Anda di halaman 1dari 119

Pagina estrada de Descubriendo a los ángeles Página 1 de 1

Descubriendo a los Ángeles

por Sheikh Hisham Kabani an-Naqshbandi

traducción de Hamida Casagrande.

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/paginaestradadedescubriendoa.htm 03/01/2002
exordio Página 1 de 3

Cuando el Infierno fue creado,


los corazones de los ángeles se movieron
de sus propios lugares.
Cuando los seres humanos fueron creados
esos corazones volvieron a su lugar.

Exordio
Alabado sea Dios, Quien nos ha inspirado con los maravillosos signos de Su creación y nos ha otorgado la
bondad de Su conocimiento y amor enviándonos Sus mensajeros, mostrándonos Sus verdades, tanto la
manifiesta como la escondida. Alabado sea Dios, Quien nos ha permitido husmear en Sus tesoros escondidos,
Quien se embelleció a Sí Mismo con Sus atributos divinos antes que existieran los lenguajes, y Quien está solo
en las más altas estaciones de Belleza y Majestad hacia donde todos los buscadores son atraídos y adonde
tienen la esperanza de llegar. Allí, los amantes cantan y bailan en Su recuerdo con amor ardiente. Allí, los
sinceros servidores buscan Su placer como mensajeros de Su divina presencia. Él es el Primero en ser
glorificado sin principio. Él es el Eterno sin final. Él es el Rey Quien solo crea e inventa. Él es el Dueño y el
Gobernante de Su reino tanto el visible como el invisible, ángeles y seres humanos. Él es el Señor a Quien nadie
se asemeja, nunca en súplica ni en necesidad de nada. Nada Lo puede contener, y Él lo contiene todo. Él es el
Auto-Subsistente, Quien sostiene las siete tierras y los siete cielos y a todos los universos con Su poder. Él es
único en Sus perfectos atributos. Él es el Viviente, el Eterno, Cuya vida no tiene fin. Él es el Conocedor en Su
antiguo conocimiento. Él es el Experto en la creación, el Todo-Abarcante en ambos conocimientos, el oculto y el
manifiesto. Él es el Testigo ante Él Mismo de Su propia Unidad. Él es el Todo-Oyente sin necesidad de escuchar.
Él es el que Todo lo Ve sin necesidad de mirar, Él es el Atento Quien no pasa por alto nada en relación a Sus
ángeles y a Sus servidores. Él es el Preservador Quien nunca olvida, el Guardián de Su creación, el
Todopoderoso, Quien trajo una creación sin límites a la existencia. Él es el Proveedor de todo sin que se le pida.
Él es la Luz de las luces con la cuál los corazones de Sus creyentes son iluminados. Su Reino no disminuye en
pos de Su generosidad más que un océano sin fin cuyas olas siguen rompiéndose en la orilla.

Prefacio
El Islam como una religión no puede ser entendida sin ángeles. La palabra árabe para ángel, MALAK, significa
mensajero, y de acuerdo a la creencia Islámica, Dios ha consignado a Sus ángeles con todo tipo de mensaje
divino en el más amplio sentido del término. A través de estos "mensajes" Él desempeña Sus actividades en el
universo. Por ejemplo, se dice que un ángel acompaña cada gota de lluvia, y que se necesitan siete ángeles para
que crezca una hoja de un árbol. Desde el principio de la creación de los seres humanos - e incluso mucho antes
- los ángeles jugaron importantes roles en el universo. Cuando Dios decidió crear a Adán, le ordenó a un ángel
que le trajera un puñado de tierra, y luego Él amasó y dió forma a la tierra con Sus propias dos manos. Luego,
Dios dió vida al barro de Adán soplando dentro de él algo de Su propio espíritu, y ordenó a los ángeles que se
postraran ante Adán. Dios provee guía para la gente durante su vida en este mundo a través de los mensajes
proféticos y estos mensajes sucesivamente fueron traídos a los profetas por los ángeles. De este modo, el
arcángel Gabriel fue enviado a María con la palabra de Dios, Jesús, y también fue enviado al Profeta Muhammad
con el Corán. Y de igual forma que Gabriel hizo descender la palabra de Dios a Muhammad, él también fue el
guía de Muhammad en su viaje nocturno (MIRAJ) volviendo a Dios. Estas enseñanzas verdaderamente sugieren

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/1exordio.htm 04/01/2002
exordio Página 2 de 3

que los ángeles son el medio a través del cuál Dios da a conocer la estructura teórica para una vida buena y
saludable, y también provee la guía interior y luminosa a través de la cuál la gente se mueve hacia Él en sus
propios "viajes nocturnos". Cuando la gente alcanza el final de sus períodos de vida asignados, Dios envía a
Azrail, el ángel de la muerte, para tomar sus almas. Cuando ellos entran en la tumba, la primer noche son
visitados por dos ángeles, Nakir y Munkar, quienes preguntan sobre sus creencias y actividades en este mundo.
A lo largo de la vida de cada persona, hay dos ángeles a cargo de anotar como se comportan, y los rollos de
papel que ellos escriben se convierten en documentos decisivos en el Día del Juicio.

Se dice que los ángeles son creados de luz, los seres humanos de agua y tierra y los jinn de fuego. El espíritu
humano (RUH) es un aliento divino que es soplado en el cuerpo, y de este modo da vida a la tierra y al agua. De
acuerdo con las enseñanzas cosmológicas Islámicas, el ser humano está hecho de espíritu, alma, y cuerpo, o
luz, fuego, y barro. El espíritu es una substancia luminosa y clara semejante a los ángeles y por ello podemos
decir que todos los seres humanos llevan una naturaleza angélica en sí mismos. El alma es la suma total de las
facultades humanas que están situadas entre la luz y la oscuridad, o entre el espíritu y el cuerpo, y este es el
dominio del "fuego" del cuál los jinn fueron creados. Esto ayuda a explicar por qué el Profeta dijo que Satán, que
es un jinn malvado, corre en la sangre de cada ser humano.

La confesión de la fe en el Islam comienza con una afirmación del TAWHID, la Unidad de Dios. Pero las fórmulas
coránicas que definen la fe en más detalle, incluyen la fe no sólo en Dios y Su Unidad, sino también en los
ángeles de Dios, Sus Profetas, Sus Libros, el Último Día, y la medición tanto de lo bueno como de lo malo. De
este modo, la fe no puede ser fe Islámica si deja de lado a los ángeles. Y esto tiene mucho que ver con el hecho
que de acuerdo a las enseñanzas cosmológicas y psicológicas Islámicas, los seres humanos no son realmente
humanos a menos que vivan dentro de su propia naturaleza angélica - el luminoso aliento divino que fue soplado
en su barro después de ser amasado y moldeado por el Mismo Dios.

Descubriendo a los Angeles es un libro muy bienvenido. Provee muchos relatos tradicionales Islámicos sobre
ángeles en un lenguaje hermoso y simple que será apreciado por todos. Como el Sheikh Hisham Kabbani dice:
"los ángeles les dan esperanzas a los creyentes". El mundo angélico de luz es el pasado, el presente y el futuro
de cada ser humano. Tener esperanza en el futuro está profundamente arraigado en el conocimiento del pasado,
lo que a su vez es sólo posible en el momento presente. Vivir cada momento de la mejor manera, es parte de la
búsqueda de todo buscador espiritual. Los diferentes aspectos del mundo angélico que están descriptos en este
libro son un gran regalo para todos los interesados en la vida del espíritu, sean ellos musulmanes o no, y el
esfuerzo del Sheikh Hisham será apreciado no sólo por aquéllos que lean el libro, sino también por los que sin
leerlo, reciban esperanza de los lectores que narren estas historias.

SACHIKO MURATA

Mt. Sinai,NY

Agosto, 1995

Al Lector
Gentil lector, les brindo el saludo tradicional que ha sido usado por gente espiritual en todo el mundo: la paz sea
con ustedes.

Yo estoy muy feliz de ver la creciente toma de conciencia entre el público en general, del fenómeno conocido
como "ángeles". Este es un signo del despertar a la creencia del vasto mundo invisible alrededor nuestro y
también el despertar del ansia de ir más allá de los límites de nuestros sentidos espirituales, para poder realizar
el inexplorado potencial en cada uno de nosotros.

Ciertamente los ángeles existen. Ellos tienen un lugar en el cosmos entre millares, incontables servidores de

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/1exordio.htm 04/01/2002
exordio Página 3 de 3

nuestro Creador y cumplen un rol especial en el plan divino.

Desde el principio de la morada de la humanidad en este mundo han existido y hay personas entre nosotros que
poseen un regalo precioso y extraordinario: la habilidad de penetrar y entender algunos de los misterios de este
universo sutil y traer de vuelta para el resto de nosotros las perlas de su sabiduría y experiencia. Estos hombres
y mujeres son los santos y gente consagrada que es conocida por todas las culturas y civilizaciones. El corazón
de cada buscador anhela encontrarse con uno de ellos.

Yo fui privilegiado y honrado en extremo, no sólo por conocer sino por acompañar a dos grandes santos de la
mística tradición Islámica de la Orden Sufí Naqshbandi: al Sheikh Abdullah al-Daghestani del Cáucaso y al
Sheikh Muhammad Nazim al-Haqqani de Chipre, quiera Dios santificar sus benditas almas y elevarlos más y más
alto en conocimiento y sabiduría.

Después de muchos años y pasado un riguroso entrenamiento, ellos volcaron en mi corazón algo de su inmenso
conocimiento y sabiduría. Es mi deseo sincero, ser capaz de relatar algunas de estas experiencias a ustedes
junto con un pequeño ejemplo de los magníficos depósitos de sabiduría sobre el mundo angelical que están
contenidos en nuestra tradición Sufí. Espero que encuentren que vale la pena esta aventura y que ustedes,
queridos lectores, puedan animarse a viajar más allá.

Sheikh Hisham Kabbani.

Reconocimientos
Mi especial agradecimiento al Dr. Gabriel Haddad por su correcta devoción, Dr. Laleh Bakhtiar y Liaquat Ali, KAZI
Publicaciones, y muchos otros seguidores de la más distinguida Orden Naqshbandi.

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/1exordio.htm 04/01/2002
Introduccion Página 1 de 8

Introducción

¿Qué son los Angeles?


Los ángeles son la esperanza de la humanidad. Ellos son la fuente de luz y de energía de la creación. Ellos son
las luces de todo buscador, el oasis en todo desierto, las olas en todo océano, el manantial de todo río, el cristal
de todo diamante. Son el rocío del cielo en cada hoja. Son la vida en cada gota de sangre en seres animados, el
impulso detrás de cada célula viva. Son la fuerza conductora de las constelaciones y las galaxias. Son las
estrellas y los soles y las lunas en cada firmamento. Los universos nadan en sus órbitas. Ellos son los
superpoderes conocidos por todas las tradiciones, creencias y filosofías.

Es universalmente conocido, basado en estas fuentes, que Dios creó a los ángeles para que llevaran a cabo Sus
ordenes y transmitieran los mensajes que atañen a los seres humanos. Los ángeles son seres honorables y
sutiles, creados de luz, que están al servicio de su Señor. Ellos ejemplifican las cualidades de perfección,
obediencia y dedicación. Poseen ilimitados poderes milagrosos, a través de los cuáles pueden alcanzar a
cualquiera en un instante para ayudar y curar, para servir y consolar, para amar y ser amado.

Los ángeles toman cualquier forma que ellos deseen en el mundo físico en cualquier momento o lugar. De igual
manera que el agua cristalina toma la forma de la taza en la que es vertida, los ángeles pueden tomar la forma
de cualquier creación que ellos visiten. Ellos no conservan su total forma de luz original cuando son enviados a
los seres humanos. "Di: Si hubiera en la tierra ángeles caminando seguros, Nosotros hubiéramos enviado
de los cielos un ángel (sin cambios) como mensajero" (17:95). Los ángeles pueden aparecer como pájaros,
como seres humanos o como una forma de luz, como un arco iris adornando el cielo. Tienen una mente y un
corazón, pero no tienen voluntad ni otro deseo que el de servir y obedecer a Dios. Nunca son demasiado
orgullosos como para no obedecerlo.

Los ángeles alaban día y noche sin fatiga. No necesitan dormir, ya que sus ojos nunca se cansan. No conocen la
distracción. Su atención nunca para. Su alimento es la glorificación a Dios. Su bebida es santificar y magnificarlo
a Él. Su intimidad viene de llamar a su Señor a través del canto de himnos y alabanzas. Su placer es servirlo a
Él. Están libres de cualquiera y de todas las trabas psicológicas. No sufren cambios de humor.

Los ángeles habitan el Paraíso y los siete cielos. Son más devotos que los seres humanos porque fueron
creados antes que ellos con facultades mayores y más poderosas. Son más piadosos que los seres humanos,
porque son inocentes e incapaces de caer en errores o equivocaciones. Nunca piden perdón para sí mismos,
sino siempre por los seres humanos. Esto nos muestra lo mucho que nosotros les importamos y hasta que punto
Dios los creó para que cuiden de nosotros. Dios hizo de ellos nuestros guardianes, porque un guardián es más
perfecto que aquél a quien cuida.

Los ángeles tienen más conocimiento que los hombres. Nuevamente, el profesor es mejor que el alumno. Su
conocimiento es de dos tipos: intelectual y tradicional. "Intelectual" aquí significa: "de la esencia de la realidad" o
"del corazón". "Tradicional" significa: "revelado y traducido desde el cielo".

Conocimiento Intelectual
El conocimiento intelectual, al igual que el conocimiento sobre Dios y Sus atributos, es un deber. Es imposible
que los ángeles, los profetas, y la gente piadosa no lo posean. No tienen excusa para no saberlo. El
conocimiento que no es obligatorio, es la forma en que Dios creó las maravillas de la creación, tales como el
conocimiento del Trono, de la Pluma, del paraíso, del infierno y de los cielos. Además existe el conocimiento de
los diferentes tipos de ángeles, de seres humanos, de los habitantes de la tierra sobre el suelo, debajo del suelo,
en el aire, y bajo el mar. En el último tipo de conocimiento, sin duda, los ángeles son más versados que los
hombres. Esto es porque ellos fueron creados mucho antes que los hombres: los ángeles acompañaron el
proceso entero de la creación de los universos al igual que el de los seres humanos. Ellos también están más
familiarizados con ese conocimiento a causa de la visión y el oído que les fue dado por Dios. Pero tal

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Introduccion Página 2 de 8

conocimiento sólo es accesible para aquellos que han purificado sus corazones y su visión entre los seres
humanos.

Conocimiento Tradicional
En cuanto al conocimiento tradicional, es conocimiento profético que no puede ser alcanzado por los seres
humanos sin el beneficio de la revelación. Sólo lo pueden recibir a través de los ángeles. Los ángeles fueron y
son verdaderamente los intermediarios entre Dios y los hombres a ese respecto. Además, es posible que ellos
sean los continuos intermediarios de los eventos del Ultimo Día. Ellos son conocedores particularmente de las
tradiciones que tienen relación con ellos y que Dios les ha confiado. Esta es la razón por la que los ángeles
tienen mucho más conocimiento que los seres humanos y llevan seis tipos de atributos perfectos:

*Ellos son mensajeros de la divina presencia;

*Ellos son nobles a la vista de Dios;

*Ellos han sido facultados por Dios con un poder que les otorga la capacidad de una obediencia pura;

*Ellos son bien estimados y están firmemente establecidos en la divina presencia;

*Ellos son obedecidos en el mundo terrestre;

*Ellos son confiables en recibir, guardar y distribuir la revelación.

La Perfección Humana

Sin duda, el estado perfecto de los seres humanos nunca será alcanzado hasta que el poder angélico esté ligado
a él. Por permiso de Dios, los ángeles monopolizan ese poder angélico que ilumina a cualquier individuo humano
que se conecta con él. Por lo tanto, la perfección de los seres humanos depende de la capacidad de aniquilar el
alma humana en el crisol de los ángeles. La conclusión de este proceso está descripta en el verso Coránico:
"¡Oh alma en total descanso y satisfacción! ¡Regresa a tu Señor, aceptada y aceptando! ¡Entra tú entre
Mis servidores (los ángeles), y entra a Mi Jardín!" (89:27-30).

De acuerdo a este verso, Dios induce al espíritu de los hombres a que entren primero en la multitud de ángeles,
luego al Paraíso. Una condición para entrar en el Paraíso es recibir saludos angélicos y revelación, en cuyo
momento uno entra como un espíritu dotado con atributos angélicos. Luego Dios hace de esos espíritus
mensajeros para Sus continuas creaciones. A ellos se les concede la felicidad de vivir en el Paraíso y de disfrutar
la visión de su Señor. Dios hizo que los saludos de los ángeles sean necesarios para los hombres, cuando sus
espíritus entren en el poder angélico. Esto es para elevarlos a una estación superior y producirles una gran
felicidad. Por lo tanto, sin la fuerza celestial de los ángeles, el espíritu de los seres humanos no puede alcanzar
la felicidad eterna.

La contribución de los ángeles a la felicidad humana deriva de su perfección. Los ángeles están libres de todo
tipo de ira, ilusión, imaginación y engaño. Esta característica les otorga el poder de estar en la divina presencia y
bajo la luz divina de Dios. Son estas imperfecciones las que previenen a los seres humanos de estar en la divina
presencia. Debido a que la perfección reside solamente en el estado de haber alcanzado la divina presencia, se
puede decir que solamente los ángeles tienen el atributo de la perfección entre los seres creados.

Las Dimensiones Espirituales de los Angeles

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Introduccion Página 3 de 8

Las dimensiones espirituales de los ángeles tienen aspectos diferentes. El ángel es una luminiscencia sublime.
Su conocimiento es perfecto y completo porque conoce el secreto de lo no visible y está enterado de los secretos
escondidos de la creación. Su conocimiento es real, activo, y continuo. La acción del ángel es genuina, porque
los ángeles están encargados de servir, y su cometido es llevado a término con perfección.

Los ángeles tienen influencia sobre todo en la naturaleza, incluyendo la naturaleza humana. Nada puede crecer
en el planeta tierra: ni árboles, ni césped, ni vegetación, ni vida, sin su intervención. Se puede ver el efecto del
poder angélico en el crecimiento de una pequeña planta empujando en el medio de una gran roca. Un poder
especial se derrama sobre esa planta desde arriba, un poder que es esencialmente angélico.

Por permiso de Dios, los ángeles son el poder detrás de cada movimiento y de cada acción en el dominio físico
de este universo. Ellos tienen el poder de cambiar las órbitas de las estrellas y los planetas, de ajustar los
movimientos de las galaxias, y de proteger a la tierra del movimiento de otros cuerpos astrales tales como
cometas y asteroides. Ellos de ninguna manera sienten el peso de esta carga sea cual sea, porque ellos están
fuera de la dimensión de la gravedad. Son capaces de mover los vientos como quieran. Las nubes aparecen y
desaparecen como ellos quieren. Los terremotos se mueven bajo sus órdenes. Los volcanes erupcionan bajo su
ejecución. Continentes enteros emergen del mar y son sumergidos a través de su poder. La naturaleza florece
por la fragancia de su toque celestial.

Los ángeles habitan los planetas en movimiento, la estrella polar y todas las estrellas fijas de todas las demás
galaxias. Las órbitas son como sus cuerpos cuyos corazones son los planetas. Los movimientos de estos
planetas en sus órbitas son la causa de los cambios en la Tierra. Los movimientos de los ángeles en este
universo tienen una influencia en los estados de los seres humanos. De los movimientos de estos ángeles, por
orden de Dios, se realiza la conexión entre los movimientos de las galaxias. La transmisión de señales, incluso a
millones de años luz de distancia de nosotros, afectan los estados de la naturaleza humana. De esta forma, el
mundo celestial siempre mantiene influencia sobre el mundo terrenal.

Todo es creado en jerarquías y todo está conectado con lo que está arriba. Los seres humanos siempre miran
hacia arriba, no hacia abajo. El deseo de mejoría está fundado en ellos tanto a nivel material como espiritual.
Todo en la creación siempre busca ese modelo. El principio de las influencias celestiales se funda en esto: el
efecto de lo ascendente sobre lo descendente y el anhelo de lo descendente por lo ascendente.

Luz Angelical

De la luz angelical Dios creó el sol. Esto le permite a este mundo ver todos los objetos
materiales que previamente estaban envueltos en la oscuridad. Sin esa luz del sol, nada
puede ser visto. El resultado de la creación de la luz es la formación del día y la noche. Sin
embargo, el sol está siempre brillando, día y noche, y su luz nunca se extingue. Porque la
tierra gira sobre su eje, se siente el cambio entre los dos estados. La tierra hace parecer como
si la luz del sol se extinguiera. De forma similar, el poder angélico siempre brilla sobre la tierra.
Sin embargo, el giro de los seres humanos alrededor de sus deseos crea un día y una noche
en sus corazones: un lado brilla y el otro está en la oscuridad.

Puesto que la luna no tiene luz propia, toma su luz del sol. Este siempre brilla y se refleja en la
luna como un espejo, por eso la luna parece un cuerpo brillante. De la misma forma los seres
humanos, aunque están inscriptos por un poder angélico, se obscurecen a través de la
opresión de sus egos. No obstante, ellos están en una posición de brillo constante, brillando
mucho más radiantemente que la luna.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Introduccion Página 4 de 8

La luna no posee nada de la luz del sol en sí misma; sólo refleja de la mejor manera. El poder
esencial, pertenece al sol. De igual forma, Dios ha colocado y organizado, en cada órbita de
los paraísos, cielos, galaxias y planetas, una creación que difiere de una órbita a otra. Ellos
actúan como espejos, que reflejan la luz de los ángeles desde la divina presencia. Este
fenómeno celestial, extiende esa luz angélica en forma de espejo para el beneficio de los
seres humanos y otras creaciones. Esa luz "es subordinable" a cualquier cosa que la creación
necesite; nace del poder angélico, es el propio poder angélico en sí mismo. Verdaderamente,
es la esencia de la bondad y beneficia a todos los lugares de la creación.

Así como los ángeles se mueven en la divina presencia, sus luces se mueven dentro y sobre
las órbitas que Dios creo para ser gobernadas por ellos. Los poderes angélicos, afectan los
movimientos y los contenidos de estas órbitas. Puesto que estas órbitas reflejan las luces
angélicas sobre la tierra, vemos como los seres humanos pueden sucesivamente, ser
afectados por el movimiento de órbitas en sus vidas. Las luces angélicas también afectan las
emociones, el humor, el carácter y las acciones.

Vestimenta Espiritual

Los elementos y las cualidades de los seres humanos y de otros objetos creados en la tierra,
varían de acuerdo a sus respectivas distancias de la fuente de poder angélico. Por lo tanto,
encontramos diferencias entre los seres humanos, aunque sus cuerpos son similares. Esto se
debe, a que ellos difieren respecto a su conexiones con los ángeles. En realidad, las
diferencias no están en los cuerpos, sino en los atributos y características espirituales de los
seres humanos.

Los seres humanos poseen desde la niñez ó bien las características de bondad y santidad, ó
las de maldad y extravío. Esa es verdaderamente una imagen real de la "vestimenta"
espiritual de los seres humanos y sus jerarquías: uno recibe un poder angélico, mientras que
el otro no. Esto es lo que hace que uno sea mejor que el otro, al igual que los diamantes son
superiores a las esmeraldas, que a su vez son mejores que los zafiros, y éstos, mejores que
los rubíes. Todas éstas son joyas preciosas, pero varían en su excelencia. No obstante, todas
estas joyas son más preciosas que el oro. El oro es más precioso que la plata, y la plata más
preciosa que el hierro. El último acaba como fragmentos, mientras los otros siempre se
mantienen como elementos valiosos.

La luz es mejor que la oscuridad. Lo transparente es mejor que lo opaco. Lo sutil es mejor que
lo denso. La persona iluminada es mejor que la que está en la oscuridad. Un carácter bello es
mejor que uno malo. Aquel que llama a la bondad es mejor que el que llama a la maldad.
Aquel que es discreto, valiente, generoso, paciente, es mejor que el que posee odio,
enemistad, maldad, codicia y avaricia. Todas las características anteriormente mencionadas,
dependen de la cercanía o la lejanía, de sus respectivos portadores, de las fuentes de poder
angélico.

Por lo tanto, en este mundo el espíritu humano es un signo que señala borrosamente la
perfección del mundo superior. Es como la luz de la vela en relación a la luz del sol, o una
pequeña gota en relación al océano. La luz angelical es el medio de la visibilidad de la luz en

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Introduccion Página 5 de 8

la tierra, ambas material y espiritual. Nosotros conocemos al sol por sus rayos. De igual forma,
conocemos acerca de Dios por las creaciones de los cielos y de la tierra, cuya percepción se
origina por el brillo de la luz angélica sobre ellos, y sus expresiones a través de la revelación
por intermedio de esa luz. Para nosotros no existe oscuridad más profunda, que la no
existencia de la luz angelical; ni una luz Divina más enérgica que la luz angelical. La aparición
de cada cosa singular es el resultado de esta luz, al igual que la existencia de cada cosa
procede de la existencia de la luz angelical. De esta forma, Dios preserva la creación a través
de la luz de los ángeles.

Otra forma de describir la manera que el espíritu humano manifiesta el mundo celestial, es
mediante la analogía del eclipse solar. Si una porción del sol es eclipsada, ustedes pueden ver
el sol en una taza de agua. El velo del eclipse es la luz angelical. Esto hace posible contemplar
la fuente de luz. Los seres humanos son en sí mismos, como un velo o un eclipse de la luz
angelical. Esto significa, que ellos eclipsan la luz angelical, la cuál eclipsa la luz de Dios. De
este modo, ustedes pueden ver los atributos del Creador a través de Sus maravillosas
creaciones. Este es el significado del dicho del Profeta Muhammad, "Piensen en las
creaciones de Dios. No piensen en Su esencia."

Los espíritus de los seres humanos pueden ser descriptos como átomos dentro del mundo
celestial, y sus cuerpos como las casas de sus espíritus. Ahora bien, la casa tiene un estado y
el habitante de la casa tiene un estado diferente. Es claro para nosotros, que el habitante es
más honorable que la casa, ya que la grandeza de la casa depende de su habitante.

Estos espíritus humanos son una parte real del espíritu angélico. Es por esto, que la condición
para la entrada del alma al paraíso de una persona moribunda, es que primero sea aceptada
en el reino angélico, como hemos dicho. Esa también es la causa por la cuál el espíritu
humano está capacitado para recibir la transmisión de los poderes angélicos, como un radar
satelital está hecho para recibir la transmisión de la estación principal.

En la medida en que las personas estén conectadas con los poderes angélicos, ellas
indudablemente, se convertirán en más y más importantes para otros seres humanos en la
tierra. Sin embargo, los cuerpos humanos siguen siendo un compuesto de diferentes
elementos mezclados. Los cuerpos de los ángeles, por otro lado, son hechos sólo de la luz de
la divina presencia. Es importante saber que esta diferencia nunca desaparece en el mundo
material. Es por esta causa que los ángeles prefieren ayudar a los espíritus de los cuerpos de
los profetas, ya que los espíritus proféticos han elevado sus receptáculos corporales a tal
punto que es dónde ellos obtienen todo tipo de estados gnósticos y espirituales. Esto,
sucesivamente, les permite convertirse en antorchas de luz, desparramando regalos
celestiales y llevando el mensaje de Dios a Su creación. Todas estas relaciones entre ángeles
y profetas, santos y gente piadosa, son obtenidas por voluntad de Dios y con Su permiso.

Creencia en los Angeles


"Y en el día cuando El los reúna a todos juntos, El les preguntará a los ángeles: ¿Los
alabaron ?" (34 :40).

"¿Por qué, entonces, no se le ha puesto a él brazaletes de oro, o por qué no ha venido


acompañado de ángeles ?" (43 :53).

Se dice que la palabra "ángel", viene del latín "angelus", la cuál es copiada del griego

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Introduccion Página 6 de 8

"angelos" (mensajero). En árabe la palabra es "malak" o "malaak", plural "malaa’ikat". La raíz


árabe del verbo "alaka", que significa "dar un mensaje", confirma la conexión etimológica de
ángel con la función de mensajero de Dios de las lenguas semíticas.

La existencia de los ángeles es uno de los pilares de la creencia de la mayoría de las


tradiciones religiosas, y es así también en el Islam. Dios menciona a los ángeles en el Corán,
en más de noventa y nueve lugares diferentes. Ellos también ocupan lugares prominentes, en
las narraciones del Profeta Muhammad, y en muchos relatos de santos, y de hombres y
mujeres piadosos del pasado reciente y del presente. Las páginas siguientes son una pequeña
selección de algunos de los relatos y explicaciones, que nos han llegado de estas tres fuentes.

El Corán dice, "El Mensajero cree en aquello que le ha sido revelado por su Señor y los
creyentes también. Todos ellos creen en Dios, en Sus ángeles, Sus escrituras y Sus
mensajeros - Nosotros no hacemos distinción entre ninguno de Sus mensajeros - Y
ellos dicen : nosotros escuchamos y obedecemos, otórganos Tu perdón, Señor nuestro.
El viaje es hacia Ti" (2 :285).

Dios, de este modo, ordena a todas las personas a creer en Sus ángeles, como una obligación
igual a la de creer en El mismo, en Sus libros y en Sus mensajeros.

Angeles del Corán

"Pero Dios mismo testifica que lo que Él te ha revelado, lo ha revelado con Su


conocimiento; y los ángeles también testifican. Y Dios es testigo suficiente" (4 :166).

Dios ha creado un árbol en el séptimo cielo, en cada hoja se encuentra una letra del Corán. Cada hoja es un
trono tallado en una piedra preciosa, y cada letra es representada por un ángel sentado en ese trono. Cada ángel
es la llave a diferentes océanos de conocimiento sin fin, que no tienen ni principio ni fin. En cada océano hay un
universo completo con su propia y única creación. El que bucea en estos océanos, es el Arcángel Gabriel. Fue é
quien llevó al Profeta las perlas de esos océanos cuando se apareció ante él y dijo tres veces: "¡Recita!" A esta
orden el Profeta Muhammad cada vez respondía: "¿Qué debo recitar?" y Gabriel dijo:

Recita : En el Nombre de tu Señor Quien creó,


Creó al ser humano de un coágulo.
Recita: Y tu Señor es el Más Generoso,
Quien enseñó a través de la pluma,
Enseñó al hombre aquello que no conocía (96 :1-5).

En ese momento, el Arcángel le llevó al Profeta dos piezas verdes de tela del cielo, una de ellas estaba decorada
con todo tipo de piedras preciosas de la tierra, y la otra con elementos preciosas del cielo. El abrió la primer tela y
le dijo al Profeta que se sentara sobre ella. Le entregó la segunda y le dijo que la abriera. Cuando la abrió, recibió
el Corán con letras de luz, y le fue revelado el secreto de ese árbol del séptimo cielo. Quienquiera que lea el
Corán con sinceridad y devoción, será capaz de entrar a estos océanos de conocimiento y luz.

El Profeta Muhammad vio una tabla hecha de raras perlas debajo del Trono de Dios y otra tabla de esmeraldas.
Sobre la primera estaba el primer capitulo, Surat al-Fatiha, que consiste en siete versos, y sobre la segunda tabla
estaba el Corán completo. El le preguntó al Arcángel Gabriel: "¿Cuál es la recompensa de aquel que lea el
Capítulo de Apertura?" Gabriel dijo: "Las siete puertas del infierno estarán cerradas para él y las siete puertas del
paraíso estarán abiertas para él." El Profeta preguntó: "¿Cuál es la recompensa de aquel que recite todo el
Corán?" Gabriel contestó: "Por cada letra que él recite, Dios creará un ángel que plantará un árbol para él en el
paraíso." Luego el Profeta vio una triple luz radiando en tres dimensiones y preguntó qué era. Gabriel dijo: "Una
de ellas es la luz del Verso del Trono (2 :255), la segunda es del "Surat Ya Sin" (Capítulo 36), y la tercera es el

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Introduccion Página 7 de 8

Surat de la Unidad (Capitulo 112). El Profeta Muhammad preguntó: "¿Cuál es la recompensa de aquel que recite
el Verso del Trono?" Gabriel respondió: "Dios dijo: ‘Es Mi Atributo, y quienquiera que lo recite, me verá a Mi sin
velos en el Día del Juicio.’" Luego, el Profeta preguntó: "¿Cuál es la recompensa de aquel que recita Surat Ya
Sin?" La respuesta vino de Dios: "Consiste en ochenta versos, y quienquiera que lo recite recibirá ochenta
misericordias. Veinte ángeles le llevarán veinte misericordias en su vida, veinte ángeles más le llevarán veinte
misericordias en su muerte, veinte más le llevarán veinte misericordias en la tumba, y otros veinte, veinte
misericordias en el Día del Juicio." El Profeta preguntó: "¿Cuál es la recompensa por recitar el Capítulo de la
Unidad?" La respuesta llegó: "Los ángeles le darán para beber de los cuatro ríos celestiales que están
mencionados en el Corán: el río de cristalina agua pura, el río de leche, el río de vino y el río de miel."

Angeles de la Torah

"Y su Profeta les dijo : ¡Oh! la señal de su reino es que a ustedes vendrá, llevada por los
ángeles, el Arca de la Alianza de vuestro Señor, y un remanente de lo que dejaron las
gentes de Moisés y de Aaron. ¡Oh! Aquí habrá una señal para ustedes, si realmente sois
creyentes" (2 :248).

Este verso muestra los poderes milagrosos de los ángeles y su habilidad superlativa para actuar en el
dominio físico. Ellos llevaron el Arca de la Alianza delante del ejército de Saul, y las reliquias que
dejaron las familias de Moisés y Aaron. Los ángeles llevaron el Arca de la Alianza porque era muy
importante para la humanidad. Contenía uno de los Libros sagrados, la Torah, en su forma original.
Cuando Dios le ordenó a Moisés que escribiera la Torah, El dijo: "¡Oh Moisés! Debes escribirlo sobre
tablas de oro." Cuando Moisés preguntó dónde podría encontrar ese metal, Dios le envío al Arcángel
Gabriel y a otros noventa y nueve ángeles. Cada uno representaba un Atributo de Dios y ellos le
enseñaron a Moisés ciento veinticuatro mil palabras. Con cada palabra Moisés fue elevado a un estado
superior; en cada nivel Moisés vio luz viniendo hacia él desde la Divina Presencia que lo iba vistiendo,
hasta que alcanzó un estado de pureza similar a la transparencia del agua cristalina. Esto provocó que los
que observaban a Moisés vieran sólo luz. En ese momento, Gabriel ordenó a los noventa y nueve ángeles
que lo adornaran con los atributos y poderes que ellos poseían. Moisés usaba un velo para cubrir la
intensa luz que emanaba de él y que a otros causaba desmayos si lo miraban. Luego, Gabriel derramó en
el corazón de Moisés el conocimiento celestial que iba a ser consignado en las tablas. El le enseñó la
química del oro. Moisés sucesivamente le enseño a su hermana un tercio de esta química, a Josué otro
tercio y a Aaron el último tercio. Luego él escribió la Torah en el oro que había fabricado. Todo el
tiempo los ángeles parados a su lado le enseñaron cómo escribir y adornar ese libro celestial. Después,
Dios creo un ángel de cuatro alas y le ordenó hacerle compañía a Moisés y ser el guardián del Arca.

Pagina Principal

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Introduccion Página 8 de 8

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/2Introduccion.htm 04/01/2002
Los angeles del Trono Página 1 de 6

Los Angeles del Trono

"Y tú (Oh Muhammad) mira los ángeles amontonándose alrededor del Trono, cantando
himnos de alabanza a su Señor. Se decide entre ellos según justicia. Y se dice: Alabado
sea Dios, el Señor de los Mundos !" (39 :75).

"Y los ángeles estarán a los lados, y ese día, ocho de ellos llevarán encima, el Trono de
su Señor" (69 :17).

Dios ha creado el Trono divino con luz de Su Luz. La grandeza del Trono es tal, que a su lado
todos los siete cielos y las siete tierras son como una pequeña semilla de mostaza en el medio
de un enorme desierto. Cuando Dios quiso mostrar la grandeza del Trono, creó un ángel con
el nombre de Harquaeel. Este ángel tiene dieciocho mil alas. Deleitándose en tantas alas, este
ángel fue llevado por el deseo a estimar el tamaño del Trono divino. Dios le dijo: "Oh
Harquaeel, Yo sé que tienes la ambición de ver la grandeza de Mi Trono divino, por ello Te
estoy otorgando dieciocho mil alas y Te estoy permitiendo volar con todo tu poder alrededor de
Mi Trono divino."

Harquaeel desplegó sus alas y voló durante tres mil años luz hasta que llegó a cansarse, a
pesar de que los ángeles nunca se cansan, y tuvo que descansar. Nuevamente, la orden
divina vino, diciéndole: "¡Harquaeel, vuela!" Por segunda vez, el ángel desplegó sus alas y
voló durante otros tres mil años luz. Otra vez se cansó y tuvo que parar. Por tercera vez le
llegó la orden de seguir volando, y por tercera vez él desplegó sus alas. Voló por otros tres mil
años luz hasta que volvió a parar, ofuscado por la gran distancia que ni siquiera sus alas le
permitían abarcar.

Harquaeel preguntó a su Señor: "Oh mi Señor y Creador, dime ahora ¿cuántas veces he
circundado Tu Trono?"

El Señor de los cielos y la tierra y de toda la creación respondió: "¡Oh Harquaeel! ¡Has estado
volando durante nueve mil años luz, pero ni siquiera has alcanzado un pilar de la base del
Trono!" Harquaeel sintió vergüenza y se arrepintió de su deseo de medir la grandeza de la
creación de su Señor y de conocer la extensión de Sus secretos. Dios luego le habló y le dijo:
"¡Oh Harquaeel! Si Yo te hubiera ordenado volar incesantemente hasta el Día de la
Resurrección, aún así no serias capaz de alcanzar el conocimiento del primer pilar del Trono
divino. Nadie puede conocer la Causa Primera excepto por Mi favor y Mi gracia."

Dios ha creado ocho ángeles para llevar el Trono divino. Estos ángeles son inmensamente
poderosos e imponentes. Cada uno tiene el rostro repetido siete veces: una cara en el frente,
una cara detrás, una cara a la derecha, una cara a la izquierda, una cara mirando hacia arriba,
una cara mirando hacia abajo, y una cara en un punto central o corazón, conectando todas las
seis caras. Esta cara es la más radiante y poderosa, es el receptáculo y fuente de la energía
angélica. Estos siete rostros corresponden a los siete cielos y a las siete tierras.

En la corte del Todopoderoso, a estos ángeles se les ha otorgado inmenso honor. Ellos están

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/trono.htm 03/01/2002
Los angeles del Trono Página 2 de 6

entre los primeros ángeles creados. El primero de los ocho ángeles tiene una forma humana y
esta constantemente rezando en beneficio de la raza humana, diciendo: "¡Oh Señor! entrégale
a la humanidad abundante provisión y considéralos con ternura y gracia." El segundo ángel
tiene la forma de un león y su plegaria es: "¡Oh Señor! entrégale su provisión a cada animal
entre los depredadores." El tercer ángel tiene la forma de un buey, y él intercede a favor de
los animales domésticos y las bestias de pastoreo. Él reza para que su provisión nunca les
falte y para que puedan estar descansados. El cuarto ángel tiene la forma de un águila y reza
para el beneficio de los pájaros y de todas las criaturas con alas. El quinto ángel tiene la forma
del sol y su luz brilla sobre el planeta tierra. Él reza por el beneficio de la raza humana,
animales y naturaleza, para que puedan disfrutar de la energía que se está enviando. El sexto
ángel tiene la forma de un árbol cuyas hojas representan todo lo que Dios ha creado. Él reza
para que todas estas hojas prosperen al recibir el néctar de la alabanza de Dios. El séptimo
ángel tiene la forma de una constelación y abarca los mundos. El octavo ángel es la fuente y
el centro de los otros. Él se torna hacia Dios y recibe Su luz.

Dios ubicó la grandeza del Trono divino sobre los hombros de estos ángeles. Sus cabezas
están debajo del Trono y sus pies llegan más abajo que las siete tierras. Aunque los ángeles
nunca se cansan, el peso del Trono del Todopoderoso se hizo muy pesado para ellos. Ellos
eran muy débiles para soportarlo. Entonces Dios los inspiró para que Lo alaben de esta forma:
"¡Gloria a Ti, nuestro Señor y la más grande alabanza! ¡Sea Tu Nombre bendecido, y Tu
Fuerza y Tu Poder! No hay otro dios sino Tú." Luego el Trono puso luz sobre sus hombros.

Dios ha ordenado a todos los ángeles en los cielos ir diariamente a ofrecer sus alabanzas a
los portadores del Trono. Ellos realizan su tarea de alabanza en dos turnos: un grupo los
saluda a la mañana y el otro a la tarde. Dios les ha ordenado pedir perdón en nombre de la
humanidad. Sus lágrimas son como ríos. De cada gota Dios crea aún más ángeles que Lo
alaban y que piden perdón por los seres humanos hasta el Día del Juicio.

Los ángeles del trono siempre inclinan sus cabezas. Ellos no pueden levantar sus ojos por
miedo de que la luz que viene del Trono los aniquile. Cuando el ángel Harquaeel vio la
grandeza del Trono y de sus portadores, él recitó :

Puede algo sostener al Todopoderoso -

Un servidor puede transportar cuerpo y alma.

Pero sostener el Trono de Dios -

¿Quién puede abarcar su Realidad,

Su inmensidad ? ¿Qué ojo ve la totalidad ?

De ninguna manera el ojo ve ni la palabra comprende

Excepto cuando Dios dice :

"Sobre Su Trono existe Misericordia sin fin."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/trono.htm 03/01/2002
Los angeles del Trono Página 3 de 6

Ocho son sus pilares,

Conocidos sólo por su Señor.

Muhammad está parado primero en orden, por derecho,

Luego Ridwan, Malik, Adán en columnas y brillando

Se paran ordenados por rango a su lado.

Sobre Gabriel, Miguel, e Israfil

Abraham preside:

Ocho velados en oscuridad

Vislumbran la visión:

Cómo los pilares se mantienen ocultos

En la inmensidad de sus alturas.

Los Cuatro Arcángeles a Cargo de la Tierra

"Casi se separan los cielos allí arriba, cuando los ángeles cantan himnos de alabanza a
su Señor, y piden Su perdón por aquellos que están en la tierra. Oh ! Dios es el
Perdonador, el Misericordioso" (42 :5).

"Y cuantos ángeles hay en los cielos cuya intercesión de nada servirá, a menos que
antes Dios dé permiso a quien El quiere y acepta!" (53 :26).

"Un documento escrito, que verán con sus propios ojos los allegados" (83 :20-21).

Hay cuatro ángeles y su innumerable séquito a cargo de este mundo. El primero es Gabriel y
su ejército; él esta a cargo de los ángeles soldados y de la revelación. Gabriel asegura la
victoria y es responsable de la extinción de naciones: humanas, animales, vegetales u otras,
cuando Dios lo quiere. El segundo es Miguel y sus ejércitos, a cargo de la lluvia y la
vegetación. El envía los alimentos para nutrir a la humanidad. El tercero es Azrail, el ángel de

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/trono.htm 03/01/2002
Los angeles del Trono Página 4 de 6

la muerte, y sus asistentes. Ellos están a cargo de tomar las almas de aquellos que mueren. El
cuarto es Israfil y sus asistentes, a cargo de la Hora del Día del Juicio. Cuando la tierra
termine, Dios ordenará a estos ángeles que saquen sus pergaminos, y ellos los llevarán.
Luego, Dios les mandará que abran el Libro de la Vida. Entonces, ellos descubrirán que sus
pergaminos son iguales a dicho Libro.

El Angel que Transporta la Ballena que lleva la Creación

"Oh !En la creación de los cielos y la tierra y en la sucesión del día y la noche hay, sin
duda, signos de Su soberanía para los dotados de entendimiento, que recuerdan a Dios
de pie, sentados, o reclinados y que meditan en la creación de los cielos y la tierra, y
dicen : Nuestro Señor! Tú no has creado todo esto en vano" (3 :190-191).

Al comienzo, Dios Todopoderoso en Su Majestad creó una enorme joya de peridoto verde.
Nadie salvo El conoce su tamaño. Luego, el Señor guió su contemplación hacia esa joya, y la
vio con una mirada de miedo. Bajo la influencia de la mirada de Dios, esta joya se convirtió en
líquido y comenzó a fluctuar. Se convirtió en un mar y comenzó a hervir y a agitarse y fue
movido desde sus profundidades. Mientras hervía, comenzó a evaporarse y el vapor se alzó
sobre él. Este vapor continuó subiendo, y por debajo de él quedó una masa espesa y preciosa.
De las capas de vapor el Señor de los mundos creó los siete cielos. De la masa primordial
remanente, El creó siete capas que luego convirtió en las siete tierras. El grosor de cada una
de las capas de cielo y de tierra fue de quinientos mil años luz y el del espacio que separa
cada una de ellas sólo Dios lo sabe, como El dijo:

¿Entonces los creyentes no han observado

que los cielos y la tierra

fueron una sola masa,

y luego los separamos

y que del agua formamos a todo ser viviente ?

¿Ellos no creerán ? (21 :30)

Después de crear los cielos y la tierra, Dios creó un gran ángel. Entre sus cejas hay una

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/trono.htm 03/01/2002
Los angeles del Trono Página 5 de 6

distancia de quinientos años luz. Tiene dos alas decoradas con grandes constelaciones que
despliegan sus luces como fuegos flameantes sobre sus majestuosos hombros. Un ala
representa al Este, la otra al Oeste. Se le ordenó a este ángel inclinar su cuello y con ambos
brazos él levantó a toda la creación alcanzando el Este y el Oeste. El llevó esta carga hasta
que llegó para descansar justo debajo del Trono divino. Allí se quedará hasta el Día del Juicio.

Cuando levantó su carga, el ángel vio que sus pies se mantenían suspendidos en el aire.
Entonces, Dios ordenó a los ángeles que trajeran una piedra de rubí rojo del paraíso más alto.
Esta roca celestial fue colocada debajo de los pies del ángel, para que pudiera apoyarlos.
Después de esto, el rubí rojo se mantuvo suspendido en el aire, entonces el Señor trajo desde
el paraíso un enorme buey que tenia setenta mil patas. Este buey era tan enorme, que sus
cuernos se extendían desde el paraíso más elevado hasta el pie del Trono divino. Era
inmensurablemente más grande en tamaño que el ángel que llevaba los cielos y la tierra. Los
ángeles colocaron la piedra de rubí rojo entre los cuernos del buey, donde estaba firmemente
apoyado, pero no había nada que sostuviera los pies del buey. Por lo tanto, Dios creó una
embarcación con forma de cúpula, que media de ancho una distancia de setecientos mil años
luz. Los ángeles colocaron esta embarcación por debajo de los pies del buey. Así el buey se
paró firmemente, pero el barco quedó suspendido en el aire. De la perfección de Su Poder
divino, Dios creó una ballena con el nombre de Lutia, y le ordenó a los ángeles que colocaran
la embarcación sobre su espalda, y los ángeles obedecieron. Por voluntad de Dios, el barco se
sostuvo firme. En ese momento, sólo la ballena se mantuvo en el aire. Entonces Dios creó un
ángel, más hermoso que la luna nueva creciente, la mitad de él es fuego y la mitad nieve. Su
oración constante es: "Por el Señor que ha hecho que este fuego cohabite en paz con esta
nieve, quiera Dios bendecir y perdonar a Sus seres humanos." De este modo, Dios hizo que el
ángel que transporta los universos, se pare arriba del rubí rojo, colocado encima del buey, que
descansa en la embarcación en forma de cúpula, que se apoya sobre la ballena Lutia, que
nada en la palma del ángel de los opuestos como un anillo perdido en el medio de un gran
desierto.

Los Angeles Soldados


"Y cuando tú (Muhammad) decías a los creyentes : ¿No es suficiente para ustedes que
Dios los ampare con tres mil ángeles enviados para ayudarlos? ¡Pues sí! si perseveran,
y se alejan del mal, y el enemigo los ataca repentinamente, vuestro Señor los reforzará
con cinco mil ángeles provistos de distintivos" (3 :124-125).

"Entonces Dios hizo descender sobre él (el Profeta) Su serenidad, y lo apoyó con
legiones invisibles a vuestros ojos" (9 :40).

"Y Nuestro ejército, verdaderamente será el vencedor" (37 :173).

"A Dios pertenecen los soldados del cielo y la tierra...y Dios es Omnisciente y
Sabio" (48 :4,7).

"¿Quién otro podría ser una legión para ayudarlos que no sea el Benefíciente?" (67 :20).

"Y nadie salvo tu Señor conoce el número de Sus soldados" (74 :31).

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/trono.htm 03/01/2002
Los angeles del Trono Página 6 de 6

Estos versos tienen dos explicaciones, una externa y una interna. En favor de la gente recta
que siguió al Profeta Muhammad, Dios ha ordenado a tres mil de los ángeles creados de la
luz del atributo "al-Jalil", "el Majestuoso", descender y proteger a los creyentes contra el
terror y los demonios. Estos ángeles fueron "enviados", en otras palabras, vinieron del
séptimo cielo que es el paraíso superior. El segundo verso muestra que Dios ha enviado a los
ángeles llevando signos de especial significado que eran visibles para los creyentes. Estos
signos fueron coronas de oro en sus cabezas, que representan el estado más precioso y de
mayor riqueza, ya que estos ángeles vinieron del más precioso estado de perfección en el
primer paraíso. A través de la luz de sus coronas, estos ángeles eran capaces de batir a
muerte a quienquiera que se les enfrentara. En el suceso de ese evento en la batalla de Badr,
a los creyentes se les dio el poder de ver a esos ángeles y de creer en su ayuda por visión
directa.

El significado interno de estos versos, que muy pocos creyentes experimentan, está basado
en el hecho que en el Corán Dios tiene noventa y nueve Nombres y Atributos, mientras que en
la Torah Él tiene novecientos uno, y en el resto de la Biblia, dos mil. En el primero de estos
dos versos, Dios mencionó que estos ángeles habían sido enviados del paraíso superior, que
está en el más alto grado de perfección, cerca de la Divina Presencia. Cada ángel llevaba un
Atributo de los tres mil Atributos que existen en los tres Libros Sagrados. Esto significa que la
ayuda sagrada vino de los tres libros celestiales y le fue dada a los creyentes y a su Profeta
Muhammad. El símbolo, en este caso, es el de la unidad de la religión y la unicidad de la fe.
Permite a aquellos creyentes entender que el Islam acepta a Jesús, a Moisés y a los Libros
que ellos trajeron. El segundo verso define la firme realidad que demonios egoístas no pueden
alcanzarlos mientras ustedes sean conscientes de la Presencia de Dios en sus corazones.
Esta presencia los eleva a un estado de perfección que comprende cinco niveles diferentes.
Cada nivel consiste en mil capas o estados diferentes, y cada capa esta representada por uno
de los cinco mil ángeles mencionados. Cuando ustedes asciendan de un nivel a otro, ustedes
serán vestidos con el poder del ángel de ese nivel. Cada nivel aumenta el poder de sus
corazones doblemente, para recibir todo el poder y el conocimiento de ese nivel. Esta luz
ascendente provee la llave para el nivel siguiente, y así sucesivamente, desde el primero
hasta el último de los cinco mil niveles. En ese momento, ustedes serán una luz de la Luz de
Dios y un diputado entre Sus ángeles en la tierra, brillando como un sol en un día luminoso.

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/trono.htm 03/01/2002
El pasado Página 1 de 4

PRIMERA PARTE - EL PASADO


Los Angeles y Adán y Eva

"Y El le enseñó a Adán todos los nombres, luego se los enseñó a los ángeles, diciendo:
Informadme de los nombres de éstos, si ustedes son veraces. Ellos dijeron: ¡Gloria a Ti!
No tenemos conocimiento salvo el que Tú nos has enseñado. ¡Oh! Tú, solo Tú, eres el
Omnisciente, el Sabio. Él dijo: ¡Oh Adán! Infórmales sobre sus nombres" (2 :31-33).

"Y cuando Nosotros dijimos a los ángeles: Prostérnense ante Adán, todos se
prosternaron salvo Iblis. El se negó por orgullo y entonces se convirtió en un
infiel" (2 :34).

"Y Nosotros lo creamos, luego le dimos forma, y luego les dijimos a los ángeles:
Prostérnense ante Adán! Todos se prosternaron salvo Iblis, que no fue uno de los que
se prosternaron" (7 :11).

"Y recuerden cuando su Señor dijo a los ángeles: Oh! Estoy creando un mortal con
barro arcilloso. Y cuando lo haya formado, y haya soplado dentro de él de Mi Espíritu,
ustedes caerán prosternados ante él. Entonces los ángeles se prosternaron, todos a la
vez salvo Iblis. El rehusó estar entre los prosternados" (15 :28-31).

"Y cuando Nosotros dijimos a los ángeles: Prostérnense ante Adán y todos se
prosternaron salvo Iblis, que dijo: ¿Debo yo prosternarme ante aquel que Tú has creado
de arcilla ?" (17 :61).

"Y recuerden cuando Nosotros dijimos a los ángeles: Caigan prosternados ante Adán y
ellos se prosternaron, todos salvo Iblis. El era uno de los genios (jinns), y se rebeló
contra la orden de su Señor" (18 :50).

"Y cuando Nosotros dijimos a los ángeles: Prostérnense ante Adán, todos cayeron
prosternados excepto Iblis, que se negó" (20 :116).

"Cuando tu Señor dijo a los ángeles: ‘Oh! Voy a crear un mortal de arcilla, y cuando lo
haya formado y haya soplado dentro de él de Mi Espíritu, caigan prosternados ante él,’
todos los ángeles se prosternaron". (38 :71-73)

Dios le enseñó a Adán los nombres de todas las cosas en la creación, la naturaleza interna y
externa, cualidades y cantidades, y el secreto de toda la existencia. Es en virtud de este
conocimiento que El lo elevó a un estado de pureza y lo perfeccionó para alcanzar el
conocimiento divino, del cuál los ángeles obtienen el néctar de su propio conocimiento. De
este modo, Dios capacitó a Adán para que enseñe e informe a los ángeles, aunque él fue
creado después que ellos.

Estos versos se dirigen a la esencia de la condición humana, con la cuál los seres humanos

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/4Elpasado.htm 03/01/2002
El pasado Página 2 de 4

pueden alcanzar una estación donde ellos disponen de poder angélico. Ellos nos enseñan que
los ángeles pueden tomar la forma de los seres humanos, y que los hombres pueden
purificarse al grado de poseer atributos angélicos.

Dios ha colocado a los ángeles al servicio de Su amada creación, y los hizo aparecer ante la
humanidad y ayudarlos. Esto esta simbolizado por su prosternación ante Adán. Fue Adán a
quien Dios escogió como Su virrey en la tierra, y no a los ángeles. "Y si hubiéramos querido,
podríamos haber colocado entre ustedes ángeles para ser virreyes en la tierra" (43 :60).

Se relata que cuando Adán se acercaba a la muerte, él reunió a sus hijos y les dijo que é
deseaba saborear nuevamente el fruto del paraíso. Todos sus hijos salieron en busca de ese
fruto. Los ángeles sabían que Adán iba a morir. Ellos recibieron a sus hijos con mortajas
celestiales en sus manos y agua de los ríos del paraíso para la ablución final de Adán. Los
hijos de Adán estaban sorprendidos: "¿Cómo sabían que nuestro padre estaba enfermo ?"

Los ángeles respondieron: "¿Qué están buscando?"

Los niños contestaron que su padre estaba enfermo y que deseaba un fruto del paraíso. "Tal
vez eso lo pueda sanar," ellos dijeron.

Los ángeles les dijeron: "¡Oh hijos de Adán! El paraíso fue creado para ustedes. Nosotros sólo
somos los guardianes de ese lugar para ustedes. ¿Cómo pueden los dueños pedir permiso a
los guardianes? Pero si ustedes desean nuevamente entrar allí, deben volver a la Divina
Presencia y reclamar su realidad angélica como antes."

"¿Cómo podemos hacer eso?" preguntaron los hijos de Adán.

Los ángeles respondieron: "Deben anhelar sinceramente encontrarse con su Señor. Entonces
Él les enseñara el camino de regreso a Él."

"¿Y luego?" preguntaron los hijos de Adán.

Los ángeles dijeron: "luego, deberán atravesar la puerta de la muerte."

Cuando Adán murió, los ángeles descendieron y ellos mismos lo enterraron, mostrando a sus
hijos la forma de ese ritual y enseñándoselos por primera vez. Después de esto, el sol y la luna
se eclipsaron por siete días y siete noches.

La Prueba de Adán y Eva

"Luego Satán les susurró el mal, mostrándoles sus escondidas vergüenzas, y dijo:

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/4Elpasado.htm 03/01/2002
El pasado Página 3 de 4

vuestro Señor les prohibió acercarse a ese árbol por miedo a que se convirtieran en
ángeles o se hicieran inmortales" (7 :20).

Los habitantes del paraíso son más honorables que los seres humanos. La seducción de
Adán y Eva muestra que ellos sabían esto y deseaban ser como los ángeles. Sin embargo, a
causa de que ellos también eran habitantes del paraíso y sabían que la obediencia debía ser
totalmente hacia su Señor, Satán no fue capaz de persuadirlos para comer de ese árbol. Sus
poderes angélicos eran demasiado elevados como para cegarlos. Ellos resistieron la
incitación de Satán para desobedecer a Dios. Ellos experimentaron y saborearon el gusto de
la vida celestial y no tenían ningún indicio de desear algo fuera de su alcance. Cuando Satán
vio que no podía convencerlos de que coman de ese árbol, se aproximó a ellos desde otro
ángulo.

Adán y Eva fueron el padre y la madre de la humanidad. Dios mencionó que El le enseñó a
Adán todos los nombres (como fue mencionado en el capítulo de la creación de Adán). Estos
"nombres" incluyeron a la completa posteridad. Adán portaba en su progenie todas las
semillas de sus descendientes. Como Satán tenía poder angélico (él estuvo entre los ángeles,
aunque no era un ángel), él conocía el secreto de las semillas encarnadas en la progenie de
Adán. Por lo tanto, él penetró en esa progenie y despertó en esas semillas el anhelo de comer
de ese árbol y convertirse en ángeles, pero de una forma tramposa. Estas semillas movieron
los cuerpos de Adán y Eva para extender sus manos y comer de ese árbol sin su voluntad. La
causa de su caída de la vida celestial a la vida terrenal fue el resultado del deseo de sus hijos
no nacidos.

Es imposible que los habitantes del paraíso desobedezcan a Dios, ya que portan un poder
angélico que los mantiene constantemente ocupados con la obediencia a Dios. Por eso, no
fueron Adán y Eva quienes desobedecieron, sino sus hijos dentro de ellos. Si Adán y Eva
hubieran tenido que quedarse en el paraíso, no hubieran sido desobedientes pero tampoco
distinguidos. Cuando cayeron en la tierra ellos anhelaban profundamente su hogar, como una
persona en el exilio o en un viaje. Ese anhelo es el deseo de ser angélico. Dios aceptó su
profundo deseo. El puso la muerte sobre ellos como un lugar de prueba para que ellos sepan
que la desobediencia no es aceptada en el paraíso. Es por eso que la muerte para la gente
devota es el primer signo del retorno al paraíso y de la recuperación del propio poder angélico,
para que nunca más se repita el error cometido por todos los hijos de Adán en su progenie.

Fue suficiente sufrimiento para toda la humanidad el estar desconectada de su poder angélico
por un período de tiempo. Tenían que vivir en la tierra y podían alcanzar sus niveles
espirituales destinados en el paraíso sólo a través de ese poder. Cuando Adán y Eva cayeron
en la tierra, lloraron en prosternación a su Señor por cuarenta días. Ellos no lloraban por si
mismos, sino en nombre de sus hijos y para protegerlos del castigo divino, y para disminuir
sus dificultades y sufrimientos en esta tierra. Adán y Eva nunca levantaron sus cabezas de la
prosternación hasta que Dios les habló y dijo: "¡Oh Adán y Eva, es suficiente! Los he
perdonado a ustedes y a sus hijos, pero he destinado para ellos una corta vida en esta tierra,
con una delicada mezcla de amor y odio, placer y dolor, paz y guerra, belleza y fealdad,
conocimiento e ignorancia. Quienquiera que logre el balance, y elija correctamente, vivirá una
vida celestial en la tierra y estará conectado con los poderes angélicos del paraíso. Esa
persona será una luz para los seres humanos y los guiará en el camino correcto."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/4Elpasado.htm 03/01/2002
El pasado Página 4 de 4

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/4Elpasado.htm 03/01/2002
La luz de Noé Página 1 de 5

La Luz Angélica de Noé


"Enviamos a Noé a su gente y dijo: ¡Oh mi gente! Sirvan a Dios. No tienen a ningún otro
dios salvo El. Yo temo por ustedes el castigo de un Día Terrible" (7 :59).

"Pero los jefes del pueblo de Noé, que no creían, dijeron: Este es sólo un mortal como
ustedes que quiere imponerse. Si Dios hubiera querido, El seguramente hubiera hecho
descender a ángeles. Nosotros no hemos oído que ocurriera nada de esto en tiempo de
nuestros antepasados" (23 :24).

Noé nació con la luz de los profetas en su frente. Dios creó esa luz antes que a Adán y El hizo
que pasara de una generación de profetas a la siguiente, hasta el sello de los profetas,
Muhammad.

Después de haber recibido la profecía, Noé predicó durante novecientos años. La luz angélica
en él brillaba hacia afuera y hasta los animales y las piedras alababan a Dios cuando lo veían
a él. Sin embargo, el pueblo de Noé era tan obstinado que él logró llevar sólo a ochenta
personas hacia la verdadera fe, entre ellos a tres de sus hijos. Al final Noé estaba cansado y le
pidió a Dios que lo relevara de la tarea de llamar constantemente en vano. Dios aceptó la
petición de Noé y decidió enviar el Gran Diluvio como una prueba para los seres humanos.
Cuando le llegó la orden a Noé de construir el arca, él pidió instrucciones y Dios le envío a
Gabriel para enseñarle como construirla.

Gabriel le ordenó a los ángeles de la seguridad juntar los mejores palos para un barco que
resistiera las Aguas de la Ira. Los ángeles le llevaron a Noé una pila de maderas y palos de los
árboles de cedro del Líbano, que luego fueron usados para construir el Templo de Salomón.
Colocaron la madera delante de él. La pila era tan grande que desde cualquier punto del país
de Noé que uno mirara, siempre parecía cubrir el cielo por encima de la propia cabeza. Noé
tomo una astilla de esa pila y con ella comenzó a construir un enorme arca.

En ese país nunca antes se había construido un barco. La tierra de Noé no tenía mar ni ningún
otro gran cuerpo de agua. Su gente se burlaba de él, diciendo, "Un barco en el medio de una
llanura!" y preguntando: "¿Cómo habrá un diluvio en este país que casi no ha visto la lluvia en
tantos años?"

Gabriel instruyó a Noé sobre cómo unir las piezas del armazón del barco con ciento
veinticuatro mil tablones. En cada una de estas tablas estaba inscripto el nombre de uno de los
ciento veinticuatro mil profetas que aparecerían desde el principio de la creación hasta el final
de los tiempos, comenzando con Adán. Dios creo un ángel para proteger y garantizar la
firmeza de cada tabla hasta incluso después de haber sido incorporada en el barco. Esto se
hizo para demostrar que Dios protege a Su creación con sus amados entre los ángeles y los
profetas.

Dios incluye en la misma creación las causas y los efectos de la salvación y el camino al
Paraíso. Dios salva a Sus amados servidores una y otra vez con las arcas de la salvación
traídas por los ángeles. En tiempos de desastres, guerras, hambre y grandes depresiones, los
ángeles nunca fallan en brindar ayuda y alivio para aquellos que lo piden.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/5laluzdenoe.htm 03/01/2002
La luz de Noé Página 2 de 5

Los Huéspedes Honrados de Abraham

"(Oh Muhammad) ¿Te has enterado de la historia de los huéspedes honrados de


Abraham?" (51 :24).

El sobrenombre de Abraham fue el de "padre de los huéspedes" porque él era muy


hospitalario. Dios siempre le enviaba un ángel que le hiciera compañía para que Abraham no
se tuviera que sentar a comer solo. Una vez, Dios le envío a Abraham tres ángeles para que le
llevaran noticias sobre un hijo, aunque él y su mujer eran muy mayores. Se dice que los tres
ángeles que lo visitaron fueron llamados "honrados", porque Abraham, el Amigo Intimo de
Dios, los sirvió él mismo. También se dice, que fueron llamados así porque el huésped de una
persona honorable, es también honorable.

Dios bendijo las tierras de todo Medio Oriente con una gran presencia y luz angélica. El hizo
que todos los profetas y santos que fueron mencionados en Sus Escrituras reveladas y en las
tradiciones, nacieran allí. Dios hizo que ellos visitaran y bendijeran varios sitios que Él hizo
bañar en perpetua luz angélica, tales como la Meca, Medina, Jerusalén, Damasco, Sinaí,
Yemen y las montañas del Líbano. Dios trajo a Abraham a Siria y la llamó: "La tierra que
Nosotros hemos bendecido para el beneficio de los mundos" (21 :71).

Un día Gabriel le pidió a Dios: "¡Oh Dios! muéstrame a uno de Tus amados servidores."

Dios lo hizo descender para ver a Abraham. Gabriel exploró la tierra y encontró a Abraham
sentado con su hijo en una colina, mirando desde lo alto un valle enteramente lleno de
rebaños de ovejas y ganado. Repentinamente Gabriel apareció ante él como un hombre y se
dirigió a él diciendo, "¡Oh desconocido! ¿Cuál es tu nombre?"

"Mi nombre es Abraham."

"¿Y quién es éste que esta contigo?"

"Mi hijo."

"¿Qué estás haciendo en esta colina?"

"Vigilando esos rebaños que ves abajo."

"¿De quién son esos rebaños?"

"Son míos."

Abraham quería saber por qué este hombre estaba haciendo todas esas preguntas pero se
mantuvo callado. Gabriel continuó preguntándole y verificando su fe.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/5laluzdenoe.htm 03/01/2002
La luz de Noé Página 3 de 5

El dijo, "¡Oh Abraham! estos rebaños son demasiados para ti."

"Son muchos pero si tu quieres una parte puedo dártela."

"Sí, pero no puedo pagar el costo."

"El precio no será mucho para tí, pero será costoso para mí."

"No entiendo."

"Pregúntame."

"¿Cuál es el precio, Oh Abraham?"

"El precio de la mitad de este rebaño esta debajo de tu lengua y entre tus labios."

"¿Qué es eso?"

"Sólo te llevará unos pocos segundos mover tu lengua y tus labios con algunas palabras,
luego, la mitad del rebaño será tuyo."

"¿Cuáles son estas palabras?"

"¿Aceptas mis condiciones?"

"Sí, acepto."

"Entonces di: ‘¡el Más Glorioso y el Más Santo, Señor de los ángeles y del espíritu!’"

Gabriel dijo: "¡el Más Glorioso y el Más Santo, Señor de los ángeles y del espíritu!"

"¡Oh hijo mío!" dijo Abraham, "baja inmediatamente y pon la mitad de los rebaños a un lado
para nuestro huésped."

Gabriel continuó con la prueba para Abraham y dijo: "¡Oh Abraham! Lo que todavía queda es
mucho para ti y para tu hijo solamente, mientras que nosotros, mi tribu y yo, somos más en
número que tú."

"¡Oh hermano mío! No te preocupes", dijo Abraham, "te daré otra mitad de la mitad restante si
dices por segunda vez: ‘el Más Glorioso y el Más Santo, Señor de los ángeles y del espíritu!’"

Dios ordenó a todos los ángeles del cielo que prestaran atención al diálogo entre Gabriel y
Abraham y que se maravillaran ante esa fe y lealtad. Gabriel nuevamente dijo: "¡el Más
Glorioso y el Más Santo, Señor de los ángeles y del espíritu!"

Abraham inmediatamente ordenó: "¡Oh hijo mío! Toma la mitad de lo que queda y júntalo con
la primera mitad." Luego miró al hombre y dijo: "Siento que quieres pedir más. No esperaré a
que tú vuelvas a pedirme, te preguntaré yo mismo: ¿Quieres más ?"

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/5laluzdenoe.htm 03/01/2002
La luz de Noé Página 4 de 5

En ese momento, todos los ángeles en el cielo lloraron y alabaron la generosidad del hombre
perfecto: Abraham.

Dios dijo a los ángeles: "Estoy creando de cada gota de sus lágrimas un ángel que habitará la
tierra hasta el fin de este mundo. Ellos serán Mis mensajeros, a cargo de la protección y la
guía de los seres humanos hasta el Día del Juicio." Y Dios dijo: "Sean" y los ángeles fueron
creados y descendieron en tropel sobre la tierra para guiar y proteger a los seres humanos.

Esto ocurrió por una persona: Abraham. ¿Qué hay de todas las otras personas devotas,
profetas y santos, quienes como Abraham, hicieron descender la misericordia de Dios sobre la
tierra para nuestro beneficio ?

Luego Abraham le dijo a Gabriel, "Di: ‘¡el Más Glorioso, el Más Santo, nuestro Señor y el
Señor de los ángeles y del espíritu!’"

Gabriel dijo, "¡el Más Glorioso, el Más Santo, nuestro Señor y el Señor de los ángeles y del
espíritu !"

Entonces Abraham le dijo a su hijo: "¡Oh hijo mío! Deja todo para nuestro huésped y
vayámonos. He recibido el precio que pedí. Estas tres declaraciones de bendición sobre mi
Señor son más valiosas para mi que todo este rebaño."

"Abraham, espera! dijo el visitante, "Yo soy Gabriel, el ángel. Yo sólo vine para verificar tu
amor y tu sinceridad. ¡No necesito todas estas ovejas y ganado!"

"¡Oh Gabriel!" dijo Abraham, "¿No pensaste que yo sabia que eras tú? ¿No te distes cuenta
que te reconocí desde el primer momento en que llegaste aquí? Tú viniste velándote a ti
mismo, pero te descubrí cuando te pedí que alabaras a tu Señor con las palabras: ‘el Señor
de los ángeles y del espíritu.’ Fui yo quien se cubrió a si mismo de ti. Yo me distinguí de ti
cuando te hice decir la tercera vez, ‘Nuestro Señor (Señor de los seres humanos) y el Señor
de los ángeles y del espíritu.’"

Gabriel estaba desconcertado con la respuesta de Abraham y no supo qué hacer con el
ganado y las ovejas! Dios lo llamó y le dijo: "¡Oh Gabriel! Deja a Abraham, ya que él nunca las
volverá a aceptar. Esto es así porque cuando una persona generosa da, nunca toma
nuevamente y nunca hace recordar a nadie un favor dado. Yo he adornado a Abraham con Mi
atributo: al-Karim : ‘el Generoso’, por su amor y su sinceridad. Dirige estos rebaños de ovejas,
vacas, cabras, caballos, burros, búfalos y camellos a los lugares despoblados de esta tierra.
Asignen ángeles guardianes sobre ellos para cuidarlos. Mi Voluntad es que estas especies de
animales nunca se extingan en la tierra, gracias a la generosidad de Abraham." Gabriel les
asignó ángeles a estos rebaños. A dónde sea que vayan en esta tierra encontrarán
generaciones de estos animales debido a las bendiciones de la generosidad de Abraham.

Cuando Nimrod quiso lastimar a Abraham él construyó un gran fuego como nunca antes había
sido visto en la faz de la tierra. El fuego era tan grande que los hombres no podían acercarse
para arrojar a Abraham en él. Un hombre le dijo a Nimrod que él había inventado una máquina
especial que él podría usar si lo deseaba. Esta era una catapulta. Abraham fue capturado,
colocado en ella y arrojado al fuego. Abraham continuó diciendo: "Yo cuento solamente con
Dios." Cuando él cayó en el fuego, dijo: "Oh Dios, Tú eres Uno en el cielo y yo soy uno en la
tierra alabándote a Ti." Inmediatamente Gabriel le pidió permiso a Dios para ir y ayudar a

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/5laluzdenoe.htm 03/01/2002
La luz de Noé Página 5 de 5

Abraham. Dios dijo: "Si lo deseas puedes ir y preguntarle si quiere ayuda." Gabriel descendió
y apareció ante Abraham. Dios les dijo a todos los ángeles que miraran lo que pasaría y que
escucharan la respuesta de Abraham.

Gabriel dijo: "¡Oh Abraham! He venido a ayudar. ¿Quieres que te saque del fuego?"

Abraham respondió, "¿No mira Dios a Su servidor, oh Gabriel?"

"Si, por supuesto, ¡Él lo ve todo!"

"Entonces, permítele que haga lo que El quiera conmigo, ¡oh Gabriel!"

El ángel de la lluvia le preguntó a Dios: "Nuestro Señor, ¿me permites que ordene a la lluvia
que apague ese fuego?" Todos los animales de la creación se juntaron e intentaron apagar el
fuego, cada uno usando el medio que disponía. Sólo a la lagartija geco (ó salamanquesa) se
la encontró avivándolo. Pero la orden de Dios al fuego fue más rápida, ya que Dios ya había
enfriado el fuego y lo había hecho seguro para Abraham. Los ángeles alabaron a Abraham
por su absoluta confianza en Dios. La única disconformidad que él sufrió en ese momento fue
que sudó un poco y Gabriel limpió su sudor por él.

Luego Dios ordenó al ángel de la sombra que descendiera y que hiciera que la espera de
Abraham fuera confortable. El ángel de la sombra descendió y provocó que un inmenso jardín
brotara instantáneamente en el medio del fuego. Una verde pradera apareció, en el medio de
la cuál había un agradable estanque lleno de peces y cisnes del paraíso. Sus escamas y
plumas brillaban como la seda y reflejaban todos los colores de la creación. Los servidores
atendieron a Abraham, que se encontraba bajo la fresca sombra de un sauce, rodeado con
deliciosas frutas y sabrosos manjares. Los ángeles lo entretuvieron en una conversación
divina, durante la cuál ellos le revelaron los secretos de sus estaciones y los poderes que Dios
les concedió, dándoselos todos a él. En ese momento, todos los que estaban afuera mirando,
comenzaron a desear que ellos también los arrojaran a ese fuego con Abraham. Incluso su
padre, que previamente no creía en su hijo, dijo: "¡Oh Abraham, que maravilloso Señor es tu
Señor!". Y su madre verdaderamente entró al fuego escoltada por los ángeles, abrazó a
Abraham y volvió a salir sin ser dañada. Nadie más pudo acercarse a él sin sentir el intenso
calor abrasador.

El fuego ardió descontroladamente por cuarenta días, pero el jardín de Abraham seguía
creciendo en vegetación y mantenía su expansión en las constantes visitas y bendiciones de
los ángeles. En ese momento, el fuego de Abraham fue el lugar más bendecido de toda la
superficie de la tierra, ya que Dios le dio la más alta gracia. El le ordenó a todos los ángeles
de la creación que le hicieran por lo menos una visita a Su Amigo Abraham.

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/5laluzdenoe.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 1 de 25

El Viaje Nocturno del Profeta Muhammad

"Gloria a Dios, Quien hizo viajar a Su servidor durante la noche, desde la Mezquita
Sagrada (Meca) hasta la Mezquita Lejana (Jerusalén)" (17 :1).

"Dios y Sus ángeles bendicen al Profeta. Creyentes ! Bendíganlo ustedes también y


salúdenlo dignamente" (33 :56).

"Por la estrella, cuando aparece,

Que vuestro compañero no se descarría, ni es engañado:

Ni habla por propio impulso.

Ello no es sino una inspiración que le fue revelada,

Que le transmitió el Fortísimo Gabriel,

El sensato, quien se le apareció

Cuando estaba en el sublime horizonte.

Luego, se le aproximó cerniéndose lentamente,

Hasta una distancia de dos arcos o menos aún,

Y reveló al siervo de Dios lo que Él reveló a Gabriel.

El corazón (del Apóstol) no desmintió lo que había visto.

¿Vosotros disputarían con él, sobre lo que vio?

Realmente, le vio en otro descenso,

Junto al loto del limite supremo,

Junto al cuál está el Jardín de la Morada,

Cuando cubre al loto lo que lo cubre ( del misterio inexplicable).

No se desvió su vista ni se extralimitó.

Ciertamente él presenció una de las más grandes revelaciones de su Señor" (53 :1-18).

Dios ordenó a Gabriel que descendiera con setenta mil ángeles hacia el Profeta Muhammad y

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 2 de 25

que permanecieran junto a su puerta. "Acompáñenlo hasta Mi presencia. Y tú, Miguel, toma el
conocimiento secreto y desciende con setenta mil ángeles y permanece junto a la puerta de
su dormitorio. Tú, Israfil, y tú Azrail, hagan lo que se les a ordenado a Gabriel y a Miguel."
Luego Le dijo a Gabriel: "Aumenta la luz de la luna con la luz del sol. Aumenta la luz de las
estrellas con la luz de la luna."

Gabriel preguntó: "Oh Dios, ¿ha amanecido ya el Día de la Resurrección?"

Dios dijo: "No, pero esta noche estamos llamando al Profeta a Nuestra presencia, al último
Mensajero que vino después de Jesús, para revelarle un secreto que Nos pertenece."

Gabriel preguntó: "Oh Dios, ¿cuál es ese secreto?"

Dios dijo: "Oh Gabriel, el secreto de los reyes no puede ser otorgado a los servidores. Ve con
Mi orden y no preguntes."

Gabriel comenzó su descenso llevando con él el mensaje celestial. Todos los ángeles lo
acompañaron, como Dios había ordenado, hasta que llegaron a la puerta del Profeta. Cuando
arribaron dijeron: "¡Levántate mi Maestro, y prepárate! ¡Móntate en el lomo del buraq, la
criatura celestial que te llevará en tu viaje hacia el Señor del Poder a través de la tierra de los
ángeles!"

Buraq (el Animal Celestial)

Cuando Dios ordenó a Gabriel que llevara con él al buraq para que lo montara el Profeta, él
fue al paraíso del buraq, y allí encontró a cuarenta millones de buraqs. Cada buraq tenia una
corona en su frente inscripta con las siguientes palabras : "No hay dios excepto Dios y
Muhammad es Su Mensajero." Debajo de esto estaba escrito, "Crean en Mi, en Mis ángeles,
en Mis libros Sagrados y en Mis profetas." Gabriel vio entre ellos un buraq que se alejó de los
otros y se sentó sólo llorando. Gabriel se le acercó y le preguntó por qué estaba en ese
estado. El buraq respondió, "Escuché el nombre de Muhammad hace cuarenta mil años, y mi
anhelo por él me ha impedido comer y beber." Gabriel eligió a ese buraq y lo llevó.

El buraq tenia el cuerpo de un caballo pero el rostro de un ser humano, con grandes ojos
negros y orejas suaves. Su color era como el de un pavo real, en cuyo plumaje había rubíes
rojos y corales, sobre el cuál se apoyaba una cabeza blanca de almizcle (musk) en un cuello
de ámbar. Sus orejas y sus hombros eran de blancas perlas puras, unidas con cadenas de
oro, cada cadena adornada con joyas resplandecientes. Su montura estaba hecha de seda
rayada con hilos de oro y de plata. Su espalda estaba cubierta con esmeraldas verdes y su
ronzal era puro peridoto.

La velocidad del buraq se basaba en su visión. Sus patas llegaban hasta donde sus ojos
pudieran ver. Gabriel dijo, "Oh Profeta, ésta es tu noche. Tu turno ha llegado para que brilles
en el cielo de la creación. Tú eres el sol del conocimiento antiguo y reciente. Tú eres la luz de
la luna de las bellezas de los mundos, la felicidad de la creación y el adorno de las tierras de
los seres humanos y los ángeles. Tú eres la copa de amor del río de leche y miel. El Río de la

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 3 de 25

Abundancia (kawthar) en el paraíso se desborda con anticipación al verte. ¡Oh gozo de toda
creación, oh orgullo del paraíso, las mesas están listas y los palacios del cielo están
esperando tu venida!"

"Oh Gabriel:" dijo el Profeta, "¿has venido con un mensaje de misericordia o de ira?"

"Oh Muhammad, he venido con un mensaje de tu Señor para darte un secreto."

"¿Qué quiere hacer conmigo el Señor de la Generosidad?"

"El quiere bañarte con Su Misericordia y a todos los seres humanos que te acepten."

"Dame un momento para que me prepare."

"Te he traído agua del paraíso y un turbante con un mensaje inscripto: ‘Muhammad el servidor
de Dios; Muhammad el profeta de Dios; Muhammad el amado de Dios; Muhammad el amigo
de Dios.’"

"Oh Gabriel, dime más sobre ese turbante."

"Dios creó un turbante de Su Luz. El se lo confió a Ridwan, el ángel custodio del paraíso. Esta
noche, cuando llegó la orden de tu visita, Ridwan tomó el turbante del paraíso y todos los
cuarenta mil ángeles dijeron juntos: ‘Oh nuestro Señor, Tú nos ordenaste desde tiempo
inmemorial que alabemos al dueño de ese turbante. Hónranos esta noche con su visión y
permítenos caminar delante de él.’ Y Dios les otorgó lo que pidieron. Luego Dios me ordenó a
mi, Gabriel, que le diera a Miguel la preciosa jarra del agua pura de Salsabil. Miguel se la
entregó a Azrail. Azrail se la dio a Israfil, luego Israfil a Ridwan, luego Ridwan envía el agua
otra vez al paraíso más alto: jannat al-firdaws, donde todas las bellas ángeles doncellas se
lavaron sus rostros con ese agua y brillaron más vívidamente. Luego ellas me devolvieron ese
agua, y yo te la doy a ti."

El Profeta se duchó con el agua del paraíso. En cuanto el agua tocó su noble cuerpo, quedó
cubierto con una vestidura de luz angelical. Gabriel le dio el buraq para montar. Pero el buraq
se detuvo y preguntó a Gabriel: "¿Es este el Profeta Muhammad, quien ha sido invitado por
nuestro Señor?"

"Si", dijo Gabriel.

"¿Es él el dueño de la laguna bendita del paraíso?", preguntó el buraq.

"Si", dijo Gabriel.

"¿Es él el guía de la gente del paraíso?" dijo el buraq.

"Si", dijo Gabriel.

"¿Es él el intercesor en el Día del Juicio?" dijo el buraq.

"Si", dijo Gabriel.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 4 de 25

En ese momento, el buraq comenzó a derretirse como la nieve se derrite en la luz del sol. Se
arrodilló y le dijo al Profeta: "Oh orgullo de la creación, móntame, pero tengo una petición que
hacerte: no te olvides de mi en el día de la intercesión."

Cuando el Profeta comenzó a cabalgar, él estaba llorando. Gabriel le preguntó, "Oh Profeta,
¿por qué estas llorando?"

El dijo: "Recordé a los seres humanos. ¿Montarán ellos en el Día del Juicio, como yo estoy
ahora montando el buraq, e irán a sus palacios celestiales en el paraíso?"

Gabriel dijo: "Si, verdaderamente, nosotros vamos a resucitar a los devotos con delegaciones
de jinetes. ‘El día que congreguemos hacia el Compasivo a los temerosos de Dios, en
grupo’ (19 :85)."

El Profeta se sintió feliz en ese momento. El montó el buraq. Gabriel tomó el mando de las
riendas, mientras Miguel sostenía la montura, e Israfil apoyó la manta de la montura. El buraq
se movió en el espacio hasta que, en un instante, llegaron al lugar asignado para su primer
parada en el medio del desierto.

Gabriel dijo: "Oh Muhammad, desmonta y reza a Dios en este lugar."

El Profeta preguntó: "¿Qué es este lugar?"

Gabriel respondió: "Este es el lugar a donde tu vas a emigrar y será tu segunda ciudad."

Ese era el pueblo de Yathrib no lejos de Meca y su nombre iba a ser Al-Medina.

Con un abrir y cerrar de ojos atravesaron el espacio nuevamente hasta que pararon por
segunda vez y Gabriel le dijo al Profeta que desmontara y rezara.

"¿Qué lugar es este, oh Gabriel?" preguntó el Profeta.

"Este es el Sinaí, donde Moisés solía hablar con Dios."

Luego el buraq se movió a través del espacio una vez más hasta llegar a un tercer lugar donde
Gabriel le ordenó rezar.

"Y ahora, ¿dónde estamos, oh Gabriel?"

"Estás en Belén, donde nació Jesús y desde donde esparció el mensaje del Rey de los cielos y
la tierra."

Mientras el Profeta caminaba con placer en el suelo donde Jesús nació, él sintió a alguien
moviéndose cerca de su hombro derecho que dijo: "¡Muhammad! Espera, quiero hacerte una
pregunta." Pero el Profeta no respondió. Luego otra llamada vino por detrás de su hombro
izquierdo, pero otra vez él no respondió. Finalmente, una hermosa montaña, inimaginable,
cubierta con la riqueza y belleza de este mundo, apareció frente a él y le habló con voz
humana, pero por tercera vez el Profeta no respondió. Luego, él le preguntó a Gabriel sobre
las tres voces.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 5 de 25

Gabriel dijo: "Si hubieras prestado atención a la primera voz, toda tu Comunidad hubiera sido
corrupta, porque era la voz del mal. Si hubieras escuchado atentamente a la segunda, toda tu
Comunidad hubiera sido tirana, porque era la voz de Satán. Y si te hubieras detenido a
escuchar a la decorada montaña, toda tu Comunidad hubiera preferido este mundo al mundo
eterno."

El Profeta continuó su camino y vio dos hermosos seres angelicales, uno masculino y uno
femenino. Llevaban la bella vestimenta y fragancia del cielo, lo besaron entre sus ojos y se
fueron. El le preguntó a Gabriel quienes eran, y él dijo: "Estos son los creyentes de tu
Comunidad; ellos vivirán en felicidad y morirán en felicidad y entrarán en el paraíso."

Luego, otro ángel apareció ante él y le ofreció tres copas para beber: una de agua, una de
leche y una de vino. El tomó la copa de leche y bebió. Gabriel dijo: "Has elegido la copa de
fitra: inocencia." Entonces un ángel doncella apareció y le ofreció al Profeta tres juegos de
ropa: uno verde, uno blanco y uno negro. El tomó los dos primeros. Gabriel dijo, "Blanco es el
color de los creyentes y verde es el color del paraíso. Todos tus seguidores serán creyentes
en este mundo y todos van a entrar al paraíso en el otro mundo."

Luego, cuando el Profeta estaba caminando en el lugar donde Jesús enseñó, entró en el
templo de Salomón en Jerusalén, que estaba lleno de ángeles esperando por él. Todos los
ángeles en el Templo representaban a un grupo de ángeles del paraíso. Luego vio a todos los
profetas parados en filas. Le preguntó a Gabriel quienes eran.

Gabriel dijo: "Ellos son tus hermanos entre los profetas y éstos ángeles son los líderes de
todos los ángeles del paraíso." Luego Gabriel hizo el llamado a la oración y después dijo: "Oh
Muhammad, el más honorable de los seres a la vista de Dios, comienza la oración." Y el
Profeta se adelantó y dirigió la oración prescrita. Todos los profetas y ángeles lo siguieron.

Luego Adán dijo: "¡Alabado sea Dios, Quien me creó con Sus manos y ordenó a los ángeles
que se prosternaran ante mi y trajo a todos los profetas entre mis descendientes!"

Luego Noé dijo: "¡Alabado sea Dios, Quien aceptó mis plegarias y con la ayuda de los ángeles
nos salvó a mi y a mi gente de ahogarnos, y me honró!"

Luego Abraham dijo: "¡Alabado sea Dios, Quien me tomó como Su amigo, me dio un enorme
reino, me dio profetas como descendencia, me salvó del fuego de Nimrod y lo hizo fresco y
seguro para mi!"

Y Moisés dijo: "¡Alabado se Dios, Quien habló conmigo sin intermediario, Quien me eligió para
Su mensaje, Quien me hizo victorioso sobre Faraón con la ayuda de Sus ángeles y Quien me
dio la Torah que Gabriel me enseñó a escribir, y me adornó con Su amor!"

Y David dijo: "¡Alabado sea Dios, Quien me reveló los Salmos, me enseñó como ablandar el
hierro y todos los otros elementos sólo con mis manos y me eligió para Su mensaje!"

Y Salomón dijo: "¡Alabado sea Dios, Quien ha hecho que los vientos, los genios y los seres
humanos se sometan a mi, Quien me enseñó el lenguaje de los pájaros, Quien me dio un
reino que nunca entregó a nadie después de mi y me ayudó con todos Sus ángeles!"

Y Jesús dijo: "¡Alabado se Dios, Quien me envío como una Palabra de El para el mundo, me

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 6 de 25

enseñó la Torah y el Evangelio, me hizo curar a los sordos, los mudos y los leprosos, me
permitió resucitar a muertos con Su permiso y me ayudó con Gabriel y todos Sus ángeles!"

Y Muhammad dijo: "¡Todos ustedes alabaron al Señor y yo también alabo a Quien me envió
como una misericordia para los seres humanos y me reveló el Corán, expandió mi pecho,
sacó mis pecados, me elevó, hizo a mi Comunidad y a todos los seres humanos lo mejor que
podían ser y me llamó ‘Bondadoso y Misericordioso!’"

Y Gabriel dijo: "Es por eso, oh Muhammad, que tú eres el último de los profetas y una
misericordia para los seres humanos. ¡Oh profetas y ángeles, oh grandes y pequeñas
creaciones, Dios y Sus ángeles envían bendiciones y saludos a Su Profeta! Ustedes también
envíen muchas bendiciones sobre él, y los mayores saludos! Aumenten sus alabanzas. La
alabanza es un ángel con dos ojos y dos alas, que vuela hacia Dios directamente para pedir
perdón para aquel que la recite, hasta el Día del Juicio."

Luego el Profeta continuó su camino, montado sobre el buraq, junto con todos los ángeles que
vinieron a saludarlo y a acompañarlo. Cada vez que pasaba a través de un universo diferente
encontraba a los ángeles de ese universo reunidos para saludarlo y vestirlo con todo tipo de
regalos y adornos. Ellos lo vistieron con los mantos de perfección y lo hicieron poseedor de
toda belleza.

Entonces, el Profeta escuchó una voz muy poderosa del Arcángel Israfil, que venia por detrás
de los velos de Poder del Señor y de la Perfección Angélica: "¡Oh paraísos y cielos! ¡Oh
ángeles! ¡Oh montañas y arboles, y océanos y ríos! ¡Oh lunas, soles, estrellas, planetas y
constelaciones! Sumérjanse en la belleza y perfección del Profeta. ¡Oh ángeles y huríes
(hermosas mujeres) del paraíso, caminen con orgullo! Oh creación, sean felices esta noche,
ya que estamos recibiendo ante nosotros al maestro de los seres humanos y Sello de los
Profetas."

Otra voz vino de un ángel llamado Ismael, diciendo: "¡Oh escalera celestial, muéstrate y
desciende!" con lo cuál la escalera del cielo descendió desde el paraíso más elevado
(firdaws), hasta que llegó al templo de Salomón. Los brazos de la escalera brillaban con dos
luces celestiales: rojo amatista y verde jaspe, de la mayor perfección. Todo creyente verá esa
escalera y subirá por ella. Tiene cien escalones y va desde el Templo hasta el primer paraíso.

Gabriel llamó al Profeta y al buraq para que subieran el primer escalón. Allí el Profeta vio todo
tipo de ángeles de color rojo. En el segundo escalón, el Profeta vio ángeles vestidos de
amarillo. En el tercer escalón, los ángeles eran verdes y todos lo saludaron y le dieron regalos
celestiales que él tomó y se los dio a Gabriel para que los tuviera como un crédito para los
creyentes en la tierra. En el cuarto escalón, los ángeles mensajeros vinieron y dijeron: "¡Oh
Gabriel, sigan subiendo que el Señor esta esperando!" Y el Profeta vio sus sutiles cuerpos
brillando y sus rostros resplandeciendo como espejos en el sol.

Luego subió al quinto escalón y vio un enorme mundo de ángeles que no tenia principio ni fin.
Todos alababan a Dios. Sus únicas palabras eran: "No hay más dios que Dios."

El Profeta le preguntó a Gabriel: "¿Cuántos ángeles son?" Estaba asombrado por la cantidad.

Gabriel dijo: "Si los cielos, la tierra, la luna, el sol, las estrellas y las galaxias fueran aplastadas
hasta convertirse en polvo y fueran todas apiladas, sus partículas de polvo no llegarían a la

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 7 de 25

décima parte de los ángeles de este escalón de la escalera del paraíso."

Luego el buraq subió al sexto escalón donde el Profeta se encontró con una gran sorpresa -
un gran evento ocurrió, que está más allá de toda descripción. Un ángel inmenso, muy blanco,
se sentó en un asiento de oro blanco pulido, acompañado por una gran multitud de ángeles
que con amplias miradas penetrantes y estupefactas miraban a la Divina Majestad. El ángel
blanco se paró y dijo: "¡Oh Muhammad, bienvenido! Yo te pido que bendigas mi asiento
sentándote en él." Cuando el Profeta se sentó en la silla, ésta se derritió de amor por él y se
convirtió en una nube de luz multicolor, cantando la alabanza de Dios. De cada gota de esa
nube, Dios creó otro trono y a otro gran ángel sentado sobre ese trono.

Luego el buraq subió al séptimo escalón, y el Profeta vio ángeles cuya luz reemplazaba la luz
de su visión, como sucede cuando alguien mira al sol y su visión desaparece. En ese
momento él era capaz de ver todo lo que estos ángeles veían. Luego subió al octavo escalón
y solamente veía ángeles prosternados. Subió rápidamente al noveno, para no interrumpirlos,
donde vio ángeles más allá de toda descripción. Permaneció de pie con asombro y temor,
incapaz de comprender su creación. En ese momento apareció su guía y dijo: "Oh Profeta! te
estamos vistiendo con el secreto de nuestra creación, haciéndote capaz de entender todas las
cosas por permiso de Dios."

Luego el Profeta subió al décimo escalón y vio a los ángeles que alababan a Dios en todos los
idiomas que han sido creados desde el comienzo de la creación. El Profeta se maravillaba
ante las ilimitadas creaciones de Dios. En el undécimo escalón, el número de ángeles era
mayor que el de los ángeles del quinto escalón y con ellos resplandecía un número infinito de
colores, diferente para cada uno de ellos. En el duodécimo escalón, el Profeta encontró
ángeles con rostros como lunas y ojos como estrellas. La luz de sus rostros cubrían sus
palabras. En el decimotercer escalón, aparecieron los ángeles más hermosos, que eran los
ángeles de Dios, y Lo alababan con voces suaves manifestándose con una belleza de otro
mundo. Su música no se asemejaba a ningún otro tipo de música. Si un tono de esa música
fuera escuchado en la tierra, todos en ella se desvanecerían.

En el decimocuarto escalón, el Profeta vio al ángel Ismael con setenta mil ángeles montando
caballos. Detrás de cada uno de ellos había un batallón de cien mil ángeles creados del
atributo de la Belleza. Era el deber de cada uno de estos ángeles aparecer en la Tierra por lo
menos una vez, para llevarle el toque de su belleza. Del decimoquinto al vigesimocuarto
escalón estaban bajo la orden del ángel Ruqyail, grande y pequeño, delgado y ancho. Del
vigesimoquinto al nonagésimo noveno escalón estaban gobernados por el ángel Qalail. Su
mano derecha estaba bajo el primer cielo. Entre cada dos de sus dedos hay setecientos mil
ángeles alabando continuamente a Dios. Por cada una de las alabanzas que ellos
pronunciaban, hilos de perlas salían de sus bocas. El diámetro de cada perla es de ciento
treinta kilómetros. Por cada perla, Dios crea un ángel que la protege y la mantiene como un
depósito para los seres humanos hasta que entren en el paraíso.

Luego el Profeta vio un enorme trono de un material precioso diferente al oro, apoyado sobre
cinco pilares. Cada pilar tiene dos alas, cada ala abarca la constelación de nuestro mundo
cinco veces. Sobre cada ala descansan cincuenta mil ángeles y cada uno de ellos pide perdón
por los seres humanos en un dialecto diferente y aún así, en completa armonía y con un
sonido angelical que derrite las rocas de las siete tierras. De cada una de sus lágrimas Dios
crea cincuenta mil ángeles más, cuya tarea es pedir perdón de la misma forma que lo hacen
estos ángeles y muchas veces en más dialectos que ellos.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 8 de 25

Luego el Trono le habló al Profeta y dijo: "Yo y los ángeles que me protegen fuimos creados
para llevar a los seres humanos a sus estaciones en el paraíso." Luego, el Trono invitó al
Profeta a sentarse sobre él. Cuando se sentó, sintió un placer que nunca antes había
experimentado.

El Primer Paraíso : La Morada de la Paz

El Profeta arribó al centésimo escalón, donde escuchó a los ángeles alabando y glorificando a
su Señor en el primer paraíso. Es llamado la Morada de la Paz (dar al-salam) y tiene ciento
veinticuatro mil puertas. Cada puerta representa un profeta. Gabriel golpeó la puerta
reservada para el Profeta Muhammad. Una voz desde adentro preguntó: "¿Quién es?"

Gabriel respondió: "Es Gabriel y el Profeta Muhammad."

La voz dijo: "¿Él ha sido llamado?"

Gabriel dijo, "Sí, ha sido llamado a la Divina Presencia."

La puerta se abrió. El ángel Ismael vino en un caballo de luz, cubierto en un manto de luz,
sosteniendo un báculo de luz. Ismael cargaba en su mano derecha todas las acciones que los
seres humanos realizaban durante el día y en la otra mano, todo lo que hacían durante la
noche. Mil procesiones de ángeles lo acompañaban.

Ismael dijo: "Oh Gabriel, ¿quién está contigo?"

El respondió: "El Profeta Muhammad."

Ismael preguntó: "¿ÉL ha sido llamado?"

Gabriel respondió: "Sí."

Luego, se invitó al buraq a aterrizar en el primer paraíso, que es el más cercano al mundo.
También se lo llama el cielo más cercano. Este paraíso puede compararse con una onda que
gira sostenida en el aire. Dios le habló y dijo: "Sé una esmeralda roja," y así fue. Los
habitantes del primer paraíso dicen constantemente: "Alabado sea el Poseedor de los
Dominios de la Tierra y del Cielo."

Entonces el Profeta miró el primer cielo y encontró un ángel con forma de hombre. A él le son
mostradas todas las acciones de los seres humanos. Si el espíritu de un creyente llega a él,
pide perdón por él. Cuando el perdón es concedido, él lo envía al paraíso. El tiene una tabla
hecha de luz que cuelga desde el Trono hasta el primer cielo, y en la que escribe los nombres
de aquellos que son enviados al paraíso. Luego, el Profeta vio a un hombre con poder
angélico hacia quien sintió una gran atracción. Cuando preguntó quien era ese hombre,
Gabriel dijo: "Este es tu padre, Adán." Adán lo saludó y le dijo: "Bienvenido sea el buen hijo y
recto Profeta."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 9 de 25

Hay dos puertas, una a la derecha y otra a la izquierda de Adán. Cuando él mira hacia la
derecha, está feliz y cuando mira a la izquierda, llora. El Profeta preguntó qué eran esas dos
puertas y Gabriel dijo: "La puerta de la derecha es la puerta al paraíso y a las recompensas.
Cuando Adán ve a sus hijos entrando en ella, él sonríe y está feliz. La puerta de la izquierda
lleva al castigo y al fuego. Cuando Adán ve a sus hijos entrando en ella, llora y está triste por
ellos. De cada una de sus lágrimas, Dios crea un ángel que pide perdón hasta el día en que
sean perdonados y que se les permita entrar en el paraíso."

Luego los ángeles comenzaron a recitar poesía :

Anhelo ver a aquel a quien Dios creó

Para ser único en la creación!

Ningún amado es más puro, ni más elevado que aquel,

El amado de Dios es Su servidor, El Alabado

Cuyo nombre fue obtenido del nombre

Del Más Glorioso.

Suyos son los atributos que ninguna elocuencia puede expresar.

Es suficiente honor, que por él la luna se partió en dos.

¿Qué más se puede pedir que la perfección por Dios de su belleza?

Y verdaderamente, Dios lo agració con el mejor carácter.

Y verdaderamente, Dios creó su luz para ser la bendición más grande,

Y lo llamo "amado" antes que El creara la creación.

Y a causa de su luz, el sol fue oscurecido,

Por su luz irresistible llenando el firmamento.

Las nubes mostraron un gran milagro y se movieron

Como un rebaño salvaje,

Y el trueno golpeó y la lluvia descendió

Ante su mera petición.

¿Qué más quieren que el ablandamiento de la roca

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 10 de 25

Cuando él caminó sobre ella usando sandalias,

Aunque no hayan visto sus huellas

Cuando caminó sobre la arena?

Dios lo elevó a Su Presencia

Y al mundo angélico.

Si no fuera por él, no existiría el paraíso,

Ni los cielos, ni la tierra.

¡Qué honor Dios le concedió, cuando otorgó

Diez salutaciones para aquellos que le enviarían

solamente una a Él!

Ellos se movieron durante quinientos mil años luz, dentro del radio del primer paraíso. El
buraq se movió más rápido que la velocidad de la luz, ya que cada uno de sus pasos podía
llegar tan lejos como su visión. Toda la distancia que viajaron estaba llena de ángeles cuyo
número es sólo conocido por el Creador, alabándolo y glorificándolo con todo tipo de
alabanzas. No había ni un espacio que no estuviera ocupado por un ángel en prostración.
Ellos eran de todos tamaños, grandes y pequeños. Una voz apareció diciendo, "¡Oh Mi amado
Muhammad! Todos estos ángeles están glorificándome. Yo estoy enviando toda esta
alabanza, como ola sobre ola de bendiciones angélicas, para ayudar a los seres humanos en
su vida diaria. Estas bendiciones los guiarán hacia todo lo que les interesa. A ellos les abrirá
todo tipo de conocimiento físico y espiritual, que los ayudará a progresar en sus vidas,
materialmente y espiritualmente. Yo los elevaré a través de este poder angélico, y les
permitiré entrar en Mis paraísos cuando vengan a mi Divina Presencia."

El Segundo Paraíso : La Morada de la Constancia

Gabriel le ordenó al buraq llevar al Profeta al segundo paraíso, cuyo nombre es la Morada de
la Constancia (dar al-qarar). Luego golpeó una de las puertas del segundo paraíso, que
estaba hecha de un material celestial que no tiene nombre en nuestro idioma. El ángel Jarjail
vino con mil procesiones de ángeles que compusieron una música aún más alegre y superior
a la de los ángeles del primer paraíso.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 11 de 25

Una voz preguntó: "¿Quién es?"

"Gabriel."

"¿Quién te está acompañando?"

"Muhammad, el Profeta de la Misericordia."

Entonces la puerta se abrió. El Profeta vio ángeles cuyos rostros parecían soles redondos
montando caballos y rodeados con espadas y lanzas espirituales.

El Profeta preguntó: "¡Oh Gabriel! ¿Quienes son ellos?"

Gabriel respondió: "Son ángeles que Dios creó para ayudar a los seres humanos contra los
demonios. Sus alabanzas son: ‘Gloria al Señor de la Fuerza y el Poder’, y ellos usan turbantes
amarillos. Cuando ellos alaban a Dios, sus turbantes se mueven e irradian una luz amarilla
que apoya la luz del sol. También irradian otra luz que hace que los demonios huyan y
ahuyenta los murmullos mal intencionados del corazón de los creyentes."

Luego, el Profeta vio dos hombres muy hermosos sentados en un trono hecho de rojos rubíes.
El preguntó: "¿Quienes son ellos?"

Gabriel dijo: "Son tus parientes, Juan y Jesús."

Jesús tenía una tez rojiza como si acabara de darse un baño. Luego los ángeles llegaron
hasta el Profeta en batallones, saludándolo uno por uno. Dios extendió el tiempo de tal forma,
que un segundo fue suficiente para saludar a todos los ángeles y rezar con ellos cuando la
hora de la oración había llegado.

Jesús y Juan se despidieron del Profeta y Gabriel le ordenó al buraq ir al tercer paraíso.

El Tercer Paraíso : La Morada de la Eternidad

El Profeta se movió en el espacio por otros quinientos mil años luz, hasta que llegaron al
tercer paraíso, que es llamado la Morada de la Eternidad (dar al-khuld). Mientras se
aproximaban a su destino, escucharon fuertes voces que retumbaban todo a su alrededor.
"Ese es el sonido de los ángeles alabando a su Señor", dijo Gabriel. Cuando se acercaban
ellos escucharon la música de los ángeles, con la cuál todo se mueve en las órbitas de los
mundos celestiales. Gabriel se paró frente a una puerta hecha de cobre celestial puro pulido, y
golpeó. "¿Quién esta ahí?" dijo una voz detrás de la puerta.

"Gabriel, trayendo a Muhammad."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 12 de 25

"¿Él ha sido llamado?"

"Sí." Y la puerta se abrió.

El Profeta entró, y vio a un ángel que cambiaba de una forma a otra a cada momento. Según
él cambiaba, su color también lo hacía. Parecía como alguien moviéndose en un flash, pero
sin embargo inmóvil, como un film con series de figuras moviéndose donde cada imagen esta
fija en su lugar. Detrás del ángel, el Profeta vio a setecientos mil ángeles, todos ellos
moviéndose como el primer ángel, desde una imagen llena de color a otra, como
innumerables calidoscopios. Sus pies llegaban a las siete tierras. Su alabanza musical era:
"Gloria al Viviente, el Auto-Subsistente que nunca muere!" La melodía de su alabanza impulsó
a todos los cielos hacia un gozo inexpresable, que derramó misericordia sobre la tierra y sus
habitantes. El Profeta le pidió a Gabriel que le preguntase al ángel si los seres humanos
podían escuchar esa música. El ángel dijo: "Cualquiera que abra su poder angélico y se
conecte a si mismo con nosotros, oirá esa melodía y recibirá la recompensa que nosotros
recibimos por pronunciar esta alabanza."

Luego el ángel recitó:

Realidad Secreta! Corazón angélico de luz,

Reino del poder, brillando con constante luz,

Firme en la base, completo en belleza,

Su esencia descendió en el trono del corazón de Adán,

Al igual que el Todo Misericordioso descendió en Su Trono.

La esencia de la luz de los ángeles se manifestó en Adán,

Y en unión con esto se logró la creencia en Dios,

La concesión que El hizo a toda la humanidad.

Aquí aparece conocimiento de la Luz de Dios

Conocido sólo por santos elegidos que pueden ver.

Donde resplandece Su conocimiento, huye la imperfección

Y todas las inquietudes del mundo se empañan y desaparecen.

Aquí termina y comienza el lugar para aproximarse

Donde los puros se establecieron, similar a luz sobre luz.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 13 de 25

Mientras avanzaban, ellos vieron un hombre hermoso ante cuya belleza todo palidecía. "Este
es José, el Profeta," dijo Gabriel. El Profeta Muhammad se acercó a él y lo saludó. José
devolvió el saludo con el mejor saludo del cielo. Gabriel dijo: "Con la belleza de José, vino la
belleza de todos los seres humanos. La suya es la belleza de la luna llena, del sol y las
estrellas."

El anhelo por la belleza angélica derretirá los corazones de aquellos con corazón de piedra.
Los de corazón débil no pueden tener esperanza de acercarse a su secreto, ya que
inmediatamente caerán bajo su poder y se extinguirán a si mismos en él. Ese es el significado
de la dulzura del anhelo doloroso en el amor. La aproximación a la belleza es todavía más
dulce que abrazarla y poseerla, ya que la posesión del amado acarrea la satisfacción del ser
inferior, mientras que continuar en dolor, a causa del amado, es mejor que el bienestar y el
contentamiento.

Detrás de José, el Profeta vio un gran tumulto de personas, todas ellas vistiendo radiantes
vestidos angélicos. El Profeta preguntó: "¿Quienes son estas personas, oh Gabriel ?"

El respondió: "Detrás de José Dios creó setecientos mil pilares en el Paraíso. En cada pilar,
hay setecientas mil joyas rojas, cada joya contiene setecientos mil palacios, en cada palacio
hay setecientas mil habitaciones, en cada habitación hay setecientas mil ventanas. Estas
habitaciones están habitadas por seres humanos que portan poderes angélicos y pasan sus
vidas amándose unos a otros y a la naturaleza. Sus corazones están llenos de Mi amor y
desprovistos de bajos deseos. Ellos Me anhelan y Yo los anhelo. Todos los días, estos seres
humanos se asoman a sus ventanas y miran a la gente del paraíso. A causa de su belleza
una gran luz brilla, de la misma forma que el sol aparece en las ventanas del cielo y derrama
su luz sobre la gente en la tierra.

"Luego la gente del paraíso dice: ‘Permítenos correr hacia los amantes de Dios.’ En cuanto los
alcanzan, estos amantes los adornan con todo tipo de arcos iris y baños de luz. Ellos le dan
vestidos hechos de seda verde, que simbolizan las cualidades de aquellos creados perfectos
y de acuerdo con Dios."

El Cuarto Paraíso : El Jardín Protector

Gabriel llamó a la oración y el Profeta la dirigió entre todos los habitantes del paraíso. Luego
el buraq se movió por otros quinientos mil años luz, durante los cuales viajaron hacia el cuarto
cielo, el cuál es llamado el Jardín Protector (jannat al-mawa). Allí escucharon una voz en la
que se mezclaban ángeles y espíritus. La puerta del Profeta estaba hecha de plata sobre un
piso de oro. Otra vez la voz detrás de la puerta preguntó: "¿Quién esta allí ?"

"Muhammad", contestó Gabriel.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 14 de 25

"¿Él ha sido llamado ?"

"Sí." Y la puerta se abrió.

El Profeta vio ángeles parados y sentados, echados e inclinados, alabando y diciendo: "Gloria
al Rey Más Santificado, Señor de los ángeles y del espíritu!"

El Profeta le preguntó a Gabriel: "Oh Gabriel, ¿no es esa la plegaria de mi abuelo Abraham?"

Gabriel dijo: "Sí, esta es la forma en que tu abuelo Abraham solía rezar. Dios estuvo tan feliz
con esa plegaria que creó una multitud de ángeles y llenó el cuarto paraíso con ellos. Él les
ordenó repetir la misma oración. Si alguno de los seres humanos recita esa plegaria, Dios le
dará recompensas de acuerdo al número de estos ángeles."

Luego el Profeta vio a dos ángeles, uno de un cristal transparente como agua de manantial y
uno más denso como agua salada. Gabriel dijo: "Uno es el ángel de aguas dulces, que lleva
en su pulgar derecho a todos los lagos y ríos de este universo. El otro es el ángel de las aguas
saladas, que lleva en su pulgar izquierdo a todos los océanos de este universo. Estos son los
ángeles responsables de ayudar a toda criatura en la creación por medio de agua dulce o
salada. Ellos se encuentran sin mezclarse, como Dios ha dicho: "Ha dejado fluir las dos
grandes masas de agua. Se encuentran, pero las separa una barrera. No se invaden una
a otra." (55 :19-20).

Detrás de ellos, el Profeta vio ángeles con forma de pájaros, parados en la orilla de un gran río
del paraíso. Cuando un ser humano en la tierra dice: "No hay más dios que Dios", uno de
estos ángeles-pájaros abre sus alas. Si la persona dice: "Gloria a Dios", el ángel-pájaro entra
en el río para nadar en él. Cuando la persona dice: "Alabado sea Dios", el ángel-pájaro
bucea dentro del agua. Cuando la persona dice: "Dios es más grande", el ángel-pájaro sale
fuera del río. Cuando la persona dice: "No hay poder ni fuerza excepto en Dios", el ángel-
pájaro se sacude el agua y setenta mil gotas de agua salen de él; de cada una de ellas, Dios
crea un ángel que pide perdón por esa persona hasta el Día del Juicio. Además, Dios ordena
cuarenta mil recompensas escritas en el libro de esa persona y las guarda para ella hasta su
resurrección.

El Profeta vio a un hombre que se arrimó a los Libros de los seres humanos, en los que están
inscriptas todas sus acciones. El Profeta preguntó: "Quién es él ?"

"Este es el Profeta Idris," dijo Gabriel.

El Profeta se acercó a Idris y lo saludó. Idris le devolvió el saludo y dijo: "Bienvenido sea el
hermano piadoso y Profeta perfecto."

Sobre él, el Profeta vio una cúpula de luz en la cuál estaba escrito: "No hay más dios que Dios,
y Muhammad es Su Mensajero." El Profeta miró en su interior y vio un venerable hombre
mayor con una barba blanca, lleno de luz y coronado con un turbante blanco. El preguntó:
"¿Quién es él, oh Gabriel?"

El respondió: "Ese es el ángel representando al Profeta Idris."

El Profeta lo saludó y dijo: "Oh mi hermano! Dios te ha elevado y honrado. Tú has entrado en

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 15 de 25

el paraíso antes que yo y has visto sus placeres."

Idris dijo: "Oh Amado! Al principio no entré en el paraíso ni vi su placer. Pero cuando dejé este
mundo, entré en un jardín en cuya puerta vi : ‘Más allá de esa puerta nadie entrará antes que
Muhammad y su Comunidad.’"

"Le pedí a Dios: ‘Por amor a mi nieto Muhammad, déjame entrar.’ Dios me dejó entrar, por eso
ahora, gracias a ti, yo estoy en este lugar."

Luego Idris recitó :

Esta Estación es buscada por todos como refugio,

Este sublime lugar donde toda la gente se inclina en sumisión,

Allí se encuentra el noble Mensajero

Dotado de sabiduría y poder,

Estación de guía y de luz angelical

Donde la oscuridad de la noche y la tristeza de los huérfanos

Se borran instantáneamente,

Esta es la Estación de comunicación directa

Y la firme posición establecida para aquellos determinados a alcanzarla.

El Todo Misericordioso lo llamó Su amado

Y él es el amado del universo

Y de su luz vino la luz de toda la vida.

El Quinto Paraíso : El Jardín de la Belleza y la Felicidad

El Profeta viajó quinientos mil años luz, después de lo cuál llegó al quinto paraíso, que es
llamado el Jardín de la Belleza y la Felicidad (jannat al-naim). Su puerta está hecha de una
mezcla de oro y plata del cielo, Gabriel la golpeó y una voz preguntó: "¿Quién es?"

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 16 de 25

"Gabriel, trayendo a Muhammad."

"Él ha sido llamado?"

"Sí."

"¡Bienvenido, oh Amado, al quinto paraíso!"

La puerta se abrió y el Profeta vio cinco hermosas mujeres, cuyas radiantes luces entre sus
servidores las hacían parecer diamantes rodeados de perlas. Su corazón se conmovió por
ellas y le preguntó a Gabriel: "¿Quienes son estas damas?"

El respondió: "Esta es Eva, la madre de los seres humanos. Esta es la Virgen María, la madre
de Jesús. Esta es Yukabid, la madre de Moisés. Y esta es Asiya, la esposa de Faraón." La
quinta dama parecía un sol entre las estrellas. Su luz brillaba sobre el resto de los habitantes
de ese paraíso, como una brisa gentil pasando a través de las hojas de los árboles. Gabriel
dijo: "Este es un ángel representando a tu hija Fátima, ¡oh Profeta!"

El Profeta preguntó: "Gabriel, ¿cuál es el secreto de este paraíso?"

Gabriel dijo: "Dios creó este paraíso para reflejar la belleza y la perfección de las mujeres. La
luz de este paraíso es la fuente de las luces angelicales de todas las mujeres en la tierra. Las
mujeres han sido creadas para portar el secreto de la creación en sí mismas. Dios las ha
honrado grandemente, haciendo de sus úteros el depósito de Su palabra, que representa el
espíritu. El mira al lugar más sagrado y allí hace descender Su misericordia y bendiciones. El
perfeccionó ese lugar y lo cubrió con tres capas protectoras para aislarlo de cualquier daño. La
primera es una capa de luz, la segunda una capa de amor, la tercera una capa de belleza. Allí,
El forma y crea a los seres humanos a Su semejanza, como el Profeta dijo: ‘Dios creó a Adán
a Su semejanza.’ El ordena a los ángeles del útero perfeccionar Su creación, dándole al bebé
vida, belleza, salud, inteligencia y todo tipo de atributos perfectos que harán que cada uno sea
distinguido entre los seres humanos.

"Las mujeres no son creadas débiles, sino más bondadosas que los hombres. Ellas son
creadas más hermosas y menos vehementes, ya que la belleza odia lastimar y dañar a otros.
Es por esto que ellas parecen débiles ante la gente, pero en realidad no lo son. Los ángeles
son los seres creados más fuertes. Las mujeres están más cerca de la naturaleza angélica que
los hombres, ya que ellas están más preparadas que los hombres para llevar la luz angelical.
Es el buen comportamiento y la ética de la espiritualidad que ellas portan, lo que las hace
menos violentas que los hombres. Aún físicamente, ellas son extremadamente fuertes. Sufren
grandes trastornos en sus cuerpos sin acobardarse, por amor al hijo que nace y enfrentan las
condiciones físicas más extremas, más exitosamente que los hombres, porque Dios las ha
fortalecido para asegurar la supervivencia de las generaciones.

"Dios le dio a las mujeres cinco cualidades angélicas que los hombres raramente tienen :
*Ellas son la fuente de paz, como dijo Dios cuando las creó: ‘Para que ustedes encuentren
descanso en ellas’ (30 :21). Este es el atributo del primer paraíso, que es llamado ‘la Morada
de la Paz’.

* Ellas son oasis de constancia en el medio del caos y del cambio. Es por esto que dan a luz.
La madre nutre y protege al bebé con más confianza que el padre. Este es el atributo del

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 17 de 25

segundo paraíso, que es llamado ‘la Morada de la Constancia’.

* Ellas perpetúan las generaciones. A través de su descendencia, Dios crea profetas


angelicales y santos, que establecen Su perpetuo recuerdo en la tierra como los ángeles lo
establecen en el cielo. Este es el atributo del tercer paraíso, que es llamado ‘la Morada de la
Eternidad’.

* Ellas son generosas y bondadosas. Se las describe como ‘tierra fértil’ en todas las
escrituras, porque ellas dan sin calcular, incluyendo la vida. Se sacrifican por amor a otra
creación, y este es el atributo del cuarto paraíso, que es llamado ‘el Jardín Protector’.

* Finalmente, ellas son la fuente de belleza. A través de su ternura y sutileza, Dios ha


coronado la tierra con la diadema de la gracia angelical. Este es el atributo del quinto paraíso,
que es llamado ‘el Jardín de la Belleza’."

El Sexto Paraíso : El Jardín del Edén

El Profeta viajó nuevamente en el buraq por quinientos mil años. En su camino al sexto
paraíso, que es llamado ‘el Jardín del Edén’ (jannat adn), él vio comunidades y naciones de
ángeles color azafrán parados en pedestales de mármol rosa. Ellos tenían mil alas y en cada
ala había mil rostros. Cada rostro tenia mil bocas diciendo: "Alabado sea el Señor de la
Majestad y el Esplendor!"

Gabriel golpeó la puerta del sexto paraíso que estaba hecha de aguamarina y oro. Como
siempre, una voz detrás de la puerta preguntó quién estaba allí, y la respuesta fue, "Gabriel,
trayendo al Profeta."

"¿Él ha sido llamado?" preguntó la voz.

"Si," respondió Gabriel. La puerta se abrió, el Profeta entró y lo que él vio excede toda
imaginación y libro recordado, toda fábula, toda leyenda, toda historia.

En absoluta calma, estrellas de oro resplandecían con incrustaciones de perlas. Bajo cada
perla, cincuenta mil ángeles giraban en un lago de galaxias produciendo un sonido
celestial similar al de un millón de pájaros cantando junto con el zumbido de un millón de
abejas. Todo se estaba moviendo a la velocidad de la luz, pero al mismo tiempo todo estaba
silencioso y calmo. Todos los ángeles saludaron al Profeta al mismo tiempo en diferentes
idiomas, pero de forma distinta y sin ninguna discordia el uno con el otro. Sus palabras eran
enhebradas en coronas y guirnaldas de luz, que el Profeta uso una tras otra sobre su cabeza
y alrededor de su cuello. Un ángel enorme llamado Semlail apareció a la cabeza de diez mil
procesiones de ángeles similares, usando una corona de granates multicolores y recitando
alabanzas a Dios en un idioma angélico que hacía que cada ángel se desvaneciera y se
levantara alternadamente. Estos eran los karubiyyun o querubines : ‘Los Allegados.’ Nadie en
la tierra puede verlos y seguir con vida a causa de la intensidad de la luz que toman prestado

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 18 de 25

de Aquel a quien contemplan.

El Profeta preguntó: "¡Oh Gabriel! ¿Qué es este lustroso sonido celestial?"

"¡Oh Profeta!" Gabriel respondió, "ésta es la música de los espíritus angelicales en la


presencia de Su Señor temblando como hojas, sin atreverse a moverse o a hablar,
anonadados y devastados por la perfección, sin embargo vivificados y movidos por la Luz
Divina, precipitándose al encuentro divino y anunciando tu venida."

El Profeta vio un ángel color miel de una belleza asombrosa y de una majestuosidad aún
mayor, de modo tal que su majestuosidad superaba su belleza. Tenía una larga melena de
cabello y una larga barba de la que salía una luz brillante semejante a los relámpagos. Tenía
un rostro serio y sin embargo ojos de niño. Su enorme pecho parecía levantarse como un
volcán en ebullición bajo su camisa de brocado celestial. Cuando el Profeta preguntó sobre él,
Gabriel dijo: "Este es tu hermano Moisés, quien rezó seis veces en el Monte Sinaí para ser un
simple servidor en tu Comunidad. El es el vencedor de los tiranos y el secreto de su padre
Jacob. Dios escribió para él el carácter de un vehemente servidor. Es por eso que él se
aproximó al arbusto encendido y no tuvo miedo cuando su Señor quiso hablar con él."

Moisés estaba llorando y le dijo al Profeta: "Oh Profeta de la Ultima Comunidad! Intercede por
mí y por mi gente."

El Profeta preguntó: "¿Por qué estas llorando, oh mi hermano Moisés ?"

El respondió: "Lloro por amor a ti y por el gran honor con el que Dios te ha elevado y ha hecho
que tu Comunidad cuente con innumerables personas, mientras que otras comunidades,
incluyendo la mía, estaban formadas de poca gente. Oh Muhammad! Tú eres el sello de los
profetas y la luz de la creación. Dios te hará ascender a Su presencia, hasta una estación
donde nadie puede llegar. Acuérdate de mi allí, ya que Dios te ha hecho intercesor para todos
los seres humanos incluyendo a los profetas, desde Adán a Jesús."

Luego él recitó :

Oh Profeta proveniente del linaje de Hashim,

Amante de El, Quien es alabado en lo alto,

Sello de cada libro revelado a la humanidad.

Quien abre el sublime conocimiento atesorado

Quien montó al buraq para ascender a su Señor,

El Dios en Cuya presencia nadie antes ha permanecido,

Se aproximó al lugar donde sólo los ángeles se acercaron

Oh Mensajero de Dios, ante quien los vientos y las nubes se mueven

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 19 de 25

Y se revelan millares de caminos claros hacia la luz celestial.

Las almas humanas ruegan y anhelan tu intercesión,

Oh Profeta, ante cuya visión los ángeles se deleitan !

Es por ti que el paraíso fue creado y embellecido,

Por ti, el árbol de loto del límite más lejano es hecho para perdurar

Y cargar el fruto de la compasión en cada tierra.

Oh amado Muhammad, quiera Dios concedernos estar

Siempre incluidos en tu noble grupo.

El Séptimo Paraíso : El Paraíso de los Paraísos

El Profeta arribó al séptimo paraíso, cuyo cielo toca el Trono celestial y cuyo nombre es ‘el
Paraíso de los Paraísos’ (jannat al-firdaws), después de un viaje de quinientos mil años luz. El
golpeó a la puerta que estaba hecha de pura esmeralda, topacio, berilio y oro. Después de
entrar vio otra puerta de luz, de la que venia la alabanza de comunidades de ángeles
escondidos, ante cuya visión uno podría morir maravillado a causa de su intensa belleza. Sus
alabanzas eran simples: "¡Alabado sea el Creador de la Luz!" Más allá de esto, no está
permitido hablar sobre ellos. El Profeta los saludó con el saludo de paz, avanzó más allá de la
puerta de oro a una cúpula de luz que abarcaba todos los paraísos anteriores, aunque la
distancia que él había viajado, entre el sexto y séptimo cielo fue igual que aquella entre cada
dos de los otros niveles de paraíso.

Dentro de la cúpula, el Profeta vio un ser angélico que se parecía a él en cada forma y que
estaba apoyado contra una pared de seda blanca que parecía moverse como una catarata, y
sin embargo, se mantenía firme. El Profeta preguntó quien era, y Gabriel dijo: "Este es tu
abuelo Abraham, el guía de los puros de corazón y un grande entre los profetas."

Abraham dijo, "¡Bienvenido sea el hijo piadoso y Profeta perfecto!"

Alrededor de Abraham se encontraban ángeles coronados. Cada una de sus coronas


contenía cuatrocientos diamantes, cada uno de los cuáles con un valor superior al de todo lo
que la tierra entera contiene. A su servicio estaban multitudes de ángeles coronados con la luz
de los ángeles anteriores, y todos estaban leyendo el Verso del Trono. Gabriel dijo: "Este es el
verso que mantiene al universo estable en su equilibrio. Este es el secreto del orden de la
creación."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 20 de 25

Y los ángeles recitaron:

¡Dios! No hay más Dios que Él, el Viviente, el Subsistente.

Ni la somnolencia, ni el sueño se apoderan de Él.

Suyo es lo que hay en los cielos y en la tierra.

¿Quién podrá interceder ante Él si no es con Su permiso?

Conoce su pasado y su futuro,

Mientras que ellos no abarcan nada de Su ciencia,

Excepto lo que Él quiere.

Su Trono se extiende sobre los cielos y sobre la tierra,

y su conservación no le resulta onerosa.

‘Él es el Altísimo, el Grandioso. (2 :255)

Circunvalaban el edificio sobre el cual Abraham se apoyaba, los universos enteros, las
multitudes de ángeles de los siete cielos, los ángeles de la misericordia y los ángeles de la ira,
los ángeles de la belleza, los ángeles de la llegada, los ángeles grandes y pequeños, los
ángeles visibles e invisibles y todos los seres humanos cuyas almas angélicas habían sido
purificadas y elevadas a la Divina Presencia, los profetas, los santos verdaderos, los mártires,
los rectos, toda la creación giraba y rotaba en la misma dirección, como todo cuerpo celestial,
en sentido contrario a las agujas del reloj, alrededor de la Kaaba de los cielos. El Profeta dijo:
"Gabriel, ¡que magníficas son las increíbles maravillas de mi Señor!" Y Gabriel respondió:
"¡Oh Muhammad! Tú solo has visto un destello de las maravillas de Dios."

El Arbol de Loto del Límite más Lejano

El Profeta y Gabriel viajaron otra vez hasta que llegaron al límite absoluto del intelecto creado,
llamado "El Arbol de Loto del Límite más Lejano." Allí, ellos vieron lo que la lengua no puede
describir. El efecto que produjo en el Profeta la visión que ellos contemplaron es un secreto
que tuvo lugar en su corazón. Un sonido vino a ellos desde arriba, que disipó parte del
asombro del Profeta. En ese momento, él vio un gran árbol que no se parece a ninguno de los

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 21 de 25

árboles del paraíso, un árbol sin descripción, cubriendo todos los paraísos, cielos y universos.
El tronco del Arbol era un enorme ángel llamado Samrafil. El Profeta no podía ver nada aparte
de él. Creció desde un océano de musk infinito, inimaginable, indescriptible. El árbol tenia un
número infinito de ramas, creadas de un elemento celestial que no tiene nombre en un idioma
creado. La distancia entre las ramas era de quinientos mil años luz y en cada rama había un
número infinito de hojas. Si todos los universos creados fueran colocados en una de estas
hojas, ellos desaparecerían como un átomo desaparece dentro de un océano de agua. En
cada hoja se sentaba un enorme ángel en una luz multicolor. Sobre su cabeza había coronas
de luz y en sus manos bastones de luz. En su frente tenía la inscripción: "Nosotros somos los
habitantes del Arbol de Loto." Siempre en sus labios estaba el himno, "Alabado sea Dios,
Quien no tiene fin." Son llamados los Serafines, "Los Ocultos", por que ellos son creados del
absoluto secreto del Señor.

Desde el tronco del árbol brotaban cuatro vertientes. La primera era de agua pura,
transparente, cristalina. La segunda era un río de leche blanca. La tercera era un río de vino,
limpio y placentero, que eleva sin humillar. El cuarto era un río de miel pura mezclada con oro.
Dentro del tronco estaba el nicho de oración de Gabriel, y sus constantes palabras de
alabanza eran :

¡Dios es el más Grande!

¡Dios es el más Grande!

y siempre llegaba la respuesta desde arriba:

¡Yo soy el más Grande!

¡Yo soy el más Grande!

Luego Gabriel entró en su nicho de oración e hizo el llamado para rezar. Todos los serafines
se pararon en filas y el Profeta los dirigió en la oración. La oración terminó y a todos los
serafines se les ordenó dar sus saludos al Profeta, uno tras otro. Después de esto, un gran
ángel salió por detrás del nicho de oración de Gabriel y le pidió al Profeta que se acercara.

El Profeta y Gabriel entraron al tronco de ese árbol y en un instante alcanzaron la visión


completa de la creación. En la punta superior del árbol vieron a Adán y Eva, Noé, Abraham,
Moisés, Jesús y a todos los otros profetas a quien habían visitado. A su lado vieron a todas
sus respectivas naciones, sentados con ellos en espíritu junto con aquellos de la nación del
Profeta que ya habían dejado este mundo. Todos estaban allí sentados juntos, felices,
disfrutando en el amor y la belleza de la misericordia del Señor y alabándolo.

Ese Árbol de Loto porta el conocimiento de toda la creación de Dios, desde el comienzo del
tiempo. Todo lo que es creado forma parte de él y esta contenido en él. Fue llamado el árbol
"del límite más lejano", ya que todo termina en él y después de él empieza una vida nueva.
Dios lo decoró con la luz de Su propia esencia. Tiene tres características: un continuo halo de
luz extendiéndose sobre cada creación, un continuo placer llegando a todos desde la fruta de

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 22 de 25

sus ramas, y una continua fragancia de sus flores, perfumando con belleza la vida de la
creación.

Luego el Profeta y Gabriel avanzaron. Un ángel serio y severo apareció y cubrió el horizonte
ante ellos. Gabriel dijo: "Oh Profeta! este es el ángel de la muerte, Azrail." El ángel de la
muerte dijo: "¡Bienvenido, oh Muhammad! Tú que portas la bondad, y bienvenidos todos los
Profetas y sus naciones. Desde este lugar yo miro los destinos de cada persona y tomo los
espíritus de aquellos que se me ordena traer a la vida eterna."

El Profeta dijo: "Cuéntame cómo tomas las almas de los que mueren."

El ángel de la muerte le reveló al Profeta: "Cuando Dios me ordena tomar el espíritu de un ser
humano en su última hora de vida y la primera hora de su vida posterior, yo le envío mis
diputados, que llevan consigo el perfume del paraíso y una rama del árbol del paraíso que
ponen entre sus ojos. Cuando esa dulce fragancia lo alcanza y él le da una mirada a esa rama
celestial, su espíritu es atraído y su alma comienza a ascender al paraíso, hasta que la
fragancia llega a su garganta. En ese momento, yo desciendo desde mi lugar y tomo su
espíritu con el mayor cuidado, porque Dios quiere que este momento sea fácil para Su
servidor. Luego llevo su alma al paraíso. En el camino, cada vez que paso al lado de ángeles,
ellos le dan la bienvenida y saludan a esta alma hasta que llegue a la presencia de su Señor.
Dios, el Exaltado, le dice al alma en ese momento: ‘¡Bienvenido el buen espíritu que Yo creé y
coloqué en un buen cuerpo! Oh mis ángeles! Escriban la estación más alta del paraíso como
una recompensa para esa persona.’

"Luego los ángeles lo ascienden al paraíso, donde verá lo que Dios le ha preparado y estará
feliz de estar allí. Sin embargo, Dios le ordena al espíritu que vuelva a su cuerpo en la tierra,
donde él puede ver a la gente lavándolo, llorando por él y todos aquellos que lo aman parados
alrededor de él hasta que llevan su cuerpo a la tumba. Allí la tierra le dice: ‘¡Bienvenido, oh mi
amado! Yo siempre te anhelaba cuando estabas sobre mi. Ahora estás en mi interior y te
mostraré lo que te voy a dar.’

"Inmediatamente, su tumba se agrandará más allá de la visión, hasta que los dos ángeles de
la tumba vengan y le pregunten sobre su Señor y sobre su creencia. El les dará las
respuestas correctas con permiso de Dios. En ese momento, ellos le abrirán una puerta que
lleva al paraíso y su espíritu volverá a ascender al mismo lugar donde Dios antes lo llamó a
Su Presencia."

Yo recuerdo cuando la muerte nos había separado.

Yo me consolé con el pensamiento del amado Profeta.

Dije: Todos nosotros atravesaremos este camino un día.

Quien no muera hoy, morirá mañana.

Se feliz, oh mi alma, porque tu Señor esta esperando por ti

Y el amado te esta llamando.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 23 de 25

Luego Gabriel viajó otros quinientos mil años luz, montado en el buraq, hasta que llegaron a
un lugar donde comenzó a disminuir la velocidad. El Profeta dijo: "¡Oh Gabriel! ¿Por qué estas
frenando? ¿Me vas a abandonar?"

Gabriel respondió: "Yo no puedo ir más lejos."

El Profeta dijo: "Gabriel, no me dejes sólo."

"¡Oh Muhammad!" dijo Gabriel, "ahora debes bajarte del buraq y entrar a un lugar al que nadie
ha ido antes que tú." En ese momento el buraq paró y fue incapaz de seguir. El Profeta se bajó
y se movió vacilante.

Gabriel dijo: "Oh Profeta, adelántate sin miedo. Si yo continuara contigo sería aniquilado por la
grandeza de la Luz."

El Profeta avanzó, vio a Miguel parado delante de él, miedoso y temblando. La luz de su rostro
cambiaba rápidamente de un color a otro. El Profeta preguntó: "¿Miguel, es ésta tu estación?"

"Sí," respondió Miguel, "y si yo la traspasara sería aniquilado. Pero tú sigue y no te detengas."

El Profeta prosiguió. Luego encontró a Israfil con sus cuatro alas enormes, una de las cuales
cubría su rostro, para velarlo de la luz que venía del horizonte de todo. El Profeta le preguntó,
"¿Es esta tu estación, Israfil? "

Israfil dijo, "Sí. Si yo la traspasara, esa luz me quemaría. Pero tú sigue y no tengas miedo." Y
el Profeta continuó. Él vio al espíritu al que Dios le dio el poder de la tierra y los cielos. Desde
la punta de su cabeza hasta lo más bajo de sus pies, y desde cada célula, había rostros
trazados en sutilezas de luz, cuyo número nadie conoce salvo Dios, y de cada uno de ellos
Dios crea un ángel espíritu que se asemeja al espíritu, al que luego El toma para Si mismo
como los ángeles espíritus de la Presencia Divina.

Todos los días el espíritu mira dentro del infierno tres veces, y gracias a la fría luz de su
mirada angelical, el fuego del infierno se derrite hasta que se asemeja a un arco iris. El espíritu
también mira dentro del paraíso tres veces todos los días y extiende hasta él la luz divina que
Dios le da. Si Dios juntara las lágrimas de los ojos del espíritu, se inundarían todos los
universos creados, y haría parecer al diluvio de Noé, como una gota recogida por una aguja
sumergida en el océano. Este es el espíritu que Dios mencionó en el Corán: "El día en que el
Espíritu y los ángeles estén de pie, en fila, sin hablar, excepto aquel a quien el
Compasivo se lo permita y diga algo oportuno." (78 :38).

El Profeta dijo: "¡Oh Espíritu! ¿Es esta tu estación?"

El espíritu respondió: "Sí, y si yo la traspaso seré aniquilado por la luz que recibo. ¡Oh
Muhammad! avanza y no tengas miedo. Tú estas invitado y tienes permiso."

El Profeta avanzó. Dios inspiró su corazón con el siguiente discurso: "Yo el Señor, me he
velado a Mi mismo a los habitantes del paraíso, como Me he velado a Mi mismo a los
habitantes de la tierra. Así como Me he velado a Mi mismo de sus mentes, Me he velado de su

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 24 de 25

visión. Yo nunca estoy en ninguna cosa, y Yo nunca estoy fuera de todas las cosas."

Entonces, el Profeta se movió a través de los velos hasta atravesar mil velos. Finalmente, el
corrió el Velo de la Unidad y se encontró a si mismo como una lámpara suspendida en medio
de un aire divino. Vio una substancia grandiosa, magnífica e inenarrable y le pidió a su Señor
que le diera fuerza y firmeza. Sintió que una gota de esa presencia era puesta en su lengua, y
la sintió más fría que el hielo y más dulce que la miel. Nada en la tierra y en los siete paraísos
sabia igual. Con esta gota, Dios puso en el corazón del Profeta el conocimiento del Primero y
del Ultimo, el celestial y el terrenal. Todo esto le fue revelado en un instante más corto que el
segundo más rápido. Le fue ordenado avanzar. Mientras se movía, se encontró elevado en un
trono que nunca podrá ser descripto, ni ahora ni después. Se le dieron tres gotas más: una
sobre su hombro, que constaba de majestad; una en su corazón, que constaba de
misericordia; y una más en su lengua, que constaba de elocuencia. Luego vino una voz de
esa presencia, que ningún ser creado había escuchado antes: "¡Oh Muhammad ! Yo te he
hecho a ti el intercesor de todos." En ese momento el Profeta sintió a su mente extasiada y
llevada, para ser devuelta con un asombroso secreto. El fue colocado en los Campos de la
Eternidad y la Perpetuidad de Dios. En el primero no encontró principio y en el segundo no
encontró final. Luego Dios le reveló: "Mi final está en Mi principio y Mi principio está en Mi
final." Entonces el Profeta supo que todas las puertas estaban totalmente cerradas, excepto
aquellas que llevaban a Dios, que Dios no puede ser descripto dentro de los límites de un
determinado lugar, y que Dios abarca el todo de todos los lugares. Este es un secreto que
ninguna lengua puede ser incitada a decir, ninguna puerta puede ser abierta para revelar, y
ninguna respuesta puede definir. El es el Guía de Si mismo y el Señor de Su propia
descripción. El es la Belleza de toda la belleza y la palabra con la cual se describe a Si mismo
le pertenece sólo a El.

Oh Dios mi Creador, yo me paro asombrado en Tu inmensidad.

Yo me ahogo sumergido en Tu Océano de Unidad.

Oh Dios, a veces Tu me rodeas en intimidad familiar.

A veces Tu me dejas afuera, velado, alejado,

Escondido de Tu suprema Majestad.

Dame para beber el vino de Tu amor,

Ya que solo cuando estoy borracho por él, soy capaz de decir:

Mi Señor! Permíteme volver a verte.

Luego el Profeta miró a su derecha y no vio nada salvo su Señor, luego a su izquierda y no vio
nada salvo su Señor, luego al frente, atrás y sobre él, y no vio nada salvo su Señor. El
aborreció dejar ese honrado y bendecido lugar. Pero Dios dijo: "Oh Muhammad, tú eres un
mensajero para Mis servidores como todos los mensajeros. Si te quedas aquí nunca serás

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
El viaje Nocturno del Profeta Muhammad Página 25 de 25

capaz de comunicar Mi mensaje. Por lo tanto, vuelve a descender a la tierra y comunica Mi


mensaje a Mis servidores. Cuando quieras estar en el mismo estado en que estas ahora, haz
tus oraciones y Yo abriré este estado para ti." Por esto el Profeta dijo: "La oración es la delicia
de mis ojos" y también la llamó: "Nuestro descanso."

Entonces se le ordenó al Profeta regresar a la tierra, pero él dejó su alma en el cielo, su


espíritu en el Arbol de Loto y su corazón en la indescriptible Presencia Divina, mientras que su
secreto quedó suspendido sin lugar. Su alma se preguntaba: "¿Dónde está el corazón?" y el
corazón se preguntaba: "¿Dónde está el espíritu?" y el espíritu se preguntaba: "¿Dónde está
el secreto?" y el secreto se preguntaba dónde estaba. Y Dios reveló: "¡Oh alma del Profeta!
Yo te concedí la bendición y el perdón; y Oh espíritu! Yo te concedí la misericordia y el honor;
y ¡Oh corazón ! Yo te concedí el amor y la belleza; y Oh secreto, tu me tienes a Mi." Luego
Dios le reveló al Profeta la orden de recitar, "El es Quien, con Sus ángeles, os bendice
para sacaros de las tinieblas a la luz." (33 :43)

"¡Oh Muhammad! Yo he ordenado a los ángeles de todos Mis cielos, aquellos creados y
aquellos todavía no creados, que envíen bendiciones sobre ti y sobre Mi creación
incesantemente, con Mi propia alabanza. Yo soy tu Señor Quien dijo: Mi Misericordia supera
Mi ira. Y a todos Mis ángeles los he creado para los seres humanos." Y Dios le ordenó al
Profeta descender de regreso a la tierra con este mensaje angélico

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/7elviaje.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 1 de 10

La Belleza Angélica de José

"Y cuando ella escuchó sus murmuraciones, envió por ellas (las mujeres de la ciudad) y
les preparó un banquete, dando a cada una de ellas un cuchillo. Le dijo a José: Sal y ve
hacia ellas ! Y cuando ellas lo vieron, lo magnificaron, y se cortaron las manos,
exclamando: Santo Dios ! Este no es un ser humano, este no es otro que un ángel
maravilloso !" (12 :31).

Dios había creado a José de la luz de una belleza especial que El había creado y colocado en
el Paraíso.

El mensaje profético de José fue el mensaje de la belleza. El mensaje de amor que Dios envió
a través de Sus Profetas es la imagen y representación de la belleza y amor en el paraíso. El
mensaje de Dios enviado a los seres humanos es: "Yo no he dejado la tierra sin belleza y
amor." Los profetas simbolizan estos atributos.

¿Dónde estabamos antes de venir a este mundo? En el mundo espiritual. ¿Qué estábamos
haciendo allí? Nadie sabe. Las almas nunca están en necesidad de comer, beber, dormir o
nada de lo que el cuerpo necesita. Las almas son aun más antiguas que los ángeles, ya que
fueron creadas en un tiempo cuyo comienzo nadie conoce. Desde ese momento, nuestras
almas han estado nadando en los Océanos de Poder y Belleza de Dios.

Es imposible para el cuerpo transportar o resistir el poder del alma. Si lo intentara, se


derretiría. ¿Qué llega desde el sol a la tierra? Sólo sus rayos. Sin embargo, si el sol se
acercara tan sólo un paso más hacia la tierra, la vida dejaría de ser posible para nosotros en
su superficie. De igual forma, las almas de los seres humanos están eternamente en la Divina
Presencia desde el momento de su creación, nunca moviéndose de allí. Solamente un rayo
llega a nuestros cuerpos.

Con esa belleza, Dios creó a José y también a un ángel que lo acompañó toda su vida. Ese
ángel fue creado de la luz del quinto paraíso. El derramó sobre José una pincelada de ese
quinto paraíso y provocó que la inefable luz apareciera en el rostro de José y saliera de sus
ojos, atrayendo y deleitando a los espectadores y a los oyentes. El sonido de su voz era como
el susurro de un ángel de manera que cualquiera que lo escuchara tuviera que dejar lo que
estaba haciendo e ir a sentarse ante él y escucharlo. Las mujeres de la casa del príncipe
fueron atraídas hacia el ángel que se parecía a la imagen de José y quien lo acompañó sin
que nadie lo supiera. Esa experiencia también fue una prueba para José, para mostrarle el
camino de la tolerancia y la paciencia, para que pudiera llevar la carga de los pecados de otros
y estar prevenido para no caer en ellos. Su belleza le provocó ser encarcelado como el
preámbulo hacia un gran evento que Dios le había preparado.

En cuanto José estuvo en prisión, el ángel de la belleza que estaba con él apareció con un
batallón de innumerables ángeles. José estaba deslumbrado, no sólo por su número sino por
su aspecto, ya que todos se parecían a él e irradiaban inmensa belleza. Cuando José le
preguntó a su ángel quienes eran estos ángeles, él respondió: "Dios los ha creado de la luz de

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 2 de 10

tu propia belleza en el quinto paraíso y ellos son llamados los Amantes de Dios. Por tu
tolerancia y paciencia Dios quiso recompensarte. Él te envía todos estos ángeles y los coloca
bajo tus ordenes hasta el Día del Juicio. Ellos deben ser puestos bajo tu mando y enviados a
toda Su creación para tocar a los seres humanos con una gota de Belleza Divina y una gota
de Amor Divino. Este amor y esta belleza también van hacia todo lo creado por Dios en la
naturaleza, además de los humanos: árboles, montañas, animales y ríos. A través de ti, ellos
son Mensajeros del amor de Dios a los seres humanos y son los encargados de decirles:

¡Servidores de Dios!

Yo recuerdo a aquellos que Me recuerdan,

Mis Jardines pertenecen a aquellos que Me alaban,

Yo visito a aquellos que Me extrañan,

Y existo para aquellos que Me aman.

¡Un amante que ama, su palabra es verdadera!

Aquel que es íntimo con su amado,

¡Su acción siempre es correcta!

¡Quien quiera encontrarme a Mi, Yo querré encontrarlo a él!

José le respondió al ángel: "El anhelo y la ternura me han impulsado hacia el amor a Dios. Yo
nunca odié la muerte, como lo hicieron Sus otros servidores, porque sé que es la puerta que
conduce a mi Amado."

El ángel contestó: "¡Oh José! La señal de amar a Dios es dar prioridad a Dios sobre uno
mismo. No todo el que alaba se convierte en un amante de Dios. Amar a Dios, es abandonar
lo que a El no le gusta. Tu corazón y tu lengua nunca deben cesar de recordarlo. ¡Oh José! Tú
representas la belleza del Paraíso. Tú debes llevar estas tres características o no podrás ser
aquel que Lo representa :

"Preferir la palabra de Dios a la palabra de Sus criaturas ;

"Preferir Su encuentro, al encuentro de Sus criaturas ;

"Servir y ayudar a todas Sus criaturas en Su nombre."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 3 de 10

El ángel continuó: "Tu prisión, ¡oh José! es como el fuego en el corazón de un amante
ardiendo sin control. Para mostrarte que la carga de la gente que tú has llevado ha sido
aceptada por Dios, El ha hecho de este evento la chispa que enciende el fuego y abre para ti
el camino a tu Amado." Entonces el ángel cantó:

¡Oh José! La separación del Amado

Es mejor que la reunión,

Su severidad es más dulce que Su justicia,

Su dificultad es más grata que Su facilidad,

su impedimento para dar, es más gustoso que Su entrega.

José dijo: "Explícame lo que quieres decir."

El ángel respondió: "La separación te mantiene en un estado de recuerdo, para que estés
siempre anhelando alcanzar Su justicia, Su facilidad, Sus concesiones y Su sabor."

Los ángeles de la "reunión después de la separación" gobiernan el amor entre los miembros
de la familia, especialmente en tiempos de pruebas y opresión. Esto es así porque Dios ama
que los seres humanos mantengan los lazos de humanidad vivos entre ellos y no hay lazos
terrenales más fuertes que los lazos del amor: primero, el amor de los padres por sus hijos,
que es el reflejo y el símbolo del amor de Dios por Su creación; segundo, el amor entre
hombre y mujer, como muestra la historia de "Angeles que Cantan en el Cielo" (ver pag. 143).

La Ballena Angélica de Jonás

"Jonás fue, ciertamente, uno de los enviados. Cuando se escapó en la nave


sobrecargada y luego echó suertes y perdió; y la ballena se lo tragó cuando él había
incurrido en censura; si no hubiera sido de los que glorifican a Dios, hubiera

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 4 de 10

permanecido en su estómago hasta el Día de la Resurrección" (37 :139-140).

Dios envió a Jonás a la gente de Nínive en Irak. Los llamó al mensaje de Dios, pero ellos se
negaron a escucharlo. El los llamaba noche y día sin ningún resultado. En cambio, ellos lo
lastimaban y lo maldecían a cada momento. Esto duró un largo tiempo. Jonás fue incapaz de
soportar esta situación por más tiempo y comenzó a asustarlos, "Yo le voy a pedir a mi Señor
que les envíe un severo castigo que no haya sido visto antes; que destruya sus ciudades y
queme sus jardines; que los haga estériles y que termine con su descendencia." Luego, él los
abandonó. Lentamente su gente comenzó a sentir la proximidad del castigo en la vida diaria.
Comenzaron a darse cuenta de que habían cometido un gran error.

Dios es el Más Misericordioso y en cada momento en este mundo Él mostrará Su Grandeza y


hará que la gente Lo observe mediante muchas señales. Realizará esto enviando ángeles
para dirigir a los sinceros y verdaderamente, a quienquiera que pida por guía hacia la luz de la
felicidad en la vida. Dios le envió a la gente de Jonás los ángeles de la misericordia y los
ángeles de la seguridad para inspirar sus corazones para que hagan el bien y guiarlos hacia la
seguridad, atravesando la destrucción que estaba descendiendo sobre sus cabezas.

Abraham fue protegido del fuego de Nimrod por la intervención del ángel de la sombra y del
ángel de la paz. En el inmenso calor de este gran fuego donde él había sido arrojado, rodeado
de gran destrucción desde arriba, abajo y de todos lados, Abraham fue salvado y protegido.
Este fue un mensaje de Dios para decirle a Su gente: "Yo puedo salvar a quien quiera de
cualquier daño, cuando Yo quiera, no importa lo mala que sea su situación."

Jonás se alejaba de su gente enojado. Ellos lamentaban lo que le habían hecho a su profeta.
Hombres, mujeres, niños, gente mayor y hasta animales, tanto salvajes como domésticos,
fueron escuchados y fueron vistos llorando, cada uno en su propio lenguaje particular. Fue un
evento tremendo. Todos pedían por misericordia y por la intercesión de los ángeles.

Dios, el Más Misericordioso, el Más Poderoso y el Más Benefíciente, quitó la destrucción y los
salvó de esta gran ruina a través de Sus ángeles. Mientras tanto, Jonás abordó un barco y
entró en el mar. Se desató una tormenta. El barco se movía precipitadamente y estaba a
punto de hundirse. La tripulación decidió echar suertes y arrojar a un pasajero, como una
expiación por el pecado que traía a la muerte sobre ellos. Cuando salió Jonás desfavorecido,
ellos odiaban tener que arrojarlo al mar debido a que él era un profeta, entonces echaron
suertes nuevamente. Sin embargo, todas las veces Jonás continuaba saliendo. Al final, Jonás
se tiró por la borda. Una gran ballena verde vino desde el fondo del océano y se lo tragó.

Un ángel apareció ante la ballena y le indicó que no aplastara a Jonás, sino que lo mantuviera
a salvo en su estómago. En ese momento, Jonás habló con el ángel y le pidió consejo,
diciendo: "Dame las buenas nuevas de tu Señor. ¿Por qué Dios le enseña a los ángeles el
conocimiento de lo No Visible ?"

"Porque nosotros no cometemos pecados," dijo el ángel.

Jonás dijo: "Enséñame."

El ángel respondió: "Sé paciente y no te llenes de ira, ya que tú estas lleno de ira contra tu

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 5 de 10

Comunidad en este momento. Sé una persona que provoque beneficios, no daños - porque tú
estuviste rezando a tu Señor para que destruyera a tu gente por haberte dañado. No estés
feliz de tu orgullo y arrogancia. No humilles a tu Comunidad con sus pecados, porque tú
también has cometido errores."

Dentro del estómago de la ballena verde Jonás se prosternó y dijo, "Oh Dios, yo me prosterno
ante Ti en un lugar en el que nadie antes se ha prosternado. Oh Dios, me has sumergido en
los océanos de esperanza y haz hecho que olvide el día de mi muerte. Oh Señor, eres el
poseedor de mi corazón y de mi secreto. Yo soy el ahogado, entonces, tómame de la mano y
sálvame. Vivifícame con tu perfección, e inspírame con Tu amor ! Permite a los ángeles de la
misericordia que me alcancen y me saquen, oh Tú, que aceptas las plegarias de los
necesitados en la oscuridad del castigo. Oh, el que devela y remueve las dificultades y el
daño, yo me estoy dirigiendo hacia Ti y Te adoro. No me apartes de Tu Presencia.
Perdóname."

Dios ordenó al ángel que moviera la ballena a través de los más lejanos océanos del mundo y
que la llevara a las más saladas o a las más concentradas y hondas profundidades de los
mares. Allí, Jonás comenzó a oír la alabanza de todas las ballenas, de todos los peces, de
todos los corales y de todas las criaturas de las profundidades. No había nada más que
aquellos que alababan a Dios y Lo glorificaban y Jonás también Lo alababa.

Dios creó un santo, a quien dotó con poderes tan grandes de alabanza y recuerdo de Dios,
que no necesitaba comer o dormir. En vez de eso, se pasaba todo el tiempo rezándole a Dios,
cantando Su alabanza e intercediendo por otros seres humanos. Dios lo ubicó en una
habitación en el fondo del océano. Allí, él perpetuó la alabanza de Dios por cientos de años,
sin impedimentos. Cuando ese santo murió, los ángeles lo llevaron ante Dios que le preguntó:
"Oh mi amado servidor, debería recompensarte de acuerdo a tus acciones o de acuerdo a Mi
perdón ?"

El respondió, "Oh mi Señor, de acuerdo a mis acciones, ya que Tú has permitido que ellas
consistan solamente en Tu alabanza." Los ángeles colocaron las acciones del santo de un
lado de la balanza y del otro lado colocaron la generosidad de Dios hacia ese santo. La
generosidad de Dios pesó más y el santo cayó en prosternación y sin habla, implorando el
perdón de Dios.

El ángel inspiró a que Jonás dijera, "Oh Dios, el Más Exaltado, nadie puede agradecerte a Ti,
ni alabarte a Ti, como Tú mereces ser agradecido y alabado. Tú conoces los secretos, y el
más profundo conocimiento. Tú quitas el velo de todo lo oculto en Tus servidores. Tú conoces
todos los pequeños asuntos en este mundo y en el siguiente y aceptas la oración de todas las
creaciones, perdóname, y acéptame en Tu Presencia como Tu humilde servidor."

Dios reveló los siguientes versos sobre Jonás, "Y menciona el Señor de la Ballena Zul-Nun,
cuando él se lleno de ira y creyó que Nosotros no teníamos ningún poder sobre él, pero
exclamaba en la oscuridad, diciendo, ‘¡No hay más dios que Tú! ¡Gloria a Ti! He sido de
los impíos.’ Escuchamos su plegaria y lo libramos de su angustia. Así es como
salvamos a los creyentes" (21 :87-88).

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 6 de 10

Luego Dios le ordenó a la ballena que arrojara a Jonás hacia la orilla. Él le ordenó al ángel que
le dijera a Jonás: "Esta es la misericordia de Dios. Él puede enviarla a quien Él quiera, hasta
en medio de la más grande destrucción y la muerte más segura, cuando se está alejado de
toda posible ayuda." Así Dios salvó a Jonás.

Los Angeles de la Virgen María

"Y cuando los ángeles dijeron, ‘Oh María ! Dios te ha elegido y te ha purificado, y te ha
preferido entre todas las mujeres de la creación’" (3 :42).

Los "Angeles de la Virgen" fueron creados de la Palabra de Dios, portando Su Luz y


apareciéndole a la Virgen de las vírgenes: María. Ellos le informaron que había sido escogida
para portar un gran mensaje para la humanidad. Ellos eran sus ángeles guardianes. Llevaban
coronas de perlas y rubíes en sus cabezas. Los ojos de la Virgen María eran atraídos hacia
esas perlas y rubíes, sin desearlo. Esto le permitió ver que este mundo, con toda su grandeza,
desaparecía dentro de una de estas joyas como un anillo desaparece en un océano. Esta
visión la elevó a un estado en el cuál alcanzó un conocimiento que empequeñecía todo el
conocimiento de este mundo, permitiéndole portar en su seno el secreto de Jesús, que es una
Palabra de Dios. Dios había preparado y custodiado a María a través de estos dos mensajeros
para que ella llevara la luz que el Arcángel Gabriel le otorgaría más tarde. Ella fue elegida
entre todas las mujeres del mundo, por su sinceridad y piedad, para portar un bebé sin la
intervención de un hombre. Ella le pidió a Dios, desde su primer día de su existencia, ser una
virgen en cuerpo y alma.

Los Visitantes de Zacarías

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 7 de 10

"Y los ángeles lo llamaron cuando, de pie, rezaba en el Templo: Dios te anuncia la buena
nueva de un hijo cuyo nombre es Juan, que viene a confirmar una Palabra de Dios, que
será noble y puro, un profeta de los justos" (3 :39).

Los ángeles que estuvieron con Zacarías vinieron como mensajeros, interrumpiendo su
oración para traerle una mejor comunicación celestial. Le dijeron que su esposa portaría un
bebe que se encontraría en la buena compañía de los justos y que él seria un profeta. Estos
dos ángeles mensajeros aparecieron ante Zacarías en una luz púrpura, enseñándole que ellos
eran los guardianes de su bebé, Juan, quien conduciría a los servidores de Dios hacia el
Camino Recto.

"Y recuerda cuando los ángeles dijeron : ¡Oh María! Dios te anuncia la buena nueva de
una Palabra que procede de El, cuyo nombre es el Mesías, Jesús, hijo de María, ilustre
en este mundo y en el más allá, y será de los allegados a Dios" (3 :45).

Los mensajeros guardianes que llegaron a María, le informaron que ella portaría al Mesías
largamente esperado. María pertenecía a la vigesimocuarta generación descendiente del
Profeta Salomón, a quién los ángeles y los genios debían servir. Ella le pidió a Dios que sólo la
alimentara con comida lícita que llegara a ella sin que tuviera que trabajar para conseguirla, ya
que se había consagrado a si misma a Su servicio. Es por esto que Zacarías, su tío, veía
comida al lado de ella cada vez que él entraba al santuario. Cuando él le preguntaba de dónde
venia, ella contestaba que venia de Dios.

Los dos ángeles mensajeros criaron a María desde la infancia hasta la madurez, sin que ella
dejara su santuario excepto para obtener agua de cierta gruta. Un día, mientras ella estaba
allí, vio una gran bóveda de nubes llenando el cielo y centellando con variedad de colores. Ella
sintió miedo.

Sus dos guardianes aparecieron ante ella y dijeron: "Este es el gran momento. Tú vas a llevar
un hijo que será el Mesías de este mundo." En cuanto ellos terminaron, el Arcángel Gabriel
apareció con la imagen de un hombre vestido de blanco y le dijo: "’Yo soy el mensajero de tu
Señor, para anunciarte el regalo de un hijo puro.’ Ella dijo: ‘¿Cómo puedo tener un hijo,
si ningún hombre me ha tocado y soy casta?’" El Arcángel continuó diciendo: "Así será; tu
Señor dice: ‘Es cosa fácil para Mi ; y Nosotros lo elegimos como un signo para los
hombres y muestra de Nuestra misericordia.’ Es un asunto decidido. Así ella lo concibió
y se retiró con él a un lugar alejado" (19 :19-22).

Cuando María comenzó a sentir los dolores del parto al final de su embarazo, uno de sus
vecinos, un carpintero llamado José, la reprendió diciéndole: "Oh María, ¿alguna vez en tu
vida has visto crecer cultivos sin semilla?"

Inmediatamente aparecieron sus dos guardianes y Gabriel y abrieron para ella un vasto
conocimiento. María no vio otra cosa que a sí misma en medio de un infinito número de
ángeles cantando y bailando, alabando y bendiciendo y diciéndole: "Di: ¿Acaso Dios no hizo
crecer cultivos sin semillas cuando El creó la tierra?"

Cuando José escuchó esto, repentinamente se quedó mudo. Después de un rato, él le


respondió: "Tienes razón."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 8 de 10

María tenia trece años cuando dio luz a Jesús y murió a la edad de 112 años. Durante todo
ese tiempo sus ángeles guardianes la acompañaron y nunca la abandonaron. Ellos le
comunicaron el deseo de Dios de llamarlo Jesús, el Mesías, o en árabe : "Isa al-Masih." El
fue llamado así porque salió del seno de su madre ungido con perfume y fragancia que
emanaba de ella mientras daba a luz. De cada gota de ese perfume, Dios creó un ángel para
que cuidara de él durante su vida. Estos ángeles le permitieron portar los poderes milagrosos
para curar a los enfermos y devolver los muertos a la vida. El Arcángel Gabriel también ungió
a Jesús con sus alas, protegiéndolo del demonio. Es por esto que Jesús, sucesivamente,
ungió la cabeza de cada niño y huérfano, como un símbolo de Dios ungiéndolo a él.

Un día tres demonios se acercaron a Jesús. Inmediatamente aparecieron tres arcángeles :


Gabriel, Miguel, e Israfil. Miguel sopló un demonio hacia el Este, hasta que llegó al sol y fue
quemado por él. Israfil sopló otro demonio hacia el Oeste, hasta que dió con el sol del lado
opuesto. El Arcángel Gabriel tomó al líder y más grande de los tres, Satán, y lo enterró bajo las
siete tierras por siete días, asegurándose de que no se acercara a Jesús otra vez.

"El Ungido nunca despreciará ser un servidor de Dios, tampoco lo harán los ángeles
agraciados. A todos aquellos que desprecien servirlo y se jacten de ello, El los
congregará hacia Si" (4 :172).

Dios muestra que hasta los ángeles más cercanos a El, creados de luz, y Jesús, que fue
creado por una palabra de Dios a través del Arcángel Gabriel (uno de los ángeles agraciados),
son felices de alabar a Dios. El significado implícito aquí, es que Dios elevó a los ángeles y les
dió un estado como el de Jesús, lo que significa que Jesús también fue uno de "los allegados".

Cuando Jesús vio la dureza de la gente a su alrededor, ansió encontrarse con su Señor. Los
ángeles aparecieron ante él y lo ayudaron con los siguientes versos :

¡Oh Dios! Nos has hecho ambiciosos en la búsqueda

De Tu perdón y generosidad.

Oh Dios, Tú nos inspiraste para agradecerte Tus favores,

Y Tú nos llevaste a Tu puerta,

Y nos alentaste para buscar

Lo que Tú has preparado para Tus invitados.

¿No proviene todo esto de Ti,

Y no nos conduce todo esto a Ti?

Salimos de Ti y Tú nos trajiste.

Nosotros no deseamos nada más que a Ti.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 9 de 10

Tu puerta es vasta. Su umbral es Tu generosidad.

A Ti llegan los pobres por su objetivo.

La paciencia no es buena para otra cosa más que para encontrarte.

Yo elevo ante Ti la queja de una mente confusa.

La esperanza me ha dejado embriagado.

He olvidado las injusticias de los hombres malvados.

Tú conoces mi caso mejor que yo.

No me dejes embriagado con el vino de Tu amor.

Perdóname a través de Tu perfecta generosidad.

Tú eres el dueño de mi corazón. Está bajo Tu protección.

No hagas que me separe de Ti.

Tú eres mi secreto, y yo soy aquel que esta ahogado en él.

Extiende Tu ayuda y sálvame.

Aquel a quien Tú dejas atrás está en desgracia.

Si Tu misericordia es sólo para los buenos,

¿Hacia dónde se dirigirán las esperanzas de los pecadores?

Oh Tú, Quien recibes la plegaria del necesitado

En la profundidad de una noche oscura,

Oh Tú, Quien remueves la injusticia, la dificultad y el dolor,

Tu gente se ha dormido fuera de Tu casa,

Pero Tú eres el que está siempre despierto, siempre presente

Y vigilas todo con Tu misericordia.

Oh Dios! Perdona a todos los que han estado contra mi,

Y perdóname a mi, porque mi amor por Ti es puro.

Elévame a Tu Presencia, donde siempre pueda verte.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
La belleza angelica de José Página 10 de 10

Se dice que cuando Judas traicionó a Jesús, legiones de ángeles aparecieron al lado de Jesús
listos para diezmar a los enemigos de Dios que deseaban destruir Su mensaje. Pero Jesús
detuvo sus manos, ya que él estaba ansioso de que aconteciera la Voluntad de Dios, sin
interferir.

En ese momento, Dios le habló y dijo: "Jesús, voy a traerte hacia Mi, voy a elevarte hasta
Mi, voy a librarte de los que no creen" (3 :55).

Él fue llevado por el ángel Gabriel y ascendió a los cielos. En el octavo día después de su
ascensión, los discípulos de Jesús, su madre y otra mujer, estaban reunidos en la casa de
María para llorar por su pérdida, cuando repentinamente Jesús apareció ante ellos
misteriosamente. Él les dijo la verdad de lo que había ocurrido y cómo su Señor lo había
ascendido a los cielos, donde él continuaría viviendo hasta el final de los tiempos en que
volvería a la tierra. Él los reconfortó.

Luego él preguntó por Judas, quien lo había traicionado. Le contaron que él había sentido
remordimiento por su traición y desesperado se había quitado la vida. Jesús dijo: "Oh, si sólo
se hubiera tornado hacia Dios e implorado Su perdón. Dios Todopoderoso lo hubiera
perdonado y aceptado su arrepentimiento. Ya que no existe pecado tan grande que nuestro
Señor, en Su infinita Misericordia, no perdone." Y Jesús lloró por él. Luego les dio a sus
discípulos autoridad para continuar predicando el Evangelio, los bendijo y rezó con ellos hasta
el amanecer. Los ángeles se juntaron alrededor de la reunión más santificada en la tierra y los
consolaron cuando llegó la hora para Jesús de retornar al cielo, adónde fue nuevamente
elevado.

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/6labelleza.htm 03/01/2002
El presente Página 1 de 14

SEGUNDA PARTE - EL PRESENTE


Un Viaje al Territorio de los Angeles

Cierto santo esta sentado día y noche en su cuarto, rezando y meditando. Un día escucha
sonidos afuera de su dormitorio y pisadas que se aproximan. El sonido de las pisadas
aumenta, hasta que él imagina que hay una enorme multitud esperando por él afuera de su
cuarto. Abre la puerta y ve una multitud de cinco mil ángeles amontonados en su puerta en
una blanca luz enceguecedora, rememorando el verso: "Alabado sea Dios, el Creador de los
cielos y la tierra, Quien designó a los ángeles mensajeros con dos, tres y cuatro alas. El
multiplica en la creación lo que El quiere. Dios es Omnipotente" (35 :1).

El santo les pregunta: "¿Quienes son ustedes ?"; "Nosotros somos los ángeles del Señor,"
responde uno de ellos. "Fuimos enviados para preguntarte si necesitabas algo, porque ‘El es
Quien te bendice, y Sus ángeles te bendicen, para sacarte de la oscuridad hacia la luz;
El es Misericordioso con los creyentes’ (33 :43)."

El santo responde: "Yo tengo una única petición: Me gustaría encontrarme con mi Señor."

Ellos dicen: "Quien quiera encontrarse con su Señor, su Señor quiere encontrarse con él.
Repite después de nosotros." Ellos dicen algunas palabras que él no entiende, pero que sin
embargo repite.

Se encuentra a si mismo elevado fuera de su cuerpo. El santo ve a cada ángel llevando un


crisantemo del paraíso del que emanaba una deleitosa fragancia. Lo acompañan al primer
paraíso, donde recibe la bienvenida por guardianes que dicen: "Damos la bienvenida al santo
piadoso de Dios! Has sido invitado por tu amor para encontrarte con tu Señor." El está rodeado
por brillantes luces que agradan a sus ojos y por todo tipo de pájaros blancos y verdes volando
por todos lados. Los ángeles le muestran su lugar en el paraíso. Allí, él ve ángeles subiendo y
bajando las escaleras celestiales. "Dios, Señor de las Escaleras Ascendentes, por donde
los ángeles y el Espíritu suben a El en un Día que equivale a cincuenta mil años" (70 :3-
4).

Ellos lo sientan en un trono de oro ornamentado con perlas celestiales y joyas. Luego él ve a
los ángeles del primer paraíso parados en un círculo, los del segundo paraíso sentados detrás
de ellos, los del tercero, cuarto, quinto, sexto y séptimo cielo parados y sentados en círculos
sucesivos, alabando y cantando a su Señor. Entonces, una gran luz resplandece , y él se
desmaya inmediatamente. Esa luz viene de la Divina Presencia. El se encuentra nuevamente
en su cuerpo, como lo había dejado. Mientras se levanta, escucha la voz de una ángel
susurrándole en el oído: "Esta es la recompensa de toda persona justa en este mundo."

Uno de los más grandes santos, Abdullah al-Daghestani, luchó en Dardanelles durante su
juventud. El trajo este relato : "Un día hubo un ataque del enemigo y aproximadamente a cien
de nosotros nos dejaron defendiendo una frontera. Yo tenia una excelente puntería, capaz de
darle a un hilo desde una gran distancia. Eramos incapaces de defender nuestra posición y
estabamos bajo un ataque feroz. Yo sentí que una bala golpeó mi corazón y caí al suelo
mortalmente herido."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 2 de 14

"Mientras yacía muriendo, vi al Profeta viniendo hacia mi. El dijo: ‘Oh mi hijo, tu fuiste
destinado a morir aquí, pero todavía te necesitamos en esta tierra, tanto en tu forma espiritual
como física. Vine a ti para mostrarte como muere una persona y como el ángel de la muerte
toma su alma.’ El me presentó una visión en la que vi mi alma dejando el cuerpo, célula por
célula, comenzando por los dedos de mis pies. Mientras la vida se iba yendo, podía ver
cuantas células hay en mi cuerpo, la función de cada una de ellas, la cura para la enfermedad
de cada célula y escuché a cada célula recordando a Dios."

"Mientras mi alma partía, experimenté lo que una persona siente cuando muere. Se me hizo
ver los diferentes estados de la muerte: los estados dolorosos de la muerte, los estados
aliviados y los estados más dichosos de la muerte. El Profeta me dijo: ‘Tu eres de aquellos que
pasan por un estado dichoso de muerte.’ Yo disfruté mucho esa muerte porque estaba
volviendo a mi origen, lo que me hizo comprender el secreto del verso coránico: ’A Dios
pertenecemos y a El volvemos’ (2 :156)."

"Esa visión continuó hasta que experimenté la partida de mi alma en el último aliento. Vi al
ángel de la muerte venir y escuché las preguntas que él haría. Experimenté todo tipo de
visiones que aparecen a los que mueren, sin embargo, yo estaba vivo durante esta
experiencia y esto me permitió entender el secreto de ese estado."

"En esa visión vi mi alma mirando hacia abajo, a mi cuerpo. El Profeta me dijo: ‘¡Ven conmigo!
Acompañé al Profeta y él me llevo hacia una visión de los siete cielos. Vi todo lo que él quiso
que viera en los siete cielos. Me elevó a la estación de la Realidad, donde me encontré con
todos los Profetas, todos los santos, todos los mártires y todos los justos."

"El dijo: ‘¡Oh mi hijo! Ahora vas a ver los tormentos del infierno.’ Allí vi todo lo que el Profeta
había mencionado en las Tradiciones sobre los tormentos y castigos de ese lugar. Yo dije:
‘¡Oh Profeta! Tú que fuiste enviado como una Misericordia para los seres humanos, ¿no hay
alguna forma para que esta gente sea salvada?’ El respondió: ‘¡Sí, mi hijo! Ellos pueden ser
salvados por mi intercesión. Te estoy mostrando cuál seria el destino de esta gente si yo no
tuviera el poder para interceder por ellos. ¡Oh mi hijo! Ahora te retornaré a la tierra y a tu
cuerpo.’"

"En cuanto el Profeta dijo esto, miré hacia abajo y vi a mi cuerpo algo hinchado. Yo dije: ‘¡Oh
Profeta de Dios! Es mejor estar aquí contigo, no quiero regresar. Estoy feliz contigo en la
Divina Presencia. Mira ese mundo, ya he estado allí y ahora lo he dejado. ¿Por qué debo
regresar? Mira, mi cuerpo está hinchado.’"

"El dijo: ‘Oh mi hijo, debes retornar. Ese es tu deber.’ Por orden del Profeta regresé a mi
cuerpo, aunque yo no lo deseaba. Vi que la bala se había encapsulado en mi corazón y que
había parado de sangrar. Mientras suavemente entraba nuevamente en mi cuerpo, la visión
terminó. Entonces, vi a los médicos en el campo de batalla buscando los sobrevivientes entre
los muertos. Uno de ellos dijo: ‘¡Aquel está vivo! ¡Aquel está vivo!’"

"Yo no tenia fuerzas para hablar ni para moverme. Tomé conciencia de que habían pasado
siete días desde que mi cuerpo había estado yaciendo allí."

"Me llevaron y me dieron tratamiento hasta que me recuperé y recobré la salud. Luego me
enviaron de regreso con mi tío. En cuanto me encontré con él, me dijo: ‘Oh mi hijo, ¿disfrutaste
tu visita?’ Yo no dije que si, ni que no, porque quería saber si él se refería a la visita al ejército,

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 3 de 14

o la visita en la compañía del Profeta. Luego me preguntó nuevamente, ‘Oh mi hijo,


¿disfrutaste tu visita con el Profeta?’ Comprendí que él sabia todo lo que me había ocurrido.
Corrí hacia él, besé su mano y le dije: ‘¡Oh mi Sheikh! Estuve con el Profeta y debo admitir que
no quería regresar, pero él me dijo que era mi deber hacerlo.’"

El Espíritu

Dios creó uno de Sus seres más grandiosos y lo llamó el Espíritu (al-ruh). "El hace descender
a los ángeles con el Espíritu que procede de Su orden, sobre quien El quiere de Sus
servidores, diciendo: Adviertan a la humanidad que no hay otro dios que Yo, entonces
temedme!" (16 :2).

El espíritu también es llamado "Portero de Dios" (Hajib Bab Hadrat Allah). Es un ángel-espíritu.
Sólo su boca puede contener a todos los ángeles que Dios ha creado. Está parado siempre
ante Dios. En el Día del Juicio, todos los seres humanos lo verán y se asombrarán ante su
grandeza y majestad "En el día en que los ángeles y el Espíritu estarán de pie, en fila, sin
hablar, excepto aquel a quien el Compasivo se lo permita, y diga algo oportuno" (78 :38).
El tiene diez mil alas. Si sólo abriera dos de ellas, cubrirían todo el firmamento de Este a
Oeste. Cuando Dios le ordena volar y viajar en este universo, él solo necesita usar dos alas
para viajar a la velocidad del pensamiento, que es inimaginablemente mayor que la velocidad
de la luz. El tiene setenta mil ojos, setenta mil oídos, setenta mil bocas y setenta mil lenguas.
Está en el cuarto paraíso y es más grande que todos los universos creados. Está más cerca
de Dios que todos los ángeles, ya que él es el más honorable entre ellos. Es el guardián de la
revelación. Fue creado con la imagen de un ser humano. Alaba a Dios continuamente y de
cada una de sus alabanzas Dios crea un ángel-espíritu que se asemeja a él. En un día y una
noche, él alaba a Dios más cantidad de veces que el número de estrellas de los universos
creados. Cuando Dios envía a cualquier ángel a la tierra, El le ordena al espíritu que envíe a
uno de sus ángeles-espíritus para acompañar a ese ángel. "La Noche del Destino es mejor
que mil meses. Los ángeles y el Espíritu descienden en ella, con permiso de su Señor,
con todos los decretos" (97 :3-4).

El Profeta Muhammad dijo: "Los Espíritus son una formación angélica diferente a los ángeles.
Ellos se parecen a los seres humanos, aunque no son humanos. Ellos tienen una cabeza,
manos, y piernas." Los seres humanos, los ángeles, los seres espirituales (jinn), y los
demonios, son la décima parte del número de los ángeles-espíritus. Los ángeles-espíritus
comen y beben. En el más allá habrá dos grupos de seres angélicos parados ante Dios - un
grupo será el de los ángeles, el otro el de los ángeles-espíritus. Si los seres humanos y los jinn

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 4 de 14

comprenden diez partes, los humanos equivalen a una parte y los jinn a nueve. Si los jinn y los
ángeles comprenden diez partes, los jinn equivalen a una parte, mientras que los ángeles
equivalen a nueve. Y de igual forma, si los ángeles y los ángeles-espíritus comprenden diez
partes, los ángeles equivalen a una y los ángeles-espíritus a nueve. Además, si los ángeles-
espíritus y los querubines forman diez partes: los primeros equivalen a una parte y los últimos
a nueve de las diez.

Los ángeles-espíritus son los ángeles guardianes de los ángeles, pero no pueden ser vistos
salvo por una selección de ellos, al igual que los ángeles no pueden ser vistos por los seres
humanos salvo por uno pocos selectos. "Te preguntarán por el Espíritu. Di : El Espíritu
procede de la orden de mi Señor. Pero no habéis recibido sino poca ciencia" (17 :85).

En la jerarquía celestial, el Arcángel Gabriel tiene su propia estación, más allá de la cuál no
puede ir, sino seria aniquilado. Sobre él está Miguel, también parado en su estación, serio,
temeroso ante Dios. Sobre él también esta Israfil, el ángel del toque de Trompeta. Sobre esa
estación esta el Espíritu que está sobre todos los ángeles, mientras que ellos no pueden verlo,
porque se vela a si mismo de ellos con setenta mil velos de luz reflejada y setenta mil velos
más de luz original.

Milagros Angélicos

El año es 1982, en Beirut, la ciudad joya del Líbano que los occidentales suelen describir como
"la Suiza del Medio Oriente." Es el centro de la crisis libanesa. Los tiranos locales están
luchando entre ellos, bombardeando la ciudad con más de trescientas bombas por minuto que
llueven sobre ambos lados, indiferentes hacia las víctimas. En un día muy oscuro de fuertes
bombardeos, todos en nuestro edificio de diez pisos están agrupados en sus departamentos
rezando. Cada persona desea escapar con vida. No hay electricidad para usar el ascensor, ni
para mirar televisión, ni siquiera para usar el teléfono o para calentar el agua. La gente está
viviendo minuto a minuto, corriendo escaleras abajo hacia el sótano para protegerse, y se
sienten afortunados si guardaron algo de pan comprado durante un receso en los
bombardeos.

En el medio de esta confusión, una mujer está gritando en el sótano: "¡Me olvidé, me olvidé!"

"¿Qué se olvidó?"- la gente a su alrededor le pregunta.

Pero ella continua gritando: "¡Me olvidé, me olvidé!" mientras se arranca el pelo y se pega en
las mejillas. Mientras tanto, el edificio parece inclinarse hacia la derecha y hacia la izquierda
por las vibraciones de las bombas que explotan alrededor de nuestro vecindario. Todos están

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 5 de 14

sintiendo que su corazón se rompe en pedazos y sus propias venas zumban intolerablemente,
porque las bombas que están lloviendo provienen de una serie se explosiones en cadena.

El sentimiento de todos es que el momento de la muerte ha venido. Todos toman a sus hijos y
los cubren con sus brazos, para que sean llevados con ellos y que no queden solos en la
muerte. En ese momento, el amor de las madres por sus hijos brilla como el amor de los
padres, esposos y esposas y todos los miembros de la familia quienes cuentan juntos los
momentos que restan antes de que dejen esta vida. Todos recitan las oraciones que conocen,
ocupados con su propia persona, en súplica privada hacia Dios para su salvación. El susurro y
el canto de las oraciones es el único sonido además del sonido de las bombas explotando
sobre nosotros. Nada rompe la oscuridad de este pequeño sótano excepto la luz de algunas
velas aquí y allá, dándonos esperanza como islas de luz en un mar de oscuridad.

La intensidad del bombardeo alcanza su pico. Las bombas nos han alcanzado y nosotros
imaginamos que nos romperemos en pedazos. El edificio se está desmoronando como si
fuera de cartón. Se puede escuchar la caída de piedras y de ladrillos alrededor de las calles
del vecindario como granizo en las cabezas de la gente en un día de invierno. En el medio de
esta lluvia de piedras sobre cabezas humanas, la voz de la señora también alcanza su pico.
Ahora se la escucha gritando: "¡Por favor! ¡Permitan que alguien ayude a mi hija! ¡Ella se está
muriendo! ¡La mataron!". Pero nadie ve a quién se está refiriendo. Nadie es capaz de
ayudarla.

Mi hermana toma un poco de agua fresca y trata de hacer volver a la señora a sus sentidos,
arrojándole agua en su cara, al mismo tiempo que continúa preguntándole donde está su hija
para que pueda ser rescatada.

Mi hermana me llama: "Ven y ayúdame con ella."

Yo voy y la ayudo y ella dice: "¡Por favor! Me olvidé a mi hija."

- "¿Dónde?"

- "En el décimo piso, en nuestro apartamento."

Mi rostro se pone pálido. Yo miro a los ojos de mi hermana, interrogándola sin hablar, pero
ella entiende que yo le estoy diciendo: "¡Ya no debe existir ni un décimo piso, ni un quinto
piso, ni siquiera la planta baja sobre nosotros! ¡Es probable que incluso no podamos salir de
este sótano con vida!"

La gente se amontona alrededor nuestro cuando empezamos a escuchar golpes en la puerta


de metal en el sótano. La puerta se abre desde afuera. Tres hombres y dos mujeres se lanzan
hacia adentro, gritándonos: "Cierren la puerta detrás nuestro. ¡Ciérrenla rápido!"

Ellos venían a toda velocidad con su auto, sin saber adonde ir, hasta que vieron la entrada del
sótano que nos protegía. Saltaron fuera del auto y entraron para protegerse. Nosotros les
damos agua y tratamos de calmarlos del shock por lo que habían visto afuera. Sus rostros y
ropas están cubiertas de sangre porque habían estado ayudando a transportar a los heridos y
a los muertos en su auto.

Uno de los recién llegados dice: "Las calles están llenas de muertos. Ya no sabemos cómo

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 6 de 14

continuar levantándolos. Edificios completos han sido arrasados. ¡Es un horror, un desastre!"

Alternadamente miro a la primera señora que gritaba y luego a la señora que está hablando y
pregunto: "¿Que pasó con nuestro edificio?"

"¿A qué edificio se refiere?"

"¡A éste edificio, nuestro edificio!"

Los cinco recién llegados exclaman en un grito confuso: "Afuera no ha quedado nada. ¡No hay
más edificio! ¡Todo lo que ha quedado es una ruina de cuatro o cinco pisos!"

Pensamos que cuando la primer mujer escuchara esto se iba a volver loca o iba a caer
muerta. Todos se vuelven a ella con la boca abierta, listos para agarrarla por si se cae. Pero
ocurre lo contrario. Ella de pronto parece calmarse, conteniendo su respiración y poniéndose
firme, clavando la mirada en un rincón del sótano. Su cara cambia de color, de pálido a rosa.
Sus ojos se llenan de luz, está incluso sonriendo y su boca se abre cuando en un susurro
dice: "¡Oh mi Dios - Oh mi Dios - Oh mi Dios!"

Todos se olvidan del bombardeo. Nos encontramos abstraídos del apocalíptico estruendo
afuera. En cambio, hay silencio a nuestro alrededor. Repentinamente, cada corazón siente
esta gran paz cubriéndonos por todos lados, como un gran manto de quietud y descanso,
transportándonos a un lugar diferente por un breve instante. Todos fijan la mirada en la
dirección a la que mira la señora, pero nadie puede ver lo que ella está viendo.

Ella dice tartamudeando: "¡Oh mi Dios! ¡Puedo ver a tus ángeles! Puedo ver a mi hija con tus
ayudantes con alas. ¡Ellos han venido para socorrernos!"

En cuanto pronuncia la palabra "ángel", todos sentimos una brisa fresca, fragante con un
perfume de flores inexpresable y esencias frescas, tapando el olor de humo sulfúrico que nos
llegaba desde afuera.

Las velas se apagan. Una inmensa luz aparece, llenando todo el sótano y pareciendo
expanderse hacia el infinito. Todos nos quedamos helados en nuestros lugares, incapaces de
despegar nuestra mirada de esta gran nube de luz, fijando la visión sin el menor esfuerzo,
aunque muchas veces parece tan intensa como el mismo sol. Las lenguas están mudas.
Nadie respira. Una inmensa paz desciende y nos olvidamos de todos los bombardeos y
sufrimientos de las últimas horas.

Ahora la mujer está en un estado de felicidad. Toda su ansiedad ha desaparecido. -"Los


ángeles están salvando a mi hija" - continúa repitiendo, a pesar de la aparente incongruencia
de su frase, ya que todos pensamos que el edificio sobre nosotros había sido reducido a
escombros y por lo tanto, que se habrían perdido todas las vidas que estaban en él. Sin
embargo, ahora todos creen firmemente que puede ocurrir cualquier cosa, a causa del estado
en que entramos, aunque cualquiera que escuchase desde afuera consideraría absurdo que
la hija de la señora pudiera estar aún con vida.

Mi hermana me mira silenciosamente suplicando algún tipo de respuesta. Miro hacia atrás,
con los ojos bien abiertos, como diciéndole: "Dios es el más grande. Él puede hacer cualquier
cosa, incluso enviar a Sus ángeles guardianes para curar las heridas de la gente desvalida

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 7 de 14

que le suplica a Él."

Ella entiende. El reflejo de este mensaje parece entrar en su corazón por ondas de energía
espiritual, desbordando su corazón y llegando a los corazones de los otros alrededor nuestro.
Todos parecen conscientes de que están pasando por un evento especial, una experiencia
que ellos nunca antes habían experimentado.

Mi hermana ha estado sufriendo de cáncer por muchos años. Ginecóloga de profesión, ella
entiende más que nadie la realidad sobre el cáncer y la gravedad de su situación. Se había
sometido a cirugía y a muchos tratamientos de quimioterapia. Finalmente los doctores le
dijeron que sólo tenía unos pocos meses de vida. Ahora está sufriendo ante el pensamiento
de la muerte golpeando a su puerta y a punto de entrar, sumándose a los dolores de la propia
enfermedad y sus tormentosos tratamientos. Me mira como tratando de preguntar: "Si esta
visita es real - y si está ocurriendo que la hija de esta señora está siendo ayudada por un
ángel y estamos siendo testigos, ¿por qué el mismo ángel no me toca con sus milagrosas
curaciones y me salva como a otra gente que está siendo salvada?" Yo entiendo todo esto en
un momento aunque no hemos intercambiado ni una sílaba. Entonces siento que mi hermana
está pidiendo ayuda desesperadamente, con todo su corazón. Ella intenta alcanzar el manto
de un ángel agarrándolo en el último minuto pretendiendo ser salvada, sintiendo que este
precioso momento podría no repetirse nuevamente en el resto de su vida.

Algo asombroso e inesperado inmediatamente le sigue a este diálogo silencioso. Mi hermana


ahora está mirando fijamente hacia un rincón del sótano con la misma mirada que vimos en el
rostro de la mujer que había perdido a su hija. La lengua de mi hermana comienza a moverse
y a balbucear involuntariamente: "¡Hermano mío, hermano mío! ¡Un ángel esta viniendo hacia
mí! ¡Oh mi Dios, oh mi Dios!" Todos fijan la mirada pero nadie lo puede ver. El ángel es visible
sólo para ella como previamente fue visible sólo para la mujer. La luz en la habitación parece
multiplicarse más y más aún.

Mi hermana grita: "¡Me está curando! ¡El ángel me está curando!" Después se desmaya.

Todos estamos en un dilema, preguntándonos a quien ayudar, ¿a la primera mujer ó a mi


hermana? Pero nadie se mueve, ya que estamos todos congelados en nuestros respectivos
lugares incapaces de hacer nada salvo decir: "Dios es el más grande."

En medio de este estado de confusión y de maravilla espiritual todos escuchamos un golpe


claro en la pequeña puerta de metal del sótano. Nadie se puede mover de su lugar, temerosos
de perder este estado de éxtasis y retornar al mundo de las bombas, al sonido de la guerra, al
olor del fuego y de la pólvora, y a la visión de los muertos y heridos.

Todos nosotros nos sentimos responsables de abrir la puerta y sin embargo las piernas
parecen clavadas en sus lugares. Nadie se mueve. Entre toda esta gente, dos niños se
sueltan de los brazos de sus padres, un niño y una niña, y corren hacia la puerta del sótano.

Los padres gritan: "¡vuelvan, vuelvan!" pero los niños contestan: "¡ángeles, ángeles!" Todas
las miradas están sobre los niños mientras los padres son incapaces de moverse ni siquiera
una pulgada de sus lugares para tomar a sus hijos.

El corazón de todos se paraliza ante el pensamiento de que los niños pudieran salir y ser
lastimados por el bombardeo. El asombro crece diez veces más ante la nueva visión: los

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 8 de 14

niños ya no están caminando sobre el piso. Sus pies ahora están elevados una pulgada sobre
el suelo. Ellos están caminando sobre el aire! Sus padres pierden el habla y ahora se
cuestionan sus sentidos. Los niños toman el control, apiadándose de la pérdida de palabra de
sus padres, y dicen: "Mami, papi, los ángeles están viniendo para ayudarnos. No tengan
miedo. Ellos nos liberarán."

A los niños les toma sólo un momento llegar a la puerta. Para cualquier otro, sin embargo,
parece como un año. ¿Qué esta ocurriendo con los niños? ¿Siguen siendo los mismos niños
ó son ángeles encubiertos en niños? ¿Quién está golpeando a la puerta? Mientras los niños
se aproximan a la puerta, no nos parece estar escuchando golpes sino sonidos musicales
cautivando nuestros oídos y fluyendo en el aire. Maravilla, confusión, expectativa, suspenso -
la primer mujer y su hija, la visión de mi hermana y su pérdida de conciencia, el silencio, la luz,
la fragancia alrededor nuestro, el golpeteo en la puerta, los niños flotando en el aire y
tranquilamente anunciando la presencia de ángeles - todo esto parece demasiado para
nuestro entendimiento.

Toda esta maravilla, todo lo que hemos visto hasta aquí, pertenece a las tres dimensiones. Lo
comprendemos con los sentidos de nuestros cuerpos físicos o por lo menos lo intentamos.
Todos sentimos que lo que yace detrás de la puerta, va a ser completamente diferente, sin
precedentes e inimaginable. Seguramente será de la cuarta dimensión, una puerta al paraíso,
una interacción con el mundo celestial, no sólo con uno o dos de sus habitantes o con los
elementos de la fragancia y el sonido.

En menos de un segundo los niños llegan a la puerta. Sin que ellos la toquen, la puerta se
abre sola ante ellos. Nosotros no podemos ver nada a través de la puerta - no hay escalones
que lleven a la calle, no hay estructura de piedra, ni siquiera ruinas, nada salvo una inmensa
luz. Esa luz se vierte en el sótano, enviando ondas y ondas de una energía visible que lleva
con ella efectos que llegan al corazón, ya que todos sentimos un gran resplandor de amor y
una total felicidad en nuestros corazones, un amor que nunca antes habíamos sentido en
nuestras vidas. Ni siquiera se puede igualar al más intenso delirio en nuestra adolescencia.

Estamos en un estado de trance. Los dos niños se extinguen en la luz, ya no se ven. Todos
los ojos están transfigurados, lanzando miradas imposibles ante la desaparición de los niños,
pero incapaces de seguirlos dentro de la luz. La unión de los niños con la luz provoca que
esta cambie de colores, como un arco iris radiante, y afecta también nuestros estados, como
si ahora estuviéramos viendo a los niños moverse dentro del paraíso con los ojos de nuestro
corazón, más que con los de nuestras cabezas.

Pasa un pequeño momento. La luz todavía esta allí. Dos niños han entrado en ella, ahora tres
están retornando. Están tomados de las manos y parecen corretear fuera de la cuarta
dimensión del paraíso volviendo a nuestra tercera dimensión.

Los niños se ven etéreos y sutiles, aparentemente translúcidos, como si ahora fueran seres
angélicos. Sus propias luces continúan cambiando, como la luz que viene a través de la
puerta. Un gesto inocente, típico de los niños, nos asegura que son ellos. Están tomados de
las manos y moviéndose en un circulo, cantando una rima:

Somos los ángeles, somos los guardianes,

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 9 de 14

Somos aquellos que los aman y cuidan de ustedes.

Todos lanzan un suspiro de alivio y alegría. Nos dirigimos unos a otros alegremente,
saboreando tanto el sonido como el significado de esa música impulsada por las voces de los
niños. Es como si una nueva vida hubiese sido abierta para nosotros en ese sótano,
especialmente para los padres de los niños, quienes han estado tratando de moverse de sus
lugares y correr y abrazar a su hijos, pero sus esfuerzos han sido en vano. No se pueden
mover. Están fijos en sus lugares como estatuas de piedra.

A medida que la luz comienza a disminuir poco a poco, la gente comienza a sentir que sus
poderes de movimiento están volviendo a ellos. El estado de éxtasis está aminorándose y
reduciéndose en nuestros cuerpos y en nuestros corazones. Los niños están cantando con
más lentitud. Se vuelven a sus padres y comienzan a regresar con ellos. Todos estamos
mirando a la pequeña niña que salta al sótano y corre hacia la señora que había estado
llorando antes. Comprendemos que ella es la hija a quién había dejado en el décimo piso del
edificio y por quién había estado tan preocupada.

Todos han olvidado a mi hermana aún inconsciente, incluyéndome, por estar mirando a los
niños y esperando escuchar de ellos alguna descripción de lo que habían visto. La alegría de
los padres no puede ser descripta. La mujer del décimo piso, que pensó que había perdido a
su hija con el resto del edificio, ahora la ve corriendo hacia ella y la toma en sus brazos. Ni
siquiera se ha olvidado de traer a su muñeca Barbie! La madre abraza a su hija, la besa, y
murmura palabras ininteligibles de agradecimiento y rezos, incapaz de hablar coherentemente
a causa de la emoción.

Durante ese evento de júbilo, otras personas y yo intentamos reanimar a mi hermana, luego
de recuperar nuestro estado normal de conciencia. Otros, sin embargo, le están pidiendo a la
pequeña niña que les cuente cómo ha hecho para llegar sin daño alguno desde los
escombros y la destrucción externa. Yo no me pierdo ninguna de las muchas preguntas que
comienzan a brotar de cada boca, y estoy alerta, tratando de escuchar todas las respuestas.
Al mismo tiempo estoy arrojando un poco de agua de colonia en el rostro de mi hermana,
golpeándola suavemente y reanimándola para que recupere el conocimiento.

La niña habla con una mezcla de felicidad y temor: está feliz por lo que ha visto en el mundo
de los ángeles; tiene temor de la vehemencia y emoción de las preguntas de la gente que
repentinamente se ha precipitado a su alrededor. Está sorprendida ante la agitación y ante la
reacción de su madre, sin darse cuenta de qué se trata todo este alboroto. Ella acaba de ser
visitada por sus amigos, los ángeles y ahora esta aquí.

"¿Qué paso con el décimo piso? ¿Qué paso con tu dormitorio?" Pero la pequeña niña sólo
dice: "Mami, ¿por qué estas llorando? ¿Por qué me estas besando como si no me hubieras
visto por una semana?" La madre sigue abrazando a su amada hija, continuando con sus
silenciosas y agradecidas plegarias.

La pequeña comienza a acariciar a su muñeca Barbie, exactamente como su madre la estaba


acariciando a ella. Cada una teme la pérdida del pequeño bebé que sostienen: la madre teme
por su pequeña hija, la hija teme por su pequeña muñeca Barbie.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 10 de 14

La pequeña dice: "Estaba en mi cama cuando sentí que alguien me tocaba y me llamaba.
Pensé que era mami, ¡pero nunca antes me había sentido levantada y sostenida de esa
forma! Abrí mis ojos y percibí una deliciosa brisa llenando mi dormitorio. Vi a una mujer
caminando hacia mí, acompañada por un ángel. Donde había estado mi cuarto ahora había
un gran espacio sin principio ni fin. La señora me tomó de la mano, y el ángel nos llevó a las
dos. Yo estaba a punto de llorar, y la señora me dijo: ‘¿Por qué estas llorando querida? ‘Yo
dije: ‘me olvidé la Barbie.’"

"La señora dijo: ‘no, ella esta aquí contigo. Mira bajo tu brazo.’ Yo miré y descubrí que mi
Barbie estaba conmigo. Luego miré a mi alrededor y comencé a gritar: ‘¿dónde esta mi
madre? ¿Qué está ocurriendo? ¿Adónde me están llevando?

"Ellos dijeron: ‘Te estamos llevando con tu madre. Somos tus ángeles guardianes.’

"Luego me encontré con los dos niños que me estaban esperando camino a la puerta, donde
todo era luz. Los ángeles nos enseñaron una canción y todos comenzamos a cantarla girando
alrededor de ellos. ¡Fue tan hermoso! Luego nos dijeron que debíamos volver con nuestros
padres y vinimos aquí.

Los niños no parecían comprender la extraordinaria naturaleza del relato de la niña y su


experiencia de la última hora. Los miramos con asombro e incredulidad. Seguramente a otra
gente se le contará todo esto. ¿Nos creerán? No deseamos que este momento termine,
queremos escuchar más. Todos estos pensamientos nos vienen al mismo tiempo. Por encima
del estrépito de estas reflexiones, un pensamiento claro emerge y se impone a si mismo: los
ángeles han venido a nuestro rescate y nos han traído este precioso momento de alivio y
misericordia.

No nos hemos olvidado de aquella entre nosotros que yace en el piso: mi hermana.
Lentamente está volviendo en si y mira a su alrededor para ver si la visión todavía está
presente. Alguien me da un vaso de agua con algunas gotas de agua de rosas. Le doy el vaso
a mi hermana para humedecer su lengua y aquietar sus nervios. Al principio ella es incapaz
de relatar nada de lo que le ha ocurrido. Bebe un poco más de agua y lentamente comprende
lo que está ocurriendo, sintiéndose más segura y feliz cuando entiende la escena de lo que
esta ocurriendo ante sus ojos.

Luego me mira y yo entiendo por sus ojos que está lista para contarme lo que le pasó y lo que
vio cuando estuvo en contacto con la visión angélica que experimentó. Todos hacen silencio
nuevamente, queriendo escuchar su historia. Parecía como el descanso del soldado después
de la excitación de la batalla. Si alguien hubiera arrojado un alfiler al piso podríamos haberlo
escuchado, aunque la batalla todavía seguía ardiendo afuera. Dentro, la atmósfera de paz y
felicidad nos ha desconectado completamente del bullicio de la guerra.

Mientras ella se prepara para hablar, todos comienzan a anticipar buenas noticias de júbilo y
salvación provenientes de ella aunque todavía no han escuchado nada. Ella dice: "¡Alabado
sea Dios! Él cura y Él perdona. En cuanto ustedes me vieron desmayarme, yo me desperté en
algún lugar y miraba a todos. Me sentía como un paciente bajo anestesia, pero la experiencia
era espiritual. Los ángeles me estaban operando. Vi a tres de ellos: uno a mi derecha, uno a
mi izquierda y uno sobre mi. El Último me dijo: ‘Somos los ángeles curadores, y vinimos a
ayudarte con permiso de Dios. Nada puede impedir que curemos a alguien que busca nuestra
ayuda, y aquí estamos! ‘

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 11 de 14

"Ellos estaban tomando mis manos de ambos lados y yo sentía un estado de paz en todo mi
cuerpo. Me hacia sentir ligera y relajada. El dolor tan familiar de tantos años de cáncer se
había ido. Luego el ángel sobre mi me enseño un báculo de luz que sostenía en su mano y
me dijo: ‘Hay puntos en el cuerpo humano que si alguien los toca provocan la curación de
todo el cuerpo. Yo los voy a tocar con esta aguja de luz.’ Él procedió a dirigir su báculo en
varios puntos sobre mi cuerpo, tocando un punto celular por vez y curando las células que
corresponden a él.’ A estas células muertas se les vuelve a dar vida otra vez a través de este
toque, ‘ el dijo.

"La operación se extendió sobre todo mi cuerpo. Fui capaz de contar 365 puntos diferentes
sobre los que el ángel dirigió su báculo. El ángel me dijo: ‘Cada punto representa un día del
año. Si mantienes tu cuerpo balanceado a lo largo de este año, todos tus años serán
balanceados, y tus años de vida también serán balanceados.’"

Estamos todos abrumados por los eventos que han ocurrido, y ahora al conocimiento secreto
que nos fue revelado se añade a nuestro asombro. Mi hermana continúa: "El ángel me
aconsejó que siga una dieta determinada que no deberé dejar de lado por el resto de mi vida.
Para poder balancear estos puntos vitales en el cuerpo, todos los días temprano en la
mañana, antes de comer o beber nada, tengo que beber una pequeña taza de jugo de cebolla
que revivirá las células muertas que el cáncer hace prosperar para extenderse por todo el
cuerpo. El ángel dijo que esta dieta debería ser seguida por todo el que sufriera de cáncer."

Continuamos escuchando el relato de mi hermana sobre su encuentro angélico, absorbiendo


todos los detalles que confirman y refuerzan la veracidad de su experiencia a la luz del viaje
paralelo de la niña. Cada persona en el sótano ha sido transformada hoy. ¡Que ironía, que el
día que ha comenzado como uno de los mas oscuros de nuestras vidas, ahora parece
destinado a ser recordado como un día de especial felicidad y bendiciones, para ser relatado
por un largo tiempo como uno de los mejores en nuestras vidas! La gente continua relatando
sus sentimientos y escuchando las impresiones de los demás, al parecer durante horas.
Cuando la excitación se calmó, habían pasado tres horas, y un momento de calma reemplazó
el caos del bombardeo indiscriminado en el exterior. Todos nos preparamos para abandonar
el refugio y volver, tanto como sea posible, a la normalidad de la vida diaria.

Cuando salimos vimos la extensión del daño. Comprendimos que también somos parte de la
acción milagrosa del ángel, ya que hemos sido eximidos y nuestro sótano ha sido protegido
del bombardeo que había alcanzado a todos los lugares de alrededor. Dejamos la ciudad y
comenzamos el camino a la casa de mi hermano al norte del país. Allí curamos nuestras
heridas y descansamos por un rato. Mi hermana firmemente siguió la receta del ángel.
Después de tres meses volvió a sus doctores a la Universidad Americana de Beirut. Ante la
sorpresa de todos, no había quedado rastro de cáncer en todo su cuerpo. Nadie puede
explicar lo que ocurrió y los doctores quedaron con su mente titubeando. Ni siquiera saben
como rastrear el proceso de curación y se sienten incapaces de describirlo o de repetirlo. Por
supuesto, ellos tomaron las causas de la curación transmitidas por mi hermana, la operación
del ángel y la receta, con pinzas, aunque ella, al igual que ellos, es una doctora en medicina. "
Nuestra colega ha tenido mucha suerte," ellos dicen," y está bajo un estrés emocional por una
recuperación inesperada y milagrosa." Milagrosa es, pero más literalmente de lo que ellos
pudieran posiblemente imaginar.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 12 de 14

Angeles que Cantan en el Cielo

Un amigo mío que estuvo un tiempo trabajando en una ciudad lejos de su esposa y su hija,
repentinamente siente una necesidad de dejar todo y visitarlas. Entra en su dormitorio, se
sienta, y comienza a escribir una carta a su jefe para pedirle permiso para ausentarse del
trabajo. Luego presenta la carta a la secretaria y espera recibir permiso a los dos o tres días,
como era lo usual en esos casos. Espera impacientemente, pero cuando la carta regresa, dice
que no se puede tomar vacaciones en ese momento. Él piensa para si mismo: "Como para
aquellos (malhechores), su retribución es que sobre ellos descansa la maldición de Dios
y de los ángeles y de los hombres todos juntos" (3 : 87).

No puede llamar a su esposa, ya que no hay teléfonos disponibles en el área en que viven.
Vuelve a su casa, toma una ducha y coloca un leño en la chimenea. Es un día cargado de
nieve. Se sienta y comienza a meditar, mirando al fuego flameando cada tanto. Después de un
rato comienza a ver las imágenes de los miembros de su familia moviéndose con los
movimientos de las llamas. En espíritu, él comienza a visitarlos. Se ve a sí mismo
saludándolos uno por uno.

Su visión es rudamente interrumpida por fuertes golpes en la puerta. Al principio no les presta
atención y trata de concentrarse en las llamas danzantes. Los golpes continúan.
Lamentablemente, él deja la placentera fantasía de su mujer y su hija. Se levanta lentamente,
va hacia la puerta y la abre. No hay nadie. Mira alrededor: nada salvo la nieve cayendo y
cubriendo todo. Cierra la puerta, pero mientras se dirige hacia el sofá, escucha otro golpe en la
puerta. Vuelve y la abre, pero nuevamente ve a nadie. Se pregunta qué está ocurriendo y
quién podría estar golpeando la puerta. "Alguien esta jugando conmigo," piensa, "¿o me estoy
imaginando cosas? ¿Podría esto estar relacionado con el ángel sobre el que leí ayer?"

La tercera vez escucha golpes más fuertes y esta vez salta y corre a la puerta. La abre con la
esperanza de atrapar cualquier cosa que pudiera ver detrás de la puerta, ya que comienza a
sospechar la presencia de un poder especial. Cuando ve lo que hay allí, experimenta un gran
shock. Una nube de luz sostiene tres pies delante de él, cubriendo todo lo visible. Dentro, un
rostro de inexpresable belleza fija la mirada en él. ¿Es el rostro de una mujer, un hombre, un
niño o de un ser humano? En ese momento, lo único que puede pensar es que ciertamente se
trata de un ángel. Escucha una voz que estremece hasta el fondo de su corazón con amor y
emoción. La voz dice:

Dios es el Más Generoso.

Él nos llama a Su presencia y nos da coraje.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 13 de 14

Él devuelve bondad ante nuestra indiferencia.

Él cubre nuestras faltas con Su perdón,

Y cambia la tristeza de nuestros corazones por luz.

Nos hemos acostumbrado a Su benevolencia

Que nunca nos abandona.

Luego el rostro lo mira con una expresión de indescriptible compasión y dice: "Yo seré el
mensajero de tu corazón para tu familia. Les informaré de tu anhelo por ellos. Mañana ellos
vendrán en camino hacia ti."

Él está exaltado y comienza a recordar lecciones que aprendió cuando era pequeño: Dios da
testimonio ante Sí Mismo de Su propia Unidad. "No hay mas dios que Él: ese es el
testimonio de Dios, Sus ángeles, y aquellos dotados de conocimiento, actuando con
justicia. No hay mas dios que Él, el Exaltado en poder, el Sabio" (3 : 18).

Dios da testimonio de que así como Él Mismo, el Exaltado y el Sabio, actúa con justicia, así lo
hacen estos ángeles y conocedores.

Estos ángeles son creados del océano de justicia, de la luz del atributo divino "al-Adil": "El
Justo". Su número es dos veces mayor al de los seres humanos, ya que Dios creó dos de ellos
como ángeles guardianes para cada hombre o mujer. Su comida y bebida, su descanso y su
sueño, es alabar a Dios en el mismo idioma que el de la persona que ellos cuidan. Su tarea es
dirigirnos siempre hacia lo que es beneficioso para nosotros, traer satisfacción y felicidad a
nuestro corazón y de este modo cumplir con la justicia que ellos sostienen. Ellos se aparecen
ante aquellos que realmente conocen a Dios, de color púrpura, y a los niños, de color verde.
Sobre sus cabezas usan coronas decoradas con inimaginables piedras preciosas del paraíso.
Esto los identifica como los ángeles de la justicia y los hace diferentes a los otros ángeles.

Después de hablarle, la luz parece aumentar un poco, luego todo desaparece y nada queda
salvo la nieve cayendo suavemente sobre el suelo. No hay huellas. Es de noche. El hombre
mira hacia arriba y hacia abajo, hacia la derecha e izquierda, pero ya no puede ver nada. No
tiene puesto nada encima de su camisa de franela, pero es insensible al frío. Se erizan todos
los pelos de su cuerpo. Su corazón esta latiendo más rápidamente que nunca antes. Está en
un estado de excitación y placer que nunca ha sentido en su vida. ¿Qué le esta ocurriendo? La
habitación ha desaparecido. El fuego ha desaparecido. El sofá, las mesas, el reloj del abuelo,
el espejo, todo ha desaparecido. No hay nada allí salvo el recuerdo de ese ángel, grabado
dentro de las pupilas de sus ojos y en su corazón. Él continuó en este estado de éxtasis
durante toda la noche.

Cuando llega la mañana y desaparece la oscuridad, su estado disminuye poco a poco.


Cuando el sol se ha elevado completamente, pierde ese estado en su totalidad. Entonces se
pregunta a sí mismo: "¿Fue un sueño? ¿Aluciné? ¿O es esta una visita angélica de la que
tanto hablan?" Mentalmente repasa las historias de ángeles que escuchó o leyó, pero en
ninguna de estas historias puede recordar algo que se asemeje, aún remotamente, a lo que é

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
El presente Página 14 de 14

ha experimentado. Lucha con él mismo entre los estados de creencia y de no creencia,


incapaz de admitir sin reserva la verdad de lo que ha visto. Finalmente se dice a sí mismo: "Si
ese fue un ángel, entonces mi esposa y mi hija vendrán hoy."

Ese día va a trabajar y todo parece ir como siempre. Está excitado y siente que el día se le
hace eterno. Quiere que el día termine, ir a su casa y verificar si lo que ocurrió es verdad o no.
A las cinco de la tarde, ve a su esposa e hija a la distancia, paradas en la puerta. Corre hacia
ellas ofuscado, haciéndose miles de preguntas al mismo tiempo. Ellas lo saludan felices y lo
abrazan.

El está confundido. "¿Puede esto ser posible? ¿Son reales, o estoy alucinando?" Escucha la
voz de su pequeña hija diciéndole: "Papi, somos nosotras. El ángel nos trajo, a mi y a mami!"
Él la toma en sus brazos y se dirige a su esposa. Comprende que realmente fue visitado por
un ángel.

En su corazón todo lo que supo antes se ha desmoronado y ha sido reemplazado con una
nueva comprensión de la realidad de este mundo. Los ángeles están presentes entre los
seres humanos y ejercen sus poderes sobre los eventos del mundo para ayudarlos. Él toma a
su esposa en sus brazos y trata de abrir la puerta, pero su mano está temblando. Su esposa
dice: "Cariño, ¿qué te esta perturbando? ¿Por qué tiemblas tanto?"

El responde: "Luego, luego te contare sobre ello." Ella toma las llaves de su mano y abre la
puerta.

"¿Qué te inspiro venir ahora?" él pregunta.

Ella responde: "Estaba leyendo un cuento a nuestra hija ayer y contándole sobre los ángeles
que cantan en el cielo. Me preguntó qué eran y yo traté de explicarle el canto de los ángeles.
Repentinamente, comenzamos a sentir una maravillosa melodía llenando el dormitorio. Vimos
una luz y dentro de ella a una pequeña niña como la nuestra, que dijo: ’Yo soy el ángel
cantor!’ Nuestra hija me preguntó si podía ver lo que ella estaba viendo y yo le reasegure que
sí. Ella le preguntó al ángel: ‘¿Angel, dónde esta mi padre?’ El ángel dijo: ‘El te está
esperando y te está enviando su amor.’ Yo no podía creer que esto estuviera ocurriendo, pero
allí estaba nuestra pequeña hija diciéndome que todo era verdad, entonces decidimos venir,
¡y aquí estamos!"

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/8el%20presente.htm 03/01/2002
Los ángeles guian a la seguridad Página 1 de 5

Los Angeles Guían hacia la Seguridad

Es el año 1980. Yo acabo de volver de Jeddah, Arabia Saudita. Es el día sábado 7 de Julio.
Cuando el avión aterriza en el aeropuerto de Beirut, realiza un aterrizaje de emergencia a
causa de la guerra que hay en ese momento. Yo trato de contactar a mi hermano para que me
recoja. Es imposible porque todas las líneas telefónicas han sido desconectadas. La gente se
apura para pasar controles de aduana e inmigraciones. Es difícil encontrar un oficial
disponible para registrarnos y sellar nuestro pasaporte. Todos corren para salvar sus vidas.
Uno se siente que puede morir en cualquier momento. Busco un taxi, pero no encuentro
ninguno que quiera ir al norte, donde vivo. Beirut estaba dividida en dos lados y no se podía ir
hacia el norte, salvo cruzando de un lado al otro, pero nadie se sentía lo suficientemente
valiente como para hacerlo ese día en particular.

Pasan algunas horas. El aeropuerto y las calles a su alrededor están desiertas, excepto por
una pareja y su pequeña niña que viajaron en el mismo avión que yo. Ellos están sentados en
la cafetería, donde ni siquiera pueden encontrar una taza de agua para su bebé. Tienen el
mismo problema - no han encontrado a nadie que los lleve a Trípoli, a dos horas de auto
desde el aeropuerto.

Yo no me siento lejos de la desamparada familia. Podemos escuchar el enorme sonido de las


bombas estallando a menos de una milla en la línea de la costa. Todos nos preguntamos
cómo llegaremos a casa ese día. Yo entro en un estado de plegaria y meditación. Recuerdo a
mi maestro y pido ayuda a Dios a través de la intercesión de mi maestro. Pasa otra hora. La
noche está cayendo. Podemos ver el sol rojo a punto de desaparecer bajo el horizonte.

De repente, veo un auto acelerando hacia el aeropuerto y aproximándose a la playa de


estacionamiento del otro lado de la ventana de la cafetería. Parece correr muy de prisa, como
si tratara de escapar de terribles perseguidores. Chilla al parar fuera de la puerta principal y un
oficial de alto rango de la Armada Libanesa sale precipitadamente. Él es el oficial responsable
del aeropuerto. A la distancia me pregunto si conozco o no a esa persona, ya que me es
familiar. Mientras se aproxima, me doy cuenta de que es uno de los seguidores de mi maestro
y por lo tanto pertenece a mi mismo grupo.

Cuando el oficial me ve, él expresa menos sorpresa que yo. Siento que está escondiendo algo
en su corazón. Nos abrazamos. El pregunta: "¿Qué estas haciendo aquí?"

- "Llegué hoy. Estoy a la espera de un auto que me lleve a casa. ¿Y tú? ¿Qué estás haciendo
aquí?- le digo.

Él responde: "No tenemos tiempo para hablar ahora. Toma tu equipaje y súbelo al auto." Llevé
mi equipaje como él me dijo. Nos subimos al auto. El arranca el auto y lo pone marcha atrás.
Yo miro a la desamparada pareja y a su pequeña niña.

Cuando nos ven irnos, parecen perder esperanza como resignándose a un desastre
inminente. Esto me aterra. Mi amigo también siente miedo ante la idea de estar desamparado

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/9los.htm 03/01/2002
Los ángeles guian a la seguridad Página 2 de 5

en ese lugar abandonado. Sentados en el auto, yo siento como si la niña nos estuviera
enviando un mensaje: "Todos nosotros somos gente inocente. Dios nos creó para vivir en paz
y felicidad en este hermoso mundo, extendiéndonos las manos unos a otros como seres
humanos. Yo quiero disfrutar de esta vida tanto como tú, jugar bajo los árboles que crecen
hacia los cielos, escuchar los pájaros y observar las olas rompiendo en la costa. "¡No quiero
morir!"

Cuando me parece escuchar la súplica de la niña en mi corazón, mis ojos se llenan de


lágrimas. Pienso: "¿Estoy abandonando a esta familia en la noche, sin nadie que los proteja?"

El auto comienza a ir para atrás, pero algo nos retiene a ambos. Yo digo: "No me puedo ir sin
ellos."

"¡Deja que salvemos nuestras almas! Todos encuentran la muerte en su camino hoy en día.
Se bombardean unos a otros como locos."

"No me puedo ir sin ellos. Debemos llevarlos con nosotros."

"Está bien. Vamos por ellos."

Les hago señas con mi mano para que vengan. ¡Ellos piensan que les estoy haciendo un
gesto de despedida! En su estado de depresión, ni siquiera pueden imaginar que los estoy
invitando a venir con nosotros. La niña comienza a llorar. Mientras tanto, escuchamos el
sonido de las bombas aproximándose a nuestra área.

Bajo del auto con mi amigo. Corremos hacia ellos y gritamos, "¡Vengan!" Se ponen de pie,
electrizados por la repentina esperanza de salvación. Están prácticamente bailando de alegría
mientras los ayudábamos a llevar su equipaje al auto. Subimos nuevamente al auto, y nos
dirigirnos hacia el norte.

Por segunda vez le pregunto a mi amigo como supo que yo estaba en el aeropuerto.
Nuevamente dice: "Luego. Ahora debemos decidir qué camino tomar. ¿Tomamos el camino
de la costa de dos horas de viaje, o vamos por el otro lado, a través de las montañas, a nueve
mil pies sobre el nivel del mar, a través de los Cedars y luego descendiendo a Trípoli? Nos
llevará doce horas. No hay bombardeos en esa ruta, pero a esta hora, ¡cualquier grupo
armado puede robarnos, matarnos, tomar el auto e irse!"

Estamos en el medio de este dilema cuando la pequeña niña dice: "Yo quiero ver la costa. No
quiero ir a través de las montañas. Por favor, tío, llévanos a la costa."

Su padre le pregunta: "¿Y por qué quieres ir a la costa ?"

La niña contesta: "Porque me lo dijo el ángel."

Su padre no está de humor para escuchar sobre ángeles. Sin embargo, las palabras de la
niña sonaron como un trueno en mis oídos. Es como si el ángel hubiera hablado con la niña
para dirigir a los mayores. Le digo a mi amigo en el acto: "Vayamos por el camino de la costa."

"¿Cómo has llegado a esa decisión tan rápido?"

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/9los.htm 03/01/2002
Los ángeles guian a la seguridad Página 3 de 5

"Porque tengo experiencia con los ángeles. La vida de mi maestro, de todos nuestros
maestros, del profeta, y de todos los profetas, están llenas de ilustraciones de esto."

Estas palabras son como la llave que abre el corazón de mi amigo y sus labios. El dice: "Tenía
temor de que pensaras que estaba loco cuando me preguntaste qué me llevo al aeropuerto.
¿Sabes qué me llevo al aeropuerto?"

"No lo sé, pero puedo suponer que algo te ha guiado aquí a pesar de tu voluntad, y contra tus
intenciones. No pude haber sido yo, porque no te llame. Los teléfonos están sin línea.
Tampoco te escribí. No hay correo. ¡Sin embargo, estás aquí!"

"Yo estaba ocupado en mi oficina con papeles en relación a la seguridad del aeropuerto.
Estaba escribiendo planes de trabajo para los oficiales en el centro de Beirut. Estaba sentado
solo. Escuché una voz más allá del cielo. Parecía venir de cada rincón de la habitación, pero
era confusa. Mire alrededor mío; no había nadie. Abrí la puerta; tampoco había nadie en el
hall. Cerré la puerta y volví a entrar. Imagínenme a mi, un general del ejército, entrenado para
la guerra, preparado para morir en las manos de un ataque terrorista, y ahora estaba
sorprendido por unas voces. Después de sentarme volví a escuchar la voz. Otra vez me paré
y miré por todos lados, incluso en la calle, pero estaba desierta.

"Dejé el trabajo y me puse a escuchar. Traté de juntar toda mi atención y colocarla en mis
oídos para verificar si realmente estaba escuchando algo y de dónde venía. ¡Esta vez en lugar
de escuchar algo vi las paredes de la habitación alejarse hasta desaparecer! Froté mis ojos:
"¿Estoy alucinando?" Tomé la cafetera detrás de mi escritorio y me serví dos tazas. Pero
incluso después de haber tomado café la visión aún estaba allí. Tomé la botella de agua al
lado de la cafetera y me la derramé en la cabeza. Pero no cambió nada. Sentí un calor
intenso. Comprendí que algo extraordinario me estaba ocurriendo.

"En el momento en que este pensamiento de aceptación apareció en mi corazón, fue como si
hubiera usado el código secreto que me permitió entrar en un estado más elevado de
entendimiento o visión. Comencé a entender que lo que estaba experimentando era real, y no
una ocurrencia imaginada o una alucinación."

La sensación dentro del auto pasó de la de un viaje peligroso a la de una historia misteriosa.
Las bombas caen a nuestro alrededor. Frente a nosotros los autos paran y la gente busca
protección. Los edificios están ardiendo. Del otro extremo de la calle otro auto se dirige
apresuradamente hacia nosotros. Cuando nos alcanzan, ellos gritan: "¡Muévanse rápido, esta
es zona de guerra!" Grande es nuestra sorpresa al ver que el conductor de ese auto está
sonriendo, aunque él ha estado advirtiéndonos sobre el gran peligro inminente. Nos
preguntamos por qué parece tan contento. Incluso más extraño, su rostro brilla
resplandecientemente y parece alumbrar todo a nuestro alrededor.

Mi amigo disipa nuestra pregunta y exclama: "Esta es la misma luz y el mismo rostro que vi en
mi oficina! ¡Él es quién me visitó!" Esto le da a mi amigo la señal que necesitaba para
asegurarse de que estaba en el camino correcto. Él continúa su camino a través de la
autopista de la costa hacia la Línea Verde que corta el centro de la ciudad y sigue con su
historia: "Cuando comprendí que no estaba imaginando cosas, comencé a ver una luz que
estaba tomando posesión de toda la habitación y reemplazando todo dentro de ella con una
enorme nube blanca. En el medio de esta nube, vi un ángel que se parecía a ese hombre
brillante que sonrió en el auto que acaba de pasar, pero el ángel estaba parado. En su mano

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/9los.htm 03/01/2002
Los ángeles guian a la seguridad Página 4 de 5

llevaba un pájaro blanco. Se dirigió a mi con estas palabras: ‘Debes ir al aeropuerto.’ Yo era
incapaz de responderle porque estaba demasiado abrumado para hablar. No podía pedir más
confirmación de que el mensaje estaba dirigido a mi. Era muy claro: algo había venido a mi y
me dio instrucciones de ir al aeropuerto. Al mismo tiempo, me era imposible decir: ‘No puedo
ir porque hay muchos bombardeos.’ Mientras me repetía estas objeciones a mí mismo, la
visión repetía: ‘Ve al aeropuerto.’ Repitió esta orden tres veces. Finalmente, me entregué y
decidí ir. Dejé todo y aquí estoy."

Todos en el auto estamos felices después de escuchar esta historia pero aún sentimos temor
de lo que nos espera más adelante. Estamos felices de saber que un ángel nos ha reunido y
sin embargo estamos con miedo ante la perspectiva de cruzar la zona de guerra. A pesar de
eso, nuestra fe es grande porque hemos visto tres signos - primero, mi amigo ha venido por
orden de un ángel; segundo, la niña mencionó el mensaje de un ángel; y tercero, el mismo
ángel que le habló a mi amigo, a venido por nosotros en un auto y nos dijo que nos
moviéramos rápidamente.

Estamos a punto de llegar a la Línea Verde, donde el bombardeo y el tiroteo es más intenso.
Soldados de todos lados están trepándose por todas partes. Esta es gente sin principios, que
matan sin la menor provocación. Ellos disfrutan incluso de dispararle a un pájaro si sólo
pueden ver uno. Mi amigo pisa el acelerador. El matrimonio grita: "¡Por favor! ¡Nos están
mirando! ¡Nos van a matar!" Pero la pequeña niña exclama: "¡No, no! Mami, papi, ¿no ven
que los ángeles nos están protegiendo? Ellos están en todos lados, encadenando a toda la
gente armada! ¡Los soldados no se pueden mover! ¡Son como momias envueltas en cadenas
sin poder moverse!"

Mi amigo y yo sentimos un renovado estallido de fe cuando escuchamos las palabras de la


pequeña niña. Es como si estuviéramos dentro de un avión volando entre las nubes. Nadie
puede ver el avión, excepto con el radar detector. El auto esta andando, cruzando las calles
como velado a los ojos de todos. Nosotros estamos escuchando y viendo la lucha de un lado
contra el otro, pero a nadie le importamos, ni siquiera notan nuestra presencia. Sólo los
ángeles nos ven y nos guían, como el radar guía el avión que vuela ciego en el medio de la
tormenta.

Pronto nos encontramos del otro lado. Cruzamos seguros, y no nos ocurre nada. Estamos en
un estado de felicidad y alivio que hace que se ericen los pelos de todos nuestros cuerpos.
Realmente lo hemos hecho con protección, es el único auto que cruza en ese momento la
Línea Verde. La niña continúa repitiendo: "¡Los ángeles nos han salvado. Los ángeles nos
han salvado!"

Continuamos nuestro camino, dirigiéndonos hacia Trípoli. La historia todavía no termina. El


camino está lleno de otros peligros. La milicia y los diferentes partidos tienen sus soldados
apostados a lo largo de la ruta, y también tenemos que enfrentarlos, como hemos enfrentado
a los francotiradores y a las bombas. Pero la confianza que los ángeles han puesto en
nuestros corazones, ha crecido a tal grado que nos sentimos seguros de nosotros mismos.
Respiramos bienestar con la dulce voz de nuestra más joven pasajera, que nunca dejó de
decir que los ángeles estaban con nosotros.

Después de media hora de viajar seguros en medio de la noche, vemos una parada a una
milla delante nuestro. Muchos autos han sido detenidos y tirados a un lado. La gente es
llevada. Mi amigo disminuye la velocidad. Comienza a sentir miedo, aunque él es un general

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/9los.htm 03/01/2002
Los ángeles guian a la seguridad Página 5 de 5

del ejército. Es imposible cambiar nuestro camino y volver, ya que éste es el único camino
disponible para nosotros. La única alternativa es continuar. Mientras nos aproximamos,
podemos ver a los soldados poner esposas a la gente, sin diferenciar entre hombres y
mujeres, e incluso pegándoles en la cara y empujándolos. Ni los niños están a salvo de su
violencia. Podemos escuchar a muchos niños gritando por sus padres. Sin miedo a la
represalia y sin vergüenza, los soldados los están empujando y pateando con sus botas, sin
misericordia.

Los padres de la pequeña niña tratan de esconderla debajo del asiento, ordenándole que se
acurruque entre sus piernas. Pero la niña dice: "¿Por qué tienen miedo? ¿No ven que los
ángeles vienen con nosotros? ¡Mírenlos, algunos en el parabrisas, otros sosteniendo las
manijas de las puertas del auto y otros sentados atrás, arriba del baúl!"

Todos sentimos un inmenso alivio. Todavía hay esperanza de que pasemos esa parada sin
daño. Cuando llegamos, mi amigo aminora la marcha y se prepara para parar. Nadie nos
presta atención. Es como si no existiéramos en esta tierra. Mi amigo espera por unos
momentos, por miedo de que ellos pudieran dispararnos si nos movíamos. Nadie esta
prestándonos atención. La pequeña niña salta del asiento de atrás y le habla al conductor,
diciendo: "¡Tío, muévete, no esperes! Ellos nunca nos verán porque los ángeles nos están
cubriendo."

Mi amigo se siente animado para moverse. Pone el pie en el acelerador. Cruza la parada y
pronto todo eso es una mancha distante detrás de nosotros, y siguen parando a los autos que
vienen detrás. ¡Aparentemente nos hemos convertido en fantasmas! Una hora después,
llegamos a Trípoli sanos y salvos. Es justo después de medianoche. Y así es como fuimos
salvados del miedo y la destrucción, como Jonás fue sacado sano y salvo del estómago de la
ballena.

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/9los.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 1 de 14

Zahra y los Angeles de la Magia

Los caminos hacia Dios son infinitos - tantos como las respiraciones de los seres creados.
Dios ha permitido, incluso a los niños y a los analfabetos, tener conocimiento sobre Él. Hay
una lección para los creyentes sinceros en todas las cosas de la creación. A veces nos manda
enseñanzas a través de lo que aparentemente está desprovisto de conocimiento o parece
tonto y contradictorio para la sabiduría. A un santo piadoso una vez se le preguntó, "¿De
donde aprendió sus modales angelicales?" El respondió: "De los enemigos de los ángeles, que
no poseen modales angelicales."

Dios creó las categorías de ángeles en posiciones ordenadas, en jerarquías de luz y niveles
sublimes de belleza inimaginable. Su número no puede ser contado; sus perfecciones van más
allá de toda enumeración. Su conocimiento es infinito. Sin embargo, su posición ante Dios es
otorgada y nunca adquirida. Por otro lado, Dios concede a la humanidad una posición que es
adquirible por los hombres. Es decir, ellos pueden alcanzar este nivel después de pisar su ser
inferior y usarlo como una escalera hacia la perfección. Como los ángeles han sido creados
perfectos y sin egos, no tienen escalera para usar. Por lo tanto, Dios los creó con la misma
perfección que la que poseen a largo de su existencia.

Los seres humanos son creados para progresar hacia el conocimiento de Dios, representado
en el verso del Corán: "Y Yo no he creado a los genios y a los seres humanos salvo para
alabarme. "(51 : 56) Cuando Dios decidió crear a Adán, los ángeles puros e inmaculados que
fueron dotados por Dios de amor divino, sintieron compasión por los seres humanos, habiendo
visto que derramarían sangre sobre la tierra. Les preocupaba el hecho de que la humanidad
nunca sería capaz de conocer a Dios como los ángeles. Dios les respondió aludiendo al
secreto de la creación de los seres humanos, ya que es por sus esfuerzos a este respecto,
que ellos ganan posiciones más y más altas entre las luces angélicas. En esto, por supuesto,
son diferentes a los ángeles que obedecen a Dios sin esfuerzo, y cuya posición o rango
permanece por siempre invariable. "Y cuando tu Señor dijo a los ángeles: Voy poner un
virrey en la tierra, ellos dijeron: ¿Pondrás en ella a alguien que hará daño y derramará
sangre, mientras nosotros celebramos Tu alabanza y proclamamos Tu santidad? Él dijo:
Seguramente, Yo sé aquello que ustedes no saben" (2:30).

Para mostrarles a los ángeles las posiciones exaltadas de los seres humanos, Dios preguntó
quién de ellos iría a la tierra y viviría como un ser mortal, para experimentar directamente la
realidad de la condición humana. Dos ángeles dieron un paso al frente - Harut y Marut. El
Corán cuenta sobre esto: "Y siguieron aquello que los demonios falsamente relataron
contra el reino de Salomón. Salomón no dejó de creer, pero los demonios sí, enseñando
a la humanidad magia y aquello que le fue revelado a los dos ángeles, Harut y Marut, en
Babel. Y ellos (los dos ángeles) no enseñaban a nadie hasta después de haber dicho:
Nosotros somos sólo una tentación, por lo tanto crean en la guía de Dios. Y de estos
dos ángeles la gente aprendió aquello que causa la separación entre un hombre y su
esposa, pero ellos con eso no podían perjudicar a nadie salvo con la anuencia de
Dios" (2:102).

Dios los hizo descender a una ciudad de creyentes - uno actuó como juez, mientras que el otro

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 2 de 14

hacía de erudito. Ellos vivían, comían y bebían como mortales durante el día. A la noche
retornaban a sus estaciones celestiales a través del Nombre Más Sagrado que les había sido
concedido debido a su naturaleza angelical.

En ese pueblo vivía una hermosa mujer llamada Zahra, o según otros Anahid. Ella
comprendió que Harut y Marut no eran seres humanos normales sino ángeles que poseían un
gran secreto. Decidió obtenerlo sin importar cuanto le costara. Invitó a los dos ángeles a su
casa y les preparó un banquete. Les dió la mejor comida y bebida. Como a estos dos ángeles
se les había dado un alma humana inferior, eran vulnerables y corruptibles. Bajo la influencia
del vino y la música se volvieron inconscientes y se olvidaron de que eran ángeles. Entonces
se enamoraron de Zahra. Cuando ella les pidió que le mostraran su verdadera identidad, se
dieron a conocer y divulgaron del Nombre Más Sagrado. Zahra inmediatamente repitió el
Nombre y en cuanto lo pronunció, se evaporó y desapareció de la faz de la tierra, y nunca
más se la vio allí. Se dice que el Señor de los Mundos la perdonó y la puso como estrella en el
firmamento. Es llamada Venus (zuhra) y aparece en el cielo temprano a la mañana o al
atardecer.

En cuanto a los dos ángeles que quedaron atrás, se recuperaron lentamente de su estado de
inatención. Pero cuando trataron de recitar el Nombre secreto, vieron que ya no podrían
escapar a sus formas terrenales. Estaban intrincadamente atrapados en la existencia
mundana. La razón de esto es que por un breve instante ellos intercambiaron el manto del
recuerdo de Dios por el manto del recuerdo del mundo. Fue entonces que cayeron en cuenta
de lo que había sucedido. Comprendieron la verdad de la palabra de Dios en relación a los
seres humanos y se asombraron ante la fortaleza de los profetas y santos, que a pesar de ser
humanos, no pierden la visión de Dios ni por un segundo. Cuando Dios vio que se
arrepintieron, les dijo: "¿Ven ahora la posición de la humanidad, y cuán amados son por Mí?
Si ellos decidieran acercarse a Mí el largo de una mano, Yo iría hacia ellos el largo de un
brazo. Si ellos caminan hacia Mí, Yo corro hacia ellos. Si ellos Me recuerdan, Yo los
recuerdo."

Harut y Marut permanecieron en la tierra y fueron tanto una lección como una prueba para los
seres humanos. Los supuestos estudiantes de magia se congregaban para ser instruidos,
pero ellos siempre les decían: "¡Sólo somos una tentación, por eso, tengan cuidado!
Recuerden a Dios y no dejen de creer en Él." Ellos les enseñaron a los seres humanos todas
las artes esotéricas y las ramas del conocimiento "oculto": astrología, alquimia, numerología,
las artes curativas y magia. Sin embargo, nunca transmitieron su conocimiento sin advertir a
los aspirantes: si su corazón es puro, están a salvo. Si no, están en peligro de perderse a sí
mismos entre los seres inferiores de la tierra, los ‘genios’.

Hay sesenta versos que mencionan magia en el Corán. "La mágico y tentador" son los
atributos de esta vida mundana en el idioma de los ángeles, los profetas y los santos. En la
tradición profética, también se describe la elocuencia y la poesía como poseedoras de algo
"mágico y encantador." En sus manifestaciones más intensas, tales artes atraen al público con
algo similar a los hechizos. La música también contiene un toque mágico que influye en los
sentidos y lo lleva a uno a una dimensión de júbilo o euforia. Tales cosas, pueden ser
consideradas como un tipo de magia constructiva. De este modo, esto beneficia a la
humanidad. Por otro lado, hay otra magia que separa al marido de su esposa, a los amigos,
hermanos y hermanas, o que causa malos acontecimientos para otros. Este tipo de magia es
inaceptable a causa de su destructividad.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 3 de 14

La magia puede ser tanto constructiva como destructiva cuando viene a la mente. Esta
dualidad de la magia es reflejada en la historia de los dos ángeles, que son tanto hombres
como ángeles, cuya dimensión humana es la de olvidar, y cuya dimensión angélica es la de
recordar y enseñar. Las personas que usan las fuerzas psíquicas hoy en día están igualmente
divididas en dos grupos. Están aquellos que traen exclusivamente beneficios materiales a la
gente y no evitan que causen daño a otros. Estos deben evitarse. Son un peligro para ellos
mismos y para aquellos que los consultan. Luego, están los que ayudan a la gente a armar
sus vidas de una forma constructiva y espiritual. Este último grupo trabaja para la bondad y
goza de la asistencia de los poderes angelicales.

Urwa y el Angel del Consuelo

El ángel del consuelo sigue al ángel del llanto. Cuando el ángel del llanto toca con su ala el
corazón de alguien, esa persona comienza a llorar.

Uno de los grandes santos, llamado Urwa, que vivió hasta muy viejo, comienza a rezar para
que Dios lo retorne hacia Él y lo ubique entre Sus amados. Un día, mientras realizaba esa
plegaria al lado de la tumba del profeta Juan el Bautista, en Damasco, ve a un joven muy
hermoso, vestido de verde y cubierto con una luz resplandeciente, que viene hacia él. El joven
le sonríe y dice: "¡Oh mi padre, quiera Dios bendecirte! ¿Qué plegaria estás ofreciendo?"

Urwa le cuenta: "¡Oh mi hijo, quiera Dios tener misericordia de ti! Estoy pidiendo por un buen
final y un rápido retorno a Dios, por un buen reencuentro con los amados. ¿Quién eres tu, mi
querido hijo?"

El dice: "Yo soy la misericordia de tu Señor, enviado para consolar a los seres humanos. Mi
nombre es Artiyail y soy un ángel. Fui creado para borrar la tristeza y el dolor del pecho de
aquellos amados por Dios." Luego el ángel desaparece y la tristeza de Urwa se va con él.

Un día, los discípulos de otro gran santo van con cierta tribu en Asia Central. Pasan las
semanas y ellos no regresan. Un día su maestro, abatido, está meditando, preocupado de que
algo pudiera haberles ocurrido. Un pájaro verde del Paraíso llega a su ventana, y comienza a
cantar con una voz que limpia su corazón de toda tristeza: "Yo soy Artiyail. ¡Soy el destructor
de la tristeza! Soy el portador de las buenas noticias a los corazones de niños, mujeres y
hombres, jóvenes o viejos. Les traigo noticias de sus amados."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 4 de 14

Luego, el maestro dice: "¡Sabia que Artiyail vendría, pero primero tuve que desesperarme!"

Artiyail es el ángel que permite a la gente retornar a sus vidas normales y liberarse de los
tormentos de la depresión y la ansiedad. "Verdaderamente los amigos de Dios son
aquellos que no temen, ni se afligen.....Para ellos son las buenas nuevas en la vida del
mundo y en el Más Allá" (10 : 62,64).

Estas enfermedades del alma son grandes pruebas que Dios envía a los seres humanos, para
recordarles que ellos no deberían correr detrás de cosas materiales y olvidar su herencia
angelical. Los ángeles siempre recuerdan a Dios. Si ellos pararan, instantáneamente dejarían
de existir. Similarmente, los seres humanos necesitan recordar al Creador de todo lo que los
rodea, para vivir en felicidad y gratitud.

Dios ordenó a los ángeles que sirvieran a aquellos que Lo recuerdan, y que combatan a
aquellos que Lo olvidan. Esto no es para castigarlos, sino para ayudarlos y corregirlos. Los
bebés y los niños lloran cuando se les da medicina amarga. Los adultos saben que necesitan
las energías angélicas de bondad y belleza y si eligen ignorar tal necesidad, se les recuerda a
través de la medicina de la depresión. Este último es el efecto del "shock al sistema" de
aquellos que se olvidan de Dios, el Creador de la bondad y la belleza.

La característica de una naturaleza angélica es ser capaz de alimentarse y dormirse en el


recuerdo de Dios, mientras que las bestias brutas son incapaces de alimentarse de otra cosa
que no sean pasturas, o de dormirse sin abandonar la conciencia. Cuando los seres humanos
se olvidan de recordar a Dios por un largo período de tiempo, se forma herrumbre en el
corazón. La depresión se establece y la melancolía encuentra un hogar permanente. Es por
esto que el Profeta dijo: "Todo tiene un lustre, y el lustre de los corazones es el recuerdo de
Dios."

La depresión es una enfermedad del corazón y del alma, que sólo es posible a través de la
distracción ó estado de inatención. Un corazón vigilante mantiene la creencia, la esperanza y
la confianza apostados en su puerta como muchos ángeles guardianes. Nunca permite que
entren la oscuridad de la depresión y la duda. Los corazones humanos son un tesoro precioso.
Muchos ladrones espían en las sombras circundantes para robarlo y saquearlo. Los ladrones
nunca irán a una casa vacía. Sin embargo, cuando el dueño del tesoro es un amigo de Dios, el
tesoro está bien guardado. Sus guardianes son alimentados y pagados con la moneda
corriente de la fe y el recuerdo. Si no hay fe, no hay guardianes. Si no hay recuerdo, no hay
salario. Sin guardianes, las puertas del palacio quedan abiertas para lo no deseado. Es por
ello que el Corán insiste en que: "Verdaderamente hemos honrado a todos los hijos de
Adán" (17 : 70). La explicación de ese honor, es el tesoro que Dios depositó en los corazones
de los seres humanos.

Los ángeles enseñan a aquellos entre los seres humanos que son capaces de conectarse con
ellos y que nunca los engañarían o robarían la luz angelical contenida dentro de sus
corazones.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 5 de 14

Un Santo y el Arcángel Miguel

Dios creó al Arcángel Miguel y lo puso a cargo de la naturaleza, la lluvia, la nieve, los truenos,
los relámpagos, el viento y las nubes. Luego asignó a una creación completa de ángeles para
que lo ayuden y los colocó bajo su comando. Estos ángeles son incontables y nadie salvo Dios
conoce su número. Dios le dio poder a Miguel para ver la dimensión completa de los universos
creados en un instante, sin interferencia. El sabe, en todo momento, dónde tiene que enviar
lluvia, viento, nieve y nubes sin esfuerzo de su parte.

Los ángeles que lo ayudan se clasifican por tamaño, desde el tamaño más inmenso que el
hombre pueda imaginar hasta las especies más pequeñas que viven en esta tierra. Ellos
llenan la atmósfera entera de cada estrella y planeta en todo universo. Sus alabanzas a Dios
pueden ser oídas por los otros ángeles, por los profetas, por los santos y por los niños
pequeños. "El trueno ensalza con himnos Su alabanza, e igual hacen los ángeles, por
temor de El. El lanza los rayos, y conmueve con ellos a quien El desea, mientras que
ellos discuten dudando por lo concerniente a Dios, y El es Poderoso en ira" (13 : 13).

Miguel es el ángel de la misericordia, que es otro nombre para lluvia en Arabe. Fue creado de
la luz del atributo de Dios al-Rahman, "el Misericordioso". Nunca se lo vio sonreír después de
que se creó el infierno. Fue creado antes que Gabriel.

Una vez, Gabriel y Miguel visitaron al Profeta Muhammad. El Profeta tenia un cepillo de
dientes de madera en la mano, que inmediatamente se lo entregó a Gabriel, el ángel que
constantemente le trajo la Revelación. Gabriel dijo: "¡Oh Muhammad! dáselo al ángel mas
viejo." El Profeta Muhammad se lo dio a Miguel y luego dijo: "Dios me dio dos asistentes
celestiales para que me ayuden a transmitir mi Mensaje - Gabriel y Miguel." Dios siempre
envió a Gabriel y a Miguel cuando se trataba de temas importantes para los seres humanos.

Gabriel es el que llama a la oración en los cielos y Miguel es el que dirige la oración
(imam).Dios creó una casa para Si Mismo en el paraíso (al-bayt al-mamur), a la que los
ángeles van en peregrinación todos los días, cinco veces. Allí se realizan las cinco oraciones y
todas son anunciadas por Gabriel y dirigidas por Miguel. Todos los ángeles vienen con sus
luces y ornamentos, sus joyas y fragancias, cantando y alabando a Dios con su música
celestial. Algunas personas en la tierra, especialmente los niños, son capaces de escuchar sus
voces. Este sonido les da un placer indescriptible. Cada ángel canta y alaba en un idioma
diferente, sin antagonismo ni desarmonía. Todos ruegan a Dios por misericordia para los seres
humanos y le piden que eleve el estado de la gente para que puedan escuchar y ver estas
ceremonias diarias. Para recompensar a los ángeles por sus alabanzas, por la sinceridad de
sus intercesiones y para mostrarles la gran extensión de Su misericordia, Dios en todo
momento derrama Su misericordia sobre los seres humanos.

Hasta el tiempo de Noé, la Casa de Dios existió en la faz de la tierra. La gente venia de todas
partes del mundo, para caminar ceremoniosamente a su alrededor, de la misma forma en que

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 6 de 14

los peregrinos caminan alrededor de la Kaaba en Meca hoy en día. Cuando Dios resolvió
enviar el diluvio para sumergir al mundo, ordenó a Sus ángeles transportar la casa celestial
elevándola hasta el cuarto cielo. Desde entonces está allí, con los ángeles caminando
continuamente a su alrededor en estado solemne. Se transformó en un palacio del paraíso.
Su único remanente en la tierra es la Piedra Negra en la Kaaba, que solía ser blanca como el
palacio de donde venia, pero fue oscurecida, ennegrecida por los pecados de la humanidad.
Fue dejada en la tierra para el recuerdo. Todo el que la bese, es como si besara la mano
derecha de Dios en la tierra.

Cuando los ángeles llevan la Casa celestial hacia los cielos, sus brazos cercan todo el edificio.
Por orden divina, ellos caen desmayados y no se sabe si son los ángeles los que llevan la
Casa o es la Casa la que lleva a los ángeles, porque el sólo hecho de levantar esa morada
sagrada les hace perder sus sentidos. En el cuarto cielo, Dios Todopoderoso creó un púlpito
de esmeralda verde dentro de la Casa. Aumentó el número de sus puertas a tres. Una puerta
está hecha de topacio, una de berilio verde y la última de oro rojo. Él creó una capilla de
oración de perlas blancas y delante de ella puso una cortina divisoria de muchas variedades
de piedras preciosas. Luego levantó el minarete, enfrente de la puerta del medio de la Casa,
hecho todo de diamantes. En la oración semanal en congregación, cuando los que llaman a la
oración se suben a los minaretes de la mezquita, Dios ordena al ángel Gabriel que suba a esa
minarete de diamantes y que haga el llamado a la oración. Cuando los ángeles de los siete
cielos escuchan su voz, todos se congregan alrededor de la Casa celestial en el cuarto
paraíso.

Luego, el ángel Miguel se sube al púlpito y da el sermón. Cuando el sermón termina, Miguel
desciende y el ángel Israfil dirige a los ángeles reunidos en la realización de la oración
semanal del Viernes. Después de las últimas palabras de la oración, Gabriel se levanta y dice
a los ángeles: "¡Oh mis ángeles hermanos! Den testimonio de lo que yo voy a decir. Estoy
transfiriendo todas la recompensas que Dios Todopoderoso ha escrito para mí por realizar hoy
el llamado a la oración, a los hijos de Adán - aquellos que hoy hayan convocado a la gente a
rezar por amor a Dios, desde todos los minaretes del mundo." Luego Miguel se levanta y dice:
"¡Ustedes asamblea de ángeles! Den testimonio de mis palabras. Las recompensas por el
sermón de hoy las doy como un regalo a todos aquellos que hoy hayan dado un sermón en
congregación en la tierra para el placer de Dios." Luego Israfil también se para y se dirige a
los ángeles: "¡Oh ustedes ángeles de Dios! Den testimonio de que estoy entregando todas las
recompensas que Dios Todopoderoso me otorgó por dirigir la oración semanal, a todos los
que hoy han dirigido la oración en todo el mundo."

Entonces todos los otros ángeles se unen y dicen: "Dios nos creó para amar a los seres
humanos, para cuidarlos y para enviar paz y felicidad a sus corazones. Nosotros somos sus
servidores, y al mismo tiempo, sus amantes guardianes. Todo el que fue creado por Dios en
los cielos y en la tierra, debe dar testimonio de que nosotros donamos las recompensas de
nuestras plegarias a todos aquellos que han hecho esta oración con buena intención y pureza
de corazón."

El Señor Todopoderoso de los cielos, les habla y dice: "Oh Mis amados ángeles, a quienes he
creado de la luz del amor y la belleza, ¿tratan de ser más magnánimos que su Señor? Sepan
que Yo, de la abundancia de Mi munificencia, he mandado toda Mi misericordia para todos los
servidores en Mi corte, cuyas frentes se inclinaron hacia Mí y tocaron el suelo hoy, y también
por Mis servidores que no pudieron participar de la oración en congregación por cualquier
excusa. Yo he dado recompensas innumerables para todos aquellos que han honrado este

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 7 de 14

día y han inclinado sus cabezas en respetuosa devoción."

Para cada creyente y sus ángeles guardianes, Dios crea un árbol en el paraíso. Bajo su
sombra, uno puede caminar por cien años. Sus hojas están hechas de esmeralda verde, sus
flores de un raro diamante del color del oro. Sus ramas son de brocado de seda. Sus frutos
tienen un sabor celestial y su savia es de jengibre y miel. Su tronco es de zafiro, su suelo de
musk y su césped de azafrán. De sus raíces brotan ríos sin fin y fluyen por todas partes. A sus
pies se levanta un trono de oro erigido para su dueño y adornado con todo tipo de
ornamentos.

Dios creó ángeles especiales, incomparables en belleza, para atender a esa persona. Ellos
están a su servicio, con rostros radiantes como lunas y cabellos como hilos de perlas. De sus
ojos emana una luz que abre innumerables ventanas hacia nuevas creaciones, formadas sólo
para que la persona las contemple.

Miguel es el custodia de los Árboles-Campanas del paraíso. Estos son arboles de oro con
campanas hechas de plata, de cada una de las campanas emana una luz a una distancia de
mil años. Los ángeles guían a los habitantes del paraíso a través de la luz de esas campanas.
Esa luz les permite ver lo que ningún ojo ha visto antes, escuchar lo que ningún oído escuchó,
ni ninguna mente imaginó antes. Dios le dice a Miguel: "Ordénale al Árbol-Campana que
exude de sus ramas un musk, cuya fragancia nunca antes haya sido percibida, para deleitar a
los habitantes del paraíso. Miguel ordena que un viento de sándalo emane de debajo del
Trono de Dios y descienda sobre estos árboles. El viento agita las campanas de plata y
provoca un sonido tan dulce en el aire que si las personas de la tierra lo pudieran escuchar,
morirían instantáneamente. ¡Tan intenso es el placer de escucharlo!

Un santo entra en un bosque para buscar madera para su chimenea. Es invierno y está
nevando fuerte. Ve una luz en el medio del bosque. Al aproximarse a la luz, se da cuenta de
que hay un hombre parado en el medio y lo escucha recitando:

Alabado sea Dios, Quien hace que los corazones crean

Y hace dulces a las lenguas que declaran que Él es Uno,

Quien ha hecho a los tiranos postrarse ante Él,

¡Y enrolló como un globo apresado en Su mano

Lo que fue, y es, y lo que vendrá!

El santo se aproximó a él y le dijo: "¡La paz esté contigo!"

"Y que contigo sea la paz, ¡Oh santo de Dios!"

"¿Quién eres tú y cómo me conoces?"

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 8 de 14

"La luz del conocimiento iluminó mi corazón. Te conozco con la certeza del Uno, Quien se
sienta en el Trono. Mi nombre es Miguel, el ángel."

"¡Oh Miguel! ¿Cuándo alcanza un servidor de Dios el estado de santidad?"

"Cuando la bandera de la guía se agita sobre él y la luz de la protección lo abarca. En ese


momento, el estado de perfección comienza a aparecer en él."

"Cuéntame más sobre este estado."

"Dios tiene servidores de escasas palabras, que mantienen la vigilia con frecuencia y se visten
con los hábitos de la alabanza de Dios. Sus lágrimas son como ríos en la Divina Presencia de
Dios; su intercesión a favor de los seres humanos es constante. Su alimento es lo único que
necesitan para sobrevivir. Sólo duermen cuando la fatiga los vence. Se purifican a si mismos
hasta alcanzar el estado de cercanía. Cuando se aproximan, Dios cambia la vestimenta de su
pobreza por aquella de Su poder y generosidad. Quienquiera que los mire en ese momento,
sólo lo verá a Él."

Luego Miguel recitó:

Jardines del Edén en dónde ellos entran,

junto con todos lo que hacen justicia por sus padres,

y sus compañeros y sus generaciones.

Los ángeles entran hacia ellos desde todas las puertas,

diciendo: La paz sea con ustedes porque ustedes perseveraron.

Oh, será un paso dulce

el éxito del Hogar celestial. (13:23-24).

Miguel es ayudado por un ángel llamado Trueno, el guardián de las nubes, quien las envía a
dónde Miguel quiera que vayan. El sostiene un enorme palo con el que golpea las nubes, y las
mueve en cualquier dirección que Dios desee. La voz que nosotros escuchamos cuando
truena, es el sonido de su alabanza. De ese sonido, Dios crea ángeles que acompañan cada
gota de agua que cae en la tierra y en el mar. Estos ángeles hacen descender la misericordia
de la lluvia y luego retornan a la Divina Presencia. Todos están bajo las ordenes de Miguel,
excepto las gotas de nieve. Los ángeles que acompañan la nieve, descienden y se quedan
con los seres humanos para alabar y glorificar a Dios. Sus recompensas son escritas en los
libros de los seres humanos y serán contadas como propias en el Día del Juicio. Es por esto,
que la nieve es una bendición aún mayor que la lluvia.

Las nubes tienen otro ángel guardián llamado Annan, y los relámpagos tienen otro, llamado

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 9 de 14

Rafael. Rafael tiene cuatro caras diferentes: una celestial, una humana, una visible para la
gente de las tumbas y otra visible para aquellos que están en el Mas Allá. Un santo de nombre
al-Ghujduwani una vez recibió una orden celestial transmitida por Miguel, de visitar cierta
montaña y mirar una roca con el poder divino que Dios le había concedido. Cuando miró la
roca, miles de manantiales comenzaron a brotar de ella y formaron una gran catarata. Dios
dijo: "De cada gota de esta agua Yo estoy creando un ángel cuya alabanza continuará hasta el
Mas Allá. Sus recompensas serán escritas en el libro de los seres humanos. Tu trabajo, Oh
Ghujduwani, será el de darle un nombre diferente a cada uno de estos ángeles y ellos estarán
bajo las ordenes de Miguel."

Al pedirle a Ghujduwani que le de nombres a millones de ángeles y al permitirle conocerlos por


sus características individuales, Dios estaba mostrando que le estaba otorgando un poder de
creación angelical y un conocimiento superior al de Sus otros servidores. Tal es el obsequio de
Dios a Sus santos - El hace que ellos sean como ángeles y se vanagloria por ellos ante la
multitud celestial.

Un Santo y los Angeles del Arbol de las Hojas, de los Sueños y


Premoniciones, y del Atardecer y Amanecer

Dios creó a un grupo entre los ángeles diferente al de los ángeles del recuerdo. Ellos están a
cargo de cada semilla en la tierra, cada hoja que cae al suelo y de todo en la naturaleza, tanto
húmedo como seco, verde y muerto. "Ni una hoja cae sin que El lo sepa, ni una semilla en
medio de la oscuridad de la tierra, húmeda o seca, sin que sea anotado en un claro
registro" (6:59). Ellos también vigilan los eventos de los humanos y otros seres que entran en
el reino de la naturaleza inhabitada. Si un ser humano está en algún lugar sin ayuda, él deberá
decir: "¡Oh servidores invisibles de Dios, auxílienme con su ayuda! Y quiera la misericordia de
Dios estar con ustedes."

Ahmad ibn Hanbal dijo: "Yo hice la peregrinación cinco veces y en tres de estas cinco veces fui
a pie. Una vez me perdí en el desierto, entonces repetía continuamente, ‘¡Oh servidores de
Dios, guíenme al camino correcto!,’ y encontré mi camino poco después." Si uno pronuncia
esta oración sinceramente, los ángeles lo guiaran y lo protegerán de los perjuicios del viaje y
de la hostilidad de los espíritus rebeldes.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 10 de 14

Los ángeles de la naturaleza están bajo la autoridad del Arcángel Miguel. Ellos tienen a su
mando legiones y multitudes angelicales, constantemente pidiendo perdón para los seres
humanos. Su intercesión es según el infinito número de especies y géneros en la naturaleza
que ellos vigilan. Piden la intercesión del Señor y Creador de todo lo grande y lo pequeño.
Hasta las hojas de los árboles son causa del perdón de los seres humanos y el Señor de la
creación bendice a los seres humanos por su intermedio.

Un santo famoso se purificó a si mismo a un punto tal, que podía escuchar la intercesión de
los ángeles de las hojas de los árboles y de toda la naturaleza. El comenzó a recitar con ellos:

Alabado sea el Dios de la creación,

El Señor de todo,

Quien creó antes que el cielo se alzara

y la tierra se aplanara,

Antes que se instalen las montañas

y los manantiales se formen para brotar,

Antes que los océanos fueran contenidos y los ríos amansados,

Antes que el sol fuera situado encendido, y la luna y las estrellas,

Quien escribió en el Libro de Su conocimiento el nombre

De cada gota de lluvia, de cada hoja y semilla,

Quien es dueño de todo lo que desciende del cielo

Y que asciende de la tierra,

Y todo lo que crece bajo ella,

Y la ha confiado a Sus servidores,

Los leales, determinados, infatigables ángeles.

El también creó a los ángeles de los sueños y las premoniciones. Una Tradición del Profeta
Muhammad dice: "El buen soñar es la cuarentaiseisava parte del mensaje profético." Dios
creó ángeles específicos que despliegan visiones y sonidos a la persona dormida. Estas
visiones toman una forma física, que puede ser sentida dentro del sueño de los individuos.
Cada sueño corresponde al soñador. Esto está probado por el hecho de que la persona que

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 11 de 14

duerme en un lugar donde hay muchas personas despiertas, ve lo que nadie más ve en ese
momento. Esto es, porque cada persona tiene su propio ángel individual a cargo de enviar la
información contenida en sus sueños.

Por lo tanto los sueños pueden ser reales, confirmando lo que pueda ocurrir en el futuro de
ese individuo, pero él lo ve ocurrir de antemano. Por otro lado, el sueño se puede referir a un
ítem especifico de conocimiento, fenoménico o espiritual, relacionado con la vida diaria del
soñador. En ambos casos, pueden ser buenas nuevas o una advertencia.

Abu Bakr Ibn Furq escribió sobre el tema de los sueños que nos advierten sobre un evento
futuro y su relación al reino angélico. Él se durmió la noche de un martes en el año 1165. Vio a
un ángel aproximarse, vestido en un hermoso y sutil cuerpo de luz. El ángel le dijo: "Dios nos
ha creado a nosotros y Te ha creado a ti. Es Él Quien hace que tu vivas o mueras. Es Él Quien
te resucita y te lleva al paraíso, es Él Quien te conecta con tu alma después de la muerte.
Todo lo que recibimos en los cielos proviene de Él. Todo lo que tu recibes en la tierra, proviene
de Él." El ángel desapareció y Abu Bakr se despertó. El escribió: "Yo supe desde el principio
que el ángel me había provisto de todo el conocimiento que yo necesitaba para completar mi
trabajo. Cuando terminé de escribir, mi libro sobre ángeles y sueños contaba con seiscientas
páginas."

Dios creó un ángel llamado Sharahil, que es el maestro a cargo de la noche. En el lugar de la
puesta del sol, él cuelga un diamante negro sobre el horizonte Occidental. En el lugar de la
salida del sol, otro ángel llamado Harahil, a quién se le confió el amanecer de la luz del día,
sostiene un diamante blanco y lo cuelga sobre el horizonte Oriental. Como los polos de un
imán gigante, estos diamantes angélicos actúan para mantener la rotación de la tierra y
aseguran la progresión ordenada de la noche y el día: "No debe el sol alcanzar la luna, ni la
noche aventajar al día. Cada uno flota en una órbita (de acuerdo a la Ley Divina)" (36:40).

¡Por el sol y su brillo,

Por la luna cuando lo sigue,

Por el día cuando lo descubre brillante,

Por la noche cuando lo oculta,

Por el cielo y Quien lo construye,

Por la tierra y Quien la extiende,

Por el alma y Quien la perfecciona,

Y la inspira con conciencia de lo que está mal y lo que está bien para ella!

Verdaderamente tendrá éxito quien la haga crecer,

Y verdaderamente fracasará quien la corrompa....(91:1-10)

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 12 de 14

El sol nunca brilla voluntariamente, sino que es obligado e incitado por setenta mil ángeles a
cada momento. Estos ángeles se dirigen al sol con palabras muy duras, diciendo: "¿Brillarás o
deberemos golpearte y apedrearte?"

Pero el sol contesta: "¿Cómo puedo brillar cuando sé que yo debería ser alabado en lugar del
Creador?"

Los ángeles continúan: ¡El Señor te ordena brillar, por lo tanto brilla!"

Esto ocurre continuamente, ya que el sol siempre está brillando en algún lugar, y a veces los
ángeles tienen que hacer realidad sus amenazas. Por eso el sol es "apedreado" con
asteroides que caen dentro de él, provocando inmensos incendios y formando cráteres
enormes.

Angeles, un Santo y Hablando en Idiomas

Una vez durante su última enfermedad, un santo rezaba: "¡Oh Dios! He tenido miedo ante Ti,
pero hoy te suplico. Tú sabes que yo no he preferido a este mundo más que a Ti. Yo no he
tratado de engañar ni defraudar, ni de acaparar palacios, ni granjas, ni propiedades llenas de
árboles fructíferos, ganado y manantiales. Tú sabes que yo pasé mi vida tratando de ayudar a
los pobres, visitar a los enfermos, ayudar a los necesitados, recibir a extranjeros y cuidar de Tu
creación. Tú sabes que fui a las reuniones angélicas de gente buena, alabando, cantando,
llamándote y recitando Tu recuerdo. Tú sabes que busqué la ayuda de Tus ángeles. ¡Oh Dios!
Tú sabes que mi corazón anhela por Ti. ¡Oh mi Señor! Ese dolor por amor que siento en mi se
lleva mi mente y me hace desvanecer. Ya no lo soporto más."

El santo vivió su vida en armonía con las alabanzas ilimitadas de la creación. El Profeta
Muhammad le enseñó a sus Compañeros esta adoración, permitiéndoles escuchar la alabanza
a Dios de la piedras, animales y árboles. Toda la creación, constantemente alaba a Dios y se
postra ante Él. "Y ante Dios se posterna todo lo que hay en los cielos y en la tierra de las
criaturas vivientes, y también los ángeles, y no están orgullosos" (16:49). Los seres

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 13 de 14

humanos son elevados al nivel más honorable, al ser alistados junto con los ángeles. Es por
esto, que los ángeles vierten bendiciones especiales sobre los seres humanos que recuerdan
a su Creador y Dios se vanagloria de ellos ante Sus ángeles con estas palabras: "Miren a Mis
servidores, que dejan sus placeres a pesar de sí mismos para alabarme." "Aquellos que
dicen: nuestro Señor es Dios y después son rectos, los ángeles descenderán sobre
ellos, diciendo: no teman, ni se aflijan, más bien escuchen las buenas nuevas del
paraíso que se les ha prometido" (41:30).

El Profeta Muhammad dijo que Dios creó ángeles especiales, que vagan por la tierra para
encontrar a la gente que esta ocupada en Su recuerdo (dhikr). Cuando los ángeles encuentran
a ese grupo recitando Sus alabanzas y cantando Sus nombres, ellos se llaman unos a otros y
rodean a ese grupo con capas sobre capas de ángeles, hasta que alcanzan el cielo más
cercano, a la distancia en la que está el conocimiento de Dios. Luego Dios les pregunta a Sus
ángeles: "¿Qué están haciendo Mis servidores?" No pregunta porque no lo sabe, sino porque
quiere que la respuesta sea dicha en voz alta para que nosotros la sepamos.

Los ángeles responden: "¡Te están alabando y exaltan Tu nombre y Te están glorificando y
recitan Tus hermosos atributos!"

Entonces Dios pregunta: "¿Me han visto Mis servidores?"

Cuando los ángeles contestan: "No," Dios pregunta: "¿Qué tipo de alabanza ellos harían si
realmente Me vieran?"

Los ángeles responden: "¡Oh nuestro Señor! Si ellos Te vieran, serian incapaces de parar de
alabarte, de adorarte y de declarar su amor por Ti."

Luego Dios pregunta: "¿Qué es lo que piden Mis servidores?"

Los ángeles responden: "Ellos piden por Tu paraíso."

Dios pregunta: "¿Ellos lo han visto?"

Los ángeles responden: "¡Oh nuestro Señor! No, ellos no lo han visto."

"¿Qué pasaría si lo vieran?" Dios pregunta.

Los ángeles responden: "Si ellos lo vieran, estarían aún más atraídos hacia él, al punto de
olvidarse de todo lo demás en sus vidas!"

Luego Dios pregunta: "¿De qué están huyendo?"

Los ángeles contestan: "Ellos están huyendo del fuego del infierno, al que ellos temen
enormemente".

"¿Ellos lo han visto?" Dios pregunta.

"¡Oh nuestro Señor! No, ellos no lo han visto," responden los ángeles.

"¿Qué pasaría si ellos lo vieran?" Dios pregunta.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
Zahra y los angeles de la Magia Página 14 de 14

Los ángeles responden: "Si ellos vieran Tu fuego, estarían más decididos a huir de él, al punto
de olvidar todo lo demás en sus vidas!"

En ese momento Dios dice: "¡Oh Mis ángeles en el cielo y en la tierra! Los tomo a ustedes
como testigos de Mi palabra, que Los he perdonado."

Uno de los ángeles dice: "¡Oh mi Señor! Había alguien entre ellos que no pertenece a su
grupo, pero llegó a ellos por otra necesidad."

Dios dice: "Si alguien estuviera sentado en compañía de ese grupo, sus pecados también
serán perdonados y no tiene nada que temer."

A causa de su añoranza por Dios, el santo se desvanece. Cuando se despierta, él continúa:


"¡Oh Dios! Tú sabes que yo tenia un hijo que murió como un mártir, y él me dijo en su forma
angélica que ha estado en una reunión de ángeles, profetas, verdaderos santos, mártires y
gente justa. ¡Oh Dios! Permíteme estar a mi también en una reunión similar."

En ese momento, los ángeles lo rodean y se hacen visibles para él, saludándolo, sonriéndole
y animándolo con palabras afectuosas. A él se lo ve elevándose en el aire y gritando los
nombres de los ángeles. El comienza a decir: "Ése es Artiyail, y ése es Harail, y ése es el
ángel de las sombras, y ése es el ángel del viento, y éste es el ángel de lo inexistente, y ése
es el ángel de las lágrimas, y éste es el ángel del mar, y ése es el ángel del trueno, éste es el
ángel Gabriel, ése es el ángel Miguel, éste es Ridwan, el ángel del paraíso, y ése es Malik, el
ángel del infierno. Aquí están los ángeles del dormir y del soñar, y los ángeles de la provisión,
y los ángeles de la vegetación, y los ángeles espíritus, y los querubines, y los serafines, y
aquellos que son acercados, y los ángeles de las montañas, y Rafael, y éstos son los ángeles
de las hojas de los árboles, y los ángeles del planeta tierra, y aquellos de las estrellas, y de la
luna, y del sol, y de las galaxias..."

Luego el santo comienza a hablar en un idioma que nadie puede entender, hasta que
finalmente le pide al ángel de la muerte que tome su alma para alcanzar a su Creador, y ser
colocado allí como un poder angelical. Él muere con los ojos abiertos cubiertos de luz.

La palabra de Dios a los ángeles y sus respuestas forman un diálogo de corazones derretidos,
que conforta y eleva los corazones de los creyentes. Dios nos está diciendo que nos unamos,
nos amemos y nos ayudemos unos a otros, y que nos perdonemos, todo por el hecho de que
Él nos creó, y Él nos ama. La mejor clase de reuniones son aquéllas donde sólo se menciona
y recuerda a Dios entre los que se reúnen. Incluso, el sólo hecho de sentarse cerca de una
reunión semejante aunque uno no participe de ella, asegura el perdón de uno en la Presencia
Divina de Dios. Cuando nosotros Lo mencionamos, Dios nos menciona a nosotros en una
asamblea exaltada y en una reunión mucho mejor que la nuestra.

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/10zahra.htm 03/01/2002
El futuro Página 1 de 18

PARTE TRES - EL FUTURO

Israfil, el Arcángel que sopla la Trompeta

"El horror supremo no los afligirá, y los ángeles les darán la bienvenida, diciendo: Este
es vuestro Día, que les fue prometido" (21 : 103).

"El día cuando los cielos y las nubes se separarán, y a los ángeles se les mandará
descender, será un gran descenso" (25 : 25).

"¿Entonces cómo será con ellos cuando los ángeles los reúnan, golpeándoles en el
rostro y en la espalda ?" (47 : 27).

Después que Dios creó el Trono, creó la Trompeta y la colgó en el Trono. Luego dijo, "¡Sé!" y
el ángel Israfil apareció. El le ordenó que recogiera la Trompeta, que es como una perla blanca
y transparente como el cristal. Dios hizo agujeros en la Trompeta, de acuerdo al número de
espíritus y ángeles creados sin duplicación. En el medio de la Trompeta hay una abertura más
grande que el cielo y la tierra juntos. Israfil es capaz de tapar esa abertura de arriba abajo,
colocando su boca sobre ella. La longitud de esta Trompeta es de setenta mil años luz y su
cuerpo esta dividido en siete troncos. Dios le dijo a Israfil: "Yo te ordeno que toques la
Trompeta cuando Yo te lo diga." Israfil está de pie en la base del Trono, y espera la orden de
Dios. Está tan cerca de Dios, que entre él y su Señor hay sólo siete velos de luz. Una de sus
alas está en el Este, otra en el Oeste, otra abarca las siete tierras, y la cuarta ala está sobre su
cabeza para proteger sus ojos de la luz de Dios.

Un día el Profeta Muhammad estaba sentado con Gabriel y el cielo se abrió. Gabriel se hizo
pequeño y pareció caer en el suelo como si se postrara, y un ángel inmenso vestido de blanco
apareció ante el Profeta Muhammad y dijo: "¡Oh Muhammad! Dios te envía saludos y te da la
elección de ser un profeta-ángel o un profeta-servidor." El Profeta Muhammad respondió: "El
momento más feliz de mi vida será cuando mi Señor me llame: ‘¡Oh Mi servidor!’ ¡Oh servidor
de Dios! Yo elijo ser un profeta-servidor."

Y Gabriel reveló: "Dios elige mensajeros entre los ángeles y también entre los hombres.
Dios todo lo oye, todo lo ve" (22 :75). Luego el ángel desapareció. El Profeta Muhammad le
preguntó a Gabriel : "¿Quién era ese ángel?" Gabriel dijo: "Ese era Israfil. Desde el día que
Dios lo creó, no levantó sus ojos del suelo por miedo a su Señor. Entre él y Dios hay siete

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 2 de 18

velos de luz y si él pasara tan sólo uno de ellos sería aniquilado. La Tabla Preservada, sobre la
cuál se escriben los destinos de la humanidad, yace ante él. Cuando Dios permite que algo
entre en existencia en el cielo o en la tierra, esa Tabla es levantada y él la lee. Si una tarea
cae dentro del circulo de acción del ángel de la muerte, Él le ordena que la realice. Si cae en
mi esfera, Él me ordena hacerla; y si corresponde a la esfera de Miguel, Él le ordena de igual
forma. ¡No pensé que Israfil pudiera bajar a la tierra antes del Día del Juicio y es por eso que
tuve miedo!"

En el Día del Juicio Dios le ordenará a Israfil que toque esa Trompeta. Con el primer sonido de
la Trompeta, todas las cosas malas serán disipadas y sacadas de la tierra. Las malas acciones
y todo lo relacionado con ellas desaparecerán. Los libros sagrados brillaran en todos lados.
Los ángeles aparecerán y mostrarán los lugares donde permanecieron en su estado original.
La memoria de las enseñanzas celestiales nuevamente estará fresca en la mente de la gente.
Todas las maneras de buen carácter, dignidad, honor, misericordia y bendiciones serán traídas
a toda la tierra y se convertirán en norma. Los ángeles se sentirán bienvenidos al caminar
sobre la tierra por primera vez. Nadie tendrá fuerza para hacer ningún mal en el mundo. La
creencia en Dios y en el conocimiento de las cosas espirituales será la conversación diaria de
todos, jóvenes y adultos. La luz angelical aumentará sobre la tierra a tal nivel, que todo lo triste
se pondrá feliz, todo lo malo será bueno, todo lo pobre será rico y todo lo feo será hermoso.

Con el segundo sonido de la trompeta, todos los seres en los cielos y en la tierra entrarán en
un estado de perplejidad y tendrán miedo. Caerán sobres sus rostros y se desmayarán
creyendo que el Día del Juicio ha caído sobre ellos. Esto está descripto en el Corán: "Y la
trompeta se tocará, y todos los que están en los cielos y en la tierra caerán fulminados,
salvo los que Dios quiera. Luego se tocará la trompeta por segunda vez, y véanlos a
ellos parados esperando!" (39 : 68).

El sonido de esa trompeta será tan terrible y aterrador, que todos los seres perderán la
conciencia. La tierra comenzará a agitarse y a levantarse y bajarse alternativamente, las
estrellas caerán de los cielos, la luz desaparecerá, el sol y la luna perderán su luz, y todo será
sumergido en una abismal oscuridad. Las montañas saltarán de sus lugares y se convertirán
en polvo, y ascenderán como nubes sobre la tierra. El agua de los océanos se secará. Al igual
que el viento arrastra la paja, la creación será soplada por esas tormentas cataclismológicas.

La gente buena será cubierta con vestidos de luz y misericordia que los ángeles harán
descender en olas. Los ángeles destruirán todas las acciones malas y vergonzosas, las cuáles
desaparecerán como el polvo que debe ser limpiado de los muebles en un enorme palacio.
Ellos traerán luz y sonrisa a aquellos que creyeron en ellos, como los padres sonríen a sus
hijos, para tranquilizarlos en ese día. Ya que en el Día del Juicio, no habrá nadie que no
necesite ayuda y sentir seguridad.

Con el tercer sonido de la Trompeta, Dios vestirá y adornará a todos los seres humanos con
poder angelical y los enviará junto con la multitud de Sus servidores. Allí habitarán en esa luz
divina indescriptible que les permitirá alcanzar la vida eterna del paraíso.

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 3 de 18

Los Angeles de la Misericordia y de la Ira

"Por cierto que a quienes los ángeles toman en la muerte en estado de iniquidad, los
ángeles les preguntarán: ¿En qué estabas ocupado? Ellos dirán: Estábamos oprimidos
en la tierra. Los ángeles dirán: ¿Acaso la tierra de Dios no era lo suficientemente amplia
como para que emigráseis a ella? En lo que respecta a ellos, su morada será el infierno,
un mal final del viaje" (4:97).

"Si ustedes pudieran ver como los ángeles reciben a aquellos que no creen, golpeando
sus rostros y sus espaldas y diciendo: ¡Saboreen el castigo del fuego!" (8:50).

"Quienes hayan recibido la Ciencia dirán: Hoy la desgracia y el mal caerán sobre los no
creyentes, a quienes los ángeles llaman (a la hora de la muerte), después de haber sido
injustos consigo mismos" (16:27-28).

"A aquéllos que han sido buenos los ángeles los llamarán (a la hora de la muerte),
diciendo: ‘¡La Paz sea sobre vosotros! Entren en el Jardín, como premio a vuestras
obras!" (16 : 32).

"¡Oh ustedes que creen! Guardáos, vosotros y vuestras familias, de un Fuego cuyo
combustible lo forman hombres y piedras, y sobre el que habrá ángeles gigantescos,
poderosos, que no desobedecen a Dios en lo que les ordena, sino que hacen lo que se
les ordena" (66 : 6).

"No hemos puesto sino a ángeles como guardianes del Fuego, y no los hemos puesto
en ese número sino para tentar a los infieles..." (74 : 31).

Ambos, los ángeles de la misericordia y de la ira, preguntan a los moribundos cómo pasaron
sus vidas. La gente les contesta: "Nosotros éramos débiles y estábamos oprimidos por tiranos
que nos engañaban, y esa es la causa por la que no pudimos seguir la verdad, aunque la
conocíamos." Pero los ángeles les preguntarán, "¿Por qué no emigraron a otras tierras, donde
podrían haber sido libres de la tiranía? Nuestra resolución, es que ustedes serán llamados
para responder por lo que hicieron."

Otro significado es que los ángeles son mensajeros de Dios y Dios es el creador del amor y la
misericordia. Dios creó a estos ángeles de la luz de Su atributo "al-Rahman," el Misericordioso.
Ellos son verdes, el color de la naturaleza, los árboles y jardines, porque la visión del color

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 4 de 18

verde trae tranquilidad y paz al corazón. Cuando los ángeles cuestionan a las personas
significa que están buscando excusas para exonerarlos.

Un mensajero divino sabe como son las cosas en realidad. El ángel es consciente de que esta
gente cometió pecados. El también sabe que ya se tomó una decisión en relación a ellos. En
primer lugar, deberíamos saber que no es necesario para los ángeles hacerles pregunta
alguna. El interrogatorio sólo permite que los seres humanos sean disculpados, porque ellos
son "débiles y oprimidos." Por lo tanto, las primeras palabras de su defensa, "débiles y
oprimidos," (4 : 97) son como la declaración de apertura de un abogado que finaliza con el
perdón de Dios.

En realidad, estos ángeles son defensores de la paz entre el servidor y el Señor. Ellos están
encargados de sacar de la boca del servidor, la disculpa que Dios aceptará para borrar su
pecado. Es por eso que Dios expresa en los siguientes versos: "Excepto aquellos que son
realmente débiles y oprimidos - hombres, mujeres, y niños - que no disponen de
posibilidades (para emigrar) y no son dirigidos por el Camino.

A éstos puede que Dios les perdone. Dios es perdonador, indulgente." (4:98-99).

La crudeza de los custodios angélicos del infierno es proporcional a la distancia de un alma de


la visión de Dios en el más allá. El gran santo Bayazid al-Bistami dijo: "Existen servidores que,
si estuvieran velados de la visión de Dios en el paraíso, suplicarían para ser sacados de allí,
de igual forma que los habitantes del fuego suplican que los saquen del fuego." Esto es,
porque una vez que el corazón ha sido purificado y el alma humana es sacada del cuerpo y
llevada al mundo angelical, nada puede satisfacerla excepto aquello que los ángeles gozan,
que es la visión de Dios. La visión de Dios, excluyendo todo lo demás, incluyendo el paraíso y
el infierno, es el significado de la verdadera adoración de acuerdo al verso: "Yo no he creado
a los genios y a los hombres sino para que Me alaben" (51:56).

En relación a este delicado tema, el santo Nasir al-Din dijo:

Cuando Dios creó el infierno, lo creó

Con perfecta ternura y misericordia.

Esperen hasta que la belleza de ‘el Misericordioso, el Compasivo’

Salga del pabellón de la inaccesibilidad

Y les diga sin lengua ni lenguaje humano

Qué misterio esta escondido en el dicho:

‘¡Llegará un tiempo cuando el berro crecerá

Desde el abismo más profundo del infierno!’

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 5 de 18

Gabriel, el Arcángel Servidor

"Y si os confabuláis contra él (Muhammad), ciertamente, Dios es su Protector y le


ayudarán Gabriel, los buenos creyentes y hasta los ángeles" (66 :4).

"Quienquiera sea enemigo de Dios, de Sus ángeles, de Sus enviados, de Gabriel y de


Miguel, sepa que Dios es adversario de los incrédulos" (2:98).

Cuando Dios creó al Arcángel Gabriel lo hizo alto y adornado con un vestido celestial blanco,
con rojos rubíes y perlas diseminadas. Su tez es blanca como la nieve. Tiene mil seiscientas
alas. La distancia entre dos alas es de quinientos años. Tiene un cuello largo, pies de
diamantes rojos y verdes y piernas amarillas. Está cubierto con setenta mil plumas de azafrán,
desde su cabeza hasta sus pies. En cada pluma, hay una luna y muchas estrellas. Entre sus
dos ojos hay un sol. Dios lo creó quinientos años después de crear a Miguel. Todas las noches
él se baña en un río del Paraíso. Cuando él emerge del río, se sacude el agua. De setenta mil
gotas que vienen de él, Dios crea de cada gota un ángel que circunvala la Casa de Dios en el
paraíso hasta el Día del Juicio. Antes del amanecer, Gabriel nuevamente se sumerge en uno
de los ríos que fluyen a la derecha del Trono. Entonces es cubierto con luz sobre luz, belleza
sobre belleza y majestad sobre majestad. Él emerge y se sacude, y de cada gota que viene de
sus plumas, Dios crea setenta mil ángeles que envía a la tierra, que nunca volverán hasta el
Día del Juicio. Ellos están para cuidar a la gente, para custodiarlos, para ayudarlos, para
entretenerlos y aparecen ante ellos en todo tipo de formas. Luego, Gabriel se para frente a
Dios y sus piernas tiemblan sin parar. De cada temblor, Dios crea cien mil ángeles que no
hablan excepto con permiso de Dios. Si se les concede el permiso, sus únicas palabras son:
"No hay mas dios excepto Dios." Estos ángeles piden perdón por quienquiera que crea, entre
los habitantes de la tierra, que no hay más dios excepto Dios.

Dios ha inspirado a Gabriel para pararse en la puerta de la servidumbre, para testificar la


dignidad del poderío de Dios, para jugar en el campo del agradecimiento a Dios y para
conocer Su poder majestuoso. "Yo te he concedido mucho," le dijo Dios, "por lo tanto, escucha
lo que te es revelado. Tú eres Mi mensajero para Mis profetas, y tú eres Mi bandera de la
guía."

El nombre de Gabriel en la divina presencia es el Servidor de Dios (Abd Allah). Se lo conoce


por ese nombre entre los ángeles. Siempre se lo ve usando un manto verde, que llena todo el
espacio entre el cielo y la tierra. Gabriel se le apareció al Profeta Muhammad muchas veces,
en la forma de distintos seres humanos. Un día, el Profeta Muhammad pidió ver a Gabriel en
su forma original. Gabriel le dijo de encontrarse en determinado lugar a la noche. Cuando el
Profeta llegó al lugar designado, él vio a Gabriel parado en el cielo con sus alas extendidas

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 6 de 18

más allá, hasta donde no había mas cielo, ni horizonte a la vista. Hamza, el tío del Profeta
Muhammad, también pidió ver a Gabriel en su forma original, y el Profeta Muhammad le dijo:
"Tú no puedes." Cuando él insistió, el Profeta Muhammad le dijo que se sentara en un banco
cerca de la Kaaba. Luego le dijo que levantara sus ojos y mirara. Cuando él levanto sus ojos
un poco, comenzó a ver pies de verdes esmeraldas e instantáneamente se desmayó. Gabriel
desapareció.

Gabriel es uno de los principales entre los qué están más cerca de Dios. Cuando Dios
menciona a un servidor que está cantando y llamando a su Señor, El le dice a Gabriel: "Alaba
a esa persona porque Me está alabando." Entonces, Gabriel hace que todos los habitantes
del cielo alaben a esa persona.

Dios le ha dado a Gabriel la responsabilidad de cuidar de las necesidades de Sus servidores


en la tierra. Dios le dice: "¡Oh Gabriel! Cuida del corazón de Mi servidor. Remueve del corazón
de Mi creyente servidor la dulzura que experimentó en Mi amor. Permite que Yo vea cómo
anhelará por Mi y si su amor es verdadero." Luego Él dice: "¡Oh Gabriel! Devuelve al corazón
de Mi servidor lo que le has sacado, porque él es confiable. Le otorgaré más."

Un día, Gabriel llegó al Profeta Muhammad llorando. Cuando el profeta Muhammad le


preguntó porque estaba llorando, él respondió: "¿Y por qué no llorar? Juro por Dios, que
desde que El creó el infierno, nunca paré de llorar por miedo de cometer un error y que Él me
ponga allí."

Y él dijo: "Dios le ha dicho a este mundo; ‘¡Oh mundo! Sé duro y difícil para aquellos que Me
aman. Sé una prisión para ellos, para que ellos estén ansiosos de encontrarse conmigo y
ansíen el paraíso como una liberación.’"

Gabriel siempre se acercó a los profetas con cuatro ángeles más. El dijo: "Dios creó un reino
en este universo, cuyos habitantes montan los mejores caballos abigarrados. Cada uno de
ellos lleva una caja que contiene un tesoro celestial. El período de vida de cada habitante, al
igual que el de cada caballo, es de mil años. No pueden ver su principio, ni su fin." A él se le
preguntó: "¿Quienes son éstos?" El respondió: "¿No han escuchado el dicho de Dios: ‘¿Nadie
conoce a Sus soldados excepto Él?’ Yo los vi en mi ascenso y en mi descenso; No sé de
donde vienen, o adónde van. Su reino consiste en setenta planetas de oro, setenta planetas
de alcanfor y setenta planetas de ámbar. Detrás de estos planetas, hay setenta mil más. En
cada planeta, hay un número infinito de ángeles, que no saben nada sobre Adán y sus hijos.
Ellos son mantenidos por un servicio divino completamente diferente. Nunca vieron una
criatura que haya desobedecido a Dios. Ellos esperan las órdenes de Dios en relación al
tesoro que ellos llevan y no lo usan para sí mismos."

Después de que casi todos mueran en este planeta, Dios le pide al ángel de la muerte que
tome todas las almas que quedan de cada ser creado, luego le pregunta: "¿Quién queda?"

El ángel de la muerte contesta: "¡Oh Mi exaltado Señor! Sólo estamos Gabriel, Miguel, Israfil y
yo."

Dios dice: "Toma el alma de Israfil." Luego Dios pregunta: "¿Quién queda?"

El ángel de la muerte dice: "¡La alabanza Te pertenece! Quedamos sólo Miguel, Gabriel y yo."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 7 de 18

Dios dice: "Toma el alma de Miguel." Luego Él pregunta: "¿Quién queda?"

El ángel de la muerte dice: "Oh mi Señor, quedamos sólo Gabriel y yo".

Entonces Dios dice: "Muere, Oh ángel de la muerte." Luego, Dios se dirige a Gabriel y le
pregunta; "¿Quién queda, Oh Gabriel?"

Gabriel contesta: "Sólo queda Tu rostro, Oh mi Señor, y Gabriel quien está muerto y
extinguido."

Entonces Dios le dice: "Tú tienes que morir." Inmediatamente, Gabriel cae en postración,
sacudiendo sus alas y muere.

Luego Dios dice: "Yo he creado a la creación y Yo soy Quien la hará retornar." Gabriel será el
segundo ángel que retorne a la vida, después que Israfil toque la Trompeta de la Resurrección.
El será responsable de la balanza de las acciones de los seres humanos en el Día del Juicio.

Los Angeles y la Energía Material

"Si lo que dices es Verdad, ¿por qué no nos traes a los ángeles? Haremos descender a
los ángeles de verdad y, entonces, a los no creyentes ya no les será dado
esperar" (15:7-8).

"No creeremos en ti, hasta que no hagas caer sobre nosotros parte del cielo, conforme
a lo que pretendes, o nos traigas a Dios y a los ángeles como testimonio" (17 : 92).

"Los que no cuentan con encontrarnos (en el Día del Juicio), dicen: ‘¿Por qué no se nos
ha enviado de lo alto ángeles, o por qué no vemos a nuestro Señor?’ Fueron soberbios
en sus adentros y se insolentaron sobremanera. El día que vean a los ángeles, no habrá,
ese día, buenas nuevas para los pecadores. Dirán: ‘¡Barrera infranqueable!’" (25 : 21-

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 8 de 18

22).

Los no creyentes se niegan a creer en Dios, en Sus ángeles, y en Sus revelaciones. Ellos sólo
creen en cosas materiales. Para ellos, es más práctico creer en lo que uno ve y en lo material.
Esa gente con mentalidad práctica y material está ciega a la realidad que Dios otorgó a los
ojos de los niños, profetas, santos, y creyentes el poder de ver. A ellos se les dio ese poder
para ver y sentir a los seres angélicos que residen entre nosotros y para visualizar estas
cosas espirituales. Cuando vemos cosas así con ojos creyentes, nos convertimos en
receptores, tomando claramente las imágenes enviadas por los emisarios espirituales. Los
visualizamos como figuras reales, no falsas, en nuestras vidas diarias.

La energía es una forma del poder angélico. A los seres humanos se les ha otorgado el
permiso para usarlo. A medida que podemos mejorar los instrumentos para usar estas
energías con mayor sofisticación, podemos lograr más y más poderes visibles en el mundo
material. La energía que es utilizada para encender una lámpara, para transportar sonidos a
un parlante, para ver imágenes en un televisor, para manejar un auto, para lanzar un satélite,
para calentarnos en invierno y enfriarnos en verano, es toda la misma. Solo varían los
instrumentos. De igual forma, la energía angélica varía de una persona a otra. El origen es
uno y el mismo. Cuando los seres humanos se elevan a sí mismos a estados de purificación
superiores, pueden usar esta energía para ser más poderosos y visibles a otros como
servidores de Dios, y ellos mismos se convierten en mensajeros de este poder angélico.

Los ángeles y su poder no son enviados a la tierra para satisfacer el capricho o la curiosidad
de los no creyentes. Son enviados para llevar inspiraciones a los servidores de Dios, para
ejecutar Sus mandatos, para ayudar a la gente en sus vidas diarias y resolver sus problemas.
Ellos crían y protegen a los niños en su infancia para llevar a todos los seres humanos al más
alto nivel que pueden alcanzar en la divina presencia. Los ángeles y su poder angélico, no
ayudan a los tiranos y opresores para que dominen este mundo. En cambio, ellos buscan
gente con corazones blandos para dirigirlos e instruirlos en cómo mantener este mundo en
orden y puro de la polución espiritual y material. Ellos desconectan sus energías de cualquiera
que trate de dañar a la naturaleza, a los animales, o a seres humanos, o que quiera
explotarlos con fines egoístas.

La fuente del poder angélico descansa sobre trescientos sesenta pilares. Cada pilar, puede
contener el universo visible completo. La distancia entre un pilar y el siguiente es de
quinientos mil años de Dios, y "Un día en la visión de Dios es como mil de sus años" (32 :
5). Dios ha creado para este poder angélico, un millón seiscientos mil cabezas. Cada cabeza
tiene un millón seiscientas mil caras. Cada cara es más grande que este universo, por un
millón seiscientas mil veces, y cada cara tiene un millón seiscientas mil bocas. Cada boca,
contiene un millón seiscientas mil lenguas. Cada lengua, alaba a Dios en un millón seiscientos
mil idiomas. Por cada alabanza, Dios crea un millón seiscientos mil ángeles. Todos estos
ángeles dirán en el Día del Juicio: "¡Oh Dios! Entrega la recompensa de nuestras alabanzas a
Tus creyentes servidores entre los seres humanos."

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 9 de 18

El Arcángel Azrail y los Otros Angeles de la Muerte

"Si pudieran ver, cuando los impíos estén en su agonía y los ángeles extiendan sus
manos, diciendo: ‘¡Entreguen vuestras almas!’..." (6 : 93).

"Di: El ángel de la muerte, encargado de vosotros, os llamará, y luego, seréis devueltos


a vuestro Señor" (32 :11).

En estos versos, el ángel de la muerte y sus asistentes son enviados para tomar las almas de
aquellos destinados a morir. ¿Quién es el ángel de la muerte? Cuando Dios quiso crear a
Adán, Él envió a uno de los Angeles del Trono para que trajera barro de la tierra, para moldear
a Adán con ella. Cuando el ángel llego a la tierra para tomar el barro, la tierra le dijo: "Yo te
suplico, por el Uno que te envía, que no tomes nada de mi para hacer a alguien que un día
será castigado." Cuando el ángel retornó con las manos vacías, Dios le preguntó por qué no
había vuelto con el barro.

El ángel dijo: "La tierra me suplicó, por Tu grandeza, que no tomara nada de ella." Entonces,
Dios envío a otro ángel, pero ocurrió lo mismo, y luego envío a otro, hasta que Dios decidió
enviar a Azrail, el ángel de la muerte. La tierra le habló a él como le había hablado a los
demás, pero Azrail dijo: "La obediencia a Dios es mejor que la obediencia a ti, aunque tu me
ruegues por Su grandeza." Y Azrail tomó barro de la tierra del este y del oeste, del norte y del
sur, y la devolvió a Dios. Dios derramó un poco de agua del paraíso sobre el barro y éste se
puso blando, y de él, Él creó a Adán.

Una vez Abraham le preguntó a Azrail, quien tiene dos ojos en el frente de su cabeza y dos
ojos en la parte de atrás: "Oh Angel de la Muerte! ¿Qué haces si un hombre muere en el Este
y otro en el Oeste, o si un territorio es atacado por una plaga, o si dos ejércitos se encuentran
en batalla?" El ángel dijo: "¡Oh Mensajero de Dios! Los nombres de éstas personas están
inscriptos en la ‘Tabla Preservada’, en la que los destinos de todos los seres humanos están
grabados. Yo la miro incesantemente. Ella me informa el momento en que la vida de cualquier
ser viviente de la tierra ha llegado a su fin, sea alguien de la humanidad o un animal. También
hay un árbol al lado mío, llamado el Árbol de la Vida. Está cubierto de innumerables pequeñas
hojas, más pequeñas que las hojas de los olivos, y mucho más numerosas. Cada vez que una
persona nace en la tierra, del árbol brota una hoja nueva, y en esta hoja está escrito el nombre
de esa persona. Es por medio de este árbol, que yo sé quien nace y quien va a morir. Cuando
una persona está por morir, su hoja comienza a marchitarse y a secarse, y cae del árbol sobre
la tabla. Entonces, el nombre de esta persona es borrado de la Tabla Preservada. Este evento,

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 10 de 18

ocurre cuarenta días antes de su inminente muerte. La persona no puede saberlo, y


continuará su vida en la tierra, llena de esperanzas y planes. Sin embargo nosotros, aquí en el
cielo, sabemos y tenemos esa información. Por eso Dios ha dicho: ’Vuestro sustento ha sido
escrito en los cielos y ha sido decretado para ustedes,’ y esto incluye el período de vida. En el
momento en que vemos en el cielo que la hoja se marchita y muere, la mezclamos con la
provisión de esa persona, y desde el día cuarenta antes de su muerte, la persona comienza a
consumir su hoja del Árbol de la Vida sin saberlo. Entonces, sólo le quedan cuarenta días de
su vida en este mundo, y después de eso, no hay más provisión para él. Luego, yo llamo a los
espíritus con permiso de Dios, hasta que están presentes delante mío, y la tierra se pone
horizontal y queda como un plato delante de mi, del cuál yo tomo lo que deseo, por orden de
Dios."

Una vez, cierto rey estaba en viaje hacia una de sus provincias. Emprendió su viaje, vestido
con un conjunto suntuoso y henchido de orgullo. Un hombre, pobremente vestido, se
aproximó y lo saludó desde un costado del camino; pero el rey no respondía. El hombre tomó
la brida del caballo del rey y ninguno de sus soldados pudo hacer que la soltara. El rey
gritaba: "¡Suelta la brida!"

El hombre dijo: "Primero concédeme mi petición."

El rey dijo: "Suelta la brida y te prometo escuchar tu demanda."

El hombre dijo: "No, debes escucharla inmediatamente," y tiró más fuerte de las riendas.

El rey dijo: "¿Cuál es tu petición?"

El hombre respondió: "Permíteme que te lo susurre en tu oído, ya que es un secreto." El rey


se inclinó y el hombre le susurró: "Yo soy el ángel de la muerte."

El rostro del rey se puso pálido y tartamudeó: "Permíteme ir a casa y despedirme de mi


familia, y envolver mis cosas."

Pero Azrail dijo: "¡Por el Uno que me envía, no volverás a ver a tu familia ni a tus riquezas en
este mundo otra vez!" Allí mismo, él tomo su alma y el rey cayó de su caballo como un tronco
de madera.

El ángel de la muerte siguió su camino y vio a un creyente caminando por la ruta. El ángel lo
saludó y él le devolvió el saludo. El ángel dijo: "Yo tengo un mensaje para ti."

"Si, mi hermano, ¿qué es?"

"Yo soy el ángel de la muerte."

El rostro del creyente se iluminó con una gran sonrisa. "¡Bienvenido, bienvenido!", dijo. "Dios
es mi testigo de que estuve esperando por ti más impacientemente que por nadie."

"¡Oh mi hermano!" dijo el ángel de la muerte, "tal vez tengas algún asunto que quieras arreglar
primero, entonces ve y hazlo, ya que no hay apuro."

El creyente dijo: "Dios es mi testigo, de que no hay nada que yo desee más que encontrarme

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 11 de 18

con mi Señor."

El Angel dijo: "Elige la forma en la que te gustaría que yo tome tu alma, ya que se me ha
ordenado preguntarte."

El creyente dijo: "Entonces, permíteme rezar dos ciclos de oración, y toma mi alma mientras
estoy arrodillado en postración."

Un día, el maestro de los ascetas, Ibrahim ibn Adham, estaba en la orilla del mar y había
mucha nieve. Nubes espesas y oscuras llenaban el cielo y él estaba temblando de frío. Hizo
sus oraciones en un tablón de madera y se sentó en meditación toda la noche. A la mañana
temprano se dio una ducha e hizo un pequeño cobertizo de madera para protegerse del clima.
Reanudó su meditación y agradeció a Dios por su vida. En ese momento, Dios le dijo al ángel
de la muerte: "El ferviente amor por Mi de Mi servidor Ibrahim, se ha hecho muy pesado sobre
él. Por lo tanto, desciende y toma su alma, y permítele entrar en Mi paraíso." El ángel de la
muerte pensó que Ibrahim seria como otros, reacio a entregar su alma y que ofrecería
resistencia. Él se veló a si mismo con siete velos para no ser reconocido y se le apareció a
Ibrahim como un hombre muy viejo. Él le dijo: "¡Oh mi hermano! ¿Puedes compartir tu refugio
conmigo?"

Ibrahim respondió: "No es necesario compartirlo, yo te lo daré, porque te estaba esperando


desde anoche para que vinieras y me llevaras a mi Señor."

El ángel de la muerte estaba muy sorprendido y le preguntó: "¿Cómo me reconociste a pesar


de mis velos?"

Ibrahim respondió: "Cuando Dios te ordenó tomar mi alma, yo estaba presente allí contigo.
Tómame y permíteme estar en la presencia de mi Amado."

Un día, el ángel de la muerte se presentó ante el Rey Salomón y miró a uno de los súbditos
en una forma feroz, luego se fue. El hombre le preguntó a Salomón: "¿Quién era ese?"

El dijo: "Ese era el ángel de la muerte."

El hombre dijo: "¡Lo vi mirándome como si quisiera mi alma!"

Salomón dijo: "¿Qué quieres que haga?"

El dijo: "Quiero que ordenes a los vientos que me lleven y me transporten a India, para poder
estar a salvo."

Salomón llamó al ángel de los vientos, que apareció frente a él con seiscientas seis alas. Él
llevaba todos los vientos dentro de sus alas. Él puso al hombre dentro de una de sus alas y lo
llevó a India. El ángel de la muerte entonces fue a Salomon nuevamente y él le dijo: "Te vi
mirando a uno de mi gente."

"Si," respondió el ángel, "¡Me sorprendí de verlo aquí contigo, porque me fue ordenado tomar
su alma de un palacio en la India!"

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 12 de 18

Dede Korkut fue el guerrero más valiente de su tiempo. Sus hazañas alcanzaron un punto,
donde él se consideraba invencible en la tierra, y desafiaba a toda la creación a vencerlo en
combate a él y a sus valientes jóvenes hombres. Dios escuchó sus palabras y se disgustó por
su orgullo. Entonces, envió al ángel de la muerte para que se lleve su alma. Azrail llego a él
cuando estaba festejando en su palacio y se paró delante de él, sin decir una palabra. Dede
Korkut dijo: "No te vi entrar. ¿Quién eres tú?"

El ángel respondió: "Yo no soy uno que viene a pedirte permiso, y vine para enseñarte una
lección."

El joven hombre inmediatamente se puso de pie y ordenó que se atrapase al visitante, pero él
se transformó en un pájaro y salió volando por la chimenea. Dede Korkut ordenó ensillar su
caballo y todos corrieron en búsqueda del extraño pájaro. Pronto se encontró perdido en el
medio del bosque, y el ángel repentinamente apareció frente a él otra vez. "¡Ahora te tengo!"
exclamo Dede Korkut.

"No," dijo el ángel, "Yo te tengo a ti," y lo hizo bajar de su caballo y echarse sobre su pecho,
manteniéndolo contra el suelo.

Dede Korut comenzó a llorar y dijo: "Me siento más débil que nunca. ¿Qué me hiciste?"

Azrail dijo: "Yo soy el ángel de la muerte, por lo tanto, prepárate para dejar esta vida."

El respondió: "Te suplico que me des más tiempo y te pido disculpas si mi ostentación te
ofendió."

Azrail dijo: "No te disculpes conmigo y no me supliques a mi. Yo soy una criatura como tú, y
sólo sigo las ordenes del Todopoderoso."

Dede Korkut dijo: "¡Entonces sal de mi camino y deja de hacerme perder el tiempo!" Y
comenzó a rezarle a Dios, "Perdona mi jactancia, ¡Oh mi Dios! y dame otra oportunidad, ya
que me estoy disculpando por haberte ofendido. Tú eres el Todopoderoso sobre Tu creación."

A Dios le gustaron las palabras de Dede y le ordenó a Azrail que le diera un plazo. Azrail dijo:
"Dios ha decidido dejarte vivir con la condición de que encuentres a alguien para morir en tu
lugar."

Dede Korkut pensó: "Le pediré a mi padre, él es viejo y no se negará." Fue a verlo y le contó
la historia, pero él respondió: "¡Oh mi hijo! Yo trabajé como un esclavo toda mi vida para
disfrutar mi vejez. Lo lamento, pero no estoy listo para morir en tu lugar."

Dede Korkut pensó: "Seguramente mi madre no se negará." Fue a verla pero ella dijo: "¡Oh mi
hijo! Yo ya he dado la vida por ti muchas veces, cuando te di a luz, cuando te alimenté, te crié
y te cuidé. Ahora, debo utilizar el resto de mi vida al lado de tu padre, como compañera en su
vejez."

El joven hombre estaba abatido y se fue a su casa resignado a morir. Cuando su joven
esposa vió su tristeza, le pregunto qué lo preocupaba y él dijo, "¡Oh mi amada esposa! El
ángel de la muerte está por venir a llevarse mi vida, a menos que yo encuentre a alguien más
que quiera morir en mi lugar, y mi propio padre y madre se han negado, ¿entonces a quién

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 13 de 18

puedo encontrar ahora?"

Su esposa contestó: "¡Oh mi amado esposo! ¿por qué no me preguntaste? Yo estaré feliz de
darte lo que tu madre y padre no pudieron darte. Toma mi vida, para que la tuya pueda ser
perdonada."

Cuando Dede Korkut, el Guerrero Valiente, escuchó estas palabras, su corazón se derritió y
las lágrimas vinieron a sus ojos. Él se tornó a Dios y dijo: "¡Oh mi Señor! perdóname. Toma mi
vida y perdona la vida de mi esposa, ya que ella es más valiosa y más valiente que yo."

Nuevamente Dios estuvo contento de escuchar esas palabras y decidió perdonar a los dos, a
Dede Korkut y a su esposa. En cambio envió a Azrail a tomar la vida de sus padres, ya que
ellos habían sido bendecidos con una vida larga y feliz.

Dios escribió, en las palmas del ángel de la muerte, con letras de luz: "En el Nombre de Dios,
el Más Misericordioso, el Más Benefíciente." El ordenó al ángel que cuando él tuviera que
tomar el alma de un Conocedor de Dios, le mostrara esas letras de luz, que provocan que el
alma del Conocedor salga de su cuerpo, como el hierro atraído a un imán, o como la luz
retornando a su origen.

El Profeta narró que David nunca aceptó que nadie entrara en su casa en su ausencia y
siempre cerraba todas sus puertas cuando salía. Un día salió por cierto asunto y cuando
volvió, encontró a un hombre en su casa, parado y esperando por él. David se sorprendió de
verlo y le preguntó qué estaba haciendo allí. El hombre respondió: "Yo soy aquel que no
necesita permiso para entrar, que no le tiene miedo a los reyes, y al que nadie se le puede
resistir."

David dijo: "Entonces, tú eres el ángel de la muerte, bienvenido con apasionado amor, ya que
yo estaba ansiosamente esperando el momento en el que estaría con mi Amado." Y el ángel
de la muerte tomó el alma de David.

Los Angeles de la Tumba

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 14 de 18

"Y aunque hubiéramos hecho que los ángeles descendieran a ellos, aunque les
hubieran hablado los muertos, aunque hubiéramos juntado ante ellos todas las cosas,
no habrían creído, a menos que Dios hubiera querido. Pero la mayoría de ellos son
ignorantes" (6:111).

En este verso, Dios muestra que los demonios y los no creyentes nunca aceptan a los ángeles
y la creencia en Dios, aún cuando Dios les muestre todo tipo de signos. Dios ha creado dos
ángeles para visitar a cada persona que entra en la tumba, ya sea creyente o no creyente. Un
ángel es llamado Munkar y el otro Nakir. Ellos aparecen vestidos con una luz azul y grandes
ojos de oro con pupilas de diamante que envían repentinamente rápidos relámpagos. Sus
voces son fuertes como el trueno, sus dientes como esmeraldas, su fragancia como rosas.
Tienen pelo fino y largo; traen consigo todo tipo de tesoros del cielo en una mano y todo tipo
de castigos en la otra. Si la persona era creyente, los ángeles abren su tumba y la hacen 70
veces más grande en tamaño, adornándola con su luz y convirtiéndola en una parcela del
paraíso, llena con toda clase de placeres, hasta el Día del Juicio. Si la persona no era
creyente, ellos estrecharán su tumba haciéndola más y más pequeña hasta que sienta la
presión sobre sus huesos, y se lo dejará en esa posición hasta el Día del Juicio.

Se cuenta a través de Ali ibn Abi Talib, que cuando Umar ibn al-Khattab murió y la gente lo
enterró, los dos ángeles de la muerte Munkar y Nakir se le aparecieron, llevando con ellos las
vestimentas y luces del paraíso con las que lo vestirían. Ellos le preguntaron: "¿Quién es tu
Señor?"

El respondió: "¿Por qué me hacen esta pregunta? ¿No saben ustedes quién es mi Señor y el
vuestro?"

Ellos respondieron: "Nosotros debemos preguntarte y tú debes contestarnos."

Umar dijo: "Yo no puedo alzar mucho mi voz. Por favor, aproxímense para poder darles mi
respuesta." Cuando Munkar y Nakir se aproximaron, Umar le pegó a uno de los ángeles en el
ojo, dio un puntapiés al otro, y gritó: "¿Cómo se atreven a preguntarme quién es mi Señor?
¿Piensan que me estoy olvidando de mi Señor cuando acabo de llegar a la tumba desde una
corta distancia, y estaba rezando hace tan sólo un rato, mientras que ustedes vienen de una
distancia tan grande? ¡Regresen y pregúntense a ustedes mismos primero!"

Cuando el gran santo Abu Yazid al-Bistami murió y lo llevaron a la tumba, algunos lo vieron en
sueños, y él dijo: "Los dos ángeles vinieron a interrogarme. Cuando me hicieron la pregunta:
‘¿Quién es tu Señor?’ yo respondí: ‘¡Estoy indefenso ante Él! ¿Por qué me preguntan? Mejor
pregúntenle a Él, si yo soy Su servidor. Si les dice que lo soy, entonces deberé ser honrado y
elevado a las más altas estaciones en el paraíso.’

"Los dos ángeles dijeron: ‘Este es un extraño discurso que nos hace preguntarnos: ¿qué
significa esto?’ Yo respondí: ‘ No se sorprendan tanto ante mis palabras. ¡Yo tengo más (para
que se sorprendan más)! Cuando Dios Todopoderoso me creó a través de Adán, y le preguntó
a él y a todos sus descendientes: "¿No soy Yo vuestro Señor ?" Yo estaba entre aquellos que
dijeron: "¡Sí ! Tú eres nuestro Señor." ¿Dónde estaban ustedes en ese momento? ¿Estaban
presentes allí?"

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 15 de 18

"Los ángeles respondieron confundidos: ‘No.’ - Entonces yo continué: ‘¡Ustedes no estaban


presentes! Yo todavía recuerdo ese día como si hubiera sido ayer. Por lo tanto, ¡déjenme solo,
y no interfieran entre yo y Él!’

"Uno de los ángeles le dijo al otro: ‘Este es Abu Yazid. Él vivió emborrachado con el amor de
Dios, y murió embriagado con el mismo amor a Dios, y él fue colocado en su tumba
embriagado con el amor de Dios. Cuando él sea llamado en el Día del Juicio, estará
embriagado con el amor de Dios.’ Luego, ellos me dejaron."

Una vez, el Profeta Muhammad asistió al funeral de uno de sus Compañeros. En el camino
hacia el entierro, el Profeta estaba caminando sobre sus dedos en una forma muy cuidadosa,
como pisando huevos. Ellos lo enterraron, y volvieron a sus hogares. Luego los Compañeros
le dijeron al Profeta: "Hoy vimos algo muy extraño."

El Profeta dijo: "¡Yo estaba tan asombrado de ver a tantos ángeles hoy, que no había ningún
lugar para poner mis pies! Los ángeles de Dios estaban llenando todos los lugares, y ellos
estaban acompañando a esa persona a su última morada."

Mucha gente puede ver y oír a los ángeles de la muerte, como lo ilustra la siguiente historia.
Una vez, murió una persona rica y su hijo quería honrarlo de una manera especial. Él difundió
el siguiente pedido en la ciudad: "Le daré un saco de monedas de oro a quien pueda
quedarse en compañía de mi padre en su tumba por una noche."

Un viejo y muy pobre leñador, que tenia una gran familia que alimentar, dijo: "Yo tomaré su
oferta y me servirá para criar a mis hijos." Siguió al féretro hasta que enterraron al hombre y lo
dejaron en la tumba, que era como una habitación con un ataúd dentro. Ese leñador se
preparó para pasar la noche en meditación.

Al anochecer, cuando se sentó silenciosamente, comenzó a escuchar voces hablando en


diferentes idiomas, algunos familiares para él, algunos extraños. Estaba aterrado, pero no se
podía ir, ya que la puerta estaba cerrada y tenia que esperar hasta la mañana. Tomó la soga
con la que solía transportar la madera, cortó parte de ella y la puso dentro de sus oídos para
no escuchar ninguna voz. Sin embargo, cuanto más tapaba sus oídos, escuchaba las voces
más y más fuertemente. Su corazón se hundió dentro de él, sus pies y su cuerpo entero
temblaban de miedo ante lo que estaba escuchando. Luego, comenzó a escuchar pisadas
aproximándose a él por detrás.

Cuando estas pisadas se acercaron, se dio cuenta de que no era uno solo, sino cientos de
hombres aproximándose. Cerró los ojos con terror, temeroso de ver algo. Sintió que le
tocaban el hombro y escuchó a alguien que lo llamaba por su nombre. Se quedó helado y se
preguntaba quién seria que había entrado a la tumba cerrada y ahora lo estaba llamando por
el nombre. Trató de abrir sus ojos, pero fue incapaz porque su miedo era muy grande. Luego,
sintió que alguien lo sacudía y se encontró a si mismo abriendo los ojos y mirando detrás de
él. Vio una luz inmensa llenando la tumba, tan brillante como el sol y vio a dos ángeles
sentados en un trono, rodeados por cientos de otros ángeles que estaban transportándolos
hacia el cuerpo muerto, para que el cuestionario pudiera comenzar. En ese momento, él

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 16 de 18

recordó cada error, aún el más pequeño, que había cometido en su vida. Pero él fue mitigado,
ya que los ángeles no venían para preguntarle a él, sino al hombre muerto que yacía a su
lado.

Durante esa escena tan desagradable, él escuchó a los dos ángeles diciendo entre ellos, "Allí
esta la persona muerta, y aquí hay una viva. Nosotros tenemos tiempo para preguntarle a la
primera, ¿pero qué pasa con la otra? Él se puede ir, entonces es mejor comenzar con él y
preguntarle al hombre muerto después." Él supo que no había forma de escapar de las manos
de los ángeles y se rindió a la voluntad de Dios. Ellos dijeron: "¡Tú! ¡Oh tal y tal (llamándolo por
su nombre), acércate!" Él detestó acercarse a ellos, pero no tenía opción. Ellos dijeron:
"Nosotros no te preguntaremos sobre lo que hiciste en el pasado, pero te preguntaremos sobre
tus acciones presentes. ¿Qué llevas contigo de los placeres de este mundo?" Lo revisaron y
sólo encontraron un hacha y una soga, las herramientas de un leñador. Ellos dijeron:
"Cuéntanos cómo conseguiste estas dos piezas de material. ¿Cómo ahorraste el dinero que
usaste para comprarlas? ¿Las obtuviste por un medio legal, con el sudor de tu frente, o de una
forma diferente?"

Al hombre le llevó desde el atardecer hasta la mañana contestar estas dos preguntas simples,
para satisfacer a los ángeles: ¿Cómo consiguió el hacha y cómo obtuvo la soga? A la mañana
el hombre escuchó pisadas y se dio cuenta de que el hijo del hombre muerto venia para abrir
la puerta de la tumba. El leñador gritó para que lo rescatasen, lo cuál deseaba más y
consideraba más precioso que todos los placeres de esta vida. Salió corriendo, mientras el hijo
del hombre muerto le decía: "¡Toma tu dinero!" El leñador respondió mientras corría: "Por un
hacha y una soga me estuvieron cuestionando hasta la mañana; si tomo este saco de oro, me
preguntarán para siempre! Deja el oro para ti y para los ricos. ¡Yo quiero pasar el resto de mi
vida en amor a Dios!"

Los Angeles que Traen la Paz en los Ultimos Días

"¿Qué esperan sino que Dios y los ángeles vengan a ellos en capas de nubes? La cosa
está ya decidida. Todo será devuelto a Dios" (2 : 210).

En los últimos días, el mal será erradicado de la faz de la tierra. La paz brillará en todos lados.
Se ha narrado, que en el final de los tiempos, Jesús reaparecerá y descenderá sobre el
Minarete Blanco en Damasco, con sus dos manos descansando sobre los hombros de dos

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 17 de 18

ángeles. Vestirá dos vestiduras ligeramente teñidas con azafrán. Él será recibido por un
descendiente del Profeta Muhammad, que estará esperando por él con cuarenta mil ángeles,
junto con los creyentes que estarán esperando por el rescate divino. Ellos rezaran juntos y
pedirán a Dios que les provea de ayuda para destruir la tiranía y la opresión, y para diseminar
la paz, el amor y la felicidad. Dios enviará al ángel Gabriel que le revelará un mensaje a
Jesús, hijo de María, y al Mahdi, el nieto del Profeta Muhammad. El mensaje será: "Dios te ha
dado el permiso para usar la luz divina para elevar a toda la humanidad hacia el cielo y vencer
al mal y a la opresión." Luego ellos se encontrarán con el anticristo y sus ejércitos, en la
puerta de Lat cerca de Jerusalén. Sobrevendrán una serie de grandes batallas, al final de las
cuáles Jesús matará al anticristo, que es el enemigo de la bondad. Luego, Dios hará a Jesús,
el hijo de María, y al Mahdi, el descendiente del Profeta, los soberanos del mundo en la paz
que continuará a la Gran Guerra al final de los tiempos. Jesús se casará en ese momento,
criará hijos, morirá, y será enterrado en Medina cerca del Profeta Muhammad, en el lugar
vacante para él allí. ¡La paz sea sobre ellos y sobre los ángeles!

No piensen que Yo los he olvidado, ¡Oh ángeles!

Verdaderamente, aunque es grande el abismo entre nosotros,

Yo sin embargo los amo, y mi comunicación con ustedes nunca parará.

Mi amor por ustedes nunca cambiará.

Mis emociones son como un manantial cayendo en sus océanos.

Yo he dejado las distracciones de mi mismo para tornarme hacia ustedes.

Su mundo ha tomado posesión del mío, y brilla sobre él.

Yo alabaré a nuestro Señor con vuestras palabras, no con las mías,

Con vuestra sinceridad, no con la mía,

Con vuestra fragancia y vuestra luz, no con la mía.

¡Oh Dios, mantén el resplandor de Tus ángeles

Siempre brillando sobre mi!

Pagina Principal

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
El futuro Página 18 de 18

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/11elfuturo.htm 03/01/2002
Conclusión Página 1 de 6

Conclusión

"Señor de los cielos y la tierra y de lo que entre ellos hay, el Compasivo, a Quien no
podrán dirigir la palabra. El día en que el Espíritu y los ángeles estarán de pie, en fila,
sin hablar, excepto aquel a quien el Compasivo se lo permita y diga algo
oportuno" (78:37-38)

Dios muestra con estas palabras, que los ángeles están dentro de Sus más grandes
creaciones. Ellos están ubicados en segundo lugar después de Él y ellos son Sus mensajeros
de la revelación enviada a Sus profetas. Él los ha honrado permitiéndoles revelar el
asombroso conocimiento en dos maneras: espiritual y fenomenológicamente. Él lo revela
espiritualmente, permitiendo a los profetas traer ese conocimiento en libros sagrados, y de tal
modo, guiar a otros hacia la fe y hacia las características más honorables de los servidores de
Dios. Él lo revela fenomenológicamente, inspirando los corazones de la humanidad a
investigar y descubrir el mundo visible y acumular datos empíricos. En consecuencia, ellos
logran la tecnología más sofisticada que les es posible alcanzar en cualquier siglo.

Esto abre otra ventana para la comprensión del rol de los ángeles entre los seres humanos. En
realidad, los científicos están usando las energías que irradian los ángeles en esta tierra, para
reforzar el conocimiento tecnológico. Con el uso de la energía angélica ellos logran un modo
de vida más perfecto: educando, ayudando y curando a los necesitados.

La gente espiritual utiliza el poder angelical como un camino de descubrimiento para diferentes
propósitos. Ellos usan este poder sabiendo que es una gracia especial de Dios, Quién les
confía una sagrada y noble tarea, la cuál tiene el potencial de gobernar innumerables cuerpos
aparte del propio. Esta habilidad es definida como "el poder angelical en ellos". Estas personas
espirituales son conocidas en la espiritualidad islámica como abdal : "los transformados." Se
pueden mover de un lugar a otro en un instante. Pueden vivir al mismo tiempo en el primer y
segundo lugar. Pueden vivir en muchos otros lugares también y aún así, mantener la misma
apariencia de su ser original. Esto es llamado ubicuidad. Son famosos "abdales" en la historia
Sufí: al-Junayd, Abd al-Qadir Jilani, Jalal al-Din Rumi, Muhyiddin ibn Arabi, Mansur al-Hallaj.

Los santos escolásticos sufíes como éstos, también conocidos como los santos conocedores o
gnósticos (arif, pl. Arifun), han confirmado que existe otro mundo entre aquel de los cuerpos
humanos en la tierra y el de los ángeles, y han llamado a ese mundo, el mundo imaginario.
Este mundo imaginario, es más sutil que el mundo terrestre y más denso que el mundo
angélico. Esta característica del mundo imaginario le permite al abdal viajar dentro de esa
dimensión en la forma que hemos mencionado.

El método utilizado por esta gente espiritual puede ser descripto como un auto liberarse de las
ataduras de la gravedad. Todo anhela su origen y el cuerpo añora la tierra, a la que es atraído

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/Conclusion.htm 03/01/2002
Conclusión Página 2 de 6

por la gravedad. El espíritu, sin embargo, anhela el reino celestial que lo atrae hacia arriba.
Estos abdales eran capaces de balancear los elementos opuestos, tierra/cielo, o
ascendente/descendente, dentro de ellos mismos de tal manera que el elemento tierra que
una vez dominó sobre el otro, ahora está dominado por el elemento cielo y lo sigue.

El intelecto domina la conciencia al grado de que algunos han dicho que la conciencia esta en
la prisión de la mente. Si el intelecto es del tipo destructivo, esa persona usará el
conocimiento y el propio descubrimiento para lastimar, en vez de para curar. Los rayos láser
pueden se usados para la destrucción como para la curación, siendo ellos los mismos rayos
en cualquiera de los dos casos. Si ese intelecto no se balancea apropiadamente entre lo
correcto y lo incorrecto, entonces estará usando el conocimiento adquirido en una forma
inapropiada. Sin embargo, si la conciencia domina y juega un rol mayor, dominará sobre la
mente y garantizará que ésta sea controlada por el anhelo de hacer el bien. Esto es mejor
para la persona y para la humanidad en general, ya que esa persona estará constantemente
motivada a utilizar su conocimiento para ayudar y servir a otros.

Este es el caso del cuerpo que aprisiona al espíritu: la persona que pueda balancear los dos
polos será calificada como sabia. Aún más, si esa persona puede progresar más en la
dirección espiritual, podrá usar su espíritu para dominar el cuerpo y adquirir esos poderes que
cortan totalmente las cadenas de la gravedad. Esto le permite usar el espíritu para mover la
masa del cuerpo, no sólo la propia, sino también la de otros. Ese espíritu, cuando se conecta
con su poder angelical, se convertirá en una forma de energía y luz. Estos seres pueden
mover la masa a velocidades mayores que lo que la mente puede concebir.

Así es como esta gente piadosa, conocida como santos o abdales, aparecen en cualquier
momento y en cualquier lugar que ellos quieran. Así, ellos ayudan a la gente y le enseñan. La
apariencia omnipresente de una persona en muchos lugares, es como el reflejo de imágenes
del mismo cuerpo, a través del espejo de un poder angelical. Este espejo produce miles de
miles de imágenes al mismo tiempo, pero esas imágenes son tan reales en cada fragmento
como la original que está siendo reflejada.

Dios creará un ángel llamado el Angel Informante (al-natiq), de Su propio recuerdo (dhikr) de
Sí Mismo, para todos estos tipos de personas realizadas. Al ángel se lo instruye para que
habite el corazón del piadoso servidor de Dios. Su trabajo es el de continuamente informar a
ese servidor de sus tareas y obligaciones en cada ciclo de veinticuatro horas, además de las
conocidas tareas de devoción. Este vinculo de información establece una posibilidad más para
el santo de llegar a otros seres humanos a través del poder de su corazón.

Además, Dios lo capacitará para escuchar a la célula más pequeña en su cuerpo. El ángel le
habla y le explica por qué Dios creó esa célula, para qué propósito físico sirve en el cuerpo,
qué puede envenenarla y qué puede curarla. Por otra parte, le informará cómo curarse a si
mismo de cualquier enfermedad de su cuerpo y le permitirá curar a otros a través de su
adquirida energía angelical.

De este modo, la energía angelical del santo le permite conversar libremente con cualquier
célula en su cuerpo, como si él estuviera hablando con otra persona sentada en la misma
habitación. Esta habilidad lo abrirá a la comprensión de que el cuerpo humano, al cuál se une
un poder angelical, es mayor e incluso menos penetrable que este universo entero.
Realmente, cada célula es un mundo en sí misma. Está habitada por todo tipo de trabajadores
espirituales infinitamente pequeños. Su función es dirigir el sistema de sostén vital de esa

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/Conclusion.htm 03/01/2002
Conclusión Página 3 de 6

célula. Una fábrica necesita todo tipo de instrumentos y máquinas, trabajadores y directores,
para mantenerla viva y protegerla de cualquier tipo de error y destrucción. De igual forma,
científicamente hablando, la célula tiene su propio sistema de defensa contra cualquier
invasor externo: esa protección es producida por el diminuto personal angélico a quien Dios
creó para ese fin.

A medida que el santo se vuelve más y más perceptivo en su oído y su comunicación interior,
él concentrará todo su poder. Entonces lo colocará en su corazón, excluyendo cualquier otro
foco. Este proceso puede ser comparado con el de la concentración de la luz, que no quema
si se dispersa sobre el papel, pero sí lo hace si se vuelve a concentrar en un rayo bajo un
lente de aumento. En ese momento, el santo será capaz de enviar esa luz angelical
acumulada desde su corazón hacia a cualquier ser humano en esta tierra y a cualquier ser
celestial.

La continua reconstitución de este poder angélico en el corazón del santo le permite ser
testigo de visiones espirituales y adquirir conocimiento celestial. Esto continúa hasta que llega
el día en que una luz indescriptible aparece en el horizonte de su corazón. Esta luz expande
su corazón a un grado infinito y remueve de él todos los velos que hasta ese momento le
impiden alcanzar las realidades del mundo espiritual. Mientras tanto, Dios ordena a los
ángeles, cada uno en su estado, tarea, y posición, que le informen a ésa persona piadosa
sobre tres cosas: la razón de su creación, su posición en el plan divino, y su trabajo en la
creación. Luego, cada uno de estos ángeles adornará a esta persona piadosa. Ellos lo
dotarán con un tipo de regalo. En un momento determinado él se convertirá en "difuso" que,
en el lenguaje de los místicos, significa que él será vestido con un sutil cuerpo de luz, la
misma luz que caracteriza a los seres angélicos. Ese cuerpo no es visiblemente manifiesto a
otros seres humanos. Sin embargo ellos pueden sentir la luz que emana del cuerpo del santo
y ser atraídos hacia él como un imán atrae el hierro.

Cuando la gente es atraída hacia este santo conocedor, él no debe mostrar que es diferente
de los demás ni presumir ser más elevado que ellos. El debe ser un instrumento de este poder
angélico. El estar orgulloso lo pondría en la misma categoría que Satán. Aunque Satán poseía
un poder angélico, él cayó del paraíso a causa del orgullo y ése poder le fue quitado. El santo
sólo debe usar el poder angélico en una forma constructiva, para la felicidad y beneficio de los
seres humanos. Debe hacerlo sin pedir nada a cambio de aquellos a quien ayuda. Los
ángeles nunca piden nada para sí mismos, en cambio, ellos siempre piden por los seres
humanos.

Los niños no han estado involucrados en los bajos deseos que despojan al corazón de su
poder angélico. De hecho, ellos están al nivel de los santos, aunque ellos mismos no son
conscientes de esto, mucho menos sus padres y parientes. El niño que dice que ha tenido
visiones está diciendo la verdad; mientras que el padre que escucha el relato del niño, lo
tamiza a través de la red de la mente y no lo considera factible. - "Yo escuché una música,"
"un ángel vino a mi," "gente vino y desapareció," "ellos me trajeron regalos," son
declaraciones frecuentes de niños que cuentan estos relatos tal cuál ocurren. El niño no se
puede controlar a sí mismo. El santo, sin embargo, mantiene todos estos eventos escondidos.

Existe un estado intermedio de conocimiento entre el de los niños y los santos conocedores,
que puede ser llamado "santidad prematura". En ese estado, mucha gente experimenta
visitas, visiones y sonidos que pueden ser pocos y lejanos entre sí o frecuentes. Estos
sucesos parecen discontinuos, y hasta incoherentes, como alguien a quien se le habla en un

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/Conclusion.htm 03/01/2002
Conclusión Página 4 de 6

lenguaje extranjero y difícil de entender. La razón radica, en que aquellos que la experimentan
no han alcanzado el estado de purificación que les permite conversar fluidamente con su
poder angélico. Como los niños, ellos no pueden evitar revelar estas experiencias en cuanto
ocurren, o poco después, de una manera que puede tener sentido o no, para ellos o para
otros.

La felicidad que sienten estos relatores de visitas angelicales al contar a otros su experiencia
es como la felicidad de un niño al que se le ofrece un caramelo o un diamante. El niño se
pondrá feliz con el caramelo y se olvidará del diamante. No obstante nuestro objetivo debe
seguir siendo el diamante. Es importante que las personas siempre se vuelvan a dirigir hacia
ese objetivo: la continua conexión de su corazón con el poder angélico, en cada momento de
sus vidas.

Cada espíritu humano evoluciona desde el momento cuando estaba presente y testificó ante
Dios en el Día de las Promesas, hacia la realidad de la vida terrena, luego hacia la vida en la
tumba, luego hacia la vida eterna. Esta evolución consiste en cambios de una imagen a otra.
La vestimenta que el espíritu toma en el cuarto mes de su vida en el útero se mantiene hasta
la muerte. Otra vestimenta es colocada en la tumba, la cuál también se deteriora. Finalmente,
el espíritu se pone el cuerpo del mas allá. Este cuerpo cambia a un cuerpo angélico en el
momento que entra en contacto con los ángeles, como ya hemos mencionado en relación al
verso coránico: "Entren ustedes Mis servidores" (89 :29).

Ese cuerpo angélico continuará cambiando, continuamente y para siempre, desde una
vestimenta excelente hacia una aún más excelente, de acuerdo a la infinita creación de Dios
de los niveles de paraíso. Cada vestido del paraíso, cuando se usa, abre un nuevo nivel.
Cuando uno ve este nuevo nivel, desea alcanzarlo. Se pone esta nueva vestimenta por
permiso divino. Y una resurrección desde un nivel del paraíso al siguiente, continua ad
infinitum. Este asombroso fenómeno muestra la enorme extensión del poder de creación de
Dios.

Antes del paraíso, en cada período de evolución de una vestimenta a otra, la persona puede
entender su entorno y el estado en el que está. Estará viviendo y experimentando ese estado,
pero no podrá entender los otros estados. La persona está virtualmente aprisionada en el nivel
en el que está y no puede ver ningún otro nivel. Por otro lado, la persona que logra el estado
total de santidad, puede entender todo desde el principio al fin. Esto es lo que diferencia a la
persona común de un santo. Un santo ya ha adquirido el sutil cuerpo de luz, que le permite ver
el pasado, el presente y el futuro en un solo momento. Verdaderamente, él puede lograr el
conocimiento de las almas desde el momento en que se pararon ante la divina presencia, al
día que vinieron a este mundo, entraron en la tumba, fueron resucitadas, se pararon ante Dios
nuevamente y entraron en el Paraíso. Esta realidad está relatada en la siguiente tradición
profética, en la que a uno de los Compañeros del Profeta, el mismo Profeta le pidió que diera a
la gente presente una vislumbre de su visión angélica.

Harith ibn Laman dijo: "Una vez fui al Profeta y él me preguntó en qué estado yo había pasado
el día. Yo respondí: ‘Como un verdadero creyente.’ Luego el Profeta me preguntó por el nivel
de mi fe. Yo respondí: ‘Yo veo el trono de Dios y a la gente del paraíso ayudándose
mutuamente, y a la gente del infierno lamentándose allí. Yo veo frente a mi ocho cielos y siete
infiernos, tan claro como los adoradores de ídolos ven a sus ídolos. Puedo reconocer a cada
persona, al igual que un molinero puede diferenciar el trigo de la cebada. Esto es, quien irá al
paraíso y a quién se lo encontrará en el infierno. Frente a mí, las personas son como peces y

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/Conclusion.htm 03/01/2002
Conclusión Página 5 de 6

hormigas. ¿Me quedo en silencio o continuo? El Profeta me dijo que parara y no dijera
mas." [ Ver Abu Hanifa, al-Fiqh al-Akbar].

Uno de estos verdaderos santos de tiempos más recientes dijo: "Me encontré con un ángel
parado en la orilla de un vasto océano. Lo saludé y el ángel respondió: ‘Y la paz y la
misericordia de Dios estén contigo.’ Luego el ángel me preguntó llamándome por mi nombre:
‘Oh tal y tal, ¿cómo está tu Sheikh, el maestro de abdal?’ y lo nombró. Le respondí dándole
buenas nuevas sobre mi Sheikh, entonces le pregunté cómo lo conocía. Él se sorprendió y
contestó: ‘¿Tú piensas que no lo conocemos? Todos en nuestro reino lo conocen y lo
respetan. Cuando Dios lo elevó a su nivel, Él les informo a todos en Su creación, a todos los
ángeles y a cada creación en la tierra, que esa persona había alcanzado la estación de "Lo
amo," y quiero que todos lo amen también. Por lo tanto, cada piedra, árbol, animal, ángel y
genio lo ama.’ Yo dije: ‘Hay algunas personas en la tierra que quieren matarlo porque están
celosos de su conocimiento y su poder angélico.’ El ángel dijo: ’Es imposible que alguien
pueda matar a aquel a quién Dios ama y ha elevado a un poder angelical.’

"El ángel continuó: ‘Tu maestro puede escuchar y ver la imagen de todo objeto creado en este
universo. En este universo, no hay nada salvo estos reflejos creados. Ellos representan
ángeles, seres humanos, y cada elemento, viviente o no viviente; y todos ellos están alabando
a su Señor. A toda la creación, salvo los seres humanos que no han alcanzado el estado de la
visión angélica, se le da un conocimiento que les permite escuchar las alabanzas y los himnos
de los otros, en cualquier órbita del espacio o de la existencia en que ellos se muevan. Todos
alaban a su Señor con sus propios atributos y en las palabras de su propio lenguaje. Dios les
da a todos la comprensión del lenguaje de los demás pero no el permiso para usarlo. Cada
uno tiene que usar su propio lenguaje.’

"Yo interrumpí al ángel: ’¿Incluso los objetos inanimados pueden entender la alabanza de los
demás?’ ‘Si, incluso ellos pueden entender. Una piedra es inanimada para los ojos humanos,
pero es una creación viviente que alaba a Dios. ¿No has oído de aquellos que escucharon a
las piedras alabando a Dios, en la presencia del Profeta y sus Compañeros santos?’

"El continuó: ‘¡Nosotros, los ángeles, hemos sido creados por la luz divina, y hemos sido
enormemente honrados! No obstante, nosotros los admiramos y nos compadecemos de
ustedes, seres humanos, porque ustedes han sido creados a imagen de Dios. ¿No has oído el
dicho del Profeta: "Dios creo a Adán a Su semejanza?" Entendemos que esto significa que los
seres humanos han sido elevados a un nivel donde Él los honró al permitirles que reflejen Su
imagen. Este honor ha elevado a los seres humanos a un nivel muy alto. Es por esto que Dios
dijo en el Santo Corán : "Verdaderamente hemos honrado a los seres humanos y los
hemos transportado por sobre la tierra y sobre el mar" (17:70). Estos dos cuerpos, tierra y
océano, aquí representan el conocimiento interno y externo.’

El ángel continuó: ‘Ese honor de los seres humanos está principalmente representado por su
rostro, y la cabeza es el verdadero centro de los hombres. Ya que ustedes no pueden decir
que la semejanza a Dios existe en este o aquel miembro del cuerpo, por que son todos iguales
de una persona a otra. Pero cada persona tiene un rostro único y allí radica la semejanza a
Dios. Por ello, el Profeta reprendía al hombre que le pegaba a otro en la cara y prohibió
golpear en la cara a los seres humanos, incluso en batalla.

"’Cuando Dios quiere manifestarse a Sí Mismo, Él mira a Su creación. Su primer atención va a


los seres humanos, porque ellos se asemejan a Él. La mayoría de los que se asemejan a É

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/Conclusion.htm 03/01/2002
Conclusión Página 6 de 6

son santos; de aquí, que el Profeta dijo sobre ellos: "Ellos les hacen recordar a Dios."
Nosotros, ángeles, sólo podemos hablar a profetas y santos.

"Nosotros también los compadecemos, porque los seres humanos no quieren abrirse a sí
mismos para atraer el poder angelical, por el cuál ellos logran el estado de conocimiento
celestial, que es su herencia. Eso nos hace aparecer con aspecto humano en formas y niveles
de luz variables, en diferentes lugares y a diferentes edades de la vida humana, para
recordarles que ustedes han sido honrados con un poder angélico y una semejanza divina.
¡Mantengan la semejanza! ¡Usen el poder angélico! Él los elevará a esa estación luminosa,
sin la cuál Dios dice: "¡Verdaderamente, aquellos a quienes Dios no les destinó luz,
nunca heredarán luz!" (24:40) y Él dijo: "¡Luz sobre luz!" (24:35) declarando que la luz de
la visión del corazón debe estar conectada con la luz del poder angélico, asegurando éxito y
guía a todos los seres humanos. Luego, esa luz aparecerá sobre todo el dominio humano,
como una salida de sol y una salida de la luna sobre toda la creación, sin nunca ponerse. La
luz de este poder, en ese momento, hará a todas las personas como una luna, eso es, un
cuerpo celestial que reflejará la luz original para el resto de la creación. Por esta luz, el mundo
será preservado, el amor a la naturaleza gobernará la tierra, y todos vivirán en paz y amor,
nadando en un océano de belleza angélica y armonía.’"

Luego, el santo terminó diciendo: "Así habló el ángel. Luego él dio el saludo angélico de paz y
se fue."

Pagina Principal

Haqqani Textos Prácticas Tópicos Noticias Libros Archivos Baraka Enlaces

http://www.arrakis.es/~margarit/sufismo/angeles/Conclusion.htm 03/01/2002