­
válidos. Sin embargo, es necesario consi­ rios, para los cuales las dimensiones hori­
derar que los modelos demasiado peque­ zontales son muy grandes en proporción
ños pueden resultar incómodos para efec­ a las dimensiones verticales. En talfe-s. ca­
tuar mediciones adecuadas. En un modelo sos, las escalas horizontales están limita­
a escala mediana habrá mayor flexibilidad das por el espacio y por restricciones de
para obtener con m ayor facilidad los ob­ costo. Cuando las dimensiones resultantes
jetivos perseguidos, si bien éstos implican en el modelo, en lo que se refiere a tiran-
problem as 197

tes y pendientes, son muy pequeñas para 5. U n puente está soportado por p ila s cilindri­
cas lisas de 0.30 m de diámetro. Encontrar
producir resultados significativos, se re­
la fuerza, sobre cada una de ellas, que ejer­
querirá una escala vertical distorsionada,
ce una corriente de 3.35 m de tirante y
la cual no conviene que sea m ayor de cin­ 4 m/seg de velocidad, suponiendo que el
co veces la escala horizontal. em puje por m de longitud de un cilindro
circular largo (d e 0.25 m de diám etro) pro­
bado en aire, es com o sigue:

PROBLEMAS Velocidad (m / seg) 23.5 36.9 47 58.3


Em puje (k g / m ) 2.41 7.94 15.47 25.22
1. a) ¿Qué papel juega la experimentación en
el análisis de problemas de flujo?
b ) ¿En qué se basa la teoría de la simi­ Considere 15°C de temperatura para el aire
litud? , : y 4°C para el agua.
c ) Indique las leyes más importantes de
similitud y en qué tipos de problemas 6. U n m odelo para estudiar la m area en el
se aplica cada una de ellas. estuario de un río tiene una escala de lí­
neas horizontales 1:7296. Si el período de
Z. Indique las fuerzas principales que inter­ la m area en el m odelo debe ser de 62.5 seg,
vienen en los siguientes problemas y elija correspondiente a 12 h 56 m in en el proto­
las leyes de similitud más adecuadas para tipo, determ inar la escala/de líneas verti­
su estudio. cales m ás adecuada en el m odelo y derivar
una expresión para su cálculo,
a) Flujo en la descarga de una compuerta.
b) Flujo a través de la transición en un ca­
7. E l m odelo de un barco de escala 1 i 30 se va
nal abierto.
a construir en un laboratorio:
c ) El empuje del oleaje sobre un rompe­
olas. a) Determ inar la velocidad a que debe mo­
d) El flujo a través de un tubo de diáme­ verse dicho modelo para una de 37 km/h
tro grande o pequeño. en prototipo.
e ) El flujo a través de una válvula abierta. b) Determ inar la fuerza de resistencia al
m ovimiento que se producirá en el proto­
Para la elaboración de modelos, de las si­ tipo, si en el m odelo se m iden 0.15 kg.
guientes situaciones de flujo, establezca para c) Calcular la potencia que debe proporcio­
cada una de ellas — si son importantes— las narse a la flecha de la hélice, si la eficien­
leyes de similitud de Reynolds, Froude, cia de la m ism a es del 88 %.
Mach o una combinación de éstas.
8. U n a pila rectangular de un puente sobre un
a) Flujo en el modelo de un vertedor en
río tiene un espesor de 1.20 m, 3.65 de an­
un río.
cho, para un tirante m edio en el río de
b) El movimiento del sedimento en un río.
2.75 m. U n m odelo de escala 1:16 se ha
c) Depósito de sedimento en una presa.
prob ado con una velocidad de 0.76 m/seg,
d) Erosión de las playas.
obteniéndose una fuerza, que actúa sobre
e) Flujo de un gas — a gran velocidad—
la pila, de 0.409 kg.
en un tubo.
f ) La resistencia al movimiento de un bar­ a ) Determ inar los valores correspondientes
co en el mar. a la velocidad y fuerza en el prototipo.
b) En el m odelo se observó una onda esta­
El flujo de agua en un tubo de 19 mm de cionaria de 4.9 cm de altura aí frente de
liámetro se vuelve turbulento a la veloci- la pila y se desea conocer la altura que
lad de 0.116 m/seg. Determinar la velocidad tendrá en el prototipo.
náxima para la cual el flujo de aire sería c) De acuerdo con la definición de coefi­
aminar en un tubo, de 38 mm de diámetro, ciente de arrastre del problem a 4.22, de­
le construcción similar. Considerar 10°C term inar el mism o para la pila en el m o­
ara el agua y 20°C para el aire. delo y el prototipo.
198 similitud dinámica

9. Determinar la fuerza que el oleaje produce lo a escalai le = 20 si se realizaran los en­


sobre un muro, si Se ha encontrado que la sayos en agua a 20°C? ¿Cuál sería la ve­
misma sobre un múdelo de escala 1:36, de locidad del agua?
0.92 m de longitud, es de 12.25 kg. c ) Comentar la conveniencia de realizar los
ensayos con agua.
10. El modelo de un vertedor esta construido
a escala 1: 45. Cuando ¡la carga sobre la cres­ 16. El empuje y el momento de flexión en una
ta es de 0.05 m, el gasto es de 42.9 It/seg. estructura expuesta al viento con velocidad
Determinar la carga y gasto correspondien- de 96 km/h, se va a estudiar en un mo­
, tes al prototipo. delo de escala 1:20 en un túnel de viento
presurizado, donde el aire tiene .8 veces la
11. Él gasto en un río es de 1430m3/seg. Se ha densidad correspondiente a la presión at-
construido un modelo a escala horizontal . mosférica, pero a la misma temperatura.
1:70 y a escala vertical 1:20. Determinar a) Determinar la velocidad con que debe
el gasto con que debe alimentarse el modelo. efectuarse la prueba en el túnel de
viento.
12. Se desea construir el modelo de Una presa,^ b ) ¿Cuál debe ser el momento de flexión en
en un proyecto hidroeléctrico, para estudiar el prototipo, para un valor de 26.9 kg m
su funcionamiento. El gasto máximo en el medido en el modelo?
río es de 3430 m3/seg y el gasto máximo
disponible ¡ en el laboratorio, para estudios 17. Se desea determinar la fuerza de resistencia
en el modelo, es de 114 It/seg. Determinar de una mina marina, en una comente de
las escalas horizontal y vertical máximas, 6 km/h, en un túnel de viento con un mo­
para que haya similitud en los flujos, supo­ delo a escala 1:3.
niendo queja distorsión en el modelo es con
a) Determinar la velocidad que debe pro­
una escala horizontal de tres veces la ver­
ducirse en el túnel, si para el agua
tical.
salada v = 0.13 x 10-5 m2/seg y para
el aire y •= 0.14 x 10~4m2/seg.
13. Un modelo de mareas en un estuario está b ) Determinar la resistencia; de la mina
construido a escala 1:3600 de la horizontal- marina si en el modelo se obtiene 1.4 kg
1:81 de la vertical. Determinar el período y la relación de densidades del agua sa­
de la marea, en el modelo, si en el prototipo lada al aire es 796.
es de 12.4 horas.
18. En un experimento fluye agua en un tubc
14. El venturímetro es un dispositivo utilizado cuadrado de 0.05 m de lado con velocidad
para aforar el gasto en una tubería (Cap. 9). de 3.66 m/seg y la pérdida de energía es de
Un modelo de este dispositivo ha sido cons­ 0.95 kgm/kg en una longitud de 3 m. En­
truido a escala te = 5. El prototipo trabaja contrar la velocidad Correspondiente para
con agua a 20°C y ei modelo con agua a el flujo de aire en un ducto cuadrado de
80°C. Para un diámetro de garganta de 1 m de lado y calcular la pérdida en m
0.60 m y una velocidad en ella, de 6 m/seg, de columna de agua en una longitud de
determinar el gasto necesario en el modelo 92 m, a esa velocidad. La temperatura de]
para que haya semejanza en fuerzas vis­ agua es de 10°C y la del aire de 20°C.
cosas.
19. Una esfera de ciertas dimensiones cae en e]
15. a) Suponiendo que el coeficiente de arrastre agua a una velocidad de 1.525 m/seg y ex
de un cilindro es CD = 4/3 (Prob. 4.22), de­ perimenta una fuerza de resistencia a la
terminar la fuerza de arrastre (por metro caída de 0.455 kg; otra esfera (el doble d£
de longitud) que ejerce el viento, a la velo­ diámetro) se coloca en un túnel de viento
cidad de 50 km/h y 10°C de temperatura, Encontrar la velocidad que debe tener ei
sobre una chimenea cilindrica de 0.80 m de aire para obtener similitud dinámica, asi
diámetro. como la resistencia a esa velocidad, si ei
agua tiene 14°C de temperatura y el aire
b) ¿Qué fuerza se originaría sobre un mode­ 20°C.
problemas 199

20. El flujo de un gas en un ducto uniforme prototipo a partir de las mediciones en


se quiere simular por medio del flujo de el modelo.
agua en un modelo transparente a escala
le = 4. Se espera que la velocidad del gas en 25. La válvula de aguja — mostrada en la figu­
el prototipo sea de 24.4 m/seg, para una ra— tiene un diámetro Dp = 2 m y trabaja
viscosidad 62 veces 1m ayor que la de] con una carga H p = 100 m. Se ha probado un
agua. Determ inar: s modelo hidráulico de la misma, el cual tiene
a) la velocidad del agua;correspondiente al un diámetro Dm = 0.2 m y con una carga
modelo; H m = 6m descarga un gasto Qm = 206 lt/
b ) la egida de la presión que ¿e espera en seg. Bajo estas condiciones de trabajo se
el prototipo, por unidad de longitud, si ha medido el empuje dinámico del flujo
\ la correspondiente al modelo es de 0.14 sobre el cuerpo de la aguja y alcanza el
\ kg/cm2.', valor Pm = 60kg. Determinar:

a) El gasto Q que descargará la válvula


21. Determinar una expresión para las escalas para las condiciones en que funciona el
de velocidad y pérdidas de energía; para un prototipo;
flujo donde las fuerzas de viscosidad y de b) El empuje dinámico P en el prototipo
presión son dominantes. para esas condiciones.

22. En una tubería de 0.25 m de diámetro fluye Entrada /s a lid a del fluido p3ra

aceite de viscosidad cinemática v = 5.62 x


x 10-6 m2/seg y peso específico y = 800 kg/
m®. Determinar la velocidad a que debe
fluir agua a 15°C, por la tubería, para tener
v un flujo dinámicamente semejante. Explicar
por qué puede remplazarse por F/pV^D2 el
número de Euler, si F es una fuerza carac-
, terística y D alguna longitud también ca­
racterística. ¿Cuál es la relación de las
resistencias producidas por los dos flujos,
Figura del problema 25
para longitudes correspondientes?

Considerar que el flujo es completamente


23. Se propone la construcción de un modelo
turbulento y, por lo mismo, independiente
de escala 1:10, de una turbina de agua del número de Reynolds. Esto es, la ley de
para estudiar el flujo en la misma. En el semejanza a utilizar es la de Euler; y el
modelo se propone usar aire a 1.406 kg/cm2
fluido en ambos es agua.
de presión absoluta. Calcular la escala de
gastós que deba usarse para lograr simili­
tud dinámica en los flujos, considerando 26. Un venturímetro, destinado a la medición
que la temperatura de operación en el proto­ de gastos de kerosina, tiene un diámetro de
tipo y el modelo, es de 16°C. salida D = 300 mm y en la garganta á =
= 150 mm. Su calibración se efectúa por me­
dio de un modelo con agua construido a
24. Para determinar las pérdidas de energía escala 1:3. Determinar:
globales, en el sistema de tuberías de una
estación de bombeo de agua, se ensaya con a ) El gasto de agua <3m en el modelo para
un modelo reducido a escala le = 5; se observar la semejanza si el gasto de kero­
dispone de aire á 27°C y 1 kg/cm2 de presión sina en el prototipo vale Qp = lOOÍt/seg.
absoluta. Para un prototipo por el que circu­ El coeficiente de viscosidad cinemática
la agua a 15°C (a través de una tubería de del agua, a 20°C, es v = 0.01 stokes y el
4 m de diámetro) a una velocidad de 0.5 m/ de la kerosina a 10°C, es v = 0.045 stokes.
seg, determinar la velocidad del aire y el b ) La pérdida de energía hp y la caída de
gasto necesario en el modelo, así como presión Ápp, al medir el gasto en el proto­
la manera de determinar las pérdidas en el tipo, si durante la prueba en el modelo
200 similitud dinámica

se obtuvo hm = 0.2m y Apm = 0.1 kg/cm2. = 820 kg/m3.


Considere como ley de semejanza la de
El peso específico de la kerosina es y„ = Reynolds.

27. Un flujo de kerosina (v = 0.045 stokes) a ción contraída para la compuerta del
través de un orificio de diámetro d = 75 mm, prototipo, si durante la prueba se obtuvo
se estudia Con un modelo de agua (vm = 0,„ - 1551.t/seg y V m = 1.3 m/seg;
= 0.01 stokes) en el cual se conserva la c ) la fuerza dinámica Fp que produce el
semejanza de viscosidad y gravedad. Deter­ flujo sobre el prototipo, si en el modelo
minar: se midió Fm = 5.5 kg.
a) El diámetro del orificio dm para el mo­
El modelo se llevó a cabo según la ley de
delo;
similitud de Froude.
b) la relación que deben guardar la carga
del prototipo hp y del modelo hm;
c) la relación entre el gasto del prototipo Qp
y del modelo Qm.

Figura del problema 28

29. Una cortina vertedora se investiga en el


laboratorio con un modelo, geométricamen­
te semejante, construido a escala 1: 20. De­
terminar :

a ) La carga hm én el vertedor necesaria


28. El escurrimiento de agua por debajo de una
en el modelo, si en el prototipo hp =
compuerta radial se estudia en un modelo
= 3 m;
a escala 1:10. Determinar:
b ) el gasto en el prototipo, si eh el modelo
a) La carga H m que se debe tener en el fue Qm = 0.19 m/3seg;
modelo si en el prototipo H p = 4 m ; c ) la carga de presión sobre la cresta del
b ) el gasto Q„ y la velocidad V . en la sec­ vertedor en prototipo, si en el modelo se
problem as 201

nentes (a una temperatura de 20°C) desde


obtuvo una presión de vacío ^ ^ m — y = 0.01 stokes (p ara'agua pura) a v =
= 8 stokes (para la glicerina).
= 200 mm de columna de agua. y

En vista del poco efecto de la viscosidad, el


modelo se probó de acuerdo con la ley de
Froude. .

Por medio de un modelo experimental se


31. Considere un líquido que fluye bajo condi­
desea establecer la profundidad mínima ciones en que los efectos de viscosidad,
a la que debe colocarse el tubo de
gravedad y tensión superficial, sean aproxi­
succión de una bomba (desde la superficie
madamente de igual importancia. Determi­
libre del agua) en el cárcamo, para que
nar la relación entre las propiedades de los
no se produzcan vórtices en la entrada y no
fluidos para obtener similitud dinámica.
exista succión de aire. El líquido que se bom­
bea es petróleo (v = 0.75 stokes) con un
32. Calcular la velocidad del sonido en el agua
gasto Q = 140 lt/seg; el diámetro del tubo
a una presión de 1 kg/cm2 y a una tem­
de succión d - 250 m m ; la prueba se desea
peratura de 20°C. Suponer que los efectos
efectuar con un modelo de semejanza geo­
de compresibilidad son despreciables para
métrica a escala 1:5. Debido a que las
los números de Mach menores de 0.1. De­
condiciones de entrada de petróleo al tubo
terminar la velocidad que alcanzaría un
— en el caso dado— se definen por el efecto
proyectil viajando dentro de agua, para que
conjunto de las propiedades de inercia,
los efecto^ de compresibilidad sean impor­
viscosidad y gravedad del líquido, es nece­
tantes en la resistencia total.
sario observar en el modelo la igualdad de
los números de Reynolds y Froude. Deter­
33. Demostrar que las escalas de tiempo y ve­
minar :
locidad, cuando la elasticidad es la fuerza
a ) La viscosidad vm del líquido que debé dominante, son:
ser usado en el modelo ;
b ) él gasto Qm en el modelo y con este gas­
L----------------------
t e = ------------- ; v e = V E vJ p e
to la velocidad V m en el tubo del mo­
delo; v E ^ /jr .
c ) la profundidad hmin a la que dejan de
formarse vórtices en el prototipo, si en 34. Un proyectil que viaja con un número de
el modelo se obtuvo hmla = 60 mm. Mach igual a 3, en aire estándar (15°C), se
estudia por medio de un modelo a escala
Para obtener (en el modelo) un líquido de 1:10, en un túnej-de viento a —40°C. Deter­
la calidad deseada se puede utilizar una minar la velocidad del viento en el túnel
solución de glicerina en agua, que modifica y la velocidad a que vuela el prototipo.
la viscosidad en proporción a los compo­
ORIFICIOS Y COMPUERTAS

6.1 Ecuación general de los orificios

Considere un recipiente lleno de ún liquido, en cuya pared latera s s


ha practicado un orificio de pequeñas dimensiones (en comparación con
su profundidad H ) y cualquier forana, además de una área A. E l orificio
descarga un gasto Q cuya magnitud se desea calcular, para lo cual se su­
pone que el nivel del agua en el recipiente permanece constante por efecto
de la entrada de un gasto idéntico al que sale; o bien porque posea un
volumen muy grande. Además, el único contacto entre el líquido y la
pared debe ser alrededor de una arista afilada como se muestra en
la Fig. 6.1; esto es, el orificio es de pared delgada. Las partículas de líqui-
do en la proximidad del orificio se mueven aproximadamente en direc-
ción al centro del mismo, de modo que, por efecto de su inercia, la de­
flexión brusca que sufren produce una contracción del chorro, la cual
se alcanza en la sección 2. A esta sección se le llama contraída y tiene
una área A 0 inferior al área A del orificio. En ella las velocidades de las
partículas son prácticamente uniformes y con un valor medio V.

C
Figura 6.1. Orificio de pared delgada.

203
204 orificios y compuertas

Suponiendo un plano de referencia que calcula en términos de la del orificio, por


coincida con él centro de gravedad del medio de un coeficiente Cc llamado de
orificio, la aplicación de la ecuación de contracción (también sin dimensiones), en
Bernoulli (4.21) entre las secciones 1 y 2 la fo r m a :
de una vena líquida, además de considerar Ac = Co A
despreciable la velocidad de llegada al ori­
ficio, conduce a la expresión: el gasto 'descargado por el orificio es en­
tonces

Q = Cv Cc.Ay/2 g H (6.3)

donde se ha despreciado el desnivel eritré o bien, con Cu = Cv C 0 (coeficiente de gas­


los centros de gravedad del orificio y de to), el gasto se calcula finalmente con la
la sección contraída. De aquí sé obtiene: ecuación general de un orificio de pared
delgada, a saber:
y = V 2 g¥ (6 .1 )
Q = C dA \ / l j F i (6.4)
La ecuación se llama de Torricelli y puede
también obtenerse de la ecuación, (4.14)
de Bernoulli entre dos puntos: uno dentro Conviene aclarar que en las ecuaciones an­
teriores se consideró H como el desnivel
del recipiente y otro en el centro de gra­
vedad de la sección contraída. Esto es, la entre la superficie libre y el centro de
Ec. (6.1) indica que la velocidad sigue gravedad del orificio. Esto resultó de su­
una ley parabólica con la profundidad y poner que era despreciable la velocidad
en este caso la velocidad media V, se de llegada al orificio y que la presión
sobre la süperficie libre corresponde a la
calcula con la profundidad media del ori­
ficio y corresponde a ku centro de grave­ atmosférica. Cuando ello no acontece, H
dad, no obstante que las velocidades de corresponde a la energía tota l; esto es, a
las partículas arriba de este punto son la suma de la profundidad del orificio,
menores y, abajo, mayores. Esto tendrá de la carga de velocidad de llegada y de
por supuesto m ayor validez a m edida que la ! carga de presión sobre la superficie
del a g u a :
la dimensión transversal, no horizontal,
del orificio sea mucho menor que la pro­
fundidad H del mismo. Es más, los resul­ £ = i/ + (6.5)
tados obtenidos de la Ec. (6.1) concuerdan ; 2S , Y
con los obtenidos experimentalmente sólo
si se corrigen, mediante ün coeficiente Cv 6.2 Coeficientes de velocidad, contracción
llamado de velocidad, en la fo rm a : y gasto, en orificios de pared delgada

V = Cv V 2 g H (6.2) Los coeficientes de velocidad, contrac­


ción y gasto, en un orificio, son básica­
donde Cv, coeficiente sin dimensiones muy mente experimentales. Sin embargo, en
próximo a 1, es de tipo experimental y teoría es posible encontrar la magnitud
además corrige el error de no considerar del coeficiente de gasto para un orificio
en la Ec. (6.1), tanto la pérdida de ener­ circular a partir de la ecuación de la can­
gía Ahr, como los coeficientes oq y a2. tidad de inovimiento aplicada sobre un
Si el área de la sección contraída se volumen de control limitado por la fron-
coeficientes de velocidad, contracción y gasto 205

tera del chorro en contacto con el aire. la de movimiento, es necesario conocer la


sección contraída y, dentro del recipien­ velocidad media sobre la semiesfera en
te, por una superficie semiesférica de ra­ la dirección del escurrimiento. La compo­
dio igual al del orificio (F ig. 6.2). Para nente paralela al eje del orificio de las
hacer lo anterior, se designa como v, la velocidades v 1, sobre la superficie de la
velocidad de una partícula sobre lasemi-semiesfera, vale vx eos 0; es decir, que
esfera de radio R, trazada en la Fig. 6.2, la variación es según una ley cosenoidal
cuya dirección es radial al centro de la como se fnuestra en la Fig. 6.3. De este
semiesfera. modo, la media de las componentes de
La superficie de la semiesfera vale l,a velocidad, sobre la superficie semies­
férica, se obtiene por la igualación del vo-
A1 = 2 x R 2 (6.6) lumeri del cilindro V s n R 2 con el volumen
encerrado por la superficie de ley cose-
y la correspondiente ' a la sección con­ n o i^ a l; o sea
traída:
A e — Cc A = C c Jt R2 (6.7) Vs= — í í eos 0 dA
Jt R JJ A

i R 2 r^~
y, con eos 0 = -------------- ,dA = 2it r d r ;

entonces

P V R- - r- r d r
R ¿ Jo

la integración conduce al resultado si­


guiente :

2 v, R
v^ ~ T é t {R 2 - r2y/^ r

Figura 6.2. Derivación del coeficiente de con­


tracción para un orificio de pared delgada.
finalmente, se tiene que ,
De ia ecuación de continuidad se ob­
tiene y s = | Vl (6.9)

Substituyendo la Ec. (6.8) en la (6.9) re­


sulta :

Substituyendo en esta ecuación a las V» = — - V - (6.10)


Ecs. (6.6) y (6.7) resulta que
Por tanto, es posible evaluar los coeficien­
Vl = i C c V (6.8) tes ¡3 que intervienen en la ecuación de la
cantidad de movimiento. Por una parte,
Para aplicar la ecuación de la cantidad el coeficiente |3 para la sección contraída
206 orificios y compuertas

Es necesario conocer las fuerzas que im­


pulsan al volumen de agua limitado por
v x eos 0
la sección contraída y las secciones de la
esfe ra; en un punto £ sobre la semiesfera
actúa la presión p. La ecuación de Ber-
noulli para üna línea de corriente (ecua­
ción 4.14), aplicada a este punto, es
X I
u H = z + — A
Vi
Y - 2g

' Si se acepta que la carga H es muy gran­


de en comparación con el radio del ori­
ficio, puede entonces despreciarse z y, por
tanto, sobre toda la semiesfera la presión
será constante y de valor:
Figura 6.3. Distribución de las componentes de
la velocidad normales a la sección del orificio.
v ,
vale 1, pues se supone que la distribución
de la velocidad coincide con la m edia;
sin embargo, el coeficiente (3 para la semi- P or lo cual la componente en la dirección
esfera tiene un valor distinto de 1 y resul­ del movimiento del empuje o fuerza total,
tar de la Ec-. (4.17), a saber: sobre la superficie de la semiesfera, es

Pi =
ÍX‘2eos20 dA

(6 .11)
p.A = A (6.13)
A V .2
En la sección contraída actúa la pre­
De la Fig. 6.3, dA = 2 n r dr y ademas sión atmosférica, por lo que la fuerza so­
bre dicha sección será cero .rLa masa del
sen2 0 = ' eos2 0 — 1 ^ líquido descargada a través del orificio es

Con estas expresiones y considerando la — CoA V


Ec. (6.8) el valor de es: 8
_ i _ r la cual se acelera desde la velocidad me­
dia V , sobre la semiesfera, expresada por
11 A V .* i , 3 V R / ;
la Ec. (6.10), hasta la velocidad media V
1 Co2v 2 r tcr2 ji R 2 en la sección contraída. Así, de acuerdo
A V S2 2 L 2 ,4 con las Ecs. (6.8), (6.10), (6.12) y (6.13),
la ecuación de la cantidad de movimiento
y de la Ec. (6.10) resulta entonces que sé expresa como sig u e:

9 ;t R 2 9
C c2V 2- —— ==— = 1.125 (6.12)
n R 2 Ce2 F 2
/ coeficientes de velocidad, contracción y gasto 207

ción y gasto, son función exclusivamente


= — A C o V ( V —— — f ) del número de Reynolds. De acuerdo con
g : \: .8 3 )
los resultados de diferentes investigadores
Por otra parte, de la Ec. (6.2) se tiene que (R efs. 21, 22 y 23), para orificios circu­
lares sus valores tienen la variación mos­
1 V2 i
H = trada en la Fig. 6.4. Se observa que para
2g números de Reynolds Re > 10®, los coefi­
cientes C v, Co y Cd son independientes de
con lo cual resulta: dicho número y adquieren los valores
constantes siguientes:
V2

2g - Cv = 0.99

o bien, eliminando la carga de velocidad, Co = 0.605


se tiene que / Cd = 0.60

De la tabla 6.1 se tiene que para Cv =


( ^ t ) c ' - 2C- + é - = ° = 0.99, la Ec. (6.14) proporciona los va­
lores Co = 0.60 y Cd = 0.594 que coinciden
por tan to: prácticamente con los coeficientes experi­
mentales arriba indicados.
C? - 4 Ce + = 0 Por definición de coeficiente de con­
tracción, para un orificio circular se ob­
tiene
Debido a que C B debe ser menor que 1; la
raíz válida en esta ecuación es la corres­
pondiente al signo negativo del radical; D = ■De (6.15)
así, se obtiene la ecuación:
y con Ce = 0.605, D - 1.285 D c; o bien,
= 2 - ^ 4 ------ 1 _ Do = 0.778 D.
(6.14)
1 Cv2 Cuando se trata de orificios rectangu­
lares de poca altura los coeficientes Cv, C c
En la tabla 6.1 se presentan los valo­ y Ca, son prácticamente los mismos en la
res de Co y C,i calculados de la Ec. (6.14), Fig. 6.4. En este caso (en lugar de D ) en
para diferentes valores de C v y de la defi­ el número de Reynolds se utiliza la míni­
nición de Ca. m a dimensión a del orificio y en la ecua­
ción (6.4) corresponde a su área A — ab
TABLA 6.1. Coeficientes de gasto de la Ec. 6.14 ( b es la dimensión máxima del orificio).
Los resultados de la Fig. 6.4 son válidos
Cv 1 0.99 0.98 0.97 0.96 0.95 siempre que se tenga una contracción
Ce 0.586 0.60 0?615 0.631 0.647 0.664
completa, que se logra si la distancia en­
Cd 0.586 0.594 0.603 0.612 0.621 0.631
tre los cantos del orificio y las fronteras
del recipiente (pared lateral, fondo o su­
Mediante un análisis dimensional se perficie libre) es por lo menos 3 D en ori­
comprueba (problem a A.8, apéndice A ) ficios circulares, o 3 a en orificios rectan­
que los coeficientes de velocidad, contrac­ gulares.
208 orificios y compuertas

Figura 6.4. Variación de los coeficientes de velocidad, contracción y gasto,


con el número de Reynolds en un orificio circular.

6.3 Pérdida de energía cidad media en la sección contraída. El


coeficiente de pérdida K no tiene dimen­
Si al establecer la ecuación de Bernoulli siones y es función sólo del coeficiente
para deducir la Ec. (6.1), se incluye el de velocidad siguiente:
término de pérdida de energía, entonces,

V- £ = -^ --1 (6.17a)
H = — — + Ahr
2g
Así, para Cv = 0.99, K = 0.02. De la ecua­
P or otra parte, de la Ec. (6.2) resulta: ción (6.17a) sé tiene también que

;; ' i'
CV1 2g *K + 1

que, substituida en la ecuación ante­ El perfil de la trayectoria del chorro


rior, da queda determinado por la Ec. ( c ) del pro­
blema 4.13, en que V 1 se calcula de la
/ i \ v2 y2 Ec. (6.2).
\ Cv2 1 2g 2g
Áy Problem a 6.1. E l orificio circular practi-
La Ec. (6.16) indica que la pérdida de cado en la pared vertical de un recipiente
energía es proporcional a la carga de velo- que contiene agua tiene un diámetro D .=
orificios de grandes dimensiones O cargas pequeñas 209

= 0.10 m y desaloja un gasto Q = 29.5 lt/


seg con una carga H = 2 m. Con el sistema
de coordenadas indicado en la Fig. 6.5, se
ha medido en el laboratorio que x — 3m De la. Ec. (6 .4 ) el coeficiente de gastó es
y y = 1.15 m, para el punto 1. Calcular los entonces:
coeficientes de contracción, gasto y velo­
cidad.
Q
Cd =
A V 2gH

0.0295
= 0.60
0.785 X (0.10)2 X 6.261

E l coeficiente de contracción, por otra par­


te, será

Ce - = 0.607

Finalmente, de la Ec. (6.17a) el coeficien­


te de pérdida de energía vale

1
K = - 1 = 0.022
(0.989):
¡I Solución. Debido a que en la sección con-
j; traída el ángulo de inclinación del chorro Para el agua — a 15°C— el coeficiente de
I es 0 — 0, además de que en esa sección las cni2
j1 componentes de la velocidad son V lx = V viscosidad cinemática es v = 0.0175 — :—
seg
si y F iy= 0 , de la Ec. ( c ) del problema 4.13 y, (Fig. 1.8); luego entonces, en el orificio el
í ¡ de acuerdo con la orientación de los ejes, número de Reynolds es :
t¡ se tiene a
ii g x2
í; ; y ~ 2 y2
= — 2gH P = = 3.578x10*
V 0.0175
! Por lo que la velocidad media en la sec-
• ción contraída v a le : Con este número de Reynolds se comprue­
ban en la Fig. 6.4 los coeficientes antes
obtenidos. ' 1

= W V = 3 i x ^ = 6 -1 9 4 m / s e g
6.4 Orificios de grandes dimensiones o
De la E cí (6.2) el coeficiente de velocidad
resulta ser cargas pequeñas

y 6.194 En la deducción de la ecuación general


C„ = de los orificios se ha supuesto que la velo­
V 2 gH V 2 X 9.8 x 2 cidad media de todas las partículas se
210 orificios y compuertas

Figura 6.6. Orificios de grandes dimensiones o poca carga.

puede calcular a partir de la energía to­


tal H, al centro de gravedad de la secciónv Q' = C d\/' 2 g H
contraída, lo cual es válido cuando el ori­
ficio es de ¡pequeñas dimensiones en com­
paración con sü profundidad. Resulta con­ [i + t ( J - ) - 4 ( í -), + - I » *
veniente investigar lo que sucede cuando
el orificio es de grandes dimensiones y se Esta ecuación, dividida entre la (6.4), re­
encuentra a poca profundidad. Para lo 7 sulta ser
anterior debe considerarse un orificio de
form a cualquiera practicado en la pared
vertical de un recipiente y la notación que
♦ = Q j L A= J ±- * i r .
se indica en la Fig. 6.6.

■■\ydz
De acuerdo con la Ec. (6.4) el gasto que
pasa por un elemento diferencial de [I + T ( ! ) - y ( ! ‘) , +
área es
Como la integral del primer término es A
y la del segundo vale cero por tratarse
d Q ' = CdV 2 g ( H + z ) i y d z del momento estático del área respecto
a su eje centroidal, resulta entonces :
donde H es la carga; al centro de gravedad
del orificio.
E l gasto total que pasa por el orificio *= -§ -= i -8 t s n *■>’* + • "
es entonces:
Para el orificio rectangular, y = b (cons­

tante), Zi = z2 = el valor de 4> será:


Q = C W 2 g J*_z ( # + z)i y d z =

= Q V 2 g H ]* _ ,’( ! + j j ) h y dz

Al desarrollar el binomio del integrando, Para el orificio circular, y dz = dA, z¡_ =


si despreciamos los términos de orden su­ = ; el valor de <£ es
perior, resu lta;
orificios con contracción incompleta 211

O' 1 D en tal caso el orificio se apoya sobre la


í H ' - w (t ¡ t (6i9) pared del recipiente.
En cualquiera de los ejemplos anterio­
A continuación se incluyen algunos va­ res deben corregirse los valores señalados
en la Fig. 6.4.
lores de <f> para los orificios rectangular
En el caso de contracción parcialmente
y circular, obtenidos de las Ecs. (6.18) y
suprimida, se puede utilizar la siguiente
(6.19).
ecuación empírica para calcular el coefi­
ciente de gasto (R ef. 21), a saber:

a D O R I F I C I O
— ó —
H H Rectangular Circular C d ^ C ío 1 + 0.641 ( 6 .20 )
2 0.94 0.95
1 0.99 0.99
donde CV es el coeficiente de gasto del ori­
0.67 1 1
ficio ; C i0 el coeficiente de gasto del mismo
orificio con contracción completa; A 0 el
área del orificio; A t él área de la pared
El válor a / H = D / H = 2 equivale al caso
del recipiente en contacto con el agua
extremo en el que el nivel del agua en el
(Fig. 6.7)........
recipiente coincide con el canto superior
del orificio. En dichas condiciones el ori­
ficio no funciona como tal, sino como un
vertedor de pared delgada (capítulo 7).
En los restantes casos el coeficiente que
corrige a C a de la Ec. (6.4), resulta despre­
ciable y esta última puede utilizarse con
la misma precisión en orificios de grandes
dimensiones o de poca carga.

6.5 Orificios con contracción incompleta


Figura 6.7. Contracción parcialmente suprimida
en un orificio.
Se puede hablar de dos tipos de contrac­
ción incompleta en un orificio.
a ) Cuando las paredes o el fondo del En el caso de contracción suprimida
recipiente se encuentran a distancias infe­ nos interesan los problemas de orificios
riores a 3Z> ( D es el diámetro de los orifi­ de fondo relacionados con compuertas, los
cios) o bien, a 3 a (a, dimensión mínima cuales se tratarán más adelante. r
en orificios rectangulares), se dice que la
contracción en el orificio es parcialmente Problem a 6.2. E l orificio de pared delga-
suprimida. da, de la Fig. 6.8, es cuadrado (a = 0 .1 8 m )
b ) Si se llega al caso extremo en que y trabaja con una carga h = 0.5 m. Sobre
una de las fronteras del recipiente coinci­ la superficie libré del líquido actúa una
da con una arista del orificio, se dice que presión de p0 = 1.45 kg/cm2. Determinar el
la contracción es suprimida en esa arista; gasto que descarga el orificio.
212 orificios y compuertas

6.6 Orificios con descarga sumergida

Cuando el orificio,descarga a otro tan­


que cuyo nivel esta por arriba del canto
inferior del orificio, se dice que la descar­
ga es ahogada. E l ahogamiento puede ser
total (Fig. 6.9) o parcial (Fig. 6.10).

■ Figura 6.8. Del problema 6.2.

Solución. De acuerdo con la Fig. 6.8 las


distancias desde los Cantos del orificio v
a las paredes más próximas del recipien­
te, son menores de 3 a, por lo cual se
trata de una contracción parcialmente su­
primida. E l coeficiente de gasto para el
caso normal de contracción completa es: 7777777777777777777777.
Cd = 0.60; para hacer uso de la Ec. (6.20)
Figura 6.9. Ahogamiento total.
tenemos que

A n = a2 = 0.0324 m2

At = b + — + c ^ =

= 0.3 ( 0.5 + 0.09 + 0.1) = 0.207 m2

luego entonces:

Cd = 0.60[l + 0.641 x ( ^ ^ ) 2 ] = 0-609

Además, la carga total que actúa sobre el


: Figura 6.10. Ahogamiento parcial.
orificio e s :
En el caso de descarga ahogada total
H = h + = 0.5 + 14.5 = 15 m se puede derivar una ecuación análoga a
. Y . la general (6.4), con la única diferencia
que la energía total H es entonces A H ( di­
de la Ec. (6.4), el gasto vale ferencia de niveles entre los dos recipien­
t e s ); el gasto es entonces:
Q = 0.609 x 0.0324 V 2 X 9.8 X 15 =

= 0.338 xii3/seg Q = C dA ^ 2 g A H (6.21)


compuertas 213

Se recomienda utilizar el mismo coefi­


ciente de gasto Cd que el de un orificio
de descarga libre.
Cuando el ahogamiento es parcial, como
i en la Fig. 6.10, el gasto total descargado
por el orificio se puede expresar como la
suma Q 1 y Q2, donde Q, es el gasto corres­
pondiente a la porción del orificio con
descarga ahogada, es d ecir: Figura 6.12. Compuerta radial.

mente se hace entre el piso de un canal y


C aiA 1y ' ' 2 ~ g W ; el borde inferior de la compuerta, por lo
que su ancho coincide con el del canal;
y Q2 es el gasto de la porción del orificio en estas condiciones el flujo puede consi­
con descarga libre, a saber: derarse bidimensional (Figs. 6.11 y 6.12).
E l gasto de una compuerta y las carac­
Q 2 = C d2 A 2 V 2 g H m terísticas hidráulicas de su descarga se
pueden conocer a partir del estudio de
No hay investigaciones confiables acerca una red de flujo obtenida por cualquiera
de los coeficientes de gasto Cat y C<¡2; al de los métodos expuestos en el capítulo 10.
La red de flujo de la compuerta plana,
respecto, Schlag (R ef. 22) propone que
de la figura 6.13, permite explicar con
CV, = 0.70 y C d2 = 0.675, en el caso de
claridad la contracción que experimenta
que el orificio tenga un um bral en el fon­
el chorro descargado por el orificio de al­
do, como en la Fig. 6.10.
tura a, hasta alcanzar un valor C 0a en
una distancia L en la que las líneas de
6.7 Compuertas corriente se vuelven horizontales y tienen
por ello una distribución hidrostática de
presiones. Debido al fenómeno de contrac­
Una compuerta consiste en una placa
ción y a la fricción con el piso, se produce
móvil, plana o curva, que al levantarse
una pérdida de carga Ahr que influye en
permite graduar la altura del orifició que
el cálculo del gasto. Asimismo, la carga
se va descubriendo, a la vez que controlar
de velocidad V-?/2g con que llega el agua
la descarga producida. E l orificio general-
en el canal, aguas arriba de la compuer­
ta, tiene m ayor importancia a medida que
hZ/2g la relación y J a disminuye.
En el canto inferior de la compuerta
las líneas de corriente tienden a unirse
y es ahí donde la velocidad adquiere su
máximo valor. Debido a la curvatura de
las líneas de corriente una gran presión
actúa sobre la línea de intersección del
plano de la compuerta, razón por la cual
se tiene una velocidad pequeña.
j ~ — L = alC0
Para obtener la ecuación que propor-
Figura 6.11. Compuerta plana. ■' cione el gasto, aquí se considerará el caso
214 orificios y compuertas

Línea de energía
n2/2g.

Distribución de presiones en
la sección del orificio

Figura 6.13. Red de flujo para una compuerta plana.

más general de una compuerta plana, P or otra parte, de la ecuación de continui­


con una inclinación 0° respecto de la hori­ dad se tiene:
zontal (F ig. 6.14) y un ancho b. La inclina­
ción 0o es equivalente a la de la tangente C ca
en el labio de la compuerta radial, de la V i = — v 2 (6.23)
yi
Fig. 6.12, y con 0 = 90° incluye el caso de
la compuerta vertical de la Fig. 6.11. Se
que substituida en la Ec. (6.22) condu­
establece la ecuación de la energía entre ce a :
una sección 1, aguas arriba, de la com-
puérta y la sección contraída, a sab er: / Ce a \ 2 V 22 V,
yí + ( — ) ^ - = Cea +
2g 2g
V-r V.f
H = .yi + -—— = Cea H— - — ( 6.22)
2g 2g y de aquí, tenemos que

y -/ _ y , - C ca
2g

Vi

SW777W?7?S/»WWW77r/ P or tanto, la velocidad media real en la


Figura 6.14. Compuerta plana inclinada. sección contraída e s :
compuertas 215

rr_ Cv F TZTT ía-> a\ considerar el empleo de en lugar de H .


—,— -■ - v-2gyi \ ■ ) s i la descarga es sumergida con un ti-
J l_ l _ i— r a n te y 3 en e l ca n a l, a gu a s a b a jo d e la
.yi compuerta, se puede hacer un desarrollo
■ „ . . , ., . análogo al anterior y obtener una expre-
en que C„ esel coeficiente develocidad. sión idéntica a la Ec ( 6 2 5 ) para cualquier
El gasto es t|p0 de compuertá.
^ ^ L Los coeficientes de velocidad, contrac-
q _ <- v b a w 2g y t ción y gasto los han obtenido experimen-
i~ C ja talmente muchos investigadores ; sin em-
^ + ~ ~ bargo, en ningún caso se ha encontrado
1 coincidencia en los resultados.
Q = C& b a (6 .2 5 ) , L ° s c o e fic ie n t e s C „ C„ y C , d e p e n d e n ,
desde luego, de la geometría del flujo y
del núm ero de Reynolds. De acuerdo con
donde:
los resultados presentados por Domínguez
„ „ (R ef. 24) en la mayoría de los problemas,
Cd = ° v----- (6.26a) en la práctica, se supera el número de Rey-
I Ce a n o ld s a p a r t ir d e l cu a l e l f l u j o se t o m a
1 ~ in d e p e n d ie n te d e él.
G e n tilin i ( R e f . 2 5 ) r e a liz ó in v e s tig a c io -
0 ie n nes en c o m p u e rta s p la n a s in c lin a d a s y
C c = | — Y— ) 2 + r a d ia le s , c o n d e s c a rg a lib r e . E n la F ig . 6.15
(C V se p re s e n ta n lo s c o e fic ie n te s d e g a s to C á
o b te n id o s en c o m p u e rta s p la n a s co n un
+ — ( — ) 21 + - ) 2 (6 .2 6 b ) á n g u lo d e in c lin a c ió n 0 en t é r m in o s d e la
U y i (< V J (C j r e la c ió n y J a .
'________ . L a s e x p e rie n c ia s d e G e n tilin i in c lu y eri
En la E c. (6 .2 6 a ) J i + ..c l ? _ s lr v e p a ra f <*e la c o m p u e r ta p la n a v e r tic a l
" ■yí 0 —90, t ip o d e l c u a l se h a n o c u p a d o m -

■yi/a
Figura 6.15. Coeficientes de gasto para compuertas planas inclinadas
con descarga libre. "
216 orificios y compuertas

Valores de">’i7 “

Figura 6.16. Coeficiente de gasto de una compuerta- plana vertical según Cofré
y Buchheister (Ref. 24).

vestigadores como Joukowsky y Vedér- respecta a los coeficientes de gasto, Cofré


nikov (R ef. 6 ) de la Unión Soviética, Fran- y Buchheister (R ef. 24) comprobaron y
ke de Alemania ( R ef. 1), Henry de Estados ampliaron los resultados , obtenidos por
Unidos de Norteamérica (R ef. 26) y Cpfré Henry (Fig. 6.16). Se incluye aquí el caso
y Buchheister de Chile ( Ref. 24). Knapp de las compuertas con descarga ahogada
(R bf. 23) y Hendcrson (R ef. 27) exponen en el que se ha calculado el coeficiente de
una comparación interesante de algunos gasto Cd para que siga siendo válida la
de estos resultados que presentan dis­ Ec. (6.25). Aquí, dicho coeficiente depende
crepancias importantes atribuibles, según \de y J a y 'ad em ás de y j a , esto es, del
Knapp, al grado de agudeza del canto afi­ tirante ys en el canal aguas abajo de la
lado de la compuerta. Henderson, por el compuerta. E l criterio para estudiar el tipo
contrario, concluye que esto se debe a de descarga se presentará en el Vol. 2 de
la manera como se desarrolla la capa lí­ este libro.
mite a partir del plano de la compuerta. Como se observa en las Figs. 6.15 y
Con base en las experiencias de Genti- 6.1b, los resultados para 0 = 90° en la
lini, Knapp propone una ecuación para primera concuerdan bastante con los de
calcular el coeficiente de- velocidad en descarga libre en la segunda.^
compuertas verticales con descarga libre, ' Con los coeficientes dé gasto para des­
en función de a/ H . Para ser congruentes carga libre (tom ados de la Fig. 6.16)
con los anteriores desarrollos, el autor de y los de velocidad, calculados de la ecua­
este libro ha modificado la ecuación para ción (6.27), se obtuvieron los correspon­
que la dependencia sea con fl/yi: dientes a Ce, a partir de la Ec. (6.26b), los
cuales mostraron sólo ligeras variaciones
en torno al valor 0.62. Para fines prácti­
C* = 0.960 + 0.0979 - (6.27)
-yi cos, sé recomienda un valor C 0 = 0.62 para
cualquier relación y J a , inclusive para des­
Tiene como límite superior C„ = 1, el cual carga sumergida. v
sé alcanza para a/y1 -= 0.408. P or lo que De acuerdo con la Fig. 6.13 la distancia
compuertas 217

horizontal, desde el,plano- de una com­ tró una ecuación,, semejante a la (6.27),
puerta vertical hasta la sección contraída, para calcular el coeficiente de velocidad
alcanza el valor el cual queda también en función del án­
gulo de .inclinación 0, de la tangente al
labio inferior de la; compuerta (Fig. 6.12).
L = , (6.28)
Diclia ecuación modificada es :

Según Joukowski y Vedérnikov, esta Cv = 0.960 '-(0.001615 0 ° -


distancia débe ser igual a la abertura de
la compuerta). -.0.0475) — - (6.29)
En compuertas planas verticales, cuan­ Vi
do y J a < 1.35, se inicia el despegamiento
del chorro desde el canto de la compuer­ donde C„ tiene nuevamente como límite
ta, además del arrastre del aire al interior, superior Cv = 1. Esta ecuación proporcio­
por lo que en ese caso deja de ser válida na valores muy aproximados en compuer­
la Ec. (6,25). y tas planas e inclinadas al mismo ángu­
Cuando el labio inferior de la compuerta lo 0,
se redondee, como en la Fig, 6.17, los En la Fig. 6.181.se presentan los valores
coeficientes de contracción y de gasto del coeficiente de gasto obtenidos por
—correspondientes a la arista afilada— se Gentilini en compuertas radiales con des­
multiplican por un coeficiente s (Ref. 28) carga libre y en función del ángulo 0 y
que varía de acuerdo con la relación r/a de la relación y J a, que son aplicables a la
como sig u e: Ec. (6.25),.

r/a 0.1 0.2 0.3 0.4

,£ 1.03 1.13 1.25 1.25

donde r es el radio con el cual se redondea;


ia arista.

Figura 6.18. Coeficientes de gasto en compuertas


radiales con descarga libre, según Gentilini.

Figura 6,17. Redondeo en el labio inferior Con los valores de C v de la Ec. (6.29),
de una compuerta. así como de C d de la Fig. 6.18, cdn el auxi­
lio de la Ec. (6.26b) se puede obtener el
Para compuertas radiales Knapp encon­ valqr de C c para cada condición de funcio-
218 orificios y compuertas

namiento, que se puede suponer válido sultados correspondientes al coeficiente


cuando la descarga es sumergida. Knapp de contracción, en cuyo caso se reco­
(R ef. 23) ha desarrollado una ecuación mienda calcularlos en form a semejante
teórica para calcular C0; sin embargo, sus a las Ecs. (6.26b), (6.29) y Fig. 6.19, to­
resultados no son congruentes con las ex­ mando en cuenta que
periencias. H enderson' (R ef. 27), por su
parte, propone una ecuación empírica n h a
eos 0 = ------------
aproximada para el mismo o b jeto : r r

Cc= Í^0.00833 0o + 0.0000445 (0 o) 2 (6.30) ^

a/r
Quizá las experiencias de Toch (R ef. 29)
hasta ahora son las más completas en lo ~yTr
que se refiere a las compuertas radiales K
Problem a 6.3. En la compuerta del pro­
pues incluyen el caso de descarga sumer­
blema 4.16 calcular: a ) la abertura que
gida. En la Fig. 6.19 se presentan los
debe tenér para descargar un gasto de
valores del coeficiente de gasto obtenidos
7 m 3/seg; b ) con esta misma abertura,
por Toch, los cuales se han relacionado
calcular el gasto que descarga cuando el
con y j r , a/r, y3/ r para cada valor de h/r,
tirante, aguas abajo, es y, = 1.80 m.
tanto en descarga libre cómo en sumergi­
da, donde h es la altura del perno de la Solución a ). De la Ec. (6.25) la abertura
compuerta. Esta form a de presentación de la compuerta e s :
resulta más cómoda de utilizar que la de
Gentiíini. Los coeficientes son por supues­
to aplicables a la Ec. (6.25).
Sin embargo, Toch no presenta los re­ C ,i b \ / 2 g y 1

a)..h/r = 0.1 b) h/r - 0.‘ c) h/r = 0.9

Figura 6.19. Coeficiente de gasto de una compuerta radial, según A. Toch (R ef. 29).
compuertas 219

0.34 la misma abertura si la descarga es libre,


~c7 así como los coeficientes de contracción
Cu X :3 V 19.6 X 2.4 y gasto correspondientes.

Suponiendo un coeficiente de gasto para Solución a ). Siendo la relación~h/r ■=


descarga libre Cu = 0.56, se tiene que
= 0.89, se puede usar la gráfica al extremo
derecho de la Fig. 6.19. Además, y j r = 1
0.34
= 0.607 y y-Jr - 0.767.
"0756 De la Ec. (6.25) la abertura de la com­
entonces puerta es
yi 2.4
= 3.95
a 0.607
a -
Ca V 2g yx
Para esta relación, de la Fig. 6.16 un coefi­
ciente de gasto más aproximado es 0.57; 2.60 0.277
la abertura correcta de la compuerta v a le :
CdV 2 x 9.8 x 4.5
0.34
: 0.60 m
0.57 Para una relación a /r = 0.2 y, por extra­
polación, Cu = 0.41; resulta que
De la Ec. (6.27) se obtiene un coeficien­
te de velocidad C v = 0.985 y de la ecua­ 0.277
a = ----------- = 0.675 m
ción (6.26b), Ce = 0.62, siendo el tirante 0.41
en la sección contraída:
í , J a 0-675
Un valor mas exacto de — = ---------- =
y2 = 0.62 x 0.60 = 0.372 m r 4.5
= 0.15 y Cu = 0.37, siendo
Solución b ) . Con y J a = 4, y3/a = 1.80/
0.60 = 3; de la Fig. 6.16 el coeficiente de a = 0.75 m
gasto es Cd/ = 0.39 y el gasto descargado
por la compuerta vale entonces: Solución b ) . Para esta abertura, tenemos :

<2=0.3 9x3 x0 .6 V 2 x9.8x2.40 = a 0.75


= 0.167
4.5
= 4.81m3/seg
eos 0 =' 0.89 - 0.167 = 0.723
Problema 6.4. Und compuerta radial de
4.5 m de radio y altura del perno h = 4 m 0 ss 44°
debe descargar un gasto por unidad de
ancho q — 2.60 m 3/seg/m, con un tirante, y con
aguas arriba, yL — 4.50 m y otro, aguas
abajo, y3 — 3.45 m. a ) Calcular la abertura a a/r 0.167
= 0.167
de la compuerta para las condiciones de yi yjr 1
descarga ahogada; b ) Calcular el gasto,
por unidad de ancho de la compuerta, con entonces:
220 orificios y compuertas

, C„ = 0.96 + (0.001615 X 44o— 0.0475 ) 0.167= ción contraída, tiene todavía espacio den­
: 0.964 tro del tubo para expandirse y llenar la
totalidad de la sección. Entre la sección
Además, de la Fig. 6.19c, el coeficiente contraída y la final ocurre un rápido des­
para descarga libre es 0.(58 y el gasto censo de la velocidad acompañado de tur­
bulencia y fuerte pérdida de energía.
P or un razonamiento análogo al de los
= 0.68 X 0.75 \/2 X 9.8 x 4.5 =
orificios de pared delgada, se concluye
- 79Lm3/seg/m. que la velocidad de salida del líquido se
puede calcular con la misma Ec. (6 .2 ):
Por otra p a rte:
V = Cv \ / 2 ~gH
a . C - . , _ 0 . 1 É 7 X 0 L7051 = ^
(
Vi W 2 donde el coeficiente de, velocidad Cv se re­
duce ahora hasta el valor 0.82, encontrado
y de la Ec. (6.26b) resulta: experimentalmente por diferentes investi­
gadores, cuando e / D = 3. Además, siendo
ahora Cc = 1 la ecuación (6.4) del gasto
Co = 0.0416 + V0.00173 + 0.498 = 0.748
es la misma, con la única circunstancia
que Cd = Cv — 0.82, esto es, el gasto es,
6.8 O rificios-de pared gruesa
aproximadamente, un tercio mayor que
en un orificio de pared delgada. Lo ante­
Cuando la pared en el contorno de un
rior se explica debido a que en la sección
orificio no tiene aristas afiladas, el ori­
contraída se form a un vacío parcial con
ficio es de pared gruesa o tubo corto
presión ligeramente menor que la atmos­
(Fig. 6.20). férica e incrementa el valor efectivo de
la carga H. De la Ec. (6.16) la pérdida
de energía es a h o ra :

1 V2
ktir = = 0.49 ■
(0.82)2 ~2f

Cuando e / D > 3, empieza a tener influen­


cia la fricción y el tubo corto debe consi­
derarse como un conducto a presión, in­
cluyendo todas sus pérdidas de energía.
En la tabla 6.2 se presentan los coefi­
cientes de gasto C,¡ para aplicarse en la
Ec. (6.4), valores que han sido encontra­
dos por diferentes investigadores parados
Figura 6.20. Descarga a través de un tubo corto. tubos cortds más comunes en la práctica.

En este tipo de orificio se observa que


el chorro, una vez que ha pasado la sec-
orificios de pared gruesa 221

TABLA 6.2. Coeficientes de gasto para diferentes


tipos de orificios de pared gruesa'

a) Tubo corto.

Para 6 = 0o (Domínguez, Eytelwein y Schu-


rinu).

e/d^0.5 1 1.5 2.0 2.5 3: 5

Cd 0,60 0.75 0.78 0.79 0.80 0.82 0.79

efd .12 25 36 50 60 75 100

Cd 0.77 0.71 0.68 0.64 0.60 0.59 0.55

Para e/D = 3 el coeficiente Cd, según Weis-


bach, se obtiene de los siguientes valores en
función de 0:

0 0o 10° 20° 30°. .40° 50° 60° x

Cd 0.82 0.80 0.78 0.76 0.75 0.73 0.72

Cd = 0 .9 5 2
(Popow)

b) Tubos cilindricos rentrantes (tubos de


Borda)

Cd Cv Cc

e>3 D 0.71 071 ^L 00

e<3 D 051 097 053


222 orificios y compuertas

c) Tubos convergentes para aristas agudas y


redondeadas, respectivamente.

0 0o 4° go 12° 16° 30°

Cd 0.82 0.916 0.942 0.95 0.941 0.92


(Caso a)

0.96 0.96 0.959 0.955 0.941 0.92


(■A
(C aso b)

• 45“ 60° 75“ 90“

0.87 0.82 0.78 0.74 «-(Caso a)

0.87 0.82 - 0.78 0.74 «-(C a so b )

d) Tubos divergentes. Si 0s=,8° la vena líquida


no llena toda la sección y ocurre la separa­
ción. En el caso de aristas redondeadas el
coeficiente Cd, referido a la sección de salida,
se obtiene de la siguiente gráfica, donde

el coeficiente máximo de gasto se obtiene


para 0 = 5°.
orificios de pared gruesa 223

Problema 6.5. La válvula abierta, mos­


trada en la Fig. 6.21, tiene un diámetro A 2 = — (1.62)2 = 2.06 m2
!>! = 1.50 m y descarga un gasto de 31.5 m 3/
seg cuando se elimina el tronco de cono, Sin el tronco de cono la velocidad en la
aguas abajo, de la misina. En estas condi­ válvula es
ciones el gasto descargado sigue la ley de I
orificios Q = Cd A V 2g H {A , área de la 31.5
Vi = ^ - — r = 17.825 m/seg
válvula). 1.767
Si se coloca el tronco de cono de modo
que la sección de salida tenga un diáme­
tro F>2 = 1.64 m, la pérdida de energía que Z l = 16.211 m
2g
se produce en el mismo está dada por la
fórmula em pírica:
siendo el coeficiente de ga sto :
' V
V 2- V 22
A ha = 0.10 Q 31.5
2g Ca=- - = 0.95
A i V 2g H 1.767 \Tl9.6 X 18
y el ángulo total con que se realiza la ex­
pansión es de 5o. Calcular el gasto des­ De la ecuación de energía, incluida la
cargado para estas nuevas condiciones y pérdida, se tiene que
explicar a qué se debe el aumento en el
mismo. V," Vi2
18 = — — + K ~ — = 16.211 + 16.211 K
2g 2g
Solución. Las áreas para los dos diáme­
tros dados son: 1 « - 16.211 =
1 16.211
Ai = — (1.5)2.= 1.767 m2
y de la misma ecuación, al incluir el
224 orificios y compuertas

cono y suponer el mismo coeficiente de una presión negativa que aumenta la car­
pérdida en la válvula, resu lta: ga efectiva y, a su vez, el gasto. Esa cárga
de presión es aceptable y no hay peligro de
V 22 V ,2 ( V 2— Vz2\ cavitación en la válvula.
2g Finalmente, la longitud del tronco de
cono e s :
' Vi2
18 = 0.9 — -— (-0.21 „ Ü2~D1 1 .6 2 -1 .5 0
\. 2g ^ 2g L = = 1.374 m
2 tan 2.5° 2 X 0.0436
Por .otra parte, de la ecuación de con-
tinuidád, A x V x = A 2 V 2 y por tan to: Problem á 6.6. Calcular el gasto que des-
- carga el orificio del problema 6.1 cu ando:
2.06 a) aumenta la carga H a 3 m ; b ) se re­
V± = V 2 = 1.166 V 2 emplaza por un tubo corto de 40 cm de
1.767
largo; c ) se substituye por un tubo diver­
V 2 gente con redondeamiento de sus aristas
18 = 0.9- 0.21 ( 1.166 y
2g ' 2g cuyo ángulo es 0 = 6o.

la velocidad V 2 y el gasto s o n : i. Solución a ). De la Ec. (6.4) para í í = 3 m


resulta que ■

V , = V 19.6 x 18/1.186 =■ 17.25 m/seg


Q = 0.60 - 14 X ° ' 1" V 2 X 9.8 X 3 =
Q - 2.06 X 17.26 = 35.53 m 3/seg 4

= 0.036 m3/seg
el cual es 13 % m ayor que la descarga
sin el cono. La velocidad en la válvula,
Solución b ) . Para e/D, — 4, de la tabla 6.2
para este gasto, vale entonces
Ci = 0.805 y de la Ec. (6.4) tenemos:

V1= = 20.11 m/seg ^14 v O 12 _____________


1.767 Q = 0.805 x f V 2 X 9.8 X 3 =
4

Í2L. = 20.63 m = 0.0485 m 3/seg


2g
Solución c ). Para 0 = 6o y e/d = 4; de
Es conveniente calcular la carga de pre­ la tabla 6.2, C<¡ = 0.86. El gasto es entonces
sión en la válvula, a partir de la ecuación
de energía, como sig u e: 3 14 v 0 12_____________________
Q = 0.86 x * --- - V 2 x 9.8 x 3 =
4
■Vi_
18 + 0.11
2g Y 2g = 0.0518 m8/seg

Problem a 6.7. Los tanques de la Fíg. 6.22


= 18 - 1.11 X 20.63 = - 4.90 m
están comunicados por un orificio de
pared delgada y diámetro d — 10 cm, los
esto es, resulta que en la válvula existe cuales alimentan a dos modelos hidráuli-
orificios de pared gruesa 225

eos distintos a través de tubos cortos ci­


0.0285 \ / H 2 = 0.0209 V # i — H 2
lindricos de igual medida diametral. El
tanque de la izquierda recibe un gasto H 2 = 0.538 ( H y - H z )
Q = 80 It/seg. C alcu lar: a) los gastos des­
cargados por cada tanque y la posición H 2 = 0 .3 5 ^ (e )
del nivel del agua en los m ism os; b ) el
diámetro que debe tener el tubo del tan­ P or otra parte, de las Ecs. ( a ) , ( b ) y ( d ) ,
que de la izquierda para descargar el mis­ resulta que
mo gasto que el de la derecha.
0.0285 \ / K + 0.0285 y / h 2 = 0080

substituyendo la Ec. ( e ) se obtiene que:

0.0285 V H i + 0.0285 V0.35 H¿ = 0.08

0.0454 \ / H 1 = 0.08

H 1 = 3.10 m

De la Ec. ( e ) H 2 = 1.085 m

De la Ec. ( a ) Q x = 0.0502 m3/seg


Si <¿2
b e la Ec. ( b ) Q2 = 0.0297
Figura 6.22. Del problema 6.7.
la suma + Q¡¡ = 0.080 comprueba los
Solución a ) . E l área de los orificios es resultados.

A = — cP = 0.00785 m2 Solución b ) . Puesto que Q 2 = Q 2, enton­


4
ces Q 1 = 0.040 m 3/seg.
De la Ec. ( b ) nos da
De acuerdo con el orificio y con el prin­
cipio de continuidad, se puede establecer
el siguiente sistema de ecuaciones: 0.04 = 0.0285 V # 2

H 2 = 1.97 m.
Q 1 = 0.82 A V 2 g H !■= Ó.0285 V # i ( a )
De la Ec. ( c ) resulta
Q2 = 0.82 A V 2g H 2=0.0285 V # 2 ( b )

0.04 = 0.0209 \/ H 1 - 1.97


Q 2 = 0.60 A y / 2 g ( H 1 — H 2) =
3.66 = H 1 - 1.97
= 0.0209 \/ H , - H2 ( c )
H, = 5.633 m.
(?i + Q 2 — 0.080 (d )
Finalmente, para el tubo del tanque de la
De las Ecs. ( b ) y ( c ) se tiene: izquierda, se tiene:
226 orificios y compuertas

0.040 = 0.82 A V 2g H ¡ = 8.61>4 Coeficientes de contracción Cc ( continuación)


b/B ^------ ; ■ ■ — --------
A = 0.00464 0 = 75° 90° 135° 180°

0.0 0.6480 0.611 0.537 0.500


el diámetro del tubo 1 es :
0.1 0.6485 0.612 0.546 0.513
0.2 0.6495 0.616 0.555 0.528
00464 0.3 0.6541 0.622 0.566 0.544
= 0.077 m.
0.785 0.4 0.662 0.631 ; 0.580 0.564
0.5 0.670 0.644 0.599 0.586
6.9 Orificios de form a especial 0.6 0.683 0.662 0.620 0.613
0.7 0.707 0.687 0.652 0.646
0.8 0.740 0.722 0.698 0.691
Con base en el método de las hodógra- 0.9 0.870 0.781 0.761 0.760
fas y considerando fluidos ideales (Refs. 9 1.0 1.000 1.000 1.000 1.000
y 14), von Mises obtuvo los coeficientes
de contracción para una serie de o fifK
En la tabla 6.3 se muestran los coeficien­
cios de form a especial (Fig. 6.23).
tes dé contracción correspondientes, que
se obtuvieron para orificios bidimensiona­
les o de ancho infinito (norm al al plano
del papel). Sin embargo, se pueden utilizar
también para orificios circulares, para lo
cuál los diámétros d y D corresponden
a los anchos b y B, respectivamente (fi ­
gura 6.24). P or ejemplo, si un orificio
circular de diámetro d se encuentra sobre
la pared de un gran depósito ( d / D ~ 0 ), el
diámetro del chorro, de acuerdo con la
Ec. (6.15) és: d0 = V 0.61 I d = 0.782 d,
Figura 6.23. Geometría de un chorro donde d es el diámetro real del orificio
bidimensional. para 0 = 90°. Observe en este ejemplo que
el coeficiente de contracción ( C 0 = 0.611)
TABLA 6.3. Coeficientes de contracción para
es idéntico al valor dado por la Ec. (6.14)
los chorros bidimensionales de la Fig. 6.23.
para C» = 0.98 y con el mismo 2 % de
error respecto del valor experimental 0.60.
Coéfícientes de cóntracción C„
b/B En este tipo de orificios influye la velo­
e = 15° 30° 45° 60° cidad de llegada del agua dentro de la
tubería. Es posible obtener la ecuáción
0.0 0.8970 0.8140 0.7470 0.6930
0.1 0.8970 0.8141 0.7490 0.6935 correspondiente para el gasto si se aplica
0.2 0.8970 0.8141 0.7491 0.6945 la ecuación dé Bernoulli entre una sección
0.3 0.8970 0.8141 0.7491 0.6965 dentro del tubo, inmediata al orificio y la
0.4 0.8970 0.8142 0.7492 0.6995 sección contraída de este último, utilizan­
0.5 0.8970 0.8150 0.7525 0.7075
do un nivel de referencia cualquiera (<x0 =
0.6 0.8970 0.8167 0.7580 0.7170
0.7 0.8974 0.8215 0.7680 0.7350
= 04 = 1), a saber :
0.8 0.8990 0.8340 0.7890 0.7600
0.9
1.0
0.9500
1.0000
0.9170
1.000
0.8290
1.0000
0.8800
1.0000 Zo +
_Po Yí = Zi +
Y 2g
orificios de forma especial 227

Figura 6.24. Geom etría de las ranuras y los chiflones.

De la ecuación de continuidad se obtiene De acuerdo con las Ecs. (6.33) y (6.34)


el coeficiente de gasto C¿ se puede deter­
V g = C e- ~ V 1 minar a partir del coeficiente de contrac-
Aq ción C c y en función de b / B o d/D. Con
los valores de la tabla 6.3, para 0 = 90°, los
que, substituida en la ecuación anterior, coeficientes de gasto para el orificio bi-
conduce a dimensional y circular se han calculado
con las Ecs. (6.33) y (6.34). Los resulta­
dos se presentan en la Fig. 6.25 (R ef. 15).

siendo el gasto :

Q= CeA V , = — CcA a /27 M ~

S 1 - 0^
(6.31)
de donde

(6.32)
A \/2g A H

Para orificios bidimensionales y circula­


res, la Ec. (6.32) se convierte, respectiva­
mente, e n :

Cd = (6.33) Figura 6.25. Coeficientes de contracción y gasto


para los orificios de la figura 6.24 con 0 = 90°.

V>.-« ( I) ’ Problem a 6.8 Calcular el gasto del orifi­


Cd == (6.34) cio (m ostrado en la Fig. 6.26) cuyo diá­
metro d = 0.12 m y el tubo que lo alimen­
ta, D = 0.20 m. La carga de presión
228 orificios y compuertas

medida en el manómetro es de 1 kg/cm2 la pared a la form a del chorro de un ori­


y se encuentra a una altura h = 1.5 m. ficio circular o rectangular, según el caso.

Orificio circular. Con base en las investi­


gaciones de Douma, Knapp (R ef. 23) con­
cluyó que la estrofoide es la curva que
m ejor se ajusta a la form a del chorro de
un orificio circular de pared delgada
(F ig. 6.27) y que la ecuación del chorro
es del tipo :

= 0.148 z + 0.09 (6 .3 5 )
Figura 6.26. Del problema 6.8.
donde
Solución. La carga total sobre el orificio,’'
por ser de eje horizontal, e s :

A# = h +
pm_
= 1.5 + 10 = 11.5 m
( )‘-4 (6.36)
y * ( i ) : + 1

C o n -g -= — 0.6, de la Fig. 6.25, el

coeficiente de gasto vale Cd — 0.689 y ade­


más, Co = 0.662.
De la Ec. (6.31) el gasto v a le :

Q = CaA1V 2 g A H = 0 .6 8 9 x0 .7 8 5 (0 .1 2 )2X

X V 2 X 9 .8 x 1 1 .5

Por tan to:

Q = 0.117m3/seg
Figura 6.27. La estrofoide como curva límite
del chori'o.
6.10 P erfil del chorro en orificios de
pared delgada De sus investigaciones Douma concluyó
que la sección contraída del chorro se al­
En la práctica tiene aplicación el cono­ canza para:
cimiento de la form a que adquiere el
chorro entre la sección de un orificio de
= 0.15 (6.37a)
pared delgada y la contraída. Las for­ De
mas de la entrada a obras de toma, de­
sagües dé fondo en presas y> en general, a ym¿x
= 0.50 (6 .3 7b)
cualquier tubería, se diseñan adaptando De
perfil del chorro en orificios de pared delgada 229

Figura 6.28. Dimensiones del chorro descargado por un orificio circular


de pared delgada.

Resultados hasta los cuales es válida la origen la tangente a la curva tiene una
Ec. (6.35). E l valor xmíJ D c = 0.15 signi­ inclinación de 45° respecto del plano del
fica que el coeficiente de contracción del orificio.
chorro es . En la figura 6.28 se presenta la forma
del chorro de un orificio circular y sus
dimensiones en diferentes secciones.
Co = ( - — = 0.592
VI + 2 x 0.15/ Las form as de la contracción del chorro
descargado por un orificio rectangular las
lo cual, de acuerdo con la Ec. (6.15) signi­ estudiaron Thomas y Schuleen (R ef. 23)
fica que: en orificios practicados en la pared verti­
cal de un recipiente (Fig. 6.29), los cuales
tenían la dimensión vertical a y la hori­

0 = V i r k i ,” = Í 3 í , “ zontal b. Dichos investigadores encon­


traron que la contracción horizontal del
En efecto, si se substituye se tiene que chorro (8 a ) es distinta de la contracción
vertical (e a ) del mismo, dependiendo de
la relación b/a de los lados del orificio.
y máx
De acuerdo con la notación de la figu­
( — ) m4x = — = 0.15 = 3333
W
ra 6.29 se presentan en la tabla 6.4 las
dimensiones del ch o rro : y/8a y z/m, con­
Da tra las distancias x/a desde el plano del
orificio. En la tabla 6.5 se presentan las
valor con el cual se verifica la Ec. (6.35). contracciones del chorro, 8a y ea, para
Se puede/ además, comprobar qué en el diferentes relaciones b/a.
230 orificios y compuertas

-— 2.12 e
l a
(6 .3 9)
1 -2 .1 2 5

La tabla 6.5 muestra los valores he/ a e


de la ecuación anterior para los corres­
pondientes d, 6, e, de acuerdo con la rela­
ción b / a ) éstos-son de utilidad en el
diseño de entradas rectangulares a una
obra de toma.
La altura a del chorro — en la sección
Figura 6.29. Nom enclatura para la contracción
contraída— se obtiene de la Ec. (6.38b)
del chorro descargado por un orificio y, el ancho b , del producto ( b / a ) á .
rectangular. De acuerdo con la tabla 6.5 y las ecua­
V
ciones (6.38) las dimensiones en la sec­
T A B L A 6.4. Dimensiones del chorro rectangular ción contraída del chorro, descargado por
de la Fig. 6.29
un orificio cuadrado, s o n :

y/ba
x/a x/za ^ = — = 1- 2-12 X 0.1025 = 0.783
0.025 0.221
0.050 0.377
en comparación con las correspondientes
0.10 0.563
0.20 0.777
a un orificio circu lar:
0.30 0.879
0.40 0.956 De
0.50 1.000 = 0.77
D 1 + 2 x 0.15
0.60 1.025
0.80 1.049
1.00 1.056 T A B L A 6.5. Contracción del chorro rectangular
1.20 1.060 de la Fig. 6.29
oo 1.062
b/a bjae 8 E

Para fines prácticos, es suficiente Con­ 1.0 LO 0.1025 0.1025


siderar que la contracción completa sé al­ 1.5 1.70 0.1227 0.1312
canza a una distancia x = 1.20 a desde
el plano del orificio. E n ésta sección el 2.0 2.41 0.1429 0.150

chorro tiene la anchura correspondiente 2.5 3.32 0.1631 0.1575


al valor de la tabla 6.4, a sab er:
3.0 4.35 0.1832 0.160

be= b - 2 (1.06 e a ) = b - 2.12 e a (6.38a) 4.0 5.98 0.1832 0.160

y a ltu ra :
6 .1 1 O r if ic io s b a jo c a rg a v a r ia b le
a e= a — 2 (1.065 a ) — a (1 — 2.12 5) (6.38b)
En todos los casos antes tratados se
la relación de lados vale ha considerado que permanece constante
orificios ba jó Carga variable 231

la carga con la que funciona el orificio. Sin A


embargo, también puede estudiarse el caso T = ______
cuaiido ésta varíe, es decir, que el nivel '** V2gJo V*
de la superficie libre del depósito cambie
según ocurra el vaciado dpi depósito a T = VHa (6.40a)
través del orificio. Para lo anterior debe ° ‘A V2i
considerarse un recipiente prismático que
se vacía a través de un orificio localizado Esta ecuación se puede tam b ién expre­
en sú fondo (F ig. 6.30). Se supone que el sar así:
recipiente tiene una superficie horizontal A
muy grandé, qn comparación con el área T = 2
del orificio; y equivale a que la velo­ CaAl
V2g H Á
cidad de descenso del agua en el reci­
piente V = Q / A sea despreciable ( Q es el Pero A H A es el volumen total del reci­
gasto por el orificio en un instante). piente y C aA 1-\/2gHA es el gasto Q a al
iniciarse él vaciado bajo la carga Ha, de
donde resulta finalmente que

Va
T = 2 (6.40b)
........... . i .. . r. , ~q I
--- - ~ — —:
, 11 esto es, el tiempo total de vaciado es dos
^— -a „ ;
veces m ayor del que se tendría si el gasto
1 inicial del orificio Q a permaneciera cons­
tante.
X
Si el recipiente se vacía hasta el nivel
i .vi i / •■■■.
Ha, el tiempo necesario para ello es

Figura 6.30. Vaciado de un depósito, " - 2(-5T --S -)


d o n d e:
i El gasto en cualquier instante í es:
vB = A H b ; Q b = CdA1 V 2 g H E
Q - - C<¡ A i \/2g x

:Un elemento de volumen A dx se vacía


:en un intervalo de tiem po:

Adx
dt =
Ca A t V 2 g X

siendo T el tiempo total de vaciado, de la


integración se obtiene a
232 orificios y compuertas

E l vaciado de un recipiente a otro (fi ­ Problem a 6.9. Calcular el tiempo necesa­


gura 6.31) es interesante en problemas de rio para que la; diferencia dé niveles — en­
esclusas, en las cuales el descenso x en el tre dos esclusas— pase de H = 6 m a H ' —
nivel del recipiente 1 significa un ascen­ — 2 m, si ambas tienen una área-horizon­
so y en el nivel del recipiente 2, de tal tal .'= :A2 = 750m2 y se com unican.a
modo que en cualquier'instante t se satis­ través de dos orificios: cada uno con una
face q u e : área de 0.5 m2 y un coeficiente de gasto
Cu 0.50.
x + y + z = H
Solución. Substituyendo a = 1.00 m2 en
Si A-¡ y A 2 son las áreas horizontales de la Ec. (6.41), para una área total de los
los recipientes 1 y 2, respectivamente y a orificios, resulta :
la del orificio, en la diferencial de tiempo
dt, el volumen es entonces:
2 x750a ( V 6 - V 2 )
T=-
0.5 X 1.00 X\/2X 9.8x2x750
A 1dx = A 2dy = C¿ a\/2g z dt
T = 351 seg í s 6 m in
o bien

Cáa V I g z d t PRO B LE M AS
dx —
A¡ 1. Un orificio de pared delgada, practicado en
el lado vertical de un tanque, descarga
0.900 m® de agua — en 32.6 seg— bajo una
carga de 5 m hasta el centro de gravedad.
Determinar la caída que experimenta el
C í f l V 2gzdt chorro después de recorrer una distancia
dy =
horizontal de 4:8 m (ambas medidas desde
el centro de gravedad de la sección con­
traída), así como la pérdida de energía has­
P or tanto, siendo dx + dy + dz — 0, de ta la sección contraída.
las dos ecuaciones anteriores se obtiene

2. Calcular el gasto de aceite (y = 815 kg/m8)


x Céd V 2 g / - i - + dt = - z~i dz que descarga el orificio de pared delgada
\ A1 A2 y mostrado en la figura.

E l tiempo necesario para pasar de la di­


ferencia de niveles H, a la diferencia H ' ,
v a le :

w dz
T = -,
1 1
Cí ü K Vz
di A2
Figura del problema 2

T ,= 2 A1A2 ( V H ~ V H ’) {6M)
3. Calcular el gasto que descarga el orificio
C da \ / 2 g ( A 1 + A 2) mostrado en la figura.
problemas 233

diámetro, situado a una profundidad de 7.5 m


: 0.30 k g /c m - '. '. sobre la pared vertical de ün depósito, des­
'. p= 0.20 k g /c m - ' . ' carga un gasto de 180 It/seg de agua. Para
sostener; una pantalla vertical frente al
_ ‘ 1.25 m ‘ ^7 chorro se necesita una fuerza de 200 kg.
Calcular C„, C0 y CA.
' : — :|.“ F
0.5 m ;
- j ■: 1 O- 5. En un tanque de 1.80 m de altura — desde
Agua ‘ — > ; =*•■ 'D = 100 m m
el piso— se practica un orificio sobre su
r r ■: / pared vertical a Una profundidad II desde
la superficie libre. Encontrar el valor de H
Figura dei problema 3 con el fin de que el chorro tenga el máxi­
mo alcance x.
4. Un orificio de pared delgada de 150 mm de

—H - z ;

1.80 m

Figura del problema 5

6. La compuerta (mostrada en la figura) tiene es la altura h adecuada para el perno, de


un ancho b = 5 m. a) Calcular el gasto que manera que para estas condiciones de des­
descarga el tirante yl2 en la sección con­ carga el empuje total P pase por dicho
traída y la velocidad V 1 de llegada, b) ¿Cuál perno?
234 orificios y compuertas

7. a) Determinar el gasto que descargaría la del intervalo de niveles de embalse, indi­


compuerta del problema 6 si la pantalla cados. Suponiendo despreciable la pérdida
fuera radial con el mismo perno como de energía en la rejilla y descarga libre ha­
centro de curvatura y descarga libre. cia el túnel:
b) Con la misma compuerta curva deter­
minar qué abertura debería tener si la a) calcular la altura h que deben tener los
descarga es ahogada contra un tirante, orificios para que, con el nivel mínimo
aguas abajo, yz = 2.50 m. en el embalse y las compuertas totalmen­
te abiertas, el gasto extraído por la toma
8. En la obra de toma cuya geometría se sea de 15m3/seg.
muestra en la figura, las extracciones desde b ) Elegida esta altura, calcular cuál debe
el embalse, se controlan mediante dos com­ ser la abertura de las compuertas para
puertas de servicio que obturan dos orifi­ descargar el mismo gasto, cuando el ni­
cios de 1 m de ancho cada uno y dentro vel en el embalse sea el máximo.

9. La estructura de control (mostrada en la la elevación en el embalse es de 34.40 m


figura) consta de 7 compuertas radiales de y de 48 m.
7 m de altura por 9 de ancho, con pilas b ) ¿Cuál debe ser la abertura de las com­
intermedias de 2 m de espesor. puertas para que, con el agua a un nivel
de 48 m, el gasto total sea de 3 000 m3/
a) Calcular el gasto que descargan cuando segundo.
problem as 235

Elev. 51.40

Figura del problema 9

10. El tanque a presión — de la figura— descar­


ga al ambiente por un tubo corto de diá­
metro D = 8 cm y longitud e = 24 cm, que
se localiza a una profundidad h = 3 m des­
de el nivel de la superficie libre del agua
dentro del tanque. Calcular la presión p
necesaria sobre la superficie libre del agua
dentro del tanque para descargar un gasto
Q = 50 It/segundo.

Figura del problema 10


236 orificios y compuertas

11. La alcantarilla de eje horizontal, mostrada lado al otro del terraplén. Determinar si hay
en la figura, consta de dos tubos — de con­ la posibilidad de que el agua se vierta sobre
creto pulido— de 0.80 m de diámetro y debe el terraplén y, si es el caso, exponer las
conducir un gasto total de 5 ms/seg de un medidas necesarias para evitarlo.

12. El tubo corto, mostrado en la figura, tiene para que ia presión en el conducto no rebase
0.10 m de diámetro y 0.30 m de longitud; des­ la equivalente a 6 m de columna de agua.
carga aguas abajo contra una carga h = 8m.

a) Calcular el gasto.
b ) Determinar la carga de presión que se
presenta en la sección 1, considerando
para ello que el área contraída en esa
sección vale 0.6 A ( A : área del tubo).
c) ¿Cuál es la carga h máxima, con que
trabajaría el tubo sin que ocurra cavi­
tación en la sección 1?

14. El agua fluye desde un depósito (izquierda),


hacia otro cerrado (derecha). El nivel en los
depósitos y la presión de vacío en el dere­
cho se mantienen constantes e iguales a
hx — 7 m; h2 = 3m ; y p = 0.2 kg/cm2 (ab­
soluta).

a) Determinar ei gasto a través de un "con­


ducto cilindrico de diámetro d = 0.60 m.
b) Determinar el gasto si después de dicho
conducto se agrega un difusor cónico
13. A través de un conducto revestido, corto, es cuyo diámetro a la salida es D = 80 mm,
necesario descargar un gasto Q = 2.3 m3/seg, el cual tiene un coeficiente de pérdida
con una carga H = 10 m. Determinar el diá­ K = 0.3.
metro D de dicho conducto y la carga míni­ c ) Para ambos casos encontrar la presión
ma h de ahogamiento, aguas abajo, necesaria mínima en la sección estrangulada del
problem as 237

-conducto y dibujar ia línea de cargas pie- figura, así como la longitud e, para que se
zométricas. satisfagan dichas condiciones.

' - *- •
A lT
K

Figura del problema 14

| 15. Un tubo convergente-divergente colocado en 17. Un tubo corto, constituido de dos troncos
' la pared vertical de un tanque desaloja de conducto de secciones diferentes está
4.3 lt/seg de agua con una carga de 1.5 m. situado sobre la pared verticál de un reci­
¡ Suponga que no hay pérdida de energía piente. El nivel del recipiente se mantiene
! en la parte convergente del tubo y que la 5 m por arriba del eje del tubo; la sección a
pérdida en la parte divergente es equiva- es de 40 cm2. Trazar el diagrama del gasto
k lente a 0.18 (V 22/2g) (TA>: velocidad en la en función de la relación, A/a, haciendo que
! salida); además, suponga que la carga de varíe de 1 a 4. El tubo descarga libremente y
’ presión absoluta mínima tolerable en el es- los troncos son muy cortos como para que
! trangulamiento es p j y = 2.40 m, para una se desprecie la fricción.
presión atmosférica al nivel del mar.

a) Determinar el diámetro en el estrangula-


miento y en la sección de salida del tubo.
b) Suponiendo ^ue se permita el descenso
de h, demostrar que la presión en el es-
trangulamiento es una función lineal de
s la carga h.

18. Un émbolo es empujado uniformemente,


dentro de un tubo de diámetro D = 60 mm,
por una fuerza P = 300 kg y fuerza a la des­
carga de un líquido (y = 900 kg/m3) a tra­
vés de un orificio de pared delgada, de diá­
16. Determinar el gasto máximo que puede des­ metro d = 20 mm, localizado en el extremo
cargar el tubo divergente, mostrado en la final del tubo. Determinar la fuerza dinámi-
238 orificios y compuertas

ca ejercida sobre la pared del tubo en la


tapa que contiene al orificio.

Figura del problema 18

19. Desde el recipiente superior, cerrado, fluye


agua al inferior a través de Un orificio, de
pared delgada dx= 30mm; después descarga
a la atmósfera a través de un tubo corto
d2 = 20 mm de diámetro y 60 mm de lon­
gitud. v

- a) Determinar el gasto a través del tubo si


el manómetro marca una presión de
pM = 0.5 atm; los niveles ht = 2 m y h2
3 ni.
b) Calcular la presión p2 sobre el nivel del
agua del depósito inferior.

20. Un orificio rectangular de 0.90 m de ancho considere un coeficiente de descarga del


y 0.60 m de altura, con descarga ahogada, se orificio, de 0.61.
utiliza para llenar una esclusa de 100 m2 de
sección horizontal, cuyo nivel se encuentra 21. Para vaciar la alberca (mostrada en la figu­
inicialmente a 3 m arriba del centro del ori­ ra ) se tiene un orificio de 0.2 m2 de sección,
ficio. El nivel del depósito que llena la situado en el fondo. Trazar, en función del
esclusa permanece constante y a 6m arriba tiempo, el. diagrama del nivel del agua en
del centro del orificio. Obtener —por pun­ la alberca, considerando un coeficiente de
tos— la curva que relacione el nivel va­ descarga de 0.62. El ancho de la alberca,
riable del depósito en función del tiempo; normal al plano del papel, es de 10 m.

22. Una esclusa de 120 m de longitud, 12 m de 12 minutos; calcular la sección de un ori­


ancho y 6 m de altura, se desea vaciar en ficio de descarga ahogada (coeficiente de
problem as 239

descarga 0.6) siguiendo cada una de las tres c) Orificio de sección, creciendo proporcio­
hipótesis siguientes. nalmente con el cuadrado del tiempo.

a) Orificio de sección constante. En cada cáso tratar, en función del tiempo,


b ) Orificio de sección, creciendo proporcio- los diagramas de la altura del agua en la
nalmente con el tiempo. esclusa y el gasto instantáneo en el orificio.
7
VERTEDORES

7.1 Introducción

Cuando la descarga del líquido se efectúa por encima de un muro o


una placa y a superficie libre, la estructura hidráulica en la que ocurre
se llama vertedor; éste puede presenta^ diferentes formas según las fina­
lidades a que se destine. Así, cuando la descarga se efectúa sobre una
placa con perfil de cualquier forma, pero con arista agüda, el vertedor se
llama de pared delgada; por el contrario, cuando el contacto entre la
pared y la lámina vertiente es más bien toda una superficie, el vertedor
es de pared gruesa. Ambos tipos pueden utilizarse como dispositivos de
aforo en laboratorio o en canales de pequeñas dimensiones, pero el se­
gundo puede emplearse como obra de control o de excedencias en una
presa y también de aforo en canales grandes.
E l punto o arista más bajo de la pared en contacto con la lámina ver­
tiente, se conoce como cresta del vertedor; el desnivel entre la superfi­
cie libre, aguas arriba del vertedor y su cresta, se conoce como carga
(Fig. 7.1).

7.2 Vertedores de pared delgada >

7.2.1 Ecuación general del gasto

Considere un vertedor de pared delgada y sección geométrica, como


se observa en la Fig. 7.1, cuya cresta se encuentra a una altura w, medida
desde la plantilla del canal de alimentación. E l desnivel entre la superficie
inalterada del agua, antes del vertedor y la cresta, es h y la velocidad
uniforme de llegada del agua es V 0, de tal modo q u e :

H = h + ^ ~ (7.1)
2g
Si w es muy grande, Vo2/2g es despreciable y H — h.
De acuerdo con la nomenclatura de la Fig. 7.1b, el perfil de las formas
usuales de vertedores de pared delgada se puede representar por la ecua­
ción general:
241
242 vertedores

Figura 7.1. Vertedor de pared delgada de forma general.

x — f (y ) (7.2) ción de la lámina vertiente. E l gasto total


v a le :
que, normalmente, será conocida.

Q — 2\ /2g p J* x ( h — y ) i d y (7.4)
Aplicando la ecuación de Bernoulli para
Jo
una línea de corriente entre los puntos 0
y 1, de la Fig. 7.1, se tiene: que sería la ecuación general del gasto
para un vertedor de pared delgada, la cual
y 2 v2 es posible integrar si se conoce la forma
= h0 — h + y +
2g 2g del vertedor.
En la deducción de la ecuación se han
o bien considerado hipótesis únicamente aproxi­
madas, como la omisión de la pérdida de
V ns v2 energía que se considera incluida en el
H = h + -^ - = y + -— (7.3a)
2g 2g coeficiente u, pero quizá la más impor­
tante que se ha supuesto, es la que en to­
Si V 2/2g es despreciable, la velocidad dos los puntos de la sección 1 las velo­
en cualquier punto de la sección 1 vale cidades tienen dirección horizontal y con
una distribución parabólica, Ec. (7.3b),
efectuando la integración entre los lími­
v - \/2g { h — y ) (7.3b)
tes 0 y h. Esto equivale a que en la sec­
ción mencionada el tirante debe alcanzar
El gasto a través del área elemental, de
la m agnitud h. P or otra parte, al aplicar la
la Fig. 7.1b, es entonces:
ecuación de Bernoulli entre los puntos 0
y 1 se ha supuesto una distribución hi-
dQ = 2 y/2g (x * \/h — y dy drostática de presiones. Esto implica una
distribución uniforme de las velocidades
donde n considera el efecto de contrac­ 7g y v para todos los puntos de las sec-
vertedores de pared delgada 243

dones 0 y 1, respectivamente, lo cual está g, d, correspondiente a la parábola de dis­


en contraposicióii con la distribución pa­ tribución hipotética de velocidades, a
rabólica que se ha supuesto para derivar saber:
la Ec. (7.3b).
La red de flujo de un vertedor rectan­ área achurada a, b, c, e
p =
gular (Fig. 10.12) muestra que las líneas área de la parábola f, g, d
de corriente sobre la cresta poseen una
curvatura que modifica la distribución Debe ser de tipo experimental y próxi­
de presiones hidrostáticas, según la ley mo a Q.60, que corresponde al de un ori­
dada por la Ec. (7.3). En la Fig. 7.2 se ficio de pared delgada.
presenta la verdadera distribución, tanto
de presiones como de velocidades. La
red de flujo indica, a su vez, que la lámina 7.2.2 Vertedor rectangular
vertiente sufre contracciones en su fron­ Para esta form a de vertedor la ecua­
tera superior e inferior,, por lo que existe ción (7.2) es del tipo x = b ¡ 2 donde b es
una sección contraída X sobre el punto la longitud de cresta (Fig. 7.3).
de máxima altura alcanzado por la fron­ Luego, la Ec, (7.4) es :
tera inferior de la lámina vertiente, donde
se presentan velocidades cuyas compo­
nentes horizontales se apartan de la ley Q = - p V 2 g b í ( h - y ) l ( — dy)
parabólica; además, hay una distribución 0
de presiones también distinta de la hidros-
y efectuando la integración e s :
tática, como se muestra en la Fig. 7.2.

Q = ~ F V 2 ÍH (h - y ) 3/2V

-x = bj 2

Figura 7.3. Vertedor rectangular,

y finalm ente:
Por último, el coeficiente p de gasto
ue aparece en la Ec. (7.4) representa la
Q = — V 2 g \xbh3n (7.5)
elación entre el área sombreada a, b, c, e
e la Fig. 7.2, correspondiente ad a verda-
era distribución de velocidades; y la /, que es la ecuación general para calcular
244 vertedores

el gasto en un vertedor rectangular cuya ducen contracciones laterales semejantes


carga dé-velocidad de llegada es despre­ a las de un orificio. En la Ec. (7.5) se
ciable. En los países que utilizan el sis­ ■ V(í2
utiliza la carga total H = h + ; ecua­
tema inglés de unidades se acostumbra
ción 7.1 ) en lugar de h :
agrupar ios términos \/2g p, en un solo
■ . O / y 2 \ 3/2
coeficiente C, de tal manera que
Q = ± v V 2 g b [h + - £ - ) (7.8a)

Q = Cbh*n (7.6)
Esta ecuación se puede también escribir
Esta ecuación es más sencilla que la (7.5) en la form a siguiente:
si bien no es homogénea, es decir, que
y 2 \ 3 /2 _ ' "
el coeficiente C tiene las dimensiones
Q \ / 2 g b h sn —
Í L i r - 1 ] y v a le : 2gh

= k V 2 g b hz/2 v (7.8b)
C = y V 2 g P = 2.952 g (7.7)
E l paréntesis en la ecuación anterior se
A pesar de que las ecuaciones (7.5) o (7.6) puede desarrollar en form a aproximada
valen únicamente en el caso de una velo­ como sig u e: ? .
cidad de llegada despreciable, diferentes
autores han investigado y obtenido fórmu­ w = 1 + 23 2g h
las experimentales para evaluar u, en las
cuales se incluya dicho efecto para permi­
tir que tales ecuaciones conserven su va­ Como el área en la sección 0 es A 0 =
lidez. E n efecto, cuando el vertedor rec­ = B ( h + w ) , resulta que
tangular se encuentra al centro de un
canal, de ancho B m ayor que la longitud Vn
de cresta b del vertedor (Fig. 7.4), se pro­ 2gh 2 g B ? {h + w ) 2 h

“) Sección transversal
b) Elevación
Figura 7.4. Vertedor rectangular con contracciones laterales.
vertedores de pared delgada 245

Además, fórmulas adecuadas y, en la Ref. 24, una


descripción detallada del funcionamiento
para estas condiciones.
\ + 2g h ) 2 2 g B 2{ h + w ) 2h Además de respetar los límites de aplica­
ción de las fórmulas, para obtener mejo­
Por otra parte, de la Ec. (7.8 b ) sé tiene: res resultados en la medición de gástos
con vertedores rectangulares se recomien­
Q" ” k" 2 g />- /?" da que la cresta del vertedor sea perfecta­
mente horizontal, con un espesor no ma­
que substituida en la anterior resulta: yor de 2m m en bisel y la altura desde el
fondo del canal 0.30 m < w > 2 h. E l pla­
no del vertedor debe ser normal al flujo y
la cara, aguas arriba, perfectamente ver­
tical, p|ana y lisa. E l vertedor deberá ins­
3 k2 2 g lP h3 _
talarse al centro de un canal recto que
+ ~2 2 g B 2( h + w ) 2 h = tenga una longitud mínima de diez veces
la longitud de crestá del vertedor y un
área de, por lo menos, 8 b h. Si el vertedor
tiene contracciones, la distancia entre los
Substituyendo en la Ec. (7.8b) resulta fi­ extremos del vertedor y el costado del
nalmente: canal no debe ser m enor que 0.30 m. Si no
tiene contracciones laterales debe hacerse
una ventilación eficiente de la superficie
<2 = — ;V 2 g p
inferior de la lámina vertiente. E n cual­
3
quier caso, la carga sobre la cresta se
debe m edir en un punto a, por lo menos,
cuatro veces la carga máxima hacia aguas
Lo cual demuestra que el gasto se puede arriba.
seguir calculando con la Ec. (7.5) siempre Cuando el vertedor rectangular sin con­
que en el coeficiente p se incluyan los tracciones laterales tiene una inclinación 0
afectos de b / B y de w. con respecto a la horizontal (Fig. 7.5), el
Cuando el ancho del canal de llegada es coeficiente de gasto p de la tabla 7.1 debe
gual que el de la cresta (esto es, que el multiplicarse por un coeficiente Ce que
/ertido se efectúa sin contracciones Iate- depende del ángulo de inclinación 0 y
•ales) es suficiente hacér b = B en la Ee. que, según BoussineSq (R ef. 30), es :
7.9) para llegar a conclusiones semejan-
es én el uso de la Ec. (7.5).
Ce = 1.1951 - 0 . 3 9 0 2 ^ (7.10)
En la tabla 7.1 se presentan las fórmulas
xperimentales más conocidas para calcu-
ar ¡i de la Ec. (7.5) aplicables a vertedo- Esta ecuación es válida únicamente en el
es con contracciones laterales o sin ellas, caso de que la lámina se encuentre bien
ue tienen validez únicamente cuando la ventilada y presenta mayor interés en el
uperficie inferior de la lámina vertiente caso que la cresta sea m óvil; por ejem­
e ventila correctamente. Cuando no es plo, es conveniente una compuerta articu­
1 caso, en la Ref. 7 se pueden obtener lada en el apoyo inferior.
246 vertedores

TABLA 7.1. Fórmulas experimentales para determinar el coeficiente de gasto g aplicable a la Ec.
(7.5) para vertedores rectangulares con contracciones laterales o sin ellas.
En el caso de vertedores sin contracciones laterales haga b = B, en tas fórmulas.

Autor Fórmula Límites de aplicación Observaciones

Hegly (R e f. 30) 0.10 m ^ fc =á 0.60 m El prim er lím ite de aplica-


(1921) 0.50 m b ^ 2.00 m ción es el más importante.
■0.20 m — w ^ 1.13 m Para h/b > 0.13 tiene m ayor
precisión que la fórmula
SIAS.

Sociedad de Ingenieros r / b Y2 3.615 - 3 (fc/a)2l 0.025 ^ h — 0.80 m Para vertedores sin contrac­
y Arquitectos Suizos g = 0.578 + 0.037 (— ) + ■ m < .. ' X f>==0.3 B ciones laterales los límites
t \ B / 10QP h +1 .6 J
(1924) (R e f. 9) tv 5= 0.30 m son:
(Fórm ula S IA S ) h
— =£ 1 en el caso 0.025 m h =é 0.80 m
tv
0.30 m ¿ w
h
de contracciones — esl
laterales IV

Para h/b ^ 0.13, es más pre­


cisa que la de Hegly.
Hamilton-Smith
g = 0.616^1-------—
A 1o s /
\ 0.07.5 m =£ h sé 0.60 m
0.30 m ^ b
Si B (h +■ tv) < 10 bh , se de­
berá reemplazar en la Ec.
0.30 m — tv (7.5) el v alor de h por h'
donde
tv

( S i )

b ^ (B -2 h )
don de: r 0 i
h 0 [B (h + tv)|
— ^ 0 .5
b
es la velocidad de llegada

i—íiK-s-r-es-n
Francis 0.18 m ss b = = 0.50 m
(R e f. 31) 2.40 m — be~ 3.00 m , C) .
B (h + w )
0.60 tv 1.50 m
b ie e ih
velocidad de llegada.
n = 2 e n vertedores con con­
tracciones laterales
n = 0 en vertedores sin con­
tracciones laterales.
Rehbock (1929) 0.01 0.80 m Vale sólo para vertedores
(R e f. 9) b ^ 0.30 m sin contracciones laterales.
tv 0.06 m Es muy precisa y de las más
h .
-= é l
utilizadas, por su sencillez.
tv
vertedores de pared delgada 247

V777777777777777777777777777777777^
Figura 7.5. Vertedor inclinado.

Problema 7.1. Calcular el gasto en un E stofes, una diferencia de 1.1 % entre


vertedor rectangular de pared delgada en ambos resultados.
un canal del mismo ancho de la cresta
b = 2.5 m, que trabaja con una car­ Problem a 7.2. Calcular la carga necesa­
ga h = 0.42 m, cuya cresta se encuentra ria en el vertedor del problema anterior,
a w = 1.00 m del piso del canal. si se desea un gasto de 2m 3/seg en las
mismas condiciones de descarga libre.
Solución. De la fórm ula de Hegly (ta ­
bla 7.1) para b = B, tenem os: Solución. Se procede por^ tanteos supo­
niendo que con C s s 1.92 én la Ec. (7.6),
0.0041 el gasto es aproximadamente Q = 1.92 x
p = Jo.6075 + X 2 .5 X .F .
« i Se empezará a calcular con

l 1 + 0 S K ó ^ r y - ) T = 0 -647
C = 2.952 x 0.647 = 1.910
, l 2 y /3 „
56 m
~ ( 1.92 x 2.5 ) “ "

Substituyendo en lá Ec. (7 .6 ): Como C aumenta con h2, es de esperarse;


que sea m ayor que C = 1.91 del problema
í Q = 1.910x 2-5 X (0.42 ) 3n = 1.3 m3/seg an terior; así, para este caso los valores h
deben ser menores de 0.56 m.
Utilizando la fórm ula de Rehbock resu lta: De lo anterior, con h = Ó.555m, de la
fórm ula Hegly, resulta C =¡= 1.944, siendo
0.42 + 0.0011 \ el g a sto :
6035 + 0.0813------------- j
Q = 1.944 X 2.5 ( 0.555)*« = 2.009 m3/seg

0.42 7 que es prácticamente él valor buscado.

’inalmente se tiene Problem a 7.3. ¿Cuál seria el gasto en


el problema 7.1 si el vertedor tuviera una
; Q = 1.286 m3/seg inclinación 0 = 45° (Fig. 7.5)?
248 vertedores

Solución. De la Ec. (7.10) tenemos que (0.363?


= 0.0067 m
2g 19.6 \
45
C 0 = 1.1951 — 0.3902 X = 1.0976 0.60
Q = 2.952 X 0.623 1 -0 .2
y resu lta:
, 0.0067 \ 2/2 /0 .O 0 6 7 \ Í/21
Q = 1.0976 x 1.299 = 1.426 m3/seg
K
Problem a 7.4. Calcular la descarga libre 3 x (0.60)8/?
de un vertedor rectangular de 3 m de lon­
gitud con una carga de 0.60 m, ubicado
Por último:
en un canal de form a rectangular que
tiene 5 m de ancho, en el que la elevación
Q — 2.500 m3/seg
de la crésta es de 0.80 m sobre el fondo. v

que es prácticamente el valor ántes ob­


Solución. La relación h / b es
tenido.
h 0.60
= 0.2 > 0.13 Problema 7.5. Sobre una placa con las
3
dimensiones que se presentan en la figu­
ra 7.6 se produce un vertido superior y
luego, de la fórm ula de H e g ly :
una descarga por el orificio del fondo.
E l ancho de la placa es de 1.00 m y es
5— 3 0.0041\
(x = ( o . i 6 0 7 5 -0 .0 4 5 — 4 -— ) igual al del canal. Determinar cuál es el
gasto de vertido si el del orificio es
Q 0 =í= 0.3 m”/seg. suponiendo que en am­
I— bos la descarga es libre.

u = 0.618

y, finalmente,

Q = 2.952 x 0.618 x 3 x (0 .6 0 ) fl^

Q = 2.544 m3/seg

Para utilizar la fórm ula de Francis es 0.10 m f (¿0 = 0.3 i


necesario calcular la carga de velocidad wrñiVTiiwiiiiiiiiiiiiiWiiiiiiiiwiiiiiiiiiiiiiiiiiiiilliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii,

de llegada, lo cual significa conocer Figura 7.6. Del problema 7.5.


previamente el gasto y seguir un pro­
cedimiento de tanteos. Suponiendo, por Solución. Es necesario determinar el ti­
ejemplo, que Q fuera el calculado ante­ rante total que debe existir, aguas arriba
riormente, entonces de la placa, para lo cual se debe supo­
ner inicialmente un coeficiente de gasto
2.544 C,¡ = 0.595 para el orificio (Fig. 6.16) en
Vn= = 0.363 m/seg
5 (0.8 + 0.6) la Ec. (6.25), de la que
vertedores de pared delgada 249

a ) Para d = 0.50 m (diám etro del ori­


yi =
= (V -C,i- b aaa \/2g
— ) ficio) ^calcular los gastos en los vertedo­
C ,ib \ / 2 z•'
res Q Á y Qj¡ .
0.30 y
b ) Conocidos Qa = 0.900 m8/seg y Qb =
- ( m .595 x 1 X 0 .- lo y i9 : $ 2 — 0.100 m3/seg, calcular el diámetro d
y x := íl.3 0 m del orificio.
En ambos casos, de la fórm ula de Fran-
Nuevamente se calcula y J a = 13; de la cis, el coeficiente de gasto de los verte­
Fig. 6.16, se tiene que C,¡ — 0.595, que es dores es
el resultado anterior. La carga sobre la
cresta sería entonces: Ci = 2.952 | i= 1.84

h = 1.30 - 0.90 - 0.10 = 0.30 m y el del o rificio :

Puesto que la descarga del vertedor se C,¡ = 0.60


hace sin contracciones laterales, la ecua­
ción de Rehbock sería válida, a sab er: Solución a ) Si el área del orificio es
A = 0.7854 X (0.50)2 = 0.1963 m2 y el gas­
/ 0.301 \ to descargado por el mismo, es función
Q v = 2.952 í 0.6035 + 0.0813 — -— j
de AH, de acuerdo con la Ec. (6.21) da
¡ / 0 0011 \ ®/a
(■' " 0 3 , ) X lx (0 .3 0 )- Q 0 = 0.6 x 0.1965 x \/2 X 9.8 X Ah =
Q v = 0.306 m 3/seg
= 0.522\/Ah (a )
La velocidad de llegada para el gaste*
total (2 = 0.3 +0.306 = 0.606 > y el gasto descargado por los vertedores
será:
O.óOó
v ° = T V B ó = M 6 6 m / se 8 Q a = 1.84 x 1.3 hA3/2 = 2.392 h A s/s (b )

y la carga de velocidad de lle ga d a:

: ■ V<? (0.46 6 )2
= 0.01 m
Q b = 2.392 h Bsf2 (c )
2g 19.6
A dem ás:
que es insignificante en comparación de
ylt siendo entonces válidos los resultados Qo = Q b (d )
anteriores.
Q a + Q b = 1.00 (e )
Problema 7.6. Si en la instalación de la
Fig. 7.7 el gasto que proporciona la bomba 0.10 + hl = h B + Ah (f)
es Q — 1,00 m3/seg y la longitud de cresta
de ambos vertedores es b ~ 1.30 m, deter­ Primer tanteo. La variación del gasto en
minar las condiciones de funcionamiento el orificio es menos sensible que en los
para los siguientes casos: vertedores al cambiar los niveles en
250 vertedores

los tanques; por lo tanto, el gasto Q b será, y, finalmente, de la Éc. ( f )


seguramente, menor que Q a ■ De lo ante­
rior se deduce que Ah > 0.10 m, pero no / 0.286 \ 8/3
mayor que '" '“ ( t w ) = ° - 243m
Un valor más aproximado para Ah sería:
Í.O d
Si Ah = 0.10 + 0.447 — 0.243 = 0.304 m

Ah — 0.30 m
que es prácticamente el supuesto, luego
el tanteo es correcto. De no haber resul­
De la Ec. ( a ) se obtiene:
tado así, se hubiera repetido el tanteo,
siendo de cualquier manera muy rápida
Q0 = Qd = 0.522 \/03 = 0.286 m 3/seg la convergencia, a saber:

y por lo tanto de la Ec. ( e ) resu lta: Q a = 0.714 m3/seg

Qa = 1 - 0.286 = 0.714 = 2.392 hAs/2 Q b = 0.286 m3/seg

De la Ec. ( b ) tenemos: Solución b ) Resulta más sencillo y las


ecuaciones aplicables son de ( b ) a ( f ) ,
Y 0 . 7 1 4 \ 2'3 pero no la ( a ) ; entonces, de las Ecs. ( b ) y
* - y = ° M7 ( c ) resulta:
vertedores de pared delgada 251

/ 0.900 \ 2/3 do z = h — y, entonces y = h — z, dy =


‘‘ - ( w ) = ° - 52m = — dz. Los límites de integración serían :
para y = 0, z = h y para y — h, z = 0; la
/ 0 .1 0 0 \ 2/3 „ ecuación anterior sería entonces :
= =0J2m
De la Ec. ( f ) : Q = — 2\/2g [Xtan (0/2) z1/2 ( h - z ) dz =

Ah = 0.10 4- 0.52 - 0.12 = 0.50 m — f2 hz ’,r~ 2 1°


= - 2 V 2 g i* tan (0/2)[-— |------" T Z h
y para el orificio, su diámetro es
Tomando límites y substituyendo nueva­
mente a z, se obtiene
0.10 = 0.6 ( re d2/4 ) \/2 X 9.8 X 0.50

Q = ^ V 2 g tan ( 0/2) p /x5/2 (7.11a)


á = ^ T W = 026m
o bien
7.2.3 Vertedor triangular

Q =-■ C /r*'2 (7.11b)


Cuando el vertedor es de sección trian­
gular (Fig. 7.8), simétrica respecto del
donde C depende de 0, p y g. Así, por ejem­
eje vertical y con ángulo en el vértice 0,
plo, con 0 = 90° vemos que
el valor x de la Ec. (7.2) es :

6 , C = V 2 g p = 2.362 p
x = y tan —

En la tabla 7,2 se presentan las fórmu­


las experimentales más conocidas para
calcular p ó C de las Ecs. (7.11) y son
válidas para diferentes ángulos 0 en el
vértice.
Si w es pequeña, el vertedor triangular
puede funcionar ahogado. Si hx represen­
ta la carga, aguas abajo (Fig. 7.11), el
coeficiente de gasto con descarga libre
deberá multiplicarse por un coeficiente k
independiente del ángulo 0, que v a le :

y la ecuación del gasto (7.4) es

Q — 2 \/2g p tan (6 / 2 )j ( h — y ) 1/2 y dy


0 (7.12)

la cual se puede integrar por un procedí- Los vertedores triangulares se reco-


miento de substitución. En efecto, hacien- miendan para el aforo de gastos inferiores
252

TABLA 7.2. Fórmulas experimentales para determinar los coeficientes de gasto g o C aplicables a las Ecs. (7.11a) o (7.11b) para
vertedores triangulares con diferentes ángulos 0 en el vértice. B representa el ancho del canal de llegada y w el desnivel entre
el vértice del vertedor y el fondo de dicho canal. En cualquier caso, las fórmulas se expresan en el sistema MKS

|M
b
W

&
h*
«:2

3 B.
-ra <s
O
w
gs
-«■g
a §>

s §„■

i!/lü> ®1
vertedores

>
II
O

ó °
3 •“

P* G
°ÍQ

IINl
1a¡

OS

¿DO
¡ .<3
as «*o

1nt «
í? d¡ o 5'

ZNI A\h\
:
5^

u t3 o q
a)H&4)aflo

i 2’3 o o
<=> 8 o | 8

tsh
á ’0

■3E
£ w>SOl


;
e .
o cd
p.j§
vertedores le par l delgada 253

Figura 7.9. Coeficiente dé gasto g de vertedores triangulares en la fórmula


de la Universidad Católica de Chile (Ref. 24).

a 30 lt/seg y cargas superiores a 6 cm y


hasta de 60 cm. Su precisión es m ejor que
la del reetángular, para gastos pequeños,
e incluso para gastos comprendidos en­
tre 40 y 300 lt/seg. Para gastos mayores
es recomendable el rectangular debido a
que el triangular es más sensible a cual­
quier cambio en la rugosidad de la placa
y, también, porque requiere m ayor exac-
Figura 7.11. Descarga ahogada de un vertedor
triangular.

7.2.4 Vertedor Trapecial


\ \
E l gasto de un vertedor trapecial, como
^ 0' = =9(1°
\ el mostrado en la Fig. 7.12, se pueae i alcu-
lar suponiendo la suma del gasto corres­
pondiente a uno rectangular con longitud
1.0 1.5 2.0 2.5 3.0 3.5 4.0 4.5 5.0
H¡h de cresta b y el triangular form ado con
las dos orillas. Esto es, de las Ecs. (7.5)
Figura 7.10. Valores de K en la fórmula de la y (7.11a) se tiene:
Universidad Católica de Chile para vertedores
triangulares (Ref. 24),
■V 2 g gr b h ' U2 +

•titud en la medición de las cargas, pues


el gasto varía con la potencia 5/2 de la + — V 2 g t a n ( 0 / 2 ) u th 5^
misma.
254 vertedores

o bien en la form a:
Q = y V 2 g X 0.63 b h s/2 =

0 = y V 2 g [[V + y — gí tan (0/2)J b h s/2 = 1.861 b h 3/2 (7.14)

la cual es válida si 0.08 m < h < 0.60 m ;


y ::
a > 2 h ; b ^ 3 h ) w > 3 h y, además,
para anchos de canal de 30 a 60 h. Cuando
Q = y V 2 Í ^ ¿ ^ 3/2 (7-13)
no se satisfacen estas condiciones se pue­
de substituir H = h rR V 2/2g por h en la
donde [x agrupa todos los términos del pa­ Ec. (7.14), para tomar en cuenta el efec­
réntesis. to de la velocidad de llegada.
Debido a que el vertedor trapecial tiene
escaso interés, ha sido poco estudiado. 7.2.5 Vertedor circular
Tínicamente se le ha dado importancia al
llamado de Cipolletti que tiene el trazo de Stauss (1931) derivó una ecuación teóri­
un trapecio regular con taludes en los ca para determinar el gasto en vertedores
lados k = 0.25 (0.25 horizontal y uno ver­ de form a circular (Fig. 7.13).
tical ) y que ; encuentra aplicación como De la ecuación de la circunferencia, en
aforador en canales. La geometría de este la Fig. 7.13, se tiene que x = \/y { D — y ),
} vertedor ha sido obtenida de manera que y de la Ec. (7.4) el gasto total es:
las ampliaciones laterales compensen el
gasto disminuido por las contracciones
laterales de un vertedor rectangular, de Q = 2^2g\iT íy (D -y ) (h - y ) Y /2dy
longitud de cresta b en igualdad de condi­ •'o
ciones de carga. Sin embargo, este hecho
o bien
no ha sido plenamente comprobado. Se
ha encontrado experimentalmente que el
coeficiente u de un vertedor Cipolletti Q = 2 V 2g p Z>5/2 x j \ (y /D )( 1 -
0
vale 0.63 y el gasto se determina con la
ecuación: - y / D ) ( h/D - y /D ) W 2d ( y /D )
vertedores de pared delgada 255

Figura 7.13. Vertedor circular.

Con t = h / D y cambiando la variable de


integración z = y/D , resu lta: 11. = 0555 + - M i r + om4
Q = 2 V 2 g \í D 5/2 i* V z ( l . - z ) ( í - z ) dz la cual vale para 0.20 m < í> < 0.30 m
• o 0.075 < h / D < 1, y para distancias míni­
mas a la frontera del canal de llegada de
La integración dé la ecuación anterior 3 D desde los cantos del vertedor.
:onduce a
TABLA 7.3. Coeficiente # de la E c :(7 :i5 )

3 = - ¿ “ V 2 fíX h/D h/D

X ¡2 (1 - / -i / - ) £ — ( 2 — 3 t + í 2 ) Í C ] [ x Z ) 5^ 0.05 0.0272 0.55 2.8205


0.10 0.1072 0.60 3.2939
0.15 0.2380 0.65 : 3.7900
londe £ y £ son dos integrales elípticas.
0.20 0.4173 0.70 4.3047
La ecuación anterior resulta, finalm ente: 0.25 0.6428 0.75 4.8336
0.30 0.9119 0.80 5.3718
Q - <¿>[xD5/2 (7.15) 0.35 1.2223 0.85 5.9133
0.40 1.5713 0.90 6.4511
0.45 1.9559 0.95 6.9756
londe D se expresa en decímetros y Q se
0.50 2.3734 1.00 7.4705
ibtiene en It/seg. En esta fórm ula <f> es la
unción de h / D dada por la tabla 7.3 y p
1 coeficiente de gasto determinado de la Ramponi propone una fórm ula aproxi­
órmula de Stauss y Jorissen (R ef. 30), mada para calcular <p en la Ec. (7.15),
saber: domo sigu e:
256 vertedor* s

cp = 10.12 ( h / D ) 1-91'5 - 2.66 ( h / D Y -T8 útiles como aforadores en pozos artesia­


nos para extraer agua del subsuelo (fig u ­
En caso de que el vertedor tenga diá­ ra 7.15). En la Universidad de Com ell se
metros hasta de 1.00 m y que no Cumpla hicieron pruebas con este tipo de verte­
con las especificaciones de distancia del dores para diámetros de tubos de 0.3 a
mismo a la pared del cqnal, se recomien­ 0.5 m y sé encontró que su funcionamien­
da la fórm ula de Ramponi para calcular p to es efectivamente el de un vertedor cuan­
en la Ec. (7.15): do la relación h / D < 0.027; asimismo, se
comporta como un chorro que sale de una
tubería (flu jo fuente) cuando h / D = 1.05,
, = {0 . 3 5 0 + 0.002 - £ - ) [ l + ( - ^ - ) ‘ ] ; y existe un escurrimiento de transición
entre ambos valores.
donde En el laboratorio del Instituto de In­
geniería de la TJNAM, C. Cruickshank
A área del vertedor comprendida en- v (R ef. 32) realizó investigaciones con ob­
tre la cresta y el nivel correspon­ jeto de comprobar dichos resultados y
diente a la carga h ; ampliar el intervalo de valores de h / D
A 0 área h id rá u lic a del can al de lle­ hasta 0.0015. Comprobó que el flujo de ver­
gada ; tedor se presenta para relaciones h / D < 0.2
h carga sobre la cresta, expresada y el de chorro para relaciones h / D > 2, con
en m. el de transición entre los dos valores.
Para el flujo tipo vertedor sé recomien­
Cuando la cresta del vertedor tiene for­ da utilizar la Ec. (7.5), donde b es la lon­
ma circular en planta (Fig. 7.14), según gitud de cresta igual a la circunferencia
Gourley (R ef. 9 ) el gasto (en sistema mé­ interior del tu b o ; esto es, b. = n D y p un
trico) vale coeficiente experimental que depende del
' tipo de vertido que se presente. En efecto,
7 Q = C l h 1A2 en un vertedor de este tipo es difícil ob­
tener flujo dp lámina libre si no se toman
donde h es la carga sobre la cresta, l la precauciones para ventilaría y, en ocasio­
longitud de desarrollo de la misma ( l = nes — para cargas pequeñas— resulta muy
= 2 jtD ) y C un coeficiente que depende difícil lograr que la lámina de agua se
del diámetro del vertedor (tabla 7.4). despegue de la pared del cilindro. Se pre­
sentan así los tres tipos de lám ina: ad-
TABLA 7.4. Coeficiente C en la fórmula herente, deprimida y libre, encontradas
de Gourley. por Bazin en vertedores rectangulares
(R ef. 2 4 ); cada tipo deJám ina depende
D 0.172 0.252 0.343 0.485 0.648 del diámetro de la tubería. Cuando la
lámina es libre el coeficiente p vale 0.63
C 1.471 1.477 1.492 1.502 1.522
y 0.705 cuando es deprimida. Si resulta
imposible evitar que la lámina se adhiera,
Estos resultados son válidos cuando el vertido se produce normalmente en con­
h < D ¡ 5, de lo contrarió se ahoga el ver­ diciones cercanas a un vertedor de cresta
tedor. . ancha, siendo para esa condición p = 0.60.
Los vertedores de planta circular que En la Fig. 7.16 se presenta un resumen
descargan del interior hacia afuera, son de lo encontrado por diferentes investiga­
vertedores ¿de ¿pared delgada 257

Figura 7.14. Vertedor de planta circular.

dores (R efs. 24, 32 y 33) para las tres con­ Para el funcionamiento de chorro la va­
diciones de flujo mencionadas, en las que riación coincide con la ley teórica de
la selección de p depende de los paráme­ proporcionalidad de su altura con el cua­
tros h / D y Q2/gh D*. Con la relación h / D drado de la velocidad. La curva con trazo
y la curva de trazo continuó de la Fig. 7.16, continuo, de la Fig. 7.16, indica que para
se calcula el gasto en términos de Q 2/ h / D > 2 el parámetro O?/ghD* se vuelve
gh D4, para las tres condiciones de flujo. constante e igual a uno.
Siempre que exista la condición de ver­
tido, conviene ventilar la lámina del agua 7.2.6 Vertedor parabólico
después de que ha pasado el brocal del
pozo, para evitar la condición de lámina La geometría de un vertedor de form a
deprimida cuyo coeficiente p no está bien parabólica, como el m ostrado en la figu­
definido. ra 7.17, sigue la ecuación x = \fy]a.

VERTEDOR

Figura 7.15. Tipos de funcionam iento del flu jo fuente eh pozos.


258 vertedores

11 = (Í5lj
H = 0.67.5 ^
¡i 0.84 >, ___4_ :__ B&_
^ -r T T
/
/■
K- / /
...v
/ V

// •

7 - ,/
>2 / -

ñ
— h -> H
/ .// /
> V ./
1
/ / /
/ Símbolo Diámetro de
la tubería
i /
f X .O.05 m ;
</ O 1 0.10111
• 0.15 111
.0 - '>.30 n i
0.01
0.04 0.1 !L 1;0 10
)
Figura 7.16. Flujo fuente en pozos; resumen de resultados experimentales.

De la Ec. (7.4) el gasto e s :


Q = -¿ 5 -V 2 g n x

2 /=-
Q = “ Di- V 2 g F í ( hy — y2)1/2 ¿y x [ i (y _ /j/2) ( h y - y2) 172 +
a Jo

Resolviendo la integral resulta , /a/o y- ^/2 r


+ /zV8 ang sen — r —
h/2 J0

(7.16)

d o n d e:

it \/2g
C = (7.17)

Las experiencias presentadas por Most-


k ow (R ef. 7 ) indican que el coeficiente C
vertedores de pared delgada 259

se puede evaluar de la fórmula.experimen- En la tabla 7.5 se encuentran tabulados


tal siguiente: 1 los coeficientes C y \i indicados por Most­
kow, en términos de a, para vertedores
parabólicos.
C = (7.18)
Americe experimentó con un vertedor
parabólico de ecuación y = 9.85 a2. obte­
que es prácticamente el valor teórico de la niendo para el gasto (en sistema métrico)
Ec. (7.17) ; comparando las Ecs. (7.17); y la siguiente ecuación (R ef. 3 0 ):
(7.18), el coeficiente p es
Q = 0.606 h 198
2.658
p = C = (7.19) que se aproxima a la Ec. (7.16), si bien C
0.7854 V 2 g V2g es ahora dependiente también de h.
Si se calcula C de la ecuación gene­
TABLA 7.5. Coeficiéntes C y n de la Ec. (7.19) ral (7.18), para a = 9.85, resulta el valor
para vertedores parabólicos según Mostkow
0.682 con una discrepancia de 11 % res­
(Ref.7).
pecto del obtenido por Americe.
a C
7.2.7. Vertedores proporcional
0.625 2.6 0.592
0.5 2.9 0.591 Esta clase de vertedor, llam ado también
0.333 3.6 0.598
Sutro, es aquél cuya form a hace que el
0.25 4.1 0.595
0.20 4.6 0.592 gasto de vertido sea proporcional a la car­
0.167 5.0 ;• 0.589 ga h. P or esta característica de ley de des­
0.143 5.4 0.588: carga, su interés estriba en considerarlo
0.125 5.7 0.587 : en un laboratorio como vertedor de aforo
0.111 6.1 0.585
o en canales pequeños, cuando se desea
0.10 6.4 0.582
este tipo de ley para facilitar las rnedi-

Figura 7.1?. Tipos de vertedor Sutro.


260 vertedores

ciones. H a sido estudiado por diferentes , f re/2


eos2 0 íf0
investigadores, entre otros Mavis, Soucek, ~ Í n
H ow e y di Ricco.
La geometría del vertedor proporcional , , 0 sen 2 0 ■1 *f/2 nh
puede ser de cualquiera de las form as pre­ = y + = r^ '
sentadas en la Fig. 7.18.' Para seguir usan­
do la Ec. (7 .4 ), la correspondiente al ver­
La ecuación para el gasto resulta en­
tedor simétrico e s :
tonces

x = (a /y )^

Q = tc \/2g p a1/s h (7.20)


y el gasto es entonces:

Q - 2 \/2g ain p J J ) dy = v
esto es, efectivamente el gasto es propor­
cional a la cárga.
La form a que adquiere el perfil del
= 2V2i a 1/2 ji .'J*( h / y - 1) 1/2 dy vertedor se muestra en la Fig. 7.19, donde
se observa que; la curva se vuelve asin-
tótica con el eje x lo cual haría impráctica
Cambiando de variable, con y/ h = sen2 0,
su construcción. Para elim