Anda di halaman 1dari 6

UNIVERSIDAD TÉCNICA ESTATAL DE QUEVEDO

CARRERA DE MERCADOTECNIA
FUNDAMENTOS DE ADMINISTRACIÓN

TEMA: PRINCIPIOS ADMINISTRATIVOS DE TAYLOR

INTEGRANTES:

EMILLY DE LOS SANTOS VILLAO

ASHLEY LOPEZ CARBO

ARIANA BENITEZ VERA

JOY PRADO RIASCO

CURSO: 1ERO MERCADOTECNIA “B”

DOCENTE: LDA. MAGALI GIOCONDA CALERO LARA

PERIODO LECTIVO:

2019 – 2020
INTRODUCCIÓN

Frederick Winslow Taylor es considerado uno de los primeros pensadores de la


administración gerencial.
Con su obra "PRINCIPIOS DE LA ADMINISTRACIÓN CIENTÍFICA", da los primeros pasos
del pensamiento administrativo y hoy su legado es considerado como fundamental y una
referencia obligatoria para cualquier gerente ya que a pesar del tiempo, sus apreciaciones
resultan de gran actualidad.

Taylor comenzó este escrito citando al entonces Presidente de los Estados Unidos, Theodore
Roosevelt. Manifestando que "La conservación de nuestros recursos nacionales es únicamente
preliminar a la gran pregunta de la eficiencia nacional." Taylor puntualizó que mientras un gran
movimiento inició para conservar los recursos materiales, los efectos menos visibles y tangibles
del desperdiciado esfuerzo humano fueron vagamente apreciados. Argumentó la necesidad de
enfocarse en el entrenamiento más que en buscar al “hombre adecuado,” enunciando “En el
pasado el hombre fue primero; en el futuro el sistema debe ser primero,” y la principal meta de
todo buen sistema debe ser desarrollar hombres de primera clase. Taylor enlistó tres metas para
el trabajo

Primero. Para mostrar, a través de una serie de ejemplos simples, la gran pérdida que el país
entero está sufriendo por medio de la ineficiencia en casi todas nuestras acciones diarias.

Segundo. Para intentar convencer al lector que el remedio para esta ineficiencia radica en la
administración sistemática más que en estar buscando un hombre inusual o extraordinario.

Tercero. Para demostrar que la mejor administración es una verdadera ciencia, apoyándose en
leyes claramente definidas, reglas y principios como fundamento. Y posteriormente para
mostrar que los principios fundamentales de la administración científica son aplicables a toda
clase de actividades humanas, desde nuestros actos individuales más simples hasta el trabajo de
nuestras grandes corporaciones, las cuales dan aviso para la cooperación más elaborada. Y en
pocas palabras, a través de una serie de ejemplos, para convencer al lector que cada vez que
estos principios son aplicados correctamente, los resultados demostrarán ser realmente
sorprendentes.

Finalmente, Taylor se percató de que mientras los ejemplos se escogieron para atraer a
ingenieros y administradores, sus principios pudieron ser aplicados a la administración de
cualquier empresa social como asilos, granjas, pequeños negocios, iglesias, instituciones
filantrópicas, universidades y el gobierno.
BIOGRAFÍA DE FREDERICK WINSLOW TAYLOR
Nació el 20 de marzo de 1856 en Filadelfia. Ingeniero norteamericano que ideó la organización
científica del trabajo. Procedente de una familia acomodada, Frederick Taylor abandonó sus
estudios universitarios de derecho por un problema en la vista y a partir de 1875 se dedicó a
trabajar como obrero en una de las empresas industriales siderúrgicas de Filadelfia.

Su formación y su capacidad personal permitieron a Taylor pasar enseguida a dirigir un taller de


maquinaria, donde observó minuciosamente el trabajo de los obreros que se encargaban de
cortar los metales. Y fue de esa observación práctica de donde Frederick W. Taylor extrajo la
idea de analizar el trabajo, descomponiéndolo en tareas simples, cronometrándolas estrictamente
y exigiendo a los trabajadores la realización de las tareas necesarias en el tiempo justo.

Este análisis del trabajo permitía, además, organizar las tareas de tal manera que se redujeran al
mínimo los tiempos muertos por desplazamientos del trabajador o por cambios de actividad o de
herramientas; y establecer un salario a destajo (por pieza producida) en función del tiempo de
producción estimado, salario que debía actuar como incentivo para la intensificación del ritmo
de trabajo. La tradición quedaba así sustituida por la planificación en los talleres, pasando el
control del trabajo de manos de los obreros a los directivos de la empresa y poniendo fin al
forcejeo entre trabajadores y empresarios en cuanto a los estándares de productividad.

Taylor se hizo ingeniero asistiendo a cursos nocturnos y, tras luchar personalmente por imponer
el nuevo método en su taller, pasó a trabajar de ingeniero jefe en una gran compañía siderúrgica
de Pennsylvania (la Bethlehem Steel Company) de 1898 a 1901. Taylor se rodeó de un equipo
con el que desarrolló sus métodos, completó sus innovaciones organizativas con
descubrimientos puramente técnicos y publicó varios libros defendiendo la «organización
científica del trabajo» (el principal fue Principios y métodos de gestión científica, 1911).

Desde finales del siglo XIX, iniciada ya la segunda fase de la Revolución Industrial, la
organización científica del trabajo o taylorismo se expandió por los Estados Unidos, auspiciada
por los empresarios industriales, que veían en ella la posibilidad de acrecentar su control sobre
el proceso de trabajo, al tiempo que elevaban la productividad y podían emplear a trabajadores
no cualificados (inmigrantes no sindicados) en tareas manuales cada vez más simplificadas,
mecánicas y repetitivas.
¿CUÁL ERA EL PENSAMIENTO QUE GUIABA A TAYLOR?
Taylor andaba en la búsqueda de factores que aseguraran la prosperidad, por ello pretendía
eliminar las pérdidas de tiempo y de dinero, aplicando un método científico.

El principal objetivo administrativo debe ser el asegurar el máximo de prosperidad, para el


empleador y también para el empleado.

El máximo de prosperidad para el empleador no es la obtención de grandes beneficios


económicos, sino el desarrollo de la empresa en todos los aspectos para lograr alcanzar un nivel
de prosperidad. Por otro lado el máximo de prosperidad para el empleado no es tener grandes
salarios, sino alcanzar un desarrollo personal que le permita trabajar eficazmente.

Además hace una distinción entre producción y productividad, la máxima prosperidad es el


resultado de la máxima productividad.

LA ADMINISTRACIÓN CIENTÍFICA Y SUS 4 PRINCIPIOS

La administración científica surge debido al interés de aplicar los métodos de la ciencia


(observación y meditación) a los problemas de la administración, con el fin de alcanzar
una elevada eficiencia industrial.

En ésta nueva técnica admirativa la gerencia adquirió nuevas atribuciones y responsabilidades


descritas en los cuatro principios de la administración de Taylor que se presentan a
continuación:

1. Organización Científica del Trabajo


Este criterio hace referencia a determinadas actividades que utilizadas por los administradores
para sustituir los métodos de trabajo ineficientes y evitar la simulación del trabajo. Teniendo en
cuenta tiempos, demoras, operaciones responsables y herramientas. Debe realizarse por un
equipo especialista y dará lugar a la creación de un servicio de métodos de trabajo.
Se definen los procesos más económicos y se establece la cantidad de trabajo empleada por el
obrero en condiciones óptimas para lograr una determinada producción y lo que el obrero
obtiene si logra el objetivo.

2. Selección y entrenamiento del trabajador


La idea es ubicar al personal según sus capacidades, de esta manera se garantiza el mejor
empleado en el puesto indicado, propiciando además una mejora al bienestar del trabajador.

Cuando el trabajo se analiza metódicamente, la administración logra precisar unos requisitos


mínimos para un buen y eficiente desempeño del cargo, escogiendo siempre al personal más
capacitado para el cargo.

Según la selección sistemática recomendada por Taylor basado en las aptitudes y estima,
resulta que cualquier trabajador puede ser un trabajador muy bueno para por lo menos un
puesto de trabajo.

3. Cooperación entre directivos y operarios


Parte del concepto “el trabajo y las responsabilidades de trabajo se dividen de manera equitativa
entre dirigentes y obreros”. Es esencial que los intereses del empleado sean los mismos del
empleador, esto se logra con la propuesta de una remuneración por eficiencia, de tal manera que
el trabajador se sienta motivado a producir más, para ganar más y evite la simulación del
trabajo.

Mecanismos para lograr dicha cooperación:

 Pago por unidad de trabajo.


 Una estructura de jefes con mayor conocimiento que capaces de coordinar la labor de la
empresa y colaborar e instruir a sus subordinados. Según Taylor debían existir
tareas específicas para los diferentes jefes: Jefe de costos, jefe de programación, jefe de
tiempos, de mantenimiento, de material, de producción, de control de calidad y de
relaciones de personal.
 División equitativa del trabajo entre directivos y operarios.
4. Responsabilidad y especialización de los directivos en la planeación del trabajo
La gerencia se responsabiliza de la planeación del trabajo y los operarios del trabajo manual,
generando una división del trabajo acentuada en las capacidades y de mayor eficiencia.
Distribuye distintamente las responsabilidades y las atribuciones para que la ejecución del
trabajo sea disciplinada y acertada.

CONCLUSIONES
- Es de suma importancia para el conocimiento de la administración, que el interés
principal de Taylor era la de acrecentar la productividad mediante una
mayor eficacia en la producción y un pago mejor para los trabajadores mediante la
aplicación del método científico. Sus principios recalcaban el uso de la ciencia, la
creación de armonía y cooperación de grupo, el logro de la producción máxima y el
desarrollo de los trabajadores.
- La administración científica es:
1. Ciencia.
2. Armonía.
3. Cooperación.
4. Rendimiento máximo.
5. Formación de cada hombre, hasta alcanzar su mayor eficiencia y prosperidad.

LINKOGRAFÍA
https://www.biografiasyvidas.com/biografia/t/taylor_frederick.htm

https://www.webyempresas.com/principios-de-la-administracion-taylor/

https://historia-biografia.com/frederick-winslow-taylor/

https://www.gestiopolis.com/taylor-fundamentos-y-principios-de-la-administracion-cientifica/