Anda di halaman 1dari 2

Primeramente, en la introduccion.

Se plantean numetosas preguntas¿Qué es


una mujer? Si rechazamos la resupesta simplista de que una mujer es la hembra
de la especie humana,entonces es fundamental empezar por dar una respuesta
satisfactoria. Para empezar es claro que la división biológica de sexos en
machos y hembras es anterior a toda civilización, pero mujer es aquel ser que
históricamente las sociedades han declarado como innesencial, como los Otros.
La mujer tiene ovarios, un útero; he ahí condiciones que la encierran en su
subjetividad; se que piensa con sus glándulas pero ko paradojhico es que eñ
hombre se olvida olímpicamente de que su anatomía comporta también
hormonas, testículos. La definición de la mujer se ha reducido a “tener útero”;
pero a la hora de hablar de la femidad y de la famosa teoría del eterno femenino,
Simone plantea que todo ser humano hembra no es necesariamente una mujer.
Para argumentar mejor su mensaje, cita a distintos personajes como Santo
Tomas de Aquino que argumenta que la mujer tiene una esencia inmutable; cosa
que ciencia no cree asi porque considera el carácter “femenino” como una
reacción secundaria ante una situación.Todo debería ser tan fácil como decir que
tanto hombres como mujeres, quienes quiera que seamos, somos seres humano
primeramente.

Parece ser dque desd todos los pountos de vista se ha tratado de inferiorizar a
la mujer; por ejemplo, la religión desde el Genesis muestra a Eva como la
extraida, como un producto de el hombre ; no comoser autónomo. Legisladores,
sacerdotes, filósofos, escritores y eruditos, todos ellos se han empeñado en
demostrar que la condición subordinada de la mujer era voluntad del Cielo y
provechosa para la
Tierra. Las religiones inventadas por los hombres reflejan esa voluntad de
dominación: han sacado
armas de las leyendas de Eva, de Pandora; han puesto la filosofía y la teología
a su servicio. Pero si se quiere ver laro el problema, debemos despejarnos de
esas ideas rilladas y exceivamente subjetivas

El mundo siempre ha sido de los hombres, por ejemplo, se cita la utilización del
término «los hombres» para designar a los seres humanos, pero ¿De dónde
proviene que este mundo siempre haya pertenecido a los hombres y que
solamente hoy empiecen a cambiar las cosas? Se podría decir que la mayoría
siempre impone sus ideas, pero la realidad es que en el mundo hay igual
cantidad de hombres que de mujers. Simone sugiere que Dado que cada sector
actúa bajo sus propios intereses, debemos ser nosotras quienes demos
respuestas y que El estudio de estas preguntas no debe llevar a una discusión
acerca de superioridad, inferioridad o igualdad de los sexos, debe retomarse
desde nuestra propia experiencia; pues las mujeres no han obtenido más que lo
que los hombres han tenido a bien otorgarles; no han tomado nada: simplemente
han recibido; y esto se da por la falta de medio, porque experimenta el lazo
necesario que la une al hombre sin plantearse reciprocidad alguna, y porque se
complace en su papel de Otro.

Cita como La burguesía conservadora¿¿ sigue viendo en la emancipación de la


mujer un peligro que amenaza su moral y sus intereses. Y como los hombvres
temen la competencia femenina. Porque el hombre saben lo que pierden al
renunciar a la mujer tal y como la sueñan; pero ignoran lo
que les aportará la mujer tal y como será mañana
La autora ilustra todas las etapas por las que debe pasar la mujer en su vida
biológica; concluyendo qu7e la mujer se adapta a las necesidades del óvulo más
bien que a ella misma. Desde la
pubertad hasta la menopausia, la mujer es sede de una historia que se desarrolla
en ella y que no la
concierne personalmente. Y Se ve que muchos de estos son las claves que
permitirían quizá comprender el subordinamiento de la mujer.
Tercero. A fin de cuentas ¿a qué queremos llegar con este estudio? A
caracterizar cuáles son las circunstancias que limitan la libertad de las mujeres.
Queremos descubrir qué significa desenvolvernos dentro de un mundo diseñado
por hombres. Cuáles son las trabas que enfrentan las mujeres para desarrollar
sus proyectos y cuáles podrían ser las soluciones. Pero no explican por qué la
mujer es lo Otro;
no la condenan a conservar eternamente ese papel subordinado

Lo cierto es que El hombre quiere encontrar una justificación para su aversion


haci a la mujer y strata de hacerlo mediante la biología; sin embargo, En la
Naturaleza, nada está nunca completamente claro: los tipos, macho y hembra,
no siempre se
distinguen con nitidez– Ni sus fórmulas, ni las singularidades anatómicas
definen a la hembra como tal. Lo que la distingue del macho es su evolución
funcional. Se plantra también una especie de lucha durante la vida de la mujer
para “aceptar” la feminidad crecer en ella; al sentor que su cuerpo es algo
distinto a ella misma
.
Finalmente La mujer se libera del dominio de le especie por medio de una crisis
igualmente difícil: la menopausia
La conclusión es que, de todas las hembras mamíferas, la mujer es la más
profundamente alineada y la que más violentamente rechaza esta alineación:
en ninguna de ellas es más imperiosa y más difícilmente aceptada la
esclavización de su cuerpo a la función reproductora. Si se la compara con el
macho, este aparece como un ser
infinitamente privilegiado: su existencia genital no afecta su vida personal , que
se desarrolla de manera normal. Estos datos biológicos son elemento esencial
para poder entender las interrogantes que se plantean en el libro de la autora.