Anda di halaman 1dari 2

La noche es una mujer desconocida.

Preguntó la muchacha al forastero: — ¿Por qué no pasas? En mi hogar está encendido el fuego.

Contestó el peregrino: —Soy poeta, sólo deseo conocer la noche.

Ella, entonces, echó cenizas sobre el fuego y aproximó en la sombra su voz al forastero: — ¡Tócame!
—dijo—. ¡Conocerás la noche!

Ahora que ya ha leído el texto de Pablo Antonio Cuadra, realice el siguiente ejercicio:

1. Revise cada uno de los niveles de comprensión lectora: nivel literal, inferencial y crítico.

Nivel literal: Los personajes son la muchacha y el poeta. En el encuentro durante la noche,
la mujer invita al poeta a ingresar a su casa, quien sostiene que su único interés es conocer
la noche. Frente a este hecho la mujer lo conmina a tocarla.

Nivel inferencial: Dos aparentes desconocidos que sostienen un diálogo que añora intimidad
por parte de la mujer.

Nivel crítico: Contrario a lo que ofrece la muchacha, al interior del hogar junto al calor y la
luz que ofrece el fuego, podría deducirse que el poeta, como tal, quisiera que este
encuentro se desarrollase más bien a la intemperie, en la penumbra de la noche

2. Elabore una pregunta por cada uno de los niveles, considerando sus características.

Nivel literal: ¿Quiénes son los personajes?

Nivel inferencial: ¿Por qué el forastero señala que es un poeta?

Nivel crítico: ¿Por qué la muchacha invita a su hogar a un forastero durante la noche?

3. Redacte sus respectivas respuestas.

¿Quiénes son los personajes? La muchacha y el poeta.

¿Por qué el forastero señala que es un poeta? Para indicar que no prefiere precisamente el
calor y la luz del fuego.

¿Por qué la muchacha invita a su hogar a un forastero durante la noche? Como conclusión,
podría asumir que la mujer añora mantener un encuentro íntimo con el poeta.
Las dos grandes religiones de la India estaban fundadas en concepciones distintas de la divinidad. El
islam se inspira en las palabras del profeta Mahoma y en el Corán. El hinduismo es una religión sin
fundador, aunque revelada; sin dogma, sin liturgia. Para el Islam, el creador se desliga de su
creación, pero ordena y reina sobre su obra. Para los hindúes, el creador y su creación no son más
que una misma cosa.

Los hindúes creen que la divinidad está presente en todas partes y es, en todas partes, el mismo. La
divinidad, lo trascendente, está en las plantas, los animales, el juego, la lluvia, el corazón. No hay
para los hindúes más que una sola falta, la avidya, la ignorancia: no ver la presencia de lo divino en
todas las cosas. Para los musulmanes, Alá es un absoluto y el Corán, su libro sagrado.

Una mezquita es un lugar de culto para los musulmanes, donde se reúnen a orar y aprender sobre
el Islam. Las decoraciones permitidas son representaciones con motivos abstractos o la repetición
de los noventa y nueve nombres de Alá, sin embargo, la representación de la divinidad está
prohibida.

Un templo hindú es un espacio de reflexión que, a ojos occidentales, puede observarse como
atiborrado de deidades, colores y formas divinas. Los hindúes respetan diferentes representaciones
de lo divino con imágenes antropomorfas, como la diosa Khali con sus seis brazos o Ganesha, el dios
elefante.

A partir del texto señale:

1. Una idea principal y 2 secundarias.

Como ideal principal del texto se destacan las dos grandes religiones de la India.

Como ideas secundarias se identifican las diferencias, una desde su concepción y la otra
respecto a las características de sus templos.

2. Identifique cuál es la intención comunicativa de esta lectura.

A primera impresión podría señalar que el texto es de carácter icónico por el sólo hecho de
contener una ilustración que apoya la información que se expone. Por otro lado también
posee un carácter argumentativo. El texto, que bien podría ser un artículo, expone un punto
de vista crítico y la información que plantea está claramente expresada con argumentos
válidos y referenciados.