Anda di halaman 1dari 3

MILAGROS DE JESÚS

1.- Curación de un endemoniado Marcos: 1.23-28 Había en la sinagoga un hombre con espíritu impuro, que gritaba.
Jesús dijo: “¡Cállate y sal de ese hombre!”, entonces dejó al hombre y todos sorprendidos se decían ¿es una nueva
doctrina?, ¡con que autoridad!, da órdenes a los espíritus malos y obedecen. Enseñanza: Esto nos demuestra el
interés de Jesús por los demás. Con este gesto nos dice que ha venido a liberarnos a todos, del demonio que nos
quiere apartar del camino de Dios.

2.- Dentro y fuera de la casa Curación de la suegra de Pedro Sanación de varios enfermos y endemoniados Marcos:
1.29-34 Al salir de la sinagoga, Jesús fue a casa de Simón y Andrés, la suegra de Simón estaba con fiebre, Jesús se
acercó y tomándola de la mano, la levantó y enseguida se le quitó la fiebre y ella enseguida los atendió. Antes del
atardecer todo el pueblo estaba reunido ante la puerta, Jesús sano a muchos enfermos y expulso demonios.
Enseñanza: Nos demuestra cómo la gente confiaba en Jesús, y luego de salir de la iglesia, como siempre realiza
gestos agradables, como deberíamos tener naturalmente, luego de salir de la casa de Dios.

3.- Jesús sana a un leproso Marcos: 1.40-45 Se le acercó un leproso y le suplicó de rodillas, que lo curara. Jesús
compadecido, extendió su mano, lo tocó y lo curó, pero Jesús le advirtió que no comentara nada de lo ocurrido, en
cambio el leproso lo hizo público, así que Jesús no podía entrar abiertamente a un lugar porque todas las personas
acudían a él para ser sanadas. Así que Jesús andaba por las afueras de las ciudades. Enseñanza: Jesús una vez mas
sana a los enfermos donde también muestra su compasión hacia los demás, él ordena no decir a nadie, pero todos lo
comentan.

4.- El perdón que sana Marcos: 2.1-12 Tiempo después Jesús vuelve a Cafarnaún, donde todos se enteran y su casa
se llena de gente, mientras Jesús anunciaba la palabra, cuatro hombres trajeron un paralítico pero no lo podían meter
por la gran cantidad de gente, subieron al techo, hicieron un boquete y lo bajaron por ahí, al ver la fe Jesús dice:
“hijo tus pecados te son perdonados”. Al oír esto los maestros de ley, piensan ¿Cómo puede decir esto?, si solo Dios
puede perdonar los pecados. Jesús se dio cuenta y les dice que el hijo del hombre también tiene poder sobre la tierra.
Le dice al paralítico, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa, el hombre se levantó y todos quedaron asombrados.
Enseñanza: Cuando las personas tiene fe en Dios y piden que algo se les conceda, Dios premia esa fe y les da lo que
realmente uno quiere.

5.- El sábado y la vida Marcos: 3.1-5 Jesús entra en la sinagoga y ve un hombre con la mano paralizada, mientras
todos lo observan si lo sanaba en día de reposo y así tendrían razón para acusarlo. “qué nos permite hacer la ley en
día sábado?...¿hacer el bien o el mal?, y Jesús dijo al hombre: extiende tu mano y lo sano, los fariseos salieron a
buscar la forma de eliminar a Jesús. Enseñanza: Envidiaban a Jesús y querían hacerle maldad, pero Jesús sabía que
hacía lo justo, y si él no lo sanaba, era como hacer el mal.

6.- Tempestad calmada Marcos: 4.35-41 Al atardecer Jesús les dijo a sus discípulos que crucen a la otra orilla del
lago, se despidieron de la gente y se fueron, se levantaron olas que chocaban con la barca, mientras Jesús dormía en
la popa. Lo despertaron diciéndole “maestro no te importa que no hundamos”. Jesús se paro y le dijo al mar “cállate,
cálmate” y este lo obedeció. ¿Por qué son tan miedosos? ¿Acaso no tienen fe todavía?, pero todos asustados
quedaron diciéndose entre sí ¿Quién es este, que hasta el viento y el lago lo obedecen? Enseñanza: Es para
demostrar que Dios está en todas partes: en la tierra, aire o agua, que su poder es supremo sobre todas las cosas y
nadie puede superarlo.

7.- El endemoniado de Gerasa Marcos: 5.1-20 Llegaron a la orilla del lago, región de los gerasenos y apenas Jesús
bajo de la barca, se le acercó un hombre que estaba poseído por un espíritu malo, que vivía en los sepulcros y no
podían sujetarlo, pero al ver a Jesús, fue corriendo y gritando: -¿Qué tengo que ver contigo, Jesús, Hijo del Dios
altísimo?. Jesús pregunto su nombre, él le dijo “Multitud, porque somos muchos” y le rogaron que no los eche de la
región, que le quitara el demonio y lo depositara en los cerdos del lugar. Así lo hizo Jesús y los cerdos se ahogaron en
el lago. El hombre pidió ir con Jesús, éste le dijo que vaya con su familia y dijera como Dios se compadeció de él.
Enseñanza: La fuerza de Dios sobre todas las cosas y la manera que suceden, es increíble. Es misericordioso y él elige
quienes irán por el.

8.- Jesús sana a una mujer enferma y resucita a la hija de Jairo Marcos: 5.21-42 Al volver Jesús a la orilla, se junto
una gran muchedumbre. un oficial de la sinagoga llamado Jairo le dice: “mi hija está agonizando, ven e impone tus
manos sobre ella para que mejore”. En el camino una mujer que sufría una hemorragia pensó que si le tocaba su
ropa se sanaría, y así fue como sucedió, pero Jesús sintió esto y preguntó ¿Quién me ha tocado?, la mujer se levanto
y dijo fui yo, entonces Jesús le dijo: “hija, tu fe te ha salvado, vete en paz y queda salvada de tu enfermedad. Seguía
caminado hasta la casa de Jairo, donde le dicen que la niña había muerto, pero Jesús responde: “Hijo, ten fe, la niña
no está muerta, sino dormida, y se burlaban. Jesús tomándola de la mano le dijo: “niña levántate” y enseguida se
levantó. Enseñanza: Una vez más se hace presente la fe, y nos demuestra que la gente de ese tiempo tenía plena
confianza en Dios. Jesús demuestra que es verdaderamente hijo de Dios y que con fe todo se puede lograr.
9.- La primera multiplicación de los panes Marcos: 6.35-44 Estaban en un lugar despoblado y se había hecho tarde,
Jesús dijo que vayan a las aldeas mas cercanas para que compren algo de comer. Ellos le dijeron: ¿Quieres que
compremos doscientos denarios de pan?, Jesús les dijo vayan a ver cuántos panes tienen y tráiganlo. Tenían cinco
panes y dos pescados, miro al cielo pronuncio una bendición y enseguida se llenaron doce canastos con los pedazos
de pan del cual comieron unos cinco mil hombres hasta saciarse. Enseñanza: Es cierto que hoy en día la humanidad
está hambrienta del conocimiento y del camino de la salvación como también por los problemas que nos frecuentan
en estos tiempos, necesitamos saciarnos de la verdad de Dios, del pan que es Jesús y la palabra para poder construir
un mundo mejor y sin problemas.

10.- Jesús camina sobre las aguas Marcos: 6.45-56 Inmediatamente Jesús ordenó subir a la barca y esperar en
Betsaida, mientras él se despedía de la gente y luego se fue a la montaña a orar. La barca se encontraba en medio
del lago y vio a sus discípulos agotados de remar, así que Jesús se fue caminando sobre el agua, hasta llegar a la
barca y todos quedaron asustados de verlo. “No teman, soy yo” les dijo. Pero todos estaban anonadados al ver esto,
llegaron a Genesaret donde amarraron la barca y de inmediato la gente lo reconoció y la noticia corrió por toda la
región, así que la gente empezó a traer sus enfermos para que sean sanados. Enseñanza: Todas las personas al ver
los milagros que Jesús hacía, tenían la mente cerrada y creían que era alguien poderoso, pero Jesús solo quería
mostrarles que él hacía esto mediante el poder de Dios, porque fue enviado por él, porque es su hijo, pero el que está
detrás de todo es Dios.

11.- Jesús sana la hija de una extranjera Marcos: 7.24-30 Jesús decide irse hacia Tiro y Sidón, pero al llegar no pasó
inadvertido, una mujer pagana sirofenicia de origen y de habla griega, cuya hija estaba poseída por un espíritu malo,
fue a su encuentro y le pidió que la ayudara. Jesús dijo: “espera que se sacien los hijos primero, pues no está bien
tomar el pan de los hijos para dárselos a los perritos”, y ella responde: “Señor, los perritos bajo la mesa comen las
migajas que dejan caer los hijos”, entonces Jesús le dijo puedes irte, por lo que has dicho, el demonio ya ha salido de
tu hija, y así fue. Enseñanza: Jesús quiere ver la fe que tenía la mujer, así que la reta, pero ella con toda su fe sabe
responder, así que en todo momento no hay que perder la fe, Dios nos pone a prueba para saber si somos capaz de
aguantar y no perder la fe.

12.- Jesús sana un sordomudo Marcos: 7.31-37 Saliendo de Tiro fue de nuevo a Decápolis, donde le presentan a un
sordo para que le impongan las manos. Le metió los dedos al oído y toco la lengua con saliva, miro al cielo y dijo:
“EFFETA” (ábrete). Enseguida el sordo empezó a oír y hablar perfectamente. Jesús les decía que no publiquen, pero
mientras más hacía esto, más rápido corrían las noticias. Y la gente decía: “Todo lo ha hecho bien, hace oír a los
sordos, y hablar a los mudos”. Enseñanza: La gente pedía que ayude al sordo, pero todos ellos eran los sordos, púes
no oían y no analizaban, seguían con una vida vaga y oían con sus corazones cerrados, Jesús decía que no lo
publiquen, pero cada vez la gente lo hacía y buscaban a Dios por solo hacer milagros y no porque también querían
convertirse.

13.- La segunda multiplicación de los panes Marcos: 8.1-10 En esos días se junto mucha gente y no tenían nada para
comer, Jesús sintió compasión, pues hace 3 días estaban ahí escuchándolo, y preguntó cuántos panes tenían, ellos
dijeron “siete”, y tomando los panes dio gracias, los partió y empezó a repartir entre las cuatro mil personas, habían
también algunos pescaditos y los repartió, todos se saciaron y quedaron todavía siete cestos. Luego se subieron a la
barca y se dirigieron hacia la región de Dalmanuta. Enseñanza: Jesús colma de bienes a los hambrientos y acoge a los
hombres hacia Él, pues Él es el banquete de la eucaristía.

14.- Jesús sana a un ciego en Betsaida Marcos: 8.22-26 Al llegar a Betsaida le trajeron un ciego y le pidieron que lo
curara, lo llevo fuera del pueblo, donde le puso saliva a los ojos y le preguntó si veía, el contestó: veo árboles, pero
deben ser personas porque se están moviendo, de nuevo le puso saliva en los ojos y empezó a ver claramente.
Enseñanza: Jesús no nos da todo de una vez, sino que va de a poco en poco, mientras nosotros vamos aprendiendo,
además Jesús ha venido para poder tener un encuentro con las personas que en verdad pueden ser responsables.

15.- Jesús sana un epiléptico Marcos: 9.14-29 Al volver donde estaban los demás discípulos, había un montón de
gente, un hombre le pidió que echase al demonio que tenía su hijo, era un demonio mudo que sacudía al muchacho y
que desde niño estaba metido en él, muchas veces intento tirarlo al fuego, al agua para matarlo, y al cual sus
discípulos no pudieron expulsar, así que Jesús le dijo: “Espíritu sordo y mudo, yo te ordeno: sal del muchacho y no
vuelvas a entrar en él” así fue, el espíritu dejo al muchacho, pero los discípulos preguntaron ¿Por qué no habían
podido expulsar al demonio? Y Él les dijo: “Esta clase de demonios no puede expulsarse si no es por la oración”.
Enseñanza: Nuevamente vemos una reafirmación de la misión de Jesús y de su poder de librar al hombre del mal del
alma desde las raíces.

16.- Jesús sana al ciego Bartimeo Marcos: 10.46-52 Llegaron a Jericó y un ciego llamado Bartimeo empezó a gritar:
¡Jesús hijo de David, ten compasión de mi!. Mientras todos trataban de callarlo, pero el gritaba más fuerte. Jesús dijo:
“llaménlo”, ¿Qué quieres que haga por ti?, el ciego respondió: “maestro, que vea”, entonces Jesús agrego: “puedes
irte, tu fe te ha salvado”. Ya al instante el ciego vió y siguió a Jesús por todo el camino. Enseñanza: Aunque las
personas te quieran hacer menos en tu meta o tu sueño, porque detrás de todo eso se encuentra el Dios verdadero,
así el ciego no quiso pasar la oportunidad aunque las personas quieran callarlo, movido por su fe logro algo que
quería.

SEÑALES Y PRODIGIOS
1.- Jesús dijo a los sirvientes: “Llenad de agua estas tinajas”. Las llenaron hasta arriba, y les dijo: “Ahora sacad un
poco y llevádselo al encargado de la fiesta”. Así lo hicieron, y el encargado de la fiesta probó el agua convertida en
vino.
Juan 2,7-9
Jesús, que es Señor de la Naturaleza, ¿cómo hace cambiar la Naturaleza Humana de las personas?

2.- El oficial dijo: “Señor, ven pronto, antes que mi hijo muera”. Jesús le dijo entonces: “Vuelve a casa. Tu hijo vive”.
El hombre creyó lo que Jesús le había dicho, y se fue.
Juan 4,49-50
Jesús, Señor de la Vida, ¿qué nos pide para darnos la Vida?

3.- Jesús le preguntó: “¿Quieres recobrar la salud? “ El enfermo le contestó: “Señor, no tengo a nadie que me meta
en el estanque cuando se remueve el agua. Jesús le dijo: “Levántate y anda”. El hombre recobró la salud y echó a
andar.
Juan 5, 6-9
¿De qué parálisis te libera Jesús para poderte levantar? ¿Hacia dónde quiere Jesús que camines?

4.- Otro de sus discípulos, le dijo: “Aquí hay un niño que tiene cinco panes de cebada y dos peces, pero ¿qué es esto
para tanta gente?”. Jesús tomó los panes, y después de dar gracias a Dios los repartió, dándoles todo lo que querían.
Juan 6,8-11
¿En cuál de los 7 “Yo soy” te hace pensar este milagro? Consulta la serie de los 7 “Yo soy”. Y ¿en qué petición
del Padrenuestro?

5.- Ellos, cuando ya habían recorrido unos cinco o seis kilómetros, vieron a Jesús que se acercaba a la barca andando
sobre el agua y se llenaron de miedo. Él les dijo: “¡Soy yo, no tengáis miedo!”
Juan 6,19-20
¿Quién ayuda y guía a los cristianos en las dificultades de cada día?

6.- Dicho esto, Jesús escupió en el suelo, hizo con la saliva un poco de lodo y untó con él los ojos del ciego. Luego le
dijo: “Ve a lavarte al estanque de Siloé” (que significa: “Enviado”). El ciego fue y se lavó, y al regresar ya veía.
Juan 9,6-7
¿En cuál de los 7 “Yo soy” te hace pensar? ¿Cuál fue la actitud del ciego con Jesús antes de ser curado?

7.- Habiendo hablado así, gritó con voz fuerte: “¡Lázaro, sal de ahí!”. Y el muerto salió, atadas las manos y los pies
con vendas y envuelta la cara en un lienzo.
Juan 11,43-44
¿En cuál de los 7 “Yo soy” te hace pensar? ¿Qué significa que Lázaro, aun estando muerto, escuchó la voz de
Jesús?

8.- Jesús hizo otras muchas señales milagrosas delante de sus discípulos, que no están escritas en este libro. Pero
estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en él.
Juan 20,30-31
¿Con qué palabras respondió Tomás a los 7 señales de Jesús cuando le vio resucitado?