Anda di halaman 1dari 5

Universidad “Mayor de San Andrés”

Facultad de Ingeniería

Mejoramiento de la Eficiencia Energética en Instalaciones Eléctricas de Baja


Tensión

Universitario(a): Alejandro Quinteros Cabrera


Carrera: Ingeniería Eléctrica
Materia: Energías Alternativas JTP
Fecha: 1 de septiembre de 2019

La Paz - Bolivia
Mejoramiento de la Eficiencia Energética en Instalaciones Eléctricas de
Baja Tensión

Es imperativo en instalaciones de baja tensión disminuir el nivel de consumo de energía


eléctrica tanta para disminuir los costes en la factura de electricidad, como para reducir la
contaminación y la emanación de gases de efecto invernadero por parte de las diversas
centrales de generación al producir la energía necesaria para cubrir la demanda.

La eficiencia energética en instalaciones de baja tensión puede alcanzarse cuando se las


diseña, pero también al modificar ciertos hábitos por parte del consumidor. A continuación,
se mencionan algunas acciones que pueden contribuir a disminuir el consumo de energía
eléctrica:

1. Sustituir las bombillas incandescentes y lámparas fluorescentes por unas de bajo


consumo y seleccionarlas adecuadamente a las necesidades de cada ambiente de
la vivienda.

2. Apagar los aparatos cuando no estén en uso y evitar dejarlos en “modo de espera” o
“stand by”

3. Apagar las luces en habitaciones vacías

4. Configurar los aparatos con la opción de bajo consumo (ordenador, tv, etc)

5. Instalar reguladores de intensidad luminosa para el alumbrado

6. Los electrodomésticos de gas son más eficientes que los eléctricos, como es el caso
de hornos eléctricos y duchas.

7. Los televisores de LCD ahorran un 37% de electricidad respecto a los tradicionales


8. Elegir electrodomésticos catalogados como AAA, o como mínimo de clase A+, ya
que tienen mayor eficiencia y menor consumo

9. Mejorar los aislamientos de la vivienda, reducirá tu consumo en aire acondicionado y


calefacción

El ahorro en electricidad en el hogar proporcionado por las anteriores medidas es difícil de


cuantificar porque depende totalmente de las condiciones y equipos disponibles y de la
inversión efectuada, pero según estudios realizados por agencias energéticas y
organizaciones del sector eléctrico, si se aplican al menos 3 de las anteriores medidas se
puede conseguir un ahorro de hasta el 20% en la factura de la luz. La aplicación de parte o
la totalidad de estas medidas supone un avance hacia una economía sostenible.

Complementando lo anteriormente mencionado, a continuación, se detalla la diferencia en


consumo de energía por medio del uso de electrodomésticos AAA (también denominados
A+++) comparados con los tradicionales:

Las medidas de Eficiencia Energética denominadas “pasivas” como el aislamiento o los


equipos de bajo consumo no resultan suficientes para afrontar los desafíos que nos tiene
reservados nuestro futuro energético.
Debe considerarse el consumo de energía neta de un edificio: la diferencia entre la energía
consumida y la energía producida. Para asegurar que un edificio es productor de energía
neta, debe reducirse el consumo y compensar la energía utilizada produciendo energía a
partir de fuentes renovables.
Para ello es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos relativos a la Eficiencia
Energética de las instalaciones:

Reducir el consumo mediante la implantación de soluciones de Eficiencia Energética activa.


Producir energía limpia a partir de recursos renovables.
Optimizar el consumo mediante el uso de las últimas tecnologías. Dentro del proceso de
mejora energética deberá tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

• Medición No se puede gestionar lo que no se puede medir. La medición constituye el primer


paso fundamental para aumentar la concienciación y cambiar los hábitos y
comportamientos.
Diferentes estudios demuestran que solamente midiendo los diferentes consumos e
informando al usuario, pueden alcanzarse ahorros de hasta el 10%. En cualquier caso, la
medición será el primer paso indispensable de cualquier auditoría energética.

• Reducción del consumo energético y de costes energéticos


Podrá conseguirse instalando diferentes sistemas de control y automatismos que aseguren
que sólo se utiliza la energía que realmente se necesita. Deberán añadirse servicios de
supervisión y mantenimiento para lograr que las mejoras que se han implementado sean
duraderas. Con la instalación de estos equipos pueden obtenerse ahorros de hasta el 20%.
Se deberán utilizar estrategias que optimicen o reduzcan la adquisición de energía y los
costes de gestión. Para este fin se podrá optar por una energía renovable, como la energía
fotovoltaica para generar electricidad. De este modo pueden conseguirse ahorros de hasta
el 30%