Anda di halaman 1dari 2

DOCUMENTO DE POLÍTICAS PÚBLICAS

9 DE NOVIEMBRE DE 2010

Bosques para todos

 La protección de los bosques es una tarea prioritaria que el


Estado debe afrontar. En este sentido, la sanción de la Ley de Bosques
Nativos significó un avance sin precedentes en materia ambiental para
nuestro país.
 Para poder cumplir con la ley, es fundamental que el Congreso
Nacional incorpore la partida en el presupuesto del año 2011. Por ley,
esta partida no puede ser inferior al 0,3% del presupuesto nacional,
más de mil millones de pesos. La partida prevista por el oficialismo
para 2011 se reduce a 300 millones, sólo 27% de lo que establece la
ley: así, se incumple la ley y no se protege el medio ambiente.
 La reiterada asignación presupuestaria por debajo de lo
contemplado genera un clima de incertidumbre y falta de credibilidad
en la norma, que atenta contra su cumplimiento efectivo y contra la
preservación de los bosques.

Los bosques ayudan a conservar la biodiversidad del suelo y de la calidad


del agua; brindan diversos servicios ambientales como la regulación hídrica;
facilitan la fijación de emisiones de gases de efecto invernadero y contribuyen a
la diversificación y belleza del paisaje, entre otras funciones. Por ello, la
protección de los bosques es una tarea prioritaria que el Estado debe afrontar.
Sin embargo, a tres años de la sanción de la ley de Bosques Nativos, su
cumplimiento se torna imposible por la ausencia de presupuesto para el “Fondo
nacional para el enriquecimiento y la conservación de los bosques”.
La ley 26.331 (“De presupuestos mínimos de protección ambiental de los
bosques nativos”) crea en su capítulo 11 un fondo nacional para el cumplimiento
de la ley. Allí establece que 0,3% del Presupuesto Nacional y 2% del total de las
retenciones a las exportaciones de productos primarios y secundarios
provenientes de la agricultura, ganadería y sector forestal deben ser destinados
al fondo. De ese fondo, 70% debe destinarse a compensar a los propietarios de
bosques que realicen tareas de conservación y manejo sostenible; y el restante
30% a fortalecer la capacidad técnica y de control de las provincias que hayan
aprobado por ley su ordenamiento territorial.
Hasta el momento, 13 provincias sancionaron, mediante una ley
provincial, el ordenamiento territorial de sus bosques nativos. Las leyes de
Salta, Santiago del Estero, Chaco, Corrientes, Río Negro, Mendoza, Formosa,
Tucumán, Chubut, San Luis, Misiones, Catamarca y Córdoba clasifican sus
bosques según el estado de conservación en el que se encuentren. Sin embargo,
estas provincias no han podido acceder a los fondos legalmente establecidos
porque no están contemplados en el presupuesto nacional. El presupuesto 2010,
por ejemplo, asignó menos de 37% de lo estipulado por la ley.
Este año, la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de
Diputados, emitió tres dictámenes para el Presupuesto 2011. El dictamen de
mayoría, del Frente para la Victoria, asigna sólo $300 millones para el Fondo de
la Ley de Bosques. Los dos dictámenes presentados por bloques de la oposición
asignan entre $1.119 millones y $1.820 millones para la conformación del fondo.
La situación se agrava si recordamos que este año la Jefatura de Gabinete
reasignó una partida de 144 millones de pesos, que correspondían a los 300
millones asignados a la Ley de Protección de Bosques, al Programa Fútbol para
Todos.
La sanción de la Ley de Bosques significó un importante avance en
materia ambiental para nuestro país. La reiterada asignación presupuestaria por
debajo de lo contemplado genera un clima de incertidumbre y falta de
credibilidad en la norma, que atenta contra su cumplimiento efectivo y contra la
efectiva protección de nuestros bosques nativos.

Aviso
Las opiniones contenidas en este documento son responsabilidad exclusiva de la Fundación
Pensar y no representan necesariamente la opinión o posición del Pro ni de sus miembros. La
Fundación Pensar es una institución dedicada a discutir ideas, que pone a consideración de la
sociedad para enriquecer el debate público.