Anda di halaman 1dari 82

Universidad de la República

Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (PEDECIBA)


Área Biología- Subárea Zoología
Tesis de Maestría

IMPACTO DE LA PESQUERÍA ARTESANAL SOBRE


LA TORTUGA VERDE (Chelonia mydas) EN LAS
COSTAS DEL RÍO DE LA PLATA EXTERIOR

Lic. Cecilia Lezama

Orientador: Dr. Walter Norbis


Sección Oceanología, Facultad de Ciencias

Montevideo-Uruguay

2009
Dedicada a mis padres
AGRADECIMIENTOS

Al PEDECIBA y a la ANII por la beca de Maestría otorgada.


A mi tutor Walter Norbis, por haber aceptado orientar este trabajo, por el
tiempo dedicado y por sus valiosos aportes.
A los tres miembros del Tribunal evaluador por sus oportunas correcciones
y sugerencias. Agradezco especialmente a Diana Szteren, con quien hice mi
primera investigación como bióloga, por su constante apoyo e incentivo
durante todos estos años. Y a Eduardo Secchi por aceptar formar parte de este
Tribunal sin titubear, Mahalo!
También agradezco a Andrés Domingo por sus contribuciones al presente
trabajo.
A los pescadores de San Luis y Piriápolis quienes hicieron que este trabajo
fuera posible permitiéndonos embarcar con ellos. Gracias por su colaboración
desinteresada. En particular a: la familia Cohendet en San Luis y a Marcelo,
Miguel, Tatita, Pelusa, Víctor y Edy en Piriápolis. Un agradecimiento muy
especial a mis dos “pescadores calificados” y grandes amigos, el Coco y el
Gordo Alfredo, gracias por decir que si aún sin saber de que se trataba el
proyecto y hacerme saber que siempre puedo contar con uds.
A todos mis compañeros de Karumbé, los que aún están y los que ya se
han ido, por su invalorable colaboración ya que sin su ayuda este trabajo no
habría sido posible. En especial a la Negra, Matías y Dianita quienes se
involucraron desde un principio con el proyecto, por su responsabilidad y
compromiso, pero sobre todo por su amistad. También a Andrés, Alejandro,
Philip y el Negro por su colaboración durante los muestreos. Y a Alejandro
Fallabrino por su estímulo constante durante estos diez largos años de
“tortuguear” juntos.
A las Sub-Prefecturas de La Floresta y Piriápolis por permitirme el acceso a
los despachos de embarque de la flota artesanal. A sus funcionarios, que me
recibían siempre tan amablemente, en especial a Karen Angelotte de La
Floresta y Augusto Romay de Piriápolis.
A mis compañeros de trabajo que me apoyaron y soportaron mi ausencia
durante siete largos meses.
A mi querida amiga Victoria, por compartir conmigo todos los momentos de
mi carrera alentándome todo el tiempo. Gracias por estar siempre dispuesta a
ayudarme y por auxiliarme con los mapas con mucha paciencia!
A José Luis, quien a pesar de la distancia, siempre estuvo ahí para darme
fuerza.
A mis padres y mis hermanas, porque a lo largo de toda mi carrera han
estado a mi lado brindándome su apoyo incondicional. Un agradecimiento
especial a Vicky por el diseño del mandala de la carátula!
A Ro, mi compañero de vida, por TODO… por soportar mi mal humor con
infinita paciencia y ayudarme siempre en todo lo que estuvo a su alcance y aún
más! Gracias por incentivarme cuando me veías caer y contenerme cuando lo
necesitaba.
ÍNDICE

RESUMEN……………………………………………………………………………………………………… iii

ABSTRACT……………………………………………………………………………………………………. iv

LISTA DE FIGURAS………………………………………………………………………………………. v

LISTA DE TABLAS…………………………………………………………………………………………. vii

1. INTRODUCCIÓN……………………………………………………………………………………… 1
1.1. La tortuga verde, Chelonia mydas……..…………………………………………... 2
1.2. La Pesquería Artesanal en Uruguay…………………………………………………. 5
1.3. Antecedentes regionales de interacción con pesquerías………………… 7

2. HIPÓTESIS Y OBJETIVOS.………………………………………………………………….… 11
2.1. Hipótesis…………………………………………………………………………………………… 11
2.2. Objetivos…………………………………..……………………………..………………..……. 11

3. MATERIALES Y MÉTODOS…………………………………………………………………….. 12
3.1. Área de estudio………………………………………………………………………………… 12
3.2. Colecta de datos………………………………………………………………………………. 13
3.3. Análisis de datos……………………………………………………………………………… 14
3.3.1. Dinámica de la flota pesquera artesanal……………………………………. 14
3.3.1.1. Patrón de distribución de los pescadores………………………….… 15
3.3.1.2. Patrón de actividad de la flota pesquera ……………………………... 16
3.3.1.3. Análisis de las Capturas Pesqueras……………………………………….. 17
3.3.2. Distribución temporal y espacial de las capturas de tortuga
verde………………………………………………………………………………………………………. 18
3.3.3. Efecto de variables ambientales, temporales y operacionales
en la captura de tortugas verdes………………………………………………………….. 19

i
3.3.4. Número anual de tortugas verdes incidentalmente
capturadas…………………………………………………………………………………………... 23

4. RESULTADOS…………………………………………………………………………………………… 25
4.1. Dinámica de la flota pesquera artesanal…………………………….…………… 25
4.1.1. Patrón de distribución de los pescadores…………………………………… 25
4.1.2. Patrón de actividad de la flota pesquera…………………………………... 27
4.1.3. Análisis de las Capturas Pesqueras……………………………….…………… 31
4.2. Distribución temporal y espacial de las capturas de tortuga
verde………………………………………………………………………………………………………... 33
4.3. Efecto de variables ambientales, temporales y operacionales en la
captura……………………………………………………………………………………………………. 37
4.4. Número anual de tortugas verdes incidentalmente capturadas…... 44

5. DISCUSIÓN……………………………………………………………………………………………. 46
5.1. Dinámica de la flota pesquera artesanal………………………..………….…… 46
5.2. Variación de las capturas incidentales de la tortuga verde………….... 48
5.3. Efecto de las variables analizadas…………………….….…………………………. 51
5.4. Impacto de la Pesquería Artesanal………………………….…….………………… 52
5.5. Implicancias para la Conservación y el Manejo…………..…………………. 54

6. CONCLUSIONES……………………………………………………………………………………… 57

7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS……………………………………………..………. 58

ii
RESUMEN

La captura incidental de tortugas marinas en las pesquerías ha sido reconocida a nivel


mundial como una de las principales causas de mortalidad para estas especies que se
encuentran en peligro de extinción. La costa uruguaya constituye un área de
alimentación y desarrollo para juveniles de tortuga verde (Chelonia mydas), por lo que
el objetivo general de esta investigación fue evaluar el impacto generado por la
pesquería artesanal sobre las tortugas verdes que llegan periódicamente al área
pesquera de los Bajos del Solís. Se analizó la dinámica de la flota artesanal que operó
en el área a través de los registros de salidas de pesca existentes en las Sub-
Prefecturas Navales. Entre agosto de 2004 y julio de 2005 se muestrearon 193 eventos
de pesca con redes de enmalle mediante observaciones a bordo. Se determinaron las
variaciones temporales y espaciales de las capturas incidentales de tortugas verdes. Se
utilizaron procedimientos de Aprendizaje Automático (CART, Boosting, Random Forest
y GLM) para evaluar el efecto de variables ambientales, temporales y operacionales
sobre dichas capturas. Los pescadores artesanales del área operaron agregados en
función de la distribución de las especies objetivo. Se observó variación intra e inter-
anual de la actividad pesquera en la zona, sugiriéndose que la migración de la corvina
blanca, condiciona la actividad de pesca artesanal durante un ciclo anual. Fueron
capturadas incidentalmente 21 tortugas verdes, existiendo variabilidad temporal de las
capturas, siendo el verano la estación más crítica. También se observó variación
espacial identificándose dos zonas de riesgo elevado de captura en áreas insulares y
rocosas de aguas poco profundas. El tiempo de reposo de las redes y la distancia a la
costa de los eventos de pesca, fueron las variables que en conjunto mejor explicaron
significativamente las variaciones de la captura incidental de C. mydas. La probabilidad
de captura incidental de esta especie aumentó a mayor tiempo de reposo y menor
distancia a la costa de la actividad pesquera. Se estimó que la captura por año fue de
497 tortugas verdes (95% IC= 260 – 781) por la flota artesanal del área. Se concluye
que la pesca con redes de enmalle que se realiza en el área durante el verano en la
franja costera a menos de dos kilómetros de la costa es una amenaza para los
juveniles de tortuga verde. Se considera necesario implementar un área marina
protegida en los Bajos del Solís con vedas espacio-temporales en el uso de las redes
de enmalle, lo que permitirá proteger este hábitat de alimentación y desarrollo crítico
para la tortuga verde en nuestro país y a la vez contribuir al manejo sostenible de los
recursos costeros explotados en el área.

iii
ABSTRACT

The incidental catch of sea turtles in fisheries has been recognized worldwide as the
main mortality cause for these endangered species. The Uruguayan coast constitutes a
foraging and development area for juveniles of Chelonia mydas, so the aim of this
research was to evaluate the impact generated by the artisanal fishery to green turtles
that arrive seasonally to the Bajos del Solís fishing zone. The dynamic of the artisanal
fleet that operated within the area was analyzed through fishermen trips logbooks
recorded from Marine Councils. Between August 2004 and July 2005, a total of 193
fishing events with gillnets were sampled by onboard observations. The existence of
temporal and spatial variation of green turtles incidental catches was established.
Machine Learning procedures (CART, Boosting, Random Forest and GLM) were used to
evaluate the effect of environmental, temporal and operational variables on these
catches. Artisanal fishermen from the area operated aggregated in function to target
species distribution. Intra and inter-annual variation of the fishing activity in the area
was observed, suggesting that the migration of the white croaker conditions this
activity during an annual cycle. A total of 21 green turtles were incidentally caught and
temporal variation was recorded on these catches, being the summer the most critic
season. Also spatial variation was observed. Two hot spot areas of high risk of
incidental catches were identified in insular and rocky areas of shallow waters. Gillnets
soak time and distance to the coast of the fishing events were the significant variables
that together better explained the variations in C. mydas incidental catches. The
incidental capture probability for this species increased with longer soak time and
shorter distance to the coast of the fishing activity. It was estimated that 497 green
turtles were caught per year (95% CI= 260 – 781) by the artisanal fleet from the area.
We conclude that gillnets fishery that take place in the area during the summer in the
coastal fringe of less than two kilometres from the coast, constitutes a threat to green
turtle’s juveniles. It is necessary to implement a marine protected area in Bajos del
Solís, with spatial and temporal restrictions on gillnets use. This measure would allow
the protection of this critical foraging and development habitat for green turtle in our
country and, at the same time, would contribute to the sustainable management of
coastal resources exploited in the area.

iv
LISTA DE FIGURAS

Figura 1. Individuo juvenil de tortuga verde alimentándose en la zona de


Cerro Verde, Departamento de Rocha……………………………………………………….... 4
Figura 2. Amarradero de embarcaciones artesanales en el puerto de
Piriápolis (a). Artes de pesca utilizados por pescadores artesanales de la
costa del Río de la Plata: b) Palangres y c) Redes de enmalle……….…………. 6
Figura 3. Ubicación geográfica del área pesquera Bajos del Solís y
localidades de pesca artesanal en el área: 1. San Luis, 2. La Tuna, 3.
Araminda, 4. Sta. Lucía del Este, 5. Cuchilla Alta, 6. Jaureguiberry, 7.
Solís, 8. Playa Verde, 9. Playa Hermosa, 10. Puerto Piriápolis y 11.
Pesquero Stella Maris…………………………………………………………………………………… 13
Figura 4. Diagrama de dispersión del logaritmo de la media y el
logaritmo de la varianza de la variable SP/mes………………………………..………… 26
Figura 5. Curva de regresión ajustada entre el logaritmo de la media y el
logaritmo de la varianza de la variable SP/mes. En negro se muestra la
recta de regresión…………………………..…………………………………………………………….. 27
Figura 6. Coeficiente de Variación (C.V.) de la variable SP/mes del total
de la flota pesquera artesanal que operó en el área Bajos del Solís
durante los períodos 2004-05 y 2005-06…………………………………………………….. 28
Figura 7. Salidas de pesca (SP) por mes del total de la flota pesquera
artesanal que operó en el área Bajos del Solís durante los períodos 2004-
2005 y 2005-2006…………………………………………………………………………………………. 28
Figura 8. Salidas de pesca (SP) por mes discriminadas por arte de pesca
para el total de la flota pesquera artesanal que operó en el área Bajos del
Solís durante el período 2004-2005……………………………………………………………… 29
Figura 9. Media, error estándar, desvío estándar, y outliers, de la CPUE
(Kg/1000m2/hora) para: a) cada localidad y b) estación muestreadas. I:
invierno, P: primavera, V: verano y O: otoño……………………………………………… 32
Figura 10. Tortugas verdes incidentalmente capturas en el área pesquera
Bajos del Solís durante el período de estudio………………………………………………. 33

v
Figura 11. Número de tortugas verdes capturadas por mes (barras) y
media de la temperatura superficial del mar (TSM) (línea) registrada
durante los meses de estudio…………………………………………………………….…………. 34
Figura 12. Captura por unidad de esfuerzo (CPUEH) de tortugas verdes
observada (en número de tortugas/1000 m2/hora) (barras) y esfuerzo de
muestreo (en número de eventos de pesca monitoreados) (línea) para las
cuatro estaciones del año…………………………………………………………….……………… 35
Figura 13. Posición geográfica de los eventos de pesca muestreados en
el área Bajos del Solís. Los puntos negros corresponden a los eventos de
pesca con captura incidental de tortuga verde y los círculos rojos son las
zonas de riesgo elevado de captura identificadas.………………………………………. 36
Figura 14. Clases de tamaño (cm) de las tortugas verdes capturadas
incidentalmente en los Bajos del Solís durante el período de estudio
(n=21)……………………………………………………………………………………………………………. 37
Figura 15. Árbol de clasificación construido con CART. Los datos con
valores menores al criterio de decisión (por ej. Reposo<10.25) y aquellos
pertenecientes al criterio (por ej. Estación: O, I, P) se dirigen al nodo
izquierdo. n= número de datos en cada nodo terminal, A= ausencia de
captura de tortugas, P= presencia. ……………………………………………………………… 38
Figura 16. Árbol de clasificación construido con “Boosting”. Los criterios
de decisión figuran en cada rama del árbol. A= ausencia de captura de
tortugas, P= presencia. ………………………………………………………………………………… 39
Figura 17. Importancia de las variables generada con “Random Forest”
medida por la “Mean Decrease Accuracy” o exactitud decreciente de la
media ……………………………………………………………………………………………………………. 40
Figura 18. Número de tortugas verdes capturadas vs. tiempo de reposo
(horas) y distancia a la costa (kms). En azul se representan los eventos
de pesca con captura y en negro sin captura.…………………………………………….. 43
Figura 19. Distribución “bootstrap” de las remuestras (n=1000) de la
tasa de captura incidental. La línea punteada señala la tasa de captura
original (T).……………………………………………………………………………………………………. 44

vi
LISTA DE TABLAS

Tabla 1. Variables explicativas que podrían influenciar la captura


incidental de tortugas verdes………………………………………………………………………… 19
Tabla 2. Estadísticos descriptivos para la variable SP/mes del total de la
flota pesquera artesanal que operó en el área Bajos del Solís durante el
periodo 2004-05. D.S.= desvío estándar y C.V.= coeficiente de
variación.………………………………………………………………………………………………………… 25
Tabla 3. Resultados del Análisis de Varianza de dos factores para la
variable días con SP entre las estaciones del año y los puertos de mayor
actividad. S.C.: suma de cuadrados, gl: grados de libertad, P.C.:
promedio de cuadrados, F: estadístico F y p: nivel de significancia. Se
resalta con * los valores significativos (nivel de significancia
0,05)….…………………………………………………………………………………………………………… 30
Tabla 4. Resultados del test a Posteriori de Tukey para la variable días
con SP entre las estaciones del año y los puertos de mayor actividad. I:
invierno, P: primavera, V: verano, O: otoño, PP: Piriápolis, PH: Playa
Hermosa, P.SM: Pesquero Stella Maris y SL: San Luis. Se resalta con * los
valores significativos (nivel de significancia 0,05)………………………………………. 30
Tabla 5. Media (X), desvío estándar (DE) y valores mínimos y máximos
de la CPUE (en Kg/1000m2/hora) por localidad de estudio……………………… 31
Tabla 6. CPUEH de tortugas verdes observada por localidad y por estación
muestreadas (en número de tortugas/1000 m2/hora)……………………………… 35
Tabla 7. Modelos lineales generalizados con una variable explicativa y sus
valores de AIC, para las distribuciones de Poisson y Binomial. SP/día:
salidas de pesca por día y Sup.m2: superficie de redes caladas, son los
factores de estandarización de la captura incidental de tortugas verdes
por esfuerzo. Funciones de enlace: log y logit…………………………………………….. 41
Tabla 8. Estadísticos para el modelo lineal generalizado final de la
captura de tortugas verdes. Valor estimado del parámetro, error estándar
del valor estimado, valor del estadístico z, nivel de significancia (p) para

vii
el modelo seleccionado. Se resalta con * los valores significativos
(significancia 0,1)………………………………………………………………………………….………. 42
Tabla 9. Tazas de captura incidental de tortugas verdes por evento de
pesca (T) con su error estándar y total de capturas anuales (C) con los
intervalos de confianza (IC) estimados para los Bajos del Solís (ver
texto)……………………………………………………………………………………………………………… 45

viii
1. INTRODUCCIÓN

Los ciclos de vida de las tortugas marinas (Testudines, Chelonioidea) son


complejos y de larga duración. Durante los mismos los individuos realizan
extensas migraciones a través de distintas zonas biogeográficas viajando hacia
sus áreas de alimentación y reproducción (Meylan y Meylan, 1999). A lo largo
de estas migraciones tróficas y reproductivas, atraviesan áreas donde operan
diversas flotas pesqueras e interactúan frecuentemente con diversos artes de
pesca lo cual puede da lugar a capturas incidentales (Oravetz, 1999).
En toda su área de distribución, estas especies se encuentran amenazadas
por una gran variedad de factores antropogénicos. Dichos factores incluyen,
entre otros, la captura directa e indirecta de adultos y juveniles, la predación y
el comercio de huevos, la pérdida o degradación de sus hábitat de anidación y
alimentación y la contaminación de los mares (FAO, 2005 y Lewison y
Crowder, 2006). De todas estas amenazas, la captura incidental en las
pesquerías ha sido reconocida como una de las principales causas de
mortalidad de tortugas marinas (Oravetz, 1999 y Lewison y Crowder, 2006).
Esta mortalidad incidental constituye un problema de conservación presente en
casi todas las pesquerías del mundo que afecta no sólo a las tortugas marinas,
sino también a muchas otras especies longevas y de bajas tazas reproductivas
como ser distintas especies de mamíferos marinos, aves marinas,
elasmobranquios, y otras (Hall et al., 2000 y Heppell et al., 2005). Como
predadores tope, los grandes vertebrados marinos juegan un rol fundamental
en la estructura de la cadena alimenticia y en la función de los ecosistemas y la
remoción incidental de esa fauna puede derivar en importantes cambios
ecológicos (Lewison et al., 2004).
En los últimos años diversos actores como la Organización de las Naciones
Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, Food and Agriculture
Organization of the United Nations) y la Unión Internacional para la
Conservación de la Naturaleza (UICN) han alertado a la comunidad
internacional sobre el estado en el que se encuentran las poblaciones de

1
tortugas marinas (Baillie et al., 2004 y FAO, 2005). Esto ha permitido
desarrollar diversos acuerdos para la conservación de las tortugas marinas a
nivel internacional. La Convención sobre el Tráfico Internacional de Especies en
Peligro de Fauna y Flora (CITES, Convention on Internacional Trade in
Endangered Species of Wild Fauna and Flora), incluye a todas las especies de
tortugas marinas en su apéndice I, prohibiendo así el intercambio comercial de
especimenes vivos, muertos o sus derivados (CITES, 2009). Además, tanto la
Convención de Especies Migratorias (CMS, Convention on Migratory Species)
como la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de
Tortugas Marinas (CIT), de las cuales Uruguay es parte y signatario, toman
medidas para su protección. No obstante, ninguno de estos convenios logra
evitar de manera efectiva la captura incidental de tortugas marinas.

1.1. La tortuga verde, Chelonia mydas

La distribución de varias especies de tortugas marinas citadas para la


región del Atlántico Sur Occidental (ASO), alcanzan el mar territorial uruguayo.
Cinco de las siete especies de tortugas marinas que existen en el mundo
utilizan la región del ASO como área de alimentación, desarrollo y/o corredor
migratorio: Caretta caretta, Chelonia mydas, Dermochelys coriacea,
Eretmochelys imbricata y Lepidochelys olivacea (Domingo et al., 2006a). La
tortuga verde, C. mydas tiene una distribución cosmopolita, encontrándosela
en todos los océanos del mundo dentro de zonas tropicales y subtropicales. En
la costa atlántica americana se encuentra entre los 40º N y los 40º S (Hirth,
1997). Esta especie ha experimentado una drástica disminución de sus
poblaciones en las pasadas cuatro décadas y actualmente se encuentra en las
Listas Rojas de la UICN, en la categoría de “en peligro” de extinción (IUCN,
2009).
Como todas las tortugas marinas, C. mydas presenta una maduración
sexual tardía y un tiempo generacional largo. Su ciclo de vida se alterna entre
playas de anidación, zonas de reproducción y áreas de alimentación y/o
desarrollo (Hirth, 1997).

2
Las áreas de anidación de la tortuga verde se localizan principalmente en
islas oceánicas y también en playas del litoral continental de regiones
tropicales y subtropicales. Las hembras nidifican en la misma zona donde
nacieron (filopatría) pudiendo desovar varias veces por temporada (Hirth,
1997). En el Atlántico Sur las principales áreas de desove están en las islas
oceánicas de Trinidad en Espíritu Santo, Atol das Rocas y Fernando de Noroña
en Río Grande del Norte, Brasil (Moreira et al., 1995 y Bellini et al., 1996).
Inmediatamente después de nacer, las crías se introducen en el mar,
dando comienzo a la fase “oceánica” del ciclo de vida de esta especie. Esta
fase es también conocida como los “años perdidos”, ya que se desconoce lo
que ocurre con los pequeños juveniles durante esta etapa, la cual se estima
puede durar de uno a cinco años (Musick y Limpus, 1997). Se cree que
durante la misma, las crías se asocian a bancos de algas, como mantos de
Sargassum spp. donde encuentran refugio y protección contra los
depredadores y a la vez alimento, presentando una dieta principalmente
carnívora (Musick y Limpus, 1997). Una vez cumplida esta fase, comienza la
fase “nerítica” durante la cual los juveniles de C. mydas se reclutan
activamente hacia hábitat de alimentación y desarrollo demersales y neríticos
(como lagunas costeras, estuarios y áreas cercanas a la costa), donde
permanecerán hasta su madurez sexual (Musick y Limpus, 1997 y Meylan y
Meylan, 1999). Durante esta fase, los juveniles experimentan un cambio en su
dieta hacia hábitos herbívoros (Bjorndal, 1997). En muchos casos realizan
migraciones entre distintas zonas de alimentación costeras, las cuales se
ubican en áreas de alta productividad, como es el caso del estuario del Río de
la Plata.
La costa uruguaya es una importante zona de alimentación y desarrollo
para C. mydas (López-Mendilaharsu et al., 2003). Esta especie se distribuye a
lo largo de la costa, pero principalmente en los departamentos de Canelones,
Maldonado y Rocha (López-Mendilaharsu et al., 2006). El tamaño mínimo de
las hembras en las playas de anidación más cercanas (Isla Trinidad, Brasil) es
de 101 cm de Largo Curvo del Caparazón (LCC) (Moreira et al., 1995),
mientras que en Uruguay encontramos individuos con tallas entre 28 y 79.5

3
cm de LCC, correspondientes a individuos juveniles (López-Mendilaharsu et al.,
2006) (figura 1). Es común verlos en las puntas rocosas y áreas costeras con
abundancia de macroalgas, donde se alimentan, siendo Ulva spp. el
componente más abundante en su dieta (Darré Castell, 2005).

Figura 1. Individuo juvenil de tortuga verde alimentándose en la zona de


Cerro Verde, Departamento de Rocha.

Caraccio (2008) ha determinado que las tortugas verdes que se


encuentran en el área de alimentación y desarrollo de Uruguay, constituyen un
único stock mixto de individuos juveniles al que contribuyen diferentes colonias
que anidan en el Océano Atlántico. La mayor contribución de individuos
proviene de la colonia de Isla Ascensión (Reino Unido), seguida por Isla
Trinidad (Brasil), Isla de Aves (Venezuela)/Surinam y Guinea Bissau (África)
(Caraccio, 2008). Es así que, la mortalidad debida a la interacción con

4
pesquerías en aguas uruguayas puede afectar las poblaciones de C. mydas de
otras zonas del Atlántico.
De acuerdo a Crouse y colaboradores (1987), la clave para recuperar las
poblaciones de tortugas marinas que se encuentran amenazadas radica
fundamentalmente en reducir la mortalidad de los individuos inmaduros
(juveniles y subadultos). Aumentando la supervivencia de juveniles y
subadultos, un número mayor de tortugas alcanzaría la madurez,
incrementando así el número de adultos reproductivos. Consecuentemente, la
captura incidental de tortugas en áreas de alimentación y desarrollo afecta
potencialmente a las futuras poblaciones reproductoras, siendo esencial para la
conservación de estas especies, la identificación y protección de dichas áreas.

1.2. La Pesquería Artesanal en Uruguay

La flota pesquera artesanal en Uruguay está conformada por embarcaciones


que no superan las 10 Toneladas de Registro Bruto (TRB) y opera hasta las 7
millas náuticas de la costa. Se trata de una actividad que emplea artes de
pesca simples y depende básicamente del trabajo manual (Crossa et al.,
1991). Para el año 2008, el Informe Sectorial Pesquero de la Dirección
Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA) señalaba un total de 675
embarcaciones artesanales registradas para todo el país (Dirección Nacional de
Recursos Acuáticos, 2008). Si bien el volumen de las capturas es
sustancialmente menor en la pesquería artesanal con respecto a la industrial,
el número de embarcaciones artesanales registradas por la DINARA es en
promedio, más de 6 veces superior. Además se ha constatado un incremento
de la actividad artesanal durante los últimos años, aumentando el número de
embarcaciones un 36% y el número de trabajadores en el sector un 42% entre
los años 2000 y 2004 (GeoUruguay, 2008).
En zonas costeras del Río de la Plata exterior y Océano Atlántico, los
pescadores artesanales utilizan modalidades de pesca pasiva, como son las
redes de enmalle y los palangres (figura 2), dependiendo el uso de uno u otro

5
arte de la época del año ya que la presión pesquera se ejerce estacionalmente
sobre diferentes especies.

a)

b) c)

Figura 2. Amarradero de embarcaciones artesanales en el puerto de Piriápolis


(a). Artes de pesca utilizados por pescadores artesanales de la costa del Río de
la Plata: b) Palangres y c) Redes de enmalle.

Ambos artes de pesca son demersales, es decir que se calan en el fondo de


la columna de agua mediante el uso de lastres en los extremos (Altez et al.,
1988 y Crossa et al., 1991). Las redes de enmalle están compuestas por paños

6
de luz de malla variable, entre 5 y 32 centímetros según la especie objetivo.
Esta pesca se realiza generalmente en primavera extendiéndose a veces hasta
el verano, asociada fundamentalmente a la captura de Micropogonias furnieri
(corvina) y Cynoscion guatucupa (pescadilla de calada), en aguas del Río de la
Plata exterior, mientras que en la costa atlántica las especies más capturadas
son Mustelus schmitti (gatuso) y Squatina spp. (angelito). El palangre es
utilizado fundamentalmente en el del Río de la Plata, durante el otoño e
invierno cuando la pesca es dirigida a la captura de Urophysis brasiliensis
(brótola).
Las grandes limitaciones económicas que sufre esta actividad comercial se
deben entre otros a factores sociales asociados con la capacidad pesquera y
factores operativos (Crossa et al., 1991 y Puig, 2006). Las capturas pesqueras
y el esfuerzo varían ampliamente a lo largo del año, ya que la pesca artesanal
es muy dependiente de las condiciones climáticas y de la disponibilidad de los
recursos (Altez et al, 1988 y Norbis, 1995). Norbis y colaboradores (2001)
observaron que las condiciones atmosféricas, con relación al pasaje de frentes,
condicionan la actividad pesquera. Además existe una alternancia de períodos
de mucha y poca actividad en las flotas debido a la disponibilidad de las
especies de peces de valor comercial. Hasta el momento existen muy pocos
estudios sobre la dinámica y comportamiento de las flotas de pescadores
artesanales de nuestra costa.

1.3. Antecedentes regionales de interacción con pesquerías

La pesquería de palangre pelágico y las pesquerías costeras de arrastre y


de enmalle, han sido identificadas como las que ocasionan mayores valores de
captura incidental de tortugas marinas tanto a nivel mundial (Hall et al.,
2000; Lewison et al., 2004 y Lewison y Crowder, 2006) como regional
(Domingo et al., 2006 y Rabuffetti et al., 2008).
Diversos estudios han examinado y evaluado la pesca incidental de tortugas
marinas en la pesquería de palangre pelágico de superficie que opera en la
región del Atlántico Sur, cuyas especies objetivo son pez espada (Xiphias

7
gladius), atunes (Thunnus sp.) y tiburones (Achaval et al., 2000; Kotas et al.,
2004; Domingo et al., 2006b; Lopez-Mendilaharsu et al., 2007a, Gifoni et al.
2008 y Da Silveira, 2008). Esta pesquería presenta altos niveles de captura
incidental de Caretta caretta y Dermochelys coriacea con un esfuerzo pesquero
muy importante y una amplia distribución en la región, siendo el borde del
talud de la plataforma continental y las aguas adyacentes, las áreas donde se
registran la mayor cantidad de capturas (Domingo et al., 2006b, López-
Mendilaharsu et al., 2007a y Gifoni et al. 2008).
Por el contrario, son pocos los estudios que han evaluado la captura
incidental de tortugas marinas en las pesquerías costeras de arrastre y de
enmalle presentes en el Atlántico Sur. En nuestro país, esto se debe a que
estas pesquerías no cuentan con Programas Nacionales de Observadores a
bordo, a diferencia de lo que ocurre con la pesquería de palangre pelágico, y
por tanto el acceso a la información de capturas incidentales de especies es
muy limitado.
En las pesquerías de arrastre de fondo costero de Uruguay y Argentina, se
ha observado una alta mortalidad de individuos pertenecientes a las especies
C. caretta, C. mydas y D. coriacea y esto se debería a la extensa duración de
los arrastres (Albareda et al., 2003 y Miller et al., 2006).
La pesquería con redes de enmalle que opera en la región, comprende tanto
pesquerías artesanales como industriales, correspondiendo al enmalle de fondo
el mayor número de barcos que operan en la región (Domingo et al., 2006a).
Según Oravetz (1999), en Brasil, debido a la gran extensión de su costa y a
la diversidad de pesquerías de enmalle costero que operan en ella, la
mortalidad de tortugas marinas en estas redes sería mayor que en las redes de
arrastre. Los estudios sobre la interacción de tortugas marinas con pesquerías
costeras en Brasil, incluyen los realizados en el litoral de Río Grande do Sul por
Da Silveira (2004) quien constató, mediante entrevistas a pescadores
artesanales e industriales, (n=90) que se capturaban frecuentemente tres
especies de tortugas marinas en la región: D. coriacea, C. mydas y C. caretta,
siendo esta última especie la más afectada (82 %). También en Río Grande do
Sul, en el estuario de la Laguna de los Patos y región costera adyacente, Martí

8
(2006) registró, mediante 74 entrevistas y el análisis de 206 lances de pesca
registrados en cuadernos de pesca, la captura incidental de 33 C. mydas y 3 C.
caretta por las pesquerías artesanales del área. Postula que la Laguna de los
Patos es utilizada por juveniles de ambas especies, principalmente por C.
mydas. En ambos estudios, las artes de pesca identificadas como las
responsables de generar mayor impacto fueron las redes de enmalle
orientadas a la captura de corvina y pequeños tiburones, seguida por las redes
de arrastre para camarón rosa (Farfantepneaus paulensis), siendo el verano la
época del año en la cual ocurrieron la mayoría de las capturas (Da Silveira,
2004 y Martí, 2006). En el Norte de Brasil, en Almofala, Ceará se registraron
82 tortugas marinas capturadas por pescadores artesanales que utilizaron
redes de enmalle de cerco (período enero - agosto de 2001). C. mydas fue la
especie más frecuentemente capturada (n=56), habiendo sido identificada esta
área, como un hábitat de desarrollo y alimentación para esta especie (Lima et
al., 2002). Otro tipo de redes de enmalle, como son las redes de deriva
pelágicas utilizadas en la región únicamente por la flota brasilera, constituyen
una severa amenaza para las tortugas marinas. En Ubatuba, Brasil, se
registraron 229 tortugas marinas capturadas entre enero de 2002 y marzo de
2003, alcanzándose altos valores de captura incidental, principalmente para D.
coriacea (n=163) (Sales et al., 2003).
En el sur de la Bahía Samborombón, Argentina, durante el período
diciembre 2004 a abril 2005, se registró la captura incidental de 49 tortugas
verdes juveniles por la pesquería artesanal del área que utiliza redes de
enmalle de fondo, estimándose una captura anual de 117 individuos. Los
autores resaltan la importancia de las pesquerías artesanales como amenaza
para los juveniles de esta especie (Albareda et al., 2007).
En Uruguay, a través de reportes efectuados por los propios pescadores
(período 2001-2003) y 41 salidas de pesca monitoreadas a bordo de
embarcaciones durante un muestreo piloto realizado en las localidades de San
Luis, Piriápolis y Valizas (período octubre 2002 – mayo de 2003), se registró
un número importante de tortugas marinas capturadas (n=73) y se constató
que la red de enmalle de fondo es el arte de pesca que incidentalmente retiene

9
tortugas marinas. El 94,5 % de dichas capturas correspondieron a individuos
juveniles de C. mydas (Lezama et al., 2004).
En base a los antecedentes mencionados y a las características ecológicas
de la tortuga verde, la interacción con la pesquería artesanal posiblemente sea
mayor en aquellas zonas que constituyen hábitat de desarrollo y alimentación,
acentuándose durante la primavera y el verano, cuando se incrementa la
proliferación de algas que constituyen el principal alimento para esta especie
en nuestro país. Hasta el momento no se conoce la magnitud del impacto que
causa la pesquería artesanal sobre la fracción de la población de tortugas
verdes que llegan periódicamente a las costas del Río de la Plata exterior.

10
2. HIPÓTESIS Y OBJETIVOS

2.1. Hipótesis

Existe variabilidad temporal y espacial de las capturas incidentales de la


tortuga verde por la pesquería artesanal que opera en los Bajos del Solís como
consecuencia de la influencia de factores ambientales u operacionales de la
actividad pesquera sobre la ocurrencia de dichas capturas.

2.2. Objetivos

Objetivo General

Analizar durante un ciclo anual, el impacto de la pesquería artesanal sobre


la fracción de la población de C. mydas que llega periódicamente a las costas
del Río de la Plata en la zona comprendida entre San Luis (Canelones) y
Piriápolis (Maldonado) (Bajos del Solís).

Objetivos Específicos

1. Analizar la dinámica de la flota pesquera artesanal que opera en el área


Bajos del Solís.

2. Determinar si existen diferencias en la distribución temporal y espacial


de las capturas incidentales de tortugas verdes por la pesquería
artesanal.

3. Determinar la influencia de variables ambientales, temporales y


operativas de la actividad pesquera, en la ocurrencia de las capturas
incidentales de tortugas verdes.

4. Estimar el número anual de tortugas verdes incidentalmente capturadas


en el área.

11
3. MATERIALES Y MÉTODOS

3.1. Área de estudio

El estuario del Río de la Plata, ubicado entre los 34°00’- 36°10’ S y 55°00’ -
58°10’ O, es un área muy productiva donde se concentra una gran variedad de
organismos marinos muchos de los cuales son explotados por pesquerías de
gran importancia económica y social para la región. Esta área está afectada
por la convergencia subtropical de las corrientes cálida de Brasil y fría de
Malvinas, responsable de una gran producción de fitoplancton. Además esa alta
productividad surge de la confluencia de las aguas dulces del Río de la Plata
con las del mar, lo que genera un frente marino muy productivo y relevante
para la reproducción de peces y otras especies (Foro para la Conservación del
Mar Patagónico y Áreas de Influencia, 2008).
Dentro del estuario del Río de la Plata, el área seleccionada para este
estudio fue la franja costera comprendida entre las localidades de San Luis
(34º46’47’’S-55º34’51’’O) y Piriápolis (34º54’09’’S-55º14’13’’O) (figura 3) ya
que estudios previos indicaron que un número importante de C. mydas utilizan
ésta área como un hábitat de desarrollo y alimentación (López-Mendilaharsu et
al., 2003). En particular, esta región conocida como Bajos del Solís es una
importante zona pesquera donde operan más de 140 embarcaciones
artesanales de distintas localidades de la costa, durante los meses de mayor
actividad (según registros de las Sub-Prefecturas del área). Se trabajó desde
las localidades de San Luis (Canelones), Playa Verde (Maldonado) y Piriápolis
(Maldonado) debido a que en trabajos anteriores se ha observado una mayor
interacción entre la pesca artesanal y la tortuga verde en las mismas (Lezama
et al., 2004).

12
BRASIL BRAZIL

-33o URUGUAY
URUGUAY
PARAN
ADELT
A

RIO

o D
-35 Rio
E de
la Plata
L
ARGENTINA
OCÉANO ATLANTICO
ARGENTINA PLATA

-37o

-58o -54o

Figura 3. Ubicación geográfica del área pesquera Bajos del Solís y localidades
de pesca artesanal en el área: 1. San Luis, 2. La Tuna, 3. Araminda, 4. Sta.
Lucía del Este, 5. Cuchilla Alta, 6. Jaureguiberry, 7. Solís, 8. Playa Verde, 9.
Playa Hermosa, 10. Puerto Piriápolis y 11. Pesquero Stella Maris.

3.2. Colecta de datos

Se recabaron los registros de salidas de pesca diarios existentes en las Sub-


Prefecturas Navales de La Floresta y Piriápolis, correspondientes al período 1
de Agosto de 2004 al 31 de Julio de 2006 para analizar la dinámica de la flota
artesanal que opera en el área.
Para evaluar la captura incidental de tortugas verdes en los Bajos del Solís,
se llevaron a cabo observaciones mensuales a bordo de las embarcaciones
artesanales que operan desde los puertos de San Luis y Piriápolis entre Agosto
de 2004 y Julio de 2005. Se observaron un total de 108 “eventos de pesca”. Se
entiende por evento de pesca la actividad pesquera en una zona particular,
debido a que durante una misma salida de pesca los pescadores
frecuentemente exploran más de una zona y el esfuerzo realizado por las artes
en cada una de dichas zonas es diferente, por lo cual los datos deben ser
tratados separadamente. Asimismo, en las localidades de Playa Verde y

13
Piriápolis se contó con la colaboración de pescadores, quienes previamente
capacitados en talleres (pescadores calificados), registraron datos sobre la
captura de tortugas durante sus actividades de pesca, totalizando 85 eventos
de pesca muestreados entre ambas localidades.
Durante los embarques se recabó la siguiente información, tanto por los
observadores como por los pescadores calificados: presencia y número de
tortugas verdes capturadas incidentalmente, características de las redes de
enmalle utilizadas (largo, ancho y apertura de malla medida entre nudos
opuestos), tiempo de calado de las mismas, posición geográfica de la zona de
pesca (con GPS), temperatura superficial del agua y profundidad (con
Ecosonda en caso de que la embarcación contara con una). También se
registró en cada evento de pesca muestreado el número de cajas de peces
capturados o total de kilos para conocer el volumen de la captura total.
De cada tortuga verde capturada se registró su estado (viva o muerta) y el
LCC medido desde el escudo nucal hasta el extremo posterior de los escudos
supracaudales, de acuerdo a la técnica propuesta por Bolten (2000). Para
determinar el estado de madurez de las tortugas capturadas se utilizó el
criterio del mínimo tamaño de las hembras con capacidad de anidar de la
población más cercana al área, que en este caso es Isla Trinidad en Brasil,
siendo el LCC mínimo de sus hembras 101 cm. (Moreira et al., 1995).

3.3. Análisis de datos

3.3.1. Dinámica de la flota pesquera artesanal

Se estudió la dinámica anual de la pesquería artesanal de los Bajos del Solís


mediante los registros de salidas de pesca de la flota artesanal que operó en el
área. Para cada localidad de pesca artesanal del área se obtuvo el total de
salidas de pesca realizadas por mes (SP/mes) en el período de estudio.

14
3.3.1.1. Patrón de distribución de los pescadores

En primera instancia, para el período 2004-2005 se realizó un análisis


exploratorio de los datos con los estadísticos descriptivos correspondientes a la
variable SP/mes con todos los puertos del área juntos. Con el objetivo de
poner a prueba la hipótesis de que los pescadores artesanales del área de
estudio exhiben una distribución contagiosa, es decir, que la presencia de un
individuo pescando en el área aumenta la probabilidad de que otro pueda
ocurrir conjuntamente, se calculó el índice de dispersión b de la Ley de Taylor.
Esta Ley establece que la varianza de una población (σ2) es proporcional a su
media aritmética (µ) de la siguiente manera:

σ2= a µb

El parámetro b varía continuamente desde 0, para una distribución regular


al ∞ para una distribución altamente contagiosa (Elliot, 1983). Para obtener
este índice, primeramente se calculó el grado de correlación entre la varianza y
la media de la variable SP/mes, mediante el coeficiente de correlación de
Pearson (r). De obtenerse un coeficiente de correlación r≥0,7 es de esperarse
que las variables se relacionen linealmente, lo que se analizó posteriormente
mediante un modelo de regresión lineal. La ecuación de regresión simple de la
población describe la relación real entre la variable dependiente Y (la varianza)
y la variable independiente X (la media) (Daniels, 1993). El objeto de interés
en la misma es la recta que mejor describe la relación entre estas dos
variables siendo la pendiente de dicha recta el parámetro de interés (b). Para
evaluar la significancia del valor de b hallado se utilizó el estadístico de
Student que permite calcular tc mediante la siguiente fórmula:

tc= b- β/Sb≈ t(n-2, α)

donde: b es el valor estimado de la pendiente de la recta del modelo de


regresión, β= 2 y Sb es el error estándar de b.

15
3.3.1.2. Patrón de actividad de la flota pesquera

Se analizaron las diferencias en el número de salidas del total de la flota


pesquera que operó en el área de estudio durante los dos años muestreados
(2004-05 y 2005-06), mediante un análisis de la varianza (ANOVA) de una vía
(Sokal y Rohlf, 1979). La variable SP/mes cumplió con los supuestos de
normalidad y homogeneidad de varianzas según las pruebas de Kolmogorov-
Smirnov y Levene respectivamente.
Se estimó el esfuerzo pesquero con redes de enmalle realizado por el total
de la flota artesanal que operó en el área para el período 2004-05, información
que será luego utilizada para estimar el número anual de tortugas verdes
incidentalmente capturadas. Debido a que en los registros de las Sub-
Prefecturas de La Floresta y Piriápolis no figura el arte de pesca utilizado por
cada embarcación durante su salida se establecieron una serie de criterios para
poder determinarlo. En primer lugar, los días de pesca en que los observadores
a bordo o el pescador calificado de Piriápolis muestrearan salidas de pesca con
redes, y considerando la distribución contagiosa que exhiben los pescadores
del área, se asumió que el resto de la flota operó con el mismo arte. Este
criterio no se aplicó para las salidas de pesca del pescador calificado de Playa
Verde ya que dicho pescador sólo utiliza redes de enmalle durante todo el año.
Luego para el resto de los días no-muestreados, se establecieron los siguientes
criterios en base a los horarios de pesca para poder diferenciar una salida con
redes de enmalle de una salida con palangres:
- SP con Palangres: Las embarcaciones realizan caladas nocturnas y luego o
bien regresan al puerto para volver a salir de madrugada a levantar los
palangres, o permanecen toda la noche en el mar durante el tiempo de reposo
que le dan a los mismos. Es decir que cada embarcación podrá tener dos
salidas diarias en los registros de las Sub-Prefecturas, una nocturna (para el
calado) y una diurna (para el levante) o bien tener una única salida que se
extenderá desde la noche al mediodía del próximo día.
- SP con Redes de enmalle: Las embarcaciones salen temprano a la mañana
a calar el arte y regresan en general luego del mediodía. Cada embarcación va

16
a tener una sola salida de pesca por día en los registros de las Sub-
Prefecturas, cuya duración va a variar dependiendo de si se encontró el
recurso objetivo o no. Por regla general las redes nunca se calan de noche.
Además, para los cuatro puertos de mayor actividad en el área (San Luis,
Playa Hermosa, Puerto de Piriápolis y Pesquero de Stella Maris) se obtuvo el
total de días con salidas de pesca (días con SP) en el mes. Para detectar
posibles diferencias en cuanto a la actividad de las flotas pesqueras entre los
cuatro puertos de mayor actividad y posibles diferencias en cuanto a la
actividad de estas flotas a lo largo del año entre las estaciones, se realizó un
ANOVA de dos factores (Sokal y Rohlf, 1979), habiendo cumplido la variable
con los supuestos de normalidad y homogeneidad de varianzas según las
pruebas de Kolmogorov-Smirnov y Levene respectivamente. Se utilizó el Test a
Posteriori de Tukey para buscar diferencias significativas entre medias (Daniel,
1993). Las estaciones del año se definieron de la siguiente manera: invierno
(julio, agosto y setiembre), primavera (octubre, noviembre y diciembre),
verano (enero, febrero y marzo) y otoño (abril, mayo y junio).

3.3.1.3. Análisis de las Capturas Pesqueras

Para cada evento de pesca monitoreado durante el período 2004-05 se


obtuvo la captura por unidad de esfuerzo (CPUE) de las especies objetivo de la
siguiente forma:

CPUE= C/t * 1000


S

donde: C es la captura en kilos, t es el tiempo en horas que el arte estuvo


calado (calculado desde el inicio del calado de la red al final de su
recogimiento) y S es la superficie de redes caladas en m2.
Para detectar posibles diferencias de la CPUE entre estaciones del año así
como también entre los distintos puertos muestrados (San Luis, Playa Verde y
Piriápolis) se realizaron pruebas no-paramétricas de Kruskal-Wallis (H) (Sokal

17
y Rohlf, 1979), ya que la variable no cumplió con los supuestos de normalidad
y homogeneidad de varianzas.
Todos los análisis fueron realizados utilizando los programas estadísticos
SPSS versión 7.5, Statistica versión 6.0 y Excel 2003. El nivel de significación
seleccionado fue de 0,05.

3.3.2. Distribución temporal y espacial de las capturas de tortuga


verde

Se analizó la relación entre el número de tortugas verdes incidentalmente


capturadas por mes y la temperatura superficial del mar (TSM) mediante la
correlación no-paramétrica de Spearman (Sokal y Rohlf, 1979). Se calculó la
captura por unidad de esfuerzo de tortugas verdes para cada evento de pesca
muestreado como el número de tortugas capturadas sobre la superficie de
redes caladas (m2) y el número de horas que las mismas estuvieron caladas
(CPUEH). Se analizaron los valores de CPUEH por estación a los efectos de
determinar en que época del año se produce una mayor interacción. Las
estaciones del año se definieron de igual manera que para los datos de
actividad. También se analizó si existieron diferencias significativas de la CPUEH
entre las localidades de San Luis y Playa Verde. Piriápolis no se incluyó debido
a que en ésta localidad no se registraron capturas incidentales de tortuga
verde durante el año de muestreo. Para ello se utilizó la prueba no-
paramétrica de Mann-Whitney (U) (Sokal y Rohlf, 1979), ya que la variable no
cumplió con los supuestos de normalidad y homogeneidad de varianzas.
Se calculó además la CPUE como el número de tortugas capturadas por m2
de red calada por día (CPUED) y se obtuvo un promedio de la misma para que
los resultados fueran comparables con otros estudios realizados en la región
del Atlántico Sur Occidental.
La posición geográfica del inicio del calado de las redes durante los eventos
de pesca muestreados fue utilizada para plotearlos en un mapa mediante el
uso del programa ArcView GIS versión 3.3. Se analizó la distribución espacial
de las capturas de tortugas verdes y se identificaron las áreas pesqueras de

18
mayor captura incidental. También se calculó la distancia a la costa desde cada
uno de los eventos de pesca muestreados, usando para ello el programa
GoogleEarth versión 5.0.

3.3.3. Efecto de variables ambientales, temporales y operacionales


en la captura de tortugas verdes

Para probar la hipótesis de que la captura incidental de tortugas verdes es


afectada por variables ambientales, temporales y operacionales, se exploró la
influencia de 11 variables (tabla 1) mediante el uso de dos herramientas
estadísticas de Aprendizaje Automático: Árboles de Clasificación (CART)
(De’Ath y Fabricius, 2000) y “Boosting” (Schapire et al., 1998).

Tabla 1. Variables explicativas que podrían influenciar la captura incidental de


tortugas verdes.

Categoría Variable

Ubicación espacial Latitud (°)


Longitud (°)
Distancia a la costa (km)
Ubicación temporal Mes
Estación
Características ambientales Temperatura superficial del mar (°C)
Profundidad (m)
Características operativas Luz de malla (cm)
Tiempo de reposo (horas)
Esfuerzo pesquero Superficie de redes caladas (m2)
Salidas de pesca/día

Las variables: latitud, longitud, distancia a la costa, temperatura superficial


del mar, profundidad, superficie de redes caladas, tiempo de reposo y salidas
de pesca/día son continuas mientras que las variables: mes, estación y luz de

19
malla son categóricas siendo incluidas en los análisis con sus respectivos
niveles. Mes con 12 niveles (enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio,
agosto, setiembre, octubre, noviembre y diciembre), estación con cuatro
niveles (verano, otoño, invierno y primavera) y luz de malla con tres niveles: 1
(de 4 a 7 cm de distancia entre nudos opuestos), 2 (de 8 a 11 cm de distancia
entre nudos opuestos) y 3 (de 12 a 15 cm de distancia entre nudos opuestos).
La variable de respuesta fue la captura de tortugas verdes registrada por
evento de pesca. La misma fue transformada en una variable binomial de
presencia/ausencia para incrementar así la eficacia de los análisis para
detectar asociaciones con las variables explicativas.
CART es un procedimiento analítico que se utiliza entre otras cosas, para
buscar asociaciones entre variables de respuesta continuas (árboles de
regresión) o categóricas (árboles de clasificación) con variables explicativas
continuas y/o categóricas (De’Ath y Fabricius, 2000). Es un método de
separación binaria que divide los datos repetidamente hasta obtener nodos
terminales de alta pureza. Cada partición depende de una única condición
sobre el valor de una de las variables explicativas o de una combinación de
dichas variables. Es así que un nodo (N) se parte en dos nuevos nodos (N1 y
N2) de manera que los casos de N que verifican la condición se asignan a N1 y
los casos que no verifican la condición se asignan a N2. El árbol continúa
creciendo hasta que se cumple que los nodos son casi o totalmente puros. Pero
se obtiene un árbol muy grande que sobreajusta los datos y para evitarlo se
utiliza un mecanismo de poda que permite seleccionar el subárbol óptimo. Los
árboles de clasificación son muy flexibles ya que pueden operar con distintos
tipos de variables y datos faltantes. No obstante son inestables y presentan
una gran varianza ya que implementaciones diferentes del método y pequeñas
modificaciones en la base de datos pueden producir resultados muy distintos
(Breiman, 1998 y De’Ath y Fabricius, 2000).
El efecto principal de “Boosting” (Schapire et al., 1998) es reducir esa
varianza a través del remuestreo del conjunto de datos (réplicas “bootstrap”) y
la asignación de distintos pesos a las observaciones. Básicamente este
algoritmo procede de la siguiente manera: 1. comienza asignando a cada

20
observación del conjunto de datos el mismo peso, 2. en el paso siguiente, a las
observaciones mal clasificadas en el paso anterior por el clasificador, se les
asigna un peso mayor que a aquellas bien clasificadas, obligando a cada
clasificador sucesivo a esforzarse en clasificar a las primeras y 3. por último
combina la salida de esos clasificadores en un único clasificador (Breiman,
1998). En definitiva se trata de un procedimiento de agregación de árboles que
mediante un remuestreo adaptativo combina la salida de varios clasificadores
débiles para la construcción de un clasificador poderoso.
Las variables explicativas que CART y “Boosting” sugirieron que estaban
asociadas con la captura de tortugas, fueron exploradas mediante el uso de
otras dos herramientas de Aprendizaje Automático: Bosques aleatorios
(“Random Forest”) (Breiman, 2001) y modelos lineales generalizados (GLM)
(Dobson, 2002).
“Random Forest” es otro método de agregación de árboles que reduce la
varianza generando muchos árboles de clasificación similares a los construidos
con CART (en este caso 500) los cuales son agregados en un único clasificador.
Cada uno de los K árboles que forman el bosque son creados a partir de un
remuestreo con reposición del conjunto de datos y no son podados. La
partición de los nodos de cada árbol se hace usando las dos mejores variables
explicativas de entre un subconjunto de variables que se seleccionan
aleatoriamente, con lo cual este análisis incluye una nueva capa de
aleatoriedad a diferencia de los métodos antes descriptos. El clasificador final
se obtiene por votación, es decir que se busca la mayoría de votos dentro del
conjunto de K árboles que conforman el bosque (Breiman, 2001).
“Random Forest” provee una medida de la importancia relativa de las
variables explicativas en la construcción del árbol final. Dicha importancia se
deriva de la contribución de cada una de las variables que fue acumulada a lo
largo de todos los nodos y todos los árboles donde fue utilizada.
También se utilizaron modelos lineales generalizados (GLM) para
determinar las variables explicativas que estarían influenciando la captura
incidental de tortugas verdes en la pesquería artesanal.

21
La formula general del GLM es:

g(E(Y))= PL= β0 + β1X1 +…+ βdXd

En los modelos lineales generalizados, las variables explicativas o


predictores (X1…Xd) son combinadas para producir un predictor lineal (PL)
donde:

β0: constante o intercepto


β1: coeficiente estimado para la variable 1.
X1: valor de la variable 1.

El predictor lineal y la variable de respuesta (Y) están relacionados por una


función de enlace g(). La distribución de Y en los GLMs puede ser cualquier
distribución proveniente de una familia exponencial y la función de enlace
puede ser cualquier función monótona y diferenciable (Guisan et al., 2002).
Se modeló la captura incidental de tortugas verdes (Y) como una función de
cinco variables explicativas (X1…X5): distancia a la costa, mes, estación, luz de
malla y tiempo de reposo. Para ello se crearon GLMs con dos distribuciones de
probabilidad distintas a fin de determinar cual de ellas se ajustaba mejor a los
datos: la Binomial, asumiendo que la variable de respuesta era una variable de
presencia o ausencia (como fuera asumido en los análisis previos); y la
Poisson, para la cual se transformó a la variable de respuesta en una variable
de conteo (0, 1, 2, 3). Como funciones de enlace (g) se usaron la logit y log,
apropiadas para las distribuciones Binomial y Poisson respectivamente. Las
variables superficie de redes caladas y salidas de pesca/día fueron testeadas
como factor de estandarización (“offset”) del número de tortugas verdes
capturas por evento de pesca.
Para comparar los modelos y seleccionar el mejor se usó el criterio de
información de Akaike (AIC Akaike’s information criterion). El modelo que
mejor se ajusta a los datos será aquel que obtenga el menor valor de AIC
(Burnham y Anderson, 2002). Se generó un modelo para cada una de las

22
variables explicativas y se analizaron los resultados en cuanto al valor de AIC
de cada modelo y al nivel de significancia de la variable. Las variables
significativas y con los menores valores de AIC fueron luego combinadas entre
sí para generar el modelo final.
Los análisis de esta etapa fueron realizados utilizando el programa R
versión 2.7.0 (R. Development Core Team, 2007) utilizándose distintos
paquetes estadísticos: tree (Ripley, 2007) y rpart (Therneau y Atkinson, 2008)
para CART, adabag (Alfaro et al., 2007) para “Boosting” y randomforest (Liaw
y Wiener, 2007) para “Random Forest”.
Las herramientas de Aprendizaje Automático han sido utilizadas en diversos
estudios sobre la captura incidental de especies (McCracken, 2000; D’Agrosa et
al., 2000; Majluf et al., 2002; Da Silveira, 2008 y Pons, et al., en prensa). Por
ejemplo, McCracken (2000) utilizó CART para explorar las variables asociadas
a la captura de tortugas marinas en la Pesquería de Palangre Pelágico de
Hawai y estimó el total de capturas ocurridas en la fracción de la flota
palangrera no monitoreada, mediante el uso de modelos lineales generalizados
(GLM) y modelos aditivos generalizados (GAM). Majluf et al. (2002) analizaron
datos de las Pesquerías Artesanales de San Juan en Perú usando GLMs para
determinar los factores que influencian la captura incidental de diversas
especies de mamíferos marinos y aves marinas. Estas técnicas son
particularmente útiles en pesquerías poco monitoreadas y con acceso limitado
a la información, como ocurre en las pesquerías artesanales de pequeña escala
a nivel mundial (Lewison et al., 2004).

3.3.4. Número anual de tortugas verdes incidentalmente capturadas

Se realizó una primer estimación del número de tortugas verdes


incidentalmente capturadas en los Bajos del Solís entre el 1 de agosto de 2004
y 31 de julio de 2005, utilizando el número de salidas de pesca realizadas con
redes de enmalle (E) por el total de la flota artesanal que operó en el área de
estudio, de acuerdo a los criterios establecidos en la página 17.

23
Se calculó además la tasa de captura incidental (T) de tortugas verdes por
evento de pesca observada como:

T= n° de eventos con capturas/n° total de eventos muestreados

Se obtuvo entonces, la captura incidental anual estimada (C) de la siguiente


manera:
C= T x E

Además, se realizó una segunda estimación del número de tortugas


capturadas (Ce) con una estratificación estacional de los datos, ya que no se
registraron capturas incidentales de tortugas verdes durante el invierno. Para
la misma se obtuvo una tasa de captura incidental (Te) por evento de pesca
muestreado únicamente durante primavera, verano y otoño. Del mismo modo
se calculó el esfuerzo pesquero total realizado con redes de enmalle (Ee)
durante dichas estaciones.
Se calcularon intervalos de confianza de 95% (IC) para ambas estimaciones
utilizando la técnica no-paramétrica de remuestreo con reposición “Bootstrap”
(Canty, 2002). Se realizó un “Bootstrap” de la variable captura produciendo
una distribución de 1000 tasas de captura incidental contra las cuales pudo ser
evaluada la tasa de captura original (T). Los percentiles 2,5 y 97,5 de esta
distribución, corresponden a los límites inferior y superior de los IC de 95%
para la tasa de captura. Los mismos fueron multiplicados por el esfuerzo
pesquero estimado (E) obteniendo de esta manera los IC para el número anual
de tortugas incidentalmente capturadas (C).
El análisis “Bootstrap” se realizó con el Programa R versión 2.7.0 (R.
Development Core Team, 2007) utilizándose el paquete estadístico boot (Canty
y Ripley, 2008).

24
4. RESULTADOS

4.1. Dinámica de la flota pesquera artesanal

Se llevaron a cabo un total de 9.867 salidas de pesca en los Bajos del Solís
por el total de la flota pesquera que operó en el área durante el período 1º de
agosto de 2004 a 31 de julio de 2005, mientras que durante el período 1° de
Agosto de 2005 a 31 de Julio de 2006 se realizaron 10.238 salidas de pesca.

4.1.1. Patrón de distribución de los pescadores

La tabla 2 muestra los estadísticos básicos descriptivos para la variable


SP/mes realizadas durante el primer período (2004-05), desde todos los
puertos que operan en el área.

Tabla 2. Estadísticos descriptivos para la variable SP/mes del total de la flota


pesquera artesanal que operó en el área Bajos del Solís durante el periodo
2004-05. D.S.= desvío estándar y C.V.= coeficiente de variación.

Mes Media Varianza D.S. C.V.


Agosto 21,06 308,93 17,58 83,44
Setiembre 18,87 260,81 16,15 85,60
Octubre 9,48 90,26 9,50 100,17
Noviembre 9,07 71,10 8,43 93,00
Diciembre 6,74 19,93 4,46 66,22
Enero 9,64 51,90 7,20 74,69
Febrero 18,07 147,33 12,14 67,17
Marzo 11,77 158,85 12,60 107,04
Abril 10,63 83,14 9,12 85,75
Mayo 8,32 49,49 7,03 84,53
Junio 10,53 89,71 9,47 89,92
Julio 15,00 198,20 14,08 93,86

25
Se puede observar que las varianzas de las muestras fueron en todos los
casos mayores que las medias (S2 > X) y que las salidas de pesca por mes son
altamente variables (coeficientes de variación superiores al 60%), lo que es el
primer indicio de que la población de pescadores del área se distribuye de
forma agregada. La figura 4 muestra el diagrama de dispersión de la media y
la varianza de las muestras en una escala logarítmica observándose una
tendencia positiva y lineal.

2,5
log Varianza

1,5

0,5

0
0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 1,2 1,4
log Media

Figura 4. Diagrama de dispersión del logaritmo de la media y el logaritmo de


la varianza de la variable SP/mes.

El coeficiente de correlación de Pearson entre estas dos variables fue de r=


0,93 (p<0,05), por lo tanto las medias y las varianzas están correlacionadas
de manera significativa, con una relación de tipo lineal (figura 5). La pendiente
de la recta de regresión (b= 2,023; sb= 0,26, n= 12) no fue significativamente
diferente de 2 (t- Studentcalculado= 0,089; p>0,05).

26
3
2,5 y = 2,0233x - 0,1648
2
R = 0,86

log Varianza
2
1,5
1
0,5
0
0 0,5 1 1,5
log Media

Figura 5. Curva de regresión ajustada entre el logaritmo de la media y el


logaritmo de la varianza de la variable SP/mes. En negro se muestra la recta
de regresión.

Según la Ley de Taylor un valor de b= 2 corresponde a una distribución


contagiosa aceptándose por tanto la hipótesis de que los pescadores del área
exhiben una distribución contagiosa con respecto a la actividad de pesca.

4.1.2. Patrón de actividad de la flota pesquera

El coeficiente de variación (C.V.) osciló durante los meses entre 60 y 160%


para los dos años muestreados, lo que indica que son datos muy variables
(figura 6). Además en la figura 6 se observa que existe heterogeneidad entre
las muestras, es decir entre los distintos meses.
Durante el período 2004-2005, la actividad de la flota tuvo un
comportamiento irregular a lo largo de los meses, con períodos de mayor
actividad como ocurrió durante los meses de agosto, setiembre, febrero y julio,
y períodos de baja actividad como de octubre a diciembre (figura 7). De igual
modo al próximo año, el comportamiento de la flota también fue irregular,
aunque los picos de mayor actividad fueron durante los meses de setiembre,
noviembre y febrero, y los de baja actividad durante octubre y diciembre.

27
Estas diferencias entre ambos años no fueron significativas (F= 0,04; p=
0,83).

180
160
140
120
100
C.V.

80
60
40
20
0

lio
zo
e

ril
e

re

o
to

br

er

ni
br

br

er

ay
Ab
ub

Ju
os

ar

Ju
m

br
En
em
m

M
Ag

M
ct

vie

Fe
ie

ci
O
t
Se

No

Di

Meses

2004-05 2005-06

Figura 6. Coeficiente de Variación (C.V.) de la variable SP/mes del total de la


flota pesquera artesanal que operó en el área Bajos del Solís durante los
períodos 2004-05 y 2005-06.

2000

1800
1600

1400
total de SP

1200

1000
800

600
400

200
0
e
e

o
ro

lio
re

zo
o

o
il
br
br

br

er

br

ni
st

ay
ub

ne

Ju
m

ar
m

Ju
m

br
go

M
M
ie

E
ct

ie
ie

Fe
A

ov
O

ic
et

D
N
S

Meses

2004-2005 2005-2006

Figura 7. Salidas de pesca (SP) por mes del total de la flota pesquera
artesanal que operó en el área Bajos del Solís durante los períodos 2004-2005
y 2005-2006.

28
Para el período 2004-05, el esfuerzo pesquero estimado para el área con
redes de enmalle fue de 6010 salidas de pesca y con palangres de 3857 salidas
(figura 8). El uso de uno u otro arte varió a lo largo del año. Las redes de
enmalle fueron más usadas durante los meses de agosto, enero a marzo, junio
y julio, y el resto de los meses predominó el uso de los palangres.

SP Palangre
1600
SP Redes
1400
1200
total de SP

1000
800
600
400
200
0
e

lio
o

o
zo

ril
e
e

re

o
to

br

er

ni
br

er
br

ay
Ab
ub

Ju
os

ar

Ju
m

br
En
em
m

M
M
Ag

ct

vie

Fe
tie

ci
O
Se

No

Di

Meses

Figura 8. Salidas de pesca (SP) por mes discriminadas por arte de pesca para
el total de la flota pesquera artesanal que operó en el área Bajos del Solís
durante el período 2004-2005.

En relación a los cuatro puertos de mayor actividad en el área y durante el


período 2004-05, los pescadores salieron de pesca 257 días en San Luis, 248
en Playa Hermosa, 282 en el Puerto de Piriápolis y 252 en el Pesquero Stella
Maris. Se encontraron diferencias significativas respecto a los patrones de
actividad entre las distintas estaciones (F= 3,61; p= 0,024) y también entre
los distintos puertos (F= 3,25; p= 0,034), no existiendo interacción entre estos
factores (tabla 3).

29
Tabla 3. Resultados del Análisis de Varianza de dos factores para la variable
días con SP entre las estaciones del año y los puertos de mayor actividad.
S.C.: suma de cuadrados, gl: grados de libertad, P.C.: promedio de cuadrados,
F: estadístico F y p: nivel de significancia. Se resalta con * los valores
significativos (nivel de significancia 0,05).

Valor
Fuente de variación S.C. gl. P.C. F p crítico F

Estaciones 64,729 3 21,576 3,608 0,024 * 2,901


Puertos 58,396 3 19,465 3,255 0,034 * 2,901
Interacción 20,521 9 2,280 0,381 0,935 2,189
Dentro del grupo 191,333 32 5,979
Total 334,979 47

Las diferencias observadas, surgieron entre los puertos de Playa Hermosa y


Puerto de Piriápolis (p= 0,037) y en cuanto a las distintas estaciones, entre el
invierno y la primavera (p= 0,020) (tabla 4).

Tabla 4. Resultados del test a Posteriori de Tukey para la variable días con SP
entre las estaciones del año y los puertos de mayor actividad. I: invierno, P:
primavera, V: verano, O: otoño, PP: Piriápolis, PH: Playa Hermosa, P.SM:
Pesquero Stella Maris y SL: San Luis. Se resalta con * los valores significativos
(nivel de significancia 0,05).

Efecto: Estación Efecto: Puerto


I P V O PP PH P.SM SL
23,000 19,917 22,333 21,333 23,500 20,667 21,000 21,417
I -------- 0,020 * 0,908 0,356 PP --------- 0,037 * 0,078 0,179
P 0,020 * -------- 0,093 0,497 PH 0,037 * -------- 0,987 0,875
V 0,908 0,093 ------- 0,749 P.SM 0,078 0,987 ------- 0,975
O 0,356 0,497 0,749 ------ SL 0,179 0,875 0,975 -------

30
4.1.3. Análisis de las Capturas Pesqueras

La captura por unidad de esfuerzo (CPUE) de especies objetivo mostró


amplias variaciones a lo largo del período 2004-05. La misma fue muy variable
dentro de las localidades muestreadas (tabla 5). Las mayores capturas se
registraron en la localidad de San Luis, seguidas por las de Playa Verde y por
último las de Piriápolis (figura 9), siendo estas diferencias significativas (H=
16,082, p= 0,0003).

Tabla 5. Media (X), desvío estándar (DE) y valores mínimos y máximos de la


CPUE (en Kg/1000m2/hora) por localidad de estudio.

CPUE
Localidad X DE Mínimo Máximo
Piriápolis 155,21 221,48 0 855,61
Playa Verde 156,16 222,85 0 857,14
San Luis 165,89 572,54 0,33 2742,86

La CPUE también varió estacionalmente (figura 9), registrándose las


mayores capturas durante el invierno, aunque estas diferencias no resultaron
significativas (H= 1,273; p= 0,735). Para San Luis y Playa Verde la CPUE
promedio fue mayor durante el invierno (423,11 y 206,88 Kg/1000m2/hora
respectivamente) mientras que en Piriápolis lo fue durante el otoño (307,65
Kg/1000m2/hora). Los valores mínimos se registraron en Piriápolis y San Luis
durante la primavera (37,95 y 3,51 Kg/1000m2/hora respectivamente),
mientras que en Playa Verde tuvieron lugar durante el verano (110,1789
Kg/1000m2/hora).

31
800

a)
600

400

200

CPUE 0

-200

-400

-600
PIRIAPOLIS SAN LUIS
PLAYA VERDE
1000
b)
800

600

400
CPUE

200

-2 0 0

-4 0 0
I P V O

Media Error estándar Desvío estándar ♦ Outliers

Figura 9. Media, error estándar, desvío estándar y outliers, de la CPUE


2
(Kg/1000m /hora) para: a) cada localidad y b) estación muestreadas. I:
invierno, P: primavera, V: verano y O: otoño.

Las especies objetivo capturadas más frecuentemente durante el período de


estudio por la pesquería con redes de enmalle de los “Bajos del Solís” fueron
en orden de importancia: Micropogonias furnieri (corvina), Cynoscion

32
guatucupa (pescadilla de calada), Odontesthes argentinensis (pejerrey),
Parona signata (palometa) y Macrodon acylodon (pescadilla de red). También
se capturó con frecuencia Brevoortia aurea (lacha), especie que se utiliza como
carnada en los palangres artesanales.

4.2. Distribución temporal y espacial de las capturas de tortuga verde

Durante el período de estudio se muestrearon 193 eventos de pesca en el


área Bajos del Solís observándose un total de 21 capturas incidentales de
tortugas verdes (figura 10). La captura incidental de tortugas verdes fue poco
frecuente ya que ocurrió en tan sólo el 8,3 % de los eventos monitoreados.

Figura 10. Tortugas verdes incidentalmente capturas en el área pesquera


Bajos del Solís durante el período de estudio.

33
Las capturas no se distribuyeron uniformemente a lo largo de los meses del
año, sino que la mayoría de ellas ocurrieron durante los meses de verano
(n=14) cuando la temperatura superficial del mar fue mayor (figura 11). Esta
tendencia fue significativa ya que el número de tortugas capturadas estuvo
positivamente correlacionado con la TSM (rs= 0,72, p< 0,05).

9 25

8
N°de tortugas capturadas

7 20

TSM (°C)
15
5

4
10
3

2 5
1

0 0

O
E
E
TO

O
E

IL
E

YO
BR

BR
BR

NI
BR

LI
RZ
ER

R
ER
S

JU
AB

JU
M
M

M
O

TU

A
EN

M
BR

M
AG

IE
E
E

C
TI

VI

FE
IC
O
SE

NO

Meses

Figura 11. Número de tortugas verdes capturadas por mes (barras) y media
de la temperatura superficial del mar (TSM) (línea) registrada durante los
meses de estudio.

La CPUEH anual observada en el área promedió las 0,0129


tortugas/1000m2/hora. El verano fue la estación con mayor valor de CPUEH
(1,62 tortugas/1000 m2/hora) seguida por el otoño (0,77
tortugas/1000m2/hora), siendo que no se observaron capturas incidentales
durante el invierno (figura 12). En la figura 12 se observa que el esfuerzo de
muestreo fue muy similar a lo largo del año y por tanto se descarta la
posibilidad de que las diferencias estacionales observadas para la CPUEH, sean
producto de un sesgo en el muestreo.

34
1,8 60

N°de eventos de pesca


1,6
50
1,4
1,2 40

CPUE
1
30
0,8
0,6 20
0,4
10
0,2
0 0
Invierno Primavera Verano Otoño

Estación

Figura 12. Captura por unidad de esfuerzo (CPUEH) de tortugas verdes


observada (en número de tortugas/1000m2/hora) (barras) y esfuerzo de
muestreo (en número de eventos de pesca monitoreados) (línea) para las
cuatro estaciones del año.

No se registraron capturas incidentales durante los muestreos realizados


desde el puerto de Piriápolis (tabla 6). Playa Verde fue la localidad que obtuvo
los mayores valores de CPUEH (2,00 tortugas/1000m2/hora) aunque las
diferencias observadas con San Luis no fueron significativas (U= 7, p= 0,087).
Finalmente, la CPUED media anual fue de 0,206 tortugas/1000 m2 /día.

Tabla 6. CPUEH de tortugas verdes observada por localidad y por estación


muestreadas (en número de tortugas/1000m2/hora).

Piriápolis San Luis Playa Verde

Invierno 0 0 0

Primavera 0 0,083 0,061


Verano 0 0,441 1,175
Otoño 0 0 0,768

35
En relación con la distribución espacial de las capturas incidentales de
tortugas verdes, en la figura 13 se observa que todas las capturas ocurrieron
en aguas poco profundas, cercanas a la costa, tratándose además de zonas
insulares y rocosas. Se identificaron dos zonas de riesgo elevado de captura,
una de ellas correspondiente a un grupo de puntas rocosas conocidas como
“Islas del Pato” (34°49’S, 55°19’O) frente a las costas de Playa Verde y la otra,
la Isla de la Tuna (34°48’S, 55°34’O) y sus zonas aledañas frente a la localidad
de San Luis.

-34°44’S

-34°53’S

-35°01’S
-55°39’O -55°22’O -55°06’O

Figura 13. Posición geográfica de los eventos de pesca muestreados en el


área Bajos del Solís. Los puntos negros corresponden a los eventos de pesca
con captura incidental de tortuga verde y los círculos rojos son las zonas de
riesgo elevado de captura identificadas.

Los parámetros referentes al largo estándar curvo del caparazón (LCC) para
las tortugas verdes capturadas fueron: media= 42,6± 7,2 cm; máximo= 57 y
mínimo= 32,5 cm, con la distribución de tallas que se observa en la figura 14.

36
En base a estas medidas morfométricas todas las tortugas verdes capturadas
fueron clasificadas como individuos juveniles (LCC< 101 cm). El 38 % de las
tortugas capturadas incidentalmente fueron encontradas sin vida en las redes y
el 62 % restante fueron encontradas con vida, siendo liberadas.

12

10

8
N° de individuos

0
30-34,9 35-39,9 40-44,9 45-49,9 50-54,9 55-59,9

Clases de tamaño

Figura 14. Clases de tamaño (cm) de las tortugas verdes capturadas


incidentalmente en los Bajos del Solís durante el período de estudio (n=21).

4.3. Efecto de variables ambientales, temporales y operacionales en la


captura

En el árbol de clasificación construido con CART (figura 15) se observa que


las variables: tiempo de reposo, mes, distancia a la costa, estación y esfuerzo
estarían asociadas a la ocurrencia de capturas incidentales de tortugas verdes.
De acuerdo a este análisis, los eventos de pesca con tiempos de reposo
menores a 10,25 horas no tuvieron capturas de tortugas, como se muestra en
el primer nodo del árbol. Tampoco habrían ocurrido capturas durante los
meses de abril, junio, julio, setiembre, octubre y noviembre (segundo nodo).
Todas las capturas habrían ocurrido en eventos de pesca que operaron a
menos de 1,2 km. de la costa (tercer nodo). Más de la mitad de las capturas

37
ocurrieron durante el verano (cuarto nodo) y el resto cuando el esfuerzo
pesquero en el área fue mayor a 33,5 salidas de pesca/día (quinto nodo).

Reposo < 10.25


|

Mes: ABR, JUN, JUL, SET, OCT, NOV


Mes:bhilmno
A
n=98

Dist..Costa < 1.2


A
n=52 Estación:O, I, P
Estación:de
A
Esfuerzo < 33.5
P n=5
n=8
A P
n=5 n=6

Figura 15. Árbol de clasificación construido con CART. Los datos con valores
menores al criterio de decisión (por ej. Reposo<10.25) y aquellos
pertenecientes al criterio (por ej. Estación: O, I, P) se dirigen al nodo
izquierdo. n= número de datos en cada nodo terminal, A= ausencia de captura
de tortugas, P= presencia.

Los resultados obtenidos con “Boosting” fueron similares aunque con


algunas diferencias (figura 16). De acuerdo a este análisis, las variables
explicativas que estarían influenciando la captura incidental de tortugas son:
distancia a la costa, mes y tiempo de reposo.

38
A
8/120/31
|

Dist..Costa>=0.22
Dist..Costa< 0.22

A A
8/92/3 0/28/28

Mes=,ENE Mes=ABR,ENE,JUL,JUN,OCT,SET
Mes=ABR,AG,DIC,FEB,JUL,JUN,MAR,MAY,NOV,OCT,SET,SET Mes=DIC,FEB,MAR,MAY,NOV

A A P
8/0/1 0/92/2 0/25/1 0/3/27

Reposo< 5.375
Reposo>=5.375

A P
0/2/0 0/1/27

Figura 16. Árbol de clasificación construido con “Boosting”. Los criterios de


decisión figuran en cada rama del árbol. A= ausencia de captura de tortugas,
P= presencia.

La captura incidental de tortugas verdes habría ocurrido durante los


eventos de pesca que operaron a menos de 0,22 km de la costa, durante los
meses de diciembre, febrero, marzo, mayo y noviembre y con tiempos de
reposo de las redes mayores o iguales a 5,37 horas (figura 16).
Luego de explorar los datos con estos dos procedimientos estadísticos, las
variables explicativas temperatura superficial del mar y profundidad, fueron
excluidas del grupo de posibles variables asociadas a la captura de tortugas, ya
que las mismas no fueron sugeridas como determinantes de la captura y
además contaban con un alto número de datos faltantes por no haberse podido
colectar esta información en muchos eventos de pesca, lo que hacía difícil su
inclusión en los siguientes análisis. También se excluyeron las variables latitud

39
y longitud por no haber resultado explicativas de la captura en estos análisis.
Esto probablemente se haya debido a que la pesquería artesanal del área
opera a una escala pequeña y por tanto las leves diferencias de la posición
geográfica (latitud y longitud) entre los eventos de pesca muestreados, no se
hayan podido detectar con los análisis utilizados.
Según el análisis de “Random Forest”, mes, tiempo de reposo y distancia a
la costa, son las tres variables más importantes asociadas a la captura
incidental de tortugas (figura 17) y esto coincide con los resultados obtenidos
con “Boosting”, si bien las variables fueron arrojadas en distinto orden.

Tesis.rf

Mes

Reposo

Distancia.a.la.Costa

Estación

Luz.de.malla

Esfuerzo

Sup..m².

0.8 1.0 1.2 1.4 1.6 1.8

MeanDecreaseAccuracy

Figura 17. Importancia de las variables generada con “Random Forest”


medida por la “Mean Decrease Accuracy” o exactitud decreciente de la media.

El error de clasificación, “out of bag error (oob)”, fue estimado tanto para
“Boosting” como para “Random Forest” en un 6.6%. Es decir que ambos
algoritmos tuvieron una alta performance clasificando correctamente el 94,4%
de los datos.

40
Se obtuvieron 24 modelos lineales generalizados con una variable
explicativa, 12 con cada distribución de probabilidad y factores de
estandarización analizados (tabla 7).

Tabla 7. Modelos lineales generalizados con una variable explicativa y sus


valores de AIC, para las distribuciones de Poisson y Binomial. SP/día: salidas
de pesca por día y Sup.m2: superficie de redes caladas, son los factores de
estandarización de la captura incidental de tortugas verdes por esfuerzo.
Funciones de enlace: log y logit.

Modelos AIC

Distribución Poisson (log)


M1: SP/día 105,63
M2: SP/día + mes 100,72
M3: SP/día + estación 96,23
M4: SP/día + tiempo de reposo 93,31
M5: SP/día + luz de malla 102,22
M6: SP/día + distancia a la costa 91,00
M7: Sup.m2 105,40
M8: Sup.m2 + mes 99,23
M9: Sup.m2 + estación 95,02
M10: Sup.m2 + tiempo de reposo 90,59
M11: Sup.m2 + luz de malla 103,94
M12: Sup.m2 + distancia a la costa 90,83

Distribución Binomial (logit)


M1: SP/día 79,34
M2: SP/día + mes 86,48
M3: SP/día + estación 74,88
M4: SP/día + tiempo de reposo 61,94
M5: SP/día + luz de malla 79,47
M6: SP/día + distancia a la costa 66,78
M7: Sup.m2 79,42
M8: Sup.m2 + mes 84,22
M9: Sup.m2 + estación 74,17
M10: Sup.m2 + tiempo de reposo 58,47
M11: Sup.m2 + luz de malla 80,21
M12: Sup.m2 + distancia a la costa 66,68
Modelos con los menores valores de AIC

41
La distribución Binomial se ajustó mejor a los datos ya que se obtuvo una
reducción de hasta un 36 % en los valores de AIC en relación a la distribución
de Poisson. Esto fue consistente con lo observado, ya que la mayoría de los
eventos de pesca con captura incidental de tortugas correspondieron a la
captura de un único individuo (73,33%) y por tanto era muy poca la
información que se podía ganar modelando el número de animales capturados.
Los factores de estandarización de la captura de tortugas analizados se
comportaron muy similar, si bien la superficie de redes caladas obtuvo valores
de AIC levemente menores que las salidas de pesca/día.
En cuanto a las cinco variables analizadas individualmente, los menores
valores de AIC se obtuvieron con las variables estación, tiempo de reposo y
distancia a la costa. No obstante, solamente fueron variables significativas en
relación a la captura de tortugas verdes, tiempo de reposo y distancia a la
costa (trabajando con un nivel de significancia de p< 0,1), por lo que fueron
las únicas variables incluidas en el modelo final:

Mfinal: logit(Sup.m2) + tiempo de reposo + distancia a la costa (Binomial)

Es decir que tiempo de reposo y distancia a la costa son las dos variables
que conjuntamente mejor explicaron la captura incidental de tortugas verdes,
obteniendo el modelo con el menor valor de AIC: 52,08 (tabla 8).

Tabla 8. Estadísticos para el modelo lineal generalizado final de la captura de


tortugas verdes. Valor estimado del parámetro, error estándar del valor
estimado, valor del estadístico z, nivel de significancia (p) para el modelo
seleccionado. Se resalta con * los valores significativos (significancia 0,1).
Parámetro Estimado Error estándar z p
(Intercepto) -3,223 1,152 -2,796 0,005 *
Sup.m2 -0,001 0,001 -0,409 0,682
T. de reposo 0,152 0,057 2,660 0,008 *
Dist. a la costa -1,703 0,978 -1,741 0,082 *

42
En la figura 18 se muestra como varía la captura de tortugas verdes en
función de estas dos variables. En la misma se observa que todas las capturas
ocurrieron a menos de dos kilómetros de la costa y durante eventos de pesca
con tiempos de reposo de sus artes mayores a 10 horas.

Figura 18. Número de tortugas verdes capturadas vs. tiempo de reposo


(horas) y distancia a la costa (kms). En azul se representan los eventos de
pesca con captura y en negro sin captura.

Si se tiene en cuenta que la mayor cantidad de los eventos de pesca


muestreados ocurrió con tiempos de reposo de entre 0 y 5 horas (56 %,
n=108) y ninguna de las capturas de tortugas verdes ocurrieron durante ese
lapso de tiempo, las mismas se podrían considerar como eventos aislados. Sin
embargo, con respecto al área de pesca, el 55 % (n=106) de los eventos
observados operaron a menos de dos kilómetros de la costa, donde ocurrieron
la totalidad de las capturas incidentales. También es importante notar que de
los eventos de pesca cuyos tiempos de reposo fueron mayores a 10 horas

43
(n=70), hubo captura de tortugas verdes en el 22 % (n=16) de ellos.
Finalmente, de los eventos de pesca que cumplieron con ambas características,
reposo mayor a 10 horas y distancia a la costa menor a 2 km. (n=51), hubo
captura incidental de tortugas verdes en el 31 % (n=16).

4.4. Número anual de tortugas verdes incidentalmente capturadas

Para la primer estimación realizada (con todos los eventos de pesca


muestreados) el esfuerzo pesquero estimado fue de 6010 salidas de pesca
entre el 1 de agosto de 2004 y 31 de julio de 2005 y la tasa de captura
incidental observada fue de 0,109 tortugas verdes por evento de pesca con un
error estándar de 0,029. La captura incidental anual se estimó en 661 tortugas
verdes con un IC al 95%= 343 - 996. El gráfico de la figura 19 muestra la
distribución “bootstrap” para las 1000 remuestras de la tasa de captura
incidental. Se observa que la tasa de captura fue bastante variable tomando
valores desde 0,05 hasta 0,20, si bien hubo una mayor frecuencia de
ocurrencia de los valores similares a la tasa de captura original (T).
20
15
Density

10
5
0

0.05 0.10 0.15 0.20 0.25

t*

Figura 19. Distribución “bootstrap” de las remuestras (n=1000) de la tasa de


captura incidental. La línea punteada señala la tasa de captura original (T).

44
Para la segunda estimación realizada (utilizando únicamente los eventos de
pesca muestreados durante primavera, verano y otoño), el esfuerzo pesquero
estimado del 1 de octubre de 2004 al 30 de junio de 2005 fue de 3221 salidas
de pesca, correspondiendo al 54 % del total de salidas de pesca con redes de
enmalle realizadas en el área durante el período de estudio. La tasa de captura
incidental observada fue de 0,154 tortugas por evento con un error estándar
de 0,041. Y finalmente, la captura incidental estimada con la estratificación
estacional de los datos, fue de 497 tortugas verdes por año con un IC al 95%=
260 - 781 (tabla 9).

Tabla 9. Tasas de captura incidental de tortugas verdes por evento de pesca


(T) con su error estándar y total de capturas anuales (C) con los intervalos de
confianza (IC) estimados para los Bajos del Solís (ver texto).

Datos Capturas Muestreos T Error C IC

Todos 21 193 0,109 0,029 661 343 - 996

Estratificados * 21 136 0,154 0,041 497 260 - 781

* eventos de pesca muestreados durante primavera, verano y otoño

Si bien las variables tiempo de reposo y distancia a la costa afectaron


significativamente la tasa de captura incidental de tortugas verdes (tabla 8),
no fue posible usar una estratificación espacial ni temporal para separar la
variabilidad aportada por ambas y poder realizar una estimación mas precisa.
Esto debido a que no se contaba con la información correspondiente a estas
dos variables para el total de la flota pesquera que operó en el área.

45
5. DISCUSIÓN

5.1. Dinámica de la flota pesquera artesanal

El índice de dispersión analizado durante el presente estudio corroboró la


hipótesis de que la actividad de la flota pesquera artesanal de los Bajos del
Solís sigue una distribución agregada, esto es que la presencia de un pescador
en la zona pesquera aumenta la probabilidad de que otros puedan ocurrir
conjuntamente, ya que los mismos se agregarían alrededor del recurso
objetivo. La actividad de la flota está condicionada por la mayor o menor
disponibilidad de los recursos en la zona de pesca y el efecto cooperativo de la
actividad de los pescadores, tratando de asegurarse una captura de manera
segura (Norbis, 1995 y Norbis et al., 2001). Las diferencias observadas en el
patrón de actividad de la flota para ambos años muestreados, reflejan la
variabilidad interanual de la dinámica pesquera en el área, aún cuando dichas
diferencias no hayan sido significativas. La flota pesquera que operó en el área
mostró un comportamiento irregular a lo largo de los dos años, con alternancia
de períodos de mayor y menor actividad. Esto puede deberse a las condiciones
del estado del tiempo que predominaron durante el período de estudio, dada la
importante dependencia que exhibe esta actividad con las características de
rotación y velocidad de los vientos (Altez et al., 1988 y Norbis, 1995), así
como también por la disponibilidad de las especies objetivo en la zona
pesquera (Norbis et al., 2001). La corvina blanca, M. furnieri, es el principal
recurso pesquero de las flotas costeras que operan en Uruguay, tanto
artesanales como industriales, seguida por la pescadilla de calada, C.
guatucupa (Norbis et al., 2006, Pin et al., 2006 y GeoUruguay, 2008). Ambas
especies han sido declaradas recursos plenamente explotados (Norbis et al.,
2006 y GeoUruguay, 2008). La corvina realiza migraciones reproductivas a lo
largo de la costa uruguaya, lo que conlleva a la variación espacio-temporal de
su captura por parte de la pesca artesanal (Norbis, 1995 y Norbis et al., 2006).
Esta especie es capturada en los Bajos del Solís con redes de enmalle cuya
malla entre nudos opuestos puede variar entre 10 y 15 cm, dependiendo del

46
tamaño de los individuos. Los picos de mayor actividad con redes de enmalle
observados durante los meses de agosto de 2004 y julio de 2005 corresponden
con la zafra de corvina en el área, dirigida a la captura de su estadio pre-
adulto (comúnmente llamado “mingo”). Es durante dichos meses, que el
número de pescadores artesanales que operaron en la zona alcanzó su máximo
(según censos de las Sub-Prefecturas de Piriápolis y La Floresta). El período de
menor actividad de la flota pesquera en el área coincide con el desove de la
corvina en la zona oeste de Montevideo que se extiende de octubre a marzo
(Norbis, 1995; Acuña et al., 1998 y Norbis y Verocai, 2001). Esta migración de
la especie objetivo es acompañada por muchos pescadores artesanales de
nuestra costa que año tras año se trasladan en la primavera hacia la costa
oeste del Departamento de Montevideo (Acuña et al., 1998). En los Bajos del
Solís, se encontraron diferencias significativas respecto a los patrones de
actividad entre el invierno y la primavera. Esto probablemente se deba a que
una parte importante de los pescadores que operan desde los puertos de San
Luis y Playa Hermosa realizaron la migración estacional desde los Bajos del
Solís hacia la costa oeste. Las diferencias significativas observadas entre los
puertos de Piriápolis y Playa Hermosa en cuanto a la actividad, también
podrían explicarse por este desplazamiento de pescadores. Sin embargo, y a
pesar de que los pescadores artesanales de San Luis migran también hacia la
costa oeste de Montevideo durante la primavera, no se encontraron diferencias
en los patrones de actividad con esta localidad. La explicación radica en la
composición del asentamiento de pescadores artesanales de San Luis. El
mismo es uno de los principales asentamientos pesqueros y de mayor
crecimiento en la costa de nuestro país (Puig, 2006 y GeoUruguay, 2008). Este
asentamiento está compuesto en gran parte por pescadores oportunistas que
se desplazan estacionalmente siguiendo a la corvina. Pero también cuenta con
pescadores residentes, quienes permanecen durante todo el año en el
asentamiento realizando la actividad pesquera de forma más o menos continua
y es por ello que no se observan diferencias en relación a la actividad pesquera
medida como días con salidas de pesca por mes.

47
Las capturas pesqueras mostraron amplias variaciones a lo largo del año y
entre las localidades muestreadas. Si bien las capturas fueron máximas
durante el invierno, el hecho de que estas diferencias entre las distintas
estaciones no fueran significativas estaría indicando que la zafra de corvina en
el área no fue buena durante el año de estudio.
En resumen, las migraciones estacionales que realizan gran parte de los
pescadores de los Bajos del Solís representan estrategias adaptativas frente a
las constantes fluctuaciones del recurso pesquero. La migración del recurso y
su disponibilidad en la zona, particularmente de M. furnieri, condiciona a la
actividad pesquera del área de forma continua.

5.2. Variación de las capturas incidentales de la tortuga verde

Las capturas incidentales de C. mydas por la pesquería artesanal que operó


en los Bajos del Solís mostraron una marcada estacionalidad, confirmando así
la hipótesis de existencia de variabilidad temporal en las capturas. La mayoría
de las capturas ocurrieron durante el verano cuando la temperatura superficial
del mar fue mayor, ya que durante ese período se incrementa la proliferación
de algas, principal alimento de la tortuga verde en Uruguay (López-
Mendilaharsu et al., 2003 y Darré Castell, 2005). Esto concuerda con lo
observado por Da Silveira (2004) y Martí (2006) en el sur de Brasil (litoral de
Rio Grande do Sul y Laguna de los Patos) quienes también identificaron al
verano como la época del año en la cual ocurren la mayoría de las capturas.
Sin embargo en el estado de San Pablo, Brasil (regiones de Playa Grande y
Ubatuba) distintos autores observaron que las mayores capturas de juveniles
de C. mydas por parte de las pesquerías artesanales que operan en la región,
ocurrían durante los meses de invierno (Bertozzi et al., 2002 y Gallo et al.,
2006). Esto sumado al hecho de que durante el presente estudio no se
registraron capturas en el invierno a pesar de que ésta fuera la estación con
mayor esfuerzo pesquero con redes de enmalle en el área, podría estar
indicando que durante dichos meses las tortugas verdes realizan migraciones
tróficas hacia aguas más cálidas en la costa brasilera. Técnicas de marcaje y

48
recaptura así como estudios de telemetría satelital, apoyan la hipótesis de que
juveniles de tortuga verde realizan migraciones estacionales entre las distintas
áreas de alimentación y desarrollo del Atlántico Sur Occidental (López-
Mendilaharsu et al., 2006).
Por otro lado, también se ha constatado mediante telemetría de radio, la
permanencia de algunos individuos en nuestras costas durante los meses
invernales (López-Mendilaharsu et al., 2007b) lo cual se ve sustentado por el
hallazgo de tortugas con evidencias de brumación, proceso caracterizado por
un aletargamiento en organismos ectotérmicos como consecuencia de las bajas
temperaturas (Castro et al., 2007). Por tanto también es posible que algunas
tortugas verdes permanezcan durante todo el año en los Bajos del Solís pero
no se registren interacciones con la pesquería durante los meses más fríos
porque las tortugas disminuyen su actividad.
La captura incidental de tortugas verdes por unidad de esfuerzo (CPUEH)
promedió las 0,0129 tortugas/1000m2/hora durante un ciclo anual. Esta cifra
resultó mayor a la registrada por Marti et al. (2007) durante eventos de pesca
con redes de enmalle de fondo dirigidas a M. furnieri en la Laguna de los Patos,
Brasil. Por otro lado, el promedio de la CPUE de tortugas verdes por día
(CPUED) fue de 0,2057 tortugas/1000m2/día, cifra que resultó dos ordenes de
magnitud mayor a la encontrada en la Bahía de Samborombón, Argentina
(Albareda et al., 2007). Si bien el impacto generado por la pesquería artesanal
de los Bajos del Solís sobre la tortuga verde puede ser mayor al observado en
otras áreas de alimentación de la región del Atlántico Sur Occidental, resulta
difícil concluir respecto a las diferencias observadas como consecuencia de la
corta temporalidad de estos estudios. Por tanto resulta evidente la necesidad
de implementar monitoreos a largo plazo de la captura incidental de C. mydas
por la pesquería artesanal en las áreas de alimentación y desarrollo del
Atlántico Sur.
Se observó también una variación espacial en las capturas incidentales,
siendo que todas ellas ocurrieron en zonas insulares y rocosas de aguas
someras, a menos de dos kilómetros de la costa. Esto coincide con lo
encontrado por Pupo et al. (2006) en Santa Catarina, Brasil, quienes

49
establecen que los puntos de mayores capturas de C. mydas en la región son
próximos a islas, puntas rocosas y fondos de piedra, áreas relacionadas con los
hábitos de forrajeo para esta especie. Asimismo, las zonas de riesgo elevado
de captura identificadas durante el presente trabajo, “Islas del Pato” e Isla de
la Tuna y zonas aledañas, coinciden con bastante exactitud con las áreas de
captura incidental de tortugas verdes registradas durante un muestreo piloto
preliminar efectuado en el área (Lezama et al., 2004). Es probable que estas
zonas presenten características que las hacen propicias para el forrajeo de las
tortugas verdes debido a la presencia de especies de algas (Coll y Oliveira,
1999) que constituyen componentes frecuentes en la dieta de esta especie
(Darré Castell, 2005), siendo así, zonas de alimentación de mayor uso por
parte de la tortuga verde en el área. Se considera importante la identificación
de estas zonas de riesgo elevado de captura incidental de la tortuga verde a lo
largo de toda la costa uruguaya, ya que esta información será fundamental
para la elaboración de un plan de manejo y conservación para esta especie en
nuestro país.
Las medidas morfométricas de las tortugas verdes incidentalmente
capturadas en los Bajos del Solís (LCC medio= 42,6 cm; n=21) estuvieron
dentro de los rangos de tallas de las capturadas por las pesquerías artesanales
que operan en las áreas de alimentación de Ubatuba, al este de Brasil (LCC
medio= 40,4 cm; n=1976) (Gallo et al., 2006), Laguna de los Patos, al sur de
Brasil (LCC medio= 38,2 cm; n=28) (Marti, 2006) y Bahía Samborombón,
Argentina (LCC medio= 38,4 cm; n=45) (Albareda et al., 2007). Esto reafirma
la importancia de los Bajos del Solís como un hábitat de alimentación y
desarrollo para C. mydas. El mismo forma parte de un corredor de áreas de
alimentación para esta especie en la región del Atlántico Sur, que se extiende
desde la costa argentina hasta las costas de Brasil y a lo largo del cual se ha
constatado flujo de individuos entre las distintas áreas (López-Mendilaharsu et
al., 2006). Estas circunstancias determinan la necesidad de aunar esfuerzos a
escala regional para la conservación de esta especie.

50
5.3. Efecto de las variables analizadas

Los análisis CART, “Boosting” y “Random Forest”, fueron concluyentes en


cuanto a que el mes del año, la distancia a la costa de los eventos de pesca y
el tiempo de reposo, fueron las variables que más afectaron la captura de
tortugas verdes en los Bajos del Solís. Los mismos son congruentes con la
existencia de variación estacional y espacial de las capturas incidentales
señalada anteriormente. Sin embargo, de acuerdo a los resultados de los
modelos lineales generalizados (GLM) solamente fueron variables significativas
tiempo de reposo y distancia a la costa, las que conjuntamente mejor
explicaron la captura de tortugas verdes en el área. Es así que la probabilidad
de ocurrencia de las capturas aumentó con el tiempo de reposo de las artes y
con la cercanía a la costa de los eventos de pesca. Estas variables estarían
relacionadas con la preferencia por las zonas costeras de los juveniles de esta
especie y sus hábitos de alimentación (Musick y Limpus, 1997).
Resultados similares fueron encontrados en la pesquería de palangre
pelágico del sudeste de Brasil, donde el año, la estación, la latitud y la longitud
fueron las variables determinantes de la captura incidental de D. coriacea,
especie de hábitos de vida pelágicos que interactúa con esta pesquería (Da
Silveira, 2008). También Pupo et al. (2006) señalan que la zona de pesca, la
profundidad y la luz de malla de las redes son las características que
influencian la captura incidental de C. mydas en la pesquería artesanal de
Santa Catarina, Brasil, si bien la metodología utilizada para determinarlo fue
muy diferente (entrevistas a pescadores). Durante el presente estudio también
se esperaba encontrar una asociación entre la captura incidental de tortugas
verdes y la luz de malla de las redes ya que los pescadores manifestaron que
era más frecuente que capturaran a esta especie cuando utilizaban mallas más
grandes (de 12 a 15 cm de apertura de malla entre nudos opuestos), las
cuales se utilizan para la captura de la corvina en su estadio adulto. Una
posible explicación sería que el bajo número de muestras sumado a la carencia
de esta información para algunos eventos de pesca monitoreados, no
permitieran detectar esta asociación como significativa. Pero también podría

51
ser, que no sea la luz de malla en si misma la variable asociada a las capturas,
sino la época del año, ya que es durante el verano que los pescadores suelen
utilizar este tipo de mallas.

5.4. Impacto de la Pesquería Artesanal

Durante el período de estudio el esfuerzo de muestreo realizado en los


Bajos del Solís cubrió menos del 5 % del total de la actividad de la flota
pesquera que operó con redes de enmalle en el área. Debido a ello se utilizó la
tasa de captura incidental observada durante el presente muestreo para
estimar el total de capturas ocurridas en la fracción de la flota artesanal del
área no monitoreada. Este tipo de metodología es frecuentemente utilizada en
estimaciones de captura incidental de especies en pesquerías poco reguladas
(D’Agrosa et al., 2000; Carretta et al., 2005 y Benjamins et al., 2008), que no
cuentan con cuadernos de registro a bordo o algún otro tipo de fuente de
información fidedigna y de carácter obligatorio para el total de la flota.
Las tasas de captura incidental de tortugas obtenidas durante el presente
estudio fueron de 0,11 tortugas/evento de pesca (con todos los datos) y 0,15
tortugas/evento de pesca (con datos estratificados). Las mismas resultaron ser
muy inferiores a las observadas en la pesquería de enmalle de superficie de
Brasil dirigida a la pesca de tiburones, donde se observaron tasas de captura
de 1,37 tortugas/lance en la flota del litoral norte de Rio Grande do Sul
(Monteiro et al., 2005) y 0,99 tortugas/ lance en la flota de Ubatuba, San
Pablo (Sales et al., 2003). Esto se debe a que esta pesquería utiliza redes de
enmalle de deriva pelágicas, las cuales fueron reconocidas como un arte de
baja selectividad que genera gran impacto sobre las poblaciones de tortugas
marinas tanto a nivel regional donde son utilizadas únicamente por la flota
brasilera (Domingo et al., 2006a), como a nivel mundial (Lewison et al., 2004).
En Trinidad y Tobago, Lee Lum (2006) estimó que más de 3000 hembras
adultas de D. coriacea serían incidentalmente capturadas por año en sus áreas
de reproducción a causa de la pesquería de enmalle de superficie.
De las dos estimaciones de captura incidental total de C. mydas en los
Bajos del Solís realizadas durante el presente estudio, es muy probable que la

52
cifra de 661 tortugas por año (95% IC= 343 - 996) este sobreestimada ya que
cerca de la mitad del esfuerzo pesquero con redes de enmalle en el área
ocurrió durante el invierno (46%), estación durante la cual no se registró
interacción entre la pesquería artesanal y la tortuga verde. Por ello se
considera que la estimación de 497 tortugas capturadas por año (95% IC= 260
– 781) con los datos estratificados estacionalmente, sería más confiable. No
obstante, la misma aún podría estar sobreestimada ya que si bien se logró
discriminar el esfuerzo pesquero estacionalmente y en función al arte de
pesca, no fue posible discriminarlo según la distancia a la costa de las salidas
de pesca ni el tiempo de reposo que tuvieron las mismas, las dos variables que
afectaron significativamente la tasa de captura incidental de tortugas verdes
en el área.
Es difícil hacer inferencias sobre el impacto que podría ocasionar la
pesquería artesanal sobre la fracción de la población de tortugas verdes que
reside en los Bajos del Solís ya que no existen hasta la fecha, estimaciones de
abundancia para esta especie en las costas uruguayas. Aún así, la captura
incidental estimada en este trabajo resalta la importancia de la pesquería
artesanal como amenaza para los juveniles de esta especie declarada en
peligro de extinción (IUCN, 2009).
Durante el presente estudio se determinó que el verano es la época del año
durante la cual ocurren la mayoría de las capturas incidentales en el área y se
identificaron zonas de riesgo elevado de captura donde el uso por parte de la
tortuga verde es mayor, probablemente asociado a sus hábitos alimenticios.
Cerca de la mitad de los eventos de pesca monitoreados durante el verano
ocurrieron a menos de dos kilómetros de la costa, lo que podría estar
indicando que durante esta estación, los pescadores suelen pescar en aguas
más someras. Este hecho resulta de particular relevancia ya que de acuerdo a
la distribución contagiosa que exhibe la flota artesanal del área, los pescadores
operando agregados cerca de la costa y durante el verano, podrían causar un
gran impacto sobre las tortugas verdes que utilizan el área de alimentación y
desarrollo de los Bajos del Solís.

53
5.5. Implicancias para la Conservación y el Manejo

Las redes de enmalle son un arte de pesca que han generado gran impacto
sobre poblaciones de tortugas marinas en todas partes del mundo, tanto en
sus áreas de alimentación como en las de reproducción (Bertozzi et al., 2002;
Sales et al., 2003; Da Silveira, 2004; Lewison et al., 2004; Monteiro et al.,
2005; Gallo et al., 2006; Leelum, 2006; Martí, 2006; Albareda et al., 2007;
Pechkam et al., 2007 y el presente trabajo). La protección de los hábitats de
desarrollo y alimentación resulta fundamental para recuperar las poblaciones
de tortugas marinas (Crouse et al., 1987), ya que los mismos albergan
individuos juveniles provenientes de distintas playas de anidación y al
aumentar la supervivencia de estos individuos se incrementa la probabilidad de
que los mismos lleguen a las edades de mayor valor reproductivo.
Para mitigar el impacto generado por la pesquería artesanal sobre las
tortugas verdes en el área de alimentación de los Bajos del Solís se sugiere la
reducción de los tiempos de reposo de las redes de enmalle, lo que se lograría
aumentando la detectabilidad de las especies objetivo por parte de los
pescadores mediante el uso de instrumentos como la Ecosonda. Al encontrar
con mayor exactitud el recurso en la zona pesquera, la mayoría de los
pescadores ya no dejarían sus redes caladas por muchas horas e incluso días.
El uso de la Ecosonda se ha vuelto cada vez más frecuente entre los
pescadores artesanales de los Bajos del Solís principalmente durante la zafra
de corvina blanca ya que esta especie se agrega en grandes cardúmenes
durante sus migraciones tróficas y reproductivas (Chiesa et al., 2006). Si bien
este tipo de instrumentos permitirían aumentar la eficacia y selectividad de la
actividad pesquera artesanal, los mismos implican una importante inversión
por parte de los pescadores para el desarrollo de una actividad en la cual las
ganancias, muchas veces no superan los costos operativos.
Otra eficaz medida de mitigación de la captura incidental de tortugas verdes
en los Bajos del Solís podría ser la implementación de un cierre temporal y
espacial de la pesca con redes de enmalle, ya que la mayoría de las capturas
ocurrieron durante el verano y a menos de dos kilómetros de la costa.

54
Actualmente ya existe la reglamentación necesaria como para implementar un
cierre espacio-temporal de la actividad pesquera en el área, ya que por
resolución N° 93/2008 de fecha 5/11/2008, modificada recientemente con
fecha 1/4/2009 y atento a la necesidad de regulación de la actividad de pesca
artesanal de manera que sea sustentable en el tiempo, la DINARA prohíbe la
pesca con redes y palangres en el Río de la Plata y Océano Atlántico desde
noviembre a abril, a una distancia menor a 300 metros de la costa,
protegiendo así ambientes importante de desove y cría de varias especies de
importancia comercial. Sería importante poder ampliar la franja de exclusión
de la pesca con redes de enmalle en los Bajos del Solís a una distancia no
menor a 500 metros de la costa, lo que permitiría mitigar en gran parte la
captura incidental de tortugas verdes en el área, ya que cerca del 75 % de las
capturas observadas durante el presente trabajo ocurrieron dentro de dicha
franja. No obstante, ninguna de estas disposiciones será efectiva a menos que
vayan acompañadas de sistemas efectivos de vigilancia y fiscalización.
Una de las herramientas más efectivas para la conservación de la
biodiversidad marina así como para el manejo pesquero son las Áreas Marinas
Protegidas (AMP) (Gell y Roberts, 2003). Durante una reciente evaluación
ecológica de la biodiversidad acuática del Río de la Plata y su Frente Marítimo,
los Bajos del Solís han sido identificados como un área prioritaria para la
conservación y manejo por ser una importante área de cría de peces así como
de alimentación para la tortuga verde (Brazeiro et al., 2003). Este hecho
sumado a los resultados expuestos durante este estudio, hacen que sea de
gran importancia la inclusión de esta área en el recientemente creado Sistema
Nacional de Áreas Protegidas (SNAP). Es importante hacer notar la relevancia
de la participación de los pescadores artesanales no sólo del diseño de esta
AMP sino también de su posterior co-manejo, ya que únicamente con el apoyo
y la participación de las comunidades locales se logrará implementar una
estrategia exitosa para la conservación de este ecosistema marino. La
implementación de un AMP en los Bajos del Solís con un control espacio-
temporal de la pesca con redes de enmalle, podrá contribuir al manejo
sostenible de los recursos costeros explotados en el área, satisfaciendo las

55
necesidades de las comunidades de pescadores artesanales y a la vez
protegiendo este hábitat de alimentación y desarrollo crítico para la tortuga
verde en nuestro país.

56
6. CONCLUSIONES

 Los pescadores artesanales de los Bajos del Solís operan agregados


en función a la distribución y disponibilidad de las especies objetivo en
el área pesquera. La dinámica de la flota artesanal del área varía intra
e inter-anualmente, y esto se explicaría por la disponibilidad de su
principal recurso objetivo, la corvina blanca, siendo la migración de
esta especie la que condiciona la actividad pesquera del área de
estudio durante un ciclo anual.

 Existe variabilidad temporal de las capturas incidentales de C. mydas


por la pesquería artesanal que opera en el área de estudio, siendo el
verano la estación durante la cual se registró la mayor captura por
unidad de esfuerzo. También existe variación espacial, identificándose
zonas de riesgo elevado de captura incidental de la tortuga verde en
zonas rocosas e insulares de aguas poco profundas.

 Los factores operacionales de la actividad pesquera influyen sobre la


ocurrencia de las capturas incidentales ya que el tiempo de reposo de
las redes y la distancia a la costa de los eventos de pesca, fueron las
variables que en conjunto mejor explicaron significativamente las
variaciones de la captura incidental de C. mydas.

 La pesca artesanal con redes de enmalle que se realiza durante el


verano en la franja costera a menos de dos kilómetros de la costa es
una amenaza para los juveniles de tortuga verde que habitan en el
área de alimentación y desarrollo de los Bajos del Solís.

 Se sugiere la implementación de un área marina protegida en los


Bajos del Solís con vedas espacio-temporales para la actividad
pesquera con redes de enmalle como una medida de manejo para la
conservación de la tortuga verde.

57
7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Achaval, F., Marin, Y.H. y L.C. Barea, 2000. Captura incidental de tortugas
marinas con palangre pelágico oceánico en el Atlántico Sud- occidental. En
G. Arena y M. Rey (Eds.) Captura de grandes peces pelágicos (pez espada
y atunes) en el Atlántico Sud-occidental, y su interacción con otras
poblaciones, pp. 83-88. INAPE –PNUD URU/92/003. Montevideo, Uruguay.

Acuña, A., Arena, G., Berois, N., Mantero, G., Masello, A., Nion, H., Retta, S. y
M. Rodríguez, 1998. La corvina (Micropogonias furnieri): Ciclo Biológico y
Pesquerías en el Río de la Plata y su Frente Oceánico. En P.G., Wells y G.R.
Daborn (Eds.) El Río de la Plata. Una Revisión Ambiental, pp: 191-228.
Informe de Antecedentes del Proyecto EcoPlata. Dalhousie University,
Halifax, Nova Scotia, Canada.

Albareda, D.A., Prosdocimi, L., Giangiobbe, A., Rodríguez-Heredia, S. y V.


Massola, 2003. Bases para la creación del Programa Regional de
Investigación y Conservación de Tortugas Marinas en la Argentina
(PRICTMA). Informe Diagnostico. Buenos Aires, Argentina.

Albareda, D.A., Bordino, P., Prosdocimi, L., Rodríguez-Heredia, S., Zapata,


M.F., Fernanda, M, y V. González Carman, 2007. Captura Incidental de
Tortuga Verde (Chelonia mydas) en la Pesquería artesanal del Sur de la
Bahía Samborombón, Buenos Aires, Argentina. En Resumenes de las III
Jornadas de Conservación e Investigación de Tortugas Marinas en el
Atlántico Sur Occidental. Piriápolis, Uruguay, pp. 37.

Alfaro Cortes, E., Gamez Martínez, M. y N. Garcia Rubio, 2007. adabag:


Applies Adaboost.M1 and Bagging. http://finzi.psych.upenn.edu/R/library/
adabag/html/adaboost.M1.html] [R package version 1.1].

58
Altez, M. C., Campos, S., Crossa, M. De la Fuente, C., Guirin, L., Magallanes,
W., Mantinote, A. y E. Salgueiro, 1988. Encuesta Nacional de Pescadores
Artesanales. Uruguay. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Dirección
Nacional de Fomento Cooperativo. (1): 43 pp.

Baillie J., Hilton-Taylor, C. y S.N. Stuart, 2004. 2004 IUCN Red List of
Threatened Species. A Global Species Assessment. IUCN, Gland,
Switzerland and Cambridge, UK. 191 pp.

Bellini, C., Marcovaldi, M.A., Sanches, T.M., Grossman, A. y G. Sales, 1996.


Atol das Rocas Biological Reserve: Second Largest Chelonia Rookery in
Brazil. Marine Turtle Newsletter 72: 1-2.

Benjamins, S., Kulka, D.W. y J. Lawson, 2008. Incidental catch of seabirds in


Newfoundland and Labrador gillnet fisheries, 2001-2003. Endangered
Species Research 5: 149-160.

Bertozzi, C.P., Zerbini, A.N. y M. Katsuragawa, 2002. Capturas accidentáis de


tartarugas marinhas pela frota pesqueira artesanal da Praia Grande (SP).
En Resúmenes del I simposio Brasileiro de Oceanografía, Universidade de
Sao Paulo, San Pablo, Brasil.

Bjorndal, K.A., 1997. Foraging ecology and nutrition of sea turtles. En P.L. Lutz
y J.A. Musick (Eds.) The Biology of Sea Turtles, pp. 199-231. CRC Press,
Boca Roton, Florida.

Bolten, A.B., 2000. Técnicas para la medición de tortugas marinas. En K.L.


Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu-Grobois y M. Donnelly (Eds.) Técnicas de
Investigación y Manejo para la Conservación de las Tortugas Marinas, pp.
126-131. Grupo especialista en tortugas marinas UICN/CSE. Publicación
Nº4.

59
Brazeiro, A., Acha, E.M., Mianzan, H.W., Gómez, M. y V. Fernández, 2003.
Aquatic priority areas for the conservation and management of the
ecological integrity of the Rio de la Plata and its Maritime Front. Technical
Report PNUD Project/GEF RLA/99/G31. 81pp. Disponible en:
www.freplata.org/documentos/.

Breiman, L., 1998. Arcing Classifiers. The Annals of Statistics. 26 (3): 801-
849.

Breiman, L., 2001. Random Forests. Machine Learning. 45: 5–32.

Burnham, K.P. y D.R. Anderson, 2002. Model selection and multimodel


inference. Springer-Verlag, New Cork. 496 pp.

Canty, A.J. y B. Ripley, 2008. boot: Bootstrap R (S-Plus) Functions. [R package


version 1.2-34].

Canty, A.J., 2002. Resampling Methods in R: The boot Package. The Newsletter
of the R Project. 2/3: 2-7.

Caraccio, M.N., 2008. Análisis de la composición genética de Chelonia mydas


(tortuga verde) en el área de alimentación y desarrollo de Uruguay. Tesis
de Maestría del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas
(PEDECIBA), Área Biología- Subárea Genética. Facultad de Ciencias,
Universidad de la República. 101 pp.

Carretta, J.V., Price, T., Petersen, D. y R. Read, 2005. Estimates of Marine


Mammal, Sea Turtle, and Seabird Mortality in the California Drift Gillnet
Fishery for Swordfish and Thresher Shark, 1996–2002. Marine Fisheries
Review 66(2): 21-30.

Castro, J., Laporta, M., Scarabino, F., López-Mendilaharsu, M., Fallabrino, A. y


G. Riestra, 2007. Presence of unusual epibionts on juvenile green turtle

60
(Chelonia mydas): are they evidence of brumation in Uruguayan waters?.
En R.B. Mast, B.J. Hutchinson y A.H. Hutchinson (compilers), Proceedings
of the Twenty-fourth Annual Symposium on Sea Turtle Biology and
Conservation. NOAA Technical Memorando NMFS-SEFSC-567, pp. 119.

Chiesa, E., Pin, O.D. y P. Puig, 2006. Características biológicas de la corvina


(Micropogonias furnieri) en el Río de la Plata y su Frente Marítimo. En R.
Menafra, L. Rodríguez-Gallego, F. Scarabino y D. Conde (Eds.) Bases para
la Conservación y el Manejo de la costa Uruguaya, pp. 219-224. Vida
Silvestre, Uruguay.

CITES, 2008. Apéndices I, II y III.www.cites.org/eng/app/appendices.shtml.

Coll, J. y E.C. Oliveira, 1999. The Benthic Marine Algae of Uruguay. Botánica
Marina. Vol 42: 129-135.

Crossa, M. R., Pereiro, J., Pinieiro, G., Sorachu, F., Mateo, F., y D. Trujillo,
1991. Análisis de las pesquerías artesanales del Uruguay I. Documento de
Trabajo al foro. Centro Cooperativista Uruguayo. Sistema de Programas de
pesca Artesanal. Montevideo, Uruguay. 236 pp.

Crouse, D.T., Crowder, L.B. y H. Caswell, 1987. A stage-based population


model for loggerhead sea turtles and implications for conservation. Ecology
68: 1412-1423.

D’Agrosa, C., Lennert-Cody, C.E., y O. Vidal, 2000. Vaquita Bycatch in Mexico’s


Artisanal Gillnet Fisheries: Driving a Small Population to Extinction.
Conservation Biology 14 (4): 1110-1119.

Daniel, W. Y., 1993. Bioestadística. Base para el análisis de las ciencias de la


salud. Georgia State University, Limusa Noriega Eds., México. 663 pp.

61
Darré Castell, E., 2005. Hábitos alimentarios de juveniles de tortuga verde
(Chelonia mydas) en Cerro Verde, Rocha. Pasantía en la profundización de
Etología. Facultad de Ciencias, Universidad de la República. 55 pp.

Da Silveira, D., 2004. Encalhes e interação de tartarugas marinhas com a


pesca no litoral do Río Grande do Sul. Tesis de Grado, Fundaçao
Universidade Federal do Río Grande, Río Grande do Sul, Brasil. 63 pp.

Da Silveira, D., 2008. Fatores determinantes da captura incidental de aves e


tartarugas marinhas e da interação com orcas/falsas-orcas, na Pescaria
com espinhel pelágico no Sudestesul do Brasil. Tesis de Maestría, Programa
de Pós-graduação em Oceanografia Biológica da Universidade Federal do
Rio Grande/FURG, Brasil. 127 pp.

De’Ath, G. y K.E. Fabricius. 2000. Classification and Regresión Trees: A


powerful yet simple Technique for Ecological data análisis. Ecology 81(11):
3178–3192.

Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, 2008. Boletín Estadístico Pesquero


(2002-2007). Montevideo, MGAP-DINARA. 80 pp.

Dobson, A. J., 2002. An Introduction to Generalized Linear Models. 2nd. Ed.


Chapman and Hall/CRC, Boca Raton. 225 pp.

Domingo A., Bugoni L., Prosdocimi L., Miller P., Laporta M., Monteiro D.S.,
Estrades A. y D. Albareda, 2006a. El impacto generado por las pesquerías
en las tortugas marinas en el Océano Atlántico Suroccidental. WWF.
Programa marino para Latinoamérica y el Caribe. San José, Costa Rica. 72
pp.

Domingo, A., Sales, G., Giffoni, B., Miller, P., Laporta, M. y G. Maurutto,
2006b. Captura incidental de tortugas marinas con palangre pelágico en el

62
Atlántico Sur por las flotas de Brasil y Uruguay. Collective Volume of
Scientific Papers ICCAT 59(3): 992-1002.

Elliot, J.M., 1983. Statistical Analysis of samples of Benthic Invertebrates.


Freshwater Biological Association. Scientific Publication Nº 23. 157 pp.

FAO, 2005. Report of the Technical Consultation on Sea Turtles Conservation


and Fisheries. Bangkok, Thailand, 29 de Noviembre – 2 de Diciembre,
2004. Reporte Pesquero de FAO No. 765. Rome, FAO. 31 pp.

Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia, 2008.


Síntesis del estado de conservación del Mar Patagónico y áreas de
influencia. Puerto Madryn, Argentina, Edición del Foro. 322 pp.

Gallo, B.M.G., Macedo, S., de B. Giffoni, B., Becker, J.H. y P.C.R. Barata, 2006.
Sea Turtle Conservation in Ubatuba, Southeastern Brazil, a Feeding Area
with Incidental Capture in Coastal Fisheries. Chelonian Conservation and
Biology 5: 93–101.

Gell, F.R. y C.M. Roberts, 2003. The Fishery Effects of Marine Reserves and
Fishery Closures. WWF-US, 1250 24th Street, NW, Washington, DC 20037,
USA. 90 pp.

GeoUruguay, 2008. Informe del Estado del Ambiente. DINAMA. CLAES.


PNUMA. Uruguay. 350 pp.

Giffoni, B., Domingo, A., Sales, G., Fiedler, F.N. Y P. Miller, 2008. Interacción
de tortugas marinas (Caretta caretta y Dermochelys coriacea) con la pesca
de palangre pelágico en el Atlántico sudoccidental: una perspectiva
regional para la conservación. Collective Volume of Scientific Papers ICCAT
62(6): 1861-1870.

63
Guisan, A., Edwards, T.C. Jr., y T. Hastie, 2002. Generalized linear and
generalized additive models in studies of species distributions: setting the
scene. Ecological Modelling 157: 89-100.

Hall, M.A., Alverson, D.L. y K.I. Metuzals, 2000. By-Catch: problems and
solutions. Marine Pollution Bulletin 41: 204-219.

Heppell, S.S., Heppell, S.A., Read, A.J. y L.B. Crowder, 2005. Effects of Fishing
on Long-Lived Marine Organisms. En E.A. Norse y L.B. Crowder (Eds.)
Marine Conservation Biology: The Science of Maintaining the Sea’s
Biodiversity, pp. 211-231. Island Press, Wahington, USA.

Hirth, H. F., 1997. Synopsis of biological data on green turtle Chelonia mydas
(Linnaeus 1758). U.S. Fish and Wildlife Service. Biological Report, 97. 120
pp.

IUCN, 2009. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2009.1.


www.iucnredlist.org. Downloaded on 23 June 2009.

Kotas, J.E., Santos, S., Azevedo, V.G., Gallo, V.M.G. y P.C.R. Barata, 2004.
Incidental capture of loggerhead (Caretta caretta) and leatherback
(Dermochelys coriacea) sea turtles by the pelagic longline fishery off
southern Brazil. Fishery Bulletin 102: 393-399.

Lee Lum, L., 2006. Assessment of incidental Sea Turtle catch in the artisanal
gillnet fishery in Trinidad and Tobago, West Indies. Applied Herpetology 3:
357-368.

Lewison, R.L., Crowder, L.B., Read, A.J. y S.A. Freeman, 2004. Understanding
impacts of fisheries bycatch on marine megafauna. Trends in Ecology and
Evolution 19 (11): 598-604.

64
Lewison, R.L. y L.B. Crowder, 2006. Putting Longline Bycatch of Sea Turtles
into Perspective. Conservation Biology 21(1): 79-86.

Lezama, C., Miller, P. y A. Fallabrino, 2004. Incidental Capture of Sea Turtles


by the Artisanal Fishery Fleet of Uruguay. En Abastracts of the Fourth
World Fisheries Congress. Vancouver, B.C., Canada, pp. 61.

Liaw, A. y M. Wiener, 2008. randomforest: Breiman and Cutler's random


forests for classification and regression. [http://stat-www.berkeley.edu/
users/breiman/RandomForests] [R package version 4.5-25].

Lima, E.H.S.M., Brosig, G., M.C.A. Ximenes, 2002. Tartarugas marinhas


capturadas acidentalmente em Almofala, Ceará. En Resúmenes del XXIV
Congreso Brasileiro de Zoología. Itajaí, Univali, Brasil, pp. 426.

López-Mendilaharsu, M., Bauzá, A., Laporta, M., Caraccio, M.N., Lezama, C.,
Calvo, V., Hernández, M., Estrades, A., Aisenberg, A. y A. Fallabrino, 2003.
Review and Conservation of Sea Turtles in Uruguay: Foraging habitats,
distribution, causes of mortality, education and regional integration. Final
Report: British Petroleum Conservation Programme. 109 pp.

López-Mendilaharsu, M., Estrades, A., Caraccio, M.N., Calvo, V., Hernandez, M.


y V. Quirici, 2006. Biología, Ecología y Etología de las tortugas marinas en
la zona costera uruguaya. En R. Menafra, L. Rodríguez-Gallego, F.
Scarabino y D. Conde (Eds.) Bases para la Conservación y el Manejo de la
costa Uruguaya, pp. 247-257. Vida Silvestre, Uruguay.

López-Mendilaharsu, M., Sales, G., Giffoni, B., Miller, P., Niemeyer Fiedler, F. y
A. Domingo, 2007a. Distribución y composición de tallas de las tortugas
marinas (Caretta caretta y Dermochelys coriacea) que interactúan con el
palangre pelágico en el Atlántico Sur. Collective Volume of Scientific Papers
ICCAT 60(6): 2094-2109.

65
López-Mendilaharsu- M., Morales- M., Rios, M., Bauzá, A., Estrades, A. y A.
Fallabrino, 2007b. Uruguay’s first marine protected area pilot: towards the
effective protection of juvenile green turtle critical habitats. Final report:
Rufford Small Grants. 23 pp.

Majluf, P., Babcock, E.A., Riveros, J.C., Arias Schreiber, M. y W. Alderete,


2002. Catch and Bycatch of Sea Birds and Marine Mammals in the Small-
Scale Fishery of Punta San Juan, Perú. Conservation Biology 16(5): 1333-
1343.

Martí da Silva, L., 2006. Captura incidental de tartarugas marinhas no Estuário


da Lagoa Dos Patos e regiao costeira adjacente – RS – Brasil. Tesis de
Grado, Universidade Católica de Pelotas – UCPel, Brasil. 23pp.

Martí da Silva, L., Vargas de Oliveira, M., Da Silveira Monteiro, D. y S.C.


Estima, 2007. Captura incidental de tartarugas marinhas na pesca
artesanal no Estuário da Lagoa dos Patos e regiao costeira adjacente, Rio
Grande do Sul – Brasil. En Resúmenes de las III Jornadas de Conservación
e Investigación de Tortugas Marinas en el Atlántico Sur Occidental.
Piriápolis, Uruguay, pp. 61.

McCracken, M. 2000. Estimation of sea turtle take and mortality in the


Hawaiian longline fisheries. National Oceanic and Atmospheric
Administration, La Jolla, California. Admin. Report 00–06. 29 pp. Disponible
en: http://www.pifsc.noaa.gov/adminrpts/2000-present/SWFC.

Meylan, A.B. y P.A. Meylan, 1999. Introduction to the evolution, life history,
and biology of sea turtles. En K. L. Eckert, K.A. Bjorndal, F.A. Abreu-
Grobois y M. Donnelly (Eds.) Research and Management Techniques for the
Conservation of Sea Turtles, pp. 3–5. Marine Turtle Specialist Group
IUCN/SSC. Publication N° 4.

66
Miller, P., Laporta, M., Domingo, A., Lezama, C. y M. Ríos, 2006. Bycatch
Assesment of sea turtles by a coastal bottom trawl fishery on the Rio de la
Plata Estuary, Uruguay. En M. Frick, A. Panagopoulou, A.F. Rees y K.
Williams (Comps.) Book of Abstracts of the Twenty-sixth Annual
Symposium on Sea Turtle Biology and Conservation. International Sea
Turtle Society, Atenas, Grecia, pp. 256.

Monteiro, D.S., Bugoni, L., Estima, S.C. y T.B.R. Gandra, 2005. A Pescaria de
Emalhe de Superfície Direccionada à captura de tubarões-martelo e a
interação com tartarugas marinhas no litoral norte do Rio Grande do Sul.
En Resumenes de las II Jornadas de Conservación e Investigación de
Tortugas Marinas en el Atlántico Sur Occidental. Praia do Cassino, Brasil,
pp. 60.

Moreira, L., Baptistotte, C., Scalfone, J., Thomé, J.C. y A.P.L.S. de Almeida,
1995. Ocurrence of Chelonia mydas on the Island of Trindade, Brazil.
Marine Turtle Newsletter 70: 2.

Musick J.A. y C.J. Limpus, 1997. Habitat utilization and migration in juvenile
sea turtles. En P.L. Lutz y J.A. Musick (Eds.) The Biology of Sea Turtles, pp.
137-163. CRC Press, Boca Raton, Florida.

Norbis, W., 1995. Influence of Wind, behaviour and characteristics of the


croaker (Micropogonias furnieri) artisanal fishery in the Río de la Plata
(Uruguay). Fisheries Research 22:43-58.

Norbis, W. y J. Verocai, 2001. Características de la actividad de pesca y


evolución de las capturas realizadas por la flota artesanal. En D. Vizziano,
P. Puig, C. Mesones y G.J. Nagy. (Eds.) El Río de la Plata. Investigación
para la Gestión del Ambiente, los Recursos Pesqueros y la Pesquería en el
Frente Salino, pp. 199 – 215. Programa Ecoplata, Montevideo, Uruguay.

67
Norbis, W., Verocai, J. y V. Pshennikov-Severova, 2001. Actividad de la flota
de pesca artesanal con relación a las condiciones meteorológicas (estado
sinóptico) durante la temporada de pesca octubre de 1998 a marzo de
1999. En D. Vizziano, P. Puig, C. Mesones y G.J. Nagy. (Eds.) El Río de la
Plata. Investigación para la Gestión del Ambiente, los Recursos Pesqueros y
la Pesquería en el Frente Salino, pp. 191–198. Programa Ecoplata,
Montevideo, Uruguay.

Norbis, W., Paesch, L. y O. Galli, 2006. Los recursos pesqueros de la costa de


Uruguay: ambiente, biología y gestión. En R. Menafra, L. Rodríguez-
Gallego, F. Scarabino y D. Conde (Eds.) Bases para la Conservación y el
Manejo de la costa Uruguaya, pp. 197-209. Vida Silvestre, Uruguay.

Oravetz, C.A, 1999. Reducing incidental catch in fisheries. En K.L. Eckert, K.A.
Bjorndal, F. A. Abreu-Grobois y M. Donnelly. (Eds.) Research and
Management Techniques for the Conservation of Sea Turtles, pp. 189-193.
Marine Turtle Specialist Group IUCN/SSC. Publication N° 4.

Peckham, S.H., Maldonado-Diaz, D., Walli, A., Ruiz, G. y L.B. Crowder, 2007.
Small-Scale Fisheries Bycatch Jeopardizes Endangered Pacific Loggerhead
Turtles. PLoS ONE 2(10): e1041. 6 pp.

Pin, O.D., Arena, G., Chiesa, E. y P. Puig, 2006. Abundancia, capturas y


medidas de manejo del recurso corvina (Micropogonias furnieri) en el Río
de la Plata y Zona Común de Pesca Argentino-Uruguaya (1975-2003). En
R. Menafra, L. Rodríguez-Gallego, F. Scarabino y D. Conde (Eds.) Bases
para la Conservación y el Manejo de la costa Uruguaya, pp. 225-232. Vida
Silvestre, Uruguay.

68
Pons, M., Marroni, S., Machado, I., Ghattas, B. y A. Domingo, (en prensa).
Machine Learning Procedures: an application to bycatch data of the marine
turtles Caretta caretta. Collective Volume of Scientific Papers ICCAT: 13 pp.

Puig, P., 2006. La pesca artesanal en el Río de la Plata: su presente y una


visión de futuro. En R. Menafra, L. Rodríguez-Gallego, F. Scarabino y D.
Conde (Eds.) Bases para la Conservación y el Manejo de la costa Uruguaya,
pp. 477-485. Vida Silvestre, Uruguay.

Pupo, M.M., Soto, J.M. y N. Hanazaki, 2006. Captura incidental de tartarugas


marinhas na pesca artesanal da Ilha de Santa Catarina, SC. Biotemas
19(4): 63-72.

Rabuffetti, F., Favero, M. y L. Tamini, 2008. Captura incidental de Aves,


Mamíferos y Tortugas Marinas en las Pesquerías del Mar Patagónico y áreas
de influencia. En Estado de Conservación del Mar Patagónico y Áreas de
Influencia. Puerto Madryn, publicación del Foro, 50 pp. Disponible en:
http://www.marpatagonico.org.

R Development Core Team, 2007. R: A Language and Environment for


Statistical Computing. R Foundation for Statistical Computing, Vienna,
Austria. [http://CRAN.R-project.org/].

Ripley, B, 2007. tree: Classification and regression trees. [http://cran.r-


project.org/src/contrib/Descriptions/tree.html] [R package version 1.0-26].

Sales, G., Giffoni, B.B., Maurutto, G. y M. Brunzin, 2003. Captura incidental de


tartarugas marinhas pela frota de rede de enmalhe de deriva sediada em
Ubatuba, São Paulo – Brasil. En Resúmenes de la I Reunión sobre la
Investigación y Conservación de las Tortugas Marinas del Atántico Sur
Occidental. Montevideo, Uruguay, pp. 65.

69
Shapire, R., Freund, Y., Bartlett, P. y W. Lee, 1998. Boosting the margin: A
new explanation for the effectiveness of voting methods. Annals of
Statistics 26 (5):1651–1686.

Sokal R.R. y F.J. Rohlf, 1979. Biometría. Principios y métodos estadísticos en la


investigación biológica. H. Blume Ediciones, Madrid, España. 832 pp.

Therneau, F.M. y B. Atkinson, 2008. R port by Brian Ripley. rpart: Recursive


Partitioning. http://mayoresearch.mayo.edu/mayo/research/biostat/splus
functions.cfm] [R package version 3.1-41].

70