Anda di halaman 1dari 136

CÓMO SER MÁS PRODUCTIVO

35 hábitos para ser más eficiente


Toma nota de estos tips relacionados con tu rutina, agenda, mente y cuerpo para
terminar más pendientes en menos tiempo.
¿Conoces a ese tipo de personas que hacen tantas cosas que parece que tienen
30 horas al día, mientras que el resto de nosotros tenemos únicamente 24? Ya
sabes, aquellos que pareciera que terminan más cosas antes del desayuno que tú
en toda la jornada.
La buena noticia es que puedes ser uno de ellos. A continuación te compartimos
35 hábitos para aprovechar al máximo cada minuto:

En la tecnología
1. Limita las respuestas de email y sólo tarda un minuto a lo máximo en contestar
cada correo
2. Si no entiendes el motivo u objetivo de un email, no lo respondas
3. Apaga las noticias; la mayor parte de las veces no ocurre nada importante
4. No respondas al teléfono ni los mensajes, a menos de que sea una emergencia
5. Usa atajos en el teclado de tu computadora

En tu vestimenta
6. Define un uniforme de moda y úsalo diariamente. Esta estrategia ha sido usada
por personajes como Hillary Clinton, Barack Obama, Mark Zuckerberg y Steve
Jobs
7. Lleva un atuendo formal (como un buen saco) siempre contigo
8. Deshazte de lo que ya no usas

En tu cuerpo
9. Define horarios para comer, dormir y ejercitarte
10. Controla la ansiedad con ejercicio (como correr, nadar y bailar)
11. Duerme más; serás más productivo
12. Tómate una siesta cuando decaiga tu energía

En tu horario
13. Haz las cosas más fáciles primero
14. Prioriza un pendiente cada día
15. Establece una rutina diaria
16. No tengas reuniones hasta que sean decisivas
17. Es mejor terminar una tarea a que quede perfecta desde el principio

En tu alimentación
18. Haz de tu dieta una rutina
19. Come alimentos saludables
20. Apuesta por pedir a domicilio para ahorrar tiempo

En tu mente
21. Identifica tu regla de 80/20: ¿Qué 20% de tu trabajo produce el 80% de tus
resultados?
22. Enfócate en lo importante
23. Empieza una agenda de ideas, y hoy mismos trabaja en ella
24. Elimina decisiones triviales como qué ropa ponerte
25. Aprende a ignorar. No necesitas responder a todo
26. Haz un boceto imperfecto; edítalo después
27. Trata a tu tiempo como si fuera dinero
28. Delega cuantas tareas sea posible

Otros tips
29. Visualiza el resultado final de tu producto
30. Empieza antes de sentirte preparado
31. Cuando tengas una duda, asume que estás en lo correcto. Ser decisivo es ser
productivo
32. Si tienes un bloqueo mental, crea un mapa mental
33. Si no puedes escribirlo, grábalo
34. Cuando leas algo útil, escríbelo

35. Prepara cuanto sea posible la noche anterior. Te ahorrará varias horas en tu
jornada

6 pasos para ser extremadamente eficiente


La organización y eficiencia es fundamental en todo trabajo. Descubre cómo sacar
el máximo provecho a esta habilidad.
Cuando tienes mucho trabajo y vives ocupado, la clave es la organización y ser
altamente eficiente. Por ello, toma nota de los siguientes 6 pasos que el orador
motivacional, autor y destacado coach corporativo Joseph Grenny ha desarrollado
para perder menos tiempo en el cumplimiento de sus tareas. ¡Toma nota!

1. Descubre instancias de tiempo perdido en tu día

Tómate 5 minutos en la mañana para revisar tus horarios del día. Puede que
tengas mucho tiempo libre mientras te encuentras en el aeropuerto esperando
subir al avión, o antes de una reunión, en el retorno a tu casa o en otro patrón
diario de actividad. Ya sean 5 minutos o 2 horas, siempre encontrarás algo útil
que hacer con tu tiempo. Prevé y planea con antelación para maximizar ese
tiempo y no perder horas ni minutos mirando al vacío.
2. Prepárate

Grenny dice que la clave para ser efectivo cuando tienes tiempo es estar bien
preparado. Debes saber qué necesitas hacer y priorizar tus tareas, además de
asegurarte de tener los recursos que necesitas al alcance de la mano para
completar la tarea. El uso de dispositivos móviles y apps de la nube te
permitirán acceder a la información de la red, aplicaciones y documentos que
necesites dondequiera que estés.

3. Considera cuanto supone decir “sí” a una oportunidad

Antes de comprometerte a algo, tómate un momento para pensar a lo que


deberás renunciar para poder cumplir. Debes asegurarte que dispones
correctamente de tu tiempo y lo inviertes en las cosas más importantes y no
decir sí a toda oportunidad.

4. Arma listas

Grenny considera que las listas son una manera muy útil para establecer
metas. Incluso cuando solo tienes una hora, tómate el tiempo de hacer un
listado de cosas que quieres lograr en ese tiempo. Esto te ayudará a priorizar
las tareas y agrega un sentido de urgencia para no quedar atascado en una
única actividad.

5. Recompénsate

Una de las razones por lo que las personas pierden entusiasmo en la eficiencia
y la productividad es que sienten que siempre hay más cosas para hacer, más
metas para cumplir. Por ello es importante que te recompenses por aguantar
estas situaciones.

6. Delega las tareas

Es difícil de hacer y los emprendedores suelen pensar que es más sencillo


hacerlo todo ellos, pero Grenny destaca la importancia de entrenar a los
empleados a tener más responsabilidades. No puedes hacerlo todo solo, si no
delegas todo lo que haces que no supone el mejor uso de tu tiempo, estás
costando dinero a tu compañía, dice.

Regla 80/20 conocida como Principio de Pareto

Hoy vamos a hablar de la regla del 80/20 y veremos como es aplicable al


Marketing. También es conocida como el “Principio de Pareto”. Se basa en
predecir de un modo aproximado que el 20 por ciento de las acciones
producen el 80 por ciento de los resultados, mientras que el 80 por ciento que
nos resta solamente produciría el 20 por ciento de los resultados.

La regla 80/20 la podemos aplicar a nuestras estrategias de Marketing,


pensando que de alguna manera seríamos capaces de con poner en
funcionamiento exitosamente tan sólo el 20 por ciento de las acciones del Plan
de Marketing, obtendremos el 80 por ciento de los resultados de la campaña.
Si por ejemplo aplicamos esta regla 80/20 a los Social Media podemos decir
que el 80 por ciento de los usuarios están concentrados en la utilización de un
20 por ciento de las plataformas existentes para las redes sociales. Si echáis
un vistazo a informes de estadísticas del uso de las redes sociales,
comprobareis que esto se cumple perfectamente, ya que dichos informes nos
dicen que los usuarios se concentran fundamentalmente en el uso de unas
pocas plataformas tales como Twitter, Facebook, Flickr, Youtube y Linkedin.

Una aplicación de la regla 80/20 que puede ayudarnos es por ejemplo para
identificar el 20 por ciento de las plataformas que comprenden al 80 por ciento
de los usuarios en función del público objetivo que precise nuestra campaña,
siendo así más fácil centrar nuestros objetivos del Plan de Marketing sobre
dichas plataformas. Estamos centrándonos en este ejemplo en las redes
sociales, pero imaginad cualquier otro tipo de campaña online que mediante el
uso de la regla del 80/20 identifiquemos el objetivo que provoca mayores
resultados.. Volviendo al ejemplo de las redes sociales, que hoy en día creo
que es una de las mayores fuentes para catapultar nuestras campañas, el
proceso es fácil. Debemos realizar una investigación inicial, completando la
audiencia que estimemos en cada una de las plataformas que hayamos
seleccionado en nuestro estudio y que se corresponden al tipo de público
objetivo que hayamos elegido, y ver cuales nos aportan el porcentaje más
elevado en cuanto a la audiencia. Así pues centraremos el mayor esfuerzo de
nuestra campaña en atender y satisfacer las plataformas que mayor número de
usuarios nos reportan.

La regla 80/20 es una regla sencilla pero que si la aplicáis a distintos tipos de
mercados veréis como la regla del 80/20 se cumple en la mayoría de los
casos, sirviéndonos para simplificar nuestras estrategias. Os voy a dejar un
sencillo video tutorial de como realizar un Diagrama de Pareto para que lo
podáis usar en vuestras campañas.

6 actitudes que las personas exitosas evitan


El éxito es un camino difícil, para el que debes ser perseverante y estar
constantemente construyendo. Por ello hay hábitos y actitudes en los que no
puedes caer si quieres mantenerte allí. Toma nota.
El éxito como la posibilidad de alcanzar lo que más deseas, de forma
individual y auténtica, y no como una herramienta para medir la riqueza o los
logros. Quienes aman lo que hacen y son exitosos en ello, no solo tienen hábitos
constantes que les aseguran su éxito sino que además evitan acciones negativas
y mentalidades que aquellos que fracasan suelen tomar. Por ello, si quieres
triunfar en lo que amas, evita los siguientes 6 comportamientos:
1. Tener una mentalidad limitada

La mentalidad limitada supone una manera restringida de ver el mundo y las


posibilidades en él. Te lleva a creer que lo que te ocurre está fuera de tu
control: la economía, tu industria, tu jefe, tu pareja...Esta mentalidad se centra
en las injusticias y la incapacidad de superar desafíos y retos. Si inviertes este
pensamiento, y concibes sin horizontes marcados, podrás enfrentarte a tus
obstáculos y creer en ti mismo para hacerlo.

2. Confundir las ilusiones con la toma de acción

Los profesionales exitosos persiguen resultados que fluyen orgánicamente de


su accionar. Quienes fracasan se apegan a sus fantasías que pueden mitigar
momentáneamente su situación negativa y dolor pero no tiene una base real.
Es fundamental que tomes acción para lograr lo que deseas y alcanzar el éxito.
Los objetivos son importantes, pero para triunfar necesitas desarticularlos en
metas más pequeñas y posibles.

2. No expresar tu opinión o tomar el mando

Las personas exitosas conocen su poder y no temen usarlo y expresarse.


Abogan y negocian fuertemente por sí mismos y otros, por lo que desean y les
preocupa. No se esconden de los demás, dan a conocer su opinión y se
destacan de su competencia gracias a ello. Conocen su valor único y lo que
aportan, enfrentan los desafíos con calma, apertura y gracia.

3. No invertir lo suficiente en ti mismo

Aquellos que se sienten fracasados y frustrados se niegan a invertir tiempo,


dinero y energía en sí mismos y en su crecimiento personal. Sólo se sienten
cómodos poniendo las necesidades de los demás por encima de las suyas.
Sienten culpa, vergüenza e incluso ansiedad ante la idea de que lo merecen.
Por el contrario, las personas exitosas toman las riendas de su carrera y
gastan dinero, esfuerzo y tiempo en su formación y crecimiento porque saben
que redituará eventualmente.

4. Resistirse al cambio

Los profesionales exitosos no se dejan ahogar por los cambios, sino que fluyen
con ellos, son flexibles. Siguen las tendencias y las acogen, van con la
corriente. Reaccionan a lo que tienen enfrente e improvisan hábilmente.

6. Atender a los prioridades de los demás que a las personales

Para ser exitoso debes saber lo que importa más para ti: tus prioridades,
valores, preocupaciones, misión y propósito. No vagan sin dirección en el mar
de posibilidades, sino que son los dueños de su destino, saben adónde quieren
ir y toman medidas sólidas para llegar allí. Tienen límites bien definidos, saben
cuándo terminan ellos y comienzan los demás, quieren crear un legado y
honrar cada día.

¿Conoces la Ley de Pareto?

Es aquella que está directamente relacionada con el 80/20.

Es posible que hayas escuchado algo de ello al respecto, o que incluso la apliques
día a día. Sin embargo hoy veremos una buena manera de aplicarla en nuestra
vida personal para maximizar nuestra productividad y mejorar nuestros resultados.

La ley de pareto dice que el 20% del esfuerzo genera el 80% de los resultados.
Pareto (que es el apellido de quien postuló esta ley) descubrió con experimentos
que esta ley aplica a montones de situaciones en la vida real, y que si bien en
muchas ocasiones puede que no sea un 20% o un 80% exacto (podría ser 23% y
79%) que por lo regular esos valores se encuentran al rededor de 20 y 80.
Lo más interesante de todo es la cantidad de situaciones en las que aplica, como
veremos a continuación. Aprender a aprovechar esta ley puede brindarnos
grandes beneficios y reducir nuestro esfuerzo.

El Principio De Pareto

Una forma más general de la Ley de Pareto podría ser la siguiente: El 80% de las
consecuencias proviene del 20% de las causas.
Pareto se dio cuenta que el 80% de los patrimonios de su país, eran propiedad del
20% de la población. A través de los años también observó este interesante efecto
en diferentes aspectos tales como:

 El 20% de las personas que conoces te proveen el 80% de soporte y satisfacción


(amistad, amor… etc)

 El 20% de los clientes generan el 80% de los ingresos de un negocio

 El 80% de tu éxito depende del 20% de tu esfuerzo

 El 20% de los ejercicios que realices le significarán un 80% de beneficios a tu


cuerpo

La ley de Pareto nos da entonces un buen punto de partida y el mejor consejo que
podemos aplicar de dicha ley es el siguiente:

No trates de hacer más. Simplemente haz más de lo que funciona.

—Juan Sebastián Celis Maya


El 20% de nuestros pensamientos crean el 80% de las manifestaciones que
realizamos, por lo que si controlas tu forma de pensar optimizando al menos un
20%, ya tienes asegurado el 80% de tu éxito al menos manifestando lo que
deseas.

Por otro lado, si detectas exactamente y en diferentes aspectos de la vida cuáles


son esas acciones que componen tus 20%, hacer más de eso que funciona, sin
duda alguna te traerá muchos beneficios.

Supongamos que en tu empresa el 20% de tus clientes son ideales y que te


generan el 80% de tus ingresos. Si pudieses conseguir más clientes como esos y
deshacerte de los demás (luego de atenderlos bien, claro), la regla de Pareto
seguiría aplicando igual, un nuevo 20% de tus clientes generaría un 80% de tus
ingresos, pero este 80% sería mucho más grande debido a que los clientes ya se
componen en calidad y no en cantidad.

¿Cómo Saber Si Estamos Trabajando En Ese 20%?

Lo más importante de la Ley de Pareto y la mejor forma de aprovecharlo, es


enfocar esfuerzos y concentración en el 20% de las actividades y situaciones de la
vida.

Sin embargo muchas veces no es tan fácil saber si efectivamente nos estamos
enfocando en dicho 20%, para lo cual he aquí algunos consejos a tener en cuenta.

Si estás trabajando en tu 20% entonces:

 Te sientes bien porque estás haciendo lo que te gusta (o lo que siempre has
querido hacer) o simplemente sabes que eso contribuye al logro de tus propósitos.

 Estás realizando tareas en las que sabes que procrastinarías pero al ser tan
esenciales esto no llega a ocurrir.

 Delegas tareas que no son realmente tan importantes.

De igual manera, si no estás aprovechando tu 20% entonces ocurrirá lo siguiente:

 Estarás haciendo lo que otras personas quieren que hagas.

 Estarás haciendo cosas para las que no eres bueno.

 Estarás haciendo cosas que no te gusta hacer (como ir a trabajar, que por otro
lado no contribuye con tus propósitos y objetivos de vida)

 Estarás haciendo cosas que normalmente tomarán mucho esfuerzo y energía de


tu parte.

Con un poco de esfuerzo y la aplicación de la Ley de Pareto, podemos ahorrar un


montón de energía física y emocional para concentrarnos en cuestiones
importantes que realmente enriquezcan nuestra vida.

Finalmente, algo importante a tener en cuenta es que la Ley de Pareto también


funciona al revés, de modo inverso. Así como el 20% de tus clientes generan el
80% de tus ingresos, el 80% restantes de tus clientes supondrán tan sólo el 20%
de tus ingresos.
El 20% de tus ingresos será el resultado del 80% de tu esfuerzo, por lo que es
importante que te replantees la manera como optimizas estas cuestiones para que
de esa forma tus esfuerzos disminuyan.

El 80% de las personas te reportan el 20% de beneficios, por lo que ten cuidado
con quien te rodeas, y pasa más tiempo con el 20% verdaderamente importante.

El 80% de los libros que leas sólo te servirán en un 20%, así que aprovecha para
leer mejores libros y aumenta los alcances de tu 80% de resultados.

101 frases de crecimiento personal para meditar y acercarte a una vida


más plena. Haz que tu día a día sea cada vez mejor, cambiando tu forma de
pensar con la ayuda de estas inspiradoras reflexiones.

Frases de crecimiento personal

Si no es correcto, no lo hagas. Si no es verdad, no lo digas

No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió

Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién
se puede enamorar de tu sonrisa. Gabriel García Márquez.

Si estás buscando a esa persona que piensas que va a cambiar tu vida… te doy
una pista, échale un vistazo al espejo.

La mayoría de gente escucha con la intención de responder, no con la intención


de comprender. A. C. Doyle

Cuando estrés triste, ponte a cantar. Cuando estés alegre, ponte a llorar. Cuando
estés vacío, de verdad vacío, ponte a mirar. Jaime Sabines.

Regla áurea: no hay que juzgar a los hombres por sus opiniones, sino por lo que
las opiniones hacen de ellos.
No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho. Séneca.

La comunicación influye en las relaciones humanas y condiciona nuestras vidas,


pero es una necesidad inherente del ser humano para expresar lo que se piensa y
se siente.

Derrama flores por donde vayas, porque no sabes si volverás a pasar por el
mismo sitio.

Si no te atreves a abrir tus puertas y atravesarlas, jamás sabrás lo que hay al otro
lado.

No cambié, sólo aprendí, y aprender no es cambiar, es crecer.

Los ojos son para mirar, las manos para coger, la cabeza para pensar y el corazón
para amar

Un tulipán no trata de impresionar a nadie. No se esfuerza en ser diferente de una


rosa. No tiene que hacerlo. Es diferente. Y hay sitio en el jardín para cada una de
las flores. Marianne Williamson

Tienes millones de cosas para sonreír, no busques una para llorar.

Cuando alguien es grosero o te trata mal, no lo tomes como algo personal. No dice
nada acerca de ti, pero sí acerca de esa persona.

El coraje no siempre ruge, a veces sólo es una silenciosa pero poderosa voz
interior que dice: “mañana lo volveré a intentar”.

En el amor sano, no cabe la resignación ni el martirio. Si tienes que anularte o


destruirte para que tu pareja sea feliz, estás con la persona equivocada. Walter
Riso.
Si te aferras a quien no te quiere, es igual que si lo hicieras a un cactus, cuanto
más te acerques a él, más daño te haces a ti mismo.

Cualquier largo viaje empieza con un pequeño paso. Lao Tse

La lengua no tiene huesos, pero es lo suficientemente fuerte como para romper un


corazón. Por seo, ten cuidado con lo que dices…

Todos nacimos con alas, pero es nuestra tarea aprender a volar.

Las cosas sólo tienen el valor que les damos. Molière.

La felicidad es interior, no exterior, por lo tanto, no depende de lo que tenemos,


sino de lo que somos. Pablo Neruda.

Tu vida irá hacia adelante, cuando te apartes de las personas que te llevan hacia
atrás.

La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo, o más
exactamente, a pesar de ti mismo. Víctor Hugo.

No mires hacia atrás preguntándote ¿por qué?, mira hacia delante preguntándote
¿por qué no?

Quiero actualizar mi mente. Eliminar todos mis problemas, deshacer todos mis
errores, y guardar todos los momentos felices.

Tus pensamientos te llevan a tus propósitos, tus propósitos a tus acciones, tus
acciones a tus hábitos, tus hábitos a tu carácter, y tu carácter determina tu destino.

El cambio siempre supone resistencia, porque establecer un nuevo hábito supone


un esfuerzo y todo nuestro ser nos pide, aunque nos estemos comportando de
forma perjudicial para nosotros mismos, seguir actuando como lo veníamos
haciendo.

La valentía más grande de un ser humano es mantenerse en pie, aún cuando se


esté cayendo a pedazos.

La lengua no tiene huesos, pero es suficientemente fuerte como para romper un


corazón, por eso ten cuidado con lo que dices.

Es preciso eliminar lo que es inútil en ti y en tu vida, para que la prosperidad venga

Sé bueno a causa de tu energía; nunca seas bueno a causa de tu debilidad.

Nadie se da cuenta de que hay alguna gente que gasta excesiva energía
simplemente para parecer normal.

Cuántas cosas perdemos por miedo a perder…

No tengas miedo de avanzar y arriesgarte, ten miedo de no hacer nada y quedarte


en el camino.

Bloqueas tu sueño cuando permites que tu miedo sea más grande que tu fe.

Cuando intentamos descubrir lo mejor que hay en los demás, vemos lo mejor de
nosotros mismos.

Si alguien te trata groseramente no te sientas mal, no dice nada de ti, si no de ella


misma.

Hay silencios que lo dicen todo, y palabras que no dicen nada…

¿Y si cambias a las personas que nos quitan el tiempo, por aquellas que nos
quitan la noción del tiempo?
El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino
en mirar con nuevos ojos. M. Proust

Nuestra vida transcurre en nuestra propia mente, la guerra está en nuestra


cabeza, y sólo nosotros podemos devolvernos la paz.

No hay barrera, cerradura ni cerrojo, que puedas imponer a la libertad de mi


mente. Virginia Woolf

Si alguien quiere entrar en tu vida, que entre, si alguien quiere salir de tu vida, que
salga. Pero no permitas que se queden en la puerta, porque estorban.

Nuestra vida transcurre en nuestra propia mente. La guerra está en nuestra


cabeza y sólo nosotros podemos devolvernos la paz.

Es mejor caer en la realidad, que volar en la mentira.

Si amas una flor, no la recojas. Porque si lo haces, esta morirá y dejará de ser lo
que amas. Entonces, si amas una flor, déjala ser. El amor no se trata de
POSESIÓN. El amor se trata

La vida sería imposible si todo se recordase. El secreto está en saber elegir lo que
debe olvidarse.

Nos pasamos tanto tiempo mirando la puerta que se cierra, que no nos damos
cuenta de todas las que se están abriendo.

No puedes evitar que los pájaros de la tristeza vuelen sobre ti, pero si puedes
evitar que aniden en tu cabello. Proverbio chino

Si sabes que tu intención fue dar lo mejor, no tienes nada que lamentar.
Cada instante que pases disgustado, desesperado, angustiado, furioso o dolido, a
causa del comportamiento de otra persona, es un instante en el que renuncias al
control sobre tu vida.

A veces no necesitamos consejos. A veces simplemente necesitamos a alguien


que nos escuche!

¿Por qué, en general, se rehuye la soledad? Porque son muy pocos los que
encuentran compañía consigo mismos.

Lo muy lejano sólo es muy lejano, sino viajamos hasta allá

Cuando dejas de perseguir las cosas equivocadas, la correcta llega y te atrapa.

El amor es lo único de lo cual nunca tenemos bastante, y también es lo único que


no damos suficiente.

La vida es aquello que va sucediendo, mientras te empeñas en hacer otros


planes…

No necesitas nada que te complete, sólo necesitas aceptarte completamente.

La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio, hay que seguir
pedaleando. A. Einstein

El respeto… se gana. La honestidad… se aprecia. La confianza… se adquiere. La


lealtad… se devuelve

Si estas atravesando un infierno, sigue caminando. Winston Churchill

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los


creamos. A. Einstein
No te preocupes, solo cae quien está de pie. Los que nunca han caído, es porque
probablemente se han arrastrado toda su vida.

El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error


mayor. Confucio

La única vez que se debe mirar hacia atrás en la vida, es para ver lo lejos que
hemos llegado.

La vida está hecha para disfrutar de cada momento, no sólo para sobrevivir.

Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla.

Voy a ser feliz, porque es bueno para la salud.

En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de


interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como
seguras. Bertrand Russell

Hace falta alejarse de vez en cuando, para ver quién está dispuesto a seguirte.

No llores por alguien que te hizo daño, sólo sonríe y dile: gracias por darme otra
oportunidad para encontrar a alguien mejor que tú.

Ni tu eres para tanto, ni yo para tan poco…

Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación; tu conciencia es lo que


eres, tu reputación es lo que los demás piensan que eres.

El amor no correspondido no es lo peor, lo peor es no tener a nadie a quien valga


la pena amar

En tus peores momentos conocerás a quien debe estar en los mejores…


Si me siento deprimido, cantaré. Si me siento triste, reiré. Si me siento enfermo,
redoblaré mi trabajo. Si siento miedo, me lanzaré adelante. Si me siento inferior,
vestiré ropas nuevas.

Si me siento inseguro, levantaré la voz. Si siento pobreza, pensaré en la riqueza


futura. Si me siento incompetente, recordaré éxitos del pasado.

Si me siento insignificante, recordaré mis metas. Hoy, sin lugar a dudas, seré
dueño de mis emociones. Og Mandino

Durante la toma de decisiones, la mejor cosa que puedes hacer es lo correcto, la


segunda mejor cosa es lo incorrecto, y lo peor que puedes hacer es quedarte con
los brazos cruzados. T. Roosevelt

Los errores suelen ser el puente entre la inexperiencia y la sabiduría.

Frases de Crecimiento Personal

No es cierto que puedes tropezar dos veces con la misma piedra, la primera vez
es mala suerte, la segunda es una decisión.

Si alguien trae a tu vida más problemas que alegrías, tal vez sea el momento de
indicarle amablemente la puerta de salida.

Para enfrentar un problema has de mirarlo de frente, sin miedo a buscar la


solución. Incluso si el mundo entero te abandona, recuerda que siempre te tienes
a ti mismo.

Aunque la vida nos golpee no hay razón por dejarlo todo hay; tenemos que
levantarnos con las mismas ganas como cuando nos caímos y seguir adelante con
muchas más ganas.
Nos envejece más la cobardía que el tiempo, los años solo arrugan la piel, pero el
miedo arruga el alma. Facundo Cabral.

No llores por quien no te ama, ama a quien llora por ti…

Hay tres cosas en la vida, que una vez que pasan ya no regresan: el tiempo, las
palabras, las oportunidades.

A veces hay que retirarse, romper y cortar. dejar morir lo viejo, para renacer…

Cuando ya no somos capaces de cambiar la situación, nos encontramos ante el


desafío de cambiarnos a nosotros mismos.

Una experiencia nunca es un fracaso, pues siempre viene a demostrar algo. T. A.


Edison

Tengo mi propia versión del optimismo. Si no puedo cruzar una puerta, cruzaré
otra o haré otra puerta. Algo maravilloso vendrá, no importa lo oscuro que esté el
presente.

La persona más influenciable con la que hablaras todo el día eres tú mismo. Ten
cuidado entonces acerca de lo que dices a ti mismo. Zig Ziglar

La opinión de los demás sobre ti no tiene que volverse tu realidad. Les Brown.

La adversidad y la perseverancia pueden diseñar tu vida. Ellas dan un valor y


autoestima que no tiene precio. Scott Hamilton

Recuerda, no seas tan blando que te expriman, ni tan duro que te rompan. Más
bien sé sereno para que toleres, y sabio para defenderte.

Que algo no funcione como tú esperabas no quiere decir que sea inútil. T. A.
Edison
Puedes censurar a un amigo en confianza, pero debes alabarlo delante de los
demás.

Más frases para la vida

Las 101 mejores frases positivas para el logro

101 Frases positivas para el logro, para reflexionar y ayudarte en la superación


personal. Vive con plenitud y consciencia tu vida con la ayuda de estas sabias
palabras.

Frases para el logro

Empieza haciendo lo necesario, después lo posible, y de repente te encontrarás


haciendo lo imposible. San Francisco de Asís

Sé concreto con tus deseos, perseverante con tus acciones y agradecido con tus
posesiones.

No se puede atravesar el mar simplemente mirando el agua. Rabindranath Tagore

Es necesario enfocarse en los logros pequeños, en lugar de los grandes. Porque


al no lograr algo grande se va perdiendo la autoestima.

Si caminas solo, irás más rápido, si caminas acompañado, llegarás más lejos.
Proverbio chino.

La carrera no siempre la ganan los más veloces, sino los que siguen corriendo…

Quien te ama acepta tu pasado sin juzgarte, vive tu presente sin señalarte y sueña
tu futuro… sin cambiarte.
No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa,
es la clase.

No digas no puedo ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del


humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes. Facundo
Cabral.

El descubrimiento es ver lo que todos han visto y pensar lo que nadie ha pensado.
Jonathan Swift

Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un


carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.

Nunca pierdas la fe. Los mejores comienzos vienen después de los peores finales.

El secreto del éxito en la vida de un hombre está en prepararse para aprovechar la


ocasión cuando se presente. Benjamin Disraeli

Los grandes logros nacen de grandes sacrificios, y nunca son fruto del egoísmo.
Napoleon Hill

El éxito consiste en vencer el temor al fracaso. Charles Augustin Sainte-Beuve

El éxito es ese viejo trío: habilidad, oportunidad y valentía. Charles Luckman

Todos tenemos tiempo para aprovechar o para perder y es nuestra decisión qué
es lo que hacemos con él. Pero ten en cuenta que una vez pasado, jamás se
recupera. Bruce Lee

El peor de todos los pasos es el primero. Cuando estamos listos para una decisión
importante, todas las fuerzas se concentran para evitar que sigamos adelante. Ya
estamos acostumbrados a esto. Es una vieja ley de la física: romper la inercia es
difícil. Como no poder cambiar.
No hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando
arduamente y aprendiendo del fracaso. Colin Powell

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía
atómica: la voluntad. Albert Einstein

Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a
conseguirla. Paulo Coelho

Es mejor hacer algo imperfectamente que hacer nada perfectamente. Robert


Schuller

Twitter te hace pensar que eres sabio, Instagram que eres fotógrafo y Facebook
que tienes amigos… El despertar va a ser duro. J. F. Leroy

Nunca renuncies a un sueño sólo por el tiempo que se necesita para lograrlo. El
tiempo pasará de todos modos.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu


vida. Confucio

Si no eres feliz.. Busca tu felicidad. Si tienes sueños… realízalos. Si tienes


miedos… véncelos. Si quieres cambiar tu vida…actúa y si quieres ser infeliz…
sigue donde estas. Arlene Mulero

El mayor error que una persona puede cometer es tener miedo de cometer un
error. Elbert Hubbard.

La gente a la que le va bien la vida es la gente que va en busca de las


circunstancias que quiere y, si no, las encuentra. George Bernad Shaw.

El éxito parece ser en buena parte cuestión de perseverar después de que otros
hayan abandonado. William Feather.
Nadie nunca logró nada espléndido fuera de quienes se atrevieron a creer que
algo dentro de ellos era superior a las circunstancias. Bruce Barton.

Aunque la vida nos golpee no hay razón por dejarlo todo ahí; tenemos que
levantarnos con las mismas ganas como cuando nos caímos y seguir adelante con
muchas más ganas. Lgapa.

La mejor manera de crecer es cayéndose y la forma más útil de ayudar a alguien


es únicamente acompañándolo mientras se levanta. Carlos Cuahutemoc Sánchez.

La vida es cambio forzoso, el crecimiento es opcional; elige cuidadosamente.


Anónimo.

Si no te gusta algo, cámbialo; si no lo puedes cambiar, cambia tu actitud; pero no


te quejes. Maya Angelou.

La tortuga es lenta y vive muchos años, un relámpago es demasiado rápido pero


solo dura un instante, así es la vida vive rápido y morirás rápido vive lento y con
sabiduría y alargaras tu vida.

Cuando la vida te ofrezca un limón, exprímelo y haz limonada. W. Clement Stone.

Ponte de frente al sol y las sombras quedarán detrás de ti. Proverbio mahorí.

Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir
las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo. Paulo
Coelho.

El camino es el que nos enseña la mejor forma de llegar y nos enriquece mientras
lo estamos cruzando. Paulo Coelho.

La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los


problemas que en afrontarlos. Henry Ford.
Para que todo vaya mejor, es necesario que sepas lo que quieres. Paulo Coelho.

Las cosas simples son las más extraordinarias y sólo los sabios consiguen
verlas. Paulo Coelho.

Todas las batallas en la vida sirven para enseñarnos algo, inclusive aquellas que
perdemos. Paulo Coelho.

Cada ser humano tiene, dentro de sí, algo mucho más importante que él mismo:
su don. Paulo Coelho.

Cómo podrías renacer sin antes haber quedado reducido a ceniza. Friedrich
Nietzsche.

Los obstáculos son esas cosas espantosas que ves cuando apartas los ojos de tu
meta. Henry Ford.

¿Cómo es posible alcanzar una estrella? Solo mira dentro tuyo… ¡encontrarás la
mejor que puedas conocer! Miguel Rico Lopez.

Lo más grande en este mundo, según cierto filósofo, es un buen hombre que lucha
contra su suerte, pero todavía hay quien lo supera y es el que intenta socorrerlo.
Oliver Goldsmith.

Cada persona ha tenido momentos y episodios en su vida que más le valdría no


haber superado. Anónimo.

Despreciar a otros que nos superan es el arte más vil de todos, pero uno de los
más seguros para acreditarse entre sus plebeyos. Benito Jerónimo.

Si queréis igualar a muchos, procura superar a todos en pureza de conducta y


buenas formas. Lord Chesterfield.
Aquello que habita en el pasado y aquello que habita el futuro es solo una
pequeña cosa comparado con aquello que habita dentro de nosotros. Ralph Waldo
Emerson.

Nada sobre esta tierra puede detener al hombre que posee la correcta actitud
mental para lograr su meta. Nada sobre esta tierra puede ayudar al hombre con la
incorrecta actitud mental. Thomas Jefferson.

Hay tres tipos de personas. Los que hacen que las cosas pasen; los que miran las
cosas que pasan y los que se preguntan qué paso. Nicholas Murray Butler.

El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero solo el necio se queda sentado


en él. Proverbio.

Si A es el éxito en la vida, entonces A = X + Y + Z. Donde X es trabajo, Y es placer


y Z es mantener la boca cerrada.

Una persona usualmente se convierte en aquello que él cree que es. Si yo sigo
diciéndome a mí mismo que no puedo hacer algo, es posible que yo termine
siendo incapaz de hacerlo. Por el contrario si yo tengo la creencia que si puedo
hacerlo, con seguridad yo adquiriré la capacidad de realizarlo aunque no lo haya
tenido al principio. Gandhi.

El orgullo te podrá hacer sentir fuerte, pero jamás te hará sentir feliz.

Cuando sientas ganas de llorar delante de la gente piensa en lo siguiente, porque


quien te conoce “ríe”, quien te odia “disfruta”, pero quien te ama “sufre”.

Las mejores cosas de la vida, no son las cosas ni los objetos que has comprado ni
adquirido. Son los momentos vividos, las emociones sentidas, los recuerdos
felices y las lecciones aprendidas.
Debes de pensar que en algún lugar del mundo alguien está esperando a que
llegues a su vida. Alguien está soñando en una persona como tu… ten fe en que
le encontrarás.

Aunque sientas que se te haga tarde en la vida, no te desalientes, el amor siempre


llega a tiempo.

Mientras esperas lo que nunca llegará, aparece lo que menos te esperabas.

Si quieres comprender la palabra felicidad tienes que entenderla como


recompensa y no como fin.

Si fallaste ayer, no importa, hoy tienes la oportunidad de comenzar de nuevo.

Si quieres que tus sueños se realicen, ayuda a alguien a hacer los suyos realidad.

Aprende a apreciar lo que tienes antes de que el tiempo te enseñe a apreciar lo


que tuviste.

Valora a las personas que te dan motivos para sonreír, olvida a las que te hacen
llorar y quiere a las que te hacen amar.

Nunca te preocupes por encontrar las palabras correctas, solo asegúrate de que
sean sinceras.

En tus objetivos, el tren eres tú, la vía es el camino de la vida y la felicidad un buen
paisaje.

No culpes a la gente por decepcionarte, mejor cúlpate a ti mismo por esperar


demasiado de ellos.

Los malos momentos dejan de parecernos tan malos, cuando empezamos a


reconocer que nos dejaron lecciones muy buenas.
Todo empieza con un sueño. Suéñalo y podrás lograrlo. Walt Disney

Un viejo insoportable es lo que queda de alguien que se hizo viejo soportando a


los que ahora no lo pueden soportar. Mario Sarmiento.

No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz
interior. Steve Jobs

Cada lágrima nos enseña una verdad. Platón

No depende de ti ser rico, pero de ti depende ser feliz. Epícteto

Si no lo intentas nunca lo sabrás. Anónimo

El futuro no está por venir. Ya llegó. Philip Kotler.

El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños. Eleanor


Roosevelt

Ser pesimista es alargar tus problemas el doble del tiempo. Einstein

El éxito surge de la lucha contra los obstáculos. Sin obstáculos no hay verdadero
éxito. Samuel Smiles

Sabemos lo que somos, pero aún no sabemos lo que podemos llegar a ser.
William Shakespeare

Lo bueno de los tiempos difíciles, es que siempre ahuyenta a los falsos amigos y
nos damos cuenta de quienes son los verdaderos.

Inclusive el miedo de morir no es nada comparado con el miedo de no haber vivido


una vida auténtica y completa. Frances M. Lappe
Tiene miedo de morir, pero ¿no recuerda haber sentido miedo de nacer?. Trevor
Kay

Hay 3 cosas que los niños pueden enseñar a los adultos: a estar siempre
contentos sin un motivo aparente, a estar siempre ocupado en algo y a exigir con
todas sus fuerzas algo. Paulo Coelho

Un solo enemigo puede hacer más daño que el bien que pueden hacer diez
amigos juntos.

El coraje no es la ausencia del miedo sino la habilidad de enfrentarlo. John


Putnam

Lo mejor que podemos hacer en favor de quienes nos aman es seguir siendo
felices. Émile Chartier

Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace. Jean Paul

La depresión es la inhabilidad de construir un futuro. Rollo May

El hombre que tiene miedo sin peligro, inventa el peligro para justificar su miedo.

No puede uno ser valiente si le han ocurrido sólo cosas maravillosas. Mary tyles

No quiero estar libre de peligros, solo quiero valor para afrontarlos. Marcel Proust

No os toméis la vida demasiado en serio, de todas maneras no saldréis vivo de


ésta. B. de Fontenelie

La belleza no es más que el envoltorio de un caramelo, puede que sea hermoso,


pero el contenido sea desagradable.
Una mujer bonita no siempre es inteligente; una mujer inteligente siempre es
bonita.

La belleza física no lo es todo… sino… la belleza psicológica enamora los sentidos


del ser humano.

La mayoría de las personas exitosas que he conocido son aquellas que escuchan
y hablan poco. Bernard M. Baruch

El esfuerzo y el coraje no son suficientes sin propósito y dirección. John F.


Kennedy

Eficiencia es hacer las cosas bien. Eficacia es hacer las cosas correctas. Peter F.
Drucker

Los pensamientos te llevan a tus propósitos, tus propósitos a tus acciones, tus
acciones a tus hábitos, tus hábitos a tu carácter y tu carácter determina tu destino.
Tyron Edwards

Las mejores frases para una mente positiva. Hay poderes dentro de ti, que si se
pudieras descubrir y utilizar, harías que todo lo que siempre soñaste.

Las mejores frases de energía positiva

Creo que estar enamorado de la vida es la clave para la eterna juventud. Doug
Hutchison

Lo verdaderamente importante en este mundo no es tanto dónde te encuentras,


como en qué dirección te estás moviendo.

Algunos hombres ven las cosas como son y se preguntan por qué. Yo sueño con
cosas que nunca fueron y me pregunto, que por qué no. George Bernard Shaw
Disfruta de la vida cuando las cosas estén sucediendo. No importa si se trata de
cosas buenas o cosas malas. Eso significa que estás vivo. Joan Rivers

Hay poderes dentro de ti, que si se pudieras descubrir y utilizar, harías que todo lo
que siempre soñaste o imaginaste que pueda llegar a ser.

Si no estás cometiendo errores, entonces no estás haciendo nada. Estoy seguro


de que quien vive la vida comete errores. John Wooden

Vive cada día como si tu vida acababa de empezar. Johann Wolfgang von Goethe

Las mejores y más bellas cosas en el mundo no se pueden ver, ni siquiera tocar,
deben ser sentidas por el corazón. Helen Keller

Cuando me dejo llevar por lo que soy, me convierto en lo que podría ser. Lao Tzu

La diferencia entre una persona con éxito y los demás, no es la falta de fuerza o
de conocimiento, sino más bien una falta de voluntad. Vince Lombardi

Cultiva tu mente con grandes pensamientos. Creer en cosas heroicas nos


convierte en héroes. Benjamin Disraeli

Busca el éxtasis en la vida; el mero sentido de la vida es suficientemente bonito.


Emily Dickinson

La alegría de mirar y comprender es el más bello regalo de la naturaleza. Albert


Einstein

Los sueños nunca desaparecen, siempre que las personas no los abandonen.

Belleza llama la atención, la personalidad gana el corazón.


Estamos aquí sólo de visita. No te apures, no te preocupes. Y asegúrate de oler
las flores a lo largo del camino. Walter Hagen

El ayer no es nuestro para recuperarlo, pero el mañana es nuestro para ganar o


perder.

No hay nada imposible, porque los sueños de ayer son las esperanzas de hoy y
pueden convertirse en realidad mañana.

No soy un producto de mis circunstancias. Soy un producto de mis decisiones

No esperes que lleguen las circunstancias ideales ni la mejor ocasión para actuar,
porque tal vez no lleguen nunca.

Toda la vida es un experimento. Experimentemos con pasión.

No se puede separar la paz de la libertad, porque nadie puede estar en paz


consigo mismo si no es libre.

La risa es un tranquilizante sin efectos secundarios.

Cuando escucho a alguien suspirar y decir: “La vida es dura”, siempre estoy
tentado a preguntar: “¿Comparado con qué?”. Sydney Harris

Encuentra un lugar en tu interior donde haya alegría, y la alegría derretirá al dolor.


Joseph Campbell

La verdad es que no se sabe lo que va a pasar mañana. La vida es un viaje loco, y


no se garantiza nada. Eminem

Por más difícil la vida pueda parecer, siempre hay algo que podemos hacer con
éxito. Stephen Hawking
Si la vida fuera predecible, dejaría de ser tan interesante y hermosa.

Qué Dios nos de la sabiduría para descubrir lo correcto, la voluntad para elegirlo y
la fuerza para hacer que perdure.

Todo el mundo tiene belleza, pero no todo el mundo puede verla.

Mi misión en la vida no es sólo sobrevivir, sino para prosperar; y hacerlo con un


poco de pasión, un poco de compasión, un poco de humor y un poco de estilo.
Maya Angelou

No te preocupes por los fracasos, preocúpate por las posibilidades que te pierdes
cuando no lo intentas

No temas a la vida. Cree que la vida vale la pena vivirla y tu creencia te ayudará a
hacerlo realidad. William James

Felicidad es el momento que no tiene prisa y que no quieres dejar ir jamás.

Lo más importante es disfrutar de la vida para ser feliz, es lo único que importa.
Audrey Hepburn

La verdadera oportunidad para el éxito se encuentra dentro de la persona y no en


el trabajo. Zig Ziglar

Es tu visión de la vida lo que cuenta. Si te tomas las cosas con más ligereza y no
demasiado en serio, muy pronto hallarás el humor en tu vida cotidiana. Y a veces
esto puede ser un salvavidas. Betty White

Me rodeo de gente positiva y productiva, de la buena voluntad y con buenas


costumbres. Ted Nugent
Siempre me gusta ver el lado optimista de la vida, pero soy lo suficientemente
realista como para saber que la vida es un asunto complejo. Walt Disney

Cuando me ponga frente a Dios al final de mi vida, podré decir con orgullo: he
usado todo lo que me diste.

Frases bonitas y pensamientos positivos

La mente pensante puede ser nuestro mejor sirviente o nuestro más terrible amo.

Nuestros cerebros son un teflón para lo positivo y un velcro para lo negativo.

He aprendido que las oportunidades NO se pierden nunca. Las que tú dejas


escapar, las aprovecha otro.

Si te detienes pensando en el tiempo perdido, lo estás perdiendo de nuevo.

La dirección es más importante que la velocidad… hay muchos que van rápido a
ningún lado.

Un sabio dijo: Tu edad no define tu madurez, tus notas no definen tu inteligencia y


los rumores no definen quien eres.

No compares tu vida con la de los demás. No existe comparación entre el sol y la


luna. Cada uno brilla cuando llega su tiempo.

Nadie se hace grande demostrando lo pequeños que los otros pueden ser. Grande
es aquel que puede engrandecer a las personas que tiene a su alrededor.

Tú creas tu propio universo conforme vas caminando. Winston Churchill

Di lo que te molesta cuando te moleste, no cuando te harte, así podrás hacerlo


con tus mejores palabras y no con tus mejores ofensas.
Las acciones hablan en voz más alta que las palabras.

Un hombre que no tiene imaginación queda atado a la tierra. No tiene alas, no


puede volar. Víctor Bockris

Tu sonrisa es tu logo, tu personalidad es tu tarjeta de presentación, y cómo se


sienten los demás después de una experiencia contigo, es tu marca registrada.
Jay Danzie

No importa si fallaste ayer, hoy tienes la oportunidad de empezar de nuevo.

Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes


hacer con lo que hay. Ernest Hemingway

Los débiles toman venganza, los fuertes perdonan y los inteligentes ignoran.

Cuando puedas explicar tu historia sin derramar lágrimas, sabrás que por dentro
ya te curaste.

Hemos nacido en este mundo para verlo y para escucharlo. cada uno de nosotros
le da sentido a la vida de los demás.

Existen tres clases de ignorancia: No saber lo que debiera saberse, saber mal lo
que se sabe y saber lo que no debiera saberse. François de Rochefoucauld

Cualquiera de nuestros defectos, si se le da la vuelta, se convierte en una de


nuestras virtudes; por desgracia, también es verdad lo contrario.

Pensar que no pensaré más en ti significa seguir pensando en ti. Déjame intentar,
pues, pensar en no pensar que pensaré más en ti.

Si permitimos que alguien nos haga hacer algo, siempre somos nosotros los
responsables.

No hay tiempo para el pasado, cuando el futuro tiene mejores oportunidades.

Cuando algo sale mal, no eres un fracaso, eres un éxito que tuvo un tropiezo.

No te daña lo que te falta, sino la creencia de que lo necesitas. Rafael Vídac


Tan equivocado es creerse más que nadie, como sentirse menos que los demás.

Cada vez que te entren dudas sobre tu futuro, piensa hasta donde has llegado,
recuerda todo lo que afrontaste, todas las batallas que ganaste y todos los miedos
que superaste.

Cada uno da lo que tiene en el corazón, y cada uno recibe con el corazón que
tiene.

No pierdas tu tiempo tratando de ser lo que no eres. Un tronco que flota años en
un río no se convierte en cocodrilo. A. Jodorowsky

las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior había un


verano invencible.

Vivimos en un mundo donde la boda importa más que el amor, el físico más que el
intelecto y el funeral más que el muerto. Vivimos en la cultura del envase, que
desprecia el contenido. Eduardo Galeno.

No te olvides que tal vez, eres el faro en la tempestad de alguien.

Relájate, las respuestas llegarán a tiempo. O tal vez, las preguntas innecesarias,
desaparecerán.

Recuerda poner tu energía en aquellas personas que quieren enriquecer tu


existencia.

El éxito no es el final, el fracaso no es la ruina, el coraje de continuar es lo que


cuenta. Winston Churchill

Recordar es fácil para el que tiene memoria, olvidar es difícil para el que tiene
corazón. G. García Márquez.

La mente libre, no es esclava de nada, ni de las circunstancias, ni de la rutina,


ni de la sociedad, aunque viva en ella. Solo una mente que todo el tiempo se
vacía a sí misma de las acumulaciones, de las reacciones cotidianas, sólo una
mente así es libre. Krishnamurti

La transformación es igual a Atención + Intención + Acción. Suzy Strocke

Si solo miro hacia el futuro, me pierdo la felicidad del presente.


No podemos controlar nada, y sobretodo, nunca podemos controlar lo exterior, el
futuro, lo que nos sucederá, ni a los demás. Solo podemos modificar, y con
esfuerzo, lo que depende de nosotros.

La perfección del carácter es la siguiente: vivir cada día como si fuera el último, sin
locura, sin apatía, sin pretensiones.

No pude volver al ayer porque ya soy una persona diferente.

La dignidad personal es el reconocimiento de que somos merecedores de lo


mejor.

Empezar desde cero no es malo, porque comienzas todo de nuevo, recibes una
nueva oportunidad para hacer las cosas bien.

La cárcel más grande no está formada de rejas y barrotes, sino de recuerdos


negativos.

Las mejores cosas suceden cuando menos las esperas, cuando no tienes
expectativas, cuando estás siendo tú mismo, cuando no tienes miedo.

La niñez es un estado de consciencia que termina el día en que un charco es


percibido como un obstáculo y no como una oportunidad.

Cuando algo malo te suceda, tienes tres opciones:

-Dejar que te marque

-Dejar que te destruya

-Dejar que te fortalezca

Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla. Sigmund Freud

Nadie se da cuenta de que hay alguna gente que gasta excesiva energía
simplemente para parecer normal. Albert Camus

Si piensas en los problemas que tienes, sólo encontrarás más problemas. Piensa
en soluciones y encontrarás soluciones.
Soportar las verdades totalmente desnudas y enfrentar con toda calma las
circunstancias. He aquí la cumbre de la sabiduría. Sigmund Freud

La distancia entre lo que sucede y aquello que imaginamos, determina cómo nos
sentimos.

Nunca te olvides de la persona que se refleja en tu espejo.

Jamás pares de aprender, la vida nunca para de enseñar.

Explica tu enfado en vez de demostrarlo, así abrirás la puerta a una solución y no


a una discusión.

Disimular llevarse bien cuando por dentro el sentimiento es oro, tarde o temprano
acabará en tragedia.

La verdad es lo que la mayoría ve como verdad, pero la mayoría puede cambiar


de opinión.

No hay mayor causa para llorar que no poder llorar. Séneca.

Por más consejos que te den, hay lecciones que sólo aprenderás a base de caídas y
golpes.

Nunca te sientas inferior a alguien que se cree superior a ti, si hasta la lluvia que viene de
lo más alto, termina cayendo a tus pies…

Ley de vida: tú mismo te rompes el corazón haciéndote falsas ilusiones.

Los problemas son como una lavadora: nos tuercen, nos dan vueltas, nos exprimen…
pero al final salimos más limpios, más brillantes y mucho mejor de cómo estábamos.

Todos los cambios vienen acompañados de una fuerte sacudida. No es el fin del mundo,
es el inicio de uno nuevo.

Soy fuerte, porque he sido débil. Soy valiente, porque he tenido miedo. Soy sabio, porque
he sido estúpido.

A veces esas personas que no socializan mucho no es que sean antisociales, lo que pasa
es que tienen poca tolerancia a los dramas y chismes. Eso es inteligencia.
¿Sabías que el ser humano sufre más por lo que se imagina que por lo que realmente
sucede?

La gran tragedia de la vida no es la muerte. La gran tragedia de la vida es lo que dejamos


morir en nuestro interior mientras estamos vivos. Norman Cousins

Los grandes cambios siempre vienen acompañados de una fuerte sacudida. No es el fin
del mundo, es el inicio de uno nuevo.

Si no sabes remar, cambiar de bote no te servirá de nada…

Después de un punto, viene un espacio y después de un espacio… ¡comienza otra


historia

El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión.

A veces es necesario que la vida nos sacuda con mucha fuerza, para darnos cuenta que
el tiempo que nos queda no es para malgastarlo.

Madurar es cuidar lo que dices, respetar lo que escuchas y meditar lo que callas.

Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso!

Quizás lo que temes no es empezar de nuevo, sino poner punto y final a lo de siempre.

Recordar es fácil para quien tiene memoria, olvidar es difícil para quien tiene corazón.
Gabriel García Márquez

Si las tortugas recién nacidas saben luchar por su vida, no tienes pretextos para no luchar
por tus sueños.

En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un


sueño inalcanzable y un amor inolvidable…

Nunca te definas por tu pasado, fue sólo una lección, no una sentencia de por vida.

La vida no trata de encontrarse a uno mismo, trata de crearse a uno mismo. George
Bernard Shaw

No cambies para que la gente te ame. Sé tu mismo, y la gente correcta te amará…


Para saber cómo es realmente una persona, no escuches lo que dicen los demás de ella,
escucha lo que ella dice de los demás.

Cuando estés enojado, nervioso y negativo, simplemente practica el silencio.

Usted podrá saber lo que dijo, pero nunca lo que el oro escuchó. Lacan

Nunca desafíes a una persona que no tiene nada que perder. Cuando perdió todo,
también perdió el miedo.

Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad.

No importa que tengas que empezar todo de nuevo, lo importante es no perder las ganas
de volverlo a intentar.

Yo mando sobre mi, soy como el bambú: flexible y a la vez fuerte. Lo externo me mueve
pero no me tumba. Walter Riso

NATSUKASHII es una palabra japonesa que significa “nostalgia feliz”, es el instante en el


que la memoria de repente te transporta a un bello recuerdo que te llena de dulzura.

Nadie encuentra su camino sin haberse perdido antes.

Cuanto más nos gusten nuestras propias decisiones, menos necesitaremos que les
gusten a los demás.

Hasta que el inconsciente se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida,


y tú lo llamarás destino… Carl Jung

La vida no te está esperando en ningún lugar, te está sucediendo. Si buscas un sentido


en otra parte, te pierdes vivirla. Osho

Ser honesto no te hará conseguir un montón de amigos, pero siempre te hace obtener los
correctos. John Lennon.

El talento se educa en la calma, y el carácter en la tempestad.

Nunca te canses de intentar que tu vida sea mejor, los grandes cambios requieren de
pequeños pero constantes esfuerzos.

La vida es tan incierta, que la felicidad debe aprovecharse en el momento en que se


presenta.
Todo el mundo ve lo que aparentas ser, pocos experimentan lo que realmente eres.
Maquiavelo.

No serás rico hasta que no tengas algo que el dinero no pueda comprar.

La belleza del cuerpo es un viajero que pasa, pero la belleza del alma es un amigo que se
queda.

Los recuerdos son de agua, y a veces nos salen por los ojos.

Por encima de las nubes jamás llueve. Cuando “ves” problemas… ¿te enfocas en las
complicaciones o en las soluciones? Recuerda, elévate lo suficiente y verás el sol.

Quien dedica su tiempo a mejorarse a si mismo… no tiene tiempo para criticar a los
demás.

Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a
estar siempre ocupado con algo y a exigir con todas sus fuerzas aquello que desea. paulo
Coelho.

Quería disculparme con la vida y conmigo mismo por todas las veces que no fui yo, por
miedo a decepcionar a la gente a la que nunca importé. Ignacio Novo

En vez de pensar lo difícil que es tu camino, piensa en lo increíble que será tu historia

Estúpido es creer que el regalo está dentro del paquete, siempre, siempre, siempre, son
las manos que lo entregan.

Es un buen ejercicio ser del todo sincero con uno mismo. S. Freud

El destino se escribe a lápiz

Se llama calma, y me costó muchas tormentas obtenerla…

El pensamiento positivo es importante, pero la ausencia del pensamiento negativo lo es


más.

Cuando el pasado se vuelve tóxico, aniquila nuestro presente y crea incertidumbre hacia
el futuro.

Los hombres a menudo olvidan que la felicidad humana es una disposición de la mente, y
no una condición de las circunstancias. John Locke.
Cosa por demás sabida es que el esperar no agrada, pero el que más se apresura no es
el que más trecho avanza, que para hacer ciertas cosas, se requiere tiempo y calma.

¿Y si en lugar de desear que las cosas sean diferentes, no hacemos algo para que de
verdad lo sean?

El primero en pedir disculpas es el más valiente. El primero en perdonar es el más fuerte.


El primero en olvidar es el más feliz.

El título más valioso que puedes conseguir en esta vida es el de buena persona. No lo
conceden las universidades, sólo lo otorgan los valores.

Podrás perder mil batallas, pero solamente al perder la risa habrás conocido la auténtica
derrota. Ho Chi Minh

El cambio es vida, el crecimiento es opcional…

Todavía no soy ni la mitad de la persona que deseo ser… Aún tengo que trabajar mucho
en mí. Soy mi proyecto más importante.

Todo vuelve. No te amargues demasiado ni busques venganza. Nadie que haya


sembrado mal cosechará felicidad.

Todos merecemos vivir en paz. Por eso nunca te sientas mal por alejarte de aquellas
personas o aquellas cosas que están impidiendo que tengas paz interior.

Cuando otras personas esperan de nosotros que seamos como ellos quieren, nos obligan
a destruir a la persona que realmente somos. Jim Morrison.

La felicidad es interior, no exterior, por lo tanto no depende de lo que tenemos, sino de lo


que somos.

La mente es un campo de batalla; sé su comandante, no su soldado.

No es el tiempo el que cura las heridas… Eres tú que se cura a sí mismo a través del
tiempo.

El peor de los males es creer que los males no tienen remedio. Francisco Cabarrus

La cosas no valen el tiempo que duran, sino las huellas que dejan.

¿Mejores que yo?… muchos, ¿peores que yo?… millones, pero ¿como yo? nadie.
Si permites que una ofensa te dañe, entonces lo hará. Pero si no lo permites, la ofensa
volverá al lugar de donde salió.

No le puedes gustar a todo el mundo, entonces aprende a que no te importe.

Lo que no se soluciona pasando página, se soluciona cambiando de libro.

No te quedes con tus emociones, porque si tus ojos no lloran, llorará otro órgano de tu
cuerpo.

Los pasos que no te atreves a dar, también dejan huella.

Las cosas se aceptan, se cambian o se dejan.

La gran tragedia de la vida no es la muerte, es lo que dejamos morir en nuestro interior


mientras estamos vivos.

No presumas de lo que no eres, más vale ser una persona transparente que estar lleno de
mentiras.

Le pregunté al tiempo qué hacer para aliviar mi dolor… el tiempo respondió, ¡déjame
pasar!

Quien es paciente en un momento de ira, escapa a cien días de tristeza.

La vida no es sólo trabajar, es tener tiempo para vivirla, tener tiempo para las cosas
cotidianas. Vivirás con el sudor de tu frente, pero no vivirás para sudar. Don Pepe Mujica.

Cuando te permites lo que mereces, atraes lo que necesitas.

Consejo del día: no te enojes. recuerda que la gente no te hace cosas, la gente hace
cosas y tú decides si ta afectan o no.

Los dos guerreros más poderosos son la paciencia y el tiempo. León Tólstoi

No desesperes nunca, ni cuando estés en las peores condiciones, porque hasta de las
nubes más negras, cae agua limpia.

El secreto de la genialidad es conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere
decir nunca perder el entusiasmo.

Nunca te definas por tu pasado, fue sólo una lección, no una sentencia de por vida.
Los pesimistas se quejan del viento, los optimistas esperan que cambie, los realistas
ajustan las velas. William Arthur Ward

La gente no es pobre por cómo vive, es pobre por cómo piensa.

El ser humano suele ser tonto, pero tan tonto que se olvidó de ser feliz. Sueña con el
futuro, llora por el pasado y no sabe disfrutar el presente.

¿Qué has aprendido después de tanto dolor, de tantas traiciones? Entonces respondí:
“aprendí a siempre sonreír”. Blaster

Di lo que te molesta cuando te moleste y no cuando te harte, así podrás decirlo con tus
mejores palabras y no con tus peores ofensas.

No escoges ni a tus padres, ni a tus hijos, ni a tus suegros. De tu familia sólo podrás
escoger a una sola persona: tu pareja. Mucha suerte…

Deja que el tiempo pase, y ya veremos lo que trae… Gabriel García Márquez.

No acumules silencios o acabarás gritándole a la persona equivocada.

El reto más grande de la vida es descubrir quién eres. El segundo reto más grande es ser
feliz con lo que has descubierto.

La estupidez se manifiesta cuando la lengua le gana al cerebro.

Habla… la base de todo entendimiento está en la comunicación. Los problemas que no se


hablan y se dejan sin resolver suelen acumularse y causar grandes conflictos más
adelante.

La vida no es para sufrirla, es para vivirla… Algunas veces feliz, otras no tanto, pero en
cada subida y bajada, aprendes lecciones que te harán más fuerte.

Quien no quiere razonar es un fanático; quien no sabe razonar es un tonto; y quién no se


atreve a razonar es un esclavo.

Hay gente que entra en tu vida para mejorarla. Y otra que sale para mejorarla aún más.

Cuando sales de la tormenta no eres la misma persona que entró en ella. De eso se
tratan las tormentas. Haruki Murakami

Quien no encaja en el mundo, está siempre cerca de encontrarse a sí mismo. Hermann


Hesse.
La vida no te pregunta si quieres ser fuerte, la vida te obliga a serlo.

La paz no es algo que deseas, es algo que creas, algo que haces, algo que eres, y algo
que regalas…

Hay días en que todo está desordenado. El pelo. La cama. Las palabras. El corazón. La
vida…

Todos están intentando encontrar a la persona correcta, pero pocos están intentando ser
la persona correcta.

No cambies lo que más quieres en la vida por lo que más deseas en el momento, porque
los momentos pasan, pero la vida sigue.

Cuando hablas sólo estás repitiendo aquello que ya sabes, pero si escuchas, puede que
aprendas algo nuevo.

Si el diablo está siempre invitándote a mirar tu pasado, debe de haber algo bueno en el
futuro que él no quiere que veas.

El inteligente es aquel que cree sólo la mitad que oye. El brillante es aquel que sabe qué
mitad creer.

Sócrates decía: Hasta que no te sientas cómodo estando solo, nunca sabrás si estás
eligiendo a alguien por amor o por soledad.

Dicen que hay que ver para creer, así que ponte frente al espejo y empieza a creer en ti.

La mejor parte de tu vida serán los pequeños momentos, aquellos que pasas riendo con
alguien que te importa.

No hay distancia más larga que la falta de interés.

No odies a tu enemigo, porque si lo haces, eres de algún modo su esclavo. Tu odio nunca
será mejor que tu paz. Jorge Luis Borges

Todos los cambios, aun los más ansiados, llevan consigo cierta melancolía. Anatole
France

La vida es tan buena maestra que si no aprendes la lección, te la repite.

Da, pero no permitas que te utilicen. Ama, pero no permitas que abusen de tu corazón.
Confía, pero no seas ingenuo. Escucha, pero no pierdas tu propia voz.
Hoy los gimnasios están llenos de gente y las librerías vacías. Hay mucha gente con
cuerpos perfectos, pero sin nada que decir.

Desde niño llevas frotando lámpara tras lámpara, sin darte cuenta que el verdadero genio
eres tú.

Somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno.

Hay momentos en que eres consciente que, hagas lo que hagas, para algunas personas
no es suficiente. La pregunta es: ¿es tu problema o el suyo?

Lo blando vence a lo duro, lo débil vence a lo fuerte. Lo maleable siempre es superior a lo


inamovible. Según este principio, el control de las cosas se obtiene colaborando con ellas,
y la supremacía se logra mediante la adaptación. Lao Tse.

Tu mente es la mayor guionista de culebrones de la historia: se inventa relatos increíbles,


generalmente basados en dramas y situaciones que jamás han ocurrido y probablemente
nunca ocurrirán.

Tú eres la raíz, los resultados son tus frutos.

De ningún laberinto propio se sale con llave ajena.

No compitas. No te compares. No observes la taza del otro si no es para llenarla. Ocúpate


de tu espacio, tu tiempo y tus actos. leandro Taub.

No se descubrirá nunca la realidad una vez por todas. La verdad será siempre nueva.
Apollinaire

Dejé de dar explicaciones cuando comprendí que la gente sólo entiende desde su nivel de
percepción, nivel de consciencia y nivel de educación.

Tu vida cambiará cuando tú cambies. Esto no funciona sentándote a esperar a que


suceda.

A veces un amor termina y creemos que es el fin del mundo, nos duele, nos asusta, y nos
queremos ir del planeta. Tiempo después descubrimos que no era el fin… era el principio
de algo especial.

No vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos nosotros. Confucio.

Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.
Yo te duro lo que tú me cuides, yo te hablo como tú me tratas y te creo lo que tú me
demuestras.

No te enojes, recuerda que la gente no te hace cosas, la gente hace cosas y tú decides si
te afectan o no.

La salud no tiene sólo que ver con lo que comes o el ejercicio que haces, también se
relaciona con lo que dices y hablas.

las personas buenas te dicen siempre que sí, hasta que te dicen que no. Para siempre.
Cuídalas.

La ansiedad con miedo y el miedo con ansiedad contribuyen a robarle al ser humano sus
cualidades más esenciales. Una de ellas es la reflexión. Frases de Konrad Lorenz
|Si piensas en los problemas, tendrás problemas. Si piensas en las soluciones, tendrás
soluciones. Es tu elección.

Hay una diferencia entre el intelecto y el amor, entre el bien y el mal. Nunca empieces a
caminar si no estás dispuesto a dar un paso. Y nunca perdones si no estás dispuesto a
olvidar.

La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero debe ser vivida mirando
hacia adelante. Søren Kierkegaard

Todos tenemos dos vidas. La segunda comienza cuando nos damos cuenta de que sólo
tenemos una. Tom Hiddleston

La vida es corta, no la desperdicies estando triste. Sé lo que eres, sé feliz, sé libre. Sé lo


que quieras ser.

La pena del ayer y el miedo al mañana son los dos ladrones que nos roban el hoy.

Cuando sales del pozo no hay que olvidarse del que te dio la mano para salir. Ni del que
te empujó para caer.

Elije una mujer de la que puedas decir: yo hubiera podido buscarla más bella, pero no
mejor.

Nunca grites tu felicidad tan alto… la envidia tiene el sueño muy liviano…

No hay vencedores ni perdedores, sólo etapas que hay que superar. Cuando el corazón
del ser humano comprende eso, es libre. Paulo Coelho.
Entre “plantar y cosechar”, existe un “regar y esperar”.

Encontrarle un sentido a la vida es encontrarle al poco a poco de cada día. Víktor Frankl

Lo resuelves y avanzas, huyes y lo repites. Leandro Taub

Nadie nos salva sino nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos
debemos recorrer el camino. Buda

Tres cosas no pueden estar mucho tiempo ocultas: el sol, la luna y la verdad. Buda

La verdad es como el fuego: si te la guardas, te quema.

Simplifica: pensar requiere mucho tiempo y representa un gran derroche de energía.


Piensa sólo en cosas útiles.

La inacción genera duda y miedo. La acción genera coraje y confianza. Si quieres


conquistar el miedo, no te sientes en tu casa a pensar en ello. Sal y ponte manos a la
obra. Dale Carnegie

Lo mejor de los sueños es que no caducan. Pueden permanecer latentes durante años y
cuando se tira de ellos hacia fuera, el polvo que se va y brillan de nuevo.

Con el tiempo tu percibes que las personas son como los libros: algunos te engañan por
la tapa, y otros te sorprenderán por el contenido.

El que no está contento con lo que tiene, no estaría contento con lo que le gustaría tener.
Sócrates

El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene.
Sócrates

No hagas nada que sea vergonzoso, ni en presencia de nadie ni en secreto. Sea tu


primera ley… respetarte a ti mismo. Sócrates

Y ahora es cuando entiendo que no debo aferrarme a nada, porque nada es para
siempre.

Se necesitan dos años para aprender a hablar, y sesenta para aprender a callar. Hernest
Hemingway.

La peor ceguera es siempre la mental


Nuestro deseo de controlar es tan poderoso y la sensación de tener el control tan
gratificante, que la gente a menudo actúa como si pudiera controlar lo incontrolable. Dan
Gilbert

El cerebro y el ojo tienen una relación contractual en la que el cerebro se ha


comprometido a creer lo que el ojo ve, pero a cambio el ojo se ha comprometido a buscar
lo que quiere el cerebro

Podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, pero deberíamos estarlo mucho más
de lo que no hemos hecho. Ese orgullo está por inventar.

El límite de cualquier dolor es un dolor aún mayor.

Si te aferras a quien no te quiere, es igual que si lo hicieras a un cactus, cuanto más te


acerques a él, más daño te haces a ti mismo.

Cuando ya no somos capaces de cambiar la situación, nos encontramos ante el desafío


de cambiarnos a nosotros mismos.

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los
deseos.

Palabras falsas no sólo son malas en sí mismas, sino que infectan el alma con el mal.

La vida es como un libro: algunos capítulos son tristes, otros felices, otros excitantes. Pero
si no das la vuelta a la hoja, nunca sabrás lo que el próximo capítulo te depara.

No podemos juzgar la vida de otros, ya que cada persona conoce su propio dolor y
renuncia. Una cosa es sentir que estás en el camino correcto, pero otra es pensar que el
suyo es el único camino.

Tocar fondo es de valientes, los cobardes ni siquiera se atreven a mojarse los pies.

A veces tendrás que ser tu propio héroe y salvar tu pequeño corazón, porque en un
momento te darás cuenta que las personas sin las que no puedes vivir, son felices sin ti.

A veces hay que retirarse, romper y cortar, dejar morir lo viejo para renacer…

Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la
muerte
Si piensas que estás vencido, lo estás. Si piensas que no te atreves, no lo harás. Si
piensas que te gustaría ganar pero que no puedes, no lo lograrás. Si piensas que
perderás, ya has perdido.

Los sentidos son para sentir, y la mente para elegir qué sentir.

Si no te atreves a abrir tus puertas y atravesarlas, jamás sabrás lo que hay al otro lado.

No cambié, sólo aprendí, y aprender no es cambiar, es crecer.

Los ojos son para mirar, las manos para coger, la cabeza para pensar y el corazón para
amar

No siempre podemos elegir la música que la vida nos pone, pero podemos elegir cómo la
bailamos.

Pensar es difícil, por eso la mayoría de personas prefiere juzgar. Carl Jung.

La decepción es un martillo que te golpea; si eres de cristal te romperá, pero si eres de


hierro, te forjará.

Con el tiempo tu percibes que las personas son como los libros: algunos te engañan por
la tapa, y otros te sorprenderán por el contenido.

Cada persona, cada evento de tu vida, están ahí para enseñarte algo. Lo que decidas
aprender de ellos, depende de ti.

Se amable con todos, sociable con muchos, amigo de pocos y enemigo de nadie.

Muchas veces es mejor olvidar lo que uno siente, y recordar lo que uno vale.

No tienes que controlar tus pensamientos; solo tienes que dejar de permitirles que te
controlen a ti. Dan Millman

Cuando cambias el modo en que ves las cosas, las cosas que ves cambian también.
Wayne Dyer

El hombre que ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor

Cuando alguien pone el dedo en la llaga, sólo los necios piensan que lo importante es el
dedo
Si no cambiamos la dirección de nuestros pasos, es muy probable que acabemos
llegando allí donde nos dirigimos.

El que no sabe lo que busca, no entiende lo que encuentra.

Podemos evadir la realidad, pero no podemos eludir las consecuencias de evadir la


realidad.

Una persona cambia por dos razones: aprendió demasiado, o sufrió suficiente.

No podemos cambiar la actitud de los demás, pero podemos elegir no entrar en su juego.

Hay tres cosas en la vida que nunca debes perder: tu sonrisa, tu alegría y tu forma de ser.

Todos estamos de visita en este momento y lugar. Sólo estamos de paso. Hemos venido
a observar, aprender, crecer, amar y volver a casa.

La vida tiene horas, y las horas tienen que tener vida.

Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice.

Si quieres una explicación a tu presente, mira a tu pasado. Si quieres saber tu futuro, mira
a tu presente.

Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir.

La vida es el arte del encuentro, aunque haya tanto desencuentro por la vida. Vinicius de
Moraes.

Madurar es entender que no todo tiene que ser perfecto para poder ser feliz.

La opinión de los demás sobre ti no tiene que volverse tu realidad. Les Brown.

La adversidad y la perseverancia pueden diseñar tu vida. Ellas dan un valor y autoestima


que no tiene precio. Scott Hamilton

Recuerda, no seas tan blando que te expriman, ni tan duro que te rompan. Más bien sé
sereno para que toleres, y sabio para defenderte.

Por más espesas y negras que estén las nubes sobre nuestras cabezas, el cielo allá
arriba estará permanentemente azul. José Saramago
Camina como el león, habla como las palomas, vive como los elefantes y ama como un
niño pequeño.

Todos los días se comienzan cosas, pero, tarde o temprano, todas acaban.

Las mentes son como las flores, que sólo se abren cuando es el momento adecuado.
Stephen Richards

Lo que no se soluciona pasando página, se soluciona cambiando de libro.

La vida no tiene sentido, se lo das tú, con lo que hagas, con lo que te apasiones, con tus
ilusiones. Tu construyes el universo a tu medida.

Las palabras “nunca”, “siempre”, “todo” o “nada” son peligrosas porque no dejan opciones.
Walter Riso.

Vas a romper tu relación porque no te conviene, no porque lo dejaste de querer. Duele,


pero no mata.

Cuanto más gruesa es la armadura, más frágil es el ser que la habita.

Hasta que no te hagas consciente de lo que llevas en tu inconsciente, éste último dirigirá
tu vida y tú le llamarás destino.

Lo que eres es lo que has sido. Lo que serás es lo que haces a partir de ahora. Buda

La incertidumbre es la única certeza que hay, y saber cómo vivir con la inseguridad es la
única seguridad. John Allen Paulos

El hombre más rico del mundo no es el que aún conserva el primer dinero que ganó, sino
el que conserva el primer amigo que tuvo.

Sean cuales sean las palabras que pronunciemos, deben elegirse con cuidado para las
personas que las escucharán, pues les influirán para bien o para mal. Buda

Yo moriría por ti. Pero no voy a vivir para ti. Stephen Chbosky

Estoy cansado de lo que nunca tuve y nunca tendré, cansado de los dioses aún
inexistentes. Mi cuerpo está dolorido por el esfuerzo que ni siquiera imaginé realizar. F.
Pessoa.
Lo blando vence a lo duro, lo débil vence a lo fuerte. Lo maleable es siempre superior a lo
inamovible. Según este principio, el control de las cosas se obtiene colaborando con ellas,
y la supremacía se logra mediante adaptación. Lao Tse

Al ver una nube, cualquiera puede ver monstruos dentro. No puedo borrar las nubes, pudo
pensar que éstas se forman con mi imaginación, pero siguen siendo nubes y monstruos

El primer paso de la sabiduría es echar la culpa a todo; el último reconciliarse con todo. G.
Lichtenberg

La vida es breve; el arte, largo; la ocasión, fugitiva; la experiencia, falaz y el juicio, difícil.
Hipócrates.

Dentro de 20 años te sentirás más defraudado por las cosas que no llegaste a hacer que
por las realmente hiciste, Así que arriésgate, navega lejos de los puertos seguros.
Explora, sueña, descubre.

Eres libre de tomar tus propias decisiones, pero eres prisionero de las consecuencias.
Pablo Neruda.

Es mil veces mas fácil no decir lo que pensamos en un momento de ira, que disculparnos
después. Look

No hay viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige. Séneca.

Es muy probable que las mejores decisiones no sean fruto de una reflexión del cerebro
sino del resultado de una emoción. Eduard Punse

Tus palabras dicen lo que pretendes ser, tus acciones dicen lo que realmente eres…

Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío
de cambiarnos a nosotros mismos.

La clave de todo es la paciencia; se obtiene el pollo incubando el huevo, no rompiéndolo


para que se abra.

El amor incluye, no excluye. Multiplica y suma, no divide. Acerca, no aleja. Abraza, no


patea. Comprende, no juzga.

Cuando empecé realmente a quererme, me liberé de todo lo que no era sano para mi.
Alejé de mi personas, objetos y situaciones, y sobretodo, aquello que siempre me hundía.
Al principio lo llamé egoísmo sano, pero hoy sé que eso es amor propio. Charles Chaplin.
¿Amas la vida? Pues no desperdicies el tiempo, porque es la sustancia de la que está
hecha. Benjamín Franklin

Las mejores cosas de la vida, no son las cosas ni los objetos que has comprado ni
adquirido. Son los momentos vividos, las emociones sentidas, los recuerdos felices y las
lecciones aprendidas.

Cuando sientas ganas de llorar delante de la gente piensa en lo siguiente, porque quien
no te conoce “ríe”, quien te odia “disfruta”, pero quien te ama “sufre”.

La belleza no es todo en el amor, deben existir valores, principios, enseñanza, superación


autoestima, si no toma en cuenta esto, el amor es débil y nunca se tendrá estabilidad.
Aibarreto
|
El camino es el que nos enseña la mejor forma de llegar y nos enriquece mientras lo
estamos cruzando. Paulo Coelho
|
Deja de dar explicaciones de tu vida… quien te quiere no te las pedirá, y al resto no le
importan.
|
Si tienes que forzarlo, es que no es tu talla. Se aplica para anillos, zapatos, pantalones,
relaciones, amistades…
|
El tiempo no lo cura todo, pero sí desplaza lo incurable del centro de atención. Ludwig
Marcuse
|
Twitter te hace pensar que eres sabio, Instagram que eres fotógrafo y Facebook que
tienes amigos… El despertar va a ser duro. J. F. Leroy
|
La belleza de una persona no se mide por la forma en que viste, habla o camina, sino por
la forma en que ama, ayuda y comparte.
|
Eludir las responsabilidades es fácil, lo difícil es eludir las consecuencias.
|
Si quieres conocer a tu peor enemigo, mírate al espejo. Véncelo, y todos los demás
saldrán corriendo.
|
La vida es similar a un rompecabezas, cada pieza tiene una razón, un lugar y un porqué.
No insistas en colocar piezas donde no caben.
|
Pon el cerebro en funcionamiento, antes de poner la lengua en movimiento.
|
Un fracaso dura lo que tardas el olvidarlo, eres tú el que decides hacerlo permanente o
no.
|
Aprende a confiar en lo que está ocurriendo. Si hay silencio, déjalo aumentar, algo
surgirá. Si hay tormenta, déjala rugir, se calmará. El TAO
|Las preocupaciones acaban por comerse unas a otras, y al cabo de diez años, se da uno
cuenta de que se sigue viviendo. Jean Anouilh
|
No puedes evitar que los problemas golpeen a tu puerta, pero no hay necesidad de
ofrecerles una silla.
|
Hay personas que sueñan con la libertad, pero están enamoradas de sus cadenas.
|
A menudo no sabemos lo que nos pasa, y eso es precisamente lo que nos pasa. José
Ortega y Gasset
|
Mirarse a sí mismo con buenos ojos, aceptar lo que uno es y lo que tiene y decirse todos
los días frases amables, es la mejor medicina para la salud y el bienestar
|
La actitud es el pincel con el que la mente colorea nuestra vida, y somos nosotros quienes
elegimos los colores.
|
¿Por qué los niños pequeños se pelean y luego van a jugar juntos? Porque su felicidad
vale más que su orgullo.
|
Si construyes una casa cuyos cimientos sólo cuentan con un sistema de soporte único y
ese soporte particular se viene abajo, tu casa en pleno se derrumbará.
|
Hay tres cosas en la vida que una vez que pasan ya no regresan: el tiempo, las palabras,
las oportunidades.
|
Quien limita tu forma de ser no te quiere por lo que eres, sino por lo que espera que seas.
|
Si vas a tirar la toalla, que sea porque ya te secaste la frente para seguir luchando.
|
Puedes lograr cualquier cosa que te propongas si estas dispuesto a renunciar a la
creencia de que no lo vas a conseguir.
|
Antes de hablar… escucha, antes de criticar… examínate, antes de discutir… respira,
antes de escribir… piensa, antes de herir… siente, antes de rendirte… intenta, antes de
morir… ¡vive!
|
No se puede desatar un nudo… sin saber cómo está hecho.
|
Si supusiéramos menos y preguntáramos, aprenderíamos más y sufriríamos menos.
|
Nunca debemos olvidar quiénes somos y de dónde venimos, la vida da muchas vueltas y
podemos regresar siempre al mismo lugar. J. Bucay.
|
Con el tiempo todas las cosas caen en su lugar. Mientras tanto, ríete de la confusión, vive
los momentos, y entiende que todo sucede por una razón…
|
La vida es movimiento, quedarse quieto no es una opción.
|
No digas todo lo que sabes, no hagas todo lo que puedes, no creas todo lo que oyes, no
gastes todo lo que tienes…
|
Cuando seas inmune a las opiniones y actos de los demás, dejarás de ser víctima de un
sufrimiento innecesario. Recuerda que nadie te puede hacer daño, excepto que tú lo
permitas.
|
Si estás buscando a esa persona que piensas que va a cambiar tu vida… te doy una
pista, échale un vistazo al espejo.
|
La mayoría de gente escucha con la intención de responder, no con la intención de
comprender. A. C. Doyle
|
Tengo mi propia versión del optimismo. Si no puedo cruzar una puerta, cruzaré otra o
haré otra puerta. Algo maravilloso vendrá, no importa lo oscuro que esté el presente.
|
Si caminas solo, irás más rápido. Si caminas acompañado, llegarás más lejos.
|
Una vida llena de errores no solo es más honorable, sino que es más sabia que una vida
gastada sin hacer nada.
|
Es sencillo hacer que las cosas sean complicadas, pero difícil hacer que sean sencillas. F.
Nietzsche
|
Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
|
No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.
|
Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir para siempre. James
Dean
|El pasado puede pinchar y envenenarte como el aguijón de un escorpión que pincha
desde su espalda, no dejes que lo haga, ¡córtale la cola al escorpión!
|
Algunos buscan la felicidad, otros la crean…
|
Muchas veces en la vida las personas olvidan lo que deben recordar, y recuerdan lo que
deben olvidar.
|
Sé cuidadoso con tus palabras, una vez dichas sólo pueden ser perdonadas, no
olvidadas.
|
Muchas veces es mejor olvidar lo que uno siente, y recordar lo que uno vale.
|
No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Steve
Jobs
|
Nunca dejes de soñar, de los sueños está hecha la vida.
|
Dicen que hay que ver para creer, así que ponte frente al espejo y empieza a creer en ti.
|
Cuando debemos hacer una elección y no la hacemos, eso ya es una elección.
|
El pasado no necesitamos borrarlo, ni editarlo, ni se puede cambiar. Sólo necesitamos
aceptarlo, superarlo y seguir adelante
|
Hay tres tipos de personas. Los que hacen que las cosas pasen; los que miran las cosas
que pasan y los que se preguntan qué paso. Nicholas Murray Butler
|
El resentimiento inmoviliza, no permite crecer porque nos mantiene anclados a
situaciones o experiencias pasadas dolorosas.
|
En cambio, el perdón desvincula y, por lo tanto, nos permite avanzar, poner la mirada más
allá, hacia el futuro. Perdonando y perdonándonos crecemos.
|
Una desilusión no es más que una situación que te ayuda a salir del lugar incorrecto.
|
Aburrido de la rutina de la infelicidad decidí internarme en los inseguros acantilados de lo
nuevo y ahí, justo al borde del precipicio, estaba la libertad, esperando mi atrevimiento.
|
Si estás en un pozo, lo primero que has de hacer es dejar de cavar…
|
En el camino aprendí: que si te vas a calentar, que sea al Sol. Si vas a engañar, que sea
a tu estómago. Si vas a llorar, que sea de alegría. Si vas a mentir, que sea tu edad. Si vas
a robar, que sea un beso. Y si tienes que perder, que sea el miedo.
|
Se que no caigo bien a todo el mundo, pero mi conciencia está tranquila, no finjo ser
quien no soy.

Frases para ejercitar nuestra Inteligencia Emocional

Por eso hoy os hemos preparado esta selección de frases relacionadas con la
Inteligencia Emocional, para que puedas leerlas y te sirvan de inspiración.

… La inteligencia emocional representa el 80 por ciento del éxito en la vida. Daniel


Goleman

Cualquier fracaso que podamos sufrir en la vida, lo podemos convertir en un


pequeño éxito si seguimos el camino adecuado. Sigue caminando. Michelangelo
Saez

Aunque nadie puede volver atrás y hacer un nuevo comienzo… Cualquiera puede
empezar de nuevo y hacer un nuevo final.

Camina como el león, habla como las palomas, vive como los elefantes y ama
como un niño pequeño. Santosh Kalwar
No es el estrés que nos haga caer, es cómo respondemos a las situaciones de
estrés. Wayde Goodall

Cambia tu atención y cambiarás tus emociones. Cambia tu emoción y tu atención


cambiará de lugar. Frederick Dodson

Si estás leyendo esto… Felicidades, estás vivo. Si eso no es algo por lo que
sonreír, entonces no sé lo que es. Chad Sugg

El problema es que si no vives la vida por ti mismo, otras personas lo harán por ti.
Peter Shaffer

Es sorprendente cómo una vez que la mente está libre de la contaminación


emocional, la lógica y la claridad emergen. Clyde DeSouza

La voluntad es la intención favorecida por las emociones. Raheel Farooq

Cada acto de aprendizaje consciente requiere la voluntad de sufrir una lesión a la


propia autoestima. Es por eso que los niños pequeños aprenden tan rápido antes
de ser conscientes de su propia importancia. Thomas Szasz.

Conocerse a sí mismo es el principio de toda sabiduría. Aristóteles

El mejor índice de carácter de una persona es la forma en que trata a las personas
que no lo pueden hacer ningún bien, y la forma en que trata a la gente que no
puede defenderse. Abigail Van Buren

Eso es lo que pasa con las lecciones, siempre se aprende de ellas, aun cuando no
se quiera. Cecelia Ahern

Cada emoción tiene su lugar, pero no debe interferir con la acción adecuada.
Susan Oakey-Baker
Es mejor vivir tu propio destino de manera imperfecta, que vivir una imitación de la
vida de otra persona a la perfección.

No tengas miedo de tus miedos. No están ahí para asustar. Están ahí para hacerte
saber que algo vale la pena. C. JoyBell C.

El cerebro emocional responde a un evento más rápidamente que el cerebro


racional. Daniel Goleman

Nuestra habilidad para adaptarnos es increíble. Nuestra capacidad de cambiar es


espectacular. Liza Lutz.

La felicidad no es la ausencia de problemas, es la capacidad de tratar con ellos.

En un sentido muy real que tenemos dos mentes, una que piensa y que
siente. Daniel Goleman

La verdadera compasión no sólo significa sentir el dolor del otro, sino también de
actuar para aliviarlo. Daniel Goleman

Una forma de aumentar nuestra fuerza de voluntad es saber gestionar nuestras


distracciones en lugar de dejar que ellas nos manejen. Daniel Goleman

Pensar en algo no significa que sea cierto. Querer algo no significa que sea real.
Michelle Hodkin

El valor es el más importante de todas las virtudes, porque sin valor, no se puede
practicar cualquier otra virtud consistente. Maya Angelou

Los hombres de negocios occidentales a menudo no se dan cuenta de la


importancia de establecer relaciones humanas. Daniel Goleman
Si luchas contra ti mismo para descubrir tu verdadero yo, descubrirás que sólo hay
un ganador. Stephen Richards

Olvidamos muy fácilmente lo que nos provoca dolor. Graham Green.

Si deseas ser feliz, debes resignarte a ver a otros felices. Bertrand Russell

Una persona inteligente puede racionalizar cualquier cosa, una persona sabia ni lo
intenta. Jen Knox

No me importa lo que digas a mí. Me importa lo que compartes conmigo. Santosh


Kalwar

La única manera de cambiar la mente de alguien es conectar con ella a través del
corazón. Rasheed Ogunlaru

Empieza a tener grandes sueños y haz así que valga la pena vivir. Stephen
Richards

La ira, el resentimiento y los celos no cambia el corazón de los otros sólo cambia
el tuyo. Shannon L. Alder

La gente reacciona de forma predictiva, especialmente cuando no tienen tiempo


de pensar. Keith Ablow.

Anoche perdí el mundo y gané el universo. C. JoyBell C.

No sabemos lo que queremos y aun así somos responsables de lo que somos,


eso es un hecho. Sartre

Las mentes son como las flores, sólo se abren cuando es el momento adecuado.
Stephen Richards
El carácter construye una vida independientemente de lo oscura que sea y las
pocas luces que vengan de las estrellas. James Hillman.

Son nuestras emociones e imperfecciones son las que nos hacen humanos. Clyde
DeSouza

A veces, si quieres cambiar la mente de una persona, primero tienes que cambiar
la mente de la persona que está a su lado. Megan Whalen Turner.

Aprende a lidiar con el hecho de que no eres una persona perfecta, pero eres una
persona que merece respeto y honestidad.

Si se quiere evitar la mediocridad emocional, llega a tiempo a cada momento


presente.

Al igual que siempre hay tiempo para el dolor, siempre hay tiempo para la
curación. Jennifer Brown

Si sigues huyendo de ti mismo, entonces te advertimos que el amor, la alegría y la


paz también se irán lejos de ti. Maddy Malhotra

La gente feliz produce. La gente aburrida consume. Stephen Richards

El descontento y la frustración que sientes son únicamente tu propia creación.


Stephen Richards

Ser rechazado no es el final de tu vida, es un medio para un nuevo fin en tu vida.


Y eso es tu destino. Adetokunbo O. Adeoye

La verdadera medida del éxito es el número de veces que puedes recuperarse de


un fracaso. Stephen Richards
El problema no es que tienes síntomas, es lo que haces con los síntomas que
tienes. Fred Penzel.

Las 80 mejores frases de esperanza

Aquí es donde empieza todo. Todo comienza aquí, hoy. David Nicholls

Soñamos para tener esperanza. Dejar de soñar, bueno, eso es como decir que no
se puede cambiar el destino. Amy Tan

A menudo en los más oscuros cielos es donde vemos las estrellas más brillantes.
Richard Evans

Nunca pierdas la esperanza. Las tormentas hacen a la gente más fuerte y nunca
duran para siempre. Roy T. Bennett

No hay nada como un sueño para crear el futuro. Víctor Hugo, Los Miserables

La esperanza puede ser una fuerza muy poderosa. Tal vez no haya magia real en
ella, pero cuando sabemos lo que deseamos y lo sostenemos como una luz en
nuestro interior, podemos hacer que las cosas sucedan, casi como si fuera
verdadera magia. Laini Taylor

Aférrate a tus sueños, porque si los sueños mueren, la vida es como un pájaro con
las alas rotas, que no puede volar. Langston Hughes

Si estás leyendo esto… Felicidades, estás vivo. Si eso no es algo por lo que
sonreír, entonces no sé lo que es. Chad Sugg, monstruos debajo de la cabeza

La esperanza es como el sol, arroja todas las sombras detrás de nosotros.


No se puede nadar hacia nuevos horizontes hasta no tener el coraje de perder de
vista la costa. William Faulkner

Podrás decir que soy un soñador pero no soy el único. Espero que algún día te
nos unas. Y el mundo vivirá como uno solo. John Lennon

Algunos ven un final sin esperanza, mientras que otros ven una esperanza sin fin.

La esperanza es la cosa con plumas que se posa en el alma y canta una melodía
sin palabras y nunca se detiene. Emily Dickinson

Hay una grieta en todo. Así es como entra la luz. Leonard Cohen

La esperanza no es lo mismo que el optimismo. No es la convicción de que algo


saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, independientemente de
cómo resulte. Vaclav Havel

Si al principio la idea no es absurda, entonces no hay esperanza para ella. Albert


Einstein

Siempre hay algo bueno en este mundo, y que vale la pena luchar. JRR
Tolkien, Las dos torres

Hay un dicho tibetano, “la tragedia debe ser utilizada como una fuente de
fortaleza.” No importa qué tipo de dificultades tengamos, cómo de dolorosa sea la
experiencia, si perdemos nuestra esperanza, ese es nuestro verdadero
desastre. Dalai Lama

No dejes tus sueños de lado, son ellos los que te guiarán a un futuro mejor.

El optimismo es la fe que guía al logro. Nada se puede hacer sin esperanza y


confianza. Helen Keller
La esperanza es paradójica. Tener esperanza significa estar listo en todo
momento para lo que todavía no nace, pero sin llegar a desesperarse si el
nacimiento no ocurre en el lapso de nuestra vida. Erich Fromm

Los deseos en nuestra vida forman eslabones y esos eslabones hacen una larga
cadena llamada esperanza. Séneca

Es sorprendente cómo un poco de mañana puede compensar una porción entera


de ayer. John Guare

La esperanza es el único bien común a todos los hombres; los que todo lo han
perdido la poseen aún. Tales de Mileto

Los obstáculos son esas cosas temerosas que vemos al quitar nuestros ojos de
nuestra meta. Henry Ford

¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón. Fito Páez

Dicen que una persona necesita solo tres cosas para ser verdaderamente feliz en
este mundo: alguien a quien amar, algo que hacer y algo por lo que tener
esperanza. Tom Bodett

Tal vez todo el mundo puede vivir más allá de lo que son capaces. Markus Zusak

Una vez que has escogido la esperanza, cualquier cosa es posible. Christopher
Reeve

Bendecido el que no espera nada, porque nunca debería ser decepcionado.


Alexander Pope

Me duele como a ti, pero tengo menos miedo de la muerte y más esperanza en la
vida. Isabel Allende. Frases de Paula
Juzgamos la sabiduría de un hombre por su esperanza. Ralph Waldo Emerson

Mientras más negra la noche, más brillan las estrellas. Braum

La esperanza es pasión por lo que es posible. Soren Kierkegaard

En cada amanecer hay un vivo poema de esperanza, y al acostarnos, pensemos


que amanecerá. Noel Clarasó

Se podría pensar que he perdido toda esperanza en ese punto. Yo sí. Y como
resultado me animé y me sentí mucho mejor. Yann Martel, Vida de Pi

La esperanza es un buen desayuno pero una mala cena. Francis Bacon

Debemos liberarnos de la esperanza de que el mar descansará. Debemos


aprender a navegar con vientos fuertes. Aristóteles Onassis

Es mejor viajar lleno de esperanza que llegar. Proverbio Japonés

La esperanza es el sentimiento que tenemos de que el sentimiento que tenemos


no es permanente. Mignon McLaughlin

La esperanza es un riesgo que hay que correr. George Bernanos

Ayer no es más que un sueño, mañana es sólo una visión. Pero el día de hoy bien
vivido, hace de cada ayer un sueño de felicidad y de cada mañana una visión de
esperanza. Kālidāsa

En todo es mejor la esperanza que la desesperación. Goethe

En el corazón de todo invierno vive una primavera palpitante y detrás de cada


noche vive una aurora sonriente. Khalil Gibran
Deja que la perseverancia sea tu motor y la esperanza tu gasolina. Jackson Brown
Jr.

La esperanza y el miedo son inseparables. François de La Rochefoucauld

Al final del día, debemos ir hacia adelante con esperanza y no hacia atrás con
miedo. Jesse Jackson

Es la posibilidad la que me hace seguir adelante, no la garantía. Nicholas Sparks

No derramaré lágrima alguna mientras me siga aferrando a mi esperanza. Paulo


Cainelli

Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca perder la esperanza


infinita. Martin Luther King Jr.

La esperanza reside en los sueños, en la imaginación y en el coraje de aquellos


que se atreven a convertir sus sueños en realidad. Jonas Salk

Sin el tiempo, esa invención de Satanás, el mundo perdería la angustia de la


espera y el consuelo de la esperanza. Antonio Machado

La esperanza es, en verdad, el peor de los males, porque prolonga las torturas de
los hombres. Friedrich Nietzsche

Las cosas comienzan como esperanzas y terminan como hábitos. Lillian Hellman

Cualquier cosa pequeña puede dar esperanza, igual que una vela en la oscuridad.
Christian Mostert

Estoy preparado para lo peor, pero espero lo mejor. Benjamin Disraeli


No es la desesperación, para la desesperación es sólo para aquellos que ven el
final fuera de toda duda. Nosotros no. JRR Tolkien, La Comunidad del Anillo

El infierno es haber perdido la esperanza. Archibald Joseph Cronin

No debemos sujetar nuestra nave con una sola ancla ni nuestra vida con una sola
esperanza. Epíteto.

La esperanza es lo que nos hace seguir adelante. Catherine Pulsifer

Esperar algo por nada es la forma más popular de esperanza. Arnold H. Glasow

Cuando hemos perdido todo, incluso la esperanza, la vida se convierte en una


desgracia y la muerte en un deber. W. C. Fields

¿En qué momento hay que renunciar, decidir que ya es suficiente? Sólo hay una
respuesta realmente. Nunca. Tabitha Suzuma

Mantén tus mejores deseos cerca de tu corazón, y espera a ver lo que pasa. Tony
DeLiso

En la adversidad una persona es salvada por la esperanza. Menander

Al deseo, acompañado de la idea de satisfacerse, se le denomina esperanza;


despojado de tal idea, es desesperación. Thomas Hobbes

Sigue caminando con esperanza en el corazón, y nunca caminarás solo. Shah


Rukh Khan

La esperanza es la única abeja que hace miel sin flores. Robert Ingersoll

El fin de la esperanza es el comienzo de la muerte. Charles de Gaulle


Cuando estés en el extremo de la cuerda, ata un nudo y agárrate. Theodore
Roosevelt

El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza


muerta. Federico García Lorca

La esperanza es medicina para el alma enferma y cansada. Eric Swensson

Quien ha perdido la esperanza ha perdido también el miedo: tal significa la palabra


desesperado. Arthur Schopenhauer

Un barco no debería navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola
esperanza. Epicteto

Es poco atractivo lo seguro, en el riesgo está la esperanza. Tácito

La esperanza es como un camino; antes no había, pero cuando muchas personas


andan en él, el camino se hace real. Lin Yutang.

Las cosas que no esperas ocurren más frecuentemente que las cosas que
esperas. Titus Maccius Plautus

Sin esperanza se acaban las razones para vivir. Delimar Miranda Viera

La esperanza es un sueño despierto. Aristóteles

Un bebé es la opinión de Dios de que el mundo debe continuar. Carl Sandburg

Frases inspiradoras

Dentro de veinte años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste,
que por las que hiciste. Así que suelta las amarras. Navega lejos del puerto
seguro. Atrapa los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre. Mark
Twain

Si esperas a que llegue el momento perfecto, acabarás esperando toda tu vida. Es


mejor que cojas lo que tienes y empieces ya. George Herbert

El cielo no ha sido nunca el límite, lo somos nosotros. Es momento entonces de


romper nuestros límites personales y superarnos para vivir una vida mejor.

Desear ser otra persona es desperdiciar ser la persona que eres.

La confianza no viene de tener siempre la razón, sino de no temer equivocarse.

Tomé una respiración profunda y escuché el viejo rumor de mi corazón. Yo soy, yo


soy, yo soy. Sylvia Plath

Si lo que estás haciendo no es su pasión, no tienes nada que perder.

La persona que dice que algo es imposible, no debería interrumpir a la persona


que lo está intentando.

Decidí, muy pronto, aceptar la vida sin condiciones. Nunca esperé hacer nada
especial, por eso me pareció lograr mucho más de lo que había esperado. La
mayoría de las veces me suceden cosas que nunca fui buscando. Audrey Hepburn

El conocimiento tiene que ser mejorado, desafiado e incrementado


constantemente, o se desvanece. Peter Drucker

Yo prefiero ser un fracaso en algo que me gusta, que un éxito en algo que odio.
George Burns

El milagro no es que hagamos el trabajo, sino que estemos encantados de


hacerlo. Madre Teresa
Encuentro esperanza en el más oscuro de los días, y me centro en lo más
brillante. No juzgo el universo. Dalai Lama

El carácter no puede ser desarrollado en tranquilidad y quietud. Sólo a través de la


experiencia, las pruebas y el sufrimiento el alma puede ser fortalecida, la ambición
inspirada, y el éxito alcanzado. Helen Keller

El talento es más barato que la sal de mesa. Lo que separa el individuo talentoso
del éxito es un montón de trabajo duro. Stephen King

Los grandes puestos de trabajo suelen ir a los hombres que demuestran su


capacidad para superar los pequeños obstáculos constantemente. Ralph Waldo
Emerson

Nunca te des por vencido, porque lo que sucede se encuentra sólo en un lugar y
una hora de tu tiempo, tarde o temprano la marea cambiará. Harriet Beecher
Stowe

Es por ir hacia el abismo que recuperamos los tesoros de la vida. Donde tropiezas,
ahí está tu tesoro. Joseph Campbell

En esencia, si queremos dirigir nuestras vidas, debemos tomar el control de


nuestras acciones. No es lo que hacemos de vez en cuando lo que da forma a
nuestras vidas, si no lo que hacemos constantemente. Tony Robbins

No te preocupes por lo que has perdido, abre los ojos ante las nuevas
oportunidades que tienes justo delante de ti. Helen Keller

No te dejes abrumar por si tu objetivo parece demasiado grande. Céntrate en dar


un pequeño paso cada vez. Confucio

No se puede elegir lo que te depara la vida, pero se puede elegir la forma de


responder. Maya Angelou
El problema de no tener una meta en la vida es que te puedes pasar la vida
corriendo arriba y abajo del campo de juego sin obtener nunca una puntuación. Bill
Copeland

Realmente no importa lo que otros piensen que deberías estar haciendo con tu
vida. Lo único que importa es que tú sepas lo que estás haciendo con tu vida.
Muhammad Ali

El éxito no cae del cielo. Tienes que levantarte, hacer el trabajo e ir en su busca.
Kyle Chandler

¿Qué nos dice la Ley de Pareto?

La ley de Pareto, también conocida como la regla del 80/20, establece que, de
forma general y para un amplio número de fenómenos, aproximadamente el 80%
de las consecuencias proviene del 20% de las causas.
Esta regla no tiene un fundamento teórico, sino empírico. Su validez proviene
del hecho de que la aproximación del 80/20 resulta ser correcta de forma empírica
en una gran variedad de fenómenos tanto naturales como humanos. Sin embargo,
por definición, no son cifras exactas y pueden variar. En casos concretos, la
distribución puede ser, por ejemplo, del 80/30 ó del 80/10.

¿Qué nos dice la Ley de Pareto?

El origen de este principio se encuentra en la observación empírica que realizó


el economista y sociólogo italiano Vilfredo Pareto (1848-1923) respecto a la
distribución de la propiedad en Italia. Así, concluyó que, de hecho, el 80% de la
propiedad del país correspondía tan sólo al 20% de la población. Tras estudiar la
distribución de la propiedad en otros países, descubrió que seguía el mismo
patrón. Después de que Pareto publicara esta observación, otros estudiosos
comenzaron a observar fenómenos similares en sus respectivas áreas de
conocimiento.
Como tal, fue inicialmente enunciada por el consultor de gestión Joseph M.
Juran, a partir del trabajo Pareto. Originariamente, Juran aplicó el principio de
Pareto a cuestiones de calidad, observando cómo de forma recurrente el 80% de
los defectos era provocado por el 20% de los procesos.
En el mundo empresarial, la ley de Pareto suele cumplirse, por ejemplo, en los
campos de ventas y gastos. Así, en muchos casos se podrá comprobar cómo el
80% de las ventas de una empresa proviene de un 20% de sus clientes, o de un
20% de sus productos, o el 80% de sus gastos, del 20% de sus proveedores.
También se puede aplicar en logística (controlando el 20% de los productos
almacenados puede controlarse el 80% del valor de los productos del almacén), o
en ingeniería de software (el 80% de los fallos de un software tiene su origen en
un 20% del código de dicho software).
La ley de Pareto puede ser de gran utilidad para la gestión empresarial, puesto
que identificando el concreto 20% de un factor concreto que produzca el 80% que
queremos controlar, es posible conocer dónde es más rentable poner esfuerzos
extras para conseguir un mejor resultado.
Vilfredo Pareto fue un ingeniero de éxito con una vocación en las ciencias
sociales que, aunque tardía, le llevó a realizar importantes aportaciones a la
economía, en especial a la microeconomía, como el concepto de óptimo de
Pareto. También realizó controvertidas aportaciones al mundo de la sociología,
como la teoría de las élites, que establece la superioridad social de una minoría
selecta, o élite, que de forma inevitable dominan al resto de la sociedad. Según su
planteamiento, los cambios de régimen político y revoluciones no ocurren cuando
el poder es destituido desde abajo, sino cuando la élite gobernante es remplazada
por una nueva élite.
¿Qué es la Ley de Pareto? El principio del 80/20, una puerta gigante a la felicidad
Sigo comentando algunos temas que me interesan sobre el libro La semana
laboral de 4 horas, de Tim Ferriss, que estoy releyendo estos últimos días. En este
caso vamos a hablar sobre la ley de Pareto, a razón de Vilfredo Pareto, un
controvertido economista y sociólogo que vivió entre 1848 y 1923, que anunció
la Ley de distribución de los ingresos, lo que a día de hoy llamamos Ley de
Pareto o principio del 80/20.

¿Qué dice la Ley de distribución de los ingresos o Ley de Pareto?

La Ley de distribución de los ingresos afirma que el 80% de la riqueza y los


ingresos son producidos por el 20% de la población.
Curiosamente, esto puede aplicarse a ámbitos muy distintos al simplemente
económico y, de hecho, puede encontrarse en casi cualquier parte: el 80% de los
guisantes del jardín de Pareto salían del 20% de las vainas que había plantado.
¿Curioso? ¿Casualidad? Ni mucho menos, parece ser que esto podemos
aplicarlo de muchas formas en nuestras vidas:
 El 80% de las consecuencias se deriva del 20% de las causas.
 El 80% de los resultados procede del 20% de los esfuerzos realizados y del
tiempo invertido.
 El 80% de los beneficios de una empresa proviene del 20% de sus productos y
de sus clientes.
 El 80% del total de ganancias obtenidas en la Bolsa va a parar al 20% de los
inversores y tiene su origen en el 20% de los valores de una cartera individual.

¿Siempre un 80% contra un 20%?

No, ni mucho menos. La relación 80/20 es una relación básica para explicar la
Ley de Pareto y, de hecho, es un número habitual a la hora de analizar muchos
ámbitos de nuestras vidas. Sin embargo, lo que quiere transmitir la Ley de Pareto
es que ese es un límite, pero que también son habituales las relaciones 90/10 o
incluso 99/1.
Sabiendo esto, no es tan importante buscar la relación, como buscar esos
pequeños porcentajes que pueden ayudarnos a mejorar nuestra vida de
forma sustancial, cambiar o potenciar esas pequeñas cosas que realmente
tienen una implicación directa en nuestro día a dí, ya sea a nivel de productividad,
resultados, felicidad, amigos, clientes o inversiones. La Ley de Pareto puede
aplicarse en cualquier ámbito de nuestras vidas.

Aplicando la Ley de Pareto a la felicidad

Umm… ¿pero no hablamos siempre de productividad? Sí, y quizá hablamos


demasiado de la productividad y demasiado poco de la felicidad. Una de las
cosas que me gustó muchísimo de Tim Ferriss en esta parte del libro es que lo
primero que se plantea es…
 ¿Qué 20% de causas son responsables del 80% de mis problemas e
infelicidad?
 ¿Qué 20% de causas producen el 80% de mi felicidad y deseos cumplidos?
Ni una palabra sobre productividad. ¿Para qué sirve o, más bien, para qué debería
servir nuestra productividad? Para ser felices, sin duda. Nuestra vida es limitada y
una buena forma de aprovecharla es siendo felices todos y cada uno de
nuestros días, así que es interesante plantearnos las dos preguntas anteriores
que nos propone Tim Ferriss para aplicarlas en nuestras vidas y reducir las causas
de nuestra infelicidad y dedicar ese tiempo a las cosas que nos ayudan a ser
felices y a cumplir nuestros deseos.
Ser conscientes de la Ley de Pareto y aplicarla en nuestro día a día nos puede
ayudar a ser mucho más produc… felices. Sí, ¡felices!

10 consejos para dejar de perder el tiempo en la vida ¿Te ha pasado? Incluso los
momentos de ocio también se pue

10 consejos para dejar de perder el tiempo en la vida ¿Te ha pasado? Incluso los
momentos de ocio también se pueden perder. 13 de Octubre de 2014 | 08:12 |
Emol Archivo Andar corriendo es el mal de todos los días. Adictos a la adrenalina.
Impacientes. Sin tiempo para la calma, la contemplación y el goce. Nos llenamos
de obligaciones y tenemos el discurso y la intención de ser productivos. Pero,
¿realmente lo logramos? El perder el tiempo parece ser parte de esta ecuación
trabajólica, y no se trata de descansar, salir con los amigos, disfrutar del ocio o
hacer deporte. Sino que es más simple y preocupante. Según explica el psicólogo
Miguel Ángel Palacios estaríamos programados para movilizarnos hacia el placer
y evitar el displacer, lo que se haría casi en forma automática. “Cuando por
cualquier motivo no estamos totalmente presentes y en estado alerta, funcionamos
distraídos y opera el modo automático. Es por eso que sólo cuando
conscientemente nos enfocamos, podemos recién ponernos a trabajar en lo que
debemos hacer”, afirma. Pero también, a su juicio, es común que tengamos
respuestas evitativas para enfrentar plazos y las entregas. “Se puede entrar en el
juego el miedo a fallar, el miedo a que sea juzgado por la tarea, los niveles de
ansiedad que implica querer hacer bien el trabajo, lo que se traduce en ansiedad o
angustia por querer impresionar a la persona que recibe el trabajo”, añade. Ahora
también está la invasión de las redes sociales y nuestras conductas obsesivas-
compulsivas que nos llevan a engancharnos a cada rato con el teléfono, la
computador o la tablet. “Es que esos son espacios donde nos podemos esconder
por un rato de lo displacentero que implica el deber”, advierte. Sin embargo, para
la psicóloga Marisol Castillo el perder el tiempo tiene que ver con una pérdida o
ausencia de objetivos de vida claros. “Nuestra cultura no favorece el desarrollo de
la lógica real, aprender a discriminar, elegir, clasificar, jerarquizar ni reconocer
nuestras diferencias, metas o propósitos para coexistir en una sociedad”,
reflexiona. En ese sentido, aconseja respetar las propias expectativas para dejar
de ser pequeños robots o esclavos del teléfono, redes sociales, trabajo o un
sistema que no deja otra alternativa que la evasión. ¿Cómo mejorar tus tiempos?
Para evitar caer en las redes de la postergación, la periodista inglesa Jessica
Stillman publicó en la revista Inc una lista de consejos para dejar de perder el
tiempo, y de paso, pensar en ordenar y cambiar ciertas conductas que nos
impiden trabajar, ser productivos y alcanzar nuestras propias metas. 1. Correo
electrónico en el teléfono: Ignora las notificaciones y concéntrate en lo que estás
haciendo. Luego, al terminar date tiempo revisar la bandeja de entrada. Ganarás
concentración y optimizarás tu tiempo. 2. La tecnología para todo: ¿Realmente
necesitamos que la tecnología organice nuestra vida? ¿Es necesario escribir una
nota de aviso en vez de pegar un post it en el refrigerador. A veces, ocupamos
tantas aplicaciones que el solo hecho de actualizarlas lleva más tiempo que utilizar
a la vieja agenda o tu cuaderno personal. 3. Estar constantemente disponible: No
está de más establecer ciertas fronteras para evitar pasar el día en contacto con
los demás, ya sea en persona, por teléfono o correo. Por ejemplo, no contestar el
teléfono en ciertas situaciones o pedir un segundo si alguien te habla. 4. Deja de
improvisar: Probablemente nos cundiría más si hiciésemos todos los días lo
mismo al levantarnos, al llegar a la oficina y marcharnos. Elige una rutina y deja
tiempo y espacio mental para tomar decisiones o hacer algo verdaderamente
interesante o divertido. 5. La inspiración no llega: Es la base de toda postergación.
Sorpresa, la inspiración aparece cuando nos ponemos en marcha. Pero se irá si te
pones a hacer otras cosas obsesivo-compulsivas como revisar tu teléfono a cada
rato. Una buena táctica de ordenación mental es hacer algo inmediatamente o
asignarle una fecha determinada. 6. Dejar de discutir: El diálogo es bueno, pero
hay que saber cuando dar la razón o imponer autoridad. Recuerda que muchas de
las confrontaciones terminan convirtiéndose en algo personal, totalmente ajenas al
trabajo. 7. Soluciones temporales: Olvídalas. Aunque te tome menos tiempo que
solucionar completamente la situación. Afróntalo rápidamente y olvídate de ello. 8.
Reuniones que no terminan en nada: El problema es que nos gusta reunirnos
porque nos hace sentir importantes, productivos y perder nuestro tiempo sin tener
mala conciencia. 9. Impresionar a los demás: ¿De verdad necesitamos pasar
tantas horas en el gimnasio, maquillándonos, vistiéndonos como pinceles,
seleccionando la fuente idónea para un correo electrónico o siendo absolutamente
perfeccionistas? En el punto medio se encuentra el equilibrio, y hay una frontera
en la que el detallismo pasa a ser pura pérdida de tiempo. 10. Los tacos: Sabemos
que tu horario laboral no lo estableces, pero en la medida de lo posible, intenta
evitar las horas punta porque así ganarás varios minutos y horas extra.

¿POR QUÉ POSTERGAMOS LAS TAREAS IMPORTANTES? LA


PROCRASTINACIÓN ES UN MAL QUE AQUEJA A MUCHOS. SIN EMBARGO,
TIENE REMEDIO. ESTO ES LO QUE DEBES HACER SEGÚN PSICÓLOGOS.
Lo llamo “pereza inmóvil”. Es un fenómeno de lo más común, que paraliza, que
nos hace pasar minutos, horas, mitades de días, haciendo justo lo contrario a lo
que deberíamos (es decir, nada). Mientras tanto, el tiempo sigue su curso. De no
estar paralizadas, nuestra mañana sería taaan productiva.

La red está infestada de artículos que hablan de procrastinación. Incluso hay blogs
exclusivamente dedicados a dar consejos al respecto. Todos los días, algunos
más, otros menos, empleamos nuestras horas disponibles en formas que, para
efectos de la productividad (otro concepto espinoso), resultan poco convenientes.

Al parecer, los psicólogos están tan preocupados como nosotros por este
problema. La siguiente compilación reúne algunas recomendaciones de
especialistas: maneras científicamente probadas en que podemos dejar de
procrastinar. No está de sobra que le eches un vistazo. Seguramente encontrarás
algo útil en ella.

1. Empieza por lo más fácil


Aunque se logra una mayor productividad cuando comenzamos por las tareas
desagradables o difíciles, los psicólogos recomiendan que, si nos cuesta trabajo
comenzar, comencemos por lo menos complicado.

Empezar es todo un reto pero, una vez que superas ese obstáculo, tu cerebro
toma una especie de impulso que le permite trabajar con mayor efectividad. La
razón se debe a un fenómeno psicológico conocido como el efecto Zeigarnik. Se
refiere a cuando las tareas pendientes se quedan almacenadas en tu memoria.
Una vez que las anotas en una lista o comienzas a completarlas, tu cerebro se
libera y se desempeña mucho mejor.

2. Engaña a tu cerebro
Las tareas muy difíciles son aterradoras, lo cual nos desanima y nos distrae. Sin
embargo, al completarlas, vencemos el miedo y nos sentimos más tranquilas.
¿Cómo ganarle a la inmovilidad y ayudarnos a dar el primer paso? Engaña a tu
cerebro de esta forma:

En lugar de pensar “tengo que terminar el proyecto X”, piensa “debo enviar un
correo para determinar lineamientos editoriales”, y después “debo sintetizar los
lineamientos y comunicarlos a mis colaboradores”. Algo así.

Piensa por partes. Se trata de que no le repitas a tu cerebro la palabra o la


frase del terror. Así, bajo engaño, no tendrá miedo a comenzar.

3. Sé amable contigo misma


Tal vez pienses que, para evitar la procrastinación, debes ser súper estricta
contigo misma. Pero la ciencia recomienda que te lo tomes con calma, que no te
reprendas ni te martirices. Ya llevas un retraso a cuestas. Ser compasiva
contigo te ayudará a aprovechar mejor el tiempo.

En cambio, si te echas en cara constantemente haber comenzando tarde, la tarea


será mucho más difícil de completar, y el proceso te dejará agotada. Así que
perdónate, y una vez que empieces, trátate bien.

4. Consíguete un buen porqué


Siempre es más fácil realizar tareas que nos gustan, de las que estamos
convencidas. Por eso, si te está costando trabajo comenzar, puedes dedicarle
unos minutos a plantearte por qué vale la pena hacerlo, por qué es importante
cumplir con ciertos propósitos. Convéncente.

La doctora Fuschia Sirois, de la Bishop’s University en Canadá, recomienda


incluso buscarnos un porqué más íntimo: “Escarba en lo más profundo de ti y
encuentra un significado que puedas valorar a nivel personal, algo que realmente
justifique el cumplimiento de la tarea.”

Escúchate
El perfeccionismo extremo y el miedo al fracaso son un atajo hacia la pérdida de
tiempo. La ciencia sugiere que escuches a tu yo interior, incluso por encima del
pensamiento productivo.

En cuanto te sorprendas pensando cosas como “esto terminará en catástrofe”, o


“necesito que quede absolutamente perfecto”, detente. Es hora de aplacar tu
ansiedad. Para ello, conviene que dudes de tus dudas.

Los psicólogos aseguran que mover la cabeza de un lado a otro, mientras esos
pensamientos negativos cruzan por tu mente, puede resultar útil para no tomarlos
en serio. La fórmula parece infantil, pero es una recomendación de especialistas.
Nada pierdes con intentar.

***

Ahora que ya tienes los consejos, ponlos en práctica. Los hábitos de trabajo y
pensamiento no pueden cambiar de la noche a la mañana, pero conviene que
vayas acostumbrándote poco a poco. Ah, y no dejes de revisar nuestros consejos
para terminar todo lo que empiezas.

¡Ahora sí, a trabajar!

Aquí tienes 10 claves para gestionar bien tu tiempo en el día a día:

1) Apunta todas aquellas “pequeñas” cosas que tengas que hacer y


distribúyelas en categorías: casa, oficina, reuniones, etc. Puedes utilizar papel, o
alguna app como Evernote o de tipo Calendario. Esto te ayudará a no olvidar
cosas (las consecuencias de los olvidos pueden hacerte perder mucho tiempo) y a
ir resolviendo varias de esas pequeñas tareas a la vez.
2) Hazte un esquema mental (o en papel o en
una app de tipo calendario) de los próximos días y encuentra aquellos ratos en los
que no tendrás obligaciones laborales o familiares. Seguro que al cabo del día
encuentras varios ratos libres, como al levantarte, a la hora de la comida, entre
dos reuniones durante la mañana, o después de dejar al niño en tenis por la tarde.
Una vez los has encontrado, distribuye tus tareas pendientes en esos ratos.

3) Piensa siempre que las cosas pueden costarte más tiempo del que has
previsto, y piensa también que pueden surgirte tareas imprevistas. Esto quiere
decir que tienes que asignar los tiempos a las tareas muy holgadamente, y que
tienes que ser muy flexible, de lo contrario serás el perfecto ejemplo de
hombre/mujer estresado/a. Las tareas imprevistas siempre que puedas
resuélvelas sobre la marcha. Evitarás olvidos y ¡ni siquiera perderás el tiempo
teniendo que anotarlas!

4) Hoy mejor que mañana, y antes mejor que después. Prioriza siempre las
tareas diarias según su premura o necesidad. Haz primero lo que no puede pasar
de hoy, y después el resto.

5) Sistematiza las cosas que haces a menudo para optimizar el tiempo que
inviertes en ellas. Vale la pena perder un poco el tiempo la primera vez que haces
algo, si eso te va a acelerar las siguientes veces que hagas lo mismo. Esto vale
para las pequeñas cosas del día a día, y ¡también para los grandes proyectos! Un
ejemplo muy sencillo es llevar siempre anotado en tu smarphone las direcciones
de los sitios a los que vas, los DNIs de tus hijos, los números de tus cuentas y
tarjetas bancarias, las contraseñas que utilizas, las matrículas de tus vehículos, el
tipo de cartucho de tu impresora, etc. (utiliza Dropbox o Safewallet por ejemplo).
Te permitirá hacer gestiones rápidamente estés donde estés, sin necesidad de
esperar para poder consultar esos datos que no tienes, o de tener que llamar a
otra persona para preguntarle.

6) Delega todo lo que puedas delegar, siempre que puedas y que confíes en
esa tercera persona que va a hacer las cosas por ti. Cuando vas apurado, y
quieres ganar tiempo, puede ser incluso necesario pagar a alguien para que haga
cosas que en otras circunstancias harías tú. Por ejemplo, que te hagan la
declaración de la renta o que te traigan la compra a casa. ¡El tiempo vale más que
el dinero! No escatimes en gastos que te supongan un ahorro de tiempo.

7) No digas siempre que sí, también hay que saber decir que NO. Este es uno
de mis defectos, soy consciente de que por esta vía se pierde mucho tiempo. Hay
que decir que NO educadamente cuando la situación lo requiera.

8) Haz una cosa detrás de otra, no empieces varias cosas a la vez, y una vez
empieces algo acábalo aunque te demores un poco más. Las tareas incompletas
te obligan después a perder tiempo a la hora de retomarlas: pierdes el hilo, tienes
que repasar lo que habías hecho previamente, e incluso olvidas por qué habías
iniciado algo de una forma u otra.

9) Tú conoces mejor que nadie cuántas horas necesitas dormir. Hay gente que
necesita sólo 6 horas y otros 8 hr. Si dormimos menos de lo que necesitamos, o
también si dormimos más, al día siguiente no nos encontramos bien y rendimos
menos. Por ejemplo, si tu descanso adecuado es de 7 horas, ponte el despertador
exactamente a las 7 hr de cuando te has acostado, y ¡permítete retrasar el
despertador sólo 1 vez! ¡y sólo 5 minutos!

10) Aprovechar bien el tiempo no es hacer muchas cosas y hacerlas de forma


rápida. Es mucho mejor ser eficaz: elimina cosas superfluas, elimina tiempos
muertos (o cuando estés obligado a tener un tiempo muerto aprovecha para hacer
tus tareas), sé perfeccionista cuando hay que serlo pero no entres en el detalle
cuando no sea necesario, cuando tengas varias opciones elige la más eficaz (no la
más rápida), una vez tengas todos los elementos de juicio no demores una
decisión. Son pequeños consejos para ser más eficaz.

¡No dejes de hacer aquello que realmente quieres por falta de tiempo! Planifícalo
con antelación y encontrarás el hueco que necesitas para cumplir tu sueño.

PRODUCTIVIDAD

Hábitos que necesitas abandonar para dejar de perder el tiempo

Algunos malos hábitos se quedan con nosotros durante toda nuestra vida, muchas
veces porque no nos damos cuenta de su existencia. Estos son algunos de los que
yo he dejado atrás para aprovechar mejor mi tiempo, y tal vez puedan servirte a ti.

i en algo todos nos convertimos en expertos a temprana edad sin nada de


entrenamiento, es en perder el tiempo. No se tiene que sufrir de ningún tipo de
déficit de atención para distraerse fácilmente, tiene más bien que ver con los hábitos
que adoptamos a lo largo de nuestras vidas y que muchas veces sin darnos cuenta
se apoderan completamente de nuestro funcionamiento. Muchos dicen que para
crear un hábito solo hace falta repetir las cosas por unos 30 días de la misma
manera, es decir, que la mejor forma de abandonar un hábito es dejar de hace lo
mismo por esa cantidad de tiempo, o "sobreescribir" la mala costumbre con una
nueva y más saludable.

Esta lista de cosas que describo a continuación son malos hábitos que he dejado
atrás. Esto me ha servido para ser más productiva, evitar distracciones y tener
más control sobre mi propio tiempo. Mis experiencias pueden o no servirte a ti, pero
en todo caso vale la pena compartirlas con los lectores, pues una o todas podrían
serle de ayuda a cualquiera.

Abusar de la multitarea

Los humanos tenemos la terrible costumbre de creer que somos más


productivos si hacemos muchas cosas al mismo tiempo, creemos que si somos
capaces de llevar una conversación mientras terminamos un documento de trabajo,
vemos un vídeo de gatos y además preparamos nuestro almuerzo, estamos en la
"zona de gloria del multitasking humano". No, no, no, y mil veces no. Lo más
probable en ese escenario es que no recuerdes nada de la conversación a los cinco
minutos, el documento esté lleno de errores, tengas que pausar el vídeo 15 veces y
ni lo disfrutes la mitad, la comida se te queme o te olvides a ponerle sal.

Las personas somos terribles en la multitarea, no estamos "fabricados" para


procesar demasiados datos a la vez, necesitamos concentrarnos en una sola cosa
para poder hacerla bien. Hacer las cosas mal, o a medias por no prestarles la
suficiente atención nos hace trabajar doble, y malgastar tiempo repitiendo tareas
que podían haberse hecho bien desde un principio. Intenta dedicarle el tiempo
necesario a las cosas, tanto en tu trabajo como en tu vida personal, o vas a terminar
todos los días más agotado de lo normal y con la sensación de que no terminaste
nada.

No establecer prioridades

Esta también tiene que ver un poco con la de arriba. No saber que cosas
necesitas hacer primero o son más importantes es trágico para al
productividad. Si hacer varias cosas al mismo tiempo termina por convertirte en
alguien que ofrece resultados mediocres, darle prioridad a las cosas menos
importantes también te hará quedar mal. Muchos cometemos el error de creer que
podemos hacer rápidamente algunas tareas sencillas antes de empezar a
ocuparnos de las labores más complejas y tediosas pero que son más importantes.
Al final casi siempre las "cosas simples" te toman más tiempo de lo que esperabas,
y cuando terminas te das cuenta que ya llevas retraso en lo que necesitaba
prioridad.

Crea un lista de tareas y asigna su lugar dependiendo de su prioridad, cuando


haces las cosas que deben hacerse primero, primero, parece que te sobra
tiempo para hacer las demás o que todo es aún más liviano luego de levantar las
pesas más pesadas por un rato.

No hacer listas de tareas y creer que vas a recordar todo lo que tienes que hacer

Al cerebro déjale el trabajo creativo, y a las notas, tu memoria.

Lo anterior me lleva a esto, creer que nuestro cerebro especialista en distraerse y


olvidar cosas es capaz de recordar todas y cada una de las tareas que necesitamos
hacer y cuáles deben hacerse primero, es de locos. Así de simple. Usa un
cuaderno, una aplicación, una pizarra, post-its, lo que mejor te parezca, pero anota
las cosas por fuera y ten siempre tu lista a la mano.

Hay infinidad de métodos para tomar notas en papel, o aplicaciones para


organizarse mejor, lo importante es que no dependas solo de tu memoria. Al
cerebro déjale el trabajo creativo, y a las notas, tu memoria.

Invertir demasiado tiempo haciendo listas de tareas y nada de tiempo haciendo las
cosas

En el momento en el que te conviertes en un adicto a las listas de tareas debes


empezar a ponerte límites, a más de uno le pasa que invierte horas del día en
organizar sus quehaceres en una libreta, y nada de tiempo en ir a hacer las cosas.
El procrastinador ama las listas de tareas, son su droga de elección. "Anotaré
todas estas cosas aquí, les asignaré prioridades, fechas, horas, las adornaré con
colores, mejor ¡planificaré todo por los próximos diez años!..." No exageres, planifica
tareas a corto plazo, anota lo que debes hacer esta semana, o las citas importantes
dentro de más tiempo que no recordarás, pero si no tienes que hacerlo por dos o
tres meses no llenes tu lista con ello.

La listas de tareas demasiado largas nos hacen sentir abrumados, y con tantas
cosas que hacer no sabremos cuáles hacer primero, no entra la parálisis causada
por el dilema de la elección.

Dejar que tu smartphone te controle

JaysonPhotography / Shutterstock.com
La vida es hermosa cuando no gastamos ni 10 segundos de nuestro día, mirando
notificaciones de solicitudes de Candy Crush

Esto debo agradecerle en parte a Javier Lacort, quien escribió hace poco sobre
como pasó a dominar a su iPhone para que este dejara de dominarle a él. De
ese genial artículo lo que más se quedó conmigo es como las
notificaciones push son completamente innecesarias. Decidí desactivarlas casi
todas, y el silencio que llegó a mi smartphone fue tan grande que no podría regresar
a escuchar todas esas insignificantes, ruidosas, y molestas notificaciones cada 5
minutos.

Nadie necesita alertas de Facebook, Instagram, Twitter, etc., al instante. Lo único


que hacen es distraerte y hacerte perder el tiempo revisando el móvil
incansablemente. La vida es hermosa cuando no gastamos 10 segundos de nuestro
día, varias veces al día, mirando notificaciones de solicitudes de Candy Crush en
Facebook. Aunque sigo revisando mucho más de lo que debería las notificaciones
de mi teléfono, actualizando manualmente lo que quiero ver, la diferencia es
abismal. Solo mantengo las de el cliente de mensajería que más uso (Telegram),
las de Slack (mensajería de trabajo), y el correo electrónico (y de este solo activo la
sincronización un par de veces al día).

Revisar el correo antes de dormir o al levantarte

Este hábito lo abandoné hace poco, y es una consecuencia directa de lo anterior.


Noté que revisar el correo justo al levantarme, o antes de dormir, no me trae
nada bueno. Al levantarme porque antes de ir a ocuparme de lo que dicen mis
emails necesito terminar de despertar, bañarme, desayunar, etc., y para el momento
en el que llego a mi PC a ocuparme de las cosas ya olvidé que correos debía
responder o cuáles eran importantes, y, sin embargo, malgasté mi tiempo en la
mañana revisando correos.

Antes de dormir no deberías ni mirar el móvil, pero ese hábito es más difícil de
romper. Antes de dormir no vas a responder correos o al menos ni deberías hacerlo,
estás cansado, no piensas con claridad, y somos más propensos a tomar malas
decisiones. Antes de dormir si no planeas responder e igual vas a tener que
revisarlo todo al otro día, solo estás perdiendo tu tiempo mirando el correo. ¿Tiene
sentido o no?

Cómo Dejar De Perder El Tiempo En El Trabajo (Y Evitar Que Te Lo Roben)

Llevaba sólo 2 semanas en Barcelona cuando me compré mi primer


bicicleta. Estaba muy emocionada de recorrer toda la ciudad pedaleando, y
sobretodo de no tener que usar ningún otro medio de transporte.

Y así fue por algunos días, hasta que una mañana desapareció… ¡me la habían
robado!

El ladrón sólo me dejó el candado y un coraje que me duró toda la semana (de
hecho, ahora que lo pienso me da coraje otra vez)

Curiosamente, así como existen ladrones de bicicletas, también existen ladrones


de tiempo, los cuales se dedican a quitarte valiosos minutos de tu día. En
este artículo una invitada nos cuenta cómo dejar de perder el tiempo e identificar a
estos ladrones para ser más productivo.

Este Es Un Artículo Invitado De Edith Gomez Del Blog Gananci.


“La regla número uno de los ladrones es que nada es demasiado pequeño para
robar (un segundo de tu tiempo también es valioso para llevar)”.

De las horas que pasas trabajando, ¿cuántas horas son productivas?

A veces acabamos la jornada con la sensación de no haber hecho todo lo que


queríamos y le echamos la culpa al tiempo (¡qué pocas horas tiene el día!, dicen
algunos).

Pero, el verdadero problema no es que no hayamos sabido gestionar nuestro


tiempo (no podemos estirar el tiempo con una varita mágica). Lo que sí podemos
hacer es mejorar nuestro foco de atención en esa tarea, y de esta forma tener
tiempo para todo.

Y pensaréis, ¿por qué algunas personas hacen muchas más cosas que otras
teniendo el mismo tiempo?

Estas personas posiblemente sepan identificar y combatir los llamados ladrones


de tiempo, los cuales son los responsables de absorber nuestra energía.
Podemos diferenciar los ladrones de tiempo externos y los que generamos
nosotros mismos y son internos.

Se estima que los ladrones de tiempo pueden quitar entre un 50 y un 70 % de


horas efectivas de trabajo.

Y el primer paso para deshacernos de ellos es concienciarnos de que existen:

Ladrones De Tiempo Externos

 El correo electrónico y las redes sociales.

Tener abierto el correo y las redes sociales durante toda la jornada de trabajo
provoca una gran distracción en el trabajo. Notificaciones que te alertan que has
recibido un email nuevo o un mensaje privado por Facebook harán desconectarte
del trabajo y caer en la tentación de querer contestar y ver de qué se trata.

Lo ideal sería que dejáramos estas tareas para una hora determinada del día y si
es necesario configurar el email para que nos lleguen a una hora planificada. Es
recomendable no hacerlo más de tres veces al día.

 Llamadas de teléfono.

A simple vista una llamada de teléfono es más eficaz que escribir un email. Se
tarda menos en decir algo que en escribirlo. Pero en ocasiones, el teléfono nos
puede jugar una mala pasada con llamadas inesperadas o demasiado largas.

Así que si no estás esperando una llamada importante y estás concentrado en una
tarea, es recomendable que desconectes la línea. Si necesitan algo dejarán un
mensaje o volverán a llamar más tarde.

 Reuniones.

Hay reuniones y reuniones. Están aquellas que son productivas y eficaces, y otras
que son demasiado largas y están mal organizadas. Estas últimas lo que hacen es
perder el tiempo. Imagina que has reunido a diez personas, habrás perdido diez
horas de trabajo.
Cuando vayas a convocar una reunión, piensa si realmente es necesaria y
convoca solo a las personas que están involucradas. Si no sabes de qué temas se
van a hablar, ni te has tomado tiempo para prepararla, te aconsejo que no sigas
adelante y las canceles.

 Interrupciones de compañeros de trabajo o de familiares si trabajas en


casa.

Evita visitas inesperadas en la oficina o en casa (si trabajas allí) y establece un


horario para recibirlas. Si es algo inevitable, di de forma educada y amable que los
atenderás en otro momento y fija un día y una hora concreta.

 Falta de organización de otros.

A veces sin quererlo te ves envuelto en distracciones por culpa de una mala
gestión de otros. Y en este caso, la paciencia es lo único que te ayuda a mantener
la calma.

Ladrones De Tiempo Internos

 El perfeccionismo.

Ser demasiado exigentes con uno mismo y querer hacer una tarea perfecta
necesita de mucho tiempo y seguramente se lo estemos quitando a otra tarea que
teníamos pendiente.

 No delegar tareas.

Todo no podemos hacerlo solos, es necesario delegar tareas en otros


profesionales que tengan las capacidades necesarias para poder cumplir con
nuestros objetivos. Hay que confiar en otras personas para poder seguir
creciendo.

 No tener inteligencia emocional.

Saber controlar tus emociones es algo que no todas las personas saben hacerlo.
Pero, en el momento que consigas apartar tus preocupaciones, miedos, ansiedad,
culpa…de la tarea que estés desempeñando, ganarás mucho tiempo.

 Desorganización en tus tareas y objetivos.

Si supiéramos donde tenemos cada cosa, no perderíamos nuestro valioso tiempo


en encontrar ese archivo del ordenador que un día guardamos en aquella carpeta
que creamos.

 No saber decir NO.


Aprender a decir NO nos ayudará a estar más cerca de nuestros objetivos. No
hace falta ser agresivo ni antipático, simplemente dices amablemente que no
puedes conversar o atenderlo en ese momento. Aléjate de esos manipuladores
emocionales y evita que te manejen como les dé la gana.

 La procrastinación.

O lo que es lo mismo: dejar las tareas pendientes para otro momento.


Normalmente dejamos para otro momento aquellas tareas que menos nos gustan,
que nos hacen sentir incómodos o que nos aburren.

Pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo para hacerlo y que no pasará
nada si no lo ejecutamos ya. Pero el tiempo es algo que nunca se puede recuperar
y si lo dejamos pasar, nuestros propósitos nunca se cumplirán. Y estamos aquí
solo una vez, ¡habrá que aprovecharlo!

Corte comercial: Si quieres saber más del tema, lee este artículo.

¿Cómo Evitar Que Los Ladrones Nos Roben Nuestro Valioso Tiempo?

Las interrupciones son, la mayoría de las veces, ajenas a nosotros, por lo que
sentimos que poco podemos hacer para controlarlas.

Sin embargo, existen algunas técnicas que yo misma he probado, que te ayudarán
a organizar mejor tu tiempo, y a trabajar de forma más efectiva en tu puesto de
trabajo y, por supuesto, aumentar tu productividad.

A continuación te explico cada uno de estos tips para aprovechar mejor tu tiempo:

1 Elimina Las Distracciones

Este paso ya lo hemos dado cuando hemos identificado a esos ladrones de tiempo
internos y externos que aparecen con frecuencia en nuestro día a día.

Entre mis tareas se encuentra gestionar las redes sociales de la empresa donde
trabajo y cuando dedico atención a esta tarea, es verdad que me paso más tiempo
de la cuenta en Facebook, bicheando otras cuentas y viendo algún vídeo
interesante que me ha impactado.

Además, suelo dejar el móvil en sonido para recibir notificaciones de Twitter y


responder al momento a la persona que me ha escrito un mensaje o para dar las
gracias al retuit que me han hecho.

¿Os suena, verdad?


El hecho de dejar el móvil en sonido es para mí el mayor problema, ya que no solo
espero un feedback de algún seguidor de Twitter. Aprovecho y leo el whatsapp
que acabo de recibir y escribo aunque sea brevemente. O si recibo una llamada,
contesto.

Por tanto, el primer paso es identificar qué hábitos practicamos y que atentan con
nuestra productividad. Apúntalos si hace falta en una hoja para concienciarnos de
cuáles son.

2 Concéntrate En Cada Tarea

El segundo paso que a mí me ha funcionado es organizar el día con lápiz y papel.


Coge una agenda y escribe todas las cosas importantes que tienes que hacer y
céntrate en ellas.

Hay personas con preocupaciones en su cabeza que les impide concentrarse en


sus tareas y eso les impide ser productiva.

Así que respira hondo, ponte cómodo, busca un lugar en el que te sientas relajado
y tranquilo para pensar y organizarte. Y apóyate en una agenda para distribuir tu
tiempo y hacerlo más efectivo.

Piensa en un lugar que te permita reflexionar y pensar con claridad esa lista de
prioridades que debes cumplir en una fecha límite que te impongas. Mi lugar
preferido es la playa en verano, cuando empieza a vaciarse y quedarse en
silencio, y el resto del año, mi habitación.

¿Cuál es tu lugar favorito?…

3 Elabora Una Lista

Mi momento del día para ordenar mis ideas es cuando me voy a la cama, antes de
dormir. Es ahí cuando pienso los objetivos o metas que debo cumplir, da igual si
soy la jefa de mi propia empresa o cumplo órdenes de alguien.

Pienso que debo hacer x tareas para llegar al objetivo deseado. Y cuanto más me
concentre en cada una de esas tareas, más directa llegaré y con menos
obstáculos me encontraré.

A veces, incluso cuando me levanto de la cama, cuando la mente está totalmente


despejada y descansada, me aparecen ideas que la noche anterior no se me
habían ocurrido. Apúntalas en esa agenda y compruébalo.

4 Valora La Importancia De Cada Tarea


Uno de los hábitos que incluyo en mi rutina es priorizar las tareas. Primero hago
las más importantes que suelen ser las más difíciles y las que más me cuestan, y
después las más fáciles.

Dejar para el final del día, cuando estás más cansado y agotado, las tareas más
fáciles te ayudará a acabar con éxito tu día.

Si por el contrario dejamos para las 6 de la tarde la reunión con el cliente o la


videoconferencia por Skype con un socio, tanto uno como otro no rendiremos al
máximo y estaremos deseando acabar para irnos a casa a descansar. Y no
habremos sacado todo el jugo que podríamos haber conseguido.

Una estrategia que me resulta muy efectiva es dejar algunas actividades para un
horario específico. Si sé que soy más productiva a primera hora de la mañana,
después de mi desayuno, es en esa franja horaria cuando fijo la reunión
importante que tengo.

5 Tacha De La Lista Lo Realizado

Hacer una cruz a las tareas que hemos realizado, nos permitirá visualizar mejor
que tenemos un control de lo que hemos hecho. Y esto aumenta la productividad.

Si vemos que la tarea no vamos a acabarla en el tiempo fijado, intentemos


mantener la calma y buscar soluciones. Tal vez esa tarea necesite de más tiempo
y recursos, por lo que debemos fijar otro plazo.

Cuando cumplamos todas las tareas, pensemos qué pasos son los siguientes y la
forma de alcanzarlos.

Completar con éxito todo lo propuesto, aumenta nuestra autoestima y nos ayuda a
eliminar la idea de dejar las tareas pendientes para más tarde.

6 Evalúa Lo Conseguido

Cuando vayas a crear una nueva lista, analiza qué objetivos has cumplido por el
momento y cuáles no.

Un amigo me dijo que algo que le ayudaba a ver en qué punto sus acciones
estaban alineadas a sus metas, era poniendo un valor numérico a esa lista. Por
ejemplo, si de 10 tareas, realizamos con éxito 7, nos encontraremos en el 70 %
del camino, sabiendo que para llegar al 100 % tendremos que modificar o ajustar
la lista.

Y tú, ¿añadirías alguna técnica más a esta lista? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Conviértete en un policía del tiempo y no dejes que te lo roben ¡comparte!


Cómo Dejar de Perder el Tiempo… y Aprovecharlo Eficientemente.
Uno de los más grandes obstáculos en tu vida diaria muy seguramente será
la pérdida de tiempo y el aprovechamiento de este recurso tan valioso.
Perdemos tiempo porque es algo que nos da placer, cuando revisamos
contantemente el facebook, chateamos o miramos televisión estamos saciando
un gusto personal y vano, solo por darle placer a nuestra mente y cuerpo. Pero…
¿en realidad estas actividades nos aportan algo de valor? NO, naturalmente si
estas revisando el facebook cada 20 minutos no estarás aprovechando el
tiempo,se te acumulará el trabajo y hasta puede que te lleves trabajo para tu casa
y dejes de estar pasando tiempo de calidad con tu familia por no enfocarte y hacer
las cosas que tienes en tu tiempo de trabajo.
Hay un aspecto básico del cual debes ser consciente y es que a pesar de que todo
el mundo quiere más tiempo, NO ES POSIBLE tenerlo… lo único que puedes
hacer es organizar tu vida de una mejor forma para que el tiempo que tienes (que
es exactamente igual al de todo el mundo) lo puedas aprovechar eficientemente.
Lo primero que debes reconocer (y hoy quiero ser muy duro y directo contigo) es
que malgastas el tiempo la mayor parte de tu día, reconócelo y acéptalo. No es
algo malo, pero si puedes empezar a mejorar desde Hoy mismo. Para ello vas a
tomar una hoja de papel y vas a escribir en qué cosas y actividades malgastas tu
tiempo, como por ejemplo: redes sociales, chat, televisión, navegando en internet,
viendo vídeos en youtube, revisando el correo electrónico, descargando música de
internet, en llamadas personales, viendo fotos entre otras muchas. Haz la lista de
todas esas actividades.
Ahora vas a hacer un plan para dejar de desperdiciar el tiempo para lo cual vas
a tomar la hoja de papel y en frente de cada actividad en la que pierdes
actualmente el tiempo vas a escribir una idea de cómo puedes reducir el tiempo de
dedicación a dicha actividad… por ejemplo:
 Hablar mucho tiempo en el chat – Idea: fijar un horario diario para chat de 30
minutos en la noche y cumplir ese horario.
 Veo mucha televisión mientras hago mi trabajo – Idea: desconectar el
televisión del tomacorriente mientras esté trabajando.
 Me conecto mucho a las redes sociales: Idea: una buena opción puede ser
desconectar el router o el modem para que no haya internet mientras estoy
haciendo las cosas de mi trabajo (obviamente mientras no necesite de internet
para mis labores)
Una vez tengas esa lista de ideas vas a definir exactamente qué vas a hacer para
eliminar cada uno de estos desperdiciadores de tiempo. Va a parecer mucho
trabajo al principio, pero en realidad va a ser muy sencillo porque solo tienes que
empezar a dejar de hacer cosas, o hacer cosas que te ayuden a hacerlo.
Recuerda que esto lo haces por ti y por los tuyos. Dichas acciones para eliminar
de tu vida los desperdiciadores de tiempo las vas a escribir en una nueva hoja de
papel, la vas a llevar a tu lugar de trabajo y la vas a poner en algún lugar visible.
Antes de empezar con tu trabajo vas a leer las acciones, te vas a decir a ti mismo
que te comprometes contigo y con tu familia a cumplirlas, es más si te ayuda pon
una foto de tu familia junto a esa lista para que te motive a cumplirla durante el
día. Es cuestión de voluntad el lograr eliminar los desperdiciadores de tiempo.
Ahora que ya estas comprometido lo que debes hacer es concentrarte un 100%
única y exclusivamente en la tarea o actividad que estés realizando en cada
momento, si estás haciendo una factura para una cotización, solo estás haciendo
eso y nada más!. El enfoque es el secreto para que todo esto funcione.
Ahora, quiero que hagas los ejercicio que te enseñe en este articulo y que por
favor me dejes un comentario debajo diciéndome que si te vas a comprometer a
eliminar los desperdiciadores de tiempo de tu vida y para siempre. Espero verte de
vuelta por esta página la próxima semana contándome cómo ha mejorado tu vida
gracias a tu fuerza de voluntad y decisión.
Te deseo el mejor de los éxitos y que tengas una vida organizada

Aprender a no perder el tiempo


Solo se vive una vez y no sabemos por cuánto tiempo. Si la mayoría de personas
ya pasamos al menos la tercera parte de nuestra vida durmiendo, es obvio que
hay que aprovechar el resto de nuestro tiempo al máximo

Consejos para aprender a NO perder el tiempo.

1. Cuando tenemos problemas


No hay que caer en la trampa de malgastar el tiempo autocompadeciéndose con
la excusa de la vida no es justa. La vida es lo que hacemos de ella y todos
elegimos vivir de manera diferente. La vida consiste en ventajas y desventajas,
más que en justicia e injusticia. Todos tenemos algunas ventajas; se trata de
aprovechar estas ventajas al máximo.
2. Evitar pensamientos negativos
El odio y la ira que son emociones fuertes, pero mucho menos constructivas que el
amor y la pasión. Es mejor centrarnos en lo que nos gusta, amar y ser un
apasionado de lo que queremos y eliminar la ira y el odio. Si aprendemos a
perdonar y avanzar, no solo nos sentiremos mejor sin que las cosas se nos irán
mejores también.
3. Aprender del pasado pero no quedarse anclados en él
Todos tenemos un pasado. Hay cosas de las que podemos no estar orgullosos,
pero ya las hicimos y debemos aceptarlo y dejarlo atrás. Desear que el pasado
hubiera sido diferente es una pérdida de tiempo y energía y límita nuestro futuro.
4. Evitar hacer comparaciones con terceros
Mientras que utilizar a otras personas como referencia para el logro de un objetivo
o sueño concreto puede ser muy constructivo, llevarlo al extremo sólo conduce a
la decepción o la rabia. Lo importante es centrarnos en ser mejores y emplear
nuestra energía en ser lo mejor que podamos ser.
5. Elegir la vida y la felicidad
La infelicidad es una absoluta pérdida de tiempo. Esperar ser felices y sentirnos
felices es algo que debemos convertir en habitual, como peinarnos y cepillarnos
los dientes. No hace falta un motivo para ser feliz. Podemos simplemente sonreír y
decir: hoy voy a ser feliz. Dejar que la felicidad fluya desde el corazón y llene todos
los momentos. La felicidad nos guía hacia las oportunidades y situaciones
positivas.
6. No perder el tiempo discutiendo
¿Realmente nos aporta algo demostrar que tenemos razón? Invertir el tiempo en
discusiones inútiles es una pérdida del tiempo. Lo mejor que podemos hacer en
esas situaciones es escuchar y tratar de entender. Puede que sigamos teniendo
diferentes puntos de vista, pero al menos mantenemos el respeto y una posible
cooperación y, sobre todo, no estaremos perdiendo tiempo precioso.
 Cómo discutir sin alterarse
7. Evitar tener envidia

Siempre habrá otros que son mejores que nosotros y eso no debería impedirnos
disfrutar de nuestra buena fortuna. Reconocer sin rincor el éxito y los logros de los
demás porque nos sirven de inspiración y actúe como catalizador para empujarnos
a hacerlo mejor, pero a nuestra manera.
 4 maneras de usar la envidia para el crecimiento personal
8. No perder el tiempo preocupándose por lo que los demás piensan de
nosotros

Es imposible caer bien a todo el mundo y no podemos hacer que la gente deje de
pensar cosas sobre nosotros. Lo importante es tomarse los comentarios de los
demás simplemente como opiniones. Escuchar las opiniones, aprender de
aquellas acciones positivas que sean de utilidad y seguir adelante.
9. No perder el tiempo llorando

Llorar de vez en cuando es una excelente forma de sacar las emociones fuera,
pero no aporta nada mas. Y cuando un llanto resulta prolongado lo único que hace
es retrasar la puesta en marcha de encontrar soluciones a nuestro problema.
10. Recordarse cada mañana que hoy es especial

Dejar las mejores cosas para luego es una pérdida de tiempo. Hoy es un día
especial, así debemos usar todo lo que tengamos. No tiene sentido guardar cosas
para más adelante.

Cómo discutir sin necesidad de alterarse

Andrea Méndez

Se puede discutir razonablemente y sin pelear, y estas 6 formas lo demuestran

Si algo ha quedado claro estos últimos meses es que el mundo está dividido.
Nadie se pone de acuerdo. Y encima las Navidades a la vuelta de la esquina.
Está claro que este año las conversaciones familiares en la mesa serán de todo
menos aburridas. Y para que no se conviertan en un auténtico infierno veamos lo
que los psicólogos y filósofos dicen sobre las formas más efectivas de
discutir. Y por discutir no me refiero a pelear, sino a comunicar tus ideas sin
ofender a alguien que tiene un punto de vista distinto, con la intención de
entenderle y aprender de su punto de vista.
Aquí van algunas sugerencias:

1. Escucha atentamente
El objetivo de una discusión no debe ser demostrar quién tiene razón, sino
transmitir que te preocupas por el asunto, dice Amy Cuddy, psicóloga social y
profesora en Harvard.
Demuestra a la persona con la que estás hablando que te preocupa lo que está
diciendo. El propósito debería ser que expresaras tus puntos de vista y
escucharas los suyos. Así es como no debería ser: “No voy a parar hasta que
me admitas que estabas equivocado. Así es como yo lo veo, y no vas a conseguir
mi opinión”, dice Cuddy, que ha investigado acerca del tema.
Y cuando escuches dalo todo. “No escuches a medias mientras estás
imaginando qué vas a decir a continuación”, dice Gary Gutting, filósofo de Notre
Drame.

2. No sueltes el ancla

Algunas personas empiezan una discusión dejando clara cuál es su posición y


rechazando moverse, algo que Cuddy llama “soltar el ancla”.

En su lugar, intenta entender el punto de vista de la otra persona. No significa


que tengas que estar de acuerdo con ella ni tengas que sacrificar tus ideas,
pero intenta comprender por qué dice lo que dice.“Haz preguntas verdaderas y
honestas, intentado comprender de dónde viene esa opinión, cómo ha llegado ahí
y qué conduce a eso”, dice Cuddy.

3. Ten en cuenta tu lenguaje corporal

Tu lenguaje corporal puede mandar mensajes más interesantes que las palabras
que salen de tu boca. Intenta evitar posturas o gestos que sean
condescendientes u ofensivos, como cruzar los brazos o apretar la mandíbula.
Mantén el contacto visual pero no de manera prolongada ni fija. Inclínate
hacia delante para mostrar que estás interesado. asiente de vez en cuando. Y no
hagas la subida de ojos, dice Gutting.
4. No discutas para ganar

Gutting dice que hacerlo te ayudará a emplear un lenguaje más neutral y a


reconocer los diferentes puntos de vista con mayor facilidad, especialmente en
discusiones sobre política.

No pienses en una discusión como una oportunidad para convencer a otro


de lo que piensas.Considéralo una manera de analizar y mejorar tus opiniones, y
tener una mejor comprensión de lo que piensa la otra persona.
Rara vez es productivo anotar los fallos de la otra persona o discutir sólo
para tener razón. “La gente renuncia a su opinión cuando hay argumentos
racionales contra ella. Y eso casi siempre es un proceso largo, no se da en un solo
encuentro decisivo”.
En “Cómo discutir sobre Política“, un capítulo de su libro “Lo que la Filosofía puede
hacer”, Gutting escribe que en muchas discusiones políticas, la gente a la que
creemos convencer casi siempre ya está de acuerdo con nosotros.

5. Conoce los hechos

Un buen argumento se apoya en evidencia, pero eso es sólo una parte. Algunas
personas, sobre todo en temas políticos, sólo buscarán los hechos que apoyen
su propia opinión, omitiendo convenientemente el resto. Este es uno de los
muchos sesgos cognitivos que cometemos. Por eso como indica Gutting, “si un
argumento pretende convencer tiene que tener en cuenta todos los hechos
importantes“.

6. Habla y escucha sin miedo

Un estudiante le preguntó a George Yancy, filósofo interesado en racismo, por qué


se había molestado en discutir con los supremacistas blancos. Yancy le contestó
que era necesario informar a la gente blanca qué piensan los afroamericanos
acerca de la raza.
“Estamos en un momento en el que no hablamos uno con el otro, sino uno contra
el otro”, dice Yancy. “Para mí, la condición para que se de una conversación es
que no temes hablar de lo que piensas, no tienes miedo de decirle a la otra
persona qué piensas exactamente del mundo”.
Pero una discusión en este sentido también requiere escuchar sin miedo,
“incluso si soy yo hablándole a un supremacista blanco que está intentando
decirme que soy inferior”, añade. “Una de las condiciones para que se de una
discusión fructífera es permitirte algún tipo de apertura mental en ti mismo para
escuchar”.
Encontrar un punto común a veces requiere dar un paso doloroso, indica
Yancy. “Lo que necesitas poder hacer es hablar el mismo idioma”, dice. “Por
ejemplo ellos creen en Dios, así que podrías decir: Tú y yo creemos en lo mismo.
¿Cómo es posible que ese Dios que te quiere a ti no me pueda querer a mí? ¿Es
posible que podamos estar de acuerdo en no estar de acuerdo con algunos
temas?”
“La gente olvidará lo que le dijiste, olvidará lo que le hiciste. Pero nunca olvidarán
cómo les hiciste sentir” – Dale Carnegie

Cómo ser asertivo en 7 pasos

Andrea Méndez

La asertividad es una habilidad social de la que poca gente habla. Está


relacionada con otras habilidades como la Empatía o la Inteligencia Emocional,
y es necesaria si quieres mantener relaciones exitosas y sanas con todas las
personas de tu vida.
Estás en un restaurante y el camarero te sirve un vaso sucio, ¿qué haces?
1. No dices nada y usas la copa a disgusto aun sabiendo que está sucia.
2. Armas un escándalo, te levantas y le dices al camarero que no volverás nunca
3. Llamas al camarero, le dices que tu copa está sucia y le pides por favor que te
cambie la copa

Date cuenta: 1. pasividad, 2. agresividad y 3. asertividad.


La asertividad precisamente se encuentra en medio. Es una combinación de
algo claro y directo, pero a la vez educado, amable y sincero.
Ser asertivo nos permite defender nuestros derechos y los derechos que creemos
justos sin ofender ni ser ofendidos, sin agredir ni ser agredidos. Ser asertivo
implica ser claro, directo, honesto, educado, amable. No exponer tus ideas de
forma agresiva ni ofender a los demás.

La asertividad es, en definitiva una gran manera de expresar tus emociones


y opiniones de la manera más constructiva para ti y para los demás.

En este vídeo hablaremos de 7 pasos sobre cómo ser asertivos. Toma nota:
La gente olvidará lo que les dijiste, incluso lo que les hiciste. Pero nunca olvidarán
cómo les hiciste sentir.

No dudes en dejar tus comentarios más abajo compartiendo tus reflexiones. Yo


como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Cómo tratar con personas tóxicas

Andrea Méndez
4 Puntos importantes a tener en cuenta
No hay espacio en tu vida para la gente tóxica. O mejor dicho, no deberías dejar
espacio en tu vida para la gente tóxica. No mereces aguantar los dramas o la
negatividad de nadie. Por eso:
1. Deja de fingir que su comportamiento está bien
Callarse y dejarles hablar es más fácil que enfrentarse a ellos, pero no te engañes.
Esta facilidad a corto plazo te traerá problemas a largo plazo. La gente tóxica no
cambia si le estás recompensando por no cambiar.
2. Habla alto y claro
Defiéndete La mayoría de la gente tóxica sabe que está haciendo las cosas mal y
dará marcha atrás cuando alguien se les enfrente. Pueden verse sorprendidos o
indignados ante tu comportamiento, como su hubieras traspasado la barrera
personal, pero has de hablar de todos modos. Tienes que hacerles ver que
contigo de esa forma no van a conseguir nada.
3. Deja las cosas claras
Tu dignidad puede verse atacada, devastada e incluso burlada. Pero nunca te la
quitarán a menos que tu lo permitas. Tienes que encontrar la manera de defender
tus barreras. Demuestra que no vas a ser insultado o menospreciado. El mensaje
es que mandas es claro: No me gustan tus ataques sutiles ni voy a entrar en tu
juego.
4. No te tomes su comportamiento toxico como algo personal
El problema son ellos. No tú. Que te quede claro.

La gente tóxica intentará hacerte creer que de alguna manera eres tu el que lo
has hecho mal. Y debido a que le botón de sentirnos culpable es bastante grande
en muchos de nosotros puede hacernos duda de si lo hemos hecho bien. No dejes
que te pase eso a ti.

8 Personalidades tóxicas que viven en ti (y que deberías evitar)

Andrea Méndez

Todos somos humanos y podemos tener más o menos problemas con


nuestra personalidad. Pero algunos de estos problemas son francamente
tóxicos.

Son tóxicos para nuestra felicidad. Son tóxicos para nuestras relaciones. Son
tóxicos para nuestra autoestima. Y son tóxicos para nuestros sueños.
Aquí te dejo 8 Personalidades que debes buscar en ti mism@ y que debes evitar
(si quieres).

1. La negativa

Lo que te dice: “NUNCA puedes fallar en la vida o en el amor. Si lo haces es tu


ruina”.
Para esta personalidad no hay blancos ni negros, ni escala de grises. Hay negros.
Por eso es tan importante que refuerces tu pensamiento positivo. No permitas
que el ego y la negatividad te hagan creer lo que ellos quieren que creas.
No puedes decidir qué pasa en tu vida pero sí la actitud con que tomarlo.
O se gana o se aprende, esa es la lección.
Tema relacionado: 7 Pensamientos negativos que te impiden avanzar

2. La rencorosa

Una de las lecciones que más nos cuesta aprender es que llega un momento en el
que debemos dejar ir; ya sea la culpa, el amor, la ira o una pérdida.
El cambio nunca es fácil. Pero debemos liberarnos emocionalmente de las
cosas que un día significaron mucho para nosotros y que no nos dejan seguir
adelante. Debemos dejar atrás el pasado y el dolor asociado a ese pasado.
Tema relacionado: El Ego: origen de nuestros males

3. La envidiosa

La envidia es una de las emociones más feas. Las comparaciones no sirven de


nada. O mejor dicho, sirven para una cosa: hacernos sentir mal.
Eres un ser único, disfruta de ello.
Además, si hay algún competidor en tu camino ese eres tú. Como dijo Jim Taylor:
“Tu mayor competidor es lo que quieres llegar a ser”. Estás compitiendo para ser
tu mejor tú. Si quieres medir tu progreso, compárate con quién fuiste ayer.
Tema relacionado: 4 Maneras de usar la envidia para el crecimiento personal

4. La superficial

Juzgar por la apariencia parece que está (aún) a la orden del día. Y lo que mucha
gente olvida es que esa persona está mostrando lo que ella ha elegido
mostrar.
Detrás de esa apariencia hay un mundo enorme y desconocido para ti. Juzgar a
un libro por su portada te impedirá ver el final. Y con esto quiero decir que juzgar a
una persona por la imagen que proyecta es injusto para ti y para esa persona. ¿Y
sabes qué? El único o la única que pierde eres tú.

Tema relacionado: 15 Lecciones de Lizzie Velasquez, la mujer más bella del


mundo

5. La perfeccionista

Como seres humanos buscamos la perfección. Pero lo que aún nos cuesta
aprender es que la perfección no existe. La creas tú.

La vida es un continuo viaje de cambios y evolución. Y lo perfecto es lo que tú


creas que es perfecto y no lo que se supone que los demás creen. Porque lo que
hoy está no es exactamente lo que habrá mañana: una casa, un marido, un
trabajo, un amante…probablemente todo eso se convierta en algo “imperfecto”
algún día. Pero toda esa imperfección evoluciona.
Esa casa imperfecta pasa a ser un hogar confortable, ese marido imperfecto
se convierte en un hombro en quien apoyarse, ese trabajo imperfecto en una
gratificante carrera y ese amante imperfecto en un compañero de vida.
Tema relacionado: Recuerda estas 10 cosas cuando creas que no eres lo
suficientemente bueno

6. La tramposa
Engañar es una opción. Si decides hacer trampa y encima sales ganando
engañando a alguien, no creas que esa persona es tonta. Lo que pasa es que ha
confiado más en ti de lo que te mereces.

Sé más que todo eso. No hagas cosas inmorales simplemente porque puedes.
Elige hacer lo correcto. La integridad es la esencia de todo éxito. Tanto personal
como de cualquier otro tipo.

7. La víctima

No dejes que tus sueños se consuman en la promesa de otra persona. Ponte de


pie ahora mismo y toma las riendas de tu vida. No esperes que otros vivan tu vida
por ti. Enfréntate a tus miedos. Supera tus retos. Alcanza tus objetivos. Llega a tu
destino sin esperar que otros hagan por ti lo que tú no has hecho.

Decir NO a las personas incorrectas te dará el tiempo y los recursos


necesarios para decir SÍ a las personas y oportunidades correctas.
Tema relacionado: Cuando digo no me siento culpable

8. La procrastinadora

Procrastinar significa aplazar o postergar todo al último momento.

No tienes que subir toda la escalera ahora mismo. Sólo tienes que dar el primer
paso. Y dar este primer paso siempre es el más difícil. Cuando lo des estarás más
cerca de la vida que quieres y la vez más lejos de la que no quieres.

Cada paso te acerca un poco más y más y al final, lo que durante tanto
tiempo era invisible, ahora comienza a verse. Y lo que una vez había sido
inalcanzable, se convierte en una realidad.
Tema relacionado: 7 Excusas que te alejan de tus sueños
Todos las tenemos o las hemos tenido. La cuestión es que seamos nosotros
quienes las controlemos, y no al revés. En tu mano está hacerlo.
Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Fomenta el positivismo entre las personas negativas que te rodean

Andrea Méndez
¿Qué haces con las personas que son siempre negativas?
¿Qué hacer cuando vemos a nuestra madre todo el día quejándose de la vida que
tiene? ¿O cuándo vemos a esos amigos protestando día y noche de su trabajo?
¿Y qué me dices de esas personas que nunca están satisfechas con nada?

La felicidad está disponible a cada momento, en todos esos momentos


imperfectos esparcidos a lo largo de nuestra vida cotidiana. Concentrarnos en
lo grandioso de cada uno de esos momentos es la clave.

Eso no quiere decir que la preocupaciones, la tristeza o la ira no tengan cabida en


cualquier vida normal. Pero ver siempre el vaso medio vacío no es una gran
forma de vivir la vida.

¿Cómo fomentar el positivismo?

Ser positivo es una habilidad para la vida. Cuanto más la practicas más la
mejoras. Y lo mismo pasar con ser negativo. Todas esas personas pesimistas
que conoces lo son porque han elegido quedarse con el lado negativo.
La positividad compartida -dos personas sintiendo la misma emoción- puede ser
más beneficioso que algo positivo experimentado por uno mismo. Ver una película
con un amigo, compartir buenas noticias, una broma o pequeñas situaciones
tontas y divertidas son la chispa que nos alegran el día.
El ejemplo es la forma más poderosa de influenciar en los demás.
Si quieres fomentar el positivismo en otros:
1. Haz cosas buenas por los demás
Hacer a otros felices te hace más feliz a ti. Puede ser algo tan simple como ayudar
a alguien con las bolsas o facilitar la dirección a un extraño.
2. Aprecia el mundo que te rodea
Podría ser un pájaro, un árbol, un hermoso amanecer o atardecer o incluso un
artículo de ropa que alguien lleva puesto. Conocí a un hombre recientemente que
se deleitaba con los detalles arquitectónicos de las casas del siglo XIX de mi
barrio.
3. Refuerza tus relaciones
Tener lazos fuertes con tus amigos y familia mejora tus sentimientos de
autoestima y está relacionado con una mejor salud y una vida más larga.
4. Establece objetivos que puedas lograr
Quizá quieras mejorar tu destreza en yoga o dedicarte más tiempo a leer. Pero sé
realista, un objetivo poco práctico o demasiado ambicioso puede crear estrés
innecesario.

5. Aprende algo nuevo


Puede ser un deporte, un idioma, un instrumento o un juego que transmita en ti un
sentido de logro y confianza en ti mismo. Pero no olvides ser realista sobre cuánto
tiempo puede te puede llevar y asegúrate de tener el tiempo necesario.
6. Elige aceptarte, con defectos y todo
Olvida tus imperfecciones y fracasos, céntrate en tus atributos y logros. Las
personas más guapas que conozco no cuentan con ningún rasgo externa de
belleza, brillan con la luz interior de la atención, la compasión y la consideración
de los demás.
7. Practica la Resiliencia
Ser resiliente es no permitir que la pérdida, el estrés, el fracaso o el drama de la
vida te abrumen. Es utilizar todo eso como experiencias de aprendizaje y pasos
para un futuro mejor.
8. Practica el Mindfulness
Recordar problemas pasados o imaginar preocupaciones futuras te roba la
atención de todos los placeres que ahora mismo hay frente a tus ojos. Deja ir las
cosas que no puedes controlar y céntrate en el aquí y ahora.

Ser positivo no te cambia la vida. Pero sí te cambia a ti. Y cuando cambias,


tu forma de ver la vida cambia también.

Encontrando la paz después de una relación tóxica

Andrea Méndez

No hay palabras que puedan acercarse a describir el dolor que se siente cuando
te das cuenta de que la persona que una vez fue tu mejor amigo se ha convertido
en tu peor enemigo.

Es una sentimiento de pérdida más profundo de lo normal. No es la persona quien


te ha traicionado, es la vida.

No es fácil salir de este tipo de relación. Te has acostumbrado tanto a estar con
alguien, a estar con él, que todavía no te crees lo que está pasando. Estás ahí,
esperando a que las cosas mejoren, pero las cosas nunca volverán a ser como
antes.
Los amigos empiezan a avisarte. Tú no escuchas. Porque ese no es de quien te
enamoraste.

Cuanto más te enganchas, más se tambalea él entre lo que parece ser una doble
personalidad. Pero sabes que en algún momento la cuerda no dará para más y
tendrás que dejarlo ir. Aunque no quieras. Aunque creas que no puedas, tendrás
que dejarlo ir.

Una vez lo hagas, recibirás visitas inesperadas a las 2 de la madrugada y 120


llamadas perdidas en una misma noche mientras intentas disfrutar con tus amigos.
Y oirás todas las palabras que querías oír cuando las cosas empezaron a ir
mal.
Por mucho que quieras consolarle -ya que está llorando, intentando aferrarse a ti-
no podrás. Porque a lo que fuiste sometida era mucho peor que esto.

Cuando has experimentado las profundidades de una relación con alguien que te
transformó, que intentó poseerte, creces en un nivel que la mayoría de gente no
llega hasta bastante tarde.

Por un lado, no estás desesperada por encontrar otra relación. Una vez que has
superado el trauma de la relación tóxica, no te apetece estar con alguien por estar.
De hecho podrías incluso desarrollar una vena salvaje de soltería que se prolonga
varios años. Mientras algunos se quejan de que no tienen a nadie, tú podrás
recordarles que deben disfrutar de cada momento de ser libres para hacer lo que -
y con quien- quieran.

Cuando estés en una nueva relación podrás detectar las señales de advertencia
antes de que sea demasiado tarde.

No es que las señales no estuvieran ahí en tu primera relación, es que


sencillamente no sabías que las cosas saldrían así. Y tú no tienes la culpa de
eso. Por lo menos ahora tienes un sexto sentido para detectar esta clase de
cosas.
Esto va relacionado con algo muy importante: nunca dejarás que nadie te vuelva a
controlar. Y algo más importante aún: cuando sientas que alguien quiere
manipularte o decirte qué hacer, huirás. Porque no habrá nadie que te retenga, ni
ahora ni nunca más.

No dudas que amaras a tu ex. No dudas que él te amara a ti -incluso aunque


fuese de una manera retorcida. Pero cuando vuestras ideas acerca del amor no
coincidieron, tampoco lo hizo vuestra relación. El desequilibrio era enorme. Sólo
existían 2 realidades: una de pura alegría y otra de pura miseria. Una ecuación
muy mala para que una relación dure y sea feliz. Uno mira hacia atrás y recuerda
los buenos ratos y las risas, y reflexiona sobre los malos para recordarte lo lejos
que llegastéis.

No es que no estés abierta a la idea de amar otra vez. Es solo que cuando
suceda, irás con los ojos abiertos.

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Seguir leyendo:

10 Personas tóxicas que no te hacen ningún bien

Andrea Méndez

Cómo evitar a personas tóxicas

La gente tóxica desafía a la lógica. Algunos son felices ignorantes de los efectos
negativos que tienen sobre los que les rodean, mientras que otros parecen
disfrutar de sacar de quicio a otras personas.

“Las personas te inspiran o te consumen -elígelas sabiamente” – Hans F. Hansen


Una reciente investigación de la Universidad Friedrich Schiller en Alemania
muestra lo dañinas que son las personas tóxicas. Encontraron que la exposición a
estímulos que causan emociones negativas fuertes -la misma exposición que
tienes cuando tratas con personas tóxicas- causa en el cerebro una respuesta
masiva de estrés. Ya se trate de negatividad, crueldad, victimismo o
simplemente un poco de inestabilidad, la gente tóxica genera en tu cerebro
un estado de tensión que debes evitar a toda costa.
Los estudios llevan demostrando desde hace tiempo que el estrés tiene un
impacto negativo y duradero en el cerebro. Exponerte incluso durante unos pocos
días al estrés perjudica la eficacia de las neuronas en el hipocampo, el área del
cerebro responsable del razonamiento y la memoria. Semanas de estrés causan
un efecto reversible a las células cerebrales, y meses de estrés pueden
destruirlas de forman permanente. Las personas tóxicas no sólo te hacen sentir
como un desgraciado, también son letales para tu cerebro.
Se suele decir que eres el promedio de las 5 personas con las que más tiempo
pasas. Si permites que alguna de esas 5 personas sea tóxica, no tardarás en
descubrir lo que es capaz de frenarte en tu vida.

No puedes pretender distanciarte de la gente tóxica si antes no sabes


identificarlos. El truco es separar aquellos que son molestos o simplemente
difíciles de tratar de los que son realmente tóxicos. Aquí te presentamos 10
tipos de personas tóxicas de las que te debes alejar a toda costaantes de que
sea demasiado tarde y tú también te conviertas en uno de ellos.

1. La chismosa (lengua viperina)

“Las grandes mentes hablan de ideas, las mentes mediocres hablan de cosas, las
mentes pequeñas hablan de personas” – Eleanor Roosevelt
Es gente que obtiene placer por las desgracias de los demás. Puede ser divertido
ver a alguien dar sus primeros pasos en falso en lo profesional o personal al
principio, pero con el tiempo cansa y perjudica a otras personas. Hay demasiado
positivismo por ahí y personas interesantes como para perder tu tiempo
hablando de las desgracia de otros.

2. La temperamental

Algunas personas no tienen ningún control sobre sus emociones. Te atacarán y


proyectarán sus sentimientos negativos hacia ti mientras piensan que eres tú
quien crea su malestar. Las personas temperamentales son difíciles de sacar
de tu vida porque la falta de control sobre sus emociones te hace sentir mal por
ellos. Pero a la hora de la verdad, no van dudar en usarte como su aseo
emocional, así que aléjate de ellas a toda costa.
3. La víctima

Las víctimas son difíciles de identificar porque al principio empatizas con sus
problemas. Pero a medida que pasa el tempo te das cuenta que el problema son
ellos. Las personas victimistas se quitan de encima cualquier responsabilidad
personal convirtiendo cada tropiezo de la vida en una montaña gigante. No ven
los momentos difíciles como oportunidades para crecer y aprender,
sino como verdaderas derrotas. Hay un viejo dicho que dice: “El dolor es
inevitable pero el sufrimiento es opcional”. Esto recoge perfectamente la toxicidad
del victimista, quien elige sufrir en cada oportunidad.

4. La manipuladora

La gente manipuladora te chupa tiempo y energía bajo la fachada de la amistad.


Pueden ser difíciles de llevar porque te tratan como un amigo. Saben lo que te
gusta, lo que te hace feliz, y lo que te divierte, pero la diferencia es que ellos
usan esa información para algo oscuro. Los manipuladores siempre quieren
algo de ti, y si miras hacia atrás en tus relaciones con ellos, es todo dar, dar, dar,
dar y con muy poco o ningún recibir. Harán lo que sea para pasar por encima tuya
y conseguir lo que se proponen, y además con una sonrisa.

5. La envidiosa

Para los envidiosos, la hierba siempre es más verde en el jardín del vecino. Da
igual que les pase algo increíble, no van a obtener ninguna satisfacción real de
ello. Esto es porque miden su fortuna contra la del resto del mundo cuando lo que
deberían hacer es obtener su satisfacción desde ellos mismos. Y además seamos
sinceros, siempre va a haber alguien por ahí haciendo las cosas mejor que
tú. Pasar demasiado tiempo con gente envidiosa es peligroso porque te enseñan
a trivializar tus propios logros.
6. La absorta

Las personas que están absortas y ensimismadas te van hundiendo poco a poco
por el distanciamiento que cogen de los demás. No les generas ni el más
mínimo interés. De hecho puedes notar cuando estás cerca de alguna de ellas
porque te empiezas a sentir completamente solo. Esto pasa porque por lo que a
ellos respecta no hay ninguna razón para tener una conexión entre ellos y nadie
más. Tú simplemente eres una herramienta para que ellos construyan su
autoestima.

7. La dementora

En Harry Potter los dementores son criaturas malignas que succionan el alma de
la gente dejándoles vacíos por dentro, como si fueran conchas de humanos. Cada
vez que un demento entra en una habitación el ambiente se ocurece, la gente
se enfría, y empieza a recordar sus peores recuerdos. Rowling dijo que el
concepto de dementores está basado en gente muy tóxica -la clase de gente que
es capaz de entrar en una habitación y absorber al instante toda la buena energía
que hay en ella.
Las personas dementoras chupan la vida a través de la negatividad y pesimismo
que imponen a todo el que los rodea. Su punto de vista siempre es del vaso medio
vacío, y pueden inyectar miedo y preocupación incluso en las situaciones más
agradables. Un estudio de la Universidad de Notre Dame encontró que los
estudiantes a los que les habían asignado compañeros negativistas eran mucho
más propensos a desarrollar pensamientos negativos e incluso depresión.

8. La retorcida

Hay ciertas personas tóxicas que tienen malas intenciones, derivadas de una
profunda satisfacción por el dolor y miseria de los demás. No les interesas a no
ser que puedan herirte, hacerte sentir mal o sacar algún provecho de ti. Lo único
bueno de esta clase de gente es que detectas sus intenciones rápidamente, lo que
te permite sacarlos de tu vida cuanto antes.

9. La juzgadora

Las personas que juzgan son rápidas diciendo lo que está bien y lo que no.
Tienen la costumbre de coger lo que más te apasiona y hacerte sentir mal por
ello. En lugar de apreciar y aprender de otra gente distinta a ellos, los juzgan
y menosprecian. La gente juzgadora reprime tu deseo de ser expresivo y
apasionado, te hacen sentir mal por las cosas que te gustan, por cómo te
comportas o vistes. No te dejan ser tú mismo, por eso es bueno que te alejes de
ellas.

10. La arrogante

La gente arrogante es una pérdida de tiempo porque ven todo lo que haces como
un reto personal. La arrogancia es una falsa confianza, y enmascara grandes
inseguridades. Un estudio de la Universidad de Akron encontró que la arrogancia
se relacionaba con ciertos problemas en el lugar de trabajo. La personas
arrogantes tienden a ser más desagradables, menos comunicativas y a tener más
problemas cognitivos que la media.

Cómo protegerte si has conocido a alguno de ellos

No sabes por dónde coger a la gente tóxica porque su comportamiento es


tan irracional. No entiende de razón, así que ¿por qué te vas a permitir
responderles emocionalmente y dejarte atrapar por esa peligrosa mezcla?

Cuanto más irracional es alguien, más fácil debería ser para ti salir de sus
trampas. No intentes ganarles a su propio juego. Distánciate emocionalmente
de ellos, y trata tus interacciones con ellos como si fuera un proyecto de
ciencias. No necesitas responder al caos emocional, sólo a los hechos.
Mantener una distancia emocional requiere conciencia. No puedes impedir que
alguien te perjudique si no sabes identificar cuándo está pasando. Una vez hayas
identificado a una persona tóxica empezarás a encontrar su comportamiento
más predecible y fácil de entender. Sabrás cuándo te puedes permitir
interactuar con ellos y de qué forma y cuándo no.
Puedes establecer límites, pero de manera consciente y proactiva. Si dejas que
las cosas sucedan de forma natural, te verás metido en situaciones difíciles
constantemente. Si estableces límites y decides cuándo y dónde tratar con
personas difíciles podrás controlar le caos mucho mejor. El truco es saber usar tus
armas y tener muy bien puestos los límites para cuando la persona intente
cruzarlos, porque lo hará.
Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Sé feliz en tu trabajo, evita a estas 7 personas tóxicas

Andrea Méndez

Compañeros de trabajo tóxicos

La oficina -o cualquiera que sea tu lugar de trabajo- es probablemente el único


lugar donde pasas más tiempo que en tu propia casa.
Tus compañeros acabarán convirtiéndose posiblemente en algo más que simples
conocidos.
No puedes elegir a tus compañeros de trabajo. Pero sí puedes elegir la forma
en que te afecta su comportamiento. Si tienes la mala suerte de tener
compañeros de trabajo tóxicos no te vayas, vamos a hablar de los distintos tipos y
de las soluciones para hacerles frente.

1.El Rabietas
Características: Machaca todo lo que hay a su alrededor porque no es capaz de
gestionar sus emociones. Inestable y volátil.
Soluciones: Es importante entender cuándo está en un momento de crisis, y así
evitarlo. Espera a que esté en un momento tranquilo y comienza una conversación
en un tono relajado. Si sigue estando nervioso no sucumbas a sus impertinencias.
“Cuando estés más relajado hablaré contigo”.

2. El Cabezota

Características: La forma perfecta es la suya, por lo que te es difícil aportar tus


ideas o que se lleven a cabo tus proyectos.
Soluciones: Utiliza un lenguaje positivo para relajarle cuando esté embotado en
sus ideas. Considera ofrecer una gama más amplia de opciones y enfoques y sé
muy asertiv@. Intenta que el resultado de la conversación sea un ganar-ganar.
“Qué te parece si a eso que has comentado le sumamos esto otro?”.

3. El Abusón

Características: Humilla y abusa para conseguir lo que quiere.


Soluciones: Hay que intervenir antes de que se desencadene el comportamiento
abusivo. Por ejemplo, “Me gusta trabajar aquí y siento que soy capaz de contribuir
en gran medida. Pero me incomodó cuando dijiste “X” enfrente de Marcos. Me
ayudaría en mi trabajo que hiciéramos más “A” y menos “B”. Y cuando te conteste
añades: “Gracias por tomarte el tiempo de hablar conmigo”.

4. El Jefe Explotador

Características: Típico comportamiento de muchos jefes, esperar lo imposible en


términos de tiempo, proyectos y recursos (no se ha dado cuenta aún de que sólo
tienes 2 manos). Sabe que es imposible llegar, peor él no dejará de presionar e
intentar que tu vida se reduzca a eso, a ese proyecto.
Soluciones: Ayuda a tu jefe a establecer prioridades realistas, a ser realmente
consciente de lo que el proyecto necesita para terminarse. Cuando te agobies
pídele saber las prioridades del proyecto, explícale lo que quieres hacer y centra
tus esfuerzos.

5. El Pasivo-Agresivo

Características: Estas personas son casi imposibles de entender, son


comunicadores muy pobres y nunca están cuando los necesitas. Suelen ignorarte,
ya que evitan cualquier confrontación.
Soluciones: Encuentra una manera para comunicarte con él que le genere
interés. A lo mejor prefiere correos regulares o notas de voz, averígualo. Pero
establece un protocolo para comunicarte con él atractivo y regular.

6. El Segundo jefe

Características: Compañeros que controlan tu trabajo porque no confían en ti o


porque simplemente no te pueden dejar solo. De cualquier manera, minan tu moral
al instante porque parece como su estuvieran obligados a pensar por ti.
Soluciones: Aprende a “sobre-comunicar” para que tus compañeros estén al
tanto de tu avance y no tengan razones para controlarte. Comentar que has
acabado eso, y que te vas a poner con esto otro. O lo poco que te queda para
perfeccionar esa parte.

7. El Mentiroso

Características: Manipulan y mienten para que trabajes más o para conseguir lo


que se proponen. No se puede confiar en ellos.
Soluciones: Pregúntale a tu jefe o compañeros. Recopila información y registra
todo lo que haces por escrito. Cubre tus espaldas y evitarás que el día de mañana
nadie venga a tirarte por los suelos.
Recuerda que tú decides cuando se trata de tu trabajo. No te permitas atraparte o
agobiarte, tienes muchas oportunidades así que no merece la pena. El problema
es que a veces la rutina nos parece cómoda, incluso si es tóxica -porque el cambio
puede parecer igual de desalentador.

Yo como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

17 Consejos de personas que han salido de una relación tóxica

Andrea Méndez

Otras personas cuentan qué hicieron para salir de una relación tóxica

Cuando estás atascado en una relación tóxica a veces es difícil saber qué
hacer. Quieres a esa persona. Has invertido mucho tiempo en ella. Pero ahora
mismo la relación te trae más penas que alegrías, y sabes que debes acabar con
ella.

Pero encontrar la fuerza para ello es difícil.


¿Qué tiene que ocurrir para que finalmente des el paso? ¿Qué tipo de insulto,
ataque o daño tiene que hacerte esa persona para la mandes a la mi**** para
siempre?

¿O es que tu corazón te ha metido en la fantasía de que esa persona que conoces


es capaz de ser lo que tú mereces y por eso nunca te das por vencido, sin
importar lo mal que te trata?

Cuando se trata de asuntos del corazón y del alma no hay una respuesta
fácil. Por eso he recogido testimonios de personas con las que he hablado de sus
relaciones más tóxicas y de cómo supieron en qué momento tenían que salir de
ahí.

Quiérete

Por favor sal de ahí. Quiérete un poco. Eres asombrosa, y él un saco de bolas
peludas y malolientes. Ahí fuera hay alguien mejor, así que por favor deja de
hacerte esto.
– María, 22
Tu salud mental es más importante que intentar arreglar la suya.
– Sofía, 28
LA VIDA ES CORTA. En serio. Todos tenemos a veces la sensación de que no
queremos herir a nadie, que podemos aguantar hasta el final. Quizá las cosas
cambien. Pero si en tu corazón sabes que hay algo que no funciona no pierdas el
tiempo ni se lo hagas perder a tu pareja. No le estás haciendo un favor a nadie.
– Cristina, 25

No merece la pena

Por muy bueno que sea el sexo, no merece la pena el esfuerzo. Las chicas
siempre existirán, y tan fácil como te convenciste que no podías vivir sin ella, te
acostumbrarás de nuevo a estar soltero.
Además la gente no suele cambiar, así que si te gusta tratar con mi**** no te
engañes a ti mismo diciendo que tu relación es terrible porque en el fondo te gusta
todo eso. Pero si vas a dejarlo, hazlo de verdad. En persona. Los mensajes son
para los cobardes.
– Lucas, 26
No hay ninguna relación por la que merezca la pena traumarse. Necesitas
valorarte lo suficiente como para saber que mereces más. Alguien que realmente
te ama no quiere hacerte daño.
– Gina, 23
Sal de ahí ya mismo. Puedes ser la decisión más difícil que tomar a corto plazo,
pero te ahorrarás mucha angustia a largo plazo. Cuanto antes termines, antes
podrás empezar a superarlo. Y antes podrás encontrar una vida mejor.
– Dani, 28

La gente no cambia

Es muy, muy raro que alguien sea capaz de cambiar drásticamente como para
que se note una gran diferencia.
– Virginia, 26
Deja inmediatamente a esa persona. No va a mejorar. Nunca. Las personas no
suelen cambiar, y si lo hacen no es POR TI. Y si piensas que esto es lo que te
mereces te equivocas. Siempre puede ser mejor.
No te des por vencido sólo porque algún idiota te haya hecho daño y te haya
pensar que esto es el amor. Si eso es todo lo que has conocido del amor, déjalo ir
y entiende que no tienes por qué sufrir.
Sé jodidamente exigente. Después de todo, esa clase de personas en tu vida te
van a hacer más mal que bien.
– Lucía, 31
Consigue salir de ahí. Ve la luz antes de que esa tía se pegue a tu culo para
siempre. Nadie quiere a esa clase de chica en su relación.
– Miguel, 26

Tus amigos lo saben

Si todo el mundo a tu alrededor te está diciendo que esa relación no parece muy
normal, es que probablemente no sea muy normal. No infravalores las opiniones
de quienes te conocen.
– Alejandra, 25
Esto es lo que pasó. Le dije: “Tío yo quiero verte feliz, y si es con esa chica te
apoyaré. Pero no eres feliz. Lo sabes. Lo sé. Los dos sabemos lo que tienes que
hacer, pero depende de ti esa decisión”.
– Jorge, 23
Por desgracia la mayoría de gente no se da cuenta de lo mal que se ve su relación
desde fuera, incluso aunque alguien se lo diga. Es esa clase de cosas que hay
que dejar que uno averigüe por sí mismo.
Si yo estuviera realmente preocupada por una amiga -por ejemplo su novio es
grosero con sus amigas, la engaña, o es abusivo o controlador- tendría que
intervenir de alguna forma. Pero la mayoría de las veces creo que simplemente
hay que estar ahí para tu amiga mientras ella resuelve el problema.
– Alexa, 22
Yo le diría “Tía yo también he estado ahí -colgada por un tío 3 años- y lo entiendo.
Pero estás siendo verdaderamente tonta”.
– Julia, 26

Corre

AL DE AHÍ MIENTRAS PUEDAS! Cuanto más tiempo estés, más herido acabarás
cuando termine.
– Carol, 28
Si sientes que tienes que romper con ella, hazlo cuanto antes. Si no te ves con
fuerza para hacerlo, entonces espera a que ella se largue -una persona así es no
es muy paciente.
– Jesús, 24
Lárgate de allí ya. Si tienes que pensar en si deberías estar o no en esa relación,
es que no deberías estar en esa relación.
– Laura, 30
Yo diría que corras mientras puedas!
– Samanta, 25
Ver más:

10 Maneras de Ser Positivo en el Trabajo

Andrea Méndez

Es fácil estancarse en la rutina del trabajo. Por eso es importante que sepamos
motivarnos para hacer de cada día una experiencia positiva y no un auténtico
suplicio. Incluso si tu jefe no es un tipo al que le vayan mucho las palmaditas
en la espalda, hay formas de hacer interesante y estimulante tu jornada de
trabajo. Veámoslas:

1. Cada día una oportunidad

Nunca dejes de aprender. Que ya no vayas al colegio o a la universidad, no


significa que debas dejar de aprender. Aprende todo lo que puedas de cada
experiencia en tu trabajo. Acerca de tus compañeros, de tus tareas, de tu jefe…

2. Comparte lo que sabes con tus compañeros

Cada persona tiene una forma de trabajar pero sabrás la unión hace la fuerza. A
mí por ejemplo cada vez que mis compañeras me preguntan una duda no sólo se
la intento resolver, sino que también les aporto mi punto de vista sobre cómo
lo haría y cómo hago yo las cosas.
Les darás ideas que seguro no habrían llegado sin tu aportación. Y lo mismo al
revés. No dudes en compartir tus dudas con tus compañeros. Pueden ayudarte
más de lo que crees.

3. Descansos Inteligentes

Es imposible trabajar 8 horas seguidas con la misma intensidad. Por eso tómate
un descanso cada hora y media de unos 5 minutos. Pégate un pequeño paseo
por la oficina, lávate la cara, refréscate un poco…Lo que sea con tal de
desconectar de tus tareas. Verás cómo cuando vuelvas de tus descanso, estarás
con las pilas cargadas hasta el siguiente descanso.

4. Más que compañeros

No te pido que sepas la fecha de su boda o el nombre de sus hijos pero tener una
buena relación con los compañeros de trabajo hará de tu trabajo un lugar más
atractivo. Qué os pareció la película de anoche, el tiempo que hace hoy…cosas
que a priori pueden no parecer significativas, pero verás como poco a poco
esa distancia se hace más corta. A mí me ha pasado.

5. Súmate a la fiesta

Participa en las actividades después del trabajo. Una cena de fin de semana, unas
copas o un simple café a media tarde. Lo que sea, pero no pierdas la oportunidad
de pasar tiempo con tus compañeros de trabajo fuera del trabajo.

Esto os ayudará a crear una comunidad entre vosotros que te unirá más a
ellos. Ya no serán simples compañeros de trabajo. Y por consiguiente, ir a
trabajar ya o será un suplicio (o al menos tanto como antes).

6. Tu firma personal
Haz de tu lugar de trabajo un sitio único. Ya sea en tu escritorio, tu despacho, en
la oficina, en el aula..Unas frases motivadoras en post it, fotos de tu familia, hasta
llevarte tu propia taza para el café. Todo con tal de hacer tuyo el espacio que
tienes destinado para trabajar. Es como una pequeña parte de ti.

7. Una a una

Mejor hacer 4 tareas y terminarlas que no empezar 7 y no acabar ninguna. Si


trabajas en una misma tarea hasta terminarla no perderás ni tiempo ni
concentración. En cambio, si tu cabeza está en 4 cosas a la vez estarás en todas
y a la vez en ninguna. Tu efectividad bajará y el resultado de la tarea no será
tan bueno.
Al concentrarte en una tarea tienes todo focalizado y orientando a ella. No hay
interrupciones ni distracciones. Así que ya sabes, una a una.

8. ¡Muy bien!

Premiate por tus logros. Acabar la tarea del día antes de lo que pensabas,
terminar por fin un informe, que el jefe te felicite por tu trabajo…Necesitas decirte
que has hecho bien las cosas cuando las has hecho bien. Incluso aunque sea
algo pequeño, estarás orgullos@ de ti y querrás más y más.

9. Buena onda

Relaciónate con gente positiva. Es difícil no relacionarse con gente cuando está en
un espacio cerrado, pero al menos evita tener mucho contacto con aquellas
personas que ven un problema para cada solución. Es decir, evita a la gente
tóxica. Rodéate de buena energía, de gente que quiere motivarse y ser positiv@
en su trabajo. Como tú.

10. Sonríe más


Cuando saludes a tus compañeros, cuando vayas por el pasillo, a una
reunión..Sonríe incluso cuando no tengas ganas de hacerlo. Te hará sentir mejor,
y ver una sonrisa en tu cara hará que los otros también se sientan mejor.
Si crees que puedes, puedes y si crees que no puedes, no puedes. De cualquier
manera tienes razón – Henry Ford

Cómo cambiar tu actitud en el trabajo, incluso en los peores días

Andrea Méndez

3 Consejos que te ayudarán a cambiar la actitud en el trabajo

¿Alguna vez te has despertado, has tenido que apagar la alarma tres veces y has
arrastrado tu cuerpo hasta la ducha mientras te preguntabas si merecía la pena
trabajar hoy? ¡¡No te preocupes!! Todos hemos tenido “esos días”, pero aprender
a no tenerlos es necesario si quieres estar feliz y a gusto en tu trabajo.

Curiosamente estas últimas semanas he leído varios artículos de animales,


concretamente de las gacelas. Pueden cambiar de dirección sin perder el impulso
y la velocidad, por lo que hacen zigs zags para confundir a sus depredadores y
escapar.

Si sientes que el enemigo te está pegando fuerte y tu motivación y alegría


empiezan a desaparecer en tu puesto de trabajo estos 3 consejos pueden
ayudarte inmensamente.

1. Admitir que empezaste el día débil, pero pretendes intensificarte a medida que
pasan las horas

Cuando tenemos un mal día a veces la presión de hacer como si no pasara nada
hace que las cosas sean aún más estresantes. Una buena idea es admitir a tus
compañeros que tu mañana empezó en el infierno, pero que pretendes y esperas
pasar el día en el cielo.
La capacidad de ser honest@ con tus compañeros de trabajo es un gran ejemplo
a seguir y despierta mucho respeto hacia ti. Jugar un papel que no eres y fingir
no ayuda a nadie. Despréndete de la presión. Comparte cómo te sientes siendo
honest@ y luego coge el día con fuerza.

2. Acostarse más temprano

Quedarse hasta tarde un día de trabajo con un amigo y una copa de vino es una
plan perfecto para la amistad y la relajación. Pero debes mantener los límites
saludables (dormir las horas necesarias, descansar cuerpo y mente…) y empezar
a planificar la jornada de trabajo la noche anterior.

Acuéstate antes de las 12 y verás cómo tu mañana no es tan caótica. Suena


sencillo pero es que no te puedes imaginar lo que afecta el no dormir y descansar
las horas que necesitas. Es imposible que tengas las ideas claras y que te
sientas físicamente bien cuando estás agotad@.
Al igual que es bueno crear el hábito en los niños de dejarse la ropa preparada la
noche anterior, acostarse más temprano y planificar el día hará que tu mente sea
más potente en la próxima jornada laboral.

3. Céntrate en alguien más

Es fácil que nos quedemos absortos en nosotros mismos, sobre todo un duro día
de trabajo. Si hacemos el esfuerzo de ser buen@ con alguien nuevo cada día, el
simple hábito de dejar de centrarnos en nosotros mismos y en nuestro estrés,
puede traernos claridad y rejuvenecimiento.
Nunca sabremos por lo que un compañero de trabajo podría estar pasando sino
nos tomamos la molestia de conocerlo. En lugar de tener la reputación de ser “esa
chico o chica” al que nadie le apetece acercarse, por qué no ser ese chico o chica
que todo el mundo está deseando ver para dedicarle una sonrisa, invitarle a un
café, o contarle la última de sus hijos.

Trabajar con fuerza, ganas y motivación es una forma de tener fe en tu


trabajo, de creer en él.Dejamos ver nuestros ideales, nuestra filosofía, nuestra
forma de vivir la vida a través de cómo nos comportamos en nuestro trabajo.

Todos tenemos días malos, pero una simple piedra no debe ser motivo de
abandonar nuestro camino. Cree en tu trabajo. ¡Aprende a cambiar!

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Ver más:

Motivación en el trabajo: 7 Cosas que nos motivan más que el dinero

Andrea Méndez

¿Qué nos motiva a trabajar? Algo más que el dinero

“Cuando pensamos en cómo trabajan las personas lo primero que imaginamos es


que las personas son como ratas de laboratorio”, dice el economista conductual
Dan Ariely.
“Realmente tenemos esta visión simplista de por qué la gente trabaja. En cambio,
cuando te fijas bien en la forma que tiene la gente de trabajarte enteras de que
hay mucho más en juego que el dinero”.
La investigación confirma que hay muchos más factores que condicionan
nuestra motivación en el trabajo. Concretamente estos:

1. Ver los frutos de nuestro trabajo puede hacernos más productivos

 El estudio: Los investigadores pidieron a los participantes que construyeran


personajes de la serie Bionicles de Lego. A los participantes se les pagaba
cantidades decrecientes por cada Bionicle posterior: 3$ por el primero, 2’70 por el
segundo, y así sucesivamente. Pero mientras que las construcciones de uno
de los grupos se guardaban debajo de la mesa para ser desmontadas al final
del experimento, los Bionicles de otro grupo fueron desmontados tan pronto
como habían sido construidos.“Era un ciclo sin fin de ellos construyendo y
nosotros destruyéndolo delante de sus ojos”, dice uno de los investigadores.
 El resultado: El primer grupo construyó 11 Bionicles de promedio, mientras que el
segundo sólo hizo siete.
 Conclusión: A pesar de que no hubiera un gran significado en juego, y a pesar de
que el primer equipo sabía que su trabajo sería destruido al final del
experimento, al ver los resultados de su trabajo, incluso por poco tiempo, fue
suficiente para que su rendimiento fuera mejor.

2. Cuanto menos aprecio tenemos a nuestro trabajo, por más dinero queremos
hacerlo

 El estudio: Los investigadores dieron a los participantes -estudiantes del MIT- un


trozo de papel lleno de letras al azar y les pidieron que encontraran los pares de
cada una de ellas. En cada ronda se les ofrecía menos dinero que en la anterior.
La gente del primer grupo escribió sus nombres en las hojas y se las entregaron
al experimentador, quien las examinó y dijo “Uh huh” antes de ponerlas en
una pila. La gente del segundo grupo no puso sus nombres en sus hojas, y el
experimentador puso sus hojas en la pila sin mirarlos. A la gente del tercer grupo
se le destruyó su trabajo inmediatamente después de concluir.
 El resultado: Las personas a las que se les destrozó el trabajo necesitaron el
doble de dinero que aquellos cuyo trabajo fue reconocido para que siguieran
haciendo las tareas. La gente en el segundo grupo, cuyo trabajo fue salvado pero
ignorado, necesitó casi tanto dinero como aquellos cuyo trabajo fue destrozado.
 Conclusión: “Ignorar el rendimiento de la gente es casi tan malo como destrozar
su esfuerzo ante sus ojos”, dice uno de los investigadores del proyecto. “La
buena noticia es que añadir motivación no parece tan difícil. La mala noticia
es que destrozar la motivación parece increíblemente fácil, y si no pensamos
en ello cuidadosamente, podría ser un desastre”.

3. A mayor dificultad, mayor orgullo

 El estudio: se le dieron a los participantes origamis de papel e instrucciones para


construir una forma (bastante fea). Se le preguntó a los que hicieron los
origamis, así como a los transeúntes, cuánto pagarían por el producto. En un
segundo ensayo, los investigadores escondieron las instrucciones de algunos
participantes, lo que resultó en un proceso más difícil -y un producto más feo.
 El resultado: En el primer experimento, los constructores pagaban cinco veces
más por el producto que aquellos que sólo lo habían evaluado (los
transeúntes). En el segundo experimento, la falta de instrucciones exageró la
diferencia: los constructores valoraron sus productos -más feos y peor
construidos- mejor y más caros que los otros, mientras que los transeúntes los
valoraron mucho peor que los primeros.
 Conclusión: La valoración de nuestro propio trabajo está directamente ligada al
esfuerzo que hemos depositado en él. Además, creemos erróneamente que los
demás atribuyen el mismo valor a nuestro propio trabajo como nosotros.

4. Saber que nuestro trabajo ayuda a los demás puede aumentar nuestra
motivación inconsciente

 El estudio: El psicólogo Adan Grant lideró un proyecto de recaudación de fondos


en la Universidad de Michigan en el que los estudiantes que se habían
beneficiado de estos esfuerzos y habían conseguido becas escolares
charlaron con las personas que se dedican a llamar y recolectar los donativos.
 El resultado: Un mes después, las personas que se encargaban de recolectar los
donativos dedicaban 142% más de tiempo en el teléfono que antes, y los ingresos
aumentaron un 171%.
 Conclusión: “Fue como si hubieran traspasado las buenas vibraciones y las
personas que llaman hubieran dejado de lado los procesos cognitivos conscientes
para irse directamente a una fuente más subconsciente de motivación“, dicen los
investigadores.

5. Las imágenes que transmiten emociones positivas nos ayudan a concentrarnos

 El estudio: Los investigadores de la Universidad de Hiroshima tenían a


estudiantes universitarios realizando una tarea antes y después de ver imágenes
con animales bebés o animales adultos.
 El resultado: El rendimiento mejoró en ambos casos, pero más aún (10% más)
cuando los participantes miraban fotos de cachorritos.
 Conclusión: Los investigadores sugieren que activar la emoción positiva de la
ternura nos ayuda a focalizar la atención, aumentando nuestro rendimiento y
mejorando con ello el desempeño de la tarea.

6. El refuerzo positivo en nuestras habilidades mejora el rendimiento

 El estudio: Estudiantes universitarios en la Universidad de Harvard dieron


discursos e hicieron simulacros de entrevistas con experimentadores que o
bien asentían con la cabeza y sonreían o bien negaban con la cabeza, fruncían
las cejas y cruzaban los brazos.
 El resultado: Los estudiantes del primer grupo respondieron a una serie de
preguntas posteriormente con más precisión que los del segundo grupo.
 Conclusión: Las situaciones estresantes pueden ser manejables -todo depende
de cómo nos sintamos. Nos encontramos en un “estado de desafío” cuando
pensamos que podemos controlar la tarea (como hizo el primer grupo). Cuando
estamos en un “estado de amenaza”, sin embargo, la dificultad de la tarea es
abrumadora, y es cuando nos desanimamos. Estamos más motivados y
tenemos un mejor desempeño en un “estado de desafío”, cuando tenemos
confianza en nuestras capacidades.
7. La promesa de ayudar a los demás nos hace más propensos a seguir las reglas

 El estudio: Gran lideró otro estudio en el que puso carteles en los lavabos de un
hospital en los que se leía: “La higiene en las manos previene
enfermedades” o “La higiene en las manos previene que los pacientes contraigan
enfermedades”.
 El resultado: Los doctores y enfermeras usaron un 45% más de jabón o
desinfectante de las manos en los baños con carteles que mencionaban a los
pacientes.
 Conclusión: Ayudar a los demás a través de lo que se denomina la conducta
prosocial -cualquier comportamiento que beneficie a otros- nos motiva.
Definitivamente, el dinero no es la clave de la felicidad. Y de la motivación
tampoco.
Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Seguir leyendo:

Lee cada día estas 6 motivaciones para ir a trabajar

Andrea Méndez

Motivaciones para el trabajo

El trabajo es algo más que realizar tareas. Nos ayuda a desarrollarnos,


identificarnos e incluso realizarnos tanto profesional como personalmente. Echa un
vistazo a estos 6 puntos, te darán la energía y motivación que necesitas para que
tu día de trabajo sea lo mejor posible:

1. Es un desafío mental

Cada día es una historia nueva en el trabajo. No sabes qué pasará ni qué
problemas se plantearán. Despiertas tus capacidades y empléalas en buscar
soluciones. Los retos te mejoran, y encima mantienes la mente despierta.

2. Te relacionas con otras personas


Cuando vas a trabajar te relacionas con tus compañeros, hablas de cosas del
trabajo o de la vida en general. Estás en un entramado social que te hace sentir
parte de algo, que te hace sentirte conectado al mundo. Eso es muy valioso para
cualquiera.

3. Aumenta tu autoestima

Saber que alguien confía en ti para desempeñar un trabajo te da el valor y la


seguridad para desempeñarlo lo mejor que puedes. Y eso es lo que tu jefe/líder
está haciendo contigo.

4. Te realizas a diario

No sé si te das cuenta pero cada día estás involucrado en un proceso que va a dar
lugar a un resultado. Tú eres una pieza clave en ese proceso. ¿Eres consciente
de lo importante que eres?

5. Estás creando una trayectoria profesional

Tienes que considerar este trabajo como un paso a la siguiente fase de tu vida.
Ahora mismo estás en un campo de pruebas para la próxima experiencia que
llegará. Aprovéchalo.

6. Te puedes permitir cierto estilo de vida

A mí no me gusta pensar que el dinero es un motivo por el que ir a trabajar. Pero


es verdad queel dinero te permite disfrutar del estilo de vida que quieres
llevar. Viajes, eventos, comidas..Es una buena manera de motivarte cada
mañana: saber que tu sueldo te ayudará a hacer lo que quieras.
Permíteme que me sirva de las palabras de Confucio y te de un último e
importante consejo:
“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”
No dudes en dejar tu comentario compartiendo tus reflexiones. Yo como siempre
te espero en la próxima. Un gran saludo, Andrea.

Ver más

8 pasos básicos para mantener la motivación despierta

Andrea Méndez
8 claves para mantenerse motivado
Motivarse no es fácil y mantenernos motivados menos. Estos 8 pasos son
sencillos, básicos y muy necesarios para mantener tu motivación despierta. Toma
nota:

1. Comienzo simple

Mantén cerca en tus zonas de trabajo los motivadores y estimulantes que te dan
esa chispa para empezar tu día.

2. La buena compañía

Mantén a esos amigos positivos y con afán de superación cerca tuya. No dejes de
organizar encuentros más regulares y compartir tu ideas con ellos.

3. Sigue aprendiendo

Todos los días estás aprendiendo algo nuevo. Fíjate sino. “¿La mayor lección que
he aprendido en mi vida? Que nunca se deja de aprender” Cuanto más aprendas,
más seguro te sentirás en tus proyectos e ideas.

4. Sé positivo

Cuando encuentras obstáculos necesitas tener el hábito de pensar en positivo; de


ser optimista. Sólo así encontrarás las claves para superarlos.
5. Deja de pensar

Simplemente actúa. Podrás tener muy buenas ideas. Pero si no las plasmas en
acciones de nada sirven.

6. Conócete a ti mismo

Apunta en un papel cuando tu motivación está por los suelos y cuando te sientes
como una súper estrella. Conseguirás mucha información acerca de tus momentos
fuertes y tus momentos menos productivos.

7. Haz un seguimiento de tu progreso

Lleva la cuenta de todo el progreso que haces. Cuando veas que algo crece
podrás nutrirlo y cuando veas que algo no va bien podrás impulsarlo.

8. Ayuda a los demás

Comparte tus ideas y ayuda a que tus amigos se motiven. Ver cómo a otros les va
bien te motivará a hacer lo mismo y los demás se motivarán a hacer lo mismo que
tú si ven que te va bien. Y es que, a fin de cuentas, la unión hace la fuerza.

Mi primer paso

En mi opinión, lo más importante y lo que creo que vale la pena repetir es ponerse
en marcha. Obtener ese impulso que te lleva a la acción. Luego, cuando sea
necesario, descansar y hacer el paso 7. Así conseguirás cerrar el ciclo y
empezarlo de nuevo. Mantener la motivación despierta es la clave.

Y tú, ¿cómo de dispuesto estás a mantener despierta esa motivación? Me interesa


tu opinión. No dudes en compartirla dejando tu comentario y contando tu
experiencia. Te espero en la próxima, Andrea.
Aquí te dejo un vídeo relacionado con 8 pasos básicos para mantener la
motivación despierta:

1. Los pesimistas

Aléjate de ellos lo máximo que puedas si quieres mantener a tu motivación viva.

2. Las comparaciones

Tú eres único, al igual que lo soy yo y lo es tu madre. Las comparaciones no


sirven de nada. Tú eres diferente al resto de personas. Si tienes que compararte
con alguien, que sea contigo mismo en otras épocas de tu vida. Es un recordatorio
de que eres capaz de cambiar.

3. Falta de preparación

Sencillamente a veces no estás lo suficientemente preparado para hacer lo que


quieres hacer.

Formate, estudia…estar preparado te garantizará menos contratiempos en el


futuro.

4. “No me lo merezco”

Eres digno de tus sueños. Te pertenecen y los mereces. Por muy grandes que
sean debes luchar por conseguirlos. No dejes que el miedo te detenga.

5. La perfección

No eres perfecto..y eso está muy bien. Edison dijo una vez: “No he fracasado. He
encontrado 1000 maneras de cómo no hacer una bombilla” Si no te equivocas y
no haces las cosas mal nunca aprenderás cómo hacerlas bien. Es una tontería
pensar que la perfección existe.
6. Metas inapropiadas

Es bueno fijar metas altas, lo difícil es hacer un plan para conseguirlas. Fija metas
concretas a corto plazo sin perder de vista tu meta principal.

7. Las excusas

Escucha, todos podemos inventarnos excusas para no hacer nada en esta vida.

Es la manera más elemental de hacerte daño y engañarte. ¿Quieres tomar el


camino fácil? No lo creo.. Enemigos de la motivación pueden venir muchos y de
muchos frentes, así que lo mejor es estar preparado. ¿Cuál es tu enemigo número
1? Te espero en la próxima. Un gran saludo, Andrea.

8 Formas de automotivarse
Que levante la mano quien no se haya sentido desmotivado alguna vez. Quien
haya dicho: “Uff todo lo que tengo por hacer y qué pocas ganas tengo de hacerlo”.
Quien no sepa cómo motivarse en esos momentos de bajón total.
Si has levantado la mano entonces estás en el artículo correcto. Hoy veremos
8 formas de motivarnos, pero no sólo motivarnos diariamente o en algún momento
concreto, sino encontrar un estado de motivación que nos dure toda la vida.
¡Empecemos!

1. Comienza el día con una frase motivadora

No basta con que sea la de un autor reconocido.


Crea una propia. Que te entren ganas de levantarte de la cama cuando la oigas. Y
ahora tatúala en tu mente cada mañana. Pégate un baño. Aunque no te apetezca,
hazlo cada mañana.

2. Busca tus horas pico

¿Cuándo estás más motivado? ¿Por la mañana? ¿Por la tarde? ¿Noche? Personaliza
tu productividad y descubre en qué horas del día funcionas mejor.

3. Organiza la energía, no el tiempo


El tiempo es limitado y no puedes controlarlo.
Organiza tu energía del día para maximizar tu motivación. Así manejarás tu propia
energía y tu reparto de tareas será mucho más manejable.

4. Diario de vida

No es una tabla de objetivos. Va más allá. Es un diario en el que pondrás lo que


quieres en la vida, y qué pasos debes hacer para conseguirlo. Déjalo en tu mesa de
noche. Te recordará cada día para qué estás ahí.

5. Un libro semanal

Lee un libro motivacional a la semana.


No hace falta que dejes tus novelas de lado. Cuando lleves 4 semanas haciéndolo
sabrás la importancia de este hábito.

6. Moverse..¡y mucho!

No necesitas un gimnasio de lujo para hacerlo. Una vuelta al vecindario o una rutina
básica de ejercicios en casa hace maravillas para tu motivación.

7. Piensa que tus necesidades son tus prioridades

Necesitas sentirte satisfecho. Es necesario para lograr tu misión. Necesitas


trabajar en lo que te apasiona. Si sabes esto, el hecho de que necesites luchar
para conseguir tus metas se hace más claro, ¿verdad?.

8. Un logro diario

Cada día consigues hacer cosas nuevas, incluso cosas que no pensabas
conseguir. Llegar mas pronto al trabajo, acabar esa tarea, hacer una cena
buenísima..Apunta en una libreta ese logro diario y verás cómo te ayuda a
seguir. Y nunca olvides que si puedes soñarlo, puedes hacerlo.
Ya sabes que puedes compartir tu experiencia o cualquier pregunta que te surja.
Estaré encantada de responderte Te espero en la próxima, Andre

6 Frases que no se deben decir nunca


Reconócelo! Seguro que en más de una ocasión has dicho algo de lo que luego te
has arrepentido. Y seguro que en más de una ocasión también has pensado lo
que has dicho después de decirlo. El problema no es lo que has dicho sino lo que
la otra persona ha escuchado.

Aquí te dejo 6 frases que no debes decir nunca a nadie:

1. No me importa

Lo que los demás entienden: déjame en paz. Tengo mejores cosas que hacer
que escucharte.
Dile que te interesa lo que tiene que decir pero que ahora no es un buen momento
para hacerlo. Cuando tengas un rato libre le invitas a que te cuente eso que quería
contarte, pero es importante que le aclares a esa persona el por qué de no poder o
querer escucharlo cuando quería contártelo.

2. Estás equivocado

Lo que los demás entienden: no sabes hacerlo. Eres tonto. Eres inútil.
Hay una cosa que aprendí en mi carrera y que ahora voy a compartir contigo: son
las conversaciones yo-tú. Normalmente, acostumbramos a hablar con tú; “no lo
entiendes, te equivocas, hazlo mejor…” y un largo etcétera. Pero, ¿cómo
sonarían esas frases si hablásemos con yo?
“Creo que podrías hacerlo mejor, según mi modo de verlo, mi opinión es distinta,
yo te recomendaría”. Menuda diferencia, ¿verdad? La próxima vez prueba a
cambiar la conversación tú por la yo, verás qué cambios.

3. Te lo dije

Lo que los demás entienden: ¿has visto como lo has hecho mal?. Tú te lo has
buscado. Yo soy mejor que tú.
Reflexiona y piensa el sentido, es decir, el para qué de tu frase. ¿Acaso vas a
aportarle algo positivo a esa persona? Todo lo contrario, necesita tu ayuda más
que nunca. Como dice el refrán, no hagas leña del árbol caído, y trabaja para que
ese árbol vuelva a agarrarse a la tierra y florecer. No importa qué y cómo pasó, lo
único importante aquí es que puedes dar tu ayuda, y hay alguien que la necesita.
¿Estás dispuesto a dársela?

4. Eso debería ser fácil

Lo que los demás entienden: eso es fácil, y si no consigues hacerlo es que eres
un inútil.
El nivel de dificultad es percibido de manera distinta por cada persona. Hay
personas que tienen mucha habilidad para unas cosas y otras personas que
tienen habilidad para otras. Y si tú estás diciéndole a alguien que lo que está
haciendo es fácil, estás discriminando su destreza para hacerlo.
Uno no sabe cuán larga puede ser la muralla china hasta que no se pone a
recorrerla, pues algo parecido pasa aquí. Opinar desde fuera puede ser fácil,
pero las cosas no se perciben igual cuando eres tú el que está dentro. Y sino,
piensa si a ti te gustaría que alguien opinara de lo que haces diciendo que eso
parece fácil. No es agradable, ¿verdad? Piénsalo la próxima vez antes de
decírselo a nadie.

5. No puedes hacerlo

Lo que los demás entienden: da igual lo que te esfuerces, no lo vas a conseguir


así que ¿por qué intentarlo?
¿Por qué diriges a alguien al fracaso? Puedo entender que no quieras que tu
amigo se hunda y que sientas el deber de avisarle, pero entonces yo te
pregunto: ¿quién te da el derecho a ti de juzgar lo que es bueno o malo para
los demás? ¿Y si el fracaso es un paso más hacia su crecimiento?
Debes apoyar a los amigos que se atreven, que emprenden, que se arriesgan por
conseguir lo que quieren. No alimentes sus miedos, alimenta sus sueños.

6. Buena suerte

Lo que los demás entienden: da igual lo que hagas, no depende de ti. La suerte
es la que decide.
No atribuyas nunca el éxito de los demás a que tuvieron suerte. Las personas
están donde están por lo que valen. La próxima vez en lugar de buena suerte,
prueba con un “creo que lo conseguirás”, “estoy seguro de que podrás hacerlo”.
Verás cómo mejora.
Nuestras palabras provocan emociones en los demás. Elígelas bien. Yo, como
siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.
Aquí dejo un vídeo que al igual que estás frases, pueden llevar a malentendidos y
prejuicios innecesarios.

8 Cosas que la gente positiva no hace


Las personas positivas no vienen de otro planeta ni se les ha concedido un poder
mágico para ser positivas. Echa un vistazo a estas 8 cosas que las personas
positivas no hacen y toma nota.

1. No se quedan con el vaso medio vacío


Algo puede ser tu ruina o tu éxito, todo depende de cómo lo utilices. Las personas
positivas también sufren fracasos, pero los utilizan como oportunidades para
aprender y hacerlo cada vez mejor. Thomas Edison dijo una vez: No fracasé, sólo
aprendí 1000 maneras de cómo no hacer una bombilla.

2. No olvidan los detalles

Es fácil olvidarse de las pequeñas cosas que hacen que seas hoy lo que eres.

Las personas positivas no lo hacen. Se muestran agradecidas y satisfechas cada


día de las pequeñas cosas que tienen y son. Tener un rato libre para leer un buen
libro, oír el canto de los pájaros al despertar, ver una puesta de sol mientras dan
un paseo por el campo…

3. No esconden la verdad

Hay veces que la verdad duele, pero las personas positivas saben que una verdad
siempre será mejor que una mentira. Van siempre con la honestidad por delante
porque saben que no hay mejor almohada que una conciencia tranquila.

4. Ni esperan nada ni lo esperan todo

Ponerse objetivos muy altos puede ser frustrante, pero menospreciarse y


valorarse poco tampoco es positivo.

Las personas positivas simplemente viven el momento, no piensan qué pasará.


Están orgullosos de poder decir que lo intentaron. La experiencia enseña, y es
injusto poner límites muy altos o muy bajos, porque ambos están equivocados.

5. No ponen excusas

Las personas positivas no buscan excusas, buscan razones. Ellos no llegan tarde
por el tráfico o lo hacen mal por falta de medios, las personas positivas pueden
hacer cualquier cosa que se propongan, y se lo creen. Si llegan tarde se
levantarán antes y si no tienen tiempo lo buscarán. Razones y no excusas,
recuérdalo.

6. No creen que la vida es perfecta

Las personas positivas creen en el aquí y ahora.

En que todo el mundo será lo que quiera ser mientras se lo crea y se esfuerce
para ello. Esa es la verdadera perfección. No permiten que los pensamientos
negativos les controlen. Han aprendido a controlar los pensamientos negativos y
no permiten que les afecten.

7. No se rodean de gente tóxica

Un ambiente positivo es muy importante para crear y establecer el positivismo. Las


personas positivas no dejan que la gente tóxica les arrastre con sus malos
pensamientos y hábitos. Pasan tiempo con gente que les inspire y les motive.

8. No se aburren

El aburrimiento mata la inspiración y la creatividad. Por ello, las personas positivas


encuentran en todo lo que hacen un motivo por el que apasionarse. Lo hacen todo
con entusiasmo y ganas porque saben que justamente esa es la receta del éxito:
pasión.

¿Y tú qué haces para ser positivo? Compártelo dejando tu comentario.


Un saludo enorme y hasta la próxima, Andrea.

11 Increíbles maneras de motivarse


Motivarse no es fácil. Si lo fuera, todos estaríamos consiguiendo nuestros
objetivos y tú quizá no estarías leyendo esto. Pero hay una cosa clara: no
necesitamos motivarnos cuando hacemos algo que amamos. Averiguar lo que te
apasiona en la vida y establecer unos objetivos para conseguirlo es el primer
paso para motivarse. Ahora echa un vistazo a las 11 increíbles maneras de
motivarse que te presento:

1. ¡Hola sueño!
Escribe tu sueño más grande, tu ambición, tu proyecto en algún sitio visible
cuando te despiertes. El techo arriba de la cama es un magnífico lugar.
Necesitas recordar a tu cerebro qué quieres. Tenerlo escrito crea un cambio en tu
mente y en tu esquema de creencias. Lo que no es más que un pensamiento y
un sueño se vuelve de repente tangible y físico. No es una imaginación, es
algo que puede convertirse en realidad.
“Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando
se mira lejos”- Ortega y Gasset.

2. Ejercicio
El ejercicio físico provoca la liberación de dopamina, la conocida hormona de la
felicidad. Practicar ejercicio a diario y sobre todo al empezar el día te hará verlo de
otra manera. ¡Haz la prueba!

3. Fuera distracciones, ¡Disciplina!


Internet, smartphones…es muy difícil no hacer caso a las redes. Pero debes
establecer prioridades, la disciplina es esencial para crear y mantener hábitos
motivacionales.
Haz una pirámide de prioridades, en la base estarán las menos importantes y
básicas. Y en la cima tu máxima prioridad. Sigue tu plan diario todos los días
manteniendo tu orden de prioridades. Comprobarás cómo poco a poco
satisfaces esas prioridades que a la vez son objetivos.

4. Descansos necesarios
Tómate 10 minutos de descanso por cada 50 trabajados. Está comprobado que a
los 50 minutos la atención y con ello la motivación disminuyen.
Prueba esta técnica: 45 minutos a tope haciendo lo máximo que puedas y los
otros 5 minutos para repasar lo hecho y pensar en la próxima tarea. Y 10 minutos
pasar dar un pequeño paseo y refrescar ideas y músculos.

5. Manos a la obra
Dedica una hora al día a aprender alguna nueva habilidad: ir en
patines, controlar tu mal genio, hacer pulseras, ser asertivo…seguro que hay
multitud de cosas que no sabes hacer o que puedes mejorar. Pasa una hora
todos los días aprendiendo algo nuevo. El aprendizaje de nuevas habilidades
aumenta nuestro sentido de valía y mejora el autoconcepto.

6. Intenta dar más de lo que esperas recibir


Muchas personas todavía no ven la importancia del dar. Pero es que raramente
consideramos algo importante o útil si no le vemos un valor en un primer
momento. Ahí entendí yo lo importante que es dar y no recibir. No me refiero a
cosas materiales. Un abrazo, una llamada, un ¿cómo estás?, un ánimo. No sólo
estarás más satisfecho contigo, contagiarás a los demás la importancia del dar.

7. Modelos
Busca ejemplos de personas que han logrado sus objetivos. Si ellas pueden, tú
también.
Te vendrá bien saber que muchas personas antes que tú consiguieron sus
sueños. Conócelos, lee sus experiencias, opiniones…Nadie es imposible y
ellos lo demuestran.

8. ¿Planes futuros?
Pasa un rato cada día pensando tus planes de futuro: dónde te gustaría viajar, qué
te gustaría ver, cómo quieres celebrar tu cumpleaños.. Aunque luego no lo hagas,
da igual. El simple hecho de programar e imaginar planes futuros que te gustaría
hacer ya es de por sí motivador, así que ten tu ratito de gloria cada día.
“Muchas palabras han recorrido un largo camino a pie antes de conseguir sus
alas” – Marie Henri Beyle.

9. Compartir es vivir
Comparte tus pensamientos, preocupaciones, alegrías, planes de futuro, opiniones
¡lo que sea! Compartir tus pensamientos siempre es terapéutico.
Somos seres sociales por naturaleza y necesitamos comunicarnos para sentirnos
conectados. Como si quieres llamar a tu amiga para decirle lo bien que te
queda esa nueva camiseta o a tu madre para contarle los problemas del colegio
de tu hijo, hazlo sin dudar. Los problemas son menos problemas cuando los
compartimos y las alegrías parecen ser mayores.
10. Mata tus miedos
El miedo no te permite evolucionar. ¿Lo conseguiré? ¿Lo haré bien? ¿Y si no…?
¡Basta! Hazles frente y deja claro que mandas tú. Todo el mundo tiene una zona
de confort, donde nos sentimos cómodos y seguros. Tú saldrás de ella si quieres
conseguir lo que te propongas.Recuerda que los miedos no te dejan actuar.
“A lo único que le debemos temer es al miedo como tal” – Franklin Roosvelt.
Pero sobre todo,

11. No te tomes la vida demasiado en serio


A veces es fácil olvidar que simplemente estamos de paso. Es muy importante
lograr las metas que te propones y ser mejor cada día pero recuerda que no
vivirás para siempre.
Aprecia el tiempo que tienes para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida,
admira que estás vivo. Disfruta de tu vida pero nunca dejes de crecer, ahí
reside la verdadera lección.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=RSUykLfEmVE]

Y tú, ¿cómo te motivas? Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo


y un abrazo, Andrea.