Anda di halaman 1dari 4

Alucinaciones visuales: poseen cierta perspectiva, lo que lleva a la persona a

experimentarlas con un mayor realismo

Alucinaciones olfativas: estas alucinaciones no son muy frecuentes, se toman


alucinaciones lo que en realidad son ilusiones interpretada en un modo delirante.
Estas pueden darse en la depresión en la esquizofrenia, en la epilepsia (aparece
justo antes de tener un ataque)y con lesiones en el uncus del lóbulo temporal.

Alucinaciones gustativas: cuando presentan este tipo de alucinaciones perciben


gustos desagradables. Como a excrementos, sustancias toxica etc. Pueden
atribuir tanto una fuente exterior como a su propio cuerpo. Puede darse en algún
trastorno histeria alcoholismo crónico, epilepsia del lóbulo frontal.

Alucinaciones táctiles o hapticas: estas alucinaciones puede manifestarse en


cualquier parte del cuerpo, los pacientes se siente tocados, pellizcados,
manoseados. Estas alucinaciones de se dividen en activa y pasiva.

Alucinaciones sobre sensaciones procedentes del propio cuerpo:


(corporales, somática cenestésicas o viscerales). Estas remiten a sensaciones
peculiares que el pacientes considera como procedentes siempre del interior del
cuerpo o que afectan su órganos internos externos. Brazos, pierna, cabeza, pies.

Alucinaciones cenestésicas: hace referencia a percepciones de movimiento de


cierta parte del cuerpo no se esté moviendo. Esta alucinación se puede presentar
en la esquizofrenia, se dan a paciente con trastorno neurológico.

VARIANTES DE LA EXPERIENCIA ALUCINATORIA

Pseudoalucinación: se produce normalmente en las modalidades auditivas y


visuales. Y se suele asociar a estados hipnopompicos (ambos relacionado con el
dormir).

Alucinaciones funcionales: en este caso desencadena las alucinaciones pero el


estímulo es percibido al mismo tiempo la modalidad sensorial. Por ejemplo, sentir
una punzada en el corazón, es decir un estímulo perteneciente a un campo
sensorial determinado.

Autoscopia: el paciente se ve a sí mismo y sabe que es, el por lo que denomina


también la imagen fantasma en el espejo. No es solamente alucinaciones visuales,
sale estar acompañado en sanciones cinestésicas y somática.

Alucinaciones extracampina: son alucinaciones que experimentan fuera del


campo visual, el paciente puede ver a alguien sentado detrás de él cuándo está
mirando de frente, aunque no lo pueda oír ni ver.
GUÍA PARA EL DIAGNÓSTICO DE LAS EXPERIENCIAS ALUCINATORIAS

La gama de respuestas emocionales que un paciente puede desarrollar ante sus


experiencias alucinatorias es relativamente amplia, si bien la mayor parte de las
veces se producen una o más de las siguientes:

a) Terror: Muchas personas reaccionan con pánico, ya que las voces,


imágenes, etc. pueden presentarse de un modo amenazador, terrorífico o
agresivo, lo cual los estados orgánicos (mentales o no) y de la
esquizofrenia aguda.
b) Desagrado: Ciertos pacientes describen sus alucinaciones como algo
desagradable e incómodo. Las voces que discuten les molestan, el olor es
insoportable, etc. Se sienten inquietos por la sensación, Esto puede ocurrir en
los pacientes deprimidos.
c) Agrado: Algunas personas, especialmente bajo los efectos de drogas,
fármacos, o en episodios psicóticos de naturaleza exógena, pueden
experimentar un sentimiento de alegría, bienestar o satisfacción.
d) Indiferencia: las vivencian con total apatía, como es el caso de los pacientes
crónicos; las han sentido antes, y las reconocen como su síntoma, su problema
o su conflicto.
e) Huida: El paciente escapa de las voces acusadoras, de las imágenes
amenazantes, de los olores desagradables, etc. Están en un estado de gran
agitación motora: corren, se tapan los oídos, pueden incluso llegar a
lesionarse.
f) Violencia: El paciente puede luchar con enemigos imaginarios, atacar a otros
siguiendo, por ejemplo, las indicaciones de una orden (alucinaciones
imperativas). Es decir, que su conducta violenta es, en ocasiones, producto de
la obediencia a los mensajes que están recibiendo.
g) Curiosidad: Son las personas que quieren saber la causa, el significado y el
curso de la sensación. Están intrigados por su percepción y quieren
comprenderla.

Esquizofrenia: presentan una amplia variedad de trastornos perceptivos:


ilusiones, alteraciones en la intensidad y calidad de la percepción Durante los
episodios agudos, las alucinaciones auditivas suelen ser acusadoras,
demandantes o imperativas.

Trastornos afectivos mayores: el tipo de experiencia alucinatoria más frecuente


suele ser la auditiva, que puede ser congruente o incongruente con el estado de
ánimo (Soreff , 1987). La presencia de alucinaciones en estos trastornos
constituye uno de los criterios importantes para calificarlos como graves.
Episodio depresivo: En la depresión mayor, los pacientes pueden experimentar
diversas alteraciones perceptivas tales como ilusiones, cambios en la imagen
corporal y alucinaciones.

Episodio maníaco: Normalmente se presentan en las modalidades auditiva (las


voces le comunican alguna misión o un estatus especial) o visual (visiones
inspirado ras o panorámicas).

Síndrome orgánico del estado de ánimo: Las alucinaciones y las ideas


delirantes son más frecuentes en la forma maníaca que en la depresiva. Dentro de
las causas que pueden provocar este síndrome se encuentran las sustancias.

Variaciones fisiológicas: puede llevar a experiencias alucinatorias. Una


temperatura corporal anormal, tanto baja como alta, produce alucinaciones. La
deprivación del alimento y de la bebida también puede llevar a alucinaciones.

ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (SNC):

Las experiencias alucinatorias variarán enormemente en naturaleza y calidad,


duración y modalidad, contenido e intensidad en función de la localización del
tumor o del daño.

Lesiones focales del cerebro: Lesiones en los lóbulos occipitales pueden dar
lugar a la aparición de alucinaciones visuales, tales como flases de luz, etc. Las
lesiones en el hipocampo provocan distorsiones liliputienses, cambios en la
imagen corporal y olores desagradables.

Epilepsia del lóbulo temporal: A menudo los episodios comienzan con una
experiencia alucinatoria elemental (es decir, no formada: música, destellos, luces,
olores) normalmente en la modalidad olfativa o gustativa.

Complicaciones quirúrgicas

Quetamina: Es un anestésico general que produce alucinaciones, normalmente


visuales, e incluso delirium. También se han relatado experiencias de flash-backs.

Miembro fantasma: Es una experiencia que aparece inmediatamente después de


la amputación. Se han descrito alucinaciones cinestésicas en las que el paciente
percibía cambios, sensaciones, movimientos, paresias, etc.

Dolor fantasma: consiste en sentir dolor en el miembro que ha sido extirpado.


Sólo se da en aquellos casos en los que ya existía alguna patología previa, no
siendo sin embargo frecuente en amputaciones debidas a accidentes, pueden
aparecer alucinaciones y otros trastornos perceptivos
Sustancias psicoactivas: Bajo la denominación de drogas psicoticomiméticas se
incluyen aquellas sustancias que producen alteraciones en la conciencia y
mimetizan estados psicóticos. Con sustancias de este tipo nos enfrentemos a un
verdadero síndrome orgánico cerebral, cuando se han utilizado para hacer un
estudio experimental de las alucinaciones.

Sugestión: Si bien hay una importante diferencia entre el estudio de Seashore y


los de condicionamiento sensorial respecto al papel de la sugestión en el uso de
sustancias (ya que en los dos primeros los sujetos creían haber percibido y no
imaginado, es decir, que «técnicamente» estaban alucinando, mientras que en el
uso de sustancias la persona no cree que sus imágenes sean reales)